Está en la página 1de 18

[Capítulo 2]

-Lamia-

Ha pasado algo de tiempo desde que morí como Dragón y renací como un
Humano. Me encuentro de pie en una llanura, tales paisajes son comunes en este
mundo. Una ráfaga de viento frio sopla contra mi cara. Aún hay trazos del último
invierno alrededor, a partir de ahora, dará inicio la primavera. Mis piernas se
estremecen contra el frio mientras aun permanezco en este campo abierto. Se
encuentra repleto con una verde señal de frescura. El viento transmite un leve
aroma a flores también.
Actualmente, me encuentro sosteniendo una cesta tejida a mano. Dentro de ella
se encuentran varios tipos de hierbas medicinales.
Fumu. La cosecha de hoy es más que suficiente, si se me permite decirlo.
Mientras pienso acerca de una de las frases favoritas de la raza de dragones que
se ha hecho un hábito, me lleno a mí mismo con orgullo y auto-satisfacción.
“Dran-san, debemos regresar pronto”
“Ah, está bien. Ya casi es la hora, el día ya está por terminar después de todo.”
Me doy la vuelta, la figura de una chica con un largo, flotante y rizado cabello rojo
cayendo detrás de ella es reflejada en mis pupilas. Ella está usando una blusa de
tela raída y una falda larga, además, sobre su espalda, carga una canasta al igual
que yo. Esta es la apariencia usual de aquellos que viven en las lejanías, y más en
los pueblos fronterizos. A pesar de todo, ella tiene una sonrisa tan radiante como
el sol, y las pecas alrededor de sus mejillas contribuyen en gran medida parte de
su encanto. Su nombre es Airi. Felizmente jugando alrededor de Airi, en el pasto
verde, se encuentran cuatro niños humanos.
Airi y yo somos parte de un pequeño poblado llamado Bern, localizado a las orillas
del continente. Ellos no son sólo niños jugando. Ellos son niños de humanos, del
hombre. La causa del que yo me encuentre viviendo como humano debe ser obra
de las Tres Diosas que rigen sobre el Destino. Yo, quien fui el dragón más fuerte
que existió, quien poseía un poder sin igual. El más Fuerte, quien pertenecía a la
raza más poderosa, había renacido como un humano. Cuando fui asesinado a
manos del Héroe, a través del uso de algunas artes prohibidas, mis memorias y mi
alma, renacieron en un nuevo cuerpo mientras retenía también mi fuerza. Nunca
fue mi intención ni sé de quién fue cuya intención de hacerme reencarnar. Como
sea, tuve que aceptar el hecho de lo que me había sucedido y vivir con ello.
De todas las teorías que se me ocurrían, desde el tiempo que era un infante, eran
sólo suposiciones. No tenía aun evidencia sólida del porqué había renacido como
un Humano. Pudiera haber sido que desde el instante en el que estaba muriendo
como un Dragón algún tipo de Hechizo Mágico fue usado sobre mí. Mi cuerpo
físico ya no estaba, de eso estoy muy seguro. Sin embargo, mi alma, el alma del
dragón más poderoso, es fuerte e imposible de destruir. Los Héroes o aquellos
quienes les ordenaron subyugarme debían saber esto, y a su vez trataron de
debilitar mi alma a través de la reencarnación.
Por lo tanto, en lugar de ir al Mar de Almas, mi alma fue forzada a repetidos
intentos de transmigrar, destinado a debilitarme junto con la pérdida de mis
memorias y mi poderosa forma de dragón. Cuando se trata de altos rangos en
poder espiritual, aun incluso si tu cuerpo es destruido, su información queda
grabada dentro de su alma. Con ellos, uno puede reconstruir o recrear su alma
desde cero. Para mí, un cuerpo es sólo un contenedor, y así como mi alma esté a
salvo, puedo crear o regenerar cualquier montón de carne cuando yo desee. En
aquel entonces cuando el Héroe llamó mi atención con la espada asesina de
dragones, yo simplemente estaba esperando por mi muerte, y en cierto modo se
me fue dado. Lo que sucedió entonces fue sólo una excepción.
Aquellos que deseaban mi muerte, sin temor a que yo reviviera, hicieron algo
forzando a mi alma a experimentar su hechizo especialmente tejido, el cual de
alguna manera interfirió con el proceso de transmigración a la hora de mi muerte.
De hecho, no mucho tiempo después de mi nacimiento como humano, pude notar
como mi alma había sido excesivamente debilitada. Fue un hecho que me
sorprendió completamente. Tanto la calidad como la cantidad de poder mágico
que mi alma producían, eran diferente desde antes de mi renacimiento.
La producción de mi poder mágico en mi estado actual es un terreno
completamente diferente comparado a como era antes. Era como una lluvia
torrencial en el pasado y ahora era muy similar a la neblina mañanera condensada
en pequeñas gotas de agua que caían suavemente de las hojas, una gota a la
vez.
Aun así, el volumen de magia que mi alma de dragón producía era mucho, era
algo que sobrepasaba el sentido común de los humanos.
Afortunadamente para mí, no había olvidado como manejar tal cantidad de poder,
así que era seguro que no moriría pronto, ni voy a ver cualquier persona media
viva o media muerta como resultado de mi desenfrenado poder. Además, el
cuerpo humano era como cualquier otro cuerpo, con la suficiente magia podía
elegir cuanta porción de carne podría regenerar mientras fuera capaz de
almacenar excesivas cantidades de magia. Elegí el limitar mi poder y sólo imitar la
cantidad que un humano promedio pudiera generar, teniendo cuidado de no
abusar de mi poder de ser posible, y permanecer dentro del reino, el cual no
parecía tan absurdo para los otros humanos.
Mientras seguía a Airi de regreso a nuestra aldea, los niños jugaban alegremente
corriendo enfrente de ella. La aldea está rodeada por una muralla hecha de piedra.
