Está en la página 1de 6

Clave para el avivamiento1

Introducción

Una de las palabras más utilizadas por los líderes y pastores contemporáneos
es avivamiento. Se hacen cultos de avivamiento, seminarios para avivamiento,
conciertos de avivamientos, y demás actividades con el objetivo de que se dé
el avivamiento.

Pero ¿qué es avivamiento? En el Diccionario de la Real Academia define


avivamiento como acción y efecto de avivar; en el caso del verbo avivar, se
define de la siguiente manera:

1) Hacer que una cosa sea más viva o intensa: avivar el fuego; avivar la llama;
las imágenes avivan la religiosidad del gentío; avivar el recuerdo. 2) Hacer más
perspicaz, agudo y rápido el ingenio, la inteligencia, los sentidos, etc., de una
persona: avivar el ingenio. 3) Enardecer una pasión, un sentimiento o una
disputa: avivar la disputa; aquella visión avivaba mis terribles sufrimientos;
avivar la emoción. 4) Poner un color más vivo, encendido, brillante o subido. 5)
Empezar a tener una cosa vida y vigor: avivarse las plantas2.

Se observa que la palabra avivar está relacionada con hacer que algo tenga
una mayor intensidad, esté más viva. En el caso de las personas, que la pasión
o sentimiento sea mayor, tenga un mayor vigor y que viva la vida con mayor
intensidad.

¿Qué podemos decir, en el caso de un avivamiento espiritual? ¿Qué dice las


Escrituras sobre el avivamiento?

En muchos casos la palabra avivar (hebreo ḥāyāh, griego anadsaō) significa


literalmente volver a la vida desde entre los muertos: «el alma del niño volvió a
él, y revivió» (1 R. 17:22); «Cristo murió, resucitó y volvió a vivir» (Ro. 14:9), es
decir, «murió y revivió». Aun cuando éste no es el sentido, la palabra tiene más
fuerza que la que tiene para nosotros en el día de hoy, porque hemos
confundido el avivamiento con el evangelismo. El evangelismo es buenas
nuevas; el avivamiento es nueva vida. El evangelismo es el ser humano que

1
Sermón predicado el domingo 1 de setiembre de 2019, en la iglesia Ministerios Centro Cristiano de Cartago.
2
Cayuela, N. L. (Ed.). (1997). Diccionario general de la lengua española Vox. Barcelona: VOX.
trabaja para Dios; el avivamiento es Dios que trabaja en forma soberana en
favor del ser humano3.

Podemos afirmar que el avivamiento espiritual es la intervención divina para


impartir pasión o vida en la comunidad de discípulos, para que ellos cumplan la
misión o tarea encomendada. El avivamiento está dirigido a avivar lo que está
muriendo, para que siga vivo y cumpla su tarea. El avivamiento es la
intervención de Dios para que su iglesia muestre la vida eterna a un mundo
muerto en delitos y pecados.

En el libro de Hechos, vemos a los discípulos de Jesús, que han tenido un


recorrido con Él de tres años y aún no está listo para hacer la misión
encomendada. ¿Qué necesitan? Necesitan ser avivados, y en Hechos 1:8
vemos clave para comprender el avivamiento en todo el libro de Hechos.
Dichas palabras son un resumen de todo lo que se narrará en estos primeros
años de vida de la iglesia, las implicaciones para la misión y la extensión del
Reino de Dios.

La clave del Avivamiento en Hechos

El libro de los Hechos tiene una manera muy singular, que es la clave sobre la
que está estructurado. Clave que nos ayuda a entender la forma en que los
primeros discípulos de Jesús fueron avivados y lograron realizar su tarea
evangelizadora y discipuladora de su mundo.

En Hechos 1:8, está la clave para comprender el avivamiento en el resto del


libro: “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu
Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo
último de la tierra”.

