Está en la página 1de 29

PROPUESTA PARA EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER

CON TERAPIAS COMPLEMENTARIAS Y ALTERNATIVAS

FERNANDO GUTIÉRREZ VIGNA MD

ESPECIALISTA EN MEDICINA AERONÁUTICA Y ESPACIAL


ESPECIALISTA EN MEDICINAS COMPLEMENTARIAS Y
ALTERNATIVAS

INSTITUTO LINUS PAULING


CONTINENTAL MEDICAL CENTER
CRA 49C # 80-125 Cons. 314
TEL. 57.5. 3776283 – 57.5. 3736241
MÓVIL: 57. 312 356 6147
57. 318 547 9710
institutolinuspauling@yahoo.com
BARRANQUILLA, COLOMBIA

2009

PROPUESTA PARA EL TRATAMIENTO DEL CANCER


CON TERAPIAS COMPLEMENTARIAS Y ALTERNATIVAS
Por: Fernando Gutiérrez Vigna MD.

Estimado colega,

Muy respetuosamente me permito presentar a usted el esquema básico de las


Medicinas Complementarias y Alternativas (MCA) para el tratamiento de cáncer y en
general de la patología crónica y consuntiva.
Recientemente la American Cancer Society de los Estados Unidos ha anunciado la
aparición de su primer texto sobre terapias alternativas en la lucha contra el cáncer.
Por su parte, el Instituto Nacional de Salud de Bethesda (Maryland) ha establecido para
los centros y universidades importantes del país, la iniciación de investigaciones y
protocolos terapéuticos, ensayos clínicos y publicación de resultados, llevados a cabo
con medicina alternativa.

Tal iniciativa proviene de dos hechos confirmados: primero, los no despreciables


resultados terapéuticos obtenidos a la luz de protocolos convencionales de algunos
tratamientos alternativos, y segundo, una especial atención al gasto realizado en
medicinas alternativas en los Estados Unidos de América y otros países a partir de
1998.
Como consta en el informe publicado por la Organización Mundial de la Salud
“Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002-2005” (*), “en muchos países
desarrollados, la MCA se está haciendo cada vez más popular. El porcentaje de
población que utiliza la MCA al menos una vez es de un 48% en Australia, un 70% en
Canadá, un 42% en EE UU, un 38% en Bélgica y un 75% en Francia”. También afirma
que “en EE UU, el gasto total en 1997 en MCA se estima fue de 2700 millones de
dólares estadounidenses. En Australia, Canadá y el Reino Unido el gasto anual en MCA
se estima en 80 millones, 2400 millones y 2300 millones de dólares estadounidenses
respectivamente”.
Trabajar en MCA no significa dejar de lado la medicina convencional, sino abrirse a
nuevos enfoques terapéuticos que renueven las posibilidades de sobrevida del
enfermo. En la actualidad cada vez más médicos de diferentes especialidades las
acogen como parte de su ejercicio profesional, y si, aún algunos por temor a ser
aislados viven su “curiosidad” en silencio, esperemos que en un futuro no lejano, tanto
la sencillez como los beneficios de estas terapéuticas puedan atraer de manera
definitiva a la “línea oficial convencional”.
Como veremos más adelante, un conjunto de medicamentos complementarios
utilizados en el tratamiento del cáncer, ha sido revisado por un grupo importante de
oncólogos e inmunólogos, quienes confirman de su acción como estimulantes del
sistema inmunitario y estimulantes de la desintoxicación orgánica (excreción forzada
de metabolitos de desecho), a través de los sistemas de barreras naturales, como son
las membranas basales y celulares de los diferentes tejidos.
El objetivo fundamental de esta propuesta es el de ofrecer al paciente con cáncer, la
opción de recibir además de las terapias oficiales, -Cirugía, Quimioterapia y
Radioterapia-, terapias complementarias que ayuden a mejorar la calidad de vida de
los pacientes, a ampliar sus probabilidades de supervivencia, y ayudar a la superación
de la enfermedad.
Al tiempo, bien podría adelantarse un estudio de investigación que confirme, los
buenos resultados reportados en otros países y justifique la combinación de ambos
enfoques terapéuticos.

(*)http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/mednat/estrategia_de_la_oms_sobre_medicina_tradicional.pdf

EL CANCER Y LAS MEDICINAS COMPLEMENTARIAS ALTERNATIVAS

2
Existen distintos puntos de vista sobre el origen y tratamiento del cáncer. Las llamadas
medicinas alternativas poseen hoy un amplio conocimiento sobre cómo tratarlo,
contrariamente a lo que puedan pensar quienes las censuran. Tal conocimiento se
debe seguramente al empeño y dedicación que numerosos profesionales anónimos,
durante muchos años, han puesto en la investigación paciente y ordenada mientras
confiaban en los resultados que hoy vemos. No nos cabe duda que el contexto de la
terapia de cáncer va a cambiar drásticamente en el siglo XXI. La quimioterapia
convencional, será trasformada a una terapia orientada biológicamente y más racional.
Existen nueva rutas que se están demostrando efectivas en el tratamiento del cáncer
como son la estimulación del Sistema Inmunológico para la formación de Anticuerpos
Monoclonales y la exploración de la psique y su relación con los otros sistemas
orgánicos.

En resumen, el documento consta de una breve definición del cáncer, de su etiología


así como de otras posibilidades etiológicas consideradas por las MCA. También se
explica la importante relación de las membranas basales como punto clave sobre el
cual se enfoca la sencilla terapia denominada detoxicación celular y mesenquímica, así
como la repolarización de las membranas celulares como parte del tratamiento.
Finalmente se presenta un resumen de todas las posibles terapias complementarias
actuales para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades, junto a la explicación de
las más utilizadas por sus resultados basados en una medicina de la evidencia.

Por otra parte, el lenguaje utilizado es lo menos técnico posible con la intención de que
pueda ser comprendido por aquellas personas que tienen capacidad de decisión en
entidades relacionadas, como EPS, Ligas de lucha contra el cáncer, SIDA y otras, y
quienes no necesariamente pertenecen al gremio médico profesional. Por la sencillez
de la información presentada, tan conocida para el médico especialista, tampoco se
consideró pertinente la numeración bibliográfica.

Una Breve Definición De Cáncer

La teoría actual más aceptada, considera que las células cancerosas son células
normales que en un momento determinado cambian genéticamente -se modifica su
ADN- a causa de algún "agente carcinógeno" al cual son "susceptibles". Se inicia
entonces una multiplicación descontrolada de las células, en virtud de lo cual terminan
formando una masa celular que invade los tejidos adyacentes y que puede propagarse
por el cuerpo, hecho éste al que se llama metástasis.

El cáncer aparece como consecuencia de la acumulación de varias alteraciones


genéticas a lo largo de los años: oncogenes, genes supresores y genes reparadores. A
lo largo de la vida una persona puede llegar a sufrir hasta unas 10.000 mutaciones
por gen que son reparadas satisfactoriamente. El problema parece comenzar cuando
por alguna razón el organismo no puede efectuar tales reparaciones. Tales mutaciones
se encuentran relacionadas, entre otros, con bacterias, virus, parásitos, y sustancias
tóxicas del medio ambiente. "El cáncer no es una enfermedad sino un conjunto de más
de 100 enfermedades", para algunos más de 200.

Se sabe que el nivel de defensas del cuerpo es importante en su aparición, pues el


sistema inmunitario está capacitado para destruir cualquier célula cancerígena antes
de que se reproduzca. Y, de hecho, lo hace casi siempre. En cuanto a por qué a veces
no lo logra es motivo de estudio y hay ya algunas propuestas para explicarlo, entre
ellas:

• Si una persona enferma tal vez carezca de determinados genes concretos.


• Reactivación de ciertos genes: A veces se trata de versiones anormales de los

3
genes responsables del crecimiento y del desarrollo que están presentes sólo en
el feto y que, por lo general, se desactivan de forma permanente tras el
nacimiento. El problema es que en ocasiones esos genes se reactivan -no se
sabe cómo ni por qué- y pueden provocar cáncer.
• El sistema inmunitario se debilita: A medida que envejecemos la mayoría de las
personas presentan un sistema inmunitario más debilitado y por eso es más
viable que padezcan cáncer y/o cualquier otra enfermedad.
Está demostrado por ejemplo, que el cáncer tiene muchas más posibilidades
de
aparecer en quienes toman fármacos que inhiben el sistema inmunitario
Etiología Del Cáncer

Al origen del cáncer, respetando el conocimiento oficial, las Medicinas


Complementarias y Alternativas (MCA) le asignan una triple etiopatogenia:
I) Herencia genética: por activación de protooncogenes y oncogenes.
II) Causas Exógenas:
1. La irritación física crónica del organismo a causa de alguna patología.
2. Determinados virus: Papiloma virus, Citomegalovirus, etc.
3. Algunos productos químicos utilizados en la industria y en la agricultura
4. Algunos parásitos.
5. Determinados productos utilizados en Medicina (como los agentes alquilantes, el
Dietilestilbestrol, la Oximetolona).
6. Inadecuada alimentación: Es incuestionable la conexión entre una adecuada
alimentación y
una buena nutrición. Una de las medidas presentadas por la OMS y la Unión
Internacional
contra el Cáncer en la última reunión lleva el título de “cinco al día”, refiriéndose
al número
de veces que debe realizarse la ingesta de frutas y verduras diarias. A su
reducido consumo
se le atribuyen 2,7 millones de muertes al año en todo el mundo.
Por otra parte también es de tener en cuenta la relación entre cáncer e ingesta a
largo plazo
de nitrosaminas, colorantes (E249, E250, E251, E252), estabilizantes,
conservantes,
espesantes, grasas saturadas, alcohol, alimentos ahumados y picantes entre
otros.
7. El tabaco: El hábito de fumar mata a más de 1.000.000 de personas cada año
por cáncer de
pulmón y otras neoplasias. Las mutaciones del gen P53 son frecuentes en los
cánceres
relacionados con el tabaco. Determinadas sustancias presentes en los cigarrillos
están
directa y probadamente relacionados con el cáncer como son los hidrocarburos
aromáticos
policíclicos (HAP) y las nitrosaminas derivadas de la nicotina. Recordemos que
solo en el
humo del tabaco se encuentran más de 4.000 agentes químicos muchos de los
cuales son
carcinogénicos demostrados.
Está demostrado que diez años después de haber dejado de fumar, las
posibilidades de
tener cáncer se han visto reducidas en un 30%.

4
8. Las radiaciones ionizantes: Las radiaciones ionizantes, comparten la
característica de
penetrar en los tejidos animales y dañar el ADN.

Los anteriores 8 factores perturban sin duda el equilibrio celular dejando huella sobre
nuestra bioquímica y por tanto sobre nuestra integridad inmunitaria y celular,
produciendo:
• Inhibición y destrucción de enzimas.
• Dificultad para la producción de energía a nivel mitocondrial.
• Incapacitación para sintetizar algunas proteínas.
• Afectación del material genético.
• Daños oxidativos sobre la estructura y la función celular.
• Alteración de las rutas metabólicas.
• Trastornos gastrointestinales.
• Infecciones recurrentes.

La secuencia que logra iniciar el potencial “desastre bioquímico” puede comenzar con
un desarreglo que lleve a la utilización de las reservas de los principios inmediatos de
que se disponen, una retardo en la eliminación de residuos no asimilables y/o no
utilizables (subproductos de desecho), y por tanto, una consecuente alteración en la
asimilación (alteración en la permeabilidad intestinal) y metabolización de nutrientes
indispensables, y por último, una etapa, que podríamos denominar bioquímica donde
se ve comprometida la actividad enzimática y por tanto también multitud de
reacciones químicas que provocarán la aparición de la enfermedad.

