Está en la página 1de 601

**4

N O DE GELO S. CO
Y E S T O P O R BAR
îholome Lopez ctsEticffb, natu«
ral de Tcndillav

DO Ä&
EnnU
ßrtfütm Senér DonLuys
at

otítxüriitérçii.
• . ^

Xa^rctiocn Madrid, en taù de Franaf»


cöSandiez. Año* i $8 6«
Ö R man dado atlas îtBom dcï Cf»ftfe|pi
hcvifto cil« libro intitulado D.cfci»g*fio
de Celoa,? demás d* no aucrtfirico¡** eon
ira lafce,nilas buena* ccitutobicti«»ft**n
uenc'on nmy apacible,yladífpoikio muy fadl
y áhíítíi« padece libro díjg¡no de andarínipt«ffo, y
en iod«mat«?i#y-<iuelu autor Jti«fcc*iue,V-A#
le baga la nwced qpide,Fíiha«n Madridaa*»de

JFrayfrdrodtFaduU*
E L REY*

^ O R ( J . V A N T O por
parte de vos Bartolomé Lo-
pez de EncifOjiioshafidofe*
cha retado,q Vossitiades eö
pucfto vn Hbrd,eti pro fa y vcífd, £rt eiU
Jo paíloril, intituladodeíengaíiode Ce
îo5,cl qual era muy vtil e proticchofo,pa
ra muchos ignorantes, en quiê ciégame
t&cl dicho mal, hazia iniprcffton, eu lo
quítl aulaga (lado mucho tiempo y puc«
fio gran trabajo^y nos pédiftes y fuplica
ÙeSy os mandaífemos dar licencia para lo
poder imprimir, ypríuilegio poï diez y
fc y s años¿o como la nueftra mercediuef
fe* Loqttatvífto pot* los delnUeftro co*
fejo,ycomöcnel dicho libro fe hizo ja
deligenciajquc la pragmática pot nos fe*
chalbbre ello-cÍtfpone:íVie acordado quç
deuíaaios mandat?dat efta ntieftra cédula
paravostnta dicha razo^y nos tuuimoslb
porbietivPor la qual vos damos licencia
y facultad»para que por tiempo de diez, a
nos>primcrosïïguiemes^que corren def*
de cl dia de Ja data delia en adelante; vos
ola ptrfonaquevucftro poder ouieft,
podays imprimir y veder ti dicho bbro
que de fulo ie hazemencio en tilos nue
ítro& reynos,e por la prcít iucdamos líce
tia y facultad ¿qualquicr imprtífor ,-de
los que vos nombraredes, para que por
eih vex le pueda imprimir,por el origin
»al, que cu el nut ftro confejo fe vio,que
va ru hrkada* 1 s planas, y firmado al ñn
del, de Miguel de Ondarça çauala, nue*
firo eferiuano de camarade los que en el
imcftroconftjo rtfidcn,ycon que antes
que íe venda le traygays t prefenteys an
te los del nueílro cotejo,juntamente co
ilorigínalquecñelfc vío,para qfc vea*
Ti la dicha imprefíion efta côformea eíjO
traygayjfc en publica forma, como por
i 1 corn ¿lor nombra do por nutflro man.
dado ft vir y corregió la dicha imprcffia
con tlorígmal, y íe imprimió conforme
a : ïl,y quedan àniî mifmo imprcíTas las cu
ratas, por ti a punta da separa cada vn í¡*
bro de los que aníí fueren imprcíFos,y fe
os ta fe eiprtciojque por cada volumen
ouieredesdcaiierjfopenadecacreincur
rir chías penas cotenídasen Ja dichapr»
jratatita y ieyes de niicÚroi rey nos,-y ma
damos
«famos,que durante cl dicho tiempo per
íona alguna fin Vücííraliceoa nolo pue
da imprimir ni vender, fopena que el q
lo imprimiere o vendiere, aya perdido
y pierda todos y qiíalefquier litro* y
moldes quedtltuuierc y vendiere ene*
ftosnucftros reynos,e incurra masenpe
»adecínqueníamilmarauedis, la tercia
parte para la perfona que lo denunciar«
y la otra tcrcii parte pira el juez que lo
íéntenciare5y laorra tercia p a r t e a r a h
nueftra camara,ymadamosalosdçlmie
ftro confeso, Prefíjente y Oydores de
las nucflras audiencias , Alcaldes , al*
gunzítes de ia nueftra cafa y Corte y cha
cillcrhs.ya todos los Corregidores, Afi*
fíente Goucrnadores, A Icaldcs ma y ores
y ordinarios, y otros juezese jufticías*
qualefquicrdc todas las ciudades villas
y iugarcs^delosnucftrosreynosy feño«
rios^afbi a los que agnra fon ça no ios q
ferande aquí adelanteyque vos guarden
y cumplan cña nuefíra cédula y merced
q afsi vosházemos,y cotra el tenor cfor
BU della,no va y 5 ni pallen en mammal
gun;i,fopenadelamicftra merced,y de
veynte mil marauedi^para la nucítra ca
<f 3 mará

Siguiente
ítsara. Fecha enMonçpn s diez días del
mes dic Ago(lo,4c niil y quinientos y o-*
chcnuycificaaños»
Y O E U B l
Por mandado áe
fuMageítad*

Antonio de Éralo«
D E L A V T O R AL L È
àov Epiftola.
A R E S C IEN«
dome,que cada día la
ccguedad,yciig.iño.de
la pafsion de celos era
menos cono fcido:yhc
chajido de ver qua lin
razón ella admitida,y
íosdefabriniientos.inquietud del animo,
defafofiego del cuerpo , y otros graues
daños que a fu caufa íucceden,y han fw
ccd¡4o;cj¡rife dcfuclarmc(y tomar traba
jo en los ratos que demis ordinarias ocu
pacioneshurtauatytcnia diputadospara
mi defcanfo)cn procurar fi por alguna
via^qiiefteconfcmiiiQrnal fe pudieífis
deticrrar,y apartar de Jos pechos de aq-
líos que le han criado. Y entre muchas
«'.¡fas que U fainada me pufo drian!c,cí-«
cogí por mejor para mi propofitOjCÍcri-
wir los dcfaílrados fucefos que por celos
haauido ( como quiera que losexéplos
» « m n en parte,roas qfcclasrazoncs)y
amoneftar que no fe tengan tan deveras
% 4 poniendo
poniendo delante también los infinitot
proutchoSjqiie fin ellos fe adquieren* Y
quíriédo poncllo en-cxcciirid, parefrio
îiK que. Ja materia era algo rigurofa* y q
cri fer amone flac iones ? y confejos ( f c *
gun eftälos guiWdçïtos tîempqi çfir*
gados)i)0 feria mi obra bien rcceiuda # iu
ïeyda con laattnciqnjy çuriofídad q i l í
«à necefarioí acorde de acomodármelo
tnas que pudc)al güito de todos > dando
acncÄvnOjConformclc tutiierc,.alguna
cofa que fe k de*Y pot tfta Mzon(tomS
do ami cargo vna dificultad masârluà q
las fueras de na flaco ingenio requería*^
que esfaazervna confccion de lo dúícc y
ác lo prouechofo, para engañar î o v n o
con Jo otro : feg un lo que úlzt O r a d o
en fit arte poctic^que el offitío,y fin dd
poetan cij-feâar o deleytar^yqtie ét vno
y otro coila la perfe-fta pocüa^quife dif«
fraçar aqueíh; dcfen^fiOjCfcïíuicndok
toa marañasamorofas,ycn cííílo palca*
ríhpor fer .acomodada a la humildad df !
qu« lo cfcríwc, y apacible para todos Jos
Jeftoresmo cit-fuian'deme en tbdo eldif*
enrío de la obra vn punco 'et mï prince
paíjTopüiirojOtic-« dar ¿ caí«mbr la «a
* ^,- ; t {
«iidad^y impertinencia q«c fon celos : y
como no es bien que por cofas vanas, y
impertinentes ayalosdifguftos, y turba
«iones,y rcncores,ydcfgradas que c«d*
ota fe vcé. Y afsí las marañas tod is van
fundadas en celos,fiçnificandr>(lo mq or
que yo íupe)Io que entre les amantes, y
aun en otro* citados paila. Para lo qual
tntrcm.etífdondc nw pareció que venu
nias a propofiu» cada vim) algunos txc
píos icio que ha paíTado: cumpliendo af
ii Con mi intento, y con entrambas-cd*'
tft*que Or.icio encarga. Puesauitndo
eferipto ella primera partly fenecidòla,
yo cítuue determinado a que folo íïruic
íépara inîeontêplacion, y eftuuicíle o*
cuita:no atreuxndom«-de alguna íuertç
a faciliaen pübI¡co,aÉjuY2iode tantos;
y tan delicados ingenios como agora ui
'iiucftras ¿fpañas Uorecempcro coraüni
candóla con algunosaroigos íuios, ellos
fueron de pareïcer que JaYacaíc a luz.Y
no fofo cRo.masfcrfuadicronmctama
que me fue f«rc/ofo condefeender cö fu
gufto y ruceo* Y aunque fin ptrdcrel te
ü»or(quç ßüca me faltara tpor jfet como
he
hedkhojtan claros los entendimientos^
ay)quíTe difponerme a limalla, para qli
quiera fue fíemenos incuIW;p«ro no tu-
UÍ aun lugar de com£.callo,p<¿rq fîëdo vi.
fía y leyda por çicru perionà,a qyië yo
no pu cíe dexar de obedecer: de quien ¿i
go me fue mandado exprésamete, q fin
poner ma § U mano ensila la Tácale: Aísi
q a m?inc{amiíto.f»yo¿y íuollaaciay per
íuafion do4 nigos,nie;ureui atacarla co
ta ta brçjucd^d.y a comunicar cl frqto de
ÎTÎÎ pobre ingenio con tantos profperos
yfeliciTsímoc. LoqTirplíeo esfe reciba
no.cöfornie al çílilü'humilde dt la obra,
jp;»í.çpforme al bue delTco de Tu autor, y
fi rua .pitra dïfculpa de las fait« qea ella
hunierc.frrobrq de..autormoçojy fer H
priniera en q ha trabajado. Que recibien-
dofe^Ts^y coniîderadoeUaimo qatlío
me m a m o s o confío q Te perdonara los
yerros que en ella Te halb ran* Y fera dar
irte.aliento,para que Taque hi Tcgüda par*
tç(dando íiquefta primera con eí tiempo,
iua¿ limada))'para que adelante empren
da cofas mayores y tome con mucho gU*
fío ehrabaio* Vale«.

Anterior Inicio Siguiente


LILLVST^ISSIMO
Sehot Don Luys Enmam^
Coiïde de ¿ÏÏdehar,

î E t ¿f-Kt M O,
mie deJeYtttrdV.S:l. ten
gOitto médefcvlpiïYd del
arrcùîwieto quehitgo en
dintir ûbrtttaft j?«mil*
^^Jde ¡dotide AunUs muy dl*
tftsquedancûrcas-.tapoco me utreuieraa hd-
î^r tdl direct on^comp (tfdCdrl4enpùblicofm
el amparo deKSJ, debdmddqmlm ¡olo
puedefitlirfiguraaljuyzjo de todo 4, mundo
pero eobrmdo el fer deque fin fdndwfouor
fuerdbien nee tfund A efiimdfjepor obra dig-
na defer amojámente yißd. Puei qùdlqwfr
lé£tor/viendo el efcudo^ defenjd que deUntf
tiene,fifaeremorditx^yfifoy cierto que no ter
«a ofddia demouer cpxtd tifas cruelesarmis:
yeldifcreta imdgtfi(tr<t,qtíe obr&que"We> td
¿ItOiComv merejetrfer cídmitidd deViSJjiç
m
mfttftAlgo^m Aunque d eifert oculto Je h
mmiosdetdauxilio,ycu'pando[eȧi4tI<)S
mcfmos defeëtos queen mi obm h*W **<" "¿rê
delicadas cofaf.por clrefpe5U^«* ' Ji «'
V.SJ.deitcmos tener todos los que oy "V/W-
mos,Baßante ocaßon para que JfQ witty*
defn0ladí>ettprQCHrarki^rejUpeqttefioje^
títc'to.puesmnwno en la tierra çoittdnta rt?
HonmerefcKfirfemdo. Porque mirando4
loiMecçftmâmideV.Sii.procede &htâ<*
lasarm^msy vèrdadwtscnromc<tssfi lull*
en ellos tant o~valo rty refp landed entes ytrm
des,c¡tíefitmtitcejfmo paraexplîc<ar alguna
pequen* parte délias ha^er -yndijcttrßmtif
mayor que a Mette due yo con tantarvolmitxd

W<9y rematedehewycis "Virtudesy yabera*


na nMe%atYaßitemedo yo cotiofcintiet* de
ßo y co dichfo de emplearme ealgo q *V*$J,
fkejje acepte me dijpnfe a efermir eßt defetigtt
fío de ignorantes cclo[o*(pmes quit:'no Ufuer
eßaaneriguado tpem los tema;convertien*
dolcfodo çnyn )ußo kor de Us rnngfres-pe*
refeiendûme
rtfcicfídtmegrAni¡¡fimotmr,y taxerai«
to dos tos que en "vituptriofoofe ocupan* Y
perfer de animosgtwvji sel éfendtrUsycf
cnJdrUs deferne] antes maldkiente$¡ínte»di a
YtSJ.CbWQ masexcelfo en tcdo lo eue fuere
grattàczjtÊy yimdjeabiera he Us primicias
"dè nit cort o y pebre ingenio, ló que yo humil
mentefuplko^ quefe tenga per yn principia.
âeUyotmtad eme de feruir 4 fc$,¡,ten*4*
Que ß aßello fuere aceptadotyo quedw coa
fimo premio de mitrando y animado amti-
yoreseofary coynperpttuo criado de V.SJi
€»}& yidayeßAda tmeßroftnor.&c.

illußrißimo Señor*

Befa 4 VSJ.Us m^nes


f»m<ti humilde tmdot

SamlotHelo*
P'^deJEnctJo*
ERRATAS #

Fo1io.4Íi.pcnü!.pafpctuo.pcrpctuofo.
j.pa.a.lui.amipafsiön. nyudafteamipa.
Üó.ythi^proriguicdo.diga.profiguiof.
7,p».Kliipcnü.coma.conio.fo»$.pag.2.
lin.ç.dü dizç ocra mayor que fofpecha.
di«»M.oift ay mayor que es fofpccha tol.
j>,pa, i.ti*!/.primero,primera, fo.13.pa.
i.ii,i<.Flór'cft.i.Flqtirta.fo.t4*pa,i,li.4
J;>¿>íTcf$¡oií.pafsíorwfo.2<í. pa.i.li.l.pa-
ílore,paítoresé)',pa.í.li.vl.contan. con
taiuo.fb.ftB.paj.lU.que mi.qUc por mí
y li.ía.que el.quecs.y li*vlt.parcaca.pa
dcaca.fo.ttf.pa*4-.li.«4*nos.tio,fo.j*.p»
i.li.g.y es que. y el quc.y H, penu.dcM«
digíiíe.)'pa.2.U.i7.y en oträsdodizco-
ttir.digá,otfo.fo.3 4.pa»i.li.i.cautelofa*
cauwlofos.y lUi.iíacc en.nacS,ío.3J.pa»
lili.i.a todo.a todos.fo.57.pa.i.ii. iV.clla
ella.foi.4}»pa*i.lí.'í6.gullo.juflo.fol. c-
odera.p*."2.li.f#foy hlürc.iec libre.£0,47
p;i i,U.4.1orIos.fo.4b\ pa.i.li.2.. Calada,
íaludo.y lUYÍtífaiicndo.íblicnáo.fo.71«
pa.s.li ip.tenido.temido.fo.72« pa.i.U*
antepeh.a vna< a vna.fo,77.pag.i.li.ai»
cfta eftas.fo.8i.pa.i.li.$.algunos.a alga
uos.fo.pS.pa.t.li.ií.yas.y vas, y li.20.co
uicat<í.coiiuicrta.tb.ia3,pa,i.li.(j..fan£ia
ERRATAS.
ftntafín*foa57#paaJía.ard£irfc srderfcp
fo»i43opa.l Jí, r7.cn fauorectrle, en no
fauorecerle.fo.i4j.pa.s.]i. Jó.yo oyv.y
oytia,fofti46.pa*j,li.íZsqucbufcar,quca
buícar. y li*$. boluera bolucria >fo. 150*
paa.lLio.pagiuys*pagnys Jfo.i56>pa .u
ÏKiS·moyoriíiiayor·fo.í^.p·ci.li.i·aucr
•fe.de aocrfc.fa67pa¿<t.H.i9.cndaros.eñ
dar*f,i7$*pa.Klí.8. tirodo tirado.fo.17i.
pa.t.-li.i9»doño*daño4fo.i95f.pa.i,]i.3.dt
yo*dbco.fo*¿oo*píí *s Ji¿ io.triflcs. trifle
CSif«iol.pa.a.l}.$é'todos»todas,y iui^cni
cfta¿dtga en efta aldea,fo*zo2^paâKli.vU
la tcfiia«lctenia.fo4aiibpa«&JKiS. fíente.
fuente4fOei2i4psta.li.Kdt pecho, defpc*
cho*f^2^jtpa*ÄjKaa.que.ciique.fo^3ok
pa«i.lh¿*orida«Iiorr¡da>fo»A524pa.iJi.^
íi ííio^fino lo de amor,&c*fo *i4¿4 pa.u
Íí.ii.yaqtícíofücífc.yaqucnolofucíTe
£t;7,pa«s4liipcn4porniiferosri diga por
irifero$ha*ôci*fo^S4^pa#lJî(lj4ningu«
na*nîngun,fo.304. pa*£* IKIJ* falio íalí-
do*fo»|í4*pa.i.lí»4^doradó$.adorarosa

Pedro Varez
de Caflro*

Anterior Inicio Siguiente


Ö Mígueldc Ondatracáüáía,fe-
treiarioddConfejo defu Mage*
iUd^doyfec^neauiedofe prefer
tado nine los ítenoresddCofcjo^vn libro
fecho por BartholomcLopcz de Encifo
intituladoDefengaxlo de Cclos^qwecon
licencia de fu Magefhd fe imprimió, (ele
tafo el ptecio ha que fe ha de veder cada
volumen el pliego
en papel,y mandaron que efta tafa fe im-*
prima,y fe ponga aï principio de cada It*
frotara que fe fepael precio ha que fe
hade vender, y paraquedcílo -cohífcde
mandamiento de loi dichos -feñeres,y po
dimiento del dicho *Bartholomc Lopese
de Encifo. Di eíh fee, qtic es fecha in Ma
drid>a ocho de 0¿lubre > demiíy quiníen
tos y ochenta y féys aüos*

Migad de On<*
¿arca $au ata«--;
E R Ö D Ë D E S'EN
gaño de Celos i compucftö
pot Barcholome Lopez
de Ericifüj natural
deTendilla«

^ C O M P A N A D O ÇË
^M^ CC ^°^ 0S Penftroíentos , con
1^ profundos fufpiros, y copio«
v * * i f •.>» * A - * ^ jjj**1

íttadopaíïorLaureno^cxaiicloalama
«o derecha fu querida«ildeai bolina cíe
íato en rato a mirarlotflfertiJcs campos*
y apacibleriucra^donde con tanto con«
tentOjqxjanto al prefente de trîfteza 11c-*
uauH.rolíarcpaíhrfusnianíbs^yhcniío
fos-corderillos » y auíendofc apartado
liafta tres teguas, yendo,fiempre por ía
graciofa riucra dd dorado Tajo > llego
a viilrdcvnoseftendidos^y hermofo*
Campos s tan llenos de recreación para
Vu libertado pechóle orno enojofos. ? y
Dcfenpánú
mokfíospar¿ quiciUoîalaafpcray fq*
litada vida era guftofa , y como el
dcfiírnioclelaflírjdopaflornofueflcde
parar u n cerca de [u aldea, ni anduuicf
íeabufear contento en parte alguna,
fina libares donde -a íblas pudícfle
lamentai fu .defuenturada fuerte, efpar
deudo 'al viento fus querellas parc**
tiéndele fet tales, que aúnenlos fil*
iTcCh'cs arboles, podrían can far nota-
ble fcntimientOjtjuifofc apartar poro«
tro.rcammo, y ami no amia dado dos pa
fosjquanclooyovn grande ruydo F co*
mo dc'perfonas que ríñendo ettauan*
y como fu pafsion no le inclinaflc a
otra cofa, fino a bufear donde perder1
la vida, boluicndoílc del camino que
awia tomado, fe metió por vna «rail*'
de cfpefura de her mo fos arboles > o*
yendo -mas el rnydo,-'quantomas por
ella entraña , y diofe tanta pnefa^que
llegó a donde pudo ver , y oyr los
que las vozcs daman, y codiciólo de
entender lo que feria, fe pufo muy
cerca metido'entre vnos gruefos yen*»'
cumbrados frcfnos , por no fer vifto
de dos apueílos paitares > que eran
los
de Celos* s
los que el rwydo hazîan: îos qnaleà
cou demafiada colera 3 uniendo dos
anchos y agudos cuchillos en fus vena
gatiuas fnanos", auiendofc dicho mu«
chas iniuriofas palabras ¿ qumendo
ya dar fin en fu pafsion, y porfia^deC-
íeando entrambos ¿ que foîo cl vno, a
ninguno de îos dos cjUedafe: dirien*
do a vn tiempo, acabeffe tan trifte vi*
da , o muera cl eaufador de tal tor*
inento ä berufeneon denodado animo fe
acometen con tanta prefieza , que no
fuera parte el apafsionado Laurcno a
cftoruarfu muerte» íi quandocl rigojr
de fits braços quería executaríem del
tronco de vngruefo robre no fallera
vnagtaciofa paíiora, la qual puníen*
dofe en medio, fue bañante para a«
partarlos, diziendo, la 'fin razón apue«*
fíos y ciegos paflores^de vueílrapoiH
fiada quemón , me ha detenido tan«*
to enel gueco de aqueße robre > que
he llcgído a cuitar vtiefira inconfi«
derada" muerte , de que no poco
gozofa me fiento , y mas lo feria , ÍÍ
pudícfTe tanta eneftriftad fer por mí
reducida
A Ä
Defengätio
reducida en con tonne v verdadera ami
íhd^dexarulo de querer mataros , pot
cnufaquetau liuuuia cs,pucslï entram-
bos corutvaueysmanifeftado s íoys dt«
lamados dda paftota Clarínn, no ay ra~
Z.oñ para que civno del otro tengays
çcIos,y t a n q u e a tal punto y citado os
lleguen.ConfufosIös dos paflores y a-«
tonitos-cftanan,no Cabiendo como a tai
tiempo aquella gracíofa paílora allihu^
«ieileapareeido,y de voluntad hojuie**
ran a fu primera contienda 1 fi el xcmor
de no fer defcomedidos delante della,
no los detuuieraila qual delí cando ha-
berlos a misos, toman dolos délas manos
íehíe atentar con ellos, íttmoa v.na cía
ra y dulce fuente,que allí ¿tria.: lo qual
lïendo viíïo por cl trifte Laureno, estu-
fándole terrible defefperacîon Ja memo
ria defu matjCon lo que de los pa (lores
auiavtßo,y entendido : conociendo q
folamete celos íínauet {¡do jamas que«
f idos Josa uía Degado z tal punto, yacor
da n cío Ib del tiempo alegre > en que eco-
jeauí; lama;cfabro£avtda que ymaginar
íep<uliaryvíen.dofe no fojamentepri-*
iludodü aquel cofltentOjpcro defkrra-

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* $
do de fu dulce patria, ytanlIenode'Jà-
flnnofas qucreltesjfin cfpèrança de '"al-
gun remedio, con vn anfi^que el alma
parecía arrancarfele,dando crecidosgrí
tos,y apasionados fufpiros , fe dexô
caer en tierra,priuado de todo fu fenti*
do:bueÍto cöci dolor frencticofuriofo,
haziendo tales acentos f y triíiífsiniós
ccos.quelosdospafioresjconlíí grado
fa paftora.tjwt oyendo fus fufpiros fe
auialeiiantadoporvcr'queerá, llegan*
do donde eftaua,quedaron admirados*
el qual como quien de mal de'coraron
efta tocadoporelfuclo * apricía fe re*
bolcauajia^icndo fus befltiduras peda-i
ços^apretando lastnanos/y vatiendo los
dientes tanfucrtcmenrcjquc grande cf*
panto en ios tres que lemirauan ponia,
y Ucgandofea el,möuidos"de çomp a f*
fion,procuraron boluerle en (i, pero
viendo fer cu vanOjClvno delospâftô>'"
tesboluio a la fuente < y trayendo nena
en vnvafo fe la hacharon enelroflro, y
trauandole dclos dedo.^ytirándole re*
cío dellos»el laftimadoLaurcno ya al-
gun tanto pareció auerfe íofegado, lo q
Vifto por ia paftoräj y conociendo que
À $ en
Defenem
çnfi boluia a los paltorcs* rogo que
con ella fç apartaran ., porque el pa>
ílor no fe corriefTe ¿por lo que le auía
íuccedido quando en fí acauailV de tor
îiarXo qual ellos de voluntad híziç.«-
roUjY metiéndole cutre los freíhos muy
quieto jCiluuicron por. ver lo qucelaflin-/
gido Laurçjio haría,el qual auíenclo c -
(lado atiíi vna piçça* abriendo Jos ojos,
fe femo,no echando de ver cncl agua
que iodo enclla eíhua vanado ? enteil*
díendo que fus lagrJirpaslp-auiä. hecho,
y comotmbeíeft^ ou-
ïras ¡amit,arfcpwfo., y como junto afs¿
.viefle ci çurron- que alji auía traydo a-
]bj-iendole,faco d.el.vn.a carta , y con va-
jbíoíi yra la raigo, diciendo. , ya*'i o es
•tiempo carta que conmigo cftes, perdo-
iiamecidartctaígaíatdo^rqu^ nil anal
lio confíente que otra epíahaga,çl qual
•jme tiene en eílado, que esimpoísible c|
yiu3'lpuíísn3ucrtoyò.,'np es jufto que
jnadie leerte pueda, ay tirano amor, r.a-
prizcicgo,pero yo]¿ loy t pues digo tal
dcra(ino,qucíú no eres el çuíp^do^íino
•Aquella cruel enenjiga di Wrvida, aquel
ím$oque halla el almarne^aabofado
de-Celos* $
aquel rayo q^c ci gvfti Jupiter para .-m i
îuucrtei-mbiojâvinffrata y fementida
•y t - * w *

liucena^en qucçldcfuçnturadü Laurc


lio'te^uffendio^por'tcncr'tci ofrecida Ja vr
da y cl alroa^porqueconnuíto rigor has
querido traurnic^quc rn de m¿ vida jr-u-
ftas.nimiîTiucrtc quicrc^íi ya vn tiera-
jo..tc-£uy enojofo,porque. cotonees no
loík'üaftealcauo^ricjoL'mc fuera que
no^qaempftrafc^qucr^raje j para que
iclle vna tan amaro-'a y triüc carta,y di-
zíéridoeílo^faco vudcílcmplado rabel,
ytcmplandolc en conferencia de fus
fuípiíroSjhazicndo vn càflfûncfto, y la-
mentable fon , comciico con la tri-
ilcÄa quç.füelc cantar en fu poftrimc-
ra oracl roneo Cífng.a de^íraqiseííos
veríos*
B«/?ft? <?/ trifle peçh ù en Urçtt i>cna,
dûlar>anftfycu y dado 3 dtjvomor

que dcordonejhn dtndo tormento;


"entiéndale U catifk 'què condena
midmák tmf&tyetmy cmdLimöiito?
rettitètiefedefd$fi$wÎM$rhoitíelo,
Defmgano
yfuhdtt mkqMrelUshäßa elçielo*

fîdgafemmenfielmAlqtte miß me acaba n


coníurenfçm midäk yUfortune
et amor y ekmmtos^ncs me agraua*
m tener efptran^a en parte tímmt¿
tûrnèmtyidafllptttnû y fir que eßm^
ypucsfcmpre pene deffc ¡a cttna,
no mehudm et torment Ù #?Ü m loco»
¿s • •

que tí bien que no era mío ¡duróme poco*

JMtteßrefe liberal qudqmra ptuma%


en efcrettlr U gloria que medexdj
yfiejio no vudiarejdiTd en fuma*
ítj menos ad el tremo que me aouexar
y folgt ddiû yttfïittrQ qm co?i(nma
mi yidif m&saytvijk qmfialex^
h muerte $ et y wir raméame quiere?
y etitoncespando *y*Wj mi alma mmr&

ßii y hit es muerte* y <r/w U muerte yiuo


que téeselddor qm me atormenta*
que ha\ejh rt medio Hrmießjuhm *
y anft
de Celos* /
•y <tnft U yïdctfin m^onfuflam
m-l "ve^sjonclpteya enehfbkà
méhe yißo^ero ámw'nú fe conrma,
deque AC nbs mimtndo-ynmú tan fuerte
y dawe trifte yid^embrníu en muerte*

ßbiö mediará tlhkn^yrnt cfperww,


fi } amas allegara <t tener wjh>
fino hiciera el amor tan ¿tan mUdctnu*
tjuexame a« n r tfyrM hech Ô k j tifio,
y i wer*finjäher debk>n.W(Unyt:
y atjtteßo totmicrapormastyßt,
que n 0 UegAT à recòir comento,
para no me durar mxs míe yn momento,

O graue mnUbfiir* peßtlencia,


0 enfemtfaditetYtto delinfiemo,
tormentó dnßacahtldpaciencia*
âcynpïdncmnhndo ií llinm etwio
fMiytfcdio h ftyr&Uy cruH [enteneu
yo por fitere cünfmto t¡uc in eterm »
hede fiijffitpafsiotttydefuenwa,
,
M/d?¡¡kryQiQtmdQy{im.ir?íir¿>
v b
f vfpeaai

Anterior Inicio Siguiente


Ddmmno
A Penas el polfcrer verfo acabo de
^^d##iï v quando como il cirabcl fue
.raaiguna.ccntella de fuego.íjttclc
abrafauia¡o arrojoeml juclo aixicndo»
J
tu que ya vn titmj^oXwip ^w^ amo*
rofa., yfiiiftc tarifa clc que le ablandaf-
fo aíjücldwmíiutíríDjn^raío pecha ,pa
ra ma^tfömc&co del dcfucitf uradanuo»,
ïio quicr0.yaft1as.cn mis manos verte,ni.
quecon m memoria ib augmlte oirmat»
aunque ya cl m ta 11 grande que no ilcua
acreceiitatniêato^yiacando .del rwrrort
yna amirííla?y Bien h brada cuchar» .he *>
cha defíío bbx,la arrojomuf 'lexos d%
fí,y profiguíendo âizknâo f menelue
con qweaquella unhermofc quaiuofai
fa yoca folia camerino andaras mas en
mí compañíasparque ío que v» tkmpc*
me fuyí|e mn agradable, me eres agora
:eno)oí|jp|j^^ qué la
queyooitnlMar^^
L·ac'et^iaVlacrpaescn'podcrdíe mí tS
i^ortiíeüeníSgo.¿qManro cercano pitle-
te>y -erec^doie^ilegandlö a eftepitni O
la yra^fcifrua&íò dei|iiçlo^rro|iîid4 çî
cayadp y-:péUdo ^arr0iitporeisire aqixe
líos arbola coa apreforados paitos fe
de (dos* à
yua^quando la jvllocg coa ïpsdos çag|t
les que a ten ios y admirados a lo c¡ aitia
•pafladp citauantftUfönda -de.los ice Cups,
ic le puficron ¿l^j^nW^^icndpvLos al
tosDiofc\s(laíHniiíJcío/p3lTpr}uvgttaTfi?,
y den cl .ço.ntçíïto que mucuras en tif;d
Urte^Pcíblc^ntl atina a Laureodtqitt;
camino k iuipidisffçfl, p«ro=:corno tucí
fe difcrctpyy bicromiradoj. no piulo íu
rabiofapaísionhazftr^ue dexafícdeiíi
iudarlosçon mucha eortefia, y conociS
do-que eran los que vio qutqtitrian ma
tarfe , y que de celos-cftauanlalliiuadai
íes dixoieldcfapwdado auaor apweftui
paftoresjosde aquello qwe -»i¡i$ a ."Viic-
•tiro güilo fuerfi:y a ypsJienitoía paílci-
ra psconftraç ene} eíhdo que nioflxays
eíWtan comentos, quedaron lös tres
de fus palabráscotwacongoxadostlefa
pena,}' codiciólos en cíhemó de faber
lu mal',, y de que luga* cra}povq bie n co^
ijociarvnoapace»tar<!nacj1.k>scäpos1le
ro^arojofrecicïi dole fus eaí.as y amulad
que con dios quifiefle yx a ta fuente: i; y
¿t fpues afu al d e a, â ç>d c tt> do c 1 : tj£ p o : : |
quiik'fíepodrkiellar en íu compaiii.ij
¿çîemîîiitdoçftaua &aureiiQde dar!^
Défm¿
Íasgracías,yeftufarl'ft de .aceptarlo û S
*fta ora Al'biía/iueanfi la p.iftoraíclfa
niaua.trauandolêdola ttianoflodixcra
•impofsibie Gsradifcreto,y íaftimaiio pa
ftoY,qüc en hombre corno vos quepa al
gun genero de defcorte lia, y mat cort
ïnugercstporlo-qualos ruego vcnp.ays
çona.queftos-pauoreSjdondcy^ QUI AU
pecüdo^que fi fu amiftad y mía m innre
'tnolcfta'^nañana terncyslugar para y ros
adonde vosqnifiercdcsjycreedme q«c
agora yo no os tengo de ilexar, porgue
feguneB'vofcono!zco,''^oe"*ftâ la paf-
ííoncecíeccttcmono 0$fuccedadpi at
ladrido caíOjcon cito que Albita disco
ios dos"paftores aaienáo recosido h cu
char.rabcliÇurroï^y et y» do cîcl congo*
mdo Laarcno*le importunaron tanto*
<JÜ^I<Í fue forçofa'yf <on «líos i k f ac R *
te;lküando:tan-trific{emb{siiit«, c¡ae a
ïas-mas crudesfierassbtancbra ,,v tfe&a
dos^iuíe Btio loados-'paftor» rniítgicla

da^reíenurontodos^ttnicnclo en, rae*


•dio al afflígído Laureno» áeííc anáo cS*
tentarle,y ¿arJcalgttri .'conftielotpara c|
fumal"l*8contafl«j-ào atsenietidoíé a
âeCetôS* 1
pedirle tal cuenta , citando <3c aquella
fucrtc3y tinicn.do Albifa par buen pria
cipioy ocafíonpara venir a eftefío fti
defleo la duiçura de la mufica a los dos
paftores¿rogo què alguna cofacantaf-i
ftiijlo qual ellos accptaron,ycomofi a-
migosfueratijtoniando cí vno vn labra
do rabcl,yclotrovnacarapoña, def*
p u « dclosaucr acordado, començareu
a tañer muy dulce men te> y auícn do ta-
ludo vn rato,prcgiintando el vno^y rcC
pandando el otro, comando la mana
DelaniOjquc anfiel vno fe l l a m a ^ y
Saucino el otro^cantaroncílo*

Porgue d »Amor llaman cmk

Sanano*
Perqué nú ácábafu TMU
ni 0}fino esmmntmb
DcUmo«
Sino tcúh&fio ma ts muerte,
•C<w»* es emäiädtfinu mát4*
Saucino*
Porgue
7)cfenfaHà
Porque dcjtte en amores tr¿ta9
tuyîâale€$mdm&$fuwu*
DcUtrio*
LmoontmcA dit .contenta
- ánadiewdqucfiayidáí
Smcinù*
Noqttseltemwld caydd>
kí%£ elätgrhtormento*
jDelamö*
Ve qttenmtfe temor*
enlp nfféjordt[»gthU^
Sättänp*
De y mir A h memoria,
fer YAÇ&K y ckgo amor*
DcUnio*
Noptttdefermdnectr,
macho tiemp o en yn eßado*
•Satítínoh
^u(¡uc€n\%zárdtroc^duy
' mliejlraetr4|>á%fù|^odfr••^^^
Detaafo*
T)iwc (¡mesh tjue^retcndex
" > f e ^ d?a<¡tecfe)M¿ov.

Anterior Inicio Siguiente


de Câos*
Sancho*
chafar alwas enfuego,
que per los o)os enciende*
Defamo*
Do eslaparteprincipal,
que emprende[u¡inu^piu
Sancho,
Eneltrißc coraron,
capas^ de hi eny de malt
Defamo*
Dexa efent o aipun hipar,
enclquele le ha rendido*
SttUCÍHbp
St primero afe alfsntido>
a todo esJHcrqú elpenar*
Defamo,
Porque cmfi maleßvario,
dec ont mo en los mondes,
SAncho,
Porquenach paramales,
'y Ce cria para daño*
Defamo*
$i es agora cágatejo,
maspodrdrfMndo mayo?*
Saucino*

pero aunque r&pa%j muy bie¡ fa


Detamo 9
Jbimeßay oirüpafsion*
»tasque h que m fu fleché*
Súuano*
Ötu mayor que jofyechfa
Na cidú da afición*

Ôue aun no fe ¿ Ca lu n '¡»s ¿mU$$


el nombre le da A efa md*
Sâuawt
Muy bien ßbesm^gah
qUeuquejkfelî^m Celos*
X)eLtnÍQl
7á CO MZ$Q fu pftttt.CM*
dime dondefe criaron*
Bmchm
Jbem uch o amor fe m^piimêti;
¥
y de temor y é atifencïà*
de CetoU 5
M'n qûien mueßranmas ftp tty
delosyuekieretlmero*
Sauct no,
meesma$yerd(tcleyç,
y mas conjhpteawaor«
Deknio.
Que CUYa ó (}Htmediçm>
fitede tèiwtidftmzœ*
Skttcîno,
tátíMfüedeíayeühd,
w^ey e» mi .fa Çldnnfi*

"KT O big hxtuo di clip e (te p öftrer v&


X N fojCÍ paftar SattcínOjCjuado 4 P^M
laniaícle çayjaei raHel délas rt¡en
»ps}y cr»rao fuera defiquedo, oyendo
el nombre de Ciariîia3en h oca de fu f o-
petiáoj? Sati«íno,el qual vícndQ anfi as,
Pel^nïOjy cotiodendo que el ncimWc
«kClarina to auîa caufado}mordido del
fiwfanoyrawiade lascclos;porver *\uc{
«a podía execötar fu yr »(cwbrkndofe-
le copla congoja .el coraron) cayendo*
feítía ciíttípaáajquedo tal como nmçy«
m tí?
dança,y àlgo c c ^ f e í e M ? / ^ ? 5 C -
no,dizicridoyque te ha par? çi«o ancre-
topaftordclo que 3<^eïíos apafsíona*
dos fienten^y qd|n ^ f^^
íblo entenderfeïVHÓd<fí ''òit'ò q a Oari
Àa quiérelostiene d d ^ t ó t e q vc$> no
iïendo jaraasqueriéá^dAíiií attiêdobjt
í h agora alguno^^4i4<*) q;\onabiM?J*a
palabra Je aya dicho, jriiö,p,örq no me-*
rezcan 1er queridos x,pera ,parq í °$ !?%
obras del tirano amor ¿y 3 ío q delio&be
cnteiidido ? yyoÜtó eYrroéxtñ efta*
inorado de otra, an tes q de Clarina > ca-
rao agora lo es deílíi.y el otro, píiq la ha
querido ñ ^ re'M
tféptí le pidió télB&i h prífrieravez q deï
fayhahhàiïyW^uïilfcy&,|vorqJa- palto
t^áf ainjG loy tíéïí e, es primínbïa f y tattwoß
anda Éi 05 j ütasjy lía: m«ypbco,^puriio''
vërai ëftos^ïÀi^ de aqwí
y ^ ofcoriocredòcri fus palábras^eí iff ïidfe
íiíífiritêcionësjmetidacíid* jitteeo d e w
rcibî^àgtïardetato q p'tid^eiîoitîar k
rrMcrte del vnö^o lä dfcetfMbö^bü efta
wn tändeiaeupadö Lätireii^ iii aparta**
dödgfiispeßi^
Ío,-gweAluifadixò}yife admiro délo
que a los p aflores vio hazeiy como quif
que aurihiziera mayores
efhremoájpero dtíïeandofauer el Hii del
nial dclos dos paftores,Áluifa rogo fe lo
q.u.cntcjp liaga que ely»o, o entrambos
$quel deffeo le fatisfagan« La quai ente
dierido qafsí a l,aureno liatiau cötarlo
q ella tanto dcfíçau^íc ofFrccio de ha-*
firerlojytrauSdp a|)cIaíiio¡poi?4a mano
dixo»np es tiempo q tanto fentímient^
nmeftresjnitäpoep animo q fea bafíati
te el n$brc de tu paÜora/aponcriecn tal
cita do^bu due en t^ytiji^a^ile dirai ó
y apueílo caga!,;y no MaiE<ríleAeiï iu
prcíencia ÍUquesa ftme|ajaite:laíí mef*
imsrazoxies dezi^ Latirmo a Sauciuo^
y auergonçadosdcloqMé les auia fucce
dido^fc tornaron a fentar, y fíeiido ím*
porrHívados de AI.uil.ijy Laurcno/ej en
ton ees icsdíxo romo fe Uíunaua^cj h cau
fade fu ptna,el vno dt los dos coma fe
peíanloauiedofido rogado de Saueí*
púj J nombrado déla paií ora, para que
aLauesnp íodixcne.datlo primero vn
.profundo-íofpira,coînçnço' de aqueftä
fuerte t, fübc dííçrcto >-.y..' apafskuisdo
B a' Lauto

Anterior Inicio Siguiente


Dtfengâno
-La'urcn'o que enefh aldea , que defde
aqui fe vcjCn lo alto de aquel o tero,mu
riendo mi madre departo, fuy yo dado
al mundo, creo que ¡para exemple* de a*
tormentados.Pue tanta la pena, que mí
viejo padre recibió , con la temprana
niücfte de Fü amada confoneí qué deft
de a dosañosjdio el vitalefpirim-, que*
dando yo en poder de vn grande amiga
íuyo,el qual vna hija de mí n?cfhia edad
tiene,que Florifta fe llama > en compa*
íUa déla qua^yo me cne;mofíradonos>
y aun teniéndonos los dos tanM^mor,
como verdaderos hermanos $ rcffetlan**
do nueftros ganados fíempre juntoSj ha
fía que fuymos creciendo en edad}. q w«
acrefeentandofe en niíVeí amor q a Fio*
•rífta tenia, ya de otra manera que coma
a htjflmano la a'tnau&ya defeaua parecer
lebien^ptocuraua hazerla los mayo*
tes fe nucios que podía ! y no tûmofo*
3ia oíaua delante delia alçar los ojos «
mirarla^ porque tenía Florííía vna tm
eííraña hermofura y gtaued id s que grf
temor ponía el procurar mamfetóíc*
Ningún ilícito querer . B e aqueja iña~
ncrapaiamos algun tiempo, que día a
de Celos, jr
mi.GOtnp a hermano me <traraua,y yo co
mo a cofa diurna la reucrenciaua: pero
como cl tyraoo Cupido quifiefle verme
en mayor paísion,y acrecer tanto mi lia
"Mue nofue bailante la grauedad de
^oriibjniclrefpetocjuela tenia,ni el
temor de fu padre,que como fi miofue-
raje obedecía para que dexafe de ma-
nifeftarle mi dolor : lo qual oydo por
FJoriila/ue eírrañamente turbada, y c5
afpero femblantCjy feuero roftro: buel
to fu matizado color del de las biuas
brafas,me dixo,iío fe Delanio a que m
atreuimíeto me atribuya, ni que ocafiô
te ha mouído a tan ylícíto pêfamicnto.
Por ventura has vifto en mi alguna fla-
queça,para q afit5 al defeubierto, ayas.
4kho,vn tan dañado y mal propofito.
Bien fab es que en lugar de hermanóte
tongos por hijo mi padrc,y que como
a tal te trataipucs porque quieres man-
char fuhonrraja mía y aun la tuya. Yo
te ruego,quc de aquí adelante mires co
ojosdera2onaqucftecafo,ynolo in-
tcntçsmas:porcpeferas de mi hafiala
muerte aborrcddojTii jamas te vcrc ,nl
andaré en tu compañía^ diciendo eflo
B ; lçuan-
DefengÁ
l'ebaneaiidöfe fe fue,! leuandò fui ruMoS
cauellos íuckos por las efpaldas, ele xa ñ
dome a micoivt;tlvÍfta,y tales palabras'
tan fuera de fentido, y tan enagenadó
de mi propio^que en grande rato no pu
de levantarme, y .'auiendo afsi Horado
midcíuentura^n querer boluer al al-
dca( porque aquello en vn prado que
bien/cerca de aquí eíbrpofí'ò) eftuuc
mas de quinze dias en los campos j
que ni de ganado | ni de otra cofa al-
guna podía acordarme, mas como la
memoria de Floriítano pudiefíe déte«
char.'alcauo de aqueftc tiempo,, quífe
b'bluer por verla,y morir cri fu prefeuw
cia/que íeguneítaua flaco, y defemeja
do muy cercano a eílo les parefeía a t o -
dos que eíraua , y llegando aquefta
fuente cuando el dorado Feuo con
mas tuerca híere,y calienta el verde pra
do.ynopudícndo tenerme Cohrc los
fies>a caufa déla gran flaqueza que
íraya , y de el crecido calor que con
mi debilitamiento, fentia yo mas , me
dexe caer en tierra, ;atiempo que Fío.
*i uVa qu í llega ü a, U qua Î como ta li-
to s dias huwiéfTe c#ado Un Ysmë al*
d t? Ce os* X2
gïïtt cu yd a do de mi vida tenia, ftfcïhf^f
pues ella me dix o,que muchas vç%e$ lö
qwfrricft*cafó pañbj me ha contado];
y como a«ß me vio> por oyr le»; que"
diria, fe aparro a vna parte", y vio,
corno defpues de au ex. .cfl-ado-v.uaj>ifii
ça »derramando muchas, Jagrinias;.co-
inencc a qtïcxarmc de mi fortuna , di-
ziendo , ingrata varía ble , penïerfa
cruel, y defiiaríada fbrtuna,que OTcf
ucnturado DeíanJo té deüe, en qü^a«
mas te ha deferiiidojniquando por per»,
famiento le ha paíTado contra tí moiré*
la lengua, puraque tu cow tm terrible
rigor caftigu« mi i«oçe|íçia , ay bui-
dísima y dmina. í jorifta,, y quanu ra-
zón has tenido de no querer a *n*pa-
ftor, aquieii amor y Ía%rtunáíoñ u n
contraríos, perdóname el atreuimtpn-
to que tuue en publicar en tu pre-
ferida el grande amor que te! ten«
go , mira que no fue mas en mi ma-
no , porque el amo? ine esforço , y
díoofadwa y afsi deucs atribuyr a|el
lo que mi lengua maniréfto / y aun.
yo con razón podre quedarme de,
& rigor , no porque me mouio %
B 4 qucïçnc
tnasjjíoj-cjueuoacaua con mis
dias,ycoma acjucfto dixe, facjue mi ra-
!iieiscond<jualdt:íptKs de aucr tañido
ynapkça:caiue cßos vcrfoi.

m tirano amor,
gujks defer tanafpero ettemtgoi
que pueda tH rigorf
fermasfierocaßigo,
fie no lamuemto upara, camigo,

^cautíe matarme,
»orfes de yuten eres tan de "»eras,
futes es crueldad dc)*rme»
mayor con anfiasfieras,
dicte/o y ala tierra Ultimem,

Muait efkconMciw
que tamspecUsha tiranizad«»
dcaMftmcoracoHj
portitanabrafadùi

nto
»

Anterior Inicio Siguiente


deCeldS* ij
«Yes y yo en cmif a. conßmido,
pirque dien "vnmomsnto;
detirapâsyo hefido»
Ueuado tfporel mundo yA esparcido*

Mueuante mis querellas,


concédelo que pido, dmemuerte:
pues mas que d cielo eßretlas
tiene mt patiionfuerte,
ocafion es aefimpre aborrecerte,

Torque meßugetaßet
O » pecho diamantino y tandjrado,
quegalardónfacafie,
de haberme cuy tado»
que fea el morir de mi tan defindo.

T>uktßima ftoreßat
fi te es mi y ida trifle yenoj oía,
fi te offende mi "vißa
$di%efi€tstidïùfa,
^f»hí4metamHme,mmphahermofa»

Bs Tau
Defeftga ño
Xátto fitttHÍicetícia,
qtiïmUyida}ni0Ç0 darme muerte'^
muero con tu pwjenciäi
y matamel m yene:
y enynoy otro temo el ojfendcrte,

SlpArc^ommï)
temo darte diffrt4ßoymnerQ luego,,
y (tnfiut eh ¿lio enmi)
une&wndiàûfwgo',
queme mm U yiddy elfoßemt

Sitodoàmueríefiera
msGondemielttofertey" el mirAm»
la yeqfeaeßapoßrert,
qnepieda dijgußme:
don ftexarmedetiy conUnto mitte.

A Qnefto foJcnizado con abundo*


«* A fas lagrimas,y tnftes fofpiros^a cauç
de cantar,, auieiido caafacto en
Flor*?ßä cl ver me de a c* uella fu cree tá n
flaco y defcolorido, vna mmtu de
coinpaísioivtaxtguiídc, que fin mirar
de £elo$. 14
ío que hazia ciexo faltï de fu tierno
pecho vn la (timadlo fufpírOjdqual yo
no oyvpòreftar tan metido-en mi
poffeísion , y auiendo efe do algun
tanto, defpues de auer cantado jun-
tó a efta clara fuente , no queriendo
verme en paite apacible ni gnftofa, me
kuante para yrme. AI punto que llega*
ua aquí vnapailora tan en effocmo her
mofa, qué me pareció auet víOo a' lá
cafta Diana 3 h quai con fus hérrho*
fos y dorados cahellosfueltos por el ala
baftrino cucllo^recoftada fobre vn blatt
co y lifo cayadojcíhiuo vn rato,mirado
»ic>fj de verla como efpantado eílau^y
viendo qneno laháfalaúa con eftrema
da gracia 'metfbíst/ el alado Bios con*-
goxado päftör te de el contento que
agora faltar te : veo , habiéndote tan
dichofo cncl c'onfcguir tus ¿mores*
quanta es la pafsion que te trae lafli-
riiado.no'tuutcra. animo para hablar*
la i ñ mirando bien no conociera
que era Clarina, vnapaftorademí al*
#ea, que en ellos mefmos campos a*
pacienta : h qua! aunqtie muchas ve*
ges aula íido de mi vïfta ¿ jamas
tan
Defêngano
tanhctmofa como entonces me auia ps
refeido.«© fe fí era la caufa aiier tenido
lícmprcelpeníamiéto ocupado en Flo-
riftajyen aquella hora tenerle en íblo
el dolor que afucauCa padecía : para q
afipudieiTe ver el eflremo de la hermo-
fura de Clarina,ò fea lo que fuere 3 que
en aquel in fiante me pareció auer rece-
ñido grandifírímoaliuio de mi p e n a , y
cali temblando la refpondí . Herma«
£a y graciofa pa flora , el contento
que pa^rai quiercstte den los P í o Ce s, q
quando no fça mayor que el que c ontu
íoberanavifta me lias dado, hera bien
grande:con graciofa rifa d ixo Ciarina;
común cofa es en los hombres dífercto
Pclanio publicar al contrario de lo q
fientemyo te veo tan ííaco y trifte, que
das bien a entender el mal que a caufa
«leía graciofa Florifta padefees. Y no
es amo rmal empleado, que íxtffnr paf-
íionportalpaítora.Àntcs dctic fercon
tentó quenp dolomía qimldeue conra«
ízou de correípon der con tu co n ña ntif-
fimo amor,eííaua en aquella- ora yo tan
confufp^ue no fabia que hazermc,bie
do aquella çeiciie h*rmp%a,y mil vc-
ÄCI
de Celés. lf
zes con fu prcfencia parcfcia olúídïrfe-
mc la memoria de Florifta i peto como
Ja vieja Haga aun no huuíeíTç perdido
la tuerca de fu dolor, rcnouandof«? del
determinado propofito me Böhuä dfeü
«a fuerte , en buena conuerfácion^ y
con varias dudas mias eftuuimos jtínto
a cfta fucnte.haíla que viendo Glarina,
fer hora de hir a recoger fu ganado, deí
pidiendoíe dcni^y díziendo qü«;el ^
guíente día â laracimahora, boíucria **
c{rejugar,fe fue moíhaodo al deipeduv
JecS los ojos: licuarme en las entrañas^
Toda ella conuerfacion oyó Florifta/
con la qual piído tanto el ymäginar qü¿
Glarína me quería : que d ^ r Ä o dfe
boluer ella también a ver en 'íb-qúeTil
ío(pecha paraua,y conefla determiria-
cíon^uicndo recogido vnasoüejas que
tcnía,fc fue al aldea. Yo viendo que era
ya muy tarde}leuantandome;;mi pafo a
pafo,y con gran copia deprofundospS
famlentos/quife yr alaldea1y mi ventu-
ra que lo quifojen'el camino torne a ver•
a CIarma,parectendome muy mas her-'
mofa^uanto mas in miraua : 'al fin por
abreuiíuvyo acorde de beluerme nenie-
' lia

Anterior Inicio Siguiente


Ha«tiöch^4:campo j,fin queíapieífe
gue era lo que. tne mouia:por vna .parte
O f e l i a Ver á Fiorií}a;í y; por 9tra a Ja
WÍ^^Clociníiíy^Kí^'pues/ia.'maña*
m\ím mVPW pareciere auerlo de vo-
¡Pn yn nofequé ^mia^me vi-
^•:»lff»:en|:e-<londc-ÍÍá^íaucr::;lp que
# f e u a ,, cftuue aguardando a que
Clarma ; yiriiclïe, la qnalj a la mefma
0£a l.que ¡el 'día antes 3; con admirable
&eímp{ura,yino dándome con fu vifta
«Ct^H^^^Éî*s:^.fWW»4ç.'mfrlcuamado
y rece>idola con mucho comedimien
V>>^Uatnedixo,;cierta Deíamio/ que
a&eiiaft ptïçito en mucha opjigacionycô
«^cuydaáo que de acudir al' pucílo has
tenido, <?ífèagrade cimiento, heraiofl
C J a r ^ M Í p o n d i yo ^feria efcuftdoj
pues ay tanta obligación de hazer lo
quç tu mandas. Altíertipo qucypaque*
fio depa Élorífta llego por en^te jos ar
b oles, y. p udo muy í>k n o y rio : de que
cfiranainjeiîtc íe ímtío , y nías viendo
que muy junios nos í entamos,cerca de?
ijañícntejdondeen amorofàs razones
efimiimpsmuy gran rato, borran do fe
de mi .memoria con la pcefencia de Cía-
riña t
de Celos* i$
nii3Ärift^y clamorquclatcöia.cn-
ceiidiuidorpeinaî enel de Clanna, qua
tomas yuafiendo al rebes en ella ^ por-
que tanto 'comp yo moftraua olüidar
a FlWifepör amarla^éytia^aborre-
ciendo eHaytimendoíiie por mudabje, y
defTeando aclarar del todo mi mudan-
ça , ^njgraiye cautelare díxo, y^qüç
es poí&ibl^tiamo queya clapibr.de
Clarity¿la píifsioi)>-,yo h ^{ppjadí,
hazierilo foleinne juramento, que tola
día era quien vida y muerte podía dar**
me /fuù afsiçs y por mi ainor ¿ixo^
que'mc cantea alguna coía> que de {Feo
mucho oyrte: yo que como [fuera de
juyaio deéoíit^nto eftatta^tüma^do ti
rabH que cl-clía antes tan ttífteraetitc
AvAiïtañido v;y cantaao, templándole
confilasalegria que dezírf&pucde,y c5
tan fuh ítíi niu da Dca, com o en mi el amor
áuiii hèúio, dante a quçfío*

JiyueßwdijcYicion, turnando YA\%


demi notera yijlíme fisgar«,
por
Dejmgmo
perhomhetnjhfcor^
Puesfaysy tila CUrim en quien mtuyá?
mihrUks repartiu fmfer mdra*
hiendo e$l$[yit¡ld<¿4 dimttsty earn?

Silitsqueelnomhr^altiuo de hermofas^
turner on, yportatfoncelebradas
*vitiivrâftj ante yos todas quedaran
muycert-a$?y deberos emoidiof^
Tconel Idwo aquellasmtupnchdast
tAmhknqml Us de agora ùScoYomrm*

S I como de cantar acabe¿Clarine


dixö;aüque tal trophée me d'<isBe
Lmíoytoda vta temo que el amor de
Floriftátio fea ien tu pecho resfria do,
n an cay 6 tenga contento reípodi.íí ay;
otra en !a tierra que de mí libertad fea fe,
ñora fino tu fola,no es Florifta tal : que
ptiefta delante deti.no fea digna de per
perno abprTcfciinJëtovy créeme hermp,
jíf&ínih Clari'natque no podras d exarde
IV r h:a f la la muerte de m/querída ;todo
•tito que yo. con Clarinapafauä, eftuuo
efeuchanda
deCebs* Î7
AÍcn<haflá'oBlonfla:Ia,qiinl íuícndofe
¡el dia antes con mí can to > y laflimófás
pcreilas^cntcriKCÍcío y comentado a
quercçtn^cn aquel punto viéndome ya
auerkioíuidádo-tan de repente, aítícra-
pp;qu¿,eflanie qiicria^acrcceritandoft--
lc,çlfuegojp or kr proprio de U con ¿i«
cipn de] Ciego niñp^io deixar à nadie ca
algun citado fegüroyy íVr amigo de va*
«edades*^^
jfpr razQ^ydefpiies íitiçada íu -llama*
qpn,la pafsión deoluído r y cclos^vínoa
entregarfe enteramente alcngaríofoCu
pjdo,ynopudiendoíufrireÍ pyrmc de
zit qup ya no la quería, y no finticndo?
lo tnntp^como êjLyçrûic rendido a Gla-*
riña, no. aguardo ffias,que dado graudif
limos fiifpiros, y los ojos hechos fuen*
tcSsjfeboiuío donde fus ouejas tenia, de*
#f ndopae, el mas cpntento quç jamas la
fyy,agHaydando 1° que Ci arma diria : Jai
qyalçpri cílraíia .calera encendido fu
II^OT^CQ ïpílrojcli^o^cn que razón ca-*
K^dcfaílnadopaílor, queGlarina ven*
g^qu&a:*! quicnîlo^fîahadeíecha^
dp,&)ypov.vcntura dernenos valor, vo
queíIla;í>^S;dç,iuçiiosquiíaíïc& ÍIJÏ litt*
C nícíur»
Defengâno
«lofura^ò foy de tan poca difcrecion ^
en tan mudable pafiorauia de pönercl
penfamien'to;que fiemprc de todos los
paftores a f eydo eíento,no Toy G latina
yoaquienfabenu ^requeflan y han re-
queftadöjos nías apueftos, y díferctos
Cágales de riucftroscampoSjfín que ja«
mas en mi alguno aya hallado buena a-
cogidajnofiendo parte eldicflro luchar
de algunos^! correr, tirar y faltar, ¿to**
trossi vayíe}y çapateado^y la diferecío
con que muchos han pretendido feruir
m e l a r a que yo a alguno quifícílcjpues
ÍÏ c fio esa (si, y tulo fabes, de que te na-
ció ofadiapara emprender tan gran lo-*
cutaíaíjdaDeíaniOjnometengqsporta
iibiana ; que agora, ni en otro tiempo
tengo de qtiiçrertejbcte luego de aquí/
y permanece enel amor que te trae tan
£laco,nö feas tan vario,ni con tanta fací
ïidad pröuare que es y fabe que mï veni
daaqui oy/yelauer efeuchado tus lo-
cas palabra^folo ha iîdo para ver la feq
tienes y con là qual quiero que te que-
deSjpueî yo aquite halîety dizicrido e»
ftojfe lcuanto^ y fin fer parte ruegos
mios para dctcnelia, fe fue dexandome
tan

Anterior Inicio Siguiente


de ÇelòS* iS
tan enbelefado, que no fakia que mea*
tfiä fu cec d ï d o ,y afsi con f u fo efiu u e p o r
vu tíitoyt*fí fueMdc nií ien
éieiiclomc ftfeSò'Jo quèauia pallado, y
fíeiído y á l a oraenque todos al aldea
fe recogían,yo qüífe yr alia por ver ate
qiiéde tal fuerce me aura tratado , tan
perdida la memoria de Plorifh> como
pueíta t n é l ijüetiq amöt de CIanna;lle*
gadô^puç-Siùl l0gàr3fuy dcnnicüosanü
gos roios t o u comento f ¿bido ; cf-
p a n t a d o s d e verme tar ^ d o d e l q u e
antes e r a , y l o quemas ñdíhiro algunos,
que el negocio deFloriíh,y mió fauian
y fe fueron acompañándome hafta ea*
í^ de fu padre , que era donde a] preferí
teme recogiáifue^queauiendo llegado
alacafa , y nocitando allí el viejo pa-»
dre de Florífta ; y recibiéndome ella
cónamoroías razónes,yo nohizemas
m u d a n ç a y què fi vria paíloraà quien
¿iühcahuuicràairíft:a fuerano qticfmtio
tanto que* toda la noche no hizo o~
ira cofa fino llora?-, habiendo }o o-
tro tanto ¿ pero con différente pro-'
pofito del qtte folia ^ fu padre nie tino
mucho dt aucí: citado tamos :din* fiu-
C 3 bolu¿:S
&efin0n&

âp\ésM9; fel^ffeïqe*ptífe aguardar,


cjkl;pafo:pqy4o^
ti^oj^pc^vala^yerde v
i^.çfta^o ípiich^) íilli^quandp;3Elotiüar
q^eííP^etmç río podiatfí.uiç> çon vnas;.
pocas ,<fc oueias dçlantÇidc;fi,yino don-v
4eyo efta^ajy;iic pudkíidotantofu ho*
n'çQidad > qj¡< ^v^çx^fíe ,.4'^ detenerfe Jf)yJ
mpftraruif^r con tanta abundancia
dcJagririjas; -y -5^çtii ©.- ,y-c> i3'jitç> sella- a-Igiif}^ ;
Tjeamé'auja^
dp:,quç^doI3e^nio hermano mío el veç
te t?i>íïaco;y d.cnnudada , Tiento tamo¿
que fer,a parte r (¡no em£ïi$c,ííe que¿t$
ma! tienne remedio,p$ça que yo a caucho
ïiiis.dias^k ça,u fa me dl de tw paísio,qua
íí p.u4iei*e remediarío-aunque enelîo a«*
uentureja Ytda.y fi otra coía de mas v&
lp;rtuuie{Teay todo entuferuicio fe per.
difíTeJd daría por muy biet? empleada
y 0 centra mî algun enojo ïk$ç$, podo;
que niepniïdcrgdaiOiçntCj dixe„>;p erdo^
nanic caro £)ch^
la quai te prometo liaz^r^ingpd^^ueî
baílc
âe Cêks. i$
Mtëea fäJtftfcaWfc ^MlcfmH * yerro •coro*

ëlJB déa'í-'ígüWa'áHtíJrqu' S do .a CI íWÍ fi a;


feí i ä fa Li r¿ R»1 ^^fiî ^ i H b prOT Flo r i í l'íü fia-*
íAíidom'éWri^'iiíáhov'rito feazia fi'di>
¿gfta^raroattoDeiaftiolub cresta-ë §
niHfttíauas tain:-'<Mcï à^,' padece* poí? mi

cjffi éa : cart p r e ' f t W Ä « tia d ó, r c ïpith -


«fería :éj ueife V «íà üá íí d d V íà mi G i arirí^
que to la deródeafti'líà^ por ótvo [cmm*
r
fío'e ehaiia • aeífq'ú'e ^o èfíatià aguardan*
d'^qùé 'botité*J·oríni^tíé^irtoíVr^fyüe
ffiàí^üA;aíFlWí(te'td*§u%y^e¥ddrt&1t«cni<)1
fö'paftöraveiiie ríoíestirí éri ral rttífri«¿ f
dexa il dola fötajiiiefÄyi jSío'r donde a niï
Clatïha vi paíTa^cpïnb tlórifil quedo;
jlÓ'ferà' mcrièflreir^Wè'yo lo diga ,1a <lti'^
ífón efti*aña tHftèzaybairo a la rib era, no
äcomp áfla tidofifedç ïiingtmàs pafto ras
aéias-^ue:"foilîàVyo-aîtaifç:ando-ïi'Ciari-
ïia,ftiy con cllä;prÖturando hazcric los
flíny ores fcrüícíds <£ue p odi a,fín c|úc ç~
f
llafá ma s p ala bta mç h #b Li fFc,'ri i los o j ó I
C 3 a verme
jJcfeftgam
ä veripç kuantaiçï-dçfta fuerce piíTamo«
algunos dias en que yo a .Çlarinaimp-oc
tu ruüa,fin que en ella huujeíTealgun-%
-rotulan ça , y a mi Florifh fin que yo
y erk q u ifieiTc v y entre otros dias que
habida Cíariq^viio «fiando orillas del
cl*rp Tajo ¿-hincado de rodillas 3 pjU
dieud^Íe qtic de mi tuuieffe compaf*
ßon y Saucino que eíhtprçfente^la vio,
y lo que conmigo ha^ía^cf qual herí»
no deltírauo amor > con Ja foberana
^iílaíd^Çlarin^jíiguardoa que ella me
roandaífe quede afli mefucile y y aun
iio-ftiy bien apartado / quando bol*
uícftdo la cabeça le vi llegar que inj»
iííaiulado de ccltífa paísion de aucrr
me viüo con ella cmre las amorofas
rabones que le dixo, lo principal fue,
celalla que comigo no habla lie, de que,
Clarína íourrícndofe^ixotcicrtoSauA
cinq jjqüe tu h?s andado el mas difere»
to p^ftor., que yo he viílo, pue« an«
tes que te conozca cu lo primero que
me hablas, ^fas tçraiio otan ecloíb, har
to fuera dejuy^íp eftnuíera yo , fi a*
TPDquehuuicra da qu^rereç > auíendo*
te oydo,rio te aburri&ítf«y por tu vjd<t
Sauciao
2<f
de Celos*
Saucino, que te apartes de tal intento,
que ni CUrína es para ti, ni tu has na-
cido paru día, y diciendo tño le fue,
dexandole en c(tremo: trifte',, yo que
todo lo auia citado elcuchando >o por,
que quando vi que Saucillo a Clarina
fe llcgauajtemicndo loque fue : boluí
cncuSicrto,y cícondírne donde todo
lo pude oyr,y faliédo de Ao cftaua^para
el me fuy»y por íalxr fi deveras por Cía
fina padeícia, le dixe, Laftimado pa-*,
ftotigran fi'nrazon haze la ingrata Cía-»
riña , en tratarte con tanco rigor f ma*\
yor es la quem hazes cautelólo Déla*
nio, rcfpondio Saucino , fi por tu o-
cafioneliame aborrece, por unto de-
termina de borrar de tu memoria el «r
mot que la tiencsjpues al mucho mío
es elfuyo deuido : jamas entendí, ref*
pondi yo, que en tí Saucino cupiera fe«*
roejantc defatino, aparta, aparta de ti
talpenfamiento , fino quieres que m
fiu j, o el mío lleguen : aqueío es l a
que yo quiero , dixo Saucino , pa-
ra quédelos dosel vito quede, que a
Clacinil quiera yo , quede ver que tan
rendido cftaua ya, y que tan de veras

Anterior Inicio Siguiente


DêfèngA
la amana en celólo penfamiento tat e*
íhua abraíando, al punto dixc, que era
contenco,y dexamös de poncílo en exe
cucjon, poralgunospaflores queálJille
garon s y en üueftra porfía auerhos paifa
do algunos dias>hafta que oy hallándo-
nos los dps folos.Enefté lugar qiiifinios
acabar lo que teníanlos comehcadövyß
Up fuera pòr cfta graciola pa flora, que
ños eñoruo:elvno,o los dos,fucra for*
íoÍQacauarjyhenie îiblgado mucbo^q
dejante de-'^juiía'ájra pallado ; porque
es prirua áe Clartha^y juntas apacientan
la qual p odra decirle el éítado en que lu
amor nos tiene con determinación que
en hallando oportunidad, fe dará con-
clufíon a eíta antigua quereUa.Saucino
aproiio todo Ib que Dclanio äüia con*
tado^dizieridojque àfsièfn,de que Alai
fa los procuró apàrtar.pefondòle que.fç
mataíllupor tan ímiana çaufa : lo -.racC*
mo les dixoel afligido Laureno 3 offre«
ciendoíe a detenerfe allí algunos días,
«afta hablar a la paftora Claraia ; para q
deíosdoselvnoefcogierfe, y que el o-
tro podria cofòlarfe con bufear otra pa-.
Äöra^pufs ûïi auiatantas, y tan h erra o-
fa§
de Celo$* ¿J
fas a quien poders mar, con difhcuUad
fe'acauo cíío con les p a llores r p e r a
pudierantanto las diferetas razones de
Laurenò que vinieron en ello, no fic.nf
do poco^contentopara Aluifa , por en-t
tender que a ßi Lauren o fe deternia allí*
yeltapadríanianifeftarle por algunas
feiiascjaiTEixinqu^lc; auia .cobrado- : y íi
k e g a no fe1 lo daua;a entender ^cra,por
no atreuerféjVÍeii^
porLutííria^yrcífrenada delíi hcfncíltdacl
q u e el íe r m üg«r le o b liga ü a \ y offre ci o f
fe tan.blcn-de fauorcccrlas-.cn lo que .pu
dkíle vy hazexcqn Giirína¿ que al y vio
délos dos fmo reek líe; concertado aque
fio entre ellosyy ftíiaiado el lugar ado-*
de fe auian deive^que aula de* fer erv lat
fuente délas Hay as^ lu gar muy-apacible»
vno delo^mas deleycofos^que citía ribe
ra del caudalofo Tajo auia y querían la
paCloraAluíía, y los dospaliores pre-«
guntar aLaureno Ja caufa de fu paBio#
yde que parte erayquando ¡rormtre 4u$
arboles ^kronafo uuu'vna hermofá; ^y¡
bicivdifp.u;çfta:paftoM ; la qual ívtílida
de vn grùdb.fayal blanco venia eilaui^
pando eii lamenuda aren a ci blanco p¡<*
< caic
Deftngajto
qucacrcalçotraya,y"vnçurron hecho
de vnapequeña pid de Jobo, colgado
delyzquierdo braco,)-en la mano vn
Jiudoío cayad0jtan mal labrado , que
bien-•in.öftraua eldefcuydodefucuyda
doío duenoi traya ei cabello fin orden
iueítesconque recebia eftraña..gracia
clcriihhno cuello defeubierto, y enel
alábáftnaa pecho fcñaladas infinitas
y-grucias- lagrimas , que de Cas her-
ínoíosojosdcftilauanilos qualcs vnas
Vezcs cncl cielo, y otras en latierra po-
mudando tan tfiíres y profundos fuf.
piros; que con quatquiera dèllos pa-
recia quererfele arrancar elalœa, y tan
metida en fu paffíon vcnia,queno vio
Ja compañía que junto a la fuente cfta
«a , y fin querer llegar a lugar tan de»
leytofo como aquel -, al pie de vn
gruefo robre fe fento, y puniendo en
tiefwfu mal labrado cayado,-y.fuça*
rron.faco del vna campoña ] con la
qua! año vnrato, haziendo tan tri»
lie fon, que a lus pafbrcs mouio a
compafion, la qual fue lues;o conoci-
da de Aluifa , y ios dos,Ddania, v
2>aucmo,quç era la herznofa, Fioriíta"
de Celos* $*
q;uç acompañada de fu continua y
graue,paftîon, deíVfperacla de poder
$iiurr>, combatida tanto del ecloío
peníamíento de.C Urina, quanto del
akorrecituiento de fu .querido DcU-
PJA>..ÇlWeria â los filutftres arboles mo
ftrar fupenn, Aluifa tenia tanto,duc-
Ip-dcUa^ quçjdixo a Deia nio , como
es p o í s í b l e h ^ .paftor, que
confirmas q u ^
ra ande a tu caula con tal tormento,
por cierto no eres digno de fer de nin*
cuna fauorecido - fino aborrecido de
todas la$ paitaras, puej ac tal eres o-
caíiohrpor mi vida * que yo no 'con*«
fíenta delante de mi tan1 grande íinra-
zon, y quírieñdoíe TeünhtárLpara yr
donde F1 orilla eftaua , La ürerio la de*
tuuo y pbrque vio que Florida de*
scando el tañer quería cantat; , y def-
feando oyr lo que dina f porque nîfîa
in terrump i eífe con fu llegada, rogo
Aluifa que fç Wnafïea icntar? y efta-
ua el': congojado paftor, ymaginando
los grïiiic« niales que los celos cáufa-
uan, y deziaentrefi, por cierto yo he
í le gada
DefengMo
îlcgadaa viiat^^
pues lo menosque endla hallo ¿ es quíe
aborrezca fu vída,laííhii3dos èú ma!- q
ineofírcíide;ydcxüíI¿; taiitolfóii^cleítc
peniamientö;qa^fiie n^íTaíío>qtïéAl
uifa conociendo enel niti daíiça^ïjetírala
ddasiiiahò$ 3 jpar^^
;
cíiàíÏ€:la quátdaírdo' v¿l lá#íitaofo íbf*
pírbjpbhíetídolosojos^ntl-bíeloi'aim
liera de któíírá1 Clon, fóitif ii$& fäifcaii*
Ut aßi.

congoxofi paßtonJóíortw¥ele¿
amor como espoßbU**

d tiMfx>fmtQymd

en Memé tendido i
:qt*eidÜyqhliiconßgMdo9
mytitfaCdsäe\ yerme aficitytMa?
deAmorcèlôs^ oluidoUfilmad^

ïïnmfilmflm arb oies ? jßmtSx


hàlUr

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* 2¿r

fbqtfemis laßimeras,.
querellas }y anft4Sfieras,
haranmoueyïdspiedrdsaldmtttOi
c
f f %, ^^# ^%
fiaDehmomablmdon
con quexasy llorando,
pretendofer con brutos çonfiïada,
de átn or sticky olbidê, loßwoia^

lafotedddmeesdtílceyMojofa,
la cowpaÏÏk detodosbsmMtaks
por fer mispenas tales,
tjuehafta U muerte odiofa,
huye de mi celofa,
paf ton 7 y démener con tantosmaíes:
l* y eru$ qw.es pifada,
demis pies al infiante,
fefequeynuncdccmte,
alguna, me ante mi defiwíturada>
fcawt ctlos^ßtUdo dnßkidä.
ÙefmgàHo
%4y Déldniú querido, y quien pudierar
crcer que tal mudança düfas debater?
que por otra mtiger,
permitas quejo mitera*
dtfeßat&yerdadera>
affwiönquempßi\tmtHquetery
yatrißeesacauada
lap&ßionqtieteniaSi
quando por mi motfasx
yenmta tu y ¿y triià eföt doblada,
de amor celos y olmdo laßimada.

UaX0^ienespaßor de aborrecerme!
pues yofinQcafionte aborrecía*
mas aumjutte de^Ja»
no bacluäs mas a yernte*
fimquies offendevmey
porti dulce Delanio me mortá$
fifuy inconftderada
ya bien tefatisfago:
y acjueldefdéntepago,
pttesyoykafia qué muera deserrada*
dt amor celos ¿y olmdo laßimada*
de Celos» 24
ft

Tno mecàùfio cruel tanto tormento*


cue meaytts ohidado como elyerte*
que a Cidrin<i Ik muerte,
kpicfespor eonWitOp
y cjue dU el pecho tfentú¿
no quiera eßo but Unfa flgr&accertti
eßarfiemprepoßradax
ante ti fuer¿glcriAt
mas de que ta [memoria,
meßruefi me -yèo ¿ejdtchâdà*
de amer celos ¿y o luido laß imada,
Vcgö que la trifle ; pa flora dio fin Ä
fticanto/bolukndo la-çàhipóna al
$urronrdbco: vos Tola íereys quien
nie term Compañía cx\ la folitaria vida*
que dtfdç ùy piénfo tcner,para que mis
quexas a vuefîxo fon pueda efparriríny
amor.amo^a que eflado me has tmydo,
y como en mi has montado mas q en to
dos Iosmortales.e] rigor de tu poKcia>
biete pintan ciego niño, y engaño ib,lie
lio de cautela s, de enrredos^y mnlda-
des, amigo de variedades, falfador de
fce^enemigo de defennfo,perfeguidor
deafiigidöÄ.cayda dç dicliofoi, polilla
de cora-
Dâfenetarjé.
de cov^me$ïy ümlmmte 'eûterno de
deftçiii^tas.quien tira. AQ te .dip tanto
poder,que h «gas con.CQlp.el a, y'jt. aima
andar como la nVia/puicando píjrtesy lu
garesdondeîa fpledàdfoia réa^ipacibie;,
mas ay que yoKola'creoqueCoy là cul-
pada^ ariÍTtpíadezco la pèiía,bicn pago
eldcfden ciuerido.Dcîanioq^'tedi', o
quanto guftara de que; ràe^iera^paita q
conocieras mi attepentjiTnento; y ya ä
apiadad note m o ui era., íupíc iras c] por
™ c a ^ Y ^ & % ^ a d a ayiuír"¡ entre a*
nímaÍes ño quiero ya mas que mí enfa-
^Ojíavifía,afonda tus clarosojos, ,.o, ven
W?fy J hçnoofaCiannájConqüantara
¿o n pu è d ei 1 o a r t e, p ûçi y o a tu cau fa d e
aqueftaiucrtc voy, dïcliipfa hermpfura,
4w#j)iA^afiitíÖ-ÍilI>)4tnr, ami'cjueri-
4^ß^t^ j H? ? A c^PS,çc']<?S-3y quanto es
y'u-çftrà poder,,, qu c no C\pn ta y o',' èí ..y e r-
çif fltwttt cid a,™ fer de'Î)eîaV|o defde-
^ P f1, a .AV i a 13Ra fs i on q u c a Í^\(ç ¿J p çn ç. a u Î|L
9^H%;Í5.tó»conT^ ce-
fofo me atormenta3clqsiales au6a que ,
*?*}«xCjRf^.vídac:ícoja.,'ÍínÍt;n^RÍa por
^ Ä M « « u e r m e en parted..doncîe de«
]an$edTiní^jpS;Vealaíçauí\icíoca^cnií
pena
déCetôSè- âî
fifia, y a mt éulcç amor aí paftor potf
quien padezco á fus pícS rciididoJ íio es
fufïibîe tiílpafsíoíí, nuycoraçon tá de
plcdra^ueecm wJ putda viuirî ya e$
tiemp o de a partarme deÛa tietta¿a Dios
criíla lí ti a/fu e ii te> y uicumbtadüí; arbo*
le^dö'nd-ciöJj^-tiecrcarm'e^ypcyfia-ndv
mis caibftllöSjCaflta-tiibrcs- y fabrofíts cä
cionCs,yäpucs todô Ci acabado , y rio
tne queda fino cl penarino efpereys ver
«ic jamaSi^üe fegun es tnirnai graue-, la
inuerte pienfo que me llama i lau lagri-
Itiasten'ian en los o jos, Lauf en ò*,/Al-
tíííajoyendo lastriíks querellas de Flo-
íifta;y bolu ien do a mirat al paftor De-
laníojvícron que fin jiajjerningúnfentí
tníentoja caneca buclt3,fin mirar a Fio
riftaeíbiia, yquírienido, (i por alguna
yiápudieran ablandar imàuns£mu*
«aSjAluifa íeíetiaiato , parayralíarbar
la wífle paftora:Io qual vifto por Déla*
ÜTO¿al punto fe le ua tito, y con acelera«
dos paitos, no ííendo parte los ïuê*ol
delaureno,remetió.!por la efpcfura a
tiempo que llegando Alujfa a Florifb,
dixotlaftumda de tu pafsjon , hcmiofa
«lörifla lie dejado v«a buena cowpu*
P üía

Anterior Inicio Siguiente


Defengano
Sia que junto a la fuente eita y para: fo*
gattcque conmigo alíatellegucsydonf
de algun confueïo de tu mal recibas ycö
nio qiiic de algun fueño recuerda>abrio
los ojos,1a congojadazagal^y conocíç
-do Alutfa pefoled© que a tal tiepo allí
huuieííc IIegndo>y deque la hallaífe c5
tal çftremo,a laqualrefpondio afsií gra
<iofayherniofa;AIuiía , en merced tí
tengo la compafsion que de mi mue*
liras tcner,y agradezco mucho del ira*
bajo que por coníolarme tomas5mi mal
es de tal calidpd^que no lleua cofolacio;
y afsi te ruego que rhe dexes yr v que for
Çoftmeiitetcna;o agora de hazer vna
jornada } ybueluetea gozar de fu duke
compañía y fsbrofa conuerfaclpn^ no
permitirás Lcrmoía Florift^dixo a eílaí
que yo fin ti buelua^ven conmigo, que
G defpues oruftares de hazereflecamino
tiempo te quedara harto^en que puedas
ponelle en execucíorty viendo Florifla
Jas dulces palabras de Aluiíai y que tan
jrítcarecidamente;laroffaua qucfueíTca
Jaruente conclla^tomando fu 4jurron> y
cáyado^fc leunntö,y trauídas délas ma-»
»oSjfefucro a la fuente^ö de hallaron a
los
de QeUsA &$
ljpSiîo,Vpaftore>LSaVrcno r%Saucino $
tratando en la druejci.il cl die Jpclanio cfta
lian #pnçl mu çHo-amor q Floti (la le te
nia;tabî(çn,pregiito î-aurçno a Saucillo»
fí.khcrmofiirà'de·.Gla.tina era muy gran*
d ^ n o f uedo yo por part«? en a'cjfo- fcp
}Uez,re{pödip ,<4y pa^iç] jtty^iodcllo^
jrçmitornc al tiëptf çnqtu l3veas:caiëto
fltiedpLaurenq ddaretoiefta dû Saiici*
ap^y leuatandofj: a ^ í b j r las;. paftojas»
Ils gl •4Q niúy cerca fue-admirado dtíla e*
ílrcrpacííi beldad deFlorífla , y de yçrla
co tanta triftç^a.tnonidò a c;öpafiövyco
mo dç- llorar ya ruuieflç hecho auíro^pf?
jEí>(fue,riçceírari0i parácjfpsojos fe Je
fijíicl^qííeíi d<\grwcfaslagrÍ!Tïasryhazil·*
d# los dos paß orçs v n*gráde a ca Win i$Co
iodos quátro fe fen tato mn mvshf* per
far dcÄ Juî.fa, po r.cj D danto fe ama yd o$
pfo^tí-0 doblarla pçna deiatrífie Fieri
ila^rjö leqjjífo 4 « Í P q aiija^fla do alíhíi
Ja quill «flaua mirado «Î cogo^aíloLau
rçnp q en el ayre ddroflro parecía: a fu
J^iiçerîa#Yvioi€dôlç a la memöri«i,lo q a
lulcîjufa padecíala rato exi rato^cf xaua fa
¿ir\frio^ap3
fjÍ£i4apaftohra los ojoscfilorar hîchado*
Da \%
Defeiïjmnô

©^s¿ ytírato í teu féròinéòoi orotiap'Syntf


hükfchdo ütrï töfa , *üas que cfttfrft loï

frególapaísidïn j ÈOÍÍT lá/qtieen Fîcrifta


¥iä;Cöö^cicft^o qtie eVa el nicfibo mil
qiít cTqtîetlftritbypörotra patte fea*
cotfcfáua cîtlos celäiy*-Dciftrtio;'y;&äa«*
*ÍÍA¥,y con t w o ¿I au&ttierito d¿ fü pt»
ti^cörtiö m äiijra<>-erafeneftrémò büe*
íipíp.etoñlc de ver en iiírigurio'híítl V'y
toas en ^qüdlä'htrttiofdyaAorä^'quietl
rau di o quíficfapíoder retut dianp uracil
*tole vna délasmayores crueldades qük
t í u l rriiindo atrilla que el píiflor T>èlM*
•^i^ptiiíhyfyúñ^ ¡piltre fi <kyta¡ o ¥ c
türiíb•D<l-ai)íoi¿qift fras merecido * que
aún caufa aqtieíííi trifte y htrmöfir pá¿
ftora,efte de a q wfla tef te: ^ d^íldfcfct*

<] u ef íd/o bu fjflíiAo y "fía Kazérmctragar


los amargbs ) àïo^S'cie 1 òs ra u ioíbs '.c¿¿
1 o s't que temo ü í oy fe na emila L u c e ria i ¡á
t] üc iiíatar; ile c ö tä n jrlgO r f'tÊtt njiic ififjekt
que
de Qetês* &7
f n mi Y.«rîfô4irp£Ji£ ínígo.iy flefconq^

muQ^osferuicios queteaufr-hethöyto*

tole dçf]:ep^nfaaikîitç); * |o : que A juif*

que 4$j4çfçpiîocjdp•t)çlanicx bas fyàg


jîi^çRpji que p^^wlaq^ifMçCfçs içaydtt
para, qpe dcjLlos^^^^i ft JJJ mai lîetw al
gupremedlia ^.p^pcumc^A ttí4a dill*
gciîcia^aodiiçîçs iî,a%uîi^Jlenics dç
aiânifeAarlc^fîorqueçau masobr^q«?
p^bfeas te procurarçmos todos tre* feç
tlincMlandp çfe > los Pjos
pueftos enelfflelo/y çbifto fuípcníaíin
«effipo^r AJüifa:jaqital viílo por tail
íciioi^çonaciíçdaqiíi m*) cha paíTkm
«r^çattni^^u'^rpondieílcA dç aquefta
..fn-crtçF:|â hablQ* Bië conocido tengo a*
fligida paftor^qije ci mal que te atotv
tmenw tf pmy.grauc,)' como fcntulo de
.aquclTefentiniicnto^podna de çfpineu
içia tratar enel,pero dunqueçs grade* n.o
«abe fin cordura r ni ta zoit > que tu an fi
D 3 dçíeípc*
Defmgdäo
éàíé(fné^ifiídcltbtio <lefconfíà<ía-tj*
eèíregucs,yd<íx^^lítíuaí^étaipaí&iuií^
acucrdatc q alguii ifiepoicííutïO el px*
ftorDcIariitf%6 tantas Cftícxas,como tu
agora'tien«,y deríamáttUo ta ti tas lätii
iúii,yhä-ztcricU tantos«líreüï^s ^ftíntí
Alientos aWdaua por los deficrtoS/ptíblí
cando fcr'fifíygWlTwpeiíaty- aun Qnq
ine-engaño t u í ^
trktru fu^íitçygran part« de lu doío^y : t|
feie h* vifte c a Vp infhiitevla m Lidnncai^
hiiö/po'r lo^[t*c iteues conócrr c¡ grfii|
J3Oiler deloàdiofes ¿ f eíítendir iffüccöa
í¿b hel le (accedió te podra íuctfcdèï |
ti¿quandornavdeícíperírda dé renadío
crtev;míra qcdaC0^ridÍGÍondclniño>éÍc
go,hazcr t}üç tn toéaslû cofas aya'tmí*
d:wça, y ^ufí #ebe$ confòlàrfccy y á^utfjt
darafo queáii^or;y la fbitüna qWeitfáft
¿Upo iter de tf y yo^pítf íítèto qucfilalgo
^parafcibirttí valiere de h^2^río,^oiifot*
Tifié en rnifuerepofïíbítvy pues cílagra*
çiofa paílora'íti ayuda tan bifcñ ttí'bffVei
ce debes mitigar tu pena,"$ procütar el
flëcciîarm^
itimàda Floriílava Ins palabras del afligí
%I*#ureno>:y nô pediendo conocerlej,

Anterior Inicio Siguiente


de Cebs* ¿<?
paTcfcicndoIeklcotra tîc^a , pregunto
Alttifa quitn cra^y dcfp.ucs que de iu lie
g;id í en aquella tierra file informada CQ
jriucàricorteiîale rcfpòndioaísi« Apue-
sto y dífercto paftor 3 enmuchamerced
tetego el duelo quemí publicas tener, y
Ivalgun remedio eftäpaßion tuuiera,an
te&en tus manos que en otras algunas lo
puíícr^íporq^ísientcndíera.alcançar^a
<jpor otra vi*fuera muy difficultoíojpc
ro Mírhales de tal calidad, q el remedio
que tiene es^quela muerte acabaron mis
trilles dias,dïzefme que no defcfpere, q
*e$ Condición del tirano amor, querer q
aya en todos los eftadoscontinuas mu
danças,lo vno fe,y lo otro no puedo no
h^2trió¿porqueauiopdo Kafta agora a*
jriiardado,hjlío que fiempre fe ba ydo
acrecentando mi dolor, que como no
eifoloatnor quien me laflima, para lo
que fuera bueno el aguardar,daña çn la
päfiioiide celo Si q el quien mas me a tot
menta,)* pues ya Tabes la razón q de te*
tvdloltego3nö culparas mi traba (oía vi
d^yíi va tiépo por mí refpeto el pa iíot
ODclanío ^nduubvcomo dizçs eiTa es la
tàz 5 naiyor q ay;para que oy parezca,
D 4 viçndo
Btßngah
irîendo que tmie tiempo de poder gozaç
clbiêqiKfiempreliedciîçadOj y como
conozco que yo.tola fay la culpada*
procuro en mi çlcalb'go, conforme J4
¿uípaVstla mudança que cncfto pude a^
pediera çon la mmri$¿porque otra en
ííií es impofsibhiy íí JJdanio.tan^fubi*
taimente fe mudo, yo çonfieiTo fer por
inj açafton , y an{¡ jarcias podre mudar*
lïjç del grande amor que le tengo, no di
go-yo que te mudes, itfp on dio La «re?
^0>ni4ucaDeUiiiadfe^es por otro pa*
$ot,pctp co wo el te 30luido por G Jari*
jia^podra fer que fe buelUa at amor pri-
jneroypues no fera possible que en fu
memoria no eftes^ C\ ya vn tiempo jo e*
íluüjiíç tan de yferssjy aunaçordarfe de
Joque¿pad<?fEÍo« mí caula, díxo/Florin
íía,fep partep3*4 que no quiera boluer
a lo pailado¿y que en verme padecer&
V^íigucxpncsfljQ que yo fe, y entiendo,
ycfpondi^^
demudar eiamordeGJarínaen atrapar
ïe.porquc t Us ni swiyttkno quiere, y
3Uíendodeha#er;r^
« er fe a ti, q n e n o a tier de b ufea r 0 tria, de
JJWWO^y fegun veo ya, dc«ç de e.fîà'r bí«
pgadQ
de Celos» ¿9
pagado délo que le .hizifte padecer, y at*
fí quedándolos dos yguaíes, lera caufr
de que con rnas veras os quera ys,ay dif
xreto paftorjdixo Floriíta,y no labes q
es ordinario.cjtUrc todos , y anas en ios
hombres apetecer lo que fe les veda , y
aborrecer Jo querías manos fe les y\t?
ne,y íkndp cílo anf^nö ay que cfperar
janias.qucpelanio ami fe buclua, poi-
que Ç l a r i n à í e l c ^ ^ tatito , que au«
verla todas las vez;es que quem no pue
deya tplugiera a Venus que ella le f a*
boreckra, que entonces pen ("ara yo te?
ner remedio, por fer natum en todos,
juntpeon Jpdçprtn&Jer amigos de nouç
dades^iiasçneftc patüc^lar, qpc.aua
po íbn bi(^n ftu^i^cîdasyquaiido ]p4cS
fa^y bufçatiotro anior; pues ßfoloclce
remedio ? nía çnfnî;mal:r y falta, no ay
para que aguarda rx que en algun tie m •
po Je aynXdntep^Q cftaua Lanuno^dje
oyr Us difcrctasrazqnes dc FlorUU: y
virndo qnan agudamente a todo refpo
diajedi^pjpne^fi en m irtnl, herma fa
pajftoTa,cÜzcs cjue es cl pcnfamícprp ce
lofo:la principal cauía bn n contrat? def
ícas,en pretçndcp $ue Chrina ^tu De*
P | lanio
Defefígah
lanío Riuorczca.anfí es di fe teto paflöt^
, rèfpondío Fiorílla , pé¿o menos dano
podría ííazerme et maFq dürafe vn dia^
pueíío que íuefíe /gráué^cjtíe el que du-
rafe vil anorto fien do tantolyno ramo
¿onfuuiíra vtin grande lh\m:ien vna o-
ra* como peco a poco confumira v*
lia pcqdfcila, en rnúcíio^s días ci no ' fa*
íiorecer Gíarína a D&larïío ¿ cauft tñc
tormeto, porque va Jo q-dcíIÏ0jy íie def
feadoitigcto^yredidpadía, y como de
là Voluntad deD dan io M faire; ya nada
ïïà entregártele razonen q y o forme ce-
Josdcllòjy q terna quàhdo fera el día erí
q Ciprina verna afaüorecerle/çj quai te
nit>r,fi ya fe fauorecíeraVfíiltara eri miy y
no rtiUíera líiasq eltorménto dé los ce-
Jo$,péró agora es el côtrarioq ^adezcö >
lajííifèion de ver ami Delanití redído, y
çftôy comino temiendo iiqltä trifte dia,
y itíç/prfüjerartnerla medíà/y/çafitodíi
ïafeméneia paílada|qü¿fiü eftarläoga*
Cacada día con fbbreialtoiiKüÄdando^
tiois;Í3Uícndo fi (era tal qaé' acabe con
la Vídaíafs^qüépára ¿ftä ta¿an J de{íe&
yo qücCIarina ami Deïaiiíò fsfüórezca^
^üxitarneiitepor çlcoixt&iíto § encl tegò
de Celos* M
áf v<r#é«> rm-çameîo éHào pars que
itíi'Arir.¿nía í"ea,fin efpeïàïi'Çà de algun
íilibiò ï?fivÜdho ft admiro Enurcrrt» deia
grande firmeza de Flonïti,y conoció q
tchia còraç. cut erideffc aï q G l a'r i n'a a í q
*lla*m!atía d&ffe faüor, porq HO ny oci
Ú oft ma y ot* pe r dó d c V'n à pe río n a ve n »
ga à quereriFqüienlä aiïía.f tó ;vct í| co
fíènïè kàMtU qüiéáyymóíiraado ale
feva tftíHe ïfôvpoV' íu cftÉètvíóY pçtotío'fí £6
*rfi>> f udiéfei cí:tr»4y ^4Í aíaúrfrla,ptíel
iViugiíii a^oíra Cofa k uía'q liíasfín tic He, cj
{Halos C'*íos,y biaflcbíeái dtfcubfírrto
filés Bor ellos ahdaua dclreriado de fu
tîèrtà5, y ta Wi$ »ÍBon aÜd^ n o' efp er ni A
&tâmûnvï&iïwafcif dfefcfo civtré fî;
por cierto q merece cfta hermofa'paita-
ra lauro entre todos lo$ amadores, por
la coníhncia» y humildad q mueítra., y
comobalüíefiteàmitaVltfMüdtos vc^cs:
Aiuifa q^íii'.amorcfta^aipiEdada-.j-co
ïiicnço a Cc^mm :fctfp$aynuumo$c
cid|cc,y vu pciTadç ç.níl.?ima<l.c^.a mi
rada boluicflc^y ya ácla coutrfacion q
allidtlfuedtllá amañlo^ostejiuto^for
maua en fu imaginación ¿t-ecidos'crios,
y muçjio cjuïïfcra *jpodtt tiçuïfcrla,
pero

Anterior Inicio Siguiente


Dtfmgaña
pero viendo que np podía > iiuuafîp^
ïufrír,yçndofe apoderando cada puntp
¡masençUa,çlcruel amor,puçscncfteql
po Laureno,qucnmy çontçntq deia 4*f
crecíon de Florifta eftauavy de ^ Sí a *
da,quando canto ioauiaquedadc^k ;?P
gozque tornando fu çampona ^çatytafe
sdguna cofada ceçça delp que awJ3i>^^
tado,y deto mucho que íe í p ^ d ^ a P ^
ciencia y cocfftaacia,y aunque ellaifeef
cufp lo pprçible^diziendq que; UQ çfta?
na en tieiT>pc> q^eiçcpnuinieíle ^ntar,

ftores^quetomando 1? Ç?^R?.ftT*îf ::?#*?


do con clUftañídp inuy iuataer y duksf
mente , ¿con graçíoíà vo# ,. cattto a*
:o«

d
de Celos,
elpaßcrqueaotro miete
aunque lé llegue al morifg
calle fialgo tretendiere»

t o que y tere no lo "vea,


m quiera masque ella quiera,
que eßa es k propria carrera
de atrancar lo que'dtjjea,
y hacer que por elfe muera:
Tener celos es locura,
y es muy grande deba tie»
quercxwoßrareldefeo,
ymuyciego é$quienpHCHr»
por juerça eneßo el trofeo.

No ay oy mayor ocaßoti*
en la pafiórade llama
que e$ iter que el paßer la ama
con tanfi#mecpwtço»,
que aun enano la disfama*
Eflo dagrañdé contento
a (a í^(t¡rala querida,
»o y er que anriefguefa yifa
nt qtie pade^cdtormento
Unto a fu átpor U comhidá*

Parécete que procede


dejólo querery amtf
yeneßofplopromr
el confíente amar (eptied&*
y adonde podra llegan
Es llagafintfiedtçintt
es ynjufrible dolor
es pefölevciadt.tWPi*
a dondelafe masßm
fe pierde $ todo amador*

P uespendo tal , fi ¡¿ hallará


qpi i en fît fra, calk y ¿Weíçcrfj
laqm a cim milaboyre^ca
no es ffmchoß^ße€Mö7ttr4H
que en amarle permme\ç*ï
No procure masfabm^
de aquello qtfp ella le dÎM
cono-nxelelnfatiia
aexejepm^reyettcer
y muten
de €elû$* $â
y nmcáld contradiga*

^qutfioe$\uJio<¡tw hágá
et amante verdadero
no fer cdofo ni artero
tvas p¡tr¿ qmfòúfftgA
mueßre 7>n ço TAC onftrweròi
Mucho contenu*ynfewbUnt0
m^dejh9yeß apacible^
y ^cjueßmuèfira terrible
fera Ûwique m&iftü confiante
a quien a ¿m a borrecible*

N O rfexo paitar Aluift adelante «î


* , • • •

-- canto de Fl oriflamas como a que


- l i , * ' ',. • • ' . ' • '

Jla que ya alguna cofa de celos fen


tia,le dixojgnm contradicion es Florí*
íh,laque ay çn tus obras y palabras
,ppr y na parte te yemos^que defefpera
da de remedio , acaufa de Jos celos te
quieres apartar d.eltrato délas gentes,
y meterte en los defiertoSjdonde en co*
pañía delo|Sfûto?animales deffeas a«
cauar ía Vída;y por otra defiftç a Laure
íjo^uedcffcascja tu Dclanio Clarín a
fouo*
Defengano
fauorezca, y agora earn canto has <fi*
cho,que no ay mejor remedio para con
icainr lo que vn amante pretende, que
es tener picicncia enel rauiolo maldc
celos,difimulandolo que fe viere, fin-
giendo no aucrto vif|o,y finalmente no
quiriendo otra cofa mas de aquello que
la perfoníí querida quífíerc:pues fi es ait
{¡»tener celo? es de i a ti no s y por ellos fe
viene a perder, lo qfinellos feganarin,
y fe^untu tazan* páreteme que nadie
puede amar verdadcnmeníç^pucshaílA
lo¡> brutos animales/fienten la offen fa q
feles ha#e cneftc particular, y bien mué
fíras tu ien tir al contrario de lo'que pu*
bhça^puesno tomas para ti el coníejo,
que para o tríe das, no paffes a deia te gra
ooía Àluifa^dixo Laureno, que bien
mofleada tiene la diferetn Floiífta fu in
fencîou, en procurar rao a fü cofia el ce
tentó a fu paftor, y eíqttcrer baser au«
fenciajyvíuír entre ¡ánimates;y filueftres
árboles fi bien deriantes la eiítendifte,
lio es masdeporverqtte fe tarda el re**
medio a fu querido pfcknfe, y en cOa
Üa a entender vna dejas mayores firme*
gas que jamas fe lu viílo, no amanece*

Anterior Inicio Siguiente


deCéiûS* 33
fáaáitefpondíoAluiTa^dequcTudiícro
to Bäureno refpöndiciTcspor Fiörißa,
y*o merindoa lo ¿fue vofotfos qmíic-»
rcdes^qnc ebnio jamas deÖeiöalhe itdö
llagada^dciie de alcançarfeme poco'ert
«léperofiht ha bládt^ha fído pOÍ lo <juè
a la meítaa hç oy4Q>#O çomq bien actt
ch^JUdo v d í ^ o k ^
y ficnto al contrarío de l o , que Horifta
ha manifeftado,* y Jo'.queaprueúofolo
es^íUcorifiantíSInio yfirmeáriíor¿ que
ese! mayor que harta oy he viftojypor
que veays mejor Toque a cerca deflofii
to,y mel puntoque al araortengo, puc
ílo ya « j mal de que tratamos:.:i aunque
no eftpy en tieropp ^e. CQ^arpiázer, ,£%
canto,ni otra c o f ^
tos verfos,qut qüájao a Fiorina pyroos
eítarfe quexaridb concebí enmímeme»
ria,y tomando fti rabel; qué Saucino íc
!
dio'porque elfue quícillo recògiòjjun
tament«iconloderha^coiéeiiço atañer
con tanta gracia y ftiabidad, que a to-
dos los tema cIebados,y mas a Aluífá,cj
defdeaquel punto le cobro muy gran *
deamorty tal, que junto con el peco
que ya le tenia, fe hizo Vii cftrcmo de
£ los
tm§itm
ÏQSliiayppçs que en aitîor%iio>ilo,!qîiaî
telle de jLauieno ^bligajaaaïmúchp¿ei
qual con ç0raíía.ií)fijo3ia1dio ptine|pi¿
aquefio.
QpwfedáY Cflftdó à mat fattenf
ptßo'y defimfo dan ps ptfk doves

Siß o Imsßf/cfat&Mfon ¿mores


i * .'-i . *•:;: r ••-•

WW° $F> :**H yfi^Éujios, y Mw<h


^tMlm m^4pfße^^tteYno
dlmAsbaxo mvrtdfa a^ueflefueh
yd torpe i* da ¿tuifi <ydàgGmew?
lú :
W**Y£ uafä o esfiyabaxoèl cielo

^M^MyÚkqH^etormente,
ttypM pwfc&Mf* U padecido,
yyemuybienhddortdeha^eajtetttoí
^{^foMé-y^eitñrri^ecidoy
yátrico 'ledagufto inejia yida,
pendo con toaos pifió fmtty medido,
Pte* ftien Hg tmeses el omiad¿
(¡men
de Celu* $+
quîenhâ caufado mmtttstm^flHL·sj,
j atoào el mundo llem de cencida*
QMcnätfmfioms , fems $ y t$iç#thts
quknwfnego conjunte Cordones
hiwmando colem ]>y ftiïas*
Qukntisquien ha%e que $)r(tfm rtfçpttetk
qttienmUúlmasM
eternamente matxs ypafionèu
j^wddfgrch^e entrißt ce*>
qmen emp obre ce &l neo y eßimddo^
y dque jnhido tßdhtätg oner,
Tquïen tentas chidadè$ h¿ (tfokdo¿

Ju^etalynaudUdxf
Quienesquien tantosfuerosiiene yhyeh
que tiento detlosà ninguno dex$^
yh#z$ obedecerfus^lf^^ey es-
De quien lient >y bido^fo^man qwxfy
de qmen ttätotyfejeme&ifpaßaio$>
dhiendo que es k atufa nueua y "vieja*
Qmmíde(házelos temfhs confagr^dosp
por quien p^mtífáy^wtntwofos
quien btteltteal inundo ¿jw ¿ losfçpidtadòh
Ä ¿ Qitiett
Defenganú
Quien h^Xe ywäya tantos cantelùfas,
quien cafados deßafa? y quien pretende*
qiíefeanfushechQsfiempre
Quienes el que entretímidos fuego enciende»
quien elbermtíHohazcqtée ala hermana*
mate>amtqueiye que mello afifi offende*
De quten tañtu^g€ryo^nfamÁmi
f amor e&juffo ¿bueno ¿ y no tirano *
de ^mafofpecha §w .esquíen es thana*
De ^n^fantÀfiâ^y^en^r^am
mee en aqmjhfmahsyy mayores?
h adiendo al masdifereto que fea ynfaw»
*¿g todoses comMi.mtosßtioyes,
fe libran defuMama&ítampoco*
Iqsmasßmpieslymßkospajhres^
Sin eße penfamientoque aoraioco^
bsdeamorfonpißofos, y no adnata
alfabio^aki^oréite-jat cuerdo ¿o loco*
Ma sal defumtumdoqueaco inpdfoan*
celofo$penfamientas defw mates,
dexç el pedir las caufasqueleeßrMau*
Mu yfem e j ah tésalas, infernales*
¡on las íckfaspmaydeio ryienef
d
de Celos, ss
elmayûY daño a todo lös mortales:
Puesßefiepenfamtento no intemene,
todojeacauaenbicn to do fe alcttnçd)
y dttphuyrtoÇiemftrenQSConuieíiç*
m$$ qmettpodrabuyrdefttpttjançœ*

QuídíofinLanrcno a fu cantone
xando a los que le oyeron muy a*
gradados>y quien masefto moíko
fue Ahufa^a qualhizornasmudanças*
en lo que duro lamufica/que acentos cl
congoxadopall:or,y loando mucho to»*
dos tres el arte yvoz,çon que canto Sau
cinorboluiendo{Te aFiorifta, dixo*• A -
unque donde ay talesdifcrccíones.fue-
rabienefeufado elfaliryo con mi razo
a cerca dclo que fe trato e ntre ti, y Lau*
reno,y lo que tu cantas te querría faber
de donde nacen los celos que tanto d o
fa{Töficgocaufan,y porque y como po
dra vna amante difímular manque tan a!
alma llega SaucínOjrcfpondio Florífta»
Sabe que los celos nacendel penfamien
to,crianfe en la fantaßa9 y aníi ellos, no
fon otra cofainas que vna fofpecha?y a
lo que entiendo tuuiçron principio de
E % alguna

Anterior Inicio Siguiente


Defengdtjo
alguna aufencia , porque viéndote cl
amador aufentc,y teniendo en la imagi-
nación iaperfonaamadajpenfo en fi, ¿j
¡no faltaria entre canta gente como tiene
clroundo,quienfueíTedefuhumor, pa
ra queanialfeio qfucoraçon tenia en íí
efcuípído,ycornonopudicílealinrtan
te deíenganarfc deíhi íbfpecha dexoffe
lleuar rico delia,q cada mometo feíe po
nia por verdadera, delamedetos ojas, y
có la cotínuacion.vinoí'e a hazer coftü
breyUega afercafi naturaleza:demanera
c] ddpucs-en paiTandole por la imagina
ciöacjualquieraufcnte q fu amor por
otro le dcxaua, al momêto lo affirmaua
por verdadero,)'de allí vino a meterfe
enel mando eñe rauiofo mal, cfte infi-
cionado ayre.y ha llegado a tanío eflrc-
ffio/q ya no foloslos aufentes , pero los
prcftntesjcó mucha facilidad fe rindê a
elle penfamiento,a la q pregütas q por
cjdtucvn amante diïîmular cl mal que
de celos íjente,digo,que por lo q tengo
dichones-jurtoyfî conßgopuede acauar-
Jö,pues por ello verna a confeguirlo ^
habiendo fentimientopodria perder el
Como fe ha de dißmulanes contçnerpa..
dcCelöS* 3&
d e n a r y hazer vu pecho y coraçon an
cho cncl fui rirf yduro end padecer,cfto
es lo que en lo que lp$ preguntado fien
to,v lo que rcfponderte puedo fatíifc-
cíió, con lo cj has dicho, dixo Saudno
qucdotpero hallo entre t u D e l a n i o , y
mi, vn genero de celo$,d¡florete de qua
tos halla aqui fe han viftó, y cs:q fin fer
fauorecidoel vno ni el otro de Ctarjna,
entrambos nos abraf amos en celos, y ta
t o , que nunca procuramos fino íiazcr
como dclos dos el vno muera , como íi
tuuicramosfeguro^uc muerto, Clarifia
auia de querer al otro, y aloque tengo
cntendido.fi yoquedaíe>cví:o que feria
tá impofsiblefcomo agorare! detnaíiado
amorqentrahoslateney&jefpodioFlo
rifta:csla califa quehaspropueíto.por»
qaunqníngunofea querido^cs de tai
forma el amor>q nial vno del otro,ni al
otro del otro osdexa cftarfeguros, con
imaginar q a ninguno dcllos fauorece,
íjno"qqualqmeradevo< entiende q al
•otro,aunqno'lòmucftraClarinaama,y
por cfta ocafion Ikgaysataieftado, ea
tendiendo tUjqporDelanio fe deideñ:^
yDclaniocnt£dícdoporelcotrarío:Io
E 4 qual
Befengano
qual no ¡tie parece amí que çs celos,iïnp
enemiftad de competidores > mucho fa*
tisfîzo a'Sàucinojlô qué Flonftak res-
pondió, conociendo que en todo tenía
razona cerca délo q el fentia > no menos
fatísfizo fu mucha diferecion al paitar
XaurencKel qual viendo q todo lo fetra
tauaalli,pareciayr guiado a fu pafsion,
Sió podia dexarde verter algunas lagri-
mas,firttiei)dolas tanto la enamorada Al
tiifa5qu^ eran caufa que ella otrasjaun*
que difííhuladasderramaíTc, y anfíeífy«
nan todos quatro con tan différentes pe
famientos 9 y penados corazones f que
admira cion en quien los viera pufíeran,
cfhua el affligido Laurenojos ojos co^»
fflo embelefados.mencando de rato en
•a r

rato la cabeça baxando , y en arquean-*


do muchas vezes las ce)as,y eftirando la
frente,como quie la memoria de fu mal
eflraua contemplando. Saucíno eftaua,
configo mefmohablando, leuantando
las manos> y abriendo los ojos, como
quien con alguna grande colera fe halla
Fiorifta/tenía los ojos cncl cielo tan fí~
joíjComoü deíde alíale efluuieran tiran
«lo ddios^ycou las manos íbbre la cabe
de Celos» 3?
çamoítrau» eftarfe qucxando alps dio
fes de fu elefuentura., Aluifa los tenía
puertos encl fuelocruçadas, Us manos
por las rodillas, apretandofclasjy retor-
ciéndote los dedos de rato en tato , co-
mo quien en tal pafsion era nucua,pro-
curando defechar de fi aquel penfamië
to,pero q u a n to mas loproçuraua, tan-
to mas fe encendía en amor.defta fuerte
eftuuicrGii3hafl:a que ya el radiante r e -
tío auía fus r a y a s efeondidojque al ruy
dodcmuchos paflores > que cantando
confus ganadoshazia el aldea fe reco*
gían;bueltos losquatroen fi, y viendo
quan tard e «ra^íelcuantaron, rogando
Laureno a Florifh^que de fu determir
nado prop oíito femudaíTe , y al aldea
quifieífe t o r n a n que ella prometía de ha
¡zer.lo pofsible,p orque Delanío aíu a«*
morboluieíTc j lo mcímo le prometió
Saucino , y la nueuamcnte enamorada
Aluífa, concertando entre todos qua*
tro que A l u ifa hizíeíTe a Clarina que ha
LlaíTe con L a u r e n o , y que entrambos
trabaxaíTeii c o n diasque a Saucino £a*
uorecíeíT^y q u e anfi podríanluego, c-
ftando Clarina de Saucino prendada,
E S hazer
*DefeHgMû
ïiazera Delanio que a Arp rimer am oir
tornaíTe.y ddïo Fiorina y Snueino fufc
to muy alegres,}' ya ks parecía tardarfe
la ora en qucala fuente-délas Hayas fe
auían de ver, y quedando efto aníi a-
cordado, todos juntos fe fueron a don-
de los ganado* de Saucino, ylAhn'fac-
fbuan.qucFloriíta noauia todo aql
«íiafusouejas^onla determinació que
deaufentarfede aquella tierra tvnhia f y
auiendo recogido los ganados, y lleuan
dolos delante défi, començaron a yrfe
hazia el aldca,encontrando muchos pa
flores,)'zagalas que con graciofas can-
ciones yuan llenando fus ganados, vnos
moflranda amorofaspafsloncs, y otros
querellas de f us paftoraSjOtrosjoo-ando
con loscayadoSjtirandoYna piedra que
delante hechauan,a quien mas cerca de
lia dauasningun contento recebian los
cjuatro.de ver el queíos demás lícuauá:
ypara paitarlo q hafta llegar al aldea de
¿amino íes qucdauatde conformidad,
ÍlsurenovSaucinojy Florifta , rogaron
'Àl,uîfa,que pues no auíacantado en to-
d'jla tsieái: q auicncllado jütos q defde
aíii al lugar cátafle alguna cofa, la qual
por

Anterior Inicio Siguiente


de Qlos* 3S
pot no fer defeortcs^pídícntto a Laurc-
no que con fu rabel le hizîeffc fon , [y
facandolc el>y tañendo muy dulccmcn-
tc,con mucha gracia començo a can«
tar anfi,

X J O ay alto ntbaxo cßädo,


que fea deUmor efent$t
pues entravai pensamiento
en lo que e¡ia mas cerrado*

GLO S ^fu

X T Inguno puede librarft


^ ^ de fu cadena ^y prison*
niaytanlibrecoraçon
(¡m défi o pueda atauarfc:
¿Va ay pecho un defcuydado
a donde no haga aßento
pues entra <jml penftmièntQ
enloqueefta mai cerrado*

lafantafi* no huela
tanto como H n&o cleg&
ni
Defcngmö
»'¿yqukithtyadefitfuezo
aunque-paya àremo ,ybeU.
No ay entratlas dehombre ela do
dono emprendafitormento,
puss entra qualpenfamient o
a*to queeflamas cerrada.

£/que pudierefe precie


delibre con pasatiempo,
quepreßole-verna tiempo
SMdeferlofedeftrecie.
De amor nadie fe ha efcapado
ni aun fe le ejeapara elbient 9
pMsentmqualpcnfamientQ
enloqtisejla mas cerrado,

Es taifa-velocidad
de amor, y taifa poder
que quitar puede, y poner
dond? quiere libertad*
7' ¿(que Tmelibertado
h rinde en falo yn moments
entrando pal pegamiento
en lo que eßtimts ceñudo.
de Qths* jß
Vcho contento h gracia con que
AJuifa cantoay nun fe admiraron
los paftorts, y Florida de oylla*
porque entendieron de fu muííca 5 que
efíaua herida de amor* y hafía entpntcs
de todos era tenida por líbre.y a efh ora
boluíendolosojos3ha#ialarnano derc*
cha del otero,por donde futiendo al a!
dea yuan, vieron que por Vriaangofta
íenda que auia,la qual íc venia a juntar
con el camino que ellos ilcuatiari,venía
la hennofa Clarina , trayendo delante
vnas blancas y almagradas-Quejas de
tras venia el paílor Delanio, dandojn~
finitas quexas della, fín que Ja'cabeça
a verle boluicíle: d qual dcfpues de a«
uerla con querellasimportunado^y coi*
lagrimas regado d verde fuele, toman-*
dofurabcljcomcnço a cantar atjücßo*

öMjuegjtßcra
mûknto te mueu&$
ayneßemtd prttetht
t ¿jukra y m ora*

G IOS ^f*
PrtteuA
Defengartô
H rigor
yews to que fient®
yfingeel tormento
firdcötrupitflor*
pdraycrAjròrà
lo què mi almàíkm$
aqueßetml^mtm
fiqmeraynawtt*

No feas tin trad


ablanda e(&f>echo9
dediam&ntehecho
rfte%cla cera enely
aunque clara aurora
en pertûfiàs nwuti,
üqueße malpmm
Çtqmeraym ora*

No eshtenqueefquhiecd
oßnßtehitga
pûrqaees quUn eßrttg*
tu ¡pande bellest7
mhatifasp^ßgra
de Celos
ytnoUsrcpYHWti
mas eßc malprnató*
ft qtikra ^Morct*

Tanfûlo yn momento
pidocjueh prututSfi
ylocjuemedeues
y erasde tormento:
ha% aqueßo agora
mt$ peñas apvueua,
y acjueße m^lpruena
f quiera y m ora*

Todo lo que el paílor anto,Clark


na,no fe pnrojlnihízòmíisqyc reyr*
fe,y pärä refpßmdjtrle, m dark h i
contento, y por deftngañarlc y y que
fin rcfpucflnnoquedafela locura que
a ella le parecía ?u cr cantado, Tacando
de vn hcrmofo çurron que trnya, fis
delicada campoña, la començo a ti*
ñermuy dulcemente,de que Deîania
fue cimas tomento-que Janias auia fí*
do,entendiendo que fu amada Clari-
sa cantando le quería rçípondcr, pero
prçfto

Anterior Inicio Siguiente


DefengSo
preílo fe le fue aquella alegría, porque
auicndo Clarina concÜrana fuauidad
tañido,con eíbemada gracia y donayrc
començo a cantar aquefto.

O N libre cordón y pecho altiuo


eßenudetormento •> y de cuyddo,
¿pefardeamorytua
finiendo <tqueßeejlado
hormas que toda shien afortunado*

No prêt endo (leerla que Amor puede


>

ni de jus pujíos tenga\dgiin deféo


no h&tto tornen me yede
aquello en que me. empleo»
lii lucho (¡toi temor ni deudwo*

C-meldadferiifyfiryo con mi pecho


el rigor de rendirme a yit rdpá^ ciego
fife êfinelfkîisfec]io
jm'ehtendey fit juego,
Ubre defus CMteUs, yßß^go»

Prmuefus bienes }prume[HS contentos.


amen
de Celos» 4f

queenmuy breues momentos


yero, quien loprouarex
penar el coraron quefú)etare»

¿tendir la libertfidporßr Amante,


no creo que es cordura amorfo quiero
prouarte ni T» infla nte^
mets con pecho deacerb^
tuftech<trefiflirtyarco certero*

QuiHoriapuede dareï/alfoumor,
quefe youde confer yo tan efentA
quede nin¿mpaflor
Jti\ èt ofoíígocuenta
niju paflón ni pent me atormenta

val prado bitxo ^engo a U mera,


¡in que ymágine do queda eipaßoYt
pp-^ö Ictprimauer&i
y delfume olor*
delA mas ejcondida > y titrnttfUr*
Deftngañú
tugdf hu fea m UfießamtwfahYöfu
¿idondeIkúh) y^eynomiscmiltes»
tneßohalls tepofoi
â&mt contento et yeüos*
y todomicit)d<tdoj>otfvcenellù$a

Contando mis oueUs ycordera^


âUnoihemebuelmyo ami aldta
cantando en los ottYOi
h que â(álmt rewea,
tu eda liberx&d queje dejeâ*

Se^tmi duermo fin que me inquiete


deaque\ïe lapaßiottrfamorde dqué¿
tal yida me promete*
tlhadö tlegyeyfielt
for que yojoUfeafoUenel

jyefchgJnenfe todàslo^dflcYesü
am à ninguno )ama$ he de queret»
ymudenßsitmorcst
que \ o ßemprehe de fir
libt c^' or que aya h bre y».í mttger*
Qukn
de Celos* 4$

y acfuclquelo contrario dejio hiziere^


à ft [ehítga culpado»
ye! que no me ensere,
tldaiíofiterm (¡uelzTthikre*

"Ela libertad que Gavina moftmiä


tenerle efpantaren todos > y dix o
Lau3enQ,ya yo he vino otras, qué
tie tan libres fe han preciado» y defpueá
las doy íubjeras a tjuie n antes con mu-
cha altibcçaaiiían dcfpreciado,cön di£
íieultadereo fera cflo cnQarina,rcfpo
dio Alüifn.porcjuc yo fe queha fido de
todos los paftor« defta aldea , y aun de
otros perfu adida, fin que a ningunos d tí
ninguna fuerte aya jamaßfauor<c;dOj y
tiene vn pecho tan libertado , y vnaín«
clinacion tan serena de amor, que yo
pienfo que ha ce morir fin aller ama-
do.Bncfte tiempo Florifia, viendo al
que ,dla tanto amaua , defdeñado de
Clarinada el tan fubjeto como ama ma
nifcftado,nopodh acalla rconfigoha'dc
tenerlas lagrima^qüc ámenudo a los
•ojoslcatudían, por orra "parte eihm'a
Deftngaho
Sauuno bïcndo a Delanio venir con
Clarina^cnouados fus rauíofos celos,
hecho impaciente,y fino viniera en có-
pañía de Laurcno,y de las dos paftoras:
no pudiera fufrirfefin procurar execu-
tar la yra, que el ver aquello le caufauas
pero confolauaíc con la cfperança que
de lo concertado tenia, y en que era pri-
ma y compañera Aluífa de Clarína. Y
como conociefe enella, que a Laureno
auia cobrado Amor, determino entrefi
de licuarle concl a fu cafa,y all i rogarle
que Aluifa aquel negocio de fu parte
cncargafc » teniendo por cierto que por
ninguno ella lo haría también la mefina
efperança de lo quetenian concertado^
pudo hazer con ílorifta que alli aguar*
dafeaverafuqueridopaflor, pedir ele
menciaá Clarina.Y como todos quiíïe
íen llegar hazia donde venían , fueles
fbrçadodçtenerfc, porque a efta orator
nando Delanio a tañe^congojado de \i
mucha libertad de Clarhia > canto lo fi*
guíente.

que ttjugem *dm o rB


[ttm

Anterior Inicio Siguiente


de Celos*
fino queaqucßepaßor
feasor tuyo recelndo?
no qutero en ti facción,
ni)amasyerte en prifion,
muyUbrey comenta^:
puraque feas aßt
dueño de mi coracom*

Tofolofoyelefelauoy
faeteynofngitibo»
ploriôfo en yerme CMtfoo*
ft quieres con tu efe y claw*
no te pido cafo in)ußo?
ni quefalgas de tuguflot
foto quiero en tanta calma?
reckaspor ttiyayn alma*
qw ferio le ylewalgttfio*

Si te ofendo con hablar»


luego callare paßoret»
con que me mires agorad
en pago de mi penar*
m AS tan afperatefiento
Defenmño
ñ
qa&aqueßebreue contento»
Jetehara mucho de darme >
y que aun no qunras matarme»
¡por »o mirarme yn momento»
Soy libre quantoqwfteres
íibrete quiero yo yer
y no pretendo ha\er*
m>l$d? lo que me dixeresx
tto tienes de que atufar*
ni S fiad h defengt$tar>
todos ¡men tu cyuetyt
que à mi con tanta fiere^
me ha%e defrfperar*

T no es tan poco mi amor]


cávala que llene enmienda^
\

qualqmer obra que te ofenda*


de-¿quejletviße paflón
pero con teñe?gran 'miedo%
de haberte etw)ono puedo'
. i

no anurte amcjtte enpèiht t<tntct>


de Cejos* 44*
me yeo diciendo el Credo*

Noftjpendas cldeyMtnt

que mM CYHetdtdfedtvá*
que hdzesen noíi€úu¿írm^>
pero aunque m¿$fearreuoce
tu inunción yafe conacey
que gu¡U$ de dmne muerte*
mu quieres lo h$xtr de fuerte*
qne de yn mirarme no go ¿$%

Qutndopeynes tmemello}
DeUnio tema el efpe)0
aunque te do)por confite
no y?a$ tu YO firo tonettost
porque yiendo elp¿Y¿?fo
do naturaleza qüifa
eßremarfe^no <¿y dud:ir>
Ç3que uenés de mitar*
d ¡m yentuf* Nmifa*

No es mi intención $brmrte
J 4
enmno
con elfwgo que me inflamà
fino que apagues mi llama
con que confient as amartç
no burlesanfi de amor
paßoru niques tray dor
¿¡gai que je yengara
muy a m coßayhara9
qm conozcasfiiy dor*

MHV mas temo U y enganxa


deamor en ttfòeno ßettto?
el defmedido tormento
queme dadejçonfianfâ
wir a bien me por y entura
ht defirtu hermofura>
en ti propria cruel caßtgo
paesno ay mayor enemigo*
que es aqtietmt te afigura*

I E N pafàra adelante el paílor co


fu canto.fi Clarina cfcuchalle quífit
raja quaicanfgda de oytkyün bol*
wtr h cabíala íijirarie^díxOtSino quio
res
Ae Gelés* 4?
res paftör queviqui te cícx¿ 3 r y;poroti'a
parte n k vayaycefe tu canto y:. cônnuw
querellas, y• vana« ?anioncftàci.tthcs.y feo
Tejos, que yo eftoy determinada o jamas
querer, y afí to lleaare hafta qiict muera;
fi el juyzio lâfôrtuii^no'iiïe-ïcitCMiïi rd'f
p o nti er yua Del a ni atmas de-tuu o lo por
que Ciarina le majitdo que calla fe 3 fino
q u e d e aílift'ftíftfételqualpötgut^Ä
comp a ni ale'de xa fe yr,no oíaiiayniaun
alçar los o)ö5 a niírarlr.todo quanta; pa
Tojoyeroribienlos qua tronqué cerc'n d<*
líos efláuaft , y iro efpantandofe áéloy
como aquellos q u e tenían efpedenciay
aíomeríos\o$tits^y aunque Atluiía era
t-n Ja pafíon -hucun* fentía ya^tanto y que
tenia las peinas de J o s mas líiftimados^vef
peto deJafüyavpor pequeñas i y como
yacfittuiofTën tan cerca los vflos de los
otros, c^ue ffe-coivoGÍeílehjGlarina fue a
abraçar a fu prima A l u if a , que mucho
•fe querían^infí como filiuuiera muchos
diasque no feliuuícrarílloj y defpues
ialutlo cortes:mente a Laurenoya Hb*
riíla^no quiriendo iiablar,niaun mirât
aSaucíno,dc qjcleftrañamentcfe fintio
ídtifue la verdadera paitoji. de D^ianía*
E $ viendofe

Anterior Inicio Siguiente


DefengaTuf
vkmdofe delante deCianna.,yde Florí
ííávy nopudienda acauar configo de
citar -atiï, ni dex ît¡de yr junto con fu
querida péñora,fe'aparto quan-to vn ti-
fo? de piedra / que aunque no podia r. yr
l a quetratanan^gozaiïa de b vifb de
Clarin^quc en buena conuerfacion fe
metióeonL;:uu'enò,y Aiuifa > no ha-»
•blanda, palabra alguna Fiprifhv 3 por«
qucía paiàion celoí¿ que de)la fenia no
cl e xa u a ruo u e r fu s la b i Q s, S am c in o t ft a *
mtembiando,ypot no ofsndeíla tam-
bién çailauaypucs no femiamenos pena
cl hiftimado Laurena, pero dillmuíaua
louKjor quepodia v yprcguntauaaCla
lina algunas cofas,contentode fu bue-
na gracia y agudo reípondcr¿y miro mu
xhoenfuJiermofuraíporv.cr-.fi era mas
>queUdc;F]Qriftatyvto-quceilítelasdos
muy poca difFerencia auia * Glarina le
wírauíJ pareciendole de mejor tallc,quc
todos quintos paftores haíb entonces
auh viftojinasnoporefoíïntioenfu pe
ciiomudançaalguna,ya pues UcgaUau
: al aldea, qua ndo mirando Florida a r -
na fm& delía^viovn vicj> paft.or,al-
tó de cutrpo,.cnjuto,-(cço de roftro-, y
algo
de Çefos. 4<f
aleo moreno , beftido con vn iayo
lar^odefayâl pardo/con muchos plie-*
gucs,y las mangas"anchas; trahia va
largo v alço crue lo cayado, íobre nue
cargaua el can fad o cuerpo , quan do al-
guna coi a fe deteníale! qual anfi-coma
l u e vífto por Floriíta,dixoaLaiircrio,
ves allí difereto pallor^tque es mas ene
migo de-Çclos^que todos los de mas paf
tores jumos,)'es tal cl abomcmiiewto
que a-los'Celofosciiînctquc nunca feo*
cupa, finoen dezirmaldellos * Y iî yo
al'jço feencfle particular, eSjporque del
Jo.íie aprendido-, porque es ve-zino y
grande amigo de mipadre.Del quai nui
chasvczeiiicoydo dczirqubho-iïcm-
pre ha fidu;paílor,ííno quefiendo cor-
tcfano,p'nrcfcJendolc'mal el trato , de
losambiciofos, y finalmente de todos
los ciudadanos, desamparando las citi-
dádcí4 fe quifo apartar y viuír entre k
llaneza päftorihy feguri enfu diícrccio
grande,claramente íe dexa cntefvder, q
es anfi,mucho guftara de verle y hablar
le dixo Laureno , cfo hare yo por tu a*
mor,rcfpondio Flotilla,)' fera con bre-
vedad, JLaiireno feia ageadefeío : , y
porqxiç
Dijeng&no
porquellegíitian ya a-entrar end aldea,
díefpídicndofe vnos de otros, Clarina,
y.Aluifa, {«fueron derechas a íu cafo,
bolujendo Aluifa mil vezes Ja- cabe*
ça,porvcr al triftç Laurcno,al qual Sau
cinorógoqücconelfeftieiTc : y e l l o
acepto,Fioriftaícfuciola,boíu?endoa
mirar ai campo donde fu querido Déla
nía quedaua : d qual no quifo entrar
end kgar,iînoag;uardaî."alIjVha{]:a quç
fueiîeora de verfe alafuente,dclasH[a-
ynsNiqueib hoche conto Aluifa todo lo
que auia pafíado a Cianna,y lo que con
cerrado eftaua, de que Lauren o la aula
de hablarla cerca del remedio de Saucí-
no,y de Florida, contole también de la
fuerte que le auian hallado,y tantas gra
cías de íudifcrecion y fuabe canto, que
la puícf con mucho deífeo de bóluer a
verlèi porque aunque le auia yifto, no
hecha dever tanto en fu perfona 3 que
íiofueíTe mas io que Aluifa le dezia,
puedo que a ella le auia parecido de me
jor talie^que todos los demás paftorcsq
auia vifto,y conociendo de fu prima, q
fegun fus palabras, eftaua enamorada
del:fue partç para que con mas,veras
verle
de Celos* ^f
verle dcíTcaíTe.Tpda la nochecíhiuíe-
fon entre las dos tratando del, acrecen«
tandofle eldefíeodc hablarle en Clari«
íia,cjuantoii)asAluiTa le dezia,y aun
íintindo en ñ algun dcíÍaiÍofieG^y tal,
queyendofea donnirroilvezeseííe def
feo fe lo eftoruo:y afsi con diuerfos pea
íamientos^tiniendo en fufantafia efíra-
ña lucha.entrc fu honcílidad, y aquella
nueuavoluntadjCon la mayor noue-
dad que harta entonces auia teni-
do, pafl"o ln noche, que im-
portuna y larga fe le hi
zo,noficndome
nos en la ya de
veras enamo
rada Al»
uifa.

UBRO
G V N DO D E DE
engaño de Celos.

L Tiempo que lot feúcos ca


^v5M
, ^ ^ / i i a l l o s con fus doradas crhiçs,
fr'Är&üfode varias y diucrfas colo-
t á . w h A J r c s - los campos matiçauan,
caûfando grande contento cl ver,losver
des y floridos prados,Laureiio,y Sauci*
no lalieron del aldca^ltuando y nas po
cas oueîuelas delante de fi,,fu pafo.a pa«
íbjbaxaron a la graciola ribera del do-
rado Tayo.dexS'âo pacer cl ganado,y'c-
iUndcrfepor aqlJosfcriiles-,y abüdofos
capos>fc fueron afentar dtbaxode \n
hojofo^y grande olmo,a dôdeeiitendiâ
pa íïar hafta qucfucíTc ora de y r a la fuá
te délas Hayas,donde juntarfe ícniá,cn
•ék'alttrofò tiépo dela{icfla,pero.no hu
u i a o n diado mucho,quádohazufivic
KO venirla apafionada Flori(ta,o^coiKÍ
tfperado remedio c¡ fe le aulaprometido
¡¡íüunamamiradc ál : ,biotiaya, la qual
*" cono-

Anterior Inicio Siguiente


dt Celos* +t
conociéndole, y fierro nniytotcnta d.«
encôtraltos.con mucha gracia- losfak-
do^yïiazitndo tilos otro laio.todoí tres
fe bolinero a afentar,)' Laureno q gran
de volütad tenia deyerfe,ylublar con ci
paftor viejo q Florida jüfo.ail aldea lt a-
üíamoflrado;lcpregiinto,qh0ziac}par
tedcatjllariucracipaftorapacctaua-jtji
lugarjcfpondiocIíaídondcCnfço^quç
afsiel paQor fe llama) trae fu ganado,
no Je puede nombrar ieñabdanHnte,
porque tan pre fio le veras andar por
d b parte,como por la otra,mas porque
lo has preguntado, no mas dbco Laure-
130 dcporytlea vifitar, y ha pregun-
tarle algunas cofas del nial de celos , y
oyrlo que centra ellosdize,que no a y
dubdajlnoqticdcut de tener niucJKfdif
ctecion,y aun experiencia , pues en tal
materia y quelhon fe-mete,- einftc partí
enlarde ctlo$,rcfpödio f Iorifia¿i»ii>gu
no <reo que tanto comotifabe, y cierta
meutere] tiempo q en las ciudades aui-
to,diuiüdcfuccderlc alguna def2;racia,
por-iöde fe aparto,)' vino-a ios c S pos a
guard jr òueja's,y porq ti defleoqde ver
k hablarle'tiuiesjuoie deäbtuna pel"
luvrjbx c
Defmmnù
dumbre>yo te prometo de haz« q amy
preño con ci te veas > aquella voluntad
kagradefcio mucho Laurcn.o: y tratan
do cirotras cofas,eftmneron vn rato, al
cauo del qual oyeron tocar vna campo
ña> juntamente con.vn rabel, y defpues
quc'vñapíccahuuicron oydo el tuauc
fon»dandoles mucho contento bien ccr
ca de donde eftauan % començo a íbnar
vna graciola voz:1a qiíalfue luego co-
nocida de todos tres,que .era. dcia difere
taAluifa, y'eftando muy atentos a lo
que cantauanjoyeron cfto*

Vienyitteßnwor.j muriendo yw,


y quien conamot muerejiene yak
qUimno conoce y ¡hntejn herida
ala muerte de olmdofi apercibe*
Runfie el ammte en pcmfitmprc efiriue,
fuiïòYkejhm^
y quando enetJwùY *v¿de cd)rdd>
[¿ib'ten-.qtie Ue$erütí$dMd$Jcítmtie*
Dichofy tlquefofpi™ gme^yltor^
por amor, y ptulecemd Crecido*
v nimm pwi p\ws ¿importuna*
Je CeUs* 4ß
pm$ tsgo\ó el dolor que etiel talmora^
pnjk dtl qui tientfinCupido*
hft¡&$yueputdett dar tiempo y fottUttd*

4 V C H Ö fe cfpantaron îos tres*


deoyrlamulÍcade Aluifa, cono*
cictido por fu canrojquan enamo-
ra da efhua^y quan contenta con fu paír
fion*y como'¡lefia hora fe leuantaffen,
por ver a la parte que yu.i,por conocer
al que en fu compañía venía tañendo,
Vieron que elpaftor era Dclanio^elqual
como tío entendía en otra cofa,fino cu
aguardar a C!atina,eftaüaaqlhi mañana
en ía patee por donde ella auiàdëpafar>
y vio venir fola a A luífa, de qfüe muy
rriftc,ylIegandofeacll3,y faludaridoU
por Ciarina le pregunto,}' porque cau Oí

fa enel fugar aquel dia fe qucdana^io fe


ha fentido buena aqúefta rtoche^efpo **B

dio Aídifá.por donde no fe ha afreúido


afaliraîcampo^yelvertiryrty dexarla
fola»ts para auifaros a tí y a Làufeno cô
losdeitiasiqueerilafuetc de las Hayas
dondeyoatíiapücflfcdcjieualla, os te*
Blades de hallar,de como por. oy no po
G <ka
D (fingam
draClarinayialía t y;aptottitteros dt q
íuaüana,fcra fui alguna falta í\\ vda, ío~
Ja vna cofa me mu cuc a no rogar endlc
particular por ü,q es ver el verdadero a**
morque Florida te titre , y lo mucho
que a tu caufa pi-dcce, y cierto que ha-
riasniejoren quererla, y agradecerle el
crecido amor qucmu«flra;gracicfa AU
uifa^efpondioDclanio/i tntu compa
nía quieres cjuc vaya,y que delate de li
no me de la nuierte^dexa de neoít garnie
que oluidea CJar!na,y ame a Floridly
dÎ2Îcndo cfi-OjUioilro tal ftn blate.q Al
uífano ieauebio a tratar mai de aqíca*
fo,pcro ocupnda en fu dulce pefamicto
y lozana cu pelar de ver tan preflo a fu
querido Laureno anduuo,bada que ba
xaro a taberniofariuera 3 doude de indu
ihia»porq fi a calo Laureno, y Saucíno
cftauan poraqíla riucra los oyeíTtn,ypà
ra faber dôde>-ftaua,bÎ20 aDelanio q
faca fíe fií rabel, y ella co fu ça pona yiui
batiendo el fon q los dos paftores, y h
triflcFîcrîOaoyàn^y comoadeláte vicf
fen q te paflauan,dudóles vozes los lia
märö,a las qualcsboluicndo los dos las
tabecas^y canociedoaquicnaili eftaua
de Ceks* s if
Aluîfa enderezo los pafos hnzia alla, y
Pelanto ícdcípiáiotltlla , q viendo a
Florifta,nofuc pofible de niiigunaitieif
ÎC poder con cl qr« delante pa fia tic, mas
coaprcfiiradospaflo^j orenuevuosar
bolcsfeim-iiOjnodeííSdofcvc^niasde^
íloníía q ya le auia conocido, ítie ta e«
ftraílairietetrifícjqut: fuero bieneceíla-
rins los cofuelos del q para {] ios auia me
ncflercicögojadoLaurcno,lkgada A Î
nifa donde diana, y aukjidofe reetbi«*
do muy concs mente todo? , fe bol*
vieron a :ifumu\poníendo los ojos Al--
wiía en Laurino de tal fuerte 3 que los
que aüieíhuuu) iclohccharon bien dé
?cr,faluo el que nunc« tal imaginara 3 y
ella do todos quatre fofegados, S a u d -
no q en celos fe cítaua de&haziëdo , por
áturviííoaDelanio venir con AluiíVA
<] Mies la entidad dcflre itial,qüe anadie
que rila perfona querida hable y acorr*
pañe,no querría ver llegar a otro a ? gu-
no,quanto mas a quien tan continua
ion Clarina cra,como Alüifa la] hablo*
diziendocon no pequeña admiración
nostience-raciofa Aluifa tu venida fo«
hoy por ellos campos, faliando fiem-*
G a pro;

Anterior Inicio Siguiente


Dejmgâno
pre acompañar ala ingrata Carina , y
ma$ tftc dia que tan obligada cûatlas,a
que en tu compañía vina fie , por autr
prometido de licuarla a la fuentedv las
Hayas donde en mi pafion,y en otras fe
auia de dar remedio, fi por ventura ha
contigo venido, y la dcxasefcondida
donde aquel zagal que te acompañaua*
buelue,y tu nos vienes a entretener dilo
y la caula porque lohazcs, que fi porfa
ti$facione5,enmihaUara& mucha mas lar
gueçaquecn Dclanio,dixo tílocon ta
toenojo,qucbicn moftraua tenerle lo?
celoSjVcrdaderniTicntc ha fido3 a lo qual
refpondioAluifa,aunquc mucho fintio
verfe tratar de aquella fuerte con blan*
das palabras diciendo , ninguna razón
Saucinohas tenido de tratarme tan mal
con tu arnordaz lengua Cabiendo que
yo ando portu remedio., y que de qpor
d no lo hiziera.no auîa de confentîr la
que tu has publicado, porloquctoca a
rila her mofa pn{lora,yfi entendiera que
fin pifiónhablauas,pudicra agrauiarme
de Tola vna de tus inconfideradas pala««
labMS}quc es de prometerme la largue«
ça de tu corto eiuendunÍ€nto,ydetcncr*
nie
de Celos. st
mecnpoíWsionqueabaxcza femejan
tçauíadeicrinclmada :tu has hablado
cotnoppalïonado, y tocado haítaclal*
nia de los rabiofos celos, y aisi noten«
*odeqücqucxarrne , pues cscoftum*
tire V condición de aquefe mal, como
Florifta ayer dixo tener por verdadera
qualquicra faifa fofpccha, muy bien le
pareció a Laureno^o que Aluifa refpo
dio a Saucinojporq le auia pefado mu«
cho del enojo que con ella moftraua t y
délas inj uriofas razones que le dixo Fio
rííhcííaua dudofa, fin (aber de que fe
halgaria.ni de que no ternia pefar> y a»
\xl\ ella imaginado ío raefmo q Saucinop
coaioaquie tato le rocana, pero con la
refpuefta de Aliüfa quedo algun tanto
afcgurada^L^ureno fe llego aSaucino,
y muy quedo le dixo,quan mal lo ha-
zia,en tratar Aluifa anfi , y viendo que
de auerlo dicho lepofaua, y conocien-
do que lo auia dicho con la repentinapa
fionquedeno rer aCiarínn^yde ver ve
nir con a Aluifa a Detanio recibiojbol-
uiendofc a la paílora , le pregunto por
ín prima Clarinntfa qual mirándole* ol-
nidada del«nojo que S¿ucino le auia da
G 5 do
D efemÁ
cU,1erefpodio lo que a Pelante» auïa co
t ido,y dixo como ya cl lo fabia 3 y que
aquella caufa no y ría aquella fie íla a l ?
fuente dchiiHayas,mudaoles pçfoaSau
ciño y ¿i Florifta,de q aquella junta para
tratar en fus remedios fe aíargaua, pero
que dándoles efperança de que feria al
diiifiguiente reçebian algun confuelo,
y citando todos callando,por entre los
arboles vieron falir, y llegar donde efto
na vn pavorde mediada edad y cuerpo*
ti qual trava en las manos vn grande y
herrado cayado , el r o firo feroz y trifle
cl color pálido,)'los ojos vndidos, e l «
"feello íar^o.y rodo rebuelto lleno de al-
g.unas pajaSjía barba luenga, y no pey-
jrada.y con acelerados pafos, fin faludar
a los paflores, paíTando por junto a e«
líos,le fue por la orilla del rio, dexando
los admirados de. futrirte Temblante, y
f ^ r o z d e n u e d o ^ o pudiendo imaginar
la caufit q anfi le trayajiafta q bueJtaAl
mía, que auia efiado mirando, hazia do
¿: yua,lesdíxo t por ventura Saucino,y
i ; !onflano aneys conocidoa-eftcfeo.,.y
deiemejndopa{tor,no dixerô ellos,pues
íabçcjrcfpqnrfio Altfífa^qes Clinárdo^
marido
de [elos, s*
marido delà hermofa Celîda.el qualan-
daa bufcarla,q por ellos arboles ha tres
dt.is q cfta efcódida,porq el la quiere ma
tar,yfila encuenfra.no dudeys, lirio q
con aql cayado le dará la mut'rtc.mucho
fccfpantaró Florifta y Sanano de enté
der q aql era Clinardo^ mucho quifie-
rá poderle detener de aql propofito,yfi
conocido le huuicran,lo intentará antes
q dellos paflfara.Laureno q oyo q aquel
paftor era cafado,y q en bufea de fu mu
ger'para darle muerteandaua, la cauía
dixo querría faber,qaqfrepaítormueue
atangrádedefatiho,la eaufa refpodio
Aluífa fon celos, qhareynado en fufan
tafia.y de caimanera le trata, q le hazen
andar déla forma q viftc,de quiê ha for
niadoeíTa imaginación, dixo Lauren o
de vn cópadrefuyo, refpondio Ahiifa,
viejo,y muy enfermo, de quien anfiel
como ella era muy viíítados,)* como Ce
lidaeshermofa,yCltnardociefunxímo
naturalfofpechofo,ha podido rod tato
eflos pëfauiiëtoSjCj le han llegado n q la
bufque ça darle muerte, q es díxo L aure
nojo q Ciinardo d fu mu cet avi;í"o có
cíTcviejOjyolo dire,refpondio A Huía,
G 4 porgue
jorque í3e roclo toque paíTo he fidoift,
¡formada de performs que todo lo fabçrç
pieujCpmo el yiejo es tan enfermo, cft|
fío vn dia en cafarfeClinardo,hablando
con Celída,le dio yn »randifsimo def*
Jnayo,de fuerte que cayo cnel fuelo, lo
que viflo por el][a, doliendofe de verle
de aquella manera,y libre de maldad, le
Tonip en fusbra^os/bazicndole muchos
penefíçios para que en fi boluieírc,yíu
dcfgracia que }o quifp Clinardo', llego
£n aquel inírantc,y hallo a fu muger, q
en bracos tenía el enfermo yiejo,tlqual
pra mayor dafio de la defuenturada,
quinto hermofa, Cclifia ajerio en aquel
punto Ips ojos,y viendo el bien, que re-
cebido auia.no fabiendo corno agrade
cerlo.le hecho los braços al cuello , di-
?siç iidp. Plega ÍJ Ips diofes hija , me âçn
Jugar que pueda pagar \ç> mucho q ppr
jni cada dia hades', todp cßo vio y oyó
Cünardo , y no pudendo fufrir con fu
coraron aguardaras, fe boluio a falir
de çafaladc-fdiçhada Çelida,bien entert
d'O que fu marido JJeiiaua alguna pafíq
pero no imaginaua que lo que auia vi.,
fípJueíTck ocafion ; y aüj defpues dç
dçípc*

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* /I
iJcfpedidofucompadre,qw«donmytn*
jfle,pornofaberloqucfu marido abría
fcntido^ûe contal pafion letraya > d
qual bpluícndodçfdc a poco rato , ja-
mas lo? ojòs alço 3 miraria, ni pudo ce*
naraquellanochcní aun dormir % fino
iiemprjecuydadofoypcnlanuo^ndiiuas
y como la trifte yhermofa paflón le co-
nociere porîPalacondiçionado^no ofai
ua prcgñtarle la taufa de fu trifteza.Gre
fio tanto cncl cftafofpf cha*con ver tor
liar allí al virjo,yhazcr muchas caricias
a Çclida 5 qucdefatinado, y como loco
aiidaua por el lugar, y como alií le v jeí~
fe vn grande amigo fuyo,la paufa le pre
gunto,y el Je conto todo lo que paíiaua
y afirmo que era cierta fu foípccha,y au
que aqpcl fu amigo le quífo apartar de
tan dañado penfamientosno aprouecho
alguna c o n q u e quanto mas le dezia^ta
to mas elfe encendía en celos,, que ni el
entender que aquel era íu compadre, ni
conocerle por tap vie) o, y enfermo , y
auerle dicjiofuamigolo que podria fer
no fue parte papa que vn punto de il a-
parufetalpenfamicnfp,y dio tanto en
*llo,que íevino a ponería de fttcttc.quc
G 5 por
Defingaño-
peraquipalïojy como muchos dias a-
quel fu amigo }c preguntarte- como le
yua,cl le refpondio, abra tres días que
«Üaua determinado de matar aquella
tarde a fu inocente rnuger,lo que Cabido
por el amigo , y conociendo que (tria
imponible:podelle apartar de aquel pro
pofiío,fuefle a la trille Cdtda , a quien
auifodelo que paíTaua^equefue cftra
fuñiente turbada,y queriendo refppn*
der,o preguntar algo al paflor, porque
fegunrnedixetotij-yua amoucr ios la*
brios, vio venir a fuctlofo marido, los
ojos cncarniçados,y con el denuedo q
poraqui paño, la qual con el temor de
la muerte fe entro en fu cafa , y porvna
pequeña puerta de vncorralleíalio, y
vinofea efl·aefpcfura>donde dtfde'en-
tonces haíla agora no ha parecido , y a
cita caufa viene por aquí Clinardotgra
laftiina cuuoLaurcnodelahermoía Ce
lid.i f y mucho quífiera poder cftoruar
fu muerte,moftrando la inocencia que
le autan rljcho que tenia , y aun no auiá
dexado la platica,quando oyeron vna
ronca voz que el viento latraya, y por
v«r quien exa el que çantaua â y poder
de Celos* f4
joyrlo.tados-quatrofelcunntaroiyinuy
pafo pomofevfentidoj, guiaron haz.i»
aquella partc,que ia voz ïpnaua, y no
huuicroñ andado mucho, quñdo viera
aipaftor Ciinardofentado fobre la ver
deycrucij-qüealfon de vnam'aí lahvzdá
flauta ellaua cantando, el qual akiepo,
que a poderle ver, llegaron, £onicusa-
ualoíigmcntc.

O Soberanos diofes ¿ qne tfeuchandome,


y y os ciclos cjejtaya dtfde dU oye dome
moueosticompaßiontodos mirándome*
Qutnojmys qmenfojhft avftmi yiendomc,
al punto no quereys diligentísima$¿
yengarla caufaporqejioy muriedome*
Mirad que mistormentosfon grauißmos»
y que piden y enganxa quefeayalida^
yifißaconmismales m}ußißimos^
£/?«• cmello yeâ y cara pálida,
el pecho agoécardelmd mortífero«
y el alma eluda y ha%erß calida*f
fncurable dolor es, y peßifero^
yelpenfamiento yafiepre mmmSMe*
fm que remedio halle falutifero*
Kltrifiecoraçon ap o fentindole ^
abuÇcadofu muerte pues creyéndole*
tlrnefmo [ekconfume %y y a acauandole*
arboles que mimai eßays oyéndole*
y tu Tajo queapnja yMf*fandott%
por tierras aparradas efparciendole*
Ttunuera ddce que apiadándote*
confíente* que yo ejh aquí ofendiéndote*
ion ligrimas tas piedras ablandando te*
Ttuprado queen yerme entrißecieudote,
m »chitada has wfloreshermoßßimM
de ynpálido color todo cubriéndote»
Todos \untos yenid* y mi*grandísima**
paflones acauadlaimtem dándome*
jfí losdiojès demandas tan )ußißimas*
como confirmo pido eßan negándome*

Vego que de cantar ac nuo cl eclofo


Cliaardo, con triflifsimos fofpiros
començo a dezir,y que es poíiibíc
fementida Cclida,» qucanG oluïdafes el
Tcrd idero amor que te tenia,qucpor tal
viejo mç dcxaífï^haziçndoaie, y aun
ÍKUÍCEU
de Ceîos* Sf
îiaziédote cffcnfa^tan mala de poder Jk
uar:o muerte en q te tardas^como noyie
jici a dar remate a ta trîftes cuetas^acausi
con mis diasques lös díofes fin vengar-
me de quien anfi me tiene, quieren que
mueraray CelídajCcHdamoçahcriisofa
paratmmaljpluguiera a Venus fueras
la ma* fea y aborrecible de nuefíra aldea
que fien do anfi> ni en ti huuíera feber*
uiajníenmi el temor que fitmpre hete~
nido,ní agora tu ni yo anduukr:mos
como andamos : que pienías hazer, fin.
ventura paííor > de que'ayas hallado a*
q uelia hermofura a quien Jnoyguala to*
da junta la que cneí mundo a y;, has de t«
ncr animo para facar deítavida vn al*
ma donde fe conoce el gran poder âc
quien la hizo., y la fuma turiofid;idd$
naturalcza^iodras herir aquel alabaffri*
na pecho/poftible e5 quefivieres derra*
msr por aquellos diuinosoíos, algunas
orientales pcrJas,no te faltara animo pa
ra penfarofcnderla^no perdonaras quaí
quiera yerro que aya hecho, fi aquellos
dulces labios lo pitüefícn, filascriíhlí*
nas y lifas manos vieres ante ti, y queco
U¿ tuyas cccai^no te ternas pordícbofo
y fati.*f«*

Anterior Inicio Siguiente


t)efengaku
yfarisfccho, dime Clinardo',nofeafíara
quercvboiuer Celidaa tu compañia t pá
rajttfta enmienda d do comct¡do>nopor
cifrfto,que'a tanta d c í h o n m , la muerte
íbla puede dar enmienda.yo priiurc de
3a vida a aqucllafalía paftoïa;y"fi Hallar-
la no pudierc.e^ecutarc en mi lo que e~
llámcrece,qnocsfufio viua vfi paíloí
anfi , qual yo -deshonrrado , leuantar*
fe quería con fu acoHumbrada colera
ydefatíno^wando llegaron aelLaurtf*
nOvSaucinOiy las dos paftorasüos qua*
les ctvcandoíeje rogaron que quedo fe
cß.uufcfle,hnfh queleayan dicho cier-
tas cofas a fu falud importantes, aüq co
tra mi voluntad,dixoClinardo^aguarda
re por ver lo quequcreysdezirmejdevn
y :iíior tan dilcicto cómo tu eres, refpon
dio Laurcno(no fe cfpcraüa menos) y
porque entiendas que lo que fe te-ha di*
c!ioesverdi:d1y que a que fia hermofa
compañía ,y yo,no bufeamos otra cofa,
finoiu falud , dïgo que hcfido infor*
rnadtf-que ardas enbufca de tu muge«
Celída»V ará clllr ' c m ü C r r c » y P o r í o °l u c
¿o\\\ hns cantado,y árfpuesdixifte, acá
ut de certificarme ui que es anfí5y hamo
p e la èo
de CeloS 0 J$
pcfiuîe nuicho,que fiendo vnpaPord«
tan buen parecer y chito entendimiento
teayaíofufcadocn vna faifa invagina-
ción,y fete ayan cenado los ojos dclíi
razoiTjVÍrndo con folos t.flo.s eÜciioics
qiic todas las vezeSjolas mas fe •entra-
ñan^y masquajidoclpenfamícnto. anda
vacilando, con algun temer en aquel
partícular.deuesconfiderar que-CcIída
ha fido fiempre buenajy que antes que
contigo fe cafan., pudiera querer y dar
fauor a algun paílor mancebo^ apue«
fío de muchos, que fe dexa entendes?
3a feruirjan, viendo el eO.rcnvo de her-
mofara,que tu poco ha, hasettado pu-
blicando^ pues efíando entonces Ji*
bre.a rodos los defecho y dexo por tí,
cofa es llana,que efíando ya caftda, no
suia de pretender main liar la limpieza q
íiernprc ha conferundo,ni haberte a tífa
quien tanto amor ella tenía , tan maní-
ííeOaofFcnfa,y mas con tu compadre,-
queesvn pafïor qual faues,' viejo, y
tan lleno de enfermedades t, que tie*
re nectffidad cada dia de ayuda parapo
derfalir de fu cafa :y fí todas ellas cofas
cpnfidcras , conocerás andar errado,
y que
Defenganû
y que'es" erígaño mamfiefto, porque ef
día que fa lai hallarte con el en los bra*¡
ços,lcauia tomado vndcfmayo 5 que i
no fuccedcrle en tal parte con el, nofuc
ta mucho acauar fía vida,y comoCclida
snouîda de piedad y còríipdfionlolcuari
to detfuelo^quando boíuio e n f i l o fu-
poconque pagnrelbeneficio * fino e$
con lo que los niños que fue con abra*
caria,y cnefto podías ver que es verda-
dero lo que dizen que los viejos fe búei
ïien a la edad délos niños, anfipues ño
tiencsraiórtèneílojtenla en boluereri
íí f yfibufcaresa íumuger, fea para pedí
lie perdón de tan faifa fofpecha , coma
dclla has tenido maculando tu honra, y
ïa fuya, desflorando como la honefti«
dad deque tanto fieriipre fe ha precia«
do.muy atento eílutio Clinardo a todo
lo que Laureno díxo,y Cm refponderle
palabra,dando vn profundo fofpiro fe
leuanto , y licuando fu fuerce cayado
por la cfpeíura a grande priefa fe metió,
dcxandolosa toaosfufpenfo$,y cipa»
dos deja pcrtmancia queen tal ptnfa*
miento tenia,y auíendofe holgado mu-
cho Aîuifa de oyr ci razonaxniento que
de Celos* if
èî difcreto Laureno al ceîofo CKnard«
auiahcchojdixo^CÍÉftoquc'yanopuc
do perfuadirme^fíno A que Clinardo ha
perdido el juyziocoiieftemal , pues a*
tííendole dicho Laureño, con tanta dif
crccion,tan juflaijîicîtas y buenas razo
îies,ydadole a entender concitas > que
andadcfatinado,y que es error !o q in-*
íenta,anfi fe fue fin re fp on der palabra
vfandodcvntandcícomedido, y mal
terrainospörrtiife dezir/quefî yo fuer«
que oyendo tales palabras, me dtfcnga
¡fiara con facilidad, y me rindiera,fin co
tradeziren nada,porque verdáderame«
te mepaíxfce,aüer nacido cftc apttetto
partór,para darcxtrnplo de virtud y fa-
ludablcsconfesos, y aun para en leñar
qual el lo hazejdífcreciot^p^fo ^MCÍO^
fa Aluiía/no pafes adelante, reipoudio
Laureno^que bien claro fe txiueflra q
csdonayreelqucde misma! cornpue*»
fias rabones vas hazitndo,\ bien fe he-«
* *•

cha de ver,pücs no fe p-.ra mí tomar vn


confejo.nireccbiralgü dc('eog¡aíiofdef
perfuadíetidomede v'nafantaíía y mo«
lefto pe.nfamíentOiqut isla cntfa , que
çaefla tierra aya ikgado ya el <• Cuido cu
H que
*DefmganQ
qiw agora eftoy¿cilo querría yofabet
¿dixo Aluifa, y aun creo que aqueíío$
cloSjpaflorypaftora lodefTcan^ y ere«
quelí ayer junto a la fuente no lo pre«»
guntamoSjfue porque te vimostan Ja-
Üimado,yconefpcranca de que en a»
ukndo oportunidad fatisfarias nucflros
dc{ïcos,y pues fabes que Saucino que
éftaprefente confinuo^yaun importu-
no a Delanioquecontafelahyftoriade
fus amore^y encmiÜad : y anfi mefino
fabes dcllos y de mi,ya en tan breue tiem-
po Jas dejos ni;is paitares de nutflra al»
dea, no fera juílo que agora nos nie*
gues,aqudlo que con tanta )uflicia> y
razón pedimos, Saucino díxo lo mif*
nio quexandofe,q auiédoeftadoaque*
lia noche juntos,no felo auian cotado»
y rogóle que allilo dixtíTe, que con a*
queilo quedaria fatúfecho,Florida tarn
bien le importuno,y de fuerte Iostresfc
lo rogaron quelohuuo de accptar,ypa
reciendolcs que citarían mejor en 1st
fueiue > donde el dia antes auian títa-
do.acqrdaron de yríc alla^orqüe allí
JLaureno cpntafe lo que tanto deílea«
uajijy porquç ya la fiefla con mucho

Anterior Inicio Siguiente


dt CelùS* sS
fcigor entraña, lcuantaiido fc de dond«
eftâuan,fefueronpara la fuente, por
entre aquellos arboles, fixi feroffendi*
do del radiante FeuoJUega'dosalla, y*
Tentados todos quatro» por aguardar
a que Laureno cornençaíTe , con ü**
Undo los demás eftauati 3ptic5 Cíari-
na metida entre vnas matas, también
fe pufo a efcuchar,la qual auia oydo
todo lo que auia paflado, deíde que,
encontraron con el paítor CHnardo,
porque como eftuuieíTe deíde que a
la noche Aluifa le loo tanto a Laurea
no algo tocada de amor , y conalgu**
nos celos de que fu prima k quifieffe,
deíTcando verle,y oyrle fínícrvifl^y
por ver fiera a n ß , como fe le auia loa*
do dixo Aluifa, que no fe fentía buc**
noy-y que auifalTe a los paftores ,co*
m o n o podría aquel dia yralafuen-»
te délas Hayasj y en falíendo Alui-
fa, fe fue por otra parte } y Hcgodcf-
pues de aucrlos bufeado , a tiempo
que pudo oyr lo que Lnureno paíTo
con el celofo Clinardo , de que fue
muy contenta -, y mirando fu gentil
talle,y apo£tura;la gracia end hablar,
H % ^urtvo
Defengam
junto con fu mucha difcrecïon 3 quedo*
del todo hecha tributaria del tirano a*
mor, y aun de celos combatida , cono*
cijndo de Àluifa que por el moría, y c©
ano oyn cícarir que quería yr a la Tuen«
te,porquç alls Laureno^ontafc la hy-
ftoria que aquella tierra le auia traydo,
como aquicn le importaua el oyrlo , fe
adelanto t y templándole el coraçon5no
faciendo íioyriafu vid** o muerte ,ea
aquel cuento fe pufo en lugar dodc no
podiafervifta., y ella podía muy bien
oyr lo quefcdbccfTe,yal mefmo tiem*
po Delamo,quc no feguro ni confiado
délo queItdixo Aluífa eftaua,tambië
acabauade llegar a la fuete, y como vio
a los quatro,y conocto enel lîlecîo,que
alguna cofa fe quena contar^muy que«
doferneCioentre vnosrofales,bicn cet
ca de donde Clarinn cffcrua también a*
guardando loqueLaureno diría* El
qual començo an fi. En la hermofa nue**
ra del cauda'ofo Tajo, no muy aparta«
dt de'la vu titra :cfht vn aldea donde
yo nací, y ÍÍcmpre me he criado\ y es
t^nfértil y abuhdofo fucnmpo,y lam«
bokduü de tauto contentamiento , que
titnc
de Ccks* $p
licncnonsbre-por-toda-la comarca, d«
Ja int jor y mas graciofa ricrru^qui pues
apacenraua yo mi ganado , rar> Ubre
\ntietupo,comodefpuesacahcfido co
tinuoeídauo, el alma leparcfciofaltar
Albifa quando díxo aquello, no fin*»
Tiendo menos la hermofa Clarina, pues
bohriendo Laureno a fu hiftoiia, dixo
con la mayor libertad r que jamas nin-»
gun paftor alcanzo , viui algunos a«
ños,no ocupándome en otra cofa, mas
que en tener cuy d ido de mi ganado*
bufcandolc Jos mejores paílo$; y abre-
vaderos que yo podíahallar>y en laslíc
íla^contandolo^y coronando vna ccr*
uatica que tenia, de hermofas y diucr*
fasflores,y cantando con mí rabel, ii*
bres y agradables canciones, me entre*
tenia burlando de todos los paftoreg
queqmjírfcde amor veya , diciendo»
queeraburía y gran engaño dez^r que
aun Cupido , y tanto moftráua dezir*
lo con todas Luyeras pûfiibles,que de
todos era llamado el defamomdo, y li-
bre paífror, y yo contento con ral vi*
da, nunca hizc mudança, ni bufquc
»ttçuos entretenimiento*, fino la caça
H l que
Defengaîho
que comencé a fcguir'en que haljaua
tanto deleyte, que toáoslos otros pa«
faticiTjpos tenia por pequefiosteneíle
tiempo m¡ fortuna que enemiga que-
ría moítrarfeme , y ordeno de traer a
mi lugar vna paílorá tan hermofa y
cruel , que propiamente parecía a*
tierfe enella juntado la hermofura de
todos las diofas , y toda la crueldad
de Ja guerrera Palas: ama vna paílo-
rá vezina mía , la quaí vícndofe algo
•vieja y canfada para facar fus ouejas
al campo , determino, como no tu-
llidle hijos, de traer vna fobrina fu«
ya , hija de vn hermano, que a feysle«
guas de mi aldea eílaua , para que U
tuuicfle- compañía, y a quien dexarfu
Hazienda", quando él vital cfpiriturin*
dieíle, luego pues como lo imagino;
lo pufo por la obra , y embiando por
tilla, fu mefmo padre YÍno a t3raella,con
quien la hermana fe holgó mucho, y
áefpim dedexavle muy encomenda-
da a fu querida hija s el fe boluto 3 y
la tia encargando ala niña ( que mu-
cho lo es Laceria, que anfi efla cruel
enemiga mia fe llama)las ouejas que
teñí*
de Celos* tfo
tenia, y yogando a otra paflora ami-
ga fuya, le rnoftraffc lo que-aaia.de- ha
zer» y en que parte -mcjoi d ganacto
apacentaría, la imbio al fértil campo»
para queia libertad, que yo confcvba*
ua^ucdaíTc en viéndola perdida aigu**
nos días, apacentó Luceria en aquella
riuerá,fin que de rai f ueíTe vida , fien*
do feruidayrequeftadadetodoslpspä
flores que verla podían, pero ella mo«
ílrando vna grauedad > y feberidad
grandiísima a todoslos defdeñaua, y a
ninguno confentia que dos vezes le
ma nifeftaíTe fu p a fio a , y era tanto-el
tefpetoque por fu mucha hermofura*
rodos la tenían, que como a cofa di*
«ina lareuerencíauan, pues como yo
ficmpre perftuerafc en mi libre pen-
famiento indignado el poderofo a-
tnor ,cle que fin cftar fubjeto a fnsle-
yesvíuiefíe , procuro vengnrfc de nii
efentOyy dcfcuydado propo(íto,y hn-
zerme pagar la burla que de fus h cri*
dos h izia,y que conocicflV fiera enga-
'fiojcldczir'quc'auia- Cupido,y para/c-
fta venganza > vfaruio vna de fu*: a-
coftübradas caut-elasjhizo en mí el spas
H 4 fiero

Anterior Inicio Siguiente


Defenmm
fiero cafUgo,yefcartmento para libres
que imaginar fe puede, atuendo yo vn
dia en la continuación de mi caça cerri
do tras de vn ligero cierno , gran parte
deljdefpui's de ajerie muerto , me halle
tan canfado,fatigado de ícd,y del calor
queme fue forçofo yr a buícar alguna
fuente, dondepudieffefaüsfazerhled
que Ucii9ua,y defeanfar vn rato : y no
hallando enlo alto délas montañas jalgu
yi3,baxando a ia riñera mcfqy derecha
<g vn lugar^el mas ameno que auia, don-
4e efta vna clara fuente, y como IJcunf*
fedtíTco de llegara ella,íin mírí»r loque
?í rededor entre Josarbolespodriaay«
rac hechedppeçbps en la dulce apa*
donde fatisfice mí ícd,v dejando ciar-
co y aíj.ulceri tierra me Í3U« las manos,
yroflro,íkndomç en aqnclU oçafioti
cofa mas agradable qw otra alguna, y
como ya la fed no me djeíTc: cuydído,
{catándome fobre iaverde yeruí py va
pequeño ruyd<\í juntp' con vna agracia
dariía3y kuantando |os ojos,por ver <|
sr^vi fcrdoip^floras^necRildo muy
çerça de initio podían difimtfjar la rifa,
4s §m «olas Imukíl« v JÍÍP J yero a pe«
mi
r
de Celo s* #
nas tos ojos huuelíuantado,qiMndoco
niodeslumbradosy ciegos los torne a
¡>ax.»r,auiciidomc fuccedido .como al
que de repente los leuanta al ciclo, y la
claridad délos apolíneos rayos le c(tor-
nan el poder mirar, confufo cíHiue va
rato, no pudiendo imaginar quien fuef
fen aquellas que allielíauanvporque la
ym no podía entender que fue (Te cria*
tura hununa,pcnla-ua fi era Diana, qu<í
allien aquelauitoauia venido a pallar
l.íll«fla,ratigada del calor de fu claro
hermanotofí era Venu$,que quirkndo
defechartatníteza, que por lamucrtç
de fu querido Adonis tenia , auia ba-
jeado aquel dclcytoío lugar, ydefpues
que porlafantaha todas cítai cofas me
huuíeronpaíTado»auiendorac foftga-
do algun tanto dt I fohrcfalco , cobran*
doaiiirao.qnifí boluer a mirar la ango
iicavifion.y fuccediome como la prime
ya vcziíaluoque deftafegunda comen-
ce a ftntircnini üuertado pecho» vn.no
feque,yvn defafoikgotan cítr.mo,que
íii yrmeni eítarme quedo podia,y cier-
to me faltan animo para leuaniar ios
Ojo^íü tercera vez fi Lifena.vnapafto»
Dejepigdno
ra de mí lugar.que era viia délas dos,eo
ïioacndomc,y iïnttcndo mi turbación,
im dixcra.no fe pallor Laureno , porq
caufn no quieres hablar a aqueíla hcr-
inofavczinatuya , ni aun a mirarnos
buelucs.enla voz conocía Ltfena.y co
mo me dixo que era vezina mialaq con
ella cftaua,fabiendo,aunque no del to-
do de fofpechar que era diuim,me íeuá
tc.ytemblandomclospie.v.yfabricando
mil razones,y todas pareciendome pe-
queñas desliazicndolasjllegue dóde las
dos eíhuan,porquc faued que eranLü-
ceria yLifena,1a paftorafu amiga a quig
auia íido encomendada de fu tia, ellas Te
3euantaron,y auiendenosrecebido con
lasmejores.atmquemal concertadas pa
î.ibras,quedemimucha turbación pu-
de facar.fíendome porLuceria manda-
do,nos tornamos a afentarfobre la me-
nuda y verde yerua • y algum parte de
na turbación-perdida,abriéndolos ojos
pude ver el mayor eftrcmo de hermofu-
ra que la naturaleza ha formado,)' vi fer
vna paftora de poca edad, de mediana
eítatura.pero de cuerpo,tanbíen hecho
y acauadojquç me dexo fin fentidoícíla
de Celos* £2
tinbeftídaMe vna palmilla verde d a -
ra,la faya algo larga,y con muchas alfar
Ças,e infinitos pliegues/con que le dalia
mucha gracia, vnfayu¿lo de lo niiím'o,
con vnasmangas'anchas,por donde"ía-
cauaíosrñarauilloíbsybie compuestos
braços,que cubiertos con vna blanca y
tr afp are ti te camífa,dexauan Ver íueftrc
ni a da biancura,tenia las manos utas cor
tas que largas, y masgruefas que delga-
daSjCön tan eftraña blancuraVque de vn
fino y claro criílal parecían fer hechas,
losdedos queen todas las coyunturas
hazian vnas proporcionadas, y redon-
das fenoles, tenían las vñas , mezcla-
das de nicue yfangre, mas largas que
cortasj-y tanbien hechas,que artifíciofk
mente aparecían fer puelïas, el cabe-
llo mas rubio que hebras de fino oro,
traya recogido con vna angofta ciriu
dcícda encarnada , y fúeteos por fus
efpaldas3cran tan largos , que eflando
fentada,dauan ala verdeyerua / gloria
con llegara ella,la hermofa frente tan lí
fa y blanca * que jamas la clara Lu«
ha mofíro la íuya tan acauada, las
cejas pequeña y enarcadas / t a n t o ,
'eftpane
[««ningúnpincel icios famofos pin-
tot« que han paffado, pudiera y «¿lar
con artificio a lo qUC nueftra madre na-
turaleza alh pufo los parparos lle-
5°«dccfpefaiydelicada»vcnas,que.fi€
do ellos tan grandes y ran blanco! , ba-
Jtauj fu vifta a fufpender por mucho tic
po al atormcncadoTicio las larcas pefta
aas,haztan vnas fombras tales cncl ref-
plandor de dos diuinos y claros folc^q
porimpoftible tengo que los viera nm
g«n hombre., que no mzgâra fer cofas
ceícttiales:la pequeña nariz tan afilad*
quegrancontentamiento daua d verla,
4j tez de fu roftro parecía que era he-
cha de blancalcche,me2chda con finí
iraní, la voca pequcña,lo> labios devn
¡finiísirao rubi,y los dientes de bermofas
pcrlas,el blanco cuello dejado, y al^o
largo,clpcchoako , y feñalando cncl
dos tales buitos,quc no fierito coraron
dénombre que contal vifta con liber-
tad«) uedan,finalmentetoda ella me pa
recio fer vn retrato de la mifma hermo-
fura.yaun nofabiaquiëera.y ya temia
npfuftfíe por. el gran Iupiter villa , por
Apolo;o Mercurio »-creyendo qjie co-

Anterior Inicio Siguiente


di Celes* $$
RTO yo al punto ardería en vhxo fui-go»
Todo efio eftaua contemplando fn> po
derliab]arpalabra,ni hazer otra cofíV
nia> que mirarla,cjUíindo Lifcna IÎK CÔ
to quien Lumia tra5que ya a tl!a mm
dicho quien yo,yíauicndo que era fai
vezinojde quien ya tenía alguna no«*
cia, mucho moftro auerfe holgado de
conocerme,)1, anfí con eftremada gracia
cftuuo vn rato hablando conmigo , de
queeftaua tancontcnto^uetodala vi
da cjuiGera queroedurara aquella gío»
ria:y como ella deíTcaífeojmic cantar»
no atrebiendufe a mudármelo, para dar
ocafíon a que yo \o hixicíTcv dixo a Li-
fena que tom;t(Te fu Ç3mponatqut'que*
ria que entre las dos canteffen algtna
coínXiíena lohizoluego-.yauk'ndnta
üídograciofamente cô grandifiimafna
uídad^cantaronlo (¡gáfente.

LVCERÎ yt.

Î lfm htrmatu fumo es e¡ contento¿


A?* "j»e ce» ü ya de prado
iifttm
Defengdño
¿entro eh mi pecho (tentó
donde no entra cuy dado,
fifola delaycYM y del ganado.

ZÎSZN \A,

En y er dqueßa dulce, y cidra fuente,


con mor murió yr corriendo,
go^pmialma [tente}
Uqml ya'ßefcubriendoi
drenas de oro que fe eßan rtyendo*

lyÇERI^.

I~Q s arboles mirar y elfrefco yiento


cogeraquifintada}
ovXAvdo el m caimiento
déla muy àelicadit
auroraos lo que m AS ami me agrada«

LISENT.

Coper Us tardes flores me esgußofo,


¿>
yrluà
de (/ht. $$
yyhttenxîrtendó
ttießvewogo\oföt
y yn& girnaídahfi^tetidxi
¿fare hutlm A ti te Umyendo*
4¿S>

%* y L JE R Ï */&$

^queßayida amiga mécontents»


almagró mis tcrdero$>
y filo tengo cuenta
que lobos Carniceros
n&Us ojmdau conjus dientesfieros

L ISB N,A*

Sío h avibïeion de pueblos Qj)uhntQ$p


me de alguna codicia
gqmtto ay abaricrttoi
m es meneßer )ußkia
fmsU [mflctç [obra fin mdkkt

frètent!*
D tienta né
Pretend*fer quien quiera ciudádátte
que yo foUpaßort

friicur&ferjetiord
m quien crece cudicia detinten orrf*

l î S E N «A

tihresdehs cautelas > y de tft&afws#


yíwházw etimdosf
que crnßn cien mil d^o t
tn hs campos jin miedos
alearesto$ paßoresyiuen ledos*

C«'tola h «mofa Lucena, que »mi me


^ O N + tanta melodía
ir
ydonsyreca*

tenia como fuera de juy.ssio, y viert


do que yaloauíau dc3cado,dixç a Life*
tia.Por cierto gradofapaflof;*i que con
razón puedes loarte que anda* en cotn*
pañia de Vna hutnaiía criatura, que ju*
ítarnetc merecía andar cnla dcla¡>fouera
íias diofas,y fu fuprcma graciapor el co
íïguknte:b qual junta con la tuya, quie
no os conociere, llanamente- entenderá
que
de Celos* âr
quecscofadiuína^nlo que etilessdíP*
eré to paftor^refpondio Lifena de po-e
dcrmcloär,que en compañía de la mas
hermofadcquantasfoiijy hau pafado
ando yo3digo que tienes mucha razón,
peroencfoiroenque metíílc mi poca
gradado loquieroconfentír , porque
tan msnifîçfta fe mucÜra^nmi eífa hU
taicomo la fobra en lalKtmofaLuccria*
cefe la burlaron vna pequeña rifa, di*
xo ella,que ni yo confentírelo vno > n*
aprouare lo o tro: mi hermofura y gra«
da es tan.poca^que qualquíera conoce«.
ra fer lífongero^quien en fu loor dixere
algo^y la mucha tuya A no quiero yo c|
la abaxe$,porque es manifiefto engaño,
y tu difcretoLaurcno^o quieras hazer
donayre de quien no te lo ha merecido,
no porque tu mucha diferecíon fea mu«»
yor que la de todos los paílores : has de
querer tan al defcübíerto hechar mis f al
tas en la callejas mia s refpondí y o , fon
lasquedefeubro, y del cielo ïïïëbaxc*
cruel caftigo fi o'tra cofa fieto^gora de
XemoseíTodixo Luceria , quecncofo
tan conocida,no es bien que tratemos,
y pues Lifcna y yo auçmos moftrado

Anterior Inicio Siguiente


Defenmño
lo que íabcnios,. fera! paí a. entrambas
grande contento que tu cantes alguna
cofa^iorefpondi yo-palabra-, fino bu«
Xíin.do la cabeça en fcñal de obedience
tornando mí rabel^comcnce a tañer, y
luego a cantar aqueftos verlos.

£ L refplandor del fol¿y laseßrellas*


deia yeldad mayor que tiene el cielo
ynretratopurißimo end \mlo>
mbßrandonosejh mil gracias bellas^
quien quiera y er cifrada del altura
la hermofura
énynhmnano
yfouerano
YO jiro y y talle>
no a Iwfcalle?
ai cielo Juba,, yengafe\à eße 'prado
do todo lo yera muy acauado*

Qwett pretendiera y er la perfecton,


y donde remato naturaleza
clejlremo mas alto de belief
âoMyre
de Ceîoâ* $$
^ottdyrep gracia, hn& > y diftrecio»
y quien degrmedai} y deudor*
defcael Primor
y er con loi o]vst
ddndoendefyo)QÉ
for y iß et tal
lamas ynmortal
Ho canfeen otra$ partes à eßa fuente
yenga do lo y er A mus excelente*

Veu nqfù tnelyuUerno rtgimfo >


cotiuiertc en a^radMt.primamra
y quien fubgetä y rinde a toda ß?ra9
conßlo/yn mirât de QjOSämorofa}
'yeru quien del calor delfecoEßio?
''ynitrato frió
'fayißa ofrece
yreberdecey
las florecilUs
que y d amarillas
eßandelro\o S olcùn fer tocadas
dejmherrnofasplantas delicadas*

I 2 Verá
Defengano
ytra por quien ufpolo ßabrajäray
mas quepor JDaphneen amovojo fuej?û3
y por quien e s dich riß eneßar ciego
Cupidoß à no eßarlo Í4 miraraj
*ver& ynßr apacible y tm altmo¿
quel quedar yitto
le fea eno)oß
y el repofo
auorreciend@,
eße pidiendo
pem, y pafîon pomo wrfe yna om
ajrcno de mirara tulpa fiord,

leu pnfíara adelante yo con mi can*


confino que íentimos venir gci?tcÄ
y anfi me tue força do callar > auien«
dofehoteado mucho las dos paftoras,
de oyrme,fes;un dixeron , y queriendo
Li hermofa Luccria Caber por quien fe
auia cantado,o por no dar a entender q
fabia que era ella a quien mis alabanzas
yuanguiadas¿dixo:en todo has querido
graciofo yapueftopaftor, que quede-
mos vencidas 7 anfi en la conuerfacion,
como cu la mulle a, y cierto a miparecer
que
deCelôs* &7
que no has tenido razón en engrande««
.cer-tanto vnamugeivy -fes quien fuere,
dcrriitefedezir,queíí entendiera que
pormifecaiuauajque nolo coníínticra
porque no creo aya ningún a inerecedo
•ra de tal trofcojiarto lebafta por herma
fa que fea,que la comparen con las co-
fas, human as, fin que anfitan a rienda
fuelta permita que la leñanten a los cíe*
los,que aunque el que canta mueftra en
ello fu delicadoingenioy buena gracia,
no lo auia de confentir alguna paftora
quediferetafca^donde ay tanta razón
deencarecimiento^dixeyojcomoenxu
perfetahcrmofuradífcretaLuceríajhar
tofaltode entendimiento feria, quien
con lengua humana prctendiclTc p o -
nerte enel punto que mereces: no pudi-
mos hablar maSjporque a cita ora llega
ron donde eftauamos algunas pafloras,
con quien por fer ya ora defalir al cam
po,para ver los ganados^Luceria y Li-
fena fe fueron defpidícndofe dcmi,q c[
alma quífieramas3fe dcfpidicrade mis
carnes, y como no pudiefle íuffrir comí
go,de ver yr aquella cftrclh, y quedar-
me yo:detrai délias altço apartado yua
íl gozan-
èfengam
gozando de folo ver aquel diuïno'bul*
to,que otra cofa no fue paisible , porq
nunca cl roftro la vibolucr,y fîendo tic
p o dcrccogcrme^llcuando vní ganado,
me fuv al atdca^yconiofucfic vczina,fa
tia de Luccria,y muy conocida mia^q*
31a noche paie a fu cafarde q la tia fç hol
g o m u c h ^ y fentadonosa fu puertà,Ios
Tres fulos ufluuirno^hafla q fue muy taï
d*;3y k quifierô r e c o g e r l o dcfpi'diçdo*
UK ddlas,itiofirandp con los ojos lo q
enci covaçon tenia, me fuy a mi cafa.,-do
de pa(1c tocia la noche cô cl nueuo pëfa
miento en tantas imaginacioucs,que no
•pude dormir cofa alguna: ven ¡da la ma
íana^q no poco delicada tcni^3procure
tornara ver a Lucena,!!« que huuicíTe
mas animo en rm,dcma;> q mirarla,y de-
seado la caça q en las fiellas del ganado
fcíiuia ¿ bohiia pallar las calurofas o-
•ras entre aqüos verdes arboles ¡ y clara
fticnte:de(}a luene fe paffo algun tiem-
po,cn que yo cada dia mas mc-yua ence
diendo, y teniendo menos oíadia para
iuamTei!arÍo*v como denoçhe en fuca»»
ía.y de d i a u u í capo, fiempre la aconi«
|V£MÍICJ y procuraífeliazcr todos los
fçruíciog

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* tí8
feruícíos que podia, ella me cobro vna
fana aflición 3y täta,q fí alguna mañana
antes?, que yo fallív; yua a llamarme, o íi~
nomeaguardaiiahafta qfalia, jütospaf
finamos las fiéftas,y juntos andana nue
Uros ganados, y creció tanto cita ami-
{tad*que muchas vezes fe oluidaua de
aguardar aLifena^de qella fe agrauiaua-
in«cho:cn todo cflo.quc paíTauamosja
mas yo me atreui a dcziilc lo q a'fucau-
fapadecia^cro viendo que la pena cre-
cia,y coufiandome enlas amorofas pala
bras,qucme dezia Luecria,y a vn enga
ñado^ntendiedo que me amana, vn día
que folos entre vnos verdes fauces cíla
uamos3esforçandome quanto pudc,qui
fcdezirlemipafsion,ycoivio los ojospa
raefto lcuatuafic,y vicíTe aquel e u r o
mo délas mas • perfeta s y acauadas her*
niofurasjla palabra ¿eme cío en la vo^
ca,y con grande turuacíon bolui los o-
losllenosde lacrimas alfue!o;lo oue île
clo viíto por Laceria, con terrible fo~
brefalco,cntendiendo que me a nia lo-
mado algun mal,muy Ugerafe leuan-
•to,y tomando mi cabera en fu regado,
co eftraño fëtimiëto nie dixo, LanrciK>
I 4 hermano
Defengáno
herman o,dírnc q es lo q has fentído que
aníi te ha hecho llora v, y te ha puefto ta
turbado,yo que me fentitocar de aque-
llas manos,caufadoras de mi pena, reci-
biendo aliento y animo, viendo en fus
feermofosojos, aqllasaijofaradlslagri-
Hias,acauíindome de engañar, en que
me queríale dixe mi mal: hermoíiGiiua
Luceria es grande y fin remedio,)'fíal*
guno tiene ü (la en tus fob eran ss manos
ei qual fi de ti me es ncgado,acauarc- co
mistriílesdiasaquientuprefencía: pof
íible es rçfpon dio Lucent, qüeeíla en
mi mano dar remedio a tu pafííon,yquc
vii punto te detienes en nioftrirme lo
que quieres que por ti haga : ácana Lau
reno de declarar tu mal, y el remedio q
yo te puedo dar,para que veas tardarte
tuntas en dcciïlo , que yo.cn ponerlo
por la obra, aun con aucr comentado
no me atrcuiera a mtiiifcítar del todo
mi doIor,ÍÍ Luçeria no me importunara
con dulces y amorofas palabras, y que-
riendo dar fin en mi paflîoucô moílrar-
h ala caufadoradclla , dcCpucs de mil
pcríuaííonesfuyasjcdixe* He dicho
difemay vçllifsinw Luceria, que mi mal
folo
de Cchs» O
foío puede fer remediado por tu Jiermo
ía manory agora torno a dezir que es au
aporque tu grande valor, yefiremada
hermofura^hafido dctalefcto.cn mis en
trauaslibrcs,haftaque fueron mis ojos
dignos de ver turara perfection, que he
quedado tributario de amor » y eíclauo
tuyojlo qual fercjhaíla que el vícaJ alien
to acauc en mifu común cornada. Luc*
go que lo acauede dezir^mcpefOj por
no aguardar la rcfpucßajCntendiendo q
auia de fer tanque me priuafc de la glo*
riaque entoncespoíïeya.Sofegadaeíhi
no jLuceria,hafta que yo di fin a mis ra-
zones:la qual como entendió mis pala-
bras 3 yconocío elpropofítoqueyo auia
tcirido,ydonde mis feruiciosyuan ende
reçadoSjComo fi picada de alguna viuo
rafucra,defuiandoniecon las manos de
fimuyapncfajfeleuanto , ymoílrando
aquelhermofo roftrOjcftrañamentc dc~
nrndado 3 mcrdpondb. Anfi no fufre
tu loca demanda otra rcfpucfla, aticui-
doydefcomedidopaílor, mas que dc-
xartCjConhazerproíupucdo de no ha-
blarte ni verte jamas,y diziendo a q u o
fio,íu-oftrandocíiraña colera fe fut.de-
I $ x an do me
Defengafto
•xan.tlo.rne tendido eneí fuelo, tau fue
ta de ni^quc en gran rato no me louan-
te, y de que bo.Iui en mi fenticîo , era tau
tarde, que noparecia paftor nin ÎÇun o en
toda la riuera , las Ligrimas } foi piro s, y
quexas, que y a demi me fui o ami rnc
«hua,Fuero ramas^que pa fie allí en Colo
eil o !a noche entera, maldizîcndo cla-
treuinrricnto que paramanifeftarmí pc
n a aui.i tenido, y Gno fuera a ruegode
algunos paftoresque por allí vinieron,
yo creo que acauara mí vida en aquel
lugar: los quntcs raclteuaron al aldea
y confolauanmelo mejor que ellos po*
dían , niü$ tal cílaua , que ningún con-
fítelo era bailante , y llegóme a tan-
to cílremo eíb pafilón, que eítime a
punto de morir, y todos lo entendie-
ron anfï, fin que yo junas la caufa di*
xeífea nadie 3 ni Laceria de raï mal hi-
zieílc í en ti miento, y viéndome ya tan
-alcaito., y que nunca de mi fe dolia,
determine de efcrcuirlc vna carta 5 an-
tes que mu riefle s no queriendo yr de-
fia vida , fin primero ver cofa fuya,
porque rne reípondieíle 7 y enten-
diendo que por ventura fe monería,
tomando
de Celos« 70
tomando tïï»ta-y papel , -eferc-uî
que il o.

