Está en la página 1de 289

Texto completo de " Green Willow: y otros cuentos de hadas japoneses "

Ver otros formatos

metro

Y PUBLIC LIBRARY THE BRAICH LIBRARIEf

3 3333 17786 835?

r.

Sauce Verde

Y OTRA

CUENTOS DE HADAS JAPONESAS

MACMILLAN Y CO., LIMITADA

Londres BOMBAY CALCUTTA


MELBOURNE

LA EMPRESA MACMILLANA

NUEVA YORK BOSTON CHICAGO


ATLANTA SAN FRANCISCO

LA CO. MACMILLANA DE CANADÁ, LTD.


TORONTO

t
^

v;

Sauce Verde

Y OTRA

CUENTOS DE HADAS JAPONESAS

POR

GRACIA JAMES
en

CON CUARENTA ILUSTRACIONES EN COLOR POR


WARWICK GOBLE

MACMILLAN Y CO., LIMITADA


S T. LA CALLE DE MARTIN, LONDRES

1910
LA NCW YORK

BIBLIOTECA PÚBLICA

*S T .

TILCi.fl KI .'OAT

..

3"

SEÑORITA ETSUKO KATO

NOTA

ESTOS cuentos y leyendas han sido recopilados de


muchas fuentes Algunos de ellos han sido seleccionados
del Ko-ji-ki, o Registro de asuntos antiguos,
que contiene la mitología de Japón. Muchos
se cuentan de memoria, siendo reliquias de infantil
días, originalmente escuchados de los labios de una escuela
compañero o una enfermera. Ciertos de ellos, nuevamente, forman
temas favoritos para la representación en el
Escenario japonés. Algunas de las historias ahora
reunidos juntos han sido traducidos al inglés
mucho antes de esto, y han aparecido en este país en
de una forma u otra; otros son probablemente nuevos en
Un público inglés.

Gracias a Marcus B. Huish, Esq., Quien


ha permitido su historia, "El desposorio de la rata
Hija ", que se incluirá en esta colección; y
a la Sra. TH James por permiso para usarla
versión de "El espejo de Matsuyama".

CONTENIDO

PASO

1. SAUCE VERDE .... yo

2. LA FLAUTA. . ... .10


3. LA TET-KETTLE ..... 17

4. LA LINTERNA DE PEONY ... 25

5. EL REY DEL MAR Y LAS JOYAS MÁGICAS. 37

6. EL BUEN TRONO ...... 50

7. EL NEGRO. BOWL -56

8. LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS ... -sesenta y cinco

9. HORAIZAN ...... 71

10. REFLEXIONES .... .78

11. LA HISTORIA DE SUSA, EL IMPETUO ... 89

12. EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO. . . 101

13. FLOR DE LA PEONIA. .... 108

14. EL MALLET. . . . . . . .116

15. LA CAMPANA DE DOJOJI ..... 127

16. LA SIRVA DE UNAI ...... 134

CONTENIDO

17. LA Túnica De Plumas .....

18. EL PÁJARO CANTANTE DEL CIELO .... 148

19. LA SEÑORA FRÍA. 153

20. LA BÚSQUEDA DEL FUEGO ....... 161

21. UNA LEYENDA DE KWANNON 165

22. EL ESPOUSAL DE LA HIJA DE LA RATA. . 171

23. LA TIERRA DE YOMI .... . 180

24. EL AMANTE DE LA PRIMAVERA Y EL AMANTE DEL OTOÑO. 185

25. LA EXTRAÑA HISTORIA DEL ORO COMB. 191

26. EL JELLY-FISH TOMA UN VIAJE. . . 204 204

27. URASHIMA .... ... 209

28. TAMAMO, LA ZONA DE LA ZONA. . . . .215

29. MOMOTARO ..... 223


30. EL ESPEJO DE MATSUYAMA ... 228

31. IMÁGENES ROTAS ....... 233

32. LA LANZA DE CORTE DE LENGUA. ... 238

33. LA ENFERMERA. 243

34. LA HERMOSA BAILARINA DE YEDO. . . 250

35. HANA-SAKA-JIJI ..... 258

36. LA LUNA DE LA SIRVA. . ... 264

37. KARMA ......... 270

38. LA MISMA HISTORIA DE LA HIJA DE YAOYA. 276

nosotros

ILUSTRACIONES

La doncella de la luna ...... Frontispicio

CARÁTULA

Sauce Verde ........ i

La flauta . . . . . . . . . 10

La tetera. . . . . . . . 17

La linterna de peonía ....... 25

El rey del mar y las joyas mágicas I ... 37

El rey del mar y las joyas mágicas II ... 45


El buen trueno .......

El cuenco negro ... ... 56

The Star Lovers ........ 65

Horaizan . . . . . . . . 71

Reflexiones ......... 78

La historia de Susa, la Impetuosa I .... 89

La historia de Susa, la Impetuosa II ... 99

El viento en el pino ...... 101

Flor de la peonia. . . . . . .108

El mazo 116
La campana de Dojoji. . . . . . .127

vii

ILUSTRACIONES

CARÁTULA

La doncella de Unai. . 134

La túnica de plumas ... .142

El canto del pájaro del cielo. . . 148

La Dama Fría ... -153

The Fire Quest 161

Una leyenda de Kwannon. . . ... 165

El desposorio de la hija de la rata. . . . 171

La tierra de Yomi. . . . . . .180

El amante de la primavera y el amante del otoño. . .185


La extraña historia del peine dorado. . . . 191

La medusa hace un viaje ..... 204

Urashima ......... 209

Tamamo, la Doncella Fox. . . . . .215

Momotaro ......... 223

El espejo Matsuyama ...... 228

Imágenes rotas ........ 233

El gorrión cortado en lengua. . . . . . 238

La enfermera ......... 243

La bella bailarina de Yedo ..... 250

Hana-Saka-Jiji ........ 258

Karma .......... 270

La triste historia de la hija de Yaoya ... 276

, , - 1 "
Sauce Verde

TOMODATA, el joven samurai, debía lealtad] a


El señor de Noto. Era un soldado, un cortesano, y
un poeta. Tenía una voz dulce y una cara hermosa,
Una forma noble y una dirección muy ganadora. Él era
un bailarín elegante, y se destacó en todos los hombres
deporte. Era rico, generoso y amable.
Fue amado por los ricos y por los pobres.

Ahora su daimyo, el Señor de Noto, quería un


hombre para emprender una misión de confianza. El eligió
Tomodata, y lo llamó a su presencia.

"¿Eres leal?", Dijo el daimyo.

"Mi señor, lo sabes", respondió Tomodata.

"¿Entonces me amas?", Preguntó el daimyo.

"Ay, mi buen señor", dijo Tomodata, arrodillándose


Antes que él.

"Entonces lleva mi mensaje", dijo el daimyo.


"Monta y no perdones a tu bestia. Monta derecho,
y no temas a las montañas ni al país de los enemigos.
No te quedes por la tormenta ni por ninguna otra cosa. Perder
su vida ; pero no traicione su confianza. Por encima de todo, hacer
No mirar a ninguna criada entre los ojos. Paseo, y
tráeme palabra de nuevo rápidamente ".

Sauce verde i

Así habló el Señor de Noto.

Entonces Tomodata lo llevó a caballo, y él se fue


cabalgó sobre su búsqueda. Obediente a la de su señor
órdenes, no escatimó en su buena bestia. El montó
derecho, y no tenía miedo de la montaña empinada
pases ni del país de los enemigos. Ere tenía
Han pasado tres días en el camino la tempestad de otoño
estalló, porque era el noveno mes. Abajo vertido
La lluvia en un torrente. Tomodata inclinó la cabeza.
y siguió cabalgando El viento aullaba en el pino
ramas Sopló un tifón. El buen caballo
tembló y apenas pudo mantener sus pies, pero
Tomodata le habló y lo instó. Su propia
capa se acercó a él y lo sostuvo así
para que no se vuele, y de esta manera él
siguió cabalgando

La feroz tormenta barrió a muchos familiares


hito de la carretera, y abofeteó al samurai para
que se cansó casi hasta desmayarse. Mediodía-
la marea era tan oscura como el crepúsculo, el crepúsculo era tan oscuro
como la noche, y cuando cayó la noche era tan negro como el
noche de Yomi, donde las almas perdidas deambulan y lloran.
Para entonces, Tomodata había perdido el rumbo,
lugar solitario, donde, como le parecía a él, no humano
alma habitada Su caballo no podía llevarlo
por más tiempo, y deambuló a pie por pantanos y
pantanos, a través de pistas rocosas y espinosas, hasta que él
cayó en una profunda desesperación.

"¡Alack!", Gritó, "¿debo morir en este mundo salvaje?"


El ser y la búsqueda del Señor de Noto no son fieles.
lleno? "

En este momento los grandes vientos soplaron el

i sauce verde

nubes del cielo, para que la luna brillara muy


brillantemente adelante, y por la repentina luz Tomodata
vi una pequeña colina en su mano derecha. Arriba en la colina
era una pequeña cabaña de paja, y antes de la cabaña
crecieron tres sauces verdes llorones.

"Ahora, de hecho, ¡se agradezca a los dioses!" dijo


Tomodata, y subió la colina en poco tiempo.
La luz brillaba en las grietas de la puerta de la cabaña,
y el humo salía de un agujero en el techo. los
tres sauces se balancearon y arrojaron su verde
serpentinas en el viento. Tomodata lanzó su caballo
controlar una rama de uno de ellos, y pidió
admisión al anhelado refugio.

De inmediato la puerta de la cabaña fue abierta por un viejo


mujer, muy pobre pero bien vestida.

"¿Quién viaja al extranjero en una noche como esa?"


preguntó, "¿y qué quiere él aquí?"

"Soy un viajero cansado, perdido y ignorante


sobre tu páramo solitario. Me llamo Tomodata.
Soy un samurai al servicio del Señor de Noto,
en cuyo negocio ando. Muéstrame hospitalidad
por el amor de los dioses Anhelo comida y refugio
para mí y mi caballo ".

Mientras el joven hablaba el agua


fluyó de sus vestimentas. Se tambaleó un poco.
y extendió una mano para sostener por el poste lateral de
la puerta.

"¡Adelante, adelante, joven señor!", Gritó el viejo


mujer llena de piedad. "Ven al calor
fuego. De nada. Tenemos mas grueso
tarifa para ofrecer, pero se establecerá ante usted con
Gran buena voluntad. En cuanto a tu caballo, veo que tienes
3

Sauce verde i

lo entregué a mi hija; el esta bien


manos."

Ante esto, Tomodata se volvió bruscamente. Sólo


detrás de él, en la tenue luz, se encontraba un muy joven
niña con la rienda del caballo arrojada sobre su brazo.
Sus prendas se volaron y su larga
el cabello suelto se extendía sobre el viento. los
Samurai se preguntó cómo había llegado allí. Entonces
la anciana lo llevó a la cabaña y
cerrar la puerta. Antes del fuego se sentó el bien
hombre de la casa, y los dos viejos hicieron
lo mejor que pudieron para Tomodata. Ellos
le dio prendas secas, lo consoló con calor
vino de arroz, y rápidamente preparó una buena cena
para él.

En ese momento entró la hija de la casa,


y se retiró detrás de una pantalla para peinarse y
vestirse de nuevo. Entonces ella salió a esperar
él. Llevaba una túnica azul de algodón hecho en casa.
Sus pies estaban descalzos. Su cabello no estaba atado ni
confinado de alguna manera, pero recostarse junto a ella
mejillas y colgadas, rectas, largas y negras, para
sus rodillas Ella era delgada y elegante.
Tomodata la juzgó como de unos quince años,
y sabía bien que ella era la doncella más bella que él
habia visto en su vida.

Finalmente se arrodilló a su lado para servir vino.


en su copa. Ella sostuvo la botella de vino en dos
manos y agachó la cabeza. Tomodata se volvió hacia
Mírala. Cuando ella había terminado
vertiendo el vino y había dejado la botella,
sus miradas se encontraron y Tomodata la miró por completo

i sauce verde

entre los ojos, porque olvidó por completo el


advertencia de su daimyo, el señor de Noto.

"Doncella", dijo, "¿cómo te llamas?"

Ella respondió: "Me llaman el verde


Sauce."

"El nombre más querido en la tierra", dijo, y


de nuevo la miró a los ojos. Y
porque la miró tanto tiempo que su rostro se puso rojo rosado
desde la barbilla hasta la frente, y aunque ella le sonrió
ojos llenos de lágrimas.

¡Ah, yo, por la búsqueda del Señor de la Nota!

Entonces Tomodata hizo esta pequeña canción:

"Doncella de pelo largo, ¿sabes?


Que con el amanecer rojo debo ir?
¿Me deseas lejos?
Doncella de pelo largo cruel, digamos
Doncella de pelo largo, si sabes
Que con el amanecer rojo debo irme
¿Por qué, oh por qué, te sonrojas tanto? '

Y la doncella, el Sauce Verde, respondió:

"El amanecer viene si quiero o no;


Nunca me dejes, nunca te vayas.
Mi manga ocultará la basura.
El amanecer viene si quiero o no;
Nunca me dejes, nunca te vayas.
Señor, levanto mi manga larga así. . . ".

"Oh, Sauce Verde, Sauce Verde ..."


Tomodata suspiró.

Esa noche se quedó quieto ante el fuego, pero

Sauce verde i

con los ojos muy abiertos, porque no se le ocurrió dormir


Estaba cansado. Estaba enfermo por amor al verde
Sauce. Sin embargo, según las reglas de su servicio, él era
obligado en honor a no pensar en tal cosa. Más-
terminado, tuvo la búsqueda del Señor de Noto que
yacía pesado en su corazón y ansiaba mantener la verdad
y lealtad

Al primer vistazo del día se levantó. Él miró


sobre el amable anciano que había sido su anfitrión, y
dejó un bolso de oro a su lado mientras dormía. los
la doncella y su madre yacían detrás de la pantalla.

Tomodata ensilló y frenó su caballo, y


montando, cabalgó lentamente a través de la niebla de
La madrugada. La tormenta había terminado
y estaba tan quieto como el paraíso. La hierba verde
y las hojas brillaban con la humedad. El cielo
estaba despejado, y el camino muy brillante con otoño
flores pero Tomodata estaba triste.

Cuando la luz del sol atravesaba su silla de montar ...


arco, "Ah, Sauce Verde, Sauce Verde", él
suspiro y al mediodía fue "Green Willow,
Sauce Verde "; y" Sauce Verde, Verde
Willow ", cuando cayó el crepúsculo. Esa noche
él yacía en un santuario desierto, y el lugar era tan
santo que a pesar de todo durmió desde la medianoche hasta
el amanecer Luego se levantó, teniendo en mente
lavarse en una corriente fría que fluía cerca,
para refrescarse en su viaje; pero él era
se detuvo en el umbral del santuario. Yace
el sauce verde, tendido en el suelo. UNA
cosa delgada que yacía, boca abajo, con ella
cabello negro ondeó sobre ella. Ella levantó una mano y

i sauce verde

sostenía a Tomodata por la manga. "Mi señor, mi


señor ", dijo, y comenzó a sollozar lastimeramente.

La tomó en sus brazos sin decir una palabra, y


pronto la puso en su caballo delante de él, y
juntos cabalgaron el día de toda la vida. Era poco
relataron el camino por el que se fueron, por todo el
mientras se miraban a los ojos. los
el calor y el frío no eran nada para ellos. Ellos
no sentí el sol ni la lluvia; de verdad o falsedad
no pensaron nada en absoluto; ni de piedad filial, ni
de la búsqueda del Señor de Noto, ni de honor ni
palabra clave Ellos sabían pero la única cosa.
¡Ay, por los caminos del amor!

Por fin llegaron a una ciudad desconocida, donde


se quedaron. Tomodata llevaba oro y joyas.
en su cintura, así que encontraron una casa construida de blanco
madera, untada con esteras blancas dulces. En cada penumbra
habitación allí se podía escuchar el sonido del jardín
cascada, mientras la golondrina revoloteaba y
a través de la celosía de papel. Aquí moraron sabiendo
Pero la única cosa. Aquí vivieron tres años de
días felices, y para Tomodata y el Sauce Verde
Los años fueron como guirnaldas de flores dulces.

En el otoño del tercer año, resultó que


los dos salieron al jardín a las
anochecer, porque deseaban ver la luna redonda
subir ; y mientras miraban, el Sauce Verde comenzó
sacudir y temblar.

"Querida", dijo Tomodata, "tiemblas y


temblar y no es de extrañar, el viento nocturno es
frío. Entra. "Y él la rodeó con el brazo.

Ante esto, lanzó un grito largo y lamentable, muy

7
Sauce verde i

ruidoso y lleno de agonía, y cuando había pronunciado


el grito falló y dejó caer la cabeza sobre ella
pecho de amor

"Tomodata", susurró, "di una oración por

yo ; Yo muero."

"¡Oh, no digas eso, mi dulce, mi dulce!


están cansados eres débil ".

La llevó al lado del arroyo, donde el


el iris creció como espadas, y las hojas de loto como
escudos, y se lavó la frente con agua. Él
dijo: "¿Qué pasa, querida? Mira hacia arriba y vive".
"El árbol", gimió, "el árbol ... ellos
He cortado mi árbol. Recuerda el verde
Sauce."

Con eso ella se deslizó, como parecía, de su


brazos a sus pies; y él, arrojándose sobre el
molido, encontrado solo prendas de seda, de colores brillantes,
cálidas y dulces, y sandalias de paja, de color escarlata.
En años posteriores, cuando Tomodata era un santo
hombre, viajó de santuario a santuario, dolorosamente
sobre sus pies, y adquirió mucho mérito.

Una vez, al caer la noche, se encontró con un


páramo solitario. En su mano derecha vio un poco
colina, y sobre ella las tristes ruinas de un pobre con techo de paja
cabaña. La puerta se balanceaba de un lado a otro
pestillo y bisagra crujiente. Antes de las tres
viejos tocones de sauces que habían pasado mucho tiempo
sido cortado Tomodata estuvo de pie por mucho tiempo
quieto y silencioso. Luego cantó suavemente para sí mismo:

"Doncella de pelo largo, ¿sabes?


Que con el amanecer rojo debo ir?

i sauce verde

¿Me deseas lejos?


Doncella cruel de pelo largo, digamos
Doncella de pelo largo, si sabes
Que con el amanecer rojo debo irme
¿Por qué, oh por qué, te sonrojas tanto? '

"¡Ah, canción tonta! Los dioses me perdonan ...


Debería haber recitado el Santo Sutra para el
Muerto ", dijo Tomodata.

II
LA FLAUTA

Hace mucho tiempo, vivieron en Yedo un caballero de


Buen linaje y conversación muy honesta. Su
esposa era una dama gentil y amorosa. A su secreto
dolor, ella no le dio hijos. Pero una hija que hizo
darle, a quien llamaron O'Yone, que, siendo
interpretado, es "Arroz en el oído". Cada uno de ellos
amaba a esta niña más que a la vida, y la protegía como
La niña de sus ojos. Y el niño creció
rojo y blanco, de ojos largos, lacio y delgado
como el bambú verde

Cuando O'Yone tenía doce años, su madre


caído con la caída del año, enfermo, y
pined, y antes de que el rojo se hubiera desvanecido de las hojas de
los arces estaba muerta y envuelta y puesta
la tierra. El esposo estaba loco de dolor.
Lloró en voz alta, se golpeó el pecho, se tumbó sobre el
tierra y rechazó la comodidad, y durante días él tampoco
rompió su ayuno ni durmió. El niño era bastante
silencio.

El tiempo pasó El hombre forzosamente se fue


su negocio. Las nieves del invierno cayeron y cubrieron
la tumba de su esposa. El camino trillado de su

10

WARWICK

II
LA FLAUTA

la casa de los muertos también era nieve,


imperturbable salvo por las débiles impresiones de un niño
pies sandalizados En la primavera se ciñó su
bata y salió para ver la flor de cerezo,
alegrarse lo suficiente y escribir un poema sobre
papel dorado, que colgó de un cerezo
rama para revolotear en el viento. El poema estaba en
alabanza de la primavera y del sake. Más tarde, él plantó
el lirio anaranjado del olvido, y pensó en su
esposa no más. Pero el niño recordó.

Antes de que terminara el año, trajo una nueva novia


En casa, una mujer de cara blanca y corazón negro.
Pero el hombre, pobre tonto, estaba feliz y elogió.
su hijo a ella, y creía que todo estaba bien.

Ahora porque su padre amaba a O'Yone, su


madrastra la odiaba con un celoso y mortal
odio, y todos los días ella trató cruelmente por el niño,
cuyas gentiles maneras y paciencia solo la enojaron
más Pero debido a la presencia de su padre, ella
no se atrevió a hacer a O'Yone ningún mal grave; por lo tanto
ella esperó, esperando su momento. El pobre niño pasó
sus días y sus noches en tormento y horrible
miedo. Pero de estas cosas no dijo ni una palabra
su padre. Tal es la manera de los niños.

Ahora, después de un tiempo, es probable que el hombre


fue llamado por su negocio a una ciudad lejana.
Kioto era el nombre de la ciudad, y de Yedo
Es un viaje de muchos días a pie o a caballo.
Sin embargo, ve, el hombre necesita algo y quédate allí
Tres lunas o más. Por eso se preparó,
y se equipó, y a sus sirvientes
ir con él, con todo lo necesario; y entonces

ii

LA FLAUTA n

llegó a la última noche antes de su partida, que


debía ser muy temprano en la mañana.

Llamó a O'Yone y le dijo: "Ven


aquí, entonces, mi querida hijita ". Entonces O'Yone
Fue y se arrodilló ante él.

"¿De qué regalo te traeré a casa?


Kioto? " él dijo.

Pero ella bajó la cabeza y no respondió.


"Responde, entonces, grosero pequeño", le dijo.
"¿Será un abanico dorado, o un rollo de seda, o
un nuevo obi de brocado rojo, o un gran battledore
con imágenes sobre él y muchas plumas de luz
volantes? ''

Entonces ella estalló en amargo llanto, y él


la puso de rodillas para calmarla. Pero ella
escondió su rostro con sus mangas y lloró como si su
El corazón se rompería. Y, "Oh padre, padre,

padre ", dijo ella," no te vayas, no te vayas

yo
lejos !

"Pero, mi dulce, debo hacerlo", respondió.


"y pronto volveré tan pronto, apenas lo haré
parece que me he ido, cuando vuelva aquí
con regalos justos en mi mano ".

"Padre, llévame contigo", dijo.

"¡Ay, qué gran manera para una niña! Will


caminas de pie, mi pequeño peregrino, o montas
un caballo de carga? ¿Y cómo te iría en las posadas?
de Kioto? No, querida, quédate; es pero por un poco
tiempo, y tu amable madre estará contigo ".

Ella se estremeció en sus brazos.

"Padre, si vas, nunca me verás


más."

12

ii LA FLAUTA

Entonces el padre sintió un repentino escalofrío por su


corazón, eso lo detuvo. Pero no lo haría
prestarle atención. Qué ! ¿Debe él, un hombre fuerte crecido,
dejarse llevar por las fantasías de un niño? Puso a O'Yone
suavemente de él, y ella se escapó tan silenciosamente
como una sombra

Pero en la mañana ella vino a él antes


amanecer con una pequeña flauta en la mano, hecha de
Bambú y pulido suavemente. "Lo hice mi-
yo ", dijo," de un bambú en el bosque que
Está detrás de nuestro jardín. Lo hice para ti. Como tu
no puedes llevarme contigo, toma la pequeña flauta
honorable padre Juega a veces, si
voluntad, y piensa en mí ". Luego lo envolvió en un
pañuelo de seda blanca, forrado de escarlata, y
enrolla un cordón escarlata y se lo dio
padre, que se lo puso en la manga. Después de esto él
Partió y se fue, tomando el camino a
Kioto Mientras avanzaba, miró hacia atrás tres veces, y
vio a su hijo, parado en la puerta, cuidando
él. Luego el camino giró y él no la vio
más.

La ciudad de Kioto pasaba genial y


hermoso, y así lo encontró el padre de O'Yone.
Y con su negocio durante el día, que
aceleró muy bien, y su placer en la noche,
y su sonido duerme por la noche, el tiempo pasó
alegremente, y un pequeño pensamiento le dio a Yedo, a su
a casa o a su hijo. Pasaron dos lunas y
tres, y no hizo planes para regresar.

Una tarde se estaba preparando para salir


a una gran cena de sus amigos, y mientras buscaba

13

LA FLAUTA n

en su pecho por cierto valiente hakama de seda que


pretendía llevar como un honor a la fiesta, él
se encontró con la pequeña flauta, que había estado escondida
todo este tiempo en la manga de su vestido de viaje.
Lo sacó de su pañuelo rojo y blanco.
jefe, y mientras lo hacía, se sintió extrañamente frío con un
un escalofrío helado que se deslizó por su corazón. Se colgó
El carbón vivo del hibachi como uno en un sueño.
Se llevó la flauta a los labios, cuando salió de
es un lamento prolongado.

Lo dejó caer rápidamente sobre las esteras y


aplaudió a su sirviente y le dijo que
No saldría esa noche. No estaba bien
él estaría solo. Después de mucho tiempo llegó
extendió su mano por la flauta. De nuevo tanto tiempo
llanto melancólico Él se sacudió de pies a cabeza,
pero sopló la flauta. " Vuelve a
Yedo . . vuelve a Yedo. . . . Padre !
Padre ! "La voz infantil temblorosa se elevó a un
chilló y luego se rompió.

Un horrible presentimiento ahora tomó posesión de


el hombre, y él era como uno fuera de sí. Él
se arrojó de la casa y de la ciudad,
y viajó día y noche, negándose
sueño y comida. Estaba tan pálido y salvaje que el
la gente lo consideró un loco y huyó de él,
o compadecido de él como el afligido de los dioses. Al final
llegó al final de su viaje, manchado de viaje
cabeza a talón, con pies sangrantes y medio muerto de
cansancio.

Su esposa lo recibió en la puerta.

Él dijo: "¿Dónde está el niño?"


ii LA FLAUTA

"¿El niño ...?", Respondió ella.

"Ay, la niña, mi hija ... ¿dónde está ella?"


lloró en agonía.

La mujer se rió: "No, mi señor, cómo


Debería saber ? Ella está dentro de sus libros, o
ella está en el jardín, o está dormida, o tal vez
ella ha salido con sus compañeros de juego, o. . ".

Él dijo: "Suficiente; no más de esto. Ven,


donde esta mi hijo "

Entonces ella tuvo miedo. Y "en el bambú


Grove ", dijo ella, mirándolo con los ojos muy abiertos.

Allí el hombre corrió y buscó a O'Yone entre


Los tallos verdes de los bambúes. Pero lo hizo
No la encuentro. Llamó: "¡Yone! ¡Yone!" Y
de nuevo, "¡Yone! Yone!" Pero no tenía respuesta;
solo el viento suspiraba en las hojas secas de bambú.
Luego sintió en su manga y sacó el
pequeña flauta, y con mucha ternura se la llevó a los labios.
Hubo un leve suspiro. Entonces una voz
habló, delgado y lamentable:

"Padre, querido padre, mi malvada madrastra


me mató. Tres lunas desde que ella me mató.
Ella me enterró en el claro del bambú
Arboleda. Puedes encontrar mis huesos. En cuanto a mi, tu
nunca me verás más, nunca verás
yo mas. . . ".

Con su propia espada de dos manos, el hombre hizo


justicia, y mató a su esposa malvada, vengando la
muerte de su inocente hijo. Luego se vistió
él mismo en grueso vestido blanco, con un gran arroz
sombrero de paja que ensombrecía su rostro. Y tomó un

15

LA FLAUTA n

personal y un chubasquero de paja y sandalias atadas en su


pies, y así emprendió una peregrinación a la
Lugares sagrados de Japón.

Y llevó la pequeña flauta con él, en


un pliegue de su prenda, sobre su pecho.
16

CK COBI-E-

Enfermo

La tetera

Hace mucho tiempo, como he escuchado decir, vivía en el


templo de Morinji, en la provincia de Kotsuke, un
santo sacerdote

Ahora había tres cosas sobre este reverendo


hombre. Primero, estaba envuelto en meditaciones.
y observancias, formas y doctrinas. Él era
uno genial para los Sutras Sagrados, y sabía extraño
y cosas místicas Luego tuvo un buen exquisito
gusto propio, y nada le gustó tanto
como la antigua ceremonia del té de Cha-no-yu; y
por lo tercero sobre él, conocía a ambos lados
de una moneda de cobre bastante bien y me encantó una ganga.

Ninguno tan contento como él cuando se encontró con


una tetera antigua, oxidada, sucia y medio
olvidado en un rincón de una tienda pobre en la parte de atrás
calle de su pueblo.

"Un feo pedazo de metal viejo", dice el hombre santo


al tendero; "pero lo hará lo suficientemente bien como para
hierve mi humilde gota de agua de una tarde. Enfermo
darte tres rin por ello ". Esto lo hizo y tomó
la tetera a casa, regocijándose; porque era de bronce, bien
trabajo, lo mismo para el Cha-no-yu.

17 c

THE TEA-KETTLE en

Un novato limpió y fregó la tetera,


y salió tan lindo como quisieras. los
sacerdote lo dio vuelta de un lado a otro, y al revés,
Lo miró, lo golpeó con la uña. Él
sonrió "Una ganga", gritó, "¡una ganga!" Y
se frotó las manos. Puso la tetera sobre una caja.
cubierto con un paño morado, y lo miró
tanto tiempo que primero se frotó los ojos muchas veces
veces, y luego cerrarlos por completo. Su
dejó caer la cabeza y se durmió.

Y luego, créeme, lo maravilloso


sucedió La tetera se movió, aunque ninguna mano
Estaba cerca de eso. Una cabeza peluda, con dos ojos brillantes,
miró por la boquilla. La tapa saltó y
abajo. Aparecieron cuatro patas marrones y peludas, y
Una cola fina y espesa. En un minuto la tetera estaba baja
de la caja y dando vueltas y vueltas
en las cosas

"Una habitación muy cómoda, para estar seguro", dice


la tetera.

Lo suficientemente satisfecho como para encontrarse tan bien alojado,


pronto comenzó a bailar y acariciar ágilmente y a
canta en la parte superior de su voz. Tres o cuatro novicios
estaban estudiando en la habitación de al lado. " El anciano
es animado ", decían," solo le molestan. Qué
puede estar en? "Y se rieron en su
mangas

La misericordia del cielo, el ruido que hace la tetera


hecho ! Bang! bang! Thud! thud! thud!

Los novicios pronto dejaron de reír. Uno de


ellos se deslizaron a un lado del kara-kami y se asomaron.

"¡Arah, el demonio y todo está en él!", Gritó.

18

en THE TEA-KETTLE

"Aquí está la vieja tetera del maestro convertida en una


una especie de tejón Los dioses nos protegen de la bruja
¡artesanía, o con seguridad estaremos perdidos! "

"Y no lo he buscado desde hace una hora", dijo


otro novicio, y cayó a recitar el Santo
Sutras de rodillas.

Un tercero se echó a reír. "Estoy para una visión más cercana de


el duende ", dijo.

Entonces, muchos de ellos dejaron sus libros en un


parpadeó y persiguió a la tetera hasta
Atrapalo. Pero, ¿podrían inventar el té?
tetera ? No un poco de eso. Bailó y saltó
y voló en el aire. Los novicios se apresuraron
aquí y allá, deslizándose sobre las esteras. Ellos
se calentó Se quedaron sin aliento.

"¡Ja, ja! ¡Ja, ja!", Se rió la tetera;


y "¡Atrápame si puedes!", se rió la maravilla.
Ful tetera.

Poco después despertó el sacerdote, todo rosado, el santo


hombre.

"¿Y cuál es el significado de esta raqueta?"


dice: "molestándome en mis meditaciones sagradas y
todos ? "

"Maestro, maestro", gritan los novatos, jadeando y


secándose las cejas, "su tetera está hechizada.
Era un tejón, nada menos. Y el baile que tiene
nos ha estado dando, ¡nunca lo creerías! "

"Cosas y tonterías", dice el sacerdote; "ser-


brujo? No un poco de eso. Allí descansa sobre su
caja, buena cosa tranquila, justo donde lo puse ".

Efectivamente, así fue, luciendo tan duro y


frío e inocente como quieras. No hubo un

'9

THE TEA-KETTLE en

cabello de tejón cerca de él. Fueron los novatos que


Parecía tonto.

"Una historia muy probable", dice el sacerdote. " YO


he oído hablar de la mano del mortero que tomó alas
y se fue volando, separándose del mortero.
Eso es fácil de entender por cualquier hombre. Pero
una tetera que se convirtió en un tejón no, no! A
sus libros, hijos míos, y recen para ser preservados de
los peligros de la ilusión ".

Esa misma noche el hombre santo llenó la tetera


con agua del manantial y ponerlo en el
hibachi hervir por su taza de té. Cuando el agua
comenzó a hervir

"¡Ai! ¡Ai!", Gritó la tetera; "¡Ai! ¡Ai!


calor del gran infierno! "Y no perdió tiempo en
todo, pero saltó del fuego lo más rápido que pudo.

"¡Hechicería!", Gritó el sacerdote. " Magia negra !


Un diablo ! Un diablo ! Un diablo ! Ten piedad de mí !
Ayuda ! Ayuda ! Ayuda ! "Estaba asustado
de su ingenio, el querido buen hombre. Todos los novicios
vino corriendo a ver qué pasaba.

"La tetera está hechizada", jadeó; " eso


era un tejón, seguramente era un tejón. . . ambos
habla y salta sobre la habitación ".

"No, maestro", dijo un novato, "vea dónde


descansa sobre su caja, buena cosa tranquila ".

Y efectivamente, así fue.

"Muy reverendo señor", dijo el novicio, "déjenos


todos rezan para ser preservados de los peligros de
espejismo."
El sacerdote vendió la tetera a un chapucero y
Lo conseguí veinte monedas de cobre.

20

en THE TEA-KETTLE

"Es un poderoso trozo de bronce", dice el


sacerdote. "Mente, te lo estoy regalando, estoy
Seguro que no puedo decir para qué. "Ah, él era el indicado.
por una ganga! El chapucero era un hombre feliz y
llevó a casa la tetera. Lo giró de esta manera
y eso, y al revés, y lo miró.

"Una pieza bonita", dice el chapucero; "un muy


buen trato. "Y cuando se fue a la cama que
noche puso el hervidor junto a él, para verlo primero
por la mañana.

Se despertó a medianoche y cayó a mirar


la tetera a la luz brillante de la luna.

Actualmente se movió, aunque no había mano


cerca de eso.

"Extraño", dijo el chapucero; pero el era un hombre


quien tomó las cosas como vinieron.

Una cabeza peluda, con dos ojos brillantes, parecía


fuera del caño de la tetera. La tapa saltó y
abajo. Aparecieron cuatro patas marrones y peludas, y
Una cola fina y espesa. Se acercó bastante al tinker
y puso una pata sobre él.

"¿Y bien?", Dice el chapucero.

"No soy malo", dice la tetera.

"No", dice el chapucero.

"Pero me gusta que me traten bien. Soy un tejón


tetera."

"Así parece", dice el chapucero.

"En el templo me llamaron y golpearon


yo y prenderme fuego No podría soportarlo, tú
saber."

"Me gusta tu espíritu", dice el chapucero.

"Creo que me sentaré contigo".

21
EL TET-KETTLE m

"¿Te guardo en una caja de laca?", Dice el


gitano.

"No es un poco, mantenme contigo; déjanos


tener una charla de vez en cuando. Soy muy aficionado a un
tubo. Me gusta comer arroz, frijoles y dulces.
cosas."

"¿Una taza de sake a veces?", Dice el chapucero.

"Bueno, sí, ahora lo mencionas".

"Estoy dispuesto", dice el chapucero.

"Gracias amablemente", dice la tetera; "y,


como principio, ¿te opondrías a que comparta
tu cama ? La noche se ha vuelto un poco fría ".

"No menos importante en el mundo", dice el chapucero.

El chapucero y la tetera se convirtieron en los mejores


de amigos. Comieron y hablaron juntos. los
hervidor de agua sabía una cosa o dos y era muy bueno
empresa.

Un día: "¿Eres pobre?", Dice la tetera.

"Sí", dice el chapucero, "medio pobre".

"Bueno, tengo un pensamiento feliz. Para un té-


hervidor de agua, estoy fuera del camino realmente muy complaciente
establecido ".

"Te creo", dice el chapucero.

"Mi nombre es Enmbiiku-Ghagama; soy el


muy príncipe de teteras teteras ".

"Su sirviente, mi señor", dice el chapucero.

"Si sigues mi consejo", dice la tetera,


"me llevarás como un espectáculo; realmente soy
fuera del camino, y es mi opinión que harías un
menta de dinero ".

"Eso sería un trabajo duro para ti, querida


Bunibuku "dice el chapucero.

22

en THE TEA-KETTLE

"En absoluto; comencemos de inmediato", dice el


tetera.
Entonces lo hicieron. El chapucero compró cortinas para
un teatro, y llamó al espectáculo Bumbuku-
Chagama Cómo la gente acudió en masa para ver el
divertido ! Para los maravillosos y más consumados.
la tetera bailó y cantó, y caminó fuerte
cuerda en cuanto a la manera nacida. Jugó tal
trucos y tenían formas tan divertidas que la gente
se rio hasta que les dolieron los costados. Fue un placer para
ver el arco de la tetera con tanta gracia como un señor y
Gracias a la gente por su paciencia.

El Bumbuku-Chagama fue la charla del


del campo, y toda la nobleza llegó a verlo como
bien como la comunidad. En cuanto al tinker, él
Agitó un abanico y tomó el dinero. Puedes
cree que se hizo gordo y rico. Incluso fue
a la corte, donde las grandes damas y la realeza
las princesas hicieron gran parte de la maravillosa tetera.

Por fin el chapucero se retiró del negocio, y para


él la tetera vino con lágrimas en su brillante
ojos

"Me temo que es hora de dejarte", dice.

"Ahora, no digas eso, Butnbiikii ^ querido", dice el


gitano. "Seremos tan felices juntos ahora que estamos
Rico."

"He llegado al final de mi tiempo", dice el


tetera. "No verás al viejo Eumbiiku
más ; en adelante seré una tetera ordinaria,
nada más o menos ".

"Oh, mi querido Bumbuku, ¿qué debo hacer?"


gritó el pobre chapucero en lágrimas.

2 3

EL TET-KETTLE m

"Creo que me gustaría ser entregado al templo


de Morinji, como un tesoro muy sagrado ", dice el té-
tetera.

Nunca volvió a hablar ni a moverse. Entonces el tinker


lo presentó como un tesoro muy sagrado para el templo,
y la mitad de su riqueza con eso.

Y la tetera se celebró en maravilloso


fama por muchos años largos. Algunas personas incluso
lo adoré como un santo.

-
IV
LA LINTERNA DE PEONY

En Yedo habitaba un samurai llamado Hagiwara.


Era un samurai del hatamoto, que es de todos
las filas de samurai son las más honorables. Él
poseía una figura noble y una cara muy hermosa,
y era amada por muchas mujeres de Yedo, ambas
abiertamente y en secreto. Para sí mismo, aún siendo muy
joven, sus pensamientos se convirtieron en placer en lugar de
amar, y mañana, mediodía y noche él estaba
acostumbrarse a la juventud gay del
ciudad. Era el príncipe y líder de gozoso.
se deleita dentro y fuera de las puertas, y a menudo
desfilar por las calles por mucho tiempo junto con bandas de
sus compañeros de bendición.

Un día brillante e invernal durante el Festival


del año nuevo se encontró con una compañía
de jóvenes risueños y doncellas jugando en la batalla
Dore y volante. Se había alejado mucho
de su propio barrio de la ciudad, y ahora estaba en
un suburbio al otro lado de Yedo, donde el
las calles estaban vacías, más o menos, y la tranquilidad
casas se alzaban en jardines. Hagiwara empuñó su
Battledore pesado con gran habilidad y gracia, atrapando

25

LA LINTERNA DE PEONY iv

el volante dorado y arrojándolo ligeramente


El aire ; pero por fin con un descuidado o un mal-
juzgado accidente cerebrovascular, lo envió volando sobre las cabezas de
los jugadores, y sobre la cerca de bambú de un jardín
cerca Inmediatamente comenzó a perseguirlo. Entonces
sus compañeros gritaron: "Quédate, Hagiwara; aquí estamos
tener más de una docena de volantes ".

"No", dijo, "pero esto era de color paloma


y dorado ".

"¡Necio!", Respondieron sus amigos; " aquí


tenemos seis volantes todos de color paloma y
dorado."

Pero no les hizo caso, porque se había convertido


lleno de un extraño deseo por el volante que él
había perdido. Escaló la cerca de bambú y cayó
hacia el jardín que estaba al otro lado.
Ahora había marcado el mismo lugar donde el
el volante debería haber caído, pero no fue
allí ; así que buscó a lo largo del pie del bambú
valla pero no, no pudo encontrarla. Arriba y abajo
fue, golpeando los arbustos con su battledore,
sus ojos en el suelo, respirando pesadamente mientras
si hubiera perdido su tesoro más querido. Sus amigos
lo llamó, pero él no vino y crecieron
cansados y se fueron a sus propios hogares. La luz de
El día comenzó a fallar. Hagiwara, el samurai, miró
se levantó y vio a una niña parada a unos metros de
él. Ella lo llamó con la mano derecha y
a su izquierda sostenía un volante dorado con
plumas de color paloma.

El samurai gritó alegremente y corrió hacia adelante.


Entonces la chica se apartó de él, aún haciendo señas.

26

iv LA LINTERNA DE PEONY

con la mano derecha El volante atrajo


él, y él lo siguió. Entonces fueron, los dos de
ellos, hasta que llegaron a la casa que estaba en el
jardín y tres escalones de piedra que conducían a él.
Al lado del escalón más bajo creció un ciruelo en
florecer, y en el escalón más alto había un
bella y muy jovencita. Ella fue más espléndidamente
vestida con túnicas de fiesta alta. Su kimono era
de seda azul agua, con mangas de ceremonia tan
mucho tiempo que tocaron el suelo; su ropa interior
era escarlata, y su gran faja de brocado era rígida
y pesado con oro. En su cabello había alfileres de
oro y carey y coral.

Cuando Hagiwara vio a la dama, se arrodilló.


inmediatamente y le hizo la debida reverencia, hasta que él
la cabeza tocó el suelo.

Entonces la señora habló, sonriendo con placer.


como un niño. "Entra en mi casa, Hagiwara
Sama, samurai del hatamoto. Soy O'Tsuyu, el
Dama del rocío de la mañana. Mi querida doncella
O'Yone, te ha traído a mí. Adelante,
Hagiwara Sama, samurai del hatamoto; porque de hecho
Me alegro de verte, y feliz es esta hora ".

Entonces entró el samurai y lo trajeron


a una habitación de diez esteras, donde lo entretuvieron;
porque la Dama del Rocío de la Mañana bailaba antes
él de la manera antigua, mientras que O'Yone, el
doncella, golpear a una pequeña borla escarlata
tambor.

Luego pusieron comida delante de él, el rojo


arroz del festival y vino dulce y cálido, y él
comió y bebió la comida que le dieron.

27
LA LINTERNA DE PEONY iv

Era noche oscura cuando Hagiwara tomó su


salir. "Ven de nuevo, honorable señor, ven
de nuevo ", dijo O'Yone la doncella.

"Sí, señor, debes venir," susurró


La Dama del Rocío de la Mañana.

El samurai se echó a reír. "Y si no lo hago


ven ? "dijo burlonamente." ¿Qué pasa si no lo hago?
ven ? "

La dama se puso rígida y la cara de su hijo creció.


gris, pero ella puso su mano sobre la de Hagiwara
hombro.

"Entonces", dijo, "será la muerte, señor.


La muerte será para ti y para mí. No hay
de otra manera ". O'Yone se estremeció y ocultó sus ojos
con su manga

El samurai salió a la noche, siendo


mucho miedo

Mucho, mucho tiempo buscó su hogar y pudo


no lo encuentro, vagando en la oscuridad negra de
de punta a punta de la ciudad dormida. Cuando por fin él
llegó a su puerta familiar, el amanecer era casi
ven, y cansado se arrojó sobre su cama.
Luego se echó a reír. "Después de todo, he dejado atrás
yo mi volante ", dijo Hagiwara el samurai.

Al día siguiente, Hagiwara se sentó solo en su casa.


desde la mañana hasta la tarde. El tenia sus manos
Antes que él ; y pensó, pero no hizo nada más.
Al final del tiempo dijo: "Es una broma que
Un par de geishas han intentado jugar conmigo.
Excelente, en fe, ¡pero no me tendrán! "
Así que se vistió lo mejor que pudo y salió
para unirse a sus amigos. Durante cinco o seis días estuvo en

28

iv LA LINTERNA DE PEONY

justas y bromas, el más alegre de los homosexuales.


Su ingenio estaba listo, su espíritu era salvaje.

Luego dijo: "Por los dioses, estoy mortalmente enfermo


de esto ", y comenzó a caminar por las calles de Yedo
solo. Fue de punta a punta de la gran ciudad.
Deambulaba de día y deambulaba de noche
fue por calle y callejón, colina y foso y
muro del castillo, pero no encontró lo que buscaba. Él
no pudo llegar al jardín donde su lanzadera
se perdió el gallo, ni aún sobre la Dama de la
Rocío de la mañana. Su espíritu no tenía descanso. Él
se enfermó y se fue a la cama, donde él
ni comió ni durmió, sino que se volvió delgado como un espectro.
Esto fue alrededor del tercer mes. En el sexto
mes, en el momento de niubai ^ el calor y la lluvia
temporada, se levantó y, a pesar de todos sus fieles
sirviente podría decir o hacer para disuadirlo, se envolvió
una túnica suelta de verano sobre él y de inmediato se fue
adelante.

"¡Alack! ¡Alack!", Gritó el sirviente, "el


la juventud tiene fiebre, o quizás esté loco ".

Hagiwara no vaciló en absoluto. Él miró


ni a la derecha ni a la izquierda. Derecho
avanzó, porque se dijo a sí mismo: "Todos
los caminos pasan por la casa de mi amor ". Pronto vino
a un suburbio tranquilo, y a cierta casa cuya
El jardín tenía una cerca de bambú partida. Hagiwara
rió suavemente y escaló la cerca.

"Lo mismo, lo mismo será la manera


de nuestra reunión ", dijo. Encontró el jardín
salvaje y cubierto de maleza. Moss cubrió los tres
pasos de piedra. El ciruelo que creció allí

29

LA LINTERNA DE PEONY iv

revoloteó sus hojas verdes desconsoladas. La casa


estaba quieto, sus persianas estaban cerradas, estaba triste
y desierto

El samurai se enfrió mientras se paraba y


se preguntó, cayó una lluvia profunda.

Llegó un anciano al jardín. Él


le dijo a Hagiwara:

"Señor, ¿qué hace aquí?"

"La flor blanca ha caído de la ciruela


árbol ", dijo el samurai." ¿Dónde está la Dama de
el rocío de la mañana? "

"Ella está muerta", respondió el viejo; "muerto


estas cinco o seis lunas, de un extraño y repentino
enfermedad. Ella yace en el cementerio de la colina, y
O'Yone, su criada, yace a su lado. Ella pudo
no dejar que su amante pasee sola por
La larga noche de Yomi. Por sus dulces espíritus
por el amor, yo aún cuidaría este jardín, pero estoy
viejo y es poco lo que puedo hacer. Oh señor, ellos
están muertos de hecho. La hierba crece en sus
tumbas ".

Hagiwara fue a su propia casa. Tomó un


deslizamiento de madera blanca pura y escribió sobre él, en
grandes personajes de feria, el querido nombre de su dama.
Esto lo instaló, y lo quemó antes de incienso y
olores dulces, e hice todas las ofrendas que fueron
cumplir, y cumplió debidamente, y todo por el
bienestar de su espíritu difunto.

Luego se acercó al Festival de Bon, el tiempo


de almas que regresan. La buena gente de Yedo tomó
linternas y visitaron sus tumbas. Trayendo comida
y flores, cuidaban a sus queridos muertos. En

iv LA LINTERNA DE PEONY

el decimotercer día del séptimo mes, que,


en el Bon, es el día de los días, Hagiwara el samurai
caminaba en su jardín de noche por el bien de
frescura. Estaba sin viento y oscuro. Una cigarra
escondido en el corazón de una flor de granada cantaba
chillona de vez en cuando. De vez en cuando una carpa
saltó al estanque redondo. Por lo demás, todavía estaba,
y nunca se revolvió una hoja.

Hacia la hora del Buey, Hagiwara escuchó el


sonido de pasos en el carril que se extendía más allá de su
Seto de jardín. Más y más se acercaban.

"Geta de mujeres", dijo el samurai. Él sabía


ellos por el hueco eco resonante. Mirando por encima de
su seto de rosas, vio venir a dos mujeres delgadas
fuera de la penumbra de la mano. Uno de ellos
llevaba una linterna con un ramo de flores de peonía
atado al mango. Era una linterna tal como se usa
en el momento del Bon al servicio de los muertos.
Se balanceó mientras las dos mujeres caminaban, lanzando un
luz incierta Cuando se acercaron a la
samurai al otro lado del seto, ellos
volvieron sus caras hacia él. Los conoció de inmediato.
y dio un gran grito.

La chica con la linterna de peonía lo levantó


que la luz cayó sobre él.

"Hagiwara Sama", gritó, "por todo lo que es


más maravilloso! ¿Por qué, señor, nos dijeron que
estabas muerto Hemos recitado diariamente el
¡Nembutsu para tu alma estas tantas lunas! "

"Entra, entra, O'Yone", dijo; "y


¿Es realmente tu amante la que tienes junto al
mano? ¿Puede ser mi señora? . . . Oh mi amor ! "
3 1

LA LINTERNA DE PEONY iv

O'Yone respondió: "¿Quién más debería ser?"


y los dos entraron a la puerta del jardín.

Pero la Dama del Rocío de la mañana aguantó


su manga para ocultar su rostro.

"¿Cómo fue que te perdí?", Dijo el samurai;


"¿Cómo fue que te perdí, O'Yone?"

"Señor", dijo, "nos hemos mudado un poco


casa, una casa muy pequeña, en el barrio del
ciudad que se llama Green Hill. Éramos
sufrió por no llevarnos nada allí, y nosotros
se hacen muy pobres. Con pena y quiero mi
la amante se pone pálida ".

Entonces Hagiwara tomó la manga de su dama para dibujar


suavemente de su cara.

"Señor", sollozó, "no me amarás, yo


no soy justo ".

Pero cuando la miró, su amor ardió


dentro de él como un fuego consumidor, y se sacudió
él de pies a cabeza. Él nunca dijo una palabra.

Ella se dejó caer. "Señor", murmuró, "deberá


Voy o me quedo? '

Y él dijo: "Quédate".

Poco antes del amanecer, el samurai cayó en un


sueño profundo, y despertó para encontrarse solo en el
clara luz de la mañana. No perdió un instante
pero se levantó y salió, e inmediatamente hizo
su camino a través de Yedo al barrio de la ciudad
que se llama la colina verde. Aquí él preguntó
para la casa de la Dama del Rocío de la mañana,
pero nadie pudo dirigirlo. Alto y bajo él
buscado infructuosamente. Le pareció que por
la segunda vez que había perdido a su querida dama, y él

3 2

iv LA LINTERNA DE PEONY

vuelto a casa en amarga desesperación. Su camino condujo


a través de los terrenos de cierto templo, y
mientras avanzaba, marcó dos tumbas que estaban al lado
al lado. Uno era pequeño y oscuro, pero el otro
estaba marcado por un monumento justo, como la tumba de
uno genial Antes del monumento allí
colgó una linterna con un ramo de flores de peonía atadas
a su asa. Era una linterna tal como se usa en
El tiempo de Bon al servicio de los muertos.

Mucho, mucho tiempo el samurai se paró como uno en un


sueño. Luego sonrió un poco y dijo:

"'Nos mudamos a una casita ... una muy pequeña


casa . . sobre el verde Hola / yo. . . fuimos sufridos
no llevar nada con nosotros allí y estamos muy crecidos
pobre . . con pena y quiero que mi amante se convierta
pálido. . . . ' Una casita, una casa oscura, pero tú
me hará sitio, oh, mi amado, pálido
de mis deseos Nos ha encantado el espacio de
diez existencias, no me dejes ahora. . . Mi querido."
Luego se fue a su casa.

Su fiel sirviente lo recibió y lloró:

"¿Y ahora qué te pasa, maestro?"

Él dijo: "Pues nada en absoluto ... yo estaba

nunca mejor ".

Pero el criado se fue llorando y diciendo:


"La marca de la muerte está en su rostro ... y yo,
a dónde iré que lo aburrió de niño en
estas armas? "

Todas las noches, durante siete noches, las doncellas


con la linterna de peonía llegó a Hagiwara
vivienda. Buen tiempo o falta fue lo mismo que
ellos. Llegaron a la hora del buey. Allí

33 D

LA LINTERNA DE PEONY iv

fue cortejo místico. Por el fuerte vínculo de


ilusión los vivos y los muertos estaban atados
juntos.

En la séptima noche, el siervo de la


samurai, despierto con miedo y tristeza, hecho audaz
para mirar en la habitación de su señor a través de una grieta en el
Persianas de madera. Su cabello se erizó y su
la sangre se enfrió al ver a Hagiwara en los brazos de un
cosa temerosa, sonriendo ante el horror que era su
cara, acariciando su túnica verde y húmeda con lánguida
dedos. Con la luz del día, el criado se abrió paso
a un hombre santo de su conocimiento. Cuando tuvo
contó su historia y preguntó: "¿Hay alguna esperanza para
Hagiwara Sama ? "

"Alack", dijo el hombre santo, "que puede con-


soportar el poder del karma? Sin embargo, hay
es una pequeña esperanza ". Entonces le dijo al criado lo que él
debe hacer. Antes del anochecer, este había establecido un
texto sagrado sobre cada puerta y ventana de
la casa de su amo, y él había rodado en el
seda de la faja de su amo, un emblema dorado de
El Tathagata. Cuando se hicieron estas cosas,
Hagiwara siendo dibujado de dos maneras se convirtió en él
tan débil como el agua Y su criado tomó
él en sus brazos, lo puso sobre su cama y
lo cubrió ligeramente y lo vio caer en un profundo
dormir.

A la hora del Buey se escuchó el


sonido de pasos en el camino, sin el jardín
cobertura. Más y más se acercaban. Ellos
creció lento y se detuvo.

"¿Qué significa esto, O'Yone, O'Yone?", Dijo un

34

iv LA LINTERNA DE PEONY

voz lastimera. "La casa está dormida y yo no


ver a mi señor ".

"Ven a casa, dulce dama, el corazón de Hagiwara está


cambiado ".

"Que no lo haré, O'Yone, O'Yone ... tú


debe encontrar una manera de llevarme a mi señor ".

"Señora, no podemos entrar aquí. Ver el Santo


Escribir sobre cada puerta y ventana. . .
no podemos entrar aquí ".

Hubo un sonido de amargo llanto y un


largo gemido

"Señor, te he amado a través del espacio de


diez existencias. "Entonces los pasos se retiraron y
su eco se desvaneció.

La noche siguiente fue lo mismo. Hagiwara


dormido en su debilidad; su criado observaba; la
Los espectros llegaron y se marcharon en sollozantes desesperaciones.

El tercer día, cuando Hagiwara fue al


baño, un ladrón robó el emblema, el emblema dorado
del Tathagata, desde su faja. Hagiwara hizo
No lo marques. Pero esa noche yació despierto. Eso
era su criado el que dormía, cansado de mirar.
Pronto cayó una gran lluvia y Hagiwara, despertando,
escuché el sonido en el techo. Los cielos
se abrieron y durante horas cayó la lluvia. Y eso
arrancó el texto sagrado de la ventana redonda en
La cámara de Hagiwara.

A la hora del Buey se escuchó el


sonido de pasos en el camino sin el jardín
cobertura. Más y más se acercaban. Ellos
creció lento y se detuvo.

"Esta es la última vez, O'Yone, O'Yone, allí-

35

LA LINTERNA DE PEONY iv

antes de traerme a mi señor. Piensa en el amor de


Diez existencias. Grande es el poder del karma.
Debe haber una forma. . . ".

"Ven, mi amado", llamó Hagiwara con un


Buena voz.

"Abre, señor ... abre y yo vengo".

Pero Hagiwara no podía moverse de su sofá.

"Ven, mi amado", pidió el segundo


hora.

"No puedo ir, aunque las heridas de separación


me gusta una espada afilada Así sufrimos por el
pecados de una vida anterior ". Entonces la señora habló y
gimió como el alma perdida que era. Pero
O'Yone la tomó de la mano.

"Mira la ventana redonda", dijo.

De la mano, los dos se levantaron ligeramente de la


tierra. Como vapor pasaron por el
ventana sin vigilancia. El samurai llamó: "Ven
amado mío "por tercera vez.

Le respondieron: "Señor, vengo".

En la mañana gris, el criado de Hagiwara encontró


su amo frio y muerto. A sus pies estaba el
Linterna de peonía ardiendo con una extraña llama amarilla.
El criado se estremeció, tomó la linterna y sopló.
fuera de la luz; porque "no puedo soportarlo", dijo.

yo
-

:^

EL REY DEL MAR Y LA MAGIA


JOYAS

ESTE es un cuento querido por los niños de Japón,


y por los viejos un cuento de joyas mágicas y
Una visita al palacio del rey del mar.

El príncipe Rice-Ear-Ruddy-Plenty amaba a una hermosa


y doncella real, y la hizo su novia. Y
la señora se llamaba princesa floreciente-brillantemente-
como las flores de los árboles, tan dulcemente bello era
ella. Pero su padre estaba enojado con ella
compromiso, por su augustia, el príncipe Rice-Ear-
Ruddy-Plenty, había dejado de lado a su hermana mayor, la
Princesa de las rocas (y, de hecho, esta dama era
no es justo), porque solo amaba a la Princesa Blossoming-
Brillantemente. Entonces el viejo Rey dijo: "Debido a
esto, la descendencia de estas deidades celestiales
ser frágil, desvanecerse y caer como las flores de la
árboles ". Así es. En este día, la vida de sus
Augustnesses, los Soberanos celestiales, no son
largo.

Sin embargo, en la plenitud del tiempo, la dama,


Floreciendo-brillantemente-como-las-flores-de-los-árboles,

37

EL REY DEL MAR v

dio a luz a dos niños encantadores y llamó al anciano


Fire Flash y el joven Fire Fade.

Prince Fire Flash fue un pescador, que consiguió


su suerte en el mar ancho, y corrió sobre el
orilla con sus augustas prendas ceñidas. Y
de nuevo, se quedó toda la noche en su bote, sobre
las altas crestas de las olas. Y él atrapó cosas
ancho de aleta y cosas estrechas de aleta, y él estaba
una deidad de las malas hierbas del agua y de las aguas y
de los peces del mar.

Pero Prince Fire Fade fue un cazador, que consiguió


su suerte en las montañas y en el bosque, que
sandalias atadas rápidamente sobre sus pies, y llevaban un arco
y flechas de plumas celestiales. Y atrapó
cosas ásperas de cabello y cosas suaves de cabello, y
conocía el rastro del tejón y la naturaleza
época de floración de la cereza. Porque él era una deidad de
el bosque

Ahora el Príncipe Fire Fade le habló a su anciano.


hermano, Prince Fire Flash, y dijo: "Hermano,
Estoy cansado de las verdes colinas. Por lo tanto, déjanos
Ahora intercambia nuestra suerte. Dame tu vara y yo
irá a las aguas frías. Puedes tomar mi
gran arco y todas mis flechas de plumas celestiales
y prueba las montañas, donde, créeme, deberás
ver muchas cosas extrañas y hermosas, desconocidas para
antes ".

Pero el Príncipe Fuego Flash respondió: "No es así ...


no tan."

Y nuevamente, después de que no pasaron muchos días,


Prince Fire Fade vino y suspiró, "Estoy cansado
de las verdes colinas. . . Las aguas claras me llaman.

38

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

¡Ay de ser un hermano menor! "Y cuando Prince


Fire Flash no le hizo caso, pero en ángulo con
su vara, día y noche, y atrapó cosas anchas
aleta y cosas estrechas de aleta, Prince Fire Fade
caído de deseo, y dejó caer su largo cabello
desatendido sobre sus hombros. Y él murmuró:
"¡Oh, para probar suerte en el mar!" Hasta que por fin
Prince Fire Flash, su hermano mayor, le dio el
vara por mucho cansancio, y se entregó a la
montañas. Y todo el día cazó, y dejó volar
las flechas de plumas celestiales; pero áspero de pelo
o suave de pelo, nunca atrapó nada. Y
él gritó: "Tonto, tonto, para intercambiar la suerte celestial
de los dioses ! "Entonces él regresó.

Y su Augustness, Prince Fire Fade, tomó el


suerte del mar, y en ángulo bajo el sol y en
penumbra pero ancho de aleta o estrecho de aleta, nunca un
¿pescó él? Y, además, perdió su
anzuelo de hermano en el mar. Entonces colgó su
cabeza y regresó.

Y Prince Fire Flash dijo: "Cada uno a su


propio, el cazador a la montaña, y el pescador
hombre al mar. . . porque tú y yo hemos traído
nada en casa, y esta noche dormimos hambrientos.
No podemos intercambiar la suerte de los dioses. Y
ahora, ¿dónde está mi anzuelo? "

Entonces el Príncipe Fire Fade respondió, diciendo suavemente:


"Dulce hermano, no te enfades ... sino que trabajas
todo el día con tu pez - anzuelo, ancho de aleta o
estrecho de aleta, no pesqué un pez; y, en el
por último, perdí tu anzuelo en el mar ".

En esto, su alteza, Prince Fire Flash, voló

39

EL REY DEL MAR v

en una gran rabia, y estampar sus pies, requirió


el anzuelo de su hermano.

Y el Príncipe Fire Fade respondió: "Dulce


hermano, no tengo tu anzuelo, sino el abismo
mar, cuyo fondo nadie puede buscar. Aunque yo
debería morir por ti, pero no podría devolverte
tu anzuelo ".

Pero su hermano mayor lo requirió el


más urgentemente

Entonces el Príncipe Fire Fade estalló en la salvaje wistaria


zarcillos que ataban su augusta espada de diez garras
a su lado Y él dijo: "Adiós, buena espada".
Y lo partió en muchos fragmentos e hizo
quinientos anzuelos para darle a su hermano,
Prince Fire Flash. Pero Prince Fire Flash lo haría
no tener ninguno de ellos.

Y de nuevo el Príncipe Fire Fade trabajó duro en un gran


horno e hizo mil anzuelos; y
de rodillas se los ofreció humildemente a su
hermano, Prince Fire Flash. Porque amaba a su hermano.
Sin embargo, Prince Fire Flash no tanto
como mirarlos, pero sentado de mal humor, con la cabeza sobre su
mano, diciendo: "Mi propio anzuelo perdido
tener, eso y no otro ".

Así que Prince Fire Fade se fue de duelo por el


puertas del palacio, y vagaban lamentando por el mar
orilla y sus lágrimas cayeron y se mezclaron con el
espuma. Y, cuando llegó la noche, no tenía corazón
volver a casa, pero se sentó, cansado, sobre un
roca en medio de las piscinas de sal. Y él gritó: "¡Ay!
mi hermano, tengo toda la culpa, y a través de mi
la necedad me ha sobrevenido. Pero oh mi

40
v Y LAS JOYAS MÁGICAS

hermano, juntos fuimos cuidados del dulce


pecho de nuestra madre, princesa Blossoming-Brightly-
como-las-flores-de-los-arboles, para casi entregar
¿Por qué hemos venido al mundo?

Y la luna se levantó para que el mar y el mar


La tierra central de Reed Plains era ligera. Pero
Prince Fire Fade dejó de no lamentarse.

Entonces Shiko-Tsuchi-no-Kami, el Señor del Mar


Salt, llegó con la marea alta, y habló: "¿Dónde-
¿Por qué llora la altura del cielo del cielo? '

Y el Príncipe Fire Fade respondió: "Tengo


Tomé el anzuelo de mi hermano y lo perdí en
el mar. Y aunque le he dado muchos
otros anzuelos para compensación, tendrá
ninguno de ellos, pero solo desea el pescado original
gancho. En verdad, los dioses saben, daría mi
vida para encontrarlo; pero, ¿cómo debería servir eso? ''

Y Shiko-Tsuchi-no-Kami lo tomó por el


manga hasta donde un bote se movía sobre el agua, y
lo metió en el bote y lo empujó desde la orilla,
diciendo: "Hijo mío, sigue el camino agradable que
Tsuki-Yomi-no-Kami, Su agosto, la luna
Poseedor de la noche, ha hecho por ti sobre el
aguas Y, al final, llegarás a un
palacio hecho de escamas de peces, que es el palacio
del gran rey del mar. Antes de la puerta
hay un pozo claro, y al lado del pozo
crece un árbol casia con muchas ramas extendidas.
Por lo tanto, trepa a las ramas de la
casia y espera a la hija del rey,
quien vendrá a darte consejo ".

Y Prince Fire Fade, de pie en el bote,

41

EL REY DEL MAR v

hizo una reverencia y agradeció al Señor de la sal marina.


Pero este se ciñó sus augustas prendas y empujó
el bote delante de él, hasta que estuvo hasta el muslo
agua. Y él dijo: "No, no, juventud justa, no
gracias, solo hago mi oferta ".

Entonces su augustia, Prince Fire Fade, llegó a


El palacio del rey del mar. Y él inmediatamente subió
la casia y esperaba entre sus ramas verdes.

Al amanecer del día llegaron las doncellas


de la hija del rey del mar, con sus joyas
recipientes, para extraer agua del pozo. Y como ellos
agachado para sumergir sus vasijas, Prince Fire Fade se inclinó
y los observé desde las ramas de la casia
árbol. Y la gloria de su semblante augusto
brillaba sobre las aguas del pozo.
Entonces todas las doncellas levantaron la vista y vieron a su comeli-
ness, y estaban asombrados. Pero él les habló con justicia.
y deseaba de ellos un poco de agua de sus vasijas.
Entonces las doncellas le sacaron agua en una taza de joyas
(aunque las joyas estaban nubladas, debido a la
frialdad del agua del pozo), y lo presentaron
a él con toda reverencia. Entonces, no beber el
agua, Prince Fire Fade tomó la joya real de
su cuello, y sosteniéndolo entre sus dos labios, él
la dejó caer en la taza, y la taza que le dio nuevamente
a las doncellas.

Ahora vieron la gran joya brillando en el


copa, pero no pudieron moverlo, porque se aferró rápidamente
al oro Entonces las doncellas se fueron, rozando
el agua como los pájaros blancos del amanecer. Y
llegaron a la hija del Rey del Mar, llevando el
copa y la joya en ella.

42

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

Y la princesa, mirando la joya, preguntó


ellos, "¿Hay acaso un extraño en el
portón ? "

Y una de las doncellas respondió: "Hay


alguien sentado en las ramas del árbol de casia
que es por nuestro bien ".

Y otro dijo: "Es una joven muy hermosa


hombre."

Y otro dijo: "Él es aún más glorioso


que nuestro rey Y nos pidió agua, así que
respetuosamente le dio agua en esta taza. Y el
no bebió nada, pero arrojó una joya
sus labios. Así que los hemos traído a ti
Augustness, tanto la copa como la joya ".

Entonces la princesa misma tomó un recipiente y


Fui a sacar agua al pozo. Y su larga
mangas, y algunos de los pliegues de su augusto
prendas de vestir, flotaban detrás de ella, y su cabeza estaba
atado con una guirnalda de flores de mar. Y viniendo
al pozo ella miró a través de las ramas de
El árbol de Cassia. Y sus ojos se encontraron con los ojos de
Prince Fire Fade.

Y en ese momento ella trajo a su padre, el Mar


King, diciendo: "Padre, hay una persona hermosa
en nuestra puerta ". Entonces el Rey del Mar salió y
dio la bienvenida al Príncipe Fire Fade y dijo: "Esto es
la altura del Sol de agosto del Niño del Cielo ".
Y llevándolo a su palacio causó la
piso para extenderse con ocho capas de alfombras de
pieles de asnos, y ocho capas de alfombras de seda, y conjunto
El Príncipe sobre ellos.

Y esa noche hizo un gran banquete, y

43

EL REY DEL MAR v

celebró el compromiso de Prince Fire Fade a su


hija, la bella Jewel Princess. Y por muy
muchos días se celebró alto deleite y regocijo
en el palacio del rey del mar.

Pero una noche, mientras se relajaban sobre el


piso de seda, y todos los peces del mar trajeron
platos ricos y dulces en vasijas de oro y
coral y jade para poner delante de ellos, la bella joya
La princesa misma se sentó a la derecha del Príncipe Fire Fade
mano para verter el vino en su copa. Y el
escamas plateadas sobre las paredes del palacio brillaban en el
luz de la luna. Pero el Príncipe Fuego se desvaneció
a través del camino del mar y pensé en lo que había pasado
antes, y así lanzó un profundo suspiro.

Entonces el Rey del Mar se turbó y preguntó


él, diciendo: "¿Por qué suspiras?"
Prince Fire Fade no respondió nada.

Y la bella Jewel Princess, su prometida,


se acercó y lo tocó en el pecho, y
dijo suavemente, "Oh, Tu Agustín, mi dulce
esposa, no eres feliz en nuestro palacio de agua,
donde las sombras caen verdes, que miras
tan ansiosamente a través del camino del mar? O hacer nuestro
doncellas no te agradan, que se mueven en silencio,
como las aves del amanecer? Oh mi señor,
no me desprecies, pero dime lo que hay en ti
corazón."

