Está en la página 1de 7

Bol Vasconav 108 - 72p 18/2/09 18:36 Página 24

VOL. XL NUM. 1
REVISIÓN TEMÁTICA BOL. S VASCO-NAV PEDIATR 2008; 40: 24-30

Trastorno específico del RESUMEN tal, autismo, trastornos psiquiátricos). El


TEL es un problema intrínseco del proce-
desarrollo del lenguaje El trastorno específico del desarrollo del len- samiento del lenguaje, y los niños afecta-
guaje (TEL), también llamado disfasia, es un pro- dos no desarrollan un lenguaje normal es-
blema intrínseco del procesamiento del lenguaje, perado para su edad y desarrollo
Hizkera garapenaren arazo que puede afectar tanto a la expresión como a intelectual, independientemente de los dé-
espezifikoa la comprensión de los mensajes verbales, y que ficits descritos.
tiene un perfil clínico y evolutivo heterogéneo. La prevalencia del TEL asociado o no a
El TEL puede ser difícil de diferenciar del retraso retraso mental se aproxima al 2% a los 3
S. Aguilera Albesa, M.P. Botella Astorqui simple del lenguaje a edades tempranas, por lo años de vida, y es más frecuente en varo-
que con frecuencia sufre un retraso diagnóstico. nes que en mujeres (2,4:1). Desde el inicio,
Unidad de Neuropediatría. Servicio de
Pediatría. Hospital Txagorritxu. Servicio
Es importante tener en cuenta que en los niños el desarrollo lingüístico del niño surge re-
Vasco de Salud-Osakidetza. Vitoria- con trastornos del lenguaje que presentan alte- trasado y distorsionado. Es persistente,
Gasteiz, Álava, País Vasco. raciones de la comprensión y del uso contextua- puede durar toda la vida en algunos casos
Correspondencia: Sergio Aguilera. Correo lizado del lenguaje, se incrementa el riesgo de graves, o sufrir variaciones durante su evo-
electrónico: saguileraa@alumni.unav.es aislamiento social y de acoso escolar (bullying). lución, influidas o no por la intervención
Durante su evolución pueden desarrollar tam- logopédica. Durante la etapa escolar existe
bién dificultades con el lenguaje escrito y fracaso el riesgo de interferencia sobre el aprendi-
escolar. Además, los padres y educadores, sin zaje de la lectoescritura y la construcción
una recomendación específica, tienden a usar me- de discursos verbales más complejos, como
nos el lenguaje verbal con los niños que padecen narrar historias o mantener una conversa-
dificultades del lenguaje, limitando aún más su ción. Esto puede repercutir tanto en el ren-
aprendizaje. El pediatra debe ser consciente de dimiento académico como en las relaciones
esta heterogeneidad clínica y evolutiva para po- interpersonales.
der detectar los trastornos específicos del len- El TEL presenta unas características
guaje a una edad más temprana, y favorecer el evolutivas que permiten diferenciarlo del
inicio de una terapia específica antes de los 3 retraso simple del lenguaje (Tabla I). La dis-
años, contribuyendo así a mejorar el pronóstico fasia se debe también distinguir de los tras-
global de estos niños. tornos adquiridos, llamados afasias, ya que
estos últimos aparecen tras un período de
PALABRAS CLAVE desarrollo del lenguaje normal. No obstante,
Trastorno específico del lenguaje, Disfasia. en los niños más pequeños puede ser un
diagnóstico diferencial difícil, y en todos
los casos será mejor solicitar una evaluación
INTRODUCCIÓN especializada que esperar a que mejore el
lenguaje espontáneamente, retrasando así
El trastorno específico del desarrollo una intervención que podría beneficiar al
del lenguaje (TEL), también llamado disfa- niño desde edades tempranas.
sia, consiste en una dificultad para adqui- Los niños con TEL presentan unas ca-
rir y manejar las habilidades de compren- racterísticas clínicas heterogéneas que difi-
sión (descodificación) y expresión cultan su clasificación y tratamiento. Las in-
(codificación) del sistema lingüístico. El TEL vestigaciones más recientes aportan nuevos
se define como específico porque no es se- datos sobre la evolución del lenguaje de es-
cundario a un déficit sensorial (por ejem- tos niños, que pueden progresar de una
plo, hipoacusia), neuromotor (disartria), forma de TEL a otra a lo largo de su vida,
cognitivo ni socioemocional (retraso men- o coexistir con la deficiencia intelectual o
Bol Vasconav 108 - 72p 18/2/09 18:36 Página 25

