Está en la página 1de 138

Derechos Humanos

Derechos Humanos es el estudio de las facultades, prerrogativas, y libertades


fundamentales que tiene una persona por el simple hecho de ser creado a la imagen
de Dios, sin los cuales no se puede vivir como tal. Se expresan como derechos
civiles y políticos; derechos económicos, sociales y culturales; y derechos de los
pueblos o de solidaridad. Se investiga cuál debe ser el mensaje profético de la
iglesia a favor de la dignidad humana, la justicia social y el buen gobierno.

Una voz que clama en el desierto


Por Gilberto Abels, Rector del Seminario Reina Valera

Dios hizo este mundo maravilloso para su gloria y luego creo al hombre a vivir en ello. Tanto el
mundo como el hombre han sido dañados por el pecado. Sin embargo, Dios restaura al hombre ―creado en
su imagen‖ y le ha encargado la tarea de hacer real el Reino de Dios aquí en la tierra. Repetidas veces la
Palabra de Dios nos recuerda de esta responsabilidad. Desde el principio del tiempo el hombre (Caín) no
ha podido negar que es el cuidador de sus hermanos. Jesús nos retó a amar a nuestro prójimo y cuidar de
ellos como de nosotros mismos. La visión apostólica de la religión pura es puesto a la prueba de suplir las
necesidades de las viudas y desafortunados y de preocuparse por el bienestar de los presos. El profeta
preguntó en que responsabiliza Dios al hombre y concluyó que es en ser misericordioso, hacer la justicia y
andar en humildad.

Cumplir con esta visión de rectitud es llamado en nuestros tiempos “defender los derechos
humanos”. Es garantizar que la principal creación de Dios, el hombre, tenga la dignidad que merece el
imagen de Dios a lo que fue hecho. El pecado ha manchado el brillo del hombre. Bien conocemos el daño
que causa el vivir desenfrenadamente, sin conciencia de Dios, abatido por las traumas de la vida y
agotado por las adicciones. Pero el pecado que aflije al hombre no solamente se expresa a nivel individual,
sino a escala grande de injusticias comunes a la sociedad, institucionalizadas en los sistemas legales,
políticos y comerciales, en fin arraigados a la cultura misma. Ninguno vivo es necesariamente autor de
estos abusos, pero sí podemos hacer conciencia de su existencia, educar a la gente de su daño y trabajar a
favor del cambio. Es la misión profética de la iglesia pregonar la justicia en medio de la injusticia.

Antes de nacer venimos de Dios y regresaremos a Dios al morir. El mundo que habitamos es el
puente entre estas dos realidades. Por algo Dios nos ha puesto en este mundo. Los teólogos pueden
declarar que existimos para la gloria de Dios y aun para alabarlo y humanamente ofrecerle nuestro
compañerismo sentimental. Pero, a fin de cuentas, estamos en este mundo para hacer el bien, y no el mal.
Hacer el bien cuesta porque no solamente lucha el hombre en contra de su naturaleza pecaminosa, pero
también en contra del espíritu inmundo que le rodea. La sociedad existente refleja tanto la existencia de
Dios como la de satanás - el bien y el mal. Cuando predica la iglesia en contra del pecado debe predicar en
contra de todo pecado, tanto individual como de sociedad. Al predicar en contra del mal – que sea en
contra de todo el mal, tanto personal como cultural.

Es poderoso proclamar la salvación de Dios y ver vidas transformadas, pero el mismo Dios que
transforma una vida puede también tranformar una nación entera. El Dios que cambia mentes, puede
también cambiar el pensar de una sociedad. El Dios que puede rectificar la palabra del mentiroso, también
puede enderezar los pronunciamientos judiciales. El Dios que puede detener la mano del ladrón, puede
también corrigir el abuso del comercio. El Dios que puede parar los pasos destructivos del joven, también
puede dar conciencia para proteger el medio ambiente sano. El Dios que puede implantar modestia y
humildad en el corazón, puede poner un espíritu de servicio en el gobierno. La iglesia no debe guardar
silencio sobre estos temas, porque nuestro Dios puede hacer los cambios en grande.

La iglesia evangélica crece y representa mucha gente en América Latina. Ya no puede guardar
silencio ante los abusos de la sociedad, y debe ofrecer una visión clara de lo que es realmente una
sociedad cristiana. El ministro de Dios debe pregonar los valores de los derechos humanos. Desde su
púlpito puede educar toda una sociedad y enseñar un camino justo. ¿De que sirve ser Protestante, si
nuestra fe no ofrece una manera mejor de vivir en sociedad que el estatus quo? ¿De que sirve ser miembro
de la iglesia si es motivo de apartarse de la sociedad y no jugar un papel en ella? La iglesia tiene que
ministrar al hombre entero que es un papel múltiple. Por eso, el seminario ofrece la materia de
EVANGELISMO Y MISIONES para ayudar sanar el mal del pecado individual, ofrece la materia de
CONSEJERÍA CRISTIANA para ayudar sanar las heridas emocionales, y ofrece la materia de DERECHOS
HUMANOS para ayudar sanar los males de la sociedad. Tome en serio su responsabilidad de profetizar a
favor de la dignidad humana, la justicia social y el buen gobierno. Dios le bendiga en su ministerio, que
puede ser la sanidad tanto de almas como de una sociedad, al proclamar la salvación completa de Dios.

Derechos Humanos - Temas


PRIMERA GENERACIÓN – CIVILES, POLÍTICOS

1. La Vida
Hambre
Pena de Muerte
Ejecuciones Sumarias
Desapariciones
Genocidio
Aborto
Eutanasia
Manipulación Genética
Morir con Dignidad
2. Psicofísica/Moral
Tortura
Tratos Crueles
Honor
3. La Intimidad
Corresondencia
Escuchas Telefónicas
Libertad Informática
Inviolabilidad del Domicilio
Propia Imagen
4. La Libertad
Esclavitud
Trabajos Forzados
5. El Pensamiento
Libertad de Expressión
La Información
Libertad Religiosa
Objeción de Conciencia
6. La Participación
Asociación
Reunión
Cargos Públicos
Sufragio
7. Seguridad Personal/Judicial
La Nacionalidad
Libre Circulación y Residencia
Acusado Defenderse
Juicio Justo
Arresto Arbitrario
Presentación de Pruebas
Jurado Imparcial
Habeas Corpus
Ser Juzgado/Puesto en Libertad
Intérprete
Presunción de Inocencia
Juez Natural
Proceso Penal
Informado de Acusación
Proceso sin Dilaciones
La Juridicción
Tutela Judicial
Indemnización
Asilo
Garantías Judiciales

SEGUNDA GENERACIÓN – ECONÓMICOS, SOCIALES, CULTURALES

8. La Salud
Asistencia Sanitaria
Seguridad Social
9. De Trabajo
Al Trabajo
Condiciones Dignas
Salario Justo
Las Ganancias
Descanso
La Sindicación
Negociación Colectiva
La Huelga
10. Educación y Cultura
La Cultura
La Educación
Autonomía Universitaria
Libertad de Cátedra
11. La Propiedad
Vivienda Digna
Propiedad Intelectual
Propiedad de Tierra
12. La igualdad
Raza, Color, Ëtnico
De La Mujer
Descriminación Religiosa
Razón de Lengua
Razones Económicas
Opción Sexual
Nacionalidad
13. En Situación Especiales
Derechos de la Familia
Los Consumidores
Los Extranjeros
Minorías Raciales y Ëtnicas
Minorías Nacionales
Minorías Linguísticos
Minusvalías (Físicos, Psíquicos, Sensoriales)
Los Pobres
Los Trabajadores
Sectores Sociales Desfavorecidos
Los Niños
Los Ancianos
Los Detenidos
Los Presos
Los Acusados
Los Alumnos
Los Soldados
14. Humanitario
Población en Conflicto Bélico
Prisioneros de Guerra
Catástrofes Naturales

TERCERA GENERACIÓN – LOS PUEBLOS

15. Los Pueblos/Solidaridad


Libre Determinación
El Desarrollo
Ambiente Sano
La Paz

DEFINICIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS


Los derechos humanos se fundamentan en la dignidad de la persona. Por eso todo ser humano, sin
importar su edad, religión, sexo o condición social, goza de ellos.

Los derechos humanos son las facultades, prerrogativas y libertades fundamentales que tiene una persona
por el simple hecho de serlo, sin los cuales no se puede vivir como tal.

El Estado no sólo tiene el deber de reconocerlos, sino también de respetarlos y defenderlos; concretar su
actuación a los límites señalados por la ley, la cual le impone en determinados casos la obligación de no
hacer o actuar con el fin de garantizar a los individuos la vigencia de sus libertades y derechos
consagrados en la Constitución.derechos

En otras palabras, los servidores públicos sólo podrán hacer aquello que la ley expresamente les faculta, a
diferencia de los ciudadanos, que podrán hacer todo aquello que no les esté prohibido.
Este control pretende limitar la actuación de los agentes del Estado y evitar así arbitrariedades en su
actuación.

CLASIFICACIÓN EN TRES GENERACIONES


Existen diversas formas de clasificar los derechos humanos; una de las más conocida es la llamada tres
generaciones, en la que se toma en cuenta su protección progresiva.

Primera generación, o de derechos civiles y políticos

Surgen con la Revolución francesa como rebelión contra el absolutismo del monarca. Imponen al Estado el
deber de respetar siempre los derechos fundamentales del ser humano:

A la vida
A la integridad física y moral
A la libertad personal
A la seguridad personal
A la igualdad ante la ley
A la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión
A la libertad de expresión y de opinión
De resistencia y de inviolabilidad del domicilio
A la libertad de movimiento o de libre tránsito
A la justicia
A una nacionalidad
A contraer matrimonio y fundar una familia
A participar en la dirección de asuntos políticos
A elegir y ser elegido a cargos públicos
A formar un partido o afiliarse a alguno
A participar en elecciones democráticas
Segunda generación, o de derechos económicos, sociales y culturales

La constituyen los derechos de tipo colectivo, los sociales, económicos y culturales. Surgen como resultado
de la revolución industrial, por la desigualdad económica. México fue el primer país en incluirlas en su
Constitución, en 1917.

Los derechos económicos, sociales y culturales surgen después de la segunda guerra mundial. Están
integrados de la siguiente manera:

Derechos económicos

A la propiedad (individual y colectiva)


A la seguridad económica

Derechos sociales
A la alimentación
Al trabajo (a un salario justo y equitativo, al descanso, a sindicalizarse, a la huelga)
A la seguridad social
A la salud
A la vivienda
A la educación

Derechos culturales

A participar en la vida cultural del país


A gozar de los beneficios de la ciencia
A la investigación científica, literaria y artística

Tercera generación, o derechos de los pueblos o de solidaridad

Surgen en nuestro tiempo como respuesta a la necesidad de cooperación entre las naciones, así como de
los distintos grupos que la integran. Se forma por los llamados derechos de los pueblos:

A la paz
Al desarrollo económico
A la autodeterminación
A un ambiente sano
A beneficiarse del patrimonio común de la humanidad
A la solidaridad

Características
En el terreno filosófico, los derechos humanos tienen cuatro características esenciales:

1. Eternos

Siempre pertenecerán al hombre como individuo de la especie humana. Es tarea de toda persona luchar
por su total reconocimiento y respeto.

2. Supratemporales

Están por encima del tiempo; por lo tanto, del Estado mismo.

3. Universales

Son para todos los hombres y mujeres del orbe.


4. Progresivos

Concretan las exigencias de la dignidad humana en cada momento histórico.

Estas características tienen su fundamento en una afirmación elemental y trascendente: las tres
generaciones de los derechos humanos.

Grupos Vulnerables
Son aquellos que por sus condiciones sociales, económicas, culturales o psicológicas pueden
sufrir vejaciones contra sus derechos humanos. Entre ellos tenemos a:

Derechos

Vi Vivir una familia que te cuide, te alimente y te dé cariño.


Te Tener una casa digna.
Te Tener una nacionalidad.
D Descansar, jugar y divertirte sanamente.
D Decir, con respeto, lo que piensas, sientes y lo que te preocupa.
T Tener un nombre y un apellido que te distinga de los demás.
Ir Ir la escuela y recibir una educación.
H Hacer amistades con otros niños y niñas.
H Hablar el idioma, tener las costumbres y religión de tus padres.
Si Discapacitado tiene derecho a educación y cuidados especiales.
N Nadie tiene derecho a maltratar tu cuerpo ni tus sentimientos

Obligaciones

R Respetar a tus semejantes sin importar su sexo, nivel socioeconómico, religión, nacionalidad o
impedimento físico o mental.
R Respetar a tus padres, maestros y a todas las personas.
R Respetar las leyes que rigen la sociedad.
T Tener buena conducta en la escuela y en la casa.
H Hablar siempre con la verdad y cumplir con lo que prometes.
R Respetar y cuidar el medio ambiente.
R Respetar tu cuerpo, tu pensamiento y tus sentimientos.
R Respetar las opiniones y costumbres de los demás.
R Respetar tu patrimonio

1. DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Sólo el conocimiento y la aceptación de la diferencia del otro abre el camino a la comprensión, cooperación y simpatía Wulf C.

Dadas las condiciones especiales de estas personas, son acreedoras a consideraciones especiales para
lograr un desarrollo más integral en una sociedad que, en ocasiones, es obstáculo al desconocer qué debe
hacer y cómo debe interactuar con ellas.

La discapacidad es una deficiencia física, mental o sensorial, de naturaleza permanente o temporal, que
limita la capacidad de ejercer una o más actividades esenciales de la vida diaria, y que puede ser causada
o agravada por el entorno económico y social.

OEA, 7 de junio de 1999

Las personas con discapacidad tienen los mismos derechos que todos los seres humanos. Así se reconoce
en algunos instrumentos internacionales, como la Declaración de los Derechos de los Impedidos; el
Programa de Acción Mundial para los Impedidos, cuyo objeto fue establecer medidas eficaces para lograr
la igualdad y la participación plena en la sociedad; las Normas Uniformes sobre la Igualdad de
Oportunidades para las Personas con Discapacidad, adoptadas en 1993, en las que se indican las
responsabilidades de los estados y las metas que se deben alcanzar en relación con estas personas.

La discriminación es la distinción que se hace hacia las personas con discapacidad. Es una práctica que
impide o anula el reconocimiento, goce o ejercicio de sus derechos humanos y libertades fundamentales.
En nuestro continente existe la Convención Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de
Discriminación contra las Personas con Discapacidad, emitida por la Asamblea General de la Organización
de los Estados Americanos, el 7 de junio de 1999.

México ratificó esta Convención el 25 de enero de 2001 y fue publicada en el Diario Oficial de la Federación
el 12 de marzo del mismo año. Esto significa que lo dispuesto en este instrumento internacional ya forma
parte de nuestra legislación interna. Por lo mismo, el gobierno mexicano está obligado a poner en práctica
las políticas enumeradas en este ordenamiento, así como establecer reformas legislativas para evitar que
se continúe discriminando a este grupo de población y propiciar su plena integración en la sociedad.

¿Cuáles son los derechos de las personas con discapacidad física?

Derecho a la igualdad: todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos.

Derecho al libre desplazamiento: eliminación y adecuaciones de las barreras físicas con el fin de tener
acceso a las instalaciones de salud, educación, trabajo, cultura, etcétera.

Derecho al trabajo: toda persona tiene derecho a él trabajo y, sin discriminación, a igual salario por trabajo
igual.

Derecho al desarrollo social: el Estado debe hacer adecuaciones a los lugares donde se lleven a cabo
actividades recreativas y deportivas para que éstos sean accesibles.

Derecho a la educación: las instalaciones en los diferentes centros educativos deben comprender entornos
integrados para un mejor desarrollo de las personas con discapacidad, así como la flexibilidad tanto de los
horarios como de los maestros.

Derecho a la salud: es importante que el Estado facilite la prestación médica en materia de prevención,
atención y rehabilitación, y considere siempre que la discapacidad no es una enfermedad.

Derecho a la rehabilitación: se deben asegurar servicios de estos a fin de que las personas con
discapacidad alcancen y mantengan un nivel óptimo de autonomía y movilidad.

2. DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS DETENIDAS

La promoción y defensa de los derechos humanos reviste una importancia singular cuando se trata de
grupos especialmente vulnerables, como es el caso de las personas privadas de su libertad. Las
características propias de la prisión ocasionan que se convierta en un espacio privilegiado para el abuso
del poder, por una parte, y un lugar de olvido y abandono, por otra.

Con frecuencia se piensa que un interno es una persona que ha hecho daño a la sociedad y que, por lo
tanto, debe ser castigado sin contemplaciones. Debe quedar claro que el propósito de la privación de la
libertad es afectar la libertad de ambular en sociedad, pero no la de otros derechos.

Uno de los actos de molestia de mayor gravedad de la autoridad contra las personas es restringirlas o
privarlas de su libertad. Las causas, los periodos y requisitos para detener a cualquier individuo se
establecen con claridad en la ley.
Una persona puede ser arrestada, detenida y encarcelada:

En caso de flagrancia, por cualquier persona. Inmediatamente después se le pondrá a disposición de la


autoridad competente.

En caso urgente por delito grave, el Ministerio Público, encargado de investigar y perseguir los delitos,
podrá ordenar la detención bajo su responsabilidad.

En las demás situaciones, sólo un juez decidirá la aprehensión una vez reunidos los requisitos, y se le
pondrá a su disposición.

Ninguna persona a disposición del Ministerio Público será retenida por más de 48 horas. El plazo podrá
duplicarse cuando se trate de delincuencia organizada. Transcurrido el lapso, se decidirá si se acusa ante
un juez o se le pone en libertad.

Las detenciones por caso urgente o flagrancia serán revisadas por el juez que reciba al detenido, y pueden
prolongarse por 72 horas para decidir si existen elementos suficientes para iniciar un juicio, o si se le deja
en libertad.

Durante el juicio, cuando proceda, el supuesto responsable permanecerá en prisión preventiva y podrá
solicitar la libertad provisional bajo caución.

Si se comprueba la responsabilidad del acusado, éste cumplirá la pena de prisión en los establecimientos
correspondientes.

Como supuesta responsable de una infracción administrativa al Reglamento de Policía, una persona puede
ser detenida en flagrancia por la autoridad competente, y pagar como sanción una multa o arresto hasta
por 36 horas.

Principios para la protección de toda persona sometida a cualquier forma de


detención o prisión:

1. Será tratada humanamente, con respeto a su dignidad.

2. Su arresto, detención o prisión sólo se llevará a cabo en estricto cumplimiento de la ley por los
funcionarios competentes.

3. No será sometida a tortura, tratos o penas injustos, crueles, inhumanos, trascendentes o degradantes.

4. En ningún caso se prolongará su detención o prisión por falta de pago de honorarios de defensores o
cualquier prestación de dinero.

5. Deben implantarse reglas, estable-cimientos y tratos especiales para la detención de mujeres, niños,
jóvenes, ancianos, enfermos y discapacitados.

6. La persona será informada de inmediato del motivo de su detención, de la acusación formulada en su


contra, de sus derechos y de cómo ejercerlos.

7. Tiene derecho a defenderse por sí misma o mediante abogado y ser escuchada por las autoridades. Se
le recibirán los testigos y demás pruebas que ofrezca.
8. Si no comprende o no habla correctamente el español se le asignará un intérprete.

9. No será incomunicada del mundo exterior, en particular de su familia o abogado. Tendrá derecho a ser
visitada, mantener correspondencia y consultar a su abogado en forma inmediata, confidencial y sin
censura.

10. No se le intimidará para obligarla a declarar o confesar contra sí misma o contra cualquier otra persona.
Tiene derecho a no declarar si así lo desea.

11. Durante su interrogatorio, no será sometida a violencia, amenazas u otro método que menoscabe su
voluntad o capacidad de decisión o juicio.

12. Se presumirá su inocencia y se le tratará como tal mientras no se compruebe legalmente su


culpabilidad.

13. Se le ofrecerán examen y tratamiento médico adecuados, sin costo.

"¿Cuáles son nuestros derechos humanos?"; Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco; http://www.cedhj.org.mx; Usado con permiso.

3. DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS QUE VIVEN CON


VIH/SIDA
La consecuencia más grave de esta epidemia es la discriminación de las personas que viven con el
VIH/sida, lo cual, además de una lesión social, representa una violación a su dignidad, al negar, restringir o
suspender los derechos que tiene todo ser humano. Al final del milenio, no hemos sido capaces de entender
que el sida afecta la salud y la vida del ser humano, pero deja inalterables su dignidad y sus derechos.

En sociedades como la nuestra, muchas veces la discriminación es aceptada y fomentada; se cree


necesario remarcar las diferencias según el género, la edad, la preferencia sexual, la condición física o
mental, la calidad migratoria y la situación jurídica.

Al considerar diferentes a nuestros semejantes, se establece una división que enfrenta y separa a la
sociedad, la disgrega en grupos e impide que haya un verdadero sentimiento de solidaridad.

Actualmente, el sida refuerza los prejuicios de ciertos individuos, quienes intentan justificar una conducta
discriminatoria, siempre con el pretexto de proteger la salud pública. Éste es el principal obstáculo contra los
esfuerzos para controlar el desarrollo de la epidemia.

Ante una enfermedad que abarca aspectos tan complejos, la defensa de los derechos humanos de las
personas que viven con el VIH/sida y su protección contra las conductas que pretenden segregarlos
constituyen sólo dos respuestas cuya importancia radica en evitar su propagación; es evidente que el riesgo
de contraer la infección aumenta en aquellos lugares en donde no se protegen los derechos de estas
personas. Al salvaguardarlos, se protege la salud de la sociedad en su conjunto, se evita su marginación y
se garantiza el pleno respeto de la dignidad humana.

El desafío consiste en despertar el interés de la sociedad por informarse sobre los aspectos de la epidemia;
involucrar a sus integrantes en tareas de prevención y desarrollar estrategias que permitan, a partir de la
defensa de los derechos fundamentales de las personas con el VIH/sida, el control de la epidemia, todo ello
en beneficio de la sociedad.

Derechos

La ley protege a todos los individuos por igual. En consecuencia, no deben sufrir discriminación de
ningún tipo.

No están obligados a someterse a la prueba de detección de anticuerpos del VIH ni a declarar que viven
con VIH o han desarrollado sida. Los resultados de la prueba de detección de anticuerpos para el VIH
deben manejarse de manera anónima y confidencial.
En ningún caso puede ser objeto de detención forzosa, aislamiento, segregación social o familiar, por
vivir con VIH o haber desarrollado sida.

No podrá restringirse su libre tránsito por el territorio nacional.

Si desea contraer matrimonio, no podrá ser obligado a someterse a ninguna de las pruebas.

Vivir con VIH/sida no es un impedimento para el desarrollo de la sexualidad, siempre que se tomen las
precauciones necesarias.

Cuando solicite empleo, no podrá ser obligado a ninguna de las pruebas de detección del VIH. Si vive
con VIH o ha desarrollado sida, esto no podrá ser motivo para que sea suspendido o despedido del
empleo.

No se le puede privar del derecho de superarse mediante la educación formal e informal que se imparta
en instituciones educativas públicas o privadas.

Tiene derecho a la libre asociación, o a afiliarse a instituciones que tengan como finalidad la protección
de los intereses de quienes viven con VIH o han desarrollado sida.

Tiene derecho a buscar, recibir y difundir información precisa y documentada sobre los medios de
propagación del VIH y la forma de protegerse.

Si vive con VIH o ha desarrollado sida, tiene derecho a recibir información sobre su padecimiento, las
consecuencias y los tratamientos a que puede someterse.

Tiene derecho a los servicios de asistencia médica y social, que tengan como objeto mejorar la calidad
y tiempo de vida.

Tiene derecho a una atención médica digna, y su expediente clínico deberá manejarse en forma
confidencial.

Tiene derecho a una muerte y servicios funerarios dignos y, como todos los seres humanos, a la
protección de su salud.

Las instituciones involucradas en la atención de las personas que viven con VIH/sida deben respetarles sus
derechos a:

La vida
La salud
La autonomía
La información
La verdad
La confidencialidad
La libertad
La intimidad
Un trato digno
La atención médica

4. DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES


Mujeres y hombres somos distintos, así como nuestras capacidades y necesidades, pero ello no significa
que la mujer sea inferior, ni siquiera cuando, a causa de la diferencia, es más débil o vulnerable. Si una
persona daña a otra aprovechándose de que tiene el poder o un privilegio determinado, comete un abuso y,
posiblemente, un delito.

En nuestra sociedad predomina una cultura discriminatoria de lo femenino, y con frecuencia los hombres –
esposos, hijos, jefes– abusan del poder que les da su fuerza o su autoridad y causan daños patrimoniales,
psicológicos o físicos a las mujeres que conviven con ellos. También es común que las autoridades no
atiendan debidamente a las mujeres que acuden a denunciar algún delito o a reclamar un derecho, a pesar
de que nuestra Constitución expresa que las mujeres y los hombres somos iguales ante la ley. Merecen el
respeto de sus parejas, de sus hijos y de los demás miembros de la familia y de la sociedad.
Igual que los hombres, las mujeres gozan de libertades y derechos fundamentales, que deberán estar
protegidos por las leyes y las costumbres de todos los países, sin distinción de raza, profesión, cultura y
religión.

Por ello, es importante que las mujeres:

1. Estén informadas

Las mujeres no pueden ejercer sus derechos si no tienen conciencia de ellos y conocimiento de los
sistemas regionales, nacionales e internacionales para demandar su protección. Es imprescindible que
reconozcan las prácticas culturales y las leyes nacionales que pueden atentar contra sus garantías
fundamentales.

2. Denuncien y combatan los abusos contra los derechos humanos por razón de
sexo o género

El ser mujer constituye un factor de riesgo, ya que las principales violaciones en su contra han sido
justificadas por diferencias biológicas (por ejemplo, su capacidad de quedar embarazadas), o por el género;
es decir, por los valores y los papeles socialmente construidos en torno a ellas (uno es el de ama de casa).

3. Impulsen una nueva práctica que les permita disfrutar de manera plena sus
derechos

Al ser las mujeres las únicas biológicamente capaces para ejercer la función materna, y porque una
tergiversada educación de género ha establecido que el hombre es superior, se hace indispensable
proteger ciertas condiciones y facultades de ellas.

Mujeres y hombres somos distintos, así como nuestras capacidades y necesidades, pero ello no significa
que la mujer sea inferior, ni siquiera cuando, a causa de la diferencia, es más débil o vulnerable. Si una
persona daña a otra aprovechándose de que tiene el poder o un privilegio determinado, comete un abuso y,
posiblemente, un delito.

En nuestra sociedad predomina una cultura discriminatoria de lo femenino, y con frecuencia los hombres -
esposos, hijos, jefes- abusan del poder que les da su fuerza o su autoridad y causan daños patrimoniales,
psicológicos o físicos a las mujeres y a los niños que conviven con ellos. También es común que las
autoridades no atiendan debidamente a las mujeres que acuden a denunciar algún delito o a reclamar un
derecho, a pesar de que nuestra Constitución expresa que las mujeres y los hombres somos iguales ante la
ley. Merecen el respeto de sus parejas, de sus hijos y de los demás miembros de la familia y de la sociedad.

La mujer tiene derecho a:

Decidir si desea o no realizar el acto sexual con alguna persona. Nadie, ni su pareja, puede obligarla a
ello.

Recibir un trato respetuoso y armónico dentro de la familia; si existe agresión verbal o física, es víctima
de violencia intrafamiliar.

Que por su embarazo no se le impida obtener un empleo, o a conservarlo si queda encinta una vez que
labora en él. Ser respetada en su ambiente de trabajo.

Denunciar a quien pretenda propasarse con ella sexualmente, o cuando es objeto de propuestas
indecorosas; si no se le permite el acceso a un cargo de mayor jerarquía, es tratada con desigualdad en
un puesto que desempeña también un hombre o se le condiciona por cualquier situación que se
relacione con su naturaleza.

Recibir un salario igual al de cualquier hombre por el mismo trabajo.

Obtener y conservar un empleo sin que ello se condicione a que renuncie al matrimonio.

Recibir pensión en caso de divorcio o separación de la pareja con quien ha procreado hijos.
Recibir atención médica para ella y sus hijos en las instituciones públicas de salud.

Tomar libremente decisiones que afectan su vida sobre su trabajo, el número de hijos y el
espaciamiento en la procreación de éstos, sus estudios y el uso de su tiempo de descanso.

Tratar en paz con su cónyuge los asuntos que interesen a ambos, para que las decisiones de pareja
sean tomadas de común acuerdo.

Compartir por igual, con su pareja, las responsabilidades familiares, como las que se refieren a la
crianza de los hijos, a los gastos y los cuidados que éstos requieren.

Expresar sus opiniones y necesidades físicas, emocionales, intelectuales y sexuales, para que sean
consideradas igualmente importantes y satisfechas de la misma forma que las de su pareja.

Ser respetadas física, sexual y psicológicamente: no ser humilladas, ridiculizadas o menospreciadas en


público ni en la intimidad.

Las mujeres deben defenderse de las agresiones y proteger de ellas a sus hijos; si así sucediera, han
de denunciar ante las autoridades y exigir a éstas protección y justicia.

Cuando las mujeres deseen el divorcio, tienen derecho a reclamarlo y a que, si lo obtienen, o se
separan o son abandonadas, su pareja cumpla con las responsabilidades que el juez le señale para
atender las necesidades de los hijos.

Las mujeres no deben olvidar que:

Su condición de género no debe ser pretexto para negarle trabajos dignos ni para darle un trato
discriminatorio en materia laboral.

Cuando alguien no respete los derechos de una mujer y las autoridades administrativas que deban
protegerla no cumplan con ese deber, o cuando sean precisamente éstas las que los violen, ellas podrán
acudir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a presentar su queja contra la autoridad involucrada.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco está facultada por la ley para recibir las quejas sobre
presuntas violaciones de derechos humanos cometidas por autoridades administrativas, estatales y
municipales.

5. DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS CON ENFERMEDAD


MENTAL
Un enfermo mental es aquella persona que está incapacitada para cubrir por sí misma, en su totalidad o en
parte, las necesidades de una vida individual o social a consecuencia de una deficiencia congénita o
adquirida de sus facultades mentales.

Las enfermedades mentales comprenden trastornos afectivos, depresiones, retraso mental, daño cerebral,
psicosis y demencias, entre otras.

Gozar de las mismas garantías que tenemos todos los seres humanos, sin excepción ni discriminación por
motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, ideas políticas o de otra índole.

Recibir educación, capacitación, rehabilitación y orientación, para que desarrolle al máximo sus aptitudes y
se incorpore, en lo posible, a la vida familiar, social y productiva.

Ser tratado con respeto y consideración.

Disfrutar de seguridad económica y de un nivel de vida decoroso.

Recibir atención médica especializada, oportuna y confiable.

Recibir información veraz sobre su diagnóstico médico y su tratamiento.

Que se respete la confidencialidad de los datos médicos y personales que le conciernen.


Recibir el tratamiento menos restrictivo y alterador posible que corresponda a sus necesidades de salud.

No ser hospitalizado contra su voluntad, a menos que sea urgente o necesario para impedir un daño al
paciente o a otras personas.

Residir con su familia o en un hogar que reemplace al propio. En caso de ser necesario internarse en una
clínica especializada, las condiciones de ésta deberán asemejarse a las de una vida digna, con alimentación
balanceada, vestido, calzado, higiene y seguridad.

Poder comunicarse libremente con las personas que estén dentro de la institución; enviar y recibir
correspondencia sin censura; usar el teléfono, el radio, o cualquier aparato electrónico, de acuerdo con las
indicaciones de su médico; recibir visita y gozar de permisos para relacionarse con su familia o pareja.

Tener un tutor calificado que lo represente legalmente en actos que afecten su persona o su patrimonio.

Ser protegido contra toda explotación, abuso físico, psicológico o moral, o trato degradante. Si ello
ocurriera, que las autoridades faciliten, al paciente o a su representante, la denuncia de estas
irregularidades.

Ser sometido a un proceso justo, que tenga en cuenta sus condiciones mentales, si es objeto de una acción
penal.

"¿Cuáles son nuestros derechos humanos?"; Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco; http://www.cedhj.org.mx; Usado con permiso.

6. DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS


El 5 de septiembre de 1991, entró en vigor en México el Convenio 169 de la Organización Internacional del
Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, en el que se reconocen sus
derechos y se garantiza la protección y respeto a ellos. Esto es trascendente en nuestro país, por su
composición pluricultural sustentada originalmente en su población indígena.

Valorar y respetar nuestras raíces culturales es un deber de todos.

Los pueblos indígenas tienen los siguientes derechos:

Derecho a la igualdad

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce la igualdad de los hombres ante la ley.

Tienen los mismos derechos y oportunidades que los demás miembros de la población.

Deberán gozar plenamente de los derechos humanos y libertades fundamentales, sin obstáculos ni
discriminación.

Derecho a la identidad social y cultural

El respeto a su identidad social y cultural, sus costumbres, tradiciones y sus instituciones.

El reconocimiento y la protección de sus valores y prácticas sociales, culturales, religiosas y espirituales.

La preservación de sus lenguas y la promoción del desarrollo y la práctica de éstas.

La consideración a sus costumbres al aplicarles la legislación nacional, siempre que no sean incompatibles
con los derechos fundamentales definidos por las leyes del país, ni con los derechos humanos
internacionalmente reconocidos.

Derecho al desarrollo

Decidir sus prioridades respecto al desarrollo, en la medida en que esto afecte sus vidas, creencias,
instituciones, bienestar espiritual y las tierras que ocupan o utilizan.
Controlar, en lo posible, su propio desarrollo económico y cultural.

Derecho a la tierra y a la utilización de sus recursos

El reconocimiento por parte del gobierno de la propiedad y posesión sobre las tierras que tradicionalmente
ocupan.

El acceso a tierras que no estén ocupadas de manera exclusiva por ellos, pero en las que acostumbran
realizar sus actividades tradicionales y de subsistencia.

Participar en el uso, administración y conservación de los recursos naturales de sus tierras.

Derecho a la educación

Programas y servicios educativos destinados a ellos y desarrollados con su cooperación.

Medidas educativas en todos los sectores de la comunidad, a fin de eliminar los prejuicios que pudieran
tener con respecto a los pueblos indígenas.

Programas que consideren su historia, sus técnicas, sus conocimientos y sistema de valores y todas las
demás aspiraciones sociales, económicas y culturales.

7. DERECHOS DE LAS PERSONAS DE LA TERCERA EDAD


Las personas de la tercera edad con frecuencia son marginadas por los distintos sectores sociales, con el
argumento de que no aportan ningún beneficio y que, por el contrario, representan una carga para quienes
las rodean. Este rechazo, aunado a la disminución de sus facultades físicas o mentales, incrementa su
condición de vulnerabilidad.

En la Asamblea del Envejecimiento, celebrada en 1982, la Organización de las Naciones Unidas determinó
que toda persona mayor de sesenta años se considera de la tercera edad, razón por la cual debe gozar de
derechos especiales.

Recuerde
Usted es una persona útil y capaz de tener vida propia e independiente.
El lugar ideal para vivir es aquel donde ha habitado la mayor parte de su vida; sólo como última opción
recurra a los asilos.
No permita que lo hagan firmar cartas poder, documentos de cualquier tipo o papeles en blanco.
Es recomendable que siempre lleve consigo una identificación, así como los datos de su tipo de sangre,
sus alergias y el lugar en donde desee ser atendido en caso de accidente o enfermedad.
Consulte con un abogado o acuda a las oficinas del INSEN si desea rentar o vender un inmueble, si va a
obligarse a pagar una suma mediante la suscripción de un documento, o si alguien va a firmar un
documento a su favor.
Solicite su credencial del INSEN para obtener los beneficios que esta institución le otorga.
Si no se le respetan los descuentos a que tiene derecho mediante su tarjeta del INSEN, guarde su nota,
recibo o boleto, solicite el nombre del empleado que lo atendió, registre la hora y fecha, y acuda al
INSEN para que se levante el acta correspondiente.

Derechos

Vivienda, alimentación, agua, vestido, servicios de salud.


Oportunidad de trabajo.
Vivir en entornos seguros, adaptables a sus preferencias y a sus capacidades en continuo cambio.
Participar activamente en la formulación y aplicación de las políticas que afecten su bienestar.
Disfrutar de los cuidados y protección de la familia y la comunidad.
Contar con espacios libres de barreras arquitectónicas, para el fácil acceso y desplazamiento.
Servicios de salud preventivos y de tratamiento.
Cuidados o tratamiento cuando residan en hogares o
instituciones, con pleno respeto a su dignidad, creencias,
necesidades e intimidad, así como a tomar decisiones sobre
su vida.
Decidir cuándo y en qué medida dejarán de desempeñar
actividades productivas.
Servicios sociales y jurídicos.
Recibir un trato digno, independientemente de la edad, sexo,
raza, discapacidad y otras condiciones.
Vivir con seguridad, libre de explotación, maltrato físico y
mental.

8. DERECHOS HUMANOS DE LOS


MIGRANTES
Miles de mexicanos tratan de cruzar todos los días la frontera
norte de México hacia Estados Unidos en busca de una mejor
vida. En el tránsito se abaten sobre ellos los más brutales
riesgos: la persecución, la cárcel, la explotación, el despojo, los
atropellos, la extorsión, los golpes, las humillados. En otras
palabras, sus derechos humanos, que muchos ni siquiera
conocen, son creciente y sistemáticamente pisoteados.

Debes considerar que:

Si ingresas con documentos falsos, o sin permiso, te deportarán


sin apoyo de abogados o de Inmigración.

Site descubre la Migra, debes mantenerte calmado, no corras ni


lleves en las manos algo parecido a un arma (piedra, navaja,
etcétera); tampoco insultes al agente.

Teacompañe un familiar o alguien cercano que no te deje


abandonado.

Si la migra te aprehende no debe:

Abusar de su fuerza para detenerte.

Agredirte o insultarte.

Recluirte en celdas sucias o con sobrecupo.

Utilizar las esposas de tal forma que te lastimen.

Negarte atención médica.

Privarte de agua potable y alimentos por más de seis horas.

Despojarte de tu dinero, alhajas, lentes o medicinas.

Separar a las familias ni, en consecuencia, a los niños de sus


padres.

Si la migra te maltrata:

Apunta las placas de la unidad.

Memoriza los nombres y rasgos físicos de quienes te


agredieron.

Anota la fecha, hora y lugar del abuso.

Asegúrate si hay testigos.


Si te arrestan tienes derecho a:

Un traductor.

Un abogado. Avisa a tu consulado para que te preste ayuda.

Comunicarte con un familiar o amigo.

Recibir el pago de tu salario por el tiempo trabajado; de lo


contrario, comunícate al consulado para que te apoye.

No separarte de tus hijos menores de edad al momento de tu


detención.

Guardar silencio; sólo proporciona tu nombre verdadero.

No firmar, si no lo deseas, tu salida voluntaria u otro papel.

Salir bajo fianza.

Solicitar una lista de abogados que se ocupen de tu caso


gratuitamente o a bajo costo.

Servicios de higiene en el lugar de detención.

Comida y agua en un lapso no mayor de seis horas.

Si lograste ingresar:

No portes documentos falsos; es un delito severamente


castigado por la ley.

No conduzcas ebrio, sin licencia o papeles que comprueben la


propiedad del vehículo.

Lleva contigo siempre los teléfonos de un organismo de apoyo y


del consulado cercanos a donde vives.

Si buscas trabajo, tienes que comprobar la autorización


mediante la forma 1-9. No te declares ciudadano si no lo eres; te
deportarán y tus datos quedarán registrados.

Aunque seas indocumentado, el empleador debe respetar tus


derechos laborales.

9. MINORÍAS SEXUALES
Los derechos humanos de las minorías sexuales (lesbianas,
gays, travestis, transexuales y bisexuales) responden a un
capítulo que aún no se ha escrito. La realidad muestra su
discriminación pública y social, laboral, legal, y la falta de
atención sanitaria. Entre las principales formas de discriminación
se encuentran la persecución y marginación en los lugares de
trabajo; el bloqueo del acceso a determinados puestos; el no
reconocimiento de la diversidad sexual en la educación formal y
no formal; las limitaciones en el ingreso a lugares públicos y de
recreación; las detenciones, el maltrato y la violencia por parte
de la policía; obstáculos para el reconocimiento de su identidad
sexual (en el caso de los travestis y transexuales
principalmente), y ausencia de una legislación que reconozca los
derechos civiles de las personas con diferentes opciones
sexuales. Debemos respetar la dignidad y el valor que tiene para
cada persona su propia sexualidad y afectividad.

LOS DERECHOS DE LA PRIMERA GENERACION: LOS


DERECHOS CIVILES Y POLITICOS
DEFINICION

Pueden ser definidos como aquellos derechos que se atribuyen a las personas, bien en cuanto
personas en sí mismas consideradas, bien en cuanto que ciudadanos pertenecientes a un
determinado Estado, y que suponen una serie de barreras y de exigencias frente al poder del Estado
en cuanto que ámbitos de exclusión o autonomía respecto del poder del mismo.

1. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE AL HAMBRE

DESDE LA REALIDAD

1. Mujeres y niños albaneses armados con garrotes, pistolas y armas de fabricación casera, se
unieron el jueves en Lushnje -al sur de Tirana- a miles de desesperados que asaltaban almacenes
de alimentos, mientras los disturbios se extendían por todo el país a tres semanas de las
elecciones".
2. En la actualidad 800 millones de personas en todo el mundo padecen hambre. Ello repercute
especialmente en la infancia, pues de los 180 millones de niños que hay en el Tercer Mundo, uno
de cada tres registra un peso inferior al normal, suponiendo un grave peligro para su desarrollo e
incluso para su vida.
De los 800 millones de personas hambrientas, el 60 por ciento vive en Asia, aunque la situación del
Africa subsahariana es más grave. Allí aproximadamente una cuarta parte de la población - unos
cien millones de personas- no consume comida suficiente para poder llevar una vida laboral activa.
Ya en los años 1983 y 1984 el fantasma del hambre se cobró en el continente africano un millón de
vidas humanas, especialmente sudaneses y etíopes.
3. Tendremos que dejar morir de hambre a nuestros hijos para pagar la deuda?"
Esta pregunta tan directa fue formulada por el expresidente de Tanzania, Julius Nyerere, e ilustra la
directa relación que existe entre la problemática económica de los países y el futuro de los niños en
el Tercer Mundo.
Por supuesto que no significa que los 14 millones de niños menores de cinco años que mueren
cada año deban su suerte exclusivamente a la deuda externa; existen otros problemas económicos,
sociales y culturales que coadyuvan para ese sacrificio, y que provocan el marco de desnutrición y
carencias de todo tipo en que viven otros millones de niños.
De todos esos problemas, sin duda, la pobreza es el más grave, pero no solamente la pobreza
material de países y habitantes, sino también la pobreza mental de muchos dirigentes. El ex
dictador filipino Ferdinando Marcos, por ejemplo, en los últimos años de su régimen gastó cinco
veces más en la construcción de cuatro sofisticados hospitales que en los cuidados elementales de
salud para toda la población. Actitudes como ésta se ven en otros países del Tercer Mundo, donde
se gasta el 90% del presupuesto de salud para beneficiar al 14% de la población.
4. En el año 1990 murieron en el mundo aproximadamente 51 millones de personas. Más de una
tercera parte de ellas murieron innecesariamente, por falta de los elementos básicos indispensables
para una vida sana. La FAO estima que más de 500 millones de personas sufren desnutrición
crónica. La mayor parte viven en las zonas rurales del mundo en desarrollo. El día Mundial de la
Alimentación de 1990, más de 150 países pidieron que se adoptaran medidas eficaces en el mundo
entero para acabar con el triple azote de la pobreza, el hambre y la malnutrición, conservando, al
mismo tiempo, los preciosos recursos de la tierra para generaciones futuras.

REFLEXION Y ANALISIS

Una persona de cada siete u ocho en el mundo sufren actualmente hambre o desnutrición crónica. Lo cual
significa que al menos 600 millones de personas se mueven en la cuerda floja de la supervivencia: son
muchas más que hace diez años, a pesar de que no se publican ya estadísticas de muertes por hambre.

Todos y cada uno de los días, unos 20.000 niños mueren por ésta causa y a diario también otros 20.000
ocupan el lugar de los muertos en las filas de los hambrientos. Para las víctimas no significa nada que el
mundo produzca más alimentos de los suficientes para mantener a toda la población del planeta. Y no
significa nada porque gran parte de esta suficiencia se desperdicia, se pierde o es objeto de super-consumo
en los países ricos.

Quinientos millones de personas sufren de hambre crónica. No se sabe exactamente cuántas personas
mueren cada día de inanición; pero el hambre, como factor directo o concurrente, es responsable de unas
100.000 muertes diarias. Y esto ocurre como resultado de un fenómeno estructural, es decir, por razones
económicas, sociales y políticas, y no solo como consecuencia de acontecimientos accidentales e
imprevisibles (desastres naturales) o de factores crónicos (zonas geológicas climáticas).

La falta de alimentación ocasiona graves trastornos en el organismo que conducen a la desnutrición, que
sumada a la pobreza y a las malas condiciones sanitarias que ofrecen la mayor parte de los países del
Tercer Mundo, hace mortales las enfermedades más comunes. La falta de saneamientos higiénicos
adecuados y de acceso razonable al agua potable causan el 80% de los muertos en los países
subdesarrollados.

Invariablemente, el hambre azota en los ambientes de pobreza, donde la gente está excluida del acceso a
los recursos de su medio, del acceso a aquellos otros medios esenciales de supervivencia, o de la
posibilidad de decidir en asuntos que afectan a su propia vida; e, invariablemente, también son las mujeres,
los niños y los ancianos los que más sufren por el hambre. Hambre que aparece también como telón de
fondo de ciertas decisiones políticas, que constituyen una violación del Derecho Humano más básico:
comer.

Con la intención de conseguir el milagro de un desarrollo económico acelerado, los Gobiernos


Tercermundistas (con ayuda nunca desinteresada de los sistemas bancarios y agencias gubernamentales
del Norte) han dedicado tierras del sector de subsistencia, al fomento de una agricultura de exportación. Al
principio, trataban de financiar su crecimiento industrial, pero ahora, las exportaciones no alcanzan
prácticamente ni siquiera a pagar los intereses de la Deuda Externa que contrajeron.

Al tratar alcanzar unas tasas de crecimiento de su economía que no habían podido hasta el momento
conseguir, los países en vías de desarrollo han ido cayendo, cada vez más, en los abismos de la Deuda y la
dependencia. Sus economías han quedado dañadas por esos intentos de integrarse en los mercados
mundiales, gobernados por las naciones del Norte. Como consecuencia inevitable sufren la expropiación de
sus recursos y la destrucción de su entorno natural.

La dependencia crea un círculo vicioso. El control de la tierra (ya en manos de una minoría en casi todos los
países del Sur) queda cada vez más concentrado, conforme se incrementa la producción de cosechas para
la exportación a gran escala. Enfrentada también con la necesidad de importar alimentos de consumo más
baratos, la producción nacional se estanca. Cada vez son más los campesinos que no pueden ya vivir en el
campo y abandonan la tierra para engrosar las filas de los pobres urbanos. La caída que a continuación se
ocasiona en la producción de alimentos, combinada con una creciente demanda en las ciudades, es la
coartada de los Gobiernos para justificar mayores importaciones... y mayor deuda.

Por otra parte, en los umbrales del siglo XXI parece una verdadera contradicción el desarrollo tecnológico y
científico alcanzado por el hombre y su incapacidad para superar problemas tan elementales como el
hambre en el mundo. No podemos evitar una sensación de abatimiento cuando desde los medios de
comunicación, tan rápida y eficientemente, nos llegan imágenes con lujo de detalles y sonidos de la
existencia subhumana en la que vive un altísimo porcentaje de la población mundial; lo cierto es que la
impotencia o la indiferencia suelen justificar nuestra inmovilidad. Cabría preguntarnos en realidad por
nuestras posibilidades concretas de contribuir a modificar la realidad, tal vez nos llevaríamos una verdadera
sorpresa. Hoy cuando la mayoría está dispuesta a argumentar en favor del orden mundial existente, pues
consideran que no hay otra alternativa es cuando mas deberíamos esforzarnos por construir creativas
alternativas o tal vez nuevas utopías.

Es preciso que tengamos cabal conciencia de que los grandes cambios que deben producirse para paliar y
erradicar la plaga del hambre no se van a producir espontáneamente ni de una forma repentina. Ni tampoco
van a venir necesariamente de "arriba". Ni son el fruto de las decisiones de unos cuantos hombres. Muy por
el contrario, se generan también como resultado de la acción concreta, modesta pero persistente y
organizada de la gente "de a pie", del "hombre de la calle".

Por eso, es fundamental tomar conciencia del papel a jugar por parte de toda la población en las acciones
de defensa del derecho a la vida frente al hambre.

En definitiva, como ya observaba en 1984 el Consejo mundial de la alimentación,


No se puede imputar el fenómeno del hambre a la sola incapacidad de la humanidad para producir
suficientes alimentos para todos. El hambre es hoy, en gran medida, un fenómeno creado por el hombre,
por el error o la negligencia humanas, perpetuado por la pasividad, pero que puede ser eliminado por la
voluntad del hombre.

Además, en el estudio sobre ayuda alimentaria, efectuado en 1990, en el marco del Programa alimentario
mundial, se puede leer:

Se ha estimado que el nivel de aprovisionamientos alimentarios mundiales habría permitido, por lo menos a
partir de 1960, facilitar a todo hombre, mujer o niño, una alimentación ampliamente suficiente, aunque
prácticamente vegetariana, si los productos alimentarios hubieran sido distribuidos según las necesidades
humanas. La eliminación del hambre debería ser un objetivo explícito de las estrategias nacionales e
internacionales de desarrollo en los años 90.

Por otra parte, la presión producida por el rápido y no planificado crecimiento de las ciudades del Tercer
Mundo, y en las que se prevé un aumento de 1.000 millones de personas en los próximos quince años,
hace que se agudicen los problemas y el peligro de una alimentación insuficiente. Una muy amplia
proporción de estos habitantes adicionales son los emigrantes del campo.

En muchas áreas rurales, una tercera parte del campesinado se está quedando sin tierra. Se hace por ello
indispensable una política efectiva de redistribución de la tierra y del empleo rural, para que pueda reducirse
esta tasa de emigración a las ciudades.

En Asia y América Latina hay antecedentes suficientes que demuestran que allí donde la modernización del
área rural ha alcanzado un alto grado, también han aumentado las expropiaciones de tierra, la pobreza de
los campesinos y el hambre en proporción semejante a los avances espectaculares de la producción
agrícola. Algunas zonas de Africa están ahora en la antesala de la llamada -revolución verde- y se teme que
estén destinadas a sufrir parecidas situaciones.

Entre tanto, en las opulentas sociedades del mundo industrializado el hambre y la pobreza han vuelto a
hacer su aparición y han sido reconocidos como problemas de importancia. El subdesarrollo permanece
como algo endémico en varios países de la periferia europea. Y en Estados Unidos, un funcionario de la
presidencia reconocía que el hambre "es un problema real y significativo a todo lo ancho del país". Existen
indicios de que una amplia proporción de familias campesinas en USA que se verán forzadas a abandonar
el trabajo de la tierra en la próxima década.

Los sistemas agrícolas y de alimentación en el Norte no prestan demasiada atención a las necesidades en
nutrición de su propia población. Y menos aún a la conservación de los recursos agrícolas, base de los
legítimos intereses alimentarios de los pueblos de otros países.

La política agrícola común de la Comunidad Económica Europea, ha terminado desembocando en una


superproducción de ciertos alimentos, llenando los mercados mundiales de artículos que han dañado
fuertemente a la producción y al intercambio de los países del Tercer Mundo.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

En la defensa de este derecho pueden ser realizadas las siguientes acciones:

Acciones de denuncia contra:


Las empresas e industrias contaminantes,
La especulación económica
La existencia de tierras no explotadas por sus propietarios, con la finalidad de que sean expropiadas
y dedicadas a cultivo o a repoblación forestal.
La existencia de guerras: denunciando los móviles de explotación e intereses económicos de
determinados grupos que se esconden debajo de los "ideales" y de las "razones" que justifican,
ideológicamente, la existencia de los conflictos armados.
La explotación económica de los países del Sur por parte de los países del Norte.
La existencia de unos presupuestos estatales que administran unos fondos, que deberían ir
dedicados a salvar vidas humanas y a promocionarlas y que sin embargo son destinadas a gastos de
signo muy distinto. Los gastos sociales deben ocupar un papel central.
La existencia de campos de tiro sobre terrenos que son fundamentales para la conservación del
medio ambiente de su entorno, y por tanto de la agricultura y ganadería, con la pretensión de su
transformación bien en parques naturales, bien en campos de cultivo o de pastos.
La existencia de graves desigualdades sociales dentro de los diversos países.
El control de los medios de subsistencia por parte de una minoría.
Acciones de denuncia realizadas a través de los medios de comunicación social:
Los diversos estudios e informes de científicos y expertos en materia de demografía, antropología,
etc...
Los Informes de las Organizaciones No Gubernamentales.
Los Informes de las Organizaciones Intergubernamentales.
Acciones de Solidaridad, promoción y defensa del derecho:
Participación en las campañas de las diversas organizaciones, intergubernamentales y no
gubernamentales, destinadas a paliar el problema del hambre en el mundo.
Participación en las campañas de las diversas organizaciones destinadas a la conservación del medio
ambiente, como la reforestación, las campañas de prevención de incendios, etc...
Participación en campañas que van dirigidas a activar contra determinadas formas de repoblación
forestal dirigidas por exclusivos intereses económicos y no por el bien del ecosistema.
Participación en las campañas de las diversas organizaciones destinadas a paliar el problema de la
pobreza. Como, por ejemplo, las realizadas por Médicos Sin Fronteras, Ayuda en Acción, etc...
Participación en las diversas campañas destinadas a la ayuda a la infancia.
Participación en las diversas campañas contra uno de los focos productores de hambre: las guerras.
Participación en las campañas dirigidas a la supresión de bases militares, las instalaciones de misiles,
fábricas de armas, tráfico comercial del armamento...
Participación en la toma de decisiones ejerciendo el poder de influencia tanto por vía institucional -
ejercicio del derecho de petición, etc...- como por vía no institucional: actos de desobediencia civil
contra normas que supongan trato discriminatorio o injusticias sociales...
Participación en las campañas de solidaridad y ayuda a países pertenecientes al Sur, con la finalidad
de evitar que la producción de alimentos con gran capacidad proteínica por parte de los países del
Sur no sea consumida por los países del Norte a costa del hambre de aquellos.
Participación en todo tipo que sirvan para presionar a los gobiernos para que destinen los recursos
necesarios para combatir el hambre en los países del Tercer Mundo. Una de esas acciones es la
huelga de hambre realizada en el mes de Noviembre de 1993 por casi cien ciudadanos de todo el
territorio español, para conseguir que el 0,7% del producto interior bruto de España (PIB) sea
destinado al Tercer Mundo.

"¿Curso sistemático de derecnos humanos?"; Instituto de Estudios Políticos Para América Latina y África; http://www.iepala.es; Usado con
permiso.

. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE A LA PENA DE MUERTE

DESDE LA REALIDAD

"En Enero de 1986, James Terry Roach fue ejecutado en Carolina del Sur sin que fuera obstáculo para ello
el hecho de que el juez lo considerase retrasado mental, víctima de un trastorno mental de la personalidad
(posteriormente identificado como la enfermedad hereditaria "baile de Huntington") y de que había actuado
bajo el influjo de una persona mayor que él. Además, James Roach contaba 17 años en el momento del
delito".

REFLEXION Y ANALISIS

En la ya tradicional discusión planteada en torno a la legitimidad de la pena de muerte se puede observar


que son mayores y de mayor calibre los argumentos en contra de la misma que los argumentos a su favor.
En efecto, como argumentos decisivos contra la pena de muerte pueden recogerse los siguientes:

Supone una clara violación del derecho a la vida.


En caso de error judicial no hay posibilidad de subsanar tal error. Todas las demás penas, aún las más
duras y severas, permiten una reparación en caso de error judicial. La pena capital no permite reparación
alguna(13).
Se aplica discriminadamente: se aplica más a minorías raciales y grupos marginales.
Se utiliza como instrumento de represión política y como instrumento de eliminación de los disidentes.
No cumple con la función intimidadora que se le supone. Lo cual se demuestre tanto por estudios de
psicología criminal como por estadísticas: no disminuyen los delitos castigados con pena de muerte en
aquellos países que han implantado la pena de muerte ni aumentan en aquellos países que la han
abolido.
Es un contrasentido su mantenimiento en relación a la tendencia humanizadora que tiene la función
punitiva del Estado, pues mientras se prohíben las penas crueles,inhumanas y degradantes, se
mantiene, sin embargo la pena más cruel, más inhumana y más degradante.
La pena de muerte supone una contradicción con la función regeneradora y reeducadora de la pena.
Función regeneradora que viene reconocida tanto por normas de derecho internacional referentes a
derechos humanos como por normas constitucionales de los Estados.
La pena de muerte es inútil, innecesaria y contraproducente.
La pena de muerte es inmoral.
La pena de muerte es un morboso anacronismo en cualquier sociedad civilizada.
En definitiva, la pena de muerte, como afirma Amnistía Internacional, es una flagrante violación de los
derechos humanos.
Si no está justificada la aplicación de la pena de muerte en la persona de seres adultos, menos aún lo
está en relación a menores de edad. Como afirma un informe del Colegio de Abogados Estadounidense
refiriéndose a las ejecuciones de niños, estén o no, en edad juvenil, pero en cualquier caso menores de
dieciocho años:
Parece difícil que un gobierno pueda justificar el castigo justiciero o la venganza en el caso de
delincuentes adultos, pero las represalias tomadas contra niños por sus ofensas, parecen carecer
totalmente de justificación. El espectáculo que ofrece nuestra sociedad cuando se venga legalmente
mediante la ejecución de niños, no debe ser tolerado.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las diversas formas de luchar contra la existencia de la pena de muerte cabe citar, sobre todo, la
colaboración con las diversas acciones llevadas a cabo por organizaciones no gubernamentales, como
Amnistía Internacional.

3. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE A LAS EJECUCIONES SUMARIAS


Y ARBITRARIAS

DESDE LA REALIDAD

1. "Un joven opositor ecuatoguineano del partido Convergencia para la Democracia Social, de orientación
socialdemócrata, fue ejecutado el pasado sábado, según informaron telefónicamente desde Malabo
disidentes del régimen de Teodoro Obiang.

... El joven opositor ejecutado en Guinea fue conducido al paredón el pasado sábado, al amanecer, en la
plaza pública de Bata...

El muchacho fusilado había sido juzgado semanas atrás por un Tribunal Militar y considerado culpable de
un delito de asesinato...

El joven ejecutado no tuvo derecho a nombrar defensor, el juicio estuvo lleno de irregularidades y la pelea
en la que murió una persona "fue una provocación de la Policía contra un grupo de militantes del partido
Convergencia para la Democracia Social".

REFLEXION Y ANALISIS

Pese al reconocimiento generalizado en los sistemas jurídicos constituidos en forma de Estado de Derecho,
incluso en el ámbito constitucional del derecho a un juicio justo, en algunos países sigue habiendo un
verdadero abismo entre las salvaguardias jurídicas y constitucionales del derecho a la vida y la situación de
facto. Hay casos en que las leyes nacionales siguen estando en conflicto con los Pactos Internacionales de
Derechos Humanos, con lo que queda abierta la puerta a las ejecuciones sumarias o arbitrarias. En tanto
que en otros países tales ejecuciones se producen incluso a pesar de que las leyes proporcionan todas las
salvaguardias necesarias. Los gobiernos que han querido demostrar que desean acabar con las
ejecuciones arbitrarias y sumarias han realizado investigaciones exhaustivas y de pesquisas judiciales así
como el encausamiento y el castigo de los culpables. La mayor parte de los países disponen de sistemas
legales, judiciales y administrativos para investigar la causa del fallecimiento en circunstancias no naturales,
insólitas o sospechosas.

Se calcula que al menos dos millones de personas han muerto a raíz de ejecuciones en los 15 años
precedentes. El factor común de esas víctimas era que se oponían, o se imaginaba que se oponían, a los
detentadores del poder o a ciertos aspectos de los principios políticos o económicos imperantes, y por lo
tanto se responsabiliza a los gobiernos de esas ejecuciones sumarias y arbitrarias en violación de sus
propias Constituciones y Ordenamientos Jurídicos. En virtud de lo anterior, la mayor parte de las
comunidades humanas han presenciado y experimentado asesinatos en masa e individuales. En algunos
países ha incrementado el número de delitos punibles con la pena de muerte, así como los procedimientos
judiciales de urgencia, la aplicación retroactiva de nuevas leyes y la acción directa contra presuntos
delincuentes han figurado entre las medidas adoptadas para poner freno a la ola creciente de criminalidad,
lo que ha ido en detrimento del derecho a la vida.

Las ejecuciones sumarias y arbitrarias todavía siguen perpetrándose y no será fácil ponerles fin. No
obstante, la fuerza de la opinión pública y la aceleración de las medidas emprendidas al respecto a escala
internacional, los esfuerzos persistentes y a menudo concertados de las Naciones Unidas, los organismos
de Derechos Humanos regionales y nacionales y las Organizaciones No Gubernamentales, permiten abrigar
la esperanza de que cada vez será más difícil privar a las personas de su vida con menos precio de las
normas internacionales de Derechos Humanos, y también que los culpables de ello queden impunes.

El cambio más importante es el ocurrido durante el decenio pasado en la opinión pública. El velo de secreto
y engaño que envolvía las ejecuciones sumarias y arbitrarias se ha levantado, y el mundo es ahora más
consciente.

Podemos concluir la reflexión formulando cuatro preguntas:

1. ¿Por qué se realizan ejecuciones, sin juicio -o con juicio-, pero sin la salvaguardias que, para
proteger los derechos del acusado, se estipulan en los artículos 14 y 15 del Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos?
2. ¿Por qué se producen muertes ocasionadas por torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes
durante la detención o prisión o por el empleo abusivo de medios violentos por la policía, las fuerzas
armadas u otras fuerzas gubernamentales?
3. ¿Por qué se cometen agresiones por individuos o grupos paramilitares bajo el control oficial de los
poderes del Estado?
4. ¿Por qué se producen agresiones cometidas por individuos o grupos que no se hallan bajo control
oficial, pero que actúan en colusión o con la conveniencia de las autoridades?

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de protección de este derecho puede consistir en la participación en las diversas acciones de
defensa del mismo llevadas a cabo por organizaciones no gubernamentales especializadas en su
promoción y garantía, como Amnistía Internacional.

4. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE A LAS DESAPARICIONES


FORZADAS

DESDE LA REALIDAD

1. "Durante la década del 70, en América Latina gobiernos de facto militares aplicaron
sistemáticamente la doctrina de la seguridad nacional, que se traducía en el ejercicio del terrorismo
de estado, a fin de imponer un modelo económico para toda la región y una política de defensa del
"occidente cristiano". Entre una de las prácticas más extendidas fue -y en algunos países continúa
siendo- la desaparición forzada de personas. FEDEFAM, Federación de Familiares de detenidos-
desaparecidos, estima que en América Latina han desaparecido en esa época 90.000 personas.
Entre enero y agosto de 1992, en Guatemala desaparecieron 33 personas además de 381
asesinatos políticos, 246 detenciones arbitrarias, 19 casos de tortura probados, 30 asesinatos
colectivos o masacres".
2. Brahim Lacen Ybarek y Kenti Side Balla, dos ciudadanos saharauis, fueron detenidos, y durante
meses, salvajemente torturados por fuerzas pertenecientes al Estado de Marruecos. "En ningún
momento fueron sometidos a juicio, su detención y encarcelamiento fueron totalmente arbitrarios,
sin explicaciones. Los cargos imputados eran totalmente falsos y las acusaciones iban desde el
intento de deserción hasta el ataque a la seguridad del estado. La veracidad nunca fue
comprobada. Las familias de estos dos saharáuis nunca fueron informadas del destino que habían
sufrido Kenti y Brahim y todos sus intentos por conseguir información de las autoridades fueron
contestadas con amenazadas o indiferencia. No sabían si estaban vivos o muertos y desconocían
totalmente su paradero. Durante años sufrieron una espera larga y angustiosa, continuamente
amenazados por la vigilancia de la policía, fichados por el simple hecho de tener un familiar
acusado de colaborar con el Frente Polisario".
3. "La organización humanitaria [Amnistía Internacional] da la voz de alarma: "Las esperanzas de que
se respetarían los Derechos Humanos en el "nuevo orden mundial" han sido asesinadas. En vez de
respetarlos y protegerlos, los antiguos regímenes, los nuevos gobiernos y los grupos armados de
oposición están convirtiendo las calles en campos de ejecución y haciendo desaparecer sin dejar
rastro a sus opositores"...... A pesar de haberse acabado las dictaduras militares que asolaban
América Latina en los años 70, hay países como Colombia, con régimen formalmente democrático,
donde las "desapariciones" son frecuentes... No sólo sectores directa o indirectamente ligados al
régimen cometen violaciones a los Derechos Humanos, sino también grupos armados de
oposición...".
4. La práctica represiva del secuestro y la desaparición de personas han vuelto a Argentina, diez años
después de finalizada la dictadura militar que la había convertido en el emblema del terrorismo de
Estado.
Las denuncias sobre las desapariciones de seis jóvenes desde 1990 viene provocando el alerta de
la prensa bonaerense. El informe de Derechos Humanos del Departamento de estado de los
Estados Unidos, correspondiente a 1993, también llamó la atención sobre el asunto.
Argentina encabeza la lista de países latinoamericanos en esta modalidad represiva. La Comisión
Nacional sobre la Desaparición de Personas registró 9.560 desapariciones de opositores políticos
entre 1976 y 1983. Pero los organismos humanitarios estiman en 30.000 los casos durante la
dictadura.
Todas las sospechas sobre la autoría de los crímenes recaen ahora en las policías de las provincias
de Buenos Aires y de Mendoza (1.100 Kms, al oeste). Ambas tienen fama de ser fuerzas de
seguridad "bravas" y de "gatillo fácil".

REFLEXION Y ANALISIS

La desaparición forzada de personas es parte de una estrategia propuesta desde altos centros de poder
internacional y puesta en práctica por gobiernos militares de facto en el tercer mundo. Estaba
particularmente dirigida a secuestrar, torturar y matar a líderes políticos, sindicales y estudiantiles disidentes
respecto al plan económico- político de corte liberal capitalista al que se denominaba afín con el "occidente
cristiano". La casi totalidad de personas desaparecidas fueron secuestradas de sus hogares por las noches,
de la calle o de sus lugares de trabajo o estudio, sin que opusieran ninguna resistencia armada. Este delito
cometido por agentes estatales, acaso sea el más grave que se haya podido perpetrar en toda la historia,
junto al genocidio y las ejecuciones sumarias. Se trata de un delito síntesis que resume lo más cruento y
tortuoso de los demás, a los que les suma el anonimato e impunidad de quienes lo comenten generando en
la población terror.

