Está en la página 1de 20

100 PREGUNTAS CON RESPUESTA PARA LA CATEQUESIS DE CONFIRMACIÓN

1. ¿Eres cristiano? ¿por qué?

a. Sí, soy cristiano porque así me educaron mis padres.

Incorrecto. La fe se educa a través de la familia, el colegio, la parroquia, la catequesis…pero no consiste básicamente en una transmisión cultural, de costumbres o formalismos, sino que es una iniciativa de Dios, que llama al hombre a seguirle y le da su gracia para ello.

b. Sí, soy cristiano por decisión personal.

Incorrecto. La fe no es una iniciativa nuestra, sino que es iniciativa de Dios, que llama al hombre a seguirle y le da su gracia. Naturalmente, el hombre ha de responder que sí; pero lo nuestro es una respuesta a una llamada previa.

c. Sí, soy cristiano por la gracia de Dios.

CORRECTO. Ser cristiano es una gracia, un regalo, un don concedido por Dios. No es fruto de nuestro esfuerzo ni de nuestros méritos.

2. ¿Qué es la gracia?

a. La gracia es una actitud optimista que nos permite enfrentarnos a los retos de la vida con alegría.

Incorrecto. Eso que dices puede ser una consecuencia de la gracia; pero no es una actitud, sino un don, un regalo de Dios que no depende del carácter optimista o pesimista de las personas.

b. La gracia es la participación en la vida de Dios. Su ayuda para responder a su llamada.

CORRECTO

c. La gracia es la fuerza que viene del fondo del corazón y que nos permite ser mejores.

Incorrecto. La fe no proviene del interior de la persona, sino de Dios. Es un regalo, un don misterioso que nos permite superar nuestras tendencias naturales y seguir a Dios.

3. ¿Quién es cristiano?

a. Es cristiano quien ha recibido el Bautismo.

Incorrecto. Es una afirmación incompleta. Cristiano es el discípulo de Cristo, el que le sigue. Para seguirle hay que bautizarse, pero también imitarle.

b. Es cristiano quien cree en Jesús y ha recibido el Bautismo.

CORRECTO

c. Es cristiano quien cree en Jesús.

Incorrecto. No basta con creer, sino que hay que estar bautizado, porque Él así lo pidió. Quien cree, se bautiza. Los padres bautizan a sus hijos porque quieren transmitirles su fe.

4. ¿Cómo nacemos a la vida cristiana?

a. Por el don de la fe y el Bautismo en la Iglesia.

CORRECTO

b. Por decisión personal.

Incorrecto. A la vida cristiana se nace por el Bautismo. Hace falta que la decisión personal de seguir a Cristo exista, pero no eres cristiano si no recibes el Bautismo. Si una persona no pudiera recibirlo, por lo menos debería desearlo.

c. Por decisión de nuestros padres

Incorrecto. Los padres deben tomar la decisión de bautizar a sus hijos, pero no les dan la fe: la fe viene de Dios. Evidentemente necesita la colaboración de los padres, pero ellos no dan la fe.

5. ¿Cómo aprendemos a vivir como cristianos?

a. Intentando hacer lo que nos dicen nuestros padres, en la parroquia, en el colegio.

Incorrecto. Es verdad que esto ayuda, pero no hay que olvidar que para ser cristiano se requiere la oración personal (escuchar la Palabra de Dios), acudir a los sacramentos (Confesión y Eucaristía principalmente) y amarnos siguiendo el ejemplo de Cristo (Cristo es nuestro modelo, no nuestros padres ni el sacerdote de la parroquia).

b. Escuchando la palabra de Dios, celebrando la Eucaristía y amándonos como Jesús nos enseñó.

CORRECTO

6. ¿Dónde aprendemos a vivir como cristianos?

a. En la Biblia: ahí es donde puedo aprender todo lo necesario para ser buen cristiano.

Incorrecto. La Biblia es, desde luego, una fuente de la Revelación de Dios al hombre; pero la Biblia es entendida e interpretada por la autoridad del Magisterio y la Tradición de la Iglesia, no por lo que cada uno por su cuenta quiera entender. Todo esto –Sagrada Escritura, Magisterio y Tradición- se aprende en la familia y en la catequesis, unidos a toda la Iglesia.

b. En el fuero interior de la persona, donde debo formar mi propio juicio sobre lo que creo y lo que no.

Incorrecto. Evidentemente la conciencia es lo más íntimo de la persona y hay que seguir sus dictados; pero la conciencia ha de estar bien formada. Creemos que nuestra fe es, ante todo, una iniciativa de Dios que ha querido revelarse. La Revelación se debe aprender, igual que aprendes historia o matemáticas, y se ha de vivir. Se aprende y se vive, unidos a toda la Iglesia, en la familia y en la catequesis.

c. En la familia y en la catequesis, donde nos enseñan a conocer, amar e imitar a Jesús.

CORRECTO.

7.

¿Por qué la Santa Cruz es la señal del cristiano?

a. Por tradición: impresionó tanto a los discípulos que el Maestro muriera clavado en la cruz que quedó

como señal de todos los que le seguimos.

Incorrecto. Se trata de mucho más que una tradición. Con su muerte en la Cruz, Jesús nos redimió del pecado. La vida triunfó sobre la muerte clavando al Hijo de Dios en un madero.

b. Porque fue elegido como símbolo de los cruzados en la Edad Media, y eso se transmitió a toda la

cristiandad en el arte y la literatura.

Incorrecto. Esta respuesta denota bastante desconocimiento de la historia. Jesús murió en la cruz para redimirnos del pecado: es la única razón. El cristiano lo reconoce haciendo la señal de la cruz y da testimonio de esta verdad con su entrega personal, no con imposición o violencia.

c. Porque en ella murió Jesús por amor a los hombres, para salvarnos del pecado.

CORRECTO.

8. ¿Quién nos transmite la Palabra de Dios?

a. La Iglesia.

CORRECTO. La Iglesia nos transmite la Palabra de Dios a través de su vida y especialmente de la Biblia o Sagrada Escritura.

b. Los sacerdotes.

Esta respuesta es incompleta. Los sacerdotes tienen la misión de predicar la Palabra de Dios. Pero también han de transmitir la Palabra de Dios quienes no son sacerdotes: todos los miembros de la Iglesia debemos hacerlo.

c. La Biblia o Sagrada Escritura.

Esta respuesta es incompleta. La Palabra de Dios está especialmente en la Biblia o Sagrada Escritura, ciertamente; pero la Biblia no se puede entender bien sin la luz –la interpretación y las explicaciones- que da la Iglesia, esto es, el Magisterio y la Tradición que ha confesado y transmitido el pueblo de Dios a lo largo de los siglos.

9. ¿Qué es el Credo o Símbolo de la fe?

a. Es una oración que se reza en Misa los domingos.

Esta respuesta es incompleta. No es una simple oración, sino un resumen de la fe que cada cristiano debe confesar. Por eso está en primera persona: “creo” implica un compromiso personal, una declaración pública de que “yo declaro que tengo fe en esto”.

b. Es un resumen de la fe que confieso tener como cristiano.

CORRECTO. El Credo es la profesión (resumen) de la fe cristiana, recibida de los Apóstoles.

c. Es una oración antigua que contiene imágenes o símbolos que resumen escenas de la Biblia.

Esta respuesta es incompleta. El Credo es la profesión de fe cristiana recibida de los Apóstoles. No consta de símbolos entendidos como imágenes o metáforas, sino de verdades que todo cristiano debe reconocer.

10. ¿Qué profesamos en el Credo?

a. Que Dios existe.

La respuesta es muy incompleta. No confesamos la existencia de un Dios lejano, sino de un Dios que se ha revelado a los hombres y nos llama a vivir con Él para toda la eternidad. El contenido del Credo es muy preciso.

b. La fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

La respuesta es incompleta. No sólo confesamos la fe en Dios, sino también la fe en su plan de Salvación de los hombres: cómo se hizo hombre, padeció y murió por nosotros, resucitó, instituyó la Iglesia y da la vida eterna a quienes creen en Él y son sus discípulos.

c. La fe en Dios y en su plan de Salvación.

CORRECTO

11. ¿ Cuál es el centro de la fe cristiana?

a. El misterio de la Santísima Trinidad.

CORRECTO

b. El amor al prójimo.

Incorrecto. El centro de la fe es el misterio de la Santísima Trinidad. De ahí se derivan muchas consecuencias, entre las que está el amor al prójimo, que es un mandamiento.

c. La figura de Jesús de Nazaret.

Muy incompleto. El centro de la fe es el misterio de la Santísima Trinidad. Quien cree en Jesús ha de creer que es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad. ¿Qué puede importar? Todo, ya que así nos lo ha querido transmitir.

12.a. ¿Qué nos revela al misterio de la Santísima Trinidad?

a. Que Dios es trino, esto es, tres dioses que obran unidos.

Incorrecto. En Dios hay tres personas distintas, pero es una única naturaleza divina.

b. Que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son un solo Dios.

CORRECTO.

c. Que Dios tiene tres formas de presentarse a los hombres: como Padre, como Hijo y como Espíritu

Santo; son características de una única persona divina.

Incorrecto. En Dios hay verdaderamente 3 personas distintas, aunque sean un solo y único Dios verdadero.

12.b. ¿Por qué decimos que en el misterio de la Santísima Trinidad se manifiesta que Dios es amor?

a. Porque las relaciones existentes entre las 3 divinas personas son de amor y entrega total entre ellas.

CORRECTO.

b. Porque Dios nos ha revelado el misterio para demostrarnos su amor por nosotros.

Incorrecto. Ciertamente nos lo ha revelado por amor, pero esa no es la razón por la que se dice que Dios es amor.

c. Es una forma poética de hablar de Dios, cuya naturaleza es imposible conocer.

Incorrecto. Ciertamente no podemos abarcar a Dios y entenderlo, porque eso equivaldría a ser dioses capaces de abarcar lo infinito. Pero sabemos que la naturaleza divina es amor, entrega, donación absoluta entre las personas divinas. No es una forma poética de hablar, sino una verdad revelada en la que podemos y debemos profundizar, porque nosotros estamos creados a su imagen y semejanza.

13. ¿Quién nos ha revelado el misterio de la Santísima Trinidad?

a. Los primeros concilios de la Iglesia.

Incorrecto. Los primeros concilios formularon esta verdad con palabras. Pero la revelación fue dada por Jesucristo.

b. El Antiguo Testamento.

Incorrecto. En la Biblia hay menciones a las tres divinas personas, pero de forma vaga: sólo la revelación de Cristo dejó claro el misterio.

c. Jesucristo.

CORRECTO.

14. Dios nos ha creado y cuida de nosotros. ¿Es por esta razón que le llamamos Padre?

a. No. Dios nos ha creado, pero no cuida de nosotros porque permite el hambre, la guerra, la pobreza y

la muerte. Somos sus hijos solo porque nos ha creado.