VOL. XL NUM. 1 TRASTORNO ESPECÍFICO DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE 25

con los trastornos generalizados del desa- TABLA I. CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DIFERENCIALES ENTRE RETRASO SIMPLE DEL LENGUAJE Y TEL.
rrollo, complicando el diagnóstico diferen- Retraso simple TEL
cial y el abordaje terapéutico.
Naturaleza del trastorno Desfase cronológico Alteración intrínseca persistente del
procesamiento del lenguaje
Grado de afectación Leve Moderada o grave
ETIOLOGÍA
Evolución Transitoria Persistente
Dimensiones del lenguaje Fonología Fonología, morfosintaxis, léxico,
La etiología del TEL está aún por dilu- afectadas semántica, pragmática
cidar. Los estudios actuales muestran que en Respuesta a la terapia Mejoría rápida Mejoría lenta, variable
algunos casos se puede encontrar un origen específica
genético, como en la conocida familia KE, Aprendizaje de la Repercusión escasa Frecuentemente afectada
donde 16 de 30 miembros de 3 generaciones lectoescritura
padecían un TEL. La alteración en el lenguaje
se hereda en esta familia de forma autosó-
mica dominante, y recientemente se ha iden- El lenguaje es un código o sistema de izquierdo llamada área de Wernicke (el lado
tificado el locus responsable en el cromo- signos para conocer y representar la reali- izquierdo en el 86% de la población), a
soma 7, denominado SPCH1 (de “speech”). dad y permitir los intercambios comunica- donde llega toda la información auditiva.
Otros estudios genéticos han mostrado li- tivos. Incluye dos dimensiones principales, El análisis fonológico abarca dos planos: el
gamientos a diferentes regiones del genoma la estructural o formal (fonología, morfolo- receptivo, de identificación y discrimina-
(13q21, 16q24 y 19q13), lo que indica un pro- gía y sintaxis) y la funcional (uso cognitivo ción de fonemas, sílabas y palabras (en el
bable modelo poligénico multifactorial. o semántica y uso pragmático). Dentro de hemisferio izquierdo), atendiendo a su
También se han realizado estudios de estas dimensiones distinguimos los proce- acento y entonación-prosodia (en el hemis-
neuroimagen estructural en niños con TEL, sos de comprensión (descodificación o re- ferio derecho); y el expresivo, con la pro-
y se han observado diferencias morfométri- cepción) y expresión (codificación). gramación fonológica y la forma de articu-
cas de los hemisferios cerebrales en niños dis- lación (hemisferio izquierdo, parte posterior
fásicos y disléxicos, comparados con contro- 1. Dimensiones formales del lenguaje del área de Broca; y control motor por gan-
les, aunque estas alteraciones estructurales 1.1 Fonología: discriminación y programación glios basales y cerebelo).
no se deben considerar un criterio diagnós- fonológica La afectación de esta área tiene una dis-
tico de TEL. Otros estudios han identificado El nivel fonológico es el primer nivel de tinta expresividad clínica. Así, por ejemplo,
diversos factores de riesgo para trastornos organización del lenguaje. El niño adquiere los niños con retraso simple del lenguaje
del desarrollo de las habilidades psicolin- progresivamente el sistema fonológico en- presentan reducción y simplificación del
güísticas: perinatales, como prematuridad y tre los dos y los cuatro años de vida. Se con- sistema fonológico, que adquieren a una
bajo peso al nacer; y ambientales, como un sidera normal tener dificultades para las sí- edad más tardía de lo que les corresponde.
nivel sociocultural bajo. Todos estos factores labas complejas, como pla, ter, fri, gru, hasta Realizan, por ejemplo, omisiones (“ápi” por
genéticos, neuroestructurales y ambientales los 5 años y para la pronunciación de la /r/ lápiz), sustituciones (“tóte” por coche) y asi-
podrían estar implicados en el origen del TEL. hasta los seis años. milaciones (“nane” por grande). A dife-
El proceso para la descodificación del rencia de éstos, los niños con TEL pueden
habla tiene un modelo complejo: una vez presentar además una desorganización y
DIMENSIONES DEL LENGUAJE Y que la vía auditiva ha aislado los compo- distorsión fonológicas. Tienen dificultades
EXPRESIVIDAD CLÍNICA DE SU ALTERACIÓN nentes básicos del habla y los patrones de para percibir y discriminar los sonidos y el
frecuencia y orden temporal, se identifican orden en que han sido emitidos, de forma
Antes de exponer el proceso de diag- los segmentos (fonemas) del habla, y se diferente cada vez. Esta alteración no siste-
nóstico y clasificación del TEL, es preciso construyen representaciones abstractas de mática de los fonemas permite además di-
hacer un resumen acerca de las dimensio- estos fonemas para formar unidades supe- ferenciar los problemas fonológicos en los
nes del lenguaje para comprender mejor los riores (palabras, oraciones). Esto ocurre en niños con disfasia de los niños con dislalias
distintos subgrupos clínicos de TEL. la región perisilviana del lóbulo temporal múltiples, en los que la alteración es fija.
Bol Vasconav 108 - 72p 18/2/09 18:36 Página 26