L almapaeßa evprjfton*

rendida U libertad

Trtjie. <• y denimr dttdofo


efçrîffo pQrquçme Çteato
tarta pena de comento
quanta de paffton copiojo*

Doblante el fiero dolor¿


"ver comrayiasdc mi fiteYte
el tiempo fortuna j y muerte
tu condiciónxyd itmon
Comlwtenme demanem i

que hit no fer m U oc a ft on?


enm&w* de tdcuiluon
dexado Uyid^wdent*

JL legue iîCôtffevuiypoYti
io^mjhi tiito^tiditra
}?

Anterior Inicio Siguiente


**

engaño
y por condición un fiem»
meqtfedofm tuyftn mix
Mimloqueenejîogdno^
puesquepor ynmefmo mode
por Uparte pierdo eltodo»
ypor el pie brdgoymáno*

Sißypaßora aremdo,
bien pago d atrevimiento*
porque md$pade%coy Ciento
que ninguno hapftdefcido:
Bueluemedbien que perdí¿
no por remedUrmi yida^
máspor m fer emitida
de quien m&$ te ámA que ají «

Si me yier&selfémbUnte,
momerate Hcompdfjiotti
aunquefueßeel corroa
tuyo <>deyn duro diamant e\
Flaco trlßey macilento >
falto de todo confuelo*
apeamiento mel cielo *
de Celos»
y eïcoraçou en tormenttiî

N§que mequierästepidcj
mas que me mandes boluer*
en parte do puedas y er
el punto a queme has tray do
Con efio eßare contento,
y reliquias dello hare,
paraqueßframife
cien mil mos de tormentû»

Si a cafo mir&jtrcßmoy
quiencaußpafßon tanfuerte^
•conßmomeßnta muerte»
y en y ida me bueluo en humo'
Micerbatica ¿ ycordero$¿
dosmilye^eselpafcer
dcxan ¿ y en anft me y er
dan yalidosiajlimicros,

7 esme el amor buen teßiW,


que end campo el otro di A
¿ penas me coNofcia¿
*DcÇeng(£no
mi miis^erdjdero amigo
y holukndome fin mh
y tft tifoLt tvittttfortoctdofi
en ynaUmo del prado
eßo paß or.i ejcntti*

Ußo etfiemievüynprtßQY*
que detiïiXù dtUlfflü
el tiempo Mnoryyfortuna
mncaje han dadwewori
Tmsfotofiemprehd tenido
el àefden dçfu paßora,
mtirm *mmra9 mMf&&gor$t
el cjiícfm tan a trenidû *

Si te llebre äyer
Li c¿ tifa demi trlßum
dins am fuhwrnofuwi
m-•:cha mas pimkha%er»
Quifehùrrarlo de aliit
*vkndò fie era mi"pd{ftun¿
pues me offend*1 comr¿\pn
lo<mmےipArt\% de ti*
T tinté
de ¿dos* 7¿2
7tanto evfirmezacrezco>
puedes pají ora creerme*
que en'Ver que ?to quieres yerme
a mimejmo me aborrezco:
Mira en que rjlado meyeo?
que pumo faner en qu$
mth?o di(iuftotede>
muerte ni yida d&jeo*

No meaireuo d demandar x
por ejerito Urefptteßd
pern pues tan poco cuefid}
y ien (a puedes embiav,
^éhmfc mi pdffinn*
ofenexcafe mi yidx
no eße mns tntr (tenida
con muerte deícoracotu

O V E S T A carta recáela con


A tantas lagrimas , que a penas de
mojado c\ papel podiacícrçiïírï;^
ctVíbiccncomendandofcja a vi? o g,r3c!c
nmí^ade Liícnoja cnialíi uiotnn bixc*
«á maña, que acauu con clU q ."Lucena
Defengahû
fe la díeïTc,y muchas vezes tratando dé
nii enfermedad > Lifena le auia dicho
"quejaha2Íamal).€ncpnfen.tír que mu-
ric:ffe»y como fea natural en las muge*
res 1er amigas de nóuedadcs,mi ventura
qué!oqmfo>en aquel tiempo con nin«*
guña paftora hablo,la caufadova de mi
pcnajCjuedemíño'kdixcffealgtina co
fa^y auian podido con ella t i m o r a t a s
paftoras que ín> caufa me tenían duelo,
que començaua aablandarfe^entendie*
do que algun particular deiria de auer
en mi,pues todas tanta voluntad moftra
Man tenerniejacordauafTeHel tiempo q
juntos andauámosjdeias canciones que
íc cante,y de^ia que no auia fído miyfc
rro tantOíquanto elcañigo^y quedeío
do el mundo ]¿fcria mal contado* Ti fu«
pieffen que a fu caufa moria : al fin por
acortar rabones, qunndo mi carta llego
a fus manos,ya ella deíleaua yerme con
falud.y procuraua quien de mile dbcef
fe,y lcyêdola^y viendo enel'cflado que
cftaua;derramando algunas lagrimas:
tío fe contento con leerla v na vez , lino
mucha*?, y no queriendo rcCvon derme,
luego porno darle a çntçndcr llaman-

Anterior Inicio Siguiente


de Celts* 13
do a Life ri à niuv cüímtulactamehtc, cô»
qukn folo quería efeufar mi muerte, le
¿ixoquefueffe,aunque mi ofadia nolo
fticrccic^y me dixeifè que le pefaua de
nii mahy que procuraie tener falud , q
ledària mucho contento^ certificóla^
hazla aquello por auer fido la menfage?»
ratio c[tie yo me holgué er n aquel reca*
dojuo ay para que querer moflrarlo,
fun dando mil gracias a Lifena , porla
merced que me auía hecho/dcfde aque*
Ha hora comencen mejorar,lleuadolo a
dclantejCon que todas las v c zes qut Li-
fena me vcya#mcdaua buenas efperan*
ças.Dcfh fuerte paífe algunos días, no
perdiéndolas de ver la rtfpuefta de mi
carta poreferiptò^y mas larga que fe me
auíadado^y como Lucería no folo na
melaenibiaflcjperoniaun verfe no fe
auia dcxado.afidaua eftrañamentc íma
gmâtiuo,y confufo > y entre otros días
que anfi eílauajVno que me hallefolo.y
acompañado de mispcnfamientoSjínci
lueardondemimalauiafído.fentando-
me junto ala fuentc^que co n mamo ruy
do va regando aquellos verdes campos
comcncc a penfar cutre mi > del tiempo
K alegre
aîegre,quandoen copafiía de Liïctxh
al li folia venir, y corrió efta memoria re-?
^ouafe-miUag^dcrra-m^ti^o'mttdiasJ«
grimas.dixe^no fe fin venturaLattren»
como puedes yiuir viéndote tanque eri
cl agua no te conoces todp a caula; tuya
y apartado de aql ángel coquieaquifo
lias venira paflar las calmólas fíeftas, y
viendoq tu niefmo eres la culpa de auer
perdido tnlbjcmpero que podia hazer
û el dolor me tenia fuera de mi, npfuy
yo quien hable fino el amor q eftaua en
tni coraçon^y Gomo era por aquella her
îBofa paftora^ graiïdifsima hermofura
nocauiaen pequeño lugar3 y qüiföfa«
lir alguna parte,por la voca, ay quebie
a mí eoíh c fia pagado miatreuíouento,
y cal cftoy,quc pienfo. paggdok acauar
mis días,ay hermofifsirna LutçHa, qu*
210 fe porquetan odiofa mi fe te ha fido
créeme que tengo de nióri^con la coii^
íbncía que agora tengo^amandote y fir
ttiendote mientras viuiere, que aunque
tu no quiera^yanofe podra acauar co
mi voluntad que te efta rendida que ha
ga otra cofa , porque quífiftc hazerme
rcuiuircou el recado de tu partera..mi
por
de Celos* 74
porLifenadado^ara cjtie nö acabará
cntonces^y porque may pci)c r de ternie
nadacftasdequemuerajpuesfics anfï,
porque no me has embiado la refpucíla
para que con elJajne entretenga,que tal
es ía firmeza queverdaderamente te ten
go, que'no me abras morir mandado,
quando yornefmo fea el verdugo de
mí garganta,y. ÍÏ te parece que 110 tengo
hartos q lo fea end ah^or^defamuiYCuv
dado ypcniamJeritos;haz que'yo tam-
bién lo-fea.toçto efto que dezia efîaua
efcuchandoLuceria,porquefegunelIa
medixò, la qual me -conto deques qtiä
toencfl'o auiapaíTado\ prôcuraua äte~
cIiarme3ycfconderfc en partes que no
lapudieflcverj;.yeQ:àüd<>ai'e:aqüe[il!%
oyëdo loque dcz¡a,y confídcrañdo mi
niucha fe, cons o ya amararidiiuieífe íhif
cando,cntrada en fu tierno pecho , no
podía dexar de llorar , y fin compara *
cionrecebiagraiidepena de verme de
aqucllafuerte,y;quiríedofe yr5oyo que
•comen'çaua a cantar,y anfí fe dctuuo
por oyrme.que alTon de vn deftçmpla*
dörabcJideziaa-quefto.

K 2 Sabrofa
Defengâno
Q^íhrofay clarafutnte que regando¿
comanfoeßmedo tya$eljotoypudo>
laslagrlrnàstecogèdemh 0]Ö$>
queàprfcja lasiwbiael coraron3
y en ellas me ahogando ayuda &l fuego,
que]ußo es muer ayo entrejuego y agua*

Ta tio puedo llorar lagrimas àe agua


defangre fon con tasque eßoyregando»
el pecho queje abraja en ywo fuego*
ydeldeciendenal ameno pradot
dexando ardiendo al trine cor&$ on
enltatyA queyajale per los OJOS*

Lloradjmdefcanfarhumido s 0)0^
pidiendo aqtíejfa fuente que os de agua*
jtfanfwe yá osneiareelcora^on^
parayr como foleys ßcmprt regando*
la yerti* y'flores enel"verde prado,
que agoraje marchita con mijuegn*

tifctâtfife Idfama deßefago,


fin? pueden llorar mis trißes o)os
yabrafandt
deCeloU if
y abrafando/os campos,foto y pindó*
feqtie de rios^yfuentes toda el agm>
pues nunca con mis kgrimasregando
de Luceriafe ablandaèl coraron*

Eu quien Urnas tan duro coraron,


feyio que no le duela ryeií enfuego9
abrafarlas entrañas que regandox
h<tn andado contino confasojos»
adonde de lafuenulà dulce agud
no llega déla Cierra el bofqueypradù*

Taime tiene el dolor eneßeprado*


que no entiendopodmmi coraron
por mas que lo procure con el agu&t
apaga*fi encendido y yfaofue* ov
p msno ha podido ha^trlo aqueßos o)0$y
que tanto tiempo ha que andan regando«

N íx como de cantar acabe,quedan-


do tal como muerto dixe,perdona?
me hcrinofaLuccria íï alguna offert
ucon mis palabras hasrecebído,y pues
ao quieres que ningún confuclornu*
3 riendo

Anterior Inicio Siguiente


Defengano
riendo lieue, de voluntad rac üfFrízco
alocjuçdcuudifpuiîcres ^ aunque no
podfa de^ar de fçr confuelo para mi aj
ma entedercjmuero có tu gufto,yqene
lio te íuy'acepto,pudîcro tanto con LU
ceria eftas paUibraSjylo que auia catado
que fe dífpüfda embiarme la refpuefta*
rriejorquc yo tèriîaentêdido que fuera,
y quiriciöjdoniCyaunq no fc fi tautelofo,
por lo que deí pues pa {To, fe fue al aldea
y en llegando eferiuio viia carta,ycftan
dola efcriukndpjliego Lifcna, y como
Luceria las lagrimasUiuicíTe enlos ojos
calídefacordada^ no pudo encubrir lo
que end pecho tenia , y contándole to*
do lo que paíTaua,y dcla fuerte que me
auia viílo^e rogo que con tod<velfçcre
to y recato poflÍble,mc la HeuaíTcXife*
|ia>fe oftreciq de hazsllOjyfc holgó mu
çjio^porqgvandemcntele pcfaua.de mi
mantornada pues la carta muy alegre fe
yua para mi cafa,y alcanzándome a ver
q entonces del campo verïiâ>mc aguar-
do,y con akgrerofíro mc-dixo: maraui
liada efloy difcreto zaçal deverte" çô tal
fcmblaté.auicndotc yodado vn recado
tan í'alutifei"0,ckrto <jae das a cntenacc
que
de falos* 7¿
qüciii ntaí procede de otra parte,ay grâ
cioíaLífcna,tcfpondi yo^oitio quieres
queféngamc)oria. nivíáa, vn pallor ta
defdichado como yö.ta tienes razo n'd ib
ftiaraüillartt^oó de que aníl·eíïejfino dé
qticla vida fuftervt¿^püc5 que cnufa áy
paraeíTojdiAO LiPenajVicdo yaque Lü
ccría te ama,y tanftoyque fin ti no quer-
ría la YÍda,ya tengo condeida tu ínten-
cíon^refpondi yo,piadófa Liíena / que
fes de procurariufpender mi muerte, de
xaio paftora, que mas vale actuar de v-
na vez^que no padecer tantas muertes,
jioviuayOjdixoLifcna^fííao tedigover
dad,y porque Jo créaSjtonia lecelta car
ta que Luccria con infinitas lagrimas'
ha c-feriptornú fe puede creer con el co
rento que yo la tome, y auiendola aüicr
to,y conociendo que era la letra demi
quprida Luceria^quede caíi fin juyzio,
y vcfandolainfinitasvezeSjantesdele^
la hâziatakscofas/j Lifena cíiauaefpa
tada,y mas viendo que porque cnel nie-
lo f^auiacaydo Ja tierra donde to c^^^^
gi,y en vn lienço la incti en mí íen o^co^
moLaureno no fabeslo q en la carta yic
n e ^ i x o Lifena,y ha¿$s tatos eftrcnios,
K 4 aunque
Deßngano
aönquc cnclía me mande que muçra^çf
pondiyojîvopuedoluzçrmenoSj acor**
•dándome que es eferipta de aquella ma*
no.podjeroi'a de darme yida)yde quitar-f
niela, léela replico Lifçna^quç cnellah$
Haras verdadero remedio a tu dolor ^ y
cumplido cpntentpjpor no canfarJa c6
mis alegrías,Ja comencé a leer J la quai
vi que anfidezia.
Sí la paffípnjormento^congoja, de*
faíToííegOjpeCadumbre > dolor, anfia.,y
fuego, que los hombres manifeftays te-*
ner y íufrír a cauíaiiuertra^fueílçaufí
como decis, uvgraîas,. dçfconocidas j y
çvuelcs/enamp's -las mugeres, quanda
no correrpoodi^fl^mos, con lo que a la
menor cofa de aqueftps fc deuetpero ca
mptciigamos ^pnqcido en todosyfyt
ordinario echar y no por la voca,y quç*
«lar otro enel cptfçqnffîngiçn do loqpc
no fe'n fis. mas faltas feriamos en dar;crt*
ditpjítjoquctanm^
y fi por veinuraay alguno que deflentt
ïtieroíaiga^esimetteflcr para certificar-
nos fta^çr alguna efperiçíicia primero,
Ja qual yo de tí he q u a ido hazer , por
no hallarme çíiti^g^da al rigor de Cupi*
de Celos* 77
döjfin «íhr cierta de tufîrnicça, no rví>
contigo del dcfdcn que tanto harmani-
feííado fcntir,porque no merezcas fet
de nu, y de todas las paftoras deih tier*
ra fauorecido,masporhazer la prueus
que con elfe ha hecho de ta confbn**
cia,la quai fi adelante licuas^perfcueran
dohaflael fin conforme a los princi-
pios, ait u quedaras fin gualardon de tus
trabajos* ni yopodi'tqucxarme de m
£e,mira pues ya dulce para mi Laureno*
con quanta llaneza me oflrczco a que-
rertc^y procura que no fe me pague mal
too algun venidero difgufto^tu carta re
ccbi:la qualme hallo un difpueftaa ha
zer mas de lo que me pcdîa,que al pun-
to hi2ieraefto,fila honefHdad no me lo
impídicra.no puedo creer que taa al cci
uo efles.como en ell a dizes, aunque he
fido certificada de ciertas paíloras, que
te han vifto^que ella tal,quc co dificul*
tad reconocían, y a quien mas crédito
hcdadojia fidp a.tu verdadera remedia
dora,y amiga mia Lifeua,de quien po**
drasinformarte^cò la peña que por la tu
ya efioy, mas ay de mi, y de todas h s tri
tC5| añoras,qyc^níi tan a rienda íyelta
& j aios
Defensorio
i)0$ entramos por el campo de mieïiros
enemigosjdondequando queramos faw
lir íersímpoísíbíc^tu cítaras luego de
tu iadifpuíieíonybueno f fin dolor.y en
torfcpaflaratodojhazieiidoTii* de libre
cfclinüaí'ayiqya temo las mudanças que
los hombres hazcy^yios peligros a que
nlc-füb'jeto,ya pierdo el fucfiö-y el repo
fo^no porque me arrepienta cncl querer
te,m'a$-acordandome de mil defaftradös
fuccelïos que en muchas pafloras he vi'
ílo,ycn que yafíu defenfa para la aducr
fa fortuna rae hallo, pero cö todo aque
ñu creemcjquc noeftoy tan rendida; q
nopuedamuyami faluofalirrne a fue*
t a t u a n d o faltare en ti algun quilate de
la conítancia que publica^mañana por
la líe fia, te halla en la fuente., donde la
primera vez te vi, que pienfo eftar alia
con Lifcna, a-quicn me remito, en lo
que mas faber quificres^y te diere gufto
que yo haga«
Acauada de leer la carta, fue tanto el
gozo querecebi,que por vnrato effcu-
uc fin poder hablar palabra , haziendo
como niño que hablar comienza con
ojosy manos mil mucuras de akgrla^ti-
niendo

Anterior Inicio Siguiente


de Celos» 7S
fiicndola lengua muda, yqttSdoya; £«
de Iiabíar,puniendò4os ojos ttièlaclói
dixe-.pöiTibleespödcfofoCuprdo^her
mofa \rcwijs,GOn-todos los demás qlos
íftréllaáos eielos auitays,qaiicy;s queri
do há^étme'digíno de tanto bien^ ay nci
lö -creösychzicflcto cfto}tornaua alccr,y
ä Eeconötcr.lartetra ,y tantas vezcs lo h¿
ze, qwe viendo Lifenaquciera tnuy tar-
de, mtf áí>£ci,de5íaLaui'en oagoríi aque*
ío-y ittííaíí^uiews que yo diga algo á
tu paflöi-av .porque me quícroyr como
d« fucilo ja la voz bolui en mí,'.y hincan
dome de todillasjdixejperdonameher
m o fa (h ífeoa y q lá tíiucha alegria me h j
feecKó'ca"ew-efii*'Él:-c::cl^comeaimieñttí;4
he tenido,oluidado de que aqui efiuuié
fes.no es meneffercomisío.cüplimiétus
rcfpódio^ellayy mka lo cj quieres queMi
tEriipofaBfiö'rdc-ti haga^que tal Ja tic»
•n e t ú á ái o r, que a I p u n to 1 o p o r n a p o v
o'Isï&ïtb que yo quiero dixc, es que rae
wände alga en qUtíacsue de conocer el
mucho q yo h tego ,pucs ciclo qyo t\&
Blbcofíídcranajdjgno aquella pallor^
%a querido hnkenixN Jo cju^lelja como
di^cVtodocrííoqMíido pQr la mcrccel
que
Defetigañd
que tu fïemprc me has h echo, yfîy o pue
do fcruirloSjtodoel tiempo que viuicre
quedando a muebomas obligado , no
ay neceffidad de nueuos ofrecimientos
refpondio Lifcna,tu eres merecedor > y
çapaz de qualquier bien» por tanto que
deUmorxomigo no nos vean tanco tie
f?o ¿hablandoTolos^qu^ fofpecharan
roal,ydime fíeftaraspara y-r.mañana a
lafuentc^quecllomèdíxoLuccnaquc
te prégüfafcjComo ft cftare dixe yo, deí
de,agota digo que me yre¿y eftare alla
aguardando, por no paíTar noche tan
larga coraoeftafe me hará end aldça, y
juntoalafuente^onfiderando queallt
ha de yr mí gloria, aunque larga fe n?c
liaga,paíTarÍahe muy mejor, aquefono
#sbien quchagas.refpodíoLiftna, que
te podra hazer mucho daneseftandö au
íitanflacQ^manana :terïias harto lugar
para cíTa confideracioiiy y co efto fe.fue
dexando como podeys penfar queda-?
tía,quien tan poco antes no deífeaua o«
tra cofa lino la fiera muerte, yo fuy a mí
cafa, y filas paitadas noches coalas tri*
ítcz¿$,uo las auta dormido aquella con
d comentOj no fue manos v*»*da la ma
ñaua
de Celos* ip
nana ¿fa li delaldea,yfuyme a îafucntCj
poraguardaralli a que tas. dos fucilen*
dondecihmccontemplandoenia her-*
niofuradeXuççria, ycn'laforma q allí
la primera vez la vi, y en los graues íor-<
memos que auia paíïado,defde el día <|
HIC dio el dcfden,y como todas eftasco
fas me p'aflafíen por la imaginación} f
luego clcoterito que efperatíacada mo
mente fe mc:hazia vnáíío, y por mejor
paflaretticmpoqiîèÎînmiLuceria eílu
uieííe,Tacando mi rabtl,quc nueuamen
te encordado lleuaua Jiaziendo vn ale«*
grefon^li principio a ello*

E Rmoßy dulce fuente ,.yerdepradal


floridos campos arboles fombrio$$
d dondefoliajQ los malesmios^
cantar en yutjiros troncos r&coßttdo*
Si con Ugrim&shtze en lo pttjfado,
crecer ¡as (toms deßos claros rios9
efeuchad de mi muerte los defuios,
y cl bien a que mi fuerte me ha llegado*
Oyres de amor häzywns nunca oydü^
defortHm^wdifimasmudancas
y di
$ deyn paßorelhido Rentier ufo*
Pues quien puede quitar o y e knmil "\ndas,
gttjh de darmefirmes efperamas

O muy lejos de lafuente.quando


N yo comencé a cantar^ftaua Luce
ría yLifcna,y como vn templado
syrchi2:ic.írcíhíriendp:la voz en las ore
já.scleLuccria,y como aquella que al na
çural (ieziaqmc traya retratado en fus
t\ ntrañas, muy' qaçà a fe llegaron por en
tteíos arboles las dosa çfeuchar lo que
cantauïijque'comocfto acaüe^ vi que
fe tardauan,tornando atañer, cautelo
líguieñtc«
" %^L tiempo cún fu corrida
* ** enrodó hará mudança?
mssno podra a mi efptrm^ü
quitar y apunto debida*

hknpndrael tiempo ha%er


míe no npenra mipaßvr*
pero alp'ißovaüe la adora
ne ftjwkr te e¡¿el querer*
y aunque
de Celos- Sa
ytíwquèno tiene medida*
¿y e mudablefabalança»
no podra ya ami efperan¡á
quit AY ynpmtto de T / 4

Muy bien podrafiqui fere


apartarme de mi gUiriaf
mas no h^r que mi memoria
defu yalor dejefperei
tanto en mi aima eßa afida*
fu palabra iy.conpctn^
que no temo lamudiwça
del tiempo ni fu corrida*
O aguarde a cantar masque al pü*
to Tacando de mi Ten o la carta > di*
xe,no erestUjdödceftapalabra, y
cofíança fe me da^fi porcicrto.puesla le
tra demi querida Luccria3es q yola co~
no2co,y Lifcna no nie cjucrria engañar
q espattora de mucho valor^cenusiino
es q aqlla foberana paftora quiere dar-»
me vida,y tenerme por fu efclauo, que
en pago de talbeneficiOj no esmucho
ni aun nada, ponerme vna efe y clauo»
y obligarme a perpetua ícnüdiunbic,
no

Anterior Inicio Siguiente


Defmgan»
no puJofuftir-Luccrucftarma» efton
dida.y hazicadoíuydo, porque yolas
oyeflc,y no dando a entender que Fa-
bian c]ue yoeftaua alii tañendo con fu
çampofia.comentaron a cantar anfica
tre las dos.

lifená.
Queesclfermcio mayor
que yn %ajrttlhn$e a quien amé*
Lacerta*
Eßimay Unto fu fama
que a nay de'digaeifauw*
Lifpia*
No yakmasfeßeitü^
y mojkar que la ame ¡y quiere*
Lacerta*
Efe aunque Aigu que muere
fols andador di %-nnrullá%
lifenït
PueSq^ehara yn amador
parafemir a quien ama*
Lucem*
Tßmar tanto fujtima
de Ceks* $£

Nte$ffl#ym}or pthlwät

lucerun
Mucl)o te encanaspitßprt
porque acjuefo no es amar*
l ijem%
Dtjkfutrteen qmamiíaof
a y mas amor o U l'Utm:
j
*
LiiÇCYlïU
JZml (jweßhta ¡afama
tanto j (¡Ht calk clfitttWt

Amando lkgauan ya tan cerca de


mí#queíï Ins canecas boluícran 3 pu
dieran nu;y bienvcrmCj'pcro como
«Hasno trayantalintcmo'", (¡no de ha«
zerfe inicuas dt mi vi íh, llegando jan*«
toa la fuente dixo LifenUj mucho me
inarauillo^lierm^n^Luccria^e ver el
poco animo q*K tienes, que no efla a-
quí el paftor.y ya cftas temblando, y re
catándote que no te;vcai^por cierto q
yo np te ciñiendo , tu no le maiidaíW
L wait
Venir a efta fu en te , pues porque agora
vienes con efTc miedo 5 $i0 (oliAsandar
fola vn díaentero,y muchos tn fu cetn
)3nia,fin que temfcfes cofa alguna, y
Î )oluer<knoche Tolos al ¿aldea ? no ib*
lias hazer conciertos de vn dia para o*
tro,dondc veros tenisdes, follégate : y
pues le man dañe venir, cumple con lo
que a el »y arni titncs prometido , y
con lo que a (V mi1 cha fe le dcue*Ami*
g a refpondio Lucida : mi fbbrefaîto
y temor > no nace de que Laurenoaya
ele venir aquí, que ya pue* le he dado
palabra, y por tu caufa , puefto eneí
Itîtçar, epic et, ni aun yo jamas penfa-»
mes fe viera, de fuerça lo abre de cum«
plir ; mas bien fabes que entonces hu-
ye déla gente vna pcrfona , quandb
ve que haze mal, y que aunque nin-
guno lofepa* a el le parece que todos
îelo imaginan y echan de ver :1o qual
nace de traer quaiquicr mal contigo,
vn cierto remordimiento y ver^uença,
que-obliga "a efcandaliçaríc aun de las
fombras délos verd es arboles, no di-
go yo que fea mal lo que a hazer ven
go, Pero en effeto tiene apaicncia de«*
de Qks* SJ
•itej viniendo a verme, con vn paflor
que por ventura aura dicho quando
andana apaíionado algunos paftores*
que era a mi caufa-> y viéndole def*
pues alegre , y contento , fin dubda
fofpecharan , y con razón, û alguna
vez con el me vieren, que fe haze al-*
gunaofenía ami honeftidad , primero
que la qual por la imaginación me
paíïe ,, Diana me-confunda.Mtintcn*
to folo es de boluer como de prime-
ro al amifiad , y compañía pallada,
fin que cneJJo ningún genero de ma-
cula/ni por .penfamícnto aya 5 por«
que al punto que Laureno $ no con
palabras > fino con folas inueílras ¿
tal dcfïeo manífefiaíTc , para fíempre
boluería a verle > y íi fu amor ade**
Jante viere yo fer licito y firme, jun~
tandonos en deuido matrimonio, nin*
guno tanto como el guílarc que fea
mi efpofo. Con eífo fera elmuycon
tentó ,' refpondio Lifena : y confía
de fu mucha diferecion , que fabra
fernirte y agradarte , anfi eneltener
fecreto , como en todo lo dema^
que por tile fuçrç mandado. Oyendo
I* z «ílata
Defenjraño
e|ïauàyo.aquc(lo.que entre las¿ospaf-
faua,y queriendo h a z « como que no
hsauiaoydo } y apartarme para fingir q
entonces veniaycomo mi imaginación,
y pení amiento cftáua en Luccria t pei>
lando que .me, dcfuia.ua-, me fuy donde
tenía clcoraçoq.y cay en mi yerro , tan
cerca^ue no.tuuc remedio.Aln$pifadas
boluio Liíenala cabe.ça , y viéndome
aüijdixOjgrantraycionhermana , que
Laureno uosha oydo quanto auemos
hablado^moflroLuceria auerlc pefado
m u c h o t e queyoJa huiuefíe oydo^ylle
candóme,)' poniéndome de rodillas de
Jante dcllajdbce.Kcrmofapaílora, ves
aqui a tus picsproftrado vnpaftór tan
venturoíOjén auer venido aqui por tu
mandado r -quanto fue defdichadoen
ofenderte con fus palabrada tus pies e«
iloyjiaz en mi el .cafíígo que mejor te
pareciere,que merece mí atrevimiento,
el quai he laftado con tantos genefosde
tormentoSjq.ue-a.fcr otra que tu la ofen-
dida.paffara dcíuftafati^facion.Laure*
iiorcfpondio Luceria, levantándome
con las manos del iucIo,pefame de que
ayas oydo lo quç eatrç Lifcna.yyo ha
¡paífado

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* Sj
p^fladö^pcro pues tu porta buena dilí«
genaaloganaiU^no quiero vfar conti-
go de largos preámbulos, ni circuido*
quioSj-nihazcr eleílremo que fer mu-
ger en tal particular me obliga,fino dar
te porrefpueftaloquehasoydo j y por
inílrucion de lo que hazer deues de a-
qui adelánte3folamente quicio b o Inerte
a dejzir que cumpliendo tu con lo que íc
deueamihoneílidadj y perfeuerando
cnlo que profefas, yo cumpliré lo que
dichotengo,quedando por tuya halla
que muen: no ay palabras hermosísima
Laceria dixe yo,con quepoderencare
cer merced can alta,como amí demerito
aun de imaginarlo hazes, y con lo que
píenfo fatïstazcr alguna pequeña parte
dclla^es confirmarme defdc; cíte punto
portuefdauo(loqur.] fe re íi pofiblc tue
re)atin Ucfpucsde-macvto: no es mené-
fier gallar mas palabras en eflbdbro Lí
feiia,por'tanto docandolo nos vamos-
a femar junto ala fuete debaxo de aque
líos jazmines, donde recaíamos rilinm
contento,Ninguno para mi ay m a y n v
refpondi yo v quccn r cria eílramacU be
Ikzadçfîâcçlçftç, hechura ,y concern-
L % piando
f
engAnù
piando îafacar gloria de mi fubjecïon*
Pero tu difereta paftora denes razón
de dezîrme que dexe aquefto , y' de
tu claro ingenio no fe efpcra menos»
que auifarme como a ignorante , y re-
cordarme como adormido , para que
hágalo que íoy obligado, dándote las
gracias déla fupreim merced quo por
intercefíontuya oy fe me ha hecho, ef-
fo deues hazer con razón , dixo Luce-
t í a , porque le eftasmas obligado ene*
fío ¿ que a míen todo te ha dicho ver*
dad,Luccr¡arcfpondioXifena¿ftno es
en dczir que atribuyas a mi lo que ella
fe renia buena gana de hazer. Verdad es
que yo fobre ello muchas vezes la he
importunado 9 pero créeme que no era
menefter mucho, para que ella te fa-
uorccíeífe^y poreltole dcues mas* Y
tener conítancia en cumplir lo que te
mandare, y no confintiendoque ref«
pondiefe, haziendo que por la mano lie
uaíTcamiLuccm debajo délos iazmi-
nes nosíenramos,ado ene! mayor? cötS'
to q dezitfepucde,.cftui;e gomado de h
eflremadavilla,y conurrkcionde mi pa
ítora, y chitando alegres, y rcgozírja*
da$
de Celos* S4
das canciones, haíïa que vimos que zxz
ora deboiuera nueftra aldea,y yendo
yo a recaerlos Ganados de todos tves^
boluieron a juntarfe^parf cicndo que de
de mí contento ellos participauan: anfi
como al mió dtl Holor auia alcanzado
parte,y auieudolos recogido, y trayen-
dolos delante de mi,bolui donde me ¿*
ñauan aguardando 3 las quales Icuaiv»
tandofe nueftro pafo a pafo comen**
jarnos a yrnos al lugar, y como Life*
na fuefíeamiga en eftremo de la mufi-
ca, Tacando fu jampona, díxo que mi
rabcltocafe , al fon del quai me,rogo
que la refpondíeíTe a lo que cantar
queria,y aceptándolo y o , caatamos lo
figuitme«:

T)ORQVEx^Un!lenode alegrk
** mtießmelreßro, dimefiesamor
qmmtatt[um content® engendra y cria*

l*áVR£ NO*

l 4 Qmm
DeßngaSa
Qmmesqmena legrar puede a mipaßor*
ft fu paßora belLt) a quien el alma
entregad punto que esfirmeamador*

LISENT*

Puestienespôr troceo di 9y por palma


de libre c&púu&rte>y tnprifion
ponerte dondejkmpreejks en cdma.

L jtVR E N O*

Rendirla limrt<td> y ulceraron


no esfercaptim^Çtm dulce, gloria*
quando es hadante a ello U ocafion
9

LÎSBNJT,

llettàs'de tu paßora enla memoria


dmhi retrato deftihermvfura
warne'alcan%Atmtistída$ layito ría,

LJiVR'tNQ*
Con
i de Celos, $$
çont nuo anda comigofi*ßgwii
que no estai qauqqtíimfHeda Vn puto
aparcar de mi pe cho talpintura^

US\E W^«

Dira$,ya que del cielo « yn intenta*


y de tant abeldad comoBiana»
y mas quequantai tiene el orbe j»«fo M

l*AVR%NQ*

Dire deßa paßöraßherand%


que. él bello Paris fi qual yo la wem
a Venus m entregara U mandant*

LISENT

Diras que y er la herm o fa primmerai


no da tamo contento como aquella
que en beldad* reparecefirprimera*

Dm

Anterior Inicio Siguiente


Befen<?an&
&¡requemasteeifot\ y luaaesheüdr
Y queimbtdUrdú délo qm U tierra,
fiambre coa tan pura y cLtra eßn

USEN A.

iXdsyißö otrapaßoraen {Uno, o fierra*


que te parezca a ti tan acámela}
que con la tuya pueda ¡n\erguerra

]£jfa demanda bien fuera efeufadä,


pues ksNymphatdelTato cmdatofo
ante ella pueßasno parecen nad&*

Ju I S Ü /V Ä^a «

¡Aunque es atreuiwmto Ucendòfò,


pregunto fi dijcmte$.y f¡ 4c&fos
tiene agttde%ß} y eUe^fgrxciofh*
de Celos» 26
banque en y er que la aba] o » yo me awafo,
dtgo que excede mucho en difcrecion
alas hermanas nuem del Parnafo»

LISENT*

Bien de amar Iah is moflr ado la Qcafio»


mas dimequefmor has alcanzado
que anfiel alma te alegra »y coraron.

l^fVREN O 0

^ueryeniâoufeyoyfttbtimaâo)
y pueßo en gloria* ftU tune el fudo f
hluiendofe el ameno, y y erde prado
dofujjauorecido en CUYO cielo*

O cícxarc de vengarme de tanta


burla,con mucha gracia d ixo* La-
ceria y tu hermana Lifena -luins
defería que tal hizîcfcs.dcLaûveiio" no
memarauiliájque yaio tiene de coüum
brt, pero tu me has cfpan trido lur-
mofa Lucçria-, refpoadio Lifena,
yo
Defengáña
y o no he hecho otea ço fa ni. pretén dido
uno que Laureno diga lo que de tu be-
Ileza heute, y aunque haandadomuy
diícretci-fi fe alargara mas,para todo hu-
mera fubjeto enti.No mas hermana, ba
lte lo pallado dixo Luccria,y mejor me
fera callar^pues me parece que lo vaspo
niendo peo^quarito mas enello fe trata:
la gtacioíaLifenarcfpondi yo.ticne mu
cha razón, q Ue yo he andado cortifsi-
mo,y fi conrormelfícnto, y tengo erimi
alma y coraçoii retratada tu hermofu
raja hiiuiera dé puíjlicá^íueía neceíTa-
rio que refucitaran aquellos famofos
Homero, y Vú'gilio,para que ellos cou
fus delicados ingenios , belleza tan di-
gna de femejantes,y aun demásinfignes
agudezas celebraran»Noloquiero con
fentir dixo Luccria. Por mi vida Laurc
no que lo dexcs,y tañas tu rabel, pora
quierodezirvn vcrfillo, quepara cite
propofitoes muy|bucno i Yo habiendo
lo que irse mandîiuajComence à tener, y
ella con diuina gracia canto áqucÜo.

Quejan
dt fidos. ti
mcc&nHZp*,

OL O ß *4*

cldQnityYofocítntíit
y hurla tä^äewafma,

no ay yenMtipifi®*0™***
y elbt^Mesßnrm^n,
pHesacbUre iapdßon ^
por (jucfoysâos ni mohíno
yanftqueditreçontino
(¡uexunàomecMràK™'
L cantoy dcaraînojfcacàtîo a Y«
E tic'iDpb;yll'egaijdò'alaldea, por no
entrai juntos, no's despedirnos con
algunas lagrimas de Luceria, y muchas
mi«,cn:Vçr que de fu prefeh eia me a-
partaua,yentrando ciiil lugar, vila, ^
mtichas vezes bolüïo la cabeça fiazia
donde yqyüa,cöii que re ce« i '«Araño
fontchto,ynòaüitandòíTie deia calle,
hafta que cftüuo dentro de fu cafa^îar«
Defengaw
to diferente délos días antçSjentre yo en
la mia arepofaraquella noche,vatfa pa
ftorcslo que ya de míliyftòria os he co
tado.Noprocurcysfabcrmas,finoque
rey s que la csfyda defte gtoriofo eflado
caufe en vofotros mayor pafion^uç la
que os dan vucft'roscuydàdos , y porq
no/ne impommeys, diciendo que no
cumplo con lo prometido : digo que có
mas tormento que auia tenido, cay por
losrauiofos celos defta alegre vida, y 5
ellos fon catifa que defterrado de mipa
tria ande conforme veys. Atentas efta-
uan las dos paftoïas,y SaÚcino oyendo
lo que Laut eno contaua,çl qual quedo
talen acauand.Ojquc a grancotnpafion
mouia-.Loque AÍbifafintio cnel proce
fo defta hyftoriajfue tanto, que con mu
cha dificultad pudo encubrirlo,no me-
íios.pero mucho mas fintioClarina que
t {cuchando efhua,cö laquât no fue par
te el oyr dezir a Lauienó que tan fubje
to y rendido s Luceriacílauajpara que
y n punto defu muchoamor fele quita-
ferantes acrecentandofe como es coftû-
bre del despiadado Cupido.alli donde
ay mayor dificuUadjhazer que fe fubje
te

Anterior Inicio Siguiente


gs
de Celos»
« vu trifleccracon,yde ft *Ian«ar 1*
«uéé'n ateunamanera csimpolsible , 7
atinescom«n,^ctéryrlosiîia Sî oto.
a d o n d e ven yrla mayor parte;E>eita
manera lefucedio a la hermofa-Clarín«*
que viendo a Lauren o c|uetrai querido
de Aluifatf que lo auia fído • de U « -
ria'iíma-ftiñando que tamban lo feria de
otraSld?o lugar a que de todo punto fe
apoderaíedeíu libertador! peníamien
to amorofo¿y aun vna celóla tantalia,
de quema-sera conuaiida.No podía lu-
frir que Aluifa junto 9 Laurcno efl uuic
fe,y todo el amor que la tenia/e cor.uir
tío en aborrecirnicnto3por verla a I » " a l
que ella ya tan de veras eftaua rendida,
Y tomo el cuento auia dexado.aunquc
lclle^auaalalnia quitarfe de fu villa,
SaJwde donde efeondida eftaua,a tiem
noque elenamorado Delamo can bien
para yrfe falia :eí qualviendoaÇlari-
na celöfojde que por Saucino allí hu-
uícíTe venido con crecida paíion , lic-
uándole aella,dixo. Porque quieres
víartan ta crueldad , hermofa Clarín a,
con vB tan trifte paítor,quenofolo no
quieras verrae,pcro que delante de mis
ojos
Defengano
ojospaw H^rmemas tovmCïitOy por yet
a mi competida? r Saudno efcoiïdidarne
te yicnes.N'Oieff odia clla-palabra side -
faínado;;paílor¿tvihazía quentade que
en >fu- c o ni p an í a fue íTc : m as t a n .metida en
fiupenfanuentos yua, que de otra cofa
n o fe acordaua;y como D ela nio Co que
Seas la fue iTeiropoT tunan do , boluicndo
l i cabeça;como fi durmiendo huuiera
trtado.díxo^Por cierto Deîanio tu su-
das tan futra de razón en lo que hazes*
que no mciretcs-r^fpuefta alguna., ya
líiuchnsve^estibedicho^u^dejces de
hablarme en tu paísion^o que no prçtçh
da« yr donde yo fuere,y tuno querien-
do hazer, fino lo que te da guRoyiroTo-
lo tratas en tu mal, pero pídeihic quenta
como-a-cofa i:uyasddo que nie trac al cä
po.Anda paíiorepífita de ti talpenía«
miehtoiyeïitíènde que no alcanzaras o-
tracoiitj-nias quehafta aqui.TS vcfuelto
•tfto v «fpondío Delanio > en quíí todo
tu intento no es masdcliaseriíic iiiorír,
oxK no ine tfpanto de nijígun (kícknq
jtiedes ,Y : 3 trueco de que me hables,¡ lo
que muy a mi daño es 3 pretendo. Aora
i>ucs,4ixo Clarina, que yo: quieto ver
quanta
di Celos, M

?*qttifc^.H'M«^l^äSäSE
dio Delanio,q«eaiin .00 citas iatistecna
cucmí amor es para tontigo^l mayor
¿Hamas íc ha viftö^ö «nímo dirías aHo
rifta dixo eiaririáiquândo à fu caufa an
dáuas mas qüe'agura apafítinado ; yyo.
tío íc como rqttícrcs q u e n i ^ n a pafto-
rate er ca ,fi *töd»*qnariM tá*MSgp*
resluegoiayi dwlcííA* ÇMMmJm^i
dio* y no íabes^ciquao^ W . h * d < |
hasreí aíguna cofa grande^ íepalada>Pr»
mero fe enfoya, en menores coías.xpa-"
*a 4o s tafos de irhp örtaii cía en las gucr*
rasintinca de ibltóos vííono* nazca;.
cafo> Víá^uico tafcbgé í^nlov íbldadof
vicjös^w ya íe han víftp<;n otras oca-
fionctipucs delà méíma fuéttey o conti*
gb^y con £ lorifta fie fido,cfuefi comen
ecafet föidadodeamojamándola-, no
cn
« a mas de .enfayarme,para orando "
fr| exija yefda.dcra guerra de mi firme«*
¿ Ä t n dcíamor:Ya te he dicho q qúíc-
rcSiií íí es aníi dixo Clarína,y para «*
ftoesmïncftcrjqne me digasfimañana
«res tu dclosquccnlafucntc de las Ha-»
vas fe han de juntar, fitu H no m*nda*
«i**
• A/1 afra
Deß/igdrb-
aträ cöfa(rcfpödiü Beianio) alla píenfo
verme, porque; a^llofuy importunada
dc'Lr;ureño,v:n diferetopaftor que a«;o
ra^ucuamciiwdisftos campos-ha van*»
dtí,i]ukro pues dixo Carina > que de*
fpueí-dc aüeros-.juntado s quando yo
futa 'falte , llames a Laúrcno, y le di-
gas, que trayendo-a Florifta configo- fe
venga en tu compañía al prado de los ci*
prefe5,donde yo os cflare aguardando,
fnú has de hazer otra cofají agradarme»
dcílHs :; ño el aborrecimiento que a
Fterífía tíeiTes^Imde í^r parte pata que
no lo cumplas, que te prometo que no
feas tu el que menos gane , y lino lo
quiíïcrcs-hazer , puedes borrar de tu mo
ínorta mi nombre, y tenerme por vn aí#
pîdc a tus qucxss* Enefíremofucale*
grç Deíanio ? de ver que Clarin-a-le
mandaua= alguna cofa cu que la firuic*
fe> yinasdizienidolcqueauia de ftv el
el que mas ganaíe , y no acordándola
que mandaua llenaren fu compañía, y
kdcLauyeno; a Florift^dio la pala«
Tbra de cumplillo, conforme le manda-
»a¿ Anß. crío yo que lo haras * dixo
deCelos* ß&
Clmm -, y porque agora voy a cierta
ocupación,en que fulamente• coñuic-
iïtyr,cl amor quede contigo, y te de el
concento que le pidíeres.Yrfe queria ya
y para ello mouia los pies,quando D e
Unió fe acordo queera gran defeorte*
ih , citando Laureno con los demás
tnconuerfacidn quitarle dellà 3 y aníï
lo dixo a Clarinada qual es verdad le
rtffpôndio > pcro¡ dofuerce viene,dere-
cho fe pierde ; a ti y aun a mi conuíei^c
mucho cito, por tanto^nodexes de ha«
zcllo ,DeIanÍo torno a afirmar que fi
fiaria f y defpedidoslos dos v el por na
ícr viílo de Horifta rfé fue hazia la ri^
bcradel claro rio 5 y Glatiri'a 'hazien-
do como que al aldea y tía, dando viva
tutelen; fe boluio a poner en parte don**
de-a fu querido Laureno pudiefíe ver*
fintiendofc tan conbaüda de amor, y
celos , que dezia entre fi ¿ por cierta
que {i tedos los que aman padecen--la
pafsion que en mi pecho en-tan bre-
•tieticnipofc ha apoderado, que hazen
grande fin razón » los que de los pa«*
cicntçs no k duelen .Ya digo que

M $

Anterior Inicio Siguiente


*Deftnmm
el amor de Laurcnonometuuierapre
dada,que nodcxara de dar algunos fa*
Mores , a SaucinoV y a Belamo : no pa
ra remediar fu penarías para darle« al*
gtin aHuio.P tro como ya no fea mas en
mí,bien pueden perdonarmey y confo«
îarft son verfe vengados tan a fu faluo
y cofia miagues me he rendido a v.irp*
alomo conoddo^y lo peor, que es eftar
cí ran fubjero «n otra parte>y auer veni-
do a efta caufa en lugar donde yo le pu
dicfíever, para que fea la mas defdícha«*
da délas mugere^iivicndomc^yfauieii
do que de mi es qucrido,no haze muda
ça en fu aficio»0 quien pudiera dulce y
graciofo Laurcno llegar donde eflas, y
quitarte de delante los ojos de mi prima
Aluifaïïïias no prima,(¡no mortal encmt
gs, pues me quiere vfurpar cl bien que
tan de veras amo? A y que yo foy quien
quitarfdo prctendo^pucs fue ella qoiei*
le vio pnmerOjyquum de fus gracias me
dioqutnta:pcro no tengo razón , que
aunque ddla fueíTe viílo,a mí fe me de-
ïit,porferquknconma$veraiîlç ama?
Mas qw furormt incita a deísir tales de
£aíinos¿yna paitara de tanto punto co*
SXIQ
de falos* $ï
m©yo,yqtte tan refpctada cs,y tan efcn
ta,hadcdexar îlcuarfede vu tan loco
pcnfamîento/dode efta mi)uyzio,pues
quien me iraieue, do cfta la honeftidnd
miague afsila pofpogo y dexo, que fe
dira quando fe fepa que yo fay la q pri*
rnero manifcfto tan ilícito intento î Tira
amor apártate de mi,que no has de fer
bañante a hazerme tan pcrdîdofa : mas
ay que digotquien podra ver;cl-uUc¿dif
crecïoniy gracia deraiLaurcno, q que«*
de con -libertad, no es perder fino cono
cida ganancia^iubjetarme alo que de mi
hazerquifiere^y no fera tauqueen fu a«
mor pueda otra algun ahazerme guerra«
Todas eftas cofas dezia la hermofa Cía «
riña muy confiada ., que al punto que
Laureno fupíefe que ella le amana,auía
de poner en oluído todas Ins paíloras
dclmundo s ytinicndofepor díchofo,
«cuparfe en foto querella, y a efta ora
acordandofequeaDelanio auia dexa«
doaUicerca.temiçndonoboluicíre , y
lahallâfemirando a Laureno /porque
cntcndcriaqueporSaucinolohazí^ha
zia do tenia fus oticjasjfefucpenfàndo
cie poaer.cn exteucion vu ardid que
M 3 aaîa
mgano
aura•ytnaginado, y para ello auía habla*
ooaDelanio, ycmendm hablar aque-
lla noche-a Saucino , el qual junto a la
fuente con Laurcno, "Floriih, y Aluifa,
quedaua doUendofc de ver al afligido
amante deLuccriajque la memoria de fu
paíTada gloria, yprefente pafsion le a-
uia.llegado a tanto eftrémo .,< que tal
como muerto letuuo Aluifa en fusbra-
ços,con tanta pena fuya, que fue gran •
marauilla, no. quedar de la mcfma fuer-
t e , y por verle an fi no fe atreuicron
defpues de buelto apedilie que contaf-
fe I* manera ele fu cayda, y dexandolo
para otro dia , aunque tenian mucho
defleo de faberlo, començaron atratae
de otras cofas , y. particularmente car
da v n o , de aquello que mas en Ja yma-
ginacion tenia Saucino de la indifpo«
íícion que penfaua que en Clarina a-
nía, y de la crueldad que con el vfa-
na Floriíla de fu cléfefperaçiqn, y de
la pena qucledaua } verqueafu Dela-
nio Clarina no fauorecia: Aluifa con
la reciente llaga que la paíTada hiíto-
ría., auía. hecho en fu coraron .,, dixp
a Saucino: parécete paitar que X a u -
reno
de Celos* P£
îcnopodm y fIfueilcqiî€riéo -dc/soíra"
pa flora amaria 5 pimicndo en oliiido
a Luçeria â catifa de que de iletrado
de fu tierra con tanta triften a ande? N o
puedo refpondiöel 0 desirvo ene fio na
da porque como nunca Jie fído amad or,
lino folo de Clariiiajiiojtcngo c.xpiricri*
cía j demás que aniar y .tener-ijrraeza..
Razón tienes,dixo• Aluifa y pero tulier-
mana Horifta lo di, fi .a Acafo fabes en
efto algo de lo mucho que en la mate-
ria de celos fe te alean ça,L o que Sauci«
no dix o , refpond:o Floriíla , podría
yo darte por rcípuefta > pues dcfde
que comencea amar/s no fe que fea vn
plinto-demudsínça, ni la terne jamas:
y por efío digo , que entiendo que
Laureno no podra mudarfe ., porque
no es tan poca la pafsion, que ha Ikío
baftantc a deílerralle de fu patria y. que
dexe entrar en lo que ella tiene OCIH
pado otro penfomicnto> y folo bada
fer tan difereto , para que no fe vma-
gíne del flaqueza femejante. De .e fia
fuerte (dixo Aluifa') tu -mucres por
v a pallor y que W d e ú e fer dt- ma*
gima fauorecído? pues dehnte * de
Al 4 tus
Defmtßw
tus oíos tan fubita mudança, y tan devc
ras hizojy aunque Laurent» la liizieifç*
rio faltaria paftora que îç 3maÎîè,pucfta
que mas baxcza fuefle clfermudable,/
110 efta obligado vn paftor de buen en«
tcnditïu'çnto,a quererfiempreaqujcn le
haze,y da algun difgufto , ofendiendo
fu amorças paftoras íomos las que cite*
mos obligadas a tener perfeucrancía en
vna parte,porquc la honefUdad nospro
liibejaquello que a los hombres es con«*
cedido JVluy al contrario de lo jufto y
bueno vas con tus palabras, rçfpondio
Florida,Tan obligado cfta el paftor ço
3no la paftora:a tener firmeza fegun icy
de razon,y fí el vfo algo mas que a las
atmgeres les ha concedido, no es enel a«
suor licito y virtuofp, que pneíle todoi
lomos yguaíes>y en iq que dixifíe, que
yo amo a vn paílor que de ninguna lo
debría fertno niego que en alguna ma*
neta no tienes razón: pero bien confide
yado<hallolefinculpa,porqucal tiempo
que Jateo lamudan^viofabia que yo le
amaua,antes entendía que fíemprc-m
aborrccido>yafsinofuemarauíilabuf**
car amor nucUo,por prouar fi es verdad
que

Anterior Inicio Siguiente


^uc vttxUuofaca aio«o»y vn âmornue
ño expele y haze oluidar-al fiejo , puc$
nocftaobligadovnpaftor araorirjpot
quien no k fauorccc: ft cl fupiera q yo
leamaun ,y no mirando mi amor hizicra
loque ha hechojtuuicra razon de que«
xaunc,yaun ocafionde fiennprc abor*
recelle/mas viendo que y o tengo la cuU
pa eu lo que padezco difculpqle, y mas
íbfpcchando quclohizo por probar lo
que tengo dicho, y que le ha Cálido de
-vera^como todas las vezes fuete aconte
cer« A todo efto q tinte h$ dos paífaua
«o bohúo Laureno laçabeçakni aü oyó
cofa alguna que eftaua tan metido en fu
cuydado que tamas, o fuera marauiHa.
bohucra> (i Saucino tirándole por la,
füdsL dü fayo,no le dijera que ama vi r
fío vn corderíto pintado de Clarma aira
uerfar folo por entre aquellos arboles, y
que quería yr a coxelle^yhazer aquel fer
uscio-a fupaílora t dando primero vn pe
nado fuCpiro,clcongojado Laufeno !e
rcfpöndiotandapaftor,, y no te llamea
dcídichadüjpues fe ofrece ocaüon e n a
poder feruir a tu paí>orar no aguarda,
mas -Saucino,quc lcuantandofe,)'defpi*
M $ dieudofe
Defengms
aíeflaòrcdéïtetitïaj-y Aim& dirien*
èo aló que yiïayfe fue per donde cl
l^qüeño cordera auiá viílo yr 3 que«:
¿a EI do Lattre no, y las dos p afloras^ to«
dos fres harto apafsionados , y con
likn différentes penfarnieníos :^Sauci«
«a fue tras-el corderilio / y aliólo juu-*
íaal río que perdido de fü manada c-
í b i u , mirando a todas partes con mu*
cha alegria. Liego , y tomándole en fus
hfaqot'jquena bölucrfc cotí el: quan?*
úo vio pbíla punta de la Eiorcfta a£W
litar ala h cim oía Gl ari na¿ qu e c û « h afea-
de fu cordero yua , por que^ erïi ¿i qiie
illa s q u e r i a #1 n c o m pa r a b le gear o:, Fti e? el
que Sáucino recibió de aueríc hecho a-
quel pequeño feroicio,y yendofe païa;
dondeclla ventaje dixó^ Fotque her-í
íh'oíav cruel páílora has tornado efletra
bajo^fabiendo que eftaua yo éhcl nlun
d o; que nunca me ocupo eti otra m£a> fv
no en ymaginar covno ¿ o-ertqiie podre«
feruirteVMoTábi^
quetawbueiiá guarda tenia im cordero
que a íaberto.^ftfoáeta^
eir hulearle he recibido r aunqiie-ytf
lo tengo por dçfcaaío 3p5K¿h<¡veiii^
do a
de Celos» 94-
do a hazer prueua de tu mucho cuy*
dado, y verdadero amor., lamas a w.ü.
oydo Saucino delta palabra que bue-
na fucíTe, y oyendo ello, npevehia ó er-
ra el aquien Cía riña lo dezia, y peu fa
ua fi.eran fueños ; pero conociendo
que delante «de (ii paftorncflaua ,:.y.
que acia quellas blandas, palabras, a?
iiiadicho.: moílrando por los ojos çi
contento que; tenía en el qlnjajïedixp.. ,
Tan hecho a paciones cfta nSkorason.,
herrnofifsuna Clarín a, y. tan íin roe ri-
to de oyr vna palabra, de tu diuina yo*
ca . me fentia que he citado dudanda.
fl foy yo r oíi cftoy en fiî.cfiQS r gozan*
do de tanto bien.Mu cho mas mere p?.$¿
refpondío Qärina...: y anfi .pieiiíç> lu^
zcv por ti vn hecho ¿ diguo.da tal;p$.«*
Üars y para clJo ay uccefüidíad cîc; qtiç
me digas jfî pienfas verte .mañana*caá
Laorenp : ei pàílo.r. nucvíainsruç xç«
xiido, y ipfdemás cjuc l-jart, de JXÍn car fe
enlafuentedeia^Hayn&s (i pieníb. 4U
x o Sa^cjjjor1iínAres que tu :qlrq; co|^
p>andas:No<|üisr9 yo que dçxcsçlVy$.ç
.te sllíi^ rcfpoiidip cllaj.raas.QUictö-q-Wfl
Defengam
ym r amoráemi,y por m prouceho :íue«
go queXaarcno^Dclanio, y Florifte n
ti/ya AJuifa osayan dexado £oIos>rogI
«jale quefe venga contigo, le acompa«
«es haíla el campo dclosCiprcfc^clon*
de me hallaras que os citare aguardan*«
do,mira fí te determinas a cumpliilo , y
promete lo que haras^orque hagas lo q
dixcres s que ya yole tengo prcuenído
de fuerte, que par a que donde yo oí a-
guardare^vcngayslosdosfolo*, a otra
parte Latireno fe ileue antes a Delanío,
y a Flprifta^i procurar Conformarlos: di
go diürna paítora, con eft raña alegria rcf
pondioSaucino 3 quequando me man-
daras baxar alTartarco reyno J o puliera
luego por la obraj- muy contento en fer
lije por tí mandado, quanto mas vn nego
ció que tanfacíl es de curnplir?y ami tan
importante:yo harc lo que mandas, fin
qué enefto aya falta alguna : pues defa
fucrte,dixoCíarina,lospiofesteacom««
parien, que con efpcrança de que mafia«
íianosveremos^unquc contra mi volfi
tad me aparto déthy con eftoauiendofc
dcfpedido entrambos, boluicron hazia
la fuentCjáünquepor diferetcs caminas,
yua
yua SftUcinotan contento, queya fe le
hazia largà la diftancia que hafta alla a**
üia,para contar aquel buen íuccefo a fu
amigo Laureno,al qual en yendoíc Saw
cino.dixozAîuifa^porvcntura oyes caá
tanque amí pareceme aucr oydo vna de
lieada yo2,rato haarefpondi© Lavrcne,
que yola oygo,y no lo he dicÍiQ,por no
cftar certificado,vamos hazia ¿òàc fu«
m,dixp Florifta,que parece bu^ena, ma»
€Ícuchad,qucmuy cerca ¿caqui es,y au
canta tn fu copaäia otra abultada¿y no
mala,anííme parece ami, tefpodío Lass
reno , e fiémonos quedos, q los q fon ha
2iaca deucn de venir, y no bien auían acá
bado de dezir efto, quando vieron por
medíodcla cfpefura del^dehazia la parte
de vn pequeño lugar,que a media legaia
de allí eftaua,venir vn apuefto paftor, y
fin fu compañía vn a graciofa zagala, al-
go morena^cro de eitremada diípuficío
y tallçîloa quales auîendo cl cantar dexa
dOjdíxo iapaftora.No ay cofa quemas
comea tqme de,querido Rofano,quei?g
oyrte cantar, dcfpíics de entender que
foydcti amada, y queen poíTefsion d«
îssya me úçnss,Hermofa y defícada £cq
ruda

Anterior Inicio Siguiente


Defèngano
ïrî<îa(f efpondio cl pallor fi)p or obligar«
îfiç agora mieuaroentedizcs efïô:np ay
para qpeentai teocupes,ptiesdefde quç
amarte cornencc,he viuido con la obli-
gación que de leruir tiene vn çfclauo
atfcfiörquc lchacomprado:pucs tu la
fcaVhcchpCp-n los crecidos fauores ¿jue
íiemprçmc Has dadö^hazicridömiven-
tura^iiayörquela de todos los pafto*
ïes : anfí como es mayor Uf hermofura,
y iticrccîaiîcnîo^ufe cl de todäs las pa*
norásiYaxbnozco nií ainado R'ofano*
idÍKOlc Lionida ,-quccïtI verdadero a-*
ftíót que tnè tiencs^yde ícrtti quien eresr
«race' cl eiigrandecernie tanto , y de*
candólo a pat'te por amor m i ó , que
íïic hagas piazer de contarme algit-*
t\wmoderna hiftoría, |>uts: tienes par-
ticular gracia para ello V b^e tiempo
r
° t - tí A it i1
tornemos harto para llegar al áldea^don
áe mi abuela éfta, que fino me engaño
¿^aquella quefobre aquelbterofe nos
íríüeflr^Mcior fera que pos íentcino53
fcfpondío Rofano , gozare yo algurt
tato mas del contento que iiK da tu
grafcioifií yjfta. •' Sea corrió qüifières di
3?ô; hcoluda 5 mas con cöndicioii
de Celos*. ßf
cpue has tic hazer lo que tc he pedido
.vdo«4.P; ay tanto arnor como en mi rtí*
pondio Kofanojcfcufado es<\ mandas
musas v'na.vcz lo que te diere güilo
4tlc ha^íi;ynira ,«prç-c te -.pape fee que c a m
tc}crue'"dJipticfiü eíloy a todo: Ip.^tut
¿juiiîcrÊSï ..alguna hiñpria defips tiejn»
.jos;, disco la pa(lç»ra , y guíUjría mas«
€) uarito. m a $ ¿r au c fucile. Jb fe u ch a pwss,
rtípondío Rofano , qwc ajupq^c h\*
anefla r y ; lamentable, ; te contar* >yaa*
cligna ái? perpetua memoria ; la cjuai
fera jníis alta , que aun tw puedes Jmagi*
fiar, y tan moderna 9. que ami faltan.
cuchos ?ños paía )kgAraa|i jtiÉii^po e»
^ q íiicçedcjr^, U q w l oy .ya;"v.n dis a
n#e$ro íbero y ckrq Ta^n^nc contant
dpfeJa como cofa paírada;eíUua a la JÍL»
íiiía^Erp^fu^ y ppr.vníidc'lasj'níis no*
w b k í ? ¿]u.c sn largos tierrpos fe ve«»
r a , ni haiisagorfl Jamas fç ha y i í í o ; ^
diziendo e.íto, y ícn t andoí£,?1 pic .de
yn verde Aljio^con pniacha gracia el p&
ílpr^comcruo a contar pi ÛJCÊcffo. ío&
iice del Luíítano principe., y ¿uten*
,4o ¿qjuítjtfç Iß..impartante âp aque#
jla ïriftç y inçmoyatle Jornada , y
quirlend o
DifmgAM
quïricfido profeguir con lo què falta«*
dtlla^contandolo quemasauia fuccedi
doLcomdanoftlòcoriííntio, que con
k s lagrimas en los ojos s que de laítima
¡de aqlfaroofoRey le vwíeroí*¿dixo.Dc
xa Rofáno de acabar tan lamentable hí-
floria,)'no rae digas lo que délos qüfc fe
rindicton^fuccedio, pues ya llego la ri«»
gurofa muerte,al puto que defde el pria
cipio yo temíalo quiero faber raas^y tö
da mí y ida acordándome de vri Key tan
íbbcranò^i* csfiíerço, talle y hermofura
con tan finieftra fuerte, no podre dexar
de Horary cierto que aunque por verle
parece quefuera bueno víuírhafta el tíe
poen que fera la tierra juntamente di*
chofa,y defdichada : q por no ver có lo&
ojos tal defgmcia , esrnc^or ganar en la
muerte por la mano,y fino quiero que a
delante pafes^es porque s o me laßimc^
lo quclasdamas,y todo elLufítano rey-
no hará quando fepa las amargas nüc«
tias,Rofano, que ©tro no era fu guftoAfi
ïió ct contcntalla>cailo, y leuantandofc
hazia el aldea^ueriari yrfe, mas Laure**
n o ^ las dos pauoraSjqúe defde que có-»
'biciiço lamfte yfunefta hiftoria eftauâ
sfeuchan«*
tkCelu* S>8
qtreiijr^puck potentoacès, q a eft*.
fôrapqtàe ^a toeeogéríie al aldea era,
llrfgtfÄattci.nQ-flbift.'i;an alegre roíífo, q
xBwbhò admiro a quien tai» poco aula q
lc*vio;pardi'deàllk5 tanta triíleza,Lau
i-eiï©:le íalio a abraçar , corno íi en <nu^
shotíempo no le.vukra.vifto,y viendo
le taricoritentó , dixo el alegria q en tu
í'cjnblante maeéríis,querido amigo, rae
• 4á a; entender qwé té baydo bien en el
¿erbicioqueaCJarina ynas ahazçr3dexc
jnoflo^refpondio Säucino)quc aque*
íla noche con tujas oportunidad te con«
tarekmasaltaventura,quciamas ha te
aiido#ftora.lgiíno«í FlorUby Aïuifa
a^uiSeraivqnçlo çontara>por que Florif
talo deíreaUajpor: q,uc anfifuDelanio a
,cauafi? de defengañaríe en que Clan*
«na no-Je quería , y Aluifa porque te
mii^qa^g^n^.·&vPP.oja eftando li«
^e^eJlò'iftciiiiure^OiCe. auia de enamo
a ía
^p^4M ;Í a^uVicoípo: ella « hechos
¡peraopoíi .ipuíehoqtie le importunaron,
-rtaésie pofñbk que quííjcíTe contar«
¿&vy$vnào$*&: ttwy -tarde ,• recogiera
«dorios gana dos en c ópaiíia de -R ©fan o,

Na cortéíia
Defenem
«orte fia haMx)íatildca[fcfuçroovyíHc'gi
do ya ccrcaVRöfano fe dcfpidio con mu
chas lagriman de fu paitara > y de los *le-*
nm^dizieftdo-qüe le ímportaúa boluer
aquella nocheert fuiugany dexado pro
metido, de en:fiendt* el día,torna* aquc<*
líoscampo^qü«-féri:a-a-lafuente donde
%u\zn effodo, fe fue a fu al den: ios .demás
todos fe def pidieron vnosdeotro^node
xando Ainifade derramar algunasí la-*
grimas al afvartarfe de Laúreno, las qua«
les elhazia>qiqíe no Kechatia de ver ella*
hallo a ftó ^rimaClarina en eafa^que en
vítndo lo que paííaúa5y qüç al aldea fe
yuanpor vn ícertto atajo ; auia llegado
sinewy cfpsmtada de verla allí aporque
entendía ^ívlo-qué Saueiüö auia habla*
d ö ^ n e e-ífenï^e-nel campóle pregunto^
que como añdauán fus corderos enelfo
to^mieîid^fôeUaeftadotodoeldia r cn
il lugarVa lo qüal refpöndio Glarína,nè
c¿ma quêïla- gr a t ia quefolia,no porque
yo no fea enärnorädii, ha de faltar quien
Üemr^nadoteíiga¿tienta, mas. dexe«*
tóbsloyy no fiïçmfâfo&fer xn tan aguda*
que quieras faBcrtpasdelo que comue*
íi^dï^b fflö cotí £afitár^c%racia^:q^
Aluif«

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* PP
Aiuífá fe quedo efpantad^y entèndien
do qucrproe^d^ de f}i indifpofidon*
noialkbló ma$ cn; «KJUCL particular ; q
rauiofo nul de celos /que no puedas ea
ningún pecha por ni jas difercto que fea,
dealgün:a fuerte .cftar encubierte : tal fe
nioftraua Glärinacon; Aluífs, que a no
fofpecharque el nial que aula tenido, h
tenia aun*, Con faGÍlid?d pudiera co*
nocerkqué era. Florifh acompaso a
la niieuamcntij venida, -ha (ta en cafa de
fu abuela, que a vn lado de la íiiya c-
ftaua, a laquai fue dando cuenta de
fupafsion, y de 1<? que Dclanio con
ella hazia, de que Leojiida quedo coa
eftcañapeha,,.y;aun- con deífeo de ver
alpaílor que tal crueldad yfalia : y ella
fe Fue.a.fu cafa donde fu officio era con-
tinuas lagrifna?:aquella aociie paffo De.
lanio enelcampo,,con tanto comento^
quaíitoSau^ino éí'tfcl áldear ei qual con-*
to a Laùreno todqlo^uel^aço^tcciory
lo queClarifia; le ayín mandado : pues
i?p aixa A|uiía;S;.prffgunto X^aprcxiOj
queqüedauaindíípiíísíiaj y quepor eí-
fo no podia yr a la fiante de lasjríayas?
N 3 verdad
Defingám
ycrdäd is (rèfpondio' Satícínft ) pero
defpues deüio de feñtkfe, para podes?
íaHralcamtíol ? Ytantoíii^ el comenta
A. p »

que de verla, y de lo que me «lando


receb^que fe meolbidö de preguntarte
que auia fu crifermedíid fido : no rao
márauillo ( dixo Laureno ) que vn con
tentó alas vczesç y aun fiempre elcua
mas y y faca fuera de fi > á-vn-. hombre^
que vnpefar * y la diferencia que en e«*
lio ay es ^ que de lo vno fe bueíuç
prefto ¿-y* fe fíente el· bíen-y'f de lo
otro j cada dia íe va cóii Ja meraok«
augmentando el mal délo vno, y de oi
otm(refpondio Saurino)tengo yo har
ta efpirienda:püe$ ninguno tanto ha pa
defcido^ni tanto bien aîcaoça, como yo
?ilprefenteg;ozo*Tratandoenefto eílu
ïiiero losdos toda la riaehe¿c6firmaiida
itiasfuamiftad eonlosfècretosque Sau
ciño penfaua defeubrírle de allí ádelaíi
té, en los aínor«s$ de la her mofa Clarina,
!o qual era todo acrecentamiento ene!
amor fuyo* augmentauafe fu contento
comunicando la ocafíonque del tenia
y dobiauafe la penary pafjsion de Lau^
de Celos» lo o
removiendo aquel cotitcxito,y acorden
dofë dgíla nocheq^jçd recibíala redi-
midor/arra de fu aiiaada Lu-ccria^ypcti
0¡ndoen 'cffes cofas;lá paíïüjfífj qucVn
punto dormir pudieñc^Aí de iagri-
íiiasyfufpirosfucffe vanante a ut

partar íus txiíhs ojos3ylaílí«


^mádoeoracon*

f ííi del fcguncÍo libra*

N4 LIBRO
C E R O DE P E S Ë B
gaño de Celos*

DESCVBRIRSEcomc
çaua cl radiante Febo, auëtan
do la s tinieblas delà efeura no
_ çhëtquando Laureno^quc co
templando ien íti pafsîoii auîa eftado,a
Saucino llama /y tomando fu ganad©
por û acoftumbrado camino > al verde
prado , y hermofa ribera, decondieron
donde cl dia antes aína cílado^yendo tá
contento el yno^quanto trifie,y penfa-
tíuo el otro. Saücíno queen fu fauor
pcnfauajdixoidevnacofaeftoyni.araui
llado.de que refpondio Laureno?yo lo
dite dixo Saucino ¿y es; queno acauo
de entenderpor que caufa Clarína me
rtiando q lleuafe comígo al prado délos
Ciprefes a fu prima Albifa,deue de que
rer^refpondio Laurcno, q fea tcftigo'dc
los fauorçs que allí quiere hazerte¿ par»
cjaeftdefpuçstç quçxarçsjpucda dczii?
deCâiôS* 2°t
que es lîn rastra, también a mi me a pa&
fado por cl pëfamiento{dixo Saueino)
y criticîi tío cierto que es anfibias dim«
ïî a cafo fabes la orden que Clarina tic*
rie dada»paràque tüay Delanio con Fio
rifta os vays, y quedemos foîos Aibííi
y yotaqtiefö no faüía yo halb agora(r<:
fpondíoLaureíio) y pues ella teloáix®
cofa es clara que yalo deuc tener oráe*
»ado aunque en auer de h$£« y r a D ^
lanío y Flörifta' juntorspmengo^ por ^î^
ficultofocora fea corao fuere (dixo Sait
ciho) Clarina me mando lo que te he di
¿ho,y me dixbXqtíe haria que CcpuákU
fe hazer : rio quiero meterme tn como
podra fcriqtí* es aguar el contento con
cíen mil fofpechai, que pueden venir-
irie^y con refto ya ílegauan a la graciola
ribera al tiempo que algo calentauä ío$
/¿'pradoiraybs^y-'fe-fentaro al píe de vu
grande y blaricoaîamojdonde como vit
Tàfco^efiu.uîé^tti'C'aSlando, Saudno que
vio ítrbuïnà coyuntura para Jo que i§
îo dèleaùa t aLaureno hablo deíla ímne
raV Befde q caro amigo en la Fuente nos
còntafle lös íabrojos ambres tnyos,v ds
LJ hçrmofal/íicéríavlj« côado ¿ai} gran-
N 5 diîsinjo

Anterior Inicio Siguiente


«r

eifsiomdefTeo d^íaberíaçaufa ;^ tç ií$f


iúú íosïüfufdbkscdos ) ;paí , a : q ctefiçrra
do.de,£u tierra,yauícxrtede. uipaßpra an
dès?No líos SaudnPv^ÜgP/f^fponxlio
&a.wen'0.),íí mi vicia y compañía aigü &u
il o te da* dexa de traerme a la memoria.
Vñmal que ¿atas vezesme Hega^y ha lle-
•gado, al punto/lela mu e n e , y pues ento
ees nolo acabe de .contar taivp,orclça-
ttó^crecm.eqnbçit.a^cn vni mano ci pu/*
dcrlitizcllo: y porq-np entiendasqiode
s o parfalta de voluptad. Sane .que no
¿ftoy del todo cierto en qxïe; mt ynvigi-
nación fea verdadera^ y que ci falir de-
Herrado de mi patria,caufo vn gran def
den/qpornnceiofafantafia -rac fue hç*
Chopin q Lucen?,en- muchos dias q lo
procure venue quifigíTeyeftaes lo q de-
zirtcpuedoc y pueAnoxsraas.poßiblc,
porno:faberlo,coCentate"en faber 3 lo q
foto yinag-inado me tiene fuera demi.
:dcmvpauia,y ganado 3 y fobre t o d o s «
feníe'dek cantadora de mi mal^q es lo q
.nia5;ííe:nto.S-áuciivo le agradeció lo que
kdi>:p,jy;bpz.içnclpk que tomajTc flira-
bel.y ûcandoelel fuyp>;començarori a
•tañer y cantar lo íkiiíente.
'S'XV-
de Celos* ft

mm elpradoconten>t o
tyitndo a "vu alegre mador*
A quien d tiempo y amor?
quieren pagar ß tormento*
MwßymlasamscQn cantos
dttlcesy yegotygaaoh
com Ô yafon acamaos
párH m la yidamisl{a$t<>í$

Bße el pradofincoûtent Q
con yerayn tri^e amador¡
a quien, los Celosyamor
acrecientan eltü tpmna*
Yfean d$ Giße los cantoi,
trifles yriQ$g$9Jg4¿M...
puesq^mß^ acmad'pi
nlßaumYanmkllamh\

S */í V Ç fa
StÄVCWO*

€$fen mis trifles querella»


ftemnqm hanfido con ra^pn
yá es muy mayor k ocaßon
|îie tmgo 'dt m ttmüfò*
Né quedéyâ en mi memoria
mipmt® delo p(t(Jhdo$
panel çielome ha pagado
somioqmfmk¿que esglorié

®dugmenîenfe mh querellai
que ftjmtmson ra^on?
yafe momentalaocafton
queten^faraîenellast
Borrefede mimemmê
d tiempo alegrepaßado$
m qmúamot me ha pagado
$on m mas querer

S *AVCh
Çtht* m
8.4VCWQ »

Siman mis o joí tmhk»


el contento de mirar,
pues fi me hizjeronpwáf
ion cAufa de a quefiebien*
Dele etçora%mdàl0A
de a queßecontenfo fjmfte^
jf WÒ quede algmapArtt
fut tmmph&r cpnUwQjipdmâ»

or enmhojo ¡tamUe»
que ciegue»para m'mr»
y noqmerêcanfenfif
que yean p »es ykrm td hïm%
Tfiàbrtendo h$ del aima
del mal les cupiere parse»
écelosno quedepartgt
que Mofe tniregtte por p nimm
IDefingM
sïavci W0ï
Si iapaßionfwäeh(i%*r
fintiveldefcanjofnaty
muy bïéhcW$iïnfodrdé-
de tos principies fin
Pues hasfidómasfefiado'
me cien mil de o trospaßöiW
evp conuiespüoYei
«mm

Tanto mi md puede ha%er

que clfna'fßnWii tttfaûtm


y rM^ftó'y^dïíijef'i
T'Aunqiiíétèídmtas pe
quefe mtäentre fäßores
no efberes^ëecQnpuorei
(ei^âtîîhi^kUï

tnînimt*

Anterior Inicio Siguiente


dèùlos. 10$
Écho dé ver entonces el V que no ie
tr¿ya ;y aeordahdüfe donde fie queda
üä,iÄjuife»y áSaucínorogo qtiecnb uf
cà de DelahJd fuefîen , <]ñe el quería
böliier por "fix çurron:y 'pues êflaurt tau
cerca que Jos 'tornaria a alcanzar prx>
fto. Los ¿o& dixeron } que feria mejor
bölutrtodoS ; pero viendo quo el na
quería ( aunque les pefo )huuíeron de
hazérlo aníí j fietido aqtkl apartaffe
á Aíüifátarí graüe corrióla fiera muer*
tc 6 Laureno boluio donde cHaiia fu
çurrori , y tomándole , fin mirar fi aU
£0 íc faltan a 3 torno en büfcá de SÍIÜ-
ciño j y Alüifá , yéttdo cíiziendo , en
verfe folo. Q qiián agradable me es
íafòledad , para'tedçr'nias lugar de pen
farèh mis grants males j por cierto en
íoíó' aquello conozco qué fon exte«
fiüö$ : pües toda compañía rné es c-
diöfa V jy írno ftfcrá por la palabra que
a cflds paftöres he dado dé detenerme
ac(ui1iäfl:a poder dar: algun aliüio a fus
toafsíones ( loque rio puedo a las mías)
yaFüeráydo^ eri parte que llorando a
nus ''Tolas cutre fieras de Jas" monta-
áas acabara mis trilles ¿ y defuen-
O % turado.,
De[ewAnâ
turados dins. Diofe tanto a peiyfar en e-
ñas cofas^qtic perdió el tino por UeCpc^
fura,y qnduuo algun rato de vnas, par-
tes a otras, fin que hallar pudieífe algu-
no de los que conocía. De la mcfma fuer
te andana Clarilla perdida 5 por hallarle
ael>Saucíno,y Aiu¡fa,viendo.quefctar-
daua dejando de yr en bufea de Déla**
riíojcn la fu y a coa mucha pricfa.boI.uie-
ron.Y llegando donde auinn cOadofen
tadosjV no vicndolcjtueron rauv trníes:
principalmenteAWufa , que ñola irnp.i*
diendo el freno de la honcíHdad, Colean«
do abundancia de efpcfas.-Ligrimas c.çí-
mo fîyàLanrenofutra ydo de aqu.çjlo.s
campóla grande* bozes començo a quo
xarfc*$aucino la confolo^diziendo^cjuc
por ventura auría buelto a Jbufcaçlos 9 y
que feria bien, que ella por vna pasjEo , y
el por otra anduuieíTen aquella efpcftir*
rasque como era nt|cuo en elhvpodría a-
uerfe perdido* Ella llorando,)^' rcfpo&«
dio. Pues ya paftor^nríi mal te es dcFcu-
bi.crtOj-anfi el amor jamas te de pafsipn*
Uno continuo bicn»y defeanfo, quepro-»
cures por tu parte bufear amí defiendo
Lauren o-, que por la mia yrc: aunque
tai
de Celos* si
tal,con el reciente dolor efloy , que nö
fe como andar vn p'afld pueda, Saúcin'o
ïc prometió de hazer mucha diligencia:'
y defpedidos,por différentes partes deia
cfpcfurafe metieron : y no fueron bien
ydosdealli, quando a aquel mefmo lu»
garllegaronFlonfta, yla paftora Lco-
nida, con firmando entrefí muy grande
amiftad. Venían para yr á la fuente,dori
de el diá antes auian çftadò, a aguardar
allí que el p.^ftor Roíano viníeífe. Y co
mo fe torr.«iífen acontar la vna a la otra
toda fu vida, y el proceílo de fus amores
caufauaeftraño deífafofiego en Lconi*
da, el nomkrc de Delanio , ymaginaua
quedeuía de ferpaftor de mas cítrema*
. r a "ç,y apoít«ra , ydcmasgracús \ y
difcrecion,quetod<ftsiosdemas:puestao,
to a fu cauta padecía aquella liermofa pa
ñora:que le parecía no auer vifto otra
que mas lo fueíTe» Y tanto el penfaren
efto le encendía la voluntad, de verle,
que ninguna cofa , en aqué lia coyun-
tura mas gufio le diera. Yendo pues ara
fi las dos pallaras-, la vna contando fu
pena , y la otra mo Arando dolerfe de«
Ha,oyeronvnaíuaueydulce voz : que
O3 en
Defe\
icnfonando en las orejas de Horifta^CQ
mo cíiel alma la tray?t)fue della cpnpcu
da,, que era deldefamadpfl ydefa^ora-»
doDcianio: y dizi$ndolqaLeoí.nd3,a«
largaron el paffo ;> pot llegar a p$det
verle, y oyrlo que cantauaj tanta prie«
fa ft dieron, con ç 1 deffeo qde vç.rie en-
trambas lleuauan $ que muy prefto lie«
garon tan cerca que le pudieron ver, y
oyr.El qual entonces-çoracnçaua, c o n
iriuchaoficia, y eftpña alegria,ai fon
de vn concertado rabel a cantar lo íi«
guíente*

entandtchofoejiado
que d fer jumeado
de Citrina f?e üeg&dó$
pefamede dexartty eífor^do^

Ta no puedesfer ttfiimicomftdnifa
mal te paro çn dexärte9-
mas çrcçmespafôw t#iar
cjúeendlo nojoypayte^
cWm
IfLffflff I* £

C/imjftf «fèitnme &!>$£<*#dsfechtírtt*

por mi podrá» de^jr^cm^bvâ hmm9


puesqïk dexo 'U pen&i
àm tanto bien me
psoMndùdêClmttaetptçho.wwa®
v
£

$'afola elakoriayel ÇQ$tent&


tnmhan de apofeatarp'
y efpelitndo et t arment o»
de todo apoderar^,
y pèrfefom proprio

$ÏA compaßo» momálos fäßwiih


t§n qu0xasy (jmbranto ¿
detáttóltusfattows*
mnemp¡€Mmbidk tant$*
çomo ixceâh mij^dimâtgn

Catando decantas' ¿fía canción cl


contento Dtlanio¿ dixo, entre íi
(cornolacancíonietraxo ala me-
moria lo |>aíFaáQ>0 ^uaeftraños wíos
O4 ion

Anterior Inicio Siguiente


Defenjfàiitr
fon los dé amor. Agora éftoy tari alegre
como lumamentefauia citado trille Î y
por.ventura no rengo «It que: pues Cía*
riña (ola me m^nclojquc ItcuaiTc alpra«
do de los ciprcfes al apuefto Lautçpp:y
podria lev que fucile para mayor tornien
to iiiip.Y no ay quç poner duda^ues ta
bien tciih;o ide licuar en mi compañía a
Floriiîa.Y diziendo eíto açerdofe de U
iíidifpoíícion qaïe Albifalc dixo, cl dia
antcs,que tenia Glariua: y defpucs, de
como la vio falir de entre los arboles , q
junto a la ífutmc cftayan: que entonces,
con el contento délo que le mando 3 fe
o luido de todo loque pödii fer, Y ene««
0c punto,paíandolcpíiria ymnginacion
diuerfas co'Fa^pcnfo íl fe hizo enferma,
por ver a SaucmüjO'áLaürcnb» Ybazi
lando en efto , cfluuova rato : al cabo
del qua^quiriendofee} niefmo engañar
dixo.quedígodefatinndo ? Por vernie
y per bufearme deuío de falír aquella ce
kite htrmofura;y bien le echo de veren
losfa(4oicsquc.iïielv20 : pues tantoba* ;
loi* comp mi .Çíarjna tiene » no fçrííjiu
Üo que a nadie procure enganarf Pues
¿fino me engaño, que pallor ay'oy mas
ven tuvo-*
de Celes o J-oß
vcnturofo qüc Delanió?Certjffima cs-niï
gloriado tengo que defeonfíar. Y con
çftoboluia fe aponer tan contenió que
a fçr-ya Clarina íuya y no podia ferio
roas. Y cftandocnfu.alcgriá^.Qyo que
hazia donde cftaua yenia'vn.paftor can
tando t y poniéndote muy atento a lo q
de2iia3pudo entender aquéllo.

*4 helle efpüfa deTito n canftdo?