Los ocho factores anterior citados constituyen los principales agentes carcinógenos
reconocidos y la manera como probablemente inician el cáncer sobre la base de una
predisposición o susceptibilidad genética. Pero hay más y no de menor importancia.
“En cuanto a los motivos por los cuales no han sido aceptados son diversos, pero la
mayor parte se debe a los monumentales intereses económicos que hay detrás de su
posible reconocimiento. Es el caso de los campos magnéticos y, sobre todo, de los
campos electromagnéticos. Una exposición prolongada a los campos creados por las
torres de alta tensión produce cáncer, ha sido demostrado por más que estudios
pagados por las propias compañías eléctricas intenten demostrar lo contrario. Muchos
gobiernos opinan lo mismo con el fin de evitarse indemnizaciones millonarias, sin
embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de pasar los campos
magnéticos de la categoría de inocuos a la de potencialmente cancerígenos.”
Algo semejante podemos decir de las microondas. Las antenas y repetidoras de
telefonía celular son potencialmente cancerígenas incluyendo los actuales teléfonos,
igual que muchos otros pequeños aparatos generadores de campos electromagnéticos.
Basta con que el tiempo de exposición a ellos, a distancias cortas, sea muy alto.
También son potencialmente cancerígenas algunas radiaciones telúricas naturales.
“Los Geobiólogos nos vienen advirtiendo de ello hace años sin que se les escuche. Lo
que explicaría el hecho constatado -y no sólo en razón de la alimentación o de la forma
de preparar los alimentos- de que hay cánceres relacionados con el lugar en el que se
vive.”
“Por otra parte, son numerosos los expertos dentro y fuera del gremio médico que han
denunciado un hecho poco conocido: que los propios equipos de radioterapia que se
utilizan para combatir el cáncer pueden ser -¡curiosa paradoja!- provocadores de
cáncer. Y es que para alcanzar el órgano
afectado y combatirlo con radiaciones se necesita irradiar todos los tejidos intermedios,
los que se hallan entre el aparato y el órgano canceroso. Y esa misma irradiación
puede iniciar un cáncer en los tejidos sanos.”
Los carcinógenos (químicos, físicos, psíquicos, virus) interactúan con las personas
durante toda su vida, lo cual genera constantes cambios en los nucleótidos –secuencias

5
de el DNA de las células normales. Como resultado de estos cambios, se forman
nuevos tipos de células –las células cancerosas, que vienen con nuevas propiedades,
como:
1) Habilidad para producir interminables mitosis.
2) Habilidad para producir metástasis.
3) Habilidad para detener el sistema inmunológico.

Fig. 1 Mutación

Podemos decir hasta aquí, que la posibilidad de formación de un tumor depende de la


sumatoria de 4 condiciones:
1) Dosis o intensidad del carcinógeno.
2) Tiempo de exposición al carcinógeno.
3) Predisposiciones genéticas.
4) Presencia de sustancias estimuladoras (estrógenos, ácidos cólicos, cloruro de sodio,
fenobarbital etc.) e inhibidoras (vitamina A, E, C, aspirina etc.) del crecimiento tumoral.
También se consideran carcinógenos en MCA, ciertos estados emotivos. Es importante
la manera como tales estados sean manejados, como se verá más adelante.

III) Sistema Psicológico-Neurológico-Inmunológico-Endocrino.


En lo que se refiere a los grupos I) y II) no existen mayores diferencias con la medicina
convencional excepto por el tipo y número de sustancias consideradas oncogénicas.
Recientemente la décima edición de la lista oficial de carcinógenos humanos conocidos
se ha hecho pública y en el nuevo listado aparecen ya 228 sustancias. Creemos que
todas las patologías incluso las agudas, tienen su origen en un concurso de concausas
–pequeñas causas que independientes no llegan a generar la enfermedad – pero
sumadas en cambio generan el evento.

Tal vez la mayor discrepancia desde el punto de vista de la etiopatogenia del cáncer
-está en el grupo III – por la no aceptación por parte de la medicina oficial
convencional, del origen psicológico o psicógeno del cáncer. Según esta tesis de las
MCA, el cáncer está relacionado con fuertes conflictos emocionales y shocks
traumáticos inesperados vividos en soledad. “Conflictos conocidos y que, de forma
general, la Psicología del Comportamiento cataloga hoy dividiéndolos en arcaicos,
modernos, e intermedios, según el curso del proceso evolutivo de las especies. Los
conflictos arcaicos están relacionados con la nutrición y la protección –necesidad de
supervivencia y de protección de la integridad del cuerpo y las vísceras vitales para la
vida – y están regulados por el cerebro reptiliano o cerebro antiguo. Los conflictos
modernos corresponderían a los de desvalorización y, sobre todo, los de territorio. Y los
intermedios a los de separación y de nido” .

6
En las Medicinas Complementarias y Alternativas (MCA) se habla de Psicotoxinas para
representar los trastornos que ocurren a nivel sistémico y celular por la secreción de
ciertos neurotransmisores relacionados a su vez con ciertos pensamientos y estados
emocionales. Se habla de detoxicación psicoemocional, entre otros, al tratamiento de
medicina ortomolecular, en el cual se lleva a cabo la aplicación parenteral y/o vía oral
de algunos aminoácidos, vitaminas y minerales básicos para la formación de
determinados neurotransmisores que ayudan a cambiar tales estados
psicoemocionales. Las aminas biógenas, las monoaminas, presentan aminoácidos
como precursores. En la actualidad, los aminoácidos reconocidos como
neurotransmisores son cinco: el ácido g-aminobutírico (GABA), la glicina, la taurina y
los aminoácidos ácidos, ácido glutámico, ácido aspártico e histamina. Los tres
primeros, que son aminoácidos neutros, tienen un efecto inhibitorio mientras que los
dos últimos son claramente excitatorios. El glutamato y el aspartato están presentes
en altas concentraciones en el SNC y son liberados de forma dependiente del Ca2+ ante
estimulación eléctrica. Los sistemas de captación de alta afinidad se localizan en los
terminales nerviosos de muchas vías neuronales.

La presencia o ausencia de ciertos oligoelementos o micronutrientes y su relación con


bloqueos de enzimas dependiente de ellos es una realidad conocida por la ciencia. Es
también evidente a la luz de los descubrimientos actuales la correlación entre psique y
los sistemas neurológico, inmunitario y endocrino, así como la relación directa entre el
crecimiento acelerado de las células cancerosas bajo condiciones de estrés.

El estrés metabólico originado en infecciones recurrentes, polución medioambiental,


alimentación inadecuada, etc., u otras fuentes de estrés como el laboral, económico, o
familiar, genera una reacción inflamatoria en los tejidos. Actualmente el dr. Hamer,
médico alemán, internista, habla de correspondencia entre algunos signos
característicos en el scanner cerebral y las diferentes clases de cáncer y propone la
teoría que el cáncer entre sus múltiples causas, también se origina de manera
importante en conflictos intensos vividos en soledad. Sin embargo esto ha sido motivo
de burla cuando no de hostilidad por parte de algunos colegas. El tiempo nos dirá. Pero
quien más que el especialista en Oncología debe estar abierto a nuevas posibilidades.
El cáncer, igual que la mayor parte de las enfermedades, tiene una etiología
multicausal. La combinación del factor genético, las causas externas y las causas
psicógenas deben examinarse dentro de la multiplicidad de probabilidades etiológicas
a fin de hacer enfoques terapéuticos más racionales. Con esa intención, sometamos la
teoría del Dr. Hamer a un ensayo, sin juicios a priori y abrigando la esperanza que
nuevos enfoques, puedan mostrar alguna utilidad futura para el paciente con cáncer.

Algunos datos bibliográficos que apoyan esta teoría. (a) David Felten, "La relación
existente entre el sistema nervioso central y las células inmunitarias" que publicara en
Journal of Immunology. b) Bruce McEwen, psicólogo de Yale, demostró por su parte ya
en 1993 (Archives of Internal Medicine) que el estrés compromete la función
inmunitaria hasta tal extremo que, entre otras cosas, acelera notablemente los
procesos de metástasis. c) American Psychologist publicó ya en 1987 un metaanálisis
que revisó los resultados de 101 trabajos de investigación llevados a cabo con miles de
personas y que demostraba hasta qué punto son dañinas para la salud las emociones
negativas, los shocks traumáticos, la ansiedad crónica, la angustia, el miedo irracional,
el estado de irritabilidad constante, la ira, el odio, el rencor, el pesimismo, la
melancolía exagerada, la desconfianza extrema y la depresión. Según esta teoría, la
mejor manera de curar el cáncer es actuar sobre el problema psíquico y emocional,
resuelto a ese nivel el conflicto, entonces dejar que actúe la naturaleza. Desde luego,
es conveniente complementar con diferentes terapias".

7
LA MEMBRANA BASAL ANTES QUE EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

En pediatría se ven algunas inmunodeficiencias heterocigotos de IgA, a veces de IgM,


pero la mayor parte de trastornos inmunológicos en niños y adultos están asociados a
tres factores:
1) Malnutrición, 2) Trastornos de Malabsorción, 3) Un gasto exagerado de
micronutrientes como sucede en: a) Procesos infecciosos crónicos subyacentes y b)
Estados de estrés prolongado cualquiera sea su etiología. No cabe duda que los
estados infecciosos también son una fuente de estrés físico y psíquico, incluso aquellos
leves, pues producen estados inflamatorios larvados y persistentes que consumen
micronutrientes.

Es importante recordar que el sistema inmunitario no es el primero en generar una


respuesta a nivel de los mecanismos de defensa.
El principal mecanismo de defensa del organismo es el mecanismo de barrera.
El mecanismo de barrera es filogenéticamente más antiguo.

La supervivencia de un individuo en un ambiente, se relaciona con armonizar y al


mismo tiempo defenderse de él. Son dos funciones antagónicas dentro de una misma
respuesta.
Como sabemos, tales funciones no derivan de decisiones pensadas, sino que son
inherentes a la información genética del mismo.
El sistema de barreras esta constituido: primero por las Membranas Celulares de las
diferentes células y segundo por las Membranas Basales como segunda barrera.
La mayor parte de las enfermedades tienen que ver con la membrana basal. Todo
proceso degenerativo se lleva a cabo en la membrana basal.

Fig. 2. Membrana de una célula normal

El individuo se defiende mucho más en proporción átomo-gramo con su sistema de


barreras que a través del sistema inmunológico propiamente dicho. Si pesáramos la
cantidad de antígenos agresores de los cuales nos defiende el sistema de barreras,
veríamos que es mucho mayor que el del número de antígenos que inhabilita el
sistema inmunológico celular y humoral en conjunto.
Al analizar las causas exógenas del cáncer y los tejidos de nuestro cuerpo que tienen
contacto con el exterior, como la piel, los pulmones, el sistema digestivo, el sistema
OTRL, la mucosa vaginal y en general todas las mucosas, se comprende porqué
precisamente en estos tejidos se presentan la mayor parte de cánceres.

8
Para lograr que ese mecanismo de barrera -que no es inmunológico-, genere una
respuesta selectiva impidiendo que los elementos nocivos entren al sistema, debe
haber un elemento que reconozca cual elemento es nocivo y cual no y esto lo hace la
membrana basal, y es de su estructura arquitectónica que deriva tal capacidad
selectiva.

