Está en la página 1de 3

Práctica 1: Innovación docente.

Laura Sánchez Reigosa.

1. ¿Qué entiendes por innovación educativa y por innovación docente?

Entiendo que la educación, como base esencial para la preparación hacia los nuevos
paradigmas sociales que se plantean, ha de adaptarse e impulsar nuevos modelos de
aprendizaje y tratamiento del conocimiento más acordes con esta nueva situación.

Personalmente creo que la idea de innovación educativa, no se refiere exclusivamente a la


implantación y utilización de las nuevas tecnologías en el proceso educativo, (algo que
debería estar totalmente asumido si entendemos “La escuela” como un subsistema
inherente al contexto en el que se integra) si no que responde a la intención de replantear
la finalidad de la propia educación. Resulta absurdo seguir reproduciendo unas estructuras
y objetivos académicos útiles en el momento de la democratización del Sistema Educativo,
como consecuencia del proceso de industrialización en el siglo XIX.

2. ¿Cuál debe ser el nuevo rol del profesor?


Creo que el profesor, en relación a este proceso de innovación educativa, adquiere
relevancia en tanto en cuanto se convierte en “facilitador” de las herramientas y recursos
necesarios para el correcto desarrollo educativo.

Progresivamente se avanza hacia la idea del docente como figura de guía o acompañante
que estimula y supervisa el proceso de adquisición de conocimientos y capacidades y no
sólo como un mero transmisor de información.

3. ¿Qué entiendes por cultura digital?


Relaciono la idea de cultura digital principalmente con la situación actual ante la forma de
generar, recibir y manejar la información así como la propia democratización de la misma.
Tal y como se explica en uno de los textos, la cultura digital se asemeja en muchos aspectos
con elementos propios de la cultura oral: instantánea y efímera, en consonancia con el
proceso de cambio acelerado de nuestra sociedad y cada vez mas distante de la cultura
escrita, concebida para la perdurabilidad.

4. ¿Qué cambios está produciendo la tecnología en el ámbito de la educación?


Uno de los principales cambios, sería precisamente el cambio de roles de docente y
alumnos. Gracias a las nuevas tecnologías, el alumno asume un papel más protagonista en
su aprendizaje.

La utilización de redes sociales, por ejemplo, permite una mayor relación de reciprocidad y
de intercambio de información . Así mismo, la inclusión y trabajo con los nuevos medios,
permite el conocimiento de los mismos y la posibilidad de reflexionar y educar acerca del
adecuado manejo y tratamiento de la información.

5. ¿El futuro está en la educación en red?


Innegablemente, la exponencial aparición de nuevos nichos de aprendizaje alternativos a la
educación reglada, principalmente los relativos a la amplia oferta de formación online, han
desplazado definitivamente la idea de la educación formal como única y exclusiva opción
para la adquisición de conocimientos . Sin embargo, pienso que si, efectivamente la
innovación educativa pasa por una educación integral y que pretende formar personas con
competencias sociales y cívicas, la importancia del aprendizaje dentro del aula “tradicional”
es todavía esencial para desarrollar este tipo de capacidades e imprescindible si hablamos
de la educación formal básica.

Por tanto creo que la relación(presencial) educativa entre los alumnos y con el docente
durante esta etapa, es todavía y será en el futuro, indispensable para un completo y
“saludable” proceso de aprendizaje.

Reflexión personal:
Una de las cuestiones que me parecen más interesantes y que es común en alguno de los
textos ofrecidos es la situación de confusión e inseguridad que se produce en la sociedad
ante el cambio acelerado que estamos viviendo en la actualidad. La incapacidad real para
prever el desarrollo y las reacciones ante nuevas situaciones provoca un constante estado
de incertidumbre y desasosiego tal y como argumenta el sociólogo Zygmunt Bauman con
su teoría de la modernidad líquida.

Es a través de la educación, entendiendo ésta como una herramienta de formación integral


del individuo , así como una acción continua y permanente (perdurable) a lo largo de
nuestra vida, donde podemos prepararnos y crear mecanismos de previsión y adaptación
ante las nuevas necesidades y expectativas que se planteen en el futuro.

Es en este punto, donde cobra importancia la idea de innovación educativa; la necesidad


de alejarse del modelo tradicional centrado casi exclusivamente en el desarrollo y fomento
de las habilidades técnicas e intelectuales y totalmente compartimentadas, en favor de
nuevos objetivos y procesos tales como el aprendizaje a través de los propios procesos, una
visión más interconectada del conocimiento, la resolución autónoma de problemas, el
fomento de la capacidad crítica y por supuesto, la puesta en valor de la creatividad como
mecanismo de supervivencia ante la infinidad de posibles escenarios que puedan surgir en
el futuro.