Entonces el Príncipe Fire Fade respondió: "Mi amor


Señora, Tu Agustina, que nada se oculte
de ti, por nuestro amor ". Y él dijo
todos ellos la historia del anzuelo y de su anciano
la ira del hermano

44

v Y LAS JOYAS MÁGICAS


"Y ahora", dijo, "lo hará la Princesa Joya
dame consejo? "

Entonces la princesa joya sonrió y se levantó


ligeramente, y su cabello era tan largo que colgaba
el borde y el dobladillo de su túnica roja de seda. Y
ella pasó a donde los escalones del palacio bajaban
dentro del agua. Y parado en el último escalón
ella llamó a los peces del mar, y convocó
ellos, grandes y pequeños, de lejos y de cerca. Entonces
los peces del mar, grandes y pequeños, nadaban
alrededor de sus pies, y el agua era plateada con sus
escamas. Y la hija del rey gritó: "¡Oh, peces!
del mar, encuentra y tráeme el anzuelo de agosto
de Prince Fire Flash ".

Y los peces respondieron: "Señora, el Tat es


en la miseria, porque algo se le pega en la garganta
que no puede comer Quizás este sea el
agosto anzuelo de su Augustness, Príncipe Fuego
Destello."

Entonces la princesa se agachó y levantó el


Tai del agua, y con su mano blanca ella
tomó el anzuelo perdido de su garganta. Y después
ella lo lavó y lo tocó un poco, lo tomó
en Prince Fire Fade. Y él se regocijó y dijo:
"Este es de hecho el anzuelo de mi hermano. Voy a
restaurarlo al instante, y nos reconciliaremos ".
Porque amaba a su hermano.

Pero la bella Jewel Princess permaneció en silencio y


triste, porque ella pensó: "Ahora él se irá
y déjame solo ".

Y Prince Fire Fade se apresuró a las aguas


borde, y besó a un valiente cocodrilo, que

45

EL REY DEL MAR v

debería llevarlo al final de su viaje. Y ere


él fue, el Rey del Mar habló: "Justa juventud, ahora
Escucha mi consejo. Si tu hermano siembra arroz
en las tierras altas, siembras tu arroz bajo, en el
aguamiel Pero si tu hermano siembra su arroz en
el agua escurre, entonces tú, Tu Agustín,
siembra tu arroz en las tierras altas. Y yo quien gobierna
las lluvias y las inundaciones prosperarán continuamente
Las labores de Tu Agustín. Además aquí
Son dos joyas mágicas. Si tu hermano fuera
movido por la envidia para atacarte y luego lanzar
Joya que fluye de la marea y las aguas surgirán
ahogarlo Pero si deberías haber com
pasión sobre él, luego presentó el reflujo de la marea
Joya, y todas las aguas se hundirán, y su vida
ser salvado ".

Y su Augustness Prince Fire Fade dio


Gracias con reverencia. Y escondió el anzuelo
en su manga larga, y colgó las dos grandes joyas
Sobre su cuello. Luego vino la bella Jewel Princess
cerca y se despidió de él, con muchas lágrimas.
Y el Rey del Mar cargó contra el cocodrilo, diciendo:
"Al cruzar el medio del mar, no
alarmarlo ".

Entonces el Príncipe Fire Fade se sentó sobre el cocodrilo


cabeza y en un día llegó a su propio lugar
y saltó ligeramente a la orilla. Y desenvainar
su daga, la colgó del cuello del cocodrilo
por una ficha

A continuación, el Príncipe Fire Fade encontró a su hermano,


y le devolvió su propio anzuelo que tenía
perdido Sin embargo, debido a los dos grandes

4 6

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

joyas, que llevaba en los pliegues de sus vestidos,


tenía dominio eterno sobre su hermano, y
floreció en todas sus acciones.

Y, después de un tiempo, llegó a Prince


Fire Fade, la hija del Sea King, la feria
Jewel Princess. Y ella cruzó el mar
Camino llevando en sus brazos a un niño pequeño. Y ella,
llorando, acostó al niño a los pies de Su
Augustness y dijo: "Mi señor, he traído
tu hijo ".

Pero el Príncipe Fire Fade la levantó e hizo


su bienvenida, y construyó para ella un palacio en el mar
orilla, al límite de las olas. Y el palacio
estaba cubierto de paja con plumas de cormorán. Entonces ellos
habitó allí con el niño agosto.

Y la bella Jewel Princess suplicó a su señor,


diciendo: "Dulce esposo, no me mires en el
noche oscura, porque entonces debo tomar mi forma nativa;
con los de mi tierra siempre es así. Sin embargo
no me mires, para no avergonzarme y
la desgracia debe seguir. "Entonces el Príncipe se desvanece
le prometió y pronunció muchas palabras justas de
seguro

Sin embargo, llegó una noche en que Prince


Fire Fade yacía despierto y no podía descansar. Y,
por fin, cuando estaba muy oscuro, antes del amanecer,
se levantó y encendió una luz para mirar a su novia
mientras ella dormía Y vio a un gran dragón escamado,
con ojos translúcidos, que estaban enrollados en el
pie de sofá Y el Príncipe Fire Fade gritó
en voz alta por terror, y dejó caer la luz. Entonces
Amaneció muy gris sobre el mar. Y en

47

EL REY DEL MAR v

En el mismo instante el gran dragón se agitó, y desde


sus bobinas la Princesa Joya levantó a su encantadora
cabeza. Y las escamas verdes se cayeron de ella
como una prenda Entonces ella se puso de pie, con una túnica blanca,
con su hijo sobre su pecho. Y ella colgó
su cabeza y lloró, diciendo: "¡Oh, tu agosto!
Ness, mi dulce esposa, pensé que había hecho
el camino del mar una carretera entre tu tierra y
mía, para que podamos ir y venir a placer.
Pero ahora, aunque te advertí, has mirado
sobre mí en la noche Por lo tanto, mi señor, entre
yo y ti es despedida. Cruzo el mar
Camino, y de esto yendo no hay retorno. Tomar
eres el niño de agosto ".

Ella habló y partió inmediatamente sobre el


Sea Path, llorando y cubriéndose la cara con ella
cabello y mirando hacia la orilla. Y ella fue
nunca más visto en la Tierra Central de Reed
Llanuras. Además, ella cerró las puertas del mar.
y cerró el camino al palacio de su padre. Pero el
joven doncella, su hermana, ella envió a ser una enfermera para ella
nena, y porque, por todo lo que había sido, ella podía
no refrenar su corazón amoroso, ella hizo un poco
canción, y se lo envió a su señor por la criada, su
hermana. Y la canción decía:

"Oh, justas son las joyas rojas,

Y justo es la cuerda en la que están ensartados. ,.


Aun así, justo es mi bebé.
Pero mucho más brillantes, y más famosos son los blancos.

joyas,

Las joyas que son como mi señor "

48

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

Entonces el esposo respondió, en una canción que


dijo :

"En cuanto a t / iee, mi señora, a quien tomé como mi novia,


A la isla donde ilumina el pato salvaje el ave de
la oferta
No te olvidaré hasta el final de mi vida '"

49

WE
El buen trueno

La gente dice que Rai-den, el Trueno, es un


espíritu amoroso, temeroso y vengativo, cruel con el hombre.
Estas son personas que tienen miedo mortal de la
tormenta, y que odian los rayos y la tempestad; ellos
hablar todo el mal que puedan de Rai-den y de Rai-
Taro, su hijo. Pero ellos están equivocados.

Rai-den Sama vivía en un conjunto de Castle of Cloud


en lo alto del cielo azul. Él fue un gran y
Dios poderoso, un señor de los elementos. Rai-Taro
era su único hijo, un niño valiente, y su
padre lo amaba.

En el fresco de la noche Rai-den y Rai-


Taro caminó sobre las murallas del castillo de
Nube, y desde las murallas vieron el
obras de hombres en la tierra de las llanuras de caña.
Miraron al norte, al sur, al este y al oeste.
A menudo se reían, oh, muy a menudo; algunas veces
ellos suspiraron. A veces Rai-Taro se inclinaba mucho
las paredes del castillo para ver a los niños que fueron a
y de aquí para allá en la tierra.

Una noche, Rai-den Sama le dijo a Rai-Taro:

50

vi EL BUEN TRUENO

"Hija, mira bien esta noche las acciones de

pero!

Rai-Taro respondió: "Padre, buscaré


bien."

Desde la muralla norteña miraron, y


vi grandes señores y hombres de armas yendo a
batalla. Desde la muralla sur miraron,
y vimos sacerdotes y acólitos sirviendo en un lugar sagrado
templo donde el aire estaba oscuro con incienso, y
imágenes de oro y bronce brillaban en el crepúsculo.
Desde la muralla oriental miraron y vieron un
glorieta de la dama, donde había una bella princesa y una tropa
de doncellas, vestidas de rosa, que hacían música
para ella. También había niños jugando allí.
con un carrito de flores

"¡Ah, los niños bonitos!", Dijo Rai-Taro.

Desde la muralla occidental miraron, y


vi a un campesino trabajando en un campo de arroz. Él era
bastante cansado y le dolía la espalda. Su esposa
trabajó con él a su lado. Si estaba cansado,
Es fácil creer que todavía estaba más cansada.
Eran muy pobres y sus prendas eran
harapiento.

"¿No tienen hijos?", Dijo Rai-Taro.

Rai-den sacudió la cabeza.

Actualmente, "¿Te has visto bien, Rai-Taro?"


él dijo. "¿Te has visto bien esta noche?
las obras de los hombres? "

"Padre", dijo Rai-Taro, "de hecho, tengo


se veía bien ".

"Entonces elige, hijo mío, elige, porque te envío


para tomar tu habitación en la tierra ".

Si

El buen trueno vi

"¿Debo ir entre hombres?", Dijo Rai-Taro.

"Hija mía, debes hacerlo".

"No iré con los hombres de armas", dijo


Rai-Taro; "pelear me quiere muy enfermo".

"Oho, ¿dices eso, hijo mío? ¿Entonces irás?


a la glorieta de la bella dama? "

"No", dijo Rai-Taro, "soy un hombre. Ninguno de los dos


¿me afeitarán la cabeza para ir a vivir con
sacerdotes ".

"Entonces, ¿qué eliges al pobre campesino?


Tendrás una vida difícil y una tarifa escasa, Rai-
Taro ".

Rai-Taro dijo: "No tienen hijos.


Quizás ellos me amarán ".

"Ve, ve en paz", dijo Rai-den Sama; " para


has elegido sabiamente ".

"¿Cómo debo ir, mi padre?", Dijo Rai-Taro.

"Honrosamente", dijo su padre, "como corresponde a un


Príncipe del Alto Cielo ".

Ahora el pobre campesino trabajaba en su arroz ...


campo, que estaba al pie de la montaña Haku-
san, en la provincia de Ichizen. Día tras día
y semana tras semana brillaba el sol brillante. los
el campo de arroz estaba seco y el arroz joven fue quemado.

"¡Alack y ay!", Gritó el pobre campesino,


"¿Y qué debo hacer si mi cosecha de arroz falla? Mayo
¡Los queridos dioses tienen piedad de todos los pobres! "

Con eso se sentó en una piedra en


al borde del campo de arroz y se quedó dormido por mucho cansancio
y tristeza

Cuando despertó, el cielo estaba negro de nubes.


No era más que mediodía, pero se hizo tan oscuro como la noche.

52

vi EL BUEN TRUENO

Las hojas de los árboles se estremecieron juntas y el


los pájaros dejaron de cantar.

"¡Una tormenta, una tormenta!", Gritó el campesino. "Rai-


den Sama va al extranjero sobre su caballo negro, golpeando
El gran tambor del Trueno. Tendremos
lluvia en abundancia, gracias ".

Lluvia en abundancia tenía, efectivamente, porque cayó


en torrentes, con relámpagos cegadores y rugidos
trueno.

"Oh, Rai-den Sama", dijo el campesino, "salvando


su grandeza, esto es aún más que suficiente ".

Ante esto, el brillante rayo brilló de nuevo y


cayó a la tierra en una bola de fuego vivo, y el
los cielos crujieron con un poderoso trueno.

"¡Ai! ¡Ai!", Gritó el pobre campesino.


"Kwannon ten piedad de un alma pecaminosa, por ahora
el Dragón del Trueno me tiene a mí ". Y se acostó
en el suelo y escondió su rostro.

Sin embargo, el Dragón del Trueno lo salvó.


Y pronto se sentó y se frotó los ojos. La pelota
de fuego se había ido, pero un bebé yacía sobre la humedad
tierra un buen muchacho fresco con la lluvia sobre su
mejillas y su cabello.

"Oh, señora, señora Kwannon", dijo el pobre


campesino, "esta es tu dulce misericordia". Y el
tomó al niño en sus brazos y lo llevó a su
propia casa.

Mientras avanzaba, la lluvia seguía cayendo, pero el sol


salió en el cielo azul, y cada flor en
el aire más fresco brilló y levantó su agradecimiento
cabeza.

El campesino llegó a la puerta de su cabaña.

53

El buen trueno vi

"Esposa, esposa", llamó, "te he traído


algo en casa ".

"¿Qué puede ser?", Dijo su esposa.

El hombre respondió: "Rai-Taro, el pequeño


hijo mayor del Trueno ".

Rai-Taro creció derecho y fuerte, el


El chico más alto y alegre de todo ese campo. Él
fue el deleite de sus padres adoptivos, y todo el
los vecinos lo amaban. Cuando tenia diez años
viejo trabajaba en los arrozales como un hombre. Él
fue el maravilloso profeta del clima.

"Mi padre", dijo, "hagamos esto y aquello,


porque tendremos buen tiempo ", o él dijo:" Mi
padre, hagamos esto o aquello, por la noche
habrá una tormenta ", y lo que sea que haya dicho,
entonces, efectivamente, sucedió. Y trajo
gran fortuna para el pobre campesino y todos
Sus obras prosperaron.

Cuando Rai-Taro tenía dieciocho años toda la


los vecinos fueron invitados a su fiesta de cumpleaños.
Había mucho bien, y la buena gente
fueron lo suficientemente felices; solo Rai-Taro estaba en silencio
y triste y lo siento

"¿Qué te pasa, Rai-Taro?", Dijo su acogida.


madre. "Ustedes que no serán los más alegres de
el gay, ¿por qué estás en silencio, triste y lo siento? >;

"Es porque debo dejarte", Rai-Taro


dijo.

"No", dijo su madre adoptiva, "nunca nos dejes,


Rai-Taro, mi hijo. ¿Por qué nos dejarías? "

"Madre, porque debo hacerlo", dijo Rai-Taro en


lágrimas.

54

vi EL BUEN TRUENO

"Has sido nuestra gran fortuna; tú


nos han dado todas las cosas. Que te he dado
¿Qué te he dado, Rai-Taro, hijo mío? ''

Rai-Taro respondió: "Tres cosas tienes


me enseñó a trabajar, sufrir y amar. yo
Soy más erudito que los Inmortales ".

Luego se fue de ellos. Y a semejanza


de una nube blanca escaló la altura azul del cielo
hasta que ganó el castillo de su padre. Y Rai-den
lo recibió Los dos se pararon sobre el
muralla occidental del Castillo de Nube y miró
Bajar a la tierra.

La madre adoptiva estaba llorando amargamente, pero


su esposo la tomó de la mano.

"Querida", dijo, "no será por mucho tiempo.


Nos hacemos viejos ".

55

VII
EL BOLO NEGRO

Hace mucho tiempo, en una parte del país no muy remota


de Kioto, la gran ciudad gay, habitaba un
pareja honesta En un lugar solitario estaba su cabaña,
en las afueras de un profundo bosque de pinos.
La gente decía que la madera estaba encantada. Ellos
dijo que estaba lleno de zorros engañosos; ellos dijeron eso
debajo del suelo cubierto de musgo los elfos construyeron su
cocinas dijeron que Tengu, de nariz larga, había tomado el té ...
fiestas en el bosque tres veces al mes, y que el
los niños de las hadas jugaban a las escondidas allí cada
mañana antes de las siete. Más allá de todo esto
no les importaba decir que la pareja honesta
eran raros en sus formas, que la mujer era una
mujer sabia, y que el hombre era un brujo
que era como puede ser. Pero seguro que era que t oye
no hizo daño al alma viviente, que vivieron como pobres
como pobres, y que tenían una hija justa. Ella
era tan ordenada y bonita como una princesa, y sus modales
estaban muy bien; pero por todo lo que ella trabajó tan duro
cuando era niño en los campos de arroz, y dentro de las puertas ella estaba
la ama de casa, porque lavó y cocinó

56

vii EL BOLO NEGRO

y sacó agua. Ella fue descalza en un gris


vestido casero, y se ató el cabello con un
zarcillo de wistaria resistente. Era morena y delgada.
pero la mendiga más dulce que jamás haya cambiado
con una cama de musgo seco y sin cena.

Poco a poco el buen hombre que su padre muere, y


la mujer sabia que su madre enferma dentro del
año, y pronto ella yace en un rincón de la cabaña
esperando su final, con la criada cerca de ella llorando
lágrimas amargas.

"Niño", dice la madre, "¿te conoces?


son tan bonitas como una princesa? "

"¿Soy eso?", Dice la criada, y continúa con


ella llorando.

"¿Sabes que tus modales están bien?"


dice la madre.

"¿Entonces son ellos?", Dice la criada, y continúa


con ella llorando.

"Mi propio bebé", dice la madre, "¿podrías


deja de llorar un minuto y escúchame? '

Entonces la criada dejó de llorar y asomó la cabeza.


cerca de su madre sobre la pobre almohada.

"Ahora escucha", dice la madre, "y después-


salas de recordar. Es malo para una pobre niña
para ser bonita Si ella es bonita y sola y
inocente, ninguno excepto los dioses la ayudarán. Ellos
te ayudará, mi pobre hijo, y he pensado
de una manera además. Tráeme el gran arroz negro
tazón del estante ".

La niña lo trajo.

"Mira, ahora te lo pongo en la cabeza y en todo


la belleza está escondida ".

57

EL CUENCO NEGRO vn
"Alack, madre", dijo el pobre niño, "es
pesado."

"Te salvará de lo que es más pesado para


oso ", dijo la madre." Si me amas, prométeme
me dice que no lo moverás hasta que llegue el momento ".

"¡Lo prometo! ¡Lo prometo! Pero ¿cómo voy a hacerlo?


saber cuando llegue el momento? '

"Eso lo sabrás ... Y ahora ayuda


afuera, por la dulce mañana amanece y he
una fantasía ver a los hijos de las hadas una vez más, ya que
correr en el bosque ".

Entonces el niño, que tiene el cuenco negro sobre ella


cabeza, sostuvo a su madre en sus brazos en un lugar cubierto de hierba
cerca de los grandes árboles, y pronto vieron el
hijos de hadas que se abren camino entre el
troncos oscuros mientras jugaban al escondite. Su
revolotearon prendas brillantes y se rieron ligeramente
mientras iban La madre sonrió al verlos;
antes de las siete murió muy dulcemente mientras sonreía.

Cuando terminó su pequeña tienda de arroz, la criada


con el cuenco de madera sabía bastante bien que
ella debe morir de hambre o ir a buscar más. Entonces ella primero
atendió las tumbas de su padre y su madre y vertió
agua para los muertos, como se encuentra, y recitó muchos
texto sagrado Luego se ató las sandalias, faltó
sus faldas grises para mostrar su enagua escarlata, atada
los dioses de su casa en un pañuelo azul impreso
y partió sola para buscar su fortuna, la valiente
niña !

A pesar de su esbeltez y pies bonitos, ella era


una vista rara vez extraña, y pronto ella lo sabría.
El gran cuenco negro cubrió su cabeza y

58

vii EL BOLO NEGRO

ensombreció su rostro. Mientras atravesaba un pueblo


dos mujeres levantaron la vista de lavarse en el arroyo,
miró y se rio.

"Es un boggart que cobra vida", dice uno.

"Fuera de ella", grita el otro, "por vergüenza-


menos moza! Fuera sobre su falsa modestia para vagar
así el país con la cabeza en un cuenco negro, como
quien debería gritar en voz alta a cada hombre que pasa, 'Ven
y mira lo que está escondido! "Es suficiente hacer un
cuerpo sano enfermo ".

Seguía la pobre doncella, y a veces el


los niños la arrojaron con barro y piedras para
deporte. A veces la manejaban bruscamente
patán del pueblo, que se burló y atrapó su vestido
mientras ella iba; incluso pusieron las manos sobre el tazón
y trató de sacarlo de su cabeza por la fuerza.
Pero solo jugaron en ese juego una vez, por el
un cuenco los picó con tanta fuerza como si hubiera sido una ortiga,
y los matones huyeron aullando.

La doncella mendiga podría buscar su fortuna,


Pero fue muy difícil de encontrar. Ella podría pedir
trabajo ; pero mira, ¿lo conseguiría ella? Ninguno fue
deseoso de emplear a una chica con un tazón negro
su cabeza.

Por fin, en un buen día cuando estaba cansada,


la sentó sobre una piedra y comenzó a llorar como si su
El corazón se rompería. Abajo rodó sus lágrimas de
Debajo del cuenco negro. La rodaron
mejillas y alcanzó su mentón blanco.

Un cantante de baladas errante pasó por allí, con


su biiva colgaba de su espalda. Tuvo un fuerte
ojo y marcó las lágrimas sobre el blanco de la criada

59

EL CUENCO NEGRO vn

barbilla. Era todo lo que podía ver de su rostro y,


"Oh, niña con el cuenco negro en la cabeza"
dijo él, "¿por qué te sientas llorando en el camino?
lado ? "

"Lloro", respondió ella, "porque el mundo


es difícil. Estoy hambriento y cansado. . . . Ninguno
me dará trabajo o me pagará dinero ".

"Ahora es desafortunado", dijo la balada.


cantante, porque tenía un corazón amable; "pero no tengo un
rin mío, o sería tuyo. De hecho yo soy
lo siento por ti. En las circunstancias lo mejor que puedo
hacer por ti es hacerte una pequeña canción ".
que azota su biwa, lo golpea con
sus dedos y comienza tan fácil como quieras. " A
las lágrimas en tu mentón blanco ", dice, y canta:

"El cerezo blanco florece en la carretera,


¡Qué negro es el dosel de la nube!
La cereza salvaje cae al borde de la carretera,
Cuidado con el dosel negro de nubes.
Escucha, escucha la lluvia, escucha la lluvia
Del dosel negro de la nube.
Por desgracia, la cereza silvestre, sus dulces flores están estropeadas,
Manchadas están las flores dulces, abandonadas en el spray / "

"Señor, no entiendo su canción", dijo el


Chica con el tazón en la cabeza.

"Sin embargo, es bastante claro", dijo el cantante de baladas,


y se fue por su camino. Vino a la casa de un
pasando rico agricultor. Entró él, y le preguntaron
que cante ante el dueño de la casa.

"Con toda la voluntad del mundo", dice el

60

vii EL BOLO NEGRO

cantante de baladas. "Le cantaré una nueva canción que


Acabo de hacer ". Así que cantó sobre la naturaleza
cereza y la gran nube negra.

Cuando terminó, "Cuéntanos


interpretación de tu canción ", dice el maestro de
la casa.

"Con toda la voluntad del mundo", dijo el


cantante de baladas. "La cereza silvestre es la cara de un
Doncella a la que vi sentada al borde del camino. Ella
llevaba un gran cuenco de madera negro sobre la cabeza,
que es la gran nube negra en mi canción, y
debajo de ella sus lágrimas fluyeron como lluvia, porque vi
las gotas sobre su mentón blanco. Y ella dijo que
lloró de hambre y porque nadie lo haría
darle trabajo ni pagarle dinero ".

"Ahora lo haría podría ayudar a la pobre niña


con el cuenco en la cabeza ", dijo el maestro de
la casa.

"Que puedas si lo deseas", dijo la balada-


cantante. "Ella se sienta pero a tiro de piedra de tu
portón."

En resumidas cuentas, la criada era


poner a trabajar en los campos de cosecha del granjero rico.
Todo el día trabajó en el arroz ondeando,
con sus faldas grises faldas y sus mangas atadas
De vuelta con cordones. Durante todo el día ella practicó
hoz, y el sol brillaba sobre el negro
cuenco ; pero ella tenía comida para comer y un buen descanso en
noche, y estaba bien contento.

Ella encontró favor en los ojos de su amo, y él


la mantuvo en el campo hasta que se acabó la cosecha
se reunieron. Luego la llevó a su casa,

61

EL CUENCO NEGRO vn
donde había mucho para ella, para su esposa
fue pero enfermizo. Ahora la doncella vivía bien y
felizmente como un pájaro, y fui cantando sobre ella
labores Y todas las noches ella agradeció al agosto
dioses por su buena fortuna. Todavía llevaba el
cuenco negro sobre su cabeza.

En el año nuevo, "Bustle, bustle", dice


la esposa del granjero; "fregar y cocinar y coser; poner
tu mejor pie, querida, porque debemos
que la casa se vea muy cuidada ".

"Para estar seguro, y con todo mi corazón", dice el


niña, y ella la puso de nuevo en el trabajo; " pero,
amante ", dice ella," si puedo ser tan valiente como para preguntar,
¿tenemos una fiesta o qué? "

"De hecho lo somos, y muchos de ellos", dice el


La esposa del granjero. "Mi hijo que está en Kioto, el
genial y alegre, viene a casa de visita ".

Actualmente llega a casa, el apuesto joven


hombre. Entonces llamaron a los vecinos y
genial fue la alegría. Festejaron y
bailaron, bromearon y cantaron, muchos
comieron un buen plato de arroz rojo y muchas tazas de
bien que bebieron. Todo este tiempo la niña, con
tazón sobre su cabeza, ejerció su trabajo modestamente en
la cocina, y fuera del camino ella era la
La esposa del granjero se encargó de eso, ¡buena alma! Todos
mismo, un buen día la compañía pidió más
vino, y el vino estaba hecho, entonces el hijo del
casa toma la botella de sake y va con ella
él mismo a la cocina. ¿Qué debería ver allí?
pero la doncella sentada sobre un montón de maricones, y
¡avivando el fuego de la cocina con un abanico de bambú partido!

62

vii EL BOLO NEGRO

"Mi vida, pero debo ver qué hay debajo de eso


cuenco negro ", dice el apuesto joven a
él mismo. Y efectivamente lo hizo su día
cuidado, y espió todo lo que pudo, que era
no mucho ; pero aparentemente fue suficiente para
él, porque no pensó más en Kioto, el gran
y gay, pero se quedó en casa para cortejar.

Su padre se echó a reír y su madre se inquietó.


los vecinos levantaron la mano, todo sin ningún propósito.

"Oh, querida, querida doncella con el cuenco de madera,


ella será mi novia y no otra. Debo y
la tendrá ", gritó el impetuoso joven,
y muy pronto arregló el día de la boda él mismo.
Cuando llegó el momento, las jóvenes doncellas del
pueblo fue a organizar la novia. La vistieron
en una túnica justa y costosa de brocado blanco, y en
arrastrando hakama de seda escarlata, y sobre sus hombros
Colgaban una capa de azul, púrpura y oro.
Charlaron, pero en cuanto a la novia, ella dijo que nunca
una palabra. Estaba triste porque la trajo
novio nada, y porque sus padres eran
dolorido por su elección de una criada mendiga. Ella dijo
nada, pero las lágrimas brillaban en su blanco
barbilla.

"Ahora con el viejo y feo cuenco", gritó el


doncellas "es hora de vestir el cabello de la novia y
para hacerlo con peines dorados ". Entonces se dieron la mano
al tazón y lo habría levantado, pero
No podían moverlo.

"Inténtalo de nuevo", dijeron, y tiraron de él con


todas sus fuerzas Pero no se movería.

"Hay brujería en eso", dijeron; "prueba un

63

EL CUENCO NEGRO vn

tercera vez ". Lo intentaron por tercera vez, y aún así


el cuenco se pegó rápido, pero emitió gemidos temibles
y llora

"¡Ah! Déjalo, déjalo ser por el amor de Dios", dijo el


pobre novia, "porque me duele la cabeza".

Se vieron obligados a llevarla como ella a la


La presencia del novio.

"Querida, no le tengo miedo a la madera


tazón ", dijo el joven.

Entonces vertieron el sake del frasco de plata,


y de la copa de plata los dos bebieron el
místico "Tres veces tres" que los hizo hombre
y esposa.

Entonces el cuenco negro estalló en pedazos con un fuerte


ruido, y cayó al suelo en mil pedazos.
Con ella cayó una lluvia de plata y oro, y perlas.
y rubíes y esmeraldas, y cada joya de precio.
Grande fue el asombro de la compañía cuando
contempló una dote que para una princesa tendría
sido rico y raro

Pero el novio miró a la novia.


cara. "Querida", dijo, "no hay joyas
que brillan como tus ojos ".
64

VIII

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS

TODOS ustedes que son verdaderos amantes, les ruego que recen
los dioses por buen tiempo en la séptima noche
de la séptima luna.

Por el bien de la paciencia y por el amor de Dios,


reza, y ten piedad de que esa noche allí
no puede ser lluvia, ni granizo, ni nube, ni
truenos, ni niebla que se arrastra.

Escucha la triste historia de los amantes de las estrellas y da


ellos tus oraciones.

The Weaving Maiden era la hija de un


Deidad de la luz. Su morada estaba sobre el
orilla de la Vía Láctea, que es el Bright
Río del cielo Todo el día estuvo sentada a las
su telar y desplegó su lanzadera, tejiendo al gay
Prendas de los dioses. Urdimbre y guau, hora
Por horas, la red de colores creció hasta quedar doblada
pliegue apilado a sus pies. Aún así ella nunca la dejó
trabajo, porque tenía miedo. Ella había escuchado un dicho:

"La tristeza, la tristeza eterna, vendrá sobre el


Tejiendo a la Doncella cuando deja su telar ".

Así que ella trabajó, y los dioses tenían prendas para


de repuesto. Pero ella misma, pobre doncella, estaba mal vestida;

65 F

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS vm

no contó nada de su atuendo o de las joyas


que su padre le dio. Ella fue descalza y dejó
su cabello cuelga inconfinado. Ever and anon a
la cerradura larga cayó sobre el telar, y ella se echó hacia atrás
sobre su hombro. Ella no jugaba con el
hijos del cielo, o disfruta con ella
jóvenes y doncellas celestiales. Ella no amaba
o llorar Ella no estaba contenta ni arrepentida. Ella
sentado tejiendo, tejiendo. . . y tejió su ser
en la red de muchos colores.

Ahora su padre, la Deidad de la Luz, creció


enojado. Él dijo: "Hija, tú también tejes
mucho."
"Es mi deber", dijo.

"¡A tu edad para hablar de deber!", Dijo su padre.


"¡Fuera sobre ti!"

"¿Por qué estás disgustado conmigo, mi


padre ? "dijo ella, y sus dedos doblaron el
lanzadera.

"¿Eres un caldo o una piedra, o una flor pálida


por el camino? "

"No", dijo ella, "no soy nada de esto".


"Entonces deja tu telar, hija mía, y vive;
disfruta, sé como los demás ".

"¿Y por qué debería ser como los demás?"


ella dijo.

"Nunca te atrevas a preguntarme. Ven, ¿quieres?


deja tu telar? "

Ella dijo: "La tristeza, la tristeza eterna, vendrá


sobre la doncella que teje cuando la deja
telar."

"Un dicho tonto", gritó su padre, "no

66

vni LOS AMANTES DE LA ESTRELLA

digno de credibilidad. ¿Qué sabemos de la edad?


larga pena? ¿No somos dioses? " Con ese
él tomó su lanzadera de su mano suavemente, y
cubrió el telar con un paño. Y él causó
ella está muy bien vestida, y le ponen joyas
sobre ella y adornaba su cabeza con flores de
Paraíso. Y su padre le dio a su cónyuge el
Herd Boy of Heaven, que atendió a sus rebaños
Las orillas del río brillante.

Ahora la Doncella había cambiado de hecho. Su


los ojos eran estrellas y sus labios eran rojizos. Ella
Bailaba y cantaba todo el día. Largas horas
ella jugaba con los niños del cielo, y ella
se complació con los jóvenes celestiales y
doncellas Ligeramente se fue; sus pies eran
calzada con plata. Su amante, el chico del rebaño,
la sostuvo de la mano. Ella se rio para que el
muy dioses se rieron con ella, y el cielo alto
repitió con sonidos de alegría. Ella fue descuidada;
poco pensó en el deber o en las prendas de vestir
los dioses. En cuanto a su telar, ella nunca se acercó
desde el final de una luna a otra.
"Tengo mi vida para vivir", dijo; "Tejeré
en una web no más ".

Y el Herd Boy, su amante, la abrazó


sus brazos. Su rostro era todo lágrimas y sonrisas, y
ella lo escondió en su pecho. Entonces ella vivió su vida.
Pero su padre, la Deidad de la Luz, estaba enojado.

"Es demasiado", dijo. "¿La chica está enojada?


Ella se convertirá en el hazmerreír del Cielo.
Además, ¿quién va a tejer las nuevas prendas de primavera?
de los dioses ? "

67

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS vm

Tres veces le advirtió a su hija.

Tres veces se rió suavemente y la sacudió


cabeza.

"Tu mano abrió la puerta, mi padre", ella


dijo, "pero de seguro ninguna mano de Dios o de
mortal puede cerrarlo ".

Él dijo: "Lo encontrarás de otra manera para tu


costo ". Y desterró al Herd Boy para siempre
y siempre al otro lado del río Bright.
Las urracas volaron juntas, de lejos y de cerca, y
extendieron sus alas para un puente frágil a través del
río, y el muchacho de la manada pasó por el frágil
puente. E inmediatamente las urracas se fueron volando
hasta los confines de la tierra y la Doncella Tejedora
No se pudo seguir. Ella era lo más triste en
Cielo. Larga, larga ella estaba parada en la orilla
y extendió sus brazos al Herd Boy, quien
tendió sus bueyes desolados y en lágrimas. Largo largo
ella se tumbó y lloró sobre la arena. Larga, larga ella
ensangrentada, mirando al suelo.

Se levantó y fue a su telar. Ella echó


a un lado la tela que lo cubría. Ella la llevo
lanzadera en su mano.

"Dolor de toda la vida", dijo, "de toda la vida


pena "En ese momento ella dejó caer la lanzadera.
"Ah", gimió, "el dolor", y ella
apoyó la cabeza contra el telar.

Pero en un momento ella dijo: "Sin embargo, lo haría


No ser como una vez fui. No amaba ni lloraba, yo
No estaba ni contento ni arrepentido. Ahora amo y yo
lloro, me alegro y lo siento ".

Sus lágrimas cayeron como la lluvia, pero ella tomó


68

vin LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS

el transbordador y trabajó diligentemente, tejiendo el


Prendas de los dioses. A veces la web era
gris con pena, a veces era rosado con
Sueños. Los dioses querían ir extrañamente
revestido El padre de la doncella, la deidad de la luz,
por una vez estaba muy complacido.

"Ese es mi hijo bueno y diligente", dijo.


"Ahora estás tranquilo y feliz".

"El silencio de la desesperación oscura", dijo. " Contento !


Soy la cosa más triste del cielo ".

"Lo siento", dijo la Deidad de la Luz; " qué


Debería hacerlo ? "

"Devuélveme a mi amante".

"No, niña, eso no puedo hacerlo. Está desterrado


por los siglos de los siglos por el decreto de una Deidad, que
no puede ser roto."

"Lo sabía", dijo.

"Sin embargo, algo que puedo hacer. Escucha. En el


séptimo día de la séptima luna, convocaré
las urracas juntas desde los confines de la tierra,
y serán un puente sobre el río Bright
del cielo, para que la doncella tejedora
cruza ligeramente hacia el Herd Boy que espera en el
más lejos ".

Y asi fue. En el séptimo día del séptimo


Llegaron las urracas de lejos y de cerca. Y
extendieron sus alas por un puente frágil. Y
la doncella tejedora fue por el frágil
puente. Sus ojos eran como estrellas y su corazón.
Como un pájaro en su seno. Y el muchacho del rebaño era
allí para encontrarla en la orilla más lejana.

Y así sigue siendo, oh, verdaderos amantes sobre el

69

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS vm

séptimo día de la séptima luna estos dos guardan


su cita Solo si la lluvia cae con truenos y
nube y granizo, y el río brillante del cielo es
hinchada y rápida, las urracas no pueden hacer un
puente para la doncella que teje. Alack, el
tiempo triste!

Por lo tanto, verdaderos amantes, recen a los dioses por justicia


clima.

70

IX
HORAIZAN

JOFUKU fue el hombre sabio de China. Muchos libros


él leyó, y nunca olvidó lo que había en ellos.
Todos los personajes que conocía como conocía las líneas en
la palma de su mano Aprendió secretos de
pájaros y bestias, y hierbas, flores y árboles,
y rocas y metales. Sabía magia y
poesia y filosofia. Creció lleno de años y
sabiduría. Todo el pueblo lo honró; pero él
no estaba contento, porque tenía una palabra escrita en su
corazón.

La palabra era mutabilidad. Fue con el


día y noche, y le preocupaba mucho. Más-
terminado, en los días de Jofuku un tirano gobernó
China, e hizo de la vida del Sabio una carga.

"Jofuku", dijo, "enseña los ruiseñores de


mi madera para cantarme las canciones de los chinos
poetas ".

Jofuku no pudo hacerlo con toda su sabiduría.

"Ay, señor", dijo, "pregúntame otra cosa


y te lo daré, aunque me costó la sangre
de mi corazon."

"Ten cuidado", dijo el Emperador, "mira a

HORAIZAN ix

tus caminos Los sabios son baratos en China; soy yo


uno para ser deshonrado? "

"Pregúntame otra cosa", dijo el sabio.

"Bueno, entonces, perfumarme la peonía con el aroma


de la jessamine. La peonía es brillante, imperial;
la jessamina es pequeña, pálida, tonta. Sin embargo,
Su perfume es dulce. Perfúmame la peonía con el
aroma de la jessamina ".

Pero Jofuku permaneció en silencio y abatido.


"Por los dioses", gritó el emperador, "este sabio
el hombre es un tonto! Aquí, algunos de ustedes, fuera con su
cabeza."

"Lieja", dijo el sabio, "perdóname mi


vida y zarparé hacia Horaizan donde crece
La hierba de la inmortalidad. Voy a arrancar esta hierba y
traelo de nuevo para que puedas vivir y
reinar para siempre ".

El emperador lo consideró.

"Bueno, vete", dijo, "y no te demores, o eso


será lo peor para ti ".

Jofuku fue y encontró valientes compañeros para ir


con él en la gran aventura, y tripuló un
basura con los marineros más famosos de China, y
tomó tiendas a bordo y oro; y cuando el
había preparado todo, zarpó en el séptimo
mes, aproximadamente el tiempo de la luna llena.

El emperador mismo bajó al mar.


apuntalar.

"Velocidad, velocidad, sabio", dijo; " ir a buscar


yo la hierba inmortalidad, y ver que lo haces
ahora. Si regresas sin él, tú y tu
compañeros morirán la muerte ".

72

ix HORAIZAN

"Adiós, señor", llamó Jofuku desde la basura.


Así que fueron con buen viento para sus velas blancas.
Las tablas crujieron, las cuerdas temblaron, el agua
salpicados contra la basura, los marineros cantaron como
Se dirigieron hacia el este, el valiente com
los panions estaban felices. Pero el hombre sabio de China
Miró hacia adelante y miró hacia atrás, y estaba triste
por la palabra escrita en su corazón
Mutabilidad.

La basura de Jofuku fue durante muchos días


el mar salvaje, rumbo al este. El y
los marineros y los valientes compañeros sufrieron muchas
cosas. El gran calor los quemó, y el gran
el frío los congeló. Hambrientos y sedientos estaban,
y algunos se enfermaron y murieron. Más fueron
asesinado en una pelea con piratas. Luego vino el
temible tifón y olas de montaña que barrieron
la basura Se lavaron los mástiles y las velas.
lejos con las tiendas ricas, y el oro se perdió
Siempre. Ahogados fueron los famosos marineros,
y los valientes compañeros de todos. Jofuku fue
dejado solo
En el amanecer gris levantó la vista. Lejos de
al este vio una montaña, muy tenue, del color de
perla, y en la cima de la montaña creció un árbol,
alto, con ramas extendidas. El hombre sabio
murmuró

"La isla de Horaizan está al este del este,


y está Fusan, la montaña maravilla. En
las alturas de Fusan allí crece un árbol cuya
las ramas esconden los misterios de la vida ".

Jofuku yacía débil y cansado y no podía levantar un

73

HORAIZAN ix

dedo. Sin embargo, la basura se deslizó más cerca y


más cerca de la orilla Aún y azul creció el
aguas del mar, y Jofuku vio el verde brillante
hierba y las flores multicolores de la isla.
Pronto llegaron tropas de jóvenes y doncellas.
llevando guirnaldas y cantando canciones de bienvenida;
y salieron al agua y sacaron el
basura a la tierra. Jofuku era consciente del dulce y
olores picantes que se aferraban a sus prendas y a sus
pelo. A su invitación, dejó la basura, que
se alejó y ya no fue visto.

Él dijo: "He venido a Horaizan el


Blest. "Al levantar la vista vio que los árboles estaban
lleno de pájaros con plumas azules y doradas. los
los pájaros llenaron el aire con deliciosa melodía. En todo
lados colgaban la naranja y la cidra, el
el caqui y la granada, el durazno y el
ciruela y el níspero. El suelo a sus pies estaba
como un rico brocado, bordado con cada flor
es decir. Los felices habitantes de Horaizan lo llevaron
por las manos y le habló amorosamente.

"Qué extraño es", dijo Jofuku, "no


siento mi vejez más ".

"¿Qué es la vejez?", Dijeron.

"Tampoco siento ningún dolor".

"Ahora, ¿qué es el dolor?", Dijeron.

"La palabra ya no está escrita en mi corazón".

"¿De qué palabra hablas, amado?"

"La mutabilidad es la palabra".

"¿Y cuál puede ser su interpretación?"


"Dime", dijo el sabio, "es esto
muerte? "

74

ix HORAIZAN

tc Nunca hemos oído hablar de la muerte ", dijo el


habitantes de Horaizan.

El hombre sabio de Japón era Wasobiobe. Él


era tan sabio como el sabio de China. Él
No era viejo sino joven. La gente lo honró
y lo amaba A menudo era lo suficientemente feliz.

Fue un placer aventurarse solo en un frágil


barco hacia el mar, allí para meditar en la naturaleza y
Residuos acuosos. Una vez que hizo esto, resultó que
se durmió en su bote y durmió toda la noche
mientras su bote se desvió hacia el este. Entonces,
cuando se despertó a la brillante luz de la mañana, él
se encontró bajo la sombra de Fusan, el
Montaña maravilla Su bote yacía en las aguas de
un río de Horaizan, y él la condujo entre
el lirio floreciente y el loto, y brotó
apuntalar.

"¡El lugar más dulce del mundo!", Dijo. " YO


Creo que he venido a Horaizan el Bendito ".

Pronto llegaron los jóvenes y doncellas de la


isla, y con ellos el Sabio de China, como
jóvenes y tan felices como ellos.

"Bienvenido, bienvenido, querido hermano", gritaron,


"bienvenido a la Isla de la eterna juventud".

Cuando le dieron de comer del delicioso


fruto de la isla, los pusieron sobre un
banco de flores para escuchar dulce música. Después
deambulaban por los bosques y arboledas. Ellos
cabalgaban y cazaban, o se bañaban en las cálidas aguas del mar.
Ellos festejaron y disfrutaron de cada placer delicioso.
Así que el largo día se demoró, y no hubo noche,

75

HORAIZAN ix

porque no había necesidad de dormir, no había


Cansancio y sin dolor.

El sabio de Japón vino al sabio


de China. Él dijo :
"No puedo encontrar mi bote".

"¿Qué importa, hermano?", Dijo Jofuku. " Tú


no quiero ningún bote aquí ".

"De hecho, mi hermano, sí. Quiero mi bote


para llevarme a casa Estoy enfermo para el hogar Hay
la verdad."

"¿No eres feliz en Horaizan?>:

"No, porque tengo una palabra escrita en mi corazón.


La palabra es humanidad. Por eso estoy preocupado
y no tengas paz ".

"Extraño", dijo el sabio de China.


"Una vez yo también tenía una palabra escrita en mi corazón.
La palabra era mutabilidad, pero he olvidado de qué se trata.
medio. ¿Tú también lo olvidas? "

"No, nunca puedo olvidar", dijo el sabio


de Japón

Buscó a la Grulla, que es un gran


viajero, y le rogó: "Llévame a casa a
mi propia tierra ".

"¡Ay!", Dijo el Grulla, "si lo hiciera tú lo harías


morir. Esta es la isla de la eterna juventud; Vos si
¿Sabes que has estado aquí por cien años? Si
te vas sentirás vejez y cansancio
y dolor, entonces morirás ".

"No importa", dijo Wasobiobe, "tómame


casa."

Entonces la Grulla lo tomó sobre su fuerte espalda

76

ix HORAIZAN

y voló con él. Día y noche ella voló y


nunca se demoró y nunca se cansó. Por fin ella dijo:
"¿Ves la orilla?"

Y él dijo: "Lo veo. Alabado sea el


Dioses."

Ella dijo: "¿Dónde te llevaré? ... Tú


tengo poco tiempo para vivir ".

"Buena Grulla, sobre la arena querida de mi


país, debajo del pino extendido, se sienta un pobre
pescador reparando su red. Llevame a el que
Puedo morir en sus brazos ".
Entonces la Grulla puso a Wasobiobe en el pobre pescador.
pies de hombre Y el pescador lo crió en su
brazos. Y Wasobiobe apoyó la cabeza contra el
humilde pecho de pescador.

"Podría haber vivido para siempre", dijo, "pero


por la palabra que está escrita en mi corazón ".

"¿Qué palabra?", Dijo el pescador.

"La humanidad es la palabra", el hombre sabio


murmuró "Soy viejo, abrázame más.
Ah, el dolor. . . "Dio un gran grito.

Luego sonrió. Entonces su aliento se fue


él con un suspiro, y estaba muerto.

"Es el camino de toda carne", dijo el pescador.

77

X
REFLEXIONES

Hace bastante tiempo que habitaba en un día


viaje de la ciudad de Kioto un caballero de sencillo
mente y modales, pero buen estado. Su esposa,
Descansa su alma, había estado muerta tantos años, y
el buen hombre vivió en gran paz y tranquilidad con
Su único hijo. Se mantuvieron alejados de las mujeres, y
no sabía nada de ninguno de sus ganadores o
sus maneras molestas. Tenían buena estabilidad
sirvientes en su casa, y nunca poner los ojos en
un par de mangas largas o un obi escarlata de la mañana
a la noche

La verdad es que estaban tan felices como los


El día es largo. A veces trabajaban en el arroz.
campos. Otros días fueron a pescar. En el
primavera, adelante fueron a admirar la flor de cerezo
o la ciruela, y luego se dispusieron a ver el iris
o la peonía o el loto, según sea el caso.
En estos momentos bebían un poco de sake, y
tuerce su tenegui azul y blanco sobre sus cabezas
y sé tan alegre como quieras, porque no había nadie
para decirles no. A menudo llegaron a casa

78

x REFLEXIONES

a la luz de la linterna. Llevaban sus ropas más antiguas,


y eran muy irregulares en sus comidas.

Pero los placeres de la vida son más fugaces.


lástima ! y actualmente el padre sintió que la vejez se arrastraba
sobre el.

Una noche, mientras estaba sentado fumando y calentando su


entrega el carbón, "Chico", dice él, "es
Ya es hora de que te cases ".

"¡Ahora los dioses no lo permitan!", Grita el joven.


"Padre, ¿qué te hace decir cosas tan terribles?
¿O estás bromeando? Debes estar bromeando ", él
dice.

"No estoy bromeando en absoluto", dice el padre; " YO


nunca pronunció una palabra más verdadera, y eso lo sabrás
pronto."

"Pero, padre, tengo un miedo mortal a las mujeres".

"¿Y no soy el mismo?", Dice el padre.


"Lo siento, mi niño".

"Entonces, ¿para qué debo casarme?", Dice el hijo.

"En el camino de la naturaleza moriré en poco tiempo,


y necesitarás una esposa para cuidarte ".

Ahora las lágrimas estaban en los ojos del joven.


cuando oyó esto, porque tenía un corazón tierno; pero
todo lo que dijo fue: "Puedo cuidarme muy bien
bien."

"Eso es exactamente lo que no puedes", dice su


padre.

En resumen, encontraron que encontraron


El joven es esposa. Ella era joven, y como
bonita como una foto. Se llamaba borla, solo
eso, o Fusa, como dicen en su idioma.

Después de haber bebido el "Tres veces

79

REFLEXIONES x

Tres "juntos y así se hicieron hombre y mujer, ellos


estaba solo, el joven miraba fijamente el
niña. Por la vida de él no sabía qué
para decirle a ella. Tomó un poco de su manga y
Lo acarició con la mano. Aún no dijo nada
y parecía poderosamente tonto. La chica se volvió
rojo, palideció, volvió a ponerse rojo y estalló en
lágrimas.
"Honorable borla, no hagas eso, por el querido
Dios mío ", dice el joven.

"Supongo que no te gusto", solloza la chica.


"Supongo que no crees que soy bonita".

"Querida", dice, "eres más bonita que la


flor de frijol en el campo; eres más bonita que la
gallinita en el corral; eres más bonita
que la carpa rosa en el estanque. Espero que seas
feliz con mi padre y yo ".

Ante esto, se rió un poco y se secó los ojos.


"Toma otro par de hakama", dice ella, "y
dame los que tienes sobre ti; hay un gran
agujero en ellos me di cuenta todo el tiempo de la
Boda ! "

Bueno, este no fue un mal comienzo, y tomando


una cosa con otra se llevaban bastante bien,
aunque, por supuesto, las cosas no eran como tenían
estado en ese tiempo bendito cuando el joven y
su padre no vio un par de largas
mangas o un obi desde la mañana hasta la noche.

Poco a poco, en el camino de la naturaleza, el viejo


murió. Se dice que hizo un muy buen final, y se fue
que en su caja fuerte que hizo a su hijo el
El hombre más rico del campo. Pero esto no fue

80

x REFLEXIONES

consuelo para el pobre joven que lloraba


su padre con todo su corazón. Día y noche él
Pagó reverencia a la tumba. Poco dormir o descansar
lo consiguió, y le prestó poca atención a su esposa, la amante
Borla y sus fantasías, o incluso a los delicados
platos que ella puso delante de él. Se puso delgado y pálido,
y ella, pobre doncella, estaba al borde de su ingenio para saber
Qué hacer con él. Por fin ella dijo: "Mi
querido, y cómo sería si fueras a
Kioto por un rato? "

"¿Y para qué debo hacer eso?", Dice.

Estaba en la punta de su lengua responder:


"Para disfrutar", pero ella vio que nunca
hacer para decir eso.

"Oh", dice ella, "como una especie de deber.


decir que todo hombre que ama a su país debería ver
Kioto; y además, podrías echarle un ojo a
las modas, para decirme como son
cuando tú llegues a casa. Mis cosas ", dice ella," son
tristemente detrás de los tiempos! Me gustaría lo suficientemente bien como para
saber lo que lleva la gente! "

"No tengo corazón para ir a Kioto", dice el joven


hombre ", y si lo hubiera hecho, es el momento de la plantación de
el arroz, y no hay que hacer nada, así que hay
un final ".

De todos modos, después de dos días le dice a su esposa.


sacar su mejor hakama y Aaouri, y hacer las paces
su bento para un viaje. "Estoy pensando en ir
a Kioto ", le dice.

"Bueno, estoy sorprendida", dice la señora Tassel.


"Y qué te hizo pensar en eso, si yo

puedo preguntar ? "

81 G

REFLEXIONES x

"He estado pensando que es una especie de deber", dice


El hombre joven.

"Oh, de hecho", dice la señora Tassel a esto, y


nada más, porque ella tenía algo de sentido común.
Y a la mañana siguiente, como siempre, ella la empaca
Esposo brillante y temprano para Kioto y Betakes
ella misma a algún pequeño asunto de limpieza de la casa ella
Tiene a mano.

El joven salió por el camino,


sentirse un poco mejor de ánimo, y en poco tiempo
llegó a Kioto. Es probable que haya visto muchas cosas.
preguntarse Entre templos y palacios él
se fue. Vio castillos y jardines, y marchó
arriba y abajo de las calles de tiendas, mirando alrededor
con los ojos bien abiertos y la boca también
muy parecido, porque él era un alma simple.

Finalmente, un buen día llegó a una tienda


lleno de espejos de metal que brillaban al sol.

"¡Oh, las bonitas lunas plateadas!", Dice el


Alma simple para sí mismo. Y se atrevió a venir
acercarse y tomar un espejo en la mano.

Al minuto siguiente se volvió tan blanco como el arroz y


lo sentó en el asiento de la puerta de la tienda, aún
sosteniendo el espejo en su mano y mirándolo.

"¿Por qué, padre?", Dijo, "¿cómo llegaste?


aquí ? ¿Entonces no estás muerto? Ahora el querido
los dioses sean alabados por eso! Sin embargo, podría haber
jurado Pero no importa, ya que estás aquí vivo

y bueno. Todavía eres algo pálido, pero ¿cómo?


joven te ves. Mueves tus labios, padre, y
parece hablar, pero no te escucho. Tu
ven a casa conmigo, querido, y vive con nosotros igual que

82

x REFLEXIONES

solías hacer? Sonríes, sonríes, eso es


bien."

"Buenos espejos, mi joven caballero", dijo el


comerciante, "lo mejor que se puede hacer, y eso es
uno de los mejores lotes que tienes allí. Veo
eres un juez ".

El joven agarró su espejo con fuerza y


se quedó mirando lo suficientemente estúpido, sin duda. El temblaba.
"¿Cuánto?", Susurró. " Se vende ? "
Estaba en una toma por temor a que su padre fuera arrebatado
de él.

"Para la venta es, de hecho, el señor más noble", dijo el


comerciante ", y el precio es un poco, solo dos bu.
Casi lo estoy regalando, como lo entenderás.
estar."

"Dos pero solo dos pero ahora los dioses sean


alabado por esto su misericordia! "gritó el feliz
hombre joven. Él sonrió de oreja a oreja, y él
le sacaron el bolso de la faja y le sacaron el dinero
de su bolso, en un abrir y cerrar.

Ahora era el comerciante quien deseaba tener


preguntó tres bu o incluso cinco. De todos modos él puso
una buena cara sobre él, y empacó el espejo en un fino
caja blanca y atada con cordones verdes.

"Padre", dijo el joven, cuando tuvo


se salió con la suya, "antes de partir a casa
debe comprar algunos gauds para la joven allí,
mi esposa, ya sabes ".

Ahora, por la vida de él, no podría tener


dijo por qué, pero cuando llegó a su casa el
joven nunca dijo una palabra a la señora borla
sobre comprar a su viejo padre por dos bu en el Kioto

83

REFLEXIONES x

tienda. Ahí fue donde cometió su error, como


Las cosas resultaron.
Estaba tan contenta como quisieras con su coral
horquillas para el pelo y su nuevo obi de Kioto. "Y
Me alegro de verlo tan bien y tan feliz ".
se dijo a sí misma; "pero debo decir que ha sido poderoso
rápido para superar su pena después de todo. Pero hombres
son como niños ". En cuanto a su esposo,
sin que ella lo supiera, tomó un poco de seda verde de
su caja del tesoro y la extendió en el armario de
el toko no ma. Allí colocó el espejo en su
caja de madera blanca.

Todas las mañanas temprano y todas las tardes tarde,


fue al armario del toko no ma y
habló con su padre. Muchos hablan alegremente
tuvieron y muchas carcajadas juntos, y el
hijo era el joven más feliz de todo ese país.
lado, porque él era un alma simple.

Pero la señora Tassel tenía un ojo rápido y un


oreja afilada, y no pasó mucho tiempo antes de que ella marcara
las nuevas formas de su esposo.

"¿Para qué va tan a menudo al toko?


ma "se preguntó" y qué tiene él
allí ? Debería estar lo suficientemente contento de saberlo ".
Siendo uno para sufrir mucho en silencio, ella muy pronto
le preguntó a su esposo estas mismas cosas.

Le dijo la verdad, el buen joven.


"Y ahora tengo a mi querido y viejo padre en casa otra vez,
Estoy tan feliz como el día es largo ", dice.

"Hmm", dice ella.

"Y no eran dos bu baratos", dice, "y


¿No era algo completamente extraño? "

84

x REFLEXIONES

"Barato, de hecho", dice ella, "y pasando extraño;


y por qué, si puedo preguntar, "ella dice", dijiste
nada de todo esto al principio? "

El joven se puso rojo.

"De hecho, entonces, no puedo decirte, querida", dijo


dice. "Lo siento, pero no sé" y con
que salió a su trabajo.

Up saltó la señora Tassel en cuanto su


se dio la vuelta, y al toko no ma ella voló
las alas del viento y abrieron las puertas
con un sonido metálico

"¡Mi seda verde para mangas!", Gritó


En seguida ; "pero no veo a ningún padre viejo aquí, solo
Una caja de madera blanca. ¿Qué puede guardar en él? '

Ella abrió la caja lo suficientemente rápido.

"¡Qué cosa tan extraña y plana!", Dijo ella.


y, tomando el espejo, lo miró.

Por un momento no dijo nada en absoluto, pero el


grandes lágrimas de ira y celos se pararon en su bonita
ojos, y su rostro enrojeció de la frente a la barbilla.

"¡Una mujer!", Gritó, "¡una mujer! Así que eso es


su secreto! Él mantiene a una mujer en este armario.
Una mujer muy joven y muy bonita no, no
bonita en absoluto, pero ella se cree así. Un baile
chica de Kioto, estaré atado; malhumorado también
su cara es escarlata; y oh, cómo frunce el ceño, desagradable
pequeño asador Ah, quién podría haberlo pensado
él ? Ah, es una chica miserable que soy y tengo
cocinó su daikon y reparó su hakama cien
veces. Oh ! Oh ! Oh ! "

Con eso, arrojó el espejo en su


caja, y se estrelló contra la puerta del armario.

85

REFLEXIONES x

Ella misma se arrojó sobre las esteras, lloró y


sollozó como si su corazón se rompiera.

Entra su esposo.

"Me he roto la correa de la sandalia", dice él,


"y he venido a ¿Pero qué en el mundo?"

y en un instante se arrodilló al lado


La señora borla haciendo lo que pudo para consolar
ella, y levantar la cara del piso donde
ella lo guardó.

"¿Por qué, qué es, mi amor?", Dice él.

"¡Tour, querida!", Responde muy feroz


a través de sus sollozos; y "quiero irme a casa", ella
llantos.

"Pero, cariño, estás en casa y con


tu propio esposo ".

"¡Bonito esposo!", Dice ella, "y bonitas cosas-


adelante, con una mujer en el armario! Un odioso
mujer fea que se cree hermosa; y ella
tiene mis mangas verdes allí con ella para arrancar ".
"Ahora, ¿qué es todo esto sobre las mujeres y la manga-
revestimientos? Claro que no renunciarías al pobre padre
ese pequeño trapo verde para su cama? Ven querida
Te compraré veinte forros de manga ".

Ante eso, se puso de pie de un salto y bastante


Bailó de rabia.

"¡Viejo padre! ¡Viejo padre! ¡Viejo padre!", Ella


grito "¿Soy un tonto o un niño? Vi el
mujer con mis propios ojos ".

El pobre joven no sabía si él


estaba sobre su cabeza o sus talones. " Es posible que
mi padre se ha ido? "dijo, y tomó el espejo
del toko no ma.

x REFLEXIONES

"Eso está bien; sigue siendo el mismo padre que yo


comprado por dos bu. Pareces preocupado, padre;
No, entonces, sonríe como yo. Ahí está bien ".

La señora Tassel vino como una pequeña furia y


le arrebató el espejo de la mano. Ella dio pero
Una mirada en él y lo arrojó al otro extremo de
la habitación. Se hizo un ruido metálico contra el bosque.
trabajo, que sirvientes y vecinos vinieron corriendo
para ver qué pasaba.

"Es mi padre", dijo el joven. " YO


lo compró en Kioto por dos bu ".

"Mantiene a una mujer en el armario que tiene


me robaron las mangas verdes ", sollozó la esposa.

Después de esto hubo una gran tarea pendiente. Algunos ot


los vecinos tomaron la parte del hombre y algunos
de mujer, con tanto ruido, charla y ruido
como nunca fue; pero resolver lo que no pudieron,
y ninguno de ellos se miraría en el espejo,
porque dijeron que estaba hechizado.

Podrían haber seguido como estaban


hasta el día del juicio final, pero uno de ellos dijo: "Permítanos
pregunta a la señora abadesa, porque es una mujer sabia ".
Y todos se fueron a hacer lo que debían
hecho antes

Lady Abadesa era una mujer piadosa, la cabeza


de un convento de monjas santas. Ella era la genial
en oraciones y meditaciones y en mortificaciones de
la carne, y ella era la inteligente, no obstante,
en los asuntos humanos Le llevaron el espejo y
ella lo sostuvo en sus manos y lo miró por un
largo tiempo. Por fin ella habló:
"Esta pobre mujer", dijo, tocando el

8?

REFLEXIONES x

espejo ", porque es tan claro como la luz del día que es un
mujer esta pobre mujer estaba tan preocupada en ella
importa la perturbación que causó en un silencio
casa, que ella ha hecho votos, se ha afeitado la cabeza,
y conviértete en una santa monja. Por lo tanto ella está en su derecho
Lugar aqui. La mantendré e instruiré en
oraciones y meditaciones. Vete a casa, mi
niños ; perdona y olvida, sé amigos ".

Entonces toda la gente dijo: "La dama abadesa


es la mujer sabia ".

Y ella mantuvo el espejo en su tesoro.

La señora borla y su marido se fueron a casa


mano a mano.

"Así que tenía razón, ya ves, después de todo", dijo.

"Sí, sí, querida", dijo el joven simple


hombre ", por supuesto. Pero me preguntaba cómo mi
el viejo padre se subiría al convento sagrado. Él
nunca fue un tema de religión ".

88

XI
LA HISTORIA DE SUSA, LA IMPETUOSA

CUANDO Izanagi, el Señor que invita, convirtió su


de vuelta al lugar impuro, y se despidió de
Yomi, el mundo de los muertos, donde él tenía
viajó en una búsqueda, vio una vez más el
Tierra de Orejas de Arroz Frescas, y me alegré. Y el
descansado al lado de un río claro que podría
realizar purificación

Y Izanagi-no-Mikoto se bañó en la parte superior


alcanzar. Pero él dijo: "El agua de la parte superior
el alcance es demasiado rápido ". Luego se bañó en la parte inferior
alcanzar ; pero él dijo: "El agua del alcance inferior
es demasiado lento ". Entonces bajó por el tercero
tiempo y bañado en el alcance medio del río.
Y cuando el agua cayó de su hermosa
semblante se crearon tres sublimes
deidades Ama Terassu, la Gloria del Alto Cielo;
Tsuki-Yomi-no-Kami, el Poseedor de la Noche de la Luna;
y Susa, la Impetuosa, el Señor del Mar.

Entonces Izanagi-no-Mikoto se regocijó, diciendo:


"He aquí los tres augustos niños que son míos,
quien también será ilustre para siempre ". Y,
tomando la gran cadena de joyas de su cuello, él

89

HISTORIA DE SUSA, EL IMPETUO xi

se lo otorgó a Ama Terassu, la Gloriosa, y


le dijo: "¿Tu Augustness gobierna la llanura
del Alto Cielo, brillando en tu belleza de día ".
Entonces tomó las augustas joyas y las escondió en el
Almacén de los dioses.

Y el Señor de la Invitación ordenó a Tsuki-


Yomi-no-Kami, diciendo: "Haz tu agosto
dominar el dominio de la noche ". Ahora esto era
una juventud de semblante justo y agradable.

Y para el más joven de las deidades, su agosto ...


El señor Izanagi le dio la llanura del mar.

Entonces Ama Terassu gobernó el día, y Tsuki-Yomi-


no-Kami gobernó suavemente la noche. Pero Susa, la
Impetuoso, se tiró al suelo y
lloró violentamente, porque dijo: "Ah, miserable, a
¡habita para siempre en los confines del mar frío!
Así que no dejó de llorar y tomó el
humedad del valle por sus lágrimas, para que el
los lugares verdes se marchitaron y los ríos y
las corrientes se secaron. Y las deidades malvadas aumentaron
y florecieron, y mientras pululaban sobre la tierra
su ruido era como el ruido de las moscas en el quinto
Luna ; y por todas partes surgieron portentos de
aflicción.

Entonces vino su padre, el Señor de la Invitación.


y se paró terriblemente junto a él y dijo: "¿Qué es esto?
que veo y oigo? ¿Por qué no gobiernas?
los dominios con los que te he acusado, pero
¿Yacer aquí, como un niño, con lágrimas y lamentos?
Responder."

Y Susa, la Impetuosa, respondió: "Lamento


porque estoy en la miseria y no amo este lugar, sino

90

xi HISTORIA DE SUSA, EL IMPETUO xi

ocho cabezas con ocho valientes golpes. Entonces el


la serpiente fue asesinada con una gran matanza, y el
río Hola fluyó, un río de sangre. Y susa
cortó las colas de la serpiente también, y cuando golpeó
la cuarta cola, el filo de su augusta espada era
volvió. Entonces él sondeó con su punto, y
encontré una gran espada adornada con una cuchilla afilada
como ningún herrero conocido podría templarlo. Y el tomo
la espada y la envié para una ofrenda al sol
Diosa, su augusta hermana. Esta es la hierba
Espada sofocante.

Y Susa, la Impetuosa, le construyó un palacio en


el lugar llamado Suga, y habitó allí con su
novia. Y las nubes del cielo colgaban como un
cortina alrededor del palacio. Entonces el señor
Susa cantó esta canción:

"Surgen muchas nubes.

La valla múltiple de las nubes que salen


Hace una valla múltiple,

Para que los cónyuges estén dentro.


O / i, la valla múltiple. . . ".

100

XII
EL VIENTO EN EL PINO

Era una Deidad del Alto Cielo que plantó el


Pino.

Hace tanto tiempo que la grúa no puede recordarlo,


y la tortuga lo sabe solo por rumores de su
bisabuela, la deidad celestial descendió.
Ligeramente, a la ligera, vino por el Flotante
Puente, con el árbol en la mano derecha. Ligeramente,
ligeramente sus pies tocaron la tierra.

Él dijo: "He venido a la tierra del


Reed Plains. He venido a la tierra de lo fresco
Orejas De Arroz. Es una buena tierra; Estoy satisfecho."
Y plantó el pino en el sonido de
el mar en Takasaga, que está en la provincia ot
Harima Luego subió de nuevo a High Heaven
por el puente flotante.

Pero el pino floreció. Tan genial


creció, no había una mayor en toda la Tierra de
las llanuras de caña. Su tronco era rojo rosado, y
debajo de él se extendía una alfombra marrón de agujas caídas.

En las dulces noches de verano, los niños de


el bosque vino de la mano al pino por
101

EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO xn

luz de la luna, deslizando sus delgados pies oscuros sobre el


musgo, y tirando hacia atrás su largo cabello verde.

Los niños del agua llegaron a la luz de la luna,


todos empapados mojaron sus mangas, y el brillante
cayeron gotas de las puntas de sus dedos. Los niños de
el aire descansaba en las ramas del pino, y
hizo murmullos de música durante toda la noche.
Los niños de la espuma del mar se deslizaron por el amarillo
arenas y de los confines de Yomi vino el
Misterios, sonidos y olores de la oscuridad
con caras veladas y delgadas formas grises, vinieron,
y colgaron en el aire sobre el lugar donde
el pino era, de modo que el lugar era santo y
obsesionado.

Amantes vagando por la playa en Takasaga


escucharía la gran compañía de espíritus cantando
juntos.

"Alegría de mi corazón", se dijeron el uno al otro,


"¿escuchas el viento en el pino?"

Las pobres almas que yacen enfermas en la cama escucharían, y


los pescadores en alta mar harían una pausa en su trabajo
susurrar: "El viento, el viento en el pino
Arbol ¡Cómo el sonido transporta el agua! "

En cuanto a la llegada de la Doncella, la grulla


no puedo recordarlo, pero la tortuga lo tiene de su
bisabuela que nació de padres pobres
en Takasaga La doncella era morena, alta y
esbelto ; en la cara y la forma más encantadora. Su pelo
colgaba de rodillas. Ella se levantó al amanecer para
ayuda a su madre; ella encontró palos para el fuego, ella
sacó agua del pozo. Ella podría girar y tejer
Con el mejor ; y por largas, largas horas ella se sentó

102

xii EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO

y dobló su rueda o su lanzadera a la sombra de


el gran pino, mientras sus oídos escuchaban el sonido
del viento en sus ramas. A veces sus ojos
miraba por los senderos del mar, como quien
espera y mira. Estaba tranquila, no inquieta.
más grave que gay, aunque ella no sonrió
raramente. Su voz era la voz de un celestial
Siendo.
Ahora con respecto a la juventud de lejos
provincia, de él la grúa sabe algo, porque
La grúa es un gran viajero. Ella estaba volando sobre
los arroyos y los valles de la provincia lejana, entonces
ella dice, cuando vio a la Juventud trabajando en el
campos verdes de arroz. La grúa se demoró, dando vueltas
lentamente en el aire brillante. La Juventud se puso de pie.
Miró alrededor de los valles y arroyos; él
Miró al cielo.

"Escucho la llamada", dijo. "No me puedo demorar


más. Voz en mi corazón, escucho y obedezco ".

Con eso abandonó el campo de arroz y le dijo:


bien a su madre y su padre y sus hermanas y
sus hermanos y sus amigos Todos juntos
bajó a la orilla del mar, llorando y aferrándose
el uno al otro. Los jóvenes tomaron un bote y fueron
lejos al mar, y el resto de ellos se pararon sobre el
playa.

En acelerar el bote durante muchos días sobre el


caminos desconocidos del mar. Y la grulla blanca
voló detrás del bote. Y cuando el viento falló,
ella empujó el bote hacia adelante con el viento de ella
alas fuertes

Por fin, una tarde aproximadamente a la hora del atardecer,

103

EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO xn

la Juventud escuchó el sonido de un dulce canto. los


el sonido vino a él desde la tierra, y viajó
sobre los caminos del mar. Se puso de pie en su
bote, y la grulla batió sus fuertes alas blancas
y guió su bote hacia la orilla hasta que tocó la quilla
La arena amarilla de la playa del mar de Takasaga.