Fig. 3. Membrana de una célula cancerosa

La piel con sus capas estructurales y la membrana basal que las sostienen, tiene
aproximadamente 2 metros cuadrados de superficie.
La membrana basal a nivel de todos los alvéolos del pulmón tiene 64 metros cuadrados
de superficie. La membrana basal del intestino que está por debajo de toda la mucosa
intestinal -de sus vellosidades y microvellosidades-, tiene una superficie aproximada de
165 a 400 metros cuadrados.

Estas cifras dan una idea de lo gigantescas que son las superficies de contacto con el
medio ambiente y es de ese medio ambiente del cual hay que protegerse y al mismo
tiempo armonizar decidiendo que entra y que no, pero también que sale y que no, del
organismo. Esta, que no es una respuesta inmunológica, es la que más responde como
ya dijimos, desde el punto de vista átomo- gramo molecular por la defensa del
individuo. Desde ese punto de vista macro, es más importante que el sistema
inmunológico pues habrá momentos en que podrá manejar ingentes cantidades en
peso, libras y hasta kilos de carga tóxica – carcinógenos (químicos, físicos, virus), sin
requerir la presencia del sistema inmunitario.

Para manejar gramos de antígenos habría que producir un anticuerpo por cada uno de
ellos y dado que los anticuerpos son proteínas, esa carga proteica sería tan
exageradamente costosa para el sistema, que no podría elaborar una respuesta
adecuada sin desnutrirse o tendría que tener una sobrenutrición tan importante como
para poder utilizar la cantidad de anticuerpos que neutralizaran tal cantidad de
antígenos, lo cual parece definitivamente insostenible de realizar por parte de los seres
vivos.

Desde esta perspectiva, la respuesta inmune nace en el sistema de barreras del


individuo, y el sistema de barreras es la mucosa misma, la lámina propia de la mucosa,
todas las capas celulares de la cual la más importante es la membrana basal o las
membranas basales las cuales tienen características estructurales similares -pero
también diferencias-, entre un tejido y otro.

En conclusión, la vitalidad del organismo depende en mucho de la capacidad de sus


células de expulsar toxinas, tanto de las exotoxinas – que vienen de fuera – como de
las endotoxinas formadas durante los procesos vitales celulares. Para llevar a cabo tan

9
importante función, el organismo posee un grupo de proteínas transportadoras ligadas
a ATP localizadas en la membrana plasmática. La información que permite expulsar
tales toxinas se encuentra en genes específicos donde se encuentran codificadas esas
órdenes mediante procesos de transcripción y translación principalmente.

La actividad de estos genes puede verse alterada por diversas noxas, tal es el caso de
medicamentos, virus, pesticidas, parásitos, radiaciones ionizantes, etc.
Hay tres genes en el locus 7q21.1 del cromosoma humano y son: MDR1, MDR2 y
MDR3, los cuales tienen codificada la glicoproteina excretora de toxinas. La
glicoproteina P (Permeabilidad) está localizada en la membrana basal citoplasmática y
su función es excretar de la célula los productos del metabolismo. Su masa molecular
es de 170.000 Dalton (Da).

En MCA hacemos una estimulación con catalizadores del ciclo de Krebs, que lleva a un
aumento de la disponibilidad de ATP a nivel de las glicoproteínas excretoras de toxinas
– en Homotoxicología disponemos para uso parenteral de Catalizadores del Ciclo de
Krebs, a dosis infinitesimales. También de Cocarboxilasa en dosis ponderales --.

En la medida que podamos “limpiar” los metabolitos de desecho o las toxinas


exógenas depositadas en las membranas basales, -- antes que el sistema del
complemento y/o el granulocito o macrófago las dañe --; y al tiempo logremos
repolarizar las membranas celulares, a fin de de que la entrada de nutrientes y/o salida
y entrada de electrolitos se mantenga, tendremos una mayor excreción de toxinas,
sean estas externas o de subproductos de desecho.

Si mediante tecnología – por ejemplo con biofotones de luz --, enviamos información al
genoma para que restaure las “memorias” de reparación del colágeno IV, de la doble
capa de Laminina y la doble capa de ________de las membranas basales. E igual se
hace con la doble capa fosfolipídica de las membranas celulares dañadas, estas se
restauran de nuevo.
Unas membranas en “buenas condiciones” tienen también una mayor capacidad de
impedir el ingreso de nuevas noxas.
Antes de inducir cualquier estimulación inmunológica hacia el organismo, en MCA, es
de vital importancia iniciar el la detoxicación orgánica, basada como hemos visto, en
la puesta a punto en la medida de lo posible, de las funciones de las membranas
basales y celulares.

10
TERAPIAS UTILIZADAS EN MEDICINAS COMPLEMENTARIAS ALTERNATIVAS

Las terapias utilizadas en MCA van dirigidas a eliminar las causas exógenas o sus
efectos sobre el sistema inmunitario y celular, específicamente sobre los daños
celulares como: la Inhibición y destrucción de enzimas, dificultad para la producción de
energía a nivel mitocondrial, Incapacitación para sintetizar algunas proteínas, daños
oxidativos sobre la estructura y la función celular., alteración de las rutas metabólicas
y en general las manifestaciones correspondientes a tales alteraciones (signos y
síntomas).

Para cumplimiento de estos objetivos propone:

l) Detoxicación Celular y Mesenquímica.


II) Manejo de la Respuesta Inmune.
III) Tratamiento de Soporte Metabólico y Energético.
IV) Nutrición.
V) Terapias Físicas.
VI) Terapias Energéticas de Apoyo.

I) DETOXICACIÓN CELULAR Y MESENQUIMÍCA

La desintoxicación mesenquímica y celular forma parte del grupo de Terapias Físicas


(V) pero dada su importancia en la fase inicial del tratamiento, se le ha dado un lugar
independiente.

Las sencillas técnicas utilizadas en Medicinas Alternativas en la detoxicación de


pacientes que tienen una “impregnación” o sobrecarga tóxica dentro de sus
membranas basales y/o en sus elementos de barrera, incluyen un proceso de catarsis
provocado por sustancias naturales con la intención que el paciente se vuelva un buen
excretor y un buen absorbedor.

¿Que significan los conceptos “buen excretor” y “buen absorbedor”?


Los subproductos de desecho provenientes del metabolismo celular o las toxinas
provenientes del exterior, normalmente son eliminados a través de 4 emuntorios. Estos
son: 1. Riñón (concentración de subproductos y diuresis), 2. Pulmón (eliminación de
CO2, alcohol, toxinas en las secreciones, etc.), 3. Piel (transpiración, rash), y 4. Tubo
digestivo (materias fecales, emesis).
La velocidad de excreción está relacionada con la cantidad de subproductos
circulantes. En las intoxicaciones agudas por ejemplo, tal velocidad está aumentada y
por ello encontramos signos y síntomas como diarrea, vómito, hipertermia,
transpiración aumentada, rash cutáneos, taquipnea, etc. Los residuos de los alimentos
sanos son tóxicos, y en general todos los subproductos de desecho del metabolismo lo
son, pero la carga tóxica por vía oral aumenta insosteniblemente cuando además se
sobreagregan sustancias como colorantes, espesantes, acidulantes, pesticidas, etc.
Otras sustancias tóxicas penetran por piel y/o pulmón provenientes de la
contaminación ambiental. Todas ellas, de no ser excretadas, son depositadas
incorporándose al organismo como toxinas homólogas, y son homólogas porque
“tuvieron permiso” para entrar. La característica de “homóloga” conlleva a la ausencia
de cualquier tipo de respuesta inmunológica. Ese homólogo es preocupante pues está
dentro del sistema, no genera respuesta, pero se vuelve una carga tóxica importante
por depósito en los tejidos. Definitivamente debe ser excretada. Si circula no genera
mayor complicación hasta cuando se deposita que es cuando constituye la rémora del
depósito.

11
Estos elementos, se vuelven complejos los cuales deben necesariamente ser
excretados del sistema. Un individuo que excreta, es un individuo estable con buena
salud. Un buen excretor y un buen absorbedor, es un individuo con una salud
excelente.

Un buen absorbedor, como se comprende, es aquel individuo que interna bien todos
los micronutrientes que consume. Así que a nivel de ingreso de micronutrientes,
encontramos problemas relacionados con la calidad y la cantidad (malnutrición) y/o
con la absorción.

Generalmente no nos importa cuanto come o que tan bien come un paciente, si es un
buen excretor, lo que coma será excretado. Todos sus subproductos de desecho, que
son tóxicos, serán eliminados normalmente. Si se absorbe bien no se perderán
importantes nutrientes. Estudios demuestran que los trastornos por una insuficiente
absorción son más frecuentes de lo que se pensaba y pueden estar relacionados entre
otras causas, con una alimentación desequilibrada. La fibra, tan importante para la
salud, en exceso, disminuye la absorción del calcio. Las disbiosis intestinales,
intolerancias alimenticias y alergias moderadas a alimentos son también causas de
mala absorción moderadas sobre las cuales ponen sus bases muchas patologías.

Un buen excretor es aquel paciente que transpira lo suficiente como para eliminar a
través de piel tales subproductos. Para ello idealmente es necesario hacer ejercicio. o
visitar el sauna o el baño turco.
Un buen excretor por tubo digestivo al menos realiza una deposición diaria.
Para excretar bien por riñón es importante consumir suficientes líquidos. Hoy se
conocen mecanismos que nos hacen dudar de la sed como indicador de las verdaderas
necesidades de líquidos por parte del organismo. Una buena parte de las personas que
conocemos permanecen moderadamente deshidratadas. Debemos consumir líquidos
para excretar bien por riñón.
En cuanto al sistema respiratorio; con frecuencia el médico escucha decir a sus
pacientes que después de un síndrome gripal, se sienten mejor que un poco antes de
sufrirlo. Esto está relacionado tanto con la cantidad de subproductos de desecho que
transportan las secreciones y su eliminación a través de esta vía, como con el ayuno
que impone la enfermedad.

El paciente que no excreta, que tiene bloqueadas sus membranas basales, es el


paciente que tarde o temprano enferma por depósitos en sus membranas basales. Y
desafortunadamente en ese estadio están la mayor parte de personas.

Si no se lleva a cabo una buena excreción por parte del paciente, entonces debemos
forzarla. Y eso es lo que realmente hacemos en el consultorio: hacer que el individuo se
vuelva un buen excretor. Como dice el Dr. Hugo Castro Medina, inmunólogo quien
trabaja con medicinas complementarias: “A las buenas o a las buenas”. Se induce una
catarsis que es parte esencial del tratamiento. Generalmente se lleva a cabo el primer
día de tratamiento o se puede repetir, hasta que el paciente se “destraba” y empieza a
excretar.
La catarsis que usamos puede variar desde enemas de café a una mezcla de aceite de
ricino, lecitina, sulfato de magnesio, damiana, ruibarbo, boldo, cáscara sagrada y otros.
Inducimos de manera activa esta fase, con lo que se “destapan” las membranas
basales del paciente y aparece una diarrea muy abundante, aunque de corta duración.
El enema de café después de absorberse pasa a la vena porta y de ahí llega al hígado.
La cafeína del café relaja la musculatura lisa de los conductos biliares provocando una
mayor amplitud de los mismos facilitando la excreción.
Estos procesos simultáneamente se acompañan de la aplicación intravenosa de
micronutrientes y sustancias (procaína, lidocaína) en dosis adecuadas, que estimulan

12
la repolarización de las membranas celulares equilibrando las bombas Na-K. También
se ordena una dieta particular y específica de acuerdo con el paciente, en la que
normalmente el médico alternativo es muy exigente.
Hay pacientes que mejoran de síntomas fibromiálgicos sólo con esto, probablemente
porque toda la carga tóxica depositada a nivel de las células musculares es llevada a
las membranas basales correspondientes y es excretada.
Se “desatascan” las membranas basales, se repolarizan las membranas celulares, se
introducen micronutrientes al millieu celular y se impide la entrada de nuevas toxinas a
través de la dieta.
Este procedimiento consigue también al parecer, - equilibrar el elevado ph alcalino
intracelular y el ph ácido de la matrix ó mesénquima ó tejido conectivo
extracelular - mientras se lleva a cabo.

