Está en la página 1de 10

Llegó el momento.

Es el día de partir, de dejar atrás
otra etapa de sus vidas para comenzar una nueva.
Y eso es difícil.
Pasaron nueve años; y con ellos, quedaron
sueños, algunos cumplidos y otros por cumplir.
Quedaron fantasías, historias, anécdotas, ...
Buenos y malos momentos compartidos con
amigos, alguna que otra travesura, y miles y miles
de recuerdos que hoy se agolpan en la memoria
como queriendo salir, intentando detener el tiempo
para evitar la partida. Recuerdos para ser contados
permitiendo que una lágrima escape de nuestros
ojos. Recuerdos que, aunque parezcan lejanos,
nunca podrán ser olvidados.
Y una vez más, como hace nueve años, vuelven
seguramente a estar asustados ante lo
desconocido.
Hoy se van . Deben partir. Por más que nosotras
quisiéramos no podemos detener el paso del
tiempo para que sigamos juntos acá en la escuela,
estudiando jugando, corriendo, cantando,
divirtiéndonos.
Llevan un baúl que no pesa demasiado, pero que

. Todas esa cosas quedarán muy bien guardada en nuestros corazones y serán como luciérnagas que iluminarán nuestros pensamientos cuando nos invada la tristeza de saber que el año que viene ya no vendrán. Una carta para mis alumnos . y en el corazón. un dejo de tristeza quizá. sus miradas. Llegó el momento.. pero no permitamos que esta despedida oscurezca el brillo que se han ganado luego de todos estos años de estudio y dedicación. sus risas. sus gestos. A nosotras nos dejan su alegría. que esa melancolía deje correr lágrimas de emoción. Ahora sí. Permitamos que esa pena salga. Los vamos a extrañar. Los queremos mucho. Es por eso que debemos hacer que despedida no sea un "adiós" que sea un "hasta siempre".está repleto de ilusiones aguardando realizarse. sus sonrisas y también sus lágrimas. Y gracias por dejarnos otra página de su historia que forma parte de nuestra historia. Llevan en las manos puñados de esperanzas. Hasta siempre.

. la primera a la que le dí clases es ahora un grupo de dentistas con lo que ya será probabemente un lustro de experiencia profesional.. He visto pasar muchas generaciones frente a mí. amor y desvelos para guiarlos en sus caminos.. contamos la historia de las despedidas.. perdidas en un mundo lejano. lo que en realidad es poco en comparación con muchos de los que seguimos este camino. Uno recuerda siempre con cariño a cada uno de los que alguna vez estuvieron sentados en su pupitre levantando la mano o haciéndonos enojar. otras veces la soledad que te da el estar parado frente al pizarrón con las miradas de otros veinte frente a tí. he invertido tanto tiempo. claro que siempre llegan caras nuevas a reponer el sentimiento y también es satisfactorio encontrarlos de vez en cuando y saber que de algún . de los que espero haber podido dejar aunque sea una minúscula huella. dedicación. también el enojo y la decepción. Pocas veces. En el rumbo de nuestra historia están los momentos felices en los que sientes el cariño. energía. sin embargo.. La verdad es que nunca he sido fan de las despedidas. Esta profesión es una montaña rusa de emociones. que cuando llega la hora del adiós. menos aun de las de mis alumnos.He tenido el gusto y a veces el disgusto de dar clases desde hace diez años.. siempre se queda un pedacito de mi corazón vacío. la admiración y el agradecimiento de tus estudiantes. también tengo ya colegas psicólogos.