Con una población alrededor de 300 personas, era sólo una pequeña aldea en las
afueras del límite del continente. Al estar en los límites del continente, la aldea a
menudo es atacada por demonios y bandidos, así que la muralla sirve como una
línea de defensa. Existen dos maneras para entrar a la aldea a través de
carreteras. Está la Entrada Norte y la Entrada sur. Cada entrada tiene dos puertas
de madera reforzada con acero. Siempre hay al menos dos soldados estacionados
en cada puerta. Cada uno está armado con una lanza y una espada, junto con un
arco y flechas.
En la aldea vecina, uno puede divisar Globins con una altura similar a la de un
niño, Kobold con cabezas como la de los perros y lagartos armados, los cuales
tienen la apariencia de un lagarto caminando sobre dos pies. A pesar de que las
primeras dos razas poseen una fuerza inferior a la de los humanos, tienen una alta
tasa de reproducción así como una madurez más rápida, igual son capaces de
incrementar su número con impresionante velocidad. Entre ellos, existen algunos
que pueden utilizar el poder de los espíritus, los chamanes, que no deben ser
tomados a la ligera. Los lagartos, por otra parte, tienen una tasa más baja de
nacimiento comparada a las otras dos razas, pero su habilidad de combate
individual es mucho más alta. Las personas de mi aldea entrenan con los hombres
Lagarto hasta cierto punto, y todos se llevan un rato muy duro combatiendo en un
uno contra uno. Especialmente cuando vienen los comandantes oficiales de la
tribu de los Lagartos. Ellos son incluso mucho más duros a los que normalmente
se enfrentan. Incluso para que el soldado más habilidoso, o los altamente
entrenados caballeros, mantengan una justa normal con ellos, deben estar
preparados para acabar exhaustos.
Cuando aún poseía mi cuerpo de Dragón, difícilmente consideraba cualquier
importancia de las características de estas tres razas. Pero después de pasar
algún tiempo como humano, he reconsiderado mi manera de pensar.
Afortunadamente, la relación entre humanos y Lagartos, así como las otras razas
es muy buena. La gente de Bern ayuda a los Lagartos en tiempos de necesidad y
los Lagartos a su vez también. Estas dos razas han sido capaces de formar una
buena relación. No es muy común el ver que tanto humanos como Lagartos se
encuentre en buenos términos.
En nuestro camino de regreso, tuve una divertida charla con los otros sobre lo
ocurrido en el día, a pesar de que algunos momentos que ellos mencionaban no
tenían sentido para mí. Por otra parte, los niños aun seguían corriendo en frente
de nosotros dando vueltas. Los niños humanos son muy hiperactivos. Con todo
ese vigor, el continente asegura su prosperidad. No es nada comparado cuando
un bebé Dragón rompe el cascaron, lo que es una cosa muy aburrida.
Después de que entramos a la aldea y llegamos a la primera intersección, partí
con los niños. Caminé de vuelta a la casa de aspecto típico que yo mismo
construí. Las paredes estaban hechas de madera, con barro como relleno y el
techo fabricado de paja mezclado con hierba.
En este país así como en esta aldea, uno es considerado adulto a la edad de 15
años. En una familia con un chico como el hijo mayor, a los 15 años, el chico
comienza a trabajar en la granja que proveerá a sus familiares o a la aldea.
Después de un año, es costumbre que el mismo construya su propia casa, en vez
de compartir la casa de sus padres y así convertirse completamente en
independiente.
Cumpliré 16 este año. Ha pasado algo de tiempo desde que dejé a mis padres y
ahora disfruto mi vida de soltero. Caminando más allá de mi casa, decido hacerles
una visita a mis padres ya que la cosecha de hoy fue muy buena y me queda
tiempo de sobra. Es una pequeña caminata hacia su casa, ya que he construido la
mía cerca de la misma área. Abro y cierro la puerta de madera con un sonido
chirriante y entro a la casa.
“¡Hola, mamá! La cosecha de hoy fue abundante, fui a la tienda y las vendí por
algunas hierbas y panes, pero parece que sobraron algunos extras.”
Le dije mi propósito para estar aquí y le entregué las hierbas a mi madre.
“¡Estás de vuelta! Estas hierbas se ven que son de alta calidad. Con ellas podré
hacer muy buena medicina.”
“Te está yendo muy bien por lo que veo.”
Mi madre, Aracena, me saluda en cuanto entro a la casa. Mi madre es la única en
encontrarse en la casa, parece ser que mi padre y mi hermano aún siguen
trabajando en el campo. Mi madre tiene su cabello dorado y rubio atado en una
coleta de caballo. Ella está usando un delantal desteñido junto con una bufanda
blanca. El área alrededor de su cintura se encuentra un poco sucia. La cual es la
apariencia de una madre que he conocido toda la vida.
Vivir en esta región es duro. Está lleno de problemas, peligros, infortunios e
irrazonables situaciones, pero si uno puede aguantarlo, podrás encontrar algún
tipo de felicidad.
Con su espalda apartada de mí, gira su cabeza para revelarme una brillante
sonrisa. Las mujeres de esta aldea tienen una voluntad muy fuerte y corazones
igual de fuertes, pero son gentiles hacia sus familias.
Con mis recuerdos de Dragón aún intactos, encuentro un poco gracioso la manera
en que mi madre me trata a mí y a mi hermano menor de manera muy diferente.
Después de todo mis acciones no concuerdan con mi edad, me trata como un
adulto ante mi hermano menor.
Toma un montón de trabajo cuando implica cuidar un niño y la única que carga
con todo ese peso no es otra más que la esposa. Encuentro a esta mujer muy
respetable, por lo que le tengo un profundo respeto a mi mamá. Por supuesto, no
todos los humanos son dignos de respetar, uno no simplemente obtiene respeto,
ellos deben ganárselo. Mis padres se ganaron el mío, pero en esta aldea, la
mayoría de la gente es de mentalidad muy débil. Como sea, eso no significa que
no sean dignos, pero es la debilidad de cada individuo.
