Está en la página 1de 11

Preguntas

1. ¿Qué tanto por ciento de vapor de agua puede contener la atmosfera?

el agua contenida en la atmósfera de nuestro planeta (en forma de vapor, nubes y


pequeños cristales de hielo) representa alrededor de 0.0009 por ciento de toda el
agua del planeta. ¿Por qué ocuparnos de estudiarla entonces?

Empecemos señalando que esa proporción tan pequeña de agua está en el centro
de los procesos que determinan el clima, el ciclo hidrológico, la química atmosférica
y el desarrollo de la vida.
La forma principal del agua atmosférica es el vapor de agua; cuando nos referimos
a la cantidad de este contenido en el aire lo llamamos "humedad". Aunque no sea
tan visible como las formas líquidas o sólidas (nubes, neblinas, lluvia, nieve,
granizo), el vapor de agua está siempre presente en la atmósfera, incluso en los
desiertos.

Entender cómo se comporta el agua en la atmósfera, de qué depende su cantidad,


cuándo y en dónde va a precipitarse, si lo hará en forma de lluvia, nieve o helada,
si habrá poca o si habrá demasiada, han sido necesidades e interrogantes del
hombre desde tiempos primitivos ...y lo siguen siendo. A lo largo del tiempo, algo
hemos avanzado en su estudio, aunque también en introducir más complicaciones,
como la contaminación del aire y los cambios del uso de suelos y de las superficies
de captación del agua, por sólo mencionar algunas.

Para analizar el papel que juega la presencia de agua en la atmósfera -y cómo lo


juega— es conveniente considerar brevemente el flujo de la energía en el sistema
Tierra, así como darle un repaso a las características de la atmósfera y del ciclo
hidrológico global.
El Sol es la principal fuente de energía de nuestro planeta. La Tierra absorbe
energía solar y emite energía propia; si absorbe más energía de la que irradia, se
calienta, y si es al contrario se enfría.

El Sol emite radiación electromagnética que va desde las longitudes de onda muy
cortas, como los rayos X, la luz ultravioleta y la radiación visible, hasta la infrarroja
y longitudes de onda más largas, como las ondas de radio. La cantidad de radiación
solar que llega a la superficie exterior de nuestro planeta está básicamente
determinada por nuestra distancia al Sol y es relativamente constante.

Elpapeldelaatmósfera

La capacidad que tienen las diferentes superficies para reflejar una determinada
fracción de la energía solar que reciben se conoce como albedo. Del total de
radiación solar que llega a la Tierra anualmente, una tercera parte es reflejada
inmediatamente al espacio por la superficie del planeta, las nubes, la nieve y los
hielos, por lo que se puede decir que la Tierra tiene un albedo promedio de 30 por
ciento (o 0.3). Las regiones polares son las áreas con más reflexión en la superficie
terrestre.

En la atmósfera, que es la capa de gases que recubre la superficie de nuestro


planeta, las moléculas de ozono (forma de oxígeno formada por tres átomos), de
vapor de agua, una parte de las nubes y en menor medida algunos otros gases y
partículas tienen la propiedad de absorber una fracción de la radiación solar que
incide (19 por ciento), evitando que llegue a la superficie terrestre. Esta absorción
se da principalmente en longitudes de onda corta (ultravioleta) o muy larga. Sin
embargo, hay otras longitudes de onda, como las correspondientes a la luz visible
y parte de la infrarroja, a las que la atmósfera es prácticamente transparente, por lo
que constituyen la mayor parte del restante 51 por ciento de radiación solar que
finalmente llega a continentes y océanos. La energía solar no llega uniformemente
a toda la superficie del planeta, y es mayor la energía recibida en las regiones
tropicales y subtropicales.

La superficie terrestre, luego de absorber esta entrada de energía, la reemite a su


vez en forma de radiación de onda larga o infrarroja. Gracias a la capacidad de
absorción, principalmente del vapor de agua, pero también de otros gases, se da el
llamado efecto invernadero, en el cual gran parte de esa energía saliente es
capturada por la atmósfera y regresada a la superficie terrestre, proceso que modula
la pérdida de calor y resulta en una temperatura global promedio en el planeta de
alrededor de15gradoscentígrados.

