Está en la página 1de 62

UNIVERSIDAD NACIONAL DE

MOQUEGUA

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERIA AMBIENTAL

CURSO DE EDAFOLOGIA

SEXTO CICLO

COMPILADO POR:

ING. MARCO ALEXIS VERA ZÚÑIGA

ILO - PERÚ
2017

i
INTRODUCCION

El suelo no nace con la Tierra sino que se forma a partir de la corteza


terrestre una vez estabilizada la misma y tras su colonización por los primeros
vegetales. Previa a la colonización vegetal es una fragmentación y alteración de
las rocas desencadenada por la única fuerza presente, el clima.

De este modo el suelo hay que concebirlo como un ser en equilibrio con
su ambiente ya que para su formación es necesaria la intervención de varios
factores naturales.

La roca madre es parte fundamental en la formación del suelo ya que a


partir de la colonización de esta se inicia la formación del suelo.

Existen tres grandes clasificaciones de rocas según su génesis, las rocas


ígneas, las rocas metamórficas y las rocas sedimentarias. Cada una de ellas
clasificada según su composición y origen, a continuación en el presente
documento se detalla con mayor claridad estos temas.

1. EL SUELO, SU ORIGEN Y FACTORES DE FORMACON

1.1 DEFINICION DE SUELO

1.1.1 Concepto suelo.

El suelo, es el medio natural para el crecimiento y desarrollo de las plantas


terrestres, siendo el concepto comúnmente mayor utilizado.

Sin embargo, existen muchas otras bondades en el uso del suelo, aparte
de ser el soporte de las plantas, nos provee alimentos, insumos para la
agroindustria, y otros elementos que el hombre requiere para satisfacer sus
necesidades.

De ésta concepción primaria, fue la agricultura la que toma


preponderancia dentro de las actividades del hombre, para generar y satisfacer
los requerimientos de las sociedades, casi desde el inicio del hombre.

En la antigua Grecia, Aristóteles y su sucesor Theophrastus (372-287 AC),


consideraron el suelo en relación con la nutrición de las plantas. Escritores
romanos como Virgilio (70-19 AC), Columella (45 DC), este último con su obra
De Rustica, siguen la misma tendencia.

En 1583, Bernard de Palissy publica “Sobre diversas sales en la


agricultura”, donde afirma que el suelo es la fuente de nutrientes minerales para
las plantas, pero Von Helmont en 1629, propone que la nutrición de las plantas
proviene solo del agua y A. Thaer sugirió que las plantas asimilaban
directamente materia orgánica descompuesta, lo que postergó la aceptación de
las ideas de Palissy.

2
En 1840 Just Von Liebig publicó “Química aplicada a la agricultura y
fisiología”, donde reafirma que las plantas asimilan los nutrientes minerales del
suelo.

En la mitad del siglo XIX, varios científicos alemanes desarrollan


Agrogeología, ciencia que consideraba al suelo como un manto superficial de
roca alterada, algunas veces lavada.

Hacia 1870, un nuevo concepto de suelo fue desarrollado e introducido


por la escuela rusa liderada Dokuchaiev. Los suelos fueron concebidos como
cuerpos naturales independientes, cada uno con una morfología única,
resultante de una particular combinación del clima, de los organismos vivos, de
la roca madre, del relieve y de la edad.

La morfología de cada suelo es expresada por una sección vertical de


diferentes capas u horizontes que reflejan los efectos combinados de un
particular conjunto de factores genéticos responsables de su desarrollo.

Este concepto fue revolucionario. El suelo ya no era un cuerpo estático,


sino un cuerpo natural dinámico, evolucionario, resultante de los efectos
combinados de las fuerzas y factores del ambiente. Este concepto hizo no
solo posible, sino necesario, considerar todas las características del suelo
colectivamente, en términos de un cuerpo natural completo, integrado, antes que
individualmente.

Dokuchaev es considerado el gestor de la Pedología. Su pensamiento


fue afianzado por Sibirtzev y por Glinka en Europa y por Marbut en Norteamérica,
entre finales del siglo XIX y comienzos del XX.

1.1.1 Pedología y Edafología.

Ante la variedad de acepciones utilizadas para un mismo término, algunos


autores trataron de acuñar definiciones que precisaran la aplicación del mismo.
Aparecieron entonces los conceptos de:

Pedología, en donde se considera el suelo como un cuerpo natural


cuyas propiedades interesan para establecer su origen y su
clasificación, sin importar sus posibilidades de uso.
Edafología, en donde el suelo es tomado como el soporte para las
plantas, es decir, se estudia desde un punto de vista netamente
práctico, orientado a obtener los mejores rendimientos agropecuarios
posibles.

El glosario de términos de suelos de la Sociedad Americana de la Ciencia


del Suelo (1984) también acepta la diferenciación hecha en el párrafo anterior al
establecer dos definiciones para el término suelo:

 Es el material no consolidado en la superficie de la tierra que sirve como


medio natural para el crecimiento de las plantas terrestres, y

3
 Es el material mineral no consolidado en la superficie de la tierra que
ha estado sometido a la influencia de factores genéticos y ambientales:
Material parental, clima, macro y microorganismos y topografía, todos
actuando durante un lapso de tiempo y generando un producto: el
suelo, que difiere del material del cual se derivó en varias propiedades
y características físicas, químicas, biológicas y morfológicas.

La concepción pedológica del suelo implica que éste forma un continuum


en la superficie terrestre y que es susceptible de ser clasificado y cartografiado;
estas propiedades las recoge el Soil Survey Staff (1975) en la siguiente
definición: “El suelo es una colección de cuerpos naturales en la superficie
terrestre, en algunos sitios modificados o aun hechos por el hombre, que
contienen materia viviente y que soportan o son capaces de soportar plantas
creciendo al aire libre”. Esta definición ha sido revisada y reelaborada, dando
origen a una nueva conceptualización que permite ampliar el dominio del término
suelo: “El suelo es un cuerpo natural compuesto de sólidos (minerales y materia
orgánica), líquidos y gases que ocurre en la superficie de la tierra, ocupa un
espacio y se caracteriza o porque tiene horizontes o capas que se diferencian
del material inicial como resultado de las adiciones, pérdidas, traslocaciones y
transformaciones de energía y materia o porque es capaz de soportar plantas
arraigadas en un ambiente natural” (SSS, 1998, 1999).

1.1.2 El suelo como cuerpo natural

El suelo es la colección de cuerpos naturales sobre la superficie de la


tierra que contienen materia viviente y soportando o capaces de soportar plantas
en crecimiento. Como todo cuerpo, tiene forma y límites. Su límite superior es el
aire o aguas poco profundas. Lateralmente el transita o gradúa a aguas
profundas, o a áreas desnudas de rocas hielos, sales o médanos o dunas
activas.

Su límite inferior en profundidad, hacia el no-suelo, es quizás el más difícil


de definir.

El suelo incluye los horizontes próximos a la superficie que difieren del


material rocoso subyacente como resultado de la interacción, a través del tiempo,
del clima, los organismos vivos, los materiales originales y el relieve. En los
pocos lugares donde el suelo contiene horizontes cementados que son
impermeables a las raíces, el suelo es tan profundo como el más profundo de
sus horizontes. El límite inferior del suelo, por lo tanto es el límite inferior de la
actividad biológica, la cual generalmente coincide con la profundidad de
enraizamiento de las plantas perennes nativas. Para propósitos especiales, riego
y drenaje por ejemplo, capas inferiores que influencien el movimiento y contenido
de agua y aire en el suelo de la zona radicular, deben también ser consideradas.

Hemos dicho también que el suelo tiene forma. La morfología del suelo de
expresa en su perfil. El perfil del suelo es el conjunto o sucesión vertical de
horizontes diferenciados por los factores y fuerzas del ambiente. Un suelo puede
diferenciarse de otros suelos, por la naturaleza del perfil.

4
Esta diferenciación de horizontes para constituir el perfil del suelo,
determina una de las características diferenciales importantes entre el suelo y la
roca. El suelo tiene características anisotrópicas en profundidad, es decir por sus
características y propiedades varían en profundidad, mientras que la roca es
isótropica, pues sus características y propiedades no varían cualquiera sea el
sentido que se considere.

La anisotropía (opuesta de “isotropía”) es la propiedad general de la


“materia”, según la cual cualidades como: elasticidad, temperatura,
conductividad, velocidad de propagación de la luz, etc. varían según la
dirección en que son examinadas. Algo anisótropo podrá presentar diferentes
características según la dirección. La anisotropía de los materiales es más
acusada en los “sólidos” cristalinos, debido a su estructura atómica y molecular
regular.

En un sentido más general, se habla de anisotropía cuando se produce


cualquier cambio de escala de una figura o un cuerpo, como en un gráfico x-y,
con factores distintos (o en dependencia de una función) en cada coordenada

a) Naturaleza biogeodinámica

Acabamos de definir el suelo como cuerpo natural independiente,


resultante de los efectos combinados del clima, organismos vivos, roca madre,
relieve y tiempo. Originalmente hay una roca, la litosfera, una mezcla mineral
húmeda, la hidrosfera, que por acción de la atmósfera, sufre un
desmenuzamiento y descomposición, por la acción de fuerzas físicas y químicas
puramente atmosféricas. Pero así se origina una roca triturada y no un suelo.
Este solo se forma cuando plantas y animales, la biosfera, se asientan en la roca
triturada. Estos absorben productos de disolución de la roca y desprenden
productos de cambio como gases, soluciones, humus. Las plantas participan en
la transformación química de los minerales y en la pulverización de la roca. Los
animales remueven las partículas y participan indirectamente en la
transformación química.

De la atmósfera y de la capa acuosa subterránea proceden líquidos


disolventes en continua movilidad. De la atmósfera, de las soluciones, de los
organismos, en parte de las mismas rocas, penetran en el sistema complejo,
gases que también están en continuo movimiento. El movimiento ininterrumpido
en el suelo es su característica principal y su principal diferencia con la roca.

El suelo forma un medio, la pedósfera, que constituye la zona de contacto


entre una parte, la litosfera, y de otra la atmósfera, la hidrosfera y la biosfera. Los
fenómenos de alteración de la roca que se producen en esta zona tienen por
efecto engendrar nuevas especies minerales que están en equilibrio con el
medio, es decir son estables en las condiciones de reacción, de oxidación y de
hidratación que le son propias. Si salimos de esta zona, para descender en la
profundidad de la roca, los fenómenos de alteración son diferentes, se alcanza
entonces a la vez el límite de la pedogénesis y el límite del suelo. Se liga también
el concepto de evolución. En efecto, el suelo se encuentra en evolución continua
bajo los efectos de los factores y fuerzas del ambiente, incluida la acción del
hombre, a pesar de que el suelo presenta casi siempre, aunque en grados

5
variables, la propiedad fundamental de los medios en equilibrio, que es la de
oponerse a toda acción exterior que tiende a modificar su equilibrio.

b) El suelo y el ambiente

El suelo y el paisaje están cambiando continuamente en lo físico, químico


y biológico. Los físicos han estudiado el suelo y su cubierta vegetativa como
“transformadores de energía”, receptores y trasmisores de energía solar radiante
y energía emanante del interior de la tierra. Las transformaciones de energía en
el suelo son cumplidas a través del humedecimiento y secado, calentamiento y
enfriamiento, evapotranspiración, meteorización, erosión, lavado y deposición de
materiales.

Los constituyentes móviles involucrados en los procesos son gases,


lixiviados (en solución y suspensión), y fluidos biológicos. Las reacciones
exotérmicas son dominantes en la meteorización. Las endotérmicas en el
crecimiento de los organismos.

1.1.3 El suelo como sistema abierto

El suelo es una entidad evolutiva mantenida en el medio de una corriente


de materiales geológicos, hidrológicos, biológicos y meteorológicos. Los cuerpos
individuales de suelos y cada horizonte dentro de él, juegan diferentes roles
debido a una distribución desigual de materiales en y entre ellos. Algunos suelos
y horizontes se tornan enriquecidos en ciertas sustancias y otros empobrecidos.
El horizonte mineral superficial de un suelo de un bosque caducifolio se torna
enriquecido en bases, mientras que el subsuelo (horizonte B), relativamente se
empobrece.

Hay también intercambio de materiales entre suelos, no sólo por el viento,


sino también a través de la acción del agua y los organismos. Algunos suelos
ocupan un nicho depresiónal en el paisaje y cumple el rol de receptor de más
agua y lixiviados y aún del material erodado. De muchos otros cuerpos de suelos
que ocupan un nicho más elevado en el mismo paisaje.

Un suelo tiene un balance de entradas y salidas (sistema abierto). Una


vez que hemos definido un cuerpo suelo por medio de un mapa, una fórmula,
una carta morfológica y organizativa y una descripción, podemos considerar al
suelo como una entidad que perdura en el medio de procesos complejos y
perpetuamente dinámicos, que incluyen:

a) Intercambios entre el suelo y los materiales ambientales como:


oxigeno, agua y dióxido de carbono; e intercambio de materias en el
suelo, como el intercambio de bases.
b) Respuestas de control automático, ejemplificadas por el
hinchamiento y la contracción de las masas de arcillas de un Vertisol
o el congelamiento y descongelamiento de los suelos de la Tundra.
c) Producción y consumición de nuevos materiales minerales y
orgánicos. El sistema suelo produce y cicla nuevas formas de
materias minerales y orgánicas, mientras esas mismas materias

6
están siendo pérdidas del sistema hacia sus proximidades (ambiente
u otros suelos) y al sustrato.

El suelo es parte de una comunidad simbiótica en la cual las plantas, los


animales y el hombre suplen mutuamente sus necesidades.

El ecosistema es un sistema abierto con flujos y reflujos de energía y


materia. Los flujos de energía incluyen radiación solar, transferencia de calor y
transferencia de entropía desde el exterior. Los reflujos de energía son bajo
forma de radiación de calor y reflexión de la luz.

2. LA EDAFOLOGÍA COMO CIENCIA

La ciencia que se ocupa del estudio del suelo desde el punto de vista puro
es la Pedología (de pedón=suelo). La pedología considera al suelo como un
cuerpo natural con una geografía propia y estudia sus condiciones de génesis,
su morfología y su sistemática. Desde este punto de vista la Pedología es una
nueva ciencia como lo son la Botánica, la Zoología y la Geología.

