Está en la página 1de 28

LA BUROCRACIA SEGÚN MAXIMILIAN “MAX” WEBER

Maximilian Weber (Erfurt, Alemania, 21 de abril 1864 - Múnich, 14 de junio 1920) fue un

economista, político y sociólogo alemán, considerado uno de los fundadores del estudio

moderno, anti positivista, de la sociología y la administración pública.

Sus trabajos más importantes se relacionan con la sociología de la religión y el gobierno, pero

también escribió mucho en el campo de la economía. Su obra más reconocida es el ensayo La

ética protestante y el espíritu del capitalismo, que fue el inicio de un trabajo sobre la sociología

de la religión.

VIDA Y LOGROS

Weber nació en Erfurt, Alemania, y fue el último de siete hijos de Max Weber (padre), un

prominente político y funcionario, y su esposa Helene Fallenstein.

Debido a la vida pública de su padre, Weber creció en un ambiente familiar inmerso en la

política, y su hogar recibió la visita de prominentes académicos y figuras públicas.

En 1882 Weber ingresó en la Universidad de Heidelberg como estudiante de leyes.

Se incorporó a la fraternidad de su padre y escogió el campo de las leyes al igual que él.

Aparte de estos estudios, tomó clases de economía y estudió historia medieval.

Adicionalmente, Weber realizó extensas lecturas sobre temas teológicos.

De manera intermitente sirvió en el ejército alemán en Estrasburgo y, en otoño de 1884,

regresó a casa de sus padres para estudiar en la Universidad de Berlín.

En 1886 Weber aprobó los exámenes de "Refrendar", que le permitía ejercer como abogado.
Obtuvo un doctorado en leyes en 1889, escribiendo una tesis doctoral sobre historia legal

titulada "La historia de las organizaciones medievales de negocios".

En 1888 se unió a la "Verein für Socialpolitik", la para entonces nueva Asociación

Profesional de Economistas Alemanes. Esta asociación, afiliada a la escuela histórica,

consideraba que el aporte principal de la economía era la solución de los problemas sociales de

mayor impacto durante la época, y fue pionera en el uso de estudios estadísticos a gran escala en

el análisis económico.

En 1890 la "Verein" creó un programa de investigación para examinar "la cuestión polaca",

término usado para referirse al influjo de trabajadores agrícolas extranjeros hacia Alemania

oriental, mientras sus trabajadores locales migraban a las ciudades en proceso acelerado de

industrialización.

Weber fue puesto a cargo de este estudio y redactó una parte considerable de sus resultados.

El reporte final fue elogiado ampliamente como un excelente trabajo de investigación empírica,

cimentando la reputación de Weber como experto en economía agraria.

En 1904, visitó los Estados Unidos y participó en el Congreso de las Artes y las Ciencias, que

se realizó junto a la Exposición Universal de San Luis.

En 1904 comienzan a aparecer en esta publicación lo que serían los principales trabajos de

Weber, siendo en 1905 cuando se publica su ensayo La ética protestante y el espíritu del

capitalismo, el cual se convirtió en su trabajo más popular y sentó las bases para su trabajo futuro

sobre el impacto de la cultura y la religión en el desarrollo de los sistemas económicos. La

importancia del ensayo es tal, por cierto, que resultó ser el único de sus escritos que fue

publicado como un libro mientras él vivió.


En 1912, Weber intentó organizar un partido político de izquierda que combinase social-

demócratas y liberales, pero su intento fracasó debido al miedo que muchos liberales sentían de

los ideales revolucionarios de los social-demócratas.

Durante la Primera Guerra Mundial, Weber sirvió por un tiempo como director de los

hospitales del ejército en Heidelberg. En 1915 y 1916 formó parte de grupos que intentaban

mantener el control alemán en Bélgica y Polonia después de la guerra. En efecto, Weber era un

imperialista alemán que deseaba expandir el imperio alemán a lo largo y a lo ancho.

En 1918, se convirtió en consultor de la Comisión del Armisticio Alemán para el Tratado de

Versalles y la comisión le asignó el borrador de la Constitución de Weimar. Weber temía

intensamente una revolución comunista en Alemania y se decantaba a favor de insertar el

artículo 48[1] en la constitución. Este artículo fue utilizado posteriormente por Adolf Hitler para

declarar la ley marcial y obtener potestades de Dictador.

A partir de ese mismo año de 1918, Weber retomó la docencia, primero en la Universidad de

Viena y luego, en 1919, en la Universidad de Múnich. En Múnich, fue director del primer

instituto de sociología creado en una universidad alemana, aun cuando jamás ejerció una cátedra

de sociología a lo largo de su vida.

En enero de 1919, Weber era un miembro fundador del Partido Democrático Alemán. Weber

abogaba por la democracia como una herramienta para elegir líderes fuertes.

