Está en la página 1de 8

Amparo

16004-2017-00136

JUZGADO PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA PENAL, NARCOACTIVIDAD Y DELITOS


CONTRA EL AMBIENTE DEL DEPARTAMENTO DE ALTA VERAPAZ, CONSTIUIDO EN
TRIBUNAL DE AMPARO, COBÁN, VEINTIUNO DE AGOSTO DEL AÑO DOS MIL
DIECISIETE.------------------------------------------------------------------------------------------------------
Se traen a la vista los antecedentes, para dictar sentencia dentro de la Acción
Constitucional de Amparo promovida por el señor RAFAEL BRIZ MÉNDEZ, en calidad de
mandatario judicial y administrativo con representación de la entidad denominada
COBRA INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS, SOCIEDAD ANÓNIMA, en contra de la Auxiliar
Fiscal YOLANDA MARIBI RAMÍREZ VÁSQUEZ.

SOLICITANTE:

RAFAEL BRIZ MÉNDEZ, Mandatario Judicial y Administrativo con representación de la


entidad denominada COBRA INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS, SOCIEDAD ANÓNIMA,
quien actúa bajo el auxilio profesional de la Abogada ESTELA LEONOR HERRERA RAMOS.

PERSONA EN CONTRA DE QUIEN SE INTERPONE EL AMPARO:

YOLANDA MARIBÍ VÁSQUEZ, Auxiliar Fiscal del Ministerio Público de la Fiscalía Distrital
de El Progreso.

TERCEROS INTERESADOS:

a. Entidad Mercantil GRUPO ALVESTHE GUATEMALA, SOCIEDAD ANÓNIMA, a través de


su Representante Legal JOSÉ AMTONIO ALONSO ZATON; y, b. MINISTERO PÚBLICO.

OBJETO:

El postulante pretende conforme es expuesto en el memorial de interposición, ser


amparado ante lo que define como amenaza cierta y futura de que la autoridad
impugnada pueda nuevamente diligenciar de forma incorrecta e ilegítima un
allanamiento, inspección, registro y secuestro de bienes que no se encuentran
vinculados a la investigación penal que realiza la Fiscalía de El Progreso.
Consecuentemente, el postulante espera se ordene a la autoridad impugnada, se
abstenga de practicar nuevamente la diligencia relacionada.

ANTECEDENTES:

Del análisis de los antecedentes, se establecen los siguientes hechos: Ante el Juzgado de
Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente de El Progreso, se
ha seguido el proceso identificado bajo el número 02002-2016-00170, dentro del cual
figura como sindicado el señor HELMUTH HAROLDO CARRERA CIFUENTES. Dicha persona
ha sido procesada por el delito de APROPIACION Y RETENCIÓN INDEBIDAS, hecho
presuntamente cometido en agravo de la Entidad Mercantil denominada GRUPO
Amparo
16004-2017-00136

ALVESTHE GUATEMALA, SOCIEDAD ANÓNIMA. La Fiscalía Distrital del Ministerio Público


de El Progreso, a través del Licenciado NERY ORELLANA LEIVA, mediante escrito de fecha
veintiuno de marzo de dos mil diecisiete , ante el órgano Jurisdiccional contralor de la
investigación, presento acusación en contra del sindicado citado, al imputársele que se
apropió de diversa maquinaria, equipo industrial y vehículos. Con fechas ocho y
veintitrés de mayo de dos mil diecisiete, el Juez contralor de la investigación, autorizó el
allanamiento inspección y registro de inmuebles dentro de los proyectos hidroeléctricos
denominados RENACE UNO, RENACE DOS, RENACE TRES, RENACE CUATRO Y RENACE
CINCO, todos ubicados en jurisdicción del municipio de San Pedro Carchá, Alta Verapaz ,
y también autorizo el SECUESTRO de equipo industrial, maquinaria y vehículos
identificados dentro del expediente relacionado, al considerarlos elementos materiales
del hecho por el cual se acusó al señor HELMUTH HAROLDO CABRERA CIFUENTES. Las
resoluciones antes relacionadas fueron diligenciadas por la Auxiliar Fiscal del Ministerio
Público, YOLANDA MARIBI RAMÍREZ VÁSQUEZ, en fecha veintitrés y veinticuatro de
mayo de dos mil diecisiete.

