Está en la página 1de 9

Iván Villalobos Alpízar

La noción de intertextualidad en Kristeva y Barthes
¿Nunca os ha sucedido, leyendo un libro, que os habéis ido parando continuamente a Lo largo de la lectura, y no por desinterés, sino al contrario, a causa de una gran afluencia de ideas, de excitaciones, de asociaciones? En una palabra, ¿ no os ha pasado nunca eso de leer levantando la cabeza? R. Barthes, El susurro del lenguaje

Abstract. This paper deals witn the notion of intertextuality, in two relevants authors: Roland Barthes and Julia Kristeva. Kristeva was the first lo introduce this notion, whicb has had a lot of injluence in the analysis of dijferent cultural manifestations: literatu re, film s, politics, science, philosophy, etc. Roland Barthes has made a very proper use of this word, integrating ir in his analytical and critical work. Nevertheless, through the years the notion of intertextuality has had different developments, and nowadays ir is not possible an unified use of this termo Barthes and Kristeva have in common a similar use of intertextuality, taken in a broad sense. Resumen. Este trabajo interroga la noción de intertextualidad, fundamentalmente en dos autores reLevantes: Roland Barthes y Julia Krisleva. Kristeva fue la primera en introducir esta Ilación que ha tenido una gran influencia en eL análisis de distintas manifestaciones culturales: literatura, cine, política, ciencia, filosofía, etc. Por su parte, Roland Barthes ha hecho un uso muy propio de esta paLabra, integrándoLa a su

trabajo analitico y crítico. No obstante, a través de los años la noción de intertextualidad ha tenido desarrollos diversos, y hoy en día no es posible un uso unificado de este término. Barthes y Kristeva comparten un uso similar de la intertextualidad, tomada en su sentido amplio.

lo Preliminares
El término intertextual hace referencia a una relación de reciprocidad entre los textos, es decir, a una relación entre-ellos, en un espacio que trasciende el texto como unidad cerrada. Asimismo, en tanto este adjetivo se sustantiva, es decir, se convierte en intertextualidad, la resonancia semántica es la de una cualidad, al tiempo que un grado de abstracción. Podríamos hablar, pues, de intertextual, intertexiualidad, e incluso de intertextar, todos estos términos gravitando sobre el intertexto como nuevo campo metodológico.' Laxamente hablando, la teoría de la intertextualidad se refiere a una idea general: en la comunicación, en la transmisión de los saberes y los
2003

Rev. Filosofía Univ. Costa Rica, XLI (103), 137-145. Enero-Junio

Para Barthes todo texto es una "cámara de ecos". señala Barthes que todo Iza sido leído ya. un suelo muy humoral: como él dice. por la Historia de la escritura (la escritura como historia). un campo estructurado -pero también de estructuracióny de inscripción. es sólo una instancia del análisis. entonces. gestos y pulsaciones significantes. no se puede a la vez desear y profundizar una palabra. pierden su origen e incluso su significación. precisa- El texto. y más específicamente en nuestro caso el texto. hacia el mundo y hacia la comunidad de sujetos (comunicación y comprensión). las 'influencias' de una obra es satisfacer el mito de la filiación. virgen. integrando el análisis inmanente. pero referentes al fin y al cabo. y el segundo como discurso fijado por la escritura) resultaría en un empobrecimiento significativo. una nueva teoría de la lectura. de desplegarlo en todo su poderío simbólico-. reales o imaginarios. a otros textos. la condición de posibilidad de la lectura en tanto mecanismo. de por sí. A una teoría de la intertextualidad debe ser.' Para Ricoeur. de los textos. pero trascendiéndolo. es la negación de todo origen. citamos a Barthes: La intertextualidad en la que está inserto todo texto. una correspondencia entre palabras y cosas. La labor de la hermenéutica es. idéntica a sí misma. mente. El texto no existe por sí mismo. estarían movidos por una voluntad de decir. esto es. como podría ser la investigación de "fuentes" e "influencias". pues tal cosa supondría el lenguaje como materia previa (prima). concomitante una teoría de la lectura. tiene una justificación muy personal. el primero como una actualización de la palabra. el deseo de significar. ser la caja de resonancia de diversos discursos. su dimensión estructural y estructurante. Según él. en suma. este desprendimiento. el paso de la letra leída a la cosa referida.la lectura no es un acto ingenuo. pues esto sería alimentar el mito de . no obstante. Según la teoría de la intertextualidad -ya veremos que no es posible hablar de la intertextualidad en bloque. ilocalizables y. no existe tabula rasa. por lo que habrá que distinguir por lo menos dos grandes tendencias.138 IV ÁN VILLALOBOS poderes. Desde esta óptica. En este punto. el campo en el que un texto se escribe es un campo ya-escrito.? Sin embargo. El habla. que resulta más un efecto pasajero que un punto de partida. la concepción del texto como unidad cerrada y autosuficiente. No sólo todos los textos anteriores forman parte del intertexto