A pesar de que existen dioses y que ellos sean venerados por los Humanos, que
son los que buscan su ayuda. Yo igual los venero, sólo que en el sentido de
maldecirlos. Alguna vez me reí de los dioses y aplasté varios de sus sueños. Igual
me percate que cada uno de estos dioses tiene una fea cara que jamás se
atreverían revelar a cualquiera.
Después de entregarle las hierbas extras y el pan a mi madre, regresé a mi casa.
La hora de cenar era simple. Cocinaba los vegetales y comía los panes que había
conseguido de la tienda. Era mi usual cena, pero el sabor de los humanos se
mezclaba con mis sentidos de Dragón que siempre me daba un sabor fresco que
nunca fallaba en anímame por los últimos 16 años de mi vida como humano.
De vez en cuando, mis sentidos de Dragón interferían con mis sentidos Humanos.
Por ejemplo, cuando comía siempre parecía que algo me faltaba. Aparentemente
se debía a que no podía ver mi boca mientras masticaba lo que comía y eso me
frustraba. El campo de visión era completamente diferente de la de un Dragón.
Había tenido problemas con mi visión desde que nací, pero me acostumbré a ello.
Me preguntó si habrá algunos otros Dragones alrededor que tengan el mismo
problema. El sabor y el sentido del olfato de mi alma conectada a mi cuerpo
humano no se encontraban sincronizados tampoco. Me pregunto por qué será,
pero gracias a ello he experimentado un montón de cosas interesantes.
No hay señal de ataques de demonios esta noche, doy mis gracias en oración
porque todo ocurrió sin percances este día. Paso el tiempo fabricando lanzas y
flechas para mi defensa personal, de los árboles que talé mientras construía mi
casa. Uso cada recurso que los arboles tienen para ofrecer, desde el tronco hasta
la raíz.
Mi casa tiene tres habitaciones en total, un comedor, un baño y un cuarto de
almacenaje. Cuando me voy a dormir, extiendo una capa gruesa de paja sobre el
piso y luego pongo otra capa de pieles de animales sobre ella, así tengo un lugar
propio para dormir. Mi forma de vivir es muy simple.
El clima aquí es duro. En el verano, es muy sofocante y en invierno si uno no es
cuidadoso puede hasta morir de congelamiento. La Madre Naturaleza no se anda
con rodeos. Tomo las precauciones contra estos problemas aplicando varias
capas de pieles en inviernos y menos pieles para el verano. Aun así, es difícil
dormir algunas veces.
Después de un año de trabajo, he llegado a creer que el ambiente de este mundo
es hermoso y es triste ver lo que los humanos le hacen a sus alrededores.
Especialmente a la condición dentro de la aldea. Cuando nací en este mundo, era
cálido y cuando mi mamá me daba baños de sol temprano por las mañanas,
zumbaba y cantaba, o eso intentaba. Hay sólo un puñado de gente que conoce mi
secreto, de que amo los baños de sol.
Cuando el cielo se alza y el cielo se entinta de un color dorado, los aldeanos
comienzan a despertar listos para el trabajo. Me despierto más temprano que el
resto y caliento las sobras de la cena de anoche. Después del desayuno, me dirijo
al campo a trabajar nuevamente.
Desde que era un bebé, siempre había tenido curiosidad de cómo mis padres
ganaron el derecho de trabajar los campos cerca de las afueras de la aldea a una
temprana edad. Sólo toma una pequeña caminata para llegar, lo que lo hace muy
conveniente. Ya era un hábito mío que, cuando tenía algo de tiempo libre mientras
trabajaba, caminaba alrededor del vecindario y observaba a los demás trabajando
en sus propias tareas. El cómo tenía tiempo libre era debido a que mi alma
producía un montón de poder mágico. Ocasionalmente usaba magia para
ayudarme a terminar mi trabajo. Eran especulaciones mías, pero al parecer mi
alma de Dragón fortalecía todos mis sentidos y mi fuerza física.
Dedico mucho de mi tiempo a trabajar en la granja y trato de lograr el mayor éxito
en cultivar. Por supuesto, uso el mínimo de mi magia y sólo fuerza humana.
Todos se encuentran ocupados haciendo su propio trabajo, pero mis hábitos no
molestan a nadie dado que soy bien conocido entre los aldeanos.
Lograría cultivar lo equivalente al esfuerzo de 100 humanos adultos por temporada
si usara magia en mis campos. Como sea, mostrar eso en frente de todos está
prohibido. Personas que puedan usar magia no son cosa rara en las áreas más
pobladas, pero en las fronteras del continente es raro ver a una persona que
pueda usar magia al nacer. Afortunadamente para mí, hay una familia de magos
asentados en la aldea. Naturalmente, fui con ellos para aprender magia humana.
Pero su magia era muy simple y me aburrí con facilidad.
Así que, después de finalizar mi desayuno, fui a trabajar, a sudar un poco para
ganarme la vida.
Mientras caminaba hacia los planos abiertos a través del bosque. Observé a
alguien liderando un grupo de niños.
Entonces se me vino a la mente que ellos probablemente iban a ayudar en alguna
caza. Mientras pensaba en ello, continúe mi camino hacia los campos.
Aquel mismo día decidí dirigirme hacia la región noreste de la aldea donde se
hallaba la antigua aldea de los Lagartos. La amistosa relación entre la aldea de los
Lagartos y mi aldea era de conocimiento general en los alrededores y cuando un
desastre golpeó su aldea, la aldea de los humanos ayudó a la suya construyendo
una aldea cerca de un lago cercano. Todo esto aconteció hace diez años. Antes
de que me dirigiera a la aldea de los lagartos, como siempre, empaqué una digna
provisión para algunos días. Siempre pasaba algún tiempo ahí, con el fin de
descubrir lo que le había sucedido a la aldea.
