Está en la página 1de 3

Leanne: un estudio de caso del trastorno depresivo mayor,

recurrente
Leanne vino al consultorio porque, según manifestó, su depresión había empeorado en los
últimos meses y se sentía nerviosa y con pánico casi a diario. Tiene 31 años. Dijo que la
situación en su hogar "no era la mejor". Se separó de su esposo hace dos años y apenas pudo
cumplir con sus obligaciones financieras de la hipoteca, antes compartida, y las otras facturas del
hogar. Contó que fue despedida hace aproximadamente 18 meses de su antiguo trabajo y que
estuvo desempleada durante un año. En ese tiempo, empezó a cursar una maestría. La crisis
financiera de Leanne se agravó con su despido; se vio obligada a vender su casa y a mudarse con
su novio hace unos tres meses. Encontró un nuevo trabajo en su área hace seis meses, pero gana
menos dinero del que recibía del subsidio por desempleo.

Leanne describe sus condiciones de vida como difíciles. El mejor amigo de su novio,
enfermo crónico, también vive en la casa. Leanne dice que la casa es demasiado pequeña para
acomodar sus pertenencias, por lo que guarda cosas en la caravana que tiene en el patio trasero.
Extraña su antigua casa, que era más grande y tenía un bonito patio. También extraña a sus
perros, que viven con su exesposo. Dijo que se siente como si estuviera "caminando en un campo
minado" alrededor de su novio todo el tiempo, porque el acuerdo de convivencia solo durará
hasta que termine su maestría el próximo verano. Dijo que se siente como una huésped a largo
plazo y que su presencia es una intrusión. Dijo que las acciones de su novio a veces confirman
esa impresión.

Leanne considera su trabajo como rutinario y poco exigente, además de que no le


retribuye lo necesario para mantenerse por sí misma. Para ella su antiguo trabajo era estimulante
y emocionante. Ahora siente que está "desperdiciando su tiempo allí y no tratando de superarse".
Afirma que sus supervisores no valoran su opinión ni siguen sus recomendaciones con respecto a
los proyectos. Leanne siente que la descripción del trabajo dio información tergiversada de las
funciones que realmente debía desempeñar, pues debe cumplir básicamente con las obligaciones
de una secretaria, en lugar de las de un profesional de marketing. Dice que termina sus tareas
rápidamente y luego pasa mucho tiempo durante la semana tratando de parecer ocupada, porque
sus supervisores no tienen más trabajo para ella, pero igual tiene que quedarse.

Diagnóstico

Leanne tuvo síntomas que incluían todos los criterios del DSM-IV-TR para un
diagnóstico de eje I de episodio depresivo mayor, excepto cambio de peso y agitación
psicomotora. La Figura 1 (a continuación) enumera los criterios para un episodio depresivo
mayor. El eje II incluye trastornos de personalidad y trastornos del desarrollo. Leanne no cumple
con los criterios para un diagnóstico de Eje II. El Eje III abarca las afecciones físicas que
provocarían los síntomas del Eje I. Leanne ha sido atendida regularmente por su médico de
cabecera y no tiene enfermedades que se ajusten a los criterios para un diagnóstico del Eje III. El
eje IV abarca la gravedad de los problemas psicosociales. En esta sección de diagnóstico, se hace
una notación con respecto a los problemas con el grupo de apoyo primario, cuestiones
educativas, problemas del entorno social, problemas ocupacionales, problemas de vivienda,
problemas económicos y cuestiones legales. (American Psychiatric Association, 2000) Leanne
tiene alteraciones marcadas con su sistema de apoyo (divorcio reciente), vivienda (queja
principal de vivienda), educación (estrés de la escuela de posgrado), entorno social (asistencia
social inadecuada), ocupacional (insatisfacción laboral), vivienda (discordia con el acuerdo de
arrendamiento), y económico (recursos financieros inadecuados). El Eje V clasifica el nivel de
funcionamiento en su nivel más alto durante el año pasado y donde se encuentra actualmente.
Esta calificación se realiza en una escala de 0 a 100, con 100 en funcionamiento superior. Leanne
presenta una calificación actual de 20, ya que está funcionando yendo a trabajar y asistiendo a
clases, pero también tiene ideas suicidas y problemas de rendimiento. Su funcionamiento ha
disminuido desde un máximo de 75, donde experimentaba solo síntomas menores de depresión,
pero no tenía problemas funcionales relacionados con ella.
Figura 1
Criterios DSM-IV TR para Episodio Depresivo Mayor
A. Presencia de cinco (o más) de los siguientes síntomas durante un período de 2 semanas:
Uno de los síntomas debe ser (1) estado de ánimo depresivo o (2) pérdida de interés

