Está en la página 1de 145

Acerca de este libro

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo.
Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir.
Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.

Normas de uso

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas.
Asimismo, le pedimos que:

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares;
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales.
+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos
propósitos y seguro que podremos ayudarle.
+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine.
+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de
autor puede ser muy grave.

Acerca de la Búsqueda de libros de Google

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página http://books.google.com
({\PIA(IV JE\|||I(1
C

FIANIIIIIIIIIIM
IESCUBIERT) | REBELADO P0R EL ABATE LEONE.

JON UN FREACIC. F.C.R.

VI. VICTOR CONSIDERANT.

50gotá.
Q>32X

NºR3NA DEL NIÑO (TRAINTADN).

cARRERA DEL PERú, NúMERo 26.


(INIACINIENIII.

"IV \{II|||||||||\
DEscuBIERTo I REvELADo Por EL ABATE LEoNE, )

(CON UN PRETACIO POR,

M. VICTOR CONSIDERANT,

Minn la la Nail Fria i la Unj municipal del Sela,


1 TRADIUCIDO POR

-) .... (); ().

DE LA EDICION INGLEsA EcuA EN LóNDREs EN 1848, con F.


coNs ENTIMIENTo DEL Auror.

EDGEDIP4.s

CITICITNA TIPOGTRAITICA DEL INEO=C.R.A.I.A.I.

11. Es --

CARRERA DEL PERú, NúMERo 26,


----
PREA(0) 0E, EDITOR.

Al hacer una publicacion como la Sin embargo, mi incredulidad no se con


presente, cuya autenticidad será sin movió, sinó hasta que hube tenido al
duda negada fuertemente por los que gunas conversaciones mui sérias con
en ello están interesados, publicacion hombres cuya perspicacia i buen sen
que no pertenece a la clase de escritos tido habría sido un absurdo en mí des
emanados de la Escuela Societaria, i la preciar;hombres que habíantenido por
cual doi a luz en mi propia capacidad largo tiempo relaciones con M. Leone,
individual, estoiobligado a acompañar ifrecuentemente le habían oído leer su
la de pruebas, i de algunas esplicacio manuscrito.
nes personales. Entónces conocí,que,despues deto
I. do,yo era infinitamente ménos compe
tente para decidir en la materia, que
Hacía muchotiempo que tenía noti aquellos cuyo juício sobre ella era
cia de la existencia del Plan Secreto, opuesto al mio;ique, no habiendo visto
respecto del cual había recibido algu los documentos ni hablado con el tes
nos informes de muchos de mis amigos tigo,habría sido presuntuoso e irracio
de Jinebra, cuya estimacion i afecto nal en mí, el sentar dogmáticamente
r M. Leone eran de naturaleza ar que ellos estaban equivocados, i que
diente, i hablaban de él entérminos que yo tenía razon. Por tanto, suspendí mi
escluían toda sospecha de fraude.Ade juício,i me abstuve de formar sobre el
mas, los objetos de sus constantes asunto una opinion positiva.
estudios, la elevacion de sus ideas,i Fué en Paris,i a fines de 1846, que
sus trabajos relijiosos en el Edificador, vípor laprimera vez a M. Leone, con
indicaban un hombre de carácter sério, quien apénas hablé acerca de su manus
amante de lo bueno, i que buscaba la crito,para el cual se me había infor
verdad con un ardor natural i sincero. mado que había encontrado editor, i
No obstante todos estos fundamentos aguardaba la aparicion de la obra para
para formar de él unjuício favorable, conocer su contenido.
confieso que no pude creer lo que se Debo confesar que, en ese tiempo,
me había "dicho de la Conferencia Je yo no creía mucho en los Jesuitas,i
suítica. por tanto estaba dispuesto a prestar
Visitando a Jinebra, en setiembre de mui poca importancia a la publicacion
1846, oí hablar mucho del Plan Secreto, de la Conferencia. Siempre me había
irecibíde todaspartes las mas positivas admirado de que el público hiciese de
aseveraciones de la buena fé de M. masiado honor a los Jesuitas, cuidán
Leone. Entre aquellas personas a quie dose tanto de ellos. Yo creía, a la ver.
nes él había hecho descubrimientos dad, que la órden estaba profunda
completos, i cuyo número era grande, mente entregada a ideas mui retrógra
no encontré una que no estuviese con. das, pero no dí crédito a la actividad,
vencida de la autenticidad de la Con profundidad, o ubicuidad Maquiavélica
Jerencia, i de la veracidad del narrador. que jeneralmente se le imputaban. En
sEMANA
una palabra, para usar de una frase colocar en su luz mas brillante el Cris
que esplica exactamente lo que entón tianismo demoerático i humanitario del
ces pensaba, calculaba que, por lo mé Evanjelio, i de los Padres de las tres
nos, se debía hacer un descuento de primeras centurias. Es la lámpara que
un sesenta a un ochenta por ciento de incendia la fanega.
la estimacion corriente respecto de los La publicacion de esta obra, funda
Jesuitas. da sobre las bases mas sólidas, i de un
En cuanto a su obscurantismo i su valor teórico enteramente superior, me
conspiracion retrógrada, los concebía pareció en estremo importante. La in
de tanto alcance contra el desarrollo troduccion estaba eompleta, e iba a
de la libertad i del progreso humano, publicarse en un volúmen separado,
como las barreras de arena levantadas cuando Leone recibió, de uno de nues
por los niños contra las olas del océa tros amigos de Jinebra, noticia de un
no. I aún ahora, aunque ilustrado en abuso de confianza cometido por su
cuanto al carácterial poder intrínseco copista, ila advertencia de la próxima
de la celebrada Compañía, persisto en publicacion del Plan Secreto en Berna.
esa opinion; porque, por fuertes que Al recibir esta notícia, cuyos detalles
sean las armas que ella levante, la ba se encuentran en la introduccion sub
rrera anti-democrática será siempre siguiente, Leone cambió de plan, i me
una muralla de arena novediza, inca suplicó que pusiese a un lado la pri
pazde detener la corriente,i CU1111 mera obra,i publicase inmediatamente
do mas, enturbiará la claridad de las el Plan Secreto en Paris, de manera de
primeras olas. anticiparlo, si era posible, a la edicion
II.
necesariamente defectuosa, truncada, i
casi insubstancial, que iba a aparecer
en Suiza. Pero él había recibido la no
Poco a poco M. Leone asistió mas
frecuentemente a nuestras conversacio ticia demasiado tarde,i a poco tiempo
nes semanales de los miércoles en el tuvo en sus manos un ejemplar de una
despacho de la Democrácia Pacifica ; mala edicion, que contenía solamente
me habló deuna obra en que trabajaba, una parte de su manuscrito, impresa
i designo un dia para leerme una esten en Berna,sin nombre ni pruebas,i que
sa esposicion del argumento. Con efecto, en su anónimo ropaje, librea de ver
yo le escuché con el mas vivo interes,i güenza, no atrajo, ni podía atraer, nin
su contenido me impresionó profunda guna atencion. Por tanto, la solicitud
mente. En ella se refería a la publica de Leone no fuéya la de apresurar,
cion de documentos de estrema impor sinó la de mejorar la publicacion que
tancia, marcados con la sancion ecle estaba ya en la prensa, i hacer la terce
siástica mas elevada, absolutamente ra parte ( las pruebas corroborantes),
auténticos fuera de toda duda, i forma de la cual carecía enteramente la edi
dospara despedazar la máscara bastai cion de Berna, tan completa como las
opresiva de la Teocrácia Católica, "i circunstancias pudiesen requerirlo o
permitirlo.
* Teocracia. Esceptuando los términos
rigurosamente definidos, usados en Mate
máticas, casi todas las palabras del lenguaje En esta época ya no quedaba en mi
tienea mui diversos significados; sin em alma ninguna duda de la autenticidad
bargo, con buena fe ialgun talento, siempre de la Conferencia Secreta, ni de la sin
es posible una mútua intelijencia. Pero, para ceridad de Leone.
evitar cualquiera falsa interpretacion de la Para suponer que su historia fuese
palabra Teocrácia, que ocurre frecuente un romance,la Conferencia una fabrica
mente en el Precio, declaro que, tanto en
l como en el resto de la obra, está empleacion dementiras, i que Leone me hiciese
da en su significon histórica, i de inguna amí eljuguetei el cómplice de una bur
manera en su sentido etimolójico, grande i la calumniosa, sería necesario consi
lermoso. derarlo como el mas vil i mas despre
Teocricia, en n significacion histórica, es ciable de los hombres, si se tienen en
la usurpacion de obierno temporal por una
clase o un cuer sacerdotal, separado del nos nanda pedir a nuestro Padre celestial
pueblo, i ejerce o un despotismo político, que establezca entre nosotros; es decir, lo
social i reijio "ara esta Teocrácia la re ideal del gobierno aquí abajo, la democrá
lijion es el ne, la dominacion el fin. cia organizada, evanjélica, armoniosa i reli
El sentido tuvojico de la misma pala jiosamente. En este sentido, lejos de repu
bra es, por contrario, el gobierno de Dios, diar la Teocrácia, ninguno la desea mas ar
la venida de ese leino de Dios, que Jesus dientemente que yo
CONSPIRACION JESUÍTICA.

cuenta las relaciones que se habían fo ros. Frecuentemente había reflexionado


mentado entre nosotros. Pero esas re sobre la naturaleza singulari sorpren
laciones habíanjustificado plenamente dente de esta casualidad, i había inten
a mis ojos la alta estima que nuestros tado decir a Leone mi perplejidad so
comunes amigos de Jinebra, que lo bre tal punto.
conocían hacía mucho tiempo íntima Ahora bien: sucedió que una maña
mente, habían formado de su integridad, na, miéntras que yo escribía i el con
su elevacion, su bondad i su grandeza versaba cerca de mí con otras perso
de alma, Portanto declaro, que, si las nas, a quienes contaba su aventura,
circunstancias detalladas en la narra le oí decir en el curso de su narracion,
cion siguiente, se presentan a los ojos relatada con toda la precision de un
del lector con un carácter estraordina vivo recuerdo : “Puse mi mano sobre
rio,iuna apariencia romanesca calcu el primer libro del estante de la libre
lada para hacer vacilar su creencia,yo ría.” Este detalle trivial, que no estaba
por mi parte consideraría, como un en el primer manuscrito, i que Leone
misterio todavía mas inesplicable, la daba sin preguntarle, en el curso da una
inmensa bajeza i el gran poder de frau recitacion cuya animacion le recordaba
de con que Leone debía haber sido do vivamente la escena, i le hacía descri
tado, para engañar por tanto tiempo a birla con todas sus circunstancias, me
los amigos sinceros que había hallado esplicó de la manera mas natural i sa
en Jimebra i en Paris. Leone nos ha tisfactoria, una cosa que ántes me ha
dado pruebas tanfuertesitan positivas bía parecido de un carácter, si no im
de desinteres, de sinceridad,i de inca posible, sí de una séria improbabilidad.
pacidad para ejecutarun papel finjido, Este ejemplo es bastante para ma
que, léjos de atribuirle la facultad de nifestar la naturaleza de las contra
engañari burlarse de los demas, los pruebas que he mencionado; i me han
que lo conocen ven en él, junto con una ocurrido tantas semejantes, en los infi
inflexible adhesion a los princípios i a nitosjiros i cámbios de conversacion,
la verdad, una de aquellas naturalezas durante los cuatro o cinco meses que
que, conservando hasta la edad madura tuve que aplicarme, frecuentemente
la sensibilidad i la eonfiada sencillez de muchas horas por dia, a la correccion
la juventud, mas bien están espuestas a del manuscrito i pruebas de Leone,que,
ser engañadas todos los dias. por mi parte,independientemente de
IV.
los argumentos sacados del carácter
del hombre, ellas son bastantes para
Pero las garantías subministradas borrar de mi mente toda duda respecto
por el carácter del testigo, no son los de la veracidad de su historia. La mas
únicos motivos que me han convencido grande habilidad en mentir no podría
de la autenticidad de su testimonio. producir un tejido siempre tan perfec
Millares de pruebas, incidentes de con tamente liso, aún en sus interrupciones
versacion, preguntas hechas a largos mas delicadas. La imajinacion puede,
intervalos sobre puntos delicados, e im sin duda, arreglar mui injeniosamente
perceptibles circunstancias del drama, el plan i los detalles de una ficcion;
han resultado siempre tan conforme pero si a largos intervalos, en los mil
mente exactos, positivos i formales, jiros de una conversacion, i sin dejar
que solo la verdad podía produciruna que el autor perciba vuestro objeto,
conformidad tan perfecta. Un ejemplo le hacéis hablar sin concierto de todos
bastará para esplicar la naturaleza de los detalles que sujiere la historia, en
las pruebas a que aludo. tónces, si la tela es espuria, descu
Entre otros puntos de la narracion, briréis ciertamente mas de un llo
me había sorprendido una circunstan roto.
cia estraordinaria i de todo punto no Ahora bien: yo he examinado esta
velesca, a saber: la de que, cuando el tela de Leone en todas sus partes, du
jóven neófito entró al cuarto del Rec rante muchos meses, con un microscó
tor en el convento de Chieri, i tomó pio, i no he podido observar en ella ni
para divertirse un libro de uno de los un hilo roto, niun nudo. Portanto,yo
estantes de la librería, hubiera hallado no vacilo en creer que el narrador se
en aquel mismo acto, detras delprimer levantará victorioso sobre cuales uiera
libro sobre que puso la mano, el rejistro dificultades que se le opongan, si la
de las Confesiones de los Novicios, i autenticidad de la narracion viene a
ademas,inmediatamente detras de ese, ser objeto de discusiones sérias; por
el de las Confesiones de los Estranje que no creo que él pueda encontrar
6 SEMANA LITERARIA.

mi mas fuertes, ni mas numerosas di pados detoda obligacion de moralidad


ficultades, que las que mis amigos i comun, que estiman en nada todo lo
yo le hemos opuesto, directa e indircc que no es la órden, a la cual están ad
tamento. | heridos como los metales al crisol en
V. que se los funde; la corporacion, en
la cual están absorvidos como rios en
Examinaré ahora consideraciones el mar, el fin supremo, al cual sacri
de una tercera especie, que tienen so fican todo sin remordimientos, habien
bre las precedentes la ventaja de que do empezado cada uno por sacrificarle
pueden ser directamente apreciadas su vida, su alma, su libre albedrío,
portodo el mundo, porque se derivan toda su personalidad. Sí, ellos son
de la evidencia interna. verdaderamente los guías de una ini
Digo sin vacilacion, que para mí no ciacion formidable i misteriosa, pa
hai motivo de duda en que toda per ciente como la gota de agua que de
sona fría e imparcial, que tenga algu rrumba la roca; que prosiguen en la
na esperiencia de los negocios de la obscuridad, i sobre todo el globo, su
vida i de la literatura, i que lea atenta obra de los siglos, despreciando a los
mente los discursos de la Conferencia hombres,i fundando su fuerza en la
Secreta, reconocerá en ellos claramen debilidadde ellos; que cubren sus usur
te el sello de la realidad. pacionespolíticas con el velo de la hu
Me parece evidente, que la imajina mildadi los intereses del cielo, tejiendo
cion literaría de un artista no puede con invencible perseverancia los hilos
producir semejantes discursos: es im de la rod con que, en el orgullo queha
posible llevar hasta ese punto la imi venido a ser su fé, su moral i su reli
tacion de la naturaleza. Ciertamente, jion,sueñan enmarañar a los Reyesia
no es un jóven, un jóven presbítero los Pueblos, a los Estados, a las Igle
Piamontés, aún dotado detalentos, sen sias, i a la humanidad entera.
sibilidad, jmajinacion i buen juicio, La Historia demuestra, que es de la
quien hubiera podido producir una naturaleza de todas las grandes fuer
obra semejante. Hoi, aunque su inte zas humanas, materiales o intelectuales,
lijencia está mas madura, i sus cono militares o relijiosas,individuales o de
cimientos han aumentado considerable corporacion, estar encarnadas en un
nente, yo no vacilo en declarar a Leone Pueblo, una Orden,una Idea,una Re
completamente incapaz de componer lijion, o haber llevado meros nombres
una obra semejante. Voi mas allá, i de hombres, como Alejandro, César,
aseguro que no hai, entre todos los es Mahoma, Carlomagno, Hildebrando,
critores que viven en Europa, uno que Napoleon, &a; está en la naturaleza
hubiera sido capaz de hacerla. Hai en de todas estas grandes fuerzas,gravi
esos discursos una mezcla de fuerza, tar en virtud de su potencia interna,
debilidad i brillantez, una variedad de ácia la conquista i unidad del mundo.
estilos i de miras, un compuesto de De la misma manera, es un fenóme
puerilidades, grandeza, esperanzas ri no probado por la Historia, que hasta
dículas iconceptos audaces, tales, que aquí las leyes de la moral comun, los
ningun artepodría crear. deberes consideradospor la conciencia
Sí, los que pronunciaban esos dis práctica, como las reglas imperiosas
de las relaciones individuales de los
cursos eran frailes seguramente, no
frailes buenos i sencillos, sinó frailes hombres, se ahogan i se aniquilan en
orgullosos, versados en una profunda los golfos abiertos por esas vastas am
olítica, nutridos con las tradiciones biciones dominadoras, que substituyen
e una órden que se considera como la los cálculos de su política, i los intere
ciudadela i el alma de la Teocrácia ses de su desígnio soberano, a las re
atólica, cuya jigantesca ambicion, glas de la conciencia vulgar. En esas
cuyas esperanzas i cuya substancia alturas del mundo subversivo, en que
ella ha recojido i condensado; una ór la humanidad está todavía hundida,
den cuyo constante pensamiento es el los hombres son pronto considerados
pensamiento del domínio universal,i por esas ambiciones que trabajan sobre
ue no cesa de luchar por la posesion las naciones i los acontecimientos, ora
influencias, posicionesi conciencias, como medios, ora como obstáculos.
con el audaz empleo de toda clase de Ahora bien: el jénio Teocrático, fun
medios. Sí, los que hablan de esa ma dando su dominacion en los alegados
mera son, a la verdad, hombres sepa intereses de Dios, cubriéndolos con el
rados de todo vínculo social, emanci velo impenetrable delSantuario, mar
CONSPIRACION JESUÍTICA. 7

chando con los infinitos recursos ad- 1 versivo,como el que podría solamente
quiridos por una larga práctica de con- 1 manifestarse,un momento despues de
fesion, por un profundo estudio del una resurreccioni una victoria Euro
corazon humano, i en el arsenal de peas, por la Política i la Teocrácia alia
todas las seducciones de la materia i el | das en una Orden constituída por sí
misticismo; tomando por auxiliares de misma, comio el cérebro oculto de la
su inimitable desígnio a las pasiones Iglesia,i el gobierno supremo predes
humanas, a la obscuridad i al tiempo; tinado del mundo.
el jénio Teocrático,si con una concien I a la verdad, cuando reflexionamos
cia deliberada de su desígnio, se ha sobre la virtud orgánica de ese poder
constituido en una milícia jerárquica, | teocrático, que se siente inmutable en
separada detodos losvínculos del afec | medio de las vacilaciones del mundo
to, debe llevar necesariamente a su político, estamos obligados a confesar,
máximum de concentracion i de ener que tal es la naturaleza de sus medios,
jía, ese espíritu político delante del tal eltemple de sus armas, que podría
cual desaparecen las personas i la mo con mas razon que conquis
ralidad de las acciones, i quc tiene so tador, i mas aún que cualquierpueblo,
lamente un sentimiento humano i un aspirar al domínio universal, si en lu
princípio moral: el de la consagracion gar de tratar de arrojar las naciones en
absoluta al espíritu de la corporacion, el pasado, i de sumerjir a la humanidad
a su objeto i a su triunfo. I ¿quiénes, en la noche de la edad media, lo cual
pues, escepto ocho o diez de esas fuer es absolutamente imposible, hubiera
tes cabezas, entre la clase mas elevada emprendido la gloriosa tarea de guiar
de los iniciados, de esos frailes políti a los hombres ácia los esplendores de
cos, esos cerebros sin corazon, envane la libertad i de lo futuro. Esa Orden,
cidos con la derrota del espíritu mo que ha desafiado a los Reyes i a las
derno (1824), i ensoberbecidos con un aciones por mas de una centuria;
triunfo reciente i con el perfume de la que ni los decretos de los príncipes, ni
Restauracion jeneral, que ya les había las bulas de los papas, ni los anatemas
vuelto a dar una existencia legali ca de la conciencia de las naciones, ni la
nónica, i el favor de los Gobiernos de rábia terrible de las revoluciones, han
Italia, Francia,Austria, &º; quiénessi sido capaces de aniquilar; cuyos frag
nó esos hombres, midiendo en ese mo mentos separados se reunen en la som
mento sus fuerzas conquistadoras, hu bra, como los de la hidra; esa Orden,
bieran podido tener semejante len donde quiera presente e impalpable,
guaje? que se siente viva, con su pensamiento
mudo i etermo, en el centro de todo lo
VI.
que hace ruido idesaparece;esa Orden,
al compararse con esos gobiernos cu
Hailocos vuelos de orgullo tan deli os vícios, corrupcioni caducidad, los
rante, que ninguna imajinacion podría dóciles objetos de su astuto
inventarlos. Para presentarlos con el magnetismo; debe ciertamente haber
fuego, la brillantezi la enérjica audacia concebidopormedio desus jefes el plan
que ellos despliegan en un gran nú desarrollado en la Conferencia Secreta,
nero de pasajes de la Conferencia Se i ninguno, sinó los iniciados, habría
creta, es menester que la misma pala podido dar a ese plan las formas pro
bra que habla, esté enteramente poseída fundas, elocuentes i apasionadas,que
por ellos. Esa profundidad sombría i toma, en él, esa inmensa locura. Los
subterránea, esa paciencia laboriosa, a humos del orgullo han subido al cere
prueba contra el trabajo de los siglos; bro del coloso misterioso, i este no ha
ese sentimiento de ubicuidad; esa ab podido percibir que suspies son de ba
soluta consagracion a un fin, cuyo rro, i que la ola inevitable del espíritu
cumplimiento se ve al través de mu moderno está alcanzando i borrando
chas jeneraciones; esa absorcion del aquellos para siempre.
indivíduo personali transitorio en el Ambicion sin límites, organizacion
indivíduo incorporado i permanente; i poderosa, perseverancia indomable, i
sobre todo, si puedo espresarme así, absoluta consagracion, dirijidas todas
esa inmoralidad trascendental, que en busca de un objeto imposible,
marca toda la Conferencia Secreta con de una absurda quimera, perseguida
el carácter de una grandeza insana i con un sistema trascendental de me
monstruosa; son seguramente las se dios tan inmorales como pueriles; tales
ñales deun paroxismo de unitismosub | son, en suma, los caractéres de esa
S SEMANA LITERARIA.

noderma encarnación de la Teocrácia, percibido claramente la dificultad de


que se llama Jesuitismo. vencer la incredulidad pública. El ha
deliberado consigo mismo, sobre si de
VII. bía, o no, suprinir ciertos pasajes de
No soiyo la única persona que ha la Conferencia, sabiendo mui bien que
notado una forma estraña, que se en serían grandes tropiezos, i que mu
cuentra frecuentemente en los discur chas personas, rehusando creerlos, po
sos de los reverendos padres de laCon drían probablemente rechazar el todo
ferencia Secreta, principalmente esas con ellos. Finalmrente, resolvió poner
arengas a auditorios imajinarios, de todo lo que había oído, con la mas es
las cuales casi todos ellos presentan crupulosa fidelidad; i en mi opinion,
muestras ofragmentos en sus discursos él ha obrado en esto mui sábiamente,
no obstante los inconvenientes que re
a sus colegas. Hai algunos a quienes sultan de una conducta tal. Los críticos
esta forma parece estraña i no natural.
Yo confieso que es estraordinaria, pero profundos verán, en este hecho, una
cn cuanto a su modo de ser no natural, prueba adicional de verdad. Ellos se
considerando las circunstancias i los dirán a sí mismos, que si Leone fuera
hombres, soi de opinion enteramente un autor, en vez de un narrador, el ha
bría tenido buen cuidado de no dejar,
contraria.
en una obra que no fué publicada pre
IHombres que, durante quince, vein cipitadamente, asuntos que él debió
te o treinta años, mas o ménos, han
tenido la práctica diaria de hablar en haber conocido bien que aparecerían
increíbles.
-

público; cuyaincesante tarea es el pro


selitismo, la seduccion de las concien deDe la misma manera, si su historia
las circunstancias por las cuales le
cias, la propagacion de su política, la fué descubierta la (oferencia Ncreta,
conquista de almas,i que, cuando se fuese una ficcion, ¿no le habría sido
reunen para concertar i hacer conocer
mútuamente sus medios de accion i mui fácil hacer mas probable esa mis
maficcion? Cuento por cuento, habría
sus modos de proceder, se alegran de podido inventarse una veintena, que
desplegar sus talentos individuales; en el todo hubieran sido mueho mas
tales hombres recurrirían naturalmen
simples,i hubieran presentado ménos
te a la forma de comunicacion de que dificultades aparentes, en que se fijan
hablamos. Reflexionando pues, es tenazmente los objetadores comunes.
evidente que esta singularidad es per. No; i como Leone está mui léjos de
fectamente natural, en el caso especial serun nécio,yo digo ('ipara probarlo
en que ocurre. Miéntras mas impro apelo a circunstancias tales como estas:
bable prrezca bajo un punto de vista la atrevida resolucion que adoptó, en el
abstracto, mas fuertemente arguye en
favor de la autenticidad de la Confe momento en que fué herido de terror
rencia ; porque, seguramente, la idea por elpeligro que todavía lo amenazaba,
de poner todas esas numerosas aren i que él mismo describe hasta la sacie
gas en la boca de los reverendos pa dad; la taquigrafía casi literalmente
exacta de la Conferencia; la acumula
dres, no le habría ocurrido espontánea
mente a una persona que se hubiera cion, en tan corto espacio de tiempo, de
las dos revelaciones, la de los libros se
sentado a componeruna ficcion. Esta cretos de la librería, i la de los discur
es una de aquellas cosas de las cuales
podemos darnos cuenta cuando están sos de los reverendos padres, &,º &.º ),
hechas, pero que apénas pudiéramos yo digo por mi parte que, en lugar de
imajinar de antemano. Leone mismo, que la veracidad de la historia sea con
por loménos que yo sepa, no ha dado trariada por su improbabilidad, esa mis
ma improbabilidad es una prueba de
jamas la esplicacion de este punto, que veracidad.
a mí me parece tan sencillo. La res
IX.
puesta que le he oído dar a las objecio
nes de esta clase, ha sido siempre esta: Concluyo con una observacion: Leo
“Yo solo puedo decir, que fué así.” me hace con exactos detalles la narra
VIII. cion de su propia vida, en los períodos
que tienen referencia con el aconteci
No puede decirse, ciertamente, que miento de que habla. Es incontestable
no haya puntos, tanto en la narracion queél entró al monasterio de Chieri, con
preliminar como en la Conferencia una determinacion en estremo ardiente,
misma, en los cuales Leone no haya fija i profunda; que él no deseaba otra
CONSPIRACION JESUÍTICA.

cosa tanto como llegar a ser Jesuita; pluma en la mano, ántes de enviarlo a la
que ya se le habían dado esperanzas que
prensa. Ahora bien, encontré una enor
no podían ménos de aguzar sus deseos;i me diferencia de estilo entre la segun
que de repente, sin motivo alguno ave da parte i las otras. En la Conferencia
riguado, se lo vió salir huyendo, con Secreta, Leone era ayudadopor el testo,
grande asombro de todos, de ese monas i frecuentemente por la solidez de los
terio en el cual tan ansiosamente había discursos, que solo tenía que traducir, i
deseado ser admitido dos meses ántes, en eso, apénas me dejó algo que corre
i donde no había encontrado sinó bon jir; cuando quiera que había alguna
dad, favor, i toda clase de tratamientos estrañeza, o ambigüedad en la espresion,
atrayentes. Es, pues, evidente que él re yo no hacía mas que recurrir al testo
cibió algun golpe terrible en el monas. italiano, i hallar una traduccion mas
terio. El hecho es atestiguado por su f exacta del pasaje. En esta parte de la
ga, su enfermedad subsiguiente, i su obra, su manuscrito francés ha sufrido
repentino abandono de esa carrera de solamente lijeras modifiçaciones en
Jesuita, que había sido por tantos años unos pocos pasajes.
el objeto de su ambicion, miéntras que En las otras dos partes (la primera
al mismo tiempo no dejó la profe especialmente, porque la tercera con.
sion clerical. Esta misteriosa revolu siste principalmente en estractos), tuve
cion, cuyo significado no pudo entónces que hacer mucho mas de lo que hubiera
espresar ni a sus amigos, ni a sus pa deseado, i frecuentemente tuve que vol.
rientes, i de la cual su anciana madre, ver a escribir las pájinas eteras. La di
que ahora vive en Paris, no supo la cau ferencia era tan notable, que me fué im
sa, hasta que la muerte del jefe de la posible mantener la menor duda acerca
familia permitió a Leone dejar el Pia de la dualidad de las fuentes de donde
monte; esta revolucion fué, ciertamente, nacían ; i no obstante nuestro trabajo
el efecto de alguna aventura estraordi unido, hai todavía una discrepancia tal
naria i formidable, de alguna súbita re entre el estilo de Leone i el de la Con
velacion, de algun espantoso golpe de ferencia Secreta, que el lector ménos
luz; para aquel a quien ella acontecie atento reconocerá fácilmente una diver
ra, fué decisiva de todo el curso de su sidad de orijen, Como ejemplo, llamaré
vida, e hizo su principal ocupacion, de particularmente la atencion ácia la re
allí en adelante, el estudio de todo lo flexion con que Leone termina la Con
que pertenece al Jesuitismo. ferencia, i que empieza así (véase el fin
En fin, los hechos relativos a todas de la segunda parte): “Por estas pala.
las circunstancias que forman, por de bras, eco i confirmacion de otras no mé.
cirlo así, la cubierta de la CoNFERENcrA nos presuntuosas, 4.º” Cuando llega.
SecretA, son de notoriedad pública en mos a este pasaje, en el curso de nuestra
la tierra natal de Leone, i él los cuenta revision, Leone me dijo:“¿Pensáis que
públicamente, mencionando nombres, esa reflexion sea digna de dejarse l”
lugares,fechas, hechos i personas. Algo “Ciertamente, mi querido amigo, ” re
mui estraordinario, desconocido de los piqué con una sonrisa, “ es menester
mismos Jesuitas que fueron incapaces dejarla. No debemos pensar ensuprimir
de dar cuenta de su fuga, debe haber esa preciosa e injenua reflexion, con la
perturbado su ser, alterado su salud, i cual vos, como narrador, habéis cerra
efectuado un cámbio total en la direccion do totalmente con naturalidad vuestra
de su intelijencia i de sus ideas; i en relacion de la Conferencia. Sime permi
cuanto a mí, yo no dudo que la publica tís decíroslo, hai una diferencia tan enor
cion hecha ahora por Leone, es la espli me, tan colosal, entre vuestro resúmen i
cacion verdadera i sincera de ese punto el del Presidente, en los parágrafos xix
misterioso.
X.
ixx1 que le preceden, que no conozco
una prueba mas brillante de la autenti
Ahora diré una palabra respecto de cidad de la Conferencia,i de la imposi
mi cooperacion en la publicacion de bilidad de que seáis su autor. ¡Cuán
Leone, porque, independientemente de pálido i débil es lo que vos decís, en
lo que ya he hecho conocer, hubo en comparacion con el lenguaje del Jeneral
esta materia una circunstancia que ha de la Orden! ¡Cuántose hunde la espre
corroborado fuertemente mi conviccion. sion de vuestros sentimientos sobre la
Como Leone escribe el francés mui ambicion Jesuítica, ante la Palabra de la
imperfectamente, me he visto obligado Compañía, encarnacion viviente de esa
a revisar todo su manuscrito, con la ambicion! El contraste me parece tan
10 SEMANA LITERARIA.

importante, que léjos de suprimir vues tificiosamente el fanatismo i el rencor


tras líneas,debéis concederme inmedia de las poblaciones oprimidas del Son
tamente el permiso para repetir al lec derbund, i haciendo todo lo que estaba
tor lo que acabo de deciros.” en su poder para provocar un conflicto
I a la verdad, cualquiera que compa sangriento. Su designio era el de reco
re el lenguaje grandilocuente del pará brar, por medio de una intervencioi, el
grafo xixi laspalabras que terminan el terreno que se les había arrebatado en
parágrafo xx, con la reflexion final de los cantones i en la Dieta, por el pro
Leone, pienso que admitirá conmigo, greso de las ideas libres. Ellos no des
que el último es solamente un narrador, perdiciaron ningun esfuerzo para produ
i confesará, si se me permite la espre cir ese odioso resultado, que,felizmente,
sion, cuán léjos está la pasion esterna no lograron alcanzar.
de la pasion interna, en la espresion de Ademas, es bien sabido cuál ha sido,
un sentimiento. Para presentar la vo i cuál es todavía, el papel que hacen en
luntad i el fin teocráticos, con esos ras Roma,i qué obstáculo tan poderoso son
gos de fuego que salen a cada momento para las intenciones liberales del gran
de la pluma de De Maistre, ifecuente Pontífice,* quien, a cada paso que da
mente de los lábios de los padres de la ácia adelante, encuentra su influencia
Conferencia Secreta, el escritor mismo oculta i poderosa. La publicacion del
debía de haber levantado en su alma un Plan Secreto servirá para desenmasca
altar a la Teocrácia, i haberguardado rarlos. Toda su fuerza consiste en el
por mucho tiempo, sobre ese altarse misterio, en el cual se envuelven ; que
creto, el fuego sombrío que exije su sus proyectos se espongan a la luz del
culto. Aunque no se muestra siempre dia, i desaparecerá el encanto. Estas
con igual brillantez en toda la Confe asociaciones tenebrosas i malignas, son
rencia, todo crítico atento distinguirá como los fantasmas de la noche, que
fácilmente el lenguaje del iniciado, del desaparecen en el momento en que son
de los hombres ordinarios. heridos por un rayo de sol.
XI. He dicho por qué, i cómo, vine a en
Permítaseme recapitular. cargarme de la edicion de este libro,
En este negocio he examinado los aunque seguro de que lastendencias de
elementos de la causa, como un jurado. Leone no estaban siempre en perfecto
El carácter del testigo, mi escrutínio
acuerdo con las mias. Mi principal ob
de las circunstancias de su historia, i jeto, en esta materia, ha sido el de ayudar
mi estudio del asunto en sí mismo, no
a descubrir esa odiosa conspiracion
(para creer en la cual muchos vacilan
han dejado en mi mente ninguna duda todavía, iyo confieso que por largo tiem
acerca de la autenticidad de la revela
cion, i declaro por mi alma i mi concien po fuí de ese número), que tiene por fin
especial i definido el restablecimiento
cia,que creo QUE LEoNE. Es PERFECTA del despotismo tenebrosö, i por medios;
MIENTE FIEL I SINCERO.
Ahora bien: porlo mismo que consi el empleo deliberado, i a sabiendas, de
la mas abominable de las mentiras: la
deraría odioso el hacer uso del fraude i
de la calumnia, aún contra el Jesuitismo, mentira relijiosa.
Los que no quieran considerar la
juzgué no ménos obligatorio para mí, en Conferencia Secreta sinó como roman
el estado actual de las cosas, convenci
do como lo estoi de la realidad del Plan ce, no podrán al ménos negar que el
romance es perfectamente histórico. La
Jesuítico, el ayudar a Leone, que no tercera parte contiene un conjunto de
había podido hallar editor, en la tarea pruebas, que pone este punto fuera del
de presentarlo al público. Esto me pa alcance de toda cavilacion. El Evanjelio
reció un deberpersonal ide conciencia. es el código de la libertad i la dignidad
Cuando determiné publicar el ma
nuscrito, los Jesuitas estaban en Suiza humanas; algunos querrían hacer de él
manifestando de lo que eran capaces. tud,un código de embrutecimientoi esclavi
o mas bien, ellos querrían estinguir
Ellos probaban todos los medios para
efectuar allí una intervencion de las los rayos de luz i amor que de él ema
Potencias anti-liberales, una coalicion,
nan, isubstituirun fanatismo desprecia
en la cual entraba monstruosamente el ble a la Relijion espiritual idemocrática
de Jesus. Ellos no conseguirán su de
Gobierno francés. En lugar de conjurar
la guerra civil, por medio de una reti * Víctor Considérant escribía esto cuan
rada voluntaria, se vió a esos pretendi do Pío IX era en realidad un gran Pon
dos discípulos de Jesus, inflamando ar-1 tífice !- N. del T.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 11

signio; pero para asegurar la derrota de 1 sion, favorecido por la impía alianza del
la conspiracion teocrática, los amigos |Gobierno francés con las Córtes abso
de la libertad i el progreso deben mo-|lutas, ha sido derribado milagrosamen
Verse,
te, i los Jesuitas mismos han sido espe
El Catolicismo es una grande insti-| lidos de Roma.
tucion relijiosa. Es necesario, para el 1. Sin embargo, no nos engañemos: la
desarrollo de esa institucion viviente,|batalla no está ganada todavía; la paz
que la jerarquía que la gobierne sea re-i la libertad están aún mui léjos de ser
novada i rejemerada en lasfuentespuras | establecidas sólidamente en el mundo.
del Evanjelio. Los primeros pasos que La paz, la libertad, la reciprocidad
el Pontífice que ahora lleva la tiara, dió completa (solidaridad),i la fraternidad
en el sendero de la libertadi del progre universal, solo se realizarán en el mun
so, son una revelacion capital para el do por la encarnacion definitiva del es
Catolicismo: Ser, o no ser (To be, or not píritu del Evanjelio en la humanidad.
to be). La obra que nos resta es la de haceruna
El Cristianismo es inmortal. Una re Europa democrática i cristiana, de la
lijion que se resume en estas palabras, aristocrática, i, socialmente hablando,
“Amáos unos a otros, i amád a Dios so jentil Europa, que oficial i legalmente
bre todas las cosas, ” no puede morir teníamos ayer. La cuestion es mas bien
para la especie humana; porque cada relijiosa i social que política,i nosotros
progreso de la humanidad no es sinó un estamos llamados a inaugurar la era del
desarrollo nuevo i mas completo del Cristianismo práctico.
Cristianismo en ella, es decir, de amori Por tanto, aunque la publicacion de
libertad. Pero el destino futuro de la ins Leone no posee ya el carácter que ha
institucion católica, que es un gobierno, bría tenido en medio del calor de la con
depende ahora, como el de todos los otros tienda,ántes de la Revolucion, conserva
gobiernos, de su reconciliacion con el sin embargo su valor. Ella servirá a la
espíritu del Evanjelio, que es el espiritu buena causa, esponiendo los designios
de la humanidad. de la mala; ayudará al desarrollo del
El gobierno católico es todavía aris verdadero Cristianismo, del Cristianis
tocrático i despótico. Que emancipe sus mo democrático, exhibiendo en toda su
siervos; que reconozca los derechos del codiosa desnudez al seudo-cristianismo,
clero secundario, i que losgarantice; al cristianismo de los que buscan su
que se ponga en armonía con los senti propio provecho en el Despotismo i la
mientos de la Iglesia primitiva, i se es Teocrácia.
fuerce por libertar al mundo, en lugar de Los dos partidos deben separarse con
emplearse en la obra vieja de la opre exactitud: del un lado la luz, del otro
sion! El Cristianismo esjóven i esplen las tinieblas.
doroso; la Teocrácia es decrépita: que El clero inferior, cuya condicion en
el Catolicismo Romano escoja entre los Francia es una positiva esclavitud civil,
dos. Cualquiera dilacion le serápeli po.ítica i relijiosa, ha respirado con es
grosa. peranza i con amor el aire de la liber
Los Jesuitas son los jenízaros del tad. Que la República le dé una Cons.
Catolicismo teocrático. El papa de Is titucion democrática, que le restituya
lam ha enseñado tal vez al Papa católi sus garantías i derechos, de los cuales
co, cómo debería empezarse una séria nopuedepermanecerdespojadopor mas
reforma.
tiempo, i pronto habráhecho su conquis
Lóndres, enero 27 de 1848. ta. El cleroinferior solo pide que se le
Víctora CoNspERANT, alívie delyugo. Eljime bajo los supe.
riores que se le imponen, i que teme;
Miembro del Concejo Jeneral delSena, Editor. cuando no debiera sinó elejirlos i amar.
los. Emancipemos el pueblo sacerdotal;
libertémoslo, i las doctrinas opresivasi
P. S–París, mayo 28 de 1848. vergonzosas del Jesuitismo hallarán en
Desde que eseribí en Lóndres el Pre él su antagonista mas formidable.
facio anterior para la narracion de Leo Ya es tiempo de que esto se haga.
ne, i en el momento en que la obra iba Es tiempo de que el pueblo eclesiástico
a aparecer simultáneamente en Ingla tenga comunion con elpueblo seglar en
terra, Francia, Béljica i Alemania, la los sentimientos de la vida i las ideas
revolucion de febrero ha cambiado la modernas. Es inútil ahora pensar en
faz de las cosas. El partido de la opre conservar interpretaciones muertas. La
12 SEMANA LITERARIA.

sociedad está sedienta de libertad, igual los intereses temporales son los que han
dad ifraternidad; es ya tiempo de vol corrompido la Iglesia.
ver a la fuente sagrada, i de recobrar Miéntras que la cabeza de la Iglesia
las tendencias libertadoras del Cristia sea Reina de los Estados Romanos, la
mismo. | Iglesia Católica no será mas que una
La Providencia ha conferido a la Igle oligarquía romana. Ella debe volver a
sia una mision augusta: Ia de perpetuar | ser una democrácia universal i espiri
la doctrina de Cristo, la de hacerla vi. i sus Concílios jenerales deben
vir por siempre sobre la tierra, i conser proc"amar al mundo el verdadero senti
varpreciosamente,i realizar masi mas do, el sentido liberali emancipador de
las Escrituras.
todos los dias, los princípios evanjélicos
de unidad, caridad,i fraternidad univer Una vuelta sincera al espíritu demo
sal. En lugar de cumplir su tarea, el crático del Evanjelio; una ruptura de
espíritu teocrático ha trabajado para esa alianza simoniaca, que pervierte
borrar de la Iglesia las huellas del que odiosamente una relijion de libertad i
la fundó, para robar el sentido liberal fraternidad, cambiándola en yugo de
de sus instrucciones,para paralizar la opresion, a beneficio de los que em
vida intelectual,i, en una palabra,para plean las naciones en su propio prove
hacer de la humanidad un rebaño de cho; un repúdio formal del espíritu je
brutos, que esquilman los Príncipes de la suítico, feudal, teocrático i obscuro: tal
Iglesia i los Príncipes del Mundo. es el precio a que se puede asegurar la
salvacion de la Institucion Católica.
Permítasenos esperar que, descono V. C.
cido por la masa del clero ese espíritu -

teocrático, estará mui pronto obligado,


finalmente i para siempre, a entregar a P, P. S. – Julio 10 de 1848,
la Europa al jémio de los tiempos mo
dernos, reconciliado con las tradiciones Los acontecimientos se suceden con
mas sagradas de la humanidad. Ha lle tal rapidez, que cada dia produce, de al
gado el momento en que la Iglesia re guna manera, una situacion nueva.
púdie la asociacion con una secta que El dia siguiente de la Revolucion de
la ha estraviado de su senda propia, i febrero, la República fué aceptada por
vuelva a ganar el terreno que ha perdi la Francia. Luis Felipe no dejó tras sí
do en la confianza de los hombres, pro ni afecto, ni estimacion, ni raíces de
moviendo activamente todos los trabajos ninguna clase. Regocijándose en su
verdaderamente cristianos, es decir, to caída, los lejitimistas se decían que el
dos los trabajos de la mejora social e tiempo de las monarquías había ya pa
intelectual. sado, i dieronsu adhesion por todas par
La Revolucion de febrero ha abierto tes al princípio republicano, al gobierno
de todos, portodos i para todos.
a la Iglesia un campo magnífico; elpro La idea grande i vasta de union uni
blema que debe resolver ahora, es LA versal halló en el lenguaje de Lamartine
CoNsTrTUCIoN DE UNA socied AD cris
una prolacion llena de brillantez, de
TANA. El Cristianismo se ha predicado elevacion i de autoridad.
a los hombres durante mil ochocientos
Desgraciadamente, ruines categorías,
años; cómo se ha de encarnarlo en la un lenguaje de indiscreta violéncia, i un
sociedad,es ahora el problema. La mis aire de conquistadores, calculado para
ma sociedad política invoca la fórmula inducir a la creencia de que la inmensa
evanjélica, tomando por mote estas tres mayoría de los ciudadanos franceses,
palabras cristianas: Libertad,Igualdad, | que eran republicanos del dia siguiente,
Fraternidad! Que el clero inferior i los
estaban a punto de ser gobernados como
Obispos liberales, descartándose de las |poblaciones conquistadas por los repu
tradiciones anticatólicas i anticristianas
blicanos de la víspera; todas esas vio
delJesuitismo, se apresuren ácia adelan lencias en el discurso i en el porte, que
te, llenos de fé, de esperanzai de amor, no tenían en su favor ni siquiera la ló
en el sendero abierto para ellos. Ahora jica de la mano fuerte, produjeron en el
la mision del Cristianismo es la de fun
dar la Democrácia Universal.
país sérios fermentos reaccionarios. La
enorme locura de posponer las eleccio
El Papa ha espulsado los Jesuitas, nes, disminuyó considerablemente el
pero le falta reinstalar el Papado en sus elemento democrático en la Asamblea
funciones espirituales i católicas, abdi Nacional, que en lugar de sentirse uni
cando toda autoridad temporal;porque da,confiada i fuerte, estuvo, desde el
CONSPIRACION JESUÍTICA. 13

momento de su apertura, incierta, des- 1 hombre práctico, un hombre de manio


confiada de sí misma, irresoluta i divi bras, i su órgano, el Constitucional, se
dida. han pasado descaradamente al partido
De aquíla crítica situacion en que se de que habían sido el fantasma durante
ven ahora la república i la sociedad. mucho tiempo.
Un partido deliberadamente reaccio Ademas, M. Thiers sostuvo, hace
nario, que no habría existido, si no se pocos dias, en una Comision de la Asam
hubiera provocado como a propósito su blea Nacional, entre los aplausos de
creacioni su desarrollo, se está organi muchos liberales de ayer (liberales en
zando rápidamente. El está sacando cargados ahora de la tarea de fundar la
provecho de losintereses materiales, cu república democrática ), “ que era mui
ya naturaleza es la de ser ciegos i vio peligroso desarrollar la instruccion del
lentos egoístas, i de las resuscitadas es pueblo, porque la instruccion conducía
peranzas, emprendedoras e intrigantes, infaliblemente al comunismo.”
de las varias facciones dinásticas, i de La coalicion anti-democrática está li
la faccion teocrática. gada a la Asamblea Nacional, i el pacto
Todos estos elementos constituyen está firmado por todos los partidarios del
una coalicion formidable, en la cual la pasado.
intriga está organizando la resistencia Por fuera, el movimiento se está or
de esos intereses, que puede tan fácil ganizando por medio de los artifícios in
mente apasionari estraviar. El elemen sidiosos, empleados para cegari aterrar
to jesuitico, ese ejército místerioso al los intereses mas lejítimos.
servício del obscurantismo, del despotis Ademas, los reaccionarios cansarán
mo i de la retrogradacion social, ha en rápidamente a todos los hombres de la
contrado súbitamente aliados en aque revolucion ; entónces, i cuando las crí
llos que ayer no mas peleaban contra él, sis comercial e industrial hayan pasado,
Bajo la Restauracion, él tuvo de su ellos se apoderarán de las riendas del
parte en Francia únicamente el partido stado, i con la ayuda de todos los con
de los Emigrados. federados enemigos de la libertad i el
Bajo la Monarquía de julio él había progreso, reconstruirán la sociedad so
alistado a la verdad, entre sus aliados, a bre sus v1EJos PRINcíPios, “habiéndose
la bourgeoiste oficial isatisfecha, que en probado definitivamente la naturalezaper
tró en convenios con él en sus tenden judicial de los nuevos principios,por los
cias retrógradas. M. Guizotisu mayoría males que su invasion ha desencadenado
corrompida sostuvieron las tendencias durante sesenta años en el mundo mo
jenerales delJesuitismo,i formalmente derno.”
se aliaron a su causa, comprometiendo Este es el plan.
la política de la Francia al servício del Es una coalicion jeneral de todos los
Sonderbund. temores, todos los egoísmos i todas las
Hoise ha pasado al enemigo una nue intrigas, contra el desarrollo lejítimo i
va capa de la sociedad francesa, por regular de la Democrácia.
miedo al progreso i a los principios de Este es literalmente el mismísimo ob
mocráticos i sociales; miedo estúpido i jeto a que se dirije la Compañía de Je
fatal, porque los intereses solo pueden sus; de consiguiente, la alianza se ha
salvarse aliándose con los sentimientos acordado ya con los representantes po
i con los princípios. Este nuevo retroce líticos de la Compañía.
so se prueba con esta muestra : M.
Thiers, a quien llaman un táctico, un V, C
||||||||||\.

I. mucho tiempo se creían muertas. Al mis


mo tiempo se hicieron pomposos anuncios de la
No hai persona que no haya consagrado conversion de príncipes i princesas, de altos per
alguna atencion a la reaparicion de la dema sonajes de todas clases, de hombres instruidos
siado famosa Compañía de Jesus en el teatro i de artistas. Con mucha admiracion se habla
Europeo. Muchas se han regocijado del aconte ba de estos acontecimientos en todas las reu
cimiento; pero es mayor el número de las que Ones.

lo han mirado con profunda irritacion, o profun Por casualidad estuve una tarde en la casa
do pesar. de Mr. Hare, clérigo Anglieano, cuando esta
A decir verdad, habia varias razones para ban presentes muchos estranjeros distinguidos,
que nu hecho de esta naturaleza interesase a La conversacion rodaba esclusivamente sobre
los gobiernos i a las naciones; porque, si alguna el asunto de esas brillantes conquistas, i cada
vez se lograra el designio de esa Orden audaz, uno se esforzaba en inventar hipótesis para es
todos los derechos i todas las libertades habrian plicarlas. De lo que afirmaron acerca de los
llegado a su fin. Me parece que no exajero al convertidos, aquellos que los conocian personal
espresarme así; por el contrario, estoi fuerte mente,se infirió que el motivo de su cámbio no
nente persuadido de que el que lea los descu era precisamente de naturaleza relijiosa. Yo
brimientos que se hacen en esta obra, partici declaré que la conjetura no era errónea; i me
pará de mi opinion. | ví precisado a presentar a la concurrencia el
Permítaseme, en primer lugar, entrar en curso de las circunstanciaspor las cuales habia
ciertos detalles personales, ántes de proceder a venido a ser, hasta cierto punto, un Jesuita
iniciar al público en el secreto que voi a divul INICIADo.
r: Seré tan breve como me sea posible,
En 1838, dejévoluntariamente el Piamonte, Una persona que tomóparte en la conversa
mi país natal, fuí a Suiza, i me establecí en cion, i que viajaba bajo el título de conde, ma
Jinebra. A este tiempo nada presajiaba todavia nifestó un fuerte deseo de ver alguna parte del
el ascendiente que los Jesuitas debian pronto PLAN secreto, del cual se habia hecho mencion.
obtener en los negocios de esa República, ni las A peticion suya, fuí a verle al otro dia, i le leí
turbulencias en que habian de envolver sus in algunas pájinas del manuscrito. El escuchó
trigas a varias otras partes de Europa. Sin em con grande atencion, pareció mui conmovido
bargo, yo no vacilé en decir francamente a por algunos pasajes, i ne confesó que al fin él
muchas personas lo que era de temerse en ese podia esplicarse algunos enigmas. Me suplicó
sentido. No se me creyó. Mis predicciones que le dejase por un dia el manuscrito, con el
eran umiversalmente miradas como ensueños. fin de poder estudiarlo mas a su gusto. Yo me
En vano les repetía yo, que poseía pruebas de rehusé a esto; i entónces me hizo conocer su
las redes invisibles i de los proyectos mas se nombre. Era un príncipe relacionado mui de
cerca con la casa real de Prusia. Persistí, sin
cretos de la Compañía. Una sonrisa desprecia
tiva era la única respuesta a mis palabras. embargo, en mi negativa, aunque él me ofreció
La faz de los acontecimientos fué cambiando su apoyo i me hizo promesastentadoras.
gradualmente, i los primeros síntomas de la Con sorpresa mia, el príncipe me rogó, que
influencia Jesuítica empezaron a manifestarse le diera una version Francesa del Plan Secreto,
en Prusia. para poder, como él decia, hacerla traducir al
Todo el mundo conoce la conmocion causada aleman. Me recomendó la mayor discrecion,
por la cuestion de los matrimonios mistos, sus e insistió en que no comprometiese su nombre.
Yo debia tratar del asunto únicamente con el
citada por el Arzobispo de Colonia, i sus pre
tensiones ultramontanas. Un partido poderoso ayo de su hijo. Ademas, se convino en que yo
i célebres escritores, Görres entre otros, se agregaría un ensayo sobre la cuestion pendien
declararon sostenedores del prelado, i empren te entre el gabinete de Prusia i la Santa Sede,
dieron la defensa de unas doctrinas que hacía en el cual debia demostrar que los atentados
--- --

16 SEMANA LITERARIA.

cometidos por varios prelados, i especialmente nada contra mí, ellos se encargaron de juzgar
sus ataques al sistema de educacion de la Uni mis intenciones; interpretaron como un crímen
versidad,i su audacia creciente en reforzar las mis ideas democráticas i relijiosas, i se esforza
viejas máximas de Roma, no eran una mani ron en intimidarme amenazándome con espan
festacion puramente localifortuita, sinó un he tosas calamidades. Por mi parte, yo me aven
cho íntimamente relacionado con una vasta turé a predecir una pronta i ominosa caida para
conspiracion, preñada de peligros para todas las ese gobierno intolerable. Por último, se me
potencias. ordenó salir del país dentro del término mas
Me puse a trabajar, i escribí una relacion de corto, sin que se me señalara una causa que
todos los incidentes estraños por los cuales yo justificase esa medida arbitraria. Así pusieron
habia venido a ser un testigo invisible de la co en Suiza un obstáculo final a la publicacion de
mision oculta en la cual se maduró la Conspi mi obra, la cual se habia hecho ya tan difícil
racion Jesuítica. Tan pronto como hube aca por todos los obstáculos que he mencionado.
bado la traduccion del plan, que fuí enviando II,
porpartes, i precisamente cuando iba a entrar
en la conclusion, se me mandó detenerme, ale Cuando vine a Paris en 1846, no habia pen
gándose como pretesto la muerte del rei de sado en hacer nuevas tentativas,imas especial
Prusia, que acababa de ocurrir. Mucho trabajo mente porque me dijeron que tendria mucha
tuve en recobrar la cópia que habia enviado. dificultad en hallar un editor. Me apliqué en
Pronto me rodearon una multitud de jentes tónoes a la composicion de una obra, completa
que se entrometian a aconsejarme, diciéndome, ahora en su mayor parte, fundada sobre docu
que si no se me prestaba ayuda para publicarla, mentos de incuestionable autenticidad, i que
era por anorácia mí; que yo debin guardarme yo habria deseado publicar ántes que el Plan
de desafiar a una sociedad conocida como im Secreto, como apropiada bajo todos respectos,
placable, a una sociedad que habia dado golpes por sus importantes revelaciones, para asegu
a los reyes. ‘¿Quién sois,” me decian, “para rar al último bases mucho mas sólidas en la
compararos con un poder semejante, i para no opinion publica. Pero cuando iba a imprimirla,
temer sus numerosas satélites”. Entónces, des recibí de Jinebra una carta informándome de
lizándose a otro órden de censideraciones, de un abuso de confianza monstruoso. La persona
cian: “ Nada puede ser mas peligroso que ini que habia empleado para transcribir mi manus
ciar al pueblo en tales misterios. Es bastante crito del Plan Secreto, lo habia copiado por
hacerlos conocer de aquellas personas cuya duplicado, i puso la segunda cópia en manos
posicion las autoriza, i les da el encargo de frus de una sociedad formada con el fin espreso de
trar una ambicion, que es tanto mas empren traficar con este robo. La escusa que presenta
dedora i perjudicial, cuanto que la relijion i las ron fué la de que,puesto que yo habia divulga
muchedumbres ciegas le sirven de auxiliares” do portantos años el Plan Secreto de los Jesui
Estas observaciones habrian tenido ménos tas, el asunto habia venido a ser propiedad pu
influencia sobre mí, si no hubieran derivado su blica ; i que, ademas, como yo la transcribí
peso de las crecientes ansiedades de una madre fraudulentamente, no me pertenecia a mí, i era
tímida i anciana. Ademas, mi existencia en del uso libre de todos. Apénes se creerá que el
tónces dependia de familias a quienes habria espoliádorfué hasta dictar los términos de un
ofendido profundamente una publicacion de esta contrato de venta al despojado, i a añadir la
naturaleza. "Todo esto embarazó mis proyectos; ironía a la impudencia, puesto que la obra habia
i, ansioso como estaba a mi llegada, de enviar sido impresa muchos dias ántes en Berna, como
a la prensa el Plan Secreto los Jesuitas, lo atestigua un ejemplar que se me envió. La
mis muchas contrariedades me indujeron a sus carta insolente que él me escribió, merece ser
pender indefinidamente su publicacion, aunque conocida (*).
no podia ocultar ni disgusto i abatimiento. Qué! los hombres que se manifiestan enemi
Durante todo este tiempo habia aumentado gos jurados de los Jesuitas, no rehusan obrar
la influencia de los Jesuitas, i los liberales en
sobre la máxima de que “ el fin justifica los
pezaban a mirarlos con recelo. Las jentes ve medios!”. Pero ; cuál ha sido el resultado do
nian donde mí con toda clase de solicitudes; i
su espoliacion! Que no hasido de ninguna ma
por tanto, no obstante mis muchas contrarieda nera ventajosa para ellos; porque, a la verdad,
des, me ví hasta cierto punto obligado, por los ¿qué confianza podria haber en un folleto de
acontecimientos i las súplicas, a preparar otra
vez para la prensa esta obra detenida por tanto (*) Hela aqui :
tiempo. Jinebra, 7 de setiembre de 1847.
Pero otros obstáculos la hicieron diferir otra Señor,
vez,porque todo parecia conspirarse contra una Despues de haber jugado con nosotros por tanto tiem
po, es en estremo sorprendente que protestéis ahora
empresa para la cual me habia espatriado,has contra la publicacion de una obra que contiene esencial
ta cierto punto, voluntariamente. Las personas mente el descubrimiento de los discursos, que, sin per
con las cuales me habia puesto en contacto miso, capturaron vuestros oidos, o mas bien, vuestros
para este negocio, buscaban solamente sus pro ojos en 1824.
pios intereses, i deseaban colocarme en una queEsta protesta es mucho mas sorprendente, despues de
vos mismo habéis comunicado esos dicursos a cen
posicion tal, que me hubiera acarreado todas de pe hasta h
las molestias i peligros de la publicacion, sin propiedad comun.
ninguna de sus ventajas. Aunque considero insignificante vuestra protesta, i
como una cosa cuyo resultado será enando mas el de
El gobierno de Jinebra aumentó mis perple daros molestias i haceros gastar dinero inútilmente, sin
jidades con su persecucion. Ese gobierno de embargo,por otra parte, puesto que he obtenudo mi objeto,
doctrinarios, o de Jesuitas Protestantes, tan i que he obrado así por motivos públicos i no por ni
merecidamente derribado el último año, se ma inter, privado, os ofrezco ahora tratar con vos en estos
terminos: En caso de que querais llegar a ser propieta
nejó por principios egoistas i ruines, i fuó parti rio de esta publicacion, consiento en ello, con tal que deis
inmediatamente las ndades necesarias para el pago
cularmente capcioso para con los estranjeros.
Multitud de veces fuí citado ante su policía con completo del impresori de los gastos nidentales. Ten
go el honor de saludaros.
los pretestos mas fútiles. Incapaces de probar
CONSPIRACION JESUÍTICA. 17

pocovalor, sin nombre, ni garantia de su auten especie de campo atrincherado, dentro del cual
ticidad? Tambien la obra que ellos publicaron, están escalonados en las posiciones mas fuertes,
no era mas que un aborto informe, un borrador unos encima de otros, todos los cuerpos de la
de traduccion comparada impertectamente con milicia clerical; por tanto, ellos mantienen la
el orjinal, i, lo que es peor, truncada, descui ciudad sometida, como esas formidables forta.
dada, incorrecta, i llena de equivocaciones. lezas edificadas mas bien para intimidar que
La edicion que yo hago es rigurosamente para defender. Las largas avenidas que condu
exacta i es crupulosa; la he espurgado ninu cen a Fourvieres i a la capilla que lo corona,
ciosamente por largo tiempo, i ha sido correjida están pobladas de imájenes de santos i ex voto;
a la vista de guias que me han ayudado a tras i si no fuera por esa ciudad industriosa que des
ladar al francés toda la fuerza del orijimal, la pliega su panorama conmovedor a vuestros
cual es frecuentemente difícil de trasladar. He piés, podríais imajinaros en el rigor de la edad
añadido al fin del Plan Secreto elucidaciones media, i tomar por torres de conventos las chi
de grandeimportancia, i he referido las circuns meneas de su factoria. La estadística exacta
tancias por las cuales llegué a poseerlo. Final de los establecimientos relijiosos de Lion, con
nente, he presentado contrapruebas de varias el número de sus habitantes i las rentas de que
clases, sacadas todas de fuentes auténticas, en disponen, formaria un libro efectivamente cu
sosten de las miras esenciales i de las ideas de rioso; pero el arzobispado, que posee todos los
sarrolladas en el Plan. elementos de esta estadística, no está de nin
La publicacion hecha por mis espoliadores es guna manera dispuesto a publicarlos. El clero,
tanto mas culpable, cuanto que la ma: era de despues de las severas lecciones que le dió el
ejecutarla ccmpromete el documento funda- acontecimiento de Julio, quiere mas bien ser,
mental. Porque, lo repito, ¡qué autoridad pue. que aparecer; diseminado por toda la Francia,
de dársele sin mi cooperacion, sin mi nombre. su fuerza no es ménos real porque no se mues
i sin las pruebas corroborantes que la acompa tre; i él puede en cualquier momento, cuando
ñan en el presente volúmen? ¿No es un acto la ocasion se presente, poner en movimiento
culpable ivergonzoso poner en peligro un asun esa enorme palanca cuya estremidad está en
to de tanto momento? Si ellos no estaban im todas partes i el punto de apoyo en Roma.”
“Ahora bien, los Jesuitas son el alma de esa
pelidos por motivos sórdidos, ¿por qué no apela
ron a mí, i me ofrecieron los medios de dar gran conspiracion clerical, i el principio vital
pub’icidad a mi manuscrito, de la manera ne que la anima. Todo el mundo conoce el bien
cesaria para asegurartodo su efecto? Obrando fundado disgusto con que se mira esa fuerte i
de tan mala fé, ¿no se esponian ellos a ver, peligrosa Orden, desde el uno hasta el otro con
para confusion suya, que el golpe que destina fin de la Europa. Sin embargo, debe confesarse
ban alJesuitismo se volvia contra ellos ¿Qué que en ella sola reside hoi toda la vida del Obs
podia impedir el que yo aniquilara el resultado curantismo, i el clero sería mui ingrato si no
de su maniobra " ¿No estaba enteramente en aceptase esos útiles auxiliares aún cuando los
mi poder desacreditar la historia, atribuyéndola temiese.”
a un capricho de mi juventud Dré mas. Lo “Toda la Francia conoce esa famosa casa
que ellos han hecho me ha colocado en una de la calle de Sala en Lion, uno de los centros
posicion de la cual solo yopodia sacar provecho, mas importantes del Jesuitismo. En el período
probando con cartas, fechadas años atras, que de la pretendida dispersion de la Orden, esa
mi designio habia sidojugarles una burla, gran victoria diplomática en la cual el Sr. Con
III.
de Rcssi ganó las espuelas de embajador, la
casa de la calle de Sala, como la calle de los
Los que hayan reflexionado bien sobre la Postes en Paris, dispersaron por un momento
sus coinquilinos, ya en las diócesis vecinas
Orden de los Jesuitas, que hayan estudiado su como
historia, i observado de cerca sus maniobras, edecanes de los Obispos, ya como ayos
no se sorprenderán de ninguna manera de sus en algunas casas nobles de la plaza Bellecour;
profundos artificios i esperanzas soberbias. ¿No pero cuando ya la farsa se habia ejecutado,
la vemos en este momento en Francia, viniendo las cosas volvieron tranquilamente a su antiguo
curso,i la calle de Sala, en el momento en que
a ser la guia de los Obispos, i dando la lei al escribo,
clero inferior M. Henri Martin se espresa así, mas activo es todavía, en el arzobispado, el centro
en una obra notable publicada recientemente: de la direccion po ítico-relijiosa.”
“El clero, en su accion colectiva, es poco mas “Esa actividad se dirije principalmente a dos
que una máquina de cuarenta mil brazos im tra puntos; por medio de las congregaciones pene
en las clases mas bajas, a quienes el clero
pelida por sus conductores contra quienquiera disciplina i mantiene en la obediencia; por la
que gustan dirijirla, i esos mismos conductores educacion, se apodera de la clase media, i se
son empujados por las congregaciones neo-ca.
tólicas iJesuitas (*).” Clérigos bien informados asegura asi el porvenir, fundiendo casi toda
una jeneracion en el molde clerical. Empece
ne han asegurado, que jamas los Jesuitas han mos con las congregaciones. No dirémos nada
sido tan bien secundados i sostenidos como lo
de las que no son esencialmente Lionesas, i cuyo
son ahora. Los establecimientos que dependen
de ellos, son mui numerosos i se aumentan dia centro está en otra parte, aunque tengan infi.
riamente. Sus recursos son prodijiosos. Una rémosnidad de dependientes afiliados aquí. Menciona
únicamente, como ejemplo, la Sociedad
carta dirijida al Siecle, habla así de su progre para la Propagacion de la Fé, cuyo centro, in
so. Esta carta sirve tambien para corroborar lo mediatamente despues de Roma, es Lion, i que
que está contenido en el Plan Secreto. Citaré
una gran parte de ella (*). posee, ella sola, una renta de cuatro millones i
medio de francos. Pero la mas importante, la
“El collado de Fourvieres, que domina a.
Lion, en la ribera derecha del Saona, es una que saca mas directamente sus reclutas de la
poblacion industriosa, es la Sociedad de San
* De la France, de son Genie, el de ses Destinées. Francisco Javier. Su nombre indica suficiente
Paris, 1847, pájina 92. mente a qué órden pertenece; es el Jesuitismo
** Diciembre 17 de 1847, puesto al alcance de las clases tragadoras,
1S SEMANA LITERARIA.

se puede reconocerlo por la habilidad de sus mos solamente el de Argentiere, que tiene qui
arreglos. Los trabajadores, de los cuales consta nientos alumnos, i el de Meximieux, que tiene
casi esclusivamente, están dispuestos en seccio doscientes. Por aquípodemos formar una idea
mes de decurias, centurias, &, con sus jefes aproximada de la inmensa accion que ejerce el
para cada seccion. El fin declarado de la Socie clero sobre la educacion, en estos lugares, con
dad es el de socorrer a los trabajadores inválidos, notoria contradiccion de las leyes i reglamentos
a quienes poruna suscricion de cinco sueldos al unirersitarios. Las módicas pensiones de sus
mes, o de tres francos al año, se asegura uma escuelas, sin menciouar muchos recursos su
asistencia médica, iveinte sueldos por dia en plementarios, les dan el atractivo adicional de
caso de enfermedad.” la baratura; i se supone que por esas bajas .
“Tales son las reglas esteriores de la Sociedad; pensiones (cerca de 400 francos) las escuelas
pero en realidad sus designios son clericales i Jesuíticas subministran a sus discípulos instruc
lejitimistas: aquí están mezcladas las dos in cion en todos los ramos del saber, inclusos el
fluencias en un objeto comun” Griego i el Latin, que se enseñan en esos gol
“Otro de los medios de accion,i acaso el mas fos de perdicion que se llaman Colejos."
peligroso, es la vasta casa de pupilos, que los “En resúmen, podemos calcular en número
hermanos de las escuelas cristianas han esta de ciento, los establecimientos relijiosos fundados
blecido en Fourvieres, bajo la suprema direc ya para la educacion de ambos sexos,ya para
cion de la Calle de Sala. Este establecimiento alivio de los desgraciados. Todos los arrabales
jigantesco, que puede acomodar mas de cua tienen sus monasterios, i hormiguean en las
trocientos internos, se fundó hace cerca de calles vestidos monásticos de todas clases i co
ocho años a despecho de todas las leyes uni lores. Sin embargo, los Capuchinos que se ha
versitarias. Su objeto, que es distinto del de los llaban anteriormente allí, han emigrado a Vi
pequeños seminarios, es el de dar a los jóvenes lleurbonne : i se dice que, celosos de cuales
de las clases de menestrales, media e inferior, quiera rivales de su supremacía, los Jesuitas
una especie de educacion profesional, compren han comprado su retiro al precio de 900,000
diendo, a escepcion de las lenguas muertas, francos.”
todos los ramos enseñados en los Colejios” “Si os admiráis de las inmensas sumas de
*El curso completo de estudios no abraza mé que el clero dispone aquí, recordád que una
nos de ocho años. En esta institucion, como en persona, la Señorita de Labalmondiére, último
todas las de su especie, los arreglos domésticos vástago de una familia noble, ha dejado a la
son escelentes, i la instruccion descuidada, Iglesia una suma de diez millones, de los cua
siendoimpartida por los hermanos. Maestros les el arzobispo ha sido nombrado supremo dis
que son únicamente adecuados para enseñar a pensador. Por la confesion, por medio de las
niños pequeños el catecismo, instruyen a los mujeres, ipor toda clase de influencias direc
adultos en los ramos mas elevados de la retó tas o indirectas, el clero mantiene a la pobla
rica, la filosofía, i las ciencias físicas i matemá cion masculina en un estado de obsesion i de
ticas. Ademas, en consecuencia de las contí bloqueo. Un menestral que quisiera revolucio
nuas traslaciones de cada uno de los hermanos narse contra esta influencia,provocaría inme
de la doctrina, de una a las demas partes de diatamente contra él toda la hueste clerical, i
Francia, algunos profesores que hubieran podido sería despojado de su crédito, ipuesto en una
hacerse hábiles en Lion, son pronto nombra especie de interdiccion moral que terminaría
dos directores en alguna otra ciudad, i el sis con su ruina. La Universidad, que posee en
tema de la enseñanza de la Institucion, aunque Lion algunos hombres distinguidos,una facultad
elevado en apariencia, no se levanta en realidad brillante, i un escelente colejio real, estápuesta
sobre un humilde nivel.” en el índice arzobispal; ilo que aquí, como en
“La pension anual es tan pequeña como es cualquiera otra parte, se llama libertad de en
posible, no escediendo de 550 francos, la cual señanza, es decir, el poder de quitar entera
cubre únicamente los gastos indispensables. mente la educacion de las manos legas, para
Este precio tan módico de la pension, ayudado confiarla a las corporaciones, es aquí el objeto
de la influencia todo-poderosa del confesonario de todas las oraciones de los alrnas piadosas,
sobre las madres de familia, atrae a la Institu i de todos los esfuerzos combinados del arzo
cion multitud de muchachos de la clase media. bispado i de la Calle de Sala.”
En cuanto a los hijos de los pobres, ellos per IV.
tenecen de derecho a las escuelas de la doc
trina, destino primitivo de la Orden,i en la Los Jesuitas se han exhibido con sus verda
cual puede hacer servicios reales. Pero no es deros colores en Suiza, en donde, implacables
esto todo: estando colocado en Lion uno de los como siempre, quisieron mas bien provocarto
centros de las escuelas cristianas, se requería dos los horrores de la guerra civil que ren
una casa de novicios, i la Orden se acaba de | dirse, como el espíritu cristiano se lo ordena.
procurar una, comprando por 250,000 francos Con eso han anmentado el ódio i el despre
una magnífica posesion en Calvire, como a | cio con que se los mira por todas partes,i es
una legua distante de Lion. El vendedor con taban tan seguros de su victoria, que, en su in
cedía diez años para el pago del dinero de fatuacion, desdeñaron tomar las precauciones
compra; pero tedo le fué pagado a los diez i mas ordinarias.
ocho meses,i se ha levantado como por encanto, “A propósito de los Jesuitas,”decía el corres
desde los cinaientos, un vasto edificio, capaz, ponsalsuizo del Nacional entónces,“será bueno
cuando esté concluido, de acomodar mas de daros noticia de los documentos que comprome
cuatrocientos novicios. Se dice que el pre mas profundamente a los reverendos
supuesto hecho por el injeniero que dirijía los padres i a sus aliados, tanto en Suiza como
trabajos, i que era miembro de la Sociedad, as en otros países. Se verá si la presencia de la
cendía a millon i medio de francos,i ha sido Orden es, o no, en estremopeligrosa para los
escedido.” países que le dan asilo.”
“En cuanto a los seminarios nuevos, de los | “ En primer lugar, se ha descubierto en Fri
cuales hai muchos en la diócesis, mencionaré burgo un catálogo en Latin de todos los esta
CONSPIRACION JESUÍTICA. 19

blecimientos que los Jesuitas poseen en una 7 de diciembre, del efecto de una bala que le
parte de Francia i de Suiza, con una lista,i la habia golpeado en el mismo sitio cubierto por
direccion de todas las personas relacionadas la medalla, i todo está aseverado por el O
con ellos. Os he enviado dos números de un bispo Estevan Marilley, Ahora, la investigacion
diario suizo en los cuales hai un estracto de ha hecho clara i palpable la impostura;i se
este catálogo formado con el mayor cuidado. ha puesto a descubierto la picardía del Obispo,
Comprenderéis por él, que el número de las de los curas i de los Jesuitas. El asunto de
casas de los Jesuitas ha aumentado inmensa esta investigacion adquirirá seguramente mu
nuente en Francia, desde que el Papa aparentó cha publicidad.”
prometer a M. Rossi, i a M. Guizot, que no “El Valais no es ménos rico en revelacio
tendrían mas establecimientos en vuestro país. nes que Friburgo i Lucerna. Los representan
Las Cámaras verán cómo han sido burladas sus tes federales tienen en sus manos todos los
peticiones i la Francia conocerá cómo ha sido documentos oficiales,i la correspondencia re
embaucadu, i cuál es el oculto poder que ma lativa al Sonderbund i a los últimos aconte
neja al gobierno. Para prueba de todo esto, cimientos militares, entre otros, un documento
me refiero a la análisis del famoso catálogo, el auténtico que prueba que el Austria hizo a la
cnal no dejaréis de publioar.” Liga el regalo de tres mil mosquetes que ya
“Hai otros dos documentos que podéis ver conocéis. Estos documentos contienen pruebas
en la Helvecia de 18 de diciembre. El prime de que la Liga era un asunto Europeo, i que
ro es un discurso de dos majistrados de Fri el fin era establecer en Suiza las fuerzas del
burgo, del presidente del antiguo gran consejo, ultramontanismo i el centro de la reaccion;
i de un consejero de estado, que postrándose que lo que se intentaba no era una asociacion
humildemente a los piés del Santo Padre, re accidental, i una defensa únicamente contra
comendaban a M. Marilley para Obispo de los ataques de los rejimientos libres, sinó una
la diócesis, insistiendo cuidadosamente sobre Liga permanente, una disolucion de la Con
la circunstancia de que él es mui favorable a federacion, con el fin de reconstruir otra que
la Orden de los Jesuitas. Ahora, ese prelado, sería reconocida, sostenida, igobernada por la
consumado hipócrita, ha estado en guerra con diplomacía estranjera. “Aún no hemos agotado
la Sociedad i se ha dado por liberal.” el acopio de documentos, i cada dia se des
* El otro documento es todavía mas curioso cubren otros nuevos.”
e instructivo. Es una intercesion del diaconato
V.
de Romont (canton de Friburgo) para con el
Nuncio Apostólico de Lucerna, fechada en 20 Esto es bastante para levantar una punta del
de ciciembre de 1845, recomendando a la elec velo. La conspiracion se ve obrando justamen
cion del Papa para Obispo al mismo Marilley, te como se asienta en el Plan Secreto, con el
cura de aldea espellido de Ginebra. El clero del cual el lector va a familiarizarse. Percibimos
diaconato,trabajando fuertemente para refutar que su campo es formidable. Todo medio es bien
una por una todas las calumniosas acusacio recibido por sus autores, con tal que pueda acele
nes dirijidas contra su protejido, probó que M. rar el éxito, Sus diarios,con especialidad el Uni
Marilley no merece por ningun título el epíteto verso, equivocando estrañamente el siglo, han
de liberal; que él no es ni siquiera un poco li promulgado multitud de milagros, para santifi
beral;i que, léjos de ser hostil a los revererdos car la causa de los Jesuitas, en Julio. Su frau
padres Jesuitas, les ha dado testimonios autén de abominable no ha podido permanecer oculto ;
ticos de su estima iveneracion especiales. Los la prensa entrega al desprecio a sus perpetrado
pasajes mas notables de la peticion del diaconato res. Así, pues, nosotros hemos probado por la
de Romont son losrelativos a lapolítica. Hablan milésima vez, que esta Orden, contínuamento
do de la asociacion católica, de la cual, como
aguijoneada por su infernal ambicion, medita la
casi todo el clero de la diócesis, era mim
ruina de todas las libertades, i que con sus
bro M. Marilley, dicen sus protectores: En consejos está precipitando a su ruina a los prín
1837, esta asociacion, con su influencia, quitó a cipes, a los noblesia los estados. Son sus sujes
los radicales en el gran consejo la mayoría con toines las que petrifican el corazon del Rei de
que amenazaban, entre otras cosas, desterrar Nápoles, en cuyos dominios se ha oído predi
del canton a los reverendos padres Jesuitas, car a uno de los miembros de la Compañía, como
Por tanto, los conservadores deben a esta ca el deber mas sagrado e inviolable de la multitud,
lumniada asociacion su mayoría isus empleos, i el absolutismo mas odioso i la obediencia mas
los reverendos padres Jesuitas deben a ella su ciega. Esta es su propia doctrina; i cuando pre
existencia actual en Friburgo.” dican una diferente, no es mas que una trampa,
“Mas léjos dice, con respecto al antiguo i la practican solamente allí donde les falta el
gobierno doctrinario i conservador de Ginebra: apoyo del despotismo.
Ginebra no elije ni ser francamente conserva Finalmente, oigamos al cautivo de Santa
dora, porque es protestante, ni arbitrariamente Elena espresar su opinion completa sobre esta
radical, porque sus votos están dominados por Orden. Pero recuérdese, que no es por amor al
sus intereses materiales,i por las poderosas su derecho ni a la razon que Napoleon se declara
jestiones de Cerdeña i de Francia. Otros pa enemigo del Jesuitismo. El temía la razon; el
sajes manifiestau la estrecha alianza de los derecho lo consideraba como una cosa que no
Jesuitas i de los conservadores, tanto protestan debía realizarse; i en cuanto a la libertad, él
tes como católicos.”
“El cuarto documento es el informe de una
no pudo comprenderla jamas. ** Luis XIV,"
esclamó, “ el mayor soberano que ha tenido
pesquisa hecha en Friburgopor órden del Go la Francia ! Eliyo-esto es todo” (*) El llegó
bierno provincial, respecto de la realidad de aún a pensar que el pueblo no debería admitir
un alegado milagro atribuido a la Virjen Maria. la Biblia. (**) • En China, ” dice él, “el pue
Un cura i otros dos testigos han declarado, que
(*) Recits de la captivité de l" Empérear Napoléon
un soldado del landsturm,que llevaba una de esas a Sainte
medallas de la Virjen Inmaculada de que os he 1847, tom.Hélóne, por M. le General Montholon. Paris,
2 páj. 107.
hablado, se habia preservado, en la noche del (**) Ibíd. tom. 2 páj. 150.
20 SEMANA LITERARIA,

blo adora a su soberano comoa un Dios, i así de es una sociedad mui peligrosa, i no debe
bería ser”(3) Ahora, él se sintió bastante ría haber sido admitida jamas en el suelo del
fuerte,como lo dice, para hacer del Papa un ins | Imperio. Sus doctrinas son subversivas de to
trumento, i del Catolicismo un medio de poder. | dos los principios monárquicos. El Jeneral de
Elgustaba delúltimo, porque obliga a los hon los Jesuitas insiste en ser soberano dueño, so
bres a desconfiar de su razon i a creer ciega berano de los soberanos. Donde quiera que los
mente. “ La relijion católica es la mejor de Jesuitas sean admitidos,ellos serán amos, cueste
todas,porque habla a los ojos de la multitud, lo que costare. Su sociedad es dictatoria por
i ayuda a la autoridad constituida”(*) En otro naturaleza, i por tanto, es enemiga irreconci
lugar dice que la prefiere, porque “ella es un liable de toda autoridad constituida.”
auxiliar omnipotente de la reyedad.” (**) El “Cualquier acto, cualquier crímen, por atroz
admitía toda clase de monjes, i pensaba que que sea, es una obra meritoria, si se comete
podía hacer algo de ellos, escepto de los Jesui por el interes de la Sociedad de Jesus, o por
tas. En su roca, él hablaba de ellos con aborre órden del Jeneral de los Jesuitas" (t )
cimiento, i estaba convencido de que no podría VI.
resistirlos con medios mas profundos i mas de
El primer paso
cisivos que los suyos propios;i que donde quiera mo es el de la absoluta en la reforma del Catolicis
abolicion de esta Or
que existan, tal es la fuerza de sus estrata
jemas i de sus maniobras, que lo gobiernan den; mióntras ella subsista, ejercerá su influen
i lo dominan todo de una manera desconocida cia auti-social i anti-cristiana sobre la Iglesia i
para los demas. sobre toda potestad; i miéntras la Iglesia esté
“Pero,” dice él, “la sociedad de los Jesuitas llena del ódio al progreso que esa Orden a
Recits de la captuvité de l" Empóreur Napoléon
briga, ella apresura únicamente su decadencia,
a Sainte Héléne, por M. le Géneral Montholon, I'aris, i su rejeneracion será imposible.
1857, t. 2, páj. 269. ft Recits de la captivité de l" Empéreur Napoléon
*) Ibid. páj 62. a Sainte Héléne, por M. le Géneral Montholon. Paris,
1847. tom. 2, o páj. 294.
=---==-—— ""- T -

| \||||||||\|\|\

PARTE 4.
NOVICIAD0 ICARRERA ECLESIASTICA.

