Está en la página 1de 4

ORATORIA PARLAMENTARIA

Legislatura LV, Período Ordinario, 07 de junio de 1994.1


[Sobre bloqueo estadounidense a Cuba]

Para el mismo asunto, tiene la palabra el señor diputado Gilberto Rincón Gallardo, de la
fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática, para hablar sobre el
bloqueo a la República de Cuba.
El diputado Gilberto Rincón Gallardo y Meltis:
Señor Presidente; señoras y señores diputados:
Ya aquí, el diputado Hernández Juárez, del PPS, ha hecho referencia a una serie de
resoluciones de la ONU; podríamos recordar otras más: el asunto del rechazo mundial al
bloqueo a Cuba tiene ya, efectivamente, mucho tiempo y pocos resultados.
El 11 de septiembre en la ONU, fue cuando por primera vez se tomó una resolución
rechazando ese bloqueo. El 24 de noviembre de 1992, en la ONU, se tomó otra resolución
similar. La Tercera Cumbre Iberoamericana de julio de 1993 en Brasil, tomó una resolución
sobre la necesidad de eliminar la aplicación unilateral de cualquier Estado con fines
políticos, de medidas de carácter económico y comercial contra otro Estado; el 3 de
noviembre de 1993, la ONU decide incluir en el programa provisional de su XLIX período
de sesiones, el tema titulado "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y
financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba".
La preocupación es si podemos avanzar y podemos coadyuvar buscando una solución a este
bloqueo en algún sentido por parte de esta Cámara de Diputados. Quiero recordar que no
hace mucho tiempo, una comisión integrada por la mesa directiva de la Comisión de
Relaciones Exteriores de esta Cámara visitó Cuba; ahí se nombró una comisión de
diputados de esta Cámara, de todos los partidos, para buscar el contacto y el apoyo a Cuba,
fundamentalmente, en el caso del bloqueo.
Yo quiero proponer, aunque sea de manera informal, para que posteriormente la Comisión
de Relaciones Exteriores lo examine, que esta comisión a través de la Comisión de

1
El texto fue tomado tal cual aparece en el Diario de Debates, Número de Diario 17.
Relaciones Exteriores, entre en contacto con personalidades, diputados sobre todo, de los
Estados Unidos, que han tenido una actitud decidida en favor del desbloqueo a Cuba.
Quiero recordar aquí, que el diputado Charles B. Rangel, demócrata, por el XVI distrito de
Harlem en Nueva York, miembro muy destacado del comité de formas y procedimientos,
en la actualidad es el principal impulsor de un proyecto de iniciativa para levantar el
bloqueo a Cuba.
En estas condiciones y habiendo comisiones ad hoc nombradas en esta Cámara y viendo la
necesidad de dar algunos pasos, quiero proponer que la Comisión de Relaciones Exteriores
examine la invitación a este diputado para que juntos veamos la manera de apoyar las
iniciativas del diputado Rangel en el Congreso de los Estados Unidos para terminar con el
bloqueo a Cuba.
Es correcto lo que el diputado Hernández Juárez ha dicho aquí. El asunto ha llegado a
extremos gravísimos y afecta a la humanidad entera. Demos algunos pasos en los que
podamos conjugar esfuerzos con aquellas personas, sobre todo diputados, que desde los
Estados Unidos, se han convertido en impulsores de iniciativas para desbloquear a Cuba.
Creo que el diputado Rangel, demócrata de los Estados Unidos, debiera contar con el apoyo
de este Congreso para hacer avanzar su iniciativa. Muchas gracias.

ORATORIA MILITAR (ARENGA)

Arenga de don Agustín de Iturbide al Ejército Imperial2


25 de septiembre de 1821.
Mexicanos: ya estáis en el caso de saludar a la Patria independiente como os ofrecí en
Iguala: ya recorrí el inmenso espacio que hay desde la esclavitud a la libertad, y toqué los
diversos resortes para que todo americano enseñase su opinión escondida, porque unos se
disipó el temor que los contenía, en otros se moderó la malicia de los juicios, y en todos se
consolidaron las ideas.
Ya me veía en la capital del Imperio más opulento, sin dejar arroyos de sangre, ni campos
talados, ni viudas desconsoladas, ni desgraciados hijos que llenen de execración al asesino

2
Tomada de Iturbide, Agustín, Escritos diversos, México, Conaculta, 2014, pp. 70-71.
de sus padres; por el contrario, recorridas quedan las principales provincias de este reino; y
todas uniformadas en la celebridad han dirigido al Ejército Trigarante vivas expresivos, y al
cielo votos de gratitud. Estas demostraciones daban a mi alma un placer inefable, y
compensaban con demencia los afanes, las privaciones y la desnudez de los soldados,
siempre alegres, constantes y valientes.
Ya sabéis el modo de ser libres: a vosotros toca señalar el de ser felices.
Se instalará la junta, se reunirán las Cortes, se sancionará la ley que debe haceros
venturosos; y yo os exhorto a que olvidéis las palabras alarmantes y de exterminio, y sólo
pronunciéis “unión y amistad íntima”, Contribuid con vuestras luces y brindad materiales
para el magnífico código; pero sin la sátira mordaz ni de sarcasmo mal intencionado.
Dóciles a la potestad del que manda, completad con el soberano Congreso la grande obra
que empecé, y dejadme a mí que dando un paso atrás observe atento el cuadro que trazó la
Providencia y que debe retocar la sabiduría americana. Y si mis trabajos, tan debidos a la
Patria, los suponéis dignos de recompensa, concededme sólo vuestra sumisión a las leyes,
dejad que vuelva al seno de mi tierra y amada familia, y de tiempo en tiempo haced una
rnemoria de vuestro· amigo.
Agustín de Iturbide

ORATORIA DIDÁCTICA

Fragmento del libro Diálogos jurídicos3

Teófilo. El jueves pasado dimos fin a la primera parte de nuestro repaso. Hoy
comenzaremos el estudio de la segunda.
Hermipio. Se trata, según me indicaste, de la distinción entre derecho y convencionalismos
sociales.
Teófilo. Sí, pero como lo hicimos en el caso del tema precedente, no habremos de
limitarnos al examen de las diferencias, sino que convendrá tratar también de las
semejanzas y relaciones entre dichas formas de regulación.

3
Tomado de García Máynez, Eduardo, Diálogos jurídicos, México, Porrúa, 1978, p. 93.
Teófilo. El relativo a las discrepancias. Recuerda cómo, al emprender en análisis de las que
existen entre moral y derecho, adoptamos, sucesivamente, dos puntos de vista: el de la
estructura lógica de las normas y el de los valores que cada orden normativo pretende
realizar.
Hermipio. Permíteme que procure resumir las conclusiones a que, respecto de ambos
puntos, llegamos la vez anterior. Desde el ángulo visual de la estructura lógica la diferencia
es: mientras la regulación jurídica ostenta los atributos de la exterioridad, la bilateralidad y
la coercibilidad, la de orden ético posee precisamente las notas contrarias. Desde el otro
punto de vista la conclusión fue: en tanto que el derecho se halla orientado hacia la
realización de valores colectivos, la moral tiene como fin dar vida a los que Nicolai
Hartmann llama “de la acción virtuosa”, que son siempre individuales.