La diferencia entre el miedo y el terror es que el primero está dirigido a un objeto o sujeto concreto, al que
se sabe cómo evitar; mientras que lo propio del terror es la ignorancia respecto a qué puede hacerse para
evitar un daño inminente o para enmendarlo una vez acaecido.

Otra de las secuelas dejadas por este delito es la imposibilidad "de elaborar el duelo" proceso psicológico
por el que las personas próximas a un difunto se convencen de su muerte en el rito del entierro, de tal modo
este delito está directamente orientado a minar la esperanza. Finalmente, la impunidad con la que fueron
beneficiados torturadores y asesinos, hace posible que familiares de la víctima deban convivir en la misma
ciudad o ser vecinos del victimario. Todos estos efectos psicológicos han dejado dañadas a las sociedades
o pueblos que padecieron este fenómeno, de modo que todavía décadas después es imposible pensar en
organizaciones populares con la conciencia y organización de entonces. El terror en el Sur tuvo las mismas
consecuencias paralizadoras de movimientos sociales, que la comodidad del confort en el Norte.

La situación además es cuantitativamente grave: no se trata de casos aislados se trata de una acción de
secuestros y desapariciones masivas. Sólo en Argentina, la Comisión Nacional de Desaparición de
Personas alcanzó a documentar más de 8.000 casos, lo que quizá sólo constituye una tercera parte de los
casos reales.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las acciones que se pueden llevar a cabo para evitar las situaciones de desaparecidos forzosos se
pueden citar las siguientes:

Una vez que se tenga conocimiento de la existencia de una o varias personas que han sido objeto de
desapariciones forzadas se puede realizar una acción de denuncia dirigida al Grupo de trabajo sobre
Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la Comisión de Derechos Humanos, c/o Centro de Derechos
Humanos de las Naciones Unidas, 122 Ginebra 10, Suiza (cable: UNATIONS, télex: 289696, fax:
339879).
Se puede proponer una campaña de recolección de firmas solicitando se elabore en el seno de las
Naciones Unidas una Convención referente a las personas desaparecidas.
Pueden dirigirse escritos a las autoridades del país para que se realice una acción diplomática dirigida a
proteger a los nacionales desaparecidos en el país infractor.
Se pueden ejercitar las diferentes formas de garantías extrajurídicas de carácter político, como, por
ejemplo, dirigir cartas -escritas en tono respetuoso- a las autoridades del país en el que se encuentra la
persona desaparecida interesándose por su suerte y solicitando su puesta en libertad o alternativamente
que sea procesada con todas las garantías penales que establece el sistema de normas de Derechos
Humanos.
Colaborar con la acción de denuncia y campañas de defensa de derechos de desaparecidos llevadas a
cabo por organizaciones no Gubernamentales.

5. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE AL GENOCIDIO

DESDE LA REALIDAD

"Tras la invasión de Kuwait por parte de tropas iraquíes, el 2 de Agosto de 1990, la opinión pública mundial
"descubrió" las barbaridades cometidas por el régimen de Sadam Hussein contra el pueblo kurdo. Pocos
medios de comunicación, menos especialistas en Oriente Medio, y casi ningún gobierno (por no decir
ninguno) prestó importancia al ataque con armas químicas llevado a cabo por aviones iraquíes contra la
ciudad kurda de Halabja el 17 de Marzo de 1988 a pesar de que, en espacio de pocos minutos, abrasará a
5.000 civiles (gran parte de ellos niños). Con este ataque, y el posterior éxodo de los supervivientes hacia
Turquía, culminaba la postrera campaña militar emprendida por el poder central del partido BAAS contra su
población de origen kurdo".

REFLEXION Y ANALISIS

El genocidio está siempre vinculado, como ya se ha indicado a actitudes de odio, racismo, fanatismo,
dogmatismo e integrismo.

En el ámbito internacional contrasta la repetida y programática declaración de que la eliminación de los


crímenes contra la Humanidad, incluido el genocidio constituye uno de los objetivos básicos y prioritarios del
mundo civilizado, con la escasa acción de los Estados para prevenir e impedir actos de genocidio. Lo cual
demuestra cómo aún dominan en las relaciones internacionales los criterios de politicidad sobre los criterios
de juridicidad. Mientras la situación se mantenga en los actuales términos no será posible nunca poner
remedio a las matanzas masivas y al exterminio de pueblos enteros.

La Convención Internacional para la Prevención y sanción del delito de genocidio de 9 de Diciembre de


1948 ha demostrado constantemente, en su ya larga vida, su absoluta incapacidad para frenar y sancionar
el genocidio.

Urge, en consecuencia, se tomen por parte de los Estados medidas eficaces y se establezcan garantías
adecuadas para prevenir y sancionar este tipo de delito.

Por otra parte, la quiebra de la soberanía del Estado, como principio básico del derecho internacional, es un
requisito imprescindible para poder hacer efectivo la protección de los pueblos frente al genocidio. Hay que
tener en cuenta que el problema fundamental de la persecución de los abominables delitos de genocidio es
que el sujeto activo del mismo es normalmente la minoría de personas que detentadoras del poder del
Estado que, tal y como está la legislación actual, sólo pueden ser juzgadas cuando son derrocadas bien por
otro Estado o bien a través de una revolución interna, o por ambas cosas(8).

Se hace preciso, en esta misma línea de argumentación, la creación de una Corte o Tribunal Internacional,
de carácter permanente y de naturaleza jurisdiccional y supranacional, que conozca, en vía represiva, de
todos los casos de genocidio. Dando además, a sus fallos, carácter vinculante.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Existen varias formas de colaborar en la efectiva protección del derecho a la vida frente al genocidio. Todas
ellas pueden ser canalizadas eficazmente a través de la colaboración que se puede prestar a las
organizaciones intergubernamentales de protección de este derecho como el Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y a través de la colaboración con organizaciones no
gubernamentales defensoras de este derecho, como Amnistía Internacional.
6. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE AL ABORTO
Es importante tener en cuenta, en relación a la metodología de estudio de la compleja problemática
concerniente al aborto, que se ha partido, a la hora de elaborar el presente apartado, de la constatación de
la inexistencia de un mínimo acuerdo acerca de las cuestiones centrales que hacen referencia al mismo.

En todos los campos del saber -Medicina, Etica, Antropología, Filosofía del Derecho, Ciencia del Derecho
Penal, Ciencia del Derecho Constitucional, Teología Moral...- existen múltiples tendencias y concepciones,
que aunque a veces son parcialmente coincidentes sobre determinados aspectos, mantienen, sin embargo,
criterios radicalmente divergentes, sin que puedan considerarse los diversos argumentos, en ningún caso
definitivos ni convincentes para los defensores de las tesis opuestas.

Además, en las discusiones en torno a la legitimidad del aborto, se mezclan argumentaciones que vienen
determinadas por una fuerte carga emotiva e ideológica. Lo cual no colabora, en absoluto, en la tarea de
encontrar una solución comúnmente aceptable a los problemas planteados.

Lo mismo puede decirse respecto de los diversos sistemas jurídicos y respecto de la práxis jurídica -
jurisprudencial y sociológica- vigente en los diversos países.

Por todo ello, dentro de una concepción pluralista de los Derechos Humanos, se ha optado por ofrecer, en
dos fichas o apartados distintos, dentro del amplio abanico de posibles respuestas, aquellas que
representan las dos posturas más radicales y opuestas:

A. La posición doctrinal de aquellos autores - médicos, juristas, autores de Filosofía Moral, teólogos,
iusfilósofos...- y algunos sistemas jurídicos que consideran -con diversos argumentos- que el
derecho a la vida del concebido no nacido es un derecho, en cierto sentido, de carácter absoluto y
que en ningún caso se puede afirmar con carácter general e incondicionado el derecho a decidir,
por parte de nadie, acerca de la supresión de la vida del mismo.
B. La posición doctrinal de aquellos autores - médicos, juristas, éticos, teólogos, iusfilósofos...- y
algunos sistemas jurídicos que consideran que en determinados supuestos -y en la vertiente más
radical, en todos los casos,- la madre tiene siempre el derecho a disponer de su propio cuerpo,
determinando, en consecuencia, el derecho a establecer las posibilidades de supervivencia del ser
humano aún no nacido. Se entiende, además, que ello es legítimo -desde una perspectiva biológica,
ética, jurídica y teológica- entre otras razones, porque se entiende que hasta que el feto no nace -en
otros casos se defiende que hasta un determinado mes de gestación- no es persona humana, y por
tanto no se le puede considerar titular de derechos.

Esta segunda perspectiva o respuesta tendrá su desarrollo adecuado en el apartado 3º (Explicación del
derecho) del capítulo de la Parte Especial referente al Derecho a la no discriminación por razón de sexo: los
derechos de la mujer.

DESDE LA REALIDAD

"En el Tercer Mundo" dice Jodi Jacobson del Worlwatch Institute "las complicaciones que surgen durante los
embarazos y los abortos ilegales son la principal causa de muerte en mujeres de entre 20 y 30 años".
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en algunas regiones -notoriamente en América Latina- la
mitad de las muertes de mujeres embarazadas tienen su origen en abortos mal practicados.

La OMS estima que en todo el mundo por los menos doscientas cincuenta mil mujeres por año mueren
como resultado de abortos ilegales. Nadie sabe exactamente el número porque muchas veces ni siquiera se
informa de la muerte, pero algunos funcionarios de la salud estiman que la mortalidad por abortos ha de ser
aún mayor...

La amplia mayoría de las mujeres que se someten a este tipo de aborto son pobres, no han recibido
educación y viven situaciones desesperadas, son las que no pueden pagar un médico o viajar a un país
donde el aborto sea legal. Son mujeres que nada saben acerca de las prácticas modernas de control de la
natalidad, y que si las conocieran no las podrían pagar. Son mujeres que trabajan, o que ya tienen varios
hijos, o cuyos maridos las han abandonado".

REFLEXION Y ANALISIS
El derecho a la vida frente al aborto es un derecho humano evidente y, sin embargo, a la vez problemático,
desde una perspectiva sociológica: porque mientras hay quienes consideran que debe legislarse para evitar
que continúen extendiéndose las prácticas abortivas, otros presionan políticamente en sentido contrario,
para que se permita abortar por causas cada vez más amplias.

Los primeros pretenden defender la vida del niño, los segundos la libertad de la madre. En síntesis,
podríamos decir que un hijo o hija no deseado puede acarrear a la madre perjuicios sociales, familiares,
económicos, sanitarios, etc. Y al no estar permitido legalmente abortar, las prácticas en la ilegalidad -al no
observar todas las garantías sanitarias- se han convertido, en países del Sur, en una de las principales
causas de mortalidad femenina, y en el Norte una situación frecuentemente humillante para la mujer.

No obstante, aceptar el hecho de que tras la fertilización, un nuevo ser humano ha comenzado a existir no
es una cuestión de opinión, "es una evidencia experimental", tal y como ha señalado el Dr. Lejeune,
profesor de Genética de la Universidad de París.

Negar la condición humana a ese nuevo ser que ha comenzado a existir, acaso sea sólo una estrategia
para atenuar moral y jurídicamente la gravedad del acto de modo semejante a como hace cinco siglos,
Gines de Sepúlveda negaba la condición humana de los "indios recientemente descubiertos" en América,
para justificar su exterminio.

La ciencia habla claramente: en el seno materno, y desde el mismo momento de la concepción, hay un ser
humano vivo, distinto de la madre aunque dependiente de ella. Si alguien suprime esa vida

-sea quién sea, por las razones que sean y con la pretendida autoridad que sea, no hay la menor duda de
que ha matado un determinadísimo, insubstituíble, único e irrepetíble ser humano.

El aborto provocado es un delito, donde además se da, necesariamente, la agravante de la alevosía, pues
consiste en privar de la vida a un ser humano que está en una situación de especial indefensión.

El aborto, en definitiva representa "un total desconocimiento del valor de la vida humana, lo cual contradice
toda la protección que el derecho concede al que está por nacer y resulta contradictorio que "eso" adquiera
valor en un momento determinado (el del nacimiento) y antes carezca totalmente de él".

Con la finalidad de evitar esas situaciones (de aborto) que atentan contra el derecho fundamental a la vida
deben establecerse una serie de medidas:

Los Estados deben procurar que las mujeres reciban educación sobre el embarazo y los cuidados que se
requieren durante la gestación.
Crear centros de orientación y ayudas a las mujeres embarazadas, proporcionarles controles médicos
periódicos.
Crear centros de orientación e información de los métodos anticonceptivos más usuales al que tengan
acceso todos los jóvenes.
Condenar y castigar las discriminaciones por razón de sexo especialmente de las mujeres que se
encuentran en estado de gravidez. - Tipificar y castigar en los códigos penales de los diferentes Estados
aquellas conductas que sean constitutivas del delito de aborto, sin que en ningún caso esté justificado,
desde el sistema de Derechos Humanos, la exclusión por parte de la ley penal, en determinados
supuestos, de la tipicidad y antijuridicidad de determinadas conductas abortivas. La exclusión de la
responsabilidad criminal puede determinarse perfectamente por el juez penal en el supuesto de la
existencia de la eximente del estado de necesidad, sin sea preciso, en consecuencia, prever en la ley
penal determinados supuestos que son perfectamente subsumibles dentro de la eximente citada.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Una forma de defender el derecho a la vida puede consistir en la participación en las campañas pro vida
que realizan organizaciones de muy distintos signos y creencias.

Se pueden proponer campañas de firmas a las autoridades competentes con el siguiente contenido:

Que los Estados procuren que las mujeres reciban educación sobre el embarazo y los cuidados que se
requieren durante la gestación.
Que se creen centros de orientación y ayuda a las mujeres embarazadas, proporcionándoles controles
médicos periódicos.
Se creen centros de orientación e información de los métodos anticonceptivos más usuales al que
tengan acceso todos los jóvenes.
Se condene y castiguen las discriminaciones por razón de sexo, especialmente de las mujeres que se
encuentran en estado de gravidez.

7. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE A LA EUTANASIA

DESDE LA REALIDAD

1. El caso Baby Doe:


En 1982 nacía en Indiana un niño con el síndrome de Down. Un caso más de mongolismo, pero
esta vez agravado por un problema severo, aunque no irresoluble, en el aparato digestivo. Sin
embargo, ante esta situación los padres deciden que su hijo no sea intervenido quirúrgicamente. O
dicho de otro modo, deciden dejarle morir.
El caso levantó una espectacular polémica. El hospital donde nació el niño denunció a los padres.
Incluso, la cuestión fue llevada hasta el Tribunal Supremo que reconoció el derecho de los padres a
decidir no intervenir a su hijo. Mientras tanto, algunos matrimonios piden la custodia del niño. En tal
estado de excitación, y cuando se pretendía un pronunciamiento del Tribunal Supremo Federal,
Baby Doe muere.
Pero no acabó ahí la polémica: en evitación de nuevos casos, el Departamento de Salud y Servicios
Humanos saca a la luz una regulación referente a estos problemas. Entre otras cosas, se afirma la
inadmisibilidad de negar alimentos o tratamiento médico a un niño deficiente por razón de su
deficiencia.
Y en 1984, se aprueba una Ley que condena como abuso y negligencia (más que como
discriminación) la no aplicación del tratamiento médico indicado a un niño, salvo en los casos de
coma irreversible, inutilidad del propio tratamiento o cuando su aplicación sólo prolongue
innecesariamente la muerte.
Socialmente, el caso fue tan impactante, que se creó la Baby Doe Hotline, línea telefónica destinada
a recibir denuncias de casos similares.
2. Ineke tenía 32 años cuando dio a luz a su primer y único hijo, Henk Jan. Ineke Swagernman,
maestra de profesión, se había casado el año anterior con Gerald Stinissen, un joven de 20 años.
Los padres de Ineke siempre se opusieron a esta relación, el joven Gerald tenía entonces los pelos
largos y unas ideas un poco raras.
Ineke era para su padre la hija predilecta. Los padres de Gerald la consideraban como una vieja
seductora que se había apoderado de su hijo. La pareja no quería casarse pero Ineke, que quería
mucho a su padre, celebró la boda para complacerle.
El largo calvario de Gerald Stinissen empezó un sábado del mes de marzo de 1974. El día fatídico,
Ineke que esperaba un hijo tuvo que dar a luz por cesárea ante las complicaciones del parto del
hospital de Staesmaten de la ciudad de Enschete. Un error del anestesista que introdujo el tubo
respiratorio en el esófago en lugar de introducirlo en la tráquea la dejó en estado de coma.
El niño se salvó, Henk Jan tiene en la actualidad 15 años. Vivió los primeros años con la hermana
de la madre y ahora reside en un centro de ayuda para jóvenes. Henk Jan vivió con su padre,
Gerald Stinissen, durante cinco años pero se lleva mal con él.
A los tres meses, Gerald Stinissen decide trasladar a su mujer a otro hospital, escoge la clínica
protestante Hetwiedenbroek en la ciudad de Haaksberg, siempre en Holanda. Ineke Stinnissen no
saldrá más de allí.
Para Gerald Stinissen se presentaba una doble alternativa: trasladar a su mujer de hospital en
hospital para intentar encontrar el especialista que pudiese reanimarla o acabar con los sufrimientos
de su mujer. Escogió la segunda alternativa.
En la actualidad vive en Groniger con su novia Claartje. Con su nueva compañera tiene tres hijos.
En la partida de nacimiento los tres niños tienen anotada la mención "padre desconocido". No
pueden llevar el apellido del padre. Gerald Stinissen no los puede reconocer. En caso contrario
sería bígamo ya que todavía está casado con Ineke.

REFLEXION Y ANALISIS

La eutanasia no voluntaria plantea problemas éticos y legales de difícil solución. Porque aún admitiendo que
el sufrimiento fuera tan intenso que se viera necesaria la aplicación de la eutanasia, evitando lo que se ha
llamado en algunas ocasiones el "ensañamiento terapéutico", ¿cómo saber cuales son los deseos del otro?,
¿cómo estar seguro de que su vida ha llegado a un punto en que no merece la pena de ser vivida?, ¿cómo
evitar que egoísmos e intereses personales conviertan la ayuda a un "buen morir" en un impune asesinato?.

Por otra parte, fuera ya de los supuestos de eutanasia económica, hay que aceptar como insoslayable el
hecho de que los recursos (humanos y materiales) que poseemos son escasos y las necesidades muchas.
No es posible por tanto aplicar todos los medios a todas las personas. En el caso de la eutanasia es
necesario muchas veces reflexionar sobre el coste del tratamiento que se le puede dar a una persona en
relación con el resultado que previsiblemente va a obtenerse, antes de optar por su aplicación. Como guía
más o menos objetivable suele distinguirse entre medios (o tratamientos) proporcionados y medios
desproporcionados. Ambas categorías tienen en cuenta no sólo el coste, sino también la situación del
paciente, las implicaciones sociales, etc.. Se dice así que la utilización de medios proporcionados es
siempre necesaria, mientras que la de medios desproporcionados es prescindible. Luego volveremos sobre
ello. Baste decir ahora que la distinción dista mucho de ser clara y las más de las veces son los familiares
del enfermo, y sobre todo los médicos, los que toman las decisiones.

Algunos argumentos a favor de la eutanasia voluntaria pueden ser los siguientes:

1. El principio de respeto a la libertad del individuo nos impone que permitamos a los sujetos
racionales que vivan su propia vida de acuerdo con su decisión, libre de coerción o interferencia,
incluso también en el caso que decidan morir. El derecho a morir es, desde este punto de vista, uno
de los derechos más elementales de la persona, que debería ser respetado ética y jurídicamente
por los países que defienden los Derechos Humanos.
2. La aplicación de la eutanasia es legítima porque la intencionalidad para ayudar a morir es poner
término al sufrimiento o a la degradación, y no para provocar un daño irreparable al individuo.
Derecho que, por otra parte, se le concede a los animales que, en las mismas circunstancias, se les
inyecta alguna sustancia que acabe con su vida de una manera indolora y dulce.
3. Es característica esencial de un derecho que uno pueda renunciar a él si lo desea. Cuando un ser
humano, consciente de las consecuencias y conocedor de los motivos que le impulsan a tomar esa
decisión, solicita que le sea aplicada la eutanasia, está voluntariamente renunciando a otro derecho,
el de la vida, y ésta elección debe, por lo tanto, respetarse.

Algunos argumentos en contra de la aplicación de la eutanasia

pueden ser los siguientes:

1. La eutanasia es moralmente ilícita porque actúa en contra del instinto de supervivencia, innata en el
ser humano. Tal práctica rompería la conexión que une al hombre con la naturaleza, separándola de
ella artificialmente.
2. La eutanasia es ilícita porque provoca la muerte. La muerte es un estado irreversible. Se sabe, por
experiencia, que los errores médicos en el diagnóstico existen. Si se acepta legalmente la eutanasia
cabe la posibilidad de que algunos de los casos considerados irreversibles no lo fueran,
ocasionando al individuo un mal irreparable.
3. Los médicos y las enfermeras tienen como misión salvar vidas. Si se legalizase la eutanasia, esto
podría repercutir en una pérdida de la calidad del cuidado médico por los efectos que conllevaría en
el personal sanitario y facultativo. El grado de esfuerzo en el cuidado de los enfermos desahuciados
descendería, aumentando el estado de abandono en éstos pacientes.

Como conclusión de la reflexión se pueden plantear las siguientes cuestiones:

1. ¿El derecho a la vida es renunciable por su titular?.


2. Un tercero puede decidir renunciar el derecho de otra persona?. ¿
3. ¿Dónde podemos poner los límites de una vida digna?.
4. ¿ El concepto de sufrimiento ¿es algo subjetivo o puede ser objetivable?.
5. ¿Qué es un medio proporcionado y según quién?.
6. ¿Qué valor tiene el consentimiento de una persona como razón para darle muerte?.
7. ¿Qué diferencia existe entre matar y dejar morir?.
8. ¿En qué momento consideramos que no debemos intervenir más en el proceso de muerte de una
persona?.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre otras acciones de defensa del derecho, pueden realizarse aquellas que consistan en colaborar con
organizaciones sociales de defensa del derecho a la vida. Y con organizaciones no gubernamentales.

8. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE A LA MANIPULACION GENÉTICA

DESDE LA REALIDAD
"Se estima que para fin de siglo un 20 por 100 de los niños se concebirán "in vitro". Por lo que, en el futuro
es posible que los niños se engendren en proporciones mucho más crecientes en clínicas especializadas
para la reproducción asistida donde se habrá hecho previamente un concienzudo análisis de los
antecedentes familiares de los padres con vistas a detectar eventuales anomalías transmisibles, sin
descartar también que se mejoren las características del futuro hijo, punto éste último particularmente
polémico, pero para el que se delinean técnicas, actual o potencialmente disponibles.

Si se practica la inseminación "in vitro" no hay mayor obstáculo legal, al menos en España, para que se
puedan descartar preembriones si se detectan anomalías genéticas. Por estas causas podría también
suscitarse, una vez producido el embarazo natural o asistido, su interrupción. Hasta dónde pueden llegar las
irregularidades que hagan lícitas estas prácticas es algo hoy imprecisable y en todo caso habrá de valorarse
si lo procedente es el aborto o la terapia genética, caso de que esta última sea practicable".

REFLEXION Y ANALISIS

Las posibilidades que han abierto la genética y la ingeniería genética en el campo de la biología y de la
medicina son inmensas. Ellas comprenden desde la producción de vacunas hasta la curación de
enfermedades que hasta hace poco eran mortales. Sin embargo, algunas de estas múltiples potencialidades
científicas pueden ser una amenaza para los Derechos Humanos fundamentales. Tres de ellas son: el
diagnóstico prenatal, la terapia genética prenatal y el diagnóstico genético.

1. ) Diagnóstico prenatal y Derechos Humanos:


La técnicas genéticas permiten determinar el sexo del nuevo individuo a partir de fases muy
tempranas del desarrollo intrauterino. Pero, además, estas técnicas sirven también para
diagnosticar enfermedades y condiciones hereditarias contenidas en la herencia genética del nuevo
ser, tales como la hemofilia, el daltonismo (ceguera a los colores), el síndrome de Down,
anencefalia, enfermedades metabólicas, etc.
El problema es que la determinación precoz del sexo fetal puede llevar a la interrupción del
embarazo en razón del sexo, una causa aparentemente insuficiente para abortar. Además, como se
ha visto en China, e igualmente en países del entorno cultural euroamericano, la interrupción del
embarazo se produce con mayor frecuencia cuando el nuevo individuo es hembra, lo que importa
una clara discriminación en contra del sexo femenino. Otro punto problemático es que la detección
de enfermedades y condiciones hereditarias muchas veces lleva a la interrupción del embarazo por
presiones sociales y del propio sistema sanitario, más que por que la enfermedad o condición sea
incompatible con una vida digna para la nueva persona y sus padres. Este sería el caso del
daltonismo o el del proopio el síndrome de Down. Finalmente, existe para los Derechos Humanos
otra amenaza más por parte del diagnóstico prenatal: que las técnicas de diagnóstico genético
implican un riesgo para la integridad física del feto, puesto que muchas veces le provocan lesiones
severas e irreversibles.
2. ) Terapia genética prenatal, eugenesia y Derechos Humanos:
El diagnóstico genético puede detectar condiciones y enfermedades hereditarias, como se ha dicho
más arriba; pero sus posibilidades -y sus posibles amenazas para los Derechos Humanos- no
terminan allí. La ingeniería genética puede modificar la información genética contenida en algunas
células corporales, encontrándose entre tal información modificable la relativa a enfermedades
genéticas. Así, se puede manipular la carga genética de las células que por defecto genético no
producen una determinada sustancia necesaria para el organismo (enzimas, proteínas, hormonas),
para que comiencen a producirla. Esto es la llamada terapia genética y, aunque esto debería
matizarse mucho, no constituye en principio una amenaza para los derechos fundamentales, ya que
se trata de una intervención médica más para curar una enfermedad y, como tal, es lícita.
Lo problemático es que las técnicas de ingeniería genética pueden también utilizarse no ya con el
fin de curar una enfermedad, sino con el fin de "mejorar la raza" (eugenesia), produciendo
individuos más inteligentes, más altos, más resistentes, etc. Este tipo de prácticas significaría utilizar
a los individuos como simples medios para alcanzar los fines de quien manipulase su carga
genética; así, habría sujetos diseñados para ser más productivos, mejores atletas o soldados más
fuertes, dependiendo de los designios del manipulador. Se obtendrían así seres humanos sin
identidad y sin libertad. Además, serían individuos cuya integridad física estaría irreversiblemente
quebrantada, al haber intervenido sobre su cuerpo, modificándolo, sin su consentimiento y sin la
obtención de beneficio clínico alguno.
3. ) Diagnóstico genético en niños y adultos y Derechos Humanos:
El diagnóstico genético puede ser una técnica médica útil para detectar enfermedades cuyo origen
está genéticamente determinado. Como herramienta diagnóstica de una enfermedad manifiesta, no
ofrece objeciones desde el punto de vista de los Derechos Humanos. Sin embargo, el diagnóstico
genético puede hoy detectar predisposiciones genéticas para enfermedades mucho antes de que el
individuo realmente las padezca. Esto ocurre ya con enfermedades como la corea de Hungtinton
(enfermedad neurológica) o la distrofia muscular de Duchene. Y en un futuro no muy lejano podrán
detectarse predisposiciones para un amplio catálogo de enfermedades, tales como el cáncer, las
enfermedades del corazón o padecimientos psiquiátricos.
El diagnóstico genético también permite descubrir la posibilidad de que una pareja cuyos miembros
son sanos transmita, sin embargo, enfermedades hereditarias a sus hijos. El hecho de que luego las
enfermedades se desarrollen, o que los hijos realmente hereden la enfermedad o no, dependerá de
otros múltiples factores ambientales e individuales. Sin embargo, aquellas personas que poseen la
predisposición genética para la enfermedad, o para engendrar hijos que la padezcan, pueden sufrir
discriminaciones por estas causas. Así, ya en algunos países se les niega el acceso a los puestos
de trabajo. Lo mismo puede ocurrir con las becas y ayudas para la educación o los seguros de
asistencia sanitaria. Igualmente, a las parejas que podrían tener hijos con trastornos hereditarios se
les aconseja que no los tengan, o se les niega el acceso a seguros de salud que amparen a los
futuros hijos. Es claro, pues, que el diagnóstico genético puede convertirse en un arma de
discriminación y de intrusión en la vida familiar, violatoria de los derechos fundamentales.
La reflexión y el análisis sobre los problemas de Derechos Humanos ante el diagnóstico genético y
la ingeniería genética pueden concluirse centrándonos en tres puntos: su posible colisión con otros
derechos, en el desconocimiento del papel natural de las condiciones genéticas y en la
"geneticalización" de la salud.
Los derechos relacionados con la genética pueden a veces entrar en conflicto con otros derechos,
tales como el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. Así, cabe cuestionarse si el
conocimiento precoz del sexo del nuevo ser o la detección en él de la existencia de una condición
que lo podría hacer eventualmente transmitir una enfermedad genética a su futura descendencia
pueden ser vistos como motivos suficientes como para interrumpir el embarazo.
También hay que reflexionar sobre las presiones sociales que el conocimiento de la condición
genética del feto puede desencadenar sobre la mujer gestante, empujándola a abortar aún en
contra de sus deseos más íntimos. Estas presiones suelen consistir en la tendencia a "culpabilizar"
y a estigmatizar como "malas madres" a aquellas mujeres que tienen hijos con enfermedades
genéticas. Otras veces las presiones son más directas, y consisten en el recorte de los beneficios
asistenciales para los niños con enfermedades genéticas.
Otro punto para detenerse a pensar es el relativo al papel biológico frente a la naturaleza de los que
denominamos "enfermedades genéticas". Ha podido demostrarse que muchas veces tales
"enfermedades", son en realidad verdaderas defensas de la especie en su equilibrio con la
naturaleza. Tal es el caso de una forma de anemia (la drepanocitosis), que en realidad viene a
constituir una protección natural contra la enfermedad del paludismo. La reflexión debe girar en
torno al hecho de que es fácil detectar una "anomalía" genética, pero es muy difícil llegar a evaluar
su verdadero papel en el marco más amplio de la naturaleza en su conjunto.
Una última reflexión debe hacerse en cuanto a la "geneticalización" de la medicina y de la salud
pública. Si las enfermedades comienzan a ser vistas como fenómenos fundamentalmente
genéticos, se puede dar la espalda al hecho de que la salud y la enfermedad humanas, aun cuando
tengan un componente genético, dependen realmente en su desarrollo de factores ambientales y de
los estilos de vida que promueve la estructura de la sociedad. Al "geneticalizar" la salud se corre el
riesgo de descuidar las políticas de salud poblacional, fundadas en el medio ambiente y en la
estructura social.
Igualmente se corre el riesgo de que, al considerarse la enfermedad como un fenómeno evitable
mediante el diagnóstico y la ingeniería genética hecha a tiempo, se debilite la solidaridad social
hacia quienes padecen enfermedades relacionadas con una condición genética.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las diversas acciones de defensa de este derecho puede ser realizadas las siguientes:

La utilización de los instrumentos institucionales internos de garantía de los derechos para exigir a los
poderes públicos una legislación y una acción de inspección o policía, que permita la protección efectiva
de este derecho.
La utilización de las garantías excepcionales, como las manifestaciones...
La colaboración con aquellas organizaciones no gubernamentales entre cuyos acciones y objetivos
figure la protección de este derecho.

Entre las diversas acciones de defensa de este derecho puede ser realizadas las siguientes:

La utilización de los instrumentos institucionales internos de garantía de los derechos para exigir a los
poderes públicos una legislación y una acción de inspección o policía, que permita la protección efectiva
de este derecho.
La utilización de las garantías excepcionales, como las manifestaciones...
La colaboración con aquellas organizaciones no gubernamentales entre cuyos acciones y objetivos
figure la protección de este derecho.
9. EL DERECHO A LA VIDA FRENTE A LA DISTANASIA: EL DERECHO A
MORIR CON DIGNIDAD

DESDE LA REALIDAD

1. "LA ESFERA.- Hace aproximadamente un año le fue diagnosticado un cáncer. ¿Cuál es su estado
actual de ánimo?.
ORIANA FALLACI.- En efecto, el año pasado fui operada de cáncer, enfermedad definida como
incurable. Estoy enferma, más de lo que le cuento a los demás y a mí misma. Es inevitable que a
pesar de mi amor por la vida, a pesar de la furia con que combato el mal, a pesar de mi esperanza
de vivir lo más posible, yo conviva con la idea de la muerte. No es que esa idea me neutralice, la
acepto hasta el punto de que mi única preocupación es morir bien. Es decir, dignamente,
valientemente, como mi padre, mi madre y mi hermana Neéra, todos muertos de cáncer. Pero la
espera está en mí, siempre en mí. Acabo de ultimar la nueva versión de Carta a un niño jamás
nacido, en la que yo pongo voz al libro, que está contenido en cuatro casetes. Me costó mucho
tener que leer el último capítulo del libro, me ponía nerviosa por que narra la muerte de la mujer.
Esta versión restituye el final de la frase "ahora también muero yo", en lugar de "quizá también
muera yo"... ".
2. "El "Doctor Muerte" se asoma lentamente al abismo de su propio suicidio. Jack Kevorkian, acusado
de una veintena de casos de "muerte asistida", ingresó en la unidad de vigilancia intensiva del
hospital de Pontiac con fuertes dolores en el pecho, después de trece días sin ingerir alimento
alguno.
Ayer, un tribunal de Michigan dictaminó la primera victoria del "Doctor Muerte" y decretó
inconstitucional la ley que reprime la asistencia al suicidio en este Estado. Esta ley es la que
condujo a Kevorkian tras las rejas...
Decenas de manifestantes se congregaron ayer ante la ventana del hospital donde está ingresado
con pancartas pidiendo su liberación y la aprobación del suicidio asistido para enfermos
terminales...".

REFLEXION Y ANALISIS

Lejos ya de los argumentos que hemos expuesto anteriormente hay algo que preocupa, sobremanera, a las
personas que se oponen a la legalización de la eutanasia voluntaria. Esto es, en el caso de que se
legalizara, podría suceder que aumentasen los casos de muerte de los más desprotegidos, como ancianos
o niños con minusvalías físicas o mentales profundas, argumentando las personas implicadas para su
exculpación, el sufrimiento de aquellos. Aún se recuerdan los casos de "eutanasia" practicados por
enfermeras a algunos ancianos en una Residencia de Alemania, no hace demasiado tiempo. También se
teme que ésta podría ser una buena excusa para la aparición de ocultas manifestaciones racistas o
xenófobas, tan comunes en la Alemania Nazi.

El derecho a una muerte digna encierra, como estamos viendo, dificultades difíciles de superar por las
consecuencias que acciones como la eutanasia pudiesen acarrear a la Humanidad. Sin embargo, pese a
todo, la Medicina Legal se está planteando cada vez con mayor fuerza la necesidad de someter ciertas
prácticas médicas a un estudio riguroso. Podrá ser entonces, que la buena muerte sea algo más que un
bien deseable.

Aunque el derecho a una muerte digna está fuertemente ligado al reconocimiento jurídico de la dignidad y
autonomía de la vida humana, es el artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el que
limita en alguna medida ésta relación. He ahí la dificultad que entraña éste derecho:

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

El derecho a morir con dignidad, aún perteneciendo a un contexto bastante restringido, y a un ámbito poco
propicio para la acción directa, ofrece posibilidades para actuar en su defensa.

Así, debe procurarse la participación en los comités de ética hospitalaria, aunque sea de manera indirecta,
mediante reuniones con miembros activos de tales comités.
También debe procurarse que los propios docentes participen en los comités de ética hospitalaria, como
miembros de la comunidad a la que sirve el hospital. De esta manera se fomentará el compromiso de todos
con relación al derecho morir con dignidad, y se establecerán vías de comunicación entre las aulas y la
arena en la que se dirime este derecho.

También se puede entrar en contacto con organizaciones defensoras de este derecho, como la denominada
Derecho a Morir Dignamente (DMD), con la finalidad de colaborar con las mismas.

EL DERECHO A LA INTEGRIDAD PSICOFISICA Y MORAL


DEFINICION

El derecho a la vida entendido como derecho al mantenimiento de la integridad psicofísica y moral, también
denominado derecho a la integridad personal o derecho a la incolumidad, puede ser definido como aquel
derecho humano que, en cuanto concreción y desarrollo del valor vida implica la exigencia o pretensión, por
parte de su titular, de conservar -frente a cualquier tipo de agresión, ya sea física ya sea de tipo moral,- la
existencia dentro de unos márgenes de viabilidad y dignidad, tanto en su dimensión física y psíquica, como
también moral.

10. EL DERECHO A LA INTEGRIDAD PSICOFISICA FRENTE A LA


TORTURA

DESDE LA REALIDAD

El día 13 de Septiembre de 1985 en la provincia de Chiriquí, República de Panamá es detenido el Dr. Hugo
Spadafora Franco por un agente de la Fuerza de Defensa panameña de civil, a la mañana siguiente su
cuerpo fue hallado decapitado y horriblemente torturado en territorio de Costa Rica a unos 300 metros de la
frontera con Panamá. El Dr. Spadafora estaba dedicado a la política y desde 1980 inicia una serie de
denuncias públicas contra el General Antonio Noriega, jefe del G-2 del Ejército Panameño y lo acusa de
corrupción administrativa, contrabando de armas y narcotráfico.

Antes de encontrarse el cadáver, el padre del Dr. Spadafora presentó recurso de habeas corpus en contra
de las Fuerzas de Defensa de Panamá. El recurso fue desechado por sustracción de materia al aparecer el
cadáver.

La última que Spadafora fue visto con vida se encontraba bajo la custodia de un agente de las Fuerzas de
Defensa, en esas circunstancias recae sobre el Gobierno la carga de la prueba. El Gobierno no aportó
prueba en contrario a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La conducta del Gobierno con
anterioridad al asesinato es otro indicio de su responsabilidad en el crimen. Toda evidencia indica que las
FFDD y el particular el General Noriega estaban dispuestos a recurrir a la violencia contra Spadafora. El
proceso de instrucción penal conducido por el Gobierno fue manifiestamente inadecuado y de ninguna
manera reduce la responsabilidad del Gobierno por el asesinato.

El gobierno de Panamá denegó justicia al conducir un sumario totalmente deficiente y parcial. Mediante
Resolución Nº 25/87 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos resuelve que se han violado los
artículos 4, 5, 7 y 25 de la Convención Americana de Derechos Humanos.

REFLEXION Y ANALISIS

He aquí un derecho cuyo incumplimiento es más extendido de lo que se presume, que puede hacernos
descender a los infiernos dantescos. Piénsese en los campos de exterminio nazis o los instalados por la
Doctrina de la Seguridad Nacional en los países latinoamericanos, africanos y asiáticos, en cuya puerta
podría haberse leído: "los que entráis aquí perded toda esperanza", como Sábato parafraseaba a Dante en
su Informe "Nunca Más".

Lamentablemente, la tortura es uno de los instrumentos de abuso de poder más antiguo que se conozca, no
sólo estados despóticos sino también regímenes democráticos han apelado a él. Incluso se podría recordar
a la inquisición romana o la española, como instituciones eclesiales que hicieron uso de mecanismos muy
semejantes a los descritos en la resolución de la ONU de 1975, y aunque los fines hubieran sido diferentes,
nunca serán justificables. Otro tanto podemos decir de prácticas igualmente aberrantes que puedan darse
entre particulares, aunque ello puede deberse a la mera patología severa de uno o ambos intervinientes.
Pero lo que resulta todavía más repudiable es que en la actualidad, según el último informe de Amnistía
Internacional cientos de Estados -incluso signatarios de la Convención contra la tortura- continúan con estas
prácticas.

Imaginemos escenas terroríficas como niños torturados delante de sus padres, o a la inversa. Mujeres
parturientas, etc. etc. La sola mención de los casos parece golpear nuestra sensibilidad, pero
lamentablemente también en esto el hombre supera infinitamente al hombre, la realidad supera la fantasía y
los métodos se van haciendo cada vez más sutiles y eficaces.

Simone Weil sentenciaba que quienes sabiendo de una injusticia no la denuncian, pueden ser hasta más
responsables que quienes la comenten, porque éstos al menos se arriesgan a la sanción, mientras quienes
nada hacen para evitar que esto ocurra, o para sancionar a quienes hubieran incurrido en el delito, son unos
pusilánimes que no se arriesgan a nada. También podemos pensar en aquellos versos de Bertold Brecht
que terminan "ahora me llevan a mí, pero ya es demasiado tarde".

Nos encontramos con un hecho cultural -en cuanto hecho por el hombre- que es la antípoda de las sinfonías
de Behetoven, o de cualquier obra musical, aunque satánicamente se las emplee para tapar el grito de las
víctimas. Pero como todo lo que el hombre hace vuelve sobre lo que el hombre es: mientras el músico crece
con su obra, el torturador destruye su integridad moral, mientras atenta contra la integridad física o psíquica
de su víctima. El victimario, una vez que destruyó su dignidad moral, no sólo queda desmoralizado, sino que
se transforma en un amoral, condición inferior a la de los animales que no pueden acceder al nivel de la
moralidad responsable. Dostoievsky, en Crimen y Castigo sabe presentar estas dimensiones de lo humano
magistralmente.

Acaso desde esta perspectiva pueda entenderse la rotundidad de la prohibición propuesta -que no
impuesta, por falta de un poder coactivo eficaz- por la Organización de Naciones Unidas. Y la relevancia
otorgada por el derecho internacional en el tratamiento del tema.

Conviene concluir recordando que cuando las Brigadas Rojas asesinaron a Aldo Moro, y fueron detenidos
una serie de sospechosos, el Jefe de Policía Della Chiessa recibió la sugerencia de torturar a alguno de
ellos para obtener una confesión o datos relevantes que aclaren el magnicidio, a lo que respondió: "Italia
puede permitirse perder a Aldo Moro, pero no la reimplantación de la tortura".

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Tomar contacto con SOS Tortura, o con Comités de solidaridad con pueblos del tercer mundo, y solicitar
información sobre campañas recientes en pos de la liberación de algún detenido que probada o
presuntamente esté siendo sometido a torturas.

11. EL DERECHO A LA INTEGRIDAD FISICA Y PSIQUICA FRENTE A LAS


PENAS Y TRATOS CRUELES, INHUMANOS Y DEGRADANTES

DESDE LA REALIDAD

1. En Irán, están en vigor las penas de amputaciones, azotes o crucifixión, ejecutadas en público por la
policía judicial tras procesos sumarísimos (y por cierto, con amplia asistencia de espectadores).
Desde hace unos años funciona con singular destreza y pulcritud un nuevo instrumento judicial; se
trata de una pequeña guillotina eléctrica que es capaz de cortar en décimas de segundo dedos,
manos y pies de personas condenadas por robo.
Por lo general, las penas de amputaciones se imponen por robo, por daño criminal deliberado, o (lo
que es muchísimo peor) por ser enemigo de Dios o corrupto en la tierra (delitos claramente
tipificados en el código penal islámico).
En el caso de robo, suelen amputarse los dedos de la mano derecha (todos excepto el pulgar), y en
caso de reincidencia, el pie izquierdo.
El 25 de febrero de 1986 cuatro personas fueron condenadas por robo en Siraz. Se les amputaron
públicamente los cuatro dedos de la mano derecha. Tres meses más tarde, la misma escena se
repitió en un parque público en Teherán ante centenares de personas. El jefe de la policía judicial
fue claro: "los viajeros llevarán la noticia a otras ciudades".
En cuanto a la pena de azotes, ésta puede imponerse por múltiples delitos, entre otros, huir de la
cárcel, cometer adulterio, sodomía o lesbianismo, beber alcohol, prescindir del velo la mujer,
participar en juegos de azar, besarse una pareja (en público o en privado) sin estar casados, y otros
delitos no menos subversivos. Algunos de ellos, como este último, pueden ser castigados hasta con
noventa azotes.
Las penas se ejecutan en público, muchas veces con el reo totalmente desnudo. Las consecuencias
son imprevisibles: hematomas que tardan en curar varios meses, cicatrices, lesiones internas de
órganos, y (no es infrecuente) abortos provocados a mujeres embarazadas tras recibir los azotes.
2. "Siendo las 2,30 horas del 28 de mayo de 1977, se presentaron en tres autos violentando la puerta
de casa, apuntando con ametralladora a todos los presentes y obligándolos a colocarse boca abajo.
Sacaron por la fuerza a mi hermana. El esposo, porque se movió recibió un culatazo en la espalda...
Un testigo del hecho informó posteriormente a su familia, que había observado a la hora citada
vehículos pertenecientes al Ejército Argentino en las adyacencias de su domicilio... Días antes al
hecho comentado, personal de la Policía de Tucumán efectuaba averiguaciones a vecinos,
indagando por el comportamiento de la secuestrada... Juan Sandoval, dice que a él lo secuestraron
el mismo día que a María Isabel, lo llevaron al Arsenal Miguel de Azcuénaga y pudo ver que allí se
encontraba María Isabel, que estaba identificada con el número 55... También Sandoval les dijo que
María Isabel estaba embarazada...".

REFLEXION Y ANALISIS

La discusión conceptual en torno a la distinción entre tortura y trato inhumano o degradante es muchas
veces estéril. La que hemos venido sosteniendo entre tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes no
tiene mayor razón de ser que la pura y simple aclaración de términos. No creo que el mayor grado de
sufrimiento producido pueda hacer tan diferentes los contenidos de desvalor que merecen ambas
conductas. Tan inhumano, cruel o degradante es que un policía aplique descargas eléctricas en los
genitales a un detenido, como que se crucifique durante tres días a un condenado o que un cónyuge pegue
continuas y repetidas palizas al otro. En cualquier caso, decir que unos casos son más graves que otros no
puede llevarnos a afirmar que unos son más justificables que otros. Es posible que unos sean más
soportables que otros, pero en ningún caso pueden admitirse o pasar por alto. Ni los unos ni los otros.

Por otra parte, definir qué es lo que sea un trato inhumano, cruel o degradante puede parecer en algunos
casos una cuestión difícil. No hay que engañarse: lo es en todos.

En este caso, al propio relativismo de los conceptos, se unen las prácticas sociales de diferentes culturas en
diferentes momentos históricos. La esclavitud por ejemplo, en sus comienzos no fue en absoluto una pena
inhumana o degradante, sino más bien una humanización de las práctica bélicas. O por ejemplo, el que el
marido pegue a su mujer, nos parece ahora a la gran mayoría de hombres y mujeres un trato cruel,
inhumano y degradante; sin embargo, hace unos años esto lo pensaban pocas personas, generalmente
mujeres, aunque no siempre y no todas.

En cualquier caso,el derecho a la vida no supone tan sólo el derecho a una existencia biológica, sino algo
mucho más exigente: el derecho a una existencia placentera, tranquila y disfrutable; es decir, el derecho a
una integridad física y moral. Podremos perdernos en definiciones de lo que es, ha sido y será cruel, lo que
se considera humano o inhumano, pero lo que sí debemos tener claro es que cualquiera que sean las
definiciones de todos esos términos, lo único que buscamos es que el ordenamiento social nos permita
llevar una existencia pacífica o, como decía Hans Kelsen, que nos permita prosperar en la búsqueda de la
verdad.

Para terminar, habría que hacerse una pregunta:

¿A quién envilecen más los tratos inhumanos o degradantes: al ofensor o a la víctima?.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de protección del derecho puede consistir en prestar todo tipo de colaboración con
organizaciones no gubernamentales, como Amnistía Internacional, en las diversas acciones realizadas por
ellas en pro del derecho a la integridad psico-física.

12. EL DERECHO AL HONOR

DESDE LA REALIDAD
Una vez a la semana, todos los jueves del año, se reúnen en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, con un
simbólico pañuelo blanco en la cabeza, las madres, esposas, hijas, hermanas o nietas, de personas que
desaparecieron durante la Junta militar que gobernó Argentina durante los años setenta. En esas
manifestaciones se reivindica no sólo el conocer la suerte de sus familiares, sino también su dignidad, su
honor, como personas y ciudadanos, frente a la humillante calificación de "desaparecidos".

REFLEXION Y ANALISIS

El ataque al honor se desenvuelve tanto en el marco interno de la propia persona e incluso de la familia,
como en el extremo o ámbito social, y por tanto, profesional. (Sentencia del Tribunal Supremo español de
30 de marzo de 1988).

El derecho al honor no puede constituir ni constituye obstáculo alguno para que, a través de expedientes
administrativos o procesos judiciales seguidos con todas las garantías que establece el sistema de
Derechos Humanos, se pongan en cuestión conductas sospechosas de haber incurrido en delito. (Sentencia
del Tribunal Supremo español de 26 de Junio de 1987).

La mayor dificultad de este derecho es su determinación a la hora de un posible conflicto con el derecho a la
libertad de expresión y con el derecho a la libertad de información. Tanto la doctrina como la jurisprudencia
de los tribunales han señalado que no es posible señalar "a priori" los límites de los respectivos derechos,
por lo que deberán ser los tribunales quienes, en última instancia determinen cual de los derechos ha sido
conculcado. De cualquier forma la determinación habrá de realizarse mediante una interpretación
sistemática y desde el sistema de Derechos Humanos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones de defensa del derecho al honor puede consistir, además de la utilización de la vía de las
garantías institucionales, la instrumentación de las garantías extrajurídicas, en sus múltiples vertientes.

EL DERECHO A LA INTIMIDAD
DEFINICION

En su sentido más general el derecho a la intimidad puede ser definido como aquel derecho humano por
virtud del cual la persona, -bien individual, bien colectiva-, tiene el poder de excluir a las demás personas del
conocimiento de su vida personal -sentimientos, emociones, datos biográficos y personales e imagen-, y
tiene, además, la facultad de determinar en qué medida esas dimensiones de la vida personal pueden ser
legítimamente comunicados a otros.

13. EL DERECHO A LA INVIOLABILIDAD DE LA CORRESPONDENCIA

DESDE LA REALIDAD

El 10 de Enero de 1989 la Brigada Provincial de la Policía judicial de Madrid, ejerciendo funciones de


vigilancia procedieron a detener a Oscar T. P., interviniéndole dos sobres de correspondencia que, una vez
abiertas, se pudo comprobar que contenían cocaína.

Lo primero que el órgano juzgador se planteó fue determinar si las dos cartas intervenidas eran
"comunicaciones" susceptibles de protección constitucional.

En la sentencia la Audiencia Provincial de Madrid entendió que "El examen de las actuaciones revela que
en el caso de los dos sobres intervenidos a Oscar T.P. no había simplemente mensaje ni comunicación
alguna, la "correspondencia" no era tal, sino el empleo del correo como medio para transferir cocaína,
sustancia estupefaciente que causa grave daño a la salud, desde Colombia a España. El que el paquete
adoptase la forma de "Carta" y fuese enviado por correo, en vez de ocultarse en el doble fondo de una
maleta, en el cuerpo de una persona, etc, no le convierte, a juicio de esta Sala en "comunicación", protegida
constitucionalmente por el artículo 18.3 CE"(1).
REFLEXION Y ANALISIS

La inviolabilidad de la correspondencia constituye no sólo un derecho que es especificación y concreción del


derecho a la intimidad, sino además constituye una garantía procesal de primera magnitud, en cuanto que
los datos o información obtenida de la correspondencia requisada deben haber sido obtenidos legalmente
para que puedan ser utilizados como instrumentos de prueba.

Por otra parte constituye también una garantía en relación a posibles actuaciones arbitrarias por parte de
fuerzas de seguridad del Estado. Proteger los datos personales a través de la protección de la inviolabilidad
de la correspondencia es proteger indirectamente la seguridad personal. Lo cual es especialmente
importante en sistemas totalitarios, en los que el poder de la minoría dominante se sustenta, al menos en
parte, en virtud del control, que se realiza sobre las conductas de los ciudadanos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones de defensa del derecho coinciden con la utilización tanto de las garantías institucionales, como
de las garantías no institucionales, así como de las garantías extrajurídicas.

Otro forma de acción consiste en la colaboración con organizaciones no gubernamentales que tengan entre
sus objetivos la defensa y promoción de este derecho.

14. EL DERECHO A LA INTIMIDAD FRENTE A LAS ESCUCHAS


TELEFONICAS

DESDE LA REALIDAD

1. El 18 de Junio de 1992 el Tribunal Supremo español dictó un auto por el que ordenaba la
destrucción de todas las cintas y transcripciones mecanográficas de las conversaciones telefónicas
mantenidas por tres miembros de un determinado partido político (Partido Popular) y un empresario;
conversaciones que, en principio habían sido medio de prueba para procesar a esas personas por
un delito de cohecho, en el llamado "Caso Naseiro". El Tribunal Supremo consideró que con la
grabación de esas conversaciones se habían vulnerado derechos fundamentales. Afirmaba,
además el auto que "Acaso dentro de las invasiones al derecho a la reserva en nuestras vidas, la
interceptación telefónica sea una de las ingerencias más graves a la intimidad de las personas".
2. "La poderosa red de escuchas ilegales y extorsión desarticulada ayer en Barcelona llegó a alcanzar
una inigualable maestría en el uso del material de intervención de conversaciones privadas.
Sus miembros no sólo eran capaces de "pinchar" las líneas telefónicas... Existen ejemplos de que
llegaron a sacar una rentabilidad doble a las conversaciones intervenidas a algunos empresarios.
Por un lado, extorsionaban al empresario "pinchado", al que amenazaban con difundir las
conversaciones que le habían intervenido. Una vez cobrado el precio del chantaje, revendían la
mercancía a otros empresarios. El contenido, así, de una sola cinta de grabación podría dar un
resultado incalculable...".

REFLEXION Y ANALISIS

El derecho a la intimidad frente a las escuchas telefónicas representa la síntesis de los problemas que se
cuestionan en relación a la relación Estado- libertad individual, y más concretamente en la relación Poder
Punitivo del Estado- libertad e intimidad individual.

Parece evidente que la intimidad debe ser una barrera infranqueable tanto por parte del Poder Publico -y
por tanto del Poder punitivo-, como por parte de los particulares, pues en conexión directa con ella,
reconocida como derecho fundamental, se encuentra la posibilidad de ejercicio de los demás derechos, así
como de sus correspondientes garantías.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa del derecho puede consistir en actividades de distinta naturaleza, como, por ejemplo,
la labor de denuncia de escuchas telefónicas ilegales o colaborar con las campañas y acciones de
organizaciones de consumidores y usuarios así como de organizaciones no gubernamentales, defensoras
de los Derechos Humanos.
15. EL DERECHO A LA INTIMIDAD FRENTE A LA INFORMATICA: EL
DERECHO A LA LIBERTAD INFORMATICA

DESDE LA REALIDAD

En Enero de 1992 los medios de comunicación social dan la noticia de que ha sido descubierta la existencia
de una red ilegal de venta de datos informatizados, cuyos bancos de datos contenían información de datos
íntimos de muy variada índole, de veintiún millones de ciudadanos españoles. Los datos habían sido
obtenidos ilegalmente de los Ministerios de la Presidencia, Interior, Trabajo y Hacienda.

REFLEXION Y ANALISIS

La libertad informática o autodeterminación informativa es la necesaria respuesta al fenómeno de la


"contaminación de las libertades" en los sistemas jurídicos democráticos, debida al desajuste o desfase
existente entre las lentas normas jurídicas y el consiguiente desarrollo de las garantías de los derechos
fundamentales y por otra parte, del vertiginoso avance tecnológico.

En los sistemas totalitarios se hace aún más necesario la protección de los particulares frente al poder del
Estado pues éste tiene en la informática, y en otras formas del poder tecnológico un asociado potentísimo,
de muy difícil control por parte de los ciudadanos.

En los sistemas democráticos se hace preciso un estricto control sobre los bancos de datos que obran en
poder de los órganos del Estado. Y ello como garantía tanto frente a la actuación por parte del Estado,
como frente a la actuación de los particulares. Téngase en cuenta que esos datos confidenciales, sin un
control adecuado, pueden ser utilizados peligrosamente en el mercado de trabajo (aplicación de criterios
discriminatorios por razones de raza, de creencias, etc) o en otros aspectos de la vida social que pueden
llegar a ser extremadamente perversos y atentatorios contra los Derechos Humanos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de este derecho puede consistir en colaborar, en múltiples formas con organizaciones
no gubernamentales dedicadas a la defensa de este derecho.

16. EL DERECHO A LA INVIOLABILIDAD DEL DOMICILIO

DESDE LA REALIDAD

En el LEG. 170-p-84 está asentada la denuncia por secuestro y posterior desaparición de BERNARDO
PUITA CACERES, boliviano nacionalizado argentino, hecho ocurrido el 17 de Mayo de 1978; su compañera
declara que tras ocupar los uniformados la vivienda (habla de uniformes verde oliva, botas y birretes),
golpear salvajemente a su marido, atarlo y trasladarlo al camión del Ejército que esperaba afuera:

"...volvieron y se dedicaron a romper las cosas de la casa...y luego se llevaron muchas de sus pertenencias,
entre ellas las camas, ropas del secuestrado, la compareciente y los chicos, los documentos de identidad de
todos, una cocinita a kerosén, una lámpara de gas, etc".

REFLEXION Y ANALISIS

El derecho a la inviolabilidad del domicilio es uno de los derechos que tienen mayor trascendencia.

Esto es así, porque el allanamiento de morada es un instrumento utilizado, en los regímenes totalitarios,
como las dictaduras militares de latinoamérica, para la realización de detenciones ilegales, y las
consiguientes torturas y desapariciones, con el menor grado de publicidad e impunidad posible.

En los sistemas jurídicos constituidos en forma de Estado de Derecho la quiebra y violación de este derecho
por parte de las fuerzas de seguridad ciudadana supone un grave peligro de "totalitarización" del mismo,
pues puede suponer la indefensión de los ciudadanos frente al poder arbitrario del Estado.
Se impone, en consecuencia, la necesidad de que, en ningún caso, deje de existir un control judicial sobre
la actuación de los miembros de las fuerzas de seguridad del Estado. Sólo el juez, salvo el supuesto de la
existencia de un delito flagrante, es quien puede y debe autorizar la entrada en el domicilio.

En el Estado español, la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de Febrero, llamada de seguridad ciudadana,


popularmente denominada "Ley Corcuera", supone una grave quiebra del sistema de garantías, en la
medida que arbitra una serie de medidas que, además de conculcar el principio de legalidad, conculcando lo
establecido en el artículo 18.2 de la CE, pueden suponer, de hecho, el establecimiento de una reserva de
poder arbitrario, al margen del control judicial.

Una de esas medidas ha consistido en sustituir el "delito flagrante" de la Constitución por el "conocimiento
fundado" o por la "evidencia" de existencia de un delito que puede tener el agente de la autoridad. Lo cual,
supone sustituir un elemento objetivo (el delito flagrante) por un elemento subjetivo (la convicción del
policía).

Esto supone, en definitiva, desde la perspectiva de las garantías normativas, el convertir al legislador
ordinario en constituyente y romper el principio de jerarquía normativa.

Por eso, se planteó ante el Tribunal Constitucional Español un recurso de inconstitucionalidad, entre otros,
contra el artículo 21.2 de la mencionada Ley Orgánica. El Tribunal Constitucional falló finalmente que el
citado precepto era inconstitucional.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones susceptibles de ser realizadas como medio de acción de promoción social y defensa del
derecho pueden ser bien por vía institucional, como por ejemplo, la utilización del derecho de petición, o
bien por vía no institucional como la participación en las actividades programadas por organizaciones no
gubernamentales, como, por ejemplo, la Asociación Pro Derechos Humanos de España.

17. EL DERECHO A LA PROPIA IMAGEN

DESDE LA REALIDAD

Unos fotógrafos, introducidos furtivamente en la cámara mortuoria de Bismarck, obtuvieron y publicaron


distintas fotos del cadáver del "Canciller de hierro". Por querella de la familia Bismarck, los tribunales
secuestraron los negativos fotográficos y condenaron además a los fotógrafos no autorizados a seis meses
de cárcel por cada fotografía del cadáver que habían dado a conocer.

REFLEXION Y ANALISIS

Uno de los problemas más debatidos actualmente en relación al derecho a la propia imagen es el que hace
referencia al límite de ejercicio del derecho a la información en el relación al derecho al derecho en cuestión.

Problema aún no satisfactoriamente resuelto es el que hace referencia a la pregunta de hasta qué punto la
imagen de una persona pública puede ser dada a conocer y ser difundida a través de los medios de
comunicación social. ¿Dónde se puede situar el límite o barrera entre el ejercicio legítimo derecho a la
libertad de información y de expresión y el respeto del derecho a la intimidad y a la propia imagen? ¿Toda
imagen de una persona pública es difundible?. Si la respuesta es negativa, ¿En qué casos y con qué limites
puede difundirse legítimamente tal imagen sin que sea conculcado el derecho a la intimidad?.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de este derecho puede consistir en la colaboración con organizaciones profesionales
y periodísticas en su actuación de defensa de este derecho, así como con organizaciones no
gubernamentales defensoras del mismo.

EL DERECHO A LA LIBERTAD (O DERECHOS DE LIBERTAD)


DEFINICION

El derecho a libertad es aquel derecho genérico, que siendo expresión y concreción normativa del valor
libertad, supone para las personas individuales y los grupos sociales las posibilidad de actuar de una forma
autónoma, bien con la exigencia de exclusión de otras conductas, bien participando solidariamente en
conductas colectivas.

18. EL DERECHO A LA LIBERTAD FRENTE A LA ESCLAVITUD Y LOS


TRABAJOS FORZADOS

DESDE LA REALIDAD

En 1789, año de la Revolución francesa, en la colonia francesa de Haití, los esclavos africanos eran
480.000, los no esclavos eran 60.000 y los dueños de la tierra eran unos 20.000. Años después tras la
guerra revolucionaria (1791-1903) liderados por el ex-esclavo Toussaint L'Overture proclaman su
independencia y la primera república negra del mundo.
Los hacendados del sur de Estados Unidos en 1760, llegaron a tener 90.000 esclavos, el doble de la
población blanca. La guerra de Secesión (1861-65) giró en torno a la esclavitud, y a modelos económicos: el
sur agrario necesitaba mano de obra esclava, el norte industrial necesitaba consumidores libres. Al vencer
Lincoln abuele la esclavitud, pero los problemas de discriminación racial continúan hasta nuestros días.
La población angoleña de 18 millones en 1492 se redujo a 8 millones en 1850, por la esclavitud y las
guerras tribales estimuladas por los portugueses esclavistas.

REFLEXION Y ANALISIS

La esclavitud es la antípoda de los tres principios inspiradores de la Declaración de Derechos del Hombre y
del Ciudadano: de la igualdad, porque el esclavo es visto en condición de inferioridad, a mitad de camino
entre el hombre y la herramienta. negación de la libertad, por antonomasia, porque esclavo es el no-libre y
la fraternidad, porque no puede considerarse la esclavitud un trato fraterno.
La antigüedad de este flagelo de la humanidad, y sobre todo el hecho de haber sobrevivido adoptando
"formas contemporáneas" puede ser motivo de un profundo cuestionamiento sobre nuestro verdadero grado
de humanidad. El hecho de E.Fromm denuncie un "miedo a la libertad" puede vincularse a cierta propensión
casi tanática hacia la esclavitud. Orwel con cierta ingenuidad suponía que en el futuro unos ojos
electrónicos controlado por el poder vigilarían nuestra actividad cotidiana: mucho más eficaz es el modo
actual de condicionar nuestra conducta a partir de pantallas puestas ante nuestros ojos. Ellas nos permiten
ver sólo lo que los poderosos determinan, y ocultan lo que a sus intereses no les conviene, entre estas
cosas ocultas están los proxenetas, los tratantes de mujeres (asiáticas, centroamericanas, africanas, etc.) y
de niños. Estos modos de esclavitud más toscos y atroces sólo son posibles en el contexto de esclavitudes
más sutiles y elegantes, las de los consumidores ingenuos de medios masivos, que no llegan a ser
conscientes de lo que ocurre.
Pero además, no sólo los proxenetas o tratantes son responsables de estos nuevos modos de esclavitud,
sino también los consumidores de sus negocios de pornografía, prostitución, etc. que no entran a distinguir
si quien satisface sus apetitos lo hace por voluntad plena, o forzado por un sistema económico, cultural o
social que no le permite otro modo de vida.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de protección de este derecho puede consistir, entre otras acciones posibles, en la colaboración
con organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales, que trabajen en la defensa
del mismo.

"¿Curso sistemático de derecnos humanos?"; Instituto de Estudios Políticos Para América Latina y África; http://www.iepala.es; Usado con
permiso.

EL DERECHO A LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO


DEFINICION
La libertad de pensamiento es aquel Derecho Humano, de naturaleza genérica y perteneciente a los
llamados derechos de libertad, por virtud del cual toda persona humana reclama para sí que el ámbito de
acción intelectiva quede exenta de todo tipo de coerción exterior y que las consecuencias de la aquella
pueden exteriorizarse libremente al exterior, sin más limite que el respeto al sistema de Derechos Humanos.

19. EL DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESION

DESDE LA REALIDAD

1. "Jigme Sangpo, ex maestro, de 65 años, lleva más de 23 como preso de conciencia por ser
partidario de la independencia de Tíbet, una región autónoma de la República Popular de China.
Fue detenido por primera vez en 1964; pasó tres años en la cárcel, acusado de oponerse a las
críticas oficiales contra el difunto Panchen Lama, dignatario religioso y político tibetano. Fue
nuevamente detenido en 1970, y se le imputó haber alentado a una sobrina a abandonar Tíbet para
residir en India, y condenado a 10 años de cárcel, que pasó en un campo de trabajos forzados. En
1983, se le privó de la libertad por componer el poema La lucha del pueblo tibetano y difundirlo en
carteles en las calles de Lhasa.
En 1984 fue condenado a 15 años de "reeducación por el trabajo", aparentemente por "delitos
contrarrevolucionarios". Parece que le impusieron una pena especialmente severa porque había
gritado lemas independentistas mientras estaba en la cárcel a la espera de ser juzgado. En
septiembre de 1987, habiendo voceado lemas de nuevo, le aumentaron la pena cinco años.
El 6 de Diciembre de 1991, después de una visita del embajador suizo en Pekín a la cárcel de
Drapchi, en Lhasa, Jigme Sangpo gritó lemas independentistas una vez más y le volvieron a
aumentar la pena, esta vez ocho años".
2. Desde 1989 se han registrado 323 amenazas a periodistas, ataques a medios de comunicación y
palizas en Argentina. Pero en los últimos dos meses las amenazas se han recrudecido. Según la
estadística de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTBA), el 95,4% de los
argentinos quiere que la Prensa siga investigando y el 57% piensa que el Gobierno agrede a los
periodistas...".
3. "El Comité de Derechos Humanos de la ONU, encargado de vigilar el cumplimiento del Pacto de
Derechos Civiles y Políticos, afirma que el gobierno de Guinea Ecuatorial discrimina a ciudadanos
por sus opiniones políticas y críticas abiertas al régimen del presidente del país, Teodoro Obiang
Nguema...
En el informe elaborado en Ginebra el pasado octubre...el Comité, que estudió de nuevo las
denuncias de represión contra el ecuatoriano Angel Oló Bahamonde, manifiesta que el gobierno de
Guinea Ecuatorial ha violado el artículo 26 del Pacto, que garantiza el derecho a la libertad de
opinión política".

