Está en la página 1de 4

Estudio de JOB 11: 13-19.

(Los amigos de Job juzgaron erróneamente el estado espiritual de él,


creyeron que lo que le estaba pasando a Job era porque estaba en pecado
ya que para esa época eso era lo que se creía oficialmente cuando una
persona pasaba por magnitudes de calamidades, pero los consejos que estos
amigos le dieron a Job eran excelentes, eran verdades espirituales
profundas que son vigentes para esta actualidad y para todos los tiempos
puesto que lo que está escrito en las Sagradas Escrituras va a permanecer
siempre, la Palabra de Dios es una fuente de vida para cada situación y
para nuestro crecimiento, ella es el guía, el mapa para llegar a Dios.)

Tema:

1. DIOS USA TUS AFLICCIONES, TUS CALAMIDADES PARA FORMAR TU


CORAZON NATURAL A UN CORAZON CON DISPONIBILIDAD A EL.
 Introducción:

Cuando una persona vive momentos de fuerte presión en su vida, es cuando da a


conocer quien de verdad es esa persona, cuando vamos al libro de Job vemos que Job
tenía una gran familia la cual era su tesoro más grande (Job 1:5). Job fue un hombre
prospero en grandes propiedades y ganado puesto que fue el más grande hacendado
oriental en esa época(la época patriarcal)- (Job 1:3). De repente, pierde a sus hijos y todos
sus bienes en un solo día (Job 1:13-22) la tristeza embargo su corazón, sufrió mucho su
gran perdida, pero en el versículo 21 de ese primer capítulo Job muestra un actitud de
disposición(opto por mantener su carácter natural y espiritual de forma tranquila) ya que
su expresión fue “Jehová dio, y Jehová; quito sea el nombre de Jehová bendito”. La fe
de Job permitió que el corazón de Job pudiera ver la mano de Dios a pesar de la
calamidad que estaba experimentando.

13. a. “Si tu dispusieres tu corazón…”

La disposición es una acción personal, de voluntad propia, es decir que Dios no obliga a
nadie, sabemos que el nos permite tener un libre albedrio o sea nos permite decidir por
nosotros mismos, El nos ha amado tanto que nos ha permitido ejercer y hacer uso de
nuestra voluntad en todas nuestras tomas de decisiones. Dios quiere trabajar en nuestra
vida, en nuestro corazón pero para que El pueda hacerlo, usted tiene que activar su
propia voluntad y disponer el corazón al Espíritu Santo.

b. “Y extendieres a él tus manos;”

Esta expresión habla de un corazón dispuesto y libre. Es decir que cuando una persona
está atada con cargas pesadas o por pecados no confesados, se siente sin libertad para
alabar a Dios sin poder alzar sus manos libremente en una condición de miseria
espiritual.

14. a. “Si alguna iniquidad hubiera en tu mano, y la echares de ti…”

La iniquidad es un pecado no confesado que llega a arraigarse en el corazón, la


iniquidad nos hace volver a caer en un pecado tras otro, y si no confesamos y no nos
arrepentimos, el pecado echa raíces, convirtiéndose en un círculo vicioso. (Mt.13:38-41) la
parábola del trigo y la cizaña es un ejemplo o enseñanza bíblica de lo que es la
iniquidad o sea que la cizaña son los hijos de mal, que sirven de tropiezo y son los que
hacen iniquidad.

b. “Y no consistieres que more en tu casa la injusticia…”

La injusticia es un como un hogar, es como una empresa, es como un país que viene
por causa de que alguien quiere algo más que la paz, quiere que consientas la avaricia,
el orgullo, las calumnias, la infidelidad, la deslealtad, la mentira, etc. Cuando una persona
manifiesta consentir en la casa de su corazón el orgullo, o cualquiera de los demás
pecados mencionados, está permitiendo que la injusticia more en su entorno, que more
en su hogar, que more en su trabajo, que more hasta en su país. Dios quiere que
seamos justos, honestos, sin dobles de ánimo, fieles, leales y verdaderos creyentes a Él.
(Pr. 14:34) “La justicia engrandece a la nación; mas el pecado es afrenta (deshonra) de las
naciones”.

