Está en la página 1de 4

Técnicas de

cálculo mental
Aplicar técnicas de cálculo mental agiliza
el tiempo y modo de resolución de las
operaciones matemáticas
Obtener el resultado de operaciones
matemáticas sin utilizar calculadora, lápiz ni
papel y en un tiempo más o menos breve es el
objetivo de todos los alumnos y, en especial,
de quienes se examinan de materias
científicas. En las aulas, los estudiantes se
benefician de esta práctica en las pruebas, ya
que supone un ahorro de tiempo y una mayor
seguridad. Pero el dominio de las cifras no
siempre es sencillo y se debe entrenar.
Diversas técnicas ayudan a emplear los
números con maestría para sacar el mayor
partido al cálculo mental.
Desde pequeños, los alumnos aprenden a realizar operaciones matemáticas que, con el
tiempo, se complican. De las cifras individuales se pasa a las dos cifras y, aunque se intenta
recurrir lo menos posible a la calculadora para agilizar la capacidad de resolución de las
operaciones, en ocasiones, resultan muy complicadas. Es ahí donde entran en juego las
técnicas de cálculo mental para un mejor dominio de los números.
El cálculo mental favorece la adquisición de habilidades de concentración y atención, aunque
eso sí, se requiere aplicar de manera correcta las propiedades conmutativas, asociativas y
distributivas de las matemáticas.

Técnicas de cálculo mental


Para reducir el tiempo de resolución de distintas operaciones, los alumnos han de ejercitar el
cerebro, ya que este es el órgano clave. Pero además, pueden aplicar diversas técnicas. Las
siguientes corresponden a las operaciones más frecuentes:

1. Cuando se suman dos parejas de números a las que tan solo separa una unidad (18+20,
34+36), el resultado es igual al doble de la pareja que se salta (19x2=38, 35x2=70).

2. Si los números que se suman son consecutivos, se calcula el doble de la cifra más baja
y al resultado se le suma 1: 56+57 = 56x2+1 = 113

3. No obstante, las sumas resultan más sencillas si el primer número es mayor que el
segundo, por lo que conviene realizar la operación de este modo. Si hemos de sumar 8+32,
será más sencillo resolver la operación al revés, es decir, 32+8. En las multiplicaciones, a
menudo es preferible aplicar la misma técnica.

4. Cuando los números que se han de sumar tienen varios dígitos, se separan los de la
izquierda, se suman y al resultado se añade un cero si el número representa una decena, dos
ceros si es un centena y así de manera sucesiva. Después se suman el resto y, por último, los
resultados de ambas operaciones. Si queremos calcular cuánto es 789+123, realizaremos la
siguiente operación: 7+1=8 (800), 89+23=112. Por lo tanto, el resultado será 800+112=912.

5. En las restas, funciona la técnica del redondeo. Cuando uno de los números que se
reste sea casi una decena, se resta esa decena y se suman las cifras que faltan hasta
completarla: 94-29= 94-30+1 = 65.

6. El redondeo también es válido en las multiplicaciones. En este caso, la operación se


calcularía del siguiente modo: 892x9 = (800+92)x9 = 7.200 + 828 = 8.028.

Estas técnicas son útiles para realizar sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, mientras
que otras estrategias se centran en operaciones complejas. Las técnicas de cálculo mental
son numerosas y variadas y, en algunos casos, corresponden al propio personal docente de
los colegios, que las idea para ayudar a los alumnos. Conviene por ello que sean los propios
estudiantes con necesidad de apoyo quienes consulten con el personal docente para resolver
dudas y reforzar el aprendizaje.
Aunque conseguir desarrollar el cálculo mental no consiste únicamente en aprender
ciertas estrategias o trucos, sí que puede ser un buen primer paso para empezar. A
continuación, te recomendamos 7 geniales trucos que seguro que te sirven a ti y a tus
alumnos:

1. Domina la suma. Desde una ingeniosa manera de facilitarnos sumar 8 y 9, a las tablas de
sumar o algunas estrategias básicas generales para empezar…¡los recursos sobre la suma
son numerosos! No puedes perderte tampoco este genial juego, en el que deberás despejar
todos los números de la pantalla encontrando los dos números que, sumados, dan como
resultado el número que se indica.
2. Restar nunca había sido tan fácil. ¿Alguna vez habías pensado en buscar el resultado de
una resta con una suma? Puedes poner en práctica éste y otros trucos con diferentes
aplicaciones online, como este reto para resolver 40 operaciones en 1 minuto o
estos ejercicios de restas.
3. ¡Multiplicar es muy divertido! Para aprender a multiplicar de una forma diferente, no te
pierdas este truco para calcular el producto de un número entero de dos cifras por 11 o
este juego online de cálculo mental, que conseguirá que los más pequeños lo pasen en
grande.
4. Las divisiones no son tan complicadas. Entender la división puede ser mucho más sencillo
para los niños con esta aplicación online, en la que deben repartir en grupos una serie de
objetos. ¿Y se te complica la división por dos cifras? A partir de ahora lo dominarás
perfectamente gracias a este vídeo.
5. Fracciones y trucos. Para entender estas expresiones matemáticas y aprender a utilizarlas
de forma fácil, te recomendamos dos recursos. Para pasar de fracción a número decimal con
denominador igual a 2, 20 o 200; echa un vistazo a este recurso. Además, con estas
actividades podrás aprender a realizar diferentes tipos de operaciones con fracciones.
6. Algunos interesantes juegos. No puedes perderte estas dos divertidas propuestas:

o Carrera de cálculo mental: El juego consiste en una carrera en la que el alumno tiene que
ayudar al perro Sabueso a alcanzar primero la meta. Para aumentar la velocidad el alumno
debe resolver correctamente algunas operaciones matemáticas. ¿Podrás conseguirlo?
o Modifica los signos: Cambia los signos de las operaciones (suma, resta, multiplicación,
división) para obtener el resultado indicado. ¡Tendrás que darle al coco para lograrlo!

7. No dejes de investigar: El principal objetivo es ser capaz de obtener tus propios trucos. Para
ello, no dejes de hacerte preguntas, de investigar nuevas formas, de trabajar con los
números… También te será de mucha ayuda para motivarte participar en concursos de
cálculo mental o utilizar de referencia las mejores fuentes sobre el tema como Smartick, un
método online de aprendizaje de matemáticas que refuerza el cálculo mental y enseña a
pensar y razonar.

Lo ideal es que el estudiante acabe por entender y asimilar la correcta aplicación de las
propiedades conmutativas, asociativas y distributivas de los números, para poder utilizarlos
y personalizarlos según le vayan mejor.

4 consejos para aprender matemáticas:


1. Llevar las matemáticas a la vida real
Padres y hermanos pueden encontrar todo tipo de juegos que ayuden a los
estudiantes de primaria a asimilar la información que se ha aprendido en clase.
Cuando la familia está comprando en el supermercado, el alumno puede sumar los
precios de los alimentos que se colocan el el carro.
2. El trabajo, que sea en equipo
Los profesores pueden organizar diferentes actividades que se deberán resolver en
grupos. Este tipo de proyectos permite a los estudiantes aprender entre ellos, así
como también preguntar al profesor las dudas que surjan porque la teoría explicada
en clase ahora se deberá trasladar a la práctica.
3. Con motivación
De entre los consejos para aprender matemáticas, la motivación es quizá el más
importante. A todos nos ha dado miedo alguna vez intentar una actividad que nunca
habíamos realizado antes, y las matemáticas pueden causar inseguridad puesto que
los niños no están acostumbrados a trabajar con números. Uno de los mejores
consejos para aprender matemáticas que deben tener en cuenta padres y profesores
es motivar a los estudiantes y premiar los buenos resultados, pues esta respuesta
incentivará al alumno a seguir esforzándose.
4. Con juegos
A esta breve lista de consejos para aprender matemáticas tenemos que añadir una
organización estratégica de la clase de matemáticas donde los juegos siempre estén
incluidos. Estas actividades despiertan la ilusión y alegría, muy convenientes para
aprender esta asignatura numérica.