P. 1
Resumen penailillo

Resumen penailillo

|Views: 10.511|Likes:
Publicado porPablo Sandoval

More info:

Published by: Pablo Sandoval on Aug 11, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/17/2015

pdf

text

original

El CC no se refiere a ella, pero la alude en numerosas
disposiciones, así
por ejemplo, en los arts.1317, 951, 788 y 2504.

Bienes singulares son los que en sí mismos constituyen una
sola unidad
natural o artificial y pueden ser simples o complejos:

a) Simples son aquellos que en sí mismos son de una
indivisión de
carácter unitario, por ejemplo: un caballo.

b) Complejos o compuestos son aquellos que si bien
constituyen una sola
unidad, esta se forma por la unión física de diversas cosas de
carácter
singular, por ejemplo: un edificio.

Bienes universales son agrupaciones de cosas singulares que
no obstante
conservar su individualidad propia (sin conexión física),
forman un todo al
estar unidas por un vinculo de igual destino, recibiendo una
denominación
común. Por ejemplo: una biblioteca.

Las universalidades se clasifican en dos grupos: de hecho y de
derecho o
jurídicas.

a) universalidades de hecho.

Pueden definirse como el conjunto de bienes muebles de igual
o distinta
naturaleza que, a pesar de estar separados entre ellos y de
conservar la
individualidad que le es propia, forman un solo todo y ello por
estar
vinculados por una común destinación, generalmente de
carácter económico.

Es importante resaltar que los bienes que conforman la
universalidad de
hecho pueden ser de igual o distinta naturaleza; de igual
naturaleza sería
una colección filatélica, una biblioteca o un rebaño (art.788),
cada uno de
los bienes que conforman estas colecciones permanece
separado de los demás,
conservando su individualidad, pero tienen una común
destinación. También
puede haber universalidad de hecho formada por bienes de
naturaleza
distinta; ello sucede, por ejemplo, en el establecimiento
mercantil o
comercial, en el cual se integran un conjunto de bienes de
carácter
corporal e incorporal (productos para la venta, instalaciones,
derecho de
llaves, patente comercial, etc.).

Las universalidades de hecho presentan las siguientes
características
comunes:

1.- Están conformadas por un conjunto de bienes muebles
autónomos y
distintos entre ellos: el hecho de ser autónomos o
independientes
diferencia la universalidad de hecho de las cosas singulares
compuestas, en
las cuales también hay un conjunto de bienes, pero que no
conservan su
autonomía, sino que existe entre ellos una unión física o
material de modo
que el conjunto de cosas pasa a formar una cosa distinta. Los
bienes que
componen la universalidad de hecho tienen individualidad
propia, cada uno
de los elementos componentes es en sí, conservando
aisladamente el valor
económico que le corresponde. No tienen el carácter de
universalidad de
hecho las cosas que solamente en conjunto pueden cumplir la
función a que
están destinadas, ello porque al tener que cumplir una
función en forma
conjunta existe una vinculación entre ellas que impide a cada
una cumplir
una función distinta de la función para la cual se destinó.
Ejemplo: un par
de zapatos.

En cambio, en la universalidad de hecho cada uno de los
bienes que la
conforman, considerados en forma independiente, cumplen su
función y tienen
su valor, pero si se les considera en su conjunto acrecientan
la función
que cumplen y generalmente aumentan el valor de los bienes.

2.- Lo que caracteriza a la universalidad de hecho es la común

destinación
de los bienes que la conforman, destinación que muchas
veces tiene un
carácter económico. Es esta común destinación la que hace
aparecer a todos
los bienes que conforman la universalidad de hecho como un
solo todo.

3.- Dentro de las universalidades de hecho puede hacerse una
distinción en
dos categorías:

colecciones: son universalidades de hecho que se
caracterizan por tener una
composición homogénea, por lo que los elementos que la
componen son de
igual naturaleza.

( explotaciones (entre ellas está el establecimiento
comercial): se
caracterizan por estar formadas por bienes diversos, en ellas
se comprenden
bienes de distinta naturaleza y, aún más, algunos de ellos
corporales y
otros incorporales. Lo que constituye los lazos de unión entre
todos estos
bienes son las relaciones existentes entre ellos, que hace que
configuren
un medio en su conjunto para obtener un fin determinado.

En las universalidades de hecho no hay elemento pasivo, sólo
existe el
elemento activo.

b) universalidades de derecho o jurídicas.

Pueden definirse como el conjunto de relaciones (derechos y
obligaciones)

constituidos sobre una masa de bienes, reguladas de un modo
especial por la
ley y que forman desde el punto de vista jurídico un solo todo
(constituye
una abstracción jurídica).

Los elementos de la universalidad jurídica son:

1.- Que sobre una masa patrimonial se hayan constituido
relaciones
jurídicas.

2.- Que dichas relaciones se regulen de un modo distinto al
común.

3.- Que de esta regulación se deduzca que la ley considera el
conjunto como
si fuera un ente distinto de cada uno de los bienes que
individualmente lo
componen.

Se caracteriza la universalidad de derecho por encontrarse en
ella tanto un
activo como un pasivo. Los elementos que conforman el
activo están ligados
entre sí por la necesidad de responder ante el eventual pasivo
que exista;
se presenta claramente esta relación de activo a pasivo en la
más
característica universalidad de derecho, esto es, la herencia.

En esta universalidad tiene plena aplicación la figura de la
subrogación,
esto consiste en que de ella pueden salir bienes que son
reemplazados por
otros, ejemplo: sale un libro y entra dinero, esta es una
subrogación real,

es decir, de cosa a cosa.

Las universalidades de derecho se nos presentan bajo
variadas
denominaciones en el campo jurídico y no generalmente con
el nombre de
universalidades de derecho; estas universalidades de derecho
tienen su
propia regulación, no necesariamente igual en cada caso.

Está fuera de discusión que la herencia es una universalidad
de derecho.
Hay un sector de la doctrina que también considera
universalidades de
derecho al patrimonio de la sociedad conyugal, al patrimonio
del fallido y
al del ausente, al patrimonio reservado de la mujer casada, el
peculio
profesional de los hijos de familia.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->