Cuando la Juventud llegó a tierra, empujó


el bote salió nuevamente con las olas y lo observó
alejarse. Luego volvió la cara hacia el interior. los
El sonido de la música todavía estaba en sus oídos. La voz
era como la voz de un ser celestial, y extraño
y místicas fueron las palabras de la canción:

"El amante trajo un regalo de amor a su amante,


Joyas de jade sobre una cuerda de seda;
Joyas bien talladas,
Joyas bien redondeadas,
Verde como la hierba
Sobre una cuerda de seda.
Las joyas no se conocen,
La cuerda que conocen
¡Oh, la fuerza de la cuerda de seda! "
La juventud se fue tierra adentro y llegó a la gran
Pino y la criada que estaba sentada debajo, tejiendo
diligentemente y cantando. La grulla vino volando
con sus fuertes alas blancas, y posado sobre
Las ramas más altas del árbol. La tortuga pone
abajo en la alfombra marrón de agujas. Él
miraba y veía mucho con sus ojitos, pero
no dijo nada, siendo muy silencioso por naturaleza.

La Juventud se paró frente a la Doncella, esperando.

xii EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO

"¿De dónde vienes?", Dijo ella, levantándola


ojos

"Me he encontrado con el camino del mar. Tengo


vienen de lejos ".

"¿Y por qué viniste?"

"Que debes saber mejor, ya que fue tu


voz que cantaba en mi corazón ".

"¿Me traes el regalo?", Dijo ella.

"De hecho, les traigo el regalo completo, joyas


de jade sobre una cuerda de seda ".

"Ven", dijo ella, y se levantó y lo llevó


la mano. Y fueron a la casa de su padre.

Entonces bebieron el Ct tres veces tres ", y


fueron hechos hombre y mujer, y vivieron en dulce
tranquilidad muchos, muchos años.

Todo el tiempo la grúa habitaba en los pinos


ramas superiores, y la tortuga en el marrón
alfombra de agujas debajo.

Por fin la Juventud y la Doncella, que una vez fueron,


se volvió canoso, viejo y marchito por el
Rápido, implacable paso de años.

" Amor justo" , dijo el viejo, "qué cansado estoy


crecer! Es triste ser viejo ".

"No digas eso, querida delicia de mi corazón" dije


la mujer mayor ; "Di que no, lo mejor de todo es
ven."

"Querido", dijo el viejo, "tengo un deseo


para ver el gran pino antes de morir, y para
escucha una vez más la canción del viento en su
ramas ".

"Ven, entonces," dijo ella, y se levantó y lo tomó


De la mano.

105

EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO xn

Viejo y débil y desgastado, con débil y tambaleante


pasos, y de la mano vinieron.

"Qué débil me hago crecer", dijo el viejo. "Ah,


Tengo miedo ! ¡Qué oscuro está! Abrazarte mi
mano. . . ".

"Lo tengo rápido en el mío. Ahí, acuéstate, miente


abajo, querido amor; quédate quieto y escucha el viento en
el pino ".

Se tumbó en la suave cama marrón debajo del pino


Ramas de los árboles; y el viento cantaba.

La que era su amor y su esposa se inclinó.


él y lo abrigó. Y sufrió el gran
cambio.

Luego abrió los ojos y la miró.


Era alta, recta y delgada, de cara y
forma más encantadora, y cada uno de ellos era tan joven como
Los dioses son jóvenes. Extendió la mano y
la toco "Tu largo cabello negro ..." él
dijo.

Una vez más ella le dijo: "Ven". Ligeramente


Dejaron el suelo. Al sonido del viento
la música se balancearon, flotaron, subieron al
aire. Más arriba se levantaron y más alto. Las ramas
del pino los recibió, y no eran
Más visto.

Aún así, en las dulces noches de verano, el


Children of the Woods vienen de la mano
Pino a la luz de la luna, deslizando su delgada oscuridad
pies sobre el musgo, y tirando hacia atrás sus largos
pelo verde.

Los niños del agua vienen a la luz de la luna,


todos empapados mojaron sus mangas, y el brillante

1 06

xii EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO

caen gotas de las puntas de sus dedos. Los niños de


el aire descansa en las ramas del pino y hace
murmurando música toda la noche en vivo. los
Children of the Sea Foam se arrastra por el amarillo
arenas y de los confines de Yomi vienen los
Misterios, sonidos y olores de la oscuridad
con rostros velados y delgadas formas grises, vienen,
y cuelgan en el aire sobre el lugar donde
el pino es, por lo que el lugar es sagrado y
obsesionado.

Amantes vagando por la playa en Takasaga


escucha la gran compañía de espíritus cantando juntos.

"Alegría de mi corazón", se dicen el uno al otro,


"¿escuchas el viento en el pino?"

107

XIII
FLOR DE LA PEONIA

AYA, dulce doncella, era la única hija de un daitnyo de


la provincia de Omi. Madre no tenía ninguno, y
su padre era un noble señor y un guerrero. Él
estaba en la corte del Shogun, o él tenía mucho peso
asuntos en la capital, o él iba aquí y allá
con ejércitos y venció a sus enemigos. Aya vio
poco de el.

Largos años vivió con su enfermera y su


doncellas dentro de los muros del castillo de su padre.
Los altos muros estaban ellos y bien vigilados, y en
su pie era un foso profundo que estaba rosado con
flores de loto todo el séptimo mes.

Cuando Lady Aya tenía unos dieciséis años.


su padre el daimyo llegó a casa victorioso de un
incursión, y ella fue con sus doncellas a encontrarse con él
en la puerta Estaba vestida con su ropa más valiente, y
como se convirtió en su rango.

"Mi señor y padre", dijo, "dulce es tu


retorno honorable ".

"Hija, ¡cómo has crecido!", Su padre


dijo asombrado. "¿Cuántos años tienes, Aya?"

"Dieciséis años, señor", dijo.

1 08

xni FLOR DE LA PEONIA

"Por todos los dioses, te has vuelto un poco genial


señorita, y pensé que eras un bebé y
te trajo a casa una muñeca para un regalo de regreso a casa ".
Él se rió, pero poco después creció.
grave, y en profunda reflexión entró en el castillo.

Poco después de esto, comenzó a mirar a su alrededor, para


encontrar un esposo apropiado para su hija.

"Lo mejor debería hacerse ahora", dijo, "por un


maravilla ha sucedido, y estoy en paz con
cada daimyo en la tierra y no durará ".

El señor de Ako, en Harima, tenía tres altos


hijos, buenos jóvenes y guerreros todos.

"El mayor está viejo", dijo el Señor de Omi.


"El más joven es un niño, pero ¿qué pasa con el medio
hermano ? Me parece que el hermano del medio
Debería hacerlo bien. Dicen que las dudas
son los mejores ", dijo el Señor de Omi.

Entonces, después de que los mensajeros vinieron y se fueron, el


Lady Aya estaba comprometida con el joven señor de
Ako, y hubo un gran regocijo en todos los
en el campo, porque todo el hombre y la doncella tenían
nunca se miran el uno al otro.

Lady Aya se alegró mucho cuando vio el


regalos que vinieron de la casa de su novio.
Se sentó con la costurera del castillo y tocó
las cosas suaves de sus finas túnicas nuevas. Para el resto,
ella jugaba con sus doncellas el día de toda la vida, o
tomó su marco de broidery, apretando la aguja y
hilo largo y sedoso. Era el mes de mayo y
muy a menudo tomaban el aire en una galería de jardín,
donde Aya y sus doncellas se reían juntas, y
a veces hablaban del joven señor de Ako

109

FLOR DE LA PEONIA xm

y qué valiente y hermoso era, qué hábil en


arte y en guerra, y qué rico. Al anochecer
vinieron se deslizaron por los escalones de la galería y entraron
el jardín, donde iban de aquí para allá,
de la mano, para disfrutar del aire fresco y lo dulce
aroma de las flores.

Una noche, Lady Aya caminó por el jardín.


de acuerdo a su costumbre. La luna se levantó, redonda y
plata.

"Ah", suspiró una de las doncellas, "el


Moon es una dama enamorada. Mira qué pálido y pálido
ella va, e incluso ahora esconderá sus ojos con
su larga manga de nube ".
"Hablas tranquilo", respondió Aya, "la luna
es una dama enamorada; pero la has visto desmayarse
hermana que es más triste y más bella que ella? >:

"¿Quién, entonces, es la hermana de la luna?", Preguntó todo


las doncellas a la vez.

Aya dijo: "Ven y mira venir".

Con eso los dibujó por los caminos de


el jardín al estanque quieto, donde estaban los bailes
luciérnagas y las ranas que cantaban musicalmente. Participación
las manos de cada una, las doncellas miraron hacia abajo
el agua, y uno y todos vieron la luna
hermana, y se rieron suavemente juntos. Mientras
jugaban junto al borde del agua, la Lady Aya
el pie se deslizó sobre una piedra lisa, y seguramente
ella habría caído al estanque. Pero todo de un
De repente, un joven saltó del dulce
secreto de la noche, y la atrapó en sus brazos.
Por un momento todas las doncellas vieron el brillo
de sus prendas. Luego se fue. Aya se puso de pie

no

xin FLOR DE LA PEONIA

solo, temblando Abajo miró la luna, amplia-


ojos y tristeza; y aún más triste y
dulce, hacia arriba miró a la pálida hermana de la luna. Ellos
vi una banda de mucamas silenciosas que se pararon en un lugar salvaje
ness de florecientes flores de peonía, que crecieron hasta el
el borde del agua. Fue Lady Aya quien amó
ellos y los plantaron así.

Ahora la dama se volvió sin decir una palabra y


Se movía muy lentamente por los senderos del jardín.
Agachando la cabeza. Cuando ella vino al jardin
galería dejó a todas sus doncellas menos una, y fue
silenciosamente a su glorieta.

Allí estuvo por un largo espacio, sin decir nada.


Se sentó y trazó el patrón en su túnica con
la punta de su dedo. Y Sada, su doncella,
había terminado contra ella.

Finalmente, "fue un gran señor", dijo Aya.

"La verdad, señora".

" El era joven."

"Estaba pasando bien favorecido".

"¡Ay! Me salvó la vida y no tuve tiempo de


gracias a el."
"La luna brillaba sobre el monte de joyas
de su espada ".

"Y su túnica que fue bordada con peonía


florece mis flores de peonía ".

"Señora, la hora se hace muy tarde".

"Bueno, entonces, desata mi faja".

"Te ves pálida, señora".

"Pequeña maravilla, estoy cansado".

"Señora, ¿qué pasa con el joven señor de Ako?"

"¿Qué hay de él? Por qué, no lo he visto.

en

FLOR DE LA PEONIA xm

Suficiente, no seamos más de él. Pobre de mí ! soy


somnoliento, no sé lo que digo ".

Después de esta noche, Lady Aya, que había sido


tan fresco y justo y bailando alegre como una ola de
mar, cayó en una pálida melancolía. De dia ella
suspiró y por la noche lloró. Ella sonrio no
más mientras contemplaba sus ricas prendas de boda,
y ya no jugaría más con sus doncellas
Sobre la galería del jardín. Ella vagaba como un
sombra, o yacía sin palabras en su glorieta. Y todo
los sabios y todas las sabias de ese
el campo no pudo curarla de ella
enfermedad.

Entonces la criada Sada, llorando y escondiéndola


cara con su manga, fue al señor de la
House y le conté sobre la aventura a la luz de la luna
y la bella juventud de la cama de peonía.

"Ah, yo", dijo ella, "mi dulce amante pinos


y muere por el amor de este hermoso joven ".

"Niño", dijo el daimyo, "¡cómo hablas!


El jardín de la hija está bien protegido por paredes y por
hombres de armas. No es posible que ningún extraño
Debería ingresarlo. ¿Cuál es, entonces, esta historia de la
luna y un samurai con prendas de peonía y todo
manera de otra tontería, y cómo será
¿Sonido de cuento en los oídos del Señor de Ako? "

Pero Sada lloró y dijo: "Mi amante lo hará


el ".

"Para luchar en el campo, para halagar en la corte y


hablar en el Consejo, todo esto es fácil ", dijo el
daimyo ", pero protégeme de los asuntos de mi
mujeres, porque son demasiado difíciles para mí ".

112

xiii FLOR DE LA PEONIA

Con eso hizo una búsqueda en todo el castillo.


y los terrenos del castillo, pero no encontró rastro
de cualquier extraño escondido.

Esa noche, Lady Aya pidió lastimosamente


el aire más frío, así que la llevaron a ella
galería de jardín, donde yacía en los brazos de O Sada. UNA
juglar de la casa tomó su biwa, y para
calmarla hizo esta canción:

"Música de mi laúd
¿Nace, muere?
¿Es verdad o una mentira?
¿De dónde, de dónde y dónde,
Aire encantado?
Música de mi laúd
Es mudo

"Dulces aromas en la noche


¿Jioat, parecen,
¿Son la esencia del sueño?
O así se dicen
¿Los pensamientos de los muertos?
Aromas dulces en la noche
Deleite:'

Ahora, mientras el juglar cantaba y tocaba su


instrumento, un joven justo se levantó del mar rosado
de peonías junto al estanque. Todos allí lo vieron claramente
sus ojos brillantes, su espada y su vestido ensanchados
con flores. Lady Aya lanzó un grito salvaje y
corrió hacia el borde de la galería del jardín, aguantando
sus brazos blancos E inmediatamente la visión

FLOR DE LA PEONIA xm

falleció. Pero el juglar tomó su biwa


una vez más y cantó:

"Amor más extraño que la muerte


¿Es más largo que la vida?
¿Hace más calor que la lucha?
Fuerte, fuerte y ciego
Tipo trascendente
Amor mas extraño que la muerte
O aliento ".
En esto, el misterioso caballero de las flores
se puso una vez más erguido y alto, y su brillante
los ojos estaban fijos en Lady Aya.

Entonces un caballero de la compañía de thedaimyo,


quien era un poderoso hombre de guerra, sacó su espada
inmediatamente y saltó entre las peonías para
pelea con el extraño audaz que tanto miró
La hija de su amo. Y en eso se dibujó una nube
a través de la cara de la luna como por un hada, y de un
De repente, un gran viento cálido soplaba desde el sur.
Las luces murieron sobre la galería del jardín, el
las doncellas mantenían sus prendas juntas mientras sus
largas mangas de gasa flotaban. Toda la peonia
la cama se sacudió como un mar agitado, y el
pétalos rosados y blancos volaron como espuma. Una niebla,
húmedo y demasiado dulce, colgado del viento, para que
todos los que estaban allí se desmayaron y se aferraron a uno
otro, temblando.

Cuando fueron recuperados, encontraron el


noche tranquila y la luna intacta. El soldado
de la compañía de daimyos jadeando y blanco como

114

xin FLOR DE LA PEONIA

Muerte a los pies de la galería del jardín. En su


derecha sostenía su espada sin mancha, en su izquierda
Una perfecta flor de peonía.

"Lo tengo", gritó; " él no podría


escapar de mí. Lo tengo rápido ".

Aya dijo: "Dame la flor"; y le dio


ella sin una palabra, como una en un sueño.

Entonces Aya fue a su glorieta y se acostó con


la peonía sobre su pecho y estaba satisfecha.

Durante nueve días mantuvo la flor. El dulce


el color le vino a la cara y la luz a los ojos.
Ella estaba perfectamente curada de su enfermedad.

Ella puso la peonía en un jarrón de bronce y lo hizo


no caído o desvanecido, sino que se hizo más grande y más encantador
Todos los nueve días.

Al final de este tiempo, el joven señor de Ako


vino montando en gran pompa y estado para reclamar su
prometida largamente Entonces él y Lady Aya estaban
casados en medio de muchas fiestas y alegrías.
Sin embargo, dicen que ella hizo una novia pálida.
Y el mismo día la peonía se marchitó y fue
tirado a la basura.
XIV
El mazo

Había una vez dos hombres granjeros que estaban


hermanos Ambos trabajaron duro en tiempo de siembra
y en época de cosecha. Se pararon hasta las rodillas
agua para plantar el arroz joven, doblando su
retrocede mil veces por hora; ellos manejaban el
hoz cuando brillaba el sol ardiente; cuando la lluvia
derramado en torrentes, allí todavía estaban en
su excavación o algo así, acurrucados en su arroz
chubasqueros de paja, porque en el sudor de sus cejas
ellos comen su pan.

El mayor de los dos hermanos se llamaba Cho.


Por todo lo que trabajó tan duro que se estaba haciendo rico.
Desde que era un niño había salvado con él,
y había puesto por una moneda de dinero. Tuvo un gran
granja también, y no un año, pero que lo hizo bien, qué
con su arroz, sus gusanos de seda y sus graneros
y almacenes. Pero no había nada que mostrar.
por todo esto, si se cree. Él era malo
hombre agrio con no tanto como un "buen día" y
una taza de té para un viajero, o un pastel de arroz frío
para un mendigo Sus hijos gimieron cuando

116

xiv el mazo

se acercó a ellos y su esposa tenía mucho que ser


compadecido

El menor de los dos hermanos fue llamado


Kane Por todo lo que trabajó tan duro que era tan pobre
como un ratón de iglesia Mala era su suerte, su seda ...
los gusanos murieron y su arroz no florecería. En
a pesar de esto, era un tipo alegre, un soltero que
Me encantó una canción y una honesta taza de sake. Su techo
su pipa, su escasa cena, todo esto lo haría
compartir, con mucho gusto, con los primeros. Él tuvo
la lengua más ágil para una broma cómica, y el
El corazón más amable del mundo. Pero es una cosa verdadera
aunque es una pena que un hombre no pueda
vivir de amor y risas, y actualmente Kane era
mal.

"No hay nada para eso", dice, "sino


embolsar mi orgullo "(porque tenía algo)" y ve y
veo lo que mi hermano Cho hará por mí, y estoy
muy equivocado si será mucho ".

Entonces toma prestada algo de ropa de un amigo para


la visita, y se pone en marcha muy bien hakama, mirando
bastante caballero, y cantando una canción para mantener
su corazón en alto

Él ve a su hermano parado afuera de su casa,


y al primer minuto cree que está viendo un
Boggart, Cho está tan desgarrado. Pero actualmente
él canta: "Llegas temprano, Cho".

"Llegas temprano, Kane", dice Cho.

"¿Puedo entrar y hablar un poco?", Pregunta Kane.

"Sí", dice Cho, "puedes; pero no encontrarás


cualquier cosa para comer a esta hora del día, ni aún para beber,
así que evitemos las decepciones ".

117

El mazo xiv

"Muy bien", dice Kane; "como sucede, es


no comida por la que he venido ".

Cuando estaban dentro de la casa y sentados


Cho dice: "Es un buen traje de
ropa que tienes puesta, Kane. Usted debe ser
haciendo bien. No soy yo quien puede darse el lujo de seguir
los caminos embarrados se vistieron como un príncipe. Veces
son malos, muy malos ".

A pesar de que este no es un buen comienzo,


Kane se arma de valor y se ríe. Y
Actualmente dice:

"Mira, hermano. Estos son prestados


ropa, la mía difícilmente se mantendrá unida. Mi
la cosecha de arroz se arruinó, y mis gusanos de seda están muertos.
No tengo rin para comprar semillas de arroz o gusanos nuevos. yo
estoy al final de mi ingenio, y he venido a ti
rogando, así que ahora lo tienes. Por el bien de la
madre que nos parió a los dos, dame un puñado de
semilla y algunos huevos de gusanos de seda ".

Ante esto Cho hizo como si se desmayara con


asombro y consternación.

"¡Alack! ¡Alack!", Dice. "Soy un pobre


hombre, un hombre muy pobre. ¿Debo robar a mi esposa y
mis hijos miserables? 'Y así se lamentó
él mismo y habló durante media hora.

Pero para resumir, Cho dice que


por piedad filial, y por la bendita madre
de los dos, debe hacer un cambio para darle a Kane
huevos de gusanos de seda y arroz. Entonces él consigue un puñado
de huevos muertos y un puñado de mohosos y mohosos
arroz. "Estos no son buenos para el hombre o la bestia", dice
el viejo zorro para sí mismo, y se ríe. Pero a su
118

xiv el mazo

propio hermano de sangre, dice: "Aquí, Kane. Es


los mejores huevos de gusanos de seda que te estoy dando, y el
el mejor arroz de toda mi pobre tienda, y no me puedo permitir
en absoluto ; y que los dioses me perdonen por robar
mi pobre esposa y mis hijos ".

Kane agradece a su hermano con todo su corazón por


su gran generosidad, e inclina su cabeza hacia las esteras
tres veces. Luego se va, con los gusanos de seda.
huevos y el arroz en su manga, saltando y saltando
con alegría, porque pensó que su suerte había cambiado
Al final. Pero en las partes fangosas del camino él
tuvo cuidado de sostener su hakama ^ porque estaban
prestado.

Cuando llegó a casa reunió una gran tienda


de hojas de morera verde. Esto era para la seda
gusanos que iban a salir del
huevos muertos Y se sentó y esperó el
gusanos de seda por venir. Y ven, ellos también lo hicieron, y
eso fue muy extraño, porque los huevos estaban muertos
huevos con seguridad. Los gusanos de seda eran muchos vivos;
comieron las hojas de morera en un abrir y cerrar de ojos, y
no perdió tiempo en absoluto, pero comenzó a enrollarse
en capullos ese minuto. Entonces Kane fue el
hombre feliz. Salió y le dijo a su buena
fortuna a todos los vecinos. Aquí fue donde él
cometió su error Y encontró a un vendedor ambulante
quien hizo sus rondas en esas partes, y le dio un
mensaje para llevar a su hermano Cho, con su com
gracias y respetuosos agradecimientos, que los gusanos de seda
les estaba yendo muy bien. Aquí fue donde
cometió un error mayor. Fue una pena que pudiera
No dejes bien solo.

119

El mazo xiv

Cuando Cho se enteró de la suerte de su hermano, él estaba


no contento Muy pronto se ató la paja
sandalias y se fue a la granja de Kane. Kane estaba fuera
cuando llegó allí, pero a Cho no le importó eso.
Fue a echar un vistazo a los gusanos de seda. Y
cuando vio cómo comenzaban a girar
a sí mismos en capullos, tan ordenado como quieras, él
tomó un cuchillo afilado y cortó cada uno de ellos en
dos. ¡Luego se fue a su casa, el hombre malo!
Cuando Kane vino a cuidar sus gusanos de seda, él
No pude evitar pensar que parecían un poco raros.
Se rasca la cabeza y dice: "Casi
parece que cada uno de ellos ha sido cortado
medio. Parecen muertos ", dice. Luego sale
va y recoge muchas hojas de morera.
Y todos esos gusanos de seda se pusieron y se comieron el
hojas de morera, y después de eso solo había
el doble de gusanos de seda girando como allí
fueron antes. Y eso fue muy extraño, porque
los gusanos de seda estaban muertos con seguridad.

Cuando Cho se enteró de esto, él va y corta su


gusanos de seda propios en dos con un cuchillo afilado; pero él
no ganó nada con eso, porque los gusanos de seda nunca
se movió de nuevo, pero se quedó tan muerto como muerto, y su
la esposa tuvo que tirarlos a la mañana siguiente.

Después de esto, Kane sembró la semilla de arroz que tenía


de su hermano, y cuando vino el arroz joven
tan verde como quieras, él lo plantó con
cuidado, y floreció maravillosamente, y pronto el
Se formó arroz en el oído.

Un día llegó un inmenso trago de golondrinas


y se instaló en el campo de arroz de Kane.

120

xiv el mazo

"¡Árabe! ¡Arah!", Gritó Kane. Aplaudió


sus manos y golpeó con un palo de bambú. Entonces
las golondrinas se fueron volando. En dos minutos de regreso
Ellos vinieron.

"¡Arah! ¡Arah!" Gritó Kane, y él aplaudió


sus manos y golpeó con su palo de bambú.
Entonces las golondrinas se fueron volando. En dos minutos de regreso
Ellos vinieron.

"¡Arah! ¡Arah!", Gritó Kane. Aplaudió


sus manos y golpeó con su palo de bambú.
Entonces las golondrinas se fueron volando. En dos minutos de regreso
Ellos vinieron.

Cuando los había ahuyentado por noveno


vez, Kane toma su tenegui y se limpia la cara.
"Esto se convierte en un hábito", dice. Pero en dos
minutos atrás llegaron las golondrinas por décima vez.
"¡Arah! ¡Arah!", Gritó Kane, y lo persiguió.
sobre colina y valle, seto y zanja, campo de arroz
y campo de moreras, hasta que finalmente se alejaron volando de
su vista, y se encontró en un dell cubierto de musgo
sombreado por la propagación de pinos. Estar muy cansado
con la carrera se acuesta en toda su longitud
el musgo, y actualmente se queda profundamente dormido y roncando.

Lo siguiente fue que soñó. Él


creyó ver una tropa de niños venir al
claro cubierto de musgo, porque en su sueño recordaba muy
bien donde estaba. Los niños revolotearon aquí
y allí entre los troncos de los pinos. Ellos eran
tan bonitas como flores o mariposas. Uno y todos
tenían los pies descalzos bailando; sus cabellos colgaban
largo, suelto y negro; sus pieles eran blancas como
La flor del ciruelo.

121
Texto completo de " Green Willow: y otros cuentos de hadas japoneses "
Ver otros formatos

metro

Y PUBLIC LIBRARY THE BRAICH LIBRARIEf

3 3333 17786 835?

r.

Sauce Verde

Y OTRA

CUENTOS DE HADAS JAPONESAS

MACMILLAN Y CO., LIMITADA

Londres BOMBAY CALCUTTA


MELBOURNE

LA EMPRESA MACMILLANA

NUEVA YORK BOSTON CHICAGO


ATLANTA SAN FRANCISCO

LA CO. MACMILLANA DE CANADÁ, LTD.


TORONTO
t

v;

Sauce Verde

Y OTRA

CUENTOS DE HADAS JAPONESAS

POR

GRACIA JAMES
en
CON CUARENTA ILUSTRACIONES EN COLOR POR
WARWICK GOBLE

MACMILLAN Y CO., LIMITADA


S T. LA CALLE DE MARTIN, LONDRES

1910

LA NCW YORK

BIBLIOTECA PÚBLICA

*S T .

TILCi.fl KI .'OAT

..

3"

SEÑORITA ETSUKO KATO

NOTA

ESTOS cuentos y leyendas han sido recopilados de


muchas fuentes Algunos de ellos han sido seleccionados
del Ko-ji-ki, o Registro de asuntos antiguos,
que contiene la mitología de Japón. Muchos
se cuentan de memoria, siendo reliquias de infantil
días, originalmente escuchados de los labios de una escuela
compañero o una enfermera. Ciertos de ellos, nuevamente, forman
temas favoritos para la representación en el
Escenario japonés. Algunas de las historias ahora
reunidos juntos han sido traducidos al inglés
mucho antes de esto, y han aparecido en este país en
de una forma u otra; otros son probablemente nuevos en
Un público inglés.

Gracias a Marcus B. Huish, Esq., Quien


ha permitido su historia, "El desposorio de la rata
Hija ", que se incluirá en esta colección; y
a la Sra. TH James por permiso para usarla
versión de "El espejo de Matsuyama".
CONTENIDO

PASO

1. SAUCE VERDE .... yo

2. LA FLAUTA. . ... .10

3. LA TET-KETTLE ..... 17

4. LA LINTERNA DE PEONY ... 25

5. EL REY DEL MAR Y LAS JOYAS MÁGICAS. 37

6. EL BUEN TRONO ...... 50

7. EL NEGRO. BOWL -56

8. LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS ... -sesenta y cinco

9. HORAIZAN ...... 71

10. REFLEXIONES .... .78

11. LA HISTORIA DE SUSA, EL IMPETUO ... 89

12. EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO. . . 101

13. FLOR DE LA PEONIA. .... 108

14. EL MALLET. . . . . . . .116

15. LA CAMPANA DE DOJOJI ..... 127

16. LA SIRVA DE UNAI ...... 134

CONTENIDO

17. LA Túnica De Plumas .....

18. EL PÁJARO CANTANTE DEL CIELO .... 148

19. LA SEÑORA FRÍA. 153

20. LA BÚSQUEDA DEL FUEGO ....... 161

21. UNA LEYENDA DE KWANNON 165

22. EL ESPOUSAL DE LA HIJA DE LA RATA. . 171

23. LA TIERRA DE YOMI .... . 180


24. EL AMANTE DE LA PRIMAVERA Y EL AMANTE DEL OTOÑO. 185

25. LA EXTRAÑA HISTORIA DEL ORO COMB. 191

26. EL JELLY-FISH TOMA UN VIAJE. . . 204 204

27. URASHIMA .... ... 209

28. TAMAMO, LA ZONA DE LA ZONA. . . . .215

29. MOMOTARO ..... 223

30. EL ESPEJO DE MATSUYAMA ... 228

31. IMÁGENES ROTAS ....... 233

32. LA LANZA DE CORTE DE LENGUA. ... 238

33. LA ENFERMERA. 243

34. LA HERMOSA BAILARINA DE YEDO. . . 250

35. HANA-SAKA-JIJI ..... 258

36. LA LUNA DE LA SIRVA. . ... 264

37. KARMA ......... 270

38. LA MISMA HISTORIA DE LA HIJA DE YAOYA. 276

nosotros

ILUSTRACIONES

La doncella de la luna ...... Frontispicio

CARÁTULA

Sauce Verde ........ i

La flauta . . . . . . . . . 10

La tetera. . . . . . . . 17

La linterna de peonía ....... 25

El rey del mar y las joyas mágicas I ... 37

El rey del mar y las joyas mágicas II ... 45


El buen trueno .......

El cuenco negro ... ... 56

The Star Lovers ........ 65

Horaizan . . . . . . . . 71
Reflexiones ......... 78

La historia de Susa, la Impetuosa I .... 89

La historia de Susa, la Impetuosa II ... 99

El viento en el pino ...... 101

Flor de la peonia. . . . . . .108

El mazo 116

La campana de Dojoji. . . . . . .127

vii

ILUSTRACIONES

CARÁTULA

La doncella de Unai. . 134

La túnica de plumas ... .142

El canto del pájaro del cielo. . . 148

La Dama Fría ... -153

The Fire Quest 161

Una leyenda de Kwannon. . . ... 165

El desposorio de la hija de la rata. . . . 171

La tierra de Yomi. . . . . . .180

El amante de la primavera y el amante del otoño. . .185


La extraña historia del peine dorado. . . . 191

La medusa hace un viaje ..... 204

Urashima ......... 209

Tamamo, la Doncella Fox. . . . . .215

Momotaro ......... 223

El espejo Matsuyama ...... 228

Imágenes rotas ........ 233

El gorrión cortado en lengua. . . . . . 238

La enfermera ......... 243

La bella bailarina de Yedo ..... 250


Hana-Saka-Jiji ........ 258

Karma .......... 270

La triste historia de la hija de Yaoya ... 276

, , - 1 "

Sauce Verde

TOMODATA, el joven samurai, debía lealtad] a


El señor de Noto. Era un soldado, un cortesano, y
un poeta. Tenía una voz dulce y una cara hermosa,
Una forma noble y una dirección muy ganadora. Él era
un bailarín elegante, y se destacó en todos los hombres
deporte. Era rico, generoso y amable.
Fue amado por los ricos y por los pobres.

Ahora su daimyo, el Señor de Noto, quería un


hombre para emprender una misión de confianza. El eligió
Tomodata, y lo llamó a su presencia.

"¿Eres leal?", Dijo el daimyo.

"Mi señor, lo sabes", respondió Tomodata.

"¿Entonces me amas?", Preguntó el daimyo.

"Ay, mi buen señor", dijo Tomodata, arrodillándose


Antes que él.

"Entonces lleva mi mensaje", dijo el daimyo.


"Monta y no perdones a tu bestia. Monta derecho,
y no temas a las montañas ni al país de los enemigos.
No te quedes por la tormenta ni por ninguna otra cosa. Perder
su vida ; pero no traicione su confianza. Por encima de todo, hacer
No mirar a ninguna criada entre los ojos. Paseo, y
tráeme palabra de nuevo rápidamente ".

Sauce verde i

Así habló el Señor de Noto.

Entonces Tomodata lo llevó a caballo, y él se fue


cabalgó sobre su búsqueda. Obediente a la de su señor
órdenes, no escatimó en su buena bestia. El montó
derecho, y no tenía miedo de la montaña empinada
pases ni del país de los enemigos. Ere tenía
Han pasado tres días en el camino la tempestad de otoño
estalló, porque era el noveno mes. Abajo vertido
La lluvia en un torrente. Tomodata inclinó la cabeza.
y siguió cabalgando El viento aullaba en el pino
ramas Sopló un tifón. El buen caballo
tembló y apenas pudo mantener sus pies, pero
Tomodata le habló y lo instó. Su propia
capa se acercó a él y lo sostuvo así
para que no se vuele, y de esta manera él
siguió cabalgando

La feroz tormenta barrió a muchos familiares


hito de la carretera, y abofeteó al samurai para
que se cansó casi hasta desmayarse. Mediodía-
la marea era tan oscura como el crepúsculo, el crepúsculo era tan oscuro
como la noche, y cuando cayó la noche era tan negro como el
noche de Yomi, donde las almas perdidas deambulan y lloran.
Para entonces, Tomodata había perdido el rumbo,
lugar solitario, donde, como le parecía a él, no humano
alma habitada Su caballo no podía llevarlo
por más tiempo, y deambuló a pie por pantanos y
pantanos, a través de pistas rocosas y espinosas, hasta que él
cayó en una profunda desesperación.

"¡Alack!", Gritó, "¿debo morir en este mundo salvaje?"


El ser y la búsqueda del Señor de Noto no son fieles.
lleno? "

En este momento los grandes vientos soplaron el

i sauce verde

nubes del cielo, para que la luna brillara muy


brillantemente adelante, y por la repentina luz Tomodata
vi una pequeña colina en su mano derecha. Arriba en la colina
era una pequeña cabaña de paja, y antes de la cabaña
crecieron tres sauces verdes llorones.

"Ahora, de hecho, ¡se agradezca a los dioses!" dijo


Tomodata, y subió la colina en poco tiempo.
La luz brillaba en las grietas de la puerta de la cabaña,
y el humo salía de un agujero en el techo. los
tres sauces se balancearon y arrojaron su verde
serpentinas en el viento. Tomodata lanzó su caballo
controlar una rama de uno de ellos, y pidió
admisión al anhelado refugio.

De inmediato la puerta de la cabaña fue abierta por un viejo


mujer, muy pobre pero bien vestida.

"¿Quién viaja al extranjero en una noche como esa?"


preguntó, "¿y qué quiere él aquí?"

"Soy un viajero cansado, perdido y ignorante


sobre tu páramo solitario. Me llamo Tomodata.
Soy un samurai al servicio del Señor de Noto,
en cuyo negocio ando. Muéstrame hospitalidad
por el amor de los dioses Anhelo comida y refugio
para mí y mi caballo ".
Mientras el joven hablaba el agua
fluyó de sus vestimentas. Se tambaleó un poco.
y extendió una mano para sostener por el poste lateral de
la puerta.

"¡Adelante, adelante, joven señor!", Gritó el viejo


mujer llena de piedad. "Ven al calor
fuego. De nada. Tenemos mas grueso
tarifa para ofrecer, pero se establecerá ante usted con
Gran buena voluntad. En cuanto a tu caballo, veo que tienes

Sauce verde i

lo entregué a mi hija; el esta bien


manos."

Ante esto, Tomodata se volvió bruscamente. Sólo


detrás de él, en la tenue luz, se encontraba un muy joven
niña con la rienda del caballo arrojada sobre su brazo.
Sus prendas se volaron y su larga
el cabello suelto se extendía sobre el viento. los
Samurai se preguntó cómo había llegado allí. Entonces
la anciana lo llevó a la cabaña y
cerrar la puerta. Antes del fuego se sentó el bien
hombre de la casa, y los dos viejos hicieron
lo mejor que pudieron para Tomodata. Ellos
le dio prendas secas, lo consoló con calor
vino de arroz, y rápidamente preparó una buena cena
para él.

En ese momento entró la hija de la casa,


y se retiró detrás de una pantalla para peinarse y
vestirse de nuevo. Entonces ella salió a esperar
él. Llevaba una túnica azul de algodón hecho en casa.
Sus pies estaban descalzos. Su cabello no estaba atado ni
confinado de alguna manera, pero recostarse junto a ella
mejillas y colgadas, rectas, largas y negras, para
sus rodillas Ella era delgada y elegante.
Tomodata la juzgó como de unos quince años,
y sabía bien que ella era la doncella más bella que él
habia visto en su vida.

Finalmente se arrodilló a su lado para servir vino.


en su copa. Ella sostuvo la botella de vino en dos
manos y agachó la cabeza. Tomodata se volvió hacia
Mírala. Cuando ella había terminado
vertiendo el vino y había dejado la botella,
sus miradas se encontraron y Tomodata la miró por completo

i sauce verde
entre los ojos, porque olvidó por completo el
advertencia de su daimyo, el señor de Noto.

"Doncella", dijo, "¿cómo te llamas?"

Ella respondió: "Me llaman el verde


Sauce."

"El nombre más querido en la tierra", dijo, y


de nuevo la miró a los ojos. Y
porque la miró tanto tiempo que su rostro se puso rojo rosado
desde la barbilla hasta la frente, y aunque ella le sonrió
ojos llenos de lágrimas.

¡Ah, yo, por la búsqueda del Señor de la Nota!

Entonces Tomodata hizo esta pequeña canción:

"Doncella de pelo largo, ¿sabes?


Que con el amanecer rojo debo ir?
¿Me deseas lejos?
Doncella de pelo largo cruel, digamos
Doncella de pelo largo, si sabes
Que con el amanecer rojo debo irme
¿Por qué, oh por qué, te sonrojas tanto? '

Y la doncella, el Sauce Verde, respondió:

"El amanecer viene si quiero o no;


Nunca me dejes, nunca te vayas.
Mi manga ocultará la basura.
El amanecer viene si quiero o no;
Nunca me dejes, nunca te vayas.
Señor, levanto mi manga larga así. . . ".

"Oh, Sauce Verde, Sauce Verde ..."


Tomodata suspiró.

Esa noche se quedó quieto ante el fuego, pero

Sauce verde i

con los ojos muy abiertos, porque no se le ocurrió dormir


Estaba cansado. Estaba enfermo por amor al verde
Sauce. Sin embargo, según las reglas de su servicio, él era
obligado en honor a no pensar en tal cosa. Más-
terminado, tuvo la búsqueda del Señor de Noto que
yacía pesado en su corazón y ansiaba mantener la verdad
y lealtad

Al primer vistazo del día se levantó. Él miró


sobre el amable anciano que había sido su anfitrión, y
dejó un bolso de oro a su lado mientras dormía. los
la doncella y su madre yacían detrás de la pantalla.
Tomodata ensilló y frenó su caballo, y
montando, cabalgó lentamente a través de la niebla de
La madrugada. La tormenta había terminado
y estaba tan quieto como el paraíso. La hierba verde
y las hojas brillaban con la humedad. El cielo
estaba despejado, y el camino muy brillante con otoño
flores pero Tomodata estaba triste.

Cuando la luz del sol atravesaba su silla de montar ...


arco, "Ah, Sauce Verde, Sauce Verde", él
suspiro y al mediodía fue "Green Willow,
Sauce Verde "; y" Sauce Verde, Verde
Willow ", cuando cayó el crepúsculo. Esa noche
él yacía en un santuario desierto, y el lugar era tan
santo que a pesar de todo durmió desde la medianoche hasta
el amanecer Luego se levantó, teniendo en mente
lavarse en una corriente fría que fluía cerca,
para refrescarse en su viaje; pero él era
se detuvo en el umbral del santuario. Yace
el sauce verde, tendido en el suelo. UNA
cosa delgada que yacía, boca abajo, con ella
cabello negro ondeó sobre ella. Ella levantó una mano y

i sauce verde

sostenía a Tomodata por la manga. "Mi señor, mi


señor ", dijo, y comenzó a sollozar lastimeramente.

La tomó en sus brazos sin decir una palabra, y


pronto la puso en su caballo delante de él, y
juntos cabalgaron el día de toda la vida. Era poco
relataron el camino por el que se fueron, por todo el
mientras se miraban a los ojos. los
el calor y el frío no eran nada para ellos. Ellos
no sentí el sol ni la lluvia; de verdad o falsedad
no pensaron nada en absoluto; ni de piedad filial, ni
de la búsqueda del Señor de Noto, ni de honor ni
palabra clave Ellos sabían pero la única cosa.
¡Ay, por los caminos del amor!

Por fin llegaron a una ciudad desconocida, donde


se quedaron. Tomodata llevaba oro y joyas.
en su cintura, así que encontraron una casa construida de blanco
madera, untada con esteras blancas dulces. En cada penumbra
habitación allí se podía escuchar el sonido del jardín
cascada, mientras la golondrina revoloteaba y
a través de la celosía de papel. Aquí moraron sabiendo
Pero la única cosa. Aquí vivieron tres años de
días felices, y para Tomodata y el Sauce Verde
Los años fueron como guirnaldas de flores dulces.

En el otoño del tercer año, resultó que


los dos salieron al jardín a las
anochecer, porque deseaban ver la luna redonda
subir ; y mientras miraban, el Sauce Verde comenzó
sacudir y temblar.

"Querida", dijo Tomodata, "tiemblas y


temblar y no es de extrañar, el viento nocturno es
frío. Entra. "Y él la rodeó con el brazo.

Ante esto, lanzó un grito largo y lamentable, muy

Sauce verde i

ruidoso y lleno de agonía, y cuando había pronunciado


el grito falló y dejó caer la cabeza sobre ella
pecho de amor

"Tomodata", susurró, "di una oración por

yo ; Yo muero."

"¡Oh, no digas eso, mi dulce, mi dulce!


están cansados eres débil ".

La llevó al lado del arroyo, donde el


el iris creció como espadas, y las hojas de loto como
escudos, y se lavó la frente con agua. Él
dijo: "¿Qué pasa, querida? Mira hacia arriba y vive".
"El árbol", gimió, "el árbol ... ellos
He cortado mi árbol. Recuerda el verde
Sauce."

Con eso ella se deslizó, como parecía, de su


brazos a sus pies; y él, arrojándose sobre el
molido, encontrado solo prendas de seda, de colores brillantes,
cálidas y dulces, y sandalias de paja, de color escarlata.
En años posteriores, cuando Tomodata era un santo
hombre, viajó de santuario a santuario, dolorosamente
sobre sus pies, y adquirió mucho mérito.

Una vez, al caer la noche, se encontró con un


páramo solitario. En su mano derecha vio un poco
colina, y sobre ella las tristes ruinas de un pobre con techo de paja
cabaña. La puerta se balanceaba de un lado a otro
pestillo y bisagra crujiente. Antes de las tres
viejos tocones de sauces que habían pasado mucho tiempo
sido cortado Tomodata estuvo de pie por mucho tiempo
quieto y silencioso. Luego cantó suavemente para sí mismo:

"Doncella de pelo largo, ¿sabes?


Que con el amanecer rojo debo ir?

i sauce verde

¿Me deseas lejos?


Doncella cruel de pelo largo, digamos
Doncella de pelo largo, si sabes
Que con el amanecer rojo debo irme
¿Por qué, oh por qué, te sonrojas tanto? '

"¡Ah, canción tonta! Los dioses me perdonan ...


Debería haber recitado el Santo Sutra para el
Muerto ", dijo Tomodata.

II

LA FLAUTA

Hace mucho tiempo, vivieron en Yedo un caballero de


Buen linaje y conversación muy honesta. Su
esposa era una dama gentil y amorosa. A su secreto
dolor, ella no le dio hijos. Pero una hija que hizo
darle, a quien llamaron O'Yone, que, siendo
interpretado, es "Arroz en el oído". Cada uno de ellos
amaba a esta niña más que a la vida, y la protegía como
La niña de sus ojos. Y el niño creció
rojo y blanco, de ojos largos, lacio y delgado
como el bambú verde

Cuando O'Yone tenía doce años, su madre


caído con la caída del año, enfermo, y
pined, y antes de que el rojo se hubiera desvanecido de las hojas de
los arces estaba muerta y envuelta y puesta
la tierra. El esposo estaba loco de dolor.
Lloró en voz alta, se golpeó el pecho, se tumbó sobre el
tierra y rechazó la comodidad, y durante días él tampoco
rompió su ayuno ni durmió. El niño era bastante
silencio.

El tiempo pasó El hombre forzosamente se fue


su negocio. Las nieves del invierno cayeron y cubrieron
la tumba de su esposa. El camino trillado de su

10
WARWICK

II

LA FLAUTA

la casa de los muertos también era nieve,


imperturbable salvo por las débiles impresiones de un niño
pies sandalizados En la primavera se ciñó su
bata y salió para ver la flor de cerezo,
alegrarse lo suficiente y escribir un poema sobre
papel dorado, que colgó de un cerezo
rama para revolotear en el viento. El poema estaba en
alabanza de la primavera y del sake. Más tarde, él plantó
el lirio anaranjado del olvido, y pensó en su
esposa no más. Pero el niño recordó.

Antes de que terminara el año, trajo una nueva novia


En casa, una mujer de cara blanca y corazón negro.
Pero el hombre, pobre tonto, estaba feliz y elogió.
su hijo a ella, y creía que todo estaba bien.

Ahora porque su padre amaba a O'Yone, su


madrastra la odiaba con un celoso y mortal
odio, y todos los días ella trató cruelmente por el niño,
cuyas gentiles maneras y paciencia solo la enojaron
más Pero debido a la presencia de su padre, ella
no se atrevió a hacer a O'Yone ningún mal grave; por lo tanto
ella esperó, esperando su momento. El pobre niño pasó
sus días y sus noches en tormento y horrible
miedo. Pero de estas cosas no dijo ni una palabra
su padre. Tal es la manera de los niños.

Ahora, después de un tiempo, es probable que el hombre


fue llamado por su negocio a una ciudad lejana.
Kioto era el nombre de la ciudad, y de Yedo
Es un viaje de muchos días a pie o a caballo.
Sin embargo, ve, el hombre necesita algo y quédate allí
Tres lunas o más. Por eso se preparó,
y se equipó, y a sus sirvientes
ir con él, con todo lo necesario; y entonces

ii

LA FLAUTA n
llegó a la última noche antes de su partida, que
debía ser muy temprano en la mañana.

Llamó a O'Yone y le dijo: "Ven


aquí, entonces, mi querida hijita ". Entonces O'Yone
Fue y se arrodilló ante él.

"¿De qué regalo te traeré a casa?


Kioto? " él dijo.

Pero ella bajó la cabeza y no respondió.

"Responde, entonces, grosero pequeño", le dijo.


"¿Será un abanico dorado, o un rollo de seda, o
un nuevo obi de brocado rojo, o un gran battledore
con imágenes sobre él y muchas plumas de luz
volantes? ''

Entonces ella estalló en amargo llanto, y él


la puso de rodillas para calmarla. Pero ella
escondió su rostro con sus mangas y lloró como si su
El corazón se rompería. Y, "Oh padre, padre,

padre ", dijo ella," no te vayas, no te vayas

yo
lejos !

"Pero, mi dulce, debo hacerlo", respondió.


"y pronto volveré tan pronto, apenas lo haré
parece que me he ido, cuando vuelva aquí
con regalos justos en mi mano ".

"Padre, llévame contigo", dijo.

"¡Ay, qué gran manera para una niña! Will


caminas de pie, mi pequeño peregrino, o montas
un caballo de carga? ¿Y cómo te iría en las posadas?
de Kioto? No, querida, quédate; es pero por un poco
tiempo, y tu amable madre estará contigo ".

Ella se estremeció en sus brazos.

"Padre, si vas, nunca me verás


más."

12

ii LA FLAUTA

Entonces el padre sintió un repentino escalofrío por su


corazón, eso lo detuvo. Pero no lo haría
prestarle atención. Qué ! ¿Debe él, un hombre fuerte crecido,
dejarse llevar por las fantasías de un niño? Puso a O'Yone
suavemente de él, y ella se escapó tan silenciosamente
como una sombra
Pero en la mañana ella vino a él antes
amanecer con una pequeña flauta en la mano, hecha de
Bambú y pulido suavemente. "Lo hice mi-
yo ", dijo," de un bambú en el bosque que
Está detrás de nuestro jardín. Lo hice para ti. Como tu
no puedes llevarme contigo, toma la pequeña flauta
honorable padre Juega a veces, si
voluntad, y piensa en mí ". Luego lo envolvió en un
pañuelo de seda blanca, forrado de escarlata, y
enrolla un cordón escarlata y se lo dio
padre, que se lo puso en la manga. Después de esto él
Partió y se fue, tomando el camino a
Kioto Mientras avanzaba, miró hacia atrás tres veces, y
vio a su hijo, parado en la puerta, cuidando
él. Luego el camino giró y él no la vio
más.

La ciudad de Kioto pasaba genial y


hermoso, y así lo encontró el padre de O'Yone.
Y con su negocio durante el día, que
aceleró muy bien, y su placer en la noche,
y su sonido duerme por la noche, el tiempo pasó
alegremente, y un pequeño pensamiento le dio a Yedo, a su
a casa o a su hijo. Pasaron dos lunas y
tres, y no hizo planes para regresar.

Una tarde se estaba preparando para salir


a una gran cena de sus amigos, y mientras buscaba

13

LA FLAUTA n

en su pecho por cierto valiente hakama de seda que


pretendía llevar como un honor a la fiesta, él
se encontró con la pequeña flauta, que había estado escondida
todo este tiempo en la manga de su vestido de viaje.
Lo sacó de su pañuelo rojo y blanco.
jefe, y mientras lo hacía, se sintió extrañamente frío con un
un escalofrío helado que se deslizó por su corazón. Se colgó
El carbón vivo del hibachi como uno en un sueño.
Se llevó la flauta a los labios, cuando salió de
es un lamento prolongado.

Lo dejó caer rápidamente sobre las esteras y


aplaudió a su sirviente y le dijo que
No saldría esa noche. No estaba bien
él estaría solo. Después de mucho tiempo llegó
extendió su mano por la flauta. De nuevo tanto tiempo
llanto melancólico Él se sacudió de pies a cabeza,
pero sopló la flauta. " Vuelve a
Yedo . . vuelve a Yedo. . . . Padre !
Padre ! "La voz infantil temblorosa se elevó a un
chilló y luego se rompió.

Un horrible presentimiento ahora tomó posesión de


el hombre, y él era como uno fuera de sí. Él
se arrojó de la casa y de la ciudad,
y viajó día y noche, negándose
sueño y comida. Estaba tan pálido y salvaje que el
la gente lo consideró un loco y huyó de él,
o compadecido de él como el afligido de los dioses. Al final
llegó al final de su viaje, manchado de viaje
cabeza a talón, con pies sangrantes y medio muerto de
cansancio.

Su esposa lo recibió en la puerta.

Él dijo: "¿Dónde está el niño?"

ii LA FLAUTA

"¿El niño ...?", Respondió ella.

"Ay, la niña, mi hija ... ¿dónde está ella?"


lloró en agonía.

La mujer se rió: "No, mi señor, cómo


Debería saber ? Ella está dentro de sus libros, o
ella está en el jardín, o está dormida, o tal vez
ella ha salido con sus compañeros de juego, o. . ".

Él dijo: "Suficiente; no más de esto. Ven,


donde esta mi hijo "

Entonces ella tuvo miedo. Y "en el bambú


Grove ", dijo ella, mirándolo con los ojos muy abiertos.

Allí el hombre corrió y buscó a O'Yone entre


Los tallos verdes de los bambúes. Pero lo hizo
No la encuentro. Llamó: "¡Yone! ¡Yone!" Y
de nuevo, "¡Yone! Yone!" Pero no tenía respuesta;
solo el viento suspiraba en las hojas secas de bambú.
Luego sintió en su manga y sacó el
pequeña flauta, y con mucha ternura se la llevó a los labios.
Hubo un leve suspiro. Entonces una voz
habló, delgado y lamentable:

"Padre, querido padre, mi malvada madrastra


me mató. Tres lunas desde que ella me mató.
Ella me enterró en el claro del bambú
Arboleda. Puedes encontrar mis huesos. En cuanto a mi, tu
nunca me verás más, nunca verás
yo mas. . . ".

Con su propia espada de dos manos, el hombre hizo


justicia, y mató a su esposa malvada, vengando la
muerte de su inocente hijo. Luego se vistió
él mismo en grueso vestido blanco, con un gran arroz
sombrero de paja que ensombrecía su rostro. Y tomó un

15
LA FLAUTA n

personal y un chubasquero de paja y sandalias atadas en su


pies, y así emprendió una peregrinación a la
Lugares sagrados de Japón.

Y llevó la pequeña flauta con él, en


un pliegue de su prenda, sobre su pecho.

16

CK COBI-E-

Enfermo

La tetera

Hace mucho tiempo, como he escuchado decir, vivía en el


templo de Morinji, en la provincia de Kotsuke, un
santo sacerdote

Ahora había tres cosas sobre este reverendo


hombre. Primero, estaba envuelto en meditaciones.
y observancias, formas y doctrinas. Él era
uno genial para los Sutras Sagrados, y sabía extraño
y cosas místicas Luego tuvo un buen exquisito
gusto propio, y nada le gustó tanto
como la antigua ceremonia del té de Cha-no-yu; y
por lo tercero sobre él, conocía a ambos lados
de una moneda de cobre bastante bien y me encantó una ganga.

Ninguno tan contento como él cuando se encontró con


una tetera antigua, oxidada, sucia y medio
olvidado en un rincón de una tienda pobre en la parte de atrás
calle de su pueblo.

"Un feo pedazo de metal viejo", dice el hombre santo


al tendero; "pero lo hará lo suficientemente bien como para
hierve mi humilde gota de agua de una tarde. Enfermo
darte tres rin por ello ". Esto lo hizo y tomó
la tetera a casa, regocijándose; porque era de bronce, bien
trabajo, lo mismo para el Cha-no-yu.

17 c

THE TEA-KETTLE en

Un novato limpió y fregó la tetera,


y salió tan lindo como quisieras. los
sacerdote lo dio vuelta de un lado a otro, y al revés,
Lo miró, lo golpeó con la uña. Él
sonrió "Una ganga", gritó, "¡una ganga!" Y
se frotó las manos. Puso la tetera sobre una caja.
cubierto con un paño morado, y lo miró
tanto tiempo que primero se frotó los ojos muchas veces
veces, y luego cerrarlos por completo. Su
dejó caer la cabeza y se durmió.

Y luego, créeme, lo maravilloso


sucedió La tetera se movió, aunque ninguna mano
Estaba cerca de eso. Una cabeza peluda, con dos ojos brillantes,
miró por la boquilla. La tapa saltó y
abajo. Aparecieron cuatro patas marrones y peludas, y
Una cola fina y espesa. En un minuto la tetera estaba baja
de la caja y dando vueltas y vueltas
en las cosas

"Una habitación muy cómoda, para estar seguro", dice


la tetera.

Lo suficientemente satisfecho como para encontrarse tan bien alojado,


pronto comenzó a bailar y acariciar ágilmente y a
canta en la parte superior de su voz. Tres o cuatro novicios
estaban estudiando en la habitación de al lado. " El anciano
es animado ", decían," solo le molestan. Qué
puede estar en? "Y se rieron en su
mangas

La misericordia del cielo, el ruido que hace la tetera


hecho ! Bang! bang! Thud! thud! thud!

Los novicios pronto dejaron de reír. Uno de


ellos se deslizaron a un lado del kara-kami y se asomaron.

"¡Arah, el demonio y todo está en él!", Gritó.

18

en THE TEA-KETTLE

"Aquí está la vieja tetera del maestro convertida en una


una especie de tejón Los dioses nos protegen de la bruja
¡artesanía, o con seguridad estaremos perdidos! "

"Y no lo he buscado desde hace una hora", dijo


otro novicio, y cayó a recitar el Santo
Sutras de rodillas.

Un tercero se echó a reír. "Estoy para una visión más cercana de


el duende ", dijo.

Entonces, muchos de ellos dejaron sus libros en un


parpadeó y persiguió a la tetera hasta
Atrapalo. Pero, ¿podrían inventar el té?
tetera ? No un poco de eso. Bailó y saltó
y voló en el aire. Los novicios se apresuraron
aquí y allá, deslizándose sobre las esteras. Ellos
se calentó Se quedaron sin aliento.

"¡Ja, ja! ¡Ja, ja!", Se rió la tetera;


y "¡Atrápame si puedes!", se rió la maravilla.
Ful tetera.

Poco después despertó el sacerdote, todo rosado, el santo


hombre.

"¿Y cuál es el significado de esta raqueta?"


dice: "molestándome en mis meditaciones sagradas y
todos ? "

"Maestro, maestro", gritan los novatos, jadeando y


secándose las cejas, "su tetera está hechizada.
Era un tejón, nada menos. Y el baile que tiene
nos ha estado dando, ¡nunca lo creerías! "

"Cosas y tonterías", dice el sacerdote; "ser-


brujo? No un poco de eso. Allí descansa sobre su
caja, buena cosa tranquila, justo donde lo puse ".

Efectivamente, así fue, luciendo tan duro y


frío e inocente como quieras. No hubo un

'9

THE TEA-KETTLE en

cabello de tejón cerca de él. Fueron los novatos que


Parecía tonto.

"Una historia muy probable", dice el sacerdote. " YO


he oído hablar de la mano del mortero que tomó alas
y se fue volando, separándose del mortero.
Eso es fácil de entender por cualquier hombre. Pero
una tetera que se convirtió en un tejón no, no! A
sus libros, hijos míos, y recen para ser preservados de
los peligros de la ilusión ".

Esa misma noche el hombre santo llenó la tetera


con agua del manantial y ponerlo en el
hibachi hervir por su taza de té. Cuando el agua
comenzó a hervir

"¡Ai! ¡Ai!", Gritó la tetera; "¡Ai! ¡Ai!


calor del gran infierno! "Y no perdió tiempo en
todo, pero saltó del fuego lo más rápido que pudo.

"¡Hechicería!", Gritó el sacerdote. " Magia negra !


Un diablo ! Un diablo ! Un diablo ! Ten piedad de mí !
Ayuda ! Ayuda ! Ayuda ! "Estaba asustado
de su ingenio, el querido buen hombre. Todos los novicios
vino corriendo a ver qué pasaba.

"La tetera está hechizada", jadeó; " eso


era un tejón, seguramente era un tejón. . . ambos
habla y salta sobre la habitación ".

"No, maestro", dijo un novato, "vea dónde


descansa sobre su caja, buena cosa tranquila ".

Y efectivamente, así fue.

"Muy reverendo señor", dijo el novicio, "déjenos


todos rezan para ser preservados de los peligros de
espejismo."

El sacerdote vendió la tetera a un chapucero y


Lo conseguí veinte monedas de cobre.

20

en THE TEA-KETTLE

"Es un poderoso trozo de bronce", dice el


sacerdote. "Mente, te lo estoy regalando, estoy
Seguro que no puedo decir para qué. "Ah, él era el indicado.
por una ganga! El chapucero era un hombre feliz y
llevó a casa la tetera. Lo giró de esta manera
y eso, y al revés, y lo miró.

"Una pieza bonita", dice el chapucero; "un muy


buen trato. "Y cuando se fue a la cama que
noche puso el hervidor junto a él, para verlo primero
por la mañana.

Se despertó a medianoche y cayó a mirar


la tetera a la luz brillante de la luna.

Actualmente se movió, aunque no había mano


cerca de eso.

"Extraño", dijo el chapucero; pero el era un hombre


quien tomó las cosas como vinieron.

Una cabeza peluda, con dos ojos brillantes, parecía


fuera del caño de la tetera. La tapa saltó y
abajo. Aparecieron cuatro patas marrones y peludas, y
Una cola fina y espesa. Se acercó bastante al tinker
y puso una pata sobre él.

"¿Y bien?", Dice el chapucero.

"No soy malo", dice la tetera.

"No", dice el chapucero.

"Pero me gusta que me traten bien. Soy un tejón


tetera."

"Así parece", dice el chapucero.


"En el templo me llamaron y golpearon
yo y prenderme fuego No podría soportarlo, tú
saber."

"Me gusta tu espíritu", dice el chapucero.

"Creo que me sentaré contigo".

21

EL TET-KETTLE m

"¿Te guardo en una caja de laca?", Dice el


gitano.

"No es un poco, mantenme contigo; déjanos


tener una charla de vez en cuando. Soy muy aficionado a un
tubo. Me gusta comer arroz, frijoles y dulces.
cosas."

"¿Una taza de sake a veces?", Dice el chapucero.

"Bueno, sí, ahora lo mencionas".

"Estoy dispuesto", dice el chapucero.

"Gracias amablemente", dice la tetera; "y,


como principio, ¿te opondrías a que comparta
tu cama ? La noche se ha vuelto un poco fría ".

"No menos importante en el mundo", dice el chapucero.

El chapucero y la tetera se convirtieron en los mejores


de amigos. Comieron y hablaron juntos. los
hervidor de agua sabía una cosa o dos y era muy bueno
empresa.

Un día: "¿Eres pobre?", Dice la tetera.

"Sí", dice el chapucero, "medio pobre".

"Bueno, tengo un pensamiento feliz. Para un té-


hervidor de agua, estoy fuera del camino realmente muy complaciente
establecido ".

"Te creo", dice el chapucero.

"Mi nombre es Enmbiiku-Ghagama; soy el


muy príncipe de teteras teteras ".

"Su sirviente, mi señor", dice el chapucero.

"Si sigues mi consejo", dice la tetera,


"me llevarás como un espectáculo; realmente soy
fuera del camino, y es mi opinión que harías un
menta de dinero ".
"Eso sería un trabajo duro para ti, querida
Bunibuku "dice el chapucero.

22

en THE TEA-KETTLE

"En absoluto; comencemos de inmediato", dice el


tetera.

Entonces lo hicieron. El chapucero compró cortinas para


un teatro, y llamó al espectáculo Bumbuku-
Chagama Cómo la gente acudió en masa para ver el
divertido ! Para los maravillosos y más consumados.
la tetera bailó y cantó, y caminó fuerte
cuerda en cuanto a la manera nacida. Jugó tal
trucos y tenían formas tan divertidas que la gente
se rio hasta que les dolieron los costados. Fue un placer para
ver el arco de la tetera con tanta gracia como un señor y
Gracias a la gente por su paciencia.

El Bumbuku-Chagama fue la charla del


del campo, y toda la nobleza llegó a verlo como
bien como la comunidad. En cuanto al tinker, él
Agitó un abanico y tomó el dinero. Puedes
cree que se hizo gordo y rico. Incluso fue
a la corte, donde las grandes damas y la realeza
las princesas hicieron gran parte de la maravillosa tetera.

Por fin el chapucero se retiró del negocio, y para


él la tetera vino con lágrimas en su brillante
ojos

"Me temo que es hora de dejarte", dice.

"Ahora, no digas eso, Butnbiikii ^ querido", dice el


gitano. "Seremos tan felices juntos ahora que estamos
Rico."

"He llegado al final de mi tiempo", dice el


tetera. "No verás al viejo Eumbiiku
más ; en adelante seré una tetera ordinaria,
nada más o menos ".

"Oh, mi querido Bumbuku, ¿qué debo hacer?"


gritó el pobre chapucero en lágrimas.

2 3

EL TET-KETTLE m

"Creo que me gustaría ser entregado al templo


de Morinji, como un tesoro muy sagrado ", dice el té-
tetera.
Nunca volvió a hablar ni a moverse. Entonces el tinker
lo presentó como un tesoro muy sagrado para el templo,
y la mitad de su riqueza con eso.

Y la tetera se celebró en maravilloso


fama por muchos años largos. Algunas personas incluso
lo adoré como un santo.

IV
LA LINTERNA DE PEONY

En Yedo habitaba un samurai llamado Hagiwara.


Era un samurai del hatamoto, que es de todos
las filas de samurai son las más honorables. Él
poseía una figura noble y una cara muy hermosa,
y era amada por muchas mujeres de Yedo, ambas
abiertamente y en secreto. Para sí mismo, aún siendo muy
joven, sus pensamientos se convirtieron en placer en lugar de
amar, y mañana, mediodía y noche él estaba
acostumbrarse a la juventud gay del
ciudad. Era el príncipe y líder de gozoso.
se deleita dentro y fuera de las puertas, y a menudo
desfilar por las calles por mucho tiempo junto con bandas de
sus compañeros de bendición.

Un día brillante e invernal durante el Festival


del año nuevo se encontró con una compañía
de jóvenes risueños y doncellas jugando en la batalla
Dore y volante. Se había alejado mucho
de su propio barrio de la ciudad, y ahora estaba en
un suburbio al otro lado de Yedo, donde el
las calles estaban vacías, más o menos, y la tranquilidad
casas se alzaban en jardines. Hagiwara empuñó su
Battledore pesado con gran habilidad y gracia, atrapando

25

LA LINTERNA DE PEONY iv

el volante dorado y arrojándolo ligeramente


El aire ; pero por fin con un descuidado o un mal-
juzgado accidente cerebrovascular, lo envió volando sobre las cabezas de
los jugadores, y sobre la cerca de bambú de un jardín
cerca Inmediatamente comenzó a perseguirlo. Entonces
sus compañeros gritaron: "Quédate, Hagiwara; aquí estamos
tener más de una docena de volantes ".

"No", dijo, "pero esto era de color paloma


y dorado ".
"¡Necio!", Respondieron sus amigos; " aquí
tenemos seis volantes todos de color paloma y
dorado."

Pero no les hizo caso, porque se había convertido


lleno de un extraño deseo por el volante que él
había perdido. Escaló la cerca de bambú y cayó
hacia el jardín que estaba al otro lado.
Ahora había marcado el mismo lugar donde el
el volante debería haber caído, pero no fue
allí ; así que buscó a lo largo del pie del bambú
valla pero no, no pudo encontrarla. Arriba y abajo
fue, golpeando los arbustos con su battledore,
sus ojos en el suelo, respirando pesadamente mientras
si hubiera perdido su tesoro más querido. Sus amigos
lo llamó, pero él no vino y crecieron
cansados y se fueron a sus propios hogares. La luz de
El día comenzó a fallar. Hagiwara, el samurai, miró
se levantó y vio a una niña parada a unos metros de
él. Ella lo llamó con la mano derecha y
a su izquierda sostenía un volante dorado con
plumas de color paloma.

El samurai gritó alegremente y corrió hacia adelante.


Entonces la chica se apartó de él, aún haciendo señas.

26

iv LA LINTERNA DE PEONY

con la mano derecha El volante atrajo


él, y él lo siguió. Entonces fueron, los dos de
ellos, hasta que llegaron a la casa que estaba en el
jardín y tres escalones de piedra que conducían a él.
Al lado del escalón más bajo creció un ciruelo en
florecer, y en el escalón más alto había un
bella y muy jovencita. Ella fue más espléndidamente
vestida con túnicas de fiesta alta. Su kimono era
de seda azul agua, con mangas de ceremonia tan
mucho tiempo que tocaron el suelo; su ropa interior
era escarlata, y su gran faja de brocado era rígida
y pesado con oro. En su cabello había alfileres de
oro y carey y coral.

Cuando Hagiwara vio a la dama, se arrodilló.


inmediatamente y le hizo la debida reverencia, hasta que él
la cabeza tocó el suelo.

Entonces la señora habló, sonriendo con placer.


como un niño. "Entra en mi casa, Hagiwara
Sama, samurai del hatamoto. Soy O'Tsuyu, el
Dama del rocío de la mañana. Mi querida doncella
O'Yone, te ha traído a mí. Adelante,
Hagiwara Sama, samurai del hatamoto; porque de hecho
Me alegro de verte, y feliz es esta hora ".

Entonces entró el samurai y lo trajeron


a una habitación de diez esteras, donde lo entretuvieron;
porque la Dama del Rocío de la Mañana bailaba antes
él de la manera antigua, mientras que O'Yone, el
doncella, golpear a una pequeña borla escarlata
tambor.

Luego pusieron comida delante de él, el rojo


arroz del festival y vino dulce y cálido, y él
comió y bebió la comida que le dieron.

27

LA LINTERNA DE PEONY iv

Era noche oscura cuando Hagiwara tomó su


salir. "Ven de nuevo, honorable señor, ven
de nuevo ", dijo O'Yone la doncella.

"Sí, señor, debes venir," susurró


La Dama del Rocío de la Mañana.

El samurai se echó a reír. "Y si no lo hago


ven ? "dijo burlonamente." ¿Qué pasa si no lo hago?
ven ? "

La dama se puso rígida y la cara de su hijo creció.


gris, pero ella puso su mano sobre la de Hagiwara
hombro.

"Entonces", dijo, "será la muerte, señor.


La muerte será para ti y para mí. No hay
de otra manera ". O'Yone se estremeció y ocultó sus ojos
con su manga

El samurai salió a la noche, siendo


mucho miedo

Mucho, mucho tiempo buscó su hogar y pudo


no lo encuentro, vagando en la oscuridad negra de
de punta a punta de la ciudad dormida. Cuando por fin él
llegó a su puerta familiar, el amanecer era casi
ven, y cansado se arrojó sobre su cama.
Luego se echó a reír. "Después de todo, he dejado atrás
yo mi volante ", dijo Hagiwara el samurai.

Al día siguiente, Hagiwara se sentó solo en su casa.


desde la mañana hasta la tarde. El tenia sus manos
Antes que él ; y pensó, pero no hizo nada más.
Al final del tiempo dijo: "Es una broma que
Un par de geishas han intentado jugar conmigo.
Excelente, en fe, ¡pero no me tendrán! "
Así que se vistió lo mejor que pudo y salió
para unirse a sus amigos. Durante cinco o seis días estuvo en

28
iv LA LINTERNA DE PEONY

justas y bromas, el más alegre de los homosexuales.


Su ingenio estaba listo, su espíritu era salvaje.