^ qúandb conju hermofüra*
rocío aljofarado
esparce fo hite el camp o y fa y er dard ;
conjûcU aimmdo9yerna'Ufoio,^rado
prima (anoche épura*
y an un c la el claro did»
cmßndo en los mortales alegria*

Ttjuando mas heymoßy acauàda


fe muejlra > quedaria
tifcuraKy afettdä*
como queda-Dianafia$ßfa.
delia elroxo TttonfuU\dwada ^
noche pared*
'tfifley efe mecida
Of fifth**
De¡mgf/m,
ft faittfjpn,las ÙÙ AS de- Ltoniïfc;

laßtyte 4QM llegâ mipaßora,


por maularaque fea,
no entiendo yo que mord
aUi Nimfïhajtitn ellafe recrea:
y aqrnl qwmk ha y iß o es JÍ y*. Ihm
porque TrerUdtfJeà*
ytedactfß y erde,
fin mi temida fu hemofurapierde*

Ml claro fol}qm ¡a beldad infittye


dios campQsfltoridùSi
de y er fe ante ella huye*
fñrqueno feanfuwdyús ofendidos
m echa de y er quemllo fe defimy& >

pmLnmasefcuitdUoSi
plu^pemtrartœ*
yfinelksmn ella luv{ auna*

la blmcA lechemfmrafabnfa^
fi delmténdo faltara
pajluraunhermùfây
m diem
de Celos* ira
m dieu gufipdcampßialegrar**
jstleordero Uwe)* Juera Qdiaja,
layermle amargarà?
m humera primauera*
yfw ieomdafiempre inàmiofum*

gmlquedaelarbûl dehoías defyÙ)ad®*


yfin ¡us bellas'fiares*,
end pt oTw^lprfido^
quedaran en (a fievra ¡ospaßweh
ftnohuuieranalgunos oy tieg&d®
áyerfe en tus primores*
Leónidas quien fterdwra
masglorialfmray^fmo te ytçr4*

Gloriofo ipwireuàâmîyid&p
pues he llegado a yerte*
dutgißma leonida?
de qmertfi recibiera dura muerte?
fnwadefcanfp&yidacnYriqut^dih
yefpetp deiafuerte
me tiene el afligido
fie yerman helad ih ha merecido #
Tb4#
DefengMë
íeprofíguíeraadelate cofu cato'él a*
¿egreRofanö;q tir a cl q catando ve«
nia sfinoUceara"donde Delanio xlL·
tsa,clcjud muy agradado" áfu buena gra
cía íVkuato ael v y aüq no fe conocía, a-
saíedofeco mucho comedimiento recebi
do^Dtlamo dixo* Y Ate niego paftor me
liegas plazer,dq fino es nui cha priefalacj
llcuas,t« fletes abajo deftósfrefeos arbo
lesvn rato^Porreccbírlejyu hareloq me
mada^reípódio Rofauo^v fentädofe en
ítabos.Dcíahio kprcgütoquiecrajy ¿j
caufa por aqllos capos ie rra-ya. Rofano
felo coto,y q líegSdo a la fuetCjdöde Tu
amadaLeonida le auía de aguardar^vie
do «jjnoeííaua alli,fc auía entrada por la
efpefuraJiaftaqllçgoaencotrarle.Dçla
nio fe oigo mucho ; por faber q andana
enaqlcâpo algunos dïas> y abraçadofe*
prometiera firme amiftad, y Delanio fe
ofreció de cotarle fu felicidad y cotSto*
Todo efto q paífo cftauamirado Florí«
ílayLcoriida,finpodcrf$ hablar palabra
h vna a la otra.Florifta en entëder qCla
rinaa dclanio yafauorecia(fegü en fu c&
to oycro)fiKntio e'n ir en ta graue pena q
laíac'o de fentidory tal corno muerta le
fue forçado fentarf? arrimada a vn arbol

Anterior Inicio Siguiente


dt Cehs*
meiorfuera aucrfehöci'do tu ifttlc vicia,
q no llegar ;1 oyr CQ tusoydos ta creada
defueturaWcabäd.celos, íïrtn eíhuadeS
bïc apoderados eriefta congojada paltó
ra,cntrad co ral:nücua\dcftru"yedó harta
el aima, tj yadeía pararme quiere. N o m
no a n ím o L e o nid a para c o í o la ila3 íiia san
tes fe pufo tá],íj áüia mcncflc^coíüclo,
porqcqmodía traya ya el CorK^&difpuc
íio a recefeir c» íí a Delatiío/y c& gradít
íírnodcíTcode verlc,qttadd catar le vio,
y oyó fu delicada v'oZ)y l'atítye'niad^grá
cía co q-Ioházia , del todo fe dexoredír
di niño ciceo:no acordádbfe de íuRoía
no,nidc otra cbfa.Qjie auoyedodezira
DcLinío q Ciarina le íauorecia^yviedole
tä c o t e t o ^ por otra parte viedb a Flori-
da taljCouio muerta^acrtiífafuya, no ptí
doacauarcòfigo q noíele entregafc, Y
cjdo Rofano llego a dodeeleñaxia^ yfc
leuanto para reccbírlc^nirado fu getílta
île y apoaúra;no el eftar pre fen te in pa-
flor fue parte c5 ella,para q fedexafe ¿ë
tal perániierito:antes acrccentSdofe tins
viíSdoíos jmito$,coTqfulo M vno con el
*otrp;y cotcpladoloí en fu £antníía/:n to
JUeJingám
«3p Déîaniollçuaüa la ventaja»Y afsi¿J6
tcrmrnada de qücrer,häftä ja muerte a íu
îiucùd arnor.oluidädo aRòíaïio,cfíuuo
fctadíi juto a '.Floriftà»fiii hablarle cola ai
otinaíy con gr.iuifsiirios celos, c| ya pella
y ¿ç Cíariha fonwaús. Codicio y1 propie
dad de tocios los c] fe r.mde,ím mirar lo c]
li'aàciiaï tirano amor*Eíládo las dos pa-
ílprasfe-íc.rtai fuerte,y lospaftores,fin po«
di ríasvè'r,îrat5do cnloc] mas.giifto lèsejà
va SaijcmocjenbutcadéLaürenoahda
h pliego i las partctasílas quates eítáuan
tá dV:acord*dás(la vtiacô lá pafsiorí de
v è't fe ¿íefj'niada.y la de lös rabiòfosce.
los. y la otra cô la lucha q <n fu pecho a-
.wí¡t/elitre el deíleo de Dclanïo.y el viejo
í ^noi-del(cfáno)ciauclért»uo cri medio
de íasdys^uo le vi« toy Y çonoftidopdr
cl fií, defoc M c r d'o, I lego ' a $ lo rï.fl a, y tira n-
é-o-'l'-.: recio'de la mancedla bolüio eäfi,ya
Bvicdoíos o}os,cóvn¡gra fufpírò diicoíay
fojtun^cj para musrnalme tienes' guarda
da,no icaborascómigò â vna yez,fin dar
nieud^Jíadémilrnu;erte&íA$aucinovi
nit re ! 's lagrimas a los ojos, oy édo a "Fio.
tiih-y dtílfSdocofolarl.a^iíxo. TrifteJ
heimofapafr-a'rajla pena cj-'de.la tuya tégo
esocaliö quo go.2c de vtias de vn jufto
g celos* IIS
ftäua tal ? qüt no echauà de ver m Lso«*
mdá eítà mudança«, Saiîcitio 'cojièaciw
do öue alguna näüedad'äuia , dejan da
feLis dos paíioïàs jfe fue donde Delante*
y ílbfhrio efí áuaní ajo s quale s hallo coii
faíita?áraííÍádíq|ue cali íé püfïeron cmbi¿*
áia¿los dos fclfcuantarori paira recebifley
y texmó íi arméis fueran, Ï5clanío le ín¿
3¿o fe« tai ft ëïi mediotétí i ö ^üal etttífiinM
tío S ä u c m o j e ^
quien foíd v^m^
D'eteríc* efbuà! FloníTa ,* como fuer«
de fi ¿ya Lçotaída conto todo lo que
con Saucirtöauiä ppÜado3 y lo; que
w ;
auíay cí¿ <qu¿ ilk fé Iiblgo ^mtieliò* por
qüey^íriasceíoSteTííáde ¿latinayqü«í
de Flofííla,y c'ntentíío por aquel jtf ? güç
Saucinddcuíadelcrmásfauorccícfoqít^
DVlaftio,^: què feria tatífá que eî la aBd
rr ce i«fc, tr ä ta n dô en c lia s c o fa s5 y conloé
oj o# cit^lciädöS • Wrf " I ) danío. 'cñittíftjj-
qüändö vnä îfiar^wlîo&voz llego a t ó
oyÛôsiyianfî^ftftWo^lös xltlos très jpit*
ftòrcsvy-fiiëci«ft$ole$ que era ¿trea ¿ta
dos a vti f iëtàpp-fèiètiáWtardri ; para jfçu
garfea oyíltífibá^oí paíloriísfucfon TÎ^
BefmgàM
t$$kjmx& $ pfcï,:íip;vcr,íi Floriftatílli
çíperançg de qu^aquMxJia^cîantc cíclic
aujadç^

% piano rauy ^ozofoyvjedo aliï a folleo


©ida, fe llego; a ^
îapta m £áf¡
imfentído . viéndolo quedo. JLeonida
como íï conocido no le hunier a > ni v i*-
ílp . jajnas: nonioílro punto d# alegria
¿QÏÏ (qyemda^qucxar/cle queria -Roía*
çp;tna$£lUfc^
lugaraíellovy Ikgandöi^ncre^nosMi^
tonque junto al rio auía^ Y.I£ÏQ$ que t\
que cancana era Laurçnq 3 que no a?,
uieiido podido ¡hallar aíucompaíii^pa«
içckndo aquel lugar epnucnibícr>y;fQ««
ip^arallorar fiípalsipo ¿;fc; auk f^nta*
do* y facapdo ;,íir ra^çl canto, que £15$
csuía que de ¡0.5 paftorçs fuefle oydo*
j ^ a n f i í c vjnicfícjiaburtav.Ücxaroíi
4f %gar a hablarle;rjpprqu€ oyeron^
^jug auíendo dcx^dpdxanto $ dixp*
^ y -celos $ y como es jruayqr Yueftrp tos
tuetp?que el de ninguna penalties foyg
fcilhmçcs a traçrin« con tan graues do-*-
lores deficrsadp 4#rai gatria, bwfcjîwfa
de Citó« //#
•JSÎOÎHICacaiiar mis triñcffdiaá: y «uicß
pendrai ingratshermofa yrcmdJwu**
ceria $ que tanto amor eonío ítcncrm«
piibticauas fc aula cîemucîar?Ot]ïîari iîîî
gidas razones fticrori,las que; fienip$S
nie dixifie, al fin eres ronger 3 y yo fo*
brt todos dcíiikhado;Di¿ici)do ello t o
nía la caperuza qu^d^^dandQlektóçltas
en las manos, propio de apafíipnsdos ?
Bu fea? en que ocúpalas, quàjnEoeî cn*¿
tendimiéntbcíiftístorinentes ëflà ocia*
pacíojTcnicndo pues la câpcruçaanfïj»
del vn doblez fe cayo yna ançofla ein
ta de feda encarnada,.que¿raja que L&
ceriaíblia ttaér énfo^
la dado a Lauréno'.¿por no tr^içs; cruel«*
dad confino: y el tn fu lu&ar le dio v*
na verde ",' en feñal que tenia efpo
ranca en ella. Y dcCquc la xio >qu€
dcfcuydadodé aùerlà traydof con cl e«
flaua , dando1 yiV iäftiniado fiîfpîroa
la tomo en las manos vdÍ2ÍcndoL A y
encarnada cînt* y cotí que aquella in*«
grata folia r e c o c t ios crtíeks y her-
mofos cabellos': bien tomaron cl offï**
d o de tu nombrcy qiie bas lie cho ein ta
çoninígo tantòs W £ * ï t í i fîdo por ma»
P % atorrase

Anterior Inicio Siguiente


»tormentarme,yo creo quelques «n
itiejánte-ocaíjon-tenichasmoflrado s f
como la cinta k trtjxeßc ajajticmoru
todo lo paíTadOjíornaiido atomar fu
beljconjcirçorfe cantar anü
ïntâ
memm* cklbhnpafßd®}
'" fe fl £ .» '•

»«#9 del trißc eJUd*


'tn.fic yn âlm.% éfékhâdê
f orlos. Cdú$há llegado*
Dcx&dmefi <¡wm yn ¡?®ce&
me migo s quctjuerep,
d$yiif?dßoyqtie le temp»
m tài^Hhîo^mtipr IQCO$
et h 'meute am e/i el yeju
y

Huye t nàos td eümfa»

sent* yettgáti'4 ddMo,


qüelé h.t%? ) $y iimys he>. hif.
di Celoí* $$$
ionde:abr*fodotfcr¿.y$9
tarden umprmodelfnfgM
qu?y®fotrùS eucendejs*

Cinta que Aquellos uuellos»


P€Cùpta$ por mi dolor
qm haines con yßpaßm
^ue mjólo penßyen ¿//oi
t kneel morir por me) on
Bien mmßrds dy dura ciat4
fer'de âquetpechô mmdo?
fun lo mucho qmbelloràdi$
mnc& de cmelfadl&cwfá^
»jkndo en mi teh&quit&d®*

Mienqwrnd® tenctU»
mn~m en ál&n recelofö*
yerâCupimimbtdiofùs
de mt y entura enteitdi
trifle qmnt&yogo^pfù*
Mst$ ya por mi trißefuerte»
sßo y tal que conten»
ÍAMÍmrA%m
dm
eïemâm
A Usque reciben m^erte^
pttrdjkíir de faßmu

fdimque de tt fecjuerciU»
color^mliïlmahtfUm&â&s
ptenfo qmdäßeencarttada
dejólo Ife&M dquelU*
?n ynoyotro acábctdi*
Y afirmare conyerd^td
qm ayUndtfitu loßyß«
qmndû aß po d^r yenifiê*
fi de delta ta crueldad*
recibios ld nclbifiu

Tan crttäle$foy$eneßrem§$
ÊIU^J tupaya canmi^Oy
que attkmp^jiw6memi£o9

ni cur ù deß caßigo*


Tufóla putdesmatärme^
Acordándome qm dt?
firme efpemnçH porti
ívmcofue paru &cahiffttH&
#
%
yä nÛM0âà eßö^ji

qut deño eres cátíQ«


wMmjwtdm>tlv

í»¿* âûfmnmm ¡•¡•J' v*> '

puai penkmîénîù tàn^çr»


iwecnrrf M/i^rí primero.

Hi pbdtY baia ítísW^

¡motos mortales cetosV

y me ttene^ ep AyfevçMsí
dondefatiUfiúçençifo
i iw COY-^M dtßickMßi,:
fie t mo ¿M#M-tó$!W4+-
* ? 4 "
DëfmMSë
Nfi como de caiitát'%cáita-,cU>ift'ima
doLaiireno, boîuiendola a donde
eftaua^dixo». E (late crue) cinta era
mi compañia^hafta-que mittriñes 'd/as &
cauis* y no dexcídeíoóftrarteHíe cada
ora»|>àra que con tu yîfta ïtit ven ga a la
ariemoríajacaufadopa de midänöy y df
,
fal memoria proccdera*invrò«çrte' í! pero
no quiero ver en mi pader^eo^ que fea
de aquella.çtnel enerçjjga mía, y mas là q
tal nombre tiene s y fuñándola,a facar,
proiiguîoj dmèndo« fi o creo que eres
culpada dntâ,ttt.«&
lîoïp JTcaSjpretcnd&dçf^ que
noei )uílo^ue iiendo deLuceria andes
conmtgo^e^doxiamé^jiitaiqueaqücílo
¡a tí y amiconpieiKiydi^fendoeno fa-
hre vn ramo ^Jeî1 ^írtqj^ puíb,y ene!
«ronco, faca ndo vo*r£^
do mfiníraïLigrímas^efcríuio eíïo*
14 crímmdmmifkflu^
$$ kque conmigo ya$
y en yosúhitaji yerá$
h pkiid que mlU t%oY$

Anterior Inicio Siguiente


de Ceks- "?
mrmïteflra de <p hfi(è)'s,
cinumi muta Atnijha

Y A fe quería yvcl c o n c o r d o t a i t -
tetio , por vcrlivhalutia aigùno ¡«ï** »;
la fuente ¿das Hayas le lleuafle.quantí»
Íos.t^spaftpVsiy'fÍo*^.ftf^ft"^
foronddantc.quedca^cacoydodt^
«an de fu pena a p e o n a d o s , principal-.
n,¿ntcDclanio,y Saucillo ,.quc*omi&e-.
ftauan contentos con ios fingidos fruo*
rcs.pefatiales d d mal que en Lauren«
y ian:ÍÍorifta,aui\quc lo féntia (no-'taii*
to pódia efirtmíe de tu pena) qucptidwf
fc,loquequificíl"c,Lcomdacon¿<i «»«-
ii¿Úa«;acftaua harto ocupada, -ft-ófano
no teína cuenta co nada .fino Tolo con
«iezirle.Amada.Leonida, que hadoad-
u er ib ha íido el mió, que tau pre tío te ha
rauààdOîno le refpondia ella palabra,
mai los ojospucflos en Dd'anicv niicaùa.
loquö haziaji'auíaudo de celos de Fío«
fta,porqúe mirando le cíta'ua« Lauren o,
recibió con mucho comedmtiento,
P 5 y hol-
Deßngdnß
J ho!g*ndpfç4ç äueríos encontrado, di
x o JE fe ufado me aueys,caro$ amigos ,cl
trabajo c^uc^díe l>afear quien a iafuente
de las Hlayas tócJIcuaíI^qUMJa tomar:y
mucho me cometí tail verosvénír jütos#
4i vos Dclanio y Saucùio, Es por ve tura
Tu^ítfa-ií^mifiadyredlucicta en anufíad
ií,e çda df ra ? Sa u€ i n o 1 e refpon di o « Por
çiçno, verdadero amigo1que tu aufenaa
4e$e raidie me ha hecho amí vn año : y
viniéndote a bufear^tneentre con la eo
paíii^ quç ycKBlamíílad deDehiîio ¿ fi
d gufta delîo, fera para'nu muy agrada*
hlç*Kínguna cofa ay en c.fta ora*rcfpon
díqDcJaj>ío3 qyo mas dcíTcc, difereto
Sau.ci.nofque -ícr tü.amigo (J y offreceiv
fpcàtufcruício^haíía que muera* Pues
S-iufiíno díze otro tanto> dix o Laurc*
IÍO Juífo fera que os abraceys y y cj mu«
cho OfJiqfeconuíerra en verdadera rñf
meamiílad^d, fui que puedan ícr. paite
iosjdefuanadps celos, para que aquefíe
nudo de atnífbd jamas entre ios dos fe
rpî;npa,*Êntramboi Jo-prcmctiçtó enga
fiado^entendiendo¿odi vno que cngsM
ü?ua .al otrp,y juraron de que alqueCht
nua cfcpgieíl^el otro quedaria, Íati$fc4»
eho«
de Cekï* ui
ad^iracip^enFtofLÍla poniä aqueïlas
Coías^yvíeívdo a íu Diianio tan alegre^
li&cd&fíaftdofc
ttía dicfoqJl*gaá$of¡E dondeWpaíloreá
eftatfürt/träba al>dämo p&¿ la £<&&{d¿£
íayo/di^ieiidüllhgtato pafttír^flFe^B^

rm tïillepaaoravtódctan pcrcí^S^Étc
îï*s p ö rgttíík" el engü ñ arní e > yagora ^ Í
!i32&fttífe jfödeect .¡ ë adá morne Coy p úkdes
jÄeefcfrtö áe¿al'glöiia.Mira cjuc föy v á i
ítriiptòpa^t:ciUa ycjùe a tus cäititiöiaä:
q&tóaS día 'catetoKredite para íü àútí®%

bre?dèrtti^<ifdíd«¿íneiííha de 't'Qfftèaió
eftoyvMo* püdo"íiiFíirIi)cÍanioyÍAsqüèf
ïèÜas de Ftoríítàyy mas efeando dfcivlo
raijos íde fu- ÇoMento : y -aníï fin c¡ue
ll&üfcenö , oí SüüEínG püdkfïferí derc-
n%-tflc*> ícfuèíijrïiïcha prMay Cuidando
BLonfta v î e i i d d ^ y r tal como muer-
t t Y ï^aurena lo* fimtio niuchö y por*
qw^däifcatia v?ria con remedio s y
anlîU^confOfô r ¡diciendo <]iic en aquel
dia yorta'&racdj^ä fu paíísionXçonida
que afcr^
îlontia
lioyifl.f li3:Bîaua co;n Deleita vtatgO '$
Ie.¡--v¡o-:yr. fin dcfpeciirfe des aijçüiiovy
fin qise fçrîojnipidit fc Ja hpiicílidad, tu
hs-:q-uçx?^ dçftofan-o , fefut traStl, de
tcrjtnîitôda de manifeftark fü; p.a'ftiotii-
Bpfano »ncabo de conocer en?qi>cUo
|U€ Lcpnida por de hunic IcauLi ;p,lui*'
^do,ycon terrible paíuci^tras dcllog
fçfiiC|dizkndo entre fí, quan m4ÍJ>? ir

cinovy Flonfïa/c .m'arauïUnfQn^ie,ftdo-


î%grande mudaaya. que en Leax)ida cl &
ngqrroia hççho ¿y conioaqucHo.fttcfie
cania denus pena para la.atonncntadaî
Eíorifía coli gran pafsión dixo*t .Crittl
fortunado te fahauä mas genéros de do
lorcs^quedoblarme cl.nial de cçjòifay
«de tidefdichado corác6,y coväQ es J$Q(
fiblc.que la vida con tantas•fcnM&ßph
Usí LïVfèpQjy Sauçídoq le díxcron q
îpttjcflcjsfpcrançajquepor vçrura aque
íloferiacaufa que mas preflo pclajhio a
fu amor boIuitílcyi^noQ las mudança«,
tan vanas que en Ja* ¿emas.pafíoras a*
toia y la niu cha firtngçai ífcyg.,, y por
que Ics parecía ora -dç yr a ja fuente
<áe las Hayas. : £ntrairoi?^or.ßntre Jo«
arbolas
O V (BT W W I w IT

irWks,pöf qWc el fol no Ibsofeiâdit'ffb


cl'ca^iKO'fy-âiifîk'citftade- Läürtno "fe
quedo c ií el M »ftöv qu e au n que'S au ci« o
tenia pï0^jGt&^q»italÍa^Uítoíaí;qtíü
--defpuei pa-íTatotijlc Imtcron que delta
ibohiidaffcspero hofuctosi Bien ydos,
qiundoAînifà Íícgoídondf latina cita
ssa^y viendo Íoq Läurcno eferiuio CBC!
tfoncojcoílfecío que era fuyn,y hblgaíH
do fe de que allí huuitflVcftádo'¿fetomo
cogiéndola fe la metió estel pecho ,.y
Molnicndoh cabcçaa vii*i5pi(acla$ qu&
j&yojVÍoque era Clínardod 'cafado:,;d
uaî cerno no hallaffe a fu mu^er Celi«*
2 a»andaua tomo defçfpíndoVpor aqiic
Ha Florefla^YauiMo vifto pallar a A lui
fa hiriéndole ti cátttel'ofo Cupido ,pWsi
que änfi dcxaJCTcdepcrfeguir'aqlla h¿r»
iBofapaftorasfteiliamoro tanto de Alui
falque olbidado de fu pafsion\comen«»
coaféguirla , y alcanzándola, quand»
'cotíla-cinta'e(Vaua,dcrrah)andb muchas
îagfîîïias por fu feo" y defemexádo ro^
íbo;dix©:lKrmofa ygiaciofs Ahufa t la
futrçàdetu-cRrcrnada vifta', haíido par
l£;quc oluidadb de mi demandas y de la
muÍÁ que ¥¿cftc d$fp#t>iadö tftè;tienen

Anterior Inicio Siguiente


Vengo á pedir clcni^ïicÍFi^^iispícj'rendi
cío: para quç de mí^a tô v o l u n t a d l e a«
qui a delante hagasino le rcfpondio ço*
fa alguna h: enamorada pafíora * mas
efpançada da íu demanda/con ligero pa
fo,habíala fuente de las-H^yäs^icomcn-
^od^yffejboluicdocadanîoUKto laca
b e r g a n ternor de que Cürtardo ñola
alcançafTe.Ël qua! la yua diciendo : no
Jmygas dulce Aiui'fa,de vn trifle paílor
*juc,por fcruirre,mil vezes perderá la vi
da.no hagas quêta que lo y cafado, pues
fabesqug ya Cclídaesperdida y y puefío
que nolo fea^cl parecer ella no fera mas
«de para acatiar ins d¡as*jBuclue la cabera
¿.mirar a q (le íkruó tuyo, no apreíunss
tanto cipa fío: mira que con tucanfan-»
cio:mefatígas,'V/endof« Aïtíífatan im«
porcunada, fin vn piífo dctenerfe,íe di
jKQip.cfannado Clínardo^cj demonio fe
incita , y mueuea que anfí congoxan«
•;<Iome.vcngfis,con el mayor de fu ari o q
imaginarle, puede?Q_uíta de tí tan íceo
penfamicttto.y no preténdaselo q'uctaft
•en vano^y efeufado es...Eíi femejfantcsra
.zones, y pritfa^llcgo Aluifa ala fuente
déla* Ha.yasjiuj çndo del cçlofo^y tnz**
morad®
de Celos* $a§
corado Clioardo^quecon lagrimas* f
qucxas en fu lcguimicnto yua, Cafi al
mefmo tiempo llegaron , Laureno, San
cino,y Fíoníla : y .recibiéndote COB mu
cho comedimiento', junto a-la fuente
fe'fueron a afentar, tenicado • Aluifa
tanto contento de ver a fu querido.Lam
jeno s qucporlos0)os lo rñoÍÍxaua:Cii«
siardo con lo fuyos pueílos «ncl lucio»
-algoapartadoitriftc^ymagínauíiaycíerr»-
mando muchas lagrimas eítaua* Laurea
no k miro,y parcciendolcque.-Jc-.cono*
xia>preguncoa Aluiù quien^a« Como
Xr-aurenOftan prefto has desconocido., al
«cçlofo Clinardo ( rcípondio; elfc-^fabc
qucesaquelque alliefb, y dcfde cflo
lésfuc contando quanto COB tí atiiapaf
fado 5 de que no pudieron detener Ja rí^
fa, oyendo tan defatinado aoior^ ? Flo*
fi.fta fe acordo j tratando €d -aquello,
que auia hablado al paftor Cfifc-o, el
4C]ual l<e auia prometido de ves'fe t o n
JLaureno , cl dia que el quifieíle r y
tn la parte que le fcñalaíFcn Î y anfí
fe lo dixo.a cl 3 de que cftfftiVame.iUe
fue alegre : y determino de hablalk
Iß í@as„preílu- c¡n$ juidkfTç»-..Saucinot
Befmgân®
eamoqtíícncílaui «omento, quirlende
-burhriw con A!uifa,lc di:< o «Es pofsibk
graciofapaftora^uç no te mneu<: vera«
•quelroftroamauüo* y.aqtu:jk>¿ h un di«
¿os oiosíver aquellastriltcshigrínjaSíno
hflzc dicto en tu defamorado petho?dc
j a de tratar S nucir;, o cnefo , re(p6dioc-
lia'qmv tiebla clcoraçó,t.n folo ?cord«
snc d d talle quetraya.vmicndo en mi fe
j£ttin)ícni;o,s;ran.fin razón cs(dLxp Lau^
?ciio)diia-cta Aluifa , que en tanta her*
mofura quepa tanta crueldad ? que con^
lientas efiartal aquel trifte paftor s ma«
yorcrueldadeslaquetudiferetoXauns
*io(refpondio AÍuiia)qüedandofeaqu¡
fin acauar íu razo,ni declararte> porque
del i vergüenza fue impedida i mudo de
conucríacion Laureno*que bienel'fía
•de fus palabras entendía, porque no (c
.acauaifcde- declarar; masyaclla^eftauá
-tan refúeltadc pofponello todo, y maní
feítarfo j*ena,qiiclo hizicra luego, fine
la eítoruara llegar Pelanio a cítetknnpo
y-frasella çraciofa Leonída, diciendo*
-Btie-Iuc-'cruei De)anio,iosojosacfla'def
dtrhada paílora,no quieras fer emicida,
: yfin-dtjnu-triftes..dias¿ mira-que porta
canin
de Cck$* ur
caufa, los àmoris .mas firmes de lauer-:
ra ? dcxo:y transformada ya en li, no pu^
do-hazcr menos que fcgim-te^y amarte
haíla la muerte: aunque por ello la roen
ba.Dclaniö lerefpondío, Hcrmofapa*
llora, ami me peía de no poder corre»
fpohder a tu amor:ma$ esfuerza -tal la q
!í)cfuti-<¡a a 1er contigo , y con todas las
que tu intento figüicr.en , ingrato ? que
no es pofsiblc poder linter otra cofa*
Buchte-los ojos a cílc apucíio p a-flor*
dîgno de fer amado de todas las. patto«
rasque valor, y .Jicrmoíifrií tengan ': y
no procures lo que &s en vano* A m a
aquicn ic ama : pues es cí mas dulce ', y
felice citado. Remedio para mi mal*
duro Dclanio,csío que te pido ( d i x o
JLcomda). D e x a de neonfqarnie , y
procura remediar mi vida, que faltán-
dole de ti el confu'elo, efh en peligro
dehazerfiu. Las m e í a m palabras que
Leoñida a Dclania v d c z i a Rofano a
Leonid a-; FI ori lia viéndola en compa-«
ü ü de ít* Debhsio , perdia mil veizes
la paciencia: el qual deileofo de verfe
encl pri¿¿o-dclos : 'Ciprcfes, donde Cía-»
rína.aufrdc aguardar, fe .llego a Lau*»
Q tm®
Dcfmmm
r e n o : y dcfpues de ¿raer hablado a ios
demás, le d ixo como le important íu
%'ido^y- remedio, que çn compañía fu-
y a : y ílcuando confino, a Fiorina, fuef
i e n a l p r a d o -de los CiprelcSj que cl le
afcï*uraua , que no vernia, antesque o
llos"koluic{len Ciarina ; fin la quai f*s
cftada aili era impertinente. Viendo
L a m i n o que ha Floriiia>lc r o ç a u a q u e
Llciiaflc: dix o , que era muy contento
de haberle aquel plazer. T o d o a fin
d c ^ c r fi podria dar algun remedio ai
tn&l de aque.Ua trille paitora, Yanli,,
spartandok a vna parte, le d i x o l o que
IDelanio quería : de que ella fue muy
üfegre,y losdennumarauillados: vien-.
do ¡que fl^rifta, ea compañía-de D c -
lanio ymu Aluila, en ver apartar de.
allí a fuLaurchcr, parecía que el alma
fe.leyua.' Y deípcdidos, y prometien«»
do de bóliíer muy prefto , los -dos-pa»
flores j coivTrlóriíla, hakia : cíprado de
iQ^Cipsxíes'^fc fueron, yendo tras e-i
líos León ida ; y tras, ella xl : congoja*?
do Rof;uio •«-, dándole infinitas ,>;y; „muy
§&íbs/querellas: D cf]tf-ïuertd llegaron
#1 piado »-ejuç muy-çerça era; ídondfl

Anterior Inicio Siguiente


de Celos» i Mi
va Gla rift a' loa eíhua 3¿;uárcíando Í 1
q u a l a q u a n d o aL;attrçiïò vi&y fin p o *
der hablar piihtbraj quedo vn grande
rato» Fiorina ? viendo que Dclanio,
( a quit iv no ama por el camino , ofa^
do hablar; por no difgnítalle )• la tra**
hia, donde Clarina cítaun, también en «fi>

tnudecio : atando lit lengua, y íoltatt uf}

d o v n -afttiefo río de claras [afumas* *


A éü« tiempo llegaron allí Saucino¿
y Aluifa % porque luengo que Saucillo
"vio y ¿'o s a Laureaos 'I)clañio >y Pió**
tifia-, llegándole a•Aluií'.i, \c dixo. Sin
duda íbípecho graciola paftöra', q u e
Lanrcno es Ikaíado > donde tu prima
C h r i n a cíla , qnc es che! prado deTÓs
Cijrrcfes ï por tanto fera bien ( ü t'ç pa¿*
te ce ) que n<$s lleguemos alia : qué
pueß tan cerca <-flft^ poco nos o f f e n d s
rael Sol enel cámíaó- Dezia c fio $.&#'*
"ein o i no porque encendía qtie era ÚÜ<»
•fiiifiäs porvnoúerla a quç fucile > para
'Cííitipíir'cl lo qúeClarfña le ¿nia mari*
•dado/ Aluifa (cfne :titràToofa* no déf* «9

feaua /• fino yr cri^fte;\iiiniento de fu a** «4

nindó paftor••/ par4r<ieá:üar!c de ma ti&

BÍfcftár; fü pafslfrn ^ r c ( p ô h d i o a Sairi


Defmmm
.*ino,fucffç'ndoiidç;lc dicíTe gufto. Y
JcuantandoTe con-pailo largo „ hazia d
prado fueron .:,yendo fieinprc de tras
efe lo* dos cl trifte Clinardo, no dexan-
,d© en todo t-tcamino, de importunar "4
Ja enamorada Aluiía con fus moleíias
razones . L l e g a d o s , pues, todos : y
vícndofe juntos : luego Dclanio,y Sau-
cillo entendieron que era alçunenrrc«
do de Clarina, y el contento que. tra*-
hian Teles tempi» tanto, que tomaran
no aucrk tenido, a trueque de no ver-
fe caer del»; Laurcno y todos los de-
mas llegaron a hablar a la hermoTa Cía»
riña: laquai a todos recibió con mu-
cha gracia : y debaxo de yn alto, y co-
pado Ciprés» hizo que fe Tenia (Ten to«
dos. Solo qv:cdo Clinardo,que vn ti-
ro de piedra TeauiadcTuiado, moftran«
do que cíhua tan de veras enamora«
d o , que no auia différencia del u n
muerto, fcgun callaua, y fin raosierfe
coa los 0}í>s,çn Aiuifa efíatsa. Y fien-
do todos rentados , Çlarina puniendo
los Tuyos en Laurcno, comento de ha«
blaranfi. Cania da, ya vn ïaftitnada de
verpaT$¡o«esf yçondefíco de remedia-
ros
ros:apue£los zagaicsy.y hermofas palto
tas,con fingido traro os he hecho vensr
aquí: de donde querría que todos fuef-
fedes con contento. A vofüttoSjDela-
iiio,ySaucino,rogue queen compañía
de Lis dos Florida,/ Aluifa, trayendo a
cf!c diferetq» y nueuo enefta tierra, p a-
ílor , vinicffedes a la fuente délas H a -
yasidonde para oy teniades concertado
aejuntaros.Ylaocafion^porqucatíDc
lanío, dixe q a Fiorina y a Laurena tru
xeíTes , c s para quefiendotepbrel > y
por mí rogado,mudes el propofito, y a*
nior que íicncs;y te bueluas al primero«
Mira a eíTa hermofa paftora , qual tus
defdeucsla tienen. Parala lo que le de«
uès,con amarla : que aunque toda la vi*
da en fufetuicio gaflcs,le quedaras obli
gado,y de mi te hago faber* que fera
jmpofsible alcances ya , fino lo hazes,
mí vna palabra que buena fea. Porque
(pueílo que yo qúifiefíe fati&fazer ai
defeoncertado amor queme tienes) no
p o d r í a c&ufadeno fcr'mia» Y tu San-
cmo.fi de veras me amas : a^ora ie> ha*
de moftrar en procurar darme conten«
tó« Roguçte que a mi prima Al&ífá
g trüxc*
trnxeffcscontigüty es para qüe el amorp
que dizes tenVrmeJopaífes en clîatque
es merecedora del, mejor que yo i y qui*
ta de tu liU'ila lo que ami me quieres:
pues es «abajo perdido. Mira que me
pelade que vn paffcor tan difercto co*?
mo cu ande tau mal empicado , y en
parte que no es nias poiible que fe haga
p.or que(.cpuK) he dicho) no foy mía,
ni quien folia kr* Y to,prima, y querida
aaiiga jçohlîdera q.ufi el paito r Saud«
n.o merece mucho, y no quieras viuir
conttpo libre , y clienta de.amor, fa*
uorceele ¿y.arrnos: que talcs foys los
dos» qiîc.çlvnq fin.d otro, no feria ju
fío que, víuays. A ti diferero Laure-
n t , no ¿y quedezir mas, de que de
taparte ip acabes con efeos paitares?
para que ami ÍÍIC d.exen" contemplar en
vn nueuo petifa tinento, que en mi per-
cho fe ha encerrado;. No.pudo fufrir
Aluifa las .palabras de Carina; y. con
grande cplera v le dixo. N o fe yo que
ocafion tcinucuc a.fer caíamentera , de
quien no te pide que lo feas : por cier-
to prima, tu tamas el officio muy teni,
prano* Sauciuo perece mucho; y no
í/e Celos» 124
es para mi, m : yo Coy: .'para eb "Y ïî tu
citas...enagcnada , fabc que n o cftoy
y o menos y y por ventura , con mucha
mas-caufa que no tuv: pues amo.. -A*
quilefoito el animo a Aluifa;, y cnceñ*
dicndòfclc cl'rortro , por vKa pequeña
pieça 3 cftuuo callando ; pero viendo
quo-lcimportauadcciararíe 3 tcmcrofa
deque Cía riña no tauícíle fu indinó
penfaroknto ( por ganarla por h ma«
xío)botuio a Dczîr v Digo que erta
•mi amor, y ocupado rñi pcnfamiéniò
€ii eñe a pueftö, y diícrcu* zagalyLrm*
teño: del quoi me confielfo 3 que ícre
harta que mueva. Al.alma páretelo'a*
uerie llegado eftas palabras y a CIarr~
na : pero (difirnulando ia -pr.ísión que
le dauan) con vna fingida rifa , ño ves
que es locuraJ-AIu.ifaIcicfpondio,tra:-
bajau.cn eíío,-, Ya. fe fabe que Laus*«-
no no-vino a c(los campos por tu cau*
fa: y no viniéndola quien fu arnor fe
deue 5 €s aquicn raas-de veras le-ama:
y. cfta no eres tu. : Confuebte, y haz
lo que tcacorifejo. L au renos fía xi.a-ßn
ueJçTàdô•,oycndo•y^ielldo.ac]ílnscciías.
Y ¿ICOÍ>
Q_ 4

Anterior Inicio Siguiente


Ücftngám
Y acordandofe deio paffado , pclanío,
y Sauduo , por vn ratono pudieron ha
blar palabra: mas dcfpues, faltando las
lenguas,Delaniodtxo. Ingrata, y cruel
Clarina/por que has pretendido ver mi
muerte en tu prefcncia ? La qüalno fe
me podra efeufar, acordándome de la
cautelaron que encañado rachas tray-
doblándome aquel fingido, y breuceo
tentó: para quela pena fea ma y or, y de
mi, con mas e(hemo femida. Querido
X).elàHÍò(-dczia Fíorifta) no vfes tan-*
ta crueldad,™ hagas tal defatino, como
es querer a qinen,ta publicamente, ma*
nifíeíla aborrecerte: yeftarfugetaaotro
paftor . Dizicndo eítaua cito Florida,
quando Leonida (que al prencipiode
Jas palabras de -Clarina, penfo perder eî
JuyziOjCntendicndo que anfi como ella
dczia,fe auían de combenir)dixo. Aduí
crte amado Delanio,que aunque mi pe
na esnucua,masque de bitjaha hecho
en mi trifle coraron cfFtto. Quiere a
quien te adora:y no feas homicida de v«
na afligida paftora,quefcg;üra fe ha ve*
n i d o a meter en tu dominio. Gratifica
fama fee i y eoníldera deuerfeme mas <|
torra
dé Celas* Uf
aotra alguna que fe ame'.pues,en bienclo
tela primera vezi'y a vn antes que re bic
fe) te entregue nu libertad. Rofano tá
bienkdezia. O quan mal pagas paítor
loque me deues ? y quan mal cumples
lo que prometifte en el principio de nue
ftraamiftadjnodigo que mallo paga«
pero que feria nial.pagado, íí con la d e -
-manda de raí ingrata Leon ida te con-
formas * Las mcfmas razones ( aun-
que con grandifima razón dequocnr-
fe ) de-zia Florida a Leonida , dizien«
do que pagaua mal ei arniiladqueelia
le ha^ia ¡ y .tenia» en quererle '-vfurpar
lo que tan debido le era. Pero a nin*
giinadeftas cofas ella refpondia: n i D c -
lanío boluia la cabe.ça: fino,conlos ó)os
pueftosen Clarina,daua muefirasde vn
crecido amor. Aluiía dixo a Laureno*
Pues ya paftor,forçado de mi paillon, y
de fertu quien la caufada^nchedcchra
do('cofa-tan contraria a loque vna ho-*
n-efta paíloraefla obligada ) no pagues
nial el mayor amor que jamasen pecho
de mugerfeha viflo* Glarina,viendo q
fu príma:-Aluifa habJaua con Laureno
(aüque muy confiada en fu hermoftira
Q $ çflaua)
Defences
çfhua)con aIguntemor t de q por la ma
uOjlaganaflc , dixo - Dulce- Luiiv.cno
que cfia,$: dudan do ? aca.ua.de inoftVar
quererme. .Saue, que cl nueu©' cuyda-
do ( que he dicho'que tengo ) « va
grande .amor que te h e ' c o b r a d o : el
qual callará milanos >fide vida los tu
niera , a n o forçarme cl mvicliü.niere-
cimiento tuyo,)'clloco intento de.míen
ganada prima. Y en diciendo cfío,qu€*
do la bella Clarina , qual tila vn pre-
cioÍQ s yfinífsiino rubi. A l a q u a l d i x o
Sau ei no« Cruel y hermoía paLlora > ció
de > donde eílan las buenas palabras
que rne dille ? Para haberme, reb.iuir
fue, fi a duda: y por q u e , \ ¡endo que es
cautelad viejo tormento , que fe hauía
cfpçlîdo de mi pecho,caiiíe, como nue-
UQydc niKUo,tanta paffiö en mí coracó¿
y a alegre q del viuirme priue. N o le
boluio , a todoefto Clarina, amiranlt«
iio importunando a Laureno con.que-
seas eílauatporq ya no mofi rana amarla
Clinardo,,,que si r u y d o í e auia allega-
do ailiíAluiíafinaeoftumbradas quere
Has dezia .". Defucrte que.,:a ; .b.WRno
Claíiua , y Aluiía aníauan/.y.a Clan*
•evem·
»a , Delante , #&SKÍno. ; . . ^ ^ w
Lconida,? FlP>-iíta : y a Uwb i* R o
fano:y a /<míft,el «We. y c d o l ° P a f l o i :
Clinardo. La. anexas, q*cde vpos. 4
otros auía: Uí laguinás; y luff iros, fó
rían larçòs d€:eícnuir. L*Urew>. cita-
ua como quien en fu «ios í-aquehasco-
fas via : y viendofe importunado,ípa
«icílr.çmò.d«.M^os ! prima,s,, ! wií J ía-
uia que refponder: p a q u e e n el fi-
ra impoífiblequs a ninguno de las dos
quificflc.Y anfi,paradarfc1o a cnxen-
der, tornan do fu rabel, con--mucha tri-
fteza, y gracia,'començo de cantar
«fio.

J" L trtße cerdeen


v
de amor celoi}y aufincid combatido
rentteiiaia.p'äßen:

amnio €S[H mal de iodos comcifa>

&i%ttiqite algun dohv


menoi lajlima,fi es.comunicado*
pwecemeyH error,
pues
• »
l tnftvmo âuin\
dios qm difu malfient€ que îtâtân^
ÎMliitjdtentoeloydo •
yfitmfencátm
e dezjr lo ( ft esjryme ) dio s le matdïh

Conocer que da petit


elmddqm lofabt^ts Väujk yrgettte,
paru que d alma llena
dcpaÇioneSidujrmiHti
el padecerá mints fefißente.

Que hATA i quienfe halla


a publicarfu mál^uályo,forjado?
(juefi padece y calla,
quedarareputád«
poymgrdtoyhMani&tmMpeHaioi

Xfezîr íjuierohfuerte
'jtteme ebliga,p*ßwitit4 ofenderos
ce

Anterior Inicio Siguiente


dfCtUs· i*f
€doî me danU muerte9
$m$hâïï tray do à y er @§$
yaanenopHidden*lgp}C9t/iplétctr»s*

„/fflifttnt ei torment®
queden m$ competo »delam'w*y crfoíi
yet mh^dohUrjifiento,
•CQn yceßros deßonfml&fy
tânûlt®$de remedio $ de confinin

Zmeria^ükn me r/Ve>
tfiyy qme& del*s dotfQdeysqtiextâêfi
Untertan quien me aflige*
y me fuer qÁ ê mofltârm
y n tormento qmb#ße & apafionartÁ

ayudadme d llctat
db ieñ¡que me dexijau foberda*i
y #$ yme atormentar
frêcurèy.s-quees en baño*
ip? ame^f$ elmêtirefla maslUnêm
7)cfmmn&
T O D O lo qiîeBsweîioanto,,'
ClarÍtKi3y Aluifaiíó s hieieron mas
que dar erâtics lufrúr^s.y-.cjerrarnar
copiofas Ingrimas,viendo quan al defcu
hicrto las dcícngañaua.y defdnîaiia : y
nafícndoparte-<ique fïo para que níngu
iïi fcri lu\irtibï fe rcrfrial'éVfcfnítnclo el cä
hvky-y q fe ynayfihis'Vïàimpprïurtas, aü
q auian íido ran rniUiificftaincBtc fus a«
moras. ;aicrióípreciados^ quifieroii la$
dos dar a conocer al paftor nías de veras
Jo q a fu califa padecían. Y urifi^ tornan
do im üiftrwmentGSj quificreñe ornen-
car a" cantarla tic no q ue De lanío ,y Sau
cinco fe apcrc;ebi'an para 'ha zcr lo nicímo
laftimadosde ver qtUvporfií ñmígoLau
rctîôi C i ^ m l o ^ d t . ^ ^ fi
dc2ia Saucino. Por cierto que fe ha da-*
do cl rnqor rcrncdioatuiip-xísfo--, feneíta
jumn^qu^yo W / d i a ^ ^ al ro
firo nit ha falidò c ^ a z n v ^ c ú n ç r aqui
íicft« difereto v>niior, Pero que culpa
Tiene cl eodto' í'Niní.^unaïnryoiaequc
5Í a nní 'deljrcii p;b *V#Òn, « n tes de bri a a-
ç;rnr!ccerte la venganza que de Clarina
tík-dà*, fcncíie titinpo JLconicla,vicn-
do que Dçlunio queria cantar,para lo
incofm
de Celos* isf
$fïicfmofe$pcrcibio:h32iendo otro tan
to la ttiftc Fiorina^y cl oluidaclo Rofa
no » A Uli fa noquifo cantar entonces:
j o r q u e fus quexas ( que a ella k parc
.eia(ernías jtifta.s qué toáte ) fe enten
àíeíTcn mejor, cantando ella foja ; y
anfí , dc'xândo'de tocar fu .<¡a-nipo'ña,
ít cftuuo queda, Lo propio -hizo el
enamorado Clinardo * que ya fu flau
ta hauia lacado , no quiriendo can«
tar, íino qiiando fu paüora. Los de
mas dcfpucs que huuícron concertado
ûx$ inftrumentos, con luaue v o z ( a m i
que demafiadamente trifte ) Clarina
dio principio anli.

V) vdßor de diamantino ., yßerö' pecho?


<* ablándete miït'AHtótf penajWAU&a
no feAÍ un cruel á yn álm.t 3 y cuerpo
éMeportHYQJehi audowfoia yerre3
y yosJirmts p :»ñnn$,uy ye&»%®.$
. àúmdm^^iidecejsàcaHfàmi^
Defengm@

S«AVCINQ»

tntrA%tf^íMU^òria}yapormta9
tíjíirmAHfiyh qw tjiA*M>dentr& el pecho»
de vn engnïío tal juego, véngaos,
embhm<) a losÇetitiiospenagraue:
y tuCUrw$*mttd**crce que en yerte
fugeMjfw iiliente¡quedft el cuerpo»

Sin ferlin çûraçofhfin atma*elcu?rpò


tengoj y U culpa dejh to da e5 mnv*
pues que vine^CUrina dcnde verte
ùudiefjè:iï otropendido ellibye pevhop
yVos bellas püßoraSidelmat graue
que por mi padeceys^n mi véngaos®

FLORISTA:

I)ejdaiadosp4ßoresifaVef?gaö5^
del maique o $ hi%p ttq&ejíethjk cuerpo:
de CelÚS* 12
putff'ädccttoYrftentü muy mäs^raue
qm el yueflr<by' qet infierno,el dma miá?
y t H porque huyendo es raí el pecho $
DeUêtiû.a quienfe mueran trijle "verte*

Sims renäi DeUniocantes de y erts,


deloquepádeceys }o]ûs yenj?do$*>
pues HO fuyjh'S culpadasföto rlptchè
tieneUatipa.d? c¡ucmuera elaitrpo:
y y os mirad qm ha\eys la pena miá
9

Q ííorijlfhy Roj^no^muy masgrane

K OS «¿NO*

men no efpant<tw..ccn mal tan &YM€%


trijieRafano }y ¡m yen tara yerre,
kiosque no creyó U y ida mi$}
yewd.y'tendo me txt3tcdo5 yerf*ctos%
y tufieraLeomtlahelh elctmpo¿
ébUndá & misquerelks tfje pecho*

Bim

Anterior Inicio Siguiente


Defmgâns
Í Tch paíTnran-adcUiitc todos-com
Ï XcaiUo>li el temor de no enojar cada
vno a quien amaua,no los impidiera
d a r i n n e n dejado el cantar,dixo a Lau
reno/Sera pofsible,dcfamorado paltor,
que algun lentimiento, mis trinos lagri-
mas, no hagan en tas duras entrañas?
Q u e ternas coraçon tnnafpcro.quepue
das falir.librcdeaquefhíj para.-mi, tan
dañofa guerra ? N o aguardo Delanio a
qucLaureno reípondieile : mas toman
do ella rtiano3 díxo. N o te efpantes
hermofa,y cruel Clarina^le que Laiire*
no riocorrefponda a tu a m o r t y íalga
libre, mouiendolc a ello tantas oenfío-
lies:pues tu, íïn tenerla de no recebir-
me por tuyo/mas fiera que- al principio
faks. Si tu íinrazon, Delanio t d i x o
Leonida)es parte para que no tefauo-
resfenn > deque te marauillas í pues tu
conmîgo/ingrato paftor, no auiendolo
merecido , vías muy peor termino que
Ciprina contigo. Peores lo que tu-ha*
2:es ( díxo Rofano ) mudable Leonrda,
cnoluídara vnpaílor, que a tu caufa,
diez mil vezes fnorira , y a quien ya ' v n
tiempo moftraíte amarlc,con tantas ve-
¿e Celos* W
r ^ q u a n t a M g o r a le aborreces"; La fia
riToVacudie FloriíU) conmigo ícvfa,
entre Dclanio, y Lconi^r. cl vno e n a -
borrcccrmc fin caufa : y ci otro en que-
b m n t a r c l a m i M . p t c t c n d i c i i c o qui-
t a r m e ^ que t a n g a m e n t e , feme ^
« . S a u c U / q ü e H i f t a entonce« a u u

c ,U ! > do,ini P oaClaruia > diz¡cndo.C,-n

Jo ?e v fa: pues (fin-que jamas ayaocu-

7l m u í K . ! 3 rd3m mnlla k); dC ann-

fBßa?o«x» dkfle algun conf U e-


o Deíü p a t a j e "fp°nrdJ?,LaBrc-
» V « W ° h«* ««'"dad : ? »e
L s podU. Aluífa , « « « > • » ' »
'<•,;„,, d c «losic abrabua, v e n • • •
Apoñi,quírod¿.a«r=end«,co«
la raufica , mas cnicrainci.t u p . i
f o n . Lo qual conocido V«< <-»na oo
/( rcoommoo el
e nque
u mas fe deshaz* en celos
inocente
yamoidrila.qucc.^ ^ ^
<!>

miigei:)facandoixiiniirunicnto)p^ra
gcr otro tanto fe apercibió, y auicnd®
t&füdo vn rato^ Aluifa començo a cau«
tasque fio*

ÏOÎ ¡rijhs lloradlo defcanßy$ß


llorad por que eeney s
ra^pfyagora más que de mimtr®
Ikrdd0¡ü$>pmsyeysq por yo%muer§j
tnbthd que y¿ w entero
algunahuio en mat tangraue$fuerte
ílurad Q\ os Ja muerte
qu€C&Mptjlt'$>ïï7tyitmlttz
él que agora o s ejia menoßpretianiQ*

véluîfd htfvatwwwata atormentada


conoce (eramzdii:
y no a quiñi no requtere}nihaqumdù9
mmßrcs tener el pecho attfi rendido*
dejde qm te y¿ heßdo
m efcláH$
tu efdduo^y lof eye mientras yluizre
âffîâ d quien por ti muere
no te y ta yo llorando
por el quedqulte efiitmenofpYccUn¿

tawenoamtdohyjemdrmolhwh®*
qttefaCAsdepvuuecho
en qm muera y na trtße defdkhada 9
m foto tu dtfden tfprimentadd
m¿$ ay de mi captada*
que no quieres yolucra oyr mis quexat,>

at&paí Us orejas?
ft ya te yoy canfando
»

mlláre: aunque me efies mewfpreci$do$

CLIN ¿t&no*
$aßorA amis querellas¿igrehtrcana,
no pienfes que estiman*
U pfifjtionque me da tu liant® , y pena
Y ti ysrte da mi libre>y de ti ¿grna,
M§ tldma
Defwgañ®
d arná tetiZQ UenAj
de cujdxdo recelos ,y torment»
oyendo ttfUmSHto:
y masconfuleraffâo
quffiftquien Amds, te eßd menoßrccianfa

^ V N Q Y E cl cclofo, y nueu amen


^ic-enamarado Clir.ardo cantaua en
competencia de Aluiíatclla eftaua
tal,q.uc no echaua de ver quië era el que
la refpotiäiaillafta los poflrcros verfos:
yafligicndofedeverleperfcguida de a
queliicropailordcxodcantar.ydando
vn penado fufpiro dixo. A y fortuna c-
jirrnifrajno te bañan, para acauarrne,lo$
defdcnes de Laur'cno, y celos de Lace-
ria , y Clarina': fino que también'quie-
res que cite infufriblcpaítor, con tales
dcfatinos,nîè ntormentc ?• Clarina, vien-
do que ya Aluifano c:.ntaua 3 tocando
fu çsmpoíÍRycinto. eitö.

YlïbrecoYAçon}4y pecho eßento


ay prefinición ahiuâiCon<[Ue /?<*zw,
arder ¡d m.a eludo que me w ,

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* 13&
ammâome^yfttffrirpor ml tormento.-
^Adonde eßayhcjueoshallcudoel -ykntòf
noháy cofa libre yaenmicompäni&i
elyivnpQCQ ¿uro-fajo jo lut
y d mal es en mi iivcrœ clqtts h&ze afietvi
De qmen podre qavxtty me : Dcjomiua?
no ¿que nome da ella dtfconfavíos
de<tmort¿m¡)oco\PM$dequielDe celos
tjueeßanenmip&ßtonhechos àyn&>
con el tiempo mudable*.por quefiëntâ
mtijorpena que a nadie le at or mema,

V E G O que Clarína acabo de can


'tar^Laurcno que mas apafionado q
todo s estocando fiîrabclycanîo lo
íís;uicntc.

tíiinmede amor 5 dizjendú queers


donayre>antes que delj-aeffv tocado-
Dtuia libr? effento>ydefcaydädo'
musprefio je troco enjuerre muy farà*
tienne ayerme en (tt&lorUlifoiipcra:
bolui ¿jer dalla al punto derribado :
y luego,aiyninJUntcMtanudo> .
R 4 donde,
Defepganâ
&ònatyfh*ukï# (t Dio s>(jue yo marteret
Quan pocos dus fueron losgo^os
que amor /aufeneta9y Ujortvrta 4jrada-3
jeniltfíitrmetostodos^fneroii p^rtei
MkV%jmtU?crml Luc er i¿t y a. can farte
y m firmeza ,yft muy acabada,
por darme penjamißntoi %M Celofos*

N fí como el congoxacJoLauteno a*
cä b o de can tar.k'Uaiuan d o Te de do
de efhua^y llamando a Sau ciñólos
¿osjuntos/defpldicndofe de todos''fien
dofupartida para Clarina, y Aluifa, a
pardemuerte)derechosbazia la ribera
je boluieron,tratandoenla£ nouedadcf
que aquel dia auianpa fiado: y del mal
remedio que Laurcno podia dará cerca
dcCínrína,para que a Saucino fauore-
cicíTe* Luego que los dosfefucron,CIa
rína fe kuanto1lleuadolos.o]os hechos
iuentcSjfin dcfpcdirfcty aü fin acordar*»
fe^tan apifsionadaellauaibolnio donde
tenía fnganado-Dtlanio. fe" fue tras de-
lia «importunándola con fus continuai
<jucxas:y Lcoriida^figuiendolos, hazia
lo inefino de D «¿lanío,que el de Clarina.
Ahiifa
Je Celos* 133
Aïuífa>y Florífta,cô el pafbr R< fa no,
por otra parte rom aro Ä la verde \ t g a , q
noquifieron yrlosfiguiedc>:por nu car
;difouft-o a qmë amana. Clinardo Te yua
tras dcllos^con fus acofl.umLradas lagri-
inas^y querellas,no pudiéndola trille Al
uifa , de alguna-fwrtc apar*arl<? de t<*l
propofito-Defía manera a n d e r e r e n ai
gunos días.en queClarinay Aluifa im*
ponunauan a L^ureno : y no fa lia • at
campo día alguno, que luego dejas dos*
noera íeguido :caufandoit tanta pena»
que mil vezeseftuuo determinado de
yrfctfí la voluntad cjue de hablar a C r i -
.ícotenia,nole detuuicra. £neíte tierna
poSaucino>como fiempre raoftrauafix
apafionada porfía,Delamo hazialo mef
sno^no andando ya como enemigos, fi-
.noen amiííad compitiendo : haziendo*
losa entrambosyguales la enamorada,y
defarnorada Clarina. Florífh con m&$
firmeza q nunca,eflaua enel-amor de fu
-Delaiiio,nornott;r5do menos paf>ion la
• .graciofa Leonida , dandofe. infinkai
. quexasla vna a la otra : y fiendo ygua*
lesen lasrefpueftas de Ddanio. Rofa*
.no.nofcacupauacn otra cofa, lino en
K j moíUat
*Deféngáño
moftrar a fuLccnídala grande fínrazofi
qnc cô el vfjiuaiim que en ella hizitflcn
algun fentimicnto fus penadas quere-
llas. Pues en todo aqueílc tiempo t el
cclofo Clinardo no entro tncl aldea:
•mas en los campos ( larucmando a Tolas
fadcfuenrura)paflaua todas la.« no ches
ylosdias,en perfuadirala trille Alui«
ia. Viendo fe vn día Laurcno con Sau-
ci.no foîo.sù"nt;.dos en la riu era del cia-
*eTajo:y cötento porque le auia dicho
Crifeo,que tie allí a dos días, fe hallaíTe
en la fuente deiasHayas, en la calurofa
ora déla ficfta-.dondc tratarían en lo que
•mas güito le dieíTcjdixo.Eftraiías obras
fon,caro amigo,las de anior:ycicrco que
«lelo que ha íuccedido,defpues q enefta
tierravíne, efioyadmirado, viéndolas
grandes mudànças, que en Clarina, y en
todos los demás ha auido. Yo no fe que
pueda dczír(refpondio Saucino) fino
queme tienen aqueftas cofas como fue-
ra de juyzio.Tu Laure'no tienes de y ríe
luego que con Crifco hables: y yo que-
dare carcomo el que tiene ahj.üna efpc-
rança.y aquell.» fe le mucre. De Clarina
entiendo que efía de ti tan enamorada,^
de Celos* 134
ûpunto que hagasaufeneia , temóle h%
de faltar la vidaiy no creo fera menos de
íu prima Aitiifattodo lo qual fe conuer**
tiira en mayor defuentura mía. A m i g o
(rcfpondio Laurcno) de tu pafsíon me
peía enel alma: y qui fiera que en mima-
no elluuícra lu remedio: para que de
ñu amulad'quedaràs defengañado.. L a
äfficion que fin confinerai* han 'puedo,
en nnijClarina^y Aluifa, liento mucho:
por ver q ay tantas ocaíioucsde no diar-
les ni víi fingido cotcnto.Soy acílofor
Çado del mucho amor que a Lucelia ten
g<>:q es tanto,que losrabiofos celos ¿ ni
la dura aufcnciajno fon parce, para que
ni vn momentOjdemi memoriafáígá. Y
viuo con tanta pena, guíente, de fu her-
mofura^uc > a durarme m'uthos días 'fe-
necerla les mios, Y fi quiero hablar t o n
Crifeo: es paradefengañarme en cierta
fbfpecha que tengo:pava entender fi po
chía fer taifa. Eíla es ami^o la vna can
ía que me obliga a no poder haze? co-
fajenfetuicio de citas hermofas pafío-
ras: y otra ( y mas principal) es el'ami-
í h d que contigo tengo,/.Gon 'hv¿;n*
mas en los ojos , fe leuanto Sauen; o ,
para

Anterior Inicio Siguiente


aäf

far» atracara Laurino : quanclo oye«


ton vna buena voz,c¡ue hazia ellos ve «*r
jttía cantandory cftando atentos, cono «H

cicron que era deloluidado ftofano: eî


4jual venía cantando adueño»

I Ocofabe de amor ni que es tormento*


d amador que amado nunca hafido:
donayre es fu pafíion¿rija el lamento
de acjLqueuo ha prouado cl duro oluidûi
ta mayor ptmjuyáa el content®
del queje ye>quat yo > defpofey do
del btemy(por que peñérenla memoria
4Í yiuo>rtir atada aquélla ploria»

tAmár todamiyidafutrapoco»
y padecer el manque tienc>y fíente
el amante qtwefU de pena locoy
y läpäfwn delfirmeque eßaaufente;
Y aun el dolor de oluido (porque tmoc§
laßeramuerte>mifero ¿impaciente)
en nada lo eft ¡mara (aunque muriera)
ß de celosfeguyo )'o eßmicra*

Eldefamofp
>t tew* i%f
tí defamorfinido »y tl anfends
p riuar pueden de y ida s vn 4maâwt
y m to dt* s tressalfinje h dlap acienci*
tfperantyy remedio a fu dolor*
vdfccIosnQay quien hagareftfienciâ*
jp®r que es de tal cruttdadfu paff ¿dot*
que hiere ftn remedio,y por músjmrt€
fflártirÍQ*de tener fe hazeaU rmtrttm

O Çetos^ceUs^omo alfinfoys celos?


yn nombre talque aquel que os conocíate
craeßc en tt infierno ¿terrado debs»
pieâ.td terna del trtße que o$ tmim*
Son yneßrosmales faltos de confítelos
rabiando (y aunque calk) ftempre muere
el que y M ye%janßUh& imaginado
tjuiefoys9y alguna entrada en fi os ha dad»

Mlflomhrtdâ Leonida cruelpâfiera


mit tienes exécutas enmißerteß
to 3i darme cien mil caucas cada ora&
y nunca concluyrL de la muer te:
Mlcora^Q® do dalmaafiil^y moré9
Befeng&ño
fin ella efln : que fue ¡t procurar yertë
y en ü hctllo tanafpcnt acogida*
que no es tuya ni Amt nada /<* y ¡da*

T« o laido medio muerte en aquel panto


(¡tisyi tan fnran ' mudança pues no fuer*
amor ei mió a no quedar difunto,
tti amurafioíwdado no muriera-.
MAS como el mal de celos llego j mito
kyukhi^a delbien quefeneciera
y que ofW de memoria »tequedsje,
dofa¡)¿fiï onfinfinapofentafe,

los arboles Jas fttintes,rios\y prados


lasm¡efcs>y los'campos,co>', jus flores*
las mas cruelesfieras.yganados
loswaues cmdadanoKy paßores,
TodoSfde mitormento^paßionado s
moflUrm ejus les duelen mis dolores:
pues estai Li raton que en eßofigo*
mais lo inenosmucrayiieHewigo.

Si tenero de morirá quando aguardas»


&
Leonid*
de Celos*
Zeónidá ? Pero t w7yrf><itf tu parte»
hfá hecho h qm puedes : no acwdrdat
de pro curar ta, ni ay de que iiïcr?pttrtei
D r tiyfnucrte mequcxo >que te tardai
m&snQtqmesgnmlocwu elüctofartct
puts ya hczjfic d tiro tit iy los Celos
meddHÎâyidâfiyâ^quc u de duelo54

O N efto dio fín^cl oluídado Koíà


no,aíutrifte'canto :a tiempo que
llegaua donde Laureno» y Saucino
cflauan: los quale s mucho fe auian hol
gado de oyrle: y aun fintieren íu pafsia»
tanto,que dexaron falir algunas hgsi*
mas- YlcuantandofejpararccebiriCjCo
mucho comedimiento^ faludaron : y a
legrándote Rofano deencontrarlos.alai
fomora de vnos ^ ran ele s fauces fe fent»
ron iinied.0 todos 1res bië b afta tes eaiH
fas de citar apafsion ados,dixo Laurenq
& Rofano.Si Jas obras,oluidado paftorv
qlos amadores hazê,fehuuicffende aeri
buyr actiosrnefinos:porcierto tu cresv**
310 dclosq mas rozo muicrasde qxarte:
porcj auiedo venido a citoscSposdctna
fiadamente aiegrc(y a vu creo q amad®
déla
juejengam
acînlvcntiofa Lconida) vn oluido taf$
inanificüo ha hecho* Mas como el ha«
#erio no procedajfino dclinítable , y ti
rano amorrà julio que los hombres lo
€oníideremos,yaguardemos ene! tiern-
püj'yfnsiíinidançaSjhaíïa verdón \ n o $
pendra elbayben de la mudable ruedas
Cjue(pue$no puedejimrs parar) fuerça
es que ale y du lçuame.Y anfiujcpare-
rcjullo entracnerfe ti que fe vio bien
p.ucfh^yíeve derriuado, hada que la
íucda.de íuacoíUtmbracii bueltt:y qua
do alpin remedio puede &uer,lo mejor
es procuralíejntentado los me d iba nuis
dítïcüh'ofos,par;i que por vna vía,o pot
ctra,venga r* ttner buen fucct ílV.que íí
¡no fe rennd*arc con alguno^no lera pof
jfiblequeeneflc intcrin,na aya dado tal
tmclta la fortuna,que el dcfdichado tot
ne a fer vtnturoío, Aníi que t e n k n d a
paciencia,y poniendo díligencia,de vna
fuerte,o de otra viene'a cener remedio«
He.dícho cito,porque veo en'u,vna tan
profunda triílrza, queme parece q te ha
de acabar la vida: y porque cnand:ir an*
(¡phages vn manificílo error. Aydifcre«*
toLaurcno(refpondia R o f a n o ) y no
íabc£

Anterior Inicio Siguiente


ds Celos* f¡j
fabes quan mal fe ruede licuar el amar-
go xai-opc de lapafsió ele olbido ? y mas
q u a n do dc cc l os vi c o c a c o mp a ñ a da i
Yo fe' de ti que celos folos han (ido cau*
fa.qurc en cita tierra, defterrado de la tu»
y a n t e s . C o n o z c o que tu s palabras fon
verd,ideras:y tus obras mueflran no fer
fufriblc tal parsion.Ainígo(refpondió
Laurcno ) lo que te digo.e'slo que '¿¡¿ri-
t o , ) ' lo que es juíto. N o bagas tu lo
que mi defatmo haze : fí no lo que la ra-
zón requiere. Efcoge entre mis obras*
y palabras lo bueno, y ds fe cha lo qu¿
ta ii da ñ of o es. En eííc inftantc le vino
'alatnemoria.al o'luidadopaftor,vna cau
tela,por lo q aLa'ureno au>a oydo,con q
penfo cófeguir fu defeo: y no dádofe ä
entëdcv.cttuuo allí co los dosjiaíta q ya
era algo tardeu] dcfpidiédofedcllosjes
díxo tj fe yua a fu aldea:de dódc no eri-
tedia bolucr tá prcfto.P'ues como'dixo
S,n¡cÍ!io)podras pallar fin vera tuaraa-
'daLeonida?Sipodrc(rcfpódioKofano'")
pues ya fié to en mi pecho vna inopina-
'damudííça.Yco cílo, tomado el camino
de fu aldea, fe {^.determinado de eferi
birviid cngafiofa,y amoroia carta a la pa
S flora
*Defmgario
ríi Plorifh v fingiendo- aucrfc oluida*
do cnelamot de Leonida,y ardevfe eacl
jfuyo:par¿ q Cabiéndolo fu p aflora C e 0 *
mo cscoüutTibre délos ani5.tes)padecief
ít^povbolucr al amor primer o.Lauvcno
y Saucino quedaro rnasmarauilladosdc
aquello,^ Rofanolcsauia dicho,quçdê
todo lo que viflo auiamy cftado tratan
do eneíhs variedadesde amo^muy cer-
ca de ix oyerö v i\ penofo fufpiro-.y bol-
inendo las caberas,por ver cj fucile3 vie*
ronllegar^dôdeetlauanjVna paftoradç.
tftreniadahermofiira^unquc algo flaca
y defcolorida. Los ojos traya de llorar
hinchadosjtl dorado cabello fuelto,y fin
"ninguna cola (obre íu cabeta. LUGG;O- q
Saucîno la viojconocio queera.Çelida,
raugerdelceiofo Clinardo^q como Lau
ïenolofupOimuy cotentode bella fe le
uantojiaziendo lo nael'mo Saucino, pa-
ra ella fe £uero.n>y recibiëdofc muy cor
tcfmente,L a l l r c "° d ixo.Her mofa y tri**
t€paflora,grandifsimo era vldeflVo que
de verte ternary con razo dcuia deíícar-
lo,piK-smeftrcmada beldad tan perfeta
cSjla cania de tu t r i A e ^ m e cfta ya d a -
Mi y hç procurado apañar a tu celpfp
marido
deCelos* i$$
marido de tau dañado penfamíemo , lo
.queno-hà íido polïible.Pero fctcdczír,;
quca io que he yifto,eí te ha de dar veu
ganca de 11 propio, QelidamKo a Laure
jiò>y como no le conoció , por no cace
cnfaltajprcgunto aSaqcmOjquië era : Ú
Cjirallc dixö lo cj cnaqiKllo labia, d e q
ella le holgó muchp:ydcfpuesdc aueríç
fentadp orilUsdel claro no 4 ati{i lerefpo,
çJio.D.ifcreto, y a.pucílo pallor,cl de fleo.
q de veriTic^dizcs.q has tenido, era judo.
q (uniera yo de vene, pues eres el eft re*:
mo dclos paftoves* ti trab;i)o q por ha*
izevme plazer bar. tomado , de procurar
cuitar a Clmardo de ta loca £a mafia, te.
agradezco,.)' de paíior tal como tu , n o
podia efpcrar yo òtra cola: mas el es tan
dcíatin:ido,y cíía tan metido en celos, q
cot n o d i x iftc a ur a í i d o i ni p o fs ib 1 e. L a v £
¿aça^q el mefmo de U me ha de rlacqutr
ria q me tótales*clib «bare yo de: boiutad.
d i y o Laureno.YapG-entve ebySaucmo;
le contaro ios amoresde íu rnavido?ay dt
x o ella, y quato aullara de poder verle,,
y oyr fus amorofas razones,fin q del tue.
raconocida'.co mucha facilidad fepodrá
bazcrelío.vcfpodíoLaurtnOjCon q en
Deferí gaño
copañiadelosdosandcsdisfracndacníia
bito de paílor. Para mi futra cofa de mu
cho comento efla(dJxo Cehda) pero no
puedo detenerme,que en bufea dcvnp«
ñor defta aldca,que Crifco fe llama : he
dcyrforcofámcntcrporq Coy del claro
rio a folocfto cm'biada : para que en fu
cempañia.y devn pallor muy apafsioru
do,dcí mal que balido catifa q yo llegue
a eñe puntOjtcngo de yrpor efta graci®
fa ribera,a donde marauillofas cofas nos
bände 1ermoftradas.Ninguno mejore]
yo ( refpondio Laureno ) te podra dar
nucuas de äquefe paftor, porque oy be
eftado con el: y efotro dia tenemos fe«
iíalado lugar, don de loado;; nosauemos
de ver, para tratar ciertos tafos déla paf-
ííon d c celos. Y fcgun lo que tu bas di-
cho , y lo que yo de mi Memo : en efíe
ínaldcuode fer fin duda, el que en vue-
ílra compañía tengo de yr.Holcoíc Ce»
lida mucho de íaber donde ballaria a
Crifeory deicrraíno deponerle en habi-
to de pafror, para yrcoñ l a u r e n o a la
fuentedclasHayavíon'tíç auia deefrar
elfabto viejo.Los dospaírores recibie-
ron contento/dçlo quç Gelida quería
hazce
de CcUs« /j p
liaze.rry yeiidofe Saucino al aldea, para
traer vn vertido fuyo^conqucCdidafc
çlisfraçafe, Laureno tjue con ella fe vio
folo, le rogo que donde auia tliado,-
hafta entonces le dixele v y como cl ía~
ero Tdjo la auia mandado, yr en bu fea
de Crifeo.CelidadcíTeancio darle guíi o
fe io conto,començan do de aqueiia fu-
erte- YaapuertopaftorTabes, como Cií
nardo preSendio darme muerte:-y entra
do en mi cafa, por vna puerta faifa del
corradmefal¡: y en erta cfpefura me cu-.
íre^donde mil vezes tuue tragada la fíc-
ra'mucrtc:y bufcando donde poderme
efcodcr3lieí2;ue al hueco ¿cyn «mielo fau
ce,y éntreme dcntro^parccicn dome el l a
garmejor para rai propofitOjCÎtodosqua
tos en crta cfpefura ay: pero nohuue bië
entrado, quando vi vna grande boca,
por la qual entre alegrándome de ha-
llar lugar tan bueno, para efeonderme*
Y a pocos paíTos que d i , me halle en
vna ancha , y bien labrada fabjdondc.
cofrade admiració comccc arnimr diuer
iascofts/jen cllaauia,parefçiëdome(fc
2çü fu grade eftrañeza) q era morada de
alguno de niicfirçs Pipíes. A lli vi en
S 3 Us

Anterior Inicio Siguiente


De fen gam
las paredes infinitas ymagenes , tan "al
yiuo,y dennta niaçeÜad, Que fuera de
fentido me tenían,)' entendía que -enfue
5os de fetnejante villa s-pzAiia. Y eítaii
doíulpenfa , y fin poder mohermede
vn luc>;;ir,porvna pequeña puerta que
lenti abrirfe/vi entrar vnaÍN irnplia de ta
ta hcniicfura, quepor v n r a t o eftuueo
cupada cujuíta contemplación íitya: la
qual venia veftidn de viia ropa de rafo
verde toda acuchillada y y aforrada en
blanca'teta de fina pla'rattray a los cabe-
llos^ cj de oro de Àrauîa parecíanle cogí'
dos co vna fútil redecîcadeinfiiiitas'pie
dras llenn:y viedo yo q lle^aua cerca de
mi,poniéndome de i i odiilas > dixc. Her-'
mofa Nimpíia, fiel auer entrado en tu*
morada , ha íidoaíguñhierro deues per
donarme,pues la ignorancia me efiuí'a
del pecado : y por que aquello que veo
me tiene corv'5¡rpindeadmiración . reciba
de tí tantagraciäjCjtie me ••nenfCÄ quien
tres,y fi estuyaerta morada donde 'tan-
ta s g r a n d «¿as fe m u cftr a n. L e ii a n r a n -
dorne de tierra,lahermofa Nnnphn me
refponcho. Sane Celjda que la morada'
donde èílas^cs del claro rió Tajo,y a-
qucfU
de Celos* ?4 o
queíl'a f a l q u e te ha fido concedido q
veas, es la p r i m e l y en la que menos a y,
que mirar de todos aquellos cftcndid'ps
y ricos palacios. El qual dolicndófe de
tu pafsion^y por cuitar tu muerte Pperiiï i
tio que fe abric fíe aquella boca , por
donde entrafes a ampararte, ya partici
par de fus altos fecretos: deaqui te es
prohiuidopaflar, por no fer llegado cl
tiempo en que las excelencias de fus fu
premos palacios han de fer vidas : pero
creeme,en que te fera irianifiefio a ti )un
tamciuc, con otro paitar que de tu pa<-
fïou fera bien particionero. AqucMo
me hafido mandado por cl caudale fono
que te diga ; por que yo foy vna ele fus
Nimphas,y la que mas afificio nada te fia
fido: no te de pena ninguna cola,edatc
en eftafala ,hafta q ponni re fea dicho:
lo q has de hazcr,que yo te acompañare
todas las vezes que veniv pudiere : y
con efto , dexandovue embclefadà fin a-
guardar a que la refpcndícfie, por la
puerta fe bohüo a entrar , y yo vkn*
dome Tola > defpucs que tod^s aque»
llascofas haue confidcrado , acordán-
dome de U caufaqiic allí me tema:
S 4 mi
Defengáné
raí officio era lo mas del día penados fuf
piros,y lagrimas. Alli-fuy proueyda por
íahermofa Niren(que anfi eíla N i m p h a
fellama)de todo lo que para mi fuñen**
to auía mcncfter,y muchos ratos paííaua
mos las dos juntas^tratand© en diuerlas
cofas. De fia fuerte he cflado muchos
días,fin que pailar de aquella fala pudicf
fe*Y comodefeaflefaberjo que íignifi*
çauan aquellas pimura¿(ya quecl paf*
far de alli me era vedado) viniéndome a
viGtar cfta mañana Ja hermofaNirca,le
rogue muy encarecidamente,que meco
tnfíela fígnificacioiíjdeJoque alli pinta
do auía* A lo quai me refpondio. Ya te
tengo,rriíle,y Jicrmofapaftora dicho, q
no es llegad o el tiempo en quclosfecrc-
tos desamorada te han de fer manific-
flos,Entonces quando fta»qutdaraá fa-
tisfecha, y abras alcanzado mas que t o -
dos los préférâtes, y paila dos* JE fia s pin-
turas q agora vcs,fcr5 principio dejo mu
cho q has de ver: por tato quita de ti tal
deffeOiYporquc conozcas el afficíon q
te lengón nueflro padre el gran Tajo ht
ro^ado^que quiera remediar tu pena. El
qual condçcciidicndo con mi demanda:
me
de Qui â *s et J$*
tne mando que ledbceíTc^uc luego por
donde entrafte, Taigas: y que vayas coa
fiada,de no fer ofíendida, ni aun cono-
cida de tu marido:y que busques a Cri«
feo , vn paftor vicio de tu aldea , que en
compañía de vn pallor, nias que todos
laftímado de ctïos, telkuava en partis
donde veaSjlasmayoresgrandezas que
tiene el mundo,y la mcjor,y masfcrtii.y
dcleytofa tierra dequantas el,con fus
«Hialinas aguas baña: y que de que
bueluasdcílecamino, hallaras con gní
facilidad-Tu mal remediado : tu puedes
dar crédito vi todo cfto, puniéndolo lu«
go por la obra,y confíate demi,quciî£-
pre fere en ayudarte*Con las mejores pa
labra s q fupe le dilas gracias délas mer-
cedes que me hazia,y auia hccho:ella ¿l
ziendo que aun mas entendía hazer pot
amordcmijinetomo deUrnano ? y faca»
dome por la boca obfeura 3 fe defpare-
cío,hallándome yo , bien cerca de aquí
junto al fauce,por donde auia entrado.
E n el qual mire fi efUtia la entrada,pero
no pude ver cofa ningunaryanfi en buf
ca de Crifco me mcti,por entre cftos¡ ar-
boles admirada délo que me auia pafado
S 5 don-
Defeen$âti&
âondehcfid'o <k mis ventura que pefi
íaua: pues he llegado a gozar- de tu- gra-
ciofa viitasy conucrlacion» Lamen o le
sç'iadccic la qui?nta que leaiuadado, y
aiwcncio eííadoexitrc dios tratando de
lo í'rac podría fu\lo que en J a rica mo-
rada, d ri cruidaíofo Tajo auîa : vien-
do que Saucíuo fe íardaua, hazía t i al
dea algo encubiertos , por fer ya cafi
noche , ¡íeiundo el roílr'o Gelida ra-
pada , le fueron , y no h.uuierönanda
do ninoho % quando oyeron a Saud-
no que haziacílosvcniajcantando con
mucha trißezaaquefto.

^EtigäfemicuycLaoy
* no en tmtá de\uentw& me abalances

a dar de knie en lance


m donde k cruel muerte me ¿e alcance*

Que dmnnntO) mi paßten


ptóedc tvHWtportjuv al cuidadoptMo9
yo defacondición*
mn or ¿wo viíúr vittû
que morir

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* J42
que morir m U yid& de c¿t¡>fmo»

i^ofoycaptko^no
pues no me cjuîerc äqwlLtp or quie muero*
ß ¿mor nie cctp tino >
CUrinaelyerd^dcro
dacnoyámcahono conynno quiero*

IV 0 foy horro aunque digo?


que Carta me dio ddlo mipaßorA)
pues foy de yn enemic a
por quien continuo llora,
mi cora^ou?yßempreje empeora.

De yn pr&nde defamar
foy efcUHoherrddo^dentr9apßchQ}
condauo de dolar>
y efe de defpecho
que mil defames eje y dáüt> han hecho*

F ero ¡yeqtmnt fuera,


¿epujíaefcLihiruà 3yfrJ>idm?¡hre^
fitrijlenomeyiéra*
pues
jpaeßo en U may or cumbre
depadecer con tant d, certi &

Yd cterta es mipaßion,
no pmeao defitsmanos eximirme:
porquekiceUsfoH
quien quiere dejhuyrme,
j> en penap erpet ua dâ refumirme*

Tener eslabonado,
finiendo amipeiflovA, eidfli?¡d&
coraçondefamado, °
finferfauorecido,
tomaralo milanos departido.

Vmiera muy y/ano ¡,


"viendo (¡uepor Clarma padecía-
pero el amor tirano,
qtéiriendo todayia,
qué muera, ejk con/helo me dejuta.

2 ddmeynpen/amiento,
por quien padezco milmuertes en yida:
por
a HS
por eße esmitormentOi
deaquejle iaheridä*
£$ quien á etQruos males

Celo fa faut* fia$


no te puedo ap art AY de ml
dexame Jolo yndia>
mas ayqm eßa t»gloria
tn triumphar cada ora con yïBûrïd

vacaba de triumph ar?


de y na ye% llena todosrnis defpo}§$$
que quieres aguardar:
fi y ayes ami$O)0$,
fin y ißa^de llorar caudales rojos?

R A N D E esla pafsioïîjcîixo C o
lida^ucaquçftcpaüor mueffra en
fu canto: y cierto íi clpadecc tamo
fc le haze crecida (ïnrazon , en fauore*
ccrlc. Mucho IÎUÏ de lo que mueftn*
rcfpondip Lnurcno,csio que Heure s y
muy pequeña íupafsipn, rcfpcto deia q
yo padezco:y todas las fin razones,con,
U quç co migo íc yfaionlibianas.No d®
Defengmú
xa He ferlOj-dixoÇcijiUila §W rae h a z e s
en no cotarme, la caufa dc^eftes en.èfta
tierra:y,la pafsiô tan grade q' de et los pa
dccosçïj coníámía, íc meauia oluidado
de prcgütarlo.Detnuy buena voíütad,
hermola Cclida(refpondio Laureno) f?
tufar* yo tu dcílco,quandq aya lugar,q
agora no puede fer, porque copio yes,
ya cafiesnochc, y Saucínollega a no-
íotros. Jil.qiul auiéndodexadoelcan
tar;cíc 4 loa vio, to íbs'Braços abiertos,
fe fue para Laurcno-.y dando vn veíTi-
¿Q que traya a GelidavAÍC eirtro en«
tre Vnos árboles, dondo fe le pufo, que-
dando en habite de pallor, eílrañamcn
te apueíra. Gran .contento .dio a los
dos, verla en aquel trage., y rjycndo-
fc.dixo a Laureno.' Aunquehazes n o -
table agrauio, hermofa Cclida.a.m eílre
tifiada í>ellc¿a,rne da grande alegria, ver
quan bien todo tcefta: ft es à rifare fpon
Oto Celida : dctiapueftò paíÍor,y de ye.
eirtú compañía prpcedtra cífo/y tocio;
Jo' demás que bueno fe' hallare en mi."
Con dins cofas, v. otras muchas çració
fas que fe dezian". .Llegaron al aldea*
¿Bconttandomuchos paíloresy zagalas;
d$ Celos* 144
4£U£;dc -ycr. il nueno paílor Temaraühla-
.waHjporiieftr:uia hertnoíura. Aquel
sdia.no, vioCelida a fu ccíoíb marido, 3&
quellegara ti al lugar ¿-acompaña d os de
jraucfa'>s.paftorcs>y dcGlarir>3,y Alnifn:
las qualesfus acoilumbtadas (jutx.-o a
JLaareno -dauan.El qual con las mejores
jjal.abr;»s que podia ,'.-procuraua apar-
carias de aquel intentó,fin qiu • ninguna
cafa aproüechaflcj y defpedidös vnos
?dcotrüs¿;Laurcno¿ySaucinofe llenaron
•configo al. nucuo y' engañofo pnfíor,
que efpantada y ua tUloque pafían** Y
alegre ele ver que ao ¡a conocen: L u e -
go el dia.fíguienteJVucnuo Pícníla por
lamañana -donde continuo-Ddanio
¿agti'irdaua a Glaring khàllo¡¿y â^nn-*
mando mucha* laínmiasj fin habhuíe
a ._ ra, fe pallo <id;lant<V;I ¿vdtro a.
la otra vanda , buelea , d<? qi>c re ci*
bío grande admiración , y no podo
ípnto el-aborrecimiento que h tenia,
íií cl grail de amor cuu que 3 Chin*«
na amaua , que end :dma r«*» fui-
tícíTe aquella mudança de Florida e
La- qual no lo liaría ^ mas.que por ne
¿nojailc ¿'con fus rnoíefhs quexa?,
y citan«*

Anterior Inicio Siguiente


Defengam
cpstxas,yefhndo cu iu pedio vacilan*
¿o\oquelo podría caufar :(in mirarlo
<j;uc hazia, fe fue en fu fcgufcnlentOjhâ
flabijaralaverderiuerajdoiukyala tri
jfte-Fíorifta»arrimada a vri árbol > celias
«l'ade-peehosíobre fu cayado,yJosoj^-s
puefloseiielfuciocfhua. N o fue bien
llegado aquí Dtlanio,quando Leonida
airacfaiopucftd llcgOjCon alguna pefa«
¿umbrerporque yendo aquella noche a
JafacntCjpor vn cántaro de-agua, Sauci
B o ( q u e p o r v e r a Q a n n a t o d a s l a s no*
cbes)yua aliaje conto,lo que con Rofa
.no.auiapañado:y aunque era grande ci
amor que a Dc/anio tenia, peíauale de
veríe oiuidada de Rofano : que es pro«
fío délas mugevcs(aunc|uc ellas no ame)
«le {fear ícr feruida$,parefcicñdoíes¿ que
aquello es vn bailante teftimoñio de fu
fiermolura.-Pues eftandopenfándo «u
eilzs cofas// Dclanio,no pudiendo ínu
ginar por quien Floriftale abría oluida
áo Lconidalc yío:y oluídada ctel pen*
fa miento que tenia(como fiempre €S an
finque lo prefente excede aioaufehtc)
.cü^ienepícarnarofas palabras ., y derra*
mando muchaslagrimaste llego a çb A
la
de Cetos. 14s
ala qnalD ; cIanio:no boîuîo la cabcça:
mas íin mirara ninguna parte e Aráñame
tcpcníatiuo eftauâ.A eíiaora(mírando
JLeoiiida al camino)*} de lu aldeavenia,-
vio a vn 2:agaIc}o, que ella muy bien
conocía, porque era cl que parte del
ganado de fu Rofano apacciuaua , cl
qua! fe vino derecho donde Delanio'
eilaua,diziendoanil< JBlamor apucíio
zagal te de contento, queme dígas^don
de podre hallar ala-lierïuòía Florifta,v**
jia paftora que en dio;; campos apa-*
cíenla; parecióle a Dclanio que aque-
llas palabras le Ilcgauan alalma : y muy
encarecidamente te pregunto de don-
de era 3 y de parte de quien ,'büfcaua
aquella paftora.- Por parecerme que
lo deílcas mucho ( rcfpondio cl %%<*
gal) y que encüo re daré contento,, con
que nie prometas de tenerme ferreto>
yete dare -eile placer, con mas defleo
d e f a b e r j o que de primero juro Déla-»
iiio, que jamas por fu parte fe fabría,
entonces el le dixo ,- que era de parte
de Rofano, el qual quedaua ton cima
yorcílreniode pafsion por Florida,
que jamas en algun paît or fe auîa yíftov
X Na
Dejen¿áñé
Noefcucho masDelanio , que dando
vn fufpiro,le feñalo donde Florifta cita
ua,a quien el zagal fe fue derecho, no
pudiendo hazcrlo menos,puerto , que
tra ya por orden deRofano, que a mu«
chos aquellas razones dixeíTe,para que
anfi LeonidavinieíTc a faberlo;la qual
oyó todo lo que con Delanio el zagal
paito , y muy turbada con aquellas co
fas, miro hazía Florifta , y por que
ya el zagal cftaua hablando con ella,
fin memoria de que allí cftuuicíTe De-
lanio , poríi podria oyr alguna cofa,
por entre los arboles, muy queda ya
«feondidafe llego tan cerca, que muy
bienveria , yo oyr todo lo que pafsa
ua , y vio en llegando que Florifta to
ynaua vna carta que el zagal traya,;cl
qual quando llego donde eítatt3,con
mucho comedimiento le dixo. Her-
mofa paftora , anfífícmprctengas con
tentó , que me digas fí eres tu la belli
fima Florifta , aquicn de parte de Ro
fan«, vn apuefto paftor , traygo a»
quefta carta , ella dando primero va
grande íofpiro , entendió que Ro-
ikaß a cerca dg ígonida lç çferiuta,
de CelûS» 14$
íe refpondio, damcjarflîgo la carta que
yo foy la fin ventura que bufear vie-
nes: cl zagal fcladio,moftrando aucr-
ie holgadodc cncontralla , y dizien»
doquedefpucs bolucra por la refpue-
fra , íc torno por el camino que auia
vcnido.Delanioquc vio daricla carta,
por íi acafo pudieíTí verlo que en ella
venia , entre vnos arboles efeondido,
bien cerca de donde Leonida eftaua
y de Flonfta fe paílb con variedad de
peníamientos , que a fu memorialea
cudian , no fiendo menos en Leoni-
da, Florida con algunas lagrimas : cla-
ro teftimonio de lo que Delanio, y
Leonida fofpechauan abrir la carta
para ver lo que Rofano quería , y
como entcndicfíc , que fulamente los
íilbeftres arboles la oyan, tan aíto que
muy bien los dos que efeondidos c-
ítauan , podían entender : la comen-
ço a lccr.La qual aníidejàa.

Amor
T %
De [engano
me enet alma niue?
goutzrna la torpe mano>
de ehmturofo Rofimo
qmndo paßora te efcnm*
Benturojü y conra^on,
fe llama mi cor acón
yiendofe en ti transformado $
y que el am or le ha guardado?
tangió nofafii\eáon*

No W^es atreuimîentO)
aqueßo paßoramia
pms co no ees la porfía
del amor * y \n tormento*
Culpa tu mucha hermofurai
en a quefiaque pro cway
JLojano aunque fea importuna*
que le conceda fortuna^
por atmúdo ¿y entura*

$ßo paßora difeulpa*


la culpa del bien amarte*
¿pfi es culp a deßearte9

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* Í47
tu beldadmeha^efm culpa*
Noteejpanteelyer mudado
mi pecho queapitfsiotiado
por Leonidaparecict)
pmsentoncts aprendía
paraßrmc enamorado*

Y fi te parece fer>
aunque mas dig a baxestf*
mir&tumucha belleza
yeras lo que puedo ha%er.
No mudar ai? n pechotierno >
que por ufe hará eterno
pero hct^er fuego tíyelo>
y que los Dio fes al délo
le truequen por el inferno.

Y no es muy nuem el cuy dido >


cjuehdlo paflora en mi>
pues d punt o que te y i
tequedetodo entregado.
Quintas yestfs te^nrm^
qudndoa leonidáledma*
T$ qmxds
Defengmo
quexas en ti ia$ ponia,
y aunque no te las decía$
detifolamequexauá,

¿S7o me ofina declarar*


fakmame atreuimiento,
y dohUmfe el tormento,
m mi pecho con callar;
improprios paffo s andauitt
nunca m otro meo cupaua,
amándote en tanto grado,
que el píe no amas
mando la tierra bejaua*

jíl hgar donde te yh


yuamdye^es al dia,
y enriendóme eml dc%¡4
úqui mt>»ane,y perdi:
Jínítno luego cobrau.i,
y mí pena te rnoßraua,
tqaeßo eßandoenaufencia,
que apenasmeyU en prefínela,,
quando enmudecía, y callana
Contem-
de Celos» I ¡d'M
Contemplando en ttts om)as9
fin mirar lo qm ha\ia»
fobre el arma efcriuia,
de fu daño cien mil quexast
Mas como enfuego me ardid
por apagarlo a porfia9
itlmomento deßitaua
lagrimas con qmbortam?
todo lo qaeejcrito ama*

Ço nfiderattd el dolar$
que por Delanio padeces^
ycom$nolo mereces,
llamana cruel al amor:
Las L·grÍmasquetmo)os>
doblando m mi los eno j os?
por Delanio derramœum*
enmi coraron quedúUMh
mnt$uenopormî$defpo)QS*

Moßrauaque padeció
por U paßora Leomda,
y en ti Morijh querida
T 4 alma
De fen gam
almaycoraçon tenia*
Por imitarte en penar
y por no manifeßar?
fervor ti hi?e el enrredo*
mas yapaßorano puedo
nien miespoßible callar?