Incorrecto. El hambre, la guerra, la pobreza y la muerte son consecuencia y manifestación del pecado. Dios quiere que le amemos con libertad y permite lo que los hombres llamamos “males” para purificarnos, llamar la atención sobre nuestra dependencia de Él y elevarnos a un orden de la gracia distinto, por el que somos hechos hermanos de Cristo, hijos de dios a imagen de su filiación divina.

b. Sí, pero nosotros no podemos aspirar a ser sus hijos porque la distancia con Él es infinita.

Incorrecto. Es cierto que la distancia es infinita, pero ha querido que seamos llamados hijos de Dios y que realmente lo seamos a imagen de su Hijo, Jesucristo.

c. Sí, pero no solo por eso: quiere también hacernos hijos en un orden sobrenatural, al modo que

Jesucristo es Hijo suyo.

CORRECTO.

15. ¿Por qué decimos que Dios es el Creador del cielo y de la tierra?

a. Porque modeló el universo a partir de la materia prima, como demuestra la teoría del BigBang.

Incorrecto. Dios hizo todo a partir de la nada. El BigBang es una teoría que explica cómo el universo tuvo un inicio en el tiempo, a partir de una explosión de energía. Qué hubo antes de eso o por qué fue causada la explosión es algo que escapa a las posibilidades de la ciencia.

b. Porque hizo todas las cosas de la nada, obligado por la necesidad de manifestar su amor.

Incorrecto. Dios no tiene ninguna necesidad. Quiere manifestar su amor libremente.

c. Porque hizo todas las cosas de la nada, libremente y por amor.

CORRECTO.

16. ¿Existen los ángeles? ¿Qué son?

a. Sí. Son espíritus puros que Dios creó.

CORRECTO. Además del universo material, creemos en que hay un universo espiritual. Los ángeles son seres que existen realmente. Dios los creó para lo alaben y le sirvan como mensajeros en la obra de Salvación de los hombres.

b. No. Son seres míticos que los hombres inventamos para explicar fenómenos extraños.

Incorrecto. Además del universo material, creemos en que hay un universo espiritual. Los ángeles son seres que existen realmente. Dios los creó para lo alaben y le sirvan como mensajeros en la obra de Salvación de los hombres.

c. No se sabe. Son espíritus y, como tales, los hombres no podemos tener certeza de que existen.

Incorrecto. De igual modo que creemos en la existencia de Dios, que es espíritu puro, creemos en la existencia de los ángeles, que también son espíritus: el universo material no agota la realidad. Dios los creó para lo alaben y le sirvan como mensajeros en la obra de Salvación de los hombres.

17. ¿Qué quiere decir que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza?

a. En el sentido de que nuestro aspecto es parecido al aspecto de Dios.

Incorrecto. No tiene un aspecto: es espíritu puro.

b. En el sentido de que somos capaces de conocer y amar libremente a Dios.

CORRECTO. Las demás criaturas, animadas e inanimadas, no pueden conocerle ni amarle, no tienen libertad: le dan gloria siguiendo simplemente sus instintos.

c. En el sentido de que también somos capaces de crear cosas.

Incorrecto. Dios creó el mundo de la nada. El hombre puede “recrear”, “imitar”, “transformar” las cosas creadas; pero no puede crear nada si previamente no existe un algo.

18.

¿Dios cuida de toda la obra de la Creación?

a. Sí. Dios cuida de toda la obra de la creación a través de las leyes físicas y químicas establecidas

para el mundo material.

Incorrecto. El cuidado de Dios no se limita a establecer unas leyes naturales. Creemos que Dios interviene en la historia de los hombres, y que incluso Él mismo se ha hecho hombre para mostrarnos su amor y cuidado de nosotros.

b. No. Dios crea el mundo y luego deja que evolucione según las leyes físicas y químicas.

Incorrecto. Las propias leyes físicas y químicas son una muestra de que Dios las ha establecido así, evitando el caos, el desorden o el azar puro.

c. Sí. Dios cuida de todas las cosas creadas y especialmente de nosotros, los hombres. A ese cuidado se

le llama providencia de Dios.

CORRECTO. Dios nos cuida especialmente porque nos ha hecho hijos suyos, aunque respeta nuestra libertad.

19. ¿Para qué ha creado Dios al hombre?

a. No lo sabemos: la distancia con Dios es tan grande que esta pregunta escapa al alcance de la

inteligencia.

Incorrecto. Sabemos, por la Revelación, y directamente por Jesucristo, que Dios nos ha creado porque nos ama y desea que seamos hijos suyos.

b. Para conocer, servir y amar libremente a Dios y de esa forma conseguir la felicidad.

CORRECTO. Dios quiere que el hombre le conozca y le siga con libertad en este mundo para luego ser elevado a la vida con Dios en el cielo.

c. Como un paso más en el desarrollo de la evolución del mundo.

Incorrecto. El hombre es la única criatura que Dios ha querido por sí misma y es imagen de su Creador. El hombre tiene una dignidad muy superior al resto del mundo creado.

20. ¿Cuál fue el pecado de Adán y Eva?

a. Un pecado de soberbia

CORRECTO: tentados por el diablo, quisieron ser como Dios y le desobedecieron.

b. Un pecado de gula por comer una manzana.

Incorrecto. Fue un pecado de desobediencia, al traspasar un mandato divino. Que fuera una manzana u otra cosa es lo de menos: tuvieron la soberbia de querer ser como dioses.

c. Un pecado de ignorancia.

Incorrecto. Precisamente fue pecado porque sabían que estaban desobedeciendo un mandato expreso de Dios.

21. ¿Por qué no conseguimos los hombres un mundo en paz?

a. Por castigo de Dios ante la maldad de los hombres.

Incorrecto. Dios no nos envía nada malo, pero permite las consecuencias –buenas o malas- de nuestra libertad. El pecado, esto es, nuestra naturaleza herida por el pecado y los pecados personales de los hombres, son la causa de la guerra y el sufrimiento.

b. Forma parte de la naturaleza de los seres creados: la supervivencia y desarrollo de unos depende de

la miseria y la muerte de otros.

Incorrecto. Los hombre no somos como los animales. Deberíamos ser capaces de vivir en paz unos con otros. No lo hacemos porque al perder la amistad con Dios, perdemos también la armonía con la creación y con los demás hombres.

c. Es una consecuencia de haber perdido la amistad con Dios.

CORRECTO: es una consecuencia del pecado original.

22. ¿Qué es el pecado original?

a. Es la condición de alejamiento de Dios y de inclinación al mal con el que nacemos.

CORRECTO. Es la consecuencia derivada del pecado de nuestros primeros padres. Por eso necesitamos la Salvación de Dios.

b. Es la condición de alejamiento de Dios y de inclinación al mal con que fueron creados nuestros primeros padres.

Incorrecto. Nuestros primeros padres fueron creados sin pecado original, pero el mal uso de su libertad hizo que cometiesen un pecado de soberbia y desobediencia, que todos sus descendientes heredamos en nuestra naturaleza.

c. Es la condición de alejamiento de Dios y de inclinación al mal que tenemos al llegar a la edad adulta.

Incorrecto. El pecado original nos acompaña al nacer, sin esperar a la edad de la razón.

23. ¿Abandonó Dios a los hombres después del primer pecado?

a. Dios no los abandonó: les perdonó su pecado, pero les castigó expulándolos del paraíso.

Incorrecto. Dios no perdonó su pecado inmediatamente, porque la decisión del hombre había sido libre. Determinó, en su misericordia, que enviaría a su Hijo para reparar por los pecados cometidos.

b. Dios los abandonó expulsándolos del paraíso.

Incorrecto. Dios expulsó a Adán y Eva del paraíso, pero no los abandonó.

c. Dios no los abandonó: les prometió un Salvador, Jesucristo.

CORRECTO.

24. Si Jesucristo es Dios, ¿cómo pudo ser también hombre?

a. Su naturaleza es de hombre, pero ha sido divinizado después de morir en la cruz por cumplir la

voluntad de Dios Padre.

Incorrecto. La naturaleza humana de Jesucristo estuvo unida a la naturaleza divina desde el primer instante de su concepción en el seno de la Virgen María por obra del Espíritu Santo.

b. Su naturaleza es de Dios, pero ha tomado la forma de hombre, sin ser hombre como nosotros.

Incorrecto. En esta herejía incurrieron muchos al principio. Jesús es hombre como nosotros, capaz de sufrir, padecer y morir.

c. Asumiendo las dos naturalezas en una sola persona.

CORRECTO. Jesucristo es Dios y hombre verdadero, sin que estas verdades se contrapongan la una a la otra. Es un misterio que la teología denomina como “unión hipostática”.

25. ¿Es la Virgen María madre de Dios?

a. Sí: le podemos llamar propiamente Madre de Dios.

CORRECTO. La unión de las dos naturalezas divinas en Jesucristo hace que la podamos llamar verdaderamente madre de Dios, aunque lógicamente Dios es anterior y superior a ella en todo.

b. No: solo le podemos llamar Madre de Dios por la piedad y amor que le demostramos.

Incorrecto. Podemos y debemos llamarla Madre de Dios con toda propiedad, porque la naturaleza divina y la humana están unidas intrínsecamente en la persona de Jesucristo, a quien la Virgen dio a luz.

26. ¿Qué quiso decir Cristo en la cruz antes de morir, cuando se dirigió a su madre y Juan

diciéndoles: “Mujer, ahí tienes a tu hijo. Hijo, ahí tienes a tu madre”?

a. Jesús quiso que la Virgen no se quedara sola y por eso pidió al discípulo amado que la recogiera y la

tratara como a su madre.

Incorrecto: en parte es verdad, pero quiso decir algo mucho más profundo.

b. Jesús quiso que María fuera madre de todos los hombres y que todos la recibiéramos como tal.

CORRECTO

27. ¿Los cristianos somos seguidores de las ideas que nos transmitió Jesús, o de Jesús

mismo?

a. De Jesús mismo.

CORRECTO. Los cristianos somos testigos de Cristo, no simples seguidores de su filosofía. Seguidores de Jesús que intentamos imitar su vida.

b. De sus ideas: su filosofía, sus consejos y sus mandamientos.

Incorrecto. Por encima de todo, los cristianos seguimos a Cristo. Hemos de esforzarnos en buscarlo, encontrarlo y tratarlo, descubrir su rostro y tener una relación íntima con Él.

28. ¿Por qué llamamos Salvador a Jesucristo?

a. Porque quita el pecado del mundo y hace de todos los hombres una familia.

CORRECTO. La misión de Jesús fue, muy en primer lugar, de carácter espiritual. Por eso huía cuando los judíos quisieron hacerle rey.

b. Porque enseña que hemos de ayudar a los pobres y oprimidos a liberarse de quienes los maltratan.

Incorrecto. Los cristianos debemos ciertamente denunciar las injusticias y luchar por la paz y a favor de los pobres y de los que sufren; pero la misión fundamental es liberarnos de otra clase de opresión, mucho más agobiante y destructora:

el pecado y la muerte para siempre.

29. ¿Ejercitó Jesús la misión de salvarnos durante los años de vida oculta?

a. No. Cristo nos redimió con su pasión y muerte. El resto del tiempo llevó una vida normal.

