Está en la página 1de 8

U.F. 9 LOS COSTES LOGÍSTICOS

1. EL CONCEPTO DE COSTE LOGÍSTICO Tradicionalmente, los estudios sobre la optimización de costes se centraban en la reducción de los mismos en el proceso de fabricación, olvidando al resto de los departamentos de la empresa. Solo cuando la competencia se volvió más fuerte se comprendió que una de las fuentes más importantes de reducción de costes se encuentra fuera del entorno productivo y está relacionada con las fases que regula la logística. Hay autores que solo contemplan como costes logísticos aquellos que tienen lugar a partir de que el artículo entra en el almacén de productos terminados hasta que llega a su destino final; es decir, asimilan el coste logístico al coste de distribución. Sin embargo, la mayoría añaden a los anteriores los costes de aprovisionamiento. Nosotros vamos a asumir en este texto esta última visión.

Nosotros vamos a asumir en este texto esta última visión. En primer lugar, hay que destacar

En primer lugar, hay que destacar que los costes asociados a estas funciones pueden ser muy amplios y de muy diversa naturaleza, por lo que es necesario especificar en cuáles nos vamos a centrar:

que es necesario especificar en cuáles nos vamos a centrar: En segundo lugar, aunque pueden variar

En segundo lugar, aunque pueden variar entre diferentes empresas y sectores, podemos indicar que la importancia porcentual de los costes logísticos es aproximadamente la que refleja el siguiente gráfico. En él se refleja la importancia de los costes de almacenamiento y distribución.

1

Y en tercer lugar, hay que diferenciar varios conceptos: 2. LOS COSTES DEL DEPARTAMENTO DE

Y en tercer lugar, hay que diferenciar varios conceptos:

Y en tercer lugar, hay que diferenciar varios conceptos: 2. LOS COSTES DEL DEPARTAMENTO DE COMPRAS

2. LOS COSTES DEL DEPARTAMENTO DE COMPRAS

Como ya se ha indicado, el departamento de compras es el encargado de realizar las adquisiciones

necesarias en el momento adecuado, con la cantidad y calidad requeridas y a un precio adecuado.

El coste de compra, que ya hemos estudiado en otras unidades, lo podemos asumir como el formado por el precio de compra unitario multiplicado por el número de unidades adquiridas. De dicho importe habrá que deducir los descuentos y bonificaciones obtenidos, así como las subvenciones recibidas por la compra (si las hubiera).

De igual forma reseñamos que eI IVA/IGIC, en tanto sea recuperable, no forma parte del coste de compra. Por lo que respecta a los rappels obtenidos por el volumen de compras realizadas a lo largo de un periodo de tiempo, y que en muchas empresas son decisivos a la hora de seleccionar al proveedor, habrá que realizar un prorrateo de los mismos si la empresa los considera importantes.

de los mismos si la empresa los considera importantes. 3. LOS COSTES DE ALMACENAJE Y DISTRIBUCIÓN

3. LOS COSTES DE ALMACENAJE Y DISTRIBUCIÓN

El coste del almacenaje y distribución comprende los siguientes elementos:

a) El coste del espacio. En este apartado se incluyen:

- La cuota de arrendamiento del almacén. Si es propiedad de la empresa, el coste vendrá referido a la

cuota de amortización de la construcción.

- El coste de financiación, es decir, los intereses abonados en el periodo si el almacén ha sido adquirido con un préstamo.

2

- Los costes de reparación y conservación del almacén.

- El seguro del edificio.

- El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (lBI), o cualquier otro impuesto que recaiga sobre el edificio.

- En este apartado no solo contemplamos el coste de emitir los pedidos, sino también los derivados del seguimiento y control de los mismos.

b) Amortización de equipos y programas informáticos. El concepto de amortización y su cálculo ya lo

has aprendido en otros módulos relacionados con la contabilidad, por lo que nos ahorramos las explicaciones. Aquí se incluye la amortización de los equipos y medios de manipulación y almacenaje.

c) Costes financieros. Se incluyen aquí los intereses que la empresa debe abonar en el caso de que los

anteriores equipos hayan sido adquiridos con préstamos. d) Costes derivados de comunicaciones. Esta categoría comprende todos aquellos costes que se

derivan de emitir y recibir pedidos, como pueden ser teléfono, fax, ADSL, etc.

e) Costes de manipulación. Son los recursos empleados para manipular el almacén. Dentro de este

apartado podemos incluir:

- Los sueldos y salarios de las personas que manipulan montacargas, transelevadores, transportadores,

grúas, etc.

- Los gastos de reparación y conservación de los equipos de manipulación y almacenaje (estantes, máquinas, etc.).

f) Costes de distribución. Los conceptos que comprende este tipo de coste son muy parecidos a los

anteriores:

- Alquileres o amortizaciones.

- Intereses por financiación.

- Reparaciones y conservación.

g) Costes del transporte. Dependen de muchas variables. Según la Dirección General de Transporte,

destacan las siguientes:

- La amortización del vehículo.

- La financiación del vehículo.

- Los seguros.

- Los costes fiscales.

- El personal de conducción.

-

Las dietas.

