Está en la página 1de 4

EXPEDIENTE Nº 2012-1100-SB

ESCRITO Nº 1

SECRETARÍA DR. EDWIN OSORIO ALVARADO

SUMILLA: ABSUELVE TRASLADO DE LA DEMANDA

AL SEGUNDO JUZGADO DE PAZ LETRADO DE PISCO.

MIRNA LAULATE PIZANGO, con D.N.I. Nº 09537348 y domicilio en la calle José Carlos
Mariátegui Nº 229 Nueva Alameda, Pisco, señalando domicilio procesal en calle Fermín
Tangüis Nº 106, Pisco, Casilla Electrónica del Poder Judicial Nº 7821, en los autos por la
graciosísima demanda por variación y reducción de alimentos por don SANTOS ARAUJO
VÁSQUEZ, con respeto dice:

Que, habiéndoseme notificado el 10 de los corrientes, con la resolución Nº 2, del 09 de


noviembre de 2012 que pone en mi conocimiento el traslado de la graciosísima demanda, que
contiene una indebida acumulación de pretensiones, la absuelvo en los siguientes terminos:

1º.- PROPONE LA EXCEPCIÓN DE AMBIGÜEDAD EN EL MODO DE PROPONER LA DEMANDA:

Al amparo del numeral 4) del artículo 446º del C.P.C. propongo la EXCEPCIÓN DEAMBIGÜEDAD
EN EL MODO DE PROPONER LA DEMANDA:

1.1 La excepción de oscuridad o ambigüedad se produce cuando en el tenor de la demanda no


se halla precisado con claridad la pretensión o pretensiones del demandante, y en tal sentido
impide el cabal ejercicio del derecho de contradicción de los emplazados. 1.2 En el caso de
autos, la pretensión consiste en una indebida acumulación de pretensiones, que pretende una
graciosísima variación y reducción de pensión de alimentos, que, en verdad, ya ni cólera da,
por la forma en que se plantea, pues si pide variación, ya no procede la reducción y si pide la
reducción, no procede la variación, porque son pretensiones incompatibles entre sí.

1.3 Es tan incompatible, que si sustento la defensa en que es imposible la variación de


porcentaje a suma fija, porque el demandante no acredita los elementos jurídicos que
contiene el artículo 482 del C.C. y el juzgado dispone que en efecto, no es posible tal variación,
no podría fijar una pensión reducida a la cantidad de S/. 335.00, porque no guarda conexión
con la sentencia que fijó la pensión en un porcentaje del 43% y caso contrario, si el juez fija la
variación en la cantidad solicitada por el demandante, de porcentaje a la cantidad fija de S/.
690.00, es imposible que en la misma sentencia la reduzca de inmediato a la cantidad de S/.
335.00 que se plantea como segunda opción, por lo que para cualquier persona sensata, se ha
producido el imposible físico y jurídico, que mi persona pueda comprender la exposición de los
hechos en los que se funda la demanda porque además de que no es lo suficientemente clara,
se me hace difícil ordenar la fundamentación de la contestación de la demanda.

1.4 Entonces es evidente que no se trata de una sola excepción (oscuridad o ambigüedad) –
según Ticona Postigo- sino de dos excepciones. Afirma Ticona Postigo que en materia procesal
civil, oscuridad y ambigüedad no son vocablos ni conceptos idénticos. En la oscuridad no es
comprensible o es ininteligible lo que se pide o demanda, o los hechos que la sustentan,
mientras que en la ambigüedad se puede interpretar de varias formas el petitorio, los hechos
que lo sustentan, o hay contradicción.

Agrega el autor citado que es necesario tener en cuenta que las dos excepciones están
dirigidas a denunciar la ausencia o insuficiencia de un presupuesto procesal: los requisitos
esenciales de la demanda. Que ésta no sea oscura ni ambigua, sino que el petitorio sea
expresado en forma clara y precisa (Art. 424, inciso 5); que los hechos en que se funde el
petitorio estén expuestos en forma precisa, con orden y claridad (Art. 424, inciso 6); que si la
pretensión tiene contenido patrimonial, se indique con precisión el monto, salvo que no
pudiera establecerse (Art. 424, inciso 8).

1.5 Al no haberse cumplido con esos requisitos esenciales de la demanda, se me ha colocado


en indefensión y al juez en la imposibilidad o por lo menos en la dificultad grave de
pronunciarse sobre las pretensiones formuladas en la demanda.

1.6 Amparo la excepción de “Oscuridad o ambigüedad en el modo de proponer la demanda, en


el artículo 446 numeral 7) del C.P.C.

1.7 Además invoco el artículo 85º del C.P.C. que dispone “Se pueden acumular pretensiones en
un proceso siempre que estas: “2) No sean contrarias entre sí, salvo que sean propuestas en
forma subordinada o alternativa;” y como se aprecia en la demanda, se ha interpuesto la
acumulación objetiva originaria como ACCESORIA, por lo que debió declararse de plano,
improcedente.

Como quiera que esta excepción es de puro derecho, no se actúan pruebas, bastando para el
efecto, comprobar el contenido del petitorio en el punto 1 “la variación de la pensión
alimenticia mensual de porcentaje a suma fija” en el monto de S/. 690.88, que es demandada
por el mismo demandante, y no existe resolución que la imponga, ni ha sido demandada por
mi parte y luego, cosa de locos, el mismo demandante que ha PEDIDO que se le imponga la
pensión de S/. 690.88 declara su desacuerdo, NO ESTÁ CONFORME CON LO QUE HA PEDIDO
(él y solo él) y de inmediato –antes que salga la sentencia, varía su demanda y pide que mejor
no, que mejor se le ponga la pensión de S/. 335.00, porque lo ha pensado mejor. ¿Esto es
permisible en la administración de justicia? Como dice el dicho ¡Estamos en el Perú! Y aquí,
todo es posible.

2.- En el supuesto que el juzgado declare fundada la excepción ante la ambigüedad de la


graciosísima demanda y el demandante logre corregir el entuerto, niego y contradigo la
demanda y pido se la declare infundada no sólo por la indebida acumulación de pretensiones,
que sanciona el numeral 7) del artículo 427º del C.P.C. sino porque carece de sustento legal.

2.1 En efecto, la ley ha dispuesto que (artículo 565-A del C.P.C) “Es requisito para la admisión
de la demanda de reducción, variación, prorrateo o exoneración de pensión alimentaria que el
demandante obligado a la prestación de alimentos acredite encontrarse al día en el pago de la
pensión alimentaria.”
2.2 En este caso concreto, el demandante afirma haber sido despedido (cosa no probada) en el
mes de septiembre de 2012, y no ha probado estar al día en el pago de las pensiones del mes
de septiembre, ni de octubre, ni de noviembre, ni diciembre del presente año, por lo que por
imperio de la ley, la demanda es improcedente.

2.3 Para los efectos de la reducción, el demandante tendría que demostrar, por imperio de la
misma norma, estar al día en el pago de las pensiones en cantidad fija de S/. 690.88 -que él
mismo se ha fijado- desde la fecha en que se interpuso la demanda, por lo que definitivamente
existe incongruencia en lo que pretende, tan graciosamente, el demandante y que, en verdad,
merece ser colgada en Internet.

2.4 Al efecto, el juzgado tiene que tomar en consideración que por decisión voluntaria del
mismo demandante, él se fijó la pensión en cantidad fija por S/.690.88, que fluye de la
expresión contenida en el punto 4) de la exposición de hechos: “razón por la cual es que me
veo en la necesidad de solicitar la variación en el cambio en la forma de prestar los alimentos,
para efectuarlo enn la SUMA FIJADE S/. 690.88 (SEISCIENTOS NOVENETA Y 88/100 NUEVOS
SOLES) correspondiente a mi cónyuge y mis menores hijos, advirtiéndose claramente mi
situación de desempleado” Y como ha confesión de parte, relevo de pruebas, el demandado,
por propia voluntad ha declarado estar en posibilidades de pagar la pensión alimenticia que él
mismo se ha fijado, lo que después pretende contradecir, él mismo, con argumentos fútiles y
contradictorios, lo que demuestra temeridad y mala fe del demandante, que el juzgado debe
sancionar, porque la función jurisdiccional no es un juego de niños, donde cualquiera puede
pedir en una demanda, ofrecimiento de pago en una determinada cantidad y en la misma
demanda, contradecir su ofrecimiento, para que el juez disponga otra cosa. ¡Qué cosa! ¿no?

2.5 Lo mejor de todo este mamotreto, es que la graciosísima demanda, sirve de modelo, para
que los magistrados tomen conocimiento práctico de qué cosa es una “INDEBIDA
ACUMULACIÓN DE PRETENSIONES”

2.6 Estando a los medios probatorios y preces de la demanda, me eximo de presentar


contradicción a la demanda, pues de plano, el propio demandante ya lo ha hecho, pues me ha
demandado ofreciendo el pago de una pensión de alimentos de S/. 699.88 y luego él solito se
contradice y pide que mejor se le ponga la pensión de alimentos de S/. 335.00 por lo que el
juzgado deberá apreciar las contradicciones propias de la demanda y declarar INFUNDADA la
misma por su absoluta impropiedad, su falta de respeto al decoro del Poder Judicial,
insultando la inteligencia de los jueces, y por su absoluta falta de fundamentos, que sanciona
el artículo 200º del C.P.C. debiendo declararse INFUNDADA, por mandato expreso de la ley en
mención.

3.- OFRECIMIENTO DE MEDIOS PROBATORIOS:

Por adquisición de pruebas, ofrezco los medios probatorios ofrecidos por el demandante y la
propia demanda, con objeto de probar su temeridad y mala fe al incoar la demanda, que deja
en evidencia que él solo ha ofrecido el monto a pagar por variación de pensión alimentaria de
porcentaje a cantidad fija y luego, él mismo la contradice y pide al juez que la reduzca, porque
no está conforme con lo que ha ofrecido de propia voluntad.
POR LO EXPUESTO:

Al juzgado pido admitir la presente y darle el trámite de Ley.

OTROSI DIGO: que, no se anexa el pago de aranceles judiciales, por gozar de exoneración en mi
condición de alimentista que defiende los derechos alimentarios tutelados por el Estado, más
aún cuando en los anexos consta que el demandante no ha pagado los aranceles
correspondientes.

Pisco, 14 de diciembre de 2012.