Weber dejó la política debido a los conflictos de la derecha en 1919 y 1920, cuando muchos

colegas y estudiantes lo despreciaron por su discurso y posición de izquierda asumida durante la

revolución alemana de 1918 y 1919. En efecto, hubo estudiantes de derecha que llegaron a

realizar protestas frente a su casa.


Max Weber murió de neumonía en Munich el 14 de junio de 1920. Debe destacarse que

muchos de los trabajos que son famosos ahora, fueron reunidos, revisados y publicados

póstumamente. Luminarias de la sociología, como Talcott Parsons y C. Wright Mills hicieron

interpretaciones significativas de los trabajos de Weber.

LA BUROCRACIA

Burocracia, viene de Bureau= Escritorio y Kratos= Gobierno. Es el gobierno de los

escritorios, es decir de los papeles. Los burócratas son los que llevan el papeleo y con ellos

controlan y rigen a los que trabajan.

La burocracia es para WEBER el pilar fundamental del moderno Estado de derecho, en la

medida que permite diferenciar la esfera político-administrativa de otras esferas o niveles (la

religión, la economía...). En este sentido cumple un papel racionalizador. Incluso si se defiende

que la violencia del Estado es “legítima”, es porque se diferencia claramente de la violencia

feudal indiscriminada. Si existe un estado de derecho necesariamente debe existir una burocracia

que dé sentido y estructura organizativa a la ley. Esa es la figura del burócrata. Si la ley es

abstracta, impersonal e igualitaria, el burócrata debe ser exactamente así también. El burócrata,

desligado de todo interés personal, reclutado por un procedimiento objetivo basado en la

cualificación y en el mérito es, así, el instrumento eficaz de la ley.

(Alcoberro, s.f.)

Todos los sistemas organizativos eficaces se basan en la burocracia: el Estado, la empresa e

incluso las Iglesias (el sacerdote no deja de ser el burócrata de la fe). Sin burocracia no hay

racionalización, ni sociedad basada en la ley. De ahí que el “ethos” burocrático (racionalidad e


impersonalidad) impregne las sociedades modernas. La burocratización es «la nueva

servidumbre», porque es la servidumbre de la ley.

Pero a juicio de WEBER la burocratización no es sólo algo inevitable en el capitalismo sino

que constituye el destino común a todas las sociedades modernas, incluso las de tipo socialista.

La «dictadura del funcionario», y no la del proletariado como creían los marxistas, es la que nos

acecha en el futuro. Con eso la racionalización del mundo tan vez habrá alcanzado un hito, pero

no está claro que lo haya alcanzado la libertad humana. Más bien al contrario.

(Naranjo, Rosales , & Villamizar, 2011)

La organización burocrática se caracteriza por estar compuesta por cargos oficiales

delimitados por reglas que determinan la esfera de competencia de cada uno de ellos de acuerdo

con los siguientes principios:

• Delimitación de las obligaciones a cumplir por cada cargo en función de la división del

trabajo;

• Provisión de la autoridad necesaria para el desempeño y el cumplimiento de esas

obligaciones;

• Delimitación de las condiciones y los medios coercitivos para el ejercicio de esa

autoridad.

La organización de los cargos sigue el principio jerárquico de modo que cada cargo está bajo

el control y supervisión de un superior, y cada funcionario es responsable ante su superior de sus

decisiones y acciones y de las de sus subordinados.

La conducta de los funcionarios está regida por un sistema coherente de reglas técnicas y

normas de tipo general y consiste en la aplicación de esas reglas a cada caso y situación concreta.
Se requiere una especialización y una preparación cualificada y su selección se realizará de

acuerdo con este tipo de criterios.

Se considera el empleo como una carrera que se desarrolla de acuerdo con un sistema de

promociones establecido en función de la antigüedad o la capacidad y conocimientos técnicos.

Se trata de una adjudicación de los puestos y cargos por razones de competencia y no por

preferencias personales o nepotismos.

Los actos administrativos, las decisiones y las reglas se formularán y registrarán por escrito y

el funcionario ideal cumple su tarea con un espíritu de formalidad impersonal.

Según Weber, desde un punto de vista técnico la experiencia demostraría en forma universal

que la organización administrativa de tipo burocrático puro es capaz de proporcionar el más alto

grado de eficacia. El aparato burocrático desarrollado es exactamente lo mismo que la máquina

respecto de las formas no mecánicas de producción. La precisión, rapidez, univocidad, la

oficialidad, la continuidad, la discreción, la uniformidad, la rigurosa subordinación, el ahorro de

fricciones y de costos objetivos y personales son mayores en una administración severamente

burocrática y especialmente monocrática, servida por funcionarios especializados.

Weber trató de formular un tipo ideal de organización burocrática. No es un modelo empírico

del funcionamiento burocrático, ni es resultado de un promedio de las características de todas las

burocracias existentes. Se trata de un tipo puro obtenido por abstracción de los aspectos

burocráticos más característicos de todas las organizaciones conocidas y cuya nota esencial es la

racionalidad y eficiencia.