-

El combustible.

-

Los neumáticos.

-

El mantenimiento.

-

Las reparaciones.

En la tabla siguiente se resume el cálculo de las partidas más importantes de costes de almacenaje y

distribución:

3

Tanto en el cálculo de la amortización de los elementos de transporte como en el

Tanto en el cálculo de la amortización de los elementos de transporte como en el de sus costes de financiación se tendrán en cuenta todos los elementos, es decir, vehículos de tracción, semirremolques, remolques y equipos auxiliares.

4

4. CLASIFICACIÓN DE LOS COSTES

La clasificación de los costes la podemos realizar en función de una doble perspectiva:

a) En función de los elementos que forman el coste y su asignación al producto, los costes pueden ser

directos e indirectos.

b) Según su relación con el nivel de actividad, los costes pueden ser variables y fijos.

nivel de actividad, los costes pueden ser variables y fijos.  Métodos para separar los costes

Métodos para separar los costes fijos y variables

Cuando una empresa dispone de información sobre el volumen de producción de periodos inmediatamente anteriores, y sobre el importe de las correspondientes cargas, puede tratar de estudiar con base en ello el comportamiento de los costes. Este estudio se puede realizar por diferentes

métodos. Nosotros desarrollaremos dos de ellos: el método gráfico y el de los mínimos cuadrados.

Método gráfico

Consiste en construir un gráfico, en el cual el coste se muestra sobre el eje vertical y el volumen de actividad sobre el eje horizontal. Los costes observados a distintos niveles de actividad se ubican así en el gráfico, y se ajusta una línea a los puntos señalados. No es un método muy riguroso, pero es útil para tener una primera idea sobre las cargas que son aparentemente fijas o variables (siempre con una cierta experiencia disponible).

Método de los mínimos cuadrados

Este enfoque es más complejo que el del método gráfico, pero es mucho más preciso. Más que trazar una recta ajustada de manera visual, el método de mínimos cuadrados traza la recta por análisis

5

estadístico. Como sabemos, la recta obtenida por el método

gráfico

matemáticos. Partimos de las variables siguientes:

puede calcularse siguiendo métodos

x

= Volumen de producción

C

F = Costes fijos

a

= Costes variables medios

C

= Costes totales del elemento que se trate

Pretendemos llegar a la ecuación de la recta C = C F +

a . x

Según este método, los costes variables medios son:

a . x Según este método, los costes variables medios son: Donde: C i = Distintos

Donde:

Según este método, los costes variables medios son: Donde: C i = Distintos valores de los

C

i = Distintos valores de los costes totales (fijos más variables)

C

= Media aritmética de los costes totales

X

i = Distintos volúmenes de producción

x

= Media aritmética de los volúmenes de producción

Y

como ya sabemos:

de los volúmenes de producción Y como ya sabemos: Los costes fijos son: 5. LA ASIGNACIÓN

Los costes fijos son:

producción Y como ya sabemos: Los costes fijos son: 5. LA ASIGNACIÓN DE COSTES A LOS

5. LA ASIGNACIÓN DE COSTES A LOS PRODUCTOS Para el cálculo de los costes del producto final de la empresa es necesario atender a las distintas fases de actividad, ya que se trata de una mezcla de datos procedentes de la contabilidad general y de la contabilidad de costes o analítica, separando Los distintos componentes de coste por márgenes. De ahí que sea necesario separar los distintos componentes de coste fijo y variable, por un lado, y de coste directo e indirecto, por otro.

6

Para comprender mejor la clasificación anterior, estudiaremos ahora el cálculo del coste del producto, uno

Para comprender mejor la clasificación anterior, estudiaremos ahora el cálculo del coste del producto, uno de los objetivos esenciales de la contabilidad de costes o analítica. A continuación te representamos en un esquema cómo se incorporan los costes a producto final:

de costes o analítica. A continuación te representamos en un esquema cómo se incorporan los costes

7

La cuenta de resultados analítica nos vendría dada por el siguiente cuadro:

analítica nos vendría dada por el siguiente cuadro: En las tablas anteriores hemos podido ver cómo

En las tablas anteriores hemos podido ver cómo se asignan, con carácter general, el coste a los productos. No obstante, existen tres variantes en la forma de asignación:

El modelo de Coste Completo (Full-Cost), donde tanto los costes fijos como los costes variables se imputan a los productos, de forma que las existencias finales de productos terminados llevan incorporados ambos costes.

El modelo de Coste Variable (Direct-Cost), solo imputa a los productos el coste variable, cargando el coste fijo al periodo; es como si el producto pudiera hablar y les dijera a los defensores del coste completo: «¿Por qué me imputas unas cargas (las fijas) cuando la empresa las tiene que soportar independientemente de que me produzca o no?». En este caso las existencias finales de productos solo llevan incorporados los costes variables.

El método ABC (Activity Based Costing, modelo de costes basado en las actividades) nos indica que los productos no consumen recursos, sino actividades, y son estas las que, a su vez consumen los recursos, es decir, los costes. Por tanto, habrá que asignar los costes a los productos a través de las actividades necesarias para la producción de los mismos.

8