Luego dijo: "Por los dioses, estoy mortalmente enfermo


de esto ", y comenzó a caminar por las calles de Yedo
solo. Fue de punta a punta de la gran ciudad.
Deambulaba de día y deambulaba de noche
fue por calle y callejón, colina y foso y
muro del castillo, pero no encontró lo que buscaba. Él
no pudo llegar al jardín donde su lanzadera
se perdió el gallo, ni aún sobre la Dama de la
Rocío de la mañana. Su espíritu no tenía descanso. Él
se enfermó y se fue a la cama, donde él
ni comió ni durmió, sino que se volvió delgado como un espectro.
Esto fue alrededor del tercer mes. En el sexto
mes, en el momento de niubai ^ el calor y la lluvia
temporada, se levantó y, a pesar de todos sus fieles
sirviente podría decir o hacer para disuadirlo, se envolvió
una túnica suelta de verano sobre él y de inmediato se fue
adelante.

"¡Alack! ¡Alack!", Gritó el sirviente, "el


la juventud tiene fiebre, o quizás esté loco ".

Hagiwara no vaciló en absoluto. Él miró


ni a la derecha ni a la izquierda. Derecho
avanzó, porque se dijo a sí mismo: "Todos
los caminos pasan por la casa de mi amor ". Pronto vino
a un suburbio tranquilo, y a cierta casa cuya
El jardín tenía una cerca de bambú partida. Hagiwara
rió suavemente y escaló la cerca.

"Lo mismo, lo mismo será la manera


de nuestra reunión ", dijo. Encontró el jardín
salvaje y cubierto de maleza. Moss cubrió los tres
pasos de piedra. El ciruelo que creció allí

29

LA LINTERNA DE PEONY iv

revoloteó sus hojas verdes desconsoladas. La casa


estaba quieto, sus persianas estaban cerradas, estaba triste
y desierto

El samurai se enfrió mientras se paraba y


se preguntó, cayó una lluvia profunda.

Llegó un anciano al jardín. Él


le dijo a Hagiwara:

"Señor, ¿qué hace aquí?"

"La flor blanca ha caído de la ciruela


árbol ", dijo el samurai." ¿Dónde está la Dama de
el rocío de la mañana? "

"Ella está muerta", respondió el viejo; "muerto


estas cinco o seis lunas, de un extraño y repentino
enfermedad. Ella yace en el cementerio de la colina, y
O'Yone, su criada, yace a su lado. Ella pudo
no dejar que su amante pasee sola por
La larga noche de Yomi. Por sus dulces espíritus
por el amor, yo aún cuidaría este jardín, pero estoy
viejo y es poco lo que puedo hacer. Oh señor, ellos
están muertos de hecho. La hierba crece en sus
tumbas ".

Hagiwara fue a su propia casa. Tomó un


deslizamiento de madera blanca pura y escribió sobre él, en
grandes personajes de feria, el querido nombre de su dama.
Esto lo instaló, y lo quemó antes de incienso y
olores dulces, e hice todas las ofrendas que fueron
cumplir, y cumplió debidamente, y todo por el
bienestar de su espíritu difunto.

Luego se acercó al Festival de Bon, el tiempo


de almas que regresan. La buena gente de Yedo tomó
linternas y visitaron sus tumbas. Trayendo comida
y flores, cuidaban a sus queridos muertos. En

iv LA LINTERNA DE PEONY

el decimotercer día del séptimo mes, que,


en el Bon, es el día de los días, Hagiwara el samurai
caminaba en su jardín de noche por el bien de
frescura. Estaba sin viento y oscuro. Una cigarra
escondido en el corazón de una flor de granada cantaba
chillona de vez en cuando. De vez en cuando una carpa
saltó al estanque redondo. Por lo demás, todavía estaba,
y nunca se revolvió una hoja.

Hacia la hora del Buey, Hagiwara escuchó el


sonido de pasos en el carril que se extendía más allá de su
Seto de jardín. Más y más se acercaban.

"Geta de mujeres", dijo el samurai. Él sabía


ellos por el hueco eco resonante. Mirando por encima de
su seto de rosas, vio venir a dos mujeres delgadas
fuera de la penumbra de la mano. Uno de ellos
llevaba una linterna con un ramo de flores de peonía
atado al mango. Era una linterna tal como se usa
en el momento del Bon al servicio de los muertos.
Se balanceó mientras las dos mujeres caminaban, lanzando un
luz incierta Cuando se acercaron a la
samurai al otro lado del seto, ellos
volvieron sus caras hacia él. Los conoció de inmediato.
y dio un gran grito.
La chica con la linterna de peonía lo levantó
que la luz cayó sobre él.

"Hagiwara Sama", gritó, "por todo lo que es


más maravilloso! ¿Por qué, señor, nos dijeron que
estabas muerto Hemos recitado diariamente el
¡Nembutsu para tu alma estas tantas lunas! "

"Entra, entra, O'Yone", dijo; "y


¿Es realmente tu amante la que tienes junto al
mano? ¿Puede ser mi señora? . . . Oh mi amor ! "

3 1

LA LINTERNA DE PEONY iv

O'Yone respondió: "¿Quién más debería ser?"


y los dos entraron a la puerta del jardín.

Pero la Dama del Rocío de la mañana aguantó


su manga para ocultar su rostro.

"¿Cómo fue que te perdí?", Dijo el samurai;


"¿Cómo fue que te perdí, O'Yone?"

"Señor", dijo, "nos hemos mudado un poco


casa, una casa muy pequeña, en el barrio del
ciudad que se llama Green Hill. Éramos
sufrió por no llevarnos nada allí, y nosotros
se hacen muy pobres. Con pena y quiero mi
la amante se pone pálida ".

Entonces Hagiwara tomó la manga de su dama para dibujar


suavemente de su cara.

"Señor", sollozó, "no me amarás, yo


no soy justo ".

Pero cuando la miró, su amor ardió


dentro de él como un fuego consumidor, y se sacudió
él de pies a cabeza. Él nunca dijo una palabra.

Ella se dejó caer. "Señor", murmuró, "deberá


Voy o me quedo? '

Y él dijo: "Quédate".

Poco antes del amanecer, el samurai cayó en un


sueño profundo, y despertó para encontrarse solo en el
clara luz de la mañana. No perdió un instante
pero se levantó y salió, e inmediatamente hizo
su camino a través de Yedo al barrio de la ciudad
que se llama la colina verde. Aquí él preguntó
para la casa de la Dama del Rocío de la mañana,
pero nadie pudo dirigirlo. Alto y bajo él
buscado infructuosamente. Le pareció que por
la segunda vez que había perdido a su querida dama, y él
3 2

iv LA LINTERNA DE PEONY

vuelto a casa en amarga desesperación. Su camino condujo


a través de los terrenos de cierto templo, y
mientras avanzaba, marcó dos tumbas que estaban al lado
al lado. Uno era pequeño y oscuro, pero el otro
estaba marcado por un monumento justo, como la tumba de
uno genial Antes del monumento allí
colgó una linterna con un ramo de flores de peonía atadas
a su asa. Era una linterna tal como se usa en
El tiempo de Bon al servicio de los muertos.

Mucho, mucho tiempo el samurai se paró como uno en un


sueño. Luego sonrió un poco y dijo:

"'Nos mudamos a una casita ... una muy pequeña


casa . . sobre el verde Hola / yo. . . fuimos sufridos
no llevar nada con nosotros allí y estamos muy crecidos
pobre . . con pena y quiero que mi amante se convierta
pálido. . . . ' Una casita, una casa oscura, pero tú
me hará sitio, oh, mi amado, pálido
de mis deseos Nos ha encantado el espacio de
diez existencias, no me dejes ahora. . . Mi querido."
Luego se fue a su casa.

Su fiel sirviente lo recibió y lloró:

"¿Y ahora qué te pasa, maestro?"

Él dijo: "Pues nada en absoluto ... yo estaba

nunca mejor ".

Pero el criado se fue llorando y diciendo:


"La marca de la muerte está en su rostro ... y yo,
a dónde iré que lo aburrió de niño en
estas armas? "

Todas las noches, durante siete noches, las doncellas


con la linterna de peonía llegó a Hagiwara
vivienda. Buen tiempo o falta fue lo mismo que
ellos. Llegaron a la hora del buey. Allí

33 D

LA LINTERNA DE PEONY iv

fue cortejo místico. Por el fuerte vínculo de


ilusión los vivos y los muertos estaban atados
juntos.

En la séptima noche, el siervo de la


samurai, despierto con miedo y tristeza, hecho audaz
para mirar en la habitación de su señor a través de una grieta en el
Persianas de madera. Su cabello se erizó y su
la sangre se enfrió al ver a Hagiwara en los brazos de un
cosa temerosa, sonriendo ante el horror que era su
cara, acariciando su túnica verde y húmeda con lánguida
dedos. Con la luz del día, el criado se abrió paso
a un hombre santo de su conocimiento. Cuando tuvo
contó su historia y preguntó: "¿Hay alguna esperanza para
Hagiwara Sama ? "

"Alack", dijo el hombre santo, "que puede con-


soportar el poder del karma? Sin embargo, hay
es una pequeña esperanza ". Entonces le dijo al criado lo que él
debe hacer. Antes del anochecer, este había establecido un
texto sagrado sobre cada puerta y ventana de
la casa de su amo, y él había rodado en el
seda de la faja de su amo, un emblema dorado de
El Tathagata. Cuando se hicieron estas cosas,
Hagiwara siendo dibujado de dos maneras se convirtió en él
tan débil como el agua Y su criado tomó
él en sus brazos, lo puso sobre su cama y
lo cubrió ligeramente y lo vio caer en un profundo
dormir.

A la hora del Buey se escuchó el


sonido de pasos en el camino, sin el jardín
cobertura. Más y más se acercaban. Ellos
creció lento y se detuvo.

"¿Qué significa esto, O'Yone, O'Yone?", Dijo un

34

iv LA LINTERNA DE PEONY

voz lastimera. "La casa está dormida y yo no


ver a mi señor ".

"Ven a casa, dulce dama, el corazón de Hagiwara está


cambiado ".

"Que no lo haré, O'Yone, O'Yone ... tú


debe encontrar una manera de llevarme a mi señor ".

"Señora, no podemos entrar aquí. Ver el Santo


Escribir sobre cada puerta y ventana. . .
no podemos entrar aquí ".

Hubo un sonido de amargo llanto y un


largo gemido

"Señor, te he amado a través del espacio de


diez existencias. "Entonces los pasos se retiraron y
su eco se desvaneció.

La noche siguiente fue lo mismo. Hagiwara


dormido en su debilidad; su criado observaba; la
Los espectros llegaron y se marcharon en sollozantes desesperaciones.

El tercer día, cuando Hagiwara fue al


baño, un ladrón robó el emblema, el emblema dorado
del Tathagata, desde su faja. Hagiwara hizo
No lo marques. Pero esa noche yació despierto. Eso
era su criado el que dormía, cansado de mirar.
Pronto cayó una gran lluvia y Hagiwara, despertando,
escuché el sonido en el techo. Los cielos
se abrieron y durante horas cayó la lluvia. Y eso
arrancó el texto sagrado de la ventana redonda en
La cámara de Hagiwara.

A la hora del Buey se escuchó el


sonido de pasos en el camino sin el jardín
cobertura. Más y más se acercaban. Ellos
creció lento y se detuvo.

"Esta es la última vez, O'Yone, O'Yone, allí-

35

LA LINTERNA DE PEONY iv

antes de traerme a mi señor. Piensa en el amor de


Diez existencias. Grande es el poder del karma.
Debe haber una forma. . . ".

"Ven, mi amado", llamó Hagiwara con un


Buena voz.

"Abre, señor ... abre y yo vengo".

Pero Hagiwara no podía moverse de su sofá.

"Ven, mi amado", pidió el segundo


hora.

"No puedo ir, aunque las heridas de separación


me gusta una espada afilada Así sufrimos por el
pecados de una vida anterior ". Entonces la señora habló y
gimió como el alma perdida que era. Pero
O'Yone la tomó de la mano.

"Mira la ventana redonda", dijo.

De la mano, los dos se levantaron ligeramente de la


tierra. Como vapor pasaron por el
ventana sin vigilancia. El samurai llamó: "Ven
amado mío "por tercera vez.

Le respondieron: "Señor, vengo".


En la mañana gris, el criado de Hagiwara encontró
su amo frio y muerto. A sus pies estaba el
Linterna de peonía ardiendo con una extraña llama amarilla.
El criado se estremeció, tomó la linterna y sopló.
fuera de la luz; porque "no puedo soportarlo", dijo.

yo

:^

EL REY DEL MAR Y LA MAGIA


JOYAS

ESTE es un cuento querido por los niños de Japón,


y por los viejos un cuento de joyas mágicas y
Una visita al palacio del rey del mar.

El príncipe Rice-Ear-Ruddy-Plenty amaba a una hermosa


y doncella real, y la hizo su novia. Y
la señora se llamaba princesa floreciente-brillantemente-
como las flores de los árboles, tan dulcemente bello era
ella. Pero su padre estaba enojado con ella
compromiso, por su augustia, el príncipe Rice-Ear-
Ruddy-Plenty, había dejado de lado a su hermana mayor, la
Princesa de las rocas (y, de hecho, esta dama era
no es justo), porque solo amaba a la Princesa Blossoming-
Brillantemente. Entonces el viejo Rey dijo: "Debido a
esto, la descendencia de estas deidades celestiales
ser frágil, desvanecerse y caer como las flores de la
árboles ". Así es. En este día, la vida de sus
Augustnesses, los Soberanos celestiales, no son
largo.

Sin embargo, en la plenitud del tiempo, la dama,


Floreciendo-brillantemente-como-las-flores-de-los-árboles,

37
EL REY DEL MAR v

dio a luz a dos niños encantadores y llamó al anciano


Fire Flash y el joven Fire Fade.

Prince Fire Flash fue un pescador, que consiguió


su suerte en el mar ancho, y corrió sobre el
orilla con sus augustas prendas ceñidas. Y
de nuevo, se quedó toda la noche en su bote, sobre
las altas crestas de las olas. Y él atrapó cosas
ancho de aleta y cosas estrechas de aleta, y él estaba
una deidad de las malas hierbas del agua y de las aguas y
de los peces del mar.

Pero Prince Fire Fade fue un cazador, que consiguió


su suerte en las montañas y en el bosque, que
sandalias atadas rápidamente sobre sus pies, y llevaban un arco
y flechas de plumas celestiales. Y atrapó
cosas ásperas de cabello y cosas suaves de cabello, y
conocía el rastro del tejón y la naturaleza
época de floración de la cereza. Porque él era una deidad de
el bosque

Ahora el Príncipe Fire Fade le habló a su anciano.


hermano, Prince Fire Flash, y dijo: "Hermano,
Estoy cansado de las verdes colinas. Por lo tanto, déjanos
Ahora intercambia nuestra suerte. Dame tu vara y yo
irá a las aguas frías. Puedes tomar mi
gran arco y todas mis flechas de plumas celestiales
y prueba las montañas, donde, créeme, deberás
ver muchas cosas extrañas y hermosas, desconocidas para
antes ".

Pero el Príncipe Fuego Flash respondió: "No es así ...


no tan."

Y nuevamente, después de que no pasaron muchos días,


Prince Fire Fade vino y suspiró, "Estoy cansado
de las verdes colinas. . . Las aguas claras me llaman.

38

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

¡Ay de ser un hermano menor! "Y cuando Prince


Fire Flash no le hizo caso, pero en ángulo con
su vara, día y noche, y atrapó cosas anchas
aleta y cosas estrechas de aleta, Prince Fire Fade
caído de deseo, y dejó caer su largo cabello
desatendido sobre sus hombros. Y él murmuró:
"¡Oh, para probar suerte en el mar!" Hasta que por fin
Prince Fire Flash, su hermano mayor, le dio el
vara por mucho cansancio, y se entregó a la
montañas. Y todo el día cazó, y dejó volar
las flechas de plumas celestiales; pero áspero de pelo
o suave de pelo, nunca atrapó nada. Y
él gritó: "Tonto, tonto, para intercambiar la suerte celestial
de los dioses ! "Entonces él regresó.

Y su Augustness, Prince Fire Fade, tomó el


suerte del mar, y en ángulo bajo el sol y en
penumbra pero ancho de aleta o estrecho de aleta, nunca un
¿pescó él? Y, además, perdió su
anzuelo de hermano en el mar. Entonces colgó su
cabeza y regresó.

Y Prince Fire Flash dijo: "Cada uno a su


propio, el cazador a la montaña, y el pescador
hombre al mar. . . porque tú y yo hemos traído
nada en casa, y esta noche dormimos hambrientos.
No podemos intercambiar la suerte de los dioses. Y
ahora, ¿dónde está mi anzuelo? "

Entonces el Príncipe Fire Fade respondió, diciendo suavemente:


"Dulce hermano, no te enfades ... sino que trabajas
todo el día con tu pez - anzuelo, ancho de aleta o
estrecho de aleta, no pesqué un pez; y, en el
por último, perdí tu anzuelo en el mar ".

En esto, su alteza, Prince Fire Flash, voló

39

EL REY DEL MAR v

en una gran rabia, y estampar sus pies, requirió


el anzuelo de su hermano.

Y el Príncipe Fire Fade respondió: "Dulce


hermano, no tengo tu anzuelo, sino el abismo
mar, cuyo fondo nadie puede buscar. Aunque yo
debería morir por ti, pero no podría devolverte
tu anzuelo ".

Pero su hermano mayor lo requirió el


más urgentemente

Entonces el Príncipe Fire Fade estalló en la salvaje wistaria


zarcillos que ataban su augusta espada de diez garras
a su lado Y él dijo: "Adiós, buena espada".
Y lo partió en muchos fragmentos e hizo
quinientos anzuelos para darle a su hermano,
Prince Fire Flash. Pero Prince Fire Flash lo haría
no tener ninguno de ellos.

Y de nuevo el Príncipe Fire Fade trabajó duro en un gran


horno e hizo mil anzuelos; y
de rodillas se los ofreció humildemente a su
hermano, Prince Fire Flash. Porque amaba a su hermano.
Sin embargo, Prince Fire Flash no tanto
como mirarlos, pero sentado de mal humor, con la cabeza sobre su
mano, diciendo: "Mi propio anzuelo perdido
tener, eso y no otro ".
Así que Prince Fire Fade se fue de duelo por el
puertas del palacio, y vagaban lamentando por el mar
orilla y sus lágrimas cayeron y se mezclaron con el
espuma. Y, cuando llegó la noche, no tenía corazón
volver a casa, pero se sentó, cansado, sobre un
roca en medio de las piscinas de sal. Y él gritó: "¡Ay!
mi hermano, tengo toda la culpa, y a través de mi
la necedad me ha sobrevenido. Pero oh mi

40

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

hermano, juntos fuimos cuidados del dulce


pecho de nuestra madre, princesa Blossoming-Brightly-
como-las-flores-de-los-arboles, para casi entregar
¿Por qué hemos venido al mundo?

Y la luna se levantó para que el mar y el mar


La tierra central de Reed Plains era ligera. Pero
Prince Fire Fade dejó de no lamentarse.

Entonces Shiko-Tsuchi-no-Kami, el Señor del Mar


Salt, llegó con la marea alta, y habló: "¿Dónde-
¿Por qué llora la altura del cielo del cielo? '

Y el Príncipe Fire Fade respondió: "Tengo


Tomé el anzuelo de mi hermano y lo perdí en
el mar. Y aunque le he dado muchos
otros anzuelos para compensación, tendrá
ninguno de ellos, pero solo desea el pescado original
gancho. En verdad, los dioses saben, daría mi
vida para encontrarlo; pero, ¿cómo debería servir eso? ''

Y Shiko-Tsuchi-no-Kami lo tomó por el


manga hasta donde un bote se movía sobre el agua, y
lo metió en el bote y lo empujó desde la orilla,
diciendo: "Hijo mío, sigue el camino agradable que
Tsuki-Yomi-no-Kami, Su agosto, la luna
Poseedor de la noche, ha hecho por ti sobre el
aguas Y, al final, llegarás a un
palacio hecho de escamas de peces, que es el palacio
del gran rey del mar. Antes de la puerta
hay un pozo claro, y al lado del pozo
crece un árbol casia con muchas ramas extendidas.
Por lo tanto, trepa a las ramas de la
casia y espera a la hija del rey,
quien vendrá a darte consejo ".

Y Prince Fire Fade, de pie en el bote,

41

EL REY DEL MAR v


hizo una reverencia y agradeció al Señor de la sal marina.
Pero este se ciñó sus augustas prendas y empujó
el bote delante de él, hasta que estuvo hasta el muslo
agua. Y él dijo: "No, no, juventud justa, no
gracias, solo hago mi oferta ".

Entonces su augustia, Prince Fire Fade, llegó a


El palacio del rey del mar. Y él inmediatamente subió
la casia y esperaba entre sus ramas verdes.

Al amanecer del día llegaron las doncellas


de la hija del rey del mar, con sus joyas
recipientes, para extraer agua del pozo. Y como ellos
agachado para sumergir sus vasijas, Prince Fire Fade se inclinó
y los observé desde las ramas de la casia
árbol. Y la gloria de su semblante augusto
brillaba sobre las aguas del pozo.
Entonces todas las doncellas levantaron la vista y vieron a su comeli-
ness, y estaban asombrados. Pero él les habló con justicia.
y deseaba de ellos un poco de agua de sus vasijas.
Entonces las doncellas le sacaron agua en una taza de joyas
(aunque las joyas estaban nubladas, debido a la
frialdad del agua del pozo), y lo presentaron
a él con toda reverencia. Entonces, no beber el
agua, Prince Fire Fade tomó la joya real de
su cuello, y sosteniéndolo entre sus dos labios, él
la dejó caer en la taza, y la taza que le dio nuevamente
a las doncellas.

Ahora vieron la gran joya brillando en el


copa, pero no pudieron moverlo, porque se aferró rápidamente
al oro Entonces las doncellas se fueron, rozando
el agua como los pájaros blancos del amanecer. Y
llegaron a la hija del Rey del Mar, llevando el
copa y la joya en ella.

42

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

Y la princesa, mirando la joya, preguntó


ellos, "¿Hay acaso un extraño en el
portón ? "

Y una de las doncellas respondió: "Hay


alguien sentado en las ramas del árbol de casia
que es por nuestro bien ".

Y otro dijo: "Es una joven muy hermosa


hombre."

Y otro dijo: "Él es aún más glorioso


que nuestro rey Y nos pidió agua, así que
respetuosamente le dio agua en esta taza. Y el
no bebió nada, pero arrojó una joya
sus labios. Así que los hemos traído a ti
Augustness, tanto la copa como la joya ".
Entonces la princesa misma tomó un recipiente y
Fui a sacar agua al pozo. Y su larga
mangas, y algunos de los pliegues de su augusto
prendas de vestir, flotaban detrás de ella, y su cabeza estaba
atado con una guirnalda de flores de mar. Y viniendo
al pozo ella miró a través de las ramas de
El árbol de Cassia. Y sus ojos se encontraron con los ojos de
Prince Fire Fade.

Y en ese momento ella trajo a su padre, el Mar


King, diciendo: "Padre, hay una persona hermosa
en nuestra puerta ". Entonces el Rey del Mar salió y
dio la bienvenida al Príncipe Fire Fade y dijo: "Esto es
la altura del Sol de agosto del Niño del Cielo ".
Y llevándolo a su palacio causó la
piso para extenderse con ocho capas de alfombras de
pieles de asnos, y ocho capas de alfombras de seda, y conjunto
El Príncipe sobre ellos.

Y esa noche hizo un gran banquete, y

43

EL REY DEL MAR v

celebró el compromiso de Prince Fire Fade a su


hija, la bella Jewel Princess. Y por muy
muchos días se celebró alto deleite y regocijo
en el palacio del rey del mar.

Pero una noche, mientras se relajaban sobre el


piso de seda, y todos los peces del mar trajeron
platos ricos y dulces en vasijas de oro y
coral y jade para poner delante de ellos, la bella joya
La princesa misma se sentó a la derecha del Príncipe Fire Fade
mano para verter el vino en su copa. Y el
escamas plateadas sobre las paredes del palacio brillaban en el
luz de la luna. Pero el Príncipe Fuego se desvaneció
a través del camino del mar y pensé en lo que había pasado
antes, y así lanzó un profundo suspiro.

Entonces el Rey del Mar se turbó y preguntó


él, diciendo: "¿Por qué suspiras?"
Prince Fire Fade no respondió nada.

Y la bella Jewel Princess, su prometida,


se acercó y lo tocó en el pecho, y
dijo suavemente, "Oh, Tu Agustín, mi dulce
esposa, no eres feliz en nuestro palacio de agua,
donde las sombras caen verdes, que miras
tan ansiosamente a través del camino del mar? O hacer nuestro
doncellas no te agradan, que se mueven en silencio,
como las aves del amanecer? Oh mi señor,
no me desprecies, pero dime lo que hay en ti
corazón."
Entonces el Príncipe Fire Fade respondió: "Mi amor
Señora, Tu Agustina, que nada se oculte
de ti, por nuestro amor ". Y él dijo
todos ellos la historia del anzuelo y de su anciano
la ira del hermano

44

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

"Y ahora", dijo, "lo hará la Princesa Joya


dame consejo? "

Entonces la princesa joya sonrió y se levantó


ligeramente, y su cabello era tan largo que colgaba
el borde y el dobladillo de su túnica roja de seda. Y
ella pasó a donde los escalones del palacio bajaban
dentro del agua. Y parado en el último escalón
ella llamó a los peces del mar, y convocó
ellos, grandes y pequeños, de lejos y de cerca. Entonces
los peces del mar, grandes y pequeños, nadaban
alrededor de sus pies, y el agua era plateada con sus
escamas. Y la hija del rey gritó: "¡Oh, peces!
del mar, encuentra y tráeme el anzuelo de agosto
de Prince Fire Flash ".

Y los peces respondieron: "Señora, el Tat es


en la miseria, porque algo se le pega en la garganta
que no puede comer Quizás este sea el
agosto anzuelo de su Augustness, Príncipe Fuego
Destello."

Entonces la princesa se agachó y levantó el


Tai del agua, y con su mano blanca ella
tomó el anzuelo perdido de su garganta. Y después
ella lo lavó y lo tocó un poco, lo tomó
en Prince Fire Fade. Y él se regocijó y dijo:
"Este es de hecho el anzuelo de mi hermano. Voy a
restaurarlo al instante, y nos reconciliaremos ".
Porque amaba a su hermano.

Pero la bella Jewel Princess permaneció en silencio y


triste, porque ella pensó: "Ahora él se irá
y déjame solo ".

Y Prince Fire Fade se apresuró a las aguas


borde, y besó a un valiente cocodrilo, que

45

EL REY DEL MAR v

debería llevarlo al final de su viaje. Y ere


él fue, el Rey del Mar habló: "Justa juventud, ahora
Escucha mi consejo. Si tu hermano siembra arroz
en las tierras altas, siembras tu arroz bajo, en el
aguamiel Pero si tu hermano siembra su arroz en
el agua escurre, entonces tú, Tu Agustín,
siembra tu arroz en las tierras altas. Y yo quien gobierna
las lluvias y las inundaciones prosperarán continuamente
Las labores de Tu Agustín. Además aquí
Son dos joyas mágicas. Si tu hermano fuera
movido por la envidia para atacarte y luego lanzar
Joya que fluye de la marea y las aguas surgirán
ahogarlo Pero si deberías haber com
pasión sobre él, luego presentó el reflujo de la marea
Joya, y todas las aguas se hundirán, y su vida
ser salvado ".

Y su Augustness Prince Fire Fade dio


Gracias con reverencia. Y escondió el anzuelo
en su manga larga, y colgó las dos grandes joyas
Sobre su cuello. Luego vino la bella Jewel Princess
cerca y se despidió de él, con muchas lágrimas.
Y el Rey del Mar cargó contra el cocodrilo, diciendo:
"Al cruzar el medio del mar, no
alarmarlo ".

Entonces el Príncipe Fire Fade se sentó sobre el cocodrilo


cabeza y en un día llegó a su propio lugar
y saltó ligeramente a la orilla. Y desenvainar
su daga, la colgó del cuello del cocodrilo
por una ficha

A continuación, el Príncipe Fire Fade encontró a su hermano,


y le devolvió su propio anzuelo que tenía
perdido Sin embargo, debido a los dos grandes

4 6

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

joyas, que llevaba en los pliegues de sus vestidos,


tenía dominio eterno sobre su hermano, y
floreció en todas sus acciones.

Y, después de un tiempo, llegó a Prince


Fire Fade, la hija del Sea King, la feria
Jewel Princess. Y ella cruzó el mar
Camino llevando en sus brazos a un niño pequeño. Y ella,
llorando, acostó al niño a los pies de Su
Augustness y dijo: "Mi señor, he traído
tu hijo ".

Pero el Príncipe Fire Fade la levantó e hizo


su bienvenida, y construyó para ella un palacio en el mar
orilla, al límite de las olas. Y el palacio
estaba cubierto de paja con plumas de cormorán. Entonces ellos
habitó allí con el niño agosto.

Y la bella Jewel Princess suplicó a su señor,


diciendo: "Dulce esposo, no me mires en el
noche oscura, porque entonces debo tomar mi forma nativa;
con los de mi tierra siempre es así. Sin embargo
no me mires, para no avergonzarme y
la desgracia debe seguir. "Entonces el Príncipe se desvanece
le prometió y pronunció muchas palabras justas de
seguro

Sin embargo, llegó una noche en que Prince


Fire Fade yacía despierto y no podía descansar. Y,
por fin, cuando estaba muy oscuro, antes del amanecer,
se levantó y encendió una luz para mirar a su novia
mientras ella dormía Y vio a un gran dragón escamado,
con ojos translúcidos, que estaban enrollados en el
pie de sofá Y el Príncipe Fire Fade gritó
en voz alta por terror, y dejó caer la luz. Entonces
Amaneció muy gris sobre el mar. Y en

47

EL REY DEL MAR v

En el mismo instante el gran dragón se agitó, y desde


sus bobinas la Princesa Joya levantó a su encantadora
cabeza. Y las escamas verdes se cayeron de ella
como una prenda Entonces ella se puso de pie, con una túnica blanca,
con su hijo sobre su pecho. Y ella colgó
su cabeza y lloró, diciendo: "¡Oh, tu agosto!
Ness, mi dulce esposa, pensé que había hecho
el camino del mar una carretera entre tu tierra y
mía, para que podamos ir y venir a placer.
Pero ahora, aunque te advertí, has mirado
sobre mí en la noche Por lo tanto, mi señor, entre
yo y ti es despedida. Cruzo el mar
Camino, y de esto yendo no hay retorno. Tomar
eres el niño de agosto ".

Ella habló y partió inmediatamente sobre el


Sea Path, llorando y cubriéndose la cara con ella
cabello y mirando hacia la orilla. Y ella fue
nunca más visto en la Tierra Central de Reed
Llanuras. Además, ella cerró las puertas del mar.
y cerró el camino al palacio de su padre. Pero el
joven doncella, su hermana, ella envió a ser una enfermera para ella
nena, y porque, por todo lo que había sido, ella podía
no refrenar su corazón amoroso, ella hizo un poco
canción, y se lo envió a su señor por la criada, su
hermana. Y la canción decía:

"Oh, justas son las joyas rojas,

Y justo es la cuerda en la que están ensartados. ,.


Aun así, justo es mi bebé.
Pero mucho más brillantes, y más famosos son los blancos.

joyas,

Las joyas que son como mi señor "


48

v Y LAS JOYAS MÁGICAS

Entonces el esposo respondió, en una canción que


dijo :

"En cuanto a t / iee, mi señora, a quien tomé como mi novia,


A la isla donde ilumina el pato salvaje el ave de

la oferta
No te olvidaré hasta el final de mi vida '"

49

WE
El buen trueno

La gente dice que Rai-den, el Trueno, es un


espíritu amoroso, temeroso y vengativo, cruel con el hombre.
Estas son personas que tienen miedo mortal de la
tormenta, y que odian los rayos y la tempestad; ellos
hablar todo el mal que puedan de Rai-den y de Rai-
Taro, su hijo. Pero ellos están equivocados.

Rai-den Sama vivía en un conjunto de Castle of Cloud


en lo alto del cielo azul. Él fue un gran y
Dios poderoso, un señor de los elementos. Rai-Taro
era su único hijo, un niño valiente, y su
padre lo amaba.

En el fresco de la noche Rai-den y Rai-


Taro caminó sobre las murallas del castillo de
Nube, y desde las murallas vieron el
obras de hombres en la tierra de las llanuras de caña.
Miraron al norte, al sur, al este y al oeste.
A menudo se reían, oh, muy a menudo; algunas veces
ellos suspiraron. A veces Rai-Taro se inclinaba mucho
las paredes del castillo para ver a los niños que fueron a
y de aquí para allá en la tierra.

Una noche, Rai-den Sama le dijo a Rai-Taro:

50

vi EL BUEN TRUENO

"Hija, mira bien esta noche las acciones de


pero!

Rai-Taro respondió: "Padre, buscaré


bien."

Desde la muralla norteña miraron, y


vi grandes señores y hombres de armas yendo a
batalla. Desde la muralla sur miraron,
y vimos sacerdotes y acólitos sirviendo en un lugar sagrado
templo donde el aire estaba oscuro con incienso, y
imágenes de oro y bronce brillaban en el crepúsculo.
Desde la muralla oriental miraron y vieron un
glorieta de la dama, donde había una bella princesa y una tropa
de doncellas, vestidas de rosa, que hacían música
para ella. También había niños jugando allí.
con un carrito de flores

"¡Ah, los niños bonitos!", Dijo Rai-Taro.

Desde la muralla occidental miraron, y


vi a un campesino trabajando en un campo de arroz. Él era
bastante cansado y le dolía la espalda. Su esposa
trabajó con él a su lado. Si estaba cansado,
Es fácil creer que todavía estaba más cansada.
Eran muy pobres y sus prendas eran
harapiento.

"¿No tienen hijos?", Dijo Rai-Taro.

Rai-den sacudió la cabeza.

Actualmente, "¿Te has visto bien, Rai-Taro?"


él dijo. "¿Te has visto bien esta noche?
las obras de los hombres? "

"Padre", dijo Rai-Taro, "de hecho, tengo


se veía bien ".

"Entonces elige, hijo mío, elige, porque te envío


para tomar tu habitación en la tierra ".

Si

El buen trueno vi

"¿Debo ir entre hombres?", Dijo Rai-Taro.

"Hija mía, debes hacerlo".

"No iré con los hombres de armas", dijo


Rai-Taro; "pelear me quiere muy enfermo".
"Oho, ¿dices eso, hijo mío? ¿Entonces irás?
a la glorieta de la bella dama? "

"No", dijo Rai-Taro, "soy un hombre. Ninguno de los dos


¿me afeitarán la cabeza para ir a vivir con
sacerdotes ".

"Entonces, ¿qué eliges al pobre campesino?


Tendrás una vida difícil y una tarifa escasa, Rai-
Taro ".

Rai-Taro dijo: "No tienen hijos.


Quizás ellos me amarán ".

"Ve, ve en paz", dijo Rai-den Sama; " para


has elegido sabiamente ".

"¿Cómo debo ir, mi padre?", Dijo Rai-Taro.

"Honrosamente", dijo su padre, "como corresponde a un


Príncipe del Alto Cielo ".

Ahora el pobre campesino trabajaba en su arroz ...


campo, que estaba al pie de la montaña Haku-
san, en la provincia de Ichizen. Día tras día
y semana tras semana brillaba el sol brillante. los
el campo de arroz estaba seco y el arroz joven fue quemado.

"¡Alack y ay!", Gritó el pobre campesino,


"¿Y qué debo hacer si mi cosecha de arroz falla? Mayo
¡Los queridos dioses tienen piedad de todos los pobres! "

Con eso se sentó en una piedra en


al borde del campo de arroz y se quedó dormido por mucho cansancio
y tristeza

Cuando despertó, el cielo estaba negro de nubes.


No era más que mediodía, pero se hizo tan oscuro como la noche.

52

vi EL BUEN TRUENO

Las hojas de los árboles se estremecieron juntas y el


los pájaros dejaron de cantar.

"¡Una tormenta, una tormenta!", Gritó el campesino. "Rai-


den Sama va al extranjero sobre su caballo negro, golpeando
El gran tambor del Trueno. Tendremos
lluvia en abundancia, gracias ".

Lluvia en abundancia tenía, efectivamente, porque cayó


en torrentes, con relámpagos cegadores y rugidos
trueno.

"Oh, Rai-den Sama", dijo el campesino, "salvando


su grandeza, esto es aún más que suficiente ".
Ante esto, el brillante rayo brilló de nuevo y
cayó a la tierra en una bola de fuego vivo, y el
los cielos crujieron con un poderoso trueno.

"¡Ai! ¡Ai!", Gritó el pobre campesino.


"Kwannon ten piedad de un alma pecaminosa, por ahora
el Dragón del Trueno me tiene a mí ". Y se acostó
en el suelo y escondió su rostro.

Sin embargo, el Dragón del Trueno lo salvó.


Y pronto se sentó y se frotó los ojos. La pelota
de fuego se había ido, pero un bebé yacía sobre la humedad
tierra un buen muchacho fresco con la lluvia sobre su
mejillas y su cabello.

"Oh, señora, señora Kwannon", dijo el pobre


campesino, "esta es tu dulce misericordia". Y el
tomó al niño en sus brazos y lo llevó a su
propia casa.

Mientras avanzaba, la lluvia seguía cayendo, pero el sol


salió en el cielo azul, y cada flor en
el aire más fresco brilló y levantó su agradecimiento
cabeza.

El campesino llegó a la puerta de su cabaña.

53

El buen trueno vi

"Esposa, esposa", llamó, "te he traído


algo en casa ".

"¿Qué puede ser?", Dijo su esposa.

El hombre respondió: "Rai-Taro, el pequeño


hijo mayor del Trueno ".

Rai-Taro creció derecho y fuerte, el


El chico más alto y alegre de todo ese campo. Él
fue el deleite de sus padres adoptivos, y todo el
los vecinos lo amaban. Cuando tenia diez años
viejo trabajaba en los arrozales como un hombre. Él
fue el maravilloso profeta del clima.

"Mi padre", dijo, "hagamos esto y aquello,


porque tendremos buen tiempo ", o él dijo:" Mi
padre, hagamos esto o aquello, por la noche
habrá una tormenta ", y lo que sea que haya dicho,
entonces, efectivamente, sucedió. Y trajo
gran fortuna para el pobre campesino y todos
Sus obras prosperaron.

Cuando Rai-Taro tenía dieciocho años toda la


los vecinos fueron invitados a su fiesta de cumpleaños.
Había mucho bien, y la buena gente
fueron lo suficientemente felices; solo Rai-Taro estaba en silencio
y triste y lo siento

"¿Qué te pasa, Rai-Taro?", Dijo su acogida.


madre. "Ustedes que no serán los más alegres de
el gay, ¿por qué estás en silencio, triste y lo siento? >;

"Es porque debo dejarte", Rai-Taro


dijo.

"No", dijo su madre adoptiva, "nunca nos dejes,


Rai-Taro, mi hijo. ¿Por qué nos dejarías? "

"Madre, porque debo hacerlo", dijo Rai-Taro en


lágrimas.

54

vi EL BUEN TRUENO

"Has sido nuestra gran fortuna; tú


nos han dado todas las cosas. Que te he dado
¿Qué te he dado, Rai-Taro, hijo mío? ''

Rai-Taro respondió: "Tres cosas tienes


me enseñó a trabajar, sufrir y amar. yo
Soy más erudito que los Inmortales ".

Luego se fue de ellos. Y a semejanza


de una nube blanca escaló la altura azul del cielo
hasta que ganó el castillo de su padre. Y Rai-den
lo recibió Los dos se pararon sobre el
muralla occidental del Castillo de Nube y miró
Bajar a la tierra.

La madre adoptiva estaba llorando amargamente, pero


su esposo la tomó de la mano.

"Querida", dijo, "no será por mucho tiempo.


Nos hacemos viejos ".

55

VII
EL BOLO NEGRO

Hace mucho tiempo, en una parte del país no muy remota


de Kioto, la gran ciudad gay, habitaba un
pareja honesta En un lugar solitario estaba su cabaña,
en las afueras de un profundo bosque de pinos.
La gente decía que la madera estaba encantada. Ellos
dijo que estaba lleno de zorros engañosos; ellos dijeron eso
debajo del suelo cubierto de musgo los elfos construyeron su
cocinas dijeron que Tengu, de nariz larga, había tomado el té ...
fiestas en el bosque tres veces al mes, y que el
los niños de las hadas jugaban a las escondidas allí cada
mañana antes de las siete. Más allá de todo esto
no les importaba decir que la pareja honesta
eran raros en sus formas, que la mujer era una
mujer sabia, y que el hombre era un brujo
que era como puede ser. Pero seguro que era que t oye
no hizo daño al alma viviente, que vivieron como pobres
como pobres, y que tenían una hija justa. Ella
era tan ordenada y bonita como una princesa, y sus modales
estaban muy bien; pero por todo lo que ella trabajó tan duro
cuando era niño en los campos de arroz, y dentro de las puertas ella estaba
la ama de casa, porque lavó y cocinó

56

vii EL BOLO NEGRO

y sacó agua. Ella fue descalza en un gris


vestido casero, y se ató el cabello con un
zarcillo de wistaria resistente. Era morena y delgada.
pero la mendiga más dulce que jamás haya cambiado
con una cama de musgo seco y sin cena.

Poco a poco el buen hombre que su padre muere, y


la mujer sabia que su madre enferma dentro del
año, y pronto ella yace en un rincón de la cabaña
esperando su final, con la criada cerca de ella llorando
lágrimas amargas.

"Niño", dice la madre, "¿te conoces?


son tan bonitas como una princesa? "

"¿Soy eso?", Dice la criada, y continúa con


ella llorando.

"¿Sabes que tus modales están bien?"


dice la madre.

"¿Entonces son ellos?", Dice la criada, y continúa


con ella llorando.

"Mi propio bebé", dice la madre, "¿podrías


deja de llorar un minuto y escúchame? '

Entonces la criada dejó de llorar y asomó la cabeza.


cerca de su madre sobre la pobre almohada.

"Ahora escucha", dice la madre, "y después-


salas de recordar. Es malo para una pobre niña
para ser bonita Si ella es bonita y sola y
inocente, ninguno excepto los dioses la ayudarán. Ellos
te ayudará, mi pobre hijo, y he pensado
de una manera además. Tráeme el gran arroz negro
tazón del estante ".
La niña lo trajo.

"Mira, ahora te lo pongo en la cabeza y en todo


la belleza está escondida ".

57

EL CUENCO NEGRO vn

"Alack, madre", dijo el pobre niño, "es


pesado."

"Te salvará de lo que es más pesado para


oso ", dijo la madre." Si me amas, prométeme
me dice que no lo moverás hasta que llegue el momento ".

"¡Lo prometo! ¡Lo prometo! Pero ¿cómo voy a hacerlo?


saber cuando llegue el momento? '

"Eso lo sabrás ... Y ahora ayuda


afuera, por la dulce mañana amanece y he
una fantasía ver a los hijos de las hadas una vez más, ya que
correr en el bosque ".

Entonces el niño, que tiene el cuenco negro sobre ella


cabeza, sostuvo a su madre en sus brazos en un lugar cubierto de hierba
cerca de los grandes árboles, y pronto vieron el
hijos de hadas que se abren camino entre el
troncos oscuros mientras jugaban al escondite. Su
revolotearon prendas brillantes y se rieron ligeramente
mientras iban La madre sonrió al verlos;
antes de las siete murió muy dulcemente mientras sonreía.

Cuando terminó su pequeña tienda de arroz, la criada


con el cuenco de madera sabía bastante bien que
ella debe morir de hambre o ir a buscar más. Entonces ella primero
atendió las tumbas de su padre y su madre y vertió
agua para los muertos, como se encuentra, y recitó muchos
texto sagrado Luego se ató las sandalias, faltó
sus faldas grises para mostrar su enagua escarlata, atada
los dioses de su casa en un pañuelo azul impreso
y partió sola para buscar su fortuna, la valiente
niña !

A pesar de su esbeltez y pies bonitos, ella era


una vista rara vez extraña, y pronto ella lo sabría.
El gran cuenco negro cubrió su cabeza y

58

vii EL BOLO NEGRO

ensombreció su rostro. Mientras atravesaba un pueblo


dos mujeres levantaron la vista de lavarse en el arroyo,
miró y se rio.

"Es un boggart que cobra vida", dice uno.

"Fuera de ella", grita el otro, "por vergüenza-


menos moza! Fuera sobre su falsa modestia para vagar
así el país con la cabeza en un cuenco negro, como
quien debería gritar en voz alta a cada hombre que pasa, 'Ven
y mira lo que está escondido! "Es suficiente hacer un
cuerpo sano enfermo ".

Seguía la pobre doncella, y a veces el


los niños la arrojaron con barro y piedras para
deporte. A veces la manejaban bruscamente
patán del pueblo, que se burló y atrapó su vestido
mientras ella iba; incluso pusieron las manos sobre el tazón
y trató de sacarlo de su cabeza por la fuerza.
Pero solo jugaron en ese juego una vez, por el
un cuenco los picó con tanta fuerza como si hubiera sido una ortiga,
y los matones huyeron aullando.

La doncella mendiga podría buscar su fortuna,


Pero fue muy difícil de encontrar. Ella podría pedir
trabajo ; pero mira, ¿lo conseguiría ella? Ninguno fue
deseoso de emplear a una chica con un tazón negro
su cabeza.

Por fin, en un buen día cuando estaba cansada,


la sentó sobre una piedra y comenzó a llorar como si su
El corazón se rompería. Abajo rodó sus lágrimas de
Debajo del cuenco negro. La rodaron
mejillas y alcanzó su mentón blanco.

Un cantante de baladas errante pasó por allí, con


su biiva colgaba de su espalda. Tuvo un fuerte
ojo y marcó las lágrimas sobre el blanco de la criada

59

EL CUENCO NEGRO vn

barbilla. Era todo lo que podía ver de su rostro y,


"Oh, niña con el cuenco negro en la cabeza"
dijo él, "¿por qué te sientas llorando en el camino?
lado ? "

"Lloro", respondió ella, "porque el mundo


es difícil. Estoy hambriento y cansado. . . . Ninguno
me dará trabajo o me pagará dinero ".

"Ahora es desafortunado", dijo la balada.


cantante, porque tenía un corazón amable; "pero no tengo un
rin mío, o sería tuyo. De hecho yo soy
lo siento por ti. En las circunstancias lo mejor que puedo
hacer por ti es hacerte una pequeña canción ".
que azota su biwa, lo golpea con
sus dedos y comienza tan fácil como quieras. " A
las lágrimas en tu mentón blanco ", dice, y canta:

"El cerezo blanco florece en la carretera,


¡Qué negro es el dosel de la nube!
La cereza salvaje cae al borde de la carretera,
Cuidado con el dosel negro de nubes.
Escucha, escucha la lluvia, escucha la lluvia
Del dosel negro de la nube.
Por desgracia, la cereza silvestre, sus dulces flores están estropeadas,
Manchadas están las flores dulces, abandonadas en el spray / "

"Señor, no entiendo su canción", dijo el


Chica con el tazón en la cabeza.

"Sin embargo, es bastante claro", dijo el cantante de baladas,


y se fue por su camino. Vino a la casa de un
pasando rico agricultor. Entró él, y le preguntaron
que cante ante el dueño de la casa.

"Con toda la voluntad del mundo", dice el

60

vii EL BOLO NEGRO

cantante de baladas. "Le cantaré una nueva canción que


Acabo de hacer ". Así que cantó sobre la naturaleza
cereza y la gran nube negra.

Cuando terminó, "Cuéntanos


interpretación de tu canción ", dice el maestro de
la casa.

"Con toda la voluntad del mundo", dijo el


cantante de baladas. "La cereza silvestre es la cara de un
Doncella a la que vi sentada al borde del camino. Ella
llevaba un gran cuenco de madera negro sobre la cabeza,
que es la gran nube negra en mi canción, y
debajo de ella sus lágrimas fluyeron como lluvia, porque vi
las gotas sobre su mentón blanco. Y ella dijo que
lloró de hambre y porque nadie lo haría
darle trabajo ni pagarle dinero ".

"Ahora lo haría podría ayudar a la pobre niña


con el cuenco en la cabeza ", dijo el maestro de
la casa.

"Que puedas si lo deseas", dijo la balada-


cantante. "Ella se sienta pero a tiro de piedra de tu
portón."

En resumidas cuentas, la criada era


poner a trabajar en los campos de cosecha del granjero rico.
Todo el día trabajó en el arroz ondeando,
con sus faldas grises faldas y sus mangas atadas
De vuelta con cordones. Durante todo el día ella practicó
hoz, y el sol brillaba sobre el negro
cuenco ; pero ella tenía comida para comer y un buen descanso en
noche, y estaba bien contento.

Ella encontró favor en los ojos de su amo, y él


la mantuvo en el campo hasta que se acabó la cosecha
se reunieron. Luego la llevó a su casa,

61

EL CUENCO NEGRO vn

donde había mucho para ella, para su esposa


fue pero enfermizo. Ahora la doncella vivía bien y
felizmente como un pájaro, y fui cantando sobre ella
labores Y todas las noches ella agradeció al agosto
dioses por su buena fortuna. Todavía llevaba el
cuenco negro sobre su cabeza.

En el año nuevo, "Bustle, bustle", dice


la esposa del granjero; "fregar y cocinar y coser; poner
tu mejor pie, querida, porque debemos
que la casa se vea muy cuidada ".

"Para estar seguro, y con todo mi corazón", dice el


niña, y ella la puso de nuevo en el trabajo; " pero,
amante ", dice ella," si puedo ser tan valiente como para preguntar,
¿tenemos una fiesta o qué? "

"De hecho lo somos, y muchos de ellos", dice el


La esposa del granjero. "Mi hijo que está en Kioto, el
genial y alegre, viene a casa de visita ".

Actualmente llega a casa, el apuesto joven


hombre. Entonces llamaron a los vecinos y
genial fue la alegría. Festejaron y
bailaron, bromearon y cantaron, muchos
comieron un buen plato de arroz rojo y muchas tazas de
bien que bebieron. Todo este tiempo la niña, con
tazón sobre su cabeza, ejerció su trabajo modestamente en
la cocina, y fuera del camino ella era la
La esposa del granjero se encargó de eso, ¡buena alma! Todos
mismo, un buen día la compañía pidió más
vino, y el vino estaba hecho, entonces el hijo del
casa toma la botella de sake y va con ella
él mismo a la cocina. ¿Qué debería ver allí?
pero la doncella sentada sobre un montón de maricones, y
¡avivando el fuego de la cocina con un abanico de bambú partido!

62

vii EL BOLO NEGRO

"Mi vida, pero debo ver qué hay debajo de eso


cuenco negro ", dice el apuesto joven a
él mismo. Y efectivamente lo hizo su día
cuidado, y espió todo lo que pudo, que era
no mucho ; pero aparentemente fue suficiente para
él, porque no pensó más en Kioto, el gran
y gay, pero se quedó en casa para cortejar.

Su padre se echó a reír y su madre se inquietó.


los vecinos levantaron la mano, todo sin ningún propósito.

"Oh, querida, querida doncella con el cuenco de madera,


ella será mi novia y no otra. Debo y
la tendrá ", gritó el impetuoso joven,
y muy pronto arregló el día de la boda él mismo.

Cuando llegó el momento, las jóvenes doncellas del


pueblo fue a organizar la novia. La vistieron
en una túnica justa y costosa de brocado blanco, y en
arrastrando hakama de seda escarlata, y sobre sus hombros
Colgaban una capa de azul, púrpura y oro.
Charlaron, pero en cuanto a la novia, ella dijo que nunca
una palabra. Estaba triste porque la trajo
novio nada, y porque sus padres eran
dolorido por su elección de una criada mendiga. Ella dijo
nada, pero las lágrimas brillaban en su blanco
barbilla.

"Ahora con el viejo y feo cuenco", gritó el


doncellas "es hora de vestir el cabello de la novia y
para hacerlo con peines dorados ". Entonces se dieron la mano
al tazón y lo habría levantado, pero
No podían moverlo.

"Inténtalo de nuevo", dijeron, y tiraron de él con


todas sus fuerzas Pero no se movería.

"Hay brujería en eso", dijeron; "prueba un

63

EL CUENCO NEGRO vn

tercera vez ". Lo intentaron por tercera vez, y aún así


el cuenco se pegó rápido, pero emitió gemidos temibles
y llora

"¡Ah! Déjalo, déjalo ser por el amor de Dios", dijo el


pobre novia, "porque me duele la cabeza".

Se vieron obligados a llevarla como ella a la


La presencia del novio.

"Querida, no le tengo miedo a la madera


tazón ", dijo el joven.

Entonces vertieron el sake del frasco de plata,


y de la copa de plata los dos bebieron el
místico "Tres veces tres" que los hizo hombre
y esposa.
Entonces el cuenco negro estalló en pedazos con un fuerte
ruido, y cayó al suelo en mil pedazos.
Con ella cayó una lluvia de plata y oro, y perlas.
y rubíes y esmeraldas, y cada joya de precio.
Grande fue el asombro de la compañía cuando
contempló una dote que para una princesa tendría
sido rico y raro

Pero el novio miró a la novia.


cara. "Querida", dijo, "no hay joyas
que brillan como tus ojos ".

64

VIII

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS

TODOS ustedes que son verdaderos amantes, les ruego que recen
los dioses por buen tiempo en la séptima noche
de la séptima luna.

Por el bien de la paciencia y por el amor de Dios,


reza, y ten piedad de que esa noche allí
no puede ser lluvia, ni granizo, ni nube, ni
truenos, ni niebla que se arrastra.

Escucha la triste historia de los amantes de las estrellas y da


ellos tus oraciones.

The Weaving Maiden era la hija de un


Deidad de la luz. Su morada estaba sobre el
orilla de la Vía Láctea, que es el Bright
Río del cielo Todo el día estuvo sentada a las
su telar y desplegó su lanzadera, tejiendo al gay
Prendas de los dioses. Urdimbre y guau, hora
Por horas, la red de colores creció hasta quedar doblada
pliegue apilado a sus pies. Aún así ella nunca la dejó
trabajo, porque tenía miedo. Ella había escuchado un dicho:

"La tristeza, la tristeza eterna, vendrá sobre el


Tejiendo a la Doncella cuando deja su telar ".

Así que ella trabajó, y los dioses tenían prendas para


de repuesto. Pero ella misma, pobre doncella, estaba mal vestida;

65 F

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS vm

no contó nada de su atuendo o de las joyas


que su padre le dio. Ella fue descalza y dejó
su cabello cuelga inconfinado. Ever and anon a
la cerradura larga cayó sobre el telar, y ella se echó hacia atrás
sobre su hombro. Ella no jugaba con el
hijos del cielo, o disfruta con ella
jóvenes y doncellas celestiales. Ella no amaba
o llorar Ella no estaba contenta ni arrepentida. Ella
sentado tejiendo, tejiendo. . . y tejió su ser
en la red de muchos colores.

Ahora su padre, la Deidad de la Luz, creció


enojado. Él dijo: "Hija, tú también tejes
mucho."

"Es mi deber", dijo.

"¡A tu edad para hablar de deber!", Dijo su padre.


"¡Fuera sobre ti!"

"¿Por qué estás disgustado conmigo, mi


padre ? "dijo ella, y sus dedos doblaron el
lanzadera.

"¿Eres un caldo o una piedra, o una flor pálida


por el camino? "

"No", dijo ella, "no soy nada de esto".


"Entonces deja tu telar, hija mía, y vive;
disfruta, sé como los demás ".

"¿Y por qué debería ser como los demás?"


ella dijo.

"Nunca te atrevas a preguntarme. Ven, ¿quieres?


deja tu telar? "

Ella dijo: "La tristeza, la tristeza eterna, vendrá


sobre la doncella que teje cuando la deja
telar."

"Un dicho tonto", gritó su padre, "no

66

vni LOS AMANTES DE LA ESTRELLA

digno de credibilidad. ¿Qué sabemos de la edad?


larga pena? ¿No somos dioses? " Con ese
él tomó su lanzadera de su mano suavemente, y
cubrió el telar con un paño. Y él causó
ella está muy bien vestida, y le ponen joyas
sobre ella y adornaba su cabeza con flores de
Paraíso. Y su padre le dio a su cónyuge el
Herd Boy of Heaven, que atendió a sus rebaños
Las orillas del río brillante.

Ahora la Doncella había cambiado de hecho. Su


los ojos eran estrellas y sus labios eran rojizos. Ella
Bailaba y cantaba todo el día. Largas horas
ella jugaba con los niños del cielo, y ella
se complació con los jóvenes celestiales y
doncellas Ligeramente se fue; sus pies eran
calzada con plata. Su amante, el chico del rebaño,
la sostuvo de la mano. Ella se rio para que el
muy dioses se rieron con ella, y el cielo alto
repitió con sonidos de alegría. Ella fue descuidada;
poco pensó en el deber o en las prendas de vestir
los dioses. En cuanto a su telar, ella nunca se acercó
desde el final de una luna a otra.

"Tengo mi vida para vivir", dijo; "Tejeré


en una web no más ".

Y el Herd Boy, su amante, la abrazó


sus brazos. Su rostro era todo lágrimas y sonrisas, y
ella lo escondió en su pecho. Entonces ella vivió su vida.
Pero su padre, la Deidad de la Luz, estaba enojado.

"Es demasiado", dijo. "¿La chica está enojada?


Ella se convertirá en el hazmerreír del Cielo.
Además, ¿quién va a tejer las nuevas prendas de primavera?
de los dioses ? "

67

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS vm

Tres veces le advirtió a su hija.

Tres veces se rió suavemente y la sacudió


cabeza.

"Tu mano abrió la puerta, mi padre", ella


dijo, "pero de seguro ninguna mano de Dios o de
mortal puede cerrarlo ".

Él dijo: "Lo encontrarás de otra manera para tu


costo ". Y desterró al Herd Boy para siempre
y siempre al otro lado del río Bright.
Las urracas volaron juntas, de lejos y de cerca, y
extendieron sus alas para un puente frágil a través del
río, y el muchacho de la manada pasó por el frágil
puente. E inmediatamente las urracas se fueron volando
hasta los confines de la tierra y la Doncella Tejedora
No se pudo seguir. Ella era lo más triste en
Cielo. Larga, larga ella estaba parada en la orilla
y extendió sus brazos al Herd Boy, quien
tendió sus bueyes desolados y en lágrimas. Largo largo
ella se tumbó y lloró sobre la arena. Larga, larga ella
ensangrentada, mirando al suelo.

Se levantó y fue a su telar. Ella echó


a un lado la tela que lo cubría. Ella la llevo
lanzadera en su mano.
"Dolor de toda la vida", dijo, "de toda la vida
pena "En ese momento ella dejó caer la lanzadera.
"Ah", gimió, "el dolor", y ella
apoyó la cabeza contra el telar.

Pero en un momento ella dijo: "Sin embargo, lo haría


No ser como una vez fui. No amaba ni lloraba, yo
No estaba ni contento ni arrepentido. Ahora amo y yo
lloro, me alegro y lo siento ".

Sus lágrimas cayeron como la lluvia, pero ella tomó

68

vin LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS

el transbordador y trabajó diligentemente, tejiendo el


Prendas de los dioses. A veces la web era
gris con pena, a veces era rosado con
Sueños. Los dioses querían ir extrañamente
revestido El padre de la doncella, la deidad de la luz,
por una vez estaba muy complacido.

"Ese es mi hijo bueno y diligente", dijo.


"Ahora estás tranquilo y feliz".

"El silencio de la desesperación oscura", dijo. " Contento !


Soy la cosa más triste del cielo ".

"Lo siento", dijo la Deidad de la Luz; " qué


Debería hacerlo ? "

"Devuélveme a mi amante".

"No, niña, eso no puedo hacerlo. Está desterrado


por los siglos de los siglos por el decreto de una Deidad, que
no puede ser roto."

"Lo sabía", dijo.

"Sin embargo, algo que puedo hacer. Escucha. En el


séptimo día de la séptima luna, convocaré
las urracas juntas desde los confines de la tierra,
y serán un puente sobre el río Bright
del cielo, para que la doncella tejedora
cruza ligeramente hacia el Herd Boy que espera en el
más lejos ".

Y asi fue. En el séptimo día del séptimo


Llegaron las urracas de lejos y de cerca. Y
extendieron sus alas por un puente frágil. Y
la doncella tejedora fue por el frágil
puente. Sus ojos eran como estrellas y su corazón.
Como un pájaro en su seno. Y el muchacho del rebaño era
allí para encontrarla en la orilla más lejana.

Y así sigue siendo, oh, verdaderos amantes sobre el


69

LOS AMANTES DE LAS ESTRELLAS vm

séptimo día de la séptima luna estos dos guardan


su cita Solo si la lluvia cae con truenos y
nube y granizo, y el río brillante del cielo es
hinchada y rápida, las urracas no pueden hacer un
puente para la doncella que teje. Alack, el
tiempo triste!

Por lo tanto, verdaderos amantes, recen a los dioses por justicia


clima.

70

IX
HORAIZAN

JOFUKU fue el hombre sabio de China. Muchos libros


él leyó, y nunca olvidó lo que había en ellos.
Todos los personajes que conocía como conocía las líneas en
la palma de su mano Aprendió secretos de
pájaros y bestias, y hierbas, flores y árboles,
y rocas y metales. Sabía magia y
poesia y filosofia. Creció lleno de años y
sabiduría. Todo el pueblo lo honró; pero él
no estaba contento, porque tenía una palabra escrita en su
corazón.

La palabra era mutabilidad. Fue con el


día y noche, y le preocupaba mucho. Más-
terminado, en los días de Jofuku un tirano gobernó
China, e hizo de la vida del Sabio una carga.

"Jofuku", dijo, "enseña los ruiseñores de


mi madera para cantarme las canciones de los chinos
poetas ".

Jofuku no pudo hacerlo con toda su sabiduría.

"Ay, señor", dijo, "pregúntame otra cosa


y te lo daré, aunque me costó la sangre
de mi corazon."

"Ten cuidado", dijo el Emperador, "mira a

HORAIZAN ix

tus caminos Los sabios son baratos en China; soy yo


uno para ser deshonrado? "

"Pregúntame otra cosa", dijo el sabio.

"Bueno, entonces, perfumarme la peonía con el aroma


de la jessamine. La peonía es brillante, imperial;
la jessamina es pequeña, pálida, tonta. Sin embargo,
Su perfume es dulce. Perfúmame la peonía con el
aroma de la jessamina ".

Pero Jofuku permaneció en silencio y abatido.

"Por los dioses", gritó el emperador, "este sabio


el hombre es un tonto! Aquí, algunos de ustedes, fuera con su
cabeza."

"Lieja", dijo el sabio, "perdóname mi


vida y zarparé hacia Horaizan donde crece
La hierba de la inmortalidad. Voy a arrancar esta hierba y
traelo de nuevo para que puedas vivir y
reinar para siempre ".

El emperador lo consideró.

"Bueno, vete", dijo, "y no te demores, o eso


será lo peor para ti ".

Jofuku fue y encontró valientes compañeros para ir


con él en la gran aventura, y tripuló un
basura con los marineros más famosos de China, y
tomó tiendas a bordo y oro; y cuando el
había preparado todo, zarpó en el séptimo
mes, aproximadamente el tiempo de la luna llena.

El emperador mismo bajó al mar.


apuntalar.

"Velocidad, velocidad, sabio", dijo; " ir a buscar


yo la hierba inmortalidad, y ver que lo haces
ahora. Si regresas sin él, tú y tu
compañeros morirán la muerte ".

72

ix HORAIZAN

"Adiós, señor", llamó Jofuku desde la basura.


Así que fueron con buen viento para sus velas blancas.
Las tablas crujieron, las cuerdas temblaron, el agua
salpicados contra la basura, los marineros cantaron como
Se dirigieron hacia el este, el valiente com
los panions estaban felices. Pero el hombre sabio de China
Miró hacia adelante y miró hacia atrás, y estaba triste
por la palabra escrita en su corazón
Mutabilidad.

La basura de Jofuku fue durante muchos días


el mar salvaje, rumbo al este. El y
los marineros y los valientes compañeros sufrieron muchas
cosas. El gran calor los quemó, y el gran
el frío los congeló. Hambrientos y sedientos estaban,
y algunos se enfermaron y murieron. Más fueron
asesinado en una pelea con piratas. Luego vino el
temible tifón y olas de montaña que barrieron
la basura Se lavaron los mástiles y las velas.
lejos con las tiendas ricas, y el oro se perdió
Siempre. Ahogados fueron los famosos marineros,
y los valientes compañeros de todos. Jofuku fue
dejado solo

En el amanecer gris levantó la vista. Lejos de


al este vio una montaña, muy tenue, del color de
perla, y en la cima de la montaña creció un árbol,
alto, con ramas extendidas. El hombre sabio
murmuró

"La isla de Horaizan está al este del este,


y está Fusan, la montaña maravilla. En
las alturas de Fusan allí crece un árbol cuya
las ramas esconden los misterios de la vida ".

Jofuku yacía débil y cansado y no podía levantar un

73

HORAIZAN ix

dedo. Sin embargo, la basura se deslizó más cerca y


más cerca de la orilla Aún y azul creció el
aguas del mar, y Jofuku vio el verde brillante
hierba y las flores multicolores de la isla.
Pronto llegaron tropas de jóvenes y doncellas.
llevando guirnaldas y cantando canciones de bienvenida;
y salieron al agua y sacaron el
basura a la tierra. Jofuku era consciente del dulce y
olores picantes que se aferraban a sus prendas y a sus
pelo. A su invitación, dejó la basura, que
se alejó y ya no fue visto.

Él dijo: "He venido a Horaizan el


Blest. "Al levantar la vista vio que los árboles estaban
lleno de pájaros con plumas azules y doradas. los
los pájaros llenaron el aire con deliciosa melodía. En todo
lados colgaban la naranja y la cidra, el
el caqui y la granada, el durazno y el
ciruela y el níspero. El suelo a sus pies estaba
como un rico brocado, bordado con cada flor
es decir. Los felices habitantes de Horaizan lo llevaron
por las manos y le habló amorosamente.

"Qué extraño es", dijo Jofuku, "no


siento mi vejez más ".

"¿Qué es la vejez?", Dijeron.


"Tampoco siento ningún dolor".

"Ahora, ¿qué es el dolor?", Dijeron.

"La palabra ya no está escrita en mi corazón".

"¿De qué palabra hablas, amado?"

"La mutabilidad es la palabra".

"¿Y cuál puede ser su interpretación?"

"Dime", dijo el sabio, "es esto


muerte? "

74

ix HORAIZAN

tc Nunca hemos oído hablar de la muerte ", dijo el


habitantes de Horaizan.

El hombre sabio de Japón era Wasobiobe. Él


era tan sabio como el sabio de China. Él
No era viejo sino joven. La gente lo honró
y lo amaba A menudo era lo suficientemente feliz.

Fue un placer aventurarse solo en un frágil


barco hacia el mar, allí para meditar en la naturaleza y
Residuos acuosos. Una vez que hizo esto, resultó que
se durmió en su bote y durmió toda la noche
mientras su bote se desvió hacia el este. Entonces,
cuando se despertó a la brillante luz de la mañana, él
se encontró bajo la sombra de Fusan, el
Montaña maravilla Su bote yacía en las aguas de
un río de Horaizan, y él la condujo entre
el lirio floreciente y el loto, y brotó
apuntalar.

"¡El lugar más dulce del mundo!", Dijo. " YO


Creo que he venido a Horaizan el Bendito ".

Pronto llegaron los jóvenes y doncellas de la


isla, y con ellos el Sabio de China, como
jóvenes y tan felices como ellos.

"Bienvenido, bienvenido, querido hermano", gritaron,


"bienvenido a la Isla de la eterna juventud".

Cuando le dieron de comer del delicioso


fruto de la isla, los pusieron sobre un
banco de flores para escuchar dulce música. Después
deambulaban por los bosques y arboledas. Ellos
cabalgaban y cazaban, o se bañaban en las cálidas aguas del mar.
Ellos festejaron y disfrutaron de cada placer delicioso.
Así que el largo día se demoró, y no hubo noche,
75

HORAIZAN ix

porque no había necesidad de dormir, no había


Cansancio y sin dolor.

El sabio de Japón vino al sabio


de China. Él dijo :

"No puedo encontrar mi bote".

"¿Qué importa, hermano?", Dijo Jofuku. " Tú


no quiero ningún bote aquí ".

"De hecho, mi hermano, sí. Quiero mi bote


para llevarme a casa Estoy enfermo para el hogar Hay
la verdad."

"¿No eres feliz en Horaizan?>:

"No, porque tengo una palabra escrita en mi corazón.


La palabra es humanidad. Por eso estoy preocupado
y no tengas paz ".

"Extraño", dijo el sabio de China.


"Una vez yo también tenía una palabra escrita en mi corazón.
La palabra era mutabilidad, pero he olvidado de qué se trata.
medio. ¿Tú también lo olvidas? "

"No, nunca puedo olvidar", dijo el sabio


de Japón

Buscó a la Grulla, que es un gran


viajero, y le rogó: "Llévame a casa a
mi propia tierra ".

"¡Ay!", Dijo el Grulla, "si lo hiciera tú lo harías


morir. Esta es la isla de la eterna juventud; Vos si
¿Sabes que has estado aquí por cien años? Si
te vas sentirás vejez y cansancio
y dolor, entonces morirás ".

"No importa", dijo Wasobiobe, "tómame


casa."

Entonces la Grulla lo tomó sobre su fuerte espalda

76

ix HORAIZAN

y voló con él. Día y noche ella voló y


nunca se demoró y nunca se cansó. Por fin ella dijo:
"¿Ves la orilla?"

Y él dijo: "Lo veo. Alabado sea el


Dioses."

Ella dijo: "¿Dónde te llevaré? ... Tú


tengo poco tiempo para vivir ".

"Buena Grulla, sobre la arena querida de mi


país, debajo del pino extendido, se sienta un pobre
pescador reparando su red. Llevame a el que
Puedo morir en sus brazos ".

Entonces la Grulla puso a Wasobiobe en el pobre pescador.


pies de hombre Y el pescador lo crió en su
brazos. Y Wasobiobe apoyó la cabeza contra el
humilde pecho de pescador.

"Podría haber vivido para siempre", dijo, "pero


por la palabra que está escrita en mi corazón ".