Las dos palabras claves, que debemos comprender bien son: poder y
testigos. El
resto del libro Poder
de Hechos es el
relato de cómo
reciben el
Espíritu
poder del Discípulos
Santo
3
Booth, F. C. (2006). AVIVAMIENTO. En E. F. Harrison, G. W. Bromiley, & C. F. H. Henry (Eds.), Diccionario de
Teología (pp. 70–71). Grand Rapids, MI: Libros Desafío. Fig. N°1
Espíritu Santo, y son testigos de Cristo en el mundo. En la Fig. N°1 4, se puede
apreciar la relación que denota el texto, entre las palabras claves. Esta relación
entre poder que viene del Espíritu Santo, y testigo, como sinónimo de discípulo,
con la frase hasta lo último de la tierra.

La evangelización es la consecuencia de ser llenos del poder del Espíritu de


Dios. Sin el Espíritu Santo no hay una verdadera evangelización. La efectividad
de la evangelización está relacionada con el nivel de dependencia de Dios y
desarrollo de nuestra espiritualidad, tanto a nivel personal como
congregacional. Es el Espíritu Santo quien nos llena de poder para ser discípulo
(testigo) de Cristo a todas las personas, en todos los lugares, en todo tiempo.

Ahora, se analizará ambas frases: recibir poder y ser testigo, para


comprender sus alcances y cómo pueden ayudarnos a una mejor comprensión
de la necesidad personal y congregacional de un avivamiento.

Recibiréis poder

El término poder, en griego δύναμις (dunamis), tiene los siguientes


significados: poder, capacidad inherente. Se usa de obras de origen y carácter
sobrenatural, que no podrían ser producidas por agentes y medios naturales. 5

El término se asocia a una intervención divina sobre los discípulos para que
cumplan la misión que se les encomienda. “Los apóstoles habían de recibir
poder de arriba, mediante el Espíritu Santo, para predicar el Evangelio y
confirmarlo con milagros.”6 Así, que para que realizaran la encomienda dada,
requerirían de la dotación sobrenatural del Espíritu Santo. “Es el poder de la
propia presencia de Cristo por el Espíritu, una dotación especial de poder…,
que conduce a curaciones, así como a predicar con poder.” 7 Sin esta dotación
del Espíritu, no podrían ser testigos.

De ahí la importancia en la evangelización, de la dependencia del Señor, para


ser fortalecidos para actuar. “Este fortalecimiento asume la forma de apoyo, y

4
Figura original del autor del curso.
5
VINE Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y Nuevo Testamento Exhaustivo, p. 1378.
6
Henry, Comentario Bíblico de Matthew Henry, p. 1506.
7
Kittel, Friedrich y Bromiley, Compendio del Diccionario Teológico del Nuevo Testamento, p. 190.
por lo tanto se comprende no en función de una fuerza mágica, sino en función
de una relación personal entre Cristo y su siervo." 8

La meta sigue siendo una comunidad de testigos, fundamentada sobre el poder


salvador de Dios, que sirve a un mundo sumergido en la desesperanza y la
debilidad, en caos y pecado, un mundo necesitado de la gracia y el poder de
Dios. Ahí, es donde la iglesia necesita el poder de Dios, para ser testigo.

Aplicaciones: Sin el poder del Espíritu Santo en nosotros, no podemos hacer


nada. Cuando naciste de nuevo fue una obra del Espíritu Santo, ahí recibiste el
poder de Dios para resucitarte y ser una nueva creación. Dios intervino en tu
vida. Ahora, ¿cómo logramos seguir dependiendo de Él, para vivir la nueva vida
que Él nos ha dado?

Solo conozco un camino o una senda para lograrlo: (1) ora diariamente, (2) lee
las Escrituras para obedecerlas y (3) sirve a otros para expresar el amor de
Dios.

Seréis testigos

El término testigo, “proviene de la palabra griega martus (μάρτυς), de donde


proviene nuestra palabra mártir.”9 El diccionario de la Lengua Española define
testigo como “la persona que da testimonio de algo, o lo atestigua” 10.