1. Estado de ánimo depresivo


2. disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o
casi todas las actividades
3. Pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso (p. ej., un
cambio de más del 5 % del peso corporal en 1 mes), o pérdida o aumento
del apetito casi cada día.
4. Insomnio o hipersomnia casi cada día
5. Agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día
6. Fatiga o pérdida de energía.
7. Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados
8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión
9. Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio
B. Los síntomas no cumplen los criterios para un episodio mixto.
C. Los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral
o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.
D. Los síntomas no son debidos a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga,
un medicamento) o una enfermedad médica (p. ej., hipotiroidismo).
E. Los síntomas no se explican mejor por la presencia de un duelo (p. ej., después de la pérdida de un
ser querido), los síntomas persisten durante más de 2 meses o se caracterizan por una acusada
incapacidad funcional, preocupaciones mórbidas de inutilidad, ideación suicida, síntomas psicóticos o
enlentecimiento psicomotor.

El diagnóstico de Leanne de médicos clínicos anteriores de depresión mayor está


respaldado por los criterios del DSM-IV. No tengo motivos para sospechar que sus síntomas son
causados por un trastorno del estado de ánimo como bipolar porque no presenta episodios
maníacos, ni tampoco lo ha hecho nunca.
Historial social

Leanne era depresiva cuando era niña. Dijo que su madre notó los síntomas por primera
vez a los 6 años. Su madre la llevó a su primer terapeuta ese año y participó en sesiones de
terapia varias veces durante los siguientes 7 años. Ella afirma que no confiaba en sus terapeutas
porque siempre discutían sobre su comportamiento y sobre sus conversaciones con su madre y su
padrastro. Comenzó a actuar diciendo que quería cortarse y morirse. A los 13 años intentó
suicidarse porque se sentía alienada en casa. Describe a su madre y a su padrastro como
maltratadores verbales. Dice que siempre le gritaban, pero que eran permisivos y no la
disciplinaban ni la orientaban para ayudarla a mejorar su comportamiento. Después del intento
de suicidio, Leanne fue ingresada en un hospital donde permaneció durante seis meses. Allí se le
prescribió por primera vez un medicamento antidepresivo.

Durante su adolescencia, Leanne continuó con terapia y medicamentos. También


consumió muchas drogas y alcohol durante ese tiempo. Dice que sus padres continuaron con el
maltrato verbal hasta los 16 años; luego se mudaron a otro estado y ella se quedó a vivir con
amigos y terminando la escuela secundaria. A pesar de sus problemas de comportamiento y
depresión, Leanne siempre sobresalió en la escuela. Ella cree que en parte esa es la razón por la
que sus padres no la disciplinaron adecuadamente. Cuenta que se sintió abandonada cuando sus
padres de mudaron y que su comportamiento no mejoró; por esa razón no vivía de manera
estable en ninguna de las casas de sus amigos, porque no seguía las reglas establecidas por sus
padres. Tras terminar la secundaria, Leanne recibió una beca y entró en la universidad local.
Obtuvo una licenciatura en Comunicaciones. Leanne consiguió trabajo como editora en un
periódico local después de graduarse y, finalmente, consiguió un puesto mejor en otro periódico
en California. Ella describe su carrera profesional como "muy satisfactoria y exitosa" a tal punto
que fue despedida pero cobraba beneficios por desempleo mientras buscaba un nuevo trabajo.
Leanne describe el período antes del despido como un momento en el que su depresión estaba
bien controlada con medicamentos. Ella conoció a su esposo durante ese tiempo y se casó. Dice
que la depresión no tuvo que ver con su divorcio. Su esposo fue trasladado a otra ciudad por su
trabajo y, por lo que implica ser cónyuges a larga distancia, se separaron y rompieron
amigablemente.

Leanne cita el fracaso evidente de su matrimonio, su posición actual en el trabajo, la


pérdida de su hogar y la infeliz condición de vida en la que se encuentra actualmente como
causas de la escalada de su depresión y de los nuevos síntomas de ansiedad. Mencionó que ha
tenido problemas para concentrarse en el trabajo y dormir por la noche. Afirmó que también ve
cómo están resurgimiento pensamientos de muerte, como los que enfrentó cuando era
adolescente antes de su intento de suicidio. Dijo que no desea morir, pero sigue teniendo esos
pensamientos, especialmente después de un conflicto. Fue referida a terapia por su psiquiatra. Ha
tomado Lexapro durante los últimos ocho años y le recetaron Ativan justo antes de su remisión a
terapia.