REFLEXION Y ANALISIS

De su garantía de este derecho depende, en buena medida, la garantía de otros derechos humanos, como
el derecho a la educación, el derecho a la libertad religiosa (el derecho a exponer libremente y de un modo
público las ideas religiosas, bien individualmente, bien de forma colectiva), y los derechos a la libertad de
asociación y de reunión, en cuanto que cauces de la libertad de opinión.
En relación a este último punto hay que señalar que la información, en su acepción más amplia, es un
medio muy importante, se puede decir decisivo, a la hora de conseguir la madurez del ciudadano; esto es,
la capacidad del individuo de saber, según su propio criterio, tanto en público como en privado, lo que se ha
de hacer, lo que la situación requiere y el interés común exige. El ciudadano maduro toma parte en la vida
política y económica.
El derecho a la libertad de expresión es una condición "sine qua non" que posibilita la realización de la
persona en un doble sentido: como sujeto individual y como sujeto político. En el primer sentido, la persona,
al expresar sus ideas y opiniones, desarrolla sus virtualidades intrínsecas, defendiendo y potenciando su
autonomía individual. En el segundo, el ciudadano contribuye a la formación de la opinión pública y
participa, a través de los cauces democráticos establecidos, en las decisiones políticas, en la formación de
la voluntad política. La opinión pública se configura así como un criterio de formación de una cierta
moralidad social que puede ejercer un papel corrector y controlador del ejercicio del poder.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Una de las formas de colaborar en la defensa activa del derecho a la libertad de expresión puede consistir,
entre otras en la participación y colaboración con organizaciones no gubernamentales que trabajan en
defensa de este derecho, como por ejemplo Amnistía Internacional.
Una de los instrumentos utilizados por Amnistía Internacional consiste en el envío de cartas en forma
respetuosa, dirigidas a autoridades bajo cuyo poder se encuentran personas procesadas o encarceladas
por defender unas determinadas ideas, sean de la naturaleza que sean: religiosas, morales, políticas...

20. EL DERECHO A LA INFORMACION

DESDE LA REALIDAD

1. "...Las excusas suelen ser parecidas a las que dan los directores de periódicos occidentales para
explicar la falta de información referida al Tercer Mundo. Manifiestan el mismo prejuicio hacia las
zonas rurales de sus países que el que sus colegas occidentales demuestran hacia ellos.
Dicen que no se puede informar mejor sobre las zonas rurales porque a los lectores no les interesa;
a los anunciadores no les importa el tema; nunca pasa nada en esas zonas; la información es cara y
difícil de obtener; los periodistas disponibles ya tienen demasiado trabajo; los problemas son
complejos y no hay suficiente espacio para explicarlos.
Todas éstas son excusas especialmente débiles en Africa, donde la gran mayoría de la población
vive todavía fuera de las ciudades...".
2. "Hace poco, en uno de los numerosos textos que la Prensa internacional ha publicado sobre
Oslobodenje, hemos podido leer: "Un pequeño periódico de Sarajevo...se ha convertido ahora en
el símbolo de la lucha por la libertad de información y por el periodismo en general"...
Tres razones esenciales hacen que Oslobodenje desempeñe un papel inestimable para los
habitantes de la ciudad. Y no sólo para ellos. En primer lugar, el periódico cumple su principal
cometido que es el de informar a los sarjevinos -y más allá de la ciudad, a todos aquellos a quienes
les llega el periódico- de los acontecimientos de Sarajevo y de Bosnia-Herzegovina, del ámbito de la
ex Yugoslavia y del mundo entero...
La segunda razón ...está en el propio modo de funcionamiento. En condiciones prácticamente
imposibles -a cien metros de la línea de fuego, en un edificio calcinado, constantemente atacado y
bombardeado, con las comunicaciones cortadas, sin luz, sin agua y sin calefacción (este invierno la
temperatura en las oficinas alcanzaba los quince grados bajo cero)- sus periodistas dan un ejemplo
de resistencia ...Oslobodenje es la prueba irrefutable de que en Sarajevo la vida es más fuerte que
la muerte...
Por último ...desde el principio de la guerra, el periódico ha mantenido en el seno de la redacción
periodistas de todas las nacionalidades. Musulmanes, servios y croatas continúan trabajando juntos
como en el pasado...".

REFLEXION Y ANALISIS

La comunicación entre los hombres es un condicionante estructural dentro de las diversas formas de
sociabilidad. Afecta y condiciona básicamente, en consecuencia, el desarrollo integral del hombre y de los
pueblos y nutre la vida intelectual, la creatividad, la ciencia y la cultura en todos los niveles de la vida
humana.
Es, por tanto, esa comunicación, vinculada a la libre difusión de informaciones, la que puede permitir
mejorar las relaciones entre los hombres y entre los pueblos, facilitando entre ellos una mejor comprensión
a través de un conocimiento más preciso y auténtico de sus diferentes formas de vida y de cultura. Así lo ha
reconocido el Nº 8 de la Declaración del Comité de Ministros del Consejo de Europa sobre la libertad de
expresión y de información, de 29 de Abril de 1982
El derecho a la información constituye en medio valiosísimo como medio de comunicación entre la sociedad
civil y el Estado -y en consecuencia, de control del poder del Estado. A través de la doble dimensión- activa
y pasiva de este derecho, se puede, en consecuencia, garantizar los Derechos Humanos.
También produce el ejercicio generalizado de este derecho, a través de la acción comunicativa, una
valiosísima función: la función de integración, no sólo de todos los miembros de la sociedad entre sí, sino
también, de los ciudadanos con los titulares del poder del Estado y viceversa.
El extraordinario avance que ha tenido lugar en los últimos años en el campo de la investigación de la
electrónica ha supuesto una verdadera revolución en los medios de comunicación.
Lo cual, a su vez, puede constituir una revolución a la hora de garantizar los Derechos Humanos a través de
la creación de redes informáticas. Los distintos movimientos obreros, pacifistas, ecologistas, y, en general,
aquellos que actúan en defensa de los Derechos Humanos pueden establecer redes de cooperación y
solidaridad internacional.
La información es también un potente instrumento de democratización y de verdadera promoción humana y
social. Para que actúe en tal sentido la información debe ser:

Una información bidireccional.


Recogida en una pluralidad de fuentes o medios de comunicación que permitan una amplia selección de
las noticias.
Debe ofrecer una mayor posibilidad, a cualquier individuo, de decidir sobre la base de un conocimiento
adecuado de los hechos más diversos y de las opiniones más controvertidas.
Una información que recoja la participación del sujeto pasivo de la información en las decisiones y en los
programas de los mass-media.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones que pueden ser realizadas en defensa del derecho a la información pueden consistir en la
utilización de las garantías de los Derechos Humanos, tanto institucionales como no institucionales.
Esa defensa puede completarse con la colaboración, en múltiples aspectos, con organizaciones de defensa
de los Derechos Humanos, especialmente aquellas que luchan por la defensa de los derechos a la libertad
de expresión y de información.
Esa defensa puede concretarse, además en la colaboración con organizaciones de periodistas.

21. EL DERECHO A LA LIBERTAD RELIGIOSA

DESDE LA REALIDAD

En El Salvador, la más pequeña República de Centro América, con una población mayoritariamente
católica, el 24 de marzo de l980 fue asesinado el Arzobispo de San Salvador Monseñor Oscar A. Romero
mientras oficiaba la misa en la catedral, en clara represalia por su permanente defensa de los Derechos
Humanos, la que no podía escindirse de sus convicciones religiosas. Años después, en noviembre de 1989,
seis jesuitas -cinco de ellos españoles- entre ellos Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad de Centro
América, y dos trabajadoras de la misma, fueron torturados y asesinados por militares fuertemente armados.
Estas muertes se suman miles de catequistas y trabajadores de la pastoral que en El Salvador y en toda
América Latina han sido considerados como enemigos del modelo económico-político impuesto desde el
Norte por la doctrina de la seguridad nacional en sus diferentes versiones hasta llegar a la doctrina de los
conflictos de baja intensidad.

REFLEXION Y ANALISIS

Los conflictos por motivos religiosos han penetrado la historia de la humanidad. Actualmente, la diversidad
religiosa ha divido al mundo creando grandes fortalezas que llevan a los hombres a morir por sus banderas
religiosas. Por una parte, la intolerancia religiosa es practicada de manera abierta por la mayoría de
personas, creando estereotipos y prejuicios muy difíciles de eliminar. El desconocimiento o la ignorancia de
otras manifestaciones religiosas que a priori parecen tan distantes de las nuestras han llegado a producir
una discriminación por motivos religiosos profunda. A pesar de que la mayoría de Leyes o normas
establecen la igualdad de los hombres cualesquiera que sea el credo que profesan, socialmente se
manifiesta como un fantasma amenazanante provocador de diferencias irreconciliables.
Por otra parte, amparados en la libertad religiosa, numerosos grupos han prodigado credos enajenantes y
distorsionadores de la espiritualidad humana.
La religión se ha manifestado como una forma de dominación social cuando a través de ella se aspira o se
posee el poder político, perdiendo la esencia del espíritu humano.
La relación entre la religión y el poder político ha sido tan estrecha que muchas de las guerra han tenido
como origen disputas religiosas. Incluso todavía hoy en muchos países las injurias, calumnias o cualquier
otro tipo de ataques a la religión oficial se consideran como uno de los peores delitos.
La no discriminación por motivos religiosos es un derecho que intenta separar el credo como manifestación
espiritual del actuar del hombre frente al goce y disfrute de sus derechos fundamentales.
Parece necesario señalar, frente a las tendencias de fanatismo signo religioso -de un lado- y la tendencia
creciente por parte de los Estados a, a controlar -incluso sutilmente- las conciencias de los ciudadanos, la
necesidad de garantizar tanto en el orden internacional, como en el orden interno de los Estados, el derecho
a la libertad religiosa.
Debe tenerse en cuenta, además, que como se ha indicado más arriba, este derecho tiene conexión directa
con muchos otros derechos esenciales de la persona. De aquí que su garantía incida directamente sobre la
garantía de los mismos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Una de las muchas formas de acción de defensa de este derecho consiste en la colaboración con
organizaciones no gubernamentales que luchan en defensa de este derecho, así como con organizaciones
de tipo religioso.
22. EL DERECHO A LA OBJECION DE CONCIENCIA AL SERVICIO
MILITAR

DESDE LA REALIDAD

1. "Kerel Sedlovic, Mihal Babko y Petar Melihar, de 20, 18 y 24 años, decidieron abandonar Ljubljana
(Croacia) al enterarse de que iban a ser reclamados por el ejército federal yugoslavo para participar
en la guerra civil yugoslava.Los tres formaban parte de un grupo de 200 jóvenes croatas que hacían
una representación sobre la guerra, sus desastres y su inutilidad. Tras atravesar Austria, Francia e
Italia fueron acogidos como refugiados por la Cruz Roja Española".
2. Cuarenta y seis insumisos encarcelados en régimen de tercer grado, que les autoriza a permanecer
fuera de la cárcel durante todo el día, han rechazado esta calificación penitenciaria y han decidido
no regresar a prisión como forma de protesta por su situación.
El Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC) convocó ayer diversas ruedas de prensa para
presentar esta campaña que durará hasta el día 18 de Diciembre, fecha en que se realizarán
manifestaciones en toda España para pedir la abolición de los ejércitos y el servicio militar...
Representantes del MOC manifestaron que los 46 insumisos que desobedecerán sus condenas y
no se presentarán en los respectivos centros penitenciarios no se esconderán de la policía, ya que
permanecerán encerrados durante toda la semana en lugares públicos, donde pueden ser
detenidos.
Miembros del MOC añadieron que el Gobierno decidió el pasado mes de Agosto que la mayoría de
objetores que se encontraban presos pasaran al tercer grado con tal de "lavarse la cara", porque
consideran muy perjudicial para un Estado que se dice democrático tener presos de conciencia...".
"La dirección del Penal de Albacete ha sancionado al insumiso Fernando González con 7 fines de
semana en celda de aislamiento, como castigo por desobedecer el tercer grado penitenciario.
González protestaba para poner al Gobierno frente a sus responsabilidades en el conflicto de la
insumisión. Tratar a un pacifista como si fuera un delincuente peligroso es injusto y
desproporcionado".

REFLEXION Y ANALISIS

El derecho a la objeción de conciencia es uno de los derechos donde mejor se refleja el valor solidaridad.
Es el cumplimiento de este valor el que lleva a muchos objetores de conciencia en no pocos países a sufrir
penas de prisión.
Esa solidaridad se refleja en la necesidad de colaborar con países subdesarrolados y con las clases
sociales más oprimidas dentro de los países desarrollados. El armamentismo y las guerras son sufridas
especialmente por esos sectores y responden, en cualquier caso con la estructura de un Estado militarista
que es incompatible con la realización de los Derechos Humanos.
Los objetores de conciencia e insumisos se muestran contrarios a los valores militares, pues los consideran
desvalores desde el punto del reconocimiento y las garantías de los Derechos Humanos. Entre los valores
militares figuran la jerarquización, el machismo, la obediencia ciega, la violencia, la ley del más fuerte,
opresión, el autoritarismo y la despersonalización...
En España, las recientes sentencias en causas penales seguidas contra insumisos, es decir objetores de
conciencia que se niegan a prestar el servicio militar y la prestación social sustitutoria, en muchos casos son
sentencias muy benignas o incluso exculpatorias de la responsabilidad criminal, demuestran -entre otros
factores- la tendencia hacia la supresión del servicio militar obligatorio como institución actualmente carente
de sentido, y en sí misma atentatoria de los Derechos Humanos, especialmente del derecho a la paz.
En otros casos, por el contrario, una visión estrecha del principio de legalidad penal -una visión puramente
formal- determinan severas sentencias, que resultan contradictorias con la otra línea jurisprudencial
señalada, y en cualquier caso, con la idea de proporcionalidad penal (la necesaria adecuación de la
"cantidad de delito y gravedad del delito" -suponiendo que la acción fuera delictiva- con la "Cantidad y
gravedad de pena" impuesta al mismo.
En diversas ocasiones, ha sido incluso desde el propio ámbito castrense desde donde se ha solicitado de
los poderes públicos la supresión del servicio militar obligatorio.
Por otra parte, las consecuencias de la existencia de los ejércitos y del mantenimiento de la estructura de
Estados fuertemente militaristas llevan a la sociedad a consecuencias desastrosas: relaciones de
dominación entre los pueblos, exagerados e inútiles gastos militares, creación de odio entre pueblos,
destrucción del medio ambiente, destrucción del patrimonio cultural de los pueblos, facilidad para la
existencia de colonialismo, de la xenofobia, del genocidio, creación de inmensas bolsas de hambre...
También habría que hacer la siguiente consideración: la objeción de conciencia, además de ser una
concreción y forma de ejercicio del derecho a la libertad de conciencia, constituye una de las garantías
jurídicas extraordinarias de otros derechos, especialmente del derecho a la paz.
Asimismo, convendría no perder de vista que la objeción de conciencia constituye en sí misma un factor de
educación y de ejemplificación de las nuevas posibilidades que tienen los ciudadanos de autoejercicio y
autotutela de sus propios derechos. Ni la objeción de conciencia ni la insumisión suponen, en ningún caso,
la indefensión de la sociedad frente a una agresión exterior, sino la sustitución de la defensa armada por la
defensa civil no violenta.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa eficaz del derecho a la objeción de conciencia está, básicamente, en la colaboración
activa y apoyo a las campañas realizadas por diversas organizaciones no gubernamentales y por diversos
colectivos de objetores de conciencia, como por ejemplo, el Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC) o
los colectivos Mili KK.

EL DERECHO A LA PARTICIPACION EN LOS ASUNTOS


PUBLICOS
DEFINICION

El derecho a la participación en los asuntos públicos puede ser definido como aquel derechos fundamental
que siendo expresión directa del poder soberano supone la pretensión o exigencia de participación del
pueblo en la gestión y resolución de los asuntos públicos, bien directamente, bien a través de
representantes libremente elegidos.

23. EL DERECHO A LA ASOCIACION

DESDE LA REALIDAD

"En la historia de Brasil, como en la historia de todos los países en los tiempos modernos, ha sido
subrayable el papel de los estudiantes en las luchas políticas y sociales de sus pueblos.
En esa evolución histórica, el medio estudiantil sirvió de caldo cultural para la fermentación del sentimiento
nacionalista frente a la dominación cultural, impulsó las luchas por la Abolición y por la República y participó
en todos los grandes giros políticos vividos por el país en este siglo.
En 1937, fue fundada la UNE -Unión Nacional de Estudiantes- que existió, a partir de ese momento, como
símbolo y entidad unificadora de las luchas estudiantiles en el ámbito nacional, tanto aquellas que iban
dirigidas específicamente a la enseñanza, como las guiadas por motivaciones políticas explícitas: en
defensa de la democracia, en solidaridad con las luchas obreras, en favor de los Derechos Humanos y
contra las dictaduras".

REFLEXION Y ANALISIS

Las asociaciones son una de las piedras angulares de todo sistema democrático. Es impensables la
garantía de un sistema de libertades sin el reconocimiento y garantías de las diferentes formas del derecho
a la asociación.
Aunque la libertad de asociación desborda el estricto campo de la actividad política, ha sido el temor de su
posible juego en este campo, su empleo como oposición, lo que determinó que las asociaciones no fueran
reconocidas durante largo y que luego se tomaran medidas restrictivas respecto de ellas desde el poder del
Estado.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa del derecho de asociación consiste, entre otras posibles acciones, en la utilización de
los medios institucionales y no institucionales de garantía del derecho, y en la colaboración, canalizada de
muy diversas maneras, con organizaciones no gubernamentales de defensa del derecho analizado.

24. EL DERECHO DE REUNION


DESDE LA REALIDAD

En diciembre de 1978, en el tercer plenario del 11º Comité Central del Partido Comunista ("núcleo dirigente
de todo el pueblo chino") Deng Xiaoping es rehabilitado, y comienza una apertura hacia la economía de
mercado, se ofrece trabajo sólo por contratos temporales, se retiran subsidios a bienes básicos de
consumo, etc. En 1981, la viuda de Mao Tse Tung y otros dirigentes son enjuiciados por los errores de la
Revolución Cultural, y se derriba el "muro de la democracia" donde los ciudadanos podían expresar sus
opiniones. Hubo represiones policiales contra manifestaciones estudiantiles que solicitaban libertad de
prensa y cambios políticos, en Shangai durante 1986; en marzo de 1989, contra manifestaciones de
tibetanos que reclamaban no ser discriminados. En abril de ese año muere Hu Yaobang, un joven ex-
secretario general del Partido, que había sido obligado a renuncias en 1986, por intentar transigir hacia un
pluralismo político. Su muerte sirvió de excusa a miles de estudiantes que se congregaron en la plaza
Tiananmen, en el centro de Pekín, hecho que creció y se extendió hacia otras ciudades. Finalmente el 4 de
junio de l989, el gobierno reacciónó con violencia enviando tropas y tanques para desalojar a ciudadanos y
estudiantes. Hubo cientos de muertos y miles de heridos durante la acción represiva, a lo que luego siguió
una cacería a lo largo de todo el país, contra los líderes de los grupos autónomos estudiantiles y sindicales,
hubo encarcelación, tortura y ejecuciones sumarias.

REFLEXION Y ANALISIS

Teniendo en cuenta las características del derecho de reunión no es extraño que, desde el Poder del
Estado, especialmente del poder de los regímenes totalitarios, sea mirado siempre con recelo e incluso sea
prohibido y reprimido con dureza.
En los sistemas democráticos constituye este derecho un vehículo indispensable para el ejercicio y
desarrollo de la vida democrática. De ahí su especial valor.
Además el derecho de reunión es un instrumento eficacísimo para formar opinión pública, basándose su
fuerza en la virtud del proselitismo. Por eso es un medio importantísimo para propiciar y reforzar la garantía
de los demás Derechos Humanos.
Tiene, sin embargo, un peligro, que estriba en la coincidencia pasional de los que congregan, en la
sugestión del ambiente y en la proclividad a guiarse por la vía de las emociones y no por el camino del
razonamiento.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Como instrumento de defensa de este derecho pueden utilizarse tanto las garantías institucionales como las
no institucionales. Pero además puede colaborarse, de múltiples formas, con asociaciones no
gubernamentales de defensa de los Derechos Humanos, así como participar activamente en la vida de los
partidos políticos y de las asociaciones culturales.

25. EL DERECHO A ACCEDER A LOS CARGOS PUBLICOS NO


REPRESENTATIVOS

DESDE LA REALIDAD

El General uruguayo Liber Seregni comenzó su actividad política en 1968 siendo propuesto como candidato
a la presidencia de la República por el Frente Amplio.
En 1968, siendo Jefe de la región Militar Nº 1, solicitó su retiro para no verse obligado a reprimir con la
fuerza a su mando una serie de huelgas y manifestaciones populares.
En 1973 se produjo un cruento golpe militar y Liber Seregni fue detenido inmediatamente. Se le mantuvo
incomunicado durante siete meses recibiendo constantes malos tratos físicos y psíquicos.
Después compareció ante un Tribunal de Honor, acusado de cargos inconsistentes, siendo su "verdadero"
delito haber apoyado la legalidad constitucional y democrática frente al golpe militar. Fue degradado y
expulsado del ejército.
En 1974 es puesto en libertad y sometido a una estrecha y constante vigilancia, incluso dentro de su
domicilio.
En 1976 es detenido de nuevo y dado como "desaparecido" hasta que en marzo de 1977 aparece en la
jefatura Central de Policía de Montevideo, en la que continuó en la situación de preso político.
Liber Seregni recibió el nombre en Uruguay de "El General del Pueblo" y simbolizó la figura de los presos
políticos uruguayos, víctimas de la sangrienta dictadura implantada por el golpe militar de 1973.

REFLEXION Y ANALISIS
El acceso a las funciones públicas debe basarse única y exclusivamente en los criterios de méritos y
capacidad.
Por otra parte los criterios políticos o de otra naturaleza deben quedar totalmente al margen en relación al
acceso y al mantenimiento en el cargo de funcionario de la persona de que se trate. El único criterio a
mantener es, en consecuencia, el profesional.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de este derecho puede consistir en la colaboración con organizaciones de


funcionarios, con organizaciones no gubernamentales, así como en la utilización de todo el conjunto de
instrumentos de garantías de este derecho, tanto jurídicas, como extrajurídicas.

26. EL DERECHO DE SUFRAGIO

DESDE LA REALIDAD

1. "Al menos treinta y ocho personas han siso detenidas en los últimos días en la provincia guineana
[Guinea Ecuatorial] de centro-sur (partido continental del país), acusados de no haber votado en las
elecciones legislativas del pasado 21 de Noviembre...
En un comunicado difundido ayer, el opositor Partido del Progreso (PP) denunció la detención de 18
de sus militantes en la localidad de Niefang, donde "están recibiendo vilmente un trato infrahumano
y torturas a manos de las fuerzas represivas del régimen" del presidente guineano Teodoro Obiang
Nguema".
2. En Palencia, en el año 1989 militantes de un partido político recorrieron asilos y hospitales
entrevistándose con ancianos y enfermos para convencerles de hacer uso de la facultad que les
atribuye la ley electoral de emitir su voto por correo.
A tal fin facilitaron a los interesados los impresos que exige la ley para solicitar al órgano electoral
de la circunscripción el envío de las papeletas de votación y el certificado de censo. Para mayor
garantía se hicieron acompañar de un notario que otorgó fe de la legitimidad de las firmas de las
personas que accedían a suscribir el impreso.
El día de la votación varios ancianos y personas que habían estado anteriormente hospitalizados se
presentaron a votar dándose con la sorpresa de que en realidad ya había llegado su voto por
correo.
En el proceso judicial en que se ventiló este caso el fiscal sostuvo que la suplantación de los
votantes pudo suceder porque en las solicitudes de voto por correo se señaló que la documentación
correspondiente fuera enviada a la sede de un partido político y no al asilo u hospital para que
pudieran ejercer su derecho de sufragio los titulares.

REFLEXION Y ANALISIS

El sistema de representación política actualmente existente en España, basado en la "Ley D'Hont" y en la


circunscripción provincial presenta el grave inconveniente de no permitir el reflejo en loa escaños del
Congreso y del senado, de la auténtica voluntad popular. El sistema imperante establece un sistema de
asignación de escaños bastante alejada de la realidad sociopolítica de la sociedad española. A través de
ella los grandes partidos, con "voto concentrado" en zonas geográficas, absorben la representación que el
elector otorga a los partidos pequeños y medianos.
Por otra parte, el ciudadano se ve obligado a votar una lista de candidatos elegidos por la oligarquía de los
partidos sin que "se garanticen la libre expresión de la opinión del pueblen la elección del cuerpo legislativo"
(Tal y como establece el artículo 3 del Primer Protocolo del Convenio para al Protección de los Derechos
Humanos y las Libertades Fundamentales).

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa del derecho puede plantearse bien a través de una vía institucional, como puede ser
la participación en las garantías normativas, como a través de una vía no institucional, como puede ser la
colaboración con organizaciones no gubernamentales, como por ejemplo, la Asociación Pro Derechos
Humanos, la participación en la dinamización y democratización de los partidos políticos, la participación
activa en las organizaciones de barrio...
EL DERECHO A LA SEGURIDAD PERSONAL
DEFINICION

El derecho a la seguridad personal es aquel "derecho" o principio general, que siendo concreción del valor
seguridad se manifiesta y especifica en una serie de derechos humanos-inscribibles entre los derechos
civiles-, tales como el derecho a la nacionalidad o en prohibición establecida a los poderes del Estado de
detenciones arbitrarias o de la práctica de torturas, y en una serie de garantías institucionales de carácter
interno, tales como el Habeas Corpus o el juicio con jurado.

27. EL DERECHO A LA NACIONALIDAD

DESDE LA REALIDAD

Pueden señalarse múltiples casos de personas -como escritores, científicos, intelectuales, periodistas,
profesores...- que, por razones de represión política, han sido privadas de su nacionalidad.
Un ejemplo reciente lo encontramos en la persona del escritor Milan Kundera, que habiendo nacido en Brno
(Checoslovaquia) en 1929, vió en 1979 como era privado de su nacionalidad de orígen, tras la publicación
de su obra "El libro de la risa y el olvido", debiendo, posteriormente, adoptar la nacionalidad francesa.

REFLEXION Y ANALISIS

El acto de privar a los ciudadanos de su derecho a la nacionalidad es una violación de los Derechos
Humanos, pues supone una grave desprotección, para la persona que lo sufre, de sus derechos como
ciudadano y de las garantías conexas a los mismos.
Los intentos realizados por las normas de Derecho intrenacional por resolver los problemas de los apátridas
se han mostrado hasta el presente como insuficientes e incluso, en diversas ocasiones, como ineficaces.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de este derecho puede llevarse a cabo apoyando la acción de organizaciones no
gubernamentales en defensa del mismo.

28. EL DERECHO A LA LIBRE CIRCULACION Y RESIDENCIA

DESDE LA REALIDAD

1. En noviembre de 1992 el CIS afirmaba que había 108.372 inmigrantes legales en España. En 1988,
según la Dirección General de la Policía eran 360.032. Según la misma fuente en 1989 eran
390.148. Para el Colectivo IOE en 1988 eran 490.097 y en 1989, 540.777. Si los irregulares en 1986
eran 294.000, para el colectivo IOE los inmigrantes residentes en España eran 834.777
aproximadamente. Las estadísticas no son en absoluto exactas pues no conocemos la población
irregular (personas que no poseen un permiso de trabajo y/o de residencia) y falta un estudio
posterior a 1991 cuando se regularizó la situación de 103.675 inmigrantes.
2. "Las autoridades de Guinea Ecuatorial han expulsado del país a la enfermera española Lourdes
Vázquez, detendida el lunes en bata (parte continental) cuando se personó en la comisaría de
Policía para visitar a su hermana Carmen, también expulsada el pasado lunes junto a otros cinco
españoles.
...Vázquez, perteneciente a la organización Médicos Sin Fronteras y con ocho meses de residencia
en Guinea Ecuatorial...mientras espera su repatriación forzosa...permanecerá bajo la custodia de la
Embajada de España en Malabo...".

REFLEXION Y ANALISIS

Teniendo en cuenta las actuales circunstancias sociales, políticas y económicas en los cinco continentes el
fenómeno de las migraciones resulta inevitable. Ya se trata de migraciones internas, dentro de los estados,
ya se trate de migraciones de un Estado a otro.
Los trabajadores y las diversas masas de población se dirigen allí donde hay trabajo o posibilidades de
supervivencia.
Millones de europeos se han trasladado a América para trabajar porque allí había más oportunidades. En
España las poblaciones rurales se han traslado desde los años sesenta a aquellos lugares donde había
industria, puestos de trabajo, institutos y universidades donde estudiar, hospitales que te atiendan de las
enfermedades (Madrid, Cataluña, País Vasco, Valencia), cuando no han emigrado a Francia, Alemania,
Bélgica. Las dos Castillas, Extremadura y Andalucía han perdido millones de personas y su capacidad de
desarrollo.
El capital no se desplaza donde están los hombres ya que estos pueden moverse y emigrar. Hoy, de la
misma manera, los habitantes de los países pobres vienen a EE UU. y Europa.
Contra ellos (¡cómo si no tuvieran ya bastante con adaptarse a una cultura que no es la suya!) se están
desarrollando una serie de tópicos como el de la invasión extranjera, el de la delincuencia, el del robo de
puestos de trabajo a nacionales, el del tráfico de drogas, que no se corresponden con la realidad. En 1991
fueron expulsados de España 3.787 extranjeros. Por razones de delincuencia se expulsaron 16.
Se dice que vienen a quitarnos los puestos de trabajo. Pero no es cierto. La verdad es que Europa y España
necesitan a los inmigrantes.
En su mayor parte, los inmigrantes desarrollan los trabajos que los nacionales no quieren ocupar. Así se
sigue manteniendo el sistema. Para que otros ocupen altos cargos y grandes puestos otros deben ocuparse
de las tareas que no se quieren ejercer por ser consideradas inferiores pero son necesarias y para ellas no
se necesita ninguna cualificación.
Pero no sólo vienen personas sin estudios. La fuga de cerebros de países pobres a ricos es impresionante.
Entre 1960 y 1990, Estados Unidos y Canadá aceptaron más de un millón de inmigrantes profesionales y
técnicos de países en vías de desarrollo. El sistema educativo de EEUU. depende en gran parte de ellos.
En 1985, aproximadamente la mitad de los profesores-asistentes menores de 35 años de las instituciones
de enseñanza de ingeniería eran extranjeros. En Ghana, el 60% de los médicos que estudiaron a
comienzos de los años ochenta viven hoy en el exterior. Son personas que han estudiado en su país de
origen, gracias a los presupuestos de su nación, y ahora benefician a los países más desarrollados.
Resultan rentables para los países desarrollados pues en su formación no se ha invertido nada. Esta es otra
de las formas en que los países del Norte se aprovechan de los del Sur.
A lo largo de los años ochenta Europa ha recibido una masiva inmigración proveniente del tercer mundo. En
los años noventa se está agudizando el problema. Los gobiernos europeos han desencadenado una
dinámica eminentemente represiva frente al fenómeno de la inmigración. Expresión de esa política en
España la constituye la ley Orgánica 7/1985 de 1 de Julio antes citada.
En el seno de las Comunidades Europeas hay una preocupación por impermeabilizar las fronteras.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las acciones que pueden ser realizadas para la protección efectiva de este derecho figura, como
fundamental, la colaboración con organizaciones no gubernamentales dedicadas a la protección de este
derecho como, por ejemplo, en España, la Asociación Pro Derechos Humanos de España.

SEGURIDAD PERSONAL/EL DERECHO JURISDICCIONAL: Introducción (vea lección


16 para una discución completa)

29. EL DERECHO DEL ACUSADO A DEFENDERSE POR SI MISMO, POR DEFENSOR


DE SU ELECCION O POR DEFENSOR DE OFICIO

30. EL DERECHO A UN JUICIO JUSTO E IMPARCIAL

La celebración de un juicio justo e imparcial se define como aquella garantía de caracter procesal,
comprendida dentro del derecho a la jurisdicción, que es absolutamente imprescindible para que los
particulares puedan solucionar los litigios sobre sus derechos y obligaciones de tipo civil o laboral o
administrativo, o establecer su responsabilidad e inocencia en materia penal.

31. EL DERECHO A NO SER ARBITRARIAMENTE ARRESTADO NI DETENIDO

32. EL DERECHO DEL ACUSADO A LA PRESENTACION DE PRUEBAS

Esta garantía supone:

La libertad para acceder a los medios de prueba.


La libertad para poder alegar los medios de prueba en juicio.

33. EL DERECHO A SER JUZGADO POR UN JURADO IMPARCIAL

34. EL DERECHO AL HABEAS CORPUS

Es aquel procedimiento sumamente sencillo y rápido por el que se solicita de una autoridad judicial que
compruebe si la detención de una persona es conforme a la ley, de tal manera que si la respuesta es
negativa sea puesta en libertad inmediatamente y si la respuesta es positiva pase a disposición judicial, con
todas las garantías que las leyes establecen para los detenidos.

35. EL DERECHO A SER JUZGADO O A SER PUESTO EN LIBERTAD

36. EL DERECHO DEL ACUSADO A DISPONDER DEL INTERPRETE NECESARIO

37. EL DERECHO A LA PRESUNCION DE INOCENCIA

La presunción de inocencia supone que la culpabilidad no se puede nunca presumir, sino que ha de ser
probada. Ni los indicios, ni las meras sospechas pueden fundar una condena, de ahí la importancia de los
hechos probados como base de la misma.

38. EL DERECHO AL JUEZ NATURAL

También recibe el nombre de garantía de "juez legal". Significa esta garantía que nadie puede ser juzgado
sino por el juez preconstituido y establecido legalmente con los presupuestos que connotan al juez
auténtico; esto es, independencia, inamovilidad y responsabilidad. Se excluyen, en consecuencia, los jueces
"ad hoc", "ex post facto" y las llamadas jurisdicciones especiales.

39. EL DERECHO A UN PROCESO PENAL CON GARANTIAS

DEFINICION

Son aquellas garantías jurisdiccionales que se establecen por las leyes procesales penales con la
finalidad de garantizar los derechos del procesado.

CLASIFICACION

Siguiendo, en líneas generales del proceso penal, las siguientes garantías:

La garantía del juez natural


La garantía del jurado.
La garantía del jurado
La garantía del proceso conforme a derecho. (due process of law).

40. EL DERECHO DEL PROCESADO A SER INFORMADO DE LA ACUSACION


FORMULADA

El conocimiento del inculpado sobre los hechos que motivan la acusación es un presupuesto para la buena
ordenación y fin de la propia defensa. Esta información es independiente de la que debe facilitarse al
detenido acerca de las causas y razones de su detención.

41. EL DERECHO A UN PROCESO SIN DILACIONES INDEBIDAS

Además, el retraso en la administración de justicia (a no ser que sea debida a la conducta del
acusado) debe ser causa de responsabilidad civil a cargo del Estado, como manifestación de
funcionamiento anormal de los servicios públicos de la justicia, sin perjuicio del derecho del Estado
a exigir las responsabilidades en que hubieren incurrido los funcionarios culpables o negligentes.

42. EL DERECHO A LA JURISDICCION


43. EL DERECHO A LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA

Todo acusado, en materia penal tiene el derecho, dentro de la garantía judicial del debido proceso, el
derecho a ser defendido y asesorado por un abogado defensor. La protección del acusado es la razón
fundamental que justifica la existencia de la asistencia técnico-jurídica, tanto por ser el detenido lego en
materias jurídicas cuanto por su condición de detenido que le imposibilita para poder defenderse.

44. EL DERECHO A LA INDEMNIZACION POR DAÑOS Y PERJUICIOS

El derecho a ser indemnizado por el Estado, tanto por los daños causados por error judicial , como
por los que sean consecuencia del funcionamiento anormal de la Administración de Justicia.

45. EL DERECHO DE ASILO


DEFINICION

En su acepción más amplia asilo es aquella garantía de los derechos humanos consistente en la
protección que el Estado presta, dentro de su ámbito de soberanía, a los extranjeros que hayan
penetrado en su territorio para huir de la persecución política o de las condiciones económicas o
medioambientales de su país de origen.

CARACTERES

La palabra "asylos" nace en Grecia y significa aquello que no puede ser capturado, teniendo el concepto
dos elementos recíprocamente implicados :

El elemento subjetivo: la protección se da a una persona perseguida.

El elemento objetivo o elemento del lugar: la protección se va a dar en un lugar en el que la


persona se va a sentir segura e inmune a cualquier tipo de persecución. Supone , pues, la idea
de lugar inviolable.

El asilo en Grecia tenía dos dimensiones:

El asilo que era conferido a un individuo por una o varias ciudades extranjeras, garantizaba su
persona y bienes durante la permanencia en la misma. Era el asilo territorial.

El asilo que era reconocido a ciertos templos, fundado en el respeto y temor a la divinidad. Era
el asilo religioso. " Los lugares donde se garantizaba la seguridad del perseguido eran iglesias,
templos o altares, zonas agradas que muestran el elemento sacro de la institución y su
consideración como asilo de la Iglesia. En este contexto se consideraba el derecho de asilo
como un correctivo de la justicia humana, haciéndose un llamamiento a Dios como garante del
derecho frente a abusos del hombre y su propia justicia" .

El asilo religioso se mantuvo en el Imperio Romano y se conservó en las Iglesias cristianas.

La institución del asilo religioso decayó en la Edad Moderna con la formación de los Estados nacionales.
Se incrementó el asilo territorial, basado en el principio de distinta soberanía, en virtud del cual la
persona perseguida en su estado quedaba a salvo por el mero hecho de pasar al territorio de otro
estado. Este derecho no era concedido a los delincuentes comunes.

Dentro de las libertades otorgadas a los habitantes de la ciudad de Neuchâtel por los condes Ulrico y
Bertoldo en 1214 está el asilo. Este se concedía a los recién llegados a la ciudad, que se domiciliaban
en la ciudad, que no eran reclamados durante un año y un día, se presentaban a los funcionarios de la
ciudad o a los condes y colaboraban en los trabajos de la ciudad. El refugio le confería la calidad de
conciudadano. Si no colaboraba en los trabajos de la ciudad, no obstante, se le amparaba para no ser
insultado en la ciudad, por el honor de la misma.

Sin embargo el antecedente directo del asilo actual en el derecho internacional es el llamado asilo entre
Estados. Esta modalidad del asilo consiste en el derecho que tiene un Estado - como expresión de su
soberanía-, de ofrecer protección a una persona de otro Estado. Esta forma de asilo era frecuente en la
"Polis" griega.(42)

Actualmente esta garantía viene reconocida en los siguientes textos internacionales de derechos
humanos:

Artículo 14. de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que establece que:


En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en
cualquier país.
2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos
comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

La Declaración Americana de Derechos Humanos reconoce este derecho en el artículo 27, que
establece que:
Toda persona tiene el derecho de buscar y recibir asilo en territorio extranjero, en caso de
persecución que no sea motivada por delitos de derecho común y de acuerdo con la legislación
de cada país y con los convenios internacionales.

En similares términos se expresa el artículo 22.7 de la Convención Americana de Derechos


Humanos, que afirma que:
Toda persona tiene el derecho de buscar y recibir asilo en territorio extranjero en caso de
persecución por delitos políticos o comunes conexos con los políticos y de acuerdo con la
legislación de cada estado y los convenios internacionales.

El artículo 12.3. de la Carta Africana de Derechos del hombre y de los Pueblos, de 1981,
establece:
3. Toda persona tiene derecho, en caso de persecución, de buscar y de recibir asilo en territorio
extranjero, conforme a la ley de cada país y de las convenciones internacionales.

Cabe reseñar también su reconocimiento en la Declaración 2312 de la Asamblea General de


Naciones Unidas, de 14 de Diciembre de 1967: "United Nations. Declaration on Territorial
Asylum".

Sin embargo, los Pactos de Derechos Civiles y políticos y de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales, de 1966, no contienen ningún precepto referente al asilo, a pesar de que ambos
recogen el contenido de la Declaración Universal y pretenden dar forma jurídica vinculante al
mismo.

Tampoco recoge esta garantía la Convención Europea de Derechos Humanos.

Sujeto activo del derecho de asilo es la persona o grupo de personas extranjeras que, siendo
perseguidas por un determinado Estado se ven obligado a solicitar la protección (o asilo) de otro
Estado. Los motivos por las que pueden ser perseguidas esas personas solicitantes de asilo pueden ser
ideológicas o políticas o consistentes en la lucha contra el colonialismo.

No se pueden beneficiar del asilo quienes han cometido delitos contra la paz, crímenes de guerra o
delitos contra la humanidad.

Sujeto activo del derecho de refugio es aquella persona que, debido a fundados temores de ser
perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad y opinión política, se encuentra fuera del país de
su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de ese
país.

Sujeto pasivo es el Estado receptor, que -en el supuesto que acepte conceder el asilo- tiene la
obligación de reconocer un status de protección a la persona que lo ha solicitado. Además es también al
Estado a quien corresponde la calificación de las causas del asilo.

El bien jurídico protegido u objeto de esta garantía es esencialmente la vida, la integridad psico-física, la
libertad personal y la seguridad personal de la persona perseguida.
En muchos casos quien solicita asilo es persona que, en el país del que procede, corre grave peligro de
ser asesinada o torturada por fuerzas de "seguridad" del Estado.
Y ello porque no es extraño que en el país del que procede el solitante del asilo exista una situación de
grave transgresión de las libertades, bien porque está bajo un régimen totalitario, bien por estar en
condiciones excepcionales: guerra civil. En cualquier caso, quien solicita asilo suele ser un perseguido
político y no un delincuente común. La institución está pensada como medio de protección de aquel y no
de éste.

El derecho de asilo tiene una clara conexión con el reconocimiento y garantía de diversos derechos
fundamentales, como son el derecho a la libertad de expresión, el derecho a la participación política, el
derecho de asociación, etc...
Sin embargo hay cuatro derechos que están especialmente protegidos con esta garantía:

El derecho a la vida, por cuanto que en muchos casos quien solicita asilo es persona que , en el
país del que procede, corre grave peligro de ser asesinada.

El derecho a la integridad psico-física. Es frecuente que quien solicita asilo haya sido torturado
en el país del que procede por fuerzas de "seguridad" del Estado o corra o haya corrido grave
peligro de ser torturado.

El derecho a la libertad ideológica y de pensamiento pues el asilo protege a perseguidos


políticos, personas que tienen en peligro su vida o su libertad por razones de raza, etnia,
religión, pertenencia a un grupo social determinado u opiniones o actividades políticas.

El derecho a la seguridad personal, evitando torturas y malos tratos, así como la aplicación de
penas crueles, inhumanas y degradantes.
No hay que olvidar que la causa fundamental generadora de refugiados es la violación
generalizada de los derechos humanos y la violencia política de los gobiernos: detenciones
arbitrarias, torturas, "desapariciones", ejecuciones extrajudiciales.

La concesión del asilo supone la adquisición de los siguientes derechos:

El derecho a que no se le niegue la entrada en el territorio del Estado. Este principio, llamado de
"non refoulement" consiste en que ninguna persona puede ser rechazada en la frontera,
expulsada o devuelta al país en que es perseguido.

La concesión de un status jurídico que supone la protección del solicitante respecto del país de
que procede, protegiéndose en consecuencia esencialmente su vida y seguridad personal,
además de los demás derechos a ellos conexos.

Prohibición de concesión de la extradición. Basta con su mera tramitación para que aquella
quede suspendida.

Permite actuar al solicitante en el ámbito de la legalidad del estado receptor.

La concesión del derecho de residencia, definitiva o temporal.

La expedición de los documentos de viaje o de identidad necesarios.

En relación a los derechos económicos, sociales y culturales, la concesión del asilo no supone
necesariamente la garantía del derecho al trabajo, pero si la adquisición del derecho a recibir
ciertas prestaciones sociales, económicas, sanitarias y educativas. No obstante puede obtener
autorización para desarrollar actividades laborales, profesionales o mercantiles.

La prohibición de expulsión del país de acogida.


El asilado puede ser expulsado sólo por la realización de actividades graves o reiteradas contra
la seguridad interior o exterior del Estado, aunque nunca a otro país donde haya motivos para
temer persecución o castigo.

El refugiado tiene derecho a la expedición de títulos de viaje. El Refugio no conlleva la


concesión de permisos de residencia y trabajo.

La prohibición de expulsión de los refugiados a otro país donde su vida o su libertad peligre a
causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social o de sus
opiniones políticas.

En caso de expulsión se debe conceder al expulsado un plazo razonable para buscar su


admisión en otro país
En relación a las garantías normativas en el ámbito internacional del asilo ya se ha comprobado que no
está recogido en las Principales convenciones universales y regionales, a excepción de la Convención
Americana de Derechos Humanos, que, por otra parte se remite en lo que concierne a su protección a
la legislación interna de los Estados y a las convenciones internacionales.
El único tratado internacional específicamente referido al silo se da en el ámbito americano: la
Convención de Caracas de 1954 sobre asilo territorial.
Como no existen convenios internacionales en el ámbito universal que establezcan instrumentos de
protección del derecho de asilo, éste queda exclusivamente al criterio interno de los Estados, por lo que
su protección jurídica resulta de muy difícil realización en el ámbito internacional.

El asilo y el refugio está protegido en el ámbito universal por la Comisión de Derechos Humanos de
Naciones Unidas.

Es de destacar, sin embargo, como importante garantía del asilo en el ámbito internacional, la actuación
del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), creado el 1 de enero de
1951, bajo la autoridad de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Los refugiados están protegidos por dos instrumentos internacionales: la Convención relativa al Estatuto
sobre refugiados, de 28 de julio de 1951, y el Protocolo relativo al Estatuto de refugiados, de 31 de
enero de 1967.

En el ámbito del consejo de Europa protege el derecho de asilo la Comisión Europea de Derechos
Humanos, a pesar de que en el Convenio Europeo de derechos Humanos no aparece esta garantía. La
Comisión estima, sin embargo, que la remisión de una persona a un país en que pueda temer
persecuciones es un trato inhumano prohibido por el art. 3 del Convenio.

En el ámbito de la Comunidad Europea, desarrollando el principio de libre circulación de personas, se


han elaborado el Convenio Schengen, el Convenio sobre la determinación del primer país de asilo y el
Convenio sobre fronteras exteriores de la comunidad que plasman políticas restrictivas hacia refugiados
y demandantes de asilo y buscan la coordinación entre los Estados miembros en materia de demandas
de asilo. El Alto comisionado de las naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) ha manifestado su
preocupación por estas medidas.

Por otra parte, resulta en gran medida problemática la protección en el ámbito interno de los Estados,
en cuanto que éstos, entre ellos el Estado español, entiende que el asilo es graciable; esto es,
susceptible de ser concedido si el Estado -sólo si el Estado- tiene a bien concederlo. No existe ninguna
norma internacional que, en principio, obligue al Estado a concederlo. La interpretación que
generalmente se hace del artículo 14.1. de la Declaración Universal es que el derecho de asilo es una
facultad, puramente potestativa, del gobierno del Estado receptor y no un deber. La persona perseguida
tendría derecho a "buscar" y "disfrutar" del asilo si así se le reconoce y concede.

Una forma de propiciar el cumplimiento efectivo del asilo en cuanto que garantía de los derechos
humanos es el reconocimiento por parte de los Estados del derecho a la libertad de circulación. Por el
contrario, las políticas restrictivas de la misma, exigiendo múltiples requisitos para quien quiere entrar en
un país, contribuyen a una desprotección del asilado, como ha manifestado ACNUR respecto al
Acuerdo de Schengen.

En el sistema jurídico español encontramos las siguientes garantías:


Las garantías normativas:

El artículo 13.4 de la Constitución de 1978 reconoce este derecho, a través de un mandato


dado al legislador para que establezca los términos en que los ciudadanos de otros países y los
apátridas podrán gozar del derecho de asilo en España.

Las normas que desarrollan la norma constitucional son:

La Ley 5/ 1984 , de 26 de Marzo,reguladora del derecho de asilo.

El Real Decreto 511/1985 de 20 de Febrero, que regula aspectos procesales del asilo.

La Orden de 13 de Enero de 1989 que crea los servicios sociales necesarios para que la
integración de los asilados, que provienen de ambientes culturales diferentes, pueda ser
realizada en las mejores condiciones posibles.
Entre las garantías juridicas no institucionales es preciso destacar la labor llevada a cabo por las
organizaciones no gubernamentales:

A nivel internacional, y trabajando en España, destacan:

El Comité Internacional de Rescate (agencia americana voluntaria de asistencia y ayuda a los refugiados,
fundado en 1933 para ayudar a quienes escapaban de la Alemania hitleriana buscando asilo) , El Comité
Intergubernamental para las Migraciones, La Comisión Internacional Católica de Migración.

En España están:

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), El Departamento de Refugiados de Cruz Roja


Española y ACSAR.

Es de lamentar que pese a ser generalmente aceptado en el derecho internacional el derecho de asilo
territorial, los Estados no adopten un Convenio que supondría su mejor garantía. Sería, además, otra
línea de ruptura de la barrera de la soberanía del Estado, como obstáculo al pleno reconocimiento de
los derechos humanos. Esto supondría abrir, consecuentemente, una vía más abierta a la posibilidad de
afirmar a la persona humana como sujeto de derecho internacional.

En cuanto a la regulación del sistema jurídico español es ineludible subrayar la manifiesta


inconstitucionalidad, y consiguientemente la grave vulneración del sistema de derechos humanos, en
que incurre la legislación que desarrolla el artículo 13.4 de la Constitución. Y ello por las siguientes
razones:

1, La concesión al Gobierno de la facultad de otorgar discrecionalmente el derecho de asilo supone la


quiebra de dos principios constitucionales básicos:
a) El principio de legalidad de la Administración (artículo 103.1. de la Constitución de 1978).
b) El principio de control de la Administración por parte de los Tribunales (artículo 106.1 de la Constitución
de 1978).

2. La concesión de un derecho tan importante queda supeditado a criterios políticos o de oportunidad o


incluso al criterio interpretativo subjetivo del poder, y no al criterio de respeto del sistema de derechos
humanos. No hay que olvidar que el artículo 10.2 de la Constitución obliga al poder a interpretar "las normas
relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce ...de conformidad
con la Declaración Universal de Derechos Humanos...".

3. Al ser un derecho graciable el solicitante a quien se le haya denegado su petición no puede acudir a la
jurisdicción contenciosa para reclamar jurisdiccionalmente su derecho. Lo cual supone vulnerar el artículo
24.1.de la Constitución que establece que:
Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de
sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.

LAS GARANTIAS JURISDICCIONALES


DEFINICION

Las garantías jurisdiccionales constituyen lo que algún autor ha denominado "la jurisdicción
constitucional de la libertad" y comprenden el conjunto de instrumentos procesales que -dentro del
sistema jurídico estatal- cumplen la función de la tutela directa de los derechos humanos.
Instrumentos que vienen consagrados constitucionalmente y los organismos judiciales encargados
de impartir la protección.

CARACTERES

Las garantías jurisdiccionales internas presentan las siguientes


características:
 Son aquellas garantías que vienen reguladas por el Derecho Procesal. Por ello se pueden
denominar también garantías procesales o adjetivas, frente a las garantías materiales o sustantivas.
El derecho Procesal es el derecho que regula la actividad del proceso, como un Derecho para el
Derecho o, si se quiere, como un Derecho garante del Derecho. En este aspecto comporta el
Derecho procesal dos dimensiones de garantía fundamentales:

o Una dimensión de garantía en vía preventiva general, que actúa como disuasoria frente a
los posibles incumplimientos, a través de la coactividad de las normas jurídicas.

o Una dimensión de garantía en vía de reparación, mediante la declaración del derecho por
un órgano jurisdiccional y en su caso por ejecución de la sentencia.

 Las garantías jurisdiccionales son las que tienen mayor tradición y, para muchos autores, teniendo
en cuenta la independencia del poder judicial, constituyen la mejor garantía de los derechos
humanos.

 Las garantías jurisdiccionales presuponen la existencia de la garantía denominada derecho a la


jurisdicción, que puede ser definido como "el derecho de carácter medial que permite la defensa
jurídica de todos los derechos, mediante un proceso garantizado, decidido por un órgano
jurisdiccional"

También se puede definir el derecho a la jurisdicción como el derecho que todo ser humano tiene:

o a no se afectado en su libertad sin intervención de un órgano jurisdiccional y,

o a que las quejas, agravios, etc, que pueda tener el habitante de un país sean ventilados
ante un órgano judicial del Estado y eventualmente satisfechos.

El derecho a la jurisdicción tiene una doble dimensión:

o Una dimensión negativa: nadie se puede ver privado de su libertad o de su propiedad sin
un proceso realizado conforme a derecho (due process of law), en el que sea oído, sus
razones sean consideradas y la prueba concerniente a sus derechos recibida y
debidamente apreciada. Ese proceso regular debe culminar también en un pronunciamiento
también regular, que no implique fallos que puedan descalificarlo como acto jurisdiccional.

o Una dimensión positiva: todo miembro de la comunidad debe tener a su disposición


remedios rápidos y eficaces que tutelen sus prerrogativas y pretensiones, de modo que
nadie se vea privado del auxilio jurisdiccional.

El derecho a la jurisdicción está reconocido en varias declaraciones internacionales de derechos


humanos:

o El artículo 8 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece:

Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales
competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales
reconocidos por la constitución o por la Ley.

o El artículo 2 apartado 3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, también


reconoce esta garantía:

Cada uno de los Estados Partes en el presente Pacto se compromete a garantizar:

a. Toda persona cuyos derechos o libertades reconocidos en el presente Pacto hayan


sido violados podrá interponer un recurso efectivo, aún cuando tal violación hubiera
sido cometida por personas que actuaban en ejercicio de sus funciones oficiales;

b. La autoridad competente, judicial, administrativa o legislativa, o cualquier otra


autoridad competente prevista por el sistema legal del Estado, decidirá sobre los
derechos de toda persona que interponga tal recurso, y a desarrollar las
posibilidades de recurso judicial;

c. Las autoridades competentes cumplirán toda decisión en que se haya estimado


procedente el recurso.
o En el ámbito regional europeo es la Declaración de los Derechos y Libertades
Fundamentales, del Parlamento Europeo, de 16 de Mayo de 1989 quien lo reconoce en el
artículo 19.1.:

Toda persona, cuyos derechos y libertades hayan sido violados, tiene derecho aun proceso
efectivo por un juez predeterminado por la ley.

Se trata, pues, de una garantía universalmente reconocida que se materializa a través de una
pluralidad de instrumentos procesales.

En el sistema jurídico español la garantía consistente en el llamado derecho a la jurisdicción está


reconocido en el artículo 24.1 de la CE.:

Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el
ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse
indefensión.

La garantía de la celebración de un juicio justo e imparcial


DEFINICION

La celebración de un juicio justo e imparcial se define como aquella garantía de caracter procesal,
comprendida dentro del derecho a la jurisdicción, que es absolutamente imprescindible para que los
particulares puedan solucionar los litigios sobre sus derechos y obligaciones de tipo civil o laboral o
administrativo, o establecer su responsabilidad e inocencia en materia penal.

CARACTERES

Entre sus antecedentes históricos figuran los siguientes:

 La Carta Magna inglesa (del año 1215) establece ya el derecho a la justicia, que no se puede
negar, vender, ni retrasar.

 En el siglo XIII, Henry Bracton, en su obra "De Legibus et consuetudinibus angliae", señala como
característica del juez, su capacidad de aceptar a las partes con equidad e imparcialidad.

 También en Inglaterra, como reacción frente al poder de la Corona se instituyó en la " Petición de
derechos" (de 1628) la prohibición de juzgar a los acusados de acuerdo con una ley "marcial",
utilizable sólo en tiempo de guerra.

 Posteriormente, en 1640, la Ley de Habeas Corpus abolió la "Star Chamber" y los tribunales
basados en la prerrogativa real. Además privó al Rey y a su Consejo Privado la jurisdicción en
asuntos civiles y penales.

 Los revolucionarios franceses de 1789 eliminaron la prerrogativa real de nombrar jueces especiales
para un determinado juicio de una sola causa o de una persona. Influidos por el pensamiento de la
separación de poderes, enunciado por Montesquieu, en 1748, se consagró este mismo principio en
la "Declaración de Derechos del hombre y del Ciudadano."

 Se consagró, además, en la mencionada declaración, el principio de presunción de inocencia como


elemento necesario de un juicio imparcial en materia penal.

 En los Estados Unidos de América del Norte la separación de poderes de Montesquieu fijó la
autonomía entre las ramas del poder público en un sistemas de controles y equilibrios para moderar
las acciones de los demás poderes. Las enmiendas V y VI de la Constitución norteamericana
consagran otros elementos del juicio justo e imparcial que son:

o La prohibición de declarar contra sí mismo.

o La privación de libertad deberá ser realizada sólo por los medios procedimentalmente
establecidos por la ley.
o Juicio rápido y público.

o Derecho de defensa.

o Información sobre las causas de la detención.

 El sujeto titular de esta garantía son todos las personas que se encuentren bajo la jurisdicción de
un determinado Estado. Es decir, no sólo aquellas personas que estén comprometidas en un litigio
por sus derechos civiles o el acusado penalmente, sino todas aquellas personas que en alguna
forma soliciten la intervención de los órganos jurisdiccionales.

 El sujeto obligado a realizar esta garantía es el Estado, a través de organos jurisdiccionales


independientes del Poder ejecutivo.

 El objetivo o finalidad básica de esta garantía es asegurar que los derechos civiles, administrativos,
laborales y penales se cumplan de acuerdo a lo establecido en las leyes, en su correcta
interpretación jurídica, sin que ningún factor externo como la dependencia del órgano jurisdiccional
o las preferencias personales del juez pueda influir en el fallo o decisión.

 Otros objetivos de esta garantía son los siguientes:

o Cuando es el Estado parte interesada en un litigio la decisión final del órgano jurisdiccional
no puede quedar ilegalmente desvirtuada por este hecho.

o El acusado debe estar protegido frente a los posibles abusos que el Estado pueda cometer
y de los abusos que puedan cometer las autoridades y funcionarios en beneficio propio, en
el desempeño de sus funciones o aprovechando su condición.

o En suma, el objetivo fundamental de esta garantía es la correcta administración de justicia.

Las garantías jurisdiccionales del proceso penal


DEFINICION

Son aquellas garantías jurisdiccionales que se establecen por las leyes procesales penales con la
finalidad de garantizar los derechos del procesado.

La garantía del juez natural

También recibe el nombre de garantía de "juez legal". Significa esta garantía que nadie puede ser juzgado
sino por el juez preconstituido y establecido legalmente con los presupuestos que connotan al juez
auténtico; esto es, independencia, inamovilidad y responsabilidad. Se excluyen, en consecuencia,
los jueces "ad hoc", "ex post facto" y las llamadas jurisdicciones especiales.

La garantía del jurado

Supone esta garantía que el juicio penal deberá ser fallado a través de la acción de un jurado. El
artículo 125 de la CE reconoce esta garantía. A través de ella se pretende la participación ciudadana en la
administración de justicia. La participación del ciudadano se entiende como una garantía de la libertad frente
a los posible abusos del poder y como una manifestación de la soberanía popular.

La garantía del proceso conforme a derecho

Definición:

Significa esta garantía que deben seguirse todas las formalidades de un proceso a efectos de
garantizar adecuadamente los derechos fundamentales. De tal forma que entre el aspecto formal
(trámites y actos procesales) y el contenido material de los derechos existe una unidad esencial que
no debe ser quebrada.

Caracteres:
Una manifestación de esta garantía la podemos encontrar en el artículo 25 de la CE ,cuyo último párrafo
establece que los órganos administrativos no jurisdiccionales no podrán imponer sanciones que
directamente o subsidiariamente impliquen privación de libertad. De tal forma que sólo a través de un juicio
penal y de sus correspondientes garantías procesales puede imponerse una sanción que implica privación
de libertad.

Clasificación

Como especificación de esta garantía podemos señalar, dentro del proceso penal, una serie de
instrumentos que actúan también como medio de garantía de los derechos humanos. Esos instrumentos
son los siguientes:

a) La detención debe ser conforme a Derecho

El precepto constitucional que reconoce esta garantía es el párrafo 1º del artículo 17 de la CE.

La detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las
averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y en todo caso, en el plazo máximo de 72 horas
el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial.(art. 17 párrafo 2 de la CE).

El detenido debe ser informado de forma inmediata y de modo que le sea comprensible de sus derechos y
de las razones de su detención. En la parte especial de este Curso hacemos referencia a los derechos que
asisten al detenido.

b) El Habeas Corpus

A él nos referiremos cuando hablemos de las garantías específicas.

c) La imposición de la prisión provisional

La prisión provisional es una medida cautelar que debe ser establecida por la autoridad judicial sólo en
determinados casos y siempre con el límite fundamental de un plazo máximo (art. 17, 4º de la CE).

Además, la forma de establecer la prisión provisional debe ser la estrictamente fijada por la ley.

d) El control jurisdiccional de los registros domiciliarios

El párrafo 2º del artículo 18 de la CE establece la inviolabilidad del domicilio. Y señala además que ninguna
entrada o registro podrá realizarse sin resolución judicial, salvo en caso del flagrante delito o por
consentimiento expreso del titular.

e) El control judicial de las comunicaciones

Sólo mediante resolución judicial se puede quebrantar el secreto de las comunicaciones postales,
telegráficas y telefónicas. (Art. 18.3 de la CE).

f) El control judicial del secuestro de publicaciones y grabaciones

Sólo se puede acordar el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud
de resolución judicial. (Artículo 20.5).

g) El asesoramiento y defensa por parte de un abogado

Todo acusado, en materia penal tiene el derecho, dentro de la garantía judicial del debido proceso, el
derecho a ser defendido y asesorado por un abogado defensor.
La protección del acusado es la razón fundamental que justifica la existencia de la asistencia técnico-
jurídica, tanto por ser el detenido lego en materias jurídicas cuanto por su condición de detenido que le
imposibilita para poder defenderse.

Esta garantía implica, a su vez, las siguientes:

El derecho a ser informado de tal derecho.


El derecho a elegir su propio abogado, y en defecto de esa elección a tener nombrado, de oficio, un
abogado designado por el Colegio de abogados y no por la Administración.
El derecho a que el nombramiento del abogado se haga desde el mismo momento de la detención. En
algunos países, como por ejemplo, Mongolia, se tiene el derecho a la asistencia letrada una vez
terminada la investigación preliminar y cuando el acusado es informado de los cargos.
El derecho a que no haya períodos de incomunicación en relación con el abogado (como sucede, por
ejemplo, en el sistema jurídico sueco, donde no existe tal incomunicación)
El derecho a comunicarse con su abogado.
El derecho a la intimidad en la comunicación entre abogado y el detenido.
El derecho a que el abogado esté presente en los interrogatorios.
La preparación de la defensa dentro del proceso.
El control de la legalidad de las medidas tomadas en relación al acusado.
El aseguramiento de un trato digno y el respeto a la integridad del acusado.
Protección e investigación de las pruebas en relación al hecho imputado.
Asesoramiento en la demanda por los perjuicios que se hubieran irrogado al acusado en virtud de la
inculpación.
El aseguramiento de realización del proceso debido.

La protección que se realiza en el proceso penal a través de la asistencia de letrado consiste en la acción
de éste, que equilibra técnicamente las fuerzas en el proceso y garantiza que las medidas tomadas en
contra de su defendido corresponden a las establecidas por la ley, impidiendo las medidas ilegales y
arbitrarias.
Los principales obstáculos para la realización efectiva de esta garantía y que han quedado constatados
internacionalmente, son los siguientes:

La imposibilidad de elección libre del abogado defensor.


La obstaculización de la comunicación entre acusado y abogado.
La obstaculización por parte del poder del Estado de la imprescindible independencia de la profesión de
abogado, bajo el pretexto de que la misma y los medios de defensa obstaculizan la realización de la
justicia y generan - en ocasiones- la impunidad.

h) El derecho a ser informado sobre la acusación formulada

El conocimiento del inculpado sobre los hechos que motivan la acusación es un presupuesto para la buena
ordenación y fin de la propia defensa. (art. 24.2 de la CE).

Esta información es independiente de la que debe facilitarse al detenido acerca de las causas y razones de
su detención.

i) La existencia de un proceso público

La publicidad es una garantía fundamental del proceso penal. Está reconocida esta garantía en el art. 24.2.
de la CE, en el artículo 14 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos y en el artículo 6 de la Convención
Europea de Derechos Humanos.

j) La evitación de dilaciones indebidas

Viene reconocida esta garantía en el artículo 14, 3 c) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos
y en el artículo 24.2 de la CE.

El retraso malicioso en la Administración de justicia está tipificado como delito en el artículo 357 del código
penal español vigente.
Además, el retraso en la administración de justicia (a no ser que sea debida a la conducta del acusado)
debe ser causa de responsabilidad civil a cargo del Estado, como manifestación de funcionamiento anormal
de los servicios públicos de la justicia, sin perjuicio del derecho del Estado a exigir las responsabilidades en
que hubieren incurrido los funcionarios culpables o negligentes.

k) La existencia de limitaciones sobre el contenido de las declaraciones

Las limitaciones sobre el contenido de las declaraciones pueden ser por tres razones:

Limitaciones por razón de parentesco. (CE, art. 24.2).


