Está en la página 1de 2

El rol que cumplen las finanzas públicas en un país es de vital importancia ya

que a través de esta pretende alcanzar programas de política fiscal y financiera,


una óptima recaudación de impuestos para lograr la estabilidad económica y
desarrollo integral del país.
Existen diversos pensadores de la época clásica que en su momento
establecieron diversas posturas, como:
Smith (1776) consideraba que el Estado debía tener una participación limitada
en la economía para no interferir en las decisiones de los agentes económicos,
cumpliendo un mínimo de tareas definidas (la educación, la seguridad, la justicia
y la promoción del comercio).
Keynes planteó la necesidad de que el Estado interviniese en la economía, Los
economistas keynesianos justifican la intervención del Estado mediante políticas
públicas orientadas a lograr el pleno empleo y la estabilidad de precios.
Es decir Keynes contradice el pensamiento de Adam Smith para este autor el
estado debe de intervenir pero lo debe de hacer de manera limitada y debería
dejar que la economía fluya en cambio para Keynes el estado cumple un rol
importante en una economía, este autor sostenía que el libre mercado carece de
mecanismos de auto-equilibrio.
La economía keynesiana desafió la noción de que las economías capitalistas
laissez-faire podían funcionar bien por sí solas sin intervención del Estado para
promover la demanda agregada y combatir el alto desempleo y la deflación de la
década de 1930. Keynes postulaba que la intervención del gobierno (reduciendo
impuestos y aumentando el gasto público)
Por ejemplo, los keynesianos propondrían incurrir en un gasto deficitario
destinado a proyectos de infraestructura que demanden mucha mano de obra
para estimular el empleo y estabilizar los salarios cuando la economía se
contrae, y elevarían los impuestos para enfriar la economía y evitar la inflación
ante un abundante crecimiento de la demanda
Actualmente, las Finanzas Públicas Modernas dividen su campo de estudios en
dos componentes: cómo obtener ingresos suficientes para cumplir con las
funciones del Estado y cómo gastarlos (egresos) en forma adecuada. Las
finanzas públicas modernas son una ciencia social que estudia el conjunto de
decisiones que toma el Estado para obtener ingresos y determinar sus egresos
con la finalidad de alcanzar sus objetivos establecidos y generar así bienestar
colectivo y justicia social. Las finanzas públicas modernas estudian el conjunto
de decisiones que toman los gobernantes del Estado para generar políticas de
bienestar colectivo y justicia social a partir de sus ingresos y egresos.
Desde este punto de vista, los sectores privado y público son complementos
naturales entre sí en la promoción del bienestar social en forma justa. El Estado
no sólo existe para regular al mercado, como proclama el enfoque económico,
sino para ayudarlo a desarrollarse influyendo a través de políticas de bienestar
colectivo y justicia social
El hecho de que la asignación generada por el mercado pueda ser imperfecta,
no significa que el gobierno sea capaz de hacerlo mejor él sólo (como bien ha
demostrado el enfoque económico de las finanzas públicas), pero sí lo conmina
a tener un papel dinámico. Siendo lo más explícito posible, no decimos que el
Estado se haga cargo del mercado (por ejemplo, poner una paraestatal), el
enfoque moderno implica es que, por sí sola, la economía no genera una
asignación Pareto-eficiente de los recursos. La intervención del gobierno no sólo
es necesaria, sino obligatoria (lógica deóntica) para generar bienestar colectivo
con nociones de justicia social, al anticipar su conducta y la conducta de los
miembros del Estado buscando desarrollar el mercado (más que interventor, ser
promotor) por medio de políticas públicas reflejadas en sus ingresos y egresos.
Se empezó a tomar conciencia de que los mecanismos naturales en que se
apoyaba el liberalismo económico eran insuficientes e inadecuados para
solucionar los graves desequilibrios sociales y económicos, Fue así como el
Estado intervino no sólo para evitar los abusos de los acaparadores de riqueza
y de la industria, sino también para hacer frente a las nuevas exigencias
económicas y sociales. La intervención estatal trató de evitar los graves
desequilibrios económicos y de mitigar la inquietud social que se estimulaba
constantemente por el triunfo del comunismo en Rusia.
“Si tuviéramos que recurrir a un único economista para comprender los
problemas que enfrenta la economía, indudablemente ese economista sería
John Maynard Keynes. Aunque Keynes murió hace más de medio siglo, su
diagnóstico de las recesiones y depresiones sigue siendo la base de la
macroeconomía moderna.