Para el paciente con diagnóstico precoz de cáncer es muy importante llevar a cabo tal
“limpieza” lo más pronto que se pueda.
En el caso de pacientes emaciados, con cáncer avanzado, este procedimiento se debe
realizar de manera lenta y progresiva con el fin de no crear desequilibrios.

En lo que respecta al plan de disminución en el ingreso de nuevas toxinas o plan


alimentario, existen diferentes estudios principalmente en el Japón, que calculan los
porcentajes de ingreso de carga tóxica por piel, tubo digestivo y pulmón, según la dieta
y el área geográfica donde se resida. En promedio, para el paciente, sea niño o adulto,
el proceso tóxico es exógeno en un 70% del cual la alimentación es el 60% y la
contaminación ambiental el 10%. Tal proceso también se puede interpretar como la
incapacidad del organismo para desechar los productos tóxicos de la alimentación y
contaminación ambiental promedio.

Detoxicamos al paciente cuando manejamos su alimentación evitando que consuma lo


que no pueda excretar de las membranas basales; Si hay menor “impregnación”, el
proceso específico de excreción anormal que se está llevando a cabo en tal membrana,
desaparece.
Hasta aquí, sólo se ha actuado sobre membrana basal sin aún haber llevado a cabo
ninguna estimulación del sistema inmunológico.
Al cambiar los hábitos de alimentación también conseguimos una respuesta
inmunitaria mejor al aumentarse la excreción de residuos no asimilables y/o no
utilizables (subproductos de desecho).

FACTORES CAUSANTES DE CÁNCER EN


PAÍSES DESARROLLADOS
Alimentación

Tabaco
40
PORCENTAJE (%)

Herencia
35
30 Virus

25 Ambiente laboral
20 Radiación solar
15
Contaminación ambiental
10
Bebidas alcohólicas
5
0 Otros

Fig. 4. Factores Causantes del Cáncer 3

13
II) MANEJO DE LA RESPUESTA INMUNE

La segunda iniciativa terapéutica consiste en la inducción del estímulo a nivel de la


respuesta inmunitaria y metabólica con el fin de lograr que el paciente se convierta en
un “excelente respondedor”.
¿Que significa el concepto “buen respondedor”?
Un “bajo respondedor” desde el punto de vista del sistema inmunitario, sea niño o
adulto, es aquel paciente que en lugar de hacer una respuesta humoral específica de
60 segundos, la hace en 48 horas. Muchos más pacientes de los que pensamos tienen
este tipo de respuesta tardía, que aumentan las probabilidades de que un
microorganismo - sin quien apremie por suprimirlo - se reproduzca de manera
patológica.
Los bajos respondedores son pacientes en quienes generalmente coexisten procesos
inflamatorios persistentes, que provienen de infecciones en lugares distintos del
organismo (OTRL, ginecológicas, prostatitis, disbiosis intestinales, etc.), leve-
moderados, con frecuencia subclínicos (o no se les da la debida importancia), que
hacen parte de la vida del individuo. Muchos individuos consideran normal padecer de
un escurrimiento nasofaríngeo posterior, o tener una faringe hiperémica granulosa, o
flujo vaginal, o meteorismo, etc.

Hace 8 años se atendió un paciente que venía sufriendo de crisis de pánico. Mejoró
notablemente y por “casualidad” de sus síntomas de ansiedad al tratarle una
faringoamigdalitis aguda con antibióticos y estimulación inmunológica.
¿Que tienen que ver los antibióticos o la estimulación inmunológica con la ansiedad?
Respondería un muy respetado colega psiquiatra y profesor universitario cuando se le
preguntara sobre el caso.

Advertir la relación entre neurotransmisores y micronutrientes es algo que puede


escapar hasta a un buen psiquiatra. Los micronutrientes: vitaminas, minerales,
aminoácidos, acidos grasos etc., se hiperconsumen a partir del estrés sea este de
causa Psíquica (laboral, económico o familiar), Química (radiaciones, polución
ambiental), Infecciosa (virus, bacterias, hongos, parásitos), etc.

El estrés psíquico produce inflamación persistente en los tejidos y a la inversa, la


inflamación persistente produce estrés psíquico; en todos los casos, hay hiperconsumo
de micronutrientes. En este sentido son similares al cáncer y el SIDA.

A este paciente luego se le diagnosticó una amigdalitis críptica subyacente, de más de


20 años de evolución. Casi todos los pacientes que se operan de amigdalitis a
repetición y/o se les controla médicamente, les vemos aumentar de peso. Muchos
niños presentan un crecimiento retardado por la misma razón: patología infecciosa
clínica o subclínica, consuntiva. Un microorganismo, en este caso el estreptococo beta
hemolítico A. Bien podría haber sido un virus, un hongo, un parásito, un tóxico químico,
ondas electromagnéticas o la suma de varios de ellos.
El consumo de micronutrientes aumenta por una parte para la reparación de los
tejidos, por otra para la producción de anticuerpos y células blancas. Son la gota que
desborda la copa, en parte llena, por una determinada predisposición genética
relacionada probablemente con alteraciones en el locus 17q11.1-12 en el caso de este
paciente con rasgos ansiosos. De acuerdo con las alteraciones o variaciones a nivel de
un determinado gen, así será el “locus minor resistentiae” de cada individuo lo cual le
inclinará a padecer determinada patología que bien podría ser la enfermedad de Crohn
en algunos, la Diabetes tipo II en otros, la Esclerodermia o el cáncer, etc,.
El estrés inflamatorio asociado a la infección, debido al gasto permanente de los
elementos que constituyen al sistema inmunitario celular y humoral (proteínas,
oligoelementos, vitaminas), genera una disminución progresiva de las reservas de

14
todos los micronutrientes del organismo con la sintomatología subsiguiente incluyendo
síntomas mentales y emocionales. La importancia de ser un buen respondedor puede
entonces hacer la diferencia entre ser saludable o no.

El Síndrome de Tourette conocido por los pediatras, con sus tics y demás síntomas, el
Trastorno Obsesivo Compulsivo, Tricotilomania (compulsive hair pulling), ADD + H
(Attention Deficit Hyperactivity Disorder), trastornos considerados mentales, también
tienen relación con el estreptococo como “descubrieran” recientemente investigadores
del grupo P.A.N.D.A.S. (Pediatric Autoimmune Neuropsychiatric Disorders Associated
with Streptococcal infections) en Estados Unidos. Ya Julián, homeópata, hace un siglo
hablaba de esto.
Todos estos pacientes mejoran cuando se aligera la carga tóxica de las membranas
basales, se remplazan vía parenteral y oral los micronutrientes faltantes y se ordena
una alimentación adecuada.

Hay carencias de micronutrientes simples o mixtas, de acuerdo con cada patología, la


cronicización y la diseminación del proceso. Para el caso del cancer son de vital
importancia la arginina, la glicina, la lisina, la vitamina C preferiblemente no en forma
de ascorbato, el selenio, el zinc, el cobre, el germanio, etc.
Como vasos comunicantes en su exterior, estas patologías tienen en su interior un
punto de encuentro, como es la utilización del micronutriente a nivel celular. Mientras
haya suficientes oligoelementos y se produzca una cantidad importante de ATP, el
sistema inmunológico y los demás sistemas seguirán funcionando.

El Dr. Matías Rath, médico e investigador en la Universidad Clínica de Hamburgo y,


posteriormente, en el Centro Alemán de Cardiología de Berlín. “Descubrió-en 1987- la
conexión que hay entre la arteriosclerosis y la carencia de vitamina C. Es decir, supo
que la lipoproteína-a, molécula presente en el colesterol "malo" o LDL, sólo se deposita
en las paredes de las arterias provocando la arteriosclerosis -con el consiguiente
estrechamiento de las arterias- cuando en el organismo hay deficiencia de vitamina C.
Y que, consecuentemente, basta tomar suficiente vitamina C -sustancia abundante en
las frutas y verduras frescas- para prevenir y tratar una buena parte de las
enfermedades cardiovasculares. Una afirmación que provocó la particular
batalla que el Dr. Rath mantiene hoy con la industria farmacéutica.” Tal vez por el
hecho que los micronutrientes no son patentables y por tanto no generan tampoco
mayores ganancias.

Para el Dr. Rath, tanto las enfermedades infecciosas como el cáncer se propagan por el
organismo diluyendo el colágeno del tejido conjuntivo adyacente. Es decir, “para que
una infección, -sea producida por un virus o una bacteria- o un grupo de células
cancerígenas puedan diseminarse por el organismo deben ser capaces de disolver
temporalmente el colágeno” –la principal molécula de la matriz extracelular de todos
los tejidos del cuerpo. Deben "abrirse camino". Y para ello utilizan unas enzimas
-proteínas- susceptibles de disolver y debilitar provisionalmente el colágeno, que se
conocen como "enzimas disolventes de colágeno".

Este mecanismo de disolución de colágeno sucede naturalmente durante el proceso de


ovulación de la mujer. El óvulo en vías de maduración (folículo), rodeado por estas
enzimas a mitad del ciclo menstrual, rompe la pared del ovario pasando a la Trompa de
Falopio en dirección al útero. Existe un equilibrio temporal y fisiológico entre las
enzimas disolventes de colágeno y el mecanismo que las bloquea, relacionado con los
cambios hormonales. Rath afirma que las células cancerígenas -de todos los tipos-
forman tumores que se extienden con la ayuda del mismo mecanismo. Una vez lo
logran las células cancerosas llegan hasta los vasos capilares y desde ellos pasan a la
sangre, lo que les permite diseminarse por el cuerpo e invadir otras zonas u órganos.

15
La rapidez con que el cáncer se extiende a través del cuerpo depende del número de
enzimas producidas por la célula cancerosa.

¿Como hacer para detener este proceso? Existen dos grandes grupos de sustancias
que pueden bloquear el mecanismo de asimilación y disolución de colágeno. Dentro del
primer grupo se encuentran los inhibidores celulares y extracelulares de las enzimas,
que son propios del organismo, los cuales a través de un mecanismo de
retroalimentación, son capaces de poner fin a la acción de las enzimas disolventes de
colágeno. Y así ocurre normalmente. En el caso de enfermedades infecciosas graves o
cáncer pueden no ser suficientes. De ahí la importancia del segundo grupo que son las
que provienen de nuestra dieta -o de suplementos dietéticos especializados- y que nos
permiten levantar una segunda línea de defensa en la protección del colágeno. Una NM
(Nutrient Mixture) de ciertos aminoácidos, vitaminas, minerales y ciertos complejos
como los provenientes del extracto de té verde (Epigallactotequina) o de la planta de
Regaliz (ácido glicirricínico), tomados en una cantidad suficiente, pueden bloquear las
enzimas disolventes de colágeno y prevenir así la degradación del tejido conjuntivo.
"Cuanto más agresivo es el tipo de cáncer más enzimas colágeno-digestivas de este
tipo produce. Y se puede disminuir o detener completamente esa producción
desmesurada de enzimas capaces de destruir el tejido usando los micronutrientes
apropiados.

