Está en la página 1de 6

Reciclaje

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en


materia prima para su posterior utilización.

Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce el


consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del
aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también
disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de
plásticos.

El reciclaje es un componente clave en la reducción de desechos contemporáneos y es el


tercer componente de las 3R («Reducir, Reutilizar y Reciclar»).

Los materiales reciclables son muchos, e incluyen todo el papel y cartón, el vidrio, los
metales ferrosos y no ferrosos, algunos plásticos, telas y textiles, maderas y componentes
electrónicos. En otros casos no es posible llevar a cabo un reciclaje debido a la dificultad
técnica o alto coste del proceso, de modo que suele reutilizarse el material o los productos
para producir otros materiales y se destinan a otras finalidades, como el aprovechamiento
energético.

También es posible realizar un salvamento de componentes de ciertos productos complejos,


ya sea por su valor intrínseco o por su naturaleza peligrosa.

Vectores contaminantes
Para hablar sobre el reciclaje es importante conocer sobre cuales son los vectores
contaminantes en los cuales debemos tener conciencia para al igual cuidar el medio ambiente
y acabar con la contaminación mundial. De los cuales nos referimos:1

Aire: en donde se acumula todos los olores y los contaminantes de las fábricas, el tráfico y
entre otras cosas.
Agua: en donde la sociedad contamina con más frecuencia ya que ahí, la sociedad es causante
por tirar sus residuos, tirar productos contaminantes y hacer sus trabajos de industria.
Utilización de la energía: en los cuales conforme va creciendo la sociedad se van generando
fabricaciones de cualquier tipo de los cuales contaminan el medio ambiente.

Cadena de reciclaje
La cadena de reciclado consta de varias etapas:
Recuperación o recogida: que puede ser realizada por empresas públicas o privadas.
Consiste únicamente en la recolección y transporte de los residuos hacia el siguiente eslabón
de la cadena. Se utilizan contenedores urbanos de recogida selectiva (contenedores amarillo,
verde, azul, gris y marrón).
Plantas de transferencia: se trata de un eslabón y obligatorio que no siempre se usa. Aquí
se mezclan los residuos para realizar transportes mayores a menor costo (usando
contenedores más grandes o compactadores más potentes).
Plantas de clasificación (o separación): donde se clasifican los residuos y se separan los
valorizables. Residuos que sí pueden reciclarse de los que no. La fracción que no puede
reciclarse se lleva a aprovechamiento energético o a vertederos.
Reciclador final (o planta de valoración): donde finalmente los residuos se reciclan
(papeleras, plastiqueros, etc.), se almacenan (vertederos) o se usan para producción de
energía (cementeras, biogás, etc.).

Para la separación en origen doméstico se usan contenedores de distintos colores ubicados


en entornos urbanos o rurales:
Contenedor amarillo (envases): En este se deben depositar todo tipo de envases ligeros
como los envases de plásticos (botellas, tarrinas, bolsas, bandejas, etc.), de latas (bebidas,
conservas, etc.) En general, deben depositarse todos aquellos envases comercializados en el
mercado nacional e identificados por el símbolo del punto verde.3
Contenedor azul (papel y cartón): En este contenedor se deben depositar los envases de
cartón (cajas, bandejas, etc.), así como los periódicos, revistas, papeles de envolver,
propaganda, etc. Es aconsejable plegar las cajas de manera que ocupen el mínimo espacio
dentro del contenedor y también retirar las grapas, los canutillos y los plásticos que vengan
incorporados en el papel y cartón. Si están manchados de residuos orgánicos, como por
ejemplo las servilletas de papel, no deben ir en este contenedor.
Contenedor verde (vidrio): En este contenedor se depositan envases de vidrio. Pero se debe
tener en cuenta que no se puede depositar bombillas, frascos de medicamentos, gafas,
jarrones y tazas, loza, lunas de automóviles, porcelana o cerámica, tapones, chapas o tapas
de los propios tarros o botellas de vidrio, tubos y fluorescentes.
Contenedor marrón (orgánico): En él se depositan el resto de residuos que no tienen cabida
en los grupos anteriores, fundamentalmente desechos orgánicos catalogados como materia
biodegradable.
Contenedor rojo o puntos limpios (desechos peligrosos): Como teléfonos móviles,
insecticidas, pilas o baterías, aceite comestible o aceite de vehículos, jeringas, latas de
aerosol, etc.
Contenedor naranja: aceite de cocina usado.
Contenedor específico en farmacias: para la recuperación de los medicamentos caducados
o que ya no se utilizarán, incluyendo los envases.