Esta temperatura hace posible, entre otras cosas, que el agua se encuentre
presente en sus tres fases, lo que permite el almacenamiento, transporte y
redistribución de la energía y da lugar al sistema climático característico de este
planeta. El balance entre energía entrante y saliente se complementa con radiación
terrestre con longitudes de onda que no son absorbidas por la atmósfera, por lo que
escapan al espacio; a esta región del espectro electromagnético se le llama ventana
atmosférica.

En los miles de millones de años que tiene nuestro planeta, han sido muchos los
procesos y las circunstancias que han determinado las características y la
composición de su cobertura gaseosa. Entre ellos están su distancia al Sol y la
generación de un campo magnético que la protege del viento solar; la fuerza de
gravedad, que le permitió constituir una atmósfera al retener a la mayor parte de los
elementos y compuestos atmosféricos; la generación biológica de oxígeno, que
permitió la existencia de una capa de ozono que filtra la radiación ultravioleta; una
atmósfera químicamente oxidante, en lugar de reductora, y finalmente la presencia
en pequeñas concentraciones de compuestos que permiten la entrada de la
radiación solar pero atrapan la emitida por la superficie terrestre (gases de efecto
invernadero), permitiéndole conservar una temperatura promedio que favorece los
procesos biológicos.
2. por qué decimos, cuando subimos a una montaña que el aire esta enrarecido?

En realidad, no es que haya menos oxígeno. El porcentaje de este gas en el aire


permanece constante en toda la atmósfera: sea al nivel del mar o en las cimas de las
montañas, siempre es del 21%.

Lo que ocurre es que cuanto más alto ascendemos, menos masa de aire tenemos
encima de la cabeza y, por tanto, menos presión, que es la fuerza que necesitan los
pulmones para poder absorber ese aire – y con él, el oxígeno– a través de la tráquea.

En la cima del Everest, situada a 8.848 metros de altitud sobre el nivel del mar, la
presión es de 0,33 atmósferas, dos tercios menos que en la costa, donde la presión
atmosférica es de 1 atmósfera.

En esas condiciones, el aire apenas entra en los pulmones, y los alvéolos no reciben el
oxígeno que precisan para incorporarlo al torrente sanguíneo y suministrarlo a los
músculos y a los otros órganos del cuerpo. Esa carencia es la que produce el famoso
soroche o mal de altura, que a partir de los 2.500-3.000 metros de altitud se traduce
para muchas personas en cansancio extremo, dolor de cabeza, mareos, digestión lenta,
náuseas, taquicardia y, en los casos más graves, edema pulmonar y hasta infarto de
miocardio.

Por eso, la mayoría de los alpinistas que suben ocho miles utilizan botellas de oxígeno
suplementario. Además, antes de atacar la cima pasan unas semanas de aclimatación entre
3.000 y 6.000 metros. De esa forma, el cuerpo aumenta la producción de hemoglobina, la
proteína que transporta el oxígeno desde los pulmones hasta los tejidos a través de los
glóbulos rojos.

3. ¿Qué ocurre con la densidad y la presión del aire cuando subimos?

Barómetro aneroide, un instrumento para medir la presión atmosférica.


