Está en la página 1de 5

JUNTA DE ACREEDORES JULIO RAMON RIBEYRO

Resumen del cuento junta de acreedores de julio ramón Ribeyro. don Roberto, ansiosamente esperaba en su tienda,
detrás del mostrador, sentado en su silla.
A sus acreedores, no había podido pagar los créditos de fideos, cemento, caramelos, papel, ollas. Debía a muchas
compañías, y hoy venían los representantes de cada compañía, debía a cinco compañías. Uno en uno fueron
llegando. Él no se había movido de su asiento.
Cuando llego su hijo le llamó afuera de la tienda y le dijo que no se deje engañar, sácalos a patadas. Tengo dignidad
voy a dar la cara, voy a pagarlos. El muchacho enfurecido pateó la llanta del carro, y añadió cuando tengas un carro
como este, háblame de dignidad. Pidiéndole una libra para ir al cine, se marchó. Don Roberto vuelto a la tienda,
desconcertado si su hijo tenía razón o merecía una cachetada. Saquemos la cuenta dijo, aunque faltaba
el representante de “Ajito”.
Representante de Fideos “Aurora” tanto me debe, conforme dijo don Roberto. Cemento los “Andes”, saco una
larga lista, en una letra trescientos, otra de ochocientos, total dos mil ochocientos; Caramelos y chocolates
“Marilú”. Don Roberto culpaba al italiano Bonifacio; quien abrió una tienda a pocas distancias de la suya, al mes le
había quitado toda su clientela; bien instalado, mas mercadería; el otorgaba créditos; y entre tanto que recordaba; no
achuchaba nada. El hombre de los caramelos continuaba; dos kilos de chocolate; no siga exclamo don Roberto,
conozco mis cuentas; pasemos al total.
Protesto el representante de papel y cacerolas “arbacó”, he preparado un resumen, nadie estuvo de acuerdo con
él. En desquite le pidió a Don Roberto que le sirva un tragó, a todos les sirvió, todos tomaban un trago, menos Don
Roberto, llego un oriental, bajito, representante “ajito”, dijo y se sentó. A Don Roberto le preocupaba que llegaran
sus hijas y se enteraran de lo sucedido. Así que dijo. Mi cuenta asciende a los veinticinco mil soles. Si me conceden
una mora de dos meses y se reduce sus créditos al 30% .. los cuatro protestaron; yo estoy de acuerdo con el deudor
dijo “ajito”. “Abarcó” hablo falto de compañerismo. Don Roberto intervino, no es momento de discutir esas cosas;
entre tanto que los cuatro se unían, porque se decían cuidemos los intereses de nuestra empresa. Don Roberto se
acordaba de Bonifacio, cuantas toneladas de spaguetis Vendía, y de que tenía que pronunciar un discurso en el
colegio de sus hijas, su mujer debe estar detrás de la cortinilla, observándolo, con una mano en el corazón.
Hablo el gordo de los fideos “aurora”, Don Roberto, por mayoría, le hacemos una propuesta. le damos un plazo de
15 días a un 50% de descuento. No acepto dijo Don Roberto, no podre cumplir. Ante esto no hay nada más que
hacer, embargaremos la tiene en unos días, y se fueron. “ajitos” se sacó el sombrero y se fue. Era la quiebra del
negocio, del hogar.
Don Roberto Salió a la calle, quiso estar solo, camino y camino, llegó a un bar, pensó entrar, pero, para que, no
quería conversar con el tabernero, había oscurecido, pensó en el malecón, ahí había besado por primera vez a su
mujer, hacia tanto tiempo. Hoy estaba en quiebra, y se sentía como partido, porque debía a todas esas compañía.
Pero aún estaba a tiempo para empezar de nuevo. Esto a sido el resumen del cuento junta de acreedores .
PERSONAJES DEL CUENTO JUNTA DE ACREEDORES :
Roberto Delmar. A quien lo llaman don Roberto Delmar, el deudor. Era presidente de Apafa del colegio de sus
Beto: hijo de don Roberto Esposa de Roberto Delmar
Sus Hijas de Roberto Delmar.
Representante de la empresa “Arbocó”. Vendedora de papel y ollas
Representante de la empresa “Aurora”. La fábrica de fideos. un hombre gordo y bajo
Representante de la empresa “Los andes”. Vendedora de cemento
Representante de la empresa “Marilú”, venta de chocolates y caramelos.
Representante de la empresa “Ajito”. Era un hombre oriental, un japonés de talla baja.
Bonifacio Salerno, el italiano. Tenía una tienda y quitó los clientes a don Roberto.
Vecinos de don Roberto.

