Está en la página 1de 2

Fábula de animales: El cerdo

maltratado

Érase una vez, hace mucho pero muchos años, se escapó de una granja un cerdo que
era muy maltratado por el resto de sus compañeros. Partió de la granja y estuvo
muchos días caminando sin encontrar un rumbo hasta que encontró un gran rebaño
de carneros que se encontraban comiendo pacíficamente en un extenso prado.

El pobre cerdito se acerco muy despacio y sin hacer ruido, esperando poder
mezclarse con ellos si que lo dañaran. Los carneros no le hicieron ningún daño y
además le permitieron que se incorporara al rebaño como si fuera otros de ellos.

Pasaron varios días y el cerdito continuó con los carneros hasta el día que el pastor
se dio cuenta de que estaba ahí y lo cogió y lo llevó a su casa. Cuando él se vio
atrapado por aquel hombre, comenzó a gruñir fuertemente y hacer todo lo posible
para tratar de liberarse de las manos del pastor. Los carneros al ver esa situación
comenzaron a reñirle fuertemente al pobre cerdo:

– Oye amigo no hagas tanto escándalo. Nosotros también somos agarrados por el
pastor y no formamos tanta bulla.
El cerdo muy molesto les respondió:

– No comparen, pues la situación no es la misma ya que cuando el los agarra a


ustedes es solo para quitarle la lana, a mi me quiere para quitarme la carne.

Moraleja: Hay cosas que ya no puedes volver a tener y por eso si merece la pena
llorar pero no debes llorar por aquello que puedes reparar.