hacia dónde viajarán. no tienen tanto que agradecerme a mí. Este grupo especial de almas. cabecitas y almas llenas de amor y curiosidad. y se me inunda el alma con lágrimas. forzaron mi creatividad y me enseñaron que no hay que poner una línea invisible entre los corazones de las almas que se tocan. como yo a ellos. ellos no tienen ni idea de todo lo que les espera. A ellos. seguirán estando siempre en tu corazón. Desde el primer día que me paré frente a la clase descubrí personalidades maravillosas. tengo que decir adiós a un grupo de alumnos nuevamente. aun cuando ya no veas a esas personas todos los días. y creo que nunca me había sentido tan conmovida por la despedida como esta vez. cuando se supone que son los . pero siempre hay alguna con la que uno se identifica más. Cada vez que tengo que decir adiós a un grupo de alumnos. Esta vez. que me hacían esforzarme aun más por ser la mejor maestra posible. me invade la nostalgia y recuerdo mis últimos días de estudiante en la escuela. la vida les ha dado duras lecciones. me imagino cómo sus vidas cambiarán.modo he sembrado semillitas. a veces se establece una conexión invisible. Todas las generaciones son especiales. en los momentos difíciles. nuevos hilos se tejen desde nuestros centro energéticos y sabes que.

unos me han enseñado que la tenacidad tiene frutos. porque en los momentos difíciles. Se termina este ciclo de tres años. Sin embargo. por el amor y buen humor con el que colmaron mis días. que siempre vale la pena tener una sonrisa que regalar.. hinchada de aprendizajes."mayores" quienes deben proporcionar apoyo.. llenos de esperanza y energía para enfrentar el mundo que pronto se abre ante sus ojos. fueron ellos . los he visto crecer y florecer en los jóvenes adultos que hoy son. que ni las enfermedades ni los abandonos son motivos para rendirse. otros que la vida no se acaba por más pérdidas que uno pueda enfrentar. uno nunca sabe a quién le puede iluminar un día nublado. Cada uno de ellos ha traído a mi vida una gran dosis de amor. por que estoy segura que sus aportaciones a la vida serán muy útiles para la realidad a veces tan dura que nos toca vivir. Me imagino el primer día de clases del próximo curso escolar sin su abrazo de los buenos días y se me llenan los ojos de melancolía. me alegra también saber que estos niños pronto estarán sembrando sus semillas en el mundo y mi corazón se llena de esperanza y tranquilidad. y me dejan llena de orgullo. y la verdad es que no quiero dejar de ser parte de sus vidas. Hoy quiero agradecerles por su cariño incondicional. así es como debe ser. fueron ellos quienes con su fortaleza y unidad nos dieron enseñanzas invaluables.

profesores. apoderados. Señores directivos. todas esas anécdotas de nuestra construcción como personas. Algún día. para retribuirles con algo lo mucho que me han dado. son sus satisfacciones futuras el motor de nuestros desvelos y el ancla de nuestras neurosis. por lo que nos llevó tiempo conocernos. por no decir irreal el atribuirnos como sus profesores algunos de sus triunfos. queridos alumnos: Este momento marca el cierre de una importante etapa. ellos mismos con su madurez y las experiencias que han transitado.. cambios y transformaciones propias de la juventud. Espero de verdad haber podido dejarles alguna enseñanza. también construyeron con su presencia parte de quien ahora soy. en la cual cada uno de ustedes vivieron muchos cambios: el paso de la niñez a la adolescencia. es por generaciones como la suya que los maestros nos levantamos todos los días y luchamos por hacer bien nuestro trabajo.con sus bromas y sus abrazos los que aligeraron mis mañanas pesadas. porque no sólo se construyeron ellos. . porque en realidad sólo hemos sido unos compañeros en un pedacito del camino.. estoy segura. nuestros caminos se volverán a encontrar y recordaremos con alegría todos los momentos que compartimos. Vivimos situaciones alegres y otras no . pero también disfruten de su entusiasmo y alegría. Sería muy presuntuso. Pasamos por malos momentos que con esfuerzo logramos superar. se han cosido las alas y hoy están listos para volar.