AL PIE DEL ACANTILADO JULIO RAMÓN RIBEYRO


El resumen del cuento al pie del acantilado es el siguiente. Vivíamos en un barranco mis hijos, Pepe y Toribio, junto a
los desmontes y piedras, aprendimos el oficio de la pesca, que vendíamos en la paradita de Santa Cruz.

así crecimos nadie nos dio nada, hicimos nuestra casa y no nos importaba lo que pasaba, arriba en lo alto, si la
ciudad crecía, se llenaba de palacios. Pero nuestra vida peligraba, había una grieta, en la parte alta, y cuestión de
tiempo para que se derrumbara y tapara nuestra casa, decidimos construir un muro de contención con los fierros que
extrajimos del mar.

Nuestra casa se llenó de animales, de perros vagabundos, gatos, que comían ratas y culebritas en el barranco, a
principio nosotros lo botábamos a pedradas, porque bastante trabajo teníamos con nuestro propio pellejo. También
llegó un hombre que llevaba su tienda en su costal. Que por cierto se atoró con un trozo de pescado, fue aquel día
que llegó a casa, lo dimos unos golpes en el cogote. Este hombre arreglo la finca, las puertas de la casa, afilo los
anzuelos, y nunca pidió algo solo una troncha de pescado. Todo lo que estuvo malogrado lo compuso y de todo
objeto roto inventó un objeto nuevo.
En el verano la gente pobre venía a la playa, nosotros lo limpiamos, y levantamos un cobertizo para dar sombra, los
bañistas nos agradecieron y aumentaron y entonces intente cobrar 10 céntimos, pero me dijeron aún falta arreglar
algunas cosas.
Un día mientras regresaba a casa mi hijo Toribio estaba mirando el mar, y me dijo no veo a Pepe ya hace mucho
tiempo. Eso me asusto, y la tarde ya había caído; Corrí a las aguas me quite la ropa;lo busque, lo llame y no había
respuesta. Ya era de noche todo era oscuro. Lo suplique de rodilla a los pescadores, que estaban a punto de zarpar.
Que me ayudaran. Con once barcas y antorchas encendidas lo buscamos.

Al día siguiente alguien lo vio flotando vientre arriba, unos hombre lo sacaron yo no quise verlo, me fui sin voltear
cabeza, les dije que lo enterraran en la playa, mas no lo hicieron, lo enterraron al día siguiente en el cementerio de
surquillo. Perder un hijo es como un ave que pierde su ala, yo quede como lisiado por unos días.

Puse un letrero “caballeros 20 céntimos, mujeres 10 centavos” y eso era una ayuda para nosotros; pero llegaron
nuevos vecinos, mucha gente empezó hacerse de un espacio, en el barranco, construyeron sus casas de costales,
cartones, yo puse un puesto de bebidas y butifarras.

Mi hijo Toribio, le gustaba la ciudad, una vez me increpó, por no haberlo mandado a la escuela, sabría ganarme la
vida, él sabía leer gracias a Samuel que lo enseñó, cuando lo acompañaba a la ciudad a arreglar caños, poner
vidrios, y con lo que ganaba se iba al cine, se enamoró y se escapó con Delia.

Con la ayuda de Samuel me puse a construir un barco, pero se quedó a medio terminar, porque a él se lo llevó la
policía, porque hace cinco años, había matado a su mujer con un formón, porque lo engaño. Yo vendí el barco a
medio hacer. Mi hijo Toribio regresó un día, flaco y huesudo, solo para pedirme quinientos soles, había perdido un
hijo, y el segundo no quiere perderlo; Y se fue. Solo nuevamente, quise hacer amigos, pero todos se alejaban de mí.

Un día llegaron hombres de la municipalidad y nos dieron tres meses para salir del barranco, querían construir un
establecimiento de baños. Todos los que antes no querían ser amigos míos, hoy venían a mí, para que me hiciera
cargo del problema, yo acepte estar al frente, y les dije que nadie nos sacaría, estos terrenos son del estado, y yo
llevo siete años aquí.

