Está en la página 1de 12

Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda

Complejo Académico El Sabino

Área: Tecnología

Mención: Ingeniería Mecánica

Unidad Curricular: Mecánica de los fluidos

Punto fijo-Estado Falcón

Profesor(a): Autor(es):
Yeisi Inojosa Moisés Carrasquero CI:24788621
Carlos Manaure
Orlando
Ricardo Acosta CI: 27005811

26/10/2018
INDICE

Introducción

Introducción al flujo de los fluidos típicos

Descripción lagranguiana y euleriana

Velocidad y aceleración de un fluido

El campo de velocidades

Aceleración

Clasificación de los flujos

Flujo interno en comparación con el externo

Flujo compresible en comparación con el incompresible

Flujo laminar en comparación con el turbulento

Flujo Permanente y no permanente

Flujos unidimensional, bidimensional y tridimensional

Flujo rotacional e irrotacional

Conclusión

Bibliografía
Introducción

Los fluidos forman parte de toda actividad humana: el agua y el aire, por su
abundancia, son claros ejemplos de ello. Por ello su estudio ha sido y es de gran interés
para el hombre, hasta el punto en que su comportamiento en estado de reposo se ha logrado
predecir con gran exactitud, al conocer simplemente una propiedad del fluido: la densidad.
Sin embargo, el análisis es muy diferente para fluidos en movimiento, donde un mayor
número de factores intervienen de manera importante

La cinemática o movimiento de los fluidos se manifiesta de diferentes maneras.


Algunas pueden ser descritos con facilidad en tanto que otras requieren un conocimiento
completo de las leyes físicas, para la correcta descripción del movimiento presente en el
fluido. En aplicaciones de ingeniería es importante la descripción de los fluidos ,sin
embargo, las ecuaciones generales de movimiento son muy difíciles de resolver; por
consiguiente es responsabilidad del ingeniero saber que suposiciones simplificadoras
hacerse. Algunas suposiciones comunes utilizadas para simplificar una situación de flujo
tienen que ver con las propiedades del fluido. Por ejemplo en ciertas condiciones , la
viscosidad puede afectar el flujo de manera significativa; en otros, los efectos viscosos
pueden ser omitidos disminuyendo en gran medida la complejidad de las ecuaciones sin
que se altere de manera relevante las predicciones . Por otro lado para un gas en
movimiento la compresibilidad de este juega un papel importante, si la velocidad a la que
viaja es muy alta.

A continuación se hace énfasis en los fluidos típicos, la descripción lagranguiana y


euleriana que se interesa en la dinámica de los fluidos, con enfoques distintos
respectivamente. También la velocidad y la aceleración, propiedades cinemáticas.
Finalmente las diversas formas de clasificar los flujos.

.
Cinemática de los fluidos

Introducción al flujo de los fluidos típicos

A La materia llamada cinemática se interesa en el estudio del movimiento. En la


dinámica de fluidos, la cinemática de fluidos es el estudio que explica cómo fluyen los
fluidos y cómo describir su movimiento. Este capítulo introduce los conceptos necesarios
para el análisis del movimiento de un fluido.

Descripción lagranguiana y euleriana

En el estudio de mecánica de partículas, donde se presta atención a partículas


individuales, el movimiento es considerado una función del tiempo. La cinemática de esos
experimentos incluye seguir el rastro del vector de posición de cada objeto, 𝑥 → 𝐴, 𝑥 →
𝐵, , y del vector de velocidad de cada uno de ellos, 𝑉 → 𝐴, 𝑉 → 𝐵, como funciones del
tiempo. En mecánica de sólidos se utiliza el enfoque lagranguiano (por Joseph-Louis
Lagrange, 1736-1813) en donde las ecuaciones básicas se deducen para una masa de fluido
dada.