15. “Entonces levantaras tu rostro limpio de mancha…”

a. O sea después que hayas mostrado cordura a la fidelidad al Señor hayas mantenido
tu testimonio intacto como siervo de Dios, la sociedad (la gente, las personas) te verán
como una persona transparente, limpio, sano del alma, podrán confiar en ti, te verán
diferentes de los demás y hablaran bien de ti, es decir que entonces seriamos de
agradable carácter, atractivos a las personas que nos rodean, y más aun seriamos
creyentes agradables delante de los ojos de Dios.

b. “Y serás fuerte...”

Para que haya fortaleza en el cuerpo, es necesario ejercitar los músculos, así es
exactamente igual para la fortaleza de nuestra fe, necesitamos ejercitarla en el
discernimiento del bien y del mal, desarrollando experiencias en el ámbito espiritual
donde se experimenta el enfrentamiento de enemigo del diablito, el enfrentamiento al
mundo y sus deleites y a uno mismo (carácter) o sea que si cumplimos con las
condiciones que El Señor demanda de nosotros el espíritu Santo nos dará las fuerzas
para ser victoriosos en todo. Fil 4:13 y Romanos 8:37 confirma que por medio de Cristo
seremos más que vencedores.
c. “nada temerás...”

Es decir si vamos a ver hay muchos creyentes que viven su vida cristiana llena de
temores, temor a ser castigados por Dios, temor a no llegar a la gloria, temor a fallarle
al Señor, temor a caer a la oscuridad, temor a quedarse sin trabajo, temor a morir, etc.
El apóstol Pablo enseño en 1 Juan 4:18 que en el amor no hay temor, sino que el
perfecto amor echa fuera el temor, entonces porque temer? El amor por el Señor que
hay en nosotros, si es perfeccionado, da como resultado creer en la palabra de Dios y no
darle lugar a las mentiras del maligno de nuestro enemigo, y al no darle lugar al
enemigo no damos lugar al temor, lo que significa que el Señor quiere perfeccionar
nuestro amor por El, y de esta forma, nada temeremos.

16. “Y olvidaras tu miseria, o te acordaras de ella como de aguas que


pasaron..”

La miseria, la pobreza y la escasez espiritual no es el deseo de Dios para sus hijos. El


deseo de Dios para sus hijos es que sus hijos logren tener una integra comunión con El.
(3 Juan 2; Deuteronomio 28:1-2)

17. “La vida te será más clara que el mediodía; aunque oscureciere, será
como la mañana”.

Hay momentos en nuestra vida cuando todo al parecer se ve negro(momentos de duelo


por alguna perdida familiar, o una pérdida de algo valioso etc.) y como que no se ve
salida, no se ve solución, David en el libro de los Salmos dijo “ lámpara es a mis pies tu
palabra y lumbrera a mi camino” Salmo 119:105 o sea que si hay una luz es la luz de la
Palabra de Dios que te darán salida a esos momentos donde lo vemos todo negro.

18. a. “Tendrás confianza, porque hay esperanza...”

Levantaras tu confianza… o sea nuevamente el libro de Salmos lo dice: Salmo 37:5 ; Salmo
23:1 y en 1 Juan 4:4.

18b-19 a. “Miraras alrededor, y dormirás seguro, te acostaras y no habrá quien te


espante”

Dormirás profundo, tu cerebro descansara, te levantaras relajado, y nuevamente David lo


expresa en el libro de los Salmos en el Salmo4:8 “ En paz me acostare y asi mismo
dormiré porque solo tu Jehová me haces vivir confiado.
19. b. “Y muchos suplicaran tu favor..”

Es decir que serás solicitado por las personas, pues ellos reconocerán en ti algo que ellos
necesitan, tanto de los creyentes como de los no creyentes, las personas verán el bien en
ti y querrán tener ese algo que hay en ti que te hace ser una persona de bien que es la
gracia de Dios y también procuraran que tu ores por ellos, porque ven algo diferente,
ven que la unción de Dios está en ti.