Nos hicimos de un abogado, nos cobró 50 soles por familia, y nos hizo firmar unos papeles, durante varias semanas
no hubo nada. Y yo hice alarde de mí, ya ven sin mí estarían perdidos, y todos me agradecieron. Pero un día el juez
vino con policías y maquinarias y empezaron a destruir las casitas. Fuimos al abogado para que nos dijera algo, pero
solo nos dijo, los juicios se ganan o se pierden y no hay devolución de dinero. Las casitas iban siendo destruidas y
todos me echaron la culpa a mí.

La gente se arrimó a mi morada y allí estuvimos, hasta que llegaron las maquinas a destruir mi casa. Pero nos
atrincheramos con piedras, tuvo que venir el juez, y decirnos los que quieran irse a las pampas de comas levanten la
mano, y uno en uno se levantó. Me quede solo, nada podía hacer para que no destruyan mi casa. Entonces les dije
destrúyanlo, no me hicieron caso, cogí una barreta y golpeé los muros, así háganlo les dije, ya es tarde me dijeron
sonriendo y se fueron.

En la madrugada me fui a Miraflores, no quería ver que destruyen mi casa, me fui caminado solo por la playa del
mar. Una voz me detuvo era Toribio, y Delia, y juntos caminamos por la playa, hasta que Toribio vio una planta de
higuerilla, y ahí construimos nuestra nueva casa. Esto ha sido el resumen del cuento al pie del acantilado.

Argumento de la obra
La marginación social y el desalojo, ya que Leandro y sus hijos se ven desalojados de todos los lugares donde han
vivido, así que deciden construir una humilde casa alejados de la ciudad, viviendo por su cuenta y sin la ayuda de
nadie. Hasta que al final también son desalojados del hogar que han construido y se ven obligados a buscar uno
nuevo.

Comprensión de la obra
1. ¿Por qué la obra literaria lleva el título ‘Al pie del acantilado’?
2. ¿Por qué don Leandro creía que las higuerillas eran un reflejo de su familia?
3. ¿Cuál era la relación entre los personajes con la sociedad?
4. ¿Cuáles son las razones por la que los protagonistas deciden seguir viviendo en la marginalidad, a pesar de que
siempre los desalojan?
5. En la actualidad, ¿existen casos de personas que viven en las mismas condiciones de los personajes?
Tiempo: Utiliza tiempo pasado para narrar los sucesos. La historia transcurre en siete años.
Espacio: Los hechos ocurren en un barranco en una playa abandonada de Magdalena. Esa playa solía ser los viejos
baños de Magdalena.
Esta es la historia de un padre, Leandro y sus dos hijos, Pepe y Toribio, que al estar desalojados, construyeron una
humilde casa en un acantilado en una playa de Magdalena. Al comienzo su vida fue muy difícil, hasta que llego
Samuel, un hombre que tenia la habilidad de arreglar todo y que les ayudo en el mantenimiento de su hogar. En
verano, Pepe y su padre comenzaron a trabajar arreglando la playa para así ganar dinero cobrando por el ingreso.

1. ¿Qué era en el pasado el lugar donde don Leandro y su hijo construyeron su casa?
2. ¿Cuáles fueron los arreglos que le hicieron Leandro y sus hijos a la playa para que luciera mejor para los bañistas?
3. ¿Por qué Toribio no ayudaba a su padre en las labores de la playa?
4. ¿Qué crimen había cometido Samuel que hizo que los policías lo capturaran?
5. ¿Por qué la municipalidad desalojó a Leandro y a los demás habitantes del barranco?

Julio Ramón Ribeyro

Pero un día, Pepe no volvió a su casa después de haber ido a sacar los fierros del mar, lamentablemente lo que
había ocurrido es que falleció realizando plena acción.

Pasaron los años, el hijo menor Toribio se fue a la ciudad a vivir con su esposa Delia y el barranco fue poblado por
personas de bajos recursos. Hasta que un día, la municipalidad obligó a Leandro y a los demás habitantes a
desalojar el lugar. Así que Leandro se quedó sin hogar, pero vinieron Toribio y Delia, y juntos buscaron una nueva
casa.

- Don Leandro: Padre de Pepe y Toribio. En la obra, lo describen como una persona perseverante, luchadora e
ingeniosa, ya que siempre trataba de que todo lo que se proponía se cumpla.