El cáncer cervical es el séptimo más frecuente en el mundo y el segundo más


frecuente en la mujer.
Displasias no tratadas o el carcinoma in situ se tornan invasivos en un 30% a 40% en
un periodo de 10 años. Un grupo de investigadores han estudiado el efecto sinérgico
de la formula nutriente sobre parámetros de metástasis en cancer cervical humano, tal
como el efecto sobre la expresión de MMP-2 y -9 y el potencial invasivo de las células
cancerosas. Los resultados demuestran una completa inhibición de la expresión Hela
MMP-2 a 1000 µg/ml y MMP-9 a 500 µg/ml, y de la invasión Matrigel a 500 µg/ml.
NM (Nutrient Mixture) demostró una inhibición completa de la expresión de MMP-9 a
500 µg/ml del DoTc2 4510 de las células cervicales y de invasión a 1000 µg/ml. Estos
hallazgos son significativos y sugieren que la mezcla nutricional podría ser un seguro y
efectivo régimen terapéutico para el tratamiento del cancer cervical.
El Dr. Matías Rath postula lo que en los años 70’s propusiera el Dr. Linus Pauling dos
veces premio Nóbel. Desafortunadamente no le tomaron en serio.

Según el Dr. Mark Levine, director de la sección molecular y de nutrición clínica así
como médico de planta principal del National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney
Diseases, recibir dosis elevadas de vitamina C por vía intravenosa puede combatir el
cáncer.
Algunos antibióticos son absorbidos pobremente cuando se administran de forma oral,
aunque combaten las infecciones de manera efectiva cuando se administran por vía
intravenosa, por lo que Levine y su equipo pensaron que ese podría ser el caso con la
vitamina C y el cáncer.
Al trabajar con líneas de células en laboratorio, usaron dosis elevadas de vitamina C
que sólo podían ser alcanzadas mediante administración intravenosa.
"Cuando se alcanzaba la mayor concentración de ácido ascórbico, si era administrado
por vía intravenosa, éste no tocaba las células normales y mataba muchas células del
cáncer. No sabemos por qué", señaló Levine.
De acuerdo con el estudio, publicado en la edición del 12 al 16 de septiembre del
2005 de Proceedings of the National Academy of Sciences, la vitamina C conducía a la
formación de peróxido de hidrógeno, un químico que puede eliminar células.
En MCA se están viendo resultados con esta terapia hace más de 50 años. Por alguna
incomprensible razón se ha mantenido al médico alejado de cierta información. Y aquel
que se interesa, es censurado.

16
Varias denuncias se vienen publicando en los últimos años en USA sobre el poco
provecho que obtiene el médico asistencial de la investigación estatal. Le está llegando
al médico sólo una parte de la información. “Al parecer la mayor parte de ella está
relacionada con los laboratorios médicos y no de trabajos independientes” afirma el Dr.
Rath. Una denuncia semejante se presentara en junio de este año en un reportaje de
la cadena CNN con el título “Mainstream media reveals the truth about the business
with disease."
Sobre la base ideal de tener unas membranas basales “depuradas” y un medio celular
abundante en micronutrientes (en sí mismos ya son inmunomoduladores), se lleva a
cabo el manejo de la respuesta inmunitaria con:

* Homotoxicología * Antígenos Urinarios


* Inmunoterapia esencial. * BIRM
* Green Sap * Toxinas de Coley.
* Terapia inmunoaumentativa. * Vacuna auotinmune.
* Tratamiento linfocitario con TZ-7 y TVZ-7. * Autoinmunoterapia
(Auto Sanguis)
* T/Tn Vacuna Antigénica Cáncer de Mama. * Autovacuna
antimicoplasma.
* BCG Vacun (Bacillus Calmette-Guerin). * Vacuna bacteriana
autogénica.
* Terapia inmunoplacentaria. * Antigliceroles.
* Terapia Pleomórfica y remedios S.A.N.U.M. * Antineoplastones.
* Carnívora. * Cartílago de
tiburón.
* Cartílago de bovino. * Celsio.
* DMSO. * Glutation y N
acetil-cisteína.
* Sulfato de Hidracina. * Indocina e
Indometacina.
* 714X. * Butirato de sodio.
* Lisato staphagico. * Tagamet.
* Ukraína. * Urea.
* Factores de Transferencia

III) TRATAMIENTO DE SOPORTE METABÓLICO Y ENERGÉTICO

Admitiendo que las células cancerosas y la enfermedad por lo demás necesitan para su
progreso de un medio interno perturbado, inestable y por tanto mutable, se podría
afirmar sin estar lejos de la verdad, que dentro de un sistema metabólico activo y
normofuncionante, las probabilidades de hallar un espacio para que la enfermedad se
desarrolle, disminuyen.
Nuestro metabolismo debe por tanto encontrarse en la mayor homeostasis con el fin
de impedir cambios descarriados en el comportamiento celular y, con ello, evitar la
transformación citológica impuesta por la necesidad de ajustarse a desgastes sufridos
como consecuencia de un ciclo respiratorio o nutricio anormales. Entre otras:

* Terapia de oxigenación (peróxido de hidrógeno y ozono)


* Terapia con glioxilida y glioxidina
* Terapia enzimática y de reemplazo.
* Terapia con Catalizadores del Ciclo de Krebs
* Terapia de extractos glandulares y orgánicos:
* DHEA (Dehidroepiandrosterona).
* Melatonina.
* Timosina.

17
* T3 extracto tiroideo.
* Terapia metabólica cáncer-específica.

IV) NUTRICIÓN

El desarrollo de la enfermedad cancerosa y su relación con la nutrición es desconocida


en la medida que no sea clara la interdependencia con carencias y déficit nutricionales
que favorecen su aparición. Un buen punto de estudio sería analizar cuál es la frontera
en la que la suplementación de nutrientes deja de ser parte de las ciencias
alimentarias para transformarse en una verdadera medicina, pues hoy no cabe duda
que las deficiencias de ciertas sustancias contribuyen al debilitamiento del sistema
inmunológico y de cómo ese hecho daña los tejidos permitiendo que el cáncer se
desarrolle. Los siguientes son elementos y compuestos que en los últimos años se han
revelado beneficiosos en la prevención y regresión del cáncer:

* Lactobacilus acidophilus (y toda la familia de los lactobacilii).


* Aminoácidos.(algunos específicos)
* Betacaroteno.
* Vitaminas (A, E, C, D, B3, B6, complejo B y K).
* Calcio.* Cromo.* Cobre. * Zinc. * Germanio. * Selenio.
* Potasio.* Molibdeno * Iodine.
* Manganeso y el eje Manganeso-Cobre.
* Coenzima Q10. * Agua. * Inositol.
* Ácido Eicosapentenoico (EPA en los aceites de pescado).
* Ácidos Grasos esenciales (Gamma-linoleico, Cis-linoleico y Araquidónico).

BIOBOTÁNICA
De las casi 400.000 especies clasificadas por los especialistas consagrados a su
estudio, menos de 5.000 han sido investigadas en el ámbito de sus aplicaciones
terapéuticas. Entre otros se han venido usando medicamentos preparados a base de:

* Aloe vera. * Amygdalin/laetril.


* Astragallus. * Derivados de algas.
* Uncaria tomentosa (Uña de gato). * Echinacea.
* Essiac. * Ajo.
* Gingko Biloba. * Ginseng.
* Picnogenoles. * Té verde.
* Haelan 851. * HANSI.
* Hierbas de Hoxsey. * Iscador.
* Larch arabinogalactano. * Maitake-Shiitake.
* Pau d´arco brasileño. * Pectin, modificado.
* Turmerico. * Silymarin.

V) TERAPIAS FÍSICAS

Las terapias físicas no solo tienen un significativo rol en la prevención y la recurrencia


de la enfermedad cancerosa sino que deben formar parte activa de las terapias
iniciales para su tratamiento. Si bien elegir cuales se adaptan a cada paciente depende
de la sintomatología específica del mismo, “existen modelos recomendados que, por su
alto valor terapéutico y demostrada capacidad de ayuda, son dignos de mención y
posterior estudio como preventivos y agentes de apoyo del organismo en la lucha
contra la enfermedad.”

18
* Detoxicación. * Hidroterapia del colon.
* Terapia linfática. * Terapia antitóxica.
* Terapia por quelación. * Detoxicación psicoemocional.
* Odontología biológica. * Terapia por agua (Hidroterapia y
Termalismo).
* Aromaterapia. * Hipertermia.
* Trabajo corporal/Masaje terapéutico/Ejercicio
* Detoxicación celular específica (intestinal, circulatoria, linfática).
* Quigong

VI) TERAPIAS ENERGÉTICAS DE APOYO

Representan en esencia, el conjunto de acciones terapéuticas que aumentan la energía


potencial de la que todo ser vivo está imbuido y que es componente fundamental para
permitir el viaje de retorno hacia la autosanación que está impresa en nuestro ADN.
“El aprendizaje del manejo de estas energías sigue siendo un gran misterio para las
ciencias de la salud pero hemos aprendido a medirlas y estamos tratando de
comprender el significado de sus movimientos y estructuras en el contexto de la salud
y la enfermedad, de lo anormal y lo patológico”.

* Exploración electrodérmica.
* Electroacupuntura de Voll.
* Galvanometría transdérmica epitelial.
* Estudio de los campos magnéticos.
* Terapia por luz.
* Fototerapia de inducción por campo.
* Fototerapia de espectro amplio.
* Terapia con luz ultravioleta.
* Terapia fotodinámica del cáncer.

Es importante recordar, como se dijo en la introducción inicial dirigida al médico, que


no sólo se pueden beneficiar de tratamientos complementarios enfermedades como el
cáncer o el SIDA sino muchas otras patologías crónico-degenerativas, enfermedades
autoinmunes y en general toda enfermedad que por su duración o por el trastorno
íntimo estructural, tenga necesidad de membranas celulares y basales mejor
funcionantes, regulación de una mejor neurotransmisión y un mayor soporte
estructural y molecular de los diferentes tejidos.

TERAPIAS RECOMENDADAS

Dentro del numeroso grupo de posibilidades terapéuticas complementarias


mencionadas, cada médico ve de utilizar aquellas que le sean más eficaces en la lucha
contra la enfermedad. En el siguiente esquema se encuentran productos
complementarios en la terapia contra el cáncer que sin embargo aún como
monoterapias han dado buenos resultados.