AGOTAMIENTO DE RECURSOS:

De análisis de los antecedentes se establece que el postulante no utilizó ningún medio


de impugnación en contra del acto reclamado, argumentando la definitividad del mismo,
al considerar que no existe medio ordinario de impugnación que pueda subsanar el
agravio denunciado, y para el efecto este órgano jurisdiccional hará sus
argumentaciones en el apartado correspondiente.

TRAMITE DEL AMPARO:

AMPARO PROVISONAL: Al emitir la primera resolución en el presente caso, no fue


otorgado el amparo provisional, al considerar que las circunstancias no lo hacían
aconsejable en ese momento, estimado prudente la Juzgadora previo a resolver sobre
ello, recibir y analizar los antecedentes e informe circunstanciado requerido a la
autoridad impugnada. Con fecha ocho de junio de dos mil diecisiete, al haber sido
incorporados el informe circunstanciado y documentos adjuntos, luego de su análisis, al
resolver, este Juzgado estimó nuevamente no aconsejable otorgar el amparo provisional
solicitado, esta vez al considerar que no concurrían ninguno de los presupuestos
descritos en el artículo 28 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y Constitucionalidad.

DE LAS PRUEBAS:

Dentro del periodo probatorio en esté procedimiento de Amparo, únicamente se


pronunciaron, la autoridad impugnada YOLANDA MARIBI RAMIREZ VASQUEZ, quien
ofreció como medios de prueba la documentación presentada adjunta el informe
circunstanciado, mientras que el tercero interesado, la entidad GRUPO ALVESTHE
Amparo
16004-2017-00136

GUATEMALA, SOCIEDAD ANÓNIMA, manifestó adherirse a la prueba ofrecida por la


señora RAMÍREZ VÁSQUEZ antes relacionada. Por su parte, el postulante aunque no se
pronunció en el momento antes señalado, desde la interposición del amparo, al referirse
a la prueba, señalo los antecedentes que corresponden al expediente número 02002-
2016-00170, que de igual forma fueron aportados por la autoridad impugnada, y por
otro lado aportó documentos relacionados a la maquinaria que dice es propiedad de su
representada. En resumen las pruebas ofrecidas se detallan a continuación: Documentos
relacionados a la importación de objetos y maquinaria industrial, siendo destinataria la
entidad denominada GRUPO ALVESTHE GUATEMALA, SOCIEDAD ANÓNIMA. –
Documentos y/o correspondencia entre las entidades COBRA INFRAESTRUCTURAS
HIDRÁULICAS, GRUPO ALVESTHE GUATEMALA, SOCIEDAD ANÓNIMA,
SUPERINTENDENCIA DE ADMINISTRACION TRIBUTARIA –ADUANA EXPRESS AEREO- Y
PRUDENTIAL LEASING, en vista de relaciones entre las dos primeras, vinculadas a la
importación de equipo y maquinaria industrial y a los trabajos a realizar en el proyecto
hidroeléctrico denominado Renace II sito en Cobán, Alta Verapaz. –Copia de la
resolución y oficios emitidos por el Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y
Delitos Contra el Ambiente de El Progreso, por los que se autorizó el allanamiento,
inspección y registro y secuestro de equipo industrial, maquinaria y vehículos de los que
se posee el dominio y administración la entidad GRUPO ALVESTHE GUATEMALA,
SOCIEDAD ANÓNIMA, y cuyos datos y características se encuentran debidamente
identificados por el Ministerio Público. El Juzgador señala en la orden emitida, que de
ser positivo el resultado, el ente investigador debía proceder al SECUESTRO de los bienes
relacionados, por ser elementos materiales del hecho por el cual se acusa al señor
HELMUTH HAROLDO CABRERA CIFUENTES, dentro del proceso penal a cargo del
relacionado funcionario judicial. –Asimismo fueron aportadas copias de las actas
correspondientes al diligenciamiento del allanamiento, inspección y registro y secuestro
autorizado, en las que se deja constancia de las incidencias y hallazgos, así como de los
bienes secuestrados durante la diligencia. –Copia del informe circunstanciado
presentado el treinta de mayo de dos mil diecisiete, por YOLANDA RAIREZ VASQUEZ en
calidad de autoridad denunciada, ante el señor Juez de Primera Instancia Penal,
Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Turno constituido en Tribunal
Constitucional de Amparo, en virtud de la acción de amparo promovida bajo el número
001-2017/SEC. –Copia del escrito de acusación y algunos medios testimoniales y
documentales a los que hace alusión en el citado escrito, mediante el que la Fiscalía
Distrital contra el Ambiente del mismo departamento, la apertura a juicio en contra del
señor HELMUTH HAROLDO CARRERA CIFUENTES, por el delito de APROPIACIÓN Y
RETENCIÓN INDEBIDAS, en agravio de la entidad mercantil denominada GRUPO
ALVESTHE GUATEMALA, SOCIEDAD ANONIMA y el señor JOSE ANTONIO ALONSO
ZATON, todo lo anterior, dentro del proceso 02002-2016-00170.

