Está en la página 1de 2

TINCIONES HEMATOLOGICAS

Para poder diferenciar los componentes de un extendido de sangre es necesario teñirlos.

Los colorantes más comúnmente usados para las tinciones hematológicas son los derivados de la anilina: colorantes de Romanowsky.

1. La tinción de tipo Romanowsky es muy importante en el laboratorio de hematología porque con ella puede obtenerse una cantidad importante de información a partir de un frotis sanguíneo bien teñido.

Consiste en:

-azul de metileno y sus productos de oxidación (azul B)

- eosina Y

La acción combinada de estos colorantes produce el efecto Romanowsky.

Las propiedades de tinción de las tinciones de Romanowsky dependen de:

- del enlace de los colorantes a las estructuras químicas

- de las interacciones del azul B y la eosina Y

Ejemplos de tinciones efecto Romanowsky:

- Wright

- Wright – Giemsa

- Leishman

- May Grumwald

- Jenner

- May Grunwald-Giemsa

Según su composición química se distinguen tres grupos de colorantes:

- los ácidos como la eosina;

- los básicos, como el azul de metileno y

- los neutros, combinaciones de uno ácido y uno básico que dan tinciones policromas.

Los colorantes ácidos y básicos se encuentran como sales y su característica ácida o básica la da su fracción cromogénica (generadora de color) al tener carga positiva o negativa. En un colorante ácido, la fracción cromogénica posee carga negativa (colorante aniónico) En un colorante básico, la fracción cromogénica posee carga positiva (colorante catiónico) Durante la coloración las fracciones cromogénicas se ligan a componentes tisulares de carga contraria.

El mecanismo por el cual determinados componentes de la estructura celular se tiñen por ciertos colorantes y no por otros depende de:

- diferencias en la estructura química

- diferencias de afinidad

Las sustancias basófilas reciben este nombre porque muestran afinidad por los colorantes básicos (o alcalinos). Las sustancias acidófilas tienen afinidad por los colorantes ácidos. 2. La tinción de Wright: es un tipo de tinción usada en histología para facilitar la diferenciación de los tipos de células de la sangre. Se usa principalmente para teñir frotis de sangre y punciones medulares, para ser examinadas al microscopio. En citogenética se usa para teñir cromosomas, para facilitar el diagnóstico de síndromes y enfermedades.

Lleva el nombre de James Homer Wright, su descubridor, que la obtuvo modificando la tinción de Romanowsky, en 1902.

Debido a que ayuda a distinguir fácilmente las células de la sangre se convirtió en una técnica muy usada para el conteo de los glóbulos blancos, una técnica rutinaria usada cuando hay sospecha de infecciones.

La tinción de Wright es una tinción de tipo Romanowsky.

Una tinción de Romanowsky consiste en azul de metileno y sus productos de oxidación, así como eosina Y o eosina B.

La acción combinada de estos colorantes produce el efecto Romanowsky que da una coloración púrpura a los núcleos de los leucocitos y a los gránulos neutrofílicos y da color rosado a los eritrocitos. Los componentes de este efecto son el azul B y la eosina Y.

Las propiedades de tinción de Romanowsky dependen del enlace de los colorantes a las estructuras químicas y de las interacciones del azul B y la eosina

Y.

Los agrupamientos de ácidos nucleicos, las proteínas de los núcleos celulares y el citoplasma inmaduro reactivo, fijan el azul B, colorante básico.

La eosina Y, colorante ácido, se fija a los agrupamientos básicos de las moléculas de hemoglobina y a las proteínas básicas.