(Psicologia Online, s.f.)


Modelo Ideal de Burocracia de Max Weber

Weber intentó probar que el capitalismo fue influido fuertemente por los valores éticos y

religiosos y que por lo tanto, las relaciones económicas no podían explicar únicamente las

relaciones de fuerza en el capitalismo, como había planteado Marx.

Weber definió la burocracia como la forma más eficiente de organización teniendo en cuenta

la complejidad de los aparatos estatales, de las dependencias gubernamentales y pensando en las

necesidades de sociedades cambiantes y dinámicas.

La burocracia, para Max Weber, es la organización eficiente por excelencia, la organización

llamada a resolver racional y eficientemente los problemas de la sociedad y, por extensión, de las

empresas. La organización burocrática está diseñada científicamente para funcionar con

exactitud, precisamente para lograr los fines para los cuales fue creada.

(gestiopolis, s.f.)

Principales Características de la Burocracia.

 Normas y reglamentos que rigen los actos oficiales

 Comunicaciones formales

 Racionalidad en la división trabajo puesto y funciones

 Impersonalidad en las relaciones

 Jerarquía bien establecida de autoridad y responsabilidad

 Rutinas y procedimientos

 Competencias Técnicas

 Especialistas en administración
 Comportamiento humano previsible para resultados previsibles Cargos o puestos

cuidadosamente definidos.

 Seguridad en el cargo o puestos y la posibilidad de acenso.

Principales Ventajas de la Burocracia

 Rapidez en las decisiones

 Reducción de fricciones personales

 Unidad de dirección

 Disciplina y orden

 Eficiencia y productividad

(Naranjo, Rosales , & Villamizar, 2011)

La burocracia surge por la necesidad de: la precisión, la velocidad, la claridad, el

conocimiento de los archivos, la continuidad, la discreción, la unida, la estricta subordinación, la

reducción de las fricciones y de los costos materiales y personales

De acuerdo a Weber, un sistema burocrático es regulado por los principios siguientes:

 El desempeño de funciones oficiales es permanente y constante (en el sentido que los

funcionarios no cambian tareas arbitrariamente y que siempre habrá alguien que

desempeñe determinada función).

 Tales funciones se ejecutan estrictamente de acuerdo a las siguientes reglas:

A. Las tareas de cada funcionario están delineadas de acuerdo a criterios impersonales.

B. El funcionario tiene la autoridad para desempeñar sus tareas.


C. Los medios de coerción a disposición de ese funcionario son estrictamente limitados y

las condiciones de su uso claramente definidas.

 Las responsabilidades y autoridad de cada funcionario son parte de una jerarquía de

autoridad, con derechos y deberes apropiados de supervisión y apelación.

 Los funcionarios no son propietarios de los recursos que utilizan en el desempeño de

sus funciones, pero son responsables por el uso de tales recursos.

 Los ingresos en relación al desempeño de las funciones están estrictamente separado

de cualquier otro. Igualmente en relación al trabajo.

 Las posiciones y/o funciones no pertenecen ni pueden ser apropiadas por los

funcionarios (es decir, no se pueden heredar, transferir, etc., por decisión del

funcionario).

 Las funciones se desempeñan —y se llega a decisiones— sobre la base de documentos

escritos.

Adicionalmente, existen los siguientes considerandos en relación a los funcionarios:

 Cada funcionario es contratado, nombrado o elegido sobre la base de su conducta.

 Cada funcionario ejerce la autoridad que le ha sido delegada de acuerdo a reglas

generales e impersonales. Su lealtad es al correcto desempeño de sus funciones.

 La contratación, elección y/o posición de cada funcionario depende de sus

calificaciones relevantes o técnicas.

 El trabajo del funcionario es exclusivo. El funcionario no puede tener otro trabajo o

responsabilidad que el desempeño de sus funciones.


 El funcionario es compensado o premiado con un salario regular y la posibilidad de

progreso en su carrera, progreso que depende primariamente de su esfuerzo y

dedicación al desempeño de sus funciones.

2. Aplicaciones

El funcionario debe ejercer su juicio y habilidad al servicio del que fue designado de acuerdo

a los estatutos y reglamentos, en es responsable por el desempeño imparcial de sus funciones tal

como están establecidas ya sea en la ley o regulaciones relevantes y debe sacrificar sus opiniones

personales —o renunciar a su cargo— si es que ese deber le llega a ser contrario.

Aplicaciones del modelo Weberiano en la empresa moderna.

• La especialización de tareas en el proceso de trabajo.

• La idea de la estandarización del desempeño de funciones.

• Centralización en la toma de decisiones, cuando así conviene a los fines de la institución.

O en caso contrario, la descentralizarla.

• La uniformidad de prácticas institucionalizadas, que vienen a tipificar la moderna noción

de imagen corporativa.

• No duplicidad de funciones ni de mandos.

• La profesionalización de la función administrativa para bien de la institución.

• La acenso y promoción en función de los méritos y talentos de las personas.