De Leonida eßafegttra,
pue s no podrafer amada?
del que ya tiene ocupada*
el alma en tu hermofttra*
Defecha Florißa ya
la gran paßt on que teda*
DeldM0)ye[fe yalor
correfponda con amor
d quien por ti morirá«

Tuyo /byfere',y hefido


y del tiempo malgaßado
que en amarte no he empleado?
eßo y p aflora co rrido*
El alma miapor ti muerej
y tantoferuirte quiere^
de £dù SQ UP
que puedo afßrmar de veras
qmhas defer(aunqtíe no quieras)
querida mientras ywiere*

Procuran darme foßiegö*


mi$ami<rosyy contento:
pero doblanme eltormento*
por que encienden mas el fuego»
Mas es de tan dulce fuerte
en mi elpedecerpor verte¿
y m ello td glori a fient o?
que afait arme tal tormento^
fobram ocafim demaerte»

No te acuerdes de queheßdo^
de Leónidas o amador
ni de quehas tenido amor
alqneya teha aborrecido*
De Defamo aborrecida,
tres y y o de Leonida
qucfolo el amor porque
tu beldad a tanta fe¿
i
y tantitft a tiesdemds*
Tj R(fpondcr<

Anterior Inicio Siguiente


Defettgam
Rcfyûnslemfyfi qmßens»
que no A cáueen t¿mofue¿*v
¡JA defer Florißa tutgo,
no qual yo ms <\M\ tu eres-.
Min QU A entrambos combtette
Ami o or que mi ctlmA tient*
tuhermofura en fuft'amp¿d*»
y (ttipoY que eres Ainada
dclqaeeneßo. Jguàno tien**

A Ç^ V E ST A carta aula efcrípto R o


'*^fano>paraprouar fi podría traer co
aquel engaño a fu amada Lconida,
al amor prtmero,y dädofela al zagalexo
le mando qhizieffe: con quantos en co
träfe,lo que el con Pelanio hizo, para
qmcan fiLeonida fupieífc dellatyquc
alfinla diefle a Florida: la qual no entcn
dio que ama quien la oyefe, toda la aca-
bo de lccr.denaraando tantas lagrimal,
que todo el papel moxaua. Y no era la
caufa déliassasfingidasrazones de Ro
í'auo, fino la memoria de fu pena, el ver
con quanta facilidad todos fe muda-
uamy fula día con firmeza padecía, y
de Celos» i so
«ntre fi dixo. Ay celos, y como «on-
fcntis,que vwa trifte paftorcilla víua tan
apafsíonada,no faltaua,tiranos Cupido,
y Venus,mas martirios que darme, que
jhazerme agora que padezca la perfua
fion de Roíano. O Rofano alfin boni
î>rc,do cita el amor que Leonida mo-
ftrauas. Mas no ay de quemarauillat
m e , pues ella hizo otro tanto ? y muy
biêospag,ueyslosdos:que no pudiera
¡acauar con migo a ohiidartc cruel De-
íanio,mas plega a los diofes muera, prí-
jnero,que tal mudança haga: y dizien-
doefto^y doblando la carta, para mof-
trarfela a Laureno^porquc vieífe la con
ílancia que en 1 os hombres auia,fisla pu
fo ene! pecho , y fu pafo , apaíto , fe
lue a recoger fu ganado que en vnos
fembradosandana Leenida.y Delanio
quitada la carta, auian oydo y viíto,
las lagrimas de Florifta, como no oye-
ron t lo que c J í a e n t r c fi hablo » <Wpues
de aucrla leydo , y vieron como en los
pechos, ei papel muy doblado fe me-
tia, y de todo punto , muy cierto to-
ldos junios creyeron cj de veras Rofano
y ella
Defengam
y ella fe amau-ä:hazialc a Leonicïa creer
cfto,lo qucRofano dijo a Laureno ,.y
Saudna^quandoafualdcafefucr. Delà
«iolo tenia'por cierto, acordandofe q
aquella mañana Floriíh a d a pafíado
por junto aclfin-habbrlc:yaun fin bol
lier los ojos a mirarle* Vn rato eßuuicrö
Iosdos,finpoderfc hablar palabra-, al
cabo d d qual Jm dcfpedirfe el vno del
otro,comoíis;r3uifsima def&racia Ieshu
mera acon.tefcido, trifles, y ymaginati-
nos, cada vno fe fue por fu parte . O
cífranos- fuceflos del niño ciego , que
con amar tanto Leonida a Delanio, que
poreloífreciera mil vezesla vida:y con
auer aborrecido por fu caula a Iloíano,
fue tanto loque fíntio verle olbida4a, y
queKoíanoeílaua empleado en otra q
feoluido.dc que cftaua allí Delanio.,y
fin hablarle alguna cofa, conñntio que
fcfacíie:ci quai y m en entender que de
Florida era aborrecido,y que ya amana
ailofauo, contanto pefarque perdia
a cada paflo la memoria de Clarlna,y ya
le parccïn que Fl.orifia era tan licrmo
fa como ella y cnalsruna manera íc
peíauci^de lo que con cíia auia vfadcu
luía-
de Celos* iff
Imaginando otro tanto Leonida^acetf
cade RofanOjclara prucua de la paf-
ííondeoluido,ycnqfeconüce q cscx-
cefiuo rnal,y quando le acompañan ce
loSjfiendo oluídados por otros, no a y
pafsion3ni perdida de amados h|ios que
fea tan intoîerable:lo que fe ve en aque
ftospaílorcsnianifíeftariicnte^pueícoa
aborrecerá quien los amana, agora que
fç vían oluídados de aquellos que abor
recian:tan de veras les Hegaus al aima«:
T o d o el día anduuitron/DeíaníOjvLeo
nida,pcnfatiuos:ydcfquc vínola noche
como Rofano quiíieíe acabar de efe-»
ruaría intento t al tiempo que fe reco«'
gían al aldea, Leonícla, por vna parts
y Delanío porotra,le vieron CHCI lugar*
y entendieron cierto que era venido;
p o r q u e en la refpuefta Forifiale auría
llamado,y como Delanio a tal ora viefe
a Rofano allí,por ver fi venía a hablar
con Florifta aquella noche,no fe bol«
uío al canipo:pero llegada la ora de me
dia noche;, habíala cafa de Florida fe
fue3y antes que llega fíe, oyó fonar vn
rabel y vna campoña tanTuauciücntc
ijuclç caufo admiración:/ acçrcartdofc
pot
7)cfengd,no
por ver quien tañia , conofck*que?
era Rofano , que en compañía de o~
tro paítor, que hermofamente toca-
aa^Upuerta de Florida eftauan, Lco-
»ida que con la racima fofpecha
queDelanio auia cftado,por vn aguje-
ro de la tapisque vn corral que la cafa
de fu abuela tenia.que falia a la calle, de
Floriíh, también eftaua : aunque con
arta pena efeuchando ai cauto Rofano,
que de induftria aula tr a y do aquella
aimW, de fu aldea, para aqucíie efefta
y po°r dar a entender que de veras ama-
«a a Florida, Y era della amado, por h a-
cafo losefcuchariaiv.entrclos dos canta
roneílor

¿í\ tiempo que los mortale?»


eßetn al[new entregados,
mando elfolefta efeondidè
y no hermofea A lastrados:
y qUAndo Us animales,
ûuictosyfofegados
repofathy no ay canciones

Anterior Inicio Siguiente


deCeks* ÍÍS
de fetßcmlcißiwadost
fßdglgo^ofo Rofano
fauorido df lot hados*
moßrandofk regtcixo
ak$ cielos eßrellados,
puniendo imbidia a US diofêf?
y er d fin de fus cuy dados»
yuecontanalto%fucefos>
mueßranßr afortunados
gozefe ta tierra que oye¡
contento s tan acabados»
de dos paßores quefuero»
tan fin razón olmdadoh
para que lleguen a fer,
de todo el manào ímbtdUdoh
tan mamfießos contento^
como »os fon otorgados*

C A V A D O J c cantar cae ro
manee,tocando Rofano fu rabd,
esngraciofa voz^clfolo canto aníu
Coma
Defengáño
Orno eßeabutrecimienw
mil pretendo cada dia»
pttesporeldmorme embia
<yn tan crecido contento*

P agüete Letínida elcielo>


el merme aborrecido
pues que por ello he yemd&
a tenergloria en elfitclo*
Muy dicho fo fue el tormento*
queahorrecidofentiax
pues por el amor me emhla,
yn Un crecido contento *

Claro Delanio entendías,


nofirpara tt mt gloría*
pim de tu infeliç memoria*
fit gran belleza efpelias •
Tan alta afficionyofiento*
que a mi fefe le demà,
tmesOípido me laembia,
con ran crecido contento*

tuegQ
de Celos*
¡jtvttA quai fiempre ïlamauà*

vfnfi como el nombre oyo^


Pro cris depura echa fiera
como fid U Nimfa A y ¡era?
fi al irßante no murió
fue pur que mas cruet lit e[perd¿
Con el an fid de aquel mal%
los arboles meneó
y Cef do que lo *Vto
penfando que era animal
il fiero dardo tiro»

Ño executes el rigor*
Ce jalo ddbraco, re/íf?,
mira que es hecho indecente^
pues te quitas a tu amor
la cotufa defer ardiente*
Ttu dardo donde o w ,
tente no hagas tal dat\oi
ò hecho gratte y eßrdno*
tu tjpofa Cef Jo has*
muerto con aqtteße engaíw*
<¿4
BefengâfiQ
Dto Prtcmyienioß herida^
con lUg& tan penetrant gt
y tu yo% ? y emî iñfiantc*
jueUtrijkcofwcidcty
del defttmturdch amante.
Viendo (er ¡u Prowh yella»
¿os ojos altos alacio y
con lágrimas riega elfnclop
masyolmendolos aquelU
do auk aß A dofitconjuclo*

$lroßröCQnt€mt>hymw4$
que aunque el dardo no hafdCä
pálido ejh y d<efarijrrdd®§
y *y¡endo lo anftfnfyira*
Unman do fe defdkhado»
Dt%ein)ufio ayntdò cièhp
Cef do en que tehd ofcndide¡>
Jupiter que ha ipeymiudo
quitar Ugloria del Cuelo»
I?wet ingrato marido*

Si embidiauasmiyeníum»
de Celos»
bor que val crucldddyfaße*
quede Uy ¡da prhtafh¿
yn cuerpo encuyaherrnvfura
tu po dtr mamfcß&ße,
Si por lu\m¿ti refulgente,
Uprctendtadleuar?
tu la pudieras matar*
fin d&rme ocafwnque enfuentf$
me refitstttâcoùlloyriïm

2Srft$o9y dardo quemey$hecho&


n¡>Háha%AYM tttnînfame,
CÙ nfcdwadns wartime,
faliendo del hUnco pecho»
elcora^on trdfaktne«
Porque no es \ujro (¡ne yîutt»
fino que alifißunte muera
clqutconlUjrtt tan fier\t9
çomo y odd cuerpo priu&
tUlma en que elmefmo efpera*

Mi VrocrhjQ te m&te*
y en mi ti abre de nungár»

Anterior Inicio Siguiente


Defengäm
pur que »o quiere ihahUt*
Pro cris mh pues moriré ^
por [oh te acompañar*
Diciendo ¿(juejiofednoxát
fohreelroßräy* mortal»
y con llanto funeral*
losquebrados 0}0SmoxA5
deProcm do efhfu maL

Tantas Uprimafúerramà >


mehá\e&Ufuente crem}*
fio fue fu awamenelfer»
que con aqueß&SyU ddma$
recobro todo fu fen
Dix o Cef do femr?
donde efias,y en tales Uqo$
dundo le el cien mil abramos
krefpondio dulceamor*
aquí te tenpo en mh brd$o$p

^Iço Fvocrh la caheça*


por que el amor )$ esforço $
$ qunndo a Cefáh TMO *
Hont?
de Celos, jfß
llorar con tant d triße^a
de4quejh fuertehMv*
Cef do bien demi yida*
qmndo pont Uhe tenido$
pues ya por it Iahe perdido $
yU doy por bien perdid&v
ji> U y m merced te pido *

Nome ïaqukrd$tttgàr>
que enyer que entusbr&ços muero»
y que eneüos elp oßrerc o
aliento tenoo de dar»
*vo y contenta do teefpem*
acordándome quehe ßdoP
su y ¿¿muer o co n TtB o ria,
y es me ocafton de?IOYÍA>
"ter a el tiempo que marido*
fayße ocupe tu memoria.

if o llores mi mtmte ayr¿tda>


puesyofoy h cauß delta»
de mi rnefmâ U querelU í
enfuer te tdn defdichadt.
i

•*
'emané
puede m ï ctlma tenella*
Ti* wjido como el que da?
firmm pura doflra/rfc9
por mi puede bien de%jrfi$
mas mi amor oye que ya»
cl âlwà quUre partir ft*

J>Í Ctfalo Çt bärdSp


lo ífua tu Proer is te pidp&
tt>enel punto defpidej
<ynfu(piroydixoma§y
ft Umuerte no Limpide ?
Mándame mifirmeamor
$ fa que pierda lu n?uÍép
pürqtitfcdSohvdecidßz
Mites ¿we acabe feíwr%
le replico la afligida*

¿Ve nwemniDiosh quiera^


ninguno que auna elaelo*
^uem es bien que que de eijuelo
fin quien dordda efia era*
hdTgyjdtb de confíelo*
di Celos* ¿iß
Pues que mandas a quien te dmtt?
iixo Ccfalo llorando,
y PrucrUya palpitando?
tefpondto que aquella damas,
con quien te eßauashoi^ando*

jVojI* ) unte en nuefivo techo,


con tfco ni tal afrenta,
H mife haxgrfe confient á,
que confuto cft o mi ¡techo*
y aun el alma yurf contenta *
Que ebhevmofd y que la ama??
ya yo eflo y dcfen&a&adá
mas porque de ti fuy amada»
úmhcnundtdas llaman
eßa merced fea otorgada*

No haras mucho en otorgarme,


tal merced no por mi muertet
htáípor *v*i dolor tan fuerte,
que elfolo pudo matarme,\
y no ttí dardo nifaertt*
Vitceiofo .penfamientQ,
Z 4
me tiene en dqueße eßado
y el corapn tan llagado
que ùtra herida no fient Ù
que me ha de yid& primdo 0

Por que mi ofenfd no yïeffc*


quifo jouefoberano
yeninoy eneßo humano?
queia muerte recibieße,
por tormento mas Hu taño s
Refyondefi otorgas di
io que te pido >y el y ¡endo
queyu&losohs boluienio
tpriefi U dixo fit
mas ds%¿rle no pudiendo *

Eternafombra cubrió*
é Procris y murió lueg®
quedando Cefale ciego*
quAndo U Cdufit entendí®
fer celos de tant ofuego *
Recoßäd&tacäbeca,
/obre el cuerpo ya difunto*

Anterior Inicio Siguiente


hecho ynperfetâotrajuntdi
delit eßuu o All y M pic$&
fu roßro dt de Procris )Utttop

$J® pudo iefenvanar


fu $fpof¿& de aquel tnjrdnos
y con y n chlor ejhatio9
d därdo prono &ftcar9
para ytr do eßduatl daúo*
Tienta la profunda herida,
metelos dcdosporelU^
Uniendo míPrùcrhytll&t
poftble es que eßas fm ytda
»

y que y o puedo tenelU


»•

Vn&fôfptchcL tanyana*
de celos muerte te dio $
Procris^m te mute yo»
fino äquelUTijrre yrcanâ
que talestíuemste dio*
O celosrauUmortaU
dcßruyciott de los mortale*?
que torment o s fon yguakh
zJ
/?
*• lû$y m ca ttjft vu md%
§ue eitjbemû'de los males*

ffladie te podrá tenerr


que ]umn3 î entrn contento*
$jm?tt te tmim yn momentum
mno le ejh el padecer*
íírdafuytdit tormenta*
$ dtift que (alfa eres di ÍF-O
ignorants ci que creyere,
fet porti algun bienfiadquiere^
pue&murfa por ti cmmlgop,
Procris y Véjalo muere*

/ fc Y S aquí lo que les futeedes


k'*qucpmcmicn,vercon.|o&ojos
h que han íbfpcchad.0,,0 les han di
dio,y U> qutf ik ct)os viene a! mundo,y
en lo que puna todos los celo fos, fien-
do íjcmprt oí«nias vezcs,faífasfus fof
pecna^que es lo-que auemos tan bailan
t i e n t e prouado JVÍoy contentos que-
thron iodos de lad'ifcrmon y ingenio
dt d viejo Cri.fco,y hfiíüudos de ia tri«
ñc^/ilüriaác Cïfcloy Prôcris, y y ien«.
JÚS. i S3
éo que algo cantado qiKdaua,n'"& l l n 0
ouifo por entonces preguntare nías , /
anfi todos boluia-oii lof^oj >sypC!)taiPití
tosen aquelloquc querían • Chnardo
¡que mucho auia feutíJo aqudla piad
ca , r l c parecía que fo^intcî.ïtt a<i yiu
guiada , dando vn protisuno totpjro P
f c a c o r d o d c f u m u ^ ; r C c l i d a : y c n ah-;a
na mancra.lc comr neo a remorder ci co
raçon^yniaginado J Í auia {*do taifa Ui
fofpccha, y ya fino cftuuiera enamora-
d o de Aluiía > procurara dcfcnaañsf íc>
yauyentandodefitalptniamicnto, b u í
caria para bolucr en fu compañía : peto
como tenia delante aquella por quien
Tnoria,feuantando IOSOJGS > viéndola*
lo de mas fe le ohjidaia, Aliufa conoció
por la platica pafada,quc lo que ella pa
decía a cerca de Laureno v Chuina , era,
rccclos^conquefeítídoblana clamor q
tenia a L a u r c n o , el qual deícngañado
de l\\ fofpccha, y magín ando que el ver*
la cucharen poder de fu hermano k pu-
diera aucrlo caufudo otra cofa , y no a-
mor que loados fe tuuiefíeu, qui liera ya
vei-fe dclStc defw querida Luccria,y pe
dirlcperdondcloparado,yhü2«lc iä*
Defmgám
sosferaîcios que ella tuuictic por him
de pcrdonAÍlc3yanfi eftaua determina*
do,de partirle lucgo^aunque d defeo q
de ver teníalo que Lcrio dixojquc fe
lesauiademoftraren U graciofa ribera
dclcaudalofoTajo,kforçaiaaa que fe
detuuicíTc hafta verlo-Florifta y Rofa*
no cfhuan fin hablar, muy peni anuos*
parefciendofe en Rofano,qtian facilmc
te fe puede conofeer, el que fingida a-*
gna.quecomonolcfahadcl coraçon, y
«neitcniaaLconida t oluîdauafele lo q
tenía de hazer,para cumplir con îo que
pretendía daraentendcr,y dexauafe lie
Mardondeteníaeipenfamíento.Noersi
pues menos de Fíoníta>qu«? de lamcfma
fuerte eftauajó amor y quan claro muc*
f l e q u e eres niíio,y que contigo anda
los recelos, aumentandofe conellos ta
fuerça,)'tu dándoles mas poder, no fa*
bcsloqucdefeasniconoccs^loqucquic
regiólo apeteces,)'como niño por ello
lloraSjaqùelloquea los otros ves que*
rcr. Auiendo citado vnapitçaalii trata*
docn lo mucho que Grifeo fabia, de la
pafsiondecelos^S^ucmodíxo a Laurc
po,que era ora de recoger íu ganado 5 q
âe Celos • jss
Soauîa cïexadoíblotque fi fe quena yrB
€) qucdarfcallí-Amigo (rcfpondio cl)
y o creo que abre de yrconCrifco^don*»
4c Lcrio nos dixo 3 fi fuere> antes que a
mi aldea nie vaya:a labuclta vtrnc a ver
îe:yefperodc aliarte con mucho come
to,Efe te de cl amor a t i ( d i x o Sauci«
B o ) q y o no piefo jamas tcnellc^y-cierto
îîie agrauiaria mucho, fiboîuicndo de-
fa jomada» dexafes de vctme, y de auï~
farmedelo qucfucccÜercXaurcno fel©
prometió,)' lo mcfmo pafo con Floriíla
que también quifo yrafus o u q a s , y en
compañía deSaucino.Defpcdidosdeto
¿os 5 a la verde vega falicrô, Aluífa y nía
ginando,quc Laureno fe quería yr, por
lo que auia vifto^y porque fabia que no
aguardaua mas que hablar al viejo Cri-
feo:aunqueno auiadex;ido guarda c&
fuganadojiiocracnfu mano # ní podia a
partarfedfcallijtcnfcndoííemprc los o-
|ospueflos en Laureno>al qual apartan
dolcCrifcoa vna parte,le dixo, Difcrc
to paílor,tu buen parecer y talle,me hS
obligado a tenerte tanta aficion.q qui**
fiera quefucra llegado el tiempo enque
tengo de hazer vna jornada , para que
ytiiá®

Anterior Inicio Siguiente


Defwgân»
yendo en mí compañía,vieras las c o f e
cnfrMianicntc^r^ndcsi : ,quc me han de
fírmViíli-ádas * Ninguno mas que ya
( rcípoíuíio L n u u n o ) honrnido p a -
flor /Cuitara de ñcornp anar t e , y de 1er**
wirre cniía jornadn,y en otra qualquíer
ocafiöir.y porque c u t i e n d o , que es ya
llegado irl rinnpo en que has de yr a ver
¿fas gr^nrVeçns que di ¿jes, te nie^o que
m t quéntci la jornada que es,o comofa
b"es;queUi'hñÍsdc hazer.Derauy buena
"Voíuntad(díxo Cnfco)harcyoefo. Sa-
t e que ha mas de quinze anos, q pafan*
do vii dia pov "la ferril ribera del dorado
Tajo^llrguc en vn ameno pracío,dondc
pordefeuníar debaxo de vnos verdes
fauces,!"«. brela verde yerua / me eche a
dormir, y aun no fu y bien dormido, qua
do comencé a fuñar,y me parefeio que
ílegauaanu^vna nimpha de eftremada
hermofúra 5 y fo'berana mageftad , a la
qna!>vcnianaconipafisndo a gran diuer*
fidaddc hermofasy apiufías n imp has:
Ittoftrando que todas eran íugetas a ía
q u e p r í m e r o v i X a quai en fu grande*»
ça,conocí qiu-cranueftra madre JBípa*
¿a^que acompañada dç todas aquellas
dt Cebú /,$>$
fus rendidas proiimeia$*Me psrefcio.&*
îierme torna áapor la níano^ylleuacíom^
a vna campaña rafa/donde al pic àt VM
a'lco-tiiofttt^ví clWgra-multitud de fu car
tes caualleroSjmcíirarido todos tato va
l'or y cîiucrço,quc me tenían admiración
J preguntando quien eran /la foberaim
ríiínpha me dixo,to dos aquellos q pre*
fcntc5vcs,füti:hijosííafddosdc'mis',¿a-
waña-s,cn tatito eítremo animólos y c a -
lientes, q por ellos ícrc yo eterna y nom
brada entre todos loshumanosjCÍlos ms
ha hecho feñora de todos eftas ninrpha-s
quecornigo víenen/y tengo çfperança
quepotnandebaxo demi manólas mas
fuertes qite vuícre: peto no te admires
niefpant¿s,c!c vcraqitefto : juzgando-
mcpordichof-i. V£ mas arríua, d'ode mí
perpcttiydad HITS entéramele vtas*y fu-
biendo por la montsna , luet;o de raí
fae conocida que era el Pnrnafo , por
lasmieuc hermanas queencl vi míraa-
do 3 en lis quales conocí t.-mni trükza,
qne me caufo 2¡v;mdc cognition , y
debaxo deltas* , al rededor dir la ca*
balina fuente > vi infinitos y m TA y ce-
lebres hambres', <p« hau pallado,
dîgnoA
Defengàm
áígnospor fus claros ingenios de perpe
tuo nombremos que tan trifles corno las
hermanas nueue eftauan*Y parefciëdo
me grandes estrañezas las que via, a Ja
podetofa Efpaña pregunte la caufa^yc-»
llame dixo* Aquellas que allí ves , que
ya de ti fon por las nueue hermanas co«*
no.c¡das,y ellos que a muchos dellos co
ïioccrns^que fon todos los antiguos poç
tas,eílan tan trifles,porquc ellos a fus o
bras^que inmortales entendían fer>y fin
ygualeshan hallado fin con los delica«
'ao$ingcnio$,y fob re tocios eftremados
que naciendo de rn^auitarañnii-fertiltic
*ra,las nucuc citan trifles , por ver que
ya no es neccfTario pedirles íauor,ni in«
uocarIas.Dis;o quando feacltienipoeri
que tan íubidos hombres fe han de ver¿
fino a qualquiera poeta de va queto fin
ttumero,qtic entonces feranilos qualcs
no me atreuo a nombrar , porque abra
tantos buenos,que temo ofender a mu*»
chos,con qualquiera que le de el primer
nombre/olote baila fabcrjque.de imbi
dia dcllosjaá hermanas qucaqui ves, c-
ftandeaqueßa fuerte,y con la rauia de
que han defer excedidasjtilandcîcrnû
nadas
de Celos* iSf
nadas de cegar en aquel tiempo lacaba*
HnadelpeíçafeQ.licor,p.areíciedoles q le
ra impertinétey no neccfaria ) puc.sabra
tantas y tan diurnas fuentes-citos ícran,
los que con nías veras eternizaran mi ISÏC
moria , y fobre todas me leuantaran illa
Arando y poniendo e.ncjfcrque mere-
ceranjos fuertes y domadores braços, q
en aquel tiempo abra,para que ¡mbidiá?
los que vinieren mas de ellos, que Ale-*
x a n d r o d c A q u i k s . p o r e l pregonero q
de fus obras tuuo.y citando corno cipa
lado oyendo aquellas cofas, Icuanie los
ojos a la cumbre del monte, y vi enella-
tanto refplanclor^quc dcsliítubradoí>los
torneab.axai,y.qucr=icutlö preguntar, q
era lo que a 11 i a tria > hálleme folo i y
defpicrto orillas del cluro rio , y como
jHcacoidafcdctodó 5o que auia viílos
por vna parte eftaua co \\ te uto,deque t«i
Us cofas me fue fíen concedidas que v k
ra.Y por otra-, qucxau;un¿ de mi form-
najdizKndOj'quc-.mcfuc^a rnqor no a*
uer vifio nlng]Ui.a.c.ôfa , .pues no tenia
de faber que craaquítl tan grande rcfphi
dorc]üeeí'Vlacup)bredçl JPamafo auia,
y tamo me aquexaua cite deíco ? que cî
Aa facro
Btfengaño
facto Taj o/queriendo ferme en tbd® fá
worabkî vcftiäo de verdes ropas larga«,
coronada fu-ben-erable cabeça de ver*
des y ojofos ramos, faliendo,dcfu crit-
talinamofAdaj llego donde yo con tal
pefádumbre effcaua , y medíxo : no le
caufittanta penibel no faucr Crifcö,quc
es lo que ccntanto rcfplsndor,y luz vif
tc,quc tiempo vcrna,tn que te fera con
cedido çlvcrlojgozado de la mayor glo
ria,que el fuelo ha tenido, m tiene : cita
cierto qufe fucedeta corno te digo,y que
en compañía de vna disfrazada patio ra,
en abito de varon¿y de otro difereto, y a
pafsionado paílor, yras> por mi ribera
halla llegar d ö de yo OÍ crnbic^vnaNira
pha , qucalapartc,do tales grandezas
«flanes guie« N o time lugar de darle
lasgraciasjporque luego, defaparecio
de delante de mhydefde entonces cada
día cí}oy,aguarda'ndu aquella paítora:
y paitarme Haft)ent-para hazer tan di**
chofaJornada» Mucho fe holgó Lau-
ren o de lo que Crifeo le conto } y an
fí k dixo , que ya ci tiempo era He**
gado , y pata c^«ç mas crédito le dic*
k

Anterior Inicio Siguiente


de Telos* i $#
.ft , llamando a Lcrio entre los do¡?¡,
le'colitaron quien era, >' como cl Tajo,
lacmbiaua /con todo lo que auia pafa
¿ o . ; Grande contento!« dio a Crifeo,
ver que cía llegada la ora , que tanto-
tiempo auia que defeaua , Laurcno lç
ro"-», q u c n 0 boluicíTcn al aldea ,finò
que detdc allí /aunque era tardc¿f«fuc
fen : lo qual el libcralmente concedió..
Rofano, que haftaentonces con Alui-
fa y Glinardo fe auia eflado , viendo
que era ora, en que fivLconida hiria al
aldea, leuantandofc, y ck ípcdidodc.tò.
dos , fe fue hazialla derecho. Aluifafo£
pechando p®r tanto s fecretos,pormas'
ámo,y afirmando lo que ya auia ymá
guiado, acerca de la y cía de L:mrcno,
üfiauataljqucdcfimefraa tenia perdí-'.
dala memoria Laurenò y. Lerio llega-
ion adcfpcdirfe dellar»para yr a fu'jor-
riada, y Crífeo llamando a Cünanlo/
le -röcjo q Ueuafc vna carta que allí cícri
líio atu cafa, para que de fu ganado
fe tuuieífe quema ,elc¡tial le prometió
de darla mcgo,y fe le ofrec io q fi era ne
ceíTano.el tçrniâ cuy dado de fu s v acas y
Aa; z algunas
Déftngâm
algunas cabra s que Cnfco teniarel fe \®
açradefdo ,yfucadefpeclirfcde Alui**
ía,que con muchas lagrimas, viendo q
falià verdadera fùfofpccha, dcziaa Laxí
reno:pue$ ya ingrato paflar ? vfas con««
raigo de unta crueldad, que te vas lic-
uándome el coraçon : y dejándomela
muertCjfio la vfes^en dexarme fola,cafit
yadenoche enefte defierco , mueuante
mis lagrimaSjacompañarrac fiquícrajia
fía que encontremos^ algunos por rc*
cogerfeaíaidea han quedado,y alli po
dras dexarnie, c yrte donde quifjcres,
con que te certifico , que preílo oyras
iiueuas de mi amargo fín.Grifeo y Le-«
río laconfolaron, y prometieron, que
prefto darían todos tresja buelta>y per
fuadicrontantoaLâureno 5 que en fu
compañía huuo de yr, acompañándola
baílala fre fea vcga»CÍinardo queapar*«
tarfedellano podía, también los fue a
acompañar* Pues acordandofe Aluifai
que Laurcno fcyua,ydela fuerte quç
afucaufaella quedaua.fín poder con«»
fühtfe con cofa alguna> haziendo cau«*
dalofos ríos , por fu hermofo roflro > &«
üicndo tañido ^ coh fu jampona > ço-«
«lenco
dt Getos* jif
menço.dc cantar cil:o*

Si de Cupido titnesefperieneia^
como d&LtiQnfunpfo fon tus obyœs$
Ci Amor pudo caber en tus entrátm?
y ¡efdtetcenmo tierno y regaUdo*
como de piedra muefirmferrf ¿%ero9
en nofentir-elm^ueyp'padezco%-

Eltormento de aufemia^a padece p$


y& tengo defu mal hdrta efperiencm,
y a conozco tupechofer de a^ero:
y deflrpiente¿ygye>o orna tus ohfdh
pues que moßrando ynfer tm recalado?
eßa§ defpedacúndo mis entrañas*

Muetimteà compdßloneflasentrants
yelanftuqnea tu cduß yapadla,
abUiïdeteaquel niño regalado,
pw$ tienes defaflechayd efpiriencia»
no fea meneßevp&r& tus ubrds^
.Tw cordon cßid tu denes de^ero*
e
¡ _
Bien mueßm AUfentahdcn draper Q
tener el cora$ott,y las entrañas,
pues na te t^wiM'el y&qu'epQf tasohrtâ?
fitßon terrible y gräm fítalpade^cq,
ttuienäbya qmlhashechöefiiriencia,
is amorßßyße àdmuy regula da*

hlo ts aufentespáfior qm regäiiq,


¡erasaqui do m ay pecho dea%e*o
mas,yafiepóvc¡He titila yo efpmeticta,
del mal me cama atifenehien las entrann
ypôv qué actifo lo que y o padezca,
m temuem )awas nielyermis abras*

ftilyapaßor epieyesiñte hazes obras,


na dignas de(e pecho regalado,
parquienpadeceré como padezco*
con coraron d<t cera y no de acero-
dfm te y as, h** undo a misentrauds,
eueentodft's males tengan ejpirhick.

f A T O D O lo q Aloifa cíüo , Laurc


no,no voltio arrumia,mau can Ja
oyó por qutta ocupado yua en fus
pCXiíV*
'lit
pe£ifarnícntos,qnc de ninguna *tl.¡a co-
fa fe acordaua/ifofocn yujagniaielen
gaño,que dcuia de fer fu fofp,echa»lvi <j
YÍfto-por Aluifa era aumento de fu pena
y queriendo fabeiftbolueria masen a-
quclla i t e r ó l e d i x o . N o puedo enten-
der cruel paftor,que Seas ta.u ingrato, q
dexesde Kotucr a dios campos, donde
co tancas vetas fe te defea fevair:y como
ya te lie dicho,yo te prometo que entiç
do fi¡n alguna d ub.da, que has de fer con
tu aufencia caufa demi temprana muer
te. A cito teniendo Laureno. coinpufio
della^boluicndo la cabcça.larefpondia.,.
JVli buelta a e ños, campos, gracio fa pa PÍO
rajferacierta.acompañandoaquefic hó
ri-ado padorno q poc mi cuellos fe Ka he
cho,ha fido rnucho.y anfiçodo cl tiepo
que biuiere,tcrnc dcUoelagradeciinim
to pofiblc ,.y diciendo eílo.ya Herman
a la hermofa vega.donde vieron a Elo-
Eifta , que en compañía de otras dos cá-
galas,}'de Roía no fe yuan hazla d.al-
dea.y'dt'f ïidiendofe los u? s »con hartas
.lagrimas de Aluifa, y fm ningunas pa-
labras, por que, U mucha pafsion.,
Aa 4 lg

Anterior Inicio Siguiente


Desengaño
le teniV atada ta- Jcngua.y dcxandola e'n
tonyáñía ele las de mas paftaras,habla-
s a i panirfe con Clinardo , que tam-
bién' leles nioílro muy amigo : toma-
frort fu camino, por la brilla del claro T a
j o , yendo con tanto contento , por
ver las grandevas prometidas, que to-»
dös los trabajos fe les hazian hbianos,
y Lcrio.cle que Olinárdo.no íeliuuiefTe
conoçido,yiu cftrañamcntc alegre , y
cfpantada. Aluifa,Rofano y Fjoriíla fe
fueron al aldca,con tanta pena de Aluí
'ía,quecon quan grande lade Florifta
era no la yg-ualaua. Aquella noche fefu
po en todo el lugar/la partida de Lau-
Tcnoîdc queno huuo aquien no lepe^
•fafe. A Leoniday a D e h n i o J e s pefo:
porque tenían determinado de hablar-
lepara que a Roíanoy Floriftn dixeífe
el arrepentimiento que delopafado te-
riián;no atreuicndüfe ellos a ponerfe de
'lautcporqüc como yales boluia Cupi
do atenGuarla Uaga^vcynaua temor ¿c
no fer admitidos, y vertuen«;* de fus pë
famientos,ynmdança$:caufando en Ko
•fanoyen Floríftñ âquefte temor ,'ina*
yor pafsíon 3 entendiedo que pues ellos
fe
de Celos* ¿$$
fcapartauaî^quc dcuiande amarfc^Îlâ
dio todos quatre co vn engaño terrible»
Claana fintio tanto la aülenciade Lan-"
teno,q bicncntcdio noefcapardeaqlla"
noche;y cierto eftaiia tal,q fi por la ma-«
ñaña no oyera destra Saucino , q auia-
de bolucr aquellos campos,ella acabara
confus diastpero entreuntóla a que fia cf
pcrança.Yporquc Saucino de Laurent*
Iecontafe:gu(lauadeandarcohcl-y dar
le buenas pal.abras,con que cl porti mas
bien afortunado de los paftores fe cou
taua^unquepmas le conlentia que e«
fu pena-la hablafe^diziëdo que no le vc
ria massai punto que en tal cafo trátale.
Era tanto eiartiorquelatenîa,quèco fo
lo aquello eílaua contento: y mas vien-
do que ya Dclanio andaua tan frió en
fu competcncia^que pifando muchasvc
zes por donde pudiera ablar a Clarins,
y moílrarlcfu pafsionjComofoliatnófo
lodexauade hazerlo:pcrocomoíl vnst
paftora eftraña fuera,faiudandola, palV
ua de lanjo.Defta fuerte anduuievö al
gunosdiasjdelos que Laurcno eltuuo-
aufentc,que Clariñay Saucino, ¿untos
apafccntauan:y Aiuífa a fus fobs Uo-
Aa 5 raudo
Deftf}g4n&
!tam(lo'fuácrucmura,los quatro cngnii*
<äoi3auiante^andauau ftempre a p a r t e
«Êosyfiendo ocafian de mas padtfccrcii
toeta-s qu a tro • E Û a s J d o pu es an fï, v n d ta-
«ntrrc ios que tan trilles íc pala-uan.CU--
mm Ca-liö-alg© tarde -al campo > y conio-
Êiimca-a©"tra parte de mejor gana fucile
&v4c a lafaentc a-onde Lsureno, auia fi«
¿:o- 1 a p r i tit e r «• v c z v ifto- » G île d ia te fu c
d'ct'îclm alla., y antes de llegar» oyo vnn
rfclicadabozjcantarcontanta inanidad
que ia dexo ad mirada-, y acerca do fe por
çwvu:tt losaïbolcSjpara ver quie era, vio
aSasacíno, que en compañía de vna pa
ítora cftaua:tan cftraiiamentc hermofa,.-
qu& recibió nuyor efpanto dt la belleza
que via,que de la l>oz qtve auia oydo, y
conociendo que alguna cofa de entre
los dostrauuan,no los qsiífo intemun*-
pít\,fino teíiiofe íbbrclajvcidc yerua^çn
parte que IGÍ podia muy bien o y ^ y a u i e
d'odcxado-lahcrmofapafíüraci canto,
oyó como dixo.Ay amor,y con quan-
ta razón te pintan cka;o ^ v„tomo la ter-
HC YC\de quedarme de tiiof^'OLÍi vida,
pues con nadie tanto rigor como totimi
go vías* Htwiofa Laceria (rcípondía
Saacino
de Celas* /po
5au£uib)tar)Ë3 terne y o de quedarme de
ihpucsauiendonic contado«líiernpò a«*
IfcgFC q pafaftcjla caufa de tu trifteza, y
de auer venido cncílací.crra, me quieres
€ncubnr,yotc prometo q a ninguno cuc
tes tu nial,q-mas te ayude a ferrado/^ q
te pueda dar aucuas de.Laurcno mejor
q yotlas^uates tcpromcto,porqtïç des
et fin a.tu coimiçada hyítoda.YpRni anl
maria nias aiqucfclo coiuafcjjs dixo la
amiftad •••q,cntrcl·os dosa uia,con todo \o
cjueiaia-fuccdido.ÄquiU Falto a Clari
îïafu.mucha diferecion , conociendo q
era -aqld'aJïcrniofa.paClora Luccria, q en
bufeade Laürenp vcnia>y como ta her*
mofalcjparcfcicirc^^icndp*o crue! for
iuna,y q fina nií vida tienes guardado.
Cayo defmay ad at,pero dándole cl ayrca
poco ratoboluio en fijy acprdiidofc de
la cuchar q dçLaurcno tenía t ocurriedo
le a U memoria yn grade cofuçlo yveme
dio para fu mal^ftuuo ateta a lo q entre
Sauciuo y Luccria pafaua^laqualdüdo
vn penado fofp¡rt>,y dcirat-uando por
Cus claros ojos^ruefas y aljofaradas la-
grimas fc dixo.Ö corao quieres pa flor, q
contadotcmi.deqefUurada fuerte , acá
HC con mi trille vida ; m&$ íi es verdad
Befengám
«¡meliasdedarnueuasdcl q-anfinietraê
jq con cl tienes tan verdadera amiftad.
Hílame atento s ya te he contado, dö Ja
manera que Laurcno vino a fer queri*
«IOÍJ y como llegamos a vn felicífimo eíh
áo, víuicndo, tan alegres,, y contentos,
como fi h fortuna y fu rueda* con no fo
tros perdieran fueoílumbre, llaraauame
yo dichofa 3 viéndome también amada:
nocrco que fíendo menos en imJLaurc*
mo : del qual fi alguna vez a venir don*
de yo efhtia feáetetaiaiformaua mil que
relíaselas quaîe$>el co muchas lagrimas
f&tísfacia.Encl aldea en cafa demi tiaras
masrioche* pafauamosa la puerta "jun
tos, y en eícampo jamas vn punto nos
ápartauamos^ moftrando a manne Lau
reno, tan de veras, que nunca confen«
tia que yo mekuantafe >afacarde los
ferobrados, ni aretager el ganado* El te
nia cuenta contodo Ä y con bufear los iu
gares mas fabrofos,dc to*da la ribera, do
depafauamoshisfkftas* AHi tegiendo
graciolas guirnaldasjdc olorofas flores
con mucho rcgozijjo, fobre, mi cabeça
las ponia. N o era otro fu guflo , fino
clmio^niclmio^finoío que el quería: te
nia««

Anterior Inicio Siguiente


ieCtlos* i9i
oíamos tanta conformidad cncl -querer
îios^ucfofpcclio y avn entiendo qué
enibidiofos «algunos diofcSjdc nucítr^
conunto.qwiíjcron turbarían a.kcrc <ef
tado ; comió qüc agora oyras - Tenia
Laiucnocnel rcyno Lufitano, vn her-
mano de buen titile , y apoft ura^y de fu-,
propria edad. Por que de vn parto loi
dio ahnundo,fu taraniadre, Efte üca
do mucha cho.fue tan inclinado al sana
do¿ y fu trato? queperfuadio a fu padre
que aLufítaniale cnibiafc, coprandoal
gunacantidad de ouejas:pcrfer la tier-
ra muy aparejada para fu ínflente* Y
que el temía cuydado con ellas, y COSÍ
criar lospeqtmluclos corderos,¡wadtí
pues traerlos* eftos nueftros campo«.
donde conmucha ganancia *c vcndiaiu,
ÍU padre viendo que era conuinientev
Cara el aug-mentodefu hazitnda > lo p&
fo por la obra , Y con eße trato y gra«.
geria^pafaro'n algunosaiños:llegand*ä;
íer cimas rico de los bien« de Fortuna
4c todos los del aldea . Pues fuce^io,
creo q per auer de fer para dcfdícha mm
que L.ucano.(cj anfi fu hermano de Lau -
icno-fç ltaroa)muo 'electos diffçr£cJís..fo*
JDafittjfanâ
ferc îos paßos 5 con algunos'pa'ftof es Lu
fitanöSjdefüertCique hirió a vño dciíosy
tan mal;que entendieron q muriera* Y
Tiendo Lucano q le vcrnia grade daño
de è'ftar alli3dçfamparando el ganado fe
vino s-tt'ucßra aldeana! tiempo-q yo cort
roi Lattreno goçaüa de tan fabrofavida*
Luego que íu padre íupo que la venida
de Lucarioéra,por aqlla'dcígracia ¿ y q
dexaua el ganado en poder de dos caga'
les Lufitanö$,q agüardallo le ayudauan,
<íetermmo,por hallarfc algo viej ondeen
biar a Laureno J pnraqdieiTe ;, allaia me*'
jor traça q fer pudicíTcj o fe tníxefe to*
do el ganado que tenían tn aqüa ticrra>a
queftn para mí cfucldctcnninacíojdixo'
a Laureno:clqual corno out diente hija
fe aífrecío de partiría al puto que le ma
dafc^fintiendo én auerfe de apartar demi
tanta pciia'iq-uànta futle recebir clalrnay
alfalirde las amadasxarncs. N o f e a t r o
wioaqucldiaa dezirme nada, pcroalfi*
gaieñtCyvicndo que le era forçofo", p o r
auerfcd'c partir aqüfclla tardeyvinkndo*
dondtí'yo cftauamuy aleare -, ft ir tira d e
ta dura nucuajvilc^n'e los ojos pticftos-
cnci fucío;y diíhlandó deílos algunas Íá-
•' grimas
ât CeUs* fps
•^rífíiasvttiia;de,qiíeíeíl:r3-ñam€»tcftty.aí
tetada:ycon crecido fobr^falto de vw
tal mudança^m; ieinnttvy llegando ael
y tomándole por -la mano , ckbaxo -de
'vnos-faiiccSjnosf-Vnta'moSjdi^icndoyo^
querido Laurino,!;* trillc-za que trats 5 y
lashcrrimásdctus oisscairflin en rnî tam
t o toríncnto,<ju-e fi con hrcuedad no rae
«dízcsia ocaGonJoferan:de que yo -co
roasrazón lamenTCjno me tengas fufpc
fa contal mal ,damc parte de tu pena, q
juílo es que mas qiu ai lo ficnta.Y pues
délos contento she fulo pauicipc^no lo
lea menos de las petares que para nii-ium
guno ay mayoiyqü-e verte con tan trifte
•îcmblante.entone« €.1 dando infinitos
fofpïrosjne coto k venidade fu,horma
íi o, y i o d o Î o -q-Utf ;p aftu a ^ q u e -e o ni o d c
mifu-ccníedidafupartida,fiotctpodí'cd«
zir de la fuerte q<^iCiíe;y marinando cía
aql puto todo lo q del a ma- cía fu.eU: íu
ceder,y aun retando fas lacrin IÍ s con las
niiaSjCtlü-uhtiosíiritlívna j*ií canfín pod&r
nos-hablar patarra,q clamor cu los cora
<Çones dccGtranvboí^devu nicíuïCrrnodo
Atcrmccauajy ropiedoyo el Hiedo dixeí
<omoingratoXfaWreao;qternas coraç®
yai£
Defeng&n®
para apartarte de mi,y que feran tan du**
rastuscntr^ñ3S,qoc dt: quien eres alma
paedes aufentarte,No lo creo,acuerdó-
me que has moftrado tenerme grande z
mor,y pienfoqueno haras feineja te cru
cldadty fi la has de hazercrce qpara fo-
jo darme mt¿ertc,fcra:no esta forço fa la
jornada,que otro por tí noia puede ha-
zer, al fin re yras ? para que mi alma ,qu.c
comtiffo va.defarnparc aeftc trifle euer«
p o / N o m e refpondio cofa alguna ato«
docílojtnastomaodofu rabel.no pudië
do cafilicchar la róznelas muchas lagrí
mai. Cante* lo íiçuíente»

^ Undo forçoß el partir^


KJ
y tanta fuerce et q tiedœr*
que medio podre tornar?
fara ejcufár el mwir*
St he de morir en partiendo$
y el quedar no pue defer»
*yîenjc me pu ede creer,
páñor& qw\ej\oy rnnritndo*

YAfe ¿part* el bien de m¡»


ftm
pues en âqueflapartida?
diMvpofarte fwytdétp
yeUlmdfequedáen tu
En ti por niaiprincipal?
fi queda eUlm$pdßoyap
$fm titeen migo étgovâ¿
noyu Çtno pemymah

*Amo¥ porpurijîcâr3
lafirme^â de mi pecho*
aqueßaiomtdd hi hecho $
que no fe puedaefcußr»
7en ella confierollûr 9y
micünflancm hederHoßrarp
quälen la piedra ácUrárP
JHeleJ$yit{Qydùr§*

Tá feeßaha^iendo aUirâe,
de to dos mispeüfamientos»
yiïtlcoraron contbrmenM
en yiUB fuego fe urde«
Tfttariiämifutttaß*
aferquälfue comhmaá»

Anterior Inicio Siguiente


en pañé
ytthdllö que y A yencidá$
de la f dßiö n mi alegria*

T'a me conozco ferfakOï


de tdnto bien merecer}»
y a mefiento ywo-c.rffly
de yn muy pelirrojo falto*
Tala condición de anfencia*
me datemovycuydado}
yá)u^o.pMbien faßdo* :
U gloria dçk prefina A »

lEßando mfentrde ti$


¿y avena de poder "verte^
fino ylnkyçhmtieYte;
fem por que yctyáeumu
Tfialgo mtha de aliuiar?
e$ mi Lttchrid entender >
que AUnqmüufenteno ha demef*
entt dnfeneiaque- ¡H^gar*

3T# masque humana hermofurd*


me ajegtmiytnyñhr}

iê £dùS*.
masâdacele eltemwi
que me da mi defttentuïâ»
aie pura el pecho miß*
dcJUtfoJpçchay recela,
mai perdóname mt cielo,
que [c oiieimdaefiwiu*

çpn temqrdeeJUratffente *

digo que el mal inclemente *

we y à' bohitndo }¿ /íU'Ca


Vexafe cutcndtr bien IhwOj,
pitt5rccel#mil(icur<t>
detiquten U htrmofura*
ensavo-dfctierano^

tséno-elfi (¡us dîsfrdçiido»


ejUs llittßrÜ do d judo,
puescjtic fe ca?nbicrie en c/cio»
quant et us fieilun pifide.
Mira pues bien [ilo\es
que meglorio en adorar,
U tierra que yeo pifar,
Bb 2
DtftngMQ
Aquûfoshmno faciès»

Ferdotm queetànfintàrme,
îsjor^ofo aunque el par firme^
ji de tî m de Hejf terme,
podrafrimero matarme*
D dee Lucer ta no puedo ,
dezir Was, a Diòs mi dorm»
ft / •
que en lletiartten la memoria?
yày contento # en ti

f A PE N A Spudo aoauar de pronuœ


•^•^ciareftospofircros vcrfos:quc con
hs muchaslagrûttasquc derrama«*
ua,hecho vn nudo en la garganta, què
do como niño que no íatie hsblar^follo
cando aprifa,no Sendo menos demi par
íe:que en quanto fu canción duro dura
ron mil juilas lagrimas. Y como vi que
n'oauia.tratadoadabutlta^xcclofafífe
yua para no yolucr ; aunque eíhua tal,
que mas para llorar,quepara cantar me
juzgaua : dando profundos fofpiros¿
tañcndo mi $ ampona cante a queíto.
e L·éíot· jpf
Ollonsmas.pAßoY3ce[etu dmk9;
yn duelo t¡tufingido¿
no mmßm itßigidu,
tu pecho Con recelof
ni m,e lUnuk tu hien^Hgel^y cíelos
ni digas que nu puedes despedirte,
pues no tefdUáesfuer^ Auyrts*

Monde eßteltwßrqne memoßnims^


tan freßofehlt «tcmddo,
ya miß H es llegado,
ya yeo quehàbldUXSi
y (tfiparece bien quátttb me dmdthu.
y loqueduftncia allá podra afligirte,
gtwtto tej/ilte esfuerp pdrßyrtc,

PJofolo paráyrte^y confoUrtc,


tMAspAYAno/yoluer,
dqueßo creo hd defer
parA que en mieldmarte,
ea de muertefierahartaparte,
ttoßngastal pdfsion en el partirte»
pues no te falta esfuerco para yrte,
Bb f JDmUít
p*. *>#

DefettgMè
àl·lèfott miWlorlkniti AJlictû n*

y qmeres darme ïïtikvt?*


acUratuintençï®n>
<p£)>B!>&y çtenoèfi'd xtfi mïcorttçün^
nohiïfcdr otracüftfehaifffödiric,
pues no t^fÉn^^^fwr^yrxe^

^ lo que mi L^Hfeñto4iíízí:^miëvrti's yo
cantaua.y lo qraipíltveiOli.U-iáftiroo:
clqualdcfpucs dcsucr1-iie'&foß;ado con
continuas lagpiínaSjalgui^i pequeña par
íc de loque en fucqríMJon tçniazcon _ v -
na boz,qu<? aun en las emmtas me pare
ce tencila agora:todn,'<Ufßado y tcmbla
do ? díxo„Si el agramo dulce pañora m u
que ami mucha fe, con tufofpecha ha- :
zes ? no conociefe nacer de a m a n u e l l fo
ío fuera parte 3 para q a tu preferida no
boluíerajfino que la vida procurara per
derde ti ap.5vtädo:tuyo foy hermofa L u
•ceriaty tuyo fere en todo e! tiempo que
tuuiere vida:v anfi como ¿cofa tuväVno
auîa necefidad deponer duda en mi ve-
íiída^íino no^feufaridome l a y d a , por
fer

Anterior Inicio Siguiente


de Celos- jpâ
fer'forço fa mandarme quaßdo juilas,
qUçlabiklta fea,dexando de atormen-
tarme con tus tiernas lacrimas y íbíbe-
cliofás paUmras*Por ventura h;:s viítu¿
opiladocñ^ijdcfpucís que cómeme a
dorarc'c.'cofa une no fea quererte v vro*
curar fcruirte,no enciendas que es 3i.ua--
mor tan poco, que la menor ofenia, que
con íblo yniaginafjtè ouièVâ liecho, no
la pagara , dando rue yo la pcnn de tat
culpâ:mitigatu dolor: y no confícntas r
derramen aqutfos díuinos foies : mas
orientales perlas, que de no poder yo
recogeUaSjtcngo inubidia al fuelo, que
coneJIasriegas • Mí venida fera muy
preftoj'povque iosKégoeibsfon-Krcues:
y quando muy largos fueran: Laítara la
pafsion , que no viéndote 5 tengo de p.i
dccer5 pata que a tu prefencia con mu
chabrcuedad vinicíle.Ya refpondi yo
amado L a u r e n o , de tu ilrmçça tftoy IV
tisfecha, pero no lo d l o y d e mi ven-
t u r a , ella es quien me pone temor <n
ttrvc'uida.y quien me haze dudar, no
por d , ni porque dem fe tal íbípedie*
mas por conocer de mí f u m e , Y d é l a
fortuna 9 que no pueden 1er comían
33 b 4 çíiabks
Beßtfgam
cftafeîes.y que fe canlara de tenerme en
íu cumbre,y procurara h;i2¡er fu acoftü
brado officio,baxaudo me alendo abif
mo de perpetu i defuen tura »Mas por mi
viday poiel amor que muestras tener-*
mc,quc me digas,dic camino no pudíç«
rahazcrlc otro.poftblccs que tefaltaii
atidifculpaSfpara.cunipUr con tupadrçr
y noaufentartc»ay como entiendo que.
de voluntad te ofíreccü a cita aufencia,-
para que de nu fe aufcntecl alma . Eftas
y otras muchas cofas pafamo^rni queri*
doLaurçno y yo 5 rnoftrandono5ta ver*
daderoamot^qualnunca en htimanospe
choàfçauia viíto,yauieclo eftado defta
fuertCjhaíh que era hora de partirfe:le-
mantofe,y dado primero vn penado fof
piro,dixQ,Ya el r>empo de mi aufencía
digo de mi muerte es Ilecado, cándame
amada Lucen^lo que aufente quieres q
haga que yendo íeguro.qut aunque a-
panado me has detener prefen te ¡podre
AiftentannctntOjq tenga vida para bol
^er agolar de tu foberanabiíl^y eftre
luada ennuerfacion^yo entonces, facan
do vna bien labrada cuchar,con que or
tiJJnariamcmc folia cerner, fç la d^dizië.
do*
de Celos, 19?
«tacara que de mi te acuerdes, querido
Laureno.todas hn vezes que el fuUcnto
steccíTano dieres at fatigado cuerpo:.-
quiero .que lluiescfta cuchar , c e n s ú e
yo fiempre he Cuntido } di-xandu m rni
poder la tuya para que ricu.ba i;s sni OMV
fuelo mi afl¡g;ido coraçon^tl iknii'u nue
au fente eftuuicrejí,acürdíu'iduuii(. qm c¡¡
t u y ^ q u e para tu memoria, no lira ne ce
fario,pucs jamas de lamia podras íabr.
El mucho amor quete reng>o)y tu ocaíto
que terne de llorar harta que bucluas.
LueçOjfacando ti fu cuchar, meladio,
i *

y tomando la mia,ítn poder amarme pa-


labra, cafí defacordado fe yua . Yo que
no menos fentia el verle yr, de aquella
fuertCjque el mal quenufeme am'ade pa
decer^con mas animo: que tanto dolor
requeríale d i x c : aunque mi oneftidad
prohiue dulce Laureno^ aquefto quie-
ro que vayas fatisfechomaí de veras ¿ç
lo mucho que te quiero. Y diziëdo efio
le di el primer abraço, poniéndome con
li vergüenza los ojos cnclfv.cîo,y ta en
cedida como algunas binas brafas.Pues
quando el fe fintio ceñir el cuello de mis
braçoSjfintio täto goço,que dixo. A g o
Bb $ ra
Défi
iSFtntterte,mfr úmca tanto tk-mp^^d^to^
«&naerre fier ^ p M a c cl e b far £i-uo r lt sm ai«
t ^ e p e el i^eiitïo(£3ios de amor ¿ cdh el
Quedar» vfano:yco£)Vando esfuerzo co
clíiapçnfadb contento-, fin a-cordarfe
et h partida, tomando fu rabel^còn ran
cEaloçank canto aqureflo*

tanto. kiMHtojuhmio»
qmáftMo todò el ciel&ï
M tu pfífúStiWm&[iira9
te hi^pflo rid del Be /Ö*
OyeqwcQMyúmíiWá*
dyfrmaUmy ¿rmn
pues es cofixonoçidíí}
fer ocafôiï Idpamdä?
de tanfuf¡>vemo.fkffor*
BUu
de Ce¡H* *$$
B tw tomAm yv .î*c crU*
aunque es rmmModpdnir^tè$
€â nfaúimiye^n ¡rme*
por orm^HrèBidfmdy

No puede âmarmpd md,


remedí Û4M$ dk&afißora*.
¿un pecho ^àfitfiwtali
con bittîfuûiiin^0 frft>
como clührdc^rmehagora*

O S^entmAnß partida^
y. dicïiçfk $ qw tifârte,
r
pava qw fmàit kyidtt,
ßyoblivtido alo arte*
\sdCmdie ha dada èlarnoV)
tmtohwitQmo.ami a^ord»
$âet4Hd(;sfau§Yï '

Pero muy c®md4queia,


y.-co»

Anterior Inicio Siguiente


ytttettynawifma moneda
yo m te pueda M w y
M
f*y ¡»'m puedes tuha^r,,
%M[e&buenp Agafar
mas
negándome el poders
fo!o,p(¡£dda U$ defer,
cottso masiuefmeAww.

O pudcdcxa^aunquccarañam?
íc eftaua pçnadAde rey r,mc, oyen-
do porel termino, que Laürenomc
P*díi, que le dexafe abracarme. Y como
«iinteAtofucíTe, de darle todo, gufto;
pueíyaíequcna masqueamirai{ma,le
tíixe.N o c» tan pequeño el amor Laurc
«o quctctengo,qHeno me fuerce a cö«
plazcrtc en todo loque pofsible me fue
incumple t u lo que has prometido en
tu venida;que yo dífpuefta ¿ftoy, de cu
pUr,todo lo que licitamente de ti me fue
re demandado,y con cílo.dando lugar,
a que elraeabra$afe,goze yo aquel rato
e v n cr
eado contento, que aunque lo
encubría confu abraço m« daua, fîendo
dello
€deeU$* JtPß
¿ello Laurenoytan fumamente alegre*«]
toda la vida quîficr^îc durarary anfi di*
yo*Ay altos diofes,y no permHÍeradcs9
que fcxncjántcgozo^cítirai'ajtodo'tltic*
poqueha de durar rruvuk * Y como" a
cfta ora mirafç ai fol,y VicfTe que ya era
muy tardeció pudíedo el coteto de los
abraços,fcr poderofo iipartark de la tri-
fteçafquelapartídalecaufaua ,-annqn*
masdifímularlp quífo: acordandofe de
que yafrtauía llegado Inora de partirle
abundancia de lagrimas , le vinieron a
los o)o$y\uz\cnáo aquefto* míos lo naif
mo,y por no dalle mas pa frión con la
liiia^ornandolc a recomendar la bresac-
áaddelabiieka,fín podernos hablar al
apartatnos:ftltomo el camino del Lufi~
taño ireyno^y yo recogiendo mis enejas
y vnaptóqueñaccrbatíca s que me auia
dadojContanta congoja y pena^quefue
maraüílla poder motícr los pics:ai aide*
me fuy>donde aquella noche íuc mi dor
miry repofar^contînuas Ligrimas y pet
.pctuosfofpiros.Dcfpucs todos losdias
yua a la fuente, donde a mi Laurcno a-
uia la primera yezviílo: y donde fu p'c-
famiëto me d«dar®,y otra« al lugar trifte
donde
rit^rtf.deßasicor.ttnapjaiido «ici que
'íttfçotc'y retratado en rais .cnwaiaas te»
do nickel bien pkido^bicndome enel
inai pircíente.Otras vezes, viendo cl ga
nadó qúc Laüreno apacentaba c r a n i o
fu her meno t u c a n o ^ítiiuaxon. lame»
morin'd'cl que lo folia m e r tanta pen^q
deiagrimas no podia efeufarak » T P ^ a
mas apafíoiiarmçimuchas yei«s clnwn-
fo.yÍu,smaam£SírBoílrando mucho re-
gocíxojíc venían ami5qiiedeltiercipo q
'•anduuïeron los ganados jiintostks que-
do aquelconocimiento. ;puesfòrtuna
que no eíïaua canfftda de pcrfcguirin*,'
ordeno , qy e'Lucaneinc viefle , y çp-
mp'iiq rae conocía,preguntando quie«
¿rasno'faltó quien le- di""xo„ aunque por
íoíp echa : que era arnada de L awe ho,
connue aei le vino gran defeo de.ha*
bîar coiirnigcy corn© lo ptocurafe n}U
chû's díaselo fexcupaua,iïno en bufçar
l«o-ar oportuno, hallándome íola. El
qugldcfe.o no fe le pude curoplirep-Al-
gun ticmpojpoïqüe andana yo íicmjre
con Liícna.y otras vçzcs en compañía

it Celos* *«>®
dcetraâ çagata^dçaimq^Livcaiio w»
iodiahàblarme,fioÇ como a las de raw-
/ como clamor.no-etliïuicíTc contento
con mis«auajos» ordeno, que de tilas
viftasyiïablas.Lùcano quedaíe cnam»
lado -dVrnhno acrèuicndofe a dármelo.'a
enterídertfor auerkcertificado mas ca-
da dia quien de•dtzkfclo «™a cuyda-
¿o v q.ucLaur£noraeanuii3, y.-que y-o
porfuaufen-cis padççia,ei)4» fl»* noálp
<«gaj&aiian.Q;ie.couio B?aa£Ten d e í r «
inefeVquceraydo.y nunca del íupieíc-
tóos,yocftaua-tal,quchi.i5 muerta qus
viua participa no guftaúa ác la cortí'-
yafvia d« las otras pallor as > ni a-tm A* h
de Lifcna,qut;.coiHûfabies,f «ia fido par
te enqn«: yo amafc al q tal raetvahia :y lu
lUndomcvn dia junto ala dará íivcntc
doiUcroe vio : y yo perdí nú libertad
Viniéndome ala memoria todas lac c& «2

faspafaclWjy d.«!al °iucnul"cnc*a c n n l ! S


«jitriñashazia.P.atuIo lugar a los ©)©s
qlM-íucontinuo p i p a « hineilen: y ta*
»endo con mí c a m p a n e a n t e con arta
dolor a que íto,
Htftmofb
«^ f KW

De\mgém
iïmtfnprùdùïdttlcety cUrafuente,
¿dóñieám Laureno yiprimero,
decidint dondeêjUpues yeysqtié mutrop
en M vníarme jo loqueóla mfrnte*
+Äy dura m¡mci(t malfieroimltmcms*.
buetuemtglmátJí]tt*M mi lacero,
dexamevQ'ZL' tibien.que unto hítefpero*
y por quien tu doU r mi alma¡tente*
vrffda podre yolucr lo$o]os trijhs,
trifleiqmnto aquiyeo ¡pues no yeo
quien fïmpnhâtytt que futfje primmera
H4%eoí miso}osblimsßy^yijhsy
Yyátioyeys bolmendo adonde quitrà»
fina es de poder yerfoloeldejeo*

or mí
A ÇX V E S T O que yo cante,pe
defueníura, tftaua oyendo Luc S«»
no,el«|ual como fola me-Vio,falten
Ho de entre vno's arboles , con mucho
comedimiento mc f aludo.y yo -letumä«
doméñela uicfma Fuerte le rccíui : ale-
grándome de verleb Kues es cofa cicr«
ta,que quien bit nquiere,todó loque èf
ta mas aílepua a h perfoní* amada le
contenta* í auiendo nos Tentado, lim*
piando

Anterior Inicio Siguiente


loi* MOI
afondóme yo loi ajo*:potqtieiti¡sl«gri<'
înas nofittíftü UittaM« dixc. N o ¿cut»
de hallante tie'ii tucano cncfta tierra,«-
fera mas hermbfas pa ft oía s entre las Lu
fitands^ue a«a y añfí es tuerca parecer*
te mallas rufticas y feas que«leftojcS -
pos vcs.iSfuiica «tasconcento me halle q
»<r0ra(rcfpoiidioLucanû)h$portugvie
ïas de buenos talles fonipero ím copara
cío me parece mejor Jai cj aquj ayíyprir*
cípalmente vna.acpncn tiaturaleza. en-
tre codas ha hecho ¿ítremada.Si täbie te
lia patef ado ati(dix¿ yo) no puede de-¡
X*r de fer hermofa,y ÍCgun tus palabras
¿cues de e (lar algo apa-fíonadq defuve*
llcçíjcs tanto efe aigo,rírpondio-cl:<iu«
ano ferportan bailante catifa* ya la par
fionla vinera fido de mirnuettettan pre
fío te hasrendidoenefta tierra, replique
yo . Es potible que en Portugal no que
«asamnguna:no-porcicrto(r«fpondio.
£ucano)que dcuia de guardarme la tos.
tuna(y es cofa clara) paraefia íabrofa fil
;ccion,deque faco triunfo y palma fo-
Jrc todos los amadores * Mira jLucanoj,
dixe yo,quc ay muchas pattoras, que f«
tienen por h$rmo&t;n» dig« de la tuya
Dtfmgáfa
tiV-.tUfoni-Bicti; pueden umtkúht¡
portal # y falo re fpondio maß cfîa cfce-
dc,cn tanta manera a todos,íj es entre las
mas acauadasfcomopucfto ci fol ttre las
•eßrcllas-.Mucho has.cncarccido ( díxe
yo acíapafl:ora> yfidla es tal, razon tic
nes ,de amadamo hcdkho nada(rcípoa
dio Lucane,que cfto es loquean'torpe
lengua puede:.)' no lo mucho , que ami
paftorafcdeuc.Jincíïrcnio holgara de
conoccrla(4ixcyo)quta lo que tu has
dclla puMicado,y yo veo en las que cf*
tanenelta ; endeudo que tsdela tierra
donde hascíta-dojiii dca.qlla,mdcfta(rcf
pondio cî)i]ue tn lu fer irías mueflras da
de cofa ¿d cicloj-que de pafiora, y y o te
prometo hermeía LiKcna^dettioítrarte
la ames de nuKhosdia$,quc en aquello*
campos apacicnta,guílare dello quan-
go ci tuyo fucL'c(dixc yo)y dcxand.o cf
to^para'fu oportunidad.Cierto imagino
que fe ha enamorado tu hermano La*!«*
reno enaquelrey.no,pues tanto tiempo
fe cita halla 3 o que le lia íuccedido algu
anadíffu*acia:y délo vno v de lo otro le
yo q pelara mucho a vna paflora aqnie
t\ moíír.oaiuar verdadcrametCjy a ü d U
4d^í5-cnt5dio Lucano mhpaUbras, y
de Celos* <¡go$
t\o quîrîêdo tratarme dcLnurenOjfcom»
;iql q l e p c f a i u d e que yo k n o b r a f e me
d í x o , o t r o dia hablarcnios cn.cfo dcípa*
cio:yco cftp afiqcótra fu volütjidtä nio»
Jcrta ,lc era la materia de íu hermano, fe
fue,.dcxadomcfo!a,yfin foff eclia,defu
pcnïtimieto,}'como dcfdt aquel dia ira*
l u í a n o s conuctfacipiiyto^as las horas y
momcntoSjprocuraua.indar cil ml corii
pafi¡a,y tanto que ninguna vßz Talía al
campo s qucclno fueftí conmigo, hazíS
omcinfinitosfmiicios,y no dexurade
jfofpechar alguna cofa de fu lo curajfi La
fcna.quc muy enamorada del cílaua ,nQ
îtie dixcia,q ella fabia.cjauift dich,o cicT
taspaííoray a Lucanoel aroor de Lnuf©
n o y miOjCon que meaíignre y entcJí*
C] me acojuñaua porrtfpcch) de fu her«
amanojo por hablar yv^aLifcrwilnqjual
s o p u n t o no fe aparrauívodasías VÇKC'Ç
que podin cíe cilav j/fuo atl, no atreuicn
dofe por ftr mugerjarTisjlif':íí;ir fu amor
•Üc q yo tenia mbcha.copaíion.y ío.ío.a*
guardauaque Lucano inc cUciarafc J^
paflpraquc amaua , pata robarle, que
a Lifcna parafe ,el grande amor q u e
la tenia, 3f como dluimcftc endUy;^
c % pOf
Bepnganâ
fût algunas mucíírasjconondo f& inte«
tu,pi-ocurnua apartarte delia »lo que le
caufaua tanta pena , que muy trifle
ypcníatiuaandaüa,yaño inc acompa-
nabaconio folia,, (¿noa fobs pretendía
•andar fiempre lamentando fu defuemu«*
ira;Yo imaginado fi érala caufa de aque
lío, algundefden que LucanoIchuuiif
fe dado.Hallándome vn diafola conel*
debaxo de vnos veídes laureles; defeára
do que me moílrafc la paílora aquíen a-
maua,pues ya me ío auia prometido ? le
importune muy encareciclamcntttqu£ a
lómenosme dixcfe quien era;yel medio
fu palabra,de que ai fígnicntc día3 vinie
doyoaquelpuefto, el rae la moftraríaí;
de que me holgué mucho- Y por ter ei
plaçotan brcue,riò le quite dczír'nacía,,
acerca de Lifenájhafta que nie la huuicf
fe moítrado:y abriendo mí çurroh p a n
facar algunas cofas que de comer tenia;
la cuchar que Laureno me auíá dado» fa
lio-entre lo que faquc:la qual por mi « i
•ikfuerte.tomo Lucane, diciendo , ya
hermoíriLuceriacña cuchar no podra
dexarde yrcocmígo:pue¿pormilanco
k h p ganado* Yo viçndo que era la de
de Celos* âô$
sruLaureno ¿ al punto hccfte la mano
por quítarfcla^y d por liefcndclla , cali
trauamos vnainclujfobrc la verde yer*
laa, y defeando el Ilcuarfela^on mucha
preílezafe pufo en pic^liazicndo yo o*
trotanto,afída de la mano que tenia la
c u c h a r e o recelando , ni foipcchoía de
los tormentos que aquello meauiä de
caufar,y viéndome ya algo canfada, di«*
xe.MiraLiicnno,qye esgroferia qne-
rcr fatigarme tanto:dame mi cuchar $ y
tornémonos a fentar ; quc ya cafi me fal
ta ci aliejito,Sofiegate hermofa Luccria,
refpondioel,tornaudofcafentar, yoye
lo que dezirte quiero, fabe que yo foy
falto de memoria,)'!! pretendo licuar tu
cuchares para acordarme por ella de io
que te he prometido,y mañana quand o
cúmplalo vnojcumplirclo otro, que fe
ramoftrartc mipaftora,y darte tu pren-
da . Y© que defcuydada de fus amores
çílaua t y con defeo de verlapaftora que
tanto me auialoado,y de dar remedio a
mi amiga Lifcna/]uc fiempre cite que-
rer ver en las mujeres, es caufa de nm-
choí danos,überalmente le concedí que
lallçuafç;con c^ue primero rnc jura de
Ce 5 traerme

Anterior Inicio Siguiente


TPéfwffam
traerracla'aÍoti'odi¿;y luego con ma»
ella conformidad femadoslos dos jan«
toscamimösde lo que yoautá fncado
para mayor defdictamia, plies ordenó
jniforttiiaä, que aquella tnrde Laureïio
binkfc , qqc no pediendo viu ir a ufe a te
demi* I}cfpuesd^áiieracauadolosne^
güeio^a qiicïticcorinïücba diligencia
dio hi büelta a'nueftf a tierra, y ya q arni
aldea llegnu^quanto vrialegua ; untes
fe encontró con vn paílór grà'iide amí¿
gofiiyo,y enemigo-mío,que le díxo pre
juntándole por cofas nucuas de la tier-
ra,qncnoaüia niíiguñaíthiasdlciqúeLÜ
cano ine amaua,'y yoacl, y que ordi-
variamente andaqanios los dos juntos«
îLanreno difïmûlo Ja pena que aqucïlai
riueuas le dieron, ysnoqmnetido entrar
de dia en cl aldca,para aguardar aqtic de
fjocbcffcacfe,fé vino al prado donde Lu
¿anö y yo cflauamqsrycomoyala foi
íunaquïfíefe acaisarfe de declarar pot
'¿ni enemiga « Laurcno algo aparrado,
dondeno podia oyr k> qtie tratatiamos,"
^io corno cíhuamos Tolos debajo dé
aquellos laureles, y la amarga íuclia
q$e para mi tpuuíino^y tkff ues çon h
çor£og
e ¡¿élus* £d4
ton formi d a d , que acornemos fenta*
tiiàsi y çomo no vio laocafio.que Y bo,
para lo que yo liizc > llanamente t n
tiendo que era abracarnos ; y zut
Uno por verdadero loqueíeama aqttd
fu amigo dichoso que el biendo taks
indicios y aparencias fintio>nolo fabre
ètzk y porque nunc a dçfjmes le ha-abla
do : el quai codíciof o de ©yt-lo qne en~
tic nofotros pafaua ; muy encubierto
ít llego tan cerca que pudo oyrlo^ne
agora te dire con quemas fe acabo de
dtfen^aiW ( metiéndole en mavoren*
Eaño, N o bien auíamns acauado de
dar^o pagar a los cuerpos cloque con
tanta obligación íi^hs dette, quando
t u c a n o : que todo fuíntcntoera/juc-
rcrcon fauores > aunque íucífen en-*
ganofosjaliuinrfupcnájmcdixOjVna co
íálícrmofa Luceria querría ptfd¡rteí{u»o
que no rae atrcuOjporno aucrte fernido
tanto cjloracrczca.Pide lo q quííícrc^
tefpondiyoycj como pueda , procurare
darte cotento.Bien feguro c flau a yojdi
Xo"'el,q tu mucho valor y hcrmouu'a no
siiia de refpodermcßo^lo q pormí li»s
dç hazçr ç s, qus tomando tu ç ¡n«poíu
c 4 me
«s'H jw Ai

Defen^ám
me ayudes a cantar^prenguntiindomela
cauíapor qucçiloy el mas alegre de lá
tierra:!* quail te quiero dejsir , porque
no fofpechcsotra pofa. Saue que yo he
fidofauoreçí^o tanto py de japaflora
que mañana Viniendo aquij pienfo mof
írarte, que h?permitido que mis dicho
fos bracos ayan'cenidqifu pelpfte cuello
y es taj íu oneflidad y recato ''9 que no
pwde celebrar aqueíí^goz^enía pane
que fucedio: por qpe kfuefofçofo yrfe
Juego en compadia de ptras zagglas ami
gas y paríentasfuyas. Presque çs lo<|
pretendes(rèfppndiyo) qwc fi3ga , no
gnasdixo el,deqfingien4o>queeresella
cantemos alguna cofa ; pues 3 qui no
ay quien nos nyga^ por que acauc de ga
^arde veras ^etsíi^ltofauo^y bien. Yo
que procuraua , tenerle grangesda la
voluntad i'par*, quarto fc habíate
por Líftnasyporoyrlç cantar :qyemu*
cho gjuftaua dç fu voz /por parecerme
îtîucho a la de mi JLiLjreno, facundo mi
çaponaji^çloq rnerogq.yeltomo fu
rabel'para refpohderme/a tiempo qu«
JLaurenollego donde nos pudo o}% el
sjuaí no deuio deoyr lo q Lucano me di
deCehs* áe f
xonïlaoeafiionqtuucdccantarjfi nofo
la la canción que ddxiuios , que fuc a~
quefta*
tueem*
Que bitnatcAttfaspAßor»
5 « r¿r rí«íff ÍW; yjano*
Lucerno*
Vttgo^o el m as fobeyduo ¡
que anadie hddadoe l¿mor*
Lucerid*
*Aào nie eßam Çttftào»
cuando te dio dqHefd&lorïd*

End do eßafu yiStortd*


de todo el orbe rendido*
luctvíá*
F des iirnt queeselßuor,
que (tnfi te tiene tucano*
LucdttOt
Vftgo%$ elmdsfohcrdno,
quedmdtç lu dudo el ¿mor*

$?dfácil de dlctn^dTp
€ hd ytmdofvr milagro*
Ççf Lucd*
Defengàiíf
LUCäHO*

a mbdtLtàfmgtilAXï
LucexUí

etilo ijurtttítelo humMOp

ffl'o qm cßk es íMsfoherfím


que qmnt 0$ tíemídamov*
Luctrm*.
Bimeltitgb.A que llegdße^
¡mäd por dich A dbvaçddo$

Jjttúnto hkïkhs-poxtîâo*
que Ui msquirn me abracdße*
inania* .
Pm 5 en qm afüm ¿is l·lftw}
¿o qm es mipúcoy mtáim

qm'ämdklm dudoelafuo^
Lacerto*

Anterior Inicio Siguiente


de Celoï*
per que no te he de creer*
h a canon
Muy hktilo pucdt:5 ta ha^er,
nnwyo nvpo dre calkr*
1 tteeria«
fídfe ítuidocjuaftr>tydor¿
GomÍ£ú Cupido tufan®

OS? o ft no qua (muy humano


9

pariente amifo y feiíor

TN recelo demi mal cante aquello,


holgandomede verd contento que
Lucano raoftraua tener: {ofpechan-
do,q por vetura co Lifenaje auna luce
¿edido aquello, y que ella de vergueo-
^anoofaua parecer delante dcnu:y por
que ya era muy tarde ?: le Llamándonos
Juntos > tratando , de lo que hamamos
cantado i noshiymos ha rccoevrjos ca
ñado'srpara yrnosalaldeaXaurcno que
áuiaviítolopafado.vlucco ovo nutrfha
cancio,de todo punto debió de quedar
Impaciente 3 y bic fe pareció en lo q dc(
puçsbi20,f u«ía'Ii5do<ïdodcAÍccdido
<a t A •*
ï>tfing<&nù
*f$aua,fîn aguardar a que del todo a»««
cbeciefícj&ítte aHügarTcncontrando en
eî camino alguno« paftores que le dierö
Jas mefmas nueuàsquc cl ya fabia, vnos
¿eembidia,y otros mouidos defaña cö
trarni,porquê nunca auia admitido fus
ícmícioSjÇjuciídiçfido porque nos vian
juntos,qucya verdaderamente nos ama
namosïjiego Lauréno a fu cafa coneftas
cofas,tan trifte y tm atormentado, que
«I aima parefçia quererle faltar del eue r
po:y dando qttenta a fupadre de lo que
auia negociadojfe torno a falir s daado
üiai crédito a fufofpcçha , quanto ma«
yua,yno queriendo hablar a íu herma-*
notai qual auia muchopefado de fuye«
anida: determino con aquel primer irape
tu que le caufaran los celos,de çfcrçuir«
me YJM injuriofa carta.Y anfi antes que
laraçonhuuiaiTe^moftrarlcel error que
ÍU2Ía.Boíuioafucafa4paracfcrcuirla:y
no citando alliLueana,y viendo fu cu
íro.fofpechofo por fí a cafo abria alliai
guna cofa míaje abrio.,y hallo la cuchar
que el me auia «Udcycon quede todo pu
to Cilio de tino}y vnrato cftutio como
fuera defí,io qualme como vna cas;ak
yeque«.
de CttoS* Jûf
pequeña que enfu cafa,para ferukie de
fu padre auïa,y me.dixo,corao nuia vi«*
fto la cuchar »y todo lo deines que hi«
zo cl afligido Lawteno aquella n o c h »
El<jual boluiendo en ß,y tornando tin-
ta y papel »cfcriuio la caufadorade mi
muerte y fu tormento,y antes quo fue-
fe dcdia*por entre mi puerta la. hecho«
Su hermano y elefriíuieron/auíciido el
fcuclto la cuchar á fu çurron,fín habhrfc
palabra,toda U noche;y ¿un- icïco que
mas de otro diruPncs venída la mañana
q muy tarde fe me auii hecho i por que
yáfíibia deis venida demi defeado pa«*
flor:yome leñante ,con tanta alegría,
guanta puedes ymagiriar que temía',
quien anta tanto tiempo que le aguarda
Ùa;o com® aHínesVcrdadero/quc tras
de vn giran de contento > cita tiefto ma«*
y ot peiar>No era bien parecida la frefea
aurora^qùando yua a abriï las puertas,
parafacat mi ganado ¿y aguardar «nel
camino de la vega amiLaureno ,y an-
te* de llegar a eíla^piíe el papel * ele que
todaraeefcandalicc > y el coraron pare
ció auerme dado vn eftraño fohrefalto
adçiünandojquç algun dçfaguadero de
UÍ4
Dejepgaffo
«íá a u « alUde mrcontento,f toitiandir
la carta,y cmrahdomc th el corral, pot
verlo qnccra,en Abricndola conocí l#
letr;*;y cay ofcme de las manas, O quai*
fcien dizm que no ay cofainas ka) qq^
dcoraçontclqinlJuegomcdiOjelíindc
acuella carts^copio fi prefçntclo tuuk~
ra,y»uiendomc.álgo fofcgado, de eíla
alrcraci:oíi,tornan.(ioa tomarla, aunque
710 íín muchas lagrimarla cominee a Içj
¿rqtteanfidezia*

^[ A iSTO feria razón que tengo, dç


quexarme;i¿igrata yfcmStida Luce-ria
tari grande, Crccmc que hafido tanto el;
amor que te he tenido,que? dífimulando
ñiipena,procúrara;no dartedifguftopc
ro.coíftümí pafííion estai que no puedg
çíïaríccrcta^ylaocafiodeliííjyata publí
ca:míis mt parece q¡fue*a el callar , y no
rancia^yfalta de entendimiento^ difere
don y berdzdcro amoldo-cftá faifa paf
toradas palabras queme difte, quandp
de tïme-deipedr,-que pluguiera a los
piofcsfedefpidíerá eft tonces de mi ^1
alma 9 para que nohuuíera venido ÎV*
¿er elpirwncia dç tu poca fu-meca, y
¿
Ut /,«tfft
^eîios coníhncia:las fingwfrsJagrintfi
que devramsuas/como taiv prçílo I35 *t
aidasse digo oîui
.nifeíUba« querer , o la masfinfe délas
mucercî . Q,ukn pudiera imaginar
.que'tanta mudança , y tan preño ifc
hallara en.ti. Quien penfara q en 'tant*
iiçnîjofura , VFi tan mudable pecïi o .ha.
niera que anfi preuaricaíc. Q 5 ^ c m&
«¡o: o ictucla- rogarme que .aqfccft* tier
raboluicfe/idcti conocías ícrtan amt-
*a de cofas nwcuas-.nofucra mejor que
yo no lo viera... >4as no qutde que
ÏUI30 lo quineras : los ¿ioCcsjoperiw
Iteran » para que conozca quien me-
res , y fíl-a del engaño que teniae»
entender que • frbnas con feruar el a-
'jmor i que*me moflrauas »yayo t&of
¿«íeng-inado : ya fe donde puede lie
.gar tuaííkion y aío que tufalfc'dadllic
gavióddeonocietapallors,)'no cófldç
raras, q cras amada ckimtá dcvfvas q aij
fente de ti vn vunrojio podía. viuir por
que tai rccibmíicntyinc temas . t*te
¿raeicptéto qefpcraia cô ta bjíta ver«
le con mi mortal eneanigeipero quiero
lo.

Anterior Inicio Siguiente


Bejengánú
oqti*Ên ríiipaiaqiic porej me ayas ol
tiiföcfo.Pai: ventava d aies de fer tan ira
cíidïKÍa^'renoua^que caufada de vn cS
:
•il«ínt¿-"afflorJhas pretendido prouar a los
dos,y:fí« feremos folos í pues quien ha-*
-zib'vfiqliara cíentoi Ay Lucena Luce-
fia^yquars maiVcuejitahasdado detû
^¡ó rne pefajpor vermeoluidadö que mí
mucha re no efpemu otro galardón :
mu pefamt dé cono cet* enti ín dilución
tan dallada, ía qualy na podrás negnr» ní
Jo-pretCdai^fcraehvàtio^lktiesderpu'es
deáucmieío¿crdfí¿icící iîïuehùs pafto«
res qikío han vífío /yo niefmo quede
ton jmis ojos defengañodo , bailantes
caufasj'päfa ^no toloy o :ma$ to dot] mu
doaborrezía^pfiftorn tan mudable. N o
digoraaspor que cl enoj'o que contra tí
tensóme hará dczír mil juftosdcfati-
nos. Quedo rogando al cíclo^fe acauen
tus gozofos días, para vengança de los
apafsionadosiTnos»

f N ' O fera necefario paíW* que ya


te diga, lo queacauando deleereña cris
deartafentí* Puçsfus tanto,que por
de Celos« zop
vnapiecametuuofuerndcjuyziOjy au
prïuada de poderhablanpçro .'bqluien-
<lo en mi, y tornando a leerla, cobre tan
*ta yra,quc me pareció que; en aquel in«
fiante guftara depoderdaria muerté5al
que la auia cfcriptoiaunque yo la xcc'u
bicra lùegOjquecflo es proprio en las
TOUgcrcs^acclcrarnos tato^q iî pudiefie*
mos executar cliígordc ñueftra furia,
loriamos grande daño, y mas quango*
¿albas y libres de Jo que nos imputan,
nos hallamös r y viéndome anfí, dixe ¿.ó
amor, y qíian inju flamen te das tal pago,'
à lo que merecen mis ícruício^es aque-
ile el deícariíb y cont¿nto 4 quc la ynii*
da de Laurcno auia de darme. Ay deía*
tinado paflor^ y note certificaras bien
de tu faifa fofpccha : no aguardaras fin
¿feréuirme aquella maldita carta* halla
qiïe mi inocencia vitrasi-yo pagaretu'iri
confideracion.Y pues tu dizesqué foy
digna de queme aborrezcan todos : yq
juro por la oneíhdad q ííéiñprche gííst^
dadojdcnorefpondei'atu carta ^ niíbHr
blarte^hafta q vea entitl deùido aneprë
tími'cnto:y con cílo,con «Araño defafíe
¿o^luchando con amor y colcra^quirif«
Dd da
D tftngám
äo t o n d enojo ^ a g a i amie >amimefrna¿
fingiendo auon'e cimiento , lo que con
•ïtíüc&xdíficulul podio acauar coima*»
•go/acando misoucjas me tu y ala ver«
tât ribera > y encontrando con LilVaa a^
parladas de todas las «temasen os tu y mos
aiui lugar fe ere to jd onde le moííre la cay
t$,y díxtlo que tcñia'd'i'tcrminadtjjLílc
n a procuro apartarme de l a l p r o p o h t o ,
diztendo qzac feria mejor dclengañurlic
yboluera nuc£h*o amonio.qual quería
por que nora« apartaríerdeU c o u u o f a
ciondcLucanoypára-gozar clla.de fu
v i í t a M a s hallóme tSUndignada y perú
naz.íjuc no fe atretîio' a ¿¿blamit miï$
••en-fu difculpa.fi-ii todo a quel diu La.à-»
•'.'ire no, no me vio t n-rcn clJiguientcíy t o -
nüo en íu hermano conouefle am,?r tan
decoraron,-)'el procúrale que yo le ha-
blafe:y vielle q u o tolo, hablarle ni vtir
|equena,entendio fin poner dubdiv ene
Jk> que me apartaua por eltarrnt co L u
caíto j y que le Unía clbidado , de que
dcfefpcrado, o con la rabia de lo* celos
o con el amorquenodeuicra de pocUr
•de&charde fi:dhizd aufencia de nuef-
íros campos^ fui qiiunadi«; fupieílc d e -
do
de Cels s* 21&
de era ydo* La quai partidn vîno arnî§
oydos j de allí a tres dias:y como yai
la colera fe WK fucile resfrifidojy el amor
fe clhiiiicílc en íu tuerca, llegóme al al-
ma tai*iueua,y acauome de laíhmnr co
ello,que cflando ocho días dcfpucs de
la yeía de Laurcnojfola arrimada aunro
ble.Lucano que ítempre andana <n mi
bufca,y muy contento de la aufencia d§
fu hernia rio e ftatia. Y auîa hecho que á
Lufitânia,fu padre embiafc^vn fpbríno
fuyo por no apamrfe ti de mhy co mu
tho gozo de vfirme fuh^para dar a en«
tcndcr,quc no me ?.u¡a viP.o,tocando ßi
tabeljfc vino hazla ívii, catado aquéllo*

•sfttorableime hanÇtdo tiempo y hddofj


defortwiit m tenor o quequcxavmc*
ni de Venus ni amor ¡)tte$ quieren darme*
ftivtuYHíen paLtydon de mis cuvdadoh
T fas terribles mdesytt [Htfjetdos*
que pretendían biokntos Avau^rr^e»
ya yeo que quedan ames de mAtarmt*
Conßmt muerte to dos acatado$>

Dd M I
Dtfengàn Ö
Sijtfuei* ocáfion dcwitwment®
ñoungoftetmwpMsqucyAhcfíio i
de mipajlQYtipueßu tn tanta altera*
Quem fuàmm darw® taíçontento^
ndotksàkfisiwtQ$,mCupido*,
del mmdoßitxra jubiliez* *

p E S Ö IV! E çnclalma dc¿vcrîe, que


J va al lin de fu canto îlegaua donde
yo titan a, y de fus verfos c olegi vn
no fe que , que nie caufo defafofîcgo ca-
yéndole deair" que fc auia aufentado, la
caiiûdtiupeniK Yauicñdónosrccebi
do.entrsmboscö mucha cortefia, y fen
ïsdonos fobre la verde verba, con mue
itiasdenmcllaalegria-rue dixo h# Def«
ma?.s que L.aurcno enefta tierra vino*
Hcvrnoia. Lucçria , no he podido verte
p ^ r u v e f ^inpvedenntehas efcondi'do,
koic M\VXpoderlo atribuyr , finofolo
&*v¡i dcí>mcia:oüe5q«edatido concerta-
i|c>eiitrelosdos,yfcfiaiado lugar don«*
ác inoi^'iciauoSjjjarajEnoflrarrcjaquclU
im^clk'i fritura ;' queme tiene rendît
éxiy Ú)\?M'KIÜO te has acordado del lo, y
ñ içlm acaniadojiio has querido cüplir
Cdri

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* 211
coílo q dbciftcdcfear^yo alómenos com
cuchar* q es cíla quetraygo a qui conti
n o : he tenido memoria de lo prometí-
do»y agora vengo determinado,!] tu gu
í\o fuere de moftrarte vn retrato q comí
go vienc:yo tomando la cuchar:q co la
pafsion,y lascólas ¿ucccdidasania oloi
dado.Acauo de venirme a la memoria
vna fofpecha,deqpor ventura aula fido
ocafion demidefdichatydifimuîadomi"
alteración le refpondi. afi - N o t e cipa
tcsJLucano de que al concierto y pueílo
no aya acudido,que han ítdo tantas las
ocupaciones q ellos días he tenido t que
fon.parte,para q aya caydo en tal falta.
Maspues dizesq traesjay el rctrato,mue
ftramc lo q no fe abra perdido mucho,
fen c¡ no aya fido antesmo porcicrto(dí-
xo Lucano)y Tacando de fu pecho vna
pulida , y pequeña tablaAmc la pufo en
lasmanoSjq conunpoca codicia cftaua
al prefete de verla,como antes aiiia vno
ftrado muchoty bledo cl, que en las ma
noslateni.i,)'quecomo fulpefa eflaua
racdíxoqabricflcdospcqñuclaspucrus
q enia tabla auia.por q dentro efiaua el
intrato,}'o lohizc ble defcuydadaddo q
3u>d 3 era
era % y no huuc bien abierto quarç**
kïo como dclatínada , la arroxe délas
inano?, porque'vi que craefpejo , don«*
«ie conocían ricura\ v recebi tamaña«*
íiOHjdc entender q p o n n í Lucauo auía
dicho'todas aquellas cofas,que me leuä
te ¿edonde eftatiH, v fin decirle otra co-.
fa 3 masdc ño rtserece TU atrcuimicnto,
locopaílo^nícnos que muerte : nie fuy
de alli,dçxandoleen Verme , con tanto
ienojôjComo fuera de fi : tendido fobre
Sa verde yeruaul qual llego luego Life
»a>ycon muchas lagrimas procuraua co
íolarle,y darle a entender lu pena: pero
c l n o hazíendo cafo de fus rabones s fe
fucdcjamJoia con no menos anfias que
el lleb'aua:yoUieç'o comice a imaginar
que ä cafo Lucano fe abría alabado de-
lañes de algunos psftoresjque era mia-
siiana^ydefpues viéndole fienjprccnnu
compañía:elloslo abrían tenido por cier
i o , o fi a cafo delante dcLaurciiOjlo tra^
t o aquella noche que vina, y acoráofe-
ïnèdela cuchar que lcauia d u l o aquella
tat\ie:yde l'a lucha que por quitártela t a
iiQA' cela canción que con 'trd engauo
rae hizo cantar.-Y pe ufando cq que .tü*
tío aquçíl'ò Ió 'dçuio de ver Laurcnq,cu
tendí que cl cjucnic cfcribio que auía:
viilocôinico^ra LUCUÏÏOVV confiât ran
doto bien,vinc -a conoccv q-^ra unir, y q
auîa tenido baílales caulas de enibiarnic
aquella agrauiofs. carta^ viendo q por
n o aucrlc yo querido hablar.,tú dcTcvi^a
fiarle auia auícntado,comencé a fçiitic
tal pafsioHjij todas lasque baila, cuten«
ecsauia padcfcido^cvait pequeñas, *c£-
pcfto della T enuemi difculpaua a naiLau-
icno y culpaua a in i poca diferecion , y
mucha foberuiavy tanto concfto me en-
cendía y abrafaua m fuego de puro a«*
mor y arrepentimielo de \o q auia hecho,
q entendí Te acabara mi trifte vida, pero,
íi o lo per mili o € i: p i do, q a un p a v a m a -
y o re s de fut tura s ¡ne dewe de ^uaïd-ar^Lu
cano,pal ado aqi defden y ouos muchos.
q te di^nialdiriendíí fu venida u i aqlla.
tierra, nunca ele fill i o de fu lo cuta , antes
im$ moluau'aamatmc,qu5tü vnas de mi
era defechado,procurado por todas k i
xu\& pofihles.íirñfit'nrmcla voltu-vù, ha-
b i é n d o l o mtfrno Liiena concl , !a 'Viul
milvezcMne unpnrtuu Aur.q fob re fu rnal
le habbíerpero no \v acaiio c ^ m ' ^ o ^ u
to odio le tenia>vicndü que esra cavila de
raitormçjAo, y con.io paíakn cuchos
Defmgâm
djas,y Laureno no boluÍ€ÍTc>nï fupíefç
cofa alguna del. Bíneme a enflaquecer
tanto, queatodos Josqüe me vían nid «I

nia acôpaGion, chufando CD JLucano a m


quefto^tanta tïiftcza que de lamcfma;
fuerte que yo andana jfiendo ocafiora
en Lifena fu flaquczajy pena, para que
a emtramhos imitafe : pues ya queme
via en punto q ño efperaua»fino la muet
îe por vcrmefalta de remedio,y au de cf
perançaa lafuçntedôdcordinariamente
rai Laureno y yo foliamos acudir j me
fue con tantaslagrimas^quc no fuera ne
cefaria fu aguamara regar el berde pra*
do:y como allíme viniefen a Ja memo-*
ría todas las cofas que por mi auian paf-
fado defdc que lo primera vez en aqlla
fieme''gozedeful)ifta,dandio profun-
dos fufpjros,facado la debil vozdel jfla
co p e c h ó n principio a eíta canción.