===2333==33

I dieron en modo alguno apartarme de mi pro


pósito.
A la edad de diezi mueve años yo habia for El cura examinó escrupulosamente mi reso
mado la resolucion de entrar en la Iglesia, i es lucion,i siendo satisfactorio el resultado, escri
taba acabando mis estudios en el seminario de bió a Turin, al padre Roothaan, Rector de un
Vercelli. Comunmente pasaba mis vacaciones colejio de la Sociedad en dicha ciudad, i ahora
en compañía de Luigi Quarelli, sacerdote prin jeneral de los Jesuitas. El Rector, despues de ha
cipal i cura de Langosco, mi lugar nativo. In ber hecho las preguntas de costumbre respecto
citado por una sed ansiosa de conocimientos, a mí, me insinuó que debía ir a la capital, i
agoté completamente su librería en el curso de sufrir allí los exámenes preliminares.
unos pocos años; i frecuentemente me repitió Partí por tanto para ella, i cuando me le
este digno hombre, que léjos de que el saber me presenté, él conversó conmigo, por algun tiem
fuera de alguna utilidad, probablemente sería po, con mucha franqueza i afabilidad.
mas bien un obstáculo para mis adelantos en la Al princípio su objeto parecia ser únicamen
Iglesia. Entónces empezó a hablarme de los te el de conocer la estension de mnis habilidades,
Jesuitas. El poder de esta Orden, sus reveses, su pero insensiblemente i por grados me condujo
restauracion reciente, el misterio impenetrable a hacer una confesion jeneral, por decirlo así,
en que está envuelta desde su orijen, todo con de toda mivida.
tribuía a exaltarla a mis ojos. Segun su relacion, Nointentaré volver a trazar aquí los detalles
solamente eran admitidos en ella los que se dis de esta conversacion.Sería mui difícil para mí
tinguiau por su intelijencia, riqueza o calidad. transmitir una idea del arte consumado emplea
Me hablaba de ella como que era la única Or dopara sondear la conciencia, para bajar a las
den que, léjos de reprimir las enerjías naturales profundidades mas íntimas del corazon, i para
del alma, o lastendencias del jénio, las favore hacer resonar todas sus cuerdas, miéutras que
cía activamente de todas maneras, i probaba el indivíduo permanece sin tener conciencia de la
esta asercion con notables ejemplos. análisis que está sufriendo, ocupado como está
La impresion que me hicieron estas conver con el flujo agradable de la conversacion, i tan
saciones fué demasiado fuerte. Jóven, inesper distraido por el aire anco ibenévolo con que
to, i deslumbrado por narraciones que me ense se conduce el artificioso proceso.
iñaban a mirar el Jesuitismo como el único re Apénas heretenido de estos sutiles artificios
curso de una ambicion noble, nada ansiaba yo argunos recuerdos vagos e inconexos. Sin en -
tanto como ser recibido en la Orden. Ni el pen bargo, una parte de la conversacion se impri
samiento de abandonar a mis padres, ni el de mió tanprofundamente en mi memoria, que la
las pruebas severas a que debia sujetarme, pu repetiré con el fin de mostrar bajo qué punto de
22 SEMANA L1TERARIA.

vista el actualjefe de los Jesuitas habia empe “ En adelante, pues, no habrá mas desastres;
zado ya a mirar la misioni el designio de su Or el porvenir es todo nuestro; muestra marcha será
den. victoriosa; "muestras couquistas, incesantes;
“ I ahora,” dijo él, despues de haberme exa nuestro triunfo, decisivo.”
minado, “lo que tengo que comunicaros está Pero, una vez mas, no esperéis caminar so
calculado para llenaros de esperanza i de gozo. bre rosas; debo advertiros de ello. La mision
Entráis a la Sociedad a tiempo que sus partida que nuestra Sociedad se impone es una mision
rios están mui léjos de ser numerosos,i por con severa. Nosotros (i es importante que sepáis es
siguiente,cuando hai muchos estímulos para to ahora) no intentamos solamente restituirsu
aspirar a una elevacion rapida. Pero no penséis antiguo imperio a algunos fragmentos de ver
que, al entrar, no tenéis que hacer mas que cru dad, sinó a toda la verdad Católica. Así, pues,
zar losbrazos isoñar. Ya sabéis que nuestra So no hai orgullo ni pretension que muestra Orden
ciedad, en otro tiempo, floreció vigorosamente, no hiera i confunda ; i de aquí nacen todas las
que marchaba con pasosjigantescos en la con acusaciones que debemos soportar "con valor.
quista de las almas, i que la causa de Cristoide Recordád,que, una vez puesta la mano sobre el
la Santa Sede alcanzó señaladas victorias por arado, el único pensamiento debe ser el de ha
nuestro medio. Pero la grandeza misma de la cer derecho el surco,i entónces, Macte animo,
obra que estábamos ejecutando, escitó una en no mirar atras. Vos podéis hacer mucho. Ade
vidia sin límites.Se atacó el espíritu de nuestra mas, pienso que cuanto mas os penetréis del es
Orden, se falsificaon i calumniaron nuestras píritu de la Orden, si, como lo espero, Dios os
miras,i como el mundo está siempre mas dis concede la gracia de ser uno de sus miembros,
puesto a creer el mal que el bien, vinimos án mayor sera la emejía que sentiréis para llenar
tes de mucho tiempo a ser universalmente abo la tarea que os asignarán los superiores, i no el
rrecidos.” capricho humano. Vuestros seperiores solamen
“ Así, nosotros, la Sociedad de Jesus, fuimos te deben ser jueces en esta materia, porque Dios
condenados a sufrir las mismas pruebas que siempre los dirije especialmente, con el fin de
muestro Divino Maestro. Fuimos abrumados que cada uno, permaneciendo en el puesto que
de insultos, fuimos arrojados de todo lugar de le es apropiado, pueda cooperar mas utilmente
descanso. Los Monarcas i las naciones no te en la grande obra, a saber, la de la exaltacion
nian con respecto a nosotros mas que un pen de la Iglesia, la salvacion del mundo,i la union
samiento comun, el de barrernos de la superfi de todas las sectas i partidos bajo la autoridad
cie de la tierra. Humillados, insultados, abofe de aquel que, como representante de Dios mis
teados, coronados de espinas, i llevando la cruz, 1 mo sobre la tierra, no puede obrar sinó por el
fuimostambien condenados a sufrir la muerte de interes de todos, con condicion, sin embargo, de
la ignominia. Ni siquiera faltó un Caifás (1) que que todos consientan en obedecerle.”
firmase con su propia mano nuestra sentencia; II
i el castigo con que poco despues fué visitado
por justojuicio del Cielo, dió nacimiento a una Este discurso, que he abreviado considera
última calumnia contra nosotros, que coronó 1 blemente, escit mi imajinacion, me llenó de
todas las demas. Nuestra última lucha terminó; pensamientos nuevos,i despertó una fé ardien
morinos; pero, aunque muertos, los poderosos te dentro de mí. Mi visita al padre Roothaan,
todavía temblaban al oír nuestro nombre. Ellos su semblante atractivo, las frases llenas de un
se apresuraron a sellar nuestra tumba, ipusie- 1 cion que manaban abundantemente de sus lá
ron sobre ella un guardia vijilante, de manera 1 bios, el timo singular que desplegaba siempre
que no pudiera haber el menor signo de vida 1 para dar interes a sus conversaciones, todo esto
bajo la piedra que nos cubria.” me subyugó pronta i completamente a los Je
“Pero observád, qué fué de los potentados suitas.
mismos, durante nuestro sueño de muerte Dia El lector puede imajimarse lo que yo sentía
por dia fueron visitados por castigos masi mas despues de esta memorable entrevista, Yo esta
severos, i el mundo vino a ser un teatro de ho ba en la edad del entusiasmo, en la edad en que
rribles turbaciones i de terribles catástrofes. Un todas nuestras facultades brotan con entero de
gigante ensartaba las coronas en su irresistible signio ácia su objeto, cualquiera que él sea. Mi
espada, i los monarcas fueron arrojados en el alma permanecia hasta entónces absorta en
polvo a sus piés. Pero el momento del terror lle una especie de medio letargo.
gó pronto, en el cual el Dios Todopoderoso rom Transportado, inflamadopor una cansa que
pió la espada del hombre del hado, i nos sacó creía qume era la del mismo Dios, mi unica as
de la tumba. Nuestra resurreccion hirió de es piracion era la de pronunciar los votos que de
panto a las naciones, i ahora ya no serémos mas bian atraerme a ella para siempre.
ui el juguete ni la presa de los malvados, por Al saber mi decision, mi padre fué herido del
que nuestra Sociedad está destinada a venir a mas profundo pesar;i no puedo describir la de
ser el brazo derecho del Eterno!” sesperacion de mi pobre madre;pero, aunque el
“ Por tanto, una nueva era está abriéndose gran cariño que yo le profesaba le habia dado
para nosotros; todo lo que la Iglesia ha perdido, siempre grande influencia sobre mí, en esta vez
lo volverá a ganar por conducto nuestro. Nues | sus suplicas no pudieron cambiar en nada ni
tra Orden, por su actividad, sus esfuerzos i su determinacion! Luigi di Bernardi, hombre de un
consagracion,vivificará todas las otras órde | mérito poco comun, sacerdote, antimonástico
mes, que están bien próximas a estinguirse.” porprincípios,que me habia iniciado temprano
“Llevará a todas partes la antorcha de la ver en todo lo que es varonil, austero, i sublime en
dad, para la dispersion de la falsedad; ella vol los amales de la Grecia i de Roma, ejerció toda
verá a traer a la fé a aquellos a quienes la in su enejía i todos sus conocimientos para cam
credulidad haya estraviado; en una palabra, biar la inclinacion de mi alma. Todos sus es
realizará la promesa contenida en el Evanjelio, | fuerzos no pudieron conmover mi resolucion,
que todos los hombres seran un solo rebaño ba- 1 aunque eran sin límites mi gratitud i mi respe
jo un solo pastor.” to por él. Muchos amigos me sitiaron tambien,
(1) Alusion a Clemente XIV. ( Ganganelli.) i añadieron melancolía a las espantosas pinturas
CONSPIRACION JESUÍTICA. 23

muchas personas me habian hecho ya de la al modo de proceder en Chieri, seréis informa


rden de los Jesuitas. Pero en todo esto yo no ví do aquí en San (1) Francisco de Paula.
mas que pura naievolencia, o estratajemas di * Rogad a Dios por mí, Vuestro mui afecto
en Cristo”
rijidas a cambiar mi resolucion.
Por último, mi padre declaró, que yo nunca * JuAN Roornia.AN, de la Sociedad de Jesus”
obtendría su con entimiento. III
El sacerdote Quarelli, pesaroso por nuestra
próxima separaciou, estuvo obligado, casi a des Partí,con efecto. A mi llegada,pusieron en
pecho de sí mismo, a hacer uso de un argumen mis manos las reglas relativas a esta primera
faz de mi nueva existencia. Se me inició inme
to que él sabia que sería decisivo para con mis
padres, ámbos abrumados de angustia con el diatamente en los ejercicios de San Ignacio, i
de otros santos, todos Jesuitas. Es por esta in
pensamiento de perder su único hijo.
mersion repentina i completa del alma, que
El les dijo que todo concuría a probar la irre ellos adquieren su ilimitado poder sobre tan
sistible fuerza de mi vocacion, i que mis luchas tos jóvenes, no armados con la esperiencia, i
interiores no eran nénos cueles que las suyas; enteramente indefensos contra el entusiasmo
que era ab olutamente necesario obedecer a la irreflexivo que pertenece a su edad.
voz que me llamaba, so pena de pelear contra Reinaba en esta morada el mas profundo si
Dios mismo. Les recordó a Abraham,i su buena lencio, raramente interrumpido aún por susu
voluntad en el sacrificio de su propio hijo.“Ade rros, i que sin embargo no estaba destituido de
mas,” continuó él, “tal vez no lo perderés en comodidades materiales, El ánjel guardian
teramente: tal vez Dios permita que lo abracéis (porque este es el nombre que se da al padre
algunas veces ántes de vuestra muerte. Voso que se agrega a cada novicio) estaba acostum
tros no podéis vivir en paz con vuestra concien brado a cerrar las puertas de mis ventanas, con
cia a ménos que consintáis, iestáá bien seguros el fin de que yo permaneciese en la obscuridad
de que la recompensa que os aguarda en la úl lo mas que fuese posible.
tima maorada,igualará a la magnitud de vuestro Sentados así, a media luz, él razonaba en
sacrificio;miéntras que, por otra parte, cuán voz alta sobre el mundo, el pecado,i el castigo
profundo no sería vuestro remordimiento si per eterno. Conforme a una de las reglas del fun
sistiéseis en negar a Dios lo que os pide ” dador de la Sociedad, él designaba a los que no
Hablar así a mis padres, era atacarlos por su se someten en todo a las decisiones de la Igle
lado vulnerable, i aunque mui profundamente sia, como un ejército de rebeldes, ánjeles de ti
«afijidos, consintieron en despedirse de mí. Mi nieblas, a quiénes Satanas inspira i gobierna,
padre fuéincapaz de pronunciar una sola pala i contra los cuales es necesario sostener una ba
bra; mi madie estaba enteramente abrumada talla, hasta el dia de la victoria final por el
por el pesur. ejército de los fieles, conducidos por esos ánjeles
de luz i jefes de la milicia sagrada: los Jesuitas.
Justamente entónces el padre Roothaan me En cuanto al campo del enemigo, no decia de
escribió lo siguiente: él sinó que humeaba pestilencia i corrupcion.
“Queridísimo hijo, confio en que seguiréis El complemento indispensable de estos dis
vuestra santa vocacion, de manera que no ten cursos diarios i privados, es la confesion semanal,
gamos de que arrepentirnos: vos, de la resolu que comprende una declaracion de todos los
cion que habéis tomado; yo, de haberos propues afectos del corazon, de los sentimientos del alma,
to; los superiores, de haberos aceptado. Vuestra i hasta de los ensueños. Esta es la sonda
salvacion eteran,vuestra sólida perfeccion re esa que siempre tienen los superiores en sus
lijiesa para mayor gloria de Dios, son i deben manos, ipor medio de la cual pueden asegurar
ser el primero i principal motivo por el cual ha se de lo que pasa en lo mas hondo de la con
yais de entrar en la compañía. Necesitaréis to ciencia de sus discípulos. Los milagros de todas
do vuestro valor, como ya os lo dije, cuando clases con que se llenan las cabezas de los úl
vinísteis donde mí para ser examinado. Para ser timos, son todos inventados con el fin de levan
ua Jesuita bueno i verdadero, es indispensable tar sobre bases sobrenaturales un edificio de
poseer un corazon fuerte,i estar pronto, nosoloobediencia ciega i absoluta. Bajo un sistema se
para trabajar mucho, sinó para sufrir mucho; mejante, en donde no hai conversacion, ni
sí! aún la muerte ; ser perseverante en la hu lectura, ni ejercicio devocional, que no haya si
mildad, en la obediencia, en la paciencia, bus do laboriosamente arreglado por un poder mis
candosolo a Dios, quien será merces restra terioso, de manera de apoderarse tanto del
magna mimis. Por tanto, confortare et esto ro entendimiento como del corazon, todo indiví
bustus. Entregándoos en las manos de la Orden duo a quien se ha cansado a fuerza de trabajo,
os ponéis en manos de la Divina Provideucia ! durante cierto tiempo, llega al fin a considerarse
Confiáos enteramente a ella,i os conducirá sal obligado relijiosamente al total rendimiento de
vo al puerto! Bajo su proteccion podemos can su voluntad propia.
tar miéntras que gobernamos el timon.” En cuanto a mí, yo sentía disminuir diaria
“Apresurád vuestros preparativos de manera mente mipropia personalidad, bendecía esa ani
que podáis presentaros aquí en setiembre, iyo quilacion progresiva de mí mismo, i reconocia
os enviaréinmediatamente a Chieri, para que en ella el signo de mi salvacion.
podáis echar en el noviciado los sólidos cimien El asunto sobre que se insistía mas particular
tos de una vida verdaderamente relijiosa i jesuí mente, durante mis confesiones, era el afecto
tica.” que me ligaba todavía al recuerdo de mis ami
gosiparientos. Se me decia constantemente, quo
* Ahora, podéis de una vez entrar en el no era miimperioso deber desgarrar esos lazos de
viciado."I al por lo mémos es el contenido de afecto i ahogar esos recuerdos, i se me repre
una carta fechada ayer, i que he recibido del sentaba su inmolacion completa como el nas
padre Rector de Chieri. Id a San Francisco de sagrado de todos los triunfos. Consagrarne en
Paula en Turin: si no estoi allí, me hallaréis en (1) Sie, aunque la carta estaba fechada el de setion
Chieti donde está la casa de novicios. En cuanto bre de 1824,
24 SEMANA LITERARIA.

teramente a la Orden, era el único objeto que demasiado de los que, habiendo roto completa
se meprescribia. Miéntrasque permaneció den mente los lazos del mundo i de la carne, se en
tro de mí un pequeño rastro de voluntadpropia, tregaban a ella con abnegacion.
o de afectos terrenales, quedaba todavía algo Todas las mañanas, ayunando, me obliga
del“hombre viejo,” que debia finalmente ab ban a tomar, a despecho de mi estrema repug
sorverse en elJesuita. Yo no me admiraba de mancia, cierta clase de vino templado, un tanto
que ellostratasen así de convertirme en un nue- 1 espeso,i de un sabor singular, que tenia el efec
vo ser, porque verdaderamente creía que cuanto to de producir, durante todo el dia, una especie
mas me identificase con la Sociedad, tanto mas de entorpecimiento que no habia esperimenta
pertenecería a Dios;i en esa muerte de todo do antes. En vano rehusaba esta bebida; todo
sentimiento que podia permanecer en el sendero lo que conseguí, fué el permiso de empezarpor
de mi entera dedicacion a la Orden,yo noveía pequeñas dósis hasta que me acostumbrase a
mas que una consecuencia justa i razonable de ella.
este princípio director: “ que miéntras mómos Alfin, cansado de hojear libros ascéticos, ifa
lazos tengamos con todo lo que pueda separar tigadopor las meditaciones que se me obligaba a
nos de nuestro propósito, mayor será nuestro hacer unai otra vez, por horas enteras, arrodilla
poder para persuadir a otros a reconocer esa do, sin tener en qué" apoyarme, itentadopor el
autoridad que es la mision de los Jesuitas pro hermoso tiempo de otoño a respirar el aire libre
clamar, como la única sobre la tierra que no es i gozar de la luz del sol, supliqué a mi ánje
tá sujeta a error.” guardian, que pidiese al rector me permitiera
IV pasear solo en el jardin algunos instantes.
“No tenéis que hacer mas,"me respondió “que
Hasta aquí todo iba bien. Por laboriosa que ir donde él,i pedirle vos mismo el permiso; po
fuese, yo me sujeté resueltamente a la proba | déis estar seguro de que os concederá cualquier
toria (la prueba que procede al noviciado). No favor que esté en su poder”
digo que estuviese esento de ansiedad i de Sin embargo,no fué sinó hasta dos dias des
pesar. Léjos de eso. En horas de profunda de pues de esto, que,tentado por el esplendor de un
presioni angustia, cuando mis pensamientos re dia mas hermoso que de costumbre, resolví ha
cordaban los objetos queridos que acababa de cer mi peticion.
abandonar, i setía mi corazon vacío, pertur Fué por la tarde. Yo salí de mi cuarto, i me
bada mi mente, ihundida el alma dentro de mí, fuí a los aposentos del Rector, cuya puerta ha
i aún encadenada mi imajinacion, hasta entón llé abierta, aunque,el Rector estaba ausente. Es
cestan libre, confieso que retrocedia aterado i ta circunstancia me sorprendió no poco,porque
arrepentido. Jamás, sin embargo, aún en esos entre los Jesuitas todo se maneja con la mas
momentos sombríos, la idea de renunciar a la exacta regularidad.
Sociedad tomó posesion de mí sériamente. El Como los novicios no se dirijen jamás al su
hecho es, que no había átomo de todo lo que yo perior, que tiene la direccion del noviciado, de
había oido al padre Roothaan, que no lo creyese otra manera que poraquísu título de Rector, me es
verdadero, noble, santo, imas digno de ser se imposible designarlo con su nombre; pero
guido que cualquiera otra cosa sobre la tierra. nada será mas fácil que conocerlo, sabiendo
Ademas, cuando me sitiaban estas luchas men quien era el padre Jesuita que desempeñaba la
direccion de la casa del novici do de Chieri en
tales, se me decia que aquellas personas que el mes de setiembre de 1824.
habian sufrido las mismas luchas se habían
hecho despues las mas distinguidas en la Or. Este padre no tenia austeridad alguna en
den por su celo; i que, léjos de que esas cosas sus modales. Yo tenía muchas razones para es
debieran mirarse como pruebas de falta de vo. tar agradecido de su bondad ácia mí, isepnrado
cacion, yo debia considerarlas mas bien como como estaba de todos aquellos a quienes habin
una señal de la eleccion divina. • Mas luego, amado, empezaba a sentir alguna adbesion ácia
se me decia,“ cuando hayais completado vues. él. Desde mi primera entrada en la casa, él me
tros estudios, acabada la inmolacion del hom. habia admitido a un grado considerable de fami
breviejo”i determinada vuestra vocacion es. liaridad, seguramente con la mira de insinuarse
en mi confianza, lo cual sin duda estaba en buen
pecial, no tendréis que hacer mas que desple camino de obtener.
gar vuestras alas, sin temor de ningun obstácule
en vuestro vuelo elevado.” Pero en esta ocasion la familiaridad a que me
Esta clase de lenguaje me halagaba, i es habia acostumbrado, tuvo un resultado muides
probable que yo me adherido mas i mas graciado para sus especulaciones. Si él me hu
a la Sociedad, i que aún hubiera venido a biera tratado con esa reserva que intimida i
ser uuo de sus miembros mas consagrados, si no mantiene a cierta distancia, yo no habria inten
hubiera sido por los incidentes que voi a referir. tado jamás entrar a sus aposentos durante la
ausencia del dueño, pasar deun cuarto a otro,i
V permitirme hacer lo que voi a relatar.
VI
Mi aplicacion demasiadointensa a objetos de
devocion sombría, i la absoluta soledad de la Entré, pues, por la puerta abierta, ino ob
probatoria, habian quebrantado mi espíritu i servando nada de estraño en el cuarto, mas que
mi salud. A la primera vez que me quejé, se me una mesita, cubierta de vasos i botellas, en la
Procuró inmediatamente que me regalase con esquina derecha, supuse que le ausencia del
carne en un dia de ayuno; i cuando quise rehu Rector era momentánea i que volvería inme
smr este favor, fué en vano alegar la naturaleza diatamente. Por falta de algo que hacer, entré
pasajera de mi indisposicion. El padre Saetti de con una perezosa curiosidad en el cuarto adya
Módena, mi ánjel guardian, me replicó solem cente, en donde atrajo mi atenciou inmediata
nemente, que yo debia tener un cuidado especial mente una pequeña librería. Impresionado co
de. mi salud, que estaba llamado a ser traba mo estaba por las santas máximas que se me
jador en el campo del Señor, i que la intencion repetian diariamente, i sobre todo por esas pa
de la Iglesia no era de ninguna manera exjir labras solemnes que empezaban i terminaban

" " L
CONSPIRACION JESUÍTICA. 25

todas las conversaciones, Ad majorem Dei en la relijion (sie, no dañará pero prueba que su
gloriam, ¿por qué habia de dudar de que esta talento debe emplearse en recomendari exaltar,
ba viviendo entre ánjeles". Con efecto, esimpo a las conciencias mas delicadas,todo lo que es
sible imajinar una cosa mas connovedora, que | puro i ennoblecedor en la relijion. Ello echaría
la jemerosidad con que los padres se atribuyen todo a perder, si lo dejásemos ponerse a trabajar
unos a otros las mas raras virtudes, ilos poderes en las partes mas toscas del edificio; miéntras
nas admirab'emente milagrosos. A la verdad, que ayudará en gran manera a su adelanto, si
yo no estaba léjos de creer implícitamente, que se lo emplea esclusivamente en las partes mas
era inquilino de un lugar favorecido pecu delicadas.Consérveselo, portanto,en las rejiones
liarmente por la comunion constante con el mes elevadas del pensamiento, ini se le permita
Cielo. siquiera conocer los resortes que ponen en
Era imposible, pues, que yo concibiese por movimiento la parte vulgar del mundo relijoso.”
un momento el pensamiento de que los cuartos * Es importante que tenga siempre cerca de
del Rector de un noviciado, que,como mi confe él, en sus momentos de depresion, ulguno que
or, me estaba escitando siempre a una vida de lo anime con anticipaciones brillantes. Pero si
pureza i de elevacion, contuviesen otros libros su ardor, por el contrario, lo condujese demasia
que los de piedad i santidad. Cansado, como es do léjos, debe preparársele alguna contrariedad,
taba hacia ya algun uiempo, de leer los ejerci o desengaño, con el fina de mortificarlo i mante
cios de San Ignacio, e incitado por un deseo nerlo en sujecion”
irresistible de repasar otras hojas que esas, alcé Ni un átomo de lo que yo, como asunto de
mi mano hasta uno de los estantes de la librería, conciencia, habia revelado a mi ánjel guardiam,
i lleno de gozo cojí un volúmen. Con sorpresa o a mi confesor, se había omitido en este rejis
observé una segunda fila de libros detras de la tro. Cuando recuerdo qué violentas induccio
primera. La curiosidad me imp lió a tomar el nes se sacaban de las bagatelas que me ha
volúmen, que estaba oculto por elprimero sobre bia creido obligado a comunicar, no puedo
que puse la mano. El nombre del autor se ha es maravillarme de que un sistema semejante,
capado a mi recuerdo, pero creo que ena un filó tan basado en el estudio profundo del carácter
sofo de la última centuria,i yo lo habría obser seguido con tanta constancia i asiduidad, i apli,
vado con mas deliberacion, si una tercera hi cado en una escala tan vasta a los indivíduos
lera de libros, detras de la segunda, no me hu de todas las edades i de todas las condiciones,
biera atraido por el estilo particular de su en coloque en manos de los Jesuitas medios
cuadernacion.¡Cuál fué mi espanto cuando mis casi infalibles para alcanzar el fin que se han
ojos se encontraron con estetítulo: Confesiones propuesto con estraordinaria determinacion.
de los Novicios! Los bordes del libro estaban Bien se puede imajinar cuáles fueron las re
marcados con las letras del alfabeto.¿Podía yo flexiones que nacieron en mí al hacer este des
méuos que buscar la inicial de mi propio nom cubrimiento. En un momento recordé todas las
representaciones siniestras que me habian he
Las primeras pájinns, escritas probablemente cho de esta celebrada Sociedad. Fero ninguno
pocos dias despues de mi llegada, contenian un de estos pensamientos tuvo tiempo de fijarse
brusco bosquejo de mi carácter. en mi alma, porque yo estaba ansiosamente
Yo estaba enteramente confundido, porque inctado por el deseo de saber mas. Ajitado,
reconocia mis confesiones sucesivas, con fensada impeido por una curiosidad vertijinosa, i una
cada una en unas pocas lineas. Era tan clara i ansiedad creciente, agarré un volúmen titulado:
tan precisa la apreciacion hechn de mi carácter, Confesiones de los estranjeros. Eché una mi
mis facultades, mis afectos, mi debilidad i mi rada apresurada sobre algunas líneas, aquíi
fuerza,que yo veía ante mis ojos una completa allí, i las pequeñas porciones que leí me indu
revelacion de mi propia naturaleza. Lo que me jeron despues a creer, que en esta Orden todo
impresionó, sobre todo,fuéla concisioni la ener se hacía conforme a las reglas del pequeño
jía de las espresiones empleadas para pesumir código conocido con el nombre de Mónita se
los rasgos característicos de mi ser. creta, o Instrucciones secretas. Con efecto, era
Las imájenes favoritas que encontré en este una coleccion de notas sobre personas de todas
depósito de toda clase de emanaciones del co clases, de todas edades, ricas, solteras, &.º
razon de lajuventud injénua, se habian tomado | Aquí tambien habia detalles circunstanciales,
prestadas a los materiales empleados para edi propensiones, fortuma,familia,relaciones, vicios
ficar: duro, frájil, maleable, ordinario, precioso i virtudes,junto con unécdotas calculadas pa
necesario, accesorio; especie de lenguaje figu ra caracterizar a los personajes. Es solamente
rado que ha permanecido grabado en mi me en casos escepcionales, como lo he sabido des
moria. Unicamente siente no haber podido hacer pues, que un jesuita permanece por largo tiem
mas, que ojear con la rapidez del relámpago po en el mismo lugar, i si se le permite conti
laspájinas que me concernian;sin embargo, es nuar su permanencia allí, es solo cuando los
ta mirada bastó para revelarme el objeto de superiores están convencidos de la utilidad in
una obra semejante. Puede formarse una idea contestable de la influencia que ejerce. Cuando
de ella por el pasaje que voi a citar, i del cual un Jesuita, particularmente si es de habilidades
he retenido un recuerdo indeleble. moderadas, ha agotado los recursos de su
“La suma de entusiasmo i de imajinacion de mente en ese hugar particular, i cuando pa
de que esta dotado"dice el testo, “podría con rece que no puede hacer nada de nuevo, las
el tiempo hacerse mui útil para barnizar mues en escribir cuando tocaron a su puerta. Habia empezado
tra obra. Su falta de gusto por logrotesto (*) a hacer una O, pero no se detuvo a acabarla. Abrió la
puerta, i cuando volvió a sentarse, halló la O acabada, i
(*) El padre Saetti tocó una mañana a mipnerta, toda de oro. Ved, pues, como recompensa Dios al que es
segun su costumbre, i yo no le abriinmediatamente.“¿Por obediente."Yo recibi esta historia con una carcajnda, de
que esta dilacion?” me preguntó. Yo respondi, que no la eual pareció escandalizarse.“Quó !” esclamó con sem
habia podido abrir mas aprisa la puerta. Entonces me re blante alarmado, "¿no creéis en los milagros" “Cierta
cordó, que, en todas las cosas, la mas pronta obediencia mente que si," repliqué yo; “pero este es bueno sola
era la mas perfecta; que para obedecer a Dios debianos mente para contárselo a las viejas.”
hacer cualquier sacrificio, aún el de un momento de sin duda esto fué repetido a Superior, lo que dió orjea,
tiempo. “Uno de los h ” continuó, “se pab , a lasobservaciones secretas amba citadas.
26 SEMANA LITERARIA.

reglas de la Orden exijen que sea reempla que ellos se eongratulaban de haber interesado
zado por otro que pueda, a su turuo, ser no a su noble visitador, i confiaban haber adqui
tado i admirado por un tiempo mas o ménos rido en él un poderoso sostén. Parece que hai
largo. En estos cámbios frecuentes hai otra razones para suponer que los Padres, deseosos
ventaja: el recien venido, al entrar a desem- 1 de agradarlo, le habían acompañado, en el
peñar el sagrado oficio de su predecesor,tan esceso de su política, hasta el carruaje, donde
pronto como ha sabido los nombres de las la conversacioni los cumplimientos de despe
personas que lo elijen para director de su dida se habían prolongado por mas de un
conciencia, puede, por medio del Rejistro de cuarto de hora, imiéntras tanto no se había
Confesiones, obtener, en mui pocas horas, toda ocurrido a ninguno de ellos que el aposento del
la esperiencia adquirida por sus colegas. Este Rector había quedado abierto.
artificio le da un poder iufalible para sorpren | No pudiera decir cuál fué el número exacto
der, confundir, i subyugar a los penitentes que de los "adres; pero, ajuzgar por el ruido, ha
se arrodillan delante de él; los penetra ines bría ocho o diez, por lo ménos.
peradamenie,i de una manera sin ejemplo se En cuanto a mí, miperplejidad puede con
introduce hasta en los pliegues mas ocultos de cebirse mas bien que describirse: estaba fuera
sus corazones. No puede decirse con qué arte de mí. ¿Qué debía hacer? ¿Quedarme? Pero
se aprovechan los Jesuitas del espanto que es a cada momento podía ser descubierto, i en
citan así,i cuán diestramente lo convierten al tónces! ..... Abrir la puerta, e interrumpir su
adelanto de su obra. Así es, que yo he encon conversacion animada? Pero yo estaba dema
trado ricosfanáticos, hombres viejos,i frecuen siado ajitado, demasiado oprimldo por lo que
temente personasjóvenes del sexo mas débil, acababa de leer; ademas, lo que había oído ya
que sostenían intrépidamente, que el mayor nu de sus proyectos, su animacion ansiosa i lo li
mero de estos reverendos padres esta efectiva bre de sus discursos,todo me aterraba. Tem
mente dotado del espíritu de profecía. blaba a la mera idea de encontrar su miráda
inquisitoral. Una reaccion espantosa se había
VII. efectuado instantáneamente dentro de mí. La
Sociedad de Jesus se me reveló de repente con
Entretanto, yo estaba dispuesto a hacer ul colores mas sombríos i repulsivos, que aquellos
teriores i mas atrevidas investigaciones. El con los cuales me la habían pintado anterior
libro que abrí despues, fué un Rejistro de Ren mente. Confundido, paralizado, i enteramente
tas, Adquisiciones i Gastos. En ni impacien | incapaz de tomar una determinacion, perma
cia febril,pronto dejé ese or otro,titulado Ene. necí inmóvil...... Léjos de serme fatal, esta
migos de la Sociedad. En este momento fuí pérdida de tiempo fué la circunstancia que
interrumpido por un ruido que oí,i apénas tuve me salvó.
tiempo para volver a ordenar los volúmenes VIII.
que había perturbado, cuando distinguí el so
nido de numerosos pasos que se aproximaban, Miéntras que estaban conversando juntos
como si muchas personas fueran a entrar en el con estrenada vehemencia, de repente,i como
cuarto. Solo entónces empecé a sentir el peli si todos hubieran desaparecido, el ruido de sus
gro de mi presencia en el retrete. voces cesó, i fué seguido de un silencio mortal.
Hasta entonces había estado completamente Un choque eléctrico no habría producido en mí
alsorto, i por decirlo así, arrollado por un tor unn revulsion mayor de sentimientos que la
bellino. Pero los descubrimientos que he rela que esperimenté;i estando un poco entreabierta
tado, no son mas que el prólogo de un drama la puerta del cuarto en que me encontraba,
infinitamente mas sério, i que voi a bosquejar como lo habia estado desde el princípio, mis
aquí. pulsaciones mismas parecieron apaciguarse du
Tan pronto como tuve conocimiento de la rante esta pausa.
vuelta del Rector,junto con otras muchas per Situviera que someterme otra vez a seme
sonas, sostuve un rápido debate dentro de mí, jante brueba, no sé si sería capaz de la misma
sobre si debía salir del cuarto interior, i atra resolucion que nació entónces en mí. Por de
vesar el otro en presencia de ellos, o permane cirlo así, yo estaba compuesto de dos seres. Sen
cer oculto como estaba, Pero, con el fin de tía, al mismo tiempo, toda la timidez itoda la
hacer mas clara mi narracion, debo tal vez re temeraria intrepidez de un niño. Una especie
latar aquí un hecho que puede esplicar sola de fascinacion me inspiraba un pensamiento
mente porque hallé abierta la puerta del apo 1 attevido, dejándome al mismo tiempo perfecta
sento. Supe despues que un rico noble i cor mente alerta al peligro de mi situacion. Otros
tesano, (*) había venido a hacer una visita a podrán tal vez esplicar este misterio; en cuanto
los Padres Jesuitas de Chieri. Algunos dias a mí, yo solo puedo decir lo que me sucedió.
ántes había ya oído el rumor de que se espe Digo lo que me atreví a intentar i lo que eje
raba la llegada de algunos padres de cierta cuté, sin tratar de ocultar el terror que me con
distancia. En este período, los Jesuitas estaban movió durante su ejecuciou, i me causó
empezando a plantar algunas raíces en el Pia una impresion que me duró mas de doce me
monte, del cual meditaban la conquista; no ses. Cierto es que yo esperimenté pronto, en
dudé que los Superiores de la Sociedad resi medio de mis grandes temores, una especie de
dentes en Chieri, deseaban hacer a este perso | exaltacion infantil, un sentimiento de gozo i
naje un recibimiento lisonjero. Su conversacion triunfo, a la idea de ser iniciado en secretos,
había redado probablemente sobre la obra que cuya naturaleza misteriosa i terrible había sido
se proponían emprender en ese país. A lo mé conducido a inferir de las revelaciones de la
nos yo entendí, por algunas de sus espresiones, | librería, de las palabras que hirieron mis oídos,
| de la opinion que había concebido del poder de
* El Marqués de Saluces, hermano del Conde de Sa los Jesuitas, i del recuerdo, que estas circuns
luces. Yo no lo nombré en el manuscrito que me ro tancias despertaron vivamente, de todo lo que
baron, i mis saqueadores han añadido, en su publica
de Berna, una indiscrecion verbal a su efectivo había oído en su contra. Pero no nos antici
rQDO, | pemos,
CONSPIRACION JESUÍTICA. 27

Hasta este momento, me había estado esfor sean muestras viejas espadas, al ver la lucha
zando en reunir todo mi valor, con el fin de que nos aguarda, no es bastante afilarlas; de
presentarune ante la asamblea, e intentar pasar, bemos, sobre todo, modernizarlas.”
escusándome con el Rector, si, como era mui “ Debemos, pues, decidir primero qué línea
natural, él me interrogaba; i probablemente de conducta habrémos de seguir con la nuc" e
habría terminado por dar este paso, si la con dumbre, que ha sido fascinada i estraviada por
usa conversacion hubiera durado mas tiempo. esas sonoras palabras de derecho, libertad, dig
El silencio repentine, i la idea de que estaba des midad humana, c. Pero no es por una oposicion
cubierto, pusieron fin a ni resolucion. En el declarada, ni despreciando sus ídolos, que pre
momento en que esperaba ver abrirse la puerta, valecerémos, Nuestra tarea es la de preparar a
el incidente que tuvo lugar cambió enteramente los hombres de todos los partidos, cualquiera que
mi situacion, i la hizo crítica hasta el estremo. sea su bandera, una sorpresajigantesca. (Creare
A las primeras palabras que oí,i que voi a re a tutti i partiti,qualunque sia la lor bandiera,
latar, sentí, aterrado,que era, con efecto,testigo una gigantesca sorpresa, ecco la mostra
de un Concejo que ponía delante de mí los dos
grandes peligros, entre los cuales tenía que es “Sea, por tanto, nuestro primer cuidado
cojer. Pero el peligro, si me presentaba, era in cambiar absolutamente la naturaleza de nues
mediato aunque desconocido, miéutras me pa tra táctica, i dar un nuevo barniz a la relijion,
recía que, pasaudo el tiempo, habría mas pro aparentando hacer grandes concesiones. Este
babilidades de salvacion. Este último plan era es el único medio de asegurar nuestra influen
tambien mas fácil, a causa de su inaccion; él cia sobre estos modernos, medio-hombres, medio
me dejaba un mayo de esperanza de que aún niños.”
podría escapar sin ser descubierto, i, por tanto, * Pasarémos, pues, primero una revista al
permanecíinmóvil aguardando mi suerte. Re arsenal de nuestras fuerzas. La junta presente
feriré ahora las palabras que rompieron casi in será la madre de nuestros futuros procedimien
mediatamente el espantoso silencio. tos (séance mere), i en ella concentrarémos
No aseguro dar una exactitud literal a cada todas las ideas que hemos formado de la época,
espresion de la alocucion del Jesuita que desem de manera de hacerlas servir al engrandeci.
peñaba eu esta ocasion las funciones de presi miento de la Iglesia. Aquí está la minuta de
dente; pero sí afirmo, que refiero fiel i exacta las tres reuniones precedentes, que podéis con
nente el sentido; las palabras que en un mo sultar a vuestro gusto. Se han dejado anchos
mento tan grave, i en medio de atencion tan márjenes, a fin de que podáis anotar vuestras
profunda, llegaron lenta i enfáticamente a mis últimas reflexiones, rectificaciones, i aún ob
oídos, permanecen impresas en mi memoria de jeciones, si es que os ocurren algunas; i
una manera indeleble, sobre todo, vuestras nuevas miras sobre las di
“ Escusádme, queridos hermanos,” (unjesto ficultades que encontrarémos , i los mejores
imperioso del misno presidente, produjo sin medios de vencerlas. De esta manera aos ilus
duda el silencio que me llenó de tanto sobre trarémos mas i mas sobre el gran designio de
salto),“ escusádme si os interrumpo. Bien sa nuestra Orden, i sobre el modo de llevarlo a
béis que no tenemos tiempo que perder. Hoi, cabo mas pronto i con mas seguridad.”
como ya se ha resuelto, entrarémos en una re “Tenéd siempre presente,que nuestro grande
vista jeneral de los intereses i del plan de ac objeto, en primer lugar, es el de estudiarpro
cion por los cuales debe guiarse ahora nuestra fundamente,i llevar a la perfeccion,el arte de
sociedad. Hasta aquí, nuestras discusiones se hacernos tan necesarios como formidables para
han referido solamente a negocios locales. Ahora los poderes que existen.”
debemos definir los princípios que deben rejir
muestra conducta de aquí en adelante. Los hom IX.
bres con quienes tenemos que habérnoslas ahora,
son totalmente diferentes de los de los tiempos Casiperdí el aliento, al hallar que lopeor que
pasados. El plan que debemos desarrollar ahora, se me había dicho de los Jesuitas, se confir
debe ser calculado para vencer tanto los obs maba tan súbita e inesperadamente con lo que
táculos presentes cono los futuros. I¿ no po acababa de leer i de oír. Abrir la puerta ahora,
drémos,” añadió con un tono de concentrada i presentármeles, habría sido el acto de un loco,
altivez, “ con nuestros esfuerzos unidos, hacer Quedábame solamente por decidir lo que debía
tanto,i aún mas de lo que hizo un hombre solo, hacer, si fuese descubierto; ipensé que el único
en pocos años, para asombro del mundo entero? recurso posible, si los oía aproximarse a la
Estád, pues, prontos, vosotros los que tenéis puerta, debía ser tenderme en el suelo como si
bastante entendimiento para arrojar luz sobre tuviese un paroxismo, i con, efecto, me sentía
las cuestiones importantes que tenemos que como si estuviese a punto de echarme de ca
resolver.” beza porun precipicio.
“Tenéis ante los ojos la lista de los puntos Un desvío saludable en eljiro de los sucesos,
que forman nuestro objeto principal.” me sacó de este estado de estrema ansiedad ;
“Lo mas importante para nosotros, es, que se hubo un movimiento i un ruido de sillas; sin
aumenten nuestros materiales, i que última duda se sentaban a la mesa. En este intervalo
mente se haga un libro de ellos, no hablo de un respiré. La persona que había hablado ántes,
gran libro, sinó de un libro tal, que aunque pe | pronunció con un tono sencillo i familiar las
queño en volúmen, puedatener un vasto fondo, |siguientes palabras, las cuales me inspiraron re
en donde se concentre la esperiencia de miles, | pentinamente los sentimientos i la resolucion
para el beneficio de aquellos a quienes inicia de que ántes he hablado.
rémos en nuestra obra. Porque todos sabéis, “Desearía, ” dijo, “que no se perdiese nada
que, desde que la quietud se ha restablecido, i | de lo que vamos a decir. Deseo escesivamente
está encadenado el génio de la guerra, la mente que todas nuestras ideas se pongan por escrito,
de todas las naciones está a disposicion del que de manera que otros puedan tener oportunidad
mas diestramente tome posesion de ella.” para criticarlas, desarrollarlas o mejorarlas.
“Pero no nos engañemos. Por buenas que Emitámoslas, por tanto, claramente, para que
28 SEMIANA LITERARIA.

muestro amigo el secretario (l'amico mostro, il X.


secretario) no pierda nada de lo que se diga.”
Oír esto, observarjunto a míuna mesita pro Me pareció sentir una cierta impresion, que
vista de los útiles de escribir, i resolverme a recibí como una esperanza deseguridad i de pro
hacer el papel de secretario, fué obra de un teccion divina, de que esta singular situacion,
momento, que yo no había buscado ni previsto,no era obra
Desde el princípio de mis estudios, primero de la casualidad. Ademas, mi ocupacion me ab
por capricho,i despues con un motivo especial, sorvía tan profundamente, que yo me humdí en
había inventado para mipropio uso un sistema una especie de calma; calma turbada interior
de a reviaciones en la escritura. Al princípio mente, es verdad,i convulsiva, por decirlo así.
había pensado solo en procurarme un pequeño Pero cuando percibí que la sesion estaba a punto
descanso durante el dictado de las lecciones, de levantarse, se renovótoda mi ajitacion. Un
pudiendo divertirme así, con toda la vanagloria profundoterrortomó posesion de todos mis senti
de un escolar, mirando a mis condiscípulos es dos; despues de lo que había oídoi lo que había
cribir penosamente lo que yo había acabadoha hecho,yo no podía esperar miser cordia. Al ruido
cía mucho tiempo. A la vedad, el entregarme a que se siguió, cuando los que formaban la Asam
esta diversion indujo al profesor a exijirme mu blea se levantaron de sus asientos, mis rodillas
chas veces que le probase, leyéndole lo dictado, se chocaban una con otra, igotas de sudor frio
que yo realmente lo tenía escrito. Pero des me caían de la frente,
pues saqué mas provecho de esta especie de Entre tanto, pormucho que yo me pareciera
estenografía, porque ella me habilitaba para a un criminal condenado a quien le ha llegado
zar de lecturas furtivas durante las lecciones. la hora de la ejecucion, no estaba tan domina
aún hasta hoi me quedan de esto los efectos; do por el terrorque notuviese algunos momentos
porque, aunque ya no hago uso de este sistena, lncidos. Me aproveché del ruido producido por
encuentro dificultad para escribir sin muchas sus mútuas congratulaciones,para esconderme
abreviaturas, de manera que mi escritura,por los manuscritos entre las medias,i me sentíun
desgracia para mis corresponsales, es singular tanto aliviado cuando los hube ocultado. Des
mente ilejible. Ademas, los Jesuitas cuya len pues, cuando las botellas se descorcharon i reso
gua nativa no era el Italiano, hablaban natu naron los vasos, ejercité las pocas fuerzas que me
ralmente con lentitud. Por tanto, no tuve difi me habían quedado,en aliviar mis miembros en
cultad en escribir todo lo que se dijo, i estuve tumecidos; porque la postura que estuve obliga
ocupado en esto hasta la caí la del dia; un do a mantenerpor tanto tiempo, me había enca
cuarto de hora mas, i me habría faltado ente lambrado toda la máquina, con especialidad el
ramente la luz. pescuezo 1 las piernas. Felizmente, el ruido era
No intentaré describir mis sensaciones mién bastante para permitirme estirar los miembros, i
dejar a la sangrevolver a su circulacion natural.
tras que estaba ocupado así. Sentía comosi hu Obtenido este alívio, i restablecido el silencio
biese dado un salto prodijioso.Todavía muijóven en el cuarto adyacente, eljefe que había habla
(tenía solo diezi nueve años),sencilloi confiado, do ya, dirijió las siguientes observaciones a sus
me hallaba frente a frente, sin ninguna prepara colegas, quienes las escucharon con la renovada
cion, con las maquinaeiones mas atrevidas i pro atencion que sus palabras parecían exjir siempre.
fundas, que hombres como los jefes de losJe “¿En dónde está el revolucionario, que, tan
suitas eran capaces de inventar. Descorrido el pronto como se compromete en una conspiracion,
velo, me ví cara a cara con uno de los poderes no esté obligado a arriesgar su fortuna i su vida
mas misteriosos que se sepa hayan reducido a En cuanto a nosotros, nada tenemos que tener
sistema, en una grande escala, el arte de subyu por este lado. Por el contrario, los que nos llenan
gar toda clase de pasiones, las pasiones de las de favores, aquellos a quienes debemos estas
masasi las pasiones de los soberanos, para obte moradas espaciosas, donde tenemos nuestras
ner un objeto fijo e inmutable. juntas en perfecta seguridad, no solamente nos
Así, atreviéndome apénas a hacer el mas li confían sus subordinados i familias, sinó que
jero movimiento, pude oír distintamente todas ellos mismos se ponen en muestras manos”
las palabras, por entre la puerta medio abierta, Estas últimas palabras, pronunciadas en un
Yo escuché los discursos de ocho o diez de los tono lijeramente irónico,escitaron un murmullo
jefes mas enérjicos de la Sociedad, que, habien de aprobacion, que indujo al orador a añadir:
do puesto a un lado en esta ocasion su lenguaje “Pero no confiemos demasiado en las singu
untuoso i sus frases almibaradas de santidad, lares ventajas de nuestra admirable posicion.
razonaban intrépidamente sobre las sectas, los Tengamos mas bien el mayor cuidado en evitar
partidos, las opiniones, los intereses, pesaban el menor paso falso, a fin de llegar con seguri
tanto los obstáculos como los recursos, ilevan dad al resultado de nuestros esfuerzos”
taban un edificio colosal de engaño, ante el cual Despues de estas palabras hubo una esplosion
Machiavelo mismo habría inclinado la cabeza, de entusiasmo, i los bríndis se sucedieron unos a
Esta era una prueba demasiado dura para un otros; pero no llegaba a mis oídos el significado
entendimiento tan juvenil i no preparado como preciso de su bulliciosa conversacion. Las únicas
el mio. Ademas de esto, la singularidad de mi palabras que oí distintamente fueron estas, que
situacion, escuchando i escribiendo palabras de uno de ellos, evidentemente inglés o irlandés,
personajes invisibles, miéntras que saba que la por su acento, pronunció con una voz grave i
espada estaba suspendida sobre mí por un solo sonora, acentuando cada sílaba enfáticamente:
cabello, me ocasionaba emociones tan violentas, *Et erit unun orile, et unus pastor”
Con el contínuo temor de ser descubierto,
que aún hoi no puedo recordarlas sin un estre
mecimiento nervioso. esperaba a cada instante ver cambiarse, en una
escena de muerte, la gozosa escena de la cual
Los propios sentimientos de mis lectores, a era yo testigo desconocido. Miraba ansiosamento
medida que repasen lo que sigue, los pondrán en al rededor,i no veía ni una esqúina en que poder
capacidad de juzgar de lo que debo haber su ocultarme. Oía las palpitaciones rápidas de mi
frido,
eorazon; misuerte parecia obscurecerse masque
CONSPIRACION JESUÍTICA. 29

la noche, cuya aproximacion hacía mis pensa- | “De todas las Ordenes relijiosas,” dice igual
mientos mucho mas sombríos. Qué situacion! mente el formidable Felipe II, la de los Jesuitas
Al mismo tiempo deseaba itemía un cámbio, es la única que no he podido comprender.”
cualquiera que fuese. Lo deseaba,porque podía Hasta hoi esta Sociedad continúa siendo un
uliviarme de un apremio tan cruel; lo temía, enigma, pero su significado está a punto de ser
por lo quepodía sucederme!. De repente un ac | descubierto.
cidente afortunado me despertó de mi estupor: | Grande fué misorpresa al abrir la “Revista de
la campana sonó,i oí estas palabras: “vamos, |Ambos Mundos,” en uno de los años pasados, i
vamos a cenar,” seguidas por estas otras, “he- encontrar allí deta'les mui semejantes a los que
mos ganado uno, i uno bueno tambien.” acabo de contar, i de los cuales, como ya lo he
XI. dicho, no hice un misterio a mi llegada a Suiza.
Sin embargo, es mui posible que los informes
Tan pronto como calculé que se movían ácia contenidos en las siguientes líneas, procedan de
la puerta,i que se iban realmente, tuve una aji otra fuente:
tacion de naturaleza muidiferente de la que ha “ Las casas provinciales se corresponden con
bía sufrido hasta entónces. Yo no pudiera espli las de Paris;i tienen tambien comunicacion di
car lo que sentí en ese momento, cuando, escu recta con elJeneral que reside en Roma. La
chando atentamente, adquiríla seguridad de que correspondencia de los Jesuitas, tan activa,tan
el cuarto estaba vacío. Me parecía que un peso variada, i organizada de una manera tan mara
abrumador, que me había oprimido durante ne villosa, tiene por objeto subministrar a los jefes
dio dia con un terror misterioso, me lo había los informes de que pueden carecer. Todos los
quitado instantáneamente, por decirlo así, una | dias el Jeneral recibe un gran número de infor
mano invisible.
mes,que muchas veces se chocan unos con otros.
De allí en adelante, lleno de valor, no dudó En la casa central de Roma, hai enormes rejis
ya de que Dios me había ayudado hasta entón tros en que se inscriben los nombres de todos
ces, i de que continuaría ayudándome, los Jesuitas, i de todas las personas importantes,
Tan luego como el sonido de los pasos que se amigas o enemigas. con quienes tienen algmna
retiraban, se hubo perdido en los corredores, me relacion, En esos rejistros se recuerden,sin al
deslicé suavemente en el cuarto. Ya allí, no pu teracion, sin ódio,sin pasion, hechos relativos a la
de dejar de echar una mirada a la mesa, a cuyo vida de cada individuo. Esta es la coleccion
rededor había estado sentada la asamblea. La
biográfica masjigantesca que se haya formado
tentacion era demasiado fuerte, para que mi cu jamás. La conducta de una mujer lijera,las fla
riosidad no sobrepujase a mis temores. La pri quezas ocultas de un hombre de Estado, se
mera cosa que noté, fueron unos grandes libros cuentan en estos libros con fria imparcialidad.
en forma de rejistros,i con alfabetos en sus bor Escritas con el designio de hacerlas utiles, estes
des, cuya presencia me esplicó un ruido que ha biografías son necesariamente jenuinas. Cuan
bía oído en el momento en que entraron losJe do se necesita obrar de algun modo sobre un in
suitas.Sin embargo, nose había hechouso alguno divíduo, abren el libro, e inmediatamente ad
de estos libros durante la conferencia.
quieren conocimiento de su vida, su carácter,
Aunque a esa hora apénas podía leer, sin em sus cualidades, sus defectos, sus proyectos, su
bargo, no quería perder la oportunidad de echar familia, sus amigos, i sus mas secretos conoci
una rápida ojeada a estos volúmenes, i hallé que dos. ¿No podéis concebir,Señor, las supremas
contenían numerosas observaciones relativas al
ventajas prácticas de que goza una Sociedad que
carácter de indivíduos distinguidos, arregladas posee ese inmenso rejistro de policía que abraza
por ciudades o famílias. Evidentemente cada el mundo entero? No es apoyándome en fun
pájina estaba escrita por distintas manos. Ade damentos débiles que hablo de estos rejistros;
mas de estos enormes volúmenes, ví tres libros he obtenido el conocimiento del hecho, de uno
manuscritos no empastados, dos en italiano i uno que ha visto esa coleccion, i que está perfecta
en francés, todos abuudantemente llenos de no mente al cabo de lo que son los Jesuitas. Esto
tas marjinales. Si yo no hubiera estado ator sujiere materia para reflexionar, a aquellas fa
mentado de fuertes recelos, habría podido em milias que dan libre acceso a los miembros de
plear algun tiempo precioso en escudriñar esta una comunidad, en la cual el estudio de la bio
masa de escritos. Pero ya había incurrido en grafía es tan diestramente cultivadoiaplicado.”
bastante peligro, iporgrande quefuese la tenta Ademas de que la obscuridad me impedía leer
cion, era necesario resistirla,i partir sin mas dicon provecho, me ví forzado a dejar la mesa
lacion.
XII.
con nopoco pesar. No tuve ninguna dificultad
para salir del cuarto, sabía que la puerta se
Qué actividad en esta Orden ! quépoder de abría por la parte de adentro, i que únicamente
combinacion! qué intrepidez de miras ! i qué tenía que cerrarla con suavidad para llegar al
fecundidad de medios! pero tambien, qué orgu | corredor. Pensé que era mejor no ir a mi cuar
llo para imajinarse posible, aún con todas esas to,puesto que debían haberlo cerrado durante
aplicaciones, el engañar,entrampar, mistificar, | mi ausencia. Lo que yo mas temía en ese mo
i oprimir este siglo rebelde, que es cada dia mas mento, era encontrar a alguno, porque estaba
perspicaz para comprender estos planes,iperci convencido de que, durante esta ausencia de
bir el objeto definitivo de estas maniobras! A medio dia, me habian buscado ansiosamente. El
la verdad, elJesuitismo ha tenido que sufrir por mejor espediente que encontré fué el de ir a sen
largo tiempo las mas terribles sospechas. tarme en uno de los confesionarios de la iglesia,
Frai Paolo Sarpi, hombre de gran capacidad, |junto al cual oía misa todos los dias acompaña
de consumada esperiencia, siendo monje él mis |do de mi ánjel guardian.
mo, i habiendo estudiado durante toda su vida XIII,
esta especie de corporacion anfibia (porque no
se declara decididamente mi eclesiástica, ni mo Solo allí,i salvo hasta cierto punto,tuve tiem
nacal), la llama, en su lenguaje lacónico acos po de sentir todos los efectos de la fatiga de
tumbrado, “El secreto de la Corte de Roma,i | cuerpo i alma que había sufrido. Con efecto,
el mayor de todos los secretos,” toda misideas habían esperimentado una com
- - ----===

30 SEMANA LITERARIA.
-------------

pleta revolucion, que, si se hubiera efectuado | do creer a mis ojos, que lo están viendo aquí
lentamente, no habría tenido las sérias conse- 1 ahora. ”
cuencias de que vo a hablar;pero ella tuvo lu Esto no habría llegado a su fin, si, causado
gar con estraordinaria violencia. El árbol ha con tantas preguntas, i haciendo un esfuerzo
bía sido arrancado de raiz de un sologolpe, i atrevido, no hubiera empezado a quejarme
arrojado en las furiosas aguas de un torrente. amargamente, gritando que me atormentaban,
No intentaré describir semejante situacion; a que estaba agotado por el sufrimiento, i que iba
veces apreciaba el acontecimiento en toda su a morir.
realidad; en otras, la inflamacion de mi cerebro Un padre anciano, que por la voz conocí era
era tal, que yo no dudaba haber sido el juguete uno de los que habían hablado en la sesion,
de una vision satánica; se me representaba puso fin de repente a estos embarazosos interro
otra vez la escena de que había sido testigo,pe gatorios. “ Dejádme ver”, dijo, cojiendo una
ro tan exajerada, que me inajinaba oír espec de mis manos i tomándome el pulso, miéntras
tros o demonios conversando unos con otros. que los demas permanecían mirándome fija
Bajo el peso de tan diferentes impresiones de mente en silencio; despues de algunos momentos
temori espanto, quebrantada mi fuerza intelec de pensamiento sério, esclamó: • Pobre mucha
tual i moral por el trabajo i la sujecion, despues cho! tiene una fiebre ardiente. A la cama con
de haberme entregado a un laberinto de pensa él en el acto, ique el médico lo vea ahora mismo;
mientos sombríos i angustiosos, fué ningran bien en mi vida he visto una persona con una ajita
para mí el haberme sumerjido en un profundo cion tan violenta; tiene una fiebre tremenda.”
sueño. Debían ser como las nueve o diez de la Esto fué suficiente para poner fin a todas sus
noche, cuando fuí despertado repentinamente sospechas.
XIV.
por uno que gritaba mi nombre. Mecánicamen
te salí de mi cajon, i estaba todavía restregán
dome los ojos, cuando me rodearon que sé yo Mi primer cuidado, al ser conducido a mi
cuantos padres, que inmediatamente me abru cuarto, fué el de procurar desnudarme sin ayuda,
maron a preguntas. Tuve que detenerme al i logré no sin dificultad ponerlas medias aparte,
gunos momentos para reunir mis ideas; i en sin que nadie las tocara. El médico, que llegó
tónces no pude hallar otra cosa mejor que decir, pronto,confirmó la opinionya pronunciada sobre
sinó que me sentía malo, que todo me fatigaba, la séria naturaleza de mi ataque.
que el menor ruido me atormentaba, i que me Perfectamente satisfecho con el secreto que
había retirado allí para estar enteramente solo. tenía en mipoder, tan pronto como me dejaron
Pero todo esto estuvo mui léjos de satisfa solo, apesar de la obscuridad i del deplorable
cerlos. El padre Saetti observó, que no solamen estado en que me hallaba, abrí con una navaja
te había venido a donde estábamos entónces, el forro de uno de mis chalecos; tomé entónces
sinó que había tocado a todas las puertas, aún mis manuscritos, los reduje a pequeños cuadra
a la del Rector, sin haber podido encontrarme. dos, i los coloqué cuidadosamente dentro del
Con efecto, durante la sesion oí que abrian forro, de manera que ninguna señal pudiese
la puerta; i miéntras duraron los cuchicheos, traicionar su existencia. Sin embargo, me ví
i hasta que la cerraron otra vez, sentí que corría obligado a diferir hasta la mañana la tarea de
volver a coserlo.
por todo mi cuerpo un frio temblor.
Repliqué,pues, que era cierto que no había es Cuando mi salud se hubo restablecido algun
tado constantemeute allí; que me había ausen tanto, i recobré un poco mi serenidad, co
tado por un cuarto dehora, o algo así,imencioné muniqué al Rector mi determinacion de sus
el lugar a que me había visto obligado a ir. pender los estudios para el noviciado. En esto
me hacía culpable de señalada imprudencia,
El embarazo que manifestaba a cada palabra i desde ese instante ni intencion de dejar el
que hablaba, aumentó sus sospechas. Los pa establecimiento se me representó como una ins
dres, irritados mas bien que apaciguados por mis piracion del diablo. La pertinacia con que se
respuestas, continuaron haciéndome las mismas esforzaban para detenerme, contra mivoluntad,
preguntas bajo diferentes formas. era tanto mas odiosa para mí, cuanto que ellcs
El ánjel guardian se tomó el trabajo de in protesta an que lo que buscaban era el bien de
formarme, con un tono de marcado malhumor, mi alma inmortal. Yo me veía compelido a
que al princípio creyera que yo había ido a ha- 1 morder por algun tiempo el freno en silencio.
cer mi peticion al Rector, pero que viendo 1 Llegó por fin el dia de la confesion. Hasta en
que mi ausencia era tan larga, había cambiado tónces había obedecido a una regla, que prescri
de opinion. I, como sitemiese que se le acusara bía que el penitente respondiese en voz alta a
de neglijencia,trataba de justificarse ansiosa- laspreguntas de su confesor, medio mas eficaz,
maemte con toda seriedad. segun decían, de adelantar en la humildad,i de
“Me era imposible suponer, ” dijo al Rec hacer mas meritorio el acto de la confesion; pe
tor, “ que, aún en caso de recibirlo, lo hubiéseis ro esta vez ye no puse atencion a la regla. El
retenido tanto tiempo, sobre todo ho, que con Rector lo observó,i me regañó severamente. El
motivo de la Junta me habíais dicho que no re hecho es, que él nunca dejaba de colocar su si
cibiríais a nadie. I fué solamente despues de lla, el sábado en la tarde, contra la misma puer
haberido mas de una vez a preguntar al porte ta que, el dia en que tomé las notas, había
ro i a los hermanos legos, despues de haberim quedado a medio abrir, i se sentaba en ella de
portunado a todo el mundo, que empecé a sos modo que mi voz se dirijía necesariamente ácia
pechar que se hubiera huído. Fué entónces dicha puerta. Yo me arrodillaba, entretanto, en
que, no sabiendo qué hacerme,i con riesgo de 1 una especie de tarimilla, de suerte que mi cara
perturbar vuestra sesion, fuí a tocaros a la tocaba casi con la suya. Los conocimientos que
puerta. Antes de cenar, me apresuré a infor tenía adquiridos, me habían hecho suspicaz. El
maros de su desaparicion,i, si no hubiera sido cuidado que tuvo en exhortarme a hablar mas
por obedeceros, habría considerado completa recio, cuando lo que se acostumbra en la con
menteinútil, por mi parte, el ir llamándolo por fesion es hablar en voz sumamente baja, llamó
los corredores como lo he hecho. Apénas pue- 1 mi atencion ácia la puerta que quedaba en
CONSPIRACION 5ESUÍTICA. 31

frente de mí,iyo la escudriñé con tanto esme 1 como los instrumentos de miras políticas, o de
ro como me lo permitía mi" situacion, percibien | especulaciones interesadas. Yo había venido a
do que era delgada, i compuesta de cierto nú ser mas imas contrario a esa pesada formalidad,
mero de alsarjías angustas, que dejaban entre sí que casi en todus partes ahoga los fructuosos
muchos interstícios. Por supuesto que, en el | princípios del Evanjelio;i tenía buen derecho
nuevo estado de mi alma, no pude mémos de su | para desaprobarla i detestarla, desde que había
poner que algun misterio se ocultaba detras de la encontrado bajo su espeso follaje los mas vene
puerta, 1 que tal vez en el propiositio en que yo nosos reptiles. A la verdad, no conozco mejor
había estade escribiendo los procedimientos de | regla para juzgar de los hombres i de las cosas,
la Junta, i en esa misma mesa tan bien provis que la que dió Jesus: “Un buen árbol no puede
ta de útiles de escribir, un secretario tomaba no brindar un mal fruto, ni un mal árbol, buen fruto.
tas de todo lo que se ejecutaba semanalmente, Por sus frutos los conoceréis.”
obteniendo tales neticias por medio de pregun- Convencido de que el Rector no dejaría de
tas tan astutamente hechas, que escudriñaban oponerse a mi partida, maduraba un proyecto de
lo mas íntimo del corazon de los jóvenes, que fuga, i escojípara su ejecucion la hora de la
habrian tenido escrúpulo en disimular hasta sus tarde que calculé fuera mas favorable. Fuí in
mas fujitivos pensamientos, en un acto tan so mediatamente al mismo hotel en el que, poco
lemne como el acto de la confesion, tiempo ántes, había comido con el arcipreste,
el dia de mi entrada al noviciado. De ahí man
XV. dé al establecimiento por todo lo que me perte
necía. Uno de los padres vino inmediatamente
Permítaseme ahora dar cuenta del efecto con donde mí,i ejerciótoda su elocuencia para con
trario que produjeron, en mi estado actual, las vencerme de que había cometido una falta odio
mismas cosas que ánteshabían obrado sobre mí, sa; pero en vano aseguraba él, que apénas al
como si dijéramos, por fascinacion. canzan la salvacion aquellos que se mezclan en
Los libros de devocion que me obligaban a leer, los negocios del mundo, miéntras que la tenemos
los suspiros i los lamentos que oía emitir a la asegurada si morimos en la Sociedad, segun la
multitud de almas a quienes el mundo corrom promesa de San Ignacio; pero ya no era yo
pei estravía, i sobre todo, estas máximas: “Que hombre de dar crédito a semejantes fábulas.
es solo sacrificando nuestras inclinaciones que Absteniéndome de cualqier descubrimiento im
podemos avanzar ácia lo perfeccion; que los in prudente, i evitando todo síntoma de rencor,
feriores deben escuchar a sus superiores, como si despedí alfin a mi perseverante visitador,i pen
Dios hablase por sus labios; que cuando hemos sé solo en volver a donde mispadres.Un médico
llegado a se en sus manos como una vara, o un a quien creí necesario eonsultar, me aconsejó
cuerpo sin vida, solo entónces hemos llegado al que evitase el movimiento del carruaje, i que
apojeo de la obediencia;i que esta corta vida no viajase mas bien en un bote por el Po. Es admi
puede emplearse mejor que en el triunfo de la rable cómo me quitaron todo sentimiento de la
Iglesia, i en tratar de atraer a todos a ella.” Es indisposicion con que estaba luchando, el deseo
tos libros, estos suspiros, estas máximas no me de dejar este lugar, i el gozo de respirar el aire
parecían otra cosa que ios medios de un engaño | libre. Pero apénas había caminado seis o siete
abominable. leguas por agua, mi enfermedad se numentó
Nada ne molestaba tanto como eltrabajo que tanto, que, cuando, desembarqué en Casala, me
se tomaban para revestir mi porte, mijesticula consideraron en el mayor peligro. Estuve, por
cion, i aún mis miradas, de cierto aire de auste tanto, obligado a quedarme en este lugar hasta
ridad; i para limpiar mi lenguaje habitual de que pude pasar a Langosco, mi tierra natal.
ciertas espresiones libres e inocentes, con la mira Sin embargo, en medio de tantas pruebas te
de imponerme otras de una naturaleza almiba nía un consuelo, el de que, durante este peligroso
rada, especiosa i santurrona. Meditar siempre, asunto,yohabía evitado el mayorde todoslos pea
en un lugar como este, sobre la eternidad del ligros, el de hacerme traicion a mí mismo. En el
castigo, la felicidad perdurable, i el deber de des | colmo de la fiebre, ocasionada portodo lo que
mudarme del hombre viejo para revestirme del había pasado, cada palabra que emitía, hacía
hombre nuevo, i pasar diariamente por mis de alguna referencia confusa a la sesion de que ha
dos las cuentas de un rosario, eran cosas incom bía estendido la minuta, Tuve que luchar con
patibles con la nueva vida que había recibido en tra esta tendencia de mi desórden,itan grande
ese mismo lugar. Pero lo que consumaba mi fuéla lucha, que sus efectos me duraron por nas
disgusto, era el estar obligado a participar de los de un año. Lo estraño del acontecimiento, i el
jemidos convencionales, i de una piadosa locua temor de hacer traicion a la parte que yo tenía
cidad, de la cual es imposibleformarse una idea. en él, me habían desordenado el cerebro.
A la verdad, ¿cómo habría podido continuar
dejando que se me engañase en cuanto a la na XVI.
turaleza de estas prácticas? Ahora sabía ya su
fin. Ellos esperaban que, por medio de toda su Es importante que diga algo sobre las otras
hojarasca de oraciones huecasi sin sentimiento, molestias a que estuve sujeto, tan pronto como
sus éstasisfinjidos,i su comunion quimérica con se supo que había dejado a los Jesuitas. Ningu
Dios, galvanizarían miimajinacion, suprimirían no fué mas visiblemente herido por mi abandono
una porcion de mi ser, i echando a perder mi del noviciado, que el Cura, mi antiguo amigo.
razon, obscurecerían inutilarían mi intelijencia, Mi corta mansion en Chieri, mi huída, la que
de modo que llegasen a ser sus amos absolutos, ja que el Rector le dirijió contra mí, i, mas que
Las señales de la crísis por la cual acababa todo, mi estremada reserva con los Jesuitas, de
de pasar, eran tan profundas, que desde entón quienes yo declaraba no haber esperimentado
ces ninguna fraseolojía relijiosa, por grande que mas sinó buenos tratamientos, todas estas cosas
fuese, era capaz de imponerme, Léjos de que en fueronpara él totalmente inesplicables. Los que
mi estimacion fuera una garantía de piedad só | comparaban mi entusiasmo anterior con mi
lida esa profusion de frases arregladas, me indu glacialsilencio presente, me acusaban deincon
cía mas bien a inquirir, si no eran empleadas secuencia, i me cansaban a preguntas;i la ne
32 SEMANA LITERARIA.

cesidad en que estaba de responder evasivamen tener duda de que este es el medio empleado
te, contribuyó no poco a hacerme aparecer como para influir, modificar, transformar, i hacer sub
culpable. Pero el mayor pesar que sentí en esa | sirvientes, o ahogar, si es necesario, opiniones,
ocasion, fué, el de que aquel que me había ama ideas, i sistemas. De manera que el mayor nú
do hasta entónces como a hijo suyo, de modo mero de aquellos jóvenes, a quienes se trae por
que no podíamos pasar un dia sin buscar la so medio de la instruccion a admitir estas convic
ciedad uno de otro, me cerrósus puertas, decla ciones, de antenano preparadas,i que son inca
rando con severa indignacion, que, para lo futu paces de una resoluoion libre i magnánima, se
ro, no quería tener nada que hacer conmigo. prestan fácilmente a desempeñar ciertasfuncio
Este fuéel Cura, mi antiguo amigo. I con efecto, nes en la jerarquía católica, i cada uno trabaja,
él había sido testigo de que yo había vencido | en su hora i su lugar señalados, con sorprenden
tantas resistencias, hecho tantos sacrificios, i roto te prontitud i regularidad,
tantos vínculos, aún los mas caros, que nopo Cuando mis ojos empezaron a penetrar todas
día mémos de considerar mi vocacion como una estas combinaciones, i sus inevitables resultados,
de las mas fuertes i decididas. Parecía imperdo- sentí dentro de mí síntomas de otra revolucion.
nable a sus ojos, que yo no tuviera una razon Toda diversion me era insípida; i mi alma, des
que alegar para lo repentino del cámbio, ni para pertada tempranamente, i aprisionada, sin em
justificar mi fuga; i nada podía exasperarlo bargo, en un mundo pequeño, epítome de lo que
mas, que la obsoluta apatía que manifestaba con se ajita en el gran mundo, se puso secretamente
respecto a los Jesuitas, despues de haber sido " a discutir multitud de cuestiones de naturaleza
uno de sus mas ardientes admiradores; apatía delicada, i difíciles de resolver. Me hallaba en
que yo no podía disfrazar, aunque hacía mi con una situacion de todo punto escepcional, poroue
ducta todavía mas enigmática. Todo esto nos estaba como una persona que se coloca detras
separó durante muchos años; i aún cuando al de los bastidores durante una representaciontea
fin tuvo lugar nuestra reconciliacon, él nopo tral, i que presencia el juego de los arambres.
día dejar de tratarme de inconstante,iriacional, Así, la pompa i apariencia de la relijion, sus
lijero i paradójico, i consintió en recibirme otra fiestas, sus litúrjias, sus solemnidades,i sus prác
vez, con la condicion de que no se dijese una ticas devocionales, no me inspiraban mas que
palabra sobre el asunto, repugnancia.
Pero forzado a someterme a las circunstan.
XVII. cias, con los ojos fijos en una multitud de figu
ras, i en los resortes ocultos que las ponían en
Ahora daréuna idea de la conducta que me movimiento, me hundí, pensativo, dentro de mí
ví obligado a adoptar, para abrirme camino en mismo. Sin embargo diró, que, no obstante to
el mundo clerical. Continué mis estudios teoló das las obligaciones que me imponía. ni situa
jicos, i naturalmente las pájinas que poseía eran cion, i de las cuales estaba al cabo, ni los ser
el asunto de mis meditaciones. En lugar de ser mones de la capilla, ni los ejercícios jimnásticos
influído por la instruccion oficial, pronto llegué semanales, con los cuales me veía- forzado a
a sentir que, en mi caso, solo servía como antí resignarme, con el fin de ser uno de los actores
doto contra sí misma.Así preservaba mis pen en la exhibicion insípida de misa mayor, ni el
sam entos de seguir el camino comun; pero una acto de la confesioni sus certificados meusuales,
tuba de reflexiones se despertó dentro de mí ni toda la sujecion que me imponía un espionaje
sobre todo lo que veía; reflexiones que me ví constante, obraron en mí de la misma manera
absolutamente obligado a ocultar. Para formar que en los denas. Por el contrario, ellos desper
una idea de lo que todo esto une costó, sermane taron en mí un sentimiento rebelde, en lugar
cesario hacer conocer detalladamente la vida de de hacerme dócil para recibir el sello comun.
un seminario. Solo, por decirlo así, entre un gran número
• La desconfianza recíproca es la primera lec de condiscípulos, casi sin relaciones con ellos, a
cion que allí se enseña: el servilismo se reco causa de ni escentrecidad i aislamiento, me ví
mienda como el colmo de la virtud; el espio obligado a recurrir a cualquier cámbo u ocu
maje es noble,todo se le perdona al que lo prac pacion que pudiera procurarme, a fin de hacer
tica, miéntras que se muestra la mayor impla mas levadera ni situacion. Escudrñaba todas
cabilidad ácia aquel que se atreve a llamarlo una las obras que caían dentro de los límites de las
vil ocupacion, La doctrina del orgullo se lleva reglas prescritas, con la esperanza de apaciguar
tambien al mas alto grado, en la opinion que se mised de conocimientos; ipor falta de mayores
enseña al sacerdote a formar de su propia digni recursos, mi alma se absorvió en el razonamiento
dad. Se le dice, que debe considerarse tan supe i la reflexion. Estudiaba profundamente (i esto
rior a los legos, como los hombresson superiores era orijen de muchos reproches)una Biblia la
a los brutos. Se le dice, que no debe familiarizarse tina, dividida en dos pequeños volúmenes,uno de
ccm el pueblo; que debe siempre mantenerse a los cuales llevaba siempre conmigo. En tanto
cierta distancia, a fin de hacerse mas imponen que la orquesta derramaba sus antifouas, el altar
te,i de inculcar mejor la superioridad de la Igle | brillaba resplandeciente de oro, el Obispo se en
sia, o lo que viene a ser lo mismo, del clero. En | tronizaba con sus adornos escénicos, i los demas
estos establecimientos eclesiásticos, los escola se amrodillaban,se inclinaban, cantaban, hacían
res, casi todos de la clase pobre, no retroceden | ondear los incensarios, atronaban los oídos i des
ante ningun sacrificio, porque están sostenidos | lumbraban los ojos, yo, con el fin de separarme,
por la esperanza de mejorar su condicion. Sí, | tanto como podía, de todas estas mojigangas
todo lo que se busca con ansiedad tan concen mecánicas, abandonaba en la fiesta alegremente
trada, bajo la apariencia de ese plausible meca mi asiento, siempre ocupado en los dias de ce
mismo del culto, es, hablando con verdad, una remonia estraordinaria, a alguno de aquellos
posicion mas o mémos brillante, esto es, un oficio que se llenaban de contento con tomar mi lugar,
de qué vivir. Tal es el resorte principal de esta es decir, uno de aquellos séres tan apasionados
máquina, que no deja de ponerlo todo en movi de estas ceremonias, como estúpidosi curiosos.
miento, I para decir la verdad, cualquiera que Mi antipatía a estas formas materiales del
tenga ojos para ver i oídos para oír, no puede culto llegó a ser jeneralmeute conocida, ipro
CONSPIRACION JESUÍTICA. 33

dujo considerable escándalo. Entre tanto, sentía con ahinco serle presentado. El instruye, en la
yo un ardor injente en el estudio de los Profetas capital del Piamonte, a un número escojido
i del Nuevo Testamento, con el fin de familia de sacerdotesjóvenes, a quienes educa para
rizarme con el tipo de la doctrina i el plan de confesores, i a quienes modela en todas las co
redencion que contienen. Si de tiempo en tiem sas a las miras de los Jesuitas, que considera
po convenía yo en hacer un en las nume como los tipes de la perfeccion. Su moralidad es
rosas exhibiciones que son indipensables en toda la de ellos.
gran solemnidad católica, lo hacía de tan mala XIX.
gracia, i con repugnancia tan evidente, que mis
co-actores se divertían e irritaban al mismo Lo que mas me sorprendió a mi entrada en
tiempo: tan estremadamente susceptibles son esta congregacion, fué el Jefe mismo. De peque
los clérigos en todo lo que tiene relacion con sus ña estatura, grande actividad, con una mirada
penetrante, inflexible con los pequeños,i lison
Tal fué el efecto que tuvo sobre mí el aconte jero con los grandes, lo veía todas las mañanas
cimiento que he relatado; i me ví obligado a sitiado, en su propia resideucia i en el confeso
sostener una lucha diaria e instantánea con el nario, por las personas mas influentes i mas
deseo que sentía de comunicarlo. No obstante distinguidas de ámbos sexos que posee la ciudad.
toda mi reserva, se me escapaban de tiempo en Todas las semanas, a una hora señalada, los
tiempo vislumbres de revelacion, a manera de sacerdotes,jóvenes o viejos, se apiñaban en un
relámpagos, i escitaban sorpresa i alarma en al vasto salon, itenía lugar una conferencia, en la
gunos por quienestenía el mayor respeto i amor; cual este teólogo i sus colegas, todos directores
de manera que empezaron a mirarme como una espirituales de las mas altas familias, dirijían
anomalía inesplicable,i me convencí de mi la discusion sobre casos de conciencia. En cuan
única esperanza de seguridad era guardar un to a mí, aplicaba toda mi atencion al estudio
riguroso silencio. de la táctica empleada para subministrar a los
confesores jóveues, reglas no solo diferentes,
XVIII. sinó absolutamente opuestas unas a otras,i ense
ñarles a usarlas. Bien pronto adquirí la convic
Terminados mis estudios, pedí las órdenes, i cion mas clara, de que el arte supremo del con
empecé a sentir entónces los obstáculos que de fesonario, es utilizarpara la Iglesia, esto es,
bía esperar. Observé en todos los que dirijían el para la jerarquía clerical, los pecados ilos crí
Seminario, sin esceptuaral Rector, la determi menes de toda clase. El Casuismo, como un
nacion de detener mis progresos. Les supliqué Proteo, se desplegaba siempre ante mis ojos
que me indicasen cuales eran los motivos de su con variedad de colores. La rama undulante
negativa, i me dijesen en qué los había ofendi del sauce no es mas flexible de lo que son estos
do mi conducta. Me respondieron, que yo no te doctores en sus princípios de moral.
nía gusto por las ceremonias relijiosas, i que, Todo jóven sacerdote está en libertad de ha
por consiguiente, no teníavocacion para la Igle cer, por turnos, el papel de confesor i el de
sia; que leía demasiado, i,por lo mismo, nopodían penitente. En el último caso, tomando el carác
entenderme. Como persistiesen en su negativa, ter de fanático o de libertino, o ejecutando el
un canónigo de alto rango, que había sido por papel de estadista, marqués, condesa, hombre
mucho tiempo mi confesor,hombre de un carác o mujer de las clases bajas, él finje las pasiones
ter singulari complejo, me procuró serpresen i las aventuras de todas las edades, los sexosi
tado a Grimaldi, Arzobispo de Vercelli. Cuando las condiciones. Escuché con particular aten
le representé la ignorancia deplorable, i la in cion a los mentores, ancianos de grande espe
moralidad escandalosa de muchos de los alum riencia, cuando correjían a sus aprendices de
nos del Seminario, que habían recibido los san confesor; no dejé que se me escapara una sola
tos órdenes por la influencia de ciertos persona palabra de las muchas que revelaban, en todas
jes, i aún por la de ciertas señoras, miéntras sus sinuosidades, contrastes, i sutilezas indaga
que aquellos que eran preguntados acerca de doras, subsirvientes todas a miras de interes
mi conducta no tenían una palabra que emitir i dominacion, la naturaleza del lenguaje que
contra mí, estuvo obligado a atrincherarse tras debían emplear con las diferentes clases de la
de la costumbre que existe, de no aceptar jamas sociedad.
un candidato cuyos superiores se oponen a ello. Pero es de un gran número de anécdotas, de
Refiero estos detalles, con el fin de manifestar conversaciones, de palabras soltadas en público,
que los superiores con quienes tenía que habér o confidencialmente, de manuscritos que esta
nelas, eran incapaces de comprender mi carác ban solo en poder de personas dignas de con
ter. Ellos estaban ansiosos de impedirme entrar fianza, que he adquirido la certidumbre de que
en el Santuario Católico; pero eran incapaces los designios ocultos de los Jesuitas se ejecutan
de hallar un pretesto efectivo. El mismo Arzo con la ayuda de una multitud de adherentes,
bispo, al cabo, se mostró descontento con las me que están enteramente ignorantes del poder que
ras sospechas, las vagas acusaciones, i las gra obra sobre ellos, pero que están gobernados por
tuitas aserciones sobre la dificultad de cercio otros, que parecen saber algo de él, aunque en
rarse de mis tendencias. Una de las muchas diferentes grados.
pruebas que puedosubministrar, de que el secreto El mismo teólogo, que tenía a su disposicion
singular de que estaba en posesion influía en beneficiospequeños igrandes,desde los empleos
todas mis miras i dirijía mis procedimientos, es mas humildes hasta los mitrados, logró, con mu
la de que, tan pronto como logré obtener las ór cho talento, presentarse a mi eleccion, cuando
denes, partí para Turin. supo que yo quería elejir un confesor. Mi con
En uno de los intervalos de la Conferencia fesion, jenuina al principio, se cambió pronto en
Secreta, durante el cual los Jesuitas se holgaron una especie de conversacion, que no tenía rela
en una corta conversacion familiar, oí hablar del cion con ella como acto relijioso. Sin embargo,
teólogo Guala, como de un eclesiástico mui útil él exijía que los sacerdotes de quienes era direc
a sus planes. Tan pronto como estuve en liber tor, no dejasen de arrodillarse todos los sábados
tad para seguir mis propios proyectos, procuré delante de él, a las horas en que la estaba
34 SEMANA LITERARIA.

mas apiñada; no es difícil adivinar el motivo de I a la verdad, aunque la Iglesia Católie, ins
esta exhibicion. cribiendo en su calendario, i en el breviario de
Sin embargo, él no sospechaba que, en lugar sus sacerdotes, los nombres de los Doctores de
de estudiarme, como se proponía, me estaba | las primeras seis centurias, los constituye (fic
dando contínuamente ámplio campo para que | cion estraña!) columnas de la Iglesia, los decla
yo lo estudiase. ra sus órganos, i los adora como sus santos, sin
Con efecto, todo concurría a ponerme en ca | embargo, cuando conocemos estos Padres mas
pacidad de penetrar gradualmente el sistema íntinamente que por sus nombres, i cuando
que se seguía. Yo no me dejaba imponer por | hemos pesado sus escritos, podemcs afirmar
los numerosos carruajes apiñados a su puerta, ni atrevidamente, que todos ellos, uno tras otro,
por la reunion de persenas de consecuencia, i de | traen su porcion de pólvora, i la colocan bajo el
señoras de rango que lo aguardabau. edificio del dejenerado Catolicismo;i en canti
En este lugar, donde los Jesuitas, gracias a dad tan abundante, que hai mil veces mas de la
sus decididos auxiliares, educan al clero segun que se necesitapara derribarlo todo, i reducirlo a
sus miras,yo era mas feliz en mis investigacio polvo.
nes de lo que hubiera podido esperar. XXI.
Hasta fuítan afortunado que sorprendí mila
gros en sus propios jérmenes, que aprendí como El exámen que hice así,me inspiró natural
se trabajaban ise llevaban a la perfeccion, como mente el deseo de hacer otro, igualmente útil e
se introducían en la escena, i como se usaba de importante.
ellos como de una palanca para la ejecucion de Deseaba saber lo que pasaba en otros Semina
proyectos ulteriores. rios, en las diferentes cofradías, en los claustros,
Yo haría podido establecerme en esta con en las casas de curas, pero sobre todo, en las
gregacion,i contar, si hubiera querido hacerle habitaciones del clero superior. Así, pues, mo
la corte, con el crédito detan poderoso protector.
había trabajo que yo no tuviese voluntad de em
El hizo todo lo que estuvo en su poder para ino prender, para penetrar en todas las fuentes, i en
cularme sus propias ideas; pero la charlatanería,todas las combinaciones por las cuales, aún en
que en jeneral no merece mas que desprecio, nuestros tiempos, aunque no de la misma mane
debe ser mas que despreciada en la Iglesia. La ra que ántes, la organizacion Católica puede
concurrencia de un año a la escuela de este há jactarse de estar dotada, tanto de una elastici
bil i rico casuista, me puso en posibilidad de dad sin límites, como de un rijidez inflexible que
apreciar en su debido valor, no solamente a él, ninguna otra ha poseído, o acaso poseerá jamas.
sinó tambien a su tropa de adoradores. No me pesan,portanto, las molestias que me
Entonces determiné salir de este lugar, con he tomado con este motivo.
el fin de proseguir mis investigaciones en mayor Sin embargo, yo no podía dejar de percibir,
escala. Por tanto, me abstuve de volver, como que, por consecuencia del estado social de mi
los demas, al fin de las vacaciones. país, me espondría al cabo a consecuencias des
agradables, si se llegaba a tener la menor sospe
XX. cha de la doble direccion de mis investigaciones.
Por este motivo creí necesario llevar adelan
No ocultaré una fuerte tentacion, que, por te, bajo un velo literario, mis estudios dogmáti
algun tiempo, me separó del sendero que me cos e históricos, i sobretodo, aquellos que seguía
había trazado. en el dominio de la relijion contemporanea.
Viendo la rápida elevacion de algunos indivi Siempre había tenido inclinacion por la poesía i
duos de talentos miserables, que parecían desa las bellas artes. Valiéndome,pues, de esta ten
fiarme como incapaz de rivalizarlos, estuve mas dencia, dejé que se entendierajeneralmente,
de una vez a punto de haceruso del secreto de que el cultivo de las letras era mi pasion domi
los Jesuitas, como de una especie deitinerario, nante. Este espediente, léjos de ser un obstácu
para llegar, por un camino mas corto, a una po lo para la obra esploratoria que había emprendi
sicion respetable en la carrera eclesiástica, do, me subministró, al contrario, por las relacio
La tentacion no duró largo tiempo, aunque mes que me procuró con personas de todas cla
frecuentemente fuí reprendido con dureza por ses, numerosas oportunidades de apreciar el pro
mipadre i sus amigos, ora porque me consagra greso de las ideas ocultas de los Jesuitas, mién
ba al estudio de la Biblia i de los padres de la tras que parecía divertirme con asuntos de una
Iglesia (estudio que se me aseguraba no sería de importancia trivial.
ninguna utilidad ni inmediata ni remota); ora Monjes de todos los tintes venían a menudoi
porque declaraba mi determinacion fija de no ansiosamente a visitarme, por el interes de los
aspirarjamas a ningun puesto u honor, cualquie sermones que les dictaba. La lectura asídua de
ra que fuese. En tales circunstancias, conocía toda especie hacía mui facil para umí estas im
que me era menester renunciar a mi designio provisaciones. .
de e-patriacion futura, o resolverme a no retro Estos hombres eran boquifijos fuera de toda
ceder ante ninguna clase de mortificaciones. ponderacion, i me hacían depositario de todo lo
Felizmente para mí, como se aumentaba ni que sabían. Eran en su mayorparte hombres
ardor por esplorar las bases sobre que se funda buenos i sencillos,pero que nunca pasaban los
el Catolicismo, mis ojos se abrieron gradualmen límites de la instruccion monacal, e ignoraban
te,i discerní con mas claridad en qué masa de profundamente la vedadera naturaleza del sis
errores dogmáticos, morales, e históricos había tema, del cual se los hacía instrumentos pasivos.
sido educado. Esto me condujo a inferir, que no Con efecto, se podía considerar a cada uno de
era solamente una pequeña porcion de la jerar ellos, hasta cierto punto, como un compendio de
quía Católica, como lo había supuesto prévia lo que pasa en el claustro,i de las doctrinas que
mente, aquella cuya intencion era peligrosa, en él se enseñan.
sinó toda la jerarquía, la cual, por sus doctrinas Yo procuré conocer los métodos que se les
i por sus designios, pervertía los preceptos de Je prescribían para que fueran buenos confesores.
sucristo, i seguía una carrera enteramente con Algunos de los mas viejos, i los notados por su
traria a lo que EL ha enseñado. severidad en el confesonario, me dijeron las con
CONSPIRACION JESUÍTICA. 35

cesiones estrañas que hacen los Jesuitas a cier- 1 de exijir en todos los países en donde son fa
tas conciencias,i algunas veces manifestaron su vorecidos por el Gobierno.
cólera al relatarme los esfuerzos,frecuentemen Insisten en que el pueblo se confiese con
te inútiles, que tenían que hacercontra un me ellos, i participe, con la frecuencia posible, de
dio tan poderoso de seduccion. las fiestas de sus iglesias; en que se aumente
De esta manera adquirí gradualmente cono el número de sus partidarios, vengan a ser
cimientos mas claros, no solo de las tretas cris hijos de María, alaben la Orden siempre i
tianas, sinó tambien de ese enigma no ménos donde quiera, i no se paren en nada con el fin
misterioso, el fin del Catolicismo moderno. Yo de serle útiles. Es solo sobre estas bases que
lo veía desplegarse por grados, i me convencí puede obtenerse su proteccion,
de que, tanto en el clero regulari secular, comuo Todos los que conocen la máscara que era
en las clases bajas i altas de la sociedad, se efec necesario tomar en Francia, bajo la distanía
tuaba una metamórfosis en concordancia con caída,para asegurarse buen éxito en cualquiera
las miras de los Jesuitas. carrera, no necesitan de que se les digan estas
¡Cuántas frases de la Conferencia Secreta,que cosas. Ademas, los apolojistas mismos de los
me habían parecido mueras ebulliciones momen Jesuitas han confesado, que los últimos ban
táneas,i vuelos de hipérboles utópicas, entera poseido siempre en un grado inconcebible, “el
mente fuera de lugar en tiempos como los nues arte de esparcir i acreditar las ideas subsirvien
tros, se apiñaban a mi memoria cuando los he tes a sus miras, i el de compeler a los grandes
chos se presentaban como comentarios de ellas! de la tierra a concurrir a la ejecucion de sus
Ignorante todavía de la complicacion de los ne proyectos,” (*)
gocios humanos, había mirado por mucho tiem XX1II.
po, como impracticable, el modo de accion que
losJesuitas se habían propuesto en su Sesion Se
creta,para lograr el dominio,tanto sobre el pue Fué con gran repugnancia que me resigné a
blo como sobre la aristocrácia, conduciéndolos permanecer en un país en que diariamente
bajo la influencia de las mas opuestas doctrinas. presenciaba el triunfo creciente del disimulo i
Pero la esperiencia, adquirida en el mundo de de la hipoc esia. Si mi presencia no hubiera
los grandes i en el mundo de los pequeños, me sido necesaria a mi padre, a quien hubiera sido
convenció de que me había equivocado al califi criminal abandonar en su estado constante
car este método entre las concepciones quimé de enfermedad, habría hecho gozoso cualquier
sacrificio para huir del espectáculo de abyecta
XXII. servidumbre a que el clero estaba ya reducido,
i de la cual los seglares estaban empezando a
Frecuentemente tuve ocasion de apreciar el participar. Aguardaba quedar libre, con un
incomparable talento desplegado por los Jesui sentimiento como de sofocacion, i tan pronto
tas para hacer sus iustrumenics de las mucha como tuvo lugar la muerte de mipadre, hice
chas, de las mujeres sencillas, de las señoras los *: preparativos necesarios para espatriarme,
devotas, de los criados i de los ancianos, para mis intenciones cuidado de que ninguno sospechase
reales.
la ejecucion de resultados inesperados. Por pe
queño que sea cada suceso que obtengan, lo adios Determiné, sin embargo, decir un último
a mi el cura, i al instructor de mis
emplean para obtener uno mayor. ¡Cuan fre
cuentemente, por medio de tales instrumentos, primeros años. Cada uno de ellos,tanto mas
han echado por tierra a sus adversarios sor tenaces cuanto que ignoraban enteramente mis
prendidos i espantados! miras, culpaban mi aversion a todo avance en
¡Cuántos individuos he visto enrolarse al fin la Iglesia, avance que era el objeto de una ansio
entre lus partidarios de los Jesuitas, despues de sa ambicion para los demas, Cuando les anun
haber permauecido estacionarios, mo obstante ciéque probablemente no me verían mas, deplo
sus capacidades, i presenciado con disgusto e raron lo que estaban acostumbrados a llamar mi
irritacion la elevacion rápida e inmerecida de inesplicable obstinacion.
otros a puestos honrosos i lucrativos ! A este La singular determinacion que tomé, me intra
milagro sigue otro. Como ninguno quiere man jo,todavía mas que mi separacion de losJesui
tener una lucha incesante con un enemigo tas, el reproche de inconsecuencia. Era nece
obstinadoivigoroso, la rabia de que están ator sario un doble permiso para mi partida, ipor
nentados hasta el mamento de reudirse, se tanto fuí a Vercelli, en donde me presenté al
apacigua; mueren sus sentimientos secretos Señor Arzobispo de Angennes, quien me convi
de odio i desprecio, i al fin vienen a hacerse dó a comer. Como se necesitaba algun motivo
celosos por una causa que anteriormente les colocarmeostensible para mipartida, le informé que iba a
como instructor en una familia cató
inspiraba indignacion. Así, el secreto de esta
sociedad consiste en subyugar, ya por las ca lica de Inglaterra; sobre lo cual me dió, ade
ricias, ya por el cansancio de una resistencia mas de su consentimiento,una carta de reco
inútil cuando hau faltado las caricias, a los mas | mendacion para la policía, a fin de que no hu
ilustrados de la clase media, i en amenazarlos biera dificultad en concederme un pasaporte.
en sus medios de existencia. Debo observar aquí,ántes de dejar esta épo
Las clasesinfluentes, bajo la persuasion de ca de mi vida, que, perteneciendo como pertene
que sus intereses no pueden en ninguna parte cía a esa parte del clero que era considerada co
estar mas seguros que en las manos de los mo liberal, habría pagado mui caros mis princí
Jesuitas, los ponen en ellas, recelándose poco pios, si hubiera cometido alguna tanjible indis
de la maravillosa astucia con que cámbian los crecion ; porque, en ese desgraciado país, nada
favores mismos que se les conceden, en otros se ataca tan desapiadadamente como las ideas
tantos resortes para el adelanto de una causa nuevas, ora relijiosas, ora politícas, i particular
cuyo suceso será seguido de la ruina de estas mente cuandolas profesan los eclesiásticos. Sin
mismas clases, embargo, fuí bastante afortunado para dejar el
Las condiciones son las siguientes, pocas, a (*) La verité sur les Jesuites, et sur lears Doctrinnes,
la verdad, pero perentorias, que tienen cuidado pájina 73,
36 SEMANA LITERARIA.

