Está en la página 1de 16

INDICE

INTRODUCCIÓN

En este trabajo que voy a desarrollar tratare de los diferentes puntos


de derecho consular es el conjunto de normas jurídicas de carácter
internacional y nacional que regulan la organización de las oficinas
consulares, el establecimiento de las relaciones consulares, así como
la competencia y el ejercicio de las funciones consulares entre los
estados en el extranjero.

Se ubica dentro del Derecho Internacional Público por la voluntad de


los estados al establecer relaciones consulares, pero las funciones
que realiza el cónsul están reguladas por normas de derecho interno,
por lo tanto, la actuación del cónsul se debe ajustar a las disposiciones
de derecho administrativo, civil, mercantil, procesal, penal, notarial y
fiscal entre otras, dependiendo de la naturaleza de las funciones de
que se trate.
DERECHO CONSULAR

Orígenes.

Tiene un origen privado y comercial.

Los primeros cónsules, fueron representantes de grupos de


mercaderes de los países occidentales que se habían establecido en
el Imperio Bizantino, a partir del siglo XII.

Después adquirieron prerrogativas especiales como la función


jurisdiccional.

A partir del siglo XVI, con la consolidación del Estado nacional, éste
tendió a absorber las funciones consulares y a designar a los
cónsules.

La normativa Internacional sobre esta materia está codificada en la


Convención de Viena s/ relaciones consulares de 1963.-

Funciones de los Cónsules.

1- defender, dentro de los límites de su función, los intereses del


Estado que envía y de los nacionales que allí se encuentren.
2- promover las relaciones bilaterales económicas y comerciales.
3- Ejecutar en el territorio del Estado receptor actos administrativos,
notariales y de registro que tendrán efecto en el territorio del Estado
que los envía.
Cónsules.

La tarea del cónsul no es política.


Carece del carácter representativo del Estado.

Su misión esencial es la defensa de los intereses de las personas


físicas o jurídicas del E. que envía.

La defensa de los intereses del Estado en sus relaciones políticas


corresponde a la misión diplomática.

Funciones consulares.

Las funciones consulares pueden ser ejercidas por Cónsules de


carrera: son funcionarios del E. que envía para permanecer en la sede
por un período de tiempo.

2) Cónsules honorarios: personas que residen normalmente en el E.


receptor, pudiendo ser su Nacional.

Por su relevancia o méritos es designado x el Estado que envía.

Jerarquías de la Oficinas consulares.

Las jerarquías de las oficinas consulares se establecen por distintos


criterios:
-Importancia de la ciudad sede.
-Importancia de los negocios de la región de la que la ciudad es
cabeza.
-Importancia de los vínculos culturales.
-Etc.

-Consulados Generales.
-Consulados.
-Viceconsulados.
-Agencias Consulares.
-Circunscripción consular: ámbito territorial determinado dentro del
cual, ejerce sus funciones la oficina consular.

Jefe de la Oficina consular.

Para designar al Jefe de la OC, el Estado que envía debe recavar el


consentimiento del Estado receptor.

Carta Patente en la que se consigna la designación y la


circunscripción consular.

Exequátur x el cual el Estado receptor, manifiesta su consentimiento.


Admisión provisional (art.13).

Denegación sin expresar razones (art.12)

Personal de la Oficina Consular.

1- Jefe de la OC.
2- Cónsules Adjuntos: personal consular de carrera.
3- Personal administrativo y técnico.
2 y 3- Designación libre, previa notificación al Estado Receptor.
Los empleados contratados localmente están cometidos al régimen
laboral común del Estado Receptor.

En caso de ausencia temporaria o definitiva del titular, la Oficina


Consular, quedará a cargo del funcionario consular de carrera que le
sigue en jerarquía (art.15).

Fin de las funciones.

Los Cónsules pueden cesar en sus funciones por las mismas razones
que los diplomáticos: traslado, renuncia, etc. y el hecho se notifica al
Estado Receptor.

ER puede remover al Jefe de Oficina x revocación del Exequátur y al


resto del personal x notificación de que ha cesado de considerarlo
miembro del personal consular (art. 25).

Privilegios e inmunidades.

1- Inviolabilidad de la Oficina consular.

Es sensiblemente más restringido que el de la misión diplomática.

Los agentes del ER, tienen limitado su acceso a los locales


consulares en la parte destinada exclusivamente para trabajo de
oficina, salvo con el consentimiento del titular.

Se presumirá en caso de incendio u otro peligro (art.31).


