Está en la página 1de 3

Modelo rentista Venezolano

Como sabemos, el tradicional modelo rentista petrolero que ha signado el desarrollo venezolano se soporta
fundamentalmente en la renta derivada de las exportaciones de hidrocarburos, las cuales están condicionadas
por la capacidad productiva de Pdvsa y por las realidades del mercado energético internacional, que define
las condiciones en términos de demanda y precios.
En las actuales circunstancias, y ante una marcada tendencia hacia la baja de los precios y la incapacidad de
Pdvsa para enfrentar esa realidad con incrementos de producción, debido a su deterioro operativo y elevado
endeudamiento, no hay dudas de que el país va a confrontar el colapso de este modelo, cuyas consecuencias
se van a reflejar en fuertes restricciones para el mantenimiento de los programas (misiones) sociales que,
con clara intención clientelar y populista y una gestión poco transparente, se han venido impulsando bajo el
absurdo criterio de responsabilizar a Pdvsa de los mismos
A esta coyuntura se agrega la profunda dependencia monoexportadora de hidrocarburos de nuestro país,
acentuada por el empeño de implantar un modelo de capitalismo de estado, destructor de la economía
privada nacional que ha acrecentado la dependencia de los mercados internacionales para satisfacer las
necesidades de la demanda interna, al extremo de que en la actualidad estamos importando a costos
crecientes 70% de lo que comemos; todo lo cual contribuye a la profundización de la crisis, en términos de
inflación, inoperativos controles de precios, desabastecimiento, caída del consumo interno y la posibilidad
de una nueva devaluación con las consecuencias sociales reconocidas.
Para desmontar la trampa del rentismo se requiere impulsar una estrategia energética integral con una
propuesta consensuada de reorientación de nuestro desarrollo, fundamentada en la promoción de la cultura
de la competitividad y el emprendimiento para reemplazar el hábito de la búsqueda de la renta y del
rentismo populista como objetivos del crecimiento económico, lo que supone impulsar un modelo de
economía social y ecológica de mercado basado en un gran esfuerzo educativo para acrecentar los valores
del capital social y formar los ciudadanos con principios éticos y mentalidad creativa, emprendedora y
competitiva que asegure ese cambio, en un entorno democrático y de igualdad de oportunidades para todos.
Se requiere reintegrar a Pdvsa a sus objetivos fundacionales para recuperar su capacidad productiva, y
profundizar la nacionalización petrolera con un gran proyecto de industrialización interna de nuestros
hidrocarburos, para darle mayor valor agregado a las exportaciones derivadas de esta industria y dinamizar
la demanda de empresas locales de ingeniería y servicios vinculados a estos desarrollos.
El cambio propuesto exige de un acuerdo nacional y de largo plazo para impulsar la diversificación de
nuestra economía apalancada en el uso inteligente y transparente del recurso petrolero, con amplia
participación de la inversión privada nacional e internacional y con clara conciencia del posible reemplazo
de los hidrocarburos como fuente energética fundamental debido a las presiones ambientalistas, a razones
geopolíticas y, especialmente, por importantes avances científicos que se están impulsando en el ámbito
energético global
Insistimos en que la discusión del tema debe incorporarse en el debate electoral que se avecina, entendiendo
que para romper con la trampa del rentismo es fundamental un cambio de mentalidad del venezolano, a
todos los niveles tal y como lo pregonaba Arturo Uslar Pietri cuando nos decía que "Venezuela requiere
grandes reformas, requiere grandes cambios de mentalidad, requiere salir de ese fácil entreguismo a la
riqueza petrolera, al reparto de la renta y comenzar a ser un país productivo".
Estado rentista es un término usado en política para designar a países no democráticos que aseguran un
mínimo bienestar a la población gracias a los ingresos derivados de importantes actividades económicas no
productivas, generalmente la extracción de petróleo. Según algunos politólogos y economistas, esta práctica
permite limitar las libertades públicas por gobiernos dictatoriales evitando la aparición de grandes grupos
sociales disconformes con el régimen.
A finales de la segunda década del siglo XX el petróleo ya se había convertido en la primera actividad
económica del país, superando ampliamente la totalidad de las exportaciones no petroleras de la época. En

