Está en la página 1de 3

c 



  
 
  

m mm 
m  m Una ley de composición interna *, definida sobre un conjunto À posee la  
  si para cada
tres elementos cualesquiera  z del conjunto Àse verifica:

 * *  * es decir, si 

(1) x (x(x z) :  * * z = * * z)

d m
 m  mñ Una ley de composición interna * definida sobre un conjunto Añ Posee propiedad conmutativa si,

(xî) (xy) : î * y = y * î

 m m 
m  m 
 m  m Si la ley de composición interna * es asociativa y conmutativa, el resultado final es
independiente del orden en que se tomen los elementos y de la forma de agrupar éstosñ

En efecto, si con objeto de fijar ideas nos referimos a los cuatro elementos î    z y  las igualdades inmediatas que siguen nos prueban la
certeza de la tesisñ

* * z * =  * z] * =  * * z)] *  * z) *  * (z * * 

   

Un elemento G Àse dice para la ley * si posee la propiedad siguiente:

(1) (x y) (x z) :  ^ 



Análogamente, î es 
si

(2) xxñ   ^ 

Si un elemento î es regular por la izquierda y por la derecha, se dice Cuando todos los elementos de un conjunto, sobre el que
se ha establecido una ley *ñ son regulares, diremos que dichos elementos son 
 para dicha leyñ

º   
Se dice que un elemento de un conjunto À, en el que ha definido una operación interna *, es Ô por 
para dicha ley si, para
todo î G Àse verifica:
(1) î *  = î

Análogamente, se dice que G À es un elemento Ô  para la Ley * si, xî G À, se verifica:
(2) *î=î

Simbólicamente, G À es neutro para la ley * si, y sólo si:

(3) (x î, î G À) : =  * î = î

m    


Ô    Ô Ô  Ô  
      Ô  
  Ô  

Ô  Ô  

En efecto, por ser  neutro por la derecha, se tiene:

J

ahora bien, como la ley * es conmutativa, tendremos:

=  * î

de donde

*î= î

Luego  es también neutro por la izquierda para la ley * y, por tanto, es neutro para la repetida leyñ

m  ÔÔ Ô   !Ô




En efecto, si tuviese dos elementos neutros  y  se tendrá:

` ** = * `= 

Por ser  elemento neutroñ

Análogamente, por ser  elemento neutro, se tendría:

` ** = * `= 

Luego:

= 

4)   


Si una ley interna *, sobre un conjunto Àposee un elemento neutro , se dice que el elemento î` G À es  

 con

respecto a la ley *, del elemento î G À 


(1) î * î`= 

Análogamente se dice que î G À es  


 con respecto a la ley *, del elemento î G Àsi
(2) î *î=

Simbólicamente, î G Àes simétrico de î G À con respecto a la ley * si, y sólo si:


  î * î`= 

ñ Si î G Àes simétrico de î G Àñ con respecto a la ley *, se tendrá:

 " " 

y corno esta igualdad puede ser escrita en la forma:

"   "

Podemos concluir que es a su vez simétrico de " es decirñ que:

(4)  ##= 

Esto es,   


  
ÔÔ   

è c Ô


Ô Ô À $ Ô 
  , Ô  G À   
   !Ô


-1 -1
En efecto, si tuviera dos simétricos î1 y î2 , se tendría;

-1 -1
î1 * y î2 

Por otra parte, si tenemos en cuenta la asociatividad de la ley * y las igualdades anteriores, podremos escribir;

-1 &' -1 &' -1 &'


î1 * ( * % ) = (î1 *  * % = î2 = % :

-1 &' -1 &'
î1 * ( * % ) = î1 * = '

de donde

-1 &'
î2 = '

è  *   


   Ô  î e  Ô  
 
 î * y   Ô  
   Ô
(

-1 -1 -1
(5) (î * y) = î * y

En efecto:

&' &' &' &' &' &' 


î * y *( * ) = î * [y *( * )] = î * [(y *  )*

&' &'
î * ( * ) = î * = 

Análogamente, se demuestra que también:

&' &'
( * ) * (î * y) = 

&' &'
 que por tanto el simétrico de î * y es  *

è º Si un


Ô Ô À ÔÔ 
    
Ô  Ô  tiene  
    Ô  À
Ô 

En efecto:

-1 -1 -1 -1
î * y = î * z ^ î * (î * y) = î * (î * z) ^ (î * î) * y = (î * î) * z ^ * yJ* z ^ y = z

Luego î es regular por la izquierdañ Análogamente se demuestra que es también regular por la derecha y que, por tanto es regularñ

ÿ  
 

Sea Añ un conjunto dotado de dos leyes de composición interna * y -ñ Diremos que la ley respecto a la ley * es distributiva por la izquierda con
respecto a la ley - si se verificañ

(1) (x î) (x y) (x z): î * (y - z) = (î * y) - (î * z)

Análogamente la ley * es Distributiva por la derecha con respecto a la ley -, si

(2) (x î) (x y) (x z): î - (y * z) = (î - y) * (î - z)
è  c Si la ley * es conmutativa y, además, es distributiva por la izquierda (o bien por la derecha) con respecto a la ley - la ley * es
distributiva con respecto a la ley -

En efecto, si suponemos * distributiva por la izquierda, tenemos:

î * (y - z) = (î * y) - (î * z) = (y * î) - (z * î) = (y - z) * î

è Si * es distributiva con respecto a la ley - y ésta es asociativa, se tiene:

(î1 - î2)* (y1 - y2) = (î1 y1 ) - (î1 y2) - (î2 y1) - (î2 y2)

  

! 
"
 


Dado el dominio de operadores ȍ ‰        





 ‰                
     

  f: (Į, ) G ȍ î A ĺ Į * G 

1ñ Si el conjunto Àestá dotado de una ley interna +, que llamaremos    diremos que la ley eîterna es distributiva con respecto a
la adición en À, sí se verifica:
(1) (x ) (x î) (x y):  (î + y) = ( î) * ( - y)

2ñ Si los conjunto  y Àestán dotados de una ley de composición interna +, que llamaremos    diremos que la ley eîterna es
distributiva con respecto a la adición en , sí se verifica:
(2) (x Į) (x ) (x î): (Į +  î = (Į î) + ( î)

3ñ Si el conjunto À esta dotado por una ley interna , que llamaremos multiplicativa, diremos que hay una asociatividad miîta entre la
ley eîterna y la Multiplicación en À, si se verifica:
(3) (x ) (x î) (x y):  (î y) = (Į · î) · y = î (Į · y)

4ñ Si el conjunto  esta dotado por una ley interna ·, que llamaremos multiplicativa, diremos que hay una asociatividad miîta entre la
ley eîterna y la Multiplicación en ®, si se verifica:
(4) (x Į) (x ) (x î): Į · ( · î) = (Į · ) · î =  · (Į · î)