Está en la página 1de 13

SENTENCIA

Y
MEDIOS DE
IMPUGNACION
Sentencia:
La sentencia es un acto del órgano
jurisdiccional por el medio del cual, el
juzgador emite una resolución que
decide sobre las cuestiones
particulares del procesado o las que
se presenten de manera incidental
dentro de este y que no ponen fin al
proceso.
• Sentencia en sentido material; si
dicha sentencia además de poner fin al
proceso, entra al estudio del fondo del
asunto y resuelve la controversia
mediante la aplicación de la ley general al
caso concreto.

• Sentencia en sentido formal; si la


resolución que pone fin al proceso, no
entra al fondo del asunto ni dirime la
controversia, sino que, por ejemplo, aplaza
la solución del litigio para otra ocasión, y
contiene declaraciones de significado y
Requisitos formales de la
sentencia:
a) Estar redactada como todos los documentos y
resoluciones judiciales, en español.
b) Contener la indicación del lugar, fecha y juez o
tribunal que la dicte; los nombres de las partes
contendientes y el carácter con que litigan, y el
objeto del pleito.
c) Llevar las fechas y cantidades escritas con letra
d) No contener raspaduras ni enmendaduras,
poniéndose sobre las frases equivocadas una
línea delgada que permita su lectura, salvándose
el error final con toda precisión
e) Estar autorizadas con la firma entera del juez o
magistrados que dictaron la sentencia
Las sentencias contendrán, además de los
requisitos comunes a toda resolución
judicial (es decir, la expresión del tribunal
que las dicta, lugar, fecha y fundamentos,
firmas del juez o magistrados y la
autorización del secretario), una relación
sucinta de las cuestiones planteadas y de
las pruebas rendidas, así como las
consideraciones jurídicas aplicables tanto
legales como doctrinales, comprendiendo
en ellas los motivos para hacer o no
condenación en costas, y terminarán
resolviendo, con toda precisión, los puntos
sujetos a la consideración del tribunal, y
fijando, en su caso, el plazo dentro del
cual deben cumplirse.
La estructura de cada sentencia presenta
cuatro grandes secciones o partes:
 Preámbulo. En el preámbulo de toda
sentencia, debe señalarse, además del lugar y
de la fecha, el tribunal del que emana la
resolución, los nombres de las partes, y la
identificación del tipo de proceso en que se
está dando la sentencia. Es decir, en el
preámbulo deben vaciarse todos aquellos
datos que sirvan para identificar plenamente
el asunto.

 Resultandos. Los resultandos son simples


consideraciones de tipo histórico descriptivo.
En ellos, se relatan los antecedentes de todo
el asunto, refiriendo la posición de cada una
de las partes, sus afirmaciones, los
argumentos que ha esgrimido, así como la
serie de pruebas que las partes han ofrecido y
su mecánica de desenvolvimiento. Debe
tenerse mucho cuidado en precisar que en
 Considerandos. Son sin lugar a duda, la parte
medular de la sentencia. Es aquí donde,
después de haberse relatado en la parte de
resultados toda la historia y todos los
antecedentes del asunto, se llega a las
conclusiones y opiniones del tribunal,
resultado de la confrontación entre las
pretensiones y las resistencias, y también a
través de la luz que las pruebas hayan
arrojado sobre la materia de la controversia.
 Puntos resolutivos. Los puntos resolutivos de
toda sentencia, es la parte final de la misma,
ósea, en donde se precisa la forma muy
concreta, si el sentido de la resolución es
favorable al actor o al reo; si existe condena y
de cuanto monto es esta, se precisan los
plazos para que se cumpla la sentencia y, en
resumen, se resuelve el asunto.
Por requisitos internos o esenciales, o bien sustanciales de las
sentencias, debe entenderse no aquellos de formación o
estructura, sino, por el contrario, los aspectos esenciales de
contenido que toda sentencia debe poseer:
• Congruencia de la sentencia: Ah de entenderse
aquél principio normativo dirigido a delimitar las
facultades resolutorias del órgano jurisdiccional, por el
cual, debe existir identidad entre lo resuelto y lo
controvertido, oportunamente por los litigantes, y en
relación con los poderes atribuidos en cada caso, al
órgano jurisdiccional por el ordenamiento jurídico. La
congruencia debe entenderse como una
correspondencia o relación entre lo aducido por las
partes y lo considerado y resuelto por el tribunal.

