Está en la página 1de 5

UNA DECISION DIFICIL (2009)

Sinopsis de la pelicula
Una antigua abogada defensora, Sara Fitzgerald, se ve obligada a volver al
Tribunal, cuando su hija de once años Anna los demanda a ella y a su esposo
Brian para así lograr su emancipación médica. La niña fue concebida
exclusivamente para intentar salvar la vida de su hermana mayor, Kate, que
padece cáncer. Anna, que ha pasado por incontables (y dolorosas) cirugías
desde que nació, se ve forzada a donar un riñón, luego de que la salud de Kate
vuelve a desmoronarse. Lo único que la mamá no sabe es que su hija Kate
desea morir, ya que no podrá sobrevivir a otra operación. Kate, desde pequeña,
fue el centro de atención, ya que su enfermedad se volvió el drama de la familia
Fitzgerald. Su madre la protege y la quiere tanto, que no la quiere dejar morir.
Cosa que su familia desea, para que no sufra dolor. Saben que Kate ya está
lista para irse al Cielo. Todos, excepto su mamá, Sara."

Personaje elegido: Brian Fitzgerald, padre de la familia


Universo Yoico de Brian Fitzgerald
Padre de la familia Fitzgerald, compuesta por su esposa Sara, abogada que ha
dejado de ejercer su profesión para dedicarse a cuidar a su hija enferma;
Jesse, es el hijo mayor de 18 años; Kate, su hija de 16 años que padece
leucemia desde los 2 años; Anne, su hija de 11 años concebida mediante
técnicas de fertilización asistida para ser 100 % compatible y donante de su
hermana mayor.
De profesión bombero, es un hombre tranquilo, solidario y pacífico. Con
respecto a la enfermedad de su hija Kate, él sabe que se está muriendo, y
quiere aprovechar al máximo para estar a su lado. De gran fortaleza y apoyo
moral, Brian, a menudo se vuelve totalmente pasivo ante la fuerza y la
determinación de su esposa, al igual que su único hijo varón que también
queda ocasionalmente relegado a un segundo plano por la voracidad de la
figura materna.
Consciente de que un hijo enfermo implica un trabajo sumamente absorbente,
intenta disfrutar la dicha de una vida familiar con una casa grande, hijos
maravillosos y una esposa hermosa. Sabe que a pesar de las apariencias de
familia sólida hay problemas, resentimientos y alianzas ocultos que amenazan
los cimientos de su vida familiar que en cualquier momento se podría
desmoronar. A pesar de que muestra una alta tolerancia a la frustración, utiliza
el aislamiento como una función defensiva, dejando a un costado el
pensamiento acerca de este peligro inminente.
Otro mecanismo de defensa utilizado por este personaje, es el de la
racionalización, procedimiento mediante el cual intenta dar una explicación
coherente desde el punto de vista lógico y aceptable desde el punto de vista
moral, a la actitud de su esposa de dedicarse exclusivamente a su hija enferma
y estar ausente del resto de la familia Es una manera de evitar la frustración o
el conflicto dando razones o argumentos que los encubren.
A diferencia de su esposa, es un sujeto adaptado a la realidad con una alta
tolerancia a la angustia, conteniendo los montos de la misma producidos por
las vicisitudes cotidianas, sin tener que actuar para descargarlo.
Tiene un alto grado de autonomía yoica, es decir un importante ajuste logrado
por ciertas funciones a pesar de la presencia de conflictos. En todas las
situaciones se presenta como sostén, apoyo y principal contenedor y mediador
de los conflictos familiares, destacándose por la eficiencia adaptativa lograda.
También podemos apreciar un alto grado de plasticidad yoica que le permite
apelar a un variado repertorio de funciones según las exigencias a las que se
encuentra sometido.