Limitaciones por razón de secreto profesional. (CE, art. 24.2).
Limitaciones por razón de respeto a la conciencia (CE, art. 16, 2, que garantiza que nadie podrá ser
obligado a declarar sobre su religión, creencias o ideología.

l) La prohibición de la autoinculpación

No se puede pedir a nadie que declare contra sí mismo, o se confiese culpable de un delito. (CE, art. 24, 2).

Es más, en virtud del artículo 14 letra g del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la confesión
voluntaria de realización de un delito no dispensa a la autoridad judicial, de practicar las diligencias
necesarias a fin de adquirir el convencimiento sobre la verdad de la confesión.

m) La presunción de inocencia

Esta garantía viene reconocida internacionalmente en:

El artículo 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.


El artículo 14.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
El artículo 6.2 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

En el sistema jurídico español viene reconocido en el artículo 24.2 de la CE de 1978.

La presunción de inocencia supone que la culpabilidad no se puede nunca presumir, sino que ha de ser
probada. Ni los indicios, ni las meras sospechas pueden fundar una condena, de ahí la importancia de los
hechos probados como base de la misma.

n) La posibilidad de utilizar medios de prueba para la defensa

El artículo 24, 2 de la CE de 1978 reconoce el derecho a utilizar los medios de prueba pertinentes para la
defensa.

Esta garantía supone:

La libertad para acceder a los medios de prueba.


La libertad para poder alegar los medios de prueba en juicio.

o) La indemnización por errores judiciales

El artículo 121 de la CE reconoce el derecho a ser indemnizado por el Estado, tanto por los daños causados
por error judicial , como por los que sean consecuencia del funcionamiento anormal de la Administración de
Justicia.

p) Respeto del principio de legalidad de los delitos y de las penas, de los principios
que de él derivan, como es el principio general de irretroactividad de las leyes
penales más perjudiciales
q) Las garantías establecidas, en relación a la pena de muerte

r) La prohibición de que las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad


consistan en trabajos forzados

s) La prohibición de imposición de penas crueles, inhumanas o degradantes

t) La prohibición de suspensión de derechos fundamentales del con denado, a


excepción de los que se vean expresamente limitados por el contenido de la
sentencia condenatoria, el sentido de la pena y la ley penitenciaria

u) El establecimiento de la función reeducadora de la pena (CE, art. 25.2)

v) El reconocimiento del derecho de los presos a un trabajo remunerado, y a los


beneficios correspondientes de la seguridad social, así como el acceso a la cultura
y al desarrollo integral de la personalidad.

El amparo
DEFINICION

El amparo puede definirse como aquel procedimiento de carácter jurisdiccional, extraordinario y de


gran flexibilidad formal para la protección de los derechos consagrados constitucionalmente,
tendente a lograr el restablecimiento de los mismos de una manera efectiva e inmediata.

CARACTERES

El amaparo tiene las siguinetes características:

Es una figura que tiene su origen en Méjico, bajo influjo del constitucionalismo norteamericano, tanto de
manera directa como a través de la obra de Alexis de Tocqueville De la démocratie en Amerique
(cuyos dos primeros volúmenes vieron la luz en 1835) que repercutió sobre Manuel Crecencio Rejón y su
Constitución para Yucatán de 1841, y como jalones posteriores, el Acta de reformas de 1847, inspirada
por Manuel Otero, la Constitución de 5 de Febrero de 1857 y la ley sobre la materia de 30 de Enero de
1869.
Posteriormente es recogido en los artículos 103 y 107 de la Constitución de 1917. De Méjico pasó a
diversas legislaciones del centro y sur de América y a las constituciones españolas de 1931 y de 1978.
Reconocen en su legislación el recurso de amparo Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El
Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Venezuela. Tiene además su
equivalente en el "Mandado de segurança" brasileño, del que nos ocuparemos más adelante.
En la actualidad el amparo mejicano realiza cinco funciones diversas:
La tutela de la vida y de la libertad personal, de una manera similar al Habeas Corpus inglés.
El "amparo contra leyes", por el que se impugnan leyes inconstitucionales.
El "amparo-casación" por el que se impugnan resoluciones judiciales.
El "amparo administrativo" por el que se impugnan actos de las autoridades administrativas que
lesionan derechos fundamentales.
El amparo social agrario, por virtud del cual y a partir de sendas reformas legales de 1963 y 1976 , se
pueden proteger los derechos de los campesinos sujetos a la reforma agraria.
En Venezuela, el artículo 49 de la Constitución de 1961, establece que:
Los tribunales ampararan a todo habitante de la República en el goce y ejercicio de los derechos y
garantías que la Constitución establece en conformidad con la ley. El procedimiento será breve y
sumario y el juez competente tendrá potestad para restablecer inmediatamente la situación jurídica
infringida.
Como señala el profesor Cascajo, el contenido del amparo en Latinoamérica es muy variable, pero sería
deseable una armonización en una figura única y específica de la tutela de los derechos humanos -el
Amparo latinoamericano-, que a la vez de asegurar en los ordenamientos internos la pertinente garantía,
fuera una especie de primera instancia antes de acudir al sistema regional de protección, la Comisión
Interamericana de los Derechos del Hombre.
El amparo sólo procede a petición de parte agraviada.
Su efecto siempre se limita al caso y a la persona de que se trate; siendo siempre un fallo concreto, sin
derogar, con carácter general, la ley contra la que se da amparo. Aquí radica una de las diferencias
básicas respecto al recurso de inconstitucionalidad de las leyes, pues la aceptación de éste supone la
derogación general del precepto impugnado.
El procedimiento es siempre sumarísimo y fácil.

El habeas corpus
Es aquel procedimiento sumamente sencillo y rápido por el que se solicita de una autoridad judicial
que compruebe si la detención de una persona es conforme a la ley, de tal manera que si la
respuesta es negativa sea puesta en libertad inmediatamente y si la respuesta es positiva pase a
disposición judicial, con todas las garantías que las leyes establecen para los detenidos.

CARACTERES

El origen de la institución es incierto, aun cuando su genealogía pudiera remontarse hasta el famoso
interdicto romano de "Homo libero exhibendo". Lo que si resulta indudable es su paulatino
perfeccionamiento en el derecho consuetudinario de la Inglaterra medieval.
En España, un antecedente importante del Habeas Corpus se encuentra en el "recurso de manifestación
de personas", típico del derecho aragonés, que venía a equivaler al "habeas corpus" inglés.
El documento que consolida definitivamente esta institución es la Ley inglesa de Habeas Corpus
(Habeas Corpus Act.) de 1679, que tuvo una influencia extraordinaria en muchos países del mundo y
que estableció las bases esenciales de este instrumento procesal.
En la actualidad se utiliza no sólo para la defensa de la libertad personal de los ciudadanos contra las
detenciones ordenadas por autoridades administrativas( como en un principio se utilizó en su país de
origen, Inglaterra, para la defensa de los particulares contra detenciones ordenadas por autoridades
administrativas dependientes de la Corona), sino también para combatir las detenciones ordenadas por
las autoridades judiciales, cuando las órdenes de detención adolecen de defectos e irregularidades
procesales.
"Habeas Corpus" y amparo tienen un punto inicial común al ser garantías de la misma naturaleza, por
cuanto uno y otro obedecen a la intencionalidad de proteger la libertad del individuo, pero difieren en
cuanto al objeto y también en cuanto a determinados aspectos formales:
En cuanto al objeto difieren porque el Habeas Corpus es simplemente un procedimiento de protección
de la libertad personal. El amparo, por el contrario, es mucho más amplio: se extiende a la protección
de los derechos fundamentales en general.
En cuanto al aspecto procedimental se puede decir que la diferencia fundamental es que mientras el
"Habeas Corpus" exige la intervención de un letrado para su interposición, por el contrario, en el
amparo no se exige ese requisito, pudiéndolo interponer directamente el perjudicado.
Las declaraciones internacionales de derechos humanos más importantes reconocen el "Habeas
Corpus" como garantía de la libertad persona:
En el ámbito universal está reconocida esta garantía por el artículo 9,4 del Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos, de 1966, -aunque no se le da la denominación de "habeas corpus"-,
estableciendo que toda persona privada de libertad, tiene derecho a presentar un recurso para que el
Tribunal decida sobre la legalidad de la prisión y, en caso contrario, ordene su puesta en libertad.

El mandato de seguranza
DEFINICION

El mandado de segurança o "mandamiento de seguridad", es una garantía jurisdiccional específica,


de creación brasileña, que permite a toda persona, ya sea física ya sea jurídica, la protección de
aquellos derechos fundamentales que no estén protegidos por el "Habeas Corpus" o por el "Habeas
Data" y que hayan sido lesionados o estén en peligro de ser lesionados por un acto de cualquier
autoridad.

CARACTERES

Tiene una tramitación sumamente rápida por la que se pretende que el juez de una orden correctiva o
impeditiva de la ilegalidad, orden que ha de ser cumplida específicamente por la autoridad en acatamiento
de la notificación judicial.

LOS DERECHOS DE SEGUNDA GENERACION: LOS DERECHOS


ECONOMICOS, SOCIALES Y CULTURALES

DEFINICION
Los derechos económicos, sociales y culturales son aquel conjunto de derechos-prestación, que
consisten en especificar aquellas pretensiones de las personas y de los pueblos consistentes en la
obtención de prestaciones de cosas o de actividades, dentro del ámbito económico-social, frente a
las personas y grupos que detentan el poder del Estado y frente a los grupos sociales dominantes.

EL DERECHO A LA SALUD
DEFINICION

El derecho a la salud puede definirse como aquel derecho por virtud del cual la persona humana y
los grupos sociales -especialmente la familia-, en cuanto que titulares del mismo, pueden exigir de
los órganos del Estado y de los grupos económicos y profesionales, en cuanto que sujetos pasivos,
que establezcan las condiciones adecuadas para que aquellos puedan alcanzar un estado óptimo de
bienestar físico, mental y social y garanticen el mantenimiento de esas condiciones.

46. EL DERECHO A LA ASISTENCIA SANITARIA

DESDE LA REALIDAD

1. La mayoría de la población mundial, la que vive en los países en desarrollo, cuenta con apenas un
médico cada 15.000 habitantes, una enfermera cada dos mil, y una cama de hospital cada mil
personas (contra un médico cada 450 h., una enfermera cada 300 h. y una cama de hospital cada
150 h. en los países industrializados), según los datos del Banco Mundial (Kwangkee y Moody).
Pero en los países industrializados la situación tampoco es buena. Baste recordar que en los
EE.UU. existe un 15% de la población sin ninguna clase de acceso a la asistencia sanitaria (Green).
En España la ley asegura el derecho a la asistencia sanitaria. No obstante, se está lejos aún de
conseguir su plena efectividad. Así lo demuestran los 300.000 pacientes en listas de espera para
ser operados, el desbordamiento de los ambulatorios (se dedican 3 minutos a cada paciente) y las
dificultades de acceso para la población marginada.
2. "En el año 90 había en España 8.000 casos de SIDA registrados; dado que esta cifra se dobla cada
dos años a razón de 300 casos por mes, se calcula que en la actualidad hay 16.000 enfermos de
SIDA en España y que éstos serán 45.000 en 1995".
3. "Una mujer pierde un ojo tras pedir una operación en siete hospitales.
Una mujer se paseó por siete hospitales públicos para que la cirugía le devolviese la vista. Lo único
que encontró fueron listas de espera y un ojo perdido para siempre. Purificación Fonseca, de 67
años, acudió el 7 de Noviembre de 1990 al hospital Doce de Octubre, su centro sanitario de
referencia. Los oftalmólogos le dijeron que sufría un desprendimiento de la retina...y que debería
operarse inmediatamente. "Problemas técnicos" la devolvieron a su casa. Sus pasos se dirigieron
luego -a veces enviada por los mismos inspectores del Insalud- al hospital Ramón y Cajal, al
Gregorio Marañón, a la Clínica Puerta de Hierro, a la Paz y al Instituto Oftalmológico Nacional.
Cuando llegó al hospital Clínico, cinco meses después, ya había perdido el ojo...".
Un juez condenó a fines del año 1993 al Insalud a que indemnizase a Purificación Fonseca con 1,5
millones de pesetas.

REFLEXION Y ANALISIS

Debe pensarse ante todo en unos elementos capaces de fundamentar una teoría de la asistencia sanitaria
debida. Si se pretende saber cómo ofrecer a cada miembro de una sociedad y en condiciones de igualdad
unos servicios de asistencia sanitaria satisfactorios, mediante un mecanismo socialmente solidario y en
consonancia con los recursos disponibles, es preciso saber primero qué deben contener tales servicios si
sus fundamentos son rigurosos.
Así hay que decir, en primer lugar, que la mejoría de la salud de los individuos y de las poblaciones se debe
más a los cambios en las condiciones de vida y de trabajo, vinculadas con el medio ambiente externo,
doméstico y laboral que a la asistencia médica, como ha sido reiteradamente demostrado en este siglo. En
efecto, cuando el resto de los elementos determinantes del nivel sanitario permanecen sin cambios, la
contribución de la asistencia médica es, para ese nivel sanitario, muy pequeña.
En segundo término hay que decir que no toda demanda de asistencia médico-sanitaria está relacionada
con una necesidad humana básica conectada con la idea de dignidad. Tampoco está toda demanda
relacionada con las verdaderas posibilidades del procedimiento solicitado. Dos ejemplos aclararán estos
extremos: Si una jugadora de golf solicita que se le extirpe un seno para mejorar su juego, su demanda no
puede ser considerada como vinculada a la necesidad básica de recibir cuidados en la enfermedad, y nadie
podrá decir que ella puede reclamar tal asistencia como expresión de su derecho a la asistencia sanitaria.
Por otra parte, si un individuo solicita antibióticos para curarse de un dolor de cabeza (para lo que son
ineficaces), la negativa a proporcionárselos no lesionará su derecho a la asistencia sanitaria.
La asistencia sanitaria como derecho requiere que ella esté dirigida a los cuidados en la enfermedad, y que
lo que se solicite sea médicamente eficaz. Es decir, el derecho a la asistencia sanitaria es, en razón de sus
contenidos:

a) derecho a la asistencia en la enfermedad, sea para prevenirla, para curarla o para aliviarla, y no a la
asistencia en cualquier caso en que se la solicite, y
b) derecho a la asistencia eficaz, no a la satisfacción de "caprichos terapéuticos" (a veces ampliamente
promocionados por los medios de comunicación).

Pero este derecho reconoce, como todos, límites. El derecho a la asistencia sanitaria de cada persona debe
ser compatible con el idéntico derecho de todos los participantes. Esto quiere decir que es preciso que los
medios terapéutico-asistenciales a proveer sean capaces de alcanzar resultados finales para toda la
población, capacidad ésta que la OMS denomina efectividad. La prestación debida a cada individuo será,
por lo tanto, tan extensa como lo permitan las exigencias sanitarias de todos con respecto a los objetivos a
conseguir por el medio de que se trate. Por ejemplo, si se implementa un determinado servicio para curar
una enfermedad, ese servicio debe ser capaz de conseguir que todos los que la padecen puedan obtener el
mismo grado de curación, alivio o consuelo, sin más diferencias que las dadas por la propia sensibilidad a la
enfermedad y al tratamiento. Si existiesen métodos alternativos eficaces para el individuo pero inefectivos
para el conjunto, no podría alegarse el derecho a la asistencia sanitaria para la obtención individual de tales
métodos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción para la realización efectiva de este derecho puede consistir en colaborar, de múltiples formas, con
organizaciones tanto institucionales como no institucionales -organizaciones no gubernamentales- que
estén trabajando en la defensa y desarrollo de este derecho; como por ejemplo, la organización no
gubernamental denominada Medicos Mundi, siendo también importante la colaboración a realizar con las
organizaciones de vecinos y de consumidores y usuarios.

47. EL DERECHO A LA SEGURIDAD SOCIAL

DESDE LA REALIDAD

"El gasto en protección social en nuestro país supuso en 1991 poco menos del 20 por 100 del PIB,
porcentaje ligeramente superior al de 1990, pero todavía unos seis puntos por debajo del promedio de la
CEE. Sólo Portugal queda por detrás. El mismo resultado se da si se mide ese gasto social por habitante.
Dentro del total, el sistema de seguridad social supone el 70 por 100, e incluye principalmente la asistencia
sanitaria y las pensiones. A pesar de los avances de los últimos años, el resultado es todavía insuficiente.
Medido en términos de PIB, en España el gasto en pensiones es del orden del 6 por 100, mientras que el
promedio CEE es de dos puntos y medio superior. El importante aumento en el número de pensionistas -
que llega ya a seis millones- hace que la pensión media sea todavía muy baja y no cubra una parte
importante de las necesidades de los pensionistas...
También el gasto sanitario está por debajo del promedio comunitario en más de un punto porcentual
respecto del PIB. Pero más allá del gasto está el tema de la eficacia del mismo y más ampliamente, el papel
de la sanidad pública...
La alta tasa de paro en nuestro país condiciona el peso político del tercer componente importante de los
gastos de protección social, el seguro de desempleo y las cantidades que se dedican a la promoción del
empleo".

REFLEXION Y ANALISIS

En la actualidad, la crisis de los países del socialismo real parecen dar la razón al occidente liberal-
capitalista. Pero nada más lejos de la realidad. Allí está el Sur para demostrarlo. El nuevo orden
internacional del que se habla, sólo pretende hegemonizar el poder económico-político-militar en los
Estados Unidos y occidente, aun cuando sus riquezas crecientes sólo se expliquen en el creciente
empobrecimiento del resto de la humanidad. Así como hubo una perestroica del 2º mundo, abriéndose a los
derechos de primera generación, sería deseable una perestroica del 1º mundo que reconozca los derechos
de segunda generación para todos los habitantes del planeta. Los grandes riesgos de la vida social (la
enfermedad, la invalidez, la vejez, los accidentes de trabajo) acentuados además, con los avances
tecnológicos- deben ser prevenidos y , y en todo caso cubiertos por un sistema generalizado de seguridad
que cubra a toda la población, incluidas las personas extranjeras.
Mientras los socialistas optaban por la igualdad y se preguntaban "libertad, para qué?", los liberal-capitalista
optaron por la libertad postergando la igualdad. Igualdad y libertad no sólo no son incompatibles, sino que
son complementarios si asumimos también el tercero de los principios declarados: la fraternidad, la
solidaridad. Porque sólo los tres unidos son sinónimo de justicia.
Para hablar de los modos de la aplicación de estos derechos deberíamos continuar con las distinciones
entre Norte y Sur.
En el occidente, la ideología liberal-capitalista no estuvo dispuesta a conceder estos derechos, de allí los
casos de Sacco y Vancetti, o de las obreras asesinadas el 6 de mayo de 1848 Aún hoy la social-democracia
no termina de encontrar los mecanismos que garanticen eficazmente este derecho para todos los hombres
y mujeres al menos de esta región que es la que está en mejores condiciones de hacerlos cumplir.
En el este, el socialismo real se preocupó exclusivamente por estos derechos, pero no llegó a satisfacerlos
dado el excesivo gasto empleado en armamentismo entre otros factores. Hoy, mientras se aspira a
relegados derechos civiles y políticos, teniendo graves dificultades económicas y sociales, lo cultural se ha
convertido en bandera de luchas absurdas entre pueblos que asumen beligerantes posturas nacionalistas y
xenofóbicas.
En el Sur, los intereses de las ideologías expansionistas del norte han generado luchas fratricidas, aunque
con unos paleativos de "cooperación internacional" que no llegan a devolver las riquezas que de estos
países extraen. Así por ejemplo, occidente ha generado la ideología de la seguridad nacional contra la
presunta infiltración del este, aniquilando las economías regionales, y generando deudas externas que
hacen imposible que los gobiernos asuman sus "deudas internas" con su propia población.
En Europa y países industrializados hay una minoría de gente que no está cubierta por la seguridad social,
ya sea porque no goza de un trabajo estable o con perspectivas de futuro, lo que puede obedecer a
distintos modos de discriminación por sexo, raza, nivel de instrucción, nacionalidad, etc. ya sea por un
deficiente régimen de previsión. Ante esta situación, tales personas se ven expuestas a contraer
enfermedades, por una alimentación deficiente, una vivienda en condiciones indignas de habitabilidad,
carencia de vestimenta apropiada, etc.
Lo que en el Norte, constituye una minoría que en algunos caso constituye un tercio de la población, en el
Sur es la gran mayoría, llegando en países como la India o Etiopía a constituir la casi totalidad de sus
habitantes una mayoría empobrecida, carente de toda perspectiva de mejora de su condición social. En
estos casos a los males ya reseñados para las minorías marginales del norte, habría que añadir que el
hambre endémico de generaciones tras generaciones ha dañado a nivel de conformación cerebral a
hombres y mujeres a los que les quedará vedado alcanzar cierto nivel de instrucción. Frente a esto sus
propias culturas se ven retraídas en estadios mítico-ingenuos, y no son capaces de asimilar el nivel crítico
necesario para afrontar los retos de las revoluciones científico- tecnológicas.
Frente a esto, sólo se presentan como alternativa la mendicidad o la delincuencia, lo que circularmente no
sólo agrava su inseguridad social, sino incluso atenta contra su seguridad a nivel jurídico. Es más, por el
mero hecho de estar en tal condición, ya son considerados presuntos delincuentes por lo que muchas veces
terminan purgando delitos que no cometieron.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre otras acciones de defensa de este derecho puede realizarse la consistente en acudir a diversos
organismos públicos o a alguna organización no gubernamental que actúe en defensa del derecho, con la
finalidad de identificar al colectivo con mayores dificultades para ejercer este derecho y para ofrecer
colaboración en los programas y acciones de las diversas organizaciones e instituciones.

48. EL DERECHO AL TRABAJO

DESDE LA REALIDAD

1. Pauline Newman, la primera mujer organizadora de la International Ladies Garment Workers Union
nos describe así las condiciones de trabajo en los talleres de la industria de la aguja en la ciudad de
Nueva York durante los años anteriores a la gran huelga de 1909:
...Las mujeres trabajaban desde las 7:30 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde, cuando había
mucho trabajo se salía a las 9:00 de la noche. Generalmente se ganaba $1.50 por una semana de
siete días de trabajo. Las operarias más rápidas y con más antiguedad podían llegar a ganar $5.50
semanales. La esquina del taller parecía una guardería infantil, sólo que no había cuidado de niños;
niñas de ocho, nueve y diez años trabajaban en las tareas productivas más sencillas. En un mundo
donde reinaba la avaricia, los seres humanos no contaban para nada. Cuando llegaban los
inspectores gubernamentales, los supervisores metían a las niñas en una caja de embalaje y las
tapaban con ropas cosidas y telas. El empleo de menores era ilegal. Los talleres eran insalubres,
ruidosos y oscuros. Durante todo el día se utilizaban las lámparas de gas. Había fuegos a menudo,
no había escapes adecuados. Si una trabajadora se tardaba más de unos minutos en ir al baño se
le regañaba severamente, si se repetía la acción, era despedida. Las trabajadoras tenían que pagar
por sus agujas, así como pagar una tarifa por el consumo de electricidad. Se les imponía multas
severas por las tardanzas; en algunos casos si la trabajadora llegaba unos minutos tarde se le
obligaba a regresar a su casa y se le descontaba el día.
En noviembre de 1909 se inicia la huelga de la industria de la aguja con más de 20.000 obreros
pertenecientes a unos 500 talleres. La huelga duró 13 semanas. Durante este tiempo las
Compañías respondieron con medidas brutalmente represivas, contrataron rompehuelgas. La
policía defendía a los patronos. Hombres y mujeres eran arrestados constantemente, las mujeres
eran hostigadas sexualmente por los policías que las detenían.
Al terminar la huelga en febrero de 1910, 399 talleres firmaron convenios que garantizaban el
derecho de los trabajadores a la organización sindical. En más de 300 talleres los trabajadores
habían logrado casi todas las demandas sobre salarios y mejores condiciones de trabajo. Toda esta
experiencia sirvió de escuela para el fortalecimiento del incipiente movimiento sindical..."
2. "El mercado mundial de trabajo sigue "deprimido" ya que los paises industrializados salen muy
lentamente de la recesión, y en el último año el número de desempleados en el mundo aumentó en
3,1 millones, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
En la OCDE, el número de parados se situó en 32,3 millones, un 8,2% de la población activa, frente
al 7,4% en 1991, según el informe "El trabajo en el mundo."
El empleo aumentó en Japón, Estados Unidos y en algunos paises de Europa Occidental pero no
suficientemente para compensar las pérdidas de empleos experimentadas en Alemania, España,
Gran Bretaña y Suiza, así como en los paises escandinavos.
Además de destacar el alto índice de paro, el informe contiene los resultados de una encuesta
"inquietante" sobre numerosas prácticas de trabajo forzado (esclavitud), principalmente en Sudán,
Pakistán, y la India, y evoca las presiones constantes que sufren los sindicatos".

Concepto

En el antiguo pensamiento igualistaris podemos encontrar ya vestigios del comienzo doctrinal de este
derecho. Rastros de él se pueden encontrar en la legislación de Moisés, en profetas como Isaías y Amós,
en el pensamiento estoico, en los Evangelios, en San Agustín, San Gregorio de Nissa, Clemente de
Alejandría, San Ambrosio, San Juan Crisóstomo, San Agustín, Francisco de Vitoria, Las Casas, Lilburne y
los "levellers", Winstanley y los "diggers".
En el pensamiento moderno es John Locke funda el derecho de propiedad en el trabajo. Morelly y el abate
Mably van a criticar la propiedad y a reivindicar la comunidad de bienes. Babeuf (1760-1797) tiene un
pensamiento claramente igualitario. Es él quien desarrolla el concepto de la necesidad de la lucha de
clases, idea que luego será retomada por K. Marx y F. Engels en el Manifiesto Comunista. En el "Manifiesto
Comunista", aparecido en 1848, Marx y Engels se apartan del socialismo utópico, reforzando la conciencia
de clase del movimiento obrero. Aquí éste encuentra un fundamento para continuar sus luchas y sus
reivindicaciones. Los conceptos principales que aporta el marxismo como teoría son, entre otros, los
siguientes: la noción de la lucha de clases como motor de la historia, la base económica como determinante
de la estructura de la sociedad, el criterio de división de las clases sociales se da a través de la propiedad
de los medios de producción. Marx consideraba que los trabajadores no podían escapar a su condición de
explotados mediante la conquista de privilegios legales y políticos; los sindicatos y partidos obreros eran
útiles como escuela de adiestramiento para la revolución pero no garantizaban el socialismo.
Saint Simon (1760-1825), considerado el padre del socialismo utópico francés, sostiene que la sociedad
tiene que ser organizada para el bienestar de los pobres, pero desconfía del "gobierno del populacho"
porque supone la primacía del gobierno de la ignorancia sobre el saber.

Robert Owen (1771-1834) fue parte del movimiento socialista utópico inglés. Su aportación más importante
consistió en impulsar el cooperativismo, aplicando sus ideas en el terreno práctico. En este sentido creó una
serie de sociedades cooperativas de tipo socialista y democrático en sus propios establecimientos
industriales. Este proyecto no funcionó.
También es preciso considerar la aportación del pensamiento anarquista. El anarquismo tenía como
principales exponentes a Proudhon y Bakunin. Postularon la confianza en la razón humana, en los valores
de la justicia y la libertad del hombre. En este sentido se oponían a todo tipo de institución que limitara las
libertades. De allí que no aceptaran al Estado como a ninguna autoridad que impusiera ciertos principios por
la fuerza.

Es Fourier, sin embargo, quien por vez primera utiliza la expresión "derecho al trabajo" en su "Théorie de
l'unité Universelle", de 1819. En ella argumenta sobre el derecho en cuestión, haciéndolo derivar, incluso,
del mismo Dios.
También suele ser considerado como impulsor del concepto del derecho al trabajo Sismondi, quien en 1819
publica sus "Nouveaux principes".
Sin embargo quienes van a potenciar y desarrollar el concepto del derecho al trabajo como derecho
jurídamente garantizado son Victor Considerant y Louis Blanc. Para este último el derecho al trabajo tiene
una doble perspectiva: negativa (se ataca la libre concurrencia y el laisser-faire liberal) y positiva: opone a
los derechos individuales tradicionales el derecho socialista al trabajo, sobre el cual debe descansar el
nuevo edificio económico y social. El Estado toma aquí un papel fundamental en la labor de dirección del
proceso productivo.
Por otra parte, la Iglesia Católica no permaneció ajena a la problemática social de los trabajadores en
aquella época. La principal manifestación de este hecho se encuentra en la Encíclica Rerum Novarum
promulgada por León XIII en 1891. Sectores ligados a la Iglesia llamaron a esta encíclica, la Carta Magna
de los trabajadores. Contenía básicamente un llamamiento en auxilio de la clase proletaria abogando por
una limitación de la jornada de trabajo, por la fijación de una edad mínima para trabajar, por el pago de un
salario justo, etc. También señaló la necesidad de que los trabajadores fueran humildes y advirtió en contra
de los postulados del socialismo, de la lucha de clases como destructora del orden social.

49. EL DERECHO A CONDICIONES DIGNAS DE TRABAJO

DESDE LA REALIDAD

La empresa Ascán, encargada de las obras de rehabilitación del hotel Bahía de Santander, no informó en
ningún momento a los trabajadores del mal estado de la estructura del edificio, según señalaron ayer
algunos de los trabajadores heridos el lunes al derrumbarse el edificio. El accidente causó tres muertos, y
dos obreros continúan sepultados bajo los escombros.
"No, no fue preciso que la empresa nos dijera que la estructura estaba afectada. Nos dimos cuenta desde el
primer día que comenzamos a desmantelar la escayola y derribar tabiques. Aparecieron entonces vigas con
mucho óxido en el hierro e incluso grietas y fisuras en los pilares. Pero ¡cómo podíamos pensar que el
inmueble iba a hundirse tan de repente!". Pedro Vena Cueto, de 27 años, casado y con tres hijos, a quién
operarán en estos días de una posible fractura de cadera, es uno de los trabajadores escapados de la
tragedia y que continúa ingresado en el hospital de Valdecilla. Con categoría de peón, Pedro Vaena estaba
dedicado a derribar tabiques provisto de una maza cuando se derrumbó el Bahía. En sus primeros días de
trabajo había ganado 67.000 pesetas. Se hallaba en la 8º planta y el hundimiento le arrastró hasta la 5º, es
decir, unos 12 metros más abajo. Allí, pisando sobre cascotes, pudo alcanzar una ventana y asido a ella
permaneció durante media hora pidiendo auxilio hasta que los bomberos lo rescataron....

REFLEXION Y ANALISIS

Resultaría imposible negar los avances que se produjeron durante el presente siglo en la consideración del
trabajo no como mercancía sino como una actividad humana. Como tal está sujeta a un mínimo de
garantías para proteger a quien lo preste. Pese a todas estas circunstancias, aún hoy se puede observar
con frecuencia un alto índice de accidentes de trabajo por la negligencia de los empleadores en el
cumplimiento de las normas de seguridad. Para referirnos a un caso específico, el que motiva el presente
análisis, en España se repiten a diario las muertes de los trabajadores, en especial del sector de la
construcción. Esto resulta paradójico en comparación con el grado de desarrollo tecnológico alcanzado en
ciertas ramas industriales, que podrían dotar de un mínimo de garantías a sus trabajadores.
Estas consecuencias se producen pese a la existencia de una legislación que regula detalladamente la
prevención de tales siniestros. ¿Cómo se puede explicar esto? Pensamos que en el fondo de esta cuestión
existe una profunda deshumanización del trabajo, desligada de ciertos ámbitos morales. Quizás podría
entenderse el que los obreros permanezcan trabajando en condiciones que saben pueden ser perjudiciales
para ellos en países de un menor desarrollo, puesto que no tienen la posibilidad de elegir. Esto nos
demuestra a las claras que el problema de las condiciones dignas de trabajo no está emparentado con el
mayor o menor desarrollo social. Así se ratifica el concepto de que el derecho del trabajo considerado como
un conjunto de normas mínimas es universalmente válido.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las acciones a realizar pueden señalarse las siguientes:

Utilizar las vías institucionales a efectos de conseguir la elaboración de leyes que signifiquen una mejora
en las condiciones de los trabajadores.
Colaborar con las organizaciones de trabajadores y sindicatos en la lucha por la defensa del derecho.
Acciones de denuncia a través de los medios de comunicación social de casos de violación de este
derecho.
50. EL DERECHO A UN SALARIO JUSTO

DESDE LA REALIDAD

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía cercaron anoche el aeropuerto de Madrid para facilitar la limpieza
de sus instalaciones y posteriormente cargaron contra los huelguistas (operarios de limpieza) que
protestaban contra la ruptura de su acción sindical, que mantienen desde el pasado 23 de enero y que ha
afectado gravemente a Barajas. Los trabajadores contratados -de empresas privadas, según fuentes
sindicales- comenzaron pasada la medianoche a limpiar la aduana número cuatro de la terminal de
nacional, donde fueron abucheados por los trabajadores. (...) A la una y veinte de hoy la policía cargó
violentamente contra unos 300 empleados y representantes sindicales que estaban en la barrera de entrada
al aeropuerto. Tres personas resultaron heridas (...) Los sindicatos han rebajado sus pretensiones, pero aún
siguen lejos de las empresas. UGT y CCOO piden una subida lineal de 10.000 pesetas. La patronal
incrementó dos décimas su intención inicial, y ofreció un 7,4% -unas 5.000 pesetas sobre un sueldo bruto
de 68.200 pesetas-. Los trabajadores reclaman otras mejoras, como el cobro de toda la paga durante las
bajas por enfermedad, un 30% de personal fijo en las plantillas o vacaciones en los meses de verano, no de
octubre a mayo como en la actualidad.
Hace dos años, tras una larga y también conflictiva huelga, los trabajadores de la limpieza de Madrid
consiguieron dar el salto. Firmaron un convenio por dos años. Entonces ganaban 56.000 pesetas
mensuales, libraban un solo día a la semana y tenían dos pagas extras. Ahora, el sueldo de una limpiadora
es de 68.217 pesetas brutas, multiplicado por 15 pagas, con dos días libres semanales. "Partimos de una
situación lamentable", explica un portavoz de CCOO. "Nuestro objetivo a largo plazo son las 80.000 pesetas
brutas al mes". Que los sueldos son bajos no lo discute ni siquiera la patronal. "Quiero que se me entienda",
dice el presidente de la patronal. "Algunos cobran muy poco porque en este sector, tal y como está
organizado, cobran lo mismo los que trabajan que los que no trabajan. La cuestión es que nos imponen las
plantillas y yo me pregunto por qué es más caro limpiar un hospital público que uno privado".

REFLEXION Y ANALISIS

Iniciaremos nuestra reflexión con una pregunta inevitable: ¿el salario justo es igual al salario mínimo? En el
plano de lo ideal, deberían ser equivalentes y con ese sentido se fundamentaron las teorías que buscaban
alcanzar un salario justo. En la realidad, a raíz del desigual desarrollo socioeconómico de las naciones, en
los países desarrollados se manifiesta la coincidencia entre salario justo y salario mínimo. Además el
bienestar del trabajador se complementa con todo un sistema social que lo ampara. Los salarios mínimos
son sólo un referente que, de hecho, es superado mediante la contratación individual o colectiva. En
contraposición a esto, en los países del Sur (Africa, América Latina, etc.) debido a la crisis económica y a
las políticas restrictivas fondomonetaristas, al servicio de la banca acreedora (deuda externa), los salarios
mínimos no responden al concepto de salario justo. Es postulado de estas políticas el mantenimiento de los
salarios en niveles exigüos, así como el recorte presupuestario en todo lo que sea beneficios sociales
(educación, salud, etc.). Esto trae como consecuencia que el salario ni siquiera retribuye equitativamente la
prestación de servicios por parte del trabajador, peor aún, le permite cubrir sus más elementales
necesidades.
El neoliberalismo ha traído consigo la aplicación de la flexibilización de las leyes laborales, paralelamente al
resquebrajamiento del corporativismo sindical. Estos procesos hacen preveer un retroceso histórico en los
derechos alcanzados por los trabajadores. La tendencia dentro del contexto jurídico en las relaciones
laborales es la vuelta al contractualismo, a la no intervención del Estado como garante de los derechos de
los obreros. El rol que se le asigna en este nuevo orden es el de arbitro que solamente interviene cuando se
manifiestan los conflictos, a fin de evitar la interrupción en el régimen actual de acumulación de capital.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones de defensa de este derecho pueden consistir, entre otras, las siguientes:

La utilización de las vías institucionales, como la negocación colectiva, la acción legislativa popular, etc...
La utilización de las garantías excepcionales, como la huelga, incluida la huelga general, las
manifestaciones, encierros, etecétera...
En términos generales puede ser un medio de lucha adecuado el prestar colaboración con los sindicatos
y organizaciones de trabajadores.

51. EL DERECHO A LA PARTICIPACION EN LAS GANANCIAS


DESDE LA REALIDAD

En el mes de Agosto de 1985 los trabajadores de la empresa productora y distribuidora de la Pepsi-Cola de


la ciudad de Cuenca, Ecuador, presentaron un pliego de peticiones a las autoridades del trabajo de su
jurisdicción. El punto principal que motivó el conflicto colectivo de trabajo, tenía relación con la división que
dicha empresa había realizado con la finalidad de eludir el pago de la participación en las utilidades a sus
obreros. En efecto, por una parte había colocado todos los aspectos que tienen que ver con la producción
de la bebida, bajo la denominación de "Begazuay" (Bebidas y Refrescos del Azuay); y por otra parte lo
relacionado con la distribución del producto con la denominación de "Disgazuay" (Distribuidora de Gaseosas
del Azuay). En definitiva, lo que se pretendía por parte de la patronal era aparentar la existencia de dos
empresas independientes entre sí, como una fórmula de eludir el pago de las utilidades a la totalidad de los
trabajadores de una sola empresa. Pese a lo evidente que resultaba el caso (la planta de producción y
distribución era la misma, las labores que realizaban los obreros eran complementarias, el personal y los
ejecutivos de la empresa eran los mismos, al igual que sus acciónistas) el empleador negaba las
pretensiones de sus trabajadores. Se basaba su negativa en la existencia de una contabilidad
independiente entre las supuestas empresas. La actitud de la patronal provocó la declaración de huelga por
parte de los trabajadores, extendiéndose ésta por un tiempo aproximado de cuatro meses. Esto causó
graves perjuicios a los trabajadores y a la misma empresa. La resolución del Tribunal de Conciliación y
Arbitraje, integrado para el trámite del conflicto colectivo de trabajo, fue favorable en este punto a los
trabajadores. Reconoció el derecho de los trabajadores a percibir el pago de la participación en las
utilidades (ganancias), como si se tratara de una sola empresa.

REFLEXION Y ANALISIS

Creemos que es importante para nuestra reflexión, el pensar por qué el derecho a la participación en las
ganancias no está suficientemente garantizado por las declaraciones de Derechos Humanos. La respuesta
la encontramos en la concepción predominante en la doctrina y reflejada en las legislaciones de considerar
a la participación en las utilidades como una parte integrante del salario en una relación de género-especie.
El verdadero sentido de este derecho es reconocer al trabajador el esfuerzo creativo y una participación
activa en la riqueza generada por su trabajo. En la práctica los empleadores utilizan una amplia gama de
recursos con el fin de evitar el pago de este beneficio. Así, con frecuencia las empresas llevan una doble
contabilidad, que oculta las utilidades generadas en el ejercicio económico. Otra práctica consiste en
capitalizar las ganancias en la adquisición de bienes para la industria. Por ello, creemos que es importante
el establecimiento legal y obligatorio de la participación en las ganancias en favor de quién trabaja,
mejorando los mecanismos de control que impidan el incumplimiento de este deber. Reconocer el derecho
de los obreros a la participación en las ganancias significa reconocer el importante papel que cumplen en el
proceso de producción a través de una distribución más justa de la riqueza.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de este derecho puede materializarse a través de la actuación de las diversas
garantías, tanto institucionales como no institucionales y especialmente a través de la colaboración y
participación activa con la acción desplegada por los sindicatos en la defensa de este derecho.

52. EL DERECHO A PERIODOS DE DESCANSO

DESDE LA REALIDAD

1. "Veinte años cosiendo entrepiernas; dieciocho años, ojales; quince, dobladillos. Este es el
curriculum medio de las 90 mujeres que trabajan en una fábrica de pantalones vaqueros de Madrid.
Es cierto que, 84 años después han mejorado sus condiciones respecto a aquellas 192
neoyorquinas que el 8 de marzo de 1908 murieron abrasadas en el incendio provocado de su
factoría textil, mientras reclamaban una jornada de 10 horas. Pero siguen persiguiendo cotas de
salud laboral y bienestar para que vida y trabajo no sean términos incompatibles; para que su único
anhelo no sea, como lo es ahora, que les toque la Bonoloto. Por si se olvida, cada 8 de marzo se
celebra el día de la mujer trabajadora. (...) Hasta hace poco se apostaba en la puerta de la fábrica
un vendedor de cupones que conseguía arrancar unas pocas palabras a las todavía somnolientas
trabajadoras. Son las siete y media de la mañana y nadie tiene ganas de hablar.
Francisca, Pilar, Manuela, Rosario, todas van derechas a los vestuarios donde cambian sus ropas
por una bata azul. La costumbre de hacer el mayor trabajo en el mínimo tiempo ha impregnado sus
propios esquemas. Muchas suben con sus ropas bajo la bata a los lavabos de la planta, para volver
a ponérsela antes de que suene la sirena de fin de jornada. Y para fichar forman grupos de diez, de
tal forma que, cada semana una mete la ficha de las otras nueve que no esperan cola.
La planta productora está en silencio entre la sigma, a punto de reventar en una sinfonía de ocho
horas, montones de cortes de pantalones aguardan del día anterior. El primer ruido proviene del clic
del reloj de fichar, al lado de la puerta. En cuestión de segundos: la guerra.
Cada empleada en su sitio de la cadena de producción. Casi un centenar de máquinas hablando a
tonos y ritmos diferentes, de forma que el sonido de fondo se convierte en un diálogo atronador de
sigmas especialistas en ojales, pespuntes, bordados, dobladillos. Las bobinas de poliester
empiezan a bailar, mientras Michael Bolton o Juanito Valderrama se desgañitan desde el hilo
musical. A algunas la música las acompaña en su tarea. A otras las desquicia aún más".
2. Una trabajadora fue despedida por haber dejado de asistir al trabajo. La razón de este
comportamiento se fundaba en sus creencias religiosas y pertenecía a la Iglesia Adventista del
Séptimo Día, que le imponía la inactividad laboral desde la puesta del sol del viernes a la del
Sábado.
La adscripción a esta confesión religiosa se produce con posterioridad a la suscripción del contrato
con la empresa.
La recurrente solicitó en el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional que, junto a la
reintegración en el trabajo, se le reconociera su derecho al descanso semanal no en Domingo,
como viene establecido con carácter general, sino en días que su religión prescribe toda actividad
laboral.

REFLEXION Y ANALISIS

En la mayoría de los Estados se ha tomado como base, en la actualidad, la jornada laboral de 8 horas, el
descanso semanal -que en muchos casos incluye sábado y domingo- y las vacaciones anuales
remuneradas. Lo que varía es el período referente a las vacaciones anuales. Estas comprenden desde una
semana a un mes ó más, en base a criterios que tienen que ver con la antigüedad en el trabajo, las
funciones desempeñadas, las convenciones colectivas, etc. Paradójicamente, han sido los países bajo
regímenes socialistas, abocados por la urgencia de equipararse económicamente a los países occidentales,
quiénes han puesto un énfasis especial en el trabajo. Así establecieron jornadas laborales más extensas,
períodos de descanso y vacaciones menores. En estos países se premiaba la productividad y eficiencia del
trabajador en base a incentivos económicos y relacionados con el descanso mismo.
En la actualidad se tiende a equiparar las condiciones laborales en todos los países respecto a la jornada
máxima y a los períodos de descanso.
Es evidente que ha existido un avance en la limitación de la jornada laboral en relación al inicio del
maquinismo. Se ha establecido como regla fija períodos de descanso diarios, semanales, anuales. Sin
embargo, el desarrollo tecnológico no ha aparejado una humanización del trabajo. La creciente
especialización en la división de las labores, le ha quitado al hombre la posibilidad de desarrollar sus
facultades creativas o incluso pensar. El desempeño de funciones se ha vuelto automático. Se han
atomizado los ámbitos de aplicación del trabajo. En sociedades desarrolladas o no esto ha creado la
alienación de los trabajadores. Esta alienación proviene por un lado de la pérdida del objeto creado, ya que
el goce de ese objeto no le pertenece al obrero. Por otra parte, la alienación se acrecienta por la
especificidad de las tareas realizadas. Hoy es frecuente, por ello, el stress de los trabajadores y las
enfermedades psicosomáticas. La labor productiva ha ido perdiendo la valoración positiva que tenía en
otras épocas.
El descanso, en la actualidad, no debería consistir únicamente en una suspensión de las labores del obrero
para recuperar energías. Sería necesario la rotación de las tareas que éste realiza para evitar la
automatización en el trabajo con todos los problemas que ella acarrea.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las acciones a realizar cabe mencionar, entre otras la participación y colaboración con las acciones
emprendidas por las organizaciones de trabajadores y sindicatos, así como de consumidores y usuarios.

53. EL DERECHO A LA SINDICACION

DESDE LA REALIDAD

El caso que se expone se ubica temporalmente en los años del franquismo en España, específicamente en
Getafe, durante los años 1967-1968.
"... Las Comisiones Obreras del Metal, de Madrid, hacen un llamamiento en apoyo del convenio colectivo,
por la libertad sindical y contra los despidos. En Getafe, los trabajadores de las grandes empresas,
pequeñas fábricas y talleres, hacen un paro de una hora y deciden boicotear los transportes.
Diez mil obreros participan en esta movilización. Seguidamente se decide ir al sindicato, coincidiendo todos
los trabajadores en la plaza del Ayuntamiento. Siemmens, Tractores Land (hoy John Deere), Kelvinator y las
fábricas pequeñas, vienen por la calle Madrid, reuniéndose en la plaza Palacios con los obreros de CASA
(Construcciones Aeronáuticas SA).
El sindicato se encuentra cerrado. Torres y un grupo de trabajadores intentan dialogar. Pero la Guardia
Civil, que había vigilado constantemente la manifestación, da cinco minutos para que se disuelvan. Los
trabajadores exigen que se abra el sindicato. Empiezan los forcejeos, los (palos). La Guardia Civil, traída de
otros pueblos, no respeta al propio teniente que los venía sujetando. Comienza a cargar contra los
trabajadores. Estos responden con piedras. Hay varios detenidos, entre ellos Torres, Donato, Morín,
Serrano...(150 entre Madrid y Getafe). Esto no les atemoriza, y los obreros -reunidos el domingo- en
pequeños grupos a lo largo de la calle Madrid deciden parar las fábricas desde el lunes hasta que sus
compañeros sean puestos en libertad.
En Getafe es la más importante huelga de solidaridad hasta ese momento. Había sido difícil conseguir un
paro en apoyo del nuevo convenio, pero los hechos están ahí: Torres y otros trabajadores están detenidos
por pedir unas reivindicaciones justas. Los obreros saben que es la lucha -su lucha- la que conseguirá que
sus compañeros sean puestos en libertad".

REFLEXION Y ANALISIS

Desde fines del siglo pasado hasta la segunda mitad de este siglo hemos asistido a un progresivo
fortalecimiento del movimiento obrero, expresado en la potenciación de sus pilares fundamentales: los
derechos de asociación sindical y huelga. Esto trajo como consecuencia una mayor participación de los
trabajadores en la política global de los Estados. En los países de América Latina se ha dado un proceso
que generó la instalación dentro de los sindicatos de ciertas cúpulas dirigentes, asociadas estrechamente
con los grupos de poder. En este sentido, la libertad de afiliación sindical pierde sentido, al no expresarse en
una verdadera participación democrática del conjunto de trabajadores en la toma de decisiones de su propia
organización. Actualmente, estas mismas cúpulas sindicales han apoyado a los regímenes
neoconservadores y su política de "flexibilización laboral". Esta política tiene como propósito minar la
libertad de asociación sindical y el derecho de huelga; ya no como lo hacía la Ley Le Chapelier sino de una
manera sutil. Estos procesos han abierto caminos hacia la atomización de las asociaciones obreras, a crear
en el trabajador una situación de inseguridad en el empleo, al incremento de la competencia por un puesto
de trabajo, a la pérdida de la identidad y los lazos de solidaridad. Así se procura evitar la estabilidad laboral
del trabajador, a través de la celebración de contratos de naturaleza precaria o extraordinaria, por ejemplo,
los contratos temporales, ocasionales, de tiempo parcial, de maquila y otros.
Como consecuencia de todo lo expresado, en este fin de siglo asistimos al debilitamiento de las
organizaciones obreras y al regreso a un contractualismo que parecía definitivamente enterrado en el marco
de las relaciones de trabajo. El trabajador individualmente considerado no podrá equilibrar la balanza frente
al poder del empleador, quién a partir de este nuevo orden económico internacional y de concentración de
capitales, aparece asociado a grupos cada vez más fuertes e impersonales.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de este derecho puede consistir, en primer lugar, en la utilización y dinamización de
las garantías, tanto institucionales como especialmente de las no institucionales.
En segundo lugar, la acción de defensa puede consistir en la colaboración con la actividad desplegada por
los sindicatos y las diversas organizaciones de trabajadores, así como con organizaciones no
gubernamentales que luchen por la defensa de este derecho.

54. EL DERECHO A LA NEGOCIACION COLECTIVA


DEFINICION:La negociación colectiva sindical

La negociación colectiva se define como el conjunto de relaciones y procesos de acercamiento y


diálogo en cuyo seno la autonomía colectiva de los grupos antagonistas sociales (organizaciones de
trabajadores y empresarios) produce el convenio colectivo.

El convenio colectivo, por su parte, se define de la siguiente forma:

Todo acuerdo escrito relativo a las condiciones de trabajo y de empleo, celebrado entre un empleador,un
grupo de empleadores o una o varias organizaciones de empleadores, por una parte, y por otra, una o
varias organizaciones representativas de trabajadores o , en ausencia de tales organizaciones,
representantes de los trabajadores interesados, debidamente elegidos y autorizados por estos últimos de
acuerdo con la legislación nacional."
Los sujetos titulares de la negociación colectiva son los trabajadores, entendiendo por tales a aquellas
personas que prestan un servicio por cuenta ajena a cambio del pago de una remuneración.
El ejercicio de esta garantía no se realiza individualmente por cada trabajador, sino a través de sus
respectivas organizaciones sindicales, que lo representan.
Esta garantía hace posible que el trabajador participe activamente en el establecimiento de las
condiciones mínimas en las que debe desarrollar sus funciones y la retribución que percibirá por la
prestación de sus servicios. Esto redunda en el hecho de que pueda asegurar, a través de ella diversos
derechos, tales como el derecho a unas condiciones dignas de trabajo, el derecho a un salario digno-
con el que poder afrontar su propia subsistencia y la de su familia, etc...
Los convenios colectivos de trabajo se constituyen, pues, independientemente de su carácter
contractual, en auténticas normas vinculantes a la hora de establecer las condiciones del contrato de
trabajo entre empresario y trabajador. Tienen cuerpo de contrato, pero alma de ley.

55. EL DERECHO A LA HUELGA

DEFINICION

La huelga consiste en el incumplimiento colectivo y concertado de la prestación laboral, adoptado


como medida de garantía de derechos tanto de naturaleza laboral como de otra naturaleza.

CARACTERES

 La aparición y desarrollo del derecho de huelga tiene lugar en el contexto de consolidación del
capitalismo liberal en Europa.

 La primera prohibición de la huelga se dió en Francia con la ley Le Chapelier en 1791, que fue
completada en el año 1810 con los artículos 410 a 414 del Código Penal.

 En Inglaterra, el parlamento dictó las leyes de 1780 y 1799, según las cuales toda unión
encaminada a obtener una mejora en las condiciones de trabajo constituía una conspiración cuya
finalidad era restringir la libertad de la industria. Así, todos los miembros de la unión incurrían en
delito penal. La presión de los trabajadores organizados y las crecientes contradicciones entre el
capital y el trabajo obligaron al Estado liberal a intervenir dentro del marco de las relaciones de
trabajo, reconociendo a la huelga como un derecho.

 Para adecuar la huelga a la concepción liberal contractualista se razonó de la siguiente manera: si


el trabajador era libre para contratar su trabajo con el empresario, y además era también libre para
asociarse a los otros trabajadores, no se le podía negar el derecho a rebelarse contra condiciones
de trabajo consideradas insatisfactorias e injustas, así como podía individualmente renunciar al
empleo, el trabajador podía también, al estar asociado a otros transformar su protesta individual en
movimiento colectivo. Como resultado de esta concepción se puede considerar al derecho de
huelga como una manifestación de la libertad de expresión y no como lo que es: un instrumento de
lucha y reivindicación de la clase obrera.

 Así pues, la huelga ha evolucionado en tres etapas diferentes:

o La era de la prohibición: la huelga es delito. Esta primera etapa se caracteriza socialmente


por el ascenso de la burguesía al poder, la creación de un aparato estatal, la elevación de la
propiedad privada a un concepto sagrado e inviolable, registrada en la declaración de los
derechos del hombre y del ciudadano de 1789.

o La era de la tolerancia. La era de la tolerancia se caracteriza por la nota de que las


organizaciones de trabajadores y las huelgas, ya no están prohibidas y tampoco constituyen
delitos, pero no están ni reguladas ni protegidas por las leyes.

o La era de la reglamentación legal de las instituciones. Esta etapa se caracteriza por la


reglamentación en algunos países, de diversas instituciones del derecho colectivo del
trabajo en su legislación ordinaria. Así se reglamentó las asociaciones sindicales de
trabajadores y patronos y las convenciones colectivas.
La importancia de esta etapa radica en la concreción de los derechos de los trabajadores
como derechos constitucionales:

1. La primera constitución que incorpora a su texto los derechos sociales, entre ellos
los del trabajo, es la constitución mexicana de Querétaro de 1917, cuya
manifestación más alta supone el tránsito de la huelga -hecho lícito susceptible de
producir ciertos efectos jurídicos-, a la huelga como un derecho constitucional y
legalmente protegido.

2. La constitución alemana de Weimar de 1919, expresión del pensamiento


socialdemócrata proveniente del siglo XIX y que lanzó la primera declaración
europea de derechos sociales, cuya fuerza se hizo sentir sobre el
constitucionalismo de la posguerra de un buen número de los pueblos de Europa,
no contenía -sin embargo- ninguna disposición sobre la huelga.

 La huelga se vincula con el derecho a la igualdad. La huelga, como medida de hecho, logra
asegurar condiciones de igualdad entre los trabajadores organizados y el empresario, superando la
débil individualidad del prestador de servicios en el marco de la relación laboral.

 En los países desarrollados, la huelga es ejercitada, principalmente, -cuando ciertas necesidades


básicas están ya cubiertas-, como un instrumento para perseguir objetivos exclusivamente
económicos (aumento de salarios, mejores condiciones para la prestación de servicios, etc.).

 En los países del Tercer Mundo esta garantía tiene mayor trascendencia pues a través de ella se
persiguen objetivos que van más allá de lo estrictamente económico. En esos países la huelga es
un mecanismo de lucha política, de reivindicación de intereses de clase y dentro del ámbito social
es un medio para asegurar la supervivencia del trabajador y la de su familia. El desarrollo del
sindicalismo en estos países tiene como sostén principal el ejercicio de la huelga.

 La evolución de la huelga en cuanto que garantía de los derechos ha permitido no solamente el


respeto de los derechos de los trabajadores que de manera eventual o permanente han sido
violados, sino que ha contribuido, además, a la conquista de otros derechos de la clase trabajadora.
Ha sido un mecanismo eficaz para el desarrollo del sindicalismo. Ha contribuido a la mejora de las
condiciones del trabajo, y sobre todo ha tendido a equilibrar la balanza en el marco de la asimétrica
relación obrero-empresario.

 En la actualidad, sin embargo, parece que asistimos a una involución en el ejercicio pleno y libre de
esta garantía. Consecuente con la filosofía de libre mercado imperante en los regímenes
neoconservadores, el derecho a huelga comienza a ser limitado, a través de reglamentaciones que
persiguen como finalidad el quitarle la eficacia que ha manifestado como instrumento de presión.
Hay una tendencia a deslegitimar el ejercicio de la huelga contraponiéndolo a una idea de bienestar
general de la comunidad que se ve afectada cuando los procesos de producción son suspendidos.

 La huelga está reconocida impropiamente -como derecho y no como garantía- en las declaraciones
y normas internacionales:

o La Declaración Universal de Derechos Humanos no recoge expresamente el derecho de


huelga, limitándose a recoger en el número 4º del artículo 23 el derecho de toda persona
fundar sindicatos y sindicarse en defensa de sus intereses. Ese no reconocimiento del
derecho a la huelga se explica por el carácter consensual de la Declaración Universal, dado
que debían ponerse de acuerdo países pertenecientes a dos bloques ideológicos distintos:
el bloque -entonces existente-, de los países socialistas y el bloque de los países
capitalistas.

o El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales señala el


compromiso de los Estados partes a garantizar el derecho de huelga ejercido de
conformidad con las leyes de cada país tal como lo prevé, en su artículo 8,1º. letra d.

o La Declaración de las Naciones Unidas sobre el Progreso y el Desarrollo en lo Social, de


11 de Diciembre de 1968 declara en el artículo 20, apartado a) el derecho a la negociación
colectiva y a la huelga como instrumento para lograr un adecuado desarrollo social.

o En el ámbito europeo reconocen el derecho a la huelga el artículo 6.4º de la Carta Social


Europea, firmada en Turín el 18 de Octubre de 1961,el artículo 13 de la Carta Comunitaria
de Derechos Sociales Fundamentales de los Trabajadores, de 9-12-1989 y el artículo
14, 1 y 2 de la Declaración de los Derechos y Libertades Fundamentales, aprobada por
el Parlamento Europeo por Resolución de 16 de Mayo de 1989.

 La mayoría de países recogen esta garantía dentro de sus textos constitucionales, otorgándole el
carácter de derecho fundamental. Así sucede en España. La Constitución de 1978 la reconoce
como derecho fundamental en el artículo 28.2, que establece:

Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La


ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar
el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

En el momento actual, y pese al tiempo transcurrido desde la promulgación de la Constitución no


existe una ley Orgánica que desarrolle y garantice esta garantía, sino tan sólo un proyecto de ley
que deberá ser llevado al Parlamento.

 La huelga está también reconocida también en declaraciones de organizaciones religiosas,


como la Iglesia Católica. El Nº 20 de la Encíclica Laborem Exercens, del Papa Juan Pablo II
afirma:

Actuando en favor de los justos de sus miembros, los sindicatos se sirven también del
método de la huelga, es decir, del bloqueo del trabajo, como una especie de ultimátum
dirigido a los órganos competentes y sobre todo a los empresarios. Este es un método
reconocido por la doctrina social católica como legítimo, en las debidas condiciones y en los
justos límites...

 Las legislaciones penales de varias naciones tipifican como delito cualquier acción encaminada a
impedir el ejercicio de esta garantía.

 En países de América Latina como México, Ecuador y otros, para garantizar el derecho a la huelga,
funcionan tribunales especiales que resuelven asuntos que tienen que ver con los conflictos
colectivos del trabajo. Estos tribunales tienen facultades de arbitraje y decisión.

 En el sistema jurídico español cuenta con las máximas garantías de tipo procesal que establece la
constitución; es decir, con el recurso y la cuestión de inconstitucionalidad, con el recurso de amparo,
etc...

CLASIFICACION

 En relación al factor tiempo pueden ser clasificadas en:

o Huelga indefinida, que constituye la modalidad clásica, y que consiste en un paro que
pretende durar hasta el agotamiento del adversario o propio, hasta el doblegamiento
incondicional de una de las partes.

o Huelga por tiempo determinado. Suele ser por un plazo de tiempo muy corto, siendo las
fechas elegidas aquellas que corresponden a períodos-punta de actividad productiva o días
puente entre festividades.

o Huelga intermitente. Su ejecución se divide en varios momentos, distribuidos dentro del día
o en espacios temporales superiores.

 En relación al factor espacio pueden ser clasificadas:

o Huelga general. Consiste en la paralización de un extenso ámbito productivo o a una


ciudad, un sector de productividad o incluso todo el país.

o Huelga parcial. Es aquella que es limitada en el espacio y que en consecuencia afecta sólo
a una parte del ámbito conflictivo, bien para concentrar mejor los esfuerzos, bien por
razones de facilidad organizativa o de potencial de afiliados.

 En relación a su reconocimiento o no reconocimiento por parte de las normas del Estado, la huelga
puede ser:
o Huelga legal, que es aquella que viene regulada por las normas del Estado y sometida, por
tanto, a las condiciones de validez y de procedimiento impuestas por la ley.

o Huelga ilegal, que es aquella que está expresa o tácitamente prohibida por la ley, en su
totalidad, bien en alguno de sus elementos.

 En relación al motivo por el que se realizan:

o Huelga revolucionaria, que son aquellas que tienen una finalidad política: transformar
radicalmente las condiciones sociales que impiden la realización de los Derechos Humanos.

o Huelga de solidaridad, que son aquellas que suponen el apoyo y solidaridad con las
reivindicaciones de otros trabajadores que no son los huelguistas.

56. EL DERECHO A LA CULTURA

DESDE LA REALIDAD

"El espectáculo de mayor desolación lo ofrece la célebre biblioteca de Sarajevo. El 26 de agosto de 1992,
los ultranacionalistas serbios arrojaron sobre ella un diluvio de cohetes incendiarios que redujeron en pocas
horas todo su rico patrimonio cultural a cenizas.
Como señala la Oficina de Información del Gobierno de Bosnia-Herzegobina, dicho acto "constituye el
atentado más bárbaro cometido contra la cultura europea desde la II Guerra Mundial. En verdad...dicho
crimen no puede ser definido cabalmente sino como memoricidio. Puesto que toda huella islámica debe
ser extirpada del territorio de la Gran Serbia, la biblioteca, memoria colectiva del pueblo musulmán bosnio,
estaba condenada a priori a desaparecer en las llamas de la vengadora purificación.
Casi cinco siglos después de la quema de manuscritos arábigos en la granadina puerta de Bibarrambla
decretada por el cardenal Cisneros... miles de manuscritos árabes, turcos y persas se esfumaron
definitivamente. El tesoro así destruido comprendía obras de historia, geografía y viajes; teología, filosofía y
sufismo; ciencias naturales, astrología y matemáticas; diccionarios, gramáticas y poemarios; tratados de
ajedrez y de música....

REFLEXION Y ANALISIS

El interés y preocupación por los derechos culturales tiene varias causas:

1. En aquellos países que alcanzaron la independencia del dominio colonial, esta independencia
significó, además del derecho político a la autodeterminación, un nuevo sentido de dignidad, un
enorgullecimiento de su arte, la determinación de reconstruir las culturas tradicionales y la
protección de las nuevas culturas indígenas de la furiosa industrialización.
2. Para aquellos que viven en el mundo industrializado se ha llegado a la conclusión de que, además
de las cosas materiales, existe la necesidad de una actividad creadora. Se puede decir que ha
surgido un nuevo humanismo.
3. En cualquier lugar del mundo, a medida que un mayor número de personas va teniendo acceso a
los medios de comunicación, se produce un mayor interés por otras culturas y por la riqueza cultural
del pasado.
Lo importante de todo esto es el hecho de que la cultura no es considerada ya como prerrogativa de
una minoría. Existe una creciente aversión a definir la cultura en términos elitistas, se empieza a
reconocer la diversidad de los valores culturales, incluso dentro de un mismo país, conforme se
verificó en España.
Para dar un ejemplo práctico es necesario distinguir qué son estos derechos culturales en dos
contextos socio-económicos totalmente diferentes:
1. En una sociedad industrializada, y
2. En una sociedad en vías de desarrollo.

a. En la sociedad industrial se ha generado una cultura consumista; la realización práctica de los derechos
culturales debe permitir una mayor participación del hombre en la vida de la comunidad para subsanar la
mecanización y el anonimato.
El cumplimiento de los derechos culturales debe permitir al hombre liberarse de la manipulación de la
publicidad, ofreciéndole los medios para impugnar y distinguir entre las diferentes fuentes de información.
Y una consecuencia de la eficacia de los derechos culturales es hacer conocer a la sociedad consumista la
existencia de otras sociedades y otras culturas, llevándola a comprender mejor la realidad de las
sociedades en desarrollo. Tal comprensión podría conducir a una superación del etnocentrismo.

b. Por otro lado, en una sociedad en vías de desarrollo, el contenido de los derechos culturales está más
estrechamente relacionado con el derecho a la autodeterminación y/o con el concepto de rehabilitación de
una cultura tradicional sometida durante mucho tiempo a una situación de colonización.
El concepto de derechos culturales en las áreas subdesarrolladas está íntimamente asociado con la idea de
desarrollo, mucho más que con la idea de ocio. Esto significa que el derecho a la cultura todavía se
identifica, hasta cierto punto, con el derecho a la educación, a una educación práctica que aspira a ayudar al
individuo a vencer la situación de marginación en la que está inmerso.
Por tanto, se cometería un grave error, si en el afán de conservar el "mito de la universalidad" de los
Derechos Humanos, se construyera un concepto general de derechos culturales, en contradicción con la
actual combinación internacional de circunstancias, i. e. con la realidad mundial.

Estamos a punto de terminar este segundo milenio y todavía millones de hombres y mujeres son privados
de los frutos de la cultura y de los beneficios del progreso científico. Vacunaciones necesarias y posibles,
por ejemplo contra el cólera en el Perú, no son practicadas de modo adecuado y, consecuentemente,
existen poblaciones no preservadas de enfermedades cuyos antídotos hace mucho tiempo han sido
descubiertos.
Científicos estudian las transformaciones en el mundo, gracias a subvenciones que proceden del trabajo de
las grandes mayorías. Sin embargo, muchas veces ocurre que intereses políticos o económicos acaban por
prevalecer sobre el derecho a que todos los hombres gocen de los beneficios resultantes de tales progresos
científicos. Es injusto mantener estructuras por las que estos beneficios son la prerrogativa de unos pocos.
La primera tarea del hombre es vivir y una de las principales funciones de la cultura es hacer posible a las
personas mantener y perpetuar la vida. La más importante condición de la vida es la paz y una de las
principales funciones de la interacción cultural es erradicar las guerras de la vida de las sociedades. Sin
embargo, las mayores inversiones para investigación y desarrollo tecnológico se da en el área
armamentista, pese a los recientes esfuerzos por restringir tal producción. Por cuanto podríamos concluir
que la cultura actual es una cultura belicista.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos ha tenido una gran influencia en nuestro pensamiento
sobre los derechos del hombre. Pero el mundo ha presenciado cambios muy radicales en los últimos
cuarenta años. Aunque la UNESCO, organismo de Naciones Unidas que tiene por misión promover la
solidaridad intelectual y moral de la humanidad, haya sobrevivido a estos cambios, la revolución de la
ciencia y la tecnología exige una nueva perspectiva y una aplicación más realista de los propósitos e
intenciones a las urgentes necesidades de la humanidad.
El derecho a la cultura de los pobres del mundo debe comenzar por su liberación de la pobreza, la
enfermedad y el analfabetismo. Los hombres deben aceptar que la ciencia y la aplicación de sus resultados
continuará formando el fondo de toda la cultura humana.
Para terminar, es importante que se comprenda que el derecho a la cultura incluye la posibilidad de cada
hombre de obtener los medios para desarrollar su personalidad, a través de su participación directa en el
sostén de los valores humanos, y de llegar a ser, de esta forma, responsable de su situación, bien a escala
nacional o mundial.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las acciones de defensa de este derecho cabe señalar, además de la utilización de las diferentes
garantías del derecho, la colaboración con organizaciones intergubernamentales, como la UNESCO y con
organizaciones no gubernamentales que actúan en defensa del mismo, como, por ejemplo, la Asociación
Pro Derechos Humanos de España, entre otras muchas...