• En la institución se debe lograr altos niveles de estandarización, para lograr que se haga

lo que se debe, y lo que se tiene que hacer.


3. Principios

La figura y obra de Max Weber ha marcado, como quizá las de ningún otro autor, el modo de

plantear los problemas en las Ciencias Sociales y, sobre todo, en las teorías sobre la

organización.

Su construcción de una Ciencia Social, y las categorías básicas que emplea en ella, se basan

en ideas del Historismo y en las ideas neokantianas, especialmente en la formulación de Heinrich

Rickert.

El Historismo es considerado por muchos como movimiento anti-ilustración surgido en el

Romanticismo. La razón tiene, en sus manifestaciones concretas, una génesis históricamente

condicionada por la cultura de cada pueblo. Esto da lugar a un concepto de Historismo anti-

ilustrado, romántico.

Weber fue hijo del Historismo. A pesar de que su obra básica se oriente a crear una

Sociología que comprenda, para él, la sociología era mera esclava de la Historia. Un instrumento

que le podría ayudar a reformar la metodología de la historia establecida.

Rickert en su tesis básica consiste en transformar la relatividad histórica de todo saber en una

especie de condición a priori fundamentante, que se formula como lógica de la constitución

valorativa de toda conceptualización. Para Weber, esta metodología no naturalista que permite

comprender la formación de objetos cultural científicos será uno de los puntos de partida de su

pensamiento.
4. Críticas

El propio Max Weber percibió que realmente no puede existir un tipo de organización ideal.

Por tanto, la burocracia real será menos óptima y efectiva que su modelo ideal. Según Weber,

puede degenerar de las siguientes maneras:

 La jerarquía vertical de autoridad puede no ser lo suficientemente explícita o

delineada, causando confusión y conflictos de competencia.

 Las competencias pueden ser poco claras y usadas contrariamente al espíritu de las

reglas; en ocasiones el procedimiento en sí mismo puede considerarse más importante

que la decisión o, en general, sus efectos.

 Nepotismo, corrupción, enfrentamientos políticos y otras degeneraciones pueden

contrarrestar la regla de impersonalidad, pudiéndose crear un sistema de contratación

y promoción no basado en méritos.

 Los funcionarios pueden eludir responsabilidades.

 La distribución de funciones puede ser inefectiva, produciendo excesiva actividad

regulatoria, duplicación de esfuerzos y, en general, ineficiencia.

 Incluso una burocracia no degenerada puede verse afectada por ciertos problemas:

 Sobre especialización.

 Rigidez e inercia en los procesos, tomando decisiones con lentitud o siendo imposible

aplicarlas al presentarse casos inusuales, e igualmente retrasando los cambios,

evolución y adaptación de viejos procesos a nuevas circunstancias;

 Suposición de que el sistema es siempre perfecto y correcto por definición,

provocando que su organización sea poco proclive al cambio y a la autocrítica;

 Poca estima por las opiniones disidentes;


 Creación de más y más reglas y procesos, creciendo su complejidad y disminuyendo

su coordinación, facilitando la creación de reglas contradictorias.

(gestiopolis, s.f.)

La burocracia típico-ideal de Weber

Pues bien, fiel a sí mismo, Weber describió a la burocracia en términos típico-ideales. Partió

de los conceptos de dominación y autoridad. La dominación la definió como “la probabilidad de

encontrar obediencia dentro de un grupo determinado para mandatos específicos” y puede tener

un carácter legítimo o ilegítimo. A las formas legítimas de dominación las denominó

“autoridad”.

TIPOS DE AUTORIDAD

• Autoridad legal

• Autoridad tradicional

• Autoridad carismática

Weber distinguió entre tres tipos de autoridad que han venido dándose en la humanidad a

través de la historia en diversos grupos y sociedades. La autoridad tradicional, la autoridad

carismática y la autoridad legal.

La autoridad tradicional se basa en la pretensión de los líderes y en la creencia, por parte de

sus seguidores, de que existen virtudes en la santidad de las normas antiguas y en los poderes que

encarnan esas tradiciones. El feudalismo entraría dentro de este tipo ideal.

La autoridad carismática se presenta cuando un grupo de seguidores definen a su líder como

carismático, esto es, le otorgan cualidades sobresalientes – incluso sobrenaturales - aunque no las

tenga en la realidad. Se da este tipo de autoridad en grupos religiosos sectarios.


En cuanto a la autoridad legal, que es la que interesa a los fines de este artículo, descansa en

una creencia en la legalidad de las ordenaciones establecidas. La autoridad legal puede tomar

gran variedad de formas pero lo que Weber consideró como el tipo más puro de ejercicio de la

autoridad legal fue la burocracia. La burocracia es la expresión de un proceso más amplio de

racionalización del mundo. Este proceso consistiría en la evolución, a lo largo de la historia, de

las estructuras sociales hacia formas más racionales. Esta evolución, que afectó a todas las áreas

de la vida social desde la religión hasta la música, se habría manifestado – según Weber - sobre

todo en el mundo occidental.