- Pepe: Es el hijo mayor. Es el más trabajador, y solo piensa en el progreso para mejorar su calidad de vida y la de su
familia.

Personajes de la obra
- Toribio: Es el segundo hijo del protagonista. En la obra lo describen como huraño y una persona de poco hablar, y
que prefería estar en la ciudad.

- Samuel: Es un hombre callado que tiene la habilidad para arreglar las cosas. Es una persona empeñosa y
trabajadora, muy colaboradora y consciente. Aunque tiene un pasado secreto.

SILVIO EN EL ROSEDAL
El Rosedal era una hacienda ubicada en los alrededores de la ciudad de Tarma, el propietario entonces don Carlos
Patermoster decidió venderla y así poder retirarse de Tarma y poder ir a vivir a la ciudad de Lima, fue así que pudo
contactarse con Don Salvatore Lombardi quien tenia como sueños regresar a su país natal (Italia), para poder
demostrar que pudo alcanzar sus sueños y vengarse de su primo Luigi Callini, quien de niños le rompió la nariz y le
quito a la novia que tuvo.

Pero no pudo regresar a Italia, pues se había dado inicio a la Segunda Guerra Mundial y tuvo que desistir de su idea
de regresar, aparte de ellos Don Salvatore contrajo una enfermedad pulmonar por lo cual el medico le aconsejo que
buscara un lugar apacible donde descansar y pasar el resto de su vida. Pero Don Salvatore después de tres meses de
vivir en Tarma murió atragantado por una pepa de durazno. Es así como su hijo Silvio quedo como heredero de la
inmensa hacienda llamada el Rosedal.

En primera instancia Silvio no supo que hacer tan grande herencia recibida, tenia la idea de venderla o de conservarla
y dejarla en manos de un administrador y vivir de las ganancias que esta generara, pues la mayor parte de su vida la
paso encerrado en una ferretería, puesto a despachar por su padre desde antes de terminar el colegio. El no sabía
nada de ganadería, así que no sabía como tomar lo que se le había venido, pero al llegar Silvio a la Hacienda se llego
a enamorar de ella, y decidió terminar de refaccionar algunas cuantas cosas que faltaban en ella, pues tenia la
hermosura que solo el podía apreciar, viendo los rosales que tenia, y sus grandes sombríos que en el había, los
lugareños de entonces lo acogieron con mucha reticencia, pero al pasar el tiempo se dieron cuenta que era un hombre
noble, humilde y sencillo y sobre todo soltero, cosa que fue mas apreciada en el por los tarmeños y la sociedad de
entonces.

Así pasaron los años y Silvio esta plenamente instalado en la hacienda y la vida campestre. Y decidió ya no salir mas,
ni frecuentar la ciudad de Tarma, así fue que por un buen tiempo estuvo aislado de los demás, encerrado en su
habitación, un día decidió escalar los cerros de la hacienda cosa que no había hecho hasta entonces, a una media
hora de haber comenzado su escalinata, sintió los pies hinchados y se sintió sumamente extenuado, pero puedo
apreciar desde esa altura la hermosura de sus hacienda y las figuras triangular que poseía la misma, el ver los
hermosos paisajes que tenia su propiedad lo motivo para tomar la decisión de salir de su encierro y volver a sociabilizar
con los lugareños, a veces viajaba a la ciudad de lima donde son conocer a nadie deambulaba por el lugar, a veces se
ponía a fornicar con mujeres de el lugar, comprando cosas sin sentido y regresaba a Tarma con el alma vacía.

Una mañana cuando paseaba por el rosal se encontró con Felicito Pumari, quien le dijo que para que para mantener
el rosal tan lindo como siempre se veía solo tenia que seguir una tradición que su padre le enseño y a su padre, el
padre de su padre y así sucesivamente, en ello Silvio encontró el estimulo para poder continuar indagando sobre el
significado de la palabra SER, lo cual cada día lo hizo con mas empeño, pasado el tiempo tomo la decisión de tomar
clases de violín y pudo contactarse con Rómulo Cárdenas, quien entusiasmado acepto dar clases a Silvio, quien poco
a poco pudo tocar con el en la iglesia y en el mismo Rosedal, ofreciéndose solitarios conciertos de violín, pero con el
pasar del tiempo se desligo de su maestro de violín y dejo de practicar este arte. Recibió a su tía y prima en su casa
quienes llegaron a Tarma luego de tres meses de viaje.