26 S. AGUILERA ALBESA, M.P. BOTELLA ASTORQUI DICIEMBRE 2008

1.2 Léxico y vocabulario ción a situaciones nuevas, no sólo por imi- ciones o preposiciones. Se hace más evi-
El léxico incluye la comprensión del len- tación o repetición. Por ejemplo, al apren- dente cuando tienen que formular deman-
guaje (identificación) y la selección apro- der el uso del participio “–ido” lo sobre- das o mensajes complejos.
piada del vocabulario para transmitir lo que generaliza a todos lo verbos, diciendo “ha
quieres decir con un significativo concreto rompido”, y luego aprenderá las excepcio- 2.2 Uso pragmático
(denominación). El niño aumenta progre- nes de cada regla. Desde los 3 años y me- La pragmática es el estudio de los usos
sivamente su vocabulario a partir de los 10- dio, el niño sano consigue dominar la es- del lenguaje y de la comunicación lingüís-
13 meses, y aprende mejor las palabras con tructura fundamental de su lengua materna tica. Tiene que ver con la organización del
fonemas familiares que otras muy diferen- y la reproduce con inteligibilidad. discurso en una conversación según los re-
tes. Esto ocurre por la conciencia fonológica, Los niños con alteraciones en estos as- querimientos de la relación entre las per-
que es la capacidad de ser consciente de las pectos del lenguaje tienen dificultades para sonas que hablan (qué tipo de lenguaje con-
unidades del habla (conciencia lexical, si- incorporar en su repertorio lingüístico los viene en cada caso); con la capacidad de
lábica, fonémica). Las áreas corticales pre- elementos y unidades que regulan la orga- identificar cada situación o contexto con-
frontal (parte más anterior del lóbulo fron- nización interna de las palabras y oracio- versacional y darle sentido; y con la inten-
tal), temporal y parietal del hemisferio nes. Por eso, su discurso puede ser desor- ción comunicativa, si sabe ajustarse a lo que
izquierdo son las encargadas del recono- ganizado e ininteligible. Los grados de dice y hace, según lo que cree que el inter-
cimiento lexical y de las relaciones sintácti- severidad oscilan desde un desarrollo gra- locutor sabe y quiere, y con lo que quiere
cas. matical lento y pobre hasta una desestruc- conseguir al comunicarse. Esta función del
Los niños con afectación del procesa- turación gramatical con un uso inadecuado lenguaje se asienta sobre la región perisil-
miento lexical tienen dificultades para com- de todos los elementos del lenguaje. viana del lóbulo temporal derecho.
prender y expresar conceptos sobre espa- La expresión del niño sano es diferente
cio y tiempo, para recordar el nombre de 2. Dimensiones funcionales del lenguaje dependiendo de que hable a otro niño, a sus
un objeto o relacionarlo con su misma ca- 2.1 Uso cognitivo o semántico padres, profesor, médico, etc. El niño con