es el más extenso y poderoso del mundo del lado acá de la Cortina de Hierro. el cual no alcanza en nuestros días los niveles de principios de la década del 70. donde estimulemos una fuerte ética del trabajo que sea el pilar fundamental para superar el atraso y la pobreza. la estructura económica llegó a abarcar para ese periodo los sectores: agropecuario. la legislación minera venezolana. especialmente en el café. A medida que avanzaba la explotación petrolera. en el pasado. comercial. simultáneamente con las actividades comerciales.estos primeros años de la Venezuela petrolera. promueve los recursos fiscales necesarios para impulsar la dinámica económica del país. la cual. Una de las opiniones más importantes fue sin duda la de Arturo Uslar Pietri. Construimos un Estado monstruoso que aún en nuestros días es difícil desmontar. seguramente. gracias a la explotación petrolera. Venezuela va a llegar a ser un país. Los venezolanos nos acostumbramos a las dádivas gubernamentales. Más tarde. una gran parte de esa riqueza que va a pasar por las manos del Estado. Si sigue creciendo ilimitadamente. quien pensaba que esta renta no debía consumirse sino invertirse en la creación de nuevas riquezas para las generaciones venideras. al subsidio y a la protección arancelaria.. Nosotros tenemos que hacer todo un esfuerzo para que en el porvenir inmediato. Nuestro país se incorporó inicialmente a la actividad petrolera mundial como un mero rentista. el autor de las “Lanzas Coloradas” diría estas proféticas frases: “Una gran parte de esa riqueza. no ya de dependientes del petróleo. Eso vendría mucho después con la maduración de Venezuela como país petrolero. fortificar y extender el Capitalismo de Estado (. Esta es la esencia del famoso artículo “sembrar el petróleo” publicado en el Diario Ahora el 14 de julio de 1936. en una terrible máquina de tiranizar. como en el pasado se convirtió. política y social venezolana tiene su origen en el agotamiento del capitalismo de estado y del rentismo petrolero. en este punto particular. Ese Capitalismo de Estado tiene consecuencias graves. y ese capitalismo monstruoso del Estado. sino de dependientes del Estado.. a fortificar esa clase media y a crear verdaderamente un capitalismo dentro de Venezuela que apenas en nuestros días está dando su primeros vagidos y que ha de ser forzosamente. Arturo Uslar tenía razón. El descubrimiento de grandes yacimientos petrolíferos en un país atrasado y rural no representaba ninguna oportunidad para el nacimiento de una industria petrolera propiamente venezolana. ya que no estaba preparado para hacerlo como productor. minero e industrial. en 1958. Poco a poco las decisiones y estrategias gubernamentales fueron girando en torno a la explotación de . El curso de la historia demostró que. permitió el establecimiento de una industria de enclave que poco a poco se iría convirtiendo en el principal motor de nuestra economía. entre ellos Alberto Adriani quien sostenía que la verdadera riqueza residía en la agricultura. una fuerza estabilizadora. los políticos e intelectuales venezolanos discutían acerca del destino y uso de esta creciente renta. llegará fatalmente a convertirse. no vaya a engrosar. Buena parte de la crisis económica. pura y simplemente.) sino que vaya. muchos consideraban al oro negro como un negocio efímero. que. se ha invertido en crear un Capitalismo de Estado. Modelo Rentista A principios del siglo XX la economía venezolana empieza a desarrollarse un poco más rápido. trabajo minero e industrial. En tal sentido. El reto que tenemos por delante es sustituir esta mentalidad rentista por una productiva. sino como una política permanente. De esta forma. basada en la tradición española que otorgaba el derecho de propiedad del subsuelo al Estado. La gran tragedia del modelo rentista reside en la abrupta caída que ha experimentado el ingreso fiscal petrolero por habitante. liberal democrática en el futuro inmediato del país”. no como una etapa intermedia de un país en desarrollo.

El modelo "por sustitución de importaciones" buscó. . el modelo tenía una falla profunda.hidrocarburos que generaba grandes divisas a la nación. Ese modelo industrial se desarrolló hasta hacer crisis en la década de los ochenta. sino por una renta que se captura en el mercado internacional. básicamente por un producto: El Petróleo. recurso explotado y comercializado por transnacionales hasta inicio de los años 70. despegaría hacia un crecimiento auto-sostenido. A mediados del siglo XX se logró en nuestro país un consenso social y político para intentar construir un modelo industrial. La renta petrolera creó una economía con pies de barro pero nos costó mucho darnos cuenta. de un capitalismo paradójico. por tanto. Según los analistas de entonces. pues no se sustenta principalmente por el trabajo productivo y la ganancia. debido al boom de los precios petroleros en el mercado mundial. también moldeó una sociedad. más allá de ella. mucho antes que en nuestro país. Sabemos que la Venezuela actual es una sociedad levantada por una economía petrolera-rentista. como en otros países de América Latina. El primer gobierno de Pérez. Se suponía que en algún momento la industria no necesitaría más del apoyo de la renta petrolera. luego intermedios y finalmente de capital. pues no lograba que el aparato productivo industrial se independizara de las rentas producidas por el sector primario exportador. usaron la renta para establecer condiciones para comenzar a producir en el país lo que hasta ese momento se importaba. Se empezó por bienes de consumo final. los primeros pasos hacia una Venezuela sostenida. un Estado y un sistema político rentistas. que era incapaz de sostenerse. Dándose con ello. Y. cuando en 1976 se produce la nacionalización del petróleo en el gobierno de Carlos Andrés Pérez. a través de planes de la nación. cuyo motor sería inicialmente esa renta petrolera. crear una economía capitalista. Se trata. Nuestros gobiernos. insistió en inyectarle dinero a una industria y a un modelo que ya había mostrado en otras partes. una cultura.