La doctrina de la Pedología comprendía en un principio tres ideas


fundamentales:

 El suelo es un medio especial resultante de una formación continua o


pedogénesis;
 La influencia del clima es predominante en la pedogénesis;
 Sólo el estudio de la pedogénesis permite extraer las características
esenciales de los tipos de suelos.

La Edafología (del griego edaphos=suelo o tierra como soporte de las


plantas), enfoca el estudio del suelo desde el punto de vista más práctico, sin
dejar de tomar en cuenta que se encuentra ante un cuerpo natural, lo considera
sobre todo como soporte mecánico capaz de sostener una vegetación y como
reserva de agua y elementos nutritivos para el crecimiento de las plantas. Los
estudios de la Edafología vinculados con el crecimiento de las plantas cultivadas,
hacen de esta ciencia una rama de la Agronomía, mientras que la Pedología es
una ciencia independiente.

2.1 PEDOLOGÍA, EDAFOLOGÍA Y SU RELACIÓN CON OTRAS


CIENCIAS

A- Ciencias físicas y naturales con la Pedología

Mineralogía P. Experimental
Petrografía
Geología
Hidrología
PEDOLOGIA
Geomorfología
Climatología
Botánica
Microbiología

7
Biología Ciencias Aplicadas
Química
Física

Edafología agrícola y forestal


Ciencias
Colaboración a Fitosociología, Ciencias
Aplicadas
Geológicas (Sedimentología, Hidrología),
Ingeniería Civil

B- Relación de diferentes Ciencias con la Edafología

Ciencias que aportan

Pedología y Taxonomía Pedología general y


de suelos cultivados experimental

Física de Suelo Física (Hidro y Termodinámica)

Físico-química del suelo Química coloidal

Agrología-Química del Química


suelo

Biología del suelo Biología y Microbiología

Estudios de campo y Geomorfología, Petrografía,


Cartografía Hidrología, Fitosociología,
Climatología, Geología

Tecnología de suelos Hidrología, Física (Hidraúlica y


Mecánica), Topografía,
Química

3. GENESIS DEL SUELO. METEORIZACIÓN Y LOS


FACTORES QUE LA AFECTAN

3.1 METEORIZACIÓN

8
La meteorización es la desintegración y descomposición de una roca en
la superficie terrestre o próxima a ella como consecuencia de su exposición a los
agentes atmosféricos, con la participación de agentes biológicos.

El suelo considerado como una cubierta superficial de la mayor parte de


la superficie terrestre. Es un agregado de minerales no consolidados y de
partículas orgánicas producidas por la acción combinada de una serie de
factores que ejercen funciones importantes en el proceso de formación del
mismo. A lo largo de este proceso suele producirse una importante alteración
que desencadena grandes reacciones y transformaciones sobre el material
originario o material parental. Estas alteraciones se dividen en:

a) Alteración física; que consiste en la disgregación de la roca


consolidada de la superficie terrestre en clastos (del griego -clastos-
roto), o detritos (del latín detritus, desgastado, triturado), de tamaño
variable, que pueden subdividirse sucesivamente en fragmentos cada
vez más pequeños a medida que esta forma de alteración avanza.
Existen cinco maneras de producirse la fragmentación, ver figura 1:

Fig. 1:Tipos de fragmentación de rocas


Gelifracción Descomprensión

Es la expansión que experimentan


las rocas que se han formado en el
interior de la corteza terrestre
Es la rotura de la roca debido a la acción cuando asciende a la superficie.
de cuña que realiza el agua al congelarse
en el interior de las grietas de la roca

Abrasión

9
Es el roce ocasionado sobre las rocas por los pequeños clastos que son
transportados por el viento, por corrientes fluviales o por el olejae.

Impacto Termoclasista
Los golpes producidos por la caída de Es debida a las grandes diferencias
rocas puede provocar la fracción, tanto de de temperatura que puede
los materiales caídos como de los que producirse entre la superficie de la
reciven impacto roca y su interior cuando se
encuentran expuestas al sol.

b) Alteración química; Es el conjunto de los procesos llevados a cabo


por medio del agua o por los agentes gaseosos de la atmosfera como
el oxígeno y el dióxido de carbono. Existen 4 tipos de meteorización
química:

 Oxidación: Algunos minerales, como los sulfuros, reaccionan con


el oxígeno atmosférico y forman óxidos e hidróxidos de hierro,
cobre, aluminio y cinc.
 Carbonatación: Es la adicción de un grupo de carbonatos a la
molécula de un mineral, por el contacto de agua que lleva CO2 en
disolución.
 Disolución: Se produce sobre los minerales solubles, halita, silvina,
carnalita y yeso.
 Hidrólisis: Es la rotura de la estructura cristalina de un mineral por
la acción de los iones hidrógeno e hidroxilo.

Esto se hace posible mediante la hidratación, hidrolisis, solución,


oxidación y reducción. Este proceso de alteraciones suele definirse como
meteorización. La meteorización es la respuesta de los materiales que estaban
en equilibrio con la litosfera, cerca del contacto con la atmósfera, la hidrosfera y
tal vez lo más importante, con la biosfera.

También el término de meteorización (wheathering) de las rocas, se


refiere a los cambios en el grado de consolidación y composición que tienen lugar
en la corteza terrestre dentro de las esferas de influencia de la atmósfera y de la
hidrosfera. Los continentes están expuestos a la alteración y a la pedogénesis,
correspondiendo distinguir tres fenómenos:

1) La degradación y la alteración progresivas que conducen al llamado


producto de alteración, que está representado sobre las rocas
cristalinas por la llamada "regolita"("arene " en el texto original).
2) Colonización biológica vegetal, microbiana y animal que introduce la
acción de la materia orgánica.
3) La translocación de los elementos solubles o los muy finos del complejo
de alteración, bajo la influencia de la percolación de soluciones. Estos
desplazamientos conducen a la formación de horizontes empobrecidos
y horizontes de acumulación.

En el proceso de meteorización, intervienen una serie de factores, siendo


los principales: el clima, los organismos, la vegetación, la topografía, el hombre
10
e indiscutiblemente el tiempo. Los cuales ejercen su influencia sobre el material
originario o material parental.

3.2 MATERIAL PARENTAL: ROCAS, CLASIFICACIÓN Y TIPOS

El material parental o mineral no consolidado y más o menos


intemperizado o meteorizado, desde el cual el solum de los suelos es
desarrollado por procesos pedogéneticos de las rocas.

Las rocas son agregados naturales presentes en la Tierra en masas de


grandes dimensiones. Estas rocas están formadas por uno o más minerales
(rocas compuestas). En cualquier roca pueden existir minerales principales, por
los cuales se clasifican, y otros accesorios, cuya presencia no es decisiva para
dicha clasificación. También tenemos rocas compuestas por un solo mineral
(rocas monominerálicas), ver figura 2. Existen diferentes tipos de rocas que
pueden ser divididas o clasificadas en tres grandes grupos según su origen:
ígneas, metamórficas y sedimentarias.

Fig. 2:Características de las rocas


Roca compuesta Roca monominerálicas

Para la clasificación de las rocas se pueden tomar criterios como la


composición química, la textura, la permeabilidad, entre otros, aunque el criterio
más utilizado es el origen de las mismas, o sea, la manera en que se formaron.

Existen tres grupos o tipos de rocas en los que pueden ser divididas según
su origen. Las rocas están clasificadas en:

1.- Rocas ígneas:

La fuente primaria de los materiales geológicos son las rocas ígneas,


las cuales varían según su magma de origen, dando minerales distintos

11
por su estructura y composición química, siendo las más importantes
las rocas ígneas silicatadas.

Las rocas ígneas (del latín igneus) o magmáticas se forman a partir


de la solidificación de un fundido silicatado o magma. La solidificación
del magma y su consiguiente cristalización puede tener lugar en el
interior de la corteza, tanto en zonas profundas como superficiales, o
sobre la superficie exterior de ésta.
Si la cristalización tiene lugar en una zona profunda de la corteza, las
rocas se denominan intrusivas. Si la solidificación magmática es en la
superficie terrestre, las rocas se denominan extrusivas. Por último, si la
solidificación magmática se produce cerca de la superficie de la tierra,
de una manera relativamente rápida y el magma rellena pequeños
depósitos, las rocas se denominan filonianas ya que por lo general
están rellenando grietas o filones.

Entre las rocas ígneas encontramos los siguientes tipos:

A.1) Rocas intrusivas o plutónicas: Son aquellas rocas ígneas que


se derivan de un magma solidificado a grandes profundidades y
altas temperaturas; esta condición favorece el mantenimiento de
un magma relativamente fluido durante largos períodos de tiempo,
con cambios de temperatura muy graduales durante el proceso
de enfriamiento; por esta razón, los minerales que se van
formando desarrollan una masa de cristales grandes y bien
definidos que ocupan todo el espacio disponible y dan origen a
una roca de textura granular relativamente gruesa o fanerítica.
Ejemplos de rocas de esta naturaleza son: el granito, la
cuarzodiorita y el gabro, comunes en nuestro medio.

A.2) Rocas extrusivas: También llamadas efusivas o volcánicas, se


pueden desarrollar a partir de un magma que se solidifica en la
superficie terrestre (lavas). Este enfriamiento es rápido, por lo cual
no hay tiempo para que se formen cristales grandes
desarrollándose una textura conocida como afanítica, es decir,
de cristales no observables a simple vista.

Al grupo de las extrusivas pertenecen rocas como la riolita, la


andesita y el basalto; se presentan también algunas rocas
formadas, principalmente, por vidrio volcánico (material sin
estructura interna), las cuales, debido a su enfriamiento
extremadamente rápido, no forman cristales y por tanto
desarrollan una textura vítrea. Los principales ejemplos de este
grupo de rocas son la obsidiana y la pumita (piedra pómez).

12
También se forman rocas efusivas por la litificación de materiales
que componen depósitos piroclásticos y son llamadas rocas
piroclásticas. Se definen piroclasto como todo fragmento sólido
que es expulsado por los volcanes durante sus erupciones. Los
depósitos piroclásticos se originan por la acumulación de los
productos de la fragmentación de un magma o de la acción directa
de un magma sobre las rocas preexistentes en las estructuras
volcánicas.

A3) Rocas hipoabisales: Son rocas formadas a partir de magmas que


se solidifican en condiciones intermedias de profundidad entre los
dos grupos anteriores. Algunos minerales son grandes y bien
definidos y se llaman fenocristales, mientras que otros no
alcanzan tal desarrollo; por esto, la roca adquiere una textura en
la cual se ven los fenocristales embebidos en una masa de textura
afanítica o vítrea, llamada matriz; esta textura se llama porfídica
y las rocas que la presentan se llaman pórfidos.

2.- Rocas sedimentarias:

Este tipo de roca, se forman en la superficie terrestre, por


acumulación de sedimentos no consolidados que pueden ser producto
de la acumulación de fragmentos de rocas preexistentes erosionadas
(detríticas) o de la precipitación de compuestos químicos y/o de restos
orgánicos (químicas y/o orgánicas); para su clasificación se tiene en
cuenta la textura y, en algunos casos, su composición; con respecto a
la textura se definen dos grupos:

B.1) Rocas clásticas: aquellas formadas por consolidación de


fragmentos de rocas y/o minerales preexistentes. En este caso la
formación rocosa se presenta estratificada, es decir, formando
capas que indican diferentes épocas y/o condiciones de
sedimentación. Para establecer el tipo específico de roca se tiene
en cuenta el tamaño de los clastos o fragmentos que componen
su matriz, siendo las principales las que se resumen en el cuadro
1.

Cuadro 1: Clasificación de las rocas sedimentarias clásicas.


SEDIMENTO INICIAL
Tamaño Nombre NOMBRE DE LA ROCA
(mm)
Grava redondeada Conglomerado
Mayor a 2
Grava angulosa Brecha sedimentaria
Cuarzoarenita
2 a 0.05 Arenas Areniscas Arcosa
Grauvaca
0.05 a 0.002 Limo Limolita
Menor a 0.002 Arcilla Arcillolita, Lutita(*)
Fuente: Tarbuck y Lutgens, 1999)

13
(*) Generalmente es una mezcla de arcilla y limo; también se conoce como
Shale

B.2. Rocas no clásticas: son aquellas que se forman por precipitación


de productos químicos: Rocas sedimentarias químicas, o por
acumulación de residuos de organismos: Rocas sedimentarias
orgánicas. En este grupo de rocas se tiene como criterio de
clasificación su composición o el tipo de organismo (ver cuadro 2)

Cuadro 2: Clasificación de las rocas sedimentarias no clásicas


TIPO DE NOMBRE DE
COMPONENTES
ROCA LA ROCA
CaCO3(calcita) Caliza
(Ca, Mg) (CO3)2 (dolomita) Dolomita
QUIMICAS SiO2 (sílice) Silex
NaCl (halita) Roca de sal
CaSO4.2H2O (yeso) Yeso
Restos vegetales Carbón
Conchas de organismos marinos cementadas Coquina
ORGANICAS
Diatomeas Datomita
Radiolarios Radiolarita
Fuente: Tarbuck y Lutgens, 1999)

3.- Rocas metamórficas:

Son las que en la profundidad de la corteza terrestre, suelen soportar


temperaturas y las presiones muy altas. Dentro de nuestro planeta, el grupo de
minerales que compone una roca se puede transformar en otro que sea estable
a presiones y temperaturas superiores. Las rocas situadas cerca de un cuerpo
de magma caliente se pueden transformar por la acción del calor.

Las rocas que han sido enterradas a gran profundidad por la acción de
placas tectónicas convergentes pueden transformarse por el aumento de la
presión y de la temperatura. Ese cambio se denomina metamorfismo, un
proceso que puede modificar cualquier tipo de roca, sea sedimentaria, ígnea o
incluso metamórfica.

Por ejemplo, la piedra caliza, que es sedimentaria, puede convertirse en


mármol, y el basalto, que es ígneo, en una roca verde, anfibolita o eclogita.

Fig. 3:Rocas de la corteza terrestre

14
4. FACTORES Y PROCESOS DE FORMACION DEL SUELO

Muchas veces las rocas soportan procesos de tectonización,


fragmentación por movimientos internos de la corteza, hasta llegar a un tamaño
de unos pocos centímetros. El efecto de recalentamiento de la roca, permite que
sus minerales se expandan y al tener cada uno distinta expansividad, se
desagregan. De igual forma, al absorber agua se produce un fenómeno
semejante, pudiendo llegar hasta fracciones limo. Si la vegetación es pobre (por
ejemplo, en un clima arídico) estos materiales pueden ser transportados por el
viento.