Piamonte sin haber sido objeto de ninguna per no obstante su juramento de secreto, informar
secucion, ni aún de desaprobacion. a las autoridades,para que puedan tomar las
medidas necesarias de precaucion? ¿Sería lí
XXIV. cito al confesor, que se hubiera informado del
hecho, no obstante tener sobre sus lábios el se
Tan pronto como me hal'é en el hermoso país llo sacramental, el dar los pasos necesarios para
de Hélvecia, los recuerdos relativos a ella se evitar tamaña catástrofe ?
apiñaron todos en mi mente. En mi sencillez, Suponiendo que existiera una conspiracon,
pensaba que no hallaría mas que un estandarte, cuyo suceso pudiera causar la ruina de un reino,
i todos los corazones consagrados universalmen ¿podría ser revelada por un conspirador, apesar
te a la libertad, a esa libertad que el Evanjelio | de todos los juramentos imajinables desecreto 7
proclama,i de la cual es la gran constitucion | Sí. Yo he oído sentar a los mas profundos ca
para la raza humana. suistas, que, cuando la cuestion es de bien jeme
Pero, como ya lo he indicado,una multitud | ral, los juramentos no ligan de ninguna manera
de hechos concurrieron a abrirme prontamente en casos como estos.
los ojos a un estado de cosas que yo había esta Ahora, ademas de que yo no estoi ligado con
do mui léjos de anticipar. Has esplicaciones da 1 ninguna promesa, puedo afirmar abiertamente,
das en la introduccion, hacen innecesario el que que aquí no es un individuo el que se encuentra
entre aquí en los detalles de ni permanencia en en peligro, ni una ciudad, ni un reino, sinó los
Ginebra, de los desengaños que me aguarda | intereses mucho mas importantes de la civiliza
ban allí, i de las lecturas del Plan Secreto cioni del Evanjelio mismo; el único capaz de
de losJesuitas, que tuve ocasion de hacer a un transformar, por lafuerza de la verdad, esta ci
gran número de personas. Entre las reflexio vilizacion viciosa,i substituirla por ese reino de
nes que sujirieron estas lecturas, hai una que Dios cuya venida invocamos diariamente en
considero digna de notarse. nuestras oraciones cristianas.
Se me observó, que elpadre de quien he ha Creo que puedo añadir con seguridad, que no
lado, el que abrió la Conferencia por un discur hai persona colocada en circunstancias seme
so a sus colegas, se espresaba como uno que tu jantes a las mias, que no hubiera sido impelida
viese autoridad. El tomó evidentemente la pri como yopor una multitud de incidentes, cuya
macia,i los demas mostraban mucha deferen rápida sucesion no me dejó un momento para
cia por él. Sus espresiones isu porte parecían reflexiouar. El embarazo, la ajitacion, el terror,
indicar, que él mismo era el restaurador de la so la indecision, me incitaban i contenian alterna
ciedad oculta,i que la dirijía como el motor tivamente, i me obligaban a obrar como un hom
principal; porque ni su lenguaje, ni el de los bre que tiene los ojos vendados,i que no sabe
demas, dió la maslijera indicacion de que él fue por donde va. Con efecto, para mí era imposi
se de cualquiera manera dependiente de algun ble obrar de otra manera de como lo hice ;i
superior. quiero añadir, para no ocultar nada, que me
Parece,pues, probable, que el Presidente de habría sido despues igualmente imposible resis
la sesion de Chieri era el jeneral de los Je tir a la ansiedad que constantemente sentía, de
suitas. hacerindagaciones en todo lo que tenia la mas
Ahora, en este período, el jemeral de la Orden lijera conexion con esas revelaciones Jesuíti
no era otro que el Padre Fortis,el mismo que, cas que siempre tenía presentes en mi alma.
cuando Pio VII concibió el proyecto de intro Lo que yosoi, intelectual i moralmente,to
ducir algunas innovaciones en los artículos de das mis investigaciones i todos mis tra ajos ul
las constituciones Jesuíticas, repitió estas me teriores, todos los materiales que poseo, en suma,
morables palabras: Sintut sunt, aut non sint. mi vida entera, se resuelve en la luz subita i
Es a esta respuesta, dirijida primero a Cle terrible que centelló tan temprano sobre mí, i
mente XIV por el Padre Ricci, jeneral de la que comunicó a toda mi enerjía un impulso
Compañía, que alude el Arzobispo de Pradt, irresistible.
cuando, recapitulando sus ideas sobre esta in Pudiera objetarse, que habría sido mas pru
vencible Sociedad, se espresa así: dente, de mi parte, no provocar con la publica
* Cielos! Qué institucion es esta ! ¿Hubo nun cion de este secreto, ódios irreconciliables, i
ca otra tan poderosa entre los hombres? Con tal vez,una venganza. Pero ¿no he sufrdo los
efecto, ¿cómo ha vivido el Jesuítismo? ¿Cómo mas penosos sacrificios, con el fin de mantener
ha caído "? Como los Titanes, él se rindió sola me libre e independiente? Cuando el Todopo
mente a los rayos combinados de todos los Dio deroso me ha desatado del único lazo que me
ses del Olimpo terrenal. Anubló su valor el as ligaba a mi país, ¿ no lo dejé, únicamente, con
pecto de la muerte ? ¿Retrocedió siquiera un la mira de publicar lo que rigurosamente me
paso? Seamos lo que somos, dijo, o no seanos había abstenido de comunicar aún a mis mas
mas. A la verdad, esto era morir en el puesto íntinos amigos, por motivos de prudencia, i
como emperadores, i segun el precepto de uno temores bien fundados ? I cuando llegué a Sui
de los amos del mundo.” (*) za, ¿no pasé por un visionario cuando empe
Antes de terminar esta parte de mi historia, cé a anunciar la conspiracion que los Jesuitas
debo tal vez responder a ciertos escrúpulos. maduraban, i los peligros que se iban a levan
El doble caso de conciencia a que voi a refe
rirme, ha sido discutido en una de esas confe I ahora, percibiendo con gran sorpresa mia,
rencias eclesiásticas, de las cuales ya hetenido que de un lado se efectúa ya una reaccion, i
ocasion de hablar, como medios de formar los que del otro, cierta clase de intereses, ya por
aprendices para el confesionario. cegmedad, ya por irreflexion, se inclina a mez
Suponiendo que alguno sepa, ya por noticia clarse con los intereses de los Jesuitas, aperci
privada, ya como cómplice, que hai una cons biéndose poco de la naturaleza de los aliados que
piracion para incendiar una ciudad,¡ puede él, busca, o de la suerte que aguarda a todos los que
hacen causa comun con ellos, siento que me
(*) De Pradt,Sobre el Jesnitismo antiguo i moderno, incumbe esta publicacion mas urjentementa
citado en el folleto titulado: la Verdad sobre los Jesuitas,
que nunca.
_======

coNspRACION JEsuÍTICA 37

XXV. trario, hechos evidentemente con la mira de


ciertos proyectos remotos. Pero ¿quién hai que
Un fenómeno al cual debo llamar la aten se cuide de investigar la naturaleza de esos pro
cion, porque su inmensa importancia no es su yectos remotos, i los medios que pueden em
ficientemente apreciada, es la alianza, aho plearse para realizarlos"
ra mas firme que nunca, entre el alto clero Todos convienen, sin embargo, en atribuir a
i el Jesuitismo. Digo que ni su estension, ni sus los Jesuitas una influencia política estraordina
consecuencias, son suficientemente temidas. I ria. Se admite jeneralmente, que el objeto de
sin embargo, ¿quién negará que ha sido siem su ambicion es el del poder sin límites,i la su
pre el carácter de los Jesuitas, desde su oríjen premacía absoluta. Su regla de accion, de que
hasta su supresion, como lo asegura Clemente “ el fin justifica los medios,” ha venido a ser
XIV, fomentar contínuamente en el seno de proverbial. I, quién duda que el fin tan busca
las universidades, los parlamentos, las corpora do, es siempre i por siempre ese mismo poder
ciones clericales i relijiosas, una sucesion de ilimitado, esa misma supremacía?
descontento, divisiones, querellas i discordias? Sabiéndose iconociéndose elprogreso de esta
Las observaciones contenidas en los siguien Orden, sería locura no suponer, que se ha pro
tes estractos de un folleto anónimo,publicado visto de antenano de cebos de todas especies,
en Ginebra, me parece que han sido publicadas para asegurarse un tan gran número de coope
por el conocimiento de un Plan Secreto,ya di radores de todas las clasesi detodos los partidos,
vulgado en ese lugar. aún de los mas opuestos por su naturaleza.
“ En todo lo que nos rodea, ” dice el autor I sin embargo, nadie se ha presentado con la
del folleto,“léj si cerca, en Suiza, en Alema mira de investigar los medios que los Jesuitas
nia, en Inglaterra, i mas particularmente en estan empleando tan industriosamente para lo
Francia, el Catolicismo, que por algun tiempo grar sus fines. No obstante, es fácil concebir que
había inclinado la cabeza ánte las tormentas la asociacion vasta i formidable descrita en el
políticas i operaciones guerreras, se levanta estracto anterior, está destinada a ser empleada
ahora mas hostil, mas amenazador que nunca, como una palanca poderosa,i a ser dirijida, co
i proclama intrépidamente su designio de estir mo el tiempo lo exija, a puntos diferentes.
par, en el seno de la Cristiandad, lo que él lla Si esta Cofradía del sagrado Corazon no se
ma la herejía de la Reforma.” hubiera ligado últimamente al plan que vamos
“En particular, una asociacion fundada por a esponer, podríamos habernos abstenido de ci
un cura de París para la conversion de los he tar aquí un fragmento de sus ordenanzas, pu
rejes, bajo el título de Congregacion del sagra blicadas en muchos diarios. Pero el Siglo, des
do corazon de María, ha obtenido la sancioni pues de haber examinado, no solo las bases en
concurrencia de todo el clero Romano. Humil que se funda, sinótambien sus tendencias, la de
de i obscura en su orijen, ha tomado proporcio fine exactamente así:
nes colosales en un espacio de tiempo increible, “Un gobierno oculto, organizado de una ma
i sus partidarios ahora suben a 2000,000, que nera jerárquica, para promover una reaccion
están diseminados por todos los países del globo, política i relijiosa.”
i han hecho voto de cooperar con su persona i Era imposible que los reglamentos de esta
con su bolsillo a la propagacion del Catolicismo nueva corporacion permaneciesen secretos; una
Romano. Ellos no economizan publicaciones, ni vez descubiertos, fueron pronto publicados. En
intrigas, ui dinero, ni aún milagros para lograr tre sus artículos están los siguientes:
sin fin. La “Gaceta del Simplon” nos informa de “No es solo ensu objeto que difiere la Asocia
que las contribuciones de solo los dos entones cion Católica de la obra del Catolicismo en Eu
de Valais i Soleure, han subido este año (1842) ropa, sinótambien en su modo de existir, i en
a cerca de 100,000 francos. Es fác.l de imajinar sus medios de accion. Su organizacion jerár
lo que puede hacerse con tales recursos, si el di quica no se determinará por ahora. La Divi
nero puede criar la fe.” na Providencia nos aconsejará en esta mate
“ Ginebra no podia dejar de ser uno de los ria” ()
pnutos mas atrayentes para la congregacion, i “ La asamblea jeneral será el instrumento
con efecto cuenta en este lugar con muchos so principal de la asociacien.”
cios activos La rapidez con que aumenta dia “Representará, hasta cierto punto, la institu
riamente la poblacion católica dentro de nues cion del cardenalato, servirá como intermedia
tras murallas, es sin duda el fruto de esta aso rio entre el directorio central, i los grados infe
ciacion, iya la prensa estranjera proclama este riores de la jerarquía.”
triunfo.” * Se recomienda a los miembros de la Aso
“Un viento ha soplado de Roma” continúa eiacion Católica la mayor discrecion, ninguno
el mismo folleto,“aun sobre aquellos escritores de ellos revelará por su propia autoridad, direc
que hasta ahora habian permanecidoindiferen ta o indirectamente, a ninguna persona, la exis
tes a los intereses relijiosos; es imposible no tencia, los medios, i las reglas de la asocia
reconocer, en lo malévolo i absurdo de estos cion.” (**)
ataques, que se renuevan una i otra vez, i ca * Como la asociacion tiene absoluta nuecesi
sipalabra por palabra, el resultado de un con dad de recursos pecuniarios, para obtener su fin,
oxatovastro, en el cual los ejecutores asalaria i llenar su objeto, una de sus reglas fundamen
dos obedecen, ra. vez sin reNiza conciencia tales es la existencia de una suscricion annal,
DE ELLo, al instrumento poderoso i oculto que exijida a cada miembro, i cuyo monto se fijará
les da la llave de tras la cortuna de los Alpes.” cada año por el Capítulo.” (***)
Es,pues, un hecho reconocido, que existe un “Todo novicio admitido en la asociacion, ju
vasto concierto, en el cual los ejecutores asa rará combatirhasta la muerte, a los enemigos
lariados obedecen, casi sin saberlo, al poderoso | de la humanidad. Todos sus dias, todas sus ho
ioculto instrumento que les alarga la llave, de | ras, serán consagrados al desarrollo de la ciri
tras la cortina de los Alpes; i aun se admite, (*) Cap. V. De la organizacicn jerárquica, páj.34,
que los muchos ataques que presenciamos,lé (*) Cap.VI. De id.id. páj.37,
jos de ser efecto de la casualidad,son, por el con (*) Cap, V1, páj38.
38 SEMANA LITERARIA.
--- -----

lizacion cristiano. El ha jurado ódio eterno al bras i artificios, no podrá dejar de manifestar, que
jénto del mal,i ha prometido sumision AnsouTA el primer motor de todo este trabajo maravilloso
1 suN REsenva a nuestro Santo Padre EL PAPA, i i asíduo, es un poder que trabaja en secreto, que
a las órdenes de los superiores JERARaucos combina todos los movimientos subordinados, que
de la asociacion. El director, al admitirlo, ha es- escoje i aplica sus medios segun las circunstan
clamado: Tenemos un soldado mas. ( f ) cias; i que no desprecia la adulacion ni el
Estas palabras sujirieron las siguientes re cohecho,para enrolar en su servicio aquellos in
flexiones a otro diario: “Por tanto, ya estamos dividuos que puedan ser capaces de ayudarlos
avisados. Se organiza una cruzada; tiene sus en su obra, ora como escritores, ora como hom
jefes secretos, sus fines manifiestos, sus solda bres de accion. Yo no me oculto todo lo que
dos disciplinados.” tengo que temer, descorriendo asíel velo que se
Apénas se ha comenzado la obra,iya los ha echado tan cuidadosamente para encubrir
jefes de la liga se consideran suficientemente proyectos cuya estension, lo creo verdaderamen
fuertes para dirijirse a un gobierno en los térmi te, es desconocida a la masa de los Jesuitas, co
nos que una potencia emplea respecto de otras. mo tambien a los Obispos, a los Cardenales i
¿Qué harán, pues, cuando se haya aumentado hasta al mismo Papa. Pero Dios me es testigo
su fuerza de que el motivo que me anima i me sostiene, es
Véase como eleditor del Universo, periódico 1 el deseo de prevenir una equivocaciou criada i
conocido como órgano de los Obispos de Fran propagada por la política mas Maquiavélica, i
cia, comienza una carta que dirije al Ministro que atraería a la sociedad humana las cala
de Instruccion Pública. midades mas horribles.
“Este año, señor, no tendréisvacaciones; ni Soneto a los hombres de intelijencia cultivada,
vuestro sucesor las tendrá en el año próximo, si a los que pueden razonar ijuzgar imparcial
Dios quiere: porque los católicos no darán in mente, las conversaciones secretas que voi a re
termision a la guerra que están determinados a latar. Refiero especialmente el asunto a los que
hacer contra, la instruccion por el Estado.” (*) han estudiado, no solamente el arte por el cual
La misma carta concluye en estos términos: la Teocrácia Romana se ha levantado a tan alto
“Si sabéis la hora de muestra derrota, o de grado de poder, sinótanben los escritos, la tác
nuestra degradacion, asegurád vuestros tesoros. tica, los actos i las hazañas de esa Orden, que,
Todo irá abajo cuando nosotros no existamos desde su establecimiento, han sido los mas útiles
mas. Veinte imperios duermen en las sepultu a su despotismo. Si mis lectores se conservan
ras que han cavadopara nosotros.” libres de la influencia de un sistema concebido
Me inclino a creer que muchos de los escrito de antemano,i de las preocupaciones de su po
res que en nuestros diasprofesan sostener la cau sicion, cualquiera que sea, no dudo de que dis
sa del Catolicismo, sacan su inspiracion en va cernirán, examinando friamente todo el plan,
rios grados del espíritu de la famosa Compañía. que adolece por todas partes del espíritu mas
sutí i profundo del Jesuitismo,
XXVI. Ala verdad, yo no carezco de materiales para
disipar todaincertidumbre, i estos los debo al ar
Para volver a los planes ocultos que pongo en dor de investigar de que ya he hablado, i que
conocimiento del público, solo tengo que supli me incitaba constantemente a escudriñar todo
car, que no se examine lijeramente el asunto. incidente que tuviese la mas lijera apariencia
Ahora bien: para juzgarlos con sagacidad, exijen de Jesuitismo. Pero lo que mas me ha admirado,
algun conocimiento de la multitud de escritos | ha sido encontrar en los libros i en los diarios,
con que nos han inundado los abogados de las | órganos de las opiniones contendientes, no sola
instituciones monásticas i de los Jesuitas. Tal mente ideas aísladas, sinó séries de ideas identifi
clase de lectura no podría dejar de convencer, a 1 cadas, intimamente, tanto en el estilo como en el
cualquiera persona de buena fe, de que existe fondo, con las ideas de la Junta, como va a des
realmente una secreta intelijencia para propa cribirse;i esta identidad es tan notable, que yo
gar, en tono devotoi patético, las falsedades mas | me pregunto: ¿Estos libros i estos artículos no
indigmas. Con efecto, las órdenes relijosas que deben ser obra de indivíduos pertenecientes al
rrian que creyéramos, que, poniendo a un lado núcleo de los iniciados, o,por lo ménos, a la liga?
unas pocas debilidades incidentales a la natura Si no he podio reunir un número suficiente de
leza humana, su mision ha sido siempre una de hechos, para dar al Plan Secreto que público,un
pura benefipencia; que todas las calumnias que carácter irresistible de autenticidad; porque, des
se han dirijido contra ellas, han nacido de la pues de todo, cada uno sabe que las conspiracio
herejia i la impiedad, i escitadas por los celosi el nes de esta naturaleza, destinadas como están
rencor; i que, de consiguiente, si las naciones a permanecer como misterio, no transpiran sinó
procuran salir de las facciones ilios disturbios que por alguna casualidad mui notable; sin embar
las ajitan, es menester que se arrepientan de su go, en la imposibilidad de llenar condiciones que
ingratitud i vuelvan a sus antiguos salvadores; son, en efecto, inadmisibles, yo no puedo dejar
“porque, ” dicen ellos,“ miéntras que el desas escapar la única clase de pruebas,que, en un ca
troso princípio del libre exámen era desconoci so tal, es razonablemente permitido exjir.
do, i los hombres se dejaban gobernar por el prin Tales pruebas se presentarán, pues, en la
cípio de autoridad, todo era pazi armonía; pero, última parte de esta obra, i los lectores que
una vez asaltado el princípio de la autoridad in quieran tomarse el trabajo de examinalas, sa
falible, el mundo entero se hizo teatro de toda 1 brán dar su justo valor al lenguaje que los
clase de malesi desórdenes.” ¡Quéincreíbles es | Jesuitas i sus apolojistas oficiales han tonado
fuerzos no han hecho para propalar esta false prestado a los verdaderos abogados del progreso,
dad jigantesca ! lenguaje que ellos emplean ahora con una
Hasta un exámen precipitado de estas manio audacia singular. Se probará con argumentos
[1 Cap. VI, De la organizacion jerárquica, páj. 42. irrefutables, que la igualdad civil i política, la
libertad de cultos, de educacion, i de usocia
(*) Libertad de enseñanza, carta a Mr. Villemnin,
Ministro de Instruccion Pública, por L. Veuillot, edito cion, no son en sus manos sinó armas de guerra,
del Universo. inada mas.
—====

CONSPIRACION JESUÍTICA. 39
XXVII. “Sin embargo, no fué hasta 1823” (fecha
a que llamo una atencion particularj “que el
Fué en tiempo de las restauraciones de toda Colegio Romano, que había pasado a otras ma
clase, que el Jesuitismo se restauró tambien. En nos desde la caida de los Jesuitas, les fué res
el período en que se formó la Santa Alianza, tituido por el Papa Leon XII. Muchas ciudades
el : determinó crearse tambien una muralla de Italia, el Duque de Módena, el Rei de Cer
contra lainvasion de las nuevus ideas;portanto, deña, i Friburgo en Suiza, dieron tambien la
envió desde el abismo de su misterioso retiro, bienvenida a miembros de la Compañía
a la mas astuta i emprendedora de todas las reviviente, El Rei de España les devolvió todas
órdenes, para poder con su ayuda unir i conso sus propiedades, casasi colejios, que no habían
lidar, no solamente todas las órdenes, sinó al sido vendidos, En Francia abrieron estableci
clero de los diferentes países, i al episcopado, mientos para la instruccion pública en San
en una Santa Alianza Teocrática, cuyo objeto Aclaoul, Dale, Burdeos, &c., &c. Francisco II
no sería mémos fatal para los pueblos que para los recibió en Galicia, en donde se consagraron
les mismos poderes gobernantes. a la instruccion en los Colejios de Tarnopol,
* Fio VII,” como lo observa M. Henrion, Starzawiz i Tanow, i a misiones activas en
* recobrando al fin su libertad en 1814, volvió todas partes. La Compañía posee tambien
a llamar las órdenes relijiosas a una vida mas Colejios en Inglaterra, i en los Estados Unidos
activa. En seguida, ellas han enviado nuevas de América.”
ramificaciones a muchos países, i del árbol M. Henrion, el amigo i confidente de los Je
venerable, que había sido cortado casi hasta suitas, conoce sin duda,tan bien como cualquiera
la raíz, brotaron nuevas ramas que todavía lo otro, cuál es el fin que ellos se proponen; i él
adornan con la abundancia de su follaje, i que lo revela en una sola línea, cuando dice: Es
alegran los ejos de los Cristianos. Habiéndose la aniquilacion de una doble clase de princípios
consagrado en Francia,de una manera especial, de que los pueblos son presa, princípios igual
la libertad de asociacion, por el cámbio que mente falsos en relijioni en política.”
tuvo lugar en nuestrosistema político en el mes Ellos querrán,pues, destruir todas las ideas
de agosto de 1830, no hai duda de que el estado que ha legado al mundo la revolucion Francesa;
monástico se levantará rápidamente de sus en otros términos,querrán abatir el libre exámen,
ruinas.” (*) para atartodas las conciencias con las cadenas
Segun el mismo escritor, no habrá estabilidad, de la autoridad Católica; querrán derribar el
no habrá reposo para la sociedad, si rehusa de princípio de libertad, la fuente de toda justicia,
n evo ser dirijida por las instituciones monás para reedificar la tiranía de los tiempos pasados.
ticas. Estas se colocarán naturalmente bajo el
jeneralato del Jesuitismo. ¿Cómo podría ser XXVIII.
de otra manera? ¿No tiene esta CJrden en sus
manos el plan de batalla? ¿No disciplina los Considero importante presentar aquí un frag
combatientes? ¿No los dirije al punto que debe mento del título, muipoco conocido, de la bula
conseguirse? Por otra parte, ¿por qué se ha | con que Pio VII restauró los Jesuitas en 114.
confiado a los Jesuitas la educacion de nuestra | Este Papa, cuyo espíritu ha desterrado del
juventud ? ¿Por qué se ha juzgado que solo Vaticano, felizmente para la humanidad, el
ellos son dignos de iniciar al clero en el arte de advenimiento de Pio IX, declara que los Jesuitas
la confesion? eran indispensables para la seguridad del mundo,
“Es imposible,” continúa su apolojista, “que | i para el bienestar de las naciones, i que él
la Compañía no supiese como tomar su puesto, | consideraba que despreciaría uno de sus mas
i adaptarse a las exijencias del estado actual urjentes deberes, si permitiese que la Iglesia
de las cosas; que no supiese, como ántes, el se privase por mas tiempo de su ayuda. Aún
modo de hacerse popular, respondiendo a las va mas léjos, i declara, que solo ellos son com
verdaderas necesidades del tiempo.” petentes para dirijir a los fieles, al clero inferior,
Los Jesuitas hacen una promesa mui singu i a los Obispos mismos. En suma, los constituye
lar, la de “ obrar solamente a la luz del dia, no i los consagra como los remeros indispensables
sea que los hombres suspicaces e impios tomen 1 de la Barca misteriosa, título con que los Papas
por intrigas los piadosos subterfujios, i los se están acostumbrados a designar la Iglesia Ca
cretos sublimes de la humildad.” A la verdad, tólica
¿qué podría ser mas escelente que la obra que I últimamente, para que nada faltase a tan
se proponen ejecutar? Estirpar el jénio del mal! estraordinaría apoteósis, Pio VII proclama a
Sentar las bases de la civilizacion Cristiana ! | la faz de las Naciones, que bajo su guía la
Pero esto solo se hace con la condicion de que barca del Catolicismo se salvará seguramente,
los pueblos se entreguen,atados de piés i manos, miéntras que, sin su cuidado i proteccion, debe
a la Compañía de Jesus. irse a pique inevitablemente.
En el mismos autor hallamos las siguientes ¿No tenemos,pues, suficiente razon para afir
reflexiones: mar, que cada cosa contenida en estas confe
* En el mundo moral, el mal nunca marcha | siones es de inmensa importancia, i pide la
sin que lo acompañe el bien;i es mui favorable atencion mas esmerada ?
para los Jesuitas el haber sido restaurados en Isia embargo, léjos de haberme permitido
1814, período en que el pueblo, libertado de exajerar, he parafraseado exactamente las si
una larga guerra Europea, permanecía presa guientes palabras, estractadas de la bula de
de principios igualmente falsos en Relijion i 1 Pio VII, Solicitudo omnian ecclesiarum.
en Folitica. La crísis llegó, i no sería nada * Nos creeríamos criminales” se dice allí,
ménos que la inspiracion divina la que sujirió • de una mui grave ofensa ánte Dios, si, en
a Pio VII el pensamiento de reunir, al rededor medio de las apremiantes necesidades que sufre
del trono apostólico, una sociedad formada así la felicidad pública, despreciásemos presentar
para abatir el error.” 1 para su uso el auxilio saludable que Dios, por una
* Historia de las órdenes relijuosas. Paris, 1835, singular providencia, ha colocado en nuestras
manos.”
vol. 11,páj. 125.
40 SEMANA LITERARIA.

¿I a quienes ha escojido él para traer a la remeros que se ofrecen a abrumar la fuerza


felicidad pública, este auxilio saludable? siempre amenazadora de esas ondas”
A los Jesuitas ! I la razon simple isignificantiva que da, es
• Con motivo,” añade este mismo Papa,“de esta:
las ondas que ajitan continuamente la barca de | “Para que no sea sorbida en naufrajio
Pedro, él se consideraría altamente culpable, INEvitabLE.”
si rechazase a los robustos i esperimentados

FIN DE LA PARTE PRIMERA.


CONSPIRACION JESUÍTICA. 41

PARE 2.º

IA (CONFERENCIA SEGRETA,

—-S33333-3—

Será bueno,ántes de dar cuenta de la Confe dos franceses manifiestan nn carácter entera
rencia Secreta, hacer algunas observaciones que 1 mente diferente; uno de ellos se hace conocer
tiendan, en cuanto sea posible, a compensar al especialmente por las ideas que ataca con suma
lectorpor la falta de lo que el tono i el modo de ansiedad, por las reminiscencias que despiertan
las voces vivas ha dejado grabado para siempre sus alusiones,i por su manera de espresarse,in
en mi memoria. variablemente clara iprecisa. El Rector del no
Observaré primero, que la lista mencionada viciado se distingue por cierta pompa igravedad
por el Jefe, i en la cual estaban marcados los facticias que invaden todo lo que dice. Parecía
puntos especiales de la discusion, prueba que hecho a propósito para remedar la sabiduría,i
todo en estas sesiones está arreglado de la ma hacer exhibicion de ella. El padre Roothaan no
nera mas precisa. tenía necesidad de reprimirse de tiempo en tiem
Si el lector considera cuidadosamente cada po, como le sucedía frecuentemente al Irlandes;
discurso, observará que cada persona tiene su segun mepareció, no había fuego ni acrimónia
estilo particulari distinto. en los términos que empleaba; se espresaba con
Las voces de los diferentes oradores me ser dulzura, aunque a veces con calor; sin embargo,
vían, en lugar de sus caras, para distinguirlos debe confesarse, que bajo su lenguaje untuoso
uno de otro: cada unotenía peculiaridades que ocultaba cierta propension a la violencia i la
todavía no he olvidado. persecucion.
Uno de los padres, el segundo que habló, i a Había una anomalía de la cual no sé como
quien nunca mas oí hablar despues, me sorpren darme cuenta. El indivíduo, que supongo era el
diópor su pronunciacion singularísima. Jamas Jeneral en ese tiempo (el mismo de quien he
he oido una voz tan suave, lenta i untuosa. Al dicho que interrumpió repentinamente la pro
mismo tiempo, ningun otro orador fué mas pro miscua conversacion), abrió la sesion con un
lijo i difuso, aunque fué escuchado con la discurso en términos muipurosi elocuentes, que
mayor atencion. El fué casi el único que se o mi memoria está léjos de haber trasladado fiel
cupó esclusivamente del pueblo, mostrando con mente; (*) sin embargo, cuando todos se senta
qué cebo puede cojérselo. Entre este oradorfle ron atenta i silenciosamente al rededor suyo,
mático i todos los demas, el contraste era sor todas sus espresiones parecían pesadas, túmidas
prendente; porque solo a pequeños intervalos se e infladas, i a veces su voz era falsa i embaraza
escitaba un poco. Sin embargo, cuando él, al fin, da. Sin embargo, volvió a tomar despues toda
comunicó un diálogo de uno de sus penitentes la prontitud ifacilidad que había desplegado al
con un compañero, enteramente en honor de principio.
los Jesuitas, se espresó con tan inesperada ani Aumque eran pocas las personas presentes en
macion, que produjo una esplosion de alegría i la Conferencia, ellas van a aparecer ante el lec
grandes aplausos. tor presentando temperamentos i caractéres e
Otro, a quien llamaré el Irlandes, es notable sencialmente distintos;unosimpetuosos, otros so
por su injenio cáustico e impetuoso; parecía po segados, otros constantemente graves. I sin
seído de fiebre. El Jesuita romano es ménos ve embargo, la especie de obra que debía ser co
hemente, pero claro i vulgar en el hablar, a (*) Ya se ha visto que yo he citado esta introduccion
veces en grado tal que raya en grosero. Los solamonte de memoria.
SEMANA I, ITERARIA.

mun a todos, léjos de tender a colocar estos Trabajemos mas dilijentemente que
caractéres distintos en un relieve prominente, todos los que han emprendido levantar
estaba calculada mas bien para sumerjir todos
sus rasgos característicosindividuales, i reducir grandes edificios jerárquicos, itrabaje
los a un solo tipo regulador. Con efecto, sola mos de véras.
mente en asambleas en donde existe oposicion Sabéis que a lo que nos dirijimos es
de principios e intereses, que da nacimiento a al imperio del mundo; pero ¿cómo po
debates libres i contradictorios, es que cada uno,
impetido por las circunstancias, se exhibe con irémos lograrlo, a ménos que tengamos
sus facciones peculiares. Aquí, sin embargo, no en todas partes adeptos que entiendan
obstante la unanimidad de la Junta, el jémio nuestro lenguaje, el cual, sin embargo,
da cada uno parece bastante notable para ser debe permanecer desconocido para los
distinguido fácilmente. demas"
Solo los que han estudiado sériamente el Je Sin duda no habréis olvidado nuestro
suitismo, tanto en el pasado como en el presente,
i que conocen su espíritu i su audacia, serán ca antíguo Paraguái, que no fué mas que
paces de entender completamente todo el sen una prueba mi limitada de nuestro
tido que se encierra hasta en la nenor de sus sistema, en un pequeño rincon del globo.
palabras, sin espantarse del orgullo que los de En estos tiempos recientes, necesitanos
vora, o de los designios que meditan. Sin embar
go, creo que se requiere mas que eso, para ser un nuevo código, nosotros que hemos
capaz de comprender toda la estension de sus emprendido efectuar un cámbio tan po
deseos. Sería necesario conocer, no solamente deroso, el de hacer doblegar todas las
sus reglas i sus estatutos secretos, sinó tambien cosas bajo el peso irresistible de nues
todas las discusiones anteriores que los conduje
ran a resumir el tejido de esa trama de la cual tras doctrinas, de manera quetodo ven
voi a mostrar algunos hilos, i que, al presente, ga a ser como piedra,hierro, oro, i dia
debe haberse estendido inmensamente. De la mante, para el edificiojigantesco en el
misma manera, sería necesario considerar la cual forzarémos a entrar a todos los
educacion que han recibido estos padres, la in hombres.
fluencia preparatoria a que han sido sonetidos,
así como los grados por los cuales han debido | Por tanto, que todo individuo rinda
pasar,ántes de que se los pudiese juzgar dig obediencia completa. Que se empeñen
nos de venir a ser miembros de esta Junta, que con votos inviolables en un solo con
puede considerarse como el último término de vento; i que el Papa, pero un Papa que
iniciacion. En suma, todos ellos estaban bajo el
imperio de ideas i principios que habían sido su sea nuestra hechura, sea perpétuamente
discutidos en tres sesiones precedentes, o en Abad.
conversaciones confidenciales. Todo lo que «hi No: el Catolicismo no puede ser por
cieron estaba necesariamente relacionado con
mastiempoun poder mutilado;¡notiene,
estos nintecedentes; i por lo mismo, ignorando
estos últimos, es mui posible que equivoquemos
dentro de sí, medios innumerables para
ciertos pasajes, o que no los comprendamos sinó derribari levantar? ¿No puede volver
superficialmente Entremos, pues, en la Com | a erijirse, conquistar,destruir, reedificar,
ferencia. Cuando todos estuvierona sentados, i i Maquiavelizarse de suerte que el mun
establecido el silencio, el Presidente comenzó a
hablar como sigue:
do no puede escapársele de ninguna
I.
manera! Apresuremos nuestra obra, án
tes de que lospueblos se ilustren; mién
Queridos hermanos! Nuestras armas tras que permanezcan opacos i materia
les, podemos hacer de ellos un instru
son de un temple enteramente distinto
mento de conquista. Pero ¿no percibís
de las de los Césares de todos los siglos; cómo se esparce ya lainstruccion"
i no será difícil para nosotros maniobrar ¡Desgraciados de nosotros, si tantos
de tal suerte, que nos hagamos dueños nobles países no son pronto nuestra
de todos los poderes, ya tan debilitados.
No debemos temer la falta de soldados; conquista, isi millones de hombres, ro
apliquémonos solamente a reclutarlos bustos e ignorantes, no nos prestan sus
de todos los rangos i de todas las nacio brazos hercúleos para estinguir la estre
nes, i a disciplinarlos para un servicio lla maligna que nos amenaza! Pero
miéntras mas tiempo perdamos, se hace
puntual. Pero, al mismo tiempo,vijile
mos para que ninguno sospeche nues. mas problemático nuestro suceso.
tros designios. Que cada uno se per. II.
suada de que, miéntras nos consagra su Habiendo cesado el Presidente, el padre de la
trabajo, su oro, o sus talentos, está em voz suave i modulada empezó a hablar así: (*)
pleándolos en su propio interes. Sí: propaguemos incansable e ince
Nuestro sea el conocimiento de este santemente nuestras doctrinas entre los
gran misterio: en cuanto a los demas, (*) Aquí sigue en el orjinal el obscuro i
pinto
embarazado del discurso de este padre. “Sopra le popu
que nos oigan hablar en parábolas, de lazioni, sopra, diette, unga giammai stamoarciaoperiano
manera que, teniendo ojos, no puedan per mezzo delle nostre dootrine; impemionehé si é solo
furtifi candole é scaliandole alle nostra fiamue che le
ver, i teniendo oídos, no puedan oír. cangieranno in fulmini.”
CoNSPIRACION JESUÍTICA. 43

pueblos; calentados porel fuego de estas la tierra con tantas penalidades. es para
doctrinas, ellos se cambiarán para no castigar su antigua rebelion. No os ma
sotros en rayos para herir a esos reyes ravilléis, si para vengarse de esos após
altivos, que, en lugar de inclinar sus tatas, i de los reyes que los han soste
cabezas ante la Iglesia como hijos su nido, escita contra ellos toda la rabia de
misos, le hacen el favor de aceptarla sus súbditos; porque no ignoráis que
como un satélite, que no es bueno mas durante el espacio de trescientos años,
que para salvarlos de una ruina casi ine un monstruo terrible, la hidra revolu
vitable. cionaria, ha sido desencadenada, i no
Repitamos incesantemente a estos cesa de amenazar devorarlos.
pueblos descontentos,inacidos para su “ Oh, edad de oro de la Iglesia ! Oh,
frir :
milagrosorprendente! ¿Quién lo creería,
si no fuese tan verdadero como sublime?
“Sois desgraciados, profundamente
desgraciados, nosotros lo sabemos bien; Cuando nada podia domar el orgullo de
i¿ quién puede deplorar vuestra suerte esos soberanos que oprimian a los po
mas sinceramente que nosotros ? ¿ No bres i a los débiles, recomendados tan
sabemos que ganáis vuestro pan con el particularmente por Jesucristo a su Vi
sudor de vuestra frente ? Pero el a. cario, este, simple anciano, estinguió
yor de todos vuestros males, es, que ig con una sola palabra todo su orgullo,
noráis su verdadero oríjen. Oh! si si como una luz se apaga con un soplo.
quiera supiérais este, habríais dado un En esos dias la esposa de Jesucristo no
gran paso para libertaros del único ene- tenía ni mancha ni arruga. Ella brilla
migo que os ha sumerjido en ese vasto ba como el sol de primavera, que calien
ta i vivifica la tierra. No fué hasta los
abismo de miseria. Sabéd, pues, que
todas vuestras desgracias datan desde diasde la pretendida Reforma,que nues
el execrable dia en que un monje rene. tra santa madre vió a sus hijos sufrien
gado, para dar rienda a sus vilespasio dó la indijencia i el hambre, i deploró
nes, se atrevió, oh! qué horror! a unir su inhabilidad para auxiliarlos. Ai ! es
se con una monja a quién arreb tó de demasiado cierto que tan luego como
Su CODVento. esta plaga se esparció por la superficie
“Desde ese tiempo, el Todopoderoso de la tierra, toda justicia, itola caridad,
no ha cesado de hacer rodar sobre la i todo bien disminuyeron mas i mas, a
proporcion que disminuia el respeto por
tierra las ondas de su venganza ; la paz el
ha huido; el Santo Padre ha visto, co Vicario de Jesucristo. No era así en
pesar eindignacion, desertar a sus hi los dias de prosperidad de la Iglesia,
jos de losportales sagrados, i los ha oido cuando sus padres, sus sabios doctores
esclamar insolentemente: “Rompemos (comparados con los cuales los hombres
tus vínculos, despreciamos tus precep mas distinguidos de hoi no son sinógu
tos, tú no eres ya nuestro amo.” Malde sanos), tenian siempre cuidado de re
cidos i escomulgadoshan vagado des e comendar una obediencia sin límites al
entónces por lugares estérilesitenebro. padre comun de los fieles, al sucesor de
sos. En vano el Vicario de Jesucristo se San Pedro ; i nunca pronunciaban su
ha esforzado en recojer estos miserables nombre sin doblar la rodilla. San Ber
hijos pródigos; entregados a sus erro nardo, aunque el Papa habia sido su
res i a su voluntariedad, ellos han des. discípulo, nunca le escribiósin haberse
preciado sus ofertas de perdon. postrado ántes en tierra.
“Mirád el retrato de estos rebeldes, “I yo os pregunto, ¿mostráis vosotros
que han rechazado al que Dios puso en este mismo respeto, todas las veces que
su propio lugar paragobernar todas las habláis al Vicario de Jesucristo 1 No ;
cosas. Escuchád este salmo. Dios pre es demasiado claro, es demasiado cierto,
gunta: "¿Por qué la rabia jentil i los que los mejores entre nosotros han per.
pueblos immjinan una cosa vana?” Insí dido su respeto por las cosas santas.
Dios se responde: Ah! si Dios os concediese la gracia de
**Los Reyes de la tierra se reunen, i comprender lo que es ocupar sobre la
sus gobernadores se aconsejan contra tierra el lugar de Dios mismo, ¿con qué
el Señor, i contra sus unjidos, diciendo: fuego no os sentiríais inflamados; que
Rompamos sus lazos i arrojemos sus no intentaríais i desafiaríais, para liber
cuerdas. El que está sentado en los cie tar a vuestro único bienhechor del yu
los se reirá: el Señor se burlará de go de los impíos ? Sin duda, el Todopo
ellos.” deroso podria efectuar esto inmediata
*Si,pues, la justicia de Dios visita l mente por sí mismo; pero es su voluntad
44 SEMANA L1TERARIA.
-

que vuestras propias diestras os libren | batado sus lejítimas propiedades, su ho


de vuestros enemigos por una heróica nor está eclipsado, su carácter calum
victoria; puesto que el bien glorioso niado, i están casi aniquilados virtual
que resultará de ella,formará la recom
pensa de lospobres i de los oprimidos, “ La profecía está casi cumplida.Ya
i todos aquellos quejimen en sujecion. hemos visto al hombre del pecado, al hi
¿ No recordáis la constancia con que los jo de perdicion, al Antecristo, en una
fieles Israelitas resistieron a los pérfi- 1 palabra,levantarse contra aquel a quien
dos Cananeos ? Valor, hijos mios ! por todo el mundo debería adorar i venerar.
que vosotros tenéis tambien que tomar El manifiesta claramente con sus de
posesion de una tierra prometida,que seos, con su orgullo, con su persecucion
brotarápara vosotros toda clase de de del clero, i con su insaciable ambicion,
leites, para refrescar vuestras almas can robando lo que pertenece a Dios, i ho
sadas ! Despertad! levantáos!uníos con llando bajo sus piés todo lo que es sa
un solo vínculo fraternal, que os robus grado i divino, manifiesta claramente,
tecerá contra todos los obstáculos, si de que se sienta en el templo de Dios, i
seáis realmente que el porvenir sea que aún querría ser mirado como Dios
vuestro. ¿Habéis reflexionado alguna
vez, que, si los cielos se han hecho de “¡Feliz el tiempo en que este dragon
bronce, pordecirlo así, sobre vuestras coronado fué refrenado por la Iglesia,
cabezas, Dios lo ha permitido para cuando ya le faltaba la fuerza para lle
castigar vuestra neglijencia criminal ? var a cabo sus destrozos sacrílegos;pero
¡Qué necios o locos sois ! Permitís que al fin, ai! él ha logrado apoderarse de to
Su Santidad, el que representa a Dios da latierra, con la ayuda de una tropa
sobre la tierra, sea tenido en esclavitud! de apóstatas,i de los prodijios de sus in
Pero el dedo de vuestro Padre celestial fames seducciones. Mirád el oríjen de
ha escrito el decreto, de que vuestra todos vuestros males. Es desde esta re
suerte degradada durará miéntras que belien contra la Iglesia, que tantos de
dure la degradacion de vuestro Padre vosotros sois incapaces de contraer ma
terrenal, de aquel a cuyos piés debe trimonio sin esponeros a mil vejaciones.
arrojarsetodo el que espere la salvacion. Así, pues, se ha verificado, no solamen
Estád seguros de que en vano tratará te el testo que predice que ese Antecris
el Papa de bendeciros, en vano levan to prohibiría el matrimonio, sinó tam
tará su voz para hacerosjusticia;él es
bien ese otro que dice, que los fieles es
tá rodeado, como Cristo mismo, de pe tarán obligados a abstenerse de gran
cadores endurecidos i burlones que revariedad de manjares delicados, que
chazan su palabra. Dios ha creado para todos, i nopara el
“Sin embargo, todos esos pecadores goce esclusivo de unos pocos.
estraviados son vuestros hermanos; no “Oh, sublime institucion de Jesu
debéis aborrecerlos en vuestros corazo cristo! Oh, confesion, fuente de tan in
nes, de ninguna manera; pero es la finitos bienes ! es por tí que nuestros
voluntad de Dios que empleéis todos los oídos conocen las miserias de aquellos
medios para inducirlos a aceptar el per cuya suerte es trabajar sin descanso,
don, llamarlos otra vez al redil, en don i muchas de sus privaciones injustas
de, cuando hubieren entrado una vez, i contranaturales. Por eso es que la con
los mismos lobos se transformarán en fesion, que os alijera el peso de tantas
corderos.
penas, ha venido a ser odiosa para vues
* Escuchád! Escuchád! Os daré. tros opresores. Ellos querrian privaros
mos ojos espirituales. de ella,porque es vuestro solazi vuestro
“¿En dónde están los príncipes, aún refujio. Con efecto,por medio de la con
entre los de nuestra Relijion, que se ha fesion, ¡cuántas direcciones podemos da
yan atrevido, o que se atrevan todavía, ros, cuántos consejos que,si sabéis apro
a injerirse en las cosas de Dios ? vechar, os eonducirán seguramente sal
“Mirád el motivo por el cual el im. vos al puerto !! Por su medio ¡cuántos
pío ha invadido la Iglesia; mirád por secretos podéis depositar en nuestros
qué ella, encadenada i esclavizada, no pechos, secretos que no podríais revelar
uede ni hablar ni exijir obeliencia. El en otra parte sin mil peligros !
del Señor i los otros unjidos, sus “ Pobres amigos ! si solo estuviéseis
ministros, son en donde quiera tratados por nuestras instrucciones, si consintié
sin respeto,i se les niega toda autoridad. seis en poneros, de comun acuerdo, como
Se han suprimido sus privilejios, arre instrumentos en nuestras manos, no ten
CONSPIRACION JESUÍTICA. 45

dríais que trabajar por mas tiempo por mismos cielos, con vuestros gritos de
las producciones de la tierra, a fin de gozo.”
que otros las gozasen, escluyéndoos. Semejante lenguaje jamas queda sin
* Pero ¿deseáis verdaderamente le efecto : despertados i escitados por ta
vantar vuestras cabezas ácia el cielo ? les palabras, los oyentes casi siempre
Si a la verdad lo deseáis, empezád por salen ardiendo de rabia.
reforzarvuestro respeto por aquel sin Os repetiré una conversacion que tu
el cual lospobres no serán respetados ve la satisfaccion de oir. Uno de nues
jamás.” tros penitentes decia a un camarada
Este es el lenguaje que empleo con suyo.
ellos; i despues de haber disciplinado “Juan, solo los padres Jesuitas son
mis reclutas así, les doi una historia de hombres ; los demas son necios estúpi
las Cruzadas, escitándolos con la pintu dos.—¿ Cómo así ?– Porque solo e
ra de ese gran movimiento de muchas llos pueden ver en el fondo de las cosas–
naciones; i para atraerlos a nuestra liga, “Qué! ¡ han comprendido ellos nuestras
les digo: penalidades, i pueden curaras " –
“Qué impulso, hermanos mios ! Qué ¿ No te he hablado frecuentemente de
sacrificios ! Qué martirios ! I sin em eso 7 Ve i ábreles tu corazon, cuén a
bargo, no hubo uno solo de estos solda les todo, escúchalos, i aprenderás ciertas
dos de Cristo, que buscase una ventaja cosas. Te juro que pronto sabrás mas
temporal para sí. Ellos no tenian mas que todos esos filosofos que hacen tanto
que un deseo, el de redimir de las ma alboroto.—¿Qué es lo que dicen,
nos de los Turcos una simple piedra, un pues !–Vé tú mismo i pregúntales, i
sepulcro vacío,i el de exhalarsu último pronto sabrás la verdad; sabrás porque
suspiro en una tierra santificada. es que el mundo va tan mal, i lo que
“ Pobre pueblo! situviéseis ojos pa. debemos hacer para que ande derecho.”
ra ver, percibiríais que ahora hai algo III.
peor que infieles Turcos que combatir,
i algo mas que una simple piedra que Esta anécdota, contada con un tono chance
detender con vuestros pechos. Aquel en ro, que contrastaba fuertemente con el sosteni
quien Jesucristo habita contínuamente, do durante la otra parte del discurso, fué la que
aquel a quien él ha establecido como escitó la hilaridad i el aplauso ya nencionados.
Reconocí por la voz al Rector en el orador si
su representante, aquel a quien los án guiente.
jeles proclam n como el doctor de los
doctores, el infalible, el jefe supremo de Sin embargo, es sobre los grandes
todos los monarcas del universo, recla
ma vuestro celo, vuestros brazos, vues
que debemos ejercer particularmente
tra devocion, i acaso vuestra vida.
nuestra influencia. Debemos obligarlos
a creer, que, en un período tormentoso
“Un salmo que cantáis frecuente. como este, no hai seguridad para ellos
mente, habla así a los bien-aventurados sinópor nuestro medio. No disminuya
que pelean por el Eterno, i destruyen mos en nada nuestros esfuerzos, para
sus enemigos arrancándolos de raiz : penetrarlos de la idea de que ellos solo
“Alegráos! I entonandosantas canciones, pueden esperar obtener grandes resul
arráos con la espada de dos filos. para tad s, sujetando a nosotros las concien
ejercer la venganza sobre las naciones cias de sus subordinados,i las del pue
heréticas, para castigar a los incrédu blo comun, de manera que nosotros, o a
los, encadenar sus reyes i sus nobles, i lo ménos los que siguen nuestros con
ejecutar contra ellos el juicio que está sejos, puedan dirijirlas enteramente. Si
escrito; porque tal es la gloria reser el os están satisfechos del servicio que
vada para todos los santos,”es decir, pa podemos hacerles, descubriéndoles se
ra todos los buenos Católicos.
cretos que solo nuestra posicion pecu
“¡Ojalá que estas chispas sagradas se liar nos hace capaces de penetrar, en
inflamen en el fondo de vestros cora tónces en recompensa (entiéndase cla
zones ! Fomentádlas para el gran dia, ramente que es por su propio interes, i
que acaso está mui cerca; propagádlas si desean que llegue un tiempo en que
en las almas de vuestros hijos, de vues. no haya mas disturbios i revoluciones
tros esposos i devuestras esposas; i, fi que los molesten ), que no sean econó
nalmente, estád seguros de que el dia micos respecto de nosotros en alabanzas
del triunfo para la santa causa de Dios, tales, que tengan probabilidad de hacer
será aquel en que, enjugadas todas impresion en los miembros Poderosos
vuestras lágrimas, hagáis resonar los | del cuerpo Protestante, iconducirlos a
- "-----

46

concluir, que solamente nosotros posee vos. De aquí se sigue que losgobiernos,
mos el arte de consolidar los gobiernos, protejidos por el progreso maravilloso
puesto que es nuestra mision correj, r de la diplomácia, quedarán asegurados
todo lo que ha quedado imperfecto i sin para siempre de todo abuso de anatemas,
acabar en los siglos medios, a conse de todo atentado de usurpacion,..i que
cuencia de las disputas fatales entre la pueden, con toda confianza, dejar al sa
Iglesia i el Estado. cerdocio la completa direccion de los
Mas,puesto que pueden objetar ciertos fieles. Ademas, que los gobiernos se
actos nuestros que no están libres de pan que todos nuestros sacramentos, co
una apariencia sediciosa, es menester fradias, ceremonias, libritos, 4.º, &.º,
que hagamos cuanto esté a nuestro al son infinitamente ménos detemerse que
cance para dar colorido a estos actos, i esos periódicos pestilentes de todas cla
disfrazarlos de manera que no queden ses, que no son buenos mas que para
demasiado visibles. Debemos darles a escitar las peores pasiones: que es in
entender, que, si obramos así, es porque finitamente mas seguropara la multitud
estamos intimamente persuadidos de que hundirse en las leyendas de la edad me
la causa del mal, el mal fermento, que dia, que encadenarán su imajinacion
dará en el mundo miéntras que exista a la adoracion de lostiempos pasados ;
el Protestantismo; que,porlo tanto, el miéntras que, por el contrario, si les
Protestantismo debe quedar enteramen permitimos una vez poner un pié en el
te abolido, puesto que el exámen de los primer paso de la escalera, subirán rá
asuntos relijiosos cría i propaga el exá pidamente hasta la cima, i se posee
men de las otras materias. Debemos rán del vértigo revolucionario, que los
decirles, que el órden admirable de cohará inmediatamente inmanejables; e
sas que intentanos establecer, puede llos inquirirán i examinarán, i cuanto
existir solamente con la condicion de mas aprendan, mas se aumentarán su
que el pueblo esté forzado a moverse al | orgullo é insubordinacion. Sí, que los
rededor de estos dos ejes, la Monarqua gobiernos admiren lo que somos capa
i la Iglesia. Debemos probarles, que ces de hacer con el pueblo por medio
solo nosotros, con las otras órdenes, i de estas “ Vidas de Santos,” i todos
el clero (bien entendido que el clro, estos milagros ; podemos perpetuar su
solo bajo ciertas condiciones ), somos infancia hasta que retrocedan con te
capaces de serles mas efectivamente rror de lo que otros ansían con frenesí
útiles que todas sus fuerzas armadas, I casi incurable.
¿por qué? Porque la compresion, lé. IV.
jos de cambiar el corazon, lo inflama
mas ; por tanto, los mas violentos i obs. El estilo de los pensamientos é imájenes,i el
tinados acaban por rendirse a la reli acento del siguiente orador, denotaban evidente
jion, cuando ella obra sobre ellos con la mente, que era de la Gran Bretaña. Le lla
confesion como su auxiliar, i la pompa maré Irlandes.
eclesiástica por cebo.
Tomémonos, ademas, todo el trabajo En mi opinion (empezó), no siempre
posible para convencerlos de que no de debemos reprimir ciertas lenguas atrevi
ben murmurar de las riquezas adquiridas das que se burlan de esas leyendas;
por los cuerpos relijiosos, ni de las que por el contrario, es bueno que haya
estamos acumulando constantemente, hombres que arrojen un poco de ridicu
porque tales riquezas nos son necesa lo sobre esa inmensa apoteósis del Pa
rias; sin ellas, nosotros no podríamos pado, que estamos acostumbrados a
ejecutar ninguna grande empresa. hacer en lenguaje oriental. Esta espe
cie de licencia no nos hará daño, mién
“Pesád bien” digámosles, “pesád tras que esté limitada a las clases mas
bien laspresentes entajas que podemos elevadas, i permanezca desconocida pa
ofrecer, i las todavía mas considerables
ra el pueblo : cierta tolerancia a este
que han de seguir, i veréis que cada uno respecto inclina mas al mundo a confiar
de vuestros favores os será restituido, al en nosotros,i sirve para aquietar la sos
fin, centuplicado.” pecha en los ánimos de vuestros dorados
Pero lo que, sobre todo, debemos es fantasmas ( larve dorate ) respecto de
forzarnos en aparentarles es esto: que nuestrosúltimos proyectos. Pero si la
las luchas antiguas entre la Iglesia i el burla se mostrase a la luz del dia, de
Estado no son ya posibles, pues estos manera que abriese los ojos del vulgo ;
dos poderes han aprendido que nada o siun espíritu agudo ipenetrante, des
ganan traspasando sus límites respecti corriendo una esquina del velo, señala
CONSPIRACION JESUÍTICA. 47

se el lado corrosivo de nuestras doctrienerjía contra esa raza envidiosa i eno


nas; entónces debemos esforzarnos para jadiza. Ahora volveré al punto de que
cubrir de infamía a ese audaz misera- me habia separado.
ble, o denunciarlo como conspirador pe Nos es altamente importante aparen
ligroso, que merece castigo ejemplar. tar, que ofrecemos grandes garantías a
A partándonos de estos casos estre todas las clases de la sociedad. A la
mos, es mas bien ventajoso para noso aristocrácia de los países Potestantes
tros, que haya aquí i allí algunos que debemos dirijirnos así:
censuren nuestro vasto sistema dogmá. “ La jerarquía Romana, sola, es ca
tico ; porque, miéntras se permita libre paz de ganaros la victoria; pero es con
curso a unos pocos sarcasmos (alcuni condicion de que halle un eco en vues
scherni ) (*) sobre estas materias, nues. tras propias almas. Es por vuestros es
tras tendencias permanecen intactas, se fuerzos que el pueblo debe reunirse en
nos concede plena libertad i oportuni su redil anterior; cuando esté allí se
dad para propagar nuestras doctrinas,i guro, el torrente impetuoso no devastará
estender dia por dia nuestras conquistas. vuestros dominios por mas tiempo ; ve
Para hacer mas atractivo el Cato réis que la sumision se ha restablecido,
licismo, esforcémonos en alistar en su i que el espíritu malo que amenaza de
causa a los primeros estadistas,i a los sarraigar i destruirtodas las cosas,será
escritores históricos de nuestros tiem él mismo desarraigadoidestruido.Vues.
pos. Empleémoslos en adornar el pasa tros padres volvieron todo al revés, i el
do con tintes dorados; en endulzar,para remedio no debe ser ménos enérjico
nosotros, las aguas amargas de los si que el mal. Llamád a oíros a todos
glos medios; i en ayudarnos a cauti aquellos sobre quienes tenéis influjo, i
var la humanidad con las promesas dirijíosintrépidamente a ellos con estas
mas halagüeñas. ¿Quién sabe que no o semejantes palabras:
ha de venir el dia, en que los cantares “ “El Protestantismo es una aberra
jactanciosos de los antagonistas del Ca cion. El no ha enjendrado mas que mu
tolicismo, resulten no haber sido mas serias i catástrofes innumerables.
que música de cisne ? “ “Es una relijion podada de sus
Permitamos a todos estos diversos la miembros, no es ni siquiera un esque
leto.
bradores seguir trabajando para noso
tros, i cuando llegue la tarde les paga “Solo elCatolicismopresenta un to
rémos, no como el amo en la parábola, do armonioso. En donde no hai confesion,
en buena moneda de la edad media ( in ni Papa, ni atráctivas formas de culto
buona moneta del medio ero), de esa para dirijirse a los sentidos, ni punto de
edad media que, en su ferviente admi. reunion, ni autoridad omnipotente i
racion por la antigüedad, ensalzan aho. siempre activa, es menester que todo
Ia, InSiOSainete. se esparza como arena. Nosotros nos
A la verdad, nuestros tiempos han presentamos para ejemplo vuestro, como
venido a ser estrañamente delicados! los primeros en postrarnos ánte los
i Se lisonjean, pues, de que ya no arde, guías de nuestra conciencia, como los
entre las cenizas al rededor de lapira, primeros en rechazar la apostasía de
una sola chispa para encender otra an nuestros padres! Que nuestra comun
torcha ? Nécios! todo lo que pueden tarea sea reunir lo que ha sido despe
hacer es aborrecernos ! Ellos están mui dazado. A la grande obra, pues ! Ayu
léos de soñar (d” aver sentore, literal. dádnos! Seguidnos
mente olfatear), que solo nosotros sabe “De esta manera las masas del pue
mos preparar una revolucion, compara blo,fascinadas por vuestras palabras i
da con la cual todas las suyas no han vuestro ejemplo, sentirán ajitarse sus
sido, ni son, ni serán sinó insurrecciones almas, cambiarán gradualmente de cos
pigmeas. LlamándonosJesuitaspiensan tumbres, i al fin con un solo impul
so caerán de rodillas ánte nuestra ma
cubrirnos de oprobio! Ellos piensan
dre comun.”
poco que esos Jesuitas tienen acopiados,
para ellos, esposas, mordazas i llamas, Ademas, caros amigos, debemos pre
i que serán un dia los amos de sus amos! verlo todo, especialmente las objecio
Escusád este calor, mis queridos co nes,de manera que podamos estar pron
legas; en otra oportunidad me esten tos para responderas inmediatamente,
deré sobre las causas inmediatas que me i sin hesitacion; porque no tendrémos
llenan de indignacion, i escitan toda mi 1 suceso jamás, a ménos que estemospri
(*) Tal vezdijo scherzi, chanzas, | moro individual i colectivamente versa
4S sEMANA LITERARA.
dos del todo en nuestro asunto, bajo to Sí; elpueblo es el vasto dominio que
dos sus aspectos. Obliguese, por tanto, tenemos que conquistar; i cuando sea
cada uno de nosotros a anotar con fide mos libres para cultivarlo a nuestra ma
lidal escrupulosa, nosolo los argumen.1 nera, lo harémosfructificar en prove
tos que se presentan contra nosotros, si cho del granero empobrecido (*) de la
nó tambien la naturaleza de los intere ciudad santa.
ses, temores, deseos, i aún la mezcla de Sabrémos exorcizar la herejía de las
ideas sérias, estravagantes o místicas, cabezas i de los corazones de la multi
que están del otro lado en línea de bata. tud, con historias maravillosas i primo
lla, de manera que nuestras respuestas i rosos espectáculos ; sabrémos como
nuestro modo de considerar esas ideas, clavar sus pensamientos a los nuestros
pueda espantarlos, enloquecerlos, i (inchisdare sui mostrii di lei pensieri),
traerlos así cautivos a nuestra causa. de manera que no puedan ni siquiera
“Reflexionád” digámosles, siguiéndo moverse sin nuestra voluntad. Entónces
los estrechamente, de seguro no sois tan la Bíblia, esa serpiente que, con su ca
ciegos para no ver lo que pasa al rede beza erguida i los ojos brotandofuego,
dor de vosotros. Agarráos del áncora nos amenaza con su veneno miéntras se
de salud que Roma os ofrece, si de vé arrastra por la tierra, se cambiará otra
ras la creéis bastante fuerte para resis vez en vara, tan pronto como podamos
tir a tantas olas impetuosas. El torren asirla; i ¡quéde heridas no inflijirémos
te se ensanchaigana fuerza a cada mo con ella a esos Faraones endurecidos,
mento. La pérdida de un solo instante i a sus astutos mágos! ¡Qué de milagros
puede serluego para vosotros la fuente no harémos con este medio ! Oh! entón
de vanos pesares. Apelád a los únicos ces,vara misteriosa, no te dejarémos
que son poderosos para salvaros, levan escapar otra vez de nuestras manos, ni
tando contra estas aguas furiosas una caer a tierra !
barrera insuperable ieterna. Solos (non 1 Porque sabéis demasiado bien que,
contando che su divoi), ¿qué podríais durante las ultimas tres centurias, ese
hacer contra las inminentes catástro cruel áspid no nos ha dejado reposo
fes ? Refujiáos, p es, con nosotros ; ve (crudele aspide ); i conocéis los plie
níd con las almas preparadas, i os en gues con que nos enreda i los colmillos
señarémos a amansar esa masa ante la con que nos muerde l
cual tembláis a ora; os habilitarémos
En este lenguaje podrémos reconocer un al
para asociar estos pueblos a la obra gi ma amargada i corroida por el resentimiento
gantesca de su propia metamórfosis, contra las sociedades Biblicas Inglesas. Es me
obra que no se ejecutará jamás sinó con nester que las haya encontrado a menudo en su
la ayuda de espedientes como los nues. camino, i sentídose enredado por su nfluencia.
tros.” Sus salvajes espresiones fueron acojidas con una
rísa seca i forzada, enteramente distinta de la
Sé por esperiencia, que esta es alegría espontánea manifestada anteriormente.
pecie de lenguaje tiene cierta eficacia. y
Tan luego como se hayan convertido
unos pocos de esos personajes, los imi El que habló en seguida, me pareció por el
tarán otros; i cuando por este medio, se tono de su voz un poco avanzado en años. Yo
hayan hecho algunas brechas al Pro no pude adivinar su país.Sus maneras eran gra
testantismo, ora pocedan estas Conver vesi sosegadas.
siones de motivos genuinos, ora sean Hermanos mios, en cuanto a la Bi
determinadas por ofertas ventajosas, las blia, seguíd mi consejo. Por nuestro
cuales no deben economizarse si la per. mayor bien evitemos, evitemos cuida
sona vale la pena (ne val la pena), po dosamente este terreno. Si yo puedo
demos ciertamente contar con que el deciros francamente lo que pienso de
pueblo, halagado por estas conversio este libro, no es todo para nosotros ; es
nes, no resistirá por largo tiempo al
yugo de la autoridad pura, i entónces bia(*) Aqui se me escaparon dos palabras. Pemsé que ha
sabrémos hacerle tirar firmemente. dos silabas rito,i pienso que las palabras pro
nunciadas deben haber sido granario impoverito. Hubo
Porque yo no querría que se perdiese un momento de hilaridad, mezclado, segun me pareció,
con algunos murmullos que hicieron ininteljibles estas
de vista, que nuestra principal ocupa palabras. Pero es evidente que el Irlandes se tomaba poco
cion debe ser la de amoldar al pueblo trabajo en velar sus pensamientos. Acababa de comparar
al pueblo a una vasta llanura que debia ser conquistada
a nuestros designios. Sin duda que la í arada. En Italia ha venido a ser casi un proverbio, i yo
lo he oido decir a muchos sacerdotes ancianos, “ que el
primera jeneracion no nos pertenecerá granero de la ciudad santa está empobrecido.” Esta es
enteramente; pero la segunda casi será una indusion a la enorme pérdida de indujencias, dispensas
&c., que han ocasionado a los tesoros del Vaticano el Pro
nuestra,i la tercera lo será por completo. testantismo ilas ideas modernas.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 49

contra nosotros. Yo no me maravillo, de frido mucho, pero solo.”–“Está bien,”


ninguna manera, de la obstinacion in me contestó.
vencible que enjendra en todos los que Desde ese momento me mantuvo se
parado de los demas estudiantes, i ha
consideran sus versos como inspirados.
biendo sondeado repetidas veces las
Sabéis que, cuando uno entra una vez
profundidades de mi conciencia, me di
en los estudiosteolójicos, tiene de nece
rijió un dia la siguiente pregunta. “Hi
sidad que adquirir algun conocimiento
de la Biblia. En cuanto a mí, aunquejo mio (yo tenía entónces veintei tres
en compañía de numerosos condiscípu años), siyo colocara en vuestras ma
los, meras máquinas acostumbradas a nos la Jeografía de Tolomeo, o la de
confundir el testo i el comentario, Strabon, que vivieron como dos mil a
como si fueran una i la misma cosa ños atras, i os djese, señaládme en es
(ilusion que,para decir la verdad, nos tos libros el nombre de una sola de las
es estremadamente útil), me era impo ciudades que han sido edificadas des
sible, sin embargo, dotado como estaba pues, ¿cuál sería vuestra respuesta?”—
de alguna capacidad para reflexionar “Diría que eraimposible, puesto que esas
(como lo prueba mi presencia aquí, en ciudades no existían entónces.”—“Exac
tre el pequeño número de los elejidos), to; i el caso es absolutamente el mis
me era imposible, repito, el ser tan ab mo respecto del Nuevo Testamento,
surdamente crédulo, que no distinguiese librodel Cristianismoprimitivo, que res.
el testo del comentario,por el cual casi pecto de la Geografía de Tolomeo, o
siempre se tuerce el sentido de aquel. Strabon. Todo lo que buscáis allí, ha
En la sencillezde la juventud,yo espe nacido en un período mucho mas cerca
no.”
raba confiadamente, que, al abrir el
Nuevo Testamento, hallaría allísenta A estas palabras de mi superior, me
do totidenliteris (in lettere cubiali), la quedé estupefacto mirándole, i él me
autoridad de un Superior cn la Iglesia, estrechó afectuosamente contra su pe
i el culto de la Vírjen, fuente de toda cho, diciendo: “ No os angustiéis ; se
gracia para la humanidad. Busqué con réis un jóven escojido. Sois digno de
la misma ansiedad la misa, el purgato penetrar mas léjos que los otros.
rio, las reliquias, &c. Pero a cada pá “Como lo habreís observado, el mismo
jina encontraba burladas mis esperan Jesucristo no hablaba a la multitud sinó
zas, resultándome una duda de cada porparábolas ; pero, en privado, inter
reflexion que hacia. Al fin,despues de pretaba estas parábolas a sus apóstoles,
haber leido, por lo ménos seis veces, diciéndoles : “ A vosotros es dado co
ese pequeño libro, que desbarataba to nocer los misterios del reino,” es decir,
dos mis cálculos, me ví forzado a con poseer la llave de estos secretos; pero
fesarme a mí mismo, que él presenta evitaba cuidadosamente usar del mismo
efectivamente un sistema de relijion en lenguaje con el vulgo. ¿Pensáis que un
teramente distinto del que se enseña en niño en la cuna está igualmente adelan
las escuelas, i así se confundieron todas tado que un hombre crecido? No. De
mis ideas (ne rimasi al sommo scompa la misma manera, este libro no es mas
ginato). que el embrion de la Iglesia. Formas,
El ojo penetrante de mi confesorper nuevas doctrinas, jerarquías, poder del
cibió la ajitacion de mi alma,i por con Papado, todas estas grandes cosas que
siguiente, me ví obligado a descubrirle han transformado la Iglesia en un océa
mi dificultad i mi angustia. “Ah, re no, por decirlo así, han sido el efecto de
verendo padre !” le dije, “yo espe un progreso gradual, progreso que ha
raba hallar en el Nuevo Testamento sido impedido,frecuentemente interrum
cada uno de nuestros diferentes dogmas pido,pero que estamos destinados a lle
completamente desarrollado, i exami var a cabo.”
nado de acuerdo con elvalori laimpor Despues,para neutralizar mis impre
tancia que estamos obligados a atribuir siones, me puso en las manos a Dupuis,
les. ¿Cuál es misorpresa, al no hallar Boulanger, Volney, Voltaire,i algunos
nada parecido a lo que consideramos otros escritores. Por este medio, se es
como la parte mas esencial de nuestras tableció en mi alma gradualmente un
doctrinas !” nuevo órden de ideas, i al fin vine a ser
Sin dejarme proseguir, me preguntó: capaz de levantarme hasta las miras
* ¿Habéis comunicado vuestros pensa elevadas de nuestra órden.
mientos a alguno de vuestros condiscí He contado esta anécdota, enteramen
pulos?”-“No,” repliqué yo, “he su te personal, únicamente
parar
50 SEMANALITERARIA.

en guardia contra la demasiada com que sea la naturaleza de sus opiniones.


fianza en contar,a semejanza de los he Si ellos pueden ser inducidos a escribir
rejes, con un libro que desgraciadamen en nuestro favor,paguémoslos bien, sea
te abunda en armas contra nosotros, i en dinaro o en alabanzas. Con tal que
no para nosotros. el edificio universal aumente constante
Por consiguiente, sentemos este prin mente, ¿qué nos importa a nosotros la
cípio : obrar en público, como si nada clase de trabajadores, o los utensilios que
tuviésemos que temer de semejante libro, se emplean? Hai algunos que han veni
ántes bien, como si nos fuese favorable; do a ser celosos Católicos,porque, segun
en privado, describirlo como peligroso dicen, nosotros sabemos producir con
i perjudicial, i, en donde esto no sería nuestras imájenes, nuestras pinturas,
prudente, declarar que es el jérmen, muestras velas de cera, i nuestro oro, un
del cual el Catolicismo no es mas que efecto altamente pintoresco en nuestras
el desarrollo completo imajestuoso. Así capillas. Otros se convierten porque
mosproveerémos de un arsenal mil veces nuestra Iglesia es la única que posee
mejor surtido que el arsenal bíblico del un pozo, siempre pronto, en el cual el
Protestantismo. Así eludirémos tam que está ensuciado con el pecado,puede
bien una turba de dificultades, i al mis lavarse inmediatamente.
mo tiempo mantendrémos la controver. Percibís, pues, que estamos provistos
sia entre los Protestantes i nosotros, que de infinidad de cebos, para atrapar toda
es precisamente lo que necesitamos; por clase dejentes; nos toca hacernos pe
que, en tanto que dure el estado actual de ritos en la eleccioni en el uso de ellos.
cosas, en tanto que las masas perciban VI.
que nuestras disputas no conducen de
cisivamente a nada, ellas concluyen que, Cesó,i el orndor que sucedió a este, parecía
si realmente ha habido algo en la Bi mas jóven. Yo no puedo decir, si era, o no, Ita
blia que pueda condenarnos, en el curso liano;porque nuestra lengua se pronuncia de
de tres centurias se habría manifesta tantas maneras diferentes, que es difícil juzgar
do completamente al descubierto. En por su acento del país de un orador, especial
mente cuando no podemos observar sus faccio
tretanto, cuidemos de colocar nuestros nes. El orador empezó desplegando unas teo
mejores obreros en los puntos mas im rías pérfidas, i su estilo fué al principio débil
portantes. Miéntras que estos buenos deseuidado, Yo estaba admirado de su incohe
autómatas nos ayudan a colocar piedra rencia, pero poco a poco tomó brio, a causa de
una interrupcion,i su estilo se hizo súbitamente
sobre piedra,bajo la direccion de nues terso i compacto.
tros miembros iniciados, nuestro edifi
cio se levantará sobre bases tan sólidas
Sé que se nos acusa de temer las Es
que resistan en adelante a todo choque. crituras; por tanto, ahora mismo me o
En cuanto a nuestros testos, escojá cupo en componer un libro, en el cual
moslos en las antiguas leyendas de los señaloun método fácil de enriquecer
Bollandistas. Sise pusieren en duda al nuestras instrucciones orales, i nuestros
gunas de nuestrasprácticas o doctrinas, escritos, con testos de la Escritura. Por
amontonemos entónces milagros sobre ejemplo:
milagros, repitamos los viejos,i haga, “Quien quiera que no aborrece a su
mos otros nuevos, de manera que eche padre, a su madre, a sus hermanos i a
mos un velo reluciente sobre el Papa, sus hermanas,i que no está preparado
la Vírjen, el Purgatorio, la misa, nues para sacrificar a la Iglesia todo lo que
tras vestiduras eclesiásticas, nuestras posee, es un discípulo indigno de Jesu
medallas, nuestros rosarios; sean nues cristo.”
tros milagros comouna corriente inago “Si la Iglesia es un cuerpo visible,
table, que mantenga en movimiento el mas simple sentido comun mos obli
perpétuo cada una de las ruedas de a a no negarle una cabeza visible”
nuestra inmensa máquina. * El pueblo Católico es el sucesor del
Griten contra nosotros cuanto quie pueblo de Dios; por consiguiente, los
ran los herejes ilos filósofos;nosotros no herejes i losfilósofos son los enemigos
nos tomarémos el trabajo de acallarlos, que estamos obligados a esterminar; i
ni de responderles; de manera que lle los poderes que no rindan obediencia a
garán a cansarse, i nos dejarán entera la Santa Sede, son otros tantos Farao
mente solos. Al mismo tiempo, soi de nes.”
opinion que debemos, por todos los me “Así como, bajo el antiguo Testamen
dios posibles, asegurarnos la ayuda de to, la voz del tabernáculo era la voz de
los pensadores modernos, cualquiera Dios, así, de la misma manera, la voz
CONSPIRACION JESUÍTICA. 51

del Papa es la voz de Dios, bajo el nue pedirá, pues, entrar en la mas perfecta
vo Testamento.” comunion con nosotros ? ¿No sería una
Mil ejemplos mas pudiera citaros, con locura exijir, que todos loshombres lle.
sus aplicaciones ; pero la muestra que gasen a un mismo punto por un solo ca
os he presentado, os probará que tam mino, cuando es la propiedad de una re
bien nosotros, así como los herejes, po lijion divina conducirlos a él, por una
demospresentarnos con una fraseolojía multitud de caminos diferentes? ¿Os re.
enteramente bíblica. pugna, acaso, ver a Dios en el hombre
En cuanto a nuestro modo de proce con quien os confesáis, para obtener la
der con los Protestantes de todas clases, absolucion? Pero considerád, que un
debe variarse necesariamente. Mi dic pueblo entregado a sí mismo, no refrena
tánen es este : que tengamos un rejis do por un poder visible que supla el
tro de los mas obstinados i peligrosos de lugar del invisible, se embrutecería
ellos, i principalmente de sus ministros. pronto, olvidando el horror al pecado; o
Este rejistro, en que se anotarán sus ca por otra parte, se desesperaría, no oyen
ractéres individuales,servirá para pre do por mas tiempo la voz que le dijera:
caver en su curso a nuestros misioneros “Yo, que soi Dios, te absuelvo.”
de las rocasi los bancos de arena move
“¿No es cierto que prefiriríais que un
diza:ellos sabran de antemano con quien amigo fuese vuestro sacerdote ? Las al
tienen que habérselas, a quienes deben mas ilustradas buscan el comercio de
evitar, i con quienes deben aventurar las almas ilustradas; bien, no dudéis de
se, segun la medida,ola naturaleza par que el Catolicismo os ofrece una multi
ticular de sus talentos respectivo- ; esto tud de sacerdotes, que, sabiendo con
será de admirable utilidad para econo quien tienen que habérselas, nunca so
mizarnos muchas derrotas,i equivoca ñarán imponeros actos de humillacion.
ciones desgraciadas. En cuanto a nuestrasprácticas devocio
Por mi parte, al dirijirme a los que nales, no es mecesario tomar parte en
parecen ménos hostiles i mas maneja ellas, mas de lo que es indispensable
bles, les arguyo así: “¿No es palpa para la edificacion de lostontos (per l” e
ble que solo nosotros combinamos todas dificaziene dei simplici). La Iglesia es
las ventajas que vuestras sectas poseen demasiado perspicaz para no hacer un
separadamente? Por tanto, no perderéis uso discreto de muchas de sus diferentes
nada con vuestra conversion ; por el reglas, de manera de adaptarlas a toda
contrario, ganaréis la ventaja de venir clase de intelijencias, desde las profun
a ser espectadores de solemnidades tan didades de la ignorancia hasta las altu
imponentes, que deben cautivar necesa ras del jénio. Puesto que su mesa se ha
riamente, tarde o temprano, vuestros co lla tan ricamente provista, ¿no sería un
Ta2Ones.
absurdo, que esta misma abundancia
“Nuestra Iglesia se llama Católica, fuese causa de disensiones? No; res
o universal; he aquí por qué emplea tricciones de esta clase no han entrado
vehículos sensibles,proporcionados a las jamas en el espíritu de nuestro sistema.
facultades intelectuales de cada indiví La unidad es cosa inapreciable, es mui
duo. Mirád, pues, el Catolicismo, como cara para nosotros; pero nosotros sabe
que abre al jénero humano la fiesta mas mos qué sacrificios deben hacerse para
espléndida. Ya sabéis en qué consiste el cónservarla, sabemos que la tolerancia
mérito de una mesa; en estar cargada recíproca es mui necesaria para los di
de manjares adaptados atodos losgustos, ferentes huéspedes sentados al mismo
i en desplegar todas las producciones banquete relijioso, en donde la eleccion
mas deliciosas de la tierra. Ahora, todos de los manjares es enteramente libre,
los hombres no están constituidos de la sin que ninguno tenga derechopara res
misma manera. Un hombre ve a Dios al trinjir la de su vecino; i por medio de
través del medio de las bellas artes i de esta paciencia amable, conmovedora,to.
la poesía; otro puede discernirlo sola dos son igualmente nutridosisatisfechos.
mente bajo un aspecto austeroisombrío; “Recordád que San Pablo nos prohibe
un tercero lo mira en una atmósfera despreciar a los débiles. Este no quiere,
dulce i radiante; i otros lo ven al través que el que se cree con permiso para co
de una nube de arrobamientos opacos i mer carne, perturbe a otro que cree que
místicos. Para todos, sin embargo, hai solo comiendo yerbas se hace agradable
un centro de unidad, a saber, Jesucristo; a Dios. Es a vosotros, protestantes, a
i sobre este punto no hai entre nosotros quienes San Pablose dirije, cuando dice:
ni sombra de discordancia. ¿Qué os im “No destruyas con tu carne a aquel por
52 SEMANA LITERARIA.