Esta aproximación es análoga al "sistema cerrado" utilizado en termodinámica. La


energía y el momentum pueden transferirse hacia el sistema y desde éste, y se pueden
utilizar ya sea sistemas de coordenadas fijas o móviles para deducir las ecuaciones. Si
consideramos un ladrillo sólido que contiene una masa conocida, m, en el tiempo t , y en
los tiempos t1 y t 2 posteriores el ladrillo ha cambiado de posición, de momentum lineal y
angular y de energía, que pueden describirse mediante las leyes simples de la mecánica de
sólidos. Además, en un sólido la posición relativa de las diferentes partículas que
componen la masa permanecen en la misma posición relativa durante el movimiento
subsecuente

Sin embargo, la vida no es tan ordenada para la mayoría de los casos de dinámica de
fluidos. El mismo "ladrillo" en este caso compuesto por un cierto número de paquetes de
fluido, definidos lo suficientemente grandes como para tener propiedades definidas en el
sentido del continuo pero que son muy pequeñas en comparación con la geometría del
flujo. Cuando ocurre el movimiento de los paquetes de fluido, el movimiento subsecuente
rápidamente se vuelve desordenado. Los paquetes pierden contacto entre sí, cambian su
orientación y posición y rápidamente están inmersos, mezclados o dispersos entre otros
paquetes de fluidos de sus alrededores. Luego, es particularmente difícil si no imposible
utilizar un sistema de masa fija para deducir las ecuaciones de dinámica de fluidos.

Para expresar las leyes de la mecánica en una forma útil para la mecánica de fluidos
y transporte se requiere un punto de vista diferente al utilizado para deducir las leyes de
mecánica de sólidos.
Por consiguiente, el enfoque euleriano (por Leonhard Euler, 1707-1783) se adopta
para la mayoría de los análisis. Considera un volumen de control fijo o un punto fijo en el
espacio y las ecuaciones se deducen para expresar cambios en masa, momentum y energía a
medida que el fluido pasa a través o cerca del volumen o punto fijo. La frontera de un
volumen de control es la superficie de control. El tamaño y la forma del volumen de control
son completamente arbitrarios, pero frecuentemente se hacen coincidir con las fronteras
sólidas; en otros casos, se dibujan perpendiculares a la dirección del flujo para simplificar
problemas. Este enfoque euleriano conduce a una descripción de sistema abierto. No es
necesario seguir el rastro de la posición y la velocidad de una masa fija de partículas de
fluido. En lugar de ello, se definen variables de campo, funciones del espacio y el tiempo,
dentro del volumen de control. Por ejemplo, el campo de presión es un campo de variable
escalar; en caso general para un flujo tridimensional no-estacionario, en coordenadas
cartesianas:

Campo de presión: P = P(x, y, z, t)

De manera semejante se define el campo de velocidad como un campo de variable


vectorial: Campo de velocidad 𝑉 → 𝑉 → (𝑥, 𝑦, 𝑧, 𝑡)

Velocidad y aceleración de un fluido

El campo de velocidades

La más importante de todas las propiedades del flujo es el campo de velocidades


V(x, y, z, t). De hecho, determinar la velocidad es a menudo equivalente a resolver el
problema, ya que otras propiedades se obtienen directamente de aquélla

En general, la velocidad es un vector, función de la posición y del tiempo, que tiene


tres componentes escalares u, v y w:

𝑉(𝑥, 𝑦, 𝑧, 𝑡) = 𝑖𝑢(𝑥, 𝑦, 𝑧, 𝑡) + 𝑗𝑣(𝑥, 𝑦, 𝑧, 𝑡) + 𝑘𝑤(𝑥, 𝑦, 𝑧, 𝑡)

El uso de u, v y w en lugar de Vx , Vy y Vz , más lógicas, se debe a una duradera


tradición fluidodinámica.

