Está en la página 1de 7

INSTITUTO DEL DESIERTO DE SANTA ANA

ESCUELA DE POSGRADO
DOCTORADO EN DOCENCIA

Asignatura: LIDERAZGO DOCENTE

Encargado de la asignatura: Dr. Rene Sandoval Lizarraga

Ensayo:
El enfoque de liderazgo educativo con el que debe contar
todo directivo.

Mstro. José Gabriel Navarro Daniel


Doctorante

Agua Prieta, Sonora a 2 diciembre de 2018.


Introducción.

La transición de la imposición de ideas y rutinas hacia el proceso de liderazgo ha


sido un camino accidentado y en ocasiones tortuoso, el liderazgo se ha
transformado en la acción de crear una nueva realidad, donde la comunicación de
esa visión, proporcione una mejora en las actividades y sobre todo en los resultados
que se obtienen en las escuelas mediante el camino a la calidad educativa.

Tal como el popular dicho, “el hábito no hace el santo…” la visión y estrategia de un
buen líder ayuda en las acciones cotidianas de un centro escolar bajo una
perspectiva y proporciona una identidad particular a cada escuela “… pero como le
ayuda”, son todas las acciones que toma un líder de escuela, permitiendo el paso
de la imposición a la ejecución armónica, consensuada y colaborativa de acciones
determinadas por el equipo de trabajo. Por tanto, el habituarse, el vestirse de ese
liderazgo conlleva de forma significativa la ayuda necesaria para transformar una
comunidad educativa prospera para el beneficio de los alumnos.

La escuela no es el espacio adecuado para la jerarquización administrativa y su


excesivo control, el entorno educativo requiere de muchas más situaciones que el
modelo administrativo no observa, sobre todo el lado humano que se caracteriza
precisamente en observar lo que sucede con los sujetos que se involucran en el
proceso de enseñar y de aprender, desde la situación familiar, social, económica y
el sentir personal de cada alumno, padre de familia, docente, directivo y personal
involucrado en la educación; tan simple de entender, las escuela desde su
concepción más pura no es una empresa, aunque existe el lucro con la misma, y
sobre todo no se obtiene un producto como tal, sino se espera obtener un mejor
bienestar, al mejorar una cultura, una sociedad, una evolución en todos los sentidos
desde el más práctico hasta el complicado a través de todos las personas que
transitan bajo un proceso educativo.
Desarrollo.

El liderazgo como tal en la escuela, se combina con el proceso de gestor que se


realiza con el propósito de orientar los esfuerzos, actividades y a los sujetos
involucrados al logro de la excelencia y del aprendizaje, el líder escolar al convocar
a trabajar de forma corresponsable, colaborativa y sobre todo con un fin común,
comunica la visión de futuro compartido explicando lo que se intenta lograr, de una
forma conjunta e institucional.

El cambio organizacional al que esta llamado el liderazgo educativo por parte de los
directivos, se debe relacionar con el complejo desafío de convocar a las cada vez
más extensas redes de trabajo orientadas a generar la educación de calidad que
requieren todos los estudiantes para tener las habilidades, conocimientos y
competencias que se requieren para provocar un cambio positivo en existencia, el
de la familia y sociedad a la que pertenece.

El liderazgo y la transformación

Cuando el liderazgo se Si el liderazgo colabora Mediante una visión de


relaciona con la creando una nueva futuro el liderazgo
capacidad de generar realidad basada en la construye de forma
pasos para sensibilizar y calidad educativa, a partir grupal, una disposición, al
convocar a trabajar en de la comunicación de trabajo cooperativo
colaboración con otros, una visión de futuro, donde el desempeño, los
con el propósito del logro orientando a los actores sueños, la representación
de los fines y los valores educativos alumnos, de la calidad educativa,
que generalmente se padres de familia y se observa de forma
encuentran desdibujados escuela hacia un general en todas las
ante las rutinas escenario propicio para actividades que se llevan
cotidianas. obtener una escuela de a cabo en el entorno
calidad. escolar.

La transformación hacia una educación de calidad, está acompañada de los pasos


que se deben de realizar para la profesionalización del docente y su entorno, las
condiciones de trabajo, así como, las oportunidades profesionales, afectan la forma
en cómo se involucran activamente con sus clases y sus alumnos, esta enseñanza
como práctica debe observar dimensiones diversas que se debe observar desde el
liderazgo y ajustados a la visión a futuro de la escuela, de esta diversidad podemos
atender la diversidad de las reglas colectivas para un cambio pedagógico desde el
trabajo individual hasta el colegiado de los centros escolares. Las normas de
comunicación entre los profesores las cuales, deben de estar orientadas al logro de
objetivos comunes permitiendo que lo elementos educativos estén por encima de
los propósitos individuales o de grupos particulares, el conjunto de valores también
es un aspecto que se debe orientar al logro del liderazgo donde, la elección y
practica correcta de los mismos, permite el adecuado funcionamiento de la escuela.