Curiosamente, la etimología de la palabra testigo, viene del latín testis, que a


su vez viene de tristis de tres. Por lo tanto, “testigos según su origen, sería la
tercera persona que puede confirmar algo” 11. Esto nos da un indicio de la labor
de los discípulos, al encomendarles la misión de confirmar las palabras y los
hechos de Jesús al mundo; ellos serán los testigos oculares de la obra, pasión,
muerte y resurrección del Señor Jesucristo.

Cabe destacar, que de las 34 veces que se utiliza el vocablo martus en todo el
Nuevo Testamento, 13 veces aparece en el libro de los Hechos. Lo que hace
pensar, en la importancia del cumplimiento de la misión que Jesús les asigna a

8
Kittel, Friedrich y Bromiley, Compendio del Diccionario Teológico del Nuevo Testamento, p. 191.
9
VINE Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y Nuevo Testamento Exhaustivo, p. 1669.
10
Diccionario de la Lengua Española.
11
Diccionario Etimológico Español en Línea.
sus discípulos: ser testigos. Para el escritor, los discípulos fueron llamados a
proclamar y a ser testigos.

Jesús les dice a sus discípulos que deberían ser testigo; el resto del libro de
Hechos es el relato de cómo los primeros discípulos se volvieron testigos de
Jesús, confirmando la enseñanza y las señales que habían visto de Su Maestro,
desde Jerusalén hasta lo último de la tierra.

Comienza en Jerusalén y termina en Roma; desde el corazón de la fe de


Israel (el templo) hasta el corazón del mundo de las naciones. Eses es el
gran arco que constituye el avance geográfico y la dinámica teológica
del informe de Lucas de las cosas que se han cumplido entre nosotros 12.

Estos discípulos comprendieron que la evangelización consistía en ser testigo


de Jesús. Evangelizar es la acción (el verbo) de ser testigo. El Diccionario
Teológico del Nuevo Testamento de nos ayude a comprender la forma como
era utilizado el término testigo, en el libro de los Hechos.

El uso (del término testigo) que le da Lucas abarca el testimonio de


hechos referentes a Jesús, que se conocen directamente. Pero este
testimonio sólo puede darse si se aprecia el significado de los hechos, de
modo que el testimonio asume la forma del creer, la confesión
evangelística. Puesto que el evangelio es una revelación histórica, el
testimonio de los hechos y el testimonio de la verdad son lo mismo. Lo
que está en juego son hechos, no ideas ni mitos. Los que dan testimonio
de estos hechos los han vivido. También, los han comprendido. 13

“Y vosotros sois testigos de estas cosas” (Lucas 24:48), es la frase que resume
“el propósito del evangelio predicado por los apóstoles, el cual es kerigmático y
misionero”14; es kerigmático porque hay una proclamación o anuncio del Reino
de Dios; y es misionero porque los discípulos fueron testigos de la
manifestación del Reino de Dios, y lo llevaron a todas partes donde ellos iban.

Aplicaciones: La clave de la vida de un discípulo es ser testigo de la vida y


obra de Jesús. Dios nos ha escogido para ser testigo de Él, en la sociedad. Para

12
Wright, La Misión de Dios, p. 680.
13
Kittel, Friedrich y Bromiley, Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y Nuevo Testamento Exhaustivo,
p. 556.
14
Arias y Arias, El último mandato: la Gran Comisión, lectura desde América Latina, p. 113.
ser testigo debes ser testigo de primera mano; por eso, debemos recibir poder
del Espíritu Santo para ser testigos.

¿Cómo vamos a ser testigos en nuestra sociedad? Lo hacemos al emular a


Jesús al marcar la diferencia, vivir por los principios bíblicos, pensar según los
patrones bíblicos de verdades y hacer todo para la glorificar a Dios.

Conclusión