Algunos días después, cuando todas las preparaciones fueron completadas y a
punto de partir. Vi a mi hermano, Marco, en frente de mi casa y detrás de él había
dos mujeres mirándose directamente la una a la otra. Ambas mujeres tenían un
delicado rostro fino en ellas y la experiencia lucía muy parecida a la de mi madre.
La atmosfera alrededor de estas dos mujeres parecía muy peligrosa. Ambas
revelaron un instinto asesino capaz de ahuyentar uno o dos goblins. La razón de
que Marco estuviera aquí, era porque le había pedido cuidar mi casa y mis
campos mientras me encontrara afuera. Esto le daría algo de experiencia, así
quizás en un año o menos él pudiera empezar a vivir solo.
“Me dirigiré hacia el pantano. No regresaré hasta mañana en la noche por lo
menos. Dejo mi casa y mis campos a tu cuidado.”
“Sí hermano, déjamelo todo a mí. Después de todo, has cuidado muy bien de tu
casa y tus campos. En vez de eso, deberías preocuparte más del lugar a donde
vas, ten cuidado puede ser muy peligroso ahí.
Han sido alrededor de 10 años desde el desastre ocurrido a la aldea de los
Lagartos. Era muy bien sabido que los demonios acechaban por aquellos
alrededores. Los humanos no han puesto pie alguno ahí desde entonces y
tampoco los de la aldea de Lagartos. Cuando les comenté que iría a investigar,
mis padres y mi hermano estaban absolutamente en contra. Hubo más conmoción
de lo necesario. Al final fui capaz de convencerlos y hoy es cuando parto.
“Si haces un buen trabajo, traeré algunos recuerdos del pantano.”
“Sólo regresa a salvo, volver sin algún rasguño es más que suficiente.”
Terminé de despedirme de Marco y salí. Tomé mi bolsa de cuero donde había
puesto comida y agua suficiente para dos días. Llevé conmigo una espada y una
daga, sólo en caso de que las cosas se pusieran feas en el camino. Aun cuando
ya han pasado 10 años desde el desastre, el camino que se dirige hacia el
Noreste del viejo asentamiento aún sigue utilizable. Existen historias acerca de
cómo la gente que caminaba en sus alrededores desaparecía misteriosamente.
Cuanto más me aventuraba hacia el norte, mas Goblins y Kobolds aparecían, que
no era de sorprenderse, considerando el hecho que es ahí donde viven. Aun así,
era extraño ver tantos Goblins.
Ocasionalmente, veía uno o dos lobos que se había separado de la manada.
Estaba listo para asesinarlos si venían a mí, pero eran lo suficientemente listos
para evitarme. Cuando el sol estaba a punto de ponerse, ya casi había llegado a
mi destino. Monté un campamento cerca del sitio. Pensaba para mi mismo que
había sobrevivido el primer día, Marco se preocupaba por nada.

La gente de la aldea de los Lagartos evitaba hablar sobre lo sucedido a su aldea,


a pesar del hecho de que ellos sabían que había sigo algo sobrenatural. Sin
embargo, por el lado de los humanos nadie estaba seguro de cuál fue la causa. El
pantanoso lugar donde la aldea de los lagartos había vivido, el lugar que por
alguna razón ellos dejaron y nunca regresaron. Los humanos no tenían asunto
alguno en venir hacia aquí. No tomó mucho tiempo investigarlo, medio día como
máximo.
Antes de que el sol se ocultara completamente, decidí echarle un vistazo al
pantano. La vegetación alrededor florecía salvajemente. La hierva alta y el terreno
lodoso. El aire estaba lleno con finas partículas de agua y todas se condensaban
en mis mejillas, haciéndome sentir incomodo. No es como si el aire alrededor no
estuviera húmedo, porque lo estaba, pero algo no andaba bien.
De pie en la orilla del pantano, provenía un repugnante olor de ella. No había
señales de vida en las cercanías tampoco. A la mitad yacían las ruinas de la
antigua aldea expuesta a los elementos por toda una década. Los techos de las
casas caídas y las paredes fangosas convertidas en pilas de lodo. En la tierra,
armas oxidadas dejadas por los aldeanos que resultaban irreconocibles. La
maleza había tomado casi por completo este lugar.
“Hm…”
Solté un pequeño suspiro mientras estaba de pie a la orilla del pantano. Recogí
rastros de magia con atributo de tierra.
Los lagartos probablemente hicieron sus casas usando magia, de otra forma no
habrían podido establecerse en este tipo de ambiente.
Aprovechando el poder de los espíritus y manipulando los elementos, la aldea de
los Lagartos es muy habilidosa. Como Dragón, el poder cambiar los elementos
me lleva un poco de esfuerzo. Lo mismo puede decirse para todos los dragones,
esto no se aplica sólo a mí.
Fenómenos Naturales en este mundo, el mundo material, es densamente afectado
por los espíritus vivientes en el Mundo Espiritual. Ambos mundos están
conectados el uno con el otro. No tengo interés alguno en aquella dimensión. La
escena actual en frente de mí me muestra el efecto de lo que las actividades
espirituales tienen sobre este mundo. En los alrededores, el atributo del Agua está
debilitado, y el tributo de la Tierra se ha fortalecido. Esto crea un desbalance en el
pantano y causa que los alrededores se vuelvan lodosos. Mientras continúo
observando, recuerdo lo que mi padre mencionó, este lugar tuvo un terremoto.
¿Pudo aquello haber cambiado este paisaje a tal grado?