latente de todo texto. todo acto de lectura tiende hacia una comprensión." Ser una "cámara de ecos" es. en tanto es el entre texto de otros textos. sean reales o imaginarios. no debe confundirse con ningún origen del texto: buscar las 'fuentes'. ha conducido también a lo que Ricoeur llama la ideología del texto absoluto. todo texto sería una reacción a textos precedentes. en un regressus ad infinitum. Todo acto lingüístico tiene como objetivo el decir algo a alguien. la noción de intertextualidad tiende a disolver. instalarse pétrea y monológicamente en un discurso es una actitud desde todo punto indeseable. sin estar en la obligación de asumir con maestría ninguno de ellos. aparte de razones teóricas. las citas que forman U/1 texto SOl! anónimas. esta suspensión o puesta entre paréntesis de los referentes. un tejido polifónico de voces múltiples. y la escritura -que es la mejor manera de ponerlo en escena. ya leídas antes: son citas sin erurecomillado? 11. y hacia el establecimiento de referentes. La intertextualidad es precisamente la imposibilidad de asumir ningún texto con maestría. sino también el conjunto de los códigos y sistemas que operan esos textos. Roland Barthes y el intertexto universal En SIZ. asimismo. no desflorada por el uso ni transformada por el volumen de las escrituras. Como ya lo anotamos. de lugares plurales. a su vez. el momento de las diferencias. No existe un texto primero. sino en cuanto forma parte de otros textos. En Barthes. es decir. Si bien la intertextualidad no ha de enfocarse en un sentido restrictivo. ya que él mismo es el entretexto de otro texto. que en el maremágnum de los signos. entonces. y éstos. el momento semiológico. la de preocuparse por los significados. El olvido de la dimensión semántica de todo hecho de lenguaje (el discurso y el texto fundamentalmente. pues constriñe el despliegue de la productividad textual. Es más. El lenguaje es ya. semiológico.

valga el pleonasmo. sino más bien como la inserción de todo texto en un espacio cultural del que toma los códigos de significación. ¿esto no estaría reavivando el mito humanista de un sujeto autónomo que controla un proceso? La noción de intertextualidad formaría parte de un campo epistemológico muy distinto del de la observación o la medición. Ambos Sin embargo. Lo que está en juego en la concepción bartheana de la intertextualidad es el despliegue de una diferencia irreductible a sí misma. es preciso recalcar que el mito de la filiación no sólo hace referencia al señalamiento del autor en tanto persona psicológica. el deseo de estrechar la noción de intertextualidad puede ser enfocado como una tendencia a disminuir las implicaciones radicales y subversivas que la concepción postestructuralista de la intertextualidad -como la bartheanatienen en la lectura y el análisis de textos. Operacionalizar un concepto es ya de algún modo ponerle una camisa de fuerza. aunque expandido. así como la formación e información previas del lector. los ideales cornunicativos que depositó en el texto que escribió. seguramente. sus limitantes.'! Por esto. en los que el modelo de la intertextualidad sería restringido a referencias conscientes e intencionadas.al lenguaje en cuanto se desearía asignarle un punto de apoyo inamovible y seguro en el origen de la cadena significante. son irrelevantes. 10 Esto contradice cierta concepción de la teoría del texto y de la semiótica como procesos en marcha. así como sus propios supuestos en teoría del lenguaje. la intertextualidad no sería un proceso susceptible de ser medido. Pfister de las distintas concepciones en torno a la intertextualidad. de filiación e identificación. que en su totalidad global da el horizonte de la producción y la recepción del texto. según nos parece. su formación. y ello aun cuando uno no quiera saber nada de sus implicaciones desconstruccionistas radicales -reduccián del signo al significante.é habría en lo esencial dos concepciones rivales: a) el modelo global del postestructuralismo. pues en el proceso de lectura-escritura lo que está en juego no son subjetividades conscientes y plenamente constituidas..? modelos tendrían un alcance explicativo y cognitivo particulares. Si se puede hablar . podría objetarse que el término "operacionalización" hace referencia al ideal de medición y control de la ciencia positiva. teoría del texto y del conocimiento. porque puede ser trasladado a categorías y procedimientos analíticos operacionalizados. disolución de texto y sujeto. en el que todo texto aparecería como parte de un intertexto universal. sino procesos dentro de los cuales estos sujetos son ya filtros intertextuales y cristalizaciones de sentidos posibles. En todo caso. Lo que estaría de fondo en todo esto. nosotros discutimos la creencia de que un concepto operacional izado de la intertextualidad sea "más fructífero" que uno más amplio y. e incluso el coto que se suele tender alrededor de los feudos teoréticos que tienen como objetivo dicho análisis. además de que se corre el peligro de estructurar demasiado el texto a estudiar. desde la perspectiva del concepto de intertextualidad como intertexto universal. pues. señala Manfred Pfister: Lo déjá lu (taqut se ha de sobrentender el ensanchamiento del concepto de 'lectura'. característico de Barthesl ). y los modelos que modelan. en suma. el modelo más fructífero es. conocimientos. No obstante. el más estrecho y más preciso. 