Está en la página 1de 8

Casa Farnsworth

Introducción

El diseño de la vivienda fue elaborado por Mies van der Rohe en 1946, a instancias de la
doctora Edith Farnsworth, quien deseaba disponer de una segunda vivienda en la que pasar
algunas temporadas en un ambiente relajado y solitario.

Situación

La casa está situada en medio de prados y árboles de gran tamaño, bordeando el río Fox, en
Plano, Illinois.

El río Fox suele desbordarse debido a las copiosas lluvias de la región. Éste es uno de los
motivos principales por el que la casa se construyó elevada sobre el terreno.

Al sur, una gran arboleda cumple la función de proteger la casa esparciendo sus ramas a una
considerable altura sobre la terraza de travertino.

Concepto

La vivienda consiste en una estructura metálica sólo cerrada con vidrio que responde a la
concepción de un mirador, con lo que se brinda homenaje a la belleza del espacio que
circunda la casa. La transparencia permite que desde el interior se tenga plena conciencia del
paisaje, pero también actúa a la inversa, al incorporar el espacio interior de la casa al enclave
de modo radical. Mies actúa con plena conciencia de tal responsabilidad y estudia
cuidadosamente cada elemento en función de su repercusión en el nuevo sitio que así se
ordena. El arquitecto elige conscientemente las condiciones del lugar que asume y el modo de
afrontarlas.
Descripción

Emplazamiento

El edificio se organiza a partir de dos plataformas rectangulares. La primera de ellas, a la que


se accede a través de cuatro escalones lineales, carece de muros y cubierta y actúa como
terraza, encontrándose separada del suelo por cuatro pilares de acero. Desde ella, otros cinco
escalones idénticos a los anteriores facilitan el acceso a la segunda plataforma, situada a 1,5
metros del suelo y que sostiene a la vivienda propiamente dicha mediante ocho pilares de
acero.

El plano elevado por encima del suelo es utilizado tanto en el exterior como en el interior para
evitar que el agua anegue la vivienda en épocas de desbordamiento del río

Esta casa, que parece no serlo, posiblemente por su mismo afán de transparencia, es, sin
embargo, un discurso arquitectónico, una meditación sobre “lo menos es más” o sobre “el casi
nada”, por utilizar palabras de Mies. Un reduccionismo lingüístico y espacial que se compone
como una villa palladiana, aunque no se eleva sobre una plataforma, sino sobre el vacío,
aunque no use columnas sino vigas blancas que funcionan como una pantalla que parece
envolver el lugar de la transparencia, es decir, el espacio de la casa, el espacio del vacío. Un
vacío que su colaborador y admirador Philip Johnson llenaría de intimidad, intentando emular
al maestro, en su propia casa, la Casa de Cristal en New Canaan(1949).

Espacios

Un núcleo central de madera contiene las instalaciones sanitarias y crea la separación entre la
cocina, dos dormitorios y la sala de estar. La casa se prolonga hacia el prado mediante una
terraza y los niveles se comunican por medio de escalones.

Ésta consta de un primer espacio, cubierto pero abierto al exterior por tres de sus lados, que
se emplea como porche. Pasado éste, se accede al interior de la vivienda, en la que llaman la
atención dos hechos fundamentales: la ausencia d-e muros y de divisiones interiores de obra.
Ausencia de muros

La casa carece completamente de muros, que han sido sustituidos por pantallas de cristal de
suelo a techo, únicamente unas cortinas, si están corridas, impedirían por tanto la visión del
interior.

Estructura
Estructura estática

 Pilares

Los pilares situados tangencialmente al canto exterior de los forjados no interrumpen los
planos horizontales, suelo y cubierta se conforman de idéntica manera. Los pilares están
formados por un perfil continuo, de una pieza, desde el suelo hasta el remate de la cubierta.
La línea vertical prevalece sobre la proyección del forjado y mantiene análoga relación con los
dos planos, el inferior del suelo y el superior de cubierta, lo que contribuye a reforzar la
equivalencia entre ambos.

 Losas

Dicha estructura formada por un esqueleto de acero cuidadosamente elaborado con vigas
y columnas soporta las losas prefabricadas de hormigón utilizadas en el suelo y en el techo.

Las losas vuelan 2,75 metros con respecto a la estructura de columnas dando lugar a
esquinas exentas de columnas que ayudan a enfatizar la inmaterialidad de la vivienda.

 Fachada

La fachada está hecha de paneles individuales de vidrio que van desde el suelo al techo,
sujetos al sistema estructural por montantes de acero.

El interior diáfano con una altura de 2,85 metros está únicamente fragmentado por el bloque
de servicios que contiene la cocina y el lavabo.
Materiales

 Pilares

Todos los pilares de acero que sostienen ambas plataformas son de sección cuadrada y han
sido tratados al chorro de arena, para pulimentarlos una vez colocados en el lugar.
Posteriormente se han pintado de blanco, lo que hace prácticamente invisibles sus
soldaduras.

Las conexiones son de acero estructural soldadas de manera que reduzcan al mínimo su
presencia visual.

 Suelo

El suelo de la vivienda se dispone en dos capas que alojan en su interior un sistema de


calefacción de los denominados de suelo radiante, así como todos los desagües de la
fontanería doméstica, que vierten a un única arqueta central de sección circular, a la que van a
parar también las aguas de lluvia de la cubierta, siendo ésta de carácter plano, aunque
levemente inclinada hacia el centro, para permitir el drenaje del agua.

El suelo de mármol travertino fue colocado de manera que las placas no se interrumpen ni
perforan, creando de este modo una suave transición entre el interior y el exterior.

Este detalle, combinado con el techo plano y continuo y las fachadas totalmente rectas hacen
que la casa parezca una caja que se “deslizó” entre la estructura de columnas.

 Fachada

Los paneles que forman la fachada de la casa son de cristal simple con un espesor de 0,64
cm sostenidos por montantes de acero construidos con ángulos con forma W y barras. Una
cortina de carro continuo otorga privacidad y sombra al interior de la vivienda.

Las únicas piezas operables de la fachada son la puerta doble y dos ventanas ubicada en la
parte inferior de la fachada oriental.
El efecto de esta fachada completamente transparente es difuminar las fronteras habituales
que definen la domesticidad. En la casa Farnsworth, las distinciones entre lo público y privado,
exterior e interior, a menudo desaparecen.