Difícilmente puedas llamar pantano de nuevo a este lugar. Es más como un
campo fangoso, sí, esto era un campo de lodo. Si uso mi poder, este campo
lodoso podría florecer como un pantano con vida nuevamente. ¿Pero la gente se
alegrará de regresar a un lugar como este? Por lo que sé, en el estilo de vida
actual de los Lagartos les va muy bien.
Muy bien, ¿Debería ir a pescar al lago en la mañana? Después puedo restaurar
este lugar a como era antes.
Lo que hace preguntarme, ¿Cómo le hacían los Lagartos para vivir aquí?
¿Además de pescar? Eso supuse, pero una vez que la temporada de pesca
finalizaba ellos debían asegurar una nueva fuente de comida. La vida es dura en
el norte. Pensé para mis adentros.
A pesar de no haber sido atacado por demonios en el camino, consideré las
oportunidades e ideé algunas contramedidas. Comida y la seguridad, todo aquello
puede ser descartado si ya te rendiste de vivir. Pero esta vida es divertida, no hay
manera de que la abandone a mitad de camino.
Crucé mis brazos y continúe pensando acerca de lo que debería hacer, pero
entonces me percaté del sonido de una enorme serpiente deslizándose hacia mi
lado. Se detuvo antes de llegar a la orilla del campo lodoso. Miré a la serpiente
que se detuvo en las ruinas de la aldea de los Lagartos.
“Hou…”
Instintivamente dejé salir un pequeño resoplido de admiración.
Ella tenía un largo y recto cabello dorado que era incluso más hermoso que la luz
del sol al ponerse. La posición de sus ojos y nariz no estaban muy lejos de la
perfección. Si hubiera alguien más para apreciar esta vista, ellos no dudarían en
decir que es un trabajo del más talentoso artista. Con ojos azules brillantes como
zafiros. Usando una capa con capucha blanca y un vestido sencillo azul pálido
mientras cargaba una bolsa diagonalmente colgada de su hombro izquierdo.
Mostrando una cara de desconcierto, que la hacía aparecer una chica inocente en
su etapa final de la adolescencia. Su lengua serpentosa la mantenía dentro y fuera
de sus labios rojos.
Nos miramos el uno al otro por un instante, la cara de la chica estaba a una
cabeza más por encima de la mía juzgando desde la distancia.
Su parte baja era la de una enorme serpiente. Su cuerpo de serpiente estaba
cubierta con escamas verdes. De las caderas hacia abajo, llegando casi al piso, la
cubría una pieza de ropa. Su cuerpo de serpiente estaba enrollado detrás de ella.
“Lamia”, murmuré para mí mismo. Si no mal recuerdo, ella es un tipo de demonio.
Pero no había manera de que un demonio con una cara tan hermosa pudiera
existir.
Había escuchado del jefe de la aldea que hubo una vez un demonio que maldijo a
la Princesa del Reino y ella fue exiliada por el hecho de cambiar su apariencia, y la
raza de las Lamias fueron sus descendientes. No pensé que una Lamia pudiera
vivir en un lugar como este. ¿Pero que define a alguien como un demonio? ¿Es su
apariencia? ¿Es su fuerza? ¿O es por lo que hay en su mente? Si fuera así,
entonces yo debería ser el peor de todos ellos.
No obstante, la raza de las Lamias, debido a su gran habilidad para manipular
poder mágico, adhiriéndole su poderosa mitad serpiente, podían quebrar los
huesos de un humano adulto con facilidad. Una aldea pequeña podía fácilmente
ser aniquilada por una sola Lamia si se apareciera. Para los humanos, ellas están
etiquetadas como monstruos. Los rumores dicen que la parte superior de las
Lamias generalmente tiene la apariencia de mujeres muy hermosas. Esta chica en
frente de mí encaja con la descripción perfectamente.
Adicional a eso, un sentimiento de madurez femenina puede percibirse del cuerpo
de la chica. Específicamente del color de su parte baja, el encanto que emana de
sus escamas verdes. La encontré demasiado atractiva y era difícil apartar la
mirada. Al parecer mis preferencias seguían siendo en base las de un
Dragón/Reptil. Con mi experiencia en el pasado, puedo decir exactamente en qué
estado está basado en el brillo, las curvas suaves y la flexibilidad de sus escamas.
Las escamas ondulantes son muy atractivas. En este caso, la chica poseía tanta
belleza humana y reptil en su apariencia. Una Lamia podría ser la única raza que
podría llevarse todos los puntos desde una perspectiva de tanto un Humano como
un Dragón.
Después de mirarme embarazosamente unos instantes, la Lamia reveló una
sonrisa que cruzó su rostro y lamió sus labios con su larga lengua. Todo el tiempo
dándome una mirada incomoda. Con sus labios ahora húmedos por su saliva, se
veía aun más atractiva que antes. Cualquier hombre mortal normal sin excepción
se sentiría atraído hacia ella. Para mí, la mirada que me daba me hacía sentir
como si fuera una presa. De hecho, su única fuente de comida es la fuerza vital,
específicamente la fuerza vital de los animales. Ellas mantienen a su presa cautiva
y drenan su fuerza vital. No obstante, sus favoritos son los hombres humanos. La
mayoría de los hombres que se han encontrado una Lamia se convierten en sus
bocadillos. A los ojos de esta Lamia probablemente yo no sea la excepción.
Si es a mi vida a quien ella apunta, entonces la cazaría hasta el mismo infierno.
“Es muy tonto para un humano venir hasta aquí solo. ¿Me pregunto, hay alguien
más aquí contigo?”
Tenía una increíble y dulce voz. Sonaba como una melodía cantada por la mejor
cantante, tan dulce como la miel, con tan tono de éxtasis. La dueña de aquella voz
no era otra más que la chica en frente de mí, quien no había terminado de
atravesar la pubertad. Usó un poco de encanto mágico mientras me hacía la
pregunta. Tal truco la ayudaba a capturar a su presa, sean animales o humanos.
