Está en la página 1de 1

DISCURSO POR EL 41 ANIVERSARIO DEL COLEGIO “PEDRO POTENCIANO CHOQUEHUANCA”

Tengo la magnífica oportunidad de dirigirme a Ustedes y no puedo comenzar sin antes expresar mis más
cordiales y afectuosos saludos de bienvenida a tan distinguidas visitas que nos acompañan en este acto tan
significativo para nosotros, cuando estamos celebrando 41 años de vida al servicio de la educación de la
juventud sondorillense y porque no decirlo de los caseríos vecinos.

La conmemoración de los 41 años de nuestro querido colegio se constituye en el momento oportuno para
dejar testimonio de cuanto han realizado tantos hombres y mujeres que dejaron aquí su impronta y su
huella. Muchos de ellos se encuentran presentes en este lugar y han vivido el sueño de fundar y desarrollar
nuestra institución educativa. Nuestro respeto y reconocimiento a todos aquellos directivos, docentes,
padres y alumnos hoy ex alumnos que han sido y son parte de las páginas del Pedro Potenciano
Choquehuanca.

Aprovecho también la ocasión para entregar mis saludos y afectos a los padres y madres de familia y
alumnos aquí presentes; así mismo a los docentes, personal administrativo y de servicio.

Muchos hechos positivos se han sucedido en este período lo que nos anima festivamente el día de hoy y
que son el soporte para apoyarnos para superar nuestras debilidades, que como colegio naturalmente los
tenemos.

En 1978 nace uno de los colegios que con el tiempo se convertiría en uno de los emblemáticos del distrito
de sondorillo, el colegio “Pedro Potenciano Choquehuanca”

Nuestro colegio es hoy una institución activa y con metas claras que funciona plenamente de acuerdo a sus
propósitos educativos. Una institución que valora profundamente lo logrado en estos años, que busca la
calidad en su desempeño y que hace esfuerzos por responder en forma oportuna y efectiva a los nuevos
desafíos y tendencias. Una institución que busca y pide el respeto de la comunidad.

Sabemos que no ha sido fácil, porque educar nunca ha sido una tarea fácil y esto lo digo principalmente
para los profesores. Las nuevas generaciones de estudiantes siempre desean de los educadores una
respuesta diferente frente a sus inquietudes. En el mundo de hoy, se espera de nosotros condiciones
especiales que jamás le exigieron a maestros en el pasado. Esperan que a una formación de excelencia le
sumemos la condición de líderes sociales con una sólida raigambre valórica, una capacidad de aprendizaje
constante y de manejo de información actualizada, en fin, esperan que al mismo tiempo que los guiamos
para nutrir el intelecto, estemos dotados de una gran sensibilidad para captar las señales que nos hablan
de sus conflictos en los procesos de adaptación al mundo y a los cambios de su propia humanidad.
Nos falta mucho camino por recorrer, valoramos nuestros resultados pero no nos conformamos, los
asumimos con discreción y con el deseo de seguir adelante en una tarea de ser cada día mejores.

Al terminar, deseo expresar a cada uno de Ustedes, el abrazo fraterno y el agradecimiento por apoyarnos
en nuestra tarea, por creer en este colegio y por sentirlo como una escuela tan valiosa como todas en la
comuna.