Está en la página 1de 6

“CONSIDERACIONES PERSONALES SOBRE EL IMPACTO DE LA

DEONTOLOGÍA JURÍDICA EN MATERIA DE DERECHOS


HUMANOS. PERSPECTIVA COMO ESTUDIANTE DE DERECHO Y
FUTURO(A) ABOGADO(A)”

Centro Universitario Incarnate Word

Ética Jurídica

Ciclo 2022‐32

Paredes Mendez Mario Roberto

15/Feb/2022

Introducción

En un país de derechos y justicia, tal como lo establece nuestra Constitución, el


papel que desempeña el defensor dentro de la sociedad es de gran valor para su
adecuado desarrollo, ya que, a través de su consejo y representación, los
ciudadanos y las corporaciones, tanto públicas como privadas, pueden hacer valer
y defender sus derechos ante cualquier tipo de lesión o atropello. El abogado está
presente en todos los sectores de la sociedad para brindar asesoramiento jurídico
tanto a personas físicas como jurídicas, ya que pueden contar con un abogado
con sus conocimientos y experiencia. proteger sus intereses y evitar que sean
perjudicados. Quiero ser abogado para ser parte de un cambio y hacer un aporte
positivo a la sociedad asesorando y ayudando a las personas en temas legales
que no entienden, encuentro una carrera muy rentable como abogado a la par de
su trabajo tanto en el trabajar en el sector público, así como en el privado puede
ser una de las carreras con mejor remuneración económica.

Desarrollo

Ir a la facultad de derecho es la mejor decisión que he tomado, por qué elegir esta
profesión, es exactamente querer ser abogado; El derecho es una carrera
hermosa, y también es una de las pocas carreras que abarca casi todo lo que
hacemos a diario. Tener la oportunidad de cambiar la realidad nacional que
cesarán tantos abusos que la gente a experimentado día con día, como lo es la
corrupción; quizás vi esto muy lejos de mis manos, pero con los años fui creciendo
y madurando en mi forma de pensar. Entonces, ¿por qué esperar a que alguien
más cambie esta realidad cuando yo también puedo contribuir a ese cambio? Fue
el día que decidí estudiar derecho.

"La educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el

mundo" – Nelson Mandela.

Esta oración está conmigo durante ya más de dos años, esta frase la escuche por
prima vez con mi madre, es una de las pocas oraciones que puedo leer y escuchar
mil veces y tengo el mismo concepto de ella, la educación es el instrumento básico
para mejorar una sociedad o el mundo, solo a través de ella lograremos los
grandes cambios. Necesitamos más jóvenes que quieran mejorar su país, que
tengan un interés genuino, y en la mayoría de los casos que quieran un cambio,
necesitamos defensores en todos los ámbitos; Abogados de defensa penal,
abogados civiles, abogados corporativos, etc.

Además, cabe señalar que ignoramos la realidad del país, siempre me preocupo
demasiado por los temas que están pasando hoy en día , tengo un gran interés
político, siempre comparto mi punto de vista con la gente y a veces me doy cuenta
que a la mayoría de las personas les importa poco lo que pasa en el país, solo les
interesa su bienestar e ignoran a los demás, creo que un verdadero profesional
necesita estar informado de todo lo que pasa en su sociedad porque son
responsables de muchas cosas. Pueden ser muy listos e inteligentes, pero si no
se entromete en los asuntos de su país, no hará nada por mejorarlo.

“El que no vive para servir, no sirve para vivir” – Madre Teresa de Calcuta.

Ahora bien, la jurisprudencia, llamada derecho, tiene como objetivo el estudio de


las normas jurídicas que regulan el actuar de las personas en sociedad, estas
normas nos ayudan a poder convivir de manera armónica, a las cuales todos los
miembros de una sociedad están sujetos y deben ceñirse a normas y su
incumplimiento puede acarrear consecuencias o sanciones. El abogado es aquella
profesión jurídica que de forma libre e independiente defiende los derechos e
intereses públicos y privados mediante la aplicación de la técnica de la
jurisprudencia, este profesional se acompaña en el ejercicio de su práctica de
otros profesionales, tales como los jueces titulares del poder judicial que ejercen la
función judicial de conformidad con los principios de legalidad, unidad,
exclusividad y responsabilidad.

El abogado está especializado en el estudio del derecho en todas sus ramas y se


encarga del estudio, comprensión, análisis y aplicación de las leyes que existen en
las diversas personas jurídicas, siendo la más importante de estas corporaciones
jurídicas la constitución, que contiene principalmente los derechos de todos los
ciudadanos, la forma organizativa del estado y regula todo el ordenamiento
jurídico.