Ya sea entendido como proceso de reconstrucción o transformación de productos de desecho


en nuevos materiales a nivel industrial, como si se trata de un reciclaje doméstico, el
reciclaje ayuda a prolongar la vida y utilidad de los recursos. Sus beneficios, por lo tanto,
serán tanto para los seres humanos como para el medio ambiente.
A nivel industrial, el proceso de reciclaje se compone de tres etapas: recolección,
clasificación y fabricación, desde un primer momento que se inicia en nuestras casas o en
cualquier otro lugar (instituciones, empresas, etc.) hasta las siguientes fases, en las que se
agrupan los materiales de desecho para luego seguir con el proceso hasta convertirlos en
productos reciclados. Finalmente, volverán a venderse a los consumidores. Así, una y otra
vez.
En nuestros hogares también podemos reutilizar un sinfín de objetos para darles una segunda
vida, si bien han de sufrir una transformación, pues en otro caso se trataría de una
reutilización. Sea como sea, esta es una tarea de la que se habla mucho pero, ¿sabes
realmente cuáles son los beneficios de reciclar? en el siguiente artículo de EcologiaVerde
te lo explicamos.

Resumen de los beneficios y las ventajas de reciclar


De forma resumida, que más adelante te vamos a detallar, podemos decir que los beneficios
y ventajas de reciclar son:
 Preservación recursos naturales
 Disminuir la contaminación
 Ahorro de energía
 Ahorro de dinero
 Ahorro de petróleo
A continuación te explicamos uno a uno como estos beneficios afectan a nuestro planeta,
para que te des cuenta de la repercusión que nuestras acciones y decisiones tienen en el
mundo.

Beneficios y ventajas del reciclaje: explicación sencilla


Prácticamente, todo lo que vemos a nuestro alrededor puede ser reciclado, desde los residuos
electrónicos hasta los desechos biodegradables, vidrio, papel, plásticos, ropa, y un largo
etcétera de objetos y materiales. Es por ello que los beneficios y las ventajas del reciclaje en
general ayudan a preservar el planeta a muchos niveles.
Preserva los recursos naturales
Sin duda, una de las ventajas de reciclar más importantes es la preservación de los recursos
naturales. Por ejemplo, reciclar papel evita una buena cantidad de talas innecesarias y
también la contaminación de grandes cantidades de agua que conlleva la fabricación del
papel, y lo mismo ocurre con el reciclaje de otros productos elaborados con nuestros recursos
naturales.
Al reciclar, los productos se reutilizan, por lo que no se necesita volver a sacar la materia
prima de la naturaleza, sino que podemos alargar la vida útil de esa que ya se ha extraído.
Menos contaminación
¿Te has parado a pensar la cantidad de bolsas, plásticos, envoltorios, cajas y residuos que
creas en tu día a día? Cada año decenas de toneladas de plásticos acaban en los océanos,
destruyendo el hábitat marino y la salud de nuestro planeta. Algo tan simple como reciclar
puede evitar que esto suceda y que todos esos residuos plásticos que creamos puedan tener
una segunda vida y no terminen flotando en nuestras costas. Sin duda, este es otro de los
grandes beneficios de reciclar.
Ahorra energía
Otra de las ventajas del reciclaje es el ahorro de energía es otra de las grandes ventajas del
reciclaje y, como consecuencia de este menor gasto se facilita el proceso de fabricación y
emiten menos gases de efecto invernadero. En muchas ocasiones los consumidores también
salen ganando, pues los productos también son más económicos. Fabricar un producto de
cero implica más procesos que si se recicla uno preexistente, lo que comporta unos gastos de
energía que se pueden elevar hasta un 25%.
Ahorra dinero
En nuestro hogar, reciclar residuos orgánicos o inorgánicos puede tener un sinfín de usos a
nivel funcional, decorativo o incluso artístico, por lo que también ahorramos dinero, y a su
vez se produce y se contamina menos. En el reciclaje creativo, ser amable con el planeta sale
a cuenta. Utilizando material que ya no utilizamos y dándole otro uso podemos lograr
ahorrarnos algunas compras. Solo es cuestión de utilizar un poco la imaginación. Para
ahorrarte este trabajo, desde EcologiaVerde te proponemos retos como los adornos navideños
reciclados o decorar jardines con material reciclado.
Ahorra petróleo
Hay que tener en cuenta que el petróleo es la materia principal mediante la cual se fabrica el
plástico, por lo que uno de los principales beneficios del reciclaje es el ahorro de un recurso
no renovable que cada día escasea más. Mediante el reciclaje podemos ahorrarnos miles de
toneladas de petróleo al año, uno de los primeros pasos para un cambio global en el que se
destierre de una vez por todas el consumo de los combustibles fósiles.
Ejemplos de beneficios del reciclaje
Muchas veces los datos concretos son más impactantes que las palabras abstractas, por eso a
continuación te dejaremos algunos ejemplos sobre los beneficios y las ventajas del
reciclaje en nuestro entorno:
 8 cajas de cereales recicladas pueden convertirse en un libro.

 80 latas de refrescos recicladas pueden convertirse en una llanta.


 40 botellas de plástico recicladas pueden convertirse en un forro
polar.
 Fabricar una lata gasta un 95% más de energía que reciclarla.
 Con cada tonelada de papel que reciclamos ahorramos 4.100 Kwh.
Instituto de Computación
“Informática”
Mazatenango, Suchitepéquez

Curso: Productividad y Desarrollo

Docente:
Heidy

Reciclaje

Xavi Alexander Pacheco Marroquín

Sexto Primaria

29 de marzo de 2019