P. 1
Resumen: Michael Walzer - Las Esferas de La Justicia

Resumen: Michael Walzer - Las Esferas de La Justicia

|Views: 4.470|Likes:

More info:

Published by: Carlos Quinodoz-Pinat on May 11, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/29/2013

pdf

text

original

MICHAEL WALZER

“Las esferas de la justicia: una defensa del pluralismo y la igualdad”

Capítulo I “La igualdad compleja”
1. El pluralismo. La sociedad humana es una comunidad distributiva. Los hombres se asocian a fin de compartir, dividir e intercambiar. Los principios de la justicia son en si mismos plurales en su forma. 2. Una teoría de los bienes. Las teorías de la justicia distributiva se centran en un proceso social comúnmente descrito de la siguiente manera: A. La gente distribuye bienes a (otras) personas. B. La gente concibe y crea bienes que después distribuye entre sí. La teoría de los bienes tiene seis proposiciones: 1. Los bienes de la justicia distributiva son bienes sociales (no han de ser valorados por sus peculiaridades exclusivas). Los bienes tienen distintas significaciones en distintas sociedades. 2. Los individuos asumen identidades por la manera en que conciben y crean los bienes sociales. 3. No existe un solo conjunto de bienes básicos o primarios concebibles para todos los mundos. 4. Es la significación de los bienes lo que determina su movimiento. 5. Los significados sociales poseen carácter histórico (al igual que las distribuciones de los mismos). 6. Todo bien constituye una esfera distributiva dentro de la cual sólo ciertos criterios son apropiados. Es decir, no existe una norma única. 3. Predominio y monopolio. Un bien puede ser dominante si los individuos que lo poseen, por el hecho de poseerlo, pueden disponer de otra amplia gama de bienes. Este bien es monopolizado cuando un solo hombre es capaz de acapararlo eficazmente ante cualquier otro rival.

1

El predominio representa un camino para usar los bienes sociales, que no está limitado por los significados intrínsecos de éstos y que configura dichos significados a su propia imagen. El monopolio es un medio para poseer o controlar los bienes sociales a fin de explotar su predominio. Pero ningún bien social domina íntegramente la gama de bienes; ningún monopolio es jamás perfecto. Por ello la dominación de toda clase en el poder es inestable. Porque el predominio es siempre incompleto y el monopolio siempre imperfecto. Ideología: es la pretensión de monopolizar un bien dominante, de ser desarrollado con fines públicos. Enlaza la posesión legítima con algún conjunto de cualidades personales mediante un principio filosófico. Las contra-exigencias y el conflicto social surgen de: a. Que el monopolio es injusto. b. Que el predominio es injusto. c. Que el esquema existente de predominio y monopolio es injusto. 4. La igualdad simple. Los hombres que apoyan la pretensión “a” desafían el monopolio y no el predomino de un bien social particular. Esto es la igualdad simple. En la práctica, la destrucción del dinero neutraliza su predominio. Pero otros bienes entran en juego y la desigualdad cobra nuevas formas. El poder político es el bien dominante en una democracia. 5. Tiranía e igualdad compleja. Según Walzer, hay que concentrarse en la reducción del predominio y no en la destrucción del monopolio, al menos no principalmente. La igualdad compleja para Walzer es aquella sociedad en la que diversos bienes sociales son poseídos de manera monopolista pero ninguno de esos bienes es generalmente convertible. El empleo del poder político para el acceso a otros bienes es un uso tiránico del mismo. La igualdad compleja significa que ningún ciudadano ubicado en una esfera, o en relación con un bien social determinado, puede ser coartado por ubicarse en otra esfera, con respecto a un bien distinto. 6. Tres principios distributivos: Tres criterios parecen cumplir con los requisitos del principio: 1. El intercambio libre: el medio neutral es el dinero. El intercambio libre crea un mercado en que todos los bienes son convertibles en todos los otros bienes a través del dinero. 2. El merecimiento: es abierto y diverso. Pero el merecimiento no posee el carácter urgente de la necesidad y no implica tener (poseer y consumir) de la misma manera.