57. EL DERECHO A LA EDUCACION

DESDE LA REALIDAD

1. Casi la mitad de los países del mundo tienen un cincuenta por ciento de analfabetos.
Las tres cuartas partes de la humanidad están en un grado de culturización de un nivel muy bajo.
En Africa el 80% de la población es analfabeta...
Según la UNESCO el 13'4% de la población mundial (que vive en Europa Occidental) absorbe el
45'3% de la producción de libros (225.000 títulos) y si añadimos EEUU, la ex Unión Soviética y
Japón, entonces, un 30% de la población mundial produce el 80% de los libros publicados. El
público lector es una casta. Roger Scarpit señala que, en 1970, más de la mitad de los libros
literarios del mundo están escritos por 10 millones de intelectuales europeos (sin comprender la
entones URSS), o sea, el 0'3% de la población mundial.
2. La educación es un derecho cuyo ejercicio suele depender de situación económica de los diferentes
países, la tasa de matriculación terciaria en el Sur es sólo una quinta parte con respecto a la del
Norte. Sin embargo, la renta per cápita de Costa Rica es sólo una tercera parte de la de Omán, pero
su tasa de alfabetización es tres veces superior. Ello demuestra que el fenómeno educativo está
condicionado, pero no determinado por la economía; influyen también factores culturales. Quizá
debido a éste último factor, la mujer tanto en el Sur como en el Norte, tradicionalmente se vio
postergada en el ámbito educativo; sin embargo este fenómeno ha comenzado a remitir. En los
países industrializados, en el sector secundario el número de mujeres es superior al de hombres. En
el sector terciario es aproximadamente igual, aunque es menor en un tercio en las actividades
científicas.

REFLEXION Y ANALISIS

Entre todos los derechos fundamentales el derecho a la educación es, en cierto modo, el más
"fundamental", porque se constituye en la base y garantía de muchos otros derechos, como el derecho a la
paz, el derecho al medio ambiente sano...
La existencia de una sociedad libre no se concibe más que dentro del marco de la libertad de pensamiento y
de expresión. Pero para conseguirla es preciso preparar previamente a la juventud a través de una
educación en valores como la tolerancia, el pluralismo, y en general, en la idea de respeto de los Derechos
Humanos. La educación debe ser una educación orientada en la idea de progreso y, por consiguiente, en la
idea de preparación para los necesarios cambios sociales.
El derecho a la educación constituye un medio de garantía de los demás derechos. A través de la triple
función que le es atribuíble:

La función socializadora: la función de integración en la sociedad.


La función democrática, que se traduce en dos vertientes complementarias:
1. Es un derecho necesario para el conocimiento y participación en todos los demás derechos.
2. Es un derecho necesario para el conocimiento y el "adiestramiento" en las garantías de los
derechos.
La función de progreso: Una sociedad moderna requiere, para su deasarrollo integral, el más alto nivel
educativo posible.

La manipulación, ideologización y la existencia de restricciones abusivas en el ejercicio de este derecho es,


por el contrario, un instrumento sutil, y lamentablemente eficaz para eliminar la libertad de los pueblos.
La educación es un proceso con posibilidad infinita de desarrollo, y cuando se le preguntó a Napoleón ¿a
qué edad conviene que comience la educación de un niño? respondió: "veinte años antes que nazca, con la
educación de la madre", apostillaríamos hoy, también con la del padre. Esta anécdota puede hacernos ver
que la dimensión social de la educación de cada individuo depende de la de su entorno. Luego no sería
excesivo hablar de "pueblos" educados o analfabetos.
La cultura es un valor en sí mismo que ha de ser promovido pues permite que la libertad sea real y efectiva.
El hombre es un ser intelectual que con su pensamiento transforma no sólo la naturaleza sino su propia
vida.
Hablar de una educación para la libertad, para el desarrollo de la dignidad humana es hablar de una
educación con unos valores, que no es neutral. Podemos educar para la violencia o para la paz, para la
libertad o para la esclavitud, para el egoísmo o para la solidaridad. De las escuelas pueden salir personas
que valoren en un alto grado la dignidad humana o personas que la desprecien.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa del derecho a la educación puede consistir en la colaboración con organizaciones de
profesionales de la enseñanza, así como con organizaciones intergubernamles, como la UNESCO y
organizaciones no gubernamentales, que desarrollen una labor de defensa de este derecho.
También la acción de defensa se canaliza a través de la creación de asociaciones por parte de los
estudiantes, profesores y padres de alumnos.

58. EL DERECHO A LA AUTONOMIA UNIVERSITARIA

DESDE LA REALIDAD

El 30 de Noviembre de 1983 el Gobierno Vasco interpuso recurso de inconstitucionalidad contra


determinados preceptos de la Ley Orgánica 11/83, de 25 de Agosto, de Reforma Universitaria,
argumentando entre otras cosas lo siguiente:
La autonomía universitaria es un derecho fundamental.
Los órganos generales del Estado o de las Comunidades Autónomas con competencia plena en materia
de educación no ejercen la totalidad del poder público en razón del principio de autoorganización de las
Universidades para el cumplimiento de sus fines propios.
Las potestades derivadas de la autonomía universitaria serán exclusivas cuando afecten únicamente a
intereses universitarios, y en los demás casos cabría, con mayor o menor intensidad, una intervención
normativa de los poderes públicos generales o comunitarios.
En ningún caso será posible la existencia de controles genéricos e indeterminados.

El Tribunal Constitucional, en aplicación de la Constitución -artículos 27.10, referente a la autonomía


universitaria, el 20.1 c, referente a la libertad de cátedra y artículo 149.1.30, referente a normas básicas de
desarrollo del artículo 27-, declaró inconstitucionales determinados artículos de la ley impugnada.

REFLEXION Y ANALISIS

Con el axioma moderno "saber es poder", se comenzó encargando a la ciencia y la tecnología el dominio
sobre la naturaleza, para que luego una y otra se orientaran al dominio de la sociedad. Entonces el saber
(científico tecnológico) se puso al servicio del poder (político) convirtiéndose en muchos casos, en el
instrumento legitimador de sucesivos regímenes.

La subordinación del saber al poder quedó clara en latinoamérica cuando la Doctrina de la Seguridad
Nacional atacó prioritaria y sistemáticamente a la autonomía universitaria: se hizo desaparecer, se mató, se
torturó, se impidió la actividad universitaria a miles de profesores y alumnos, se cerraron carreras
(sociología, psicología, etc), se censuraron programas, autores, textos... en el contexto de una universidad
intervenida militarmente.

La universidad, ese lugar donde cada cultura puede volver reflexiva y críticamente sobre sí, para
cuestionarse sus supuestos, releer su pasado, explicar su presente, anticipar su porvenir, sólo puede
cumplir tal función en el marco de una autonomía.

El parentesco entre la libertad y la verdad es demasiado estrecho, desde aquella cita evangélica: "la verdad
os hará libres", hay sobradas experiencias históricas del valor liberador de la verdad. Pero a su vez, a la
verdad o el conocimiento veraz, sólo puede darse en un ámbito de libertad.

Y si consideramos a la libertad en su significado más reducido, la libertad negativa -como le llamaría I.


Berlín- que es defendida por los liberales, veremos que aún para el Tribunal Constitucional, este concepto -
la autonomía- es esencial para la actividad universitaria:

"...la actividad fundamental de la universidad es la enseñanza y la investigación, y la libertad científica no


se agota en el derecho del profesor a rechazar ingerencias extrañas, sino que requiere que la propia
estructura del establecimiento hagan imposibles tales ingerencias".

Esto que ha sido caracterizado como el tercer fundamento jurídico de la sentencia de 1987, nos parece
denotar una profunda dimensión filosófica: sin libertad - entendida como ausencia de coacciones- no es
posible indagar la realidad (verdad) o pretender enseñarla.

Luego la universidad parece ser el topos o lugar donde la utópica acción comunicativa de J. Habermas y K.
O. Apel, pueda tener llevarse a cabo. Donde docentes y estudiantes intentando un diálogo simétrico,
participativo, se aproximen crítica y argumentativamente a un conocimiento lo más adecuado posible a lo
real, esto es, se aproximen a la verdad.

Para esto resulta necesario que el sujeto epistémico no sólo no esté coacciónado por "ingerencias externas"
(libertad negativa), sino que sea capaz de generar su propio proyecto, definir sus objetivos y su modo de
autorealización (libertad positiva).

Un orden jurídico propio de un "estado social y democrático de derecho" no puede menos que ajustarse a
los hechos o los antecedentes (historia) de las instituciones suyo funcionamiento ha de permitir, y tampoco
puede desconocer los valores (filosofía) que tales instituciones pretenden alcanzar.

En la modernidad los estados se atribuyeron a sí mismos, en virtud de su soberanía, una serie de


prerrogativas que supusieron un grave quebranto de la autonomía universitaria. Una reivindicación
fundamental de la postmodernidad es la recuperación de la misma.
En el sistema jurídico español, la valoración de la aplicación o resultados de la aplicación de la Ley
Orgánica de Reforma Universitaria, de 25 de Agosto de 1983, no puede ser sino claramente negativa:

No consigue superar la disociación Sociedad- Universidad, tradicionalmente existente.


Acentuación de las características de clientelismo y oligarquía propias de la Universidad en el sistema
jurídico anterior.
Acentuación de las características de masificación y burocratización.
Canalización y potenciación de la endogamia en el régimen de acceso al profesorado, en claro perjuicio
de la correcta selección de candidatos, potenciando no a los más aptos, sino a los más osados,
quedando las condiciones personales intelectuales, de formación y cultura, en un segundo plano.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa del derecho a la autonomía universitaria debe consistir en la realización de acciones,
tanto en la vida universitaria como en la vida extrauniversitaria (como, por ejemplo, los medios de
comunicación social), a través de las cuales conseguir el máximo posible de participación democrática de la
sociedad.

59. EL DERECHO A LA LIBERTAD DE CATEDRA

DESDE LA REALIDAD

Siete profesores de la Universidad de Gotinga -Dahlmann, Albrecht, J. Grimm y W. Grimm, W. Weber,


Ewald y Gervinus- fueron destituidos de sus cátedras y expulsados de la Universidad por haber protestado
contra la tropelía realizada por el rey de Hannover cuando suprimió la Constitución de 1833, para poder
adueñarse de los bienes del patrimonio fiscal y con ellos pagar sus ingentes deudas.

REFLEXION Y ANALISIS

El derecho a la libertad de cátedra tiene una enorme importancia, pues desde ella puede y debe
denunciarse las contradicciones propias de todo sistema jurídico- político. Una de esas contradicciones es
la violación de los Derechos Humanos. Ello forma parte de la actividad científica -entendida en su sentido
más amplio- en cuanto que ésta, implica esencialmente una labor crítica; entendiendo por crítica aquí en
varios sentidos o acepciones: en el sentido más genérico de búsqueda de la verdad -de lo que realmente
es-, como en el sentido más específico de denuncia de aquellas formas de pensamiento e instituciones que
no se compadecen con ella y que están enmascarándola o secuestrándola.
El derecho a la libertad de cátedra es un elemento imprescindible en la educación para los Derechos
Humanos, pues sólo en un régimen que lo reconozca será posible el análisis y difusión de aquellos.
En el marco de una educación participativa, donde se favorezca el diálogo simétrico entre educador y
educando, y la misma dinámica bidireccional pueda permitir eventuales cambios de roles, la libertad de
cátedra podrá verse vinculada a libertad de comunicación o de información y no sólo a la libertad de
expresión.
La libertad de cátedra, abiertas las puertas de la acción comunicativa, se constituye se constituye en un
elemento esencial para la realización efectiva de los Derechos Humanos.
Por eso, los regímenes totalitarios, tan propensos a atacar todas las libertades, entre ellas la libertad de
expresión y el derecho a la información, se ensañan, aún más si cabe, con la libertad de cátedra. La
Doctrina de la Seguridad Nacional en Latinoamérica llegó incluso a prohibir no sólo algunas cátedras, sino
Facultades íntegras tales como Sociología, Psicología y otras ciencias sociales, apelando para ello desde la
cesantía hasta la desaparición forzada de catedráticos y funcionarios.
Pero tan importante como es para un régimen autocrático impedir la libertad de cátedra, es para un régimen
democrático defenderla y promoverla en todas los ámbitos y niveles posibles. De modo que no sería
arriesgado afirmar que el nivel de respeto y promoción de la misma, marca el nivel de democratización de
una sociedad.
Porque lo que constituye el núcleo ético mítico de toda cultura -diría Ricoeur- es un conjunto de valores y
actitudes que se van comunicando de generación en generación. Y una de las vías privilegiadas para esta
comunicación lo constituye la educación sistemática impartida desde las cátedras.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de la libertad de cátedra, en caso de violación de la misma, puede consistir en la


utilización de las garantías institucionales y de las garantías no institucionales.
La acción de defensa de este derecho puede canalizarse también a través de organizaciones no
gubernamentales que luchen por la realización de los Derechos Humanos.
Por último la acción de defensa puede canalizarse a través de la acción de las agrupaciones y asociaciones,
sindicales y no sindicales, de los profesionales de la enseñanza, especialmente, de los profesionales de la
enseñanza universitaria.

EL DERECHO A LA PROPIEDAD
DEFINICION

Entendemos por derecho a la propiedad la facultad del ser humano -personal y comunitariamente
considerado- para disponer de determinados bienes ya porque los necesite para vivir, ya porque sean fruto
de su trabajo y tal disposición no prive a otros de lo necesario para sus vidas.

55. EL DERECHO A UNA VIVIENDA DIGNA

DESDE LA REALIDAD

1. "La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que si todas las viviendas cumpliesen un
mínimo de salubridad, se evitarían cinco millones de muertes al año, y cerca de dos millones de
nuevos enfermos crónicos. Datos de la ONU revelan que una de cada cuatro personas no tiene
acceso diario a agua limpia. El trabajo de buscar agua potable y acarrearla hasta el hogar ocupa el
85% de las energías diarias de una mujer de las zonas rurales de Africa.
En España, aunque en la última década el número de infraviviendas ha descendido un 47,6%,
según datos del último censo de viviendas, existen todavía 12.009 chabolas".
2. "Según datos de l980, en Addis Abeba el increíble porcentaje del 85% de la población vive en lo que
la ONU denomina "asentamientos informales", lo mismo sucede en Luanda con el 70%, en Dar es
Salam, el 60%, en Bogotá el 59% y en Ankara el 51%. Bombay es la ciudad más rica de la
India...pero la mitad de sus once millones de habitantes viven en tugurios y 350.000 pernoctan en
las calles.
El crecimiento de los precios de los alquileres...sumado a la falta de proyectos para la construcción
de viviendas económicas ha colocado a las viviendas decorosas fuera del alcance de las familias de
bajos ingresos, obligándolas a vivir en barrios marginales. Este fenómeno se agudiza en ciudades
densamente pobladas...Shangai, México, San Pablo, Buenos Aires, Pekín, Calcuta, El Cairo,
Yakarta, Manila...".
3. "La lluvia cesó un momento. El silencio sonó como la campana del recreo. Los hombres salieron a
la vez de las chabolas, herramienta en mano, para taponar las últimas vías de agua que inundaban
sus viviendas. Lo que hace unos segundos era poblado desierto se convirtió en hormiguero, donde
los laboriosos "insectos" se apresuraban a reconstruir sus casas de madera.
La tromba de agua que en los dos últimos días ha caído sobre Madrid ha afectado de forma
importante a todos los asentamientos chabolistas de la ciudad. Una vez más, las ratas han sido las
primeras en abandonar el barco. Sólo los "marineros" intentaban mantener a flote la miseria que se
ahogaba.
El asentamiento chabolista de Los Focos, en el distrito de San Blas, ayer se había convertido en un
cenagal. Un río de barro corría calle abajo partiendo en dos el poblado. Los gitanillos, con el fango
hasta los tobillos, jugaban bajo la lluvia...".
4. "En Inglaterra, se produce el hecho paradójico de que mientras 200.000 familias están sin vivienda
alrededor de 700.000 casas están vacías, pertenecen a particulares, el resto tiene diversas formas
de propiedad. (...) En los años 60 los "sin techo", desesperados, emprendieron acciones en
"Squartterisant" de las casa vacías. Se estima que alrededor de 250.000 personas "Squarterizaron"
(es decir, ocuparon casas vacías de manera ilegal) de 1968 a 1975. ...No obstante, en los años 70,
las autoridades locales dieron permiso a "Squarters" para utilizar las casas vacías hasta que
pudieran ser reparadas y "limpiamente distribuidas".
5. "Lleva una semana sin comer caliente y año y medio durmiendo al sereno. Ambrosio Jiménez
García es un vecino poco clásico del barrio de Salamanca, pródigo en señoronas y ejecutivos. Vive
entre la calle de Serrano y el paseo de la Castellana, un sitio excelente si no fuera porque su casa
es un rincón junto al paso elevado de Eduardo Dato. Tuvo que disputarle el espacio a yonquis y
travestidos...".

REFLEXION Y ANALISIS
En las diferentes culturas, a lo largo de la historia, el problema de la vivienda ha recibido las más diferentes
respuestas: tomemos como ejemplo, la trama urbana de buena parte de las construcciones en torno al
mediterráneo que legara el mundo islámico, donde una ciudad "no planificada, espontánea, sin continuidad
arquitectónica, pero a la vez, más acogedora con sus compactos caseríos, con sus terrazas, con sus
patios... fachadas encaladas...no es un artificio racional, sino un organismo puramente natural y biológico."
Frente a lo cual las urbanizaciones planificadas contemporáneas, logran "una ciudad ahistórica que
construida de forma rápida, brusca y a una escala no controlable... termina en la mercantilización en la
producción del bien alojamiento".

Luego el problema de la vivienda, no es sólo un problema de cada individuo en singular, sino -


principalmente a partir de los procesos de urbanización creciente y abandono del ámbito rural- un problema
social, donde la solución no sólo estará pautada por los recursos económicos de los que se disponga sino
también por la cultura.

Existe actualmente, en la generalidad de los países, incluido España, una enorme contradicción entre el
extraordinario valor, importancia y radicalidad que tiene la vivienda, en cuanto que bien de la personalidad, y
la escasa protección que los Estados le prestan.

La vivienda suele constituir para la inmensa mayoría de familias el principal bien patrimonial. Su coste se
aproxima a los ingresos del grupo familiar durante 7 o 12 años, según el país del que se trate.

El grado de salubridad, higiene y comunicación de la misma respecto al conjunto de servicios urbanos o


rurales, ofrece tal variedad, que resultaría equívoco referirnos con igual término a las viviendas unifamiliares
campesinas y a los duplex o adosados de última generación.

Lo que es inequívoco es el deseo de toda persona que pretenda constituir una familia o vivir con
independencia de la propia, de disponer de una vivienda que reúna las requisitos mínimos de habitabilidad.

Junto a este hecho constatable, se percibe también la paradójica situación por la que no sólo en países en
desarrollo, sino incluso en los industrializados, hay grandes colectivos carentes de este bien frente a
quienes, por especulación inmobiliaria disponen de muchas viviendas; lo que permitiría distinguir entre las
viviendas-estar, como propiedad-necesaria a las que alude el derecho a la vivienda, y las viviendas-haber
que corresponde a lo que designamos propiedad-riqueza.

Cabría preguntarse, teniendo en cuanta que para Tomás de Aquino en caso de extrema necesidad,
apropiarse de lo ajeno no constituye robo, ¿cómo se puede calificar la acción de los Ocupas o Squarters?.

Además, si el problema es tan generalizado y los gobiernos no llegan a satisfacer totalmente las demandas,
¿en qué medida una solución mancomunada, como la de cooperativas de viviendas, puede resultar una
solución adecuada?

Una adecuada política en relación al derecho a la vivienda no debe consistir, como actualmente consiste en
una mera labor de promoción o de ayuda, ni se pueden quedar las normas legales, tanto internas como
internacionales en una mera orientación general.

Muy por el contrario, las características mismas del derecho exigen una protección mucho más decidida y
eficaz. Lo cual supone:

La eliminación de toda forma de especulación sobre el suelo, poniéndolo al servicio del Bien Común o
bienestar general.
La creación de viviendas dignas a las que puedan acceder todas las personas, sin ningún tipo de
discriminación.
La eliminación y persecución de todo tipo de construcciones ilegales que ponen en peligro o deterioran la
correcta conservación del medio ambiente o el conjunto histórico artístico en que se emmarca la
vivienda.
El contenido o ámbito de ejercicio del derecho a la propiedad privada no puede entendido de tal manera
que impida el pleno acceso de toda persona a una vivienda digna. Uno de los límites del mismo es el
disfrute de todas las demás personas de aquellos bienes que son imprescindibles para una vida digna.
La expropiación forzosa del suelo necesario para la construcción de viviendas en virtud del interés social
general y mediante el abono de un adecuado justiprecio.
La garantía adecuada del derecho a la vivienda si se le configura como un auténtico derecho
fundamental, como corresponde a su propia naturaleza y a la interpretación del sistema de Derechos
Humanos, debe pasar por una adecuada acción internacional y por la posibilidad establecida en las
normas del Estado de actuar acciones, incluso de carácter judicial, que permitan el disfrute efectivo y
pleno del derecho.
Una adecuada legislación fiscal que permita el acceso a la vivienda de todas las personas que viven en
el país.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La protección del derecho a la vivienda se realiza por múltiples vías. Además de la vía institucional es
especialmente importante la integración y colaboración con las diversas acciones llevadas a cabo por las
Asociaciones de Vecinos y por las organizaciones no gubernamentales.

56. EL DERECHO A LA PROPIEDAD INTELECTUAL

DESDE LA REALIDAD

El prestigioso escultor español Pablo Serrano ejecutó en Mayo de 1962 una escultura titulada "Viaje a la
Luna en el fondo del mar" que fue adquirida por la firma INTUSA por el precio de 75.000 pesetas para ser
instalada en el hall del hotel Tres Carabelas de Torremolinos.

Con posterioridad, una vez que la obra fue ejecutada e instalada, los administradores de INTUSA decidieron
retirar la obra porque consideraban que "su efecto era desastroso", por lo que se procedió a desmontar la
obra, cuyos materiales se guardaron en un almacén.

Ante esos hechos, el referido artista llevó el caso ante los tribunales, iniciando un largo litigio en defensa de
sus derechos de autor, alegando el reconocimiento de la facultad de oponerse a las deformaciones,
mutilaciones o modificaciones o cualquier otro atentado contra la obra que cause perjuicio al honor y
reputación del artista.

REFLEXION Y ANALISIS

El derecho a la propiedad intelectual, tradicionalmente contemplado exclusivamente desde la perspectiva


individualista y como determinante de la producción de unos determinados beneficios económicos, está
experimentado, a partir de los derechos de la tercera generación una transformación fundamental. Ahora ya
no es sólo la persona individual sujeto titular del derecho, sino los pueblos. Y, por otra parte, se trasciende,
en virtud de los valores del bien común y solidaridad, la idea de que la propiedad intelectual no sólo debe
producir beneficios al titular del mismo, sino que esos derechos deben contemplarse, con prioridad y ante
todo, desde la perspectiva de suministrar beneficios al bienestar general.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones a realizar para la protección del derecho puede consistir tanto en la utilización de las garantías
jurídicas -tanto institucionales, como las garantías no institucionales- y de las garantías extrajurídicas.

57. EL DERECHO A LA PROPIEDAD DE LA TIERRA

DESDE LA REALIDAD

1. "En Chiapas, región eminentemente agrícola, se ha defendido el latifundismo bajo razones de


productividad. La rapacidad de los ganaderos y de los terratenientes que socavaron las tierras y las
selvas de las comunidades indígenas tenía que estallar por algún lado. Los indios van a la cárcel o
han de pagar multas por cortar árboles para calentarse o hacer sus casa, mientras que las
empresas multinacionales madereras arrasan hectáreas de selva. (...) El comité del EZLN explicaba
en San Cristóbal: `No hay justicia. Tenemos hambre, el Gobierno no nos soluciona nada y cuando
negociamos con ellos luego vienen y nos desalojan. Mucha gente sin tierra, hay miles de
solicitudes en la Secretaría de Reforma Agraria y no les dan solución".
2. "En 1712 grupos de indígenas tzeltales se levantaron en armas contra los abusivos tributos que
imponían la Iglesia y las autoridades de la metrópoli...
Entre 1911 y 1914, en pleno período revolucionario un líder indígena llamado Jacinto Pérez Pajarito
organizó una revuelta contra las autoridades de Tuxtla Gutiérrez, la capital del Estado de Chiapas,
que fue también aplastada por el ejército. Un batallón especial, llamado los Hijos de Tuxtla, castigó
a los insurrectos con el llamado desorejamiento, es decir, les cortaron las orejas con machetes a
todos los rebeldes para que sirviera de escarmiento.
Son apenas dos ejemplos tomados entre los 200 intentos de los indígenas, según los expertos, por
sacudirse la opresión económica y social con una feroz lucha por la posesión de la tierra como
eterno telón de fondo.
"Los historiadores de estas sublevaciones" cuenta el antropólogo español Pedto Pitarch, que
estudia desde hace años las culturas indígenas de Chiapas, "ha sido transmitida oralmente de
padres a hijos durante muchas generaciones. De hecho, los zapatistas han realizado ahora el
mismo recorrido y han planteado los mismos métodos de lucha que los sublevados de 1712...".

REFLEXION Y ANALISIS

El problema del acceso a la propiedad de la tierra no e solo de países latinoamericanos ni de países


asiáticos.

En España el problema agrario plantea también como problema aún no resuelto el problema de la reforma
agraria. Expropiación de tierras no cultivadas. El problema de los latifundios en Andalucía. La ocupación de
tierras y los consiguientes procesos penales contra el alcalde de Marinaleda siguen planteando, como
cuestión acuciante la necesidad de reconocer este derecho como un derecho prioritario de carácter
fundamental.

En Latinoamérica el problema de la región mejicana de Chiapas demuestra, una vez más, que los derechos
económicos, sociales y culturales son por su propia naturaleza, previos y presupuesto necesario para la
realización de los derechos civiles y políticos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa del derecho puede consistir en:

Participar en campañas organizadas por organizaciones no gubernamentales para la defensa del


derecho.
Poner en práctica las garantías no institucionales, así como las garantías extrajurídicas. Entre ellas, las
cooperativas.

EL DERECHO A LA IGUALDAD
DEFINICION

El concepto genérico de igualdad es como tal una abstracción y en sí mismo carece de contenido a no ser
que sea puesto en conexión -en el ámbito social- con los diversos tipos de relación social, especialmente
con las relaciones jurídicas.

La noción de igualdad es nítida en el ámbito de la lógica verbal o de la lógica simbólica (matemática), pero
resulta sumamente ambigua e indeterminada en el plano de la vida social y por tanto en el ámbito jurídico.

Por derecho a la igualdad se entiende aquel derecho genérico, concreción y desarrollo del valor igualdad,
que supone no sólo el reconocimiento por parte de las normas jurídicas del principio de no discriminación a
la hora de reconocer y garantizar los derechos, sino además, el cumplimiento social efectivo de la misma.

58. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR RAZON DE RAZA,


COLOR U ORIGEN ETNICO

DESDE LA REALIDAD

1. Nelson Rolihiala Mandela, nació en Transkei en 18 de Julio de 1918, en el seno de una familia de la
etnia xhosa. Su padre era jefe de la Tribu "Tembu" y pertenecía a la aristocracia negra. Por su
extracción y educación se formó en Escuelas Metodistas, estaba llamado a formar parte de los
sectores conservadores negros.
Nelson Mandela renunció a heredar la "corona" de su padre y se decidió a luchar firmemente por
sus convicciones, por la defensa de los derechos de los negros y contra el apartheid.
En 1983 ingresó en la Universidad de Fort Hare, sólo para negros. Organizó una serie de protestas
que terminaron con su expulsión. Completó sus estudios de Derecho. En 1944 se había incorporado
al ANC. Esta Organización fundada en 1912, es uno de los movimientos más antiguos nacionalistas
africanos. De naturaleza reformista, ha ido radicalizándose a medida que el régimen de Pretoria ha
ido endureciéndose. La llegada de Mandela contribuyó decisivamente a este giro y al incremento de
su actividad y presencia en la colectividad negra.
En aquellos años desplegó una intensa actividad con multitud de campañas de resistencia pacífica
hasta que en 1961 las autoridades decretaron una orden de búsqueda y captura contra él. Tras una
intensa búsqueda a Mandela le llegan a llamar "pimpinela escarlata" la policía le detuvo en un
rutinario control de carreteras, a partir de aquí empieza su leyenda que le sitúa en la historia de la
resistencia negra.
Mandela fue condenado a cadena perpetua, actuó como defensor en su juicio y lo convirtió en un
alegato anti-apartheid. Justificó su lucha con las siguientes palabras:
Nos están vedadas todas las vías para expresar nuestra oposición en la legalidad, se nos ha
conducido a la alternativa de aceptar la dominación perpetua.....He dedicado toda mi vida a la lucha
del pueblo africano. He luchado contra la dominación blanca y he luchado contra la dominación
negra. He soñado con el ideal de una sociedad libre y democrática. Es un ideal por el que espero
vivir. Pero es también un ideal por el que estoy dispuesto a morir.
2. "...Como en su día hizo la propaganda nacionalsocialista alemana con la población judía, medios
rumanos como Eevenimentul Zile, el periódico de mayor tirada, presenta a la comunidad gitana
como un elemento extraño que se multiplica "como las ratas" y amenaza con devorar por dentro la
cohesión, el espíritu y la identidad nacional.
Aunque el censo de 1992 asegura que son 410.000 los gitanos que viven en Rumania, nadie
concede el más mínimo crédito a esta cifra, y no sólo los líderes de la comunidad afectada hablan
de varios millones (unos de dos y otros de hasta cinco) en una población total de Rumania de 23
millones. La inmensa mayoría de los gitanos vive en unas condiciones atroces, inimaginables para
los sectores más marginales en Europa occidental.
Sólo 2 de cada 10 tienen trabajo, normalmente en el comercio o en el campo, el analfabetismo es
prácticamente general y ante la casi nula escolarización de sus hijos en la Rumanía pos-Ceaucescu
la integración de las nuevas generaciones parece más lejana que nunca. En esta situación, muchos
recurren al mercado negro, a la mendicidad y a la pequeña delincuencia para sobrevivir".
3. En Madrid, se produjeron hechos que demuestran claramente el problema de la discriminación de
las minorías nacionales, en este caso de los gitanos que habitan en el municipio. Concretamente,
los vecinos de Villaverde Bajo se opusieron a que continuaran las obras del asentamiento para 88
familias gitanas, según las noticias del diario El País, Madrid, 21 de Septiembre de 1991. Estas
obras se encuadran dentro del programa de Realojamiento de la Población Marginal, que ha puesto
en marcha la Administración; Como antecedente se puede citar el realojamiento de chabolistas
gitanos del Pozo del Huevo (vallecas) en el edificio del "ruedo" de la M-30 (Moratalaz). La
Comunidad de Madrid es la responsable del Consorcio para el Realojamiento de la Población
Marginal, declarando el Alcalde de Madrid que es a esta última institución a la que corresponde
hacerse cargo del problema, dialogando con los vecinos. Estos, aducen el peligro de que el
asentamiento gitano se convierte en un foco de venta de drogas, organizando una manifestación
que obligó a los trabajadores a paralizar las obras. El aparejador de las obras aseguró que la
suspensión de los trabajos fue "sugerida" por la policía.
El presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, manifestó a su vez que "la xenofobia
no es un problema de la Administración, es un problema de esta sociedad; la Administración está
intentando erradicar las chabolas y dar unos asentamientos a esta gente [los habitantes de los
poblados de infra- viviendas]".
Dentro de los actos discriminatorios contra la población gitana, también se ha registrado el hecho de
que vecinos payos se negaron a enviar a sus hijos a la escuela, debido a la presencia en la misma
de niños gitanos. Estos hechos ocurrieron en Mancha Real y Aitona, según la información extraída
del diario El País, de Madrid, del día 21 de Septiembre de 1991.
4. Sandra Lovelace envía comunicación al Comité de Derechos Humanos, porque considera violados
sus derechos como indígena, en virtud del Indian Act promulgado en el derecho canadiense y en
razón a los siguientes hechos:
Nace la comunicante en Canadá, en la tribu india Molisselt en donde fue inscrita como tal; se casó
el 23 de Mayo de 1970 con un canadiense no indio. Durante su matrimonio vivió fuera de la reserva,
entre otras razones porque en virtud del Art. 12 párrafo 1 b) del Indian Act, la mujer india que se
casa con una persona no india, pierde todos los derechos a pertenecer a la reserva indígena y
todas las garantías que con ello conlleva.
Posteriormente, al divorciarse, ella y sus hijos fueron a vivir a la reserva, donde el Consejo de Grupo
de la reserva Tobique le exigió que abandonara la reserva y le prohibió que viviera allí. Los demás
miembros de la reserva apoyaron la decisión de la denunciante, al considerarla miembro indígena,
como quiera que había nacido, convivido y compartido las costumbres, cultura, religión y lengua
nativa.
El argumento del Consejo del Grupo consistía en que únicamente los indígenas podían permanecer,
vivir y relacionarse con otros indígenas dentro de la reserva, calidad que Sandra Lovelace perdió al
casarse con un no indígena, de acuerdo al Indian Act.
Dentro del trámite del asunto -entre 1977-1980- el gobierno de Canadá reconoce que el Indian Act
es contrario al Artículo 27 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, sobre el derecho
de las minorías étnicas, que en esa época se estaba realizando cambios legislativos para acoplar
las normas internas a las establecidas por el Pacto; sin embargo, en el caso concreto considerado
que estaba vigente el Art 12 párrafo 1 b) del Indian Act y por lo tanto la comunicante había perdido
los derechos como indígena, máximo si se tiene en cuenta que tales derechos se habían perdido
antes de que Canadá hubiera firmado el Pacto.
5. "El comercio de una familia turca resultó destruida ayer por la mañana en la localidad alemana de
Kaltenkirchen, en el norte del país, en un incendio intencionado de motivación xenófoba, según
informó la policía".

REFLEXION Y ANALISIS

El fenómeno del racismo es altamente complejo, no es algo innato, sino que se adquiere la mayor parte de
las veces en función de las creencias y estructuras predominantes de un grupo social sobre características
de orden económico, social y cultural.

La raíz ideológica, justificadora de la discriminación racial descansa en la tesis pseudocientífica, que


arrastra siglos de existencia, consistente en afirmar la inferioridad de ciertas razas respecto de otras: de la
raza negra respecto de la raza blanca, de la etnia gitana respecto a la raza de los payos, de los judíos
respecto de la "raza" aria...

Un botón de muestra de esa ideología lo encontramos en Carroll, quien en 1900 escribió que "las pruebas
bíblicas y científicas demuestran que los negros no pertenecen a la gran familia humana".

Esta ideología recogida en múltiples doctrinas filosóficas, religiosas antropológicas, etc...han servido a lo
largo de los siglos para inspirar primero, y reforzar después toda una serie de medidas legales que
consagraban, y aún siguen consagrando, diversas formas de discriminación, la colonización e incluso el
exterminio de pueblos.

Desde la venta de esclavos, hasta la negación actual de los Derechos Humanos, el hombre de Africa ha
sido el que más ha sufrido en su espíritu y en su carne el látigo del racismo.

La trata de negros llevada a cabo por la necesidad de mano de obra en las plantaciones norteamericanas
marcó al africano con el carisma de la esclavitud, equiparándolo en su condición de servidumbre más al
animal de carga que al hombre occidental.

Como es sabido existen varios grados en la manifestación fenomenológica, tanto del racismo como de la
xenofobia(3):

El escalonamiento típico comienza con el prejuicio, que bien se manifiesta de una forma explícita, bien
se mantienen latente de una forma difusa en la ideología de los grupos dominantes, aunque con diversas
formas de exteriorización cultural, como en el lenguaje. V. Gr.: "Cómo vas vestido, pareces un gitano".
El segundo peldaño está ocupado por la discriminación (bien legal, bien fáctica).
El tercer escalón en línea ascendente lo ocupa el apartheid o segregación racial.
El nivel superior está ocupado por el genocidio. De él nos hemos ocupado en uno de los apartados
referentes al genérico derecho a la vida.

El apartheid, que en la lengua africaans significa "separación", es una forma sistemática de discriminación y
segregación raciales institucionalizadas, practicada por el gobierno de Sudáfrica como política oficial desde
1948.

Bajo el apartheid no se permite a los sudafricanos negros, que son la mayoría de la población de Sudáfrica
participar en la vida política del país, y se los somete a centenares de leyes y reglamentos represivos.

En España el racismo toma, desde hace siglos, la forma de odio y discriminación, pese a la prohibición
jurídica de toda forma de la misma, respecto de las personas pertenecientes a la etnia gitana.

El problema gitano enlaza con la situación de marginalidad en que viven desde hace años, agravada por el
progresivo consumo de drogas; estos hechos están íntimamente relacionados con las desigualdades
económicas y sociales y la falta de integración en una sociedad que siempre se ha mostrado reacia
respecto a la aceptación de un sector de la población con una cultura diferente. A su vez, existe el profundo
temor de los vecinos payos ante la inminente vecindad de los gitanos es que se expanda el consumo y
venta de droga, puesto que consideran que son los gitanos quienes promueven esto. He aquí que usan
como chivos expiatorios a un grupo al que se le achaca un mal que compete a la sociedad entera.

Actualmente, el mundo continúa reproduciendo este fenómeno que va desde los hechos mas aberrantes
como el resurgimiento de los grupos neonazis en el mundo desarrollado hasta los prejuicios de esa
apariencia "agitanada".

Enumerar dichos rasgos es una tarea muy compleja; por eso, nos vamos a limitar a señalar -grosso modo-
algunos de los principales factores que explican la existencia del racismo:

La difusión de teorías que defienden el concepto de superioridad racial.


La función de la esclavitud y el colonialismo en el desarrollo de los prejuicios y la discriminación racial.
Las formas institucionalizadas y sutiles de discriminación racial.
Entre los factores políticos tenemos:
La denegación del derecho de libre determinación.
La existencia aún de regímenes racistas.
La ausencia de medidas que garanticen de hecho y de derecho los principios de igualdad y no
discriminación y ofrezcan recursos eficaces a los que afirman ser víctimas de discriminación racial.
Las políticas de represión e intimidación de grupos de población por parte de los denominados
"grupos de incontrolados".
La denegación del derecho de toda persona a participar en condiciones de igualdad en la dirección de
los asuntos públicos.
La falta de medidas destinadas a combatir la difusión de ideas basadas en la superioridad o el odio
raciales.
La falta de medidas encaminadas a eliminar las causas de tensión entre los grupos.
Entre los factores económicos están:
Los obstáculos al desarrollo económico de los grupos desfavorecidos, las formas de explotación,
incluidas las exorbitantes disparidades de ingresos entre los grupos dominantes y los grupos
desfavorecidos.
Las prácticas discriminatorias en relación con el derecho al trabajo, a la libre elección de trabajo, a
condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo, a igual salario por trabajo igual y a una
remuneración equitativa y satisfactoria;
Las prácticas discriminatorias en relación con el derecho a los servicios sociales y el derecho de
acceso a los lugares y servicios públicos;
El no reconocimiento de la identidad cultural y la contribución a la cultura de todos los grupos de
población;
El no reconocimiento del derecho de los miembros de los grupos de población a salvaguardar y
conservar su acervo cultural.
Las prácticas discriminatorias en relación con el derecho a la educación y la formación profesional.
La falta de medidas de información encaminadas a hacer desaparecer las opiniones estereotipadas
que cada grupo de población puede tener de los otros.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La defensa de este derecho puede consistir en la realización de las siguientes acciones:

La puesta en práctica de todas las garantías de este derecho, tanto las jurídicas, como las extrajurídicas.
Prestar la máxima colaboración posible a las acciones realizadas por organizaciones de defensa del
derecho, tanto intergubernamentales, como la UNESCO, como no gubernamentales, como SOS
Racismo.
Participación en campañas contra el racismo y la xenofobia, como, por ejemplo, la denominada "Jóvenes
contra la Intolerancia."

59. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR RAZON DE SEXO: LOS


DERECHOS DE LA MUJER

DESDE LA REALIDAD

1. "Relato de AHVV, detenida por la CNI (Central Nacional de Informaciones Chilena) el 20 de marzo
de 1980 en un escrito agregado al recurso de amparo interpuesto en su favor: ... Al llegar subí dos
escalinatas y me encapucharon. En un verdadero calvario fui objeto de los siguientes malos tratos o
torturas: Una mujer me registró, tocándome en forma grosera mis partes íntimas; luego me llevaron
a otro lugar, al parecer una pequeña sala. Se encontraban en ella varios individuos, dos de los
cuales me desnudaron y me amarraron de pies y manos, separados, a un banco como los de las
plazas, en el cual cabía sido recostada de espaldas. Me pusieron electrodos en las sienes, en los
senos, en los dedos de los pies, en la vagina (escuchaba... en forma vulgar mis torturadores decían:
"Metéle el cable por la ... a esa huevona"), y a así comenzaron a aplicarme electricidad mientras era
tratada en forma grosera, vulgar y vejatoria para mi condición de mujer. Se me interrogaba por un
vecino a quien buscaban, según ellos, como un delincuente político extremista terrorista. Perdí la
noción del tiempo por la tortura; al parecer, en la noche del jueves me llevaron a otra sala, diciendo
mis torturadores que tendrían que aplicarme otro tratamiento, pues yo era muy dura. (...) Mis
torturadores se preocuparon por mi desmayo, pues cuando volví o recuperé el conocimiento estaba
tendida en el suelo y me daban fricciones en el cuerpo. Una persona que decía ser doctor me
preguntaba cómo me sentía. Le dije que la cabeza, al parecer, se reventaría por el dolor, ya que
cuando estaba colgada me quedaba hacia abajo. Mentí para lograr que disminuyera la tortura. Le
dije a esta persona que cuando era niña había tenido una serie de traumatismos; también le dije
que tenía temor de ser violada; que actualmente tenía una infección en las vías urinarias. Entre los
torturadores se incriminaban mutuamente, ya que producto de estas torturas me habían quedado
huellas en el cuerpo, las que tendrían que desaparecer. A partir del Viernes 21 de Marzo solo fui
objeto de presiones psicológicas, siempre destinadas a que reconociera participación en hechos y
actividades de las que no tengo conocimiento alguno, de que relatara actividades de vecinos o
amigos".
2. "Mi nombre es Francisca, tengo 33 años. Soy del departamento de Ayacucho; vivo en Huancayo
desde hace años. Soy una mujer que ha trabajado desde niña, mi madre falleció cuando yo tenía
cerca a 6 años. Mi padre se volvió a casar y empecé a recibir maltratos; tanto de mi padre como de
mi madrastra; me pegaban cuando no podía hacer algunas cosas que me mandaban, por ejemplo,
cargar a una hermana que tenía 4 años y no podía porque yo era pequeña. También me hacían
trabajar en la chacra cultivando papas, oca, olluco. Esto crece en mi pueblo porque es altura. De la
casa de mi padre me salí porque ya no soportaba los golpes y me fui a vivir con mi hermana, estuve
con ella y su familia, pero también me pegaba. (...) entonces mi hermana me empleó como
muchacha, ella recibía el sueldo de dos o tres meses y yo tenía que trabajar, siempre me hacía así.
Yo trabajaba y no me preocupé de estudiar; me matricularon en la escuela, sólo asistí 3 meses. No
tenía útiles escolares, mi cuñado hablaba y como era niña no me importaba aprender. A los 14 años
me casé, mi esposo era un nativo campa, trabajaba en una fábrica de gaseosas. Yo no esperaba el
sueldo de mi esposo, ya que continuaba trabajando, lavaba ropa, vendía comidas y así nunca me
faltaba nada. Estábamos así cuando empezó los "movimientos". (...) Cuando sucedió esto, nos
fuimos a la tierra de mi esposo, Adentro es su pueblo; allí otra vez empecé a sufrir, mi esposo se
volvió alcohólico tomando masato, ya no quería trabajar. Me pegaba, a mis hijos también les
pegaba y nos botaba al monte (...) Los militares han hecho mucho daño ¿qué cosa no han hecho?
muchos abusos han cometido. Delante de los esposos violaban a las mujeres. Nos sacaban de
nuestras casas a las cinco de la mañana para hacernos "ranear", no les importaba que las mujeres
estuvieran gestando, ni a los niños respetaban. Nos acusaban de ayudar a los "terrucos" y nos
pedían que avisemos quiénes son "compañeros". Si no sabemos, qué cosa vamos a decir, pues,
aunque nos maten. A quién vamos a acusar, y por gusto; los que eran "compañeros" sabrían en sus
conciencias, en realidad nosotros inocentes qué podíamos decir. Como nosotros somos ignorantes,
no sabíamos lo que es política, qué cosa vamos a decir".
3. "Los ciudadanos de El Salvador y Guatemala comparten una historia de represión política ejercida
por fuerzas militares y paramilitares de derecha, cuyo comienzo data de muchos años (...) La guerra
civil de El Salvador, en que fuerzas revolucionarias pretenden derrocar a sucesivos regímenes
similarmente represivos, ha cobrado 70.000 vidas en los últimos 10 años (...) La más joven y la
única hija de una familia de 4, Ana R., salvadoreña, vivía con su marido, maestro de escuela y 4
hijos. Ganaba dinero extra para la familia con un negocito en su casa. Según ella misma indica,
gozó de buena salud mental y física hasta 1980, cuando comenzaron a aparecer corrientemente
cadáveres en las calles de su pueblo y ella se puso muy ansiosa y sintió miedo. Al año, en su casa
irrumpieron soldados buscando guerrilleros. Golpearon a la señora R., saquearon la casa y su
negocio. Durante ese período de creciente miedo, el gobierno comenzó una purga de maestros de
escuela. Hombres armados vestidos de civil -un escuadrón de la muerte- llegaron a la casa por la
noche y raptaron al señor R. La señora R. despertó a los niños y se fue rápidamente a la casa de su
madre. Pasó los tres días siguientes buscando a su marido en las morgues, entre cadáveres en
todos los estados de descomposición, algunos mutilados y con marcas de tortura. Nunca lo
encontró. Debido a que su marido, maestro de escuela, había sido señalado por el gobierno como
un subversivo, Ana R. fue arrestada unos pocos días después y ubicada en una guarnición militar.
Con varios otros prisioneros fue llevada a un lugar alejado en el campo, donde ella pensó iban a ser
ejecutados. Los prisioneros varones fueron fusilados sumariamente. Del grupo de 19 mujeres, una
fue señalada por los soldados. Le sacaron su blusa a tirones. Ana trató de desviar su vista, pero un
soldado le agarró la cabeza y la obligó a observar cómo a la mujer le cortaban el pecho con un
machete. Momentos después se acercó un grupo de personas que pasaban por el lugar en un
peregrinaje religioso. En la confusión, Ana ingeniosamente se escabulló y se sumó a la procesión.
De vuelta en su casa se preparó rápidamente para abandonar el país, por temor a que su presencia
como prófuga, pusiera en peligro a su familia. Ella entró a los Estados Unidos en el maletero de su
automóvil".
4. Los datos con respecto a la salud de la mujer indican, según informes de la OMS que un 50% de
las mujeres del Sur, padecen deficiencia de hierro o anemia. Cada año mueren 500.000 mujeres en
problemas relacionados con el embarazo y el parto. Otro tema preocupante, es el de las madres
adolescentes. Africa es el continente que presenta la tasa más elevada de madres muy jóvenes.
Tres de cada cuatro adolescentes son madres. En Africa y Oriente Medio existen sociedades que
practican la circuncisión femenina. Se cree que ésta asegura la fidelidad de la mujer y su pureza,
según los códigos culturales de estos pueblos. Estas mutilaciones, agravadas por las malas
condiciones sanitarias en que se realizan, pueden provocar hemorragias, infecciones, incontinencia,
cortes en la uretra, vejiga y ano, etc. Además de limitar la posibilidad de una plena realización
sexual en la mujer. Se registra, por otra parte, una mayor exposición del sector femenino de los
países del Sur, en el avance del sida. Mientras que en los países desarrollados aún afecta más a
los hombres. La utilización de preservativos es simplemente imposible en ciertas regiones de Asia y
Africa por el coste económico que significan. Influye asimismo en la exposición a la enfermedad, las
concepciones religiosas y el prejuicio generalizado de que las mujeres son culpables de la
propagación de las enfermedades de transmisión sexual. La modificación de los patrones acerca del
rol sexual pasivo de la mujer podrían favorecer su prevención.
La situación laboral, a pesar de los esfuerzos realizados hasta ahora, sigue siendo desigual para
hombres y mujeres. La mujer soporta la doble carga del trabajo doméstico y el desarrollado fuera
del hogar. Mientras se niega el valor económico y social del primero. La carga se duplica para el
caso de las trabajadoras campesinas, que realizan tareas de elaboración y almacenamiento de
alimentos, labranza, recolección y crianza de animales. Según la FAO, las mujeres producen el 50%
de toda la producción alimentaria mundial. Y en los países del Tercer Mundo, entre un 60 y un 90%
de las mujeres se dedican a la agricultura. En la actualidad, las mujeres son consideradas mano de
obra barata en las maquilas. Por lo general, estas empresas no tienen sindicatos y fomentan la
competitividad entre los obreros mediante el sistema de trabajo por cuotas de producción en vez de
jornadas.
5. "Las trabajadoras de Accesorios Nuevo Mundo, maquiladora de exportación ubicada en León,
Guanajuato, y propiedad de la corporación estadounidense Overland Products Inc., demandaron la
intervención del presidente Carlos Salinas de Gortari y del gobernador de la entidad, Medina
Plascencia, para obligar a la empresa a que respete la ley laboral mexicana, ya que viola su
derecho a la libre sindicalización. Ríos, Estrada y Serrano, informaron que los representantes de la
trasnacional, Hans Ridles e Ignacio Constanza, han sometido a los 280 asalariados -que en su
mayoría son mujeres y ganan entre 90 y 110 mil pesos semanales por 60 horas de trabajo- a una
serie de presiones que incluso provocaron que una obrera abortara dentro de la planta, para
obligarlas a no afiliarse al Sindicato 20 de Noviembre, filial del Frente Auténtico del Trabajo (FAT).
Hicieron notar que violando la legislación laboral mexicana, los representantes de esa maquiladora,
en cuanto supieron que su personal había decidido ingresar a una organización gremial
independiente, firmaron a principios de febrero y a espaldas de la base un contrato colectivo con el
personal del Sindicato Mario Suárez de la Industria del Calzado, de la Confederación Revolucionaria
de Trabajadores (CRT). Al enterarse de la ilegal maniobra, dijeron, el Sindicato 20 de Noviembre del
FAT, que había logrado la afiliación voluntaria de la mayoría de los trabajadores, demandó la
titularidad del contrato colectivo ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. La empresa
incrementó entonces la campaña de presión. Despidió a tres de las obreras que encabezan el
movimiento, a otras, se les mantuvo secuestradas por varias horas en las oficinas de Ignacio
Constanza, ofreciéndoles mejores salarios, dinero, casas y también amenazándolas de que algo
podía pasarles a sus familias o a ellas mismas de no desistirse a la afiliación al FAT. Otras
trabajadoras sufrieron el acoso de personal de confianza, hubo cambio de puestos para que
ganaran menos; "en fin, el ambiente es de tal presión que Soledad Garay sufrió el aborto de una
criatura de siete meses".
6. "De los 156 millones de analfabetos mayores de 15 años que existen en Africa, casi dos tercios son
mujeres, incluso en el caso de Zimbawe, donde se produjeron mejoras, el 66% de los 2.5 millones
de analfabetos son mujeres. Obviamente, la mayoría de los analfabetos son campesinos y el resto
pertenece a los sectores urbanos más pobres.
7. En Junio de 1992 aún se mantenía una muy reducida participación de la mujer en la política:
1. En el Parlamento Español representa el 14.6% del total de Diputados del Congreso y el
10.8% de los miembros del Senado.
2. En los Parlamentos autonómicos en su conjunto las mujeres ocupan el 14.0% de los cargos
electos.
3. En la fecha indicada había dos mujeres en el Gobierno.
4. Un 12.2% de los puestos de dirección General en los Ministerios son desempeñados por
mujeres.
5. En el Consejo General del Poder Judicial había en la fecha citada 3 mujeres.
Reflexión y análisis referidos a los derechos de la primera generación

En la actualidad, los derechos y libertades políticos para las mujeres se encuentran recogidos en textos
nacionales e internacionales. Mas en la práctica se asiste a una mínima representación de la mujer en la
esfera de la política y en puestos de decisión vinculados al poder. Para ello no bastaría más que revisar las
estadísticas acerca de la cantidad de mujeres que ocupan cargos en las instancias de gobierno de cada
país. Las causas de esta situación pueden analizarse a través de la dicotomía que establece la sociedad
patriarcal entre la esfera pública y la privada. Así, los roles sociales asignados a los hombres corresponden
al ámbito de lo público. Esto le permite generar y establecer relaciones sociales más amplias, con mayor
cantidad de personas. Ver ampliado su espectro de posibilidades y oportunidades económicas, políticas y
culturales. La mujer, permanece relegada en la esfera privada. Asociada a su casa, al ámbito de lo
doméstico, su radio de acción se encuentra limitado comparado con el de los hombres. Y su mundo,
obviamente, se reduce socialmente, en razón de las responsabilidades domésticas que tiene a su cargo.

El derecho de la mujer a su integridad física, incluyendo su autonomía, su sexualidad, y el control de su


cuerpo frente a cualquier tipo de agresión en el ámbito doméstico familiar, es un derecho hasta el momento
no recogido suficientemente y de forma explícitas en los textos internacionales de Derechos Humanos.
Aunque figura en algunos normas internas de los estados, continúa siendo uno de los derechos más
frecuentemente violados. Este derecho es uno de los derechos fundantes de la condición femenina. Por
ello, son cruciales las reivindicaciones del movimiento feminista de exigir el reconocimiento del maltrato,
abuso y acoso sexual en el ámbito tanto público como privado, en cuanto que hechos violatorios del
derecho de la mujer a su integridad psico-física, a su integridad moral y a su libertad sexual.

En relación al derecho de la mujer a su integridad física, psicológica y sexual, es necesario indicar, además,
la existencia de violencia hacia la mujer desde lo político, más específicamente desde el terrorismo de
Estado. Se cuentan por miles los casos de tortura, violaciones y abuso sexual hacia prisioneras políticas y
desaparecidas. Además de toda la problemática de las mujeres refugiadas, asiladas y perseguidas políticas.

La historia de la lucha por la igualdad de la mujer como persona, ha avanzado enormemente en Europa y
Estados Unidos. Mientras en muchos países del Sur, persisten prácticas culturales discriminatorias y
justificadoras de atentados contra la integridad física de la mujer. Pensemos en las formas de infanticidio
femenino en India, China y los estados árabes; la falta de atención médica y cuidados maternos hacia las
niñas en favor de los niños; etc.

La discriminación contra las mujeres en el ámbito de los derechos políticos se ejerce en el momento de
elegir candidatos a los cargos con poder de decisión. Se las relega a puestos intermedios o secundarios, o
a aquellos con poca probabilidad para ser electos públicamente.

La presencia de mujeres en cargos públicos es bastante reducida en todos los países occidentales. Y la
participación de éstas disminuye aún más cuando se trata de puestos de mayor poder y alcance. En el caso
de las mujeres que desempeñan papeles de responsabilidad, generalmente tienen asignadas tareas
vinculadas a la cultura, la educación, servicios sociales o asistenciales. En mucha menor medida,
encontramos mujeres desempeñándose en áreas como Relaciones Exteriores, Economía, Interior y
Defensa.

Ambitos éstos, asociados exclusivamente a las tareas varoniles.

Esta división de tareas, obedece a ciertos estereotipos, discriminatorios propios de las sociedades
patriarcales. Señalemos algunos:

1. El carácter que se requiere en la política no es compatible con la femineidad. Las mujeres no son
suficientemente racionales y fuertes. No pueden soportar demasiadas tensiones.
2. Para decidir en situaciones críticas se considera que la mujer no responderá adecuadamente,
debido a su emotividad.
3. Las mujeres no pueden sostener el ritmo de vida social que requiere la política, por su deber hacia
los asuntos familiares.

En España la mujer representa el 50% de la población española total y sin embargo se encuentra muy
débilmente representada políticamente. ¿Es posible hablar de igualdad en estos términos? ¿Es realmente
infranqueable la barrera que existe para la efectiva participación de las mujeres en la política?

El problema radica en que la desigualdad entre los sexos se da dentro de las organizaciones políticas de la
misma manera que en la sociedad. Se reproducen así las formas discriminatorias.
Dentro del reducido campo de las mujeres que participan en política, muchas de ellas lo han hecho a partir
de influencias masculinas. Siendo hijas de...; esposas de..., etc . Y muy pocas son las que han accedido a
puestos de decisión por iniciativa totalmente individual. La mayoría de mujeres que se presentan en las
listas partidarias han estado situadas en la segunda mitad de las listas durante las tres primeras
legislaturas. Como cabezas de listas apenas figuran mujeres.

Todos estos casos podrían trasladarse a la experiencia de otros países, ya que la cultura política es todavía
un espacio reservado a los hombres y sus decisiones. Y a través de ella, se preserva y reproduce una
sociedad androcéntrica y subordinadora de la mujer.

Reflexión y análisis referidos a los derechos de la segunda generación

La violación de los derechos económicos, sociales y culturales en el caso de las mujeres nos lleva a
considerar la variable económica como uno de los factores más importantes en la posición subordinada de
la mujer. Existe una tendencia entre laboristas y socialistas de pensar que los derechos de la mujer se
desarrollarán automáticamente, a partir de la garantía de regímenes políticos y económicos socialistas.
Lamentablemente, los cambios económicos no han ido acompañados de un desarrollo de los derechos de
la mujer. No es posible sumar variables. Es necesario, alcanzar un modelo transformador de las relaciones
entre hombres y mujeres; en relación a los procesos económicos, políticos y culturales de cada sociedad.

El acceso a un trabajo para la mujer que le garantice su propia sobrevivencia, es condición indispensable de
su autonomía y su posibilidad de no dependencia. Lo cual le permitirá abrir el ámbito de lo doméstico hacia
la esfera de lo público. Todavía queda mucho por realizar.

Algunos expertos hablan del fenómeno de la "feminización de la pobreza". Esto significa que la pobreza, la
falta de condiciones de salubridad, vivienda, alimentos y vestido afecta en mayor escala a mujeres que a
hombres. Hoy, las mujeres constituyen el mayor porcentaje de población entre los pobres.

En los países comunitarios, actualmente, existen dos factores esenciales que impiden el acceso de las
mujeres al mundo del trabajo son la discriminación en materia de educación y las dificultades de acceso a la
formación profesional. Alcanzar una igualdad de oportunidades real entre personas de ambos sexos en la
escuela constituye la base de la igualdad en la vida profesional. Las actitudes que se adoptan y las
cualificaciones que se adquieren durante este período ejercen una influencia fundamental en las
posibilidades futuras de formación y de desarrollo.

Por otra parte, las dificultades para acceder a los estudios superiores mantienen a muchas mujeres en
niveles de calificación poco elevados y, a fin de cuentas, las limitan a unos empleos mal pagados y
escasamente protegidos. El nivel relativamente bajo de cualificación de las mujeres es, hoy por hoy, una de
las razones que explican la infrautilización del potencial femenino y el hecho de que los empleos destinados
a las mujeres se vean particularmente amenazados.

La mujer Latinoamericana sigue sufriendo la discriminación por razón de su sexo, por ser campesina y por
su origen indígena. Muy pocas son las que han adquirido conciencia de sus problemas. Desde siempre a la
mujer latinoamericana le ha sido negada su capacidad creadora, no podía expresar sus inquietudes, ni sus
malestares. Los deseos y proyectos sólo están reservados a los hombres.

En la India es común que la mujer pobre trabaje 16 horas diarias, y en Africa hasta un 80 por ciento de los
víveres de consumo doméstico en el continente, han sido cultivados por la mujer. En todas las sociedades
del mundo es común que la mujer trabaje una "doble jornada", realizando fuera del hogar trabajos
pobremente remunerados y luego en el hogar, el trabajo doméstico, sin remuneración.

Reflexión y análisis referidos a los derechos de la Tercera Generación

A pesar de la discriminación que todavía sufre la mujer en el mundo, el presente nos muestra proyectos
generados a través de la solidaridad como potencial a tener en cuenta en la construcción de una sociedad
más justa para hombres y mujeres.

El asociacionismo, o la proliferación de asociaciones de mujeres es un fenómeno muy extendido en algunos


países, como Perú, a pesar del contexto de violencia política y económica en el que se insertan. Así, en
todo el país de Perú existen proyectos colectivos de comedores populares, programas del vaso de leche,
talleres productivos, huertos comunales, etc.

En Italia, ha cobrado importancia el movimiento de las "donne in nero", que busca implantar los ideales de la
no violencia. Y se ha expresado con enfrentamientos y movilizaciones en contra de la guerra del Golfo.
En Africa, existe un proyecto comunitario de grandes dimensiones. Se trata del movimiento del cinturón
verde de Kenya. Se inició como medio de combate popular contra la desertificación, deforestación y
degradación del suelo. Así, se plantaron los primeros árboles en 1977. Después de 14 años del programa,
existen en la actualidad 1000 viveros, donde trabajan mujeres asalariadas para la crianza de las semillas.
Hasta hoy, se plantaron y sobrevivieron 10 millones de árboles. El movimiento trata además de sensibilizar
al público sobre la relación entre degradación ambiental y otros problemas como el despilfarro de los
recursos naturales, el desempleo, la desnutrición, la pobreza y las consecuencias que ello tiene para la
situación política y económica de Africa.

El ecofeminismo constituye un fenómeno político, originado en los últimos 15 años. De carácter


internacionalista y con ciertas variaciones según las regiones, se considera parte de la rama académica
Ecología Social. Las bases de esta última están en la vinculación entre la dominación de la naturaleza y la
dominación social. El tema central del ecofeminismo es la crisis global. Los campos que abarca son
increíblemente amplios. Desde la historia de la ciencia a la crítica epistemológica. De la ética ecológica a la
crítica a la economía burguesa. Y de la teoría marxista a las políticas de los partidos verdes.

En la actualidad, el feminismo tiene mucho que aportar en el discurso de la paz. La mujer, al no participar de
la cultura de la guerra y quedar relegada a las funciones de reproducción, creó otros valores más acordes
con la naturaleza. La paz, debe ser comprendida, no como ausencia de conflictos bélicos sino como
noviolencia. Modificar, entonces una cultura basada en la discriminación y la violencia necesita de nuevos
valores, que las mujeres están ya brindando.

La relación entre mujer y desarrollo, históricamente se nutre de la marginación y exclusión de la que fue y
sigue siendo característica del sexo femenino. Las mujeres han sido relegadas en la decisión en cuánto a
objetivos, aplicación y evaluación de los proyectos de desarrollo. La situación tiende a revertirse, a partir de
ciertos organismos internacionales que incluyen a las mujeres en las decisiones y evaluaciones de los
programas y la protección de este derecho en textos internacionales.

Los derechos de tercera generación se centran en el principio de la solidaridad. El feminismo, con su crítica
a la sociedad patriarcal que invisibiliza a la mujer, tiene en sí la fuerza para construir un nuevo discurso para
la paz, al generar un sujeto solidario en vez de egoísta. La modernidad creó la noción de un sujeto aislado,
interesado únicamente por la satisfacción ilimitada de sus deseos. Sin que él sea deudor de alguien o
viceversa. Los movimientos de mujeres expresan que la solidaridad es posible. La construcción de una
nueva sociedad, con otro modelo antropológico de sujeto. Donde la identidad y el desarrollo integral de mi
"yo" sea posible además por mis relaciones con los otros "yo". La creación de una nueva cosmología donde
las otras personas ocupen una posición privilegiada en nuestras vidas.

Conclusión final: En definitiva, la discriminación contra la mujer viola los principios de igualdad de derechos
y del respeto de la dignidad humana, dificulta su participación en las mismas condiciones que el hombre, en
la vida política, social, económica y cultural de su país, constituye un obstáculo para el aumento del
bienestar de la sociedad y de la familia y entorpece el pleno desarrollo de las posibilidades de paz y
desarrollo para la humanidad.

Conviene terminar la reflexión con una cita de Marcela Lagarde:

..."Las mujeres desconocemos en gran medida nuestra historia y nuestra identidad. Somos desconocidas
para nosotras mismas, expropiadas de los medios para conocernos. Crédulas a los mitos a cambio de las
más diversas realidades, hemos estado impedidas para vernos. Ocupadas en mirar a los otros, hemos sido
deslumbradas por su presencia; nos han dicho que bastaba su mirada para existir. Por eso sólo hace muy
poco tiempo nos hemos decidido a mirar con ojos propios...

...Salir del olvido es convertir en memorables los signos femeninos; buscar y registrar testimonios, rastros,
mensajes, huellas dejadas en nuestros andares. Pero no es suficiente con tener una red plena de
testimonios y datos para hacer memorables los hechos femeninos. Es preciso interpretarlos, darles un
sentido: el sentido de la inmortalidad, es decir, de la historia".