Sin embargo sonaba muy genérico. Como si tomase aquella frase directamente de
un libro. Adicional a eso, su acto era bueno, pero su frase aun era algo tosca, su
lengua aun necesita un poco más de trabajo. Sin embargo, su ejecución de
actuación seria un desperdicio si tan solo lo usara para conseguir comida.
Le respondí con voz calmada.
“No hay nadie más aquí que yo”
“Con que así es. Eso es bueno entonces.”
Después de escuchar mi respuesta, puso sus brazos sobre sus abundantes
pechos y dio un suspiro de alivio.
En esta situación, como humano, debería estar asustado por mi vida justo ahora.
Notando mi calma, la chica probablemente sospechaba que algo no era normal.
Para mi alivio, la imagen de una Lamia en mi cabeza había sido completamente
arrancada por la apariencia de esta chica. Muchas Gracias.
Entonces la chica me pregunto cuál era mi asunto de estar aquí.
Le di un breve resumen de mi viaje y de cómo vine aquí a darle un vistazo al
pantano y que planeaba acampar cerca de aquí por la noche. Mientras me
observaba, podría decirse que se mostraba cautelosa o debería decir asustada
hacia mí.
Traté de parecer calmado, perfectamente calmado, es un hecho bien conocido
que las Lamias son peligrosas para los humanos. Extendí mi mano derecha
lentamente hacia la empuñadora de mi espada. Percibiendo mis movimientos, la
chica revelo plenamente una cara de asuntada y se alejó de mí. Parecía ser que
poseía una débil personalidad y que odiaba pelear. Llegaba a conocer más y más
de esta Lamia.
“Espera, es decir…”
Sin esperar a que terminara su oración, desenvainé mi espada y corté a través del
brazo lodoso que estaba conectado a la tierra detrás de mí. El brazo golpeó el
suelo y dejó de moverse.
“… no ataques. ¿Eh?”
Le tomó un momento entender lo que estaba sucediendo, enfundé mi espada y le
hice ver que no mostraba hostilidad hacia ella. Entonces le expliqué la situación en
detalle de lo que ocurría al pantano y como los elementos estaban
desbalanceados alrededor del área.
“La aldea de los lagartos vivió aquí hace tiempo, pero fueron forzados a
trasladarse después del desastre que azotó a su aldea. La fuerza del elemento
Tierra alrededor del área era anormal. Los espíritus se estaban descontrolando
causando desastres en el mundo Material. Cabía la posibilidad de que se volviera
peor. Así que la aldea de los Lagartos tomaron la decisión correcta al dejar el
pantano.”
Mientras le contaba la historia a la chica, un par de brazos más salieron de la
tierra, pero los corté tan pronto como aparecieron hacia la superficie. Pero parecía
ser que los brazos eran atraídos por una poderosa fuente de poder mágico.
Utilizando mis sentidos mejorados, trataba de identificar alguna pista del por qué
los espíritus se habían descontrolado. También trataba de palmar ligeramente en
la red mágica dentro de la tierra para buscar los espíritus alocados. Súbitamente
sentí como la tierra debajo de mis pies estaban a punto de convertirse en un
cenagal, mi cuerpo instintivamente saltó hacia el lado izquierdo de la Lamia.
“Huh, oh ¡¿Qué?!”
La Lamia se puso nerviosa instantáneamente.
Fumu. Que linda es.
“Dime, ¿Qué tipo de magia pueden usar las Lamias?
Le pregunté a la chica mientras la miraba. La chica, volvió en sí de su nerviosismo
y comenzó a pensar.
“Emmm. La gente de mi aldea tienen más afinidad con el Agua, un espíritu de
Tierra como oponente es algo…”
Cada elemento o atributo de magia y afinidad tiene su propia interacción con los
demás. El atributo Tierra tiende a funcionar bien contra el Agua. Lo que significa
que la chica tendrá un rato muy duro usando su magia contra el espíritu. Si
fuéramos contra magia de Tierra, es sentido común usar magia de Viento para
contrarrestarla.
“Hablándole a una Lamia como si fuéramos lo mismo. ¿No debería ser difícil para
ti enfrentar a un espíritu de Tierra con tu poder como Humano? Fumu.”
Pareciera que estoy siendo menospreciado. No es mentira decir que un chico
humano de 16 años con sólo su carne y huesos no tenga esperanza de ganar
contra un espíritu.
Oh bueno. Pensé, al tiempo que me di la vuelta y vi una mirada desalentadora en
su rostro. En el terreno había uno, dos, tres… mientras más contaba, me di cuenta
de la acción inútil que era intentar cortas los brazos.
“Hay una magia en la que se especializa mi aldea que funciona bien contra los

espíritus, pero toma tiempo prepararla.”

“Es así. Muy bien, este es el plan. Estaré en la línea frontal protegiéndote mientras
tú te preparas para liberar tu magia. Sobresalgo más peleando solo, si te me unes
en batalla, serás solo un estorbo.”
Ella asintió.
A pesar de que nos acabamos de conocer, con un formidable oponente a vencer,
imprudentemente propuse semejante plan. El tiempo que pasamos hablando el
uno con el otro fue corto pero creo en que esta chica es la clave para resolver este
problema. Al menos, no sosteníamos hostilidad el uno hacia el otro.
Para ser honestos, esperaba una respuesta para regresar.
“Con esto dicho, te ofrezco mi gratitud por adelantado.”
“Esas palabras sólo se ofrecen en matrimonio.”
“¿Eh? Ah, oh. Mis disculpas.
Ella es increíble. Me dije a mí mismo, entonces comencé a correr hacia la masa de
brazos que sobresalían del terreno.
Los brazos lodosos eran sólo una parte del ser controlado por el espíritu de tierra.