Incorrecto: precisamente una vida normal puede tener un gran valor, como lo tuvo, por ejemplo, el de la Santísima Virgen.

b. No. Cristo nos redimió a partir de su vida pública, cuando empezó a predicar y hacer milagros.

Incorrecto. Toda la vida de Jesús fue un acto de redención.

c. Sí. Toda la vida de Jesús como hombre fue un acto de redención continuo.

CORRECTO: ofreció su trabajo, sus relaciones con los demás, su obediencia a José y María. Nosotros debemos imitarle en esos años de vida oculta, que son los que más se parecen a la nuestra.

30. ¿Cuál es el núcleo del mensaje de Cristo durante su vida pública?

a. La conversión de vida, porque el Reino de Dios ya ha llegado a nosotros

CORRECTO. A nosotros, como comunidad y como creyentes individuales, nos toca descubrir, vivir y extender ese Reino.

b. Convertíos y vivir los mandamientos.

Incorrecto. Ciertamente llama a la conversión y exige que se cumplan los mandamientos; pero el mensaje fundamental es otro.

31. ¿Qué es el Reino de Dios?

a. El Cielo.

Incorrecto. El Cielo también se puede llamar Reino de Dios y en parte podemos anticipar algo de la gloria futura viviendo como Dios quiere de nosotros en la tierra. Pero para vivir el Reino de Dios no hace falta esperar a la muerte.

b. El cumplimiento de los mandatos de Dios en la sociedad civil.

Incorrecto. Es cierto que hay que esforzarse para que la sociedad asuma los principios cristianos y no se aleje de Dios, pero el Reino de Dios no es eso.

c. La nueva vida que Dios nos da: vivir en justicia, verdad, amor y paz.

CORRECTO. Vivir con Él nos permite ejercitar las virtudes, amar al prójimo y enfocar todos los acontecimientos desde una perspectiva sobrenatural.

32. ¿Quién tiene la misión de participar y extender el Reino de Dios en la tierra?

a. Las personas entregadas a una vida religiosa.

Incorrecto. La misión es de todos.

b. La Jerarquía de la Iglesia: el Papa y los obispos.

Incorrecto. La misión es de todos.

c. Todos: jerarquía, religiosos, laicos, ya que todos somos incorporados a Cristo por el Bautismo.

CORRECTO. Todos los fieles de la Iglesia reciben la misión de la Iglesia, y cada uno debe hacer todo lo que está en sus manos por cumplirla.

33. ¿Basta con dar buen ejemplo para ser discípulo de Cristo?

a. Además de las buenas obras, hay que confesar a Cristo con la palabra.

CORRECTO. No hay que tener vergüenza para hablar de Dios y para animar a otros a buscarle, descubrirle y quererle. Cristo pasó por la vida haciendo el bien con obras y palabras.

b. Sí: las buenas obras son lo que realmente anima a seguir a Cristo. Las palabras están de más y

aveces molestan a otros.

Incorrecto. Cristo pasó por la vida haciendo el bien con obras y palabras. Hay que ser valientes y hablar, aunque no lo hagamos bien. Tenemos derecho y deber de decir lo que hemos conocido.

34. ¿Los milagros de Jesús son verdad? ¿Por qué no le creyeron?

a. No son verdad, son elaboraciones populares de personas supersticiosas. No le creyeron porque

sospecharían que sería algún truco.

Incorrecto. Los milagros de Jesús fueron patentes, públicos e irrefutables. Los corazones de muchos se cerraron y atribuían sus obras al mismísimo demonio.

b. Sí, son verdad. No le creyeron porque no querían admitir que su poder venía de Dios.

CORRECTO. Los milagros de Jesús fueron patentes, públicos e irrefutables. Los corazones de muchos se cerraron y atribuían sus obras al mismísimo demonio.

35.a. ¿Por qué razón murió Jesús?

a. Porque la autoridad romana no admitía que predicara a un Dios que hiciera sombra al César.

Incorrecto. Deberías leer los Evangelios y conocer mejor la historia.

b. Porque las autoridades judías consiguieron que fuera crucificado en contra de su voluntad de seguir

predicando la venida del Reino de Dios.

Incorrecto. Jesús no murió en contra de su voluntad, sino que quiso identificarse con la voluntad de Dios Padre, que había decidido entregar a su propio Hijo a la muerte para llevarnos a la vida.

c. Porque quiso ser fiel al plan que Dios Padre tenía de salvar a todos los hombres.

CORRECTO. Jesús murió entregándose por nosotros.

35.b. El plan de Dios para salvarnos, exigiendo la muerte de Cristo en la cruz, ¿no es algo realmente duro y cruel?

a. Sí: fue un plan duro y cruel que no podemos entender, sino sólo admirar y aceptar.

Incorrecto. Quien no entiende la razón del sufrimiento de Cristo es porque no entiende la gravedad que tiene el pecado. Es cierto que los designios de Dios son misteriosos, pero nosotros podemos comprender lo que nos dice mediante una

fe humilde, meditando en la pasión de Cristo. Su amor, sufrimiento, entrega, obediencia

ha hecho muchos santos.

b. Somos nosotros, con nuestros pecados, quienes hemos llevado a Cristo a la cruz. Cristo nos redimió

por la obediencia, no por lo que sufrió.

CORRECTO. Lo realmente horrendo y cruel es el pecado, por el que nos alejamos de nuestro fin y merecemos un castigo tanto corporal como espiritual. Cristo asumió nuestras culpas y se hizo pecado. Con su terrible pasión y muerte nos enseñó la gravedad que tienen las ofensas a Dios, y también cuánto nos ama, porque fue él, no nosotros, quien cargó con el peso de nuestras culpas. Como la ofensa a Dios es tan grande, sólo el propio Dios puede repararla.

c. No: la muerte en la cruz era un castigo habitual en aquel tiempo, de modo que Cristo no sufrió más

que otros condenados.

Incorrecto. Los padecimientos de Cristo fueron terribles, en el cuerpo y en el espíritu. La teología nos enseña que sufrió todo y más de lo que un hombre puede sufrir, porque cargó con el peso de todos los pecados de los hombres de todos los tiempos.

35.c. Si Cristo nos salvó con una pasión y muerte tan cruel, ¿por qué permite después que haya dramas horribles como las guerras, los terremotos, las enfermedades, etc.?

a. Esos males son un castigo que impone Dios a los hombres que han pecado: cuando se sufre tanto es

porque uno lo ha merecido.

Incorrecto. Los justos también sufren, y a veces sufren mucho más que los pecadores. El sufrimiento no es un mal absoluto: eso es lo que debemos entender. El único mal absoluto es el pecado. El sufrimiento nos puede acercar a Dios, si lo aceptamos en reparación por nuestras culpas, o nos puede alejar de Él, si nos rebelamos.

b. Cristo nos salva de la muerte definitiva, que es el alejamiento permanente de Dios, y no del

sufrimiento y la muerte corporal.

CORRECTO. Nosotros debemos ser corredentores aceptando el dolor. Ese dolor se convierte así no en un instrumento de castigo, sino en una manifestación de nuestro amor: aceptamos, como Cristo lo hizo, el dolor. Esa es la auténtica rebeldía de los hijos de Dios: rebeldía ante el pecado, no ante Dios.

36. ¿Cómo hay que entender la resurrección de Jesús?

a. Como una verdad histórica: después de morir y ser sepultado, fue devuelto a la vida para no morir

jamás.

CORRECTO. Creemos en el testimonio de cuantos le vieron y trataron después de resucitado.

b. Como una tradición piadosa: las mujeres que fueron a embalsamar su cuerpo no lo encontraron, y eso

dio origen a la idea de que había resucitado.

Incorrecto. Creemos en el testimonio de cuantos le vieron y trataron después de resucitado. No es una mera tradición, sino un hecho.

c. Como una interpretación de los hechos que fue tomando cuerpo en los primeros siglos

Incorrecto: no es una interpretación de ningún hecho, sino un hecho en sí mismo, una realidad histórica.

37. ¿Puede un cristiano dudar de la resurrección de Cristo?

a. Sí. Lo importante es creer en su doctrina y cumplir los mandamientos.

Incorrecto. No seguimos la doctrina de Cristo, sino a Cristo mismo. Un cristiano debe creer en la historicidad de la resurrección de Jesús: “si Cristo no ha resucitado, vana es vuestra fe, todavía estáis en vuestros pecados. E incluso los que han muerto en Cristo perecieron. Y si tenemos puesta la esperanza en Cristo sólo para esta vida, somos los más miserables de todos los hombres.” 1 Co 17-19

b. No. Si Cristo no hubiera resucitado, nuestra fe no tendría sentido.

CORRECTO. Eso lo precisa San Pablo con palabras contundentes: “si Cristo no ha resucitado, vana es vuestra fe, todavía estáis en vuestros pecados. E incluso los que han muerto en Cristo perecieron. Y si tenemos puesta la esperanza en Cristo sólo para esta vida, somos los más miserables de todos los hombres.” 1 Co 17-19

38. ¿Un cristiano debe creer en la resurrección de los muertos?

a. Depende: se puede ser cristiano creyente o cristiano no creyente en la resurrección, del mismo

modo que sobre la resurrección de los muertos discrepaban los fariseos con los saduceos.

Incorrecto. Llamarse cristiano y no creer en la resurrección es un contrasentido.

b. Sí. Debemos creer que Cristo ha resucitado y vivir con la esperanza de resucitar un día con Él.

CORRECTO.

c. No. Es necesario creer que Cristo resucitó. Pero sobre nuestro futuro solo sabemos que tenemos un

alma inmortal, no que resucitaremos del mismo modo que Cristo resucitó.

Incorrecto. Un cristiano que no crea en la resurrección de los muertos, también con sus cuerpos, está totalmente engañado.

39. ¿Cómo se debe interpretar la afirmación de que Cristo, después de 40 días de haber

resucitado, subió a los cielos?

a. Que su alma se fue al cielo, precediéndonos a los demás hombres.

Incorrecto. No fue sólo su alma la que se fue al cielo. Cristo, Dios y hombre verdadero, se fue al cielo también con su cuerpo, ya inmortal.

b. Que se elevó de la tierra y fue ocultado por las nubes, pero es imposible saber si su cuerpo sigue

existiendo.

Incorrecto. En efecto, físicamente se elevó de la tierra y fue ocultado por las nubes; pero sabemos que Cristo sigue siendo hombre verdadero, con cuerpo y alma como nosotros, a la vez que es Dios. “Los cielos”, o “el cielo”, es un estado de gloria en que se ve a Dios cara a cara. Es una dimensión que no somos capaces de entender ahora, porque estamos limitados a un universo físico que conocemos a través de los sentidos.

c. Que se fue al cielo, donde reina sobre toda la creación, siendo Dios y hombre

Correcto. Cristo se mostró a los Apóstoles bajo los rasgos de una humanidad ordinaria durante 40 días. En el cielo sigue siendo hombre, pero en un estado de gloria, además de ser Dios, Segunda Persona de la Santísima Trinidad.

40. ¿Quién es el Espíritu Santo?

a. El Espíritu Santo no es nadie en concreto, sino un modo de explicar cómo actúa Dios.