9 Sin embargo. no resuelve este dilema. etc. aparentemente. las prácticas de sentido que le dan fundamento a esa cultura. Al respecto señala Pfister: Para el análisis y la interpretación del texto. preguntarse por las intenciones del autor. A este respecto. Según la exposición que hace M. se condensa precisamente en referencias acentuadas [pointierten] a otros textos y sistemas de textos y sólo en estas ha de ser atrapado analíticamente. más difuso. mientras que el modelo más amplio es de mayor alcance teoricoliterario. Además. dinámica y vacía. y b) modelos estructuralistas y hermenéuticos más precisos. mantener un principio.LA INTERTEXTUALlDAD EN KRISTEVA y BARTHES 139 la filiacion. la propuesta propia de Cullet. sino también -y quizá más importante aún. es el querer situar todavía el origen de los textos. es decir." se critica esta concepción demasiado amplia de la intertextualidad en tanto no provee conceptos operatorios apropiados para el análisis concreto de los textos. o de la obra en cuanto producto institucionalmente reconocido. así como una tendencia a asegurar la unidad de la obra literaria. que presenta la estructura de implicaciones universal como un conjunto de presuposiciones lógicas y pragmáticas. como constantes reflexiones sobre sus propios fundamentos.

í? Además la escritura. estereotipos. incapaz de señalarse de manera definitiva y unívoca su pertinencia y corrección. no se reduce evidentemente a un probLema de fuentes o de influencias. El texto es concebido por Barthes como un tejido de citas provenientes de los mil focos de la cultura. al estar insertos en el interior de una cultura y. la intertextualidad aparece como un modo de leer sin obligación ni sanción. dos conceptos caros a Kristeva. la participación del lector en lo que lee no debe ser proyectiva (imaginaria). o bien por la crítica biográfica que busca en la obra la realización de las intenciones del autor (prefreudiana). Ese 'yo' que se aproxima aL texto es ya una pluralidad de otros textos. así como de los criterios de la crítica tradicional. que esta dislocación de los lugares y las funciones de los sujetos en el circuito textual hace imposible apelar a un criterio de autoridad para sustentar ninguna lectura o teoría. que Lo use Luego como un objeto por desmontar o U/l Lugar por investir. etc. de clase por ejemplo. hace de la lectura -de manera patente en el texto moderno. siendo el escritor el que haría pasar. dominada. es decir. porque precisamente hay una circularidad infinita de los lenguajes. son palabras clave. Epistemolágicamente. Los lugares asignados tradicional y canónicamente tanto al autor como al lector. pero sin descomponerlo -a lo más revelando una contradicción.140 IVÁ VILLALOBOS de lecturas mejores o peores. señala Barthes: (. buscando su propia imagen y la consumación de sus expectativas en el texto. anterior y contemporáneo. una lectura productiva y abierta. o más exactamente perdidos (cuyo origen se pierdei!" Por último. citamos lo que nos dice Barthes sobre la intertextualidad en un artículo publicado en la Enciclopedia de la Pléyade: La intertextualidad. sino según La vía de diseminación (imagen que asegura al texto el estatuto no de una reproducción. Las concepciones postestructuralistas de la intertextualidad parten más del lector que del autor. de igual forma. sino de una productividad).) facilitarán. Es el texto en tanto campo metodológico el que hace entrar a ambos personajes!' en un campo infinito para el juego estructural. anterior aL texto. dadas sin comillas. por ende. pues.. idéntico a sí mismo. sino escenificando una pérdida.el reflejo de la sociedad de su época. EL intertexto es un campo general de fórmuLas anánimas cuyo origen raramente es identificado. su "bagaje cultural" de manera a priori. el lector. condición de todo texto cualquiera que. . lenguajes. son trastrocados y puestos en movilidad. de citas inconscientes o automáticas. de una imitación voLuntaria. A este respecto. de códigos infinitos. El valor de una lectura está por verse. que Barthes llama universitaria. La muerte del Autor tiene como consecuencia el nacimiento y la liberación del lector de los amarres que le imponía la instrucción formal. /5 Estas afirmaciones nos conectan de lleno con los desarrollos teóricos de Kristeva sobre la intertextualidad. eL concepto de intertexto es Lo que aporta a La teoría deL texto el voLumen de la socialidad: es todo eLLenguaje. por eso Barthes señalaba que el nuevo valor de la lectura es lo escribible frente a lo legible. sea. no será tomando como criterio la formación del individuo. Así vemos. no es un yo macizo. es decir de la recepción textual. sino en tanto estos conocimientos previos. sino un yo disuelto en una pluralidad infinita de referencias