Está en la página 1de 6

Explique razonadamente el tipo de texto y resuma las ideas fundamentales del

mismo.

Constitución de 1931

Art. 1º. España es un República democrática de trabajadores de toda clase, que se


organiza en régimen de Libertad y de Justicia. Los poderes de todos sus órganos
emanan del pueblo.
Art. 3º. El Estado español no tiene religión oficial.
Art. 8º. El Estado español, dentro de los límites irreductibles de su territorio actual,
estará integrado por Municipios mancomunados en provincias y por las regiones que
se constituyan en régimen de autonomía.
Art. 27º. La libertad de conciencia y el derecho de profesar y practica libremente
cualquier religión quedan garantizados en el territorio español, salvo el respeto debido
a las exigencias de la moralidad pública.
Art 34º. Toda persona tiene derecho a emitir libremente sus ideas y opiniones,
valiéndose de cualquier medio de difusión, sin sujetarse a la previa censura.
Art 36ª.Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de 23 años, tendrán los mismos
derechos electorales conforme determinen las leyes.
Art 38. Queda reconocido el derecho a reunirse pacíficamente sin armas.
Art 39. Los españoles podrán asociarse o sindicarse libremente para los distintos fines
de la vida humana, conforme a las leyes del Estado.
Art 43º. El matrimonio se funda en la igualdad de derecho para ambos sexos y podrá
disolverse por mutuo disenso o a petición de cualquiera de los cónyuges. Los padres
están obligados a alimentar, asistir, educar e instruir a sus hijos. Los padres tienen
para con los hijos habidos fuera del matrimonio los mismos deberes que respecto de
los nacidos en él.
Art. 51º. La potestad legislativa reside en el pueblo, que la ejerce por medio de las
Cortes o Congreso de los Diputados.
Art 67. El Presidente de la República es el Jefe del Estado y personifica a la Nación.
Art. 68º. El Presidente de la República será elegido conjuntamente por las Cortes y un
número de compromisarios igual al de Diputados.
Art 81. El Presidente podrá disolver las Cortes hasta dos veces como máximo durante
su mandato, cuando lo estime necesario. En el caso de segunda disolución, el primer
acto de las nuevas Cortes será examinar y resolver la necesidad del decreto de
disolución de las anteriores. El voto desfavorable de la mayoría absoluta de las Cortes
llevará aneja la destitución del Presidente.

RESPUESTA:

Se trata de una selección del artículos de la Constitución de 1931, una fuente histórica
primaria, de naturaleza jurídico-política que recoge los principios sobre la organización
del estado. Fue realizada por una comisión formada por republicanos y socialistas (la
derecha no participó) que habían ganado en las elecciones de junio de 1936. Dirigido
a todos los españoles, con la intención de dotar a España de un marco legislativo
adecuado para el nuevo régimen político republicano que surge tras la caída de la
monarquía en abril de 1931.

El art 1 define a España como una “República democrática de trabajadores”, definición


radicalmente popular y democrática en donde se aprecia claramente la influencia del
Partido Socialista y que da a la clase obrera un protagonismo desconocido hasta
entonces. Así mismo en el art. 1 se proclama la auténtica soberanía popular, se dice
que todos los poderes de la República “emanan del pueblo”, por ello se puede
entender que esa soberanía reside en el pueblo En tercer lugar destaca,, el cambio
con respecto al periodo monárquico de la bandera nacional que pasa a ser tricolor, ya
que se le añade el color morado del pendón castellano (bandera o estandarte más
largo que ancho), como un símbolo del deseo de profunda renovación a que aspiraba
el Estado republicano.

El art 11 recoge el principio de descentralización territorial que busca compatibilizar un


modelo de estado centralista con la autonomía de municipios y de regiones, para dar
respuesta a las aspiraciones de los nacionalismos catalán, vasco y gallego,
abriéndose la posibilidad de tener sus propios estatutos de autonomía. Con esto,
queda garantizado el apoyo a la República de los nacionalistas de Cataluña y del País
Vasco, ya sean conservadores o de izquierdas.

La Constitución recoge un amplísimo catálogo de derechos, además de la libertad de


expresión, reunión y asociación, destaca el reconocimiento, por primera vez en la
Historia de España, del derecho de las mujeres a participar en el sistema político, tanto
eligiendo representantes como siendo elegidas. La igualdad de género en cuanto al
derecho de sufragio (art. 36) fue uno de los logros más importantes de esta
Constitución.

En lo referente a la cuestión religiosa, la Constitución declara a España como un


estado laico (art. 3), este fue uno de los puntos más controvertidos donde no fue
posible el consenso. Se produce una separación real entre Estado e Iglesia y el
catolicismo deja de ser una seña de identidad.

En consonancia con el principio de laicismo, la Constitución reconoce el matrimonio,


civil, el divorcio y la igualdad, a todos los efectos, de los hijos matrimoniales y
extramatrimoniales.