Pero antes que nada un abogado tiene que ser justo, tomando los mandamientos
del Abogado, enunciados por el Dr. VIGO, Rodolfo, especialmente con el
segundo: -Se justo: ten presente que todo el mundo del derecho encuentra su
fundamento y razón de ser en la justicia.

Por tanto, debemos preguntarnos: ¿Somos justos en el ejercicio de nuestra


profesión?, ¿Los principios que rigen a una persona y la realidad manifiesta de
otra, entendida como cliente, deben coincidir para que la labor del abogado sea
justa?

Gracias a las clases de ética jurídica y experiencias de mis familiares considero


que la coherencia en la búsqueda de la justicia se da en conexión con el ejercicio
de la profesión, pero los principios y valores que conforman la ética personal no
inciden directamente en esa búsqueda; Los principios y reglas que constituyen el
eje vertical de una persona no deben determinar los antecedentes aplicables a la
hora de decidir si se acepta o no un caso, ya que el ejercicio debe realizarse en la
búsqueda de la justicia, y si la justicia no es es lo que el cliente estime justo , debe
procurar que la decisión de un juez sea la más justa para él en condiciones de
desigualdad. Los principios rectores deben seguir esa coherencia en la dinámica
de evolución social en la que se inserta el hombre (el abogado es uno de ellos),
como criatura sociable que lucha por la justicia.

“La vida mas justa es la más feliz”-Platón

La acción coherente de un abogado es posible cuando la ética personal indica que


se “rejuvenecen” las diversas éticas que existen dentro de una sociedad. Dado lo
anterior hasta aquí expresado, creo que el ejercicio de la profesión, con relación
al mandamiento de “ser justo”, un abogado debe, en su carácter de ayuda
principal de la administración de justicia, necesita ser desinteresada y honesta,
llevando muy lejos el respeto propio pero con una relación que no sea celosa de
su independencia hacia los clientes y mucho menos hacia las autoridades
públicas y especialmente hacia los jueces, dada la naturaleza del ejercicio en
momentos políticos, sociales y jurídicos dinámicos.

Basta, es hora de dejar de cometer tantos errores con la sociedad, es hora de


cambiar, y yo quiero ser parte de eso, tal vez ahora ser abogado no sea tan
prestigioso como antes, porque hay abogados corruptos y gracias a ellos la
reputación de un abogado esta por los suelos la verdad es que cuando dices que
estudias derecho hacen un montón de chistes feos pero a mí no me importa
porque sé que no será así, prefiero mil veces ayudar a mejorar mi país con mi
trabajo que a beneficiarme económicamente, sin importar lo que tuviera que hacer
en un futuro, entonces después de explicar todas mis razones, quiero agregar que
esta carrera en particular me empujará a crecer como persona, a experimentar
muchas cosas nuevas, a poder ayudar a la gente, a obtener justicia, a hacer las
cosas con transparencia y más importante aún cambiar la realidad del país.

Conclusión

Estos aspectos me han ayudado a querer ser abogado, es por ello que me he
propuesto como meta a largo plazo llegar a ser un buen abogado con los
conocimientos y valores necesarios para poder ejercer con orgullo esta profesión
tan necesaria en la sociedad.

Ser abogado significa formarse en el campo del derecho y contribuir y mejorar la


sociedad en la que vivimos. Ser abogado significa más que ser un profesional, es
ser un intermediario entre el pueblo y el poder judicial, es necesario que haya un
abogado para que haya verdadera justicia, ya que es él quien tiene las
herramientas necesarias, para procesar y demostrar la veracidad de los hechos
ocurridos. Si bien en los últimos años la abogacía ha estado viciada y marcada por
malas prácticas deontológicas y profesionales con escasos valores éticos, nos
corresponde abrazar este concepto en cada nuevo cambio de vida profesional
para ser éticos y respetuosos con nosotros mismos y con aquellos en los que
confías para defender sus intereses.

Propuestas

No obstante, lo anterior, existe un estrecho margen de abogados, para quienes la


mera enunciación de supuestos morales y éticos no les proporciona contención en
su actuación, por lo que es fundamental hacer estos códigos de conducta de los
abogados como normas de carácter preventivo que, en el peor de los casos,
tendrá por efecto sancionar cualquier falta del profesional ante los tribunales,
donde podrá imponerse sanción disciplinaria, en casos extremos.

BIBLIOGRAFÍA
-Dr. VIGO, Rodolfo-mandamientos del abogado

-El Derecho justo - Revista - PUCPhttps://revistas.pucp.edu.pe ›


-Dialnet-DeLaOntologiaDelDerechoAlDerechoJustoProgresosReci-
2650437.pdf
-https://blogs.ucjc.edu/grado-en-derecho/es-justo-el-derecho/

También podría gustarte