tegoría. La falta de vocabulario conlleva La semántica hace referencia al signifi- afectación de la dimensión funcional del
problemas de comprensión y puede modi- cado o representación de los mensajes pro- lenguaje no presenta problemas fonológi-
ficar la fluidez de su discurso, que será ti- ducidos. En lo receptivo implica obtener el cos o lexicales destacables, pero manifiesta
tubeante y con abundantes repeticiones. significado a través del código lingüístico, dificultades en la construcción de frases,
y en lo expresivo la selección más adecuada que son poco elaboradas, con comentarios
1.3 Comprensión y programación sintáctica de vocabulario y estructura del lenguaje, estereotipados, respuestas incoherentes e
La morfosintaxis comprende las formas que depende de lo que se quiera comuni- inapropiadas al contexto, y le da un signi-
de conexión de los sonidos con el signifi- car. Esta función del lenguaje se asienta so- ficado literal a aquello que dice el interlo-
cado contenido en las palabras o en las fra- bre ambos hemisferios cerebrales (regiones cutor de manera irónica. Esto conduce a
ses y las reglas para sus combinaciones. Son temporo-parietales): la izquierda atiende a problemas de comprensión al no saber usar
componentes de la morfosintaxis: distintas los componentes lexicales y morfosintácti- el lenguaje y sus reglas. No distinguen si
clases de palabras (sustantivo, verbo, etc.), cos, mientras que la derecha lo hace con los una pregunta es una demanda o una ironía,
relaciones entre palabras (preposiciones, componentes prosódicos y emocionales del al no utilizar la información contextual para
conjunciones), prosodia (entonación y lenguaje. darse cuenta de aquello que no se explica
ritmo), la estructura de una oración y sus Los niños con dificultades en el uso cog- de manera directa. Además, pueden aso-
formas compuestas. La formulación y pro- nitivo del lenguaje presentan problemas de ciar estereotipias motoras.
gramación morfosintáctica ocurre en la perseveración verbal pues no logran captar
parte anterior del área de Broca. o expresar una idea, siendo la información
Entre los dos y tres años de vida, el niño aportada redundante e innecesaria. Su dis- DIAGNÓSTICO
comienza a asociar dos o más palabras. Crea curso contiene numerosas pausas, tiene
nuevas palabras a partir de estructuras pre- poca coherencia (por omisiones de palabras Ante todo niño con un lenguaje verbal
existentes, deduce las reglas del lenguaje y clave para entenderlo), y usa pocos adjeti- que no aparece, se desarrolla lentamente
las va aprendiendo a través de su aplica- vos, adverbios y conectores como conjun- para su edad cronológica, o aparece dis-
Bol Vasconav 108 - 72p 18/2/09 18:36 Página 27