Los últimos artículos se refieren a refieren a la reorganización de los poderes del


Estado. El poder legislativo reside en el Congreso, elegido por los ciudadanos y es
unicameral, rompiendo así con una tradición de bicameralismo que venía desde la
Constitución de 1837. Por último se habla del del Presidente de la República, de sus
funciones y de la forma de elegirlo. El presidente de la República ocupa la presidencia
del Estado, es el máximo representante de la Nación, con facultad para disolver las
Cortes y convocar nuevas elecciones siempre de forma justificada, podría ser cesado
por las Cortes antes de acabar su mandato de 6 años, si ha disuelto dos veces el
Congreso como ocurrió con Alcalá Zamora en 1936, sustituido por Azaña como
Presidente de la República.
Explique razonadamente el tipo de texto y resuma las ideas fundamentales del
mismo.

Acto de constitución de la Confederación Española de Derechas


Autónomas.

Anoche se constituyó (…) la Confederación Española de Derechas Autónomas. (...)


(...) Gil Robles, en las palabras finales, decía:
"Debemos felicitarnos de los trabajos, de la misma diversidad de tendencias
manifestadas, porque sólo han revelado la pugna de llevar a las conclusiones la
interpretación más fiel y avanzada de la doctrina social y política cristiana. Dios ha
bendecido nuestros trabajos porque los ha presidido la humildad del corazón y la
pureza de los fines. Me limito, pues, a darle las gracias y a declarar solemnemente que
ha quedado constituida la CEDA, que ha de ser el núcleo derechista que salve a la
Patria, hoy en peligro". (...)
Al discutirse, por la tarde, después de terminar todas las secciones sus respectivos
trabajos, el Estatuto de la CEDA, se admitieron como coincidencias fundamentales de
los partidos que la integran -aparte de las conclusiones aprobadas en detalle- las
siguientes, debidas a la iniciativa de la Derecha Regional valenciana:
a) Afirmación y defensa de los principios fundamentales de la civilización cristiana.
b) Necesidad de una revisión constitucional de acuerdo con dichos principios.
c) Aceptación, como táctica para toda su actuación política, de las normas dadas por
el Episcopado a los católicos españoles en su declaración colectiva de diciembre de
1931
(El Debate, 5 de marzo de 1933)

RESPUESTA:

Se trata de una fuente primaria, un texto político-circunstancial. Es un fragmento de un


artículo del periódico católico “El Debate”, que se convierte, en la Segunda República
en el medio de comunicación que da voz a los sectores derechistas y católicos, en el
que se informa a la opinión pública sobre la constitución de un nuevo partido o
agrupación política: la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) y de
parte de su programa. Está fechado el 5 de marzo de 1933, al final de la primera
etapa o bienio reformista (1931-1933) de la Segunda República en la que habían
gobernado los partidos republicanos con el apoyo de los socialistas.

En el texto se recoge parte del discurso de su dirigente, Gil Robles, un abogado


procedente de Acción Católica, que había sido elegido diputado en 1931 por el Bloque
Agrario y que fue nombrado presidente de Acción popular y de la CEDA.

En su discurso, se refiere, en primer lugar a la integración de diversas tendencias:


Asociación Católica Nacional de Propagandistas, Derecha Regional Católica, etc. en
una nueva agrupación política, la CEDA, que pretendía reunir a toda la oposición de
derechas, y superar la desunión había provocado los malos resultados electorales de
1931. Su objetivo es alcanzar el poder para “salvar a la Patria, hoy en peligro” en clara
alusión a la política llevada a cabo por republicanos y socialistas.

El periodista informa del programa de la CEDA, recogido en sus Estatutos: defender la


civilización cristiana, amenazada según ellos por la Constitución republicana de 1931 y
otras medidas del gobierno republicano-socialista. Esto implica la necesidad de revisar
la Constitución y derogar las leyes laicas (matrimonio civil, divorcio), fomentando la
educación católica. Todo ello siguiendo directrices de la jerarquía católica, muy
molesta con las medidas adoptadas por el bienio reformista que suponían una pérdida
de su influencia.. Quieren volver a una sociedad tradicional donde el clero recupere su
autoridad perdida. (En el texto no se recogen otros puntos del programa de la CEDA
como la paralización de la reforma agraria, la defensa de los intereses económicos
agrarios, la reducción de las autonomías regionales y la limitación de la actividad
sindical.).

La CEDA a va a representar a todos aquellos grupos sociales de la derecha:


terratenientes, Iglesia, parte del ejército, etc. que han perdido sus privilegios con la
llegada de la Segunda República. En las elecciones de noviembre de ese mismo año,
1933, la CEDA será el partido más votado.
Explique razonadamente el tipo de texto y resuma las ideas fundamentales del
mismo.