Al llegar a Tarma, con el pasar del tiempo el dio pistas de su mas grande secreto a Rosa para poder encontrar el
significado de la palabra RES. Su obstinación por saber el significado nunca lo dejo tranquilo y así continuo con su
pertinente obsesión por saber que significada lo que había descubierto en un inicio.

TEMA: la pertinente obsesión por descubrir el significado de las siglas encontradas en su jardín.

ESCENARIO: la Hacienda el Rosedal, actualmente conocida como la hacienda ubicada a la salida de la ciudad
de Tarma

PERSONAJES PRINCIPALES: Como personaje principal tenemos a Silvio hijo de Don Salvatore Lombardi

SECUNDARIOS: Carlos Patermoster: Propitario inicial de la Hacienda El Rosedal.

Salvatore Lombardi: Comprador de la Hacienda el Rosedal. Luigi Cellini: Tio de Don Salvatore Lombarda.

Eleodoro Pumari: Conocedor de la hacienda por muchos años.

Los Ganaderos Don Armando Santa Lucia: Alcalde de Tarma Calixto: Pumari: Hijo de Eleodro Pumari

Felicito Pumari: Encargado del jardín Rómulo Cardenas: Maestro de violín de Silvio

Rosa Eleonora Settembrini: Esposa del tio de Salvatore.

CON QUE PERSONAJE TE IDENTIFICAS

Me identifico con Silvio, por su insistencia en por saber lo que significaba la palabra ser, el nunca se dio por vencido
hasta saber que significaba la palabra que descubrió en el Rosal de la Hacienda, me identifico con el, pues tampoco
me doy por vencida tan fácilmente.

VALORES Y ANTIVALORES QUE TRANSMITE EL AUTOR:

EL deseo de superación: con el que Silvio toma la hacienda deseando progresar ahí, y mejorarla.

El Empeño: con el que Silvio logro encontrar el significado de la palabra o sigla encontrada en el rosal.

Los Antivalores que se encuentran dentro de la obra leída son:

El destierro: En la que Silvio se encierra, alejándose de

La Soledad y el Encierro: En la que Silvio es dejado por su padre por mucho tiempo de su vida en la ferretería que
esta tenia.

La obstinación: Que Silvio tenia por encontrar la respuesta a la incógnita que el mismo construyo al descubrir las
siglas en su jardín

DESCRIBE TRES IDEAS O HECHOS QUE TE HAYAN INTERESADO

El encierro en el cual estuvo Silvio durante su juventud dentro de la ferretería de su Padre.

El empeño que tuvo Silvio por encontrar el significado de la palabra encontrada dentro del rosal.

Silvio tomo la decisión de salir de su encierro propio y volver a sociabilizar con el resto de los personajes de la
población.

ANOTAR EL MENSAJE QUE TRANSMITE EL AUTOR Para mí, el mensaje dentro de la obra que el autor
transmite es que “No debemos dejar vencernos por las adversidades sino que debemos seguir insistiendo
hasta poder conseguir lograr lo que nos proponemos”.
CUENTO LA SOLUCION
Resumen del cuento la solución de Julio Ramón Ribeyro es. Reunidos en el salón de la residencia de Armando,
óscar le pregunta al escritor Armando que está escribiendo.
Ahí junto a ellos estaban Oscar, Irma, carlos, Amalia, y Berta. Armando le comenta que está escribiendo sobre la
infidelidad, pero que no estaba terminado y aún no se definía nombres a los personajes y empieza a relatar la
historia.
Un hombre al que llamaremos Pedro, que durante veinte años de casados, el confiaba a ciegas, pero un día tuvo
sospechas de que Rosa su mujer lo engañaba, como eran sospechas ,decide buscar una segunda prueba, se dijo,
amantes tal vez uno, dos, tres, cuatro para todo los gustos(menor que ella, otro mayor, uno muy fino, muy ignorante).
El hombre estaba de angustia, rabia y celos y no confía en nadie, busca la solución de su problema. Primero
tuvo la idea de matar a los cuatro, eso sería un delito muy grave se dijo; entonces hacer que ambos se maten y
así Pedro solo mataría al que quedara vivo de los cuatro. En la práctica no funciona así dijo Oscar. Qué pasa si
uno de los amantes se rehúsa a cometer un crimen por amor. Descartado la solución dijo Armando.
El divorcio dijo Berta, sería escandaloso añadió Armando, y los amantes seguirán vivos. Estaba pensando dice
armando, que Pedro lo encare a su mujer y lo eche a la calle. Eso sería una solución varonil y justificada. Lo mismo
pienso yo, dijo oscar, eso sería una solución de machos. No es tan sencillo dijo Armando puesto que los amantes lo
recogerían y así Pedro lo perdería para siempre. Y él quiere retenerla, esto no resuelve el problema.
Pienso que si pedro deja a Rosa, y desaparece se va a hacer una nueva vida, una nueva familia dijo Armando.
Pero el problema es que si Rosa está cansado de él y además Rosa no depende económicamente de Pedro. Esto
no sería una solución para Pedro dijo Armando. Eso de desaparecer es un disparate dijo Amalia.
Y si pedro no dice nada se queda callado como si no pasara nada dijo armando. Sería humillante vivir así dijo
Carlos.