VOL. XL NUM. 1 TRASTORNO ESPECÍFICO DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE 27

torsionado, se deben descartar otras cau-


sas antes de afirmar su naturaleza especí-
fica y llegar al diagnóstico de TEL (Fig. 1).
Una vez descartadas otras causas, dirigi-
remos la evaluación del lenguaje a valorar
de forma precisa la comprensión, expre-
sión, y explorar qué dimensiones del len-
guaje están afectadas (formal: fonológico,
léxico, morfosintáctico; y/o funcional, se-
mántico y/o pragmático). Esto nos permite,
por ejemplo, diferenciar el TEL del retraso
simple del lenguaje, pues este último no
presenta alteraciones de la comprensión y
solamente afecta a la dimensión fonológica.
No obstante, en este proceso de delimita-
ción del trastorno lingüístico, hay que te-
ner en cuenta varias consideraciones im-
portantes. En un niño menor de tres años
puede ser difícil diferenciar si estamos ante Figura 1. Algoritmo diagnóstico de trastorno específico del lenguaje (TEL).
un retraso simple o un TEL. La adquisición
de los distintos hitos del lenguaje es, den-
tro de las áreas del desarrollo del niño, la gún su edad mental, no según su edad cro- un TEL, que requiere no solo la interven-
que más variabilidad cronológica presenta. nológica. Por ejemplo: un niño de siete años ción ya instaurada desde una edad tem-
El conocimiento de sus variables normales tiene un nivel lingüístico expresivo y re- prana, sino una terapia y seguimiento pro-
es fundamental para juzgar acerca de la na- ceptivo evaluado de tres años y medio, con longados.
turaleza patológica o no del trastorno lin- una edad mental de cinco años, por lo que El diagnóstico del TEL se basa actual-
güístico, y su desarrollo en el tiempo per- padece un retraso mental leve y además un mente sobre criterios clínicos de exclusión
mitirá distinguirlas, por lo que es necesario déficit del lenguaje para su edad mental. En y evolución, ya comentados, junto a una
un seguimiento estrecho. Además, es inte- estos casos los contenidos de la interven- evaluación neuropsicolingüística especí-
resante disponer de marcadores lingüísti- ción específica deberán ser adaptados tam- fica. No obstante, es importante apuntar
cos que nos permitan diferenciar a un niño bién a su capacidad cognitiva no verbal. detalladamente los antecedentes patológi-
con TEL de un niño con desarrollo del len- Hay que tener en cuenta que una pri- cos obstétricos, perinatales y de su desa-
guaje enlentecido. Dos marcadores lin- mera consulta no suele ser suficiente para rrollo que puedan haber influido sobre la
güísticos útiles para el diagnóstico de TEL clasificar de forma definitiva el trastorno adquisición del lenguaje o que produzcan
son la longitud media del enunciado (LME) del lenguaje, por lo que precisará segui- otros problemas acompañantes. Si existe
y las listas de repetición de pseudopalabras miento para valorar la adquisición y uso de una historia de posible agresión al sistema
–palabras sin significado, como por ejem- nuevos hitos lingüísticos. El niño sano, a los nervioso, la realización de una resonancia
plo “trofagama”, “antomena”, “lifanosa”–. tres años y medio consigue dominar la es- magnética cerebral podría estar indicada
El fallo en esta tarea de repetir pseudopa- tructura fundamental de su lengua materna para buscar una lesión estructural. Por otro
labras revela las dificultades en el proce- y la reproduce con inteligibilidad. Es por lado, explorar los antecedentes familiares
samiento lingüístico del TEL. ello que, ante un retraso del lenguaje de- permite poner en relación los hallazgos
En la evaluación del TEL es funda- tectado en un niño menor de tres años, hay neurolingüísticos con las alteraciones en
mental poder disponer de una medida del que comenzar con la intervención logopé- el genoma si hay familiares afectos, aun-
nivel intelectual no verbal del sujeto lo más dica en ese momento. Si responde a ésta en que actualmente no están disponibles es-
exacta posible, ya que interpretaremos el pocos meses, apoya el diagnóstico de re- tudios genéticos para el diagnóstico de
rendimiento en las pruebas de lenguaje se- traso simple, pero si persiste estaremos ante TEL.
Bol Vasconav 108 - 72p 18/2/09 18:36 Página 28

28 S. AGUILERA ALBESA, M.P. BOTELLA ASTORQUI DICIEMBRE 2008

TABLA II. CLASIFICACIÓN SEMIOLÓGICA DE LOS TEL, SEGÚN RAPIN Y ALLEN (1988).