quien murió Cristo” Ojalá que hubiera quiere eclipsar el honor debido a ningun
añadido: “No le destruyas exijiéndole estado ni condicion.
orgullosamente que se conforme a tu “ Os admiraréis, tal vez, de vermosa
gusto individual.”(*) dorar la Hostia, rodeada degrande mag.
“En el Reino de Dios se han de en nificencia. Nosotros sabemos tambien
contrar luces diferentes, desde la pálida que Dios está en todas partes,i que solo
luz de la mas pequeña estrella, hasta la pide el corazon; no es un descubrimiento
gloria brillante del sol. de vuestros pretendidos reformadores.
“Aplicád este mismo espíritu a dife Pero decídme. os ruego, ¿cuándo ha sido
rentes doctrinas; a aquella,por ejemplo, capaz el pueblo de comprender todas es
que tanto os ofende. porque pone todo el tas abstracciones quiméricas? ¿No se ha
poder en manos del Papa. Sin duda esta necesitado en todos tiempos de ciertos
doctrina puede esplicarse de tal modo a signos, que sirvan como "de escalones,
los entendimientos educados, que la co por decirlo así, por los cuales los hom
loque en un punto de vista mas elevado, tres puedan subir a lo ideal de la re
i aún que le dé la apariencia de algo lijion
racional i justo; pero, por muchas ra “Portanto, la Iglesia, observando que
zones, ella debe predicarse a la jente la Cena del Señor en su sencillezpri
comun en toda su crudeza material (in mitiva i vulgar, se adaptaba mal a escitar
tutta la sua cruditā materiale). la devocion del pueblo, decidió al fin
“A medida que seáis capaces de com concentrar en la Hostia por medio de
prender las miras estensas i nobles la misa, como en un punto palpable i
de nuestra Iglesia, percibiréis tam perceptible,todo el esplendor que podía
bien por qué canoniza ella indiví darle. La Iglesia ha logrado particular
duos tan enteramente desemejantes; al mente mucho suceso, por medio de las
que se absorve en un misticismo escén frecuentes exhibiciones del augusto sa
trico, al hombre que disciplina diaria cramento, i por la pompa de sus cere
mente su cuerpo hasta salpicar la tierra monias. La multitud, arrastrada por lo
con su sangre, i al que ha vivido en el visible, se mueve i se suaviza, i a la ad
lujo i los paceres, cuando su posicion miracion sucede la adoracion.
se los hacía asequibles i lejítimos. La “Sin estos medios católicos, ¿no sería
razon sencilla es esta, que la naturaleza de temerse justamente, que el número
humana es multiforme. de los que nunca levantan su corazon a
“Todas las cosas son buenas, todas las Dios, aumentaría de una manera alar
mante "?
cosas son santas, cuando están en su lu
gar respectivo,i cuando los hombres no “Por otra parte, el hombre ilustrado,
tratan de introducir en cada una de ellas el verdadero filósofo, que realmente no
sus princípios esclusivos. ¿Será difícil necesita de estas formas materiales, no
percibir que este sistema de conducta es intentaría seguramente imponer su pro
al mismo tiempo jeneroso i sublime ?” pio espiritualismo a séres cuyo destino
Despues de haber argüido así, pero es el de permanecer materialesigrose
ros. El se contentará con admirar los
mas estensamente, cámbio de tactica,
analizo el Protestantismo, aún en sus injeniosos recursos del Catolicismo, i
detalles mas triviales. Manifiesto de dondará gracias a Dios, por haber hecho
de vino, muestro sus vergonzosas varia. capaz a la Iglesia de hallar medios tan
ciones, el ejemplo pernicioso que ha da. adaptadospara despertar lapiedad de las
do, las consecuencias de su libertad de masas ignorantes i estúpidas.
exámen, i sumiserable sequedad esterior “Así, bajo los techos de nuestros tem
anunciando su esterilidad interior. En. plos, niños i hombres tienden al mismo
punto, gracias a la fecundidad inagota
tóxces esclamo: “Ved una de nuestras
grandes procesiones ! cada uno ocupa ble idivina de la verdadera Iglesia, que,
como dice San Pablo, hace ella misma
su lugar peculiar; porque nuestra Igle. todas las cosas para todos los hombres,
sia, aún en sus grandessolemnidades, no
para ganartodo el mundo si es posible,
(*) No acabaríamos jamas, si fuéramos a señalar los
continuos esfuerzos de reverendos padres, para es sin sacrificar, sin embargo, la verdad,
primir el significado de los testos que citan. san" Pablo,
teniendo que habérselas con conciencias débiles, acos
contemporizando así.” (†)
tumbradas a las máximas ascéticas, i deseando, mún res. (t). No hai duda de que bajo el nombre de niños, este
petarlas, sin perjuicio del nuevo principio que trataba de padre desigma las clases bajas, a quienes intentan mante
establecer, habla así: “Porque uno cree que puede comer ner bajo el yugo de practicas supersticiosas; miéntras que
todas las cosas; otro, que es débil, come yerbas. Que por el de hombres designan los que desdeñan estas prác
aquel que come no desprece al
no OIIe que no con, i que el que
al que come.”–Rom. XIV. 3.3
ticas, pero que, velando esto diestramente, merecen el
nombre de verdaderos filósofos. He conocido muchos se
Q,
han cambiado mucho desde el tiempo de san cerdotes, i aun ministros protestantes, que rechazan ms
chas de las doctrinas que predican públicamente, entre
_==-— ---

CONSPIRACION JESUÍTICA. 53

VII. dades, i aún hai algunos altos personajes


a quienes hemos logrado convencer de
Desde las primeras palabras del discurso que que están perdidos, si continúan soste
sigue, no tuve dificultad en reconocer la voz un niendo el Protestantismo.
tuosa que me hizo tantas preguntas insidiosas Pero no nos basta ser sabedores de
duante ni exámen, i que era del actual Jene
ral de la Compañía, el padre Roothaan. Al prin la grande apatía que reina entre nuestros
cípio sentí considerable ajitacion, de modo que antiguos enemigos; debemos hacer lo
perdí como dos o tres frases, que no eran mui que podamos para aumentarla.
importantes, i que he suplido para completar el
sentido. La prueba de que la fe en un ser
abstracto, no basta para constituir una
Lo mas fatal que podría sucedernos union sólida i durable, que no puede for
ahora, sería el cámbio de una relijion mar un vasto cuerpo que esté, por de
alegre,brillante i escénica,porun Cris cirlo así, animado por una sola alma, es
tianismo argumentativo opuesto a la que, apénas se habrán pasado trescien
pompa i al brillo,por un espiritualismo tos años desde la primera efervescencia,
iconoclasta; entiendo por estas palabras, iya el Protestantismo estágastándose i
una fé destructora de las formas católi. hundiéndose en la decadencia. Sí, noso
cas. Vosotros sabéis, que ellas son el es tros estamos destinados a insultar sus
cudo poderoso que oculta nuestros pla últimas agonías, i a pisar su esqueleto
nes Pero,si el encanto poético se rompe despedazadoi sushuesos esparcidos! Oh!
alguna vez, si el pueblo empieza a bus Apresuremos esta destruccion con nues
car inspiracion en los apóstoles, o en los tros esfuerzos grandes i unidos! Predi
apolojistas primitivos, entónces nuestra quemos a los timoratos protestantes, que
barca, azotada por vientos impetuosos, el deismo i la incredulidad están corrom
correrá gran riesgo de hundirse, con piendo sus varias sectas, que al fin Dios
toda la inmensidad de sus tesoros. La se ha cansado de las herejías, i que está
revolucion vendría a ser jeneral. El glo ahora, en nuestros dias, pronto a ejer
rioso edificio, obra de tantos siglos, se cer sobre ellos su terrible juicio final.
ría asaltado i despedazado por millares Entre tanto, evitemos cuidadosamen
de manos profanas. La órden del dia te entrar en contienda séria i declarada
vendría a ser la de holar bajo los piés con los protestantes. Con eso no haría
todo lo que pudiese reprocharse como mos mas que perder terreno,i llamar
prestado de la idolatría. Entónces no ha demasiado la atencion a ese respecto.
bría compasion,i nada se escusaría. El Lasjentes noveleras se quedarían en
desalientoi el terror se pasearían entón cantadas de semejante combate. Prefi
ces por nuestras filas, porque nosotros no ramos mas bien una guerra secreta, que,
podríamos confiar,para la supresion de aunque mémos brillante, es mas segura
estos movimientos, en la mano fuerte de para darnos ventajas,i evitemos la luz.
ciertos poderes, que aún no se han com Contentémonos con demoler una por una
prometido suficientemente en nuestros las piedras de la ciudadela protestante,
intereses. Tan pronto como se pronuncie en lugar de aventurarnos a tomarla por
la palabra fatal, nada tendrá valor en la asalto, porque esto no sería niprudente
relijion, sinó lo que es bíblico i espiri ni útil. Arrojemos el desprecio sobre esa
tual; lajerarquía vendrá a tierra inme relijion sin gloria, desnuda i cadavérica,
diatamente.Cuando el pueblo no conoz i exaltemos la antigüedad, las armonías,
ca otro guía que un libro pequeño, todas i la maravillosa perfectibilidad de la
las esperanzas del sacerdocio habrán nuestra.
desaparecido. ¿A quién apelarémos en Pero, sobre todo, debemos proveernos
tónces, en quién fundarémos esperanzas, de un acópio de argumentos,para hacer
siendo la desercion tan jeneral ? ¿Qué frente a las objeciones que los Protes
remedio buscarémos para curar una tantes están dispuestos a presentar,i que
enfermedad tan terrible de la san. se fundan en los vícios i crímenes de los
gre ? (per guarirnelsagnue un si oribile Papas i del antiguo clero; tema difícil,
male?
lo confieso, i que merece una teoría es
No porque haya el menor síntoma de pecial; porque ¿qué tenemos que ale
que se aproxime semejante peligro. Por gar que sea suficientemente hábil, sutil
el contrario, el Protestantismo empieza i convincente, que nos habilite para re
a descomponerse; está despedazándose; tirarnos con honor de estas discusiones,
estamos ganándole ya algunas notabili con las cuales se nos molesta tan frecuen
otras, la del castigo eterno; i ellos dicen que la Escritura temente? Si siquiera pudiésemos salirles
los antoriza para rechazarlas, pero que las mantienen co
co un freno para el pueblo. al encuentro con buenas respuestas, la
54 sEMANA LrrERARIA
cuestion, por lo ménos, permanecería sa que vengan de ellos; usando con
indecisa. Sabéis bien, que el terreno en ellos, al mismo tiempo, unas maneras
el cual nos están acosando losprotestan graciosas i politicas. En otras palabras:
tes, es el de la edad media, que ellos se debe hacer ostentacion de mucha socia.
complacen en llamar el siglo de las bilidad con los protestantes, pero evi
tinieblas. Desgraciadamente, nuestros tando cuanto pueda todo contacto inte
mejores escritores sobre este asunto, no lectual, o comunion con ellos. Esto es
hacen mas que subministrar a nuestros lo que debemos inculcar, como la única
adversarios armas contra nosotros. condicion de buen éxito en cualquier
¡Oh Roma! ¡Cuántas ansias, cuán ejercicio de nuestro ministerio,ya por el
tos trabajos, cuánta mortificacion los catecismo, ya por la confesion, ya por
cuestas ! ¡Qué abrumante tarea es la de la conversacion. Esta es la sola proba
colocar un velo de brillante brocado en bilidad que tenemos para unir lo que
tre tus tinieblasilas naciones ! (un ri está roto, fortalecer lo que está débil,
camo brillante tra il tuo chaos ed i po. i agrandar lo que está pequeño.
Todo Obispo debe obrar rigurosa
mente segun este princípio: ser blando,
Estas palabras salieron como un relámpago.
Es imposible daruna idea del contraste entre pero inflexible. Que cada uno aprenda a
este arranque repentino, i la calma habitual, i tomar el porte de un cordero, si quiere
las maneras dulces del padre Roothaan. esparcir a su rededorun perfume de san
tidad que gane todos los corazones;
Sin embargo, nosotros tenemos una pero que aprenda tambien a obrar con
fuente de regocijo; porque abrigamos en la ferocidad del leon rujiente, cuando se
el fondo de nuestros corazones este | lo llame a protejer los derechos de la
princípio, el de que cualquiera que no Iglesia, o a reclamar aquellos de que
se una con nosotros, debe ser aniquilado; ha sido ya despojada por la tiranía de
i nos mantenemos prontos para hacer, los gobiernos. Si los Obispos i el clero
tan luego como tengamos los medios, saben hacer su deber, estos derechos
una enérjica aplicacion de este princí. reasumirán otra vez toda su supremacía.
pio. El Protestantismo se desarmó, por
el contrario, completamente, cuando Uno de los peligros a que está es
predicó elprimero la doctrina de la to puesto nuestro sistema, es, la política
lerancia, i declaró que perseguir por in de los Gobiernos protestantes. Ellos se
tereses de relijion, era violar el Evan han arrogado el arte de afectar el deseo
jelio. ¡Oh, sí! esto es bueno para les de hacernos justicia, i aún profesan mu
que se satisfacen con cosas pequeñas; cha condescendencia para con los que
pero no para nosotros, que aspiramos a ellos desdeñosamente denominan Papis.
unagrandeza que eclipse i anule todas tas. Su designio es el de imposibilitar
las demas grandezas. un aislamiento que nos importa mucho
mantener; si ellos despertasen la sim
VIII. patía,i borrasen los límites de la sepa
racion, nuestroplan quedaría arruinado
*El Irlandes tomó aquí la palabra tan de re hasta en su base.
pente, que parecíaque había estado aguardando Hermanos mios, desbaratemos esas
con impaciencia una oportunidadparainterrum
pir. No había un orador a quien me fuese tan maniobras, cueste lo que costare, con
difícil seguir. maniobras mas injeniosas i mas activas.
Mencionare una, que sé que ha tenido
Os diré, hermanos, por qué medios buen suceso algunasveces, i que consi
odemos amoldariadestrar al verdadero dero mui eficaz. El confesionario debe ser
atólico Romano en el centro de las sec
nuestro campo de batalla: en él desen
tas heréticas. Con Obispos a nuestra gañarémos a todos los que están en peli
devocion,i con un clero cuya táctica ha gro de que los cojan con tan pérfido ce
sido perfeccionada por un estudio sério, bo. Convenzamos a los fieles de que el
podemos preparar para el pueblo ins silencio para con nosotros es un crímen;
tructorestales, que no dejarán de ace que es el temor, i no la buena volun
lerar el progreso de nuestras ideas. Todo tad, el que obra sobre sus tiranos; que
irá bien con nosotros, con tal de que el que tiene bastante penetracion para
podamos obtener que el Católico, desde ver al través de esos engaños, léjos de
su niñez, aborrezca hasta el aliento de creer que hai en ellos afectos i benevo
un hereje, i resista firmemente a todas lencia, no percibe sinóun designio pro
las insinuaciones, a todos los libros, i a fundo para debilitar nuestra fuerza, i
todos los discursos de apariencia relijio para desatar nuestrovínculo de relijion.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 55

Estos Gobiernos saben bien, que una rán vívidos relámpagos de nuestra doc
alianza con los Católicos los habilitaría, trina,para deslumbrar, atraer,i amon
tarde o temprano, para disputar el dere tonar convertidos. Necesitamos de al
cho de los Príncipes Católicos a gober gunasteas encendidas, para ponerlas en
nar poblaciones que nada tienen de co contacto con las que ya están casi apa
mun con ellos. tanto, debemos re gadas. Multipliquemos las manos piado
petir a los fieles en el confesionario, sas que se ocupen en buscar esos leños
pero bajo el sello del secreto mas escru sin vida, amontonándolos i encendién
puloso: “Cuidáos dilijentemente de sacri dolos de nuevo. La Revolucion Protes
ficar todas vuestras futuras esperanzas tante es la que los ha esparcido esí,i
a un vil interes temporal, o prepararéis los ha dejado enfriar. Que se reunan,
para vuestros hijos una esclavitud peor digo, otra vez en montones, i que los
que la vuestra. La herejía está alerta, Obispos i cuerpo clerical reanimen esos
para verosinclinar la frente bajo el yugo vastos braseros católicos; que los infla
de sus execrables doctrinas. Recordád, men sin cesar, porque las llamas peque
que, en los tiempos pasados, era la cos ñas se transforman en grandes con mu
tubre cubrir de flores la víctima que se cha rapidez, i las grandes llamas son
conducía al altar. ¡Desgraciados de vo pronto terribles conflagraciones! Sí, sí;
sotros, si caéis en la indiferencia ! Por que se reunan estos fuegos vengadores,
que entónces se romperá el dique que i vengan a hacer un vasto horno, hasta
os proteje; i vosotros, de aguas puras que al fin no tengamos necesidad de cu
que sois,pasaréis a serun lago fétido i brirlos con el misterio; i entónces el
pestilente !” elemento destructorpurgará al malvado,
“Reflexionád, que, si cedéis, sois per ibautizará propiamente todas las sectas,
didos. ¿Sufriríais realmente, venir a ser hasta que solo quede la Iglesia sobre
el juguete de los poderosos, que solo tra SUS TUll IllS.
tan de engañaros? El respeto exajerado IX.
que mostráis a sus aparentes virtudes,
la nécia estimacion que tenéis por sus El acento del siguiente orador demostraba que
era Francés.
personas,i que tratan de inspiraros, se
rán vuestra ruina. Las caricias que os
prodigan, matan vuestra fé; porque, Todo lo que nuestro amigo acaba de
¿cuál es el fin de susintrigas ? Haceros decir, es perfectametejusto. Con efecto,
viles e irrelijiosos. En cuanto a noso nada debe distinguirnos, enla apariencia,
tros, que ponetramos mas allá de su es de los otros hombres, con tal que siem
terior aparente, nuestro estricto deber pre llevemos en nuestros corazones el
en el confesionario, en este santuario en programa de nuestra libertad. Procure
que no se habla mas que la verdad, en mos emplearlo todo simultáneamente,
este tribunal que es el asilo inviolable para el triunfo de nuestra Iglesia, i pre
de la Iglesia, i que la herejía en su as pararémos así para nuestros descendien.
tucia destruiría alegremente, en este tes un destino magnífico.
sítio sagrado, donde ocupamos el lugar Sí, el esterior del Católico debe ser
del mismo Dios, nuestro estricto deber es sociable, pero no debe ménos que ali
el de ilustraros en cuanto a vuestros ver mentar dentro de sí una rábia concen
daderos intereses, a vuestros derechos, i trada, iuna antipatía inconquistable. El
al carácter que tenéis que tomar para suceso final de muestra obra depende,
escapar de sus redes.” no titubearé en decirlo, de la realizacion
Sabemos demasiado bien, queridos de este tipo.
hermanos, cuántas piedras están espar Pero ¿qué debe hacerse para hallar
cidas por esos países mezclados ibastar hombres capaces de realizarlo, para au
dos. Tomémonos el trabajo de buscar mentarlos, para cubrir con ellos a toda la
estaspiedras, ireunirlas enun solo mon. Europa ? El que responda con acierto a
ton, aunque sea lenta i penosamente. esta pregunta, merecerá altares i esta
De este monton hagamos una masa, una tuas. El hombre que resuelva este árduo
roca terrible, que se haga cada dia mas problema, será digno de que le atribu
ponderosa, mas áspera, imas irresisti. yamos milagros, i de que lo declaremos
ble, hasta que toda su masa opresora el celestial patrono del pueblo. ¿Qué
caiga sobre la cabeza de la herejía ! debemos hacer para reclutar semejante
Enviemos tambien al esterior nues ejército, organizarlo idisciplinarlo, para
tras misteriosas palabras,(*) que arroja epíteto misteriosas, en el mismo sentido que el presiden
* Su duda quería dar a entender, con estas palabras, te, quien dice un poco mas allá: Lrippati di misterio
eradores locuentes que bai entre ellos, i"añade el 1 da pie fino al capo, restiano impenetrab/”
56 SEMANA LITERARIA.

hacerlo servir esclusivamente al triunfo en ella alternativamente su papel. Po


de nuestras ideas ? drían escribirse volúmenes sobre el po
Nuestro principal conato debe ser der i los usos de este instrumento, usos
el de aislar a los que hemos ganado, no que son tantos, como varios los afectos i
rmitirles mas alimento que el pan las propensiones del carácter humano.
i el vino de nuestra mesa, i trans Ella debe venír a ser en nuestras manos
formarlos por grados en leones rabiosos. la vara milagrosa para aterrar al Ejipto,
Sin embargo, nosotros tenemos una a sus Faraones i a sus Ministros, hasta
inmensa variedad de intereses i de mo que el Protestantismo, que se ha cortado
tivos, con los cuales podemos trabajar. él mismo su mano derecha, haya ve
A ciertos hombres debemos ofrecer co nido a serpara nosotros una víctima
hecho de bien terrenal; a otros debemos fácil.
prometer las coronas de la vida eterna; En cuanto a las aristocrácias protes
algunos pueden serincitados por el pro tantes, nosotros no debemos ser ni fran
greso del bienestar jeneral; otros son cos con ellas, ni ocultarnos demasiado
capaces de desear el engrandecimiento para escitar sus sospechas. Algunas ve
de la gloria de la Iglesia,i la estension ces puede ser necesario arriesgar una
de la verdaderafe por toda la superficie confesion, si por esta confesion, dejada
de la tierra. escapar con habilidad, podemos hallar
Si siquiera pudiéramos lisonjearnos los medios de dar un golpe maestro.
con la esperanza de ver movida por una Por ejemplo, podemos dirijirnos a ellos
sola mano la palanca relijiosa i política, en términos como estos:
como en la edad media, o en la mas re
“Sí, ciertamente, nuestros métodos
mota antigüedad!Sin embargo, nosotros para sondear los corazones de los quese
tenemos medios incontestables de in
fluir sobre todas las clases-. Con efecto, confían a nosotros, i, sobre todo, para
subyugarlos sentimientos de losjóvenes,
¿quésistema ha existidojamas, en nin | pueden parecer espantosos; pero exa
gun siglo,tan poderoso como la Iglesia, minád el asunto, i reconoceréis, que, si
para multiplicar, o cambiar sus medios nos imitárais, vuestros gobiernos serían
de accion ? Es verdad que las órdenes mucho mas estables. Prestádnos sola
relijiosas están despedazas en este mo
mento, i casi aniquiladas moralmente; mente vuestra ayuda, i os enseñarémos
pero todavía existen como cuerpos, i no | el modo de llegar a la estadístiea de ca
tenemos que hacer mas que reanimarlas | da cabeza individual. A este respecto,
por lo ménos, nosotros somos vuestros
con el aliento de nuestra propia vida.
| maestros. En vuestra relijion, dejáis la
Esto es lo mismo que debemos hacer en mente del pueblo
cuanto a la confesion.¡Ojalá que esta ins || lo cual, como
entregada a sí misma,
sabéis,produce toda clase
titucion dure portantotiempo como el revoluciones, i muchas catástrofes.
sol ! Porque miéntras que ella continúe
existiendo,yo desafío a todos los pode | Adoptád
mas
los confesores. Que, desde su
temprana edad, losjóvenes some
res de la tierra unidos, a que dén al Ca
tolicismo un golpe mortal l tan sus pensamientos a los directores
de sus conciencias. Pensád en la inmen
Si pudiéramos siquiera completar sa influencia de los princípios qme los
esta institucion, porque es perfectible, i hombres del santuario depositan en un
apénas está en su infancia; si pudiéra corazon juvenil! Mostráos favorables a
mos imbuir en el clero el conocimiento
aquel clero que, inclinándose sobre una
de suvirtud secreta;quéprodijioso impe alma sujeta así,la lee como sifuera una
rio no adquiriría ella para la Iglesia ! carta abierta. El clero os quedará agra
¡Qué inmensa fuente de beneficios! ¡Qué decido. Dejádle tener un interes en ser
infinidad de almas no podría ganarse ! viros, para que os advierta oportuna
¡Cuántos partidarios! ¡Cuántos tesoros ! mente cuando cae o se levanta la marea
¡Qué ejército tan innumerable no podría en cada país, ios habilite para manejar
poner a nuestra disposicion, i cuánta se los acontecimientos públicos en prove
guridad no nos daría en el dia de la ba cho vuestro. No dudéis de que, si se pu
talla !
diera obligar a la raza humana a sufrir
¿No habríamos hallado así el punto esta alianza de la relijion con la política,
de apoyo deseado por el matemático de la última vendría a ser en vuestras ma
Siracusa? nos como cera, que amoldaríais a vues
La confesion ! ¡Qué hermoso campo tro antojo,i marcaríais con vuestro pro
para el injénio, bajo su impenetrable pio sello.”
misterio! La suavidad i el terror hacen Es innecesario decir que un lenguaje
CONSPIRACION JESUÍTICA. 57

como este no debe proclamarse desde ron que sufrir un exámen todavía mas
los caballetes de las casas; él debe ser severo que el que había sufrido Roma;
hábilmente insinuado en los oídos de exámen de sus derechos dinásticos, de
aquellos que puedan sernos de grande sus códigos, de sus acciones; exámen
utilidad, cuando los hiramos con seme que tuvo lugar a la luz de una confla
jantes rayos de luz. gracion terrible, i que los envió a pere
Que empiecen a caer una vez en es cer en los cadalsos como ladrones de
tasideas,i ayuden a ponerlas en voga, i camino.”
luego será, de consiguiente,nuestratarea “Tales son los frutos del libre exá
la de transformar estos robustos auxilia
men. Si él multiplica en todas partes sus
res en nuestros mui humildes servido
púlpitos pestilentes, se seguirán inevita
res (in servi unili... mi). blemente sus efectos usuales. De aquí
Pronto estaré preparado para pre saco las conclusiones siguientes:”
sentaros un trabajo concluído sobre este “Si alguna vez llega a caer la aristo
asunto, que no he hecho mas que tocar crácia de nuestra Iglesia, todas las
lijeramente. otras aristocrácias perecerán de la mis
X. ma manera.”

ElJesuita que habló en seguida, se espresó “Si la Iglesia Católica llega a ser
en el Italiano mas puro. Sin embargo, la cons decapitada, todas las otras monarquías
truccion de sus frases, i la lúcida precision de seguirán la misma suerte.”
su método, me indujeron a pensar que era tam “Si la púrpura de nuestros Cardena
bien Francés. La forma de sus frases era tan
semejante al estilo Francés, que apénas tuve
les es profanada i despedazada, las de
que hacer un lijero esfuerzo para traducirsu dis mas púrpuras serán desgarradas de la
Curso. misma manera.”
Los herejes obstinados de que habla, son los “Si alguna vez nuestro culto es des
Protestantes de las clases mas elevadas, i no de pojado de su pompa i su grandeza, se
la vulgar.
acabarán tambien toda grandeza i toda
Es principalmente en cuanto a las pompa sobre la tierra.”
“Nosotros no os adularémos como
tendencias anárquicas del libre exámen,
que debemos atacar a esos herejes obsti cortesanos; os dirémos la verdad com
nados, i yo les he hablado frecuente pleta, con la esperanza de que, para be
mente así : neficio mútuo, podáis llegar a estas con
“Si hai alguna cosa enteramente clusiones sencillas peroseguras:”
inesplicable para el pueblo que razona, “Si vive la Iglesia Romana, todos
es, sin duda, vuestra conducta. Permi nosotros vivirémos con ella; si perece,
tís el libre exámen en materia de reli ninguna de las grandezas que han sido
jion; ¿no equivale esto a permitirlo, a sostenidas hasta ahora de hecho por el
lejitimarlo,i aún a provocarlo, en todas Catolicismo, sobrevivirá a la caída de
las cuestiones políticas tambien? Si ad esa grandeza infinita, la primera de to.
mitís tamaña licencia en un asunto divi das, i ante la cual el universo entero se
no e inmutable, asunto tan recóndito i ha postrado por tanto tiempo. Pero si,
profundo como lo es la relijion, aún por el contrario, hacéis causa comun
para los pocos entendidos; ¿no es el con nosotros, en el esfuerzo de reunir
colmo de la inconsecuencia,esperar es los pueblos al rededor de la antigua ban
clavizar las mentes de los hombres,pro dera; si vuestros brazos, miéntras que
hibiéndoles todo exámen en una mate puedan, los obligan a volver a sus olvi
ria tan profundamente humana i varia dados caminos; entónces, en lugar de
ble como la política ? Por una parte, infinitos desórdenes, tendrémos la union
esperáis ejercer una autoridad soberana de los dos poderes, que se aumentará
e incuestionable, miéntras que,por la diariamente hasta consolidarse de una
otro, en la cual Dios i la Iglesia peligran, manera perfecta.”
ayudáis a sacudir el yugo de una autori “Dádnos, pues, vuestras simpatías;
dad milveces mas sagrada i mas nece volvéd la cara ácia nosotros; arrojád el
saria! Seguramente que sería imposible Protestantismo en el descrédito;i que el
concebir una contradiccion mas palpa Catolicismo, entronizado por vuestra ayu
ble i absurda.” da sobre las opiniones de nuestros tiem
“Sus consecuencias son óbvias.Cuan pos, levante su cabeza, estienda por
dopor merasventajas temporales, mu todo el mundo su dominio,i lo subyugue
chos Príncipes han animado la revolu completamente. I esto sucederá sin re
cion contra la Iglesia, el mismo desas medio, si los hombres de alta posicion
tre cayó pronto sobre ellos. Ellos tuvie se declaran convertidos; con tal que su
5S SEMANA L1"I'ERARIA.

cámbio (i esto es mui importante) no un mar tumultuoso. Por otra parte,


pueda atribuirse de ninguna manera a ¡qué gloriosos resultados se seguirán
motivos de interes.” de esta union feliz, de esta alianza fra
“¿Podéis negar, a la verdad, que la ternal " La Iglesia i el Estado, envalen
rábia actual en favor de las innovacio tomados por esta union,hollarán las dos
nes, ha nacido del movimiento ocasiona hidras, madre e hija (*); el fuego las
do por el Protestantismo, al presentar la consumira, 1 sus cenizas seran esparci
Bíblia ante la multitud insensata ? Por das a los cuatro vientos!”
tanto, lo primero que se debe hacer, es XI.
apartarla de la Biblia para volv rla a
la autoridad Católica, que quita de este Hubo una pausa de algunos momentos, du
libro solo lo que es dañoso, permitiendo rante la cual tuvo lugar una conversacion tan
libre circulacion a las partes que ase jeneral e inconexa, que no pude hallarle signifi
guran el buen órden.” cado; pero el padre Roothaan empezó de nue
vo su discurso,i no hai duda de que sus primeras
“¿Cómo ha llegado a suceder, que palabras se referían a esta corta conversacion.
tantas intelijencias superficiales se ha
yan atrevido a formular sus propias epi Para este efecto observaré, que no
niones? ¿No es porque habéis abolido estblecerémos nada de una manera fir
toda sujecion ál tribunal de las concien me, a mémos que empecemos por los que
cias, único que vijilaba los pensamien deben dirijir a los demas. Por tanto, me
tos,i ponía freno a los labios ? Por con parece sencial regular la iniciacion,
siguiente, este tribunal debe ser restau formando varios grados en ella (stadii).
rado;i para que todos lo respeten, el I dio regular, porque no debemos
grande debe ser el primero en inclinar arriesgar nuestra luz sinó en terrenos
se ante él, sin que esta sumision lo re seguros, i despues deun rijido escrutinio
baje ni lo humille de ninguna manera.” de las disposiciones de la persona que
“Entre las preciosas ventajas que se ha de ser iniciada. Algunas veces, un
derivan de él, ¿no es mui rica la parte rayo de mas, en lugar de ilustrar (im
que les toca?” baldanzire) a aquel a quien se comuni
“Apénas podéisimajinar lo que la I ca, sirve solo para deslumbrarlo i estra
glesia tiene acumulado para recompen. viarlo, i perderémos así muchos instru
sar servicios de tanta importancia.” mentos escelentes i activos, por haber
intentado ensanchar su mision. Sepa
Aquí un pequeño murmullo de burla causó mos, pues, de antemano con quien tene
una interrupcion momentanea.
mos que habérnos las.
“Porque, cuando nuestro culto, ya re Sin embargo, no debemos permitir
nov do, haya vuelto aganar todo lo que que una cautela razonable vaya a deje
la herejía le ha robado, el Catolicismo, nerar en desconfianza escesiva. Que se
que desdeña el vil espíritu del Protes. hagan frecuentes ensayos para adquirir
tantismo, abrirá de par en par las puer una estrema delicadeza de tacto, i ese
tas de sus templos, de modo que cada discernimiento del hombre interior, por
rango, cada estado puedan brillar as en el cual podemos asegurarnos de los pen
su lugar respectivo. Siendo grande por samientos secretos de una persona. Es
sí mismo, él simpatiza naturalmente bueno empezar quejándose de los males
con todo lo que puede añadirle esplen con que está oprimida la Iglesia,i luego
dor. Necios o locos son los que, con su insistir sobre la necesidad de adherir
proyecto de despojar a las Iglesias de fuertemente el clero inferior a sus Obis
todo lo que pudiera darles un aspecto pos, para que puedan ayudarse mútua
imponente, han hecho que la desnu mente en la investigacion del remedio.
dez de la pobreza, conduzca a esa otra La conversacion que se empieza así,i
manía de la igualdad universal.” se sigue hábilmente, rara vez deja de
“Nosotros imploramos, pues, que nos mostrar el verdadero carácter del indivi
prestéis vuestra ayuda, a fin de vener duo sujeto al exámen.
cualquier obstáculo para la mútua inte Despues de haberlo sondeado así, se
lijencia de las dos autorid des: la Igle puede aventurar una que otra palabra
sia i el Trono, Solo cundo estas dos au sobre la urjencia de unir a los hobres
toridades sean consideradas como dog. distinguidos por su rango o su talento
mas divinos, i cuando se sostengan mú (siempre suponiendo que él pertenece
tuamente, tendrán suficiente poder para a estas clases), para levantar una repre
barrer con ese cáos de cuestiones peli sa contra el torrente,i poner, por últi
grosas que convierten la sociedad en (*) El Protestantismo i la Revolucion.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 59

mo, a la Iglesia en posesion de su anti ningun costo, cuando se trate de ganar


guo cetro. I si sus respuestas denotan la posesion de un secreto.
que es capaz de entendertos, se puede Yo deseo tambien, ansiosamente, una
apuntarle en seguida los medios que solucion de este punt,todavía mas difi
deben emplearse para conseguir este cultoso, a saber, como ha de aislarse a
gran fin. Despues se lo puede exami los Católicos sin que aparezca de ningu
nar, por medio de cartas, i si él se mani na manera que se los aísla. Confieso
fiesta apto, se le pueden impartir algu que esto me parece casi imposible de
nas chispas de la vasta idea que nos lograrse entre el pueblo comun, porque
anima. él no ha estado, como nosotros, sujeto
Sí; sin duda hai muchos sobre quie desde sus primeros años a una discipli
nes las palabras oracion, relijion, Igle na fija e inflexible. Sin embargo, noso
tros podemos amoldar a los hombres en
sia, gloria de Dios, conversion de peca
dores, ejercen un poder májico. Hai la forma que queramos, cuando podero
otros para quienes hai un significado sos intereses hagan,por decirlo así,vio
divino en las palabras abolicion de la lencia a sus ánimos.
esclavitud, reforma de abusos, amor de Tanto los Obispos como el clero de
la humanidad, instruccion del pueblo, i ben saber la necesidad de realizar este
caridad universal. plan. Pero cuando sea indispensable el
Bien: cantemos por todos estos tonos conocimiento de los medios de ejecutar
(cantiamo su questituomimedesimi), i no lo, nuestra tarea debe ser la de escojer
descuidemos los términos característicos los e inculcarlos. Nuestro negocio se
de su lenguaje. Dgamos, que solo el reduce a inventar, i hacer de manera:
1º Que los Católicos sean imbuidos
Catolicismo sabe inspirar filantropia i
heroismo, i no nos faltarán pruebas de en el ódio a los herejes, cualesquiera
esto. Pero, bajo la cubierta de todas que sean; i que este ódio crezca cons
tantemente, i los una de una manera
esas formas, no debemos perder de intima:
vista nuestro proyecto final.
mas 2º Que sea, no obstante, disimulado,
Ciertamente que está en nuestros
altos intereses, que se elija un Papa que deuesuerte que no transpire hasta el dia
sea fundamentalmente católico; pero si
se señale para su esplosion:
3º Que este ódio secreto esté ccmbi
la mayoría insiste en un Papa racional, con una grande actividad en esfor
que sea así,pero con la condicion de que nado
zarse para separar a los fieles de cual
nos ayude a colocar las riendas en sus
enemigo nuestro, i em
manos. (*) I nosotros no economizaré. quier gobierno cuando hayan formado un
mos nuestros elogios a aquellos hombres plearlos,
quetoman la primacia en todos los par cuerpo aparte, en dar golpes de muer
tidos, para que podamos convertirlos, a te a la herejía.
tiempo, en instrumentos para nuestro Pongamos todo muestro talento a tra
propio uso.
bajar en el desarrollo de esta parte de
Pero esto no es bastante. Para asegu nuestro plan. En cuanto a mí, miinten
rarnos del suceso de nuestros esfuerzos, cion es la de consagrarme especialmente
a ella.
necesitamos instrumentos bien probados,
i de naturaleza de resistir a todas las Cuando hayamos llegado a familiari
seducciones. Al reclutarlos, debemos zarnos con estas tretas, i cuando nuestro
ganarlos a nuestras doctrinas, por lo que acopio de espedientes se haya aumenta
pueda lisonjear mas sus deseos. do lo bastante, no dudo que el sistema,
Este es el medio mas seguro de hacer que ahora parece imperfecto i confuso,
de ellos celosos i prudentes propagado
tomará un aspecto mui distinto. Noso
res. Que todas las cortes, i particular
tros lo llevarémos a un grado de p rfec
mente las de los príncipes herejes, estén cion tal, que nuestras nociones actuales,
provistas de alguno de nuestros mas vi
tan vagas como obscuras,pueden apé
nas vislumbrar.
jilantes centinelas, quienes deben ser
enteramente nuestros, aunque pertenez. Es una fortuna para nosotros, que el
catecismo de cada diócesis contenga el
can, en apariencia, a la secta protestan
te; a fin de que nada pueda escapársenos precioso elemento sobre que se funda
de lo que pasa, sea en ventaja o en des nuestro dogma: que debe obedecerse a
ventaja nuestra, en el gabinete i en el Dios mas bien que a los hombres. Estas
consistorio. No debemos titubear, por simples palabras contienen todo lo que
necesitamos para el Papado. Si nosotros
(*) Todopoder, espiritual itemporal. enseñamos (¿quién puede impedirnos
50 SEMANA LITERARIA.

hacerlo?), que el papa es el vicario de dependen del carácter de unos pocos


Dios,se sigue que el papa habla absolu hombres, sinó de la prerogativa, que
tamente en lugar de Dios. Es,pues, al solo ella psee, de ser el centro de la
Papa a quien se ha de obedecer, mas unidad; que ella presenta el signo de
bien que a los hombres. salvacion, sobre el cual deben fijarse
Esta es la cadena que cada confesor nuestros ojos, como los de los Israelitas
debe usar, para uncir a los fieles de una sobre la serpiente en el desierto, i no
manera inseparable a la carroza de sobre los deslices del clero ! Si en lu
Roma. garde echar un licor divino en vasijas
¡Aún en los Estados Unidos no lle de oro,se echa en vasijas de barro, ¿ se
van los púlpitos esta inscripcion de ser rá por eso ménos precioso !
vidumbre: “Usque huc venies, neque Dejád únicamente que estos argu
ultra 2” mentos sean sazonados por una vívida
Pero felizmente no sucede lo mismo elocuencia, i doi mi palabra de que,
con el confesionario. Ese lugar no es aún aquellas que pasan por jentes ilus
profanado por restricciones tan insul tradas, no dejarán de ser cojidas por
tantes. En él, Dios reina como Supre ellos ( tolti) de la misma manera que
mo, i el clero deriva del gran dogma los demas.
(miéntras que se muestre digno i lejíti Persistamos tambien en declarar, que
mo órgano del Papa) el privilejio de ser si el Catolicismo gana la victoria, i que
obedecido como el mismo Dios. da libre para obrar segun el espíritu de
Esplicado así el catecismo, de mane Dios, completará la felicidad del jénero
ra que sostenga el principal desarrollo humano; que,por consiguiente, traba
de nuestras doctrinas, debemos apuntar jar eu romper las cadenas con que
de cuando en cuando, que los derechos lo han atado el mundoi los poderes del
de la Santa Sede pueden olvidarse mo mundo, i consagrarnos, en cuerpoi al
mentáneamente,pues que Dios lo per ma, a su emancipacion, es hacer otros
mite para castigar la ceguedad del tantos sacrificios para la propagacion
pueblo; pero que estos derechos no de las mas santas doctrinas, i para el
pueden anularse jamás,puesto que está progreso mas noble de la humanidad.
predicho, que revivirán un dia con ma ¿ Puede el triunfo de la causa de Dios
yor lustre que nunca. conducir a otro objeto,que altriunfo final
Ahora, uno de los medios que juzgo de los princípios mas jenerosos que han
conmovido el corazon del hom
propios para promover este espíritu de bre
aislamiento, i de orgullosa confianza en
sí mismos, que tanto nos importa, es la Soi tambien de opinion, que es con
transmision, por participacion declara veniente hacer uso de la Biblia con al
da, de la omnipotencia del Papado, no guna frecuencia. ¿No refleja un prisma
solo al cuerpo jerárquico, sinó tambien todos los colores existentes ? ¡ Podrá
a los fieles, en sus relaciones con esos dejar nuestro sistema de reflejar una
herejes obstinados, a condicion, sin sola idea de las que pasan por la ima
embargo, de que nunca pierdan de vis jinacion de los hombres ? No; poner a
ta su unidad indivisible. ¡Qué atributo un lado la Bíblia, sería deslustrar nues
tan lisonjero! ¡Qué fuente tan fértil de tro hermoso prisma. Presentaré algunos
exaltacion relijiosa ! ¿Puede concebirse ejemplos de la manera como deba usar
una cosa mas adecuada para entretejer
nuestras fuerzas, i hacerlas invencibles! Prediquemos, que de la union de los
Una cosa en cuya propagacion no po hijos de Dios con los hijos de los hom
demos ser demasiado fervorosos e infa bres, nacieron los jigantes i los mons
tigables,es, que la relijion Católica es truos que atrajeron el diluvio sobre la
la única que posee la verdad i la vida; tierra. Recordemos incesantemente a
que todo el que la tiene, está en paz con nuestros auditorios la esclavitud de Ba
su conciencia; que su ortodojia no de bilonia, el cautiverio de Ejipto, la con
pende de sus jefesni de sus sacerdotes; quista de la tierra de Canaan, el arca,
que, si fueran monstruos o malvados, los esplendores del templo de Salomon,
su castigo i su vergüenza deberían es la autoridad de los altos sacerdotes, sus
tar sobre sus cabezas; que sus críme soberbios vestidos, los diezmos &c. &c.
nes solo pueden mirarse como esas nu Veis, pues, que aún estos pocos ejem
bes que obscurecen algunas veces la plos nos subministran testos innumera
brillantez del sol; que la estabilidad bles, para nutrir el espíritu de antipatía
de la Iglesia, su santidad i su virtud, no i de separacion, i para santificar la
"*"T=— - == – ---—- - -

CONSpIRACION JESUÍTICA.

pompa primorosa i patética de la Igle Dios!”. En segundo lugar, cuando se


S1. haya obtenido este equilibrio, puesto
De las alegorías cristianas tambien que no adelantar es retrogradar, em
puede sacarse provecho. Podemos decir, pujemos a los fieles mas i mas arriba,
que Dios destina el esterminio, como a sobre los hombros, sobre las cabezas, de
los Cananeos, a todas las naciones que esos perros herejes (diquesti cani d'ere
obstinadamente rehusan entrar en la tici). Aspiremos a la preponderancia,
unidad de la Iglesia; i que el Vicario 1 pero de tal manera que siempre gane
de Jesucristo está encargado de ejecu- 1 mos terreno en la contienda. En tercer
tar estos juicios a su debido tiempo. | lugar, con nuevos esfuerzos, i una irre
Que los Católicos se entreguen con im sistible enerjía, los fieles serán al fin
plícita confianza en manos del sobera conquistadores, i colocarán en la coro
no Pontífice, que es su único guía; Dios na de su madre la mas brillante i la mas
apresurará el momento, en que, para no rica de las joyas, la reocnAcuA.
hablar de la felicidad que los aguarda Pero lo que me parece mas importan
en la otra vida, los haga únicos árbitros te en la actualidad, es crear un lenguaje
de todas las cosas aquí abajo, cuyas frases, prestadas de la Escritura
Impresionemos al pueblo, en todas i de las Bulas, no subministre a los no
ocasiones, de que, con solo que sea uni iniciados cosa alguna mas allá de su
do i obediente, llegará a ser fuerte, i significado ordinario, pero que conten
recibirá la gloriosa mision de derribar ga, para los iniciados, los elementos
el poder de los impíos,i de azotar con principales de nuestra doctrina. Este
una vara de hierro a las naciones ene disfraz es tanto mas especioso, cuanto
migas de la Iglesia,hasta obligarlas por que, por su medio, podemos propagar
fin a implorar la remision de sus peca oficialmente nuestras doctrinas en las
dos,i el perdon de sus rebeldías, por la mismas barbas de los gobiernos (a la
intercesion de aquel a quien con fre barba de' governi), desapercibidas por
cuencia han designado blasfemamente ellos, i sin el menor obstáculo. Los que
con el nombre de Antecristo.
estén provistos de una clave, serán capa
Acia el fin de este discurso, me pareció que
ces de esplicar este lenguaje, en todas
el Padre Roothaan estaba deficiente en su lu las ocasiones propias para hacer cono
cidez habitual, i falto de su seguridad acostum cer la voluntad de Roma. Bastarájene.
brada. Podía ser por inatencion, o tal vez,porque ralmente para este fin, levantar una
tenía prisa de acabar. Tan pronto como hubo parte del velo con que la Iglesia está
terminado, el Irlandesvolvió a tomar la palabra. forzada a cubrirse, para evitar muchos
XII inconvenientes en su actual estado de
esclavitud. En este sendero, cada pala
No hai razon para que miremos con bra puede ser la cubierta de una idea
tanta desconfianza nuestra situacion política mui vasta.
con respecto a los Estados Protestantes. Tambien será mui provechoso para
nuestra causa, el aumentar el número
Creédme: el siglo pagará caro su mui
amada libertad. Sin embargo, recla de los que nos comprenden, i lograr en
memos nuestra participacion en ella. rolar en nuestras filas a los compilado
¿ Quien puede dudar que el designio, el res de los Breves i Decretos que salen
de Roma.
principal designio de ese monstruo de
muchas calezas,llamadas Igualdadcivil En este momento el padre recurrió repenti
i política, Libertad de la prensa,Libertad namente a su tésis favorita.
de conciencia, no tiene por lo mémos en
mira la destruccion de la Iglesia ? Pero Golpeád,golpeád sobre esta roca : in
jamás esta divinidad orgullosa cumpli dependencia de los Católicos de todos
rá los votos de sus adoradores entusias- los gobiernos herejes! Hai una sed ar
tas ! Nunca será capaz de detener nues diente por esta independencia ! Ya ve
tra marcha ! Primeramente, nosotros réis qué fuente tan espléndida nacerá
nos esforzarémos en obtener los mismos de ella !
derechos que gozan los Protestantes: Todos los siervos Católicos deben to
fácil conquista ! Solo tenemos que des marpor modelo a los de Irlanda, i la
pertar el buen sentido de los Católicos manera como se conduce con la Irlanda
sebre este punto, i repetirles sin inter su cruel madrastra, la Inglaterra, les en
mision: “Qué tiranía! ¿No sois ya co señará la conducta que deben seguir
mo esclavos ? Atacád sus privilejios; 1 con las sectasi los Estados Protestantes
derribádlos ! Esa es la voluntad de l que los rodean i los sojuzgan. Peroyo
(2 SEMANA IITERARIA.

declaro psitivamente, que no hai proba ría que pareciera despreciable a los
bilidad de suceso, sinó por medio de aso hombres de intelijencia cultivada.
ciaciones poderosamente combinadas. I ahora, aprendéd cual es el bautismo
que tengan sus jefes, su lenguaje pecu de fuego, que, en cada confesion, acos
liar, una correspondencia activa i bien tumbraba derramar sobre las cabezas
or anizada, i to la clase de escritos con de mis penitentes de Irlanda.
movedores. Para estos fines, no basta “ Pobre pueblo!” les decia, “ cómo
tener a nuestra disposicion hombres de os han degradado!Os estiman en ménos
talento i hombres de accion ; debemos que a los bruos. Mirád esos grandes
tener oro para mantenerlos en la obra. propietarios ! Ellos nadan en la riqueza,
Si, dádme oro, bastante oro; i entónces, ellos devoran la tierra, se rien de voso.
con cabezas tan hábiles i recursos tales tros, i en recompensa de las riquezas
como los de que dispone la Iglesia, em que os sacan, os cargan de desprecio.
prenderé, no solamente dominar el Sin embargo, si supiéseis confiar en
mundo, sinó reconstruirlo enteramente. vuestras fuerzas, seríais mas fuertes que
ellos. Medíos con ellos, hombre a hom
El tono triunfante de su voz se refrenó de re bre, ipronto veréis lo que en ellos hai.
pente, i él prosiguió como corrijiéndose:Lo único que los hace tan poderosos, es
vuestra propia estupidez”
Cuando nos dirijinos a resultados tan Esta era, poco mas o ménos, la subs
magnificos, se nos puede permitir un tancia de todos mis discursos. I cuando
poco de intrepidez; pero no debemos acababan su confesion, agregaba: “Se
ser locamente intrépidos. guíd vuestro camino, i no desmayéis;
Sí; es justo, es necesario tener en sois bla cas palonas comparadas con
mira, que, aunque hai hombresprontos esos ciervos negros i asquerosos. Des.
a dar sus riquezas i sus vidas por la li pojádlos de sus lujosas habitaciones;
bertad de la Iglesia (tal es la magnífica desnudádlos de sus finos vestidos, i ha
influencia que esta palabra Iglesia ejer llaréis que su carne no es ni siquiera
tan buena como la vuestra. Ellos os
ce sobre sus almas !), sin embargo, na
da sería mas peligroso que esplicar de agravian groseramente de dos maneras:
masiado claramente lo que es la Iglesia, manchando vu stra fé, i degradando
i lo que ella desea obtener. Su débil vista vuestras personas. Si habláis de dere
no podría soportar todo el billo de la chos relijiosos, derechos de que depen
poderosa realidad que está oculta bajo | den los demas, los vuestros os vienen
tantos pliegues del velo relijioso. En el directamente de Jesucristo, como os lo
momento en que ellos descubran el ele atestiguan diez i ocho centerias: i qué
mento político, sus brazos caerán impo centurias ! Pero ellos ! ¿Quién es su
tentes, su ansioso celo se desvanecerá, i padre ? Un Lutero, un Calvino, un bru
estos combatientes atléticos, tan prontos tal Enrique VIII. Ellos cuentan, cuan
para servirnos, volverán de repente sus do mas, tres centurias; i aún estas han
armas contra nosotros. No es nada raro sido deshonradas porinnumerables crí
presenciar estos cámbios repentinos, menes,i losvicios mas negros ! Solo los
cuando personas llenas de celo, pero al Católicos son ignos de ser libres;
mismo tiempo sencillas i de miras limi miéntras los herejes, esclavos todos de
tadas, han estado en comunicacion con Satanás, no tienen derechos de ninguna
una de nuestras cofradías, que haya so clase. ¡Cuán impíos son ! ¿ No estigma
brepasado los límites de la prudencia. tizron como falsa la relijion de sus pa
Sondeemos, pues, cuidadosamente los dres, relijion que contaba ya mas de
caractéres de aquellos con quienes tene quince centurias". En otras palabras,
mos que habérn slas, i que cada tenta ellos declaran que todos sus anteceso
tiva que hagamos esté basada sobre un res están condenados, i creen que sola
mente ellos habrán de salvarse.”
exámen estricto.
La esperiencia de algunos años me Permitídme, reverendos padres, daros
ha enseñado, que las palabras sonoras un sumario de las máximas que he sen
van mas allá, en las almasvulgares, que tado para que me sirvan de guía. Yo
los arguments mejor sostenidos. Con digo a los Católicos que viven en países
mistos:
las personas bien informadas i cultiva
das,podemos aventurar abstracciones de “ Nada puede ser mas monstruoso
un carácter seductor; pero nos ahorra que la injusticia que sufrís; no sois he
rá trabajo el recordar, que se puede tra rejes, i sin embargo permitís que se es
bajar sobre el pueblo con una palabre clavicen, no solo vuestras personas, si
CONSPIRACION JESUÍTICA. 63

nó tambien vuestra fé, al sujetaros al licos, si desgraciadamente pasan de una


gobierno de los príncipes herejes. No a otra falta, i llegan a ponerse mas ne
solamente no tienen ellos derecho para gros que el carbon, se salvarán segu
obligaros a esta sujecion, sinó que Dios ramente. Rodeados en su última hora
quiere que empleéis todos vuestros es de toda clase de exhortaciones inuxi.
fuerzos para sacudir el yugo.” lios, revivirán como una llama, con tal
“Despreciar al Vicario de Jesucris que no persistan hasta el fin (lo cual
to, es despreciar a vuestro Salvador; apénas es posible) en rechazar la con
porque si Jesucristo dijo de los Apósto fesion, las induljencias, i las misas por
les, Quien los desprecia, me desprecia,’ la redencion de sus almas; estos son
¡cuánto mayor es el crímen de des medios de gracia de los cuales la Igle.
preciar a aquel por quien rogaba espe sia, ni estra buena madre, es mui li
cialmente Cristo, i a quien él mismo en beral para con los que, por su devocion
cargó de confirmar a los demas Após i su celo, son dignos de ser contados en
toles en la fé ! ¿ No se sigue de estas tre sus hijos.”
eclaraciones, que miéntras que toda la Fácilmente percibiréis, que, si es
raza humana está envuelta en el error,
bueno exaltar estas preciosas preroga.
solo el Papa está divinamente preserva tivas en la estimacion de los Católicos,
do de todo error ?”
será bueno tambien sacar de ellas to.
“Es solo por orgullo que la herejía das las ventajas posibles para nuestra
persiste en mantener su lugar mas allá causa. Por tanto, digámosles, que, si
de los límites de la Iglesia. Ella no desean que la Iglesia los absuelva a la
necesita pruebas que la convenzan de 1 hora de la muerte, deben amarla i ha
sus errores; hai pruebas mas que su
ficientes para abrumarla con la des cer mucho por ella, para que ella haga
lo mismo por ellos Digámosles, que el
gracia i la vergüenza.” único medio de agradarle es el de abo.
* Sabéis en qué consiste que el rrecer a quien ella aborrece, estar uni
Catolicismo no ha logrado todavía ha dos con ella, combatir por ella, i levan
cer feliz al mundo entero ? Es porque tarla del estado de humillacion en que
las pasiones humanas le hacen perpe la han mantenido las últimas tres cen
tuamente la guerra; es porque los mis turias.
mos reyes católicos aman mas su co Padres iniciados ! Grandes son las
rona que su fe. Sea como fuere, el
Papa, i solamente el Papa, es quien esperanzas que fundo en la enerjía de
nuestra lrlanda. Yo la considero co
posee,por la voluntad de Dios, el se campeon. Cuidemos solo
creto para pacificar i unir a todos los mo nuestro efectivamente con nuestro
hombres.” de unjirla
Por lo tocante a la Biblia, yo estoi óleo, de modo que, al lidiar con su ti
perfectamente preparado para sostener rano, pueda siempre resbalarse de sus
la idea feliz de representarla solo como garras. ¡ En cuántos pliegues no puede
un bosquejo primitivo e inacabado; de ella enredar a la ioba Británica, si
donde podemos inferir justamente, que quiere escuchar nuestros consejos! Le.
vantándose lentamente de la tumba,
sería tanta locura esperar, que la Igle
sia fuese ahora lo que fué en su prin bajo el aliento de la resurreccion que
cípio, como lo sería esperar que un está ya sobre ella, estrangulará con sus
hombre retrogradase hasta su cuna. fuertes garras el vámiro miserioso que
le ha chupado la sangre por muchos
Hagamos tambien cuanto polamos años. ¿Qué no podrémos hacer de un
por debilitar i destruir en el ánimo pueblo i iota, salvaje i hambriento ?
de los pueblos ciertas impresiones pe (d'un popolo idiota, rozzo e afamato )
ligrosas, que están dispuestos a recibir El será nuestro Sanson, i con su qui
por las virtudes i la integridad de los jada irresistible convertirá en polvo a
herejes. Dgámosles: millares de Filisteos.
“Por honrados que os parezcan, es | Durante mi residencia en Irlanda,
casi imposible que sus intenciones sean | empecé un folleto que estoi acabando
puras; i en cuanto a sus pecados, per ahora, con el fin de presentarlo a nues
manecen con ellos, i los acumulan ho tro bajel (*) escojido, para que le sirva
rriblemente sobre sus cabezas, privados diariamente como breviario. Allí están
como están de esos medios de salvacion, suavizadas todas las dificultades, calcu
de que nos provee la Iglesia, únicos ladas todas las ventajas; el espíritu de
medios que pueden hacernos puros a la | la nacion, sus necesidades, sus recur
vista de Dios; miéntras que los Cató | (*) O'Conell, sin duda.
SEMANA LITERARIA,

sos, su fuerza, lo que la escita i lo que | nuestros decididos servidores, tanto en


la anima,todo está allí espuesto i di | Inglaterra como en Alemania. Baviera
lucidado completamente. e Irlanda se presentan naturalmente co
Me pareció que el Padre habia acabado, mo nuestras dos fortalezas, ¿Quién pue
porque hizo aquí una pausa; pero de repente, i de privarnos de ellas ?
con una voz enteramente cambiada, de una
manera deliberada, no mui usual, i haciendo
En cuanto a la Alemania, debemos
resolvernos a mirarla como queposee un
una énfasis notable sobre cada palabra, hizo la
singular profesion de fé que sigue: carácter del todo peculiar, viendo que la
creo que Dios mira con escar Reforma la ha imbuído en preocupacio
nio a la humanidad, despues de haberla nes que parecen casi insuperables. No
abandonado a todos los absurdos de su sotros no podemos tener esperanzas de
propio capricho. que una Iglesia Romana pura se abra
Creo ue la moralidad, los princí camino allí. ¡Quién sabe por cuánto
pios de conducta, todas nuestras teo tiempo deberémos contentarnos con per
rías, i todos nuestros sistemas, son me mitir a muchas porciones de nuestra
ros efectos de los tiempos i de los lu Iglesia Católica en ese país, permanecer
gares, que son los que hacen a los protestantes! Sea así; pero que estén,
hombres lo que son. a lo mémos, adheridas a Roma por uno
Que una nacion, o una casta, sienta que otro eslabon fuerte. No perdamos lo
la atraccion que hai en la perspectiva bueno, procurando lo mejor demasiado
de una ventaja grande imagnifica; que impacientemente, Estudiemos mas bien
no le falten los medios de asegurar la cuáles son los actuales signos de los
posesion, de esta ventaja; e inmediata tiempos. Vamos a tales o cuales partes
mente la justicia cesará, a los ojos de del país, i procuremos introducir allí
esa nacion, o de esa casta, de llevar el nuestras prácticas relijiosas, empezando
mismo semblante, o de prescribir el por aquellas que se consideren ménos
mismo código que ántes prescribía, bajo intrusas, i para las cuales veamos aber
cualquiera de lasfaces de su existencia. tura; pero cuidando al mismotiempo, de
Si la justicia fuera efectivamente tan no esponerlas a un gran número de ad
inmutable como nos lo aseguran los li Ve1"SIl0S.
bros, ella emitiría sus dictados en vano, Hai un argumento, que he hallado sin
porque no sería escuchada; todas sus gularmente eficaz para obtener la con
reconvenciones se despreciarían; cada currencia de los poderosos. Les he hecho
partido, cada corporacion, cada secta, observar, que el Protestantismo es una
se aferraría a una justicia de su propia reaccion de la materia contra el espíritu;
hechura (alla giustizia disua invenzio pues ¡con quéfué que empezó el Pro
ne). Tal ha sido, ital será siempre el testantismo ? Quitando la tortura volun
hombre. Los débiles no dejarán jamas taria, del catálogo de las virtudes mas
de ser esclavos de los fuertes. Por tanto, exaltadas i heróicas; miéntras que, sin
tratemos de pertenecer a la última cla prever las terribles consecuencias, ha
se; fuertes en intelijencia i en accion, dado dignidad al goce de los placeres
fuertes en riqueza, fuertes en partida mas seductores de esta vida, i produci
rios; en una palabra, fuertes en recur do, por lo tanto, daños innunerables; i
sos de todas clases, porque es asíúnica he continuado así: “Por nuestra parte,
mente que podemos esperar que nuestros nosotros mostramos a Cristo desnudo i
piés pisen a nuestros enemigos. crucificado;declaramos que el hambre,
la sed, las privaciones, los azotes, el
Los demas padres parece que asintieron a los
princípios profesados por el Irlandes, porque no desprecio, el abandono, i aún el envile
se oyóuna sola objecion. cimiento, son otros tantos méritos, por
los cuales el Cielo prodiga recompen
XIII.
sas. “¡Bien aventurados los que sufren!
Luego habló otro padre,i aunque su italiano
¡Bienaventurados los que viven sin con
suelo sobre la tierra !” I si en la confe
era correcto, i su acento intachable, esmui pro
bable que fuera Aleman. Es bien sabido que, en sion ellos se quejan de la amargura de
sus colejios, los Jesuitas ejercitan a sus discípu su suerte, les pintamos al Hijo de Dios
los en pronunciar discursos en diferentes len mismo, sin un lugar en donde reclinar
guas, de modo que, frecuentemente, adquieren su cabeza, llevando su cruz, coronado
gran perfeccion, tanto en el discurso, como en
el acento. de espinas, desangrándose, por los azo
tes, conducido a la muerte como un cor
Nosotros necesitamos tener ciertos dero a la carnicería, i prohibiendo aún
centros, de los cuales puedan esparcirse odiari maldecir.”
CONSPIRACION JESUÍTICA. 65

XIV.
“Tal es el modelo que colocamos an
te el pueblo comun en nuestros sermo En las cortas pausas que tenían lugar entre
nes i en el confesionario, i así lo cam uno i otro discurso, yo hacía a toda prisa algunas
biamos de leon rabioso, en cordero señales por las cualespodía distinguir los ora
tímido i resignado. Ademas de todo dores. Sin embargo, en este lugar, borré una lí
esto, lo deslumbramos con la prodijiosa nea al volver la hoja, de modo que no tengo na
cantidad de Vidas de Santos que pone da que decir respecto del Jesuita que bosquejó
las doctrinas estraordinarias que siguen.
mos delante de sus ojos,Santos que han
sido canonizados, que resplandecen a Miéntras que el corazon humano per.
hora con el brillo celestial, que han manezca siendo lo que es, creédme, que
ayunado i se han mortificado, soportan ridos colegas, los elementos del sistema
do voluntariamente los sufrimientos mas
católico no se agotaránjamas: son tan
penosos, para ganar un asiento glorioso abundantemente fructuosos ! Presentaré
en el cielo.”
una prueba convincente de lo que digo,
“Pesád bien todo esto, i os prepara aunque conozco bien, que, respecto
réis a reconocer, que solo la Iglesia Ro bello sexo, sois doctores en Israel.
mana es capazde garantiros contra los Uno de mis amigos tuvo la buena for
princípios revolucionarios, que puede tuna de ver a sus piés a una señora
ahogari destruir en sus mismos jérme. todavía jóven i hermosa. Su marido,
nes con enseñanzas como estas.” hombre anciano i mui rico, chochaba
con ella, i hacía su único estudio de a.
Aquí el orador hizo una pequeña pausa; i gradarla. Ella,por otra parte,era una
luego, como si de repente se le hubiera ocurrido nuestra perfecta de esa clase de muje
una idea, siguió con un tono mas calmado. res que aman la relijion, pero que no
aman ménos los placeres. Vagando de
¡Qué sucedería si organizásemos una confesor en confesor, había tenido siem
junta especial para vijilar las tendencias pre la mala fortuna de caer en manos
de la historiai de la literatura del siglo? de malditos Jansenistas. Todos ellos le
Se podría animar hábilmente a cual habían ordenado separarse de su queri
quier escritor que quisiera colocar al do pintor! Nuestro hermano, perci
gunas flores sobre el busto de uno que biendo que era devota hasta
otro de nuestros Papas, o que pudiera tusiasmo, supo hacer de modo de sacar
estar dispuesto a defender ciertas par provecho de sus circunstancias. La seño
tes de nuestras instituciones, o nuestras ra se espresó con él casi en los términos
calumniadas prácticas relijiosas. Con siguientes: “Yo no podría sufrir el per
eltiempo veríamos grande aumento en macer por años enteros sin recibir los
el número de estas apolojías; i no hai santos sacramentos; mi corazon me di
duda de que, si unos pocos escritores de ría contínuamente, que yo era una jentil
nota abriesen el camino en esta direc i una hija de perdicion. ¿Fué culpa mia
cion, otros seguirían mui pronto sus que me casaran en una edad en que era
huellas, sin exijirnos ni paganiestímulo. incapaz de reflexionar! Aquel a quien
amo es el mas irreprochable de los
Si siquiera pudiésemos operar un cám hombres; i en cuanto a mí, esta aficion
bio en la opinion con respecto a es mi única falta. ¿Para qué pueden
la historia de la Iglesia, sus dogmas, i servirme las buenas cosas de la vida, si
sus ceremonias, de manera de hacer debo vivir siempre desgraciada? Por el
que el pueblo mirase estas cosas con amor de la Santísima Vírjen, Reveren
ménos repugnancia, ¡cuántos obstáculos do Padre, no seáis tan duro como lo han
se removerían con ello! Si permitimos que sido mis pasados confesores! Las pintu
ricos beneficios sean devorados poruna ras (*) son casi todas sobre asuntos re
hueste de Sibaritas, que nos hacen mas lijiosos; no hai una gran ceremonia en
daño que provecho,¿porqué habríamos la Iglesia a la cual no esté presente, lo
de sentir que segastasen unas pocas su mismo que yo, demasiado felices ámbos
mas para un objeto tan eminentemente en tomar parte en esas solemnidades
útil embelesadoras! Ai! Tal vez no sabéis,
¿Cuántas ruinas no podrían repararse Reverendo Padre, lo que es sentir un
por medio de la ajencia de esa multitud amor como este!”
de jóvenes poetas i entusiastas, o de Nuestro amigo, despues de haber de
esos literatos cuya presuncion, o come jado libre curso a este torrente de elo
zon por novedades, los mantiene per cuencia amorosa, suavizó por grados
pétuamente borrajeando papel (*) Las pinturas del querido artista.
66 SEMANA LITERARIA.

a su penitenta, asegurándole que la re decís es mas claro que la luz del dia
lijion no es tirana de los afectos, que I yo prometo que jamas tendré otro
ella no pide mas sacrificios que los que confesor que vos.”
son razonables i posibles. “Si sois de Es casi increible lo que esta Señora
opinion,"le dijo él, “que sufre vuestra sa regaló despues a la Iglesia en ornamen
lud los efectos de la melancolía,yo puedo tos, incensarios, coronas i vestidos para
señalaros un medio de aliviar vuestra la Vírjen. Ella se colocó a la cabeza
conciencia. Todos esos sacerdotes que os de diferentes cofradías; i muchas otras
han desesperado así,no entienden nada Señoras, en circunstancias semejantes a
en materia de fe; ellos interpretan a la las suyas, fueron fácilmente inducidas a
letra las Escrituras, miéntras que la le seguir su ejemplo.
tra mata, como dice el Apóstol,pero la Que esto nos sirva de leccion. Dema
interpretacion segun el espíritu da la ciado rigor seca el árbol; pero la in
vida. Escuchád una parábola que alla duljencia es como la lluvia que lo uu-
nará todas vuestras dificultades: “Dos tre, i lo hace producirfrutos centupli
padres tenían un hijo cada uno, mui cados (eglifa produrre de” frutti al cen
apasionados por la caza. Uno de los tuplo).
adres era severo, el otro suave e
induljente. El primero prohibió positi Aquí se siguió una ruidosa interrupcion de
vamente a su hijo el goce de su placer algunos minutos, i era evidente que las observa
ciones hechas estaban mui bieu suzonadas. Yo
favorito; el último, llamando a su hijo, estaba admirado, iestoi todavía espantado, de
se dirijió a él así: “Veo, hijo mio, que que hombres que afectan tanta gravedad en pú
os costará mucho renunciar a vuestro blico, puedan permitirse el burlarse así de la
juego favorito; pero solo hai una con conciencia. Sin embargo, el Presidente puso
punto inmediatamente a estas ebulliciones de
dicion con la cual puedo permitiros go alegría, observando que lo que acababa de oír,lo
zar de él, a saber, la de que yo tenga conducía a comunicar una idea enteramente
la satisfaccion de ver que vuestro afec nueva. Esta idea, que iba a someter a su con
to i celo por mí,se aumentan enpropor sideracion, le había venido a las mientes con
frecuencia al examinar el asumto del celibato,i
cion de mi induijencia, ¿Qué sucedió? las calamidades que su renuncia podría traer a
Que el jóven a quien se había prohibido la Iglesia.
la caza, la continuó en secreto, i al mis Tengo que observar que el padre Fortis, sí
mo tiempo vino a ser mas i mas estraño efectivamente era él quien presidía esta Con
para con su padre,hasta que se termi ferencia, i el padre Roothaan, su actual sucesor
nó toda comunicacion entre ellos; mién maren el Jemeralato de la Compañía, parecían to
un interes mas vivo que los demas en la
tras que el otro redobló sus atenciones suerte de la Teocrácia Católica;i estaban in
para con su padre, i le manifestó todas ventando perpétuamentenuevos proyectcs para
las señales del deberi del afecto.” asegurar su salvacion.
Sin duda admiraréis tanto la parábola XV.
como la táctica de muestro amigo. El
concluyó así su discurso a su hermosa Una medida que a la verdad he apm
penitenta: “a vos toca, Señora,” le dijo tado ántes, i que debe traerse a discu
él,“tomar por modelo al último de estos sion, está calculada para producir por sí
dosjóvenes. Estád siempre entre las pri. misma admirables resultados: es, la que
meras en todos los actos de devocion; tendría por objeto libertar a los sacer
que la casa del Señor atestigüevuestra dotes de la carga, demasiado pesada,de
presencia en todas las santas ocasiones;
un celibato REAL (d” un vero celibato).
ipuesto que sois rica,seavuestro placer Sabéis bien, que, si alguna vez se abre
adornarla ricamente como si fuese vues.
una brecha por este lado, si una por
tra propia morada. La Magdalena, a cion considerable del clero (urjida por
quien el Señor perdonó mucho porque elpoder secular que podría estar inte
había amado mucho,probó su amor con resado en semejante cámbio) pidiese el
sus acciones; ella rompió el masprecio. derecho de casarse, todo el edificio je
so de sus vasos para rociarle con perfu rárquico se desmoronaría, piedra por
mes. De la misma manera,tomád tanto piedra, hasta que no quedase nada de la
interes por el Sitio Sagrado en que Je Iglesia. Si esta cuestion viniese a ser
sucristo asiste diariamente, como el que alguna vez demasiado tratada, la dispu
tenéis en adornarvuestra propia perso ta se acaloraría, i todo el mundo pregun
na.”
taría,“¿cuándo empezó el celibato ecle
Ilimitado fué el deleite con que la Se. siástico?” Se investigaría su historia;
ñora oyó estas palabras. “Oh, sí, de vé. i la cubierta de mármol que ha perma
ras, de veras,” gritó ella, “todo lo que necido durante muchos siglos sobre sus
—==-=". --=— =_.
— ----
==T"T- ----

CONSPIRACION JESUÍTICA. 67

misterios, sería completamente removi. Ella podría estar concebida en términos


da. Escrúpulos, remordimientos i reac COImO estos:
cion nacerían, i se esparcirían como una
epidemia. Roma resistiría, certísima “La Iglesia está entrando en tiempos
mente, porque los cimientos nismos peligrosos. De su caída,o de su consoli.
dacion, depende el fin, o la continuacion
del Catolicismo estarían en peligro; pe
ro una irritacion creciente hallaría en del mundo. Una era degloria hasta aho
todas partes algun objeto en qué alimen ra inaudita se abrirá para el clero, si
tarse; se procedería al exámen de otras presta oídos a lo que Dios le revela por
materias, ademas del celibato, i, con el Santo....”(esta revelacion debe ha
cerse a nombre de un Santo de reciente
toda probabilidad, se formaría una liga fecha) “La fuerza que el clero sacará
formidable que dirijiría al Papa esta de ella es inmensa, le enseñará secre.
pregunta: “¿En dónde están vuestros
títulos para mandar a la Iglesia i al tos sobrenaturales,para derribar la he
clero ?”. Por tanto, habría revuelta tras rejía, i para edificar el sacerdocio, hoi
de revuelta, i la Santa Sede, sitiada por degradado, sobre las ruinas de los profa
nos, confiriéndole al fin el título impres
todos lados, tendría que sostenerla bata criptible
lla mas cruda que jamas sufriera. de real. Es Jesucristo mismo
quien establece este nuevo pacto con los
Por tanto, es altamente espeditivo el pastores de su rebaño, a fin de preparar.
que reunamos al celibato del clero tan los como soldados valientes e invenci
tosintereses cuantos sean posibles,como bles,para la lucha que está cercana. En
otros tantos rayos de una rueda al rede. tiempos pasados, el Todopoderoso san
dor de su eje. Porque, yo os lo repito, tificaba la poligamía simultánea i visi.
hermanos mios, si llega a echarse por ble. Esto era para poblar la tierra; en
tierra estainstitucion, ¿en dónde está el tónces se encontró que todas las demas
dogma que la sobreviva por largo tiem consideraciones debían ceder a esta.
po? Así como en una casa de naipes, a En tiempos recientes, Dios condescendió
la caída de una sola carta se sigue la de en permitir que continuase este estado
toda la fábrica, de la misma manera, si de cosas, aún cuando la tierra estaba
cayese por tierra el celibato, caerían cubierta de multitud depueblos. Ahora,
tambien la Confesion, la Misa i el Pur. que parece que ha llegado el tiempo de
gatorio; se desvanecería toda la pompa hacer de la Iglesia el soberano univer
de nuestro culto; nuestro sacerdocio sal, i de darle un triunfo glorioso sobre
perdería toda su gloria;i, de ahí en ade todos sus enemigos; ahora, el Todopo
lante, se cerrarían para nosotros las deroso, que hace lo que quiere en la
ninas de que hemos sacado tan ricas tierra i en los cielos, sin oposicion ni
provisiones. Mantenéd el celibato, i contradiccion de ningun poder humano,
nuestra carera será un triunfo no inte o divino, ha abolido para el clero, para
rrumpido; permitíd que caiga,i¿cuál todos los monjes i monjas, de cualquie
será nuestro destino?Serémos,por de ra denominacion, el celibato reali verda
cirlo así, atravesados de heridas, muti dero; por razon de que no puede mé.
lados vergonzosamente, i todos nuestros nos de ser dañoso para aquellos que,
proyectos se despedazarán en nuestras llamados a destruir los ejércitos de Sa
manos! Quod absit" Sin embargo, noso tanás, necesitan para el suceso de esg.
tros debemos esperar todo esto, si por obra estar estrecha e íntimamente uni
una medida poderosa no impedimos ta dos,como si nofuesen mas que una al
maña calamidad. (*) ma i un cuerpo. Portanto, Dios estable
Puesto que estamos ocupados en for ce, de aquí en adelante, en lugar de la
jartantas revelaciones imilagros,¿no continencia antigua,una poligamía su
sería posible (grandes cosas proceden a cesiva e invisible (una poligamia suc
veces de pequeñosprincípios) componer cessiva e invisibile), i requiere solamen
una obrita que respirase el perfume mas te un celibato interiori espiritual. Pero
uro de santidad,i que se hiciese circu tan preciosa concesion se hace solo en
ar al princípio secreta i cautelosamente? favor de los que emprenden resuelta
mente la tarea de trabajar por el resta
(*) Otros han espresado asílos mismos temo blecimiento de la Iglesia,i que no eco
res: “La duracion de la Confesion Católica, ” nomizan sacrificio alguno, con el fin de
dice el Arzobispo de Pradt, “ depende del celi que pueda ser adornada iglorificada co
bato de sus sacerdotes; caiga este, i la otra pe
recerá con él. Sería un acto de suicidio de la no corresponde a la esposa de Dios; i
Iglesia de Roma, abandonar esta fortaleza”. finalmente, para que pueda tomar su
Jesuitismo antiguo i moderno, lugar sobre todos los principados, las
****- = ----==

68 SEMANA LITERARIA,

dignidades i las potencias, de manera mos nada que inventar en esta materia,
que todas las cosas estén a sus piés: puesto que existen ya numerosas relacio
viendo que no hai nada perteneciente a nes de la naturaleza de aquellas por las
Jesucristo, que no sea debido igualmen cuales abogaríamos. Pero ellas no dan
te a la Iglesia.” ningun provecho a la Iglesia de la ma
“De aquí se sigue que el derecho a nera que existen ahora; por el contra
tener una hermana (), segun la espre rio, ellas le son dañosas, por cuanto que
sion de San Pablo el título de inquietan muchas conciencias; miéntras
esposa pertenece solamente a los que es que la autorizacion que yo querría
tán casados esterna e indisolublemente), darles, quitaría todo remordimiento, i
se sigue, digo, que este derecho puede provocaría un aumento de industria i de
solamente concederse a lostrabajadores celo. En virtud de este plan, tanto los
cuyo celo por la santa causa es constan. hombres como las mujeres cooperarían
te i heróico. En realidad, sería una in a un solo fin, cada uno en su puesto, se
justicia monstruosa, que estoshombres no gun las reglas establecidas; miéntras
pudieran gozar de un privilejio tan caro que,gracias a esta metamórfosis, el unico
con una conciencia tranquila. Pero, al escrúpulo que los perturbaría, sería el
mismo tiempo, es altamente importante, temor de no hacerse dignos de este pri
que todos contra quienes la Igle vilejio,por una consagracion a la Igle
sia tiene alguna causa de queja, estén sia suficientemente cumplida.
bien poseídos de la conviccion de que Si consideráis ahora los resultados se
mo pueden usurpar este privilejio, sin guros de este dogma secreto, hallaréis
cometer un pecado mortal.” que son de una inmensa importancia.
“El trago de agua, que refresca i Pero se necesitará de la prudencia mas
fortalece, dado a los que están activa consumada, para guiari propagarelplan
mente comprometidos en la cosecha del en cuestion. Los hospitales a la San
Señor, i desfalleciendo por el calor es Roque (t) deben multiplicarse, i los
cesivo del sol,fuéuna profecía del mis.frailes i las monjas de todas clases de
terioso contrato que Dios ha reservado ben aprender a combinartres cualidades
para nuestros tiempos.” indispensables: primera, austeridad es
Por algunos meses he estado absorto terior; segunda, moderacion en sus pla
con este tema, nuevo e importante;por ceres, i la mas íntima union mútua ;
tanto, estoi preparado a entrar en su de tercera,un celo infatigable por la con
sarrollo con toda la seriedad que me quista de almas, celo que nunca diga,
reco. *Es bastante.”
El abrir una mira como esta a la je Ya sabéis el proverbio, Varietas de
rarquía eclesiástica, fortificaría, como lectat. Esto presenta una garantía ma
con una triple muralla de bronce, un yor de la inmensa fecundidad i de la
punto del Catolicismo, tan débil en rea solidez de semejante teoría, especial
lidad, i tan frecuentemente atacado. Yo mente si, habiendo vencido toda oposi
notengo la menor duda de que nuestra cion, ella obtiene algun dia un altar
idea ganará terreno, si podemos mane en el santuario jerárquico. Una vez ob
jarla para formar una secta mui secreta tenido, ningun poder sobre la tierra po
i escojida al princípio, que insinúe dies. drá removerla de ese asiento. (*)
tramente esta buena nueva en los con
XVI.
ventos i monasterios, i en las cabezas
de ciertos eclesiásticos. Sin duda se en El Jesuita, cuyas revelaciones sobre el mas
contrará alguna resistencia, pero, final delicado de los asuntos va a conocer el lector,
mente, todos convendrán en la propiedad i que da mas léjos otras no mémos curiosas to
cante a las dignidades de Roma, había residido
de lo que es al mismo tiempo tan agra prebablemente por mucho tiempo en esa ciudad,
dable itan ventajoso, bajo todos aspec con la cual parece íntimamente familiarizado.
tos. Ademas, sabéis bien que no tene
(t). Aquí el testo está pervertido;i es este, al (t). Mucho tiempo despues fué que aprendí
pié de la letra: “¿No tenemos nosotros el poder el significado de este término, que esplicaré en
de llevar con nosotros una hermana-esposa, co otra parte de la obra.
mo lo hacen los otros Apóstoles, los hermanos (*) El Cardenal Bellarmino, Jesuita,fué
de nuestro Señor i Cabeza?” (l. Cor. IX, 5). el primero en promulgar el jérmen de esta idea
Hermano i hermana eran sinónimos de Cristia atrevida respecto del celibato. El dice: “Para
no; en cuanto a la palabra episa, el mismo los que han hecho voto de continencia, es ma
Papa Leon IX reconoce que significa aquí una yor crímen casarse que entregarse a la inconti
mujer casada. La palabra ruv Aixa tiene en grie mencia.” Bellarmino, De Monachis, lib. II.
go la misma significacion que femme en Fran cap. 30) Inocencio III dice le mismo, (Extra.
cés. (Leon IX, Dist. 31, Can. omnino). de Bigamia, cap.34), San Pablo dice, por el
——- _ = ----

CONSPIRACION JESUÍTICA. (59

Todo lo que acabo de oír es perfec niosos en esta especie de caza, cojen
tamente cierto. I, para convenceros de esas pobrecitas criaturas cuando están
que, aún en este respecto, tenemos en lo profundo del terror i de la angus
abundantes materiales; de que, en punto tia. Es cuando se hallan traicionadas i
de hecho, no tenemos que hacer mas olvidadas, cuando parece que la tierra
que legalizar, o, mas propiamente ha se hunde bajo sus pies, i que las abru
blando, consagrar lo que ya existe casiman el remordimiento i la vergüenza,
en todas partes; os suplico que fijéis que ellas aceptan ansiosamente la pro
vuestra atencion sobre lo que voi a su puesta de hacerse Hermanas de la Ca
jeriros. ridad. Jóvenes en su mayor parte, i
Sin duda que todos vosotros estáis habiéndose engañado por mucho tiempo
mas o ménos familiarizados con las co con los ensueños de un amor feliz, caen
sas de que voi a hablar,pero tal vez al fin en la desesperacion; pero pronto
algunos ignoran ciertos particulares. abren los ojos a la naturaleza del estado
Me refiero a las Hermanas de la Ca nuevo en que han entrado; sitiadas por
ridad, mujeres encantadoras que nos sacerdotes de todas edades, olvidan
deben el no olvidar, que “la bien orde pronto sus hermosas resoluciones.Apé.
nada caridad empieza por casa.” He nas han entrado en la carrera espiri
visitado i he sido íntimo de muchas de tual, i ya su fortaleza se halla conmo
ellas en diferentes países. Son mui ac vida por las tentaciones de la carne.
cesibles i confiadas; casitodas las que Como ellas hallan una especie de pla
he conocido me han hablado de sus pe cer en ocuparse de las desgracias que
sares secretos. He escuchado sus que las han decidido a hacerse monjas, apé
jas contra clérigos i frailes, como si nas han acabado de derramar su cuento
ellas esperasen que nuestros corazones romántico en los oídos curiosos de los
fuesen tan tiernos i ardientes como los clérigos o frailes, ya han colocado los
suyos ! Esta es, en mi opinion, la clase cimientos de otro. Sin embargo, esta
de monjas adaptada a nuestros tiempos. vez, ellas sienten sin duda, considerado
Deseo, a la verdad, que fuera posible el carácter de sus nuevos amigos, que
alijerar el yugo de las demas (allege la tela que tejen será de tisú dorado.(*)
rire il giogo dell'altre), que están con Si el clero fuese discreto, no haría su
denadas innecesaria e inútilmente a no asunto principal de un placer de que
ver en toda su vida mas que un mismo debe gozar lijeramente como de un
parchecito de ciclo, i otro parchecito de pasatiempo. Siempre, uniendo lo útil
tierra;i lo que es peor todavía, a perma con lo dulce, debería aprovecharse de
necersiempre encerradas juntas, viendo estos momentos críticos, para incitar
eternamente las mismas caras, sin po a las mujeres a actos de los cuales la
sibilidad de pasar a otro convento, aún Iglesia pudiese sacar indirectamente al
cuando este cámbio parezca razonable. gunaventaja; porque las mujerespue
Yo querría que la clausura se aboliese den aventajarnos cuando la relijion i el
absolutamente, de manera que hubiese amor les han calentado la imajinacion.
ménos dificultad i ménos ceremonia | Nos toca saber alimentar esta doble
para aproximarse a ellas. ¡Qué fuente llama. Nuestro nejor plan sería el de
de alegría para los pobres corazones de impresionar a nuestras hermanas con
esas doncellas! ¡Qué oportunidad para la idea de que, siempre que hai falta de
que ellas varíen, si no sus placeres, al constancia de nuestra parte, es en cas
ménos suspesares!(*) Las Hermanas de |tigo de su falta de celo. Solo las mon
la Caridad tienen esta ventaja. |tañas son inmutables; pero no debe
Sabéis que buenos profesores, inje mos, sin embargo, formar nunca nue
contrario, “Honorabile connubium in omni
vas relaciones, sin la condicion espresa,
. El matrimonio es honroso a todos.” | de parte de la nueva escojida, de que
(Heb. xii. 4). “Melius est nubere quan uri. ejecutará prodijios. Pero, ai! sucede
Es mejor casarse que abrasarse” (1 Cor. vii.) con mucha frecuencia, que los hom
El apóstol no esceptúa a nadie, i no admite | bres a quienes tocan en suerte, no
ninguna prescripcion. muestran ningunas consideraciones por
(*) Había mas prudencia en la quinta estos vasos frájiles,i consecuencias in
centuria. El Papa Leon el Grande dió un de esperadas las esponen a inconvenientes
creto, citado en el Breviario Romano, decreto
que pocas personas conocen i que sorprenderá capitis velum reciperet misi quadraginta
a muchas. El decretó” dice el Breviario, | rum virginitaten probasset"—(114 pi. infest.
“que ninguna monja tomase el velo hasta que S. Leon prim. papa.)
hubiese dado pruebas de su castidad durante (*) Aquí se me escapó um pasaje como de
cuarenta años. Sanxit ne monaca benedictun una línea, que no puedo suplir.
70 SEMANA LITERARIA.