Incorrecto. Estás bastante poco informado. El Espíritu Santo es Dios, como el Padre y el Hijo.

b. El Espíritu Santo es Dios, como el Padre y el Hijo.

CORRECTO. Es Él quien da vida a la Iglesia y la hace santa.

c. El Espíritu Santo es una forma de referirse a Dios Padre, cuando se convierte en paloma o en

lenguas de fuego.

Incorrecto. El Espíritu Santo es una persona divina, distinta del Padre. Es Dios, como el Padre y el Hijo.

41. ¿Interviene el Espíritu Santo de alguna manera en nuestra vida?

a. Interviene a través de los profetas.

Incorrecto. Ciertamente, el Espíritu Santo interviene a través de los profetas, pero también interviene en la vida personal de cada uno de nosotros, en la tuya. Si no fuera por la acción del Espíritu Santo, no podríamos comprender lo que Jesús dijo ni tendríamos fuerzas para como comportarnos como hijos de Dios.

b. No. En nuestra vida interviene Cristo. El Padre y el Espíritu Santo no han bajado a la tierra, como

Jesús, para salvarnos.

Incorrecto. Si no fuera por la acción del Espíritu Santo, no podríamos comprender lo que Jesús dijo ni tendríamos fuerzas para como comportarnos como hijos de Dios.

c. Sí. Nos ayuda a comprender lo que Jesús dijo y nos da fuerza para seguirlo.

CORRECTO.

42. Si la Iglesia es una familia, ¿podemos sentirnos unidos a Ella de modos distintos? Por

ejemplo, en una familia, los hijos suelen pensar de modo distinto a sus padres.

a. La Iglesia es una familia donde sus hijos creen en Jesús de modos diversos y bajo distintas

confesiones. La uniformidad no es un rasgo esencial en una familia.

Incorrecto. La Iglesia une a sus hijos con lazos sobrenaturales más fuertes que los de la carne: uno de sus rasgos esenciales es la unidad. Creemos en la misma doctrina, vivimos los mismos Sacramentos y tenemos los mismos pastores, que son los sucesores de los Apóstoles.

b. La Iglesia es la familia de los creen en Jesús y lo siguen, con los mismos Sacramentos y los mismos

pastores, que son los sucesores de los Apóstoles.

CORRECTO.

43.a. ¿Hacia dónde se orienta la Iglesia, como nuevo Pueblo de Dios?

a. Hacia Dios Padre, guiada por el Espíritu Santo con Jesucristo, el Señor.

CORRECTO.

b.Hacia la liberación de los pobres y de los oprimidos. Por eso los cristianos tenemos el deber de proclamar la justicia y luchar contra los ricos y los poderosos.

Incorrecto. El fin de la Iglesia es sobrenatural: llegar a Dios Padre y ser sus hijos, hermanos de Cristo. Es cierto que debemos luchar por la justicia, pero si reducimos a eso el papel de la Iglesia, viviremos solamente una de las cosas que nos dijo Jesús, y no la más importante.

43.b. Si el Espíritu Santo guía a la Iglesia, ¿por qué ha cometido tantos errores a lo largo de la historia?

a. Ha habido curas y obispos que no han hecho caso al Espíritu Santo y han sido motivo de escándalo.

Incorrecto: esto es cierto en parte, pero la Iglesia somos todos. Cada vez que yo ofendo a Dios, en público o en privado, hago daño. El Espíritu Santo asegura con absoluta certeza que la Iglesia, como camino de salvación, no se ha equivocado ni se equivocará jamás. Los pecados y los escándalos son inevitables, porque Dios nos ha querido libres a todos.

b. No es cierto que haya habido errores a lo largo de la historia.

Incorrecto. La historia ha sido testigo de equivocaciones cometidas por ministros de la Iglesia, faltas de omisión, etc. Juan Pablo II pidió perdón en diversas ocasiones por esos errores. Pero en su misión de ser guía hacia Dios, continuando la tarea de Cristo, la Iglesia, representada por los obispos unidos al Papa, no se ha equivocado nunca.

c. El Espíritu Santo guía a la Iglesia asegurando la verdad de su doctrina, no la de cada uno de sus

miembros.

CORRECTO. Todos los católicos somos Iglesia, pero cuando me equivoco, soy yo quien se equivoca y no la Iglesia.

43.c. ¿Cómo hemos de actuar cuando vemos en la prensa o sabemos por otros que hay sacerdotes, obispos, monjas, … que obran mal?

a. Rezando por ellos y pidiendo perdón a Dios

CORRECTO. Primero hay que evitar hacer juicios temerarios: muchas informaciones son injustas o están manipuladas. Después hay que recordar que la Iglesia es una familia, a cuyos miembros queremos entrañablemente: debemos reparar por sus ofensas y errores.

b. Denunciando la injusticia que cometen los hombres de Iglesia.

Incorrecto. Es cierto que hay que denunciar la injusticia, pero ante todo hay que considerar que la Iglesia es nuestra Madre, es una familia en la que nos queremos entrañablemente como hermanos. Hay que evitar atribuir a la Iglesia los pecados de sus miembros y, cuando los vemos, tenemos que pedir perdón a Dios por esas ofensas, sin constituirnos nosotros en jueces.

c. No haciendo caso.

Incorrecto: la indiferencia no lleva a ningún sitio. Es una señal de que no queremos como deberíamos querer.

44. ¿Se puede ser buen hijo de la Iglesia sin recibir la Eucaristía?

a. No. El Pan de la Palabra y de la Eucaristía nos proporcionan el alimento que nos ayuda a vivir

comocristianos.

CORRECTO.

b. Sí. Para ser cristiano lo que es preciso es no ofender a Dios ni hacer daño a los demás.

Incorrecto. Estás confundiendo la definición de “cristiano” con la de “persona bondadosa”. Los cristianos estamos llamados a elevarnos a un plano divino. Eso es imposible con nuestras fuerzas. Por eso se nos da Cristo en la Eucaristía, de modo que no recibirle es un menosprecio indigno de quien se reconoce su discípulo.

c. Depende. Lo importante para un cristiano es amar a Dios y a los demás. Seguir las tradiciones esalgo

secundario.

Incorrecto. Recibir al Señor en la Eucaristía no es una tradición, sino un mandato del Señor. No se puede amar a Dios si no acudimos a recibirle, y tampoco se puede amar al prójimo, tal y como lo entendemos los cristianos, sin la gracia de Dios que recibimos en el Pan de la Eucaristía y de la Palabra.

45. ¿Cuál es la misión de la Iglesia?

a. Proclamar la justicia y la paz.

Incorrecto. Sería correcto si utilizáramos los términos “Justicia” y “Paz” con mayúscula, porque eso es lo que Jesús ha venido a traer al mundo: quien continúa la obra de Jesús trae Justicia y Paz, en un sentido mucho más pleno que el que normalmente le damos los hombres.

b. Ser un referente moral para los gobiernos del mundo.

Incorrecto. La Iglesia es, sin duda, un referente moral; pero esta no es su misión principal en absoluto.

c. Continuar la obra de Jesús en el mundo y facilitarnos los medios para llegar a Jesús.

CORRECTO.

46. ¿Qué significa para ti la expresión “resurrección de la carne”?

a. Es una metáfora que indica que nuestra alma no muere, porque es inmortal.

Incorrecto. No es una metáfora, sino una verdad de fe: creemos que nuestros cuerpos volverán a la vida como volvió a la vida el cuerpo del Señor después de 3 días sepultado.

b. Que volveremos a tener un cuerpo en la vida futura, pero será otro distinto al que tenemos, porque el

nuestro ya estará descompuesto.

Incorrecto. Volveremos a tener el mismo cuerpo, pero elevado a un estado de gracia que lo libera de las barreras físicas actuales. Es el alma quien informa a la materia y quien da identidad a una persona. A lo largo de nuestra vida en la tierra todas nuestras células mueren y son sustituidas por otras: la materia no agota la realidad de que el cuerpo actual y el que tenía hace 40 años sea el mismo.

c. Que mi cuerpo, muerto y descompuesto, volverá a la vida, uniéndose de nuevo a mi alma inmortal.

CORRECTO. Nuestros cuerpos resucitarán al final de los tiempos, al igual que resucitó el cuerpo de Cristo, cuando vuelva en su gloria.

47. ¿Qué quiere decir “creer en la Vida eterna”?

a. Creemos que seremos inmortales.

CORRECTO. Quiere decir que, después de esta vida, Dios Padre nos dará una Vida que durará para siempre.

b. Creemos que nuestra alma es inmortal.

Incorrecto. Ciertamente nuestra alma es inmortal, pero también lo será nuestro cuerpo después de la resurrección de los muertos.

c. La Vida eterna se refiere a Dios, que es el único ser inmortal.

Incorrecto. Estás confundiendo el concepto de inmortal con el de infinito. Los ángeles son inmortales, nuestra alma es inmortal e inmortal será nuestro cuerpo después de la resurrección de los muertos.

48. ¿Dónde está el Cielo?

a. El Cielo está posiblemente en otra galaxia o en un universo paralelo

Incorrecto. Esto son elucubraciones de ciencia ficción. El Cielo es una dimensión distinta a la que vivimos ahora, en la que creemos por fe, pero somos totalmente incapaces de imaginar.

b. El Cielo es una realidad que escapa a las dimensiones del espacio y el tiempo.

CORRECTO. El Cielo es el estado de felicidad de que gozan quienes ya están con Dios. Es una dimensión distinta a la que vivimos ahora, en la que creemos por fe, pero somos totalmente incapaces de imaginar.

c. No se sabe si existe o no existe el Cielo, porque nadie lo ha visto.

Incorrecto. Creemos por fe en la existencia del Cielo porque así lo ha revelado Dios. No solo los cristianos: la inmensa mayoría de los hombres ha creído a lo largo de la historia en un lugar después de la muerte. Llevamos impresa en nuestra alma la aspiración a una vida sin fin. Sin esa aspiración, el hombre es un ser condenado.

49. ¿Existe el infierno?

a. Sí: es el sufrimiento de quienes viven separados de Dios para siempre.

CORRECTO.

b. No: si Dios es Padre y nos quiere como a hijos, el infierno no puede existir.

Incorrecto. Sabemos por Revelación que el infierno existe. Jesús habló del infierno en frecuentes ocasiones. En el infierno están quienes no han querido vivir como hijos de Dios.

c. Sí, pero solo es para los ángeles caídos (los demonios). Los hombres no vamos al infierno porque

Cristo nos salvó.

Incorrecto. Los hombres podemos ir al infierno, porque Cristo cuenta con nuestra colaboración libre para que la gracia que nos consiguió nos salve.

50. ¿Qué es el Purgatorio?

a. Es una teoría teológica de cuya existencia no tenemos certeza. Sirve para dar una explicación de

cómo podemos salvarnos si nuestra vida no ha sido todo lo cristiana que debería haber sido.

Incorrecto. No es una teoría, sino una verdad en la creemos los cristianos como parte de nuestra fe.

b. Es el sufrimiento de los hombres en esta vida, causado por las enfermedades, la injusticia y la

guerra.