La burocracia típico-ideal es un tipo de organización en la que sus unidades básicas están

constituidas por oficinas ordenadas de una forma jerárquica por medio de reglas, funciones

específicas y documentos escritos.

Weber estableció en sus escritos las características de la burocracia típico-ideal y, como ha

tenido tantos exégetas, nos encontramos con que hay tantas listas de características como libros

han tratado el tema, y son muchos. Aunque, a decir verdad todos vienen a expresar lo mismo.

(sociologia divertida, s.f.)


La forma tradicional de autoridad de las organizaciones descansaba más en la persona que en

el cargo. El concepto de tradición de Weber también puede verse en las culturas de las empresas

en la actitud del «siempre lo hemos hecho así», lo que es una auto-justificación para resistirse al

análisis crítico de los recién llegados.

Características principales del modelo

Un sistema de reglas y procedimientos que regulan el trabajo. Las reglas y procedimientos

cumplen diversos fines:

• Estandarizar operaciones y decisiones.

• Servir corno receptáculos de un aprendizaje pasado.

• Facilitar la igualdad de tratamiento.

• La selección y promoción del personal son fundamentales en la formación técnica y en el

rendimiento.

• Sistemática especialización del trabajo y especificación de responsabilidades.

• Conductas formales e impersonales; es decir, las relaciones entre los miembros de la

organización deben ser impersonales para evitar una pérdida de racionalidad y eliminar el

favoritismo.

• Separación completa entre propiedad y administración.

• Existencia del principio de jerarquía, de acuerdo con el cual cada puesto de trabajo es

controlado por el superior. La jerarquía es además impersonal y está basada en reglas.

Ventajas y desventajas en el modelo burocrático

Entre las ventajas se pueden señalar:

• Coherencia del empleado.


• Eliminación de conflictos.

• Supervisión.

• Papel de la experiencia y los méritos. Especialización.

• Continuidad en la organización.

Y entre las desventajas se mencionan:

• Excesivo formalismo.

• Los empleados no tienen interés por la organización. Los empleados son tratados de

forma impersonal.

• Conformidad en el comportamiento.

LOGROS

Junto a Karl Marx, Vilfredo Pareto, Ferdinand Tönnies y Émile Durkheim, Max Weber fue

uno de los fundadores de la sociología moderna.

Mientras Pareto y Durkheim trabajaron en la tradición positivista siguiendo los postulados de

Auguste Comte, Weber creó y trabajó en una tradición antipositivista, idealista y hermenéutica,

al igual que Werner Sombart, su amigo y para entonces, el más famoso representante de la

sociología alemana. Estos trabajos iniciaron la revolución antipositivista de las ciencias sociales,

que marcó la diferencia entre éstas y las ciencias naturales, especialmente debido a las acciones

sociales de los hombres.

Los primeros trabajos de Weber estaban relacionados con la sociología industrial, pero son

más conocidos sus últimos trabajos sobre sociología de la religión y sociología del gobierno.
SOCIOLOGÍA DE LA RELIGIÓN

Weber argumentó que la religión fue uno de los aspectos más importantes que influyeron en

las diferencias en el desarrollo de las culturas occidental y oriental.

La obra de Weber sobre sociología de la religión se abre con el ensayo La ética protestante y

el espíritu del capitalismo y continúa con La religión en China: confucianismo y taoísmo, La

religión de India: la sociología del hinduismo y budismo y Judaísmo antiguo. Su trabajo sobre

otras religiones fue interrumpido por su muerte en 1920, quedando pendiente la continuación de

los estudios sobre judaísmo antiguo con el estudio de los salmos, el libro de Jacob, el Talmud,

cristianismo temprano e Islam.

Sus tres ideas principales eran el efecto de las ideas religiosas en las actividades económicas,

la relación entre estratificación social e ideas religiosas, y las características singulares de la

civilización occidental. Su objetivo era encontrar razones que justificaran la diferencia entre el

proceso de desarrollo de las culturas Occidental y Oriental.

En el análisis de sus descubrimientos, Weber mantuvo que las ideas religiosas puritanas (y

más ampliamente, cristianas) habían tenido un impacto importante en el desarrollo del sistema

económico de Europa y los Estados Unidos, pero destacó que esos no eran las únicas causas del

desarrollo. Entre otras causas que mencionó Weber encontramos el racionalismo en la búsqueda

científica, mezclar observación con matemática, estudio sistemático y jurisprudencia,

sistematización racional de la administración gubernamental, y empresa económica.

Al final, el estudio de la sociología de la religión, de acuerdo con Weber, apenas exploraba

una fase de la emancipación de la magia, ese "desencantamiento del mundo" que él atribuía

como un aspecto distintivo importante de la cultura occidental.