de la misma naturaleza de aquellos que |siado espesa para cubrir.... (*) lo que
las indujeron a refujiarse bajo el ves-| ese mundo ciego....incapaz de apre
tido relijioso. Pero sábias precauciones || ciar la magnitud de nuestra obra....
pueden mantener a raya el escándalo ; 1 estigmatiza siempre.... como.... malo!
una suma de dinero, un abandono tem Yo he visto a estas nuestras herma
poral del vestido de su órden, i una nas en su campo de accion, consagrán
pronta obediencia en pasar a otrolugar,1 dose con asíduo cuidado al alivio de los
impedirán siempre que transpiren ne-| mas infames galeotes, i esto, en lugares
gocios de esta naturaleza. En su nueva i escenas tan repugnantes que admira
residencia,estarán seguras de hallaruna ban a los mas orgullosos herejes, i a los
nueva hermana que las ayude i las | infieles mas frios. I yo, que conocía
consuele,porque ¿ en dónde está aque- demasiado profundamente, i demasiado
lla que nohaya estado, o no pueda estar,| bien, los resortes sutiles que mueven a
espuesta a las mismas dificultades? esas criaturas delicadas, yo he sentido
algo que me hacía estremecer en el fon
Aquí tuvo lugar una interrupcion. Oí la voz | do del corazon, a la vista de su valor i
del Presidente, i luego una confusion de voces. 1 su constancia.
Me pareció que había una especie de llama El secreto de todas estas cosas es
miento a la cuestion. El orador continuó en
este :
estos términos:
Para inducirlas a prolongar tales sa
El punto esencial a que quisiera lla crificios, para persuadir a otras a imi
mar vuestra atencion, es este. Debemos | tarlas, i determinarlas sivacilan, debe
trabajar para multiplicar en todas par-|nos buscar la oportunidad, cuando no
tes los confesores iniciados, que puedan haya oídos estraños que nos oigan, i
ser capaces, no solo de aumentar el nú-1 particularmente en la confesion de ocu
mero de estas hermanaspor la persua. | parlas con ideas como estas: “Es cier
sioni la conviccion, sinó que puedan |to que tenéisque luchar duramente para
tambien hábilmente sacar ventajas de |Vencer todo lo que es mas repugnante a
su posicion crítica, en casos como los |Vuestra naturaleza; pero los ánjeles,
que os he mencionado ya. Con efecto, que os miran, envidianvuestras coronas
cuando ellas vuelvan a sus deberes re futuras en el cielo. Perseverád, porque
lijiosos despues de las penas de la ma-1º la debilidad, o aún el crímen, ha
desde
ternidad, disgustadas, como dicen ellas, manchado vuestras conciencias,
de la ingratitud de los hombres, es que el dia, en que entrásteis aquí, vuestra
necesitamos sacerdotes ancianos i es|caridad, como el fuego, os ha purifica
perimentados, que, probándoles la va do enteramente. De aquí en adelante sois
nidad de todas las cosas humanas, pue-|an blancas como la nieve; Jesucristo
dan cambiar totalmente sus ideas, i es los mira como sus bien amadas esposas;
citarlas, con la ayuda de severas peni- 1º llama sus palomas perfectas; i el
tencias trabajos heróicos, a adquirir | aceite que arde diariamente en vuestras
méritos inauditos. En esteperíodo, tam-|lámparas es tan abundante que no os
bien tendrá un efecto maravilloso la|faltará jamas. Sijuzgamos de vosotras
lectura de la vida de alguna santa, que 1 por vuestro esterior, i qué cosa mas
haya sido un modelo de santo entusias débil que vuestros cuerpos? Si os con
mó, i que haya ansiado incurrir en el |sideramos interiormente, i, qué puede
sufrimiento, i la pérdida, i la ruina, con || compararse a la fuerza de vuestro espí
el fin de servir a sus semejantes. ritu? Si no fuera por vosotras rayo
Hai momentos en nuestra existencia, engares caerían sobre la tierra
estrañamente complicada, quepasan in Pero Dios
VOsOtras CATOS
fructuosamente, porque no se han apro os objetos
vechado con oportunidad. Recuerdo con 1* os mira, i se desarma. Oh
qué alegría, con qué ardor me consa-|3º áos un tiempo tan pre
gré, siendo todavía novicio, a las fun permanecéd en vuestro puesto
en donde los herejes os miran
ciones mas disgustantes de los hospi-|*
tales confesoue ahora seriente.|estupefactos, confesando que no han
mente incapaz de estos actos de propia (*) Para cubrir......mucho mal. Esia es
abnegacion; pero tambien es cierto || la palabra que se presenta naturalmente,ipara
que,tal como era yo entónces, me ha evitarla, i sintiéndose sinl Jesuita
embargo
dilató cada
cía mui útil para la Compañía. Yo | palabra,
murientencia
i manejó tan toscamente su circun
contribuía, con mi continjente, a espesar|ioquio, que fué imposible a sus colegas conser
la capa del bien que nunca será dema-|var su gravedad.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 71

visto jamas tanta consagracion en su del mundo. Ahora bien, es


secta impía. Proseguíd, pues, vuestra un hecho que las armas que ellos em
heróica carrera; porque cuando hayais p’ean para vencer estas interesantes
terminado vuestro jeneroso martirio, os criaturas, son precisamente las mismas
hallaréis en posesion de un tesoro tal que nosotros consagraríamos a ese fin.
de méritos, que os levantaréis para Con efecto, su único medio de rendirlas,
siempre sobre lasfrajilidades i las faltas, es decirles: “Con tal que vuestra caída
que en esta vida son demasiado inevi esté compensada por la caridad, por la
tables.” devocion i las oraciones, poruna obser
Es fácil imajinar qué poder nos da vancia activa de todos los ritos relijio
esta especie de elocuencia sobre la me sos, en una palabra, con tal que el bien
jorparte de ese sexo que no es ménos contrabalancee al mal, especialmente
complejo en carácter, ni ménos enigmá cuando este mal, que no daña a nadie,
tico que nosotros mismos,pero que jene es causado por una necesidad inevita
ralmente es mas crédulo. Cuando ellas ble; entónces, gracias a la cantidad de
han probado una vez el néctar de estos induljencias amontonadas, a la media
elojios lisonjeros, algunas de las mas cion de los santos, cuyo favorpuede
ardientes e impresionables de entre esas ser propicio, gracias tambien a mu
mujeres,pueden ser llevadas a sumerjir. chos otros méritos, diariamente aumen
se en la embriaguez del misticismo, i a tados por cuidados escrupulosos i prác
transformar, porun milagro estraño, la ticas piadosas, la parte del pecado se
vaga movilidad de sus almas en algo fijo amortigua, o se anula, por decirlo así,
i constante; nosotros podemos convertir miéntras que la parte de las obras bue
las en seres destinados a permanecer nas permanece entera i abundante.”
absolutamente inesplicables para aque Es, pues, tan claro como el dia que
llos que ignoran nuestros secretos; se nuestro sistema, a lo ménos en su forma
res que son, con efecto, medallas de ho rudimental,ha estado por muchotiempo
nor que el Catolicismo puede colocar, en obra en las costumbres i en los cora
con orgullo i alegría, ante los ojos de zones del clero, de los frailes i las mon
sus enemigos enmudecidos i confusos. jas; todo lo que tenemos que hacer es
Sipodemos sacar fuego de dos peda completarlo consagrándologradualmen
ros de madera frotados uno con otro, te; así como cuando un artista ha com
¿qué no podrémos obtener de estas mu pletado una estátua, la sacan de su es
jeres reunidas, i colocadas entera i es tudio profano, i la inauguran. solemne
Imente.
clusivamente en nuestras manos? ¿Por XVII.
qué no habríamos de proveernos de
tropa tan escojida, digna de que se la El que últimamente designé como Frances,
envíe a misiones de importancia, i de volvió a hablar aquí
llegar a ser, por el mismo encanto i la
ilusion de su presencia, centro de atrac Las observaciones de nuestro amigo
cion, i medio de conquista? son incontestablemente ciertas; pero no
Este asunto admitiría amplificacion; debemos lisonjearnos de llevar mui fá
pero,para no perder el tiempo en digre. cilmente a nuestro clero, corto de vista,
siones, volveré a las consideraciones a aceptarideas tan atrevidas. Conozco
mas inmediatamente relacionadas con el miles que se deleitarían de poner en
asunto. Todos admitirán, que el ejemplo práctica nuestra teoría, en cuanto a
que debemos alpúblico, nuestrointeres ellos solos concerniese, pero que recha
comun, nuestra complicidad, i el temor zarían el principio como impío. Admito,
de la observacion de los legos, debe for que, si pudiésemos inducirlos a entrar
zarnos necesariamente a cubrir estas
intrépidamente en esta carrera (en
relaciones con el mas impenetrable mis cuanto a las mujeres, ellas se manejan
terio. Pero, ¿de qué proviene que haya con facilidad, no tienen nunca otra vo
habido siempre relaciones de esta suer luntad que la de sus directores espiri
te, desde que han existido clérigos, frai tuales), nosotros no podemos calcular el
les,i monjas? inmenso provecho que se seguiría para
Es porque, en el clero, si haialgunos la Iglesia. Entre tanto, permitídme ad
hombres que llevan la austeridad por vertiros, que serémos perdidos entera
punto, aún estos están deseosos de pro mente, si un secreto tan grave transpi
veerse en estos almácigos femeninos, de rase al público por alguna casualidad.
algun adjutorium simile sibi, estando, Obremos, pues, invariablemente en
miéntras tanto, bien satisfechos de vivir esta materia con la mas consumada pru
72 SEMANA L1TERARIA.

dencia. Si podemos continuar reunien nes a la cadena de nuestras concepcio


do nuestros cuerpos relijiosos con esos nes creadoras.
fuertes lazos, cuya cohesion agradable Portanto, es útil que un gran núme.
ha demostrado enteramente la esperien ro del clero superior, i algunos de los
cia, ¿quétenemos que temer del celiba cardenales, empiecen a conocer nues
to? El no puede perecer; i miéntras tras ideas, a fin de que puedan alimen
se mantenga en pié, ¿qué dogma o ins tarse con ellas. Este sería el medio de
titucion Católica incurrirá en peligro? preparar materiales para el cámbio de
Esto me conduce naturalmente a ha seado. Es cierto,que, sipudiéramos con
blar, segun la indicacion del programa tar en adelante con hombres dignos del
("elenco), de la reforma radical del epis nombre, cuyo número aumentase diaria
copado, el cardenalato,i el papado, como mente, ya por el contacto recíproco, o
el último término de nuestros esfuerzos; por la promocion de los que fuesen ca
reforma sin la cualserá imposible man paces de comprenderlos (porque los
tener muchas otras, que deben estender que se parecen se juntan naturalmente),
se hasta el corazon de todas las comu no sería ya difícil, con la ayuda de estas
nidades i de todos los conventos. cabezasjerárquicas,i la cooperacion de
muchas otras, suficientemente iniciadas,
Puesto que no debe haber mas que un lograr el éxito en la empresa importan
modelo para toda la Iglesia, ¿no debiera te que nos ocupa. Transfundiendo así
el cero superior sentirse peculiarmente nuestra sangre jóven i ardiente en las
obligado a darnos su ayuda para gra venas del cuerpo sagrado, lo limpiaré
barlo en todos los corazones? rero, ¿es
mos por grados de las heces corrompi
probable que inspiremos a este cuer das i estériles que lo conducen a la
po algunas resoluciones magnánimas? muerte.
¿Podrá comprendernos? En verdad, en XVIII.
verdad os digo, que las columnas del
templo Católico no son ni preciosas, ni El Jesuita impetuoso que habló en seguida, i
sólidas. Tocádlas,i percibiréis su falta
a quien supusimos Romano, no nos deja ahora
de solidez. Están huecas, i el primer duda de que lo es.
choque, que no es preciso que sea mui
fuerte, derribará todo el edificio. ¿Qué Lo que acabo de oír es escelente, i os
harémos, pues,para apuntalarlas hasta juro que de buenaganaperdería mi...(*)
que lashayamos substituidogradualmen para ver al fin aniquilada, en mi pro
te por una fila de pilares mas fuertes! pia ciudad, esa raza de seres comu
En otras palabras, ¿cómo organizaré nes i estúpidos, que se han elevado tan
mos un plan enteramente nuevo, para la altopor la gratitud asidua de ciertas ma
eleccion de aquellos que sean adecua tronas. Con tal de que estos elejidos de
dos a sostenernos? ¿Cómo introdu Cupido i Mammon se vean en situacion
cirémos en la Iglesia entera una regla, próspera, i despues de haber vivido de
i una série de máximas mejor concebi la intriga,puedan gozarse, como los se
das imas racionales, de manera que las mi-dioses, en una atmósfera de pompa
dignidades, las riquezas, los honores, en i placer,¿qué les importa que un dilu
una palabra, todo lo que en el mundo es vio venga tras ellos? ¿Quién se atre
digno de la ambicion del hombre, venga vería a turbar sus ensueños voluptuosos
a ser recompensa de los servicios emi con predicciones de catástrofes próxi
nentes que se hagan a nuestra casa en mas i abrumadoras? ¿Son estos los
todo el mundo? Si nosotrospudiésemos hombres con cuya ayudaesperamos pu
realizaruna especie de alianza entre el rificar la jerarquía en un fuego renova
talento, la ambicion, i los intereses mas dor? Yo os confieso, que, cuando exa
escitantes por una parte, i los intereses mino el monaquismo de nuestros dias
de nuestro sistema por la otra, entón en sus celdas, i cuando lo hallo tan com
ces, ciertamente, nuestro progreso sería pletamente incapaz de algo grande, la
triunfante Por consiguiente, nosotros rabia que siento no es tanto contra él,
debemos elejir, para nuestro fin, no los como contra ese Colejio de Cardenales,
hombres de una moralidad estrecha i del cual no sale nada que no sea total
pedantesca, que están siempre en gue menteindigno,tanto de la púrpura que
rra con nuestros grandes proyectos,sinó lleva como del puesto elevado que ocu
los mas avanzados de nuestros miem pa. Yo no veo, con efecto, entre todos
bros iniciados, que hayan subministra (*) Si no oi mal, la palabra que me abstengo detradu
do, por su admision en nuestro laborato cir aqui, completa ninjuramento romano, qué mas de una
vez he oido escapase de labios santos, en mal presencia,
rio misterioso, algunos nuevos eslabo en mi propio pais.
-------
- - - ""- -- - -

CONSPIRACION JESUÍTICA. 73

ellos, altos o bajos, mas que una colec En cuanto a las personas de alto na
cion de modregos, que se sientan allí, i || cimiento,yo no les mostraría favor, es
engordan (che imbecilli, che s” impigua-| cepto en los casos en que su posicioni
no). Es cierto que sus lenguas maldi-| su influencia pudiesen contribuir al mas
cen, de cuando en cuando, el siglo que | rápido adelanto de huestras conquistas.
perturba algunas vecessus ensueños vo Desde el momento en que ví a los go
luptuosos; pero ¿quién entre ellos se biernos herejes alargaruna mano para
toma el trabajo de pensarpor un mo ayudar al restablecimiento de la Santa
mento, o de consultar a los quepiensan, Sede, creí que había llegado el tiempo
sobre el medio de estinguir la confla en que tragarían el cebo, i empezarían
gracion que lo devora todo en su rede a catolizar sus Estados; pero es dema.
dor? Solamente nosotros, hermanos siado evidente que me engañé. Sin em
mios, solamente nosotros llevamos la
bargo, hace unos pocos años, habiendo
carga del calor del estío; solamente no acompañado algunos principes romanos
sotros,buceando profundamente en los a un príncipe de Alemania a una visita
anales del mundo, estudiamos los resor a nuestros mas celebrados monumentos,
tes secretos que han decidido de la suer al pedirles algunas esplicaciones sobre
te de los imperios; i con este estudio cierto asunto histórico, se dijo algo so
ganan fuerza nuestra esperanza i mues bre ciertas bestias feroces amansadas
tro valor.
por sus amos, a un grado tal, que los di
Permitídme ofreceros ahora un con-|chos amos no temían meter la cabeza
sejo saludable. Que nuestra individua-| dentro de las bocas de los animales.
lidad desaparezca; seamos, hasta donde | Yo observé a estos personajes, que un
se pueda, no hombres, sinó ideas. Son polvo narcótico, empleado con frecuen
ellas las que,tarde otemprano, se apo- 1 cia, produciría probablemente esos ma
deran de las coronas. Que sean intro-| ravillosos efectos. Como esta observa
ducidas asiduamente en los claustros, i || cion fué acompañada de una sonrisa
en las almas de algunos Cardenales i un tanto sutil,el príncipehereje pareció
Obispos; porque, no obstante lo que he | comprenderme, i replicó: «Reverendo
dicho, hai unas pocas escepciones hon-| Padre, ¿no tenéis agun polvo narcóti.
rosas. Una vez ganados algunos pocos|| co para todas estas bestias feroces 2º
de los mas hostiles a nuestras miras, se (señalando la multitud que pasaba )
tendrán conferencias como esta en los “porque ellas parecen estar muiléjos dé
mismos palacios de las mas altas digni-| ser mansas.” Animado por esta obser.
dades, i es entónces que los partidarios |vacion respondí: “ Desde el momento
se nos apiñarán, i nuestra obra prospe-| en que vuestras poblaciones se liberta.
rará verdaderamente. Los mas perezo-1 ron de los soporíficos católicos, i voso
sos i remisos se verán entónces forza-|tros mismos rompísteis tantos frenos sa.
dos a seguirnos. ludables como teníais sobre ellos, desde
Estoi seguro de que todos admitiré.| ese instante ellos han sido tan turbu
mos la necesidad de envolver al pueblo1 lentos como locos. Esto es lo mismo
en la randa mas espesa i enmarañada | que si se suspendiesen por algun tiem
de las prácticas devocionales, de mane-|po los narcóticos dados a esos animales;
ra que venga a ser dócil en propor-|su admirable mansedumbre, que atrae
cion de su estupidez. Pero todo esto, 1 ahora a esas turbas de curiosos obser
aunque no sin su valor,no es bastante vadores, llegaría a su fin, 1 TeaSUlmIIIan
sin embargo; lo que es indispensable su ferocidad habitual.” Esto nos con
sobretodas las cosas,es una concurren-dujo a ulteriores discusiones, i yo
cia activa, infatigable i perpétua, como tengo razon para creer, que el príncipe
la que ahora nos anima colectivamente; se fué convencido de la eficacia
hombres de intelijencias grandes i atre nuestros remedios para curar esta in
vidas,fijas en la idea de adelantar con conveniente enfermedad popular.
tínuamente el progreso de nuestra obra. 1 Pero, para que sujestiones de esta
A ménos que la Iglesia tenga la ayuda clase puedan tener resultados mas con
de un vasto cerebro que le elabore una siderables, necesitamos mayor número
tran a verdaderamente Católica, ¿pue de instrumentos. Insisto, pues, sobre la
de ella jamás esperar ver al jémero hu- necesidad de tener algunos de nuestros
mano universalmente sujeto a un solo iniciados en los claustros, i de libertar
Jefe ? Este es el camino por el cual el 1 nos de algunos de esos cardenales sin
nombre de Roma, ahora tan desdeñado, | pensamiento, de esos papas sin capaci.
recobrará toda su preponderancia, dad, i de una hueste de obispos sin
741 SEMANA LITERARIA.

nervio o eneriía, i que ignoran entera- 1 tra Compañía en su oríjen?. Sin embar.
mente cual es el espíritu del siglo; por- |go, apénas pasaron unos pocos años, i
que nuestro plan no será mas que un ya se mostró llena de vigor, i vino a
ensueño, hasta que, de hecho, podamos ser rica ipoderosa. I en tiempos ulte
efectuar estos cámbios. Antes de que la riores, ¿qué trono habia que no confe
jerarquía pueda ejercer una influencia sase el ascendiente misterioso de nues
imponente, debe tener en sus filas su tro jénio?
periores hombres de poder para conce
bir, i de enerjía para poner sus concep Esta corta reflexion se hizo en un tono fami
liar; fué una breve respuesta a los que habian
ciones en accion; hombres que sean espresado alguna duda respecto del triunfo final
capaces de reducir a otros bajo el poder que se habia prometido. Entónces, aunque in
de una sabiduría política vasta e inson citado por la pintura que se habia hecho de los
dable. ¿Quién se atrevería entónces a vicios de la jerarquía Romana, o tal vez prepa
hacer frente a nuestro sistema? rado de antemano para este asunto, continuó
despues de una corta pausa, con una voz alter
Iyo os pregunto, ¿hai algo que se nativamente apasionada, orgullosa, o exaltada,
parezca a esto en los hombres cuyo ofi pero siempre marcada con la posesion de sí
cio es el de guiarnos? ¡Qué tontos son ! mismo. En su manera de manejar este asunto
Ellos querrían que los mirásemos eomo desplegó un tacto sorprendente, profundidad i
audacia.
jigantes! Toda la fuerza del hombre
está en su intelijencia; pero estos pila
res de la Iglesia no tienen fuerte en sí De la revista que se ha hecho del
mismos sinó su temperamento animal. asunto, debéis percibir que la Iglesia,
¿Cuál sería la suerte de estos pútridos | no obstante el inmenso conjunto i el
valor de sus materiales, está léjos de
voluptuosos, de estos ignorantes, sepul
presentar las condiciones de un edificio
tados entre la púrpura i el tédio (di| sólidamente levantado sobre sus cimien
questi voluttuosi putridi, diquesti ignari tos, i enteramente concluido. El se en
sepoli nella porpora e mellu noia) si no | cuentra todavía en un estado brusco i
fuera por nuestra enerjía i muestra in
trepidez invencibles? desordenado. Si,pues, se ha escapado
Tenemos, pues, una tarea hercúlea apénas de ser derribado al primer cho
que, consideremos las causas de su de
que llevar a cabo; la de renovar una bilidad. Necesitaba de un arquitecto
triple esfera, así como al jefe que la hábil i riguroso, que hubiera tenido
gobierna; i cuando una masa conside cuidado de examinariprobar cada una
rable haya sufrido la transformacion de las piedras; que hubiera rechazado
completa, entónces es que un Papa que las malas; que hubiera buscado el
lleve consigo nuestra idea, ya madura granito mas duro para fortalecer las
i desarrollada, puede emplear los medios partes mas espuestas; i que hubiera
i los recursos que se hayan acumulado cuidado de que el todo estuviese unido
por nuestros tenaces esfuerzos durante por el cimento mas fuerte i mas tenaz.
una centuria, i acaso mas. Entónces
El mas grande entre los mismos Papas,
podrá lanzar otra vez sus anatemas, sus no ha poseído jamas una luz clara i vi
interdicciones, i sus decretos omnipo va; ellos no han hecho mas que andar a
tentes, para conmover los tronos,i hu tientas en la obscuridad; i esto nos es
millar para siempre el orgullo i la inso plica por qué una obrajigantesca en sí
lencia de los monarcas.
misma,presenta tan poca armonía i ho
Despues de estas últimas palabras hubo una l mojeneidad.
corta pausa, i durante este intervalo muchos Si cuando las hordas de bárbaros re
hicieron observaciones sobre lo que habian oido, corrieron nuestro país i tomaron pose
como que presentaba dificultades insuperables. sion de él; si cuando se despedazó el
Hasta observé un tomojemeral de duda i desa
liento. Sin embargo, algunos aseguraron que Imperio Romano, i el Cristianismo fué
todo podria efectuarse con el tiempo. Con el fin impelido a cambiar su forma abstracta,
de animarlos, despues de este corto coloquio, el por una mejor adaptada para fascinar
presidente se puso a esplicar cual debería ser la imajinaciouilos sentidos de los recien
el objeto final de toda la obra. venidos; si en el momento en que el
XIX. Papado se levantó de la degradacion
universal, hubiera caído en las manos
Yo no querría que ninguno desespe de hombres de miras grandes i empren
rase del gran suceso futuro de nuestra dedoras, habría sido posible, en tiempos
empresa, porque sea pequeño nuestro tan propicios, borrar secretamente, ipor
principio. ¿Qué pudo ser de ménos grados,todo recuerdo del estado antiguo
consideracion en apariencia, que nues de cosas, i desvanecer cualquiera señal
— ---

CONSPIRACION JESUÍTICA. 75

de la transformacion de la aristocrácia voluptuosos altivos.Tales seres arruinan


episcopal en una monarquía papal. Esto un edificio, ántes que ayudar a cons
podría haberse efectuado, ora cercenan truirlo.Ellos no tienenprudencia que los
do, ora adicionando los escritos de los guíe;i exhiben a los pueblos, en sus pro
Concílios i de los Padres, empleando en | pias personas, un espectáculo de torpe
esta tarea intelijencias capaces de eje za, como si los pueblos fuesen brutos,
cutarla; i entónces,¡qué posicion tan absolutamente incapaces de reflexionar.
gloriosa para nosotros!. La gran lucha Bajo tales Papas, con un clero, Obis
entre el Catolicismo i el Protestantismo
posi órdenes monásticas de la misma
no se habría suscitado nunca, o, a lo estampa, ¿ebía esperarse que la Igle
ménos, se habría reducido enteramente | sia se hiciera tan grande i tan fuerte,
a la autenticidad de los escritos primi | que pudiese mantener oprimidas con su
tivos.
gran brazo las naciones i las monar.
Esta obra de cercenamiento i adicion,
debía haberse confiado a una escuela |quías? ¿Podemos sorprendernos de que
permanezca todavía en un estado de
Romana, bien adecuada al objeto, de aborto, a despecho de sus inmensos re
manera que imitase con destreza el es cursos?
tilo peculiar de cada escritor.
Bajando su voz, hasta susurrar confidencial
mente, continuó.
Aquí detuvieron mi pluma unos golpecitos en
la puerta esterior, que oí distintamente. El pen Es mi deseo, que, entre nosotros, todo
samiento de que tal vez alguno me buscaba, me se diga francamente, i que se emita la
heló de terror, i apartó de mi cabeza cualquier
otro pensamiento. Yo no me recobré de mi alar verdad desnuda; porque es en el mas
ma, hasta que me hube asegurado de que la per alto grado útil i necesario para nosotros
sona que había ido a responder a la puerta, había conocerla i estudiarla, tal como ella es.
vuelto tranquilamente a su asiento. Tambien
hubo probablemente una suspension momentá Volviendo a tomar entónces su tono anterior,
nea en el discurso, porque, no obstante la con i aún con énfasis adicional, continuó.
fusion en que permanecí envuelto por algun
tiempo, no me parece que haya una lacuna sen
sible en la relacion del discurso. ¿Somos tan ciegos que no percibamos
claramente, que todo lo que se hizo en
Lo que se necesitó en la nona centuria tónces, se hizo enteramente con miras
fué un Papa quehubiera eclipsado la glo codiciosas e interesadas,i que la misma
ria deCarlo-magno. Gregorio VII con sus observacion es tambien aplicable a los
ideasjigantescas,pero demasiadovagas; tiempos presentes? Nada se ha inventa
Inocencio III con sus maravillosas ins do jamas como subordinado a la ejecu
tituciones, Confesion, Inquisicion i Mon cion de un vasto plan. Bien conocéis los
jes,vino demasiadotarde. Cinco centu abusos infames del nepotismo, i sus te
rias ántes, un jénio igual al suyo, ino rribles consecuencias:¡qué degradacion
sotros para ayudarle con la vasta idea del Papado! Esa dignidad, elevada e
que ahora nos ocupa, habría hecho de inestimable, no fué codiciada sinó como
la Iglesia Romana el árbitro soberano medio de hartar la loca ambicion i la
del mundo entero. En lugarde esto, las avaricia insaciable de unas pocas fami
dos centurias que precedieron a Hilde lias. Entre tanto, una vasta catástrofe
brando,subministraron Papas mas locos era inminente, i el velo del templo esta
que Calígula, i mas monstruosos que ba pronto a rasgarse en dospedazos. Ai!
Neron; de manera que no es imposible cuando esos soñadores egoistas desper
darun colorido a su historia, que pueda taron repentinamente, i encendieron por
hacerla juzgar, no digo escusable, pero todas partes hogueras esterminadoras
ni tolerable siquiera. Las centurias déci para los herejes, era demasiado tarde.
macuarta idécimaquimta no ofrecen un Los ojos de los hombres sehabían abier.
solo ejemplo de intelijencia i talento to, habían aprendido a pensar; su in
capaces de preveer, i por consiguiente dignacion se había escitado,itenían su
de impedir, por medio de la abolicion fuego en el corazon. La muerte de un
de los abusos mas flagrantes en la Igle gran número de herejes no hizo mas
sia, la horrible erupcion de la centuria que subministrar, a un partidoya forti
décimasesta.Con efecto,¿qué es lo que ficado illeno de las mas perversas ideas,
vemos en las dos centurias que prece el prestijiopeligroso de poseer sus már
dieron al Protestantismo? La Silla Ro. tires. Así,por un esceso de imprudencia
mana ocupada por hombres de capaci de nuestra parte, la herejía tomó lugar
dades poco mémos que ordinarias, o por como una potencia, a la cual dieron
76 SEMANA LITERARIA.

atractivos i fuerza la novedad i la per- la jóven hidra se esforzó en vano en


secucion. ¡Cuánto tiempo se perdió así, abrirse camino.
i qué conflictos se vió la Iglesia compe- Así, despues de tres centurias de tra
lida a sostener, no ya con el objeto de bajo infatigable, despues de haber sido
estender su domínio, sinó simplemente como una coraza para el pecho de Ro
para salvarse de una ruina completa e ma, sus enemigos determinaron arran
inminente l carnos de allí, i casi lo lograron, con
vencidos como estaban
Leon X, ese Sardanapalo enervado de que, miéntras
Roma
por la molicie Asiática, no hizo mas que que nosotros permaneciésemos,
Pero si
disparatar; i los que le sucedieron no seria invulnerable. Roma, CL1
hicieron mas que seguir demasiado ser- su debilidad, se inclinó por algun tiem
vilmente sus pasos. Al fin, el huracan po, como un palmero ante los vientos
había dispersado casi los tablones des. rabiosos, pronto levantó otra vez la ca
pedazados de la Barca, i nadie podía 1 beza; i ahora, confiemos en que ella
sujerir ningun espediente práctico para ha ganado un aumento de fuerza, que
reunirlos otra vez. Todos palidecieron la habilita para desafiar en lo futuro la
a la peticion de un Concilio ecuménico, tormenta i el trueno. Los Reyes nos
i es cierto que el de Trento habria sido llaman, ellos
sienten para sus pueblos
la tumba de Roma, si no hubiera sido la necesidad de nuestra copa narcótica;
por la habilidad de nuestra Compañía. pero ellos beberán de ella tambien, i
Nosotros, resueltos e inflexibles, logra beberán profundamente ! Sin embargo,
mos confundir la multitud de herejes que no olvidarémos untar su borde de miel.
estaban ansiosos de atacar las bases La cadencia de estas últimas palabras me
mismas delCatolicismo. Con la histo- imajinar que se había terminado la confe
ria en la mano, ellos estaban prepa- rencia, cuando oí que el mismo jefe continuaba,
rados a cuestionar la Biblia, los Padres, pero con la frialdad de un hombre que recapi
los Concilios, a rastrearlos de siglo en :
siglo, esplorar el orien de cada insti. tas miras ha visto lector,
tucion, de cada dogma, de cada prácti-predominaron en esta Junta.
ca. ¿Qué de secretos habrían salido
entónces a luz? El símbolo de la anti Dosprincípios, entre los muchos que
gua fe, la manera de resolver las cues- poseemos, dos princípios de poder i de
tiones, el progreso del poder papal, la atraccion inestinguibles, deben tener el
fecha preciosa de cada innovacion i ca. primer lugar en nuestra consideracion;
da cámbio, el caos inmenso de los siglos i debemos recordar esto continuamente.
pasados, tan bien cubierto hasta entón. Así debemos argüir a los hombres que
ces, todo habría sido espuesto a la luz están en poder, i principalmente a los
del dia. Escudriñado de esta manera, cortesanos: “Habiendo sido la herejía
nada se habría preservado, sinó lo que la causa de todas las complicaciones,
estuviese espresamente sostenido por al " que nacieron precisamente cuando la
guntesto de la Escritura; lo demas ha Iglesia i el Estado se encontraban a
bría sido quemado sin remordimiento punto de entrar en una alianza feliz,
como rastrojo. Ni el Papa podría ha. cuyos resultados no podían ménos de
berse lisonjeado con la esperanza de ser sólidos i satisfactorios, es de la mas
permanecer honrado como patriarca; i altaimportancia que nosotros realicemos
aún ellos habrían dicho que ese título al fin lo que han diferido tres centurias
de patriarca no era sinó de reciente in de anarquía. Tan pronto, pues, como
vencion. Había una conspiracion jene. se hayan sentado las conclusiones posi
ral contra él, que tendía a reducirlo a tivas, los siguientes serán los principios
la medida de lo que era cuando muchos capitales de un nuevo código, trazado
Obispos del Este, i aún del Occidente, para la regulacion i conservacion de
lo despreciaban tan abiertamente, i los vastos intereses de los dos poderes
cuando Cipriano, Ireneo iPolicarpo lo unidos: "
tuvieron en tan poca estimacion. * Cuando que la hereja se
atreva a rturbar la sagrada tranqui
A la verdad, ¡ cuántos Obispos se lidad de la Iglesia, cualquiera que sea
agolparon a Trento con intenciones hos. la naturaleza de sus asaltos, sean lijeros
tiles! ¡Cuán léjos no habría ido su atre. 1 o sérios, el deber del Estado será el de
castigarlos con el mayor rigor, como
vimiento, si se hubiera permitido a la crímenes políticos.” -

herejía desplegar libremente ante ellos “Recíprocamente, cuando quiera que


su perniciosa erudicion Pero nosotros la revolucion se atreva a perturbar la
tranquilidad sagrada del Estado, cnal
defendimos intrépidamente la brecha, i quiera que sea la naturaleza de sus ata
CONSPIRACION JESUITICA. 77

ques, sean lijeros o "sérios, el deber Tengamos,pues,cuidado de estar bien


de la Iglesia será el de estigmatizarios
a la faz de las naciones, i tratarlos con provistos de instrumentos. Cuando la
el rigor que a la herejía misma, que debe ebullicion que estamos fomentando se
ser abrnimada con castigos terribles i cretamente, haya alcanzado un punto
solemnes *
suficiente, se quitará repentinamente la
Despues de esto, solo tenemos que cubierta,i derramarémos nuestrolíquido
ser lójicamente consecuentes, i puesto fuego sobre esos políticos entrometidos,
que es una máxima de las escuelas, que que son bastante ignorantes e irrefle
quipotest majus potest minus, no será xivos para servir de instrumentos en
difícil hacer de modo que el poder espi nuestras manos; i muestros esfuerzos
ritual, la divinidad omnipotente de la tendrán por resultado una revolucion
Santa Sede, absorva enteramente el
digna del nombre, que combinará en
poder temporal. Solamente es preciso una conquista universal todas las con
que nos entreguen las almas de los quistas que se han hecho hasta ahora.
pueblos, que los Reyes nos secunden Con este objeto, diríjanse nuestros
con su apoyo i su riqueza, i nuestra incesantes esfuerzos a la conversion
jerarquía, que serpea ahora como un de las almas, i prediquemos de tal ma
rio, se esparcirá pronto como el mar, i nera que los lechos de muerte sean la
cubrirá los i las montañas.
fuente fructuosa de donaciones, rique
Pero es sumamente importante que zas,joyas,i toda clase de legados. Los
sepamos estinguir, una por una, la medios de accion nos son indispensables,
multitud de llamasfosfóricas que brillan i estos medios deben ser tan vastos co
en todas direcciones. Debemos tener
el arte de acostumbrar a las masas del mo nuestros proyectos. Que nada nos
resista; miéntras que, envueltos en el
ueblo a no mirár mas que a nuestros misterio desde la cabeza hasta los piés,
: (sic);i así las disciplinarémos permanecerémos impenetrables.
hasta el dia en que, escitadaspor alguna Amigos, es menester vencer o morir l
injusticia flagrante, algun aumento de Las clases mas altas son siempre mui
contribuciones, o cualquiera otra causa inaccesibles a las bajas, alimentemos
semejante de descontento, nos suminis su antipatía mútua. Acostumbremos a
tre la oportunidad para lanzar desde la plebe, que es, con efecto,un instru
Roma un manifiesto atronador, una
mento de poder, a que nos mire como
señal de su ruptura con todos los go sus mas ardientes abogados; favore
biernos, i, por consiguiente, de una lucha ciendo sus deseos, alimentemos el fuego
final i decisiva, en la cual serémos de su ira, i abramos ante sus ojos un
valientemente sostenidosporlas huestes siglo de oro; i que cada una de estas
innumerables i ardientes que nosotros i palabras, Papa, Roma, Catolicismo, o
muestros sucesores habrémos discipli Iglesia, venga a ser para el pueblo la
nado tan bien. ¡Ojalá que estuviésemos espresion de todos sus derechos, elpun
ciertos! Pero a lo ménos podemos espe to en que se fije su vista, el objeto de
rar, que, cuando venga la crísis, una su devocion, el resorte móvil de sus
porcion considerable de la jerarquía pensamientos e intenciones. Dia lle
habrá sufrido un cámbio radical i com
gará, pero será demasiado tarde, en que
pleto; que los tronos mas elevados del se vea que los espedientes mas ridícu
santuario serán inaccesibles a los hom
los han dado nacimiento a efectos ma
bres incapaces de comprendernos; que ravillosos, i que los que se creían sabios,
los Obispos i los Cardenales sabrán son necios.
seguir suspalabras atrevidas con hechos Sí, hermanos! nosotros tambien so
aún mas atrevidos; i finalmente, que, mos reyes! nuestro arsenal estal vez
despues de tantos sacrificios, podrémos tan rico como el suyo, i aún, si no me
gloriarnos en un hombre que incorpore equivoco, mas eficaz. Nuestros rosarios,
en su persona los Papas mas emprende nuestras medallas, nuestros milagros,
dores de los tiempos pasados, un hombre
nuestros santos, nuestros dias de fiesta,
que lleve una de esas cabezas, en cuyaen fin, toda esa inmensa batería a la
modelacion la naturaleza estiende su
cual hemos pasado hoi revista, (*) me
compas en todas direcciones. |imajino que valdrá tanto como supól
El artesano, cuando se ocupa en su
tarea ordinaria, no está descorazonado (*) Ch'oggiabbiano si bene analizzato; esta
jamas por la dureza de la madera o del | espresion me induce a suponer, que la análisis de
todas estas cosas se había hecho en la misma
metal que trabaja, porque él tiene a la mañana en una Junta prévia;porque parece
mano instrumentos que pueden reducir demasiado precisa para referirse enteramente a
estos materiales a las formas que quiera. la conferencia que acabo de someter al lector.
78 SEMANA LITERARIA.

vora, sus soldados, sus cañones, i sus aún en esta estremidad, suceda lo que
bosques movibles de bayonetas. Todo sucediere, debemos resignarnos a estos
depende del injenio con que combinemos grillos, i someternos a esta cansada di
esta infinidad de medios, disciplinemos lacion. Pero, si nada puede reconciliar.
nuestras tropas,i escitando su celo i su nos con los Gobiernos Católicos ofendi.
valor, las preparemos para el dia que dos, i si Roma, con la esperanza de ase
ha de reducir a nada, o coronar con el gurarse su propia salvacion en una esfe
triunfo, la larga série de nuestros tra ra estrecha i mezquina, consiente en
bajos. Búrlense de nuestras procesio inmolarnos de nuevo, nosotros debemos,
nes al rededor de la profana Jericó, a precio de cualquiera consideracion,
mófense de nosotros, i del sonido de mostrar a los Reyes i a Roma, que,
nuestrastrompetas, con tal que, a la sé aún en circunstancias tan adversas, po
tima vuelta, i así sucederá seguramen demos manifestarnos mas fuertes que
te, caigan las murallas de la ciudad, i todos ellos: í bien sabéis que será mas
los que la habitan sean nuestra presa. fácil de efectuar esto, cuanto mas avan
Lo que tenemos que hacer entónces, zados estén nuestros trabajos cuando
es erijir otra vez sobre su pedestal el llegue el momento de prueba, si es que
postrado coloso papal. Nosotros, inje. debe llegar. Pero yo no dudo (i pudiera
nieros reunidos aquí, tenemos que con presentar pruebas auténticas en favor
certarun plan especialpara este objeto, de esta verdad), no dudo de que, ahora,
señalar las máquinas que deben usarse, Roma haría mas bien causa comun con
o inventar otras nuevas, formar trabaja nosotros, que consentir en permanecer
dores, i colocar en sus manos palancas siendo una esclava degradada i maniata
i cables, i entónces el suceso será infa da, sin esperanza de escapar jamas de
lible, con tal que todo esté dirijido por los límites que se le han impuesto. En
una intelijencia superior. caso de necesidad, el veneno nos libra
Tal es nuestra tarea. ría de un Papa de corta vista (il veleno
Pero el dia se acaba, iyo deseo que ci liberebbe d'un papa a corta veduta),
no dejemos este lugar áptes de que al i el próximo cónclave que se reuniese,
guno, que haya considerado el asunto estaría enteramente de acuerdo con
mas profundamente que yo, diga algu nuestras miras. (*).
nas palabras sobre el resultado,posible Entónces, hermanos, el mundopre
mente siniestro, de los sucesos que, senciará un estraño espectáculo. Ha
viendo los peligros que nos rodean, es biendo salido fallidos nuestros esfuerzos
indispensable que consideremos fria para vengarnos de los reyes, agotando
mente, miéntras que nuestros ánimos no lenta i artificiosamente su fuerza, mes
están perturbados por el recelo inme vengarémos de ellos de una manera
diato de un resultado semejante. igualmente súbita i terrible. En seis
meses, Roma vendría a ser el foco in
XX.
cendiario de esos espíritus volcánicos
Aquí se siguió un breve silencio que el Irlan que son ahora objeto de nuestros odios;
des fué el primero en romper, aunque en un tono i una bula en la cual el soberano Pontí
ménos confiado que ántes. Sin embargo,pronto
fice anunciase al pueblo, que, engañado
se enerjizó,i volvió a ser el mismo. en sus esperanzas dever el bien preva
leciendogradualmente sobre el mal, su
Si me aventuro a responder a esta paciencia se ha agotado, tal bula nos
apelacion, es porque estuve presente úl daría fuerzas mas numerosas que las de
timamente a una Junta de nuestros Pa
dres, en la cual se discutióámpliamente el hiperbólico ejército de Armaged
el asunto en cuestion. La conferencia don. (*).
terminó con la resolucion siguiente: (*) Habiendo declarado Clemente VII al
Cardenal Bellarmino su resolucion de condenar
Se convino unánimemente en que, si
alguna vez fuéremos abandonados. por como peligrosa la doctrina del Jesuita Molina,
el Jesuita Bellarmino replicó: Su Santidad
los reyes, o un descubrimiento fatal no hará tal cosa. Habiendo el Cardenal Fran
arruinare completamente nuestros pro cisco María del Monte hablado de esta resolu
yectos; si intentáremos en vano reco cion al Cardenal Bellarmino, el ultimo res
brar, si no la confianza, por lo ménos pondió: Sé que lo haría con gusto; sé que
es capaz de hacerlo; pero él no lo hará; i si
un puesto compatible con la ejecucion persiste en ejecutar su designio, morirá prine
de nuestro plan; aún mas, si nos viére ro. Santiago Tagliotti, Jesuita, en su “Vida
mos forzados a arrastrarnos (trascinar. del Cardenal Bellarmino,” lib. vii,2.
se),por un períodoindefinido, con elfin (**) Alusion a un pasaje del Apocalípsis,
de reunir nuestroshilosperdidos o rotos; ix, 16;xvi, 16.
CONSPIRACIONJESUÍTICA. 79

¡Qué fuente de ajitacion en tiempos |prenderéis, que semejantes documentos


como los nuestros ! Seguramente que el serían de eminente utilidad para noso-
Catolicismo i sus ceremonias estarían tros, cuando nos faltasen otros medios
de moda por algun tiempo, pero tarde o de venganza.
XXI.
temprano se evaporarían sus ilusiones,
i no habríamos hecho mas que apresu El Presidente habló ahora en estos términos.
rar el principio de una era, que sería el
reverso enteramente de la que hemos
estado trabajando por introducir. Qué Mas luego tomarémos en considera
importa! Que nuestro último grito de cion especial esta sujestion. Entre tan
desesperacion, que nuestra muerte sea to, os doigracias de todo corazon por
esta conferencia; ella ha sido mucho
digna de nosotros! Nosotros no debemos
contentarnos con desaparecer como un mas instructiva que las tres anteriores,
rio que se seca; asemejémonos mas bien cuyas minutas sería mejor que exami
a un torrente que rompe todoslos diques, náseis, pues las tengo aquí para que os
i echa por tierra todos los obstáculos; informéis de ellas mejor. Suplico que
cada uno anote sus observaciones sobre
como los elementos de la naturaleza que
no pueden ser comprimidos sin reventar ellas. Pero permitídme indicaros, que
durante una discusion sobre meros de
en conflagracion universal. Asíse veri
ficaría el famoso dicho de que “la suer talles, sería conveniente no permitir que
te de los reyes está íntimamente ligada predominasen
poéticos de la
demasiado los elementos
cuestion. Estos elemen
con la nuestra,” porque ellos se desva
necerían de latierrajunto con nosotros. tos pueden admitirse, cuando tengamos
Tal sería la venganza de Sanson cuan que considerar nuestroplan entero en la
do estaba esquilado, ciego, i obligado a plenitud de su luz, miéntras que la aná-,
trabajar en el molino como un asno vil. lisis de cada problema, o de cada cues
El los aplastaría con el último esfuerzo tion separada, debiera presentarun ca
de su enorme fuerza, i se enterraría con rácter tan deliberado itan frio, como
ellos en la misma tumba. ardiente i lleno de entusiasmo debe ser
el de la síntesis. Yo admiro estas dos
Es mui posible, hermanos (continuó especies diversas de talento,pero raras
el Irlandes en tono feroz), que haya veces las he visto unidas en el mismo
entre nosotros algun traidor, que, para individuo. Casi siempre he hallado, que
hacerse aceptable a los ojos de algun los que eran elocuentes en el uno, eran
maldito Faraon, haciéndose su José, su mudos en el otro, i vice versá. Esforcé
informador, escape un dia de nuestras monos en combinar la calma de la ra
filas i nos arruine. Las precauciones zon, con el fuego del entusiasmo. Cris
que hemos tomado ya contra tal contin to, que vió el jérmen de tantas verdades
jencia, no me parecen suficientes, por espléndidas, nos enseña, que,“para ha
que el miserable que desertase de nues cernos dueños del hombre fuerte, de su
tro cuerpo, podría hallar medios de casa, i de sus bienes, debemos atarlo
ocultarse a nuestra venganza, i, por primero.” Portanto,perfeccionémonos
tonto, en vano habría jurado, que hasta en el arte de cargar de cadenas a los al
el último momento de su vida considera
tivos i los poderosos. Tengamos en el
ría la destruccion de su persona como corazon esta máxima como regla de
santa i lejítima. todos nuestros esfuerzos: una sola auto
Portanto, os propongo que se agre ridad, la de Roma; una sola Orden, la
guen, a los primeros, otros medios de se de los Jesuitas. I puesto que nuestro
guridad. Sentemos esta regla: que nin siglo no se jacta de teneruna sola alma
guno será iniciado, a ménos que haya capaz de aspirar al imperio universal,
consentido préviamente en que cierto porque los reyes tienen bastante que
número de nuestros miembros se con hacerpara tenerun asidero en sus pe
cierten para atribuirle (sobre bases pro queños reinos que se deslizan de sus ga
bables, por supuesto), una correspon rras, que nostoque a nosotros el aspirar
dencia, o políticamente criminal, o a esa altura, miéntras que sueñan las
monstruosamente obcena; i el candi cabezas vacías. Nulla dies sine lineá.
dato transcribirá i firmará fielmente No dejemos escapar ninguna oportuni
esta correspondencia, con el fin de que dad de observar cuales son las tenden
nuestra Compañía pueda, en caso de cias de los hombres; miéntras mejor los
traicion, tener medios para invalidar su conozcamos, mas útiles serán como ins
testimonio por la produccion de estos trumentos en nuestras manos. En todo
preciosos manuscritos. Fácilmente com | caso, conduzcámonos de manera, que
-----=

S0 SEMANA LITERARIA.

nuestra gloria futura pueda compensar Estas palabras, eco i confirmacion de otras
nuestro envilecimiento actual; porque, | no ménos presuntuosas, que ya había emitido el
rlandes, manifiestan claramente que los Jesui
si nuestro nombre está destinado a pere tas modernos están imbuidos de una considera
cer, o a prevalecer finalmente sobre las ble dósis de orgullo.
naciones i los reyes, que, al ménos, sea
sinónimo con el grado mas elevado de Será igualmente claro que su proyecto es el
de Jesuitizar, ademas de las otras órdenes, al
grandeza i atrevimiento que el mundo Papado mismo;i, como el nee plus ultra de las
haya visto nunca, overájamas. Sí que metamórfosis que están efectuando con sa estra
cuando las jeneraciones futuras lean tejia misteriosa, Jesuitizar el mundo entero.
nuestra historia, i sepan lo que hemos Habiendo concluido el Presidente, todos se
sido, se vean forzadas a asemejarnos, levantaron, i se congratularon mútuamente con
no a la humanidad, sinó a esos ajentes ardor. Entónces terminó la escena, ellos salie
cosmogónicos que solo Dios pone en mo ron del cuarto, i yo quedé fuera de peligro.
vimiento, cuando le place cambiar las
leyes del universo.

E'IN DE LA PARTE SEGUNDA.


CONSPIRACION JESUÍTICA. 81

PAE 3."

PIRUEBAS I (CONCLUSION,

to, que no haya sido probado con innumerables


publicaciones.
Los Jesnitas han hablado siempre de sí mis Hasta algunos de sus propios jenerales nohan
mos en términos del orgullo mas desmedido. podido mantener en secreto su congoja por las
Cuando las Sociedad alcanzó a tener cien
tendenciasperversas de la Orden. Mucio Vitelles
años de existencia, compusieron un libro en su chi, sesto jeneral, en una de sus cartas, fechada
honor. Los símbolos que adornan el frontispicio
de esta obra, prueban suficientemente que ellos
el 15 de : de 1639, no puede dejar
de señalar la detestable se ha
consideran al mas humilde de los miembros de
apoderado de la Compañía. “ Existe, ” dice,
su Orden, como infiniamente superior al resto “ entre los superiores de nuestra Sociedad, una
del jémero humano. Ellos se denominan “ La codicia escesiva que se espar e de ellos a todo el
Compañía de los Perfectos. (*) El contenido cuerpo. De esta fuente nace la indujencia que
de la obra está enteramente de acuerdo con
manifiestan con los que les traen riquezas”
la arrogancia de sus emblemas.
El Sumo Sacerdote Judío llevaba sobre sin pe San Francisco de Borja,uno de los primeros
cho la joya llamada oráculo. Bajo la Nueva jenerales de la Orden, había reconocido antes
Alianza, los Jesuitas se consideran como el orá de esto, que el veneno estaba en las venas de
culo de que el Papa saca su inspiracion. dicha corporacion. No repetiré aquí los numero
Ellos se proclaman “ los señores del mundo, sos testimonios, que prueban que su casuismo
los mas sabios de los mortales, los doctores de justificaba el crímen en todas sus formas. Es
las naciones, los Apolos, los Alejandros de la imposible negar, que las doctrinas, que se en
cuentran por todas partes en sus escritos, auto
teolojía, profetas bajados del cielo, que emiten rizan
los oráculos en los concilios ecuménicos.” el robo, el estrupo, el perjurio, el libertina
je, i aún el asesinato; que cuando ellos han juz
El epitafio que compusieron para Loyola, gado conveniente libertarse de un rei, no han
exhibe de una manera sorprendente su amorpor dejado de hacer la apolojía del rejicida. Pero lo
la grandilocuencia, i su orgullo presuntuoso. que debería sernos mas repugnante creer, si no
Dice así:
lo atestiguasen sus libros aprobados por los je
“Quienquiera que tú seas, que eoncibas en nerales de la Orden, es la naturaleza cínica de
tu mente la imájen de Pompeyo el Grande, de su ciencia sobre una materia que debería per
Césari de Alejandro, abre los ojos a la verdad, manecer enteramente desconocida a los relijio
i aprende en este mármol, que Ignacio fué el sos, consagrados aperpéua castidad,i con pre
mas grande de los conquistadores” tensiones a una perfecta pureza. ()
El epitafio de San Francisco Javier está en No me detendré sobre este asunto, sinó que
el mismo estilo. me limitaré únicamente a citar un juicio, que
Pero, ; cuán sorprendente es el contraste en contiene la impresicm que causó en algunos gra
tre su conducta i la apoteósis que hacen de sí ves doctores de la Iglesia, la lectura de varios
mismos! Nada podríamos decir sobre este asun de los libros de la Santa Compañía. La Uni
versidad de París se espresó así en 1643, en sus
pa. paso primi saeculi SocietatisJesu, lib. III, orat, 1, (*) Véase el Apéndice.
82 SEMANA LITERARIA.

Verdades Académicas (Verites Académi-| sas temporales,i que todo el mundo está cons
es). pirado para calumniarlos Como si las Universi
“Todo lo que la malicia del infierno puede dades, los Parlamentos, los Obispos que los han
concebir de mas horrible; cosas desconocidas acusado de corromper la moral i estraviar al
aún a los nas de ravados de los paganos: todas pueblo, hubieran podido ligarse, de siglo a siglo,
las abominaciones que podrían atraer un son para un fin tan inícuo. Estraño es,sin embargo,
rojo a la faz del descaro mismo, están abrevia reprimos,que en nuestrostiempos ellos hayan lo
das en el libro de un Jesuita, Los diferentes ca grado ganar otra vez a los Obispos, que miéntras
suistas de esta Sociedad enseñan secretos de im mas se estrenece el mundo con su nombre i los
pureza,desconocidos aún a los hombr s inus di aborrece, el clero suprior defiende mas ardien
soluts” temente su causa, i se identifica con ellos. A
¿Cual debe ser su desverrienza en sus asam hora hai un concierto de apolojías en su favor.
bleas secretas, cuando se permiten manifestar La nu va Escuela Católica es tenaz en su elo
la así en sus obras impresas No hai la menorjio, llegido hasta alegar que el mismo esceso
apariencia de su mejoramiento, por cuanto que, de su virtud es el que les ha atraido tantos odios,
miéntras que otros se estravían por la tentacion i que stos pueden proceder solamente de la
i las pasiones, su inmoralidad es un sistema fun rabia envidiosa de los impíos. M. Laurent, O
dado sobre un completo desprecio de todo lo que bispo de Luxemburgo, dice en una carta pas
es recto i justo. toral de 1815 :
Espenosoi chocante hacer estas aseveracio * Dies ha enviado en ayuda de su Iglesia
nes, pero debe decirse la verdad. Un Papa las militante un ejército bien organizado, n nda
sostiene con su autoridad. En 1602, Clemente dopor un jefe valiente, cuyo nombre es Igna
VIII presidióun capítulo jeneral de Jesuitas, cio de Loyola. Anatema contra todos los sobe
i ¿cuál es el reproche que arrojó sobre ellos. " ramos de Europa, que, guiados por un instinto
Sus palabras revelan el espíritu, la táctica, i el infermal, iporinstigaciones de algunos soi, di
plan entero de los Jesuitas, antiguos i moder sant filosofos, obligaron a la Corte de Roma a
nos. (*) suspender por agun tiempo esta santa Orden
* La curiosidad,” dice este Papa, los indu de Ignacio el Grande.”
ce a introducirse en todas partes, i principal De pocos años a esta parte, el clero superior
mente en el cenfesionario, con el fin de saber de de Francia ha diseminado muchos libros sobre
sus penitentes, todo lo que pasa en sus casas, el asunto de la enseñanza libre. Sus órganos
entre los niños, los criados, i los demas inquili están llenos de oraciones altisonantes en favor
nos, o fecuentadores de la casa, i aún todo lo de l derecho comun. Nada puede ser mas curio
que pasa en la vecindad. Si confiesan un prín so que sus espresines a este respecto. Ellos es
cipe, se esfuerzan en gobernar a toda su fami tán constantemente tomando prestado el len
lia ; tratan hasta de gobernar sus estados, ins guaje que ántes acostumbra an
pirándole la creencia de que nada irá bien sin como subversivo del trono i del altar. Ver

la vijilancia i el cuidado de ellos.” dad que estaban entonces en la insolencia de


La asercion de Clemente VIII, hecha en la prosperidad,i que su posicion ha cambiado
términos tan precisos, sería suficiente para exi despues. Habiendo llegado a ser débiles, ellos
jir creencia; pero hainumerosos hechos histó se han visto obligados a recurrir a las armas de
ricos sorprendentes, que prueban que, so pretesto los débiles.
de relijion, esta Compañía ha seguido siempre Pero, ¿son francos i sinceros en todo lo que
una conspiracion contra las naciones i sus go proclaman tan a grandes voces acerca del de
biernos. recho 1 la verdad " Ellos se han revestido de
Mencionaré uno solo de todos estos hechos; misado aprisa del hombre nuevo, para que po
pero fué tan notorio en su tiempo, i es hoi de damos suponer que se han despojado entera
tanto peso, que es tan bueno como mil otros. El mente del viejo. Así, el obispo de Luxemburgo
presidente de Thou, historiador de reconocida quería que toda lainstruccion fuese dirida por
probidad, lo cuenta como sigue: (**) el clero i dependiente de él. El Unicerso, ór
“ Los Jesuitas fueron acusados, ante el Sena gano de los Obispos Franceses,tiene las mismas
do de Venecia, de haberse entrometido en secre miras. (*)
tos defamilia,por medio de la confesion; i de * Desde que la Universidad ha estado traba
haber llegado, por los mismos medios, a conocer jando, no ha producido mas que maestros de es
íntimamente toda clase de particularidades res cuela incapaces i corrompidos, i doctores irreli
pecto de los indivíduos, i, por consiguiente, los jiosos e impios. El Obispo de Perpignan, si
designios irecursos del Estado; i de haber lleva guiendo el ejemplo de M de Bonald, pide la
do rejistros de estas cosas, los cuales enviaban libertad de enseñanza. “ Mis deseos,” dice, “son
cada seis meses asu jeneral, por mano de sus en favor de la concurrencia libre en la instruc
visitadores Se hallaron pruebas de estos cargos con de la juventud, pero creo que esta precio
en muchos documentos que su fuga precipitada sa instruccion tiene necesidad indispensable de
les impidió llevar consigo” supervijilancia. Se necesitan leyes, i leyes in
Este hecho no es negado por Sachin mismo, periosas, para protejer a la sociedad contra los
uno de los mas apasionados historiadores de la peligros de las malas doctrinas. Esta super
Compañía. (***) vijilancia debe combinar todos los elementos
capaces de hacerla completa e ilustrada,i, por
II. consiguiente, el Episcopado no debe permane
cer estraño a ella. Con efecto, la relijion tiene
Esto basta seguramente para hacer detener una gran parte en la inculcacion de las cien
a aquellos escritores que han emprendido la de cias, DE LAs cuALes es EL ruNDAMENTo, i solo
fensa de los Jesuitas,i han ido tan léjos que a el Episcopado es juez competente en esta mate
seguran, que los últimos no se mezclan en las co ria, puesto que solo él ha sido establecido como
(*) TheatreJesmitique, parte II, 4. guardian del depósito sagrado de la fe”. Ahora
(**) El presidente de Thou, en su Hist. lib. 137. (*) El Universo i La Union Católica, 24 de octubre
(***) Sachin, Hist. Soc. Jesu, lib, V. N.o 15, 10 i 11 de noviembre de 1843.
=======-- "" - -

CONSPIRACION JESUÍTICA. S3

bien, ¿no ha sido estraviada su tendencia sobre porque nospertenece la mision divina de submi
este punto.” nistrarla.” (*)
Todo el arte que los defensores del clero em ¡ No es triste i escandaloso hallar tantos ar
plean en sus escritos, está comprendido en estas tificios entre aquellos a quienes Jesucristo en
pocas líneas ; el escritor proclama primero el carga especialmente la sencillez i la verdad?
derecho i la justicia, ise declara campeon de la Desgraciadamente, sus almas hanllegado a per
concurrencia libre ; luego, pide leyes imperio vertirse por la constumbre que han adquirido de
sas contra los peligros de las malas doctrinas. anatematizar los vicios i los crímenes; una
I ¿quiénes deben juzgar de estos peligros Los masa de pérfidas sutilezas ha ahogado al fin en
Obispos, Solo ellos son jueces competentes de ellos la voz de la conciencia. De aquí procede
cualquiera orden de ideas ; las ciencias no de su deseo de comtemporizar, cuando suinteres los
ben ir mas allá de los limites que ellos prescri impele a ello; de aquí, su inconcebible versatili
ban. Aparece,pues, que, en su concepto, ins dad, i su táctica siempre cambiante segun los
truccion libre i derecho comun significan suje tiemposi los lugares, maldiciendo o bendiciendo
cicn de pensamiento i de conciencia a la censu alternativamente las doctrinas de libertad un
ra i dominacion episcopales. dia, i las de absolutismo a la mañana siguiente.
“¿Por qué”grita el obispo de Chalons, (*) Pero es de observar, que, miéntras que sus me
“ por qué debería haber dos clases de instruc dios cámbian perpétuamente, su fin es siempre
cion en una sola casa ? Si la vuestra debe tener el mismo. Cuando el poder les es adverso, o no
la preferencia, ¿por qué uo lo decis así? ¿Por los favorece como desearían, ellos no retroceden
qué obligarnos a hacer un papel en vuestros co al tomar el carácter revolucionario, que consi
lejios, enteramente inferior a nuestra dignidad?" derarían tan odioso en otras circunstancias. Así,
* En virtud de la real órden debés creer que miéntras que declaran que es riguroso deber de
estas personas profesan la misma relijion que el los que sufren, someterse a su suerte sin mur
Papa. Fs cierto que el catecismo dice lo con murar, ellos quieren, desde el mismo púlpito,
trario,pero el catecismo hace un disparate; los escitar el descontento, propalando ideas que re
Obispos dicen lo contrario, pero los Obispos no sa probarán mas tarde, cuando ya no tengan inte
ben una palabra del asunto. Oh pero...... No res en sostenerlas. Citaréun ejemplo de esto,
hagais objeciones: el rei, despues de oir el Con un ejemplo entre millares que prueban que lo
sejo de Estado, os manda quedar convencidos” , que avanzo es bien fundado El 21 de mayo de
¿ Debemos, pues, creer solamente lo que el 1845, en la Iglesia aristocrática de San Roque,
Papa decreta despues de haber oido el Consejo en Paris, el Abate le Dreuille esclamó así: “Yo
de Cardenales Si fuese así, nuestra creencia soi el sacerdote del pueblo. Los trabajadores no
debería ser la siguiente : “ Las doctrinas de i gozan de las prerogativas a que tienen derecho;
gualdad civil i política son sediciosas; nosotros es tiempo de que el rico i el podereso les rindan
no podríancs tener demas ado horror a la liber cuentas. ¿Es necesario decirles que el obrero
tad de opinion i de la prensa, i, particularmen tiene en su mano una antorcha, que una sola
te, a esta máxima, que todo hombre debe gozar chispa bastará a encender, i que él la lle
de libertad de conciencia ; " porque tales son vará inmediatamente, ardiendo, a los castillos i
las palabras mismas de Gregorio XVI, en su palacios, con gritos de desesperacioni de ven
circular de 15 de agosto de 1832. ganza? ¿No nos ha enseñado la esperiencia que
Un Obispo francés se ha hecho interpreta los privilejios autorizados por la lei, están es
dor del espíritu del Vaticano bajo el Papa pre puestos a caer ante la justicia del pueblo?”
cedente. Diferentes diarios relijiosos de Italia El mismo Abate,a quien creemos sinceramen
han aplaudidosus ataques contra esos innova te liberal i amigo del pueblo, predicó una vez
dores que prosiguen “ el loco é impío proyecto" misma doctrina en la misma iglesia. El ha
la
de una restauración o rejeneracion de la huma bia sido autorizado para hacerlo. I puesto que
midad”. El Obispo de Carcassonna declara, en no ha habido repeticion de la misma cosa, no
un mandato que siguió inmediatamente despues es razonab’e suponer que se ha producido el e
de la circular de que acabo de hablar, que, “Si fecto deseado?
ella ( la Iglesia Romana ) así lo exije, sacrifi IV,
quémosle nuestras opiniones, nuestros conoci
mientos, nuestra intelijencia,los sueños esplén No conocemos un escritor que esté mas ínti
didos de nuestra imajinacion, i Los ALCANces mamente relacionado, que M de Maistre, con
MAs suelMEs DEL ENTENDIMINTo HUMANo. Lé los planes ocultos de la Compañía. Como em
jos de nosotros todo lo que lleve el sello de la bajador de Cerdeña en la Corte del Czar, él no
novedad.” tuvo amigos mas caros que los Jesuitas, a quie
En los siglos primitivos, los doctores cristia nes Alejandro había dado refujio, cuando fue
nos tenían otro lenguaje. Tertuliano, (**) ha ron arrojados de todos los demas estados. Su
blando en nombre de la Iglesia, se espresa así: moderno panejirista, M. Cretineau Joly no niega
"“Toda lei que no admite exámen, es sospe de ninguna manera que existían estrechas e ín
chosa; i si exije una obediencia ciega, es tirá-1 timas relaciones entre M. de Maistre i los Je
nica,” suitas. “El los sos" enía,” dice, “como una de
III, las piedras sillares del arco social.” (*)
Alejandro, que era adicto al misticismo, í
fuertemente apasionado a las Santas Escritu
El clero superior ha empezado ajactarse de ras, animó ardientemente las Sociedades Bí
ser el único capaz de realizar la libertad i el de blicas. ** El Emperador, ” dice el escritor a
recho. Acabanos de ver lo que entiende por en quien acabo de citar, “había permitido que se le
señanza libre. Despues de todo, en eso no hai engañase. El Príncipe Galitzin, ministro del
secreto que descubrir. El Obispo de Lieja de cuito, los mas altos funcionarios del Estado,
clara abiertamente: “ Nosotros deseamos el
la mayor parte de los Obispos Rusos,i aún
monopolio de la instruccion maoral i relijiosa,
(*) Carta de M. Doletz.
(*) Idem,24 de octnbre de 1843. *Histoire tique et littéraire de la Con
(*)Tertuliano, Apologet. IV. pagnie de Jesus, tom. V
84 SEMANA LITERARIA.

el Arzobispo Católico de Mohilev, Estanislao Paganos Ellos se hacen esclavos de la creen -


Siestrzencewiez, vinieron a ser manifiestos pa cia de sus antepasados; afirman que debe a
tronos de una institucion que debia, a la larga, doptarse sobre la ajena confianza; ellos se des
dar un golpe nortal a la relion Griega i al nudan de su razon ; pero los que han envuelto
Catolicismo. En Rusia se levantó en favor de la relijion en el misterio, a fln de que el pue
las Sociedades de la Biblia, uno de aquellos blo pueda estar ignorante de lo que adora, no
movimientos entusiastas, que apénas pueden son sinó pícaros i engañadores” (*)
ser concebidos por los que viven lejos de la es M. de Maistre mismo ha dicho: “ el error
cena de accion El Anglicanismo estaba ase jamus puede ser util, ni la verdad dañosa.”
gurándose paso de las riberas del Mar Negro Esto no le impide sostener en otra parte, que
a las del Océano Glacial, i estaba esparcién el error es necesario; que tiene sus ventajas;
dose por el oriente ácia las fonteras de la i que la verdad frecuentemente debe tenerso
China. Impelidos por Galitzin, los prelados ca cautiva.
tólicos servían como de instrumentos ciegos a “ El mundo,” dice él,“ contiene siempre
su propagacion, i an maban a sus rebaños a fa una innumerab hueste de hombres t n per
vorecer esta obra, de cuyas tendencias ellos versos, que, si ellos pudieran dudar de ciertas
mismos estaban enteramente ignorantes.” cosas, podrían tambien aumentar inmensamente
Los Jesuitas conocían el peligro de poner las la suma de su iniquidad.”
Escrituras en las manos del pueblo;porque ¿no Ahora,todos uosotros sabemos que la Biblia
es esto decirle virtualmente: Reflexionád i juz se llama desde el púlpito, el Libro de la Ver
gad? Algunos de los innovadores, que eran ca dad,i que la verdad tiene la luz por emblena.
tólicos, fueron denunciados a Pio VII, quien Pero los Jesuitas, aplaudidos por M. de Maistre
los reprendió severamente. ¿No es, con efecto, i por Pío VII, han hecho lo que han podido
una audácia imperdonable, seguir este precepto para poner la luz bajo la fanega. Ellos han le
deJesus: “ Buscad las Escrituras; elias son las vantado a la propagacion de la Biblia todos los
que dan testimonio de mí”? Las Escrituras, obstáculos posib es “ Se opusieron a ello,” ob
pues, hablan i aun atestiguan; esto, sin em serva Crétneau-Joly, “ con una firmeza que no
bargo, lo niega M. de Maste,i, sin duda, su pudieron vencer los ruegos i amenazas de Ga
juicio tiene mas peso que el de Cristo! litzin, su protector i amigo en ese tiempo. Los
“Que otros,” esclama, “ invoquen tanto partidaris de las Sociedades Biblicas se ligaron
como gusten, la palabra muda; nosotros vi contra la Compañía”. Ahora bien, los Jesuitas
vimos en paz con este Dios falso (la Biblia ’), han tenido buen cuidido de no oponer version
aguardando eternamente con apasionada im a version. Ellos se han opuesto uniformemente
paciencia el momento en que sus partidarios a toda version, i sus intrigas a este respecto
se desengañen, i se arrojen en nuestros brazos, fueron una de las causas de su espulsion de
que han estado abiertospara recibirlos durante Rusia el 13 de marzo de 1820. ¿No esplica esto,
las últimas tres centurias” (*) Por tante, la Bi hasta cierto punto, la esplosion de rabia contra
blia, sometida al derecho del juicio privado, no la Bi lia misma, que el lector ha notado en la
es sinó un Dios falso, una palabra muda; conferencia secreta
ella viene a ser inteljible únicamente en una Anteriormente a este período, como lo ad
sola boca, la del Papa. Ademas, este libro es mite su apolojista, los Jesuitas estaban en a
incompleto; lo poco que se halla en él, es so bierta i amarga contienda con las Universidades
lamente un jérnen. “ Nunca hubo una nocion Rusas. En esta ocasion, dice el mismo escritor,
mas sonera,que la de buscar en la Biblia," dice ellos hallaron un defensor intrépido.
de Maistre, “la suma entera de los dogmas “José de Maistre la estudia (la Sociedad de
ristianos.” Jesus) en sus relaciones con los pueblos i los
El misma escritor se disgusta al tratar de reyes, Colocando a la vista del Ministro de Ins
verificar, si las leyes o creencias son conformes truccion Púbica una pintura de las locuras i
a la equidad, o a la doctrina de los Apóstoles. crímenes que ha producido el espíritu revolu
“¿Qué hombre de buen sentido," esclama, cionario, esclama con una voz profética, que
“ no se estremecerá de poner mano a seme han justificado los acontecimientos ve 1812, no
jante obra? Se nos dice que debemos volver a ménos que los 1845: “ Esta secta (el partido
las leyesfundamentales i primitivas del Estado, liberal), que es al mismo tiempo una i muchas,
que una injusta costumbre ha abolido; esto rodea a la Rusia, o, hablando mas propiamente,
sería un juego ruinoso. Porque, si se resARA la penetra en todas direcciones, i la ataca en sus
EN ESA BALANZA, EN To Do se HALLARIA FALTA mas profundas raíces. Por ahora, ella no pide
Entre tanto, los pueblos están prontos a pres mas que los oídos de los niños de todas edades,
tar oídos a tales exhortaciones! Esto está bien i la paciencia de los soberanos; i reserva para lo
dicho; nada puede ser mejor. Pero, ved lo que futuro sus mas ruidosas manifestaciones”. Des
es el hombre. El autor de esta observacion, pues de emitir estas palabras, cuya verdad a
(Pascal) i su odiosa secta (los Jansnistas), no parece masi unas a medida que se ensancha el
han dejado de jugar jamas este juego infali círculo de la revolucion, i los monarcas se hun
blemente ruinoso, i, con efecto, el juego ha den mas i mas en el sueño fatal de la indife
tenido perfecto suceso” (**) Esto es lo que lo rencia, José de Maistre añade: “ En medio
irrita, esto es lo que no puede sufrir; él no ve de peligros tan apremiantes, nada puede ser
esperanza alguna de seguridad sinó en la com mas útil a su Majestad Imperial, que una so
presion; él insiste en que el altar i el trono ciedad de hombres esencialmente enemigos de
deberían ser sagrados, i completamente supe aquellos de quienes Rusia tiene que temerlo
riores a toda investigacion. No ha leido él, todo, especialmente la educacion de la javen
ues, erudito como es, cómo Lactancio, el ce tud. Yo no creo que pudiera substitúirsele con
ebrado apolojista, reconvenía a los sacerdotes ventaja ningun otro preservativo Esta Socie
dad es el perro vjilante que debéis tener cui
(*) Ensayo sobre el Principio Rejenerador en las Cons
tituciones
1.
Politicas i otras Constituciones Humanas, pp. * Lactantius, instit. dio.
Histoire religieuse, &a de la Compagnie de Josus.
Idem. p. 55, t0II.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 85

dado de no echar afuera, Si no queréis que él proyectos. Frecuentemente toscoi ofensivo, pero
muerda a los ladrnes, sea ese negocio vuestro; siempre franco, M. de Maistre conocia dema
pero permitidle, al ménos, dar vueltas al rede siado bien la falsedad del doble sistema que de
dor de la casa, i despertaros cuando sea nece fendia tan vigorosanente, para suponer. por un
sario, áutes de que los ladrones os rompan la momento, que pudiera unantenerse bajo la regla
puerta, o se introduzcan por la ventana.” de la libertad. El juzga, por lo tanto, que la
Este lenguaje esintelijible; las imájenes sor inquisicioni el verdugo deben formar su piedra
prendentes: los Jesuitas son, verdaderamente, angular.
los perros vjilantes de los gobiernos absolutos, “Debe haber,” dice, “alguna autoridad contra
que los despiertan de su sueño cuando es n ce la cual nadie tenga derecho de argüir. Razonar
sario, i están prontos a morder a los que quisie es buscar, dice Santo Tomás, i andar siempre
ran nvadir su reposo. ¿No se jactan ellos de luscando es no estar contento jamas” (*) No
poseer la estadística de los pensamientos de todo haya discusion, por tanto; el derecho para em
el mundo, i de ser los unicos capaces de prede. plearla se busca solamente por aquellos que que
cir los períodos de las mareas políticas? M. rrian reformar i remodelar todas las cosas, pen
Cretineau cita así estaspalabras de John Muller, samiento impío i abominable; ella se desea sin
como profundamente juiciosas: “Los hombres duda, con el fin de que “ el partido anonadado
sábios no vacilarou en concluir, que, con los Je pueda tener tiempo de levantarse, por medio de
suitas, caía una barrera de defensa comu i ne la tolerancia que se le demuestre, i pueda, a su
cesaria para todes los poderes.” turno, anquilar a su adversario.”
Echada así por tierra la muralla del antiguo P ro ¿por qué no debiera cada partido gozar
órden de cosas, M de Maistre desahoga su rabia de los mismos derechos, de la misma lil ertad?
en estos términos: “Cuando pensanos cimo Esta es precisamente la igualdad que aborrece
una detestable coalicion de Ministros perversos, M de Maistre, a quien se caracteriza como el
de Majistrados delirantes,i de innobles sectarios, hombre enninentemente reljioso, como el mode
ha sido capaz de destruir, en nuestos tiempos, la de un Cristiano. Segun él, la libertad es un
esta maravillosa institucion,i dejactarse de su ¡ rivilejio que pertenece solamente a los nobles i
obra, nos acordamos del necio que, con aire de a losprelados. ¿Cuál es el oríjen, pregunta con
triunfo, golpeaba el reló con sus piés esclaman indignacion, de esta corriente de doctrinas de
do: Pronto hallaré modo de acallar tu rui testables” “. Procede,” se responde “ de la nu
do. Pero, ¿ que es lo que digo? Un mecio no es merosa falanje de los que llaman sábios, a
criminal!” (*) quienes no hemos persistido en mantener en su
Los Jesuitas tenian un derecho incontestable propio lugar, que es el segundo.” (**) Este cam
a los restos mortales de José de Maistre; por peon de la fe, que tiene en sus lábios perpetua
tanto, les fueron entregados,i están depositados mente a Dios i la relijion, cubre con estas sono
en su iglesia de Turin. ras palabras un sistema de opreson bárbara para
todo lo mas sagrado que hai en el hombre: él
v. quisiera tener dos castas como amos, i mantener
las denus en la esclavitud.
M. Saint-Chéron, a quien pedimos perdon “No es a la ciencia a quien toca guiar a la
por citarlo despues de un escritor tan distingui humanidad: ella no tiene ninguno de los pode
do como M. de Maistre, se presenta ahora como res necesarios para este fin. Toca a los prela
uno de los mas ardientes discípulos de los reve dos, a los nobles,i a los grandes oficiales del
rendos padres. El trae a la memoria esta frase Estado, ser los depsitarios i los guardianes de la
notable, escrita por M. de Maistre en 1820: verdad; enseñar a las naciones lo que es bueno
* La Providencia está empeñada en levantarun i lo que es malo, lo que es verdadero i lo que es
ejército en Europa. ” (**) Este ejército debe falso, en las cosas espirituales imorales: ningu
haber estado aumentándose necesariamente nos otros tienen derecho para razonar sobre
No hai duda de que M. de Saint-Chéron está asuntos de esta naturaleza. Ellos tienen las
relacionado con sus Jefes; él percibe ya “sig ciencias naturales para divertirse: ¿de qué se
nos soprendentes de la aproximacion de una de quejan ? En cuanto al hombre que habla o es
esas crísis solemnes que marcan, por siglos, el cribe de manera de arrancar al pueblo un dogma
destino de un pueblo; signos que pronostican nacional, deberia ser ahorcado como ladron co
una de esas épocas en que tienen lugar con mun. ¿Por qué se ha cometido una imprudencia
tiendas sangunarias.” Animado por estos pro tan grande como la de garantir a cada uno la
nósticos añade: “ El Catolicismo está tomando libertad de la palabra? Fs ELLA quien Nos na
sus medidas para apoderarse de nuevo de la es ARRUINAbo. Los filosofos (al ménos los que han
pada de Fraucia” asumido el nombre) están todos poseidos de una
Es imposible, sin embargo, ser mas atrevido especie de orgullo fiero i rebelde que no da nada
de lo que era De Maistre; él propaga las miras por concedido; ellos detestan todas las distin
mas formidables, de manera que podrá decir que ciones de que no participan : toda autoridad les
él escribóteniendo a su vista una parte del plan choca, i, fuera de su propia esfera, no hai nada
secreto. El vivió en un tiempo en que las de que no aborrezcan. Dejádlos solos, i lo atacarán
rrotas de la libertad eran demasiado recientes, todo, hasta a Dios mismo, porque es su Señor.
para hacerle en alguna manera cauto en medir ¿No son estos mismos hombres los que han es
sus palabras. En jeneral, sus sucesores s, ma crito contra los reyesi contra el que los ha esta
nifiestan mas ansiosos por disfrazar sus odiosos b’ecido Oh! si cuando la tierra estuviere
quieta...... * - )
(*) Ensayo sobre el Principio Rejenerador, &. 49. Aquí M. de Maistre se refrena repentina
(**) Citado por el “Díario de Debates” de 21 de fe mente. El ha dicho bastante, sin embargo, pa
brero de 1844.-En 1820se formó una institucion de la
mayor importancia.-El 3 de mayo de 1844 hizo su apa ra traicionar sus jigantescas esperanzas, de que
ricon en Paris un edicto pomposo anunciando a los fieles
que una augusta ceremonia tendria lugar en San Sulpi (*) Dilacion de la Justicia Divina en el castigo de los
cio, para dar gracias a Dios por el suceso creciente de Criminales. Nota.
la Sociedad para la Propagación de la Fe, inspirada por • de Saint Petersburgh, butan VIIllino.
Dios 23 años áxtes, :
S6 SEMANA LITERARIA.

el antiguo sistema será restablecido, que se za que requieren sus meditadas conquistas;pa
abolirá el libro exámen. que toda independencia ra confirmar los tronos de los soberanos, i apa
será imposible para el pueblo, i de que reinarán gar en la mente del pueblo esta fermentacion
únicamente los clérigos i los nobles. El cita jeneral que nos amenaza con tantas desgracias,
este dicho del Cardenal de Retz: “ El que reu es indispensable tomar una medida preliminar,
ne al pueblo, lo incita a la insurreccion.” El que es, la de borrar del diccionario Europeo la
comentario que hace de él, es digno del mismo fatal palabra protestantismo.”
De Mastre. ** En la centuria décima sesta, los rebeldes
• Máxima, ” dice, “ cuyo espíritu es inacu atribuyeron la soberanía a la Iglesia, es decir,
sable, Las leyes de la fermentacion son las mis al pueblo. La centuria décima octava solo
mas en lo moral que en lo físico. Ella nace del transfiere estas máximas a la política; es el
contacto, i aumenta en proporcion a la masa de mismo sistema, es la misma teoría, hasta en sus
las materias fementantes. Reunid un numero mas remotas consecuencias. ¿Qué diferencia
de hombres hechos espirituosos por una pasion hai entre la Iglesia de Dios, gobernada única
cualquiera, un momento despues tendréis ca mente por su palabra,i la Republica, una e in
lor,luego escitacion, e inmediatamente seguirá divisible, gobernada únicamente por las leyes i
el delirio, de la misma manera que en el proce los diputados del pueblo soberano! Es la misma
dimiento material, en el cual, la fermentacion locura, pero ha cambiado de nombre con la
turbulenta conduce rápidamente a la ácida, i época.”
esta es pronto seguida de la pitrida. Toda “Sí, fueron los Reformadores quienes, ha
asamblea está espuesta a la accion de esta lei ciendo sonar la bocina contra el Papa i contra
jeneral, si el procedimiento no es detenido por Roma, dieron el primer golpe al antiguo ivene
el frio de la autoridad, el cual se desliza entre rable coloso de la jerarquía Romana; 1 dirijiendo
los intersticios, i detiene el movimiento de las los ánimos de los hombres ácia la investigacion
partículas” (*) de los dogmas relijiosos, los prepararon tam
Las reuniones del pueblo deben, por consi bien a discutir los principios de la soberanía, i
guiente, prohibirse. Pero al ménos, ¿ tendrá el minaron así los cimientos del trono i del altar.”
pueblo derecho para ser representado por diu “ El tiempo ha llegado de levantar de nuevo
tados? Véase lo que dice, sobre esta cuestion, los cimientos de este palacio espléndido, echa
uno de los mas intrépidos defensores de los dos portierra con tanta violencia.” (*)
Jesuítas, Las potencias soberanas deben moverse, su
• En los Tribunales” dice, “sucede todos los existencia está en peligro.Una relijicn tal como
dias que los niños, los locos,i los ausentes son el Protestantismo, que solo es aceptada por la
representados por hombres que son únicamente razoni que discute los puntos de fe, no esbuena
diputados por la lei; ahora bien, el pueblo está mas que para minar los tronos; por tanto, M.
eminentemente caracterizado por estas tres cua de Maistre desea que este error, raz productora
lidades; es siempre niño, siempre loco, i está de tantos otros, sea estinguido por los reyes
siempre ausente ¿Porque,pues, no pueden non
brársele guardianes sin su propio consenti *Ayudadme,"dice, “a hacerlo desaparecer a
miento " toda prisa. Es imposible que tan importantes con
• No hai ningun rei por la gracia del pueblo. sideraciones no se abran al fin camino en los salo
No siendo la nobleza sinó una prolongacion de nes de consejo de los Protestantes, i se atesoren
la soberanía, MAGNUM Jovis INCREwENTUM, ella allí, para bajar despues a los valles, como llu
repite, en un escala 1as pequeña, todos los ras via fertilzadora.”
gos característicos de su padre. La verdadera “Haito dos los alicientes para que los Protes
nobleza es el guardian natural de la relijion, la tantes se unan con nosotros. Su ciencia, que
madre del cleroi su protector naturaliconstante. es ahora un corrosivo espantoso, perderá sus
Apio Clodio esclamó en el Senado Romano, cualidades deletéreas ligándose con nuestra su
• La relijion pertenece a los patricios, Ausencia mision, que, a su turno, no rehusara derivar
suNr PATRuM!” Mal haya el pueblo cuyos no- luz de su ciencia. Este gran cámbio debe em
bles abandonan los dogmas n cionales! La pezar, sin embargo, por los soberanos” (**)
Francia,que subministra los ejemplos mas nota Ningunos están tan interesados, como los
bles, tanto buenos como malos, ha probado esto grandes, en la demolicion del Protestantismo;
al umundo entero:porque esa Bucante, llamada pueden llamar otras clases para que los ayu
Revolucin Francesa, que hasta ahora solo den ; solo el clero Protestante debe escep
ha cambiado de vestido, es hija del impio comer tuarse,
cio de la nobleza francesa con la filosofía del * Muchas señales manifiestas, ” dice, “ esclu
siglo décimo octavo. Los discípulos del Alco yen de la grande obra a este ministerio (el cle
ran dicen: Una de las señales del fin del mun ro Protestante). Adherirse al error es siempre
do será la elevacion de las personas de baja un gran mal; peo enseñarlo por profesion, i
condicion a dignidades eminentes ” enseñarlo contra el grito de la conciencia, es
I el va hasta a decir: “Si la nobleza renum el estremo del mal, ila ceguedad absoluta es su
cia la relijion conservadora, ¿qué derecho tiene consecuencia inevitable.”
ella para esperar que se la conserve ? ¿Por qué Por tanto, nosotros tenemos derecho para
se la trataria mejor que a su señora, cuyo rei desconfiar de doctrinas que son oríjen eviden
nado se acortal” te de riqueza i dominacion para aquellos que
• Estén,sobre todo, seguros los príncipes de las enseñan; i debe sospecharse justamente del
su poder se desvanece; de que las monarquías celo de que están inflamados.
uropeas han sido constituidas únicamente, i
únicamente pueden ser conservadas, por una VI.
sola relijon, i de que si esta alianza les falla,
deben caer inevitablemente.” En 1804, en el momento mismo en que los
“Para establecer una relijion i una mo *) Consideraciones sobre la Francia, c. 3, p. 69; Du
ral en Europa; para dar a la verdad la fuer Pape, p.399,400, 465, &. &.
*) Du Pape, p. 96. • Du Pape,p, 476,
CONSPIRACION JESUÍTICA. S7

reyes luchaban entre las garras de su conquis En cuanto a los clérigos, todo el mundo sabe
tador, i tramaban coaliciones inútiles, Pio VII, que están obligados a jurar implícitamente obe
léjos de rendir un ápice de la antigua su rema diencia a sus Obispos. Lo mismo exactamente
cía Romana, escribió esto a su Nuncio en sucede con las diferentes órdenes i congrega
Viena: ciones relijiosas. Portanto, los Jesuitas no son
“EL PRINcipio DE LA LEI cANóNICA. Es EsTE: los únicos ligados porvotos a trabajar por la
Que los súbditos de un prínci, e hereje están li restauracion del poder soberano de Roma, i
bertados de todo deber, de todo homenaje i res por la sujecion de los gobiernos temporales. Lo
eto ácia él.” “. Los que no están versados en que los distingue de las tras órdenes, es su per
a historia,” observa, “ no pueden conocer las fecto acuerdo con los princípios teocráticos, i la
sentencias i deposiciones, pronunciadas por los contínua enerja con que los siguen en todas
pontífices i concilios contra los príncipes que sus consecuencias. Ellos son los que sostienen
persistieron en la herejía.” el peso de la contienda, i aguijonean a los com
* A la verdad,” concluye Pio VII, “hemos batientes. -

llegado a unos tiempos de gran calamidad, i de Es verdad que, precisamente ahora, el clero
tan profunda humillacion para la esposa de Je superior, aunque no cesa Jamas de alabar a los
sucristo, que no le es posible practicar muchas Jesuitas, se halla obligado a emplear un lengua
de sus santas máximas, ni le es conveniente je algo mas liberal que ántes; pero, ¿quién
resentarlas;i, al mismo tiempo, estáforzada a creerá que estas manifestaciones son jenuinas?
interrumpir el curso de su justa severidad con ¿El padre Roothaan mismo no ha declarado,
tra los enemigos de lafe” recientemente apénas,que su órden aplaudía las
Asíse nos amonesta. Roma ( a mémos que tendencias i los actos del nuevo Papa ¿ No
Pio IX. ejecute una completa revolucion en protesta él en altavozcontra los que han escri
sus tradiciones) no es ménos tenaz en sus de to, que, en el Piamonte i en Sicilia, así como en
rechos canónicos, de lo que son los nobles i los los Estados Romanos, los Jesuitas estaban pro
reyes en sus prerogativas. Ellos protestan so curando apartar a los príncipes de fomentar el
lemnemente, que Dios es el autor de los unos i pnogreso " ¿ No seindigna élde que se los lla
las otras. La absolucion essanta, el sistema teo me retrógrados,i de que se los acuse de favo
crático es sacrosanto. El no ha sido destruido recer el sistema de Metternich
jamás, sinó suspendido solamente, hasta que pa “ Nuestra Compañía,” dice, “ es una órden
sen estos tiempos tan calamitososih millantes relijiosa solemnemente aprobada por la Iglesia.
para la Iglesia,porque dias de gloria le han si Su único objeto es la gloria de Dios i la salva
do prometidos. Entónces, todo soberano hereje, cion de las almas; sus medios son la práctica
o aún e'fe sospechosa, sera, o convertido, o de los consejos evanjélicos, i el celo de que han
privado de su trono; las santas máximas de dado ejemplo los apóstoles i los hombres apostó
los tiempos antiguos revivirán, i renovará su licos de todos los siglos. Ella no conoce otros
curso la justa severidad contra los enemigos medios. Es estraña a la política; i no se ha a-
de la fe. liado jamas con ningun partido. La calumnia
VII. puede complacerse en esparcir insinuaciones
pérfidas, i en representar a los Jesuitas como
No es sin razon que M. de Montalembert, mezclados en las intrigas políticas; pero yo de
miéntras que defiende a los Jesuitas contra a safio a que alguno me señale un solo sacerdote,
quellos que les reprochan su voto de absoluta o entre todos los que me están subordinados, que
bediencia a los Papas, se admira de esta acusa se haya partado, en este punto, del espíritu i
cion, i observa que los Obispos hacen todavía los preceptos formales de nuestra institucion.”
el juramento de una absoluta sumision al Papa, “¿Pretenderá alguno insinuar que losJesuitas
en las cláusulas i términos mas precisos, fuertes de los Estados Romanos han hecho alianza con
i comprensivos;i,sin embargo, este importan el Austria ? , eguramente que esto sería atri
tejuramento no ha estadojanas, hasta ahora, buir una importancia singular a tales relijiosos!
sujeto a acusacion. Demos a cada palabra su Pero esta suposicion es tan contraria al sentido
propio valor,i percibirémos que, en esta formu comun, a la razoni a la evidencia, que no exije
la, todo se combina para hacer del Papa el jefe siquiera que se la refute”
absoluto del mundo, tanto temporal como es * La Compañía de Jesus, de la misma ma
piritual, i que no debemos sorprendernos, por nera que la Iglesia, no tiene ni antipatía ni
tanto, de que los Obispos no economicen esfuerzos predileccion por las constituciones políticas de
para hacer predominar la jurisdiccion eclesiás los diversos estados. Sus miembros ace tan con
tica sobre todajurisdiccion civil Antes de re sinceridad la forma de gobierno bajo el cual la
cibir la mitra,todos los Obispos juran así : Providencia les ha designado su lugar, sea que
• Haré todo lo que esté en mi poder para pro un poder amigo los anime, o que solo respete en
mover, defender, aumentar, i robustecer los de ellos los derechos que gozan en comun con los
rechos, honores, privilejios, i antoridad de la demas ciudadanos.”
Santa Iglesia Romana, de nuestro Señor el “ Si las instituciones politicas del país que
Papa i sus sucesores” habitan son defectuosas, ellos sufren tranquila
* Recibiré humildemente los decretos apos mente sus defectos; si están en la carrera del
tólicos ( las órdenes del Papa), i me aplicaré progreso, aplauden toda mejora; si estas ins
a su ejecucion con el mayor celo i la mas es tituciones conceden nuevos privilejios al pueblo,
tricta puntualidad.” reclaman su justa participacion en esta ventaja;
si ellas se ensanchan con miras mas estensas i
* Prometo o juro que combatiré,i persigui
ré con todas mis fuerzas a todos los herejes, liberales, los Jesuitas se aprovechan de ello pa
cismáticos, i rebeldes a nuestro Señor el Pa ra dar mas estension a sus obras de beneficen
cia i celo.”
pa” (*)
(*) Juro, honores, privilegia, et auctoritaten sante Ro Promito et juro me haereticos, schismaticos, et rebelles
manae ecclesiae et successorum proedictorum conservare, domino mostro Papae oxN1 coxArt resctrum et
defendere, augere, promovere curabo. Mandata aposto impugnaturum. Er pontificali Romano, capite de consa
lica humiliter recipiam et quán diligentissime exequar. crationerepiscoporum.
SS SEMANA LITERARIA.