pero también han vivido momentos de crecimiento. padres de familia. pero en estas siempre estuvo el ·animo. y estimados graduados que hoy nos acompañan: Es para mí muy grato poder expresar a ustedes estas breves pero significativas palabras. de satisfacción y de frustración. compañeros maestros. toda la suerte y el éxito. recuerdos de momentos de encuentro y de desencuentro.tanto. las que bien encausadas contribuir en la formación de seres capaces de desenvolverse en un mundo que cada día requiere de mayor esfuerzo y de mejores intenciones. Buenos días honorable presídium. de alegría y de tristeza. el sentimiento y el deseo de que fueran mejores. Estoy segura de que guardan hermosos recuerdos de su Enseñanza Básica. y por ultimo no pierdan de vista sus metas. de nuestra separación. no se impacienten. siempre hay tiempo. Les deseo a todos ustedes. de todo corazón. de ánimo y de desesperanza. su profesora jefe. . pero antes quiero entregarles mis últimos consejos como su profesora tutora: sigan siendo los jóvenes buenos. vivan y convivan en el respeto. SÈ que todo no ha sido fácil. Llega el momento de la despedida. Como tantas veces les he insistido. Con cariño. agradables. con su gran energía y potencialidad. y eso me lo han demostrado durante estos tres años que hemos permanecido juntos. alegres y afectuosos de siempre.

o gramática inglesa. y de cada uno de ustedes dependerá el éxito que conseguirán siempre con disciplina y esmero. . sino también a como ser más humanos. Aprovechen lo aprendido de sus maestros y maestras y no me refiero solamente a regletas. Han dado un paso esencial en su camino de la educación pero todavía tienen muchos que dar.Las experiencias vividas en estos seis años sé que son innumerables. geo-planos. aprendieron cosas que quisimos enseñarles como amigos. en todos los sentidos. en esta época donde todo es rápido y la información se tiene a la mano deben aprender a ser selectivos y cuidadosos con lo que es benéfico o no. estos años requirieron de su esfuerzo y dedicación. proyectos. Chicos les ha tocado vivir en una época difícil. operaciones básicas. y hoy no es más que el resultado de todo su empeño. muy diferente a la que sus padres o sus abuelos les tocó. no como docentes. y estoy segura que el llegar hoy aquí para muchos de ustedes no fue fácil. reglas ortográficas. hoy en día gracias a la tecnología abrirse paso en la vida no solo requiere de personas bien preparadas académicamente sino de aquellas que estén dispuestas a dar todo por lograr sus objetivos.

a ser consecuentes con sus actos y sobre todo a aprender de los errores. aprendieron a ser siempre sinceros con sus sentimientos y pensamientos. los días de juego. nuestro maratón. los triunfos y .Aprendieron a no dejarse arrastrar por ningún obstáculo y a tratar de buscar solución a los conflictos. cantos y aquellos nervios que sentíamos minutos antes de cada una de ellas. como olvidar el campamento y esa sensación de independencia. de pleitos ingenuos. todas estas son herramientas indispensables que quisimos transmitirles para hacer de ustedes mejores personas Yo tuve la suerte de estar con ustedes en este último año de su nivel primaria. poesías. todas nuestras presentaciones como los bailes. a seguir las reglas. a valorar la amistad. la alegría. la despedida de buenos amigos que están en otros lugares del mundo. compartiendo una serie de vivencias y construyendo día a día fuertes lazos de respeto y cariño que mantengo especialmente guardados en mi corazón. la confianza y el trabajo en equipo. las fiestas sorpresas. a respetar al compañero. la solidaridad. a ser ordenado. la unión. de goles metidos.

El siguiente paso será una época cargada de nuevos aprendizajes y tareas. llenos de éxito profesional y con una gran plenitud en su interior. continúen esforzándose por su educación y aspiraciones. tantas emociones que serán difíciles de olvidar. deseos. y crecimiento individual.derrotas de todos los concursos. ya que en él se refleja la esperanza. las risas y también sus llantos. que tengan todos muy buena suerte para lo que venga y ¡HASTA SIEMPRE! . hoy se despiden de quienes estuvieron al pendientes de su éxito académico. el estrés de los exámenes bimestrales y todo el esfuerzo que pusieron a nuestras obras teatrales. sino preferiría decir un “hasta siempre”. ilusiones. llena de nuevas personas que serán sus nuevos formadores y guías. de nuevos compañeros. No les digo adiós. los regaños. y sueños de encontrarlos nuevamente convertidos ya en esas personas de éxito que siempre vi en cada uno de ustedes. como seres humanos y estudiantes en su primaria con la visión hacia el futuro en el que no tengo la menor duda de que algún día serán hombres y mujeres de bien. sin dejar a un lado las enseñanzas de quienes hoy quedamos en el pasado.