Hay todavía otro recurso dijo Armando, es más sencillo y directo. Pedro Se Mata; no protestaron Irma, Amalia y
Berta. Si pedro mata a su mujer, a sus amantes, se mata él, borra sus problemas dijo Carlos.

Ya pasó la medianoche y hay que trabajar mañana, tu personajes esta fregado dijo Oscar a Armando, alistándose
para retirarse.

Hay una solución dijo Armando, y todos prestaron atención. Si todo fue una idea, una acusación sin pruebas, no
pasaría nada. Debiste empezar por ahí dijo oscar, añadiendo que todo ya está resuelto; de todos modos nos cuentas
el final del relato la próxima vez que nos reunamos y se fueron las dos parejas, Quedando Berta y Armando en su
Casa.
Berta se dirigió a su dormitorio, y Armando estuvo largo rato en su escritorio, revisando su manuscrito, tarjando, y
corrigiendo. Armando abrió el Cajón de su mesa, saco un revólver y estirando el brazo disparó en la nuca de Berta
mientras ella dormía. Esto a sido el resumen del cuento LA SOLUCION

ESCENARIO: El Salón De La Residencia De Amando Y Berta


PERSONAJES DEL CUENTO LA SOLUCION:
 Armando: el escrito esposo de Berta, quien parece ser “pedro” en el relato
 Berta: es supuestamente en el relato con el nombre de “Rosa”, y a quien armando mata de un balazo.
 Oscar: Esposo de Irma Carlos. Esposo de Amalia Irma: Esposa de Oscar Amalia. Esposa de Carlos

EL SEÑOR CAMPANA Y SU HIJA PERLITA


Los hermanos Maristas llevan al colegio a un viejo cómico en declive, que hace unos números teatrales junto con su
hija Perlita. El narrador descubre a los pocos días por qué no volvieron más.

TRISTES QUERELLAS EN LA VIEJA QUINTA JULIO RAMÓN RIBEYRO

Memo García un hombre que se mudó a la quinta la cual contaba con apariencia nueva. Al pasar de los años memo
se descuido, al igual que la quinta; envejecieron. Pronto la quinta ya no era igual, el ambiente cambió de un lugar
pacífico y relajante a una ciudad moderna. Memo se mentalizó con proyectos edénicos que gracias a doña Francisca
se vieron perturbados. Memo García casi momentáneamente tras la mudanza de su nueva vecina doña Francisca, la
odió. Pronto entre tantos alaridos y discusiones, sin perdonarse ni olvidarse se convirtió en una conversación entre
paredes. Una noche a Memo le pareció raro no escuchar ruidos del cuarto de su vecina. Se dio con la sorpresa que
Doña Pancha se encontraba enferma por mas que tuviesen una odiosa amistad, Memo le hacía favores tales como,
prepararle caldo, traerle aspirinas. A la hora del caldo Memo fue a avisarle enfurecido a Doña Francisca pero se llevó
con la sorpresa de que ella estaba tirada en el piso, fría, no hubo velatorio la llevaron de frente al cementerio.Desde
aquel día Memo García se encontraba más solitario que nunca, había heredado al nuevo loro y las plantas de Doña
Francisca, este la seguía insultando así ella no se encontrase presente, por el simple echo de que lo había dejado
solo, las peleas y escándalos eran parte de la rutina de los dos y ahora que ya no las tiene, no se siente igual.