• En todas partes se inclinan ante las leyes; este canton escesivamente bien gobernado.Con
respetan las autoridades públicas ; están dota rabia teneraria nuestro ciudadano del Valais
dos con todos los sentimientos de ciudadanos afirma, que la moralidad de los Jesuitas es al
buenos ileales, i parten con ellos sus obligacio gunas veces mui inmoral: este es el mas alto
nes, sus cargasi sus regocijos” grado de la blasfemia, i debe sentenciárselo a
* Es tan contrario a la verdad,como a la noto un castigo iguominioso por tan horrendo crí
riedad pública, que los Jesuitas se hallen en es nen!"
tado de conspiracion permanente contra el au * ¿Puede concebirse que se pronulgue, en
gusto Pontífice a quien todo el universo saluda 1845, una lei de semejante naturaleza, a las
con sus aclamaciones. Amar, venerar, bendecir, fronteras de Francia i de Italia, a la faz mis
i defender al Papa Pio IX, obedecerle en to ma de una prensa que tona nota de todas es
das las cosas, aplaudir las sábias reformas i ne que lcs Jesuitas de
joras que le plazca introducir, es para todo Je sean aparentar que están preparados para
suita un deber de conciencia i de justicia, que admitir un cierto grado de libertad Puede
siempre le será grato llenar” (*) comprenderse que ofrezcan a toda la Europa
Hasta este dia, pues, la historia no ha sido el espectáculo de esta sed innoble de despo
otra cosa, con respecto a los Jesuitas, que una tismo, i de tan vil i odiosa impudencia, para la
perpétua calumnia, una conspiracion diabólica. cual no hai un nombre bustanto fuerte en nin
Por tanto, no debemos aceptar otros historiado gun lenguaje conocido? Nuestro país (Fran
res que los que están sancionados por ellos. To cia) estaba justa iprofundamente encolerizado
do lo que se ha visto en los tiempos pasados, lo contra la lei de sacrilejio, que fué abolida, en
que se ve ahora, no debe creerse ; los testigos obediencia a la voz unánime de la nacion,
mas auténticos deben ser sacrificados a la inna despues de lo dias de Julio. Pero ¡qué era la
culada pureza de esta Olden inocente. lei del sacrilejio, comparada con la leipromul
En Lucerna, Friburgo i el Valais, en gada en el Valais, sobre palabras escandalosas
todos los lugares en que han logrado establecer contra la Relijion Católica o sus ministros?
su influencia, por pesadas que sean las cadenas Era la dulzura, la clemencia i la tolerancia
con que han cargado al pueblo, por intolerable mismas. Ella era llamada a brar solamente
que sea la opresion que hayan establecido, de en el caso de una ofensa cometida en un lu
bemos llamar todo esto el reinado de los dere gar de culto, durante los ejercicios de relijion,
chos socialesi de la verdadera libertad ! Bien ; o de un ataque directo a un ministro de la
no hablemos mas del pasado, que pronuncia Iglesia. En el Valais, era bastante haber emi
contra ellos tan terrible condenacion ; veanos tido palabras escandalosas; i ¿dónde ? En las
lo que nos toca de cerca ; veanos cual es su ré calles, en una ada, en la casa, tal vez de
jimen favorito ; veamos, entre otras leyes ex lante de ¿Iba mas allá la Inqui
humadas del polvo de la edad media, qué decre sicion? ¿Qué digo? ¿Iba siquiera hasta allá”
tos ha pronuncido el Gran Consejo del Va
“Pensabanos que las ordenanzas de la un
lais, obrando bajo su direccion, contra las asam décima centuria, que prescribian que la lengua
bleas ilícitas, i los informes i discursos culpa del blasfemo o del hereje fuese atravesada
bles, &.º. Así dice el primer articulo: con un hierro caliente, no vivían ya sinó en
“ Se impondrá una multa de vente a doscien- la h storia, como monumentos de barbarie atroz.
tos francos, i prision por un mes a lo ménos i Estábanos equivocados; los Jesuitas no permi
dos años a lo mas, o uno solo de los dos castigos, trán que perezca nada de lo ue es cruel e
a los que emitan palabras escandalosas contra i fame: ellos pueden ocultarlo por algun tiempo;
la Santa Relijnon Católica i Ronna, o con cierran su asenal cuando ruje la tempestad;
tra la moral pública; esta sentencia no dice pero que brille otra vez el sol, i los veréis sacer
relacion con los blasfemos, quienes serán casti sus cadenas, sus instrumentos de tortura, i su
gados segun las leyes criminales; de la mis acero cruel.”
mu manera se hará con aquellos que introduz
can, placeen, espongan, presten, distribuyan, “ H bládnos, despues de esto, de los prin
o posean a sabiendas, o sin autorizacion, es cípios jemerosos de los Jesuitas i de los sacer
critos, o libros infames, o caricaturas que ata dotes Romanos! Jactáos de vuestro amor a la
quen la santa relijion del estado o a sus mi libertad! Decídnos por la milésima vez que vo
nistros.... Los dichos objetos serán, adenas, sotos, i solamente vosotros, sabéis respetar los
confiscados. En caso de repeticion de la ofensa, derechos de las naciones i el progreso de la hu
se doblarán el máximum de la multa i el térmi- mandad! Abogád la democrácia en vuestros
no mas largo de la prision.” sermones i diarios! Os conocemos demasiado
El Sémeur ace tus siguientes observacio bien, i, dentro de poco, no se hallará un solo
nes sobre este artículo: hombre racional que no alcance a ver, tras de
“Sucede que un ciudadano del Valais mani vuestra máscara prestada, vuestros insaciables
instinto- tiránicos!”
fiesta su opinion, de que tal o cual milagro,
proclamado por los reverendos padres, es apó “Si hubiera alguna sinceridad en vuestras
crifo: escan alosas palabras co tra la santa máximas liberales, al mémos espresaríais vues
relijion Católica. Apostolica i Romann; mul tra indignacion contra leyes tales como las que
tas prision por una ofensa tan grave!. Se han sido promulgadas en el Valais: atacaríais
aventura a asegurar que ciertos curas no dan las aboniuables empresas de losJesuitas; pero,
el mejor ejemplo posible: escandalosísimas pa- 1 cuál de vuestros diarios es capaz de tan hon
labras que deben castigarse con el máximum de rosa franqueza? El Universo, el Amigo de la
multa i de prision" Va, tal vez, mas allá; dis Relijion, i todas las gacetas eclesiasticas, guar
puta el título de la Víren María a la adora darán silencio, i mañana aún, esos mismos pu
cion de los fieles, i sostiene que la Iglesia Ro peles no se avergonzarán de reprochar a sus
mana difiere del Nuevo Testamento en este adversarios el ser enemigos de la libertad!”
punto: esto es mas que escándalo, esto es una “ Farsantes! farsantes! la miserable come
blasfemia, i una blasfemia es un crímen en dia que representáis,
(*) L'Amide la Religion, N..o 4434.
pronto llegará a su fin
Cuidado con su desenlace
_,...==—=-"

CONSPIRACION JESUÍTICA. 89

VIII. parte de la nobleza de los Estados católicos, i


frecuentemente hasta a lossoberanos;portanto,
Precisamente cuando había escrito las lí- se hacen capaces de penetrar todos los desig
neas precedentes, se descubrió en la Biblioteca nios i resoluciones, de conocer las disposici nes
Real un manuscrito que contenía, sobre la de ls príncipes i súbditos, i presentarlos ante
cuestion de los Jesuitas, algunas pájinas que el Padre jeneral, o un asistente.”
no estaban destinadas a publicarse, i que o “Cualquiera persona, por poca que sea su pe
seen un curioso interes a distancia de dos netracion, se convencerá facilmente de las mu
cientos años de la fecha en que fueron escritas. chas perplejidades que pueden causar a los prin
Son de Tomás Campanella, bien conocido por cipes,a quienes sus propios intereses, único i es
su libro sobre la Ciudad del Sol, i otras obras; clusivo móvil de sus acciones, les señalan como
pero todavía mas celebrado por sus aflicciones, adversarios.”
que habrían subyugado cualquiera otra alma “ El secreto es necesario en los negocios de
que la suya. Su testimonio se presenta oportu Estado: un Estado se pierde cuando se divulgan
namente, despues de haber estado enterrado sus secretos. Pero los padres Jesuitas, es decir,
casi dos centurias. Las pájinas de Campanella el Padre jeneral, i sus asistentes, ora por medio
pueden considerarse como el complemento del del confesionario, o de consultas mutuas teni
Plan Secreto; por ellas sabemos, una vez mas, das por los corresponsales que residen en las ciu
nor qué oculto necanismo algunos miles de dades principales de la Cristiandad, ora por me
hombres, esparcidos sobre la faz del globo, lo dio de otros adherentes, de los cuales hablaré
gran ejercer un poder casi increíble. : por nos luego, son informados exacta i minuciosa
alto las pájinas del celebrado Dominicano, que mente de todas las decisiones a que se llega en
coutienen solamente lo que parecería causada los Concejos mas privados; i conocen las fuerzas,
repeticion de hechos i artificios ya divulgados rentas.igustos de los soberanos, mejor, hasta
en ibros que han obtenido gran notoriedad; i ciertopunto, que los soberanos mismos. Todo
solo notaré, con Campanella, quien aduce he esto les cuesta únicamente mucho porte de co
chos históricos en prueba de su asercion, que rreo. Solo en Roma, como lo aseguran los Ad
los Jesuitas manifiestan gran celo por la infali ministradores de correos, sus portes suben a 60,
biidad del Papa, únicamente cuando sirve a 70, i aún a 100 coronas de oro en cada correo.”
sus planes, pero que no hacen el menor caso de “Conociendo así profundamente losintereses
ella, cuando les habla en un tono de autoridad de todos los soberanos, ¿no esta en su poder de
que les imponga restricciones i reglas. Oigamos bilitar el crédito de uno de ellos para con los de
al autor. (*) nas, arruinar en la estimacion de su pueblo al
“Su Padre jeneral reside constantemente en soberano que les da la gana, hacer a aquel ene
Roma, todos los demas le rinden sumision ab migo de este, é instilar en el estado el fermento
soluta. El ha escojido algunos pidres que se de la revolucion ; i todo eso con la mayor faci
llaman asistentes, para que continuamente lo lidad, puesto que, por medio de las confesiones
ayude. Hai uno al ménos para cada nacion, i consultas, penetran los pensamientos mas o
cuyo nombre lleva, llamándose uno asistente cultos de los súbditos ! "
de Francia, otro de España, un tercero de Despues de esto, siguen algunos detalles res
Italia, un cuarto de Inglatera, un quinto de pecto de las varias clases de Jesuitas, legos i
Austria, i asípara todas las provincias i reinos. sacerdotes,i de sus auxiliares, en sus variasfun
Cada uno de ellos tiene por oficio relacionar al ciones ocuitas. “ Ellos los tienen, " dice Cain
Padre jeneral con todos los acontecimientos de panella, “ en todos los reinos,provincias i cór
Estado, que tienen lugar en la provincia, o reino, tes” Su eleccion recae sobre hombres astutos
de que es asistente,i esto lo hace por medio de i diestros, a quienes recompensan con pensio
sus corresponsales que residen en las ciudades nes, beneficios, o altos empleos.
principales del dicho reing. Ahora bien, estos “ La cuarta clase, ” dice él, “ es la de los
corresponsales se informan con escrupuloso Jesuitas políticos, en cuyas manos esta el go
cuidado del carácter, inclinaciones, e inten bierno de toda la Orden. Estos son de aquellos
ciones de los soberanos, i,por ca,a correo, dan a quienes el diablo ha tentado con aquella ten
cuenta al asistente de todos los hechos que han tacion que Cristo sufrió en el desierto, haec om
ocurrido, o han salido a luz. Estos son comuni nia tibi dabo: ellos no han rechazado la oferta.
cados inmediatamente, por el asistente, al Pa llos se han hecho una tarea de constituir su
dre jeneral, quien al nstante reune su concejo, Compañía en una monarquía perfecta ; i la es
i procede a hacer una anatomía del mundo, i tablecen en Roma, centro de confluencia de
a escrutar los intereses o los proyectos de los casi todos los negocios de la Cristiandad. Alí
príncipes cristianos. Despues de haber pesado reside el jefe de estos políticos, es decir, su jene.
todos los documentos, se convienen en fvore ral, con muchos otros cue profesan las mismas
cer los intereses de un príncipe i oponerse a maximas. Siendo informados de antenano,
los de otro, haciendo que todo se vuelva en por medio de sus espías i numerosos correspon
provecho suyo. Ahora bien, como los mirones sales, de todos los negocios de mayor importan
descubren mas fácilmente las trampas que los cia que están pudientes en la Corte de Roma,
que llevan el juego, estos padres, teniendo a la iteniendo fija la mente en aquellos decretos que
vista los intereses de todos los príncipes, pueden están de acu rdo en ses propios intereses, ca
apreciar debilamente las exijencias de los da uno de elios es asiduo en cortejar a los Car
tiemposi de los lugares, i poner en obra los denales, Embajado es i Prelados, con los cua
medios mas decisivos, con el fin de favorecer a les se congracian distran nte. Les hab'an
un príncipe de quien están seguros que pueden del asunto en custon, o proto a presentarse,
emplear para la realizacion de sus propias miras lo presentan con los colores que les convienen,
interesadas.” i lo hacen tan la mente, que hacen creer a
“Los padres Jesuitas confiesan a una gran sus oyentes que lo negro es lanco I como "as
* intruzione n"principi intorno alla maniera colla
primeras impresiones, es ecialmente cuado se
si governano i Padri Gesuit.-Bibl. Real de Pans, reciben de clérigos, dejan, por lo jeneral, pro-
fundas huellas en el ánimo, se sigue que nego
7
90 SEVIANA IITERARIA.

ciaciones de estrema importancia, conducidas príncipe favorece de cualquiera manera, han


por embadores, principes, i otros personajes e sido fvoritos de ellos ; 1, por este medio, ad
minentes de la "ote Romana, no han tenido el quierenmas dominio sobre los subditos que su
éxito que los principes hubieran deseado, pues monarca mismo. Esto es altamente perjudi
los Jesuitas han contrariado la influencia de los cial para el último, tanto porque es inconsisten
príncipes, o de sus ajentes, con sus intornes insi te con todos los intereses del Estado, que ecle
dosos.” siasticos tan ambiciosos i políticos tengan tanto
* El mismo artificio que emplean con lospre poder sobre la voluntad de los ministros, que
lados Romanos, lo exhiben tambien en sus tra sean capaces, si se les antoja, de producir trai
tos con los soberanos, ya directamente, o por ciones o tumultos ; comoporque,por la influen
medio de los Jesuitas de segunda clase que es cia sobre los ministros, sus secuaces introdu
tán fuera de Roma. Por tanto, la mayor parte cen Jesuitas jurados al servicio del principe,
de los negocios de la Cristiandadpasan por fas como consejeros o secretarios; estos intrigan a
manos de los Jesuitas; i solo se logran aquelles su turno, hasta que inducen al príncipe a em
negocios a que ellos no oponen resistencia” plear a algunosJesuitas como confesores o predi
“ Ultimamente suplicar/m a Su Santidad cadores, i luego todos juntos trabajan con ahin
Gregorio XIII ( con la plausible disculpa del co en su tarea de espías i delatores, subminis
bien de la Iglesia), que obligase a todos los le trando al jeneral una relacion minuciosa de to
gadosinuncios apostólicos a tomar, por compa do lo que pasa en los Concejos secretos. En
ñeros i confidentes, a Jesuitas cuyos consejos tónces sucede que ciertos proyectos se desvane
los guiasen en todas sus acciones.” cen inmediatamente,i secretos de grande im
“ Por tales maniobras, por el conocimiento portancia se descubren, i, sin embargo, nadie
que tienen de los negocios de Estado, los Jesui puede decir quien es el traidor, i muchas veces
tasprincipales han adquirido la amistad de mu las sospechas recaen sobre aquellos que no son
chos ríncipes espiritualesi temporales, a quie criminales.”
nes han obligado a haceri decir muchas cosas * Así como de diferentes plantas el alambi
en provecho suyo, De aquí han resultado dos que estrae ungüentos capaces de curar muchas
grandes males.” enfermedades ; así como las abejas chupan la
“ El primero es, que, abusando de la amistad miel de muchas flores; así los padres Jesuitas
ibenevolencia de los príncipes, no tienen escrú sacan provecho del conocimiento infalible que
pulo en arruinar muchas familias nobles i ricas, tienen de todos los intereses de los príncipes, i
usurpándoles sus patrimonios. Han atrado con de los hechos que ocurren en todas partes, sien
halagos a su Orden a aquellos discípulos de sus do tan hábiles en el uso de la palabra, que ob
escuelas, que se hacian mas notables por sus ta tienen su beneficio a través de la buena o mala
lentos : i, mui fecuentemente, cuando los ulti fortuna de los demas, aunque mas frecuente
mos les han venido a ser inútiles por las enfer mente de la ultima que de la primera. Fre
medades, u otra causa cualquiera, los Jesuitas cuentemente,tambien, influyen scbre los prín
los han echado con uno ú otro pretesto, pero sin cipes, cuyas disposiciones han sondeado ya, in
restituírles sus propiedades, de las cuales la Or sinuando la posesion de grandes medios de ha
den ha tenido buen cuidado de hacerse poseedo bilitar a los últimos para llevar a cabo sus de
ra durante el periodo de la profesion.” signios i coronar todos sus deseos”
“ El segundo mal es, que estos padres son Pero, cuando, con la ayuda de los príncipes,
dilijentes para hacer conocer la amistad e inti han logrado sus miras, juzgando que, si ayuda
midad de que gozan con los príncipes, i la pre ran a esos príncipes a levantarse demasiado al
sentan mayor de lo que realmente es, con el fin to, estos podrían algun dia hacerles daño, em
de atraerse las simpatías de todos los ministros piezan, como los abogades hacen con las cau
i escitar así a todo el mundo a dirijirse a ellos sas, aprolongarlo i dilatarlo todo, i con artificio
para obtener favores. Ellos se han jactado i astncia sorprendentes, cámbian las cartas, i
públicamente de su ha ilidad para crear Car arruinan los designios que ellos mismos habían
denales, Nuncios, Lugar-tenientes, Gobernado. sujerido.”
resi otros funcionarios. Hai algunos de ellos que * De todo lo dicho se sigue, que los Jesuitas
se han atrevido aun a afirmar, que su jeneral nunca obran con la debida honradez ácia los
puede hacer mucho mas que el Pa a: i otros príncipes, legos o eclesiásticos, i que les ayu
han declarado que es mejor pertenecer a su dan solamente hasta donde lo requieren sus in
Orden que ser Cardenal. Todas estas cosas se tereses. Se sigue tambien, que los príncipes no
han dicho públicamente ; i apénas habra una deben aceptar jamas su ayuda, i mucho ménos
persona que, al conversar familiarmente con e los Prelados, porque ellos están igualmente
llos, no les haya oído emitir sentimientos como prontos a prestar su adhesion a otro cualquiera,
estos.” i se hacen Franceses con el Francés, Espa
“ Ampliamenteprovistos de recursos de esta ñoles con el Español, &c., segun las circuns
clase, afirman que pueden favorecer o deshon. tancias; ipuesto que, con tal de que logren
rar a quien les dé la gana ; i, cubrió dose con sus fines, no se cuidan de que sea en detri
la capa de la Relijon, la mejor para asegurar mento de este o de aquel, las empresas en que
se creencia, frecuentemente logran sus desig se han mezclado los Jesuitas raras veces han
nios.” tenido buen resultado.”
“ No hace mucho que uno de los principales “ Ademas, conociendo los intereses de todos
Jesuitas, hablando en publico a uno de l sprin los príncipes, i estando informados con exacti
cipales soberanos en nombre de su Compaña, tud de todo lo que se dispone diariamente en
empezó con estas audaces palabras, fundadas los Concejos mas secretos, les que se declaran
en la mocion que tienen de que son una Poten. amigos de la Francia proponen al rei, i a sus
cia: “ Nuestra Compañía ha mentenido sen ministros principales, ciertas condiciones deim
pre una buena intelijencia ron ruestra 4lteza portancia, que los padres políticos es trans
miten desde Roma. Ahora bien, como ellos
“ El negocio de estos reverendos padres es el hacen lo mismo con respecto a la España, i a
de hacer creer, que todos aquellos a quienes el los demas países, se sigue de aquí tal descon
CONSPIRACION JESUÍTICA. 91

fianza celosa en los corazones de lospríncipes, deza adquirieran, mas codiciarían, i causarían
que el uno no tiene ninguna confianza en la fé millares de disturbios. I como nada hai mas
del otro, lo cual es inmensamente perjudicial susceptible de cámbio que los Estados, estos pa
para la tranquilidad pública i el bien jeneral dres pondrían en practica todos sus artificios i
del mundo Cristiano,pues que tal desconfinza recursos, i se esforzarían en desorganizarlo todo,
hace mui difícil la formacion de una liga con con el fin de realizar universalmente la forma
tra el enemigo comun, porque la paz entre los de dominacion que les es mas querida, i, por es
príncipes es insegura.” tos medios, llegarían a ser monarcas verdade
198
“Algunas veces vemos una persona aflijida
con una enfermedad peligrosa ; ella grita lasti * Si se me mandase escribir lo que creo me
mosamente; todo el mundo la juzga en gran jor para nantener a raya a los Jesuitas, sin ha
peligro, pero ninguno puede adivinar la natu cerles el menor daño, sinó procurándoles, por
raleza i el oríjen de la enfermedad. De la el contrario, el mayor provecho (porque yo
misma manera todo el mundo se queja de los quisiera de buena gana hacerlos verdaderos mo
Jesuitas: uno, porque es perseguido por ellos; narcas, no de este mundo, que no es mas que
etro, porque se han conducido con él deshonro lodo miserable, sinó de las almas, que es el te
samente; i, sin embargo, el mal sigue ade soro de Cristo ), estaría pronto a hacerio con
lante, sin que sea fácil conocer su causa. caridad, i con toda la fuerza que al Señor le
Ahora bien, esta causa consiste en su enorme pluguiese concederme.”
deseo de enzrandecerse eternamente. Para eje
cutar esto,ellos nose detendrán en nada, aunque IX.
sea preciso disgustar a todo el mundo, engañar
a los príncipes, oprimir a los pobres, estorsionar Se me preguntará, tal vez, ; si pienso que
las fortunas de las viudas, o arruinar las fami alguno se haya aventurado a sujerir, en otra
lias mas nobles ; i, frecuentemente, ellos siem parte que en las juntas secretas, el espatoso
bran las semillas de la sospecha entre los Prín proyecto de dispensar a los clérigos, los frailes
cipes Cristianos, con el fin de tener oportuni i las monjas, del ceibato real! Si fuese así,
dades de mezclarse en sus negocios mas im todavía me sería mini dificil obtener una prueba
portantes.” tamjible de la promulgacion de semejante doc
“ Para demostrar cuán escesiva es su pasion trina. Aunque soi de opinion de que, en su es
por el engrandecimiento, podría aducir innu tremo mas audaz, debe haber permanecido sin
nerables pruebas sacadas de la esperiencia. realizarse,todavía creo que algo de esta es ecie
En tiempo de Gregorio XIII, ¿no tuvieron los ha trauspirado; i, si no me equivoco, he encon
Jesuitas la audacia de solicitar del Papa la con trado algunas señales de su existencia.
cesion de todas las iglesias parroquiales de Nada es mas comun que la vida licenciosa
Roma, con el fin de echar los cimientos de su del clero, a lo ménos en Italia, en donde se to
monarquía? Pero lo que no pudieron obte man poco trabajo en ocultarla, porque los jefes
ner en toma, al fin lo han obtenido reciente de la Iglesia están ménos dispuestos a imponer
nente en Inglaterra, en donde han procurado le castigo,puesto que la impunidad que le con
la eleccion de un arci-preste ligado con jura ceden, parece una espcie de compensacion por
mente- a su Compañía. Este hombre, léjos de el sacrificio absoluto de la libertad a que el clero
protejer al clero, es un lobo voraz para con los está condenado todavía.
sacerdotes que desean estar independientes de Conocíun señora, viuda, que tenía un hijo,
los Jesuitas, i los impele a la desesperacion, i que era visitada frecuentemente por un clérigo
prohibiéndoles conversar unos con otros bajo de constumbres severas i carácterirreprochable.
penas severas. Casi todos los clérigos ingleses Nadie hubiera presumido jamas tener la mas
han venido a ser Jesuitasjuramentados, i ahora lijera sospecha respecto de la naturaleza de sus
no se reciben en los colejos sinó a los que relaciones,pues la conducta que observaban re
comprometen su palabra de hacerse Jesuitas; cíprocamente era en estremo respetuosa.
de manera que, si ese reino volviese al Catoli Un dia, inmediatamente despues de que él
cismo, la Inglaterra daría nacimiento a una había salido, fuí a hacer una visita a la señora,
monarqúía Jesuítica efectiva, puesto que todas mujer encantadora, cuya belleza era de la cla
las rentas eclesiásticas, todas las abadías, ba se peculiar a ese período de la vida en que la
neficios i obispados, arci-prestazgos i demas juventud ha pasado, pero que no ha empezado
dignidades, no se conferirían sinó a Jesuitas.” la decadencia. En el momento que la miré,
“Si ahora, que no tienen jurisdiccion tem quedé mui sorprendido de ver manchas de pol
poral, exhiben al mundo desórdenes tan gran vo blanco esparcido por su pecho i sus hombros.
des i escandalosos,¿qué harían si desgraciada El venerable clérigo tenía el cabello empolva
mente uno de ellos fuese elejido Papa En do.
primer lugar llenaría de Jesuitas el Sacro Co No queriendo herir sus sentimientos, i, sin
lejio, i, de esta manera, el Pontificado queda embargo, cuidadoso de sus intereses, la condu
ría para siempre en manos de la Compañía. je delante de un espejo, en donde se sonrojó con
Ademas, moviéndose el Sacro Colejio por sus gran confusion. Le supliqué que perdonase mi
intereses únicamente, i poseyendo el poder papal, osadía, la aseguré de mi discrecion, i, al fin,
¿no pondrían en peligro los Estados de diversos logre tranquilizarla. Entónces me confesó que
príncipes, especialmente los de los mas contí amaba tiernamente a ese hombre grave iauste
guos a Roma? El Pontífice Jesuita conferi ro, a quien, al mirarlo, cualquiera habría su
ría a su Orden la investidura de algunas ciuda puesto insensible a semejante pasion ; pero e
des, o de alguna jurisdiccion temporal, en la lla me aseguró, que, bajo una corteza áspera,
cual se mantendría diestramente con gran per ocultaba un corazon amoroso i ardiente.
juicio de los otros príncipes Cuando el Sacro Por consiguiente, yo no dejé escapar tan bue
Colejio estuviese lleno de Jesuitas, estos ven na oportunidad de hacer preguntas. En pri
drían a ser árbitros de todo el patrimonio de mer lugar, le pregunté cómo conciliaba su re
Cristo ; i como el hidrópico, cuya sed se au vereudo anigo el voto de castidad con su con
menta a medida que bebe, miéntras mas gran ducta.
92 SEMLANA, LITERARIA.

* Es verdad," me dijo ella, que la Iglesia non caste, salten caute. Si no castos, sed al
debe tener sacerdotes que no estén casados, ménos cautelosos.
porque, de otra manera, el clero perdería auto X.
ridad i presijo ; 1, ademas, la confesion es tal
vez mucho mas necesaria que la pre'cacion Refiramomos ahora a la Seccion XV de la
(sorprendente observacion!): pero si se abolie Junta Secreta, en la cual se hace mencion de
se el ceibato, no podría haber unas con sion. los hospitales a la San Roque. Este pasaje hu
*or otra parte, ¡ cómo pueden los hombres de- biera quedado siendo para mí letra muerta, si
jar de amar Un hombre no se desnuda de la no hubiera sido por un hecho que arrojó sobre
humana naturaleza cuando se h tee sacerdote, él una viva luz.
Ahora bien, no ha mas que un medio de con Cuando yo era todavía mui joven, fuí colo
ciliar estas aparentes dificultades: i es el de cado como pensionista en casa de un ex-Capu
amar, aún con todo el ardor de los sentidos, pe chno, el Padre Evasio Fantini, quien se halla
ro sin comprometer al clérigo, haciendo, si es ba sitiado a cada momento p r turba- de peni
necesario, los mayores sacrificios; escepto, aña tentes de todas clases i condiciones Lo que víi
dió con una sonrisa, el de no amar, para no oí tan temprano, escitó en mi an mo rellexic
esponer el sacerdocio al desprecio o a la burla nes que no dejaron de tener su influencia en
de la multitud.” la direccion de mi alma. Mas tarde pasé algun
* En cuanto a nuestros afectos, nosotros es tiempo con el viejo durante mis vacaciones, i
tamos seguros que no son un obstaculo para aconstumbraba acompañarlo a todos sus pa
seos, deleitandone en cirie relatar sus recuer
los deberes sarados: léjos de esto, ellos nos es dos de los claustros, de los cuales él era un eco
citan a llevarlos con nas devocion. "Tal vez os
sorprenderéis si os digo, que aquel a quien amo, vivo. El tenia placer en hacerme conocer todo
considera como una recompensa de Dios por lo que pasaba en ellos, hasta los detalles mas
su celo, la poses on de una mujer que compren minuciosos, con una franqueza i una benévola
de tan bien su posicion, i se conduce con tanta sencillez, dignas de su edad. Lo que aprendí
prudencia.” con él me fué mas útil, para juzgar de los mon
jes i del sistema monástico, que todos los libros
Cuando le observé que no podia comprender q e he leído despues.
la vehemente indignac on con que el individuo Una tarde, en Casal Monferrat, cuando vol
en cuestion mantestaba mirar tales faltas, i víamos a casa de un paseo, observamos una
que esto me parea un ejempo de mala fé i de bulla i una escitacion estraordinarias, i pronto
hipocresía, ella respondió que él obraba con supimos, que se h bian oído unos gritos langui
perfecta sinceridad; p rque él creía firmemen dos, que salian de debajo de la tierta en una
te, que el clero deba tener cuidado de no sub escuela de niñas; que se habían empleado alba
ministrar jamas motivos de escándalo a los le ñiles para buscar el sitio;i que se habia hallado
gos; lo que lo irritaba no era el hecho mismo, un niño recien nacido, en un estado disgustante
puesto que saba bien que todos los hombres, i asqueroso, en el comun de la casa ocupada por
sacerdotes o legos, eran impe idos irresistible- el Dr. Bossola, cura parroquial de la ciudad.
mente a aficionarse a alguna mujer, sino la Se probó que el Dr. Bossola i su criada eran
levedad e indiferencia por los intereses de criminales. No repetiré aquí todas las o serva
Iglesia, manifestadas en el desprecio de las pre ciones emitidas entre la turba. I, como no era
cauciones para evitar el descubrimiento, las esento de todo peligro para los sacerdotes el
cuales son ménos difíciles de tomar de lo que que fuesen vistos en un momento semejante,
se supone jeneralmente. Algunos años despues, nos retiramos a toda prisa. El clérigo fué en
el amante de la señora obtuvo la recompensa viado a un convento, i su cómplice encarcelada.
de su piedad, su decoro, i su prudencia, siendo I, lo dirémos de paso, algun tiempo despues se
nombrado Obispo. Su señera lo acompañó a su habló mucho del interes que por ella habia ma
diócesis, en donde, apénas hubo llegado, tomó nifestado el clero; ella recibia visitas, era con
medidas que a muchos clérios parecieron into- solada, ayudada, protejida, i tratada con la mas
lerables. Se creyó sériamente que era enemigo asídua bondad.
del sexo, i uno de aquellos a quienes la natura Precisamente cuando el Padre Fantini i yo
leza ha hecho incompletos. Uno de mis amigos, dejabamos aquel sitio, fuimos saludados por un
que estaba entre las víctimas de estas inexora Reverendo Padre Jesuita, que acababa de salir
bles reformas, me escribió diciéndome, que es de un carruaje, i hubia sabido toda la historia.
taba alimentándose de pan i agua en un con Estaba mui colérico, pero por razones que está
vento, en castigo de une liaison de que no ha- bamos mui léjos de sospechar,
bia hecho secreto, i que no podria decirme “Janas sucederian estas cosas, " nos dijo,
cuándo terminarían sus sufrimientos. El no se “si el clero, i principalmente los Obispos, tuvie
imajinaba que yo podia librarle inmediatamente. ran una onza de sesos (un” oncia di sale in
Una carta severa dirijida a la señora, en la zacca). Si los que manejan el poder, relijioso
cual yo reprobaba fuertemente el rigor desple o político, no fueran un atajo de asnos, sería
gado en el caso, produjo el efecto deseado. Al imposible que se hiciesen públicos semejantes
gun tiempo despues la ví: ella defendia la escándalos peligrosos”
conducta del prelado,i pensaba que tenía razon “¿Qué haríais para impedirlo” dijo el viejo
en no tolerar a esas personas desmañadas i ex-Capuchino. “Vosotros losJesuitas sois hom
torpes que esponian la Iglesia a tan serios me- bres de grandes secretos; pero entre todos no
noscabos. Sabéis bien, me dijo, que su Señoría habéis hallado todavía uu remedio para mal tan
no es tan injusto que desee que sus sacerdotes grande. No tenéis un secreto para conseguir
sobrepujen la naturaleza humana; pero piensa que el hombre no sea humano. He estado con
que tiene razon para insistir en la prudencia i fesando a ámbos sexos durante cincuenta años;
la circunspeccion, por el honor de la Iglesia. I, el confesionario es mi oficio principal. Ahora .
como había picoteado superficialmente el latin, bien, hasta ahora mis peniteutes han ido siem
me citó estas palabras de San Pablo, que los pre con el mismo cuento; un obstinadsimo pe
Obispos repiten constantemente al clero: Si cado tiene el cetro i gobierna todos los demas;
CONSPIRACION JESUITICA. 03

i si Dios no pas a la esponja sobre él, el infierno todos los obstaculos, ise hiciese imposible cual
no estará empedrado mas que de tonsuras, ipo quiera consecuencia desfavorable”
blado solamente de celibatirios” “¿ No tenía IDavid vente mujeres por lo mé
El Jesuita se sonrió, movió la cabeza, i dijo nos?” replicó. “Cuando quiera que la belleza
que no eutendia. de una mujer le había tocado el alma, ¿no la ha
“Dejad la naturaleza humana como es,” dijo; cía su concubinal Cualquien a que lo imitase
“los hombres no reformarán lo que ha hecho ahora ¿no sería considerado como el mas abomi
un artífice que no permitirá que nad e le co mable de los libertinos I, sin embargo, ¿no está
rrija. En cuanto a mí, pienso que la naturaleza escrito que David fué un hombr segun el propio
es mui buena, specialmente en ese punto en corazon de Dios " Otros hombres santos tuvieron
que las jentes afectan tan locamente conside un numero mayor de mujeres. Salomon no es
rarla como mala. Solo hai una cosa importante culpado por haber tenido mil, sinó por haberlas
en la cuestion. que es, saber claramente si se escojido entre lasjents, i por haberse dejado
inteuta que la Iglesia subsista, o que participe estraviar por ellas a adorar sus dioses. ¡ Por qué,
de la suerte de muchos otros cultos sepultados. pues, habría de ser un crimen conocer a una
La confesion es el primer móvil de la Iglesia, i muje, cuando en los tiempos antiguos, no obs
sin celibato no hai confesion” tante la opresion que de ahi resultaba para elia,
Yo le repliqué que no es cosa mui fácil hacer Dios no se ofendía con aquellos que daban rien
marchar juntos al celibato i al confesionario; da tan libremente a esta pasion?”
que no es unui facil hacer que la vela no se en No repetiré todo lo que dijo sobre este asunto,
cienda cuando se le acerca la pajuela. porque eso sería entrar es un laberinto de cues
“Ai! es demasiado cierto, ” dijo el viejo in tiones teolójicas. Pero lo que llamó fuertemente
mediatamente; “ el cordero permanecerá sano mi atencion,fué la nuencion que hizo de un hos
salvo entre los dientes del lobo, ántes que el pital de San Roque, existente, segun dijo, en
sacerdote jóven, por sus pasiones ardientes, per Roma.
manezca por largo tiempo siu quemarse en el Las reglas de la institucion que nos esplicó en
horno del confesionario.” detalle, son tales, que protejen a cualquiera mujer
* El mal, ” dijo el Jesuita, “no está donde lo contra las comunes consecuencias desagradables
véis. Ninguno teme quemarse en el horno; i la de la frajilidad femnil. Estas reglas parecieron
vela," añadió astutamente, “ gusta de que se la fabulosas al Padre Fantini; pero el Jesuita in
encienda i se la vuelva a encender niéntras que sisti cou tanta fuerza, sobre la realidad de lo
dura.” que nos había estado diciendo, que,por mi parte,
* Empiezo a comprenderos, ” dijo el viejo. no vacilé en darle crédito. El salió al encuentro
“Tu nombre te sienta bien, Jesuita.” (Porque, de todas muestras objeciones, sin retroceder.
venerado como era por todos, el padre Fantini * A mi ne asaltaron despues con las mismas
tuteaba a todo el mundo, desde el aldea objeciones en Suiza, cuando presentó una espli
no hasta los personajes de cuna mas alevada. cacion delpasaje de ni testo en que se hace
* De lo que te quejas únicamente es de que su nencion de un hospital de San Roque. Afortu
fra el honor del clero, i de que la confesion esté en nadarmente pude echarlas a un lado, por medio
peligro, i aún en riesgo de un naufrajo total.” de un testimonio que no deja lugar a la sos
• Digo que lo que importa es arrancar la pecha.
ros,” dijo el Jesuita;“peo sin picarse los de En el siguiente pasaje de M. Poujoulat, este
dos! I, para esplicarme con mas precision, os escritor me ha hecho un gran servicio involun
preguntaré, por qué no se enpearían los me tariamente: (*)
dios de hacer imposible el que un sacerdote en * Un establecimiento de caridad mui admi
contrase alguna vez contratiempos, i se espusie rable es el hospital de San Roque, fundado para
se a la censura! ¡ No se podrían proveer todas
las provincias con establecimientos, en los cuales las mujeres preñadas que desean parir en secre
el sexo que sufre mas de los resultados de la de to. Allí no se les pregunta ni sus nombres ni
bilidad humana,pudiese hallar un refujio libre de su condicuon, ipueden mantenerse con las caras
tenores i cuidados, o de alguna de esas con tapadas durante todo el tiempo que están den
secuencias que tan frecuentemente lo hacen tro de sus paredes. Si alguna de ellas muere, su
arrepentirse de haber cedido l” nombre no se escribe en ningun rejistro, pues
los números se usan invariablemente en lugar
“Qué! supongo que no quieres dar a enten
der," esclamó el viejo, “que querrías que se es de los nombres. Las mujeres jóvenes, cuya pre
tableciese un serrallo en cada distrito, al cual ñez, si llegara a saberse, atraeria el deshonor
sobre ellas o sus familias, son recibidas en San
nadie tuviese acceso sinólos clérigosi"osfrailes,
i donde elios hallaran cómplices alimentadas, Roque muchos meses ántes de su tiempo, de
alojadas, i vestidas cómodamente a espensas de minera de impedir la vergüenza i la desespe
la Iglesia! racion que podrian impelerlas al infanticidio.
“No precisamente eso, pero algo parecido,” Los capellanes, los médicos, las parteras,i todos
fué la respuesta;i luego, el orador nos lanzó una los empleados del establecimiento, están obliga
mirada escrutadora, como si vacilase en prose dos a un estricto secreto, que se ordena bajo
las penas mas severas; auIEN aviera que
guir. En cuanto a mí, el lector puede inajinar vioLE ESTA LEI, ser...A ACUSA D0 ANTE EL TRI
mi curiosidad por saber a lo que él aspiraba. nuxAL DEL sanro oricio. Allí se toman todas
Todo lo que yo hice para hacerlo proseguir,fué
dejarle entender, que, aunque el octojenario es las medidas para que nada de lo que pasa en
taba en su contra, él no me hallaría a mí inven San Roque transpire fuera de sus puertas. El
ciblemente opuesto a su opinion. hospital está manejado por viudas piadosas. To
• Pero, ” dije yo, “ eso sería favoreceri esti dos los estraños, sean quienes fueren, estan ab
mular una pasion, que, aún cuando encuentra solutamente escluidos; i no se permite atrave
obstáculos, o consecuencias, aparentemente las sar los umbrales del hospital, sinó a los que es
mas propias para reprimirla, todavía se precipita tán empleados en él. Despues de su confina
ácia adelante con audacia i ceguedad no dismi (*) Toscan i Roma, Correspondencia do Italia, por
nuidás. ¿Qué sucedería,pues, si se le quitasen | M. Poujoula, Bruselas, 1810; Carta XXII.
94 SEMANA LITERARIA.

miento, las pacientes pueden dejar la casa a la dudaba de su autenticidad; que, de suponerlo
hora de la noche que crean mas favorable, i obra nia,se deducir a la posesion de cualidades
vestidas con trajes que disfracen su talle. La i condiciones de que yo estaba enteranente
casa está aislada tambien, i todo en derredor de dstituido;pero pensaba que yo me habia deja
ella es soledad i naistenio.” do tentar a añadirle las pajnas relativas al ce
“¿Qué puede ser mas jemeroso, nob"e i cris libato, por via de clímax de todo lo demas.
tiano, que estos piadosos cuide dos para estender * Esta parte de la obra,” dijo, “no me parece
el manto de la piedad sobre los errores de la creible.”
frajilidad?” “Yo participo tan fuertemente de vuestras
La supresion de los hospitales de espósitos no opiniones," le repliqué, “ que mas de cien ve
puede tener lugar ciertamente, en las actuales ces he estado tentado a suprimirlo. Si yo hulie
circunstancias, sin serios inconvenientes; ants ra inventado el Plan Secreto,jamas ne hubie
de quepudiéramos pasarnos sin ellos, nada, mé ra aventurado a ir tan léjos.”
mos que un cámbio fundamental en el sistema Entónces le conté todo lo relativo al hospital
de la sociedad sería necesario, de San Roque. Yo no pudiera enumerar las
Despues de todo, en la institucion de San objeciones que me hizo, i con tanta fuerza que
Roque no hai nada mui jemeroso ni cristiano. me acello completamente. Habia momentos en
¿Con qué interes ha sido fundada " ¿Quiénes que hasta me imajinaba que habia sido juguete
son los autores de sus reglamentes! Un inmen de un cuento foriado. Yo estaba enteramente
so número de celibatarios que tienen demasiado aterrado, al contemplar la pintura que hacía mi
interes en ocultar, por cualesquiera i por tods reverendo amigo de las consecuencias que ema
los medios posibles, los inmensos males resultan man de esas reglas del Hospital de San Roque,
tes de un falso celbato. Lo que realmente sor que el Jesuíta admiraba tanto,
prende, es, que los que se declaran guardianes El Ministro Anglicano no estaba en favor de
de la moral pública, i que declaman contra el la publicacion del Plan Secreto. Aunque él
vicio i el libertinaje como consectnencias de la creía que la táctica descrita en él era verdadera,
incredulidad del siglo, sean los mismos que des i estaba convencido de que a ella debe el jesui
pliegan tanto injenio en inventar los medios mas tismo sus mas brillantes conquistas,sin embargo,
eficaces de poner a los libertinos al abrigo de la él; como tantos otros,tambien creía inprudente
observacion pública, Qué sub’ime esfuerzo de peligros y eliniciar a la multitud en todas estas
piedad es el de lbertarse de todas las espinas, i estratajenas. El me atacó otra vez fuertemente
gozar, sin temor, el perfume de la rosa, como respcto de las pájinas que afirmab ser mias.
se espresó el Jesuíta! El mismo manto de pie * Suponiendo que existiese semejante institu
dad estendido con solícito cuidado sobre los cion” dijo, “¡podría un hombre de buen sen
errores de la frajilidad, habria sido llamado im tido creer que hubiera podido permanecer ocul
vencion abominable si hubiera sido tejido por ta! ¿ Las personas casadas e habrían abstenido
otras manos. de denunciarla, o, a lo mémos, de esponerla a la
“Las alamedas sagradas,” dijo el Jesuíta, irrision pública. Así habría llegado a ser cono
“ deben ser del todo inaccesibles a cualquiera cida, i sé habria despezado ántes de que hubiera
ojo profano, i el intruso atrevido debe ser derri andado mucho camino. Pensád por cuanto
bado por el trueno vengador.” tiempo ha sido visitada Roma por lejiones de
El ex-Capuchino, continuando la misma imá Ingleses, que la esploran i anatomizan mas es
jen, i aludiendo a un gran número de frailes i trictamente que los Romanos mismos. Coside
sacerdotes a quienes habia confesado por mucho rad cuanto ridículo i cuanto oprobio han arro
tiempo, replicó: “ En cuanto a lo que llamáis jado sobre nuestro clero por haber rechazado el
la alameda sagrada, yo he manejado mucha de celibato; ¿qué mejor oportun dad podría él ha
su madera,i la he hallado toda podrida i comida llar para presentar desnudos, con deshonra del
de losgusanos: el gusano era siempre el mismo, clero Romano, los espedientes con los cuales
Ciertamente, es una mui mala clase de ma este se asegura contra todo escándalo Sin em
dera.” bargo, todavía no se ha escrito una palabra a
* Es una,” dijo el Jesuíta, mirándome parti ese respecto. Si yo no tuviera otro argumento
cularmente, “que puede hacerse brillar como que este, lo consideraría nvencible; pero hai,
el oro mas puro” ademas, otros de un órden mas elevado. Yo sé
Cuando ya iba a dejarnos, le pregunté su cómo es que viene uno a someterse a institu
nombre “¿Es su nombre lo que le preguntais” ciones evidentemente malas,por la fuerza de los
dijo el viejo Capuchino; “pere no sabéis que siglos, la neglijencia, la tiranía de la costum
un Jesuíta de grados superiores, que está en una bre o de intereres poderosos.
mision, debe tener,por lo ménos, tantos nombres Pero muchas de ellas nacieron en tiempos de
diferentes como horas tiene el dia ! Qué niño barbárie, i se formaron poco a prco. Ahora, en
sóis ! El ha venido a tomarnos el pulso, i esa es cuanto a los reglamentos en cuestion, si exis
una razon de mas para que invente un nombre tieron,tendríamos que admitir que eran obra de
en el momento”. Despues de esto, el Jesuíta a nuestros tiempos,i que ellos han sido trazados,
brió la puerta i nos dejó, esclamando con sar no por partes i gradualmente, sinó de un golpe,
dónica sonrisa: “No es mentira elproverbio que i con el único objeto de dar libre curso a los vi
dice, No hai nada mas simple i astuto que un cios del clero. I¿quiénes son los que deben ha
Capuchino.” berse propuesto semejante fin ? No uno, ni mu
“Yo séuno mas verdadero,” replicó el viejo, chos sacerdotes, sinó toda la corporacion de pre
“i es, que se necesitan siete Capuchinos para lados, con el Papa a su cabeza. Yo no puedo
hacer un Jesuíta.”i nos separamos con una resolverme a atribuirles tan consumada deprava
fuerte carcajada ámbas partes. cion como la que de esto se inferiría. Aunque no
Pero volvamos al hecho a que aludía hace gusto de Roma, no me atrevo a creer posible que
poco. El Reverendo Mr. Hartley, ministro An esa numerosa corporacion de hombres que se res
glicano, a quien habia comunicado el Plan Se petan, que están vijilados por elpublico, i tie
creto en Jinebra, despues de haber venido n ca nen enemigos formidables, conspiren para sis
satres o cuatro veces a leerlo, me dijo que no tematizar la impunidad del libertinaje, i aún
CONSPIRACION JESUÍTICA. 95

se tomen estraordinarias molestias para dejarlo a l el cual se entrometieron casi todas las Córtes
sus anchas. Porque esto seria un vasto burdel, de Europa i un número considerable de Carde
con alta proteccion, i al abrigo de la infania nales, i que Ganganell haba sido elejido sola
El estímulo para el crímen sería aquíflarante. mente con la con'iciou de bolir los Jesuitas,
Habría sido mejor,” concluyó con un tono se ninguno habria creido la asercien, aunque el
vero, “ que no presentáseis esa fabula. Los crí autor hubiera asegurado que había risto i leido
menes de Roma son bastante pesados, sin in los documentos que probaban toda ésta villeza.
ventar otros con que recargarla. Estas objecio Sin embargo, estamos obligados nada mémos
nes son comouna muralla de bronce que nada que a admitirlos, ahora que M. Crétineau-Joly
puede conmover.” se presenta con sus pruebas a establecer este
Cualquiera que me hubiera visto habria que estrafo acontecimiento.
dado seguro de que mi causa estaba perdida. “Cuando hube acabado,” dice,“quedé es
Realmente, yo no sabia qué decir, tan escesiva pantado de mi propia obra; porque, ademas de
mente fuertes parecíau sus argumentos aún a la multitud de nombres que se apiñan para el
mis propios ojos. En cuanto a las pájinas del d shonor mútuo, hai uno que la Sede Apostó
Plan Secreto relativas al celibato, si el mundo lica parece cubrir con su inviolabilidad. Prín
entero hubiera argüido contra mí, no me habría cipes de la Iglesia, por los cuales he abrigado
hecho creer, por supuesto, que era nia una cosa por mucho tiempo un afecto respetuoso, me
que no me pertenecía. suplicaron que no desgarrase el velo que ocul
Algunos meses despues, hojeando algunas taba a los ojos del mundo semejante pontificado.
obras nuevas en una librería, tropecé con la de El Jeneral de la Compañía de Jesus, que tenía
M. Poujoulat, i hallé el pasaje que he citado tan fuertes motivos para interesarse en los des
ya. Qué grande fué mi alegría . Corrí al ins cubrimientos que yo he h cho, unió sus súpli
tante con el volumen en la mano a casa de Mr. cas a las de algunos Cardenales. En nombre de
Hartley, que acababa de volver de un viaje a su Orden, i por el honor de la Santa Sede, me
Nicea. Antes de vencerlo a mi turno, yo desea rogó, casi con las lágrimas en los ojos, que aban
ba revivir la cuestion. Me pareció irritado de donase la publicacion de esta historia. Hasta el
mi audacia, i me oprimió con objeciones toa deseoi la autoridad del soberano Pio IX, se in
via mas fuertes que las que he refrido. Yo lo vocaron en los consejos i representaciones de
dejé gozar de su triunfo, i mi derrota parecie que era objeto mi obra.”
consumada. La lojica, el sentido comun, i las “Cuan penso es para un Catolico el descu
regles,todo estaba por él. Entretanto, i con el brir en actos flagrantes de mentira i venalidad
fin de dejarlo completamente persuadido del a los príncipes de la Iglesia ! Pero es mas penoso
crédito debido a la autoridad sobre la cual ba todavía, ver a un Soberano Pontifice resistiendo
a basar mi prueba, le hice leer ciertos pasajes tímidamente la iniquidad que estimulo con su
en que M. Poujoulat habla de sus relaciones con ambicion, i aniquilándose en el trono, cuando
Gregorio XVI, su docilidad con respecto a la ha trabajado tanto para subir a él. Pero seme
censura, i su celo ilimitado por el triunfo del jnte espectáculo, que, sin duda no se repetirá
Catolicismo; despues de esto, le presenté el pa jamas, ¿no inspira un sentimiento de dolor que
saje citado. la historia no puede dejar de recordar? El crí
El se quedó estupefacto. Lo leyó dos o tres men del supremo sacerdote, no es igual a los
veces,i al fin confesó que estaba forzado a ren crímenes de todo el pueb’o ¿ No los sobrepuja
dirse a la evidencia, i no me ocultó que hasta a los ojos del Juez Eterno?”
entónces me había mirado con gran descon * El mundo hormiguea en escritores que tie
fianza El reconocio francamente su injustica, nen el jémio del mal, a nosotros solo nos queda
i esclamó: “Esta Roma esta Roma estravia la intepid z de la verdad, i ha llegado el mo
la razon. No podemos aplicarle ninguna de las neuto de decirla toda. Ella será triste, tanto
reglas de juicio, ordinarias i conocidas: ella 1 s para la Silla de San Pedro, como para el Sacro
huela todas; hace verdadero lo que parece im Co"ejio, i para todo el mundo Católico.” (*)
posible; i bien podemos decr de ella, que la ver Somos libres para admitirlo todo, escepto las
dad es mas estraña que la ficcion.” lágrinas i las suplicas del Jeneral de los Jesui
Qué afortunado es uno cuando puede refutar tas. Pensamos mas bien, que él fué quien creyó
de esta manera los argumentos de su antago que habia llegado el tiempo de sacar de su es
nista ! Un hecho sencillo demolió de repeute condrijo los documentos por tanto tiempo reuni
una inmensa fábrica: la muralla de bronce ca dos, ique fué él quien “ escitó al escritor a des
yó a tierra. cubrir el mistero de la iniquidad” i a hacer
Pero en este momento ¿no presenciamos saber que, cuando se abolió la Compañía, “ fué
acontecimientos, para bien i para,mal, que, si se que se vió la abominacion en el templo.” En
hubieran predicho ayer, hubieran sido rechaza vano M Crétinean Joly quiere poner a los Je
dos como increíbles? Un Papa está adherido suitas fuera de la cuestion en esta materia; esta
al progreso; (*) un gobierno nacido de la revo es una estratajema que alcanzamos a ver.
lucion, está haciéndose el apoyo de los Jesuitas con algun objeto que él esclama: ‘debo declarar
en Suiza; horribles crímenes se cometen en intrépidamente que, no solamente hai falta de
situaciones elevadas, i las rejiones oficiales es acuerdo, sinó completo desacuerdo entre el au
tán inundadas de una corrupcion. de cuya posi tori los Padres de la Compañía de Jesus” (**)
bilidad se habría desconfiado enteramente hace Esto es ir demasiado léjos,iseñalar la batería a
setenta años. fuerza de tomarse tanto trabajo por enmasca
XI. rarla. Sus esfuerzos por sostener que los manus
critos originales no le han llegado por medio
Si se hubiera anunciado hace algunos meses, de losJesuitas, son igualmente desgracidos.
que iba a aparecer un libro probando que el ¿ Quiénes, sinó los Jesuitas. pueden poseer el
Cónclave en que se elijó Papa a Ganganelli, arte de insinuarse en todas partes, seduciendo i
había sido un pozo de venalidad i sinomía, en empleando milares de ajentes por toda Europa,
(*) Recuerdese que esto se escribía en los primeros (*) Clemente XIV los Jesuitas, 1847, pajinas 7i 11.
meses del reinado de Pio IX, N, del T. (**) Defensa de Clemente XIV. pajina 8.
90 SEVIANA L1TERARIA.

para apoderarse de papeles secretos cuidadosa citados en la obra, la eleccioni el reinado de


mente depostados iguardados en todas las can Cemente XIV no serían considerados como
cillerías, las correspondencias diplomaticas masuna de las l'aras de la Sede Apostólica ” ()
nisterios s! Porque es en estos términos que M. Notenos bien este lenguaje, porque seráim
Crétineau mismo caracteriza los portante recordarlo. Un poco mas allá él afirma,
que tiene en sus manos, i las ticultades casi que, no obstante todo lo que se ha dicho, “ja
insuperabºs para obteneros. Es asomoso e mas entró on suspensamientos invalidar la elec
inesplicable que aquellos que estaban unas im cion de Gamramelli.” Su defensa no es mas que
plicads por estos documentos, no se apresuraran un jero de manos, de sutilezasi sofisnas, ne
a destruirlos inmediatamente dispues del Con gando con una mano lo que afirma con la otra.
clave : porque, miéutas existiesen, estaran es Pero, a la verdad, la causa que defiende hace
puestos a hacerse infames en la historia perso inevitables todas estas contradicciones.
najes del mas alto rango,incluyendo en ellos a “ A mis ojos” dice, “ i por los documentos
un Papa. Aquí hai dos enigmas que chocan a la que hepublicado, el Papa Clemente Xl V (Gan
razon, i que serían escesivamente diciles de ganelli) no se ha manchudo Jamas con el crí
admitir si el hecho no fuera indisputable. men de simonia propiamente dicha. La Ambi
Se siente uno tentado a creer,por la manera cion lo estravió. Víctima de la posicion en que
como v. Cretineau Joly se defiende, que, éjos se colocó, él ha obtenido el elojio de los enemi
de intentar probar que no ha sacado de losJe gos de la Unidad; elojio que,para un sucerdote,
suitastodos estos manuscritos ornales, quiere un Obispo,i, sobre todo, para un Papa, obran
por el contrario que se comprenda el heeho ; do en la plenitud de su autoridad apostólica,
porque el argumento de que usa para poner a los es la nas deshonrosa de las condenaciones. He
Jesuitas fuera de la cuestion, los implica mas representado a este Pepa, cuyo nombre ha veni
que nunca. a ser popular unicamente en los nomentos en
“¿En qué período, o por qué misteriosas ra que las bterías del enemigo están obiando con
nificaciones” dice. “podan haber engañado tra ia Sede Romana ; a este Ganganelli, que es
o sobornado a todos lrs enbajadores, i conser deficado cuando quiera que los evolucionarios
vadores de los archivos!" afectan un nure de compuncion para llegar mas
“ No hai duda,” dice, hablando de los Jesuitas pronto a sus fines; lo he representado, digo, lu
hipotéticamente, “ de que ellos han pseido chando con las calamidades que él mismo acu
esos documentos durante un período incierto; muló al rededor de la sla de San Pedro; i he
¿por qué no han hecho nunca uso de el os du sentido por él la compasion debida a sus virtu
rante su supresion?" des pivadas i a sus desgracias. Hai una gran
“ Los Jesuita-, pues, no me han subministra dferencia entre este sentimiento, i la desercion
do ninguno de estos documentos, por la mui sen de la causa de la justicia. La memoria de Cle
cilla razon de que semejantes piezas no han es mente XIV ha sido siempre atacada i apaudida
tado jamas en sus archivs. Ellos han hecho to sin pruebas convincentes Ahora la opinion, con
di lo que ha estado en su poder para suspender conciencia segura, puede or i sentenciar este
la obra ; pero no lo han logrado, porque yo he gran proceso. Cuando el tiempo llegue, diré lo
creído, que, en conciencia, no deba esconder la demas.”
luz bajo la fanega.” (*) * Ilubo tentativa de simonía,” dice otra vez,
Así, pues, Ml. Crétineau, un individuo ordi “ de parte de los embajadores, ministros i carde
nario,ha sido capaz, solo i sin ayuda, de ejecu nales Españoles. El terror, laintriga i motivos
tar esa misma cesa tan difeil,que habría si o im de intereses de familia, fueron asiduamente em
posible para una compaña como la de Jesuitas. plea es para dominar a algunos de los Cardena
Habiendo dado estas pruebas de que no es ies del Cónclave. Ganganellifué atraido, con el
“vasallo de la ompañía,” es mas feliz en sus cebo de la amb cion, fuera de sus deberes i de
respuestas a los que han atacado su libro como sus mas secretos deseos; el deseaba el Papado,
un Romance. pensando, tal vez, que su corazon se habia pues
“Si las cartas de Bernis ( uno de los Carde to a una obra benéfica para la humanidad; él
males del Cónclave) “ estuviesen solas, dice, i entro en una especie de comprometimiento. Si
sin mas garantía que su palabra, sostienen s esto no constituye la sinonia ( como estamos
que la duda seria permitida. i dudaríamos; pero persuadidos de que no la constituye), agregamos
no es él solo quien inventa todos estos aconte sin embargo, que semejante manera de obrar
cimientos, historias i proyectos simoniacos, de en un Prínc pe de la Iglesia toca mui de cerca en
los cuales sehace eco, complice o censor, para el escándalo i la cornupcion. Agregarémos ade
divertirse en sus horas de ocio. Por fuera, la n mas, que las palabras del fraile Franciscano al
triga del Cónclave marcha con la cabeza ergu Cardenal Castelli, son una prueba de bellaque
da, apoyada por ministros i embajadores cuya ria que todo el mundo condenará." ()
correspondencia coincide sorprendentemente con Las ultimas líneas de este fragmento están
el romance que algunos qerrman de buena ga en manifiesta contradiccion con las primeras;
na atribuir al Cardenal. Pero estas correspo conces on sigue a concesion. hasta que tenenos
dencias diplomátics manifiestan, tanto como es admitido que la conducta de Ganganelli toca
posible, un vínculo i un centro comunes : elias minui de cerca en escándalo i corrupcion, i que
se adaptan, en les rabinetes de Versalles. Viena, despliega bellaquería. ¿ Querría mas el lector
Madrid, Nápoles i Lisboa, a otros despachos que El mino escritor vé en él solamente • un "a
contienen los mismos planes i las mismas cen pa que hizo su escalera de la astucia” I esto
fesiones.” lo llama él una especie de comprometimento.
“ LA CoNspRACION soNIACA EST MIANIts No hai ni señales de simonía, dice,¿por qué,
TA. Berns i el Cardenal (rsini la repudia al pues, tan amargos reproches, como si hub era
principio, pero despues se unen a el : is este sido el peor de los l'apas. Si él no tenía nin
inmenso oceso se llevase ante un jurado de un comprometimiento formali esplícito, enton
Obispes, o de hombres rectos solamente, supo ces su breve fué un acto i un documento libre;
néis que, despues del exámen de los documentos (*) Iden, pajinas 371 38.
(*) IDefensa de Clemente XIV. paj. 32. S) den,pajina 0.
CONSPIRACION JESUITICA. 97

i, al suprimir los Jesuítas, era movido realmente tor, lo que sucedióinmediatamente a la exalta
por los graves e imperiosos motivos que alega. cion del Papa.
La abolicion fué, por tanto, obra de cinco años “La distribucion de las altas funciones de la
de reflexion, i de la conviccion a que llegó este Corte Romana, se hace por el Cuerpo Diplomá
Papa, de que la Orden era peligrosa para la Igle tico. Pagliarini, el librero, quien, bajo la protec
sia, i que al fin la precipitaría a la destruccion. con de Pembal, inundó a la Europa i a Roma
Ganganelli sería así el mas nocente de los sin misma con sus folletos contra la Santa Sede i
dicados, i estaría sin relacion alguna con los " contra la buena moral, obtuvo la decoracion de
vilesproyectosi las infames maniobras. El pac la Fspuela de Oro, por el breve Cum sicut acce
to venal, sin embargo, está probado de la mane pinus. As ennobleció Pombal a quien Clemen
ramasirrefragable; es la base misma de su li te XIII había condenado a galeras, i pidió un
bro, i ese libro es nugatorio si Clemente XIV capelo para su hermano. Todo el mundo trató
no era parte en el pacto. Ahora bien, las pala de asegurarse un equivalente de lo que había
bras del mismo escritor, sobre las cuales des trabajado en el nombramiento de Ganganelli;
cansa toda la importancia de su libro, son claras cada cual instaba por un alto empleo, itrafica
iprecisas, e implican a Ganganelli. ba con sus sufrajios para asegurarse un puesto
* El contrato que lo dió a la Iglesia,” dice él; en el timon de la Iglesia. Cualquiera habría
“ha sido negado hasta ahora por los Jesuítas i imajinado «ue el sistema constitucional había
otros analistas. Nosotros hemos arrojado una luz invadido el Cónc'ave, tal era la turba de intri
inesperada sobre este punto; con los documen gantes hambrientos, i de protégés. Este fué el
tos que tenemos a la vista, i que hemos exhu dia de hacer algo de prorecho, el día de las re
mado, la duda no esposible por mas tiempo."(") compensas.” (*)
Estos descubrimientos han parecido tan es La elevacion de los Paras por influencias co
traños e increibles, que algunos se han aventu rruptoras, i aun por el crimien. no es cosa nueva.
rado a negar su validez; otros piden por todas Aunque en los tiempos de la censura i de la In
partes la completa publicacion de los manuscri quisicion, la historia no podía saber, o relatarlo
tos orijineles. todo, sin embargo,ella ha rejistrado escándalos,
Haré ahora mencion de una mnestra curiosa tráficos, i comercios, bastantes para evitar que
de las disputas entre los Cardenales de este Cón nos sorprendamos de cosa alguna, Todavía se
clave, que se nos ha puesto en capacidad de vis quisiera que creyésemos que el Espíritu Santo
lumbrar. El prelado atacado era uno de los am preside siempre en las elecciones de los Pontí
gos de Voltaire. fices Romanos; solo que, aquellos que así ha
* Abrumado de reproches, Bernis trató de blan se ven obligados a confesar, que,por cuanto
recobrar su posicion, escitando las consideracio él hablaba en otros tiempos por los lábios del
nes personales, i dijo: “La igualdad debe pre clero i del pueblo, algunos Cardenales han lo
valecer entre nosotros;todos estamos aquí por grado desde entonces mono olizarlo.
el mismo derecho i con el mismo título.” Por lo En fin, jamas hubiera no creído, jamas se
cual el viejo Alejandro Albani, levantando su hubiera atrevido a sospechar, que tantos emba
sombrero rojo de Cardenal, esclamo fuertemen jadores, ministros, príncipes, i cardenales, pu
te: “No, Eminencia,todos no estamos aquí por dieran haberse concertado, sin la menor ver
el mismo derecho i con el mismo título; porque güenza, a ejecutar el mayor de los sacrilejios.
no fué una cortesana quien pnso este sombrero El Conclave en que esto tuvo lugar sería con
sobre mi cabeza.” ” siderado todavía hasta hoi como uno de los mas
“El recuerdo de la Marquesa de Pompadour edificantes, si no fuese porque de él salió el Papa
evocado en el Cónclave, tapó la boca al Carde que abolió la Orden de los Jesuitas, Lo que se
nal Bernis, La alusion tuvo efecto.” (*) necesitaba para que un misterio que había per
El tal Cardenal sabía bien con quien tenía manecido impenetrable por tanto tiempo,fuese
que habérselas, para no ser capaz de replicar descubierto, era que entrase en juego el orgullo
con la misma fuerza. Pero lo que verdadera i la vanidad de una Congregacion poderosa.
mente sorprende es, que, aunque se confiesa que Nada mémos se necesitaba que el interes de una
el Cónclave fué una almoneda manifiesta, en corporacion tal como la de los Jesuítas, para
que el movimiento del mercado de hora en hora, que los mas profundos secretos fuesen arrebata
i el precio corriente de las conciencias, eran ano dos de los archivos de todas las Córtes de Euro
tados i rejistrados; i aunque, a pesar de tods pa, sin saberse cómo. Repito, que sí se hubiera
los esfuerzos para disfrazar la verdad, es evi dicho todo sin esa masa de pruebas que están
dente que algunos de los Cardenales que toma prontas a ser producidas, las objeciones habrían
ron parte con los Jesuítas eran tambien objeto parecido insuperables.
de tentacionessemejantes, no obstante todo esto, Miéntras que tratamos de este asunto, diré
M. Crétineau ha escrito, sin embargo, palabras una palabra mas respecto de la obra de un abo
tales como estas: gado de la Compañía de Jesus,
“Podemos asegurar que en ningun tiempo “Lleno de reverencia a la autoridad pontifi
estuvo compuesto el Sacro Colejio de miembros cia,” dice M. Crétineau Joly,“nosotros nopro
mas piadosos i edificantes. Son mui pocas las nunciamos juicio sobre un acto que emanó de la
escepciones a este respecto” (**) Si la Apostólica” (1)
El autor está deliberadamente resuelto a Qué! ¡ no pronunciáisjuicio "Vuestra humil
amontonar infamia sobre este Cónclave,ia pro dad i reverencia no son sinó desprecio. Habéis
bar al mismo tiempo su inocencia casi sin declarado nulo i sin valor el breve de la supre
mancha. sion,i ¡os abstenéis de juzgarlo " ¿Puede haber
Si todavía se requieren pruebas mas fuertes una condenacion mas fuerte? Pero dejemos pa
de que Ganganelli debió haber consentido, de Sl" SO.
bió haber confesado tener cómplices, i ligádose Si hai algun hecho fuera de toda duda, es el
con promesas, aquí está, segun el misno escri de que la muerte de Ganganelli fué horribilísi
(*) Clemente X1Vi los Jesuítas,
ma: que elveneno, infiltrado hasta en sus hue
pái. 269.
* Clemente XIVi los Jesuitas, p. 226. * Clemente XIVi los Jesuitas, p. 330.
• libid, 20, | Ibid., p. 333.
98 W1ANA LITERARIA.
-- - ------

sos, disolvió todo su enero, de modo que tod 1 m en sus manos las jeneraciones futuras, i
el que lo veía se es nece de ter. " . oran como un rémora sobre el moriniento
por testimonio de tros, amas de de -
empedo. Esta Orden a aparecido c no la
denal Bernis, que desde el dia de su v
ni a’a mas tomidable de los principios cató
temía morir en enenado " Al o n, el apo cs. Fué contra el que la tormenta se dirijió
jista de los Jesuits, hacéios , ro d (e inmedianente l'aia llegar al corazon de la
mente XIV, se da pris a par o se au id ( tolica, fue necesario pasar por sobre
to peligroso. Ap n s hace una d los lo cuerps de los ganaderos de la Iglesia.” (*)
hechos mas segros, pero ti me el per ex mi , sin eml ar, es a diferencia entre
h bir al Pontifice como pisa de las mas pin ess impos los nuestros. Entónces las clases
zantes agonías del renri to. tan an superiores, embriagadas con la filosofía, i sabien
do las palabras: “h 1 -, o con edo II do por esperencia cuales eran los designios de
infierno sera la parte que un No ha los Jents, no ecolonizaron esfuerzo alguno
quedado rene lio " " I ai, que, poo despus p r abolir la Orden. Pero solamente un
de su elevacion, el Papa se y din ne. su día ejecutar sus leos. Ahora la Compañía
demencia comenzo." dice i. el di, que rati tn tan dent ficada con Roma, i le es tan in
co la supeson de los Jesu tas" , ) de mable, que nada mémos que la fuerza com
De manera que el Papa que dó audincia a binada de las nas grandes potencias podría des
tan gran numero de personas, cuyo linguaje hacer su unin. Todavía esto no era bastante;
escitaba admiracion, que estudio la cues in de ellos hbían pedido ya esta abolicion con suce
los Jesuítas durante cinco años, fué solamente so. Dos Papas precedentes haban empezado por
un loco: “En la historia de los Siberanos Pon rehusarla,i cuando al fin hubieron declarado su
tífices,” concluye el vengador de los Jesuitas, designio de suprimir losJesuitas,l. muerte pronto
“él es el primero i el único que ha sutrido esta puso término a sus proyectos. Se creía, por
degradacion de la humanidad” Nada mémos tano, que el suceso era imposible, escepto por
habría sido un castigo adecuado para el mayor medio de un Papa creado por los príncipes mis
de los crímenes. nos, ipor consiruiente, sériamente comprometi
Pero, sobre todo, el desenlace es lo mas digno do. Ahora, para obtener un Papa semejante,
de saberse. Se necesitaba enovar el buen non era necesario maniobrariemplear intrigas tan
bre de Ganganelli, i tocaba a los Jents ha poderosas, como las empleadas por los Jesuitas.
cerlo, para su mo oria. El espedin em Las cels del Vaticano fueron conquistadas por
pleado con este objeto no es nuevo; se ha reca un espiritu hostil; por el espíritu mismo de los
rrido al milagro. se ha invitado una y enga. enciclope stas, que haban venido a ser posee
S.Alfonso Signori ha sido canonizdo en estos deres de los tronos. Fué un du lo a nuuerte ; pero
últimos dias. Y he polido observar atentamen el mas jóven de los combat entes salió vencedor.
te cómo se maneja esta clase negocios. El teó Del Coclave salió un Jefe de la Iglesia mejor
logo Guala, de quien he hablado ya, estaba en adaptado al espíritu del siglo, i conocedor de
tre los mas activos en esta ocasion, i no econo sus necesidades. I, sin embargo, él tuvo buen
mizaba intrigas ni esfuerzos para lograr la cuado de no abolir inmediatamente la Com
canonizacion. Este gran sostenedor de los Jesu. - paña; guardó, i pospuso el asunto aún por
tas ¿podría abstenerse de tomar pre, con nu siete años. Antes de dar el gole, deseaba reu
chos otros, en la ereccion de un altar a un de nir prneb s de enorme peso,i formidables por
los mayores amigos de la Compaña". El nuevo su numero; pero sucedió, como él lo había pre
santo era Obispo en una de las ciu ides i - dicho, que al finar el breve que su priman los
cilia cuando Ganganelli murió. Se uso su non propia sentencia de muerte.
bre, i se publicó el cuento de que había perma En cuanto a todos esos Monarcas, Ministros,
necido absorto i como muerto durante muchas i Diplomatas, que no supieron nada hasta que
horas; i que, cuando había vuelto en s, había tuvo lucr la bocin, afortunadamente no
contado a algunos amigos confidenciales, que pereb eron cuales serían sus consecuencias re
acababa de presenciar los últimos momentos del notas. Ellos se regocijaron al ver que Roma
Papa; que Dios había oído sus oraciones, ihecho iba a perder sus mas valientes i hábiles soldados.
cesar lo locura del Pontífice para que pudiera ecordando como sus antecesores se habían hu
arrepentirse; que había gastado sus u timos mo millalo en plvo ante ella, i permitido que los
mentos en expiar su crímen; i pidiendo p rdon azot se con varas, ellos creyeron que al fin eran
al Todopoderoso por la supresion de los hijos de unc sans, que las tablas se cambiarían, que
Loyola, murió conciliado con Dis, i se silvó (1 el clero vendria a ser su juguete i recibiría sus
A la verdad, ¿cómo podríamos poner qu los órdenes. Ni por la una ni por la otra parte se
no le hubiera recibido en su gracia, puesto que tuvo en cuent alpueblo; se lo miró como nada.
murió reconciliado con los Jesuitas ! Pero, sin saberlo, ellos trabajaron en su favor, i
prepararon el camino del progreso, ora por las
XII.
nuevas ideas filosóficas con que inundaron la
En la tercera parte de la centuria anterior a Europa, ora echando por tierra el mas fuerte
la revolucion fancesa, tenia lar, como en baluarte que lo detenía No podía mémos de su
nuestros dias, un inmenso cambio en el anim ceder que fuesen ellos barridos por la rompiente
de los hombres. Todo se preparaba para una inundacion. Su ceguedad fué providencial.
crísis decisiva. Entonces, como ahora, los Je Roma despidió a sus mejores soldados.” ob
suitas representaron, en su sistema de es han serva M. Crétineau, “ la víspera misma del dia
za, la mas estremada movilidad i las doctrinas en que la Santa se "e iba a ser atacada por to
mas retrógradas. Los hombres ansiban mas las partes simultaneamente. Los Jesuítas, aun
aire, mas luz i mas vida; i los Jesuitas i sus que ob de eron el breve pontificio, creyeron que
adherentes se estorzaban por todas partes en era de su deber no desertar del puesto confiado
ahogar estas aspiraciones. a su guarda” ()
Su panejirista mismo confiesa, que “ ellos te (a CI mente XIVi los Jesuitas.
b|| storia reliosa, politica i literaria de la Compa
(tt). M. de Cretinenu Joly, ácia el fin de su libro. ñia de Jesu-,tono VI, p. 93.
UONSPIRACION JESUITICA. 99

He aquí un perfecto modelo de sum El mismo escritor describe así el sistema que
los Jesuítas saben obedecer así. Conho instituto,se procuró inocular a la Francia en esos dias:
estaban obligados a no subsistir por nas tiempo. Se abogó con la mejor fé del mundo por la
Pero no : es privil jio suyo el no estar jams obediencia pasiva, la sumision sin límites, en una
sujetos por ninguna posibilidad a ser acusados palabra, por el despotismo. El temori la lisonja
de revoltosos. Cuanto ménos obedezcan, tanto no descuidaron tan bella oportunidad,para ha
mayor es su sumision. El libro de M. Crétineau blar como la buena fe. Nunca fué mas fácil ren
es una coleccion de contradicciones, puestas a dirse sin derradacion, ser frijil sin vergüenza;
manera de partida doble,i balanzadas mu re el esclavo del poder arbitrario vino a ser el ami
gularmente. y del orden : la ausencia de toda idea orijinal, o
XIII. siguiera independiente, era predicada con el
Una inmensa revolucion había conmovido el nombre de 1uen sentido ; se nos enseñaba a res
mundo; en vano había procurado Napoleon petar lasta el error, i a considerar la ilustracion
convertirla en provecho suyo; pero las mismas como un abuso del pensamient . Servidos así por
ideas que lo habían levantido tan alto, haban la fe i por la hipocresía, llevado en su comitiva
dejado de sostenerlo, cuando habían sido tai las preocupaciones mas heterojéneas, subyu
cionadas i puestas en peligio, i, por tanto, él fué gamo is almas de los hombres por la admira
sumerido vivo en el abismo. Esta leccion terr cion, sus corones por cansaneo, isus carac
ble, como muchas otras, no enseño nada a los tíres por el tenor, el jémio del p der absoluto
ue vinieron del destierro a reasumir el cetro, se puso a reedificar su trono, amontonando las
l volcan de lasideas nuevas no hacía mas que ruin s del antino r jinen sobre los cimientos
humear; los Jesuitas persuadieron a las Poten echados por la revolucion” ()
cias de que ellos tenían los medios i la fuerza ¿Cuál fula alanca que se puso en operacion?
para estinguirlo. Todo lo que se necesitaba era Fué la reijon, como si no se hubiese hecho ya
que pusiesen la jeneracion jóven en sus manos. bastante para hacerla odiosa, con todas las opre
Ellos se imajinaron que lograrían,como en tiem siones intentadas en su nombre sagrado. Se or
pos pasados, hacer del nombre de lios un me ganizó unaJunta. Los Jesuitas, quienes la su
dio de sostener los abusos mas intolerables i los jirieron sin duda, fueron los consejeros que la
privilejios mas inícuos. Pero una reaccion pro manejaban. La Santa Alianza la sostenía. Sus
porcionada salió al encuentro a este proyecto aliados se ramificaron por todos los países de
insensato; las ideas de progreso i de libertad no Europa. M. Capefigue, como lo cita M. Créti
querían someterse a ser ahogadas, i ellas vol neau mismo, habla de esto en los términos si
vieron a empezar la lucha; lucha que M. Cré guientes:
tineau llama rebelion impía, obra de la perfidia “La primera organizacion del partido estaba
i la impostura. relacionada con las congregaciones relijiosas.
*Desde 1823,” dice, “no es la malícia indi Bajolapresidencia del Vizconde Mateo de Mont
vidual la que trata de estraviar a una clase de morencyi el luque de Rochefoucault Doudeau
individuos; es una conspiracion permanente cen ville, se formó en Paris una congregacion cen
tra la verdad, i, sobre todo, contra el buen sen tral, cuyos estatutos fueron sencillos al princí
tido de la multitud. Todos los mediosse emplean pio, i tuvieron por objeto la propagacion de las
para pervertirla” (*) ideas relijosas i monarquicas. La congregacion
rebía a todo catolo que era presentado por
Aunque es cosa sabida, no estáfuera del caso dos de sus miembros: ella deba es tenderse a
recordar lo que él entiende por verdad, i por
conspirar contra ella. Esimportante establecer las escuelas, i a los institutos de educacion, i,
una comparaciou entre la época de que habla sobre tolo, debía apoderarse de la juventud.
mos i la nuestra; entre el lenguaje sin disfraz Cuando un jóven dese iba entrar a la asociacion,
que empleaban entónces los sostenedores del se pregunta a los proponentes qué influencia
untiguo sistema de sociedad,i el que sus suce- podía ejercer. Si era profesor, o miembro de un
sores tienen ahora. Precisamente en el tiempo colejo, se le ponía por condicion que propagase
en que los Jesuítas estaban ocupados con el los buenos principios entre los discípulos. Si te
Plan Secreto, M. de Rémusat se espresaba nía fortuna, o posicion elevada, se le comprome
así: tía de la misma manera, a emplearlas en de
“El año nuevo, o 1824. Cuestiones de un pon fensa de la relijioni la monarquia. Se tenían
derador. Un granproyecto ccupa la mente de los sesiones dos veces a la sem na, para hacer ora
poderosos del antiguo mundo. Ellos quisieran de cion, jugar inocentes juegos, particularmente el
buena gana traer el Nuevo Mundo a su estado billar, e informar acerca de su progreso. El aba
infantil, i estrangularlo en la cuna con las man te Freyssimous predicaba todos los domingos
tillas en que se lo ha mantenido por tanto tiem delante de un auditorio numeroso, i movía gue
po. El ha sido acusatio, condenado, i ana rra a la filosofía i al silo, en us ser mones ele
tematizado por ellos. La Europa coronada ha gantemente compuestos. Contra Gibbon i Vol.
concebido el designio de probar a la raza huma taire era que M. Freyssinus se esforzaba con
na, que es un error ser lo que es; al tiempo, que mucha mas pompa que agudiza;i nunca dejaba
no debe destruir; a lo presente, que debe ser lo de exhibir en contraste favo able los tiem
pasado. I casi se diría que está empezando a pos resentes entonces, ni de recomendar la
lograrse esta estraña empresa; se diría así, si se benéfica influencia del clero i de la relion, i la
fuese ajuzgar por los ahogados lamentos de los necesidad de robu, tecer el lari el trono, s
oprimidos. Pero levantád los ojos a los tronos, i tos sermones eran bien concurridos, los políticos
allíveréis caras pálidas debajo de las diademas, del partido realista, algunos de ellos reos e
i ojos ansiososvueltos incesantemente ácia los incrélulos, eran asiduos eyentes de l Abe. Era
un medio de colocarse uno en una bu a luz.
cetros, como para asegurarse de que no se han
deslizado de sus garras. La ansiedad de los ven La congregacion tenía ram ficciones en las
cedores es el consuelo de los vencidos.” (1) provincias. En quelles dis al fur a por ob
tener la amion en la crecin, i la razon
Ibid., tomo VI, p.178.
d) Pasado i Presente, misceláneas por Cários de Ré de esto era sencilla: no había patocínio pode
maat, vol. 1, p.206. fe Ibid., vol. 1, p.71.
100 SEMANA LITERARIA.
---

roso, ni empleos lucratiros, sinó para los que guas armas, defiende desesperadamente con vi
u esen miembros de ella” () les sofismas i estratajemas su imperio anema
*Tal,” dice el abogado de Jesuitismo, reasn zado. ¡¡No es ya tiempo de purgar la Iglesia
miendo desdeñosamentel discurso despues de de tan sucias impurezas l. Pero si esta reforma
esta cita, “tal es el orien de poder oculto tan radical i divina no procede de Pío IX, si presta
gratuitamente atribuido a la congreg con. Ese oidos a aquellos cuyo interes es el de apartario
poder ha existido, se ha ejercido, pero absoluta de la tarea a que la Providencia lo invita, i lo
mente aparte, e independientemente de la con precipitan en la misma errónea carrera de sus
egacion Los circulos realista ocultaban ba antepasados, todavía los primeros pasos que ha
jo su nombre las maniobras políticas; el partido dado tendrán inmensos resultados, a su despe
liberal se agarraba de ese nombre para asustar cho,i contra él.
a la Francia con el ruido que necesitaba hacer. Como hemos visto, los Jesuitas han comisio
Los enemigos de la Iglesia i de la Monarquía nado a uno de sus vasallos para que escriba la
calcularon admirablemente sus golpes: despo vida de Gagamelli, con el fin de espantari de
pularizaron a los realistas,i colgaron un manto tener a Pío IX, La dedicatoria de la obra está
de hipocresía sobre los hombros de los cristianos envuelta en este epígrafe: A bon entendeur de
Todo esto, sin embargo, no era mas que una ninot. A buen entendedor pocaspalabras.
parte de lo que deba hacerse. Ellos aniquilaron Si dispues de todo, como algunos conienzan
la jeneracion presente, pero la grande obra era a temer, las reformas de Pio IX no deben ser
matar la futura.” r) Fn cuanto a los Jesuitas, sinó mejoras administrativas, i si Roma rehusa
es un gran disparate suponer que ellos se mez instituir la renovacion relijiosa que nuestra épo
clasen, en ese período, en ninguna otra cosa ca pide imperiosamente, nosotros poseemos los
que en los intereses de la relijon. Ellos reorga medios de forzar al Vaticano a romper el silen
nizaron sus casas, i fundaron nuevas, únicamen cio,i a reconocer como evanjélicas las doctrinas
te con miras piadosas: eso fué todo. adecuadas al alcance i la dignidad del pensa
Los Borbones, sin embargo, que se habían miento moderno. Los documentos publicados
entregado en manos de los Jesuítas, pagaron por las prensas Romanas, a que aludimos aquí,
mui caro su escesiva complacencia. El sol de han sido marcados porla autoridad Católica con
Julio forzó a sus malos consejeros a esconderse todas las señalesposibles de aprobacion.
por algun tiempo; pero por grados, a medida El siguiente es un epítome de los princípios
que el brillante luminar se enturbiaba, fueron solemnemente reconocidos así, como que han
saliendo otra vez,i renovaron la lucha, pero en sido admitidos primitivamente por la Iglesia. El
sentido contrario. Porque ahora el clero, hallán pueblo es soberano; él es la única fuente de toda
dose compellido a pelear contra la autoridad, i no autoridad;todo gobierno que no someta sus de
queriendo abrazar francamente la libertad, adop libraciones i sus actos al gobierno del pueblo,
tó esa actitud. Maquiavélica,que en cierto modo es anti-cristiano. Se sigue de aquí, que la teocrá
es el objeto de la segunda parte de esta obra ha cia está convicta de rebelion. Con efecto, ella
cer conocer. Así podemos darnos cuenta de los está pintada con colores tan severos, como aque
embarazos i de las contradicciones de sus apo los que sus masimplacables enemigos han em
lojistas. pleado para presentarla a la execracion. Sería
Muchas personas han censurado a Eujenio imposible presentar contra ella una acusacion
Sue, por haberse atrevido a personificar el jenio mas terrible, sostenida por una masa mas abru
Jesuítico en Rodin. Ellas no pueden inclinarse madora de pruebas decisivas. Sus mismos órga
a creer que un número considerable de hombres, nos le predicen confidencialmente, que los pue
i esos, investidos de un carácter relijioso, hayan blos impacientes se verán compelidos a sacudir
podido concertarse para llevar toda clase de una tiranía intolerable, si desesperan de verla
máscaras, i representar toda clase de papeles, reformada; i ellos le recuerdan la mision que
con elfin de asegurarse los servicios de toda clase debiera haber llenado, i que consistía en recon
de individuos, para una obra que cada cual abo ciliar i unir a los hombres por el amor i lajus
rrecería, si supiese su desígnio i estension. Este ticia, impidiendo sus sufrimientos por mma divi
sistema de fraude gradual, que se ha creído in sion igual de las cargas, subministrándoles una
justo atribuir a la mayoría de los Jesuitas, ¡no iusta remuneracion por su trabajo, igaranti
he probado que es justo imputarlo a numerosos zando a cada individuo una verdadera inde
escritores,predicadores, i a una gran parte del pendencia.
clero superior?¿Puede haber duda de que existe En lugar de esto, se hacen las mas formales
entre ellos un estrecho pacto, i una mot d’ ordre declaraciones de que esta jerarquía, devorada
bien entendida, para mistificar no solo la Eu por el orgullo, embriagada con la pompa, escla
ropa sinó el mundo entero? vizada a sus propiosi esclusivos intereses, se ha
dado por infalible, mo siéndolo; que ha renun
XIV. ciado al espíritu de Cristo, i que no quiere, ni
penetrarlo, ni permitir que otros lo penetren. Por
Hemos tratado de abrir los ojos de las perso eso es que, por las mismas manos, nos ha sido en
mas que pueden, de buena fe, ser, o llegar a ser tregada la llave de la iniciacion en toda obra
cómplices, estraviadas por los artificios que fre evanjélica; el verdadero sentido de los dogmas
cuentemente imponen aún a los mas avisados. esta descubierto; sabemos lo que debemos pen
Creemos que hemos arrojado una onda de luz sar de los milagros; la razoni la fe están ató
sobre el santuario teocrático, i convencido a los nitas de que la mala intelijencia las haya man
mas obstinados, de que el dogma de la sofoca tenido separadas por tanto tiempo. En los docu
cion i la opresion,i eljémio mas despótico,ja mentos de que estamos hablando se dice, una i
mas recibirá sus divinos honores;i que, en el otra vez, que el reinado de la letra muerta debe
dia, el espíritu de fraude, privado de sus anti abolirse, porque, como dice San Pablo, “la le
tra mata, pero el espíritu vivifica;”i el mismo
f) Historia de la Restauracion por un hombre de Es
tado, IV, p. 100. apóstol nos dice, que el culto que no es racional
no es cristiano,
g) Historia relijiosa, politica i literaria de la Compa
fija de Jesus, VI, p. 187-197. Nos aventuramos a afirmar, que las instruc
-="

CONSPIRACION JESUÍTICA. 101

ciones, de las cuales solo hemos sentado las esfuerzos hechos para reprimirlo,i existía toda
principales, son mas que suficientes para justi vía cuando apareció Voltaire. Los edificios sa
ficaripromover las mas grandes i mas radicales grados resonaban con carcajadas de risa, en
reformas en el mundo relijioso i político, i en to aprobacion de los mas versonzosos comentarios.
da la organizacion de la sociedad. Ellas eman Se ponían en ridículo los actos de los patriarcas;
cipan el espíritu del Evanjelio, de las prisiones el Canto de los Cantos subministraba un vasto
de una relijon petrificada. tema para jeticulaciones obscenas; se hacía
Siyo no poseyese estas armas de prueba, tal burla de las visiones de los profetas, i ellos mis
vez me habría visto forzado a abstenerme de pu nos eran tratados como casquivanos delirantes.
blicar el Plan Secreto. Los que permanezcan Los Apóstoles no eran perdomádos tampoco, i
incrédulospor lo que a él toca, se verán obliga se ense aba que todo lo concerniente a ellos
dos, por pruebas irrecusables,a admitir un hecho era una mera fabula. Finalmente, Cristo mismo
todavía mas estraordinario, autentizado por do era mas ultrajado de lo que jamas lo había sido
cumentos que acallarán todas las cavilaciones por sus mas rencorosos enemigos,i era acusado
del egoísmo. de relaciones criminales con la Magdalena, la
El hecho, que haré conocer en una publica mujer cojida en adulterio,i la Samaritana. Así
cion especial, concierne a la centuria décima se predicaba la irrelijion absoluta, i por tanto
séptima, iparte de la décima octava. Demostraré tiempo así corrió este veneno desde los púlpitos.
que elVolteranismo prevaleció en Italia duran Se hacía mofa de la Biblia,i el Cristianismo era
te toda una centuria ántes de Voltaire; que los asemejado a una mitolojía.
que atacaron los dogmasi misterios con lengua He sacado mimayor fuerza de los documentos
je isarcasmos parecidos a los suyos, no eran u que he aludido brevemente;i, si no hubiera
libertinos repudiados i condenados por la auto sido per ellos, habría sucumbido ante la fuerza
ridad relijiosa, ni un puñado de savans cuya del apotegma de Dante. que mas de una vez
incredulidad estuviese reducida al círculo de la cruzó por mi mente: “Un hombre debe siempre
clase cultivada; sinó que el ataque a los funda abstenerse de emitir una verdad que tenga todo
mentos de la relijioni la moral, se hizo en las el aspecto de mentira.” Pero como yo podía fiar
iglesias mismas, desde el púlpito, i por numerosos en semejante revelacion, milveces mas estraña
predicadores; que el número de los que se api que la que acabo de hacer, no vacilé por mas
ñaban a orlos era inmenso, i que gozaban del tiempo, estando convencido de que en nuestros
favor de los Obispos i Prelados. Este horrible | dias, mas que nunca, deben cumplirse estaspa
desórden se practicó en las iglesias mas celebra labras de Jesus: “No hai nada oculto que no
das de Roma; resistió los mui pocos i débiles haya de ser traído a la luz”

FIN DE LA PARTE TERCERA,


102 SEMANA LITERARIA.

coDIGo DEcs EstuITAS,


Segun mas de trescientas obras de casuistas Jesui
tas; oomplemento indispensable a las obras de los
Señores Michelet i Quinet.
lo que os parece
blanco es negro, afirmad que es negro.
INActo o Lovo.A.
El Jesuitismo es una espada cuyo puño está
en Roma, i cuya punta esta en todas partes.
Jexenal. For.