Sfcanß^tißo kictijglorid >y content o


huya de mi memma puts me dmo»
c
onhof9tYQ$y iobUnmi tormento»
tiempofortuna amor Mfden^ y wgrnio
SießtyamiläuyenQdemiefentG}
9
de Celos* 2/3
y eiforçofo que acabe en mal tamaño?
ayudadme aílorar el do lor m\o>
drboles^ega prado fuente ¿yyio$

^rbolesfvegaprctdo fuente >y rio*


fenúdcuh migo el graue mal que fient o »

pues pierdo y decobmllo de/confio*


defcanfû ¿(fío bienglorksy contento;
No tengo y* quien bufque end eßw*
el lugar apacible yfr efe o yiento*
todo me loh&n quitados mal eßrsmq s
tiempo fortuna amor defdeny enomo*

Tiempo for tun A amor defdeny engaño*


metienetdquemueroydtftiaYÏù)
pftespido que QsdöUysyfjs de mi dar¡op
Arboles 1?egá prado fuenteyrio»
*¥a demimálcom^co eldefen^nop
que con migo rnoßrarfeauiere impioy
ya"Veo que fe pafan como elykntoy
defc&nfoguflo biengloria y contento*

Defcanfogußo bitngïwhy content oß


I)ti j pues

Anterior Inicio Siguiente


Defewán®
PUM vdy® en ymllvàïd'vMdS nomebmQ
r U
j"i • • • '^ > J

thmp$ fortune mcréjaen yengám«


B$imime ami Uureno CJM es mi ¡aliento
&ue \nfmel con muerte me acomp4Ím9
y "w<Wo$ pvàilàt cotí m$$ brio*
drboks 7>r&¿prúdúfuttttey r¿ü*

^fyholísyt<raprado fuente y r/#>


tío rjia el que con miraos ornamento $
Mm* 7 eml cdov con dulce finio*
¿»{cania (rHiío bienvlmú yconmite*
Prdildefi haíLtysquien eí/erf pió,
im quiera conceder çrato eßc tinento»
pue> le apartan de nú con quien me enfem
tiemp o j v r t una •; m (: r dtfdenj enga&o *

Tiemnoförrntut ¿mor iefde&v engaño»


dextid y H peco Ubre míalbcdrio,
y hiZgd qHtil&rett wulqtis vi tmfftráUú
f&rlhibi yew prada fuente? WÍ>¿
Mi pens dnr.rnn nuo y oyó ano
jgmlm dejwbiw'Q yttifcmbrfo,
ynmicá
de Celas* ¿H
y nunca en mi duraronfi"V» motncntQ,
<defcânfa<ni[h bicgloria y contento*

H O N tantos fofph'os y follpços can


9
Mua aquellos verlos,que apenas po
áix acauarde pronunciar los pclfre
ros acentos,» los qualcs llego aiíi Liicna
no menos apaííonada al parecer q yo cl-
taua.v fentandoie jíitó anujauuq eftaua
tal, tí tenia neccfidad dequien ta confola
jfc:procttrauadaral*un ali»io al grane
mal que cu mi via. Y delpucs de auer tra
lado vnrato end auícncia ele Laurcno:
con muchas lagrimas me començo a 1111-
pottu.par,roe;andon.ie quç a Lucano de
ÍV parte ablafe:yo que lia [la en conetsh
ocutadeLucanolcauiaencubicru^bus
c.lola tan quexofa de :ni,y q fino me r,n ;
cuipaua t*nia raçon,lc conte quanto co
el me auia acontecido, y el intento cinc
tenia, de que L ifcpa qiu-do niarauíllada
y co mayor pena.porq dcfde acjlpunio,
dio en tenercclor.fi alguna v*z me se o-
Íñanobrar.vcflMca lita trifle ella co-
ma yo,Y vo mas q las q mas lo na cícaoo
end'nu¡do,ik-o dódc Us dosettaiumoc
Defengms
vn pequeñoçagabel qual nos pidió «joe
IcdieíTemos alguna cofa que comiefTe,y
cSandofcla Lifena,de lo que en fu çurro
trahiazyfentandofe el junto con noío-*
trastpara comer, ella le pregunto , que
para docta yua,yq de döde auia partida»
cl çagíil rcfpoudiojque yua a (n tierra> q
eradefaotrapartcdela nobleciudad de
TcIedo:y que veiiiadefta aldea, que a
trc5 leguas de allt nos dixo fer , porque
en fus campos auia apafcenradoelgana-
do,dle vnpaflor llamadoDclanio.Y fía
preguntártelo conto los amares de fu a*
mo,ycncl cuento,, vino a nombrar a Lau
reno,que como yo lo oy: con grande ni
îcracion le preguntç>qiie pallor era aql,
y el me díxo.que no era defta tierra,fino
que auia venido enella por cierta def~
gra cia que le auia fuccedida : fegun pu*
blíeamcute (cáczh-Y anadio mas, que
cílauan algunas paitaras de las mas her*
mofas deíloscampos , enamoradas del*
Ya puedes ver pallor :1o que yo con a-
quçílasnueuasfentiria >por vna parte
me aîeçrrCjenfaberdcmi Laureno vque
tan cesen eflvma.y por otra fenti mayor
tunusntofporque ayudo açl que yo te-
ni*
di Celos» MIÍ
xnacídcla mortal rauia He celos, tic ks
paíloras que Je querían . Ydo de allí el
zagahLifena y yo , boluimos al aldea:
moítrando ya ella cnel mirarmcjvn cus?
to enojo:quc aunque procuran» cneu»
trnlojcraimpofible. Concita pafsion:
importunada de Lucano , pafe algunos
diasry viendo que toda vía rni Lauren©
fe deícuydaua en lafeuclta: pofponícn-
dotodotemor,y loque por íer muger
cftaua obligáda»me determiné de venar
a bufcarle: jranfí lo dixc a Lífena» aquic
no le pefo ddlo:por quedar fe fola con
fuLucano:y encargándole el fecrcto:
aunque no era necefario : pues porque
Lucano no fupiefTe dónele yo eftauat
ella lo callaría, me parti fecrétamente'dc
mi aldca:y cita es la caùfa que a eílos'ca
pos me ha traydo: por tanto piadofo
pafror,fidcmi Laurcno {abes alguna
cofa,yotçi·iicgo,aníi el amor te de per
petuoconrcnto,que luego me lo digas,
pues yo çn auercncôtrado côtigo.eftoy
cô mucho cótento: y entiendo q fiendo
tan amigodeíq es mi vida.no dejaras de
p r o c u r e que no acauc yo'fin verle;
Mucho fe ojga Saucino, defaber el
fin
Defmgâm
fin porqueLa^reno andaua ¿zÛm'aâa
«jue-njînca elfe h au ta querido dezir, y
coníoiando a l/uccria , le conto e©-«
rao cïa ydo coiicl paftor Crifeo, y GQ
mole'..aùia prometido de boíuer^ antes
«le yraotrapaitc.a ve-rfe coiic^pefole eu

?iooftaaaaili:pero eon la cfpcrnnça q


Saiîciuoliîdaua íeconfolo , y Je ¿ixo¿
que d-çtcrnaiiiaua de sgiiardar alli, haila
quefu Laurerioboluieffe:Saucino leo<?
frecio la caía de vna hermana fuya^don
de podríaeftar 5y cíia viendo qxrè -leerá
combinifntejió acepto,Cianna queen«»
trelosarboles efçuchoAquanto Lucpria
auía contado ¿ eftaua tan apafionadá
de-oyllo>y de entender que Laureno pç
Baiíaporaqiíellaher.mofap3Ü;orn Jsy q
ella le veniaabüfcar:quc fino -fe confo
laraconelt^edioqiieencediattner Co
lacucjia^llegira en aquel punto el de íu
fin.cneüeintcnnSaucinole l.¿uato>y di
zíendo a la hermofa Luceri^que alli le
aguard*ife>£uea defuíar fü ganado del
•rio, que mochos corderos fe le cntraurm
deritro,y ya que a la fuente fe boluia^ea
centro con Aluifa¿a la qual conto to dp
lo

Anterior Inicio Siguiente


îo que faffaUajenca^cclenJol-e * f.flr -ma:
iwent«<la hcrmofura de Lucena. Ningú
na cofapodïa QJVM^ÀC que mas le
pcfafcVy yendoíc con Saucinò3por vet
i^hazia lafuen,te;enefuc comando t»
cío 3G que Lucena íe auia didio dcfíus
amorès.y en cfto fe íletímict cm tauró q
Clarina tunolu^ar de pontile en cxccu
d o n fuínfciVcò.La qàal luego que vio
yr a Sa'tici-iiojfalio de donde elbua tico
áida.pó'r ablár a L u c e n a , ? pan dar a
entender que entonces venia ,'íiego c i
tan d o aqtuflo;

T Orf}'bie}iïiiyor<]itt<iwar y fer m&âà


loa çujhsdsl mot ¡on proprhs±ußos
queIvs ••deUfwtfflajQndijgttjtûS
pues caen m to mè\or defu i ornada*
tsimorme¡u hecho bien&uehturada,
con miícoHWtrtit&ftoifit muy ußot$
y alcana d? tirnmii m¿k$ in MJ¿<Í$$
me tiene en fu ¿irugloru cacea dt*
PlteHjfflltnmuc¿tt¡^pctt,t ? dejContrnrn*
.tuffncia e* ijU-M >ne ¿filge &y dura wßeie
sánfendm di àmn$ rm> termttito,
DefànMÎiû
hfâltiiydmtfâfiorenmifYèfeMtiii

fuedoteuer de mentit de pmencta.

k,tiempo.queya llegaua Clariääa


 la fuente,dio.fina.fil canto : la jqual
debatí if via auiaçantado tari aï con
warïo^ç Jaquéenj ténia:tüecriamuy
contenta de fu inùçHa,liermóíuiíi,y bue
nagracia^feleuanço a reccbirla , dizië»
de.Porcierto hermQÍa,ygracioía paf-
torä.que aunque tu viíiá mç es en cftrc
iHoagradable,qucineliap'efädo de gò«
^ac tan preílo dclla,puespierdo por ef-
to el contento de eyrtuniufica :ho po-
dre )'o :quexarrae (reip ofidio Clarina)
fino.de mifortuna por auerme tan tar-
detraydo agozardetueftremada vifta;
y fin par belleza,.fegun- tu canto(jdixo
JLuceiia)de folaauíencia te íjuexas.quc
de,lafori:una,no hazes cafo,yparecemc
que amor te tiene muy contenta ¿el te
cónTerúcentan felice eftado como el q
mricßras:niuy biehas conocido, mi fuer
te díícALi pafl:ora(rçfpondîo GlarÍTia)
y porgue veas ft tengo razcm de eíhr a
Je Celos* 21?
îegrtjfiteplazcjfentemonos junto a la
fuente,donds te de cuenta de la nus alca
ventura que jamas partera Imenido^gu
flare mucho defaberlo(dixoLuceria)y.
iànasficndo contado por tu graciofa bcw
jCa,yconcfto,fcntandoíclasdo¡tJacau-.
tclofô Clarina a b b defta fuerte * Sabras
jhcrmoía pa ñora, que a ortos campos vi-
no abra algunos diastvñ apuerto paftoj?
llamado Lanrcñorcl coraron fe le eílre«-
meció aLucera,oyendo aquel nombre
y mas bíendo a Clarina,tañ enamorada:-
laquídprofígufojdizitndo. Eftcpartor
vino tan laßimado de ccbs,dc vna caça
lade fu tierlr,quea todos los que le via
éaüfaüa compafsiotnporquc fu tallé, a«*
pofiura y diícrecion^io merecía, fino q
todas las parteras dd mundo le amaran,
y {îrùîeraïi. Pero a y mugtrestan malin*
tíiñadasiqueno íe contentan cort el a*«
tíiòí que les fobra,y hazen cofas no Itet
tís á mugeres onerta* » Y yo creo que el
ir&iíü paftora ta rasalrcnnmoconéI,de*-
úiodefenporquepara mi le guardai&â
tanto bief^Laureno viedoque mucho*
paßores padefeian a mi cania, determí*
ti9¿de aborrecer y oíuídar a la que de ùi
*D.eftngan&
patria-le aüia defterrado > y emplear aqf
verdadero amor en mi:y como fus par-»
tesfean tale$,qual te he dicho: no fue rae
neflctmuchojpará que yolefauorccic*
&,Fin-alruen.¡;e entre ios dos tenemos ra
firme amorsque me pareíce que fola la
sroer'tCjpodra deshacer tan confiasemi
do.Y el quexar'mc yo ertmi cato de aiïfS
eia .esporque ha algü tiempo que defta,
tierra partió^ vhaforçofa jornada: mas
«kxoinc prometido dc.bolucr muy pre-
fí.o,yyo creo que el amicaufava tanque
con brcuedad ícra : y temiendo que no
me acordaría del end nufencia, aunque
jrocra meneftcr,pucsal viuo cíla en mis
ciitwñas.Sacoaltíeaipo del defpcdirfe.
y na cu diarjiermoíAmenté labrada:yda-
dómela con mudias lacrima*, de los dos
fe partio:y o la tome,por tener en mi po
dc.r.coíaíuya:la qual quiero rnoflrartc:
porque veas quan -herrniofa es. O con
guanta dificultad podia la côgojada Lu
ceriatcnerferfnque el dolor"de acjllas-
ep-faj la derríüaíe defmayadat y como
ykkhcuchar, y çonocicfe queers la
miun&q ella ajya dado -aLaiircno no p u .
do tanto conßgo,q no diefli muchos* y \
Mimados fofpirps-.dcrramando infini*
de Celos» £ïi
tas lagrîriias^de que Clntïna,aunquc bifi
fkbia la caufa^dixo. Pues y o hcrmpfa
paiîorajiîn conoccrtCjUi.fabçr dedonde
creóte he contado mis v enturólos ados;
fin raçon fera, que tu no nie des cuëta de
tu venida enefta tierraty de q tan tri fie,'
y co tamas lagrimas elles.No fera Jiiüo*
quecon roi crecida dcfucntura(r.efpon-*
dio Luccna)tus contentosfe perturbent
mi tierra te dire,que es bi.ë cerca deíla ta
yá¿yquc la cau fa de andar defterrada de
lia çsyel despiadado amor.Otra cofa fc
ra impofibîe que yo dezirtepued^y di-
ziendo aquello,fe pufo deíuerte , q C l a
riña con í'er ella la caufaja tuno còpafiò
y efhndo entrambas anfij llegaren Sau
cinoy Aluifujla qual fc admiro de la c<*
firemada btlícça de Laceria»)' Saucino
de verla t/m tritfc y demudada,auiendo,
ta poco qclla auia dtxado algo cofoia
dadefu ptHiuCiarinaluf.2;o q vio llegar;
aUiaIo$do$:fe leuato,ydcfpidi£dofc de
todos treffe quifo y r . Saucino bienda
fu propofito le dixo . N o fea ingra*-
ta y hermofa Clsrina nuefira benida,;
de peor condició para cfla trifle paítora
«¿nuçíira aufçncia.%a-¿t ella detu vift?¿¿
£e % y con»

Anterior Inicio Siguiente


Definían»
yconucrfacíon,c]üc fililí venida te áa
difguíto,y nía neta s que me buelua > ha*
ECilo he por darte contento. Con vn%
fyaf8ünía}vcípondio Giu*ína:nitu veni
da paítor escaufayde que me vaya:, ni el
,f fíar yo conefta hennof * çngala fera par
te paja que vn punto de fu pena fe Je
tjime^msparadoblarfcme* dixo entre
fjl·Líiceris.pMes veo en ti Ja ocafíon de
íni íien muerre^ní yda esrprofí^uio Cía1
finajpoi'qncc'cüiíi'nisoucjaíeneJprado,
|ïiíqï.u:íio,y remo no entren -en algú fera
fcVitáojíífcufaefe traua}o(dixo Sauci*
fco) qne yo yre averio; Con toda cfo
taeí^rafuerça yrsm^refpondio C h r i -
na: y con d i o fefüeSaucino , que en fu
¿roar fe abra lima, viendo que no le mam
do naedr^afvvdc yr conella / r o g a n d o
.Aiuifa que coníolafea Lueería, entretl
to que ci boluia en feguimiento, de la <|
fu libertad tenia, OÍ fue. A'la quai nope«»
fo de velle.pflra hajzerfe de nucuas,ydar
Ä entender que no auia oydo n a d a ^ i fa
fem quien Luecíiaera^y aguardándole/
díXO.CíertoSAucíno^qiic vengo stgra»
liiäd* de aquella paftora^que nun ca me
ha querido darpartç de fup ena, auicn«>
dofeh
Celos »
dofeîa yò dado de mi vida,No te nun«
tifllcsfrefpondip Saucio) que fabc que
es Luccria,lapaírora por quien Laure-
»o padefee,! j quai viene a bufcalle arre
penada de lo que cone! vio. Y fi tule
defcubríftc el rigor que co migo vías, y
clamor que encHias pueíro,abra fído U
cania de no fattsfazer tu defeo.-de la e í -
¡pantadahizo Ciarina,y dixo.Quc espo
fíble qua a b u f a r biene Luceriaa Lau«
rcno;crerto que a de2Írlo otro no le ¿ic
n crédito.Y fabes tu,fi defque fepa ^uc
no eíra cnefios campos , fe boluera
luego, boluerfe, yo creo que no ( ref*
pondio SaucÍno)porque ya ella fabc co
raocsydofuera desatierra, yeíradeter
iwínada a aguardarle hafta § buclua : y
dondepienfa efW,díxo Ciarína, todo
cfctiemj>o:Ia cafa demi hermana le t e n .
go yo ofrecida(rcfpoudio Saucino)ha-
zc$ muy bien,rcplico Clarina,y cu ver-
dad»quepodra,tmudar tu amorcnella:
que es mas hertnofa que todas la s que a-*
cacftainos.Efanmd.mçafrcfpôdio Sstt
ciño)aunque mas fu era, fera impofïbîe
que yo haga:no fritan* ya ma^de tener
mepormudabk, cofas fon-di xo d l M
: 3 los
Dtfmgcmo
los hombres fuclS hazcr,y anft no te ma
¿anilles deque lo diga , y tratando en tí
ílas cofas » llegaron al prado, donde fus
«uejaseßauaa,Aluifa q c5 Laceriaauía
qucdjdofola, fcllego aella diztendtu
K o ay razón hermofapaftora parar'que
con tanta triflxza cßcs,ni estu bellcça d¿
na de padecer tan manificfh pena enju*
ga efos claros ojost y mira & yo balgo al
guna cofa para fcruirt*,quc lo hare coa
todas las veras que enmi fueren poñbks
«Ico Liíceria la cabeça, y lahçando mil
profundos y apasionados -fofpiros,
«tío.iai gracias a Aluifa, del ofrecitnicto
quele haziarla qualcomoya cflraua in-
formada de fu venida,aque era:dctcrmí-
mo por quirar At fu<¡ amores tan gran cö
trafte,.dc fingir, que'Lsurtno'la ama«
na,y ella ael.paraquc fabíendolo Luce-
yjajdefcfpcrada/fc boluicfc,ytila tuuief
feluga^deatraerconpcrfuafíoncsalpa
ílor^aqucla quiGcfíe:y para que mas ca
tero crédito dicffe Lncería a fus pala-»
tras j acordo de moftrarlc la encarna-
da cínta que ella del nnrto auia q uitado
y coitio en cftc propoíito fe refoíuicfe
$arefßicndok buen termino para que
lie a a fe
de Celos ¿*¡

îîco-afc a efeto. T o m o fu çampafi^y a-


laafligida Luccria que yncnccJosfe a-
¿rafaua,hizofatarlaiuya,diziciido.No
ay hermoia pallara mal ninguno, por
graue que fea, que con îa mu Tica no le a-
libietiucontcMo.que con ella no fc au-
mentcauiiqucdc tenerle yo agora,iio
tciip-o rnzor.'.pci'o la .efpcrarça me COU
fucîa^clc que me hc de ver-iniiy .prefto
contenta con roi querido pallor, p e l e
chaparte detutriííeza y cattinf s'algura
cofa.Mascfloy pava U'crar,cciT:o ves ¿\
l&ha«ro(refpouc io Luccrb)y c£ más ja
j}o ; mas pues tu lo quieres, diipueíla ef-
toy a obcdcccrtctcó q.dcfpucs nie dexts
yr,donde enpcrpetuo lían toscane mí a
marca vida.No í>y ncceíidad (dixo A!»
mfa)dc pedirme ami efa condició: pues
eres librc,muybicn podras y ríe, donde
quiíÍereí:q poní" no fern tíioiuado.co
mo,fca cola q írtitede guílo-.y suiédo di
cho cfto,tom2dp motíuo de iasb^rimas
de Lucci'h:co fingido cometo dio prin
cipio aeílo.

ÇefcXdgaUtllloYAty
putítuetffl poco pr(Mecha*
hç 4 Luce««
'tue erbt
Mientras tenga alma tpt pecha $
fer d imp e (¡ble çtftr$

Tuet it que fiera o ca fio n¿


tefuerçâ A titnto deter*
laceria*
Cttûsatêfcucitt y temor*
contrarios del cordon s
»aluifà*
NÚ tengas tant* pefitr,
portóme etamorhaheh»*
Lucm4¿
Mientras tenga alma m mipechû*
jorcado fera el penar*
välwß*
ÇoufntU %**afa tîâtrnA,
qm en t&dû alfin¿y remedio,
L uceria*
¥ , *

No en mi mal <juefalto el medio,


para confottiv tal palma,
¿élutfa
Dexa tanto fußiM)

Anterior Inicio Siguiente


If Vf

y dip tener tul depechû*


LucerM.
Mientras tenga alma en mipecho?
(era impojibU cejar*

O pudo acauar Aluífa con Luce®


ría,que mas la rcfpondiclc; y coma
fu intêto era de hàzçrh defrfpcrar
¿le rcnieaío,y qut fe voíuíefe:tocriíï(jo <c
lia íbU fu campoña , canto lo fíguícnuu

MldoUryp&fiton)
$dmbien$morh¿ pagado <>
A ^ ***** -*

^&e aunque hument ma$pmtdö$


mefohrmá çlgàUrdtin*

ßt graue pend me di$9


y cruel tormento clamor»
con yn tanfirmeamador*
bien el padecerpaoo*
Dcfcanß mi coraron,
¿t losmalcttjuehA popedom
que aunque humera mäspgnädo*
lefobmua elgalardón >

&J Ttnz
Defengaiiû
tèniM emhidiiiiemh

.jt'cwfmlo Uif&hiia$)
pues fixlU que m¿ts m? yt »
Cort un cretiâa afición*

mefvbratia d gaLtrâon.
A N SI como cito acaupde ca-ma^fui
•agiendo muy al contrario de lo que
¿cníiadíxG, N o dcucsjdcfcoiiiiar
Èecmofay trille paitara, de las obras de
amosque aunque agora te de tormente^
podra fer quc'buclua- ha daueguíta y
dcfcÄ-nfojfi ¿calb tu pallor no cfhí pren
ciado en otra, parte,que fí lo cfta, povdiíí
cuitólo lo tengo. Yo me vi vn tiempo
«an tr¡ílc,quau to agora me hallo conten
ín,por que junto a cfta fuente donde cf
tamos, vn dizque harto libre, y defeuy
¿zth eflaus. Halle vn pallor de ïa mal
hibernada gracia, y gentü talle que ja-
mas entre paflores f*ha viftô, -Lucço C|
aquefta dixo Aluif^a LuccriaJc pSreí-
cíoaucrfele doblado la pcn^porqiK el
coraçok ¿io^ucacpclpattorcra Lau
reno
22i
'e Ate.
rcno:yrorcertiílc3rftconvn,vc^
üue a penas del pecho pai-efcia.nlm- ÜÍ
¿o.Cucntaíçraciorapaaova.üclaíwí^
te que padecifte rant o, y corn o d amor
te ha pagado tábicn.cófa que rar;.s ve-
ges fut le el ha2CL-.de muy buena volim
tad.íícnello te doy algun contenta ni ; e
vo cfof refpondío Alttila)alta awn.rai ju
to a efía Fuente: como te he dicho v \.aun
paftor tal/que ponermtt yonloafleicri.a
Jo-íauio fuyo,pov ferracnefterpa-ra rali,
loor las maiefpcrws leguas^ «tchcado«
ingenios que ha auido.çítceltiroado p»
ftSnlucffO quede mifuc viílo ,1c ehçio
n»L coraçS por dueñoyfcñór¿tl,T como-
por cierta ocafion el vtoieffe dem « h »da
Diente ttifte,y Heno de véanlos paito res
q corrugo fe hallaré y yo, lief» a m n i o n
doUdos dcl.a p r e s t a r l e la caufaáfu pa
fsio.y de q tkiM-a era,le él t! nonos 'quilo
declarar:™ dezir mas.q defeo de vcäai-
fc á vna paftora.letcr.ía cótüta trilteza,
y clvcranopodíaponclloenervecuc-.b
le ama defterrado defu patviatrogarapslc
q en tiloscapos fe quiíieílc detener al$u
«os dias:lo qual c l , como perfnna rnuy
dîfcwtà,no pudo-- negar, y deíde aquel
-Tfc. /* tuf

Dejenpäm
¿ïía,yo comencca penar por fusamore»,
jno ofandomc declarar, por fi a cafo mi
LaurcßorqutaufielpÄftorfeHama.ef-
taua prendado en otra païte,fucra de I»
índifcrcta queya elauia oluídado, vna
rfcJas mayores hazañas , quemugerha
¿echo,hizoLuccria,tm refiftir tan gra-
ne dolor,fíncaermortaf,oacauar fu vi-
da:y porno eauíar en Aluifaalguna fof
pech^difimulo Jo mejor que pudo , no
líendo ncccíTaríorpues ella cau telo fame
te,y con cngaño,cotaua aquello, laquai
profíguiOjdiziendó. Andando yo tan
perdida por Laureno,fin ofarme defeu
brír.el déla rnifma fuerte, por micaufa
andauajhafra quefícndole forçofo ha-
2iercierta jornada,no queriedo yrfe fia
dexaritjanifíefla fu pafsiompoco antes
deía part¡da:con muchas lagrimas,)' no
menos temor.rncdixo fu mal, de q yo
íumamcntenieholgue,ÇQmo aquella cf
pus qu« ami le quería. Y çoroençando«
nos a tratar,defdc aquella ora,como ver
dadfiros amantes,al tiempo del defpcdir
fe,fentimos los dos tanto dolor,que ca¿
«o podíamos ablarnoísy abracándonos
fuplicndoconloí ojosy broçosla.falta
ácíasknguas-.confirmaraoivnMh crci
cido amor,qibU Ja muertepodra ferpar
t c p a r a q f c aparte de nucítros coraço«
ncsíaifin^icdoyallcgadalaoraclclpa«
tirftïfecandoaqucfta cinta encarnada,
mcladio,dizícndo,quccra en feñal de
]a crueldadqtoeconci;miavfado:ypara
-queen fuaufenciame acordafe détoner
Ja,con todos los dénias: porque fucile
humanidad para chQüSdo Lucena hu-
no entendido todo cl fin del cuento de
Aluifa,y conoció la cinta que es à la que
«lia dio a Laürtno,qu3do toiiio vnaver
dcfuyajardicdo-enratiiofosceloSjConîfl
ço entre fi a dêzirîEs pofiblc cruel, mu-
dable y falíb,que fea verdad efln.y que'
yo tenga paciencia para fufrirlo,ftrrujâ
te maldad en ti fe auia de aliar, ninguna
fino crc5 tu enel mudo lohíatierdidoApre'
das q tenías mias^nfilashasrcpartido^rc
paf tiendo tabicn tu fementido amor, en
doseftasempleado*Y por vetara en etc1
to:o engañofo Laureno,y quiS pudiera
tomar enti la vcngac,a,q tu de mí tan fin
izzo dcfcauas#nobaftara c¡ tuuicra yoco
ictccia co vna,fino co tatas* mas quien
LÄ de copctirportä-malpaftorjnocsfal

Anterior Inicio Siguiente


De(eng$ñ&
ÍGÍo.íjymagino^icuu-Sbas mehán mu,
il·lació cofas unas,y ciado qücta fin cono
ccnne^detusfalícdades: yo me boluerc
tl·índc orando a les díofcs>euc contino
por tu mucrtCiSinablac palabra ningu*
na a ÀluífnjÇomuleoií^jqiüSï pequeño*
hijos le hä llcuadorpor lomas, cfpcfo de
los arboles íemcuo.Muy contenu que-
do la enamorada y cauta Aluifa;ent£díc
cío au cr llegado ei fín que defcaüa,y r.c-
cogiedo fuganídojporqyacra algo tat
c{evtomo clcamino.de.fu aldea ; Clarina,
defpu.es qcon Saucino huno çüado yn
tato^yel le conto todo, lo q Luccria le
au ¡a dícho%tábicn con fus ouejasfequi*
Jo.yr hazi* el aideico tanta pafion de c|
¿ilihuuicífc venirlo Luccria, que no via
por donde yuajuicofintio qSauciño co
<IIa fu.cfic:cl quílacordfidufc.q auia de-
xidóa Lucelia juro a luíucavjuífo bol
wer all.a^y antes de llegar en lomas cfpcfo
i\ auja¿o yo y n cogo) ado fofp.¡royy llega
cío por ver qfueflcjconocio a Luccria q
tendida íobre layerde yerua, eílaualla«*
iiiádo a boceóla fiera muerte:la quai en
a4parrádafe de AIuífa,queritdoÍ£ boluet
por do auía venido^como-critro por la e
pe fur a*
dt Ceba* sj4
pcíura»fc perdió,y aUiepo q Saucínolíe
o-o a tila dezia.'Hn q te tic ciencia tropos
corta el vio de mi trifte vida, noi-éVa va
mas aliento,acducfc mis diasjporqíc acá
ncn mispafionesray Laurcno y qin€.cr*
ycra,qcncfto tu firmeza auia de parar*
jVhsaydc mi, q yo roe tengo la culpa,
pues te di tan baíUircs cautas de aborte-
•cermety pues foy Li culpada, juílo es <j|
padezca la pcna.-Grädc cöpafion tiuH>
Saucíno dell^y muy efpatadofuc d e v «
la en aql lugar, auiedola eldcxado enci>
pañia de A fui la,.] uto a la fuente, y fofpc
chandojft acafo Aluiía le auia dicho al-
go,pordodefullaga'fe vuicüc renoua-
do;llegandof«a ella colas mejores pala
bras q p u d o , U começo acofolar,yapr«
gütarlc de la fuerte q allí auia ven ido ca-
brio los ojoslacog-oxada paftora7y dan
do va trille fofpirodixo;de:camc piado
fo paftor,q aquí cneftt lugar acabe con
mi vidatpucs tegobíé merecida la muer
te,cfo no coíenve yo,refpcdio Saucino
antes procuro, apartarte de taliocura } co
certificarte, qmuy pre fio veras cnefíos
capes atu Laurcno,ta apafionado porti
qua to tu agora mucíkas çftarlo:ya y ofo
ÏQ
lo qnçpucdcfcr üfrfi paÍMon( dixo "LtiV
•ccria)tu intento conozco bien , que es
d'c procurar el remedio quetn.rni nut!
falta: y por no parecer dtfcortcs.ii tus
&ucnA5 palabras,-y pi3do('«i5cniran'a$:Y^
me qincrob'oíuir en mi tierra, donde el
mû que con migo yra.fera f a r t e p a r a q
cíe mi íè ¿ípvírtc la vid?,qué deaíquia tu
'cayfal'vMauvyanfidcxare harto lugar
afu3.ín¿^o-Laurcf)o,páfa q u e g o z c de
fu.«'¿onteñios» Por ellas pafabra^acauo*
de-f;nt^âder S"aúx:ího3quc Ai-ùifa le aula
dicho aigu m còfavqÉftttal laauía pucflo JL¡

T aun acr'rdandoíe de qüan.trifte la .hamu


3!ü,qi.¿íUto con Chuina cftana , pen fot'
cu ft que ç ^ c b s ' d o s f us competidoras
€onlu5 palabras ¡a'auia ciufado aquel
tan £rí?.pdc defpïxho, y Codiciado faúcf"
lo'.inny: encarecidamente !c remoje di«
3íCÍÍeloqueriUÍa, ; fi A l u i l a o Clarín4
ÎC ainav* dicho algaua cofa, para défert-
gañarla.Có laquai.ella í'e certifico'que
e ra verdadí p oes ta n ¡; nbUcos a n d ató iï $!•
cuellos a-nores , imaginando que Sau-*"
tino q u e m cng^fiarlj c-n'aquello > por
díarle algnu confutk>,iin quererle dczir
nada de lo.que le auia pafaddpara yrfty
deCelos* *¿j
íc letianto^mas Saucino quedefeaua te
nerla alli3para quando Laitrctlo boluic
fe,porque Clarina viendo fin remedio
fus amores^diefcen fauorçcerlc,aella de
íuno,y tantas cofasIcdixo queia boluio
defu determinación,}' CJI fu compañía
Ja lleuo al aldea,donde en cafa de íu her
mana la apoíento 3 huleándole Hcrnpre
coníuciostales,y dizkñdole tan de ve-
ras y afirmandotque Laurcno folamen«
te por ella padecia.y que aunque era a*»
nia do deaigunasjclen fola ella eftaua o
cupado,qtie acordo de aguardar ha fía
que viniclTcaunquc no fin tanta peñas-
quea codos no mouíciTeacompaíiono

Fin del Libro quarto*

Ff Libro'
o DEDESENGA ***

ño de Celos«
V A N cífranos efcftos
lean los délos rauioíbscc
los,y quan dañados fus pë
famicntosfquan variaslus
1/*=-^ 2} obras^y quan faifas las íof
^Ä3K**-

pechas que endlos ft tienen., quan gran


desiosdd'afofkgosque caufan , quan
crecidos fus tormentos, quan encendi-
dos fus fuegos, y quan intolerables í\)$
cuvdÀdosrvcafctodo poraqucfïos cn-
«•aíiadosy apahonadospaílores * P o r
vna parte fe confiriere el engaño en que
Deliíiío^FJoriflaKofano yLconída an
dau3,y coreo los vnos cíelos otros íiu-
hh : n,.auergonçadosios vnos^y los otros
tcnierofo^ocafion de mayor pena para
todosquatrotmirefeenlatalíaimngina«»
cion y fofpt cha de Clínnrdo.y fobre to
do el encaño que yalahcnnola L a c e n a
eftaua ñutida, venia pordefcngañnr afu
Laurtrno , defengañada ella de fu a-*
ntor.

Anterior Inicio Siguiente


ftnor , y llego tu patte dond# el t m r t v
do de Clatüía y de fu prirna AluifalaH«
- « r o n nul vc^cs al punto de la muerte; fe
3
or otra parte yua clpatloi^que de to m
do era ocafion^nuy contentOjConpen*
íamicntode bolucreñ habiendo aque«
3h jornada,a ver fu querida Luecria^.a*
partandoícde fu importuna fu (pechas
yero fuccdiolcjComo alqucauicndp jna
negado alexin cí'trecho trauajefo,qua¡tv-
do pienfa citar ya enfaluamerÉOjVícm©
tido al amado hijo',o a quien mas que ajfi
quiere,ene 1 peligro de que el fe eícapoj
y le esforzólo pad'efcer h afta verlo librç
citando dudólo dello. Pues bol uiendo
ä ticmpo,quc entendía goçaríe, dobla-*
dos trauajus fe le apare jaron,con los ce*»
Jos que la engañada Laceria tuuo, pero.
tornando.a la jornada que en compañía
del viejo Griteo,y <ie¡ disfrazado Levio
hazia,con mucho gozo los tres y por la
hermofa nberadel eaudalofo Tajo ca-.
minauañ,no artandoíc Laureno de pre
guntar al labio viejolas caíalas cjuc auia.
encl engaño de losccloy.y r d p o n d k n «
do el a todo con mucha diferecion Y a-»
*

gudêça«Y contando entre los ues gra«


Vi z ciofofl
Defengam
ciofos cucmo$3paíauan el trauco de fu
caminojdctcniendofe quando cjifol co*»
mençaua a calentar, en much os-gracio-
foslugatcSjquecnla amena ribera auia,
y pafando alli las calurofas ficftas , oras
en compañía de ¿tÍgunosçagaics,quecn
la ribera apafecntauan, y oras con fuá*
ues cantos, que los tres bazianjCaminä«*
dû lo mas>a la claridad déla noturna D ia
na,porque los dora dos rayos de fu roxo
hcrmanOjnolosoffcndicircxiiVndiayc
-dopucsdcílaíucnc^dcfpucsdcaucr ca-*
minado líete-o ocho3ya que los febeos
caballos aeabauan fu lornadajCntrando
porvn ondo yagradablevallCjCafialme
dio desoyeron yna teftimofa , aunque
fuaueboz.Mucho me contenta lo que
óymos(dixo Laurcno )aprcfuremos el
pafo porque lleguemos a ver quien can
ta,y podamos entender loque dizc.Va
mos ( refpondio Letio)quc me parefee
xiodcue de citar poco íaüímado quien
quiera que c$,OUad(dixo Crifeo) por
que eftamos cerca de quien canta-, que
yo le veo,y diciendo eQo^y haziëdolos
mirar hazia donde feñalaua , vieron vn
paílor de poca çdad;y dç muy gentü ta-*
llç
de Celos* a 7
île y dUfpöficiö,que tedido fobre h ver**
de y iuçivuda ycrua arrimado al tronco
de vn'grucfo^alamojy con los ojos puef
tos en cl ciclo cßaua. Tenia de paño a-
Çuí vu fayo y caperuça, eon vnas efpc
fas vädas^dc luonadoy pardoicl qual al
tie mpo que los tres llegaron don de po
dcrle ver3començaua a cantar aquefío.
iAfton de ceksmdel' mti$ ^mnßmo
deqmnto&AydexAdine^ue muriedowe
cßoy acompañado de y os ykndome
cay do ¡en ynabijmo profundísimo*
^mor Con yn engaña terriblifmo
haeßado que estwmifwo >tY&yendom9
loque yo no peque pAjme rindiéndome^
aunado de dkmAnteherrmftCimo*
Vh roßro y i dinin o y en miran doie
qmdeborfuyo y cUmorquiriendönos
¡>dgár A entrAmbo ¡hilóme Ami amado le
jírdetcbnqueleelo>y AH[m A y leudónos *
&mtpüßuyA dixo ye olbidánd'jle
endoseßfemos deygudddd poniéndonos*
%C O N aqueflolesparccioalostres t\
çl-paftor,daua fin afu canto por que p.t>r
Ff 4 vn
DefengSM
va rato quedo como defacordado y iî«|
me moria de fi núímo , nio o cncl
jrcmblaniCjquccrafu pafion crecida , y
queriendo llegar donde cftaua , fe detu
toíeron* porque a eíb tiempo boluienda
como de aígun ¿eimayq,dai¡4o yn pro
íundo fofpuo dixo.Dcquien fera razS
que rnequexe:quien es en mi dolor c|
culpado, de quien podras .trifte Flamin
jfoni^f qutxas^delainor no, porque;3 q
culpa tiene cupido en mi mal, ninguna,
que fue io qüehizOfftirarme vna faetají
gera, delgada y con^ poca fuerça: cofa ¿|
yo con fatuidad pudiera refillir , no es
mi tormento elcíe fu iiâgay pùcsf uc efeo
^ididctiiívoluntadjfinçllanò podia vi
uír,ci{ame daua confuelo quando ra^s
penado ciílaua: amor es dulce^lädöjtier
iiOjniño y regalado,todo contento ¿ go-
co y defcanfo.alíxn es amor y ïe bafh el
¿6mbrc s para que fe entienda fer gloría
t\ tratar conchy nò ocafibn de ningu de
fabrimtehto/Püeadc quien Fhmiö has
de qucxartCjjde celostq lo cclos,yo nolo
cnûedojel alma fe me cfta abrafaiido en
jiufta colera,y eii defeo de vengan^ajfiri
c£ue vea qmenmç indu* m dequiç^ pie
4 Lern- M2$
lac de vengares por ventura del paítora
quienaqllaingrata y femetida fauorecer,
ïio por cierto:que culpa tiene ti íi ella le
quiercjluríamalno corrcfpondcr cone
lla.Pucs en quien t£go de vengarme, ya'
fe donde apunta la flecha de mi dtfco,q
csaquella enemiga de mi defcäfo.O FJI
fa hembra,al fin al fin muger, o qua hië
dízen,que mpgef y mu daça estodovno
ninguna diferecia entreaquefiosdos nS
bresay,por entrambos pueden muy bíe
31amaros,y dczirquien foys «Que foys
gallo de camp3nario,bcla de atados bic
tos,encmigas de quietud, a migas de guc*
i'ras, aficionadas a nouedadeSjfragílc.yn
coiîderadaSjfaltasdcentëdinncnîo, y fo
bradas en ImiandadeSjimperfcras, jamas
confiâtes ni fírmelo cruel paftora ami-
ga de mi muerte, q te mouio a tata finra-
5îon,cô qnië portillo vna vez fino mil,
auéturarelavídatporq quieres q padez
ca tantos niartyríos,quien fe lo en darle
guílo fe ocupaua. A y Fenifa,y q es poli
ble q te has cafado,oluidando mis \ crda
dcrosferuicios'j-hechoscola prueun dea
mor q imaginar fe puede , y q guftas de
dannç ta amnrgavida cmbueka en celos
Ff 4 y olui-

Anterior Inicio Siguiente


BefmgAm
y oîuido, digo enmuerte,que tal fç pue
de llamarlo quan fin juyzioestique p©
ne confiança en muger* Y como efío di
xcmoftrándo terrible enojo f tornando
a tocar el rabel, canto a quefla canción*

«A me) or muger>mugef*
y la mas cuerda de Una¿
iamasconßantelwaM*
y la de mas ft rfm fer 9

PROPIA
principio de nueßro s da IÎQ $S
yfinde nueßra y enta va?
0 la tnuger do natura $
cuhmla mddad^en^ano$$
conyelo deheymofura*
Pero imppßbleha defer»
poder fu emano efçonder$
ya es publica eßa querella fl
deque es aunque fea muy ~vella¡
Umelor magertirntger*
de Celos*
0W fo animo tan infiel»
efios moßruos dt natura,
quealdefoibierto procura
tnoßrdvfe Umenos cruel,
mas que ^énAxAretedurt»
Defer ~vrnt Ttgre yrcantt»
fe precia lit mw humAMtf
cotí que (tlfínllegan <i(er*
frágil U de mayor fer*
y la mus cuera* de Una*

Tántalo ,Sififo y "ficto,


fißisembußesprouirdn,
y.quai y o lo ejprimentardtt*
confustormeDtosde-vicifly
'Viendo el mio fe (¡HCXM'AH*
Fenifít imvAUi inhumum*
r II
no [tno mugev cjue es i/.i».í
cafdiyeßciyaprGtttda
que ei aunque fue fe el dechado
let mus coßdtite liman A.

VHtßrasgttßQsydefgitftaSj,
JFJ j qutnäa
T
emea
i it 6 •
qmnio tlegmítmptifiür.).
A quien ha herido amor?
teda leesmalyhsjwflitu
yue tenyits ti mttym
En mi]'« pwde bien her.,
y cnti Fenifa mai fer,
dweys defá fuerte toda»t
fiys perrris{de muchasbo dq?»
y U dtmAiferfinfer*

N'S I cómo acallo d'e cantar aqucfc


to: cl ayrado Flaniio leuanund,ofc
con arrebatada prcftezai por entre
vnos arboles que auia muy dpefos feme
tío. Fue hecho tan preíï-o^uc Jas tres q
»my atentos a q tía ri roa nia hecho,y di-
cho auiaBcifado, y con defeo de ha-
"1-Trlí,y aun de darfí pudieran algun re-
medio a fu pena. No pudieron íalirde
«ondeeßauä efcondidos.tan prcílo que
Je pudiefcn dcEcncrry eon mucho pefar
«equeaníí aquel trifte y apueílo'zao-al
ichuuicfcfín ablaríe cllosydor coroen-
çaron a fcçtiir3pordondeíesparccio que
yi»: licuando determinad0 dcfcçuirle
fraí'ta ajcançalle>y fauer d«l toda Jaca ufa
de f«
de Ceku ÊÏ&
*ác-fupafsion,por queya delauîan tmi;
diclo que cran celos,y qacfu pacora te
ania cafado. Pero como y a k s tinicbbs
delà tio,ehe»auicndo auyencadw la cla-
ridad del radiante Apolo,-huüieien coa
Olida fqinbra cubierto cl ancho iuejo:
fuelesforçofc^porno perclfrie en la cf.
pefiiya¿curi la oícuridad.quc aprima no
çhe tnzi^fermrfç alpie de y nos h errat*
fos-alamos b-lancqs que auhuionde def
pues de au.er dado a los-tarigadoscuer*
pos,einecçfarioluftcino. . Lyrio ¿lxos
etieftrerao me ha pefado de que no ¿ibla
femos aquel p:iftor,que guihra muçho
de poder darle aígun cpnfudp, por que
la.paftiofilcticrçc tanque entiendo que
leacauàramuy preftp". Con cía mum*
pefadumbre (dixo Lam;eu.o)t:ftuy yo
y feguti,!o que dçl entendimos, íu pallo
ra fe ha cafado,por donde lera m:!s frai
de remediar fu mal; rio ir¡c parece muy
fácil ann.(refpodio.Cr¡fcu)^or q d paf
torrnueftraeft.ir de veras enamorado, y
aqllp.q llama cclo$*aü no tofo porqeíla
dudofo fi es verdad q fu paflora Ce hn ca
íadpjyïiafra cenificarfe.jlo q k atormSu
®$ eltemor áperdcIIa^ycoiBO CÍ ta grade
BepMgdnd
îiazeîe defunriar dizicndo mal de las mw
gcre?„y aun creo que de amor mucho te
engana^dixoLerio^quetl potior Tola«
inente de Us magere s di KO mal : que al
amorçantes leiÏAmo^ulcc.fabrafo, gu<*
ilo y defcanfOjCon otros den mil nom*
fcres regalador que le pufo*Ma$ querría
yofaber»filapafïondcaquel paftor na
ce de amor»y el le trae ta« fuera de fí?Co
lai o puede llamarle bucno,y no quexar*
fedeí. Cierto que me parece que esta
mayor locura que haze^loar a Cupido^
ydczfr maîdeîa*mugcrc5*pttc& es co-
fa clara que fiel amor no le íugetara a
Pcníía( que anñ la nombro) no fíivüerá
el las mudança* della , ni délias hiciera
cafo:y ya fe faí>e fer cl principal culpa*
do en qualquier delito , el que lo mue«
ue. Anfi que el lo yerra en hcehar !a cul»
paabipafto-rajqucaifincslibre, yfï le
quíroníguntiempojelmírmo muda las
WlumaHe^y de folo el amar deue que-*
acarfe ¿que lo vno y lo otro cauíma nie -
nos razon(refpondio Cnfeo ) cernía en
<juexuícdcCupt«!oAq de Fcmûu puts
el amor a radie puede haKcrmal»ni es el
la ocaíioií de lai maldad« <|uc nofoirof
cometo

Anterior Inicio Siguiente


át Celos* $3Í
comettmos^ntcs con nucftras obras h
-&fc»demos;yhazcmQ$ perder el dukc
nombre que tknc,porque como ya fea
ordinariojíio querer alguno moftrarfe
-culpado t n ninguna colailuego pro cu«
ran to qucesfuyOjamVuyrloaotro ,y
cnetta paíion ay muchos, que no atre-
Liedoíca culpar aqüicñ les caufa el da-
ño, lo echan al amor,y cs^porqu-e faixa
que no ha devenir apíòtiaríes al cotra
no:y defa fuerte fe ha y do , mtroduzicii
do vn tan indeccnteV ib, corno es llagar
alamoríngrato^cruc^rapazjCiegòjfalfo
femëtido,embaydor,hcchiz€t0 y otros
titules deftaforma que fus proprio s £uh
Ákos le ponen, queriendo atrcucrfe an.
tc$aquicne$fufeñor,porquc no ha de
venir adem;mdarfda,qucnoai mas ba
xo de aquefte fueio/Tu nostkncs dicho
dix o Laureno > que los celos fon pro
prianicntcfurory defeodç venganza, y
nos has dado la caüfadello : y prouado
con battantes exempios ^que {onfalfas
fus-{bfpcchas,y ello?muy impcrünStcs*
Agora dizes que es error grande de los
amadorc5,quexarfe del amar, cíhs o*
kligado araoftrarnosla cauía-:iy dezif*.
nos
îwsauè es aftior- por que a lo que am!
toe parece cl e í d culpado > en quahtos
dciífostacmoü :':ptiès:/ín el no amana
íno^y no ariumdò ho haríamoslas loin
yns i]íiciqs4amantès,cada ora haíemòsí
Sera bucno(tfíp-oniio Crífco)qi*c noá
qucxdfemüsdcnutlírci"marfrtDaüralc¿
ara: atribuyendo ¡a cltafporaiiernös for*
mado,U) que nueßra fragilidad comete;
Jomeímo es^qúeít-tíaífc del ámoiyy tari
fin razón,efizíendoj-qvé por que ¿l nos
raueiiéámar^cííJos'diíguftoSjy cívláspa
r
fïonès".> es cl mèuieiït'É y elcùIpado:e$
iräivi&cfto cngafïòyy an fi tengo por au-¿
riguado no iwxíi ninguno de onantos a*
cora mût fi:fa'n féramañtésíféaunmi o*
piníóri.qu'c tenga a mor puro.¡ Amores
-vñ principio,nudïo y fin^finq lo vno>
lili íootfà tenga, quien tiene arúor3todo
qiíañte pretenderes bien paralo q amí;.
BO ay en el Ínteres mhgtiñ'ójel fin a qtttí
aípira,foló es qorrcr.y alpuntò- qtíe Ciï
vn amante entra a Igiína prefetífiofl>òïft
i e r r e n aquella; ora déxa de fer amor, y
fe cofabitrte en aficióníntercfábl^y ef
ta es Ta que me'parfcce que ay en d miïn*
do:pû'éï nadít äiha ,' qnoprélSda confè
dê€eku W
'<lefaíoí¡cgo'ytortnítoíal amate eis vtf
quefetaràa,ei Hcgaral futdefirdefeos
io que es al-contmfc cn cl amonque <o
mo cnel no a y de feo íí filo de amar, na-
da le puededarpfcfaduíTvbre3íi todo def
¡canfo y gu flota níi que -entiendo, que cl
amor í'elu h'uydo de k ticira¿pbr vtr lo
nial que loshobrcsvfamos deUQuerc«
ysverquan verdadero es aq^efl:<r*ÏÏKta
la rnanotn fu pecho qualquícr bicn^na
morado^onforroe fe vía,fi acafo a <Üe
talle di&efe, y fe bkfe certificado^ q ia
muget aquicn fitbc es hombre, o que Ce
ha träsformado'tn algun otto animal,^
aunque mas perfetameme quiera,y tnas
' encarecido :y-o os pvomet@,qiic al infla
te fe resfriafe tamo que quandö no la a«»*
borrecie fe Infla la muerte , no guiparía
de verla masXuego ínteres tenia aquef"
te enfuamor :pucs quando fe defenc
gaño y vio que no podía cenfeguirlc,
okido;.-fi díxeredes que aucntura vnt
hombre itúl vezes la vida por vna
»PS« •* y qüificrades traer exemples,
delo^que ellos incfmos hanfido fa*
crifícados a fu caufay: açfo reipondo:
que
Btfengam
•flnetoío.«aqucllosquc murieron,pretl"
«M»n íus ciertos interefes : y que no fue
W aiuno nÍDguao.por dar guífo aquien
bienqucnan,fino por apartarte deia pa
iwn que el no poder.alcançar fu deíco
k.ï caufaua,y otros por fatisfazer a là
deu di en que fueró pue(îos,y quaí qwic
ra cola. deltas,.no es amor pcrfecloji a
nu me-obligate vnapaftora con muchos,
ícroicioï.y buenas obras:a que la quiíïe
feingrato feria-finocòrrcfpondicfc afu
demanda:)'ni elfuyo ni el mío feria a«
mor.clfa.por el interés deformarme aq la
quifieíe que en amor no le ay : y yo qui-
riendöpor la obligación que me p tifíete
«1 abeturar las vida s, y ponerfe apeligro,
de perdcllas:no cofilíe en amor ílno en
íblo-gufto , y fi quereyslaprucua deílo»
y dos por las cortes, y:grádesciudades,y
berey>s,q aunque vn galán no quiera a
vna dama muy deueras,fí ella le manda
que entre tu fu-cafa .per ventanas o ta»
pías, y que le ponga en peligro de que
le ve an,y pierda lá vida de vna fuerte o
de otratno digo queriéndola mucho, pe
ro can snuy poco^y aun con ninguna a
ficiotviuelcn ponerfe cntai« rieígos, y
quando
de Celos* $3$
quandömasfeicsvc4aitnas lo apetece
y pretenden mä$,aqtteilo en que auentu
ranmäs.Dcfucm cj^uelo licúan por pu
to de hönrra,auenturarlas vicias donde
nöconßguen aígtítí proiíecho,ní aü caía
gußoiquereysm^ de que.
yaciaíaiornocto en la tierra. Mirad 4
Vnodcilosquetratärhösiqucfcayiipuc
fto rml n oches y días en peligro de muer
téifíraíendo a v na dátmi >y q fe confuvni
yaride fíaco^partandofe de la coíiueríi
clon deiosdcmasigaftando fu patrimo^
níoeníícfias.galas y imbencíone^ycf-
cribiéndò billetesjUioílfando al deícu^
bierto padecer may or mai que U muette
acaufade ia dama,y que il le dixcfçn3c|
aeaùando cofasImpofiUés do no himic*
fe remedio para éfeuiar h înuerte^crnia
efetofü deftoycon mucha facilidad las
émprendena,y fi a cííc tTjldîxcÎTcji,qùc
(Ton ta que de tal manera le trac fe caía*
fc;côrigrandîfsiniadificult;id fe acaua*
fîaco cl,yfiacafo alguno Ió ha2e,e^pot
¿feto deia pretëfiôq tiénc:pero dcfpues"
dicauer llegado al defçndo fin , y que-
clconodeilefei;querido entre cien mil
vtíojriò mòftraria tener amor,y nmchoi
Gç- hi

Anterior Inicio Siguiente


Bifengàm
haauido:cjue han querido mas perder
las haciendas y pafarmolefliasde catee
It^quedando defpucs pobres y arruy-
liados,)'aun algunos han dexado de fu
'voluntadlas vidas, por no cafarfe,coft
quien por ventura les cono muchos ma
los ratos. Anfique el aUennirarlaSjpo«
nerfç a peligro de perdellas.y fufrir paf*
fion^nonacedeamor, finode güilos y
prctSGpneatpordode fe conoce yfc prue
na llanamente ,noaucramo? enclmuri
do.Baftantescaufashas dado para ello
(dixo Lauren o) y ya q la tierra efta tal,
quç fcgun tu opinion ,noay amor,y ce«
los fon impertincntesrgran fin razón cí
dezir mal de las múgeres^ lo que yo fie
to, y tu no has hablado palabra acerca
dello;auiedo oydo las locuras que el paf
tor Flamio contra ellas dixotfobre cuf-
ies no aydifputa(refpondío Crifeo)mu
chos guftan de injuriar* como he dicho
al amonyfinMçô,y otros co menos alas
snugereseofasbien efeufadas : quexefe
clamante deß proprio t puestodostie-
nen vna libertad,}' tartajas mugeres CQ
wo loshöbrcstycada vno puede vfarde
lía a fu aibçdrio,fi nofotros tuuíefemos
difcrçcion
de GtloS»
$ÍÍçreçUn:no abrirismosïasbocas, linó
es para joallasty ninguna cofa tan juña
mente merece loor en eífuclo : como la
nnigcr.Eilas fon dignas dé fer fcruidaS,
tenidas y loadas;y pareceme que fila ria
turalcza ordenara, que lo s hombres iiá-
cicraíiiosde oíra'fuerte.y (\uc no himic*
rá mugere^ííndubda fuera el inundo út
bol 'fin hoja, prado fin yema, fueítte fiíi
águajciudadfiíigetcíy alfin fuera todo
ami parecer dcfuentuh.No liuuicra dit»
crccionígalas^icÜas ûi aparatostpara pä
récer vnhombre bien a otro .ninguna
colaprocürarajcllasfòn por quien pre te
den fer balientes,y bien quiíios : por á-
nior délias fe aprende eloqüència, y to-
,dos querrían íer diícrctos,gculorobres,'y
gajan escoriólo parecellcs bien ,f «igra
dallas.Por clías mièftros iiiiftos lo fon.
Por ellas viuirnos, y por ellas las vidas
deícñnios :, no ay mayor prueua de lo
que las mugeres fon , que eS lo qtíc
auerhos dicho. Deaüenturarvnh'oih
bre míi vézcs la vida por la q no am*
lo que por otro lióbre aunque mas arru-
go fuelle ¿ohária-.clarámente mucftraíi
i . *
DefingMO
fu balor fcrgrantlifsirtio.Pucs Ci es ver*
datî(como lo ci ) que el hoítibrc es fe-
norde todos los inrácion ale? , y qtoáo
le cíla fugjeto, y a ellas los hombres lo
amos:dcxaíc entender manifieftamë«
tCjlo que encl mundo baletquereys ver
mas claro que lo que digo es verdad,Mi
na tí cííremo con que fon formadas en
perfeta hermofura^y la ventaja conoció
da.que a los hombres hazen: llanera es
que pues el diuíno hazedor las ha dota-
do de tanta beldad}que fon muy necefa
rias encl fuelotpnra que los höbres por
ellas lo fcan, los daños muertes y ruynas
que a ca ufa Cuya dizen que ha anido, e$
malicia de loy hombres querer imputar*
las de lo que ellos hazen, debátanlas fin
importunarlas,no las folicitafen con t |
tas verify verle hia, fi ellascauíamn al
gundaño.Suelecftarvna doncellarcc$
gida en cafa de fus padres, y por ventu*
ra no ha ablado enfu vida cô algunoshô
bresque por ella fe eftan matando * Y
luego el falfo bulgo, atribuyelo a la ino*
centc q no fabe ninguna cofa. Procede
de U infoicnch y locura de los hombres
y cuidan a la herrnofura dç las mugeres:
quanta*
de Celos* a¡f
qpantas:haauido-^
4as.C0Q ffl,s maridos eftauä, y porla mal
däd.!d<^ fingidas pa-
lapras yfalfas pron?,cf^s> perfuadidas ha
'
ofendido las konrrásfúvas y de fus mari
* ' !* J< • • " • • ' , , r , • * . :T r l . 7 n * * Ï * í r . F

dos:Vçn las en ere as que por eílascaufas


han fucçdído^pprquç las çiilpan>(ieiido
tilos ios que hicieron el daño 3 eri hin£Ü
,na çpjfy Ce puçcjc tfet mej or ? ÏÍ loslioñi-
tresoíasmugeresfon culpados , q eh
confide W>quien es nías ordinarianien*
tequien ruega, aqiuçrijberafe andarlas
perfuadíendo.con cien mil £ eneros"da
JmbehcioneSjfiívssienqoCc tan apafioriá-
dos,quc nopueden viuir, todoa fin 4«
cngañallas con fus cautelas . Y fea vna
mujer la mas baxa de latierra.y el hom-
bre vn principe,que íe vec al defeubier
to fer el,el quela perfigue y perfuade , y
fia y algunas que mapifieftah.atTiar, for-
jadas del dolor,que callando {¡ente ^ o
es en amor ilícito £\ no eneí que es vir tu o
fo, y para alcance defeanfo. Y fi enefo -
tro dixeren que el b d o de la qneítidad,
viavcrsuencalasrcfrenata cforcfpon-
do.Que-quaiïdù eihombrefue criado»
y fe le dio por compañera la muger > que
Gg 3 »o
engaña
lio auïa différenciaentre losaos,y qufe
tan obligada era cl à tener vcrgùèriça, y
guardar la öncftidid como ella, que ni*
auia.de fer preferidos ellos cnefo,y vfat
íc agora,es por áuer lös hombres prcucr
tído el orden natural, como inoüediéti«
tes, y ellas como capaces de mas virtud,
auer guardado ciqueentoces fe les dio
«le donde ha venído^í que ellos entien-
dan fer criados con tan mala libertad, y
ïasmugeres coritál fugecioneri loor«De
jas qualesfera bien qué tú Laiire no cari-
tes alguñacofa>Norefpondioel paftor
mu tomando fu rabcl^canto lo % u k n *
4

AyreJuçHtentl çfeto*
mi ytrfo y mießHo en, tant 9
que por fumstgloria canto»
h mejor que timcgífitolQ*.
jipólo medefáUOYt
fauovt^cttme yeñtnra,
fátá mußuYhtfmofuYA^
mmtQi&ràmiï bálor*

Pm

Anterior Inicio Siguiente


J?«*» aquie» áufilio fth$
quien mexbr darle^odra^
que quun mútiuo mecía?
deque cante unfubido »
*d yoshermofasfenoras
fidofaitor y licencia,
para decirla excelencia*
de d<tm*hy decoras*

Ei de unto merefèm
qmlqmet de yosen-U tierra*
}Uiil mdsfobemiofed tierra
tolo d nombre de mugcr*
Q$e elhinchädoy Arogdnt*?
& sebede^cd ei muy ) ajio*
$ enferyaeßröel mdSAkgußv^
es bien qm mföfe lebmte*

fque el que p oryos$>ádé%C4 *


dnfi á tormento y f&ßoftp
digapurtdocaftuttr
mrncA midolorfenezca*
Fuet Ugm mas crecida
Gg 4 que
Defengäm
que crtuß yüeßra hermofurt,
es mai bien que la-ventura ,
del quefinyosquiere ytia»

Sien âi\e naturaleza,


lo que en y eres fe recrea
pues àeyosa la mas fea,
ledießrem,itdayelle%4.
T aquelha^edor Ucundv»
en lo que os eßimamfteßrd,
puescoHUhermoJuMyueßra9
pone tal adorno al mmà@>

De yn bueno me] ovfugetOs


hasp Diosyeßa pr outdo,
que entre todo fue, criado,
el hombrepùr masperfeto,
TU benta) 4 que yep,
que Mshtàgmosâ tod«,
efàporelmefmo modo,
yosfenoras nos tenep»

Vorqueelmorddzynitldifijentf,
Urnas
\áffld$ o s puede dgrmîâr
ymerêdcfdeiïcjutproMr*
qut qudtido lo diga miente*
Que dy algunos indifcmoh
que de frágiles os trátáfh
y dfymifmosßvetrAtM*
tn ttdoformtiperftSlts*.

Pregunto alquedqueflo h*^


que es fu intento o donde eßar
Upeyfecionßuefedas
® que yee enfi que le ¿pUce*
To entiendo que no hdlam^
Cußquem yefponder»
fmo dexir^muger»
y in efiofi cerrará*

No hire eltrißpqneel mmhre9


fiemdefufrüptk eÇencia,
ynâtanjwAn excelencia^
quefe¿bmtA)daldclhombre*
TmftfoU daenloaroS)
por^wm&s os engrandece
Gg f pues
pMsconloquerefpUndece*
qmesmgerpieHfi agrmm*

XnhermofwAyhahr,
yentAHhazeys conocida,
pues pierde por y osla -m*
el ciudadano y paßor.
JDe domyre y bi^ama
«fia en yosla perfecto^
yd faltar la dtfcrcclûtt,
*nyojbtrasfihallariá.

Pues Uprudencia no os faltas


antes os laha dado elcielo *
tal que lo bueno dclfuelo,
elttenyueflröferefmalta*
Finalmentefoy s de tal
caíidad3<¡ue cofa huefta,
Hoay(juedeyosefieage»4¿
vipropia que fea algun mal.

Qmen yiere aun E mp erador,


t¡ut tiene al mundo en apritto,-
di Celos*
folo A y na mager[meto?
yer¿ yn*flrogrctny&lor*
Tel capitán que ht yencido?
milvcptosfierosy eßmws*
Jeyeatanfoks cjuince moh
pedir cUmsttctA rendido.

Pues que cattjd mommy


ßyueßro merecimiento*
que quien tiene entmàlmUlito
os alabe noch? ydUf
%n procurar retrataros*
fi ocupà todo pintor,
yel tn.ts agudo ejcriptor,
perpetuamente en loaros,

Pu?yo$etqMeim.i$rohnßo?
fe hú^egdiu y curiojo,
y el defgrackd o ¡rracîofo»
todo dlfin de efa rosgtijlo*
&&mtífiufeymbeMQ3
^orywßucfiufAgoydUt

Anterior Inicio Siguiente


Defefjgam
fnßtnttysU balmtâ$
I*** por yo$ fe pretendí®*

V E G O que Laurcno dio fin


aqueftos vcríbsXcrío que gran de
feo tenia de hablar conel congoxa
do FlauuOjdixo.Aueysdifcrctos palto
m c l v n o y otro dicho tales cofas ,q\ie
dexays en mucha obligación a todas las
niugercs.Mas porque querria que a aqi
engañado paftor dieíTcs a entender tu
CrifcOjjcl error que haze cn.dczir mal
de quien tanto loor merefce:p'ucs ya la
cafta hermana del roxo Titñ,co fus cía*
ros rayos ha falído,fera bien que por en
tre aqueftos arboles lo bu fqu.etpos, que
yo entiendo dcue.de eíiarbicn cerca de
donde cftamos.Dcfc niefmo parecer ef«
toy yo,dixo Laurenotno eftoy yo me-
nos^rcfpondioCrifco^vamostcumplan^
fe vueftros dcfeosjy el mió.Y diziendo
aqueílojtodostrcsfcleuantaron^ ala
claridad de la-hérmofa Diana, anduuio
ron gran parte ele la noche,por lo efpc-
fode vn eíTrendido bofque,fin poder ha
llar al trifle paílor, y viendo que era efeu
fado
de Ctîos* ***
fado Y muy tarde, hallaadofe fatigados
del trabaxo:dt conformidad por entre
aquellos arboles fe apartaron a repoí ar,
dexando concertado de comisara pro-
feguir fubufca.L«egoq»€lacla«auto
rahuuicíTe parefeido-.y anfi pifando ca-
da v no en lo que mas gufto le daua,cnU
menuda ycrua,reclináiido las cabeças lo
bre fus blandos turrones efta«wtowjh*
flaque la hermofa cfpofa del viqo l i -
ton.íomeirçando a falle de aljofaradas
.rotas.las verdes ojas cubría. Que iitn-
3o viOoporLaurcno y Lerio , que co
mo a paíüonados no pedían dorrnir,coa
mucho contento^uiéndofe leuañtado,
fe reciben, al tiSpo que el viejo Crifeo
hizo lo mífmo. Y como a poco rato, los
dorados rayos, varios y diuerfos mati-
ces dieflcn,a los eft«i)di<!öscampos,jan
toslostres,quifieronprofcguir fií volà
tarío trabajo;pero apcnasauían lcuaa
tadolospics,quádo de fubito delate de
fijVieronvnanimphadc admirable her
í¿>fura,la qual fue de Lerio conocida,^
era fu cara y verdadera amiga Nirea,
ninfa delfacroTajOjäquie cólos braços
»biertos.ün poderla ab lar, degoço fe
tue
fííc,y Ii32i€d'u-lahcrmofa Nirca oti-o ta
to>cltuuie.ro grande rato abràçadàSjCau
fímdòen loídospaílores Yna alçgread
miración:;, conociendo cj aquella bella
ninfa auia de guiarlos al di diofo fin de
fu )ornada,Y acíle tíepo.rompífdo N i
rea elfilecio.comucftrasdccflraña ale«»
gria .refriendo tocta via abracada ala dif-
fraçada pafloraJcdixOjno es jtiftoher**
mofa y apafionada Gelida,,qucporel di£
fraçadoaiuto,aqtii dôdenoayfino quie
defee feruírtc.fe encubra el nobre, con
el qual entre toda s las pg floras ha fido)ù
llámente aucnt3jada,y aníi aunq cneile
trage hafta boluer dode lctomaílc^pue
des líbremete dexar el de Lcrio,ytor¿ar
alpvopriodc Celida,y diciendo eflo,te
ñiendola por la mano^toda viaXa vclla
Nirca recibió co mucho cornedimicto a
los dospaflores^q eflrañainsntc cfíaiu
coturnos., viéndola como fi ya.tuûiçraa
prefente el defeado fin de fu incierta Jqc
nada. Celida qanfí por amor de la ninfa
Ja comêçaro an obrar, aquien no llega*
na níncuno enei contento, díxo« Bien
cicvta cílauayo hcrmofa Nirca , q de tu
lcbcrano valor auiade fèrfiëprc ípco>
rrid¿
Q
de Celos. H >
ft«h,y íj de otro no podía venir el bic q
tanto jos tres dcfcamos,mi animo gracio
faCclida(refpondio ella)es de remediar
tu maleándote el côtento pofible,y de
(cruir a eftos dos dífprctos'paftores.con-
todas Jaavcras q pudierc,de quítto ha pa
¿adb,y de venir tu ental disfraz,cfioy in
fofmadatyauiêdo defer como ati Crifco
te eftaua prometí do, v na nimpha de nú
cópañiailaq »guiarosfaliefe- Yo pedí
algräTajo me embiafc ami , defeando
mucho ver aqueftc apucílo caga] Lawre
n o :.y anfi me fu e c ócedido, p a ra q goz á
do;baya de la cícremada conuerfacion,
detotlo.ítres.NoaypalabraSjdJxüLau
rcnojhffrmoíanimphajcoq encarecer lo
q las tuyas merecê:y a.nfi quedo remiti-
do atu cítrernada difcreci6.fi acafo el fa
bio Crifco no quiere refpödcT,cuplicdo
lpqenmifakajnecefitadodefawur/para
mideuda^efpondioel viejo wie ficto,y
por verme iní«ficíete,hare loq tu hazes
rcmiticdpme en todo a tá difereta y her
mofa sínra¿Ccfen loscup]imieto£.(dixo
clla")Yporci auado'yp llegue,os vi,co de
feodeyr todos en buíca dertamiG,p¿ra
§Feos<juit«taÍYQlmitadt Y por agora
no
Bejengwiti
tiù Ioprctendas:faued que no le podey^
Iiäblar^uiümcrioquc dcfcays|^aüa bol
y er de aquefie camino ,y de verîaf grant
de^as que p o r t ó hos feran moftradas¿
lo qual fera con mucha bretkdad. Loi
paílorcs le dieron las gtacïas;y fin re pli*
car en lo que les tnandaua, tomaron cl
camino por dónde ella los fue guiando*
yendo con mucho contento > cantando
cofas dt alcgria,ha{la queNireavio fer
ora de acudir algu lugar apacible: por q
ya el rojo Pcbo con fus dorados rayos,
los ybufatigando* Que dexandoelca
mino que lleuauan,dixo:que los quería
guiara vn pequeñuelo valle>que a que»
ïlacfpcfurahazia 3 dondçeílauavna ela
rayfabroíafucnte.Pero queleauiande
prometer de noraou çr fe: hafta que ella
fe lo mandafe^ellos felo prometieron : y
anfila nimpha,començo de caminar ha
%h la fucnte:donde apoco rato fe halla-»
ro,y muy ccrca^de donde la clara agua
falia ; entre vnos mirtos fe fentaro, eftä
do los paílorcs muy agradados del ame
no ruio:yhkzíendoleshNimpha feñas
que foliadamente miraíen^finhazer.
riiydo haziakfucntcivicfon llegar dos
paitaras

Anterior Inicio Siguiente


de Celas
fiadoras d« cítremada hcrm©fura,ciacf*
pedallavnäjquemasdminaqne huma
na parefcia* - Venia aquefia> beftida de
paño pardoja faya muy larga,y grä pat
te delia cubierta de fajas negras: febre
los dorados cabellos no trama cofa al-
guna,lo$ qualcs por h&cfpaldas fueltos
Y enlardándole mucha gracia:trahïa ta
profunda trifttza^ue caufaua admira*-
cíonXa otra que no tari hcrniofa era,vc
mabcftídademoradojaçtiiypardojyfo
bre fu caheça^de verdcolmo, vna ojofa
guÍmaÍda<Marauülados de fu mucha be
lleza/pedaron lospaftertíjy atentos,
por ver lo quchanaix:qüeaníi como a
lafuentellcgaroiucomo defmayada yl¿s
mashentiofa,cayo en tierra $ caufando
en los que lo vian tanta pena, que de v o
iuntadfaüeranaconfolarlajíínofeloim
pidiera loq a Nircaauian prometido: no
fue pues bie cayda aqueíta^qúado la o-*
trajentandofe y tomándole la cabeça
en fu regaçOjk comëço a dezir, Ay her**
mana mia Fénifa,y quanta pena me à&
la tuya,y qtianto quifíera poderte reme
diar: per o niégamelo el ha do,y niégame
tambíea querer darte confuelo^ porque
Hh V£Q
Defengâm
veo queen tu mal no le ay,tHieftro- pá¿
dre te .quiere cafar cort ei paítor JFilidoa
cola que ta has ficnipré aborrecido. Y
qmáo nplevuièras-qutrido mal^baftaua
zxtctiûxtuydonucu.ade[ateprana muer
tcyde tapiñado Flainio,' para que haíía
worir le dcfaxïiarastno fe que en tata def
lien tura puedas hazer¿m hallo conic.) o
en mi torpe cntendímintto,qucíea baf*-.
tante a tanta defdich* * Con vn coîïgo*
»cdo foípiro fentandofe-latnílc Feni*
fa t dixo.-Mi mal -hermanaLeda , yayo
Ycpqwenpííenc remedio, fino es con
ÍÍ;Ú .muerrt.lrhir&ie muríoya , tnurio cort
dmicoraçonporqueellotcnia côGgo:
yò no tengo agora vida,y aunque viüa:
parezco el amor que aun no quiere de-
s c a n n e n d que lo haze«}' el que por mi
relpònde : t\<¿) permitirán los dio fes que
o zû efenfa haga;como es cafarme con
'iiidon:al verdadero amor quenii Fia-
mió me tenia,y ü dentro de quinze dias
íasiñ juilas bodas fe ha dchazçn.yo qui
ero que aï fin defe tiempo , las juflasob
fequias mia&fe hagan. No.digas tai que
rida Fcniíh ( refpondio Leda)fí ivoquic
xss verpríuiçronilmuerte/VÍUÇ herma*
na
„ . 4 * * » te J6Ä0 n a t u r a d c j n t t

vida aníï tu m e t a cl hilo cortes,, aim-


cuecleniite fcàezir, queantes hizjcra
in que tal cafannontö:pcro tu temia yi
«c.Viuírdáfañía de mi tdnftañcia (di-
xo ella ypiiesya es llegado el tiempo,
¿or amor mío hermana que al nldca vsfc-
yaS)y fauicnàoïo quepafa, acudiràs a-
dczirmelo en ;eíle lugar t p or que .y p no
pifcfaïo ytme dcl,dondc íc hara im ftpçl
tùrâ,en 'fccirioria de mi deia ílrada íucr-
te-mucho fe efcüfaua Lcd.rde òtxalïa,
pero bien fe via ci cuí arfe de mala g;m a
pites ktiantandoíe y abracándola , con
ale-Tíri^áVímas fingidas fe dcípidio,
de la lauiiiiadaFeíñíavla o i í a i v k n d o k
fola,-haziend.o dos caudalofos ríos, íus
clstrpsy hermofos o}oç,tocando vu «i de
lica ¿a a un q u e r o n c a c a in p o ií a, c o n m Í{ S
trifleízá qiic la viuda fóriolilia: tacando
ladeuiíVQzdettrJfrc pechó, canto lo
figuiénte*

Emolo Ameno ,y a »rada ble y me 3


o'rfí f» f o«o tiempo alni^H wfrf?
JFÍÍJ ¿ íw^°
quándo mi dtilce FUmiotntiyimdf
dándote el ferqueelfolopodiadalle^
Mäsya m ¿tygußo entiy querer bujcâlle
may$r lo curây tor ft edad faria?
que pedir yim fuego d ágmfriá$
oque albulloquererhazer qmcalk*
gara todos^roducesyelUsfleres^
$ todos tu [ombriu da contento $
ytuyentajuflento alosgánádou
Jienu^^ß w mirarte Us ¿mores,
fufpendes & lo $ trißes el tormento
y& mifoUme doblas..lo s cuydados*

Fiera muerteqM mi bien Ueaßfp


infana^mira yaque x&nfegüiße,
pues por tu a ¿tufa todo queda triße^
defpMS que el cielo aljueh lequitaße*
Stfolo y n cmrf opiehfasquè priuäße»
de yidá con el golpe quehiziße*
engSäße que a dos kmuertediße»
y d todo d whe (ïtt eljo l dexaßem
TcmhUnmici o de mi dura muerte$
no pretendas jemas mi comp ánia*
de Celos* $43
que muero Aunque es de yiutmi aivijk*
¿¿fount 6 fenecí que mal tanfuerte
fupepuesdecohtttwreftdiit,
ettU de FUmh el alma, de Fenifa*

O pudopafar adelante con fu can


to,la trifte paßoramias llegando a
aucftos poftreros.verfos : hecho
vn nudo enla garganta »faltando a los
penados ojoshumor,que 'diftilar: folio
çando,y aun parefeiendoa hogarfe con
la pcna:cayendofele la jampona de las
manos,defmayada,ie fue forjado dexar
fe tender fohrc laverde ycrua.Tanto fe
dolieron los paftores de fu congoxa,
quefinacordarfe de lo que a la nimpha
tenían prometido, fe yuan a leuantar,
paraconfolarla,y dezirlçque aujan vif
toafupaftor. MasNireaque conoció
fu intentólos detuuo dizicjido. Pues
como an fi cumplís la palabra que mete
heysdada,no osacovdayï,dcla promet
fa que me hiiiitcSjantes q ue aqui os tru
xcra:dcxaosdcfcpropofito,t|uepora-
«•ora no podra tener cfeclotyfauçd,que
por çlfacro no,me fuernandad©,que a

Anterior Inicio Siguiente


Dcfengânè
^uçfb trille y ferino fa paílora ladejcaíe
¿nos haftala p.uelta^o ta(ctecîdu ptstsio
como tiene /Fodo para que redunde en
mayor coiUçtofuyo.P.crclona henriofa
»impha^dhsò 'Gnfcö)cö'ifric'dQfe-tòdos
tres de fu pocamemoriajqla mucha ra»
¿¡on qaypara 3piadarnos,deaqílapená
da çagala,nos ha hecho herrar y exceder
de tu mandado.Laureno y Gelida díxe
to que era anfi^y quhíéndofe tornar afë
tar,Nireà fe leuanto dízicndo q era ora
ya de Cíimina^por q cohibe nia llegar a-
queIlanochc,do^4ecrancrabíadpspar3
c[ por la mañana començaf eii auçr lo c|
prometido les cífcaüa , n o refpohdierori
los paítores alguna cofa^antes figukpdo
por donde ella los gmojfalicron del ame
310 YalIc>dcxando a la trille Fenifadclà
manera que fe ha dicho,que yendolo co
fitlerando :1a hermòfaÇelida dixo^no fe
foberana nimpha que te mouiö 'a fer tan
cruel con aquella vella paílora5cofa tan
Íiiera de tu eoíiúbre ycalidad,poï : çiérto
q me parefee mas juflóqla cofolafamos
fiqtiiera dadole nucirás de fu paftor^fe
j*ñ loqel dixo 3 yloqnella auemos oydo
fei picÍA q cfta ella cafada.y ella que "es çl
pmçrto^or la faifa rçlacion c|les hafido
de Celos* 244,
kccha,y cö tal triíteza queda t q tntiSiio
morirá fin ningü raiiedio»antes q de aql
defmayo buciua:otracofa he noudoyo
t o aquefte cafo(dixo Lnu'reno)y es qfu
hermana le da,deuç deeiîar enamorad*
.¿.cipattorFiIidô»y qdelcafanùëto h p-c
f3ria,pujt;s difundiéndola de la muerie^a
perfuadian qfc matafe.Y v.td quá' poco
fuc'nccçfano para q loin la dexafe,y ene
lio conoccreys,qesaafiloq-yo digo,fin
duda es como Lauren G. dizejrefpondio
Celída)f?gülo qaucmosoydojocònço
-nçs-de los humanos,y qua mal fe puede
cönoctrloqen voíotros-efta , o amor;
mas ^digOja-ficíointercfablc t y quanto
jiul puedes hazer, qfeas p a m a q aniî
Vitaherraana^preteda d«?lu hermaua (&
1xi.ueric:agora conozco fer loq Crifeoha
dicho verdadero,y q no ;iy amop.puesíï
Leda amara como fe deuc-amar a Fihda
no procurara la muerte de Fe mfa4fabi£ a
4o q el la'quiere tSto3qinduílrioffnrietc
y cô cautela hatraydo inicuas fcgíi pare
CÇ,dc la tabulóla.muerte do Flamiu, to-
do afin de cafar dan la-hcnnoía Fcniía^
Pedemos agora de tratar entío( clixò:
Nivea ) que,tiempo venia <jrt que to «
^Iç.veays^y fepaysgraciofas maraíus¿
Befenganß
çoncl difcurfo de fus amores, y fabed q
lo que aueys vifto , fer? para mas gloria
y fama délos dos:fea como atiteparccie
re(refpödio Laurcno)quenofot;r05 no
Îaldrcmosjamasdetu voluntad, yanß
tratando en cofas de content0,£uer5to~
do lo que del diales quedaua, y benîda
la noche que a la pruna hazia muy efeu-
ra : entre vnos arboles dixo la phittpha q
feria bueno repofar ; hagafe anfi ( dixò
Crifep)pcro fera çqmbipiente que en fa
liendo la clara luna^roiîgatnos nueftro
catumo,fi ay nepefïdad que eftg noche
lleguemos donjáe díxifte, Aî blanco dô
de apuntan vueftros dçfcos ( refpondio
la nisnpha,Sabed que ya aucys llegado,
per tanto repofad,que venida la maña*
tta,fe cumplirán vueftras voluntades, y
la que yo de daros gufto tengo* No fe
puede encarefeer lo que Us tres fe oiga-
ron de faber que ya auian llegado, y
gran partcdelanochjegaftarp eiy'agra*
decínuentosque aNirea hizicro^hafla
que viílo por ella que era muytatde * a
vna pane fe aparto a defeanfar, licúan*
d© configo a Gelida , los dos paftores
quedar on juntos con mucho contentos
donde
deCehs* ¿4?
ioriA* cftuuicron hafla que laclara au-*
y,ora,faludando a los mortales con fu a-
gradabiefrefeura fe defcubrio,que lc«ï
ïandofe todos quatre a vn tîeropo,y t e -
dbiendofc con muçha cortejG^N ne a cil
x'o a los pa-ftorc$5que mir.afcn dôde c ßa
uamlos qualcs e (tendiendo los ojos,vie
yon vna graciofa vega^tan prolongada^
quea pewasconfu vifta podían fu fin
defcubrirconfertanllana^qucni vn pc
queño recuefto cnclla auia * Y mirando
a la otra parte deicaudaloforio , vieron
vnaïan grande efpefura de diuerjidad
dearboles > quepprvna pieça los deaco
fufpenfoSjpofqucafuparcce^muy mas
fin comparador* era la tierra^-ue pobla-
da de arbolffscfhua^quelaque la llana
vegaenfi con ternary por entre las pun-
tas de los encumbrados arboles, fe paref
cíanalgunos herrnofos y relumbrantes
íhapíteksj deque mas admiración loa
paftor«srccebíaíi:qucfíendo vifto por
Nirea el comento que tal víftalcsdniu
dizíendo que la figuíefeii orilla dei cla-
ro rio t por vna angoíla fenda ¿ los fue
guíañd-OiC'ncoiurando tanta- abundada
de caça dç todo genero de animnles^ue
Hb J con
liefen gano
con juila razón lo* uurauiüaua. B e f h
iucne fueron hafh meterfe ajgo aparca*
dos del rio,en medio de vnagraaaífíra*
tf pefura,en la qual.vn ancha y real ça-
juin o ¿HUM aiíi Ja deucrfídad desanímales
ÍXJC mayor,y quantomas poria efpçCu*
vaentra,uan:rap,yorlespan;fGÍa : vían a«
traueíar por entre fus pies,d manfq ep*
nc}o,y la iígcraliebrcjcibdoz g.ampj y
clhçnnofo cicruouio £iltauan.a.Hï ça-
bras inontcfc^corçai y feroces jabalíes.
A n ü rncfmo auia carniceros lobos^d-eí*
truydorcs de los ganados^nifakaua .aq-
llaruyua dclospcqueíiueios anirçiaks:
h fagazr*pofa,ot$os infinitos bicrô dé
cítrahas forma^con que musía vifta-Re-
creaban , i i o yendo menos agradados
de la etlrcmada arboleda^en la qual viä
la encina dedicadas Iitpite^y.çlduçorp
bW>la blanda reja el acebuch« y el bof-
que dela$cliad<:s,la haya y el lifo .habe*
tCjeUrcoriîoque, y plátano ;.,el orna-
rrz y ci acre, elfuertefrefno^y,el. yçrdé
aliíütjunto conclmino^l^pp^da^ino'
Y alto cipresal fau^^eí-hülrtaojÇoiiU a*
ravéante ycdra.el caft^ñ^él^cráe laur
rvUô o t r o s i n t ó