intertextuales. que Llega aL texto no según La vía de una [iliacián identificable. De esta cita sólo destaquemos por el momento la importancia y el volumen de socialidad que arrastra el texto entendido como producción. en el mismo sentido influirán las peculiaridades psíquicas de los sujetos. III. Pero esa destinación. Sobre la naturaleza de este yo. El autor se hace presente en su obra como un invitado más. para Barthes. ideologema y productividad. Según él.) yo /lO es U/l sujeto inocente. escribible-: un proceso indecidible. o bien por un burdo sociologismo o historicismo que concibiese la relación entre sociedad-escritorobra como un continuum. la unidad de un texto no residiría en su origen sino en su destinación. determinados por un marco cultural dado (códigos. como destrucción de toda voz. Julia Kristeva: hacia un modelo productivo del texto La primera en utilizar la noción de intertextualidad fue la teórica búlgaro-francesa Julia . o bien entorpecerán.

Si la multiplicidad de planos y las contradicciones se le ofreciesen a Dostoievski o se le presentasen como un hecho de una vida particular. no de entidades (sustancias). a propósito de dos libros de Mijaíl Bajtín (1895-1975). en Dostoievski es sólo una parte. como doble. o bien estarían acumulados en un pequeño espacio. pues. El texto literario es un doble: escritura-lectura. Según Mijaíl Bajtín. por pareja y por rima. Las leyes poéticas binarias llegan a transgredir las leyes de la gramática. el mundo monológico unitario de la conciencia del autor. como una palabra o dos. la palabra. pero ninguna llega a ser objeto de la otra. 19 2) La aplicación de estos métodos a una semiótica del lenguaje poético exigiría una revisión de la concepción del texto literario. y el lenguaje poético se lee. bajo una unidad monológiea. El lenguaje poético ofrece una manera segunda de ser. es decir. al señalar que: (. pues. una nueva manera de estructurar la totalidad. En lugar de la noción de intersubjetividad se instala la de intertextualidad. Con tal propósito. dada la libertad de sus notaciones. Es en este texto donde Kristeva introduce por primera vez la noción en cuestión. De esta concepcion paragramática-? del lenguaje poético se desprenden tres tesis principales: 1) El lenguaje poético es la única infinidad del código. Considera que tal formalismo no podría elaborarse más que a partir de dos metodologías: 1) Las matemáticas y las metamatemáticas. por decirlo así. d. c. La lingüística generativa (gramática y semántica).) todo texto se construye como mosaico de citas. aquella que subsume la pluralidad de voces bajo una voz común. la principal característica de las novelas de Dostoievski es la pluralidad de voces independientes e inconfundibles que llenan sus páginas. todo texto es absorción y transformación de otro texto. Ellos son: a. al original de las palabras. La polifonia es. Esta noción aparece en un texto titulado Bajtin. Bajtín califica las novelas de Dostoievski de polifánicas. lB La polifonía se opondría.í? novelística aparecen principios de combinación artística nuevos.. entonces Dostoievski habría sido un romántico y habría creado una novela monolágica sobre el devenir contradictorio del espíritu humano que correspondería efectivamente a la concepción hegeliana. suyo O ajeno. En su 2) 3) . escapan a la lógica de la frase indoeuropea (sujeto-predicado). Lo que constituía la totalidad última en la novela rusa y europea anterior a Dostoievski. los personajes de la novela representan una diferencia irreductible. inclusive una letra.. Pero en realidad Dostoievski sabía encontrar lo polifacético y lo contradictorio no en el espíritu. en este caso tampoco es conveniente que nos dirijamos a los hechos subjetivos por más profundos que fuesen. Los elementos de la palabra-tema. Al respecto señala Bajtín: Si planteamos la pregunta acerca de las premisas y factores extraartisticos que hicieron posible la producción de una novela polifónica. al me1l0S. como un espíritu polifacético y contradictorio. por ejemplo. Una semiótica literaria de este tipo tendería a superar los que se consideran defectos inherentes al estructuralismo: "el estatismo" y el "no historicismo". Existe una correspondencia de los elementos entre sí. en tanto contempla la lengua como sistema dinámico de relaciones. se extenderían a todo lo largo del texto. a la novela monológica. el diálogo y la novela. Kristeva adscribe a los principios enunciados por Saussure en sus Anagramas. 17 Las voces plurales interactúan. El texto literario es una red de conexiones. ya que.LA lNTERTEXTUALlDAD EN KRlSTEVA y BARTHES 141 Kristeva. un principio de estructuracián. b. El análisis textual practicado por Kristeva pretende servirse de un formalismo que sea isomorfo a la productividad literaria. Bajtín también se refiere -metafóricamentea este nuevo principio de estructuración como contrapunto. sino en el mundo social objetivo. uno de ellos sobre problemas de la poética de Dostoievski. ficticia. añadida. El enfrentamiento y la contraposición de voces no conduce a la unidad a través de una superación dialéctica.