"¿Qué palabra?", Dijo el pescador.

"La humanidad es la palabra", el hombre sabio


murmuró "Soy viejo, abrázame más.
Ah, el dolor. . . "Dio un gran grito.

Luego sonrió. Entonces su aliento se fue


él con un suspiro, y estaba muerto.

"Es el camino de toda carne", dijo el pescador.

77

X
REFLEXIONES

Hace bastante tiempo que habitaba en un día


viaje de la ciudad de Kioto un caballero de sencillo
mente y modales, pero buen estado. Su esposa,
Descansa su alma, había estado muerta tantos años, y
el buen hombre vivió en gran paz y tranquilidad con
Su único hijo. Se mantuvieron alejados de las mujeres, y
no sabía nada de ninguno de sus ganadores o
sus maneras molestas. Tenían buena estabilidad
sirvientes en su casa, y nunca poner los ojos en
un par de mangas largas o un obi escarlata de la mañana
a la noche

La verdad es que estaban tan felices como los


El día es largo. A veces trabajaban en el arroz.
campos. Otros días fueron a pescar. En el
primavera, adelante fueron a admirar la flor de cerezo
o la ciruela, y luego se dispusieron a ver el iris
o la peonía o el loto, según sea el caso.
En estos momentos bebían un poco de sake, y
tuerce su tenegui azul y blanco sobre sus cabezas
y sé tan alegre como quieras, porque no había nadie
para decirles no. A menudo llegaron a casa

78

x REFLEXIONES

a la luz de la linterna. Llevaban sus ropas más antiguas,


y eran muy irregulares en sus comidas.

Pero los placeres de la vida son más fugaces.


lástima ! y actualmente el padre sintió que la vejez se arrastraba
sobre el.

Una noche, mientras estaba sentado fumando y calentando su


entrega el carbón, "Chico", dice él, "es
Ya es hora de que te cases ".

"¡Ahora los dioses no lo permitan!", Grita el joven.


"Padre, ¿qué te hace decir cosas tan terribles?
¿O estás bromeando? Debes estar bromeando ", él
dice.

"No estoy bromeando en absoluto", dice el padre; " YO


nunca pronunció una palabra más verdadera, y eso lo sabrás
pronto."

"Pero, padre, tengo un miedo mortal a las mujeres".

"¿Y no soy el mismo?", Dice el padre.


"Lo siento, mi niño".

"Entonces, ¿para qué debo casarme?", Dice el hijo.

"En el camino de la naturaleza moriré en poco tiempo,


y necesitarás una esposa para cuidarte ".

Ahora las lágrimas estaban en los ojos del joven.


cuando oyó esto, porque tenía un corazón tierno; pero
todo lo que dijo fue: "Puedo cuidarme muy bien
bien."

"Eso es exactamente lo que no puedes", dice su


padre.

En resumen, encontraron que encontraron


El joven es esposa. Ella era joven, y como
bonita como una foto. Se llamaba borla, solo
eso, o Fusa, como dicen en su idioma.

Después de haber bebido el "Tres veces

79
REFLEXIONES x

Tres "juntos y así se hicieron hombre y mujer, ellos


estaba solo, el joven miraba fijamente el
niña. Por la vida de él no sabía qué
para decirle a ella. Tomó un poco de su manga y
Lo acarició con la mano. Aún no dijo nada
y parecía poderosamente tonto. La chica se volvió
rojo, palideció, volvió a ponerse rojo y estalló en
lágrimas.

"Honorable borla, no hagas eso, por el querido


Dios mío ", dice el joven.

"Supongo que no te gusto", solloza la chica.


"Supongo que no crees que soy bonita".

"Querida", dice, "eres más bonita que la


flor de frijol en el campo; eres más bonita que la
gallinita en el corral; eres más bonita
que la carpa rosa en el estanque. Espero que seas
feliz con mi padre y yo ".

Ante esto, se rió un poco y se secó los ojos.


"Toma otro par de hakama", dice ella, "y
dame los que tienes sobre ti; hay un gran
agujero en ellos me di cuenta todo el tiempo de la
Boda ! "

Bueno, este no fue un mal comienzo, y tomando


una cosa con otra se llevaban bastante bien,
aunque, por supuesto, las cosas no eran como tenían
estado en ese tiempo bendito cuando el joven y
su padre no vio un par de largas
mangas o un obi desde la mañana hasta la noche.

Poco a poco, en el camino de la naturaleza, el viejo


murió. Se dice que hizo un muy buen final, y se fue
que en su caja fuerte que hizo a su hijo el
El hombre más rico del campo. Pero esto no fue

80

x REFLEXIONES

consuelo para el pobre joven que lloraba


su padre con todo su corazón. Día y noche él
Pagó reverencia a la tumba. Poco dormir o descansar
lo consiguió, y le prestó poca atención a su esposa, la amante
Borla y sus fantasías, o incluso a los delicados
platos que ella puso delante de él. Se puso delgado y pálido,
y ella, pobre doncella, estaba al borde de su ingenio para saber
Qué hacer con él. Por fin ella dijo: "Mi
querido, y cómo sería si fueras a
Kioto por un rato? "
"¿Y para qué debo hacer eso?", Dice.

Estaba en la punta de su lengua responder:


"Para disfrutar", pero ella vio que nunca
hacer para decir eso.

"Oh", dice ella, "como una especie de deber.


decir que todo hombre que ama a su país debería ver
Kioto; y además, podrías echarle un ojo a
las modas, para decirme como son
cuando tú llegues a casa. Mis cosas ", dice ella," son
tristemente detrás de los tiempos! Me gustaría lo suficientemente bien como para
saber lo que lleva la gente! "

"No tengo corazón para ir a Kioto", dice el joven


hombre ", y si lo hubiera hecho, es el momento de la plantación de
el arroz, y no hay que hacer nada, así que hay
un final ".

De todos modos, después de dos días le dice a su esposa.


sacar su mejor hakama y Aaouri, y hacer las paces
su bento para un viaje. "Estoy pensando en ir
a Kioto ", le dice.

"Bueno, estoy sorprendida", dice la señora Tassel.


"Y qué te hizo pensar en eso, si yo

puedo preguntar ? "

81 G

REFLEXIONES x

"He estado pensando que es una especie de deber", dice


El hombre joven.

"Oh, de hecho", dice la señora Tassel a esto, y


nada más, porque ella tenía algo de sentido común.
Y a la mañana siguiente, como siempre, ella la empaca
Esposo brillante y temprano para Kioto y Betakes
ella misma a algún pequeño asunto de limpieza de la casa ella
Tiene a mano.

El joven salió por el camino,


sentirse un poco mejor de ánimo, y en poco tiempo
llegó a Kioto. Es probable que haya visto muchas cosas.
preguntarse Entre templos y palacios él
se fue. Vio castillos y jardines, y marchó
arriba y abajo de las calles de tiendas, mirando alrededor
con los ojos bien abiertos y la boca también
muy parecido, porque él era un alma simple.

Finalmente, un buen día llegó a una tienda


lleno de espejos de metal que brillaban al sol.

"¡Oh, las bonitas lunas plateadas!", Dice el


Alma simple para sí mismo. Y se atrevió a venir
acercarse y tomar un espejo en la mano.

Al minuto siguiente se volvió tan blanco como el arroz y


lo sentó en el asiento de la puerta de la tienda, aún
sosteniendo el espejo en su mano y mirándolo.

"¿Por qué, padre?", Dijo, "¿cómo llegaste?


aquí ? ¿Entonces no estás muerto? Ahora el querido
los dioses sean alabados por eso! Sin embargo, podría haber
jurado Pero no importa, ya que estás aquí vivo

y bueno. Todavía eres algo pálido, pero ¿cómo?


joven te ves. Mueves tus labios, padre, y
parece hablar, pero no te escucho. Tu
ven a casa conmigo, querido, y vive con nosotros igual que

82

x REFLEXIONES

solías hacer? Sonríes, sonríes, eso es


bien."

"Buenos espejos, mi joven caballero", dijo el


comerciante, "lo mejor que se puede hacer, y eso es
uno de los mejores lotes que tienes allí. Veo
eres un juez ".

El joven agarró su espejo con fuerza y


se quedó mirando lo suficientemente estúpido, sin duda. El temblaba.
"¿Cuánto?", Susurró. " Se vende ? "
Estaba en una toma por temor a que su padre fuera arrebatado
de él.

"Para la venta es, de hecho, el señor más noble", dijo el


comerciante ", y el precio es un poco, solo dos bu.
Casi lo estoy regalando, como lo entenderás.
estar."

"Dos pero solo dos pero ahora los dioses sean


alabado por esto su misericordia! "gritó el feliz
hombre joven. Él sonrió de oreja a oreja, y él
le sacaron el bolso de la faja y le sacaron el dinero
de su bolso, en un abrir y cerrar.

Ahora era el comerciante quien deseaba tener


preguntó tres bu o incluso cinco. De todos modos él puso
una buena cara sobre él, y empacó el espejo en un fino
caja blanca y atada con cordones verdes.

"Padre", dijo el joven, cuando tuvo


se salió con la suya, "antes de partir a casa
debe comprar algunos gauds para la joven allí,
mi esposa, ya sabes ".

Ahora, por la vida de él, no podría tener


dijo por qué, pero cuando llegó a su casa el
joven nunca dijo una palabra a la señora borla
sobre comprar a su viejo padre por dos bu en el Kioto

83

REFLEXIONES x

tienda. Ahí fue donde cometió su error, como


Las cosas resultaron.

Estaba tan contenta como quisieras con su coral


horquillas para el pelo y su nuevo obi de Kioto. "Y
Me alegro de verlo tan bien y tan feliz ".
se dijo a sí misma; "pero debo decir que ha sido poderoso
rápido para superar su pena después de todo. Pero hombres
son como niños ". En cuanto a su esposo,
sin que ella lo supiera, tomó un poco de seda verde de
su caja del tesoro y la extendió en el armario de
el toko no ma. Allí colocó el espejo en su
caja de madera blanca.

Todas las mañanas temprano y todas las tardes tarde,


fue al armario del toko no ma y
habló con su padre. Muchos hablan alegremente
tuvieron y muchas carcajadas juntos, y el
hijo era el joven más feliz de todo ese país.
lado, porque él era un alma simple.

Pero la señora Tassel tenía un ojo rápido y un


oreja afilada, y no pasó mucho tiempo antes de que ella marcara
las nuevas formas de su esposo.

"¿Para qué va tan a menudo al toko?


ma "se preguntó" y qué tiene él
allí ? Debería estar lo suficientemente contento de saberlo ".
Siendo uno para sufrir mucho en silencio, ella muy pronto
le preguntó a su esposo estas mismas cosas.

Le dijo la verdad, el buen joven.


"Y ahora tengo a mi querido y viejo padre en casa otra vez,
Estoy tan feliz como el día es largo ", dice.

"Hmm", dice ella.

"Y no eran dos bu baratos", dice, "y


¿No era algo completamente extraño? "

84

x REFLEXIONES

"Barato, de hecho", dice ella, "y pasando extraño;


y por qué, si puedo preguntar, "ella dice", dijiste
nada de todo esto al principio? "
El joven se puso rojo.

"De hecho, entonces, no puedo decirte, querida", dijo


dice. "Lo siento, pero no sé" y con
que salió a su trabajo.

Up saltó la señora Tassel en cuanto su


se dio la vuelta, y al toko no ma ella voló
las alas del viento y abrieron las puertas
con un sonido metálico

"¡Mi seda verde para mangas!", Gritó


En seguida ; "pero no veo a ningún padre viejo aquí, solo
Una caja de madera blanca. ¿Qué puede guardar en él? '

Ella abrió la caja lo suficientemente rápido.

"¡Qué cosa tan extraña y plana!", Dijo ella.


y, tomando el espejo, lo miró.

Por un momento no dijo nada en absoluto, pero el


grandes lágrimas de ira y celos se pararon en su bonita
ojos, y su rostro enrojeció de la frente a la barbilla.

"¡Una mujer!", Gritó, "¡una mujer! Así que eso es


su secreto! Él mantiene a una mujer en este armario.
Una mujer muy joven y muy bonita no, no
bonita en absoluto, pero ella se cree así. Un baile
chica de Kioto, estaré atado; malhumorado también
su cara es escarlata; y oh, cómo frunce el ceño, desagradable
pequeño asador Ah, quién podría haberlo pensado
él ? Ah, es una chica miserable que soy y tengo
cocinó su daikon y reparó su hakama cien
veces. Oh ! Oh ! Oh ! "

Con eso, arrojó el espejo en su


caja, y se estrelló contra la puerta del armario.

85

REFLEXIONES x

Ella misma se arrojó sobre las esteras, lloró y


sollozó como si su corazón se rompiera.

Entra su esposo.

"Me he roto la correa de la sandalia", dice él,


"y he venido a ¿Pero qué en el mundo?"

y en un instante se arrodilló al lado


La señora borla haciendo lo que pudo para consolar
ella, y levantar la cara del piso donde
ella lo guardó.

"¿Por qué, qué es, mi amor?", Dice él.


"¡Tour, querida!", Responde muy feroz
a través de sus sollozos; y "quiero irme a casa", ella
llantos.

"Pero, cariño, estás en casa y con


tu propio esposo ".

"¡Bonito esposo!", Dice ella, "y bonitas cosas-


adelante, con una mujer en el armario! Un odioso
mujer fea que se cree hermosa; y ella
tiene mis mangas verdes allí con ella para arrancar ".

"Ahora, ¿qué es todo esto sobre las mujeres y la manga-


revestimientos? Claro que no renunciarías al pobre padre
ese pequeño trapo verde para su cama? Ven querida
Te compraré veinte forros de manga ".

Ante eso, se puso de pie de un salto y bastante


Bailó de rabia.

"¡Viejo padre! ¡Viejo padre! ¡Viejo padre!", Ella


grito "¿Soy un tonto o un niño? Vi el
mujer con mis propios ojos ".

El pobre joven no sabía si él


estaba sobre su cabeza o sus talones. " Es posible que
mi padre se ha ido? "dijo, y tomó el espejo
del toko no ma.

x REFLEXIONES

"Eso está bien; sigue siendo el mismo padre que yo


comprado por dos bu. Pareces preocupado, padre;
No, entonces, sonríe como yo. Ahí está bien ".

La señora Tassel vino como una pequeña furia y


le arrebató el espejo de la mano. Ella dio pero
Una mirada en él y lo arrojó al otro extremo de
la habitación. Se hizo un ruido metálico contra el bosque.
trabajo, que sirvientes y vecinos vinieron corriendo
para ver qué pasaba.

"Es mi padre", dijo el joven. " YO


lo compró en Kioto por dos bu ".

"Mantiene a una mujer en el armario que tiene


me robaron las mangas verdes ", sollozó la esposa.

Después de esto hubo una gran tarea pendiente. Algunos ot


los vecinos tomaron la parte del hombre y algunos
de mujer, con tanto ruido, charla y ruido
como nunca fue; pero resolver lo que no pudieron,
y ninguno de ellos se miraría en el espejo,
porque dijeron que estaba hechizado.

Podrían haber seguido como estaban


hasta el día del juicio final, pero uno de ellos dijo: "Permítanos
pregunta a la señora abadesa, porque es una mujer sabia ".
Y todos se fueron a hacer lo que debían
hecho antes

Lady Abadesa era una mujer piadosa, la cabeza


de un convento de monjas santas. Ella era la genial
en oraciones y meditaciones y en mortificaciones de
la carne, y ella era la inteligente, no obstante,
en los asuntos humanos Le llevaron el espejo y
ella lo sostuvo en sus manos y lo miró por un
largo tiempo. Por fin ella habló:

"Esta pobre mujer", dijo, tocando el

8?

REFLEXIONES x

espejo ", porque es tan claro como la luz del día que es un
mujer esta pobre mujer estaba tan preocupada en ella
importa la perturbación que causó en un silencio
casa, que ella ha hecho votos, se ha afeitado la cabeza,
y conviértete en una santa monja. Por lo tanto ella está en su derecho
Lugar aqui. La mantendré e instruiré en
oraciones y meditaciones. Vete a casa, mi
niños ; perdona y olvida, sé amigos ".

Entonces toda la gente dijo: "La dama abadesa


es la mujer sabia ".

Y ella mantuvo el espejo en su tesoro.

La señora borla y su marido se fueron a casa


mano a mano.

"Así que tenía razón, ya ves, después de todo", dijo.

"Sí, sí, querida", dijo el joven simple


hombre ", por supuesto. Pero me preguntaba cómo mi
el viejo padre se subiría al convento sagrado. Él
nunca fue un tema de religión ".

88

XI
LA HISTORIA DE SUSA, LA IMPETUOSA

CUANDO Izanagi, el Señor que invita, convirtió su


de vuelta al lugar impuro, y se despidió de
Yomi, el mundo de los muertos, donde él tenía
viajó en una búsqueda, vio una vez más el
Tierra de Orejas de Arroz Frescas, y me alegré. Y el
descansado al lado de un río claro que podría
realizar purificación

Y Izanagi-no-Mikoto se bañó en la parte superior


alcanzar. Pero él dijo: "El agua de la parte superior
el alcance es demasiado rápido ". Luego se bañó en la parte inferior
alcanzar ; pero él dijo: "El agua del alcance inferior
es demasiado lento ". Entonces bajó por el tercero
tiempo y bañado en el alcance medio del río.
Y cuando el agua cayó de su hermosa
semblante se crearon tres sublimes
deidades Ama Terassu, la Gloria del Alto Cielo;
Tsuki-Yomi-no-Kami, el Poseedor de la Noche de la Luna;
y Susa, la Impetuosa, el Señor del Mar.

Entonces Izanagi-no-Mikoto se regocijó, diciendo:


"He aquí los tres augustos niños que son míos,
quien también será ilustre para siempre ". Y,
tomando la gran cadena de joyas de su cuello, él

89

HISTORIA DE SUSA, EL IMPETUO xi

se lo otorgó a Ama Terassu, la Gloriosa, y


le dijo: "¿Tu Augustness gobierna la llanura
del Alto Cielo, brillando en tu belleza de día ".
Entonces tomó las augustas joyas y las escondió en el
Almacén de los dioses.

Y el Señor de la Invitación ordenó a Tsuki-


Yomi-no-Kami, diciendo: "Haz tu agosto
dominar el dominio de la noche ". Ahora esto era
una juventud de semblante justo y agradable.

Y para el más joven de las deidades, su agosto ...


El señor Izanagi le dio la llanura del mar.

Entonces Ama Terassu gobernó el día, y Tsuki-Yomi-


no-Kami gobernó suavemente la noche. Pero Susa, la
Impetuoso, se tiró al suelo y
lloró violentamente, porque dijo: "Ah, miserable, a
¡habita para siempre en los confines del mar frío!
Así que no dejó de llorar y tomó el
humedad del valle por sus lágrimas, para que el
los lugares verdes se marchitaron y los ríos y
las corrientes se secaron. Y las deidades malvadas aumentaron
y florecieron, y mientras pululaban sobre la tierra
su ruido era como el ruido de las moscas en el quinto
Luna ; y por todas partes surgieron portentos de
aflicción.

Entonces vino su padre, el Señor de la Invitación.


y se paró terriblemente junto a él y dijo: "¿Qué es esto?
que veo y oigo? ¿Por qué no gobiernas?
los dominios con los que te he acusado, pero
¿Yacer aquí, como un niño, con lágrimas y lamentos?
Responder."
Y Susa, la Impetuosa, respondió: "Lamento
porque estoy en la miseria y no amo este lugar, sino

90

xi HISTORIA DE SUSA, EL IMPETUO xi

ocho cabezas con ocho valientes golpes. Entonces el


la serpiente fue asesinada con una gran matanza, y el
río Hola fluyó, un río de sangre. Y susa
cortó las colas de la serpiente también, y cuando golpeó
la cuarta cola, el filo de su augusta espada era
volvió. Entonces él sondeó con su punto, y
encontré una gran espada adornada con una cuchilla afilada
como ningún herrero conocido podría templarlo. Y el tomo
la espada y la envié para una ofrenda al sol
Diosa, su augusta hermana. Esta es la hierba
Espada sofocante.

Y Susa, la Impetuosa, le construyó un palacio en


el lugar llamado Suga, y habitó allí con su
novia. Y las nubes del cielo colgaban como un
cortina alrededor del palacio. Entonces el señor
Susa cantó esta canción:

"Surgen muchas nubes.

La valla múltiple de las nubes que salen


Hace una valla múltiple,

Para que los cónyuges estén dentro.


O / i, la valla múltiple. . . ".

100

XII
EL VIENTO EN EL PINO

Era una Deidad del Alto Cielo que plantó el


Pino.

Hace tanto tiempo que la grúa no puede recordarlo,


y la tortuga lo sabe solo por rumores de su
bisabuela, la deidad celestial descendió.
Ligeramente, a la ligera, vino por el Flotante
Puente, con el árbol en la mano derecha. Ligeramente,
ligeramente sus pies tocaron la tierra.

Él dijo: "He venido a la tierra del


Reed Plains. He venido a la tierra de lo fresco
Orejas De Arroz. Es una buena tierra; Estoy satisfecho."
Y plantó el pino en el sonido de
el mar en Takasaga, que está en la provincia ot
Harima Luego subió de nuevo a High Heaven
por el puente flotante.

Pero el pino floreció. Tan genial


creció, no había una mayor en toda la Tierra de
las llanuras de caña. Su tronco era rojo rosado, y
debajo de él se extendía una alfombra marrón de agujas caídas.

En las dulces noches de verano, los niños de


el bosque vino de la mano al pino por

101

EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO xn

luz de la luna, deslizando sus delgados pies oscuros sobre el


musgo, y tirando hacia atrás su largo cabello verde.

Los niños del agua llegaron a la luz de la luna,


todos empapados mojaron sus mangas, y el brillante
cayeron gotas de las puntas de sus dedos. Los niños de
el aire descansaba en las ramas del pino, y
hizo murmullos de música durante toda la noche.
Los niños de la espuma del mar se deslizaron por el amarillo
arenas y de los confines de Yomi vino el
Misterios, sonidos y olores de la oscuridad
con caras veladas y delgadas formas grises, vinieron,
y colgaron en el aire sobre el lugar donde
el pino era, de modo que el lugar era santo y
obsesionado.

Amantes vagando por la playa en Takasaga


escucharía la gran compañía de espíritus cantando
juntos.

"Alegría de mi corazón", se dijeron el uno al otro,


"¿escuchas el viento en el pino?"

Las pobres almas que yacen enfermas en la cama escucharían, y


los pescadores en alta mar harían una pausa en su trabajo
susurrar: "El viento, el viento en el pino
Arbol ¡Cómo el sonido transporta el agua! "

En cuanto a la llegada de la Doncella, la grulla


no puedo recordarlo, pero la tortuga lo tiene de su
bisabuela que nació de padres pobres
en Takasaga La doncella era morena, alta y
esbelto ; en la cara y la forma más encantadora. Su pelo
colgaba de rodillas. Ella se levantó al amanecer para
ayuda a su madre; ella encontró palos para el fuego, ella
sacó agua del pozo. Ella podría girar y tejer
Con el mejor ; y por largas, largas horas ella se sentó

102
xii EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO

y dobló su rueda o su lanzadera a la sombra de


el gran pino, mientras sus oídos escuchaban el sonido
del viento en sus ramas. A veces sus ojos
miraba por los senderos del mar, como quien
espera y mira. Estaba tranquila, no inquieta.
más grave que gay, aunque ella no sonrió
raramente. Su voz era la voz de un celestial
Siendo.

Ahora con respecto a la juventud de lejos


provincia, de él la grúa sabe algo, porque
La grúa es un gran viajero. Ella estaba volando sobre
los arroyos y los valles de la provincia lejana, entonces
ella dice, cuando vio a la Juventud trabajando en el
campos verdes de arroz. La grúa se demoró, dando vueltas
lentamente en el aire brillante. La Juventud se puso de pie.
Miró alrededor de los valles y arroyos; él
Miró al cielo.

"Escucho la llamada", dijo. "No me puedo demorar


más. Voz en mi corazón, escucho y obedezco ".

Con eso abandonó el campo de arroz y le dijo:


bien a su madre y su padre y sus hermanas y
sus hermanos y sus amigos Todos juntos
bajó a la orilla del mar, llorando y aferrándose
el uno al otro. Los jóvenes tomaron un bote y fueron
lejos al mar, y el resto de ellos se pararon sobre el
playa.

En acelerar el bote durante muchos días sobre el


caminos desconocidos del mar. Y la grulla blanca
voló detrás del bote. Y cuando el viento falló,
ella empujó el bote hacia adelante con el viento de ella
alas fuertes

Por fin, una tarde aproximadamente a la hora del atardecer,

103

EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO xn

la Juventud escuchó el sonido de un dulce canto. los


el sonido vino a él desde la tierra, y viajó
sobre los caminos del mar. Se puso de pie en su
bote, y la grulla batió sus fuertes alas blancas
y guió su bote hacia la orilla hasta que tocó la quilla
La arena amarilla de la playa del mar de Takasaga.

Cuando la Juventud llegó a tierra, empujó


el bote salió nuevamente con las olas y lo observó
alejarse. Luego volvió la cara hacia el interior. los
El sonido de la música todavía estaba en sus oídos. La voz
era como la voz de un ser celestial, y extraño
y místicas fueron las palabras de la canción:

"El amante trajo un regalo de amor a su amante,


Joyas de jade sobre una cuerda de seda;
Joyas bien talladas,
Joyas bien redondeadas,
Verde como la hierba
Sobre una cuerda de seda.
Las joyas no se conocen,
La cuerda que conocen
¡Oh, la fuerza de la cuerda de seda! "

La juventud se fue tierra adentro y llegó a la gran


Pino y la criada que estaba sentada debajo, tejiendo
diligentemente y cantando. La grulla vino volando
con sus fuertes alas blancas, y posado sobre
Las ramas más altas del árbol. La tortuga pone
abajo en la alfombra marrón de agujas. Él
miraba y veía mucho con sus ojitos, pero
no dijo nada, siendo muy silencioso por naturaleza.

La Juventud se paró frente a la Doncella, esperando.

xii EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO

"¿De dónde vienes?", Dijo ella, levantándola


ojos

"Me he encontrado con el camino del mar. Tengo


vienen de lejos ".

"¿Y por qué viniste?"

"Que debes saber mejor, ya que fue tu


voz que cantaba en mi corazón ".

"¿Me traes el regalo?", Dijo ella.

"De hecho, les traigo el regalo completo, joyas


de jade sobre una cuerda de seda ".

"Ven", dijo ella, y se levantó y lo llevó


la mano. Y fueron a la casa de su padre.

Entonces bebieron el Ct tres veces tres ", y


fueron hechos hombre y mujer, y vivieron en dulce
tranquilidad muchos, muchos años.

Todo el tiempo la grúa habitaba en los pinos


ramas superiores, y la tortuga en el marrón
alfombra de agujas debajo.

Por fin la Juventud y la Doncella, que una vez fueron,


se volvió canoso, viejo y marchito por el
Rápido, implacable paso de años.

" Amor justo" , dijo el viejo, "qué cansado estoy


crecer! Es triste ser viejo ".

"No digas eso, querida delicia de mi corazón" dije


la mujer mayor ; "Di que no, lo mejor de todo es
ven."

"Querido", dijo el viejo, "tengo un deseo


para ver el gran pino antes de morir, y para
escucha una vez más la canción del viento en su
ramas ".

"Ven, entonces," dijo ella, y se levantó y lo tomó


De la mano.

105

EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO xn

Viejo y débil y desgastado, con débil y tambaleante


pasos, y de la mano vinieron.

"Qué débil me hago crecer", dijo el viejo. "Ah,


Tengo miedo ! ¡Qué oscuro está! Abrazarte mi
mano. . . ".

"Lo tengo rápido en el mío. Ahí, acuéstate, miente


abajo, querido amor; quédate quieto y escucha el viento en
el pino ".

Se tumbó en la suave cama marrón debajo del pino


Ramas de los árboles; y el viento cantaba.

La que era su amor y su esposa se inclinó.


él y lo abrigó. Y sufrió el gran
cambio.

Luego abrió los ojos y la miró.


Era alta, recta y delgada, de cara y
forma más encantadora, y cada uno de ellos era tan joven como
Los dioses son jóvenes. Extendió la mano y
la toco "Tu largo cabello negro ..." él
dijo.

Una vez más ella le dijo: "Ven". Ligeramente


Dejaron el suelo. Al sonido del viento
la música se balancearon, flotaron, subieron al
aire. Más arriba se levantaron y más alto. Las ramas
del pino los recibió, y no eran
Más visto.

Aún así, en las dulces noches de verano, el


Children of the Woods vienen de la mano
Pino a la luz de la luna, deslizando su delgada oscuridad
pies sobre el musgo, y tirando hacia atrás sus largos
pelo verde.

Los niños del agua vienen a la luz de la luna,


todos empapados mojaron sus mangas, y el brillante

1 06

xii EL VIENTO EN EL ÁRBOL DE PINO

caen gotas de las puntas de sus dedos. Los niños de


el aire descansa en las ramas del pino y hace
murmurando música toda la noche en vivo. los
Children of the Sea Foam se arrastra por el amarillo
arenas y de los confines de Yomi vienen los
Misterios, sonidos y olores de la oscuridad
con rostros velados y delgadas formas grises, vienen,
y cuelgan en el aire sobre el lugar donde
el pino es, por lo que el lugar es sagrado y
obsesionado.

Amantes vagando por la playa en Takasaga


escucha la gran compañía de espíritus cantando juntos.

"Alegría de mi corazón", se dicen el uno al otro,


"¿escuchas el viento en el pino?"

107

XIII
FLOR DE LA PEONIA

AYA, dulce doncella, era la única hija de un daitnyo de


la provincia de Omi. Madre no tenía ninguno, y
su padre era un noble señor y un guerrero. Él
estaba en la corte del Shogun, o él tenía mucho peso
asuntos en la capital, o él iba aquí y allá
con ejércitos y venció a sus enemigos. Aya vio
poco de el.

Largos años vivió con su enfermera y su


doncellas dentro de los muros del castillo de su padre.
Los altos muros estaban ellos y bien vigilados, y en
su pie era un foso profundo que estaba rosado con
flores de loto todo el séptimo mes.

Cuando Lady Aya tenía unos dieciséis años.


su padre el daimyo llegó a casa victorioso de un
incursión, y ella fue con sus doncellas a encontrarse con él
en la puerta Estaba vestida con su ropa más valiente, y
como se convirtió en su rango.

"Mi señor y padre", dijo, "dulce es tu


retorno honorable ".

"Hija, ¡cómo has crecido!", Su padre


dijo asombrado. "¿Cuántos años tienes, Aya?"
"Dieciséis años, señor", dijo.

1 08

xni FLOR DE LA PEONIA

"Por todos los dioses, te has vuelto un poco genial


señorita, y pensé que eras un bebé y
te trajo a casa una muñeca para un regalo de regreso a casa ".

Él se rió, pero poco después creció.


grave, y en profunda reflexión entró en el castillo.

Poco después de esto, comenzó a mirar a su alrededor, para


encontrar un esposo apropiado para su hija.

"Lo mejor debería hacerse ahora", dijo, "por un


maravilla ha sucedido, y estoy en paz con
cada daimyo en la tierra y no durará ".

El señor de Ako, en Harima, tenía tres altos


hijos, buenos jóvenes y guerreros todos.

"El mayor está viejo", dijo el Señor de Omi.


"El más joven es un niño, pero ¿qué pasa con el medio
hermano ? Me parece que el hermano del medio
Debería hacerlo bien. Dicen que las dudas
son los mejores ", dijo el Señor de Omi.

Entonces, después de que los mensajeros vinieron y se fueron, el


Lady Aya estaba comprometida con el joven señor de
Ako, y hubo un gran regocijo en todos los
en el campo, porque todo el hombre y la doncella tenían
nunca se miran el uno al otro.

Lady Aya se alegró mucho cuando vio el


regalos que vinieron de la casa de su novio.
Se sentó con la costurera del castillo y tocó
las cosas suaves de sus finas túnicas nuevas. Para el resto,
ella jugaba con sus doncellas el día de toda la vida, o
tomó su marco de broidery, apretando la aguja y
hilo largo y sedoso. Era el mes de mayo y
muy a menudo tomaban el aire en una galería de jardín,
donde Aya y sus doncellas se reían juntas, y
a veces hablaban del joven señor de Ako

109

FLOR DE LA PEONIA xm

y qué valiente y hermoso era, qué hábil en


arte y en guerra, y qué rico. Al anochecer
vinieron se deslizaron por los escalones de la galería y entraron
el jardín, donde iban de aquí para allá,
de la mano, para disfrutar del aire fresco y lo dulce
aroma de las flores.

Una noche, Lady Aya caminó por el jardín.


de acuerdo a su costumbre. La luna se levantó, redonda y
plata.

"Ah", suspiró una de las doncellas, "el


Moon es una dama enamorada. Mira qué pálido y pálido
ella va, e incluso ahora esconderá sus ojos con
su larga manga de nube ".

"Hablas tranquilo", respondió Aya, "la luna


es una dama enamorada; pero la has visto desmayarse
hermana que es más triste y más bella que ella? >:

"¿Quién, entonces, es la hermana de la luna?", Preguntó todo


las doncellas a la vez.

Aya dijo: "Ven y mira venir".

Con eso los dibujó por los caminos de


el jardín al estanque quieto, donde estaban los bailes
luciérnagas y las ranas que cantaban musicalmente. Participación
las manos de cada una, las doncellas miraron hacia abajo
el agua, y uno y todos vieron la luna
hermana, y se rieron suavemente juntos. Mientras
jugaban junto al borde del agua, la Lady Aya
el pie se deslizó sobre una piedra lisa, y seguramente
ella habría caído al estanque. Pero todo de un
De repente, un joven saltó del dulce
secreto de la noche, y la atrapó en sus brazos.
Por un momento todas las doncellas vieron el brillo
de sus prendas. Luego se fue. Aya se puso de pie

no

xin FLOR DE LA PEONIA

solo, temblando Abajo miró la luna, amplia-


ojos y tristeza; y aún más triste y
dulce, hacia arriba miró a la pálida hermana de la luna. Ellos
vi una banda de mucamas silenciosas que se pararon en un lugar salvaje
ness de florecientes flores de peonía, que crecieron hasta el
el borde del agua. Fue Lady Aya quien amó
ellos y los plantaron así.

Ahora la dama se volvió sin decir una palabra y


Se movía muy lentamente por los senderos del jardín.
Agachando la cabeza. Cuando ella vino al jardin
galería dejó a todas sus doncellas menos una, y fue
silenciosamente a su glorieta.

Allí estuvo por un largo espacio, sin decir nada.


Se sentó y trazó el patrón en su túnica con
la punta de su dedo. Y Sada, su doncella,
había terminado contra ella.
Finalmente, "fue un gran señor", dijo Aya.

"La verdad, señora".

" El era joven."

"Estaba pasando bien favorecido".

"¡Ay! Me salvó la vida y no tuve tiempo de


gracias a el."

"La luna brillaba sobre el monte de joyas


de su espada ".

"Y su túnica que fue bordada con peonía


florece mis flores de peonía ".

"Señora, la hora se hace muy tarde".

"Bueno, entonces, desata mi faja".

"Te ves pálida, señora".

"Pequeña maravilla, estoy cansado".

"Señora, ¿qué pasa con el joven señor de Ako?"

"¿Qué hay de él? Por qué, no lo he visto.

en

FLOR DE LA PEONIA xm

Suficiente, no seamos más de él. Pobre de mí ! soy


somnoliento, no sé lo que digo ".

Después de esta noche, Lady Aya, que había sido


tan fresco y justo y bailando alegre como una ola de
mar, cayó en una pálida melancolía. De dia ella
suspiró y por la noche lloró. Ella sonrio no
más mientras contemplaba sus ricas prendas de boda,
y ya no jugaría más con sus doncellas
Sobre la galería del jardín. Ella vagaba como un
sombra, o yacía sin palabras en su glorieta. Y todo
los sabios y todas las sabias de ese
el campo no pudo curarla de ella
enfermedad.

Entonces la criada Sada, llorando y escondiéndola


cara con su manga, fue al señor de la
House y le conté sobre la aventura a la luz de la luna
y la bella juventud de la cama de peonía.

"Ah, yo", dijo ella, "mi dulce amante pinos


y muere por el amor de este hermoso joven ".
"Niño", dijo el daimyo, "¡cómo hablas!
El jardín de la hija está bien protegido por paredes y por
hombres de armas. No es posible que ningún extraño
Debería ingresarlo. ¿Cuál es, entonces, esta historia de la
luna y un samurai con prendas de peonía y todo
manera de otra tontería, y cómo será
¿Sonido de cuento en los oídos del Señor de Ako? "

Pero Sada lloró y dijo: "Mi amante lo hará


el ".

"Para luchar en el campo, para halagar en la corte y


hablar en el Consejo, todo esto es fácil ", dijo el
daimyo ", pero protégeme de los asuntos de mi
mujeres, porque son demasiado difíciles para mí ".

112

xiii FLOR DE LA PEONIA

Con eso hizo una búsqueda en todo el castillo.


y los terrenos del castillo, pero no encontró rastro
de cualquier extraño escondido.

Esa noche, Lady Aya pidió lastimosamente


el aire más frío, así que la llevaron a ella
galería de jardín, donde yacía en los brazos de O Sada. UNA
juglar de la casa tomó su biwa, y para
calmarla hizo esta canción:

"Música de mi laúd
¿Nace, muere?
¿Es verdad o una mentira?
¿De dónde, de dónde y dónde,
Aire encantado?
Música de mi laúd
Es mudo

"Dulces aromas en la noche


¿Jioat, parecen,
¿Son la esencia del sueño?
O así se dicen
¿Los pensamientos de los muertos?
Aromas dulces en la noche
Deleite:'

Ahora, mientras el juglar cantaba y tocaba su


instrumento, un joven justo se levantó del mar rosado
de peonías junto al estanque. Todos allí lo vieron claramente
sus ojos brillantes, su espada y su vestido ensanchados
con flores. Lady Aya lanzó un grito salvaje y
corrió hacia el borde de la galería del jardín, aguantando
sus brazos blancos E inmediatamente la visión

FLOR DE LA PEONIA xm
falleció. Pero el juglar tomó su biwa
una vez más y cantó:

"Amor más extraño que la muerte


¿Es más largo que la vida?
¿Hace más calor que la lucha?
Fuerte, fuerte y ciego
Tipo trascendente
Amor mas extraño que la muerte
O aliento ".

En esto, el misterioso caballero de las flores


se puso una vez más erguido y alto, y su brillante
los ojos estaban fijos en Lady Aya.

Entonces un caballero de la compañía de thedaimyo,


quien era un poderoso hombre de guerra, sacó su espada
inmediatamente y saltó entre las peonías para
pelea con el extraño audaz que tanto miró
La hija de su amo. Y en eso se dibujó una nube
a través de la cara de la luna como por un hada, y de un
De repente, un gran viento cálido soplaba desde el sur.
Las luces murieron sobre la galería del jardín, el
las doncellas mantenían sus prendas juntas mientras sus
largas mangas de gasa flotaban. Toda la peonia
la cama se sacudió como un mar agitado, y el
pétalos rosados y blancos volaron como espuma. Una niebla,
húmedo y demasiado dulce, colgado del viento, para que
todos los que estaban allí se desmayaron y se aferraron a uno
otro, temblando.

Cuando fueron recuperados, encontraron el


noche tranquila y la luna intacta. El soldado
de la compañía de daimyos jadeando y blanco como

114

xin FLOR DE LA PEONIA

Muerte a los pies de la galería del jardín. En su


derecha sostenía su espada sin mancha, en su izquierda
Una perfecta flor de peonía.

"Lo tengo", gritó; " él no podría


escapar de mí. Lo tengo rápido ".

Aya dijo: "Dame la flor"; y le dio


ella sin una palabra, como una en un sueño.

Entonces Aya fue a su glorieta y se acostó con


la peonía sobre su pecho y estaba satisfecha.

Durante nueve días mantuvo la flor. El dulce


el color le vino a la cara y la luz a los ojos.
Ella estaba perfectamente curada de su enfermedad.
Ella puso la peonía en un jarrón de bronce y lo hizo
no caído o desvanecido, sino que se hizo más grande y más encantador
Todos los nueve días.

Al final de este tiempo, el joven señor de Ako


vino montando en gran pompa y estado para reclamar su
prometida largamente Entonces él y Lady Aya estaban
casados en medio de muchas fiestas y alegrías.
Sin embargo, dicen que ella hizo una novia pálida.
Y el mismo día la peonía se marchitó y fue
tirado a la basura.

XIV
El mazo

Había una vez dos hombres granjeros que estaban


hermanos Ambos trabajaron duro en tiempo de siembra
y en época de cosecha. Se pararon hasta las rodillas
agua para plantar el arroz joven, doblando su
retrocede mil veces por hora; ellos manejaban el
hoz cuando brillaba el sol ardiente; cuando la lluvia
derramado en torrentes, allí todavía estaban en
su excavación o algo así, acurrucados en su arroz
chubasqueros de paja, porque en el sudor de sus cejas
ellos comen su pan.

El mayor de los dos hermanos se llamaba Cho.


Por todo lo que trabajó tan duro que se estaba haciendo rico.
Desde que era un niño había salvado con él,
y había puesto por una moneda de dinero. Tuvo un gran
granja también, y no un año, pero que lo hizo bien, qué
con su arroz, sus gusanos de seda y sus graneros
y almacenes. Pero no había nada que mostrar.
por todo esto, si se cree. Él era malo
hombre agrio con no tanto como un "buen día" y
una taza de té para un viajero, o un pastel de arroz frío
para un mendigo Sus hijos gimieron cuando

116

xiv el mazo

se acercó a ellos y su esposa tenía mucho que ser


compadecido

El menor de los dos hermanos fue llamado


Kane Por todo lo que trabajó tan duro que era tan pobre
como un ratón de iglesia Mala era su suerte, su seda ...
los gusanos murieron y su arroz no florecería. En
a pesar de esto, era un tipo alegre, un soltero que
Me encantó una canción y una honesta taza de sake. Su techo
su pipa, su escasa cena, todo esto lo haría
compartir, con mucho gusto, con los primeros. Él tuvo
la lengua más ágil para una broma cómica, y el
El corazón más amable del mundo. Pero es una cosa verdadera
aunque es una pena que un hombre no pueda
vivir de amor y risas, y actualmente Kane era
mal.

"No hay nada para eso", dice, "sino


embolsar mi orgullo "(porque tenía algo)" y ve y
veo lo que mi hermano Cho hará por mí, y estoy
muy equivocado si será mucho ".

Entonces toma prestada algo de ropa de un amigo para


la visita, y se pone en marcha muy bien hakama, mirando
bastante caballero, y cantando una canción para mantener
su corazón en alto

Él ve a su hermano parado afuera de su casa,


y al primer minuto cree que está viendo un
Boggart, Cho está tan desgarrado. Pero actualmente
él canta: "Llegas temprano, Cho".

"Llegas temprano, Kane", dice Cho.

"¿Puedo entrar y hablar un poco?", Pregunta Kane.

"Sí", dice Cho, "puedes; pero no encontrarás


cualquier cosa para comer a esta hora del día, ni aún para beber,
así que evitemos las decepciones ".

117

El mazo xiv

"Muy bien", dice Kane; "como sucede, es


no comida por la que he venido ".

Cuando estaban dentro de la casa y sentados


Cho dice: "Es un buen traje de
ropa que tienes puesta, Kane. Usted debe ser
haciendo bien. No soy yo quien puede darse el lujo de seguir
los caminos embarrados se vistieron como un príncipe. Veces
son malos, muy malos ".

A pesar de que este no es un buen comienzo,


Kane se arma de valor y se ríe. Y
Actualmente dice:

"Mira, hermano. Estos son prestados


ropa, la mía difícilmente se mantendrá unida. Mi
la cosecha de arroz se arruinó, y mis gusanos de seda están muertos.
No tengo rin para comprar semillas de arroz o gusanos nuevos. yo
estoy al final de mi ingenio, y he venido a ti
rogando, así que ahora lo tienes. Por el bien de la
madre que nos parió a los dos, dame un puñado de
semilla y algunos huevos de gusanos de seda ".

Ante esto Cho hizo como si se desmayara con


asombro y consternación.
"¡Alack! ¡Alack!", Dice. "Soy un pobre
hombre, un hombre muy pobre. ¿Debo robar a mi esposa y
mis hijos miserables? 'Y así se lamentó
él mismo y habló durante media hora.

Pero para resumir, Cho dice que


por piedad filial, y por la bendita madre
de los dos, debe hacer un cambio para darle a Kane
huevos de gusanos de seda y arroz. Entonces él consigue un puñado
de huevos muertos y un puñado de mohosos y mohosos
arroz. "Estos no son buenos para el hombre o la bestia", dice
el viejo zorro para sí mismo, y se ríe. Pero a su

118

xiv el mazo

propio hermano de sangre, dice: "Aquí, Kane. Es


los mejores huevos de gusanos de seda que te estoy dando, y el
el mejor arroz de toda mi pobre tienda, y no me puedo permitir
en absoluto ; y que los dioses me perdonen por robar
mi pobre esposa y mis hijos ".

Kane agradece a su hermano con todo su corazón por


su gran generosidad, e inclina su cabeza hacia las esteras
tres veces. Luego se va, con los gusanos de seda.
huevos y el arroz en su manga, saltando y saltando
con alegría, porque pensó que su suerte había cambiado
Al final. Pero en las partes fangosas del camino él
tuvo cuidado de sostener su hakama ^ porque estaban
prestado.

Cuando llegó a casa reunió una gran tienda


de hojas de morera verde. Esto era para la seda
gusanos que iban a salir del
huevos muertos Y se sentó y esperó el
gusanos de seda por venir. Y ven, ellos también lo hicieron, y
eso fue muy extraño, porque los huevos estaban muertos
huevos con seguridad. Los gusanos de seda eran muchos vivos;
comieron las hojas de morera en un abrir y cerrar de ojos, y
no perdió tiempo en absoluto, pero comenzó a enrollarse
en capullos ese minuto. Entonces Kane fue el
hombre feliz. Salió y le dijo a su buena
fortuna a todos los vecinos. Aquí fue donde él
cometió su error Y encontró a un vendedor ambulante
quien hizo sus rondas en esas partes, y le dio un
mensaje para llevar a su hermano Cho, con su com
gracias y respetuosos agradecimientos, que los gusanos de seda
les estaba yendo muy bien. Aquí fue donde
cometió un error mayor. Fue una pena que pudiera
No dejes bien solo.

119

El mazo xiv
Cuando Cho se enteró de la suerte de su hermano, él estaba
no contento Muy pronto se ató la paja
sandalias y se fue a la granja de Kane. Kane estaba fuera
cuando llegó allí, pero a Cho no le importó eso.
Fue a echar un vistazo a los gusanos de seda. Y
cuando vio cómo comenzaban a girar
a sí mismos en capullos, tan ordenado como quieras, él
tomó un cuchillo afilado y cortó cada uno de ellos en
dos. ¡Luego se fue a su casa, el hombre malo!
Cuando Kane vino a cuidar sus gusanos de seda, él
No pude evitar pensar que parecían un poco raros.
Se rasca la cabeza y dice: "Casi
parece que cada uno de ellos ha sido cortado
medio. Parecen muertos ", dice. Luego sale
va y recoge muchas hojas de morera.
Y todos esos gusanos de seda se pusieron y se comieron el
hojas de morera, y después de eso solo había
el doble de gusanos de seda girando como allí
fueron antes. Y eso fue muy extraño, porque
los gusanos de seda estaban muertos con seguridad.

Cuando Cho se enteró de esto, él va y corta su


gusanos de seda propios en dos con un cuchillo afilado; pero él
no ganó nada con eso, porque los gusanos de seda nunca
se movió de nuevo, pero se quedó tan muerto como muerto, y su
la esposa tuvo que tirarlos a la mañana siguiente.

Después de esto, Kane sembró la semilla de arroz que tenía


de su hermano, y cuando vino el arroz joven
tan verde como quieras, él lo plantó con
cuidado, y floreció maravillosamente, y pronto el
Se formó arroz en el oído.

Un día llegó un inmenso trago de golondrinas


y se instaló en el campo de arroz de Kane.

120

xiv el mazo

"¡Árabe! ¡Arah!", Gritó Kane. Aplaudió


sus manos y golpeó con un palo de bambú. Entonces
las golondrinas se fueron volando. En dos minutos de regreso
Ellos vinieron.

"¡Arah! ¡Arah!" Gritó Kane, y él aplaudió


sus manos y golpeó con su palo de bambú.
Entonces las golondrinas se fueron volando. En dos minutos de regreso
Ellos vinieron.

"¡Arah! ¡Arah!", Gritó Kane. Aplaudió


sus manos y golpeó con su palo de bambú.
Entonces las golondrinas se fueron volando. En dos minutos de regreso
Ellos vinieron.

Cuando los había ahuyentado por noveno


vez, Kane toma su tenegui y se limpia la cara.
"Esto se convierte en un hábito", dice. Pero en dos
minutos atrás llegaron las golondrinas por décima vez.
"¡Arah! ¡Arah!", Gritó Kane, y lo persiguió.
sobre colina y valle, seto y zanja, campo de arroz
y campo de moreras, hasta que finalmente se alejaron volando de
su vista, y se encontró en un dell cubierto de musgo
sombreado por la propagación de pinos. Estar muy cansado
con la carrera se acuesta en toda su longitud
el musgo, y actualmente se queda profundamente dormido y roncando.

Lo siguiente fue que soñó. Él


creyó ver una tropa de niños venir al
claro cubierto de musgo, porque en su sueño recordaba muy
bien donde estaba. Los niños revolotearon aquí
y allí entre los troncos de los pinos. Ellos eran
tan bonitas como flores o mariposas. Uno y todos
tenían los pies descalzos bailando; sus cabellos colgaban
largo, suelto y negro; sus pieles eran blancas como
La flor del ciruelo.

121

El mazo xiv

"Para bien o para mal", se dice Kane a sí mismo,


"He visto a los hijos de las hadas".

Los niños terminaron su baile, y


los sentó en el suelo en un anillo. "Líder!
¡Líder! ", Gritaban." Tráenos el mazo ". Entonces
se levantó un niño hermoso, de unos catorce o
quince años, el mayor y el más alto allí.
Levantó una piedra cubierta de musgo bastante cerca de la cabeza de Kane.
Debajo había un pequeño mazo de madera blanca.
El muchacho lo tomó y fue y se paró dentro del
Círculo de niños. Él se rió y lloró: "Ahora
que vas a tener "

"Una cometa, una cometa", dice uno de los


niños.

El niño sacude el mazo, y he aquí


¡sacude una cometa! una gran cometa con cola
y una buena bola de hilo también.

"¿Y ahora qué más?", Pregunta el niño.

"Battledore y volante para mí", dice un


niñita.

Y efectivamente allí están, un bandolero de


el mejor, y veinte volantes, emplumados
y dorado.

"¿Y ahora qué más?", Dice el niño.


"Una gran cantidad de dulces."

"¡Codicioso!", Dice el niño, pero sacude el


mazo, y ahí están los dulces.

"Un vestido de crepé rojo y un obi de brocado".

"¡Señorita Vanity!" dice el chico, pero lo sacude todo


esta gravemente fuera del mazo.

"Libros, libros de cuentos".

"Eso está mejor", dice el niño, y sale

122

xiv el mazo

los libros por docena y puntaje, todos abiertos para mostrar


Las preciosas fotos.

Ahora, cuando los niños tenían los deseos de sus corazones,


el líder guardó el mazo debajo de su musgo
piedra, y después de haber jugado durante algún tiempo,
se cansó sus atuendos brillantes se derritieron
en la penumbra del bosque, y sus bonitas
las voces se hicieron distantes y luego no se escucharon más.
Estaba muy quieto.

Kane se despertó, buen hombre, y encontró la puesta de sol.


y la oscuridad comienza a caer. Estaba el
piedra musgosa justo debajo de su mano. Lo levantó
y allí estaba el mazo.

"Ahora", dijo Kane, tomándolo, "rogándole al


perdón de los hijos de las hadas, me atreveré a
pedir prestado ese mazo ". Así que se lo llevó a su casa
manga y pasé una velada agradable sacudiendo oro
piezas, sake, ropa nueva y
herramientas de los agricultores e instrumentos musicales, y quién
sabe lo que todo!

No es difícil creer que muy pronto él


se convirtió en el agricultor más rico y alegre en todo eso
campo. Elegante y gordo creció, y su corazón
Era más grande y amable que nunca.

Pero, ¿cómo fue el corazón de Cho cuando llegó


viento de todo esto? Ay, ahí está la pregunta. Cho
se puso verde de envidia, tan verde como la hierba. "Yo voy
tener un mazo de hadas también ", dice," y ser rico por
nada. ¿Por qué ese idiota gastaría a Kane?
tener toda la buena fortuna? '' Entonces él va y ruega
arroz de su hermano, que su hermano le da
de muy buena gana, un buen saco. Y el espera

123
El mazo xiv

madurar, bastante salvaje de impaciencia. Madura


Efectivamente, y efectivamente un trago de golondrinas
viene y se asienta sobre el buen grano en la espiga.

"¡Arah! ¡Arah!", Gritó Cho, aplaudiendo.


manos y riendo en voz alta de alegría. Las golondrinas
se fue volando y Cho los persiguió. El persiguio
sobre colina y valle, seto y zanja, arroz
campo y campo de moras, hasta que finalmente se fueron volando
de su vista, y se encontró en un musgo
dell sombreado por la propagación de pinos. Cho se ve
sobre él.

"Este debería ser el lugar", dice él. Entonces el


se acuesta y espera con un ojo astuto cerrado y
Un astuto ojo abierto.

Actualmente, ¿quién debe tropezar con el dell sino el


hijos de hadas! Muy frescos como estaban
Se movió entre los troncos de los pinos.

"¡Líder! ¡Líder! Tráenos el mazo", dijeron.


llorado. Subió el líder y levantó el
piedra cubierta de musgo Y he aquí que no había mazo
allí !

Ahora los hijos de las hadas se enojaron mucho.


Golpearon sus pequeños pies, lloraron y corrieron
salvajemente de aquí para allá, y estaban fuera de sí
en conjunto porque el mazo se había ido.

"Mira", gritó el líder al fin, "mira esto feo


viejo granjero; debe haber tomado nuestro mazo.
Vamos a sacarle la nariz por él ".

Con un grito agudo, los niños de las hadas se pusieron


sobre Cho. Lo pellizcaron y lo tiraron,
y lo golpeó, y puso sus afilados dientes en su
carne hasta que gritó en agonía. Lo peor de todo, ellos

124

xiv el mazo

se apoderó de su nariz y tiró de ella. Cuánto tiempo creció


y más largo Llegó a su cintura. Llegó a su
pies

¡Señor, cómo se reían, los hijos de las hadas!


Luego se alejaron como hojas caídas antes
el viento.
Cho suspiró, y él gimió, y maldijo, y
juró, pero a pesar de todo su nariz no era una pulgada
más corto. Entonces, triste y lo siento, lo recogió en
sus dos manos y fue a la casa de Kane.

"Kane, estoy muy enfermo", dice él.

"De hecho, por lo que veo", dice Kane, "un enfermo terrible-
ness y como lo atrapaste? "dice. Y así
amable que nunca se rió de la nariz de Cho,
ni aun así él nunca sonrió, pero había lágrimas en
sus ojos ante las desgracias de su hermano. Entonces Cho's
el corazón se derritió y le contó a su hermano toda la historia,
y nunca se contuvo lo malo que había sido
sobre los huevos de los gusanos de seda muertos y sobre el
otras cosas que se han contado Y el pregunto
Kane para perdonarlo y ayudarlo.

"Espera un momento", dice Kane.

Él va a su pecho y saca el
mazo. Y lo frota muy suavemente arriba y abajo
La nariz larga de Cho, y efectivamente se acortó
muy rápidamente. En dos minutos era de un tamaño natural.
Cho bailó de alegría.

Kane lo mira y dice: "Si yo fuera tú,


Simplemente me iba a casa e intentaba ser diferente. "

Cuando Cho se fue, Kane se quedó quieto y pensó


por mucho tiempo. Cuando la luna salió esa noche
salió y se llevó el mazo con él. Él

125

El mazo xiv

llegó al dell cubierto de musgo que estaba sombreado con


extendiendo pinos, y puso el mazo en su
Viejo lugar debajo de la piedra.

"Soy el último hombre del mundo", dijo, "a


ser hostil con los hijos de las hadas ".

126

XV
LA CAMPANA DE DOJOJI

El monje Anchin era joven en años pero viejo en


beca. Todos los días durante muchas horas leía
Los Grandes Libros de la Buena Ley y nunca
cansado, y los personajes duros no eran difíciles para él.
El monje Anchin era joven en años pero viejo.
en santidad mantuvo su cuerpo bajo los ayunos y
Observaciones y largas oraciones. Estaba familiarizado
con la bendición de meditaciones sublimes. Su
el semblante era blanco como el marfil y liso;
sus ojos eran profundos como una piscina marrón en otoño;
su sonrisa era la de un buda; su voz era como
de un ángel Vivía con una veintena de hombres santos en
un monasterio de las montañas, donde aprendió
el místico "Camino de los Dioses". Estaba atado
a su orden por los votos más estrictos, pero estaba contento,
regocijándose a la sombra de los grandes pinos y
El sonido del agua de las corrientes.

Ahora sucedió que en un día en primavera,


el viejo, su abad, envió al joven monje
Anchin sobre un recado de misericordia. Y él dijo,
"Hijo mío, ata tus sandalias rápido y ata de repuesto
sandalias a la cintura, lleva tu sombrero y tu bastón

127

LA CAMPANA DE DOJOJI xv

y tu rosario y tu tazón de mendicidad, porque tienes


lejos para ir, sobre la montaña y el arroyo, y al otro lado del
gran llanura."

Entonces el monje Anchin lo preparó.

"Mi hijo", dijo el abad, "si hay algún viajero


¿eres amable, olvídate de no recomendarlo a
los dioses por el espacio de nueve existencias ".

"Lo recordaré", dijo el monje, y entonces él


emprendió su camino.

Pasó sobre la montaña y el arroyo, y mientras él


fue su espíritu envuelto en la contemplación, y
recitaba los santos sutras en voz alta con voz cantora.
Y los pájaros sabios llamaron y twittearon desde
rama a rama de los altos árboles, los pájaros que
son amados de Buda. Un pájaro cantó el
Gran Escritura de los Nicholas, la alabanza de los
Sutra del loto, de la buena ley y el
otro pájaro invocó el nombre de su Maestro, porque él
llorado :

"¡Oh, tú, mente compasiva!


Mente apasionada! "

El monje sonrió. "Pájaro dulce y feliz"


él dijo.

Y el pájaro respondió: "¡Oh, tú!


Mente apasionada! . . . Oh compasivo
Mente! "

Cuando el monje Anchin llegó al gran


claro, el sol estaba alto en los cielos, y todo el
flores azules y doradas de la llanura languidecieron en
El calor de la marea del mediodía. El monje también se convirtió
muy cansado, y cuando vio el pantano
Simplemente, ¿dónde estaban la espadaña y la juncia que se enfriaron?

128

XV

LA CAMPANA DE DOJOJI

con los pies en el agua, lo dejó descansar


debajo de un sicómoro que creció junto al pantano
Más.

Sobre el mero y al otro lado


colgaba una bruma brillante.

Mucho tiempo mintió el monje Anchin; y mientras yacía


miró a través de la bruma brillante, y mientras él
miró la bruma tembló y se movió y creció y
reunidos en el lado más alejado de la mera. A
el último se dibujó en una delgada columna de vapor, y
del vapor salió un sonido muy deslumbrante
dama. Llevaba una túnica verde y dorada, entre otras.
sandalias tejidas y doradas en sus delgados pies. En
sus manos eran joyas en cada mano una brillante
Joya como una estrella. Su cabello estaba atado con una trenza
de escarlata, y ella tenía una corona de flores escarlatas.
Ella vino, bordeando el Marshy Mere. Ella vino,
deslizándose dentro y fuera de la espadaña y la juncia.
En el silencio se oía el susurro de
su falda verde sobre la hierba verde.

El monje Anchin se puso en pie y,


temblando, se apoyó contra el sicómoro.

Más y más se acercaba la dama, hasta que se puso de pie.


ante Anchin y lo miró a los ojos. Con el
joya que estaba en su mano derecha ella tocó su
frente y sus labios. Con la joya que estaba en
su mano izquierda tocó su sombrero de paja de arroz y
su bastón y su rosario y su plato de mendicidad.
Después de esto ella lo tuvo a salvo en esclavo. Entonces el
el viento sopló un mechón de su cabello sobre su rostro, y
cuando lo sintió dio un sollozo.

Durante el resto de su viaje, el monje fue como


129 K

LA CAMPANA DE DOJOJI xv

Hombre en un sueño. Una vez que un rico viajero viajaba


a caballo lanzó una moneda de plata en Anchin's
tazón de mendicidad; una vez que una mujer le dio un pedazo
de pastel de mijo; y una vez un niño pequeño se arrodilló
abajo y ató el cierre de su sandalia que tenía
aflojarse Pero cada vez que el monje fallecía
sin decir una palabra, porque se olvidó de recomendar
almas de estos compasivos por el espacio de
nueve existencias En las copas de los árboles, los sabios pájaros
de Buda ya no cantaba para él, solo de
matorral se escuchó el grito del Hototogisu, el
Pájaro enamorado y abandonado.

Sin embargo, bien o mal, realizó su


recado de misericordia y regresó al monasterio por
de otra manera.

Sin embargo, la dulce paz lo dejó desde la hora


en el que había visto a la dama del pantano
Mero. Los Grandes Libros de la Buena Ley bastaron
él ya no; ya no estaba familiarizado con
La bendición de las meditaciones divinas. Su corazón
hacía calor dentro de él; sus ojos ardían y su alma
añoraba a la dama de la túnica verde y dorada.

Ella le había dicho su nombre, y él murmuró


en su sueño "Kiohime Kiohime!"
lo repitió en lugar de sus oraciones a los grandes
escándalo de los hermanos, que susurraron juntos
y dijo: "¿Está loco nuestro hermano?>:

Finalmente, Anchin fue al buen abad y


en su oído derramó toda su historia en una pasión de
mezcló amor y pena, preguntando humildemente qué
debe hacer.

El abad dijo: "Alack, hijo mío, ahora tú

130

xv LA CAMPANA DE DOJOJI

sufrir por el pecado cometido en una vida anterior, por


El karma debe ser resuelto ".

Anchin le preguntó: "¿Entonces es ayuda pasada?"

"No es eso", dijo el abad, "pero estás en un


Estrecho muy grande ".

"¿Estás enojado conmigo?", Dijo Anchin.


"No, Dios no lo quiera, mi pobre hijo".

"Entonces, ¿qué debo hacer?"

"Ayuna y reza, y para una penitencia estar en el


agua helada de nuestro torrente de montaña una hora a
amanecer y una hora al atardecer. Así serás
purgado del afecto carnal y escapar de los peligros
de ilusión ".

Entonces Anchin ayunó y oró, azotó su


cuerpo, y hora tras hora hizo penitencia en el
agua helada del torrente. Wan como un fantasma él
creció, y sus ojos eran como llamas. Su problema
No lo dejaría. Se libró una batalla en su
pecho. No podía ser fiel a sus votos y
fiel a su amor

Los hermanos se preguntaron: "¿Qué puede hacer todo el


Monje Anchin, que era tan erudito y tan santo es
él hechizado por un zorro o un tejón, o puede tener
un diablo ? "

Pero el abad dijo: "Let be".

Ahora en una calurosa noche de verano, el monje


sin dormir en su celda, fue visitado por
Kiohime, la dama mágica de los meros. los
la luz de la luna estaba en sus manos y sus largas mangas.
Su túnica era verde y dorada, entretejida; dorado
Eran sus sandalias. Su cabello estaba trenzado con
escarlata y adornada con flores escarlatas.

LA CAMPANA DE DOJOJI xv

"Mucho, mucho tiempo te he esperado en el


llanuras ", dijo." El viento nocturno suspira en el
juncia las ranas cantan por Marshy Mere.
Ven señor. . . ".

Pero él gritó: "Mis votos que he prometido


Pobre de mí ! el amor que amo Mantengo la fe y
lealtad, el pájaro en mi seno ... no puedo
ven."

Ella sonrió, "¿Puede que no?", Dijo, y con


que ella levantó al monje Anchin en sus brazos.

Pero él, reuniendo todas sus fuerzas, rompió


él mismo de ella y huyó del lugar. Desnudo-
se fue con los pies y la cabeza descubierta, su túnica blanca
volando, a través de los oscuros pasillos del monasterio,
donde el aire estaba cargado de incienso y dulce
con oraciones, donde descansaba la dorada Amida
su loto, inefablemente sonriente. Saltó el gris
escalones de piedra que bajaban de su santuario y
Ganó los pinos y el sendero de montaña.
Abajo, abajo huyó por el camino áspero, la ninfa
Kiohime persiguiendo. En cuanto a ella, sus pies nunca
tocó el suelo, y ella extendió su verde
mangas como alas. Abajo, abajo huyeron a ...
juntos, y tan cerca estaba ella detrás de él que el
Monk sintió su aliento sobre su cuello.

"Como una joven diosa, ella es una flota de pies ..."


él gimió.

Por fin llegaron al famoso templo de


Dojoji, que estaba sobre las llanuras. Por esto
Anchin sollozó y se tambaleó mientras corría; sus rodillas
le falló y su cabeza nadó.

"Estoy perdido", gritó, "porque existen cien ...

132

xv LA CAMPANA DE DOJOJI

ences. "Pero con eso vio el gran templo


campana de Dojoji que colgaba pero un poco lejos del
suelo. Se arrojó y se arrastró debajo
y así se consideraba protegido y seguro.

Luego vino Kiohime, la Dama despiadada, y


la luz de la luna brillaba sobre sus largas mangas. Ella
no suspiró, ni lloró, ni invocó su amor. Ella
se quedó quieto por un pequeño espacio y sonrió. Entonces
saltó ligeramente a la cima del gran bronce
campana de Dojoji, y con sus afilados dientes mordió
a través de las cuerdas que lo sujetaban, para que la campana
cayó al suelo y el monje era prisionero.
Y Kiohime abrazó la campana con sus brazos.
Ella se arrastró al respecto, se arrastró y
una túnica verde fluyó sobre ella. Su túnica verde brillaba
con mil escamas doradas; largas llamas estallan
de sus labios y de sus ojos; un enorme y miedo
algún Dragón, ella hirió y se enroscó
La campana de Dojoji. Con su cola de dragón ella
azotó la campana y la azotó hasta que su bronce fue rojo
caliente.

Aun así ella tocó el timbre, mientras el monje llamaba


lastimosamente por piedad. Y cuando estaba muy callado
ella no se detuvo. Toda la noche las ranas
cantó por Marshy Mere y el viento suspiró
Las juncias. Pero la Dama del Dragón estaba sobre el
campana de Dojoji, y ella la azotó furiosamente con
su cola hasta el amanecer.

'33
XVI
La doncella de UNAI

La doncella de Unai era justa como una deidad terrenal,


pero los ojos del hombre tal vez no la vean. Ella
vivía en un lugar escondido en la casa de su padre, y
de qué alegría hizo que el día de vida no fuera un alma
podría decir, pero su padre que vigilaba, y ella
madre que mantuvo la sala, y su antigua enfermera que
la tendió La causa fue esta.

Cuando la criada tenía unos siete años,


con su cabello negro suelto y colgando de ella
hombro, un hombre antiguo, un viajero, vino, a pie
dolorida y cansada, a la casa de su padre. Fue hecho
bienvenido, servido con arroz y té, mientras
el dueño de la casa se sentó y la señora, a
hazle honor. Mientras tanto la pequeña sirvienta estaba
aquí y allá, agarrando la manga de su madre,
golpeteo con los pies descalzos sobre las esteras, o rebotando
una gran bola verde y escarlata en una esquina. Y el
extraño levantó los ojos y marcó al niño.

Después de haber comido, pidió un tazón de claro


agua, y tomando de su billetera un puñado de multa
arena plateada la dejó deslizarse entre sus dedos y

'34

xvi LA SIRVA DE UNAI

se hundió en el fondo del tazón. En un poco él


habló.

"Mi señor", le dijo al maestro de la


casa ", estaba hambriento y cansado, y usted tiene
me dio de comer y me refrescó. Soy un hombre pobre y eso
Es difícil para mí mostrar mi gratitud. Ahora yo soy
un adivino de profesión, muy famoso por el
habilidad de mi adivinación. Por lo tanto, a cambio de
su amabilidad he mirado hacia el futuro de
tu niño. ¿Escucharás su destino? "

El niño se arrodilló en un rincón de la habitación.


haciendo rebotar su bola verde y escarlata.

El dueño de la casa ordenó al adivino


habla.

Este miró hacia el cuenco de agua.


donde estaba la arena, y dijo: "La doncella de
Unai crecerá más justo que los hijos de
hombres. Su belleza brillará como la belleza de un
Deidad terrenal. Cada hombre que la mira
se moverá de amor y anhelo, y cuando ella esté
quince años allí morirá por ella
poderoso héroe de cerca, y un valiente héroe de
lejos. Y habrá tristeza y luto
por ella, fuerte y grave, para que el
sonido de él llegará a High Heaven y ofenderá
la paz de los dioses ".

El dueño de la casa dijo: "¿Es esto cierto?


Adivinación ? "

"De hecho, mi señor", dijo el adivino, "es


demasiado cierto ". Y con eso se ató las sandalias,
y tomando su bastón y su gran sombrero de paja de arroz,
no dijo otra palabra, pero se fue; ninguno

La doncella de UNAI xvi

¿fue visto o oído hablar de eso?


campo.

Y el niño se arrodilló en un rincón de la habitación,


haciendo rebotar su bola verde y escarlata.

El padre y la madre consultaron.