No está prevista la exención de embargo, registro o medidas de
ejecución vigentes para la MD.

No goza de inviolabilidad la residencia particular del Jefe y del


personal de la OC.

Los locales, bienes y medios de transporte de la Oficina Consular, no


podrán ser objeto de requisa, (desapoderamiento temporario); si
podrán serlo de expropiación, (desapoderamiento definitivo), por
causa de defensa o utilidad pública.

2- Inviolabilidad de los miembros de la Oficina consular.

Los funcionarios y demás miembros de la Oficina Consular no pueden


ser detenidos, salvo casos de delitos graves o cuando exista sentencia
firme.

En caso de proceso penal deberán comparecer y las autoridades


deberán tratarlos con deferencia (art. 41).

Si los llaman a testificar, deben comparecer, salvo hechos vinculados


con el ejercicio de sus funciones.

No están obligados a exhibir documentos o correspondencia oficial. En


caso de detención, o de inicio de un proceso penal en su contra, el ER
deberá comunicarlo al Estado que envía.
3- Inmunidad de jurisdicción.

Los funcionarios de carrera y demás miembros de la misión, estarán


exentos de la jurisdicción de los tribunales del ER, por actos
ejecutados en el ejercicio de sus funciones oficiales. con excepción en
materia civil, y de accidentes ocurridos fuera del ejercicio de sus
funciones (art.43).

4- Inmunidad de jurisdicción civil. Excepciones.

-Acciones reales.
-Juicios universales en que el funcionario sea parte
-Acciones provenientes de obligaciones contractuales o de
establecimientos comerciales.
-Si el funcionario demanda a título personal, se somete
voluntariamente. Reconvención.
-Acciones derivadas de actividades profesionales.

Cónsules honorarios.

El régimen de los Cónsules Honorarios , es aún más restringido que el


de los Cónsules de carrera en materia de facilidades, privilegios e
inmunidades:

1- Los locales consulares honorarios no gozan de ninguna forma de


inviolabilidad (art. 59). El ER tiene la obligación de protegerlos contra
toda intrusión o daño, evitando se perturbe su tranquilidad o dignidad.
2- Los locales consulares cuyo titular sea un Cónsul Honorario, y de
los cuales sea titular o inquilino el E. que envía, estará exento de todos
los impuestos o contribuciones, nacionales, regionales o municipales,
salvo de los exigibles en pago de determinados servicios prestados.

3- Los archivos y documentos de la oficina consular honoraria, sólo


gozará de inviolabilidad en la medida en que estén separados de los
papeles privados de su titular (art.61).

4- Exención de todo derecho de aduanas, impuestos y


gravámenes conexos, salvo gastos de almacenaje, acarreo y
servicios análogos, sólo se extienden a los artículos de uso oficial de
la Oficina del Cónsul Honorario. (art. 62).

El Cónsul honorario no goza de inmunidad de jurisdicción, salvo para


actos vinculados al ejercicio de sus funciones oficiales.

Sólo está exento de prestar testimonio en actos vinculados con sus


funciones (art.63).

Procedimiento Penal.

Cuando se instruya un procedimiento Penal contra un Cónsul


Honorario, está obligado a comparecer ante las autoridades
competentes.

Las diligencias se practicarán con la deferencia debida, por razón de


su carácter oficial, y perturbando lo menos posible el ejercicio de sus
funciones, salvo detención o prisión preventiva.(art. 63).
Cónsules honorarios.

Los Cónsules Honorarios, salvo los que ejerzan en el ER cualquier


profesión o actividad comercial en provecho propio, están exentos de
las obligaciones prescriptas x leyes y reglamentos de ese E.
referentes a inscripción de extranjeros y permisos de residencia. No
se extiende a los miembros de su familia, ni a los demás miembros de
la oficina (art. 66 y 67).

Exención fiscal.

No está prevista la exención de permiso de trabajo o régimen de


seguridad social del Estado receptor.

La exención fiscal sólo se extiende a los sueldos percibidos por el


cónsul honorario en su calidad de tal (art.66).

Secciones consulares de las misiones diplomáticas.

Tanto Convención Viena s/ relaciones diplomáticas (art. 3.2), como


Convención de Viena s/ relaciones consulares (art. 25) autoriza el
ejercicio de funciones consulares por las misiones diplomáticas.

Se habilita una sección consular, asignada a funcionaros de la misión


diplomática.

Privilegios e inmunidades diplomáticas, x pertenecer a la misión.