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Acciones que se pueden llevar a cabo para la protección efectiva de los derechos de la mujer:

Acciones de denuncia de hechos atentatorios de los derechos de la mujer, ya sean referidos a los
derechos de la primera, de la segunda o de la tercera generación.
Acciones de solidaridad en la defensa de los derechos de la mujer, en general de los Derechos
Humanos, tales como huelgas, manifestaciones, campañas de protesta...
Acciones de promoción del derecho, mediante campañas de información y educación de los derechos de
la mujer...
Acciones de defensa de los derechos, tanto individualmente como colectivamente. En este sentido toma
especial valor, en cuanto que instrumento de defensa la colaboración en todas las acciones realizadas
tanto por organizaciones feministas como por asociaciones y colectivos de mujeres, tanto profesionales,
como no profesionales, así como la colaboración con organizaciones no gubernamentales de defensa de
los Derechos Humanos.
Acciones de participación en la elaboración y ejecución de planes y acciones de fomento y desarrollo, a
todos los niveles, de los derechos de la mujer.

60. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR MOTIVOS RELIGIOSOS

LAS GARANTIAS RELIGIOSAS

DEFINICION

Las garantías religiosas consisten en la acción - doctrinal y social- de las diversas religiones como
instrumento puesto al servicio de la liberación del hombre.

CARACTERES

Los caracteres básicos de las garantías religiosas son los siguientes:

 Coincidencia doctrinal

En el fondo del mensaje religioso de todas las grandes religiones existentes (cristianismo, judaísmo,
mahometismo, budismo, confucionismo, hinduismo...) existe una referencia central a la dignidad de
la persona humana y de realización de lo humano. Por tanto se puede afirmar que doctrinalmente
todas las religiones defienden los Derechos Humanos.

 Contradicción en la acción social

Las religiones, en cuanto que sistemas de poder social institucionalizado, han cumplido
históricamente, y siguen cumpliendo, una doble función social: en unos casos, una función de
garantía de los Derechos Humanos y una función, y en otros casos, de negación de los
Derechos Humanos.

En el primer caso se pueden situar aquellas actuaciones religiosas que, a partir de una interpretación
liberadora de las doctrinas religiosas, se opone a aquellas formas de poder social que niegan la dignidad de
la persona humana.

En el segundo caso se pueden situar aquellas formas de actuación religiosa que, a partir de una
interpretación alienante de las doctrinas religiosas se asocian o colaboran con los poderes sociales
dominantes - especialmente colaborando con el poder del Estado- al servicio de intereses hegemónicos que
suponen la negación de la dignidad de la persona humana.

Una manifestación importante actual del primer tipo de actuación religiosa la podemos encontrar, dentro del
cristianismo, en la Teología de la Liberación.

"La Teología de la Liberación -nos dice Gustavo Gutiérrez, uno de sus máximos representantes-, nos
propone no tanto un tema para la reflexión, cuanto una manera de hacer teología. La teología como
reflexión crítica de la praxis histórica es así una teología liberadora, una teología de la transformación
liberadora de la historia de la humanidad y, por ende, también, de la porción de ella -reunida en Ecclesia-
que confiesa abiertamente a Cristo.Una teología que no se limita a pensar el mundo, sino que busca
situarse como un momento del proceso a través del cual el mundo es transformado: abriéndose en la
protesta ante la dignidad humana pisoteada, en la lucha contra el despojo de la inmensa mayoría de los
hombres, en el amor que libera, en la construcción de una nueva sociedad".

También la jerarquía de la Iglesia Católica, sobre todo a partir del papado de Juan XXIII, ha actuado
progresivamente a favor del reconocimiento de los Derechos Humanos en el mundo. Esa acción la ha
realizado a través de varias vías:

 Mediante declaraciones de Derechos Humanos. Entre ellas están las siguientes:


o Los radiomensajes de Navidad de Pio XII.

o Las diversas encíclicas papales, como las de Juan XXIII (Pacem in Terris, de 1963...), de
Pablo VI (Populorum Progressio, de 1967...),de Juan Pablo II (Laborem Exercens...).

o La Declaración "Dignitatis Humanae" sobre la libertad religiosa, promulgada el 7 de


Diciembre de 1965. y otras Declaraciones y textos del Concilio Vaticano II...

 Mediante la presencia de la Santa Sede en Conferencias Internacionales de Derechos Humanos,


como la de Teherán o la del Helsinki...

 Mediante la actuación diplomática interviniendo a favor de la vida de determinadas personas


condenadas a muerte o de personas detenidas e ingresadas en campos de concentración, como
sucedió por ejemplo con una serie de detenidos en el campo de concentración de Tejas Verdes,
bajo la dictadura chilena del general Pinochet.

 Mediante la actuación de las Comisiones Episcopales y otras comisiones, como la denominada


"Justicia y Paz".... Sin embargo, desde diversos sectores de la Iglesia católica se esta planteando la
necesidad de una acción de autocrítica dentro del seno de la jerarquía eclesiástica a efectos de
poder reconocer los Derechos Humanos no ya sólo por parte de la Iglesia, sino también dentro de
la Iglesia: el derecho a la libertad de conciencia, los derechos de la mujer, el derecho de asociación,
el derecho a la libertad de expresión, el derecho a la libertad de cátedra.....

Una vía importante para superar la actuación de las religiones como instrumentos de poder contra
los Derechos Humanos es la que empezó a materializarse en el Congreso de la UNESCO
celebrado en París, los días 8 al 10 de febrero de 1989, cuya formulación programática afirmaba:
"Imposible la paz mundial sin una paz religiosa".

Los representantes de las principales religiones llegaron a un comienzo de consenso basándose en


los siguientes puntos:

1. Rechazo del principio de la autonomía de lo humano como superestructura impuesta a las


religiones concretas. En consecuencia, se afirma rotundamente que lo humano tiene su raíz en lo
absoluto, en una suprema y ultima realidad de contenido religioso.

2. Autocrítica como presupuesto para el diálogo religioso. En virtud de ese diálogo se trata de
evitar que, en nombre de las religiones se sigan conculcando los derechos del hombre, se fomente la
violencia y el odio, se desvirtúe la paz y se extienda la destrucción.

3. La educación del hombre para la humanidad y para la paz exige a las religiones un
compromiso de acción.

4. Posibilidad de fundamentar la humanidad desde las respectivas tradiciones religiosas.

61. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR RAZON DE LENGUA

DESDE LA REALIDAD

1. Cataluña tiene seis millones de habitantes, la mitad de ellos tiene como lengua materna el catalán y
la totalidad de su población conoce el castellano. Entiende el catalán el 93,8% de la población de
Cataluña, lo sabe hablar el 68,3%, lo sabe leer el 67,6% y escribir el 39,9%.
2. "Finlandia podría ser un ejemplo de país donde se aplica de forma generosa el bilingüismo como
sistema para respetar los derechos de su población suecohablantes (en torno al 6% de la población,
concentrada especialmente en la costa). Al contrario que en Bélgica o Suiza, donde se aplica el
unilingüismo territorial -la lengua de la mayoría en cada territorio, cantón o distrito se impone a la
minoría-, en Finlandia el sueco y el finés son a un tiempo lenguas oficiales y nacionales en todo el
territorio de la república".

REFLEXION Y ANALISIS
Además de constituir un derecho fundamental, el derecho a la no discriminación por razón de lengua se
constituye en una importante garantía procesal en el orden procesal penal.

Las fronteras políticas de los Estados actuales por su carácter artificial no siempre han respetado las
características lingüísticas, y en general culturales, de los pueblos que encierran. Por eso nos encontramos
que existen naciones dispersas en uno o varios Estados o naciones que no tienen Estado, o naciones que
forman parte de un Estado, pero que no tienen reconocida su peculiaridad cultural y lingüística... Cada
nación tiene así su propia lengua, costumbres, tradiciones, cultura, etc. que normalmente se ven
desvalorizadas frente a las estructuras sociales dominantes.

Así, tenemos entre muchos otros casos, el establecimiento de la frontera entre Perú y Bolivia dividiendo la
zona habitada por los Quechuas. Los marginan en el Perú y los marginan en Bolivia.

De igual forma encontramos comunidades culturales en los Países árabes como los kurdos, o los beréberes
en el norte de Africa o bien los flamencos y los francófonos en Bélgica...

Si abordamos la reflexión desde el punto de vista de lengua como forma de cohesión y transmisión de la
cultura y en menos medida representante de la identidad cultural, podemos decir que en la medida en que
la no discriminación por motivos de lengua se haga efectiva, se está garantizando la conservación de la
riqueza multilingüe de la humanidad.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las acciones a realizar para garantizar este derecho figuran las siguientes:

La colaboración con organizaciones no gubernamentales dedicadas a la protección de los Derechos


Humanos de las minorías.
La realización de marchas de protesta, manifestaciones y otras formas de garantías extrajurídicas.
La utilización de la acción legislativa popular con la finalidad de derogar aquellas disposiciones legales
que sean discriminatorias.

62. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR RAZONES


ECONOMICAS

DESDE LA REALIDAD

1. "Un niño gitano es excluido de la lista de trasplantes de hígado por motivos sociales.
Aquilino Jiménez, un niño gitano de dos años de edad, ha sido excluido, por el momento, de la lista
de candidatos a un trasplante de hígado debido a "motivos sociales", según explicó la jefa del
departamento de pediatría del Hospital Gregorio Marañón. Aquilino, que sólo recibe visitas
esporádicas de sus padres, que viven en una chabola, morirá en cuestión de meses si no recibe un
hígado. Los problemas sociales a los que aluden se refieren a que sus padres carecen de
suficientes recursos y medios para atender los delicados cuidados que precisaría el menor tras la
intervención quirúrgica".
2. "...Una de cada cinco familias españolas es pobre. Según la última Encuesta de Presupuestos
familiares del INE, el 19'7 de los hogares (unidades familiares) vive en situación de pobreza,
porcentaje que se amplía al 29%, es decir a una de cada 3 familias, si se incluye a los que están en
el umbral de la pobreza...".

REFLEXION Y ANALISIS

La no discriminación por motivos económicos parece una de las grandes piedras del camino que la
humanidad tendrá que mover para llegar a una vida digna y en condiciones de igualdad. Resulta un poco
chocante el pensar que los pobres tienen acceso al goce y disfrute de los derechos fundamentales si el
hecho de ser pobres y vivir en condiciones poco dignas ya es una violación a sus derechos. Por desgracia
para la humanidad, más del 70% vive en la pobreza y de ellos un porcentaje menor en condiciones de
extrema pobreza.

La idea de la pobreza, en la mayoría de las veces, va asociada a el Tercer mundo -cosa razonable- pero no
es su exclusiva. Países como los Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra o España poseen
significativos porcentajes de población en condiciones de pobreza iguales que en el Tercer Mundo.
En la mayoría de los casos, la pobreza es producto de la injusticia. ¿Porqué de la injusticia?. Porque es
producto de la desigualdad en la distribución de la riqueza. En algunos países, los alimentos se tiran al mar
o no se cosechan para que los precios del mercado no bajen, en otros los propietarios de la tierra cultivable
son unos cuantos y producen para la exportación, lo que les proporciona grandes beneficios pero deja al
resto de la población sólo como mano de obra muy barata.

A la pobreza se le suman otros males; la desnutrición, la delincuencia, el analfabetismo, el racismo, la


sobreexplotación, la marginación social, los prejuicios, etc.

La no discriminación por razones económicas parece lejos de llevarse a cabo. ¿por dónde empezamos a
combatirla el día de hoy?

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción sobre la realidad puede consistir en la participación activa, y de múltiples formas, con
organizaciones especializadas en defensa de este derecho como Médicos Mundi, Cáritas o la Cruz Roja.

63. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR RAZON DE OPCION


SEXUAL

DESDE LA REALIDAD

1. "Adiós a las armas por ser lesbiana. El ejército de los Estados Unidos expulsa a una importante
coronel por homosexual.
Fiel a sus tradiciones, el Ejército norteamericano ha expulsado de nuevo a uno de sus profesionales
porque sus tendencias sexuales no se ajustan a la norma. La polémica ha surgido porque los 27
años de servicio de la coronel Margaret Carmmermeyer y sus condecoraciones por su trabajo
durante la guerra de Vietnam han pesado menos que su condición de lesbiana. La coronel de 50
años y madre de 4 hijos, colgará medallas y uniforme dentro de 10 días, cuando el Pentágono haga
firme la decisión y la convierta en el militar de más alto rango que jamás haya sido expulsado del
Ejército por esta causa.
Un consejo militar decidió que fuera "honorablemente" despedida. Cammermeyer no pudo ocultar
su tristeza, y el pasado jueves, en los cuarteles donde trabajaba como jefa de la enfermería de la
Guardia Nacional de Washington, sus lágrimas se mezclaron con las del hombre que fue forzado a
cesarla, el general Gregory P. Barlow, comandante de la Guardia Nacional.
El Pentágono tuvo conocimiento de la vida privada de la coronel a través de sus propias palabras.
Cammermeyer, después de haber manifestado durante 10 años dudas al respecto, admitió
finalmente sus inclinaciones sexuales hace tres, durante un interrogatorio de seguridad previo a
unos cursos en el National War College. "Supe entonces que mi carrera había terminado", admitió el
viernes mientras bajaba las escaleras de madera del hospital de veteranos de Tacoma, donde ha
desempeñado una importante labor con los supervivientes de Vietnam. "Quería demostrar que ser
homosexual es algo normal, que la gente no tiene que odiarnos por ser así", explicó.
Cammermeyer sufre la humillación de ser expulsada por sus comportamientos privados: "Me siento
como si fuera un condenado a muerte esperando la conmutación de la condena", ha dicho esta
mujer, que estuvo casada durante 16 años. Sólo una intervención del presidente, George Bush, o
del secretario del Estado de Defensa, Dick Cheney, pueden "salvarla", sin embargo, la posibilidad
de perdón para ella, que ha aparecido en la televisión para llamar la atención sobre su causa, no
parece muy probable. Representantes del Pentágono, que expulsa anualmente a 1.000 soldados
por su homosexualidad, han reiterado que el ejército no los quiere en sus filas por considerar que
atentan contra la moral, debilitan la disciplina y constituyen un riesgo para la seguridad.
Los abogados de la asociación de homosexuales Fondo de Defensa Lamba apelarán a los
tribunales para que se rectifique la política del Pentágono, que hasta el momento ha permanecido
sordo a las llamadas de apoyo recibidas por esta mujer en su despacho y en varios programas de
radio.
En el Ejército mas poderoso del globo, los homosexuales sólo pueden trabajar como asistentes
civiles de los militares, aunque no existe restricción para que sean empleados por los servicios de
inteligencia. Cammermeyer, fascinada por los militares desde que era una niña, se consideraba
deudora de Estados Unidos, que acogió a su familia cuando escapó de Noruega, su país natal,
invadida por los nazis.....".
2. "La asociación de estudiantes y profesores homosexuales, Le Gage, celebró recientemente en
París su décimo aniversario. Fundada en 1983, esta agrupación tiene como objetivo la toma de
conciencia de una identidad homosexual y su integración dentro del proceso educativo laico y
republicano. Implantada en los centros universitarios, Le Gage intenta imponer una política de
transparencia en torno al problema moral que suscita la homosexualidad, y desea obtener del
Ministerio de Educación un reconocimiento público a través de la publicación y el estudio de la
homosexualidad en los textos escolares, en el aprendizaje de la biología, la filosofía moral o la
historia del arte. El programa de Le Gage podría resumirse en Desculpabilizar y afirmar la
diferencia".
3. "Un millar de personas vitoreó a las cinco parejas homosexuales que ayer se casaron legalmente en
el ayuntamiento de Oslo, después de entrar en vigor la ley recientemente aprobada por el
Parlamento.
Dos mujeres, Karen Christine Fiele y Wenche Lwzow, fueron las primeras en prometerse "amor y
fidelidad mutuos" ante el magistrado Stein Eikvaag, quien les recordó la seriedad e importancia de
su promesa. Otras cuatro parejas de homosexuales obtuvieron también en Oslo su contrato civil,
que les otorga los mismos derechos legales y fiscales que a las parejas homosexuales, salvo los de
celebrar un matrimonio eclesiástico y adoptar niños...
La ley de parejas homosexuales que entró en vigor el primero de Agosto en Noruega, es similar a la
que adoptó la vecina Dinamarca en 1989, como primer país del mundo que equiparó en derechos
legales a homo y heterosexuales".
4. "Entre 1937 y 1948 se llevó a cabo el más extenso estudio que se ha realizado hasta el presente
sobre la sexualidad masculina. El estudio dirigido por Alfred Kinsey, un prestigioso zoólogo de la
Universidad de Indiana. Un extenso grupo de colaboradores entrevistó a 5.300 hombres,
recogiendo, además, por otros medios, datos de un total de 17.000 hombres.
Por lo que respecta a la homosexualidad entre hombres, el informe Kinsey es altamente revelador.
Entre los datos más ilustrativos está, por ejemplo, el que el 50% de los hombres son exclusivamente
heterosexuales, sin que tengan ningún contacto homosexual ni fantasías o deseos homoeróticos a
lo largo de su vida adulta (entre los 16 y los 55 años). Del 50% restante, un 13% siente
ocasionalmente una cierta atracción erótica hacia otros hombres y el otro 37% tiene al menos
alguna experiencia homosexual que incluye el orgasmo a lo largo de su vida adulta...".

REFLEXION Y ANALISIS

Parece que la cuestión fundamental es la siguiente: ¿Cuál es la diferencia existente entre una persona de
condición homosexual y una persona heterosexual? En realidad, ninguna, salvo que el homosexual tiene un
objeto de elección amorosa distinto que el heterosexual. Si tenemos en cuenta, que esa dimensión de la
vida humana pertenece a la más estricta intimidad, y ésta constituye un ámbito de intangibilidad para las
normas jurídicas, parece evidente que la homosexualidad, como tal, no tiene por qué constituirse en un
factor de discriminación social. El sistema de Derechos Humanos así lo prohíbe.

El régimen de limitación de derechos de las personas de condición u opción homosexual no debe ser otra
que la que corresponde, en régimen de generalidad, para todos los ciudadanos: ya sean homosexuales,
heterosexuales o bisexuales. Un ciudadano, sea cual sea su opción personal en el ámbito sexual, debe ser
perseguido sólo, cuando y en la medida en que lesione bienes de la personalidad.

El rechazo social de la homosexualidad se asienta sobre una serie de prejuicios que son transmitidos en la
cultura occidental, como en otras culturas, de una forma acrítica y condenatoria, haciendo equivalente la
idea de homosexualidad a la idea de degeneración, de corrupción, de pecado e incluso de peligro social...

La antropología nos suministra, sin embargo, ejemplos sumamente ilustrativos de otras culturas, en las que
la homosexualidad no sólo no está socialmente aceptada, sino que incluso está vinculada a conceptos tales
como prestigio social, valor...

En ciertas sociedades de Nueva Guinea, en tribus indias y en ciertas áreas de Africa y Asia las relaciones
homosexuales entre hombres son generalizadas e incluso obligatorias, durante prolongados períodos, sin
que ello plantee conflicto con la relación heterosexual y la formación de familias....

Por eso, una educación abierta, crítica, plural, puede y debe ser uno de los instrumentos básicos para ir
desmontando, una a una, las diversas capas o estratos de falsedad que encierran los prejuicios.

En España no existe aún el grado de concienciación social, jurídica y política existente en otros países.
Están penalmente castigadas la expresiones de xenofobia, pero no así las expresiones de homofobia(14).

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones de defensa de los derechos de los homosexuales pueden ser, entre otras, las siguientes:
La colaboración con la acción llevada a cabo por organizaciones de homosexuales. En el Estado español
es importante la labor llevada a acabo por la Coordinadora Nacional Gay-Lesbiana, por el Colectivo de
Feministas Lesbianas de Madrid o el Colectivo Gay de Madrid. (COGAM)...
La participación en las campañas de información y concientización sobre el derecho llevadas a cabo por
organizaciones no gubernamentales de defensa de los Derechos Humanos.
La realización de acciones que pueden ser englobadas entre las garantías extrajurídicas de carácter
político, como, por ejemplo, la realización de marchas, manifestaciones, sentadas, etc...
La realización de actos culturales, donde se pretende facilitar información y plantear críticamente desde
múltiples enfoques, los complejos problemas que se plantean en torno a las personas de condición
homosexual: éticos, jurídicos, políticos...

64. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR RAZON DE


NACIONALIDAD

DESDE LA REALIDAD

"Son setenta y tres mujeres marroquíes. Desde hace tres años, sobreviven en un establo de la sierra de
Madrid, con derecho a cuadra compartida y cinco mil pesetas mensuales, por cabeza, de alquiler. Algunas
han malvivido en España más de diez años, trabajando un mes sí y otro no, a destajo, en la construcción. Si
el dueño de este antiguo picadero consigue la orden de desalojo que ha solicitado, pueden repartirse entre
las chabolas que ocupan otros cientos de inmigrantes en los alrededores. Según el Ministerio del Interior,
50.000 magrebíes viven en España. Según la oficina del Defensor del Pueblo más del triple se ha jugado la
vida cruzando el estrecho en los últimos cinco años".

REFLEXION Y ANALISIS

Las condiciones de vida de un trabajador extranjero son duras. Tiene que adaptarse a un país que no es el
suyo, con una cultura diferente, unas costumbres diferentes. Deja sus familia y sus amigos para enfrentarse
a un mundo nuevo. Muchos han vivido en un pueblo donde todos se conocían y ahora llega a una ciudad
donde nadie le conoce. Muchas veces ni conoce el idioma: no puede comunicarse.

Si a eso se añade la inseguridad derivada de que las leyes no amparen su residencia la situación es más
angustiosa. Si se pone enfermo, ¿dónde irá?

La cuestión es más grave cuando socialmente se es rechazado. Cuando temes una agresión física o moral,
cuando nadie te respeta. Los efectos psicológicos de todas estas circunstancias son devastadores.
Constituyen un tratamiento inhumano y degradante que va sumiendo a esta persona en la marginalidad.

Curiosamente, sus problemas son, en gran medida, similares a los nuestros. Todos tenemos problemas
para encontrar un trabajo, para comprar una vivienda. Si a él le pueden agredir, a nosotros también. Si a él
le defraudan en el trabajo, a nosotros nos puede pasar lo mismo. El es un trabajador que quiere vivir con su
familia en paz, igual que casi todos nosotros. Es mucho más grande lo que nos une que lo que nos separa.
Si se pone enfermo, tendrá que ir al médico. Sus hijos tendrán que ir a una escuela.

Si es igual a nosotros en muchas cosas, en otras es diferente. Su cultura, su experiencia de la vida nos
puede aportar mucho. El conoce otros lugares, otros países donde también viven los hombres.

Los trabajadores inmigrantes sufren una discriminación de hecho y de derecho que perjudica a los
trabajadores españoles. Aquellos que están en situación legal no tienen los mismos derechos laborales que
los españoles. En muchas ocasiones no hay cotización a la seguridad social. Si un extranjero pierde su
trabajo pierde su permiso de residencia si no encuentra un nuevo empleo y, habitualmente, no hay una
persona (su padre, un familiar) que se pueda hacer cargo de su manutención. A esto hay que añadir el
choque con una nueva cultura a la que se tiene que adaptar. Las dificultades de adaptación son enormes
para personas que no conocen nuestra lengua, que no comparten nuestras creencias y estilo de vida, que
comienzan a vivir en una ciudad cuando ellos siempre han vivido en un pueblo donde todos se conocen.

Esta situación se agrava para los que se encuentran en situación de ilegalidad, donde la arbitrariedad y la
explotación en las condiciones de trabajo se incrementa.

Estos trabajadores ilegales, preocupados por permanecer en España, no formulan pretensiones


económicas y laborales. Su nivel reivindicativo es nulo y, por tanto, no pueden salir de la marginalidad. Así,
son trabajadores que interesan a los empresarios. Ya sabemos que los salarios bajos hacen a las empresas
más competitivas.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Una de las posibles acciones en defensa de los derechos de los extranjeros consiste en la participación de
acciones de organizaciones no gubernamentales dedicadas a la protección de aquellos. Un ejemplo
importante de esas acciones viene constituido por el programa de sensibilización sobre el fenómeno
migratorio contemporáneo llevado a cabo por el Centro de Investigaciones y Promoción Iberoamericana con
el apoyo de la Comunidad Europea, del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Comunidad de Madrid.

65. EL DERECHO A LA NO DISCRIMINACION POR RAZON DE EDAD


El derecho a la no discriminación por razón de edad comprende los derechos del niño y los derechos de las
personas de la tercera edad. Ambos derechos han sido estudiados, en sendos capítulos, dentro de los
derechos humanos en situación.

LOS DERECHOS HUMANOS EN SITUACION


DEFINICION

Los derechos humanos en situación pueden definirse como aquel conjunto de derechos (civiles y
políticos, económicos, sociales y culturales) que son considerados unitariamente en función del
status o situación social que ocupa el sujeto titular del derecho, con la finalidad de su mejor
reconocimiento y garantía, dado que van referidos a personas y grupos sociales que están en una
situación de mayor grado de indefensión.

66. LOS DERECHOS DE LA FAMILIA

DESDE LA REALIDAD

1. "...El catalán Joan Guitart, de 32 años, ha intentado por todos los medios imaginables seguir en
Estados Unidos junto a su familia norteamericana, pero la burocracia del Departamento de
Inmigración mantiene su postura de que este brillante médico de la Universidad de Illinois abandone
el país sin sus hijos...
Joan Guitart llegó a EEUU hace nueve años para estudiar Medicina en el mismo centro en el que
hoy trabaja. Llegó a Chicago con una beca de estudios y un visado para esa función. Esos visados
se conceden con la condición de que, una vez terminados los estudios, el afectado regrese a su
país para aplicar los conocimientos adquiridos en los Estados Unidos.
El problema, en el caso Guitart, es que hace dos años se casó con una norteamericana divorciada y
con una hija de dos años y medio. La ley del divorcio del Estado de Illinois obliga a la madre a
mantener a su hija en el Estado en el que vive su padre. Es decir, que si Guitart tuviera que salir de
Estados Unidos no podría llevarse consigo a su esposa, Gerta o ésta tendría que renunciar a la
custodia de la niña...
"...Yo lo que quiero es mantener unida la familia, y que los de Emigración se den cuenta de que, si
me tengo que ir de Estados Unidos, me obligan a vivir para siempre separado de mi mujer y mis
hijos" afirma el médico catalán..."."
2. "Las familias en situación de pobreza forman una categoría que requiere una atención continua y
específica, no sólo en los países desfavorecidos, sino también en los países industrializados, donde
se encuentra el "Cuarto mundo". La desfavorable situación económica influye sobre el tamaño de
las familias, así como sobre las relaciones hombres-mujeres y sobre las relaciones
intergeneracionales. Estas familias residen en los barrios desfavorecidos de las ciudades y de sus
periferias o en los guetos urbanos de los países industrializados; y en los barrios de chabolas de las
grandes metrópolis de Africa, América del Sur y Asia.
A esta categoría se añaden todos los tipos de familia que, a consecuencia de un proceso de
marginación, están expuestas a toda clase de peligros y necesitan una mayor atención ( familias
inmigradas, familias de personas mayores...) Las crisis económicas han repercutido sobre la familia
y sobre su estrategia de supervivencia. Han representado una desaceleración de la actividad
económica que ha generado el paro, el descenso del poder adquisitivo y del nivel de vida. Estas
crisis han alterado la unidad de la célula familiar tanto en lo relativo a la composición de sus
miembros como a los sistemas de valores que rigen la distribución de los papeles dentro de la
célula familiar. En muchos países se puede observar un aumento del trabajo de las mujeres y de los
niños, una disminución de la autonomía económica, una progresión de los movimientos migratorios
dentro y fuera del país y un reagrupamiento de las familias por razones económicas y de carencias
en la satisfacción de las necesidades esenciales."
3. "Saida, una joven marroquí de 25 años de edad instalada ilegalmente en Francia, no será
expulsada a su país, donde su padre pretende casarla a la fuerza. Al decirlo así, el tribunal
administrativo de Nantes ha asociado, por primera vez en la historia del derecho francés, las
"amenazas sexistas" que pesan sobre Saida a la noción de "tortura" condenada por la Convención
Europea de Derechos Humanos.
Hace cinco años, Saida se escapó de una aldea marroquí próxima a la ciudad de Meknés y se
instaló, sin papeles y en la clandestinidad - tanto respecto a su padre como a las autoridades
francesas- , en la casa de una tía suya en la localidad francesa de Nantes. Su padre, militante de un
grupo integrista marroquí, pretendía casarla a la fuerza con un amigo suyo, que tenía cincuenta
años, también era integrista y ya estaba casado.
A comienzos de este año, la policía francesa localizó a Saida y decretó expulsión de Francia. Con el
apoyo de diversos movimientos antirracistas, Saida y su tía llevaron el caso ante el tribunal
administrativo de Nantes, que ha sido sensible a las declaraciones de la joven marroquí, quien
afirmaba que se suicidaría si era enviada a Marruecos y casada contra su voluntad".
4. Familias numerosas secuestradas. Causa Nº 93-R-84. Desaparición de la Familia Morales.
Secuestro y desaparición de las siguientes personas: José Ramón Morales, Toribia del Tránsito
Romero, Mercedes del Valle Morales, Julio Cesar Morales.
José ramón y Toribia del Tránsito fueron secuestrados el día 20 de mayo de 1976, a las 02 horas
cuando dormían junto a sus hijos. Se escucharon varios disparos, tras lo cual derribaron la puerta,
penetraron en el interior de la vivienda ejecutando tres disparos más...
...Eran militares en su mayoría encapuchados quienes dieron la orden de desalojar las camas y
golpearon brutalmente a Toribia. Cuando José Ramón salió en defensa de ella le ordenaron vestirse
y portar documento para luego pegarle y posteriormente los maniataron a ambos. Ese inhumano
operativo de verdugos dejó llorando en la cama a una pequeña de un año de edad junto a sus otros
hermanos también de corta edad...
...José Elías, patrón de José Ramón, días después del secuestro sacó abrigos, frazadas y otras
pertenencias para quemarlas en el patio de la casa, sin ningún tipo de sensibilidad hacia los
pequeños hijos del matrimonio Morales que se encontraban desamparados".

REFLEXION Y ANALISIS

La familia merece la máxima protección social, económica, jurídica y política por las siguientes razones:

En la familia se encierran un cúmulo de derechos de primera magnitud, como la intimidad, la seguridad


personal, los derechos humanos en situación, como los derechos del niño, los derechos de los
ancianos...
La familia es el centro de referencia fundamental y al base de la educación y la formación de la persona.
La familia es escuela del más rico humanismo, y en consecuencia, es el principal foco de educación de
los derechos humanos.
La familia, como ya señalaba Josserand, es un elemento indispensable de cohesión y equilibrio social.
Es en la célula familiar donde ordinariamente se manifiestan los primeros síntomas del mal social, antes
de que se manifieste en el organismo más vasto y potente del Estado.

ACCION SOBRE LA REALIDAD


La acción de protección del derecho puede consistir en participar en las diversas acciones que a tal fin
realizan diversas organizaciones no gubernamentales, así como organizaciones de vecinos y los
organismos estatales competentes.

67. LOS DERECHOS DEL NIÑO

DESDE LA REALIDAD
1. "El chirrido de los frenos rompió el silencio de la madrugada en el suburbio carioca. Las portezuelas
del coche se abrieron, y dos niños negros, descalzos y semidesnudos, se bajaron y comenzaron a
correr, con las manos atadas a la espalda con alambres. No llegaron muy lejos, cuatro hombres se
bajaron rápidamente del automóvil y descargaron sus armas sobre ellos. Antes de volver al
vehículo, los verdugos se acercaron a los cuerpos pequeños y esmirriados y les pusieron en las
manos sendas hojas de papel. Enseguida el coche partió. Al despuntar el alba los vecinos
encontraron un solo cadáver y en sus manos un papel explicaba, "Estoy muerto porque soy un
ladrón y nunca iba a dejar de serlo". Quién relató el crimen fue la otra víctima Gerson Antonio Da
Silva que salvó milagrosamente su vida.
Gerson es uno de los siete millones de menores abandonados que, según las estadísticas del
gobierno, viven en las calles y plazas de las grandes metrópolis brasileñas, donde sobreviven
cuidando vehículos, asaltando viandantes, lustrando zapatos, pidiendo limosnas, prostituyéndose o
sirviendo a los narcotraficantes como vigías o correos de la droga.Estos niños son las víctimas
preferidas de los escuadrones de la muerte, grupos paramilitares que surgieron para eliminar a los
enemigos de la dictadura de 1964-1985. Hoy, desempleados, trabajan al servicio de comerciantes
para eliminar a delincuentes o meros sospechosos; y, en algunos casos, también prestan servicios
a los traficantes de drogas.
Durante los primeros diez meses de 1991 los grupos de extermino mataron a 340 niños y
adolescentes callejeros. Una comisión parlamentaria que investigó esta dramática situación
concluyó que desde 1987 los escuadrones de la muerte mataron por lo menos a 7000 niños y
adolescentes.
Así son arrojados a la calle por la disgregación familiar generada por la miseria, son oriundos de las
ciudades satélites de grandes metrópolis o bien de las favelas, se alejan de sus hogares en busca
de comida o escapando de los conflictos familiares, del abandono en el propio hogar. Las escuelas
públicas no los reciben, so pretexto de que no existen oficialmente, pues no tienen domicilio ni
documentos. En realidad son sumamente conflictivos y ya han fracasado numerosos intentos de
integración.
Sin familias, sin papeles y sin derechos, los pequeños son utilizados como objetos descartables por
policías corruptos o narcotraficantes. En las favelas, en terrenos baldíos de los barrios periféricos de
ciudades satélites, de metrópolis como Río de Janeiro, como Baixada Fluminense, una de las más
violentas del mundo, florecen los cementerios clandestinos, donde los "justicieros" entierran a sus
víctimas. A veces dos pedazos de maderas atadas con alambres en forma de cruz son el único
recuerdo, o son arrojados a fosas comunes o permanecen en la nevera del Instituto de Medicina
Forense pues la Ley brasileña no permite inhumar los cuerpos sin identificación.
Durante su corta existencia, los niños de la calle, seres sin nombre, sin derechos y sin registro legal,
permanecen al margen de la familia, la escuela y la sociedad."
2. "Unos 15 millones de niños menores de cinco años mueren al año en todo el mundo, según los
datos que constan en el estudio sobre la infancia correspondiente a 1993 elaborado por UNICEF.
De estas muertes 12,9 millones pertenecen al mundo subdesarrollado y tres millones a las áreas
desarrolladas. Casi el 60% de estos quince millones de muertes infantiles anuales están causadas
por tres enfermedades: la neumonía, la diarrea y el sarampión, para las cuales existen medios de
prevención y tratamiento de fácil acceso y de coste asequible.
La deficiencia de vitamina A, que supone una grave amenaza para 10 millones de niños, podría
controlarse con un tratamiento que no supera un coste de 15 pesetas por niño y las deficiencias de
yodo, causa de la mayor parte de los retrasos mentales, podrían eliminarse con un gasto total de
10.000 millones de pesetas."

REFLEXION Y ANALISIS

Los logros alcanzados por la humanidad en los últimos cincuenta años han sido significativos y han
originado instrumentos que tienden cada vez más a garantizar los derechos fundamentales de la infancia, si
bien los hechos que han signado el origen de esos instrumentos han sido experiencias negativas, es
innegable que el impacto de las mismas ha contribuido a crear una conciencia mundial más solidaria.

No obstante es preciso señalar que si bien estos derechos están formalmente reconocidos y protegidos por
las normas jurídicas internacionales, eso no significa que tal protección se concrete invariablemente en la
práctica efectiva, dentro del ámbito del Estado. Y una de las causas de esa carencia está, como en el resto
de los derechos, en la falta de coactividad que las organizaciones internacionales tienen sobre los Estados
para hacerles cumplir aquello a lo que se han comprometido en virtud de los tratados internacionales.

Por otra parte, se puede observar que mientras en algunos Estados la preocupación pasa por garantizar
derechos de tercera generación, en otros no se aseguran ni siquiera los de primera.

Es preciso distinguir la situación de los niños en el Tercer Mundo y del Cuarto Mundo respecto de la
situación de los niños del Primer Mundo.
En los países del Norte , en el ámbito del Primer Mundo En este último, la situación ha variado
sustantivamente en el momento actual en relación a la situación que tenían en siglos anteriores. Ha habido
un proceso de humanización y de revalorización de la dignidad de la persona del niño que ha llevado al
reconocimiento de un mayor protagonismo del mismo y de su progresivo aumento de poder.

Durante siglos estuvo el niño sometido a la "patria potestas" romana que confería al padre una autoridad
total e incuestionable sobre sus hijos. En el momento actual la autoridad de los padres implica el
cumplimiento de una serie de deberes que son correlativos a los derechos fundamentales reconocidos y
garantizados por las normas jurídicas. De ser "carne de cañon" e instrumento de explotación, ha pasado
progresivamente ha ser titular de exigencias y derechos.

Ese fenómeno complejo va unido al cambio de actitud y la estructura de la relaciones planteadas entre
adultos y niños. Hasta el momento actual la relación era unidireccional. No había régimen de reciprocidad.
El niño era solamente receptor, no sujeto agente. Era una perspectiva " ingenua y desequilibrada", porque
se apoyaba en una serie de principios que negaban "el papel de los niños como actores sociales por
derecho propio"; una perspectiva que consideraba a los niños "como simples recipientes, entes en
potencia, productos futuros." Hoy por el contrario, "nos enfrentamos con los desafíos que nos plantean una
niñez más compleja e influyente, pero, a la vez, más humana, dinámica y saludable." En los países del Sur
y en el cuarto Mundo existente en el Norte la situación es muy distinta. Sigue la línea de explotación
marcada por los siglos anteriores, y en algunos aspectos, esa situación incluso se ha agravado. El niños
sigue siendo instrumento de explotación en guerras como soldado o guerrillero, es quien más sufre las
consecuencias del hambre, de la persecución política y de las discriminaciones en el ámbito laboral y en el
ámbito familiar- cuando tiene la fortuna de estar integrado en una familia-, los que más soportan el deterioro
ecológico y el atraso cultural...

Se impone como deber ineludible, en consecuencia, el ir salvando el foso abierto entre la situación de los
niños en un mundo y la situación de los niños en los otros.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones han realizar para la defensa de los derechos de los niños pueden canalizarse de una manera
especialmente eficaz a través de la múltiple y variada colaboración que es susceptible de ser realizada con
las organizaciones internacionales intergubernamentales, como la UNICEF, y con las organizaciones no
gubernamentales, como Cáritas o Aldeas Infantiles.

68. LOS DERECHOS DE LOS ANCIANOS

DESDE LA REALIDAD

1. Margaret había estado activa, trabajando, criando hijos y superando dificultades. Vivió en una gran
pobreza durante los años de Depresión y sufrió la muerte repentina de su esposo. Cuidó a sus dos
hijos pequeños sin ayuda de nadie y se las arregló para mantener un pequeño negocio que logró
sobrevivir los difíciles años de la guerra y el período subsecuente. Lo vendió cuando tenía una edad
madura, contrajo segundas nupcias y trabajaba simultáneamente en tres empleos de medio tiempo.
En el trabajo y en el hogar era una administradora eficiente, siendo llamada a menudo para reparar
los errores cometidos por otros. Por último, entre los 65 y 70 años se jubiló para disfrutar un poco de
tiempo libre, la seguridad económica y realizar su sueño de viajar al extranjero. Gozó diez años de
vida independiente en compañía de su esposo menos dinámico que ella o sin él. Disfrutaba la
capacidad de llevar la vida que siempre había soñado y adaptarse a los acontecimientos siempre
nuevos y cambiantes. Sus problemas de salud eran una mera molestia. Y entonces, a los 78 años
de edad, sufrió dos accidentes cardiovasculares menores. En pocos meses su seguridad había
desaparecido. Temía aparecer en público pues podía caerse o la gente vería su marcha ligeramente
inestable. Comía sola para que nadie se diera de que a veces se le caía la comida. Dejó de
conducir el automóvil, dejó de cocinar y de cuidar el jardín pues temía que algo "pudiera sucederle".
Había desaparecido la imagen de sí misma como una persona capaz de afrontar y superar casi
cualquier adversidad".
2. "Los medios de comunicación social han informado durante el año 1989 de algunos casos de
violación de los derechos humanos de los ancianos...:
Son denunciados tratos humillantes a los ancianos en la residencia La Paloma, de Alopardo (Madrid).
Dos ancianos mueren por intoxicación alimentaria en la residencia Cardenal Marcelo, de Valladolid.
Dieciseis enfermos mentales conviven con los ancianos en la residencia de Vallvidriera, de Barcelona.
La Generalitat de Cataluña abre expediente a 130 residencias de ancianos.
En la residencia Alba, de Barcelona, quince ancianas, hacinadas en un barracón, viven en condiciones
infrahumanas...".
3. "De acuerdo con los datos de un informe elaborado en el año 1992 por la Asamblea General de las
Naciones Unidas, cada mes, un millón de personas cruzan el umbral de los sesenta años de edad, y
de ellos, un 80 por ciento viven en los países desarrollados. Del mismo informe se desprende un
crecimiento espectacular de la generación de personas mayores en los últimos cuarenta años. Así,
mientras que en 1950 eran 200 millones los que superaban los sesenta años de edad, en 1982 esa
cifra se situó en los 400 millones. Las previsiones apuntan a que en el 2001 este colectivo alcanzará
los 600 millones de personas y se situará en 1200 en el año 2025...Actualmente, un 20 por ciento
de la población europea, es decir, unos sesenta millones de personas - más de la mitad de ellas
mujeres- sobrepasa los sesenta años de edad. Asimismo, uno de cada tres ciudadanos de la
Comunidad Europea tiene más de 50 años y se prevé que para el año 2020 la Tercera Edad
superará el 25 por ciento de la población total."

REFLEXION Y ANALISIS

En nuestra sociedad actual la vejez constituye una diferenciación especial, separa más del resto de los
conciudadanos que otros atributos cronológicos o sociales y, además esta no constituye sólo una variable
descriptiva de la condición personal del sujeto, como la apariencia física, el estado de salud o el sexo; sino,
que en sí suscita reacciones negativas.

Sin embargo, frente a las creencia común de la falta de creatividad de la tercera edad se pueden aducir
algunos datos reveladores:

El 66% de las obras más importantes del mundo han sido llevadas a cabo por personas de más de 60
años.
Leonardo da Vinci pintó "La última cena" a los 77 años.
Miguel Angel proyectó la cúpula de San Pedro en Roma a los 90 años.

Sin duda, los factores que caracterizan la etapa de la ancianidad son complejos, y considerar al declive
biológico característico del proceso de envejecimiento como único y determinante, sería incurrir en una
visión parcial de la misma. Sólo desde un enfoque global será posible construir respuestas que resulten
satisfactorias para este colectivo y para la comunidad.

Si bien es cierto es cierto que la esperanza de vida ha aumentado y ha descendido la tasa de mortalidad,
las causas de envejecimiento no son la misma en todos los países, y de hecho constituye un tema
fundamental en los países desarrollados, pues en los llamados del tercer mundo, con bajo índice de
esperanza de vida, la población anciana es más reducida.

Los ancianos son hoy uno de los grupos más numerosos de marginados de la sociedad. En el mundo hay
actualmente 304 millones de ancianos, para finales de siglo se espera que superen los 580 millones.

El panorama en Europa presenta ciertas diferencias. En la Comunidad hay actualmente 44 millones de


personas mayores de 65 años, 1 de cada 7 ciudadanos. Hay también un notable incremento de personas
mayores de 85 años. En Dinamarca o Alemania por ejemplo se intenta prolongar la vida productiva de los
trabajadores a fin de que no pierdan su espacio social y con ello se vea reforzada su estima, su sentido de
utilidad social y el sostenimiento de su independencia económica.

Las dos grandes líneas de acción en Europa en el trabajo con personas mayores, pasan por la
desinstitucionalización, que evita la dependencia de las instituciones, refuerza la autonomía, disminuye el
aislamiento social, etc.; y la participación social: que brinda la posibilidad de desempeñar un rol activo, a la
vez que afianzar su puesto en la sociedad y crea las condiciones necesarias para estimular la auto-
organización.

En España, un estudio elaborado por el Inserso indica que en el año 2000 el 20 % de la población española
tendrá más de sesenta años, cifrando el número de éstos en 8.350.000 sobre una población de 41.500.000
personas. Respecto a 1986, habrá crecido en un 27 % el número de mayores de sesenta años. En la
actualidad se calcula que hay en España alrededor de cinco millones de personas mayores de sesenta y
cinco años, un 14 % de la población. De este total, el 60% serían mujeres y el 40 % hombres.

Las estrategias de acción deberían contemplar entonces no sólo el mejoramiento o sostenimiento de su


calidad de vida sino en la importante aportación que representa este numeroso grupo de la población.
Cada vez son más las personas mayores que no aceptan estar solos o que se los relegue a meros
receptores de la acción social. Nuestra época, si bien brinda mejoras para algunos hombres, para otros
incrementó y profundizó las diferencias.

Los problemas del mundo actual no son ajenos a estos hombres y mujeres que en muchas ocasiones han
decidido organizarse para defender sus derechos y hacer sus propuestas; pero algunos pueden estar
dispuestos a ir más allá, ayudando a los demás, y es indudable que en la difícil tarea de construir un mundo
mejor, la sociedad no puede dejar a nadie fuera, necesita de todos y cada uno de sus miembros.

Conviene terminar la reflexión con dos citas: una de J.M. Cabodebilla y otra de Jorge Luis Borges.

El primero pregunta: ¿Para qué sirve dar a los ancianos más medios de vida, si al mismo tiempo les
quitamos las razones para vivir?.

El segundo afirma en una poesía póstuma:

Si pudiera vivir nuevamente mi vida/ en la próxima trataré de cometer más errores. No intentaría ser tan
perfecto, me relajaría más./ Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría
más montañas, nadaría más ríos/ tendría más problemas reales y menos imaginarios.../ Por si no lo saben,
de eso está hecha la vida, sólo de momentos no te pierdas el ahora. Yo era uno de esos que nunca iban a
ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas; si pudiera
volver a vivir, viajaría más liviano./ Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la
primavera y seguiría así hasta concluir el otoño./ Y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por
delante. Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las diversas formas de participación activa en el cumplimiento efectivo de los derechos de los ancianos
puede ser realizada a través de la colaboración, en múltiples facetas, con organizaciones, como Cáritas o la
Cruz Roja, que realizan una importante labor en su defensa.

Otra importante forma de participar en la realización de los derechos de los ancianos consiste en la
colaboración, que puede ser de muy distinta naturaleza-jurídico técnica o de asesoramiento, organizativa,
etc...-con organizaciones de personas pertenecientes a la Tercera Edad, como organizaciones de jubilados,
en la defensa efectiva de sus derechos.

69. LOS DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES Y USUARIOS

DESDE LA REALIDAD

1. "...El Real Hospital de Ortopedia de Birmingham recibió ayer cientos de llamadas de antiguos
pacientes ansiosos por conocer si sus pruebas de laboratorio para detectar células cancerigenas
eran correctas. El jueves, las autoridades sanitarias locales prometieron revisar los historiales
clínicos de 1800 personas que fueron atendidas en el hospital en los últimos ocho años. Esta
medida se ha hecho necesaria desde que un informe descubrió 42 casos de diagnóstico
equivocado...
Tres afirmas de abogados anunciaron ayer que representarán a un número cada vez mayor de
demandantes...
El ministerio británico de Salud reconoce que la revisión de los análisis puede alargarse hasta final
de año. La angustia de cientos de personas durante es tiempo queda ilustrada con esta frase de un
antiguo paciente: "debo esperar sin saber si dentro de un año seguiré vivo" ".
2. "Las asociaciones médicas, humanitarias y la oposición en pleno han exigido la dimisión del ministro
de Sanidad de Alemania, Horst Seehofer, a quien culpan del contagio de VIH de al menos 373
personas a través de transfusiones de sangre.
El escándalo surgió esta semana al conocerse que la Oficina Federal de Sanidad ocultó estos
contagios de sida, lo que a últimas horas del miércoles llevó a Seehofer a despedir al presidente de
esa entidad pública, Dieter Grossklaus, y al director del departamento de salud en el ministerio
federal, Manfred Steinbach, informa Efe.
Para la Asociación Alemana de Hemofílicos (IGH), la publicación de estos 373 casos de contagio
probablemente sólo suponen la "punta del iceberg", ya que, según señaló ayer su presidente,
Winfried Breuer, con seguridad se conocerán todavía muchos más casos.
Según Breuer, de los 3.000 hemofílicos que en Alemania requieren asistencia permanente, 1.836
son seropositivos y 400 ya han muerto a causa del síndrome de inmunodeficiencia..."
REFLEXION Y ANALISIS

Aunque la categoría de derechos de los consumidores ha surgido en los países de capitalismo tardío, en
una época postindustrial y como forma de reacción frente a la conversión de los ciudadanos en hombre-
masa, no es exclusivamente aplicable a los países del Norte. Hay dos razones por las que se puede
considerar a los derechos de los consumidores susceptibles de ser aplicados a los países pertenecientes al
Sur:

En primer lugar la fuerte carga social que subyace a los derechos de los consumidores; piénsese, por
ejemplo en la asistencia sanitaria, en el problema de los fraudes alimenticios o en la seguridad social.
En segundo lugar la dimensión asociativa y organizativa que tiene este derecho. En los países del Sur,
las organizaciones de consumidores y usuarios puede constituirse en un instrumento más de defensa de
los derechos de los ciudadanos, especialmente de los derechos económicos, sociales y culturales.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Las acciones que pueden ser realizadas en defensa efectiva del derecho van desde la utilización de la vía
institucional, con el derecho de petición, etc...hasta la utilización de instrumentos de garantía extrajurídicos
de naturaleza política - como las manifestaciones y otros actos de protesta- , económica - a la integración
de la acción en cooperativas de consumidores- pasando por la colaboración con las organizaciones de
protección de los consumidores, como, por ejemplo, la OCU ( Organización de Consumidores Españoles).

70. LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON MINUSVALIAS O


DERECHOS DE LOS INCAPACITADOS FISICOS, PSIQUICOS Y
SENSORIALES

DESDE LA REALIDAD

"...También se puede oír la voz bronca de un maniaco que acaba de ingresar o de alguien del personal que
avisa: "Se nos va, se nos va". Es la señal que significa que un enfermo está a punto de agitarse.
Alguna puerta permanece cerrada con llave. Detrás hay gente como Sara: una mujer alucinada que lleva
meses sin responder a la medicación y que vive sujeta a la cama. Cuando entra alguien, se queda mirando
y sonríe: "Tú eres mi hermana". Al levantar la sábana, aparecen las correas marrones abrazadas a sus
muñecas: "Libertad, libertad", exclama. El lunes fue sometida a la primera sesión de electrochoque con la
ilusión de que despierte.
El otro mundo, el de Petra, es el poso del antiguo hospital Camilo Alonso Vega, que nació hace 24 años y
en el que ya no se admiten ingresos: allí viven enfermos con historias clínicas más gruesas que tratados de
Derecho, los irrecuperables para el territorio de afuera. Hay esquizofrénicos residuales, como ella;
dementes seniles, mongólicos profundos, retrasados mentales y algún asesino que confundió a su víctima
con un malvado perseguidor. Así, hasta 260 enfermos..." (1)

REFLEXION Y ANALISIS

Pese a haberse formulado diversas declaraciones específicamente referidas a estos derechos, no existe
una adecuada protección internacional referente a los mismos. Se ve necesario que una Convención
internacional les de un reconocimiento y una protección específica de la que aún adolecen.

En relación a los enfermos mentales es preciso subrayar, en el sistema jurídico español, la lamentable
situación de deterioro y de violación de sus derechos. Frente a una psiquiatría manicomial, impositiva y
coactiva, que no les trata como personas, luchan con sus escasos medios por una psiquiatría libre, en
régimen abierto y en comunidad, basada en el libre consentimiento del paciente y con plena información de
todo aquello que le afecte. Defienden también la existencia de una psiquiatría popular que esté al alcance
de toda la población, sin distinción de clases.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa del derecho puede consistir en la utilización de las vías institucionales, a las que se ha
hecho referencia en el apartado dedicado a las garantías de los derechos, así como en la colaboración con
las diversas organizaciones no gubernamentales que luchan por la defensa de estos derechos. En España
una organización que por vez primera, después de la promulgación de la Constitución reivindicó los
derechos de las personas con enfermedades psíquicas fue el Colectivo de Psiquiatrizados en Lucha.

71. LOS DERECHOS DE LOS ALUMNOS

DESDE LA REALIDAD

1. Uno de los episodios mas tristes de la dictadura Argentina que involucró a alumnos
injustificadamente. La detención y desaparición de siete estudiantes de escuela secundaria de la
Plata, culpables de haber protestado, en septiembre de 1976, a fin de conseguir la renovación de la
tarjeta para utilizar los medios de transporte con tarifa reducida. Estos son fragmentos del
testimonio ofrecido por Pablo Diaz, el único sobreviviente a la Comisión de los desaparecidos
creada tras el fin de la dictadura militar: "Allí uno se daba cuenta de cuando era de día o de noche
por las torturas, que casi siempre eran de noche, cuando no se podía atisbar la luz y empezaban a
oírse los gritos de las mujeres..."
2. "El 68 mexicano, que concluyó con la matanza de Tlatelolco, tiene su origen en diferentes revueltas
estudiantiles en la Universidad Nacional Autónoma de México. Desde el 22 de Julio de aquel año
los disturbios se suceden en el campus.
Los saltos y los choques alcanzan cada vez más virulencia. Un comité Nacional de Huelga (CNH)
declara que 150.000 estudiantes están en rebeldía y presenta una plataforma de reivindicaciones
entre las que establece la solicitud de autonomía universitaria. La lucha, según los huelguistas,
sobrepasa lo estudiantil.
Hay manifestaciones masivas por las calles de la capital y el presidente Gustavo Díaz-Ordaz
anuncia al país que está dispuesto a ceder a las reivindicaciones de los estudiantes, entre las que
figura la libertad de los compañeros presos por los disturbios. Parece que se va a producir el
acuerdo cuando el Ejército decide ocupar la ciudad universitaria. Es el 18 de Septiembre y son
detenidas 500 personas. La ira pone en pie de guerra a los estudiantes. Hay muertos, heridos y
detenciones. El 2 de Octubre es convocado un gigantesco mitin de protesta en la plaza de las Tres
culturas o de Tlatelolco.
Al mitin asisten 15.000 personas. Un helicóptero lanza una bengala cuando todo el mundo está en
la plaza. Un disparo desde un edificio alcanza, sin matarle, al general José hernandez Toledo.
La represión es inmediata por un ejército y una policía que tenían rodeado el recinto. La lucha es
encarnizada. Lo milagroso es escapar de una plaza sitiada. Hay gente que muere de disparos y otra
de bayonetazos. 1500 detenidos son llevados a un campamento militar. Muchos desaparecen ese
día. Tlatelolco es un reguero de sangre. El gobierno reconoce 30 muertos, pero las agencias
extranjeras de noticias lanzan más de 300. Un manto de silencio hace desaparecer Tlatelolco de la
historia de México. El miedo ha durado 25 años."

REFLEXION Y ANALISIS

Las estructuras que se han establecido en la educación moderna para la participación de los alumnos en la
educación han sido, y son en muchos casos todavía, estrechas, oscuras e insuficientes. La limitación de
estos como sujetos pasivos en el proceso enseñanza-aprendizaje es un fenómeno que perdura hasta
nuestros días. De ahí, que cuando los alumnos necesitan expresar sus inconformidades por el sistema
educativo (aunque a veces esas inconformidades se centran en el sistema en general) utilizan canales
extraescolares, -disturbios estudiantiles, huelgas, manifestaciones, denuncias, etc.,-. En la mayoría de los
casos, los mecanismos de participación del alumnado, no permite su acceso a decisiones importantes de la
vida académica de los centros. En general, no se les participa la elaboración de planes de estudio,
evaluación institucional, programas de becas, etc. Es cierto que los alumnos se enfrentan a sistemas en los
que la autoridad es indiscutiblemente de los profesores. Pero también lo es que a veces son los mismos
alumnos los que se niegan a participar. La relación entre profesores y alumnos se ha estereotipado. Suele
ser una relación de jerarquía, en la que unos y otros han aprendido a representar sus papeles sin
cuestionarse otras formas de entender y aprovechar el proceso educativo.

En general, los problemas en la aplicación de estos derechos se plantean por falta de recursos económicos,
falta de voluntad política o falta de organización institucional. No es extraño que donde no se puede
conseguir una educación primaria obligatoria y gratuita sea impensable que el sistema educativo pueda
establecer mecanismos de participación de padres y alumnos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD


La acción de defensa de estos derechos pasa necesariamente, entre otras posibles acciones por la
participación en las diversas actividades de las organizaciones de estudiante, tanto en el ámbito político,
como en el cultural, etc...

72. LOS DERECHOS DE LOS SOLDADOS

DESDE LA REALIDAD

1. [En Honduras] "El reclutamiento para el servicio militar, establecido como obligatorio por la
Constitución sin ningún reconocimiento de objeción de conciencia, se realiza de hecho por el
bárbaro sistema de levas, habiendo podido contemplar quien firma este artículo, cómo en el centro
de Tegucigalpa y a plena luz del día, jóvenes viandantes eran perseguidos y capturados por tropas
con uniforme y armamento de campaña, que, sin apoyo documental ni censal alguno, se llevaban a
sus cuarteles a todos los varones encontrados con edad aparente de ser reclutados, si no
justificaban en el acto el cumplimiento previo del servicio militar".
2. En España alcanzó notoriedad el caso del coronel Amadeo Martínez Inglés (sometido a arresto
domiciliario inicialmente en Septiembre de 1989 en virtud de unas declaraciones al diario Cambio
16. Posteriormente se le impuso la sanción de dos meses de arresto por considerársele autor de
una falta disciplinaria grave y finalmente, en Abril de 1990, fue dado de baja en el Ejército. El
coronel Martínez Inglés en su obra España indefensa se había mostrado, desde una perspectiva
militarista, contrario a la existencia del servicio militar obligatorio y había hecho una crítica de la
política militar gubernamental.

REFLEXION Y ANALISIS

En el servicio militar actual se constata la falta de mecanismos eficaces para ejercer una protección efectiva
de los derechos fundamentales de los soldados, el anacronismo y la inviabilidad que han alcanzado los
planes de instrucción y, por extensión, la ausencia de una auténtica formación militar, la carencia de
revisiones y controles del material militar (vehículos de transporte, armamento, munición, etcétera), a lo que
hay que añadir los insuficientes exámenes médicos, tanto físicos como psíquicos, que no son exhaustivos ni
periódicos, la continua dedicación de los soldados a trabajos no relacionados con el servicio militar y el no
reconocimiento, en la legislación actual, del derecho a abandonar el servicio militar por motivos de
conciencia (Objeción sobrevenida). Todo lo cual conforma un marco de graves defectos que han terminado
por convertir a nuestro servicio militar en el más peligroso de Europa occidental, además de arrojar un
elevadísimo número de continuas denuncias referentes a abusos de poder, violación de derechos y malos
tratos.

Situaciones como la del coronel Martínez Inglés o la situación de los soldados de reemplazo durante el
servicio militar plantea el problema de de la necesidad de protección del derecho a la libertad de expresión
en el seno del ejército.

Especialmente grave por ser atentatoria del sistema de derechos humanos es la previsión en el artículo 15
de la Constitución y en el artículo 24, entre otros, del Código Penal Militar de poder aplicar la pena de
muerte en tiempos de guerra.

Resulta difícil la garantía de los derechos de los soldados por dos razones fundamentales:

El marcado carácter jerárquico inevitable en todos los ejércitos, lo cual dificulta la existencia de una
estructura democrática en los mismos y consecuentemente el reconocimiento y garantía de los derechos
humanos en su seno.
El marcado carácter tradicional, cerrado y corporativista que caracteriza a la institución militar, lo que
dificulta la entrada de nuevos aires y mentalidades en su seno.

La conclusión, no obstante, no puede ser otra que la siguiente: la dificultad no debe llevar a la pasividad.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

En un ámbito institucional la promoción y garantía de los derechos de los soldados puede ser llevada a cabo
a través de la defensa y promoción de leyes que vengan progresivamente a reconocer los derechos de los
mismos y a establecer instrumentos de garantía.
La defensa de los derechos de los soldados puede realizarse también colaborando activamente en diversas
actividades con organizaciones no gubernamentales como la Oficina del Defensor del Soldado o la
Asociación Pro Derechos Humanos de España, entre otras.

73. LOS DERECHOS DE LOS DETENIDOS

DESDE LA REALIDAD

Amnistía Internacional (AI) y las dos ligas de defensa de los derechos humanos existentes en Argelia
publicaron sendos comunicados en los que denunciaban la violación de los derechos de los detenidos.

El comunicado de AI, emitido desde Londres, afirma que en las dos últimas semanas del mes de enero de
1992 se detuvieron cerca de un millar de personas, y que algunas de ellas fueron torturadas y sometidas a
malos tratos. Víctimas de estas detenciones fueron simpatizantes y militantes del Frente Islámico de
Salvación sin inculpación ni juicio.

El comunicado de AI coincidía con una nota similar de la Liga Argelina Democrática de Derechos Humanos
presidida por Abdenur Alí Yahia, quien reclamaba que la puesta en marcha de los campos de
concentración, llamados públicamente campos de seguridad, es contraria a los principios de derecho
internacional, que exigen que para detener a una persona haya cargos concretos.

La segunda liga de derechos humanos argelina aseguraba que familiares de los detenidos ignoraban el
lugar donde permanecen los arrestados, con lo que se vulneraba, asimismo, los principios básicos del
derecho.

REFLEXION Y ANALISIS

Es uno de los derechos cuya aplicación es más controvertida por la perenne denuncia de malos tratos en
las comisarías y en las cárceles de multitud de países.

Por otra parte, las autoridades chinas, criticadas por la matanza de Tiananmen, han reclamado una
aplicación de este derecho de acuerdo con su propia idiosincrasia. Esta afirmación parece una burla hacia
el propio pueblo chino al que se niega un derecho fundamental como si fuera un pueblo menos digno que
los demás de la Tierra.

Si embargo, la vulneración de los derechos de los detenidos es especialmente grave en las dictaduras, en
las que tiene carácter de habitualidad. Hay estudios muy elaborados sobre la gravísima vulneración de
estos derechos en Argentina desde la Comisión Argentina por los Derechos Humanos , desde la realidad de
una provincia como Tucumán, donde la Comisión Bicameral por los Derechos Humanos denunció 387
desaparecidos y 24 asesinados desde 1974 hasta 1981; en Chile, donde un informe de Amnistía
Internacional de 1977 ya denunciaba unas cien mil personas arrestadas y detenidas y más de cinco mil
ejecutadas.

En España, instaurada la democracia, el problema de los derechos de los detenidos se enmarca dentro de
un marco social general de progresiva violencia.

Entre las soluciones a la creciente situación de inseguridad que se vive en las diversas sociedades se
propuesto en ocasiones, una legislación que bajo la pretexto de una mayor eficacia en la represión de las
acciones delictivas, suponga un recorte de los derechos y libertades fundamentales. Esta ha sido la
orientación seguida recientemente en España, por la reciente Ley de Seguridad Ciudadana. Ley que
habiendo sido impugnada ante el Tribunal Constitucional fue declarada parcialmente inconstitucional.

En principio, puede parecer a los ojos del vulgo que las garantías del detenido redundan en un incremento
de la criminalidad y en una reducción de los derechos de las víctimas. Se piensa entonces, que la solución
de la delincuencia pasa por eliminar los derechos del detenido.

Sin embargo, la libertad de todos exige que se respeten estos derechos en las comisarías, en los juzgados
y en las prisiones.

Si el hombre debe ser el centro de la vida económica y social, el horizonte del Derecho ha de ser la vida de
la persona, su libertad y su dignidad. La lucha por la paz y contra la violencia no puede prescindir de las
garantías: en un conflicto de derechos siempre hay que buscar la alternativa menos gravosa para la
persona. En la lucha por la libertad y la dignidad del hombre no podemos prescindir de los derechos del
detenido.

Por otra parte, las exigencias del Estado democrático exigen respetar los derechos de las víctimas y los de
los delincuentes. No se pueden suprimir garantías a los detenidos ni se puede aceptar como normal la
violencia que expresan los delitos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las acciones de defensa de los derechos de los detenidos cabe incluir, además de las garantías
institucionales, como el Habeas Corpus o recurrir a la intervención del Defensor del Pueblo y de las
garantías excepcionales, como la huelga, la colaboración con organizaciones no gubernamentales, comités
y asociaciones pro derechos humanos.

74. LOS DERECHOS DE LOS PRESOS

DESDE LA REALIDAD

1. En España vivimos el contraste entre lo que prescribe la ley y la realidad de los establecimientos
penitenciarios. Los ejemplos de cárceles donde se incumple la ley son numerosos. Destacan La
Modelo de Barcelona, Tenerife II y Ceuta. Mientras la ley requiere que cada recluso sea albergado
en una celda individual el informe de la Asociación Pro Derechos Humanos de España de 1991
sobre La Modelo dice:
"Hay un promedio de 2.000 internos distribuidos en siete galerías. Las de más densidad son
la tercera, con 400 internos; la cuarta con 500 y la sexta con 300 (aproximadamente).
Conviven entre cuatro y cinco internos por celda, penados y preventivos, enfermos y sanos,
toxicómanos con los que no lo son.
Se producen continuas agresiones. Las celdas no reúnen las mínimas condiciones de higiene,
además de ser muy húmedas. Hay continuas quejas sobre la actuación del equipo médico.
El Juez de Vigilancia Penitenciaria de esa prisión declaró que no es partidario de la autorización de
permisos ni de cualquier otro beneficio para la población reclusa.
Sorprende en este aspecto que no se hayan tomado medidas por parte del Consejo General del
Poder Judicial ante las denuncias de todo tipo de colectivos por las actuaciones del citado juez de
Vigilancia"
2. "El sida es responsable de casi el 30% de los fallecimientos registrados en las prisiones
estadounidenses en 1991. Este porcentaje aumenta a dos tercios en algunos Estados como Nueva
York, Nueva Jersey y Florida, según una encuesta oficial.
En 1991 fallecieron un total de 1863 presidiarios en centros penitenciarios de Estados Unidos, 528
de ellos a causa del sida, indica el estudio elaborado por la Oficina de Estadísticas del
departamento de Justicia. La cifra se ha duplicado respecto a la registrada en otro estudio de 1986,
que ascendía a 254 fallecimientos directamente a causa del sida...
Los datos referidos a España en 1991 indicaban que en esa fecha era seropositiva un 20,6 % de la
población interna en los diferentes centros penitenciarios españoles."
3. "En la morgue de Sao Paulo los muertos se apilan en el patio y son los propios familiares los que
deben ayudar a cargarlos después de la desgarradora identificación. Los ataúdes baratos que
contienen los cadáveres acribillados a balazos, desnudos y sin testículos por las mordeduras de los
perros de la Policía se alinean en los pasillos. Sobre las piernas o los brazos de los que van siendo
identificados se escribe su nombre y apellido con un marcador azul. El hedor es espantoso y las
escenas de dolor, escalofriantes.
La represión militar del motín en la "casa de Detençao" de Sao paulo, el sábado, se ha
transformado en la mayor masacre de los penales brasileños. Aunque las cifras oficiales indiquen
que son 111 los muertos, la realidad es que serían más de 300. Pero aún no han sido identificadas
todas las víctimas y el caos reina. Ningún policía resultó muerto durante el asalto al penal y, sin
distinciones, familiares y políticos hablan de una "auténtica" carnicería"...
...La mayoría de los muertos tenía entre 18 y 23 años. Se les veía con los ojos abiertos, los brazos
rotos por los golpes y un tiro de gracia en la cabeza. Otros tenían muchos balazos por la espalda...
Dos monjas también lograron entrar en el pabellón destruido. Las hermanas María Emilia e Isabel
destacaron que los presos estaban con sus manos atrás, en señal de rendición, cuando la Policía
entró en el penal el sábado. "pero igual tiraron contra ellos y mataron con las ametralladoras a
cuantos pudieron", dijo Sor María Emilia...
4. En 1963 en las cárceles de los Estados de Oregón y Washington, se contrató a 131 internos para
ser sometidos a experimentos de radiación. Se les pagó unos 200 dólares. A cambio recibieron una
dosis de radiación en los genitales de hasta 600 roetgen...Hoy se sabe que la mayor dosis anual
soportable no puede superar los 6 roetgen...