El liderazgo es uno de los desafíos de la educación que requieren de una excelente


comunicación con el equipo de trabajo, donde la gestión estratégica encaminada a
el logro de una educación efectiva, pertinente y de calidad, este contemplada en el
marco de negociar y delegar responsabilidades y tareas con el propósito de tener
una participación constante en los parámetros de que demanda la educación. El tipo
de liderazgo, debe tener anticipación a lo que pueda suceder, utilizando una gestión
estratégica para la solución de problemas.

En educación es necesario avocar el liderazgo a prácticas enfocadas a la gestión


educativa tales como:

 Inspirar la necesidad de generar transformaciones.


 Generar una visión de futuro.
 Comunicar esa visión de futuro.
 Promover el trabajo en equipos.
 Brindar orientación que desarrolle el espíritu de logro.
 Consolidar los avances en las transformaciones.
 Actualizar el aprendizaje y acumular conocimiento.
La primera práctica, requiere de reconocer que se tiene en el centro escolar, sus
alcances, sus limitantes con la visión de observar la apertura que se tiene a nuevas
demandas y exigencias, en cuanto a la generación de un futuro y su visión, es
necesario expresar los más altos estándares que se quieren lograr, siendo
ambiciosos sin perder la perspectiva de logro con metas alcanzables y reales, la
comunicación será un apartado importante por ser la base donde descansaran los
proceso a realizar, donde se obtendrá el fruto de una relación de grupo, un personal
escolar afiliado y convencido por una visión – misión con objetivos y metas claras y
realistas, el trabajo en equipo será el detonante para que suceda lo anterior, el
colaborar, el ser y sentirse parte de un propósito común logra que se obtenga los
resultados deseados del liderazgo ejercido.

La orientación que se realice desde el proceso de supervisión y dirección es vital


para alimentar el espíritu de logro de todos los involucrados en la transformación de
procesos y actividades para la realización de metas, encaminando a la
consolidación del equipo de trabajo en el tiempo que se construya el andamiaje
necesario para obtener resultados, sin descuidar la constante capacitación, la cual,
debe estar orientada al autoaprendizaje, la acumulación de conocimiento y sobre
todo la aplicación de saberes y su proceso de compartir los mismos para
alimentarlos y hacerlos generar más procesos de aprendizaje.

Componentes del liderazgo de gestión educativa.

https://www.goconqr.com/p/5546807-mgee-slide_sets
Conclusión.

Desde el ámbito escolar el liderazgo para la inclusión y sobre la eficacia escolar se


debe contemplar los siguientes aspectos:

 Contribuir al establecimiento de la misión y las metas escolares: en este


aspecto es importante que el directivo como garante de la educación de los
centros escolares, contribuir con el acompañamiento, facilidades y
empatía, para que la escuela pueda cubrir sus expectativas.

 Ayudar a generar un clima positivo de aprendizaje: el clima escolar de los


planteles debe favorecer el proceso de aprendizaje de los alumnos.

 Ayudar y apoyar el desarrollo profesional de los profesores: los docentes


deben de ocuparse sobre el desarrollo profesional y desde la supervisión, se
debe ayudar acercando los diferentes programas de capacitación que se
tenga acceso.

 Desarrollar, coordinar y supervisar el centro escolar: De suma


importancia que la ruta de mejora escolar sea el documento que a través del
ciclo escolar las diferentes actividades que permita el desarrollo de cada uno
de los estudiantes, con sus diversas modificaciones, atendiendo la estrategia
global de mejora que se diseñe por el colectivo escolar.

 Fomentar el trabajo en equipo de los docentes. Muy importante que el


trabajo colaborativo se lleve a cabo con el propósito de unificar criterios y
estar enfocados hacia un mismo propósito, de ahí la importancia del liderazgo
del directivo.

 Favorecer la participación de la comunidad escolar. La intervención de


todos los integrantes de la comunidad escolar es primordial para establecer
los lazos afectivos y de propósito común con miras del logro delos objetivos
de tener una educación de calidad.

El liderazgo transformacional, es un estilo adecuado a los propósitos educativos


desde la supervisión es acorde al interior de las escuelas porque permite que el
director motive a los integrantes de la comunidad escolar, busca con su actitud de
liderazgo fortalecer la conciencia de la importancia de obtener las metas que se
eligieron, provoca que los intereses sean en beneficio común de la organización,
elevando los niveles de confianza y satisfacción con lo que se realiza en las
actividades escolares.
Bibliografía.

Bernard M. Bass El impacto de los directores transformacionales en la vida escolar


Localización: La gestión educativa ante la innovación y el
cambio / coord. por Roberto Pascual, 1988, ISBN 84-277-0829-7, págs. 26-36

SÁNCHEZ DE HORCAJO, J.J. (1991) "Poder y gestión en la escuela" En:


Escuela, sistema y sociedad. Madrid. PRODHUFI. pp. 505-527.