Terapia de Detoxicación y Manejo de la Respuesta Inmunitaria


El protocolo terapéutico se inicia con la detoxicación celular y mesenquímica que
intenta hacer del paciente un buen excretor de productos del metabolismo y un buen
absorbedor de los nutrientes a nivel del tubo digestivo. Se acompaña simultáneamente
de la terapia ortomolecular con micronutrientes vía parenteral/oral, y la aplicación de
una terapia procaínica repolarizante (Terapia Neural o terapia de la Dra. Aslam) la cual
permite un rápido ingreso a la célula de los oligoelementos intracelulares y la salida de
los extracelulares favoreciendo tanto la velocidad de producción energética como el

19
equilibrio del ph intra y extracelular. En esta fase, aminoácidos, específicos como
arginina, lisina, prolina, en combinación con complejos como glucosamina,
epigalocatequina galato (EGCG), N-acetilcisteína (NAC), ácido glicirricínico, y
oligoelementos y vitaminas como la vitamina C, B12, ácido fólico, selenio, zinc, cobre,
etc., realizan su cometido con base en lo descrito precedentemente. Aunque se evitan
las megadosis, son diferentes a las RDA sugeridas normalmente.

Consecutivamente y sobre la base de una dieta que evita la introducción de nuevos


elementos tóxicos a través de la alimentación, y/o provenientes de la contaminación
ambiental, se inicia la estimulación específica y manejo de la respuesta inmune por
diversos métodos biológicos como la terapia antihomotóxica de Reckeweg, antígenos
en orina, antivirales de origen biológico combinados con aminoácidos y algunas
moléculas sintéticas, usados en conjunto como bioestimuladores de la respuesta
inmunológica.

Terapia de Soporte Metabólico


Con la certeza que una mayor homeostasis impide el desvío del comportamiento
celular, se añaden otras terapias de soporte metabólico y energético de mayor
especificidad como el uso de catalizadores del ciclo de Krebs, derivados glandulares
como Timosina, extractos tiroideos, Dehidroepiandrosterona, y se introduce la terapia
enzimática, -hidrolasas proteolíticas o proteasas- tipo bromelaína, rutina, tripsina,
amilasa, etc., a dosis elevadas vía oral.

Terapia con Antígenos Urinarios


El origen de la terapia del Dr. Ruiz Castañeda y continuada por el Dr. Salvador
Capistrán, tuvo lugar cuando constató que las madres embarazadas eliminan a través
de la orina una fracción peptídica concreta que se origina cuando el sistema inmune
reacciona ante la presencia del feto (recordemos que cada ser humano es producto de
la fusión de dos ADN distintos, el de la madre y el del padre, y que el de éste es
extraño para el sistema inmune de la mujer), sustancia que el investigador mexicano
denominó Fetoproteína.
Sirve como terapia de apoyo en pacientes con cáncer. También puede ser utilizada
con éxito en enfermedades infecciosas, parasitarias, alérgicas, y autoinmunes. Su
sustentación ha sido llevada a cabo por los estudios de más de 20 años de los
doctores Maximiliano Ruiz Castañeda y Salvador Capistrán, ambos Mexicanos.
Se trata de una prueba de Fijación en Superficie en donde se analizan fracciones
peptídicas presentes en la orina de los enfermos, que utilizándolas como antígenos,
permiten reconocer sus correspondientes anticuerpos en el suero sanguíneo.
Los antígenos son tres. El primero, denominado Antígeno Propio, es un antígeno
específico obtenido de la orina del paciente enfermo.
Si el paciente ha recibido terapias prolongadas con inmunosupresores o quimioterapia,
se disminuye el efecto del antígeno específico. Por tal razón es necesaria la aplicación
del segundo antígeno, denominado Antígeno Inmunocompetente, que se obtiene de la
orina de pacientes que hayan superado la enfermedad, con marcadores tumorales,
biopsias e imagenología que lo confirmen. Se denomina también Antígeno de Refuerzo.
El tercero es el antígeno de Embarazo o antígeno de mujer embarazada. Un antígeno
que aplican en todos los casos de cáncer como refuerzo pero que se recoge de forma
selectiva en el caso de cánceres hormonodependientes, el antígeno masculino XY en el
cáncer de mama y el cervicouterino, y el femenino XX en el cáncer de próstata. Y al
parecer las expectativas no se han visto defraudadas según el Dr. Salvador Capistrán:
"Los resultados clínicos, tanto en tumores primarios como en las metástasis, son
extraordinarios. Así lo evidencian la evolución clínica, los marcadores tumorales y los
estudios de gabinete en nuestros pacientes". En el resto de cánceres también se usa
como refuerzo. El Dr. Capistrán además de los antígenos utiliza otras terapias dentro
de las cuales la acupuntura, que le ayuda a resolver las anemias y alteraciones

20
plaquetarias especialmente en Leucemias.
“Cuando la prueba de fijación en superficie fue aplicada a investigaciones
inmunológicas en el cáncer pudo reconocerse en el suero sanguíneo la presencia de
anticuerpos para sustancias
de naturaleza retrogénica liberadas de los tumores. Además fue posible aislar en la
orina de los pacientes sustancias de acción específica para cada tipo de neoplasia"

Estos pequeños péptidos recogidos en la orina es lo que hoy conocemos como


“determinantes antigénicos”, que son la parte mínima de una proteína capaz de
originar un solo tipo de anticuerpo o anticuerpo monoclonal, los cuales tienen una
altísima especificidad de reconocimiento. Los anticuerpos monoclonales son la
respuesta inmunológica a una cadena péptica de cuatro o cinco aminoácidos,
característica de una determinada proteína, de un determinado virus, de un tumor, o
de cualquier agente que el organismo reconoce como extraño.

Catalizadores del Metabolismo Intermediario Grupos A, B, y C


“La utilización de catalizadores del metabolismo intermediario es una particularidad de
la terapia antihomotóxica. Las sustancias denominadas catalizadores intermediarios se
forman fisiológicamente en el marco de la respiración celular y de la obtención de
energía (ciclo de Krebs, sistemas redox).En parte se trata también de sustancias que se
forman en otras transformaciones enzimáticas o que tienen un efecto catalizador en
este tipo de procesos. Las alteraciones de los sistemas enzimáticos frecuentemente
son de naturaleza iatrogénica ya que muchos fármacos convencionales basan su
principio de acción en la influencia que ejercen sobre las enzimas. Además, es
especialmente la acción de las enzimas la que se ve afectada por la carga cada vez
mayor que supone el entorno (por ejemplo, por metales pesados o pesticidas).Por una
función enzimática deficitaria, se produce tanto una acumulación de los metabolitos ya
existentes antes de la correspondiente reacción enzimática, como una carencia de los
substratos a metabolizar después de ésta reacción”.
Los catalizadores del grupo A son los ácidos del ciclo de Krebs y sus sales.
Los catalizadores del grupo B son las Quinonas y otros catalizadores respiratorios
intermediarios: Ubichinon, Naphtochinon, Para-Benzochinon, Trichinoyl, etc.
Los catalizadores del grupo C son: Vitaminas, aminoácidos, aminas biógenas,
antocianinas, productos de descomposición del triptófano como el Indol y el Escatol,
etc.

Tratamiento para la Alcalosis Intracelular


El Dr. Salvador Harguindey, especialista en Oncología Médica por el Instituto Roswell
Park de Búfalo (Nueva York), junto al norteamericano Stephan Reshkin desde la
Universidad de Bari (Italia), han elaborado un modelo diferente para entender el
cáncer. Según él, la clave de la enfermedad estaría en el pH celular. El pH normal de la
sangre de una persona sana oscila normalmente entre 7,35 y 7,45. El pH celular
depende básicamente del intercambio de iones de hidrógeno entre el exterior y el
interior de la célula a través de la membrana. Para ello existen los transportadores,
generalmente proteínas localizadas en la membrana celular: Son los llamados
unitransportadores, cotransportadores y -principalmente- el antitransportador o
intercambiador de Na+ (sodio) por H+ (hidrogeniones). Cuantos menos iones de
hidrógeno hay en el interior de la célula debido a un funcionamiento excesivo de estas
proteínas antiportadoras más alto es el pH de esa célula -más alcalino- y más
posibilidades existen que se convierta una célula normal en cancerosa. Las células
cancerosas de diferentes orígenes -desde leucemias a tumores sólidos, sean animales
o humanas- presentan sistemática y continuamente un pH intracelular anormalmente
elevado o, cuando menos, "casi" imposible de ser disminuido, llegan a tener hasta un
pH de 7,6 e incluso, superior. Esta condición, es totalmente específica para las
enfermedades cancerosas ya que no se ha descrito en ningún otro proceso o

21
enfermedad.
“A nivel de las células cancerosas, teóricamente al menos, se puede inducir un pH por
debajo de 6,8 e, incluso, hasta de 5 sin afectar al resto del sistema orgánico. Lo
podemos conseguir con medicamentos que acidifiquen la célula pero no el
organismo".
Es posible disminuir el pH celular -aunque aún difícil- lograr una acidificación
"intracelular" específica de las células cancerosas. Hay medicamentos usados para
otras enfermedades que pueden provocar hiperacidificación sólo en las células
cancerosas y no en las células normales.

Tal es el caso del amiloride (fármaco bloqueador de la permeabilidad del sodio y


acidificante celular, aparte de inhibidor específico del proceso metastático) y sus
derivados, la edelfosina (molécula que induce muerte selectiva de células cancerosas),
el captopril (medicamento habitualmente usado en hipertensión arterial con el que se
han obtenido remisiones completas en sarcoma de Kaposi en seres humanos), la
squalamina (copia sintética de una sustancia encontrada en el hígado del tiburón que
inhibe la bomba de intercambio sodio-hidrógeno).

Micronutrición contra El Sida (Viusid)


La mezcla de acido málico, ácido glicirricínico, glucosamina, sulfato de zinc, glicina y
arginina, junto a algunas vitaminas específicas ha demostrado poder producir
resultados como monoterapia en la remisión del SIDA.
Los resultados de un estudio clínico hecho en pacientes con VIH/SIDA en el Instituto de
Investigaciones Médicas de Kenia (Kemri) demuestran que después de tres meses de
tratamiento, todas las infecciones oportunistas desaparecen y no reaparecen durante
el resto de los 36 meses de tratamiento.
Durante los 36 meses de tratamiento, la carga viral disminuyó un 63% pasando de
100.509 a 37.384 copias/ml. Durante el mismo periodo de tiempo, los valores medios
de CD4 de todos los pacientes tratados se mantienen estables a > 350 CD4/ml. Los
pacientes que más se benefician son los que tienen un número bajo de CD4 y una
carga viral alta. Hay normalización de los parámetros bioquímicos: colesterol,
transaminasas, bilirrubina, creatinina, glucosa, ácido úrico, albúmina. Ausencia de
resistencia al tratamiento, con un índice de supervivencia del 82,35%.
Un estudio internacional, multi-étnico, y multicéntrico fue llevado a cabo sobre los
efectos de la administración de VIUSID en pacientes con HIV / AIDS. Las conclusiones
generales fueron las siguientes:

• Aumento de CD4.

• Mejoramiento de la relación CD4/CD8.

• Disminución de la carga viral.

• Incremento de la vitalidad.

• Mejora en la calidad de vida: apetito, sueño, aumento de peso, disminución de


los efectos secundarios producidos por medicinas administradas en el
tratamiento del HIV / AIDS.

• El test de mutagénesis con Viusid mostró lo siguiente:

o “Los test de mutagénesis consisten en el estudio del gradiente de


concentraciones del producto en un medio de cultivo con Escherichia
Coli K12 CECT 425. En ellos se encuentra el lysogenized phagus lambda
4, el cual tiende a pasar a una fase lítica en presencia de componentes

22
mutagénicos en el medio de cultivo de la bacteria. Esto puede ser
convenientemente cuantificado, dando una aproximación al potencial
mutagénico del producto. En los test se introdujo acrilamida como
control, la cual es potencialmente carcinogénica. Los resultados
obtenidos con los componentes de VIUSID mostraron ausencia de
actividad mutagénica. Firmado por: Tilman Sánchez Elsner, aprobado
por: Dr. Antonio Martín González, scientific researcher CSIC."