Aceleración

La aceleración de una determinada partícula de fluido se determina considerando


una partícula específica. Su velocidad cambia de V(t) en el instante t a V(t + dt) ) en el
instante t+ dt. La aceleración es por definición:

dV
a=
dt
El vector velocidad V esta dado por sus componentes como:
𝑉 = 𝑢𝒊′ + 𝑣𝒋′ + 𝑤𝒌′

Donde (𝑢, 𝑣, 𝑤) son las componentes de velocidad en las direcciones x-,y-, y z-

Respectivamente y i, j y k son vectores unitarios. La cantidad dV es según la regla


del cálculo con V = V(x,y,z,t) ,

𝜕𝑉 𝜕𝑉 𝜕𝑉 𝜕𝑉
𝑑𝑉 = 𝑑𝑥 + 𝑑𝑦 + 𝑑𝑧 + 𝑑𝑡
𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜕𝑧 𝜕𝑡

Esta da la aceleración como,

𝜕𝑉𝑑𝑥 𝜕𝑉𝑑𝑦 𝜕𝑉𝑑𝑧 𝜕𝑉


𝑎= + + +
𝜕𝑥𝑑𝑡 𝜕𝑦𝑑𝑡 𝜕𝑧𝑑𝑡 𝜕𝑡

Como se ha seguido una partícula , se reconoce que

𝑑𝑥 𝑑𝑦 𝑑𝑧
=𝑢 =𝑣 =𝑤
𝑑𝑡 𝑑𝑡 𝑑𝑡
La aceleración se expresa entonces como

𝜕𝑉 𝜕𝑉 𝜕𝑉 𝜕𝑉
𝑎=𝑢 +𝑣 +𝑤 +
𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜕𝑧 𝜕𝑡

Las ecuaciones de componentes escalares de la ecuación vectorial anterior en


coordenadas rectangulares se escriben como

𝜕𝑢 𝜕𝑢 𝜕𝑢 𝜕𝑢
𝑎𝑥 = +𝑢 +𝑣 +𝑤
𝜕𝑡 𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜕𝑧

𝜕𝑣 𝜕𝑣 𝜕𝑣 𝜕𝑣
𝑎𝑦 = +𝑢 +𝑣 +𝑤
𝜕𝑡 𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜕𝑧

𝜕𝑤 𝜕𝑤 𝜕𝑤 𝜕𝑤
𝑎𝑧 = +𝑢 +𝑣 +𝑤
𝜕𝑡 𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜕𝑧

A menudo se escribe de forma simplificada como

𝐷𝑽
𝑎=
𝐷𝑡
Donde en coordenadas rectangulares
𝐷 𝜕 𝜕 𝜕 𝜕
=𝑢 +𝑣 +𝑤 +
𝐷𝑇 𝜕𝑥 𝜕𝑦 𝜕𝑧 𝜕𝑡

Esta derivada se conoce como derivada sustancial o derivada material . Se le da


un nombre y símbolo especiales (D/DT en lugar de d/dt) porque se siguió una partícula de
fluido especial, es decir, se siguió la sustancia (o material).Representa la relación entre una
derivación lagranguiana en la que una cantidad depende del tiempo, y una derivación
euleriana en la que una cantidad depende de la posición (x,y,z) y del tiempo t.

La derivada con respecto al tiempo en el lado derecho de las primeras ecuaciones


para la aceleración se llama aceleración local y los términos restantes en el lado derecho de
cada ecuación forman la aceleración convectiva. Por consiguiente la aceleración de una
partícula de fluido es la suma de la aceleración local y la aceleración convectiva. En un
tubo la aceleración local aparece si por ejemplo se cierra o se abre una válvula; y la
convectiva ocurre cerca de donde cambia la geometría del tubo, tal como una contracción
del tubo o un codo. En ambos casos las partículas de fluido cambian de velocidad pero por
razones muy distintas.

