P. 1
Trabajo de Leyes de Hanau , Lady

Trabajo de Leyes de Hanau , Lady

|Views: 2.931|Likes:
Publicado porladymarquez_m

More info:

Published by: ladymarquez_m on Apr 03, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/18/2013

pdf

text

original

Republica Bolivariana de Venezuela Universidad de Yacambù Ortopedia Dentofacial

leyes de Hanau y las 6 llaves de oclusión

Realizado por

Márquez Lady C.I.: 15.718.900

Hanau, a través de sus artículos estudió cuáles eran los factores que determinaban e influían en la oclusión equilibrada y también apuntó la necesidad de controlar la posición de los maxilares en el articulador con respecto al eje intercondíleo mediante el uso del arco facial, para poder reproducir, durante los movimientos mandibulares, parecidas, trayectorias que en la realidad. Para su mejor entendimiento presentaremos a continuación una serie de conceptos. las mismas, o muy

Oclusión.
Es todo contacto entre superficies incisales o masticatorias de los

dientes superiores e inferiores; también podemos decir, es la relación de contacto, estática o dinámica entre ambos maxilares.

Oclusión Balanceada.
Es aquella q ofrece en todas las posiciones y fases funcionales 3 puntos de contacto (uno anterior y dos bilaterales posteriores); también se podría decir q es aquella que tiene contacto simultaneo de las superficies oclusales de los dientes, sea cual fuere la posición mandibular.

Oclusión Equilibrada.
Es aquella oclusión que permite el contacto entre las piezas superiores e inferiores durante los movimientos mandibulares.

Oclusión Céntrica.

Es la relación de las superficies oclusales antagonistas que provee el máximo de contacto intercuspideo y que tendría que haber cuando la

mandíbula se halla en relación céntrica respecto del maxilar superior.

Oclusión Excéntrica.
Se define como contactos protrusivos y de lateralidad derecha e

izquierda de los planos inclinados de los dientes cuando la mandíbula esta inmóvil.

Arco Facial.
Es un instrumento para determinar la relación posicional de la dentición con respecto a la línea condílea del paciente y restablecer dicha relación en el articulador. Los 5 factores principales de las leyes de la oclusión para el mantenimiento protrusivo enunciados por Hanau son: 1) Inclinación de la trayectoria condilar o guía condilea. 2) Plano de orientación. 3) Angulaciòn o altura relativa de las cúspides. 4) Curva de compensación. 5) Inclinación de la trayectoria o guía incisal.

Inclinación de la trayectoria condilar o guía condilea.
Para Hanau la guía condílea incluye los siguientes movimientos del cóndilo partiendo de su posición en la cavidad glenoidea. a) La guía anteroposterior (inclinación en el plano horizontal). b) La guía lateral (inclinación con respecto al plano sagital). c) La desviación lateral. La guía anteroposterior se refiere al desplazamiento hacia abajo y adelante, con respecto al plano horizontal, durante la protrusión de la

mandíbula. Este desplazamiento describe un ángulo con respecto al plano horizontal y está directamente relacionado con la inclinación de la pared posterior de la eminencia de la cavidad glenoidea. Cuanto mayor es la inclinación más ha de descender la mandíbula para completar la protrusión y mayor es el ángulo. La guía lateral se refiere al desplazamiento del cóndilo de mediotrusión (balanceo) hacia abajo, hacia delante y hacia el medio según el ángulo de Bennett, en un movimiento de lateralidad. Este movimiento describe un ángulo con respecto al plano sagital y depende de la inclinación de la pared medial de la cavidad glenoidea. Cuanto mayor es el ángulo mayor es la separación entre dientes superiores e inferiores en mediotrusión. En el lado de laterotrusión (trabajo) se da una ligera desviación lateral con respecto a una perpendicular al plano sagital. Aquí Hanau se refiere al movimiento lateral del cóndilo del lado de trabajo.

Plano de orientación.
El triángulo de orientación o plano de orientación es un plano que pasa a través del punto interincisivo y el surco bucal del segundo molar. Estos tres puntos serían las esquinas del triángulo de orientación a través del cual pasa el plano de orientación.