La presión atmosférica es la fuerza por unidad de superficie que ejerce
el aire que forma la atmósfera sobre la superficie terrestre.
La presión atmosférica en un punto coincide numéricamente con el peso de una
columna estática de aire de sección recta unitaria que se extiende desde ese
punto hasta el límite superior de la atmósfera. Como la densidad del aire
disminuye conforme aumenta la altura, no se puede calcular ese peso a menos
que pudiera expresarse la variación de la densidad del aire en función de la altitud
o de la presión, por lo que no resulta fácil hacer un cálculo exacto de la presión
atmosférica sobre un lugar de la superficie terrestre. Además, tanto la temperatura
como la presión del aire varían continuamente, en una escala temporal como
espacial, dificultando el cálculo. Se puede obtener una medida de la presión
atmosférica en un lugar determinado, pero de ella no se pueden sacar muchas
conclusiones; sin embargo, la variación de dicha presión a lo largo del tiempo
permite obtener una información útil que, unida a otros datos meteorológicos
(temperatura atmosférica, humedad y vientos), puede dar una imagen bastante
acertada del tiempo atmosférico, en dicho lugar e incluso un pronóstico a corto
plazo del mismo La presión atmosférica en un lugar determinado experimenta
variaciones asociadas con los cambios meteorológicos. Por otra parte, en un lugar
determinado, la presión atmosférica disminuye con la altitud, como se ha dicho. La
presión atmosférica decrece a razón de 1 mph o Torr por cada 10 m de elevación
en los niveles próximos al del mar. En la práctica se utilizan unos instrumentos,
llamados altímetros, que son simples barómetros aneroides calibrados en alturas;
estos instrumentos no son muy precisos.
La presión atmosférica también varía según la latitud. La menor presión
atmosférica al nivel del mar se alcanza en las latitudes ecuatoriales. Ello se debe
al abombamiento ecuatorial de la Tierra: la litósfera está abultada en el ecuador
terrestre, mientras que la hidrósfera está aun más abultada, por lo que las costas
de la zona ecuatorial se encuentran varios km más alejadas del centro de la Tierra
que en las zonas templadas y, especialmente, en las zonas polares. Y, debido a
su menor densidad, la atmósfera está mucho más abultada en el ecuador terrestre
que la hidrósfera, por lo que su espesor es mucho mayor que el que tiene en las
zonas templadas y polares. Por ello, la zona ecuatorial es el dominio permanente
de bajas presiones atmosféricas por razones dinámicas derivadas de la rotación
terrestre. También por ello, la temperatura atmosférica disminuye en la zona
templada un grado por cada 154 m de altitud en promedio, mientras que en la
zona intertropical esta cifra alcanza unos 180 m de altitud.

4. ¿Cita dos características importantes de la estratosfera?

La estratosfera se encuentra a una altura de unos 10-15 km de altura y se


extiende hasta unos 45-50 km. La temperatura en la estratosfera va variando de
la siguiente manera: primero, comienza siendo estable (ya que se encuentra en
alturas cercanas a la tropopausa donde la temperatura se mantiene igual) y
bastante baja. Conforme vamos aumentando en altitud, la temperatura de la
estratosfera va aumentando, ya que va absorbiendo cada vez más cantidad de
radiación solar. El comportamiento de la temperatura en la troposfera funciona al
contrario de lo que lo hace la troposfera en la que vivimos, es decir, en vez de
decrecer con la altura, aumenta.
En la estratosfera apenas existe movimiento en dirección vertical el aire, pero los
vientos en dirección horizontal pueden alcanzar frecuentemente los 200 km/h. El
problema de este viento es que cualquier sustancia que llegue a la estratosfera
es difundida por toda la extensión del planeta. Un ejemplo de ello, son los
CFC. Estos gases compuestos de cloro y flúor destruyen la capa de ozono y se
extienden por todo el planeta debido a los fuertes vientos de la estratosfera.

En la estratosfera apenas existen nubes ni otras formaciones meteorológicas. A


veces la gente suele confundir el aumento de temperaturas de la estratosfera con
la cercanía de esta con el Sol. Es lógico pensar que conforme más cerca se está
del Sol más calor hará. Sin embargo, esto no es así por eso. En la estratosfera
nos podemos encontrarla famosa capa de ozono. La capa de ozono no es en sí
una “capa”, sino que es una zona de la atmósfera en la que la concentración de
este gas es mucho más alta que en el resto de la atmósfera. Las moléculas de
ozono se encargan de absorber la radiación solar que nos incide directamente del
Sol y permite la vida en la Tierra. Estas moléculas que absorben los rayos
ultravioletas del Sol transforman esa energía en calor y, por ello, es por lo que la
temperatura de la estratosfera va creciendo en altura.

5. ¿Qué es un globo sonda? ¿Por qué capa de la atmosfera viajan los globos sonda?