Clasificación de los flujos

Flujo interno en comparación con el externo

Un flujo de un fluido se clasifica como interno o externo, dependiendo de si a ese


fluido se le obliga a fluir en un canal confinado o sobre una superficie. El flujo de un fluido
no limitado sobre una superficie, como una placa, un alambre o un tubo, es flujo externo. El
flujo en un tubo o ducto es flujo interno si el fluido queda por completo limitado por las
superficies sólidas. Por ejemplo, el flujo de agua en un tubo es flujo interno y el flujo de
aire sobre una pelota o sobre un tubo expuesto durante un día de viento constante es flujo
externo. El flujo de líquidos en un ducto se conoce como flujo en canal abierto si ese ducto
sólo está lleno en forma parcial con el líquido y se tiene una superficie libre. Los flujos de
agua en los ríos y zanjas de irrigación son ejemplos de estos flujos. Los flujos internos
están dominados por la influencia de la viscosidad en todo el campo de flujo. En los flujos
externos, los efectos viscosos quedan limitados a la capa límite cercana a las superficies
sólidas y a las regiones de la estela corriente abajo de los cuerpos.

Flujo compresible en comparación con el incompresible

Un flujo se clasifica como compresible o incompresible, dependiendo del nivel de


variación de la densidad del fluido durante ese flujo. La incompresibilidad es una
aproximación y se dice que el flujo es incompresible si la densidad permanece
aproximadamente constante a lo largo de todo el flujo. Por lo tanto, el volumen de todas las
porciones del fluido permanece inalterado sobre el curso de su movimiento cuando el flujo
(o el fluido) es incompresible. En esencia, las densidades de los líquidos son constantes y,
así, el flujo de ellos es típicamente incompresible. Por lo tanto, se suele decir que los
líquidos son sustancias incompresibles. Por ejemplo, una presión de 210 atm hace que la
densidad del agua líquida a 1 atm cambie en sólo 1 por ciento. Por otra parte, los gases son
intensamente compresibles. Por ejemplo, un cambio de presión de sólo 0.01 atm causa un
cambio de 1 por ciento en la densidad del aire atmosférico. Cuando se analizan los cohetes,
las naves espaciales y otros sistemas en los que intervienen flujos de gas a velocidades
altas, la velocidad del flujo a menudo se expresa en términos del número adimensional de
Mach que se define como

𝑉 𝑉𝑒𝑙𝑜𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑑𝑒𝑙 𝑓𝑙𝑢𝑗𝑜


𝑀𝑎 = =
𝑐 𝑉𝑒𝑙𝑜𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑑𝑒𝑙 𝑠𝑜𝑛𝑖𝑑𝑜
En donde c es la velocidad del sonido cuyo valor es de 346 m/s en el aire a
temperatura ambiente al nivel del mar. Se dice que un flujo es sónico cuando Ma = 1,
subsónico cuando Ma menor a 1, supersónico cuando Ma mayor 1, e hipersónico cuando
Ma mucho mayor 1. Los flujos de líquidos son incompresibles hasta un nivel alto de
exactitud, pero el nivel de variación en la densidad en los flujos de gases y el nivel
consecuente de aproximación que se hace cuando se modelan estos flujos como
incompresibles depende del número de Mach. Con frecuencia, los flujos de gases se pueden
aproximar como incompresibles si los cambios en la densidad se encuentran por debajo del
5 por ciento, lo cual suele ser el caso cuando Ma 0.3. Por lo tanto, los efectos de la
compresibilidad del aire se pueden despreciar a velocidad por debajo de alrededor de 100
m/s. Nótese que el flujo de un gas no es necesariamente uno compresible.

Flujo laminar en comparación con el turbulento

Algunos flujos son suaves y ordenados en tanto que otros son considerados caóticos.
El movimiento intensamente ordenado de un fluido, caracterizado por capas no-alteradas de
éste se menciona como laminar. La palabra laminar proviene del movimiento de partículas
juntas adyacentes del fluido, en “láminas”. El flujo de los fluidos intensamente viscosos,
como los aceites a bajas velocidades, por lo general es laminar. El movimiento
intensamente desordenado de un fluido, que es común se presente a velocidades altas y se
caracteriza por fluctuaciones en la velocidad se llama turbulento. El flujo de fluidos de baja
viscosidad, como el aire a velocidades altas es por lo común turbulento. El régimen de flujo
influye significativamente en la potencia requerida para el bombeo. Un flujo que se alterna
entre laminar y turbulento se conoce como de transición. Los experimentos conducidos por
Osborn Reynolds en la década de 1880 dieron como resultado el establecimiento del
número adimensional de Reynolds, Re, como el parámetro clave para determinar el
régimen de flujo en los tubos).
Flujo Permanente y no permanente