Angulaciòn o altura relativa de las cúspides.
Este es un factor neutro, es decir, es el factor de estudio que nos determinara la inclinación cuspidea de los dientes posteriores artificiales. La inclinación cuspìdea se refiere a un ángulo entre la superficie oclusal total del diente y la inclinación de la cúspide respecto a esta superficie. Al referir la superficie oclusal de los dientes posteriores al contorno de su corona se puede observar que al encontrarse las superficies oclusales y lingual forman un ángulo diedro definido, estos ángulos diedros vestíbulo-oclusal y

linguo-oclusal dividen las cúspides de los dientes posteriores en superficies o lados internos y externos. Las vertientes internas de las cúspides vestibulares y linguales forman la superficie oclusal propiamente del diente, y son los receptores de las fuerzas de la masticación, están situadas cercas o en el centro de soporte del reborde residual. La superficie oclusal de cada diente posterior esta formada por un elemento activo de soporte y un elemento pasivo o guía. La cúspide de soporte son las que dan apoyo a la posición vertical de oclusión céntrica. Están serian las cúspides vestibulares inferiores y las cúspides linguales superiores ya que tienen potencial para contacto oclusal cuando la mandíbula realiza movimientos laterales de deslizamiento. La cúspide de guía son las que guían un movimiento mandibular de deslizamiento cuando estas se ponen en contacto. Estás serian la cúspide vestibular superior y las cúspides linguales inferiores. Las vertiente de protrusión son las superficies de deslizamiento de los dientes posteriores durante un movimiento de cierre o movimiento de oclusión balanceado en protrusión, se localiza en la superficie o bordes distales de los planos inclinados de las cúspides de los premolares y molares superiores y en la superficie o bordes mesiales de los premolares y molares inferiores. Las vertientes de balance son las superficies de deslizamiento de los dientes posteriores durante los movimientos de lateralidad se localizan en la superficie vestibular de las cúspides de soporte o activa de los premolares y molares superiores y en la superficie lingual de las cúspides de soporte o activas inferiores.

Curva de compensación.
Para Hanau el correcto alineamiento de los dientes incluye tanto la curva de compensación mesiodistal, la curva encargada de compensar la separación mandibular durante su protrusión, conocida por curva de Spee, y la inclinación

bucolingual de los dientes posteriores, conocida por curva de Wilson, que compensará la separación de las piezas posteriores del lado de mediotrusión durante un movimiento de lateralidad. Ambas curvas deben aumentar, para que se den contactos, en proporción al descenso mandibular en mediotrusión y durante la protrusión.

Inclinación de la trayectoria o guía incisal.
Consiste en la dirección impartida a los movimientos mandibulares cuando los incisivos inferiores se deslizan en contacto con la cara lingual de los superiores, durante los movimientos de lateralidad y protrusión. Esta función incluye 2 factores: La inclinación labiolingual o guía anteroposterior o protrusiva: esta guía forma un ángulo, durante el descenso mandibular de la protrusión, con respecto al plano horizontal. La inclinación sagital o guía lateral: esta guía, formada en el lado de laterotrusion por el contacto de caninos e incisivos superiores e inferiores, forma un ángulo con respecto al plano sagital. Ambas guías están directamente relacionadas con el overbite y overjet.

Seis llaves de Oclusión.
Las llaves de oclusión constituyen los fundamentos básicos de una oclusión satisfactoria desde el punto de vista estático y dinámico. Se constituye en un marco o guía para que se obtenga la oclusión ideal. Estas llaves fueron propuestas por Angle y Andrews, porque entendemos que el conocimiento de las mismas es esencial para el éxito del tratamiento que apunta hacia una oclusión normal individual.

Llave 1 Relación Molar.

La primera llave de oclusión es la relación molar, o llave de oclusión molar de Angle, en la cual la cúspide mesiovestibular del primer molar superior ocluye en el surco mesiovestibular del primer molar inferior. La mejor indicación para la oclusión normal, además de la llave de Angle, es que haya contacto vertiente distal de la cúspide distovestibular del primer molar superior permanente con la superficie mesial de la cúspide mesiovestibular del segundo molar inferior permanente.

Llave 2 Angulaciòn Mesiodistal de los Dientes.
Se refiere a la angulación del eje mayor de la corona, que en todos los dientes (excepto en los molares) es considerado el lóbulo central de desarrollo (la porción más prominente y vertical de la superficie labial o bucal de la corona). En los molares el eje mayor de la corona lo identificamos por el surco vertical de la superficie bucal de la corona. El grado de “tip” o angulación coronal (mesiodistal) es el ángulo formado entre el eje mayor de la corona y una línea perpendicular al plano oclusal. Se expresa en grados: positivos cuando la porción gingival es distal a la porción incisal, y negativos cuando la porción gingival es mesial a la porción incisal. Una oclusión normal depende de un apropiado grado de “tip” distal de la corona, especialmente en los dientes anterosuperiores que presentan las coronas más largas.

