Está en la página 1de 8

Catedra Bolivariana

Vida y obra de José Consuegra Higgins

JUAN MANUEL ZEQUEIRA MORA

DOCENTE

Milena García

UNIVERSIDAD SIMON BOLIVAR


CURSO INTRODUCTORIO A LA SALUD
BARRANQUILLA ATLANTICO
2019
Índice
Introducción………………………………………………………………………………3
El maestro………………………………………………………………………………..4
Un profesor de tiempo completo……………………………………………………….4

De la economía a la cultura…………………………………………………………….5

La teoría propia de Consuegra………………………………………………………...6

Conclusión……………………………………………………………………………….7

Referencias……………………………………………………………………………...8
Introducción
Hablar de José Consuegra Higgins nuestro rector y fundador de la Universidad
Simón Bolívar, es de verdad un placer y un privilegio. Un hombre verdaderamente
apasionado con un gran amor a la intelectualidad, sencillo y con una gran
vocación al servicio de la comunidad. Quienes lo conocieron lo admiran y aman.
Por eso, en el transcurso de este trabajo, les hablare sobre su vida y las obras que
hicieron de este hombre una excelente persona y un excelente docente.
El maestro.
José Consuegra Higgins. Maestro del Caribe Colombiano. Periodista, economista,
educador, literato, escritor, científico social, humanista e intelectual. Influyente
tratadista de las Ciencias Económicas y Sociales de América Latina. Miembro de
la Academia Colombiana de Ciencias Económicas desde 1986.
Dos grandes obras sintetizan su rico y variado legado intelectual y académico:
la Revista Desarrollo Indoamericano fundada en 1966 y la Universidad Simón
Bolívar, fundada en 1972.

Un profesor de tiempo completo


José Consuegra Higgins fue ante todo un maestro. Lo fue en el pleno sentido de la
expresión, tanto por el ejercicio constante e intenso de la docencia a lo largo de su
vida, como por las enseñanzas y lecciones que impartió a través de sus libros, de
sus escritos, donde hay páginas memorables, antológicas, sobre el sagrado oficio
del magisterio. El Maestro, con razón, era el nombre con que solía ser identificado
por parte de estudiantes, profesores, amigos y muchas personas comunes y
corrientes, según recordamos con nostalgia.
Un somero repaso de su biografía así lo demuestra: tras recibir el título de
economista en la Universidad Nacional de Colombia, inició su carrera laboral en la
docencia, dictando clases en algún colegio de bachillerato (donde por cierto tuvo
entre sus alumnas a Anita Bolívar, su futura esposa) y en la Universidad del
Atlántico, de la que con el transcurso del tiempo llegaría a ser decano de
Economía y Rector; se paseó, además, por Cartagena, en su centenaria
universidad pública y en la Escuela Naval, así como por la del Cauca, en Popayán,
y muchas de Bogotá (Nacional, Libre, Gran Colombia, de América, Tadeo, Incca,
Autónoma y Central), sin olvidar algunas de Venezuela en sus años de exilio.
Con el apoyo entusiasta de sus colegas, llegó a la Rectoría de la Universidad del
Atlántico, de donde saltó a la fundación de la Universidad Simón Bolívar, en
Barranquilla, tras rechazar ofertas que le hicieron para presidir los destinos de las
universidades Libre y Nacional de Colombia, en Bogotá.
Consuegra fue, sin duda, un maestro con todas las de la ley. Sus mayores
esfuerzos los dedicó por completo a la educación, campo en el que formuló y puso
en práctica su “teoría propia”.

De la economía a la cultura
Sí, Consuegra era un maestro, pero también era un intelectual en sentido estricto,
lejos de ser simplemente un economista a secas, un profesional como tantos
otros, encerrado en los límites de su especialidad. No. Era un científico social,
consagrado al estudio, la enseñanza y la vivencia de las Ciencias Humanas y
Sociales, donde se movía a sus anchas por la economía, la política, la sociología,
la historia, la educación, la cultura, la literatura y el periodismo, con una visión
universal, enciclopedista y ante todo humanista, que dejó consignada en su vasta
obra intelectual reunida en cerca de cuarenta libros publicados.
En economía, claro está, hizo invaluables aportes, a los que acá, en esta Cátedra,
ya se refirieron dos ilustres representantes de la Academia Colombiana de
Ciencias Económicas: Julio Silva-Colmenares y Julián Sabogal Tamayo, quienes
hicieron énfasis en la Teoría del Desarrollo y su enfoque “propio”, latinoamericano,
que ahora nos reúne a propósito de los cincuenta años de haberse realizado en
México el histórico Encuentro de Economistas para proclamar el férreo
compromiso con aquella teoría, de la que Consuegra Higgins fue precisamente
uno de sus máximos exponentes y acaso su mayor divulgador por medio de la
revista “Desarrollo Indoamericano”, fundada y dirigida por él desde enero de 1966,
hace medio siglo.
Sin embargo, él no podía ver la economía sino en estrecha relación con la política.
Le interesaba la Economía Política, mejor dicho. Y en el plano político, partidista,
fue liberal de izquierda o socialista demócrata a la manera de Jorge Eliécer
Gaitán, en nombre de cuyas ideas se vinculó al recién creado Partido Socialista
Colombiano, junto a Antonio García y Gerardo Molina, hasta fungir como flamante
congresista, Representante a la Cámara y Senador de la República, siempre
invocando la necesidad y urgencia de trascender la democracia política, jurídica o
formal, para construir la democracia económica y social, inspirada en los principios
revolucionarios no sólo de la Revolución Francesa -Libertad, Igualdad y
Fraternidad- sino en las fuentes del marxismo, en el marco de la justicia social.
Consuegra, pues, era economista, centrado en la economía política, pero a la
llamada “ciencia lúgubre” la trataba como ciencia social. Él mismo, por tanto, era
un científico social, analista de los fenómenos económicos por su naturaleza
social, dándole así una gran importancia a las consideraciones sociales, al tipo de
sociedad en que tales fenómenos se presentan, aún los de carácter jurídico.
En historia, además, siguió igualmente los lineamientos trazados por Marx,
especialmente a través del materialismo histórico y el materialismo dialéctico,
proclamando su importancia como fundamento de las Ciencias Humanas y
Sociales, cuyos diferentes fenómenos (económicos, políticos, sociales, etc.) tienen
causas históricas que los investigadores deben descubrir y revelar. No por cosa
distinta él fue miembro de la Academia Nacional de Historia en Colombia y
Venezuela, adonde llegó con méritos de sobra por sus aportes a la historia
económica de nuestro país y de América Latina en textos como El pensamiento
económico de Simón Bolívar, Cinco economistas cartageneros y sus ensayos
sobre la economía de los pueblos indígenas precolombinos, a quienes exaltó
mientras condenaba la aniquilación de que fueron víctimas durante la conquista
española y el largo período colonial que arrasó con sus culturas.
La Teoría Propia de Consuegra