Una vez instalada la vegetación hay una acción física de las raíces
al penetrar por las fisuras, aunque el agua y la vegetación actúan también
químicamente. Los minerales al absorber agua (líquido dipolar) rompen los
equilibrios iónicos de la estructura y se expanden.

Es así, que el suelo procede de la roca madre o material parental, que se


altera por la acción de los factores ambientales, sufriendo una serie de procesos
que transforman el material originario y por los que se forma el suelo con unas
propiedades y morfología definidas.

El carácter y el desarrollo de un suelo están controlado por factores


externos del medio ambiente en el cual ocurre u ocurrió este desarrollo, de tal
forma que el resultado final depende de la actuación de los factores climáticos,
geomorfológicos, bióticos, material original o roca madre y el tiempo), dando
lugar al perfil del suelo mediante los procesos de formación, ver figura 4.

15
Fig. 4:Proceso de formación del suelo

4.1 LOS FACTORES DE GÉNESIS

Se reconocen a los agentes climáticos y bióticos como los factores


“forzadores” del sistema, porque aportan materia y energía y son agentes
activos, los restantes factores actúan como agentes “reguladores”. Todos en su
conjunto, forman el ambiente del Sistema.

El sol aporta energía que regula la temperatura; la atmósfera aporta


el agua y el aire, agentes activos y base para la vida y la alteración de los
minerales que promueven la dinámica geoquímica del paisaje. El régimen
térmico y el régimen hídrico de los suelos son dos factores clave en la clase e
intensidad de los procesos de génesis y su gran variante según los climas son
base de los grandes tipos de suelos del planeta. De igual manera, los agentes
biológicos del ecosistema tiene una enorme importancia debido a:

1. El efecto sombra que regula la temperatura del suelo


2. Por la acción del sistema radicular produciendo pedotubulos
3. Por la absorción del agua y nutrientes los cuales son reciclados y
forman las estructuras vegetales, las cuales, al morir acumulan
materia orgánica en el suelo
4. Por la segregación de sustancias químicamente activas frente a los
minerales.

Los organismos del suelo presentan alta capacidad para descomponer


y/o transformar los residuos vegetales, liberando los elementos químicos o
produciendo sustancias húmicas de enorme importancia en la física-química del
suelo y en la nutrición mineral de las plantas.

La materia mineral forma la estructura física de los suelos (importa para


la circulación y la retención del agua y la aireación del suelo, en permanente
interacción con los procesos biogeoquímicos). Aporta nutrientes y bases para
la regulación del pH. La transformación por la acción de agentes químicos y
16
biológicos da origen a las arcillas que regulan la textura del suelo y tienen una
gran actividad físico-química; los óxidos libres, principalmente hierro, son muy
importantes en los suelos tropicales. La gran variedad de rocas ígneas (por su
estructura y geoquímica); y sedimentarias (arcillosas, limosas, arenosas)
influyen con su textura, o a través de su cemento, en la geoquímica y fertilidad
de los suelos. Son una de las causas principales de las diferencias de los
mismos.

La topografía y drenaje regulan los movimientos de las aguas de


escurrimiento superficial y subsuperficial y con ellos se mueven los elementos
químicos según su solubilidad (cationes, aniones y compuestos químicos) en
un proceso que se denomina Geoquímica del Paisaje y que diferencia las
tierras altas de las bajas, reguladas por las condiciones de drenaje. Regula el
potencial redox.

4.2 LOS PROCESOS FUNDAMENTALES DE LOS SUELOS

Los suelos como sistemas naturales y en consecuencia abiertos, se


forman por los siguientes procesos:

1) Entradas y salidas de materia (agua, raíces, organismos del suelo y


restos vegetales) y energía (del sol y de los residuos) que enriquece
al suelo de nutrientes, le provee de agua y regula su temperatura, hay
acumulación de materia orgánica, principalmente en el horizonte
superior. Paralelamente, se desarrolla la sucesión vegetal que
conduce a la formación del ecosistema propio de la región climática
ecológica.

2) Transformación de la materia orgánica y mineral por la acción


de los agentes químicos y biológicos en un ambiente húmedo, dando
como producto compuestos minerales (arcillas y óxidos) y sustancias
húmicas las que son típicas de cada región climática ecológica (o
ecosistema) y siendo los minerales fundamentales para la retención y
liberación de nutrientes y en formar la estructura del suelo.

3) Traslocación de la materia por:

a) Reciclaje de las plantas que al depositar residuos concentra la


materia orgánica y elementos químicos minerales en la superficie
del suelo desarrollando de esta forma la fertilidad.

b) El agua que transporta en sentido descendente materia mineral


y orgánica en solución o en suspensión dando lugar a la formación
de horizontes específicos subsuperficiales y a las pérdidas por
drenaje.

4) Reorganización de la materia, por procesos físico químico y


biológicos, tales como la cristalización de la materia mineral, la
formación por polimerización de sustancias húmicas de alto peso
molecular, la formación de complejos órgano- minerales y de

17
estructuras a nivel micro, meso y macro. La combinación de estos
procesos permiten la formación de los horizontes del suelos y del
sistema circulatorio para el agua y el aire, fundamentales para la vida
del suelo.

Los distintos suelos del mundo se forman por las variaciones cualitativas
y cuantitativas de estos procesos, los que están relacionadas y en parte
reguladas por los ritmos y los ciclos climáticos y biológicos del ecosistema del
cual el suelo forma parte. Esto sin perjuicio de los condicionamientos de los
materiales geológicos y el paisaje.

La interacción en interdependencia recíproca es de una gran complejidad:


el suelo provee el ambiente adecuado para el sistema radicular de la asociación
vegetal y es el sistema descomponedor de todos los residuos orgánicos.

El ecosistema del suelo y el clima regulan las condiciones térmicas e


hídricas del suelo, permite el reciclaje de los minerales, que junto a los aportes
orgánicos construye la fertilidad del suelo.

Los regímenes térmicos, hídricos y de aireación del suelo así como sus
procesos endógenos, no sólo dependen del ambiente sino también de los
propios mecanismos de regulación construidos por el suelo

4.3 FACTORES DE FORMACIÓN DEL SUELO

En la década de los 40’s se definió el modelo sobre los factores que


intervienen en la formación del suelo, tal como se presenta a continuación:

S= ƒ(C, MP, M, R, t)

Donde:
C : Clima
MP : Material parental o roca madre
M : Microorganismos
R : Relieve
t :Tiempo

Según el modelo planteado, el desarrollo del suelo es función de la acción


de un clima y sus organismos asociados sobre un material parental, bajo el
control de un relieve, durante un determinado período de tiempo.

4.3.1 El clima

El clima tiene un importante cometido en la formación y en la


diferenciación de los suelos. La cantidad de agua que puede atravesar el suelo
y el subsuelo juega un papel en la edafogénesis. Esta cantidad depende de las
precipitaciones, pero asimismo de las temperaturas. Estas últimas condicionan
la evaporación ya sea directamente o bien por la intervención de las plantas. Las
temperaturas del propio suelo determinan la rapidez de los fenómenos químicos
de alteración de las rocas y la actividad de los microorganismos. Otros factores

18
climáticos que suelen intervenir en la formación el suelo son el viento y la
humedad.

4.3.2 Material parental

El material parental del suelo está compuesto por aquellos materiales que
le dan origen, ya sean saprolitos (algunos de los productos de la alteración de
las rocas) o sedimentos no consolidados, de cualquier procedencia y
composición.

Como se mencionó, los materiales parentales del suelo pueden provenir


de las rocas de la corteza terrestre; estas rocas se originan mediante los
procesos globales que se esquematizan en la figura 5 y muestran la génesis y
las interrelaciones entre ellas en un ciclo teórico de las rocas.

En la figura, se observa que inicialmente se tiene un magma, es decir, un


material fundido en el cual están presentes los elementos que luego van a formar
los diferentes minerales que harán parte fundamental de las rocas Ígneas.

Una vez formadas las rocas ígneas, ellas pueden ser sometidas a dos
procesos fundamentales: Erosión o Metamorfismo (altas presiones y/o
temperaturas). Con el primero se llegan a producir depósitos de sedimentos y
con el segundo se forman, en consecuencia, las rocas Metamórficas; éstas
también pueden sufrir procesos de erosión, con la consiguiente formación de
sedimentos; todos los sedimentos pueden ser sometidos a Diagénesis o
Litificación (compactación, cementación, etc.) y dar origen a las rocas
Sedimentarias, que también estarán sujetas a procesos de metamorfismo o de
erosión, produciéndose los resultados ya descritos.

Los sedimentos también pueden sufrir procesos de erosión; se reciclan en


nuevos depósitos hasta llegar a tener una situación estable que les permite
formar las rocas sedimentarias correspondientes.

Finalmente, todas las rocas pueden ser sometidas a procesos que las
llevan nuevamente a fundirse a grandes profundidades y a retornar al estado de
magma, ver figura 5.
Fig. 5:Ciclo de las rocas

19
Como se ha descrito anteriormente, los materiales parentales del suelo
pueden provenir de materiales que originalmente estaban consolidados, es decir,
de rocas; éstas, desde el punto de vista de su origen se clasifican en tres grandes
grupos generales: rocas Ígneas, rocas Sedimentarias y rocas Metamórficas.
Además, pueden provenir de materiales no consolidados, es decir, de los
Sedimentos.

Consolidado se refiere a que es compacto, es decir una roca cualquiera


sea ígnea, metamórfica o sedimentaria que no puedes destruirla con tus manos,
mientras que inconsolidada o no consolidado se refiere a rocas que puedes
tomarla entre tus manos y deshacerlas, un ejemplo de ello sería el suelo, arena
de playa, sedimento de arroyo, todos ellos son sedimentos no consolidados.
Algunas rocas aunque tengan muchísimos millones de años son no
consolidadas.

Si se considera que el suelo se desarrolla controlado por varios factores y


procesos, a partir de un material parental (roca o sedimentos), existe una relación
entre muchas de las propiedades y cualidades de ese suelo y las características
del material de partida.

Los materiales de partida de los suelos, cuando son expuestos a las


condiciones ambientales superficiales, son sometidos a diferentes procesos de
alteración (meteorización) como consecuencia del cambio de condiciones con
respecto a aquellas bajo las cuales se formaron. Se produce un fraccionamiento
y una disgregación de los minerales primarios, así como la transformación de
algunos de ellos en minerales secundarios; se origina entonces un material
terroso, suelto que conserva muchos rasgos del material original: saprolito
(verdadero material parental del suelo). Estos productos de la alteración de los
materiales originales quedan expuestos a los procesos de formación del suelo
(pedogénesis), los cuales, actuando a través del tiempo con diferentes
características e intensidades, llegan a confeccionar la gran variedad de suelos
que se encuentran en la naturaleza.

4.3.3 Los microorganismos

Los microorganismos tienen una acción importantísima. Algunos de ellos


son los transformadores iníciales de la energía química, para que, el suelo
evolucione.

Los microorganismos son microscópicos, o sea, no se ven a simple vista,


como son los protozoos, bacterias, hongos y algas. Existen por millones y
participan en la descomposición de la materia orgánica. Así mismo, los
organismos visibles, contribuyen a completar el proceso de formación del suelo,
ya que, entre estos macro organismo se encuentran lombrices, nematodos,
ciempiés, milpiés, insectos y caracoles. Básicamente los organismos ejercen tres
acciones fundamentales:

 Constituyen la fuente de material original para la fracción original del


suelo (incorporación de restos vegetales y animales).

20
 Ejercen importantes acciones de alteración de los materiales edáficos
ya que transforman los constituyentes del suelo al extraer los nutrientes
imprescindibles para su ciclo vital.
 Producen una intensa mezcla de los materiales del suelo como
resultado de su actividad biológica.

Los micro organismos del suelo, se establecen, preferencialmente, en la


rizosfera: región del suelo bajo la influencia inmediata de la raíz, la cual se
caracteriza por tener alta cantidad de carbono disponible. En ella la cantidad de
microorganismos disminuye al aumentar la distancia a partir de la superficie de
la raíz de las plantas y al aumentar la profundidad en el suelo.

A continuación se describen los principales grupos de microorganismos


del suelo y sus características más sobresalientes.

Bacterias.- Son los microorganismos más numerosos y más pequeños


del suelo; la mayoría son heterótrofos y son organismos importantes en
los procesos de descomposición de la materia orgánica y en el reciclaje
de energía y de nutrientes como N, P, S, Fe y Mn; el tipo más
importante, desde el punto de vista de los suelos, es el de las
Eubacterias.

Algunas bacterias son capaces de utilizar el nitrógeno atmosférico, el cual


puede pasar a la planta cuando ellas mueren, contribuyendo a su nutrición
nitrogenada. Dentro del grupo de las bacterias también se presentan
especies que producen antibióticos y toxinas para otros organismos del
suelo, así como patógenos de animales y vegetales.

Un género de bacteria litotrófica, notable por su actividad oxidante es el


Thiobacillus; puede intervenir en reacciones como las siguientes:

 Oxidar Fe2+ a Fe3+, en medio ácido:

Fe2+ + ¼ O2 + H+ Fe3+ + ½ H2O

Fe3+ + 3 (OH)- Fe(OH)3

Si en el medio, el ácido dominante es el sulfúrico, el Fe 3+ no puede


precipitar como hidróxido.

Se forma un complejo mineral sulfatado llamado jarosita


[HFe3(SO4)2(OH)6]

 Oxidar el ácido sulfhídrico:

H2S + ½ O2 ------- S0 + H2O

 Oxidar el azufre elemental:

21
S0 + 1 ½ O2 + H2O ------- SO42- + 2 H+ ------ H2SO4

 Oxidar la pirita:

FeS2 +3 ½ O2 + H2O --- Fe2+ + 2 SO42- + 2H+

 Oxidar cobre:

Cu2S + 5/2 O2 + 3 H+ --- 2 Cu2+ + HSO4- + H2O

Las bacterias no sólo intervienen en procesos de oxidación; también hay


bacterias capaces de reducir Fe3+ a Fe2+; Mn4+ a Mn2+ y sulfato a ácido
sulfhídrico.