El grado de “tip” de los incisivos determina la cantidad de espacio mesiodistal que van a ocupar, por lo tanto, tienen un efecto considerable tanto a nivel posterior (en la oclusión), como a nivel anterior (en la estética). El grado de “tip” coronal varía en función del tipo de diente del que se trate

Llave 3 Inclinación Vestibulolingual de los Dientes.
Es el ángulo formado entre una línea tangente que pasa en el centro del eje mayor de la corona clínica y una línea perpendicular al plano oclusal. La inclinación axial de los dientes está íntimamente relacionada con el torque. Se expresa en grados positivos cuando la porción gingival es lingual a la incisal, y negativos cuando la porción gingival es labial a la incisal. La inclinación de todas las coronas tiene un esquema constante: En el arco superior, cuando observamos los dientes en sentido vestíbulolingual notamos que la raíz de los incisivos centrales se inclinan fuertemente hacia palatino, disminuye en los laterales y caninos, alcanzando valores cercanos a 0 en los premolares y molares. En el arco inferior la raíz de los incisivos centrales y laterales tienen inclinación lingual y esta disminuye acentuadamente al nivel de los caninos. El primer premolar se implanta verticalmente y a partir del segundo premolar el

eje longitudinal radicular se inclina vestibularmente a medida que lo distalizamos en el arco. La inclinación vestibulolingual de los dientes obedece a un plano general de resistencia de los esfuerzos funcionales que se manifiesta sobre el aparato masticatorio, de tal modo que se consigue un perfecto equilibrio de sus partes.

Llave 4 Ausencia de Rotaciones Dentarias.
Los dientes se alinean en forma de arco superior e inferior, tocando sus vecinos a nivel del punto de contacto. En una visión oclusal los surcos principales mesiodistales de premolares y molares están conformados en un segmento de curvas, de manera que haya un perfecto engranaje de los dientes

superiores e inferiores cuando se encuentran en oclusión céntrica. Es evidente que para que obtengamos una oclusión normal no podemos encontrar rotaciones dentarias ya que estas modifican la armonía del arco, alterando sus dimensiones, resultando en una falta de engranaje correcto entre los dientes antagonistas. ( en dientes posteriores las rotaciones ocupan mas espacios y en dientes anteriores la giroversiòn ocupa un menor espacio)

Llave 5 Áreas de Contacto Interproximal Rígidas.
En virtud de la disposición de los arcos de los dientes, estos se contactan por las caras proximales. De esta manera se establece una relación entre la cara distal de un diente con la cara mesial del que sigue, haciendo excepción los incisivos centrales que se tocan por las caras mesiales y los últimos molares que tienen sus caras distales libres. Debido a los movimientos fisiológicos de los dientes surgen áreas de contacto como resultado del desgaste al nivel de las caras proximales que se tocan. Si por cualquier motivo (caries, malposiciòn dentaria) estas áreas son destruidas o anormalmente dispuestas habrá una ruptura del equilibrio entre los dientes contiguos, acarreando traumatismos en el lado de las estructuras de soportes dentarios. La localización del área de contacto es variable según el diente considerado. De esta manera para los incisivos es mas cerca del borde incisal en virtud de que allí se localiza la mayor distancia mesiodistal. En los caninos premolares y molares aunque el área de contacto permanece en el tercio

oclusal de estos dientes, esta se encuentra dislocada en sentido oclusocervical. Observando los dientes por sus caras oclusales, se nota que en virtud de la divergencia de las caras proximales en el sentido vestíbulo palatino o lingual, el área de contacto siempre se localiza mas cerca del tercio vestibular. La presencia de diastemas pueden ocasionarnos trastornos en la oclusión, pero también a veces encontramos diastemas compensatorios a discrepancias en el ancho mesiodistal de los dientes.

Llave 6 Curva de Spee.
La curva de compensación también conocida como línea de spee corresponde a la línea que une el ápice de las cúspides vestibulares de los dientes superiores, teniendo su punto más bajo (punto inferior en relación con la cúspide mesiovestibular del primer molar permanente. En virtud de que la dirección de los ejes dentarios sean prácticamente perpendiculares a un plano que toca los bordes incisales y oclusales estos no forman la curva de spee. La curva de compensación depende la trayectoria condilea que sigue y se adapta a la configuración anatómica de la cavidad glenoidea relacionándose con la forma y tamaño de las cúspides denarias e inclinación axial de los dientes permanentes. Una curva de spee marcada trae como consecuencia una falta de espacio para los dientes maxilares, los cuales se desvían en los planos mesiodistales, impidiendo la correcta intercuspidaciòn.

La oclusión normal esta caracterizada por un plano de oclusión horizontal

Una curva de spee invertida conlleva un exceso de espacio en el maxilar superior, lo cual impide la oclusión normal.

Es importante mencionar la existencia de cuatro llaves adicionales a las antes mencionadas las cuales son:    Configuración de los arcos dentarios. Equilibrio de los dientes. Guías de oclusión dinámica

Armonía facial

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->