LA ÉTICA PROTESTANTE Y EL ESPÍRITU DEL CAPITALISMO

El ensayo de Weber, La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo, es su obra más

conocida. Se dice que este trabajo no debería ser visto como un estudio detallado del

protestantismo, sino como una introducción a obras posteriores de Weber, en especial a sus

estudios de la interacción entre varias ideologías religiosas y comportamientos económicos. En

La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo, Weber presenta la tesis de que la ética y las

ideas puritanas influyeron en el desarrollo del capitalismo.

Define al "espíritu del capitalismo" como las ideas y hábitos que favorecen la búsqueda

racional de ganancias económicas. Weber señala que tal espíritu no existe solamente en la

cultura occidental, cuando lo consideramos una actitud presente en los individuos ya que también

hay que tomar en cuenta que estos individuos – empresarios heroicos, como él los llama – no

podrían, por sí solos, establecer un nuevo orden económico (capitalismo). Entre las tendencias

identificadas por Weber estaban la ambición de ganancias con un mínimo esfuerzo, la idea de

que el trabajo es una maldición y una carga que debe evitarse, especialmente cuando las

ganancias de éste exceden lo que es necesario para una vida modesta.

"Para que una forma de vida bien adaptada a las peculiaridades del capitalismo", escribió

Weber, "pueda superar a otras, debe originarse en algún lugar, y no solo en individuos aislados,

sino como una forma de vida común a grupos enteros de personas". Después de definir al espíritu

del capitalismo, Weber argumenta que hay muchas razones para buscar sus orígenes en las ideas

religiosas de la Reforma.

Weber mostró que algunos tipos de protestantismo favorecían la búsqueda racional del

beneficio económico y actividades mundanas que han tenido un significado espiritual y moral

positivo.
La frase "ética en el trabajo", utilizada en comentarios actuales se deriva de la "ética

protestante" discutida por Weber. Fue adoptada cuando la idea de la ética protestante fue

generalizada para adaptarse a los japoneses, judíos y otro no-cristiano.

LA RELIGIÓN DE CHINA: CONFUCIANISMO Y TAOÍSMO

La religión de China: confucianismo y taoísmo fue el segundo trabajo más importante de

Weber sobre la sociología de la religión. Weber se centró en aquellos aspectos de la sociedad

china que más distaban de los de la Europa Occidental, especialmente en contraste con el

Puritanismo, y se cuestionó por qué el capitalismo no había triunfado en China. Weber destacaba

que el confucianismo toleraba un gran número de cultos populares sin tratar de sistematizarlos en

una doctrina religiosa. En lugar de conjeturas metafísicas, enseñaba un ajuste al mundo.

El hombre `superior debía mantenerse al margen de la búsqueda de riquezas. Como

consecuencia, ser un funcionario era preferido a ser un hombre de negocios, garantizando un

status mayor.

La civilización china no tenía ninguna profecía religiosa ni una clase sacerdotal poderosa. El

emperador ejercía como sumo sacerdote de la religión de estado y como máximo mandatario.

Nótese que en este contexto, el confucianismo puede ser considerado como culto de estado y el

taoísmo como la religión popular.

Según Weber, el confucianismo y el puritanismo representan dos tipos de racionalización

exhaustivos pero mutuamente exclusivos, que tratan de ordenar la existencia humana de acuerdo

a ciertas creencias religiosas. Ambos favorecían la sobriedad y el autocontrol, siendo

compatibles con la acumulación de riquezas. Sin embargo, el objetivo del confucianismo era

lograr y preservar una posición de status, empleándolo como medio para una adaptación al
mundo, educación, auto perfección, buenas maneras y piedad familiar. El puritanismo utilizaba

dichos medios para crear una herramienta de Dios.

Así, Weber afirma que fue la diferencia en la mentalidad lo que contribuyó al desarrollo del

capitalismo en Occidente y su ausencia en China.

LA RELIGIÓN EN LA INDIA: LA SOCIOLOGÍA DEL HINDUISMO Y EL

BUDISMO

La religión en la India: la sociología del hinduismo y el budismo fue la tercera obra más

importante de Weber sobre la sociología de la religión. En este trabajo, se trata la estructura de la

sociedad india, las doctrinas ortodoxas del hinduismo y las heterodoxas del budismo, las

modificaciones por influencia de la religiosidad popular, y finalmente el impacto de las creencias

religiosas en la ética secular de la sociedad india.

El sistema social indio se articula a partir del concepto de casta. Éste enlaza directamente con

las creencias religiosas y la segregación de la sociedad en grupos. Weber describe el sistema de

castas, consistente en los brahmins (sacerdotes), los kshatriyas (guerreros), los vaisyas

(mercaderes) y los Shudras (obreros). El sistema de castas impide del desarrollo de grupos

urbanos con distintos status.

Weber se centra especialmente en los Brahmins, analizando por qué han ocupado durante

siglos el lugar más destacado en la sociedad. De acuerdo al concepto de dharma, concluye que el

pluralismo ético indio es muy diferente de la ética universal del confucianismo y cristianismo.

