Está en la página 1de 4

Historicismo

El primer principio del Historicismo consiste para Meinecke en sustituir una
consideración generalizante y abstractiva de las fuerzas histórico-humanas por la
consideración de su carácter individual, con la convicción de que la aplicación de
juicios generalizantes respecto del hombre y de los fenómenos culturales y sociales
a los que este ha dado origen no permite comprender las transformaciones
profundas y la diversidad de formas que sufre y adopta la vida moral y espiritual del
individuo y de las comunidades, a pesar de la permanencia invariada de ciertas
cualidades humanas fundamentales
En lo que respecta al contexto especifico del pensamiento político, la actitud
iusnaturalista contra la que reacciona el ordenamiento historicista es la doctrina de
los derechos del hombre, que surge de la versión moderna racionalista del
iusnaturalismo y que es sostenida por las Revoluciones Norteamericana y sobre
todo la Francesa, en la que está implícita la convicción de la forma del estado liberal
constituye un modelo de validez absoluta y universal , ya que se basa en la
exigencias eternas, por tanto, idénticas en todos los tiempos, y en todos los lugares,
de la razón humana.
Contra esta pretensión, en general, la afirmación del carácter históricamente relativo
de las formas de las organizaciones políticas, por lo tanto, de una manera más
global de los valores públicos.
Especificando en estos términos el contenido más general de la orientación
historicista en el contexto político, se puede proceder a la especificación de las
tendencias teórico-prácticas fundamentales en que se articula, precisando los
diversos modos en que se en que se ha entendido la relatividad histórica de los
valores políticos y, por lo tanto, la especificidad de las diversas formas históricas de
organización político-social respecto a las pretensiones críticas respecto de las
pretensiones de absolutez y de universalidad propias del iusnaturalismo
Los Trabajadores
Al abolirse, las clases sociales enfrentadas en la tarea de la producción en las
empresas privadas, patrones y trabajadores, al desaparecer las empresas privadas
ya no tienen razón de ser los organismos de defensa de los obreros si todo es de
ellos, en hipótesis falsa por supuesto, ya no tienen contra quién luchar, recogemos
nuevamente el certero pensamiento de Paillet en este aspecto: "De hecho, con la
revolución llamada socialista y con el pretexto de que se tratarla en lo sucesivo de
un Estado proletario, todas las garantías que los obreros habían podido mal que
bien conquistar fueron abolidas, las condiciones de utilización de la mano de obra,
la retribución, alojamiento, nivel de vida, desplazamiento, todo fue arbitraria y
unilateralmente decidido por la burocracia reinante. Los obreros, antiguos o nuevos,
es decir, recién arrancados al campo, fueron sometidos a regímenes que se
acercaron al trabajo forzado, a la deportación en masa, a la leva. Por centenas de

aún sigan muchos de ellos en Occidente engañados por las prédicas de quienes aspiran a ser sus amos en los nuevos "paraísos" construidos a imagen y semejanza de los que ya existen para ignominia del siglo xx. por ejemplo: pasaportes interiores. la huelga no tiene razón de ser en contra de un patrón único que de todos modos no es sino medianamente sensible a una pérdida parcial de la producción. que hacen fácil su vigilancia. una vez en el poder. la condena es total. carta de trabajo. en la elección de sus amistades. Además. dispone de almacenes para dirigentes. vigilado acostado.millares. Los medios para lograr esa desaparición varían según las escuelas. vigilado en el empleo de su tiempo. Donde un capitalista correrla el riesgo de recibir un daño grave por un paro laboral. las organizaciones profesionales son desde un principio instrumentos al servicio de la burocracia dirigente y lejos de representar a los obreros (y a los campesinos) frente al poder. El Anarquismo Las reflexiones sobre el poder político han llevado a diversos pensadores a considerarlo como un mal no necesario. va de reunión en reunión protegido. son un instrumento del poder frente a los explotados.. ya no lo deja. Estar marcado con la señal de rechazo equivale casi a la condena de muerte: es perder el derecho al alojamiento por miserable que éste sea. "La tecnoburocracia dirigente se presenta en efecto como un patrón único respecto de los proletarios. Esta es la tesis fundamental de todas las teorías anarquistas. Éstos están obligados a poseer documentos. certificados de empleo. vigilado en sus amores. su situación personal de privilegio le inclina a no salir jamás de ella: "habita en casas de dirigentes. el trabajo negro. Como el patrón es universal. El sujeto se encuentra vigilado en su lugar de trabajo. con todos los caminos libres”. Las más importantes y que han logrado mayor cantidad de adeptos y que . en su lucha comercial incesante contra sus competidores. vigilado en su domicilio. no hay más que la capitulación. No es preciso añadir más al cuadro elocuente presentado por Paillet. estos auténticos “forzados del hambre” fueron arrojados a la batalla de la producción. sino que puede evitarse combatiéndolo hasta lograr su desaparición. Sociales complementarios del mismo. es quedar sujeto a la persecución. El partido. La nueva clase. vigilado en sus placeres. No conoce al pueblo sino por las estadísticas. el patrón burocrático no tiene sino la contrariedad de un problema que resolver. los sindicatos. usa coches de dirigentes. No hay posibilidad siquiera del recurso elemental que consiste en ser contratado por otros capitalistas aun en condiciones menos ventajosas. Esta situación se hace más dramática todavía por la ausencia de los medios de combatirla. vigilado de pie. lo triste es advertir que no obstante la ya larga experiencia de los trabajadores sometidos a la esclavitud en los regímenes socialistas. etc. es evidentemente perder el salario y los servicios. No queda sino el trabajo marginal. Es quedar colocado al margen de la sociedad. Es una situación parecida a la del siervo que escapaba de su señor.

son las que predican la violencia para obtener la anarquía. por ejemplo. sus compañeros de viaje. Bobbio Norberto. edit. El anarquista no admite etapas transitorias como es la dictadura del proletariado en el marxismo. de 5 de junio de 18. es opresión. BIBLIOGRAFIA: Porrúa Pérez Francisco. Porrúa. sino inmediatamente. a nada" ("El representante del pueblo". hemos visto cómo en realidad. para obtener un resultado idéntico. México. aquí y ahora para los más violentos. Diccionario de la Ciencia Política. También expresa que el gobierno del hombre por el hombre en cualquier forma. no quiere la desaparición del poder político en el futuro. destrucciones y perturbación del orden social. son. Pero el aparato ideológico. 2000.desgraciadamente han ocasionado graves daños. edit.pp: 111-113. gradualmente para otros más moderados. ISBN: 9681657926.pp: 749. la meta de ambas doctrinas es la misma: la desaparición del Estado. Enemigos ideológicos de los comunistas. no aparece por ninguna parte" En una sociedad bien organizada. debe reducirse poco a poco a no representar más que a sí mismo. es diferente. . México. Teoría del Estado. Nicola Matterci. sin embargo. La sociedad más perfecta se encuentra en la unión del hombre con la anarquía. 1992. PROUDHON (1809-1865) que propone una singular federación anarquista que va descomponiendo al Estado en una serie de grupos autónomos que se administran a sí mismos "el Estado no tiene que intervenir. y Gianfranco Pasquino.48). ISBN: 9684320736. Siglo XXI.

2: TESIS HISTORICISTA Y ANARQUISTA” GRUPO: 1EV3 ELABORO: PAULINO MARROQUIN IZHAR ELIEL . INSTITUTO POLITECNICO NACIONAL ESCUELA SUPERIOR DE ECONOMIA ESTADO Y SOCIEDAD PROFRE: CERVANTES ARREDONDO J. REFUGIO “4.