Un “globo sonda” es una estrategia política de testeo de la población que se


lleva a cabo con la colaboración de uno o varios medios informativos. Sirven
para conocer la reacción de los ciudadanos frente a una medida política o
económica que suele ser bastante polémica. Los globos sonda suelen ser difusos
pero alarmantes, esto es, lo bastante poco concretos como para que el gobierno o
la empresa emisora pueda dar marcha atrás sin grandes problemas, pero lo
bastante explícitos como para que la medida propuesta pueda sacarse adelante si
las circunstancias sus globos sonda son globos no tripulados provistos de
una cesta que contiene aparatos para efectuar mediciones automáticas
de la presión, temperatura, humedad y otros datos meteorológicos a
diversas alturas.
Los globos sonda, algunos de grandes dimensiones, se remontan hasta
alturas del orden de los 30.000 metros y permiten efectuar mediciones
continuas o escalonadas de las diversas capas de la atmósfera. Los datos
se emiten por radio de forma continuada (globo radiosonda) o bien son
registrados y posteriormente recuperados cuando se hace estallar el globo
y descienden en paracaídas los aparatos.
Se denomina genéricamente así a todo balón que se desplaza por la estratósfera
(localizada entre los 11 y los 50 kms de altura) más allá de su volumen, tipo o
propósito. Su singularidad como herramienta de investigación científica, se basa
en su capacidad de poder realizar vuelos de forma estable y por un tiempo
prolongado en una porción de la atmósfera que otros vehículos como aviones de
investigación o cohetes sonda, solo pueden alcanzar por periodos breves de
tiempo, o hasta cierta altura.
Si bien etimológicamente, el globo estratosférico podría catalogarse meramente
como un vehículo de transporte de instrumental, en realidad deberíamos hablar de
él como un sistema compuesto por varios subsistemas intrínsecamente
relacionados.
Su principio de funcionamiento se basa en el principio de Arquímedes, a traves del
empuje ascensional que ejerce un gas más liviano que el aire (por lo general
Hidrógeno o Helio o el mismo aire atmosférico que al ser calentado se expande y
aligera) sobre el interior de la envoltura, haciendo que ésta se eleve arrastrando
consigo su carga.

6. Enumera tres gases que contaminan la atmosfera.

CFC y similares.

Monóxido de carbono.

Dióxido de carbono.

Monóxido de nitrógeno.

Dióxido de azufre.

Metano.

7. ¿En qué consiste el efecto invernadero?

El efecto invernadero es un proceso en el que la radiación térmica emitida por la


superficie planetaria es absorbida por los gases de efecto invernadero (GEI)
atmosféricos y es irradiada en todas las direcciones. Como parte de esta radiación
es devuelta hacia la superficie y la atmósfera inferior, ello resulta en un incremento
de la temperatura superficial media respecto a lo que habría en ausencia de los
GEI.
La radiación solar en frecuencias de la luz visible pasa en su mayor parte a través
de la atmósfera para calentar la superficie planetaria y luego ésta emite esta
energía en frecuencias menores de radiación térmica infrarroja. Esta última es
absorbida por los GEI, los que a su vez Re irradian mucha de esta energía a
la superficie y atmósfera inferior. Este mecanismo recibe su nombre debido a su
analogía al efecto de la radiación solar que pasa a través de un vidrio y calienta un
invernadero, pero la manera en que atrapa calor es fundamentalmente diferente a
como funciona un invernadero al reducir las corrientes de aire, aislando el aire
caliente dentro de la habitación y con ello no se pierde el calor por convección.
Si un cuerpo negro ideal estuviese a la misma distancia del Sol que la Tierra,
tendría una temperatura de cerca de 5,3 °C. Sin embargo, dado que nuestro
planeta refleja un 30 % de la radiación entrante, la temperatura efectiva de este
planeta hipotético (la temperatura de un cuerpo negro que reflejara la misma
cantidad de radiación de la Tierra) sería cercana a −18 °C. La temperatura
superficial de este planeta negro es 33 °C inferiores a la temperatura superficial
real de la Tierra (de unos 14 °C).El mecanismo que produce esta diferencia entre
la temperatura superficial efectiva y la real es debido a la atmósfera y es conocido
como efecto invernadero.
El efecto invernadero natural de la Tierra hace posible la vida como la conocemos.
Sin embargo, las actividades humanas, principalmente la quema de combustibles
fósiles y la deforestación, han intensificado el fenómeno natural, causando
un calentamiento global.