Comprensión Expresión
Tipos de TEL Sintaxis Fonología Sintaxis Fonología Uso

Déficit expresivos
Disprogramación fonológica Normal Normal Enunciados casi Articulación Normal
ininteligibles confusa, mejora
con repetición
Dispraxia verbal Casi normal Casi normal Mínima fluencia, Alterada, no mejora Normal
o mutismo con repetición

Déficit mixtos (expresión y comprensión)


Trastorno fonológico-sintáctico Peor si enunciado Afectada Enunciados cortos, Afectada Normal
largo o rápido omisiones
Agnosia verbal auditiva Nula No reconoce sonidos Muy escasa No repiten sonidos Capacidad de
(sordera verbal) del lenguaje ni palabras comunicación por gestos

Trastornos específicos complejos


Déficit semántico-pragmático Sólo frases simples Normal Habla fluida, Normal Discurso muy poco
y de forma literal pseudopedante adecuado al contexto
Déficit léxico-sintáctico Afectada, peor si frases Normal Circunloquios, frases Normal Mejor en lenguaje
complejas cortas, anomia coloquial

CLASIFICACIÓN DE LOS TEL tricción del campo de intereses, lo que per- tivas no verbales compensatorias de su dé-
mite diferenciarlo del síndrome de Asper- ficit verbal que son características en los TEL
La clasificación en subgrupos de TEL es ger (trastorno del espectro autista). Sin em- (muecas, guiños, señalar). Sin embargo,
necesaria dada la sintomatología tan hete- bargo, en el trastorno pragmático las como consecuencia de las dificultades for-
rogénea. Además, facilita la identificación e relaciones con compañeros también suelen males del lenguaje, los niños disfásicos pue-
intervención específica sobre la dimensión ser pobres por un uso peculiar del lenguaje, den tener problemas de competencia social
del lenguaje más afectada. La clasificación pseudopedante, y pueden ser víctimas de y de comunicación, y participan menos en
clínica actualmente más aceptada y utilizada discriminación o incluso de acoso escolar. las interacciones sociales comparados con
es la propuesta por Rapin y Allen (Tabla II). Como ya se ha apuntado, el TEL puede niños con un desarrollo del lenguaje nor-
Esta clasificación semiológica se basó en da- coexistir con la deficiencia intelectual o con mal.
tos de niños de habla inglesa. En la actua- los trastornos generalizados del desarrollo, Un niño con un subgrupo de TEL
lidad disponemos de una clasificación de complicando el diagnóstico y la interven- puede evolucionar a otro tipo distinto afec-
los TEL en niños hispanohablantes, elabo- ción. Dentro del espectro autista se pueden tando tanto a los aspectos formales como a
rada por Crespo-Eguílaz y Narbona, que encontrar todas las variantes de trastornos los funcionales. Con mayor frecuencia evo-
aporta algunos cambios respecto a las ante- lingüísticos descritos en la disfasia, excepto lucionan hacia un trastorno fonológico-sin-
riores. Por ejemplo, la dispraxia verbal está las puramente expresivas. Lo práctico de táctico, que es la forma más frecuente de
incluida dentro del trastorno fonológico-sin- esta distinción es el tipo de intervención lin- TEL (70%). Dentro de los programas de in-
táctico ya que en estos niños se encuentran güística que requerirá un niño autista con tervención habrá que tener en cuenta todas
marcadas dificultades de la comprensión. un tipo concreto de TEL, aparte de mejorar estas peculiaridades de los TEL: sus difi-
Además, estos autores añaden una variante su comunicación e interacción social. Pero, cultades de comunicación, la interacción so-
de TEL, el trastorno pragmático, que cursa sin en general, la diferencia con el niño con TEL cial y lo cambiante de los aspectos forma-
dificultades semánticas. En este déficit prag- es que el niño autista presenta además al- les y/o funcionales del lenguaje que están
mático, las habilidades sociales y psicomo- teraciones sociales, del pensamiento y de la afectados en cada etapa del desarrollo del
trices son apropiadas y no muestran una res- conducta, y no usa estrategias comunica- niño disfásico.
Bol Vasconav 108 - 72p 18/2/09 18:36 Página 29