Existen dos clasificaciones temporales. El flujo permanente ocurre cuando las


condiciones en cualquier punto del fluido no cambian con el tiempo. Por ejemplo, si la
velocidad en cierto punto es 3 m/s en la dirección +x en un flujo permanente, permanece
exactamente igual en cantidad y en dirección indefinidamente. Esto puede expresarse como
𝜕𝑣
= 0, en donde el espacio (coordenadas x, y, z del punto) se mantiene constante.
𝜕𝑡
Igualmente, en flujo permanente no existe cambio en la densidad 𝝆, en la presión p, en la
𝜕𝜌 𝜕𝑝 𝜕𝑇
temperatura T o en la concentración C, en ningún punto; luego = 0, =0 =
𝜕𝑡 𝜕𝑡 𝜕𝑡
𝜕𝐶
0, 𝜕𝑡 = 0

.El flujo es no permanente cuando las condiciones en cualquier punto cambian con
𝜕𝜌 𝜕𝑝 𝜕𝑇 𝜕𝐶
el tiempo , ≠ 0, ≠0 = 0, 𝜕𝑡 ≠ 0 . Cuando se bombea agua por un sistema fijo
𝜕𝑡 𝜕𝑡 𝜕𝑡
con un caudal constante, el flujo es permanente. Pero si se bombea agua por un sistema fijo
con un caudal creciente, el flujo es no permanente.

Flujos unidimensional, bidimensional y tridimensional

Un campo de flujo se caracteriza de la mejor manera mediante la distribución de


velocidad y, por consiguiente, se dice que un flujo es unidimensional, bidimensional o
tridimensional si la velocidad del flujo varía en una, dos o tres dimensiones,
respectivamente. Un flujo típico de un fluido comprende una configuración geométrica
tridimensional y la velocidad puede variar en las tres dimensiones, y dar lugar al flujo
tridimensional [𝑉 → (𝑥, 𝑦, 𝑧) en coordenadas rectangulares, o 𝑉 → (𝑟, 𝑢, 𝑧) en
coordenadas cilíndricas]. Sin embargo, la variación de la velocidad en ciertas direcciones
puede ser pequeña en relación con la variación en otras y se pueden ignorar con error
despreciable. En esos casos, el flujo se puede modelar de modo conveniente como
unidimensional, el cual es más fácil de analizar. Considérese el flujo estacionario de un
fluido por un tubo circular sujeto a un tanque grande. La velocidad del fluido en todos los
puntos sobre la superficie del tubo es cero, debido a la condición de no-deslizamiento, y el
flujo es bidimensional en la región de entrada de ese tubo dado que la velocidad cambia
tanto en la dirección r- como en la z-. El perfil de velocidad se desarrolla plenamente y
permanece inalterado más allá de cierta distancia de la entrada (alrededor de 10 diámetros
de tubo en el flujo turbulento y menos en el laminar) y se dice que, en esta región, se
encuentra totalmente desarrollado. El flujo totalmente desarrollado en un tubo circular es
unidimensional ya que la velocidad varía en la dirección radial, pero no en las direcciones
angular u- o axial z-. Es decir, el perfil de velocidad es el mismo en cualquier ubicación
axial z- y es simétrico respecto al eje del tubo. Nótese que la dimensionalidad del flujo
también depende de la selección del sistema de coordenadas y de su orientación. Por
ejemplo, el flujo en un tubo que se discutió es unidimensional en coordenadas cilíndricas,
pero bidimensional en cartesianas (lo que ilustra la importancia de la selección del sistema
de coordenadas más apropiado). Nótese también, que incluso en este flujo sencillo, la
velocidad no puede ser uniforme a través de la sección transversal del tubo debido a la
condición de no-deslizamiento. Pero, en una entrada bien redondeada al tubo, el perfil de
velocidad se puede aproximar como si fuera casi uniforme a través del tubo, ya que la
velocidad es casi constante en todos los radios, excepto muy cerca de la pared del tubo. Un
flujo se puede tomar aproximadamente como bidimensional cuando una de sus dimensiones
es mucho más grande que la otra y el flujo no cambia de manera apreciable a lo largo de la
dimensión de mayor longitud. Por ejemplo, el flujo del aire sobre la antena de un automóvil
se puede considerar como bidimensional, excepto cerca de sus extremos, ya que la longitud
de la antena es mucho mayor que su diámetro y el flujo de aire que choca contra ella es
bastante uniforme.