Manifiesto del Frente Popular

Los partidos republicanos Izquierda Republicana, Unión Republicana y el Partido


Socialista, en representación del mismo y de la Unión General de Trabajadores;
Federación Nacional de Juventudes Socialistas, Partido Comunista, Partido
Sindicalista, Partido Obrero de Unificación Marxista, sin perjuicio de dejar a salvo los
postulados de sus doctrinas, han llegado a comprometer un plan político común que
sirva de fundamento y cartel a la coalición de sus respectivas fuerzas en la inmediata
contienda electoral y de norma de gobierno que habrán de desarrollar los partidos
republicanos de izquierda, con el apoyo de las fuerzas obreras, en el caso de victoria
(...).
I.- Como suplemento indispensable de la paz pública, los partidos coaligados se
comprometen:
A conceder por ley una amplia amnistía de los delitos político-sociales cometidos
posteriormente a noviembre de 1933 (...).
III.- Los republicanos no aceptan el principio de la nacionalización de la tierra y su
entrega gratuita a los campesinos, solicitada por los delegados del partido socialista
(...). En cambio, consideran conveniente una serie de medidas que se proponen la
redención del campesinado y del cultivador medio y pequeño (….)
IV. Los partidos coaligados repondrán en su vigor la legislación autonómica votadas
por las Cortes Constituyentes y desarrollarán los principios autonómicos consignados
en la Constitución (…)
(El Socialista, 16 enero 1936)

RESPUESTA:

El texto a comentar es una fuente primaria de carácter político-circunstancial. El autor


es colectivo, “el Frente Popular”, una coalición de partidos de izquierdas, cuyo nombre
se inspira en el que se que había creado Francia, que llegan a un acuerdo para
presentarse unidos a las elecciones de febrero de 1936. El destinatario, es público, ya
que se trata de un texto dirigido a los electores que deben decidirse entre distintas
opciones políticas.

La finalidad pues del documento, dar a conocer su programa electoral e indicar los
principios que van a dirigir su acción de gobierno en el caso de ganar las elecciones.
La fecha es febrero de 1936, momento en el que finaliza el bienio conservador o
radical-cedista. La caída de Lerroux y a la negativa del presidente de la República,
Alcalá Zamora al designar como jefe de gobierno al cedista Gil Robles, llevan a
disolver las Cortes y convocar elecciones.

En el texto propiamente dicho se pueden diferenciar dos partes:


En la primera parte se presenta la coalición de izquierdas y sus partidos integrantes:
partidos republicanos, de la izquierda burguesa como la Izquierda Republicana (IU),
fundada en 1935, por el propio Manuel Azaña, como resultado de la fusión de varios
partidos republicanos (la antigua ORGA, Partido Radical-Socialista independiente y
otros) y Unión Republicana (UR), fundado por Martínez Barrio, en septiembre de 1934,
como fusión de varias formaciones con idea de recomponer la unidad republicana
y formaciones obreras como el Partido Socialista Obrero española (PSOE) , La UGT
y las Juventudes socialistas, todos ellos de ideología marxista; el Partido Comunista
(PCE), nacido en 1921, como una escisión del PSOE con ideología marxista-
estalinista y sin especial relevancia hasta el comienzo de la Guerra Civil, si bien es el
partido que propone la coalición. Y, por último, Partido Obrero de Unificación Marxista
(POUM), de implantación sobre todo catalana y con ideario marxista trotskista y
anarquista.

La estrategia de unión de demócratas, partidos de izquierda y obreros para frenar el


ascenso del fascismo era defendida por los comunistas y se había llevado a cabo en
otros países como Francia. El objetivo fundamental era evitar el triunfo de los partidos
de derecha en las elecciones que habían paralizado durante dos años todas las
reformas políticas y sociales emprendidas en el primer bienio de la República.

En la segunda parte del texto aparecen descritos los puntos de acuerdo. En el texto
se recogen:
La amnistía para todos los presos por delitos políticos relacionados con la revolución
de 1934, que tuvo como escenario principal a Asturias, donde se inició una huelga
general revolucionaria y en Cataluña. Ambos movimientos fueron duramente
reprimidos.
Desarrollo del modelo de descentralización territorial previsto en la Constitución de
1831, lo que suponía restablecer el Estatuto de Autonomía de Cataluña, ya aprobado y
completar el proceso de transferencia de competencias hacia Cataluña, que fue
obstaculizada durante el Bienio conservador y aprobar los Estatutos de Autonomía de
Galicia y el País Vasco.

Pero se trataba de un acuerdo de mínimos, debido a la distinta ideología de los


partidos que integraban el Frente Popular. Los republicanos no aceptan los principios
socialistas referidos a la nacionalización de la tierra y su entrega a los campesinos
sino que mantienen la postura de continuar con la reforma agraria que se había
emprendido durante el primer bienio republicano.

Tras una intensa campaña electoral, el Frente Popular ganó la elecciones por un
estrecho margen de votos 48% frente al 46,5% del Bloque Nacional. Se abría así la
última etapa de la II República.