VOL. XL NUM. 1 TRASTORNO ESPECÍFICO DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE 29

ABORDAJE TERAPÉUTICO TABLA III. CRITERIOS DE BISHOP Y ROSENBLOOM (1987) PARA EL INICIO URGENTE DE UNA
INTERVENCIÓN PSICOLINGÜÍSTICA.

La escasez de estudios controlados hace 1. Ninguna palabra inteligible a los 2 años (además de “papa” y “mama”).
difícil elegir una estrategia de intervención 2. No asocia dos palabras en un enunciado a los 2,5 años.
concreta y uniforme para todos los tipos de
3. Vocabulario limitado a unas cuantas palabras a los 3 años.
TEL. No obstante, existe un consenso sobre
4. Enunciados de sólo dos palabras a los 4 años.
la necesidad de ayudar precozmente a es-
tos niños. El tratamiento, insistimos, debe
ser a una edad temprana, de forma inten-
siva y prolongada, y debe estar basado en 2. La intervención no individualizada: gru- rrículo escolar. El objetivo a medio plazo es
los resultados de la evaluación neuropsi- pos de lenguaje en el seno de la escuela poder reintegrarle en un currículo normal
colingüística realizada. El tratamiento de o del gabinete logopédico, usando jue- para niños normooyentes y de nivel inte-
los niños y niñas con TEL requiere un abor- gos con soporte verbal, animado por la lectual normal, salvo que coexista con un
daje multidisciplinar, con la coordinación profesora y/o logopeda. trastorno autista o un retraso mental. Ade-
adecuada de las distintas disciplinas im- 3. Las intervenciones específicas según las más, se pueden beneficiar de los recursos
plicadas: pediatra, neurólogo pediatra, psi- distintas formas de TEL: en las altera- disponibles para los niños que padecen tras-
quiatra infantil, psicólogo, logopeda, psi- ciones formales se trabajan los aspectos tornos del aprendizaje o de la lectoescritura.
copedagogo, educadores y padres. fonológicos, sintácticos, léxicos, y en los
En la decisión de intervenir de forma casos severos (agnosia verbal) se recu-
precoz influye la duda de si estamos ante rre al uso de terapias auditivo-orales
un retraso simple o ante un retraso patoló- junto al gesto simbólico; en las altera- PRONÓSTICO
gico. Esto no debe ser una limitación para ciones funcionales se trabaja la extin-
comenzar el tratamiento puesto que habi- ción de las estereotipias y el fomento de Aunque durante la etapa pre-escolar la
tualmente las terapias de lenguaje suelen ser la comunicación interpersonal, además capacidad cognitiva no verbal de un niño
amenas para el niño y siempre le van a ayu- de los aspectos cognitivos. con TEL sea con frecuencia normal, durante
dar, no a perjudicar. De todos modos, exis- A partir de los 6 años y durante la edad la etapa escolar pueden ir apareciendo difi-
ten unos criterios clínicos para indicar un escolar deben continuarse las modalidades cultades académicas debido al incremento
principio urgente del tratamiento (Tabla III). de intervención específica y centrarse ade- de las demandas intelectuales del currículo
Una de las modalidades de interven- más en el aprendizaje de la lectoescritura escolar y a la afectación sobre el lenguaje es-
ción más aceptadas sigue las líneas del pro- como método de representación gráfica de crito. Los sujetos con TEL pueden adquirir
ceso normal de adquisición del lenguaje. La la estructura fonológica. En las alteraciones la capacidad lingüística para mantener una
idea es integrar el tratamiento en contextos funcionales se deben potenciar los aspectos conversación normal, aunque su nivel de
comunicativos reales, haciendo participar cognitivos y pragmáticos mediante mensa- vocabulario y de lectura suele ser bajo para
a la familia y a la escuela en coordinación jes escritos: listas de la compra, menús, su edad. El acceso a un empleo remunerado
con el terapeuta del lenguaje. Durante la anuncios de revistas y periódicos, viñetas regular ocurre en algo más de un tercio, y
etapa preescolar hay que combinar tres ti- de cómic, guiones de teatro, etc. Además, son pocos los que completan unos estudios
pos de recursos: es muy importante prevenir la posibilidad superiores. Además, cerca de la mitad pue-
1. La orientación a los padres, que mejora la de acoso escolar (bullying) en estos niños den tener problemas de relación social.
interacción pues éstos tienden a pres- que no sabrán expresar de forma adecuada En edad preescolar, entre los elemen-
tar menos atención o hablar menos a un lo que les puede estar pasando en el cole- tos pronóstico para padecer una forma se-
niño que no se comunica con lenguaje gio o en la calle, y que se sienten rechaza- vera de TEL, podemos citar: persistencia de
oral. Se les estimula para acompañar el dos por sus compañeros, y muchas veces trastornos notables más allá de los 5,5 años,
habla con gestos, onomatopeyas o di- olvidados por algunos educadores. afectación de la comprensión y no sólo de
bujos. Su apoyo y orientación debe ve- El niño disfásico requiere una terapia la expresión, trastornos de la semántica y
nir desde el terapeuta, el colegio, y logopédica intensiva (al menos tres sesio- pragmática, asociación de trastornos per-
desde su médico. nes por semana) con una adaptación del cu- ceptivos y/o motores, déficits intelectuales
Bol Vasconav 108 - 72p 18/2/09 18:36 Página 30