DE LOS ALEGATOS DE LAS PARTES:


Amparo
16004-2017-00136

Al vencimiento de período probatorio, se confirió a las partes la segunda audiencia por


el término de cuarenta y ocho horas, para que se pronunciaran previo a dictar la
sentencia correspondiente. Transcurrido el plazo impuesto, ninguna de las partes se
pronunció, a excepción del Ministerio Público como tercero interesado en el presente
caso, el cuál a través de la Fiscalía de Asuntos Constitucionales, Amparos y Exhibición
Personal, al pronunciarse, luego de citar jurisprudencia de la Corte de Constitucionalidad
manifestó que en el presente caso, el planteamiento formulado carece de la conexidad
necesaria entre la autoridad que podría ocasionar el agravio denunciado y aquella
contra la que se dirigió la acción, por lo que se determina la falta de legitimación pasiva,
presupuesto cuyo cumplimiento es ineludible en la solicitud de amparo. Asimismo, el
Ministerio Público hace referencia a que el postulante debió agotar primeramente la
jurisdicción ordinaria, acudiendo ante el Juez Contralor de la investigación, y por otro
lado, la actuación de la autoridad impugnada en el presente caso, se fundamentó en la
potestad que le confiere la ley para investigar los delitos que son puestos en su
conocimiento y concretamente se refirió a que su actuación en la práctica del
allanamiento, inspección, registro y secuestro, se dio en cumplimiento a la orden
emitida por el Juez Contralor de la investigación, razón por la que estima la inexistencia
de agravios en el acto que se señala como reclamado y como consecuencia solicitó el
Ministerio Público se deniegue la protección constitucional solicitada por el postulante.

CONSIDERACIONES DEL TRIBUNAL:

En virtud que el amparo, se caracteriza por ser un proceso extraordinario y subsidiario,


es imprescindible que antes de acudir a solicitar la protección constitucional que tal
garantía conlleva, se agoten los recursos ordinarios, judiciales y administrativos por cuyo
medio puedan ventilarse adecuadamente los asuntos de conformidad con el principio
del debido proceso.