La madre lloró, pero ella dijo: "Déjalo estar, porque


¿Quién puede alterar el patrón establecido en los telares?
de las mujeres tejedoras del cielo? " Pero el
padre gritó: "Lucharé. Evitaré el
portento la cosa no sucederá. OMS
Soy yo que debo dar crédito a un perro de un
adivino que miente en sus dientes? " Y sin embargo
su esposa sacudió la cabeza y gimió, él le dio
no le prestes atención, porque él era un hombre.

Entonces escondieron al niño en una cámara secreta, donde


una anciana sabia la atendió, la alimentó, la bañó
ella, se peinó, le enseñó a hacer canciones
y cantar, bailar para que sus pies se movieran como
mariposas rosadas sobre las esteras blancas, o sentarse en un
marco con una maravilla de costura estirada
sobre ella, dibujando la aguja y el hilo de seda
hora tras hora.

Durante ocho años, la criada no vio nada


ser humano salvo a su padre, su madre y su
enfermera, estos tres solamente. Todo el día que pasó en
su cámara distante, lejos de la vista
y los sonidos del mundo Solo en la noche
ella salió al jardín de su padre, cuando el
la luna brillaba y los pájaros dormían y las flores
No tenía color. Y con cada temporada que pasó
la criada se hizo más bella. Su cabello colgado
cayó de rodillas y era negro como un trueno

136
xvi LA SIRVA DE UNAI

nube. Su frente era la flor del ciruelo, su


mejilla la cereza silvestre, y su boca la flor
de la granada. A los quince años ella era
la cosa más hermosa que haya visto la luz, y el
el sol estaba enfermo de celos porque solo la luna
podría brillar sobre ella.

A pesar de todo, la fama de su belleza se convirtió en


conocido, y porque ella se mantuvo tan vigilada
los hombres pensaban más en ella, y porque ella
Puede que no se vean hombres ansiosos por contemplarla.
Y por el misterio y la doncella,
galanes y guerreros y hombres notables vinieron de
lejos y cerca y acudió a la casa de Unai; y
se cubrieron con ellos mismos y
sus espadas brillantes; y juraron que
no abandonaría el lugar hasta que tuvieran a la vista
la criada, y esto tendrían ya sea por
favor o por la fuerza.

Entonces el dueño de la casa hizo lo mismo que él


debe, y él envió a su madre a traer a la criada
abajo. Entonces la madre se fue, llevándose consigo
túnica de seda gris y una gran faja de brocado,
verde y oro; y ella encontró a la criada, su
hija, sentada en su cámara secreta cantando.

La criada cantó así:

"Nada ha cambiado desde la época de los dioses,


Ni el correr del agua ni el camino del amor "

Y la madre se sorprendió y dijo:


"¿Qué clase de canción es esta y dónde se escucha?
usted de tal cosa como el amor? "

La doncella de UNAI xvi

Y ella respondió: "Lo he leído en un


libro."

Luego se la llevaron a ella, a su madre y al sabio


mujer, y le ataron el cabello y lo sujetaron en alto
sobre su cabeza con alfileres de oro y coral, y sostuvo
con un gran peine de laca. Ella dijo: "Cómo
pesado es! "

Mientras la vestían con la túnica de seda gris,


y ató la faja de brocado, primero se estremeció
y dijo: "Tengo frío". Entonces tendrían
arrojado sobre ella un manto bordado con ciruela
flor y pino, pero ella no tendría nada de eso,
diciendo: "No, no, me quemo".
Pintaron sus labios con beni, y cuando ella
lo vio murmuró: "Alack, hay sangre sobre
mis labios ! "Pero la llevaron abajo y afuera
a un balcón, donde los hombres que estaban reunidos
podría verla. Ella era más justa que los niños
de hombres, y su belleza brillaba como la belleza de
Una deidad terrenal. Y todos los guerreros que eran
la miró y guardó silencio, porque ya
estaban desmayados de amor y anhelo. Y el
la criada estaba parada con los ojos bajos, y lentamente el
rubor caliente se elevó a su mejilla y ella era más encantadora
que antes.

Tres o cuatro hombres de renombre la buscaron


mano, angustiada por amor a ella, y entre
eran dos más valientes y nobles que el resto.
El vino de lejos y fue el campeón de
Chinu, y el otro vino de cerca, el campeón
de Unai. Eran jóvenes, fuertes y negros.
peludo. Eran iguales en años, en fuerza y

138

xvi LA SIRVA DE UNAI

en valor Ambos estaban ceñidos con grandes espadas,


y carcajs cargados estaban sobre sus espaldas,
y arcos de seis pies de madera blanca estaban en su
manos. Juntos se pararon debajo del balcón
de la doncella de Unai, como hermanos gemelos en belleza
y logros. Juntos lloraron en voz alta con
voces apasionadas, que hablan de su amor eterno, y
pidiéndole a la doncella que elija entre ellos.

Levantó los ojos y miró fijamente


ellos, pero no hablaron palabra.

Luego sacaron sus espadas e hicieron como si


pelear el asunto por ahí y luego; pero la mucama
el padre habló: "Levanten sus espadas, señores justos; yo
han ideado una mejor manera para la decisión de este
cosa. Si te agrada, entra en mi casa ".

Ahora parte de la casa de Unai fue construida


sobre una plataforma sobre el río que fluía más allá.
Era el quinto mes y la wistaria estaba en
florece sobre el enrejado y cuelga hacia abajo
Casi en el agua. El río fue rápido y
profundo. Aquí el dueño de la casa trajo el
campeones, y la doncella también estaba allí. Pero
la madre y la sabia se pararon un poco
aparte, y escondieron sus rostros en sus largas mangas.
En la actualidad, un pájaro acuático blanco cayó del azul
cielo, y meciéndose de aquí para allá sobre el agua del
río.
"Ahora, campeones", gritó el padre de la
doncella, "dibuja tus arcos y deja volar cada uno de
eres una flecha en ese pájaro blanco que flota
sobre el río El que golpeará al pájaro
y demostrar ser el mejor tirador, él

'39

La doncella de UNAI xvi

se casará con mi hija, la doncella incomparable de


Unai."

Entonces inmediatamente los dos campeones empataron


sus arcos de madera blanca y dejaron volar a cada uno de ellos
una flecha. Cada flecha aceleró rápidamente; cada flecha
hecho verdad. El campeón de Chinu golpeó el
pájaro de agua en la cabeza, pero el campeón de
Unai la golpeó en la cola para que el blanco
se dispersaron las plumas. Entonces los campeones
gritó: "Suficiente de esta tontería. Solo hay
unidireccional ". Y nuevamente sus espadas brillantes saltaron
de sus vainas.

Pero la criada estaba temblando, sosteniendo el


nudoso tallo de la wistaria en sus manos. Ella
tembló y sacudió las ramas para que el frágil
las flores cayeron sobre ella. "Mis señores, mis señores", ella
gritó: "Oh, valientes y hermosos héroes de la fama,
no se cumple que uno de ustedes debería morir como
Soy. Te honro Los amo a los dos por lo tanto
adiós ". Con eso, todavía sosteniendo la wistaria,
ella se apartó del balcón y se dejó caer
en el río profundo y rápido que fluye. "Llorar
no ", exclamó," porque ninguna mujer muere hoy. Es
pero un niño que está perdido ". Y así se hundió.

Abajo saltó el campeón de Chinu al


inundación, y en el mismo instante que brotó el
campeón de Unai. Alack, estaban cargados de
los brazos que llevaban, y se hundieron y fueron
enredados en las largas malezas de agua. Y entonces el
tres de ellos se ahogaron.

Pero por la noche, cuando brillaba la luna, el pálido


rosa muerta, flotando en la superficie del agua.

140

xvi LA SIRVA DE UNAI

El campeón de Unai tenía el derecho de la doncella.


mano en la suya, pero el campeón de Chinu yacía
con la cabeza contra el corazón de la doncella, atado
cerca de ella por un mechón de su largo cabello; y como él
yacía él sonrió.

Los tres cadáveres que levantaron del agua,


y los puso juntos sobre un féretro de blanco claro
madera, y sobre ellos esparcieron hierbas y dulces
flores, y pusieron un velo sobre sus caras de fino
seda blanca Y encendieron fuegos y quemaron
incienso. Galanes y guerreros y hombres notables
que amaba a la doncella, viva o muerta, estaba parada
su féretro e hicieron un seto consigo mismos y
sus espadas brillantes Y hubo pena y
luto, fuerte y grave, para que el sonido de
Llegó a High Heaven y ofendió la paz de
los dioses.

Se cavó una tumba amplia y profunda, y los tres


fueron enterrados allí. La criada que pusieron en el
medio, y los dos campeones a cada lado.
Idzumo era el lugar natal del campeón de
Chinu, entonces trajeron tierra de allí en un
basura, y con esta tierra lo cubrieron.

Entonces la doncella durmió allí en la tumba, el


campeones que la custodiaban fielmente, porque tenían
enterraron con ellos sus arcos de madera blanca y
su buena armadura y sus lanzas y sus
espadas brillantes Nada fue olvidado que es
necesario para la aventura en la tierra de Yomi.

141

XVII
La túnica de plumas

Mio STRAND se encuentra en la provincia de Suruga. Sus


la arena es amarilla y fina, salpicada de conchas de rosas en
La marea baja. Sus pinos son antiguos y
inclinarse hacia un lado, que es la forma en que lo salvaje
voluntad del viento. Antes de que Mio ruede las profundidades del mar, y
detrás de Mio se levanta Fugi, el más sagrado, el
montaña de montañas Pequeña maravilla que el
Personas extrañas deberían venir a Mio.

De los extraños no se sabe mucho,


incluso en Mio, aunque es seguro que vienen allí.
Parece que son realmente tímidos, más es la pena.
Vienen a través del aire azul, o cruzan el
misteriosos caminos del mar. Sus huellas son
nunca, nunca visto en la playa mojada, porque ellos
pisar demasiado a la ligera. Pero a veces en su baile
barren su túnica sobre la arena y la dejan
acanalado y con volantes; entonces, a menudo, puede ser
visto en Mio.

Esto no es todo. Una vez que un pescador de Mio establece


ojos sobre una doncella del pueblo extraño, y
habló con ella y la obligó a cumplir sus órdenes. Esta
es una cosa verdadera, y así surgió.

142

xvn la túnica de plumas

El pescador estuvo en su bote toda la noche.


Lanzó su red aquí y lanzó su red allí, pero
no atrapó nada por sus dolores. Puede ser
creía que se cansó lo suficiente antes de que
Mañana. En el frío del alba trajo su
bote a la orilla y pisó Mio Strand, tiritando.

Entonces, así que él dice, un viento cálido lo recibió y


sopló sus prendas y su cabello, de modo que
él se sonrojó y brilló. La arena estaba llena de
consuelo a sus pies fríos. Sobre el viento cálido
nacía una fragancia, cedro y verbena, y el
aroma de cien flores.

Las flores cayeron suavemente por el aire como


lluvia brillante El pescador extendió las manos.
y los atrapó, loto, jessamine y pome-
granate Y todo el tiempo sonaba una dulce música.

"Esto nunca es Mio Strand", gritó el pescador,


desconcertado ", donde llevé mi bote a tierra
mil veces o cometas voladas en un día festivo.
Alack, me temo que he navegado al afortunado.
Islas desprevenidas, o no están dispuestas a Sea King's
jardin o muy como si estuviera muerto y nunca lo supiera,
Y esta es Yomi. Oh Yomi, tierra de Yomi, cómo
como eres para Mio Strand, ¡querido hogar! "

Después de decir esto, el pescador levantó la vista


la playa y bajando la playa, y él se volvió y
vio a Fuji, la montaña de montañas, y luego él
Se volvió y vio el mar profundo y ondulante y supo que
estaba en Mio y en ningún otro lugar, y dio un largo
suspiro.

"Gracias", dijo, y levantando los ojos él


vi una túnica de plumas colgando de la rama de

H3

La túnica de plumas xvn

un pino En la túnica había plumas de todos los


pájaros que vuelan, todos; el martín pescador y el
faisán dorado, el pájaro del amor, el cisne, el cuervo,
el cormorán, la paloma, el camachuelo, el halcón,
el chorlito y la garza.
"¡Ah, lo lindo que revolotea!", Dijo el
pescador, y lo tomó del pino donde
Colgó.

"¡Ah, la cosa cálida, dulce y hada!", Dijo el


pescador "Lo llevaré a casa por un tesoro, seguro que no
el dinero podría comprarlo, y se lo mostraré a toda la gente
del pueblo ". Y se fue a casa con el
plumas de hadas sobre su brazo.

Ahora la doncella del pueblo extraño tenía


estado jugando todo este tiempo con los Niños Blancos
de la espuma que vive en el mar salado. Ella miró
a través del agua fría y clara y marcó que
su túnica ya no colgaba de la rama de pino.

"¡Ay, ay!", Exclamó, "mi túnica, mi pluma


bata! "Más rápido que cualquier flecha de la que saltó
el agua, y aceleró, flota de pies, a lo largo de la húmeda
arena. Los niños blancos de la espuma siguieron
en sus tacones brillantes. Vestido con la capa de su largo
cabello, se le ocurrió el pescador.

"Dame mi túnica de plumas", dijo, y sostuvo


extendió su mano por eso.

"¿Por qué?", Dijo el pescador.

"Es mío. Lo quiero. Debo tenerlo".

"Oho", dijo el pescador, "encontrar el mantenimiento"


y él no le dio la túnica de plumas.

"Soy un hada", dijo.

"Adiós, hada", dijo el pescador.

144

xvn la túnica de plumas

"Una hada de la luna", dijo.

"Adiós, Moon Fairy", dijo el pescador,


e hizo su camino a lo largo de Mio Strand. A
que ella le arrebató la bata de plumas, pero el
Los pescadores se mantuvieron firmes. Las plumas revolotearon
y cayó sobre la arena.

"No haría eso", dijo el pescador.


"Lo tendrás todo en pedazos".

"Soy un hada de la luna, y al amanecer llegué a


jugar con la bella Mio Strand; sin mis plumas yo
no puedo volver a mi casa, mi hogar en High
Cielo. Por eso dame mis plumas ".
"No", dijo el pescador.

"Oh, pescador, pescador, dame mi túnica".

"No podía pensar en eso", dijo el pescador.


hombre.

Ante esto, la doncella cayó de rodillas y


se dejó caer como un lirio en el calor del día. Con
sus brazos sostuvo al pescador sobre las rodillas,
y cuando ella se aferró a él suplicándole, él sintió
sus lágrimas sobre sus pies descalzos.

Ella lloró y dijo:

"Soy un pájaro, un pájaro frágil,


Un pájaro herido con alas rotas,
Debo morir lejos de casa
Porque los Cinco Ay vienen sobre mí.
Los Jlowers rojos en mi cabello están desteñidos;
Mi túnica está impura;
Me desmayo;
No puedo ver ... adiós, querida vista de mis ojos;
He perdido la alegría

145 L

La túnica de plumas xvn

Oh, benditas nubes voladoras y pájaros felices,


Y polvo dorado en el viento,
¡Y pensamientos voladores y oraciones voladoras!
He perdido toda alegría '' '.

"Oh, detente", dijo el pescador, "puedes


ten tu bata ".

"Dale", gritó ella.

"Suavemente, suavemente", dijo el pescador. " No tan


rápido. Te daré tu túnica si bailas
para mí aquí en Mio Strand ".

"¿Qué debo bailar?" ella preguntó.

"Debes bailar la danza mística que hace


el Palacio de la Luna gira ".

Ella dijo: "Dame mis plumas y lo haré


bailarlo No puedo bailar sin mis plumas ".

"¿Qué pasa si me engañas, qué pasa si te rompes?


tu promesa y volar de inmediato a la luna y
no bailar en absoluto? "

"Ah, pescador", dijo, "la fe de un


Hada ! "

Luego le dio la bata.

Ahora, cuando se había arreglado y arrojado


hacia atrás, el Hada comenzó a bailar sobre el
arena amarilla. Dentro y fuera de la túnica de plumas se arrastró
Sus pies de hada. Lentamente, suavemente, ella fue con doblado
alas y cantó:

"Oh, las montañas de oro y plata de la Luna,


¡Y los dulces pájaros del cielo!
Cantan en las ramas del árbol de canela,
Para entretener a los treinta reyes que están allí.

146

xvn la túnica de plumas

Quince reyes vestidos de blanco,

Reinar durante quince días.

Quince reyes vestidos de negro,

Reinar por quince Jays.

Escucho la música del cielo;

Lejos, lejos, vuelo a lugares de hadas ".

Ante esto, el Hada extendió su color arcoiris


alas, y el viento que hicieron agitaron el
flores rojas en el pelo. Salió la túnica de
plumas brillantes y alegres.

El hada rio. Sus pies tocaron el


olas del mar; sus pies tocaron la hierba y
Las flores de la costa. Tocaron lo alto
ramas de los pinos y luego las nubes blancas.

"¡Adiós, pescador!", Gritó el Hada, y


no la vio más.

Largo, largo, se quedó mirando el cielo.


Finalmente se agachó y recogió una pequeña pluma.
de la orilla, una pluma de paloma gris. Alisó
Lo sacó con el dedo y lo escondió en su cinturón.

Luego se fue a su casa.

H7
XVIII
EL PÁJARO CANTANTE DEL CIELO

AMA TERASSU, la gloriosa, la luz de lo alto


El cielo, ordenó, diciendo: "Su agosto,
mi hijo de agosto, que se llama el conquistador,
descenderá a la tierra. Porque es una tierra de
Exuberantes llanuras de caña, una tierra de espigas de arroz frescas,
una tierra de mil otoños. Entonces de esta tierra
él será el rey ".

Ahora su Augustness, el niño de agosto, el


Conquistador, parado sobre el Puente Flotante de
Cielo y miró hacia abajo, y vio que allí
fue una gran inquietud en la tierra de la caña
Llanuras. Porque las deidades terrenales hicieron conflicto y sangre
corrió, y surgieron terribles sonidos de guerra, incluso a Alto
Cielo. Entonces el niño de agosto, el nacido celestial,
dio media vuelta por el puente flotante y juró
no descendería para gobernar la tierra hasta que
debe limpiarse

Y Ama Terassu, la Luz del Alto Cielo,


quien tenía el sol poniéndose rápido entre sus ojos, atado
su cabeza con joyas, y reunió a las deidades
juntos en una asamblea divina, para celebrar un consejo en
el lecho del río tranquilo. Y ella habló y dijo:

148

xviii EL PÁJARO CANTANTE DEL CIELO

"¿Quién someterá la tierra que le he dado a


el niño de agosto? "

Y todas las deidades gritaron: "¡Oh, tu agosto!


ness, envía al Señor de las Lanzas ". Por lo tanto
el señor de las lanzas bajó ligeramente por el
Puente flotante; y estaban atados a su
atrás ochocientas lanzas. Sin embargo, hizo un
tregua con el Señor de las llanuras de caña y se demoró
allí ; y durante tres años no hubo informe.

Por lo tanto, una vez más, la Reina del Cielo.


lo llamó a quien los dioses llaman Maravilloso, y
ella llamó al Señor de los pensamientos profundos, y del mismo modo
ella llamó a cada deidad del cielo, y llegaron a
consejo en el lecho del río tranquilo, de modo que sobre
la arena quedaba la huella de su agosto
pies Y Ama Terassu dijo: "He aquí ahora
Lord of Spears es infiel. A quien enviaremos
para gobernar la tierra? "Y el joven príncipe
respondió: "Oh Madre del Cielo, Tu agosto-
ness, envíame ". Y todas las deidades aceptaron
un acuerdo y gritó: "Envíalo, envíalo" hasta
se oyó un trueno en el lecho del río.
Entonces el joven príncipe se ató las sandalias y
le trajeron el gran arco que se encuentra en
el Salón del Alto Cielo, y se lo otorgó
él, y le dieron muchas plumas celestiales
flechas Entonces lo prepararon y trajeron
él al puente flotante. Y el joven príncipe
descendió ligeramente, mientras sus prendas brillaban con
La gloria del cielo. Pero cuando tocó el
Cimas de las altas colinas, su corazón latía rápido y su
la sangre corrió tibia. Por eso cortó la fijación

149

EL PÁJARO CANTANTE DEL CIELO xvm

de sus sandalias y arrojarlas detrás de él, y él


corrió sobre sus pies descalzos, como una deidad terrenal, y
llegó al palacio sobre las llanuras de Reed.

Ahora, en la puerta del palacio, la princesa


Subrayaba, como una flor en crecimiento. Entonces el
El joven príncipe la contempló y la amó, y él
le construyó una vivienda en las llanuras de Reed, y
tomó a la princesa por su novia. Y porque él
la amaba a ella y a sus hijos terrenales, él no trajo
informe a High Heaven, y olvidó la espera
deidades Porque el cielo era vago para él como un
sueño.

Pero los dioses estaban cansados.

Y Ama Terassu dijo: "Largas, largas tardanzas


nuestro mensajero, y no trae noticias de nuevo. Mi
Señor, el niño de agosto, se impacienta; quién
ahora enviaremos? "Entonces, todas las deidades,
y el Señor de los pensamientos profundos respondió: "Envía
por el pájaro cantante, el amado de lo alto
Cielo."

Entonces Ama Terassu tomó el Pájaro Dorado,


y dijo: "Dulce música de los dioses divinos, difundida
tus alas brillantes y vuela a la tierra de caña
Llanuras, y allí buscan al Joven Príncipe, el
mensajero del cielo y, cuando hayas encontrado
él, canta en su oído esta canción: 'Ama Terassu, el
Diosa del Sol, me ha enviado diciendo: ¿Cómo está?
la búsqueda de High Heaven, y cómo le va a la
mensaje? ¿Dónde está el informe de los dioses? '

Entonces el pájaro partió cantando. Y ella vino


a la tierra de las llanuras de caña, y se alza sobre
la rama de un hermoso árbol de casia que se endureció

150
xvin EL PÁJARO CANTANTE DEL CIELO

por la vivienda del joven príncipe. Día y noche,


ella cantó, y los dioses en el cielo pensaron mucho
su dulce pájaro cantando. Sin embargo, ella regresó
no otra vez, sino que se sentó en la rama de la casia
árbol.

Pero el joven príncipe no hizo caso.

Y ella que habla mal escuchó las palabras


que el pájaro cantó Y ella susurró en el
Oído del joven príncipe: "Mira, mi señor, esto es un
pájaro malvado, y el mal es su clamor; por lo tanto toma tú
tus flechas y ve adelante y mátala ". Así que instó
continuamente, y, por glamour, ella prevaleció sobre
él. Entonces el joven príncipe se levantó y tomó su
arco y sus flechas de plumas celestiales, y dejó
volar una flecha en las ramas del árbol de casia.
Y de repente cesó el dulce sonido del canto,
y el pájaro dorado cayó muerto, porque el objetivo era cierto.

Pero la flecha de plumas celestiales tomó vuelo


y atravesó el piso del cielo, y llegué al
lugar alto, donde se sentaba la Diosa del Sol, juntos
con sus consejeros de agosto, en el río tranquilo
Cama del cielo Y el dios llamado Maravilloso
tomó la flecha y contempló la sangre sobre su
plumas. Y el Señor de los pensamientos profundos dijo:
"Esta es la flecha que se le dio a los Jóvenes
Príncipe ", y se lo mostró a todas las deidades. Y
dijo: "Si el joven príncipe ha disparado esta flecha
a las deidades malvadas, según nuestro mandato, dejemos
No le hace daño. Pero, si su corazón no es puro,
entonces deja que el joven príncipe perezca por esta flecha ".
Y arrojó la flecha de vuelta a la tierra.

Ahora el joven príncipe yacía en un sofá,

EL PÁJARO CANTANTE DEL CIELO xvm

dormido. Y la flecha cayó y le atravesó el corazón.


Que él murió.

Sin embargo, el dulce pájaro del cielo cantando regresó


no más ; y los dioses estaban tristes.

Sin embargo, el joven príncipe yacía muerto sobre su


cama ; y el lamento de su esposa, la princesa
Subrayando, re-hecho eco en el viento, y se escuchó
en el cielo. Entonces el padre del joven príncipe descendió
con gritos y lamentos, y se construyó un
casa de luto sobre la tierra de las llanuras de caña,
y el joven príncipe fue puesto allí.

Y vino a llorar por él el salvaje


ganso del río, y el faisán, y el rey
pescador. Y lloraron por él ocho días y
ocho noches

152
XIX
La señora fría

UNA VEZ un anciano y un joven dejaron su pueblo


en compañía, para hacer un viaje a un
provincia distante Ahora, si fueron por
placer o con fines de lucro, por cuestiones de dinero, de amor
o guerra, o por algún pequeño o gran voto que
habían puesto sobre sus almas, ya no es
conocido. Todas estas cosas fueron muy largas desde
olvidado. Es suficiente decir que es probable
cumplieron sus deseos, porque se volvieron
sus caras de vuelta a casa acerca de la instalación de la
temporada de invierno, que es un mal momento para los viajeros,
El cielo lo sabe.

Ahora, mientras viajaban, sucedió que ellos


perdieron su camino y, al estar en una parte solitaria de la
país, vagaron todo el día y vinieron
sobre ninguna buena alma para guiarlos. Cerca del anochecer
se encontraron al borde de un amplio
y río que fluye rápido. No hubo puente, no
Ford, no hay ferry. Abajo vino la noche, con tono
nubes negras y un poco de viento astuto que soplaba
Las cañas secas y escasas. En ese momento llegó la nieve.
Los copos cayeron sobre el agua oscura del río.

153

LA SEÑORA FRÍA xix

"¡Qué blancos, qué blancos son!", Gritó el


hombre joven.

Pero el viejo se estremeció. En verdad fue


muy frío, y estaban en un mal caso. Cansado
afuera, el viejo lo sentó en el suelo;
se envolvió con su capa y juntó las manos
sobre sus rodillas El joven sopló sobre su
dedos para calentarlos. Subió al banco un
poco, y al fin encontró una pequeña choza pobre, desierta
por un quemador de carbón o un barquero.

"Malo, en el mejor de los casos", dijo el joven,


"Sin embargo, los dioses sean alabados por cualquier refugio en tal
noche ". Así que llevó a su compañero a la cabaña.
No tenían comida ni fuego, pero había un
manojo de hojas secas en la esquina. Aqui ellos
se acostaron y se cubrieron con su paja
abrigos para la lluvia; y a pesar del frío, pronto cayeron
dormido.
Alrededor de la medianoche, el joven se despertó.
por un aire helado sobre su mejilla. La puerta de la
la cabaña estaba abierta de par en par, y pudo ver el giro
tormenta de nieve sin. No estaba muy oscuro. " UNA
plaga en el viento! "dijo el joven". Tiene
abrió la puerta y la nieve ha entrado
y cubrió mis pies ", y se levantó sobre
su codo Entonces vio que había una mujer.
en la choza

Ella se arrodilló al lado del viejo, su compañero


panion, y se inclinó sobre él hasta sus caras
Casi se encuentra. Blanca era su cara y bella;
blancas eran sus prendas de vestir; su cabello era
blanco con la nieve que había caído sobre él. Su

xix LA SEÑORA FRÍA

las manos se extendieron sobre el hombre que dormía,


y brillantes carámbanos colgaban de sus dedos. Su
el aliento se veía claramente cuando llegó
de sus labios separados. Era como un blanco claro
fumar. Actualmente ella dejó de inclinarse
sobre el viejo, y se levantó muy alto y
esbelto. La nieve cayó de ella en una ducha mientras ella
movido.

"Eso fue fácil", murmuró, y llegó a


el joven, y hundiéndose a su lado tomó
su mano en la de ella. Si el joven tuviera frío
antes, él estaba más frío ahora. Él se adormeció de
cabeza a talón. Le parecía como si su
la sangre se congeló, y su corazón era un trozo de hielo que
se quedó quieto en su seno. Un sueño mortal se desvaneció
él.

"Esta es mi muerte", pensó. "Puedo ésto


se todo ? Gracias a los dioses no hay dolor ". Pero
la Dama Fría habló.

"Es solo un niño", dijo. "Un niño bonito"


dijo ella, acariciando su cabello; "No puedo matarlo".

"Escucha", dijo ella. El joven gimió.

"Nunca debes hablar de mí, ni de esto


noche ", dijo." No al padre, ni a la madre, ni
hermana, ni hermano, ni a la doncella desposada, ni a
esposa casada, ni a niño, ni a niña,
ni al sol, ni a la luna, ni al agua, fuego, viento, lluvia,
nieve. Ahora júralo ".

Lo juró. "Fuego viento lluvia nieve ..."


murmuró, y cayó en un desmayo profundo.

Cuando volvió en sí, era mediodía.


El cálido sol brillaba. Un paisano amable sostenido

iS5

LA SEÑORA FRÍA xix

él en sus brazos y lo hizo beber de un vapor


taza ing.

"Ahora, muchacho", dijo el compatriota, "deberías


hacer. Por la misericordia de los dioses llegué a tiempo
aunque lo que me trajo a esta cabaña, un buen tres
Ri fuera de mi camino, solo los dioses de agosto lo saben.
Así que puedes agradecerles a ellos y a tu maravillosa juventud.
En cuanto al buen viejo, tu compañero, es un
materia diferente Él es ayuda pasada. Ya su
los pies han llegado a la separación de los tres caminos ".

"¡Alack!", Gritó el joven. "Alack, por


¡La nieve y la tormenta, y la noche amarga, amarga!
Mi amigo está muerto ".

Pero no dijo nada más entonces, ni lo hizo cuando


El viaje de un día lo llevó a su casa en su propia aldea.
Porque recordaba su juramento. Y la dama fría
las palabras estaban en su oído.

"Nunca debes hablar de mí, ni de esto


noche, no para padre, ni madre, ni hermana, ni
hermano, ni a la doncella desposada, ni a casarse
esposa, ni a niño, ni a niña, ni a
sol, ni luna, ni agua, fuego, viento, lluvia, nieve. . . ".

Algunos años después de esto, en el frondoso horario de verano,


resultó que el joven dio sus paseos
solo en el extranjero, y cuando regresaba a casa,
sobre la puesta del sol, él estaba al tanto de una chica caminando
el camino un poco más adelante que él. Parecía como
aunque ella había recorrido cierta distancia, por su túnica
estaba maltratada, llevaba sandalias atadas a los pies,
y ella llevaba un bulto. Además, ella se dejó caer
y se fue cansado. No era extraño que el
el joven no debería pensar en ella, ni

156

xix LA SEÑORA FRÍA

que debería pasar la hora del día. Vio en


una vez que la niña era muy joven, justa y esbelta.

"Joven doncella", dijo, "¿dónde estás?


Unido ? "

Ella respondió: "Señor, me dirijo a Yedo,


donde tengo la intención de tomar el servicio. tengo una hermana
allí quien me encontrará un lugar ".

"¿Cómo te llamas?", Preguntó.

"Mi nombre es O'Yuki".

"O'Yuki", dijo el joven, "te ves muy


pálido."

"¡Ay! Señor", murmuró, "me desmayo con el


calor de este día de verano ". Y mientras estaba parada
el camino su cuerpo delgado se balanceó, y ella se deslizó hacia
sus pies desmayados.

El joven la levantó suavemente y la cargó


ella en sus brazos a la casa de su madre. Su cabeza
yacía sobre su pecho, y mientras miraba su rostro,
se estremeció un poco.

"De todos modos", se dijo, "estos


los días de verano se vuelven fríos al anochecer, o eso
me parece."

Cuando O'Yuki se recuperó de su desmayo, ella


agradeció dulcemente al joven y a su madre
por su amabilidad, y como ella tenía poca fuerza para
continuar su viaje, ella pasó la noche en su
casa. En verdad ella pasó muchas noches allí,
y las calles de Yedo nunca la conocieron, porque
el joven llegó a amarla y la hizo suya
esposa antes de que salieran muchas lunas. Diariamente se convirtió
más bella era blanca y blanca. Su pequeño
manos, por todo lo que ella usó para el trabajo en la casa

LA SEÑORA FRÍA xix

y trabajar en el campo, eran tan blancos como el jazmín


flores el sol ardiente no podía quemarle el cuello ni a ella
mejilla pálida y delicada. En el cumplimiento del tiempo ella
dio a luz siete hijos, todos tan hermosos como ella, y crecieron
alto y fuerte con miembros rectos y nobles; su
igual no se pudo encontrar en ese lado del país.
Su madre los amaba, los criaba, trabajaba
para ellos. A pesar de pasar años, a pesar de la
alegrías y dolores de la maternidad, ella parecía una
doncella delgada; no apareció ninguna línea en su frente
cabeza, sin opacidad en sus ojos, y sin canas.

Todas las mujeres del lugar se maravillaron de estos


cosas, y hablamos de ellas hasta que se cansaron.
Pero el esposo de O'Yuki fue el hombre más feliz por
millas alrededor, con su bella esposa y su bella
niños. Mañana y tarde rezaba y
dijo: "No dejes que los dioses me visiten si tengo
demasiada alegría ".
Cierta tarde de invierno, O'Yuki, teniendo
Acostaba a sus hijos y los cubría cálidamente.
estaba con su esposo en la habitación contigua. los
el carbón brillaba en el hibachi; todas las puertas de la
la casa estaba cerrada, porque hacía mucho frío, y
fuera de los primeros grandes copos de una tormenta de nieve tenían
comenzó a caer O'Yuki cosió diligentemente al poco
Prendas de colores brillantes. Un andon se paró en el
piso a su lado, y su luz cayó sobre ella
cara.

Su marido la miró reflexionando. . . .

"Querido", dijo, "cuando te miro esta noche


Recuerdo una aventura que se me ocurrió.
muchos años desde entonces ".

158

xix LA SEÑORA FRÍA

O'Yuki no habló en absoluto, pero cosió diligentemente.

"Fue una aventura o un sueño", dijo el hombre


su marido ", y qué fue lo que no puedo decir.
Extraño fue como un sueño, pero creo que no
dormir."

O'Yuki siguió cosiendo.

"Entonces, solo entonces, vi a una mujer, que estaba tan


hermosa como eres y tan blanca. . . de hecho, ella
fue muy como tú ".

"Háblame de ella", dijo O'Yuki, sin levantar


sus ojos de su trabajo.

"¿Por qué?", Dijo el hombre, "nunca he hablado


de ella a nadie ". Sin embargo, él habló a su
ruina. Él contó sobre su viaje, y cómo él y
su compañero, que estaba atrapado en una tormenta de nieve,
se refugió en una choza. Habló del frío blanco
Señora, y de cómo su amigo había muerto en su frío.
abrazo.

"Entonces ella vino a mi lado y se inclinó


yo, pero ella dijo: 'Es solo un niño ... un lindo
chico ... no puedo matarlo. Dioses ! Qué frío
ella estaba . . . Qué frío. . . . Luego ella hizo
me lo juro, antes de que ella me dejara me hizo
jurar. . . ".

"Nunca debes hablar de mí, ni de esto


noche ", dijo O'Yuki," no al padre, ni a la madre, ni
hermano, ni hermana, ni a la doncella desposada, ni a
esposa casada, ni a niño, ni a niña,
ni al sol, ni a la luna, ni al agua, fuego, viento, lluvia,
nieve. Todo esto me lo juraste, mi esposo, incluso
a mi. Y después de todos estos años te has roto
tu juramento ¡Despiadado, infiel y falso! "Ella

LA SEÑORA FRÍA xix

dobló su trabajo y lo dejó a un lado. Entonces


fue a donde estaban los niños y la inclinó
cara sobre cada uno a su vez.

El mayor murmuró "Frío ... Frío ...".


entonces ella levantó la colcha sobre su hombro.

El más joven lloró, "Madre" ... y lanzó


fuera de sus pequeños brazos.

Ella dijo: "He hecho demasiado frío para llorar


más."

Con eso ella volvió a su marido.


"Adiós", dijo ella. "Incluso ahora no puedo matar
por el bien de mis pequeños hijos. Custodiarlos
bien."

El hombre levantó los ojos y la vio.


Blanca era su cara y bella; blancos eran ella
prendas que se arrastran; su cabello era blanco por así decirlo
con nieve que había caído sobre ella. Su aliento
se veía claramente como venía de ella
Labios partidos. Era como un humo blanco justo.

"¡Adiós! ¡Adiós!", Gritó, y ella


la voz se volvió delgada y fría como un invierno penetrante
viento. Su forma se volvió vaga como una corona de nieve o un
nube blanca vaporosa Por un instante se aferró a
El aire. Luego se levantó lentamente a través del humo.
agujero en el techo y no fue visto más.

160

rf - ~ ^ ~? t * ^ s

^ r

;---

131
\ (^

ES*. .

XX

LA BÚSQUEDA DE FUEGO

El sabio poeta estaba sentado leyendo a la luz de su


cirio. Era una noche del séptimo mes. los
la cigarra cantaba en la flor de la granada, la
Rana cantaba junto al estanque. La luna estaba afuera y todo
En las estrellas, el aire era pesado y perfumado.
Pero el poeta no estaba contento, porque llegaron las polillas
el puntaje a la luz de su cono; no solo las polillas,
pero los cockchafers y las libélulas con sus alas
teñido de arcoíris. Todos y cada uno se toparon con el
Búsqueda de fuego; uno y todos quemaron su brillante
alas en la llama y así murió. Y el poeta era
apenado.

"Pequeños niños inofensivos de la noche", él


dijo, "¿por qué seguirás volando en Fire Quest?
Nunca, nunca puedes lograr, sin embargo, te esfuerzas y mueres.
Tontos, ¿nunca has escuchado la historia de la
Firefly Queen? "

Las polillas y los cockchafers y el dragón ...


las moscas revoloteaban sobre el cono y no le pagaban
atención.

"Nunca lo han escuchado", dijo el poeta;


"Sin embargo, es lo suficientemente mayor. Escucha:

161 M

LA BÚSQUEDA DE FUEGO xx

"La Reina Luciérnaga fue la más brillante y


La más bella de las cosas pequeñas que vuelan. Ella habitaba
En el corazón de un loto rosado. El loto creció en un
todavía lago, y se balanceaba de un lado a otro sobre el lago
seno mientras la Reina Luciérnaga dormía dentro. Eso
Era como el reflejo de una estrella en el agua.
"Debes saber, oh, hijitos del
noche, que la Reina Luciérnaga tuvo muchos pretendientes.
Polillas, abejorros y libélulas innumerables
capaz voló al loto en el lago. Y ellos
los corazones se llenaron de amor apasionado. ' Tener
lástima, ten piedad ', gritaron,' Reina del Fuego-
moscas, luz brillante del lago. Pero la luciérnaga
Queen se sentó, sonrió y brilló. Parecio que
ella no era sensible al incienso de amor que surgió
sobre ella.

"Por fin ella dijo: 'Oh, ustedes amantes, uno y


todo lo que te hace aquí ociosamente, molestando a mi loto
casa? Demuestra tu amor, si realmente me amas.
Vayan, amantes, y tráiganme fuego, y luego lo haré.
responder.'

"Entonces, oh, hijitos de la noche, allí


era un veloz zumbido de alas, para las polillas y el
cockchafers y las moscas del dragón innumerables rápidamente
partió en la búsqueda de fuego. Pero la luciérnaga
Queen rio. Después te diré el
razón de su risa.

"Entonces los amantes volaron aquí y allá en el alambique


noche, llevándose con ellos su deseo. Ellos encontraron
Las celosías encendidas se entreabrieron y entraron inmediatamente. En uno
cámara había una chica que tomó una carta de amor
de su almohada y leerlo con lágrimas a la luz de

162

xx LA BÚSQUEDA DE FUEGO

Un cono. En otra, una mujer estaba sentada sosteniendo la luz.


cerca de un espejo, donde miraba y pintaba
su cara. Una gran polilla blanca apagó el
temblorosa llama de vela con sus alas.

"¡Alack! Tengo miedo", gritó la mujer;


'la horrible oscuridad! '

"En otro lugar yacía un hombre muriendo. Él


dijo: 'Por el amor de Dios, enciéndeme la lámpara, por el
cae la noche negra.

"'Lo hemos encendido', dijeron, 'hace mucho tiempo.


Está cerca de ti, y una legión de polillas y
las moscas del dragón revolotean al respecto.

"'No puedo ver nada en absoluto', murmuró el


hombre.

"Pero los que volaron en el Fire Quest se quemaron


sus frágiles alas en el fuego. En la mañana
yacían muertos por cientos y fueron barridos y
olvidado.
"La Reina Luciérnaga estaba a salvo en su glorieta de loto
con su amada, que era tan brillante como ella, porque él
Fue un gran señor de las luciérnagas. No era necesario que él
ir a la búsqueda de fuego. El llevaba la vida
llama debajo de sus alas.

"Así, la Reina Luciérnaga engañó a sus amantes,


y por eso se rió cuando los envió
ella en una vana aventura ".

"No se dejen engañar", gritó el sabio poeta, "oh,


niños pequeños de la noche. La reina luciérnaga
Siempre es lo mismo. Entregar la búsqueda de fuego ".

Pero las polillas y los cockchafers y los


las moscas del dragón no prestaron atención a las palabras del Sabio

163

LA BÚSQUEDA DE FUEGO xx

Poeta. Todavía revoloteaban sobre su cono, y


quemaron sus alas brillantes en la llama y así
murió.

Al poco tiempo, el poeta apagó la luz. " YO


debe sentarse en la oscuridad ", dijo," es el
la única manera."

164

XXI
UNA LEYENDA DE KWANNON

EN los días de los dioses, Ama-no-Hashidate era


El Puente Flotante del Cielo. Por medio de esto
puente vinieron las deidades del cielo a la tierra,
llevando sus lanzas con joyas, sus grandes arcos y
flechas de plumas celestiales, sus túnicas maravillosas y
sus espejos mágicos Luego, cuando el directo
se cerró el camino que había estado entre la tierra y
cielo, y las deidades ya no caminaban sobre el
Tierra de Orejas de Arroz Frescas, la gente todavía llamaba a
colocar Ama-no-Hashidate, en aras de la felicidad
memoria. Este lugar es uno de los tres justos
Vistas de Yamato. Es donde una franja de tierra
corre hacia el mar azul, como un puente flotante
cubierto de pinos oscuros.

Había un hombre santo de Kioto llamado Saion


Zenji Había seguido el camino de los dioses
desde su juventud hasta También fue discípulo de la
gran Buda; bien versado estaba él en doctrinas
y filosofías; él conocía los peligros de la ilusión
y las inefables alegrías de Nirvana. Largas horas
pasaría en meditación mística, y muchos de

165

UNA LEYENDA DE KWANNON xxi

las Escrituras que tenía de memoria. Cuando estaba en


una peregrinación vino a Ama-no-Hashidate, y
ofreció gracias porque el lugar era muy
encantador en sus ojos.

Él dijo: "Los ciegos e ignorantes lo tienen


que los árboles y las rocas y el agua de mar verde son
no cosas sensibles, pero los sabios saben que
También canta en voz alta y alaba al Tathagata. aquí
tomaré mi descanso y uniré mi voz con
la suya, y no volveré a ver mi hogar ".

Entonces Saion Zenji, el hombre santo, subió a Nariai-


San, la montaña frente a Ama-no-Hashidate.
Y cuando llegó al lugar del Solitario
Pino, le construyó un santuario para Kwannon el
Misericordioso, y una choza para cubrirse la cabeza.

Todo el día cantó los Santos Sutras. Desde


amanecer hasta el final cantó, hasta que su propio ser fue
exaltado y parecía flotar en un éxtasis de alabanza.
Entonces su voz se hizo tan fuerte y clara que era
una maravilla. La campanula azul de la montaña
en reverencia inclinó la cabeza; el gran lirio blanco
incienso destilado de su corazón profundo; la cigarra
chilló en voz alta; el Pájaro Renegado dio una larga nota
del matorral. Sobre la cabaña del ermitaño allí
revolotearon libélulas y mariposas innumerables,
que son las almas de los muertos felices. En el lejano
valles los campesinos fueron consolados en su
trabajo, si plantaron el joven verde
arroz, o recogido en las orejas. El sol y el
el viento fue templado y la lluvia cayó suavemente sobre
sus caras. Una y otra vez subieron el
empinada ladera para arrodillarse ante el santuario de Kwannon

1 66

xxi UNA LEYENDA DE KWANNON

el misericordioso, y para hablar con el hombre santo,


cuyo cuenco de madera llenarían de arroz o
mijo, harina de cebada o frijoles. A veces él
bajó y pasó por los pueblos, donde
calmó a los enfermos y tocó a los niños pequeños.
La gente dijo que sus propias prendas brillaban.
Ahora en ese país llegó un invierno
sazonar como el que no había estado dentro
El recuerdo del hombre. Primero vino el viento
ing salvajemente desde el norte, y luego vino el
nieve en grandes copos que nunca dejaron de caer
El período de nueve días. Toda la gente del
valles mantenidos dentro de las puertas lo más cálido posible,
y aquellos que tenían sus tiendas de invierno no les fue ninguno
muy enfermo Pero, ah, por el frío amargo sobre el
alturas de Nariai-San! En el pino solitario, y
sobre la cabaña del ermitaño, la nieve estaba apilada y
a la deriva. El santuario de Kwannon el Misericordioso
no se pudo ver más. Saion Zenji, el santo
hombre, vivió por algún tiempo de la comida que era
en su cuenco de madera. Luego se acercó a él
la prenda cálida del pensamiento, y pasó muchos
días de meditación, que eran carne y bebida y
Duerme con él. Sin embargo, incluso su espíritu claro podría
No disipar por completo las nubes de la ilusión. En longitud
vino a la tierra y todo el hombre tembló con
debilidad corporal

"Perdóname, oh Kwannon el Misericordioso" dijo


Saion Zenji; "pero en verdad me parece que si yo
no tengo comida me muero ".

Lentamente se levantó, y dolorosamente se abrió


la puerta de su choza. La nieve había cesado; eso

167

UNA LEYENDA DE KWANNON xxi

Estaba claro y frío. Blancas eran las ramas


del pino solitario, y todo blanco el flotante
Puente.

"Perdóname, oh Kwannon el Misericordioso" dijo


Saion Zenji; "No sé la razón, pero estoy
reacio a partir y estar con las Sombras de Yomi.
Sálvame esta vida, oh Kwannon el Misericordioso ".

Girando, vio un trasero moteado acostado sobre


la nieve, recién muerta del frío. Él inclinó su
cabeza. "Pobre criatura gentil", dijo, "nunca
correrás más por las colinas y mordisquearás
hierba y las flores dulces ". Y acarició el
flanco suave de la parte trasera, triste.

"Pobre ciervo, no me comería tu carne. ¿Es


no prohibido por la Ley del Bendito? Es
no está prohibido por la palabra de Kwannon el
Misericordioso? "Así reflexionó. Pero incluso mientras él
reflexionó que parecía escuchar una voz que le habló
él, y la voz dijo:
"Ay, Saion Zenji, si mueres de hambre y
frío, qué será de mi pueblo, los pobres
gente de los valles? ¿No serán consolados?
¿Algo más por los Sutras del Tathagata? Descanso
la ley para guardar la ley, amada, tú que
contar el mundo bien perdido por una canción divina ".

Luego, Saion Zenji tomó un cuchillo y


cortarle un pedazo de carne del costado del
moteado trasero Y recogió conos de abeto y
hizo un pequeño fuego y cocinó la carne del venado en un
olla de hierro Cuando estuvo listo, se detuvo.
Y su fuerza volvió a él, y él
abrió los labios y cantó alabanzas al Tathagata,

168

xxi UNA LEYENDA DE KWANNON

y las brasas del fuego moribundo saltaron


llama para escucharlo.

"Sin embargo, debo enterrar al pobre ciervo", dijo


Saion Zenji. Entonces fue a la puerta de su choza.
Pero mira donde no podría haber ciervos ni moteados
no vio, ni aún la marca de uno en el
nieve profunda.

"Está pasando extraño", dijo, y se preguntó.

Tan pronto como sea posible, surgió la gente pobre


del valle para ver cómo le había ido a su ermitaño
a través de la nieve y el clima tormentoso. " Los
los dioses envían para que no esté muerto de frío o hambre "
se dijeron el uno al otro. Pero lo encontraron
cantando en su choza, y les dijo cómo
había comido la carne de un trasero moteado y estaba
satisfecho.

"Corté solo una mano de la carne"


dijo, "y la mitad aún está en la olla de hierro".

Pero cuando vinieron a mirar en la olla, ellos


no encontró carne de ciervo, sino un pedazo de cedro
madera dorada por un lado. Maravilla
en gran medida, lo llevaron al santuario de Kwannon
los Misericordiosos, y cuando habían despejado el
nieve profunda, todos entraron a adorar. Allí
sonrió la imagen de la dulce dama celestial,
dorado entre sus flores doradas. En su derecho
lado había una herida donde estaba la madera dorada
cortar. Entonces la gente pobre del valle
reverentemente trajeron lo que habían encontrado en
la olla del ermitaño, y ponerlo en la herida. Y
inmediatamente la herida se curó y el liso
El oro brillaba sobre el lugar. Toda la gente cayó
UNA LEYENDA DE KWANNON xxi

sus caras, pero el ermitaño estaba parado cantando alto


alabanza de Kwannon el Misericordioso.

El sol se puso en gloria. La gente del valle se arrastró


suavemente desde el santuario y bajó a su
Casas propias. La luna fría y las estrellas brillaron
sobre el pino solitario y el puente flotante y
el mar. A través de un alquiler en el techo del santuario ellos
iluminó el rostro de Kwannon el Misericordioso, y
hizo visibles sus múltiples brazos de amor. Todavía
Saion Zenji, su sirviente, se paró frente a ella cantando
en éxtasis, con lágrimas en la cara:

"Oh mujer maravilla, fuerte y hermosa,


¡Tierno corazón, lamentable y mil brazos!
Me has alimentado con tu propia carne
Misterio de misterios!

Pobre muerto moteado detrás de ti, ven a mí;


En lo profundo de mi corazón me hablaste
Para guardar, pero romper y romper, guarda tu ley
Misterio de misterios!

Kwannon, la Dama Misericordiosa, quédate conmigo,


Sálvame de los peligros de la ilusión;
No dejes que le tenga miedo a la nieve o al pino solitario.
Misterio de misterios
Has rechazado el Nirvana,
Ayúdame a que pueda perder el mundo, el contenido,
Y canta la canción divina ".

170
XXII

EL ESPOUSAL DE LA RATA
HIJA

SEÑOR. NEDZUMI, la rata, era un personaje importante


en la aldea donde vivía, al menos era tan
en su propia estimación y la de su esposa. Esto fue en
parte, por supuesto, debido a la larga línea de antepasados
de quien descendió, y a su intimidad
asociación con los dioses de la buena fortuna. Por,
recordemos que su ascendencia volvió a
pasado remoto, de hecho, hasta el tiempo mismo; para tenido
ninguno de su raza ha sido seleccionado como el primer animal
en el ciclo de las horas, la precedencia es pareja
le dio sobre el dragón, el tigre y el
caballo ? En cuanto a su intimidad con los dioses, tenía
ninguno de sus antepasados ha sido el compañero elegido
del gran Daikoku, el más venerado y el
¿El más benéfico de los dioses de la buena fortuna?
El Sr. Rat era acomodado en la vida. Su casa tenía
durante generaciones se ha establecido en un ambiente cálido y acogedor
y acogedor banco, duro por uno de los arroces más fértiles
campos en el campo, donde los cultivos nunca fallaron,
y donde en primavera podía mordisquear hasta el final

171

LA HIJA DE LA RATA xxn

jóvenes brotes verdes, y en otoño se reúnen en su


almacenes suministros del grano maduro suficiente
para todas sus necesidades durante el próximo invierno.

Porque sus necesidades no eran grandes. Entretenimiento


le costó poco y, a diferencia de sus compañeros, tenía
la más pequeña de las familias, de hecho, una familia de una sola.

Pero, en lo que respecta a eso, la calidad más que


compensado por la cantidad, porque consistía en un
hija, de una belleza sin igual en el conjunto
provincia. Él mismo había sido objeto de envidia.
en su vida de casado, porque había tenido la buena fortuna
casarse con una familia de un mundo muy selecto
raza, que rara vez condescendió para mezclar su sangre
con la tribu común de color, y ahora su
hija había nacido de un blanco incomparable, y tenía
recibió el nombre de Yuki, debido a su opinión
Blance a la nieve pura.

No es de extrañar, entonces, que a medida que crecía


hermosa en forma y característica, las ambiciones de su padre
fueron despedidos, y que él aspiraba a casarla con ella
más alto en la tierra.

Como sucedió, la aldea donde vivía era


no muy lejos de un templo celebrado,
y el Sr. Rat, habiendo sido criado en el olor
de santidad, había estado acostumbrado toda su vida a
hacer peregrinaciones al gran santuario. Allí
había conocido a un viejo sacerdote que
fue lo suficientemente bueno como para mantenerlo fuera del
ofrendas del templo a cambio de chismes sobre las obras
de su pueblo, que resultó ser aquel en el que
el sacerdote había nacido y criado. Para el
rata a menudo había descargado su mente, y el viejo

172

xxii LA HIJA DE LA RATA

sacerdote había venido a ver la importancia personal de su amigo


y sus pequeñas debilidades, y en vano impresionaron
sobre él las virtudes de la humildad.
Ahora el señor Rat no podía encontrar a nadie entre sus
compañeros de la aldea para informarle dónde obtener
lo que ahora se había convertido en un deseo insaciable, a saber,
Un buen matrimonio para su hija. Entonces se volvió
al conserje del templo para pedirle consejo, y un verano
mañana lo encontró golpeando el gong que
convocó a su amigo el sacerdote.

"Bienvenido, señor Rat; a lo que estoy en deuda


para tu visita? "dijo el viejo sacerdote, por experiencia
le había demostrado que su amigo rara vez llegaba tan lejos
a menos que tuviera alguna petición que hacer.

Acto seguido, el Sr. Rata se liberó de todo


eso estaba en su mente, de su aspiración y de la
dificultad que tuvo para determinar de qué manera
podría obtenerlo

El sacerdote tampoco lo satisfizo de inmediato, porque


dijo que el asunto era difícil y que
requieren mucha consideración Sin embargo, en el
tercer día, el oráculo respondió de la siguiente manera:
"No hay duda de que aparte de los dioses allí
no hay nadie tan poderoso, o quien ejerce tan benéfico
una regla sobre nosotros, como Su Majestad el Sol. Si hubiera un
hija, y aspiré a tales alturas para ella
mientras lo haces, debería hacerle el traje, y yo
debería aprovechar la oportunidad de hacerlo cuando él
baja a nuestra tierra al atardecer, porque entonces es
que se viste con su ropa más hermosa;
además, se le acerca más fácilmente cuando su
el trabajo del día está hecho, y él está a punto de tomar su

LA HIJA DE LA RATA xxn

bien merecido descanso. Si yo fuera tú no perdería


tiempo, pero presentarme en compañía de tu
honorable esposa e hija para él esta muy
tarde al final de la gran criptomeria
Avenida a la hora en que lo honra especialmente
inundándolo con sus vigas ".

"Mil gracias", dijo el Sr. Rat. " No


el tiempo se perderá si quiero reunir a mi gente
en el momento y lugar que mencionas ".

"Buena suerte para ti", dijo el sacerdote; " mayo


Te saludo la próxima vez que te vea como suegro
a Su Majestad el Sol ".

A la hora señalada padres e hija


fueron vistos en la avenida, vestidos con sus mejores
ropa ; y cuando el sol salió a la tierra y su
los rayos iluminaban la penumbra bajo los grandes pinos,
El Sr. Rat, de todos modos avergonzado, se dirigió a Su Majestad
e inmediatamente le informó de su deseo.
Su Majestad, evidentemente considerando eso
personaje de negocios dirigiéndose a otro no debe
perder el tiempo en latir por el monte, respondió como
sigue: "Estoy extremadamente en deuda contigo por
tu amable intención de permitirme casarme con tu
honorable y hermosa hija, Oh Yuki San,
pero puedo preguntarle su razón para seleccionarme para ser
su honorable yerno? r

A esto el Sr. Rat respondió: "Hemos determinado


casar a nuestra hija con quien sea más
personaje poderoso en el mundo, y es por eso
deseamos ofrecertela en matrimonio ".

"Sí", dijo Su Majestad, "ciertamente eres


no sin razón al imaginarme como el

'74

xxn LA HIJA DE LA RATA

persona más augusta y poderosa del mundo; pero,


desafortunadamente, ha sido mi desgracia descubrir
que hay otro aún más poderoso que
yo mismo, contra cuyos complots no tengo poder.
Es con él con quien sin duda deberías casarte
su hija."

"Y podemos preguntarle honorablemente quién es ese


potentado puede ser? "dijo el Sr. Rat.

"Ciertamente", se reincorporó al Sol. " Es el


Nube. Muchas veces cuando me he propuesto
iluminar el mundo se cruza en mi camino y
me cubre la cara para que mis sujetos no me vean,
y mientras él haga esto, estoy completamente en su
poder. Si, por lo tanto, es el más poderoso
personaje en el mundo que buscas para tu
hija, la honorable O Yuki San, debes
no le otorgue a nadie más que a la Nube ".

Se requirió poca consideración para ambos padre


y madre para ver la sabiduría del consejo del sol,
y por su sugerencia decidieron esperar
en la nube en la primera oportunidad, y
una hora antes de levantarse de su cama, que él
generalmente hecho en las laderas de una montaña alguna
ligas retiradas de su pueblo. Entonces ellos establecieron
y un largo viaje que tuvieron, tanto que el Sr.
Rata decidió que si iba a presentar a su hija
cuando se veía lo mejor posible, el viaje debe
No se apresure. En consecuencia, en lugar de llegar
al amanecer, era tarde completa cuando
se acercaba a la cumbre donde aparentemente estaba la Nube
envuelto en sueño. Pero se despertó mientras él
vio a la familia acercarse y les dio la bienvenida
'75

LA HIJA DE LA RATA xxn

de una manera tan urbana que la Rata a la vez


dejó de presentar su pedido ante él.

A esto la Nube respondió: "De hecho, soy


honrado por su condescendencia al proponer que
Debería casarme con tu bella hija, Oh Yuki
San Es bastante cierto, como Su Majestad de agosto el
Sun dice que cuando lo deseo tengo la fuerza
para evitar que ejerza su poder sobre su
temas, y debería valorar mucho el privilegio
de casar a tu hija. Pero como lo harías
escoge para ese honor la persona más poderosa
en el mundo, debes buscar a Su Majestad la
Viento, contra quien no tengo fuerzas, porque
pronto como él compite conmigo por la supremacía debo
fain vuela lejos hasta los confines de la tierra ".

"Me sorprendes", dijo la Rata, "pero tomo


tu palabra para eso Por lo tanto, te preguntaría
si Su Majestad el Viento será así
en breve, y dónde puedo encontrarme con él ".

"Me temo que no puedo decirte en este momento


cuando es probable que sea así. Él usualmente
anuncia su venida al acosar a algunos de mis
sujetos que actúan como mis puestos avanzados, pero, como ves,
ahora están todos descansando en silencio. Su majestad es
en este momento, creo, sosteniendo una cancha lejos
en los mares orientales. Si yo fuera tú, iría
baja a la orilla del mar y espera su llegada. Él
a menudo está algo inclinado a ser de mal genio por
el momento en que se levanta en estas partes montañosas,
debido a las obstrucciones con las que se ha encontrado en su
viaje, y habrá tenido pocos de estos irritantes
molestias durante su viaje sobre el mar ".

176

xxii LA HIJA DE LA RATA

Ahora, aunque desde las laderas de la montaña


el mar no parecía muy lejano, en realidad era
un largo camino para una joven delicadamente cuidada como
como Yuki, y cada kilómetro del viaje que ella
tuvo que atravesar aumentó su querulousness. Su
padre a menudo se jactaba de los viajes que él
había bajado a la costa, sin costo, oculto
en un camión cargado de arroz, y ella no tomaría
excusas de que no había ferrocarril hasta el punto en
que debían esperar a Su Alteza el Viento,
aunque si hubiera habido, nunca lo hubiera hecho
para una fiesta comprometida en una embajada de ese tipo
Un camión de ferrocarril. Tampoco mejoró su humor
para cuando tuvieron que esperar en el segundo
califique el alojamiento que ofrece una aldea de pescadores, como
ninguno de ellos estaba acostumbrado a una tarifa de pescado. Pero
después de muchos días hubo señales de que el gran
estaba llegando el personaje, y miraban con
algo de inquietud su paso sobre el mar, aunque
cuando, a su debido tiempo, se acercó a la orilla que pudieron
Difícilmente acredite la seguridad de la Nube de su fuerza,
porque parecía la personificación de todo lo que era
amable ; y Madame Rat inmediatamente interpuso el
comente que nunca debe juzgar a una persona
personaje por lo que escuchas, y que la Nube
evidentemente le debía rencor al Viento.

Entonces, la Rata se descargó de inmediato


Viento cuando vino sobre el agua hacia él,
haciendo que su cara se ríe con sonrisas. Y el viento
en sí estaba de buen humor y dirigido
la Rata de la siguiente manera: "El Sr. Cloud es un adulador, y
sabe muy bien que no tengo poder contra él

I 77 N

LA HIJA DE LA RATA xxn

cuando realmente se enfrenta a mí en uno de sus


estados de ánimo atronadores. Para llamarme el más poderoso
persona en el mundo no tiene sentido. Donde tu
viene de ? ¿Por qué, en ese mismo pueblo hay
uno más fuerte que yo, a saber, el muro alto que
cercas en la casa de tu buen vecino. Si
tu hija debe casarse con lo más fuerte
en el mundo, casarla con la pared. Usted encontrará
él un cónyuge muy incondicional. Te deseo un buen día.
Lamento no poder ofrecerte un asiento en mi carro,
pero no voy en dirección a ese muro
hoy, de lo contrario debería haber tenido mucho placer en
presentando tu ser honorable a mi poderoso
antagonista."

Para entonces, la fiesta se estaba disipando mucho.


animado, y el estrés del viaje y la
disgusto de tantas decepciones comenzaban
para contar la belleza de O Yuki San. Pero el señor Rat dijo
no había nada más que volver a casa; él
conocía muy bien el muro en cuestión, pero no tenía
idea que se mantuvo tan alto en la estimación del mundo que
Siempre lo había considerado como un bobo.
Así que caminaron penosamente hacia casa, y estaba cansado
trabajo, porque la Nube había escondido al Sol, y el
El viento había inquietado a la Nube, quien mostró su enfermedad.
humor al descargar un exceso de humedad él
tenía en su bolsillo, y se acercaron a su casa
mojado, desaliñado y desgastado. Como suerte
lo tendrían, tal como ganaron el muro que
el viento había señalado por su poder, un más pesado
aguacero que nunca llegó y se alegraron
para refugiarse bajo el sotavento del muro. Ahora

178

xxn LA HIJA DE LA RATA

El Sr. Wall siempre había sido conocido por su curiosidad.


la naturaleza, que, según se dice, surgió de un lado de su
cara nunca poder ver lo que estaba pasando
el otro ; y escuchando su lado de sotavento
Sr. Rat, y comprobando que había venido de
el mar, el lado de barlovento a la vez preguntó si
tenía noticias de ese sinvergüenza el Viento, que
siempre venía y frotaba su tez.

"¿Por qué?", Dijo el Sr. Rata, "lo conocimos pero


recientemente, y deseaba ser recordado por ti,
quien, dijo, era la persona más fuerte en el
mundo."

"¡Yo el más fuerte! Muestra su ignorancia.


¿Por qué, solo ayer tu sobrino, el gran marrón
rata, porque no estaría en la molestia de ir
ronda, debe necesitar roer un agujero a través de mí. los
¡La cosa más fuerte del mundo! ¿Por qué, la próxima vez que el
el viento viene de esta manera él se apresurará a través del agujero
y dile a tu sobrino que es el más fuerte
persona en el mundo ".

En este momento la lluvia paró, las nubes


pasó y el sol brilló, y el Sr. y la Sra.
Rat se fue a casa felicitándose de que ellos
no había tenido que degradarse proponiendo
su hija en matrimonio con un vecino con
un personaje tan falso

Y un mes después, O Yuki San expresó


su determinación de casarse con su prima y su
los padres querían dar su consentimiento, porque si él hubiera
no demostró ser la persona más poderosa
en el mundo ?

179

XXIII
LA TIERRA DE YOMI

DE las gloriosas nubes del Alto Cielo, de


el éter divino, la esencia vital y el gran
concurso de deidades eternas, emitió el
par celestial Izanagi, Su Agustín, el Señor
de invitación, y con él, Izanami, su agosto
Ness, la Dama de la Invitación.

Juntos se pararon sobre el puente flotante


de High Heaven, y miraron hacia donde
Las nieblas se arremolinaban en confusión bajo sus pies.
Porque a ellos se les había dado poder y mando ...
ment para hacer, consolidar y dar a luz a la
tierras a la deriva. Y para este fin los poderes augustos
les había otorgado una lanza celestial con joyas. Y
las dos deidades, de pie sobre el puente flotante
del cielo, bajó la lanza con joyas de cabeza
en el caos, de modo que las nieblas se dividieron. Y como
esperaron, la salmuera goteó de las joyas
sobre la punta de lanza, y se formó un
isla. Esta es la isla de Onogoro.

Y Su Agustín, el Señor de la Invitación,


tomó de la mano a Su Agustina, la Dama de
Invitación, su encantadora hermana menor, y juntos

1 80

V / AM.-. '

xxm LA TIERRA DE YOMI

descendieron a la isla que se creó.


E hicieron las islas de Japón; la tierra de
lyo, que se llama princesa encantadora; la tierra de
Toyo, que se llama Luxuriant Sun Youth; la
tierra de Sanuki, que se llama Buen Príncipe Hervido
Arroz ; y Gran Yamato, la exuberante isla de
la mosca del dragón y muchos más, de los cuales contar
eran cansancio

Además, dieron a luz a innumerables miríadas.


de deidades para gobernar sobre la tierra y el aire, y
el mar profundo y para cada temporada hubo
deidades, y cada lugar era sagrado, para las deidades
eran como las agujas de los pinos en número.

Ahora, cuando llegó el momento del Dios del Fuego,


Kagu-Tsuchi, para nacer, su madre, la Dama
Izanami, fue quemado, y sufrió un cambio; y
ella se tumbó en el suelo. Entonces Izanagi
el Príncipe que invita, preguntó: "¿Qué es eso?
ha venido a ti, mi encantadora hermana menor? "

Y ella respondió, llorando: "El tiempo de


mi partida se acerca ... voy a la tierra
de Yomi ".
Y Su Agustín Izanagi lloró en voz alta:
dejando caer sus lágrimas sobre sus pies y sobre ella
almohada. Y todas sus lágrimas cayeron y se volvieron
deidades Sin embargo, la Dama Izanami se fue.

Entonces Su Agustín, el Príncipe que Invita,


estaba enojado, y levantó su rostro hacia el Cielo Alto,
y gritó: "¡Oh, Agustina mía!
Hermana menor, que debería haberte entregado
cambio por este niño soltero! "

Y, sacando la espada de diez garras que era

181

LA TIERRA DE YOMI xxm

ceñido sobre él, mató al Dios del Fuego, su hijo;


y atándose su largo cabello, siguió a la Dama
Izanami a la entrada de Yomi, el mundo de los
muerto. Y ella, la princesa que invita, aparece ...
tan encantadora como estaba cuando estaba viva, salió a
saludalo. Y ella levantó la cortina del
Palacio de Hades para que puedan hablar juntos.

Y el Señor Izanagi dijo: "Estoy cansado de ti,


mi encantadora hermana menor, y las tierras que tú
y creé juntos no están terminados de hacer.
Por lo tanto, vuelve ".

Entonces la Dama respondió, diciendo: "Mi


dulce señor, y mi esposa, es muy lamentable
que no me has prometido antes, porque tengo
comido de las carnes al horno de Yomi. Sin embargo,
como me has honrado en tu venida
aquí, Tu Agustín, mi encantador Hermano Mayor,
si puede ser, volveré contigo. Voy a acostar
Mi deseo ante los Dioses de Yomi. Espera tu
aquí hasta que vuelva otra vez y, si me amas,
procura no mirarme hasta el momento ". Y así
ella habló y lo dejó.

Izanagi se sentó sobre una piedra a la entrada del


Palacio de Hades hasta que se puso el sol, y él estaba
cansado de ese valle de oscuridad. Y porque ella
tardó mucho, se levantó y sacó un peine de
el mechón izquierdo de su cabello, y se rompió un diente de
un extremo del peine, y alumbrándolo para que sea una antorcha,
descorrió la cortina del palacio de Yomi.
Pero vio a su amado acostado en corrupción, y
alrededor de ella estaban las ocho deidades de
Trueno. Ellos son el Trueno de fuego, y el

182
xxni LA TIERRA DE YOMI

Black Thunder, y Cleaving Thunder, y


el Trueno de la tierra y el Trueno rugiente,
y el Couchant Thunder y el Young
Trueno. Y por su terrible cabeza estaba el
Gran trueno

E Izanagi, sobrecogido, se volvió para huir.


lejos, pero Izanami se levantó y gritó: "Tienes
avergüénzame, porque has visto mi contaminación.
Ahora veré a los tuyos también ".

Y ella la llamó las horribles hembras de


Yomi, y les ordenó que tomaran y mataran Su Agustín,
El Señor que invita. Pero corrió por su vida, en
la penumbra tropezando con las rocas del valle
de Yomi Y arrancando la corona de vid de su
cabello largo lo arrojó detrás de él, y cayó al
molido y se convirtió en muchos racimos de uvas, que
las horribles hembras se quedaron para devorar. Y el
huyó Pero las hembras de Yomi todavía persiguieron
él ; entonces él tomó una multitud y cerca-
peine dentado de las trenzas correctas de su largo
cabello y tíralo detrás de él. Cuando tocó
el suelo se convirtió en un surco de brotes de bambú,
y nuevamente las hembras se quedaron para devorar; y
Izanagi huyó jadeando.

Pero, en su ira y desesperación, su hijo


La hermana envió tras él los Ocho Truenos, juntos
con mil quinientos guerreros de
Hades Sin embargo, él, el Príncipe de la Invitación, dibujó el
espada de diez garras que estaba ceñida augustamente
él, y blandiéndolo detrás de él ganó por fin
la base del paso uniforme de Hades, el negro
boca de Yomi. Y él sacó allí tres

183

LA TIERRA DE YOMI xxm

melocotones que crecieron en un árbol y golpearon su


enemigos que todos huyeron; y los duraznos
fueron llamados Sus Agustinas, Gran Divina
Fruta.