El Derecho Consular es el conjunto de normas jurídicas de carácter
internacional y nacional que regulan la organización de las oficinas
consulares, el establecimiento de las relaciones consulares, así como
la competencia y el ejercicio de las funciones consulares entre los
estados en el extranjero.

Se ubica dentro del Derecho Internacional Público por la voluntad de


los estados al establecer relaciones consulares, pero las funciones
que realiza el cónsul están reguladas por normas de derecho interno,
por lo tanto, la actuación del cónsul se debe ajustar a las disposiciones
de derecho administrativo, civil, mercantil, procesal, penal, notarial y
fiscal entre otras, dependiendo de la naturaleza de las funciones de
que se trate.

El Derecho Consular configura el papel de la Sección Consular de los


Ministerios de Relaciones Exteriores. La Sección Consular es la
responsable de todas aquellas actividades relacionadas con la
actividad consular propiamente dicha, entre las cuales están aquellas
referentes a visas, actividades notariales, seguimientos de los
nacionales radicados en el país receptor, etc.

Su función es de carácter técnico es decir que solo tiene un alcance


limitado su reconocimiento y acreditación es a través de los convenios
que se realizaron como:

- Convenio de Viena sobre relaciones diplomáticas (1961).


- Convenio de Viena sobre relaciones consulares (1963).

El Derecho Consular nace de la necesidad de proteger a los


comerciantes y navegantes que se ven refugiados en países
extranjeros. La institución consular precede a la aparición de la
diplomacia permanente.

En Roma también había instituciones como la del Hospitium que


desempeñaba funciones similares a las del actual consulado.

En la edad media se desenvuelven los consulados de una forma


similar a la actual.

El primer consulado medieval fue establecido por Pisa en el siglo X.


En los siglos XI y XII se expanden los consulados por todo el
Mediterráneo. En el siglo XIII se expanden a otros mares.

Los consulares venían a ser una suerte de jueces mercantiles que


desempeñaban una jurisdicción que incluso abarcaba aspectos civiles
y penales. También tenían una cierta importancia en la gestión de
asuntos de política internacional.

Durante la formación del Estado el consulado se convierte en un


órgano suyo para actuar en su nombre frente a sus propios nacionales
y a las autoridades del estado huésped.
Con establecimiento de la diplomacia permanente en el siglo XVII los
consulados pierden importancia.

En la segunda mitad del siglo XVIII se empieza a recuperar el


consulado como un medio útil para el desarrollo de las relaciones
internacionales.

LAS CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO CONSULAR

Son múltiples y extremadamente variadas. El titular de las relaciones


consulares (cónsul) es el equivalente al jefe de policía, notario,
encargado de registro civil, capitán de puerto, etcétera, todo al mismo
tiempo.

La función consular se ejerce ante las autoridades locales de un


estado, a diferencia de la función diplomática que se ejerce ante las
autoridades centrales del estado.

A través de las funciones consulares dos ordenamientos jurídicos


(Estados enviante y receptor) vienen a encontrarse y coordinarse entre
si y en su aplicación concreta respecto a individuos que pertenecen
por su nacionalidad a estado enviante pero que, al tiempo, se han
convertido en "súbditos temporales" de estado receptor.

Tienden a renovarse y extenderse continuamente, debido


principalmente al creciente desarrollo del comercio jurídico
internacional y a la intensificación de la la cooperación entre Estados
en sus relaciones sociales y administrativas.

Estas funciones no podrían desarrollarse si las autoridades del estado


receptor no ofrecieran a los órganos consulares del estado enviante su
debida cooperación (artículo 28 convenio de Viena).
CONCLUSIÓN

En este trabajo que he concluido he aprendido mucho sobre este tema


tan importante El titular de las relaciones consulares (cónsul) es el
equivalente al jefe de policía, notario, encargado de registro civil,
capitán de puerto, etcétera, todo al mismo tiempo.

La función consular se ejerce ante las autoridades locales de un


estado, a diferencia de la función diplomática que se ejerce ante las
autoridades centrales del estado.

A través de las funciones consulares dos ordenamientos jurídicos


(Estados enviante y receptor) vienen a encontrarse y coordinarse entre
si y en su aplicación concreta respecto a individuos que pertenecen
por su nacionalidad a estado enviante pero que, al tiempo, se han
convertido en "súbditos temporales" de estado receptor.
BIBLIOGRAFIA

Enciclopediadominicana.com

Buenastareas.com

www.prezi.com