• Motivación de la sentencia: consiste en la


obligación del tribunal de expresar los motivos,
razones y fundamentos de su resolución.
• Exhaustividad de la sentencia; El requisito de
exhaustividad que debe reunir toda resolución,
en la cual se sentencie un proceso, no es sino una
consecuencia de los otros dos anteriores ya
citados. En efecto una sentencia es exhaustiva
cuando haya tratado toda y cada una de las
cuestiones planteadas por las partes, sin dejar de
considerar ninguna. Es decir, el tribunal al
sentenciar debe agotar todos los puntos aducidos
por las partes y referirse a todas y cada una de
las pruebas rendidas.
Medios de impugnación
Los medios de impugnación son los
procedimientos a través de los cuales las partes y
los demás sujetos legitimados controvierten la
validez o la legalidad de los actos procesales o las
omisiones del órgano jurisdiccional, y solicitan
una resolución que anule, revoque o modifique el
acto impugnado o que ordene subsanar la
omisión.

Los medios de impugnación son procedimientos


que regularmente se desarrollan dentro del
mismo proceso en el que se emitió el acto
impugnado o en el que se incurrió en la omisión.
Estos procedimientos se inician con la
interpretación del medio de impugnación, se
desenvuelven a través de diversos actos y
terminan con la resolución que sobre el acto o la
omisión combatida dicte el órgano jurisdiccional
En estros procedimiento intervienen
los siguientes sujetos:
1.- La parte o el sujeto legitimado para interponer el
medio de impugnación, al que podemos
denominar genéricamente el “impugnador”.

2.- El órgano jurisdiccional responsable del acto o


de la omisión impugnados. .

3.- El órgano jurisdiccional competente para


conocer y resolver el medio de impugnación.

4.- La contraparte del impugnador, a la que


normalmente se le permite intervenir en defensa
de la valides o la legalidad del acto reclamado.
Principales actos del procedimiento
impugnativo
• Interposición: Este es el acto con el cual el impugnador inicia
el procedimiento: en el expresa el medio de impugnación
especifico que hace valer y los datos de identificación del
acto o de la omisión combatidos. Normalmente el medio de
impugnación se interpone ante el juez.

• Motivación: La motivación del medio de impugnación


consiste en la exposición de los razonamientos con base en
los cuales el impugnador estima que el acto o la omisión
combatidos no se apegan a derecho.

• Admisión y efectos: Una vez interpuesto el medio de


impugnación, normalmente el propio juez debe resolver si
admite o desecha el medio de impugnación. Esta resolución
debe tomar en cuenta exclusivamente si el medio de
impugnación cumple o no con los requisitos formales: si el
acto o la omisión son impugnables por el medio interpuesto;
si este se hizo valer en las condiciones de tiempo, lugar,
forma, y contenido; si quien interpone el medio de
impugnación esta legitimado o facultado por la ley para
hacerlo, etc.
• Sustanciación: Una vez determinados la
admisibilidad y los efectos del medio de
impugnación, continuara la sustanciación de este,
en la que normalmente se dará oportunidad a la
contraparte para expresar sus argumentos sobre
los motivos de inconformidad (agravios,
conceptos de violación o conceptos de anulación)
aducidos por el impugnador; y excepcionalmente
se podrán practicar pruebas y formular alegatos.
Concluida la sustanciación, el juzgador deberá
proceder a dictar su resolución.

• Resolución: El procedimiento termina con la


resolución que pronuncia el órgano jurisdiccional
competente sobre si resultaron fundados o no los
motivos de inconformidad expresados por el
impugnador; y si declara la valides o nulidad del
acto impugnado.