El efecto invernadero consiste en un fenómeno natural en el que los


gases de la atmósfera absorben la radiación solar que rebota en la
superficie del planeta y finalmente los vuelve a irradiar a la tierra. De esta
forma, se produce un incremento de la temperatura en la superficie
terrestre.

8. ¿Qué gases contenía la atmosfera primitiva? ¿Cuántos años hace de


eso?

mira, el hidrogeno y el helio no porque son muy ligeros y la tierra ni tenía ni tiene la
masa necesaria para atraerlos, pero si gases más pesados que el hidrógeno y el
helio, tales como vapor de agua (H2O), dióxido de carbono (CO2), monóxido de
carbono (CO) y nitrógeno (N2), además de otros en mucho menor cantidad [dióxido
de azufre (SO2), sulfuro de hidrógeno (H2S), amoníaco (NH3) y oxígeno (O2)

En una primera aproximación podemos decir que la atmósfera terrestre comenzó a


formarse hace unos 4.600 millones de años con el nacimiento de la Tierra. La mayor
parte de la atmósfera primitiva se perdería en el espacio, pero nuevos gases y vapor
de agua se fueron liberando de las rocas que forman nuestro planeta. El vapor de
agua procedía de la evaporación del agua terrestre. La primera hipótesis es que la
atmósfera de las primeras épocas de la historia de la Tierra estaría formada por
vapor de agua, dióxido de carbono (CO2) y nitrógeno, junto a muy pequeñas
cantidades de hidrógeno (H2) y monóxido de carbono (CO) pero con ausencia de
oxígeno. Era una atmósfera ligeramente reductora ya que la tendencia sería a que
el oxígeno se fijase en diferentes compuestos. Sería, pues, una atmósfera con, tan
sólo, trazas de oxígeno.
EXPERIMENTO de MILLER: Miller construyó un aparato de vidrio constituido
esencialmente por un matraz de balón al que introdujo los gases que
presumiblemente existieron en esa atmósfera primitiva; este matraz estaba
conectado a través de dos tubos de vidrio, uno a la parte superior y otro a la inferior
de otro, parcialmente lleno de agua, con llaves que permitían tomar muestras de
agua. Una vez introducidos el NH3, H2O, CH4 y H2 al primer matraz, produjo
descargas eléctricas en esta atmósfera para simular las condiciones iniciales de
60.000 voltios. Al cabo de una semana, examinó el contenido líquido, que
inicialmente era incoloro, ahora se mostraba rojizo. Encontró, que éste contenía
varios compuestos orgánicos que no estaban presentes al principio. Al examinar
estos compuestos orgánicos, determinó que eran similares a los aminoácidos,
constituyente fundamental de la proteína, compuestos sin los cuales no es posible
la vida. Este experimento dio como resultado la formación de una serie de moléculas
orgánicas, entre la que destacan ácido acético, ADP-Glucosa, y los aminoácidos
glicina, alanina, ácido glutámico y ácido aspártico, usados por las células como los
pilares básicos para sintetizar sus proteínas.

9.mediante que mecanismo se incorpora el CO2 a los seres vivos?