Luego, por último, su hermana menor, la


Princesa que invita, ella misma salió a perseguir.
Entonces Izanagi tomó una roca que no podría haber sido
levantado por mil hombres, y lo colocó entre
ellos en el paso uniforme de Hades. Y de pie
detrás de la roca, pronunció una despedida y
Palabras de separación. Pero, desde el lado más alejado de
la roca, Izanami lo llamó, "Mi amor
Hermano mayor, tu agustina, de poco provecho
será tu creación de tierras y tu creación de
deidades, porque yo, con mis poderes, estrangularé cada
día mil de tu pueblo ".

Entonces ella lloró, burlándose de él.

Pero él le respondió: "Mi encantadora joven


Hermana, Tu Agustín, si lo haces, lo haré
porque en un día nacerán mil quinientos.
Despedida."

Entonces Su Agustina, la Dama que Invita, es


llamada la reina de los muertos.

Pero el gran señor, su alteza, el príncipe


quien invita, partió, llorando: "¡Horror! ¡Horror!
Horror! He llegado a un lugar horrible y contaminado.
tierra ". Y se quedó quieto a la orilla del río, hasta
en el momento en que debería recuperar fuerzas para realizar
purificación.

184

'V,

24

EL AMANTE DE LA PRIMAVERA Y EL
Amante del otoño

ESTA es una historia de la juventud de Yamato, cuando el


los dioses todavía caminaban sobre la tierra de las llanuras de caña
y se deleitó con las frescas y agitadas espigas de arroz
del campo.

Había una mujer que tenía en ella algo de


tierra y algo del cielo. Ella era de un rey
hija. Era augustamente radiante y reconocida.
Fue llamada la Querida Delicia del Mundo, la
Muy deseado, el más justo de la feria. Ella estaba
delgado y fuerte, a la vez misterioso y alegre,
voluble pero fiel, gentil pero difícil de complacer. los
los dioses la amaban, pero los hombres la adoraban.

La llegada de la Querida Delicia fue sobre esto


sabio. El príncipe Ama Boko tenía una joya roja de uno
de sus enemigos La joya era una ofrenda de paz.
El príncipe Ama Boko lo colocó en un ataúd sobre un soporte.
Él dijo: "Esta es una joya del precio". Entonces el
La joya se transformó en una excelente dama.
Su nombre era la Dama de la Joya Roja, y
El príncipe Ama Boko la llevó a su esposa. Había
185

AMANTE DE PRIMAVERA Y OTOÑO xxiv

les nació una única hija, que era la


Muy deseado, el más justo de la feria.

Es cierto que ochenta hombres de nombre vinieron a


busca su mano. Eran príncipes y guerreros,
y deidades. Vinieron de cerca y vinieron
De lejos. Al otro lado del camino del mar llegaron en gran
barcos, velas blancas u remos crujientes, con valientes y
marineros lujuriosos. A través de los bosques oscuros y peligrosos
Ous se dirigieron a la princesa, la
Muy deseado; o ligeramente, ligeramente descendieron
a través del puente flotante en prendas de
glamour y plateado. Trajeron sus regalos
con ellos oro, joyas preciosas sobre una cuerda, luz
prendas de plumas, pájaros cantores, cosas dulces para
comer, capullos de seda, naranjas en una cesta. Trajeron
juglares y cantantes y bailarines y narradores de cuentos
para entretener a la princesa, la muy deseada.

En cuanto a la princesa, ella permaneció sentada en su vestido blanco.


bower con sus doncellas sobre ella. Pasando rico
era su túnica, y de vez en cuando sus doncellas se extendían
de nuevo sobre las esteras, extendió sus mangas profundas, o
peinó su largo cabello con un peine dorado.

Alrededor de la glorieta había una galería de blanco


madera, y aquí vinieron los pretendientes y se arrodillaron en el
presencia de su señorita.

Muchas y muchas veces la carpa saltó en el


estanque de peces de jardín. Muchas y muchas veces un escarlata
flor de granada revoloteó y cayó de la
árbol. Muchas y muchas veces la dama la sacudió
cabeza y un amante se fueron, triste y lo siento.

Ahora sucedió que el dios del otoño


fue a probar fortuna con la princesa. Él

186

xxiv PRIMAVERA Y AMANTE DEL OTOÑO

era un joven valiente de hecho. Ardiente eran su


ojos El color ardía en su mejilla oscura. Él
estaba ceñido con una espada que diez hombres no podían
levantar. Los crisantemos del otoño ardieron
su abrigo en astuto broidery. Vino y se inclinó
su orgullosa cabeza hasta el suelo ante el
Princesa, luego la levantó y la miró por completo.
ojos Ella abrió sus dulces labios rojos y esperó
no dijo nada pero sacudió la cabeza.

Entonces el dios del otoño salió de ella


presencia, cegada por sus amargas lágrimas.

Encontró a su hermano menor, el Dios de


Primavera.

"¿Cómo te va, hermano?", Dijo


El dios de la primavera.

"111, realmente enfermo, porque ella no me tendrá. Ella


Es la orgullosa dama. El mío es el corazón roto ".

"¡Ah, hermano mío!", Dijo el dios de la primavera.

"Será mejor que vengas a casa conmigo, porque todo es


con nosotros ", dijo el dios del otoño.

Pero el dios de la primavera dijo: "Me quedo aquí".

"¿Qué?", Gritó su hermano, "es probable, entonces,


que ella te llevará si no quiere nada de mí?
¿Amará las suaves mejillas de un niño y
despreciar al hombre adulto? ¿Irás a ella?
hermano ? Ella se reirá de ti por tus dolores ".

"Todavía iré", dijo el dios de la primavera.

"¡Una apuesta! ¡Una apuesta!", El dios del otoño


llorado. "Te daré un barril de sake si ganas
por el bien de la fiesta de tu boda.
Si la pierdes, el sake será para mí. Enfermo
ahogar mi pena en él ".

187

AMANTE DE PRIMAVERA Y OTOÑO xxiv

"Bueno, hermano", dijo el dios de la primavera, "yo


Toma la apuesta. Tendrás tu sake lo suficiente
en efecto."

"Y eso creo", dijo el dios del otoño,


y se fue por su camino.

Entonces el joven dios de la primavera fue a su


madre, que lo amaba.

"¿Me amas, mi madre?", Dijo.

Ella respondió: "Más de cien

existencias ".
"Madre", dijo, "tráeme a mi esposa el
Princesa, la más bella de la feria. Ella se llama el
Muy deseado; mucho, mucho deseo
su."

"¿La amas, hijo mío?", Dijo su madre.

"Más de cien existencias", dijo.

"Entonces acuéstate, hijo mío, mi mejor amado, miente


abajo y duerme, y trabajaré para ti ".

Entonces ella extendió un sofá para él, y cuando él


estaba dormida ella lo miró.

"Tu cara", dijo, "es lo más dulce


en el mundo."

No había dormido para ella la noche viva,


pero ella fue rápidamente a un lugar que conocía, donde
la wistaria se dejó caer sobre un estanque quieto. Ella arrancó
sus aerosoles y zarcillos y traído a casa tanto
como ella podía llevar. La wistaria era blanca y
púrpura, y debes saber que aún no estaba en
flor, pero escondida en el capullo sin abrir. De eso
ella tejió mágicamente una túnica. Ella hizo sandalias
también, y un arco y flechas.

En la mañana ella despertó al Dios de la Primavera.

xxiv PRIMAVERA Y AMANTE DEL OTOÑO

"Ven, hijo mío", dijo, "déjame poner esto


túnica en ti ".

El dios de la primavera se frotó los ojos. "Un sobrio


traje para cortejar ", dijo. Pero hizo lo que quería
madre le ordenó. Y se ató las sandalias
sus pies, y arrojó el arco y las flechas en sus
estremecimiento en su espalda.

"¿Estará todo bien, mi madre?", Dijo.

"Todo estará bien, amado", respondió ella


él.

Entonces el Dios de la primavera vino antes que el más justo


de la feria. Y una de sus doncellas se echó a reír y
dijo :

"Mira, amante, viene a cortejarte hoy


solo un niño sencillo, todo en gris sobrio ".

Pero la más bella de la feria levantó los ojos


y miró al dios de la primavera. Y en el
mismo momento la wistaria con la que estaba
vestido estalló en flor. Tenía un aroma dulce
blanco y morado de la cabeza al talón.

La princesa se levantó de las esteras blancas.

"Señor", dijo ella, "soy tuya si quieres


tenerme."

De la mano fueron juntos a la


madre del dios de la primavera.

"Ah, mi madre", dijo, "¿qué debo hacer?


ahora ? Mi hermano el dios del otoño está enojado
conmigo. No me dará el sake que tengo
ganó de él en una apuesta. Grande es su ira.
Él buscará quitarnos la vida ".

"Quédate quieto, amado", dijo su madre, "y teme


no."

189

AMANTE DE PRIMAVERA Y OTOÑO xxiv

Tomó un bastón de bambú hueco, y en el


hueco puso sal y piedras; y cuando ella tuvo
envolvió el bastón con hojas, lo colgó
El humo del fuego. Ella dijo :

"Las hojas verdes se desvanecen y mueren. Entonces debes


mi primogénito, el dios del otoño. los
la piedra se hunde en el mar, así que debes hundirte. Debes
hundirse, debes fallar, como la marea baja ".

Ahora se cuenta la historia, y todo el mundo sabe


por qué la primavera es fresca, alegre y joven, y
Otoño lo más triste que es.

190

25

LA EXTRAÑA HISTORIA DE LA
Peine de oro

En la antigüedad, dos samuráis vivían en Sendai de la


Norte. Eran amigos y hermanos de armas.

Hasunuma fue nombrado uno, y el otro Saito.


Ahora sucedió que una hija nació en el
casa de Hasunuma, y en el mismo día,
y en la misma hora, nació el
casa de Saito un hijo. El niño que llamaron
Konojo y la niña que llamaban Aiko, que significa
El niño del amor.

O alguna vez había pasado un año sobre su inocente


cabezas los niños se comprometieron el uno con el otro.
Y como muestra, la esposa de Saito dio un oro
peine a la esposa de Hasunuma, diciendo: "Para el
el pelo de un niño cuando tenga la edad suficiente ". Aiko
madre envolvió el peine en un pañuelo y
Lo guardó en su pecho. Era de laca dorada,
Muy buen trabajo, adornado con libélulas doradas.

Esto estuvo muy bien; pero pronto la desgracia


se encontró con Saito y su casa, porque, por desgracia,
él despertó la ira de su señor feudal, y él estaba

191

HISTORIA DE LA PEINA DE ORO xxv

desearía volar de Sendai por la noche, y su esposa estaba


con él y el niño. Ningún hombre sabía dónde
fueron, o tuvieron noticias de ellos, ni de cómo
les fue bien, y por mucho, mucho tiempo Hasunuma
No escuché una sola palabra de ellos.

La niña Aiko se convirtió en la dama más encantadora de


Sendai Tenía el pelo más largo que cualquier doncella en
la ciudad, y ella fue la bailarina más elegante
visto Ella se movía como una ola del mar, o una nube
del cielo, o la hierba de bambú salvaje en el viento.
Tenía una hermana once lunas más joven que ella,
quien se llamaba Aiyame, o el Iris del agua; y
ella era la segunda dama más encantadora de Sendai.
era blanco, pero Aiyame era marrón, rápido y
ligero y riendo. Cuando fueron al extranjero en
las calles de Sendai, la gente decía: "Ahí va el
luna y el viento del sur ".

En un inactivo día de verano cuando todo el aire estaba


lánguida, y la cigarra cantaba sin cesar mientras se balanceaba
en la rama de granada, las doncellas descansaban
las frías alfombras blancas de la glorieta de su señora madre.
Sus mechones oscuros estaban sueltos y sus pies delgados.
estaban desnudos Tenían entre ellos un antiguo
cofre de laca roja, una caja de novia de su dama
de la madre, y en el cofre buscaron y
rebuscado por el tesoro.

"Mira, hermana", dijo Aiyame, "aquí hay escarlata


tangas, lo mismo para mis sandalias. . . y
Que es esto ? ¡Un rosario de cristal, lo declaro! Cómo
hermosa ! "

Aiko dijo: "Madre mía, te ruego que me des


esta longitud de seda violeta, me hará muy bien
192

xxv HISTORIA DEL PEINADO DE ORO

mangas bajas a mi nuevo vestido gris; y madre,


déjame tener el carmesí para una enagua; y
seguramente, madre, no necesitas este poquito de
brocado? "

"Y qué obi" gritó Aiyame, mientras ella


lo arrastró del cofre, "hierba verde y
plata ! "Saltando ligeramente, ella hirió el
longitud sobre su esbelto cuerpo. "Ahora mira
yo por la mejor dama de todo Sendai. Muy envidioso
será la hija del rico Hachiman, cuando
ella ve esta maravilla obi; pero estaré tranquilo y
descuidado, y decir, mirando hacia abajo tan humildemente, 'Tu
perdón, noble dama, que llevo esta tontería tonta
obi, ¡no conozcas tu gran presencia! ' Madre,
madre, dame el obi "

"¡Arah! ¡Arah! ¡Pequeños piratas!", Dijo el


madre, y sonrió.

Aiko empujó su mano al fondo de la


cofre. "Aquí hay algo difícil", murmuró,
"un pequeño ataúd envuelto en un pañuelo de seda.
¡Cómo huele a lirio y especias antiguas! ahora
que puede ser "Diciendo eso, ella desenrolló el
pañuelo y abrió el ataúd. "¡Un peine dorado!"
dijo ella, y se la puso sobre la rodilla.

"Dámelo, hija", gritó la madre rápidamente;


"No es para tus ojos".

Pero la doncella se quedó quieta, con los ojos puestos


el peine dorado Era de laca dorada, muy
buen trabajo, adornado con libélulas doradas.

Por un tiempo la doncella no dijo una palabra, ni lo hizo


su madre, aunque estaba preocupada; e incluso el
La luz de la Dama del Viento del Sur parecía herida

193 o

HISTORIA DE LA PEINA DE ORO xxv

silencio, y sacó las tangas de la sandalia escarlata a través de


y a través de sus dedos.

"Madre, ¿qué hay de este peine dorado?", Dijo


Aiko por fin.

"Mi dulce, es la señal de amor entre ustedes


y Konojo, el hijo de Saito, porque ustedes dos fueron
comprometida en tus cunas. Pero ahora está lleno
quince años desde que Saito se fue de Sendai en el
noche, él y toda su casa, y no dejaron rastro
detrás."

"¿Mi amor está muerto?", Dijo Aiko.


"No, eso no lo sé pero nunca lo hará
ven ; así que te lo suplico, no pienses más en él, mi
pájaro bonito. Allí, consigue tu fan y baila
para mí y para tu hermana ".

Aiko primero colocó el peine dorado en su cabello.


Luego abrió su abanico para bailar. Se mudó
como una ola del mar, o una nube del cielo, o el
hierba de bambú salvaje en el viento. Ella no había bailado
mucho antes de que ella dejara caer el ventilador, con un largo grito,
y ella misma cayó sobre el suelo.
A partir de esa hora ella estaba de una manera lamentable, y se acostó
en su cama suspirando, como una doncella enamorada y abandonada.
Ella no podía comer ni dormir; ella no tuvo placer
en la vida. El amanecer y el sonido de la lluvia en la noche.
ya no eran nada para ella. No su padre
ni su madre, ni su hermana, la Dama del
Viento del Sur, fue capaz de darle tranquilidad.

Luego volvió la cara hacia la pared. " Eso


es más de lo que puedo entender ", dijo, y así
murió.

Cuando habían preparado a la pobre joven sirvienta

IQ4

xxv HISTORIA DEL PEINADO DE ORO

por su tumba, vino su madre, llorando, para mirar


ella por última vez. Y ella puso el dorado
peinar en el cabello de la criada, diciendo:

"Mi propio pequeño hijo, rezo para que en otro


vive puede que conozcas la felicidad. Por lo tanto toma
tu ficha de oro contigo; tendrás necesidad
cuando te encuentres con el espectro de tu amante ".
Porque ella creía que Konojo estaba muerto.

Pero, por desgracia, para Karma que es tan despiadado, uno corto
luna la criada había estado en su tumba cuando el
valiente joven, su prometido, vino a reclamarla
en la casa de su padre.

"Ay y alack, Konojo, el hijo de Saito, ay,


mi joven valiente, ¡ya es tarde que has venido!
Tu alegría se convierte en luto, porque tu novia miente
debajo de la hierba verde, y su hermana va llorando
a la luz de la luna para verter el agua de los muertos ".
Así habló Hasunuma el samurai.
"Señor", dijo el joven valiente, "hay
quedan tres caminos, la espada, la faja fuerte, y
el río. Estos son los caminos cortos a Yomi.
Despedida."

Pero Hasunuma sostuvo al joven por el brazo.


"No, pues, hijo de Saito", dijo, "pero escucha
la cuarta forma, que es mucho mejor. El camino a
Yomi es baja, pero está muy oscura; además, de
Los confines de ese país pocos regresan. Por lo tanto
quédate conmigo, Konojo, y consuélame en mi viejo
edad, porque no tengo hijos ".

Entonces Konojo entró en la casa de Hasunuma


el samurai, y vivía en la casa del jardín junto al
portón.

HISTORIA DE LA PEINA DE ORO xxv

Ahora en el tercer mes Hasunuma y su


la esposa y la hija que les quedaba se levantaron
temprano y los vistió con prendas de ceremonia,
y actualmente fueron llevados en kago, para el
templo estaban atados, y a su ancestral
tumbas, donde ofrecían oraciones e incienso el
día de larga vida.

Era brillante luz de las estrellas cuando regresaron, y


la noche era fría, quieta y helada. Konojo se puso de pie
y esperé en la puerta del jardín. El esperó
su regreso a casa, como se conoció. Dibujó su
se cubrió de él y escuchó los ruidos del
noche. Escuchó el sonido del ciego
silbato, y el bastón del ciego sobre las piedras.
A lo lejos escuchó a un niño reír dos veces; luego él
escuché hombres cantando a coro, como hombres que cantan
animarse en su trabajo y en las pausas
de la canción escuchó el crujido, el crujir del kago oscilante
que los hombres llevaban sobre sus hombros, y él
dijo: "Ellos vienen".

"Voy a la casa del Amado,


Su ciruelo está junto a los aleros;
Está lleno de flor.

El rocío yace en el corazón de las flores,


Entonces son las copas de los gorriones.
¿Cómo vas a la casa de tu amor?
Incluso sobre las alas del viento nocturno.
¿Qué camino lleva a la casa de tu amor?
Todos los caminos del mundo "

Esta fue la canción de los hombres kago. Primero el

196
xxv HISTORIA DEL PEINADO DE ORO

Kago de Hasunuma el samurai se entregó a la


puerta del jardín, luego siguió a su dama; el último vino
Aiyame del viento del sur. Sobre el techo de
su kago yacía una rama floreciente.

"Descansa bien, señora", dijo Konojo, mientras pasaba.


y no tenía respuesta de vuelta. Aunque pareciera que
algo ligero cayó del kago y cayó
con un poco de ruido al suelo Se agachó
y recogió el peine de una mujer. Era de oro
lacado, trabajo muy fino, adornado con dorado
libélulas Suave y cálido, yacía en la mano.
de Konojo. Y se fue al jardín
casa. A la hora de la rata, el joven samurai
arrojó su libro de versos, se sentó sobre su
cama, y apagó su luz. Y el mismo
En el momento en que escuchó un paso errante sin él.

"¿Y quién puede ser el que visita el jardín?


casa de noche? "dijo Konojo, y se preguntó.
Una y otra vez fueron los pies errantes hasta
se quedaron y tocaron la puerta con
Una mano incierta.

" Konojo ! Konojo ! "


"¿Qué es?", Dijo el samurai.
"Abierto, abierto; tengo miedo".
"¿Quién eres y por qué tienes miedo?"
"Tengo miedo de la noche. Soy la hija
de Hasunuma el samurai. . . . Ábreme para
el amor de los dioses ".

Konojo abrió el pestillo y deslizó la puerta hacia atrás


de la casa del jardín para encontrar un esbelto y caído
Dama en el umbral. No podía verla
cara, porque ella sostuvo su manga larga para ocultarla

197

HISTORIA DE LA PEINA DE ORO xxv

de él ; pero ella se tambaleó y tembló, y su


hombros frágiles temblaron con sollozos.

"Déjame entrar", gimió, y de inmediato


Entró en la casa del jardín.

Medio sonriente y muy perplejo, Konojo


le pregunto:

"¿Eres Aiyame, a quien llaman la Dama?


del viento del sur? "
" Yo soy ella."

"Señora, me haces mucho honor".

"¡El peine!", Dijo ella, "¡el peine dorado!"

Mientras decía esto, le arrojó el velo.


cara, y tomando la túnica de Konojo en sus dos
manitas, ella lo miró a los ojos como si
sacaría su propia alma. La dama era
marrón y rápido y ligero. Sus ojos y ella
los labios estaban hechos para reír y pasar extraños
ella miró en la apariencia que llevaba entonces.

"¡El peine!", Dijo ella, "¡el peine dorado!"

"Lo tengo aquí", dijo Konojo; "solo déjalo ir


mi túnica, y te la traeré ".

Ante esto, la dama se arrojó sobre el


esteras blancas en una pasión de lágrimas amargas, y Konojo,
pobre desafortunado, apretó las manos, bastante
además de si mismo.

"¿Qué hacer?", Dijo; " qué hacer ? "

Finalmente levantó a la dama en sus brazos y


acarició su manita para consolarla.

"Señor", dijo, tan simple como un niño, "señor,


me amas ? "

Y él le respondió en un momento: "Te amo


más que muchas vidas, oh Señora del Viento del Sur ".

198

xxv HISTORIA DEL PEINADO DE ORO

"Señor", dijo ella, "¿vendrás conmigo?


entonces ? "

Él le respondió: "Incluso a la tierra de


Yomi ", y tomó su mano.

Luego entraron en la noche y tomaron


El camino juntos. A la orilla del río fueron, y
sobre llanuras de flores; fueron por caminos rocosos,
o a través de los pinos susurrantes, y cuando
había vagado lo suficiente, de los bambúes verdes
les construyeron una casita para habitar. Y
Estuvieron allí durante un año de días y noches felices.

Ahora en una mañana del tercer mes


Konojo vio a hombres con kago venir balanceándose
a través del bosque de bambú. Y él dijo :
"¿Qué tienen que ver con nosotros, estos hombres
y su kago? "

"Señor", dijo Aiyame, "vienen a soportarnos


a la casa de mi padre ".

Él gritó: "¿Qué es esta tontería?


No iré."

"De hecho, y debemos irnos", dijo la señora.

"Vete, entonces," dijo Konojo; "En cuanto a mí, yo


quédate aquí donde estoy feliz ".

"Ah, señor", dijo ella, "ah, querida, ¿verdad?


entonces ámame menos, quien prometió ir conmigo, incluso
a la tierra de Yomi? "

Luego hizo todo lo que ella haría. Y el


rompió una rama floreciente de un árbol que creció
cerca y lo puso sobre el techo de su kago,

Rápidamente, rápidamente nacieron, y el kago


los hombres cantaban mientras iban, una canción para hacer el parto
ligero.

199

HISTORIA DE LA PEINA DE ORO xxv

"/ voy a la casa del Amado,


Su ciruelo está junto a los aleros;
Está lleno de flor.
El rocío yace en el corazón de las flores,
Entonces son las copas de los gorriones.
¿Cómo vas a la casa de tu amor?
Incluso sobre las alas del viento nocturno.
¿Qué camino lleva a la casa de tu amor?
Todos los caminos del mundo ".

Esta fue la canción de los hombres kago.

Al anochecer llegaron a la casa de


Hasunuma el samurai.

"Entra, mi querido señor", dijo la Dama de


El viento del sur. "Esperaré sin; si mi
padre está muy enojado contigo, solo muéstrale el
peine dorado ". Y con eso se lo quitó
su cabello y se lo dio. Alisarlo y calentarlo
yacía en su mano. Entonces Konojo entró en el
casa.

"Bienvenido, bienvenido a casa, Konojo, hijo de


Saito! "gritó Hasunuma" ¿Cómo le ha ido?
con tu aventura caballeresca? '
"¡Aventura caballeresca!", Dijo Konojo, y
enrojecido.

"Ha pasado un año desde su repentina partida, y


supusimos que habías emprendido una búsqueda, o
en la expiación de algún voto puesto sobre tu alma ".

"Ay, mi buen señor", dijo Konojo, "tengo


pecó contra ti y contra tu casa ". Y
le contó a Hasunuma lo que había hecho.

Cuando terminó su historia:

200

xxv HISTORIA DEL PEINADO DE ORO

las prendas lo cubrían y sus ojos sostenían


su.

"Señor", dijo ella, "soy el espíritu de Aiko


tu amor. Fui con el corazón roto a morar
con las sombras de Yomi. Los muy muertos tomaron
lástima de mis lágrimas. Se me permitió regresar y
por un corto año para habitar el dulce cuerpo de
mi hermana. Y ahora ha llegado mi hora. Voy mi
caminos hacia el país gris. Seré el más feliz
alma en Yomi te he conocido, amado. Ahora
tómame en tus brazos, porque me pongo muy débil ".

Con eso se dejó caer al suelo, y Konojo


la abrazó y apoyó la cabeza contra ella
su corazón. Sus lágrimas cayeron sobre su frente.

"Prométeme", dijo, "que tomarás


a la esposa Aiyame, mi hermana, la Dama del Sur
Viento."

"Ah", gritó, "¡mi señora y mi amor!"

"Promesa, promesa", dijo ella.

Entonces lo prometió.

Después de un rato, ella se agitó en sus brazos.

"¿Qué es?", Dijo.

Tan suave su voz que no rompió el


silencio pero flotaba sobre él.

"El peine", murmuró, "el dorado


peine."

Y Konojo se lo puso en el pelo.

Una carga, pálida pero respirando, cargó Konojo


en la casa de Hasunuma y puso sobre el
esteras blancas y cojines de seda. Y despues de las tres
horas una joven sirvienta se sentó y le frotó el sueño

202

xxv HISTORIA DEL PEINADO DE ORO

ojos Era morena, rápida, ligera y


riendo Su cabello estaba caído sobre su rosa
mejillas, no confinadas por ninguna trenza o peine. Ella
miró primero a su padre y luego a la joven
hombre que estaba en su glorieta. Ella sonrió, entonces
se sonrojó y puso sus manitas delante de su cara.

"Saludo, Oh Señora del Viento del Sur", dijo


Konojo

203

26
EL JELLY-FISH TOMA UN VIAJE

Érase una vez que la medusa era muy ...


un compañero Su forma era hermosa y redonda.
como la luna llena Tenía escamas y aletas brillantes
y una cola como otros peces, pero tenía más de
estas. Tenía pies pequeños también, para poder
caminar sobre la tierra y nadar en el mar.
Estaba alegre y era gay, era amado y
Confiado en el Rey Dragón. A pesar de todo esto,
su abuela siempre decía que vendría a un
mal final, porque no le importarían sus libros en
colegio. Ella tenía razón. Todo sucedió en esto
sabio.

El Rey Dragón se casó recientemente, pero cuando


La joven Lady Dragón su esposa cayó muy enferma.
Se llevó a su cama y se quedó allí, y sabia
la gente en Dragonland sacudió la cabeza y dijo
El último día estaba cerca. Los médicos vinieron de lejos y
cerca, y la dosificaron y la desangraron, pero no
bien en absoluto podrían hacerle ella, la pobre joven,
ni recuperarla de su enfermedad.

El Rey Dragón estaba fuera de sí.

204
~^"

xxvi EL PESCADO

"Deseo del corazón", le dijo a su pálida novia, "yo


daría mi vida por ti ".

"Poco bien me haría", respondió ella.


"Sin embargo, si me traes el hígado de un mono
Lo comeré y viviré ".

"¡El hígado de un mono!", Gritó el Rey Dragón.


"¡El hígado de un mono! Hablas salvajemente, oh luz
de mis ojos ¿Cómo encontraré el hígado de un mono?
No sabes, dulce, que los monos habitan en
los árboles del bosque, mientras estamos en lo profundo
mar ? "

Las lágrimas corrieron por la encantadora Reina del Dragón


rostro.

"Si no tengo el hígado del mono, lo haré


morir ", dijo ella.

Entonces el Dragón salió y lo llamó


la medusa

"La reina debe tener el hígado de un mono", él


dijo, "para curarla de su enfermedad".

"¿Qué hará ella con el hígado del mono?"


preguntó la medusa.

"Vaya, ella se lo comerá", dijo el Rey Dragón.

" Oh !" dijo la medusa.

"Ahora", dijo el Rey, "debes ir y


tráeme un mono vivo. He escuchado que ellos
habitar en los altos árboles del bosque. Por lo tanto
nada rápido, medusa, y trae un mono
contigo de nuevo ".

"¿Cómo voy a hacer que el mono regrese?


conmigo ? "dijo la medusa.

"Cuéntale todas las bellezas y placeres de


Dragonland Dile que él será feliz aquí y

205

EL JELLY-FISH xxvi
para que juegue con las sirenas todo el día
largo."

"Bueno", dijo la medusa, "le diré


ese."

Off establece la medusa; y nadó y él


nadó, hasta que finalmente llegó a la orilla donde creció
Los altos árboles del bosque. Y, efectivamente,
había un mono sentado en las ramas de un
árbol de caqui, comiendo caquis.

"Lo mismo", se dijo la medusa;


"Estoy de suerte".

"Mono noble", dijo, "¿vendrás a


Dragonland conmigo? "

"¿Cómo debería llegar allí?", Dijo el mono.

"Solo siéntate sobre mi espalda", dijo la medusa,


"y te llevaré allí; no tendrás problemas
en absoluto."

"¿Por qué debería ir allí, después de todo?", Dijo el


mono. "Estoy muy bien como estoy".

"Ah", dijo la medusa, "es evidente que usted


saber poco de todas las bellezas y placeres de
Dragonland Allí serás feliz como el día.
es largo. Ganarás grandes riquezas y honor.
Además, puedes jugar con las sirenas de
mañana hasta la víspera ".

"Iré", dijo el mono.

Y se deslizó del árbol de caqui


y saltó sobre la espalda de la medusa.

Cuando los dos estaban a medio camino


hacia Dragonland, la medusa se echó a reír.

"Ahora, medusa, ¿por qué te ríes?"

"Me río de alegría", dijo la medusa. " Cuando

206

xxvi EL PESCADO

vienes a Dragonland, mi maestro, el Dragón


Rey, tomará tu hígado y se lo daré a mi amante
la Reina Dragón para comer, y luego se recuperará
de su enfermedad ".

"¿Mi hígado?", Dijo el mono.


"Por qué, por supuesto", dijo la medusa.

"Por desgracia y flojo", gritó el mono, "estoy


dolido de verdad, pero si es mi hígado lo que quieres
No lo tengo conmigo. Para decirte la verdad, es
pesa bastante pesado, así que lo saqué y lo colgué
sobre una rama de ese árbol de caqui donde
me encontró. Rápido, rápido, volvamos por él ".

Regresaron, y el mono estaba en el


árbol de caqui en un abrir y cerrar.

"Piedad, no lo veo en absoluto", dijo.


"¿Dónde puedo haberlo perdido? No debería estar
sorprendido si algún bribón lo ha robado ", dijo.

Ahora si la medusa le hubiera importado sus libros


escuela, habría sido engañado por el
mono ? Puedes creer que no. Pero su gran ...
madre siempre dijo que llegaría a un mal final.

"Tardaré un tiempo en encontrarlo", dijo el


mono. "Será mejor que llegues a casa con Dragon-
tierra. El rey detestaría que seas
fuera después del anochecer. Puedes llamarme otro día.
Sayonara "

El mono y la medusa se separaron en el


El mejor de los términos.

En el momento en que el Rey Dragón puso los ojos en el


medusa, "¿Dónde está el mono?", dijo.

"Voy a llamarlo otro día", dijo el


Medusa. Y contó toda la historia.

207

EL JELLY-FISH xxvi

El Rey Dragón se enfureció.


Llamó a sus verdugos y les ordenó vencer al
Medusa.

"Rompe cada hueso de su cuerpo", gritó;


"golpearlo hasta la gelatina".

¡Ay del triste destino de las medusas! Gelatina él


Queda hasta el día de hoy.

En cuanto a la joven Reina del Dragón, ella era fabulosa


reír cuando escuchó la historia.

"Si no puedo tener el hígado de un mono, debo necesitar


prescindir de eso ", dijo." Dame lo mejor de mí
vestido de brocado y me levantaré, porque me siento bien
tratar mejor ".
208

XXVII
URASHIMA

URASHIMA era un pescador del mar interior.

Todas las noches ejercía su oficio. Él cogió


peces grandes y pequeños, sobre el mar
a través de las largas horas de oscuridad. Así él
se ganaba la vida.

En cierta noche la luna brillaba intensamente,


aclarando los caminos del mar. Y Urashima
arrodillado en su bote y metido su mano derecha
El agua verde. Se inclinó hacia abajo, hasta que le quedó el pelo
se extendió sobre las olas, y no prestó atención a su
barco que figuraba en la lista o a su red de pesca. Él
flotaba en su bote hasta que llegó a un lugar embrujado.
Y él no estaba despierto ni dormido, porque
la luna lo hizo enojar.

Entonces se levantó la Hija del Mar Profundo, y


ella tomó al pescador en sus brazos y se hundió con
él, abajo, abajo, a su fría cueva marina. Ella puso
él sobre una cama arenosa, y por mucho tiempo ella miró
él. Ella lanzó su hechizo sobre él y cantó
sus canciones de mar para él y sostuvo sus ojos con los de ella.

Él dijo: "¿Quién es usted, señora?"

Ella le dijo: "La hija del mar profundo".

209 p

veinte Urashima

"Déjame ir a casa", dijo; "mis hijitos


espera y estás cansado ".

"No, más bien quédate conmigo", dijo:

"Urashima,

Tú, pescador del mar interior,

Eres hermosa;

Tu largo cabello está retorcido alrededor de mi corazón;

No te alejes de mi
Solo olvida tu hogar ".

"Ah, ahora", dijo el pescador, "déjalo ser, para el


Queridos dioses. ... yo iría a la mía ".
Pero ella dijo de nuevo:

"Urashima,

Tú, pescador del mar interior,


Pit puso tu sofá con perlas;

Extenderé tu sofá con algas y flores marinas;


Serás Rey del Mar Profundo,
Y reinaremos juntos '' '.

"Déjame ir a casa", dijo Urashima; "mi


los niños pequeños esperan y están cansados ".
Pero ella dijo:

"Urashima:

Tú, pescador del mar interior,


Nunca tengas miedo de la tempestad del mar profundo;
Rodaremos rocas sobre las puertas de nuestra caverna;
Tampoco tengas miedo de los muertos ahogados;
No morirás "

"Ah, ahora", dijo el pescador, "déjalo estar, porque

210

xxvii URASHIMA

por el amor de los dioses queridos. ... iría a la mía


propio."

"Quédate conmigo esta noche".

"No, ninguno".

Entonces la Hija del Mar Profundo lloró, y


Urashima vio sus lágrimas.

"Me quedaré contigo esta noche", dijo.

Entonces, después de que pasó la noche, ella lo trajo


hasta la arena y la orilla del mar.

"¿Estamos cerca de tu casa?", Dijo ella.

Él le dijo: "A un tiro de piedra".

"Toma esto", dijo ella, "en memoria mía".


Ella le dio un cofre de nácar; era
teñido de arcoíris y sus cierres eran de coral y de
jade.
"No lo abras", dijo ella; "Oh pescador, haz
no abrirlo ". Y con eso se hundió y se
no más visto, la Hija del Mar Profundo.

En cuanto a Urashima, corrió debajo de los pinos.


para venir a su querido hogar. Y mientras iba él
reí de alegría. Y arrojó el ataúd para
tomar el sol

"Ah, yo", dijo, "el dulce aroma del


pinos! "Entonces fue a llamar a sus hijos con
una llamada que les había enseñado, como la de un ave marina
Nota. Pronto dijo: "¿Todavía están dormidos? Es
extraño que no me respondan ".

Ahora cuando llegó a su casa encontró cuatro


paredes solitarias, cubiertas de musgo. Nightshade floreció
en el umbral, lirios de muerte junto al hogar,
Dianthus y Lady Fern. No había alma viviente allí.

"¿Y ahora qué es esto?", Gritó Urashima. " Tener

211

URASHIMA xxvii

Perdí mi ingenio? He dejado mis ojos en lo profundo

^ j)
mar r

Se sentó en el suelo cubierto de hierba y pensó


largo. "Los queridos dioses me ayudan", dijo.
"¿Dónde está mi esposa y dónde está mi pequeña
niños ? "

Fue al pueblo, donde conocía el


piedras en el camino, y cada alero embaldosado e inclinado
le era muy familiar; y aquí encontró gente
caminando de aquí para allá, ocupándose de sus asuntos.
Pero todos eran extraños para él.

"Buenos días", dijeron, "buenos días,


caminante. ¿Te demoras en nuestro pueblo? "

Él veía niños jugando, y a menudo él


poner su mano debajo de sus barbillas para girar su
se enfrenta Pobre de mí ! Lo hizo todo en vano.

"¿Dónde están mis hijos pequeños", dijo, "O


¿Lady Kwannon la Misericordiosa? Quizás la
los dioses saben el significado de todo esto; es demasiado
para mi."

Cuando llegó el atardecer, su corazón estaba pesado como


piedra, y él fue y se paró en la partida del
caminos fuera de la ciudad. A medida que los hombres pasaban, él
los jaló por la manga:

"Amigo", dijo, "te pido perdón, ¿verdad?


Conoces a un pescador de este lugar llamado Urashima? "

Y los hombres que pasaban le respondieron:


"Nunca hemos oído hablar de tal".

Pasaron por los campesinos de la


montañas. Algunos se fueron a pie, otros cabalgaron
Pacientes caballos de carga. Ellos fueron cantando sus
canciones country, y llevaban cestas de salvaje

212
einte Urashima

fresas o gavillas de lirios atados a sus


espaldas Y los lirios asintieron mientras avanzaban. Pil-
pasaban grims, todos vestidos de blanco, con duelas y
sombreros de paja de arroz, sandalias ribeteadas y calabazas de
agua. Rápidamente se fueron, suavemente se fueron, pensando
de las cosas santas Y señores y damas pasaron, en
vestimenta valiente y gran variedad, llevados en su dorado
kago La noche cayo.

"Pierdo la dulce esperanza", dijo Urashima.

Pero allí pasó un viejo viejo.

"Oh, viejo, viejo", gritó el pescador, "tú


he visto muchos días ¿Sabes que deberías de Urashima?
En este lugar nació y se crió ".

Entonces el anciano dijo: "Había uno de


ese nombre, pero, señor, ese se ahogó mucho
hace años que. Mi abuelo apenas podía recordar
él en el tiempo que yo era un niño pequeño. Bueno
extraño, fue hace muchos, muchos años ".

Urashima dijo: "¿Está muerto?"

"Ningún hombre más muerto que él. Sus hijos son


muertos y sus hijos están muertos. Bueno incluso para ti
desconocido."

Entonces Urashima tuvo miedo. Pero él dijo: "Yo


debe ir al valle verde donde duermen los muertos ".
Y hacia el valle tomó su camino.

Él dijo: "Qué frío hace el viento nocturno


a través de la hierba! Los árboles tiemblan y el
las hojas me dan la espalda pálida ".

Él dijo: "Salve, triste luna, eso me demuestra todo


Las tumbas tranquilas. No eres nada diferente de
la luna de antaño ".

Él dijo: "Aquí están las tumbas de mis hijos y sus


213

URASHIMA xxvii

tumbas de hijos Pobre Urashima, no hay hombre


Más muerto que él. Sin embargo, ¿estoy solo entre los
fantasmas . . ".

"¿Quién me consolará?", Dijo Urashima.


El viento nocturno suspiró y nada más.
Luego volvió a la orilla del mar. " OMS
me va a consolar? "gritó Urashima. Pero el cielo
no se conmovió, y las olas de la montaña del mar
enrrollalo.

Urashima dijo: "Ahí está el ataúd". Y


lo sacó de su manga y lo abrió. Allí
surgió de él un tenue humo blanco que se alejó flotando
y hacia el lejano horizonte.

"Me pongo muy cansado", dijo Urashima. en un


En ese momento su cabello se volvió tan blanco como la nieve. Él
tembló, su cuerpo se encogió, sus ojos se oscurecieron.
El que había sido tan joven y lujurioso se balanceó y
se tambaleó donde estaba parado.

"Soy viejo", dijo Urashima.


Hizo cerrar la tapa del ataúd, pero la dejó caer.
diciendo: "No, el vapor de humo se ha ido por
siempre. Lo que importa "

Dejó su largo sobre la arena y


murió.

214
28
TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORRO

Un PEDLAR viajó con su manada sobre el gran


Carretera que conduce a la ciudad de Kioto. Él
Encontré un niño sentado solo en el camino.

"Bueno, mi pequeña", dijo, "y qué


hacerte solo en el camino? "

"¿Qué haces?", Dijo el niño, "con un personal


y un paquete y sandalias gastadas? '

"Estoy destinado a Kioto, y los de Mikado


Palacio, para vender mis gauds a las damas del
Corte."

"Ah", dijo el niño, "tómame a mí también".

"¿Cómo te llamas, pequeña?"


"No tengo nombre".

"¿De dónde vienes?"

"Vengo de la nada".

"Pareces tener unos siete años".

"No tengo edad".

" Por qué estás aquí ? '

" Te he estado esperando."

"¿Cuánto tiempo has esperado?"

"Por más de cien años".

El vendedor ambulante se echó a reír.

215

TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORRO xxvm

"Llévame a Kioto", dijo el niño.

"Puedes venir si quieres", dijo el vendedor ambulante.


Entonces se fueron juntos, y con el tiempo
vinieron a Kioto y al palacio de Mikado.
Aquí el niño bailaba en la augusta presencia de
El Hijo del Cielo. Ella era tan ligera como el mar ...
pájaro sobre la cresta de una ola. Cuando ella había hecho un
Al final del baile, el Mikado la llamó.

"Pequeña doncella", dijo, "¿qué guerdonaré?


darte ? Pedir ! "

"Oh Divinamente Descendiente", dijo el niño, "Hijo


de los dioses ... no puedo preguntar. ... Tengo miedo."

"Pregunta sin miedo", dijo el Mikado.

El niño murmuró: "Déjame quedarme en el


brillante presencia de tu augustia ".

"Que así sea", dijo el Mikado, y recibió


el niño en su casa. Y la llamó
Tamamo

Muy rápidamente se convirtió en dueña de cada


arte encantador Ella podía cantar y podía tocar
sobre cualquier instrumento de música. Ella tenia mas habilidad
en pintura que cualquier pintor en la tierra; ella fue una
maravilla con la aguja y maravilla en el telar.
La poesía que hizo conmovió a los hombres hasta las lágrimas y
a la risa Los muchos miles de personajes fueron
juego de niños para ella, y todas las filosofías duras que ella
tenía en los extremos de sus dedos. Ella conocía bien a Confucio
suficiente, las Escrituras de Buda y la tradición de
Cathay Ella fue llamada la perfección exquisita,
el oro sin alear, la joya sin defecto.

Y el Mikado la amaba.

Pronto él olvidó el honor y el deber y

216

xxvin TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORROOOOOO


estado real Día y noche mantuvo a Tamamo cerca
su lado. Se volvió áspero, feroz y apasionado.
de modo que sus sirvientes temieron acercarse a él. Él
se puso enfermo, apático y lánguido, se quejó, y su
Los médicos no podían hacer nada por él.

"¡Ay de mí!", Gritaban, "lo que afecta al


Divinamente descendido? De seguro está hechizado.
¡Ay! ay! porque él morirá en nuestras manos ".

"Fuera sobre ellos, todos", gritó el


Mikado, "para una manada de tontos tediosos. En cuanto a mí,
Haré mi propia voluntad y placer ".

Estaba loco por amor a Tamamo.

La llevó a su Palacio de Verano, donde él


preparó una gran fiesta en su honor. A la fiesta
se les ordenó todo lo más alto de la tierra, príncipes y
señores y damas de alto nivel; y, willy-nilly, a
el Palacio de Verano que todos repararon, donde estaba
el Mikado, pálido y salvaje, y loco de amor, y
Tamamo a su lado, vestido de escarlata y tela de
oro. Radiantemente bella, era ella, y vertió el
El sake de Mikado de un flagon dorado.

La miró a los ojos.

"Otras mujeres son juguetes débiles a tu lado", él


dijo. "No hay una mujer aquí que sea apta para
toca el extremo de tu manga. Oh Tamamo, como
te quiero. ... "

Habló en voz alta para que todos pudieran escucharlo, y


se rió amargamente cuando había hablado.

"Mi señor ... mi señor ..." dijo Tamamo.

Ahora, mientras la alta compañía se sentaba y festejaba, el


el cielo se nubló con nubes negras, y el
La luna y las estrellas estaban escondidas. De repente un miedo

217
TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORRO xxvm

el viento atravesó el Palacio de Verano y apagó


cada antorcha en el gran Salón de la Fiesta. Y
La lluvia cayó en torrentes. En el campo
La oscuridad, el miedo y el horror cayeron sobre la asamblea.
Los cortesanos corrieron de un lado a otro en pánico, el aire estaba
llenas de gritos, las mesas fueron volcadas. los
platos y vasos de bebida chocaron juntos, el
el sake se derramó y empapó en las esteras blancas. Entonces
se hizo visible un resplandor. Vino del
lugar donde estaba Tamamo, y fluyó en mucho tiempo
llamas de fuego de su cuerpo.

El Mikado gritó en voz alta con una voz terrible.


"¡Tamamo! ¡Tamamo! ¡Tamamo!" Tres veces.
Y cuando hubo hecho esto, cayó en un mortal
desmayarse en el suelo.

Y durante muchos días estuvo así, y parecía


dormido o muerto, y nadie pudo recuperarlo
de su desmayo.

Entonces los sabios y santos hombres de la tierra se encontraron


juntos, y cuando habían rezado a los dioses,
los llamaron Abe Yasu, el adivino. Ellos
dijo :

"Oh Abe Yasu, aprendido en cosas oscuras, averígualo


para nosotros la causa, y si puede ser, la cura de nuestro
La extraña enfermedad del Señor. Realiza adivinación para nosotros,
Oh Abe Yasu ".

Entonces Abe Yasu realizó adivinación, y él


vino ante los Reyes Magos y dijo:

"El vino es dulce, pero el retrogusto es amargo.


No pongas tus dientes en el caqui dorado,
Está podrido en el núcleo.
218

xxvin TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORRO

Justa es la flor escarlata del lirio de la muerte,


PI nek no lo es.
Que es la belleza ?
¿Qué es la sabiduría?
Que es el amor ?

No te dejes engañar. Son hilos en la tela de


ilusión! "

Entonces los sabios dijeron: "Habla, Abe


Yasu, porque tu dicho es oscuro, y no podemos sub-
soportarlo."
"Haré más que hablar", dijo Abe Yasu.
Y pasó tres días en ayuno y en oración.
Luego tomó el sagrado Gohei de su lugar en el
Temple, y llamando a los Sabios a él, él
agitó el sagrado Gohei y con él tocó cada
uno de ellos. Y juntos fueron a casa de Tamamo
bower, y Abe Yasu tomó el sagrado Gohei en su
mano derecha.

Tamamo estaba en su glorieta adornando a sí misma, y


sus doncellas estaban con ella.

"Mis señores", dijo, "ustedes vienen todos sin querer.


¿Qué tendrías conmigo? '

"Mi señora Tamamo", dijo Abe Yasu el


Diviner: "He hecho una canción al estilo de
el chino. Tú que eres experto en poesía, yo
reza por escuchar y juzgar mi canción ".

"No estoy de humor para canciones", dijo, "con


mi querido señor, enfermo de muerte ".

"Sin embargo, mi señora Tamamo, esta canción de


el mío que necesitas debe escuchar ".

"Por qué, entonces, si debo ...", dijo.

219

TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORRO xxvm


Entonces habló Abe Yasu:

"El vino es dulce, el retrogusto es amargo.


No pongas tus dientes en el caqui dorado,
Está podrido en el núcleo.

Justo es el Jiower escarlata del lirio de la muerte,


Tócalo no.
Que es la belleza ?
¿Qué es la sabiduría?
Que es el amor ?

No te dejes engañar. Son hilos en la tela de


ilusión! "

Cuando Abe Yasu el Adivino había hablado, él


llegó a Tamamo y la tocó con el
Gohei sagrado.

Ella lanzó un grito fuerte y terrible, y en el


instantáneamente su forma se transformó en la de un gran
zorro que tiene nueve colas largas y cabello dorado
cable. El zorro huyó de la glorieta de Tamamo, lejos
y lejos, hasta llegar a la lejana llanura de Nasu, y
se escondió debajo de una gran piedra negra que estaba
sobre esa llanura

Pero el Mikado fue recuperado de inmediato.


de su enfermedad.

Pronto, se contaron cosas extrañas y terribles


acerca de la gran piedra de Nasu. Una corriente de
agua venenosa fluyó de debajo y se marchitó
Las flores brillantes de la llanura. Todos los que bebieron
la corriente murió, tanto hombre como bestia. Además,
nada podría acercarse a la piedra y vivir. los
el viajero que descansaba a su sombra no se levantó más,
y los pájaros que se posaron sobre él cayeron muertos en un

220

xxvm TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORRO


momento. La gente lo llamó la Piedra de la Muerte, y
así fue llamado por más de cien años.

Entonces resultó que Genyo, el Sumo Sacerdote,


quien era un hombre santo de hecho, tomó su bastón y su
mendigando cuenco y fue a una peregrinación.

Cuando llegó a Nasu, los habitantes del


simplemente poner arroz en su tazón.

"Oh hombre santo", dijeron, "cuidado con el


Piedra de la muerte de Nasu. No descanses a la sombra ".

Pero Genyo, el Sumo Sacerdote, que se quedó


un momento en pensamiento, respondió así:

"Sepa, hijos míos, lo que está escrito en el


Libro de la Buena Ley: 'Hierbas, árboles y rocas
todos entrarán en el Nirvana '. '

Con eso se dirigió a la Piedra de la Muerte.


Quemó incienso, golpeó la piedra con su
personal, y él gritó: "Sal, Espíritu del
Piedra de la muerte; ven, te conjuro ".

Luego hubo una gran llama de fuego y un


ruido desgarrador, y la piedra estalló y se dividió en
romper. De la piedra y del fuego allí
vino una mujer.

Ella se paró ante el Hombre Santo. Ella dijo :

"Soy Tamamo, una vez llamado Orgulloso Perfección;


Soy el zorro de cabello dorado;
Conozco las brujerías del este;
Fui adorado por los Príncipes de Ind;
Fui una gran perdición de Cathay;
Yo era sabio y hermoso
Mal encarnado.
El poder del Buda me ha cambiado;
221

TAMAMO, LA HOMBRE DEL ZORRO xxvm

He vivido en el dolor por cien años;


Las lágrimas han lavado mi belleza y mi pecado.
Guárdame, Genyo, guárdame, hombre santo;
Déjame tener paz "

"Pobre espíritu", dijo Genyo. "Toma mi bastón


y mi túnica sacerdotal y mi tazón de mendicidad y conjunto
adelante en el largo viaje de arrepentimiento ".

Tamamo tomó la túnica sacerdotal y se la puso


su ; en una mano tomó el bastón, en la otra la
cuenco. Y cuando ella hizo esto, ella desapareció
para siempre desde la vista de los hombres terrenales.

"Oh tú, Tathagatha", dijo Genyo, "y


Tú, Kwannon, Señora Misericordiosa, hazlo posible.
que un día incluso ella pueda alcanzar el Nirvana ".

222

29
MOMOTARO

SI me vas a creer hubo un tiempo cuando el


las hadas no eran tan tímidas como lo son ahora. Ese
Era el momento en que las bestias hablaban con los hombres, cuando
hubo hechizos, encantamientos y magia
todos los días, cuando había gran cantidad de escondites
tesoro para desenterrar, y aventuras para el
preguntando.

En ese momento, debes saber, un anciano y


una anciana vivía sola sola. Ellos
eran buenos y eran pobres y no tenían
niños en absoluto.

Un buen día, "¿Qué estás haciendo esto?


buenos dias hombre "dice la anciana.

"Oh", dice el viejo, "me voy al


montañas con mi gancho para recoger un maricón de
palos para nuestro fuego. Y que haces bien
esposa ? "

"Oh", dice la anciana, "me voy al


corriente para lavar la ropa. Es mi día de lavado "
ella agrega.

Entonces el viejo fue a las montañas y el


la anciana fue al arroyo.

223

MOMOTARO xxix

Ahora, mientras lavaba la ropa, qué


¿debería ver sino un melocotón bien maduro que vino
flotando por la corriente? El durazno era grande
suficiente, y rojo rosado en ambos lados.

"Estoy de suerte esta mañana", dijo la dama,


y ella sacó el melocotón a la orilla con un corte
palo de bambú.

Poco a poco, cuando su buen hombre llegó a casa


desde las colinas, ella puso el melocotón delante de él.
"Come, buen hombre", dijo ella; "este es un melocotón afortunado
Encontré en el arroyo y te traje a casa ".

Pero el viejo nunca probó el durazno.


¿Y por qué no lo hizo?

De repente, el durazno estalló en dos y


no había piedra, pero un buen niño bebé donde
la piedra debería haber sido.

"¡Piedad!", Dice la anciana.

"¡Piedad!", Dice el viejo.

El bebé primero se comió la mitad del durazno


y luego se comió la otra mitad. Cuando tuvo
hecho esto, fue más fino y fuerte que nunca.

"¡Momotaro! ¡Momotaro!", Grita el viejo;


"El hijo mayor del melocotón".

"La verdad es verdad", dice la anciana; " él


nació en un melocotón ".

Ambos cuidaron tan bien a Momotaro


que pronto fue el chico más valiente y valiente de todos
ese campo Él fue un crédito para ellos, usted
puede creer. Los vecinos asintieron con la cabeza.
y dijeron: "¡Momotaro es el buen joven!"

"Madre", dice Momotaro un día a la vieja


mujer, "hazme una buena tienda de khni-dango"

224
xxix MOMOTARO

(que es la forma en que llaman albóndigas de mijo


en esas partes).

"¿Para qué quieres kimi-dango?", Dice su


madre.

"¿Por qué", dice Momotaro, "voy a un


viaje, o como se puede decir, una aventura, y yo
necesitará el kimi-dango en el camino ".

"¿A dónde vas, Momotaro?", Dice su


madre.

"Me voy a la isla de los ogros", dice Momotaro,


"para obtener su tesoro, y debería estar obligado si
me dejarías tener el kimi-dango lo antes posible
ser ", dice.

Entonces le hicieron el kimi-dango, y él puso


ellos en una billetera, y él ató la billetera a su
faja y fuera se puso.

"¡Sayonara, y buena suerte para ti, Momotaro!"


gritaron el viejo y la vieja.

"¡Sayonara! ¡Sayonara!", Gritó Momotaro.

No había ido muy lejos cuando cayó con un


mono.

"¡Kia! ¡Kia!", Dice el mono. " Dónde están


te vas, Momotaro? "

Momotaro dice: "Me voy a la isla de los ogros"


para una aventura ".

"¿Qué tienes en la billetera?


tu faja? '

"Ahora me preguntas algo", dice


Momotaro "claro, tengo algunos de los mejores mijo
empanadillas en todo Japón ".

"Dame uno", dice el mono, "y lo haré


ir contigo."

225 Q

MOMOTARO xxix

Entonces Momotaro le dio una bola de mijo al


mono, y los dos corrieron juntos.
No habían ido muy lejos cuando cayeron con un
Faisán.
"¡Ken! ¡Ken!", Dijo el faisán. " Dónde
¿Te vas, Momotaro? "

Momotaro dice: "Me voy a la isla de los ogros"


para una aventura ".

"¿Qué tienes en tu billetera, Momo-


taro? "

"Tengo algunas de las mejores albóndigas de mijo en


todo Japón ".

"Dame uno", dice el faisán, "y lo haré


ir contigo."

Entonces Momotaro le dio una bola de mijo al


faisán, y los tres corrieron juntos.

No habían ido muy lejos cuando cayeron


un perro.

"¡Arco! ¡Guau! ¡Guau!", Dice el perro. " Dónde


¿Te vas, Momotaro? "

Momotaro dice: "Me voy a la isla de los ogros".

"¿Qué tienes en tu billetera, Momo-


taro? "

"Tengo algunas de las mejores albóndigas de mijo


en todo Japón ".

"Dame uno", dice el perro, "y yo iré


con usted."

Entonces Momotaro le dio una bola de mijo al


perro, y los cuatro corrieron juntos.
Poco a poco llegaron a la isla de los Ogros.

"Ahora, hermanos", dice Momotaro, "escuchen


mi plan. El faisán debe volar sobre el castillo.

226

xxix MOMOTARO

puerta y picotear a los ogros. El mono debe


sube por la pared del castillo y pellizca a los ogros.
El perro y yo romperemos los tornillos y las barras. Él
morderé a los ogros, y lucharé contra los ogros ".

Luego estaba la gran batalla.

El faisán voló sobre la puerta del castillo: "¡Ken!


Ken! Ken! "

Momotaro rompió los tornillos y barras, y el


el perro saltó al patio del castillo. "¡Arco!
Guauu ! Guauu ! "

Los valientes compañeros lucharon hasta el anochecer y


venció a los ogros. Los que quedaron vivos
tomaron prisioneros y ataron con cuerdas un
eran mucho malvados.

"Ahora, hermanos", dice Momotaro, "saquen


el tesoro de los ogros ".

Entonces lo hicieron.

Vale la pena tener el tesoro, de hecho. Allí


eran joyas mágicas allí, y gorras y abrigos para
hacerte invisible Había oro y plata
y jade y coral, y ámbar y caparazón de tortuga y
madre perla.

"Aquí hay riquezas para todos", dice Momotaro.


"Escojan, hermanos, y llenennse".

"¡Kia! ¡Kia!" dice el mono. "Gracias,


mi señor Momotaro ".

"¡Ken! ¡Ken!", Dice el faisán. " Gracias,


mi señor Momotaro ".

"¡Arco! ¡Guau! ¡Guau!", Dice el perro.


"Gracias, mi querido Lord Momotaro".

227

XXX

EL ESPEJO DE MATSUYAMA

Hace mucho, mucho tiempo vivía en un lugar tranquilo


un joven y su esposa. Tenían un hijo, un
pequeña hija, a quien ambos amaban con todo
sus corazones No puedo decirte sus nombres, porque
hace tiempo que han sido olvidados; pero el nombre
del lugar donde vivían era Matsuyama, en
La Provincia de Echigo.

Sucedió una vez, mientras la niña aún estaba


un bebé, que el padre se vio obligado a ir al
Gran ciudad, la capital de Japón, en algunos negocios.
Estaba demasiado lejos para que la madre y su pequeño bebé
vete, así que se fue solo, después de decirles bien ...
adiós y prometiendo traerlos a casa algunos
Bonito regalo.

La madre nunca había estado más lejos de casa.


que el pueblo de al lado, y ella no pudo evitar ser
un poco asustada al pensar en su esposo
haciendo un viaje tan largo; y aun así ella era un poco
orgulloso también, porque él fue el primer hombre en todo eso
campo que había estado en la gran ciudad donde
vivían el rey y sus grandes señores, y dónde había

228

xxx EL ESPEJO DE MATSUYAMA

eran tantas cosas bellas y curiosas para ser


visto

Por fin llegó el momento en que ella podría esperar


su esposo regresó, entonces ella vistió al bebé en su
la mejor ropa, y ella misma se puso un bonito vestido azul
que ella sabía que le gustaba a su esposo.

Puedes imaginar lo contento que estaba esta buena esposa


verlo llegar sano y salvo a casa, y cómo
la niña aplaudió y se rió con
deleite cuando vio los lindos juguetes de su padre
había traído por ella. Tenía mucho que contar de todo
las cosas maravillosas que había visto en el viaje,
y en el pueblo mismo.

"Te he traído una cosa muy bonita"


le dijo a su esposa; "se llama espejo. Mira
y dime lo que ves adentro ". Le dio
una simple caja de madera blanca, en la cual, cuando ella
Al abrirlo, encontró una pieza redonda de metal.
Un lado era blanco, como plata esmerilada y ornamentada.
mented con figuras elevadas de pájaros y flores;
el otro era brillante como el cristal más claro. Dentro
la joven madre miró con deleite y
asombro, porque, desde sus profundidades estaba mirando
ella con labios abiertos y ojos brillantes, una sonrisa
cara feliz.

"¿Qué ves?", Preguntó de nuevo el marido:


contento por su asombro y contento de demostrar que
había aprendido algo mientras estuvo fuera.

"Veo una linda mujer mirándome, y ella


mueve sus labios como si estuviera hablando, y querido
yo, qué extraño, ella tiene un vestido azul como
mía ! "

229

EL ESPEJO DE MATSUYAMA xxx

"Vaya, mujer tonta, es tu propia cara


que ves! "dijo el esposo, orgulloso de saber
algo que su esposa no sabía. "Esa ronda
pieza de metal se llama espejo. En el pueblo
todos tienen uno, aunque no hemos visto
ellos en este país antes ".

La esposa estaba encantada con su presente, y


por unos días no podía mirarse al espejo a menudo
suficiente ; porque debes recordar que como esto era
la primera vez que vio un espejo, entonces, por supuesto,
Era la primera vez que veía el reflejo.
de su propia cara bonita. Pero ella consideró tal
una cosa maravillosa demasiado preciosa para todos los días
usar, y luego callarlo en su caja nuevamente y poner
lejos cuidadosamente entre sus tesoros más valiosos.

Pasaron los años y el esposo y la esposa todavía


Vivió felizmente. La alegría de su vida era su
pequeña hija, que creció la imagen misma de
su madre, que era tan obediente y cariñosa
que todos la amaban. Consciente de lo suyo
pequeña vanidad pasajera al encontrarse tan encantadora,
la madre mantuvo el espejo cuidadosamente escondido
temiendo que su uso pueda engendrar un espíritu de
Orgullo de su pequeña.

Ella nunca habló de eso, y en cuanto al padre, él


Lo había olvidado todo. Entonces sucedió que
la hija creció tan simple como la madre
estado, y no sabía nada de su propia buena apariencia,
o del espejo que habría reflejado
ellos.

Pero poco a poco sucedió una terrible desgracia


a esta pequeña familia feliz. Lo bueno, amable

230
xxx EL ESPEJO DE MATSUYAMA

la madre se enfermó; y, aunque su hija


la atendí, día y noche, con amoroso cuidado,
ella se puso peor y peor, hasta que al fin no hubo
duda pero que ella debe morir.

Cuando descubrió que debía irse tan pronto


su esposo e hijo, la pobre mujer se sintió muy
triste, afligida por los que iba a dejar
detrás, y sobre todo por su pequeña hija.

Llamó a la niña y le dijo: "Mi


querida niña, sabes que estoy muy enfermo; pronto
Debo morir y dejar a tu querido padre y a ti
solo. Cuando me haya ido, prométeme que tú
se verá en este espejo cada noche y cada
Mañana ; allí me verás y sabrás que yo
todavía te estoy cuidando ". Con estas palabras
ella tomó el espejo de su escondite y dio
a su hija El niño prometió, con
muchas lágrimas, y así la madre, que ahora parecía tranquila
y renunció, murió poco tiempo después.
Ahora esta hija obediente y obediente nunca
olvidó el último pedido de su madre, pero cada mañana
y la tarde sacó el espejo de su escondite,
y lo miré largo y serio. Alli ella
vi la brillante y sonriente visión de ella perdida
madre. No pálida y enfermiza como en sus últimos días,
pero la hermosa joven madre de hace mucho tiempo. A
por la noche ella contó la historia de los juicios y
dificultades del día; a ella en la mañana ella
buscó simpatía y aliento en lo que ...
alguna vez podría estar reservado para ella.

Así que día a día ella vivía como en la casa de su madre.


vista, esforzándose aún por complacerla como lo había hecho en

231
EL ESPEJO DE MATSUYAMA xxx

toda su vida, y cuidado siempre para evitar lo que sea


podría dolerla o llorarla.

Su mayor alegría era poder mirar en el


espejo y decir: "Madre, he estado hoy qué
me tendrías que ser ".

Al ver su mirada en el espejo todas las noches


y mañana sin falta, y parece aguantar
conversar con eso, su padre finalmente le preguntó
La razón de su extraño comportamiento. " Padre,"
ella dijo: "Me miro en el espejo todos los días para ver
mi querida madre y hablar con ella ". Entonces ella
le contó el último deseo de su madre y cómo ella
nunca había fallado en cumplirlo. Tocado por mucho
simplicidad, y tan fiel y amorosa obediencia, la
padre derramó lágrimas de piedad y afecto. Tampoco podría
encuentra en su corazón decirle al niño que
la imagen que vio en el espejo era pero el reflejo
de su dulce rostro, convirtiéndose en constante
simpatía y asociación cada vez más como ella
madre muerta día a día.

232

31
IMAGENES ROTAS

UNA VEZ vivían dos hermanos que eran príncipes


en la tierra.

El hermano mayor era un cazador. Él amó


El bosque profundo y la persecución. Se fue de
Amanece a la oscuridad con su arco y sus flechas.
Rápidamente pudo correr; era fuerte y brillante
ojos El hermano menor era un soñador; su
Los ojos eran gentiles. Desde el amanecer hasta la oscuridad él lo haría
sentarse con su libro o con sus pensamientos. Dulcemente
¿Podría cantar de amor, de guerra o de verde?
campos, y contar historias de las hadas y del tiempo
de los dioses.

En un buen día de verano, el cazador comenzó


él mismo muy temprano al bosque, como era su costumbre.
Pero el soñador tomó su libro en la mano y,
reflexionando, vagó al lado de la corriente, donde
creció el mimulo amarillo.

"Es el dinero de las hadas", dijo; " va a


¡compra todas las alegrías del país de las hadas! "Entonces continuó
a su manera, sonriendo.

Y cuando había continuado por algún tiempo, él


llegó a un santuario sagrado. Y allí condujo a la

233

IMÁGENES ROTAS xxxi

santuario de cien escalones, cubierto de musgo y gris.


Al lado de los escalones había leones guardianes, tallados en
Roca. Detrás del santuario estaba Fugi, el místico
Montaña, blanca y hermosa, y todo lo menor
las colinas se alzaban suavemente como oraciones.

"Oh, Fugi sin igual", dijo el soñador, "O


montaña maravilla sin pasión! Verte es
escucha música dulce sin sonido, los bendecidos
armonía del silencio ".

Luego subió los escalones, cubierto de musgo y


gris. Y los leones que fueron tallados en piedra
se levantó y lo siguió, y vinieron con
lo llevó a las puertas interiores del santuario y se quedó
allí.

En el santuario había un silencio del mediodía.


El humo del incienso se enroscaba y colgaba sobre el
aire. Brillaba tenuemente el oro y el bronce, el
luces y los espejos místicos.

Hubo un sonido de canto en el santuario,


y volviéndose, el soñador vio a un hombre que estaba parado en
su mano derecha El hombre era más alto que cualquier otro.
hijo de la tierra Además, su rostro brillaba con el
gloria de un joven que no puede pasar. Él ocupó
un niño de un año sobre su brazo y lo hizo callar
dormir, cantando una melodía extraña Cuando el bebé
se durmió, estaba muy complacido y sonrió.

"¿Qué bebé es ese?", Dijo el soñador.

"Oh soñador, no es un bebé, sino un espíritu".


"Entonces, mi señor, ¿qué eres F" dijo el
soñador.

"Soy Jizo, que guarda las almas de los pequeños


niños. Es muy lamentable escuchar su llanto

234
xxxi IMÁGENES ROTAS

cuando llegan al lecho arenoso del río, el


Sai-no-kaiaara. Oh soñador, vienen solos como
necesidades que deben, llorar y deambular, estirarse
de sus lindas manos. Tienen una tarea que
es apilar piedras para una torre de oración. Pero en el
noche llega el Oni para derribar las torres y
esparcir todas las piedras. Entonces los niños están hechos
miedo, y su trabajo se pierde ".

"¿Entonces qué, mi señor Jizo?", Dijo el soñador.

"Por qué, entonces vengo, porque el Grande da


me voy Y llamo 'Ven acá, errante
almas. Y vuelan hacia mí para que pueda esconderlos
en mis largas mangas Los llevo en mis brazos y
en mi pecho, donde yacen ligeros y fríos, como
ligero y frío como la niebla de la mañana sobre el
montañas."

Cuando había hablado, el niño de un año se movió


y murmuró: así que lo sacudió y vagó para
y de aquí para allá en el tranquilo patio del templo y lo silenció como
él fue.

Entonces los momentos rápidos volaron y el mediodía


falleció.

Actualmente llegó al santuario una dama muy


gentil y hermosa Gray era su túnica, y ella
Tenía sandalias plateadas en los pies. Ella dijo: "Yo soy
llamado el misericordioso. Por el bien de la humanidad, yo
han rechazado la paz eterna The Great One tiene
me dieron mil brazos amorosos, brazos de misericordia.
Y mis manos están llenas de regalos. Oh soñador
cuando sueñes tus sueños me verás en
mi bote de loto cuando navego sobre el místico
mero."

235
IMÁGENES ROTAS xxxi

"Señora, Lady Kwannon ..." dijo el soñador.

Luego vino uno vestido de azul, hablando con


una voz dulce, profunda y conocida.

"Soy Benten, la Diosa del Mar y el


Diosa de la canción. Mis dragones son sobre mi y
bajo mis pies. Ver sus escamas verdes y sus
ojos de ópalo ¡Saludo, oh soñador! "
Después de ella vino una banda de niños florecientes,
riendo y extendiendo sus rosados brazos. " Nosotros
son los hijos de la diosa del mar ", dijeron.
"Ven, soñador, ven a nuestras cuevas frías".