REFLEXION Y ANALISIS

Las cárceles constituyen un enorme núcleo de problemas. La reinserción social del delincuente es un
objetivo para muchos presos inalcanzable con las actuales condiciones penitenciarias. Recientemente se
está planteando la imposibilidad de los establecimiento carcelarios para reeducar al delincuente. Así lo
afirma Roberto Bergalli:

Mas la actualidad de la vida penitenciaria en España... ha demostrado ya de manera irrefutable, pese


a los esfuerzos que puedan hacer la administración central como las autonómicas que tienen
competencias asumidas en este campo, que la realidad degradante y corruptora de la cárcel impide
de cualquier manera poner en práctica medidas institucionales que tiendan a paliar las falencias
sociales y asistenciales en el camino del retorno de los internos a la vida en libertad.

En el mismo sentido se expresa el penalista Muñoz Conde:

El establecimiento penitenciario tradicional, tal como hoy existe y tal como se concibe en la Ley
General Penitenciaria (establecimientos cerrados, establecimientos de máxima seguridad, etc.) no
es, desde luego, el lugar idóneo para la terapia social y el tratamiento. Más bien sucede lo contrario,
fomenta la delincuencia y produce la desocialización de las personas que e ellos entran.

Un estudio de Valverde Molina denuncia las graves condiciones de las instituciones carcelarias:

La cárcel es profundamente limitadora, no sólo para la mente y la vida social del preso sino también
para su propio cuerpo. El ser humano, tanto a nivel mental como social y biológico, no está hecho
para vivir en cautividad...En primer lugar, el hacinamiento en que vive el preso, y el espacio reducido
inciden profundamente en su existencia.
... ...

El preso no sólo vive en la prisión, sino que se ve obligado a "vivir la prisión" permanente y
obsesivamente.

En segundo lugar, como la institución penitenciaria es una estructura poderosa frente a la cual el
recluso se vivencia a sí mismo como débil, para mantener unos mínimos niveles de autoestima, se
ve obligado a autoafirmarse frente a ese medio hostil. Dadas las características de la prisión y la
evolución de su "aventura biográfica", frecuentemente adoptará una autoafirmación agresiva,
desarrollando una fuerte hostilidad hacia todo lo que tenga alguna vinculación con la institución.

Sólo si el recluso mantiene su firmeza frente a los intentos de "reformarle" -no mediante una
intervención recuperadora, humanizada y personalizadora, sino "sometiéndole", con una gran dosis
de violencia institucional- logrará conservar su autoestima; y ello va a ser frecuentemente el
parámetro esencial de la manera en que establezca sus relaciones con la institución penitenciaria.
Sin embargo, esta situación llevará a un endurecimiento del régimen penitenciario y, paralelamente,
a nuevas autoafirmaciones cada vez más agresivas.

Otros presos adoptan una postura de sumisión a la institución, como es el caso de los violadores, que son
rechazados por los presos. Entre los dos extremos, enfrentamiento y sumisión, oscilan las formas de
adaptación del preso a la cárcel. Entre los mismos presos se desarrollan relaciones de dominio o sumisión.

Otras características de la vida del preso son: estado permanente de ansiedad, ausencia de expectativas de
futuro, ausencia de responsabilidad, pérdida de vinculaciones con las personas con que convivía, alteración
de la afectividad, anormalización del lenguaje, drogadicción habitual.

La droga se utiliza para evadirse de la realidad de la cárcel, para enfrentarse a la cárcel pues está prohibida
y para evitar la ansiedad. La droga acaba destruyendo al individuo, creando relaciones de poder y
empujando al preso a enfermedades como el SIDA y la hepatitis. Esta situación es grave actualmente en
España.

"Según estadísticas de 1990 del Ministerio de Justicia, el 46,9 por 100 de todos los reclusos eran adictos a
las drogas".
En relación al SIDA, "no existe un examen general de SIDA en la población penal. Los reclusos que son
seropositivos pero no tienen síntomas viven dentro de la población general; quienes están enfermos son
trasladados a la enfermería o a un hospital. En al menos una prisión se nos dijo que a los reclusos que
portan anticuerpos todavía se les permite las visitas conyugales y que a sus compañeros o compañeras no
se les informa sobre la infección. En la cárcel de Carabanchel en Madrid, los reclusos reciben condones de
la prisión como parte de su abastecimiento mensual de artículos de higiene personal y se les alienta a
usarlos"

Todas estas afirmaciones confirman la necesidad de la reforma del sistema penal para conseguir evitar
delitos y rehabilitar delincuentes.

Michel Foucault llega a afirmar, cuestionando todo el sistema penal: "La prisión no puede dejar de fabricar
delincuentes"

Por otra parte, el trabajo penitenciario se ha concebido como un instrumento adecuado para la reinserción
social del preso. Así lo entienden diversos autores como Heriberto Asensio Cantisán y José L. de la Cuesta
Arzamendi. Esta doctrina concibe el trabajo como un derecho del recluso. Este se plantea no sólo en el
interior del recinto carcelario sino como un medio de incorporación a la vida social.

Sin embargo, ésta incorporación tropieza con serios obstáculos legales y sociales.

En muchos casos se le ha inhabilitado a ejercer los empleos, cargos públicos y honores que disfrutaba
antes. Por otro lado, a los funcionarios se pueden aplican penas disciplinarias muy severas como es la
separación del servicio. En tercer lugar, le afecta el régimen de antecedentes penales. Y todo ello al margen
de los perjuicios que en su imagen y en la consiguiente aceptación social experimenta quien ha sido privado
de libertad.

"Investigaciones criminológicas extranjeras permitan afirmar que, cuando menos, esta suposición no es
aventurada: el método seguido por Schwartz y Skolnick, de presentar a 100 empresarios casos ficticios de
demandas de trabajo y la consiguiente respuesta de aquéllos, rechazando al que en cualquier otro caso
hubiera sido el candidato ideal porque entre sus antecedentes figura un pasado carcelario, no es, desde
luego una puerta al optimismo. A idénticas conclusiones llegan los estudios de Glaser sobre desocupación
de la población ex reclusa, o de Schünemann sobre pérdida de categoría laboral de quienes,
excepcionalmente, encontraron trabajo después de cumplir una pena privativa de libertad".

La ley prevé una acción asistencial que es competencia de la Comisión de Asistencia Social para reintegrar
al liberado, fomentando su trabajo. Sin embargo la acción se limita a facilitarle los medios necesarios para
llegar a su residencia y subvenir sus primeros gastos.

Por otra parte, en España, en la misma prisión hay escasas oportunidades de trabajar. "Según el secretario
general de Asuntos Penitenciarios, de los 36.000 reclusos, unos 6.000 tienen algún tipo de trabajo en
prisión. La mayoría de estos trabajos no son remunerados y, según funcionarios sindicales, sólo el 5 por
100 de los reclusos españoles tienen trabajos remunerados".

La realidad muestra pocas oportunidades para la reeducación que legalmente inspira el sistema
penitenciario.

Queremos concluir abriendo un interrogante. Los presupuestos estatales se quedan escasos para atender
las múltiples demandas de la sociedad: seguridad social, transportes públicas, vías de comunicación,
mejora de la justicia. La reforma de las cárceles requiere dinero.

Al mismo tiempo, la rehabilitación se cuestiona cuando es la institución que legitima el actual sistema penal.
Los psicólogos hablan de presos que siempre van a delinquir. Se cuestionan socialmente los permisos
penitenciarios que ya han costado la vida a algunas personas. Se reclama el endurecimiento de las penas y
la pena de muerte para asesinatos especialmente perversos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de los derechos de los presos puede realizarse a través de las diversas formas de
colaboración que puede prestarse a las organizaciones y particulares que actúan en defensa de sus
derechos. Tales son, entre otros, los despachos de abogados, las asociaciones de presos, las
organizaciones no gubernamentales...
En España es importante la labor realizada por diversas organizaciones de apoyo a los presos, como en
Euskadi, SALHAKETA. Presoen Aldeko Elkartea. Es una asociación que lucha en favor de los derechos
de los presos y de sus familias mediante:

La denuncia pública y jurídica de las condiciones de vida en la cárcel y de cualquier otra forma de
criminalización derivada de la prisión.
El asesoramiento e información sobre todas aquellas cuestiones sociales y jurídicas que contribuyan a la
promoción social de los presos.
El impulso de servicios institucionales públicos o privados de asistencia a los sectores sociales afectados
por la sanción penal.

75. LOS DERECHOS DE LOS ACUSADOS

DESDE LA REALIDAD

"El mismo 24 de marzo en la capital federal fue allanado por personal militar el domicilio del doctor
Guillermo Díaz Lestrem, defensor de pobres, menores e incapaces de la Justicia Federal y, por ende,
funcionario del Estado. El ejercicio del cargo imponía a este abogado el deber de asumir la defensa de todo
procesado que no designare defensor particular y así, efectivamente, el doctor Díaz Lestrem asumió la
defensa técnico-jurídica de numerosos ciudadanos imputados por la presunta comisión de delitos políticos.
El doctor Díaz Lestrem fue salvajemente torturado y, luego de su paso por diversas dependencias policiales
y militares, fue enviado a la cárcel de encausados de Villa Devoto a disposición del Poder Ejecutivo"

REFLEXION Y ANALISIS

El conflicto entre libertad y seguridad parece latente en la definición y aplicación de estos derechos. Parece
que las garantías del detenido, del acusado y del preso redundan en un incremento de la criminalidad y en
una reducción de los derechos de las víctimas. Sin embargo, la libertad de todos exige que se respeten
estos derechos en las comisarías, en los juzgados y en las prisiones.

La superación de esta antinomia exige la celeridad de la actuación policial que reprima las violaciones del
Derecho así como la celeridad también de los procesos penales. Por desgracia en muchos países nos
encontramos con los tribunales cargados de asuntos y con las cárceles llenas de presos que esperan un
juicio. Esto constituye un problema de primera magnitud pues la paz social depende, entre otras cosas, de
esto.

Las exigencias del Estado democrático exigen respetar los derechos de las víctimas y los de los
delincuentes. No se pueden suprimir garantías a los detenidos ni se puede aceptar como normal la violencia
que expresan los delitos.

Un problema que afecta a la calidad en el ejercicio de este derecho es la acumulación de procedimientos en


los juzgados. Se tarda mucho tiempo en resolver un asunto. Pueden pasar diez años desde que se comete
a un delito hasta el momento en que se juzga. Los testigos se olvidan de lo que pasó, la víctima se olvida de
quienes fueron testigos y el acusado puede estar llevando una vida plenamente honrada donde la condena
cae como una auténtica bomba.

Estos son problemas que tiene que resolver un Estado que se autotitula de Derecho. Va en quebranto de la
eficacia de las normas y, en definitiva, de la justicia que debe regir las relaciones sociales. Alguien ya dijo
que una justicia tardía es una injusticia.

Los sujetos a prisión provisional han de estar separados de los condenados (artículo 10.2 del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos). Por desgracia en muchos países nos encontramos con los
tribunales cargados de asuntos y con las cárceles llenas de presos que esperan un juicio. Esto constituye
un problema de primera magnitud pues la paz social depende, entre otras cosas, de esto.

En definitiva, como señala el profesor Antonio García-Pablos de Molina:

En la lucha por un control racional del crimen corresponde al Derecho Penal un papel secundario,
subsidiario, conforme al principio de la llamada intervención mínima [...]. Los poderes públicos [...]
deben abordar el problema criminal científicamente, aprovechando la valiosa información que hoy
suministran diversas disciplinas empíricas. Y, sobre todo, servirse de los medios más adecuados y
eficaces que impliquen el menor "coste social" posible. Buscar en las prohibiciones penales la
solución al problema del crimen es una ingenuidad [...]. Desde un punto de vista de política criminal
el control racional de la delincuencia reclama el previo desarrollo de una justa y eficaz política social
que incida a tiempo en los factores que favorecen y configuran el crimen y busque la instauración de
una sociedad más sana.

La cooperación ciudadana, la solidaridad y un cambio de actitudes nacido del progreso moral de las
personas son el camino para la desaparición de la delincuencia.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de este derecho puede consistir en colaborar, de muy diferentes maneras, con las
organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos de los acusados.

EL DERECHO HUMANITARIO
DEFINICION

Se entiende por derecho humanitario las normas de carácter internacional establecidas en


convenios o en prácticas reiteradas de los Estados, aplicables a conflictos armados internacionales,
o en conflictos armados sin carácter internacional y que están basados en el principio de
humanidad, como sentimiento de benevolencia activa hacia todos los seres humanos.

76. LOS DERECHOS DE LA POBLACION CIVIL EN SITUACIONES DE


CONFLICTO BELICO

DESDE LA REALIDAD

1. En 1947 La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 181 (II) donde solicita
al Consejo de Seguridad que realice el Plan de Participación con Unión Económica, por el cual se
establecían los Estados Independientes Arabe y Judío. Tras haberse proclamado el Estado de
Israel, 1948, estalló el primer conflicto árabe- israelí caracterizado por el éxodo palestino;
posteriormente en 1967, Israel, en un segunda guerra, ocupó la Ribera Occidental junto a Jerusalén
Oriental y la Franja de Gaza, produciéndose un segundo éxodo de los palestinos de los territorios
ocupados. Israel ha mantenido una posición hostil hacia el pueblo palestino que ha llevado a invadir
el Libano con su ejército y atacar a los refugiados palestinos; además ha consolidado su ocupación
militar en la Ribera Occidental y la Franja de Gaza, incluso Jerusalén, mediante la expansión de las
actividades de asentamiento, la enajenación de tierras y recursos hídricos en territorios ocupados y
la adopción de medidas represivas contra la población civil palestina. La respuesta del pueblo
palestino con levantamiento populares-intifada-producida a partir de Diciembre de 1987 trajo
violentas respuestas de las autoridades israelíes en contra de la población civil palestina.
Después de la intifada, las autoridades de Israel han intensificado las prácticas como: el
establecimiento de nuevos asentamientos israelíes y la expansión de los existentes en tierras
palestinas y en tierras árabes privadas y públicas; el desalojo, deportación, expulsión y
desplazamientos de palestinos y otros habitantes árabes de sus territorios. Existe un proceso de
apropiación de la tierra ocupada mediante confiscación, expropiación o transacciones, ayudadas por
la violencia impuesta a los palestinos, por parte de las autoridades y nacionales israelíes; se
comprobó la modificación del medio físico y de los lugares culturales y religiosos, donde impera el
saqueo arqueológico y cultural; a nivel institucional, la injerencia de Israel se ve en el sistema de
educación, en el desarrollo social y económico y la salud de los palestinos y otros árabes; se
conoce la existencia de castigos colectivos, las detenciones administrativas en masa, acompañada
de maltratos y torturas, tanto a mujeres, niños y adultos civiles;intervención en las libertades y
prácticas religiosas, en la libertad de circulación y la restricción de la prensa; violaciones del
derecho a la vida, dando muerte e hiriendo a manifestantes, entre otras forma con gases tóxicos y
roturas de huesos a personas civiles árabes y palestinos.
Se constata así que las leyes israelíes - período 1979 a 1990 - han ayudado al establecimiento de
más de 100.000 colonias en 200 asentamientos israelíes, en 1990 se registró la entrada de más de
180.000 inmigrantes judíos. Entre 1979 y 1980 Israel se había apropiado de más de la mitad de la
superficie de la Ribera Occidental y alrededor del 40% de la franja de Gaza, así como la apropiación
de una corriente de agua subterránea de la Ribera Occidental que representa del 25 al 30% de su
superficie hídrica anual. Desde la intifada hasta Octubre de 1990 habían muerto 876 palestinos
identificados, el 25% de los cuales eran niños; aproximadamente 99.150 heridos, 10.200 detenidos
administrativamente sin juicio, 60.000 detenidos; demolidas y selladas 1.577 viviendas,
construcciones y varios comercios.
La ONU a través del Consejo de Seguridad, La Asamblea General y las Secretarias Generales han
reiterado, en diferentes oportunidades y resoluciones, que la situación de los territorios de la Ribera
Occidental y de la Franja de Gaza, incluido Jerusalén, están cobijados por los Convenios de
Ginebra de 1949 y en particular ha instado al Estado de Israel al cumplimiento del Convenio IV
sobre protección de la población civil.
2. "Una juventud traumatizada. Los que tienen menos de dieciocho años representan alrededor del
50% de la población de la franja de Gaza. Más sensibles que los adultos, están particularmente
afectados. El Centro de salud mental ha tratado, en dos años, a cerca de 3.000 pacientes con
traumas profundos, de los que la inmensa mayoría tenían menos de veinticinco años. La mayor
parte de ellos padecen trastornos provocados por el estrés: ansiedad, depresión, histeria. Los
especialistas extranjeros que han participado en la investigación están alarmados: han estudiado los
casos de 2.779 niños de siete a quince años, originarios de todo el territorio de Gaza- pueblos,
ciudades y campos de refugiados- y no han hecho más que verificar el predominio de la violencia,
que está presente en todas partes y en todo momento en la vida de los niños, tanto de día como de
noche, en la calle, en casa o en la escuela; sus juegos la imitan, sus dibujos la representan,
describiendo minuciosamente la realidad cotidiana ( soldados en los jeeps, hombres detrás de
barrotes, manifestaciones) y expresando sus fantasmas ( niños y niñas armados con cuchillos,
luchando contra los soldados)".
3. "[En la Antigua Yugoslavia], desde que se inició el conflicto ha habido siempre personajes sin
escrúpulos decididos a enriquecerse a costa de la miseria general...
En el interior de la capital, con "contactos" en el Ejército, la Policía, las organizaciones humanitarias
e incluso entre los comandantes de los servios apostados en las montañas, opera una mafia que
controla desde la distribución de ayuda humanitaria al tráfico de carburante, pasando por la venta
de carne o café, y cuyo único objetivo perece ser esquilmar hasta el hueso a la atribulada
población..."

REFLEXION Y ANALISIS

Varias veces tendrá que repetirse, que la guerra, no obstante ser un fenómeno que en la conciencia de
muchas personas es repudiable, también es un fenómeno que se da continuamente en la realidad del
mundo.

Sin lugar a dudas, una situación de guerra afecta no solamente a la población civil de las partes
contendientes, sino que muchas veces afecta a la población civil de origen distinto, pues bien, lo que
siempre debe tenerse en cuenta es que la población civil, por definición, es una parte indefensa, en
inferioridad de condiciones con respecto a los combatientes y que no juega un papel dentro del conflicto, a
no ser el de víctimas del mismo.

En una situación de conflicto armando no todos los derechos están anulados, derogados o suspendidos,
existe un mínimo de derechos que deben ser respetados; el argumento adquiere, cuando se habla de la
población civil, una razón más para exigir el respeto de sus derechos civiles y políticos, de las libertades
públicas, de los derechos económicos sociales y culturales: la indefensión de la población civil y su no
intervención como parte de las fuerzas en conflicto.

Hay un hecho incuestionable: en la guerra actual no se puede separar claramente la población civil de los
combatientes, reservando para aquellos artificialmente, a través de las normas del Derecho Internacional
Humanitario una serie de derechos intangibles. La realidad ha desbordado totalmente este planteamiento.
Hoy la población civil y no la militar es la que en su mayoría y en una proporción de nueve a uno, paga las
consecuencias de la guerra. Incluso se está utilizando la represión, la violencia y la destrucción contra la
población civil como instrumento de guerra.

Por otra parte, la irracionalidad y la enorme fuerza destructora de la guerra actual -en virtud de la alta
tecnología a ella aplicada- hacen en múltiples ocasiones que las normas de Derecho Humanitario resulten
puro papel mojado.

Debe tenerse en cuenta además que no existe un sistema internacional adecuado, con suficiente fuerza
coactiva para impedir todos los atropellos y tropelías que tradicionalmente y sistemáticamente ejercen los
ejércitos contra la población civil. Hay que quitar la fuerza a la irracionalidad para dársela a la racionalidad.

ACCION SOBRE LA REALIDAD


Existen múltiples acciones que pueden ser realizadas para la protección de los derechos englobados en el
Derecho Humanitario. Muchas de esas acciones se realizan a través de la colaboración con organizaciones
no gubernamentales especializadas en este tipo de problemas, como la Cruz Roja.

77. LOS DERECHOS DE LOS PRISIONEROS DE GUERRA

DESDE LA REALIDAD

"Los milicianos croatas destacados cerca de la localidad bosnia de Novi Travnik han convertido a sus
prisioneros de guerra en bombas humanas...

...Algunos prisioneros fueron convertidos en bombas andantes cuando les fueron atadas al pecho y a la
espalda minas anti- tanque y se les permitió huir en dirección a las líneas defendidas por fuerzas
musulmanas...

Las bombas estallaron a diez metros de las líneas musulmanas. Los tres prisioneros resultaron muertos y
varios soldados heridos por las explosiones...

El capitán británico Robert Yorke, de las Coldstream Guards, encargado de recoger los restos de las
víctimas ha manifestado...que la muerte de los musulmanes es un "crimen de guerra".

La milicia croata ha admitido la responsabilidad de esta atrocidad...

REFLEXION Y ANALISIS

El Derecho Humanitario tradicionalmente se ha mostrado incapaz de garantizar la vida y la seguridad de


aquellos combatientes que han sido hechos prisioneros.

Se impone, como medida necesaria, la creación de tribunales internacionales permanentes que -dotados de
necesario poder coercitivo-, juzguen los crimenes de guerra y los crimenes contra la humanidad que
impunemente cometen han cometido, y actualmente cometen las fuerzas armadas durante los conflictos
bélicos.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

La acción de defensa de los derechos de los prisioneros de guerra puede consistir en colaborar -de
múltiples formas- con organizaciones no gubernamentales dedicadas a la aplicación del Derecho
Humanitario.

78. EL DERECHO A RECIBIR AUXILIO EN SITUACION DE CATASTROFES


NATURALES

DESDE LA REALIDAD

La Cruz Roja alerta sobre el desastre que vive Somalia y todo el cuerno de Africa.

"Nunca vi un desastre de tal magnitud...Es un círculo vicioso que afecta a la totalidad de la población y
donde las víctimas sufren de forma indescriptible hasta la expiración. Nunca vi una situación tan trágica y
masiva, que afecte tanto a nivel social como individual". Con estas palabras describe la situación en
Somalia el director general del Comité Internacional de la Cruz Roja a su llegada a Mogadiscio. Y no es
experiencia ante situaciones caóticas lo que le falta al delegado y actual director general de la organización
humanitaria, Peter Fuche.

La acción humanitaria depende cada día más de los aspectos e intereses políticos, por lo que la atención
política determina la asistencia humanitaria, incluso en conflictos cerrados, como el que viven el cuerno de
Africa y Somalia. Una vez superado el interés estratégico que suponía el pleno enfrentamiento de la guerra
fría. Somalia y sus seis millones de habitantes ya no interesan a nadie. "Sin embargo, la región dispone de
un arsenal incluso superior al que existió en plena guerra del Líbano", exclama el delegado general para
Africa, Daniel Tauxt. "Y evidentemente, el que tiene un fusil será el último en morir de hambre".

El intento es desesperado por salvar a los 23 millones de personas que padecen la sequía que afecta a la
región y las guerras tribales que ensangrientan a Etiopía, Eritrea, Sudán y Somalia.

En Somalia, los seis millones de habitantes viven una situación caótica por la sequía y por la inseguridad de
las bandas armadas, mientras que Mogadiscio sigue dividida entre las dos facciones que luchan por el
control del poder central. "La falta de representantes, la desaparición de todo rastro de administración y
justicia, ofrecen imágenes dantescas", comenta una enfermera.

En cuanto a los depósitos de víveres, los organismos humanitarios que trabajan en Somalia se han visto
obligados a organizar patrullas armadas de protección ante los ataques a los almacenes y a los convoyes
que transportan los alimentos y medicamentos.

Venta de armas

Los arsenales abandonados por el ejército central, ahora dividido, y la continua llegada de armamento
proporcionado por los que no tiene escrúpulos ante el beneficio que proporciona la venta de armas están
prolongando indefinidamente el conflicto.

Entretanto, para motivar a la población que aún tiene algo de fuerzas y evitar que se conviertan en asistidos
permanentes, el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) está distribuyendo 390 toneladas de semillas,
18.000 utensilios de labranza y se ocupa del control veterinario de los rebaños de las zonas menos
expuestas atendiendo a 60.000 ovejas, unos 50.000 bovinos y otros tantos camellos, con unos 1500
voluntarios de la Media Luna Roja somalí.

De Sudán a Kenia

Si en Somalia la situación es dantesca, y donde, según indican las agencias humanitarias de la ONU, al
menos mueren cada día 500 niños, el resto de la región del Cuerno del continente africano no es menos
trágica. Desde Sudán a Kenia, el hambre originada por la sequía y las guerras tribales están originando un
verdadero holocausto.

Ante el riesgo de desbandada humana, el Programa Alimentario Mundial (PAM) intenta agrupar a más de
130.000 personas en los campamentos de Amé y de Atetim, adonde las gentes llegan hambrientas y
prácticamente en espera de la muerte.

2. "Más de 16.000 personas resultaron muertas y otras 10.000 heridas ayer en el centro de la India a
consecuencia del peor terremoto registrado en el país desde su independencia del imperio británico en
1947.

El seismo arrasó más de 30 pueblos y ciudades en los populosos Estados de Maharashtra, Karnataka y
Andra Pradesh durante la madrugada de ayer. Cinco temblores, cuyo epicentro se localizó a unos 400
kilómetros al este de Bombay y que apenas duraron unos segundos, atraparon en sus lechos a miles de
personas que fueron sepultadas vivas en el colapso de sus pobres viviendas. la primera sacudida alcanzó
una intensidad de 6,4 en la escala de Richter. Las autoridades indias aseguran que sólo en las ciudades de
Khilari y Umarga, próximas al epicentro del seismo, han perecido al menos 6.000 personas. El jefe de
policía del estado de Maharashtra declaró:" Es una tragedia humana de proporciones inimaginables".

REFLEXION Y ANALISIS

¿Hay una verdadera movilización humanitaria? Desde que se aprobaron los dos Protocolos Adicionales, se
comprueba que se ha deteriorado la coyuntura política mundial. Esta degradación se ha manifestado en
forma de graves y repetidas violaciones de los Convenios de Ginebra; en el caso de situaciones en que el
CIRC no siempre ha podido desempeñar su cometido humanitario, a causa de la oposición de las
autoridades para que actúe. Los imperativos políticos y de seguridad pasan, para muchos gobiernos, muy
por delante de la preocupación humanitaria. Por amargas que sean estas realidades, no han desalentado al
CIRC, sino que han originado , por el contrario, una reacción positiva, tendente a encontrar soluciones
concretas con vistas al futuro.

La Cruz Roja, hace un llamamiento solemne para que, en todo tiempo y toda circunstancia, se salvaguarden
las normas del Derecho Internacional Humanitario, y los Principios Humanitarios universalmente
reconocidos, y se concedan al Comité Internacional de la Cruz Roja, todas las facilidades que requiere el
cumplimiento del mandato humanitario que le confirió la comunidad internacional.
La Conferencia formula el voto de que todas las Sociedades de la Cruz Roja, de acuerdo con el Comité
Internacional de la Cruz Roja, se comprometan a hacer una intensa propaganda para crear en todos los
países, una opinión pública bien enterada conocedora de la plena imparcialidad de la Cruz Roja , con el
objeto de que, la misma, pueda gozar en el mundo entero y en todas las ocasiones sin excepción, de la
confianza, y del afecto de todo el pueblo, sin diferencias de partidos, religión, clases o individuos, condición
indispensable para que la Cruz Roja pueda ejecutar su tarea.

El CIRC ha procurado desplegar su acción humanitaria en circunstancias de catástrofes naturales. Esta es


una actualización de su doctrina, que tiene en cuenta la evolución cuantitativa y cualitativa de su acción
humanitaria en circuntancias que no están cubiertas por los convenios de Ginebra, ni por sus Protocolos
Adicionales, pero en los que los problemas de índole humanitaria justifican la labor de un organismo
independiente como el CIRC.

La Cruz Roja está, por encima de toda rivalidad política, social, confesional, de raza, de clase, de
nacionalidad afirma su derecho y deber de acción de socorro. La Cruz Roja reconoce que todas las
víctimas, sin excepción tiene el derecho de ser socorridos, de conformidad sus principios generales. Ella
coordina los puestos de socorro, presta asistencia médica en todas las circunstancias a quienes la
necesiten; todos los heridos y enfermos deben ser socorridos y asistidos sin discriminación.

En cada país, la Sociedad Nacional de la Cruz Roja respectiva, es la que tiene en primer lugar, el deber de
hacer frente de la manera más completa posible, a las necesidades de socorro de la víctima. En el caso de
que la Cruz Roja reconozca que no puede hacer frente por sí sola a todas las necesidades de socorro,
puede considerar el hacer un llamamiento de ayuda a las Sociedades de la Cruz Roja extranjeras.

La liga de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y el Comité Internacional de la Cruz
Roja,forman, junto con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Movimiento
de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El cometido de la Liga es contribuir en el desarrollo de las actividades humanitarias de las Sociedades


Nacionales, coordinar, en tiempo de paz, sus operaciones de socorro en favor de las víctimas de desastres
naturales y de los refugiados promoviendo así la paz en el mundo.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Podría estar dirigida a organizar tareas de apoyo a campañas de La Cruz Roja en el marco de las
investigaciones sugeridas en el punto anterior. También sería importante participar de acciones concretas
de otros organismos como Solidaridad Internacional, Manos Unidas, etc., a fin de experimentar a través de
la pedagogía no sólo del proyecto, sino también de la acción, normas fundamentales del Derecho
Humanitario.

LOS DERECHOS DE LA TERCERA GENERACION: LOS


DERECHOS DE LOS PUEBLOS O DERECHOS DE
SOLIDARIDAD
DEFINICION
Con esta denominación se hace referencia a la existencia en los últimos años, junto a la constatación y
reivindicación de los tradicionales derechos (civiles y políticos y económicos sociales y culturales) de unos
nuevos derechos humanos, surgidos como consecuencia de la especificidad de las circunstancias históricas
actuales y que responden ante todo al valor solidaridad.

79. EL DERECHO A LA LIBRE DETERMINACION DE LOS PUEBLOS

DESDE LA REALIDAD

Para el derecho internacional "Palestina" es el área de 27.000 kmª situada al oeste del río Jordán, que la
Sociedad de Naciones entregó a Gran Bretaña como potencia "mandataria" en 1918. Ese territorio
comprende las zonas ocupadas por Israel en sus fronteras anteriores a 1967 (20.073), Jerusalén y sus
alrededores, Cisjordania y la franja de Gaza.

Los palestinos son un pueblo árabe, que en 1980 rondaban los cinco millones. En 1974 una Conferencia
cumbre de la Liga Arabe reconoció a la Organización para la Liberación de Palestina como "único
representante legítimo del pueblo palestino" y el rey Hussein de Jordania renunció públicamente a sus
derechos sobre Cisjordania. En octubre de ese mismo año la Asamblea General de Naciones Unidas admite
a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) como observadora, reconoce el derecho del pueblo
palestino a su autodeterminación y condena al sionismo como "una forma de racismo". El programa de la
OLP propone "el establecimiento de un Estado laico e independiente en todo el territorio palestino, donde
musulmanes, cristianos y judíos vivan en paz, con los mismos derechos y deberes"; lo que implicaría la
desaparición del actual estado de Israel. Sin renunciar a esta meta, admite como "solución temporal" admite
el establecimiento de un Estado Palestino independiente "en cualquier parte del territorio conquistado por
las armas o de donde Israel se retire".

El 14 de noviembre de 1988, el pueblo palestino se proclamó independiente a través de su Consejo


Nacional, a menos de 10 días 54 países del mundo habían reconocido al nuevo estado y a su presidente
Arafat. Sin embargo, la intifada ("rebelión" en árabe) conocida protesta de niños y jóvenes lanzando piedras,
fue reprimida por el Estado de Israel con armas de fuego y en 1990 ya había costado 1000 muertos
palestinos.

REFLEXION Y ANALISIS

La disolución de la URSS, y los consecuentes conflictos bélicos entre pueblos que habían convivido durante
décadas sin que se respetara su derecho a la libre determinación, deja ver la importancia de este derecho,
pues su ausencia prolongada parece haber conducido a la irracionalidad y la falta de confianza en el diálogo
como mecanismo para lograr consensos y acuerdos políticos.

La crisis del Este pone también en evidencia el argumento según el cual la aplicación del principio de
autodeterminación debía limitarse a las colonias separadas de la metrópoli y determina que haya que tomar
en consideración por parte del Estado las exigencias de autodeterminación por parte de los diversos
pueblos y etnias que lo integran.

Pero el fenómeno no es exclusivo de los países del Este: toda Europa es actualmente el escenario de una
proliferación inesperada de reivindicaciones nacionalitarias y España no es tampoco ajena a esta situación.

Por otra parte la integración europea, como forma de organización supraestatal pone en evidencia, cada vez
con mayor fuerza, y por diversos caminos,- integración económica, caída de las fronteras, moneda única...-
el principio tradicional del derecho internacional de la soberanía del Estado.

En países con población pluriétnica, o donde pueden distinguirse diferentes pueblos, las constituciones
respectivas suelen conceder un régimen de autonomía especial a las regiones donde tales pueblos están
asentados, tal es el caso de España, donde quizá sea el pueblo gitano, por su condición itinerante, el que
todavía merezca ser más respetado socialmente. Sin embargo, hay países, donde las minorías étnicas son
prácticamente exterminadas, tal como sucede con los kurdos o con los saharauis.

En la relación Norte-Sur, con su creciente brecha entre ricos y pobres, que desde el pasado colonial se
agudiza a partir del s.XVIII con las revolución industrial, queda claro que el derecho a la libre determinación
se reconoce tarde y mal.

Además, cuanto más evolucionadas y justas son las declaraciones y los pactos internacionales, más se
distancian de la realidad concreta. Podemos tener en cuenta que los Estados Unidos no ha ratificado
ninguno de los dos Pactos que se proponen como desarrollo y garantía de los derechos de primera y
segunda generación, que comienzan reconociendo este derecho a la libre determinación de los pueblos.

Acciones como las cometidas contra Nicaragua, Panamá, incluso contra Irak, pueden servirnos para pensar
en qué medida lo que se busca es proteger este derecho, o intereses económicos como los pozos
petrolíferos de Kuwait, ¿acaso no merecen igual defensa que los habitantes de Kuwait, los kurdos o los
palestinos?.

Está claro que Cuba necesitaba la caída de Batista, pero el embargo impuesto desde los Estados Unidos, y
todavía mantenido pese a la disolución de la URSS, ¿constituye un medio apropiado para lograr el fin
declarado que es la democratización del régimen o por lo contrario, lo retrasa?, ¿será realmente tal el fin
que se persigue, o acaso sea sancionar a un país que se atrevió a romper con las reglas de la economía de
mercado?. A fines del siglo XIX, cuando Paraguay intentó un modelo de desarrollo económico autónomo,
fue sancionado severamente por tres países vecinos: Argentina, Brasil y Uruguay por órdenes de Inglaterra,
según documentó el historiador R. Carr.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Una vez detectados los casos más conflictivos hoy: el pueblo palestino, el saharaui, los pueblos de la
europa del este, El Salvador, etc., y haber contactado con quienes trabajan por su causa, convendrá
averiguar si no hay organizada alguna campaña de cartas para remitir a los poderes que se estimen
oportunos, generalmente se remiten a los gobiernos de los países que mantienen a otros pueblos o países
bajo dependencia política o económica. Otra actividad puede ser la de participar en concentraciones o
manifestaciones, sobre las que conviene tener muy claro quiénes son los convocantes, cuáles son las
consignas de la misma, y atenerse en todo a los modos de manifestación no- violenta.

Si el grado de sensibilidad del curso lo permite o lo aconseja, se podrán estudiar los medios para propiciar
un "hermanamiento" entre escuelas o centros culturales, del propio país y del país o del pueblo cuyo
derecho a la libre determinación no esté siendo respetado.

80. EL DERECHO AL DESARROLLO

DESDE LA REALIDAD

1. "Según el Informe sobre el desarrollo humano 1992 del PNUD, la diferencia de ingresos entre los
1.000 millones de personas menos ricas y las más pobres es de 150 veces; mientras los primeros
disponen del 82,7% del PIB mundial, los segundos tienen que conformarse con sólo el 1,4%. En el
Norte 100 millones de personas se encuentran oficialmente por debajo del umbral de pobreza,
estimado allí en 5.000 dólares año, mientras que en el Sur 1.200 millones de personas no cuentan
ni siquiera con 400 dólares per cápita."

2. "El 20% más pobre de la población mundial tan sólo participa del 0,2% de los préstamos
internacionales otorgados por la banca comercial, del 1,3% de la inversión, del 1% del comercio y
de 1,4 de los ingresos internacionales.

La brecha entre la renta del 20% más rico y el 20% más pobre de la población mundial aumenta de
un modo que parece irreversible: la diferencia de la tasa de participación en la renta entre tales
segmentos en 1960 era 30:1; en 1970, 32:1; en 1980, 45:1; en 1989, 59:1. "Incluso poderosas
instituciones internacionales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en la
actualidad están sacando del mundo en vías de desarrollo más dinero del que están introduciendo
en él. (...) Los programas de ajuste estructural del FMI sólo se cumplen en los países en vías de
desarrollo -responsables de menos del 10% de la liquidez total. Y sólo un 7% del comercio global
respeta en la actualidad las normas del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
(GATT). Difícilmente pueda decirse que las instituciones internacionales tienen alcance global. (...)
El temor a los movimientos migratorios internacionales, cuando la gente empieza a ir hacia las
oportunidades porque las oportunidades no vienen hacia ellos. (...) Sería trágico que al final de la
guerra fría le siguiera el inicio de un nuevo tipo de guerra entre naciones ricas y naciones pobres.
De las recriminaciones mutuas, debemos pasar a un diálogo constructivo global".

3. La diferencia de ingresos entre las 1000 millones de personas más pobres y las 1000 millones de
personas más ricas se ha duplicado en las tres últimas décadas y ha alcanzado en la actualidad el
nivel peligrosamente elevado de 15 veces más. Para ponerlo en perspectiva, la diferencia entre el
20% más rico y el 20% más pobre dentro de cada países mucho menor: 5 veces en Suecia, 6 veces
en Alemania, 9 veces en Estados Unidos, 26 veces (el más elevado) en Brasil. Estas diferencias
entre ricos y pobres no sólo se dan en los actuales niveles de ingresos, sino también en las futuras
oportunidades del mercado: el 20% más pobre de la población mundial tan sólo participa del 0,2%
de los préstamos internacionales otorgados por la banca comercial, del 1,3% de la inversión, del 1%
del comercio y del 1,4 de los ingresos internacionales.

REFLEXION Y ANALISIS

Entre las actividades pedagógicas que pueden sugerirse se encuentra la investigación con el objeto de
conocer las actividades desarrolladas por las distintas Organizaciones no gubernamentales, así como la
organización de charlas y debates sobre el tema.
Es muy recomendable un juego de equipos sobre el derecho al desarrollo, descrito en el libro "Aprende los
Derechos Humanos", de Rosa Klainer y otros, editado por el MEDH.

Pueden realizarse, además, las actividades propuestas en el apartado dedicado a la metodología.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Es indudable que quienes desarrollan las tareas mas intensas en este campo son organizaciones no
gubernamentales, y programas como el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo) y la
FAO, Organización de la UN para la Agricultura y la Alimentación. Sería importante proponer acciones,
campañas, marchas, etc...que contribuyan con la tarea de estos organismos.

81. EL DERECHO AL MEDIO AMBIENTE SANO

DESDE LA REALIDAD

Graves hechos de distinta naturaleza y de distinta raíz, están poniendo en peligro de una forma grave y
creciente, la existencia de la vida humana sobre la tierra. Entre ellos destacan como más graves:

Los accidentes de las centrales nucleares. Uno de los más graves fue sin duda el accidente de la central
nuclear de Chernobil.Murieron decenas de personas. 640.000 quedaron bajo control médico, 140.000
tuvieron que ser evacuadas y la contaminación por radiación afecto a varios países.

Las causas de los accidentes nucleares pueden cifrarse en las siguientes circunstancias:

La falta de control técnico adecuado.

El envejecimiento de las instalaciones.

La existencia de negligencia por parte de las autoridades.

La dificultad que entraña el control técnico de la energía nuclear.

La imposibilidad de evitar y contrarrestar las nefastas y duraderas (pueden prolongarse durante


siglos) consecuencias de las radiaciones.

La explotación irracional de la flora. El ejemplo más grave lo encontramos en la progresiva desaparición


de la selva del Amazonas.

El progresivo aumento, que ya es grave, de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la


atmósfera, lo cual ha aumentado e intensificado el efecto invernadero natural. La consecuencia de lo
cual no es otra que el calentamiento adicional de la superficie y la atmósfera de la Tierra y su
repercusión negativa en los diversos ecosistemas.

El proceso de desertificación que está teniendo lugar en diversas partes del mundo, especialmente en
Africa. La desertificación afecta ya a 2.000 millones de hectáreas en el mundo, una tercera parte de la
superficie total, a las que hay que se añaden cada año 12 millones de hectáreas.

La destrucción de la capa de Ozono de la atmósfera como consecuencia de los aerosoles y de la


utilización de los clorofluorocarbonos.

La contaminación atmosférica y acústica de las grandes ciudades.

La existencia de la lluvia ácida que está destruyendo grandes extensiones de bosques de Europa y
América del Norte.

El grave deterioro ecológico que suponen las guerras actuales, altamente tecnificadas y con unos
efectos destructivos sumamente devastadores que afectan no sólo a grupos enteros de población actual
(la primera manifestación de esa potencia aniquiladora fue la destrucción genocida de las ciudades de
Hiroshima y Nagasaki), sino que afecta también a futuras generaciones: los efectos genéticos-
cancerigenos, esterilidad...- de las dos bombas atómicas ya citadas, la destrucción de ecosistemas cuya
recuperación puede durar siglos, etc...

Las pruebas, ensayos y utilización de las armas nucleares y de las armas químicas y bactereológicas.

Los vertidos tóxicos en mares, ríos y lagos realizado por las industrias contaminantes.

La grave agresión al medio ambiente que supone la utilización de ciertas técnicas de cultivo, como es la
utilización de pesticidas.

La irracional destrucción de la fauna. Lo cual ha determinado el aniquilamiento masivo de diversas


especies animales como las ballenas, osos, etc...

La construcción de presas de gigantescas proporciones, sin tener en cuenta su impacto ambiental


negativo, como las de Sardar Sarovar y Theri en la India, el embalse del río Yangtze en China, la de
Asuán en Egipto, la de Gabcikovo en Hungría o las proyectadas en la Amazonia por el gobierno
brasileño dentro del Plan 2020.

La destrucción y agotamiento de recursos insustituibles, unido a las graves deficiencias, nocivas para la
salud física, mental y social del hombre, en el medio por él creado, especialmente en aquel en que vive y
trabaja.

La acumulación y almacenamiento de toneladas de residuos tóxicos que contaminan gravemente el


medio ambiente. En muchas ocasiones son los países del Norte los que convierten a los países del Sur
en su "basurero", ejerciendo sobre ellos una especie de "guerra química", como ha denunciado
recientemente Greenpeace.

El descontrolado abandono de restos de armas químicas.

REFLEXION Y ANALISIS

Los hechos descritos en el apartado primero y otros hechos no menos graves han determinado una
progresiva toma de conciencia mundial, lo cual ha determinado la necesidad de poner en marcha, de
inmediato, mecanismos que aseguren la necesaria solidaridad entre las naciones de nuestro planeta.

El desarrollo económico de los diversos países, cuyo objetivo es la satisfacción de las necesidades
presentes, no puede realizarse a costa de sacrificar el futuro de las futuras generaciones.Como señala el
Tribunal Constitucional español , en la sentencia de 4 de Noviembre de 1982:

No puede considerarse como objetivo primordial y excluyente la explotación al máximo de los


recursos naturales , el aumento de la producción a toda costa, sino que se ha de armonizar la
"utilización racional" de esos recursos con la protección de la naturaleza, todo ello para el mejor
desarrollo de la persona y para asegurar una mejor calidad de la vida.

La economía debe ser considerada en relación a una concepción integral de la biosfera de tal manera que
las estrategias de explotación de la naturaleza , debe mantener intacto el capital natural, para lo que deben
tenerse en cuenta consideraciones de tipo económico y ecológico a la vez en el momento de toma de
decisiones.

Una estrategia alternativa a la actual supone:

La utilización de productos y energías no contaminantes.


Reciclar o neutralizar los residuos nocivos.
La búsqueda de nuevas fuentes de energía.
El trasvase, en virtud de la aplicación del principio de la solidaridad internacional, de recursos y
tecnologías del Norte al Sur, " en la línea incipiente adoptada con la cancelación de bonos de deuda
exterior a algunos países sudamericanos, a cambio de la creación de reservas naturales".
La creación de un Fondo Mundial para la financiación de la protección del Medio ambiente.
La búsqueda de nuevas fórmulas de cooperación internacional con la mirada puesta en la consecución
de un sistema jurídico mundial que consiga controlar coactivamente cualquier ataque a la naturaleza y la
implantación de un sistema racional de explotación de los recursos naturales.
La elaboración de una estrategia realista para la conservación de la naturaleza, que debe apoyarse y
coordinarse con otras acciones dirigidas a la protección de los derechos humanos, el desarrollo
económico, la demografía, la energía y los alimentos.
La previsión, la prevención y el tratamiento adecuado de las causas determinantes de la degradación
medioambiental, acudiendo a sus fuentes y no sólo a sus consecuencias. Resulta a todas luces
insuficiente el sistema de indemnizaciones como medio de resarcimiento del mal causado.

Las Naciones Unidas tuvieron una extraordinaria ocasión para establecer sistemas de garantías eficaces de
protección del derecho estudiado con ocasión de la celebración en Río de Janeiro, en Junio de 1992 de la
Conferencia sobre el medio ambiente. Sin embargo, la Conferencia constituyó un rotundo fracaso, como
antes lo había sido la conferencia de Estocolmo de 1972, sobre la que se había basado aquella. Las
razones del fracaso fueron , entre otras, las siguientes:

No aceptar los países asistentes a la Conferencia la suma económica necesaria para poner en marcha
los programas de protección del medio ambiente.
No aceptar la Conferencia el horizonte del año 2000 para la efectividad de la aportación del porcentaje
señalado de cada país rico, lo cual, por otra parte, ya había sido propuesto en la Conferencia de
Estocolmo de 1972.
El mantener la Conferencia, en los textos dimanantes de ella, el mismo error que ya había tenido lugar
en la Conferencia de Estocolmo de 1972: el mantenimiento del principio de la soberanía del Estado.
La no aprobación por parte de la Conferencia de Río de una Carta de la Tierra, con normas
jurídicamente vinculantes para todos los países del Planeta.
La falta de acuerdo acerca de las cuotas a percibir por parte de las naciones desfavorecidas.
La falta de colaboración de los países del Sur, haciendo primar sus intereses particulares sobre los
intereses ambientales.
En definitiva, la no adopción de medias eficaces que permitan poner freno a la progresiva e irreversible
destrucción de la Tierra.

Especialmente importante es el papel de la mujer en relación con la naturaleza, el desarrollo y la paz. Ese
papel va desde la posibilidad de la crítica, a la construcción de valores más igualitarios entre los sexos. El
debate en torno a la degradación medioambiental se centra en ocultar las verdaderas razones de la
destrucción irracional de los recursos. El Norte adquiere una postura de defensor del medioambiente,
culpando al Sur en su afán desarrollista, de destruirlo. Lo que no se expresa es que el Norte es responsable
de la destrucción de su propio entorno y del entorno del Sur en la realización de su proyecto colonialista. El
mayor problema al que se asiste es este modelo de desarrollo indefinido, que choca con la lógica de la
naturaleza y sus tiempos; la desigual e injusta distribución de la riqueza y la incitación al consumo excesivo
en los países ricos. La mujer desde su cotidianeidad, tiene un lugar privilegiado, por lo menos para modificar
estos hábitos de consumo.

ACCION SOBRE LA REALIDAD

Entre las posibles acciones que pueden ser realizadas en orden a proteger el medio ambiente aparece
como especialmente subrayable la participación y colaboración en las diversas acciones que realizan las
organizaciones no gubernamentales, tanto si son estrictamente organizaciones de carácter estrictamente
ecologista, por ejemplo, Greenpeace, como si son organizaciones que tienen entre sus objetivos la defensa
del medio ambiente como objeto de los derechos humanos. Es el caso de la Cruz Roja o de la Asociación
Pro Derechos Humanos de España, entre muchas otras.

82. EL DERECHO A LA PAZ

DESDE LA REALIDAD

1. En el mes de Agosto de 1990 Irak invade y "anexiona" el territorio del Estado de Kuwait.
Kuwait surge después de finalizada la I guerra mundial cuando la Sociedad de Naciones otorga a
Gran Bretaña el mandato sobre las antiguas provincias otomanas de Palestina y Mesopotamia.
Gran Bretaña consolida entonces un emirato regido por la familia Al Sahab, conformado por el
Puerto de Kuwait y zonas aledañas, al que más tarde, en 1961, concede la independencia.
El 4 de Octubre de 1963 se firma entre el Estado de Kuwait y la República de Irak un documento en
que se reconoce la frontera entre ambos países y donde se reconoce también la independencia y
soberanía de Kuwait.
A mediados de 1989 Irak plantea varios requerimientos a Kuwait:
El perdón de una deuda de diez millones de dólares.
Compensación por el saqueo de Kuwait a un yacimiento fronterizo.
Reclamación por la violación de los acuerdos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo
(OPEP).
El arrendamiento de dos islas frente al golfo en la frontera marítima de ambos países.

Irak concentra sus fuerzas armadas en la zona fronteriza con Kuwait. No obstante, se entablan
conversaciones que continúan hasta el primer semestre de 1990, llegando incluso a algunos
acuerdos. Sin embargo, el último encuentro, celebrado en Ryad, capital de Arabia Saudí, termina en
desacuerdo.Tras lo cual, el Presidente de la República de Irak, Sadam Husseim, decide la invasión
de Kuwait.
El Consejo de Seguridad de la ONU dicta entre el dos de Agosto de 1990 hasta el 9 de Abril de
1991, quince resoluciones condenando la invasión iraquí, instando la solución pacífica del conflicto
e imponiendo sanciones de índole económica.Manifiesta además la invalidez de la anexión de
Kuwait por parte de Irak e insta a los miembros de la ONU a que hagan cumplir por los medios
necesarios las resoluciones pertinentes.
En virtud de lo cual una serie de Estados, a cuya cabeza se encuentran los Estados Unidos de
América, atacan militarmente en Enero de 1991 a Irak y con altísimo coste de vidas humanas y de
una altísima degradación de la naturaleza de la zona, consiguen que el gobierno de Irak abandone
el territorio y el Estado de Kuwait.

2. "La alarma se ha extendido entre los cerca de 4.000 soldados norteamericanos y 500 británicos que
temen haber estado expuestos a armas químicas o biológicas durante la Guerra del Golfo. Muchos
de sus hijos nacen con graves deformaciones físicas...
Aparte de las armas biológicas o químicas o agentes tóxicos liberados por el bombardeo
estadounidense de objetivos iraquíes, se han apuntado como posibles causas las toxinas liberadas
por los incendios del petróleo de Kuwait, la pérdida de uranio ocasionada por los estallidos de la
munición, los parásitos del desierto y las tabletas contra el gas nervioso entregados por el
Pentágono..."
3. El Stockholm Internacional Peace Research Institute (SIPRI) calculó que en la década comprendida
entre los años 1970 y 1980 los Estados habían gastado en conceptos militares cuatro billones de
dólares. Sólo en el año 1982 se gastaron 750.000 millones de dólares... Eso significa 200 millones
de pesetas por minuto durante todo el año. Lo que se gasta anualmente en conceptos militares a
nivel mundial es el doble del producto Nacional Bruto del Continente de Africa e igual al de todo
Latinoamérica.
"A pesar de este enorme gasto de recursos-dice el SIPRI- pocas naciones se sienten más seguras
ahora que hace diez años. Al contrario, la mayoría de las poblaciones se sienten cada vez más
inseguras. El dinero gastado en actividades militares, puede, por lo tanto, considerarse como
injustificable y un despilfarro trágico de nuestros recursos limitados".

REFLEXION Y ANALISIS

Los gastos de armamentos, como la existencia de guerras en países subdesarrollados, son dos de la
principales causas de la pauperización de los pueblos del Sur.

En coherencia a la sucesiva supresión de gastos de armamentos debe irse no sólo hacia una reducción de
personal y de armamentos dentro de los ejércitos, sino también, y lo que es más importante, debe irse hacia
una sucesiva supresión de los ejércitos, instrumentalizando, alternativamente, la defensa civil noviolenta. No
hay que olvidar que, tal y como ya reconocía la Sección 13ª de la Declaración de Derechos del Buen Pueblo
de Virginia se reconoce que:

...los ejércitos permanentes, en tiempo de paz, deben ser evitados como peligrosos para la libertad...

Conviene concluir con dos citas de Gandhi y una de A. Giddens como medio de reflexión.

Afirma Gandhi:

La ciencia de la guerra le lleva a uno a la dictadura, pura y simple. La ciencia de la no-violencia es la


única que puede llevarle a uno a una pura democracia.
Los Estados que son hoy nominalmente democráticos tendrán que optar entre hacerse francamente
totalitarios o, si quieren ser verdaderamente democráticos, hacerse valientemente no-violentos. Es
una blasfemia decir que la no-violencia sólo puede ser practicada por individuos y nunca por
naciones, las cuales se componen de individuos.

Afirma A. Guiddens:

¿Dónde está el proceso dialéctico capaz de asegurar hoy la anarquía política que nos amenaza a
todos con una destrucción inminente?. Por mi parte no vislumbro ninguno. Todas las formas
existentes de organización mundial en la actualidad se muestran impotentes ante el monopolio de la
violencia en manos de los estados nacionales. Nuestra existencia en la actualidad es única en un
sentido horripilante. Tras medio millón de años de historia humana somos los primeros seres
humanos cuya vida individual podría acabar a la vez que la de toda la humanidad. La astucia de la
razón parece habernos abandonado.
ACCION SOBRE LA REALIDAD

Como acciones a realizar para garantizar el derecho a la paz podemos proponer, entre otras posibles, las
siguientes:

El envío masivo de cartas de protesta a las autoridades competentes contra la realización de pruebas
militares, contra la creación de campos de tiro en zonas ecológicamente valiosas, contra la escalada en
los gastos de armamentos o contra la exportación de armas países en conflicto o a países
pertenecientes al Sur.
La realización de marchas de protesta contra la existencia de bases militares, contra el servicio militar
obligatorio...
Las acciones de desobediencia civil. Entre ellas la desobediencia civil fiscal; es decir, aquella
desobediencia civil que está encaminada a no pagar impuestos que vayan dirigidos a gastos militares,
destinando, alternativamente, su cuantía a gastos sociales.
La insumisión. A ella nos hemos referido anteriormente y en capitulo referente al derecho a la objeción
de conciencia al servicio militar.
Las acciones de protesta por la existencia de los ejércitos.
La utilización del derecho de petición, solicitando de los diputados el establecimiento de unos
presupuestos generales del Estado en los que el gasto dedicado a gastos militares sean dedicados a
gastos sociales y educativos.
La creación y participación en cursos de Defensa Civil Noviolenta.
La participación y colaboración con organizaciones no gubernamentales que luchan por el derecho a la
paz, como el Movimiento de Objeción de Conciencia, la Oficina del Defensor del Soldado...
La participación y colaboración con organizaciones ciudadanas, como, por ejemplo las organizaciones de
vecinos...
La participación y colaboración en la actividad realizada en favor del derecho a la paz por organizaciones
de base de algunas iglesias, como son las organizaciones de base de la Iglesia Católica.
La participación y colaboración en la actividad realizada a favor de la paz por organizaciones de jóvenes.

Teología de la liberación
La Teología de la Liberación es una reflexión teología que comenzó enLatinoamérica después del Concilio
Vaticano II y la Conferencia de Medellín (Colombia, 1968). Sus ideólogos más destacados son los
sacerdotes Gustavo Gutierrez Merino, (peruano), quien en 1973 editaría el primer libro sobre el tema
Historia, Política y Salvación de Una Teología de Liberación, y Leonardo Boff (brasileño).

Antecedentes

Los antecedentes más importantes de esta Teología se encuentran en Brasil, donde a partir de 1957
comenzó en la Iglesia Católica un movimiento de Comunidades de Base que para 1964 ya era digno de ser
considerado en el "Primer Plan Pastoral Nacional 1965-1970". También en Brasil Paulo Freire, un maestro
del nordeste, desarrolló un nuevo método para alfabetizar mediante un proceso de conscientización. Los
movimientos de estudiantes y de trabajadores de Acción Católica se fueron comprometiendo, así como
importantes intelectuales católicos. Algunos cristianos empezaron a utilizar conceptos marxistas para
analizar la sociedad. Richard Shaull, un misionero presbiteriano, planteó la cuestión de si la revolución
tendría un significado teológico. Él y algunos jóvenes protestantes empezaron a discutir esos temas con
sacerdotes dominicos e intelectuales católicos.

Una inspiración para este movimiento latinoamericano fueron los sacerdotes obreros europeos. El cardenal
Emmanuel Suhard, de París, había fundado la "Misión de Francia" permitiendo a algunos sacerdotes
trabajar en las fábricas para acercarse al mundo obrero. El célebre dominico Jaques Loew trabajó como
descargador de barcos en los muelles del puerto de Marsella dando un excelente testimonio, así como el
sacerdote Michel Favreau, muerto en un accidente de trabajo. En 1950 se publicó el libro del abbé Godin:
Francia: ¿tierra de misión?. Sin embargo, los curas obreros fueron acusados de comunistas y denunciados
en Roma por actividades subversivas. Eran los años en que una laica, Madeleine Delbrel, hacía su
extraordinaria experiencia entre los obreros de Ivry (autora de Nosotros, gente de la calle y El Evangelio en
los barrios obreros de París). En 1954 Pío XII pidió a todos los sacerdotes obreros que regresaran a su
trabajo pastoral anterior en las diócesis o se incorporaran a sus comunidades religiosas. Los sacerdotes
obreros fueron rehabilitados en 1965 después del Concilio.

Una inspiración para la Teología de la Liberación latinoamericana fue la lucha por los derechos civiles de los
negros de Estados Unidos liderada por Martin Luther King. A su vez una Teología de la Liberación negra ha
sido desarrolada por James H. Coney y otros. En Sudáfreica se desarrolló una vigorosa Teología de la
liberación negra en la lucha contra el aparteid. En el resto de África la Teología ha cuestionado la conquista,
esclavización y colonización de los africanos por la cristiandad europea y se ha centrado en la pobreza
absoluta que ha resultado como consecuencia en la mayoría de los países africanos. En Asia la Teología
minjung (coreano: de la masa popular), o la Teología Campesina en Filipinas (expuesta por Charles R.
Ávila, han sido expresiones relacionadas con la Teología de la Liberación latinoamericana.

Principales ideas

Algunas de las ideas de la Teología de la Liberación son:

1. La salvación cristiana no puede darse sin la liberación económica, política, social e ideológica, como
signos visibles de la dignidad del hombre (ver punto 11).
2. Eliminar la pobreza, la explotación, las faltas de oportunidades e injusticias de este mundo.
3. Garantizar el acceso a la educación y la salud.
4. La liberación como toma de conciencia ante la realidad socioeconómica latinoamericana.
5. Reflexión constante del ser humano sobre sí mismo para crear una actitud creativa en su propio
beneficio y en el de la sociedad.
6. La situación actual de la mayoría de los latinoamericanos contradice el designio histórico de Dios y
la pobreza es un pecado social.
7. No solamente hay pecadores, hay víctimas del pecado que necesitan justicia, restauración. Todos
somos pecadores, pero en concreto hay que distinguir entre víctima y victimario.
8. Tomar conciencia de la lucha de clases optando siempre por los pobres.
9. Afirmar el sistema democrático profundizando la concientización de las masas acerca de sus
verdaderos enemigos para transformar el sistema vigente.
10. Crear un ―hombre nuevo‖ como condición indispensable para asegurar el éxito de la transformación
social. El hombre solidario y creativo motor de la actividad humana en contraposición a la
mentalidad capitalista de especulación y espíritu de lucro.
11. La libre aceptación de la doctrina evangélica, es decir, primeramente procurar a la persona unas
condiciones de vida dignas y posteriormente su adoctrinación evangélica si la persona quiere. No
como anteriormente se hacía: mientras las misiones cristianas dieran de comer, las personas se
proclamaban cristianas.

Juan Pablo II y la Teología de la liberación

El Papa Juan Pablo II solicitó de la Congregación para la Doctrina de la Fe dos estudios sobre la Teología
de la Liberación que fueron hechos en sendos documentos en 1984 y 1986 con los nombres de Libertatis
Nuntius y Libertatis Conscientia donde se consideraba básicamente que, a pesar del compromiso radical de
la Iglesia católica con los pobres, la disposición de la Teología de la Liberación a aceptar postulados de
origen marxista o de otras ideologías políticas no era compatible con la doctrina, especialmente en lo
referente a que la redención sólo era posible alcanzarse con un compromiso político. Sin embargo, algunos
teólogos de la liberación, como Samuel Ruiz, desmienten esta equivalencia al recordar que la teología es
una labor reflexiva que debe venir después de la opción que se haga, en este caso por los pobres.

Obtenido de http://es.www.wikipedia.org/Teolog%C3%ADa_de_la_Liberaci%C3%B3n

Teología de la Liberación: Los hechos esenciales en torno al movimiento


revolucionario en América Latina y otros lugares

7
El valor infinito de los pobres

Una visión crítica de los derechos humanos

En 1976 los obispos guatemaltecos publicaron una carta pastoral que empezaba hablando de la
reconstrucción tras el terremoto que había matado a veintidós mil personas y dejó a cien mil sin hogar, y
continuaba refiriéndose a la condición general del país.

Por cerca de diez años los escuadrones de la muerte (formados principalmente por el ejército y la policía)
habían asesinado impunemente a cientos de ciudadanos año tras año. También anualmente eran
secuestrados y desaparecían centenares. Las protestas públicas se limitaban a vagas notas en los
periódicos, sobre la ―violencia‖.
Que los propios obispos dijeran poco al respecto se debía en gran medida al cardenal Mario Casariego,
quien abiertamente defendía al gobierno y al ejército y obstaculizaba los esfuerzos de sacerdotes y aun de
sus compañeros obispos que estaban interesados. Aprovechando su ausencia del país, los otros obispos
hablaron en términos que eran desacostumbradamente específicos para Guatemala. Denunciaron los
frecuentes intentos de asesinato y declararon que el crimen se estaba convirtiendo en ―un negocio".
Verdaderamente muchos de los que cometen esos crímenes piensan que están sirviendo a su país, y hasta
que defienden la civilización cristiana occidental.‖ Los obispos declararon que no había justificación para los
―grupos armados‖ que rondaban por el país ―secuestrando y asesinando ciudadanos en un permanente
clima de terror‖.

Encuentro que un pasaje de su carta, que no atrajo inmediatamente la atención, es una notable declaración
del subyacente razonamiento teológico sobre el compromiso de la Iglesia en la defensa de los derechos
humanos.

El hombre —todo hombre— es:


—la criatura predilecta de Dios,
—hecho a su imagen y semejanza,
—dotado de inteligencia y voluntad
y, por eso, llamado a ser libre y a vivir en comunidad.
Y lo que es más, todo hombre está llamado en Cristo a crecer hasta llegar a ser partícipe de la
naturaleza divina y así llegar a la posesión definitiva de su realización en Dios. De aquí deriva la
inmensa dignidad de la persona humana. Por ello, todo hombre debe tener idénticos derechos y
oportunidades para su desarrollo y, a su vez, responder a sus deberes y obligaciones.
Por lo tanto:
—el más humilde de los guatemaltecos,
—el más explotado y marginado,
—el mas enfermo e ignorante,
vale más que todas las riquezas de la patria y su vida es sagrada e intocable.

Fuera de contexto estas palabras parecen más bien doctrinales. Lo que las hizo radicales fue el hecho de
que fueron pronunciadas en un país donde realmente la riqueza y los ricos tienen la última palabra. Para dar
un solo ejemplo, todos los años en Guatemala cientos de personas resultan intoxicadas por el plaguicida
usado mucho más allá de los límites recomendados, sin ninguna consideración para con los trabajadores
campesinos y sus familias. Se reportan docenas de muertes al año, pero el verdadero número es mayor, ya
que los médicos están bajo presión para que no culpen a los plaguicidas de las muertes. Los obispos dicen
que cada campesino —esos a los que los terratenientes tratan como implementos laborales disponibles—
vale más que la plantación, en realidad valen más que todas las plantaciones y los negocios de Guatemala.