Summary of the viral inhibition study

Country Spain Kenya Russia Totals


No. of patients 18 40 50 108
No. of patients with viral reduction 15 21 39 75

Summary of the viral reduction study

Como mencionamos previamente, este estudio fue realizado en diversos centros y en


este sumario, hemos extractado los resultados y conclusiones de estos estudios. Son
breves anotaciones de estudios que están en detalle y profundidad, incluyendo la
verificación de los elementos de análisis, al menos una vez al principio y otra al final.
Los reportes muestran el registro de cada uno de los pacientes incluidos en el
protocolo.

Micronutrición contra El Cancer (Oncoxin)


La mezcla de extracto de Té Verde, extracto seco de canela, sulfato de zinc, sulfato de
manganeso, arginina, cisteína y algunas vitaminas tomado junto a Viusid demuestran
su eficacia.
Cáncer de mama: En todos los pacientes tratados se observó: una mejoría notable en
la calidad de vida. El índice de Karnofsky aumentó un 70,83% en 17 de los 24
pacientes tratados.
Mejor tolerancia al tratamiento convencional: disminución de los efectos secundarios
(náuseas, alopecia, etc.), y normalización de la leucopenia en pacientes tratados.
Mayor índice de supervivencia: diferencias máximas del 13,34% respecto alo grupo
control.
Datos similares para otros cánceres como el Ca de cuello uterino, próstata, estómago,
intestino grueso.

23
Homeopatía (Green Sap)
Aún hay muchos que miran con desconfianza la homeopatía, especialmente en
enfermedades como el cáncer. Sin embargo, un producto homeopático desarrollado en
Uruguay está demostrando grandes posibilidades en el tratamiento del cáncer y, sobre
todo, en la mejora de la calidad de vida de aquellos enfermos que deciden
compatibilizar el tratamiento convencional con el homeopático. Está constituido por la
mezcla de tres plantas: plántago, carqueja y romero. Y a su eficacia se suma el hecho
de que no provoca efectos colaterales y es inocuo incluso a grandes dosis.
El equipo que se encuentra tras su elaboración está coordinado por un oncólogo,
Bernardo Udaquiola -Jefe de Sala en el Instituto Nacional de Oncología del Uruguay y
probablemente el médico con mayor casuística en los últimos 5 años del Programa
Nacional contra el Cáncer de Mama.
"Sin duda, las gotas son una alternativa a los tratamientos convencionales puesto que
complementan la terapia convencional disminuyendo todos los efectos adversos
ocasionados por ella, sea quimioterapia o radioterapia, además de poseer una
comprobada propiedad antitumoral.
"No me está permitida su aplicación en el Instituto por las normas del Ministerio de
Salud Pública, pero no soy cuestionado en cuanto al uso del mismo como recurso
terapéutico a nivel privado y de igual manera remito mis pacientes donde colegas
serios en ejercicio de las medicinas complementarias”

Combinación de Chelidonium Majus y Tiotepa (Ukraína)


Este producto se fabrica a partir de alcaloides de la Chelidonium majus L. (celidonia
mayor) y tiotepa. Estos dos componentes son fármacos autorizados que se emplean
ampliamente en las clínicas. No es tan tóxico como las sustancias de partida,
ofreciendo al mismo tiempo un efecto antitumoral más fuerte. En el producto final no
se encuentra tiotepa en estado libre que pueda ser detectada por medio de
cromatografía de gases.

• Resulta tóxico en dosis terapéuticas contra células cancerosas, no atacando sin


embargo a las células sanas
• Tras ser inyectado se acumula (concentra) rápidamente en la región tumoral
• Da lugar al encapsulamiento de tumores grandes gracias a su efecto
antiangiogénico (impide la formación de vasos tumorales), facilitando con ello la
operabilidad de los tumores
• regenera el sistema inmunológico.

Su enérgica acción como fármaco anticancerígeno se ha demostrado a nivel


hospitalario y también en numerosos tratamientos realizados con pacientes de tipo
ambulatorio, dándose el caso de remisiones provocadas por chelidonium-tiotepa que se
han seguido manteniendo después de haber transcurrido 19 años tras la terapia.
Estudios clínicos randomizados han demostrado que estos éxitos terapéuticos no son
meras casualidades, sino que se han conseguido gracias a las propiedades
antitumorales de chelidonium-tiotepa.

Chelidonium-tiotepa detiene el ciclo celular de células cancerígenas del páncreas en la


profase inhibiendo la polimerización de la tubulina (un paso importante en la división
celular) y reducción de la multiplicación de las células cancerosas del páncreas,
provocando su apoptosis (muerte celular programada).

Estudios in vitro realizados en el National Cancer Institute (Bethesda, Maryland, USA)


han demostrado que chelidonium-tiotepa (NSC 631570) es un producto tóxico
únicamente para las células cancerosas contra todas las líneas sólidas de células
cancerosas que se han examinado. Esto es algo que se ha confirmado en casos de
melanomas, tumores cerebrales, cáncer de ovarios y riñones, carcinomas pulmonares

24
de células pequeñas y no pequeñas así como también en líneas de células cancerosas
intestinales en las que ningún otro medicamento ha demostrado poseer efectos tóxicos
malignos.

Hasta ahora se han comprobado los efectos de chelidonium-tiotepa en más de 100


líneas de células cancerosas, habiéndose demostrado su poder maligno-tóxico contra
todas ellas, incluyendo las líneas de células cancerosas del páncreas y líneas celulares
que eran resistentes al agente quimioterapéutico Cisplatin, así como con respecto a
tumores humados transplantados en ratones. Con las dosis con las que chelidonium-
tiotepa destruye las líneas celulares cancerosas no ataca a las líneas celulares sanas.
La concentración de chelidonium-tiotepa que puede resultar tóxica para células sanas
es 100 veces superior a la concentración que destruiría todas las líneas de células
cancerosas.

En algunos estudios se apreció un aumento de la eficacia antitumoral de los


macrófagos (importantes células inmunológicas) gracias a chelidonium-tiotepa Estas
pruebas se realizaron in vitro e in vivo dosificaciones distintas y distintos tipos de
administración (intravenosa, intraperitoneal (en la cavidad abdominal) o subcutánea
(bajo la piel). Las inyecciones intravenosas han demostrado ser la forma óptima de
aplicación y la dosis óptima, con la que se consiguieron la mayoría de las remisiones
tumorales, fue de 4 µg para un ratón. Esta dosis equivale aproximadamente a una
dosis individual para personas de 7 hasta 10 mg por inyección con un peso corporal de
70.

Al cabo de un mes tan solo de terapia con chelidonium-tiotepa comienza a


encapsularse el tumor, pudiéndose pensar en su eliminación por vía operativa o en la
reducción del volumen del tumor. El encapsulamiento del tumor gracias a las
propiedades antiangiogénicas de chelidonium-tiotepa se ha visto confirmado con
estudios realizados in vitro.
Las sustancias citostáticas usuales presentan un índice terapéutico dentro de un
campo de 1,2-1,8 (el índice terapéutico indica la separación entre la dosis efectiva y la
dosis tóxica) y son, como es bien sabido, muy tóxicas con numerosos efectos
secundarios. El índice terapéutico de chelidonium-tiotepa es 1250, por cuya razón no
existe riesgo de hiperdosificación a la hora de su empleo.

Biomodulador De Respuesta Inmune (Birm)


Está constituido por dos ingredientes activos que le confieren propiedades antivirales;
el primero de
los activos son oligomonosacáridos de bajo peso molecular ECA 10-142(R) , y el
segundo constituido por nucleótidos biomodificados DCR 27-277(R), ambos en forma
de extractos naturales en solución acuosa, sin conservantes, colorantes ni
saborizantes. Los oligomonosacáridos de bajo peso molecular ECA-10142 actúan como
sustancia protectora de la superficie de los linfocitos, que cubre los receptores
específicos a los cuales se integra el virus del VIH e impide de esta forma que dichos
virus penetren en la célula huésped. Esta acción de cobertura es debido a la acción
mecánica de las moléculas de adherencia e involucra actividades de citocinas y de
ligandos de selectinas.
Los nucleótidos biomodificados DCR-27-277 actúan como moduladores biológicos
sobre todo en la bioquímica intracelular de producción de transcriptasa inversa,
ejerciendo una acción neutralizadora en la producción de la enzima debido a la
actividad inhibitoria de su grupo sulfuro-piridina.

El material genético del virus, que ha penetrado al linfocito T4 hace que se produzca
transcriptasa inversa y así poder transformar el RNA viral en DNA viral para su
transcripción; el grupo disulfuro activo del nucleótido es capaz de regular e inhibir en

25
gran parte la acción de la enzima e impedir una de las etapas de la replicación viral.
También el grupo disulfuro activo proveniente del nucleótido biomodificado actúa
neutralizando la producción de la proteasa viral en los linfocitos T4 infectados, por lo
que el ensamble de las partículas de los nuevos virus no es llevado a cabo en la
secuencia necesaria para la génesis de los nuevos virus.

La efectividad antiviral fue probada mediante varios estudios científicos con el objeto
de comprobar su acción terapéutica. Los parámetros estudiados y medidos son:
Actividad antiviral In Vitro a diferentes concentraciones medibles y reproducibles.
Los análisis realizados en Southern Research Institute Birmingham-Alabama, USA,
demuestran una reducción del 59% en la formación de masas sincitiales.
Análisis posteriores In Vitro, confirmaron que es capaz de controlar el 88% de la
reproducción viral en cultivos frescos de linfocitos periféricos de sangre fuertemente
infectada.

Los factores inmunológicos tumor-huésped desempeñan un papel decisivo en el curso


clínico de las enfermedades malignas, pues se han registrado reacciones humorales y
celulares de inmuno-incompetencia en pacientes que desarrollan tumores y se ha
demostrado que existe una correlación entre el grado de depresión general de la
respuesta inmunológica y la progresión clínica posterior de la enfermedad.
Además como inmunomodulador actúa como estimulante de factores de crecimiento
de los granulocitos, se ha demostrado excelentes resultados en:
Meningoencefalitis viral; Parálisis espástica tropical inducida por virus HTLV1; Cáncer:
modifica la conducta biológica del tumor, haciéndolo menos agresivo. Potencia la
respuesta positiva al tratamiento convencional y favorece la tolerancia a quimioterapia
y radioterapia;

Otras entidades nosológicas donde debe usarse: Leucemias, Linfomas, Mieloma


múltiple, Hiper-esplenismo, Cáncer de Colon y recto, Cáncer gástrico, Carcinomatosis
peritoneal, Púrpura trombocitopénica autoinmune, Rinitis alérgica, Fiebre del Heno,
Asma, Tiroiditis de Hashimoto, Enfermedad de Graves, Anemia hemolítica autoinmune,
Lupus Eritematoso Sistémico, Esclerosis múltiple, Miastenia Gravis, Esclerodermia,
Psoriasis, Síndrome de Inmunodeficiencia y Fatiga Crónica, Linfoma de Burkitt con muy
buena respuesta, Enfermedad de Crohn, etc.

Contribuye de manera extraordinaria en la tolerancia a los transplantes. Una muy


promisoria aplicación terapéutica.