II

“El fin esencial del amparo, conforme a la Constitución Política de la República de


Guatemala y la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad, es de
proteger a las personas contra la amenaza de violación a los derechos que la Norma
Suprema y las leyes garantizan y restaurar el imperio de los mismos cuando la violación
hubiere ocurrido, correspondiendo a esta Corte como función esencial, la defensa del
orden constitucional. El otorgamiento o no protección del amparo está sujeto al estudio
del acto reclamado que evidencie si éste fue emitido con arbitrariedad, en violación de
las garantías constitucionales o legales que el postulante denuncie, o dentro del ámbito
de las facultades que la autoridad impugnada ejerce en cumplimiento de las normas
Amparo
16004-2017-00136

fundamentales”. Gaceta 96. Expediente 4839-2010, sentencia de fecha tres de junio de


dos mil diez.

III

Tal y como lo determina la doctrina, la garantía constitucional de Amparo no es una vía


directa a la cual pueda acudir, sin más, cualquier persona que entienda lesionados sus
derechos o libertades, sino, su naturaleza extraordinaria lo configura como un camino
que se abre cuando ya se ha intentado, sin satisfacción para el agraviado, la defensa de
aquellos derechos y libertades ante los tribunales ordinarios, a los cuales se encomienda
la tutela general.

Es por ello que en el ámbito constitucional, los presupuestos procesales son requisitos
cuya observancia son de obligado cumplimiento, y en el presente caso de planteamiento
de Amparo, para que el mismo adquiera viabilidad es necesario el cumplimiento de los
citados presupuestos, a efecto de que el órgano jurisdiccional constituido en Tribunal
Constitucional estudie y resuelva la esencia o fondo del asunto en el que se reclama la
tutela de ciertos derechos. Dentro de estos presupuestos procesales encontramos al de
Definitividad que se encuentra regulado en el artículo 19 de la Ley de Amparo,
Exhibición Personal y Constitucionalidad, el cual implica la obligación que tiene el
postulante de que previamente a pedir amparo en los asuntos judiciales que tengan un
procedimiento establecido en la ley, debe hacer uso de los recursos y procedimientos
ordinarios contemplados por la legislación que norma el acto reclamado.

Asimismo la jurisprudencia constitucional de Guatemala, sostiene que la definitividad en


el acto agraviante, se produce cuando éste ha sido impugnado mediante todos los
recursos idóneos previstos en la ley que lo rige u otra aplicable supletoriamente, es decir
que la persona afectada debe intentar la reparación, de sus agravios mediante todos los
procedimientos y recursos idóneos previstos en la ley, con el objeto que las violaciones
constitucionales que advierte sean revisadas, ya sea por el mismo órgano que la dictó o
por otro de mayor jerarquía.

IV

En el presente caso, del análisis del expediente de mérito y de los medios de prueba
presentados, se hacen las siguientes consideraciones:

La Corte de Constitucionalidad en reiteradas ocasiones ha resuelto que la suspensión del


trámite del Amparo, sólo procede al existir certeza respecto del incumplimiento de
algunos de los presupuestos de viabilidad de dicha garantía: temporalidad, definitividad,
legitimación activa y legitimación pasiva; en consecuencia, de existir duda razonable
sobre la concurrencia de estos, el Tribunal debe proseguir el trámite y analizar en
sentencia tales elementos.
Amparo
16004-2017-00136

Para el efecto, este Tribunal parte del análisis del acto reclamado y señalamiento
concreto de los derechos fundamentales o principios constitucionales que se han
denunciado como amenazados de violación o violados, los hechos y argumentaciones
que expliquen la forma, como acaeció la violación denunciada, o en su caso, la amenaza
que se pretende prevenir y que fundamenten la pretensión instada y los casos de
procedencia. En ese sentido se ha determinado lo siguiente:

a. Acto reclamado. Hace referencia el accionante, que consiste en la amenaza cierta y


