Está en la página 1de 4

Guerra Espiritual

4
1 Juan 4.4 (RVR60) Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en
vosotros, que el que está en el mundo.

Una guerra siempre es producida entre dos o más personas, grupo, países o poderes. Cuando hablamos de
guerra espiritual debemos de entender lo siguiente:

 La guerra es en el espíritu no en la carne


 Sólo los cristianos participan
 La victoria del cristiano está garantizada

La guerra invisible comenzó en el cielo con un ángel llamado Lucifer que fue originalmente un hermoso
ángel creado por Dios y era parte del Reino de Dios. Lucifer decidió que quería tomar el control del Reino de
Dios.

Isaías 14.11–15 (RVR60) 11Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y
gusanos te cubrirán. 12¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que
debilitabas a las naciones. 13Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de
Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14sobre las alturas de
las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

Desde ese momento el enemigo está haciendo mucho mal. No obstante, mediante la creencia en Jesús, la
confesión y el arrepentimiento del pecado, los hombres y mujeres pueden ser liberados del poder del
enemigo. La muerte y resurrección de Jesús no solamente resultó en la salvación del pecado. También
derrotó al enemigo, Satanás:

1 Juan 3.8 (RVR60) …Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

¿Pero si Satanás está derrotado, porque entonces la guerra continúa?


Seguido a cada guerra quedan siempre residuos de resistencia enemiga, tropas rebeldes que no se rendirán
hasta que la fuerza los obligue a hacerlo. Aunque Jesús derrotó a Satanás, estamos viviendo en territorio
todavía ocupado por las fuerzas enemigas de resistencia. Entender las estrategias de guerra espiritual nos da
la habilidad de tratar con estos poderes malignos.

Satanás está tratando de mantener a los hombres cautivos en el pecado. Mediante métodos engañosos está
incitando a los hombres y mujeres a las lujurias de la vida pecaminosa. Él apunta a los afectos del alma y el
espíritu los cuales legítimamente pertenecen a Dios:

1 Juan 5.19 (RVR60) 19Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.

Juan 10.10 (RVR60) 10El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan
vida, y para que la tengan en abundancia.

En la guerra nosotros somos el premio mayor, puesto que la guerra es entre poderes espirituales; Satanás
contra Dios.

Éxodo 14.14 (RVR60) 14Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.
Josué 10.42 (RVR60) 42Todos estos reyes y sus tierras los tomó Josué de una vez; porque Jehová el Dios de
Israel peleaba por Israel.

Isaías 30.15 (RVR60) 15Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis
salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.

Muchas de las frustraciones y aparentes derrotas, vienen porque llegamos a pensar que somos nosotros que
estamos peleando.

¿Por qué las disciplinas espirituales son vitales en la guerra espiritual?

Porque nos ayudan a entender dos cosas:

1. La forma en que el diablo está trabajando

2 Corintios 2.11 (RVR60) 11para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus
maquinaciones.

2 Corintios 11.14 (RVR60) 14Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

Efesios 6.11 (RVR60) 11Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las
asechanzas del diablo.

Lucas 22.31 (RVR60) 31Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para
zarandearos como a trigo;

2. La forma en que Dios está trabajando

Juan 14.26 (RVR60) 26Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os
enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

2 Corintios 4.16 (RVR60) 16Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va
desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

Isaías 54.17 (RVR60) 17Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante
contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.

Salmo 46.1 (RVR60) 1Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

LOS REINOS NATURAL Y ESPIRITUAL

Para entender esta guerra invisible, primero debes entender los mundos natural y espiritual. El hombre existe
en dos mundos: el mundo natural y el mundo espiritual.

El mundo natural es el que puede ser visto, sentido, tocado, escuchado, o tanteado. Es tangible y visible. El
país, la nación, ciudad o villa en la cual vives es parte del mundo

El mundo espiritual existe y es diferente al mundo en el cual tú vives. No puedes verlo con tus ojos físicos,
pero es tan real como el mundo natural en el que vives.
1 Corintios 15.40 (RVR60) 40Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales; pero una es la gloria de los
celestiales, y otra la de los terrenales.

2 Corintios 10.4 (RVR60) 4porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para
la destrucción de fortalezas…

Efesios 6.12 (RVR60) 12Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra
potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las
regiones celestes.

EL DISCERNIMIENTO Y LA GUERRA ESPIRITUAL

Puesto que la guerra espiritual es justo eso... espiritual... debe ser entendida con una mente espiritual. En
nuestro estado natural de pecado, nosotros no podemos entender las cosas espirituales.

1 Corintios 2.14 (RVR60) 14Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque
para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

¿POR QUE ES NECESARIO ENTENDER LA GUERRA ESPIRITUAL?

 Porque es la única forma de madurar espiritualmente.

2º Reyes 6.15–17 (RVR60) 15Y se levantó de mañana y salió el que servía al varón de Dios, y he aquí el
ejército que tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado le dijo: ¡Ah, señor
mío! ¿qué haremos? 16El le dijo: No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que
están con ellos. 17Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová
abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de
fuego alrededor de Eliseo.

REINOS ESPIRITUALES:

En adición a los reinos naturales de este mundo hay dos reinos espirituales: el Reino de Satanás y el Reino de
Dios. Cada persona viva es una residente de uno de estos dos reinos.

 El Reino de Satanás consiste en Satanás, seres espirituales llamados demonios, y todos los hombres
que viven en pecado y rebelión a la Palabra de Dios. Éstos, junto con el mundo y la carne, son las
fuerzas espirituales del mal que obran en el mundo hoy.

 El Reino de Dios consiste en Dios el Padre, Jesucristo, el Espíritu Santo, seres espirituales llamados
ángeles, y todos los hombres que viven en justa obediencia a la Palabra de Dios. Éstas son las fuerzas
espirituales del bien.

La guerra espiritual es “multidimensional”, lo cual significa que es librada en diferentes dimensiones:

 Una batalla social entre el creyente y el mundo: Juan 15:18-27


 Una batalla personal entre la carne y el espíritu: Gálatas 5:16-26
 Una batalla supernatural entre el creyente y los poderes sobrenaturales malignos: Efesios 6:10-27

Propósito de la batalla:
1º Juan 3:8 - Lucas 10:19
Para atraer la atención de la Iglesia en la intercesión y batalla para:

1. Romper el yugo de esclavitud y traer liberación, sanidad emocional y física.


2. Para proteger a la Iglesia y su liderazgo contra los ataques del enemigo.
3. Para producir una cosecha. A través del poder masivo.

LAS ARMAS ESPIRITUALES: LAS ARMAS DE NUESTRA BATALLA

 La Sangre de Jesús.
 El Nombre de Jesús.
 El Espíritu Santo.
 La Palabra de Dios.
 Varias clases de oración.
 La adoración y alabanza.
 El Amor de Dios.
 el acuerdo
 la obediencia
 la santidad
 13. el ayuno