Flujo rotacional e irrotacional

La rotación de una partícula de fluido alrededor de un eje dado, por ejemplo el eje z,
se define como la Velocidad angular promedio de dos elementos lineales infinitesimales en
la partícula, que originalmente se encuentran haciendo ángulo recto el uno con respecto al
otro y con relación al eje dado . Si las partículas de fluido dentro de una región tienen
rotación alrededor de cualquier eje, el flujo se conoce como flujo rotacional o flujo Vórtice.
Si el fluido dentro de una región no tiene rotación, el fluido se conoce como flujo
irrotacional. Si un fluido se encuentra en reposo y no tiene fricción, cualquier movimiento
subsecuente de este fluido también será irrotacional. Sin embargo, en la mayoría de las
circunstancias prácticas los esfuerzos cortantes introducidos por la presencia de fronteras
sólidas, de gradientes de densidad u otras interacciones entre procesos fluidos dará como
resultado una rotación.
Conclusión

La naturaleza del flujo de un fluido real es muy compleja.

Como la gran mayoría de los problemas de fluido son tridimensionales y altamente


variables en el tiempo, usualmente no es posible obtener soluciones generales. Han surgido
ciertas clasificaciones espaciales y temporales las cuales permiten y describen
procedimientos para llevar a cabo análisis simplificados.

Las soluciones exactas o determinísticas de flujos tridimensionales y variables en el


tiempo generalmente no están disponibles, especialmente para flujos que son naturalmente
gobernados por geometrías muy complejas. Típicamente, el ingeniero o el analista emplea
cualquiera de las estrategias de análisis y solución simplificadas.

Mientras no exista una solución general 3D. Ninguno de estos enfoques dará una
solución general al problema. Hay tres consideraciones generales para saber qué enfoque
utilizar. La primera es cuánto se conoce acerca de los procesos físicos que gobiernan el
campo de flujo y si las ecuaciones gobernantes están bien establecidas y aceptadas: la
segunda consideración es qué tan variable es la física en el espacio y en el tiempo; mientras
que la tercera consideración se refiere a qué tan compleja o simple es la geometría del flujo.
En general, si las ecuaciones o funciones matemáticas aún tienen que establecerse para una
geometría o proceso de flujo dados, tradicionalmente se llevan a cabo experimentos en
laboratorio.
Bibliografía

 Víctor L Streeter, E Benjamin Wylie, Keith W Bedford. Mecánica de los fluidos.


Novena Edición. Mc Graw Hill interamericana, S.A, Colombia.
 Yunus A Cengel , Jhon M Cimbala. . Mecánica de los fluidos: Fundamentos y
Aplicaciones . Mc Graw Hill. Hill interamericana Editores , S.A
 Frank M. White. Mecánica de los fluidos. 5ta Edición. Mc Graw Hill.
Interamericana de España.
 Merle C Potter ;David C Wiggert. Mecánica de los fluidos. 3era Edición . Ciencias
e ingeniería .