Tratamiento Antiparasitario
Considerando la parasitosis una de las posibles concausas del cancer, para su
tratamiento natural podemos utilizar las sugerencias de la Dra. Clark, para quien la
presencia de: 1) parásitos -sobre todo, de sus larvas- puede provocar cambios
microscópicos, especialmente si simultáneamente coexisten, 2) sustancias químicas en
el cuerpo como el alcohol isopropílico (se encuentra en diversos productos de higiene
diaria), mercurio procedente de amalgamas o peces, benceno, tolueno, xileno, alcohol
de madera, otros solventes orgánicos, y 3) un sistema inmunológico debilitado, todo lo
cual sería el origen de muy diversas patologías, incluyendo al cáncer. Dentro de los
parásitos responsables menciona en particular al Fasciolopsis Buskii, como
responsable. Refiere haber encontrado este parásito en 100% de las biopsias de
cáncer de hígado junto al alcohol isopropílico, e igualmente en otros tejidos.
Para el tratamiento la Dra. Clark recomienda la desintoxicación de todas las sustancias
químicas precedentes, reforzar el sistema inmunológico y un tratamiento natural
antiparasitario que consiste en Black walnut. (Nogal Negro); Wormwood (Artemisa);
Clove (Clavo); cápsulas de L-ornitina, L-arginina, aceite de oliva ozonizado y cápsulas

26
de L-cisteína que completan el efecto vermífugo. En la actualidad muchos vermífugos
comerciales están hechos a base de estas plantas, y elementos coma la L-ornitina, el
aceite de oliva y la L-cisteína parecen estar relacionados con la neutralización del
amoníaco producido por algunos parásitos y de su expulsión del organismo.

Tratamiento con enzimas BIO-BAC


El medicamento Bio-Bac a base de enzimas, elaborado por el microbiólogo español
Fernando Chacón, está basado en el descubrimiento que hizo respecto a que el
carácter dextrógiro de las proteínas tumorales, particularidad que solo tienen las
células cancerígenas, proviene de los bacilos aerobios esporulados y que su
destrucción conlleva la destrucción de la célula tumoral.

Terapia Sistémica (Adaptógenos)


Según el Síndrome General de Adaptación (GAS) descrito por Selye, todos los
organismos, en situaciones estresantes, manifiestan una reacción de activación
generalizada que perturba todo el organismo. En primer lugar se presenta una reacción
de alarma, después una etapa de resistencia y, finalmente, una de debilitamiento y
rendición.
En cada una de estas fases el organismo responde con cambios fisiológicos y si la
provocación del agresor es continuada, este se vuelve vulnerable presentando
inconvenientes de salud hasta cuando definitivamente aparece la enfermedad y,
finalmente, la muerte.
Un científico soviético el doctor Nicholai Lazarev seguidor de las ideas de Selye, inició
estudios sobre la prevención de los efectos nocivos de las sustancias químicas
industriales en los humanos, actividad que le estimuló de tal manera, que más allá de
buscar sustancias que mejoraran las resistencia de los humanos a las toxinas, se
dedicó a encontrar además aquellas que corrigieran la reacción de adaptación general
a toda clase de generadores de estrés.
Escogió un grupo de hierbas que las antiguas prácticas médicas consideraban
"superiores".
La Medicina Tradicional China, siempre consideró estas hierbas como "especiales"
debido a que incrementan la capacidad física y mental, disminuyen la fatiga, optimizan
la resistencia lo que impide enfermar y ayudan a alcanzar una vida longeva. Lazarev
las denominó "adaptógenos". “En sus investigaciones iniciales encontró el hoy popular
ginseng. Tras muchos estudios con plantas, otros tres adaptógenos serían incluidos en
1962 en la Farmacopea de la Unión Soviética: el Eleutherococcus senticosus, el
Rhaponticum carthamoides y el Rhodiola rose”. En los años setenta, las valiosas
propiedades de estas hierbas se trasladarían más allá de la frontera soviética y
científicos de Alemania, EEUU, Japón y Suecia, corroborarían sus virtudes señalando
que: “-Los adaptógenos consiguen que la contestación al estrés o los estresores sea
menos perjudicial para el organismo.” -Los adaptógenos ayudan a regular las
reacciones de adaptación del organismo al estrés, disminuyen la intensidad de las
señales de la fase de alarma y retardan o eliminan la fase de agotamiento. Lazarev
trabajó solo con diez adaptógenos, desde entonces se han clasificado otras ochenta
plantas extraordinarias.
Según Olalde: "La Medicina Sistémica se puede validar a partir de la Termodinámica.
El sistema biológico humano, en términos de la Física Energética, se considera un
sistema termodinámico abierto que realiza constantes intercambios de entropía
positiva y negativa con el medio ambiente. La entropía equivale a desorden. También
es entropía, la energía que no está disponible en el sistema. A mayor enfermedad,
mayor entropía; es decir, menor energía disponible. Mientras más energía disponible
tiene un sistema biológico menor es su entropía. Si se incrementa la energía disponible
de un sistema orgánico por medio de plantas medicinales (que le aportan entropía
negativa al sistema a partir de la fotosíntesis) se logra disminuir su entropía lo que
genera una tendencia del sistema a sanar su enfermedad. Este concepto, fundamental

27
en la Medicina Sistémica es una de las razones de su éxito clínico. “Se trata de
practicar la Medicina utilizando las leyes de la Naturaleza sin violarlas como ocurre
muchas veces en la práctica médica convencional, no por mala fe sino por ignorancia.
Es lamentable que la mayoría de los médicos desconozcan las leyes de la
Termodinámica y más aún, sus aplicaciones al campo de la Medicina”.
“Existen terapias como la quimio y la radioterapia en cáncer, que de forma cotidiana
infringen las restricciones termodinámicas necesarias para la realización de una
terapéutica eficaz. El resultado es una mayor entropía (mayor caos) en el sistema
viviente".
La solución del cáncer desde este sencillo punto de vista, consiste en incrementar la
Inteligencia Biológica, la Energía y la Organización del organismo al tiempo que se
disminuye la Inteligencia Biológica, la Energía y la Organización del agente agresor.

“La Teoría Sistémica conformada por la tríada Inteligencia Biológica, Energía y


Organización del organismo, el "triángulo de la vida", es el mínimo común
denominador de todos los sistemas vivos. Estableciendo que un sistema biológico sólo
puede existir si -y sólo si- esos tres elementos están presentes”.
Según los principios de la Medicina Sistémica, la Inteligencia Biológica se incrementa
estimulando la inteligencia inmune, bioquímica y celular con plantas superiores.
La Organización se mejora aportando plantas superiores y nutrientes que permitan
recuperar la estructura orgánica y mejorar los mecanismos de desintoxicación del
cuerpo. La Energía se aumenta estimulando la producción de energía celular -es decir,
haciendo que el organismo produzca más moléculas de ATP y potenciando los circuitos
eléctricos del cuerpo con plantas energizantes superiores así como mediante el uso de
ciertas técnicas de Bioenergética o Bioelectrónica ya que en el enfermo de cáncer, y
enfermos terminales, los niveles de energía química y de conductancia (conductividad)
eléctrica están disminuidos.
La Medicina Sistémica ha realizado protocolos para el tratamiento del cáncer, del SIDA,
y de muchas patologías crónicas, cuya validez está acreditada por un gran número de
estudios científicos cuyo principal soporte es la acción terapéutica de diferentes
combinaciones de adaptógenos. Dentro de los más importantes, hay plantas, ya
consideradas "superiores" por los conocimientos orientales antiquísimos y que durante
miles de años sobresalieron por sus cualidades curativas indiscutibles.
Referencias

1. Cancer therapy Ralph Moss MD. Ph.D


2. Questioning Chemotherapy Ralph Moss MD. Ph.D
3. Herbs Against cancer Ralph Moss MD. Ph.D
4. The Cancer Industry Ralph Moss MD. Ph.D
5. Antioxidants Against cancer Ralph Moss MD. Ph.D
6. Medicina Ortomolecular. Dr. José Ramón Llorente. Presidente Sociedad Española de
Nutrición Ortomolecular.
7. Parasites – The Hidden of Many Diseases. Dr. Alan Baklayan MD.
8. Cancer. Mathias Rath MD.
9. Discovery salud. Revista Científica.
10. “Conceptos sobre inmunología”. Dr. Hugo Castro. Inmunólogo
11. In Vitro and In Vivo Antitumorigenic Activity of a NM (Nutrients Mixture) on Human Breast Cancer Lines
MDA MB-231
and MCF-7
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Medical Oncology 2005, 22(2), 129-38.
12. Antitumor Effect of a Combination of NM (Nutrients Mixture) on Pancreatic Cancer Cell Line MIA PaCa-2
M.W.Roomi, V. Ivanov, T. Kalinovsky, A. Niedzwiecki, and M. Rath
International Journal of Gastrointestinal Cancer, 2005, 35 (2), 97-102.
13. Antitumor Effect of Nutrient Synergy on Human Osteosarcoma Cells U2OS, MNNG-HOS, and Ewing’s
Sarcoma SK-ES.1
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Oncology Reports, 2005, 13 (2), 253-257.
14. Modulation of N-Methyl –N-Nitrosourea-Induced Mammary Tumors in Sprague-Dawley Rats by Nutrients
Mixture

28
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Breast Cancer Research, 2005, 7:R291-R295.
15. In Vivo Antitumor Effect Nutrient Synergy on Human Prostate Cancer PC-3 Xenografts in Nude Mice:
Evaluation of
Tumor Growth and Immunohistochemistry
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
In Vivo, 2005, 19 (1), 179-184.
16. In Vivo Antitumor Effect of NM (Nutrients Mixture)on Human Colon Cancer Cell HCT 116 Xenografts in
Nude Mice:
Evaluation of Tumor Growth and Immunohistochemistry
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Oncology Reports, 2005, 12 (3), 421-425.
17. Antitumor Effect of NM (Nutrients Mixture) in Prostate Cancer Cell Lines PC-3, LNCaP, and DU145
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Research Communications in Molecular Pathology and Pharmacology, 2004, 115-116.
18. Synergistic Effect of NM (Nutrients Mixture)on Colon Cancer Cell Line HCT 116
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Journal of the American Nutraceutical Association, 2004, 7 (2).
19. In Vivo and In Vitro Antitumor Effect of Nutrient Synergy on Human Osteosarcoma Cell Line MNNG-HOS
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Annals of Cancer Research and Therapy, 2004, 12 (1-2).
20. Synergistic Antitumor Effect of NM (Nutrients Mixture) on Human Fibrosarcoma Cells HT-1080
Roomi MW, Ivanov V, Kalinovsky T, Niedzwiecki A, Rath M.
Annals of Cancer Research and Therapy, 2004, 12 (1-2).
21. Plasmin-Induced Proteolysis and the Role of Apoprotein(a), Lysine, and Synthetic Lysine Analogs (1992)
Rath M, Pauling L. Journal of Orthomolecular Medicine, 7:17-23.
22. Szatrowski TP y Nathan CF. 1991. Cancer Res 51: 794-798.
23. Yang CS. and Wang ZY: Tea and Cancer. Intal Cancer Inst. 85(3), 1.038-49, 1993.
24. C. Ekmekcioglu, J. Feyertag, W. Marktl. Cinamic acid inhibits proliferation and modulates
brush border membrane enzyme activities in Caco-2 cells. Cancer Letters, 128 (1998) 137-
144

29