Sólo puede hacerse. sino una producción. la noción de práctica significante. la autoconciencia de la ciencia. Dada esta determinación. etc. Relacionado con el trabajo del grupo Tel Quel. Sobre esto. a un metalenguaje más? Según Kristeva. Según el grupo Tel Quel.142 IV ÁN VILLALOBOS Será fundamental también. tal como la concibe Kristeva. para entender los trabajos de Julia Kristeva. Sobre esta distinción. la escritura en su funcionamiento productor no se desempeña como una representación. así como del grupo Tel Quel con el que colaboró activamente. retóricas. se trata más de una semiología de la productividad que de una de la comunicación. Lo semiótico está asociado. en las prácticas translingüisticas es asimilable al sistema de la lengua. sintácticas. toda práctica significante. reproductivo. pues es incorrecto poner en primera instancia un modo de producción. de los significados. el Padre y el signo. sólo puede ser aprehendida a través del lenguaje en tanto estructura. Por ello.21 sible gracias a la idea de práctica significante que permea el trabajo kristeviano. la práctica significante no debe ser entendida a la manera de una superestructura. nos encontramos con la concepción del texto como productividad. . como crítica de sí misma.de la infinitud significante. por el contrario. las transformaciones lexicales. es decir. de la homogeneidad socio-simbólica. por el contrario. etc. es decir. Estructura por un lado. señala Kristeva: Llamaremos simbólico al funcionamiento lógico y sintáctico del lenguaje y lo que. es una suerte de autoanálisis del discurso científico.) que designa una disolución de los conceptos y de las operaciones que representan en la actualidad la significación. y ahí radica una de las paradojas de la semiótica. Semiótica será. En primer término. el ámbito de la Ley. una nueva semiología exigiría una reflexión analítico-lingüística sobre el significante que se produce en texto. sonidos. cuyas resonancias psicoanalíticas son evidentes. un engendramiento. Se trata. por más que trascienda las estructuras lingüísticas. en oposición a todo uso comunicativo o representativo del lenguaje. una semiótica del trabajo y no del intercambio. etc. Esta concepción dinámica de la semiótica es po- . una liberación que se apoyaría en el aparato del discurso actual que trata del significante (psicoanálisis. en fin. Es imprescindible referirse también a la concepción de la semiótica que subtiende los trabajos de Kristeva. por un lado lo que puede ser hipotéticamente propuesto como precediendo la imposición de lo simbólico a través del estadio de reflejo y la adquisición del lenguaje: el ordenamiento de las pulsiones en tanto fracturas psicosomáticas (. gramaticales. El semanálisis. colores o ritmos. Por su parte. con el mundo pulsional. zz La semiótica como ciencia. filosofía. ampliamos con Kristeva: Analítico debe entenderse aquí en su sentido etimolágico (avaA:uuu. rompe con el teleologismo de una ciencia subordinada a un sistema filosófico y destinada a convertirse ella misma en sistema.ininterrumpida. Es así como el semanálisis kristeviano tiende a considerar las prácticas significantes en su volumen de escritura. esto es. No obstante. y proceso infinito por otro. ¿qué queda a la semiología si es que no desea reducirse a un discurso pobremente segundo. más allá del signo y la estructura lingüística. en su trabajo. ). con lo pre-lingüistico. Esta apertura de la semiótica a la significancia es posible gracias al concepto de texto. las entonaciones.) para despegarse de él y resolverse en una muerte -en un desvanecimiento de la superficie presente. lo simbólico vendría a ser el dominio del sistema. que funcionan como pantalla de este proceso significante. entonces. El semanálisis kristeviano logra una apertura en los conceptos de signc y estructura. donde éste será no un punto de partida. está constituido también por una reflexión en torno al sujeto. diremos que Kristeva tiende a distinguir entre lo semiótico y lo simbólico.. de enfatizar la pertenencia insita de un modo de producción de signos al modo de producción del conjunto socioeconómico. por translingüística que sea.. para luego buscar las relaciones por las que ese modo engendra sus discursos. lógicas. así como con lo rítmico en el lenguaje. Por práctica significante se entenderá la constitución y la travesía de un sistema de signos. el pre-sentido y lo pre-edipico. Sin embargo. nunca se dará a través de imágenes. para desembocar en el espacio -el volumen. esto es. con lo maternal y lo femenino. reflejo de un modo de producción determinado.