Weber se pregunta si la religión tuvo alguna influencia en la rutina mundana, y en su caso,

cuál fue su impacto en las conductas económicas. Subraya la idea de un orden mundial inmutable

consistente en ciclos eternos de reencarnación y el desprecio de lo mundano, encontrando que el


sistema tradicional de castas, apoyado por la religión, ralentizaba el desarrollo económico y el

capitalismo. Weber concluye su estudio de la sociedad y religión en la India combinando sus

hallazgos con su trabajo previo sobre China.

JUDAÍSMO ANTIGUO

En Judaísmo antiguo, su cuarto trabajo más importante sobre la sociología de la religión,

Weber explica la combinación de circunstancias que fue responsable de las primeras diferencias

entre la religiosidad oriental y occidental. Esto se hizo especialmente patente cuando surgió en el

cristianismo occidental el ascetismo entre mundos, en contraste con la contemplación mística

india. Weber asegura que algunos aspectos del cristianismo (originados en el judaísmo antiguo)

tienen como fin conquistar y cambiar el mundo, más que renunciar a sus imperfecciones.

Weber afirma que el judaísmo no sólo engendró el cristianismo y el islam, sino que fue

crucial para la creación del estado occidental moderno, ya que su influencia fue de gran

importancia para las culturas griega y romana. Además, fue la base del racionalismo moral

occidental.

SOCIOLOGÍA DE LAS POLÍTICAS Y GOBIERNO

Dentro de la sociología de las políticas y gobierno, el ensayo más significativo de Weber es

probablemente La política como profesión. En él, Weber revela la definición de estado que se ha

convertido tan importante en el pensamiento social occidental: que el estado es la entidad que

posee el monopolio sobre el legítimo uso de la fuerza física.

La política se debe entender como cualquier actividad a la que puede dedicarse el estado para

influir sobre la distribución relativa de fuerza. La política, por tanto, se deriva del poder. Un
político no debe ser un hombre de la ética cristiana verdadera, entendida por Weber como la

ética del Sermón de la Montaña, es decir, la de ofrecer la otra mejilla.

Weber distinguía tres tipos puros de liderazgo político, dominación y autoridad: dominación

carismática (familiar y religiosa), dominación tradicional (patriarcas, patrimonialismo,

feudalismo), y dominación legal (ley y estado moderno, burocracia).

Weber es también conocido por su estudio de la burocratización de la sociedad, los modos

racionales en los que las organizaciones sociales aplican las características de un tipo ideal de

burocracia.

En su trabajo, Weber hace una descripción, que se ha vuelto famosa, de la racionalización (de

la que la burocratización es una parte) como un cambio desde una organización y acción

orientada a valores (autoridad tradicional y autoridad carismática) a una organización y acción

orientada a objetivos (autoridad racional-legal). El resultado, de acuerdo a Weber, es una noche

polar de oscuridad helada, en la que la racionalización creciente de la vida humana atrapa a los

individuos en una jaula de hierro de control racional, basado en reglas.

Los estudios sobre la burocracia de Weber le condujeron también a su análisis - correcto, pues

resultaría así - de que el socialismo en Rusia llevaría, debido a la abolición del mercado libre y

sus mecanismos, a una sobre burocratización (evidente, por ejemplo, en la economía de la

escasez) más que a un alejamiento fulminante del estado (como Karl Marx había predicho que

sucedería en una sociedad comunista).

ECONOMÍA

A pesar de que Max Weber es reconocido hoy en día como uno de los fundadores de la

sociología moderna, también tuvo un papel importante en el campo de la economía. Desde el


punto de vista de los economistas, Weber es el representante de la escuela de economía alemana

histórica más joven. Sus contribuciones más valoradas en este campo es su trabajo La ética

protestante y el espíritu del capitalismo, se trata de un ensayo sobre las diferencias entre las

religiones y la riqueza relativa de sus seguidores, el trabajo de Weber es paralelo al tratado de

Sombart sobre el mismo fenómeno, que sin embargo atribuía el auge del capitalismo al judaísmo.

Otra contribución de Weber a la economía (así como a las ciencias sociales en general) es su

trabajo en la metodología: sus teorías de Verstehen (conocido como comprensión o sociología

interpretativa) y de anti positivismo (sociología humanista). La doctrina de la sociología

interpretativa es bien conocida y debatida dada su controversia. Esta tesis asegura que la

investigación social, económica e histórica no puede nunca ser totalmente inductiva o descriptiva

ya que uno debe siempre aproximarse a ella con un aparato conceptual.

Este aparato fue identificado por Weber como tipo ideal. Weber concedió que el empleo de

tipos ideales era una abstracción, pero afirmaba que sin embargo era esencial si uno pretendía

entender cualquier fenómeno social particular, ya que, a diferencia de los fenómenos físicos,

ellos involucran comportamientos humanos que deben ser interpretados por tipos ideales. Esto,

junto con su argumentación anti positivista, puede ser visto como la justificación metodológica

para la asunción del hombre económico racional (homo economicus).