Anterior Inicio Siguiente


de Oeloi% ¿4$
gucgran contento eï con tipiarlos daua:
grade ratópafaron erimirarlaarboísda
y animales q auia,yehdo en ëiTrcmo go-*
gofos: llegaron -a vna cüriöiVy biê Libra
dapucnt"e,qxoti dos pequeñas ynrnno
fas torres cftaüajpor cfta" guiandoîns ]À
jiirnpha^pafatoñaVna amenidad ta g u
de^q por vn rato los dexo fuera défi poc
queia dífpoficíòii del lugar,y cl artificis
quccnçlatiia::lla:iiamente les pareció ftr
öbrafobrenaturäl 3 y ya ¿j lofüefl'c, anee
fe moftrado naturaleza cncllOjcftrçma^
idamente cu-riofa. Auía Vna ancha y îar~
ga •callc,hccha toda y poblada de'altos y
herraoíos alamos blancos, cnefta1 ínane-
rá.Eflanácon.graciofo modo ptíefloí,
dos ordenes clctííos , diuídiendolos vu
pequeño arroyüeío , de dulce y clara a*
gua5q Co malo ruydo por entre ellosyua
a laótiravanda de la calle-auia o tr otate,
fttbian-lós alamostá altos^q 'colas "bola
acras nmics parcela común icarfe, y por
lo ¿ko quant o dos .picas de vna parte y
ctcotfä,faliä vnos grandes y ojofos ra
fnosvy viníendofe a íürar vnos co otros,
«ncl medio de" la cí>llc,caufan do-'alegria,
idauan apacible füftibra, tanto q¿c nin
" gttna
gun a ftmtç los dorados rayos del radia-
te Fcbo con fus delgadas puntas podían
llegar ni dar pcfadusrabre quando con
masfuerça hieren a los que porla ame*
JKtcarÜtpafauan.En lo baxodclos ala
snos,defde el pequeño arroyojiaíta Ik
gar donde los ramos, con fus cfpcfas.
ojas defendían al claro fol la entradla-
wíavnosefpefos enrejados , entreteji-
do por ellos díuerfidacl de graciofas y o*
lorofas flpres.donde el jazmín,con fu a
pacible verdura,y el blanco y colorado
Kofal^ocupaua la mayor parte.ECtaua el
ancho fuclo cubierto de menuda y ver*
deyeruatmoftrando todo tanta fertili-
dad, y íiendo tan guñofo,quc de volun
tad los pa flores allí fe detuuictan mucho
íiempOjíitrauandoNireaa Celida por:
la mano,y díziendo a los do* que la* fí*
j;uicfcn,no los apartará de aquel prop o
fito.Por la hermofa calle fueron , hafta
dar en vna quadrada y verde placaren q
quatro graciofas puertas coi* fus arcos
auía,y lo de mas todo cercado delosmef
mos arbolesy enrejados. Poreftas qua
tro puertasfe entraña dequatro calles co
mo las qauiä pafado^nlaçftrçmadApla
deCëîas* $4*7
$a de allí,con mucha admiración fueron
difeurríendo y atrauefando de vnas en o
traSjq por çïmcfrno orden que la prime
•ta dauaii fumo contento. Vieron tábien
otras que de différentes arboles eran he-
chas con tanto ©rden ord«nados,q grau
dealegriadauanaquienlos via, de a 111
fueron entrando en tantas y tan ame nas
calleSjhechasdehcrmoiosarboïies, que
vfíaopulenta y gran cíudadmo pudiera
tener i^as: eftauan muchas cercadas de
gruefos madcros,p©rqlos animales con
fusagudos diéntalos verdes arboles no
ofendieífen^n algunas auia puertas, y
en otrasgtandcstornos^pordonde ac-»
lias fe ewtrauan,todolo yuatt mirando y
contemplando los paüores, tan ocupa«
dos en folo ello^que de comer, nide al-
guna otra cofa no tenían memoria -, que
Siendo bífto por la vella Nif ca¿orilla del
Caüdalofo rio3en vn tan ameno y apaci
ble lugar,que masrecreacion diuína qua
humana partfciajos hizo femar,y facan
do de lo que en fus carrones llebaüS^co
mucho goço dieron a los fatigados euer
pos el ordinario mantenimiento: luego
q de comer acauaron,po r1er el depo en
que
«que la inquieta chicharra,.coamasfuet-
ea entona cl kuantado grito, y quand©
el manfoganado.huyendo de Ja inopor-
tuna ¡rmlca entre fus pequenadas roa-
nos heabeça mete. LaNimpha dixo «j
feria bueno repofár allí algua rato por
que harto tiempo les qucdaüa, para ver
las marau illas, que en aquel lugar aui.a:Ü
lo qual(Laürcno rcfp:ondio);de aquefr
ta Juc rtc. P or c ic rto he rmola fenera q
fon tales las cofas q. auemosviíto > ylas
que dcuen deftarporvcrrqwecon razo
.podríamos oluiclar gozando dctál vif-
.ta,qtialqutcr otro genero dé defeanfo.
Pero yut& tu agora quieres..que aquí
•gafteraos alguna parte dette diajporqlo
que por noi'ocroshazcsífca mas crecido
i3encficio:fera.iufto,tios.declÄraftsJqUiS
aqueílascofas hahccho,Yquien és qniS
laspofee o ba de p.ofctr,y .que .chapite-
les fon vnoa,que aqueüa mañana vimos
quedefpuesacacoíxlaefpeiiiray am(?-
¿idad.de los arboles Teños ha encubier
t o . Vna pequeña parte dixo la »irnpha
aueyí. vi fto,de lo mucho que aqui os ha
de fer moftrado. Los chapiteles vereys
may preftP,q cíu «nvna caía digna 4t
•H3as
ae-'föfos. £4$
SÉnáSaámiracio qtódo îo pnfado áodc oi
fera -manifiefto el pofíeedor de tan a roc
nò''fiiio,a7iíí'mçímovercys jardinesde tä
ta-ràasc'xcclcria cjaqtie'üo,quato vacie
lo q atieys vi fio, a vn fe coy efpinoío IIA
no. Eil rallias cofas fon todas a q u d í a s ,
ícfpoildio Criíco,y fíf come portan afoí
tunado en aim llegado a verlas^ eh niai
gü riepo de a qui adelatctçmerè li iím-tr-
terpúesquñrido venga yre cotenlocort
la memoria de'aqfte g#2ofo lugar. Me«
jpïfcrïajdixoCcIida,qdc5c3doaqiïx:ftd.
tñ o j cío cíe fe 2 i o, t o n Î a í c m os el fa b.r o ftí
trabajo de ver todo lo qnos rcftajfcaco
pro os díaegufío,rcfp6d¡o Nirea^ylc*
uätandofe vendólos guiado dl^straue*
faron vu a.açnidabíe cal!e,y lltev.roa v-
-.Bàsliermofasçuertas^odcü abíklancia
|-diucríídad de frutales y ortalizn ira, di
goadeq muchas días en fu cotcp'actou
•íc'gaflaííhjcfl'auS ce mucha orde puefc
tosiosfiutifcrosniíiçniK s,dc tutos pjfcnc
ros y Tuertes, qgrlvi£;íi:ní5tu acjuiClus via
cauíaufumuchos aUi^reicrtosín otros
dlfcrctesfruraics.efi-n^ai ta bien lo,s ab u
idantes cernirnos y henn'oíospcríilcí, los
iiifpoIoSjUTclocotoncSidnraKnosvalbarw
¿pquçs ; ios abrideros y a#ul higuera?
Anterior Inicio Siguiente
Dejengam
cïcolondo madroño y apacibles cinic*
îos^odos aquellos ingertos vn@s en ®**
tros, de f&ierte que no menos artificio y
curiofidad^que lo de mas parecíala co«
piofa nogera,y agradable membnllo;)u
to con cl fano granado:alii cargados de
fu fruto femeftrauan-El hertnofo ccrc«
ço,con el açufayfo y guíudo:no conme
«os belleza parefeian* Auia gran copia
de Oíofosnar^nj0s,cidros y limones, y
por otra parrcjcftaua el negro metálico
el almendro y auellano, otros infinitos
frutales.que mucho contento fu agrada
ble villa daua* Eflando todos también
cultíuados,y con tanta gracia pueftos»<|
junto con lo démasque aman V ido, no
podían dexar de yrfiaginarqxic aquella
recreación fu tífíede la caña Díanayo al
guna otra de íus diofas, y kaziales dar
mas crédito actlafofpecha >elver y que
nunca les auia Nirca querid© dezuvqüiS
el pofecdor dello fucfc,y io que h$ cíla
ma prometido de raoftrarles, las mayo-
res grandezas que tenia el ínelOitodo la
que del dia les quedaua gallaron, ni ir Si-
do h curioíidad de aquellas eftrcmadas
huertas, con tanta alegri* de los tres,quc
rsai
$•

talmente q u i n e r a n ^ c nunca el u ottíf


nonrantòioscubriet.avpara no apartar-
fe de allí vn puhto.Pero como )a noche
vinicíe^uíandoiosía iimipha, debaxö
de vnoslhènnòíbs »lifo s fe fueron a= re-
tíofar,7' defptiesque de lo ¿jue trâhia«,
luuiieron pagado a fus cuerpos el debí-
aombuto,Celidadixo.Sontales,lasco»
fas,hcrmofa ÉUrea que ©fes. feas moítra«
do,qué aunque cneíte ameno lugar no
huuícramasque ver, era bañante para
traerle largas tícrras.lo^niasciJriolosy.
çlrlicâ^os ingenios, a gó¿ar defu hermo
íiiíma villaíPüts anfi es qüe^ambicn os
ha par*cyò(rèfpóiïdiò ía n3riipha)jHÍlo
faa que éntrelos tres cant.cys alguna to
fa en loor d*l apacible fitio y amenidad
queaueys viílo. De voluntad bella fe«
ñora(dixo Laurenq) ofeçcjççcrcnT^s.tu.
îîiandaclo":piîcsn o t s licito íalir jamasde
jo que fu güííofucré.'Slin? t'daá rcfpon
dio Crifco nómfe proybícráíiaztr lo q
«or^'Htrniofamtftp^róces-inaflda-
do:nin£uno nías liberal qiieyo en.oBc-
dccerlafuera.l?ero coiuoíciigo, ya yo no
iby paraello,yfera razor» ,queLaurçíií?
y .ÇcÍída,fuFlan «nç&Q inïsfaltàs:Nirc»
1
Is dix o
f
mgáW
abro que .era j u í t o que aníi Ce bkkfe».
íuiportupo al#s dos q catafenjlosquaks
obfcdpcicqdo fu mandadosfacando Lan,
wnpfupplidorabel,, y C.dida,vnaiklí
cada. campons-> deípues át aiíer ? coa
mutila gracia tíiñidovu REO* coracxv^^
roí! de cantar a que fio*

Ó depdfior ¡tánica en yevfejrmm


mi eßilo porque áUue pß^ mente
d alegrh que ßenteaqmmialm^
îdnhkcilmYùypAlnhtque es. deuldoj
4 eße fitiù efc.ojndù,y eßremtdoy.
puedes él mas preciado y rnU$ amenoy
de quintos dtemM'ágoU tfern
y de hmgUnûbiene nombre ciÀra*
que aj/fidotàn râro nUunferi^
WPjrunù ni te abra tan èxceknm
,m qmnudfîdkdciek kjußmtQ

X TD Ï/Í»
^ hgéiiesqmqwfi^
què À$oh ehmqàrçkrdú^m Mi : lengua
para aneädrßn mengua declarando *
lo que ejlö'y conteptáhdoen la htrmajure
detod&efU l*et dura y ci jombiio»
poco eiimfenifö.mh mepétrtjcefi
paralo qupmetejce âquejt£ob?a%
adonde t&rií&fobrd ay de v-zkr*
Jtírt'míiybríüvri¡uey-uío'C^Ue%
y U mi^oíih lulle äepien to yiere$
ÍUM Cftqtí&ttto U yid¿ p&jeyhTé

el que humvwdlev&do tjualy® aycw


lo rms que puede Jer acá en U t iena¡>
adonde f&Uejíierrú tú tnjh^û}
tonyeYfytJírtbdltfytte ¡Uftatv^
las aues^y ¿ti lm ¡t le s tjú e Cty ¿ir i
hs flores que mir&y 5 yfobye rocío
LwdHJki&.elitrte \ mpäo: w am recreen
fttis n)ù$qn&fidoyeoädrnßctQj ;
'^ue de dinin ù irtdich da mtty »¿roy
No yt mera contenté en eju yu
fmofuera ttayda & y er talAwUi
fi tea fu fu wem tria ami llegará$
continuo mequexáfá ¿tmijnertt¿
fwpbimerá a yerie%àjibètranù
hgaradúíainanu artificfafjQ*
de natura indnjltkfa Curta qwié£%
ningún® abra qm- pueda ftr bajlantt¿
pvt mas alto <jw catite a declarar
h queay quetiin f < wpLren tu ¡mmofifá
pUcstfcedcílasobrasde.MtHr^u

V C H O contento dieron Lnure


noj}' Cdida con fu cantos la her-
mofa rnnipha>y al.difcrèto Oifea
y atiiedo eÜlado vri rato tratado ene! juf
to lo o^qüea^ufl aíner.o lugar fedéuía:
Hireay Celida dcfpidicdofc délos dos
paftoreSpfc^aparfnrort'aíepofar, quedan
du ellos co.«ttrañudéfctí;dc-vef llegada
la dará mañanada cjual dVjpúcs qcl no
tama

Anterior Inicio Siguiente


de Celos • *ft
turno beîo, îiuuo acaa^do fis jomada,
cfparcicdo-frçíço y hcrrnofü rocío, parc
cio:cauiäcio cò fu agradable viíl.i crecí
do cörento,yerben aqueftos paitares*
de quien (ä-(tafeada f ra:que lcuantado---
fe muy alegres, |ia-;¿i<4 donde J;i imnpha y
paftora vieron yr.querian llegara trepo'
que iasdosha^i;* ellos fcvcnifin>y rccibie;
dofe entre todos quatro co mucho core
to.Nirca-que'dálic&guftp: precedía j.dizie
do que la (¡g;uiefen por entre aquellos
arboles los faco a vna ancha , y rafa pla
Ça y donde vieron edificada vna rica y
funtuofacafa,con tan g aja nos rtlodelos
quemucho en ella auia que niíf^r , y ¿cu-
ino la nimpha víefe que en la viíla del
hermofo edificio fe detenían, tiran do da
líos dixo:venid con migo venturof os
paftoreSíque antes que las ^raride^a^q
ay cneftacafa oifeanmortrada^eÎla ni?
denado que acaueys de ver tóélits las re
<rcaciones',qaqui elfeñordetodo aqftrt
tiene: y dí^iedo efto por vna -puerta de
vn pequuelo patio JosfWguínd'6 ha íía
falir en k orilla del claro rio,qlos grtie*
fos cimientos de la cáfa;con fus dulces a
guas,yuabanando:Iaç*ç-pòiÍ ; viíap<. , q·*
li % ña
Befengànê
sla.yfuefttpUewtcrpalaroia-B^eröm'cha's;
grsciofcjs jardine s, tan cri: dîremo apaf*
«Cibles :f agracüab'kSjCjue tod.oHü que .a«*-
ijiañ ,v i il o Ics pareció tefpeto i"uyo fee
liiüy pocoiauin endlos infinitas arüficiè
if sfcuemç$ytô¡tanta diuedldad de caaos'
que ponina iídmira:cionsotrasauia en c^
l> ertas,que no piííccían íerfúcritcsjdaí}
<d c çjçlc u y ci ad am c. n te 1 o s -Xic s fe pufic T.&
$?aia-.çontÉinplir¿äcfdc alii,y mivartd I M
^ívò; qye aui* que ver..Piro Nirea vicn&
dolos oc^pados.tïiii'ançlQ lauiauchas fla;
if.es y yerbas de tantas fuertes que .>iuia¿-
îiaziçndo que;a las encubiertas fientes*
ie.les'foltafç élagua en..Vo punto douds
Jos p a f l o r r ^ e f ^ R&
mero de ^Ig^^sxaiVos^ànvquC'todc^:
í<:TïK)xa\ïjv}K;yéófiifos finfawr que fue
ft.Nofab¡j# n didtierfeyr»iporqpe de tq
fks p:artq|;:|i^{iiiaija e^Vierdí.íVeÍQ <igi<a¿

D aïri iaJtís^feli^g^fc) v ella nimpba a ¡CII.O-ÍÍ


«iízicíi doM i $ ; f QrçliïÍÇ2%Í í<í f|os • e rïga0.a>

neros 3 nilr^'tafecrhiö.ßu»ä-icU;.to&'jardin
I ¡ e s, ('(".g ;a mí q •x.cfò.t 0 ó p «tra cí t î a n te, jd i g ó
2TË
cho9-00 y "OiCrefpondio Çdvaïijc/et»
tohÄinofa Ni'rça que yo guftaua tanto
de ver los muchos caños ,• i] no te w i i :¿h
nada el motarme: pero-élctifcrcto Çúïeo
tctn¿ir©fiJ¡,cjue eon tata agua fe aúia âc
ahogar, fol.o tufcsüa nicdo corao.po«
•aer&ycndo.efcaparfeckáqiifñcí'.'i«;^
riofo artificio:bJê es hernaöfa Célula (d¿
xoel biejd paítor)lo quetu temÍ3S}y
'prfieüïauas atribuyrlo7 anii aora : dexe-..
riiostò, replico la nimpha , y pafemos;»..
deîatite]quç mucho ay aquí que ver }y
con efio llegaron donde auia de clara a»,
gua muchos y her.mofqs eííanques, en
Jos qttalts abiindancia de crecidos pe-
'«js.fe rnoftrauán,aiiÍ3 tábien por fus çríf
taliths oias.bUnco s Cifnes y hentiofas
anades ;y end medio de algunos. Reno's.
claros cñanqxt e s : e ítau art gull of o s '<« iía
¿erös.ctibichos dcverdesp;?nnncs, yo.
Ior(gFasr,öras,cIaueie$,y:ilclks:coivt;in-
tafußile'za vnos entre otro s, que famuia
iTieritè regozixauàrr.auia\unto cari cfto
énlos ceHaderos^apaciblcs.'pr.ryas, que
CQn'lärgos racimos de íabròías vbas-,a
d o r d ana ri cl r ecr c a à ex it t i o : via n fe y o r
loshcKTiofäsjnrdines,tata cmi€rv¡.K^a
li 4 de
Deßngdna
dç chirriaclprespajaroSjhaziendo fuaue
y agradable mugcà^con fus harpadas le
gua^que no, huuiera alguno , que por
rauy apasionado que cfíuuiefc TÍO fuf*
pendiera fu torínento-.los qunfcs eftauä
todos prcfos en tan fubtil«, y grandies
Jaulas, que con mucha dificultad fe po«
día ver lo que eran : los faltos que vnos
y otros a todas partesdauan, y eî canto
que tenien e o cofa de mucho pafatícra
p o : auia también en algunas partes de
Jos amenos jjardiiTies , gran copia de
caualtarosHarniaq0$,y en otras de gala»
jies,yhcrmofasníííiphas,Codo hecho de
líerdc,y menuda yerbaban al viuo que
propriamente/p;n'efcrô^
y con razón eiHujtn los pa flores dey er
tantas marauíllas. Quandolahermofa,
jhimpha tomando a Calida por la mano
dizíendo que las figuíefentlos rcietío en
ciertos laberintos , con mucho masaje
tificíoquci'odolo demás, hechos., eran
de arrayan , jRzmin y otras cien mil fio*
resentretegidas, por entre efpefa ye d M
con grandiííma fubtileza , auia entre e*
líos algunas agradables parras, con que
mas gracia receuian;teniaiï y nas arquea
de Celos« *n
das pocrtasjpordonde entrando -a poco
rato fe hallaron en vita grande ofciiri-
dad5 hecha de las mefmas verdura por
que bíniendofe a cerrar •', por lo alto
hazían-vapafoalgoeftrechoamododc
ktguna.çueua,do.nde paíando de vnas
partesa otras perdido el riño de la entra
da para poder falir.ÉÍlïittisrQn gran par-
te dcldiatmifjaiido quattto raasandauan
masadmiratles'marauíUás^y-auíiconfu-
fosen tendiendo que no podrían faiir cf.
tauan-jdequeNirearcciuia grande con
tento,ydcfpuesquc.lc.parefcíoaucr vi
fto los patio re s todo lo que allí auii,por
otra puerta diferente de la-que auían en
tirado .bínieron afalk,dc que muy ale-
gres fueron todo aquel dia y otros ocho
îostruxo fin queentrafen en ía real cafa
moftrádoles las alcas cofas que de recrea
cion, auiaaafi ,de diuerfas cacas-, co-v
mo de machosarbolesj.y otras infinitas
cofas que aula que ver,y quando ya no
íesíaítaua nada qucniirar » Al otro dia
al tiempo que las doradas crines de-los
Feúcos cauallos * dando luz y rcQioxi-
xada viílci a los humanos parecían : la
nimphay los crespa flores fe hallaron-a*
li 5 las

Anterior Inicio Siguiente


Befenmñé
la s reaîespuferîàs ele îtf infigne cafaron-*
<k con crecida alegría entraron: eiorticça
co íUubirpor-vnaherrnofa f ancha cf «ö.

calcir.^tal'itjue-maníftftaua en ftr curio« d»

iidad, la que fu poíecdor.Tenia fas l'us-


pi-ruasfalas:ca-r&äKas y vctriyraicntos/q
^ln vieron, cran' bâfrantes a Tacarlos dç
jïiVsíojitoíbsIasp'arcíícs y Tupios ttnia
de hi:mio{üs-açuUjos,y los techos parcf
cían íer hechos de ílwo oro, cô! mucha-€a-
rioikUd y admínbje clhañessa ácana*
ih>s,<jué como pop los paftoresític todo
contcinplado^untándoio^con-lasnccrca
cioíics que viílo auian : claramente 'en-
tendieron »OjUC era confotmc-yfr-sirian
imaginado vmprsda- de alguno de fus día
íes.Y an (i Laureno como quien mas de
tal viíh gozauía/dixo a Nireai î>kndo
las grandcs'iTiarauiHaSjque por ti iïtrrrro
fa nhnpha t\os han fido inoíbadascantes
de entrarcneft ara ka t?.fa,no-po-díá-ttio fi-
de xar de fofpeclvar qfuefe rccftSfi^áli
ca i b D í »iria', o otra*q uaiquicr di« m¿ per
fona:pero como-pomparte dtifae>ò-'Ta*
j o fuc ü«™ o s ñ c] « i € enbi a do s >: c Él a u a m o s
íUïdoios ixioq vJarnos cercado d «fus• cía
r^mrua^cra lii^arcfc^isida-pvaavVo-
fôtïàs fus-hçf-inoias N i «ta f pafaffdisïas
de Ce fos* £¿4
câlur o {a sfíe Í1 a s, r v c r-c ä d o 1 o s v c î 1 os -n ï i•'£
brb^mas defpues que la excetencî^de-*
fta memorable cafanosha fi ci o motfrada"
ialiendo de la dubda en que cfhuanios»
aucraiosafirmado ppr cierto en nueilral
im^gtnaciones,q es he<hura y recreació'
deaío-íi auitadordê luS^ftrdtadosçxeà':-
îo..-qijai fi es anfivte roïamos'nos-dcaa*'
R é p a r a q«eên nofotros,con ignorrm-
.cíánoay algun <î irjjuítafalta^qticíla jm
pedal ca{a(r¿Tpondío M ire a) y todo lo
d é m a s q u e aucys viftb; Saucd.qiie no
esmonul-i ni recrcojdçquîe fofptchays,
fino dö hcMiibres nioïtales, aunque en la
fama pctpeîHos:pani los qualeS/todtrfa-
qucftûefta guardado j h a ü a que lie*
gue aquel dorado fíglo-j en-que todos
los'hùniawjs,-y m'as los-de- "aqutfta1 tier
ravcj el cáudalofo y O t r o Tajo negado.
2-adcî deia foUemia viftade talcs prmcí
pes:fcsfeanotb aqtutte anierio^ clclcy;
to (h-liigär-s iibr que agora Ùvmà que a
tofetco'S- fdios cshianifi-Uo , y que.-en
îarg,^ años a o-llegara cl fe ci \iUi m o tí ë
p.O;f a que en là ti drra fe han dt* v e V ta a
altas y/cfdard-Hdas-pcÉrfonas 5 las" qua-
k s ¿;>mf¡ como lö.id-c- mayos ha íldonuj
DefengâB 9-
sncCla mefnia morada, y.creed que an fi
cainoviydíffereach dcloviuo a lo pin«
tado,laubraen todolo que hada oy fe
ha viílo cnel mundo /y'.enla's ymagines
quemoíharos quiero,Y diciendo aqtie
ñofCaco vna dorada :lla.ue,de vna ancha.
manga de lu ropa que trahü veft i-dä,y a*
briendo concita vnas marauillofas. puer
tas'.todas quatre entvaro en vna tala ma
yorquetodas lasque viíto auian,y-d.c
miyor grandeza y mágeíhdrpor las pa
redes de la qitaI,vicron infinitas ymage
lies de Cíiiialieros.y iieruiofas damas, t o -
dos hechos defina placaban alviuo,que
Jes parecieron fer-per fe nas animadas f y
coa viules efpiritus * Bien entendieron
]espaftore5,que aquellos que allí,-vían,-
eran tos que auian.dcgoçar, mandar y
pofiVcr aquella tierra y marauillofas co*
'fas, vaofi a mirarlos edrañamenté ale-
gres deaner llegadoa verlosfeponían:;
ío que fitndo por Nirea vifto, les dixo,
PatÄdvenmrofospafloresadcla.nte,cjue
¡el intento de quienaquí os embia/noes:
mas que de moftraros,los quilos feñores'
de todo lo que alleys vïflo^porque aque
ños altos cauaileros y harnofas damas n
fàbed
íabed que ion bafallos y .crifldc-5: de ios
que por ver os t e f h m p n o fon legitima
mente luios denn eflra madre JEipaíia,
que les bafta p;ir¿i fer dignes de eterna
sncmona,y elidiendo aqueflo,)" guian*
do.los:ch-tràron-enotprouy BUS rica y
hermofa fakdondcencl lugar que la o
tra,tcnia caualkros y damas, a q ti til a te
nia grandes y eílrtmadas figuras de al-
ios príncipes y Reyc^ydt íoberanas rey
Tiasrtodos con coronas;He-fino oro en
hscaWças ¿ parefeiendo ferellasde lo
íucfnvo, con tanto inftnio y curíofiead
obrados^que con dificultad fe pudiera
juzgar lo que eta'jfegün -parecían.vinos.
Deia vifh de los qnaks,y de las grande
zas de la admirable fa]a,quedaron]ps"pa
flores cbhjuftaeaijfa por vn rato corno
fufpenfo^Pero bolüicndolosen fi el de
k o de Very contemplar las altos lleves
y principes qieauiajHiuy atentamente,
para haztrlorfelie^auan mas. Nuca les
;dixo;aufi nofoys'lkgados al gioriofo
fir^donde las-grandezas mayores y ma;s
•péifètaiTiènTeacauadasihan defer por vo
;fotrosviftas¿Áqueftas figuras q cíbyi
•:itairaAdo,ñofonalosq«cni^firajor.8a
da
Hogaño
da fècíicamtna^iin^ucfün r e y « y û i o
x^Ai/uiU-iiK-nrcdc^ödai quanta .tiara! û
! claro l\íj^.baña:y ;de ; quien íucedcran
acju^Uos que n m alta -medite gocat^iw
íuic> dc'íi^ueftaitt^hy abundaate tic«
,maperaác gran pa-rtc:4t:l mmidq^ | r de
la mayor dtla chriínandadjyvcmattkái
penque en folo • titos la rítigloBcbriftía
ha h luiUmCiCÖ mas veras y ç^ydado*
'•IVenid con migoquey* el hado os quit
re conctdér^vn prciivio^igno lernas lar
^p*caïíííiïo,-y d'ç mas trattrfps/ql·lé los-q
;iú¿ys,por Hcgavaqui pafado.Mo.VïUQía
<}AU:HIO de deziraquetto rquaiido yfias
avttficiofrSjgíandes ye-ftraños puertas---íc
abiiäi'onjy por ellas cntraiun^cnvria tal
Uh^quc de todo punio^acaúaron de re«
cebir la adniiriicv^iy cip5to^ cjue mhûn
en hiimano$:pechas pödia.'Y.no «va;míi
d i o que paitares ictrpuitaíen,pücs ios
wuy '¿iteraros corit'fanosj reciñeran la
propri^aduiiracionvpdr^ucido. la tftra*
ña grandeza y hermofura de h íala,y de
las muchas riquezas,:que por paMfò,
indo; y tt cho^cítauan cípardda;$ií3PÍa
••algunasimagehes3demazicoy aqwïaía
do o r a r o n «ifinita á y f rccklaspitdos
hechas

Anterior Inicio Siguiente


aechas tnlo/Diasaito de ladea fala pLU*
•*ia;y.na. que; nadie pudiera rmrark , Çm
•MtQèhk.-grande a k a a d o n e n fi.T.cjni%f0
ibre í u benerable cabtça3'.vna cßrenia^*
corpji^queparefàa 'contener ciih .o-
iraimWch^todÄs^cauadas de finos .ru*
hits y per&tos diamantes. £ftaft-a.anna-»
' do definas yTcfplandí, cien tes a rni 3 s, mp
iïrando en ñi-afpc'&o tanta JVtagelhfd 4
tío huükra quien no pen-fara ftr nv;Sj al
gano délos foberanos díofc5v¿}hami3iiíi
icriâïuraiT^iiïa víiaktva aftiípies-j-qd-e
.•2:iaft Carlos q\iíntoii.nbi¿>o £i^per^r!ü.c
dcRbeianos.Mas.qbâxo de ¿Kjnçík la-
cro y pito Emperador,.parecía tfbr va
prraci$c¿*fr-M^^^
aunq^fíioço, ygtial aJa figura de arri-*
«a,y añübido algo .mas bijas, fe motha
^laiirdos imaginesjdc dftk&lys p r i n c e s ,
tan;perftctftimcní« ac.RU2.d<ss5q ÜÍ íj/jiguri

podía lkgajr3t on nnsy k'u anta doblólo,


vAla^mcnpi-Tpartc q'u«; cnellas naturak^a
-pxifo¿¿tcnia; v-na k t r ^ q u e declarat«, íçr
elf otenïiíïmío ; Philippq fegun d.0. deí~
ttenombre.Y Jas dos foWrahas prince«
laMtis.çfeçmadashçftnanas, Ma.yía #- y
lu An a
DthWOMQ
unna. La vná gl on ofa Ernpetatriz^y
lia otra Lufítaiia Princefa:digiías'entra
Bas aun clcirayorcscftados« Aun lado
algo apartadr^cftaiiavn înfa&tt'ttmy ni
fioycoii tan crtr¿iñabcrmofur9>qücgraii
contento'el mirarle daua.Dcciatafidofc
eri vna's letras cj tenia en Is diefoa ffiáno
fer el ínclito D o Itian de AuftriaiA lo$
pies de aqftoi "altos Principes,fe-via niü
ehíis y hcnríoiasnímphas^tpaás'c'&dora
dos íulrtilcs y acordadas ínflrumetos tú^
fus man OÍ: hazíçndo tan-{uauefö»y<| vaf
ta-ua íu •melodLn,^égraríal'ro'as:tdOc--co-
rruron de a que íttífuelo.Y en medio de
tod.'iSjíüb'rc vnleuatmdo trona, feiita»
ïï a, t n v n a vcfpliiiiileck ntcfilla^Eílaua y
na dé tanta Yeldad y grandaza, que po-
nía admiración. L'a qual fué?ltiè*tíf del
vkjo Crííco coBbcida^ticetá la opulc«*
ta £fpaña',y con mucho contento ha a-
blarla quena llegar.MasNircaíe'detu-
bo díztendoiDefóüte alegre páftÓE^c
por agora no te es cpcedido,lo qtiepre
tendes, bafta que del iodo ayaysíostrcç
\ ¡fío la mayor gloria, que cii la tierra a
bra: y akficádo was q Ptincipesdeotros
ticmpos:pues
k l
os han fido, y ícraií iriapí
"fceftóí
de Celai* j?5?
fielt a s"i talcs marauillas y grandczasï-las
qualcs^htes que tic aquí vnys3 uns co*
piofas y con mas ciîrèmo vercys.Cierto
heriiriofá"Ñireafrcfpodio Lnurcno) que
lö que vitloauenioijestaircoy tal 3 que
podremos juzgarnos, y tenernos ^ por
mäsq bíe afpriiíoridos:yfo'la vnacoOi f o
dminít^ temer, que esja falida y priua-cio
¿Íc tal víílauY tengo por -cuidëcia, hazcf
brande ícntithicntoeñ noTotros*lá nie*
moria;de que no llegaremos a ver él vi*
•úo ¿c 16 pintado , de que agora goza*
mos. Y por mí digo,qút--defde cfte p u n -
ío comiendoaimbidíar aquellos,que lá
v t n u i n tanto b k n les. tiene guardado:
còiti'o Vs VÍ.ver vnatíiinima parce delo<|
aqui ay. Vna cofa( dixo "Ccl'ida} eftoy
tonfidcrándo(y cs)qùenu fe>fí efre al-*
to .Emperador lia de -poféer y gozara! qf
H ínfignecafa,y agradables recreado-.
íi€s:.poiqttc h a í b acora ¿ ni tu íurrílofíá
Híréalo"has dicho , ni alguna letra nos
lodcclára^ternatantas ocupaciones cú
fu vida(refponcíío íanímpha)con con-¿
tíritias guerras, y con cñfaricnár fus grani
des fíéyn'oSy aquéfte imbiétò Empera*
dot qûç rio terna lugnr dé recrearle ene*
Bejcng&no
lias: y a efla caufa no íe trata de la qucpî
dci,y «ici fcpmta de la-forma queveys,
por aquello en q fe ocupara, como co«
fa mas importante y necefanaínfc por q
el noferafeñor, jotamente con la ma«»
yor parte de la chriíUandad , del ameno
lugar,qucaquiefta,y <*n el infinitas ve*
#cs verna a defen£adaríc,de fus grandes
traua)os,y también, aquí fe veran^aque*
Has dos princefas3que içr fus hijas paref*
ce,y tlfcrenifsimo Principe donluä de
Aufíriatcuyobíilornofera menos qué
fuafpcftornueftra , y fus hazañas y vk
tudcsjnchiran laredonda maquina,y el
que allí veys que fera eí fegundo Phili*
ppofinfegimdoícuyo talle ma.gcftad y
grandea^mucilra fer tal,agora en fil ja
ucntudjComo lade fucatohlico y San*
¿lo padre:de quien fera impoßblc 3 que
pueda snaniíeftar nadie en el fuelo y lo
îîienosdclo que la pintura de fu balero
fifsima pcrfona nos léñala. Q utero que
ycayscnclpunto que fu catholic^ fer me
refce-.ypuescClays va aquí, atuedofidb
por elgrí Ta)o embiados y guiada por
miferos ha a nil moftrado el íín mas a K
tí> d« vueftro camino de quant« stul
¿nüßdb
dcQïos. Mt$
munâo fe ayan hecho."Íberas eî refpíaig
«or»que a ci Cnfeoen Ja cubre del par-
nafötedeflumbro! cofa digna de eter«
na memoria.!" aefia oía vieron, cömö
auícndola tiimpha £fpaña,mandado a«
Vna de aquellas luyaselo que aUia de h*
¿eer,ella fe llç« d en la mefmaTala a yn*'
parte.qué las pafiores.riö auian vifto, y
tirando vna delgada y rica cortina, dcí'J
cabrio vnata.n gran ciaridad^queles ío¿"
Jiccefari.o cubrirfeJos ojosco.lasma«^
pornoquedírofufeadosiperopafadaa-»!
quella repentina turuacion: y tornando
»mirar haziá d refpÍan«ior,quc ¡mían vi
0o:a Crifeo ie parcíciajqu.e era propria
nienreloqueerïía cumbre dd parnaftf
vio:,y como todos tres pudiefen verlo
que era:no ay encarcfciinicntOjCon qai
poder moílrar la adrmracion^uc tai v i
ítaftis caufaua.JBíhuan de tan finas,yre
lumbra.ntes picdvas hechas ciertas figu-
guras,que con gran dificultad confemig
ícrrairadasydela fuerte que fueíe acón«
tee*r,ál que fondo cie<¿o,en dia claro y
-ftreno cóbrala defeada vifta,quc con c*
ítrafiogozo ddnopenfado beneficio*
qtianto ay Icparefce,quc le ha dç ofëdef
«ß-*x 4 lof

Anterior Inicio Siguiente


DefenMné
l'ós ojos,y con temor de boluer a perder
l'ò gan adorni i vezeslos abre y cierra : y
cfpántJitíode.lo que ve fe Gente, tales ef
faüäfVa qüeítos y enturólos paßoi'es, co
löqueprefen te teniä.y de fuerte q muy
d!b Veras aún nofeatreuiá a mirarlo que
v^Ua:m<is como poco a poco,fcfueífcn
fëiçgartdo: Nirea les dixo« Aquí vereys
afortunados zagalcs,el verdadero y juf
t o f o fee dor,ívo folaméte de aquefta fer
tiVtiiriá5pcro de infinitos rey nos y pr@-
liÍüciásVquc con razón le feran fugetos*
^^qiii vereys la Magcíhd y grandeza
mayor que 'fe ha bifôo en la tierra^ y ve-
reys,junto co éftojcl mayor eftrcrno de
perfccian,que imaginarle pttede: y el
mas alto vafor que la humana natura-
leza híiformado.Tan confufcsÇrcfpon
dio Crifeo)t:frámos délo que vemos , q
oluidádós de lo mucho que auemos vif-
tdiquedamos eleuados y ofufeados en
folo aqüeíto. Befpues qtodolo ayays
contemplado ( replico Nirea) podreys
dezirníc lo que os parefcierc,y como aq
fío dixo,mirando liazia donde el refpîa
dor falia^ieron vna figura hecha de pre
ciolîfuiias piçdras, moftrando íobeMna
Magcftad
de falos. 2x9
JVÎagaftadîtcfâiaiobre fu cabeça vna^rá
de corona de las mefinas piedras, fu afpc
ñ o manifeftauafcr ynico.y clprimcro C\
tanta-alteza repreièntafc-.kego fue co-
nocido de'los pa flores, que era el fermí
fimoy esclarecido Principeí'uccforyhc
redero delfacroyalto Emperador : ti
qual los dexo como fuera de juyr'io^bié
do tanta grandeza en criatura human*.
A otra parte bieron que efta.iia pints el o
vn príncipe de tanta txcck-iicia,£]uce.3{:
cedia a los que masfámofos hüuo era
Lecho-de lá&mcfmaspíedras^dtindo de íí
grandi (i nía claridad: y junto a eüe alta
príncipe, que don Garios dexia' llamar-?
&,eQauandosefclarecídas infamas, con
tan pevfe&ahcrmofura que In de U g'nc-
gaJE]ena;,.Diana,Policena,.y Venus, co
todaslas démasque han íído y fon porli
fama celebradas, fe podia poner en p*r
pctüo oluido,y oeuparfe fama y d e l a -
tes efcrîp.fores^-folo enel julio loor de o
bratan alta nienteacauada>De tal fuer*
tçlesparefcícïona los p'a-ftorcs, que aun
queNireaJesauiadicliOjquceran perfo-
ras Inimanastodas las qué alli v-innibion
doelefttemodélasfoberanas Infantas»
RK 3 1«
De fett fäff o
fe dejaron licuar de vn lícito penfarnic*
to3quefue fofpcchar, que aquellas do»
fan peticionadas figuras^hera cofas del
alto cíelo.Eílauan de tantas y tan claras
f íedrashechas^que junto coala radian
tcluzdefushermofos roftros, a penas
cofcntian fer nairacUs,tenía las derechas
yaanostendidas^uftemandofotre ellas
vna imagen,que parpfcia fer de algun di
pino y cclefte arige^yanfi los pa{$orcs,y
aun rodos los que lo bieran entendieran
fermofirnua muy tierna edad pero tan*
ta Mngcftad que grayidp admiración p©
ïiia,NofebioJamasenîa tierra Prince
p e ^ u e con eran parte ygualafe al afpç
£lo?dcfte p€quepo y cxcelfairientegran
de parefeia que eil3ua Junto con el i tres
fígum»que reprefentauan lastres]» ot$
cías del anima,tnuy bjuas » y refpiandc-
cientes,cl ingenio,gouiernp y la prudê-
dn. También eftauan a la otra parte del
ferenifirao Principe t toda? fey* figufa*
de confoïmidad,ap©derandofcdt;l ticr¿
yiûcueppOjqueen vnnslctr»? que a fus
pIcícftíBaa/eJchíaíeídonPblippetef
cero defU n ó m b r e l o del fegundo / y
fi» y suai monwcstrottQ M fániafp uj
deCelös* 2$ o
SosEmperaaor^y hermano de aquella*
áos"fobcranas Infantas, q fobre fus her-*
mofas palmas letehian.L'es nombres cíe
las qualcsmoftrauanferjYfabc^y Cati-
lina dignas , cada vna dcllsç , de fc-
aorcá-rcl vníuçïfo.IíUuadoseítauS IOS
paftoi'ês mirando aquellas marauillofas
grandeza$:quado Nirca lesdixocßays
fatisftehos rfelicifiraa compañía de lo
queyo osdixe^defpuesqueen críln cafa
cntrCj)7 vosCrifeo y Celída^de loque os
.cftauapróaictíJolpnrctccos que cita t>íe
empleado e! trauco queaucys pafado
y que es mas lo queveys que lo que coa
palabras fe osrnanífcftaua,Es taíf rcfpo
dío Crifeo,qúç'co lomás'qtíc podemos
cncarcfccrlo 3 feracon callat, pues aquí
no lloga entendimiëto humano,por que
ya qcomo tu'dizes no fea cofas fobre na
turalcjs;tkne vn nofeque ¿emasque hii*
-inai3àfi*-Parcfceme(dixo Laureno) que
yáno nosquedaeneíla vida que defear
y queauemos alcanzado masque iodos
los que Qy viuen: pues con tanta felici-
dad Degamos a verlo, masque puede fer
cÜchofoSjjuzgo'y llamo aquellos cuyas
íeñores, aqueílosfeberanns Principes
KK 4 ha
Defengano
fjan defcny pues ya d efíreiiioes llega«
jdoj.y uoay que pedir, cofa que. mayor
xii can grande íea:querria fa M er, qií¡e.jey
es cfía,cn que aqupftos alto&y yaicrofos
perfoiiagç's ha de vmu\Chriftiano§ fera
(refpòdio Nirea)y elqu.e mas yerdAcki^
mente,fera dcfcaior d^r la (agrada Y g l ^
fiujy quien fufi^ntara^cpn mayor ppdcp
la chrifhandad,fcr& aquçftë v iïico Plvili
Ppo 5 iîn yguai éntrelos mortale^] qu^i
entre otros infinitos teniplpSjdig-nos de
iijcmona^uehara, aunlantomartyg'de
dicara vno tal que çonet fe podran po*
Bcren oluido losmasfamofos.PuesçQ*
mo dixo Gelida que abra otra obra pías
infigne qucaquefta que auemosvíftp^íc
ra tanto mejor ( refpondio la niwpha)
quantolo eseíbj q vna de vue (Iras po-
bres chocas,y por que yerna tiëpq y que
en folo fu jÜÍIQ loor fe ocuparan : ¿ muy
agudos yddlicadasingçnios- Por agora
aininiç cumple de^allotpnesno foyíufí
cíente,aun para folo noriibra]]p,y ape-
nas áuia dicho la njmpha citas palabras
quando mando la opulfta Efpaña a-las
;?a0 jre^que donde ella eíhuafe llega«
feí'ofl los quale s db<Q»Ya auevs yjflo yS
turûfos

Anterior Inicio Siguiente


de Celos- soi
turo fos zagales lo que halla a ora ana dit
ha fido concedido,)' las mayores grat] de
pas $ U tierra ha de tener,Joqual fe os lu
nioftrado,para cumplir vucflro;; delcos
detí Crífeo y Ccl¡da:y porlo que os efia
ua promet|do:y-ati Lámeno , para que
donde quiera,que te hallares celebres fo
la la amenidad,y recreaciones, que has
yi£to,y-porcña r.azpn,n.pfeosha conta
do ninguna cofa de las virtudes y gran-
dezas dt todas citas imágenes. ^ p o r q
ycrriaticmpo^cnquccon mas compañía
qutàgorabolucrcySiaeftamoríïdajYlus
dekytofos jardines guettas y arboledas:
de ¿Qnde faiçlrcys con no poco contt n
to,combicne queaora fin deteneros,hiß
go os partays dp aqur.Ueuando todo loq
yíftoaueys, bien en laniemöria^para
que ddíopodays dar razón,quando en
•y^cltras tierras cftcys,y también es nrec
fario.qHcitiaíiana^antes de la calurof;i
iÍ€Íla,oshalkysen lafaentCjdor.d'ela n i
fteFcnifacon tanta compafsion dexa l*
tîCSïpor qu«r laucd,queaunque a yucí!ro
parefeer, aueys eftado muy poco en ti
contento de lo q viílo aueySjtio es ta neo
que no fe ayan pafa4o catorce día^def«.
fmgam
je que ala defdiehada amante vift«,ti«r
Je quería ellos Jas gra cías, de lo vno y «U
.Jo •'•otroléfpanttdos deque ti ¡ rcfbfVl«
feuüicfenpafadocacorce dias.Pcro íeuí
íaridofcçlía de fu rico afí&o ¿ixo, Pot
fcrfuerçacîcaminariucge/no es jtîftô
que en cfo os cictengays, "dexhldopar*
mas oportunidad, c¡ue os certifico ó fe
allegue tiempo,que con otras merced«
hechas » vueftroí raercfcimtlio5,.Ííarcys
aquello que prctcndeys.Ycorooaqucf
to dixo,por Ja peqacíia puerta fe entro»
y tilos fe hallarô fuera de íainfigaccaí.í»
y aun déla memorable recreació« acorn
panados de la nimphaNirearla quai co
muchaalegria,losfucguiando,hafía po
neríos encí camino^que auiá traydoîjsf
«Jo Cclidn,y los dos paíiorcí tan admira
¿os délo que auiaiv vííto,qticnu pol
creer qnoruefcnfueíioí: yfífdo al
día la ora en que el fol començaua
o-arlos, auiedo caminado tola la «ocli
»gradectédo i la nimpha la mmeè f le*
auía hecho^legaron al valle dodc la ful
tccíhuacn qauia qdadola defgr#itd*
fcr
Fenifa;y ya querouy <* deila ejtoi
Nirca^ixo qticle era forço fod«j«r:l
de Oh ff ***
allí, por qtic an íï 1« eßaua »ida d o., y aj
l>r?ç2do * Celida,co muchas la^îmas q
entre las do$huuo:y defpuii?doic clcîos
paftarcs,pronKticndoUs fu a y ud*,ento
do loque délia tuuiefc necefuint^onm
cha prefteza por entre Vnos arboles íc
facadlexacîo a Laureno y Crifto algo co
irridos porno auerlt podido dar ta^gra^
cÍ3Ssde lo que por ellos fe ofrecía un cu
fllditmntt corno quificvSxy d c f p u « ^
Anertratindlovnratoenla$ marauillai q
avian viffajy en que quifieranno a £ «
tarfe jamas de acuella felicidad,- a níi
.de recreaciones* como de la imi-
gtie cafa y admirable v ida » d«
tan altas'figuras Î-boluie*
ron la memoria a la apaí*
fionada Fem fa, y altor
xpento en que la
auiandexado»

O)
fj»4«Utbro quinto.
Defmgaha

A
TO DE D E S E N . G A-
ño de Celos.
E NIN.G VNA
fu c rtc podia nfer p a r te
los muchos confuelos
de Saueino /para que
là c<>iïgoxada Luccrii
lùuicfe $n punto deco
^ ^^tento.: antes niasçada
StuH&eutàtt 5*ñá*Saw«m!*IwîS5î!

ora^ufofpcchafeaumcñtaua, y fu paf-
ñ ò ere eia : y ta 1 fe íentia> q muchas y czçs
e ftuuo tî termi n a da de darfe fiera émertc
y otrasde yr a buicat a Laurcno^arato
niar vengea èncljq tal es aqueík mal y
masen niugei*ç$vque lo menos que co et
primer ímpetu de fu colera harhn yÎeriÉ
priua r de la vida, aquië uias que afí qui
fiefen ,yaun affi miftu^svPero Saupino,
biendo que yàauladguuosdias q Lau
reno, Grïíeo , y Ceîida eran partidos >
«mgmándoj xjwe^iopodrían detened
mucho
tnu cho:t on la s nie xörc's p ûâ>n H y rh*&
tonfòïatòrias g podia,!* jrtia entretenien
do,por cl contento de fu anaigotf cl re-
medio: deÜa í y príhcípalmfciíte por fa
particular ínteres; dé qüeeítandò allí Lu
cería feríávn gtÄiidifsimo coiitr!iílc,pa-
rá el amor que Ctarinä 4U¡* riiofliado, y
aun móftfáua cada; diá ä 1/aurctío, y en
treettos^que enfú compaöiarUiüo a 1|
Trifle y hetrrioÍKkücJeri» al Captfsvnofc
haliáro loados íbíòs jutó áía tüeritè doá
deLáUreiío y ella auJaTï íido hallados;
Y;:tote'ÓrSàucinoíqüifi«ft-·faii'íiíi^úè o c*
fióri átria teriidò.;dè' padecer tantos tör*
mentos^ríeípnes que afelios Gaposvi-«
no.Lo quäl nuncaleauiaqüerido ton*
tart to man do prin ci pío de v nantietiaiife
tt/delagrínnás¿qti€acrecentándola na*
l
iíí^talporfü^1t0l^kUfldp•'roftrp'l^^'io'dcê·
tila*á piadändofe cftraiiiitneíitéjíy aito
admirado de ver el eiltcrho de íu líermo
Äravq ni lágrimas cotiniias ni perpetua
pèb^yftïípïròsíheran parte para de fini
iVüyrlatátito,qtie no hiiieíTc conocida
yentai* atodaslaspaftotas, no íolo dc¡
aquellos campoSjperodéla mayor parte
Hita ûtxtï lç dixö« Sino conociera her
mofà

Anterior Inicio Siguiente


»»„„/ »> W ç ta j*p%r.ia,qu<? esta CO>G
»•tt.MWM.oMaitee,^qu* mires lo
^^WgrandcvoÍ««ta|íccíeu^ Con
juí^razonpodia que3cafrac de tu iázra
time tm Abiçndo qu* fi«», £ u p a i!j 0
en ygwalpado q tunúahasqutrido dé
^elg.oMÛan.^qiij.^^iieaaiiie'ii..
te tcdiOid dia IpiimfiTc^UB^lh vfniíte
por donde constan fubita mu<k¡íi$a enío
cipcfo detfta arboleda^ tcàaïfc P«ro fí
halU agora he difimttl*do,y atas copio*
Us lagrimas que derrabar te, ycorno dá
kg.irague mas callc;por tantoyo te fue
,go,no nieges a mi cnçareícidodeieo; lo
que tan dcuido k es, fino quieres q fea
peonen mi el callar tuyo,qüc cnti d do
loCjquc attfcncia y amos te caúfan. Co-
nocido t*ugo díícr¿topall:or(reí^0o
Juuceria) que es lo que yo defptie* que
«n eftos campos bine te deupmocho , v
lodo d tiempo
nkre vital cfpíríruy cft^rc conçl ^gra¿
dcfdmícnto que en tófueye poí&lc,y |
Jo que agora pidcs^y tamastezes has ^
mandado : fuera negocia :qtie. (yékia¿
publicarfc:creenrie que no tantos'''áiúi$
<v»a ora fin darte parte del·Iíimíçra e | |
de .Celts* £&4
&o;inas esraimal d« tan eftraña calidad cj
IÄO co säen te oîraco fa, ßno vxi padecer
a fölas3en€ubrkndo la llgga, como d <|
«uicdoixiuçrtp a fu encmigo:por q &of e
icptleesforçofo encubrirla herida , q
de la quíílion le quedo mas encubierto,
quatiîo nus vas dixs} Saucino me efta m
j ^ n a f e a q u e lo ttnbuyt^fùcrt dß amí
ppcoeiïtendiniícmo:ypuç$to4a *via e£
ras.cn noqutrçr hazer loque tç ruego ca-
chándolo amis pocos meritos^qukrode
xallo^porqùe conozco en tu Temblante
que te es ocaíïon demucha pefadumbre«
A y Saucinû(refppndioLuteria}dando
pröfudös,y triftes'fôfpïros,y qttato qui
jfiera,quecn algun tiempo huuierasfido
.'•fauorefeido dcClariBa^para que fin fer
fuerça publicar y o tnipená , fuera de ti
en aîgUHia mañera couofcida;ní en 1© v -
no ni enlo otro(dixo Saucino)te en tic
do de no ferfauarefcidojfaue, que co<*
t»o tengobccîio afeitó y coíhirab? e> pe«
ï:qucnò'.T^ntiäiiento en mi pyede ha2cr,
aporque îodo espofiblc a muchos diasq
h hizpif pox que anii tu pâfio;cpmo 1«
mÏ3,íon grandes fî te es agradabfo,y jun
Éiiçba^erme píazçr^toma i« ¿ampoñ*
y con
'dnè
y cantemos alguna cola, q no ay dolore
coula tmiücaiïofcíufpfda, y del a^un
modique lo padcfcc,no fe oluidé, no-
ie reipondiö la tntte paftof a alguna co-
lainas tomando íu campoña,y derrama
do infinitas lagrimas, acordada con ú
rabeheo. mncha trirtcza^oraéçaron a ta
neny ddpucsqüevn rato huuicron tañí
do.callando Luccna,Saucin0cáto anfU

S \AVC l ti o,

L pecho mas penado,


'y el que contino y\ne en cruel lamento¿
aunque fea )ußujupafúon y grdue>
fl·ljptndè el Ußimadö9
cordçony dolor dando content à$
loqueduraUmuficajmuéV

tvcnmJi
vérmttYtthh mal
Liffîuftcale da acrecenumieniép
y todo nu condena utrml dolor y
g i gem*
Ta" d

«MFtHio d mido ygudr


d Spiro ymßte^mH^

SiehântofeîmheHt&t
paraYectmwmyU escamó,

cretr qut~h ürdçno


¿todo ruhtcmaWtmdiënfh

es larvo^irAâabli^fu M « *

SjfY.C.i&'Öt*
1,1 P?ft
*

DeJcáttfdtlcovácQn»
é$$HÍ& de leí cuwdmlfomioz

§udt¡uiergum áflicioH,
fidáálítfuffmaidAy tti®ïuji§s
tantôt u\ art$atod0S€Sg»fl^

&€ h mufiCd elárU


neta dfèt eßa regecifidè?
yétjUilquetjhffî quietadle détmum®
m4Sa¡queentudáft¿Yt9
pente dolor U mnfi€d dühhdv»
le hd^e eljj>&d$%$r AnftAy twmtntêi
O bienauia a quia do la h«rmöfa
Lucena^e pronunciar, elpoíhcr
YCffoiquando Saucinole pareció
hauet oydo cantar,y anfsilç dixo, BÍCH
cha difereta y apafsionadá paftora i'.<juc/
fino me cnganOjOygo venir hazla acá tat
ñenday cantando:puesfavñbkn(reíjp5
dío clla)quc cefe cJ nueíko, y nos coi*
pçmosçncfcucharclcato^ucoydohas:
fea anfif dixo Saucino 9 y boluicsdo los
•inítm*

Anterior Inicio Siguiente


de €e-k$> Mtf
im\j ten c o n f i s c a t e conforme iú (ti«
mer'eíceja aduc'ría fortuna, cjue hafh a«
gor*löiiafidocontigütctrAyN con m si
chabrcucdadal difcreto yöpiicfta Latt
teño, Conque tu p'afsioivctnafu deuid®
remedio. Aydifcrcta yhermoía Flori-
ffo(refpöndio la congoxacii Luceria )y
quantaiaftima tcngo.de que vnavddad
y valor tal como el tuyò,;a'-califa de vn"
paílor.con tanta *aflicíbn¿'táh iojulhsne
te cftc tumucha difcvcttón,n*o cíe pafloy
n m c parefcefcr»pcro de muy cíHmadá
cortefana:puc$cÜádo tal>que 'necefaní
mente; ha$ menefter •co"ivfucÍo¿cncubri€,*:
do.concl aa:udcça:dc-tünic;cnio' tú era
ucpena 5 pretendes confolar l;i agtri*
que con tltà'razôfe pa'dcícc de mi mal
BO es la ocafión-elaulen'cia de Lauren®
ni amor en mi puede va caiifàr nïns?ütoí;
raStQ,de mas bailante caufamccjloqu«
tan al'dcí cubierto fe conoce en un,por
dodc escofa ciara, -què yo fol a foy la ïms
í ü g ttx a p a de f&.er» y La. qu e. can ma yo r ti
tukí de pafsion„podra y luir. N o pretcn
«asherniofaTliíinílard'LVÓ'Saucino } fa*
usir'U-ocafion;*^
Ha UocahäVy Viróme
Li 5 j£ un o
porque «o Icdcmos motmo demás J ¡ £
* ? ! ^^ndolc ala «nemoria.lo que tfi
to la !aft,ma,qHefibien œ acucio « ¡
qucfta k opinion del difcrcto Lauren«
y aun defa mefma,dixo Rofano, que ha
fta entonces auia callado, eftoy yo y fc-
m bicn,quc entre nofotroi: pues todo»
eftamoiapafsionadps.fecantafe alguna
cola con que engañamos la pena, to-
dos fueron de aquel acuerdo y parecer
fatuo Lucena que maspara llorar que »i
ra cantar, dixo que eftauas pero como
los tres la importunaren,finrdpondcr-
Icspornoferde{cortes,facahclo fu çam
poñafyhazkndolosclenias,otro tanto
niuyfuaueiucntc, tañeron.vnrato:al.c*
wo del qualalfon deíos rabeles^ofano
canto aníi.

O me quiero quexav at mw ni es \ufi¿


quemákdel feqmxe en eßä yiââ,
•üesaunflácáydêilfnhenia%
que puede muy mât qelUfoto f» >uflë»
ifMhdmAiayrudoymasrobtißo
u
«Wo «ri «£• wf*X«» «/« "' >
y es ami çmctr m &MQ m ttjh*
Vt[tísfHh¡et*i ay hsrt* enrienda

yimbrnUndofed^un tsdoseUl.

pHesvemósettv» fmtfbasçr mutofr


qumqMXnnàofemAi UiUm CYML

VeeoqueRoíaftoacatiodc cantar
haziendo FloriftaaSaúcin·.que cl
folo furabcltocafe c©nfuaue v«>z
y bien diferit« ¿pinioivque la del
dio principio a acjueíto>

Ûttifiti iienctmr }*)**$* ? ™t9i>


y bien h fíente *(¡uel<¡M it hMmâ,
funde yet un rendida Jâpirjti*
yrumçdnd» dit tales itsbhs*
gtendidoslc eßimya Usfeaorios,
o
p$*s e(fekos qw tiens fdd X **»
m Branioje cfc/,/ffgtf « ^elou*>
•Ufám*, elwkJhrraßi loi rios.
m bufcAâùrYofmw3ftêMU(kri(,-,
qmriendê m¡uU& ëlinme â C«e/¿o.
orefdmmfayù con elin&M,

ftsptodtmtsfi »mdis : dexa efiam

O H mucha «¡rada dio 'fi«,laher«


™of* y trifte Florifta., ^ como por
h au cm ofiie-vifto.alfonque cl mef
rao fe ha2M,cS.to lofiguïente, aprouan-
« • « parecer de iapaftora.-

'OAro/o ce«/îe/© ^«t«!? /j^f«,


Cupidûjntsfic toáoslos àelcitlo>
fiyealfetaacjttdJenoricDela,
JM per I>^/j»# jwjj* f «s maUfimte.
^tnocSiyafoderufosuaUmttsrie,

Jf d miihummûshafuhulo en hush^
âlcklo concjMeiôrdmffMewerte*
3*altei}Mpredominw>pr?4(3inim
jusjttf>)eti>s ptiYfishÀn dè.im*gindr.i
«¡uekmit(kn<i<ta qwd äimr ft inclinà*
Où»
TO tt^aòdí»rae.moftwï1oqriett
X^toAixoLuccrià) contfa «1 «noi.

¿fi h f e t ä 4 * fa Blo.do. paflko«.^


eßr«madäs«ci*'*lln<ltte c o n l T l l t c

?
enM«íe êfofenu y» fret f <ch »,
ftUmurdUtsàeuîl y dornen*
dft'me(modfi%eto»Qvéfie-
Tiel Mpri&ß qttexe el que « tun frijw
¡p t*rf» votmttâ üe¿4 -«v« ff>»
io nom de de imorfèv *d*l «w"°»
cam k Ufliqiu^L qw dlUftß*-
jtemîme qtitxureiy de mi cuyàià<*s
^dnßel\uß&loh^^ao avante*
m
éxmdo de lUmmndd ¿ w*
Ten uetiö wd bdrà yn ¿femmio,

Anterior Inicio Siguiente


prmAMcer »o f ueé daus sttwyàw]
V n n o bien aula Luceria acauado
de cama^quando fue for Aluifa,â
entre aquellos arboles «fiaua, Ha-
»«ada.clizlenclocoa mucho coiiicdiiïiil
So : Perdonad noble Compañía, el qui-
taros ddía, y de la gtaclofa roufica s y -
conuerfacton ,aqucft:a Kermofa pafto-
ra ; la qual rrnty preftobolucra aquí/y
yo con ella, fi en algo os fuere agrada««
kle: y tu bclíifsima Laceria perdona mi
atreiihtiícntcïjquc por fer cofa tocántea
tu foficgoji-nc he atrcbido.Graciolay dif
creta AIuifa,refpondio Rofano, no dt*
taramos de llamar agrabio el que no*
hazcSjdc licuarnos a ella hermofa y tri*
ÍIczagala,finolo buuieras enmendad»
copromctcrnosdcvenir preftoy tu en fu
copañia^pauqlosqaqujcftaiínos^oz«
mo$ del bien doblatU.Èn tanto q Roía
no por eodos aAluifarefpodiaaqueftö?
Lucenafç kuasitodiftíl&dopérfusher«
mofosojos aljofaradas gota* , perdido
del codo fu rubicundo color, fin habtat
palabra a U cjla auu llagad®, dcfpidien
dofe
deCeks* £7&
iok ¿clos trcSoPunicdo 1* vifla a Yezef
cnel cielo^y otras en la tierra:por entre &
qUosarbolesfeentrocodla. O mortal
rabia tkcdöSjylo qpuedes hazer,qto«
da la trifte;za de Lucena, nofoefíetanta
jpartc^para q perdiefe fti hermofo color*»
como la v ifta fola de Aluifa, y lo q mas
esdematauillar,quefiendotandifcma&
la hagaefte mal,caçr en vn defconiedi*
miento tanque no hable a quic la. habla:
Por derto'quc en folo %^ue(lo fe puede
ver que es intolerable, pues con no fer
celos,fino vn nofeque entre celos y rece
-loital-poriianjy haziazaandar atan di£*
creta yh.cr mofa paül ora: ala qual deX*
pues de auevfe apartado algun tanto de
lafuentç 3 y auiendofe Tentado debaxo
4c vnhojofo olmo3n*oftrando, aunque
fingida graue compafsion, dixo Aluifa
¡aqtieftotconoddo tengo^hermofa Luce
na,yaun creo que todos los que cncftoj
campos verte han merecido, que fue tu
venida^ caufa del paflorLaurçno , y q
fu amot^bafiate ocafïô,tc lu mou ido,a q
.pofpufliëdolahoneftidad qcl ícr mu«;«
fe obliga ha^a^vnn cofa ta mslfoníite,
yqiîofoloaLaurcno qes,difçrcto:pcro
a todos
stodos fas del mundo Its parefcieraroaí
piici probiertes tu el orden q defde A*
•«inicio entre ios httnaahóífe!vfa: no fa
uesttftftepaftor^qesco'ürtbre^fcaniot
íiéprc del os hôbrcs rogadas^y q aüq vn&
^lugerfcft'quiequicra^padczcaporalgu
«obre,mas-cj fe paedeimaginar * $fta-o«
»ligada :a no darlo atiUideijy a difímu-
lar, aüqle fea la mucrce:no'-quicro yo de
zír que laa mujeres noamemos,^ aque
ft o (cria hcrror.pcro que íe* dclafuertt
qwe ya la naturaleza nos ha- difpucfto, y
ordenado: por ventura no ves claroq
das battîtes i«dící*$,paraque Lauren o
qua do no tehuuícra oluidado /defde el
yunto que lepa que haseftadotanto tig
poesi aqueftos campos,en compañía de
vn 7 a pal tan apuéfia,com9;$iucín0¿C0
nuic ha vzz a te oluide cierta ,quc ta has
considerado muy mal'aqucftas cofas, y
queme pefa en el alma de ver tu perdí
eionty que íï me fuera poffiblc procura**'
ra darte rerocdío.mas hallo fuma diíi«!
ud.quc es el tener yo tan verdadera pre
dz der amor de Latircnofy elde raí y ye«
fiar ya tan conformes ñtícftra-s volunta-
des, qucfola Iaiim«rtcpc,draCer'p..artc
ipara
all
a a r i - 0 , ningqno de noîvnf uto .¿c m
lia
> tu«
CM), > ..._:.._ J«,r.mas.aaeXQûm
_ merece mai que Xoàm

•Y,,• y V ttî4t colera, »qual dtfwfte


tot¿çdar,niayoi\4yopow* to r,pue,
• íuT » «¿no tiofolo te oltn4«,p«î-

ÎU enti,cobM el j.uy=çi» W % F * * 4 0 *
pmai ppdrasgan.^ que es.fo.b»ena{.mw.

OráeinasqMtc .conoeei,í.yp«a que ; o

T rotiioîicndomcdeu,«9 po«-.«W*
• ••' * VA £ i î © y
¡engem
yaeffoy fttisftcfee he dicho aquefîos
fmo para que vea* «ici citado q eftas, y
procures remediarlo^ mira ü yo en al«
go podre fcrbirte.que no fera parte cl ï-
œarme a mi Laurcno tanto, para que no
îo haga conforme ay obligación, y ß mî
confejo en algo te fueffe acepto é mejotf
feria boluerte 9 y faborectr a qwiente
quiera, y aborrecer al que tç aborrece
pu es no ioio a mi parecer, pero al de to«*
dö tlmundo:mejorhaîlaras tu quien te
ame,y mejor;lo mereces queLaureno^eî
qual con ia ein ta encarnada^que yo qua
do aquí veniftc,íin conocerte,^ moflret
medio fu fe y coraçon,y aun fe junto la
2nia en dcuido matrimonio: para darme
»entender , que ya conmigo nö podra
Tfar lo que contigo I1Í20, tan contra Ib
que merece tüeftre mad a y perfeta her*
mofura. Muy atenta cfhmeLucéria «
todo îo que Aluifa le dixo>a k qual reí
pondio de áqutfh fuerte* Los ofrecí*
míen tos que me hn$ hecho, difereta pa*
ilota t« agradezco^ tus confejos aünq
de fu y o fon buenos^nome efta bieatep
iar,hafta mas verdaderamente ferdefen
¿añada dçîo que tu me has dicho> q yo
Jpterda

Anterior Inicio Siguiente


deCetâSî S7M
pierda,* gane en la compañía de Saud*
n^nomchazeainiyaalcafozptacs util
de vcnidoXaiireno,y viendo con mm
ojosloquétupublicas,aeauaranfe mis
dias>y a.nfi no me harafalta la buena £a*
ma,para fer querida : y cßo nolo diga
porque no çrea-que lo qncçudízcs fe*
verdadero aguardo por ver cl finde
vila maraña y çnrrcdo,que.defpue» que
eneftos camp o$ vine fe me ha dicho, U
quai tç prometo dezir eî primer dla.q çé
Clarina-tii prima tevea ) u n i q u e ferad«
harto mas proyecho para ti, q tu$ confe
|0$ para-comigo han fido,Bnel ínterin q
éntrelas dos paíTaua aqncfto , Clarirm
Hsgo a lafwentc dêde Saucino3 Hovífta*
y Kofiinoeftapan,que çamo dtllos fuç
viftaconcíbaíiogozodeSaiicinOjfcl©
cántaron3 y con mucho çeniedjrmçntQ
S* recibiéronla qual cn'aqticl punto ¿Q
Lçonida fe auia apartado, y eiure-aque*
lîos^rbolcsefcondîdaladtxaua^qiieco
mo bufeaua quiera a Rofano llcuafTe 1*
carta qwe tfcripta tcnía3yvk{fç qelía ha
%h la fuete yua co muchas lagrimaste co
to fu. penadlo qtenía propncíto, toga
doUq pues y aa dodç fu pallor cftauajft
la
Deimmm
le 'qiuncfi« ¿at ^ • Cl a vina -fc. maravilla y
holgó milche as la 'mudança yv tacita <§
Leonid*•Ksaia-'/yi« prometió'de. darjfct
cartty ha^ertodû lo q»c|>xsdic-JF^patqL
que JWamo crin-tlh .t*ci\c.îdcfpo/fado:.
y dexahdoîa corn-çud ^igocëibkda^ lie
g® alafwcnîc-,doïidc en CQmfm\$Àçlo$
qùe-cndiaxftAuanifcÎcntOy-ficsd-QpMa
5 ¿memo cl verla allu cl mayor, contento
que venirle en.aqticUa-oc aûân pedi% a'
la qiiaLdhco.No puedo imaginar hermo
fa^yxruelCíarm^que'-acaftoft-haAuido
paraqueyo|urti€ulärni€nfc; t^flibucmà
fuerte con m'\V caída, t*.flga 5 caíaque tä
pocas vezes' ocpftumbras:ha2«ír,poíno
clar algun delcwafojälqii.e éeiñprc-en.-co
titiuo iifflafofiiege^y pcrpc»9íi.f á?na tic«
¡nesgara &igu»o de ios quçjftquitftàys;-
(reipondio «lla)emicnd:0 .queiera » i xe-.
nidapro.uechoía : yaatts ¿que nomtaèv
quien es,querríalauer de ti Reftn0:q%e::
ocafi$»'ha$ tenido paia olmdsr aJUoni«
dají yak ves can cl ícuido:-3ïwpèfttí-
jnícnto âvl difgufto que te hizfii N a p ü
íb yo hciraofa Clarína,que euLeonids
(reff Sdio Rofaao^y.efTc atr^êtimkn
to,ni qua sainif «da-.cabfer jam.M^ÍMÜ
meiern» 27$
•luidlo^ anus de nu me oluidaua, cj vn
punte délia me 3p;tftafe. Yonoos entiS
doalosdosdixoCJarina.yporque veas
fi yo te digo verdad,toma aqueüa carta
que con mmliasUgrima* bien cerca de
aquí me ha dado tu paftora,y diziendo
a que fio la faco y pufo en Us manos de
Roísno^que querer encarecer fu conte
torería impulsiblc,viendo que ya fuen
gaño avV obrado, y haziendo infinitos
.diremos» con la carta para leella la efia-
uaabriendo,a tiempo que Luccria ala
fuenteUegaua,porque quando de nÇ<«
poderácauo aAluifa ti enamorado y ce
lofo Glinardoique-fín vera quien tenia
fu libertad, no pedia vhúrvn iolo pun-
•to,vtnodondclasdos cftauan,y deftilá
do por fus Yndidos ojos copiofas lagri«
r^as^aíupafioradixo^Nofc porque ra*
$on cruel Áluifa^coGcntes que a tu can
•ia aqueflc defdirhadopaftot Un al def-
xübierto muera: remedia mi trifle vida«;
N o prettndas.ni quietas cobrar nom**
hrc perpetuo de oinicida : bueluc aque*
fos dulces ojoSjnoayrado.^como fncles
m3$.blar<dosscome ello* fon , y vcrafmc
ya enclvltimo punto ríe mis días., no te
M m eíquiucs
Defiftgâm
cT<]lííuçs,pordc2Ír<jucíoycafad0,|>wcS
Fa bes que Cdída hatcnecido » y que ya
que viuascltiiiuie:;ii jamasen ai]utfto5 cä
pos Glar;5p;rrc'Ccr,por donde comolíbre
puíío amarte,)* tu amí como a firme ama
dorgalardonarmc- es pefrible ? GIinai>
dorcfpondio , Aluifa qiae írote hasdç*
feng.umdo,y que guitas toda via de per
fcguinnc , 7vura que es trufado lo que
pretendes > no it canfes , ni me canfes
con tan importunasy-rnoleftasrazones:
clcxanicya paftor, fino quieres queme
vaya,donde menos fe fepa demi, qué
de tuíiíjüftainen'tc atormentada Cchda,
y dr/iendo cfVo * moflvaua tanto -pefac,
q el trifte Clinardono ofo hablarla mas.
A fila ora Leoñida, tj en ninpíia par-
te pocha tener fofíego ^sftaíauerla reí
puefla de fu carta 3 vino allí donde Lu*
«via, AluíOt y Clínatdb-cftaiian,ycon.
fullepada.y la de 0 H ti ardo v Aluifxno
pudo tratar trías con'Luceria, en la níate
ría que a ¿lia comentado» ni preguntarle
que era la tnarana5que ver con fin que-
ría ,y muy trifíe pörq dezia qa Laureno
auia de aguardar allí harta que boluiefe
daiia íiuieílrasdt' pïrfona spafsipiiada.
a-eftö
eteCéos* 274
M tñt tiëpo como Lucena Vio.alli a l t o
mida , no pudkndo acabar configuri«
tftar mas ton Àluifajdcfpidicjidofç de
llas,fe boluio alafucntCj 7 llego quan-
do Rofano con tanto conten.to, quanta
triíleza ella trahia, cft'auá' abriendo la
camvylevantándole"todos-y recibkn-
dola (aunque con muy nial ícnihUme
dcClarinn) dcfpu^s de aucríeícntadQj
por \x\t ya a 1 ö s q tie pre fe n tese ß a u a a
eran manifießos fus amotes, y cl oluido
dcLeonida^ alto que todos lo.oytroi},
comëço ilofano dciccilaslac]ual dcyja
anfi*

Rojano tedeetcidoycoriiçQîh
talque á piedadfe tnuem demïfue箫
T>tUgrau\o(\M hi^eftn r<v%on

noqmrä$ijuedemi: da mi pulsions
NQfretsndfiStpiipifyahar tu fonça*
AMtjiivçünçmfAfcas.wi.uMmip.Oj
Mm »% nid

Anterior Inicio Siguiente


anê

Vía dulce Répitié m conmigo ,


h ^w fvtttha\eriï;gtmrüfò9
tnmedic del % sgot dejùt^jm^

hue lut quo na® le yeqmeßa nndiâ®

fVä € 5 hâ^Yut matar d cm yehtidù


si ycnctdcYfcthtttgäiibrettoetittp
ante?es de tîram empedernido*
§i mudan%*tamUfut¡ndncttt&y
indtcetici&feraformela muerte»
'Viendo qtudya mi $>ech&fe arreciente
èíoftieRojaiïo mío el offen forte
täHßtou?qu€mm\c&d&lwä mig,-
k¡ut U dexesmctifeu mal tanfuer te*
faraquefewckferychapia*
i upi do fjne á Déla ni o te mofírafe
amortf mtu^ámmmme encendían
ilizj* tjuepwDeiamo menbraftfi,
en k ejhrwftf* ti âtnttofol &lmà
mando <¡ue hdßnet maritapofentàfe*
ImdcVcnmembtdiá^mjuefátm^
deán*
4-Lalos *\ 3ft

kndùfe ¡mbidfcjœ yriobaßfaite,


éh&'W.qffîd*fp&W4SminfffQfßncertp
ywßqmcütrm

f cowo.tshtyQ quifo d^tkgujlo,


smdarme a miU ca^ftf orque muer^
*Alßft Ç$Vap4Ç#e/fl QÍ€gOMÍ]ti¡Íú^
mandado defóm&dre y fobormio »
€¡ue á dmtmfbAJifiM al que u m^%\uß%
$*#jo enexecution ejkmyd^do^
mmndote enfa$o j o s connue yU
tymmdnmt lálet\gu& co que ht hthïâite

pies el íjfíiÉ? mimu hyptr migloria

€®ß ut tr^chnfue ciertdß yttoriâ9


fuñiéndome M UtetSùa yen fv$ o )o$p
,, ;.# Qetmotf a tî pH aim* y x» rwori<i»
Shdudifuepôyi&rlefas dtfyo;o$,
demiaßm>id*einjrrAt& % cntel y
j^QfCêmbiàTtusgHJhsenm$]9$.
Rintlkte A ti a Fk¥iflèi}fpór -ventura^
juefo inten ci ow, y eaci ert o io c¡uedif»v
y Mm creotitàd'Uo idos muet tepracttMi
Mír4¿jit>ee$ ianWàyaof^md mas 4/ïíï>os
al tkmp o cjiïèle ye ntdrdejcu y dads ^
le Í4 U mütfteitidex&finábrigp*
T& de Hoi'ifihfilm qtián pernio$
por DeUnUyhátraydóelMrnOfechd^
y fiel i&quïmjwqu&dusbttrUdòú
Si te mtttjlmqwrerpQ^^^
lo ha X? f*e 4 Delmk mfi le maeue¿
y a ti yerna a pd nerü en çr*«<? eßwch&e
ijfcwrdAleiqw ^fnàraunno featretie,

lanett&ançàqueàehmmhosetnas detéfà
$tcmpre et pri™tr ¡tfnor^s miRojMG,
dam mnc4c olé&:yf&mmce>
y nau "Flot tß* haráiitrdej) tewprdM«
El ¿rvefnitimcn? i» iMotnèvcce,
me te acuerdes '¿•'aqutt (mMfwùt**
que untofumtmmam efïtrljkcfr
MAS,tías todosmoßr4w<y&dM&*
amor en aquel
J
tiempo y etfttrofi,
-.. y en
yttußt-defdichtdo elferfebcm*
$)ex& defer Rofânodefdénvf^
btßßfah<^ludM*hto wis fMXAh
mL·lcetiempP Ö en àm ò rgo^ofa
pa entrada al carburi porUi ore) t$9
porquefe dudada mi pemgmu,
en Uqmlmorirefi tu me dexds*
•Zalb&ayiewmtes queme sxcahe
d^xaqueentusentr^Msfcyt'ciente^
pua yn tiempo te \ue aleare yfumt*
Wajlah que de celos mtdnñifíente
fin qui de oluidohtgít y A ejpmmcia3
no mi dtdor permita que fe aumente^
tyMÎeMsdadaldjentenm,
$ esinrreuocáble de. matarme,
fin cjmtefatisjdga mi iwentin.
mfatnepdlor:; yelmlfurme^
jera dnme U muerte^ ddrmegjond*
jçGnrecebirmi, emwemUy. perdonarme*
Bfluiendo comú ejimtc en tu memoruu

.Aflagrimasquc Recontento ¡eycelo


Ja caita Rofano derramo filero mas
"Mm 4 c:vic
Mefengém
que letras en ella venían, y auîendoï&
leydovnnve^fin acordatíiqueívni e*»
ftuuiefTen preíentes tos demasía boluio
a leer muchasjijizîendo talcs cofas, que
como todos fuellen tos que allí c liait ají
llagado* de amor y ce fofa ju*ibidiá»victi
dole fe mobiamy quien mas fintíò aqu®
HojíucLüceria/yacordandore délo que
le conto Lifcnaqueauía hecho Láure*
no,quando ellalccfcriuio en rcfpucft&
ds fu primera carca , no pudo dexar de
quelos ojoshizicilen fuacoíiumbrado
offício,y entre fi dixo^O corazones de
hombres t yquan trayd'ores y cerrados
foys,y quien pudiera creer 5 que cUjue
tales mucuras de verdadero amor daua s
con tanta falfcd-ad viuícfc, y ya qüeno»
tan pre fio fe aya mudado ay RofatVò, cl
mas firme de los ; paílqres,y como fe pp«
dra ya;ualar cl fementido Laurcno conti
•gormes fin cau Oí o!utdo9y t u c o n t a n u
¿10 íoio ao lus oluidndo > pero con íms
confíancia agora^qüé al principio eftas*
Y en taino que Lucería dezia aquefta
Florida,}' los dcnias cftauan maravilla*
dosdda carta de Lfconida,y FloriftaTo-
la pudo entender çífindclía s y mucho
fe

Anterior Inicio Siguiente


de Celos* sit
fcholgo^por tener menos end ailier,
deíu Delámo aquella paitara 4 y coma
(çntodo'Aqucfto^nunçaR'ofano.huuïcl-
feccfâdadehazecçílremos de alegria*
Clariualedixo»Muy mejor fcrb,apuc*
í\o zagalypaes tanto contento u¡ da el
fer amado de Ltconida,quc en fu bufea»
piarfntreaqueftosarbolçSífaefís donde
a muy poco que yo ; con mz$ omettras
detrirteza que tienes de akgriaja dexes
y fin aguardar a que ei tirano amor os
de ma* difguLto^os junteys,deípofando
os pubiicamente»dulcc premio de los q
poramor padecen, làoluiq en fielp'.aftór
y comovk(£i: lo que auía hcçho^y quaa
malparecem,eftandoalji tales paftoras
y pa(lor,no acordarte dello^ algo corri
d : o,«nccndtdoelroñro4c vetgucnça t y
akgru,refpondioan߻Yo confiefo her
mofôy noblecompanî^auerfíd^ yerro
«1 que he hechosy fila difcuip que ten
go^noíuera tanta de ningu na fuerte, d<s
lätedevos mas parecer oíara; pero co-
mo «riefto Cea el amor el nioukmc , y el
qüelo haic^metiendo cada qual Luna*
iiócníiV.'pccho,y confideranclo la nzo
qùçtçngoparaeftar contento, podreys
Mw g peu
*Defengam
jpcrdötKu1 nií-delcortctia, y enylàrjueittt:
íternioía Ghrina dîzes epic feria buaio^
íjut: fúcíft' a dar"'eontentániícnca a mi
tconída confie fío anclar procurando
¡nus ci nuoque ho çl íuyo.yde volutad
jiüuier-a yü yáo¿íino rae dctttukra cl te*
mor de vn noteque^y quelrraiiêuar tan
îbucnos^ackinosvcorno los que aquí 'C*
ftaysvque pues a todos niu; Ciros amores
fon raaiüíictlos^antesio terna rai pafto-»
ira a l>ieri.quea mal ninguno no fe efe-u»
i c vi>tan itirnogozíí como a ti Leo¡nída
<? s Cera veros i untos p oí nt>íotMS> dixo
^íarina.y leuaraandofe p a n yrSasadn®
¿jus elaima tenía puefta pata haberle c5
pa-mahtzolo nieíroo^lleiüado cnlafuya
aunque por fuerza por auer de ytalli
Clarinaa latritley hermofaLuceriasla
cjual trabando por la mano a Fíorífla ,l&
ltuanío detierra^queckbada y fufpcn*
fa,viendo aquellas cofaseftaua^y nop®
«liaimaginar, qucfueíle loque en Roía
lio nuia^put'â rnolbaua amarla a elta.yha
#i¿ tantas alegrías con la c a m de Leoni
<la,y noquiríencíojiaíta ver el fúccèfíb
que u,nkJdíjzivmngini«u cofa côîos de*
niasdely fúcñte,f ôr çnírç aqucliosBrba
de Celas. ¿7$
íes pattiöjperoiiQ huaieronandado mu
cho/iuando eVayc< que mtiy blando la
¿azuces truxo aios oydos vna fuabe
voz.íaqualíuç luego conocida, que cr J
ddapaíiohad¿'Dclariio,y por 1er muy
cerca dündcfdhaua muy quiete s Je p u->
fícronaefcuchair,élqmilcvi iiqufcl putt»
eomençaua ée cantar cíW romance.