RECORTE DE LA SITUACION
Tiempo 1.
La familia se encuentra atravesando una situación límite.
Por un lado, se ha dado lugar al juicio por la demanda hecha por Anne de
emancipación médica. Su madre ha tomado el rol de representante legal de
ambos demandados (ella y Brian), urgida por la salud de Kate que necesita un
transplante de riñón cuya donante precisamente es Anne. Dicha operación se
ve postergada por la demanda impuesta.
La postura de Sara es intransigente, quiere obligar a ambas hijas a someterse
a la operación de transplante, sin importarle por un lado la posición de Anne de
no querer someterse a la misma aunque esto implique la muerte de su
hermana, ni la situación clínica delicada de Kate, que probablemente no pueda
sobrevivir a la cirugía.
Brian hasta este momento acompaña la situación sin manifestarse a favor o en
contra de la cirugía o del juicio, sin embargo empieza a tomar consciencia de
que hasta ahora se han ignorado los deseos de sus hijos: su madre los ha
colocado en posición de objeto y no de sujeto.
El único interés de Sara es preservar la vida de Kate, evitando cualquier
situación de riesgo que impida la operación.
Con falla renal, y en diálisis Kate se encuentra internada en un estado muy
delicado de salud. Su padre va a visitarla y ella lo único que pide y repite todo
el tiempo es su deseo de ir a la playa.
Tiempo 2: Interpelación.
Brian ve a su hija en estado terminal en el hospital, cuyo (tal vez), último deseo
sea ir a la playa. En este momento se quiebra la certidumbre de que lo mejor
para su hija es estar conectada a las máquinas del hospital o disfrutar de un dia
de playa y de sol con su familia, a pesar del costo que esto implique para su
salud. Tambalea su universo particular. Brian se hace ese cuestionamiento, se
ve interpelado por estos elementos disonantes y esta interpelación le hace
reflexionar sobre el no lugar que le estaban dando al deseo de sus hijos,
cuestionándose la manera de actuar frente a sus hijos hasta ese momento.
Tiempo 3: La respuesta.
El sujeto pasa al acto, dando lugar a su deseo. Estamos frente a un acto ético,
que coincide con el efecto sujeto. Hablamos de respuesta ética y no moral,
porque si se tratara de respuesta moral no habría habido cambios, seguiríamos
en el T1 sin haber dado inicio al circuito de responsabilidad subjetiva. La
respuesta moral hubiera sido yoica con efecto tranquilizador, por ejemplo:
hacer caso omiso al pedido de ir a la playa a su hija, excusándose en su
situación delicada y en que sacarla de la clínica podría provocar que el seguro
dejase de prestarles servicio.
Dado que no existe dimensión ética sin moral, de alguna manera lo moral, en
tanto universal, está presente. Pero aquí el sujeto interpelado, ob-ligado a
responder (culpa – categoría particular), se hace presente en acto
(responsabilidad subjetiva –categoría singular). Brian da lugar a su deseo, que
es el deseo de su hija: llevarla a la playa. Sabe que ir es arriesgado por la
delicada salud de Kate, y sabe que su esposa no estará de acuerdo con esta
decisión. Acompañado por su hijo Jesse, carga a Kate en el auto, va a buscar a
Anne al colegio antes de su horario de salida y pasa por su casa a buscar a
Sara y mantas para el dia de playa. Al llegar a la casa apreciamos el cambio
que se produce en Brian. Enfrenta a su esposa que haciéndole un escándalo
se niega a llevar a Kate a la playa y quiere regresarla a toda costa al hospital.
Brian se planta firmemente en su decisión y le dice a su esposa: “Los últimos
14 años se hizo todo lo que dijiste, tomaste todas las decisiones. Ella quiere ir a
la playa y yo la voy a llevar y si no vienes, quiero el divorcio.” Imponiéndose por
primera vez ante la decisión de Sara.
Finalmente Sara se une con su familia en la playa. Este paseo descomprime la
situación tensa descripta en el T1, todos disfrutan de esa tarde dejando a un
lado operaciones, juicios y enfermedades.
A partir de este momento, no sólo le da lugar a lo que tienen para decir sus
hijos, sino que en el juicio le dice a Sara lo que venia callando: que Kate
muchas veces le manifestó a ella su deseo de morir, pero que ella siempre se
negó a escuchar.

Necesidad y azar
Ante una situación determinada la persona puede alegar que fue el azar o el
destino el que la puso frente a la misma.
El azar es aquello que desconecta la relación entre causa y efecto; es fortuito,
casual, accidental e implica incertidumbre porque es un encuentro no sostenido
por ningún saber previo. Por ejemplo, salgo a caminar y me encuentro en una
esquina con alguien que hacía años que no veía. Es un hecho impredecible. La
persona no es responsable de lo que le sucede.
El destino es aquello que va a ocurrir inexorablemente; es inflexible, exacto,
fatal, imprescindible; hablamos de necesidad, donde si bien la persona no es
responsable de lo que le acontece, ya que se trata de sucesos ajenos a ella, es
interpelada siendo desafiada a posicionarse para hacer algo con esa situación.
Por ejemplo, mañana por la mañana saldrá el sol.
La responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar.
Veamos el caso de Brian.
Ante su inminente muerte, Kate quiere pasar un último día en la playa,
repitiendo este deseo a todos aquellos que tiene al lado.
El azar hizo que en este momento en el que Kate expresa su deseo, su madre
estuviera en su casa abocada al juicio con Anne, y que fuera su padre quien se
encontrara a su lado.
Kate es una enferma terminal, inexorablemente va a morir en breve, este es el
destino (necesidad). Si bien Brian no es responsable de que su esposa no esté
presente ni de que su hija esté muriendo, es éste último hecho (destino o
necesidad) lo que lo interpela como sujeto ante el deseo de Kate.

BIBLIOGRAFIA
-Juan Carlos Mosca. VIII Responsabilidad: otro nombre del sujeto. En: Etica, un
horizonte en quiebra.
-Juan Jorge Mitchel Fariña. Responsabilidad: entre necesidad y azar.
Psicología, Ética y Derechos Humanos, Cátedra I.
-Oscar D’Amore. Responsabilidad subjetiva y culpa. Revista Internacionalidad
sobre Subjetividad, Política y Arte, Vol 8, Julio de 2013.
-Martín Smud. Necesidad, azar y destinos como condición de una posible
elección.