Incorrecto. Al Purgatorio vamos los hombres después de morir, porque necesitamos presentarnos ante Dios totalmente purificados. Es cierto que los sufrimientos de esta vida pueden servirnos para purificarnos si los aceptamos como parte de la cruz que debemos ayudar a llevar al Señor.

c. Es el sufrimiento de los hombres que han muerto en gracia (en amistad con Dios), pero que tienen que

ser purificados de sus pecados antes de entrar en el Cielo.

CORRECTO.

51. ¿Qué significa la palabra “Amén” con la que termina el Credo?

a. Significa que creemos en las palabras y promesas de Dios y nos fiamos de Él

CORRECTO.

b. Significa el deseo de que todo lo que confesamos en el Credo sea verdad.

Incorrecto. Lo que confesamos en el Credo es más que un deseo: se realidades que aceptamos con más fuerza que si las viéramos con nuestros ojos.

52. ¿En qué sentido se dice que Jesús está hoy entre nosotros?

a. En sentido real, está presente en la Eucaristía. También está presente en sentido espiritual cuando la

Iglesia reza y celebra los Sacramentos.

CORRECTO. Cristo está también presente en todos los hombres, sobre todo en los que sufren: se encuentra cerca de ellos, los cuida y alivia su sufrimiento, que es un gran bien para la Iglesia.

b. En sentido metafórico, Jesús está presente cuando la Iglesia celebra la Eucaristía, los demás

Sacramentos y la Palabra de Dios, y también con los que sufren.

Incorrecto: la presencia de Jesús no es metafórica, sino real y cercana. Especialmente en la Eucaristía, donde está con su cuerpo, sangre, alma y divinidad.

53.a. ¿Qué ocurre cuando la Iglesia celebra los Sacramentos?

a. Celebramos una tradición similar a las que celebran los judíos o musulmanes.

Incorrecto. Auque los ritos sacramentales tienen elementos de tradición, sin duda alguna, lo que ocurre en los Sacramentos supera con mucho las realidades culturales o rituales. Ahí está presente el mismo Cristo y nos da su gracia.

b. Recordamos los hechos y las palabras de Cristo para que sepamos luego hacerlas propias en

nuestra vida.

Incorrecto. Esta afirmación es cierta, pero totalmente insuficiente. No solo recordamos a Cristo, sino que lo encontramos de forma real en los Sacramentos. No solo intentamos hacer propias las palabras de Cristo, sino que recibimos la gracia para conseguirlo.

c. Nos encontramos con Cristo y recibimos la gracia del Espíritu Santo.

CORRECTO

53.b. ¿Por qué cuando se administran los sacramentos el sacerdote emplea la primera persona del singular: “Esto es mi Cuerpo; Yo te absuelvo….”?

a. Es un modo figurado de hablar, representando a Cristo.

Incorrecto. Es el mismo Cristo quien perdona los pecados y quien convierte el pan y el vino en su cuerpo y sangre.

b. Porque es Cristo quien actúa a través del sacerdote.

CORRECTO

c. Por tradición se ha venido haciendo así.

Incorrecto. Es mucho más que una tradición. Creemos que es el mismo Cristo quien perdona los pecados y quien convierte el pan y el vino en su cuerpo y sangre: el sacerdote presta su ser a Cristo, que es quien actúa a través de él.

54. Indica cuáles de los siguientes actos son Sacramentos (varios)

a. Bautismo, Confirmación.

CORRECTO

b. Eucaristía, Reconciliación.

CORRECTO

c. Romerías.

Incorrecto

d. Bendición urbi et orbe.

Incorrecto

e. Unción de los enfermos.

CORRECTO

f. Orden sacerdotal, Matrimonio.

CORRECTO

55. ¿Cuáles son los Sacramentos que nos inician en la vida cristiana?

a. Reconciliación

Incorrecto

b. Unción de los enfermos

Incorrecto

c. Matrimonio

Incorrecto

d. Orden sacerdotal

Incorrecto

e. Eucaristía

CORRECTO

f. Confirmación

CORRECTO

g. Bautismo

CORRECTO

56. ¿Cómo somos lavados del pecado original?

a. Mediante el esfuerzo personal por hacer el bien y evitar el mal.

Incorrecto. No es una teoría, sino una verdad en la creemos los cristianos como parte de nuestra fe.

b. Mediante el Sacramento de la Reconciliación.

Incorrecto. Este Sacramento lo debemos recibir los que ya hemos sido bautizados y hemos llegado a la edad de la razón. Quita los pecados cometidos después del Bautismo, pero no el pecado original, que fue limpiado por el Bautismo, al aplicarnos la Iglesia los méritos de Cristo.

c. Mediante el Bautismo.

CORRECTO. En el Bautismo morimos a todo pecado y nacemos a la vida eterna.

57. ¿Qué hace en nosotros el sacramento de la Confirmación?

a. Nos da al Espíritu Santo y somos enviados a anunciar el Evangelio

CORRECTO

b. Nada especial: nos confirma en el camino que veníamos siguiendo desde el Bautismo, pero no se nota

nada.

Incorrecto. La Confirmación nos da el Espíritu Santo. Cuando recibimos los sacramentos, es normal que “no notemos nada sensible”. Si los recibimos con fe, sí lo notará nuestra vida.

c. Nos permite obrar milagros, como obraron los primeros cristianos al recibirlo.

Incorrecto. La fe nos permitiría obrar milagros, si eso fuera conveniente para nuestra salvación. Los medios habituales que Dios dispone para llegar a Él son la oración y los sacramentos, sin necesidad de más actos extraordinarios (los ha habido, y muchos).

58. ¿Por qué los cristianos celebramos el domingo?

a. Por distinguirnos de los judíos y de los musulmanes.

Incorrecto. La elección del domingo no se hizo para distinguirse de nadie, sino para celebrar el día en que resucitó el Señor.

b. Porque Dios descansó de la creación en domingo.

Incorrecto. Dios descansó el 7º día de la semana, que era el sábado según la tradición judía.

c. Porque fue el día de la semana en que resucitó el Señor.

CORRECTO

59. ¿Qué celebra la Iglesia en la Eucaristía?

a. El sacrificio de Cristo en la cruz, que se recuerda con símbolos para no olvidarlo.

Incorrecto. En la Eucaristía, los símbolos son auténticas realidades, no simples recuerdos históricos.

b. El sacrificio de Cristo en la cruz, que se renueva de forma incruenta.

CORRECTO. Es el mismo sacrificio, que en la Eucaristía se lleva a cabo sin derramamiento de sangre.

c. El amor fraterno: un símbolo de que todos estamos unidos en torno al pan y al vino que

representan a Cristo.

Incorrecto. Es ciertamente el sacramento del amor, de la entrega total, y eso nos lleva a amar a los demás como Cristo nos amó. Pero el pan y el vino no representan a Cristo, sino que SON realmente Cristo.

60.a. ¿Por qué debemos recibir al Señor en la Comunión?

a. Porque es para nosotros alimento de Vida eterna y nos une a todos como hermanos.

CORRECTO. El Señor dijo “Quien come mi carne y bebe mi sangre, ese tiene la vida eterna y yo lo resucitaré en el último día.

b. Porque es un mandamiento más de la Iglesia, que hay que cumplir al menos una vez al año.

Incorrecto. Es verdad lo que dices, pero la razón última no es esa.

c. No es necesario recibir la Comunión para ser cristiano: basta con creer en Cristo y cumplir los

mandamientos.

Incorrecto. No se puede creer en Cristo si no se hace lo que Él nos dijo que hiciéramos y poco cariño demuestra quien, sabiendo que está presente en la Eucaristía, no se acerca a recibirle con frecuencia.

60.b. ¿Cuáles son las dos condiciones necesarias para comulgar?

a. Participar en grupos de oración y asistir a Misa con gran atención.

Incorrecto. No es suficiente.

b. Estar en gracia de Dios y no comer ni beber 1 hora antes de comulgar.

CORRECTO

c. Asistir a misa diariamente y aportar a la cesta de las ofrendas.

Incorrecto. No es suficiente.

61. ¿Cómo está Jesús presente en la Eucaristía?

a. Lo que parece pan y vino es realmente el Cuerpo y la Sangre del Señor.

CORRECTO

b. Está presente espiritualmente, de forma metafórica a modo de representación.

Incorrecto. Jesús está realmente presente, con su cuerpo, sangre, alma y divinidad.

c. No lo sabemos, en la Iglesia hay disparidad de opiniones pero es un misterio aun sin demostrar.

Incorrecto. Todos los católicos confesamos por nuestra fe la presencia real de Jesús bajo las especies sacramentales. Si fuera posible demostrarlo, no sería necesaria la fe y tampoco seríamos nosotros libres de aceptarla.

62. ¿A qué nos invita el sacerdote cuando dice: “podéis ir en paz”?

a. Es una llamada a luchar por la paz en la sociedad, para evitar las guerras y las discordias.

Incorrecto. Esto también, pero lo primero y más importante es que esa paz nos exige poner los medios para compartir nuestra fe, sin que se quede en un mero formalismo o un objetivo humano y altruista.

b. A vivir con la conciencia tranquila.

Incorrecto: no es suficiente. La paz de Cristo exige que nosotros también seamos sembradores de paz.

c. A compartir la fe, la paz y todo lo nuestro con los hombres.

CORRECTO

63. ¿Podemos vivir unidos a Cristo y a la Iglesia sin acudir a la Eucaristía?

a. Sí, muchos cristianos no acuden a la Eucaristía y siguen siendo cristianos.

Incorrecto. Cristiano no es quien se dice cristiano, sino quien además de estar bautizado sigue la doctrina de Cristo.

b. No, es imposible.

CORRECTO: la unión con Cristo y con la Iglesia requiere recibir al Señor: “En verdad, en verdad os digo que si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros.” (Jn 6, 56-57)

c. Sí, pero es difícil.

Incorrecto. Como es imposible vivir una vida natural sin tomar alimentos naturales, tampoco se puede vivir una vida sobrenatural sin tomar el alimento espiritual.

64. ¿Quiénes presiden la Eucaristía?

a. El sacerdote.

CORRECTO: los obispos o presbíteros representan a Cristo Cabeza y a su Iglesia, que es quien la preside.

b. Los fieles reunidos.

Incorrecto. Quien preside es Cristo, a través de las palabras y gestos de los sacerdotes.

c. La asamblea: tanto los sacerdotes, como los fieles consagrados y el resto de los fieles.

Incorrecto. Quien preside es Cristo, a través de las palabras y gestos del sacerdote.

65. ¿Cuándo decimos “no” al amor de Dios?

a. Cuando nos enfadamos con Él.

Incorrecto. A veces se le ofende por debilidad, porque nos falta amor suficiente para superar la tentación.

b. Cuando no reconocemos su existencia.

Incorrecto. Esto también es un pecado: pero se puede reconocer que Dios existe y, sin embargo, mostrarle nuestro desamor.

c. Cuando desobedecemos sus mandatos: eso es el pecado.

CORRECTO

66. ¿Qué condiciones tiene un pecado para que sea mortal?

a. Materia grave, plena conciencia y entero consentimiento.