Todas las transformaciones que se mencionaron anteriormente, producen


cambios en las condiciones nutricionales y mineralógicas del medio; estos
cambios condicionan su evolución y el tipo de organismos mayores que pueden
establecerse en él.

Hongos.- Son organismos que participan activamente en la


descomposición de hojarascas en los suelos ácidos y en la humificación en
ellos; son heterótrofos y muy eficientes en la descomposición de compuestos
resistentes a las bacterias, como celulosa, hemicelulosa, lignina, grasas y
almidones.

Algas.- Son organismos fotoautótrofos importantes en el proceso de


colonización del material parental. Ellas inician el proceso de formación de
suelo. Además, en suelos ya formados, es una fuente importante de materia
orgánica.

Protozoarios.- Son animales que digieren partículas de materia orgánica


no soluble, transformándola en soluble. Además, controlan poblaciones de
microorganismos en el suelo, ya que se alimentan de bacterias y de algas. La
adición de materia orgánica fresca incrementa sus poblaciones.

Los principales grupos de animales que pertenecen a los macro


organismos del suelo son los anélidos (lombrices de tierra) y los artrópodos;
los primeros se refieren a las lombrices de tierra y los segundos a aquellos
animales que presentan un esqueleto externo endurecido que recubre todo su
cuerpo, como una coraza y que son articulados.

La mayoría de los macro organismo, a excepción de los anélidos, viven


en la capa superficial del mismo. Allí se acumulan los residuos orgánicos frescos
que llegan al suelo y que les suministran condiciones adecuadas de humedad,
temperatura y ventilación.

22
Desde el punto de vista de su aporte al suelo, las lombrices más
importantes son las de la familia Lumbrícidae ; en esta familia se pueden
diferenciar dos grupos por el hábitat que ocupan en el suelo: Las epígeas, que
viven en la superficie del suelo, y las endógenas, que viven en el interior del
mismo.

4.3.4 El relieve

El relieve puede considerarse, de una manera simple, como el conjunto


de formas que se presentan en la superficie de la tierra. Su estudio compete a la
Geomorfología e implica establecer las relaciones que se den entre las formas
de la superficie terrestre (geoformas), los materiales asociados a dichas formas
y el efecto que tienen sobre ellas y los procesos que les han dado origen y que
las han remodelado a través del tiempo.

Es corriente decir que los suelos varían de acuerdo con el relieve: alto,
bajo, media loma; definen en muchos casos a los suelos. La forma del terreno
es, pues, un factor de diferenciación de los suelos, interfiere con los otros
factores de formación para modificar la naturaleza del suelo.

Una consecuencia importante para la formación de los suelos del


modelado de los terrenos es la circulación oblicua de las aguas y de las
soluciones del suelo y su acumulación, enriquecimiento, en las partes más
deprimidas. Desde el punto de vista edáfico los elementos del relieve más
importantes son: la inclinación y longitud de las laderas, la posición fisiográfica y
la orientación.

4.3.5 El tiempo

El tiempo es el factor fundamental para la formación de los suelos, ya que


los procesos de la edafogénesis son muy lentos, se ha estimado que la formación
de un suelo maduro requiere de 2,000 a 20,000 años, de acuerdo con la acidez,
la lixiviación y los factores de la geodinámica externa de la tierra.

El proceso de formación del suelo sobrepasa en mucho el tiempo que


define una generación humana; la edad del suelo se limita al tiempo durante el
cual han actuado los procesos pedogenéticos en él.

Para definir la edad del suelo se debe tener claro que hay otras edades
que se relacionan con ella como son:

 La edad de las rocas que corresponde a la edad del período durante el


cual ellas se formaron y que es del o anterior al terciario (ver Tabla 1.31)
y mucho mayor que la del suelo.
 La edad del material parental: si éste es el saprolito de una roca, su
edad es mucho menor que la de la roca original; si es un sedimento, su
edad corresponde a la edad del depósito y generalmente es posterior al
período terciario; en cualesquiera de los dos casos, la edad del suelo es
menor o, a lo sumo, teóricamente, igual a la del material parental.

23
 La edad del relieve: la geoforma en la cual se está desarrollando el
suelo, en general, tiene una mayor edad que la del suelo, aunque según
criterio de Porta et al (1994) que ubican el tiempo cero de la
pedogénesis en el momento en el cual se formó la superficie
geomorfológica sobre la que está evolucionando ese suelo, suelo y
geoforma tendrán la misma edad.

De acuerdo con lo anterior, no se puede esperar “ver” la formación de un


suelo, aunque tampoco es correcto, en el caso de suelos desarrollados a partir
de rocas, darles la edad geológica (ver cuadro 3), que presenta el material
litológico a partir del cual se ha formado; estudios indican que muy pocos suelos
son anteriores al Pleistoceno; se ubican, entonces, la mayoría de ellos, en el
Cuaternario, período que ha sido dividido en dos Épocas: Holoceno, que
corresponde a los últimos 10 000 años y es el tiempo en que se han desarrollado
las civilizaciones humanas actuales y, Pleistoceno, la cual se extiende hasta 1
600 000 de años, según la Sociedad Geológica Americana.

Cuadro 3: El tiempo geológico


ERA PERIODO EDAD (Años ACONTECIMIENTOS RELACIONADOS CON
antes de hoy)* LA ÉPOCA**
Desarrollo del hombre, extinción de grandes
CUATERNARIO 1’600,000
mamíferos
Desarrollo de los mamíferos, aparición del
TERCARIO 66’400,000
hombre.
Extinción de los dinosaurios, desarrollo de las
MESOZOICO CRETACEO 144’000,000 fanerógamas (Plantas que poseen flores
visibles / fanero= visible, gamos= sexo).
Apogeo de los dinosauros, desarrollo de las
JURASICO 208’000,000
fanerógamas
Aparición de los dinosaurios y de los
TRIASICO 245’000,000
mamíferos, expansión de cicadales y coníferas
Desarrollo de los reptiles, expansión de los
PERMICO 286’000,000 insectos y los anfibios, abundancia de
coníferas, extinción de los trilobites
Aparición de los reptiles, expansión de los
tiburones, apogeo de los crinoideos,
CARBONIFERO 360’000,000
abundancia de insectos y de plantas
esporíferas productoras de carbón
PALEOZOICO Aparecen los anfibios, desarrollo de los
DEVONICO 408’000,000
primeros bosques, abundancia de corales.
Aparecen las plantas y los animales terrestres,
SILURICO 438’000,000
desarrollo de los peces.
Expansión de los moluscos, apogeo de los
ORDOVICICO 505’000,000
trilobites, sólo vida en el mar.
Predominio de los trilobites, abundancia de
CAMBRICO 570’000,000
invertebrados marinos.
El tiempo Poco conocido.
desciende a
PRECAMBICO 4’600,000
millones de
años
(*) Edad según la Sociedad Geológica Americana, citada por Tarbuck y Lutgens
(1999). Para efectos de edad geológica, “hoy” corresponde al año de 1950.

24
(**) Información resumida de Strahler (1979).

Desde el punto de vista de la pedogénesis, como ya se mencionó, el


tiempo que interesa es el que corresponde al período cuaternario.

Pedológicamente, edad y grado de evolución no tienen el mismo


significado: No necesariamente aquel suelo que tiene más edad (años), tiene
más desarrollo o, en otro escenario, no necesariamente los suelos derivados de
dos materiales parentales que tengan la misma edad, deben tener el mismo
grado de evolución pedogenética.

4.4 COMPOSICION DEL SUELO:

4.4.1 Composición del suelo

Considerando que el suelo es la capa más superficial de la corteza


terrestre, la misma que es dinámica (cambia constantemente) y de escaso grosor
(normalmente de pocos centímetros a pocos metros) en la que se asienta la vida
y actúa de interfase de la atmósfera, hidrósfera, geósfera y biosfera, ya que
contiene elementos de todas ellas.

El suelo se compone de tres fases, sólida (componentes minerales como


arcilla, limo, arena y materia orgánica), líquida y gaseosa, ver figura 6.

Fig. 6:Composición del suelo

4.4.2 Fracción mineral del suelo:

La fracción mineral del suelo deriva directamente del material original del
mismo y está constituida por fragmentos de aquel, unidos a sus productos de
transformación, generados en el propio suelo. Ello hace que aparezcan
partículas de diferentes tamaños, si bien solo aquellas que son inferiores a los 2
mm son las que se consideran como partículas edáficas, ver cuadro 4.

25
Al distribuir las partículas minerales del suelo por tamaños establecemos
lo que se conoce como fracciones granulométricas.

Los fragmentos más gruesos se les conocen genéricamente como grava,


si bien se utilizan otros términos para aquellas que superan un tamaño de unos
5 cm, que son los que se describen como pedregosidad.

Cuadro 4: Fracción mineral del suelo


Componentes minerales Tamaño
Gravas, piedra 2 mm
Partículas edáficas
Arenas Entre 2 y 0.05 mm
Limos Entre 0.05 y 0.002 mm
Arcillas < a 0.002 mm

Entre los componentes minerales del suelo se considera a:

1) Grava o piedra: Partículas no edáficas, su tamaño es superior a 2


mm. Con un límite superior de 15 a 20 cm. Están constituidos por
fragmentos de roca sin alterar o solo ligeramente alterados
superficialmente

2) Partículas edáficas: Son una serie de fracciones definidas según su


diámetro y que corresponden a tres tipos principales: arena, limo y
arcilla.

 Arena.- Está constituida por fragmentos de la roca madre y, como


ella, es polimineral. Su tamaño está comprendido entre 2 mm y 0.2
mm según la clasificación inicial propugnada por la Sociedad
Internacional de Ciencia del Suelo (SICS).

 Limo.- Está constituido por materiales heredados o transformados


pero no tienen carácter coloidal. El limo es una fracción donde las
transformaciones son mayores y su composición mineralógica se
parece a la de las arcillas. Son partículas mono minerales en las
que hay un alto contenido en filosilicatos de transformación o
neoformación.

 Arcilla.- Son partículas de carácter coloidal y mono mineral que se


han formado en el suelo o han sufrido transformaciones en él,
aunque en algunos casos pueden ser heredados del material
original mediante una micro división del mismo.

4.4.3 Fracción orgánica del suelo

La orgánica está compuesta por materia orgánica procedente de restos


de seres vivos como excrementos, madera, hojarasca y otros, en mayor o menor

26
grado de descomposición. Cuando la descomposición está muy avanzada la
materia orgánica se llama “humus”. La materia orgánica retiene más agua,
favorece la aireación del suelo al aglutinar partículas minerales haciéndolo más
poroso y aumenta la fertilidad del suelo. Los suelos sin materia orgánica son
suelos pobres y de características físicas inadecuadas para el crecimiento de las
plantas.

Tiene las siguientes características:

 Es insoluble en agua y evita el lavado de los suelos y la pérdida de


nutrientes.
 Tiene una alta capacidad de absorción y retención de agua.
Absorbe varias veces su propio peso en agua y la retiene, evitando
la desecación del suelo.
 Mejora las condiciones físicas, químicas y biológicas de los suelos.
Los suaviza; permite una aireación adecuada; aumenta la
porosidad y la infiltración de agua, entre otros. Es una fuente
importante de nutrientes, a través de los procesos de
descomposición con la participación de bacterias y hongos,
especialmente. Absorbe nutrientes disponibles, los fija y los pone a
disposición de las plantas. Fija especialmente nitrógeno (NO3,
NH4), fósforo (PO4), calcio (Ca), Magnesio (Mg), potasio (K), sodio
(Na) y otros. Mantiene la vida de los organismos del suelo,
esenciales para los procesos de renovación del recurso.
 Aumenta la productividad de los cultivos en más del 100% si a los
suelos pobres se les aplica materia orgánica.

4.4.4 Fracción líquida:

Es el agua que lleva en disolución sales minerales y coloides de arcillas y


humus. El agua generalmente se encuentra en los poros del suelo de tamaño
pequeño o mediano (agua absorbible), si los poros son demasiados pequeños
no puede ser absorbida por las raíces (agua retenida que es la que no circula) y
si lo poros son demasiados grandes tampoco porque se escurre por gravedad
(agua de gravitación) para formar parte del agua de acuíferos subterráneos.

El contenido de humedad es óptimo cuando el volumen ocupado por el


agua es igual al ocupado por el aire.

4.4.5 Fracción gaseosa:

Es el are que ocupa los poros de tamaño grande y aquellos en el que el


agua se ha consumido, su composición es similar a la del aire atmosférico pero
con una menor proporción de O2 (20%) y mucho mayor CO2 (0.5-1%), debido a
la gran actividad biológica que se desarrolla en el suelo (respiración). La cantidad
de CO2, aumenta con la profundidad, la existencia de materia orgánica y en
condiciones óptimas de temperatura y humedad (primavera y verano).

El espacio vacío, que constituye la “porosidad” del suelo, donde se


emplaza el aire y el agua, debe suponer el 50%

27
Fig. 7: Diagrama que muestra la composición del suelo

5. PERFÍL DEL SUELO; CARCATERÍSTICAS Y


DENOMINACIÓN DE LOS, HORIZONTES DEL SUELO.

5.1 CALICATAS

La calicata es un tipo de excavación (corte vertical) que se la utiliza en


estudios morfológicos de suelo, se pueden hacer de diferentes medidas, máximo
hasta 2 m., si antes no se encuentra el material parental. El mínimo espesor de
corte que es adecuado, es aquel que permita observar el solum (horizonte A y
B), puesto que él, guarda el registro de la pedogénesis; el corte vertical
mencionado se denomina perfil del suelo.

5.2 PERFIL DEL SUELO

Cuando se expone el perfil de un suelo, la mayoría de las veces aparece


una serie de porciones aproximadamente paralelas entre sí y a la superficie del
terreno; cuando éstas porciones se están diferenciando entre sí, debido a que
sus características son el resultado de la pedogénesis, reciben el nombre de
horizonte genético, o simplemente horizontes del suelo; si la diferenciación
observada no se debe a la pedogénesis, las porciones observadas se nombran
capas

Estos horizontes, nos permite realizar la descripción y clasificación del


suelo, así también para realizar una interpretación sobre su génesis y funciones
medio ambientales del suelo, delimitando los horizontes, determinando su
profundidad y topografía.
28
5.2.1 Límite de horizontes

El suelo se organiza en horizontes, siendo cada uno de distintas


propiedades, teniendo lugar a lo largo de un determinado espesor, esto es lo que
define a los límites entre horizontes.