. además. así como en la operación de desmontaje del aparato conceptual que servía a la intelección de las prácticas significanteso Se trata. Además. El Texto. so pena de empobrecer las diversas manifestaciones que trascienden las categorías de la lengua. por ejemplo). en reconocer una historia de las formas. es decir. como concepto opuesto a la práctica. condensando el modo dominante de pensamiento. como función intertextual. Aquí precisamente difieren Barthes y Kristeva. El grupo Tel Quel. pues. posterior a su aparición.) la obra se ve (en las librerías. En primer lugar. Una de las razones de este cambio fue el empleo abusivo y espurio del término.. entonces.23 Dos conceptos íntimamente asociados al de significancia. como volumen significante. en favor de Barthes hay que decir que su lingüística va más allá de la lingüística de los lingüistas. con el otro y con el mundo extralingüístico. lo social y lo histórico como texto.(27) La transposición es el pasaje de un sistema de signos a otro. vemos que es del todo impreciso acusar a la intertextualidad de ser una noción reaccionaria que borre la materialidad histórica. en suma. y que se extiende a todo lo largo de su trayecto dándole sus coordenadas históricas y sociaLes. existe una relación dialógica del sujeto con el lenguaje. El ideologema es. y deposita en la línea del sujeto hablante una cadena significativa comunicativa y gramaticalmente estructurada" . ya que Barthes invierte el programa semiológico saussureano que subordinaba la lingüística. así como en el papel revolucionario y transformador de la escritura. el texto se demuestra. así como fundamentales para entender su modus operandi. a la semiología como ciencia general de éstos. reducido a una moneda de cambio que hace entrar lo otro en el mismo del intercambio comunicacional. nos referiremos brevemente a la crítica kristeviana del signo. que el semanálisis kristeviano+ no deja de lado la historia.LA INTERTEXTUALlDAD EN KRISTEVA y BARTHES 143 Acá la negatividad de la pulsión de muerte tiene un papel más bien positivo en la disolución de las estructuras canónicas. serán los defenotexto y genotextol" Por último. acoge la historia y la sociedad. por ejemplo. Se trata. según Kristeva. integradora y diseminadora. en el materialismo histórico. Dado esto. el mismo papel que desempeña el fetiche mercantil o el dinero en la sociedad del intercambio.) la obra es un fragmento de sustancia. señala Barthes: "(. el espacio textual posee tres dimensiones. de abrir el discurso a otro escenario. De esta forma. sino que la integra de manera decisiva en el texto de la cultura. Por el contrario. es fundamental: que anunciamos anteriormente. la función que une las prácticas translingüísticas de una sociedad. es un campo metodológico (. El ideologema es una funcián intertextual que se puede leer "materializada" en los diferentes niveles de la estructura de cada texto. Por último. pues para el primero todas las prácticas semióticas vienen a ser reducibles al modelo lingüístico. el escenario de la negatividad de lo inconsciente. se interesará de manera primordial en la reflexión política. según Kristeva. la noción de ideologema. Es importante anotar. para Kristeva la semiótica no puede reducirse a las categorías lingüísticas. habrá que decir que el signo juega. es decir entendido como el precipitado suyo. Sobre la diferencia entre Texto y obra. ocupa una porción del espacio de los libros (en una biblioteca. de las pulsaciones semióticas. es preciso señalar que Kristeva sustituirá posteriormente la noción de intertextualidad por la de transposición. A este respecto. 26 El ideologema. Barthes insistirá en reconocer la historia como una escritura. es mencionado . como el representante reificado de una práctica muerta.. Por su parte. eclipsa el proceso productivo (el trabajo) que le hace posible. en tanto sistema particular de signos. toda práctica significante sería un campo de transposiciones de diversas prácticas significantes. El signo. estratificación y confrontación que se practica en la lengua. de la medición de las distintas prácticas sociales significantes a través de idéntico tamiz. la historia como escritura. por su parte. Es decir. No obstante. Por significancia entenderá Kristeva "ese trabajo de diferenciación. a saber: el sujeto de la escritura. Notas 1. los programas de examen).. el destinatario y los textos exteriores. los ficheros.