CORRECTO

b. Que haga daño a otros.

Incorrecto. Además, todos los pecados, por ocultos que sean, hacen daño a los demás.

c. Que la materia sea grave.

Incompleto. También hace falta que sepas que lo es y que, aún así, aceptes cometer el pecado.

d. Que lo haga por odio a Dios.

Incorrecto. También los pecados de debilidad, que no son por odio a Dios, pueden implicar un pecado mortal.

67. ¿Qué son los pecados veniales?

a. Los que no hay que confesar.

Incorrecto. Es muy conveniente confesar también los pecados veniales, que nos enfrían en el amor a Dios. Pero no es preciso confesarlos todos y enumerar su género, número y especie.

b. Los que enfrían nuestro amor a Dios, sin llegar a ofenderle gravemente

CORRECTO

c. Los que hacemos por debilidad.

Incorrecto. Puede haber pecados cometidos por debilidad que sean graves: cuando la materia es grave, la conciencia y el consentimiento son plenos, la debilidad no es una escusa para ofender a Dios gravemente.

68. ¿Qué consecuencias tiene el pecado? Marca todas las respuestas correctas

a. Rompe nuestra relación con Dios.

CORRECTO

b. Nos hace daño a nosotros y a los demás.

CORRECTO

c. Un pecado lleva a otro.

CORRECTO

69. Asocia cada definición con su correspondiente pecado capital

1/ soberbia

A/ exceso desordenado de comer y beber

2/ avaricia

B/ la tristeza ante el bien del prójimo y el deseo desordenado de poseerlo

3/ envidia

C/ deseo desordenado del placer carnal

4/ ira

D/ creerse superior a los demás

5/ lujuria

E/ no cumplir nuestras obligaciones

6/ gula

F/ afán por poseer riquezas materiales

7/ pereza

G/ deseo de venganza

1-D | 2-F | 3-B | 4-G | 5- C | 6-A | 7-E

70. ¿Por qué los cristianos no nos desanimamos a pesar de haber pecado?

a. Porque nos sabemos débiles y procurarmos ser realistas: es imposible no pecar.

Incorrecto. Somos débiles, pero pecamos porque queremos.

b. Porque Dios es misericordioso y nos perdona siempre.

Incorrecto. Dios nos perdona si se lo pedimos: quiere que seamos libres para amarle.

c. Porque Dios es misericordioso y está dispuesto siempre a perdonarnos si se lo pedimos.

CORRECTO

71. ¿Cómo debemos pedir a Dios perdón por nuestros pecados?

a. Acudiendo al sacramento de la Penitencia y acusándonos ante el sacerdote de las faltas cometidas

desde la última confesión.

CORRECTO

b. En nuestra oración personal, sin necesidad de que se entere nadie más: es un asunto entre Dios y

cada pecador.

Incorrecto. El Señor ha querido que sea la Iglesia, con sus sacerdotes, quien perdone los pecados. Es, desde luego, necesario pedirle perdón, sentir dolor, hacer examen, cumplir una penitencia, pero también hace falta confesar los pecados al sacerdote, que actúa en nombre de Cristo.

c. Cuando estemos en peligro de muerte.

Incorrecto. Mejor es hacerlo en estas ocasiones, sin duda. Pero a la confesión debemos acudir con frecuencia, para evitar que el corazón se enfríe. Mejor cada mes que cada año. Incluso más a menudo, según lo necesite nuestra alma.

72. ¿Qué nos enseña el sacramento de la Unción de los enfermos acerca del sufrimiento?

a. Que quienes reciben la Unción no necesitan medicaciones, porque Dios los cura.

Incorrecto. La Unción no se recibe para recobrar la salud, aunque a veces sí ocurre. Se hace para fortalecernos y ayudarnos a unir nuestro sufrimiento al de Cristo.

b. Que podemos unir nuestro sufrimiento al de Cristo para ser corredentores con Él.

CORRECTO

c. Que podemos superar el sufrimiento con la intervención de Dios, que no quiere que suframos.

Incorrecto. Dios nos da fortaleza para unir nuestro sufrimiento al de Cristo. En algunas ocasiones también otorga la salud corporal.

73. ¿Existe alguna diferencia entre los fieles comunes y los sacerdotes?

a. Sí: los sacerdotes han recibido un sello sacramental.

CORRECTO. Los sacerdotes son consagrados para continuar la misión salvífica que Cristo dio a sus Apóstoles.

b. No: todos somos igualmente cristianos. Los sacerdotes están más formados, pero si faltan en algún

sitio, los demás debemos ejercitar sus funciones.

Incorrecto. Sólo pueden ejercer las funciones sacerdotales las personas consagradas. El sello sacramental que reciben es indeleble: no se quita jamás.

c. Un sacerdote es un fiel corriente elegido para desempeñar algunas tareas en la Iglesia.

Incorrecto. Un sacerdote es un fiel, desde luego, porque no puede ser un infiel. Pero no basta con ser elegido: también ha de ser consagrado.

74. ¿Qué hace el sacramento del Matrimonio?

a. Es el reconocimiento por parte de la Iglesia del derecho de dos personas a vivir juntas a partir de

entonces.

Incorrecto. El matrimonio no es un reconocimiento de un derecho, sino una acción de Cristo que, por medio de los cónyuges, les da la gracia para vivir unidos y formar una familia cristiana, a imagen de la propia Iglesia.

b. Reconoce públicamente el deseo de dos personas de construir una familia.

Incorrecto. El sacramento es más que un simple reconocimiento público. Produce una gracia que santifica a los cónyuges para crear una familia cristiana.

c. Santifica la unión del hombre y de la mujer, del que nace la familia cristiana.

CORRECTO

75. ¿Cómo podemos seguir los cristianos a Jesús?

a. Gracias a la ayuda que recibimos en la familia y en la parroquia.

Incorrecto. La ayuda exterior es muy conveniente, pero no suficiente. Necesitamos la gracia que da el Espíritu Santo.

b. Gracias al empeño y compromiso personal por ser discípulos del Señor

Incorrecto. El compromiso personal es necesario, pero no suficiente.

c. Gracias al Espíritu Santo, que vive en nosotros y nos da la fuerza para obrar el bien.

CORRECTO. Hace falta también nuestra correspondencia a la gracia, pero nuestras fuerzas no bastarían por sí solas.

76. ¿Por qué podemos elegir entre el bien el mal?

a. Porque Dios nos ha hecho libres.

CORRECTO. Dios nos ha hecho libres y quiere que elijamos libremente.

b. Por el pecado original: antes elegíamos solo el bien, y ahora podemos elegir el mal.

Incorrecto. Dios nos hizo libres desde el principio. El pecado original fue consecuencia de un mal uso de esa libertad.

c. Porque Dios permite nuestra libertad, aunque de forma limitada.

Incorrecto. Dios nos ha hecho y nos quiere totalmente libres. No solo consiente, sino que ha decretado que obremos con libertad.

77. ¿Cuál es el mayor obstáculo para seguir a Jesús?

a. Creer demasiado en los descubrimientos de la ciencia.

Incorrecto. Entre ciencia y fe no hay oposición alguna.

b. Olvidarnos de Él y de sus mandatos en la vida diaria.

CORRECTO. Si se arrincona al Señor a unos pocos momentos en nuestra vida, lo acabamos olvidando y echando totalmente de ella.

c. La relación con una sociedad no creyente.

Incorrecto. Un cristiano sabe llevar su fe y comunicarla a otros, también en ambientes paganos o alejados de Dios.

78. ¿Cómo seguir a Jesús?

a. Cumpliendo la voluntad de Dios.

CORRECTO . La voluntad de Dios se manifiesta en los 10 mandamientos, tal y como los vivió y nos los enseñó Jesús y nos ha transmitido la Iglesia.

b. Vendiéndolo todo y dándolo a los pobres.

Incorrecto. Esto lo pide el Señor a algunos, pero no a todos. A todos nos pide que pongamos empeño por cumplir la voluntad de Dios: la que se manifiesta a todos los cristianos en los 10 mandamientos y la que corresponde a la vocación a la que cada uno es llamado.

c. Viviendo la pobreza, la obediencia y la castidad.

Incorrecto. Estos son 3 consejos evangélicos y hay religiosos que hacen voto de vivirlos con entrega total. A todos los cristianos se nos pide que vivamos no solo estos 3 consejos, sino todas las virtudes.

79. ¿Cuál de las siguientes afirmaciones te parece más correcta?

a. Los 10 mandamientos nos enseñan el camino para llegar a Dios.

CORRECTO. Así seremos felices. Los 10 mandamientos tienen un cometido positivo, no negativo.

b. Los 10 mandamientos nos enseñan qué cosas prohíbe Dios.

Esta formulación negativa no responde al espíritu de la Ley, del mismo modo que no respondería la afirmación de que un niño puede hacer lo que no le prohiban sus padres. Los padres hacen mucho más que prohibir con sus mandatos. Lo mismo hace Dios.

c. Los 10 mandamientos estuvieron vigentes durante el Antiguo Testamento. Jesús los derogó e

implantó la Ley del Amor.

Incorrecto. El mismo Jesús dijo que no había venido a quitar la Ley, sino a darle cabal cumplimiento.

80.a. ¿Qué quiere decir la expresión “amar a Dios sobre todas las cosas”?

a. Reconocer a un único Dios como Señor y Creador del universo.

Incorrecto. Esto es así, pero Dios no se conforma con un reconocimiento intelectual o lejano: desea que le queramos con el mismo corazón que queremos a nuestros amigos y a nuestra familia.

b. Amarle y amar su voluntad por encima de los amores y afectos que tengamos en esta tierra.

CORRECTO. Habitualmente no hay contradicción entre amar la voluntad de Dios y los afectos que podamos tener en la tierra.

c. Ir a misa los domingos y fiestas de guardar y procurar no pecar.

Incorrecto. Amar sobre todas las cosas es mucho más que cumplir unas obligaciones mínimas. Un buen hijo no se conforma con ser simplemente cortés con sus padres. Nosotros no podemos reducir nuestra condición de creyentes a una lista de obligaciones.

80.b. ¿A qué se refiere el mandato divino de evitar que ningún ídolo ocupe su lugar?

a. Al fanatismo por estrellas del deporte, la música o la política.

Incorrecto. En parte es cierto, pero un ídolo también puede ser una idea, una ambición, el dinero, el trabajo,… cualquier cosa que relegue el amor de Dios y al prójimo a un segundo puesto.

b. A evitar la adoración de estatuas que representan a otros dioses.

Incorrecto. Es cierto, pero los ídolos también pueden ser otras cosas: el vientre, el sexo el dinero, un líder carismático, una estrella de la que somos fanáticos,… cualquier cosa que se anteponga al amor de Dios.

c. A que nada ni nadie ocupe en nuestra vida un lugar prioritario a Él.

CORRECTO. Ninguna persona, ni posesión, ni ideario, ni ambición, ni ilusión,… nada en absoluto es más importante que amar a Dios y cumplir su voluntad.

81. ¿Es bueno utilizar el nombre de Dios en expresiones de la vida ordinaria?

a. Sí, con el debido respeto y sentido de alabanza que le debemos.