YD' Mes y Animales,


Í ûihùUïdc ¿qwjhprâào^
hermoUsfumtcsyrhu

vydeete /íes mont d® res

no /¿ira darme rt midió p


porque fer4 y a efcttftd&t
masp-'-r^uejepayo el m¿l
mejimumt me ha CÚHdenudoP

^ukrò que le [tacón utU *


fw^n^medw confmU
âo nn he äthrconfähdom
4ttniirr'if<î^>y »watete *'
?#
Ufehá tr*yd*4fteße $flâdo$
^uifc.butt fmßrqutridot
miúdeqmndfy wAm&dQ*
entreguemt-aotrAffißw*
4e qmmjhmpnfuy o/«f dU<f 0f
y agora et ciegofinfç*
en cekslo h&€tfflhmd&*
dotèden®$($>€rovemçài®
m ojo moßrAr mi ctf ytUçfc»
pûv ytrtlterniim neto»,
mecon FiortßdhkyfA^
amor pût día wt èû ciek dé
y á CUñm meh¡& bàrrmCb
del* memoria dh ffinui*
JoLt Fi***ß* U'4qHúd*doft
pattàttètÇMen mis'dtàh
mes taeu otràfù €s¿ydad&$
tient *ntp*jlorá fôffi?
con que qticd? bknpigÀ
deia ofènfa que lehi i i
muriendo com^esßrcaid
wat *y a amor quién tt$fo
mmbre 'finé es astirAtto$
él ¡dir á$%a$ tal daño* •

Nfî corno eqOcacruo d£c5tar,el


trifScDelanjo.dSdovn profundo
fufput>dixo;Oqu5 juíb mete fe y
pagad© de mi mit él ida d , y.quan de«
.:U¡.dopunno; fera h muerte de mipoca
firm* ¿a¿y quanta razón ternas hermeía
rioníla de auonecenr clos ¿\as que vi*
üicre.pues tan iiucnfidcradáiíicfchc ß
do ocafinn del cruel toimento que has
padecido.O tirano amor, y como mut**
Aras tu potencia t n los flacos, y que pe*
co pueden,.que has vfado con migo»
4i rapa2 f nn¡dar dume ya aquí, y ya allí
.hizißimc tan ílncntei.dîmiento > v tan
, d t piedra,que nunca la palsion de Vir™
nfta> aquella perUbenmciaen amarme,
'.y--aquella fîrmtzi fin yguaifupecono«
xcr,mmoucrmealo que era yiflojyago
fa yaque ves, r o a u t r remedio de que
-. fçàfauorccido, por tilar mi Florida câ
aquella coñftar.cia que en mi amar t o
&na,fugçtaa vnventurofQpaítor,hazef-
wc que oluide a Clarhia, y que v k u d o ,

Anterior Inicio Siguiente


Defmgana
cj es querido otro tic ¿lu páftora , xtmat
por-bivlucr^iatiior-prmièrojdigoqœue
royatpuescOa clavo,, q antes mil mutt»
tes p.1 (Tare que ofe parecer delante de a*
q u d h fobenwa hermoÎnra,-quctanta ta
2011 d^quexarfe de liii tient. N o pudo
ÍiifnrFlorilta s coh ^ql: verdadero amor q
a D da » to ten ia,v crlt mas lattientar,)' c.5
h íubirà alegria deia nopenisda mudat*
<TÏ,-ca!l vna pieça efluuo fin poder ha-
l-ïiar.tcdosfueron'adifïirado.S'los q a D e
l,imo-oyeron,y no pcd¡an enteder, que
jîii?d ÎÎÇÎI ir f uc'iTt n a que lia s >por vna parte
via a Florida y Ròí-uib,padece! por el
íimor de Leonida , y, De Unis, y a dios,
;\ ndaiíe qiu xando ¿v q eran olvidados
fiedo etilos q In nutdaça airia efkdesOa
TÍna'quedc rdpo nuavuiffe 5-eít-aua'oVen-
doc:c?ir¿ Diiario'qlíí tenia •olindada·
O títrnñí» cödicion de mug;cm,q co no
quererle lercfaua dec eíya no la qmfie
jc/RoTana bien enter dio q aquella paf-
íto'ncma caufa fü'ya,yviehdoqvarí;cicr
to a nia f-iüdo fu tngíiño , y el bien qa d
ya Fló'rifU anuí h t t b o , apartándole de
jos ckvnn;\ fV lleco al afligido paílor¿'aÍ
inv<\\ íióedcv\Mrnído abvtdancia de h t r i
niu eil¿iu;!,dixo.No esticir^o dífereto
de Cehí* s $9
©cknio,áé tnarviftfUr tan waiac ;pcn^
quado a mourir yuaefírtvíialalf.gn« ,¡t'-<
ihsöMigadoJeuato el lofihinnhiosojos
yxonociîdoaquiêlchabl-au.i t :anille ref
pôdiovCôunuo espar a mí, o dichoíoK o
faiioytifpo de perpetuoJiaio^îïO fce;i q
kas hablado q aquefte ck cosru nto fea;-
bucluc los ojos(dixoRoiVno)}veras ú
dejfifcado fín,y remedio de tía pafi ¡o,y ¿i
zîêdo áqfiojhazia dô'dç cftüua FiorifU
cola dtmáscopañia !e ícñnbtin,!;! qual
y tqdo.s con ella, ya juro, a ellos a;iiä llega
äo s dondi Dclanio'pudo vern fu paíío-
fa/y viedq q vn chriUalinp v-íiftr-p pov fvi
hermoÍQ roílr© d e c i d í a , y cj njoflraxuL
dar a la tierra por fu caufaoqilo/É ctefpo-
1C-S-: Pucílo d c ro di'M :vs d t .12t c de lia dix o*
•Perdona íbbcra-na Floviíla^l o t.iííÍn ni
'zon te ofendió,pues.ves n'iiavrçpçntimíc
•iL |

•to que c> t;nvgr5dc:q a no fcriu h ofeu


dida»pudtefa difculpannc eii;qualquki;
delito.v verro cometido ,'v no imdtéílo
paílafadc15 te, fe puíb u*>uaiebrio ti Fio
ïííla lc'di.ri?»a-c6 fumo ço2:o trnuiklole
porla-smanoslo leuantq dclfudu^lmS
do. Del a 'engañóla fofpccha q asten idu
dukcdchíMo nú o quiero U- dd^r;ui;ine
]
e{engttr*0
fmes jamas podra.ni h» podido raí trm*
chafe mudarfe^l perdón que tu me pi*
des del difguft o que vote he dado de-
jrjando,el qual no deues rugarme paga
do con amorío que al crecido mió fe de
«e,no mucürcs mas fentimicnto baíra el
cjuehastenido,para fatisfacion de toda
mí vida^uc yo huuicra penado: pofsi-
ble es, refpondio Dclanio,cobrando ani
mo con tales palabras,quc foy de tanta
vcmura.que para mí tal bien fe aya guar
dado:yocófiefopiadofa y acauada pa
ftora.auerfido contra ti cl mayor de Jos
tra vdores.y que es tu valor el mayor, \
en pecho p'aftoril puede caucr.pues co
tanta venígtiídadfoy perdonado. Con-
fufos eíhuantodos,viendo aqueftasco
fa&Luceriacon la memoria del ahgre
tiempo en que con fuLaurcno ella ft go
znua.hnzia tanto fentimiento , quepo
podia de lagrimas abfletenerfe. Clarín»
cítaun como fuera de fi , y dezia. Ya a-
mor cítaras contento.aeaua de deílmyr-
mclo que efpero que ria.ras.pues me tie
nes condenada a cruelmuerte,con -tan-
tos competidores enel amor que tengo,
Y n«r,;ra quitafinc vn amante.no porque
cíteme haga a (.cafo :pero para qtae íïcn^
ta con (u contento mas crecida la pena*
JECÍando pues. dcfta fuerte Leonida,y ÂÎ
Jbífa que házia lafuente yuan > llegaron
donde tanto comento auia, •viniendo ei
«enamorado Clihartáo toda vía con (u$&
columbradas quexas 9 importunando a
fk trifle que con aquello acrecentauá fu
j>af$ion:y corno allí vieron aquella com«
pañia^yconocieron quîen erai^llegaroa
también por vcf que fue (Te que como en
tendiéronlo que paílaua, Albifa qutdo
snarauíllada *y Leonida muy gozofa, a-j
là qual fu Rofanp en viéndola con mu*»
cha al« gtia fue a hablar., dizi £ d o, Gn que
aya mejoría dulce paftota mia de nada
de lo pafadö,"quiero ß en ello te doy al«*
gun gufto,boluer a eftar como en el ale«»
gre. y feliçifsímo tiempo , que ele ti era
quendp:lavcrgu¿nca(rcípondio Leonid
da)Rofano amadojdclo que contíeo he
^íadojUie ha detc^idoj-a que mucho an«*
tes no aya xno'ftrapb lábuelta queatu a*«
¿nor he hecho,y Viéndome ya en puto de
anuerte^yqueel que aula errado era el
amor^quífe.atreuerme, pnréfciendome q
tenía algun gçnç ro de difculpa a ¿feriuir
a te,
mgâw
«Celt carta que oy hastet cbidojdcfctofil
Âçmi vida(refppndioelpaflor) yofoy
iquitn tn eík plinto eftaùajyelquc ïcht
fido refteurada,tl ahuacòii in tarta,y*¿
•gora p «<ft$'engloría con tu feifla,la
^pechaqucmeefcriuifte, paedes m
«gue hafido vnmarifitftüéjn^añoyypor
'.queraaste certifique sumiràa Dtlamtvjf
j à fu querida Florida » qiietn elmeímo
i |o^o,quc nofotroseftar^ya ella lo ataift
;
Víílo,y e.ftaua confufa,íin fauer que ¿e¿
2 tr6y no qmfo por entontes» haft a veí fié
di tfpofada cô Roíañpftracrlc alamcrn»
tia^ la carta que aFlorifta' a*ü¿ cfcrípto,y
îan lafica queledio dc'aqiicfte m©do»¿i
zici idpfemuchas y muy amofófasttzò«
SKS^cftauan los qüatro redutjde* arnàîi-*
te$tpiiniendoymb¡diac^
los miirauan^y tomado ocaílon ;SaMcin:«
«le aquitlgozo que viatllçgandòfc aCÎA
rina>qu ccomoelctts.daeftaüa.ledixö;':*
üafla qu'àndo ingrat»' y hermofa pa,ft«¿
ra, pienfa* tratarme co tanta áfpereza,.di»
:sca vn poco ti rigor que tief»ts,y ..ablaW*
Jete > ya que nöfea mï pafaîon > t\&&
70 de aquellos vemurofe s amantes que
acora con tan profpao 'fioeflas miran'
do

Anterior Inicio Siguiente


'edits* ***
Ío,Wuíoen-fifClarina"eoii eftai pala-
bras , y viendo allia fu prima Albifa,
Icmefûfa de que con Lucerïano hizîef
fe algun enrredo, para hazerla quedar
en aquellos campos, por que ella tucie-
feaquílcontralle ,en «lamorde JUu-
reno, díziendo a Saucino que la per«
donafe.por qttt l*era forçofo yrle de
allá i y licuar en fu compañía a Lucena,
fm que ella ofafc replicar »biendo fu de
terminación , fe llego ala afligida pa-
fièraqueauiadicho,y con las mtjorcs
palabras que pudo, la rogo fucile con
ella, donde fu ganado tenia, que ÁtC^
deatli juntas fe yrianal aldea , bien en
tendió Luceria que la quería para alga
na cofa que la dieíïc pefadumbre , co-
mo Ahiiía.pcropor no vfar defeorte-
¿«„dcfpidiendofe de los que allí eíla*
san , y concertando de verfe al otro
áia en el lugar , fe fue con Clarina,
yendo entrambas bien apafionadai,AI
wife le pefo , por que quería pregun
tir pü«s eftaoa allí fu prima , a La-
ceria , que era la maraña que le auia
prometido dearâle , quando juntas las

Nn *
Bepngámé
vie (Te jiñas y temió q!üí fç yu-jin ,* ¿tyzùW
para el Hguientc d x M u c î i q fintíoSauci
no, ver que no iercfpondio Clannatofa
alguna cnrtt.pArticuiar^ pero liolgauafe
ctïraf^imcfc^delfuccfodcDcîaniojpor
quitarle de fu competíeia,y ¿czh «ntxc
fi/le no dexar yr a.Laccrînj haílaq La$
reno vinieíle»para que yendofe losdos
a fu tierrayd quédate í o l o e n d amor de
fu paflcra,la qual llegando con Luceria
donde, fu ganado e.ftaiía;cafí las mefmai
palabras que Albifa ledixojiodoafin dç
que no aguárdale aque Eaureno dieíïe
ïa buelu,io que a.Aluifaauia refpondir
do,con arta pena k refpondiola congo«
xadn Luceria^y k prometio,queen vie»
dolas jumastp diria la maraña queauía*
N o fe puede moftrar la pafsip que ä Gla
xma le dio,d faber que alii Te auia por
fuerza de aguardar, y por nodarioaentëv
der,aunque contra fu voluntad de entri
tas,tratando en el fuccefq profpero de
los quatro dichofos enamçradoí ,-y-.ftt
los engaños queauían tenido,,juntas fç
fueron hafta-cl aided, donde no eran île«
gados los demás que tan alegres aui§ de
xado, los qualçs oyendo los vnos «roo«*
rolas
Je Celos» *
tor«paUl»wikyIos.otros.dizíMoIaí,«-
ftuuierö hafta qut el cixpufculo los de»
feneañoenque, el diaera paíado , que
fienda por ellos vifto , concertándole
«nirelosquatroconfrderadosamadores
de que alfiguier.tc día fucilen dtfpof-do«
pafjfalir de fus crecidos trauàjoí,rogaii
So a Saurinó y Albift.qúe prefrtt« c-
ftauan que cnlosdeípofonos ie hallafle
que fe verniána Celebrar junto aquella
Uarafuente.Y aceptándolo cllos.y öftre
ciéndofe.de.traer a : Lucena,y a Lianna,
juntamente con otros apucüos zagales,
y hermöfas pattp,ras : y conujdandoíe el
celofo CUnardo.pov hallarle en prdeu-
cia defu zagala, De coformidad.it fuero
todos hazia'dondelos ganados tecuán.
y auiendolos recogido, gozando Pela
Bio.yFlorifta,Rofano,y Leonida , del
mayor contento que Jamas auia .tenido,
al.aldea començaron de cannnar atiem
«o que la claray hermofa Diana de íu ei
condido afiëto falia, ala luz de la qual
cantando dulces y fabroía* canciones ca
winauan:y auícrdò cantado jumas las
dosalegres paftora?, y dado muchogu-
Hoyplazçr afuspaftores, quiriêdo ellos
' /r Nn 3 tazer
nizcr atpô tamojtoriund-o fus ínflruinl
tos^hazicndo vn fuauc ion, a do s bozçii
comentaron de cantar aqucfto*

VI e «g4rtüí^ que mm mm
âliliùtfJaqtt$Qt í&íttOS*
jr ^ffie ciVrí 05 Jejftfg* Koíj
€mynáwl&$ effcra*f4S¿
Qutemreducyqw mà*síïtií$
que emhußes^quebechicmas»
que em\o$¡qtte 'niñerías
stem amer en [m h*\*n*i*

ueßfptchaStfHtmentirati;.
que defçîtyâo^qut cuyââfoh
quepecwSatwrnentAduh
%uecolwA$,yq[MyrœH

$ que confiwç&s muerta


$qw querclftstàn cierta

tüíh
«

ûttcrmlptHâydî

£ntmesses regáUi®»
9mm nmo y am®rof®>

Bks it defcMJos Ikmâdo®

Min mtKßwßrfudftofo
pues don de fait ma tlmedi»9
h$ dadfl tan pfan rt medio
y tu là yttqumudptdrepof§Q
ftfo nMpod*mc$quexar
¿ « dos ê hsfèdtro amant ti^
4tttt$deuttnQS.cûnft4»Mi

m n&tßtd fmâ demt;atg*


pfofc' m&ßrada dorm Ctíj)id¿¡

$în 4 farà

Anterior Inicio Siguiente


parafentirmas la ¡teña*
guando efiê m nue jira mmwkiï
conUpafsio» etgo%ar*

€onptemioyfAga mayor*
que a ninguna amante hadado»
a nojhtrosha pagado»
el que e$ }ujio dios de amor»
De oj mas nadie âefefyeye$
mm¡m le parezca ynctmo9
fu bien que el am orné esmuerto»
y atii dàgloria do'quiere*

A canción y $1 camino feacabo.4«


^ttn tiempo^y yiendófe en el aldea
con lo que eílaua concertado * fe
defpíd¡cr»n ynosdiçôttpSyy.eiadofcarc
pofar,pefandok$ çxj eftrepió a los qua««
tro^eauerfe de apurtatipcro con b efpc
tança de los defpoforios que fe auian de
!i3zcr alotro día,fe füfríán aqueíla no«
che,Florida dio parte a fu padre de lo £jj
tenia concertado » haziendo a vn viejo
tio fuyo,quc elf$ lo díxcftc^para Suif *°
tüuieflc
de falos*
ïüukíteporbkx^de que'clfueniuy com
tenTOyjpor queamaua mucho a jDelanio
yen lugar de hijo le tenia, Leo aida lo di
seo a Cu vie) a abuela, que no fue menos a*
legre • Rofano fueaqila noche a fu al«
dea,por mandado de fu paftora » y dixo
el concierto hecho a la madre de Ltoni«
da^q fu padre ¿ya auia días que era muer
«o, laquai fe holgó mucho de q fu hija
fuefle también caiada^porque Rofano c<*
ra délos mas ricos de toda el aldea^tl qual
luego» hablo eos ciertos parientes tjue te
nia y otros amigos, rogándoles que con
'tel fuellan.'a celebrar fus bodas,y lleudo*
le concedido deÍlos,con mucho conten«
to quédo,hafta la venidera aurora. Bol**
tuendo pueraLaureno;Crifc?0,yCelidap
Í.tteç'0'que la hermo ía N impha fe partió
dellos, y fe hallafen en el valle junto a la
fuente,donde a la trifte Fcnifa auiande-*
3Eado,acordandofe de como auia dicho, q
dentrode quinze dias,ft aura de fcpulcar
allí en aquel rae fino lugar,yviêdo que ya
aqueícra el pedrero de losquinze^por e*
iiitárfumucrte,íi acafo en execucíon qui
fielVpoiaerla, pata llegar a ]a clara fuente,
cotífofegado pafo comentaban, quando
Nil J p:;l'
jmgâ
fm vn ۀmino(que por medio del *'*M4
atr&ucfau®, vieron ^emrvnapueûa 2**-
1
g*t,que de Griteo y Gelida fue conocí *'
do, por que era natural dejfuaidea,y fot
que de fu y ¿a lleuafe nueins-de cont-úv*
midadf le aguardaran 9 ei qual llegando
donde cflamn»y aaiendotos conocida*
.con mucho conten to l os fue abras$at*y
anfi hizo Crifea a el, que a Lauteno * f
Gélida, como entendieíTe» qu& era» de o
tra tierra no-featrebio-ni tenia çoneilof
m&$ trato^de fojamente a atrio« viña era
ÍÜS catnpasty preguntan dole, que don«*
detra ía camino (el reípendio)qiieyu»
derecho para fu aldea » por que deípfttt
que ellos faltaran dclla : también el awi*
hecha^ttfencia,yqueßqutrianf,;.<jtte:el
las aguardaría, para que junta» fe £&e«»
fcn. Grifeo le-dixo, que tenían ciertas <»
capaciones, y queleserafovçofo, y rio*'
tres folos: pero que les haría pUzcr, d$
darnueua de como ellos ferian pre fio a*
Ha, y promctiendofelo^lzaçal, dcfpedU
dod«ño$.proíiguio fu camino,y ios tres
ci que auian tomado de la.dulce filen«
te^ycomo cftuttïcffccercaniuy pwfto f©
hallaran eneila » -ylc.nundaff junt®
iêCelm* *M
t i a corriente de fu data ig»*1* como no
viaiî a Fcnifa^autcnödixo) cl coraço.
ttieda,q a .a quclla trifte y hcrmola palto
ffadeue de auer fifecedido alguna fuma
àtfyt*tiâ3y que cla-ufenda que délia en
jtquetfafuemc ay , deue de fer por efha
C3ufe:puesfi-biennie acuerdo,quando a
lu hcrrnai3a3o-po.r mciordezir enemiga
rogo que ai "aldea fue fíe > cita prometió
de Î)Ù partirfc draqui, donde di KO , qac
auiade-haztriu fçpoltura,no menos me
pone anii('refpondio-Celida) alguna fof
pecha p .y cierto qae me pelaría eft ran a
inente,dequalqu.icrdaíio.qtte a tan her-*
mofa-y confiante pa&ora» le vtniefe f&t
feme)ante engaño,- mas licito feria(dixo
Crifeo)quemírafemosJ por entre a que*»
ftosarboles, fi .-Fenifaefta ya enterrada»
ïoque plegaa.nuc;ftroDi<nPan »quena
fea -ahfi,mas pa. recense , que para vn ne
gociöjComo elfuyt>jno a'uia deagunrdasr
alpofírerdiaqueesoy ,pues es cofaclA
ravqucno lo aguardarían,fil padre,y Si
lidon, para las injuftas. bodas , no es
mal pardce'r aquefe (refpondio Lau-
reno) y en verdad , que fi ellaesmuer*
ta, que .jamasyo t fea alegre / n ' p m U
q ÏÎv ha
Defmgáño
quexa deînNimpha, que uto confmtîo
q la CDtifolafeiTios ni facafemosde aquel
isengaño.No teneys en la memoria q N i«
rea nos certifico s dixo Ctlula;que todo
auia de ftr para mas gloría de Fenifa v y
Hamio v Pueshes an(ï r üantçaesq h -pa
ílora no fera rnuma.Ya me;acuerdo de
ío(refpondioCrífeo)ma$ temóme , que
ílempreaquertas cofas tienen mil inters
pretaaones,quenofotrosno alcSçamos*
öraialgamo$dtfafofpecha(dixo Lau*
£eno)y yendofe a leuantar y boluienda
Jos ojos a la parte del nacimiento de vis
claro caño dç agua,que de la tierra falí a¿
vio vna cofa que le dexo confufo y cfpa
îado: y haziedo^ue Crifeo y Celida mi
safen ha¿ia alia, quedaron de la meftna.
íuerte:y defpues <juepor vil pequeño c£
pació aníi huuieron effociojieuantando«
le con muchas lagrimaste pufieron a ccr
templar vn eftraño fepuícro 3 que era lo
«que tanta trííkza les auia caufado v eÍ
qual eRauacneftaforma, encima de do
de la dulce agua falta y dos verdes y mal
labrados maderos, tendidos fobte la tier
ra,yhaíh la mitad del jmtefo que tenían
maídos en ella otros dos íms cortos -, y
tan

Anterior Inicio Siguiente


ciefMoî* 2s
tan gruefes ëôauan de la rnefma fuerte,/
«venían aniiazcrviiaforma clc ata.ud to>
¿re (]uevna larga y lifa piedra fe fofte-
nia: cftaiian quatro a-bolesal derredor
de aquèftè ; fepülcro con tanta ífpcfura
de h<)ofos ramos, que con mucha difi-
cultad, cl fol ni clâpupodian l k g a r a k
dura picdrajla quaí de ro*a fangre vitro
que cftauaefcripta, deelarádoften atjue
lias langt ientas letras, quien en cl fep ul-
ero y a z ^ y la oçafion que de morir a«
uia tenido, anfi mefmo en los troncos de
los quatroarbolcs.lamefma hïfto*la^'fti*
wa d« menudasletras,puefta con mucha.
frJfteziuY maginando ío que era,fe •Ik.$*
ron los tres p?fiores al fepulcro, donde
leyendo las rpxas letras, vieron que de«
%\nn aníí»

Benißt ympafloYddefdichada?
dtbáxo éejïa ¡rkdrâ ejloy metiddî
¡abre lafèpolwra yo en mi "vidai
y T>ÍMJiiy erteilet¡exultada.
ÇQnmifanpYémimntYtepcYmUUdci,
y.como f ÙY mi pujío fue efecoida,
demi mano miedo m tlU efuil¡>id(tf
pArâ
Ha*<jmfefepHltarmeJjhni<t *V/IM>
que y mir de atmin® tñpeñá'y üant»
üetnkcfaaCQMpän&da.de mimwrt$<»

laj&yâ $* tpMH mi pçchû de dm$ primp


yamim& ttetwtonfumfiù mmtQ%

î O podían detenerlos tresJasSagtl


^ mas^quedefuahojoSiiiiloahUoha
fh la îitrra lltgauan, viendo cl tri*
fie füccefo deia defdickäda Fenifa^y è%$
pues de aucrfotcnizado,y aun vanado SÄ
funefta piedrn(dixo Laureno)porcier*
tb f qdha'zañofo hechode aqueftajief«*
»n^'fai^y corta de ventura paftöra., pú¿d«
poner en oluidu los delasfamofasmatto
sia& Romanas, y todas lasdemas^u«?han
lucho facrificio de fus vidas , fUttfQt
fio faltar vn pútQ,eri lafce que a F temía
Tenia ha dcocido vna tan acema muer*
tc>corao es entmarfe viua s gran aetnpa«
íion( rcípondio Crifeo) tengo , de<ju&
por vn encaño tan manille fto fe aya fe*
guido viu ta g ríule delirada. Razo ter««
iuu«os(átxo Cvlida) de <pt£Xarnós de
Nie ca
îftfjMIts nos engaño, cfeild® q cöbe
nia «nil,y q feria pata mayor gloria » d«
losdefdichadosamSte?« JEftocjJo.q y®
de£ia(replic© Criíco)q fiempre las colas
et loi Diofes,' tiene diferios fentîdos ¿3
|bsîido6*Nosy dübdSjdixo Lauren o,fí
ño q â^ueflo^ fue dt fia fuerte,q çl dtx?r
qabia dertdüdartjü maiglotia íuya/uc
abría fiept« memoria, de ía hazaña de
eraífa,y q fetia perpetúamete, la, prima
y palma dé todos los amadores, y m> me
Creay$;ímo pienfo que el engañado Fia
IMo,quado venga ¿lieber c fia defaftiada
inucrtc,yla cauf^q para darf*l* tUMo^no
lia de hazeiF. l^mefmo^ono abra fido vçr
dladero afr)ante,cabrando nombre deyn
grato y fcmëtido, y dan do fe cl la muerte
carrera par<$a$,yíeran dignos'de eterna
memoria, yánfiíe cuptira, la gloria ^la
Kímphad¡xo,qauia actenrr,aGrifeo t y
ÇeH.da les pareció q aula dkhu Lamen®
ïa verdad,y auerdado el cierto ient''doa
la* palabras de Nírca, y tief pues q (obre
la trifte fepoluvra humero eftado grade
MíO,ya que k$ partiera venir cerca la of
cura noche para yrfe 9 fe lcuantauan $
quajndo Gelida vio Jas letras, nue en los
quatre
ama, y 4i^*ertdQlQ al ÖS
dospaftore vodos-trcs lfc-gäron a Iççrjfôs
las guales dezian anfi*-

Emî trifiemonument®*
árh ^ksguards ferey$^
y por memoria eßare y $t
regado s de humürfiwg rient o$
CON que afierd$ ahtanâeys'%
Mi muerte y Uemfí <d?Hfo
pues es tan j »fío tenelín
yeaenyos el qui llegar^
y enetyn árbol no pdre¿
què t o dos quatrefo y s delkè

$¿« Ufepoítma9¡cnpto%
efi& mî nombrey^filUÂQ
et delpajîordefdichddu»
ä qnkn mi muerte remito?
pues que por et U he turnado «

Yààùelqueatodo$ieyere9
y dcfpuesno Cùtwfciere
los nombres^a[e de-y os*
y era enïaptedrarflos dos,

fif*
le CeUsi
fifdhevfapmendtem

Viendo que mtwâforfadQ?


morir y qmß encubría^
U caufaporqutmoria
ejhjeptilcr ojie labrado*
dmtdefe yea lâfe rnia*
Soy ynap4ßomWiße>
que mfolo d nombre to nfiße
defgrááapern y tormento*
y como en proprio apofentöp
Çempre defuenttïY&afyhp

Vim yn tlempûmuygopß»
pendo amada deynpaßorp
gqmmUmiidn de am ory
àtmiyenmmimhidioÇâ$
pretendía paf & um #âtr*
Jcotnoál cielo faätaffe*
yalafortm4ÍUm^[fe
pur Yemtdh>yyhfíry¿n®s
hi%ß4löbtifo éranos
qued alma älcido lteu<*[ß*
09 Er*4

Anterior Inicio Siguiente


ïm madur tmltát»
qm úmïlVknm dtfpmiam
$ wfafirtmçd quedara^
mas pm principia dëmd
hi%p amQr^mßmfcnt&YfiS

primeva dtmip#ß#fii$
y m (ontiptê $ltkâno#
dio €#ftfddquëeonmi mmé
mçdiefji tálj*t$UrÍQt$¿

Smîeeîfiifpmrytillorût
daraíp$choal¿mfafiejroP
p &pajrdrfMW&®d€fffîjw?
€Qme álcodwwfoefarQ $
mnqm ald#lor bmlm l$êeg&
#

74queßebrem di feue nt®


ddjtrmç dolor quefwnt&$
^quifê el cieh negar
por m darme cmllbrAt
âtimtfolo yn mQmtMtê*

€®mo têrt&la aßgtia*


^m huye de lama da»*a$
y en árbol y erde no para9
llorando todamiyidâ
las fuente s acrecentarán
Pero tetnipfeetdmcrz
de que yiendoju ti&pry
Usmtrtates enmis oj M
negándotelo* iejj>c)o$9
huyrian còmode trayàw·

Por eßd caufá ordern?


fte y ¡IM mefepultafey
yporquefeiifferuafe
ami• padre.\lemouio
en búluntdd que me caß*
Deia muerte de mi yida?
Ufieramem trayda»
fue de aquel que pretendía^
Çtn ra%pnmî c®mpania»
y el que amarir me comhida®

cuantas y ezespenptuap
hiendo migloria freinte*
•X

cm temó? Útlè^Jmtte,
ei dmäMtföqtiefö:ßwä»

quan do etíM^t^è^e^^
de mi hkñ tém&yyiïcèló*
que ÇtgutfíéMptÉJfi ytjUàúj
jrv&n p tfXjr ä iptißlearia*

Tqn&nào àem'preÇemU
fepartio m tâ&tûklji
q it-fe nimummèmtï
maspronojircptätättßncta?
lo jue conpnb^'èniW^u

h tßante ptuèHAy¡mat»
pues pretendía tdítkúads
que mayúr'mdl me áneaáHá*

Vn rio de Ugrmfá de á?H&


en aHjenCU'derr&fttç,
:
y mwcaèifHe^'ap Àgüèi
de Celos* 291
am como en ardiente fr<ttw*9
cots lagrimas le ati^e*
7"qmndo nmtmtne dieron.
de¡14 muerte graues fieèr0nt
pues Us ligrimas M punto*
qtteftipê qué 'erit difunt69
tnfangreji combirtieron*

Y como nieeirn Toreado i


Horary Amor no confíentet
*Vtneme ¡unto'd. eß'afuekte,
do también me fue tie?*dOj
porque elagM'noénlán^mente^
Sobre ellañüfepoitura
como elque encubrir proturap
fu crueldad¡m&ndo Ubràrfe
por que A U fuentefe hechfifjhp
lo quehá^e mi defaentma*

Dentro dellà tnt'interred


donde me y re corfùmieîtdo>
y mnqw wuett'À refàtmendê
en llanto con qm hurg*
Yrcfi&s awéds'creciehdo*
QO £ Porque
Wòtque tlf&ngmnço color?
m denmejirásdel dolot?
de quien en elfe nfaelbe
enbfançofoYtMA Mue,
lo que en mi es totio //cor»

gents fuy en pctdefcet


gn ejh y i da to tmentOp
Fenhfnyenel contento*
yfenistengpde fer%.
en fe çonJUnciayUmentaJ
tenis fue mi yerdádero
amante en amor Çweet®*
Fenise$íufloqM¡ea
quien en U yid& pelea»
con k uuJ4 p or que muer«*

De U Reynà Eli ft \el nomhn*


$$elm\ocfmbt)hier*
hele en ene,y poner
yn¿ efe,proprio nombre^
it defdichad* muger,
7el dt mi am or ywd$dero$

Anterior Inicio Siguiente


âc Celos* 294.
y entiendo, que es juítkía smiy reda,
.que el hombre tan mal intencionado
1ÍÍUC de aquella fuerte el premio, & co
rno j otrosíes ha fucedido pcfarles def»
pues de auerhallado la virdad , y vi«
«ir en coi?1!"«* pena » o en perpetua
pafñon y llanto- , por auer muerto co-
mo fucle acontecer cada dia , con
aquel repentino ímpetu a la -períona
amada. Pero dexando aquefta mate-
ria .corno cofa ya tan faüida , y que
también'fe nos ha dado a entender *n
tes de agora , con la diferecion dé a-
qweílc honrrado paftor, y con las ex
periencias. Cada día fe nos va d<kru
fcfiendo y rnanifeítando , que es de
perfonas faltas de entendimiento , que
rriá que fe nos declaraííe , por aucr-
ío ya apuntado , por que razón, ha-
ría mejor vna muger en efeoger la
muerte , que no encafarfe contra fu
bolüntad, pues citando cafada,eltiem
po¡ lepuede mudar la boluntad, y ha
zer que quiera bien, y ya que 110 p udria
aguardara qla fortuna difpolieíT« de o-
trafwrte,q-«muri«do fu marido,}'que
¿tria libre Q.é? otra marors qual lude
yon'.*
Ùefemànù
Jo
^cpnccceiv que à jphenifa te caíala con
Filido-iiïya:-quefeauia certificado*«tel*
h (fa muerte de Flamio, forço fanlpne et
auia de acudir a fu tierra ( como ya clta-*-
uaen ellajy biendole procurara na Igtttt
reintdiaydefengañaíidofc a ella , y <?UÍ>
defengañandole h vez que padieraha«.
Liarle de como auia fido el cafa?ttíenta»
Determinado tenia (refpoiidio Çrifeo)
de que nos fuéramos luego de aqui^poi:
que la'vida d-c aqueftc trifte fepulcro no ;
nos laftirmfe inis,peropue$ os aueysme
ti lo en femejantc m a t e r i a , ^ que nos v»
inas;rèfpondicndo a lo que ha5 prop PC;
ftod'ifcrctoLa-urcno. Digo que yo;W&
aconf'cjaria a ninguna nqqgçr quçhjziçC
fe lo q has dícho^ni quefe d^eífo laia^«*-
te,que io vtio y to orra, es• vnroanifie«*
ft o error > Geomatudizes.Phenifaeila
uiera cafada con Fiîidon, -ylnJc-nd-p^U«
mio^a quien ella tanto quena en fu preff
cia t cofaesclaraquefeleauia derenobar
la viejallaga^y el remedio qu-eata.de/Fla.
mío y Tuya fe podia dar^ya veysnpfepo
ci rit ivizerTtn ofenfa propia, y verlade*
ta infamia de.fu-m-irkL.vto qual a a <kuc
Iiazcr alguna mu tur.* anteiesma's j;)íto
efcogcrlanitKrL^
jatítc ignominia, y por t$ta-razon J?hc*
fciia hizo tift)0r-tn löatsr-f^queDo tn. a «
guardar càfad» a Fianiio / parji/aucr de
2¿rteal¿u^ te
tStÄS'p3ft*s,pcr'6parefeeme 4 i y 1 î n K r "
tè rto procedió 'dcíhcaufa^qirç a i aiiu q
Fía mío ten ia -vicheantes pe fp.un.ii do î o^
do onor^efucra abufear rol<i f--:q<ue ordí

rni ây^b^îc ?hazcr, masfoc por Juo vu te


cafôda /feon quien ella, arboktkïa , al
quàlcafanirento^nonibrCiyoBmtrïc^jua.
î 0 es mu^Urg*Ts y nodg^fíon róngun0s
jtóifófóföffwaius hijos;,ysptícipailmíntc.
à^WvgiMSÎAïjftie eoétpaMw gufto >jj feolun
tadífe•••cafiè vputsbsimai Ï"V£KCA0 todns,
q«e entre cí*ía^à$A3cctd< n gpnd^s def
gracias Ion>f<guttfas detta ocaíio es nu. cr
te^eífal cafymftinto-, por qiíd fîcmprc cl
qiiètfiatôritra fü -boluntad cafado» cil a
enpetYayvitw muriendo, puts "te¿o le da
to rtà c n td¿y î o que h <rz c a qi? c 1 q u c ,- i n ) u
ilartléîftc ;e#fti cftîïip'aiurcvii;'T/UE( r le
jiát'f ce mal;toda la enfada ^ a J;finhu ne
a conchivrjcon hazeraJetína fh que^a Q
algun:,li<di^iio-:djgtip dclla* <\iu ce wo
tudas
<Waä fön taaattytgas de£ugufto,yçnaî
gnnamancradc<tof**s nueuas, y (a-s cíe«
*ga la colcraycon muí facilidad que a los
fcombra>cn. viçndo Mcgçra la ocafion
de algun cafamitnto dcfguftadoacpdc»
y hechando íns redes, ha^c ha^craigu«»
nas obras proprias fuyas,y que fe atribu
yan,a là que fino la cafaran de aquella
fuerte^por ventura fuera C&ÏOÏW de lai
tmiieres^v fivay$difcurri5do portoda$
las pifadas, y las prcfcntcs^qurlî^doca
fadas han i^choalgo; de»lo.que varaos
tratandojcrccdmc^queofe páfat'ORcon-«
tra fuboluntad,ö los maridos iftí^ron o
fon hoíiabrcs de poco fer,y oçafio nados
parafemejátttcs hechos, habiendo^ ü?aï
tratamiento i a la que debna tener fòbre
la cabéça,y quandoacafo íuiendo -viiâ
îiîuge^querido^îa cafa** con otro .> de a*
qucftfs nos libre Dios, q u e aparejada e<*
fía a Iiazer qualquiermaldüdjyfinque
fe pueda dezir,con razor* qtiees obra fu
ya, fino de quien tenemos idfcho« Quc¡
reyslo ver,a que ¿na* put de llegar aque-
lla paísionvde »que fe de cô fus proprias
fnanos la duel muerte , con quanta mas
gana la qxie t&lhazCjh diera & fu Marido,
pues
ài Otos« 3p$
JWM es verdacl^que no ay cofa mas ania
daqu« « l a vida,y quien la que tiene ta**
çoanio^fe quita aquieta tanto aborrece,
como alinjufto raarido, mejor la quita-
ría ; y ¿quc-reyjs &,zir ¿J os parefee impo«
fiL·lCft fab«¿ q«t haaiiido infinitas encl
mundo qu^e lo han hecho ,.y veysaqui a
Pheiiifa t>t¡ ha queridomit$ que fe vea
concl qutfintazon pretendía fy comp a
£na,darfe la rotícrtcfcíal qu^qySdo pro
«ara los difgtiflos del cafàmiçjitp.3fi algo
jhwuicra quefac-rapeot qae aquefio. Jo
hiziera fin dificylt£:d,q mas animo m u o
firade jbazer víiacofa, qtócn.¿ptís.qwc
fe-vea.«lia oca fwnsft obliga fin -fabçr lo
aeshahazer íiqtícllo que le fac rrianda«
do3o en fi;pci?fqJ!quc e ^ i e d c f p u a q u ä
do fiente, y fau£ a lo que fefcbîjgalq ha~
ze>y el qwe porno berft .en yn peligro
dondearríefguefuWlunud y %uf\o fe
«lata,feñal que fe U haze graue > pues
aun no quiere llegar a verle, vey$ aqui
por donde yo nombro Jos taUs cafa
miento s niucïtc , y ti menor daño que
puede hase r vmv muger, t$ elarfda ü
conocicf« yr tan -contraía vclantad»
que

Anterior Inicio Siguiente


DefengMé
tin c là obîtgn riatf'é i y^t-è amas ynfíime a*

o de otrii;tîitiialovy ;no estultoque if ha


prj'por qtït d r vna ai^ri Mra Ü"fueUn cl

îiïsc d f a é ; p ^
mó'hytítfripo lo qiië•ïq^4fiH'*<ííí\;ahii;ftiÍB
piifeVcMöe\iîV-d.iiï mol Itíspadres^iic Ha
zen ' ¿fttfsfutfçasa fui -hi fas .yífiüy ygn/tf
lâ'-ivol't'ntâ*adtî la^utha : de^fl^iriugcr¿
pues ¿ÍHífüeríguíiclo^ cjutí^o-veyní» cil
tiil·|üiíïà'y:com^
v h pèf p e tu ö ab o r rcfcntiîéîi't o- ö d i o e ílrá<*

d i fer tff^ö s?,'f¿á s pàfebtòtfj;^


& r ai ;fâ 1fií^foí pee h aS^Vianas ymb|inacîo
ne^dnñíidos petifömientos, terribles dçf

f¿riwi1e.#unas de pot ; mcdto> ytñan'cn


iòdasíii'^cafas ? y::anfiJ'*ö:^ü;cdt alguna
zwr^qüé no fea mala* Mucho contento
dio a -iöt-äai* Laurent) y Celida, hi plati*
cá'dv• (Ptlft o, viendo cjuan eficazmente
ñuííi pro"bí(dütòd;ris las-cofas, qiie ence?
los y en a mor y fu loor, y cu el de laS;rfltf
^ r i c i . y t n diílrulladüà caíajiiientos, te
auian
*

assían propudïa<LatjLte:ft0 díxojpor co


íp cinta tengo^lapiauifsmopafior que
îanattral^iî^qti^r doti-ínco cr»tu dífcic-»
ciony clpqucrcia fe tílrímo que íio
fue coivio cs ncrto,para hazertf paflor,fi
sioniuy.celebrado ciudadano t í*guï. tu
ïocraSjíírtoqiït viendo dtfpues los thui
npsauiíotíorrsdcLilto cicio>qiie tenu*
Íposncctífídadloïpaííoics it \nir.gc-
siiotao delicado como €Îiu)*o?para nue
firo proiKclio , y enftnarn-.o* en io que
lleuciposhazcr por darnos aneíoírosíç
inepntcbicr^tt hizieronati un conocí«
do agrauio^corao fue poprttç en volun.
tad deque çfcoxJffcsaqiîiilc auko,} CQ
sa%®n .podremos Cclida y y o , loarnos
de que abemos luchóla ma&alta jorna*
da qtlc hafía oy fe ha htçbo,f ue$ aukn*
do vifto las mayores grardtças que ha t*
iijdo cî fpeîo,aii€rnos tambitn gomado
detan difererta tonuetfacion ,y de tan
hnpmAùûtm^^y d< €los coníejos^ ce*
ïr>pîo$tuyu5>0ra (refpondio Cfifco)ce-
Tcq efíos ilícitos loores,y CD Lo- qtic de a**
Cjuefta jornada podeys loaros, y ocupa«
ros toda Ja vida en1 celebrar con )uño%
loorcsyrsdeío q avrys viíio en aquel me
morablç
îHonme îttgarVy atricmikrna líecreacioii
eoniaiîiiîgnccafa.y aquella Mageftad
y -grati deçà que dentro vimos 5 que bien
Wucfträ en íusaípeít os, ( «robras del cié
lö>y que para gbuíewo y gloria delà tie
f i í el fumo hazedòr los ha de crpr>y I *
recreaciony f c r t i l i d a d ^ o de otras perfo
anas fera perteneciente aquefta/eria biça
que regracíenlos todos tres a la poderos
í'a Ir* fpana,y al faerb T a | o s y aun ä la bey
síiofdNircajdc quien por no confeníte
que efeufaramos la muerte de aquéíía t r i
fíe paftora, auemos formado quexayla
memoria que cíe Phcnifa Crifco les bol*»
«iiojes hizo tornar las lagrimas ä los ojo«
y derramaíido # fobreks ya pafrdas algia*
ñas (dixo Celida)no puedo imaginar a«
que caufa s li valcrofa y fértil £ípana,nos
toando venir aqui, con tata preftexá que
¿aun iugnr de darle las gracias, de lo qtíc
por nofotrosauia hecho, no nos úití¡ q al
principio ¿ quarsdojuntoá q&tftafuente
nos vimos* Yo entendí que era para que
la indigna muerte de Phcnifa eícufara«*
iro5 B con cía me fina, dubds eftoy yo(ref«
pondio Crifeo)y no puedo dar en lo qu®
çs. L o mtíiiio (dijxo Lautcno).y como a*>
quclla
If L·ílQSf
«tieîîa pr* :fxhuvntiijn luz de!rojo ¿- Po*
Jo,Por q ía viiiadcaquel Icpultro , y h%
îiîcrnoriddeià deidichacla Píurwía, no
lesdiciïèniáspaÍMor,citt£ni¡irmrcn d«
caminar 1«pocoquéhaüa U muhe ks
quedaua}y coioo fi viua Fcnifa c.n la fe
poltuíacíiauicra^conhiíííu'tas lagrimas
cooien^auan-^.ci.çípçclirícjquaiitl « • »ye-
ron vnarorj$a£»ttipoñaque h-»zia tilos
fe venia taiVendo^y aguardando per ver
qucfuciTc/ctfluiiitrcin quedos »y fin
,vcrquien tañi%bicn rerca'de donde eiî*
»an,oyeroh'viia'tfilre yflaca-voz qu«
dio principio a « fie Romance»

gflecîfmtoijuc n&ck
trißep4ßuf afligido
á muerte tß^y toñdfnado*

fuy cmdt ¡>ává rxewph


âetoilos^mhàn MCHG
pdWqUe tu calecí* «*?*"«*
efatrmhnte el ntnmd*
DYtunê
frrtmáíí mmp®!ß miß
tod vi mt hanjáborrxide
d$[tngfi¥í&nài mßtm$>re$
àtlejUd& â^ueheyemdo»

f&r qttt etfatß Dh$ Cutií


mojkäMf aborts trme
9 *

fçcêhr dtfié querido


étâtttfïmde ymij?aß$r&&
qmtlmun
enhtrmofuray crueldad
y en fer mudable CÙH mtg®$
U muerte forWHájr tkmj?«
faborecïan mipdmdù
apartándome de omtr
cm. ml modos
perorffiW* o r*p&%
defejruirmc4u»nù K>ettadêp
ht^o tjU*moßrafe &m#rm$
latine JCjHtJfom* in tr&ydêp
jf <¡m®d® dt t$âùj?M*tû

Anterior Inicio Siguiente


mt yt§ entregado y vmtH&m
&k§tâmtm dtmi
y délos tres fuy âfidû$
mjmtmdomi de âquelk
quetanfmygmlhafido*
dt mij^nomncid eno\âdoB
y Hiriendo darme el c$ßgQ$
tí&mor grande c¡i$s tum
m Celos lo hm conmrtid^

má$fte poder <jue Cnftdo*


ufttßa fâhU mortel
ffletm04po[jeyiê}
y no4gmrdù pâm dârmt*
h même que hi mune¡do$
pymjr&rmefoUminW
ieâ^elk que câufâ hœfid®b
for qm noß eßeriyendot
yyo^emdoy corrido»

N I Ä voz^yert algunstííáeUA p$>»


Ubr4$d΀Πromane«, conocieron lo(
-trcs,C|uc era aquel Pianito, que toda
via.CQ ÛÏS faifas fûfpcclm cfhua,}' do Hg
#ofecftrâfiamenïc^niîdc1 contö-dc Ve
yiífa^ixo Calida*O quanta compafsíS
me dan aqucftqj.infpiiccs ? toantes, veys
»qui do vîenc el deCeüycL^o dé la crac!
muertedefupaftora r y tngauado toda
via çon lasfairasnuçuasque ic dierö,por
cierto que tenio;quc íatucqda lo quchi
aííado/y vieiyd^ loque en aquçftas ar
oles efta tfcrípto a quc ha dehaäer alg&
oiefaftradûiîn, y aü para efeu far eíTe^ef
pondio I^aurcnojdeutp de f^r 1a príefa £|
la poderoía£fparia»t>osniindo tracr,y
en verdad que na Te que camino fe aya
pata podcllo hazanora dexemoslo a la
fortuna dtxoCrifec^y aguárdenlos a ver
lo que hará, cenfulerarido quanta mal
vna mala lengua memirofa puedeha&er
yhazen cada diaaqftas lianas executa
yasdequktasví43S)pucsíiempre q a y fe
ítsejates negqcio^qaq\Kf|e,quc preferí
te tençmosjfon ellas fas motedoras,y las
que toeji la culpa tjcncn,y no foía ene-»
íle particular^pero eu otros muchos ha*
zenqayacanfufáífo hablar, mil iljci«
tos4^fitinps t pordoncíe , mc parece q n o
ayenefta vida cofa que mas juicamente
merezca caftígo, quç vna maldiciente
deCet&$* $&®
movâ&tycîçanadora lengua,y ninguno
•f€lcs-j>oclriadarracjov,y cjUs cales nn$
fintieffcn,queno Uállcs crédito»ni hazer
¡mascafo q lino lo dixdïen ; ylo mt jorfe
th$nodalles audkncia.porqüc todos la«
Y€£C$q aniifehizieíTc feria abofetear*
lostncUo.ftro,y ci que haze al contra.-*
riodeftoxy-gufta délos uU% malfincs, q
andan oyendo aqui y diciendo alii , yo
le mando.mala ventura,y le tengo por
perfona índifereta, yde malas entrañas*
ydtgoq jamas le fu cederá Cofabië,por«|
íosq van y vienen con las nucuas tä nue
«as, que las mas vezts no fe lian di*
-cho^hipaifado ¿. fîç»prc procura» con
fus mentiras hazer-tanto mal, y caufar
tanta encmiftadjque no íe venga a coui
jprouajr fu teftimonio falfo^y como aqu$
'• Jlos fon ininifíros del infierno, y por c*
ilos co^edeb txo de Cü cfparauet fmu*
ch'óf mas délos que auía delleuar,ayu<3a
los y dales fauor encubriendo (u$ malda
desjhafh que h5 tenido cfftto fus me ti*
ras y quädoya a los cizañadores vec en
t4ad>odifpofici0tfdtxay tä maldi otra
to¿4adolesvn traspié vienen a moriren
fusmano^y fiquereys ver como a tudos
hifmgâm
es danofö, aquefte tratoydcxando spar
tea los proprio* que fîruen de lançade»
t'ai, texiendo con fus lenguas las tramas
que han hecho en fu&fantatüa^y vamos
aquellos que dellos guflan, fi fon po*
bres y mcncfl:crofostya veys el rencor q
vna mentira íes caufa fea con qualquiev
r.a, aunqueTea co fu feñorjo que a muy
pocos fe les quita haÖM que mueren ,. y
aun muchas vezes ha zen grandes tray«
cioncSjpor efla cauía*Pues fi es hombre
principally con quien le ponen en nial
es de fu calidad, ya veys la pafsion tan ia
jufta que smda entre ellos, y es lo peor fe
gun he dícho^que como las tres furias a«*
yudanfiempre, andan en fus quiíHoneSj»
y eu procurar venganza, no coníintíen*
cío queíe hagan amigos /por que no fe
áefcubracl engaño, y defpucsqitcTc h i
muerto o hecho otro mal^cafí es ordínaU
n o que fe dtefcubra y redunde en daño
delmobedor,íiespoderof<> Principe o«
Rey,aqueiaquten van contal« chifme
nas^ycllosguftan délias ; mirad quantas
incofíderadas , y no jüftas muertes »les
3hazendar*quede afrentas a hombres lio
îrados inocentes del pecado > que fojo
conflit«
confide eft la-mctuiTay maldat de aquç
lla iniqualenguayy quätos vïcnen a-caçr
por í'c mej antes dt l buen eft ad o,y pu n to
-que con ios Tenores elían,ylo que los po
derofos íacan de a quedo- es > que como
Bazeivfín rszoníSjporlosfaifüs dîçhôsi
indignan el cielo contra elloSjeiquaiioft
caftiga en íeereto> y aun (nuchas vezès-
en publico,potdífctrentc$ via$|ya el}o^
maldicienies;<ömo a los demas,íaheysí|
kibicne?quteftando algun tiempo fa^
uorecídos, y priuados con los ieñores de
vpatnanera o de otra buelúen^yqUedaa
abatidos 0 muertos muchas yézí^ytp'*
dfes c t o
ipciiga» a lermcnoíprcciados ^aq
que ta.rucftitn ados eflau an, y ß n o e n efto;
en otrasperfccucioncSjdc enfermedades
ítíiiertesdehijos^y de perfonasvainadas*
ynofon poco venturoíbs r losque4nfi
Jo pagan^tmftes de aqueilas>queauicndp
fidiacauía de tantos males, viueciquícto^
y ç£ft^ cattigoíe les-gu#*
i^pataenkotra vuda, dondefiferoprec?
datan muriëdoydc fuerte que a todos^n*
fíílof que danQfáos a mentiras y y la$
cretn^coraoaloiquclas dixeren, bictif
Pp $ comí-

Anterior Inicio Siguiente


Ùefengâm
continuo 'femcjaiitca:pag.i4^pties ñ acafe
d que cîçaiia isenSrf mi rid o y rougerf
ya lautys loque íuze.íi dfzcmald«: mu«
gtr¿-s ÍOLAS, disfámalas > qiicaícs * que lio
que ca fu vida podra rtííríiuirícs ? por lo
que-Tnerefce «nd tmiertcsfy.li es entre dos
afnameskhazc!o que a aquella trü'U Plie
iiiiajydçfdichadûFlanmr, que enrama
di2fucntur3fpor can mi;níkilo encano*
flan.No pudo dczir roas d viVjoCrifeo,
porq a ella ora, llegando ti afligido Fia
niiojdondeeiUuan,y viendo el fepulcro
con cl fangriento epitafio ,-dándote el
coraçon alguna coU de loque era fcon
terrible (obre raIrot n mir ir a los que X*
Ilidlauan, y fid hablarpald>ra,maü ver
lo^negoalafepolcura, prro como antes
vidlc las letras de ?os arboles, dcíalcnta«
do començo ateerljSjdtrniendofe a ratos
y dando profundos iufpiros i hàzknào
can roftro y manos, tantos apafsfönadlos
e(ircmo5,quea vna Tigre mouicra a.pie
<!ad,hechosfu$of05 f do$ copiofas fuetes«
Acauodclccr ,t<-idolo que e i lo& arbu«
les atiza » y conto la trifte y lamentable
hiftoria emendieiTe, como fuera de i «y*
zio 1 leuantando la vißa al ciclo, clixo*
de Celos* jo«
DeztdfoberanosDiofes, que es a q u o
ft o que aquí he Icydo^dectaradmc ti es
mà Fenifi, id que por guardar la ma-»
yor firmeza que Cc ha viito , engañarla
demi maerte^quifocfcoger tan cruel U
iuy-i: in is que digo, no dcuo de eflar
en mi, no me certificaron que era cafa*.
da i fi por cierro: pues eftandolo-» no
çs paisible que fc$ ella laque a qui eíb
fepultada, o como defatiuo » fin duda
ntcfelta con la pafsion el entendimien-
to , y conocimiento , pues fin faher ni
entender el nombre de la editante que
aqtiitfta , y\ auía imaginado , que era
!a ingrata Feniía % quclolo en darme h
muerte fe haocu'pado,y como aqtU'fto
acauodtï'deztr , aunque pretendía en-
gañar fe , cierto ya de iu de fu entura, lie**
go a tas fangricntas Ierra; de la piedra,
y contó altiacauafe de conocer quien
era li-que viua fe auia fcpukado,y cntcn
die ill*-île tod > punto la oca (ion que tu-
tio,áado vri terrible grito , como fi ci al
nia fclearracara^obreel triíle fepukro
fin titBsjüaliíto nifentido cayo,qconio
por ío$ tres fue YÍÍ1;O,CO mucha prefiera
Tclcuan-
-üefwgáik
fe himntsm $ tomandole^fltó»Aent$
ai patfsipnados enfus brac,os,con mucho*
b fließe ió s procuraron boluerle en fu*
euerdo,no fiendo bailante ninguna co#
fa qjâc hteieron^unsque deaquelia frig,
y clara fuentc^fpbrcet mortal ro(tro,gr£
co pía de agua derramaron,y cam»Y!cr$
que no bo luía, entendí endo que dcï to*
do era muerto,comenc»ron de haz«r ere
cido Uauto,yauiendocffado and algun
poco de ticmpovHmpiandöfsi Jos ojo*««
terminarondelebantar la.pícdrà r y íott
rrallej,çon la inrclíceyfirmeamante^w
rodearon de hazerlo, por que \i nocM
-cö fuefeuromantolos teníancubtei^l»
y aguirdádo paralasftineftaseG^qa|**
a que los dorados rayos bojwieílfip If»
brarU tierra,con grande laÉlto« d« ttp
defgtacîadai injertes,cftuijkiott aqtt**
ltaoocbc tratando ,en qttèy* quiíwf^«*
ihr; Laureno enfutieirrajpotè^lalrtia
le da ua,que alguna deídícha ma^|r qu*
lasque.auiateñidleeftauá guMf$ftfi»J.
cerca défiíhermoíaLuceria»y a u ^ t e »
do todos tres (aber lo que auia' í«c«edi
doen tanto fuego de Celos eom«r*ntre
todos aquellos paftoïes, y zagalas fiíaft
itmètâ À1 o s q a a 1 es torn a do, a*p tm s fa
cl^ra atïtor* dtfcubitdo iu Letwfa luz
mi* Îâîido;qU0ndoflgô2olbDtlanîo^
;
que Wtfy f òco aqud!ït n oche tort cl <$*
tocrado cönfento auîa dormîtîo/fc ltüan
tory y*îid&fcpara la caía defü qutrïdà
íiorifl^alíolí* yaque c on ftrpadrt an-
daba Úmioord«i\ i y adeteçando lo ne*
ccítiriofúf* ú defpoíbrio^ Mucho ft
jbofgo çl rit)* f sííior <oítDdanio> al

jenm<iÍia$ vcaeSjmoOro rl contento §


jNfl jümar^tcon fií hijâ lecaufaua.A*cfta
HfefÄ«ly*ntun>fo Rftfarto,eir compañií
%t#^d^^
zagala*'èfit f 0rceUbt?ai lafieftavïjniS;
llego al aldeaydomleya íií paftora^y la
fiíja abvcla cön cl mtûno caydado^u*
^Icirifta y fia pacfrç a vá*iua¿r* >L*w go fc
iïï|iiyr5on en todo cl lugar losCQndcrtos
qyelï^îiâ«/b*chôsty los dcfpoíoríos q
aqtíWftïíc M-ttiïn dt haarer, S JUcínofwít
ilaiiido pwlos alegresdcfpoíados»ro^
gwd^ltqtieaLuceria hiaicflc haHarífc
çfi | | ßefiÄ^lcjMal fe \o protfieiio j y a> ei
éílérdt haiefrqut Clarina ell wieíleta-
fcítWàííà'^ y t«a cfto hassíçndoíclc tar*
de
0$%0l<fät*>;y4t* te.pa;í|orít|;Jbaljl|
jijo %%u$cT)¿ji fupo fam M¡M co|as»^|
tíVftt' cfcftópañjala lÍc«o,aufiq|Ui't»!sifuc
l'u jftftntjO'.çteiia» ppr d< ziflcsa, Clar i na,
.y 4iMÍ3)p«!tí a!U »W»• jíl <ft?T jpntàii
4á.ínarana, que çptte lasjdf s íanílauadcí
£isi do\ i n u s u a l ' qi&fi$$tyW$,mi$

H^dicroitlCkí-inafüe convidada* Ptï


Jos masdcflpsquc aWi-fç awian dj: haílajf,
fy aunque lcîl^gaua al almaftíd^ípoíon«
•dcl>*!amo# ; ^
jiid»iÇl!ue es propio de apafionadoíS,4#*
•xe* qiw aya mwchos con íu naaV, Î3«T»<HIC
Weptar eltôbitCi y tambi en pot gu*y&»
cerialé maniicftatfe lo qu« y^awiajAfîe
*$ado de la maraña que le aula 4*$m<$*
coirçoiíueflè v«rdád«a « n « » » « ^ > «f *
•»«y pequeños tndicios;(cU pô»ia» gwn
dífiímási^fpcclia^fcft^do p « ^ a î a wa
ym mute feaîdea Junta» >y: *«Ä»40 ; la;
¿y fi ^dniloi^¿Maríofij«d*ip^Í# S*
Floififta^îqual ialio veftldo » d*>sfl #y*,
de paño verde, con muchas Y * Í I # ! P » 0 *
M Ais ,y.: váa caperuza d« lp ;d®$ Í9lo*
»res- , y unastosdia*ípd»$ de ÍW?4j»

Anterior Inicio Siguiente


? lotíff* /alia '^e*i l i Y M ft ya calorada* alt«
go latgavcon muchos plit^mSv } aífór
| Ï U ; con alguAàr attgoft& bandai; àü
líícftm) color , v n a cüera de l a propij»
muy fiifta al cuerpo > «òn:..*n4*l3r£A
ÍBAií-g«4 t qi*^hafta r! -fuelo:- Ucgauatt»
t i détaéoi COIÏCÍÍO recogido coiv **&
»íidba <wta etc í*da d« lo tmfit\o^
#1 clr o ï : j w * ¿ l a é * í f a l da s |. y lia, da n é djte
'w#c^
t r ò & t i p $>c Iw'tHtftmasx'olorc* y fu&r
t ^ i a l i í f on Rofanif f y Lronídà , losqua
î r i c o n türmxakgria fueron dffpoia
áfe»^r y hccbâ&.tt? das lu ceremon h * al
y$b y cofîumht& prioriI,ymcdcawtóí-
Ira' i ^¡fo*r*ft ¿ttingufca parte podrían m
fbt ceWbraf lc>i^3cfpofwíoa-¿ y Havien
dòí ficftàs bqlg&rft > que tmU fuente
daidrf.ya elbs lo tciúancofícertad***
de #ii*uw ^c:iicïdo^ los ma* d c W qwt
allí íe lÉltoortjfucro« accrnip^ando
a les-iiliäjpl los
qué^ fptron ctítarnendados fus gana«
d o í ^ t i t l l o s ' que cor> los íuyos teiúan
mas^öwta * qué con íu 'particular ¿c'rt

ids apollfi^a^ rayoséoiïtciîçauaii a çakn


rar
Deßngam

lusHattan,tiEalia»i y ttnmà ^yS^mio^

I©? gózoPo$ deípoíaslbsimaí ;fr ;alégi^i-


«i atyalliío n a ii ate çr anld i*te rifi 4fc^Äi p^
AoriÍc»íii0r«|iJ:cntói¿»beíc8^í^.*ñ.ÉÍ;
JUütaSjpïantJerojyy tamboriles:> 'yiotyp*
-¿l'iftrcnus , con qucfifsi.öl^fft^clfr
íbraus«,Eos dos ctelpi*fe#s b^yliwpji
; ¡tonks dos'., FlorHía* y ^^mM^sÈé;
Ida Vito cotila dcloirö ,4te»Ö l^áíir
4)*s,y aun pata cllos,tattrhalo d« poder
ïleuar.que lo dexa ron ptefto ^^;çada
qoa I bay lo co it la qu« aroaifcÄ I Ä « *
grada y regociio. SauçiiiQ ^a^lÄdte
-auía falio vtftido de l*ónl^o^ïïí^iÍÍoï
y pardo»coxï validas â^i?te4«i^î* è ¿S
lu Clarín* quifo f?^:r*;--^jM¿-ie..iif>v*«'
cual hizo con tantobrièy ftÄ||a,^ea
mas de aquellos z?ga1*s ^ ^ » i 4 i o ^
los que contenaos. fo'M«^*¡A**?
(áot3tttvquet«mtrofo,ftloqu»rria^^
ítat íaco aíu paj}ora:laqiia^P^igp »«
«r*
D
riu de man da, y íalicitdobaylfe^acíó
Xaniente
de V0I&SX s 9f
falliente con taïniò Í ontento deSaucin©
que jaiiiaî qmíiéra c£uc fejeacauaraaqi
alegrérato^Ajjijïîl'bayïo. con \ n 'appç-·
ítòzagal de íii alde^çíc que cl enamora
4b Ciin'ärdo que alii no auia'faltadp,.íe
detecta en celos del jngarHc Kofaiio.4
eRa fi efta à uia yen ido con 1 o s dem a s, v n
priaioAyQ!tl.éííieior,talíe }^dtípüíiaph
de todoslos qiie'alli e(buan,çl quaificni
preaùia: viuido^¡itreiiiniiub^arJe Aifi-
g^a^aftbrajaunquc de muchas auiafí
dp amado aqße en viëdo a là hermofa y
trifteLiticeyiaííntío[en fu coraçôvu niic
ÜO acidente,y yn defía íbfíegoeftraiiö,y
un quitarlo* bjpsyn £unto de fu eítre-
mada feeldaden fu amor fe eíïaua abra»
lando,y áeíleoío de vería h ;iylar con iu
gentil talle falio,y zapateando vn rato,
y hazíendo muchas différencia*, de mu*
dansastemblando^ cafiturbado, fue a
facara Eucena^a^ual aunque mas fe ef
cüfaüa¿huuo de faiír-y baylq con tanto
donaVpíy gracíaiqüci'ä todos dexo ad-
mirados^ al apüefVo SyÍuio(quc añil el
paftor fe namaéajthas fubjetoy rendido
y defde aquel punto començo de amar-
la tä de vçrasvâfeomdfi mucho ftiempo
G q huuiçta
huuîera a fu caufa padecido aníi, entre H
inefriio fe qiícxauá d«lrigor<jUe conel
víímà »eftandoíc «lia inocente deíiía-
mor,yficndoleacuello quado lo Tupo
muy graue de licuar,y auicndofe fenta-
do j'y viendo el con tentó de los cuatro
dcfpofado$,augmehtauafefutri(le$a,a-
cordandofe de otros tiempos, y del mif*
rabie en que fe via,nó menos fe augmen
taua la de Clanna,y Aluifa,que pofliau
reno padecian,la aufencia del qual fen*
tian aparde mueríe,y como a efta orr ya
loibaylcsliüuièlícneeíVdo ¿y $au«ino
quificflcmoftraraClariria , eomoyacl
folo auia en fu amor quedado^tocandó
fu templado rabel,mirado hazïa la que
le tenia en tanta pcna,c©íi muchafuatti-
dai canto aquello,

y mm dtfin dolores
tiüYtmliiyelgHehtdQ»*
deCelùs* $§#
yîendo eßa alegria delante
qtte padezca ynfirmeamAntt
contino tal defuetiturd*
No mtdtímisoc&fion
de tormentoy de dolores*
mira deßo $ Amadores
elpremioy el gmUrdon*

Sotofoy clquepaâe^cê
por tu cauja y el que quiera
feruirte Mito que muero*.
aqueftgußas mecjfre%CQ*
Solo joyel que papión
¡e alegra por tus amores^
yelauequaleflospafiom
foy digno deguáUrdon*

C Orno Saudno dio principio a can*


dones enamoradas y querçllofas*
no aguardo el celofo Clinardoft
mas que cíperando talocafíon eftaua, y
tocando vn rabel que traya, puniendo
los ojoscnlagraciofa Aluífat, canto lo

<Vl * No

Anterior Inicio Siguiente


Befmgàm
Otedefdetíe$%¿tgalá

que excede unto e^atnori


cnanto áelotrusetigaU*

SidulUydifyttficbn.
te da de alguno mttsguflo,
amifemiraqjueespßo,
y A mifirmeza*ypaßiott»
Pues ningunaftteyguaU¥
en yeldad,ni ami en amor,
¿madone estaiamador,
que A todos llena Ugala*

Pttes eßt esttempo òp ortuno,


de dar y tomar content o,
meßt a tu canfa en tormento
en tu tanta alegre y ñu»
JN*o ia condición tanntala
tengas coneße paßer
que excede tant o enantóf
panto (tel otros engala*
de falos* $of
O bototo Aluifa los ojosa todo lo
que el enamorado vcelofo Cunar-
do canto , antes dando vn pro*»
fundo £ufpiróVnó*püH6''dcxàr'<!e;derra
mar algunaslagritnâs^y vienâbDêlanio
<|ue ninguno catitáüa > tomando vti ra-
bel, £p*ífoniúftra^
to que con fu componia tçiiia^yaiîfî dio
principio a cfto.

mhUiendeml contento
•fosque-llórattàn mifuerte*
pues del amor y fu muerte)
triumphár conj^oriútnejientoi

Qmen \ imASgalAmúmdo
hußdo contdfropheó)
ni quien tenant ö â deffeôï
domi yenturaL·lle^adci
Níídiepórpeitity lamenta

puesúél ¿tàoryfít Ä?rfe3


*friütnj)h(ir confiaria inè^tHv^

3Df oy mtiStodàènimàrÀm
Defmgano
ttngt itt4m$rt]}trattçat
que tßaenfttdesconfiança
itm quedar remediado»
VucsyofmmtrecimitntOp
heüegékdoA mmctm
Ï lerijidtCo» queUmuerte
de amwrcndirfemçftento*

Penas cfiepoftrerverfodíxo Delà


nío^quáhdo el gozoíb ftofano to-
cando ftí rabel buelto-a Leonid^c»
tolò fíguicntc»

VticontMàltA'vl&twié
Amar teñid de pagarme,
hien hispen apafsion<trme
j? or<¡ m rmßtHtajkdorift«

Si Amor ettendia Leonid*


quepArtmitegftardautí»
muy )uflpy medid« andwA
tn martiriçAr mi y ida.
Ypmmi triße mmortA
AUU de£U4lar4<i wrwe*
ihn
•gm $ A
de QUS,
V
' ;
' '" ' '
$9$

mísmarfmr^fuflorUy

fijtt ftnttàp mhuuiem


lo qm h&^yngr0ç mal*
Pm aarmehmkyifeom

fort¡m mi ijitntajaglo rk*

Q esb^herma^
luego quç Rpiano acauo iu esnto,
qntunrçi^ç$*[t nos queden a«
queßos dos pàftorcs,qwc anfihan que«
rido burUr.moftraridoïu contentoVaio*
menos mi Dclanio fofpeclto y o q cato
por efte fin,no detic fer menos en mîRo
fano,po* d î o yctigucmpnos^cfpondio
Leomda.tca c o r ç i o ^
fta,y haziëdo *ilps ck>$ alegres defjjofa-
dosqtañcífttt^
îîOçftoruarlaAjyjpor gozar de ÍAT mu fica
no quificroít teíponder a fus palabras,
Qj! 4 y ^
Pefcngànïi
yfícfldioimportunadaíloHfta que co«
mençafe, cort miiçhi» ^ra^äidtxQ çfto.

f\JO ny contentojhiàmor,
•**^mgufiídò noày ïontent i»
nígloriafincàfó0èjkó,
m bien do {alta el Mor*

Noay efperAnçiïyérdtdk,
ni perdido qyé Ùtengà,
pa tty md^fa9bieíiñoyen¿í)
mb'tenque amdnocombtda.
No aydefcmfo enètdolor»
ni dolorfm'defcdtítènto»
m gloriafin crfañyentO)
ni bien àojalu el fanon

JVo dy tiempQdoao:uyfortm<tï
ni fortuna do ¿ypla^er,
nimd do falta el c¡tl erers
ni qtterevdo dy yï0àlgMjï
A7 o ay Ammie Çmiemo^t
itt tsmor [mftpß rmepto r

Anterior Inicio Siguiente


de€ch$" $0$
mjrloriaßncaßmiento,
ni bien do J"aità elfawrí

^Concfttfdio'fin-^orfftar'îffa'-iÊantti
y Léonidaprincipio alo fíguíente.

Víéndfra mdde Cupidú

him aígu no •eneftefitöhf


fttes emi me h¿¿ dad® d cielo

Eldmòr me há mm^cUh^

ç^nd^remio quemehit^àdo
fifiÀmylofttcrççidQ]
,* «
Si cutí Mémos pendra^
y açytcmws tttmm

fe?\f M
Defengam
ft el mor m w ajudant*
Eleselqutmebaßbid'o
a Umasque he deffistdo,
Cofteip'itnip que mth* dtd&
ßnamUmemidv.

"KT O aguardo RoCano^tíf -acauaíV


**• ^ de cata^que echándoleîai braçoa
al cucllo,dixo.Siconf'oim€ a tu m«
«cimiento > hermofa y amada Leom«
da te huuiera amor de pagar, rièt^fïidad
tuuiera debaxar tlrncfraoaîaticrra Jl y
aun no creo què COBÍÍÍ propia deydad
pudiera fatisfazcv; lo que tu cftwraa*
da beldad,^ raro valor merecen ,-D<rr
lanío uniendo delà meíma fuerte ä fia
Florií^dcAiaXa gloria dcße caíamíett
to, querida FJorifta , yo íby eí c^ue la
fíente, y a roí me la hä dada u |utta
Dios de amor / q u e tu Bú ¿rit ínjafta
compañía, muy bisnpudieran p&ffar*
tînîendo timando íubjeto, pues tu mu
chahermofura yeñremada di^ecjöii,
tío de menos <$. cligna. Bien fb^arecc
«flo. refpondioriorifa
nû%o m* y û amor auçys viado s fi mi
hermo-
de Celos* 3 i»
hermofura tuuicra tanto poder como
dizes, yo hüuiera hecho antes de ago-
ra, como alcanzar eíla gloria^ mas co~
jwo mi beldad c$poca „ tiene poco po*
der, y anfi en lo que podia era en ha-
ternie penar y padecer mil lïiartiríos ca
da ora^defefperando del fin, y/pagin.an.
dote de tanto valor v que jam%;yoite
mereciera, que välorte psrpçe ?wda
paftora^l mio (rejfpondio P ^ n i p , )
pues nunçat mereció fer faucrçcido dç
Clarina, pues no era de vas -para de«
fechar mí dulce amor,díxo ella,-tor-
nandolc a abriçarLeonída , dixo a fu
Rofano. Mis mçrectmicjnto5r, querido
paftor mío, fon tan poco^ que jamás
mereciera ynapajUbra buena dçjuvo-v
ca, fi los grandes tuyos no fuplieratr
los pequeños mios V y Vele claro ca
lo que Melanio v'fo conmigo)que ja-
mas Ce precio a vn de mirarme, deuío
de fer greíportdio Ä oíano > por que el
amo* «retendia que nadie gozafe lo
que a f$i mucha fee fe deuia,Ní> pu-
dieron íublar m?$, porque aeftahûr
a ^ ö ^ n d o ^ v n apueíto zagal y que a
aquelias
wfcmô
aqtitellas/fîeftas auiavenido por ainor de
KoffaaOyy era deFutmefoia aldea;?], qual
aíxia may p&co que llëgc^qtïe1 p or dexar
at>uen recfcdb los gáií;tdos¿ de ^Syliiio y
füyòsyffe khtí detenido yf änfilkgo tan
tártlé^que ya losbayleVetan acallados^
aitfiiîiefmo cl ehamotraátf Saücitto auía
dadbfirí àCü çancion^ar^ï$<ie^oen-*
téVtdta Ftorirido cl Áiri&c *qu& SMia a la
tórrtioíadl^rma/por quiten el^défidéd
ptotci íjúela vío cornënço a encenderte
en ihn amores j y vièrvtío <<j\ït< ïiiogunas
tantäuÄ>to^andÄ
ññt fü atko^y para Ijtic^Glaritttío çn *>j
tèJidícffcjCantoJaqucfto^

dmubreß
ííïjrfif * etc Mtendttwtnpo*

QmÇoBks.tmtoefirmm.h.
¡qmßtäyt efintiio CQnfaelQx
beat ClàrÏM enelfueloj
d üuemei'ecemlrArós,
de Celos* ¡ir
nojevínde en yn momento,
h faltà d^ entendimiento*

Qwntytm. effvs 0)0$bellas*


faßor A qmndo miráis,
que al mas eUdo abra fays*
conkUt^ quéjale delies?
fi^op^uerèftírplíos
defcuhref encUh^riummté
lafalta de * entendimiento •

Soys de tanrara beldad*


que [enelmomento que os n»/>
penkypdj^ón^op
detmf>fQf>ia noluntad»
entregúeosla libeHad
porque no me clexeçjjentù
Ufdtadeentmdimientó.

N :r ta#tb c}ue^cl;iittctioenamorado
Flpnrfdo efb^í^ can tsm d o]r® ofiran
doTu^enäaj-'S^tieind'd&sHaaiejndl-ö*«.
fe cjjtçlosjcniiiivgliîhà-p tener
fofic^b:>yTOl¡vc¿vs'<íiluttu determina-
do

Anterior Inicio Siguiente


uejengam
do de pertubarUfieltà,y dará entender
lapafsíon queledauan aquellas cofas,
yero conociendo la heraiofa Luceria
fuinqmetud* como junto a el eftuuief
fe femada 5 trauandole por Id mano, di-
xo. No es tiempo aqucítc,difcrcto Sau
ciño , de moftrar tan manifiefta pefa-
dumbre , niay bailante razón de tu par
te,para que tengas tanta pena,, tu nial
he yo conocido , que nac« délo que
Florindo, aquel zagal que agora na ve
nido canto, y del amor que publica
tener a tupoftora, pues anti es : ya Ta-
bes que toaos en efta vida, alómenos
los hombres, (oys libres vy que pue-
de cada vtio poner los ©ios en la que
mas güilo le diere, y amarla hafta la
muerte, fin que a nadie a^rauíe encllo,
fi Florindo pretendiera quitarte por
fuerca los fauores que no te da Clari-
s a , en tal cafo bien efiaua el fentirte,
pero donde no ay mas que amar , dc-
•xale,y perfeu*ra tu con la-firmeza que
firmprehasttnído » que lera impofsi-
b!e,que tardto temprano, nofca$gua*
Jardünaclo. Boluio en fi Saucino a e-
ílaspalabrai, que corno futra de juy
21«
dé Celos* Si s
lio auîa quedado , y dando vn grande
fufjpîro, a la masapafsianaday httmo
fa que cjuantas allï eflauan , refpon-
dio,de aquella íiurte. Es talraiventura,
bella pnftora, quet«mo, y con razón,
porverloqueconmîgoClarhiaha vfa«
do f que antes fauoreccra almas cñra-
ño zagal del mundo, y mas ntieuo en
fus amores, que ami que toda la vida
hegaftado y gallare en fcruirla, y por
ella razón he dado algunas mueílras de
paf5Íon,de q me pefamucho, ora fofic-
c-a.díxoLucçna, y ten confiança cri
que lo c] yo digo fera anfi.y no feas tan
«lofo, que es gran daño para tu reme-
dio. N o pudo dczit mas, porque el
«puerto Syluio ardiendo en celo* de
verla en tan íecK.ta conuerfacion con
Saucino »Cacando vn pulido tabcl,con
mucha gradMuuque con harta congo-
ja, canto aquello.

x
D efengaño
^Httqwporti fient o tantôt
quedpethodefego en llanta
^flprt/íí callara en tdnto
meftptumerk ocafiön*
d®ce(osyßnra$on.

Si çkn mil artos yiwem


mncdmipP^dixera
¿lèpre émlld muriera
por fiofcnt irlä afficion
de ceiosy [wra%on>

¡sflráfome ehuno a ego


con tMyiflà en dulce fuego
mushi^olo amargohego
cubriendo mi coraron
de[cetosyfinrazón*

Sih4$ pretendido matarme,


y quieres resucitarme)
hwluñftafluYü ¿ mirarme
y ha Heß errar mipaßt on*
decelasyßnragfit*
Bien
<? Cèlêst $13
leu conocieron todos los que píe-*
fentes cftauari¿ la paflón d ci a pu«*
ft.o Sylüi0,quç ñacia derer con Sau
ciño a la hermoia jL'uçíria : la quai cq*
ÎÎÎO en los ojos del paftor hüuieiie vifto
lo que in fu canto auía manifcítado,do*
blandofele la pena 9 dixo entre fi: fera
pofsíblc amosqué pueda viuír mas cfta
trifte J)aftcrcilîajCDiitafttòrgcneros de
pafsiotKs 3 nobaííaüaíí^
jio lo fcäjos graues celos/qúe de dosher
niofai pafiora.$ íieñto,í¡no 4 agora nuc-
uamente pretendasque feneasca co quç
aqucfU$ engañólas zagalas puedan de*
ziï que ha aiticio quien ni« aya amado, y
por ventura entenderán que mi ¿mor co
rcfponde con el fuyö ;yquíríenda de-
fengañarkjy moítfar a los demaÄ,quc de
ninguna fuerte á otro entregaría fuera
de íuLaurcno^elfujietb pecho para can
tarafe apercebia, facandq fu delicada
çnmpoíia^erofuelcfor^ofo.aguardarfç
porque viendo S y í ^ o ^ u c ella auía de-
j a d o ya el hablar a Saucíno^y ac©rdan*
dofe que fegun lö q ci al principio can
to,eftaua enamorado de Ciarínajdefen
ganado aunque no del todo dé fu celo
Rr fa
wo
faíantaíia,ymagíi)aiido qucporno m*
noiïiî>ïado en fu cantuja la «aue tal le te*
niây a çàfo no le abtiaent«ndWoscon al«
git to0ïo,di£> ptmcipio a eft«*

,ÀcU mi mat de mirées,


tucefmfy mibien de yero»
mitomentode quereros,
y migloriâ de áiwáfos*

Mirando es mi fin mire,


y Tpkîido 6$mi*vïdd yi»
en quereros me perds
y '¿dorand® os megan«,
hiene mi paf ht» de ¿maros,
yhie» del alma ofreceros,
mi tormento de quereros,
y mîAorià de Adorares,

¡Miraros mtcAufoguerra
yberosconfolacion,
y el querer yna fmsfsiox,
que adorando oife deßkrrt

Anterior Inicio Siguiente


www* 314
mi tnalfiiè'éfiffimi encerraré^
$mï bitndimfttemaos¿;
mi tomtHWçiíqttiwróSi
jt mi floria it¿dorados*

Penas tí poítreí verío Ätiia ctjchö^


cldifcreto Silüio>qtiando Luccria,
àu i c n d o ta ñid 0 ¿íh § arnj* oñ a>eô%in a s
cöngoxa que t^m^bíctiJApü tan al/ief*
cubierto fcnaïadaiCanto lo fíguientc*

\y con Ufirmcayftfi
qaihsanuido morir**

fíagah qtieqUteratmoti

qMmicàvàçûft promet^
de m mudar ¿mador¡
yfiwtdtdctf$or
meoMdurecon làft*
fío quiero mm ¡kltASwh

mdemipem^pißiM»
m* $ | u4á rio nj ipiMo vÍ4»
y con U dulce mentor i A
pnesyâ mi contento fue $
queb&ywd& molfim

«dnm que de AÏjrtèHó fuerte*


fi müde mi pecho tierno»
condenada a ¡Unto eterno»
f¿Íe%c*m4$m¿tq»t muertes,
y con Ugloriof&fmrt&
de co ttjianck pues jp odm
quehefluido moriré*
y
Rauepctoafintio el apucflo Syluio
de oyra Luccfia^ dcüntendkr que
efbua tan cïtstïiofada y pero ÍÍO pot
efto como es coflumbre del tirano amor
dcfífliocnclfuyo : antes con mas veras
començo de amarla ¿íintiendo en.fi do-»
L·lado fuego Aluiftj que pqrLaurcno
padecía i no 'acordándole que tndo*fa^
man que era dtfdcñ*i4a} y que le carme«*
nia
le mm* ¡¡s
nin callar fu pm*a^Sintió tanto oyr de»
%\t a'Luccriaqycéra de fòjurcndy ejue
fin fer mas en fa mano canto aquéllo.

lenes que fefin\a Ana di *


la que fefient?úluidúd^

CA aß tan ¿wane dolork


elolmdo de ynpáfihry
que de cien mil el amw
nQpHedeh**ercvn[oÍ&dAt
U quefefienteututä&dä*

WlmêV de mi L4Hrtno¿
mwtsyporelpenù*
fit pecho dd mm efié ^em$
conque efledefefperddáy
¡a quefifiente olmdädü*

T O'bien auia acamdo Áliiiíi de can


çar^quando el eclofo y enamorí»
do Cíinardó que.dc^haziéndolt c*
ftaua en rauiofos cclos^y dtfamoricanto
al fon de fu rabel lofiguííntc.

Rr 3 Si
Befengm&

fttjráqitéqmlmuero mum*

ZA^ßoraqm me tr&ta*
Cùntdflgor que m? m$tat
pm en mi no fe recita
què le yinfctc,
ßfra>quequd muero muere»

P»ÍÍ de mimtwne imht


m hptct* defi d Cielo
ni amnpm^aßörddßetu
mte$ el mal que enfi ytere*
fufráqucqttíftmwro muere»

L V E G O que Címntiáo, dio fin a«


f« cancÍon;k vsHa:Claríná,<jue auiS
dooydoa.t.ucwiâ/y:a;f^prima,cfta
tia como fuera dp (¡¿comafiella fç vici«
ainada>ya las dos aborrecida*, canto a*
qpçftot
„¿jräUsbttfted ¿morts*
'<p? en eíjhtjhrqm qwvçyi*
mil remedio hdUnyu
Si
dè-Cthh. $QS
Sípürfiwfa awys de amar»
bujcàd aquien por y o sftenta¿
çomoeUmor at&rmemn?
y que 01 f reten da alegrar?
älli ospoâeys emplear
que en eßo qûepretendeys*
mal remedio háüarep^

Msimpofèle queos quiera»


ynpaßorqmestan dlfereto3
y que en publico y jecreto
enotra\($g<tlâ efper¿>
y aunque âe yàsqmlquiermump
por d que mft pa dèfceysj
mal remedio halUrey**

^fpñgádyá ytiefóó-fuejrpt
paßords con entender
que d que osha^pádejeer»
por otra ¿tndá hcêy ciego?
procurad otroßfiegö*
pues e&LmreHO qmlye¡y$i
mdrmtdk háiUrsys*
Kr4 No

Anterior Inicio Siguiente


Defeng&m
^ N o aguardo mas Saucino,qiie tem
piandofiírabel#<^ue gperccbjulQtçiííaj
canto anfip

Ocorre àdçe çlmnt$


*J$mào en mim4t¿l¿wnmeiio$
y elmyo terttáremedio*

¿h?ôfinías c¡ue tu amador $


es Làurem^tm yoßy
el que por tuyo me doy»
yitcjtieportiftffie 4 ámot$
faborefeea eßefößor»
fue¡ioentánterfwk4\edÍQk
yel tuyo terH remedio *

ffigttßuße del cam*


denmes delnuem 4mmte9
mirádel y ie j 0 deUnte
detiCufußiony tlmto
da m mi dob ry quebranto *
ß quieres pfißora yn medio
y el tuyo tern* remedio,

A70
de fjlos, 3/7
NofigMelpttrcfcer,
de ¿quel que U dt%ey ha^e,
yue todo ionueuo aplctzgi,
y »»«o enfer de mager,
a m)gram
procura ddr Algun mediot
y el my o terna remedio«

L orín do - que en a mor de Clarín a fe


abrafaua , y efhrua defçúydacio de
tener competidoif, y d« qü«? ella <e»
ñuujcífc tan fub)cta en otra {»arte, ai
fon àc.inp.fl^.ei^qMÏfo'moâ[rAr^iii<i'na fiir
íticamaniç,y rabiando en cclos(c'anto
eílo,

/**^ttydniogiffttse y¡ moleßo
^-^ porqu* húmido ton preño*

Bwlnfïekegó cuy dado,


tiofeas nuebùiymdl llegado*
que attt catifa &mor mehadado
mas paße» echando elreßoy
por que has yemdo tan preßo •
îir f Del
7)t¡fettg ¿*»
Deßmor Celos dcficms
romdwes demh hienes*
teme entrevan mrehsmu
de que hi defarmifateß&*
pmhas ymiäfi unpejh

A N encendido eftaua el Fuego de


Celos, entre aquellos pa (lores, y sea*
gai^quefucLva irnpoTibîc dejar de
dezirfe alguna? injuriofas palabras» fi
los quatros defpofàdos peftndqles, que
¡eu dia de tanto contento pau ellos;, hu-
uieficpcfadumbrcinofciëuantarani ro«*
g*ändöle$,qucpor entonces lo dexáfen,
y agrauiandoíc mucho ; de que fu fíe fia
vínicífea a perturbarla^ aníi aicímo los
demag que aíUcftau¿h,ias áfófegaroíi^q
como todos ftieíícn dífcretos^pòco fue
ueceíariojaunque dentro en fus coraço*
ncs Its quedaua^bien al contratío de lo q
moílirauaiv* y hacienda los defpofado*
que fe tocafen los ialtrurnentös y con
mucho gozo tornaron a baylar ,y def
pues otros muchos q u i auia libres de
amor , y otros coniCÄtoi , lö qüft vi*
deudas* $18
fío por Florindo, fe atreuioft faearala
Vella Ciariiia > la qual no pudo hazçr
otra cofa v íino vaylar con el , y fníi
mefmo otra vez, vayio la •hemrofá Lu-
cería % con el apuefto Silmo. Saiicitro
viendo aquellos vayles^cñatia tal, que
parefeia impaciente , y fue mucho po
der acauarconfigo , cíe no tornar adar
tnucfHas de fu pafsíbn : Lucelia vay-
latía tan da mala gana $ que bien fe iç
parefeia y pues lo deponíaspreítoque
Siluiíj quiíicra ^ la qual cftauaj conto
ftiera d^jüyzlòvcon las cofas que auia
oydoaCbrína y Älbifa tacita ata ce
ib el vaylé t por que llego a la fuen-
te el 2:agal, que venia de hazía dòh~
dé LaiVjtéiio > Cri&o , y Celidá eiia-
lían , el qual dio nuebas de fu vein«
d a , diciendo que feria muy prefto de
que grandes mudancas iiüuó en la
compañía prefente* Saucinoj fe hol-
gó roncho , penfando que viniendo
jLaureno s y hallando allia' Luceriay
feyriacon ella í y an fit Glaríúa defef
pr.faría de fu amor, y por; ventura da-
ria en amarle a élja Florindo le pefo por
De(mga¡n$
«lamo* que en fu pallara jmiá conoíi«
do,que aLaureno tenía namenos^pera
jaiucho mas pefo à Sylnio^poírquefe cer
tífico de toda lahyftoría de Xucerja ? lo
qual leconto Rofano.Clanna r y Aîw&
ïfccibieron porvna parte contento de*
ftà nucu^y porotralcspefaua de q aíli
jhallafça la hermofe Luçería^la qual hi
fabia dcquealcgtarfc^ui de que feenttfî
fíecíefemas que eñaua 5 y para cítarde*
fengaíiadaautesqueLauKeno yin.íeflc^
quai de aquellas paftoras era la que mal
aaiaua^quífodézirle^cl.ertgaño que íes
auía prpmetídojo que ellas «cU vria-.de
fotü le yuan a rogar, a tiempo que los
alegres defpofadossque no menos io ç<*
fíauaja con lo que pl zagal auïa dicho, hi
dieron feíaas que todos.-eftuutetfen, ^ ^
do aporque a fu&orcjas aüía ikgado, y-
wa graciola y fuahe ypg % y fofegandofe
los demás t y piiniendofe muy atento^
oyeron quç entre vno& grandes frefhos*
que cerca cfhuan>fQtia.uála dulce voz;
la qual al fon de yn bien tëpîado rabcl^
con mucha trÜíeza^entonccsdaua príiv*
cípio a eíla canción,,

Ay

Anterior Inicio Siguiente


de €fk$* 31-0
T iulcepenfmmn qmndoeß^ms
mnmdefengàtmd^

â^ntïèmfs&kd^çnn receío¿
àddà^ù^mèufekmf9
Munpei^wdeßiiyditdo >
que¡cío tß$ cuy dado
le %aßk^mffi&da amargu ^iäx*
dándole ta dmd&

pmm wß^MiAnfiMüfiidQ, nrnem?


que no fue del fit fuerte ümmcidäp
penftd cüinß]ffiw'!ß>cm pticthmmï
iefdm^cytíaidád^mou^

*¿4y lien pues ems bienqutttidu dudvf»


eßautt de mi fuerte*
aymatyüeMdÉfcíéhrto me-hai tráyd*
fiüfif demtfu termino entendidùp
a *\>n tiempo ïdttdúiïofò
yacía terrible mUévü
ferablandtíy no fuerte
pu es c on tlld o tmmdüátg^nefce$
fijue
Deß'nga$»
i^e tanto me en trijlece*
fiquien podre quemrme
ft tînmdome en mnette hujymie aárme»
dfinquem¡atYfimdofivmrefi¡e>
fArstcjue "»fen con mig® mas yiolencia,
4efden> cmldaiï* ^tnm^sU^s ^außncia^

^ycoráim^ue dgmá tigre Bkeinâ


leche dentó de ddrte^
äy pecho que defiewfuyßeMdo
M'tyunin,piròyQjf'.m. eßo emtdoy
paß ora [oberanA
pues no hallo en ttpdrte,
qutnù ¡samas epic elarte
de anejir* antigua madre,y gran pintor*,
yoßyrveäapAjiora
quien dem Jer defiera
&beih<iÀedzm mtirmoljdemáwtct
que no'ctcam con migo el yerme adorat
que a paHeícer me IICHAU faitcncia,
defdcn>cmeldad9*mor>celosjiafi¡€ncÍA*

*Ây tiempo alewwlegreifïUeSjrQçAHsi


ai
de Cucs
iâ yew mi dulce amorf
ayfmtmàtwmïgà de y entura»
pwqtâpttfifièctt tantahwmfipirâ
comoÎ4qwmirâU&
tm crecido rigor
quede"VMmi dolor»
Uwdstmi^hdádCv.MtLen¿S«»-
Û graue deftngàiïo
pmqmlmqm llegaße
tMfvfßQ.yem y'enir mihiennhaß^
aquieto eßoy Ihwándo ¿œynfierodüft®
que di%e que me paguen k infolemkj,

*áy hconßieuio átremmkntQ


quedat m cauß muero *
ñy wuertiqmnù qmes^ueaCéifaykndo
queen y ida mfiyormdeßojißßimda,
pues deigr^mqueCiento
famtàfkçoy tigere»
es td que no aj acero,
queyaße arefißirloß eße peche
gpäßfo'm fa» hecho
a
£)efmgàm
peno yiuiftn elfos,
y dfin lèwmmn por^ejh h ëlkt
b(tfí¡wt0(ifwetle en tdeßmho
fuel tienen muerte enßpeinfwdi fféfim
4eßen,CYHelda diAmoï&tltiS >$• M ufe0ia*

«4y hermana ftieüitgó de mi "vida?


porti boy dejknado
ay Lucem mailù^qus dfoirdditinM,
fot Rehuyes 'de mi fefamey cwßmtif
áio'epmüjeondidd
AnfaÏÏctf dechado ¿
ß efächtfhfts ablandad®
y fientes mí dolor ¡remedia heg®
mimen eß0aaeio
€onunt4,ftnráXpn^
yWfM^iMàtrîftt canuta fa
nbpemitkàllegar•# ymfhlfueip*
leabrafe portjtïv ÍèUatmi0p^refWï4p
deßm$rMldadi4mhr^^
i
Gontantatrí-flc2-{» C3íi)rOi.'*1 tongo
^cín paííor acjiíe fto^/que-a-todos los q
Ift&ftauan efcuckmdo caufo grande có-
paislon.
'fMÎi}Qit$$GX las MzoncSilös que laHi*
ítoria fauían deia trißeI--uc«riä,corjöcic
ron, quéaquclcra-l/ucaiio, cl hermane?»
d«'Eatófcïio, queen bufea de la afligida

& £> ó ia^ö^fintio tantapeiiajde que bu


ñkíÍelk^ado tu aquella tkrtajyde çntt
d^r^qüenunca aquej pçnfaíiiicritod^fc*
chaua^qut^ottJmM
podrid^Iximiríc dei * ique £ue marawilla
lio acallaren aquel punto con fus días
y perdiendo fu hçrníofo -y-rubicundo co
lo^íe pufo dcS talíuerte ,que todos que-
daron erpancado5yy p:ot £onfplarla?y a*
y a haxcrla bolucr* ^
íbbre la verdcyçi$$ fe aula tendido con
gran duelo dclhXoç dcfpofatíos,y San
cíno fe lcuantaron,a tiempo quel apafío
nado Lucáno ¿auïejîdoacauado fuéan*
don, venia a la fuw^
do Siluiò^dc verla ral cftaua como muer
to,y en entender que Lucano a fu eaufa
vcniajdeaqu^imodo fe abrafaua en ce**
los,lo que defto fucccdio con la Venida
de Lauretto, y competencia fuya de fu
bermano/y Siluio y celos* y competen-
cia dcLucería^Gianna,y Albiía, y lade
Sf Saucífio
0

Anterior Inicio Siguiente


5áucino,y Çlosiedo v¿¡ con «Ifucccf©4©
C«lida,yGlií*avdioiyiosííraupÍ^«í-iíc,,
jrta,ydc£ded.;pdnc;i^^
BiH4ön>yh e da ¿eö ¿lídidfsiroa. fí^Mf,
iUÍiicïon^üíïKiíïWiití icon lo q«^ &8fja&
en ïaHîoïadadetfôttrp-Tajd'»--feíòjai^»
Cola fégunda ;:p"mt[«eoBiBW ròcagKfoftfe
^efcngañ'ó ÛtGílos^ y cficaccsrazö*;
ne$¿ fiiriois: coïífej as > y b&ftaaträ
f
cxcnipíoside íiüe fonfaífasy
jilf'átirofíis imfoípechasï
pietf qüiiííeïc faîacrîo»
agü atdtîâ, ¿ju« muy
-prÉÍlcPfaídra a îuz,

(?)

táV8DE
LIO E N e i . 1»*.

do Huerta, * alaatoj»
S ON ET G,

ïfôretO: cehdefenrîr l®$ ctlos*

pmmcU ^MÏdM4ç{mtfâdQU
Baz$X)>oiár de, Snpi^^t^ßwkh

MmHincienAâe los ..ciertoïduelos*

ttofnfjiedenfttiobras ce/^ntip,
1
con honntfiiyfoicj * ^tmyn^ßm •
BLL·ICB-NCIAÍ
don Liiys de Barriontie
uo4Î autor*

ïpar îngem dimy delmâo*

y a yn niimèripnWmt^^9cedido%
d€ftiàitmfo$èiçKhàfu dießro hadó:
Es por (jureTy&s, Enztß primas preciado
çedt loqué tan iùfioàses deuido*
y por qt$e¿ii tfio'ièt íatfro aßiet tenido*
como èsdiï'difçrtçfon del qtieU ha ddd&i»
fîÎMptt* abraque niegue & "»têeflvd obra
que no'es 'âijjiî* dis ¡er nus celebrada
qwia qmm&stb'hiïfido en eßefaelfl
$tte$tiene de cohfe\ê$ tant d fobra%
JCÙU [a ej}ilo eßa un levantada>
que fe puede llamar obra del etch*

iJ E
BE B A :R T O LO MI
de Pinto al autor«
s QN E ro>
V ^í t dw\á \ecun¿í:j Uborofd)
qwhtnknio fu trabajo frUccnttt*
ço» tl jufuno m¿nß dtl r&mcro *
¿ft tomillo hfiarcoge olor$ß*
Con arte mturd m4rateilloß>
labrando enß çolmtMtj d*H)trt
id'materialäm&rw® i
ßeaU roxd mi el ¡aide
No de otrâßmeágw* nrnjlm tneiß
Wißdimn® tHnm* h à cwturrtido
losfalßseduí,líen®$d$ ámárgmat
X>£ dottdtfitca tjlïk de dulzura,
ye»proß#yerJo cUro ha mertßi
^m di*4phsbùj4ywpâr» elmß *
B A R T H O I J O Vf E l
Pi nti, i n lau dem ¡non i ñ
debita m^Bartholoroei
Lupi" Ehe i lu
EP Y GR A M M, A.

J eSike^fmde^iSîricifiMea hwo,

lincifo dimAJYè
cum mtyejhijrioyL^
NulItmdhiïCPrwHim^
ctiiftt**it, ßo*Q ddamore mélos (/ÎW)
Sic tsfer^etuumfeconfccrauit w&Mfni
tmntQtum hto mors inolemâdiibi^
Fueímpreflb el pre
fente libra,en MadridjCfi ca
fa de Francifco San-
chez. Año de
2 5^^.

Anterior Inicio