5.2.2 Profundidad efectiva

Es la profundidad hasta donde las raíces de las plantas pueden


desarrollarse con relativa facilidad, siempre que el agua no sea un factor
limitante, también debe indicarse la planta de referencia.

5.2.3 Horizontes del suelo

El suelo forma una serie de capas. Su secuencia se llama perfil del suelo.
Las capas, también llamadas horizontes, muestran todo lo que interviene en la
configuración de un suelo, desde la descomposición de las rocas al aumento de
la materia orgánica.

La profundidad del suelo depende de factores como la inclinación, que


permite el arrastre de la tierra por las aguas, y la naturaleza del lecho rocoso. La
piedra caliza, por ejemplo, se erosiona más que la arenisca, por lo que produce
más productos de descomposición. Pero el factor más importante es el clima y
el efecto erosivo de los agente

Cuadro 5: Horizontes del suelo


Horizonte Descripción
0 0 : Depósito de material vegetal (hojas y residuos) sin
descomponer
A A0 : Residuos parcialmente descompuestos
A1 : Color oscuro por presencia de materia orgánica
A2 : Color claro por efecto de lavado
A3 – B1 Transición a A – B
B B2 : Precipitación de sustancias lavadas de A
B3 : Transición B – C
C C : Fragmentos y restos de meteorización de la roca madre
D D : Roca madre sin alterar

Fig. 8:Horizontes del suelo

29
AUTOEVALUACIÓN

1. ¿Cuáles son los factores de formación del suelo?


2. ¿Por qué la evapotranspiración es una de las variables climáticas más
importantes en la relación clima – suelo?
3. En el Perú ¿cuál es la condición de humedad climática que predomina?
4. ¿Cómo se define textura en rocas ígneas?. ¿Cuáles son las texturas que se
presentan en esas rocas y cómo se identifican?. Dé un ejemplo de roca para
cada textura descrita.
5. ¿Cómo se diferencia una roca sedimentaria de un sedimento?
6. ¿Qué es foliación en rocas metamórficas?. ¿Cuáles tipos de foliación hay?
7. ¿Cuál es la diferencia entre un mineral primario y uno secundario?
8. ¿Cuáles son los minerales primarios más comunes en los suelos?
9. ¿Por qué es importante el cuarzo en el estudio del suelo?
10. ¿Cuál es el grupo de microorganismos más abundante en el suelo?.
¿Cuáles son las condiciones ambientales que más lo favorecen?.
11. En un suelo de clima frío húmedo, ácido, con alto contenido de materia
orgánica poco descompuesta y bajo en bases, ¿cuál grupo de
microorganismos será dominante? ¿Por qué?
12. ¿Cuál es el macroorganismo más importante de la fauna del suelo?
13. Diga 10 efectos que tenga la biota sobre el suelo.
14. ¿La acción del hombre sobre el suelo siempre es nociva?. Explique.
15. ¿Qué se entiende por mineralización de la materia orgánica?. ¿Y por
humificación?
16. ¿Qué es el humus del suelo?
17. Diga 3 factores que causen pérdidas de materia orgánica en el suelo.
18. Diga 5 propiedades del suelo que se relacionen directamente con la materia
orgánica del mismo.
19. ¿Cómo se relaciona el relieve con las condiciones de drenaje del suelo?.
¿Y con la erosión?
20. ¿Qué es una vertiente y cómo se relaciona con el desarrollo del suelo?
21. ¿Cuál es el período de edad geológica más importante en la pedogénesis?
22. ¿Qué relación general puede establecerse entre la evolución del suelo y su
fertilidad?.¿Por qué?

30
27 ¿Hay alguna diferencia entre edad y evolución del suelo?. ¿Cuál?
28. Haga un cuadro sinóptico o resumen, sobre los horizontes del suelo

31
6. PROPIEDADES FISICO QUIMICAS DEL SUELO

6.1 PROPIEDADES FÍSICAS

6.1.1 Textura del suelo

La textura de un suelo es la proporción de los tamaños de las partículas


de arena, limo y arcilla. Esta propiedad, ayuda a determinar la facilidad de
abastecimiento de los nutrientes, agua y aire que son fundamentales para la vida
de las plantas.

La textura del suelo se considera una propiedad básica porque los


tamaños de las partículas minerales y la proporción relativa de los grupos por
tamaños varían considerablemente entre los suelos, pero no se alteran
fácilmente en un determinado suelo.

Se dice que un suelo tiene una buena textura cuando la proporción de los
elementos que lo constituyen le dan la posibilidad de ser un soporte capaz de
favorecer la fijación del sistema radicular de las plantas y su nutrición.

Las partículas de Arena, limo y arcilla, se subdividen en fina, media y


gruesa. Su fraccionamiento sigue una escala logarítmica con límites entre 0.0022
y 2 mm. Con un valor intermedio de 0.063 mm. La arcilla es menor de 0.002 mm
el limo entre 0.002 y 0.063 mm y la arena entre 0.063 y 2 mm. Grava de 2 a 20
mm y piedra mayor de 20 mm

Fig. 9:Tamaño medio comparado de las partículas de Arena, Limo y arcilla

6.1.2 Clasificación y propiedades de las partículas de


suelo

La textura del suelo, depende en grados diversos, de la naturaleza de la


roca madre y de los procesos de evolución del suelo. En resumen, la textura
de un suelo será el resultado de la acción de los factores de formación de suelo
y su intensidad de acción.

La composición por tamaño de las partículas (granulométrica) de un suelo,


es el porcentaje de materia mineral en peso de cada fracción, obtenida por
separación de las partículas minerales en dos más clases por tamaño
mutuamente excluyentes.
32
Comúnmente en los suelos se separan en tres clases por tamaño
usualmente denominados arena, limo y arcilla. El procedimiento usado para
medir la composición granulométrica es el análisis granulométrico o mecánico
de Bouyoucos o de Robinson.

Se han propuesto varias y diferentes clasificaciones de las fracciones.


Citaremos dos de las más importantes, la establecida por el Departamento de
Agricultura de U.S.A. y la propuesta últimamente por la Sociedad Internacional
de la Ciencia del Suelo. Se exponen ambas en el cuadro 6

Cuadro 6: Clasificación de las partículas del suelo


Sistema del Depto. de Sistema
Agricultura de EE.UU. Internacional
Fracción del Suelo
Diámetros límites en Diámetros límites
mm. en mm.
Arena muy gruesa 2.00 - 1.00
Arena gruesa 1.00 - 0.50 2.00 - 0.20
Arena Media 0.50 - 0.25
Arena fina 0.25 - 0.10 0.20 - 0.002
Arena muy fina 0.10 - 0.05
Limos 0.05 - 0.002 0.02 - 0.002
Arcilla Menos de 0.002 Menos de 0.002

Todas las clasificaciones por tamaño, tienen en común el límite de


dos micras (0.002 mm) para la fracción arcilla y difieren fundamentalmente en
la subdivisión de la fracción arena.

En la siguiente figura se presenta la relación en tamaño de las partículas


de arena, limo y arcilla

Fig. 10: Relación en tamaño de partículas de arena, limo y arcilla

33
6.1.3 Composición química de las fracciones del suelo

Desde el punto de vista general, la composición elemental de los suelos


varía de acuerdo a la naturaleza de la roca madre y los cambios producidos
durante la meteorización, acumulación de materia orgánica y prácticas de
manejo. Un factor importante es la movilidad relativa de los distintos elementos,
que determina pérdidas diferenciales durante los procesos de meteorización y
formación del suelo. Así, el SiO2 es el constituyente más abundante en las
rocas ígneas y en la mayoría de los suelos, en cambio las bases, Ca, Mg, K y
Na presentan porcentajes más bajos en los suelos que en las rocas ígneas
debido a su remoción preferencial durante la meteorización.

Las fracciones del suelo no son uniformes en composición química, como


se puede deducir de las diferencias que presentan en composición mineralógica.
Debido a que el cuarzo (SiO2) es dominante en la arena y limo, estas dos
fracciones son, por lo general, inactivas químicamente. Incluso los minerales
primarios que pueden contener elementos nutrientes en su composición química
son, en general, tan insolubles como para hacer esencialmente nula su
asimilación, o muy a largo plazo. Una excepción a esta regla general es la
fracción de algunos limos que contienen minerales de potasio, tales como las
micas, las cuales ya se sabe que abandonan el potasio, con suficiente rapidez
para abastecer, al menos en parte las necesidades de la planta. Químicamente
las arcillas son silicatos alumínicos que pueden tener F, Mg, Na, K, etc. en su
estructura y tienen además capacidad de adsorber y ceder una serie de iones.

Esto nos lleva al razonamiento lógico que las arenas, formadas


esencialmente por cuarzo, tengan menor contenido de nutrientes, y que la
fracción arcilla tenga más.

6.2 DETERMINACIÓN DE LA TEXTURA

La determinación de la textura consiste simplemente en indicar, para un


suelo dado la proporción que ocupa en él cada elemento constituyente: arena,
limo y arcilla. En suma, es un análisis granulométrico.

Esos análisis son a menudo largos y su detalle presenta poco interés


aquí. Su descripción se presenta en bibliografía recomendada para el curso.

Las técnicas utilizan por un lado tamices para separar las partículas más
gruesas. Luego las técnicas se basan en principios de sedimentación para
separar limos y arcillas

6.2.1 Apreciación de la textura en el terreno

Siempre es más fácil hacer un juicio relativo, es decir, encontrar que una
tierra es más arcillosa o más arenosa que la examinada anteriormente. Pero es
más delicado formular una apreciación absoluta, indicando por ejemplo, el lugar

34
de un suelo ubicándole en un triángulo de textura (ver más adelante). Esta
precisión no se obtiene más que con la impresión al tacto; y con una cierta
experiencia, ejercitándose en el laboratorio de constitución conocida.

Arcilloso: Se adhiere bastante, es fácilmente moldeable, las partículas


no son visibles y la superficie brilla levemente.

Limoso: Se adhiere a los dedos, se moldea con dificultad. Los dedos dan
apariencia grasosa y las partículas son brillantes.

Arenoso: No se pega en los dedos, no se moldea como una masa y sus


partículas individuales son visibles.

6.2.2 Interpretación de la textura

Los resultados del análisis físico deben permitir, en principio:

a) Los suelos arenosos son menos fértiles que los limosos y estos a su
menos que los arcillosos
b) Proveer los elementos para prever o explicar las propiedades físicas
de un suelo, cualquiera que sea el caso dado.
c) El contenido de humedad es mayor en los suelos limosos, que en los
suelos arenosos o muy arcillosos, porque sus constantes de humedad
de Punto de Marchitez permanente (PMP) y de capacidad de Campo
(CC). Son más distantes.
d) Por último, en el caso de un suelo cultivado, dar indicaciones sobre su
comportamiento bajo el efecto de las técnicas culturales.

El análisis físico se efectúa en función de esos objetivos y la interpretación


de sus resultados constituye no solamente la parte esencial de esta operación,
sino simplemente su razón de ser.

6.2.3 Clases Texturales.

Para determinar el tipo granulométrico o clase textural de un suelo, se


recurre a varios métodos. Se utilizan cada vez más los diagramas triangulares,
siendo el triángulo de referencia un triángulo rectángulo o un triángulo
equilátero. Se usa actualmente, de un modo casi unánime, un triángulo
equilátero. Cada uno de sus lados a un eje graduado de 10 en 10, de 0 a100,
sobre el cual se transporta la cantidad del elemento que representa; en general
un lado del triángulo corresponde a la arcilla, el otro al limo, el tercero a la arena.
Ver Figura

35
Fig. 11: Triangulo trextutal

El interior del triángulo está dividido en casillas, cada una de ellas representa una clase
textural de suelo caracterizado por las proporciones de uno o de dos elementos dominantes;
suelos arenosos, limosos, arcillosos, arcillo arenosos, etc.

Se utiliza el triángulo de la siguiente manera: cuando se dispone del


análisis granulométrico de un suelo, su tenor en arcilla, en limo y en arena,
determina un punto que se sitúa en el triángulo, en el interior de una casilla, y
que permite identificarlo y darle un nombre asimilándolo a la clase textural
representada por esa casilla por ejemplo, franco, arcillo arenoso, etc. Ver cuadro.

Cuadro 7: Clases texturales


Términos generales Clase textural
Arenoso
Suelos de textura gruesa
Arenoso-franco
SUELOS ARENOSOS Franco - arenoso
Suelos de textura
Franco – arenoso fino
moderadamente gruesa
Franco arenoso muy fino
Franco
Suelos de textura media Franco – Limoso
Limoso
SUELOS FRANCOS
Franco arcilloso
Suelos de textura
Franco arcillo arenoso
moderadamente fina
Franco arcillo limoso
Arcillo arenoso
SUELOS
Suelos de textura fina Arcillo limoso
ARCILLOSOS
Arcilloso

36
No existe acuerdo internacional en cuanto a las casillas, o sea las clases
texturales que contiene el triángulo, y en consecuencia hay varios triángulos
texturales, que se usan en distintos países o regiones.

La utilización de un triángulo, llamado de texturas no conduce más que a


una primera aproximación en la interpretación del análisis de un suelo. En
conclusión, tales triángulos, permiten, en principio, situar un suelo en un conjunto
caracterizado por propiedades texturales; su empleo contribuya a fijar las ideas
y normalizar en alguna medida la interpretación de los resultados del análisis
granulométrico.

6.3 ESTRUCTURA DEL SUELO


Se la define como el arreglo o disposición de las partículas del suelo que
fueron definidas como fracciones granulométricas (arena, arcilla y limo).
El arreglo entre las partículas del suelo, la estructura, determina el
espacio entre las mismas, que son predominantemente macro porosos.

La figura 12 presenta una clasificación de la macro estructura según el


Soil Survey Manual del U.S.D.A. (1951). Se conocen diferentes tipos y sub
tipos de estructura: granular, laminar, sub angular y prismática, columnar.

Fig. 12: Ilustración de algunos tipos de estructura de suelo A,


prismática, B, columnar, C, bloques angulares, D, bloques subangulares,
E, laminar y F, granular.

La estructura de un suelo depende del contenido de materia orgánica,


contenido de calcio, sodio, arcilla, particularmente el contenido de arcilla coloidal,
o arcilla fina y por supuesto de las condiciones de humedad.