Desde el punto de vista teológico, afirmar el valor infinito de toda persona es una proclamación del
Evangelio, de la ―buena nueva para los pobres‖. En este sentido, la defensa de la dignidad humana y de los
derechos humanos no es una función optativa sino esencial y central para la misión evangelizadora de la
Iglesia.

Como examinaré más adelante, en los años setenta los teólogos latinoamericanos criticaban las nociones
convencionales de los derechos humanos. No obstante, es importante hacer notar que la Iglesia toleró las
más flagrantes violaciones a los derechos por parte de los gobiernos más represivos.

Uno de los principales servicios de la Iglesia era simplemente proveer ―espacio‖ para que los individuos se
reunieran, se apoyaran unos a otros, y renovaran su esperanza y su fe cuando nada en el horizonte ofrecía
esperanzas. Por ejemplo, una comunidad de base podía discutir la narración del Evangelio en donde los
discípulos, temerosos y desesperados ante un mar azotado por la tempestad, ven a Jesús caminando sobre
las aguas en dirección a ellos. Su interpretación podría ser que Jesús continúa acompañando a sus
seguidores aun en medio de los peligros y las tormentas de hoy. La gente puede no necesitar identificar
explícitamente la represión gubernamental con la ―tormenta‖.

Al nivel oficial, los obispos no respondieron inmediatamente al cambio hacia gobiernos represivos. Algunos
obispos brasileños dieron la bienvenida al golpe de 1964, por ejemplo. Gradualmente, sin embargo, a
menudo acicateados por el arresto, la tortura, la expulsión o el asesinato de personal eclesiástico, los
obispos empezaron a tomar posiciones. Por ejemplo, en 1976 los obispos brasileños llamaron la atención
sobre los ―actos arbitrarios y el terrorismo: represión indiscriminada, persecuciones, delación, grupos
armados, parapolicía, arresto, prisión, expulsión, desapariciones, secuestros, tortura, muertes y asesinatos‖.
Continuaban: ―No confundamos la verdadera paz con el silencio que se impone por el miedo a la represión
arbitraria. No queremos una paz de cementerio, sino una paz que defienda la vida, en todos sus aspectos,
tanto el físico como el moral‖. Ese lenguaje general tiene fuerza únicamente si el público entiende que las
palabras están dirigidas a grupos identificables. En una declaración anterior los obispos habían usado el
término ―escuadrones de la muerte‖.
Tomadas en conjunto, las conferencias de obispos de los aproximadamente veinte países de América
Latina han producido centenares de declaraciones sobre cuestiones sociales desde finales de los años
sesenta hasta ahora. Uno de los temas principales ha sido el de los derechos humanos.

Individualmente cada obispo puede ser mucho más específico y concreto que una conferencia nacional de
obispos. El ejemplo más notable fue el arzobispo Óscar Romero de San Salvador, quien en sus sermones
dominicales a partir de 1977 se refirió a los problemas de violencia en su país. Indudablemente fue su
denuncia de las violaciones de los derechos humanos por las tropas salvadoreñas lo que motivó su
asesinato en marzo de 1980.

Los obispos no siempre toman una postura firme. En Argentina, durante la ―guerra sucia‖ de finales de los
años setenta los obispos estuvieron notablemente silenciosos aun cuando al menos uno de ellos y unos
diez sacerdotes fueron asesinados. Fueron las Madres de Mayo, las madres y los miembros de las familias
de desaparecidos quienes desafiaron a los militares, mientras que los obispos temporizaban y algunos
hasta hicieron declaraciones promilitares. Cuando las fuerzas armadas se retiraron a sus cuarteles tras la
humillante derrota en la guerra Malvinas/Falklands, la jerarquía católica había perdido credibilidad.

Además de hacer declaraciones, la Iglesia institucional ha apoyado grupos de derechos humanos,


aportándoles así algo de protección. En Chile y El Salvador la Iglesia oficial estableció agencias para vigilar
y probar con documentos las violaciones a los derechos humanos. En Chile, el Vicariato de la Solidaridad
de la Iglesia trabajó con organismos de ayuda internacional para establecer comedores públicos gratuitos y
proyectos de desarrollo en pequeña escala en las parroquias, con el fin de mitigar el perjuicio económico de
la política gubernamental de Pinochet, la cual empobreció drásticamente a la clase trabajadora.

Como indica la cita inicial de los obispos guatemaltecos, la actividad de la Iglesia sobre los derechos
humanos está basada en una teología. En realidad se podría decir que los actos de los gobiernos
represivos están también basados en una teología explícita, que tiene algo de apoyo en la alianza histórica
de la Iglesia con las clases gobernantes. Joseph Comblin hace notar que la imagen de Dios que presentan
los dirigentes autoritarios es ―el Estado, la nación, el orden, el poder y la ley‖. En cambio en el cristianismo
―la imagen de Dios es el ser humano, el hombre o la mujer común y corriente‖.

Comblin señala también que en los sistemas de seguridad nacional el amor es considerado como lo que
une a los ciudadanos, como soldados en un ejército. Significa la ―amistad para con los amigos, hostilidad
contra los enemigos‖. Cuando la policía secreta está tras alguien, todos sus antiguos amigos desaparecen.
Las palabras bíblicas para ―amor‖, por otra parte, significan ―fidelidad a la propia palabra y lealtad a los
demás‖. Una sociedad autoritaria hace al amor cristiano imposible.

Éstos son simples ejemplos de un descubrimiento teológico de la ―teología‖ —o ―antiteología‖— implícita de


regímenes que violan masivamente los derechos humanos.

Visión crítica de los derechos humanos

Algunos teólogos latinoamericanos estaban conscientes de los esfuerzos por los derechos humanos
durante los años setenta y se preocupaban por la forma en que respondería la iglesia. Deteniéndose
simplemente en los peores casos —la tortura y los escuadrones de la muerte— se puede apoyar la noción
de que eran los ―abusos‖ de individuos o grupos perversos y por lo tanto ocultar el hecho de que se llevaban
a cabo para proteger los intereses de las élites privilegiadas locales, y en última instancia la hegemonía de
Estados Unidos. Más aún, la Iglesia tendía a reaccionar mayormente cuando su propio personal se veía
afectado (p. ej. cuando un sacerdote era expulsado) o cuando la supresión de las libertades civiles o
políticas alcanzaban a la clase media, e ignoraba el abuso más sistemático de los muy pobres. En otras
palabras, el aceptar simplemente la definición occidental de los derechos humanos, con su dinamismo
individualista, era una trampa.

Esas sospechas aumentaron cuando la administración Carter (1977-1981) hizo de los derechos humanos la
pieza central de su política exterior, al menos en lo que respecta al Tercer Mundo. Fue durante esta época
cuando la Comisión Trilateral empezó a atraer la atención. Establecida en 1973 por iniciativa de David
Rockefeller, la Comisión Trilateral es un depósito de pensamiento que reúne a figuras de las élites de los
negocios, el gobierno y las comunicaciones de Estados Unidos, Europa y Japón, para elaborar enfoques
más coordinados y racionales a problemas mundiales, desde el comercio hasta la contaminación del
ambiente. Muchos funcionarios de alto nivel de Carter, como Zbigniew Brzezinski, eran miembros. Aunque
la manera en que enfocaba el Tercer Mundo la Comisión Trilateral era nítidamente más liberal y
acomodaticia que en la época Nixon-Ford (1969-1977), los latinoamericanos lo consideraron principalmente
como un medio para hacer mas fluida la función de dominio imperialista, lo cual era verdad a pesar de su
ostentosa defensa de los derechos humanos.
Hugo Assmann, Franz Hinkelammert y otros, en el DEI (Departamento Ecuménico de Investigación) en San
José, Costa Rica, dedicaron considerable atención a estos asuntos. En 1978 publicaron una obra en dos
volúmenes titulada Carter y la lógica del imperialismo, en la que se reunían escritos de latinoamericanos y
estadounidenses. Algunos de los títulos de estos ensayos revelan la dirección de su crítica de los derechos
humanos: ―El imperialismo y la política exterior de Carter‖; ―¿Los derechos humanos de quién?‖;¿las
dimensiones sociales del derechos de vivir‖; ―La defensa de los derechos humanos como solidaridad con los
oprimidos‖; ―El Tercer Mundo empieza a crear un lenguaje alternativo sobre derechos humanos‖; ―Los
derechos de los pueblos y el nuevo orden económico internacional‖. En 1978 el DEI organizó un encuentro
de científicos sociales y teólogos para reflexionar sobre estos temas. Los documentos fueron reunidos en
otra colección en dos volúmenes, Capitalismo: violencia y antivida.

Al escribir ―Derechos humanos, evangelización e ideología‖, Juan Luis Segundo tomó una posición
asombrosa. Dijo que en principio estaba de acuerdo con los militares de su país, Uruguay, en su rechazo a
la crítica exterior de sus violaciones de los derechos humanos —aunque él mismo había sufrido hasta cierto
punto la violación de sus propios derechos. (Según Amnistía Internacional, a mediados de los años setenta
Uruguay tenía la mayor proporción per cápita de prisioneros políticos en el mundo.) Sin embargo, Segundo
aseguró que la raíz de las violaciones de los derechos humanos se encontraba en las condiciones
imposibles impuestas a los países del Tercer Mundo por los países ricos, condiciones que sólo podían
mantenerse mediante la represión. Por lo tanto, era una hipocresía de esos países el criticar a los
regímenes que llevaban a cabo la represión. Hay una ―trampa ideológica‖ en considerar al sadismo y la
tortura como genéticamente latinoamericanos. ―Nos acusan de no ser democráticos, cuando son ellos los
que nos impiden serlo.‖

―¿No es el afirmar los derechos humanos lo que nos lleva a maximizar como atentado contra la libertad de
pensamiento o expresión el cierre de un periódico o la prisión de un escritor, y a minimizar como si fuesen el
resultado de causas ―naturales‖ las condiciones económicas y sociales que producen, en una población
entera la falta no sólo de expresión sino también de instrucción y, por consiguiente, de pensamiento?‖

Más que desarrollar una elaborada teología sobre derechos humanos, los teólogos latinoamericanos
señalaron la necesidad de desarrollar un ―lenguaje alternativo‖. Insistían en que no se debe hablar
simplemente de ―derechos humanos‖ en general, sino de los ―derechos de las mayorías‖ o de los ―derechos
de los pobres‖, ya que son sus derechos los que violan. Esa expresión, además, está más cerca de la
imagen bíblica de Dios poniéndose del lado de los pobres y en contra de sus opresores.

Los teólogos latinoamericanos cuestionaron también lo que consideraron un lenguaje ―idealista‖ sobre los
derechos humanos en el discurso liberal occidental y el fracaso en darse cuenta de que algunos derechos
son prioritarios sobre otros. Insistieron en que el derecho más elemental es el derecho a la vida, y en
consecuencia el derecho a los medios de vida, es decir el empleo y la tierra.

Algunos cuestionaron también la manera convencional de enfocar los derechos humanos simplemente
sobre el individuo y no sobre el Estado; insistieron también en los ―derechos de los pueblos‖ y se refirieron a
la ―Declaración universal de los derechos de los pueblos‖ hecha en Argelia por un congreso convocado a
ese propósito en 1976. Esta declaración subrayaba el derecho de los pueblos (a los que no definía) a la
autodeterminación, a sus recursos naturales, al patrimonio común de la humanidad, a la justa recompensa
por su trabajo, a. elegir sus propios sistemas económicos y sociales, a hablar su propio lenguaje, etc. Los
representantes en la reunión provenían principalmente de gobiernos revolucionarios y de movimientos de
liberación nacional.

En una palabra, estos teólogos argumentaban que más que aceptar simplemente la noción occidental de los
derechos humanos, con su enfoque sobre los derechos individuales ante el Estado, lo cual fácilmente podía
convertirse en una ideología que enmascarara el sufrimiento diario y la muerte de la mayoría pobre, los
latinoamericanos debían desarrollar un nuevo lenguaje sobre los derechos humanos. Ese lenguaje debía
expresar el derecho a la subsistencia de la mayoría pobre de la humanidad, incluyendo sus derechos
colectivos como personas.

Crítica de la ideología de Seguridad Nacional

En un principio, la ola de golpes militares a partir de 1964 podía considerarse un fenómeno transitorio, la
reacción de grupos privilegiados a la creciente militancia de los años sesenta. Sin embargo, a medida que
los gobiernos militares se convirtieron en norma, muchos llegaron a la conclusión de que lo que estaba
apareciendo era un nuevo modelo de régimen. Algunos hablaron de ―fascismo dependiente‖, pero el término
más común fue ―Estado de seguridad nacional‖.

La política de Estados Unidos contribuyó a este cambio. Después del Tratado de Río de Janeiro (1947)
Estados Unidos proporcionó a las fuerzas armadas latinoamericanas una nueva razón fundamental, el
anticomunismo, y durante los años sesenta esto las convirtió en fuerzas de contrainsurgencia. El ―enemigo‖
ya no era externo, sino interno. Estados Unidos estaba comprometido en los golpes tanto de Brasil como de
Chile, y en sentido más general, el entrenamiento de Estados Unidos contribuyó indudablemente al
despertar de la vocación por la política entre generales y coroneles en toda América Latina. Cuando el
gobierno civil parecía titubear, ellos estaban listos para aparecer.

Ya desde 1968 el obispo Cândido Padín de Brasil señaló la existencia de una ideología explícita de
seguridad nacional. Durante los años setenta Comblin la definió y criticó con algún detalle. Como se dice
claramente en los libros de los generales Golbery do Couto e Silva (Brasil), Jorge Atencio (Argentina) y
Augusto Pinochet. (Chile), la seguridad nacional considera que la ―geopolítica‖ ocupa un lugar principal en el
conocimiento humano. (También era principal en las ideologías nazi y fascista.) La geopolítica sostiene que
los individuos y los grupos deben estar subordinados al Estado, al que considera como una especie de
organismo y como la fuente última de valores. Hay una suposición básicamente hobbesiana de que todos
los estados están permanentemente en guerra uno con otro, aunque pueden aceptar alianzas contra
enemigos comunes. El arte de gobernar lo considera como sinónimo de estrategia; el bien supremo es la
seguridad nacional. Aun el crecimiento económico está primeramente justificado en términos de seguridad.
El bienestar de los ciudadanos está subordinado a la seguridad, aunque se admite que más allá de cierto
punto las necesidades no satisfechas amenazan ellas mismas la seguridad si generan inquietudes.

Los agentes del desarrollo son las élites, tanto militares como tecnócratas. El obispo Padín señala que en la
doctrina de la seguridad nacional sólo se considera maduras a estas élites. Los grupos restantes en la
nación, incluyendo a los campesinos, los sindicatos y los estudiantes universitarios y el cuerpo docente, se
consideran como menores que todavía necesitan tutelaje. Ve esta actitud como una continuación de la
actitud de los colonizadores hacia la población conquistada.

Otra suposición de la doctrina de seguridad nacional es que la nación está aliada con Estados Unidos en el
conflicto Este-Oeste. La religión es vista bajo esta perspectiva. La civilización cristiana occidental está
amenazada por el ateísmo marxista del Este. Los gobiernos de seguridad nacional esperan que la Iglesia
sea una aliada, y están preparados para conceder favores siempre y cuando desempeñe el papel que le
corresponde. Esperan también que la Iglesia coincida con sus posiciones moralistas, ya se trate de contener
la pornografía o de limitar la disidencia política.

Comblin critica los dogmas de la ideología de la seguridad nacional con considerable detalle. Primero,
cuestiona la noción de una ―civilización cristiana‖, que para las ideologías de la seguridad nacional es
meramente un fenómeno cultural, ―una serie de creencias y patrones rituales, leyes y tradiciones‖. En
ninguna forma tienen en mente el despertar de la libertad, que es la esencia de la evangelización. También
aborda el argumento de los militares de que la Iglesia debe unirse a ellos en una cruzada contra el
comunismo ―ateo‖, insistiendo en que es contradictorio luchar contra el ateísmo con violencia. El verdadero
conocimiento de Dios está basado no en el uso de las palabras correctas —incluyendo la palabra ―Dios‖—
sino en el amor. (―Cualquiera que dice ‗yo lo conozco‘ y no obedece sus mandamientos es un mentiroso‖ [I
Juan 2:4].)

Las ideologías de la seguridad nacional hacen suposiciones acerca de la naturaleza humana, la libertad y el
Estado que están reñidas con el cristianismo. Se considera que la vida humana es una interminable lucha,
en verdad una guerra, en la que los demás son, o bien aliados, o enemigos. Permanentemente inseguros
en esta guerra, los individuos deben buscar refugio en el poder. Únicamente el Estado puede crear el orden;
la gente debe pagar por esta seguridad entregando la libertad.

Comblin contraataca con la afirmación evangélica de que Cristo ha venido a traer la paz y la orden de que
debe amarse a los enemigos. El amar al enemigo hace relativo ―el criterio de seguridad‖. El Espíritu Santo
ha venido a hacer posibles estas cosas. ―Los seres humanos están capacitados para crear la paz y la
justicia. No deben dejar esa tarea al Estado.‖

En su mayoría, estas ideologías ignoran la libertad, que es esencial para una visión bíblica de la vida. Por
ejemplo, la libertad implica ―despojarse del esclavo que vive dentro de uno‖, incluyendo ―la esclavitud de la
necesidad de seguridad‖. Significa reclamar el derecho a ser una persona, no un objeto inanimado, en la
sociedad. La libertad se alcanza únicamente por medio de ―libre asociación, libre aceptación, libre pacto‖.
En todos estos aspectos el sentido cristiano de libertad va en contra de la ideología de la seguridad
nacional.

Comblin encuentra que la teología ha tendido a ignorar al Estado, o a caer en una fácil ingenuidad y
optimismo respecto a él. Es fundamental en una visión bíblica la distinción entre gente y Estado. Los
estados son relativos; están hechos para servir. ―Los estados pasan; la gente permanece.‖ El Estado debe
crear las condiciones de libertad.

―El único poder bueno es el poder limitado; debe haber leyes y principios por encima de él, más fuertes que
él. Estas instituciones por encima del poder del Estado son la encarnación del Espíritu en la historia. Una
sociedad política sin esos organismos que limiten el poder del Estado no es posible que sea una sociedad
cristiana.‖

Este resumen puede servir para dar una idea de cómo bosqueja Comblin las contradicciones subyacentes
entre las pretensiones de la ideología de la seguridad nacional y el cristianismo bíblico. Si el mundo es
realmente como Golbery y los demás lo conciben, ―el mensaje cristiano se vuelve vacío y sin sentido,
excepto como un documento utópico del pasado‖.

Creo que éste es un ejemplo particularmente ilustrativo de cómo trabaja la teología de la liberación.
Respondiendo al reto planteado por esta nueva forma de Estado y de ideología, los teólogos no sólo minan
la habilidad de los estados para justificar su violencia contra el pueblo, sino que al hacerlo descubren una
profundidad mayor en el significado de la Biblia y de la tradición cristiana.

En Puebla los obispos resumieron la doctrina de la segundad nacional como una ideología, al lado del
―liberalismo capitalista‖ y del ―colectivismo marxista‖, haciendo notar que se usaba para justificar las
violaciones de los derechos humanos. Los obispos dijeron que la doctrina de la seguridad nacional era
incompatible con el cristianismo tanto en su visión del ser humano como del Estado.

A mediados de los años ochenta los gobiernos militares han sido castigados con el fracaso económico, y en
el caso de Argentina con la derrota militar. Sólo Chile parecía encarnar la ideología de la seguridad nacional
en su forma más pura. Sin embargo, mucha de la ideología subyacente era todavía operativa, incluso
aunque el gobierno haya pasado a manos civiles.

Según el punto de vista occidental convencional, defender los derechos humanos es esencialmente un
asunto de proteger al individuo de un Estado arbitrario o injusto. Más allá de la integridad física (el derecho
a no ser muerto, torturado o sujeto a un castigo inusitado) se hace hincapié en el proceso debido, la
igualdad ante la ley y en las libertades de reunión y de expresión.

Los marxistas y los representantes del Tercer Mundo consideran esta concepción liberal de los derechos
humanos como estrechamente individualistas, ya que ignora o quita importancia al derecho más elemental,
el derecho a la sobrevivencia y a la vida, que está esencialmente relacionado con el derecho al trabajo. En
otras palabras, el derecho a ―la vida, la libertad, y la búsqueda de la felicidad‖ no tiene sentido para aquellos
que viven en un nivel inhumano, porque no pueden encontrar trabajo o no tienen tierra en la que producir
alimento. La libertad de prensa es relativa en un país en donde el 80% de la población no tiene para
comprar un periódico. La contra-crítica liberal es que, por muy deseables que sean, los llamados derechos
sociales y económicos no son derechos en el sentido estricto. El derecho a la libertad de expresión, por
ejemplo, es claro y aplicable. Por contraste, no queda claro en quién recae la responsabilidad para el
empleo, ni cómo debe hacerse valer ese derecho. Nótese, sin embargo, que la Declaración Universal de los
Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 1948 incluye los derechos económicos y sociales, como lo
hace la declaración católica más avanzada sobre los derechos humanos, la encíclica Pacem in Terris del
papa Juan XXIII.

El personal de la Iglesia latinoamericana critica las limitaciones de las nociones occidentales sobre los
derechos humanos. Han buscado ir más allá denunciando abusos, como la tortura, el secuestro y el
asesinato, para cuestionar al propio modelo de desarrollo que auspicia pequeñas élites con vidas de lujo,
mientras que la mayoría vive en condiciones deshumanizadas.

En mayo de 1973, dos grupos regionales de obispos brasileños publicaron cartas pastorales criticando el
impacto humano del modelo de desarrollo del ―milagro brasileño‖. Los obispos del noreste afirmaron que
Brasil había tomado el camino del ―capitalismo dependiente asociado‖, en el que el desarrollo servía ―no a
los intereses de la sociedad brasileña y sus asociados en nuestro país‖. Hacia 1970 el 1% más rico de la
población controlaba una parte mayor del producto nacional (17%) que la mitad inferior (13.7%). El sistema
estaba haciendo más ricos a los ricos y más pobres a los pobres —o como los mismos pobres lo
expresaban, ―el pez grande se come al chico‖. En esa época, cuando las voces independientes de la
prensa, el trabajo y los intelectuales habían sido silenciadas, el cuestionar el curso tomado por el gobierno
militar era una forma de herejía secular.

En su carta, los obispos del centro-oeste también criticaron el modelo de desarrollo. Llamaron al capitalismo
―el mayor mal, el pecado acumulado, la raíz podrida, el árbol que produce los frutos que hemos conocido:
pobreza, hambre, enfermedad y muerte‖. Explícitamente demandaron ir ―más allá de la propiedad privada
de los medios de producción (fábricas, tierra, comercio, bancos, fuentes de crédito)‖.

Aunque admitiendo que no sabían qué tipo de mundo les gustaría qué hubiera, plantearon algunos
elementos de una visión utópica:
Queremos un mundo en el cual los frutos del trabajo pertenezcan a todos.
Queremos un mundo en el cual la gente trabaje no para hacerse rica sino para que todos tengan lo
necesario para vivir: comida, atención médica, habitación, enseñanza, ropa, zapatos, agua,
electricidad.
Queremos un mundo en el cual el dinero esté al servicio de los seres humanos, y no los seres
humanos al servicio del dinero.
Queremos un mundo en el cual haya un solo pueblo, suprimida la división entre ricos y pobres.

Desde el punto de vista de la teología de la liberación, una búsqueda firme de los derechos humanos lleva a
la lucha por hacer cambios básicos en la sociedad misma.

Tanto la conceptualización como el logro de los derechos humanos tienen una historia. Eso debiera estar
claro para los estadounidenses cuyos fundadores proclamaron la verdad ―autoevidente‖ de que los seres
humanos tienen derechos inalienables, y sin embargo sólo permitieron votar a los varones blancos
propietarios.

La lucha actual por los derechos humanos en América Latina es una contribución a esa historia común —e
inacabada.

Gustavo Gutiérrez Merino


Gustavo Gutiérrez Merino es un filósofo y teólogo peruano, nacido en Lima en 1928 y ordenado sacerdote
en 1959, se le considera el precursor de la Teología de la Liberación. Es fundador del Instituto Bartolomé de
las Casas. En sus libros critica duramente el marco político que ha perpetuado la pobreza ensudamérica.

Fue galardonado con el premio Príncipe Asturias de Comunicación y Humanidades en el año 2003, en
palabras del jurado "por su coincidente preocupación por los sectores más desfavorecidos y por su
independencia frente a presiones de todo signo, que han tratado de tergiversar su mensaje"

Su pensamiento

Todo pensamiento teológico se ve afectado, en menor o mayor grado, por la experiencia del que produce
dicho pensamiento. Gustavo Gutiérrez no es la excepción a esta regla. Sin lugar a dudas la vida de
Gutiérrez marcó de forma definitiva su pensamiento teológico. Gutiérrez nació el 8 de junio de 1928 en
Lima. El mundo en el que vivió Gutiérrez, que por cierto no ha cambiado mucho comparado con el nuestros,
era un mundo de injusticia y opresión en contra de los menesterosos. Como el mismo dice: ―Vengo de un
continente en el cual más del 60% de la población vive en situación de ―pobreza‖ y de ―pobreza extrema‖…
vengo de un país en el cual el 82% de la población se encuentra en situación de pobreza… y el 60% en
pobreza extrema‖. Desde su juventud estuvo en contacto con esta realidad. Realizó estudios de medicina y
letras en el Perú mientras era miembro de un ―grupo apostólico laico‖ en el que desarrollaba sus primeros
esbozos de reflexión teológica. Fue en esta época cuando él sintió la necesidad de profundizar en sus
estudios teológicos: ―compartí con otros amigos la inquietud de conocer más y mejor la doctrina cristiana.
Era lo que llamábamos el aspecto de estudio o formación que veíamos como condición necesaria para la
acción según el famoso principio…‘Nadie da lo que no tiene‘ ―. Efectivamente, su relación con la realidad de
su país se convirtió en un compromiso que le obligó a profundizar en su conocimiento de la palabra de Dios.
Realizó sus estudios teológicos en varias universidades de Europa, donde recibió la influencia de teólogos
como Moltmann. En 1959 fue ordenado sacerdote. Desde esa fecha ha demostrado un profundo
compromiso con los pobres.

Descripción del pensamiento

No es sencillo resumir el pensamiento de Gutiérrez en unas cuantas páginas. Ni siquiera es sencillo decidir
como sistematizarlo. Sin embargo, por fines puramente prácticos, el pensamiento de Gutiérrez se
presentará en tres puntos considerados importantes. En primer lugar, se observará la realidad
latinoamericana, fundamento y motor de la teología de la liberación, tal y como la entiende Gutiérrez.
Posteriormente se tratará de comprender el concepto de ―praxis liberadora‖ en los escritos de Gutiérrez.
Finalmente se analizará el método teológico propiamente dicho.

La realidad latinoamericana en ojos de Gutiérrez

La teología de la liberación surgió originalmente como la respuesta cristiana a la situación injusta en la que
vive gran parte de la población de América latina. Por lo tanto, para entenderla es forzoso ver, o al menos
intentarlo, la realidad de este continente como Gutiérrez la vio hace más de 30 años. Para Gutiérrez el
centro del problema en América Latina es el pecado manifestado en una estructura social injusta y opresora
contra los pobres. La condición en que se vive de este lado del globo no es nada extraña para el lector. En
la introducción a su obra el Dios de la vida, Gutiérrez cita la presentación que Víctor e Isabel Chero dieron
como bienvenida al papa Juan Pablo II: ―Santo Padre, tenemos hambre… con el corazón roto por el dolor,
vemos que nuestras esposas gestan en tuberculosis, nuestros hijos crecen débiles y sin futuro‖ la realidad
de muerte injusta y prematura es descrita descarnadamente. A partir de ella surge con fuerza renovada la
profesión de fe ―pero, a pesar de todo esto, creemos en el Dios de la vida… luchamos por esta vida contra
la muerte… la necesidad nos hizo salir de nuestros pueblos lejanos trayendo una fe profunda en Dios,
movidos por el anhelo de una vida más humana.

Aquí se puede percibir el profundo dolor y compromiso que Gutiérrez mantiene por la causa de los pobres.
La descripción presentada anteriormente lo único que puede hacer es dibujar una caricatura de la realidad
que se vive en este continente. La situación en que se vive no es un juego. Es más, ésta es una situación
humillante que atenta en contra de la dignidad humana y por lo tanto, en contra de la voluntad de Dios. La
imagen y dignidad que Dios colocó en el hombre se ve, día a día, despreciada por otros hombres que
buscan sus propios intereses sin importar el sufrimiento de los primeros. Ésta ―es una citación destructora
de pueblos, familias y persona que Medellín y Puebla calificaron como ‗violencia institucionalizada‘ ―. En un
artículo sobre Vaticano II, Gutiérrez cita al teólogo italiano Lercaro quien, a las puertas del concilio pide que
se ―elabore la doctrina evangélica de la eminente dignidad de los pobres en la Iglesia, en quienes el Verbo
de Dios esconde preferentemente su gloria hasta el fin de los tiempos‖. Gutiérrez pone en discusión dos
temas importantes. En primer lugar prescribe la dignidad de los pobres en la Iglesia, haciendo eco a
Santiago 2. Luego de ello afirma que ―el verbo de Dios esconde preferentemente su gloria hasta el fin de los
tiempos‖. Esta frase debe entenderse a la luz de la frase anterior ―los pobres de la Iglesia‖. Se nota
claramente como Gutiérrez pone énfasis en la dignidad de los pobres al priorizar la gloria que Dios ha
puesto en ellos. En teología de la liberación, perspectivas Gutiérrez realiza un excelente análisis bíblico de
la percepción bíblica de Pobreza. En esta obra, distingue dos estados de Pobreza: como un estado
escandaloso y como infancia espiritual. Gutiérrez observa que mientas el primero es aborrecido por Dios, el
segundo es valorado. Por un lado, ―La pobreza es para la Biblia un estado escandaloso que atenta contra la
dignidad humana y, por consiguiente, contrario a la voluntad de Dios‖. Para poder llegar a esta conclusión
Gutiérrez realiza un excelente análisis de la condena de la pobreza en el antiguo testamento, principalmente
en los profetas, y en el nuevo testamento. Por otro lado, presenta la pobreza como una infancia espiritual,
refiriéndose, por supuesto, a las bienaventuranzas de Mateo y Lucas. ―Bienaventurados los pobres porque
el reino de Dios ha comenzado‖. Sin embargo, para Gutiérrez estos dos estados de pobreza conviven en la
fe de los creyentes de América latina. Por un lado hay hambre de Dios, por otro hambre de Dios: ― ‗Yo
deseo que el hambre de Dios permanezca; que el hambre de pan se haga resolver‘… hambre de Dios sí,
hambre de pan no‖. En América latina se vive un binomio no compatible. Mientras un pueblo profesa una
inmensa fe en el Dios de vida, muere presa del hambre, la desnutrición, o la injusticia de un sistema hostil.
En las obras de Gutiérrez, la pobreza juega un papel importantísimo por ser esta la causa del surgimiento
de esta teología. Gutiérrez critica en numerosas ocasiones la forma en que otras naciones conciben la
situación del tercer mundo, específicamente de América latina. Gutiérrez, hablando del desarrollo de los
países tercer mundistas, comenta: ―Para algunos el término desarrollo sería, por decirlo así, negativo.
Habría surgido como oposición al término subdesarrollo que expresaba la situación –y angustia– de los
países pobres comparados con los países ricos‖. Solamente por medio de la manifestación de una fe
comprometida se puede llegar a manifestar los propósitos de Dios para el hombre, sin importar el color o l
clase social bajo la que haya nacido. Precisamente por esto, la teología de la liberación intenta ser ―la
expresión de la vivencia de la inteligencia de la fe cristiana de los pobres. La teología de la liberación insiste
en priorizar el don de vida como manifestación suprema de Dios‖. Para Gutiérrez el problema se incrementa
cuando se nota que en el pobre hay una ―ausencia del reconocimiento de su dignidad humana y de su
condición de hijas e hijos de Dios, sea tanto por razones económicas, como raciales, de género, culturales,
religiosas u otras‖. Este problema es mucho más antiguo que la teología de la liberación. Ya en la Iglesia
primitiva Santiago advertía sobre el desprecio de la dignidad de los creyentes pobres. Pablo también
condena esta situación que se estaba gestando en el seno de la iglesia corinta. Gutiérrez, en este punto,
exhorta a la comunidad cristiana a recordar las enseñanzas de los apóstoles sobre este tema en particular.
Además, la pobreza para Gutiérrez es el resultado de estructuras injustas y pecaminosas, como él mismo
argumenta: ―La pobreza no es una fatalidad, es una condición; no es un infortunio, es una injusticia. Es
resultado de estructuras sociales y de categorías mentales y culturales, está ligada al modo como se ha
construido la sociedad, en sus diversas manifestaciones‖. En esta cita se deben notar dos cosas. En primer
lugar, Gutiérrez hace un llamado a entender la realidad del pobre. Ser pobre no es, simplemente carecer de
los recursos económicos para el desarrollo. Por el contrario, Gutiérrez entiende la pobreza como ―un modo
de vivir, de pensar, de amar, de orar, de creer y esperar, de pasar el tiempo libre, de luchar por la vida‖. Por
eso dice: ―La pobreza no es un fatalidad, es una condición‖. Por otro lado, Gutiérrez enfatiza que la pobreza
es el resultado de la sociedad: ―no es un infortunio, es una injusticia‖. Gutiérrez acierta al decir que la
sociedad en su afán por alcanzar el ―progreso‖ el promueve la injusticia y la pobreza de quienes menos
tienen. Sin embargo, parece que reducir el problema de la pobreza a algo totalmente social es bastante
simple. El origen de la pobreza es mucho más complejo. En América Latina se origina desde los tiempos de
la conquista y a eso se agrega varios factores políticos, geográficos, y personales. Ahora bien, es necesario
aclarar que el concepto de pobreza de Gutiérrez abarca mucho más que la pobreza económica.
Generalmente se ha tildado a la teología de la liberación de enfatizar solo las necesidades económicas del
ser humano descuidando las espirituales. Es cierto que muchos teólogos de la liberación han hecho un
énfasis incorrecto en las necesidades económicas del hombre, olvidando que el pobre tiene también
necesidad de la redención y salvación que solo se obtiene en Jesucristo, pero este no es el caso de
Gutiérrez. Para él: ―La pobreza es un hecho complejo. No se limita, por lo tanto, sin que esto signifique
negar su importancia, a la vertiente económica‖. En su conocida obra beber de su propio pozo Gutiérrez
coloca las bases para el desarrollo de la espiritualidad dentro de la teología de la liberación, demostrando
así su preocupación por las necesidades espiritual del pobre. Sin embargo, al realizar un análisis objetivo de
sus obras, si es que es posible realizarlo, se notará que el énfasis de Gutiérrez recae casi totalmente sobre
―la vertiente económica‖. Entonces, a pesar de que Gutiérrez señala que la pobreza no se limita a la esfera
económica, en el resto de sus obras no es consistente con esto. Aunque el respondería que se debe a la
urgencia de responder a las necesidades humas básicas.

La praxis liberadora

La reflexión teológica no puede limitarse a ser un simple discurso sin implicaciones prácticas y concretas.
Cuanto más, cuando dicha reflexión gira entorno a una situación humana que amenaza con destruir la
dignidad y las vidas de los hombres y mujeres que habitan en este continente. Por lo tanto, la reflexión en
torno a esta situación debe desembocar en lo que los teólogos de la liberación llaman ―praxis liberadora‖.
Por praxis liberadora, los teólogos de la liberación entienden el proceso por medio del cual la fe de la Iglesia
construye la liberación económica, espiritual e intelectual de los pueblos socialmente oprimidos como
cumplimiento del ya del reino de Dios. Ahora bien, para Gutiérrez la praxis liberadora es un proceso poco
más complejo. Esto se debe a que Gutiérrez distingue de la praxis liberadora la praxis histórica. La historia
forma parte fundamental en el pensamiento de Gutiérrez pues, la fe se vive en la historia. ―La historia es
concebida por Gutiérrez como ‗proceso de liberación del hombre‘… convertirse a la historia es convertirse al
prójimo a la justicia social, lo histórico está ligado a lo conflictual, a lo temporal, a lo terreno, material, social,
a lo existencial y concreto‖. Por lo tanto, todas las conclusiones de la reflexión deben verse reflejadas en la
lucha por humanizar a los oprimidos. Esta conclusión procede en buena medida de la concepción presente
del reino de Dios y de la irrupción de la escatología en la historia. Esto se ve reflejado en la siguiente cita: ―si
la historia humana es, ante todo, una abertura al futuro, ella aparece como una tarea, como un quehacer
político, construyéndola el hombre se orienta y se abre al don que da sentido último a la historia: el
encuentro definitivo y pleno con el Señor y con los demás hombres‖.

Entonces, la construcción de una historia, y consecuentemente un presente, más justa para todos los
hombres ―orienta‖ al hombre al reino de Dios. Sin duda esta afirmación pueda incomodar al lector
dispensacionalista. Sin embargo, es necesario recordar que el reino de Dios no es, solamente, una realidad
futura. Por el contrario, el reino de Dios se hizo presente en la historia humana por medio de la llegada del
Rey, Dios mismo hecho hombre. Los principios de dicho reino deben impulsar a quienes viven bajo él a
contribuir para formar un mundo que refleje dichos principios. Sin embargo, parece ser que Gutiérrez olvida
de su análisis histórico/escatológico la importancia de la esperanza en la vida del creyente. Es cierto que el
creyente debe esforzarse por cumplir los propósitos del reino de Dios sobre esta tierra. Sin embargo, no se
debe olvidar que la consumación total de ese reino solo tendrá lugar cuando el Rey mismo regrese y
complete en esta tierra la obra que inició en su primera venida. La esperanza, por lo tanto, debe funcionar
no como el opio del que hablaba bien sino como el motor que conduzca a los creyentes a glorificar a Dios
por medio de una vida de justicia. Para Gutiérrez la fe debe demostrarse con un compromiso auténtico con
la situación de los hombres. Los cristianos evangélicos, tradicionalmente, han negado la importancia de las
necesidades físicas y sociales del hombre, refugiándose en un dualismo platónico que es totalmente
antibíblico. Esto creado un serio divorcio entre fe y realidad. Sin embargo, la teología de la liberación
rescata esta esfera de la fe. Gutiérrez recuerda que ―la fe en un Dios que nos ama… no solo no es ajena en
la transformación del mundo sino que conduce necesariamente a la construcción de esa fraternidad y de
esa comunión en la historia‖. La praxis liberadora, entonces, tiene su base en el amor que Dios manifiesta
por lo hombres y, por otro lado, en el sentido de solidaridad y compañerismo que debería existir en las
relaciones interpersonales entra los hijos de Dios. Sin embargo, parece ser que Gutiérrez olvida que,
aunque la transformación social del mundo es de suma importancia para Dios, la transformación interior del
hombre es también primordial. La praxis debería conducir a una liberación integral del hombre, en primer
lugar liberación del pecado y en segundo lugar libertad de las estructuras opresoras, libertad del hambre y
de la enfermedad. Si no se enfatiza la importancia de la primera, entonces la teología se convertirá en un
simple movimiento social sin implicaciones profundas en la vida de las personas. Ahora bien, muchas veces
se ha tachado a la teología de la liberación de ser una simple ideología político social con ciertas
implicaciones religiosas. Si bien es cierto que dichas afirmaciones poseen ciertas bases. Pues, en muchos
casos los intentos de la teología de la liberación por realizar la praxis liberadora le llevaron a cometer actos
en contra de la fe y en contra de otros hombres. Sin embargo, Gutiérrez, desde el inicio de su obra, indico
que la teología de la liberación no intentaba crear una ideología más sino de presentar lo que la palabra de
Dios dice sobre la situación de este continente: No se trata de elaborar una ideología justificadora de
posturas ya tomadas, ni de una afiebrada búsqueda de seguridad ante los radicales cuestionamientos que
se plantean a la fe, ni de forjar una teología de la que se ―deduzca‖ una acción política. Se trata de dejarnos
juzgar por la palabra de Dios, de pensar nuestra fe, de hacer más pleno nuestro amor, y de dar la razón de
nuestra esperanza desde el interior de un compromiso que se quiere hacer más radical, total y capaz.

Gutiérrez reconoce que la praxis liberadora debe de tener su base en la palabra de Dios. Como creyentes
en la Biblia, es necesario reconocer que la Biblia debe ser la base de toda reflexión y práctica. En este
punto se concuerda con Gutiérrez. El proceso de liberación del hombre debe basarse, en primer lugar, en
un análisis objetivo de la palabra de Dios. Sin embargo, parece que en muchas ocasiones las conclusiones
a las que se llegan no son las mismas. Esto, sin lugar a dudas, se debe a los métodos hermenéuticos
seguidos por la teología de la liberación. Sin embargo, es imprescindible reconocer que el intento por poner
a la palabra de Dios como el centro de la praxis es, per se, una fuerte muestra de la fe y compromiso que
Gutiérrez mantiene con la Biblia. Es bien conocido que uno de los fundamentos de la teología de la
liberación es la opción preferencial por los pobres. Esta ―opción preferencial‖, de acuerdo con Gutiérrez,
juega un papel fundamental en el desarrollo de la praxis liberadora. La proclamación del evangelio en medio
de la situación injusta debe llevar a una praxis que se encuentre basada sobre principios obtenidos de la
palabra de Dios. En el artículo ―teología y pobreza‖ Gutiérrez recuerda que dicha opción debe conducir a
tres acciones bien definidas: La opción preferencial por el pobre nos recuerda un eje fundamental de la vida
cristiana. Ella se despliega en tres niveles: a) el anuncio y testimonio del reinado de Dios, presente ya en la
historia humana y llamado a transformarla, b) el de inteligencia de la fe, porque nos revela aspectos
esenciales del Dios de nuestra fe y proporciona una perspectiva para el trabajo teológico, y c) el caminar
tras los pasos de Jesús, lo que conocemos como espiritualidad, en el nivel más profundo y sobre el que
todo lo demás reposa.

El principal fundamento bíblico en pro de esta praxis se encuentra en la encarnación de Cristo. La


encarnación kenótica de cristo es la base y el ejemplo del ministerio de la Iglesia. En primer lugar, para
Gutiérrez el ministerio de Cristo entre los rechazados y despreciados de su tiempo es un claro ejemplo para
la Iglesia contemporánea. En segundo lugar, ―a encarnación es una acto de amor. Cristo se hace hombre,
muere y resucita para liberarnos y hacer que gocemos libertad (Gal. 5,1). Morir y resucitar con Cristo es
vencer a la muerte y entrar en una vida nueva. La cruz y la resurrección sellan nuestra libertad‖. La libertad
de Cristo es vista por Gutiérrez como la dadora de libertad espiritual y económica.

El método teológico

Quizás lo más relevante de la teología de la liberación es su propuesta hermenéutica. Para la teología


evangélica, se debe, en primer lugar, observar el texto bíblico para poder entender el mensaje original y, en
base a eso, crear un puente con nuestra realidad. Por otro lado, la teología de la liberación entiende este
método de una forma diferente. La teología de la liberación, en primer lugar, observa la realidad. Es decir,
por medio de la ayuda de las ciencias sociales, y con mucha influencia del marxismo, analiza las
condiciones socio políticas del contexto en el que se pronunciará el discurso teológico. Posteriormente va al
texto bíblico para entender que aporta a dicha situación. Es necesario reconocer que, como creyente, el
autor de esta monografía no comparte totalmente esta perspectiva hermenéutica. Es indudable que la
realidad social contemporánea al teólogo tiene una importancia vital para el desarrollo de su mensaje. Sin
embargo, la teología de la liberación, en mayor o menor escala, ha puesto más énfasis en el análisis social
que en el bíblico. No es posible compartir esta línea. Las realidades cambian y no sería correcto
comprometer el mensaje del evangelio con determinada situación histórica. Se reconoce la importancia de
un análisis spcoal para las implicaciones del mensaje teológico. Sin embargo, se considera necesario
enfatizar que para realizar una hermenéutica sana es necesario recurrir en primera instancia a la revelación.
Ahora bien, Gutiérrez reconoce la dificultad del desarrollo de la teología. ―Toda teología es una palabra
sobre Dios. En última instancia, ése es su único tema. El Dios de Jesucristo se presenta como un misterio.
Una sana teología es por ello conciente que intenta algo muy difícil, pensar y hablar sobre ese misterio‖.
Gutiérrez acierta en su conclusión. La teología no puede pretender ―aprender‖ a Dios. La inmensidad de
Dios no puede ser captada por la limitada mente humana. Por eso Gutiérrez añade: ―Dios es más objeto de
esperanza que de Saber‖. En efecto, la teología de la liberación remarca la esperanza en el Dios de la vida,
en el Dios que se identificó con los hombres al hacerse uno de ellos y morir por su libertad. Además, agrega
la esperanza en el futuro que se construye bajo este siglo, pero que ha de ser perfeccionado con la llegada
plena del reino de Dios. Para Gutiérrez, la teología, o inteligencia de la fe, se encarga de describir las
creencias y convicciones. ―La fe del pobre busca por exigencia propia comprenderse a sí misma. En el
fondo no e sino una expresión del tradicional principio ‗fides quaerens intellectum‘. El verdadero sujeto de
esta reflexión es… la iglesia entera con sus diferentes carismas y responsabilidades‖. La teología de la
liberación es, por l tanto, la descripción de la fe de los pobres. Es tratar de comprender su propia identidad,
su razón de ser y de existir. Ahora bien, otro de los paradigmas teológicos que Gutiérrez presenta es la
―opción preferencial por los pobres‖: ―Considero que la opción por el pobre es el aporte más importante de la
vida y la reflexión de la Iglesia de América latina‖. Básicamente este principio se basa en el ministerio de
Jesús. De acuerdo con Gutiérrez el ministerio de Jesús enfatizó la acción social en pro de los pobres.
Lamentablemente Gutiérrez ignoró que el ministerio de Jesús también incluyó a los ricos. Tal es el caso de
Zaqueo, Juan y Andrés, y Mateo. Ahora bien, las ciencias sociales, y en especial, las herramientas
marxistas, han influido grandemente en el pensamiento de Gutiérrez. La teología de Gutiérrez, como se
mencionó anteriormente, realiza un estudio social del medio en el cual será pronunciada. ―Se trata entonces
del recurso al análisis social en función del conocimiento de una situación y o para el estudio de asuntos
considerados más estrictamente teológicos‖. Sin embargo, Gutiérrez está conciente de que los postulados
marxistas contienen pensamientos contrarios a la fe cristiana. Por lo tanto, el advierte que es necesario ser
precavido y estar conciente de las implicaciones que con lleva el aceptar un método ateo como herramienta
de análisis social. En el artículo ―teología y ciencias sociales, Gutiérrez dice al respecto: ―no se trata…de
una eventual aceptación de un ideología (sic) atea. En esta posibilidad estaríamos fuera de la fe cristiana y
no en una cuestión puramente teológica… estos dos aspectos, ideología atea y visión totalitaria quedan
pues tajantemente descartados, rechazados desde nuestra fe, desde una perspectiva humanista y también
desde una sano análisis social‖.

Esto hace notar que Gutiérrez no está tomando una actitud irresponsable en torno al uso de las
herramientas marxistas. Por el contrario, esta conciente de las consecuencias que puede traer sobre la
teología. Sin lugar a dudas, dichas consecuencias se vieron en el fuerte compromiso que algunas teologías
de la liberación tomaron con algunos movimientos guerrilleros. Sin embargo, advierte: ―Es preciso estar
atentos ante éste, sin olvidar las formas históricas, ateas y violentas del Marxismo‖. El compromiso que la
teología de la liberación tuvo con el marxismo hace de esta un problema. Siempre que la fe cristiana se ha
comprometido con algún sistema político o ideológico ha terminado en problemas para ambos. Por este
motivo, no es posible aceptar los postulados de Gutiérrez sobre el uso de herramientas marxistas. Es cierto,
Gutiérrez realiza las advertencias suficientes pero generalmente estas advertencias han sido ignoradas por
parte de teólogos y laicos. Además, si se desea realizar un análisis social objetivo se debe recurrir también
a otras escuelas sociológicas distintas. La teología de la liberación ha demostrado ser un sistema teológico
humano y con errores. Muchos de ellos se observan en el compromiso desmedido que esta teología tuvo
con ciertos movimientos políticos. Su participación activa durante el tiempo de las revoluciones en América
latina ha dejado una marcha imborrable sobre su nombre. Sin embargo, Gutiérrez mismo reconoce que su
experiencia le ha hecho reevaluar su sistema: Las situaciones interpelantes y difíciles que vivimos como
personas y como miembros de una nación son ocasiones de revisar nuestras opciones a la luz de lo que las
motivó. Son horas de crisis, de juicio sobre ellas; nos ayudan a no aferrarnos a lo que hemos hecho hasta el
presente… Nos permiten ver que, tal vez sin darnos cuenta, hemos ligado excesivamente las metas con los
medios para alcanzarlas. Nos convocan a una mirada limpia y despejada. Eso es establecer prioridades.

Esta actitud de apertura y revisión a su propio sistema hace que el método teológico de la teología de la
liberación no se vuelva obsoleto. Por el contrario, su continua revisión ocasiona que el mensaje de Gutiérrez
sea cada vez más pertinente para la Iglesia latinoamericana. Esto, además, debe motivar al lector a un
análisis más cuidadoso de las propuestas de Gutiérrez. En otro lado, Gutiérrez agrega: El paso del tiempo
está haciendo que lo esencial se vea más claro y que lo accesorio pierda la relevancia que pareció tener en
un momento dado. Un proceso de maduración está en curso.

Evaluación

En esta sección se desea aclarar dos temas. Por un lado, el pensamiento de Gutiérrez, ha influido de
manera positiva y negativa el pensamiento teológico de la Iglesia. Por otro, comúnmente se dice que la
teología de la liberación ha desaparecido. Sin duda el pensamiento de Gutiérrez ha marcado, conciente o
inconcientemente toda teología latinoamericana. Esta influencia puede observarse desde la propuesta
evangélica de ―misión integral‖ desarrollada años después del origen de la teología de la liberación, hasta el
desarrollo de ministerios sociales dentro de las iglesias evangélicas en las últimas décadas. Es indudable, la
teología de la liberación fue un llamado a todos los creyentes de América Latina a retomar el compromiso
bíblico con los pobres. Sus continuos mensajes sobre la realidad de este mundo trabajan, aun hoy en día,
como una reprensión a quienes han olvidado esta importantísima esfera del amor cristiano. Sin embargo, el
pensamiento de Gutiérrez contiene algunas propuestas que no se pueden aceptar. El método hermenéutico
sugerido por el posee grandes debilidades. Además, en muchas ocasiones, como él mismo lo reconoce,
llegó a cambiar las prioridades que dieron origen al movimiento. Ahora bien, el pensamiento de Gutiérrez y
toda la teología de la liberación están experimentando un cambió. Es necesario mantener los ojos abiertos a
estos cambios para realizar continuamente evaluaciones de sus perspectivas. Ahora bien, algunos
argumentas que la teología de la liberación ha caído. No es posible realizar esa afirmación. Boff comenta al
respecto: La teología de la liberación podría estar en crisis si las condiciones sociales que le sirven de
matriz generadora estuviesen –felizmente- superadas. En tanto, la teoría que redimensionar su discurso, sin
sufrir, sin embargo, discontinuidad, en la medida en que no se identifica liberación con una mera solución de
los problemas sociales crónicos.

Por lo tanto, no es posible suponer que los cambios en la sociedad han apagado el mensaje de la teología
de la liberación. Hoy el mensaje de Gutiérrez continua escuchándose tal y como se escucho en Medellín.

Conclusión

Gutiérrez ha mostrado que la situación social en América Latina no es sino la manifestación de una
estructura de pecado. Además, si se realiza un cuidadoso análisis bíblico, el concepto de praxis liberadora
puede, y debe ser, de gran utilidad para la reflexión teológica y pata la vida de la Iglesia. Por otro lado, como
creyentes no es posible aceptar al análisis marxista como parte de la reflexión teológica. Aunque las
advertencias que Gutiérrez realiza al respecto son de valor, en muchos casos se hizo caso omiso a ellas.
Ahora bien, es necesario recordar que la teología de la liberación se encuentra en una revisión permanente.
Por lo que es necesario prestar especial atención a los nuevos aportes. Sea como fuere, se recuerda que la
teología de la liberación ha venido a recordar a las otras teologías la importancia de la situación histórica
social frente a la fe cristiana.

Obtenido de http://www.sikipedia.org/Gustavo_Guti%C3%A9rrez_Merino

Leonardo Boff
Leonardo Boff nació en Concórdia, Santa Catarina (Brasil), el 14 de diciembre de 1938. Es nieto de
emigrantes italianos venidos del Veneto a Rio Grande do Sul a finales del siglo XIX. Hizo sus estudios
primarios y secundarios en Concórdia-SC, Rio Negro-PR y Agudos-SP. Estudió Filosofía en Curitiba-PR y
Teología en Petrópolis-RJ. En 1970 se doctoró en Teología y Filosofía en la Universidad de Munich-
Alemania. Ingresó en la Orden de los Frailes Menores, franciscanos, en 1959.

Durante 22 años fue profesor de Teología Sistemática y Ecuménica en el Instituto Teológico Franciscano de
Petrópolis, profesor de Teología y Espiritualidad en varios centros de estudio y universidades de Brasil y del
exterior, y profesor visitante en las universidades de Lisboa (Portugal), Salamanca (España), Harvard
(EUA), Basilea (Suiza) y Heidelberg (Alemania).

Estuvo presente en el comienzo de la reflexión que busca articular el discurso indignado ante la miseria y la
marginación con el discurso de la fe cristiana, que generó la conocida Teología de la Liberación. Siempre ha
sido un ardiente defensor de la causa de los Derechos Humanos, habiendo ayudado a formular una nueva
perspectiva de los Derechos Humanos a partir de América Latina, con los ―Derechos a la Vida y a los
medios para mantenerla con dignidad‖.

Es doctor Honoris Causa en Política por la Universidad de Turín (Italia) y en Teología por la Universidad de
Lund (Suiza), y ha sido galardonado con varios premios en Brasil y en el exterior por su lucha a favor de los
débiles, oprimidos y marginados, y de los Derechos Humanos. El 8 de diciembre del 2001 le fue otorgado
en Estocolmo el Right Livelihood Award, conocido también como el Nóbel Alternativo.

Entre 1975 y 1985 participó del consejo editorial de la Editorial Vozes. En este periodo formó parte de la
coordinación de la colección ―Teología y Liberación‖ y de la edición de las obras completas de C. G. Jung.
Ha sido redactor de la Revista Eclesiástica Brasileira (1970-1984), de la Revista de Cultura Vozes (1984-
1992) y da Revista Internacional Concilium (1970-1995).

En 1984, en razón de sus tesis ligadas a la Teología de la Liberación expuestas en su libro Iglesia: Carisma
y Poder, fue sometido a un proceso por parte de la Sagrada Congregación para la Defensa de la Fe, ex
Santo Oficio, en el Vaticano. En 1985 fue condenado a un año de ―silencio obsequioso‖ y depuesto de todas
sus funciones editoriales y académicas en el campo religioso. Dada la presión mundial sobre el Vaticano le
fue levantada la pena en 1986, pudiendo retomar algunas de sus actividades.

En 1992, habiendo sido amenazado de nuevo con una segunda punición por las autoridades de Roma,
renunció a sus actividades sacerdotales y se autopromovió al estado laico. ―Cambio de trinchera para
continuar en la lucha‖: sigue como teólogo de la liberación, escritor, profesor y conferencista en los más
variados auditorios de Brasil y del extranjero, asesor de movimientos sociales de cuño popular liberador,
como el Movimiento de los Sin-Tierra y las Comunidades Eclesiales de Base (CEB‘s), entre otros.

En 1993 presentó concurso, y fue aprobado, como Profesor de Ética, Filosofía de la Religión y Ecología en
la Universidad del Estado de Río de Janeiro (UERJ).

Actualmente vive en el Jardim Araras, región campestre ecológica del municipio de Petrópolis-RJ y
comparte vida y sueños con la educadora/luchadora por los derechos a partir de un nuevo paradigma
ecológico, Marcia Maria Monteiro de Miranda, convirtiéndose así en ‗padre por afinidad‘ de una hija y cinco
hijos, participando de las alegrías y dolores de la maternidad/paternidad responsable. Vive, acompaña y re-
crea el despuntar a la vida de los ‗nietos‘ Marina, Eduardo y Maira.

Es autor de más de 60 libros en las áreas de Teología, Espiritualidad, Filosofía, Antropología y Mística. La
mayor parte de su obra ha sido traducida a los principales idiomas modernos.
Leonardo Boff Habla
Teología Hoy

Teología como la misma palabra sugiere es el discurso sobre Dios y sobre todas las cosas vistas a la luz de
Dios. Es una particularidad de nuestra especie que, en un momento de la evolución de millones de años,
haya surgido la conciencia de Dios. Con esta palabra - Dios - se expresa un valor supremo, el sentido último
del universo y de la vida y la Fuente originaria de donde provienen todos los seres.

Este Dios habita siempre el universo y acompaña a los seres humanos. Los textos sagrados de las
religiones y de las tradiciones espirituales dan testimonio de la permanente actuación de Dios en el mundo.
Él siempre actúa favoreciendo la vida, defendiendo al débil, ofreciendo perdón al caído y prometiendo la
eternidad de la vida en comunión con Él.

Pertenece a la fe de los cristianos afirmar que Dios se acercó a la existencia humana y Él mismo se hizo
Dios en Jesús de Nazaret. Se anticipa así la promesa de unión bienaventurada con Él, que será el destino
de todos los seres y de toda la creación.

Entre las muchas funciones de la teología dos son en la actualidad las más urgentes: colaborar en la
liberación de los oprimidos que son nuestros cristos crucificados hoy y ayudar a preservar la memoria de
Dios para que no se pierda el sentido y la sacralidad de la vida humana, amenazada por una cultura de la
superficialidad, del consumo y del entretenimiento. Debemos unir siempre fe con justicia, de donde nace la
perspectiva de liberación, y mantener siempre encendida la llama de la lamparina sagrada, donde se
alimenta la esperanza humana de un futuro bueno para la Tierra y para la humanidad.

Ecología Hoy

Ecología ambiental
Esta primera vertiente se preocupa del medio ambiente, para que no sea excesivamente desfigurado, de la
calidad de vida, y de la preservación de las especies en vía de extinción. Ve la naturaleza fuera del ser
humano y de la sociedad. Busca nuevas tecnologías menos contaminantes, privilegiando soluciones
técnicas. Esta postura es importante porque busca corregir los excesos de la voracidad del proyecto
industrial mundial, que siempre implica altos costes ecológicos.

Si no cuidamos el planeta como un todo podemos poner en grave riesgo de destrucción partes de la
biosfera y, al límite, inviabilizar la propia vida del planeta.

Ecología social
La segunda -ecología social- no quiere sólo el medido ambiente, quiere el ambiente entero. Inserta al ser
humano y a la sociedad dentro de la naturaleza. No se preocupa únicamente de embellecer la ciudad con
mejores avenidas, plazas o playas más atractivas, prioriza también el saneamiento básico, una buena red
de escuelas y un servicio de salud decente. La injusticia social significa violencia contra el ser más complejo
y singular de la creación, que es el ser humano, hombre y mujer. Él es parte y parcela de la naturaleza. La
ecología social propugna un desarrollo sostenible, que atiende a las carencias de los seres humanos de hoy
sin sacrificar el capital natural de la Tierra, tomando también en consideración las necesidades de las
generaciones del mañana, que tienen derecho a satisfacerse y a heredar una Tierra habitable, con
relaciones humanas mínimamente justas. Pero el tipo de sociedad construida en los últimos 400 años
impide realizar un desarrollo sostenible. Es energívora, ha montado un modelo de desarrollo que saquea
sistemáticamente todos los recursos de la Tierra, y explota la fuerza de trabajo.

En el imaginario de los fundadores de la sociedad moderna el desarrollo se movía entre dos infinitos: el
infinito de los recursos naturales y el infinito del desarrollo hacia el futuro. Pero dichos presupuestos han
revelado ser una ilusión. Los recursos no son infinitos, la mayoría se está agotando, principalmente el agua
potable y los combustibles fósiles. Y el tipo de desarrollo lineal y creciente hacia el futuro no es
universalizable. Por lo tanto no es infinito. Si las familias chinas quisieran tener los automóviles de las
familias norteamericanas, China se convertiría en un inmenso estacionamiento. No habría suficiente
combustible y nadie se podría moverse.

Carecemos de una sociedad sostenible que encuentre para sí el desarrollo viable que satisfaga las
necesidades de todos. El bienestar no podrá ser solamente social, tendrá que ser sociocósmico. Deberá
atender a los demás seres de la naturaleza, como las aguas, las plantas, los animales, los
microorganismos, pues todos juntos constituyen la comunidad planetaria en la que nos incluimos y sin ellos
nosotros no podríamos vivir.
Ecología mental
La tercera -la ecología mental- llamada también ecología profunda, sostiene que las causas del déficit de la
Tierra se deben al tipo de sociedad que actualmente tenemos y al tipo de mentalidad predominante, cuyas
raíces remontan a épocas anteriores a nuestra historia moderna, incluyendo la profundidad de la vida
psíquica humana consciente e inconsciente, personal y arquetípica. En nosotros existen instintos de
violencia, voluntad de dominio, arquetipos sombríos que nos alejan de la benevolencia con relación a la vida
y a la naturaleza. Dentro de la mente humana se originan los mecanismos que nos llevan a la guerra contra
la Tierra. Y se expresan mediante una categoría: el antropocentrismo. El antropocentrismo considera al ser
humano rey/reina del universo. Los demás seres tienen sentido si ordenados al ser humano; están ahí para
su disfrute. Esta interpretación rompe con la ley más universal: la solidaridad cósmica. Todos los seres son
interdependientes y viven dentro de una intrincadísima red de relaciones. Todos son importantes.

No es posible que alguno sea rey/reina y se considere independiente, sin necesidad de los otros. La
moderna cosmología nos enseña que todo tiene que ver con todo en todos los momentos y en todas las
circunstancias. El ser humano olvida esa intrincada red de relaciones. Se aleja de ella y se sitúa sobre las
cosas, en lugar de sentirse al lado y con ellas en una inmensa comunidad planetaria y cósmica. Es
necesario recuperar las actitudes de veneración y respeto a la Tierra.

Eso solamente se conseguirá si primero rescatamos la dimensión de lo femenino en el hombre y en la


mujer. Por lo femenino el ser humano se abre al cuidado, se sensibiliza por la profundidad misteriosa de la
vida y recupera su capacidad de maravillarse. Lo femenino ayuda a rescatar la dimensión de lo sagrado. Lo
sagrado impone siempre límites a la manipulación del mundo, pues da origen a la veneración y al respeto,
fundamentales para salvaguardar la Tierra. Crea la capacidad de re-ligar todas las cosas a su fuente
creadora que es el Creador y Ordenador del universo. De esta capacidad religadora nacen todas las
religiones. Hoy precisamos revitalizar las religiones para que cumplan su función religadora

Ecología integral
Finalmente, la cuarta –ecología integral- parte de una nueva visión de la Tierra, inaugurada por los
astronautas a partir de los años 60, cuando se lanzaron las primeras naves tripuladas. Ellos vieron la Tierra
desde afuera. Desde la nave espacial o desde la Luna, la Tierra –según el testimonio de varios de ellos-
aparece como un resplandeciente planeta azul-blanco que cabe en la palma de la mano y puede
esconderse detrás del dedo pulgar. Desde esa perspectiva, Tierra y seres humanos emergen como una
misma entidad. El ser humano es la propia Tierra que siente, piensa, ama, llora y venera. La Tierra surge
como el tercer planeta de un sol, uno de los 100 mil millones de soles de nuestra galaxia, que es a su vez
una entre 100 mil millones de otras del universo, universo que posiblemente es uno entre otros paralelos y
distintos al nuestro. Y nosotros, seres humanos, hemos evolucionado hasta el punto de poder estar aquí
para hablar de todo esto, sintiéndonos ligados y religados a todas estas realidades. Todo caminó con una
precisión capaz de permitir nuestra existencia aquí y ahora. De no ser así no estaríamos aquí.

Los cosmólogos, gracias a la astrofísica, la física cuántica, la nueva biología, en una palabra a las ciencias
de la Tierra, nos hacen ver que todo el universo se encuentra en cosmogénesis. Es decir, está todavía en
génesis, constituyéndose y naciendo, formando un sistema abierto, capaz siempre de nuevas adquisiciones
y expresiones. Por lo tanto nada está acabado y nadie ha terminado de nacer. Por eso tenemos que tener
paciencia con el proceso global, unos con otros, y con nosotros mismos, pues nosotros humanos también
estamos en proceso de antropogénesis, de formación y de nacimiento. En la cosmogénesis y la
antropogénesis sucedieron tres grandes emergencias: (1) la complejidad/diferenciación,(2) la auto-
organización/conciencia, (3) la religación/relación de todo con todo. A partir de su primer momento, después
del Big-bang, la evolución ha ido creando seres cada vez más diferentes y complejos (1). Cuanto más
complejos más se auto-organizan, mostrando mayor interioridad y niveles más altos de conciencia (2) hasta
llegar a la conciencia refleja en el ser humano. El universo, pues, como un todo posee profundidad
espiritual. Para estar en el ser humano, el espíritu estaba antes en el universo. Ahora emerge en nosotros
como conciencia refleja y amorización. Y cuanto más complejo y consciente, más se relaciona y se re-liga
(3) con todas las cosas, haciendo que el universo sea realmente uni-verso, una totalidad orgánica,
dinámica, diversa, tensa y armónica, un cosmos y no un caos.

Las cuatro interacciones existentes, la gravitatoria, la electromagnética, la nuclear fuerte y la nuclear débil
constituyen los principios rectores del universo, de todos os seres, también de los seres humanos. La
galaxia más distante se encuentra sometida a la acción de estas cuatro energías primordiales, lo mismo que
la hormiga que camina por mi mesa y las neuronas del cerebro humano con el que hago estas reflexiones.
Todo se mantiene religado en un equilibrio dinámico, abierto, pasando por el caos que es siempre
generativo, pues propicia un nuevo equilibrio más alto y complejo, desembocando en un orden rico en
nuevas potencialidades

Obtenido de http://www.leonardoboff.com
http://www.seminarioabierto.com/derechos32.htm
31/12/2006 14:01:46