Está en la página 1de 2

ANÁLISIS DE CASACIÓN N° 1673-2015

MOQUEGUA

ANÁLISIS DE CASACIÓN
N° 1673-2015
MOQUEGUA 2019
DERECHO PROCESAL CIVIL

FACULTAD: DERECHO Y CIENCIAS


POLÍTICAS.

ESCUELA: DERECHO.

CICLO: IX

DERECHO PROCESAL CIVIL


ÁREA: DERECHO PROCESAL CIVIL.

TEMA: ANÁLISIS DE CASACIÓN N° 1673-


2015.

DOCENTE:

EVELYN URQUIAGA JUAREZ.

ALUMNA:

 CASTILLO INCA CARMEN

UNIVERSIDAD PRIVADA SAN PEDRO


FACULTAD DE DERECHO
ANALISIS DE CASACIÓN N° 1673 – 2015
Para empezar con la realización del presente análisis hay que recordar que cuando
se habla de la institución de la prescripción adquisitiva de dominio, se hace
referencia a un modo de adquisición del derecho de propiedad, que sanciona a la
vez al propietario que no es diligente con su propiedad, para ello el poseedor debe
cumplir con los requisitos señalados por ley que son: poseer continua, pacifica,
publica, como propietario (animus domini) y el tiempo va a depender si se trata de
prescripción ordinaria (corta) o extraordinaria (larga), para la extraordinaria se
requiere 10 años, mientras que para la ordinaria se requiere solo 5 años, además en
este caso son necesarios dos requisitos especiales: justo título y buena fe. Debe
entenderse como justo título, a un acto jurídico debiendo tener las siguientes
características: ser un acto traslativo de la propiedad, no estar sujeto a causal de
nulidad, tener existencia efectiva y probar su existencia. La prescripción adquisitiva
de dominio de bien inmueble está regulada en el artículo 950° del Código Civil, el
que señala “La propiedad inmueble se adquiere por prescripción mediante la
posesión continua, pacífica y publica como propietario durante diez años Se
adquiere a los cinco años cuando median justo título y buena fe “. Partiendo de lo
señalado en nuestro Código Civil, podemos decir que el interesado en usucapir,
requiere y se encuentra en la obligación de presentar los medios probatorios idóneos
que permitan crear convicción y corroborar que se ha cumplido los requisitos
establecidos por ley. En este sentido, cabe afirmar que la prueba de usucapión es
compleja y se necesita más de un elemento a fin de generar certeza y convicción.

En este caso materia de análisis, los demandantes de la Asociación de Vivienda “La


Cantuta”, ingresaron a la posesión del área, el treinta y uno de enero dos mil uno,
por ende, el plazo de diez años que exige la norma se habría cumplido el treinta y
uno de enero del año dos mil once, sin embargo, teniendo en cuenta que la Ley
número 29618, entró en vigencia el veinticinco de noviembre de dos mil diez, en este
sentido hay que tener en cuenta que todo hecho ocurrido o cumplido durante la
vigencia de una norma se rige por ésta, por tanto los derechos que ingresaron dentro
del patrimonio de una persona al amparo de una norma vigente en ese tiempo, no
pueden ser desconocidos por nuevas normas jurídicas expedidas con posterioridad,
entonces basándonos en esto podemos decir que solo resultan prescriptibles los
bienes privados del Estado cuando el requisito de ejercicio de la posesión por un
periodo de diez años se haya cumplido antes de la entrada en vigencia de la Ley
29618.

Entonces la Asociación de Vivienda accionante tenía que acreditar el ejercicio de su


posesión por un periodo no menor de diez años hasta el veinticuatro de noviembre
de dos mil diez, conforme lo ha sostenido la Sala Superior en el considerando
noveno y, siendo que la parte actora solo logró acreditar que ejerció posesión por un
periodo de nueve años, diez meses y veinticuatro días (a la entrada en vigencia de la
Ley 29618), Entonces no se habría cumplido con demostrar el ejercicio de la
posesión por el mínimo de tiempo que exige la norma para que opere la prescripción
ordinaria, por ende, no se evidencia que el Colegiado haya efectuado un análisis
errado del artículo 950 del Código Civil.