La estructura granular es muy favorecida con altos niveles materia


orgánica, y mantiene buenas condiciones de aireación y drenaje. La laminar
obstaculiza la penetración de las raíces y fomenta la erosión. Las prismáticas y
angulares denotan ciclos constantes de contracción y expansión por desecación
y humedecimiento respectivamente. Los columnares son típicas de suelos
sódicos.

37
La estructura del suelo y su estabilidad juegan un rol fundamental en
muchos procesos del suelo y su interacción con las plantas: erosión, infiltración
de agua, exploración radicular, aireación y resistencia mecánica. Esto indica
que todas las prácticas agronómicas deberían hacerse con carácter de
conservación de la misma.

6.3.1 Descripción de los diferentes tipos de estructura

El arreglo estructural del suelo está íntimamente ligado al porcentaje, tipo


y distribución de los componentes de su fase sólida, como los minerales y la
materia orgánica. Este arreglo de las partículas del suelo forma lo que se
denomina la estructura y agregación del suelo. Sin embrago, la estructura está
en gran medida ligada a otras propiedades como la textura, el régimen de
humedad y la densidad, así como a factores externos como la labranza o el
pastoreo. Jaramillo (2002) describe los distintos tipos de estructura, así:

Estructura esferoidal: Estructura redondeada, puede ser migajosa y


granular. Está asociada a horizontes con altos contenidos de materia orgánica.
Los complejos arcillo humus forman este tipo de estructura, que es óptima para
la agricultura.

Estructura en bloques: Predominan terrones duros en suelos con altos


contenidos de arcilla o de óxidos de hierro y aluminio.

Estructura prismática: Estructura asociada a suelos poco evolucionados


donde se forman planos rectos que evidencian los horizontes minerales.

38
Estructura columnar: Estructura en forma de columnas que se forman
por la disgregación de los sólidos gracias a la acción del sodio intercambiable,
que hace que las partículas de arcillas se expandan y pierdan cohesión entre
ellas.

Estructura laminar: Estructura que implica poca evolución de los


materiales parentales del suelo. En muchas ocasiones aflora la roca madre en el
horizonte C, así como rocas sedimentarias o metamórficas.

39
Estructura cuneiforme: Estructura relacionada con altos contenidos de
arcilla expansiva de tipo 2:1, que presenta formas de cuña y estrías en superficie
en temporadas secas. Los procesos de expansión y contracción, son
característicos en estas estructuras.

Estructura biológica (bio estructura): Estructura ligada a procesos


biológicos, donde las raíces, los macro y microorganismos generan arreglos de
los materiales del suelo. Un ejemplo es la bio estructura formada por las heces
de las lombrices de tierra, así como la generada en las raíces de algunas plantas
que presentan simbiosis con bacterias fijadoras de nitrógeno y con hongos
micorrícicos.

6.3.2 Efecto de los coloides de Fe y Al


Los óxidos e hidróxidos de Fe y Al tienen un efecto importante en
las uniones entre partículas para formar la estructura. Ya se ha mencionado
su efecto como puente de unión entre la materia orgánica y la arcilla para
formar los complejos arcilla-humus. También son importantes en la floculación
de los coloides electronegativos, debido a su carga positiva, es sabido que una
vez que los coloides electropositivos floculan son prácticamente irreversible, ya
lo hagan solos o unidos a coloides electronegativos. Actuando solos, sin formar
complejos con la materia orgánica o con la arcilla, tienen efecto cementante
muy fuerte al estado floculado. Son los responsables de la agregación en los
suelos laterítico (Oxisoles) y en los horizontes B de algunos suelos
desarrollados en cima húmedo bajo vegetación acidificante (Spodosoles).

40
En nuestro país, los suelos que poseen mayor contenido de óxidos de
Fe, desarrollados sobre basalto (Zamalvide et al. 1974), son los que tienen
mayor estabilidad estructural (Back y Cayssials, 1974). Si bien son suelos
con alto contenido de materia orgánica (alrededor de 8%) uno de los efectos
indudables de los óxidos de Fe, y también de los de Al es estabilizar la materia
orgánica humificada, formando complejos muy estables junto con la arcilla.
El proceso de formación de uniones por estos elementos es de larga
duración, y tiene fundamental importancia en su desarrollo la ocurrencia de
estaciones secas.

6.3.3 Efecto de otros minerales secundarios


El CaCO3 y el SiO2 pueden actuar como cemento de las demás
partículas del suelo, generalmente en horizontes subsuperficiales produciendo
zonas muy compactas más o menos resistentes a ser fracturadas (fragipanes
y duripanes). (Black, 1975). Estos fenómenos no tienen importancia en el
Uruguay.
Procesos que producen separación o
individualización de partículas secundarias

6.3.4 Efecto de la fauna (lombrices)


Las lombrices ingieren tierra y materia orgánica parcialmente
descompuesta, y excretan cilindros bien agregados, en la superficie o debajo
de ella. Además forman un sistema de galerías que aumentan el espacio
poroso del suelo. De esta manera contribuyen a la buena estructura del suelo.
Darwin (1881), citado por Baver et al. (1972), calculó que la producción
anual de cilindros por las lombrices en cuatro suelos diferentes entre 16,8 y
40,6 tt/há y que se elevaban a la superficie 5 mm de suelo por año.
La actividad de las lombrices depende de la especie, tipo de vegetación,
o tipo de residuos que recibe el suelo, y de la duración de la vegetación. El
efecto es óptimo en pasturas de larga duración, donde la población de
lombrices es muy alta.
Los cilindros excretados por las lombrices, son cementados
fundamentalmente por mucopolisacáridos producidos por bacterias en el
intestino de las lombrices.

6.3.5 Estabilidad de la estructura.


Se refiere a la resistencia que los agregados del suelo tienen a
desintegrarse o romperse frente a la acción del agua y manipulación mecánica
(laboreo).
Un factor muy importante en afectar la estabilidad de la estructura es el
contenido de agua que hay en el suelo ya que determina el grado en que las
fuerzas mecánicas causan destrucción en la estructura.

41
El laboreo y otras operaciones agrícolas generalmente van causando
un descenso en la estabilidad de los agregados. Este efecto se ve disminuido
cuando los niveles de materia orgánica del suelo se mantienen altos y los
laboreos de suelo se realizan a niveles de humedad óptima.

6.3.6 Métodos para determinar la estructura.

La caracterización de la estructura, se puede hacer morfológica o


cuantitativamente. La evaluación morfológica de la estructura, consiste en
determinar el tamaño, la forma y el grado en que se manifiesta la estructura
de cada horizonte del suelo.

Las medidas cuantitativas se pueden clasificar en tres grupos:

a) Las que determinan la distribución por tamaño de los agregados junto


con su resistencia a la destrucción (estabilidad).
b) Las que determinan el porcentaje de fracciones finas que se encuentran
agregada en unidades mayores. Esta es una medida de la agregación que
en general se correlaciona con la estabilidad.
c) Las medidas de densidad aparente, macro porosidad y penetrabilidad,
que son índices indirectos del estado estructural del suelo.
El método más usado dentro del grupo a, es el de tamizado en húmedo.
La muestra de suelo se ubica en el tamiz superior de una batería de tamices
con aberturas sucesivamente más pequeñas hacia abajo. El conjunto se
sumerge y levanta en agua mecánicamente a un ritmo determinado y durante
un tiempo estándar. Pasado este tiempo, se determina el peso seco de los
agregados que quedaron en cada tamiz, así como de la parte que se dispersó
totalmente por el tratamiento. De esta forma se obtiene la distribución por
tamaño de los agregados resistentes a la destrucción por este tratamiento. Es
normal efectuar el mismo tratamiento a otra muestra similar, pero fuera del
agua. De esta forma, comparando los resultados del tamizado en agua y en
seco, se tienen una medida de la resistencia de los agregados a la destrucción
por agua.

Las técnicas del grupo b, consisten en determinar, qué porcentaje de la


arcilla está dispersa naturalmente en el suelo.

Existe una técnica que emplea en parte principios de las del grupo a y
b, y que fue utilizada en suelos de nuestro país por Back y Caysials (1971), y
se encuentra descripta en el libro de Hénin et al. (1972). Las medidas de los
grupos a y b se pueden considerar como índices de la estabilidad de la
estructura, y brindan poca (grupo a), o ninguna información (grupo b) sobre el
espacio poroso y su distribución por tamaños.

Relaciones suelo-planta, determinadas por la textura y la


estructura a través de sus efectos en la porosidad

42
El crecimiento general de las plantas depende en muy alto grado de su
desarrollo radicular. No existiendo limitantes atmosféricas, biológicas, ni de
nutrición mineral y suministro de agua, es la macro porosidad y su mayor o
menor rigidez quien regula el crecimiento de las raíces y a través de éste el
de toda la planta.

Respecto a la renovación de oxígeno se debe adelantar desde ya, que


el mecanismo más importante es la difusión (movimiento siguiendo gradientes
de concentración).
A su vez, la velocidad de difusión depende del gradiente de
concentración de oxígeno y un factor que es directamente proporcional al
cuadrado de la superficie disponible para el flujo gaseoso, en la sección
perpendicular a la dirección del mismo. Es decir que la difusión depende
del cuadrado del espacio poroso no ocupado por agua. El espacio poroso
ocupado por agua se considera que no interviene significativamente en la
difusión, ya que el oxígeno y el anhídrido carbónico se difunden 10.0000 veces
más despacio en el agua que en al aire.

6.4 POROSIDAD DEL SUELO

En un sólido poroso se pueden definir tres tipos de volúmenes:

1) El volumen total (Vt) se determina utilizando instrumentos como un


calibre o un micrómetro para medir las dimensiones principales del objeto, y
corresponde al volumen que ocupa el sólido con todos sus poros.

2) El volumen aparente (Va) es el volumen que desplaza el sólido cuando


se sumerge en un líquido, el cual será el volumen de sólido y el volumen de poro
cerrado ya que el líquido penetra en los poros abiertos.

3) El volumen último del sólido (Vu) es el volumen real de sólido, y su


determinación experimental es bastante más laboriosa.

Se tiene que cumplir que:

Vt = Vu + VPoro cerrado + VPoro abierto = Va + VPoro abierto

La porosidad es el porcentaje de volumen total de poro (VPoro cerrado + VPoro


abierto) respecto del volumen total (Vt).

Fig. 13: Tipos de poro

43
Por muy pequeña que sea una partícula sólida puede contener poros. Al
igual que el tamaño de partícula, el tamaño de poro es muy variado: desde los
macroporos que se observan a simple vista (> mm) hasta los micro y nanoporos
de unos pocos nanometros. La porosidad es una característica del material que
tiene un gran efecto en las propiedades del objeto final. El material va a tener
poros cerrados, aquellos que no están abiertos a la superficie externa del sólido,
y poros abiertos, los que son accesibles desde la superficie. En un sólido poroso
se pueden definir tres tipos de volúmenes:

6.4.1 Formas de expresión y determinación

La porosidad, se expresa como el porcentaje del volumen del suelo


ocupado por poros. O lo que es lo mismo, el porcentaje del volumen del suelo
no ocupado por sólidos. Supóngase que en 10 cm3 de suelo existen 4,5 cm3 no
ocupados por sólidos. La porosidad total de este suelo será 45 por ciento.

La porosidad total se determina directamente, en muestras de suelo


imperturbadas, es decir tal como están en el campo, sin ninguna deformación
que altere la ubicación de las partículas sólidas, y por lo tanto los espacios que
dejan entre ellas. El procedimiento es el siguiente:

a) Determinar exactamente el volumen de las muestras. Esto se logra


utilizando aparatos muestreadores que toman un volumen de suelo
imperturbado conocido, estando el suelo en un contenido de
humedad en el que las arcillas estén completamente expandidas. En
general se emplean anillos o cilindros con filo en su parte inferior. La
obtención de muestras es relativamente fácil cuando en el suelo no
hay raíces ni piedras.

b) Se saturan las muestras totalmente de agua, es decir se llena


completamente el espacio poroso con agua. Si no se hubieran tomado
las muestras con los coloides totalmente expandidos, al saturarlas se
podría producir expansión y por lo tanto cambio de volumen. De esta
manera, si se toma como volumen de las muestras el que toma el
aparato muestreador, se cometería un error.

c) Se determina el peso de la muestra saturada de agua.

d) Se seca la muestra en estufa a 105º C y se determina su peso seco.

44
e) Por diferencia entre el peso saturado y el peso seco, se conoce la
cantidad de agua que ocupaba el espacio poroso de la muestra. Esta
cantidad está expresada en unidades de peso, y suponiendo que la
densidad del agua permanece incambiada igual a uno, un gramo de
agua es igual a un cm3 de agua. Por lo tanto la diferencia entre
los pesos saturado y seco de las muestras es igual a los cm3 de
porosidad total que poseen.

f) Se expresa el volumen de porosidad total como porcentaje del


volumen de las muestras imperturbadas, y de esta manera, se
obtienen los porcentajes de los volúmenes de las muestras
ocupados por poros.

Otra forma de determinar la porosidad total de suelos, es a través de la


detderminación de sus densidades aparente y real. A continuación se las define:

6.4.2 Densidad de los materiales porosos

La densidad de un material es la masa por unidad de volumen que ocupa.


Son unidades habituales de densidad el g/cm3 , kg/m3 o Mg/m3 . Sin embargo,
los materiales porosos no rellenan todo el espacio.

El término "densidad" generalmente se refiere a la densidad volumétrica,


definida como la masa por unidad de volumen. Un tipo particular de material tiene
la misma densidad volumétrica, independientemente de su tamaño o forma.

La densidad aparente se utiliza más específicamente para medir la


densidad de los suelos y es inusual, ya que tiene en cuenta el volumen de aire
entre las partículas del suelo. Se debe tener en cuenta que la "densidad
volumétrica" no es un término muy común y que la densidad aparente se
compara generalmente a la "densidad de las partículas", esto es, la densidad de
las mismas partículas del suelo sin contar el espacio de aire.

Asociado a los tres tipos de volúmenes se definen tres tipos de densidad


en los materiales porosos:

A) DENSIDAD VOLUMETRICA

Al relacionar la masa de un objeto con sus dimensiones geométricas, se


obtiene una magnitud conocida como densidad. La densidad de un cuerpo se
puede determinar de distintas formas, dependiendo de la geometría del objeto y
su dimensionalidad.