CORRECTO

b. No, porque eso es como vanalizar el nombre de Dios.

Incorrecto. Desear a alguien “Que Dios te acompañe”, o “Vaya usted con Dios”, o “¡Dios mío!”, etc., son manifestaciones de piedad y de confianza en que Dios nos atiende y sostiene.

c. No, porque puede herir los sentimientos de quienes no creen.

Incorrecto. Tenemos la obligación de ser testigos y de llevar a otros la fe. Eso se demuestra con las obras y también con las palabras. Entrar a este juego equivale a ser cómplice de que se eche a Dios de la vida de las personas y de la sociedad.

82. ¿Crees que está bien mencionar el nombre de Dios en un chiste o en una canción?

a. Si se hace con respeto, está bien.

CORRECTO. Es cuestión de sentido común: el Señor es para nosotros un padre del que podemos y debemos hablar, pero siempre con respeto y amor.

b. No, porque no es necesario.

Incorrecto. Es bueno hablar de Dios y con Dios, y es necesario hacerlo con frecuencia. Eso sí, siempre con respeto.

82.a. ¿No ir a misa un domingo es pecado grave?

a. Es pecado venial: si uno no siente la necesidad de ir, no tiene por qué hacerlo.

Incorrecto. La fe no se vive porque se sienta, sino porque se cree, contra viento y marea, con sentimiento o sin el.

b. No: basta con ir a Misa otro día entre semana.

Incorrecto. La Iglesia nos pide que manifestemos nuestra fe poniendo unas prioridades claras en ciertos días significados. No hacerlo es un desprecio serio que ofende al Señor.

c. Si no existe un impedimento (dificultad) importante, sí lo es.

CORRECTO. El mandamiento de santificar las fiestas ha sido concretado por la Iglesia en la obligación de ir a Misa. Es más que eso, pero ahí está el mínimo que se nos pide. La Misa es tan importante en nuestra vida, que dejarla de lado sin motivo suficiente es un desprecio a Dios.

82.b. ¿Basta con ir a misa para cumplir el tercer mandamiento?

a. El mandamiento también nos indica que debemos descansar y aprovecharlo para hacer buenas

obras.

CORRECTO. El domingo es un día de descanso, de estar con la familia y de visitar personas enfermas o ancianas.

b. Basta con ir a misa para cumplir el mandamiento.

Incorrecto. También se nos indica que ese día hay que vivirlo de un modo especial: descansando y haciendo buenas obras. Esto no se concreta en una especie de lista de lo que se puede o no se puede hacer, sino que es más bien un enfoque, una orientación para que ese día estemos más pendientes de Dios y de los demás.

83.a. ¿Tenemos obligación de respetar a nuestros padres y hermanos, aunque se porten mal y lleven una mala vida?

a. No: sólo si se convierten y arrepienten.

Incorrecto. El amor incondicional –pase lo que pase- es necesario para ayudarles a volver. Puede haber ocasiones en que sea necesario no obedecer o hablar con claridad y dureza , pero el amor a ellos nunca debe faltar.

b. Sí, hemos amar a nuestros padres y hermanos.

CORRECTO: hay que ‘amar’, que es más que ‘respetar’. El amor no se cansa ni pone condiciones.

c. Sí, siempre y cuando me quieran y me respeten a mí.

Incorrecto. El amor que nos pide el Señor para nuestra familia de sangre es un amor incondicional.

83.b. ¿Se refiere el cuarto mandamiento sólo a la familia de sangre?

a. No. El cuarto mandamiento también pide el respeto para las personas constituidas en autoridad.

CORRECTO: por eso hay que respetar a los profesores, a la policía, a las autoridades civiles y religiosas.

b. Sí: se refiere exclusivamente a la familia de sangre.

Incorrecto. El cuarto mandamiento se refiere también a las personas constituidas en autoridad.

c. No. El cuarto mandamiento pide el respeto para todos los hombres.

Incorrecto. El mandamiento se refiere expresamente a los padres y a las personas constituidas en autoridad.

84.a. ¿Por qué la Iglesia se opone al derecho del aborto?

a. Porque solamente se puede utilizar ese derecho en condiciones muy extremas.

Incorrecto. Tal derecho no existe, porque no hay derecho que legitime la muerte de un ser humano inocente, por crueles y difíciles que sean las circunstancias. Todos debemos procurar ayudar con caridad y afecto a quienes atraviesan problemas para que descubran alternativas que siempre serán más dignas que matar.

b. Porque no está demostrado que el feto no sea una persona.

Incorrecto. Está demostrado biológicamente que todos nosotros hemos pasado por esa fase biológica. Desde el principio, el embrión es un ser vivo distinto de la madre, que contiene todo el potencial necesario para llegar a ser un hombre o una mujer maduros. Nadie puede poner punto final a esa vida iniciada sino Dios.

c. Porque el aborto no es un derecho, sino el acto de matar a un ser humano.

CORRECTO. El aborto es un pecado gravísimo, porque se mata a una persona humana indefensa e inocente.

84.b. ¿Puede un cristiano aceptar la pena de muerte o estar a favor de la guerra?

a. Estas cosas son hoy día difíciles de justificar, porque se pueden utilizar otros medios.

CORRECTO. La ejecución de un criminal o la declaración de guerra sólo se podrían justificar en situaciones de defensa propia. La sociedad moderna dispone de muchos medios –cárcel, leyes internacionales, medios diplomáticos, sanciones, etc.- que deberían ser agotados antes de tomar acciones irreversibles en contra de la vida de alguien.

b. Nunca se pueden justificar, bajo ninguna circunstancia.

Incorrecto. Esta afirmación categórica no es del todo cierta.

c. Dependerá de lo que opine la mayoría.

Incorrecto. Que algo sea bueno o malo no es una cuestión democrática. La ley de Dios no depende de votaciones.

85.a. ¿Dios prohíbe el uso del sexo?

a. Dios prohíbe el uso del sexo no seguro.

Incorrecto. El “sexo seguro” es una fórmula curiosa de referirse a la simple unión carnal por placer y sin consecuencias. Pone de manifiesto una trivialización de lo humano, que queda reducido a la condición de animal que sigue sus instintos. Esto está muy lejos de que nos enseña la fe y de lo que enseña el sentido común, la cultura y la historia de las civilizaciones. Sin duda se debe a una crisis cultural que los cristianos debemos ayudar a superar.

b. Dios permite el uso del sexo cuando existe amor entre quienes lo practican.

Incorrecto. El uso del sexo como expresión del amor también requiere que sea una expresión de entrega sin condiciones para toda la vida, que acepta las consecuencias del amor. Eso solo se da dentro del matrimonio.

c. Dios bendice el uso del sexo dentro del matrimonio, siempre que sea expresión de amor y esté abierto

a la vida.

CORRECTO. El uso y el deseo de utilizar el sexo sólo están permitidos como expresión de amor dentro del matrimonio.

d. Dios castiga el uso del sexo, porque nos hace carnales en lugar de espirituales.

Incorrecto. Dios nos ha creado seres sexuados. El sexo forma parte de nuestra humanidad. Su uso es bueno siempre que sea manifestación de una entrega personal, no resultado de la búsqueda de un placer egoísta. La entrega personal se da en el matrimonio, nunca antes ni fuera de él.

85.b. ¿Hay algún problema moral en excitar un placer sexual en solitario, sin que intervenga otra persona, con la imaginación o haciendo algo?

a. Sí, es un pecado grave.

CORRECTO: el mandamiento nos recuerda que el corazón hay que tenerlo limpio. Puede haber situaciones en que la imaginación, los sentidos, el deseo, se levanten de modo impetuoso. Entonces hay que poner los medios para no consentir: huir de la ocasión, acudir a la Virgen, ofrecer el sacrificio de superar la tentación.

b. No tiene nada de malo, porque no implica a otra persona.

Incorrecto. La pureza es, ante todo, guarda del corazón, que requiere dominio sobre las pasiones y la tentación. Consentir ese placer, buscado o no, es una ofensa a Dios grave.

c. Sí, es un pecado venial.

Incorrecto. La pureza es, ante todo, guarda del corazón, que requiere dominio sobre las pasiones y la tentación. Consentir ese placer, buscado o no, es una ofensa a Dios grave.

85.c. ¿Es necesario casarse por la Iglesia?

a. Basta la voluntad de entregarse mutuamente para siempre.

Incorrecto. Es cierto que la voluntad de entrega mutua es indispensable, pero para recibir un sacramento hace falta que intervenga la Iglesia, un rito, unos testigos. La religión tiene un componente social, público, que no nos podemos saltar.

b. Las personas bautizadas deben casarse por la Iglesia para que exista matrimonio.

CORRECTO. El matrimonio es un Sacramento, una unión bendecida por Dios que San Pablo compara con la unión entre Cristo y la Iglesia. Los contrayentes celebran el sacramento prometiéndose amor mutuo para siempre. Si no existe esa voluntad, la celebración es una farsa.

86.a. ¿Se puede robar a los ricos para dárselo a los pobres?

a. No: siempre hay que respetar a las personas y sus bienes.

CORRECTO. Esto es lo que enseña el 7º mandamiento.

b. Sí, porque es una forma de vivir la justicia.

Incorrecto. La justicia no se construye sobre la injusticia, ni tomándosela cada uno por su mano. Hay que respetar los bienes del prójimo porque si no, sería imposible la convivencia. Otra cosa distinta es que todos tenemos el deber de denunciar las injusticias y luchar para que las leyes sean justas.

c. No: la propiedad es un derecho absoluto que jamás se puede transgredir.

Incorrecto. Esto no es cierto por que Dios ha puesto los bienes al servicio de todos, y nosotros (pobres o ricos) somos administradores de esos bienes. Nadie puede sentirse con el derecho absoluto de utilizar sus bienes como le plazca:

Dios le pedirá cuenta del bien que ha conseguido producir con los talentos concedidos.

86.b. Si uno roba, defrauda, engaña, ¿puede borrar su pecado acudiendo al sacramento de la penitencia?

a. Sí, pero tiene la obligación de restituir lo dañado siempre que le sea posible.

CORRECTO

b. Sí, el sacramento de la confesión borra todos los pecados.

Incorrecto. Es cierto que los borra, pero también se requiere el arrepentimiento. Si no hay voluntad de restituir lo robado, es evidente que uno no se ha arrepentido.

87.a. ¿Se puede mentir si el fin es justo y noble?

a. Sí. A veces la verdad no se entiende y mentir puede ser un mal menor para alcanzar un noble fin.

Incorrecto. El fin nunca justifica los medios en ningún ámbito, sea político, profesional, religioso, familiar, etc. Lógicamente, esto no se refiere a las mentiras jocosas, siempre y cuando no tengan malicia ni consecuencias graves.

b. No, porque todos tenemos derecho siempre a la verdad.

CORRECTO

c. Depende de a quién se mienta, a veces para alcanzar la justicia nos vemos obligados a mentir.

Incorrecto. Todos tenemos derecho a conocer la verdad.

