Está en la página 1de 2

Jakobson: Sobre los aspectos Lingüísticos

de la Traducción
Elda Fernanda Lomelí González

En su artículo "Sobre los aspectos lingüísticos de la traducción" Roman Jakobson


pretende poner en una perspectiva diferente el concepto de traducción y el cómo
relacionamos las palabras con su significado dependiendo el idioma que se esté
utilizando. Así mismo, Jakobson propone tres tipos básicos de traducción: la
intralingüística, la interlingüística y la intersemiótica.
En su artículo, Jakobson considera que el significado de una palabra radica en su
"traducción" a la misma lengua, pero utilizando diferentes letras o signos, como el
los llama, pudiendo considerar esto como el uso de sinónimos (aunque el autor
señala que los sinónimos exactos son casi inexistentes) o de circunloquios,
Jakobson utiliza como ejemplo la palabra "soltero" y menciona que su forma
alternativa es "hombre no casado", siendo estos conceptos con el mismo
significado, pero con un uso diferente de los signos, esta es una de las propiedades
de la lengua, el poder expresar un mismo concepto con diferentes palabras, lo que
le proporciona variabilidad al lenguaje.
A partir de esta propiedad de la lengua, Jakobson propone tres maneras diferentes
de traducción. La primera es la Intralingüística, la cual consiste en la reformulación
de los signos verbales utilizando la misma lengua, como el ejemplo dado
anteriormente. La segunda es la Interlingüística y trata de traducir los signos
verbales a un idioma distinto. La tercera la llama Intersemiótica, y como su nombre
lo indica, es la interpretación de los signos verbales mediante signos no verbales.
Esta clasificación hecha por el autor puede considerarse concisa y acertada, aunque
también llega a ser carente de profundización.
Un punto de gran relevancia en este artículo es la mención de las lagunas que
algunos idiomas pueden tener con respecto a otros, algunos términos existentes en
alguna lengua pueden ser inexistentes en otra y esto llega a ser todo un obstáculo
para los traductores, pero como menciona el autor: "Ninguna falta de herramientas
gramaticales en la lengua traducida hace imposible una traducción literal de toda la
información conceptual contenida en el original".
Así, podemos tener presente que a pesar de las diferencias conceptuales y
gramaticales entre las diferentes lenguas siempre existirá alguna manera de traducir
correctamente cualquier texto, pues el lenguaje siempre encuentra una manera,
mediante la metalingüística en algunos casos, de expresar lo que se requiera.