Es sólo una pieza del espíritu. Sin dudarlo, los corte uno por uno, ganando algo de
tiempo para la chica. Con el fin de liberar al espíritu de tierra de su estado de
locura, existen varias maneras. Pero en esta situación, decidimos derrotar al
espíritu y enviarlo al mundo Espiritual.
Si la chica no hubiera aparecido, estaba planeando forzar mi energía mágica
dentro de la tierra y persuadir al espíritu. Después de que mordiera la carnada, lo
derrotaría en su forma física y lo liberaría hacia el mundo espiritual. Ese método
requería que pusiera un montón de energía mágica, una cantidad que sólo el
mejor entrenado y talentoso hechicero pudiera conjurar. O uno de los Siete Héroes
que era capaz de hacer tal hazaña. No es como si un humano no pudiera producir
energía mágica, porque pueden, ya que su núcleo es un alma y las almas
producen energía mágica, pero la proporción de magia que un humano puede
producir es muy lenta.
Para mantener los brazos fuera de la chica utilicé una pequeña cantidad de poder
mágico Clase Dragón y así corté los brazos tan pronto como aparecían. En cierta
manera se sentía como un juego. Pero no importa que tan rápido los corte, gracias
a que son alimentados con magia del espíritu, los brazos seguían regresando por
más. Se estaba volviendo difícil contenerlo con tal tremendo poder.
Mientras peleaba, pude apreciar como un brazo se acercaba a la chica desde un
punto ciego, pero por supuesto eso ya lo sabía dado a mis sentidos mejorados.
Nunca dejé un punto ciego al iniciar, así que no había nada de qué preocuparse.
Continuamente danzaba en medio de la batalla y cortaba todos los brazos dentro y
fuera de mi visión. Sin tomar descanso alguno, me presionaba en hacer lo mejor y
mantener a los atacantes fuera del alcance de la chica. Eventualmente
comenzaba a flaquear, debido a los límites del cuerpo humano, como se
esperaba. Pero los brazos seguían y seguían surgiendo y continuaba con mi deber
del plan.
Aun cuando he impulsado mi fuerza física con magia, esto se ha convertido en
una batalle de aguante. En el pasado, sólo hubo alguien que pudo enfrentarme
básicamente con su fuerza infinita, es fácil dejarse llevar, pero ahora me encuentro
un poco limitado en esta situación. Debido al ritmo en que los brazos siguen
apareciendo después de que los corto aun no ha cambiado, el encantamiento de
la chica empieza a poner a los espíritus más frenéticos. La verdadera batalla
acaba de comenzar.
“[Yo, la descendiente de la Princesa del Reino, invoco al gran Dios Serpiente.
Ahora es el momento, otórgame tu poder para poder derrotar a mis enemigos.]”
Tiempo atrás, El Dios Serpiente puso una maldición a cierta doncella, que
cambiaba la parte inferior de su cuerpo por la de una serpiente y debido a esto fue
exiliada. Mientras la chica seguía cantando, la figura de una serpiente comenzaba
a manifestarse en el campo lodoso. Pronto los brazos reconocieron a la serpiente
como un enemigo y comenzaron a desviar su atención de mí. La serpiente era
gigantesca, que podría tragarse dos o tres hombres a la vez. Los brazos no eran
reto para la serpiente. Sumándole que cuando la serpiente tocaba un brazo los
destruía y ya no volvían a aparecer.
“Fumu.”
Dejé salir un pequeño suspiro.
Con ese tipo de poder, seguramente es difícil de mantener y mucho menos de
controlar. Aquella magia que la chica Lamia tenía a su disposición era más
poderosa de lo que había anticipado. A pesar de ese hecho, la chica no sólo podía
mantenerlo, sino también controlarlo con tal precisión. Ella definitivamente tenía el
potencial para convertirse en una gran bruja.
Después de un rato, todos los brazos que atacaron a la serpiente dejaron de
existir, convirtiéndose en lodo y cayendo al piso. Fue una correcta decisión
preguntarle por cooperación, ya que mis habilidades actuales con la espada,
derrotar todos los brazos hubiera sido muy difícil.
Al borde de mi visión pude ver como los hombros de la chica Lamia se relajaron.
Debería al menos analizar el área una vez más antes de relajarse.
“No bajes tu guardia aún. Tengo un presentimiento de que el espíritu pueda
mostrarnos su verdadera forma.”
“Ah, Sí.”
Mientras yacía impresionado por su actuación, el lodo se comenzó a levantar en
medio del campo lodoso. La superficie era completamente negra y continuó
creciendo hasta el tamaño de una colina. El espíritu de Tierra Enloquecida
finalmente decidió mostrar su verdadero yo. Parecía que esto fue la causa del
terremoto de hace diez años e hizo que este pantano se ausentara de cualquier
señal de vida. La razón de porque era tan grande y poderosa era probablemente
de que había absorbido el poder del agua de los alrededores por la última década.
Sospecho que los brazos de antes eran un cuerpo temporal y parecía tener razón.
En su actual forma, su tambaleante parte superior era la de un humano hecha de
barro, media casi dos pisos de altura. Algunos contornos eran sin duda parecidos
a la parte posterior de un humano. Había dos hoyos en la parte superior, lo que
pienso son sus ojos.
La figura de lodo negro comenzó a acercarse a una velocidad sorprendente. La
presión emitida por el espíritu era demasiado intimidante, especialmente hacia la
chica Lamia y la presión empezaba a afectarle. Si uno fuera expuesto a esa cosa
por un periodo de tiempo extendido, gradualmente se volvería demente. Incluso si
la chica convocara a la serpiente de antes, esto no sería capaz de derrotar a esa
cosa. Me detuve por un instante y tomé cuidado de no esforzarme demasiado y
luego corrí tras la chica tratando de sostenerla por detrás mientras ella gritaba
cosas estúpidas.
