La Loma Santa La identidad de los pueblos de altura se consolida en las ruinas de Tiwanaco,  mientras que la identidad de los pueblos orientales es una búsqueda constante  en la densa selva de tradiciones y relatos antiguos que hablan de una ciudad 

perdida y oculta. Este extravío sin embargo es el que le ha dado vida a una de  las más importantes expresiones culturales y religiosas de las etnias Trinitarias  y   Yuracarés:   la   búsqueda   de   la   Loma   Santa.   Esta   búsqueda   consiste   en  encontrar un lugar físico en la selva que los protegerá de los males que trae  tanto   la   naturaleza   en   forma   de   inundaciones   como   el   hombre   en   su   afán  depredador.   La   Loma   Santa,   un   paraíso   terrenal,   sería   el   lugar   de   donde  habrían   salido   los   ancestros   de   estas   tribus.   Es   así   que   diferentes   grupos  amazónicos en los últimos años han ido asentándose poco a poco en lugares  cada vez más y más remotos, hasta llegar a las nacientes de los ríos Isiboro y  Sécure, afluentes del Mamoré.   Algunos han denominado a este movimiento  como mesianismo amazónico. Es la búsqueda de un lugar significantemente diferente que nos impulsa a  movernos y penetrar en lo desconocido. Este afán fue el que hizo posible que  el río Amazonas sea conocido, y que Potosí sea encontrado. Sin embargo hoy  falta mucho por explorar en Bolivia. La geografía es muy importante para  conocer la identidad de los pueblos. En Pampa Aullagas está la Atlántida, en el  Titicaca está una ciudad sumergida, y en las llanuras de Moxos hay miles de  camellones artificiales, sin embargo ya pocos son los que buscan su Loma  Santa. Es necesario saber de dónde venimos para saber a donde vamos. 

Rodrigo Arteaga

Club de Geografía, Historia, y Aventura. Sacambaya@gmail.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful