Está en la página 1de 4

DAVID Y NABAL

(1 S. 25:44-26:25)

Verdad central: La tentación puesta delante de David para destruir a sus enemigos era muy fuerte, pero si se
rendía, pecaría contra Dios, por tanto, resistió la tentación y dejó las cosas en las manos de Dios, logrando así una
victoria más.

Fondo histórico:
Carmel. Una ciudad en Judá a unos 12 km al sureste de Hebrón, es una zona ondulante y pastoril, ideal para las
majadas de ovejas que Nabal cuidaba allí en tiempos de David. Su esposa Abigail era carmelita, Saúl pasó por allí de
regreso de la matanza de los amalecitas (1 S. 15.12).

Parán. Desierto situado en la región oriental central de la península de Sinaí, al sureste de Cades, con el Arabá y el
golfo de Ácaba en su borde oriental. A este desierto se dirigieron Agar e Ismael cuando fueron echados de la casa
de Abraham (Gn. 21.21). Lo cruzaron los israelitas cuando emprendieron el éxodo de Egipto (Nm. 10.12), y de allí
partieron los hombres que Moisés mandó a espiar la tierra de Canaán (Nm. 13.3, 26).

Haquila. (‘sequía’). Collado en el desierto de Judá donde se escondió David cuando los zifeos complotaron para
traicionarlo y entregarlo a Saúl (1 S. 23.19; 26.1, 3). Su ubicación es incierta; pero generalmente se considera que
se encontraba entre Zif y En-gadi.

Énfasis:
David perdona la afrenta de Nabal, 1 S. 25:1-44. Por haber protegido a sus pastores, David pide a Nabal algunas
provisiones para sus hombres. Nabal, conocido por insensato, desdeña a David. David se propone matar a todos los
de Nabal, pero Abigail su mujer, se entera y sabiamente ofrece a David más de lo solicitado. El enojo de David es
apaciguado por Abigail, y agradece a Dios que no haya matado por el enojo. Cuando Nabal descubre lo que pasó,
muere inesperadamente. David toma a Abigail por esposa.

David perdona de nuevo la vida a Saúl, 1 S 26:1-25. Las similitudes entre este relato y el anterior hacen que
algunos crean que son sólo dos versiones de la misma historia. No obstante, hay diferencias significativas. En el
primer relato David actuaba pasivamente bajo dirección divina. En este hay más intervención humana. El papel que
juega Abner, el general, también es significativo. En resumen, David sigue mostrando su respeto por la casa de Saúl
y por éste como el ungido de Jehová.

APLICACIONES DEL ESTUDIO.


1. En su furor David decidió destruir a Nabal y todo lo que le pertenecía. ¿Había estado David tanto tiempo en la
escuela de la aflicción, donde debió aprender la paciencia y, sin embargo, sigue tan apasionado? En otros
momentos, era sereno y considerado, pero se enardece tanto por unas pocas palabras duras, que procura destruir
una familia entera. ¿Qué es de los mejores hombres, cuando Dios los deja librados a sí mismos, para que puedan
saber lo que hay en sus corazones? ¡Qué necesario es orar, Señor, no nos metas en tentación!

2. Abigail expió con un regalo la negativa de Nabal al pedido de David. La conducta de ella fue muy sumisa. La
sumisión pacifica grandes ofensas. Ella se pone en el lugar de un penitente, y de alguien que ruega. No podía
excusar la conducta de su marido. Ella no depende de sus razonamientos, sino de la gracia de Dios para ablandar a
David y espera que la gracia obre poderosamente.

3. Se busca a un siervo con templanza. Un hombre, mientras menos ceda a su pasión, más contribuirá a la paz y
tranquilidad de su propia conciencia. Muchos han hecho en el ardor de su ira lo que desearán mil veces deshacer.
La dulzura de la venganza pronto se vuelve amargura. Cuando somos tentados a pecar, debemos considerar cómo
lo veremos cuando lo pensemos después.

4. No hay señal más segura de que un hombre tiene poca sabiduría ni forma más segura de destruir lo poco que
tenga, que beber en exceso. A la mañana siguiente, ¡cómo ha cambiado! Su corazón que en la noche esta alegre
con el vino, a la mañana siguiente está pesado como piedra; tan engañosos son los placeres carnales, que pronto
pasa la risa del necio; el final de ese alborozo es angustia. Los ebrios se entristecen cuando reflexionan en su propia
necedad.
HOJA DE TRABAJO
DAVID Y NABAL
(1 S. 25:44-26:25)
Verdad central: La tentación puesta delante de David para destruir a sus enemigos era muy fuerte, pero si se
rendía, pecaría contra Dios, por tanto, resistió la tentación y dejó las cosas en las manos de Dios, logrando así una
victoria más.
Lee tu Biblia y responde:
1. La ingratitud de Nabal, 1 S. 25:1-13.
Samuel muere y es sepultado en ______. Después, David se fue al desierto de (v.1) _______. La historia de Nabal
y su trato desdeñoso a David ofrecen una oportunidad más para mostrar otros aspectos positivos del futuro rey de
Israel. David se encontraba pasando por terribles circunstancias y se acordó de un hombre muy rico que tenía (v.2-
3) _______ovejas y ______ cabras. Apelando a la protección que le había prodigado a Nabal en el pasado (v.__),
David le pidió provisiones para sustentarse él y sus hombres en el desierto.
Sin embargo, con absoluto desprecio Nabal se negó a ayudarle pues dijo (v.10-11) ¿Quién es David…? Muchos
siervos hay hoy que huyen de sus señores. ¿He de tomar yo ahora mi ____, mi _______, y la _______… y darla a
hombres que no sé de dónde son? Eso enfureció tanto a David que tomó sus hombres y se dirigió a Carmel.
2. La prudencia de Abigail, 1 S. 25:14-20, 23-31, 35-44.
v. 14-20. De no haber sido por su esposa, _________, Nabal hubiera muerto. Ella supo de la necia respuesta de su
esposo por medio de uno de los criados (v.___). Para impedir el mal, tomó provisiones de comida en abundancia
para suplir los requerimientos de David.
v. 23-31. Cuando la mujer salió al encuentro, rogó a David que no castigara a su esposo porque dijo (v.25) “…
conforme a su nombre, así es. El se llama Nabal, y la ________ está con él…” En lugar de ello, Dios iba a bendecir a
David y pronto lo haría rey (v.___). Matar al insensato Nabal solamente le traería remordimientos innecesarios.
v. 35-44. David, impresionado por la sabiduría de la mujer, siguió su consejo y con gratitud recibió de su mano lo
que le había traído. El buen juicio de Abigail fue muy pronto reivindicado. Nabal se emborrachó y supo cuán cerca
había estado de caer en manos de David. La noticia lo impactó tanto, que sufrió un ataque al corazón y (v.38) ____
días después murió. David comprendió que esos eventos eran señal de Dios y quedó tan impresionado por la belleza
y carácter de Abigail, que le propuso matrimonio y ella lo aceptó con gozo. Así que David tuvo otra esposa además
de (v. 43) _________ y Mical, con quienes se había casado anteriormente, aunque durante su ausencia en Gabaa,
Saúl había dado su hija Mical a un hombre llamado (v. 44) ________.
3. Última persecución de Saúl contra David, 1 S. 26:1-25.
v. 1-12. Una vez más, Saúl supo del escondite de David por los zifeos, así que con sus (v.2) _______ hombres
escogidos fueron hacia el collado de Haquila en el desierto de Zif para buscar a David. El Señor volvió a hacer un
milagro al liberar a su escogido, quien en esa ocasión llegó tan cerca del rey que estaba durmiendo, que David pudo
llevarse su (v. 12) _______ y su _______ de agua. Una vez más David no se atrevió a lastimar al ungido de Jehová.
v. 13-25. Luego de cruzar hacia el lado opuesto, David le gritó a (v.14) ________ quien supuestamente era el
encargado de cuidar la integridad de Saúl y lo regañó por su descuido. Entonces Saúl se despertó y una vez más
escuchó la súplica de David de que lo dejara en paz. Para Saúl, la protección de Dios sobre David fue tan evidente
que no solamente pudo confesar su propia maldad, sino que también reconoció completamente que David estaba
destinado a ser el pastor de Israel (v.___).
APLICACIONES DEL ESTUDIO.
1. En su furor David decidió destruir a Nabal y todo lo que le pertenecía. ¿Había estado David tanto tiempo en la
escuela de la aflicción, donde debió aprender la paciencia y, sin embargo, sigue tan apasionado? En otros
momentos, era sereno y considerado, pero se enardece tanto por unas pocas palabras duras, que procura destruir
una familia entera. ¿Qué es de los mejores hombres, cuando Dios los deja librados a sí mismos, para que puedan
saber lo que hay en sus corazones? ¡Qué necesario es orar: “Señor, no nos metas en tentación”!
2. Abigail expió con un regalo la negativa de Nabal al pedido de David. La conducta de ella fue muy sumisa. La
sumisión pacifica grandes ofensas. Ella se pone en el lugar de un penitente, y de alguien que ruega. No podía
excusar la conducta de su marido. Ella no depende de sus razonamientos, sino de la gracia de Dios para ablandar a
David y espera que la gracia obre poderosamente.
3. No hay señal más segura de que un hombre tiene poca sabiduría ni forma más segura de destruir lo poco que
tenga, que beber en exceso. A la mañana siguiente, ¡cómo ha cambiado! Su corazón que en la noche esta alegre
con el vino, a la mañana siguiente está pesado como piedra; tan engañosos son los placeres carnales, que pronto
pasa la risa del necio; el final de ese alborozo es angustia. Los ebrios se entristecen cuando reflexionan en su propia
necedad.
COMENTARIO BÍBLICO JAMIESON-FAUSSET-BROWN
CAPITULO 25
1-9. MUERE SAMUEL.
1. Murió Samuel—Después de una larga vida de piedad, dejando tras sí una fama que lo coloca entre los más
grandes personajes de las Sagradas Escrituras. lo sepultaron en su casa en Rama—es decir, en su mausoleo. Se
levantó David, y se fue al desierto de Parán.—Este movimiento fue ocasionado probablemente por la necesidad de
buscar provisiones para sus numerosos seguidores. el desierto de Parán—se extendió desde Sinaí hasta los
confines de Palestina, en los territorios meridionales de Judá. Como otros desiertos, tenía grandes trechos de pasto,
a donde los habitantes enviaban su ganado en la época de pastorear, pero donde estaban expuestos a las
constantes y violentas depredaciones de árabes vagos. David y sus hombres ganaban su sustente haciende
incursiones contra estos ismaelitas saqueadores. Frecuentemente, por estos servicios útiles, recibían espontáneas
señales de agradecimiento de los habitantes pacíficos.
3. era del linaje de Caleb—naturalmente, de la misma tribu que David.
4-9. Nabal esquilaba sus ovejas. Entonces envió David diez criados—David y sus hombres se ocultaban en estos
desiertos, asociándose con los ganaderos y pastores de Nabal y otros, y haciéndoles buenos servicios,
probablemente a cambio de informes y provisiones recibidos por medio de ellos. De modo que, cuando Nabal tenía
su esquila anual en Carmelo, David se creía con derecho de participar en los festejos, y envió mensajeros que
contaran sus servicios y pidieran un presente.
10-13. LA CONTESTACION GROSERA.
10-12. Nabal respondió a los criados de David, y dijo: ¿Quién es David?, etc. La respuesta de Nabal parece indicar
que el país se encontraba en estado de relajamiento y desorden. La buena conducta de David, sin embargo, como
también los servicios rendidos por él y sus hombres, fueron prontamente reconocidos por los criados de Nabal. Su
protección crea un derecho a alguna clase de tributo, en la forma de provisiones y cosas necesarias, que
generalmente es dado de buena voluntad y con gratitud. Pero cuando es denegado, es impuesto como un derecho.
La negación de Nabal fue, pues, una violación de las costumbres establecidas del lugar.
13. dejaron doscientos con el bagaje—Esta concesión a sus seguidores fue hecha después de su regreso a Judá.
14-35. ABIGAIL LE CALMA.
14-18. Entonces Abigail tomó luego—La prudencia y destreza de su esposa fueron los medios de salvarlo a él y a
su familia de una destrucción completa. Ella reconocía las exigencias de sus poderosos vecinos; pero pensando
sabiamente, que para pagar las insolencias de su esposo, se había hecho necesaria una mayor liberalidad, ella juntó
una grande cantidad de alimento. Cueros, botellas de cueros de cabras, capaces de contener buena cantidad. grano
tostado—Era costumbre comer grano tostado, cuando estaba completamente desarrollado aunque no maduro.
19. dijo a sus criados: Id delante de mí, que yo os seguiré luego—La gente en Oriente siempre trata de producir
buen efecto con sus presentes, por eso cargan sobre varios animales, lo que fácilmente podría ser llevado en uno
solo, y los llevan por delante uno por uno. Abigail no sólo despachó a sus criados en esta forma, mas resolvió ir en
persona, siguiendo su obsequio, como se hace comúnmente, para ver la impresión que produciría su generosidad.
23. Se apeó prestamente del asno, y postrándose delante de David sobre su rostro—Desmontar en presencia de
un superior, es la más alta expresión de respeto que se puede dar. Acompañando este acto de cortesía con la forma
más abyecta de postración, ella, no sólo por su actitud sino por su lenguaje, hizo expiación por la desatención
mostrada por su esposo, y al mismo tiempo rindió el más amplio tributo de respeto al carácter de David.
25. Nabal—significa idiota, dio pertinencia a las palabras de su esposa.
26. Sean pues como Nabal tus enemigos—Que sean tan tontos y viles como él.
29. el alma de mi señor será ligada en el haz de los que viven con Jehová—Un orientalismo, que expresa la
perfecta seguridad de la vida de David, de todos los ataques de sus enemigos, bajo el escudo protector de la
providencia divina, quien lo ha destinado para cosas elevadas.
32-35. dijo David a Abigail: Bendito sea Jehová—Trasportado por pasiones y cegado por venganza, él estaba al
borde de perpetrar una grande injusticia; y, seguramente, la oportuna llegada y la conducta prudente de Abigail
ejercieron gran influencia para que David cambiara su propósito. Fue el medio para abrirle los ojos ante el carácter
moral de la conducta que tan impetuosamente iba a seguir; y al aceptar su obsequio, habla con viva satisfacción así
como también con gratitud a Abigail, por haberlo librado de derramar sangre.
36-44. LA MUERTE DE NABAL.
36. tenía banquete en su casa como banquete de rey—La época de la esquila es siempre muy alegre. Los amos
generalmente festejaban a sus pastores; y aun Nabal, aunque de una disposición mezquina, preparaba las
festividades con una líberalidad suntuosa. Los árabes modernos celebran la época con iguales alegrías.
37, 38. a la mañana… le refirió su mujer estas cosas; y se le amorteció el corazón—El probablemente se desmayó
por el horror que le causó la situación peligrosa en que inconscientemente se había colocado y fue tal el choque que
le produjo el susto en todo su organismo, que rápidamente decayó y murió.
39-42. Jehová ha tornado la malicia de Nabal sobre su propia cabeza. Tal vez se refería al inmerecido improperio,
y al desdén de Dios en éste sobrentendido. envió David a hablar a Abigail, para tomarla por su mujer—Este
proceder informal estaba del todo de acuerdo con el estilo de los monarcas orientales, quienes tan pronto desean a
una dama, envían un mensajero para hacerle saber su deseo de que ella vaya a vivir al palacio, y es el deber de ella
obedecer. Su casamiento con Abigail le trajo una rica propiedad.
44. Mical—Por la voluntad absoluta de su padre, la que era esposa de David, fue dada a otro hombre; pero ella
volvió, y mantenía el carácter de su esposa, cuando David ascendió al trono.
CAPITULO 26
1-4. SAUL LLEGA A LA COLINA DE HAQUILA CONTRA DAVID.
1. Y vinieron los Zifeos a Saúl en Gabaa—Esa gente quiso ganarse la buena voluntad de Saúl dándole informes
secretos acerca de David (23:19). Es extraño que David volviera a su anterior escondite en los alrededores; pero tal
vez lo hizo para estar cerca de las posesiones de Abigaíl, y bajo la impresión de que Saúl se había apaciguado. Pero
el rey había reincidido en su vieja enemistad.
4, 5. envió espías… y se levantó David, y vino al sitio donde Saúl había asentado el campo—Habiendo David
recibido cierta información del lugar, parece que, acompañado por su sobrino (v. 6), que se había escondido, tal vez
disfrazado, en un bosque cercano o en una colina a orillas del campamento real, esperó a que fuera de noche para
acercarse bajo la protección de la obscuridad.
5-25. DAVID PROHIBE A ABISAI QUE MATE A SAUL, PERO TOMA SU LANZA Y BOTIJA.
7. Saúl estaba tendido durmiendo en la trinchera… y el pueblo alrededor de él tendidos—Entre la gente nómada
de Oriente, los campamentos generalmente se forman en círculo; la circunferencia formada por el bagaje y los
hombres, y el jefe en el centro, ya sea que ocupe una carpa o no. Su lanza, clavada en tierra, indica su posición.
Similar era la disposición del campamento de Saúl. En su apresuramiento parece que no llevaba carpa, sino que
dormía en el suelo. Toda la tropa estaba sumida en sueño a su derredor.
8-12. Dijo Abisai a David: Hoy ha entregado Dios a tu enemigo en tus manos—Esta estratagema a medianoche
muestra la actividad y empresa heroica de David, y estaba de acuerdo con los métodos de guerra de aquellos
tiempos. lo heriré con la lanza, cosiéndole con la tierra de un golpe—La vehemencia feroz de Abisai es evidente
por su lenguaje, pero la magnanimidad de David está muy por encima de las ideas de sus seguidores. Aunque la
crueldad, y perfidia, y carencia de principios correctos habían rebajado a Saúl a un grado hondo de degradación, sin
embargo, eso no fue motivo para que David lo imitara en sus obras malas. Además, él era el soberano, David era
un súbdito. Aunque Dios lo había rechazado del reino, éste era el mejor proceder, y el más respetuoso, en vez de
precipitar su caída manchando sus manos con la sangre de Saúl, y así cometer un gran crimen, esperando más bien
la sentencia de aquella providencia que tarde o temprano lo quitaría por algún golpe repentino y mortal. El que, en
apresuramiento impetuoso, estuvo a punto de exterminar a Nabal, muy manso perdonó a Saúl. Al mismo tiempo
mandó llevar algunas cosas que mostrarían dónde habían estado y lo que habían hecho. Así logró la mejor de las
victorias sobre Saúl: amontonando ascuas de fuego sobre su cabeza.
11. la lanza que está a su cabecera, y la botija del agua—La lanza oriental tenía, y todavía tiene un clavo en la
punta inferior, con el fin de clavar la lanza en tierra cuando el guerrero está descansando. La botija de Saúl sería
probablemente de materiales superiores, u ornamentada más ricamente que las comunes, y por lo tanto por su
forma o tamaño sería fácilmente distinguida.
13, 14. David se puso desviado en la cumbre del monte, y dio voces al pueblo. La pureza y elasticidad del aire de
Palestina hacen que las palabras sean oídas, dirigidas por una persona desde la cumbre de una montaña a otra
persona que está sobre otra cumbre, separadas por una profunda quebrada. De esta manera los grupos enemigos
pueden hablarse aunque unos estén fuera del alcance de las armas arrojadizas de los otros. dijo David a Abner:
¿No eres varón tú? … ¿por qué no has guardado al rey tu señor?—La circunstancia de que David había penetrado
hasta el centro del campamento, a través del círculo de soldados dormidos, constituía la razón de esta mofa
sarcástica. Esta nueva evidencia de la moderación y magnanimidad de David, junto con su seria y bondadosa
reconvención, una vez más ablandó la obstinación del corazón de Saúl.
19. Si Jehová te incita contra mí—Por el espíritu malo que él envió, o por ofensas espirituales por medio de las
cuales le hemos desagradado mutuamente. acepte un sacrificio—es decir, ofrezcamos conjuntamente un sacrificio
para apaciguar su ira contra nosotros. si fueren hijos de hombres—La prudencia, mansedumbre y manera de
hablar de David al atribuir la enemistad del rey a las insinuaciones de algunos calumniadores, y no al celo de Saúl,
son dignas de notarse
20. como quien persigue una perdiz—Los orientales, para cazar perdices y otras aves, las persiguen hasta
fatigarlas, después de hacerlas levantar el vuelo dos o tres veces se acercan a las aves cautelosamente y las voltean
con palos. Fue exactamente de esta manera como Saúl estaba persiguiendo a David; de tiempo en tiempo lo sacaba
de su escondite, esperando cansarlo de la vida o tener una oportunidad para destruirlo.