30 S. AGUILERA ALBESA, M.P. BOTELLA ASTORQUI DICIEMBRE 2008

no verbales, déficit de atención, trastornos 2. Bishop DVM, Rosenbloom L. Classification of 5. Monfort M, Juárez A. El niño que habla. El len-
childhood language disorders. En: Yule N, Rut- guaje oral en el preescolar. Madrid: CEPE;
de conducta, poco apoyo familiar y situa-
ter M (eds.). Language development and di- 1996.
ciones socio-culturales desfavorables. sorders. Oxford: Mc Keith Press, Blackwell 6. Narbona J, Chevrie-Muller. El lenguaje del
Scientific: 1987. p. 16-41. niño. Desarrollo normal, evaluación y trastor-
3. Crespo-Eguílaz N, Narbona J. Perfiles clínicos nos. 2ª edición. Masson; 2001.
BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA evolutivos y transiciones en el espectro del tras- 7. Rapin I, Allen D. Syndromes in developmen-
torno específico del desarrollo del lenguaje. tal dysphasia and adult aphasia. En: Plum F.
1. Aguado G, Cuetos F, Domezáin MJ, Pascual B. Rev Neurol 2003; 36 (Supl1): S29-S35. Language, Communication and the Brain. (Vol.
Repetición de pseudopalabras en niños espa- 4. Crespo-Eguílaz N, Narbona J. Subtipos de tras- Association for research in nervous and men-
ñoles con trastorno específico del lenguaje: mar- torno específico del desarrollo del lenguaje: tal disease, p. 57-75). Nueva York: Raven Press;
cadores psicolingüísticos. Rev Neurol 2006; 43 perfiles clínicos en una muestra hispanoha- 1988.
(Supl 1): S201-S208. blante. Rev Neurol 2006; 43 (Supl1): S193-S200.