futura de que la autoridad impugnada YOLANDA MARIBI RAMIREZ VASQUEZ, Auxiliar
Fiscal de la Fiscalía Distrital del Ministerio Público de El Progreso, nuevamente diligencie
de forma incorrecta e ilegítima la orden de allanamiento, inspección, registro y
secuestro de evidencia, de fechas ocho y veintitrés de mayo de dos mil diecisiete,
emitida por el Juez de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el
Ambiente de El Progreso, especialmente el secuestro de bienes que no han sido ni son
objeto de investigación penal, que no guardan relación alguna con el proceso penal
02002-2016-00170 cuyo control jurisdiccional corresponde a la autoridad judicial antes
relacionada. Como se puede establecer de la simple lectura, tiene sustento legal en los
artículos 265 de la Constitución Política de la República de Guatemala y 8 de la Ley de
Amparo, Exhibición Personal y Constitucionalidad, en virtud de que se dan los
presupuestos que dichas normas exigen para la procedencia de la garantía
constitucional “con el fin de proteger a las personas contra amenazas de sus
derechos…”, presupuestos que deben de establecerse con los medios de prueba
aportados.

b. En relación al señalamiento concreto de los derechos fundamentales o principios


constitucionales que se denuncian como amenazados de violación, el accionante solo se
limita a mencionar los derechos de defensa y debido proceso, el artículo 12 de la
Constitución Política de la República de Guatemala, sin realizar ningún tipo de
confrontación entre la norma constitucional y la amenaza cierta y futura de los derechos
de defensa y debido proceso.

c. En cuanto a los hechos y argumentación que explican la forma de la amenaza que se


pretende prevenir y que aparentemente fundamentan la pretensión instada, de los
medios de prueba se desprenden hechos que ocurren con fecha veintitrés y veinticuatro
de mayo de dos mil diecisiete, consistentes en el diligenciamiento del allanamiento,
inspección, registro y secuestro de evidencia y sobre los cuales el accionante hace
referencia a la violación a los derechos de defensa y debido proceso, hechos que no
constituyen el contenido del acto reclamado, razón por la cual no es objeto de análisis
por parte de este Tribunal.

d. La procedencia del amparo se extiende a toda situación que sea susceptible de un


riesgo, una amenaza de violación a los derechos que la Constitución y las Leyes de la
Amparo
16004-2017-00136

República de Guatemala reconocen, y en el presente caso el accionante señala que su


acción encuentra sustento legal en el artículo 10 literal a) y d) de la Ley de Amparo,
Exhibición Personal y Constitucionalidad; como se puede analizar del contenido del
artículo reclamado y de los medios de prueba que se han diligenciado, el Ministerio
Público no ha dictado algún reglamento, acuerdo o resolución con abuso de poder o
excediéndose de sus facultades legales, el cual no tiene conexión con el acto reclamado.
En virtud de lo anterior, esté órgano jurisdiccional, en base a los medios de prueba,
establece lo siguiente: Que la Fiscalía Distrital del Ministerio Público del departamento
de El Progreso, ejerce la persecución penal en contra del señor HELMUTH HAROLDO
CABRERA CIFUENTES, por el delito de APROPIACIÓN Y RETENCIÓN INDEBIDAS, en
agravio de GRUPO ALVESTHE GUATEMALA, SOCIEDAD ANONIMA, y para el efecto, el
Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de El
Progreso, tiene a su cargo el control jurisdiccional del proceso identificado con el
número 02002-2016-00170, emitiendo las resoluciones de fechas ocho y veintitrés de
mayo del dos mil diecisiete, consistentes en la autorización del allanamiento, inspección
y registro de inmuebles ubicados dentro de los proyectos hidroeléctricos denominados
RENACE UNO, RENACE DOS, RENACE TRES, RENACE CUATRO y RENACE CINCO, todos
ubicados en jurisdicción del municipio de San Pedro Carchá, Alta Verapaz, y asimismo el
órgano jurisdiccional autorizó el SECUESTRO de equipo industrial, maquinaria y vehículos
de los que posee dominio y administración la entidad GRUPO ALVESTHE GUATEMALA,
SOCIEDAD ANONIMA, cuyos datos y características –refiere el Juzgador- fueron
identificados en autos y dentro del expediente del Ministerio Público, por ser elementos
materiales del hecho por el cual se acusa al señor HELMUTH HAROLDO CABRERA
CIFUENTES. Las resoluciones antes relacionadas fueron diligenciadas por el Ministerio
Público en fecha veintitrés y veinticuatro de mayo de dos mil diecisiete, por lo que en
ese sentido si el accionante RAFAEL BRIZ MENDEZ considera que la autoridad
reprochada puede llegar nuevamente a practicar un secuestro de bienes que no son
objeto de investigación penal o que no guardan relación con el proceso penal
mencionado –tal y como lo indica como punto medular de amparo-, debe acudir al
órgano contralor de la investigación –al Juzgado de Primera Instancia Penal,
Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de El Progreso-, es decir a la jurisdicción
ordinaria, para hacer valer los derechos y garantías constitucionales que le
correspondan, ya que aduce ser propietario de dichos bienes, así como también
manifestarse en relación si a su juicio hubiesen sido vicios de procedimiento, previo a
instar el amparo, ya que es al Juez contralor de la investigación a quien compete velar
por la legalidad de los actos. Asimismo se desprende que no hay una relación clara y
precisa de conexión entre el contenido del acto reclamado y los derechos
fundamentales o principios constitucionales que se denuncian como amenazados de
violación, tal y como se indicó anteriormente; y en todo caso, el Ministerio Público
únicamente se ha limitado a cumplir con su mandato constitucional el cual establece el
Amparo
16004-2017-00136