Vino el Dios de los caminos, y sus tres


mensajeros con él. Tres simios fueron los tres
mensajeros El primer simio se cubrió los ojos con
sus manos, porque no podía ver nada malo. los
el segundo simio se cubrió las orejas con las manos, porque él
No podía oír nada malo. El tercer simio cubierto
su boca con sus manos, porque no podía hablar
cosa malvada Luego vino Ella, la mujer temerosa
quien toma la ropa de los muertos que no son
capaces de pagar su peaje, por lo que deben pararse
temblando a la entrada de los misteriosos Tres
Formas. Son desafortunados de hecho.

Y muchas y muchas visiones que el soñador vio


en ese santuario encantado.

Y cayó la noche oscura, con tormenta y tempestad


y el sonido de la lluvia sobre el techo. Pero el
El soñador nunca se movió. De repente hubo un
sonido de pies apresurados sin. Una voz llamada
fuerte, "¡Mi hermano, mi hermano, mi hermano! ..."
En salto el cazador a través del templo dorado
puertas

236
xxxi IMÁGENES ROTAS

"¿Dónde estás?" él gritó, "mi hermano,


mi hermano ! "Tenía su linterna oscilante en
su mano y la sostuvo en alto, mientras tiraba su largo
Sopló el cabello sobre su hombro. Su cara era
brillante con la lluvia sobre él, sus ojos eran tan agudos
como el de un águila.

"Oh hermano ..." dijo el soñador, y corrió


a encontrarse con el.

"Ahora los queridos dioses se agradecen que tengo


estás sano y salvo ", dijo el cazador." La mitad del
noche te he buscado vagando por el bosque
y al lado de la corriente. Tenía toda la culpa de
dejándote . . . mi hermano pequeño ". Con eso,
tomó la cara de su hermano entre sus dos cálidos
manos.

Pero el soñador suspiró, "He estado con


los dioses toda la noche ", dijo," y creo que veo
ellos todavía. El lugar es sagrado ".

Entonces el cazador destelló su luz sobre el


paredes del templo, sobre el dorado y el bronce.

"No veo dioses", dijo.


"¿Qué nos vemos, hermano?"

"Veo una hilera de piedras, imágenes rotas, grises,


con pies cubiertos de musgo ".

"Son grises porque están tristes, son


triste porque están olvidados ", dijo el soñador.

Pero el cazador lo tomó de la mano y lo condujo


él en la noche.

El soñador dijo: "Oh hermano, qué dulce es


el aroma de los campos de frijoles después de la lluvia ".

"Ahora ata tus sandalias", dijo el cazador,


"y te llevaré una carrera a nuestra casa".

237

32
LA LANGASTA CORTADA EN LENGUA

Érase una vez un viejo que vivía


todo solo. Y había una anciana que
Viví solo. El viejo era alegre y amable.
y amable, con una buena palabra y una sonrisa para todos
el mundo. La anciana estaba agria y triste, como
cruzar un parche como se puede encontrar en todo el país
lado. Ella gruñó y gruñó para siempre, y
no tanto como pasar la hora del día con
gente respetable

El viejo tenía un gorrión mascota que mantenía


como la niña de sus ojos. El gorrión podía hablar.
y cantar y bailar y hacer todo tipo de trucos,
y fue muy buena compañía. Entonces el viejo
encontrado cuando llegó a casa de su trabajo en la noche.
Habría gorriones gorjeando en el
puerta, y "Bienvenido a casa, maestro", diría
digamos, su cabeza a un lado, tan perturbadora y linda como tú
Por favor.

Un día el viejo se fue a cortar leña


las montañas. La anciana, ella se quedó en
en casa porque era su día de lavado. Ella hizo un poco

238
xxxn LA LANGASTA CORTADA EN LENGUA

buen almidón en un tazón y lo puso fuera de ella


Puerta para enfriar.

"Todo estará listo cuando lo quiera", dijo


a ella misma. Pero ahí es donde ella hizo un
Error. El gorrión voló sobre el bambú.
valla e iluminada en el borde del tazón de almidón.
Y picoteó el almidón con su pequeño pico.
Picoteó y picoteó hasta que quedó todo el almidón
desaparecido, y una buena comida que hizo, para estar seguro.

Entonces salió la anciana por el almidón


para almidonar su ropa.

Puedes creer que ella estaba enojada. Ella atrapó


el gorrión en su mano, y, por desgracia
y alack! ella tomó unas tijeras afiladas y afiladas y cortó
su pequeña lengua Entonces ella lo dejó ir.

Lejos y lejos voló el pequeño gorrión, sobre


colina y sobre valle.

"¡Y un buen viaje también!", Dijo el cruel


anciana.

Cuando el viejo llegó a casa desde la montaña ...


Encontró que su gorrión se había ido. Y antes
Hace tiempo que sabía toda la historia. No perdió tiempo, el
buen viejo partió de inmediato a pie, llamando
"Gorrión, gorrión, dónde estás, mi lengua cortada
gorrión? "

Fue sobre la colina y sobre el valle, llamando


"Gorrión, gorrión, dónde estás, mi lengua cortada
gorrión? "

Por fin y por fin llegó al gorrión.


casa, y el gorrión voló para saludar a su amo.
Luego hubo un twittering, para estar seguro. los
gorrión llamó a sus hermanos y hermanas y su

239
Su madre y su abuela. Y todos
Voló para hacer honor al viejo. Trajeron
Lo metió en la casa y lo acostaron
Esteras de seda. Luego extendieron una gran fiesta; Rojo
Arroz y da ikon y pescado, y quién sabe qué
Además, y el mejor sake para beber. Los
Gorrión atendió al buen viejo, y su
Hermanos y hermanas y sus hijos y su esposa
Y su suegra y su madre y su
Abuela con el.

Después de la cena, el gorrión bailó, mientras su


Abuela jugó el samisen y el buen viejo
El hombre venció al tiempo.

Fue una feliz noche.

Por fin, 'Todas las cosas buenas llegan a su fin'


Dice el viejo hombre; 'Me temo que es tarde y ya es hora
Estaba llegando a casa '.

'No sin un pequeño regalo', dice el gorrión.

'Ah, gorrión querido', dice el viejo, 'yo


Más rápido que cualquier otro regalo '.

Pero el gorrión sacudió la cabeza.

Luego trajeron dos cestas de mimbre.

'Uno de ellos es pesado', dice el gorrión,


'y el otro es la luz. Di, maestro, ¿quieres?
Tomar la canasta pesada o la luz? '

'Ya no soy tan joven como antes', dice el


Buen viejo 'Agradeciéndole amablemente, preferiría
Tener la canasta de luz; Me conviene mejor
Es decir, si es lo mismo para ti ', dice.

Entonces se fue a su casa con la canasta de luz.


Cuando lo abrió, es maravilloso decir que estaba lleno

240

Xxxii LA LANGASTA CORTADA EN LENGUA

De oro y plata y concha de tortuga y coral y


Jade y finos rollos de seda. Entonces el buen viejo
Fue rico de por vida.

Ahora, cuando la anciana mala escuchó hablar de


Todo esto, se ató las sandalias y la mató
Faldas y tomó un palo fuerte en su mano. Encima
Colina y sobre el valle ella fue, y tomó la recta
Camino a la casa del gorrión. Estaba el
Gorrión, y allí estaban sus hermanos y hermanas
E hijos y su esposa y su madre y su
Suegra y su abuela. Ellos eran
No muy contento de ver a la mala anciana, pero ellos
No podía hacer menos que invitarla a entrar ya que había venido
Lejos. Le dieron arroz rojo y arroz blanco y
Daikon y peces, y quién sabe qué además, y
Ella lo engulló en un abrir y cerrar de ojos, y bebió un buen trago
Taza de sake Luego se levantó. 'No puedo desperdiciar
Más tiempo aquí ', dice ella,' así que será mejor
Saca tus regalos '.

Trajeron dos cestas de mimbre.

'Uno de ellos es pesado', dice el gorrión,


'y el otro es ligero. Di, señora, ¿quieres?
Tomar la canasta pesada o la luz? '

'Tomaré el pesado', dice la anciana,


Rápido como un pensamiento. Entonces ella lo levantó sobre ella
Atrás y de F ella se puso. Efectivamente era tan pesado
Como plomo

Cuando ella se fue, Señor! Como los gorriones


Se rio!
Tan pronto como llegó a casa, se deshizo
Los cordones de la canasta.

'Ahora por el oro y la plata', dijo, y

241 R

LA LANZA DE CORTE DE LENGUA xxxn

Sonrió, aunque no había sonreído durante doce


Mes. Y ella levantó la tapa.

'En! Ai! Kowai! Obake da! Obake!' Ella


Chillido

La canasta estaba llena de imbéciles y duendes feos y


Duendes, demonios y demonios. Salieron a
Burlarse de la anciana, tirar de ella y empujarla,
Empujarla y pellizcarla. Ella tenía la multa
Miedo de su vida, te lo garantizo.

242
La enfermera xxxm

Y O Matsu respondió: 'De seguro, mi


Señor, te lo mostraré '.

Entonces ella trajo la espada de su lugar,


Envuelto en una cubierta de brocado rojo y dorado. Y
Ella sacó la cubierta y tomó la espada
De su vaina dorada y mostraba el brillante
Acero a Fugiwaka. Y el niño hizo reverencia
Hasta que su frente tocó las esteras.

A la hora de acostarse, O Matsu cantaba canciones y canciones de cuna.


Ella cantó esta canción:

'Duerme ^ mi pequeña hija, dulcemente duerme


¿Sabrías el secreto?

¿El secreto de la liebre de Nennin Tama?

Duerme, hija mía, dulcemente duerme


Ton sabrá el secreto.

Oh, la augusta liebre de Nennin Tama,

¡Cuán augustamente largas son sus orejas!

¿Por qué debería ser esto, oh, la mejor amada?


Sabrás el secreto.

Su madre comió la semilla de bambú.


Silencio! Silencio!
Su madre comió la semilla de níspero.
Silencio! Silencio!

Duerme, hija mía, dulcemente duerme


Ahora ya sabes el secreto '.

Entonces O Matsu dijo: '¿Dormirás ahora, mi


Señor Fugiwaka? '

Y el niño respondió: 'Dormiré ahora,


O Matsu '.

'Escucha, mi señor', dijo, 'y, durmiendo o

244

Xxxin LA ENFERMERA

Despertando, recuerda. La espada es tu tesoro.


La espada es tu confianza. La espada es tu
Fortuna. Acariciarlo, protegerlo, guardarlo '.

'Dormir o despertar, lo recordaré' dijo


Fugiwaka

Ahora en un mal día la madre de Fugiwaka


Se enfermó y murió. Y hubo luto en
La casa de Ide. Sin embargo, cuando los años eran
Pasado, el samurai tomó otra novia, y él tuvo un
Hijo de ella y lo llamó Goro. Y despues de esto
Ide mismo fue asesinado en una emboscada, y su
Los criados trajeron su cuerpo a casa y lo acostaron con
De su padre.

Fugiwaka era jefe de la Casa de Ide. Pero


Lady Sadako, su madrastra, no estaba contenta.
Travesuras negras se agitaron en su corazón; Ella la dobló
Cejas y ella se encogió mientras seguía su camino,
Llevando a su bebé en sus brazos. Por la noche ella tiraba
Sobre su cama.

'Mi hijo es un mendigo', dijo. 'Fugiwaka


Es jefe de la Casa de Ide. La mala fortuna betide
Él ! Es demasiado ', dijo la orgullosa dama.' Yo
No lo tolerará; Mi hijo un mendigo! Me gustaría
Más bien estrangularlo con mis manos. . . 'Así
Ella habló y se arrojó sobre su cama, pensando en un
Plan.

Cuando Fugiwaka tenía quince años ella


Lo expulsó de la casa con una prenda pobre
Sobre su espalda, descalzo, sin mordisco ni
Ni una pieza de oro para verlo en su camino.

'Ah, señora madre', dijo, 'me usa mal.


¿Por qué tomas mi derecho de nacimiento? '
245

La enfermera xxxm

'No sé nada de derechos de nacimiento', dijo.


'Ve, haz tu propia fortuna si puedes. Tu
Hermano Goro es jefe de la Casa de Ide '.

Con eso ella les ordenó que cerraran la puerta


Cara.

Fugiwaka partió tristemente, y al


Cruce de caminos O Matsu, su enfermera, lo conoció. Ella
Se había preparado para un viaje: su túnica
Fue asesinada, ella tenía un bastón en la mano y sandalias
A sus pies.

'Mi señor', dijo, 'he venido a seguirte


Hasta el fin del mundo '.

Entonces Fugiwaka lloró y apoyó la cabeza sobre


El pecho de la mujer.

'Ah', dijo, '¡mi enfermera, mi enfermera! Y'


Él dijo, '¿qué pasa con la espada de mi padre? Tengo
Perdió la preciosa espada de Ide. La espada es
Mi tesoro, la espada es mi confianza, la espada es
Mi fortuna Estoy obligado a apreciarlo, a proteger
Para mantenerlo. Pero ahora lo he perdido. Aflicción
Soy yo ! Estoy deshecho, y toda la casa también
De Ide! '

'Oh, no digas eso, mi señor', dijo O Matsu.


'Aquí hay oro; ve por tu camino y volveré
Y guarda la espada de Ide '.

Entonces Fugiwaka se fue con el oro que


Le dio su enfermera.

En cuanto a O Matsu, ella fue de inmediato y tomó


La espada desde su lugar donde yacía con el
Dioses de la casa, y ella lo enterró profundamente en el
Tierra hasta el momento en que ella podría soportarlo
Seguridad para su joven señor.

246
Xxxin LA ENFERMERA

Pero pronto Lady Sadako se dio cuenta de que


La espada sagrada se había ido.

'¡Es la enfermera!', Gritó ella. 'La enfermera tiene


Robado ... Algunos de ustedes me la traen '.

Entonces la gente de Lady Sadako puso sus manos


Más o menos sobre O Matsu y la trajo antes
Su amante Pero por todo lo que podían hacer O
Los labios de Matsu estaban sellados. Ella nunca habló un
Palabra, tampoco la Señora Sadako pudo averiguar
Donde estaba la espada. Ella presionó sus delgados labios
Juntos.

'La mujer es obstinada', dijo. ' No


Importar ; Por tal falta conozco al soberano
Cura.'

Así que encerró a O Matsu en una mazmorra oscura


Y no le dio ni comida ni bebida. Todos los días
Lady Sadako fue a la puerta de la oscuridad
Calabozo.

'Bueno', dijo, '¿dónde está la espada de Ide?


¿Vas a decir? '

Pero O Matsu no respondió una palabra.

Sin embargo, ella lloró y suspiró para sí misma en el


Oscuridad '¡Ay! ¡Ay! Nunca vivo, puedo venir
A mi joven señor. Sin embargo, debe tener la espada
De Ide, y encontraré un camino '.

Ahora, después de siete días, la señora Sadako se sentó


La casa del jardín para refrescarse, porque era
Verano. El tiempo era de noche. Actualmente ella
Vi a una mujer que vino hacia ella a través del
Jardín de flores y árboles. Frágil y delgado era
La mujer ; Cuando ella vino su cuerpo se balanceó y su
Pasos lentos vacilaron.

247

La enfermera xxxm

'¡Vaya, esto es extraño!', Dijo Lady Sadako.


'Aquí está O Matsu, que estaba encerrado en la oscuridad
Mazmorra '. Y ella se quedó quieta, mirando.

Pero O Matsu fue al lugar donde ella tenía


Enterró la espada y rascó el suelo con
Sus dedos Allí estaba ella, llorando y gimiendo
Y arrastrando a la tierra. Las piedras la cortaron
Manos y sangraron. Aún así ella arrancó el
Tierra y encontré la espada por fin. Estaba en su
Envoltura de oro y escarlata, y ella lo abrochó para
Su seno con un fuerte grito.

'Mujer, te tengo ahora', gritó la Dama


Sadako, '¡y la espada de Ide también!'
Ella saltó de la casa del jardín y corrió a toda velocidad
Velocidad. Ella extendió su mano para atrapar
O Matsu por la manga, pero no la tenía o
La espada tampoco, porque ambos se habían ido en un
Destello, y la dama golpeó el aire vacío. Ella rápidamente
Aceleró a la oscura mazmorra, y mientras iba ella
Llamó a su gente para traer antorchas. Ahí está el
Cuerpo del pobre O Matsu, frío y muerto sobre el
Piso de mazmorra.

'Envíame a la mujer sabia', dijo la Dama


Sadako

Entonces enviaron por la mujer sabia. Y el


Lady Sadako preguntó: '¿Cuánto tiempo ha estado?
Muerto? '

La mujer sabia dijo: 'Estaba hambrienta de


Muerte Ella ha estado muerta dos días. Estaba bien
Le diste un entierro adecuado; Ella era una buena alma '.

En cuanto a la espada de Ide, no se encontró.

Fugiwaka se arrojó de un lado a otro sobre su cama baja

248

Xxxin LA ENFERMERA

En una taberna al borde del camino. Y le pareció que


Su enfermera se le acercó y se arrodilló a su lado. Entonces
Estaba tranquilo.

O Matsu dijo: '¿Dormirás ahora, mi señor?


Fugiwaka? '

Y él respondió: 'Dormiré ahora, oh


Matsu '.

'Escucha, mi señor', dijo, 'y, durmiendo o


Despertando, recuerda. La espada es tu tesoro.
La espada es tu confianza. La espada es tu
Fortuna. Acariciarlo, protegerlo, guardarlo '.

La espada estaba envuelta en oro y


Escarlata, y ella lo puso al lado de Fugiwaka. Los
El niño se dio vuelta para dormir y su mano apretó el
Espada de Ide.

'Despertarse o dormir', dijo, 'lo haré


Recuerda.'

249
XXXIV
LA HERMOSA BAILARINA DE YEDO

ESTA es la historia de Sakura-ko, Flor del


Cherry, quien era la bella bailarina de Yedo.
Ella era una geisha, nacida hija de samurais, que
Se vendió a la esclavitud después de que su padre murió, así que
Para que su madre tenga comida para comer. Ah
¡lástima! El dinero que la compró fue
Llamado Namida no Kane, eso es 'el dinero de
Lágrimas.'

Ella vivía en la calle estrecha de la geisha,


Donde las linternas rojas y blancas se balancean y el
Los ciruelos florecen por las bajas vísperas. La calle de
La geisha está llena de música, porque tocan el samisen
Alli todo el dia.

Sakura-ko también lo jugó; De hecho ella era hábil


En cada bello arte. Ella jugó el samisen, el
Kotto, el biwa y el pequeño tambor de mano. Ella
Podría hacer canciones y cantarlas. Sus ojos eran
Largo, su cabello era negro, sus manos eran blancas.
Su belleza era maravillosa y maravillosa.
Poder de complacer. Desde el amanecer hasta el anochecer, y desde
Del anochecer al amanecer ella podía ir sonriendo y esconderla
Corazón. En el fresco del día ella se pararía

250

Xxxiv EL BAILARÍN DE YEDO

En la galería de la casa de su amante y musa


Mientras se paraba y miraba hacia la calle del
Geisha. Y la gente que pasó por allí dijo
El uno al otro, 'Mira, allá está Sakura-ko,
Flor de la cereza, la bella bailarina de
Yedo, la geisha sin igual '.

Pero Sakura-ko miró hacia abajo y reflexionó y


Dijo: 'Pequeña callejuela de la geisha, pavimentada
Con amargura y corazones rotos, tus casas son
Lleno de vanas esperanzas y vanos arrepentimientos; Juventud y
El amor y el dolor habitan aquí. Las flores en tu
Los jardines están regados con lágrimas '.

Los caballeros de Yedo deben tener sus


Placer, así que Sakura-ko servía en fiestas todas las noches.
Blanquearon sus mejillas y su frente, y
Dorada sus labios con beni. Ella vestía atuendos de seda,
Oro y morado y gris y verde y negro, obi
De brocado magníficamente atado. Su cabello era
Anclado con coral y jade, sujeto con peines de
Laca de oro y carey. Ella vertió sake
Ella se alegraba con la buena compañía. Más
Que esto, ella bailó.

Tres poetas cantaron sobre su baile. Uno dijo,


'Ella es más ligera que el dragón teñido de arcoíris-
Volar.'

Y otro dijo: 'Ella se mueve como la niebla de


La mañana cuando brilla el sol brillante '.

Y el tercero dijo: 'Ella es como la sombra en


El río de la rama de sauce ondulante '.

Pero es hora de hablar de sus tres amantes.

El primer amante no era viejo ni joven.


Estaba pasando rico y un gran hombre en Yedo.

251

EL BAILARÍN DE YEDO xxxiv

Envió a su criado a la calle de la geisha con


Dinero en su faja. Sakura-ko cerró la puerta
Su cara.

'Estás equivocado, amigo', dijo, 'tienes


Perdiste el camino. Deberías haber ido al
Calle de las jugueterías y compró a su maestro un
Muñeca Hazle saber que no hay muñecas aquí '.

Después de esto, el maestro vino él mismo. ' Ven


Para mí, oh flor de la cereza ', dijo,' porque yo
Debe tenerte '.

'¿Debe?', Dijo ella, y miró hacia abajo con ella


Ojos largos

'Sí', dijo, 'debe ser la palabra, oh flor


De la cereza '.

'¿Qué me darás?', Dijo ella.

'Ropa fina, seda y brocado, una casa, blanca


Esteras y galerías frescas; Sirvientes que te esperan,
Horquillas de oro lo que quieras '.

'¿Qué te doy?', Dijo ella.

'Tú mismo, solo eso, Oh Flor de la Cereza'.

'¿Cuerpo y alma?', Dijo ella.

Y él le respondió: 'Cuerpo y alma'.

'Ahora, que te vaya bien', dijo, 'tengo un


Quisiera seguir siendo una geisha. Es una vida alegre ', ella
Dijo, y ella se echó a reír.

Así que ese fue el final del primer amante.

El segundo amante era viejo. Ser viejo y


Sabio está muy bien, pero era viejo y tonto.
'Sakura-ko', gritó, 'ah, cruel, estoy enojado
Por amor a ti! '

'Mi señor', dijo, 'puedo creerlo fácilmente'.


Él dijo: 'No soy tan viejo'.

252
Xxxiv EL BAILARÍN DE YEDO

'Por la divina compasión de los dioses', ella


Le dijo, 'aún puede tener tiempo para prepararse
Tu fin. Ve a casa y lee la buena ley '.
Pero el viejo amante no oiría nada de ella.
Consejo. En cambio, la invitó a su casa
Noche a una gran fiesta para la que se había preparado
Su. Y cuando terminaron el
Fiesta que ella bailaba delante de él con hakama escarlata
Y una túnica de brocado dorado. Después del baile él
La hizo sentarse a su lado y él pidió vino,
Para que puedan beber juntos. Y la geisha
Quien vertió el sake se llamaba Silver Wave.

Cuando habían bebido juntos, Sakura-ko


Y su antiguo amante, la atrajo hacia él y
Llorado :

'Ven, mi amor, mi novia, eres mía por


El tiempo de muchas existencias; Había veneno en
La taza. No tengas miedo, porque moriremos juntos.
Ven conmigo al Meido '.

Pero Sakura-ko dijo: 'Mi hermana, la Plata


Ola, y yo no soy niños, tampoco somos viejos
Y necio ser engañado. No bebí sake y no
Veneno. Mi hermana, Silver Wave, se sirvió fresca
Té en mi taza. Sin embargo, lo siento por ti y
Así que me quedaré contigo hasta que mueras '.

Él murió en sus brazos y estaba dispuesto a tomar su


Camino solo al Meido.

'¡Alas! ¡Alas!', Gritó la Flor de la Cereza.


Pero su hermana, Silver Wave, le dio su consejo así:
'Guarda tus lágrimas, aún tendrás motivos para
Llanto. No desperdicies el dolor por alguien como él '.

Y ese fue el final del segundo amante.

253

EL BAILARÍN DE YEDO xxxiv

El tercer amante era joven, valiente y alegre.


Impetuoso era y hermoso. El primer set
Ojos en la flor de la cereza en un festival en
La casa de su padre. Luego fue a buscar
Ella afuera en la calle de la geisha. La encontró
Mientras se apoyaba contra la barandilla de la galería
La casa de la amante.

Miró hacia la calle de la geisha.


Y cantó esta canción:

'Mi madre me dijo que girara hilo fino


De la arena del mar amarillo
Una tarea difícil, una tarea difícil.
¡Que los queridos dioses me aceleren!
Mi padre me dio una canasta de cañas;
Él dijo: 'Toma' agua del manantial
Y llevarlo una milla
Una tarea difícil, una tarea difícil.
¡Que los queridos dioses me aceleren!
Mi corazón recordaría
Mi corazón debe olvidar;
Olvida mi corazón, olvida
Una tarea difícil, una tarea difícil.
¡Que los queridos dioses me aceleren! '

Cuando terminó de cantar, el


Amante vio que sus ojos estaban llenos de lágrimas.

'¿Te acuerdas de mí', dijo, 'Oh Flor


De la cereza? Te vi anoche en mi
Casa del padre '.

'Sí, mi joven señor', le respondió ella, 'yo


Te recuerdo muy bien '.

254

Xxxiv EL BAILARÍN DE YEDO

Él dijo: 'No soy muy joven. Y me encanta


Tú, oh flor de la cereza. Se gentil, escucha
Yo, sé libre, sé mi querida esposa '.

Ante esto se sonrojó el cuello y la barbilla, las mejillas y


Frente.

'Querido', dijo el joven, 'ahora tú


Son flor de la cereza de hecho '.

'Niño', dijo, 've a casa y piensa en mí


No más. Soy demasiado viejo para ti '.

'¡Viejo!', Dijo; 'por qué, no hay mentiras un año


Entre nosotros ! '

'No, no un año, ningún año, sino una eternidad'


Dijo la flor de la cereza. 'No pienses más en
Yo ', dijo ella; pero el amante no pensó en nada
Más. Su sangre joven estaba en llamas. El podria
No comas, ni bebas, ni duermas. Él sufrió y creció
Pálido, deambulaba día y noche, con el corazón pesado
Con anhelo Vivió en tormento; Débil él
Creció y se debilitó. Una noche cayó desmayándose
La entrada de la calle de las geishas. Sakura-ko
Llegó a casa al amanecer de un festival en un gran
Casa. Allí lo encontró. Ella no dijo una palabra
Pero ella lo llevó a su casa en las afueras de Yedo, y
Se quedó con él allí lleno tres lunas. Y
Después de ese tiempo fue atendido de nuevo a rojizo
Salud. Rápidamente, rápidamente, los días alegres pasaron
Para ambos.

'Este es el momento feliz de toda mi vida. Yo


Gracias a los queridos dioses ', dijo la flor de la cereza
Una noche.

'Querida', le dijo el joven, 'busca


Acá tu samisen y déjame oírte cantar '.

255
EL BAILARÍN DE YEDO xxxiv

Entonces ella lo hizo. Ella dijo: 'Te cantaré un


Canción que ya has escuchado '.

'Mi madre me ordenó girar el hilo de Jim


De la arena del mar amarillo
Una tarea difícil, una tarea difícil.
¡Que los queridos dioses me aceleren!
Mi padre me dio una canasta de cañas;
Él dijo: 'Saca agua del manantial
Y llevarlo una milla '-
Una tarea difícil, una tarea difícil.
¡Que los queridos dioses me aceleren!
Mi corazón recordaría
Mi corazón debe olvidar;
Olvida mi corazón, olvida
Una tarea difícil, una tarea difícil.
¡Que los queridos dioses me aceleren! '

'Dulce', dijo, 'qué significa esta canción,


Y por que lo cantas '

Ella respondió: 'Mi señor, significa que debo


Te dejo, y por eso lo canto. Yo debo
Olvidarte ; Debes olvidarme Ese es mi
Deseo.'

Él dijo: 'Nunca te olvidaré, no en un


Mil existencias '.

Ella sonrió, 'Reza a los dioses para que te cases con un


Dulce esposa y tener hijos '.

Él gritó: 'No esposa sino tú, y no hijos


Pero la tuya, oh flor de la cereza '.

'Los dioses no lo permiten, querida, querida. Todos los


El mundo yace entre nosotros '.

256
Xxxiv EL BAILARÍN DE YEDO

Al día siguiente se fue. Alto y bajo


El amante vagó, llorando y lamentando y
Buscándola tanto cerca como lejos. Todo fue en vano
Porque no la encontró a ella. La ciudad de Yedo la conocía
No más Sakura-ko, la bella bailarina.

Y su amante lloró muchos días.


Sin embargo, al fin se consoló, y encontraron
Para él una bella dama muy dulce a quien tomó por esposa
De buena gana, y pronto ella le dio un hijo.
Y se alegró, porque el tiempo seca todas las lágrimas.

Ahora cuando el niño tenía cinco años se sentó en


La puerta de la casa de su padre. Y casualmente
Que una monja errante vino por allí rogando por
Limosna. Los sirvientes de la casa trajeron arroz y
Lo habría puesto en su plato de mendicidad, pero el
El niño dijo: 'Déjame dar'.

Entonces hizo lo que hizo.

Mientras llenaba el cuenco de mendicidad y acariciaba


Bajó el arroz con una cuchara de madera y se echó a reír,
La monja lo agarró por la manga y lo sostuvo
Y lo miró a los ojos.

'Santa monja, ¿por qué me miras así?'


Gritó el niño.

Ella dijo: 'Porque una vez tuve un niño pequeño como


Usted, y yo me fui y lo dejé '.

'¡Pobre niño!', Dijo el niño.

'Era mejor para él, mi querido, mi querido lejos,


Mucho mejor.'

Y cuando hubo dicho esto, se fue.

257

XXXV
HANA-SAKA-JIJI

En los primeros días vivía una buena pareja de ancianos.


Durante toda su vida habían sido honestos y
Trabajadores, pero siempre habían sido pobres.
Ahora en su vejez era todo lo que podían hacer para
Hacer que ambos extremos se encuentren, las pobres y viejas criaturas.

Pero no se quejaron, ni un poco.


Se alegraron ya que el día es largo. Si alguna vez
Se acostaron fríos o hambrientos no dijeron nada
Y si tenían mordisco o cena en la casa
Puede estar seguro de que lo compartieron con su perro, porque ellos
Le teníamos mucho cariño. Fue fiel, bueno,
E inteligente Una tarde el viejo y el viejo
La mujer salió a cavar un poco en su
Jardín, y el perro fue con ellos.

Mientras trabajaban, el perro olfateó


El suelo, y luego comenzó a rascarse
La tierra con sus patas.

'¿De qué se trata el perro ahora?', Dice el


Anciana.

'Oh, nada en absoluto', dice el viejo;


' el esta jugando.'

258
Xxxv HANA-SAKA-JIJI

'Es más que jugar', dice la anciana.


'Creo que ha encontrado algo que vale la pena
Teniendo.'

Entonces se fue a ver cuál sería el perro


A, y el viejo la siguió y se apoyó en su
Pala. Efectivamente, el perro había cavado un muy grande
Agujero por este tiempo, y siguió rascando con
Sus patas para la vida querida y ladridos cortos y afilados.
El viejo ayudó con su pala, y antes
Durante mucho tiempo llegaron a una gran caja de tesoros escondidos,
Plata y oro y joyas y cosas ricas.

Es fácil creer que la buena pareja de ancianos


Estaban contentos Acariciaron a su perro inteligente, y él
Se levantó de un salto y les lamió la cara. Después de esto ellos
Llevó el tesoro a la casa. El perro corrio
De aquí para allá y ladró.

Ahora, al lado de la buena pareja vivía


Otra pareja de ancianos, no tan buenos como ellos, pero envidiosos
Y descontento. Cuando el perro encontró lo oculto
Tesoro que miraron a través de un agujero en el bambú
Cobertura y vi todo el asunto. Tu crees
Estaban contentos? Por qué, no un poco. Ellos
Estaban tan enojados y envidiosos que no podían obtener
Placer de día ni descanso de noche.

Por fin el viejo malo vino al viejo bueno


Hombre.

'He venido a pedir el préstamo de tu perro'


Él dice.

'Con todo mi corazón', dice el buen viejo;


'tómalo y bienvenido'.

Entonces el viejo malo tomó al perro y trajo


Él a su mejor habitación. Y el viejo malvado y
259

HANA-SAKA-JIJI xxxv

Su esposa cenó, de todo tipo de cosas buenas


Comer, antes que el perro, y pedirle que caiga.

'Honorable perro', dijeron, 'eres bueno


Y sabio, come y luego encuéntranos en el tesoro '.

Pero el perro no quería comer.

'Tanto más nos queda', dijo el viejo codicioso


Pareja, y se comieron la cena del perro en un
Centelleo. Luego le ataron una cuerda al cuello
Y lo arrastró al jardín para encontrar un tesoro.
Pero nunca encontró un bocado de tesoro, ni un
Destello de oro, ni una pizca de cosas ricas.

'El diablo está en la bestia', grita el viejo malo


Hombre, y golpeó al perro con un palo grande. Entonces
El perro comenzó a arañar la tierra con su
Patas

'¡Oho! ¡Oho!', Dice el viejo malo a su


Esposa, 'ahora por el tesoro'.

¿Pero fue un tesoro que el perro desenterró? No


Un poco de eso También era un montón de basura repugnante
Es malo decirlo. Pero dicen que olía más vilmente
Y la mala pareja de ancianos estaba dispuesta a huir,
Escondiendo sus narices con sus mangas.

'¡Arah, arah!' Gritaron, 'el perro ha engañado


'Y esa misma noche mataron al pobre perro
Y lo enterró al pie de un alto pino.

Alack para el viejo y el viejo


Mujer cuando oyeron que el perro se había ido! Eso
Fueron ellos los que lloraron las amargas lágrimas. Ellos tiraron
Flores y las arrojó sobre la tumba del pobre perro.
Quemaron incienso y se extendieron bien
Cosas para comer, y el vapor que salía de ellas
Consoló el espíritu del pobre perro.

260

Xxxv HANA-SAKA-JIJI

Entonces el buen viejo cortó el pino


Árbol, e hizo un mortero de su madera. El puso
Arroz en el mortero y golpeó el arroz con un
Mano de mortero.
'Maravilla de las maravillas', gritó la anciana,
Quien estaba mirando, 'maravilla de maravillas, bien
Hombre, nuestro arroz se convierte en piezas de oro anchas! '

Entonces fue bastante seguro.

Actualmente, llega el viejo malvado para pedir


El préstamo del mortero.

'Porque necesito un mortero, algo muy


Especial ', dice él.

'Tómalo', dice el buen viejo; ' Estoy seguro


De nada.'

Entonces el viejo malvado quitó el mortero debajo


Su brazo, y cuando lo llevo a casa lo llenó
Con arroz en un abrir y cerrar. Y él golpeó lejos
Por amor de la vida.

'¿Ves venir oro?', Le dice a


Su esposa, que estaba mirando.

'Nunca un poco', dice ella, 'pero el arroz parece


Queer '.

Era bastante raro, mohoso y podrido, no


Uso para hombre o bestia.

'¡Árabe, arah!', Gritaban, 'el mortero tiene


Nos engañó '. Y no dejaron que la hierba creciera
Bajo sus pies, pero encendieron un fuego y quemaron el
Mortero.

Ahora la buena pareja había perdido a su hada


Mortero. Pero nunca dijeron una palabra, el paciente
Gente vieja. El buen viejo tomó algunas de las
Cenizas del mortero y se fue.

261
HANA-SAKA-JIJI xxxv

Ahora era mediados de invierno y todos los árboles


Estaban desnudos No había una flor para ser vista, ni
Sin embargo, una pequeña hoja verde.

¿Qué hace el buen viejo sino subir a


Un cerezo y esparce un puñado de sus cenizas sobre
Las ramas ? En un momento el árbol estaba cubierto.
Con flores

'Servirá', dice el buen viejo, y baja


Él se levanta del árbol y se va al Príncipe
Palacio, donde llama a la puerta tan audaz como
Latón.

'¿Quién eres?', Le preguntan.

'Soy Hana-saka-jiji', dice el viejo, 'el


Hombre que hace florecer árboles muertos; Mi negocio
Está con el Príncipe '.

Poderoso que el Príncipe estaba cuando vio


Sus cerezos y sus duraznos y su ciruela
Los árboles se apresuran a florecer.

'Por qué', dijo, 'es mediados de invierno, y nosotros


Tener las alegrías de la primavera '. Y llamó a su
Señora esposa y sus doncellas y todos sus criados
Para ver el trabajo de Hana-saka-jiji. Por fin envió
El viejo regresó a casa con una rica recompensa.

¿Y qué hay de la mala pareja de ancianos? Eran ellos


Contenido para dejar bien solo? Oh no.

Reunieron todas las cenizas que estaban


Se fueron, y cuando los pusieron en una canasta
Fue por el pueblo llorando:

'Somos los Hana-saka-jiji. Podemos hacer


Los árboles muertos florecen '.

Actualmente sale el Príncipe y todos sus


Compañía para ver el espectáculo. Y el viejo malo

262

Xxxv HANA-SAKA-JIJI

Sube a un árbol inmediatamente y esparce su


Despojos mortales.

Pero el árbol nunca floreció, nunca un poco. Los


Cenizas volaron a los ojos del Príncipe, y el Príncipe
Volo en una rabia. Había una bonita tarea pendiente. Los
Una mala pareja de ancianos fue atrapada y bien golpeada. Triste
Y lamento que se fueran a casa por la noche. Es ser
Esperaba que repararan sus caminos. Como sea el
Buenas personas, sus vecinos, se hicieron ricos y vivieron
Feliz todos sus días

263

XXXVI
La doncella de la luna

Había un viejo cortador de bambú llamado Take


Tori Era un viejo honesto, muy pobre y
Trabajador, y vivía con su buena esposa
En una casa de campo en las colinas. Hijos no tenían ninguno
Y poco consuelo en su vejez, pobres almas.
Tome Tori se levantó temprano en una mañana de verano,
Y salió a cortar bambúes como era su costumbre,
Porque los vendió por un precio justo en la ciudad, y
Así se ganó su humilde vida.

Subió la empinada ladera y fue al


Bosque de bambú bastante cansado. Tomó su azul
Tenegui y se limpió la frente, 'Alack para mi viejo
Huesos! 'dijo.' No soy tan joven como una vez
Era, ni la buena esposa tampoco, y no hay chica
Ni niño para ayudarnos en nuestra vejez, más es el
Lástima '. Suspiró cuando llegó al trabajo, pobre Take
Tori

Pronto vio una luz brillante brillando entre los


Tallos verdes de los bambúes.

'¿Qué es esto?', Dijo Take Tori, porque como regla


Estaba lo suficientemente oscuro y sombrío en el bosque de bambú.
'¿Es el sol?', Dijo Take Tori. ' Eso no

264
Xxxvi la doncella de la luna

No puede ser así, porque viene del suelo '.


Muy pronto se abrió paso a través del bambú.
Surge para ver de dónde viene la luz brillante.
Efectivamente, vino de la raíz de un gran gran
Bambú verde. Toma Tori tomó su hacha y cortó
Por el gran bambú verde grande, y había
Una fina joya verde brillante, del tamaño de sus dos
Puños

'¡Maravilla de las maravillas!', Gritó Take Tori.


'Maravilla de las maravillas! Por cinco y treinta años
He cortado bambú. Esta es la primera vez
He encontrado una gran joya verde en la raíz
De uno de ellos '. Con eso toma la joya
En sus manos, y tan pronto como lo hace, estalla
En dos con un ruido fuerte, si lo crees, y
De allí salió una persona joven y se paró en Take
La mano de Tori.

Debes entender que el joven era


Pequeño pero muy hermoso. Ella estaba vestida toda
Seda verde

'Saludos a ti, Take Tori', dice ella mientras


Fácil como quieras.

'¡Piedad!', Dice Take Tori. ' Gracias


Amablemente. Supongo que ahora serás un hada '.
Dice: '¿si no me estoy atreviendo a preguntar?'

'Tienes razón', dice ella, 'es un hada que soy,


Y he venido a vivir contigo y tu buena esposa
Por un poco.'

'Bueno, ahora', dice Take Tori, 'rogando a tu


Perdón, somos muy pobres. Nuestra cabaña es buena
Suficiente, pero me temo que no habría comodidades para
Una dama como tú '.

265

La luna doncella xxxvi

'¿Dónde está la gran joya verde?' Dice el hada.

Toma Tori recoge las dos mitades. ' Por qué,


Está lleno de piezas de oro ', dice.

'Eso continuará', dice el hada;


'Y ahora, toma a Tori, vamos a casa'.

A casa se fueron. '¡Esposa! ¡Esposa!', Gritó


Toma Tori, 'aquí hay un hada que viene a vivir con nosotros,
Y ella nos ha traído una joya brillante tan grande como una
Caqui, lleno de piezas de oro '.

La buena esposa vino corriendo a la puerta.


Apenas podía creer lo que veía.

'¿Qué es esto?', Dijo, 'sobre un caqui


Y piezas de oro? Caquis que he visto a menudo
Bastante más, es la temporada pero oro
Las piezas son difíciles de encontrar '.

'Déjate ser, mujer', dijo Take Tori, 'eres


Aburrido '. Y trajo al hada a la casa.

Maravillosamente rápido creció el hada. Antes de muchos


Días pasados ella era una hermosa doncella alta, tan fresca
Y tan hermoso como la mañana, tan brillante como el mediodía
Día, tan dulce y quieto como la tarde, y tan profundo
Como la noche Toma Tori la llamó la Dama
Brillante, porque ella había salido de la
Joya brillante

Tome Tori tenía las piezas de oro fuera de la joya


Todos los días. Se hizo rico y gastó su dinero
Como un hombre, pero siempre había mucho y
De sobra. Le construyó una buena casa, tenía
Sirvientes para esperarlo. La dama radiante
Bright fue alojado como una emperatriz. Su belleza
Fue famoso tanto cerca como lejos, y decenas de amantes
Vino a buscar su mano.

266
Xxxvi la doncella de la luna

Pero ella no tendría ninguno de ellos. ' Tomar


Tori y la querida buena mujer son mis verdaderos amantes '
Ella dijo ; 'Viviré con ellos y seré su
Hija.'
Entonces pasaron tres años felices; Y en el
Tercer año, el propio Mikado llegó a cortejar al
Lady radiante brillante. Era el amante valiente
En efecto.

'Señora', dijo, 'me inclino ante ti, mi alma


Te saluda. Dulce dama, sé mi reina '.

Entonces la dama radiante suspiró y


Grandes lágrimas se alzaban en sus ojos, y ella escondió su rostro
Con su manga

'Señor, no puedo', dijo ella.

'¿No puedes?', Dijo el Mikado; ' y por qué no,


Oh querida señora radiante? '

'Espere y vea, señor', dijo.

Ahora sobre el séptimo mes ella creció muy


Triste, y ya no iría al extranjero, pero estaba
Por mucho tiempo en la galería del jardín de Take Tori
Casa. Allí se sentó durante el día y reflexionó.
Allí se sentó por la noche y miró la luna.
Y las estrellas Allí estuvo una buena noche cuando
La luna estaba llena. Sus doncellas estaban con
Ella y Take Tori y la buena esposa, y el
Mikado, su valiente amante.

'¡Qué brillante brilla la luna!', Dijo Take


Tori

'En verdad', dijo la buena esposa, 'es como un


Cacerola de latón bien fregada '.

'Mira qué pálido y pálido está', dijo el Mikado;


'Es como un amante triste y desesperado'.

267

La luna doncella xxxvi

'¡Qué largo y brillante es un rayo!'


Tori 'Es como una carretera desde la luna
Llegar a esta galería del jardín '.

'¡Oh, querido padre adoptivo!', Gritó Lady Beaming


Brillante. 'Usted dice la verdad, es una carretera de hecho.
Y a lo largo de la carretera vienen innumerables celestiales
Seres rápidamente, rápidamente, para llevarme a casa. Mi
El padre es el rey de la luna. Desobedecí su
Petición. Me envió a la tierra tres años para habitar
En el exilio. Los tres años han pasado y yo voy al mío
Propio país. Ah, estoy triste por partir '.

'La niebla desciende', dijo Take Tori.


'No', dijo el Mikado, 'son las cohortes de
El rey de la luna '.

Abajo vinieron en cientos y sus


Miles, con antorchas. En silencio vinieron
E iluminado alrededor de la galería del jardín. Los
El principal de ellos trajo una pluma celestial
Túnica. Se levantó la dama radiante y se puso
La túnica sobre ella.

'Adiós, toma Tori', dijo, 'adiós,


Querida madre adoptiva, te dejo mi joya por un
Remembranza. ... En cuanto a ti, mi señor, lo haría
Podrías venir conmigo pero no hay pluma
Bata para ti Te dejo una ampolla de lo puro
Elixir de vida. Bebe, mi señor, y sé como el
Inmortales '.

Luego extendió sus alas brillantes y el


Cohortes del cielo cerraron sobre ella. Juntos
Pasaron por la carretera a la luna, y fueron
No más visto.

El Mikado tomó el elixir de la vida en su mano,

268
Xxxvi la doncella de la luna

Y fue a la cima de la montaña más alta de


Ese país. E hizo un gran fuego para con-
Sume el elixir de la vida, porque él dijo: 'De qué beneficio
Será para mí vivir para siempre, separándome de
La dama radiante? '

Entonces se consumió el elixir de la vida, y su azul


Vapor flotaba hacia el cielo. Y el Mikado
Dijo: 'Deja que mi mensaje flote con el vapor
Y llegar a los oídos de mi Lady Beaming Bright '.

269

XXXVII

KARMA

El joven, Ito Tatewaki, regresaba


De vuelta a casa después de un viaje que había emprendido
La ciudad de Kioto. Se dirigió solo y
A pie, y se fue con los ojos puestos en el
Terreno, por las preocupaciones lo agobiaba y su mente
Estaba lleno del negocio que lo había llevado a
Kioto La noche lo encontró en un camino solitario.
Ing a través de un páramo salvaje. Sobre el páramo estaban
Rocas y piedras, con abundancia de flores, para
Era verano, y aquí y allá creció un
Pino oscuro, con tronco retorcido y torcido
Ramas

Tatewaki levantó la vista y contempló la figura de


Una mujer delante de él en el camino. Era un esbelto
Chica vestida con un sencillo vestido de algodón azul.
Ligeramente se fue por el camino solitario en el
Profundización del crepúsculo

'Debo decir que ella era la sirvienta de


Una señorita gentil ', se dijo Tatewaki.
'El camino es solitario y el tiempo es triste para
Una niña como ella '.

Entonces el joven aceleró el paso y vino

270
Xxxvii KARMA

Arriba con la doncella. 'Niño', dijo muy


Suavemente ', ya que caminamos por el mismo camino solitario
Seamos compañeros de viaje, por ahora pasa el crepúsculo
Y pronto estará oscuro '.

La hermosa doncella se volvió hacia él con brillante


Ojos y labios sonrientes.

'Señor', dijo, 'mi amante se alegrará


En efecto.'

'¿Tu amante?', Dijo Tatewaki.

'¿Por qué, señor, con certeza se alegrará porque


Has venido.'

'¿Porque he venido? '

'De hecho, y de hecho el tiempo ha sido largo'


Dijo la sirvienta; 'pero ahora ella pensará que no
Más de eso '.

'¿No lo hará?', Dijo Tatewaki. Y en el


Fue al lado de la doncella, caminando como uno en un
Sueño.

Actualmente los dos llegaron un poco


Casa, no lejos de la carretera. Antes de
Casa era un pequeño jardín justo, con un arroyo
Corriendo a través de él y un puente de piedra. Acerca de
Casa y el jardín había una cerca de bambú,
Y en la cerca una puerta peatonal.

'Aquí habita mi amante', dijo el sirviente


Criada. Y salieron al jardín a través de
La puerta peatonal.

Ahora Tatewaki llegó al umbral del


Casa. Vio a una dama parada en el umbral
Esperando.
Ella dijo: 'Por fin has venido, mi señor, a
Dame consuelo '.

271

KARMA xxxvn

Y él respondió: 'He venido'.

Cuando dijo esto, supo que amaba


La dama, y la había amado como lo era el amor.

'Oh amor, amor', murmuró, 'el tiempo no es


Para tal como nosotros '.

Entonces ella lo tomó de la mano y se fueron


En la casa juntos y en una habitación con
Esteras blancas y una ventana redonda enrejada.

Ante la ventana había un lirio en un


Recipiente de agua

Aquí los dos conversaron juntos.

Y después de un tiempo hubo un antiguo antiguo


Mujer que vino con sake en una jarra de plata;
Y ella trajo vasos de plata y todo
Necesario. Y Tatewaki y la dama bebieron el
'Tres veces tres' juntos. Cuando tuvieron
Hecho esto, la señora dijo: 'Amor, salgamos a
El brillo de la luna. Mira, la noche es tan verde
Como una esmeralda . . '.

Entonces fueron y dejaron la casa y el pequeño


Jardín justo detrás de ellos. O alguna vez habían cerrado
La puerta peatonal la casa y el jardín y el
La misma puerta peatonal se desvaneció, disolviéndose en un
Tenue niebla, y no quedaba señal de ellos.

'¡Ay! ¿Qué es esto?', Gritó Tatewaki.

'Déjalo, querido amor', dijo la señora, y sonrió;


'pasan, porque ya no los necesitamos'.

Entonces Tatewaki vio que estaba solo con


La dama sobre el páramo salvaje. Y los lirios altos
Creció sobre ellos en un anillo. Entonces se pararon
Toda la noche, sin tocarnos sino
Mirándose a los ojos con la mayor firmeza.

272

Xxxvn KARMA
Cuando amaneció, la dama se movió y le dio uno
Suspiro profundo.

Tatewaki dijo: 'Señora, ¿por qué suspira?'

Y cuando él le preguntó esto, ella la desabrochó


Faja, que se formó después de la forma de una
Dragón de escamas doradas con ojos translúcidos. Y
Ella tomó la faja y la hirió nueve veces
El brazo de su amor, y ella dijo: 'Oh amor, nos separamos:
Estos son los años hasta que nos volvamos a ver '. Entonces ella
Tocó los círculos dorados en su brazo.

Entonces Tatewaki gritó en voz alta: 'Oh amor, ¿quién?


Eres tú ? Dime tu nombre. . . '.

Ella dijo: 'Oh amor, ¿qué tenemos que hacer?


Con nombres, tu y yo? ... voy a mi gente
Sobre las llanuras No me busques allí. . . .
Espérame.'

Y cuando la dama hubo hablado, se desvaneció


Lentamente y se hizo etéreo, como una niebla. Y
Tatewaki se arrojó al suelo y puso
Extendió su mano para sostener su manga. Pero él no pudo
Quédatela. Y su mano se enfrió y se quedó quieto
Como un muerto, todo en el gris amanecer.

Cuando salió el sol se levantó.

'Las llanuras', dijo, 'las llanuras bajas ...


Allí la encontraré '. Entonces, con la ficha dorada
Enrollado alrededor de su brazo, rápidamente aceleró, bajó
A las llanuras Llegó al ancho río, donde
Vio gente parada en las orillas verdes. Y en
El río flotaba allí botes de flores frescas, el
Dianthus rojo y la campanula, vara de oro y
Reina de los prados. Y la gente sobre el río
Los bancos llamaron a Tatewaki:

273 T
KARMA xxxvn

'Quédate con nosotros. Anoche fue la noche de


Almas Vinieron a la tierra y vagaron donde
Lo harían, el viento amable los llevó. Hoy
Vuelven a Yomi. Ellos van en sus botes de
Flores, el río las lleva. Quédate con nosotros y
Dile a las almas que salen buena velocidad '.

Y Tatewaki gritó: 'Que las almas tengan


Dulce pasaje ... No me puedo quedar.'

Así que finalmente llegó a las llanuras, pero no lo hizo.


Encuentra a su dama. No encontró nada en absoluto, sino un
Desierto de tumbas antiguas, con ortigas cubiertas de maleza
Y la hierba verde ondulante.

Entonces Tatewaki fue a su propio lugar, y por


Nueve largos años vivió un hombre solitario. Los
Felicidad del hogar y los niños pequeños que nunca
Sabía

'Ah, amor', dijo, 'no pacientemente, no


Pacientemente te espero. . . . Amor, no tardes
Tu venida.'

Y cuando pasaron los nueve años, él estaba en


Su jardín en la noche de las almas. Y mirando
Arriba vio a una mujer que vino hacia él,
Abriéndose camino a través de los caminos de la
Jardín. Ligeramente ella vino; Ella era delgada
Niña, vestida con un sencillo vestido de algodón azul.
Tatewaki se levantó y habló:

'Niño', dijo muy gentilmente, 'ya que pisamos


El mismo camino solitario nos deja ser compañeros de viaje,
Por ahora pasa el crepúsculo y pronto será
Oscuro.'

La criada se volvió hacia él con ojos brillantes y


Labios sonrientes:

274

Xxxvn KARMA

'Señor', dijo, 'mi amante se alegrará


En efecto.'

'¿Se alegrará?', Dijo Tatewaki.

'El tiempo ha sido largo'.

'Largo y muy cansado', dijo Tatewaki.

'Pero ahora no pensarás más en


Ese. . . '.

'Llévame a tu amante', dijo Tatewaki.


'Guíame, porque no puedo ver más. Abrázame,
Porque mis extremidades fallan. No dejes ir mi mano, porque yo
Tengo miedo Llévame a tu amante 'dije
Tatewaki

Por la mañana sus criados lo encontraron frío


Y muerto, tumbado en silencio a la sombra del jardín
Arboles

275 2 T

XXXVIII
LA MISMA HISTORIA DE LOS YAOYA
HIJA

Había un cantante de baladas errante que vino a


Una gran casa en Yedo donde deseaban estar
Entretenido

'¿Tendrás un baile o una canción?', Dijo el


Cantante de baladas; '¿o debo contarte una historia?'
La gente de la casa le pidió que contara una historia.

'¿Será una historia de amor o una historia de guerra?'


Dijo el cantante de baladas.

'Oh, una historia de amor', dijeron.

'¿Tendrás una historia triste o feliz?', Preguntó


El cantante de baladas.

Todos acordaron que escucharían un


Triste historia

'Bueno, entonces', dijo el cantante de baladas, 'escucha,


Y te contaré la triste historia de los Yaoya
Hija.'

Entonces él contó esta historia.

El Yaoya era un hombre pobre y trabajador, pero


Su hija era lo más dulce en Yedo.

2-6

Xxxvin LA HIJA DE YAOYA


KARMA xxxvn

'Quédate con nosotros. Anoche fue la noche de


Almas Vinieron a la tierra y vagaron donde
Lo harían, el viento amable los llevó. Hoy
Vuelven a Yomi. Ellos van en sus botes de
Flores, el río las lleva. Quédate con nosotros y
Dile a las almas que salen buena velocidad '.

Y Tatewaki gritó: 'Que las almas tengan


Dulce pasaje ... No me puedo quedar.'

Así que finalmente llegó a las llanuras, pero no lo hizo.


Encuentra a su dama. No encontró nada en absoluto, sino un
Desierto de tumbas antiguas, con ortigas cubiertas de maleza
Y la hierba verde ondulante.

Entonces Tatewaki fue a su propio lugar, y por


Nueve largos años vivió un hombre solitario. Los
Felicidad del hogar y los niños pequeños que nunca
Sabía
'Ah, amor', dijo, 'no pacientemente, no
Pacientemente te espero. . . . Amor, no tardes
Tu venida.'

Y cuando pasaron los nueve años, él estaba en


Su jardín en la noche de las almas. Y mirando
Arriba vio a una mujer que vino hacia él,
Abriéndose camino a través de los caminos de la
Jardín. Ligeramente ella vino; Ella era delgada
Niña, vestida con un sencillo vestido de algodón azul.
Tatewaki se levantó y habló:

'Niño', dijo muy gentilmente, 'ya que pisamos


El mismo camino solitario nos deja ser compañeros de viaje,
Por ahora pasa el crepúsculo y pronto será
Oscuro.'

La criada se volvió hacia él con ojos brillantes y


Labios sonrientes:

274

Xxxvn KARMA

'Señor', dijo, 'mi amante se alegrará


En efecto.'

'¿Se alegrará?', Dijo Tatewaki.

'El tiempo ha sido largo'.

'Largo y muy cansado', dijo Tatewaki.

'Pero ahora no pensarás más en


Ese. . . '.

'Llévame a tu amante', dijo Tatewaki.


'Guíame, porque no puedo ver más. Abrázame,
Porque mis extremidades fallan. No dejes ir mi mano, porque yo
Tengo miedo Llévame a tu amante 'dije
Tatewaki

Por la mañana sus criados lo encontraron frío


Y muerto, tumbado en silencio a la sombra del jardín
Arboles

275 2 T

XXXVIII

LA MISMA HISTORIA DE LOS YAOYA


HIJA
Había un cantante de baladas errante que vino a
Una gran casa en Yedo donde deseaban estar
Entretenido

'¿Tendrás un baile o una canción?', Dijo el


Cantante de baladas; '¿o debo contarte una historia?'
La gente de la casa le pidió que contara una historia.

'¿Será una historia de amor o una historia de guerra?'


Dijo el cantante de baladas.

'Oh, una historia de amor', dijeron.

'¿Tendrás una historia triste o feliz?', Preguntó


El cantante de baladas.

Todos acordaron que escucharían un


Triste historia

'Bueno, entonces', dijo el cantante de baladas, 'escucha,


Y te contaré la triste historia de los Yaoya
Hija.'

Entonces él contó esta historia.

El Yaoya era un hombre pobre y trabajador, pero


Su hija era lo más dulce en Yedo.

2-6

Xxxvin LA HIJA DE YAOYA


Debes saber que ella era una de las cinco bellezas de
La ciudad, que creció como cinco cerezos en el
Época de la primavera floreciente.

En otoño, los cazadores atraen a los ciervos salvajes con


El sonido de la flauta. Los ciervos son engañados, porque
Creen que escuchan las voces de sus
Compañeros Entonces están atrapados y asesinados. Por igual
Llama a gustar. La juventud llama a la juventud, la belleza a
Belleza, amor para amar Esta es la ley, y esta ley
Fue la ruina de la hija de Yaoya.

Cuando hubo un gran incendio en Yedo, tan genial


Que más de la mitad de la ciudad fue quemada,
La casa de los Yaoya también fue arruinada. Y el
Yaoya y su esposa y su hija no tenían techo
Sobre ellos, ni en ningún lugar para recostar sus cabezas. Entonces
Fueron a un templo budista en busca de refugio y
Se quedaron allí muchos días, hasta que su casa debería estar
Reconstruido. ¡Ah, yo, por la hija de Yaoya! Cada
Mañana al amanecer se bañó en la primavera de
Agua limpia que estaba cerca del templo. Sus ojos
Eran brillantes y sus mejillas rojizas. Entonces ella
Se pondría su vestido azul y se sentaría junto al agua
Lado para peinar su largo cabello. Ella era una dulce y
Cosa esbelta, apenas quince años. Su nombre
Fue O Schichi.

'Barrer el templo y los patios del templo'


Su padre la invitó. 'Está bien que deberíamos hacerlo
Mucho para los buenos sacerdotes que nos dan refugio '.
Entonces O Schichi tomó la escoba y barrió. Y como
Ella trabajaba cantaba alegremente, y el gris
Los recintos del templo se hicieron brillantes.

Ahora había un joven acólito que servía en

277

LA HIJA DE YAOYA xxxvni

El lugar sagrado. Era gentil y hermoso.


No pasó un día pero escuchó el canto de
O Schichi No pasó un día pero él puso los ojos en
Ella, yendo por sus caminos, tan ligera y delgada, en el
Antiguas cortes del templo.

No pasó mucho tiempo antes de que la amara. Juventud


Llama a la juventud, belleza a belleza, amor a amor. Eso
No pasó mucho tiempo antes de que ella lo amara.

Secretamente se encontraron en el templo


Arboleda. Fueron tomados de la mano, su cabeza contra
Su brazo.

'Ah', gritó, 'que tal cosa debería


Ser! Soy feliz e infeliz Porque amo
Usted mio '

'Debido al poder del Karma', dijo el


Acólito. 'Sin embargo, pecamos, deseo de nuestro corazón,
Gravemente pecamos, y no sé qué puede venir
De eso '.

'¡Ay!', Dijo, 'se enojarán los dioses


Con nosotros, y nosotros tan jóvenes? '

'No puedo decirlo', dijo; ' pero tengo miedo.'

Entonces los dos se aferraron, temblando.


Ling y llorando. Pero se comprometieron
Entre sí por el espacio de muchas existencias.

El Yaoya tenía su vivienda en el cuarto de


La ciudad se llamaba Honjo, y actualmente su casa era
Reconstruido que había sido destruido por el fuego. Él
Y su esposa se alegraron, porque dijeron: 'Ahora nosotros
Se irá a casa '.

O Schichi escondió su rostro con su manga y


Lloró amargas lágrimas.

'Hija, ¿qué te pasa?', Dijo su madre.


Xxxvm LA HIJA DE YAOYA
O Schichi lloró. '¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!', Gritó ella.
Y se balanceó de un lado a otro.

'¿Por qué, criada, qué es?', Dijo su padre.

Todavía O Schichi lloró. '¡Oh! ¡Oh! ¡Oh!', Ella


Gritó y se balanceó de un lado a otro.

Esa noche fue al bosque. Había


El acólito, muy pálido y triste, debajo del
Arboles

'Nos separarán', gritó, 'Oh, mi querido


Deseo del corazón. Los queridos dioses están enojados con nosotros
Y nosotros tan jóvenes '.

'Ah', dijo, 'tenía miedo ... Adiós,


Querida doncella, oh doncella, dulce y esbelta.
Recuerde que estamos comprometidos el uno con el otro para
Espacio de muchas existencias '.

Entonces los dos se aferraron, temblando.


Ling y llorando, y se despidieron un
Mil veces.

Al día siguiente llevaron a O Schichi a su casa.


Honjo Ella se volvió lánguida e indiferente. Blanco
Ella creció, blanca como el alforfón tiower. Ella
Se dejó caer y ella falló. Ya no era ella
Numerado con las cinco bellezas de Yedo, ni
Comparado con un cerezo en la primavera
Cierne. Todo el día ella meditaba
Silenciosamente. Por la noche yacía despierta en su cama baja.
'¡Oh! ¡Oh!', Gimió, 'el cansado, cansado
Noche! ¿Nunca lo veré? ¿Debo morir de
Nostalgia ? Oh ! Oh ! La noche cansada y cansada . . '.
Sus ojos se agrandaron y ardieron.
'¡Ay! Pobre doncella', dijo su padre.
' Tengo miedo . . .' Dijo su madre. 'Ella

279

LA HIJA DE YAOYA xxxvm

Perderá su ingenio. . . . Ella no llora


Más.'

Por fin O Schichi se levantó y tomó paja y


Hecho en un paquete; Y ella puso carbón
En el paquete y lo puso debajo de la galería
De la casa de su padre. Entonces ella prendió fuego a
La paja y el carbón, y todo quemado
Alegremente. Además el bosque de su padre
La casa tomó luz y la casa fue quemada al
Suelo.

'¡Lo veré, lo veré!', Gritó

Schichi, y cayó desmayado.

Sin embargo, toda la ciudad sabía que ella había prendido fuego
A la casa de su padre. Entonces fue llevada ante el
Juzgar para ser juzgado por su mal comportamiento.

'Niño', dijo el juez, 'qué te hizo hacer


Esta cosa ? '

'Estaba enojada', dijo, 'lo hice por amor.

1 dije: 'Quemaré la casa, tendremos


Donde recostar nuestras cabezas, entonces tomaremos
Refugio en el templo; Veré a mi amante.
Señor, no lo he visto ni he oído hablar de él.
Muchas, muchas lunas '.

'¿Quién es tu amante?', Dijo el juez.

Entonces ella le dijo.

Ahora en cuanto a la ley de la ciudad, era difícil


Y no pudo ser alterado. La muerte era la pena
Por el crimen de la hija de Yaoya. Solo un
El niño podría escapar.

'Mi pequeña doncella', dijo el juez, '¿estás


Tal vez doce años '

'No, señor', respondió ella.

280
Xxxvni LA HIJA DE YAOYA

'¿Trece, entonces, o catorce? Los dioses envían


Puedes tener catorce años. Eres pequeño y delgado '.

'Señor', dijo, 'tengo quince años'.

'Ay, mi pobre doncella', dijo el juez, 'usted


Son todos demasiado viejos '.

Entonces la hicieron pararse sobre el puente de


Nihonbashi Y contaron su historia en voz alta; Ellos
Lo llamó desde las casas para que todos pudieran escuchar.
Allí estaba ella para que la mirara todo el mundo.

Todos los días durante siete días ella se paró sobre el


Puente de Nihonbashi, y se dejó caer en el resplandor de
El sol y las miradas de los hombres. Su cara era blanca
Como la flor del alforfón. Sus ojos eran
Amplio y ardiente brillante. Ella era la mas
Cosa lastimosa bajo el cielo. El tierno corazón
Lloré al verla. Dijeron: '¿Es esto de los Yaoya?
Hija que fue una de las cinco bellezas de
Yedo? '

Después de que pasaron los siete días se ataron


O Schichi a una estaca, y amontonaron maricones de
Madera sobre ella y prendió fuego a los maricones. Pronto
El espeso humo se alzó.

'Todo fue por amor', gritó en voz alta.


Voz. Y cuando ella dijo esto, murió.

'La historia se cuenta', dijo el cantante de baladas.


'La juventud llama a la juventud, belleza a belleza, amor a
Amor. Esta es la ley, y esta ley fue la ruina
Del daiightei de Yaoya: '

Impreso ty R. y R. CLARK, LIMITED, EdMvrgh.

4422 22

MACMILLAN Y CO.
NUEVOS LIBROS ILUSTRADOS

UNA HISTORIA ILUSTRADA DE


EMMA LADY HAMILTON

POR JULIA FRANKAU

Con 30 reproducciones en color de famosos cuadros y grabados

Por y después de Sir Joshua Reynolds, Sir Thomas Lawrence,

Romney, Angelica Kauffman, Madame Vigee Le Brun,

Masquerier, AVestall y otros artistas contemporáneos.

También alrededor de 50 ilustraciones de fotograbado personal y topográfico.


Interés gráfico impreso en el texto.

En dos volúmenes, impreso en papel hecho a mano, suntuosamente encuadernado


En pergamino dorado completo. Limitado a 250 copias.

Imperial 410. 51: es. Red.

NUESTRO PUEBLO

Bv Mary Russell Mitford

Con una introducción de AXXE THACKERAY RITCHIE, 100 ilustraciones

Por HUGH THOMSON, y 16 láminas en color de dibujos


Por ALFRED RAWLINGS. Corona 4to. Los. 6d. Red.

LOS BEBES DE AGUA

POR CHARLES KINGSLEY

Con 1 6 ilustraciones en color por WARWICK GOBLE. 8vo. 55. neto.

TRES CUENTOS DE HANS ANDERSEN

EL SOLDADO DE TIN INOLVIDABLE.


THUMBELISA LA SIRENITA.

Con 22 ilustraciones de LINLEY SAMBOURNE. Fcap. 410.


MACMILLAN AND CO., LTD., LONDRES.

Witli 8 ilustraciones en color y 96 en monocromo de

PJtotografías del autor.

Croivn ^ a. 2 I s. Red.

EN LOTO-TIERRA
JAPÓN

POR

HERBERT G. PONTING, F.R.G.S.


TELEGRAFO DIARIO. 'No sabemos de un volumen más hermoso en Japón
Que esto, ciertamente en el que se ha hecho un uso tan espléndido de la cámara. . .
.
El Sr. Ponting nos ha dado un trabajo sobre el cual nos sentimos dispuestos a
demorarnos
Deleite Creemos que ha tenido tanto éxito, tal vez, como un escritor puede impartir
Algo del encanto casi incomunicable de lo que él describe como 'un para-
Dise en la tierra. '

VIDA DE CAMPO. 'El Sr. Ponting nunca ha hecho nada en su carrera


Más exquisito y hermoso que las ilustraciones de este volumen. Darían
Es un valor permanente incluso si no hubiera nada más; Pero el Sr. Ponting,
mientras
Renunciando modestamente en el Prefacio 'cualquier habilidad con mi pluma' posee
cualidades
Que hacen que su tipografía sea de gran interés '.

SEÑOR. MARCADO DE YOSHIO EN EL MUNDO. 'Todas las opiniones en este libro son
Típicamente japonés El Sr. Ponting parece entender bastante el verdadero
sentimiento japonés.
Aparte de su habilidad como fotógrafo, que nadie podría negar. Algunas vistas
Nos gusta ver en días soleados, otros en tormentas, o días nublados, o luz de luna,
y
Ha tomado las fotos exactamente como a los japoneses nos encantaría tenerlas. . . .
Mientras miraba este libro, uno de mis amigos japoneses entró en mi
Habitación. Miró cada foto desde arriba de mi hombro. El mucho
Los aprecio Él dijo: 'El Sr. Ponting ha tomado todo lo mejor de
Nuestro país. Estoy tan orgulloso de ellos. Utilice todos los adjetivos en inglés.
Sabes por alabar este libro. Me pidieron que escribiera mi opinión sobre el
Imágenes ; Pero mientras los miraba vi muchos nombres familiares escritos
En las páginas opuestas. Eso me dio una gran tentación de leer el texto. Es
Tan sincero y comprensivo como lo son las imágenes. El Sr. Ponting saca tal
Vívida imagen con su pluma. Sentí que estaba en Japón ''.

NOTICIAS DIARIAS. 'Las ilustraciones forman una cartera de extraordinaria belleza;


Pero en su escritura también el autor parece haber adoptado un estilo que es
admirablemente
Adecuado para el personaje brillante del paisaje que representa. . . . El espíritu
en el que
El libro está escrito es el correcto; El amor por un país como por una persona es
lo único
Lo que puede describir sus bellezas de una manera que transmite a otros lo mismo
Deleite infeccioso, y sin duda a medida que establecemos este libro, nuestro único
deseo es
Viajar lo antes posible para ver con nuestros propios ojos las flores de cerezo
Y crisantemos de Lotus-Land Japan '.

MACMILLAN AND CO., LTD., LONDRES.