por lo que ésta.. Buenos Aires: Siglo XXI. científico) conserva con su sistema de origen un cordón que no ha sido cortado y que permanece: tenaz y flotante" (Roland Barthes por Roland Barthes. 15. La Habana. que es también el espacio de lo ya-leído. una de las líneas del llamado "postestructuralisrno" o "antifundacionalismo".. 10. p. Barthes. p. El que tiene que deletrear para leer es incapaz de leer" (Verdad y método 11. en cuanto su plural es parsimonioso (tímidamente polisémico). Todo texto clásico es legible. 12. etc.. en esta frase de Derrida: "Il n' y a pas de hors-texte" (no hay fuera del texto) (Cf. "Bajtín. SíZ. se prueba la modernidad (como se prueban todos los botones de una radio de la que se desconoce el funcionamiento). Barthes propone el comentario de texto paso a paso. es un despliegue en volumen de tales códigos. "Concepciones de la intertextualidad". 1990). En un intento de definición de la diferancia (différance). "literarias". evitar estructurarlo demasiado. pero el intertexto que así se crea es a la letra superficial: adherimos a él liberalmente: el nombre (filosófico. los sistemas se comunican. 4. . cuyo desarrollo c. se diría que 'diferancia' designa la causalidad constituyente. Barthes. es decir. p.C . Manfred. Entre los teóricos postestructuralistas ("panintertextualistas") de la intertextualidad podemos citar a Barthes. se cuenta a G. 75). El susurro del lenguaje. 7. 1994. Desde el ámbito de la hermenéutica. entre los que han tendido a reducir u "operacionalizar" tal noción. la obra se sostiene en la mano. Márgenes de la filosofía. 14. 9). él es una cámara de ecos. y trad. Consistiría en la reducción del pensamiento y la filosofía a lo discursivo. Pfister. 1994. Sobre esto nos dice: "( . Casa de las Américas. p.49). Pfister. Charles Grivel. Para Barthes. 3. Modernidad y pos/modernidad.)" ("De la obra al texto". reactivo. toda lectura se hace sobre lo ya-escrito. "Teoría del Texto". En Criterios. te-producidos. político.. 1994. No. 1-6. (La versión original francesa apareció en 1973. En Picó. "Esto es precisamente el intertexto: la imposibilidad de vivir fuera del texto infinito -no importa que ese texto sea Proust. psicoanalítico. sino la desenvoltura de los códigos que conforman la red del texto. en relación con los sistemas que lo rodean. 11. La Habana: UNEAC.144 IV ÁN VILLALOBOS 2. Barthes.. 343). por ejemplo. Hans-Georg Gadamer nos dice a propósito de la lectura: "La estructura temporal del hablar y el leer representa un campo poco explorado. 1986. "De la obra al texto". p. Jonathan Culler. según determinadas reglas (o en contra de determinadas reglas). el proceso de ruptura y de división cuyos diferentes y diferencias serían productos o efectos constituidos" ("La Différance". p. el carácter de aquellos textos que pueden ser re-escritos. 3' edición. Genette. 2' edición. 6. 16.c. 3" edición. el diálogo y la novela". 5. productiva y originaria. Caracas: Monte Á vila Editores. la palabra. Consérvense las connotaciones novelescas. El valor contrario. Josep (comp. Madrid: Alianza. el sentido hace la vida" (R. 13. 78. O. El "textualisrno" sería. Michael Riffaterre o Hempfer. Desiderio (selecc. evitar darle ese suplemento de estructura que le vendría de una disertación y lo clausuraría: es esparcir el texto en lugar de recogerlo" (Sil. Barcelona: Paidós. Julia Kristeva. La imposibilidad de aplicar el esquema puro de la sucesión al habla y a la lectura salta a la vista considerando que de ese modo no se describe la lectura. México: Siglo XXI. En Navarro. 1997. 1998. será lo legible. 9. no en grandes bloques. en la negación de referentes extradiscursivos. más que un proceso lineal.). apunta Derrida: "En una conceptualidad y con exigencias clásicas. 87). El susurro del lenguaje. Madrid: Cátedra..) comentar paso a paso es por fuerza renovar las entradas del texto. Bloom. según Rorty. 2' edición. o el diario.. Derrida. "Marxismo y postmodernidad". Barthes. 17. p.. Manfred. 2" edición. El textualismo tiene que ver además con la reducción de la ciencia y la filosofía a géneros literarios. O. "Concepciones de la intertextualidad". Leitch. Según Barthes. 31.). p. 44). toda lectura se enfrenta con un espesor de códigos previos que filtran contenidos culturales. 1997. 3. p. O. p. en el tomo XV de la Encyclopaedia Universalis). 8. 13. p. Alex Callinicos. lntertextuallté. Salamanca: Sígueme. la lectura no es un pasar de letra en letra. 1974. El placer del texto. Por otro lado.. Al respecto señala: "( . En otras palabras. Lo escribible será el nuevo valor de lectura para Barthes. 92. o la pantalla televisiva: el libro hace el sentido. p. tal como la concibe Barthes. sino el deletreo. La defensa del texto absoluto se expresaría. traducido y tomado de la Enciclopedia de la Pléyade. el texto se sostiene en el lenguaje (. La polifonía es la superposición de dos o más partes vocales instrumentales. de esta palabra. 102. ) las palabras se transportan. 6.