Así, al considerar un objeto cuya masa se encuentra distribuida en una


sola dimensión principal, como el caso de la varilla larga, hablamos de densidad
lineal. Cuando se trata de un cuerpo cuya masa está distribuida principalmente
en dos dimensiones, hacemos uso de una densidad superficial. Cuando la

45
masa se distribuye sin privilegiar ninguna dimensión, como el caso de una roca
o un cilindro, consideramos la densidad volumétrica.

Para el estudio de los fluidos, centramos nuestra atención en la


comprensión de la idea de densidad volumétrica. Por eso, en adelante, cada vez
que nos refiramos a la densidad de un cuerpo, estaremos hablando de su
densidad volumétrica a menos que se indique otra cosa.

De acuerdo a esto, la densidad de un cuerpo cualquiera es una magnitud


escalar, cuya unidad de medida en el Sistema Internacional es Kg/m3, y se
determina de la siguiente forma:

Ƿ= M (Ec. 1)
V

Donde:
M = Masa
V= Volumen

Ejemplo 1:

Un ladrillo de 5 kg. Tiene las siguientes dimensiones: 30 cm de largo, 10


cm. De ancho y 5 cm. de alto

a) ¿Cuál es el volumen del ladrillo y su densidad?

De acuerdo al enunciado, el ladrillo puede ser modelado como un


paralelípedo. De esta manera, el volumen del ladrillo es:

V=a*b*c
V = 0.3 m* 0.1m * 0.05m
V = 0.0015 m3

Para calcular la densidad volumétrica, usamos la ecuación (Ec. 1),


reemplazando el volumen y la masa conocida del ladrillo:

Ƿ= M
V

Ƿ= 5 kg -
0.0015 m3

Ƿ= 3,333.3 kg/m3

B) DENSIDAD DEL SUELO

46
El suelo como todo cuerpo poroso tiene dos densidades. La densidad
real (densidad media de sus partí sólidas) y la densidad aparente (teniendo en
cuenta el volumen de poros).

b.1. Densidad aparente o peso específico

La densidad aparente se define como el peso de una unidad de volumen


de suelo que incluye su espacio poroso .La densidad aparente refleja el
contenido total de porosidad en un suelo y es importante para el manejo de los
suelos (refleja la compactación y facilidad de circulación de agua y aire). También
es un dato necesario para transformar muchos de los resultados de los análisis
de los suelos en el laboratorio (expresados en % en peso) a valores de % en
volumen en el campo

Es la relación que existe entre el peso seco (105º C) de una muestra de


suelo, y el volumen que esa muestra ocupaba en el suelo:

D.a. = peso de los sólidos de la muestra o peso seco (a)


Volumen de los sólidos de la muestra (b) + Volumen poroso (c) de la
muestra

La DA de los suelos no cultivados varía generalmente entre 1 y 1.6 g/cm3.


La variación es debida en su mayor parte a diferencias en el volumen total de
poros, reconociéndose dos fuentes de origen principales: la textura y la
estructura. Generalizando, podemos decir que el espacio poroso total se
incrementa a medida que la textura es más fina, resultando en una disminución
de la densidad aparente

La densidad aparente seca de un suelo da una indicación de la firmeza


del suelo y con ella la resistencia que presentará a los implementos de labranza
o raíces de las plantas cuando penetran en el suelo

La compactación (debida al pisoteo de animales, al laboreo, las


precipitaciones, etc.) disminuye el volumen de poros, incrementando, por tanto
el peso por unidad de volumen. La pérdida de materia orgánica puede
incrementar el peso del suelo de dos formas:

a) la materia orgánica es más liviana que la mineral;


b) su disminución se encuentra por lo general asociada a reducciones en
el volumen total de poros.
c) La DA en cierto sentido refleja el estado del espacio poroso, como se
observa en la siguiente Tabla (valores aproximados):

Cuadro 8: Relación entre DA (gr/cm3) y porosidad (%)

DA 1 1.1 1.2 1.3 1.4 1.5 1.6 1.7 1.8 1.9


47
Poros 63 59 56 52 48 45 41 37 33 30

A menor densidad aparente, mayor espacio poroso, es decir, se trata de


un suelo menos compacto, por lo tanto la densidad aparente, es inversamente
proporcional al espacio poroso.

La densidad aparente es una propiedad afectada por factores como:

 La textura
 La materia orgánica
 La consolidación
 La profundidad

La densidad aparente varía de acuerdo al estado de agregación del suelo,


al contenido de agua y la proporción del volumen ocupado por los espacios
intersticiales, que existen incluso en suelos compactos. La densidad aparente es
afectada por la porosidad e influye en la elasticidad, conductividad eléctrica,
conductividad térmica, en la capacidad calorífica a volumen constante y en la
dureza.

Método de los cilindros para la determinación de la densidad:

La utilización de cilindros de acero permite extraer muestras de suelo sin


disturbar y de volumen conocido, por lo que la densidad aparente puede ser
calculada en base a la relación peso seco de la muestra sobre volumen del
cilindro. Extraída la muestra de suelo con los cilindros extractores y cubiertos con
las tapas para evitar pérdidas de material, se coloca en estufa a 105-110ºC hasta
peso constante (aproximadamente 24 hs). Luego se registran el peso del suelo
+cilindro (valor A) y la tara del cilindro (valor B). El volumen del cilindro (V), se
calcula en base al radio (r) y la altura (h), por la siguiente fórmula:

V (cm3) = Ò * r2 * h

La DA (gr/cm3) se determina en base a la siguiente fórmula:

DA (gr/cm3) = (A-B)/ V

Método de la parafina

La DA en agregados puede ser conocida haciendo del uso del principio de


Arquímedes por lo cual el volumen de la muestra se determina en base al
volumen de líquido desalojado. Para ello se cubre el agregado de suelo con
una sustancia repelente al agua (parafina), se pesa primeramente al aire y
luego dentro de un líquido de densidad conocida.

La determinación de la DA se realiza considerando las siguientes variables:


densidad del agua a la temperatura de la determinación, peso del agregado

48
seco al aire, humedad de la muestra, peso de la muestra + la parafina en agua,
peso dela parafina que recubre el agregado y densidad de la parafina

Porosidad total:

Se entiende por porosidad del suelo el volumen ocupado por las fases
líquida y/o gaseosa. Posee gran importancia en la penetración radicular,
percolación del agua, difusión de los gases, etc. Puede ser calculada a partir de
la DR y DA y resulta la suma de la porosidad capilar (relacionada con retención
de humedad) y de la porosidad no capilar (intercambio gaseoso). La relación de
la macroporosidad/porosidad total indicará si la aireación es suficiente o
deficiente de una manera global. Distintos autores consideran diferentes límites
de los poros del medio edáfico, pudiendo tomarse como válidos los de la
siguiente clasificación:

Cuadro 9: Clasificación por límites de proros


Denominación Tamaño Función
(mm)
Poros grandes (gruesos) 1000-60 Aireación e infiltración
Poros medios 60-10 Conducción del agua
Poros pequeños (finos) 10-0.2 Almacenamiento agua útil
Sup. Higroscópica (m. finos) <0.2 Retención agua higroscópica

Pt (%)= 100 – (DA/DR) * 100 = (DR – DA)/DR * 100

b.2. Densidad real

Es el promedio ponderado de las densidades de las partículas sólidas del


suelo. En la muestra a la que se hizo referencia para definir la D.a., la densidad
real sería:
D.r. = peso seco de la muestra
Volumen de los sólidos de la muestra
Si se divide la D.a. por la D.r. se tiene:
D.a./D.r. = a/b+c = b = Volumen de sólidos
a/b b+c Volumen total
por lo tanto, (D.a./D.r.).100 = Volumen de sólidos por ciento;
entonces, 100 - (D.a./D.r.).100 = Volumen poroso por ciento es decir, que
el porcentaje del volumen de la muestra ocupado por poros =

100 [1 - (D.a./D.r.)]
La determinación de la densidad aparente se realiza en muestras
imperturbadas, obtenidas de la misma forma que se describió en el punto a)
del procedimiento directo de determinación de la porosidad total. A estas

49
muestras se les determina el peso seco a 105º C. Se cuenta entonces con los
dos elementos necesarios para calcular la densidad aparente: el peso de los
sólidos y el volumen que la muestra ocupaba en el campo, que incluye el de
los sólidos y el espacio poroso.
En cuanto a la densidad real, varía evidentemente con la proporción de
los elementos que constituyen el suelo, en tanto tienen diferentes densidades.
El cuarzo 2,6 los feldespatos 2,7 la materia orgánica 1,5. En general, la
densidad real de los suelos que no poseen cantidades anormales de minerales
pesados, está alrededor de 2,65 si los contenidos de materia orgánica no
superar a 1% (De Leenheer, 1967; De Boodt, 1965). Estos autores proponen
reducir el valor 2,65 en 0,02 por cada 1% de aumento en el contenido de
materia orgánica, hasta tenores de 5% de este componente del suelo. Para
contenidos mayores proponen determinar la densidad real directamente. A
pesar de lo anterior, en los cálculos estándar se ha usado el valor 2,65.
La densidad real se determina obteniendo el peso seco de la muestra
de suelo y el volumen de los sólidos de la muestra. Eso último se realiza con
un aparato denominado picnómetro, y el procedimiento significa la aplicación
del principio de Arquímedes. Es decir, determina que volumen de agua
desplazan los sólidos al ser sumergidos.

Densidad aparente y densidad real

La densidad aparente es el peso de las partículas sólidas en un volumen


estándar de suelo imperturbado (sólidos + espacios porosos). La densidad de
partículas es el peso de las partículas sólidas en, volumen estándar de dichas
partículas. En este caso particular la densidad aparente es la mitad de la
densidad real y el % de espacio porosos es 50%

Ejemplo: En el campo, un centímetro cúbico de cierto suelo aparece


como sólidos y espacio poroso

Para calcular la D.ap. del suelo


Volumen= 1cc Peso= 1.33 g.
Sólidos + poros (sólidos

D.ap= peso suelo seco


1.33 g.
Volumen del suelo
(Sólidos + poros)

Por lo tanto:

D.Ap.= 1.33 = 1.33 g/cc.


1

Si todos los suelos fuesen comprimidos al fondo, el cubo quedaría como

50
½ espacio poroso

½ espacio sólido 1.33

Para calcular la densidad de partículas sólidas:

D.real= peso solidos


Volumen del sólidos

Por lo tanto:

D.real= 1.33 = 2.66 g/cc.


0.5

EJERCICIOS:

En un laboratorio se realiza el siguiente ensayo sobre una muestra de


piedra natural: A la llegada al laboratorio se determina el peso de la muestra en
480g. La muestra se deseca hasta peso constante comprobándose que ha
perdido un 1% de su peso inicial. Posteriormente la muestra se satura de agua
hasta peso constante de 500,5g. En estado de saturación se sumerge,
obteniéndose en la balanza hidrostática un peso de 270g. Para finalizar el
ensayo la muestra se vuelve a secar hasta peso constante y se pulveriza,
obteniéndose un volumen de 183cm³. Determinar

Determinar las siguientes características: Densidad aparente (Dap), densidad real (Dreal),
y porosidad total.

Datos:
PM = 480g. (Peso en estado natural de la muestra, incluye el la
humedad)
Psec = 475.2 g. (peso seco de la muestra).
Psat = 500.5 (peso de muestra saturada)
Psum = 270 g. (peso de la muestra en agua previamente saturada la
muestra)
Vap = Psat – Psum
Vsol = 183 cm3 (volumen de la parte sólida de la muestra sin aire

1) Densidad aparente

Dap. = Psec = 475.2 = 2,06 g/cm3


Vap 230.5

2) Densidad real

51
Dreal. = Psec = 475.2 = 2,59 g/cm3
Vsol 183

3) Porosidad total ( se obtene del paso 1 y 2)

Ptot (%)= (1 –Dap/Dreal)*100

Ptot (%)= (1 –(2,06/2,59))*100= 20,4%

fisiografía, pendiente, drenaje permeabilidad

COLOR

El color es, probablemente, la característica más evidente cuando se


observa la superficie o el perfil de un suelo y constituye su respuesta a la
radiación electromagnética en la región visible del espectro. Es, además, una
característica muy utilizada por el edafólogo para obtener información sobre la
génesis del suelo y sobre sus propiedades físicas y químicas.

La descripción del color del suelo se realiza sobre el sistema de


especificación Münsell (Münsell Color, 1975). Por lo tanto utiliza las
componentes cromáticas intensidad, tono o matiz y saturación, que en su
expresión anglosajona (intensity, hue, saturation) proporcionan las iniciales de la
sigla IHS con la que se conoce también el mencionado sistema. El tono o matiz
corresponde al color primario predominante, representado por la escala nominal
rojo-amarillo-verde-azul-púrpura (R-Y-G-B-P) y sus intermedios. La designación
de los tonos intermedios se hace con las dos letras respectivas, precedidas de
un número que indica las proporciones de la mezcla. La intensidad se refiere al
valor o claridad del suelo en una escala acromática comprendida entre 0 y 10,
de la cual se le asigna el valor que identifica al gris que exhibiría visualmente la
misma claridad que el suelo en cuestión. La saturación , por último, es el grado
de pureza del color. Puede oscilar entre el 0 (gris equivalente de la misma
intensidad) y diferentes niveles máximos (color puro) según el color de que se
trate, correspondiendo los niveles intermedios a manifestaciones sucias del
color. La intensidad y saturación se indican mediante dos números separados
por una barra tras las letras del tono. Así por ejemplo, la notación 2,5 YR 4/3
representa un color intermedio al amarillo y el rojo con una intensidad 4 y una
saturación 3.

52
El color del suelo viene dado por la existencia y proporción de compuestos
orgánicos y minerales. La materia orgánica produce colores oscuros,
generalmente negruzcos o pardos, como consecuencia de la presencia de
ácidos húmicos. La acumulación de materia orgánica procedente de la muerte y
descomposición de organismos vivos (hojas, raíces, microorganismos y
pequeños animales) les confiere a los horizontes superiores de los suelos unos
colores más oscuros que los que presentan los matateriales más profundos. Una
excepción a esta regla es la de los suelos llamados podsoles, en los que un
proceso continuado de lixiviación ha transportado la materia orgánica hacia
horizontes inferiores, provocando en ellos el color oscuro característico.