Gracias sean dadas a losJesuitas ! Dornía- han seguido a pueblos enteros? ¿Los hebreos
mos, i ellos nos han despertado violentamente; no han sido condenados muchas veces; i duran
por ellos, la Europa entera marcha a la con te diez i ocho siglos, los hombres les han econo
quista de las ideas democráticas. La reaccion mizado la injusticia, las injurias i las maldicio
de la tiranía enjendra siempre la libertad, nes? ¡ En dónde estaba entónces la justicia?
En 1833, losJesuítas hicieron decir al Papa: ¿En dónde la equidad"
Que era absurdo conceder al pueblo la libertad ¿Quien me aseguraba que los Jesuítas no
de conciencia. eran victimas, como en etro tiempo lo fueron
El Cardenal Albani habia organizado los les Templarios? Es verdad que sus doctrinas
bandos que diezmaron la Italia, él había dicta habian sido condenadas por los Papas i las Cór
do este juramento impío: “Juro levantar el tes soberanas: pero, no fué un Papa quien
trono i el altar sobre los huesos de los infames condenó a Galileo? ¿No es un Papa el que ha
liberales, i esterminarlos, sin piedad por los gri condenado a Fenelonia Bossuet? Mas justa, ia
tos de los niños, i las lágrimas de las mujeres i posteridad ha destrozado esos decretos inícuos;
de los ancianos” pero ha sostenido todos los juicios que han he
Hoi le ha llegado su turno a la Helvecia, los rido a losJesuítas; ella los ha sancionado todos;
Jesuítas son en ese país las únicas causas de i exije aún la ejecucion de la sentencia pronun
guerra civil. El Santo Padre les habia aconse ciada contra ellos, en 1773, por el Papa Cle
jado salir de Suiza; pero este no era el asunto mente XIV, muerto envenenado
de los reverendos padres, Ellos dicen que qui Vamos a trazar rápidamente la historia de los
sieron comprometer un primer combate. Pues Jesuítas. Vamos a descender al sepulcro blan
bien ! sea, i que la sangre derramida caiga queado en que Loyola ha sepultado las doctri
sobre ellos; i puesto que han mercido la mal nas que debian hacer del hombre i de la inteli
dicion de los pueblos, que sucumban bajo la de jencia un cadaver, o un baston en las manos de
Dios! un anciano.
LOS JESUITAS Un jentilhombre español, llamado Ignacio de
Loyola, fué el fundador i el lejislador de los Je
Desde 1541 mAsTA NUESTRos DIAs. suítas; este hombre, friamente fanático, estaba
dotado de una voluntad fuerte ipoderosa,i fundó
I. una secta en medio del Catolicismo, cuando se
hallaba quebrantado por la brillante apostasma
En vano interrogo al pasndo. Al ver a los de Lutheno; él cubrio sus orgullosas ideas con
Jesuítas perseguidos durante tres siglos por las el vestido del monje i la capa del mendigo: fué
maldiciones de los pueblos, i los decretos de los ridículo, pero iba a ser terrible. La España
Papas i los reyes, me pregunto si el odio no ha había dado ya nacimiento a un Tribunal que
sido injusto. ¿Quien puede responder de la in- 1 queria matar el cuerpo bajo pretesto de salvar
falibilidad humana? ¿Infames persecuciones no el alma; Ignacio mató el alma i despreció el
CONSPIRACION JESUÍTICA. 103

uerpo; así, pues, en las dos estrenidades del Francisco Borgia era entónces el jemeral de
mundo, en España i en las Indias, se encontra la Orden. En 1568, intentaron abrir una es
ban dos sociedades que mataban los cuerpos, cuela en Paris. La Universidad era fuerte i
los Inquisidores i los Estranguladores (o los poderosa: ella se opuso a los progresos de los
Taugs); la Compañía de Jesus tomó su lugar hijos de Loyola, que tenían entónces por Jefe
entre estas d s sociedades. en Francia, a Odon Pgenat, coligado furioso,
Jesucristo habia creado la vida i la luz. Ig que Arnaud llama un corybante-fanático, i que
nacio de Loyola creó la muerte; la muerte del el historiador De Thou mancha con el nombre
alma i de la intelijencia, la muerte del amor i de Tigre. En lb, Isabel arroja a los Jesuítas
la caridad, la muerte de todo lo que es grande, de Inglaterra: en 1578, son desterrados del
de todo lo que es noble, de todo lo que es jeme Portugal i de Auvers. Bajo Enrique III, pre
roso! dican la rebelion, se hacen monopolistas i sitian
Loyola fué el criadori el único hombre de por hambre a Paris, entretanto que aguzan los
jénio de la sociedad de los Jesuítas, hom re puñales de Jacobo Clemente i de Chatel. En
ardiente i apasionado, hombre de odios de 1593, el Jesuita Varade arma contra Enrique
perseverancia; él ahogo para sus discípulos, en IV el brazo del asesino Barriera : en 1594,
sus instituciones, la poesía i el entusiasmo, el Juan Chatel trata de asesinar a Enrique IV;
jéio i las pasiones humanas. Entre los Jesuí- él tuvo por cómplice al padr Guignard, quien
tasjamas hai sinó un solo hombre, el jenen al fué ahorcado por este crímen el 7 de julio de
Sus inferiores no son mas que instrumentos pa 1795. El Papa Clemente VIII reprocha a los
sivos; Loyola, en su lecho de muerte, ha pres Jesuítas el que turban la Iglesia, En 1598, ha
crito la obediencia ciega, obedientia saeca. Sus cen asesinar a Mauricio de Nassau, i son espul
instituciones, que presentan a primera vista el as sados de Holanda. Un edicto de Enrique IV
pecto de un monumento, son pequeñas i minu espulsa los Jesuítas; entónces se arrastran a los
ciosas; al leerlas, se siente que ellas debian pro piés del monarca frances, i este les permite tá
ducir casuistas, hipócritas i malvados, se siente citamente volver a entrar en Francia. El ven
que ellas debian engañar a las almas tímidas i cedor de la Liga, el rei que ha soñado la mo
honradas; este códige no tiene mas que una ba narquía universal, tene a esos hombres que,
se: la vijilancia mútua i el desprecio de la segun dice, tienen intelijencias i corresponden
naturaleza humana, cias por todas partes, i gran destreza para
“ El superior” dice M. Michelet, “ está ro disponer los ánimos como les agrada.” En
deado de sus consultores, los profesos, los novi 1604, el Cardenal Borromeo los arroja del Co
cios i los discípulos de aquellos de sus cofrades, lejio de Breda; en 1605, los Jesuítas Garnet i
o canaradas, a quienes pueden i deben denun Oldecirn son ahorcados en Lóndres como au
ciar. Vergonzosas precauciones se toman contra tores de la conspiracion de las pólvoras; en
los miembros mas graves imas esperimentados.” 1606, son espulsados de Venecia; en 1610,
En los seminarios la amistad está proscrita; Ravaillac asesina a Enrique lV, i el Jesuita
está prohibido pasearse de a dos, es preciso es Marianna, en su libro de Rege, hace la aplojía
tar solo, o que haya tres; los Jesuítas saben del rejicidio.
que la intimidad no se establece delante de un Sigamos a esta famosa sociedad: no podemos
tercero, este tercero es, pues, un espía; entre perder sus huellas, porque elln deja tras sí un
tres Jesuitas debe siempre encontrarse un trai rasto de cadáveres de reyes. En 1618, los Je
dor!
suítas son arrojados de Bohemia; en 1619, de
En las constituciones se prescribe: ‘irar la Moravia,i en 1621 de la Polonia. En 1644,
siempre mas bajo que aquel a quien se habla, alimentan la gran querella del Jansenismo; en
i borrar bien los pliegues que se formen sobre 1613, son espulsados de Malta; en 1646,hacen
la nariz, o la frente.”
banca-rota en Sevilla, en donde comerciaban.
Las constituciones forman tambien los con
Despues de haber tenido por adversarios a los
fesores, con la peligrosa chicana de que se sirven hombres de jémio de su época, despues de haber
" para gobernar las almas a su antojo. sido combatidos por Arnaud i De Thou, van a
En las manos de Loyola, el espiritu del libre caer al fin bajo el foete de Pascal: las Cartas
albedrio ha venido a ser como un cadáver: perin prorunciales van a hacerles justicia, i si Puerto
de ac cadaver. “ Sus sucesores organizaron la Real se desploma a los golpes que le han dado,
grande escuela moral, o casuística, que encuen la voz elocuente de Bossuet va a estallar sobre
tra para todo un distingo, o un misi; ese ARTE sus cabezas, i por la declaracion de 1682, todo
DE FINJIR CoN LA MORAL, FUE LA FUERZA PRIN
el clero de Francia va a rechazarlos con indig
cir AL DE su socio.AD; EL ATR Activo Topo ro
Desoso De su cosesionARio sepuo La Multi nacion i desprecio.
Tuo; la predicacion fué severa, la direccion Pero, siguiendo su camino subterráneo, vuel
INDULENTe. Entónces se terminaron estraños ven a levantarse.d minan a Luis XIV por me
mercados entre las conciencias enfermas de los dio de Madama de Maintenon, i el padre La
grandes de este mundo, i la direccion entera chaise, todo poderoso sobre el espiritu de la
mente política de la sociedad.” viuda de Scarron, muere cediendo su poder al
Nacida en el momento de la gran revolucion padre Letellier.
de Luthero, la compañia de Jesus combatio wa El Edicto de Nantes, salvaguardia de los
lientemente contra el gran refornista del siglo Protestantes. es revocado; los Jesuitas profanan
diez i seis, i el Papa se sirvió de esos auxiliares el cementerio de Puerto-Real; la Bula Uni
sin considerar de cerca lo que eran. Los Jesu - génitus, provocada por ellos, produce 80.000
tas crecieron pronto a la sombra de la tara, cartas-órdenes contra les pobres Jansenistas.
que debian doninar un dia. En 1547, Bobadi Jouvency, historiador de los Jesuítas, pone a
lla es arrojado de Alemania por sus doctrinas los asesinos de nuestro reyes en el número de
sediciosas. L s Complices de Cárlos IX i de los mártires. En 1723, Pedro el Grande espulsa
Catalina de Médicis tomaron por consejeros a la Compañía de Jesus.
losJesuítas, i se reunieron en su guarda du Los Jesuítas hacen vo o de pobreza, i en 1753
rante la horuible noche de San Bartolome. la bancarota del padre Lavaletto hace conocer
1041 SEMANA LITERARIA.

a la Europa su mercantilismo, su riqueza i su Se pregunta por todas partes: ¿qué son los
mala fe, Jesuítas? Nosotros respondemos: Los Jesuítas
Louis XV va bien pronto a ser herido por el son un cuerpo monstruoso, anti-legal, i aún
puñal de Daniens. Este nuevo rejicida ha anti-canónico. Este cuerpo es seudónimo en
nacido en Arras, ha sido educado por los Jesuí Francia, no reside en ella sinó por astucia, i
tas, en una ciudad colocada bajo su influencia ; esta en rebelion contra las leyes que lo recha
sus confesores son los Jesutas, la Francia los zan i lo proscriben. En donde quiera está en
designa como sus cómplices. parte clandestina. Es eclesiastico i lego, re
En 1758, el rei de Portugal es asesinado a gulari secular, de todos los rangos i de todas
consecuencia de un complot tramado por los las relJones, puesto que tiene afiliados aún en
Jesuítas; el Farlamento instruye contra ellos el protestantismo; el famoso jeneral de Ricci
las dilijencias jurídicas. En 1762, los suprime ha dicho que su verdadero nombre era: Los
el Parlamento de Paris, i el 21 de julio de 1773, tales cuales (Les tels quels)
Clemente XIV, despues de haber estudiado La Orden de los Jesuítas ha hecho voto de
durante cuatro años su historia i su doctrina. pobreza, i amontona continuamente ; se ha
los suprime para siempre. La Iglesia los hecho,por el confesionario, el medico del alma,
hiere i los maltrata unánimemente, el mundo i pervierte el alma; usa de su influencia moral
entero los rechaza i los maldice. ¿Creéis que 1 para aumentar sus riquezas por los dones; se
hayan muerto para siempre? No, sus enemigos la ve a la cabecera de los moribundos, hablar
son los que mueren; despues de haber cometido, de cosas santas, i asustar con el infierno para
o predicado, el rejicidio por tanto tiempo, un arrancarun testamento que despojará a la viu
crímen monstruoso no les costará nada. Este da i al huérfano; se llana en nuestros dias el
crímen que ninguna lei humana ha previsto, protector de los reyes, i es quien ha dado el
este crímen al cual el mundo no ha debido dar ejemplo del rejicidio; está armada de los mas
un nombre, ellos van a cometerlo ; i el Vicario audaces privilejos ultramontanos, contra las
de Jesucristo, el sucesor de San Pedro, Clemen leyes, los Reyes, los Majistrados, i los Sacer
te XIV, muere envenenado!...... dotes mismos. Instrumento pasivo del Papa, o
Apénas huella el estranjero el suelo de la Fran del Jeneral, ella es independiente de todas las
cia, los Jesuítas aparecen siguiendo sus pasos autoridades eclesiásticas; ella no depende mas
(1), pero llevan una máscara, i se ios llama que de Rona; bufon devoto, director hábil,
entónces los Padres de la Fe. sabe conmover, asustari subyugar a los igno
Se presentan a las pblaciones bajo la apa rantes,pero es fácil e induliente para los pode
riencia de pobres i humildes misioneros;pronto rosos de la tierra: para ellos los crímenes se
arrojan la máscara, i predican intrépidamente convierten en virtudes, ella tiene siempre un
la Contra-Revolucion i el Ultramontanismo. distingo a su servicio.
Mont-Rouge i Sainte-Acheuil vienen a ser los Grita que pueden hacers arreglos con el cielo,
cuarteles jenerales de la Orden; los Padres de ijuega con el Evanjelio como con la moral;su
la Fe, humildes bajo Luis XVIII, a quien fin es el de formar ricos, hipócritas o necios,
llaman Dependiente de Voltaire, se levantan pero siempre ajentes consagrados a ella.
despues de su muerte, doninan él trono de En su código no hai mas que un crímen
Carlos X,iprecipitan su caida. imperdonable, i ese no es el parricidio, ni el
Forzados a renunciar al gran dia, los reve asesinato, ni el sacrilejio, ni el robo, ni el in
rendos padres vuelven a su mina subterránea ; cesto: ese crímen es el EscANDALo!...
niegan ellos mismos su existencia, se anulan Corruptora de la fe i del dogma, corruptora de
lo mas que les es posible, pero n por eso han las costumbres i de la disciplina eclesiástica,
renunciado a volver a agarrar el poder; anoma ella se atreve aún, ex-cathedra, a presentar a
dados por la revolucion de 1830, se levantan sus casuistas como los garantes seguros de la
poco a poco, i esperan vencer,porque ellos tie verdadera doctrina.
nen mas que Basilio, al lado de la calumnia Fautora de los ritos idólatras en Asiai en
la hipocresía i la mentira. América, se la ha visto en sus misiones ocultar
su símbolo, ocultar el signo de la redencion,
II. jugar con los salvajes, i en el momento de gi
tar victoria, llegaba el protestantismo, i todo el
Dos sabios profesores han dado la señal de la valor,toda la abnegacion de los misioneros no
lucha contra los Jesuitas; démosles gracias, había servido mas que para facilitar el camino
porque sin ellos no habríamos percibido los hilos a los hijos de Calvino i a los Ingleses. Un solo
del Jesuitismo, que, tendidos hábilmente de país les ha quedado, el Paraguái, el Paraguái
nuevo,iban a cubrir el mundo. (2) en donde uno de ellos se ha proclamado rei; el
11. La Bula que restablecio los Jesuitas es del 6 de Paraguái que presenta el aspecto de la nada
agosto de l814. Esta fecha es significativa. i de la tumba. Esclamemos con el elocuente
121 MM. Michelet i Quinet han publicado el 17ra M. Quinet: “Veré tranquilamente a mi país
montanismo, i el libro del Sacerdote, de la Mujer, de la convidado a una alianza que otros han pugado
Familia Estas dos obras han ido al corazon de la cines
tion; ellos han sido aplaudidos con entusiasmo por los tan caro,i no podré ecirle tenéd cuidado; otros
amigos de nina reforma social, pero los diarios que se han hecho la esperiencia porvos; los pueblos
llaman relijiosos, han agotado la cólera i las injurias, mas enfermos de Europa, los que tienen ménos
Tant de fiel entre--il dans l' ame des de cots 2. crédito, ménos autoridad, son aquellos en que
Lo dudanos; pero lo que mas nos ha herido, es la
actitud de la Herista de ámbos mundos, en la cual los tiene su hogar la sociedad de Loyola.....No os
soi-disants filósofos. MM. Lherminier i Sasset, han dejéis arrastrar a esa pendiente. Ella ha ador
sobrepasado los derechos de la criten i del periodismo mecido i envenenado durante dos siglos, la
contra MM. Michelet i Quinet. Los artenlos de esos
señores, escritos con una insigne perfidia, han submunis
España, la Italia i la América del Sur (1)"
trado a los ultramontanos sus mejores armas ; pero esto Todo lo que el Jesuitismo ha tocado ha pere
no sería nada todavia. si M. Sasset no hubiera firmado cido; no os acojáis a su sombra, porque es la
en la Rerista de ánbos mundos un denuncio en forma.
contra las tendencias de M. Miehelet. Acabais de morir.
sombra del manzanillo, i su sombra es mortal:
señores de la Revista, pero no es mui util asesinar a los Hemos dicho que los Jesuítas habian corrom
demas con el simple pretesto de que no quereis morirolos. 11. Los Jesuitas.
—-=== —___=====
====---

coNSPIRACIÓN JESUITICA
-
— —

pido el las citas que vamos a hacer, lo | No han negado el libre albedrio? ¿No quieren
probarán demasiado. ¿Quién nos ha regalado ellos lo arbitrario? I por las vías torcidas, los
con las Cien devociones fáciles" , Con ese libro, equívocos i la intolerancia, no manifiestan
que ha sido escritopara hombres supersticiosos bien cuál es su odio a la libertad civili reli
i sin relijon; para hombres que quieren tener jiosa?
al mismo tiempo un pié en el paraíso i otro Pero, si los Jesuitas se apoderasen de la ense
en el infierno; para hombres que no quieren ñanza, ¿deberíamos desesperar del porvenir de
consagrar un momento a la oracion, pero que la jeneracion que saliera de sus mamos? No,
ganar su salud sin trabajo i sin aban pórque los Jesuítas educaron a Dideroti a Vol
onar una vida de orjías i de placeres? Habéis taire, sus mas grandes enemigos;í los discípulos
querido haceros prosélitos,i lo habéis escusado de los Jesuítas prepararon, con stis escritos, la
todo; habéis hecho de la elijion una víctima revolucion de 1789. La educacion de los Jesuí
de vuestras doctrinas, de vuestras indujencias tas nos ofrecería filósofos, casuistas, i, sobre to
culpables, i de vuestro cordicolismo carnal i do, es preciso decirlo, nos presentaría ateos!... ... "
político tan famoso i tan deplorable. Habéis ¿Quién puede predecir con certidumbre euá
dicho al rico estenuado; “Venid a mí, vuestra les serían los resultados de la educacion por los
salud puede obtenerse a poca costa: decid a la Jesuítas? Las costumbres se han relajado ya
Santa Vírjen, buenos dias, María, por la ma io bastante; el egoísmo i la rivalidad desecan
ñana;i buenas noches, María, al acostaros, o los corazones; ¿qué vendría a ser del mundo si
bien, llevád un escapulario o un sagrado cora las doctrinas perversas tuviesen acceso en la
zon, no necesitáis mas.” Habéis dicho todo sociedad moderna ?
esto, i no percibís que ridiculizáis nuestras creen * La muerte no mata mas que el cuerpo (*);
cias, que ultrajás el cristianismo! ..... pero muerta el alma, ¿qué queda ya? La muer
¿Qué sóis? Lo que sóís. Los ajentes del es te, matándoos,os deja viviren vuestros hijos; aquí
pionaje. de la intriga i de las delaciones, los pro perdéis vuestros hijosi el porvenir.” "
motores de las ligas, de las guerras civiles, de * El Jesuitismo, el espiritu de policía i de
los cismas, de las dragonadas (*) i de los asesi lacion, las viles costumbres del estudiante dela
natos: he aquí lo que sóis ! tor, una vez transportadas del colejioi del con
Enemigos encarnizados de todas las liberta vento a la sociedad entera, qué odioso espectá
des lejítimas, amigos de todos los despotismos: culo no presentarían Todo un pueblo vivien
he aquí lo que sóis. do como una casa de Jesuítas, es decir, de alto
Habéis turbado la paz de todos los Estados, a bajo, ocupado en denunciar: la traicion en el
habéis turbado la paz de todas las familias, ha hogar doméstico; la mujer espía del marido; el
béis pervertido i conspirado, habéis enseñado el hijo, de la madre; ningun ruido, pero sí un tris
asesinato de los reyes, la servidumbre i el em. te murmullo, un cuchicheo de jentes que con
brutecimiento de los pueb os; habéis dominado fiesan los pecados de otro, que se trabajan unas
i oprinido, en el nombre de Dios, a los l'apas, a otras, i se roen suavemente."
a los Reyes, a los pueblos, i a los personajes Los Jesuítas han corrompido la moral, i ja
mas sabios o mas santos. He aquí vuestra his más han sabido purgar las costumbres; ellos no
toria nos han traído ma que querellas relijiosas sin
En vano busco un crímen que no hayais co término, sin razon, i sin aprendizaje útil; los
metido,o que no hayais disculpado; ¿dónde están Pombal pueden renacer, iun nuevo Clemente
vuestras obras ¿Siquiera podeis citar los nobles XIV no tardará tal vez en vengar el mundo!
esfuerzos de algunos misioneros? Perdsteis a Para restablecer sólidauente a los Jesuítas,
los Estuardos i a los Borbones. En fin, debéis sería uecesario destruir la naturaleza del hom
desaparecer para siempre, ese es vuestro porve b e: los Jesuitasson imposibles en anto que po
nir, ese vuestro destino. damos consultar con nuestro espíritu i muestra
Os habéis arrastrado por mucho tiempo ántes razon, en tanto que podamos sentir que palpita
de mostraos, i, entretanto, invadísteis el suelo nuestro cOrazon. "
de nuestra patria; os habéis hecho Jos tiranos III.
de cuarenta mil sacerdotes, i vuestros amigos
mos han dicho con orgullo: la Francia posee
hoi960 Jesuítas! La posicion actual del clero de Francia eshoi
¿De qué modo hemos sentido la preseneia de el objeto de los temores mas graves. En la im
losJesuítas? ¿Quién nos ha advertido de que mortal declaracion de 1682, el clero había re
chazado a los Jesuitas, había un abismo entre
estaban ahí? Las tendencias anti-revoluciona ellos i él. ¿Quién ha colmado este abismo? ¿El
rias, los sistemas ultramontanas, un malestari
definible, i, sobre todo, la division que se apode clero de no se acuerda ya de las elo
ra del hogar del padre de familia; tianos de cuentes palabras de Bossuet " . Se unira el pastor
cuarenta mil sacerdotes, los Jes itas disponían, al lobopara guardar el rebaño?
i disponen aún, de cuarenta mil púlpitos; su Semejante alianza es mas que un escándalo,
moral es la de apoderarse del espíritu de las mu es un s crilejio. Nosotros no dudamos de que el
jeres,i quientiene el alma, ha dicho M. Miche clero de Francia renegara bien pronto de los Je
let, posee lo dermas; porla madre, los Jesuitas suntas; él tendrá horror de su morali de su"hs
tienden a apoderarse del niño; ellos han pedido toria; él arrojará del templo a los vendedores,
bien recio la litertad de enseñanza, para mono i, marchando a la cabeza del progreso, probará
polizarla luego en proveche, suyo. jenera que el Evanjeho no es el precursor de la tumba.
cion actual los rechza, i El cristianismo no debe ser solamente la relijion
esperan petrifi de los muertos; el Evanjelio es la Carta del hom
car en sus manos el espíritu de la jemeracion fu bre, es la proclamacion de su libertad. Ministros
tura. Pero esperan en vano, el os han lanzado
el grito de libertad, todo el mundo ha adivina de Dios, esplicad por fin el Evanjelio de Cristo.
Hace diez i ocho siglos que aguardanos. El
do que la esclavitud era el fin de sus esfuerzos. pueblo, nuevo Cristo, clavado sobre la cruz, ha
* Perseccion que se hizo en Francia en tiempo de visto correr la sangre de sus heridas por mucho
Luis XIV a los Protastantes, para la cual se emplearon
les Dragones. *) M. Michelet, Los Jesuitas.
106 SEMANA L1TERARIA.
Del Rejicidio.
tiempo; su sangre jemerosa ha corrido para nues
tra redencion,i corre aún todos los dias; pero Las buenas o malas doctrinas sobreviven cas
la proclamacion del Evanjelio cicatrizará sus siempre a las circunstancias que las han hecho
llagas sangrientas. nacer, i dejan un fermento en la soc edad. Pre
a revolucion francesa ha comenzado la obra dicada durante muchos siglos, la doctrina de
de Igualdadi de Libertad. ¿Los apóstoles de rejicídio ha corrompido al pueblo, i, despues de
Cristo no deben esplicar a todos la lei de Dios" haber aguzado los puñales contra Enrique III,
Las tablas del monte Sinai fueron el código de Enrique IV i Luis XV, ella ha afilado contra
los Hebreos, nosotros no queremos mas leyes Luis XVI el hacha revolucionaria de 1793. La
que el Evanjelio! Pero el espíritu del Evanje Sociedad de Jesus fué la primera i la única so
lio está en el sepulcro, la Iglesia es la piedra ciedad cristiana que se atrevió a esparcir los
que cierra su entrada; ¿ aguardará ella que la odiosos prin:ípios de la revolucioni el rejicídio.
se rompa para que se esparza el espiritu Para probarlo, vanos a citar testualmente los
moralde Cristo, a la edad de diezi ocho si principales Vesuítas que han escrito sobre el
gios, no ha perdido nada de su fuerza, ni de su rejicídio. Desde 1541, los Jesuítas pretenden que
elocuencia; es preciso que el pueblo vea en el sus adversarios los calumnian. Ellos mismos van
Evanjelio algo mas que una teoría de ultra-tum ahora a subministrarnos armas, i serán conde
ba. No se debe mas que el reposo a las cenizas nados por sus actos i por sus escritos.
de los muertos, pero a losvivos se les debe la li I. Pedro Barriera, soldado Orleanés, famoso
bertad. por el proyecto de asesinar a Enrique IV, se re
El clero de Francia sabrá pronto en donde husó a hacer conocer sus cómplices; pero ha
están sus verdaderos amigos. Los sacerdotes de biendo sido condenado a ser despedazado vivo,
los dioses falsos podian incensar a los Empera el 26 de agosto de 1595, declaró en su testamen
dores,i predicar la desigualdad i la esclavitud. to, que había sido conducido i animado al reji
Los sacerdotes de Cristo encontrarán las huellas cidio por el padre Varade, Rector de los Jesuí
de su maestro en los senderos del amori de la tas "e Paris.
libertad. -

II. Sobre el rejicídio se lee en los Opúsculas


I miéntras tanto, jóvenes, “guardáos bien de teolójicos de Martin Becn, célebre jesuíta, pá
sepultaros vivos en las tumbas; os arrepentiréis jina 130, lo siguiente: “Que todo súddito puede
cuando ya sea mui tarde. Todavía hai grandes matar a su príncipe, cuando este último se ha
cosas que hacer; permanecéd. pues, en donde apoderado del trono como usurpador;” i agre
está el combate del espíritu, el peligro, la vida, ga, “ que su asercion es tan justa, qme, en todas
ha recompensa. No os perdáis, no os ocultéis las naciones, se puede observar que se han he
en las catacumbas, vosotros lo sabéis tan bien cho grandes honores a los que han matado a se
como yo, Dios no es el Dios de los muertos, mejantes tiranos. Pero es preciso que sea usur
Dios es el Dios de los vivos”(***) pudor; porque si hai un derecho probable, no es
permitido matarlo. Pes permitido a una nacion,"
agrega,°el deponer a un príncipe lejítimo que se
-- conduce como tirano.”
No harémos resaltar lo odioso de estas máxi
0DI80 DE L08 JESUITAS, mas, porque ellas se deshonran por sí mismas.
III. El 27 de octure de 1594, Juan Chatel
resolvió asesinar a Enrique TV, i le dió una
cortada en el lábio.Juan Chotel declaró,que des
de su adolescencia había contraído una costum
De la confesion.
bre infame que no podía dominar; que,impe
La confesion es el medio mas seguro del Je lido por los remord"mientos que lo ajitaban, i ha
suitismo para gobernar la familia, i para entrar biendo oído sostener al Colejio de los Jesuítas,
en sus confidencias. El director de la madre que era permitido asesinar a un Reihereje,
es el espectro de Banquo, que se sienta en el había expiado sus desórdenes- asesinando al
Bearnés. Los Jesuítas fo han inscrito en su nar
hogar del padre de familia.
de los Jesuítas son de tal natu tirolojo, al lado de Jacobo Clemente.
IV. Leemos en las Decisiones morales de
raleza, que subministran siempre, al mismo tiem
, la afirmacioni la negacion; nosotros hemos PALo Corrollo, Jesuíta Italiano, libro V, pá
hecho este libro para que quede como pieza jus jina 458: “Que es permitido matar a un agre
tificativa; se podrán verificar nuestras citas; sorinjusto, aún cuando sea Jeneral, Príncipe o
nosotros citamos nuestros autores, i desafiamos Rei; que la inocencia es siempre mus util que
a los ultramontanos a que nos prueben que he la injusticia; i que un príncipe que maltrata a
mos alterado los testos. Los libros de los Jesuí los ciudadanos, es una bestia feroz, cruel i per
tas están ahí, se puede consultarlos; pero des niciosa, que espreciso destruir.”
pues de haber probado la verdad de nuestras V. En 1594, Jacobo Commlet,jesuítafrancés,
aserciones i de nuestras citas, se reconocerán tomó por testo de un sermon el pasaje del Libro
nuestra buena fé i nuestra moderacion. Lo con de los Jueces en que se refiere que Aod mató
fesamos, el valor nos ha faltado cuando hemos a Rei de los Moabitas;i, designando bajo este
hojeado las doctrinas sacrílegas e inmorales de nombre n Eurique IV, esclamó: “ se necesita
los Jesuítas; nosotros hemos retrocedido ante un Aod, sea monje, soldado, o pastor!”. Este
los libros de los Bellarminos, de los Sánchezi de Jesuita trataba a Enrique IV de Neron, de Moab,
los Escobares. No nos hemos atrevido a leer has de Holoférnes i de Heródes. Sostenía que la co
ta el fin la obra de M. Bouvier, sobre la confe rona podía trasladarse a una familia estranjera,
sion; sin embargo, las citas que hacemos son por derecho de eleccion. Un dia, en pleno ser
mas que suficientes para demostrar el peligro en mon, reprochó a sus oyentespor sufir en el tro
que se hallaría la Francia, si se entregase aún a mo a un falso convertido.
las manos de los hijos de Loyola. VI. Damiens, servidor de los Jesuítas, inten
ta asesinar a Luis XV. Muchas Córtes sobera
*Edgard Quinet, De los Jesuítas.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 107

mas hacen quemar por mano del verdugo la XII. Gabriel Malagrida, jesuíta portugués
Teolojía moral de Busembaum. conspiró contra la vida de José I, Rei de Portu
VIl. La Conspiracion de las Pólvoras, que gal, bajo el Ministerio de Pombal. El había ase
estalló en en 1605, fué tramada por gurado a los conjurados que el asesino del Rei
los Jesuítas. El jesuíta Gerard hizo comulgar a no sería culpable, ni siquiera de un pecado ve
los conjurados. El padre Garnet esclamó, en una nial, atendido que el dicho Rei se MANEABA
rogacion pública: “Dios mio, destruid una ma MAL con Los Jesuítas. Entregado a la Inquisi
cion pérfida, estermináda de la tierra de los vi cion, así como los padres Mathos i Alejandro,
vientes, para que podamos, con alegría, hacer a fueron ahorcados i quemados.
Jesucristo las alabanzas que le son debidas”. El XIII. “Ultimamente, se ha ejecutado en
Parlamento inglés debía volar el dia de la sesion “Francia una hazaña insigne imagnífica, para
solemne. El complot se descubrió a tiempo, i los “ instruccion de los Príncipesimpíos. Clemente,
culpables fueron arrestados. El 3 de mayo de “ matando al Rei, se ha hecho un nombre in
1606, Garuet sintió vivos remordimientos estan “ menso (ingens sibi nomen fecit). El ha pere
do sobre el cadalso, i dijo a los que estaban pre “ oido. Clemente, el honor eterno de la Francia
sentes, que aquella había sido una empresa ho “(aeternum Galia decus), segun la opinion del
rrible. Preguntado Garnet, en 1603, si era per “mayor número...Jóven de un espíritu senci
mitido, al hacer perecer muchos culpables, en “lloi de un cuerpo delicado; pero una fuerza
volveren su ruina a algunos inocentes, respondió “ superior vigorizaba su brazo i su espíritu”
osadamente i sin titubear: que “si en ello hai (MARIANNA, jesuíta, De Rege, lib. I, cap.VI).
tentaja para la faccion Católica, i sihai mayor XIV. * Es un pensamiento saludable para
número de culpables que de inocentes, se puede “inspirar a los Príncipes,el persuadirlos de que,
lícitamente hacerlos perecer a todos.” • si oprimen a los pueblos haciéndose insoporta
Los conjurados Cuetesby, Greenwelle, Tes “bles por el esceso de susvíciosi por la infamia
mond, Garnet, i Oldecorn, jesuitas, habían gas “ de su conducta,viven bajotales condiciones,
tado un año en cavaruna mina debajo del Par “ que, no solamente se puede, con buen dere
lamento;su proyecto era el de hacervolar a los “ cho, matarlos, sinó que haigloria i heroísmo
miembros de las Cámaras de los Comunes i de “ en hacerlo.” (MAmanna, De Rege, lib. I,
los Lores junto con la Reina i los Ministros. páj.54)
Por lo demas, Garnet ha hecho confesiones El libro de la Institucion del Rei, del cual
completas, que han quedado en los archivos, re hemos estractado lo que precede, era dedicado
vestidas de la firma del rejicida. a Felipe III. Este hecho caracteriza la audacia
Se lee en una olira de los Jesuítas: “ En la
de esta Compañía infernal, que ha vivido hasta
* Conspiracion de las Pólveras pereció el santo nuestros dias apoyándose en los puñales i en
“ mártir Enrique Garnet, contra quien la he los mas odiosos princípios. Corromper para rei
* rejía inventó una insigne calumnia para des nar, tal fué su divisa.
“honrarlo. Todofué en vano; su inocencia fué
El jesuíta Cárlos Scribanius ha escrito, ha
* manifiestamente reconocida por sus enemigos, blande de Enrique IV: “Roma ve a ese carre
“porque una gota de sangre (Garnet fué ahor tero que conduce a la Francia, a ese antropófa
*cado), habiendo caído sobre una espada, re
*presentó en ella maravillosamente su celestial go, ese monstruo que se baña en sangre.....
* senblante.” * ¿No se encontrará una persona que tome
VIII. Enmanuel Sá dice: “ El tirano es ** las armas contra esa bestia feroz t... ..... ¿No
“ilejítimo, i entónces todo hombre del pueblo “ tendrémos un Papa que emplee su hacha para
“ puede matarle, unusquisque de populo potest • la salud de la Francia?......
* occidere.” Adam Tanner, jesuita aleman, es Tranquilizaos, jóven jesuíta, a falta del
clama: “Es permitido a todo hombre matar a hacha papal, tendrés el puñal de Ravaillac.
“un tirano, que lo es en cuanto a la substancia, XVI. Nicolás Serrarius, jesuíta italiano, en
* tirannus quoad substantiam, es glorioso es sus Comentarios sobre la Biblia, aprueba el
*terminarlo, exterminare gloriosun est.” asesinato del Rei Egion, cometido por Aod.
IX. “El Papa puede matar con una sola pa * Muchos sábios, dice él,piensan que Aod ha
labra (potest verbo corporalen vitam auserre); hecho bien, en razon de que ha sido impellido
porque al recibir el derecho de hacer pacer las r Dios; i esta razon no es la única, porque
ovejas, no ha recibido el de matar los lobos (po ai otra, a saber: Que una accion semejante es
testaten lupos interficiendi)?” (Alp. SA, je de dereho ordinario contra los tiranos. ...”
suíta portugués). XVII. “Cuando un tirano es tal por su ma
X. El jesuíta Juan Guignard, ahorcado como • nera de gobernar, puede ser muerto loable
cómplice de Jacobo Clemente, había dicho: • mente por su vasallo, o por su súbdito,ya por
“Matar a un Reihereje es una accion merito “ asechanzas, ya por veneno, no obstante todo
ria delante de Dios” * juramento de fidelidad hecho a él, sin aguar
En sus escritos se encontraron tambien estas • dar la sentencia, ni la órden de juez alguno.”
frases: “Ni Enrique III, ni Enrique IV, ni el XVIII. “ No toca a los relijiosos, ni a los
“ elector de Sajonia,ni la Reina Isabel sonver “ denmas eclesiásticos, matar a los Reyes por
“daderos Reyes. Jacobo Clemente ha heche • medio de embocadas, i los soberanos Pontí
“una accion heróica al matar a Enrique III; “fices no tienen costumbre de reprimir a los
*ique si era posible hacerle la guerra al Ber “príncipes por esta vía; pero despues de haber
"més, se le hiciese la guerra; ique si no se po “ los reprendido paternalmente, los separan, por
“ día hacerle la guerra, se le hiciese morir." “ medio de censuras, de la comunion en los
XI. En 1594, el jesuíta inglés Holte compro “ sacramentos; en seguida, si es necesario, ab
metió a Williamsi a York, jóvenes jesuítas, a “ suelven a sus súbditos del juramento de fide
asesinar a la Reina de Inglaterra. Para animar “ lid d, i los privan aún de su dignidad i auto
los a la ejecucion de este crímen, Holte les ha “ndad reales; despues de esto, toca a otros que
bía subministrado el pan místico. El crímen no • a los eclesiásticos, el llegar a las vías de hecho
pado salir bien, i el jesuíta fué ahorcado con “ (executio ad alios pertinet)" (Brillanino,
Enrique Garnet. De suma Pontificis auctoritata, t. IV, p. 180)
108
sEMANA LITERARIA.
La canonizacion de Bellarmino ha sido pe- “ parece probable. La razon es, que la caridad
dida i obtenida por los Jesuítas. “ no erije que uno haga una pérdida notable
XIX.“Es de fe que el Papa tiene el derecho de “ de sus bienes para consertar la rida del "
“ de poner a los Reyes herejes i rebeldes; ahora, prójimo.” ( El abate Moullet, jesuíta).
“ un monarca depuesto por el Papa, mo es ya l. ‘’. ¿Es permitido defendernos contra el que
“ ni rei, ni príncipe lejítimo;si rehusa obedecer “ nos ataca, de manera de llegar a matarlo?
“ al Papa,despues de haber sido depuesto, viene * R. Si este asesinato puede hacerse sin escán
“ a ser un tirano, i puede ser muerto por el 1 “ dulo, uo sería ilícito;i el derecho de defender
“primero que llegue.” “ su vida no pertenece solamente a una persona
“Si la cosa pública, no puede encontrar su * privada contra una pública, a un inferior
“ defensa sinó en la muerte de un tirano, le es “ contra un superior, a un hijo contra su padre,
“permitido, matarlo al, primero que llegue “ a un clérigo o a un relijioso contra un secular,
(cuilibet de popula licet illum interficere).” “ i recíprocamente, sin que se incurra en nin
(SuAaez, Defensio fidei, lib. VI, cap. IV, n.º “guna irregularidad.” (FRANcisco Arcos,
13 i 14) jesuíta, Curso teolómico, publicado en 1642)
XX. “Enrique IV, herido en el labio por II. * Es permitido matar para defenderse,
Juan Chatel, esclamó: “¿Era preciso que los “ cualquiera que sea el agresor. Un hijo puede
Jesuítas fuesen convencidos por mi boca?”. No “ matar a su padre, una mujer a su marido,
citarémos mas a este respecto; las doctrinas de “ un criado a su amo, un lego a su cura, un
los Jesuítas sobre el rejicidio han horrorizado “ soldado a su jemeral, un inferior a su superior,
al mundo, isqui conocidas i condenadas desde “ un acusado a su juez, un discípulo a su pre
hace mncho tiempo; nada podrán cambiar en “ ceptor, un súbdito a su prínc pe” (Resúmen
esto todas las Historias del Padre Loriquet. de los casos de conciencia, lib. II, por JuAN
Enrique, IV perdonó a los Jesuítas, porque Azora,jesuíta.)
decía él: “ellos tendrán siempre el designio de l Peste mis reverendos, ¡ a dónde váis? Fe
“ atentar contra mi vida, lo que la haría lán- lizmente la justicia tiene una moral mas segura
“guida i miserable, teniendo siempre ser enve i ménos cómoda.
“menado o asesinado;porque esas jentes tienen III. Pablo Courrollo, jesuíta italiano, re
* intelijencias, i correspondencia por todas 1 produce las doctrinas de AMicus i de Juan
Azor.
*partes, i gran destreza para disponer los
* ánimos como les agrada". Cuando se piensa IV. ** Si un sacerdote es atacado en el altar,
en la muerte de Enrique IV, semejantes pala “ puede lícitamente matar al que lo ataca, e,
bras hacen correr un temblor por las venas, i “ incontinenti,terminar el sacrificio de la misa.”
vienen a ser mas terribles, si se piensa que los (Estévan FAguNoez, Mand. de la Iglesia).
Jesuítas han sido los envenenadores de Cle V. “ Es permitido a todo hombre, aún a los
mente XIV. , “ clérigos i reliosos, matar en defensa de la
Del parricidio. “ vida del prójimo, cuando no pueden defen
“ derla de otra manera” (El Mismo, en la mis
“Los hijos cristianosi católicospueden acusar ma obra.,
a sus padres del crímen de hereja, aunque VI ** Si un juez cometiese una injusticia i
“ sepan que por esto serán quemados o muer “ obrase contra las leyes, el criminal podría
* tos...., i no solamente podrán rehusarles “ defenderse hiriendo o matando al juez.” (El
* el alimento, "si tratan de separarlos de la fe Misio, idem.)
* católica, sinó que podrán justamente matar VII. * ¿Es permitido a un marido matar a
* los sin peendo, si sus padres quieren obligarlos “ su mujer sorprendida en adulterio, i a un pa
* porviolencia a abandonar la fe” (EstevAN “ dre matar a su hija por la misma causa? 1
FAGUNDez, jesuíta portugués, Tratado sobre tos * Respondo primeramente, que ántes de que
mandatos de la Iglesia, 1626, t. I, lib. I, c 33) “haya sentencia de juez, el marido peca mor
Son estos, pues, los apóstoles del Dios qué “tahmente matando a su mujer, cuando la
murió por la redencion del mundo, i de aquel * encuentra en flagrante delito........ Digo en
que esclamó Amaos: unos a otros?" “segundo lugar, que despues de dada la sen
“¿Es permitido a un hijo matar a su padre, “tencia, el marido puede matar a su mujer sin
“ cuando este está proscrito? Un gran número * ningun pecado, porque viene a ser ejecutot. "
“ de autores sostienen que puede; i si este pa “voluntario del juicio, i puede natar a su mujer
“ dre es nocivo para la sociedad, soi del senti • si le parece bie." " ("Vicenté Flincrus,
* miento de esos antores.” (J. De DiscAsrl. Lr. jesuíta italiano, Cuestiones Morales, 1633, t.
jesuíta español, De la justicia i del Derecho, II, c. 7)
lib. II, p. 511) VIII, “Si un hombre mata a otro pensando
"" " " Del asesinato. “ que no hace un gan mal, este hombre no
(Estracta del Compendio para uso de los “pecia sinó lijeramente, porque no conoce la
“gravedad de su accion.” de Rhodes,
Seminarios, por el abate Mouller, miembro 1 jesuíta, renton , p. 32)
libre de la Sociedad de Jesus, publicada ién escolástica, t.
Strasburgo, en 1843) Desear la muerte del prójimo.
1,
Suplicamos a nuestros lectores que comparen “Un padre puede desear la muerte del marido
las doctrinas del Compendio de 1843, con las 1 que maltrata a su hija, porque él debe amar
de los Jesuítas de los siglos XVII i XVIII, mas a su hija que a su yerno”
contenidas en este volúmen
“Es permitido tambien a un hijo desear la
“Es cierto que es permitido matar a un ladron uerte de su padre, pero a causa de la herencia"
“para conservar los bienes necesarios a la vida, no de la muerte misma.” ( Crisis Tediójica,
“ porque el agresor ataca mo solamente los bie Colonia, 1702. p. 242. Juan de Cardenas)
"nes, sinó la vida misma. Pero es dudoso si es 1 Tomás Tamburini, jesuítá casuista italiano,
“permitido matar a los que atacan grandes hace estas preguntas sobre el homicidio: ¿Pue.
“bienes, no necesarios a la vida. Si los bienes
“ de un hijo desear la muerte de su padre para
“ nopueden serdefendidos con suceso, el asunto gozar de su herencia ¿Puede una madre "
CONSPIRACIONJESUÍTICA. 109
• desear la muerte de su hija, para no verse “ que su crímen haya permanecid absol
• obligada a mantenerla i a dotarla? Puede • mente secreto, es ma probable oque, enutael
un sacerdote desear la muerte de su obispo,
* foro interior, el seductor no esté obligado a
• con la esperanza de sucederle? Si solo deseáis, * ninguna reparaci n” (El Abate Mo LLet,
• o recibís gozoso, la nueva de estos ac inteci Jesuíta.)
mientos, os es permitido desearlos i recibirios Del adulterio.
• sin pecado, porque no os regocijais del mal
ajeno, sinó del bien propio” (Método de la - • Si alguno tiene relaciones culpables con
confesion facilitada, p.20) * una mujer casada, no porque es casada, sinó
Los libros de los Casuistas jesuítas están • porque es bella, haciendo así abstraccion de
llenos de estas máximas odiosas; Pascal las ha • la circuustancia del matrimonio, estas rela
descubierto en sus admirab es Cartus pro • ciones, segun muchos autores, no constituyen
vinciales, pero, como nosotros, él ha retroce • el pecado de adulterio, sinó el de simple im
dido con disgusto ante esos escritos infames, i pureza.” (1843, Compendio del abate Mou
creeríamos deshonrar nuestra pluma si le im LLET.”
pusiésemos la horrible tarea de llegar hasta el De la lujuria.
fin de estas citas.
I. Estévan Bauny, Jesuíta francés, dice
Del suicidio.-(1843.) en su obra titulada De la suma de los Peca
El médico ordena a un Cartujo, atacado dos, 1665, páj. 77: “ Es permitido a toda
de una enfermedad grave, el uso de la carue, • clase de personas entrar en los lugares de di
como mexroto Necesa Rio PARA Ev1TAR UNA “ solucion para couver ir a las mueres perdidas,
uentre sequA: ¿está él obligado a obedecer • aunque sea mui , verosímil que pecará en
al médico?–R La cuestion es controvertida: • ellos, i aunque lo haya esperimentado ya, i
sin embargo, una decision NeoAriva nos parece · se haya dejad o conducir al pecado por la
• vista i las zalamerías de estas mujeres." El
mas probable, i estambien mas comu n entre
los doctores” (*) (El abate Mouiller. Com distingue los pecados de Lujuria así: “ Estru
pendio para uso de los Seminarios, 1843). • po. dice él, cuando el acto se hace con una
• víjen contra su voluntadi por fuerza; cuando
De la violacion. • ella se puesta a esto voluntariamente,ya no es
estrupo,sinó fornicacion; i entonces ya no es
Hemos traducido algunos casuistas jesuítas, * necesa
rio, en conciencia dotarl imén
os aún
pero nos ha sido imposible traducir el ibro de • , a,
Mr. Bouvier, Arzobispo de Rheims; el Ma * tomarla por mujer, porque el que ha tenido
qe hacer con ella no le ha hecho ninguna
nual de la Confesion es un libro mas inmoral • iniu
ia.”
que Ins obras de M. de Sade. Sin embargo,
este libro, escrito a la verdad en latin, ha sido · Si un criado seve obligado, para vivir,
impreso en Francia. En el momento en que es • a servir a un amo lujurioso, la necesidad le
cribimos, la falsificacion belga acaba de apo • permi te hacer las cosas mes graves. Así, él
derarse de ella, i la obra de M. Bouvier se • puede traerle i buscarle concubinas, condu
vende a escondidas. Se comprenderá cuales son • cirlo a l s mlos lugares; i si su amo quiere
los motivos que nos hacen abandonar la tra- escalar una ventana para acostarse con una
duccion de algunos pasajes de este libro; no • mujer, puede sost merle el pié, o llevarle una
sotros queremos afrentar las doctrinas infames, • escala, quia sunt actiones de se indiferen
queremos arrancar la máscara que cubre toda tes” (CAstro PALAo, jesuita portugués. De
vía a los tartufos modernos, pero no corremos las Virtudes de los Vicios, I631,paj. l*)
tras el escándalo; despues de haber leído nu s III. En sus Comentarios sobre el Profeta
tro libro, el hombre honrado se sentirá indig Daniel,in, resos en Paris en 1622 Cornel e de
nado, i el noble clero de Francia, como en la Pierre, Jesuíta, se espfesa así: “ Susana dijo,
1682, rechazará léjos de sí tan indiguos aliados. en Daniel: Soi perdida, si me abandono a
Los asesinos de la San Bartolomé, los iuquis • los deseos impúdicos de estos ancianos. En
dores i los Jesuítas, son mónstruos nacidos de “ este estremo, como ella tenía la infamia por
imajinaciones enfermas, Ellos son los aliados • un indo. la muerte por otro, Susana podía
naturales del espíritu de las tinieblas i de la - decir: Yo no consentiré en la accion vergon
muerte. La relijion de Cristo es, al contrario, la • zosa, pero la sufriré, i uo, diré nada pura
revelacion sublime de la vida i de la luz. • conserrar la vida i el honor. Pero las jóvenes
I. • El que desflora a una jóven con su con “ sin esperiencia piensan, que, para ser castas,
* sentimiento, no incurre en ninguna otra pena es necesario pedir auxilio i resistir al seductor
• que en la de hacer penitencia, porque, siendo con todas sus fuerzas. No se peca sinó con
• dueño de su persona, ella puede acordar sus • el consentimiento i la cooperacion. Susana
* favores a quien bien le parezca, sin que sus habría podido permitir a los ancianos ejercer
* padres puedan impedirselo de otra manera, sobre ella su lujuria, i notomar parte en ella
• que por la voluntad que tienen de proveer a interioru ente. Es seguro que ella no habría
• que sus hijos no ofeuda a Dios” (FRAN • pecado”. ,
cisco Javier Fzgel, jesuíta, Cuestiones prác IV. Clericus ren habens cum femina, in
ticas sobre las funciones del confesor, pájina 1 • rasae praepostero, non incurrit panas bulle
Pie V, si no hace un uso mui fecuente de
284, Ausburgo, 1750)
II. “El que por la fuerza, la amenaza, el este pecado. Es omaan MENDoza, De la im
* fraude o la importunidad" de "sus ruegos, ha pudicíci, t. L. p. 143)
• seducido a una vírjen, sin prometerle casa Clemicus vitium bestialitatus perpetrans
• miento, está obligado a indemnizar a la jóven mon incurrit bulla paenas, a mémos que no
• i a sus padres de todo el mal que haya resul • haga este pecado por costumbre” Escosan,
•tado para ellos, dotándola para que encuentre • id., id, t, I. p. 213)
* con quien casarse, o casándose con ella, sino VI. • Clericus, sodomitieë patiens non in
poemas bullae, si no lo hace mas que
* puede indemnizarle de otra manera. Siempre cidito intres veces .” (Escona, id, id-t- 1, p.
• Las casusta.jetts. 144.)
110 SEMANA LITERARIA.

VII. Escobar manifiesta en el tomo I de su “ a un precio mui elevado. Lo mismo sucede


obra sobre la impudicícia,que un relijioso que se “ con cualquiera otrajóven o prostituta que haga
despoja de su vestido no se espone a escomu “ el negocio en secreto; pero una mujer casada
nion, aún cuando lo haga para un asunto ver “ no tiene tanto derecho de hacerse pagar, por
gozoso, como para cometer la fornicacion, para “ que los provechos de la prostitucion no están
robar alguna cosa, opara entrar, sin ser cono “ estipulados en el contrato de matrimonio”
cido, en un lugar de disolucion. (J.GoaboN, Jesuíta escocés, Teolojía moral
VIII. Pascal se ha burlado particularmente universal, t. II, lib 5.)
de Escobar, porque lo que caracteriza a este XII. “Si un clérigo, aunque bien instruído
célebre jesuíta, es que todas sus cuestiones son “ del peligro que corre, entra a la casa de una
presentadas bajo dos faces. Escobar usa conti “ mujer con quien tiene relaciones amorosas, i
nuamente de la duplicidad i del probabilismo “ es sorprendido en adulterio por el marido, i
* Una mala disposicion, ccno la de mirar a las “ mata al marido para defender su vida o sus
* mujeres con deseos de lujuria (dice Esco “ miembros, este clérigo no queda mrregular, i
• bar), ¿es incompatible con el deber de oír la “ puede continuar sus funciones eclesiásticas”
• misa?. A esto respondo: Basta oír la misa (HENRiauez, Jesuíta portugués, Suma de Teo
* aún en estas disposiciones, para satisfacer al lojía moral, Venecia, 1600)
* mandato, con tal que uno se contenga este XIII. * Las mujeres no pecan mortalmente
• riormente." “ cuando se adornan con cosas supérfluas, o
IX. “Un hombre i una mujer que se des “ se sirven de vestidos tan delgados que se vea
* nudan para abrazarse, hacen una cosa indi “ su seno, si los usan segun la moda del país, i
* ferente, i mo un verdadero pecado. (Vicente “ no con mala intencion” (Simon de Lessau,
FILucius,jesuíta italiano, Cuestiones morales, Jesuíta.)
1633, t. II.p,316) Esto no es mas que tolerancia en desacuerdo
X. Historia sonricANrrer cuanosA. En 1718, con el espíritu del Tartufo que dice:
Juan Bautista Gérard, jesuíta francés, había Premez-moice mouchoir, &c.
sido nombrado Rector del Seminario Real de la
marina de Tolon. Entre sus penitentes distin XIV. Por vía de recuerdo citamos únicamente
ió bien pronto a Catarina Cadière, de edad el título de la obra del célebre Sánchez. El Tra
e diez i ocho años,i dotada de una rara belleza; tado del matrimonio está lleno de discusiones
el Padre Gérard produjo bien pronto en ella un lúbricas. Si fuésemos Jesuítas, nos atreveríamos
cámbio sobrenatural que había alterado su sa a hacer algunas citas de él;pero nosotros no es
lud; él iba a verla todos los dias, i Catarina lo cribímos solamente para los Seminarios. (*)
había sorprendido en una postura indecente. Un Este libro puede caer en manos de todo el mundo,
dia la hizo desnudarse, en nombre de la justi i no queremos que se nos acus de inmoral dad.
cia divina, de todos sus vestidos, hasta de la XV. “¿En cuánto puede vender una mujer
camisa, i despues de ello, la abrazó... .....
• • el placer que procura?. R. Para apreciarlo
...... prometiéndole siempre conducirla por el * justamente, es necesario tener en cuenta la
camino de la prfeccion. Como él temía las * nobleza, la hermosura i la homestidad de la
consecuencias de su amor, le hacía tomar de “ mujer .....Una mujer honesta vale mas que
cuando en cuando un brevaje que le ocasionaba “ la que abre sus puertas al primero que llega.
grandes pérdidas de sangre. En seguida la com * Distingamos.... o se trata de una hija de
dujo al convento de Olioulas, a una legua de “ alegría, o se trata de una mujer honesta;
Tolon, en donde había o tenido el permiso de “ una hija de alegría no puede pedir justa
verla sin testigos; sin embargo, esta union cul • mente a uno sinó lo que ha recibido de otro;
pable comenzó a hacer escándalo. Durante un “ ella ne debe tener mas que un precio conve
viaje del Padre Gé.ard, el presidente de Brest * nido, este es un contrato entre ellaile pointu
nizo encerrar a la señorita Cadiere en el con “ que paga ..... le pointu da el dinero, ella da
vento de las Ursulinas, i, habiendo querido con • su cuerpo. Pero una mujer honesta puede
fesarse, la jóveu reveló a su confesor todo lo que “ exjir lo que le agrade, porque, en las cosas
había pasado entre ella isu antiguo director. El “ de esta naturaleza, que no tienen precio co
Padre Gérard no se turbó ante esta horrible acu. * muni establecido, la persona que vende es
sacion,iacusó a la señorita Cadière de estar po * dueño de su mercadería. Una doncella i una
seída,i escito contra ella a las relijiosas. Enviado • mujer honesta pueden vender su honor tan
el negocio a la gran Cámara del Parlamento, un * caro como lo estimen.” (TAMuawi, Jesuíta,
mandato de arresto se lanzó contra la señorita de la Confesion facilitada, lib.VIII cap.V)
Cadière i contra el Carmelita que la dirijía en XVI. Jacobo Tian, Jesuíta, sostiene, como
tónces. El Jesuíta Gérard quedó libre. Cornelle, a quien hemos citado mas arriba,
Los debates de este espantoso asunto proba • que la Casta Susana debía abandonar su per
ron que Gérard era culpable de los crímenes de “ sona a los ancianos, pues, sin cooperar ni
sortilejio, quietismo, incesto espiritual, aborto • consentir en ello, nada la comprometía, dice
(este horrible delito le fué probado) i soborno * él, para conservar su castidad, a hacer cono
de testigos. El 1l de Setiembre de 1731, • cer su deshonor por sus gritos, i a esponerse
el Procuradorjen-rai pidió que la Cadière fuese “ a la muerte, puesto que la reputacion i la
condenada a hacer una retractacion pública de * vida son preferibles a la pureza del cuerpo”
lante de la puerta de la iglesia de San Sal (1668, Comentarios sobre la Biblia, páj. 787)
vador,para ser despues colgada i estrangulada. Del robo.
La sentencia no se pronunció segun estas con I. “¿Es permitido matar a uninocente, robar,
clusiones; la jóven Catarina fué devuelta a su “ cometer fornicacion l. Sí, en consecuencia de
madre, i el Padre Gérard fué satisfecho; re
conocidopor la muchedumbre,fué abrumado de “ un mandato de Dios, porque Dios es el dueño
injurias igritos. Sin embargo, murió en paz a (*) El libro de Mr. Bouvier, arzobispo de Rheims,
una edad mui avanzada. está destinado a servir de guia a los confesores jo
venes. Nosotros no nos hemos sentido bastante santos
XI. “Una hija de la alegría puede hacerse ara traducirlo,i ademas, la traduccion nas mi
" pagar lejítimamente, con tal que no se ponga enrojecer a una heroína de lupaner.
CONSPIRACION JESUÍTICA. 111

* de la vida i de la muerte, i ejecutar así sus “ medios de considerar lo que decía” (El padre
• mandatos es un deber.” BAUNY, Suma de los pecados, c.V, p. 66).
* ¿Es permitido a cualquiera robar a causa de Escobaradas.
* la necesidad en que se encuentra? Esto es
* permitido, sea en secreto, sea de cualquiera Hemos reunido, bajo este título, máximas que
* otra manera, si no se tienen los medios de sub no habrían podido ser clasificadas fácilmente. El
* venir a las necesidades; esto no es ni robo, primer lugar pertenece de derecho al célebre
“ ni rapiña, porque segun el derecho natural, Escobar.
“ todas la cosas son comunes.” (Pedro ARAGov,
Doctrinas jesuíticas de Escobari
Jesuíta, Compendio de la Suma teolójica de Mendoza.
Santo Tomás de Aquino, p.244i 365)
II. * La cantidad de robo suficiente para el “¿La glotonería es un pecado grave? Es un
* pecado mortal, con respecto a todos los hom “ pecado grave, ino es un pecado grave. Es,por
* bres, es la que iguala a sesenta sueldos, o tres “ naturaleza, un pecado venial, aunue, sin nin
* francos. (Se lee, p. 226). No está uno obli “guna necesidad, se harte uno hasta vomitar;
* gano, so pena de pecado mortal, a restituir lo “ a ménos que la salud no sufra eousiderable
* que ha quitado en pequeños robos, por mui “ mente. I aún cuando se llegue hasta ese es
* grande que sea la suma total.” (ANron “tremo con desígnio premeditado, sabiendo que
Paulo-Gabriel, Jesuíta, Teolojía moral uni “ se vomitará, no haipecado mortal.”
versal.) “¿Se pnede aceptarun duelo? R. Sí,ino.
III. “Los pequeños robos hechos en diver “No se puede aceptar abiertamente cuando ha
“sos dias, a un hombre o a muchos,porgrande “ya escANDALo; pero se puede hacerlo con
* que pueda ser la suma de que uno se haya “ mesura, para defender su bien, si uno está
* apoderado, no serán nunca pecados mor “ obligado a ello, porque cada hombre tiene el
* tales.” (Padre BauNY,Jesuíta, Suma de los “ derecho de garantir su propiedad, aún con la
Pecados, c. X, p. 143) “ muerte de su enemigo” (Moral teolójica, t.
IV. “Si los amos engañan a sus criados en IV, p. 119i siguientes).
* los salarios, estos últimos pueden requerir jus “No está unoborracho miéntras pueda distin
“ticia contra ellos, o hacerse justicia i usar de “guir un hombre de una carreta de trigo” (Bu
• la compensacion secreta.” (J. de CARDENas, SEMBAUM).
Jesuíta, Teolójica, p.214.) Del perjurie.
V. • Dios no prohibe el robo sinó en tanto 1843.
* que es considerado como malo, i no cuando es
• considerado como bueno” (CAsueldi, Juicios “Se pregunta, ¿a qué está obligado un hon
teolójicos, t. 1,p. 278) “ bre que prestajuramento de una manera fic
VI. Javier FegELLI, Jesuíta italiano, piensa “ tícir i para engañar? R. No está obligado a
que es permitido a un criado robar a su amo, “ nada en virtud de la relijion, puesto que no
por compensacion, pero a condicion de no de “ ha prestado un juramento verdadero; pero
jarse cojer en el hecho. (Del Confesor, p. 137) * está obligado, por justicia, a hacer lo que ha
VII. Pablo LAYMANN aprueba tambien la “jurado de una manera fictícia ipor engañar”
compensacion secreta, i es de la misma opinion (Compendio para uso de los seminarios, por el
el padre Lespus. (Teolojía moral, l. III, páji abate Moullet.-Estrasburgo, 1843).
ua ll9). Hemos tomado poco de los libros actuales de
VIII. “Si los padres i las madres rehusan los Jesuítas, porque los unos son intraducibles
plata a sus hijos, los hijos pueden robársela.” a eausa de su inmoralidad brutal, i los otros re
“Cuando un hombre está de tal manera en producen las doctrinas de los siglos XVII i
• la indijencia, i otro de tal manera acomodado, XVIII; los estractos del de 1843
* que el que está acomodado se vea obligado a probarán la verdad de nuestras aserciones.
• ayudar al que está en la indijencia, el que es I. *En materia leve, o en materia grave, es
* tá en la indijencia puede quitar secretamente * permitido hacer unjuramento sin tener laim
* el bien del otro, sin pecarisin estar obligado *tencion de cumplirlo, si se tienen buenas ra
“ a la restitucion” (Longuer, jesuíta francés, “zones para conducirse así” (CARDENAs, je
* Cuestiones, IV, p. 2). suíta, Crísis teolójica).
IX. Juan de Ligo aprueba la compensacion De la justicia.
secreta, dice, que se puede robar al deudor, si
se cree que no pagará. (Tratado de la Incarna *¿Se pregunta si un juez está obligado a res
cion, p. 408, t. 1º). tituir lo que ha recibido por hacer justicia?
Valerio REGINALD admite la compensacion se • Yo respendo que está obligade a restituir, si
creta, pero eon condicion de que sea exacta. • ha recibido alguna cosa por daruna sentencia
XI. “Si alguno no puede vender su vio en • justa; pero si ha recibido dinero por dar una
“ su justo valor, sea a causa de la injusticia del • sentencia injusta, puede guardar ese dinero,
“ juez, o de la malicia de los compradores, pue • porque lo ha ganado" (J. B. Taneana, Com
“ de disminuir su medida, i poner en su viuo un pendio de la Teolojía práctica, publicado en
“ poco de agua, vendiéndolo despues por vino 1736).
i sin alteracion” (F. Tollet, jesuíta, De Esto es mas que humanidad, esto es locura.
“ los siete pecados mortales, p. 1,027). Nosotros no nos sentimos con fuerzas para dis
De la blasfemia. cutir semejantes máxinas.
De la usura.
I. “Si, por un errorinvencible, creéis que Dios
“ os ordena la blasfemia, blasfemád” (J. CAs «Se puede comprar una cosa por ménos de lo
Neni, jug the ...). «e que vale a aquel a quien la necesidad obliga
“Si el penitente ha renegadoi desesperado de « a venderla, porque esta manera de vender dis
* su Creador, i la cólera lo ha arrastrado a estas minuye el precio dela cosa,i hace que las mer
“palabras escandalosas, no ha pecado sinóve «s cancías sean ofrecidus en lugar de ser busca
“nialmente, porque la cólera le ha quitado los sadas. Una cosa que se vende por necesidad, no
112 SEMANA LITERARIA.

• solo perde el tercio de su precio, sinó la mitad. “ bienes de su marido, i se le pregunta si no ha


* A los tabernerosles es permitido mezclar agua “ retenido nada en provecho suyo, puede res
• al vino, i a los labradores paja al trigo, 1 ven “ ponder que no ha retenido nada, subenten
“ derlo- al precio comun, siempre que este vino “ diendo, nada que pertenezca a otro.”
“ i este trigo no sean peores que los que se ven “Cuando un crmen está secreto, se puede
* den todos los dias" (Amédée Guinexius, je “ negar la culpablidad en el crímen, subenten
suíta.) “ diendo públicamente" (el Padre Sroz, jesuíta,
del Tribunal de la penitencia).
* ¿Se pregunta si una nujerpuede procurar
“ se un aborto? Si el fruto no está aminado, i ne la rebeldía.
** la preñez es peligrosa, lo puede,ya sea directa, “La rebeldía de un clérigo coutra su Rei,no es
“ ya indirectamente Lo puede directamente, uo “ un crímen de lesa majestad, por que un cléri
“ mando bebidas que breu de tal manera sobre “ no es súbdito del Rei” (EMMANUEL SA, f
“ el fruto que lo tisuelvan i lo evacuen; lo pue rismos).
“ de indirectamente, o haciéndose sangrar, o Las citas serían numerosísimas, pues losje
“ tomando remedios que le hagan provecho i suítas han predicado esteprincipio.
“ dañen el fruto. 2.º Si el fruto está ya anuma
“ doi ella debe morir ron el niño, puede, antes De la simonía. "
“ de parir, tomar remedios que dañen indirecta I. “Si se da un sacramento, o alguna cosn
“ mente; esto puede autorizarse con la siguien “ santa para un placerimpúdico, i esto, a título
te comparacion: si una bestia feroz persigue a “ de recompensa, i no simplemente a título de
“ una mujer próxima al parto, ella huye para simple don, habrá en ello simonia i sacrilejo.
conservar su vida, aunque sen cierto, moral “ Este es el caso de un hombre que hiciera un
“ mente hablndo, que esta fuga debe procurarle beneficio al hermano, en pago de la impudi
* un borto. 3º Si una joven ha sido corr n “ cicia que hubira cometido con la hermana;
“ pi'a, a pesar suyo,por un jóven adúltero. áu “ pero si despues de haberyacido con la herma
tes que el fruto esté animado puede librar “ na, se hace un beneficio al hermano, a título
se de él a su antoio, por miedo de perder “gratuito, no hai, cuando mas, sinó una espe
su honor, que le es mucho mas precioso que cie de irrererencia.” ( Vicente Fulvous,
la vida misma” (ARAur, Proposiciones sobre Cuestiones morales, tomo II, c. VII,p. 616).
el quinto precepto del Decálogo,p 322). II Segun el padre AnsorkIN, jesuíta sueco,
De la calumnia. “ la sumonía i la astrolojíason cosas permitidas.”
El abate CauvLN, sobre el solo artículo de (Véase su Teolojía tripartita, 1744, tomo II,
la calumnia, entra en detalles que chocan a to trat. V, c. XII).
da alma honrada. Segun el discurs de un ma III. “No se debe comprar un beneficio por
jistrado del Parlamento, he aquí cuál es la doc “ dinero, pero se puede decir: Si me acordáis
trina de tropas euteras de jesuítas: * un beneficio, os quedaré reconocido. Para evi
I. “Los hombres pueden, sin escrúpulo, aten
* tar la sumonía i cumplir su promesa, se tiene
“ el cuidado de no obligarse interiormente a
* tar unos contra otros por medio de la maledi.
• cencia, la calumnia i el falso testimonio.” nada determinado. Tampoco hai simonía en
II. “Para poner fin a las calumnas se puede hacer este contrato: Dadme vuestro roto para
* hacer matar al calumniador; pero en screto, * que yo sea provincial, i yo os daré el mio
“ para evitar el escándalo” (ARAur, jesuita. *• para que seáis prior; porque el pacto i la per
mutacion de las cosas espirituales no están
De la mentira i el juramento falso. • prohibidos sinó en materia de beneficios."
I. “Sicreés invenciblemnte que se os ordena (Claudio 1Aoroix,jesuíta, Comentarios de Bu
“mentir, mentíd” (CAsNeo, jesuíta, p. 278, sembaum).
Juicio teolojico). Del probabilismo.
II. “Interrogado sobre un robo que habeis
“ hecho para obligaros a la compensaciou, o so I. “La doctrina del probabilismo nos enseña,
“bre un préstamo que verdaderamente no de • que se puede, con toda seguridad de concien
“ béis ya, porque o habéis pagado, o que no lo • cia, confiar, en todos las casos, en la decision
“ debéis actualmente, porque el plazo ha termi • de muchos, o aún de un solo doctorgrave, i
“ nado, o que vuestra pobreza os escusa proba • que su autoridad es válida para decidirnos a
“blemente de pagar, podr ais jurar que no ha • abrazar una opinion a la cual da él asíuna pro
“ bíais recibido tal préstamo, subeniendiendo, • babili ad suficiente, aunque la opinion con
“ de manera que estéis obligado a pagarlo en • traria pueda ser al mismo tiempo la mas pro
“ el momento, porque este es elfin que el juez exi bble la mas segura” (Pedro Nícole).
“je por el juramento.” (Castraora ao, jesuíta, II. • Es permitido al confesor seguir la opi
Las virtudes i los vicios, 1631, p. 18), nion probable del penitente, i despreciar la
III. “Un hombre que se encuentra en un mal suya;i esto es verdad ann cuando la opinion
“ negocio,i a quien se obliga a jurar que se ca • probable que sigue el penitente, se vuelva en
“sará con la joven con quien se le sorprende, • detrimento de otro, como, por ejemplo, si se
“ puede juar que se casará con ella, subenten tratase de no restituir” (N. BALost, Dispu
“ diendo, si me veo forzado a ello, o si, despues, tas sobre la Teolojía moral, lib. IV, p.402).
“ me agrada.”
“Si alguno quiere jurar, sin obligarse a cum Del dogmarélijiosó.
“plir lo que jura, que estropee las palabras. Por I. Es difícil determinar el momento preciso
“ ejemplo, diga uro, suprimiendo laj: es como “ en que obliga en rigor el principio del amor
“si dijera yo ardo, en lugar de juro que signifi • de Dios” (Juan de CARDENAs, Crísis teolójica,
“ca yo juro; i entonces no hai mas que una pe p. 241).
“ queña mentira que se p rdona facilmente.” • II. Claudio Aquaviva, quinto Jeneral de los
(Saxcmez). Jesuítas, detuvo la bala contra la doctrina de
IV. “Si una mujer ha guardado la suma de Molina, diciendo al Papa Paulo V: “Que si ha
“ su dete, despues de haber sido confiscados las 1 • cía esa afrenta a la Sociedad, él no reepondía

- ---"
___ --==—
=-—

CONSPIRACION JESUÍTICA.