2

2. La necesidad: la necesidad genera una esfera distributiva particular dentro de la cual ella misma es el principio distributivo apropiado. Cada criterio cumple con la regla general dentro de su propia esfera y ninguna otra más. La regla sería “bienes diversos a diversos grupos de acuerdo con razones diversas”. Solo podemos hablar de un régimen de igualdad compleja cuando hay muchas fronteras por defenderse. En la igualdad simple un bien predominante ampliamente distribuido hace igualitaria la sociedad. Para la igualdad compleja no existe una respuesta concreta y, por consiguiente, no existe un régimen ideal. 7. El entorno el planteamiento. La comunidad política es el entorno. En un mundo de estados independientes, el poder político es un monopolio local.

Capítulo XI “El reconocimiento”
1. La lucha por el reconocimiento. Si conocemos los títulos de todos, entonces, conocemos el orden social. La fama no puede ser redistribuida. El reconocimiento simple implica que todas las personas son en potencia dignas de honor y admiración. 2. Honor público y merecimiento individual. El invento estajanoviano de Stalin implicó el quiebre de la solidaridad de la clase obrera. Por ello, ese reconocimiento, era considerado como una traición en ciertos ámbitos. 3. El castigo. El castigo lo recibe quien lo merece y deshonra sobre quien recae. El ostracismo en Atenas era una elección de los ciudadanos. No había acusación ni defensa. No estaba implícito que los individuos elegidos merecieran el exilio, sino tan solo que (desde el punto de vista de los ciudadanos) era mejor si el elegido se marchara. 4. Autoestima y autorrespeto. El autorrespeto implica auto-posesión, es decir, ser dueño de los actos, carácter y cualidades. La ciudadanía es una modalidad de auto-posesión. El ciudadano que se respete no buscará lo que no pueda conseguir honorablemente.

3

Capítulo XII “El poder político”
1. Soberanía y gobierno limitado. La soberanía, como poder estatal, es también el medio en virtud del cual cualquier otra búsqueda es regulada. El poder político nos protege contra la tiranía, pero puede convertirse en poder tiránico. La soberanía aparece como operación fundamental de la justicia distributiva. 2. Usos obstruidos del poder. Por las consecuencias de la tiranía es que se ha puesto tanto énfasis en la limitación del poder. Cuando se utiliza la fuerza se está utilizando al poder violando su significado social. En Estados Unidos: - La soberanía no se extiende a la esclavitud. - Los derechos feudales a la tutela y al matrimonio se encuentra fuera de la competencia legal. - No se puede utilizar al castigo penal como represión política. - No se puede vender el poder político. - Todos los ciudadanos son iguales ante la ley. - La propiedad privada está protegida. - No se puede controlar la vida religiosa. - No se puede limitar la libertad académica. - No se puede censurar. 3. Conocimiento/poder. El gobierno limitado en realidad no nos dice nada acerca de quien gobierna. No define la distribución del poder dentro de la esfera política. El poder: a. Debe ser poseído por quienes sepan usarlo mejor. b. Debe ser poseído (o al menos controlado) por quienes experimenten sus efectos de forma más inmediata. Un Estado tiránico reproducirá tiranía en todas sus instituciones. 4. Propiedad/poder. El poder de personas mediado por la posesión de cosas como el caso de Pullman, Illinois. Se debe proteger el hogar, es decir, la esfera doméstica, por medio de la ley. 5. La ciudadanía democrática. Lo único que puede justificar formas de gobierno no democráticas es una concepción indiferenciada de los bienes sociales. La democracia es la manera política de asignar el poder. La

4

democracia designa el poder y, además, legitima su uso. Lo que cuenta es la argumentación entre los ciudadanos. La actividad política democrática es el monopolio de los políticos. En la lotería ateniense el sorteo distribuía poder administrativo, no político. El poder pertenece a quien tiene la capacidad de convencer. Esta es la cualidad con la que debe contar un político. Tanto la política como los políticos, son inevitables. Y se necesita al ciudadano/votante para la supervivencia de la actividad política democrática. La igualdad compleja en la esfera de la actividad política significa la posibilidad de tener acceso al poder (y no el poder compartido). La soberanía de la ciudadanía no es tiránica: es el fin de la tiranía.

5

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->