=====================================================

6.5 PROPIEDADES QUIMICAS DEL SUELO

Son las que dependen de su propia composición química. Las más


importantes desde el punto de vista de la génesis del suelo son la alteración
mineral y la formación de nuevas especies, así como lo relativo a la destrucción
de la materia orgánica fresca y la formación de las sustancias húmicas.

53
Corresponden fundamentalmente a los contenidos de diferentes
sustancias importantes como macronutrientes (N, P, Ca, K, Mg , S) y
micronutrientes (Fe, Mn, Cu, Zn, B, Mo, Cl) para las plantas, o por dotar al suelo
de determinadas características (Carbono orgánico, Carbonato cálcico, Fe en
diferentes estados). Es lo que consideramos las sales solubles del suelo, que
incluyen a aquellas cuya solubilidad es más alta que la del yeso y cuya
consecuencia es la salinidad.

La salinización natural del suelo es un fenómeno asociado a condiciones


climáticas de aridez y a la presencia de materiales originales ricos en sales, como
sucede con ciertas margas. No obstante, existe una salinidad adquirida por el
riego prolongado con aguas de elevado contenido salino, en suelos de baja
permeabilidad y bajo climas secos subhúmedos o más secos.

La meteorización del material parental por el agua determina, en gran


medida, la composición química del suelo que por último se ha producido.
Algunas sustancias químicas se lixivian en las capas inferiores del suelo donde
se acumulan, mientras que otras sustancias químicas, que son menos solubles,
quedan en las capas superiores del suelo. Las sustancias químicas que se
eliminan con más rapidez son los cloruros y los sulfatos, a los que siguen el
calcio, el sodio, el magnesio y el potasio.

Los silicatos y los óxidos del hierro y el aluminio se descomponen con


mucha lentitud y apenas se lixivian. Cuando algunos de estos productos se
ponen en contacto con el aire del suelo, tienen lugar reacciones químicas como,
en partícular la oxdación, que provoca la formación de sustancias químicas más
solubles o más frágiles que las originales. En consecuencia, se aceleran los
procesos de meteorización, aumenta la lixiviación de las sustancias químicas y
se producen otros cambios en la composición química del suelo.

El aire presente en el suelo contiene también dióxido de carbono. Al


combinarse con agua, ese gas puede formar un ácido débil (ácido carbónico)
que reacciona con algunas de las sustancias químicas del suelo para formar
otras.

6.5.1 Cationes y anones

54
6.5.2 pH del suelo

El pH del suelo es una medida de la acidez o alcalinidad en los suelos. El pH se


define como el logaritmo negativo de la actividadde los iones hidrógeno (H+ o, más
precisamente, H3O+aq) en una solución. El índice varía de 0 a 14, siendo 7 neutro. Un pH
por debajo de 7 es ácido y por encima de 7 es básico (alcalino).

El pH del suelo es considerado como una de las principales variables en los suelos,
ya que controla muchos procesos químicos que en este tienen lugar. Afecta específicamente
la disponibilidad de los nutrientes de las plantas, mediante el control de las formas químicas
de los nutrientes. El rango de pH óptimo para la mayoría de las plantas oscila entre 5,5 y
7,0,1 sin embargo muchas plantas se han adaptado para crecer a valores de pH fuera de
este rango.

Los suelos pueden tener una reacción ácida o alcalina y algunas veces
neutral. La medida de la reacción química del suelo se expresa mediante su valor
de pH. El valer de pH oscila de O a 14, y el pH = 7 es el que indica que el suelo
tiene una reacción neutra. Los valores inferiores a 7 indican acidez y los
superiores a 7 alcalinidad. Mientras más distante esté la medida del punto neutro,
mayor será la acidez o la alcalinidad.

Normalmente el rango de pH de los suelos varía entre 3.5 a 9.0, la razón


por la que no se alcanza valores extremos de 0 ó 14 se debe a que la solución
suelos no es una solución verdadera, sino una solución coloidal.

A la mayoría de especies cultivadas, les favorece pH entre valores de 5.5


a 7.5, pero cada especie y variedad tiene un rango específico donde se
desarrolla mejor. Normalmente entre pH 6.5 y 7.0 es el rango que se maneja
especialmente para cultivos bajo técnicas de fertirrigación.

Fig. 14: El pH y la disponibilidad de nutrientes en el suelo

55
El método de mayor precisión para la determinación del pH del suelo es
el que se realiza mediante un contador eléctrico del pH, que ofrece una lectura
directa del valor de pH cuando los electrodos de vidrio se introducen en una
solución que se obtiene mezclando una parte de la muestra del suelo y dos
partes de agua destilada.

Como indicación general del pH del suelo, se pueden utilizar sobre el


terreno el papel de tornasol y los indicadores cromáticos. El papel de tornasol
que adquiere un color rojo en condiciones ácidas y azul en condiciones alcalinas,
es relativamente poco costoso y, por lo general, se puede comprar en farmacia.
Dicho papel se sumerge parcialmente en una suspensión de suelo que se
obtiene mezclando una parte de suelo y dos partes de agua destilada También
se pueden adquirir equipos para ensayos de campo.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos"Natural Resources


Conservation Service" (Servicio de Conservación de Recursos Naturales), ex "Soil
Conservation Service" clasifica los rangos de pH del suelo que sigue:

Clasificación de los rangos de pH de los suelos

Denominación Rango de pH
Ultra ácido < 3.5
Ácido extremo 3.5–4.4
Ácido muy fuerte 4.5–5.0
Ácido fuerte 5.1–5.5
Moderadamente ácido 5.6–6.0
Ligeramente ácido 6.1–6.5
Neutro 6.6–7.3
Ligeramente alcalino 7.4–7.8
Moderadamente alcalino 7.9–8.4

56
Alcalino fuerte 8.5–9.0
Alcalino muy fuerte > 9.0

6.5.3 Elementos químicos en el suelo

Los elementos químicos del suelo pueden estar contenidos en:

 La fase sólida. Formando parte de la estructura de los minerales o


incluidos en compuestos orgánicos.

 La fase líquida. Contenidos en el agua del suelo. Por lo general, las


moléculas están total o parcialmente disociadas en iones: los de carga
positiva se llaman cationes y los de carga negativa se llaman aniones.
(ej. Nitrato sódico).

El agua del suelo, junto con los nutrientes disueltos, recibe el nombre de
solución del suelo.

6.5.4 Componentes inorgánicos del suelo

Los elementos más abundantes de la corteza terrestre son el oxígeno (O)


y el silicio (Si), que representan el 75 % del total. A continuación le siguen el
aluminio (Al), el hierro (Fe), el calcio (Ca), el sodio (Na), el potasio (K), y el
magnesio (Mg).

 Arcillas: Son silicatos de aluminio hidratados, con estructura laminar.


Existen diferentes tipos de arcillas: caolinita, mica, montmorillonita,
vermiculita, clorita, etc

 Oxidos e hidróxidos: Compuestos de oxígeno y del grupo OH con


otros elementos. Van normalmente asociados a las arcillas (óxido de
hierro, cuarzo.

 Carbonatos de Calcio: Sal derivada del ácido carbónico, de fórmula


CaCO3. Se encuentra en la naturaleza principalmente en forma de
calcita y aragonito. No se disuelve en agua pura, pero sí en agua que
contenga CO2, como es el caso del agua del suelo (Mármol, calcita,
aragonita...)

 Yeso: Mneral común consistente en sulfao de calcio hidratado (CaSO4


2H2O)

57
6.5.5 Capacidad de intercambio catiónico

Humus: materia orgánica en descomposición que se encuentra en el


suelo y procede de restos vegetales y animales muertos. La composición
química del humus varía porque depende de la acción de organismos vivos del
suelo, como bacterias, protozoos, hongos y ciertos tipos de escarabajos. El
humus es una materia homogénea, amorfa, de color oscuro e inodora. Los
productos finales de la descomposición del humus son sales minerales, dióxido
de carbono y amoníaco

Solución del suelo. Agua del suelo junto los nutrientes disueltos en ella.

Ión. Átomo o grupo de átomos que ha ganado o perdido electrones.


Catión. Ión de carga positiva.
Anión. Ión de carga negativa.

Disociación. Los compuestos químicos de la solución del suelo se


disocian en cationes y aniones. Por ejemplo, el nitrato sódico (NaNO3) se disocia
en el anión nitrato (NO-) y catión sodio (Na + ) +Na +

Complejo arcillo – húmico. Complejo arcilloso-húmico (o


Arcillosohúmico) Son pequeñas partículas de humus y arcilla que están en
suspensión en la solución del suelo, que por acción del calcio se coagulan
formando una masa gelatinosa, formando así el C. AH., que determina la
fertilidad del suelo. Tiene carga negativa (CAH -)

Adsorción de cationes. El complejo arcillo-húmico tiene carga negativa,


por lo que atrae y retiene cationes (carga +) sobre su superficie. Los cationes
adsorbidos se encuentran en un intercambio continuo y rápido con los cationes
libres de la solución del suelo.

Cationes adsorbidos: calcio (Ca++), magnesio (Mg++), potasio (K +),


sodio (Na +), amonio (NH 3 +), hidrógeno (H +)

Capacidad de intercambio catiónico (CIC)

Es la suma total de los cationes adsorbidos por el Complejo ArcilloHúmico,


que pueden ser intercambiados por otros cationes de la solución del suelo.

58
La capacidad de intercambio generalmente se expresa en términos de
miligramos equivalentes de hidrógeno por 100 g de coloide, cuya denominación
abreviada es mili equivalente por 100 gramos o meq/100 g. de suelo.

Valores medios de C.I.C según la textura del suelo

Tipos de suelo Valor CIC


Suelos arenosos 1-5 meq / 100 g
Suelos francos 5-15 meq / 100 g
Suelos arcillosos 15-30 meq / 100 g
Turba de sphagnum 100 meq / 100 g
Valor extremo inferior < 5 meq / 100 g
Valor extremo superior > 30 meq / 100 g
Humus 150-500 meq / 100g

Suelos con C.I.C. <5 meq/100 g; son suelos pobres, arenosos, poco aptos
para la vida de las plantas

Suelos con C.I.C. >305 meq/100 g; son suelos excesivamente arcillosos,


con problemas de permeabilidad y estructura.

El CIC en el suelo

Los cationes de mayor importancia con relación al crecimiento de las


plantas son el calcio (Ca++), magnesio (Mg++), potasio (K +), amonio (NH4 +),
sodio (Na +) e hidrógeno (H +). Los primeros cuatro son nutrientes y se
encuentran involucrados directamente con el crecimiento de las plantas. El sodio
y el hidrógeno tienen un pronunciado efecto en la disponibilidad de los nutrientes
y la humedad. En los suelos ácidos, una gran parte de los cationes son hidrogeno
y aluminio en diversas formas.

También contribuyen a la CIC las clases, cantidades y combinaciones de


los minerales arcillosos y las cantidades de materia orgánica y su estado de
descomposición. Los cationes no son retenidos con las mismas energías de
enlace. Los sitios de intercambio de la materia orgánica, solo enlazan en forma
débil a los cationes. Las arcillas con gran capacidad de intercambio tienden a
enlazar los cationes bivalentes como el Ca++ y el Mg++, con más energía que el
K+. Esta característica puede afectar la disponibilidad de los nutrientes. Los
suelos con arcillas caolinìticas tienen una menor energía de enlace y, por lo

59
tanto, para un nivel analítico determinado o un porcentaje de saturación de un
elemento se mostrara una disponibilidad relativa mayor.

6.5.6 Acidez del suelo

La acidez del suelo mide la concentración en hidrogeniones (H+). En los


suelos los hidrogeniones están en la solución, pero también existen en el
complejo de cambio. Así hay dos tipos de acidez: una la activa o real (debida a
los H+ en solución) y otra de cambio o de reserva (para los H+ adsorbidos).
Ambas están en equilibrio dinámico. Si se eliminan H+ de la solución se liberan
otros tantos H+ adsorbidos. Como consecuencia el suelo muestra una fuerte
resistencia a cualquier modificación de su pH.
Los factores que hacen que el suelo tenga un determinado valor de pH son
diversos, fundamentalmente: naturaleza del material original, factor biótico,
precipitaciones, complejo adsorbente (saturado en cationes ácidos o básicos).

6.5.7 Conductividad eléctrica

6.5.7.1 Salinidad del suelo

Un suelo es salino cuando tiene un exceso de sales solubles, cuyo iones en la solución
del suelo impiden p dificultan el desarrollo normal de las plantas.

Se consideran sales solubles las que están compuestas por los siguientes iones:

Cationes: Calco magnesio, sodio, potasio

Aniones: Cloruros, sulfatos, bicarbonato, carbonato

Enumerar cnco cationes y cinco aniones del suelo.


Cual es la diferencia entre elemento y molécula
Que es una solución? Cual es su principal caacter´stica?
Definir molaridad, normalidad y partes por millón
De que depende la cantidad de moléculas de hidrtación que pueda tener un ión?
Que es un coloide y cuales son su propiedades mas importantes?
Que es la sustitución isoomórfica y cual es su importancia en los coloides del suelo?
Que es el punto de carga cero?

60
Como se relaciona el pH del medio con la formación de carga positiva en los coloides del
uelo?
Cuales coloides del suelo peresentan carga permanente y cuales carga varable?
Que mecanismos producen carga variable en los coloides del suelo?
Cual grupo de coloides del suelo es el que produce mayr cantidad de carga variable?
Diga tres ordenes de suelo donde sea mportante la carga variable y dos suelos donde lo
sea la carga permanete?

10. Ecosistemas urbanos

11. Fertilidad del suelo.

12. Presentación de trabajos y examen

61
CUESTIONARIO
1. Enumerar cinco cationes y cinco aniones del suelo.
2. Cuál es la diferencia entre elemento y molécula?
3. Que es una solución? Cuál es su principal característica?
4. Definir molaridad, normalidad y partes por millón
5. De qué depende la cantidad de moléculas de hidratación que pueda tener un ion?
6. Que es un coloide y cuales son su propiedades más importantes?
7. Que es la sustitución isomórfica y cuál es su importancia en los coloides del suelo?
8. Que es el punto de carga cero?
9. Como se relaciona el pH del medio con la formación de carga positiva en los coloides del
suelo?
10. Cuales coloides del suelo presentan carga permanente y cuales carga variable?
11. Que mecanismos producen carga variable en los coloides del suelo?
12. Cual grupo de coloides del suelo es el que produce mayor cantidad de carga variable?

62