El ciclo del carbono es el ciclo biogeoquímico por el cual el carbono se


intercambia entre la biosfera, pedosfera, geosfera, hidrosfera y la atmósfera de
la Tierra. Junto con el ciclo del nitrógeno y el ciclo del agua, el ciclo del carbono
comprende una secuencia de eventos que es clave para hacer a la Tierra capaz
de sostener vida; describe el movimiento de carbono al ser reciclado y reusado por
la biosfera, incluido los sumideros de carbono.
El balance global del carbono es el equilibrio de los intercambios (ingresos y
pérdidas) de carbono entre las reservas de carbono o entre un bucle concreto (p.
ej., atmósfera ⇔ biosfera) del ciclo del carbono. Un examen del balance de
carbono de una reserva o depósito puede proporcionar información
aproximadamente si este está funcionando como una fuente o sumidero de
dióxido de carbono. El ciclo del carbono fue inicialmente descubierto por Joseph
Priestley y Antoine Lavoisier y fue popularizado por Humphry Davy.
El Ciclo del carbono es el sistema de las transformaciones químicas de
compuestos que contienen carbono en los intercambios entre biosfera, atmósfera,
hidrosfera y litosfera. Es un ciclo biogeoquímico de gran importancia para la
regulación del clima de la Tierra, y en él se ven implicadas actividades básicas
para el sostenimiento de la vida

10 cual es la causa de los fenómenos: ¿vientos, nubes y precipitaciones?

Fenómeno: Todo cambio producido en un cuerpo, cambio permanente que altera


la naturaleza o sustancia misma del cuerpo y, consiguientemente, sus propiedades
más características y específicas. Fenómeno natural: Manifestación de las fuerzas
de la naturaleza, o actividad de la Tierra. Fenómenos Atmosféricos

11. explica como se genera la lluvia y el granizo.

El granizo necesita una temperatura mínima de -15 ºC para formase,


por eso se forma en la parte alta de las nubes de tormenta llamadas
cumulonimbos, donde la temperatura es muy inferior, puede rondar
incluso los -50 ºC.

Los cumulonimbos son nubes muy grandes y sobre todo altas que
suelen formar tormentas. En su parte más baja habrá gotitas de agua
líquida, pero en su parte más alta (arriba) hay temperaturas muy bajas
(recuerda a más altura menos temperatura) y por eso las gotitas de
agua están congeladas en pequeños cristales.

La lluvia es un fenómeno meteorológico habitual. En función de que


parte del planeta nos encontremos, puede darse con más o menos
frecuencia. Por ejemplo, en climas tropicales es bastante común que
llueva casi a diario, en cambio en las zonas desérticas es escasa. Para
comenzar, lo primero es saber qué sucede dentro de las nubes para
que se produzca la lluvia. Pero no se debe confundir con el granizo,
ya que son cosas diferentes

12 ¿Qué son y como son los cumulos? ¿y estratos?

Los cúmulos o cúmulus (cumulus en latín) son un tipo de nube que exhibe
considerable desarrollo vertical, tiene bordes claramente definidos y un aspecto
que a menudo se describe como algodonoso o parecido al 'algodón'. Los
cúmulos pueden formarse solos, en filas o en grupos. Dependiendo de los efectos
de otros factores atmosféricos, como la inestabilidad, la humedad y el gradiente
térmico, los cúmulos son precursores de otros tipos de nubes, como el
cumulonimbo. Los cúmulos pertenecen a la categoría general de nubes
cumuliformes, la cual incluye también cumulus congestus y cumulonimbus. Los
cúmulos y cumulonimbos más intensos están asociados con fenómenos de tiempo
severo tales como granizo, trombas o mangas de agua y tornados.

En Geología se llama estrato a cada una de las capas en que se presentan


divididos los sedimentos, las rocas sedimentarias, las rocas piroclásticas y
las rocas metamórficas cuando esas capas se deben al proceso
de sedimentación.

13 ¿Por qué se ven de color rojizo los atardeceres?

Cuando el sol se pone por el horizonte, los rayos que atraviesan la atmósfera
colisionan con las moléculas de nitrógeno. La luz de color azul se dispersa en
todas las direcciones por igual y es la luz que nos llega a nosotros en la superficie.
Entonces, si la luz solar está compuesta por todos los colores, ¿por qué vemos el
cielo azul? Al atravesar la atmósfera, los rayos de luz chocan con las moléculas de
nitrógeno (el gas más abundante) y aunque éste dispersa la luz en todas las
direcciones por igual, no lo hace del mismo modo con todos los colores, sino que
tiene predilección por las tonalidades azules.