Max Weber formuló una teoría de tres componentes de estratificación, cuyos componentes

conceptuales son una clase social, un status social y un partido político. La clase social se basa

en la relación con el mercado determinada económicamente (dueño, empleado, etc.).

El status se basa en calidades no económicas, como el honor, el prestigio y la religión.

El partido hace referencia a las afiliaciones de carácter político.


Estas tres dimensiones tienen consecuencias en lo que Weber denominó oportunidades

vitales.

Weber hizo múltiples contribuciones a la economía, incluyendo una historia económica de la

sociedad agraria romana; o un trabajo sobre los roles duales del idealismo y el materialismo en la

historia del capitalismo en su Economía y sociedad, que presenta sus críticas o revisiones de

algunos aspectos del Marxismo. Finalmente, su Historia económica general es quizá su mayor

logro en la investigación empírica.

Contexto Histórico y Cultural

 En 1909 fundó la Asociación Sociológica Alemana.

 A lo largo de su vida, Max Weber, conoció dos guerras nacionales (1866 y 1870), una

guerra mundial (1914-1918) y tres revoluciones (las de 1905 y 1917 en Rusia y 1918

en Alemania).

- La primera Guerra Mundial fue un conflicto armado a escala mundial

desarrollado entre 1914 y 1918, originado en Europa. Por la rivalidad entre las

potencias imperialistas, se transformó en el primero en cubrir más de la mitad

del planeta. Fue en su momento el conflicto más sangriento de la historia.


- A finales del siglo XIX, Inglaterra dominaba el mundo tecnológico, financiero,

económica y sobre todo políticamente. Alemania y Estados Unidos le

disputaban el predominio industrial y comercial.

- La Revolución Rusa de 1905 fue una revuelta, antigubernamental y

espontánea, generalizada en todo el Imperio Ruso. Aparentemente no tuvo

dirección o control, ni tampoco objetivo reconocido alguno. Se la considera

generalmente como el punto de comienzo de los cambios en Rusia que

culminaron con la Revolución Rusa de 1917.

- La Revolución Rusa de 1917 fue un movimiento político en Rusia que culminó

en 1917 con la expulsión del gobierno provisional que había reemplazado el

sistema zarista (sistema de gobierno que tenía Rusia, desde 1547), lo que llevó

finalmente al establecimiento de la Unión Soviética, que duró hasta su caída en

1991.

 -En el contexto local, se dio la separación de Colombia y Panamá

(Naranjo, Rosales , & Villamizar, 2011)


CONCLUCIONES DE LOS EXPOSITORES.

DANIELA ALEXANDRA CARVAJAL COLLAZOS

La organización burocrática existía no se la estaba inventando Weber, el simplemente las

formalizó. Se da por hecho que los denominados funcionarios deben ascender a posiciones de

mayor status, tener un mayor salario en posiciones vitalicias y carecen de sentido de dependencia

de sus superiores, un ejemplo de característica de burocracia, es la dificultad para despedir a los

empleados.

Aunque el concepto de weber apunta a la eficiencia y productividad, el enfoque que le da a la

racionalización como agente de cambio en las organizaciones y como acción rígida a la

concepción de objetivos, constituye una teoría muy validad para algunas áreas de la empresa.

En términos generales se puede concluir que weber se esforzó por comprender las

interrelaciones de todos los factores que confluyen en la construcción de una estructura social y

particular; revindico la importancia de los elementos culturales y las mentalidades colectivas en

la evolución.

JOHAN SEBASTIAN RAMIREZ

La burocracia estaba creada desde los años 40 pero Max Weber le dio una formalización.

La burocracia es una forma de administración rígida, en la cual se deben de seguir las reglas y

esta al cargo de una autoridad.


Debido a esta rigidez hay que hacer las labores al pie de la letra tal como han sido estipuladas

por la autoridad, pero también en la burocracia hay la posibilidad de ascender dependiendo de las

capacidades de cada persona.

Una de sus características principales es que en la burocracia se da la división y

especialización de las labores y una jerarquía bien marcada.


Referencias

Alcoberro, R. (s.f.). filosofia i pensament. Obtenido de http://www.alcoberro.info/V1/weber.htm

gestiopolis. (s.f.). Obtenido de https://www.gestiopolis.com/burocracia-max-weber/

Naranjo, A., Rosales , J., & Villamizar, P. (28 de 08 de 2011). Pensamiento Administrativo.

Obtenido de http://mbapensamiento.blogspot.com.co/2011/08/burocracia-max-

weber.html

Psicologia Online. (s.f.). Obtenido de http://www.psicologia-online.com/pir/teoria-de-la-

burocracia.html

sociologia divertida. (s.f.). Obtenido de http://sociologiadivertida.blogspot.com.co/2016/03/i-la-

burocracia-segun-max-weber.html