“Déjame ir, esa cosa no es adversario para mi invocación espiritual.”
“Ah, pero es peligrosa.”
El suelo estaba lodoso y resbaladizo, por lo que era muy difícil correr, pero seguí
adelante. El espíritu enloquecido se acercó de la orilla hacia el centro del pantano
y comenzó a disparar bolas lodosas de fuego. Estas bolas de lodo estaban
imbuidas con magia, así que ser golpeadas por una no sería nada placentero. Las
esquivé con facilidad dado que viajaban algo lentas.
El espíritu continuó lanzando bolas de lodo hacia mí mientras esquivaba cada una
de ellas. Una de las bolas casi me impactaba. Observando al espíritu, podía ver
como sus ojos estaban directamente enfocados hacia mí. Soy su objetivo
principal, es lo que podía suponer. Cada vez que una bola de lodo impactaba el
suelo, se producía un moderado gran hoyo sobre la tierra.
Si esto continua, los alrededores podrían convertirse en un campo abierto. La
manera más rápida de detener a esa cosa era destruir su forma física.
“Los colmillos venenosos del Dios Serpiente habita en mi sangre. Permíteme
liberar su poder sobre mi enemigo.”
Un encantamiento familiar se produjo de la chica detrás de mí. Poco después, el
familiar serpiente una vez más se manifestó en el mundo Material. Sin gastar
tiempo la serpiente golpeó al espíritu enloquecido tratando de rasgarlo y alejarlo. A
la par que estos dos peleaban, un liquido purpura comenzó a fluir de los colmillos
de la serpiente. Eso debe ser veneno maldecido. El veneno maldecido parece
haber causado al espíritu enloquecido tornarse en una masa densa de magia que
comenzaba a estremecerse en frente de mis ojos.
Había sido negligente esperar que la serpiente pudiera derrotar esa cosa solo con
veneno. Por el lado positivo, la velocidad de movimiento del espíritu comenzó a
decaer notablemente. Conforme me acercaba, la enloquecida criatura alzó sus
brazos que habían sido heridos con el veneno al aire, y los cerró de golpe para
golpearme. Tal golpe puede fácilmente demoler una casa, más a un cuerpo
humano. A pesar de eso, debido a su baja velocidad, salté hacia un lado para
evitarlo.
La chica Lamia dejó salir un pequeño grito pensando que había sido aplastado.
Usando mi espada imbuida con magia, corté su brazo izquierdo con un simple
tajo. La espada, imbuida con poder mágico de Dragón Clase Dios, se volvió la
mejor espada existente. El brazo que fue cortado cayó hacia el suelo y se volvió
lodo mientras perdía su color negro. Mientras este montón de lodo permanecía de
pie en lo alto, golpeé contra la tierra y volé directo hacia donde se encontraban sus
ojos. Ya lo sabía, incluso a través de esas cuencas, esos ojos me veían muy
cercanamente.
Tu mente ha sido corrompida. El ambiente alrededor de aquí sufre debido a ti. He
preparado mi mente para enviarte de regreso al mundo de los espíritus, a donde
perteneces. Me dije a mi mismo determinado a derrotar esta cosa.
El espíritu enloquecido comenzó a cambiar parte de su lodoso cuerpo en formas
de lanzas intentando estocarme. Aun así, incluso en el aire, era muy rápido. Ya
que vertí un poco de magia a mi espada, comenzó a brillar y con otro tajo rápido
corté al espíritu en dos.
“¡Lo lograste!”
Después de aterrizar recibí una ovación de la chica Lamia. Después de
escucharlo, dejé salir mi frase favorita orgullosamente, mostrando algo de lastima
hacia el espíritu.
“Fumu.”
Con eso, había exitosamente hallado y eliminado la causa del desastre de hace
diez años. En cuando al balance natural de aquí, tomará un tiempo en restaurarse
por sí misma. Dejaré que siga su proceso natural. El cuerpo del espíritu se
encuentra ahora partido en dos montos de lodo. Cuando el cuerpo lodoso del
espíritu cayó dentro del pantano creó una ola de barro y bañó a la chica por
completo. En cuanto a mí, cubrí mi cuerpo con magia, así el lodo no caería en mi
rostro o mis ropas. La ola se expandió y no se detuvo por siete segundos más o
menos. Mientras que mis pies se llenaban con lodo y agua, comencé a caminar
hacia la orilla donde se hallaba la chica.
“Uhh… Uc, tengo algo de lodo en mi boca y mis ropas están cubiertas de ella.
A diferencia de mí, la chica está cubierta de lodo junto con su cabello dorado y su
ropa mojada. Saqué de mi bolsa de cuero un termo y se lo entregué a ella.
“Toma, debes enjuagar tu boca con algo de agua.”
“Oh, Gracias.”
“No hay de qué, más bien soy yo el que debe darte las gracias. Me has salvado de
un montón de problemas. A propósito, mi nombre es Dran, vengo de una aldea
ubicada al Sureste. Sería un placer si pudieras decirme tu nombre.”
Mientras aun sostenía el termo que le había dado, meneó la parte inferior de su
cuerpo para encajar dentro de mi campo de visión e inclinarse para darme su
nombre.
“Soy Selia, como puedes ver, soy de la tribu de las Lamias”.
“Fumu, Selia. Es un buen nombre el que recibiste de tus padres.”
Selia sonrió tímidamente después de escuchar mis palabras. Parecía muy
complacida de escuchar un elogio hacia sus padres, su relación debe ser muy
cercana. Es bueno que los padres y sus hijos sean muy cercanos. Después de
haber vivido como humano por 16 años es lo que más he comprendido. Después
de poner algo de esfuerzo en solventar la situación, era natural el presentarme a
mí mismo. Parte de mí se encontró preocupado, ya que esta chica, después de
todo, viene de una raza que ha sido rechazada por los humanos. [Continuará…]