Está en la página 1de 3

Tarea: La Prestación como objeto de la obligación. La prestación de hacer.

Para iniciar voy a definir que es una obligación según las tesis de jurisprudencia
del Semanario Judicial de la Federación, en la tesis número 359003 [anexo 1],
encontramos que obligación es “un vínculo jurídico que nos constituye en la necesidad
de dar, hacer o prestar alguna cosa... ”(1936), a lo que la tesis continua diciendo que:

…por lo que cada obligación supone: a) un lazo jurídico que liga necesariamente
al deudor con el acreedor, y del que se deriva el derecho que éste tiene, para
exigir que aquél dé, haga o preste, y el deber jurídico correspondiente al deudor,
de dar, hacer o prestar, y b) un hecho reductible a valor pecuniario, que es el
objeto o fin del lazo jurídico… (1936)

El tema a desarrollar es la prestación de hacer, de lo anterior vemos que lo


esencial o característico de las obligaciones (incluyendo las de hacer), se
patentiza en el vinculum juris (vinculo), y en el onus conventionis (valor).

A partir de ello vamos ir desmenuzando la prestación de hacer; en las


obligaciones, si la obligación constituye el vínculo de hacer alguna cosa, un
mueble, un edificio, entre otras, con un cierto valor; el acreedor, tiene según la
tesis, el derecho de exigir su cumplimiento, ese cumplimiento será establecido por
las partes y en caso de que no se haya establecido la tesis número 210561[anexo
2] dice que:

…tratándose de obligaciones de hacer, el pago debe efectuarse cuando lo exija el


acreedor siempre que haya transcurrido el tiempo necesario para el cumplimiento
de la obligación, de ello no se infiere que ésta se haga exigible hasta que se
interpele al deudor su cumplimiento, sino que la única condición para su
exigibilidad es . . . “que haya transcurrido el tiempo necesario para el cumplimiento
de la obligación . . . “… (1994)

De ello decimos que su exigibilidad será hasta que haya trascurrido el tiempo
necesario para que el acreedor pueda cumplir.

Lo que se espera del deudor es que cumpla sin medio coactivo del Estado, sin
embargo, en muchas ocasiones es necesario este medio. En la misma tesis nos
señala que es innecesario interpelar previamente al deudor; y si se contrae una
obligación de hacer, sin que se fije plazo para su cumplimiento e ignorándose si la
obligación de hacer a cargo del deudor debía cumplirse en la ciudad de México o
en otra ciudad o país, el cumplimiento de la obligación no puede exigirse desde la
fecha en que se contrajo la obligación, toda vez que para su cumplimiento el
deudor requiere de un término razonable (1994); esto se refuerza en la tesis
número 356815 [anexo 3] que dice que “si la sentencia condena a hacer alguna cosa, el
Juez señalará al que fue condenado, un plazo prudente para el cumplimiento, atendiendo
a las circunstancias del hecho y de las personas…”(1938). Por otro lado si la prestación
es de hacer al no cumplirlas, se puede pedir ya sea que se rescinda el contrato o
que se restituya por otro, la tesis 349395 [anexo 4] nos dice al respecto lo
siguiente:

...los contratos legalmente celebrados serán puntualmente cumplidos, y que si el


obligado en un contrato dejare de cumplir su obligación, podrá el otro interesado
exigir judicialmente, el cumplimiento del convenio o la rescisión del contrato, y en
uno y otro caso, el pago de daños y perjuicios. Por otra parte, si bien es verdad
que el artículo 1272 del mismo ordenamiento solo hace responsable de los daños
y perjuicios al que dejare de prestar un hecho o no lo prestare conforme a lo
convenido, también lo es que esa responsabilidad no puede excluir la procedencia
de la decisión, porque ésta es la base de la acción que nace de dicha disposición
legal, la cual debe relacionarse con el artículo 1270 anteriormente invocado…
(1949)

De igual forma nos dice que para pedir los daños y perjuicios es necesario pedir
primero la rescisión del contrato, esto con referente al parrado anterior citado y al
siguiente que dice:

…El artículo 1275 faculta al acreedor de prestación de hechos para pedir en lugar
de daños y perjuicios, la autorización para hacerse prestar por otro, el hecho que
sea objeto del contrato a costa del obligado, cuando la sustitución sea posible;
pero no lo obliga a obrar en esa forma, y por lo mismo, si le asiste el derecho de
reclamar del faltista los daños y perjuicios, es claro que para ese efecto puede
exigir la rescisión del contrato relativo… (1949)
El anterior párrafo nos da la posibilidad de pedir que se cumpla por otro, pero el
deudor no está obligado a hacerlo, de igual forma la misma tesis nos dice al
respecto que la rescisión debe de hacer bajo lo siguiente:

…como la rescisión tiene por objeto que las cosas vuelvan a su estado primitivo y
produce el efecto de romper la relación contractual o vínculo de derecho entre los
contratantes, es indudable que si el obligado a la construcción de la obra no
termina ésta, no obstante que recibió del propietario la cantidad convenida, debe
devolver la diferencia que resulte entre lo recibido y lo invertido en dicha
construcción,… (1949)

No obstante, ahora que ya hemos visto que se puede pedir el pago de daños y
perjuicios una vez que se ha pedido la rescisión si en la sentencia se nos condena
a los daños y perjuicios la tesis número167958 [anexo5] y con referencia a las
últimas líneas del texto citado anteriormente, nos dice que debe hacerse en la
diferencia del precio original y el actual, asi como la perdida de la ganancia o
utilidad, al respecto dice:

…sustituir la condena al cumplimiento de una obligación de hacer, por el pago de


daños y perjuicios, en un monto suficiente para colocar al ejecutante en la
situación que habría adquirido en el caso de haberse cumplido la obligación como
fue convenida, de manera que si, por ejemplo, la obligación incumplida consistió
en la fabricación de un mueble determinado, el pago se debe traducir en la
diferencia racionalmente probable entre el precio original y el actual, y si se
constata con un conjunto duro de indicios la pérdida de alguna ganancia o utilidad,
derivada del incumplimiento, su importe debe incluirse también en la condena
sustituta, como perjuicios... (2009)