Está en la página 1de 3

CLASIFICACIÓN DE LAS FIBRAS NERVIOSAS

Fibra nerviosa es el nombre que se le da a un axón o una dendrita de una célula nerviosa. La estructura de los axones y las dendritas, en el sistema nervioso central los haces de fibras nerviosas suelen denominarse tractos nerviosos; en el sistema nervioso periférico los haces de fibras nerviosas se denominan nervios periféricos.

En las porciones central y periférica del sistema nervioso hay dos tipos de fibras nerviosas, a saber, las fibras mielínicas y las fibras amielínica:

Cuando hablamos de fibras nos referimos a axones. Los axones mielínicos son aquellos que están recubiertos por una envoltura de un material de tipo graso llamado mielina. Los axones amielínicos son aquellos que carecen de esta envoltura de mielina.

FIBRAS MIELÍNICAS.

Una fibra nerviosa mielínica es aquella que está rodeada por una vaina de mielina. Ésta no forma parte de la neurona sino que está constituida por una célula de

sostén. En el sistema nervioso central la célula de sostén es el oligodendrocito; en el sistema nervioso periférico se denomina célula de Schwann.

La vaina de mielina es una capa segmentada discontinua interrumpida a intervalos regulares por los nodos de Ranvier. Cada segmento de La vaina de mielina mide aproximadamente 0,5 a 1 mm de longitud. En el sistema nervioso central cada oligodendrocito puede formar y mantener vainas de mielina para hasta 60 fibras nerviosas (axones). En el sistema nervioso periférico hay una sola célula de Schwann para cada segmento de una fibra nerviosa. La envoltura de mielina recibe el nombre de "vaina de mielina". Al ser un material graso, la mielina no conduce la corriente eléctrica: es aislante. De esta manera el axón queda aislado eléctricamente del líquido extracelular. Sin embargo, esta "vaina de mielina" no es contínua, sino que se va interrumpiendo regularmente, de manera que hay punros del axón que quedan aislados eléctricamente del líquido extracelular y otros que no.

Las zonas del

azón

rodeadas

de

mielina

reciben

el

nombre

de

internodo.

En cambio, las zonas del azón no

rodeadas de mielina reciben el nombre

de

nódulo

de

Ranvier.

De esta manera se van alternando zonas aisladas (internodos) con zonas no

aisladas (nódulos de ranvier)

Esto es muy importante a la hora de transmitir información. La "vaina de mielina" está formada por unas células que son diferentes en el Sistema Nervioso Central (SNC) que en el Sistema Nervioso Periférico (SNP).

En el SNP las células que forman la mielina se denominan "células de Schwann". En un determiando momento del desarrollo la célula de Schwann empieza a

rodear el axón, de manera que alrededor de éste hay membranas de la célula de Schwann (no citoplasma, de éste hay poco). Así pues, este conjunto de capas de membrana de la célula de Schwann es lo que forma la mielina en el SNP. El espacio libre que queda entre dos células de Schwann es el nódulo de Ranvier.

En el caso del SNC las células que forman la mielina son los "oligodendrocitos". Éstos tienen varias prolongaciones, cada una de las cuales rodea un segmento de axón, formando la mielina. De este modo, el mismo oligodendrocito forma diversos internodos. También aquí se van alternando internodos y nódulos de ranvier.

rodear el axón, de manera que alrededor de éste hay membranas de la célula de Schwann

FIBRAS AMIELÍNICAS.

Son aquellos axones que no estan recubiertos por mielina. Ello se debe a que las células de Schwann los rodean sólo parcialmente, permitiendo la entrada al líquido extracelular (no hay capas de membrana de la célula de Schwann). Por lo tanto, conducirán la información de forma diferente a las fibras mielínicas. En este caso, las células de Schwann protegen a los axones, pero no los aislan.

Estas diferencias se deben a que hay zonas del cerebro que tardan más en desarrollarse (mielinizarse) Los axones más pequeños del sistema nervioso central, los axones posganglionares de la porción autónoma del sistema nervioso y algunos axones sensitivos finos asociados con la recepción del dolor son amielínicos.

En el sistema nervioso periférico cada axón, que suele medir menos de 1 Jim de diámetro, indenta la superficie de la célula de Schwann de modo que se ubica dentro de una depresión. Hasta 15 o más axones pueden compartir una sola célula de Schwann, cada uno ubicado en su propia depresión o a veces compartiéndola. En algunos casos las depresiones son profundas y los axones están incluidos en la profundidad de las células de Schwann y forman un mesoaxón a partir de la membrana plasmática de la célula. Las células de Schwann se encuentran cerca unas de otras a lo largo de los axones y no hay nodos de Ranvier.

Estas diferencias se deben a que hay zonas del cerebro que tardan más en desarrollarse (mielinizarse)