El libro “José Consuegra Higgins: El camino propio hacia el desarrollo” es una


buena introducción al pensamiento propio de Consuegra Higgins no sólo en la
economía sino en la política, la sociología, la historia, la educación, la cultura, la
literatura y el periodismo, cuando no en la vida cotidiana, en nuestras costumbres
y modas, en el lenguaje y las actitudes que nos identifican. Leer con cuidado esa
obra (primer volumen de la colección bibliográfica conmemorativa de los 50 años
de la revista “Desarrollo Indoamericano”), ayuda bastante en los propósitos que
nos hemos trazado.
Pues bien, allí está claro, desde sus páginas iniciales, que el precursor de aquella
teoría en América Latina fue Simón Bolívar, a quien Consuegra califica como el
pionero del pensamiento propio. ¿Por qué? No sobra recordarlo: porque él
reclamaba leyes acordes a nuestra realidad social, como lo exigía Montesquieu en
“El espíritu de las leyes” al sentar las bases de lo que luego se llamaría la
Sociología Jurídica. Que nos rijan nuestros códigos, no los de Washington,
pedía El Libertador mientras invocaba el Estado de derecho en que se sustenta el
sistema democrático, donde la defensa de la soberanía nacional es también uno
de sus pilares.
Pero Bolívar, en su opinión, trascendió tales aspectos jurídico-políticos y se
remontaba a los aspectos sociales y económicos, en los que se enfrentaba a los
modelos extranjeros y, en especial, los provenientes de las mayores potencias
(España, en primer lugar, tras la conquista; luego, Inglaterra, con la Revolución
Industrial, y Estados Unidos, en los últimos tiempos).
“El Libertador fue brillante exponente de un pensamiento jurídico, económico y
social auténtico”, concluía El Maestro a partir de su densa investigación sobre las
ideas económicas de Bolívar, exaltada por autores tan autorizados como el
venezolano Maza Zavala.
No es de extrañar, en tales circunstancias, que Consuegra fundara en 1972, poco
después de la Reunión de México en 1965 y el lanzamiento de la revista
“Desarrollo Indoamericano” a comienzos de 1966, la Universidad Simón Bolívar en
honor a El Libertador, según lo había prometido desde años atrás, y naturalmente
en honor a ese pensamiento propio, auténtico, latinoamericanista en grado sumo,
al que se dedicó por el resto de su vida, hasta su muerte a fines de 2013.
Conclusión
Cabe resaltar que durante el transcurso de esta pequeña investigación sobre la vida y obra
de “el maestro” José Consuegra Higgins podemos decir que fue un hombre que paso por
mucho, con objetivos sólidos, excelente persona, un hombre perseverante que amaba los
objetivos y la gran mente visionaria de nuestro libertador de tal forma que los decidió
tomar como propios; dejando a un lado el bien propio, no pensado solo en la riqueza
material, lo que a él verdaderamente el importaba en la riqueza intelectual. Sin duda, esa
era una de las muchas razones de llamarlo “el maestro” dedicar su vida entera al bien
común es algo que muy pocos hacen, dejar un legado para toda la comunidad
latinoamericana es de verdad increíble. Por esta razón, pienso que José Consuegra Higgins
siempre será recordado como el hombre que lucho, persevero y nunca se rindió para
darles un hogar y una oportunidad a muchos jóvenes de querer superarse y ser unos
grandes profesionales llevando en alto el nombre de su amada universidad y su más
grande legado.
Referencias
https://www.eje21.com.co/2016/04/educacion-y-cultura-en-la-obra-de-jose-consuegra-higgins/

https://www.ecured.cu/Jos%C3%A9_Consuegra_Higgins

https://www.youtube.com/watch?v=DAwRD-OjCBg&t=46s

publicaciones.unisimonbolivar.edu.co