“ de que diez mil jesuítas no se espresasen en arrastrado a nuestros piés, se levantaba para
“ invectivas e injurias contra la Santa Sede.” herirnos en el corazon.
III. “Pregunta. ¿Qué verémos en el Paraí VIII. “Un hombre que ha hecho una comu
“ so?. Respuesta. Verémos la mui sagrada hu “ nion indigna en la Pascua, ¡está obligado a
“ manidad de Jesucristo; el cuerpo adorable de “ comulgarsegunda vez? Respondo que no es
“ la Vírjen María, i los de los demas santos, sin “tá obligado,porque ha cumplido con toda la
“ hablar de otras mil i mil bellezas. Pregunta. “ obligacion que le imponen los mandamientos
“¿Los demas sentidos gozarán del placer que “ de la Iglesia. La lei que ordena la comuuion
“ les es propio". Respuesta. Sí;i lo que es mas “ no obliga sinó a la substancia del acto, i la
“ admirable, gozarán eternamente, i sin ningun “ comunion sacrílega es suficiente” (Jonje Go
“ enojo. Pregunta. ¡Qué! el oído, el olfato, el AT, Obras morales, Duai, 1700, t. I,tratado
“gusto, el tacto, ¿tendráu tedo el placer que pue IV,p.253).
“ den recibir? Respuesta. Sí, sin duda, el oído IX. “Un hijo que se ha embriagado, i que
“ estará encantado con la dulzura del sonido i “ en su embriaguez ha matado a su padre, pue
“ la armonía; el olfato recibirá el placer de los “ de regocijarse del asesinato que ha cometido,
“ olores de los perfumes; el gusto, el de los sa “ a causa de los grandes bienes de que es here
“ bores; en fin, nada faltara de cuanto es capaz “ redero; como se supone que este parricidio no
“ de deleitar el tacto. Pregunta. Si se habla en “ ha sido premeditado,i que, ademas, tiene por
“ el paraíso, yo quisiera saberqué lengua se ha “ objeto grandes riquezas, objeto que es bueno, o
“bla. Respuesta. Es verosímil que se hablará “ al ménos no es enteramente malo, se sigue que
“ hebreo, porque esta es la lengua que Dios en “ esta doctriua no es reprensible.” ( El mismo,
“ señó al primer hombre, i la que habló Jesu t. II, p. 228),
“ cristo. Se podrátambien hablar la lengua que X. “Ademas del purgatorio quetodo el mun
“ se quiera,puesto que no hai una de la cual do conoce, dice Lacroix, segun Bellarmino i
“ los bienaventurados no tengan un perfecto Guimenius, hai otro lugar, que es hermoso prado
“ conocimiento. P. I ¿qué vestidos tendrán los cubierto de flores, alumbradoporun sol clarísi
“ bienaventurados? R. Todos estarán vestidos mo, i exhalando un olor delicioso; lugar encan
“ con un traje de gloria ide luz, que brillará en tador, en donde las almas no sufren las penas de
“ todas las partes de su cuerpo, i principalmen lossentidos. Este lugar es para los mémos cul
“ te en las que mas hayan sufrido por Dios” pables un purgatorio mui mitigado, i como una
(G. Poniev, jesuíta, Catecismo teolójico, Lyon, prision senatorial, en la cual puede uno encon
1675). trarse sin deshonor.”
IV. El padre HarapouIN ha pretendido que la “Allí,pues, no estará unotan mal;i, en cuan
Eneida, i las Odas de Horacio, han sido escri to al otro purgatorio, segun estos hermanos, na
tas por monjes del siglo XV. Segun él, Eneas die ha permanecido en él mas de diez años;
es Jesucristo; Lalagea, la querida de Horacio, agréguese a esto que en su doctrina todos los
no es otra cosa que la Relijion Cristiana. Pensa pecados son veniales,i se deberá perder todo
ba tambien que todos los Concílios anteriores al temor del infierno” (Vida de Claudio Lacroix,
deTrento, eran supuestos. jesuíta).
V. • La Relijion Cristiana es evidentemente XI. “Mía hubiera querido mas bien estar
* creíble, pero no es evidentemente verdadera; “ eternamente condenada en el infierno, privada
“ porque ella enseña obscuramente, o enseña “ de la vista de su hijo, i ver a los demonios,
“ cosas obscuras; i ademas, los que pretenden “ que haber sido concebida en el pecado oriji
“ que la Relijion Cristiana es evidentemente “nal.” (El padre Oauerre, sermon pronuncia
* verdadera, están obligados a confesar que es do en Alcalá, en 1600).
* evidentemente falsa. Conclúyese de aquí, que XII. Nicolás Orlandini, jesuíta, asegura que
* no es evidente que haya sobre la tierra una San Ignacio vió el alma de sus compañeros que
• relijion verdadera. Porque,¿de dónde sabéis subía al cielo, i que esta alma, deteniéndose a
• que, de todas las relijiones existentes, la Cris conversar con él, le predijo que todo Cristiano
• tiana sea la mas verosímil " Habéis recorrido que llerase el hábito de jesuíta, tendría el pri
• todos les países? ¡Los oráculos de los profetas vilejio de entrar de derecho al Cielo.
“ han sido subministrados por inspiracion de XIII. Antonio Sirmon, jesuíta, muerto en
* Dios? I ¿siyo os niego que ellos hayan pro 1643, dice en su Defensa de la virtud: • Que
• fetizado?......Si sostengo que los milagros es permitido obrar portemori por esperanza, ”
• atribuidos a Jesucristo no son verdaderos ?” XIV. “Si habéis matado a Pedro defendién
(Tésisfilosófica de los jesuítas de Jaen, soste doos lejítimamente, podéis jurar delante del
nida en el Colejio Real de Borbon). juez que no lo habéis matado, subentendiendo:
¿Cuál es el hombre que se atrevería a llevar injustamente.”
mas léjos la duda i la impiedad”..... “Sisós mercader, i se os tasan a mui bajo
VI. “El sentimiento del amor de Dios no es precio vuestras mercancías, podéis serviros de
obligatorio” (El padre SmRMoND, jesuíta). un falso peso, i, en conciencia, negar conjura
VII. En un exorcismo que hizo en Paris el mento delante deljuez que os hayais servido de
padre Coron, confesor de Enrique IV,preguntó un falso peso, subentendiendo: por el cual el
al diablo, si la serpiente tenía patas ántes de comprador haya tenido que sufrir” (Pedro Go
seducir a Eva. nor, Obras morales, t. II, p. 319).
Pensamos que todas las pretendidas sencille
ces de los buenos padres, eran calguladas; en su PARODIA DEL PARAI80 DE MAHOMA,
política entra el hacer creer, ora que son temi Por EL JEsUíTA HENRIQUEz.
bles, ora que no pueden nada: i, con efecto,
¿ qué se podría temer de una Orden que escribía En su libro ridículo de las Ocupaciones de
que los bienaventurados tienen en el cielo ves los santos en el cielo, Henríquez asegura (cap.
tidos verdugados, o que discutía si la serpiente 73):
tenía, o no, patas. Se reían, pues,de losJesuítas, I. “Que las mujeres i los hombres se regoci
i durante este tiempo, la culebra, que se había “jaran con festines, disfraces ibailes."
====-=----====-------==== -----
—=

SEMANA LITERARIA.

II. (Cap, 7.4) que los ánjeles se vestirán Fué bajo Lorenzo de Ricci que la Compañía
• de mujeres, i se aparecerán a los santos con de los Jesuítas fué abolida por Clemente XIV.
“ ricos vestidos de damas, los cablos izados, Los Jesuítas, refujiados en Rusia, fueron gober
“justillos verdugados, i camisas de muselina." nades por tres Administradores.
III. (Cap. 5s) * (ue cada bienaventurado Czewicz, en 172; LINKiwicz, en 1785;
“ tendra en el celo una habitacion particular, i Francisco Javier CARN, en 1799. Habiendo
• que Jesucristo habitara en un mífico pa- el Papa restablecido los Jesuitas en este mismo
“lacio; que había grandes cales, i lesas año, Javier CARN fue elejido XIXº Jeneral, en
“ plazas publicas, fuertes ciudadelas" reemplazo de Ricci, muerto en 1795.
IV. (Cap. 22), “Que el soberano placer será XX. Gabriel GRunen, Aleman ..... 1802.
“ el de besari abrazar los cuerpos de las biena XXI. Tadeo Broszozowsx, Polaco. 1814.
* xenturadas ; que elles se bañaran en baños XXII. Luis Fonri, Italiano… te20.
* dispuestos para este ejercicio, i que cantaran XXIII. RooriaAN, Ifolandés.......··· 1823.
“ como ruiseñores.” En 1773 los Jesuítas estaban divididos así:
V. (Cap. 65) “Que las mujeres tendrán her 39 provincias, 24 casas profesas, 669 colejos,
“mosos i largos cabellos: que se adornaran con 61 noviciados, 176 seminarios, 335 residencias,
“ cintas, i que tendran vestidos i cofias a la mo 273 misiones, 22,819 miembros, de los cuales
“ da, como aquí abajo.” 11,413 eran sacerdotes.
Esto es locura,i pendonaríamos a los Jesuitas,
si sus obras no tuviesen otras pajinas. Sin em
bargo, ¿no ha ridiculizado el padre Henríquez TESTIMONIOS HISTORIC0S,
las cosas santas mas que Voltaire mismo” Nues
tros lectores pueden juzgarlo. o piezas a cargo contra la Sociedad
de los Jesuítas.

MUERTE SUETA El Papa Clemente VIII–San Francisco de


Borja, tercer Joneral de los Jesuítas.—Jerónimo
DE ALGUNos PAPAs orUEstos A Los EsuíTAs. de Lanuza—San Cárlos–El bienaventurado
Palafox—El CardenalTournon-El Parlamen
I. Sixto Vfué arrancado por una muertepre to de Paris.—Carlos II —Los últimos dias de
matura (inmatura morte praecepto), en el no Clemente XIV—Palafox a Inocencio X-Mout
mento en que iba a someter a los Jesuítas a la clair —Bula de Benedicto XIV–El padre La
reforma de su instituto.
II. La misma suerte alcanzó a Clemente chaise.—Inocencio XIII.—La Chalotais, &"
VIII;su muerte, predicha por el padre Bellar El Jesuitismo es una espada cuyo
mino, llegó precisamente cuando iba a conde puño está en Roma, i cuya punta
nar la doctrina de Molina, sostenida por los Je está en todas partes.
suítas. (Jeneral Fox).
III. InocencioXIII murio súbitamente, cuan
do meditaba los medios de abolir la Sociedad, TESTIMONIOS HISTORICOS.
IV. Clemente XIV murió subitamente, des I, Vede il signor di questa camera, io gover
pues de haber disuelto los Jesuítas. mo, non dico Parig, mala China: mongia la
Es de observarse, que estas diferentes muertes, China, ma tutto il mondo, senza che messono
i muchas otras semejantes, de Obisposi de Car sappia come si sh.
denales peco favorables alos Jesuítas, i muertos (Tamburini, Jeneral de los Jesuítas).
siempre a proposito en bien de la Compañía, Ved, señor, des le esta cámara gobierno, no
han contribuído no poco a acreditar siniestras solo a Paris, sinó a la China: no solamente
sospechas. a la China, sinó a todo el mundo, sin que na
• die sepa cómo lo hugo”
Con efecto, no siendo los Jesuítas, por sus
LISTA DE LOS ENERALES DE LOS JESUTAS, institutos, subditos de ningun Rei, su Jeneral
Desde 1541 hasta nuestros dias. es el primero del mundo. En 1773 los Jesuitas
Los Jesuítas han tenido veinte i tres Jenera eran 32, 00, hoi se cuentan 46,500, ihai toda
les desde su oríjen,de los cuales son ll Italianos, vía personas que dicen: , En dónde están los
4 Españoles, 3 Alemanes, 2 Belgas, 2 Polacos, Jesuítas? Oculi habent, sed non ridelbumt.
i 1 Holandés, a saber: Il. Orison neu. Para CLEMENTE VIII-1592.
I. Ignacio de LovoLA, Español, • La curiosidad conduce a los Jesuitas a intro
elejido en...·············. 1541, • ducirse en todas partes, sobre todo en los con
Jacobo LavNEz, Esp............. 1568. • fesionarios, para saber del penitente todo lo
III. San Francisco de Borja, duque • que pasa en su casa entre sus hijos, sus do
de Candia, Esp................... 1568. • mésticos, i las otras personas que vienen, o
IV. Eberardo MERcurúes, Belga... 1573. que habitan en ella, o aún en el barrio. Si
V. Claudio AuAviva, Italiano.... 1581. • confiesan a un Principe, se apoderan del go
VI. Mucio Virrelescni, Italiano. 1615. « bierno de toda su casa; ellos quieren tambien
VII. Vicenti CARAFFA, Italiano...... 1646. gobernar sus Estados, haciéndole entender
VIII. Francisco Piccolowin, Ital. ... 1649. • que nada le saldrá bien sin sus cuidados i su
IX. Alejandro GoTorrid, Ital... 1652, “ industria.”
X. Gowin NickEL, Aleman....... 1662. No es un fi'ósofo quien juzga a los Jesuitas,
XI Juan Pablo OLivA, Italiano.... 1664. es el Jefe de la Iglesia; vamos a ver a los Je
XII. Cárlos de Noy ELLE, Belga...... 1682.
suítas juzgados por su tercer Jeneral.
XIII. Tirso GoNzALEz, Español...... 1697. III. • Bien pronto llegará un tiempo en que
XIV. Anjel María TAMBurn, Ital... 1706. • la Compañía de los Jesuítas estará entera
XV. Francisco RETz, Aleman...... 1730. • mente ocupada de las ciencias humanas, pero
XVI. Ignacio Visconti, Italiano...... 1751. • sin ni una aplicacion a la virtud; la am
XVII. Aloys CENTuRioxo, Italiano... 1755. “ bicion dominará en ella; la soberbia i el
XVIII. Lorenzo de Ricci, Italiano:..., 1658, llo entrarán allí a rienda suelta, i no ha
CONSPIRACION JESUÍTICA. 115

“ quien pueda reprimirla. El espíritu de nuestros “ iporque lo he creído útil i necesario para la
“ cofrades está lleno de una pasion sin límites “ Iglesia,i yo lo haría si aún no estuviese he
“ por los bienes temporales; ellos tratan de acu “ cho; M. A quista sopraesoNNE MI DARA LA
“mularlos con mas furor que los mismos segla “ MonTE (pero esta supresion me dará la
“ muerte).”
He aquí todavía otra prediccion que no es de XII. No se sabía cómo interpretar un letrero
Voltaire, ni es siquiera de Michelet, sinó de Je fijado en el palacio del Santo Padre,i que con
rónimo de Lanuza, Obispo de Albarrazin, quien tenía estas cinco letras : I. S, S. S. V. Clemen
dice, hablando de los Jesuítas: te XIV mismo lo esplicó así: • In Settembre
IV. “Ellos quitarán sus limosnas a los pobres, Sará Sede Vacante ” ( en setiembre la Santa
* a los miserables, a los enfermnos. Ellos atraerán Sede estará vacante). Clemente XIV murió
“ la muchedumbre. Contraerán familiaridad con un fuego devorador en la garganta, en el
“ con las mujeres, i las enseñarán a engañar estómago i en losintestinos. Murió despues de
“ a sus maridos, i a dar sus bienes en secreto.” terribles cólicos, i en el momento de la muer
V. “Hace mucho tiempo que se ve a la So te su cuerpo se ennegreció, i se deshizo en pe
“ ciedad (la de los Jesuítas) en el peligro mas dazos.
“ inminente de una decadencia súbita, porque Se había atentado dos veces, por medio del
“ hai en ella mui malas cabezas i mui malas veneno, contra la vida del Santo Padre, en el
“ máximas ” (Carta de San Cárlos, de 15 de mes de abril, i a fines de junio de 1774.
abril de 1759, a M. Speciaux). XIII. Los Jesuítas hacen voto de pobreza !!
VI. “No ha habido una Orden relijosa mas “ Yo he encontrado entre las manos de los Je
“ perjudicial a la Iglesia universal, ni que haya “ suítas casi todas las riquezas, todos losfon
“ llenado de tantas turbaciones a las provincias “ dos i toda la opulencia de la América meri
“ cristianas, &.º ”(Elbienaventurado PALArox “ dional; ellos no cesan de aumentar sus bienes
al Papa INocencio X). “ por la industria de su tráfico, que va hasta
VII. “Ellos han sido falsossabios que aliaban “ tener negocios de ganado, carnicerías, i tien
“ la iniquidad con la justicia,las tinieblas con la “ das para los comercios mas bajos” (Carta de
“ luz, porque no había ninguna fuerza de razon, (D PALArox a Inocencio X).
“ ningun peso de autoridad que pudiera detener XIV. Corruptores políticos de todo gobierno,
“ a esas jentes que obraban como desesperados.” “ aduladores de los grandes i de sus pasiones,
(Carta del Cardenal de Tour N9N al Vicario “promotores del despotismo; para ahogar la
Apostólico). “ razoni apoderarse de la autoridad, enemigos
VIII. Se lee en el decreto dado por el Parla “ de los Reyes que se oponen a sus desígnios
mento, en 1662: “El instituto de los Jesuítas es “ oblícuos, calumniadores de todos aquellos que
“inadmisible por su naturaleza en todo Estado • aman sinceramente al Príncipe i al Estado;
“ con leyes, como contrario al derecho natural, “ ellos ponen un cetro de hierro en las manos
“ atentatorio contra toda autoridad espiritual o “ de los Reyes, el puñal en las de sus súbditos;
“temporal, i tendiendo a introducir, bajo el velo “ aconsejan la tiranía, i enseñan el tiranicídio;
“ de un instituto relijioso, un cuerpo político, cu • alían, al ménos hasta donde conviene a sus
“ ya esencia consiste en una actividad contínua, “ intereses, la intolerancia mas cruel con una
“ para llegarportoda clase de vías, directas e * indiferencia escandalosa por el fondo de la
“indirectas, sordas o públicas, al princípio a una relijoni por la moral; ellos permiten todos los
“independencia absoluta,i sucesivamente a la • crímenes,i no perdonan meras disputas sobre
“ usurpacion de toda autoridad.” • palabras, en materias poco intelijibles; sirven
1X. El decreto de 1762 contiene tambien el • a la idolatría que los considera. i persiguen al
pasaje siguiente sobre la moral de los J suítas: * Catoicismo que les rehusa su confianza. Una
“ La moral práctica de la Sociedad de Jesus es “ querella teolójica es en Europa un negocio de
perversa, destructora de todo princípio reli * Estado, miéntras que se permiten en Asia las
“jioso, i aún de probiad; dañosa a la moral • supersticiones malahares i el culto de Con
“r cristiana ;perniciosa a la sociedad civil ; sedi * fucio.” (M. De MoxrcLAir, Infomme del Ins
“ ciosa, atentatoria a los derechos i a la natura tituto de los Jesuítas, nota 61).
“leza del poder real, a la seguridad misma de XV. Benedicto XIV, por unabula de 20 de di
“ la persona sagrada de los Soberanos, i a ciembre de I741, prohibe a los Jesuítas “ atre
“ la obediencia de los súbditos ; propia para * verse en lo futuro a esclavizar a los Indios del
* escitar las mas grandes turbaciones en los Es * Paraguay, a venderlos o comprarlos, &º;i a
“tados, i para formar i mantener la mas pro • separarlos de sus mujeres, de sus hijos, i des
“funda corrupcion en el corazon de los hom “ pojarlos de sus bienes i efectos” (pajina 27),
4 bres.” XVI. Pocos dias ántes de morirse, el padre
X. Respondiendo a un breve del Papa Clemen Lachaise decía a Luis XIV: “Señor, os pido de
te XIII, Cários III,Rei de España, se espresó así • gracia que elijais un confesor en nuestra Com
sobre los Jesuítas: “Puedo asegurar a Vuestra “paña; ella es mui afecta a Vuestra Majestad,
“Santidad que he tenido las pruebas mas sufi * pero está mui estendida, es mui numerosa, i
“ cientes de la necesidad de espulsar de mis “ compuesta de caractéres mui diferentes, todos
* Estados a la Compañía entera, i no a algu * apasionados de la gloria del Cuerpo. No se
“ nos particulares solamente; yo se lo repito a “ podría responder de una desgracia, iuN AL
“Vuestra Santidad, se lo aseguro de nuevo, i * Golpe se. DArroNro.” El Rei quedó admira
* ruego a Dios, que, para su consuelo, le inspi do de estas palabras,i las dijo a Marechal, su
* re el que lo crea.” primer cirujano, quien, en el primer movimiento
XI. Cuando Clemente XIV hubo firmado la de su espanto, las repitio a Blouin, primer ayu
bula de la estincion de los Jesuítas, se encon- dante de camara, i a Bouldu, primerbotirario,
trabe sentado a su escritorio,i dijo delante de sus amigos particulares, de quienes aprendi en
una persona distinguida por su mérito i su ran ni juventud muchas anecdotas. (Memorias de
go: “Ya está hecha la supresion,i no me arre | Ductos, t. 1, páj. 131).
“piento; no me he determinado a ello sinó XVII. El Papa Inocencio XIII reprochó a
* despues de haberlo examinado i pesado todo, los Jesuítas el haber sido, en Pekin, los promo
116

tores i los solicitadores de la prision de los mi XXI. ¡Qué otra relijion tiene Constituciones
sioneros, declarando que, por un escándalo inau “ que se mantengan secretas, privilejios que no
dito, hicieron las funciones de arqueros para pren se quieran declarar, i reglas escondidas? La
derlos,i de carceleros para guardarlos, sobre to Iglesia no aborrece la luz; al contrario, abo
do, respecto de los señores Pedimi, Appianii “rrece las tinieblas......i se ven, hasta donde
Guigues, misioneros italianosifranceses. (Tomo * se quiere, los privilejios, las instrucciones, los
V de Las anecdotas sobre la China, páj. 260). estatutos, i las reglas de conducta de los demas
relijiosos. Pero hai muchos relijiosos entre los
XVIII. “Pregunto si es honradez constituir Jesuítas, i aun relijiosos profesos, que ignoran
a los relijiosos en espías,por deber,unos de las Constituciones, los privilejios, las reglas
otros, i acostumbrar las almas tiernas i fáciles
propias a la Compañía, aunque se someten a
al disimulo i a la mentura; esto es corromper ellas ise obligan a hacerlas seguir. De que
el corazon, es degradar el espíritu; quitar a hai quienes no las sepan,podrá asegurarse Su
los hombres todos los sentimientos de ho
* Santidad, si quiere informarse de ello. I así,
mor, todos los motivos de emulacion; es en • sus Superiores los conducen por reglas ocul
vilecer la humanidad bajo el pretesto de per “tas, conocidas solamente de estos Superiores”
“ feccionarla. I ¿qué uso no podrá hacer de (D. PALArox, Obispo de Osma, a Inocencio X).
“ semejantes instrumentos un Superior ambi
“ cioso i criminal; de esos instrumentos, ocupa Al acabar estas numerosísimas citas, soltamos
“ dos en elevarse contínuamente, i, por consi la pluma con placer; en efecto,es doloroso tener
“guiente, en traicionarse? Se les impone el que transcribir tales máximas, aún cuando sea
“yugo de hacerles creer que es por su bien que para deshonrarlas. Frecuentemente nos hemos
“ se los traiciona: esto es el colmo del fanatis creído engañados, i nos hemos imajinado reco
“ mo.” (LA CIALoTAus, Informe de las Consti pilando, no el pensamiento de un miembro de
de los Jesuítas,páj. 171, edicion en una sociedad relijiosa, sinó las memorias cínicas
:
12.yo). de un bandido. Nosotros no comprendemos có
mo hayan podido encontrarse hombres bastante
XIX. “Parece quela Sociedadde los Jesuítas miserables para escusar el parrieídio, para es
“ tiene el poder de obscurecer el sol, i que hace cusar el robo i el asesinato, para escusar todos
“ a los hombres ciegos o sordos a su antojo.” losvícios, adular el despotismo, i aguzar el pu
(MonrcLAR, Informe,páj.64). ñal contra los Reyes.
XX. El Jeneral es el verdadero Papa de la Desde hace tres siglos,un espíritu de vértigo
* Compañía de Jesus, i el plan de este institu ha herido a la Compañía de Jesus; si sus abo
* to, destructor de toda autoridad i de todo go minables doctrinas no hubieran horrorizado al
*bierno, tiende a concentrarlo todo en la So mundo, si ellos mismos no se hubieran visto pre
“ ciedad. Esta Sociedad ambiciosa es una na cisados a confesarlo, ¿ quién puede predecir lo
“ cion, una potencia aparte, quejermina en el que seríamos ho, iquién sabe si por todas partes
“ seno de todas las demas, altera su substancia, el poder no pertenecería a esta Orden, que el
“i se alimenta con sus ruinas”(Riquer, miem Siglo XIX tendrá la gloria de anular para siem
bro del Parlamento de Tolosa). pre?

"IN DEL COL1G)


coNSPIRACIONJEsuÍTICA 117

|}\|\ \||||| ] IN JNIN.


O

INSTRUCCIONES RESERVADAS
De los padres de la Compañía de Jesus, compuesta por el Padre Clan.
dio Aquaviva, de la misma Compañía, traducida de la edicion port
guesa de 1827; i dedicada por el Editor a M. Eujenio Sue, autor de
EL JUDI) ERRANTE

ADVERTENCIAS IMPORTANTES i decidir al mismo tiempo si EL Judío Ennawre


es mas bien una relacion histórica de hechos ver
DEL EDITOR A LOS LECTORES. daderos, que una ficcion novelesca, hija solo de
una fecunda imajinacion, nos ha parecido que en
este caso debe publicarse todo cuanto haya de
Habiendo llegado a nuestras manos, entre mas notable sobre dicha Compañía, ya sea en
otros muchos impresosi manuscritos en diferen pro, ya en contra, porque así será el juicio mas
tes idiomas, que tratan de los Jesuítas, la pre exacto. (*). A nosotros tal vez mos habrá cabido
sente Mónira Secreta de los padres de la Com la desgracia de que todos cuantos documentos
pañía de Jesus(compuesta por elpadre Claudio conservamos, que no son pocos, arrojen de sí
Aquaviva, de la misma Compañía, impresa en comprobantes en abono de EL Judío Ean ANTE,
idioma portugués, en 1827, en Rio Janeiro), en itestimonios de condenacion para los Jesuítas;
la cual se ve desarrollado de una manera que ad sin embargo, no nos meterémos en comentarios
mira, i llevado a reglas fijas i progresivas en un que pudierau prevenir el fallo de la opinion pú
grado de sagacidad que asombra, el bello ideal blica, nos librarémos mui bien de ello: en punto
de someter el mundo entero a la obediencia i a juicios i calificaciones somos harto delicados,
capricho de una reunion de asociados con este para que de ningun modo, ni en manera alguna,
solo i esclusivo objeto, aunque bajo apariencias 1 tratemos de influir en la decision el tribunal
por cierto mui distintas, i sin otras armas que que en esta ocasion está llamado a pronunciar
las de la hipocresía i el engaño, que, atacando su sentencia. Así, en lo que demes a la imprenta,
simultáneamente a la imajinacioni al corazon, harémos únicamente el oficio de simples redac
dominan el espíritu; creímos siempre que estas tores, publicarémos los ducumentos que estén
notables circunstancias hacían sumamente cu manuscritos o impresos en castellano, tales co
rioso i digno de estudiar este parte del injenio, mo ellos estén; i en los que haya que traducir
como se estudian los venenosidemas produccio de otros idiomas, lo verificarémos literalmente,
nes de la naturaleza, aún cuando no sea para como lo hemos hecho con esta MónirTASecaera,
otra cosa que para admirar la prodijiosa fecun prefiriendo este método, por mas que nos re
didad de aquella, i a laProvidencia, que nos de pugne,i sea contra nuestro gusto i deseo, a una
paró ocasion de conocer el mal, para poderlo
obviar.
(*) I en efecto, hemos observado con sumo gusto,
Sin embargo, por esta sola causa, quizá, no que, tanto en favor como en contra de los Jesuias, estan
nos hubiéramos decidido a publicar este librito, saliendo diferentes publicaciones, aunque algunas de
ellas, que son en pro, se han anunciado con cierto equi
puesto que al fin en él de personas se trata, i de voco rebozo, que a algunos habrá parecido, cuando mé
la reputacion de toda una corporacion, punto nos, dudoso si seran una defensa, o una apolojia dis
para nosotros siempre mui respetable; pero una frazada para penetrar hasta ocupar los animos, de un mo
do que otros llamarian jesuítico, i nosotros dirémos fal
vez que el célebre Mr. Eujenio Sue, con su fa to de franqueza. No aprobamos semejante proceder, nos
mosa obra, EL JUnío Ean ANTE, ha conmovido gnsta la realidad, i amamos la verdad sin telarañas la
toda la Europa, i los ánimos se manifiestan an verdad vestida nos parece fen, i se nos figura ver en ella
siosos i escitados de saber cuanto concierne a la la nuentira, por mas que los atavos en que vava envuelta
hayan ceñido a guisa de galas merecidas por su
Compañía de losJesuítas, para poderlos juzgar,
11(S SEMANA L1"I"ERARIA.

traduccion libre; para que así, absteniéndonos veniente publicar; especialmente por haber
de todo comentario,i sin poner nada de nuestra sido mui discutidos, en la Cámara de los Di
propia cosecha para obviar toda susceptibilidad, putados de Francia, los perjuicios que resultan
aparezcan ante el publico estos documentos, a la humanidad de la admision de los Jesuítas
desnudos como la verdad, aislados como una en el seno de aquel reino. Atribúyese esa tan
roca elevada en medio del mar, i despejados espantsa admision únicamente a la estricta
de toda niebla, como se presenta el sol sobre el observancia del tratado secreto de la SANTA
horizonte en un dia claro i sereno: para que ALIANZA para la propagacion de su doc
el juicio que resulte sea tambien verdadero, trina!.....
claro i patente. De este modo sera noble el A vista, pues, de los acontecimientos políticos
ataque i noble la defensa, i por consiguiente recientes en Francia, Fspaña i Portugal, es de
brillante la victoria, sea cualquiera de los con suponer que esa doctrina se asemeje a la que
tendientes el que la lleve, está propagando la JUNTA APOSTOLICA.
Parece, ademas, que dicta el buen sentido El. Enrror.
que, siendo estas pruebas o comprobantes como
armas dadas a los que se aprestan a la pelea, o
empuñadas por los que se disponen al combate,
cada cual debe dedicar la que saque de su ar
senal al sujeto que con ella se ha de defender, PROLOGO.
o en cuyo favor se ha de esgrimir. Así que la
Mónita secreta, como en nuestro modo de ver DE LA MISMA EDICION
es una arma propia de Mr. Eujenio Sue, por
que sin conocimiento de ella, o de sus conse Los Superiores de la Orden gnardarán con
cuencias al mémos, no pudo escribir EL Judio celo i cuidado estas instrucciones secretas, te
ERRANTE,pues no parece factible soñarse cosas niéndolas siempre consigo, i únicamente las
tan parecidas i tan iguales, a él la dedicamos, comunicarán a los profesos instruidos, para que
i por lo mismo no estrañaríanos que otras pu conozcan cuánto fruto resulta de su uso a la
blicaciones que salen en sentido opuesto, se Compañía; por cuya razon solamente las hau
dedicasen a los que pretenden defender, ántes de comunicar bajo sijillo, como escritas i saca
por el contrario lo hallariámos mui justo; ital das de la propia i particular esperiencia que
haríamos nosotros el dia que diéramos a la prensa 1 hemos adquirido. I por cuanto algunos de los
cualquiera obra de esta clase. nuestros ya son sabedores de muchos de estos
Por último, dehemos advertir a muetros lec secretos, tuvo cuidado la Compañía, luego en
tores, que si hubo en la Compañía de los Je su principio, que ninguno de ellos pudiese pasar
suítas seres tan depravados, i faltos de relijion a otra relion que no fuese la de los Cartujos,
i buena moral cristiana, como nos los pintan i por su abstraccion de vida i per étuo silencio,
describen tantos documentos que van viendo la que guardan en observancia de su regla confir
luzpublica 1 parecen atestiguar aquella opinion, mada por la Silla Apostólica.
no por eso podemos dejar de creer que no se Se ha de, poner toda vijilancia para que es
rían todos,i que entre ellos habrá habido doc tas instrucciones no lleguen a manos de los es
tísimos, llenos de virtudi de ciencia; pero tam. traños; porque las interpretarán siniestramente,
bien es verdad que esto no lo contradicen estos inmolados por muestra distincion i sabiduría; i
documentos, ántes bien dicen, que estos santos si esto aconteciere (lo que Dios no permita),
i doctos varones eran los inocentes instrumen nieguese que estos sean los pareceres o pensa
tos de que se servian, i el inespugnable escudo nientos de la Compañía de Jesus, contestán.
con que se guardaban, para llevar a realizacion doles con algunos de los nuestros, que precisa
impunemente los maquiavélicos planes que se mente las deberán ignorar, confundiéndolas con
atribuyen a la Compañía. las instrucciones jenerales escritas, o con las
A fin de que el gran jurado que va a decidir ordenanzas impresas,
en asunto de tan grande importancia, se apro Inquirirán constantemente los Superiores, con
xime lo mas posible a la universalidad, pues dilijencia i cautela, si estas instrucciones habrán
indudablemente cuanto mayor sea el número sido reveladas por alguno de los nuestros a los
de personas liamadas a su voto, mas seguridad estraños; i ninguno por sí, ni por tercera perso
habrá de que este sea libre, espontáneo e hijo na,las podrá copiar sinó con espreso consenti
de la verdad, que puesta en práctica es la jus miento del Provincial o del Jemeral. Si hubiere
ticia, nos hemos decidido a ofrecer al público, apariencias o sospecinas de que alguno de los
así esta como las demas obras que publiqnemos nuestros no guarda tan importante secreto de la
concernientes a este asunto, en ediciones eco Compañía, impútesele que lo tiene revelado a
nómicas para que resulten baratas, i por con los estraños, i luego sea, en la forma recomen
siguiente populares, como de fácil adquisicion dada, espulsado de la Compañía sin remision.
a toda clase de personas, aún a aquellas que,
no porque carezcan de medios eventuales de
fortuna, dejan de poseer la innegable riqueza
del discernimiento i el grande inoble deseo de
aspirar a la perfeccion. INSTRUCCIONES SECRETAS,

CAPITULO I.
NOTA DE LA EDICION PORTIGUESA,
De qué forma se ha de portar la Compañía
Entre los manuscritos que se reservan en la cuando comienz a una fundacion de nuevo.
librería de un sabio portugués, estaba la pre
sente Mónita Secreta de los estinguidos Jesui Para hacerse agradable a los vecinos de la
tas, que, por curiosa materia, nos pareció com poblacion, convendrá mucho esplicar el fin que
CONSPIRACION JESUÍTICA.

tiene la Compañía en estas fundaciones marcado a los eclesiásticos, cuando estos disimulan sus
en su regla, donde se dice: que Compia hechos odiosos i los interpretan favorablemente,
atiende con sumo gusto a la salud del projimo, o por la parte mejor, esto deben hacer sien
i con tanta igualdad como a la suya propia,por pre los nuestros, como tambien que contraigan
lo que han de ejercitarse nuestros relijiosos en matrimonios con parientes por consanguinidad
los servicios nas humildes de los hospitales: han o afinidad, i otros casos semejantes. Debemos
de visitar los pobres afljidos i encarcelados: han inducirlos a que pongan en nosotros toda su
de oir las confesiones con quietud ijeneralidad; esperanza, i que con facilidad sacarénos estas
para que a vista de esta caridad tan desusada dispensas del Papa, las cuales no podrá negar,
itan nueva, los vecinos mas eminentes se ad esplicándole las razones que hai para conceder
miren de mosotros i nos amen. Tengan todos en las, i trayéndole ejemplos, i alegando senten
la memoria, que lafacultad para ejercer los mi cias favorables a título de bien c mun, i mayor
nisterios de la Compañía, se ha de pedir con gloria de Dios, que es el objeto de la Com
modestia i relijiosidad,i que estudien mucho en pana.
acariciar la benevolencia de todos, i principal Lo mismo se ha de hacer si el Príncipe em
mente de los eclesiásticos, como tambien de los prende alguna cosa que no sea agradable:igual
seglares de cuya autoridad necesitamos. Tam mente todos los grandes han de ser movidos,
bien es preciso, en lugares distantes donde se i se investigarán los ánimos de los mas para
han de recibir limosnas, aunque sean pequeñas, conmoverlos, i que se acomoden a no oponerse:
pouderar la necesidad de los uuestros; i luego por lo que esto ha de ser en jemeral i no des
esas limosnas se darán a los pobres, para que cendiendo a particularidad, para que si el nego
se edifiquen los que no conocen la Compañía, cio tuviere éxito, no se impute a la Compañía;
i por este modo sean con nosotros mucho mas i si por a caso este modo de obrar en algun tiem
liberales. Débese dar a entender con mucho po fuese reprobado, publiquense instrucciones
cuidado, que todos tenemos el mismo espíritu, contrarias, i añádase la autoridad de algunos
para que aprendan a tener el mismo esterior padres que ignoran estas instrucciones secretas,
i uniformidad de tantas personas, a fin de edi para poder afirmar con juramento que la Com
ficar a todos;i los que obren en contrario, sean pañía padece calumnia.
espulsados sin remision. Ayudará no poco a ocupar los ánimos de los
Resérvense los nuestros de comprar bienes Príncipes, si los nuestros con destreza i por
raices luego al principio de alguna nueva fun terceras personas insinuaren que tomarian a su
dacion: por lo que, si compraren algunos,hága cargo las embajades honoríficasi favorables para
se en nombre de algunos amigos de la Con otros Principes i Reyes, i con especialidad para
pañía, que sean verdaderos i de secreto, para el Pontífice, i otros supremos monarcas, i con
que mejor resplandezca nuestra pobreza;i aque esta ocasion se pedrán recomendar a sí mismos
llas haciendas que están contiguas a los luga i a la Compañía; mas para esto no se han
res de nuestros colejios, sean consignadas por de destinar sinó los que tuvieren mayor celo, i
el Provincial a los colejios remotos, para que los que estuvieren mas versados en estas ins
nunca puedan los Príncipes i majistrados tener trucciones. Los comensales de los Príncipes, i
noticia cierta de las rentas de la Compañía. ” principalmente los criados, han de ser tratados
No tomea empeño los nuestros en fundar cole con mas familiaridad,i obligados por medio de
jos sinó en las ciudades opulentas, porque el algunas dácivas pequeñas,i oficios de propiedad,
fin de la Compañía en esta parte es imitar a para que así bien dispuestos, instruyan fácilmen
Jesucristo Señor nuestro, que moraba en Jeru te a los nuestros de las nclinacion s de los
salen i en otros lugares grandes, i que en los Príncipes, i conseguido esto, con facilidad se
pequeños solamente estaba como de paso acomodará la Compañía a sus jenios.
Cuiden mucho de exajerar a las viudas, prin la esperiencia ha enseñado cuanto tiene ad
cipalmente ricas, nuestras necesidades;porque quirido i aumentado la Compañia por tratar
con estas exajeraciones se les han de sacar con los matrimonios entre los Príncipes de las casas
siderables limosnas i sumas, aunque sea por de Austria, Francia, Polonna, i ademas de los
violencia. Solamente los Provinciales sabrán el Ducados Soberanos; i por esto se han de es
valor de nuestras rentas: por lo que cuánto sea cojer con prudencia novicios que tengan amis
el capital de nuestro tesoro que está en Roma, tades i parentescos con los grandes de la corte,
esto es sacramento i misterio de que solamente i con los amigos de los nuestros. En cuanto
elJeneraltendrá noticia. Prediquen los nuestros a las mujeres de los grandes, esas con facili
en toda parte,i promulguen en las conversacio dad serán atraidas a nuestra direccion por sus
nes, que venimos a enseñar niños i en socorro ayas mas particulares; por lo que convendrá
de los pueblos; que todo lo hacemos de gra que sean incitadas por todos los modos, i de esta
cia i sin escepcion de persona alguna; i que manera tendrémos puerta-franca para saber
no servimos de gravámen a la República, como todas las cosas, por mas sacretas que ellas sean.
las otras relijiones están sirviendo. Para que los nuestros dirijan bien las con
ciencias de los grandes, seguirán las sentencias
CAPITULO II. de los autores mas tolerantes, contra la opinion
de los otros de las demas reljiones, aunque
De modo han de adquirir i conservar los fuesen mui santos, para que dejados estos, de
Padres de la CoMPAñíA la familiaridad con pendan de nuestra direccioni consejo.
los Príncipes igrandes de la República. Tamb en se debe asegurar a los Príncipes,
prelados i demas personas de la grandeza, i a
Se ha de poner todo empeño en tener en todos los que pueden hacer algun favor estraor
trada con los Príncipes igrandes de los reinos dinario a la Compañía, que se les hará parti
i de todo el mundo, para que no haya quien cipantes de todos los merecimientos de la Com
se atreva a levantarse contra nosotros; ántes pañía, dándoles a entender el valor de tan
mas bien se vean precisados a estar dependien grande privilejo. Han de enseñar tambien, con
tes de nosotros. Como la esperiencia nos ense cautela i prudencia, las facultades amplísimas
ña que los Príncipes i grandes toman afecto que tiene la Compaña para absolver aun en
120 SEMANA LITERARIA.

los casos mas reservados i gravísimos, lo que situras, los patronatos, las fundaciones de alta
notienen otros pastores, o sean clérigos o reli- res, itodos los lugares propios: esto se conse.
jiosos; i tambien para dispensar los ayunos, de guirá fácilmente donde estén católicos, herejes
pagar i pedir el débito conyugal, los impedi i cismáticos mezclados, demostrando a estos pre
mentos del matrimonio, i en otras muchas co lados el inmenso frutoi grande mérito que ha
sas; i con esto se conseguirá que todos vengan de nacer de semejantes fundaciones i mudanzas;
a recurrir a nosotros. lo cual no se puede esperar de sacerdotes se
Tambien habrá mucho cuidado en que sean glares, ni de los regulares de otra relijion cual
convidados los grandes a los sermones, a las quiera, esceptuando la Compañía, por lo que
oraciones, congregaciones i ejercicios literarios, será así nui alabado su celo, i la memoria de
en los cuales han de ser honrados con versos tales hechos será eterna.
i conclusiones, escritos o impresos, i dedicados Debemos poner todo cuidado en que tales
a ellos; i si conviniere para alguna cosa, serán prelados sevalgan de nosotros, así para confe
convidados a la mesa, donde estarán los tres sarse, como para aconsejarse ; i si ellos tuvie
que hacen el principal ceremonial, i serán salu ran esperanza, o pretension de mayorgradua
dados con dichos discretos i galantes. cion en la Curia Romana, han de ser ayuda
Las amistades i disensiones entre los grandes dos por los nuestros con todo empeño, sea por
se han de avocar a nosotros para que se re el camino que fuere. Procuren tambien los nues
concilien; i así podrémos venir poco a poco al tros con los Obispos i príncipes, que cuando
conocimiento de las familias i de sus secretos, fundaren colejiatas, o iglesias parroquiales, que
i a que estén obligados a nosotros por la una la Compañía tenga facultad para nombrar vi
i la otra parte. cario que sea cura de almas,i que el superior
Si el Monarca, Príncipe, o grande fuere po del lugar sea siempre el párroco; porque así
co afecto a la Compañía, débese poner todo todo el réjimen de la Iglesia será nuestro, i los
cuidado, o por los nuestros, o por los amigos de parroquianos serán totalmente súbditos de la
ellos, para inducirlos a la amistad, i familia Compañía, para que la imputen alguna cosa,
ridad de la Compañía, prometiéndoles favores gracia, o indulto de la Silla Apostólica. Donde
iventajas que se procurarán alcanzar de su los académicos sean contra nosotros, o los ciu
Príncipe o Monarca. Absténganse todos de re dadanos católicos o herejes impidieren las fun
comendar a persona alguna los espulsados de ciones, allíhan de tener mucho cuidado los pre
la Compañía, particularmente aquellos que por lados de procurar que los nuestros ocupen las
su voluntad dejaron el ropon; porque, por mes primeras cátedras o púlpitos; porque, consegui
que disimulen, siempre ven con irreconciliable do esto, acontecerá en el decurso del tiempo, que
odio a la Compañía. Finalmente, de tal modo la Compañía halle ocasion para esponer al pú
soliciten totos reconciliar los Príncipes i gran blico la gran necesidad que hai de ella en las
des de cualquier lugar, que obren por ellos fiel universidadesigrandes rejiones. Tambien se ha
mente, aunque sea contra sus mismos parientes de procurar empeñar a losprelados eclesiásticos,
sanguíneos, por afinidad, i sus amigos, por gran cuando se trate de la beatificaciona o canoniza
des que sean, cuando la ocasion se ofrezca. cion de los muestros, ipor todos los modos pro
curar con dilijencia cartas de ellos, i de los prín
CAPITULO III. cipes igrandes, con los cuales se adelanta el
negocio de la Silla Apostólica.
Cómo se ha de portar la CompañíA con aquellos Si aconteciere que los prelados i grandes va
que tienen grande autoridad en la República, yan a alguna embajada, se debe procurar con
aunque no sean ricos; pero que pueden de otro gran dilijencia, i prevenir que no lleven con
modo ayudar a la CompañíA. sigo otros relijiosos sinó los nuestros, i mucho
ménos aquellos que con nosotros tienen contien
Ademas de lo que queda esplicado en el ca das, los cuales cuidarán mucho en robarles los
pítulo anterior, que casi codo en proporcion se afectos,introducidos en las provincias o ciuda
puede aplicar aquí, se ha de buscar el favor des en que nosotros habitanos: i si estos emba
de estos,i su gracia para contra nuestros adver jadores pasaren por donde la Compañía tiene
sarios. Se debe usar de su autoridad, pruden colejios, sean recibidos en ellos con los honores
cia i consejo,para adquirir grandes empleos, itratamientos que permite muestra modestia re
que han de estar a cargo de la Compañia i lijiosa, para que así nos queden obligados,
que tácitamente se servirán con el secreto de
sus nombres para adquisicion de bienes tempo CAPITULO IV,
rales: por lo que esto se entiende, cuando de
los tales se puede hacer suficiente confianza. De lo que se debe recomendar a los predicado
Sírvase tambien la Compañía de estos para re res i confesores de los principes i grandes de
frenar los hombres mas vivos, i la plebe con la República.
traria a nuestra Compañía, a los Obispos, pre
lados i otros eclesiásticos superiores. Habrémos Diríjan los nuestros las conciencias de los
de pedir siempre lo que nos fuere conveniente, Príncipes i otros varones ilustres, de modo que
atendiendo la disposicion o desafecto que nos se entienda que solamente caminan a la mayor
tienen estos a quienes tenemos que dirijirnos. gloria de Dios, i a la seguridad de los príncipes,
En algunas partes bastará que procuremos para mas agradarle ; i no procuren luego la di
ue los prelados i párrocos hagan que sus súb reccion delgobierno político esterior,sinó poco
reverencien la Comprñía,i que ellos no a poco, e insensiblemente; por lo que se les ha
puedan impedir nuestros ministerios en otros lu de repetir muehas veces que la distribucion de
gares donde tengan mas autoridad, como en Ale los bienesi dignidades de la República pertene
mania i Polonia. Hemos de ver si podemos in ce a la justicia, i que pecarán gravemente los
troducir el que se dé culto en los templos, para príncipes, si contra ella juzganiobran como apa
que con el poder que los dichos párrocos i | sicnados. Protesten a menudoi con severidad
Príncipes tienen, podamos arrancariaplicarpara | que no se quieren introducir en los negocios de
nosotros los monasterios i parroquias, las prepo- 1 la Republica ; mas que dicen esto forzados pur
==----

CONSPIRACION JESUI"I'ICA. 121

razon de su oficio: luego que esta doctrina se truidos. Finalmente, que basta la Compañia
hubiere arraigado bien en los ánimos, espliqueu para educar la juventud : por lo que,si otros re
con qué virtudes han de estar adornados los que lijiosos impetraren algunas letras del Papa o re
han de ser promovidos a las dignidades i a los comendacion de los Cardenales, obren los mues
oficios publicos. Finalmente, serán nombrados tros en contrario,ipidan a los príncipes igran
por nosotros aquellos que con ánimo sincero sean des que informen al Papa de cuán beneméritos
amigos de la Compañia; esto no se hará inme son los de la Compañia, i de su grande sufi
diatamente por los nuestros, sinó es que los prín ciencia, para que solamente por ellos se pueda
cipes nos obliguen a esto; i tendrá mucha gra pacíficamente educar la juventud; i tambien
cia, si los amigos i familias fueren los que se lo probarán exhibiendo testimonios que darán
promuevan. los majistrados de su buena conservacion e insti
Acerca de lo cual se informarán nuestros con tuto ; i en el entretanto procuren con todo es
fesoresi predicadores de los amigos que sean fuerzo afectar toda especie de virtud i doctrina,
aptos para cualquier empleo, principalmente de | ejercitando lajuventud en los estudios i en los
aquellos que seanjenerosos con la Compañia, i plausibles juegos escolásticos, a presencia de los
tengan consigo los nombres de estos i los insi grandes, de los majistrados, i aún de la misma
nuen a los príncipes a su tiempo con destreza, plebe.
tanto por sí como por sus amigos. Tambien los CAPITULO VI.
confesoresi predicadores cuiden de portarse con
los príncipes con mucha suavidad i blandura, i Del modo de atraer a las viudas ricas a su
de ningun modo se desavengan con ellos: en devocion.
las conversaciones particulares disuádanlos de
todos los temores, exhortándolos con que van Eíjanse para esta grande obra los mas anti
bien fundados en la esperanza, fe,justicia i po. guos i graves padres, con tal que sean de com
litica. plexion mas que viva i de conversacion mui lla
Raras veces aceptarán los nuestros para su na. Sean las viudas visitadas por estos, i luego
uso particular dones pequeños,lo que han de ha que mostraren afecto a la Compañia, les ofre
cer es recomendar la necesidad comun de la cerán con rebozo la proteccion iméritos de la
provincia o colejio. En casa tengan su aposen Compañia; i si ellas aceptaren esto, i comenza
to sin mucho adorno, ni se vistan con mímia cu ren a frecuentar nuestras iglesias, es necesario
riosidad. Acudan con prontitud a ayudar a con luego proveerlas de confesor por el cual sean
solar las personas mas enfermas del palacio, pa bien dirijidas, principalmente en órden a perse
ra que se juzgue que solo están prontos para verar en estado de viudas, alabándolas mucho, i
servir a los grandes. Tambien se morirán algu contándoles que la bienaventuranza seráinfali
nos que tengan oficio en palacio, pongan todo ble por este medio,i que este es el modo mas e
el cuidado en que a ellos sucedan los que sean ficaz de evitar las penas del purgatorio.
amigos de la Compañia, i mucho mas cuando Procure el confesor que se ocupen en su casa
el réjimen no fuere directo; por lo que, comoya en establecer alguna capillita u oratorio, en el
queda dicho, no se muestren empeñados en pu cual podrán ejercitarse en algunas meditaciones
blico, sinó por vía de amigs fieles i poderosos, i ejercicios espirituales, para que así se aparten
que podrán hacerfrente a la envidia, si acaso con facilidad de las conversaciones i visitas de
de estose orijinase. los que las pretendieren para casarse; i aún
cuando tengan capellan, no dejen los nuestros
CAPITULO V. de decirles misas,iprincipalmente de hacerles a
tiempo oportuno algunas exhortaciones; i tam
Cómo se han de haber los nuestros con los otros bien prevendrán con cautela el tener a su dispo
relijiosos, que tíenen en sus iglesias las mis sicion al capellan,i poco a poco se han de mu
mas funciones que tenemos nosotros. dar las cosas tocantes al gobierno doméstico de
la casa; pero atendiendo siempre a la persona,
Esta clase se ha de tolerar con animosidad, al lugar, al afecto i a la devocion. Han de se
i entre tanto se ha de esplicar e indicar a los pararse de la casa todos aquellos criados, pero
príncipes, i a aquellos que tienen alguna autori con moderacion, que no se franquearen nicorres
dad, i que de algun modo nos son adictos, bus pondieren con la Compañia, i solo se han de
cando tiempo oportuno, que nuestra compañía recomendar aquellos ( si hubieren de estar al
tiene la perfeccion de todas las órdenes sin la gunos) que dependan o quieran depender de
esterior austeridad en la comida i en el vestir; nosotros, así sabrémos todo cuanto pasa en la
isi algunas relijiones esceden en alguna cosa a Ca8.
la Compañia, en esta resplandece la Iglesia de Ha de poner el confesor todo cuidado en que
Dios de un modo mas eminente, Búsquense i la viuda use de su consejo en todo, i que des
nótense con cuidado los defectos de los otros re canse en él; i esto se le dará a entender en ha
lijiosos, los cuales, una vez descubiertos, sean biendo ocasion, diciéndole que es el único fun
dichos con prudencia iaire de compasion entre damento de su provecho espiritual,
los amigos fieles, i despuesmuéstrese poco a po Aconséjesele que continúe con mucha espe
co que no satisfacen a estas funciones con tan cialidad el Sacramento de la penitencia, en el
ta fidelidad i ministerio como nosotros satisface cual declare con mucha libertad los íntimos
pensamientos de su ánimo i de cualquiera ten
Con mayor cuidado se ha de caminar contra tacion; i ademas de esto, la frecuencia de la sa
aquellos que quieran abrir escuelas para enseñar grada Comunion, i oír misa de su mismo confe
a la juventud en los lugares donde están los sor, a la que será convidada, prometiéndole sin
nuestros con tanta honra i probiidad. Débese dar gulares deprecaciones en ella, que rece cada dia
a entender a los príncipes i majistrados,que, si la letanía, que haga una i muchas veces exá
los tales no fueren impedidos, servirán de gran men de conciencia. Tambien ayudará mucho,
de perturbacion, i ocasionarán sediciones en la para conocer perfectamente todas sus inclina
República, las cuales comenzarán por los mis ciones, decirle que haga confesion jeneral, i si
mos que estudian,i no fueren debidamente ins la hubiere hecho con otro, que la repita, propo
11
* == - ---------—----

122 SEMANA L1TERARIA.

niéndole con destreza, ademas de esto, algunos cipalmente de otros relijiosos, imbuyéndoles que
que la pretenden para cásar; pero que sean a todas las indujencias de las otras órdenes están
quellos de los cuales estén ciertos que la viuda consignadas a la Compañia.
los aborrece ; i cuéntenle tambien los vicios i Si hubieren de asistir a alguna funcion, per
malas costumbres de otros que la pretendieren, mítaseles adorno fúnebre ihonestidad espiritual;
para que así universalmente tenga aversion a pero con alguna cosa mundana, para que no se
las bodas. persuadan que son enteramente gobernadas por
Hágansele exhortaciones de los bienes que hombre espiritual. Finalmente, sino hubiere pe
proporciona el estado de viuda, de las molestias ligro de inconstancia, ise conociere que son fie
del matrimonio, i con especialidad siendo repe les a la Compañia i liberales para con ella, con
tido, i de los peligros en que se mete : cuando cédaseles todo cuanto pidierenpara sacar de la
conste que está sin afecto al matrimonio iaficio sensualidad; pero con moderacion i sin es
nada al estado de viudez, entónces se le ha de cándalo.
recomendar la vida espiriritual, mas de ningun Podrán vivir con estasviudas algunas donce
modo la vida relijiosa, representándole i exaje llas homestas, nacidas de padres ricos i nobles,
rándole las grandes incomodidades de esta vida, las cuales poco a poco se acostumbren al modo
trayéndole por ejemplo la vida deuna Paula,de de viviri direccion de los nuestros; presida a
una Escolástica, i otras semejantes. Vea bien estas alguna escojida por el confesor de toda la
el confesor que a lo masbreve posible haga ella familia, i estén todas sujetas a las censuras i o
voto de castidad, al ménospor tiempo de dos o tras costumbres de la Compañia; i las que no
tres años,para que con esto se cierre la puerta, i quisieren acomodarse a esto, sean enviadas a
no se acuerde mas de segundas bodes ; i en sus padres o a otras personas que las hubieren
este tiempo se le de prohibir toda conversacion traido, haciendo notar las discordias, jenios raros
con diferente sexo,i aún la de los consangui i otras causas. No podrá haber ménos cuidado
neos i parientes por afinidad, i esto a título de en visitarlas i curarlas cuando estén enfermas;
mayorunion con Dios. i si ellas se quejaren de que están indispuestas,
Los eclesiásticos que la visitareni ella visita luego en el mismo instantesuspéndanse los ayu
re, si todos no pudieren ser escluidos, sean tales nos, cilicios i disciplinas,i todas las penitencias
que, o sean admitidos por nuestra recomenda corporales; no se les permitair a la Iglesía, si
cion, o estén totalmente dependientes de noso nó en casa, donde con secreto i cautela se les
tros. En tanto que la viuda hubiere llegado a administrarán los sacramentos. Disimúleseles
este estremo, se le ha de persuadir pocs a poco a tambien que entren en el jardin, mas sea en se
las buenas obras, i con especialidad a que dé li creto,i permítaseles hablar itener recreaciones
mosnas, las cuales no se darán sin direccion de secretas con aquellos que fueren mas de su a
su padre espiritual, i este la persuadirá de que grado.
el talento no se debe dar sin discrecion, i que Para disponer de todas las haciendas de las
las limosnas mal dadas son causa muchas ve viudas que vengan a la Compañia, se les ha de
ces del fomento del pecado. proponerla perfeccion de estado de los hombres
santos, que, dejando el mundo, padres i madres,
CAPITULO VII. todas las riquezas, sirvieron a Dios con resig
nacion igrande alegría de ánimo, manifestán
Como se han de conservar las ciudas en es dole para este efecto lo que dicen las constitu
tado de viudez, i de qué forma se ha de dis cionesiexámenes de la Compañia acerca de la
poner de sus bienes. renuncia i abnegacion de todas cosas; aléguen
se ejemplos de viudas que, obrando así,fueron
Cuiden mucho los confesores de estas viudas santas en breve tiempo; i esto con las esperan
opulentas,de inducirlas contínuamente a la de zas de que serán canonizadas si así persevera
vocion de las buenas obras, de modo que no pa ren hasta el fin; i se les manifestará tambien
se semana en que no saquen espontáneamente que no faltará a los nuestros la autoridad para
de sí alguna cosa supérflua en honra de Cristoi con el Papa para este efecto.
de la Vírjen, i de su mas especial abogada; la Tambien se les ha de inculcar, que, para que
cual se dividirá entre los pobres, o se dedicará rer asegurar su conciencia, han de seguir ciega
para adorno de los templos, hasta que la viuda mente la direccion del confesor, tanto en lus
esté desnuda de las delicias de Ejipto. Por lo cosas espirituales como en las temporales,i con
que, si ademas del comun afecto declarasen su toda especialidad como ministro destinado por
liberalidad con la Compañia,i la continuasen, Dios.
hágaselas luego participantes de todos los méri Igualmente serán instruidas, ofreciéndose o
tos de la Compañia, i del especial privilejio del casion, de que la cosa mas grata a Dios es dar
Reverendísimo Jeneral. Si hubieren hecho vo limosna a las personas eclesiásticas,i principal
to de castidad, renuévenlo conforme a nuestra | mente a las de vida ejemplar; pero esto ha de
costumbre dos veces al año, iconcédan le por a- 1 ser con conocimiento i aprobacion del confesor.
quel dia de la renovacion delvoto una honesta Celarán con gran dilijencia muestros confeso
recreacion con los nuestros. res que estas viudas, penitentes suyas, no visi
Sean las tales viudas visitadas a menudo, in ten otros relijiosos, ni tengan con ellas familia
citadas con alegres coloquios, historias espiritua ridad alguna ; i para mejor impedirlo procura
les, i dichos graciosos que requieran, segun el rán en tiempo oportuno alabar la Compañia,
humor e inclinacion de cada una, No sean tra como órden que escede a las demas en grado su
tadas con demasiado rigor en la conversacion, perlativo, que es de mayor autoridad para con
porque no se hagan intratables, salvosi estuvie el Papa, i con los príncipes todos, que es per
reperdida la esperanza de recuperar su gracia, fectísima en sí,porque espulsa los malévolos e
u ocupada ya la viuda en otra parte, en lo cual incapaces, i por eso vive sin heces i sin escoria;
se ha de proceder con mucha discrecion, i aten i que de esto están llenas las otras relijiones, co
diendo al jenio siempre inconstante de las mu mo tambien de ignorantes e inútiles que no pien
jeres. Sean tambien apartadas con sagacidad san en su salvacion, sinó en llenar su vientre.
de las visitas i festividades de otros templos, prin Los eonfesores las espondrán les escesivos
——r== - -

CONSPIRACION JESUÍTICA. 123

gastos anuales de los colejios, i de las casas pro jor abracen la Compañía: cuéntenles las jor
fesas, principalmente los de la Casa Romana, uadas i viajes de los nuestros a países estranje
i las grandes deudas que se contraen por este ros, comunicándose con todos los príncipes del
motivo. No se olviden tambien de los ornamen universo, itodo lo demas que pueda servir de
tos de los templos,vino,cera,i de lo mas preci atractivo a la juventud, llamándoles la atencion
so para el culto divino i sacrificio de la misa ; sobre la limpieza i abundancia del refetorio i
para que, a vista de estos gasts sea mucho ma de los aposentos, la suavidad de la conversacion
yorla liberalidad de la viuda; i si esta no hu de los nuestros, i la facilidad de nuestra regla, a
biere dado en vida toda su hacienda a la Com la cual está prometida la gloria de Dios. I fi
pañia,propóngasele todo esto en tiempo opor nalmente,la eminencia de nuestra órden sobre
tuno, principalmente cuando fuere acometida todas las demas; i tambien con los que son pia
de alguna enfermedad grave. Dígasele tambien dosos se podrán mezclar algunos dichos ga
la necesidad de los colejios que se fundan de lantes.
nuevo en la Compañia, i sean inducidas sua Sean amonestados casi por revelacion a abra
vemente a hacer estosgastos, con los cuales fun zar nuestra reljion, i despues con cutela se les
darán para sigloria eterna; i esto mismo se ha insinuará la comodidad de la nuestra en compa
de ejecutar con los príncipes igrandes de la Re racion de las otras. Esplíquenles en las exhor
pública, i se les ha de persuadir que estas obras taciones públicas i en las pláticas espirituales
son perpétuas en este mundo; i en el otro las particulares, qué cosa tan grave sea resistir con
ha de remunerar Dios con gloria eterna. tra la divina vocacion ; i finalmente, serán ins
I si algunos malévolos alegaren contra esto truidos o hacer ejercicios espirituales, para que
algun ejemplo de Cisto, que fué pobrísimo, 1 acaben de concluir de entrar en nuestra relijion.
que asídeben ser tambien los compañeros de Procuren lcs nuestros que estos jóvenes ten
Jesus, respóndaseles, i procúrese inculcar con gan maestro adicto a la Compañía, que de con
severidad en todos esta respuesta: que la Igle tínuo estén en ella i los exhorten: pero que si
sia de Dios se ha transformado en monarquía, tornaran atras, se instruya a las madres que les
la cual se debe defender con autoridad ipoder priven de algunas cosas de lo preciso, para que
contra los malos i los enemigos poderoso, se ellos se vuelvan a aficionar, i de este modo se e
mejante a aquella pequeña pied a desgarrada vitarán pasar la vida en casa de sus madres,
que creció hasta convertirse en una grandisi por el disgusto de las cosas que estas les quita
ma montaña ; i así como pronunció el Profeta. ron ; las cuales, ademas, les encarecerán las
A las viudas que fueren inclinadas a dar li dificultades de la familia.
mosnas, i a adornar los templos, debe dárseles a Finalmente, si no pudieren los nuestros dis
entender de contínuo, que la escelencia de la poner cómodamente de las voluntades de estos
perfeccion consiste en desprenderse de todo, jóvenes para que se inclimen a la Compañía,se
despidiéndose del amor ácia las cosas terrenas, rán enviados a las escuelas mas remotas de la
i hacer de ellas poseedor a Jesucristo i a sus Compañía, i por partes de sus madres se les da
compañeros: pero, por cuanto se debe esperar rán pocos auxilios, pero por parte de la Compa
ménos de las viudas que encaminan sus hijos ñía se les tratará con muchos halagos i cariños,
para que tomen estado en el siglo, ahora pasa para que así, dejando a sus madres, vuelvan a
rémos a tratar lo que en este caso se debe hacer. nosotros sus afectos, obligados de los beneficios
que reciben de nosotros.
CAPITULO VIII.
CAPITULO IX.
Lo que se ha de hacer para que los hijos de las
viudas opulentas abracen el estado de relijio Del modo de aumentar las rentas de los
sos, o sean beatos o beatas. colejios.
Así como las nas de las viudas han de obrar Ningun colejial sea ultimado en la perfeccion,
fuertemente en esta materia, así los nuestros mién tras haya esperanzas de que suceda en
han de obrar por el contrario con toda suavidad. alguna herencia, hacienda o vínculo, salvo si en
Han de ser instruidas las mas, para que moles la Compañía estuviere algun hermano masjó
ten a sus hijos desde la tierna edad con repren ven, o mediaren otras causas graves.
siones, i con catigos cuando fueren crecidos: Todos han de estudiar mucho a fin de que se
especialmente si son hijas les han de negar el aumenten las rentas de la Compañía, seguu
adornoi galas que apetecen las de aquella edad, losfines que estarán reservados solamente a los
deseando,i a Dios rogando, que aspiren al estado superiores,ihan de conspirar todos a esto, a lo
relijioso, prometiéndoles un gran dote si se incli ménospara que la Iglesia de Dios vuelva a su
maren a ser monjas. Esplíquenles muchas veces antiguo esplendor, i para que no haya sinó un
las dificultades comunes que hai en todos los solo espíritu en todo el clero: por lo que se ha
matrimonios,i algunas en particular que las mis de amonestar con frecuencia, i declarar a cada
mas esperimentarian mas bien, doliéndose estas paso, que la Compañía se compone, parte de
de no preferir al matrimonio el estado del celi profesores pobres, que,a escepcion de lo que ca
bato: finalmente,obren así de contínuo, para da dia les dan los fieles, carecen de todas las co
quelas hijas, principalmente,se vean precisadas sas; i otra parte de padres pobres, porque sub
a escojer el estado relijioso, para evitar la vida sisten de algunos bienes permanentes para los
trabajosa que han de pasar siempre en poder de estudios i sus funciones, ipor esto no sirven de
su madre. gravámen al pueblo, como sirven los Mend
Conversarán los nuestros con los hijos fami cantes.
liarmente,i si parecieren a propósito para la Los confesores de los príncipes, grandes, iviu
Compañía, introdúzcanlos cou oportunidad en das opulentas, i de otros de quienes la Compañía
los colejios, i esplíquenles aquellas cosas que les puede esperar alguna cosa, han de ser incansa
fueren mas agradables de cualquier modo, como bles en ponderar con sinceridad lo concerniente
son : las muchas quintas,viñas, i casas de cam a esta materia,pues ya que les dan lo espiritual,
po a donde los nuestros se recrean, para que me al ménos reciban ellos lo temporal, i nunca
124 SEMANA LITERARIA.

pierdan ocasion de recibir cuanto les ofrezcan ; envien muchos de los nuestros a los lugares en
i cuando sea prometido itarden en darlo, hágan que habiten los ricos i nobles; i para que los
les los nuestros con prudencia un recuerdo, pe- 1 Provinciales hagan esto con facilidad, cuiden
ro disimulando en la manera posible el afecto | los Rectores de avisarlos con cuidado en su de
que tenemos a las riquezas. bido tiempo para el buen resultado.
I si pareciere a los relijiosos i prelados que al Inquiriran tambien si sus contratos i posesio
gunos confesores de los príncipes igrandes, i o nes podrán venir a la Compañía recibiendo en
tros semejantes, no tienen industria para poner l ella a sus hijos,i a poder ser, esploren si algunos
esto en práctica, luego i con cautela séales qui bienes conducidos por algun pacto, o de algun
tado el ministerio, sustituyendo en su lugar otro otro modo, pueden ser concedidos al colejio, a
idóneoi hábil: i si fuere preciso, para satisfacer fin de que pasado algun tiempo vengan a recaer
al penitente, sea desterrado n los colejios mas en la Compata ; ponderándose entre los ma
remotos, diciéndole que la Compania necesita jistrados ilos ricos, la necesidad que padece la
de su persona italento en aquel colejo. Compañia, i el gravámen de los ritos con que
Hace poco oinos, que unas riuuas jórenes está mui gavada i sobrecargada.
murieron de muerte repentina, i que por des Si aconteciere que las viudas i casadas adic
cuido de sus confesores no dejaron cosa algu tas a nosotros tuvieren solo hijas, los nuestros
na a la Compana, habiendo ellas ofrecido en las dirijirán con blandura al estado de beutas
vida todas sus joyas a los templos de la Con o monjas, dándoles algun dote; porque lo de
pañía; i porque ellos no hicieron luego acep mas, poco a poco se adquirirá para la Compa
tacion de todo, todo se perdió infelizmente. ñía. Serán inducidas a entrar en otras relio
Los canónigos, pastores, i otros eclesiasticos mes, prometiéndoles alguna mínima cosa; pero
opulentos,han de ser atraidos a los ejercicios si hubiere algun hijo único, se le ha de atraer
espirituales por medio de industrias i sutilezas, por todos los modos a la Compañía,i se le ha
conciliándolos con la Compañia mediante este de apartar por todas las maneras posibles de
afecto a las cosas espirituales ; i despues, poco sus padres, i se le ha de repetir la vocacion de
a poco harémos juicio de su liberalidad. Cristo, mostrándole que será para Dios sacrifi
No desprecien los confesores preguntar a sus co mucho mas grato, si lo hiciere sin que nada
penitentes, en tiempo oportuno, por sus amigos, sepan sus padres: i si despues repugnare, será
familias, nombres, ascendencia i descendencia ; enviado a un noviciado remoto, avisándose pri
i despues de investigar su jenealojía, pregunten mero al Jeneral; pero situviere hijos o hijas,
por lo que son, qué resolucioni estado tienen ; primeramente se hau de encaminar las hijas a
i sino estuvieren aún todavía recibidos en algu los monasterios en estado de beatas, i despues
na congregacion de las nuestras, convendra traer los hijos a la Compañía, con espresa con
persuadirlos a que hagan dilijencia para ser en dicion de que ha de suceder en los bienes.
ella recibidos; porque de esta manera vendrán Adviertan los confesores de las viudas i casa
a servir de utilidad a la Compañía. I por cuan. das opulentas, que se han de em, eñar mucho
to no convienepreguntar portolo, luego de una i con suavidadpara practicar con ellas estas ins
vez, ordéneseles, a título de limpiar mas la con tituciones en utilidad de la Compañía; is no lo
ciencia, o por modo de penitencia medicinal, ejecutaren así,pónganse otros en su lugar,i sean
que se confiesen todas las semanas, i sean en luego apartados de modo que no se comuniquen
tales confesiones inquiridos honestamente por con aquella familia. Sean inducidas a esto mis
el confesor, para que, lo que no pueda indagar mo las viudas i otras personas devotas, que se
se luego deuna vez, lo averigien en otras oca desean encaminar a la perfeccion, afirmando
siones; i si esto así sucediere, como se intenta, les que este es el mas eficaz medio para llegar
quedará el penitente inducido a continuar en la a su último i mayor grado, i mucho mejor sien
frecuente confesion, i a tener por este camino tregaren a la Compañía todos los bienes para
mucha familiaridad con nosotros. administrarlos,i sustentarlos de lo que necesita
Lo que se tiene dicho de las viudas, se ha de ren, para de este modo librarse de los cuidados
intentar tambien respecto de los mercaderes i ifatigas, ipoder con mas libertad servir a Dios.
negociantes ricos, i ciudadanos casados que ne Para persuadir con eficacia de la pobreza de
cesitan de sucesion, de los cuales, aunque en al la Compañía, pedirán los Superiores algunas
gunas veces no se coja fruto, en otras muchas cantidades de dinero a préstamo a las personas
se cojerá con abundancia, si con prudencia lo ricas i afectas: pero dilátese el pago,i con espe
ejercitare la Compañía. Estas prácticas se han cialidad hasta el tiempo de grave enfermedad, en
de observar especialmente con los ricos i opu el cual sean'las tales personas frecuentadas;ien
lentos, a los cuales visitarán los nuestros a me las visitas sean mui persuadidas.alegándoles ra
nudo,i si ellos no tuvieren parientes en sumo zones para que nos entreguen las escrituras de
grado, el vulgo no podrá murmurar. tales deudas;i así los nuestros no serán cono
Procurarán los Rectores de los colejios obte cidos por ambiciosos, itendrémos ganancia, sin
ner noticias de las casas, campos, quintas, gran que nos vea aquel que sucediere en los bienes
jas, viñas, aldeas,i de todos los bienes que po del difunto. Tambien es mui conveniente que
seen los de la primera nobleza, mercaderes i lcs Superiores tomen dinero a juro de algunas
ciudadanos ricos ; i si pudiere ser, tambien de personas, ipongan luego el mismo dinero en o
los gravámenes, censos i foros con que tales bie tra mano a mayorjuro, para compensar el otro:
nes estén gravados; pero esto con mucha cau i entretanto,podrá ser que los amigos que pres
tela, ipor modo de confesiones o pláticas parti taron el dinero tengan misericordia de nosotros,
culares ; mas si el confesor hubiere acojido al i cedan en el testamento el capital i juros; o
gun penitente rico, avise luego al Rector, para por donacion entre vivos, especialmente si se hi
que lo escite por todos los modos. En conclu cieren obras en los colejos, o se edificaron tem
sion, el gran negocio consiste en que todos los plos.
nuestros sepan convenientemente captarse la Podrá la Compañía negociar con utilidad en
benevolencia de los penitentes i de los demas nombre de mercaderes ricos adictos a nosotros;
con quienestraten; para lo cual deben dar to pero se ha de entender a que los lucros sean cier
das las providencias los Provinciales, i que se tos: en la India se ha de hacer lo mismo con
CONSPIRACION JESUÍTICA. 125

mas esceso, pues hasta hora, con la ayuda de i comunicacion con los estraños; se les corta
Dios, ha dado a la Compañia no solo almas. sinó rán los vestidos i otras cosas del uso que no sean
ademas tambien inmensidad de riquezas. Pro absolutamente precisas, hasta que ellos pro
“curen los nuestros tener en los lugares en don rrumpen en murmuracion e impaciencia ; 1 en
de residen un médico fiel, amigo de la Compa tónces serán lanzados fuera, como poco morti
ña, el cual trate de recomendar a los enfer ficados i perniciesos a los otros con su mal ejem
mos a nuestra asistencia en lo espiritual, de la plo;is fuere preciso dar razon a los parientes,
factura de los testamentos, i de agonizarlo. de esta espulsion, o a los prelados de la Iglesia,
i os confesores han de ser escesivos en visi se les puede decir, que no tuvieron espíritu de
tar los enfermos,i con mas puntualidad los que Compañia.
estén en peligro de vida, para que sean con estos Tambien serán lanzados los que hicieren es
ejemplos lanzados de aquella política, todos los crúpulos de adquirir bienes para la Compañia,
otros relijisos eclesiásticos. Procuren los Su i se puede decir de ellos, que son mui aferrados
periores que en aquel tiempo, que tenga preci en su opinion; i si quisieren dar razon de sí de
sion el confesor de apartarse del enfermo, luego lante de los provinciales,no serán oídos ni aten
inmediatamente sea sustituido por otro ; i tam didos; ántes bien, déseles en rosto con la Re
bien para que por este modo se estimule al en gla, que obliga a una ciega obediencia. Hase
fermo en sus buenos propósitos; entretanto se de tener mucha reflexion en el principio cuando
le ha de infundir un poco de horror del infierno, son novicios,i despues de acabar el noviciado,
con prudencia i alguna cosa mémos del purga para saber cuáles son los que profesan mayor
torio, dándole a entender, que así como el agua afecto a la Compaña, i los que tienen afeccion
apaga el fuego, la limosna destruye el pecado; a otras órdenes, a los pobres, o a los parientes,
i con mucha especialidad cuando esta se da para del modo arriba dicho, i se irá disponiendo to
alimento i socorro de las personas que por su do poco a poco, hasta que sean lanzados fuera;
vocaciou profesan eluso de la caridad con el pró porque ciertamente los tales nunca serán útiles
jimo, i lo asisten en las agonías de la muerte, lo a la Compañia.
cual solamente hacen con celo los de la Com
pañia. CAPITULO XI.
Tambien le dirán, que con estas limosnas se
hacen los enfermos participantes de los méritos De la uniformidad con que se han de portar
i caridad de la Compañia, i satisfacen por sus los muestros contra los es ulsados de la
pecados; porque la caridad limpia multitud de Compañía.
pecados, i tambien se le puede pintar, que la
caridad es aquel vestido de gala, sin el cual Por cuanto los espulsados son sabedores, a lo
ninguno es admitido en la casa celestial: ifinal méno , de algunos secretos, i a las veces hacen
nente de la Escrituara sagrada, ide los Santos daño, es necesario por eso evitarlo por todos los
Padres, se alegarátodo lo que se conduzca para modos;i así ántes que sean lanzados de la Con
este fin, considerada la capacidad del enfermo. pañia, se les obliganá a que prometan por escri
A las mujeres que se quejaren de los vicios o to ijuren que en ningun tiempo o modo han de
molestias de sus maridos, se les ha de aconsejar escribir o decir cosa alguna contra la Compañia:
que en secreto les saquen algunas sumas de di entre tanto los Superiores escriban, iguarden
nero, ique las ofrezcan a Dios, para curar a sus en parte secreta sus defectos i vicios, los cuales
maridos de los pecados, i alcanzar la divina gra algunasveces habrán esplicado en las confesio
C1. nes, manifestando sus conciencias como es cos
CAPITULO X, tumbre en la Compañia :i de estos escritos usa
rán los Superiores, sihubiere necesidad, comu
Del rigor particular de la disciplina esplicada micándolos a los grandes i prelados, en órden a
en la Compañia impedir que obtengan oficios decorosos, o digni
dades eclesiásticas.
Si alguno de los nuestros apartare a nuestras 1 En cuanto a lo primero, escríbase a los cole
devotas i a otros amigos de nuestros templos, jios, dándoles noticia de los que han sido espul
i de la comunicacion con los nuestros, será irre sados, exajerándoles las cosas mas graves del
misiblemente espulsado, de cualquier condicion motivo de la espulsion. como poca mortificacion
i estado que sea, como enemigo de la Compa de ánimo, desobediencia, poco afecto a los ejer
ñia, tomándose para esto otro cualquierpretes. cicios espirituales,i ser señor de su dictamen;
to. Lo mismo se hará si alguno de los nuestros i ademas de esto serán todos amonestados, que
distrajere para otros templos relijiosos las limos por ninguna razon se correspondan con ellos,
nas, o declarare mal efecto a la Compañia, al i cuando de ellos se haga alguna mencion por
tiempo que se tratare de disponer de los bienes los estraños, digan todos a una voz i a cada paso,
propios; porque esto es señal de un ánimo poco que la Compañia a ninguno espulsa sin gra
mortificado, i conviene que los profesos estén vísimas causas, i, que imita al mar, que lan
mortificados por todos modos. za fuera de su seno los cadaveres corrompidos.
Los que aplicaren a sus parientes, aunque Tambien se pued- insinuar, con cautela, las
sean mui pobres, las limosnas dadas por los pe causas por que tales espulsos nos aborrecen,pa
mitentes o por otros amigos de la Compañia, ra que los estraños las tengan por mui justas i
tambien serán espulsados irremisiblemente; i razonables.
para que no se quejen de la causa, no han de En las exhortaciones domésticas, procúrese
ser espulsa los luego, sinó que en primer lugar persuadir, que los tales espulsos andan clara
serán privados de oír confesiones, serán morti mente inquietos, isuspiran de contínuo por vol
ficados i vejados con ejercicios de los oficios ver a la Compañia ; i exajeren los infortunios
mas depresivos, i aún forzados a hacer aque de aquellos que tuvieron mala muerte despues
llas cosas a las cuales tengan aversion natural; que salieron de la Compañia;i esto a los va
se les quitarán los estudios i cargos honoríficos, rones mas graves,i a cada paso,para que estos
i los apretarán con los capítulos i públicas re queden ciertos ifirmes en el concepto de que la
prensiones. Serán privados de toda racreacion Compañia no procede sinjustísima causa;i que
125 SEMANA LITERARIA.

así como muestra afecto i celo por el bien de para decir a los superiores los defectos que ob
los estraños, mucho mejor haría con los suyos servaren en los domésticos ; mas nunca serán
propios. despetidos de la Compañia, para que de ellos no
Ademas de esto, si entre los grandes prelados se murmure.
comenzaren los espulsados a tener algun crédi Ademas, serán favorecidos i atendidos los que
to o autoridad,han de ser luego prevenidosi ata escedan en injenio, nobleza i riqueza, i con es
cados, esplicándoles juntamente, cómo el bien pecialidad si tienen amigos o consanguíneos en
comun de una relijion tan celebrada itan util la Compañia ; estos pueden ser enviados a
a la Iglesia, debe examinar el bien particular Roma, i a las mas célebres universidades, a
de cualquiera persona;i si ademas de esto no examinari a estudiar. En las provincias serán
bastare, para que los grandes prelados pierdan estos tratados con particular afecto, i recomen
el concepto que tuvieren formado de los espul dados a losprofesores i maestros de las faculta
sos, convendrá mucho entonces manife-tarles des, hasta que cedan sus bienes a la Compañia,
las causas de su espulsion, exajerando algunas i nada se les niegue : pero en haciendo la ce
cosas, aunque asíno sea, con tal que se consiga sion de sus bienes, seran mortificados con los
elfin que se intenta contra los tales espulsados. demas,conservándoles siempre algun respeto, en
Se ha de prevenir cautelosamente, por todos atencion a lo pasado, Tambien hará el Supe
los nodos posibles, que los que principalmente rior especial caso de aquellos quehayan concu
por su voluntad dejaron la túnica de la Compa rrido con sus halagos a la entrada de losjóve
ñia, no sean promovidos a algunos oficios pú nes en la Compañía ; pero si ellos no profesa
blicos, o dignidades eclesiásticas, con tambien ren, concédanseles pocas induljencias, pa a que
impedirles el ejercicio de funciones célebres d no acontezca volverse atras, i los que trajeron
la Iglesia, como son, confesar, predicar e impri a la Compañía, por causa de los otros, quieran
mir libros,para que no se concilien así el afec salirse fuera de la Compañía.
to i aplausos del vulgo. Con este mismo fin se
inquirirán con dilijencia su vida i costumbres,las CAPITULO XIII.
compañías con quienes andan, las ocupaciones
las intenciones que tienen,i en qué se ejercitan: Como se han de escojer los jóvenes para ser
acerca de esto tambien se ha de cuidar mucho, admitidos en la Compañía, i del modo de con
que los nuestros tengan primero corresponden servarlos.
cia con alguna persona de la familia i casa que
los espusos frecuenten; i luego que se sepa que Con suma prudencia se han de escojer los
estos hicieron alguna cosa no laudable, sinó dig jóvenes de buen injenio, hermosos, i nobles por
ua de censura, espárzase entre el vulgo por per descendencia,i a lo ménos que tengan algunas
sonas de órden inferior adictas a nosotros, i por de estas cosas escelentes; i para que con mas
las casas donde ellos estén bien quisto sitengan facilidad sean atraid s a nuestras instituciones,
entrada; i despues irán introduciendo las mis han de ser ellos prevenidos con especial afecto
mas cosas defectuosas a los guardianes i pre al tiempo de frecuentar las escuelas, así como
lados que los favorezcan, insinuandoles que tales tambien acerca de cuan del agrado de Dios se
cosas son indicios ciertos de infamias futuras : rá si alguno o algunos de ellos se congregaren,
mas si los tales espusados hicieren cosas dignas i con todas sus cosas particularmente, a la ins
de alabanza, disminúyanse sus virtudes con pro titucion de la Compañía de Jesus, que essu hi
posiciones vagas; con palabras ambiguasi buen jo. Discurran tambien, habiendo ocasion.por el
criterio, hasta que la estimacion i crédito que colejio, cuando muchas veces pasan el tiempo
hubieren alcanzado se pierda;porque no con en recreaciones, a fin de que poco a poco se fa
viene a la Compañia que los espulsos, i con es miliaricen con los nuestros; pero no sea de tal
pecialidad los que libremente salieron, tengan modo, que la mucha comunicacion sea causa de
honra ni crédito alguno; mas sí, que por todos menosprecio.
sean oprimidos i aterrados, i que ningun caso No se permita que sean castigados por los
se haga de ellos. Los infortunios isucesos sinies naetros ni puestos por el mismo órden entre
tros que a los tales acontecieren, se han de di los otros discípulos, sinó que serán obligados con
vulgar; pero ha de ser siempre por personas dádivas pequeñas i algunos privilejios conforme
afectas a la Compañia, para que no se presuma sus edades,isemán principalmente animados con
que los nuestros obran con pasion ; mas entre pláticas espirituales. Débese darles a entender
nosotros deben exajerarse a todoslos tales infor muchasveces, entretanto que frecuentan las es
tunios,a fin de que los otros se contengan. cuelas, que esto les viene por inspiracion divina
como escojidos para la Compañía.
CAPITULO XII. Serán atemorizados con amenazas de con
denacion eterna, si ellos no obedecieren a la vo
Cuáles se han de conservar, i cuáles han de ser cacion divina. Si porinstancias entraren en la
atendidos en la Compañía. Compañía,denórese su entrada en cuanto no se
mostraren afectos; mas si dieren a percibir que
Han de ser estos los mas diestros operarios, quieren mudarse, luego en el mismo instante se
conviene a saber: aquellos que han promovido rán escitados por todos los modospara hacerlo.
mucho el bien temporal i espiritual de la Com. Amonésteseles con eficacia que a ningun fa
pañia, i estos son por la mayor parte los confeso miliarsuyo, ni a sus padres, declaren su voca
res de los príncipes i grandes de la República, cion ántes de estar admitidos en la Compañía;
i de las viudas opulentas: los predicadores: i para que sise viere alguna tentacion de volver
todos aquellos que fueren sabedores de estos atras, queden bien, tanto ellos como la Compa
secretos i máximas. Los que no tienen fuerzas | ñía ; i si esta tentacion fuere vencida por ellos,
físicas,i los que son ya de mucha edad,han de tendrán siempre casion de recordarles la voca
ser tratados segun el bien temporal, atendiendo cin, i eutónces serán confesados, i mucho mas
a los buenos servicios que prestaron a la Com si la tentacion fuere en el noviciado, o despues
pañia;i como estos siempre han de estar per de haber hecho los votos simples.
manentes en los colejios, son mui apropósito Pero por cuanto hai grandísima dificultad
CONSPIRACION JESUÍTICA. 127

en atraer a los hijos de los grandes i nobles, confesion venga a declarar el nombre de aque
porque miéntras están con sus padres los indu con quien pecó,i aún habiéndolo dicho,toda
cen a que le sucedan en los oficios, en los ma vía no será absuelta hasta que jure que a nin
yorazgos, se ha de procurar persuadirles (ise guno revelará esto sin el consentimiento de la
rá mejor si fuere porvía de los amigos de los pa Compañía.
dres ), a que los pongan en ctras provincias i uni Si alguno de los nuestros pecare carnalmente,
versidades remotas, de las cuales se elojiará la el primero que lo manifieste sea detenido en la
escelencia de los profesores: conseguido esto, Compañía, mas el delincuente sea luego espul
darán luego aviso a los pelados i superiores sado; pero de ahíen adelante, el que quedare,
de la cualidad i condicion de los tales, p ra que de tal modo sea mortificado i por todas las par
los reconcilien,i atraigan con mas facilidadi tes aflijido, que rompa en impacienciai murmu
certeza al afecto de la Compañía. racion contra los prelados, i entónces sea espul
Cuando llegaren a edad mas crecida, serán sado. Tambien podrá la Compañía, por ser cor
inducidos a hacer algunos ejercic os espirituales. poracion mui noble i mui precisa para la Igle
puesto que este medio ha producido mui buen sia, descartarse de aquellas personas que parez
suceso en Alemania i Polonia i en otras ciuda can ménos apropósito para el ejercicio de nues
des. Hase tambien de ocurrir