87.b. ¿Hay algún problema en hablar mal de otros, si lo que se dice es verdad?

a. Si no es con causa justificada (en un juicio, por ejemplo) nunca se debe hacer.

CORRECTO

b. Sí se puede hacer. Lo que no se debe hacer es contar cosas malas que no son verdad, porque eso es

una calumnia.

Incorrecto. Ciertamente, una calumnia es algo muy grave. Pero tampoco se puede quitar la fama de otro sin un motivo justificado: es mejor aplicar la regla de oro “calla si no puedes hablar bien”.

c. No, nunca se puede hacer.

Incorrecto. En ocasiones eso puede equivaler a hacerse cómplice de las faltas de otro.

88. ¿Es malo aspirar a ser rico?

a. Es mejor no aspirar a nada.

Incorrecto. Nuestro trabajo y nuestro esfuerzo deben servir para crear riqueza en servicio de nuestra familia, de los pobres, de la sociedad , de la conservación ambiental, del bien común en su conjunto.

b. Es malo poner el corazón en las riquezas y desear lo que tienen otros.

CORRECTO. Se puede tener mucho dinero y vivir desprendido de él para hacer obras de caridad, crear riqueza de la que se beneficien otros, empleo, etc.

c. Es malo aspirar a ser rico con métodos inmorales.

Incorrecto. Los métodos inmorales son ilícitos, pero tampoco se debe poner el corazón en las riquezas aunque las consiga de forma legal. Hay que procurar ver los bienes propios como una oportunidad de servir a Dios y al prójimo.

89. ¿Qué es más importante: amar a Dios o al prójimo?

a. No son mandamientos contrapuestos.

CORRECTO. Un mandamiento sin el otro carece de sentido.

b. Amar a Dios, porque es el primer mandamiento.

Incorrecto. Se debe amar a Dios sobre todas las cosas, pero eso mismo obliga a amar a los demás sin límite.

c. Amar al prójimo, porque a Dios no le podemos manifestar nuestro amor y al prójimo sí.

Incorrecto. Quien ama a los demás procura darles lo mejor, y lo mejor, que es Dios, no se da si no se tiene. El puro altruismo sin Dios manifiesta un amor muy limitado. Dios sin amor a los demás es un contrasentido.

90. ¿Cuál es el Mandamiento Nuevo de Jesús?

a. Amad a quien os ame y odiad a quien os odie.

Incorrecto

b. Amad a los demás como queréis que ellos os amen.

Incorrecto

c. Amaos unos a otros como yo os he amado.

CORRECTO

d. Amaos los unos a los otros y perdonad las ofensas de quien os ofende.

Incorrecto

e. Amarás a Dios sobre todas las cosas y matarás al prójimo si fuera necesario por amor a Dios.

Incorrecto

f. Amarás a tu tierra y a los tuyos sobre todas las cosas.

Incorrecto

91. ¿Hasta dónde tenemos que amar a los demás?

a. Hasta perdonar 70 veces 7.

Incorrecto. Esta expresión del Señor indicaba que había que perdonar siempre. Es una consecuencia del amor; pero otra de las expresiones de este ejercicio es más adecuada para definir el límite del amor.

b. Hasta dar al prójimo todo lo que nos sobre.

Incorrecto. El Señor no solo nos pide para los demás lo que nos sobra, sino también lo que no nos sobra: nuestro

tiempo, dinero, afecto, comprensión

Sin límite alguno: la medida del amor es amar sin medida.

c. Hasta dar la vida.

CORRECTO. Hasta dar la vida, incluso por nuestros enemigos.

92. Asocia cada una de las virtudes teologales con su definición

1/ Fe

A/ No es una virtud teologal sino un don del Espíritu Santo

2/ Esperanza

B/ No es una virtud teologal sino una virtud cardinal

3/ Caridad

C/ Creer todo lo que Dios nos ha revelado

4/ Justicia

D/ Vivir el amor a Dios y al prójimo

5/ Sabiduría

E/ Desear la vida eterna que Dios nos ha prometido

93. ¿Qué tenemos que hacer para que Dios escuche nuestras oraciones?

a. No lo sabemos: hay gente a la que Dios escucha y otros a los que no.

Incorrecto. el Señor escucha siempre nuestra oración, aunque no recemos bien o seamos indignos. Nos quiere como hijos y por eso nos escucha siempre.

b. Rezar con atención, con fe, con perseverancia.

Incorrecto. El Señor nos escucha también cuando rezamos con poca insistencia o fe. Evidentemente, desea que perseveremos y que recemos con amor y confianza; pero no pone condiciones para escuchar lo que le decimos.

c. Nada especial: rezar.

CORRECTO. Sabemos que el Señor escucha SIEMPRE nuestras oraciones. No se pierde ni un suspiro.

94. ¿Cuál es el calificativo que mejor define el modo de orar de Jesús?

a. Confiado

CORRECTO. Jesús oraba con confianza porque Él conocía mejor que nadie a Dios, su Padre.

b. Silencioso

Incorrecto. En ocasiones, Jesús oraba en voz alta para que lo oyeran sus discípulos.

c. Contrito

Incorrecto. Jesús se sabía Hijo de Dios y estaba limpio de pecado: no necesitaba contrición, como nosotros.

d. Poético

Incorrecto. Jesús no se dirigía a Dios Padre con palabras rebuscadas o con expresiones extrañas, sino directamente, de forma sencilla y con confianza.

95. ¿Podemos atrevernos a hablar con Dios nuestro Padre?

a. No, porque no somos dignos de estar en su presencia.

Falso. Dios Padre ha querido que hablemos con Él, por indignos que seamos.

b. Sí, porque Jesús mismo nos lo mandó.

CORRECTO. Para eso nos enseñó el Padrenuestro.

c. Solo cuando estamos convencidos de que lo somos.

No: la falta de fe se supera con fe, y la fe se gana haciendo actos de fe, pidiéndola al Señor, orando.

d. Solo cuando estamos en gracia de Dios.

Hay que rezar siempre. Si perdemos el estado de gracia, lo mejor es pedir perdón al Señor de corazón, intentando que sea una contrición perfecta. Así nos perdonará enseguida, aunque luego tengamos que ir a la confesión.

96. ¿Cuál es la oración principal que orienta el “Padrenuestro”?

a. Venga a nosotros tu Reino.

CORRECTO. Significa que hemos de recibir el Reino de Dios en nuestra vida.

b. Danos hoy nuestro pan de cada día.

Incorrecto. Jesús dijo “Pedid y se os dará” pero nuestra petición no es lo principal.

c. Perdona nuestras ofensas.

Incorrecto. Siempre hay que pedir perdón por nuestras ofensas pero esto es como consecuencia de no haber tenido en cuenta lo principal.

d. No nos dejes caer en la tentación.

Incorrecto. Debemos pedir que nos ayude a no caer en tentación pero esta no es la parte principal que nos orienta.

97. ¿Qué es más importante: la oración o la acción para ayudar a los demás?

a. Depende: hay personas llamadas a la vida contemplativa y otros que tienen una vocación activa.

Incorrecto: todos estamos llamados a llevar una vida de oración. La oración se traducirá después en obras.

b. La acción es más importante: de nada sirve rezar si no nos preocupamos por el bien de los demás, las

obras de misericordia.

Incorrecto. Las obras sin oración no fructificarán o darán frutos escasos. No hay santidad sin oración.

c. La oración siempre es lo primero.

CORRECTO. La verdadera oración siempre conduce a realizar acciones en bien de los demás.

98. ¿Cuándo es posible rezar?

a. En todo momento.

CORRECTO: el Señor está siempre presente en todos los acontecimientos de nuestra vida, importantes o no.

b. En los momentos de soledad y recogimiento.

Incorrecto. Es posible rezar en todo momento.

c. Cada vez que sentimos la necesidad de dirigirnos a Dios.

Incorrecto. Se puede y se debe rezar también en momentos de sequedad interior y desgana: entonces se pone en prueba la fe y demostramos el amor a Dios.

99. ¿Puede alguien enseñarnos a hacer algo tan personal como orar con Dios?

a. Sí: los sacerdotes.

Incorrecto. Podemos aprender a rezar viendo cómo rezan otros cristianos. También debemos nosotros dar ejemplo de oración y de fe: en el modo de hacer la genuflexión (santiguarse), la señal de la cruz, en el empeño por seguir con atención las oraciones en común y en los ratos que dedicamos a la oración personal.

b. No. Un asunto tan personal sólo se aprende en el silencio del corazón.

Incorrecto. Se aprende a rezar también con otros, aunque es cierto que el empeño personal por buscar a Dios en el silencio del corazón es insustituible. También debemos nosotros dar ejemplo de oración y de fe: en el modo de hacer la genuflexión (santiguarse), la señal de la cruz, en el empeño por seguir con atención las oraciones en común y en los ratos que dedicamos a la oración personal.

c. Sí. Aprendemos a rezar con la ayuda de otros.

CORRECTO. Aprendemos a rezar en la familia, en la catequesis, en comunidad con otros cristianos y en el silencio de nuestro corazón. Y sobre todo, mirando a Jesús en el Evangelio.

100. ¿Cuál es el lugar más favorable para la oración?

a. En la naturaleza.

Incorrecto. Se puede hacer una oración estupenda contemplando la naturaleza y alabando a Dios por las maravillas que ha creado. Pero el lugar más favorable para rezar es el templo, junto al Sagrario, donde Jesús nos espera.

b. En comunidad.

El Señor está presente siempre que dos o tres pedimos algo en su nombre, sea donde sea: en una casa, en el campo, en el mar. Pero el lugar más favorable para rezar es el templo, junto al Sagrario, donde Jesús nos espera.

c. El templo, junto al Sagrario.

CORRECTO. Se puede orar en cualquier sitio, pero el templo es el lugar propio de la oración de la Iglesia.

MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS

1-Amarás a Dios sobre todas las cosas.

2-No tomarás el nombre de Dios en vano.

3-Santificarás las fiestas.

4-Honrarás a tu padre y a tu madre.

5-No matarás.

6-No cometerás actos impuros.

7-No robarás.

8-No levantarás falsos testimonios ni mentirás.

9-No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

10-No codiciarás los bienes ajenos .

Estos diez mandamientos se resumen en dos: Amarás a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a ti mismo.

LAS BIENAVENTURANZAS

Las Bienaventuranzas o beatitudes, expresan el sentido de la vida de todo cristiano, dónde está su verdadera realización y cómo logra obtener no sólo la felicidad, sino la vida eterna.

Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los mansos porque ellos heredarán la tierra. Bienaventurados los hambrientos y sedientos de Santidad, porque ellos quedarán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos a causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, por que vuestra recompensa será grande en los cielos. (Mt 5,3-12).

LOS SIETE DONES DEL ESPÍRITU SANTO Sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad, temor de Dios

LOS DOCE FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO "El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley." (Gálatas 5, 22-23)

LAS TRES VIRTUDES TEOLOGALES

Fe, esperanza y caridad.

LAS CUATRO VIRTUDES CARDINALES Prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

Textos realizados por el Arzobispado de Pamplona y Tudela y adaptados para la catequesis de confirmación en la Parroquia San Juan Bautista de Monóvar