artículo 251 de la Constitución Política de la República de Guatemala, en el presente


caso, al ejecutar lo ordenado por el Juez de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y
Delitos contra el Ambiente de El Progreso, con fechas ocho y veintitrés de mayo de dos
mil diecisiete, por lo que en el presente caso, se tiene la certeza jurídica del
incumplimiento del presupuesto de viabilidad de dicha garantía, como lo es la
definitividad.

LEYES APLICABLES:

Artículos citados y los Artículos: 1, 2, 12-203-204-265 de la Constitución de la Política de


la República de Guatemala: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 14 inciso e), 19,20, 27, 28, 32, 33, 35, 37,
40, 42, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 52, 54, 55, 60, 61, 63, 64, de la Ley de Amparo,
Exhibición Personal, y de Constitucionalidad; 1, 7, 8, 10, 14, 24, 25, 28, 29, 35, 48 del
Acuerdo 1-2013 de la Corte de Constitucionalidad; 141, 142, 142 Bis y 143 de la Ley del
Organismo Judicial.

PARTE RESOLUTIVA:

Este tribunal, con base en lo considerado y leyes citadas, al resolver, DECLARA: I) SIN
LUGAR la Acción Constitucional de Amparo promovida por el señor RAFAEL BRIZ
MENDEZ, en calidad de mandatario judicial y administrativo con representación de la
entidad denominada COBRA INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS, SOCIEDAD ANONIMA,
en contra de la Auxiliar Fiscal YOLANDA MARIBI RAMIREZ VASQUEZ, de la Fiscalía
Distrital del Ministerio Público del departamento de El Progreso; II) Consecuentemente,
se impone a la abogada patrocinante ESTELA LEONOR HERRERA RAMOS, la multa fijada
en la suma UN MIL QUETZALEZ, que deberá hacer efectiva dentro de los cinco días
siguientes de la fecha en que quede firme el presente fallo, ante la tesorería de la Corte
de Constitucionalidad en la ciudad de Guatemala; III) Oportunamente remítase copia
certificada del presente fallo a la Honorable Corte de Constitucionalidad; IV) Notifíquese
y oportunamente archívese el expediente de mérito.------------------------------------------------

LICDA URSULA MAGNOLIA CRISTINA TEYUL YAT.-


JUEZ.-

CELSO ESTUARDO SAY CHAMAN.-


SECRETARIO.-