9. p. 1986. "Denominamos red paragramática al modelo tabular (no lineal) de la elaboración de la imagen literaria. a través del sentido. Semiótica 2. 7. puesto que ese término ha sido entendido a menudo en el sentido banal de 'crítica de las fuentes' de un texto. 27. 1975. Bibliografía adicional Ducrot. 19. 1971. México: Siglo XXI. Madrid: Editorial Fundamentos. 25. Kristeva.) la significancia es un régimen de sentido. pp. Travesía de los signos. Semiótica 1. cultivada especialmente por Bach. Bajtín. 2' edición. Semiótica 2. 1999. Pérez Yglesias. el texto literario se presenta como un sistema de conexiones múltiples que se podría describir como una estructura de redes paragramáticas. p. Por esto. "( . p.e. Madrid: Fundamentos. es el lugar de la estructuración del fenotexto. "El engendramiento de la fórmula".com . . mar-set 1981. Julia. 26.R villalpi@hotmail. Kristeva. 1978. Problemas de la poética de Dostoievski. O. verbal y pulsional a la vez. El grano de la voz. 21. dicho de otro modo. El fenotexto es el fenómeno verbal tal como se presenta en la estructura del enunciado concreto. y donde el sujeto. 217). jul-dic 1981. pero. El semanálisis es aquella actividad que estudia "en el texto la significancia y sus tipos. O. 148.. p. así como la organización gramatical del discurso. pero no se cierra jamás sobre un significado. que tiene la ventaja de precisar que el paso de un sistema significante a otro exige una nueva articulación de lo tético -de la posicionalidad enunciativa y denotativa" (Citado en Navarro. va siempre de significante en significante.c.C. escribe e incluso al nivel de su texto interior.. 23. Vol. 9-10). 20. p. En Revista de Filología y Lingüística de la Universidad de Cosla Rica. Buenos Aires: Ediciones Megápolis. Por su parte. En Káñina. O. Julia. U.. Mijaíl. p. 95.. 19. para llegar a esa zona donde se reúnen los gérmenes de lo que significará en presencia de la lengua" (Kristeva. México: Fondo de cultura Económica. 46. Kristeva. "La semiología de la productividad y la teoría del texto en Julia Kristeva". V. México: Siglo XXI. 1998.. Vol. preferimos el de transposición. "El Grupo 'Tel Quel': una práctica textual revolucionaria". 22. o o ____ ____ Iván Villalobos Alpízar Escuela de Filosofía. en Kristeva. Kristeva..C.. ciertamente. Diccionario enciclopédico de las ciencias del lenguaje. lntertextualité. es a la vez horizontal (contrapunto) y vertical (armonía). 1985. Semiótica l . O. cuando escucha. tendrá pues que atravesar el significante con el sujeto y el signo.. Hermenética y estructuralismo. 4' edición. Oswald y Tzvetan Todorov. El contrapunto es la concordancia armoniosa de voces contrapuestas. el genotexto plantea las operaciones propias de la constitución del sujeto de la enunciación. Historia y narratividad. el grafismo dinámico y espacial que designa la plurideterminación del sentido (diferente de las normas semánticas y gramaticales del lenguaje usual) en el lenguaje poético" (Semiótica l. 2.. 24. Teoría de conjunto. Ricoeur. Cfr. Es heterogéneo. Según Kristeva. Tel Que!. 1985. pues no se plantea ninguna pregunta por el sujeto de la enunciación. pp. Barcelona: Paidós. Barcelona: Seix Barra!. sin cerrarlo jamás" (Barthes.LA INTERTEXTUALlDAD EN KRISTEVA y BARTHES 145 18. Paul. No. vii). cuyo modelo es lafuga. Desiderio. p. María. el análisis estructural se limita a la instancia fenotextual. Buenos Aires: La Aurora. habla. 239-40). "El término de intertextualidad designa esa transposición de uno (o de varios) sistema(s) de signos a otro. N°S 1 Y 2. 1978. Semiótica l .e.